Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

LAS 10 MUJICANEADAS...

Hoy estaba aburrido, como jubilado en día de lluvia y me puse a pensar en bueyes perdidos, me armé un porrito con la "MARUJA LEGAL"...

Empecé  a alucinar y se me aparecieron unas ideas que me llevan a hacer números y empezar a cuestionar  el credo de "PEPE EL PROFETA VERNÁCULO"... Y como no me gusta disfrutar sólo...las quise compartir...ahí van   ...

1) una encuesta... Que no ha sido desmentida... (Por lo que la daremos como casi cierta)... Arrojó el resultado siguiente: EL 83% DE LOS URUGUAYOS (QUE ESTÁN EN EL PAÍS) NUNCA FUMARON MARIHUANA...por lo tanto se deduce que el 17%, sí lo hicimos...con una población de unos tres millones (escribiremos en números redondos) el 17% son unos 500 mil...si nos ponemos optimistas y tomamos que sólo el 20% de los que la probamos, continuamos con el hábito, tenemos que unos 100 MIL SERÍAMOS LOS FUMADORES PERMANENTES...

 2)...si para comprar la yerba  en las farmacias, nos anotamos sólo unos 5 mil consumidores y además los menores de 18 años ( un gran porcentaje de los fumadores) no la pueden comprar "LEGALMENTE"...QUIENES LES PROPORCIONAN A ESOS (SUPUESTOS) 95 MIL LA MARIHUANA QUE CONSUMEN...??...

3) Con estos números, donde entra el discurso y la gran excusa del "EX GUERRILLERO ARREPENTIDO" (dicho por él) y ex presidente, de que esto se hace para pelearle el mercado al narco tráfico y tratar de acabar con él...??...

 4) estos números (incluso más afinados) están al alcance de cualquiera que, se arme un fasito y piense 5 minutos...entonces porqué la "OPOSICIÓN", tan dispuesta a atacar al gobierno y la prensa "libre e independiente" tan atenta a las cosas polémicas, tienen un silencio cómplice en el tema...

 5) que fácil es dar la idea de que las multitudes estamos comprando la yerba, pusieron 4 farmacias en Montevideo, para abastecer a unos 3 mil clientes, entonces las cámaras toman las "colas" que se forman por la "gran demanda" y esas escenas recorren el mundo y vienen "periodistas" extranjeros a cubrir el gran evento y somos un país de avanzada y ejemplo de libertad individual...

6) para darle un toque "PROGRESISTA" y conseguir aliados para esta apertura siglo XXI, se permiten auto cultivos y clubes de cannabis que, honestamente, defienden el proyecto porque pueden ejercer su derecho de fumar sin ser tratados como delincuentes...

7) todos saben (SABEMOS) QUE ESTE PLAN FUE ELABORADO POR GEORGE SOROS Y PRESENTADO A MUJICA PARA LLEVARLO ADELANTE.  (Las reuniones fueron públicas y hay varias fotos que las confirman)

¿¿ QUIÉN ES SOROS??... Es el principal accionista de "MONSANTO" el mayor productor de semillas transgénicas del mundo (arroz, maíz ,soja, etc...) Y ahora aliada en una fusión con BAYER, que decidió entrar en el negocio de las semillas de cannabis para modificarlas genéticamente y hacer una droga más potente...una vez producida, probada y aprobada , Monsanto la patentará y la comercializará en todo el mundo...y para ese proyecto necesitaba un "LABORATORIO" Y EL "EX GUERRILLERO ARREPENTIDO” (reitero, dicho por él) y en ese momento presidente le proporcionó la tierra, la distribución a pequeña escala (como todo experimento) y los cobayos consumidores...cuál fue el precio que se cobró por esto, no se sabe, pero sí que no fue gratis...y si de dinero hablamos...

8) durante unos cuatro años se estudió el tema, se elaboró y se modificó la ley hasta que se aprobó, se plantó, se cultivó, se preparó a la opinión pública de la "necesidad" de llevarlo adelante y al poco tiempo de implementado y echado a andar...los bancos internacionales no aceptan el "DINERO LEGAL" derivado de la venta en farmacias y les cierran las cuentas...el mismo sistema bancario que vive y se nutre del dinero del narcotráfico, la prostitución, la trata de personas, la venta de órganos, la venta de armas, la corrupción..etc....PARECE RARO...

9) no será que el resultado ya está y no se requiere más del "laboratorio", que la propaganda que se necesitaba ya es suficiente, o que se consiguió otro aliado mejor que el "EX GUERRILLERO ARREPENTIDO" (reitero de nuevo, dicho por él) y ex presidente...

10)  para desviar la atención  el "EX GUERRILLERO ARREPENTIDO" (repito por enésima vez, dicho por él) y ex presidente, pone el grito en el cielo y amenaza "TRANCAR", con su gente, el parlamento, pero como el teru teru, grita y despotrica para desviar la atención y nos queda la duda de dónde estará el nido... Como este sainete continuará, y el fasito se acabó, esperemos la próxima entrega en la farmacia a ver si viene cargado con más material para no aburrirnos...

SALÚ.........EL PISTOLA

- postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 21:42:33
postaporteñ@_______________________________

Ante El Atentado En Las Ramblas De Barcelona

Declaración de Lucha Internacionalista

Desde Lucha Internacionalista nos solidarizamos con todas las víctimas del ataque de ayer y sus familias. Rechazamos este tipo de acciones que pretenden sembrar el terror y el miedo entre la población, así como rechazamos el fanatismo reaccionario que las inspira.

Hoy no nos olvidamos de los miles de hombres, mujeres y criaturas que mueren en las calles de Siria e Irak, en ataques parecidos o bajo las bombas occidentales. Para nosotros no hay muertos de primera y de segunda: rechazamos la hipocresía de los gobiernos de Europa, que sólo se horrorizan cuando la sangre se vierte en París, Berlín, Londres, Niza o Barcelona

Es falsa la disyuntiva que nos plantean Rajoy o Puigdemont: la “democracia” contra el “terrorismo”, la “libertad” contra la “barbarie”. Y es lamentable que Colau–y parece que Podemos a tenor del comunicado de la Mesa y la Junta de Portavoces del Congreso- se sumen a su llamamiento a la “unidad”

 ¿De qué democracia hablan? ¿De la que nos llevó a la guerra de Irak? ¿La que apoya al estado genocida de Israel? ¿La que con el rey en persona firma millonarios contratos de armas con la sangrienta monarquía de Arabia Saudita?

¿La que considera al criminal Al-Assad, un mal menor para Siria? ¿La que militariza las fronteras europeas y condena a la muerte en el mar a miles de personas? ¿La que recorta derechos y libertades y criminaliza las luchas en nuestro país?

¿La que condena a la clandestinidad y la sobreexplotación a miles de trabajadores y trabajadoras sin papeles?

Todas estas políticas de las “democracias” europeas al servicio de las multinacionales, son parte del problema, y no parte de la solución. No podemos esperar que tanta violencia, tan cerca, no nos salpique. Son estas políticas las que alimentan la espiral en que crece el fanatismo y grupos como Daeix que–no debemos olvidarlo- se han hecho fuertes en  Siria e Irak sofocando en sangre la lucha por la libertad de sus pueblos.

Por eso no nos creemos las lágrimas de cocodrilo de los gobiernos que son responsables también de esta violencia. Y no nos pondremos detrás de sus pancartas, que sólo utilizarán para sembrar más sangre y más miedo. Ya pasó después de los atentados de París, con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu encabezando la manifestación al lado de los jefes del imperialismo, la declaración del estado de emergencia y los bombardeos franceses al día siguiente sobre Siria. No será en nuestro nombre, que se validen y profundicen estas políticas una vez más. No será utilizando los muertos inocentes de hoy en Barcelona que se legitimaran los bombardeos indiscriminados del imperialismo sobre Raqqa o Mossul. Como gritamos después de los atentados de Atocha, las bombas en Bagdad estallan en Madrid.

Tampoco en nombre de nuestra seguridad aceptaremos la militarización de nuestras vidas, como presagia la convocatoria del Pacto Antiterrorista anunciado ayer por Rajoy. Como tampoco que se cierren las fronteras a la gente que huye de la guerra –y de un terror mayor al vivido ayer aquí- o de la miseria. Ni tampoco, que se ponga en el punto de mira a los migrantes o a los musulmanes.

Pero igual que no nos encontraran tras las banderas del Estado encabezado por la Monarquía, saldremos a la calle a acompañar las familias de las víctimas y a gritar muy fuerte todo esto: ¡los muertos son nuestros, del pueblo, y no de la política de la violencia contra los pueblos de aquí y de todo el mundo!


Barcelona, 18 agosto de 2017

UIT-CI - postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 21:37:17
postaporteñ@_______________________________

Venezuela: LOS DEBATES CON LA IZQUIERDA

La situación política venezolana se agudiza cada vez más, y al mismo tiempo se agudizan también los debates dentro de la izquierda latinoamericana y mundial sobre qué política se debe tener en ese marco. A grandes rasgos se delimitan dos posturas: una de apoyo y de defensa al gobierno de Maduro y el régimen chavista (mayoritaria si consideramos la cantidad de organizaciones), y otra de oposición a ellos. A la vez, en cada uno de esos “bloques” existen diferentes razonamientos ligados a distintas estrategias.

Por: Alejandro Iturbe - LITCI

Tal como hemos desarrollado en numerosos artículos y trabajos en todos estos años y en varias publicaciones recientes (1), desde la LIT-CI siempre nos hemos ubicado en oposición de izquierda al chavismo, en defensa de los intereses de la clase obrera. Eso nos valió ser acusados, reiteradas veces, de “agentes del imperialismo” y de “ser funcionales a la derecha”. Los trotskistas estamos acostumbrados a este mecanismo (generalizado por el estalinismo en el siglo XX) de intentar ocultar los contenidos de los debates por medio de insultos o epítetos, y respondemos a ellos con análisis y razonamientos marxistas, respaldados por los hechos.

Por eso, sin abandonar nuestra oposición de izquierda al chavismo, defendimos el gobierno de Chávez y para ello impulsamos activamente las movilizaciones obreras y populares cuando la coalición del imperialismo y la burguesía tradicional venezolana intentó derrocarlo en 2002. Y también impulsamos e intervinimos en la respuesta obrera que quebró el lockout patronal de los meses siguientes. En ese proceso, los trabajadores tomaron las fábricas y refinerías y las pusieron a funcionar bajo control obrero. Y si llegara a concretarse la amenaza de Trump de agresión militar, no dudaríamos un segundo en impulsar nuevamente esta política

El castro-chavismo

El primer lugar en la defensa del gobierno Maduro lo ocupa la corriente que hemos denominado castro-chavismo. Es decir, el reagrupamiento de algunos partidos comunistas latinoamericanos, y sectores afines, que toman como referencia los gobiernos de Cuba y Venezuela.

Para ellos, en Venezuela se está construyendo el “socialismo del siglo XXI” y lo que está en curso es la defensa de esa revolución contra un proceso de movilización fascista y contrarrevolucionaria que quiere destruirlo. Por lo tanto, defiende incondicionalmente el gobierno, todas sus medidas y maniobras (como la reciente Constituyente), y también la durísima represión contra las movilizaciones opositoras.

En los diferentes escritos que citamos, hemos analizado y demostrado que en Venezuela no había ninguna construcción socialista ni un avance hacia ella. Que, desde cualquier plano que se analizase la realidad (el contenido profundo de las constituciones aprobadas en estos años, el funcionamiento de la economía, el rol del Estado, etc.) se trataba de un proceso burgués hasta la médula. Y que el “socialismo del siglo XXI” era solo un “discurso rojo” para encubrir esta realidad.

El principal beneficiario de esta economía capitalista dentro de Venezuela es la “boliburguesía” (o burguesía bolivariana) nacida de parasitar el aparato del Estado, especialmente los miembros y ex miembros de la cúpula de las fuerzas armadas. Su acumulación capitalista vino de la intermediación de los negocios del petróleo en el exterior, de la corrupción abierta en los contratos públicos, y de los fraudes con el mercado de divisas. A partir de este enriquecimiento, los nuevos burgueses pasaron a comprar o fundar empresas.

El grupo más fuerte es el de Diosdado Cabello, ex alto oficial de las FFAA y uno de los principales dirigentes del PSUV. Hoy es el segundo grupo empresarial del país (posee bancos, industrias y empresas de servicios). Un segundo grupo importante es propiedad de Jesse Chacón, también oficial retirado (posee un banco, una fábrica de leche en polvo y estancias). Existen otros grupos controlados por ex militares. A ellos debemos agregar empresarios y banqueros que se aproximaron al chavismo y así ampliaron sus fortunas (Alberto Cudemus, presidente de Feporcina, Alberto Vollmer, dueño de la empresa de ron Santa Teresa, Miguel Pérez Abad, presidente de Fedeindustria y funcionario del gobierno, y Víctor Vargas Irasqüín del Banco Occidental de Descuento, entre otros). En negocios menores, muchos militares en actividad están directamente ligados al tráfico de alimentos.

Esta boliburguesía muestra ostentosamente su riqueza, con automóviles, casas lujosas y fiestas de altísimo nivel, que contrasta con la situación social desesperante y la miseria de las masas venezolanas. En este cuadro, hablar de “defensa del socialismo” resulta una burla demasiado cruel. Otro aspecto de las posiciones de este sector (el supuesto golpe fascista en preparación) lo veremos más profundamente en los puntos siguientes.

El reformismo y el neoreformismo pro Maduro

En una segunda línea de defensa y apoyo al gobierno Maduro se sitúa la mayoría de las organizaciones de izquierda reformistas y neoreformistas. Es el caso del PT y la mayoría del PSOL brasileños, de Podemos (Estado español) y Die Linke (Alemania).

Estas corrientes abandonaron desde hace muchos años la lucha por el poder obrero y el socialismo. Consecuente con ello, abandonaron también cualquier intento de análisis y definición marxista y de clase de los Estados, regímenes políticos y partidos. Para encubrir su apoyo y defensa de gobiernos burgueses (cuando no los encabezan directamente como en el caso del PT brasileño), definen los procesos políticos bajo la dicotomía de “progresivos o reaccionarios” (tal como hacía el estalinismo)

Con ese falso enfoque, hoy apoyan el gobierno “progresista” de Maduro “contra la reacción y la derecha”. Defienden así la fea realidad capitalista y corrupta del régimen chavista y del gobierno Maduro, y caracterizan que las masas que los enfrentan y han roto con ellos (80% de la población según encuestas independientes) han sido “ganadas por la reacción”. Al mismo tiempo, se hacen cómplices de la represión del gobierno antidemocrático venezolano que ya ha provocado más de 100 muertos y centenas de presos. De esta forma, le hacen el juego a la propaganda de la prensa burguesa e imperialista cuando afirma que lo que demuestra Venezuela es el “fracaso del socialismo y de las propuestas de la izquierda”. Se trata de un verdadero crimen político que debe ser combativo con toda su fuerza.

Una defensa más elaborada

En el “círculo de los defensores de Maduro” se agregan también corrientes que se dicen trotskistas, como el CWI (siglas en inglés del Comité Internacional de los Trabajadores) y el MAIS brasileño (surgido de una reciente ruptura del PSTU).

Estas corrientes elaboran un razonamiento más complejo y sofisticado pero llegan a la misma posición que las organizaciones anteriores. Queremos detenernos especialmente en los argumentos del MAIS porque pretende justificarlos con falsificaciones de las elaboraciones de Nahuel Moreno.

Quien expone con mayor claridad estos argumentos es Valério Arcary, principal figura pública del MAIS (3). Él expresa: “No apoyamos la retórica del socialismo del siglo XXI […] El gobierno de Maduro es un gobierno burgués, apoyado en una fracción burguesa minoritaria en formación: la ‘boliburguesía’”. Que este gobierno “se apoya en un régimen bonapartista sustentado, crecientemente, en las Fuerzas Armadas”. Por eso, “Maduro no merece ningún apoyo político”. Hasta aquí, coincidimos con él.

Pero, luego, comienza su giro hacia la defensa de ese gobierno y nos dice:“es un gobierno independiente”. Por eso es atacado por el imperialismo y el sector más ultra reaccionario de la burguesía venezolana, que quieren derrocarlo para apropiarse de los riquísimos recursos petroleros del país. Entonces, “la cuestión central del análisis sobre Venezuela parece ser el reconocimiento o no del peligro real e inminente de un golpe”. A esa alternativa, responde: “La lucha contra el golpe pasó a ser central”.

En ese marco, los revolucionarios deberían ubicarse “en el campo-político militar del gobierno Maduro contra el golpe” e impulsar un “frente único”contra él. En otras palabras, Valério Arcary nos presenta la situación actual como esencialmente igual a la de 2002, que planteaba la necesidad de defender el gobierno de Chávez. Pero la verdad es que ambas realidades son completamente diferentes y, en muchos aspectos, opuestas.

El razonamiento de Valério Arcary contiene toda una serie de errores, porque incluso se equivoca en las tácticas que habría que aplicar si la situación fuera realmente la que él caracteriza. Veámoslo con mayor profundidad.

¿Un gobierno independiente?

El primer error consiste en definir que en Venezuela existe “un gobierno independiente”. En esta caracterización, Arcary intenta apoyarse en elaboraciones de Nahuel Moreno de la década de 1980, expuestas en congresos y reuniones de la dirección de la LIT-CI (4), en las que retoma elaboraciones de Lenin, Trotsky, y propias. Es necesario señalar que Moreno no pudo precisar cuidadosamente estas definiciones (moriría pocos meses después), y que ellas deben integrarse con otras elaboraciones que realizó.

De modo resumido, Moreno analizaba que, por fuera de los Estados obreros, el mundo estaba dividido mayoritariamente entre un pequeño grupo de países imperialistas y una gran mayoría de naciones dominadas. Pero que, en ese marco, existían algunos pocos “países independientes” surgidos de circunstancias excepcionales: guerras anticoloniales triunfantes y ciertas revoluciones triunfantes contra dictaduras, dirigidas por direcciones pequeñoburguesas o nacionalistas burguesas independientes y que habían destruido las fuerzas armadas del régimen anterior.

A partir de allí, construían o reconstruían Estados, regímenes y gobiernos burgueses que, por su génesis, eran relativamente independientes o autónomos del imperialismo (destacamos el concepto de “relativamente”) y, en muchos casos, el imperialismo los atacaba. En ese momento, en esa categoría incluía países como Argelia, Libia, Nicaragua, Irán y Angola.

Como gobiernos burgueses son enemigos de los trabajadores y había que combatirlos. Pero, como “países independientes”, los defendíamos de los ataques del imperialismo, especialmente si este intentaba derrocarlos. Es en esta definición que Valério Arcary intenta apoyarse para justificar su posición política actual.

“Olvida” sin embargo un aspecto central que Moreno destacaba con claridad: esta categoría de “país independiente” es sumamente inestable y transitoria, porque sus gobiernos erosionan permanente esa independencia. Por eso, refiriéndose a Libia y a su líder de aquellos años, Moreno señalaba:

“Kadafi es un caballo de Troya contra la independencia. Porque, mien­tras no se avance en la expropiación de la burguesía, mientras no se implante un Estado obrero y la economía plani­ficada, siempre estará rondando el peligro de que la crisis lleve a la burgue­sía independiente a someterse a la dependencia política del imperialismo. Toda la política de la pequeña burguesía o de la burguesía nativa al frente de estos Estados, siempre lleva a la pérdida de la independencia, a un callejón sin salida: para mantener la independencia hay que avanzar al socialismo, pero no quieren ir en esa dirección”.

El curso posterior de esos países y la transformación de la mayoría de esos gobiernos en agentes del imperialismo (en muchos casos también en regímenes dictatoriales) han confirmado plenamente esta consideración de Moreno.

¿Qué pasó en Venezuela?

Existe una diferencia muy importante entre los procesos que dieron origen a los “países independientes” que analiza Moreno y el proceso que llevó al chavismo al poder. En Venezuela, existió sí un proceso revolucionario, abierto con el Caracazo de 1989. Pero el chavismo no fue su dirección (por el contrario, Chávez en ese momento fue parte de los represores) ni accedió al poder como resultado directo de esa revolución. En materiales anteriores, analizamos:

“Para la mayoría de las corrientes de izquierda que reivindican al chavismo, su triunfo electoral y su posterior gobierno son el producto directo del Caracazo y del ascenso que lo continuó, es decir, su genuina y progresiva expresión política. Para nosotros, en cambio, siendo un subproducto del ‘Caracazo’ y del ascenso, el chavismo es un movimiento de la segunda línea de la oficialidad militar, que se montó sobre el ascenso para frenarlo o, por lo menos, controlarlo para que no desbordase hacia la revolución socialista y, esencialmente, para cerrar la fractura de las FF.AA. y así reconstruir plenamente el Estado burgués”

Es decir, el chavismo no solo no destruye las fuerzas armadas burguesas sino que las recompone y las fortalece. Desde el inicio, tiene mucho más acentuado este aspecto regresivo contra la revolución y, por ello, su grado de independencia siempre fue muchísimo menor que el de los otros procesos.

Pero más allá de esta consideración, es cierto que Chávez tuvo choques reales con el gobierno de George Bush y que este intentó derrocarlo (junto con la burguesía tradicional de Venezuela) a través de un golpe y del lockout patronal en 2002. En ese momento, sí se aplicaban las consideraciones de Moreno y cabía luchar por la defensa del gobierno de Chávez, tal como hizo la LIT-CI y sus militantes en Venezuela.

Pero, desde allí hasta hoy ha corrido mucha agua debajo del puente y la situación es totalmente distinta. Después del golpe y el lockout fallidos hubo un cambio central. Por un lado, Chávez perdonó a los golpistas, fortaleció las fuerzas armadas burguesas y les dio grandes privilegios económicos, y concilió con varios grupos económico que habían apoyado el golpe (como el de Cisneros y el Polar-Mendoza). A su vez, cambió toda la cúpula de las fuerzas armadas y la integró con generales que le eran totalmente fieles, a los que les otorgó jugosos negocios. Es la misma cúpula que se mantiene con Maduro

Por el otro, el imperialismo estadounidense cambió su política golpista y pasó a la “convivencia” con los gobiernos chavistas, aprovechando para hacer muy buenos negocios, especialmente en la explotación del petróleo. La boliburguesía incluso comenzó a hacer inversiones en empresas y propiedades en EEUU. Al mismo tiempo, el imperialismo apoyaba a la oposición de derecha para capitalizar electoralmente el desgaste de los gobiernos chavistas y reconquistar el gobierno más adelante. Es decir, encuadró su política en la táctica que hemos denominado “reacción democrática”. Es bueno recordar que Chávez gobernó catorce años y Maduro ya lleva cuatro.

Es una política que comenzó a aplicarse desde 1976 (con el gobierno de Jimmy Carter, luego de la derrota yanqui en la guerra de Vietnam), que busca apoyarse en los mecanismos de la democracia burguesa (elecciones, parlamentos, etc.) para controlar y desviar las revoluciones

Es una táctica diferente para lograr los mismos objetivos de dominación, adecuada a una realidad más difícil para el imperialismo. Luego de la derrota de la política mucho más agresiva de Bush (en Irak y Afganistán), Obama la retomó plenamente. Trump tiene una política más oscilante pero la “vida” lo obliga a no abandonarla.

La prueba de los hechos

Para evaluar si Venezuela y el gobierno de Maduro son “independientes”, es necesario salir de su retórica y someterlo a la “prueba ácida” de los hechos (es decir, de su política real).

El centro de la economía venezolana es la extracción de petróleo y, en la década de 1970, el gobierno de Carlos Andrés Pérez crea PDVSA como monopolio estatal. La realidad es que en todos sus gobiernos, el chavismo ha profundizado mucho la “apertura petrolera” iniciada en la década de 1990 por Rafael Caldera. A través de las empresas mixtas en asociación con PDVSA o a través de concesiones directas de explotación, las empresas extranjeras (desde la estadounidense Chevron hasta Petrochina) controlan 50% del petróleo y del gas venezolano. En el caso de la llamada Faja del Orinoco (en el oriente del país) les ha otorgado el control de partes enteras del territorio. En esa región, además, está entregando la explotación minera.

En segundo lugar, esos gobiernos han pagado puntualmente (a veces anticipadamente, en vida de Chávez) la inmensa deuda externa venezolana y sus intereses. Incluso en medio de la agudísima crisis social que vive la mayoría de los venezolanos, el propio presidente Maduro informó hace poco que: “Venezuela ha pagado 60.000 millones de dólares en compromisos internacionales durante los últimos dos años” (5)

Es una verdadera falsificación de la realidad afirmar que la lucha actual en Venezuela es entre un “gobierno independiente” que defiende (así sea débilmente) la soberanía del país frente a otros que quieren apoderarse y entregar los recursos naturales, porque esa entrega ya está siendo hecha por el propio chavismo. Entrega del petróleo a empresas extranjeras, pago de la deuda externa a costa del hambre de su pueblo. ¿Qué diferencia, desde el punto de vista de la verdadera independencia del país y de las necesidades de los trabajadores y el pueblo, hay entre el gobierno “independiente” de Maduro y otros declaradamente agentes del imperialismo, como Temer en el Brasil o Macri en la Argentina? En realidad, lo que está haciendo el gobierno de Maduro es aún peor, porque pagar la deuda externa hoy en Venezuela es condenar a su pueblo al hambre. No hablamos figurativamente: familias venezolanas nos han contado que como consecuencia de la situación, sus miembros han llegado a perder hasta nueve kilogramos de peso.

¿Cuál es entonces la razón de la disputa entre la boliburguesía y los sectores burgueses expresados en la MUD? Es la pelea entre dos sectores burgueses por el usufructo de la parte de la renta petrolera que queda en el país y en el Estado. Son dos proyectos entreguistas que pelean por el control de esa entrega. En el mejor de los casos tienen apenas diferencias de cantidad, porque posiblemente la MUD está dispuesta a aumentar el porcentaje de entrega del petróleo (pagar más de la deuda externa ya sería difícil) y eliminar definitivamente los programas sociales, ya sumamente deteriorados.

¿Cuál es la verdadera política del imperialismo?

Valério Arcary y todos los que defienden el gobierno de Maduro podrán argumentar que, a pesar de ello, Trump ha amenazado a Venezuela con acciones militares en una hipócrita “defensa de la democracia”. Repudiamos estas amenazas y si las acciones se concretaran no dudaríamos un segundo en defender a la Venezuela agredida, tal como lo señala la reciente declaración de la LIT-CI.

El gobierno de los Estados Unidos incluso impuso sanciones económicas menores, como el bloqueo de los bienes de Maduro en los Estados Unidos. Pero si Trump quisiese realmente atacar y aislar económicamente al gobierno venezolano, le bastaría con dejar de comprar petróleo venezolano y su situación se tornaría insostenible.

Por eso, se hace necesario despejar el ruido y ver cuál es la verdadera política del imperialismo. Mientras Trump juega públicamente el papel de “policía malo”, su política de fondo (y la del imperialismo) es presionar a Maduro para que haga un acuerdo con la MUD y posibilite elecciones presidenciales y parlamentarias que, muy posiblemente, ganaría la MUD. Fue la política que intentó negociar (en medio de las elecciones por la Constituyente) el ex presidente español Zapatero. Una variante un poco más agresiva verbalmente, para imponer la “reacción democrática”.

El imperialismo ha aprendido del fracaso de su política en 2002 (y del fracaso más general de la política de George Bush en el mundo). Ahora aplica otra táctica. Una de sus voces más lúcidas, el New York Times, publicó un artículo explicando por qué el gobierno de los Estados Unidos no hace una intervención militar: eso podría desatar un “choque más violento” en el país y en Latinoamérica. Esas “olas de choque en todo el hemisferio podrían crear más complicaciones para el gobierno americano en el momento en que intenta concentrarse en Corea del Norte e Irán”

¿Es posible que en el futuro, si Maduro y el chavismo no acceden a esta negociación, el imperialismo y la burguesía opositora de derecha pasen a un ataque más decidido para derrocarlo por la vía armada? Por supuesto que sí, más aún tratándose de una figura bastante impredecible como Trump. En ese caso, sí estaría planteada para los revolucionarios una política como la de 2002 (defensa del país frente a los ataques del imperialismo), y no dudaremos un segundo en impulsarla y estar en la línea de frente de la lucha. Pero no es esa la realidad actual, y confundirse en esa apreciación lleva inevitablemente a políticas totalmente equivocadas.

¿Quién está dando el golpe?

Sin embargo, los castro-chavistas y Valério Arcary tienen razón cuando dicen que en Venezuela está en curso un golpe. Pero, quienes están dando ese golpe son el gobierno de Maduro y el chavismo. ¿Por qué afirmamos esto?

La crisis económica y la caída de los precios del petróleo derrumbaron la base material del chavismo. La resultante política fue la ruptura de los sectores populares que apoyaban tradicionalmente al chavismo. Por eso, en 2015, la oposición de derecha ganó ampliamente las elecciones parlamentarias (obtuvo más de 2/3 de los escaños). A partir de allí, los elementos democráticos secundarios pasaron a ser un estorbo para el régimen chavista.

Ahí comenzó el golpe. Maduro ignoró el Parlamento electo, postergó las elecciones para gobernadores (que debieron realizarse en diciembre de 2016), e impidió la convocatoria a un “referendo revocatorio” (mecanismo previsto en la Constitución chavista de 2004) a pesar de conseguir las firmas previstas, porque Maduro sabía que sería destituido.

En ese marco, convocó una “Asamblea Constituyente” que, en el mejor de los casos, tiene el apoyo de 20% de los venezolanos. Esta “Constituyente” se declaró el “poder supremo” de Venezuela, eliminó el voto universal para la elección de parlamentarios y deformó completamente los criterios de representación. Todo eso para transformar una minoría en mayoría. El gobierno de Maduro y el régimen chavista son hoy totalmente minoritarios. La institución fundamental en que se apoyan han pasado a ser las fuerzas armadas, y la “Constituyente” es solo una herramienta para ejercer ese dominio del Estado. Eso en cuanto a las instituciones. En su contenido profundo, es un régimen para garantizar la entrega del petróleo, el pago de la deuda externa, y los negocios de la boliburguesía.

En el marco de una situación social desesperante para las masas (que están literalmente pasando hambre) y con la boliburguesía ostentando su riqueza, Maduro y el chavismo no pueden sostenerse e imponer su golpe sin una durísima represión: más de cien muertos y cientos de presos, leyes que criminalizan la protesta (como la que castiga a los que manifiesten “odio”). Junto con esta represión “oficial” existen elementos crecientes de represión paramilitar que provienen del gobierno y del régimen: son los “colectivos”, grupos chavistas que reprimen las movilizaciones y matan a los opositores.

Con Valério Arcary partimos de un elemento común de caracterización: el gobierno de Maduro “se apoya en un régimen bonapartista sustentado, crecientemente, en las Fuerzas Armadas”Este tipo de regímenes (bonapartista sui generis, para ser más exactos) fue caracterizado por Trotsky en México a finales de la década de 1930 como la alternativa que construían las burguesías de ciertos países dominados por el imperialismo para conseguir un espacio mayor de control de la economía. Era típico, por ejemplo, de los “países independientes”, que analizaba Moreno.

Es un régimen distinto del democrático-burgués ya que, en este tipo de bonapartismo, las instituciones centrales son (con distinto grado de peso, según los casos) el líder o comandante, el partido-Estado y las fuerzas armadas. A veces se combinan con instituciones de la democracia burguesa, como las elecciones presidenciales y parlamentarias. Pero estas siempre juegan un papel secundario y coadyuvante y se utilizan solo si existe la seguridad de que el núcleo gobernante ganará esas elecciones. En su etapa de apogeo, a través del apoyo de masas, y, en su decadencia, a través del fraude (cuando no se eliminan directamente).

Incluso en su momento de apogeo, los más fuertes de estos movimientos (como el peronismo argentino o el nasserismo egipcio) tuvieron siempre un importante componente represivo. El chavismo no fue una excepción en este sentido: incluso en sus “años de gloria”, en vida de Chávez, existen numerosos ejemplos de represión y asesinatos al movimiento obrero y de masas.

Lo que vemos en Venezuela no es nuevo: es el proceso de transformación regresiva de estos movimientos nacionalistas burgueses y regímenes bonapartistas sui generis que pierden todo aspecto progresivo y, además de burgueses, pasan a ser completamente corruptos, dictatoriales, represivos y antidemocráticos. Lo hemos visto, por ejemplo, con Kadafi en Libia y con Assad en Siria. En todos estos países, además, el apoyo de masas que en algún momento tuvieron estos regímenes se transformó en su opuesto: ruptura de las masas con ellos y lucha para derribarlos. Sobre la base de un análisis marxista podemos decir que es el curso inevitable de estos movimientos si los trabajadores no los derrocan y toman el poder. Por eso, en Libia apoyamos la lucha contra Kadafi, y ahora lo hacemos contra Assad en Siria.

Una metodología equivocada

Valério Arcary equivoca groseramente el “campo de lucha” que ha elegido: llama a la defensa de un “gobierno independiente” que no existe y a la batalla contra el golpe errado. Pero incluso si su ubicación fuera correcta, se “pasa de largo” en sus propuestas políticas para la situación: nos propone estar en el “campo político-militar” del chavismo y formar un “frente único” con el gobierno de Maduro.

Moreno (a quien Valério Arcary pretende reivindicar) decía con absoluta claridad que si, por circunstancias excepcionales (enfrentar un golpe militar, intervenir en una guerra civil, luchar por derrocar una dictadura) debemos estar en el mismo campo militar o de lucha con sectores o gobiernos burgueses, esta unidad es solo circunstancial y transitoria.

Sin abandonar, ni por un momento, el combate político contra ellos, hacemos “unidad de acción” limitada en el tiempo a la lucha planteada. Fue lo que hicieron los bolcheviques con Kerensky frente al golpe de Kornilov, los trotskistas con la burguesía republicana en la guerra civil española, o los militantes de la LIT-CI frente al golpe de 2002 contra Chávez. En este aspecto, Moreno fue siempre muy claro: nunca, nunca, nunca… (Ni siquiera bajo esas circunstancias excepcionales en las que debemos estar en el mismo campo militar) estamos en el mismo campo político que la burguesía ni formamos un “frente único” con gobierno burgueses. Esa es la política del estalinismo, no la trotskista ni la morenista.

Detrás de los groseros errores de Valério Arcary y el MAIS hay un problema mucho más profundo: ellos también han reemplazado el análisis marxista de la lucha de clases por un método en el cual los procesos se producen por el enfrentamiento entre “campos progresivos” y “campos reaccionarios” permanentes. Al eliminar o supeditar el análisis de clase a la definición de estos campos, la política propuesta es de total capitulación, de “furgón de cola” del sector burgués que integra el “campo progresivo”, al que le dan una “cobertura de izquierda”.

Para este método y esta política siempre es bueno tener a mano un “golpe que enfrentar” porque esta situación sirve para encubrir esa capitulación. Y si no existe, se lo inventa. Por eso, en Brasil, precisaron inventar que la maniobra parlamentaria (prevista en la Constitución que rige el régimen democrático burgués brasileño) que destituyó a Dilma y llevó a Temer al poder era un “golpe”, para así justificar su capitulación al PT. A partir de ahí, su política central fue salir en defensa del gobierno Dilma y después justificaron su integración en el Frente do Povo sem Medo y el Frente pelas Diretas Já (un frente político que incluye al PT).

En Venezuela, para justificar su integración al campo progresivo que han definido, se ven obligados a ignorar el golpe real que están dando Maduro y el chavismo e inventar un “golpe proimperialista” que hoy no existe. Seamos honestos, no son los únicos que hacen esto: están acompañados por la mayoría de la izquierda mundial, que adoptó como propio este método estalinista de razonamiento.

Sin embargo, no estamos discutiendo problemas metodológicos o políticos en abstracto. Estamos discutiendo con el marco de fondo dramático de la situación de hambre y miseria de las masas venezolanas y de la feroz represión que un gobierno y un régimen bonapartista dictatorial aplica sobre ellas. Al definir su ubicación en el “campo político-militar” del gobierno Maduro y del régimen chavista, Valério Arcary y el MAIS se han hecho cómplices de esta represión y del golpe en curso. Hacen lo mismo que las corrientes que defienden el régimen de Assad en Siria, con el mismo tipo de argumentos. Un papel muy triste para un dirigente y una organización cuyos miembros eran, hasta hace poco, militantes revolucionarios.

Los “ni-ni”

Aunque sea de modo más breve, queremos referirnos a algunas organizaciones que se oponen a la Constituyente de Maduro y a su gobierno. Con estas organizaciones está planteada, por supuesto, la posibilidad y la necesidad de realizar acciones unitarias en Venezuela y en el mundo. Es importante que haya sectores de izquierda que se oponen a la dictadura de Maduro y que no avalan su vergonzosa represión. En ese marco, vemos contradicciones en sus enfoques y en sus propuestas políticas.

Existe un sector que adopta una posición centrista (podemos llamarla de “ni-ni”) expresada por las organizaciones argentinas PO, PTS y Nuevo MAS, y sus corrientes internacionales. El PTS tiene una organización hermana en Venezuela y, en un artículo reciente de su principal dirigente, llama a luchar contra el gobierno Maduro y el fraude de la Constituyente: “La ‘fuerza’ del gobierno de Maduro deviene del gran apoyo y sustentación de las Fuerzas Armadas, hasta ahora incondicional, en el marco de toda una degradación bonapartista, siendo un actor crucial que ha acumulado intereses políticos y económicos propios que las ubican en una posición absolutamente antagónica frente a los padecimientos cotidianos de los trabajadores y el pueblo de Venezuela” (6)

Sin embargo, como la principal fuerza de la oposición es la MUD (a la que califican correctamente de proimperialista y reaccionaria) no levantan como tarea de la hora el “Fuera Maduro y el régimen chavista” sino un llamado a “enfrentar a ambos bandos reaccionarios”. Aunque llamen correctamente a “luchar por una alternativa independiente de los trabajadores”, su planteo es abstracto porque no plantean hacerlo a partir de la necesaria lucha contra la dictadura de Maduro, y así queda como propaganda general.

En esto, el PTS vuelve a cometer el error metodológico con el que debatimos en los casos de la lucha contra Kadafi en Libia y contra Assad en Siria (7): confundir los procesos de lucha progresivos y las tareas que surgen objetivamente de ellos con las direcciones que influyen sobre esos procesos. ¿Cómo luchar contra la “degradación bonapartista” del chavismo y su “posición absolutamente antagónica frente a los padecimientos cotidianos de los trabajadores y el pueblo de Venezuela” sin plantear como tarea de la hora derrocar ese gobierno y ese régimen? Al mismo tiempo, ¿cómo combatir la influencia reaccionaria y proimperialista de la MUD y construir “una alternativa independiente de los trabajadores” si no le disputamos la dirección en las condiciones concretas en que la lucha se da?

Este método del PTS (y de las demás corrientes que lo comparten) tiene graves consecuencias políticas. En Libia, los llevó a abandonar el llamado de lucha contra Kadafi y a caracterizar que su derrocamiento había sido una“derrota del movimiento de masas” porque los “rebeldes” se habían transformado en “tropa terrestre del imperialismo”. En Venezuela, al no levantar el “Fuera Maduro”, le capitulan por una vía indirecta al régimen “bonapartista degradado” del chavismo y al gobierno de Maduro.

El “chavismo crítico”

Otra posición es la del llamado “chavismo crítico”: es decir, aquellos que apoyaron al chavismo y ahora toman distancia y son opositores al gobierno de Maduro y al PSUV. Su principal exponente es la organización venezolana Marea Socialista. En una reciente declaración (8), exponen:

“El madurismo y la cúpula del PSUV han cruzado el umbral que separaba su vocación autoritaria con máscara ‘democrática y pacífica’ para llevarlo al terreno de un intento de una contrarrevolución abierta, con métodos de guerra civil selectiva, que ya se están aplicando”. Luego de denunciar a la MUD y la “falsa polarización” con Maduro-PSUV, plantean que “hay un tercer sector que ha ido tomando fuerza en los últimos meses, ha ido creciendo, fue formando su personalidad y empieza a aparecer como una nueva referencia política por fuera de estos dos campos. Es lo que la prensa local e internacional ha llamado ‘chavismo crítico’”. Para la construcción de este tercer sector, “se trata, a partir de una revisión crítica y autocrítica de los errores del proceso bolivariano, de reconstruir desde los cimientos un proyecto nacional y americano”.

Existe, entonces, en primer lugar, un debate sobre el balance de toda la experiencia chavista. Recordemos que Marea Socialista apoyó el “Socialismo del Siglo XXI” y fue, hasta hace poco, parte el PSUV. Por eso, para esta organización, el feo presente del gobierno de Maduro y el PSUV no es la consecuencia inevitable (y por lo tanto, sus verdaderos herederos) de la raíz de clase burguesa del chavismo y su política de frenar la revolución socialista, sino de la “vocación autoritaria” de la dirección actual. Como conclusión, sus propuestas se limitan a volver al “chavismo de los orígenes”, solo mejorándolo un poco.

Además del debate sobre este balance necesario para preparar el futuro, le planteamos a Marea Socialista la misma crítica que a las organizaciones anteriores: no le proponen al movimiento de masas, como tarea concreta e inmediata, el derrocamiento del gobierno de Maduro y su régimen, a pesar de caracterizar que impulsan “un intento de una contrarrevolución abierta, con métodos de guerra civil”. Si esa es la caracterización, no hay otra alternativa que enfrentarla para derrotarla y derribar este régimen y este gobierno. Al no plantear eso, también le capitulan, por una vía indirecta, al gobierno de Maduro.

Los “democráticos”

Existen también sectores reformistas y neoreformistas más próximos a la socialdemocracia, que se contraponen, aunque de forma limitada, al gobierno de Maduro y su política antidemocrática. Es el caso del Bloco de Esquerda (Portugal), Jean-Luc Melenchón (Front de Gauche, Francia) y una parte del PSOL brasileño. La presidente de Chile, Michelle Bachelet, se pronunció contra el golpe de Maduro, y el gobierno uruguayo del Frente Amplio apoyó la suspensión de Venezuela en el Mercosur.

Insistimos con que es bueno que haya sectores de izquierda, o que así son vistos por las masas, que estén en contra de la represión de Maduro. Pero estas organizaciones y estos gobiernos tienen profundas limitaciones, porque su política siempre se centra en las elecciones. Pero existe otra crítica más importante: estas organizaciones y gobiernos acompañan (algunas con argumentos un poco más a la izquierda) la política del imperialismo europeo, de presionar a Maduro a hacer una negociación con la MUD para llamar a elecciones generales. Por supuesto, no quieren derrocar a Maduro a través de la acción revolucionaria de las masas sino reemplazarlo a través de los mecanismos de la “reacción democrática burguesa”.

Nuestras propuestas

En la declaración de la LIT-CI y en los artículos de la UST ya citados, desarrollamos más en profundidad la política que proponemos. Acá queremos presentar un resumen.

La principal tarea de la hora que les proponemos a los trabajadores y a las masas venezolanas es luchar contra el verdadero golpe en curso y por el ¡Fuera Maduro!  Para derrocar el gobierno y el régimen proponemos una huelga general organizada desde la base y un “venezolanazo” que unifique todas las luchas contra Maduro.

De modo inmediato, proponemos la lucha contra la represión y la realización de elecciones generales libres. ¡Libertad y autonomía sindical: elecciones libres en todos los sindicatos, sin interferencia del Estado! Para llevar adelante estas tareas, impulsamos la más amplia unidad de acción contra la dictadura de Maduro.

En ese marco, no damos ningún apoyo y combatimos a la MUD que quiere capitalizar el descontento de la población contra Maduro para imponer un gobierno que aplique un plan económico igual o aún peor. En el marco de esta lucha, es necesario impulsar la independencia política de los trabajadores en relación con los dos bloques burgueses.

Para resolver las acuciantes necesidades de las masas proponemos la aplicación de un programa económico de los trabajadores y el pueblo basado en la expropiación de las multinacionales y de las grandes empresas, incluidas las de la boliburguesía. Prisión de los especuladores y expropiación. Por el no pago de la deuda externa. ¡Escala móvil de salarios de acuerdo con la inflación! Inmediato congelamiento de los precios de los alimentos, y control obrero y popular de la producción y distribución de los alimentos.

Frente al golpe de Maduro y la represión, impulsamos la autodefensa de los trabajadores y llamamos a las bases de las FFAA a romper con su dirección, a no reprimir a los trabajadores y sumarse con sus armas a las movilizaciones.

¡Por un gobierno socialista de los trabajadores que rompa la falsa dicotomía Maduro-MUD! Por la construcción de una dirección revolucionaria en Venezuela.

Algunas consideraciones finales

Al costo de ser reiterativos, queremos reafirmar que aquellas organizaciones que apoyan y/o defienden el gobierno Maduro están manchando sus banderas con la sangre de los trabajadores y el pueblo provocada por una dictadura burguesa, corrupta y asesina. La LIT-CI no tiene nada que ver con esta traición y se ubica, sin dudarlo, en el campo de los trabajadores y el pueblo venezolanos. Esto significa que, en Venezuela, estaremos en trincheras enfrentadas.

Notas:

(1) Ver por ejemplo la declaración “Adónde va Venezuela” del SI de la LIT-CI en: https://litci.org/es/lit-ci-y-partidos/publicaciones/declaraciones/adonde-va-venezuela/El reciente artículo de la UST (sección venezolana de la LIT-CI) en: https://litci.org/es/lit-ci-y-partidos/publicaciones/declaraciones/adonde-va-venezuela/ Para un análisis histórico más profundo: el libro Venezuela después de Chávez: un balance necesario. San Pablo: Ediciones Marxismo Vivo, 2013.

(2) El MAIS surgió de una ruptura reciente del PSTU brasileño y de la LIT-CI (2016). Nahuel Moreno fue el fundador de la LIT-CI (1982) y falleció en 1987.

(3) Las citas a continuación han sido tomadas de la página Facebook del MAIS:https://www.facebook.com/portalesquerdaonline/videos/vb.654339308067228/8616648306  Y de un reciente “post aclaratorio” (6/8/2017) publicado por el propio Valério Arcary en su páginawww.facebook.com/valerio.arcary.9 . Ambos materiales están en portugués en el original (las traducciones son nuestras).

(4) Entre ellas: “Intervenciones en el CEI de abril de 1986” en:http://www.geocities.ws/moreno_nahuel/49_nm.html#_Toc536853247

(5) http://rnv.gob.ve/venezuela-ha-pagado-60-000-millones-de-dolares-en-compromisos-internacionales/

(6) http://www.laizquierdadiario.com.ve/Se-instala-la-fraudulenta-Constituyente-y-la-MUD-apuesta-a-la-presion-imperialista?id_rubrique=5442

(7) Véase el artículo “En defensa de la revolución permanente”. En:Marxismo Vivo Nueva Época n.o 3 (San Pablo, 2013).

(8) https://mst.org.ar/2017/08/01/venezuela-carta-de-marea-socialista-izquierda-autonoma-al-chavismo-critico/

Izquierda Socialista de los Trabajadores

Sección uruguaya de la Liga Internacional de los Trabajadores

IST - postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 21:36:58
postaporteñ@_______________________________

STALIN, CONTEMPORÁNEO DE PUTIN

Boris Kagarlitsky


Este año se cumplen los 80 años de los trágicos acontecimientos de 1937. La represión masiva en la Unión Soviética ya había tenido lugar antes, y los camaradas del partido en oposición a la dirección habían sido sistemáticamente perseguidos y exiliados. Pero fue en ese año que la represión no sólo alcanzó su clímax, sino que cayó sobre muchas personas que no tenían relación con la política, o miembros del partido completamente leales a la línea general.

No es sorprendente que el público liberal reaccione a este aniversario con proliferación de artículos sobre los horrores del totalitarismo, demostrando la conexión inseparable entre las ideas comunistas y el terror. Lo sorprendente es lo otro. A pesar de tres décadas de constantes revelaciones e innumerables publicaciones sobre los crímenes de Stalin, la popularidad del Generalísimo sigue en constante crecimiento.

Los publicistas liberales reconocen esto, y se instan unos a otros a publicar textos aún más expositivos y contar más horrores. Por razones muy comprensibles, el resultado es el contrario al que se espera. Si durante todo este tiempo sólo han conseguido hacer crecer la popularidad de Stalin, entonces ¿cómo saben que si siguen confiadamente haciendo lo que hicieron tontamente y sin éxito antes, pueden lograr un resultado diferente? 

Sin embargo, ¿cuál es la razón de que la popularidad del líder soviético no sólo esté creciendo, sino que impida la popularidad de los políticos vivos y activos? En realidad, uno no puede hablar seriamente de alguna calificación positiva para cualquier personaje oficial excepto Putin, aunque tampoco es necesario. Porque con Putin todo es de alguna manera insignificante. Después de todo, no importa cuán inflado esté su rating atrayendo servicios sociológicos; en comparación con Stalin, pierde. Si hubiese elecciones en este país en las que el difunto generalísimo se postulase, junto con el presidente en ejercicio, el primero le ganaría el segundo con una ventaja devastadora.

Es fácil comprender que la popularidad de Stalin entre los ciudadanos de Rusia es el reverso de la impopularidad del orden social y político existente. Y también, que es el rechazo por el pueblo de la ideología y la práctica del liberalismo. En esto la conexión es más directa. Cuanto más un liberal vincule la propaganda de sus ideas con la denuncia del estalinismo, más positiva será la actitud de las masas hacia el "líder de los pueblos". Al expresarle una valoración positiva, la gente evalúa al mismo tiempo lo que ve a su alrededor, y a los que hablan repetidamente de los horrores del totalitarismo

Después de todo, es más que claro que las historias constantes sobre crímenes pasados ??no son más que un intento de justificar e incluso sustentar ideológicamente los crímenes que están teniendo lugar ante nuestros ojos. Y la fórmula de Joseph Brodsky (1) "el ladrón me resulta a mí es más caro que los chupasangres" se transforma ahora en la glorificación y la propaganda del robo como la única manera de proteger a la sociedad de una pesadilla totalitaria. 

Pero en la sociedad están madurando estados de ánimo completamente diferentes. La idea de la necesidad del castigo cruel a los ladrones se vuelve tan generalizada que a largo plazo se basa en una nueva idea nacional. Y si hace veinte años era posible defender a Stalin, argumentando que fue grande a pesar de la represión, hoy en día un buen número de personas empiezan a pensar que fue grande debido a eso.  

Esto, por supuesto, no tiene nada que ver con la comprensión del papel histórico de Stalin y las trágicas contradicciones de la historia soviética. Pero no hablamos de una persona real que murió el 5 de marzo de 1953, sino de la imagen ideológica que funciona hoy en la conciencia de nuestras masas y no sólo que está completamente viva, sino que, al igual que todos los seres vivos, se desarrolla y cambia. Es poco probable que la mayoría de los que hoy prefieren Stalin a Putin les gustaría vivir en 1937 o quisieran repetir esos eventos hoy. Pocos de los actuales estarían dispuestos a estar en las mazmorras del NKVD en el sitio de los "viejos bolcheviques", ni siquiera el lugar de Yezhov o Beria. Sin embargo, con una certeza aún mayor se puede decir que esas personas que piensan con nostalgia en la década de 1930, categóricamente no quieren seguir viviendo como viven hoy, y que claramente no están contentos con el estado actual del país. Y esto es más que racional. Pese a que dicen los publicistas liberales, no hay detrás de esto un mítico "amor popular por los verdugos", sino una evaluación sobria de la situación sociopolítica y cultural que se desarrolló desde principios del siglo XXI.

Y entonces, tal vez, lleguemos a lo más importante. La creciente popularidad de Stalin refleja en esencia tanto el deseo de las masas populares por transformaciones sociales, como la falta de voluntad para luchar por las mismas, organizarse desde abajo, actuar por iniciativa propia. Stalin, a su entender, fue el líder, que no sólo se impuso sino también logró resultados. Ir detrás de un líder así, incluso si es cruel e impredecible, tiene sentido porque uno puede creer en sus éxitos pasados. Sin embargo, no hay un líder así en nuestra realidad presente, existe solamente en nuestra imaginación

Paradójicamente, Putin también pretendió el mismo sitial imaginario durante mucho tiempo. En general, el imaginario Putin era siempre menos real que el imaginario Stalin, pues los éxitos del generalísimo fueron de alguna manera un hecho histórico, y se lograron en la lucha contra poderosas fuerzas hostiles y en circunstancias dramáticas, mientras que los éxitos de Putin en su mayoría son de éxito de “relaciones públicas” en circunstancias favorables. Y, en última instancia, fueron estas circunstancias, no él sus RRPP, las que trajeron el éxito.

Putin fue visto como el líder que nos sacó del horror de los años noventa, pero nunca lo fue.

Si alguien hubiera podido apropiarse de este mérito, sería Evgueni Primakov (2) quien durante su corta presidencia, logró romper algunas tendencias económicas y sociales. Pero mientras la situación mejorara, también lo hizo la calificación de Putin (real, no dibujada). Ni siquiera necesitó RRPP para esto, bastaba simplemente consolidar en la mente de la gente la asociación entre el presidente en ejercicio y el estado de cosas en el país. Lo que Putin dijo e hizo fue irrelevante. Su discurso en el centro Yeltsin de Yekaterinburgo, donde elogió a su predecesor y admiró los logros de los años noventa, le habrían costado su reputación política si de hecho hubiera participado en la vida política. Pero el imaginario Putin siguió existiendo en la conciencia de masas como si nada hubiera pasado, porque en realidad la mayoría de la gente es completamente indiferente a lo que hace una persona real con el mismo nombre que ocupa un lugar en el gabinete del Kremlin.

En última instancia, la calificación de Putin es idéntica a la creencia de que la situación del país y sus habitantes de alguna manera mejorará por sí mismo sin ninguna lucha y sin ninguna participación de nuestra parte. Sin embargo, esta fe se va debilitando cada día, desaparece y es reemplazada por irritación. La otra cara de la popularidad de Putin como figura simbólica que encarna el estado actual es que no hay palabras y acciones que ayuden si la credibilidad del Estado es socavada

Y está siendo socavada no sólo entre activistas, jóvenes politizados o partidarios de cualquier oposición, sino precisamente, en primer lugar, entre los habitantes. Bajo tales circunstancias, Putin podrá pescar algún lucio gigante (3) o hasta besar a las ranas, no conseguirá nada. Si antes el presidente fue perdonado incluso por declaraciones o acciones francamente infructuosas, cómicas e impropias, ahora incluso con las RRPP más brillantes, creativamente diseñadas y magistralmente llevadas a cabo, no darán el resultado esperado. Más bien, tendrá el efecto contrario. Porque incluso las personas que sinceramente piensan que puedan estar molestas por el video del presidente con el lucio, en realidad se irritan con algo muy diferente: el nivel de los precios, el estado de cosas con los salarios, el desmantelamiento de los servicios médicos y, lo más importante, la falta de perspectivas personales para mejorar la situación.

El apoyo simbólico (y, por definición, pasivo y apolítico) del poder descansa sobre el individualismo filisteo que triunfó entre los habitantes de Rusia tras el colapso de las esperanzas de una transformación positiva de la URSS en el transcurso de la perestroika. En un momento en que las autoridades demuestran convincentemente la incapacidad de mantener incluso la estabilidad, para asegurar al menos que no haya un deterioro constante de la situación de un individuo apolítico, su patriotismo pasivo se convierte de pro-Kremlin en anti-Kremlin. Y en lugar de Putin virtual viene el Stalin virtual, encarnando la idea de éxitos reales y perdidos del pasado. Esta idealización del Generalísimo no significa ni un giro de la gente hacia el socialismo ni una comprensión de la necesidad de la lucha de clases. Lo uno eso y lo otro vendrán sólo cuando la gente deje de esperar a su salvador mágico, y comience a actuar por sí misma, empezando por aprender de su propia experiencia, convirtiéndose gradualmente gente de la ciudad, en ciudadanos.

En este punto, ya no necesitarán un Stalin virtual como alternativa al Putin virtual. Porque ellos - por sus acciones - criarán nuevos, sus propios, verdaderos héroes y líderes.

---------------------

Fuente: Rabkor.ru,  20/07/2017

(1) Leningrado 1940 - Nueva York 1996. Poeta ruso-estadounidense de origen judío. Se lo considera el poeta más grande de la época soviética. Premio Nobel de Literatura en 1987.

(2) Kiev 1929 - Moscú 2015. Político que desempeñó altos cargos durante los últimos años de la Unión Soviética y luego Ministro de Asuntos Exteriores y Presidente del Gobierno de Rusia. Presidente de una de las dos cámaras del Soviet Supremo de la URSS. En 1990 y 1991 fue integrante del Consejo presidencial de Mijaíl Gorbachov. Jefe de la KGB, Director del servicio de inteligencia en el extranjero de la Federación Rusa hasta 1996 en que pasó a ser Ministro de RRRE hasta septiembre de 1998. Ganó respeto por su política pragmática para defender los intereses rusos frente a la expansión de la OTAN y fin de la Guerra Fría. Defensor del Multilateralismo como alternativa a la hegemonía estadounidense. Siguió una política exterior de "mediación de bajo costo" para mantener la influencia rusa conocida como la "Doctrina Primakov". Promovió además la alianza entre Rusia, China e India como un "triángulo estratégico". En 1998 la Duma rechazó el intento de Borís Yeltsin para a Víktor Chernomyrdin como Presidente del Gobierno, Yeltsin nombró a Primakov en el cargo como figura de compromiso con la mayoría del parlamento. Logró la aprobación de la reforma tributaria y otras. En canceló en pleno vuelo su viaje a Washington cuando se enteró de que la OTAN había comenzado los bombardeos aéreos sobre Yugoslavia. Su oposición al unilateralismo estadounidense fue muy popular entre los rusos, ocupó por sorpresa el aeropuerto de Pristina bloqueando a las fuerzas de la OTAN al terminar la guerra de Kosovo. Yeltsin lo destituyó en 1999 para evitar un competidor más popular. Primakov se había negado a destituir a funcionarios comunistas. Finalmente Yeltsin renunció para ceder el gobierno a Vladímir Putin.

(3) En 2013 Putin divulgó una foto en la que aparecía habiendo pescado un lucio de 21 kg en sus vacaciones en Siberia, se especuló con que la foto fuese trucada.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 20:58:27
postaporteñ@_______________________________

Yo soy mapuche, y tú?

Desde hace cinco siglos los pueblos originarios reclaman por sus derechos sobre los recursos naturales, que les fueron y les son arrebatados. Hoy no son los colonizadores españoles, sino los de las corporaciones extranjeras que vienen operando sin los controles estatales.

Las represión es a los pueblos originarios no fueron condenadas como otras, esto nos lleva a pensar si los mapuches, los qom o los collas son considerados como argentinos.

Estos pueblos no quieren 'un pedazo de tierra', sino sus tierras, las que ahora no les pertenecen porque hubo y hay violencia estatal en su contra. Creo que para defender algo o a alguien debemos repasar la historia y hoy quiero referirme al pueblo Mapuche, sus orígenes, al menos en Argentina, en la Patagonia olvidada a pesar de lo escrito, como La Patagonia Rebelde, de Osvaldo Bayer.

Antes de la llegada de los españoles, los Mapuche-tehuelche eran naciones libres y soberanas, que contaban con un territorio. Los Tehuelches se desarrollaron como pueblo en lo que conocemos actualmente Patagonia Argentina, desde Río Colorado hasta el sur de la Provincia de Santa Cruz. Abarcaba desde el Pacífico hasta el océano Atlántico. Desde Buenos Aires (por el lado argentino al sur) y desde el río Maule (al sur por el lado chileno).

La cultura Mapuche-Tehuelche tiene su origen en el Wallmapu o territorio Originario, donde se encuentra el origen de cada uno de los Mapuche y Tehuelches que conforman una nueva identidad territorial, producto de la fusión de ambas naciones. En esa fusión no hubo un avasallamiento de uno sobre el otro como algunos historiadores maliciosos quieren hacernos creer para perpetuar la mentira y el engaño y justificar el genocidio cometido.

Los Mapuche poseen un sistema institucional que se conoce como Az Monguen, Nor Monguen, Küme Feleal, Nor Feleal, Tuwün, Küpalme. Esta estructura organizativa y normativa se ha cimentado en base a la cultura, porque desde ella se determina la organización de cada una de las comunidades.

La identidad mapuche, su origen no es algo relativo, ni sujeto a circunstancias históricas, políticas sino se funda en el cimiento mismo de la naturaleza con todo su orden, del cual los Mapuche son parte indisoluble del Itrofilmogen- La Biodiversidad

Es un pueblo indígena que por sobre todos los de América resistió la dominación hispánica. El motor que impulsó la lucha de resistencia fue el concepto de territorio ancestral, la Mapu; la autonomía de los lof, comunidades, y la unidad cultural y social en torno a la defensa de ella.

El Pueblo Mapuche defendió su derecho de vivir en libertad, mediante una guerra de resistencia que duró más de tres siglos, primero contra la expansión del Imperio Inca, luego contra los conquistadores españoles finalmente contra el Estado chileno y argentino.

En la historia de nuestras independencias solemos olvidar, no tomar en cuenta a los pueblos que habitaban estas tierras. Siempre la vestimos de glorias de hombres blancos de origen europeo. Lamentablemente este pensamiento llega a nuestros días, sin importar la procedencia derechas, izquierdas.

Poco o nada sabemos del triunfo mapuche en la batalla de Curalaba, en diciembre de 1598 que creó las condiciones políticas, sociales y militares para obligar a los conquistadores españoles a firmar el Pacto de Quilín, el 6 de enero de 1641. Mediante ese pacto se fija el río Bio-Bio (Chile) como límite sur del territorio ocupado por los españoles y al sur de este río, se ubica la Nación Mapuche, Autónoma, Libre y Soberana

El Estado chileno violó el Tratado de Tapihue al invadir, ocupar y anexar el Gulu Mapu mediante una guerra genocida que llamó "Pacificación de la Araucanía". Y paralelamente y con estrecha coordinación, con el ejército argentino, mediante otra guerra genocida que llamó "La Conquista del desierto! invadió, ocupó y anexó el Pwel Mapu

El Pueblo mapuche fue derrotado militarmente por los Estados chileno y argentino (1883 y 1885 respectivamente) por la superioridad militar y tecnológica de los invasores, con medios proporcionados principalmente por Inglaterra.

Desde entonces, su territorio fue dividido y anexado a los Estados de Chile y Argentina, los mapuches sobrevivientes confinados en Reducciones, repartidos y esclavizados. Muchos sobrevivientes del genocidio fueron deportados a campos de concentración como la Isla  Martín García, en Argentina, otros Ionko como Inakayal y su familia fue encerrados en vida en el triste célebre Museo de Ciencias Naturales de la Plata. Inakayal fallece en este museo en 1888

El despojo sufrido del Pueblo Mapuche por ambos estados, dio origen al latifundio, la pobreza, la marginación, la discriminación, la represión y muchos otros males actuales que padecen. Además su cultura e historia falseada bajo un clima de odio racial extremo

Bariloche no nos es desconocido, y se le reconoce mundialmente como centro turístico. Lo que no sabemos (yo tampoco hasta llegar a un artículo) el origen de la muy destacada región. Numerosos relatos desmienten que el gran lago haya sido territorio vacío. El periodista e investigador Adrián Moyano asegura que había un gran movimiento económico de los pueblos originarios de la zona

Los pueblos indígenas tenían presencia activa en torno al lago Nahuel Huapi cuando llegaron los primeros 'wingka' para establecerse en el hoy conocido Bariloche ignorados por la historia oficial, dejaron su huella inocultable. Relatos de viajeros y el perito Francisco Moreno, y los jefes militares de la Campaña del Desierto, dan cuenta de esa presencia y desmienten que el gran lago era territorio vacío y disponible para la colonización.

Adrian Moyano trabajó muchos años en ese rescate y asegura que había en la región una importante actividad económica de los pueblos originarios y que casi no existían registros formales. Lo único que existía era una biblioteca era la de la justificación del despojo, muy desconocedora de la memoria de los propios 

Sólo un barrio recuerda a algunos antiguos 'longkos' el barrio El Frutillar, otras homenajean a Moreno, a Mitre, a San Martín entre otros. El cerro Catedral se llamaba originalmente Küla Lamgen (tres hermanas), como forma de ejemplo

Los datos más antiguos de la presencia indígena en la región corresponden a las incursiones de los curas Nicolás Mascardi y Juan José Guillermo a fines del siglo XVII. Más cerca en el tiempo hay otras referencias que desmienten la versión del territorio 'desierto', el fray Francisco Menéndez documentó en 1794 un encuentro con el lonko Manke Wuenüy en la desembocadura del Ñirihuau, actualmente el límite entre Bariloche y Dina Huapi

No es casual que aquella ofensiva 'civilizatoria' que comenzó a fines del siglo XIX estuvo orientada por una 'política de desterritorialización de los pueblos originarios' y una definida 'táctica del silencio¨. Originalmente el pueblo mapuche era fluvial y canoero, adoptó el caballo traído por los europeos en el siglo XIX, su economía era básicamente mercantil y ganadera.

El capitalismo llegó con la Campaña del Desierto. El Estado tuvo la necesidad urgente de argentinizar territorio y población. Debieron aprender a sobrevivir en un plano de subordinación y empezaron a emplearse en estancias, proceso de 'proletarización hasta el día de hoy'.

La Compañía

La Compañía se construyó legalmente en 1889, con una oficina en Londres y otra en la Capital Federal. Se trató de un tipo de consorcio de terratenientes ingleses, dueños de 780.000 hectáreas. Muchos decretos fueron firmados por Evaristo  Uriburu, Antonio Bermejo, Roca y Juárez Celman, que aceptaron las condiciones y pedidos de la empresa, privilegios a la hora de pagar impuestos, devolver tierras concesionarias y nuevos pedidos de tierra.

La Compañía se dio un nuevo lujo que acrecentaría su dominio sobre la región, en los años cuarenta se determinó el trazado del ferrocarril que atraviesa la mayoría de los campos de la estancia. El tren, pagado y dominado por capital inglés, fue principalmente para el servicio de transporte particular de la Compañía.

Una de las imposiciones al Estado de la Compañía señalaba en un acta de 1896, que 'somos en la actualidad los que mejores esfuerzos desarrollan y más perseverante acción ejercitan en aquellas apartadas regiones de la República".

Benetton

Han pasado más de cien años y Benetton utiliza el mismo lenguaje, su abogado dijo: 'no se traigan con la excusa o pancarta a las muy queridas y respetables culturas aborígenes, culturas que incluso mi manda parte ha promovido y preserva incluso más que las propias comunidades, para justificar la ilicitud y desconocimiento de la Ley'

La historia de Benetton, es la retórica de La Compañía que se repite, la gran presentación de su estancia es un museo que resume, en forma aggiornada, la historia de La Patagonia. Lo que comenzó hace un siglo se repite la voracidad de la compañía avanzó sobre las pocas reservas indígenas que sobreviven, e incluso con los terrenos fiscales que ocupan la vieja estación de trenes Leleque

El abogado de Benetton sostenía que "la firma no se trata de una empresa extranjera radicada en el país, sino de una empresa nacional, que tan sólo por tener domicilio en la Capital Federal, La Compañía no es extranjera ni viola ninguna ley que limiten la propiedad en manos de sociedades anónimas extranjeras en la Provincia de Chubut

La Compañía fue inglesa hasta la Guerra de Malvinas, 26 de marzo de 1982, cambió a dueños o testaferros nombrando como presidente a Eduardo Menéndez Hume, miembro de la clásica oligarquía terrateniente argentina.

En 1991, Benetton compró la empresa por 50 millones de dólares, manteniéndola como una empresa argentina. Compró también las tierras que rodeaban la estancia, tierras robadas a los primeros habitantes de La Patagonia

Para documentar la estafa los Benetton desempolvaron los títulos de propiedad de los archivos que databan del siglo pasado. En esos archivos se comprobó que los Benetton están afincados sobre lo que fue territorio Mapuche, y que fue regalado por el Estado argentino al capital inglés.

En otras palabras, la estancia de los Benetton, es parte del territorio ancestral indígena, arrebatado por las armas para entregarlo al capital inglés.

La huella de Menem

Durante los primeros años del menemismo un millón de hectáreas fueron compradas por ochenta millones de dólares estaban repartidas en varias estancias ubicadas en las provincias de Santa Cruz, Chubut, Río Negro y en menor medida, Buenos Aires, sus nombres: Cóndor, Coronel, Leleque, El Maitén, Pilcañeu y Santa María

Con la inversión patagónica, Benetton consiguió lo que muy pocas industrias logran: integrar todas las etapas de la cadena de producción. Engordaban los animales (ovejas), los esquilaban, obtenían la lana, la enviaban a los secaderos de las ciudades de Rawson y Trelew, despachaban la materia prima a Túnez y Rumania, donde confeccionaban las prendas con costureros de bajo costo, y finamente distribuían sus productos de calidad en los comercios United Colors of Benetton en todo el mundo.

Kirchner no tuvo una política para los Pueblos Indígenas.

Durante el II Segundo Foro de Pueblos Indígenas, realizado en Bariloche (Río Negro) entre el 30 de septiembre al 6 de octubre de 2007, Comunidades Campesinas y Afrodescendientes en forma simultánea al II Segundo Congreso Latinoamericano de Parques Nacionales del que participaron una veintena de pueblos del continente.

Nilo Cayunqueo, mapuche que co-presidió el espacio indígena explicitó: "Las expectativas no son muchas, dado que muchos de los participantes y organizadores del foro son gobiernos o grandes ONG como la UICN, que tienen algunas buenas intenciones pero no están tomando en serio los peligros que acechan a los pueblos indígenas, a los ecosistemas y a las áreas protegidas. Están haciendo una crítica muy tibia al neoliberalismo y a lo que está pasando con las trasnacionales, que están depredando el medioambiente, contaminando, desalojando gente y creando una crisis social"

El referente mapuche fue crítico hacia la gestión gubernamental argentina. "Hay esbozos y pequeños reconocimientos. El co-manejo en la Argentina es un proceso que antes no existía. Parques Nacionales se considera dueño absoluto y nosotros somos los extranjeros en esas tierras. Ha habido una apertura, pero más que por la política del gobierno, yo diría que es gracias a la gente que está en Parques Nacionales. El gobierno no tiene una política para los pueblos indígenas, para nada. Kirchner no tiene una política para los pueblos indígenas. Ni le interesa, nunca ha hablado con nosotros, hemos tratado de contactarlo pero es muy difícil"

Código civil - Cristina Fernández.

24 de septiembre 2012, Neuquén.- "Mentiroso". "Está diciendo mentiras". "No sos nuestro hermano". "No nos representás". "Yanakona (traidor), fueron los gritos que se escucharon, en el marco de las audiencias públicas por la reforma del Código Civil, al presidente del Instituto de Asuntos Indígenas (INAI), Daniel Fernández, máximo funcionario del gobierno nacional en materia de pueblos originarios. Organizaciones indígenas de todo el país, y organismos de derechos humanos, denuncian que el proyecto de Código Civil rebaja de categoría a los derechos indígenas y, advierte, favorece a las industrias extractivas que avanzan sobre territorios ancestrales. Cuestionan el proyecto enviado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Argentina: Un grito Mapuche contra el Gobierno

Macri

Dentro del gabinete de Macri pueden verse los lazos con las familias de La Campaña del Desierto. La ministra de Seguridad, Bullrich Luro Pueyrredón, el jefe de Gabinete, Peña Braun, y el mismo Macri es hijo de terratenientes Blanco Villegas.

Esteban Bullrich declaró en septiembre de 2016: "Esta es una nueva Campaña del Desierto, pero sin espadas con educación".

Pero nada de esto es nuevo. Cuando Argentina sufrió su peor crisis financiera en 2002, el New York Times sugirió vender La Patagonia para pagar la deuda soberana

En Argentina tenemos tesoros no muy conocidos por la población, por aquel entonces Eduardo Elsztain, el terrateniente más grande del país, amigo del magnate George Soros, posee grandes extensiones de tierra en toda La Patagonia y resulta ser director ejecutivo del Congreso Mundial Judío y un activo militante del movimiento sionista Jabad Lubavitch

Tenemos muy mala memoria como para recordar el submarino nuclear enviado a las Islas Malvinas (a las aforas de La Patagonia) para ilustrar el poderío británico por la decisión de países sudamericanos de prohibir barcos que porten la bandera de las islas y que Gran Bretaña debiese realizar ejercicios militares en respuesta a la 'agresiva' decisión de Argentina, Brasil y Uruguay.

En aquel artículo publicado en The Telegraph concluía diciendo: "nadie debiese tener dudas sobre el compromiso del gobierno británico de apoyar esta área, la cual involucra una vasta extensión de potenciales aguas ricas en minerales en el Atlántico Sur"

Cabe preguntarse si la persecución al pueblo Mapuche no es una forma más del gobierno de turno de entregar La Patagonia totalmente al poder extranjero. Deberíamos recordar que detrás de los conflictos hay un punto en común, las empresas petroleras, agropecuarias, mineras y otras actúan en complicidad por acción u omisión de los gobiernos.

Algunas cosas en común tienen algunos personajes del actual gobierno y el de los K, 'montoneros'.

Los K, dijeron apoyar a los montoneros, aunque la historia demuestre que así no fue, pero Bullrich militó en la organización armada Montoneros, y hoy, ministra de seguridad señaló a los mapuches como un problema para la seguridad nacional y los acusó de 'terroristas'

Al igual que durante la Campaña del Desierto en 2015, se intensificó la represión y criminalización en el conflicto con la comunidad mapuche Pu Lof en Resistencia, provincia de Chubut. El lonko Facundo Jones Huala, autoridad mapuche de la comunidad fue detenido el 28 de junio, casualmente el día que se reunieron Macri y Bachelet, acusándole de terrorismo, incendios, robos, amenazas e, incluso de haberle declarado la guerra a Argentina y Chile.

Creo que nuestro deber como ciudadanos latinoamericanos decir a fuerte voz: "La lucha indígena no es delito" como lo hacen las dos campañas nacional e internacional. Sería hipócrita de nuestra parte reclamar la aparición con vida de Santiago Maldonado sin apoyar la lucha actual del pueblo mapuche, no podemos dejar estos hechos inadvertidos, la conexión de los mismos con los años setenta.

Por Santiago Maldonado y por todos los desaparecidos en democracia,no olvidar

PELUSA - postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 20:47:20
postaporteñ@_______________________________

RESPUESTA A UN COPROLITO HECHANDO HUMO

Leemos y releemos las sandeces y absurdidades que periódicamente escribe el leguleyo extraterrestre del Fernando Moyano, porque realmente nos divierte, a, ...más no poder  -en lo personal-, y nos preocupa mucho como colectivo.

Éste personaje de Ripley se demuestra como un “gran todologo” que se arroga -de continuo-, con sus interminables escritos peroratear los dictámenes egocentristas ilegibles del “uno contra el mundo”, estando más sólo que el Pablito pescando con su cañita tacuara en el medio del arroyo Valizas.

Nos alarma especialmente su inescrupuloso, fantasioso, diversionista, y mentiroso  escrito al que pomposamente titula “La revolución que no ocurrió”, que le publica la Posta Nº 1809, 18/08/2017, dónde en forma vergonzosa y sin escatimar epítetos comparativos, trata de meter en un sólo balde político/ideológico  -juntos-, al fuego y al agua. Es impronta propia de un mediocre cagatintas el querer comparar la experiencia Cubana con la Venezolana Chavista/Bolivariana.

Dice, escribe, y publica “sus” densas elucubraciones con aportes sembrados de ideas diversionistas, posicionadosiempre: desde debajo de su cama, o sentado defecando en su wáter clock, (lo que da lo mismo) porque es cuando mejor le germinan sus “alumbramientos” políticos/ideológicos.

Nos surgen muchas preguntas para tratar de “ubicar” con algo de objetividad a éste tropero teórico, dentro de las realidades, que él, con tanta devoción y seudo autoridad desparrama, y, por ende, nos pretende arrear para congeniar compartiendo sus escabrosas mentiras. Por lo que, vemos de imperiosa cuestión de desmalezamiento funcional al verdadero proceso revolucionario de la lucha de clases que lleva adelante gloriosamente lo mejor del pueblo venezolano, el “desmenuzar” algunas heceshediondas escritos por este singular coprolito, en el referido mamotreto.

Nos dice, el FER:

...” Y la segunda es, medio por el costado, una cierta descripción de la situación planteada. Salvo que aquí no podemos hablar de “pueblo” sino de un sector de burguesía y pequeño-burguesía, y una parte descontenta de sectores populares. Y tampoco han tomado las armas en serio porque para eso hay que tener algo más que armas.”…

¡Pará, pará!, Fernando, ¡se te fue!, la motoneta. Muchas veces, leyendo a varios lenguaraces como vos, nos preguntamos, te preguntamos: ¿anduviste por el costado, alguna vez?. ¿Le habrás disparado a algún enemigo, algún tiro para matarle?, o, en ¿cuántas guerras revolucionarias, combatiste?, ¡arma en mano, y frente a frente, con el enemigo!. Casi seguro, ¡que no!. ¡Pero!, si lo hubieras hecho, ¡alguna vez!, está, ¡muy que claro!, que no aprendiste, ¡nada! positivo en la dirección de construir ¡Revolución!. FER, ...la práctica, es criterio, de, ¡verdad!.

Tu afirmación, de que sectores de clases en una sociedad no son “pueblo” y ¡que!, ...”hay que tener algo más que armas”, juicios que dicen de tu incalificable bajeza intelectual, moral, y ética. Te asemejas -mucho más-, a un comunicador de la CNN, que a un crítico válido del proceso. Nos surge la pregunta: ¿te habrás olvidado?, adrede, por distraído, o por contrarrevolucionario el no mencionar a las/os trabajadores venezolanos como la clase mayoritaria que interviene directamente en la instrumentación clasista de la ANC – Asamblea Nacional Constituyente¡.

Para todas/os, sería de bien loado honor el conocer, ¡si vos!, ¿tenés algo más que armas?. Pensando que, -en un futuro cercano-, los podrás “meter” combatiendo a favor de la Revolución Venezolana. ¿Darías, ese paso?, ¡FER!.

En otra parte, nos describís en formato de teoría cuadriculada sobre las contradicciones, enunciando pasajes del materialismo dialéctico. Apuntamos, que, ...por verbigracia del señor, observamos que diseña en duplaje conceptual de forma que desata un dislate teórico contrapuesto, artilugiando satánicamente los hechos ciertos envileciendo la realidad de forma artera y tramposa, para arrojarnos sobre nuestras cabezas a su “huevo de piedra” desde su incubadora capitalista, para pretender hacer que nazcan pollitos geológicos diversionistas, subliminalmente pro capitalistas.

Proponés en formato enredadera dos realidades totalmente distintas, entre Cuba de hace 50 años, con la actual Venezuela Bolivariana/Chavista, y no comparables en su esencia que es la que define el carácter antagónico, o, no antagónico para la toma del poder. Situaciones que siempre se definen en todos los procesos históricos pre revolucionarios dentro del enfrentamiento de la lucha de clases.

El prestidigitador Fer, en su mamotreto, nos adjunta éstos conceptos como un boomerang rutilante para interpretar su diabólica visión clasista del enfrentamiento político/social venezolano. Totalmente desnorteado, en ilegible estilo teórico jeringoso complementa sus incomparables desvaríos después de verborragear  varias barbaridades sobre Cuba y el proceso Venezolano.

Nos aduce:

...Las políticas de los gobiernos no salen de las cabezas de  los gobernantes, salen de la realidad y es la realidad lo que mete las ideas en esas cabezas. Pero la realidad no es una fatalidad, es lo que se impone A PARTIR del camino que se elije, de determinadas fuerzas motrices en la lucha social.”...

Decimos, que el párrafo adjunto, contiene -en alto grado-, los fundamentos materialistas válidos, y que correctamente leído, desde el punto de vista del interés de clase de los trabajadores y los sin nada venezolanos, y aplicado a la actual situación de los planificados ataques terroristas contrarrevolucionarios callejeros, y sumándole la potencial amenaza de invasión militar gringa, ¡ya planificada! -”Operation Venezuela Freedom-2”, permiten fundamentar revolucionariamente con objetividad lo que realmente sucede en Venezuela.

De acuerdo a lo que se está haciendo, la ...ANC - Asamblea Nacional Constituyente estaba escrita y mandatada en la Constitución Chavista, para cuando fuera necesario, ¡activarla!, para ¡avanzar construyendo! como escalón del cambio estratégico dentro del capitalismo en la dirección de continuar en acomodar selectivamente, obligando en una única dirección política/ideológica a las fuerzas antagónicas enfrentadas desde el punto de vista declases.

Nos preguntamos, ¿esto, es la toma del poder?, decimos, que ¡no!, esto es avanzar en la acumulación de fuerzas de nuevo tipo ¡Revolucionariamente!.

Se avanza  revolucionariamente  para continuar aconstruir en colectivo social clasista la vanguardia ideológica/política para la conquista de la utopía de la Revolución por el Socialismo del Siglo XXI Chavista. Decimos, que ¡sí!.

¡Fer!, nos parece, que, ...¡sos nabo, o, te hacés!. Los 545 constituyentes son representantes de lo más selecto de los sectores revolucionarios Chavistas Bolivarianos, y están construyendo ¡su paso de gigantes!. Si quisieras compararlo dentro de la realidad que describís, en vez, de: ...con el huevo y la piedra, tendrías que partir del desembarco del Granma (1953), a la toma del poder (1959), observando que las distancias históricas sobre los hechos consecutivos sucedidos, e identificados con una única utopía  se grabanen las conciencias y los sentimientos patrióticos revolucionarios de los pueblos, como ¡sucedió! en el Cubano .

¡Son éstos!, los períodos de recargas de las conciencias dentro de los sistemas capitalistas, acumulando fuerzas, en los discos duros de las clases de toda la sociedad para asumirsu utopía, fijando la predominancia de la esencia estratégica de clases para destruír definitivamente la explotación del hombre por el hombre y disputar en forma violenta, el poder.

Si lo logran, ¡o, no!, es cuestión de las fuerzas Revolucionarias Venezolanas que están luchando con todas sus fuerzas, por su utopía. ¡No! de nabos pretenciosos cagatintas desnorteados, ¡como vos!.

Tus fundamentos posteriores, aclaran del estrepitoso derrape en el que te vapuleás para enredar con tus apreciaciones el verdadero proceso venezolano. Confundís (por mala leche, o pornabo teórico): la transición para la acumulación de fuerzas de nuevo tipo y fuera de todo dogmatismo paralizante dentro del capitalismo, procesando los pasos revolucionarios clasistas que van sorteando tácticamente hitos y mojones enemigos, para consolidar en una única dirección la construcción del Socialismo del Siglo XXI, dónde -por ahora-, el pueblo Revolucionario Venezolano Bolivariano Chavista no confunde, aquello, de: tener el gobierno, en el capitalismo, con la toma del poder en la revolución. ¡Como, lo hacés, ¡vos!.

Y como cierre de tu irreverente dislate, nos decís:

...”Y allí nuestra segunda conclusión, y tenemos que aprovechar el contundente juicio de los hechos sobre la experiencia para que esa conclusión sea de una buena vez asimilada por la izquierda de intención socialista de Nuestra América. Hay que abandonar toda esa leyenda de “segunda independencia”, “liberación nacional” (dentro del capitalismo), fases o etapas preparatorias (dentro del capitalismo), frentes “patrióticos. Y no olvidar “fuerzas armadas (de tipo pretoriano burgués) patrióticas”. La experiencia venezolana debe de servir en primer lugar para eso.”...

Con este último aporte, te estás alineando lisa y llanamente junto al enemigo de clase capitalista, defendiendo la continuidad del sistema para la explotación del hombre por el hombre, prefiriendo como el más infesto gusano, arrastrarte en el más profundo quietismo oscurantista en el fondo del reflujo de clases, bajo tu consigna de: ...Hay que abandonar toda esa leyenda…, porque, ¡nada sirve!, y dejen, que yo, les diré, ¡el cómo!.

¡Bueno!, ¡bueno!, Fer, la verdad que nos superaste con tus aportes y creemos que sería de buena decisión que la Posta viera la posibilidad de no publicarte más tus maratónicosmamotretos enfermizos en la dirección de preservar la salud psíquica de sus lectores.

Agradezco, si es posible publicar esta respuesta, les saludo, agradecido, Tejano

URUGUAY, Montevideo, domingo 20 de agosto del 2017

- postaporteñ@ 1810 - 2017-08-20 20:40:36
postaporteñ@_______________________________

Argentina / En manos de Mauricio: un balance del seguidismo de la izquierda a Cristina

Razón y Revolución

17 DE AGOSTO DE 2017

Otra vez, el relato “progresista” vuelve a desnudar su verdadera naturaleza y mostrarse como lo que verdaderamente es: para la burguesía, el arma más eficiente; para los revolucionarios, un pasaje directo al precipicio. Que una izquierda con más de 60 años de historia en la Argentina todavía caiga inocentemente en sus redes es alarmante, y esto que vimos el domingo-lunes es el resultado

Macri demostró que no es un Sr. Burns con aspiraciones golpistas, un nene de papá sin contacto con las masas y sin ideas políticas, que viene a realizar un ajuste salvaje que solo cierra con represión. Si alguien cree que cualquier imbécil puede manejar el club Boca Jr. durante veinte años sin perder el control, que haga el intento. Pero más importante aún, el hecho de que el personaje en cuestión venga ganando todas las elecciones a las que se presentó (él o sus candidatos) desde 2007 debería hacer reflexionar sobre la veracidad de la imagen con la que machaca Página/12

En estas PASO, Mauricio se mostró capaz de armar verdaderas topadoras electorales. Logró triunfos aplastantes en grandes distritos (Capital y Córdoba) y desbancar a quienes llevan treinta años de dominación política, como en San Luis y Santa Cruz. En Capital, relegó a su real competidor (Lousteau) y, con ello, marginó a la UCR. En Córdoba, su triunfo le permite no tener la necesidad de negociar la gobernabilidad con el delasotismo, lo que no pudo eludir ni el mismísimo Néstor. En Santa Fe y Provincia de Buenos Aires, preparó el seguro triunfo en octubre. En la primera, porque las listas internas del peronismo no van a votar a Rossi. En la segunda, porque Cristina llegó a un techo y Bullrich a un piso, desde el cual va a recolectar los votos de Massa y de Randazzo. Y lo más importante, ganó con un candidato impresentable contra quien gobernó el país doce años.

A nivel nacional obtuvo el 36%, lo que es bastante. Pero hay que entender que es solo un piso. Pasar el 40% nacional en elecciones legislativas (siempre proclives a la oposición), a dos años de gobierno, es un triunfo descomunal e histórico. El macrismo está a punto de conseguirlo.

Si esto fuera poco, ya tiene la sucesión presidencial garantizada en María Eugenia Vidal. Estamos asistiendo a la conformación del primer partido nacional con voluntad hegemónica desde el peronismo, luego del fracaso del “Tercer movimiento histórico” de Alfonsín y la “transversalidad” kirchnerista (que se desintegró en menos de un año con el voto “no positivo”). Eso significa que la burguesía ha encontrado a su personal político y al partido que va a cerrar la crisis del 2001. Para enfrentar la situación, cualquier partido revolucionario debe hacer un análisis serio. Todos los balances triunfalistas y que hablan de “masivo rechazo al ajuste” y una inminente “caída del gobierno” deberían dejar de hacer el ridículo y estudiar mejor el asunto.

Ante todo, hay que preguntarse, qué votó la gente. En concreto, ¿cómo hizo el Gobierno para arrasar en medio de una crisis heredada de la que no se salió y cuando todos los analistas coinciden en que haya recuperación o no, todavía la gente no siente ninguna mejora? Muy sencillo: apeló a la política. Más aún, jugó el papel de “opositor” en una campaña puramente negativa. “Queremos cambiar el país y Cristina no nos deja” fue el mensaje subyacente a todos los spots. Se apeló al voto castigo como si Cristina todavía estuviese gobernando: todos los males son culpa de Ella. Macri logró superar el economicismo de la mayor parte de la clase obrera, cuyo voto suele estar atado a una concesión tangible e inmediata y llevarlo a un reclamo político: para estar mejor, se tiene que ir Cristina. Y las masas le respondieron: que se vaya.

Podemos mostrar la debacle de Cristina desde el punto de vista cuantitativo. Por supuesto: sacó menos votos que Aníbal en 2015 y casi tantos como Insaurralde en 2013 (solo un punto y medio más). Claro que puede decir que sacó dos puntos más que su marido en 2009, cuando perdió con “Alica, alicate…” Del 54% a nivel nacional en 2011 pasó al 37% en 2015 y, ahora, al 16% cifra que puede bajar aún más en octubre si algún dirigente del PJ se le pianta. En dos años, estando en la oposición de un gobierno que no ha enderezado la economía y que enfrentó un escenario sindical complicado, el kirchnerismo no solo no consiguió sumar votos, sino que perdió más de la mitad de los propios. Con estos números, cuesta mucho creer que haya compañeros que todavía crean sinceramente que Cristina representa algo.

Pero, otra vez, la mayor evidencia de la debacle no está en los números, sino en lo que representan, en el contenido de esos votos: Macri ganó por el rechazo a Cristina. Y la medida de su triunfo es la del rechazo popular a lo que se percibe como lo que es: una banda de millonarios, ladrones y asesinos de obreros.

La debacle era fácilmente predecible. Nosotros lo hicimos muchos meses antes de las elecciones (véase intervenciones de Eduardo Sartelli en Frecuencia Zero y la nota de Federico Genera en El Aromo). Habiendo perdido las últimas dos elecciones en la provincia siendo gobierno, sin la caja estatal, revoleando bolsos y pesando dólares delante de la gente, habiendo dejado al país en ruinas y, para colmo, con el apoyo muy condicional de los intendentes, ¿a quién se le podría haber ocurrido que Cristina iba a ganar? Lo que muestra esta elección es que el kirchnerismo es un fenómeno puramente estatal y no hay ningún movimiento de masas detrás. Todo lo que sacó se lo dieron de mala gana los intendentes, que necesitaban una boleta más competitiva que Randazzo para no ser deglutidos por Vidal. Y eso solo en Provincia de Buenos Aires. En el resto, nada. Si la izquierda hubiera tomado nota, se podría haber ahorrado el trabajo de arrastrarse al lodo de Aníbal, Boudou, Milagro Sala y De Vido, para ver si conseguía algún voto.

Pero la suya (la de Cristina) no es la única derrota. Hay que anotar también al PJ disidente, que no pudo armar una coalición nacional y ninguno de sus dirigentes representa la dirección un movimiento de masas. Son solo una vaga alianza de administradores de cajas financiadas por el Estado central. Y, por lo tanto, muy laxa y cambiante. Por lo tanto, el dato más importante de esta elección es la desaparición del peronismo, ya no como movimiento histórico, sino como estructura política.

A esta altura, Cristina se reveló como el mejor cuadro del macrismo. No solo porque le permitió polarizar con ella y canalizar un voto bronca retrospectivo, sino porque ella bloquea cualquier reagrupamiento de la oposición burguesa. No permite que se rearme el PJ tradicional ni puede construir una oposición con un reformismo variable por fuera del partido, al mantener a figuras impresentables (empezando por ella misma). Por el momento, tiene la suficiente fuerza para lo primero y la suficiente debilidad para lo segundo. Si Cristina, Aníbal, De Vido y Milani fueran presos, Massa se quedaría con el PJ y por fuera surgiría algún populista con la intención de canalizar el descontento dentro del sistema. Pero así puestas las cosas, el reformismo está en su momento de mayor debilidad política y la izquierda tiene una formidable oportunidad de barrer con él.

Pero el FIT es incapaz de una cosa así. En estas elecciones, volvió a mostrar su ineficiencia e impericia. Volvió a sacar menos votos que el 2013 y solo sacó un poco más que las paso 2015. A nivel nacional, obtuvo el 3,7% de los votos. Nada. Absolutamente nada. Hace seis años que el FIT existe y no ha pasado del 5,25%. Hizo su máxima elección en el 2013 y desde ese entonces se estancó. Seguramente, para octubre el FIT reciba los votos de los distritos centrales donde el IFS no pudo llegar al piso requerido y seguramente será presentado como un crecimiento basado en los “aciertos” de la campaña. Dos datos son curiosos. El primero, que este estancamiento se produce ha en medio de la crisis económica, un ajuste y un descontento generalizado que arranca en 2013. El segundo, que el FIT se estanca en votos justo cuando el PO decide entregarle la dirección del frente al PTS, con la excusa de lograr una mejor estrategia electoral. Justamente, su mejor elección se dio en el marco de un rechazo generalizado al kirchnerismo, sin que la figura de Macri empujara a la izquierda a pegarse a Cristina por miedo a ser tildados de “gorilas”.

De nada sirvió lavar el programa, dejar de hablar de Socialismo, cambiar a Nico de lugar, entregarle todo al PTS, defender a De Vido y marchar con Milani. No se cosechó ningún voto más. Los kirchneristas duros votaron a su Jefa y no a una mala copia. Los que estaban en crisis, votaron a alguna variante burguesa que se mostrara bien diferente. El conjunto de la clase obrera, por su parte, salió a repudiar a Cristina, que en su debacle arrastró a la izquierda que había atado su suerte a la de Ella. Anticiparon mal los resultados porque hicieron una muy mala lectura del humor popular. Es decir, no saben cuál es el estado de la conciencia de la clase obrera. Le hablan a un obrero peronista que no existe más. Así les va…

De cualquier manera, muchos o pocos, esos votos no tienen ningún significado real, porque no son el producto de una apelación revolucionaria. Con una campaña revolucionaria, ¿hubiéramos cosechado más votos? No lo sabemos. Y, hasta cierto punto, no importa, porque seguramente esos (sean más o sean menos) iban a ser votos reales. Al final de las elecciones, ¿tenemos más obreros revolucionarios o menos? No lo sabemos, porque les pedimos votar por mejorar el sistema tal cual está o simplemente por quienes “los defienden, siempre”.

Al haberse dedicado a seguir a Cristina (incluso incondicionalmente), la izquierda ató su suerte a la de ella. Utilizada como elemento de tracción de votos oficialistas y de bloqueo a toda oposición, el apoyo de la izquierda a esta figura coloca al FIT como parte (involuntaria, pero real) de la reconstrucción del régimen político en general y del macrismo en particular. En un intento desesperado de no aparecer ligados al macrismo, lo terminaron consolidando. Si hubieran seguido una política independiente, seguramente hubiesen canalizado el descontento contra Cristina y también el que apunta al macrismo, y la debacle cristinista, en lugar de un grillete, sería una oportunidad fabulosa de provocar una crisis de conciencia.

¿Hay más? Sí, hay más. Como si esto fuera poco, los dirigentes del FIT no tuvieron decoro a la hora de hacer un balance. Para Pitrola, la población rechazó a Macri. Tanto, que incluso “la oposición pagó el costo de su complicidad con el ajuste macrista”. ¿Alguien le alcanzó, a esas horas de la noche, algún resultado electoral? ¿Así que las masas votaron contra el ajuste dándole el triunfo al oficialismo en casi todo el país? ¿Cómo se puede faltar el respeto a toda la militancia de esa forma?

El PTS, más osado aún, dijo que las elecciones expresaban una “polarización nacional”, entre Cristina y Macri. Otra vez, ¿hicieron alguna cuenta? Macri obtuvo un piso del 36% y Cristina un techo del 16%. No hace falta un doctorado en estadística para comprenderlo.

Quien mostró una voz disidente es Jorge Altamira, quien explicó que “las victorias de ‘macropejotistas’ como Urtubey en Salta; Morales en Jujuy; la de los socios del macrismo en la Mesopotamia; en La Pampa (en Neuquén fue apuntalado por el MPN)”. Es decir, que entiende que quienes ganaron en las provincias, lo hicieron en consonancia con el oficialismo. Altamira puede tener varios errores, pero al menos lee los diarios antes de opinar. Eso sí, se equivoca cuando caracteriza que el voto a Macri es burgués y a Cristina obrero (“Las urnas han mostrado una polarización social impresionante entre las clases medias y altas, de un lado, y los obreros y sectores empobrecidos, del otro”). Este tipo de opiniones está al servicio de habilitar una alianza más profunda aún con Cristina. Creer que la clase obrera no votó a Macri también es propio de un autismo político serio.

Una dirección que no puede tomarle el pulso a la clase obrera, que desconoce las relaciones de fuerzas políticas más elementales, que conduce a sus bases de derrota en derrota, que obliga a genuflexiones y humillaciones históricas sin ningún resultado real, cuya desorientación la lleva a formar parte de la reconstrucción del régimen y que, para colmo, produce balances infantiles y delirantes, está agotada y es un obstáculo al desarrollo político de la clase obrera. No solo son peronistas encubiertos. Son, además, incompetentes.

Si la vanguardia no crea sus propios mecanismos, va a ser sacrificada en el altar del reformismo. Llamamos a todos los militantes, activistas y luchadores obreros a hacer un balance de la experiencia del FIT, dar un paso al frente y construir un partido revolucionario.

Razón y Revolución

RyR - postaporteñ@ 1809 - 2017-08-18 15:34:05
postaporteñ@_______________________________

Grapa , enseñame el arte de ver mi propia historia / Como si esta ya fuera ceniza en la memoria

Amodio Pérez:

“Toda la historia de Mujica es falsa; entregó a compañeros”

El extupamaro Héctor Amodio Pérez señaló a Inicio de Jornada que “toda la historia del expresidente José Mujica es falsa”. “No fue torturado y colaboró con los militares”, aseguró.

“El Ñato  (Eleuterio Fernández Huidobro) y Mujica entregaron a compañeros”, afirmó Amodio Pérez sobre una supuesta colaboración con las Fuerzas Armadas.

Amodio Pérez se quejó de la Justicia y aseguró que fue procesado” sin ninguna garantía”. “Un juez extralimitándose en sus funciones, se permitió hace consideraciones de tipo personal que no se ajustan a derecho y son vejatorias”, indicó  “Lo que me hicieron fue un juicio político”, concluyó.

Escuche entrevista completa en CARVE

https://soundcloud.com/radio-carve/hector-amodio-perez

 

Amodio: "Mujica entregó a todo el Cerro, botella de grapa mediante"

El exguerrillero dijo que el expresidente también se encuentra entre los tupamaros que participaron del "intento de golpe bueno" con el coronel Ramón Trabal.

El País 16/8/17

El extupamaro Héctor Amodio Pérez acusó esta mañana al expresidente José Mujica de "entregar compañeros" durante la persecución de las Fuerzas Conjuntas al Movimiento de Liberación Nacional (MLN).

En declaraciones al programa Inicio de jornada de Radio Carve, Amodio aseguró que "Mujica entregó a todo el Cerro y el Paso de la Arena, botella de grapa mediante".

"Yo conozco la historia de la detención de Mujica, me la han contado militares que participaron de su detención, y es ridícula", aseguró.

El exguerrillero aseguró que "toda la historia" del ahora senador "es falsa" y que "es mentira" que el ex mandatario fue torturado mientras estuvo detenido, previo al golpe de Estado de 1973. "A Mujica no lo tocaron", aseguró.

"A Mujica lo detienen en Florida, entregado por Lucía (Topolansky) al Batallón. El capitán (Carlos) Calcagno lo sienta a la mesa y le dice 'bueno Pepe, aquí tenemos dos caminos: o nos contás lo que sabés o ya sabés lo que pasa'. Mujica dijo 'BUENO, SERVIME UNA GRAPA'. Se tomó un grapa, se tomó dos y entregó a toda la gente que conocía del Cerro y del Paso de la Arena", relató Amodio

"¿Por qué Marenales se enfrenta después (de la dictadura) a Rosencof, a Fernández Huidobro y a Mujica? Porque sigue defendiendo la tesis de que no los torturaron. Él sabe que no los torturaron, lo mismo que a él, no los tocaron", aseguró.

"TODA LA HISTORIA DE MUJICA ES FALSA: NO FUE TORTURADO, colaboró con los militares en la fabricación del 'golpe bueno'", dijo y manifestó que los dirigentes presos estaban dispuestos a "dar un golpe 'bueno', preventivo contra los 'malos'", quienes finalmente dieron el golpe de Estado.

"Fernández Huidobro cuenta que él presenció cómo torturaban. Se sabe que hubo presos que formaban coros de gente que gritaba para presionar a los que eran torturados", señaló el exguerrillero

Wilson y el golpe bueno

Amodio también dijo que Wilson Ferreira Aldunate estaba vinculado al "golpe bueno" de carácter "peruanista" que planeaban militares y tupamaros.

"Los presos que estaban en otros cuarteles fueron llevados al cuartel de La Paloma para hacer propaganda de esos acuerdos porque esa era la solución. Esa era la victoria del MLN, el 'Ñato' le estaba escribiendo los discursos a los militares", indicó.

Amodio contó que el militar que encabezó ese intento de "golpe bueno" fue el coronel Ramón Trabal, quien posteriormente "es acusado por sus viejos compañeros de armas de traidor". Tras el golpe de Estado de 1973, Trabal fue enviado como agregado militar a la Embajada de Uruguay en Francia y en diciembre de 1974 fue asesinado en circunstancias que nunca se pudieron establecer.

El extupamaro afirmó que si ganaba el sector de las Fuerzas Armadas afín a Trabal, había un golpe "a la peruana", con un gobierno que contarían con la participación del MLN y "con Wilson Ferreira, que era la otra parte".

Consultado sobre el vínculo del entonces líder del Partido Nacional con este "golpe bueno", Amodio Pérez aseguró que "es un hecho que surge claramente de las publicaciones, incluso de las biografías de Wilson que se han escrito"

"He hablado con gente que participó en lo que después derivaría en los acuerdos posteriores a la dictadura, donde Wilson se ofreció para ser el portavoz civil de los militares, que en ese entonces se creía que representaban a un sector progresista de las Fuerzas Armadas" e indicó que en ese momento "también cayó el Partido Comunista, la CNT (hoy Pit-Cnt) y el MLN"

Las torturas

Amodio Pérez,  se refirió a los "traidores" del MLN y manifestó que "hubo gente que (siendo) torturada dio información y hubo gente, que no fueron torturados y dieron información". Luego, señaló a Mujica, Rosencof, Fernández Huidobro y Henry Engler

Al recordarle que él también entregó información sin ser torturado, reconoció a Inicio de jornada que lo hizo sabiendo que "no iba a aguantar". "Yo intenté suicidarme, afortunadamente fallé porque no podría contar esta parte de la historia", agregó.

LAMANNA: "Huidobro fue el gran traidor; Vázquez era hombre de confianza de la Dictadura"

Publicado el miércoles 10 de mayo del 2017 - Entrevista en Rompkbzas

El exmilitante tupamaro Sergio Lamanna, dijo en Rompkbzas que "Eleuterio Fernández Huidobro fue el traidor, el gran traidor.Está admitido por todo el mundo y hace muchos años. Él colaboró con los militares en el camino de los militares hacia el poder", tras la polémica generada tras la publicación del libro de María Urruzola "Eleuterio Fernández Huidobro sin remordimientos". Además, se refirió al actual presidente como "hombre de confianza de la dictadura".

"Fue una maniobra gigantesca de inteligencia, donde se creó al impostura de los militares progresistas. Esto se expandió en sectores del Frente Amplio (FA) y del pueblo, que creyeron. Fernández Huidobro estaba asustado por quedarse preso. Y él creía que estando por la ley civil, podía zafar, porque afuera ya no había organización que lo pudiera sacar", indicó Lamanna.

El exmilitante dijo no cree "que Rosencof, el 'Ñato' (Fernández Huidobro), (Jorge) Manera Lluberas y Marenales no se dieran cuenta que esto era una operación de inteligencia. ALGUNOS PLANTEARON LA RENDICIÓN INCONDICIONALdel Movimiento de Liberación Nacional (MLN), y en este cuadro, los militares querían la entrega de todas las armas y de Sendic".

Al padre del actual vicepresidente "lo capturó la Marina", gracias a la colaboración "del ruso (Rosencof), el 'Ñato', Mujica, Manera Lluberas y Marenales, que llevaron a los militares a capturarlo", recordó LAMANNA."Tanto es así", remarca, "que en el 1986 en el Comité Central, Sendic les dice 'yo quiero que me digan cuáles de ustedes cuatro fue el que me delató al ejército'. Y se armó un lío terrible, porque cuenta (Ricardo) Perdomo que Fernández Huidobro pensaba que lo iban a matar, e hizo un discurso para que no se llegue la violencia"

El también militante Julio "Marenales dice en su libro cree tener autoridad moral como militante, porque fue apresado dos veces y torturado -apresado de la policía, 24 horas,acotó Lamanna-. El "Bebe" (Sendic) militó con todos, con el 'Ñato', con todos. Y por varios años en el Penal de Libertad, tenían al 'Ñato' como uno de los que había entregado al MLN"

"Se construyó un relato como que había que ayudar a los militares progresistas, porque detrás venían extremistas, neonazis, y eso tendría consecuencias graves. Todo eso era mentira. Los militares famosos progresistas hacían parte de esa operación. Pero la operación era capitaneada por los militaresRAMÓN TRABAL Y ESTEBAN CRISTI,por las agencias norteamericanas y el Mossad. El Mossad fue muy activo aquí, y puso civiles al servicio de militares, que los ayudaron a hacer vigilancia", remarcó Lamanna.

Lamanna declaró que fue "entregado" en el momento de la debacle del MLN: "me torturaron, fui encarcelado cinco años. Me condenaron, cumplí la condena y salí. Otros salieron antes que yo, como (Ernesto) Agazzi"

"BEBE SENDIC SE DIO CUENTA QUE ESTABA SIENDO TRAICIONADO. ÉL NO COLABORÓ.En el cuartel le mintieron a Sendic, de que si él se entregaba en ese cuartel, se paraba la violencia. Él entra al cuartel, y le presentan un cuadro, pasan por un lugar donde había presos encadenados, sucios, como si realmente fueran torturados".

Otra revelación de Marenales, siguió Lamanna, fue que "en el Batallón Florida no lo torturaron a él ni a Mujica. Al 'Pepe' lo entregó Lucía (Topolansky). No hizo uso de las armas, cayó sin tirar un tiro". El exintegrante del Movimiento de Liberación Nacional siguió sus acusaciones diciendo que "del'PEPE' PARA ABAJO, SON TODOS UNA MANGA DE TRAIDORES. Mucha gente está desorientada con lo que está haciendo, la corrupción, que es el camino natural y directo del traidor. Se hicieron negocios con el hijo del presidente sin que haya llamado a licitación, como el Plan Ceibal"

Lamanna disparó también contra el actual presidente de la República, Tabaré Vázquez: "Estos hombres colaboraron con la dictadura. Tabaré ocupó un lugar en energía nuclear, porque al anterior lo echaron por comunista. Tabaré era un hombre de confianza de la dictadura"

Consultado sobre si la financiación al MPP continuó luego de entrada la democracia hasta 1998, dijo que "yo creo que siguió más. Me dijeron compañeros en trance de muerte. Se siguieron haciendo asaltos. En el grupo de Perdomo, que era orgánico, había gángsteres comunes. Se robaron autos, se llevaron a Paraguay, se los cambiaba por droga que después se vendía en Uruguay". "Cuando esos gángsteres fueron presos, Mujica movió los hilos para que fueran liberados, y después fueron usados como custodios",reveló Lamanna

El extupamaro dijo que "Sendic, a la salida de la dictadura, trató de que todos los que tuvieron algo que ver con la derrota del MLN no participaran de las instancias electivas.Salvo Mujica, que nunca fue dirigente de nada, y estuvo uno o dos meses en el final. No tenía opinión política, ni fue responsable de la derrota del MLN. Mujica empezó a tener una carrera ascendente, con la complicidad de Fernández Huidobro, que se había vetado en esa época por su actitud con la dictadura. Utilizó a Mujica, le fue dando herramientas a Mujica que va ascendiendo en el MLN. Nada se hacía en el grupo sin la anuencia de Mujica".

"ROSADILLA Y BONOMI, COLABORARON CON LOS MILITARES.De las bandas tenían conocimiento, no sé si actuaron", aseveró el exmilitante.

El producto de los robos fue usado por Sendic para los MOVIMIENTOS POR LA TIERRA CONTRA LA POBREZA. Se compraron herramientas, tierra, una barca en La Paloma. Al morir Sendic, el MLN quiere hacerse de esos bienes.Empieza el proceso de tire y afloje porque Sendic decía que eran cosas para el pueblo, pero los dirigentes del MLN lo querían usar para el vórtice de plata que significaba el MLN en ese momento (los medios que tenían)

Estos compañeros, que estaban en desacuerdo con la línea política del MLN, no querían acceder. Rony SCARCELLA era uno de ellos. Un compañero cuenta que en una reunión se da una discusión sobre qué se hace con Rony, y un compañero al que Sendic dejó como encargado de una chacra, pero que no era del MLN.Ahí surge la condena a muerte. El 'Ñato' defendía que no se hiciera eso. Este compañero le avisa al que no era del movimiento, que se presenta en la sede del MLN. Fue y dijo que tenía los bienes: 'Aquí están'. Se los devolvió y por eso se salvó la vida y está vivo hasta el día de hoy"

Consultado sobre los archivos Castiglioni y Berrutti, Lamanna dijo que "contienen trazas de verdad. 'La policía sabía todo lo que hacíamos', dijo Marenales. Los que mataron a Berrios, estaban en contacto permanente con el MLN. Cuando tenían a Berrios preso, le pidieron asesoramiento para mantenerlo preso y tranquilo, porque era incontrolable. Los traidores los asesoraron. Yo he pedido que estas verdades se preserven en mucha cantidad, pero no hay garantías".

audio completito

http://audios.espectador.com/2017/05/10/ent170510lamanna.mp3

posta - postaporteñ@ 1809 - 2017-08-18 15:21:31
postaporteñ@_______________________________

BOTÓN DE MUESTRA

La liberación de una parte del archivo del espionaje militar en democracia trajo adhesiones y enojos. Y evidenció una tensión acumulada en cuanto a las opiniones sobre cómo se manejan estos documentos. Más allá –o más acá– de la forma en la que Brecha eligió publicar los documentos, quedaron latentes los diferentes criterios del gobierno en cuanto al acceso a la información reservada y la opacidad que prima sobre los archivos del pasado reciente

ANGELINA DE LOS SANTOS / MARIANA CONTRERAS-Brecha 11/8/17

Eran las 14.59 del jueves 27 de julio cuando Brecha liberó en su web algo más de 14 mil páginas que confirmaban, definitivamente, el espionaje ilegal y sistemático que la inteligencia militar llevó adelante sobre personas y organizaciones en democracia.

Desde octubre de 2016 el semanario había estado revelando a sus lectores detalles de todo el andamiaje burocrático montado por los militares, su operativa, sus objetivos a espiar (sindicatos, partidos, medios de prensa –Brecha entre ellos–, organizaciones sociales y religiosas, etcétera), que terminaron convenciendo a algunos diputados de crear una comisión investigadora para comprobar la existencia del espionaje en democracia y eventualmente determinar responsabilidades y su posible derivación a la justicia penal. Hallados en 2006 por la entonces ministra de Defensa Azucena Berrutti, los documentos fueron ignorados durante diez años por todo el espectro político

Apenas publicados, comenzaron las reacciones. Primero fue en las redes sociales: algunos celebraron la iniciativa, otros, entre ellos varios integrantes del equipo de historiadores de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, de la Presidencia, cuestionaron por qué no se tacharon los nombres de militantes que quedaban expuestos en detalles de su vida íntima sin relevancia para el resto de las personas; otros alertaron sobre la “carne podrida” que podría contener la publicación. “Repudiable”“inmoral”, dijeron algunos. Hubo también quienes exigieron conocer cómo Brecha accedió al material. En los medios, pocos consignaron la noticia, algunos comenzaron a hacer pública información proveniente del archivo, otros abordaron algunas aristas del asunto a través de columnas de opinión. El silencio del Estado, del gobierno y de la clase política toda resultó ensordecedor.

UN GATO Y UNA EXPLOSIÓN

Si para algunos la revelación de datos personales es un hecho que anula cualquier aporte de conocimiento que los archivos pudiesen hacer, para otros lo fundamental de su difusión es que se confirma la existencia de un organismo de inteligencia funcionando en democracia y en dictadura, al margen de cualquier control e institucionalidad, pero amparado en una especie de blindaje protector impenetrable. Otros encuentran la oportunidad de señalar la ausencia de una institucionalidad que cuide y unifique los criterios de acceso a los archivos, considerados hasta ahora “opacos” y “discrecionales” a pesar del marco regulatorio existente que debería garantizarlo  En ese marco, para los entrevistados (abogados, integrantes de organizaciones, familiares, historiadores, políticos) lo de Brecha aparece como la punta de un iceberg, y lo que subyace es la existencia de una tensión de larga data en torno a una (no) política del patrimonio documental nacional, y el debate pendiente sobre la custodia y acceso a los archivos que lo conforman, principalmente los referidos al pasado reciente.

“La advertencia de que los archivos están, que contienen la información y que el Estado debería procesarlos de alguna manera para ofrecerlos al público, es un reclamo de la sociedad que no tiene un año, tiene diez. Llega un momento en que las cosas explotan, lo hizo a través de Brecha, pero podría haber explotado por cualquier lado”, dijo Isabel Wschebor, ex directora de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente. “El mérito es el de tirar el gato arriba de la mesa –opinó, por su parte, el historiador Carlos Demasi–. De los archivos no se hablaba, después decían que no existían, cuando existieron dijeron ‘ah sí, pero no dicen nada importante’, y aparecen los documentos y ¡caramba!, parece que sí decían cosas importantes, pero nadie agarraba el toro por las guampas.”

Elena Zaffaroni, integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, considera que estos archivos cobran una “gran relevancia” en las causas judiciales por el “secretismo” que los rodea: la “política (del Estado) hacia las Fuerzas Armadas las abroqueló totalmente en el silencio, entonces vos ves que no hay fisuras, que desde 1985 hasta hoy no hay cómo llegar a tener información si no es por medio de archivos. (…) Son archivos de los militares, responden a sus propios objetivos; eso genera una situación compleja porque tienen información pero no son la verdad, no tienen por qué ser la verdad, y el que aborde esa página tiene que ir con toda esa precaución”, advirtió.

EN TODAS PARTES

El debate sobre qué hacer con los archivos generados durante períodos represivos y de terrorismo de Estado no es exclusivo de Uruguay. Desde los archivos de la guerra en Argelia, pasando por los de la STASI, hasta los de la guerra civil española “están demostrado que el principal problema de los gobiernos es que, habiendo pactado una transición política ‘en paz’ y de no explicitación de cuáles fueron las responsabilidades del Estado en esta materia, la publicitación de las formas en las que se investigaba a las personas se vuelve en contra de la forma en que estos estados decidieron pactar para salir de sus dictaduras”, opinó Wschebor, en referencia a las prácticas de inteligencia que el Estado no revisó al retornar a la democracia y que durante al menos 30 años siguieron adelante sin que las autoridades legítimas se enteraran. “Cambiar la lógica de la administración lleva tiempo, porque el régimen de terrorismo de Estado y su actuación ilegítima fueron impuestos por temor y terror, pero también con muchísimas complicidades que hasta el día de hoy se mantienen, como se mantiene el pacto de silencio mafioso entre los torturadores”, señaló por su parte Felipe Michelini, integrante del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia, creado por Tabaré Vázquez al inicio del actual gobierno y que funciona en la órbita de la Presidencia.

En escenarios así, propiciar la discusión queda en manos de las organizaciones sociales, que a su vez presionan para obligar la desclasificación de archivos y lograr que su acceso –con suerte– no esté restringido a los académicos. “Los archivos dejan visible el espionaje en democracia y la operativa de militares infiltrados para continuarlo hasta el día de hoy. Eso nos compete a todos. No es de académicos ni de investigadores. A 40 años de la dictadura y con hechos así no podemos seguir pensando que lo principal es restringir, sino todo lo contrario”, sostuvo Zaffaroni.

EN BUSCA DE UN MARCO

El marco regulatorio creado a partir de la llegada del progresismo al gobierno permitió avances pero mantuvo opacidades y, sobre todo, no logró soluciones completas. El Archivo General de la Nación (AGN) tiene 120 quilómetros lineales de documentos judiciales, la mayoría de ellos sin catálogo ni descriptores, contó el historiador Nicolás Duffau“Vas tanteando a ciegas”, advirtió. Vania Markarian, responsable del área de investigación histórica del Archivo General de la Universidad de la República, advirtió que “siguen existiendo grandes carencias en las condiciones de preservación y acceso a los múltiples archivos oficiales sobre el período de la dictadura que se han detectado en la última década”, y aseguró que hay diferentes criterios de tratamiento y acceso establecidos para los archivos ubicados en la cancillería y los ministerios de Defensa e Interior /1

En conversación con el semanario, Markarian reclamó una institucionalidad que elimine la opacidad y la discrecionalidad en el acceso y que homogeneíce criterios: “Ahora aparecieron los archivos del FUSNA (Fusileros Navales). La primera decisión es decir: está en este lugar, el volumen es este, las fechas extremas parecen ser estas y el procedimiento va a ser este, que sigue estos lineamientos. ¿Quién está entrando? ¿Bajo qué condiciones? ¿Cuál es el destino? ¿Quién garantiza el acceso? Yo no tengo idea, no sé si alguien la tiene. Mi preocupación es formal en el sentido más político de la palabra”

“He visto que se habla mucho del AGN y nadie analiza que es una dependencia subordinada al Poder Ejecutivo. Si éste define que el archivo será visto por tres o cuatro personas que designa el propio Ejecutivo, el AGN no puede tener una política distinta”, dijo Wschebor. Sucede que ni siquiera los propios ministerios tienen claro quién clasifica como reservados los documentos y quién puede desclasificarlos. Prueba de ello es la respuesta dada por Martín Fabregat, asesor en comunicación del Ministerio de Defensa, en la que aseguró que una vez que los archivos pasan al AGN ya “no dependen ni funcional ni operativamente” de esa cartera. Sin embargo, la ley de acceso a la información pública establece que el organismo que generó el archivo es el que toma esas decisiones

Frente a las reservas declaradas por el Ejecutivo aparecen las soluciones parciales. Por ejemplo, la mencionada ley habilita a dar información a las personas directamente implicadas. “Entonces se abren sistemas de clasificación exclusivos para las personas que están implicadas. Soluciones parciales para una definición que está por encima de todo el mundo en la escala jerárquica y administrativa. Esa es la discusión que hay que dar: cómo se generan condiciones para que el Ejecutivo entienda que si abrimos los archivos no va a pasar nada. No va a ser un escándalo público”, opinó Wschebor.

A su vez, el gobierno tiene a su disposición la Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP), que se encarga de asesorarlo en estos temas, sin embargo, Mariana Gatti, miembro de la institución, aseguró que no han recibido ninguna denuncia ni consulta sobre el tema.

El asunto no es sencillo. Como casi todo alrededor de los archivos, tampoco aquí parece existir consenso. En una columna publicada la semana pasada en La Diaria,/2 Carla Larrobla, integrante del equipo de historiadores que investigó sobre detenidos desaparecidos, recordó un seminario realizado a fines de 2016 que no logró cumplir su objetivo de consensuar criterios que “permitieran elaborar un protocolo nacional de acceso a la información”, debido a “las dificultades que representa este asunto y las múltiples posiciones que existen al respecto”

Antes, en 2008, a raíz del hallazgo de los archivos del espionaje por la ministra Berrutti, se comenzaron gestiones para crear un “Archivo nacional de la memoria”, recordó Edison Lanza, entonces integrante de la organización CAinfo y hoy relator especial para la libertad de expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Entre los aspectos a regular, explicó Lanza, estaba que quienes perpetraron el espionaje y la actividad ilegal no mantengan la custodia de esos archivos y que pasen a otras agencias del Estado, que fuera un archivo destinado a conocer lo sucedido, que contribuyera a recuperar la memoria, y con los fines de reparación, de justicia y otros fines”

También se regularía su acceso, “siempre bajo el principio de máxima divulgación y de que las excepciones sólo puedan ser establecidas por una ley, porque hablamos de regular un derecho fundamental como es el derecho a la información y a la verdad, y proteger algunos bienes, como los datos sensibles de las personas”. Pero faltó voluntad política y sobraron discrepancias de criterio. “Algunos estimaban que primero debía ser objeto de un tamizado por los historiadores, que era temprano para liberarlo así nomás, todo el mundo hacía acuerdo en que la justicia debía acceder, luego se puso a disposición del AGN para que víctimas y familiares pudieran acceder, ahí se hizo un buen trabajo”

Finalmente el Ejecutivo elaboró otro proyecto que se aprobó en 2008 (ley 18.435), que “en materia de acceso remite a la ley de acceso a la información”, por lo que para Lanza “resultó en casi lo mismo que mantener el problema latente, porque no estableció las reglas para el acceso público, que es lo que ahora se discute nueve años después”

Según afirma Markarian, parte del fracaso se debió a la resistencia de historiadores y archivólogos, que se oponían a que se separaran del archivo de información e inteligencia policial los años vinculados al terrorismo de Estado con el fin de alojarlos en esta nueva dependencia: “Se advertía así acerca de los peligros de establecer cortes tajantes y hacer de las discusiones contemporáneas, atravesadas por pasiones políticas y dolores acuciantes, la forma central de definir qué hacer con documentación perteneciente a archivos históricos de gran valor en la larga duración” /3

PARA QUÉ SIRVE UN ARCHIVO

Dice Demasi que sobre los archivos pesa cierta “sacralización” equivocada, como si alcanzara con entrar a uno y elegir la carpeta correcta para encontrar allí el documento que dirá quién mató a Julio Castro o quién es el responsable de la desaparición de una persona. No funciona así. La lógica indica –sostiene el historiador– que el archivo debe ser manejado como una globalidad. De esa manera, “más que saber si fulanito tiene una amante, lo que encontrás es la lógica de la observación, qué cosas están mirando, la subjetividad que construye el archivo sobre el que lee los documentos, cuál es el tipo de visión de la sociedad que intenta dar, y a partir de ahí empezás a ver qué te dice el archivo”. Wschebor reafirma el concepto. En sus palabras, en el archivo de espionaje en democracia “puede verse la carátula, la figura del ‘manipulador’, hay uno que brinda la información, otro que la manipula, hace el informe, están los datos administrativos, cuánta plata le pasan, los datos del nivel de conflicto que genera esto… hay una cantidad de datos de contexto que son relevantes. No es sólo el documento. Eso te permite recabar una cantidad de datos para valorar el contenido de lo que éstos dicen”. Explicar esto, dice, forma parte de la función social del historiador.

“Hay una forma más fácil de entenderlo: cuando se inventó la fotografía el público tendía a pensar que lo que quedaba registrado en la imagen era una representación fiel de la realidad. De a poco fuimos viendo que las fotografías no registraban el movimiento de las personas, que la persona que tomó la fotografía había elegido un cuadro, se había corrido de cierto lugar porque capaz no quería que algo saliera en la foto para que la imagen quedara más linda. Fuimos entendiendo que las imágenes no son el reflejo de la realidad. Con el documento escrito pasa lo mismo. También es cierto que es un testimonio: allí había unos edificios que quedaron registrados, hay una cantidad de cosas que son datos, pero tenemos que problematizarlos, hacernos preguntas, qué es lo que se ve y lo que no se ve en ese documento. Qué es lo que se puede confirmar si lo cruzamos con otra fuente que viene de otro contexto de producción. Hay un montón de cosas a analizar cuando nos enfrentamos al documento. No creo que eso sea sólo un tema de los historiadores. Capaz que a través de las imágenes es más fácil de entender, pero también hay que volver a los textos y considerar que en ese sentido todas las fuentes operan de la misma manera.”

“No es el debate fundamental”, contesta Vania Markarian, ante la pregunta de si debe censurarse información que guarda un documento antes de hacerlo público. Dependerá –argumenta– del tenor de la información y el uso que vaya a dársele, de cuándo y entre quiénes se decida. “En esas decisiones entran procesos de consulta y negociación entre sectores involucrados, que están cercanos a los lugares donde se hace política de estos asuntos: grupos de familiares, grupos políticos. Hay que generar algún tipo de consenso. No creo que haya una forma”, afirma, e introduce otro tema al debate: “Me parece que muchas veces ha sido la forma de dilatar” los procesos de apertura.

Si existe un inventario y una reserva de desclasificación a los 15 años, dice Wschebor, aludiendo al archivo de espionaje en democracia, “hay que estar abiertos a manipular lo menos posible la documentación que uno va a desclasificarEn 17 años de trabajar estos temas lo que he visto es que cuando se entra en el tema de si se tacha o no, en general se termina como corporativizando todo, y esa es una forma de dilatar la resolución política de abrir los archivos”. Primero está la discusión sobre si tachar o no, después qué nombres tachar y cuáles no, después empiezan las polémicas porque quienes tachan ven la documentación íntegra y los que quedaron por fuera no la ven. En este contexto de discusión/dilación, la historiadora propone basarse en lo que dictan las leyes: para lo que refiere a las violaciones de derechos humanos el Estado no puede opinar, tiene que brindar la información. Eso en la ley de acceso a la información es inopinable. Un artículo de esa ley establece que la información reservada deberá ser liberada a los 15 años. Y la ley de protección de datos personales no corre porque establece que la información debe ser obtenida legítimamente 

Los casi tres millones de documentos del espionaje en democracia continúan en reserva. En igual situación está el archivo hallado en la casa del coronel retirado Elmar Castiglioni, que se encuentra a disposición de la justicia en presumario, y seguramente exista más documentación todavía no localizada. Habrá que ver si el gobierno se desmarca de los intereses militares y tiene el coraje de intimar a quienes fueron y son parte de las Fuerzas Armadas y al Ministerio de Defensa Nacional, y si procede con criterios comunes y traslúcidos para el acceso a los documentos de inteligencia, o si seguirá perpetuando los privilegios y las arbitrariedades. Pendiente está también la respuesta sobre si el espionaje es cosa del pasado o si ese sistema ilegal –y paralelo– de poder sigue funcionando. Cualquiera sea el caso, hay que encararlo.

1.     “Los documentos del pasado reciente como materiales de archivo. Reflexiones desde el caso uruguayo”, en Contemporánea, año 7, volumen 7, 2016

2.     “¿Buenas prácticas?”, en La Diaria, 5-VIII-17.

3.     “Los documentos del pasado reciente como materiales de archivo. Reflexiones desde el caso uruguayo”, en Contemporánea, año 7, volumen 7, 2016.

- postaporteñ@ 1809 - 2017-08-18 14:06:11
postaporteñ@_______________________________

LA REVOLUCIÓN QUE NO OCURRIÓ

Lástima que ella no pueda vivir, pero ¿quién puede? - Gaff  (E.J.Olmos) a Deckard (H.Ford) en Blade Runner

El príncipe que teme más al pueblo que a los extranjeros debe construir fortalezas; pero el que teme más a los extranjeros que al pueblo debe pasarse sin ellas. No hay mejor fortaleza que él no ser odiado por el pueblo, porque si el pueblo aborrece al príncipe no lo salvarán todas las fortalezas que posea pues nunca faltan al pueblo, una vez que ha empuñado las armas, extranjeros que lo socorran. -  N. Maquiavelo (1)

La primera de esas frases me vino a la cabeza porque si a la novia de Harrison Ford le quedaba poco tiempo de vida era por ser un androide, y con la Constituyente en Venezuela es parecido, una creación artificial y de último momento

Y la segunda es, medio por el costado, una cierta descripción de la situación planteada. Salvo que aquí no podemos hablar de “pueblo” sino de un sector de burguesía y pequeño-burguesía, y una parte descontenta de sectores populares. Y tampoco han tomado las armas en serio porque para eso hay que tener algo más que armas. 

Lo que pasa en Venezuela es complejo. Quiero empezar por la vinculación del problema interno con el contexto internacional.

Venezuela está viviendo un fuerte embate de injerencia extranjera, cerco político, y también amenazas de intervención directa. Esto se suma A (o A ESTO se suma, según se vea) el conflicto interno. 

Denunciar y enfrentar esa agresión externa es fundamental, es ya la primera reacción solidaria de la izquierda del continente (incluyendo a la “no tan izquierda”), e incluso es la oportunidad de golpear juntos, más allá de la postura que tengamos sobre el proceso venezolano. Pero esas diferencias van a continuar y es necesario encarar de una vez el problema de fondo; ya bastante mal andamos. También es una oportunidad para eso, la primera realmente importante en mucho tiempo, y eso se debe a la importancia de dicha experiencia.

En el terreno del análisis, si me permiten y sin ninguna intención “bíblica”, quiero recordar un viejo texto.

...los cambios en la naturaleza son ocasionados principalmente por el desarrollo de las contradicciones internas de ésta, y los cambios en la sociedad se deben principalmente al desarrollo de las contradicciones internas de la sociedad... lo que hace avanzar la sociedad e impulsa la sustitución de la vieja sociedad por la nueva. ¿Excluye la dialéctica materialista las causas externas? No. La dialéctica materialista considera que las causas externas constituyen la CONDICIÓN del cambio, y las causas internas, su BASE, y que AQUELLASACTÚAN A TRAVÉS DE ÉSTAS. A una temperatura adecuada, un huevo se transforma en pollo, pero ninguna temperatura puede transformar una piedra en pollo, porque sus bases son diferentes”. (El subrayado es mío)

No importa quién lo dijo, pero los ratones de biblioteca reconocerán a Mao (Sobre la contradicción) (2) y tal vez a alguno le huela a viejo, pero también tenían cosas lindas los viejos tiempos, como esa metáfora del huevo y la piedra. 

Menos que quien lo dijo importa si lo que allí se dice es correcto. Y no hablo en abstracto sino en este caso concreto.

¿Cuál es la BASE del conflicto que vive hoy Venezuela? ¿La agresión extranjera o las contradicciones sociales internas? Que las dos cosas están asociadas, y que se alimentan mutuamente, ya lo sabemos. Pero eso no contesta la pregunta. ¿Y de donde vienen esas contradicciones, por qué estallan ahora, por qué han permanecido sin resolverse durante todo ese proceso?

Voy a comenzar con una comparación: Venezuela con Cuba. El huevo y la piedra.

De nuevo: también en relación a Cuba hay posiciones diferentes, pero si queremos hacer una valoración global y en perspectiva del camino cubano es útil compararlo con el venezolano. Claro está que comparamos cosas diferentes en tiempos y condiciones diferentes, procesos sociales, fuerzas motrices y programas diferentes, pero por eso comparamos. El huevo y la piedra son muy diferentes, comparamos para entender. 

Cuba ha sufrido una agresión externa permanente durante casi setenta años, guerra económica, boqueo, cerco político, injerencia, amenazas y más que eso: una invasión armada directa. Y la expulsaron de la OEA sin tanta vuelta.

"Calor maternal" para empollar había, pero no había huevo. Cierto es que Cuba tuvo aliados internacionales, también es cierto que los perdió. Cuando eso ocurrió la situación interna y las carencias del pueblo fueron terribles.

Entre Cuba y Venezuela hay lazos fraternales y una afinidad de base, también una alianza táctica, pragmática, dictada por la necesidad de complementarse. Pero los caminos estratégicos de cada proceso han sido radicalmente diferentes. Y por eso tenemos resultados diferentes. 

Sería exagerado y ridículo decir que el proceso cubano ha permitido llegar a la solidez de "la piedra", una simplificación peligrosa. Pero hay una diferencia de calidad con Venezuela. En el llamado "periodo especial" Cuba afrontó las mayores penurias y aislamiento internacional, con menos recursos y con más peligro todavía. 

La revolución cubana tuvo graves errores y limitaciones, cuyas consecuencias de una forma u otra llegan hasta hoy, y que agravaron profundamente aquel "período especial". Y Cuba no tiene petróleo, su importación cayó a la décima parte de lo que era en los tiempos de la Unión Soviética. Eso paralizó la industria, la agricultura, la ganadería y el transporte. Se debió recurrir a mecanismos alternativos, como la agricultura sustentable (siguiendo un modelo australiano de “permacultura”), que fue un verdadero cambio de paradigma del cual todos podríamos aprender. ¡Debieron haberlo hecho antes en vez de atornillarse a la dependencia soviética! Pero ¿por qué pudieron, aunque fuese obligado y a los ponchazos, recorrer esos caminos en vez de colapsar?

Porque tenían una base mínima para hacerlo. No quedaron presos de la especulación de los acaparadores porque ya habían roto el espinazo del poder burgués. Tenían el control de los medios de producción, aunque fuesen los de un país pobre, para poder instrumentar las soluciones de emergencia. Porque en Cuba hubo una revolución social.

¿Cómo fue esa revolución? Ni fue lo mejor ni fue lo peor. Analizar ese proceso nos llevaría a otro terreno y ya lo haremos. La dependencia del sistema burocrático de la URSS tuvo también su correlato burocrático en Cuba y sus consecuencias negativas. Pero a diferencia de otros procesos burocráticos que colapsaron junto con la URSS la revolución cubana tuvo un componente por abajo y una fuerza propia, eso le permitió sobrevivir. (3)

Vamos a Venezuela. A principios de siglo Hugo Chávez lanzó el concepto de “Socialismo del Siglo XXI”. Más allá de la ensalada ideológica que siempre lo caracterizó, esto tuvo dos méritos enormes. Primero, volver a poner nuevamente en la vidriera “oficial” la idea del SOCIALISMO, recuperarla del descarte como basura a la que la estaban condenando. Segundo, tomar distancia del llamado “socialismo real”, en un sentido crítico.

Pero más allá del cambio del título, la propuesta de Chávez siguió siendo lo mismo que con el título que tenía antes, “Tercera Vía”, un “socialismo liberal” (4)

Las políticas de los gobiernos no salen de las cabezas de los gobernantes, salen de la realidad, y es la realidad lo que mete las ideas en esas cabezas. Pero la realidad no es una fatalidad, es lo que se impone A PARTIR del camino que se elije, de determinadas fuerzas motrices en la lucha social.

En Venezuela no hubo una revolución social, hubo un reformismo redistributivo radical que fue la ALTERNATIVA A la revolución social, la alternativa DENTRO del capitalismo. Y por cierto que no estamos hablando de intenciones ni de estafas premeditadas porque no cultivamos las teorías de la conspiración, estamos hablando de situaciones de hecho que se dan partir de las opciones de base. NO FUE una revolución social anticapitalista y antiimperialista como sí lo fue el camino cubano, porque no hubo una transformación en las relaciones de propiedad y en la estructura de clases de la sociedad.

El llamado proceso bolivariano fue un intento de equilibrar la continuidad del modo capitalista de producción y de la propiedad capitalista, con la mayor distribución posible y la más amplia política socialdemócrata en esa coyuntura.

A diferencia de los “Estados de Bienestar” de la post-guerra (que obedecieron a razones de fondo parecidas) en este caso hubo un componente muy fuerte de movilización popular. Ese movimiento social tuvo iniciativas propias en momentos críticos de la lucha que fueron fundamentales. Pero no fue ese el aspecto dominante.

Lo dominante en el plano político fue un fenómeno bonapartista que recordaba en algo el formato populista que vivió nuestro continente hace varias décadas. Y responde al mismo tipo de correlación de clases. Una “democracia liberal” cerradamente elitista es desbordada por las demandas populares inorgánicas. El “vacío de poder” se llena por ese equilibrio político inestable SIN RUPTURA del sistema social. Y en esa “silla” en la estructura de clases y la correlación de fuerzas en la coyuntura, se instala ese formato político.

Por cierto, eso tiene los límites de la coyuntura, impuestos por la estructura de base de la sociedad. En este caso esos límites se manifestaron en el agotamiento de la bonanza petrolera, pero así es como se MANIFESTARON. Los límites de un material están dados por la naturaleza propia del material, no por las circunstancias externas.

Lo barato sale caro, el camino fácil termina siendo difícil. Y por supuesto, nada tiene que ver el tema de los liderazgos personales y sus características. Centrar en la diferencia entre Chávez y Maduro sería como que los problemas de Cuba hoy se debiesen a que Raúl no le llega ni a los tobillos a Fidel, lo que sin duda es cierto pero no está allí el problema.

Y si decimos “fue”, es porque FUE. El proceso chavista ya está en su fase de declive, y no se puede recuperar porque las condiciones para su auge ya no existen, y porque no puede cambiar su naturaleza.

La razón de los problemas que vive hoy Venezuela es que nunca hubo allí una ruptura revolucionaria. Esa es la primera conclusión que debemos sacar, y estamos acá para defender lo conquistado y resistir el retroceso, pero también estamos para sacar conclusiones.

Tampoco ha sido un proceso auténticamente antiimperialista. No dudamos que la intención del chavismo haya sido esa, y es muy claro su discurso antiimperialista. Pero no se tradujo en hechos, al menos en los hechos fundamentales, a saber: ruptura con la dependencia basada en una economía capitalista extractiva exportadora hacia el centro imperialista.

Y allí está nuestra segunda conclusión, y tenemos que aprovechar el contundente juicio de los hechos sobre esta experiencia para que esa conclusión sea de una buena vez asimilada por la izquierda de intención socialista de Nuestra América. Hay que abandonar toda esa leyenda de “segunda independencia”, “liberación nacional” (dentro del capitalismo), fases o etapas preparatorias (dentro del capitalismo), frentes “patrióticos”. Y no olvidar “fuerzas armadas (de tipo pretoriano burgués) patrióticas”. La experiencia venezolana debe servir en primer lugar para eso.

Por último, toda esta confusión ideológica es nuestra carencia. De los socialistas, de nadie más. Ocurre porque todavía no hemos ajustado cuentas con nosotros mismos, con el replanteo del proyecto socialista. Por eso vienen estos “socialismos del siglo XXI”.

Y esa es nuestra tercera conclusión. Y con eso es todo “por ahora”, como decía Chávez.

Solamente, para terminar esta nota, volvemos brevemente a donde empezamos. La relación entre la agresión imperialista externa y la rebelión burguesa interna.

La rebelión burguesa intenta revertir ese “estado de bienestar” ya en franca decadencia para volver al neoliberalismo clásico con su apropiación oligárquica de la renta petrolera, de cuya crisis emergió el chavismo. Tiene dos grandes obstáculos. Uno, difícilmente la historia retroceda linealmente. Dos, la incapacidad congénita de la “burguesía compradora” venezolana, porque el oportunismo chavista es una copia mejorada del oportunismo parasitario tradicional de la burguesía venezolana.

Pero es obvio que esa oposición intenta aprovechar los “cachones” que deja la incapacidad del gobierno de Maduro, y esa incapacidad es producto de la decadencia del proyecto original. Esto se manifiesta en el descontento de sectores populares relativamente amplios, aunque no mayoritarios por ahora. El problema acuciante es que el gobierno de Maduro no tiene respuesta a esos problemas de fondo. Por eso viene toda esta parafernalia teatral de sobre compensación.

La oposición burguesa trata de compensar su debilidad intrínseca buscando la intervención directa imperialista. POR AHORA no va a pasar. El imperialismo está más interesado en esperar que el desgaste de Maduro se complete, y que la izquierda latinoamericana se desprestigie más y más, como está pasando. Quiere sacar el mayor provecho de este hundimiento. Pero tampoco las tiene todas consigo, los problemas se le multiplican en todo el mundo y es probable que la furia de Trump termine siendo una eyaculación precoz.

Y tal vez una consecuencia inmediata no deseada por ellos, es que la oposición burguesa venezolana se vaya desgastando más rápidamente todavía que el gobierno, debido a que no consigue derrocarlo.

Tendríamos que estar en condiciones de aprovechar esas dos debilidades, por si acaso se pudiese meter algo por la hendija. Es probable que algo de eso termine ocurriendo por la presión de la lucha social. Con lo que no podemos estar de acuerdo es con la “fidelidad de la fe” hacia el proyecto fracasado. Y mucho menos con la apuesta al bonapartismo militarista de las “fuerzas armadas patrióticas”.

¿”Construir fortalezas”?

----------------------

1) http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/politica/principe/20.html

2) https://www.marxists.org/espanol/mao/escritos/OC37s.html

3) Desconexión, reinserción y socialismo en Cuba.

http://www.semanario-alternativas.info/archivos/2017/7-julio/463/PORTADA/Art/%23moyano/articulos/Fernando_Martinez_Heredia.html

4) https://es.wikipedia.org/wiki/Socialismo_del_siglo_XXI

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1809 - 2017-08-18 13:46:09
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente