Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Colombia: Plebiscito por la paz, antagonismo traumático

Libardo Sarmiento Anzola (1)

1.      Resultados

La cotidianidad de las cuatro últimas generaciones de colombianos ha transcurrido en medio de un costoso, cruento y doloroso conflicto interno bélico

Según el registro oficial de la Unidad para las Víctimas de la Presidencia de la República, los mártires de esta guerra civil suman ocho millones durante el período 1985-2015. Los datos institucionales referencian 260.000 asesinatos, 45.000 desaparecidos, 6,8 millones de desplazados por la violencia y el despojo de 4,2 millones de hectáreas a los pobladores pobres del campo. Además de los campesinos y pueblos indígenas y afros, la guerra afectó de manera directa a comunidades populares urbanas, defensores de derechos humanos, sindicalistas, líderes populares, ambientalistas, militantes de partidos de izquierda e intelectuales demócratas.

El más reciente cálculo del Global Peace Index, realizado por el Institute for Economics and Peace (IEP) muestra que el impacto económico de la violencia en Colombia ha crecido 53% desde 2008 hasta alcanzar los US$ 139.481 millones en el año 2015, equivalente al 30% del Producto Interno Bruto. Además es el séptimo país en el mundo que más impacto negativo de carácter económico, político, social, cultural y ambiental ha tenido la violencia dentro de su territorio.

El 2 de octubre de 2016, la sociedad colombiana se encontró ante la posibilidad histórica de terminar la confrontación armada e iniciar la construcción de una paz duradera y sostenible. La renuncia generalizada a la violencia como forma de hacer política requería el compromiso de la sociedad.

De acuerdo con el proyecto de Ley Estatutaria N° 156 de 2015 Cámara y 94 de 2015 Senado, el Congreso autorizó que “el Presidente de la República con la firma de todos los Ministros, podrá someter a consideración del pueblo, políticas, disposiciones y temas necesarios, para la implementación de un Acuerdo Final para la terminación del conflicto armado, a través de un plebiscito por la paz”. El 18 de julio de 2016 la Corte Constitucional le dio el aval al Plebiscito por la Paz como el mecanismo para refrendar los acuerdos de paz que días después firmarían el Gobierno Nacional y las FARC-EP, esto es, el 24 de agosto de 2016.

La única pregunta a la cual deberían responder los colombianos con un Sí o un No era la siguiente: “¿Apoya usted el acuerdo final para terminar el conflicto y construir una PAZ estable y duradera?” El triunfo del “Sí” refrendaría democráticamente los acuerdos de paz y ordenaría al Gobierno y demás entidades del Estado a tramitar las normas necesarias para implementarlos; con la victoria del “NO” se abortaría todo el proceso seguido durante los últimos seis años (2 exploratorios y 4 de negociación).

El Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera entre el Gobierno y las FARC contempló seis temas: i) Política de desarrollo agrario integral; ii) Participación política; iii) Fin del conflicto; iv) Solución al problema de las drogas ilícitas; v) Víctimas; vi) Implementación, verificación y refrendación. Dos pruebas debería superar el plebiscito en las urnas para ser vinculante: i) ganar por mayoría simple él Sí; ii) superar el umbral aprobatorio del 13% del censo electoral, esto es, alcanzar como mínimo cuatro millones y medio de votos.

El total de población habilitada para participar en el plebiscito del 2 de octubre de 2016 alcanzó la cifra de 34.899.945 (51,7% mujeres y 48,3% hombres). El número de votantes que se abstuvieron de ejercer su derecho político sumó 21.833.898, esto es, 62,6%. El 37,4% que acudió a las urnas se distribuyó de la siguiente forma: votos inválidos (votos no marcados y nulos) 257.189 (0,7%); votos por el SÍ, 6.377.482 (18,3%); votos por el NO, 6.431.376 (18,4%)

En las 33 entidades territoriales del país (sumando a Bogotá como Distrito Capital y “Consulados”, esto es, los 203 puestos de votación donde los 600 mil colombianos habilitados que viven en el exterior podrían votar) el Sí ganó en 20 (60,6%) y el NO en 13 (39,4%). En resumen, como siempre sucede en la exánime democracia colombiana, la reducida pero poderosa y organizada oligarquía extremo-derechista (18 de cada 100 colombianos) impuso su voluntad e intereses, con mentiras, manipulaciones y amenazas, a las mayorías nacionales.

De las 33 entidades tomadas como referencia para el análisis, once (33,3%) concentran en conjunto el 70.6% del total de sufragios posibles al contar, cada una, con más del 3% de las personas habilitadas. De estas, en cinco ganó el NO: Antioquia, Cundinamarca, Norte de Santander, Santander y Tolima; en seis ganó el SÍ: Bogotá D.C., Atlántico, Bolívar, Córdoba, Nariño y Valle del Cauca

El año de 1914 tuvo lugar las primeras elecciones directas en Colombia. Durante la última centuria, el promedio de abstención (renuncia a emitir el voto en una votación) es de 51,8%. En el plebiscito del 2 de octubre de 2016 la abstención política registró un valor porcentual de 10,8 puntos por encima del promedio histórico, esto es, 62,6%

2       Antagonismo traumático

El número de votos válidos en el plebiscito por la paz sumo 12.808.858. Con la mínima diferencia de 53.894 sufragios (0,2% respecto al total de votantes habilitados), el NO resultó triunfador. Estadísticamente la diferencia entre los resultados de las dos opciones es espuria.

El empate técnico no obedece a un relativismo cultural, según el cual la percepción del conflicto social depende de la pertenencia del observador a uno u otro grupo, en favor o en contra de refrendar los acuerdos Gobierno-insurgencia. La división entre las dos percepciones «relativas» implica una referencia oculta a una constante, a un núcleo traumático, un antagonismo fundamental que la sociedad colombiana es incapaz de simbolizar, explicar o asimilar, un desequilibrio crónico en las relaciones sociales que impide que la ciudadanía se estabilice en un todo armonioso

Las diferentes percepciones expresadas en el plebiscito, incluidos quienes se abstuvieron de acudir a las urnas, son tres intentos mutuamente excluyentes de lidiar con este antagonismo traumático, de sanar la herida histórica mediante el consenso democrático de construir colectivamente una estructura simbólica equilibrada, incluyente y justa. Lo «Real» no es el fenómeno expresado en los resultados del plebiscito por la paz, sino el núcleo traumático del histórico antagonismo entre clases sociales que distorsiona la visión del individuo frente a quienes, de una parte, tienen intereses en prolongar una guerra de la cual obtienen réditos y, de otra, a los que defienden el anhelo de paz con igualdad, democracia, trabajo digno, justicia social y soberanía (2)

Los estudios que emprendió el economista, historiador, escritor y político socialista colombiano Antonio García Nossa (1912-1982) sobre la movilización insurreccional de los comunes de labriegos libres, artesanos, obreros de manufactura, peones y clases medias en 1781, coloca de presente este núcleo traumático o antagonismo fundamental de la sociedad colombiana. En la insurrección de los comuneros se encuentra, según García, embrionariamente, la trama de la historia contemporánea de la sociedad colombiana, entendida como un contrapunto dialéctico entre la movilización popular orientada hacia la ruptura y superación –consciente o inconsciente- de las estructuras hispano coloniales de dominación y dependencia –modernizadas sólo a partir de la primera guerra mundial (1914-1918) y de la subsiguiente integración a la metrópoli norteamericana– y la acción defensiva-ofensiva de las familias conservadoras, castas, burócratas, curas fanáticos, militares, políticos mafiosos, intelectuales fascistas y profesionales derechistas, oligarquías o clases dominantes; en el sentido de conservar aquellas estructuras (estrategia conservadora) o de promover la desarticulación o aplastamiento de la organización y movilización popular y de la clase trabajadora por medio de la violencia institucionalizada (estrategia contrarrevolucionaria)(3)

3       Democracia exánime

La mayoría de la población apta para participar en el plebiscito por la paz, 63 de cada 100, se abstuvo de participar; expresión de la grave crisis de la democracia liberal colombiana.  Este tipo de democracia que nació con las revoluciones burguesas de los siglos XVIII y XIX en Europa y América, en su esencia, deja la soberanía popular relegada a una mera función electiva que le otorga poder exclusivo de gobierno a las oligarquías y a la representación de políticos profesionales. Al eliminarse la participación directa en la toma de decisiones (quedando sometida simplemente a una voluntad de cada proceso electoral), el pueblo termina perdiendo todo contacto inmediato con la solución de sus problemáticas, para dejarlas en manos de una minoría clase política de la sociedad, ajena también a esos problemas sociales populares y laborales.

En el plebiscito del 2 de octubre de 2016, 20 de las 33 entidades territoriales del país (sumando a Bogotá y “Consulados”) registran niveles de abstención superiores al promedio nacional: 71,7%. Con la excepción de Arauca y Caquetá, la mayoría de la población votante lo hizo por la opción del SÍ en estas entidades de alta abstención

En la capital del país, con el 15,9% del potencial de sufragantes, ganó el SÍ al sumar 1.423.612 votos en favor (25,7% respecto al total distrital). El distrito capital concentra una alta proporción del voto libre, informado y consciente de Colombia. Independiente del estrato socio-económico, en todas las localidades de la ciudad el porcentaje de abstención fue inferior al promedio nacional y mayoritariamente ganó el SÍ. Sólo en tres localidades, las que concentran la población que vive bajo condiciones de extrema pobreza y los desplazados por la violencia, ganó el NO: Bosa, Ciudad Bolívar y Usme

Este fenómeno combinado de rechazo y abstención, en las localidades más excluidas y pobres de Bogotá, se explica por seis razones: i) el resentimiento en contra de las políticas antipopulares y neoliberales del Gobierno Santos; ii) las mentiras y manipulaciones publicitadas desde las campañas por el NO (en particular sobre los supuestos y exagerados beneficios económicos que recibirían los excombatientes); iii) la incomprensión referente a la figura jurídica y al contenido del plebiscito; iv) ignorancia política; v) desesperanza aprendida, en cuanto la persona se siente indefensa, cree no tener control sobre la situación y piensa que cualquier cosa que haga será inútil; vi) considerar que era una continuidad del enfrentamiento Santos-Uribe; vii) apego a una cultura que ha permeado desde arriba a todas las capas sociales de solucionar los problemas mediante la violencia y el exterminio.

Estas siete razones que explican la alta abstención y el voto negativo a la refrendación de los acuerdos de paz no son exclusivas de los sectores poblacionales que viven en condiciones de miseria y de desplazamiento forzado; atraviesan a la sociedad colombiana en todos sus espacios territoriales de hábitat. Hay que agregar que si bien la juventud estaba a favor del SÍ, esta mostró su animadversión de acudir a las urnas (su dependencia del mundo virtual lo ocasiona); a deshoras hizo conciencia del error, tratando de borrar el error con postreras movilizaciones en favor de la paz. La izquierda, apática, indecisa y autista, poco hizo en favor de una concientización social en favor del SÍ y, menos aún, logro ofrecer una propuesta seductora de futuro a la sociedad colombiana. 

De los 600 mil nacionales habilitados para votar en el extranjero sólo lo llevó a cabo el 13,9%, reflejando un alto desafecto de quienes están arraigados en tierras foráneas por los destinos del país natal. Con la excepción de Estados Unidos, en los demás consulados ganó la preferencia por el SÍ (44.801 votos por el Sí y 37.995 votos por el NO)

En los seis departamentos que integran la región Caribe (Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, la Guajira y Magdalena) tres de cada cuatro potenciales votantes se abstuvo. En todas estas entidades territoriales fue prevalente el voto por el SÍ. La razón de esta alta abstención fueron tres: i) el impacto del huracán Matthew: las intensas lluvias impidieron que los ciudadanos salieran a votar; ii) las maquinarias políticas no se utilizaron para movilizar a los electores; iii) como no estaba en juego las elecciones de los “caciques” políticos, no operó el tradicional clientelismo y la compra de votos.

En efecto, cuatro días después de la realización del plebiscito por la paz, en el cual por una diferencia mínima ganó el No y fue rechazado el acuerdo final de paz con las FARC-EP, el senador Armando Benedetti, presidente del Partido de la Unidad Nacional, sugirió que las votaciones podrían repetirse si la Corte Constitucional así lo considera. De acuerdo con Benedetti, la realización normal del plebiscito en la Costa se vio afectada por el paso del huracán Matthew lo que ocasionó que por algunas horas los puestos de votaciones en el Atlántico, Magdalena y La Guajira estuvieran cerrados y además, los ciudadanos no salieran a votar. Por esta razón podría, según él, la Corte Constitucional revisar el informe del Consejo Nacional Electoral y ordenar que se repita el plebiscito.

En nueve de las regiones más afectadas por el conflicto armado, con mayor pobreza y menos institucionalidad, ganó el voto por el SÍ: Amazonas, Choco, Cauca, Nariño, Putumayo, Guainía, Guaviare, Vaupés y Vichada. No obstante, en estos departamentos el nivel de abstención promedio fue del 68%.

En uno de los principales centros agrícolas, industriales, comerciales y financieros del país, el Valle del Cauca, ganó el apoyo a la refrendación de los acuerdos de paz entre el Gobierno y las FARC-EP por parte del 18,6% del potencial de ciudadanos habilitados; el NO fue refrendado por el 16,9% y la abstención alcanzó el 63,9%. En la capital, Cali, votaron 589.451 ciudadanos, el 54,3% lo hicieron por el SÍ y el 45,7% por el NO. En otros centros importantes de la economía y el turismo del país, Boyacá y San Andrés, igualmente salió triunfador, aunque con escaso margen, el SÍ.

La victoria del NO obtuvo el apoyo de 6.431.376 sufragantes, superando en tan sólo el 0,4% el número de votos por el SÍ (6.377.482). En 13 entidades territoriales el rechazo a los acuerdos del Gobierno con la insurgencia fue mayoritario: Antioquia, Arauca, Caldas, Caquetá, Casanare, Cundinamarca, Huila, Meta, Norte de Santander, Quindío, Risaralda, Santander y Tolima. En estas entidades territoriales el nivel de abstención registró un promedio de 10.1 puntos porcentuales por debajo del promedio nacional: 52,4%.

Los rezagos de la república señorial, el latifundio ganadero, las economías extractivas dominadas por empresas transnacionales, una clase media rural fundamentada en el tipo patriarcal y católico de la familia antioqueña, la vigorosa influencia conservadora del partido del clero que subyuga la conciencia popular, el principio crematístico para medir la funcionalidad de toda actividad social fundamentado en el individualismo egoísta y la contra ética del “fin justifica los medios” y el escalamiento del paramilitarismo como poder político, social y cultural en la mayoría de municipios que integran estas regiones  explican estos resultados adversos al fin del conflicto armado y a la construcción de la paz.

En una de las principales ciudades de Colombia, Medellín, 431.173 ciudadanos votaron en favor del NO (63%) y 253.548 por el SÍ (37%). La cultura urbana, la economía moderna y un nivel educativo más elevado, no son suficientes para hacer evolucionar y transformar civilizadamente la mentalidad colonial, las creencias y formas de vida atávica, y el espíritu patriarcal, violento y de vindicta.

Se ha dicho que los extremos se tocan. En el departamento de Arauca, con arraigada presencia del ELN, ganó la opción por el NO (30.274 votos). Por el SÍ votaron 28.653 ciudadanos. Se abstuvieron de votar 115.537 ciudadanos, el 65,4%, influenciados por el rechazo del ELN al proceso de negociación Gobierno- FARC-EP. El ELN afirma que “los anhelos de paz con equidad, justicia social y soberanía tal como lo requieren las mayorías, exige la unión de todas y todos quienes buscamos una Colombia donde el pueblo y la nación sean partícipes y protagonistas de las nuevas construcciones; sin tal protagonismo popular y social, no es posible el logro de la paz” (Revista Insurrección 549)

4.      Odio y actitud psicótica

El odio sobre determinó los resultados del plebiscito por la paz. El odio es una pasión que lleva a hacer daño a alguien o desearle mal. Esta fue la principal motivación de las campañas por el NO, al opugnar los acuerdos de paz entre el Gobierno y la insurgencia. Pero además, en los líderes de estos movimientos de ultraderecha política-religiosa-empresarial-militar predomina la actitud psicótica: la de un autoproclamado Salvador que imagina que su ley interior es la Ley para todo el mundo. Para que el mundo siga sus preceptos, el “Mesías” recurre a construcciones paranoicas, al complot de fuerzas ocultas: el centro de la publicidad por el NO buscaba generar el miedo de las masas ante la amenaza “castrochavista” o la entrega del Estado a los “terroristas encabezados por Timochenko”

Pero también los líderes de los partidos ultraderechistas son megalómanos (condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder, relevancia, omnipotencia y por una henchida autoestima), no conciben un proceso de transformación social sin su dirección y liderazgo, de lo contrario patean el tablero sin reparar en costos de vidas, económicos y sociales.

5.      De la APEN (1935) al MUR (2016)

La violencia es un método consuetudinario empleado para las clases dominantes en Colombia para el ejercicio político y para oponerse a cualquier reforma social o apertura democrática que afecte sus intereses. El crimen y la impunidad son facilitados por el sectarismo político que practican.

Así, por ejemplo, las reformas impulsadas durante el gobierno de Alfonso López Pumarejo, elegido en 1934, incluían nuevas formulaciones del derecho de propiedad, un replanteamiento de las relaciones entre el Estado y la Iglesia, y una serie de medidas modernizadoras en el campo social y político que pretendían dar solución a la crisis económica de 1929 y a los graves conflictos rurales y obreros de la década de 1920. Para neutralizar estas reformas, se creó la APEN (Asociación Patriótica Económica Nacional) en marzo de 1935. Este fue un movimiento político formado por terratenientes, latifundistas, industriales, financieros, intelectuales, altos políticos y veteranos de las guerras civiles colombianas.

Fue creado para oponerse abiertamente al movimiento de masas campesino y, sobre todo, para arrasar con la política de Alfonso López Pumarejo. La APEN tuvo una actividad intermitente hasta los años 1940, enlazándose con período histórico de Colombia en el siglo XX conocido como “La Violencia”, conflicto que causó 300.000 asesinatos y el desplazamiento forzoso de más de dos millones de personas, equivalente casi a una quinta parte de la población total de Colombia, que para ese entonces alcanzaba los 11 millones de habitantes. La superación de este período se realizó a través de un pacto de élites conocido como “Frente Nacional”, vigente en Colombia entre 1958 y 1974, caracterizado por el reparto del poder entre las oligarquías y la exclusión política de los sectores populares.

La historia se repite. En agosto de 2016, se dio vida en Colombia al Movimiento de Unidad Republicana en contra de los acuerdos de paz Gobierno Nacional-FARC-EP y del plebiscito que refrenda popularmente los acuerdos. Hacen parte de este movimiento dos expresidentes de la República, exalcaldes, dirigentes políticos (en su mayoría de los partidos Centro democrático, Conservador y Liberal), empresarios (sobresale el nabab Ardila Lule, dueño de RCN y zar de las bebidas edulcorantes, conocido por sus inclinaciones militaristas), ganaderos, militares retirados,  dueños de medios de comunicación (principalmente los periódicos de Medellín), dirigentes de gremios agropecuarios,  alta jerarquía de la iglesia católica (en especial, Monseñor Libardo Ramírez Gómez, presidente del Tribunal Eclesiástico Colombiano), intelectuales y columnistas defensores de la derecha nacional, entre otros. En general, esta oposición que recoge la ultra derecha político-religiosa- empresarial-militar-intelectual de Colombia enarbola las banderas de la defensa de Dios, patria, familia y propiedad. 

6. El “NO”, campaña de mentiras, miedo y amenazas

El excandidato a la alcaldía de Medellín y gerente de campaña por el No del Centro Democrático, Juan Carlos Vélez, confesó, en entrevista con el periódico La República, que “apelamos a la indignación, queríamos que la gente saliera a votar verraca (de mal genio)”, pero ejemplo “la imagen de Santos y ‘Timochenko’ con un mensaje de por qué se le iba a dar dinero a los guerrilleros si el país estaba en la olla, la publiqué en Facebook y tuvo un alcance de seis millones”.

La profundización de esta campaña fue mandar el mensaje direccionado para ‘sacar la piedra de los electores’, por estrato y ubicación geográfica, afirmó el excandidato del Centro Democrático: “En emisoras de estratos medios y altos nos basamos en la no impunidad, la elegibilidad y la reforma tributaria, mientras en las emisoras de estratos bajos nos enfocamos en subsidios”; “en cuanto al segmento en cada región utilizamos sus respectivos acentos: en la Costa individualizamos  el mensaje de que nos íbamos a convertir en Venezuela; y  aquí (Antioquia y Eje Cafetero) el No ganó sin pagar un peso. En ocho municipios del Cauca pasamos propaganda por radio la noche del sábado centrada en víctimas”.

Los principales financiadores de esta sucia campaña (estrategia de la “clínica del rumor”, la llaman los asesores políticos) fueron la Organización Ardila Lülle, el Grupo Bolívar, el Grupo Uribe, Colombiana de Comercio (dueños de Alkosto) y Codiscos. La organización Ardilla Lule, propietaria de los medios de RCN, y desde el canal de televisión su directora, Claudia Gurisatti, fue una de las principales críticas de los acuerdos y de la campaña del NO.

En paralelo, los líderes del Centro Democrático llamaron en su auxilio a las iglesias cristianas y evangélicas, para adoctrinar a sus creyentes en contra de los acuerdos de paz entre la insurgencia y el gobierno.

Los resultados del plebiscito muestran la fuerza que tienen los grupos de extrema derecha en Colombia. Utilizan todos los medios de lucha para imponer sus intereses e ideología: la violencia, el exterminio, el miedo, la mentira y la corrupción. La derecha es cínica y manipuladora, por ello son resabiados y expertos en las artes de la Propaganda Negra. El triunfo del NO se dio en forma mañosa y artera.

7.     Miedo a la verdad

Las Naciones Unidas han indicado que en los procesos de paz, debe respetarse plenamente el derecho de las víctimas a la verdad, a la justicia y a obtener reparación y garantías de no repetición. La verdad consiste en el reconocimiento que la sociedad y las instituciones hacen acerca de las violaciones cometidas, las víctimas perjudicadas por ellas y los responsables de tales hechos. El derecho a la justicia permite el reconocimiento de las víctimas; las respalda en sus reclamos y exigencias, las protege y restablece formalmente sus derechos. La reparación es el mecanismo fundamental para hacer justicia a las víctimas y evitar la repetición de las violaciones; mediante la reparación se identifica el daño, se reconoce a las víctimas, se les protegen sus derechos y se busca anular los efectos de las violaciones que han sido cometidas.

El principal miedo que tiene la ultraderecha en Colombia es que se conozca la verdad; esto es, que un día la sociedad colombiana y la opinión pública mundial conozcan la verdad sobre los autores del genocidio ocurrido en el país durante los últimos sesenta años. Los líderes de estos partidos políticos, movimientos sociales, iglesias, militares y grupos paramilitares, intelectuales de derecha, burócratas, empresarios, empresarios, dueños de los medios de comunicación y representantes de las transnacionales buscan por todos los medios enterrar la verdad y evitar ser juzgados por crímenes de lesa humanidad.

Los artículos 5º y 7º del Estatuto de la Corte Penal Internacional —aprobado en Colombia por la Ley 742 de 2002— incluyen los crímenes de lesa humanidad entre las conductas punibles sobre las cuales ejerce su competencia ese alto tribunal. Un crimen de lesa humanidad es el que por su carácter especialmente grave ofende no sólo a la víctima, sino a toda la familia humana. 

El Punto 5 del acuerdo de paz contiene el tema de “Víctimas”. Desde el Encuentro Exploratorio de 2012 entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, se acordó que el resarcimiento de las víctimas debería estar en el centro de cualquier acuerdo. El acuerdo crea el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, que contribuye a la lucha contra la impunidad combinando mecanismos judiciales que permiten la investigación y sanción de las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario, con mecanismos extrajudiciales complementarios que contribuyan al esclarecimiento de la verdad de lo ocurrido, la búsqueda de los seres queridos desaparecidos y la reparación del daño causado a personas, a colectivos y a territorios enteros.

El filósofo griego Aristóteles solía decir que “No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad”

8.     La encrucijada

Colombia se encuentra ante una situación difícil o comprometida en que hay varias posibilidades de actuación y no se sabe cuál de ellas escoger. Esta es una de las encrucijadas decisivas de su historia, que requiere buscar una gran confluencia por la paz con justicia y la solución negociada al conflicto bélico interno. 

En los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, con el ánimo de consolidar aún más las bases sobre las que se edificaría la paz y la reconciliación nacional, una vez realizado el plebiscito que refrendara política y popularmente estos acuerdos, se comprometían a convocar a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran ACUERDO POLÍTICO NACIONAL encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social. Con la crisis política que generó los resultados del plebiscito del 2 de octubre de 2016, este compromiso y propósito se hacen más necesarios que nunca.

Es importante impedir un acuerdo excluyente, entre las oligarquías que han conducido históricamente al desastre de país que tenemos. No es posible, en pleno siglo XXI, otro Frente Nacional para el beneficio de las clases dominantes en Colombia.

La sociedad democrática colombiana debe enfrentar, de manera decidida al sector minoritario de la sociedad colombiana alineado con las ideologías de extrema derecha y las lógicas de guerra y exclusión, con sus fines deshumanizantes y sus actividades explotadoras del trabajo nacional y depredadoras y rentistas de la riqueza territorial mediante el modelo neoliberal que arbitraria y violentamente impusieron al país.

Congruentes con el llamado del movimiento popular y democráticos que empieza a escucharse en todo el país: “Ni el SÍ le pertenece a Santos, ni el NO a Uribe. La Asamblea Constituyente es el camino”

1/ Economista político y filósofo humanista. Docente de la especialización en Derechos humanos de la UPTC. Integrante de los comités editoriales de los periódicos Desde abajo y Lemond Diplomatiq, edición Colombia. Miembro del Centro interdisciplinario de Derechos Sociales y Desarrollo, Cartagena de Indias.

2/ Zizek, Slavoj; (2016). Contragolpe absoluto. Para una refundación  del materialismo dialéctico. Ediciones Akal, España, p. 111.

3/ García, Antonio; (1981). ¿A dónde va Colombia? Tiempo americano editores Ltda., Colombia, p. 16.

LACM - postaporteñ@ 1675 - 2016-10-07 19:00:46
postaporteñ@_______________________________

Nieto 121: Una pieza en el rompecabezas de la historia

El hijo del Gringo Menna y Ani Lanzillotto del PRT - ERP

Estela Carlotto contó que las Abuelas y la Conadi ubicaron al joven porque su acta de nacimiento está firmada por una partera que participó en otros casos de niños apropiados durante la última dictadura. Su familia espera el encuentro. “Te amamos y no vamos a poner condiciones”, le dijo su hermano Ramiro.

“Nuestra patria es como un rompecabezas destrozado por la dictadura. Cada nieto que encontramos, cada resto que se identifica, es una piecita que colocamos. Necesitamos la ayuda de todos para armarlo. Y del Estado, claro”, dijo Alba Lanzillotto durante la conferencia de prensa realizada en la casa de las Abuelas de Plaza de Mayo para informar oficialmente sobre el encuentro de su sobrino, el hijo de su hermana Ana María Lanzillotto y de Domingo “El Gringo” Menna, ambos secuestrados en Villa Martelli el 19 de julio de 1976, cuando ella estaba embarazada de ocho meses.

El niño que nació durante el cautiverio de su madre es hoy un hombre de 40 años, que ya sabe que fue apropiado, pero que todavía no se reunió con la familia que lo buscó todos estos años. A él le dedicaron su tía y su hermano Ramiro muchas de las frases que dijeron ayer, con la esperanza, casi certeza, de que las escuchara por televisión. “Acá hay una familia que tiene 40 años de amor para darte. No vamos a poner condiciones, sabemos que no es fácil lo que estás pasando, el camino a recorrer no es fácil, pero cuanto antes mejor”, dijo Ramiro Menna, con esa pelada y esa barba que, dicen, su hermano tiene casi por duplicado.

La conferencia empezó poco después de la una, cuando los integrantes de la gran familia Menna Lanzilotto se fueron acomodando de parados detrás de la mesa que los separaba de fotógrafos, camarógrafos, periodistas e invitados. Sobre el mantel bordó había dos micrófonos, una foto de Ana María Lanzillotto, el Gringo Menna y un Ramiro bebé y un ramo de jazmines. Chicos de todas las edades se mezclaban con los ya grandes nietos, con Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora y Lita Boitano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas. Los fotógrafos se desesperaban por la imagen de una niña de unos tres años y pullover fucsia que levantaba la foto de los padres desaparecidos del nuevo nieto, el caso 121 a los efectos de la estadística de las Abuelas.

Hubo aplausos para recibir a Alba, que caminaba apoyada en su bastón y que jugaba de local, ya que durante años fue secretaria de Abuelas de Plaza de Mayo. Avanzaba despacio y muy sonriente. Saludaba a los amigos a la distancia. Ramiro llegó con el puño en alto y su remera del Frente Riojano de Organización Popular, la organización en la que milita en Chepes, el pueblo donde se instaló cuando decidió dejar de ser cura salesiano y volver de Etiopía, donde se enamoró de su mujer. “Ana María Lanzillotto presente, ahora y siempre”. “Domingo Menna presente, ahora y siempre”. La frase que habitualmente cierra actos y reuniones, esta vez la abrió.

Los fotógrafos y camarógrafos seguían gritando y empujando, mientras Estela Carlotto, presidenta de las Abuelas, hacía gestiones para que todos pudieran ver. “La próxima vez lo hacemos en el CCK”, bromeó. Hubo aplausos. Justo hacían su entrada el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj y el representante de Derechos Humanos de la Cancillería, Leandro Despouy. “El Estado asume su compromiso al estar acá. No es gratuito. Significa que va a haber respuestas. Hay que esperarlas”, dijo Carlotto a modo de mensaje. Luego saludó a los presentes: “gracias por venir, nos hace mucha falta festejar, quedan muchas cosas por hacer y las tenemos que hacer entre todos, qué mejor que encontrar a los nietos que nos han robado”. Lo siguiente fue contar la historia de este joven, adulto, que recuperó su identidad. Sobre todo, la historia de sus padres y de cómo fue apropiado, aunque ese es un rompecabezas al que todavía le faltan piezas.

Ana María Lanzillotto y Domingo “El Gringo” Menna eran miembros del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Ana María nació el 22 de abril de 1947 en La Rioja. Tenía una hermana melliza, María Cristina, Tina. “En esa época no había ecografías y mi mamá no sabía nada. Cuando salió una la partera le dijo: “Doña Brígida, hay otra”, contó ayer Alba, que tenía 19 años cuando nacieron sus dos hermanas menores a las que los cinco mayores cuidaron casi como hijas. María Cristina también fue secuestrada durante el terrorismo de Estado. Sus restos fueron hallados en una fosa común en Avellaneda. Las “melli” estaban siempre juntas. En 1964 se recibieron de maestras y viajaron a estudiar a Tucumán: Ani, Derecho, y Tina, Escribanía. Allí tomaron contacto con el PRT y comenzaron su militancia.

Domingo Menna nació en Italia en 1947 y luego se instaló en Tres Arroyos. Empezó a militar en Córdoba, donde viajó a estudiar Medicina. Participó del Cordobazo y de la fuga del penal de Rawson. “Un día se presentó en la puerta de casa, `Soy el compañero de Ani y quiero hablar con su madre`. Se encerraron en la pieza. Cuando salieron, El gringo ya se la había metido en el bolsillo”, recordó Alba.

Ani y El Gringo fueron secuestrados el 19 de julio de 1976 en un operativo en el que el Ejército también capturó a los dirigentes del ERP Mario Roberto Santucho –que tenía previsto dejar el país al día siguiente– y Benito Urteaga. Ambos estaban en un departamento de Villa Martelli junto a Ana María y Liliana Delfino, la compañera de Santucho. Santucho y Urteaga fueron asesinados en el lugar o heridos de gravedad. El hecho fue presentado por los medios de la época como “un éxito en la lucha contra la subversión judeomarxista” que había permitido “aniquilar a la dirección de la organización revolucionaria”. Ani estaba embarazada de ocho meses y, por testimonios de sobrevivientes, se supo que fue llevada a Campo de Mayo, igual que el Gringo, secuestrado ese mismo día. Ella también fue vista en el centro clandestino “Puente 12” o Proto Banco. Su hijo nació en alguno de esos centros clandestinos de detención. Ramiro estuvo desaparecido hasta la primera o segunda semana de agosto de 1976, cuando su familia lo ubicó en una comisaría.

Las Abuelas informaron ayer que desde 2004 investigan denuncias sobre quien, ahora se sabe, es el sobrino de Alba y hermano de Ramiro: “El equipo de investigación había reunido documentación para aproximarse a él y plantearle la posibilidad de que fuera hijo de desaparecidos. Paralelamente, la Comisión Nacional Por el Derecho a la Identidad (Conadi) estaba realizando una investigación en colaboración con el juzgado federal Nº 3 de La Plata”. Es que el acta de nacimiento del hijo de Ana María y Domingo estaba firmada por la médica Juana Franicevich, quien ya había firmado las partidas de dos nietos restituidos.

En junio, miembros de la Conadi contactaron al sobrino de Alba y le propuso hacerse los análisis en el Banco Nacional de Datos Genéticos. El aceptó, pero estaba convencido de que era hijo de las personas que lo habían criado. La directora ejecutiva de Conadi, Claudia Carlotto, –ayer no estuvo en la conferencia debido al fallecimiento de su ex esposo Bruno Huck– le informó el lunes que las sospechas eran fundadas. Que era hijo de Domingo Menna y Ana María Lanzillotto.

“Es como que los chicos nacen de nuevo. Pero como deberían ser, como personas libres”, dijo Alba. Ramiro y Alba agradecieron a las Abuelas, a la Conadi y al Banco de Datos Genéticos. Ramiro dijo que entendía que la aparición de su hermano no era un hecho privado. “Lo siento como un logro de nuestra patria que se reconstruye en el marco de una lucha que siempre fue por la emancipación”. A la vez, le mandó un mensaje de tranquilidad a ese hombre al que todavía no conoce y que está asimilando esta noticia que le cambió la vida para adelante y para atrás: “Te damos tiempo, esperemos que sea más corto que largo. Te amamos y no vamos a poner condiciones. Sabemos que no es fácil lo que estás pasando”. Alba completó: “estamos anhelando el gran abrazo”.

Página 12 6/10/16 envió La Turca 

- postaporteñ@ 1675 - 2016-10-07 18:42:04
postaporteñ@_______________________________

Colombia: El Plebiscito, La Paz y la Derrota

Ahora hasta la IZQUIERDITA nos quiere hacer creer que todo se circunscribe al SI de Santos y el NO de Uribe, desconociendo los miles de matices del SI y del NO y la ABSTENCIÓN. Una manera de evadir el debate interno que nos señala la profunda crisis ideológica y política en que se encuentra esta izquierda 

LACM

El Plebiscito, La Paz y la Derrota

GearóidÓLoingsigh

04/10/2016

Sin lugar a dudas, la victoria del No en el plebiscito del 2 de octubre fue una sorpresa para muchos, incluso los de la campaña por el No.  Representa una derrota múltiple, por un lado, Santos fue derrotado en las urnas, el Acuerdo Final fue derrotado y las FARC también. La derrota no es la misma en cada caso.

Santos perdió su intento electoralista de ligar la suerte del plebiscito al futuro de su candidato presidencial Humberto de La Calle.  El Acuerdo fue derrotado sin siquiera formar parte del debate real y por supuesto fueron derrotadas las FARC, parte del No claramente votó expresando su rechazo a la organización.  También hubo otra derrota, el deseo de los colombianos de vivir en paz.  Aunque la verdad es que esa última derrotase veía venir de todas formas, pues el Acuerdo propone terminar la balacera con las FARC y no tanto conseguir la Paz.

¿Cómo llegamos a este punto?

El voto No, es la consecuencia de una serie de actos, acuerdos y connivencias del gobierno, las FARC, la izquierda legal y las ONG.

El primero de esos fue la adopción del modelo irlandés de un proceso a puerta cerrada cuyo contenido y discusiones fueron un secreto y el pueblo no tenía ni voz ni voto, no tenían ningún derecho de saber ni opinar.  Los llamados expertos pensaban que eso era mejor Vicenç Fisas de la Escuela de Cultura de Paz de Barcelona dijo "Sería terrible que tuvieran que hacer un comunicado diario, como en el Caguán o en Cuba, con el ELN, entre el 2005 y 2007. A los medios hay que pedirles paciencia" /1

 Exagera, en los casos citados, no emitieron comunicados diarios, y en este proceso, tampoco se quedaron callados, pero la idea fundamental era: hagámoslo a espaldas del pueblo, exigía paciencia del pueblo no de la prensa.

El pueblo no participó, no obstante algunos foros (donde asisten y escuchan más que nada) y el envío a la Habana de miles de propuestas.  Nadie sabe qué pasó con las propuestas que les llegaron.  Las organizaciones que llegaron a Cuba, opinaron pero no saben qué pasó con sus opiniones, el debate era entre dos, el Estado y las FARC.  Después de cuatro años de decirle a la gente que no tienen derecho a participar sino solo a figurar, aunque es inesperado, lo que ocurrió en el plebiscito no es tan extraño.

En el debate, la campaña de exparamilitares, paramilitares, narcotraficantes, terratenientes, grandes empresas, representados por el Centro Democrático de Colombia, mintió una y otra vez.  Pero la verdad es que el Sí también mintió.  La izquierda hablaba de reforma agraria cuando el Acuerdo lo descarta y el documento de las FARC presentado en su Conferencia X lo reconoce /2

 Habrá impunidad para los militares y los empresarios a quienes equiparan a los rebeldes de las FARC (en sí un insulto grave, el rebelde es opositor altruista, los militares, criminales del Estado y los empresarios, criminales en busca de su propio beneficio).  Estos y muchos más temas no formaron parte del debate por una sencilla razón.

La izquierda colombiana hizo una alianza con el gobierno de Juan Manuel Santos en nombre de la paz, no sólo cuando pidieron votar por él en la segunda ronda en 2014, sino en el marco de las discusiones sobre la paz.  Aceptó que el pueblo no tuviese ni voz ni voto y cuando comenzaron a publicar los borradores de los acuerdos, no dijeron nada sobre el vergonzoso contenido. 

Se callaron en nombre de la pazLa izquierda legal, del Polo, y las ONG, con algunas excepciones, no es un mundo poblado por idiotas sino tiene mucha gente inteligente, capaz, analítica y hasta algunos con consciencia.  Empero, no dijeron nada sobre los vacíos de los acuerdos.  Nunca  abrieron ese debate.   La izquierda aceptó que es mejor no discutir y confiaban en el cansancio de la guerra para ganar un plebiscito.

¿Quienes votaron No?

Nada más saber el resultado, comenzaron a señalar que las ciudades votaron No y el campo Sí, las víctimas Sí y las no víctimas No. 

Sin embargo, la situación es mucho más compleja y no se puede reducir a crudos argumentos como ese.  Es cierto que Antioquia es el departamento que mayor impacto tuvo a favor del No.  Pero cuando miramos a municipios rurales, como Segovia, escenario de la masacre de 1988 cuando el Partido Liberal (donde militaba Uribe en ese entonces) dio la orden a los paramilitares y militares y masacraron a 43 personas por haber votado por la UP y en contra de los liberales vemos otra realidad.  En 1996, el capitán Cañas dirigió un grupo paramilitar que masacró a 13 personas en dos barrios del pueblo.  En 1997 los paras y los militares mataron a 250 personas, muchos de ellas defensores de derechos humanos.  En 1998, el ELN atacó el oleoducto y el incendio posterior, no intencional, incineró a 84 personas en Machuca, Segovia.  Luego en 2001, los paras mataron a siete personas en ese mismo lugar, por nombrar solo unos hechos.  No hay duda, el municipio tiene sus víctimas, ha vivido la guerra como ningún otro, pero votó claramente por el No.  Sin embargo, solo votaron 19% de la población.

En Bojayá lugar donde más de cien personas murieron en un ataque de las FARC contra los paramilitares atrincherados en el pueblo, 96% votaron Sí.  Parece ser contundente, y se utilizó como prueba de esa división rural/urbana víctima/ no víctima.  Pero apenas 30,37% de los votantes inscritos salieron a votar en ese municipio.  Segovia y Bojayá son pruebas de algo que los medios, la izquierda, el Estado y las ONG no quieren reconocer, es que las razones por el No son más complejas y la abstención derrotó a todos, ninguno de ellos pudo motivar a la gente a votar.  Casi 63% de la población no salió a votar y en los municipios más afectados por la violencia la abstención ascendió a cifras entre el 70% y 80% /3

Todo eso es el resultado de un proceso a las espaldas de la gente. Que Uribe aprovechó la ignorancia de la gente, metió temas de miedo, apeló a un catolicismo reaccionario logrando meter hasta los derechos de los LGBTI en el debate, pues sí.  Pero lo hizo ante una izquierda que en alianza con el Estado decidió que era mejor pedir a unos ignorantes votar que educar, debatir y discutir.

El vacío de ignorancia es una creación del mismo proceso, es un requisito del proceso.  Los que votaron Sí tampoco lo hicieron pensando en el contenido.  Algunos creían que habría reforma agraria, justicia, verdad etc.  Pero realmente votaron por estar cansados de la guerra.  Y ahora que Uribe entra a negociar  “cambios” volverán a votar que sí, independientemente del contenido de los cambios.

Constituyente

Las FARC pidieron una Constituyente desde muy temprano en el proceso pero aceptaron sin más la respuesta negativa del Estado.  También lo aceptó la izquierda y las ONG, pues estas últimas, como buitres, van donde la plata y no había plata en seguir peleando por una Constituyente.  Sin embargo, ahora se revive la idea.  Una Constituyente no se puede hacer a las carreras, pero es la única posibilidad de dar vida a ese deseo de vivir en paz y a la vez construir un escenario para luchar contra la impunidad, las empresas mineras, las leyes de despojo entre otras cosas.  Pero para hacer eso, el Polo, tiene que romper su alianza con el Estado, la derecha ha dicho que no está dispuesta a una paz a cualquier precio, así la izquierda también tiene que decir “paz sí, pero no a cualquier precio”, es decir todo lo contrario de los cuatro años que llevan de rodillas con el autoengaño de que un proceso de paz solucionaría todo.  Cuando uno pide poco está garantizado que le van a dar menos

1/ El Tiempo (29/09/2012) Entrevista con Vincenç Fisas www.eltiempo.com

2/Véase www.las2orillas.co¿Que discutieron las FARC en sesión cerrada durante los 7 días de la X Conferencia?

3/ Las cifras de la votación están disponibles en www.registraduria.gov.co

 

Saludos,  y una corrección frente a la UP

Efectivamente en el 1985 las FARC abre la posibilidad de una solución negociada con el gobierno, Las FARC propone el surgimiento de un partido político al que llamaron UNIÓN PATRIÓTICA, partido que aglutinó mucha población, entre ellos intelectuales, académicos, sindicalistas, estudiantes, campesinos y amas de casa, toda la población excluida y que creía que era posible hacer cambios bajo las condiciones de la clase dominante, sin embargo a los 36 días de creada la UP, asesinaron al primer líder campesino miembro de la UP, así inicia la respuesta demencial de la clase dominante, el hoy jefe negociador de las FARC llegó a congresista de Colombia como miembro de la UP.

En 1989 la clase en el poder utiliza a los miembros del Partido Comunista para convencer a Marulanda que se sumara a la Asamblea Nacional Constituyente negociada con el M-19, aprovechando esta visita y con la complicidad de los camaradas de PCC creyeron que Marulanda se descuidaría y bombardearon Casa Verde, lugar del famoso teléfono rojo entre el líder de las FARC y el presidente de Colombia, este hecho hizo que las FARC rompiera relaciones con el PCC y llamara a sus cuadros a devolverse al monte porque no le podía garantizar la vida  en las ciudades y determinan no seguir en la UP, los cuadros directivos de la UP continúan en la política, aislados de las FARC, pero el entonces VICEPRESIDENTE acuño la frase que: LA UP era el brazo político de las FARC y con eso se justificó el genocidio contra la UP, los muertos de la UP no eran guerrilleros de las FARC fueron un grupo de "izquierdistas" que no imaginaron que la clase gobernante realizara un genocidio contra este grupo. 

Los Candidatos presidenciales asesinados fueron: Jaime Pardo Leal, un abogado que se había desempeñado como Juez de la República y fundador del sindicado de empleados judiciales ASONAL JUDICIAL, el otro candidato asesinado fue un profesor universitario llamado BERNARDO JARAMILLO, quien decía que no era de izquierda que era un demócrata y que no lo asesinaría porque no era de izquierda.  No murió ningún guerrillero en éste Genocidio.  Asesinaron civiles que creían que se podía hacer política.  Ninguno de los muertos tenía un arma en sus manos ni jamás la había empuñado. 

Después de la muerte de Jaime Pardo Leal,  el camaleón sindicalista ANGELINO GARZÓN (Vicepresidente de Santos) asume como Presidente del Partido, renuncia por miedo, asume el otro traidor sindicalista GARZÓN, quien juraba y gritaba que él no era de izquierda, aún así lo amenazan y renuncia, asume como presidente la maestra de escuela AIDA ABELLA, hoy presidente aún.  Con este recuento les quiero expresar que no es cierto que hayan muerto guerrilleros en el genocidio contra la UP.  El pre candidato a presidencia que propuso las FARC fue BRAULIO HERRERA a quien devolvieron para el monte porque lo podía matar, la historia de Braulio es triste, después se la contaré.  GENOCIDIO FUE CONTRA CIVILES SIN ARMAS Y QUE JAMÁS EMPUÑARON UN ARMA. 

Gracias por la atención.

D Nelma Forero Sánchez

 

Colombia: sorpresas, paradojas y lecciones

Nueva Sociedad

Por Juan Duchesne-Winter

Octubre 2016 nuso.org

A la guerra en Colombia se le acabó el combustible. Pero luego del triunfo del No, el uribismo quiere montarse en el carro de paz que Santos puso en marcha, lo que abre un escenario de incertidumbre y retrocesos conservadores.

El plebiscito colombiano, en el que ganó sorpresivamente el repudio al acuerdo de paz, ha actuado como una piedra de cuarzo en la que se traslucen múltiples posicionamientos del espectro político dentro y fuera del país. En Colombia, dichos posicionamientos añaden paradojas a la sorpresa: inmediatamente después de la derrota del voto afirmativo, apuntan a la irreversibilidad del proceso de paz. Pero primero echemos un vistazo desde afuera.

Ya se produjeron los necesarios rasgamientos de vestiduras y los innumerables lamentos por parte de la coalición del Sí y de la comunidad internacional. Ya hubo vítores de la oposición en Venezuela y Cuba, cuyos gobiernos coadyuvaron al proceso de paz. Muchos venezolanos y cubanos de la oposición identificaron al movimiento de paz colombiano con una conspiración «castrochavista» de hippies y gays, algo en lo que coincidieron con el discurso del movimiento del No, un bloque de uribistas y de religiosos muy homogéneo en su conservadurismo.

Resulta particularmente triste que mientras en Venezuela Nicolás Maduro tilda a todos sus opositores de «burgueses fascistas» –en una obvia distorsión de la realidad–, muchos de los opositores venezolanos, cuando miran a Colombia, aplican el mismo rasero reduccionista y tildan a todos los pacifistas de «castrochavistas», igualito como llama Uribe a todos sus opositores.

Estos posicionamientos resultan aleccionadores. Otros observadores internacionales, entre los que de destacaron algunos de Argentina, criticaron la intensa reacción frente a los resultados expresada por quienes respaldaron el Sí. Les advirtieron que respetaran el voto democrático, que no redujeran el voto por el No a un simple apoyo a la guerra y que no se refirieran a los votantes del No con tono de superioridad moral. Curiosamente, es a quienes han apostado por la paz y por la consulta democrática a quienes estos críticos les ofrecen lecciones de democracia y equidad cuando manifiestan honda preocupación con los resultados. La frustración y aprehensión de quienes participaban en la coalición que promovía el proceso de paz es entendible.

Tomemos en cuenta el contexto concreto. El movimiento del No es dirigido por políticos que históricamente han utilizado la guerra para aumentar su poder. Son aquellos a los que los especialistas han definido como los «señores de la guerra». Ese mismo movimiento (agrupado en torno del partido Centro Democrático dirigido por Álvaro Uribe) que denuncia que el acuerdo de paz sentaría a guerrilleros en el Congreso y les otorgaría impunidad todavía tiene sentados en el mismo Congreso a individuos estrechamente ligados al paramilitarismo, al narcotráfico y a la usurpación ilegal de tierras, amparados precisamente en la impunidad. Ciertamente, es motivo de enorme preocupación que ese sector haya ganado un plebiscito con una campaña belicista colmada de posicionamientos muy conservadores, como la «defensa» de tonos homofóbicos y misóginos de la familia tradicional que se coló de contrabando en la campaña del No.

Pese al resultado nefasto del plebiscito y paradójicamente por obra del mismo, se producen giros interesantes. Surgen indicios de que el cese al fuego, la otorgación de inmunidad y el proceso de desarme ya son irreversibles. En las últimas horas los bandos se han comportado de tal manera que se suman al camino hacia la paz.

El momentum de las negociaciones y del propio proceso plebiscitario en sí mismo ha generado un rodaje indetenible. Como afirmó el jefe de las negociaciones, Humberto de la Calle, independientemente del resultado plebiscitario, la paz se está abriendo un espacio en Colombia. Mientras, el analista Javier Duque Daza nos advierte que «antes de celebrarse el plebiscito, Uribe y sus allegados bombardearon los medios con el coro de que ‘el plebiscito es injusto, tramposo e irrespetuoso’. Estos atributos perversos desaparecieron con su triunfo y se sienten legitimados para ‘cambiar el rumbo’ a las negociaciones».

Uribe pide ahora sumarse a una reanudación de negociaciones en representación de la voluntad expresada electoralmente. Habla de buscar unidos un pacto nacional. Pide amnistía general a guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En un mensaje no muy velado a sus huestes paramilitares en la noche de la victoria electoral, pidió que se proteja a las FARC y que se mantenga el cese de hostilidades. Francisco «Pachito» Santos, quien fuera vicepresidente de Uribe, actúa como el «loquito» del movimiento del No

Con su habitual dedicación al lanzamiento de consignas para ver como son recibidas en la opinión pública, declaró que el movimiento del No acepta el 80% de los acuerdos y solo quiere discutir cambios en el 20% restante. Es que ahora Uribe quiere montarse en el carro de paz que Santos puso en marcha. Es su chance de reinstalarse en la iniciativa política nacional. Los votos lo avalan y lo inducen a transmutar su señorío de la guerra en un señorío de la paz, pues le dan la oportunidad de convertir en política de convocatoria nacional una política belicista que solo le venía redituando como política sectaria y que ya le rindió el máximo posible.

Ante un rendimiento decreciente de la política belicista, la derecha ya se ha ido decantando por otros caballitos de batalla, temas históricos del conservadurismo, relativos a la ley y el orden, los derechos de terratenientes y patronos, la explotación irrestricta de los recursos minerales y la lucha contra las drogas. A ellos se les suman aspectos de la agenda neoliberal, la defensa de la familia y la religión, algo en que han desplegado una actividad inusitada. Basta citar como un ejemplo estelar el estribillo de que el «castrochavismo» quiere convertir a toda Colombia en gay, uno de esos cuentos pintorescos del discurso posmoderno de derechas que han resultado más efectivos.

Por otro lado, las FARC abandonarán la guerra. No les darán el gusto de proseguir la guerra a los belicistas porque, simplemente, no tienen condiciones para hacerlo. Las FARC se autoliquidaron políticamente hace décadas, cuando montaron la logística criminosa del secuestro y la tributación del narcotráfico. Con su actuación militarista, sanguinaria y autoritaria, cayeron en su propia emboscada, de tal manera que toda la pericia militar, la militancia tenaz y el apoyo incondicional de reductos territoriales no les han valido de mucho. Ahora son completamente incapaces de alcanzar la iniciativa estratégica en el plano político-militar. En las declaraciones más recientes han asegurado que mantienen el cese definitivo del fuego y siguen firmes en los acuerdos pese a la derrota del plebiscito, la que consideran como una suspensión política pero no como la invalidación jurídica de un proceso de paz que ya es irreversible

El proceso está, de hecho, refrendado por el marco jurídico nacional e internacional y se puede reanudar en el nuevo escenario político brindado por el resultado plebiscitario inesperado. Además, el líder guerrillero Rodrigo Londoño –alias «Timochenko»– y su equipo ya pidieron perdón a las víctimas y fueron perdonados. No pueden causar más víctimas. Lo único que los devolvería a la guerra sería una violación de los acuerdos que garantizan que los guerrilleros no serán apresados y liquidados física o políticamente, es decir, un atentado a su supervivencia personal y política.

No solo las FARC están comprometidas con las víctimas. También lo está el país. Los representantes de las víctimas acudieron a La Habana y, tras ello, desarrollaron una campaña activa, emotiva y elocuente por el Sí. Hubo reuniones que ya son históricas entre las víctimas y las FARC. Fueron encuentros de arrepentimiento y perdón muy profundos y conmovedores. Como dice la antropóloga Constanza Ussa, las víctimas le dieron una lección al país. Esta no se reflejó inmediatamente en el plebiscito, pero su impacto es indeleble. Esa lección representa, por conexión histórica directa, a las víctimas del paramilitarismo.

Uribe levantó la estructura paramilitar y después se jactó de haberla desmovilizado, en unas negociaciones de paz celebradas con su propia gente sin que mediara plebiscito alguno y con total impunidad. Algunos jefes paramilitares fueron entregados a la justicia estadounidense en virtud de acusaciones relacionadas con la ley antidroga de ese país, pero no por motivo de sus crímenes de lesa humanidad cometidos en Colombia

El paramilitarismo se destacó por sus atrocidades (secuestros, torturas, violaciones, mutilaciones, descuartizamientos con motosierras, asesinatos en masa) y su número de víctimas fatales es varias decenas de veces mayor que el de las FARC. También se incluyen las víctimas del Ejército, cuya más repulsiva atrocidad fue cazar en sus casas y en las calles a miles de jóvenes desprevenidos e inocentes de toda actividad subversiva, para asesinarlos y reportarlos como bajas de guerrilleros: los infames «falsos positivos». Además, el Ejército y la Policía nacional fueron cómplices de muchas matanzas cometidas por los paramilitares creados por Uribe.

Todo el arco político ha coincidido en que podrían producirse nuevas rondas de negociación que incluirán a los más diversos sectores sociales y políticos del país: a víctimas y victimarios, a la Presidencia, a los partidos de la coalición del Sí (Partido de la Unidad, Partido Liberal, Polo Democrático y otros), al partido de Uribe, a las FARC y a representantes de las comunidades indígenas y afrodescendientes. El gobernador de Nariño, Camilo Romero, ha convocado a los departamentos que fueron escenarios principales de la guerra y en la mayoría de los cuales ganó el voto por el Sí (como Cauca, Putumayo, Nariño, Chocó, Guaviare, Vaupés, entre otros) a formar un eje de la paz para exigir la continuidad del proceso. Las retaguardias de las FARC y los puntos de concentración para efectuar la entrega de armas están mayormente en departamentos que votaron por la paz.

Informalmente, ya se escuchan posiciones que afirman la posibilidad de crear un corredor de desmovilización, desarme y reintegración de los guerrilleros a la sociedad en la zona de paz delineada por esas jurisdicciones. El primer paso para el desarme ya se dio definitivamente: es el silenciamiento de las armas. De ahí en adelante, es cuestión de métodos y garantías. A esta guerra se le acabó el combustible. El proceso iniciado por Santos ha conseguido arrastrar a todos. Es probable que sea producto de astucias azarosas y paradójicas de una razón histórica sin sujeto rector, compuesta de ambiciones, despistes, errores, excesos y perfidias, pero también de generosidad, bondad y lucidez. Así se han desmovilizado las pasiones más violentas. De ahora en más habrá debates furibundos, tendenciosos, antagónicos, de buena y mala fe. Pero serán debates. Ojalá nunca más sean balas.

El SI y el NO, ¿y ahora qué?

Libardo Sánchez Gómez

Del blog el viajero 4/10/16

Lo que ocurrió en Colombia fue asunto de locos, personajes del mundo entero asistieron a la  firma definitiva de los acuerdos entre FARC  y Gobierno, sin pensar que  de definitivo no tenían nada. Lo lógico era que el show se reservase para después que el pueblo los refrendase. De todas maneras,  el  NO triunfador era algo que nadie esperaba ni siquiera los ganadores,   y menos  que el pueblo le diera la espalda al plebiscito.En el fondo quienes triunfaron, aún, no saben que ganaron.

La abstención se explica fácilmente porque casi nadie leyó los acuerdos, ya que  no existe la cultura de la lectura, y quienes lo leyeron encontraron que la normatividad vigente va en contravía de lo acordado, por ejemplo, a la democratización de la tenencia de la tierra el Régimen contestó  recientemente haciendo aprobar la Ley ZIDRES, que estimula la concentración de ésta. Así que  no había una real motivación,   en las 297 páginas de los Acuerdos FARC – Gobierno no había una sola medida que alentara al pueblo  víctima de la violencia y demás males propios del sistema socioeconómico. Santos, en su afán de mostrar resultados contundentes referentes al sometimiento de la guerrilla, no permitió la más mínima reforma  socioeconómica para aliviar dura situación,   y las FARC en su afán   pacifista cedieron hasta su espíritu guerrero.

Para tratar de entender lo ocurrido en las urnas hay que analizar por separado las distintas posiciones adoptadas tanto por los triunfadores como por los perdedores y   los abstencionistas. Al NO triunfador pertenecen  los sectores más retrógrados de la sociedad, a la encabeza está el ex presidente Álvaro  Uribe, siniestro, fanático y enfermo mental;  y le secunda  un  primo del presidente Juan Manuel,  Francisco Santos, mejor conocido entre sus seguidores como Pachito, este individuo adolece de serias deficiencias en su cociente intelectual. En el NO  participó una mezcla ecléctica de  población  perteneciente a los más diversos sectores sociales, en primera línea  la oligarquía terrateniente, directamente interesada en que la guerra continúe, pues vive de ella y es la que desplaza, usurpa y acumula la tierra  robada. No obstante, la  gran masa del  NO  es gente perteneciente al pueblo excluido, que carece  de conciencia de clase, con un común denominador: el odio y la irracionalidad,  pero no el odio entre clases sociales  sino odio intraclase.

En cuanto al SI perdedor, también, está nutrido por una variopinta gama de seguidores. Hay que destacar los  que propician  la entrega de la guerrillas conocidos como los “pazólogos”, entre ellos se encuentran intelectuales, académicos y políticos de “izquierda”, que no quieren   llevar a las espaldas el INRI de seguidores de la guerrilla En el SI había políticos como la senadora Claudia López y Antonio Navarro quienes votaron afirmativamente, con el  afán de eliminar “por las buenas” a las FARC de la faz de la tierra.  Desde luego que muchos votantes del SI creyeron que era la manera correcta  de buscar soluciones.

  Las  FARC  en realidad no tenían plan B. Una vez más  la cúpula queda sin brújula, así que “quien no sabe para dónde va cualquier camino  le  servirá”. Cuando las tropas de los distintos Frentes  ya avanzaban hacia los campos de concentración ahora no saben para dónde ir. Se  especulan todo tipo de medidas a seguir en el inmediato futuro.

Quienes quieren la entrega de la guerrilla a como dé lugar  proponen una Constituyente y en el mismo sentido están los que impulsaron la anulación del voto. Lo que no se tiene en cuenta  es  que, de antemano, se sabe que esta  sería dominada, entre otros, por  Álvaro Uribe y el ex procurador quienes mandarían al país entero al Medioevo

Otros dicen que se tramite en el Congreso su aprobación, pero qué clase de Paz podrá eclosionar en este nido de criminalidad. Otros dicen que se renegocie lo acordado y se borre lo poco que se le concedió a la insurgencia, nada de curules y  que vayan derecho a la cárcel a purgar largas penas

Por otra parte el Centro Democrático, quien se siente con toda la autoridad para imponer condiciones,  sostiene que no se trata de negociar ni renegociar ningún acuerdo, pues según sus voceros  en Colombia no hay ninguna guerra civil ni conflicto alguno sino simplemente una agresión por parte de un puñado de “terroristas”; desde esta visión lo correcto es exigirle a los “terroristas” que  se sometan y punto

Estas  dos últimas  propuestas para muchos son algo menos que salidas insensatas, pero dada la debilidad y ganas de entregar  las armas  mostrada por la cúpula negociadora de las  FARC en la Mesa de “sometimiento” no es raro que   terminen aceptando.

Tanto las bases como la cúpula fariana deberán  hacer un examen de conciencia para ver qué pasó, qué está fallando, porqué el pueblo no responde; en una profunda reflexión  estará el que se hundan o por el  contrario  salgan  airosas. En todo caso  las FARC deberían dar un vuelco total e inmediato a la orientación que han venido observando

Pero antes que nada tendrían  que remover o, por lo menos, recomponer la dirección máxima y la cúpula negociadora

Timochenko podrá ser un excelente cardiólogo, pero no tiene el corazón ni el cerebro para dirigir una guerrilla del nivel de las FARC, muestra no estar convencido de la justeza de la guerra ni de las graves causas  que la motivaron y las  profundas transformaciones sociales que se requieren para superarla.Si así fuera no estarían hablando de paz sin que se toquen las viejas estructuras económicas, causantes de la tragedia humana que vive la mayoría de la gente.

Al jefe máximo se le ve más como un abuelo consentidor que un combatiente al frente de hombres de hierro. Y en cuanto a los principales voceros se les nota el cansancio y las ganas de dejar el monte. Esta situación ha sido percibida por el grueso de la base, varios Frentes antes de ir al plebiscito se apartaron de los acuerdos. Se dice que en el momento de escribir esta nota muchos guerrilleros totalmente confundidos  se están replegando hacia sus territorios,preparándose para reiniciar la lucha. No creen en nadie y no tienen por qué hacerlo. Ahora que la iniciativa la tiene Álvaro Uribe tendrán que estar preparados porque en cualquier momento las fuerzas militares van a intentar aniquilarnos, para no tener que renegociar.  

Pero las FARC, con unos voceros renovados, podrán convertir el revés del NO en una oportunidad para sacar adelante lo que por el afán de  complacer al Régimen quedó en el tintero,  las salvedades podrían ser una línea roja que daría seriedad a los negociadores rebeldes.

Exigir la reforma agraria integral, sería un hecho que justificaría el haberse sentado a negociar la salida política al conflicto. Suficiente haberse reconocido como victimarios, algo que nunca debió haberse aceptado, como para ir a la cárcel como vulgares criminales.  Ahora se les quiere pedir  que dejen las armas sin posibilidad alguna, en la práctica,  de hacer política, pues esta votación demostró que, dada la matriz mediática negativa,  nunca llegarían al Congreso. En cuanto a   la Guerrillerada de base mientras se aclara el futuro inmediato tendrá conformar un mando colegiado entre representantes tanto de los Frentes declarados “disidentes” como de los que, previsiblemente, se les sumen

envió NELMA FORERO

posta - postaporteñ@ 1674 - 2016-10-05 20:43:14
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 137

Mis perritas cimarronas se acaban de ir con Nelson. Son apenas un poco más de las ocho. Ellas parecen como que sienten la cercanía de su paseo de los martes y se ponen como locas esperando que suene el timbre que anuncia Nelson en la puerta. Las orejitas, el rabo y los ojitos dicen que están contentas y dispuestas a disfrutar. Ellas se van y la casa queda dividida en dos, la parte donde yo escribo y el resto que está bajo el vuelo observador y gritón de un hincha de Cerro de plumas rojas y verdes. Luis es como un vínculo que se sienta frente a mí, se levanta, va a preparar el mate, rezonga y se ríe con Loke después como Ronaldinho, mira para un lado y corre para el otro tratando de engañar la marca de Loke que quiere estar sobre mi hombro pero molesta. Me corta el pelo, picotea mis orejas y se acerca peligrosamente al teclado de mi computadora. (Papegojbandit.)

En la mañana pude ver una página que Claudio tuvo la gentileza de mandarme. Claudio es uno de los amigos que ayuda a corregir esto que por casualidad se llama Saskia. Nombre holandés para una canción sueca que cantaba su autor Cornelis Vreswijk describiendo un almuerzo obrero donde se gesta sin drama y con ingenuidad sana la relación, no sabemos si puntual, pero creíble entre uno de los obreros y Saskia la mesera que trabaja en el local de ventas de comida y los sirve a la hora del almuerzo. (Servitris) 

Lo que me hizo llegar Claudio esta mañana me hace sentir un poco orgullosa. Me gusta mucho lo que escriben en Posta Porteña Juan del Sur y Daniel Irigaray porque nombran mi Saskia, piensan bien de ella y agregan cosas que me sirven para tratar de mejorarla. 

Yo no soy nacida en Uruguay. Yo he nacido en Suecia en el norte entre ríos congelados, nieve, osos, alces y lobos. Si tuviera  que darle un color al norte donde yo nací, hice la escuela y el liceo, lo pintaría de rojo. El norte sueco es lugar de mineros que extraen hierro, cortadores de árboles para las industrias papeleras e industrias no tan poderosas como las del sur Saab Scania, Volvo, ABB, ASEA etc., pero sí, más conscientes de la condena a la explotación que pesa sobre todos los obreros del mundo. (Norrland)

Hace años comparto mi vida con Luis, refugiado, llegado a Suecia después de la cárcel y la tortura. No sólo fui su profesora de sueco en la Escuela Popular Superior de Jakobsberg (Jakobsbergs folkhögskola) sino que también siempre me jugué en las calles o en las tribunas defendiendo el grito de justicia de los que llegaban exiliados a mi país. 

En realidad comencé yendo a la pelea en defensa del pueblo vietnamita que luchaba por su liberación. Este tipo de actitudes y actividades las aprendí de muy pequeña en el hogar de Örnsköldsvik (Övik) en mi familia de padre comunista, boxeador, buen jugador de ajedrez y estibador del puerto y madre socialdemócrata que trataba de organizar la casa y ayudar a organizar junto a sus compañeros de partido, la región del norte sueco. Yo no seguí sus orientaciones políticas pero sí su rebeldía y su constancia. 

Luis es anarquista, lo fue toda su vida y no se dedicó a leer solamente. Por lo que me cuentan sus compañeros siempre ha sabido estar en la primera línea. Para él la solidaridad con todo el que pelea contra los sistemas que reproducen explotación, dominación, engaño y represión es una causa sagrada en la cual, alguien como él, debe apoyar solidariamente. Yo no tengo su misma historia, pero pienso y me defino muy parecido a como lo hace él. El lee y milita desde los once años, cree que leer también es militar y me río muchísimo cuando los prejuicios de aquellos que invitan a no leer y que dicen haber leído ellos mismos a Marx quieren ponerse por sobre alguien que se dice anarquista, pero que no niega haber leído a Marx, a Lenin, a Mao, a Trotsky etc. etc. 

Desde esta página que yo escribo con algunas faltas de ortografía, sintaxis, y por supuesto con muchas faltas de historia y de conocimiento de las experiencias latinoamericanas, como ayer seguimos respetando a todo el que pelea contra la explotación sin preguntarles si son anarquistas, trotskistas, leninistas, marxistas, tupas o ambientalistas y siempre me parece estúpido invitar a no leer como lo hacía Göbbels.

El Papo Luis me ha contado como desde su punto de vista, se han comportado en la cárcel y la tortura algunos personajes de las distintas organizaciones representadas en el Penal de Libertad y los cuarteles, y allí los comunistas o marxista-leninistas llegaron tarde. Llegaron después de haberse jugado a una versión progresista de los milicos que dieron el golpe de estado. Sus jefes más encumbrados sostenían en la cárcel que ellos eran un partido legal y que no tenían nada que ocultar de sus actividades por haber sido legales y amparadas por la constitución burguesa. No reconocieron la tortura hasta que algunos de sus militantes la sufrieron. 

Actualmente muchas de esas organizaciones populares que sufrieron la dictadura se han pasado a la defensa del orden y derecho constitucional burgués. Gestionan el estado de los que ayer eran sus enemigos, tratando de provocar y aprovechar la movilidad social que los eleve de clase. Como dice un amigo “El queso no alcanza para todos.”

Los engaños son relativamente fáciles de observar para alguien  como yo nacida en otro lugar donde ya he escuchado los mismos cantos de sirenas. El mismo papel de los sindicatos como el SUNCA que se auto-proclama vanguardia provocando la división de la clase obrera y abrazándose con los enemigos. 

Los últimos días he visto cosas que a pesar de todo me han chocado mucho. He visto a una ministro de educación gritando que ella lucha y pelea por la educación en este país. Dice que está bien que los estudiantes reclamen con protestas y movilizaciones. Al mismo tiempo que intenta hacerle tiras sus organizaciones, y no pelea por el presupuesto que la educación reclama. 

Después una presidenta de la República AFAP que habla de las ventajas que tienen esas organizaciones para los que han generado valor durante toda su vida de trabajo y que ahora la alimenta a ella y a otros burócratas, que les usan los aportes de los años trabajados. 

Después lo más tétrico es ver a Pompita a los gritos en un local lleno de gente a sueldo para que lo escuchen y que griten en su apoyo. El príncipe idiota parece que amenazara al gobierno con un golpe de estado o similar si no le hacen caso. Todo muy, muy patético. En la semana se han juntado con Pedrito, El Guapo y algún otro, para ver si pueden hacer una alianza que los represente en las próximas lejanas elecciones generales. Ellos prometen ser más feroces defensores de la derecha tradicional y poderosa del país. Entre otras cosas proponen algo así como una guerra civil donde los habitantes de Pocitos, Malvín Sur, Carrasco y Punta Gorda tengan derecho a armarse y permiso para matar. (Hämndlystna.). Pedrito va a interpelar al ministro del interior, no se para que. Seguro que para ganar espacio en los medios de comunicación. 

Nogueira, el segundo de Gorcy en Buscadores, un pobre diablo mediocre que siempre reclama su lugar, de más loro que Loke, que todos ya sabemos de su bajo coeficiente mental, pide poniendo carita de audaz pensador político burgués la condena perpetua contra aquellos que incurran en faltas contra “la gente bien”. No pidió la misma pena para los asesinos de jóvenes del Marconi. Ni nunca lo escuché hablar contra la ley de impunidad que para él es legítima, constitucional e indiscutible. (Högervriden)

En Colombia todo suena raro. El plebiscito del domingo dijo No a “los acuerdos del paz”. Debo decir que me cayó muy mal ver a Raul Castro felicitando a Tirios y Troyanos con una sonrisa satisfecha después que las FARC aceptaran respetar la constitución injusta y feroz de los colombianos burgueses, Bien, el domingo, en el plebiscito la mayoría dijo que no a los acuerdos. El KuKaracho Mujica, los audaces e inteligentes tertulianos de buscadores y casi todos los que he escuchado dicen que la izquierda perdió y que la derecha votando el No fue la ganadora. 

Desconozco muchísimo la realidad colombiana, pero me imagino que yo votaría No pero desde la izquierda en situación similar. 

Yo creo que las masas organizadas llevando como banderas las de los creadores de valor que son robados en este sistema, quiero decir de los proletarios, son los únicos capaces de crear una sociedad justa donde los derechos humanos efectivamente estén por sobre cualquier valor en plata. Las armas de las FARC podrían haber defendido una revolución social llevada adelante por las masas organizadas. No siendo así, tiendo a creer que Si y No son lo mismo, aunque yo en Colombia hubiese votado que No. (Ett överraskande val.)

Nelson acaba de tocar el timbre. El Papo pasó como un viento a buscar a sus cimarronas que, además de perritas encantadoras, son el símbolo de la rebeldía y de la no rendición. 

Cuando pregunté a Claudio, que es el que más sabe de nosotros sobre la vida en el campo y la especial actitud de los cimarrones, ¿por qué Saskia siendo tan pequeña hace que perros más grandes huyan cuando ella muestra los dientes? Claudio contestó -“Ella les dice con gestos que pueden entender los otros” - “Si quieren peleamos, pero la pelea es a muerte. Yo estoy dispuesta, si ustedes están dispuestos, largamos.”

 Esto de alguna manera me recuerda aquellas palabras del Che que anunciaban que en una revolución verdadera se gana o se muere.

SALUD Y R. S.

BITTAN - postaporteñ@ 1674 - 2016-10-05 20:06:00
postaporteñ@_______________________________

IDENTIDAD PARA ALGO

Compañeros, tratando de entender y sobre todo con la tal vez utópica ilusión de que los que nos siguen como generación, puedan entenderse algún día para avanzar de verdad sobre la construcción de una nueva sociedad, aporto ésta reflexión de más abajo. 

Nadie de los que leemos y escribimos para intercambiar a través de PP es el ombligo del mundo. Y de verdad si ésta herramienta pueda transformarse en catártica y medio de autoproclamación, lamentablemente habrá perdido como medio de difusión --a mi pobre entender-- otra oportunidad, de las tantas perdidas en la historia de los que queremos aun cambiar la sociedad. 

Las polémicas sobre la importancia de lo objetivo y lo subjetivo, y la relatividad de su peso coyuntural, la importancia de la praxis y su ida y vuelta, han sido resueltas en mi opinión, al menos en la teoría del marxismo y de escritos y opiniones de aquéllos luchadores que, con o sin afiliación ideológica materialista, he podido leer, para tratar de explicar las previsiones del curso de la historia de las luchas de la humanidad. De la de Uruguay quedará más de una interpretación histórica. Incluso florecerá la facha de nuevo buscando su lugar "legal y democrático". 

La verdad es que hoy, hay una parte muy minoritaria de una humanidad que quiere cambiar el curso de desastre que se sigue profundizando a nivel planetario. 

Opino, y polemizo. El día que un grupo de súper héroes, heroicamente redundantes con su nombre, destruyan al imperialismo actual, a todos sus posibles herederos y a toda materialidad y subjetividad subyacente, a todo intento burgués capitalista malo y ó bueno, para que la humanidad florezca casta y pura, libre de contradicciones, libre de tensiones y de culturalismo y oscurantismo, de tradiciones regresivas, y sea un paraíso terrenal el planeta, todo solidaridad y espontaneidad, creeré de verdad en ese tipo de sujeto que todo lo hace a voluntad de sus cojones u ovarios y pre claridad.

El, ella, y su grupo de iluminados, también deberían previamente ser libre pensadores sin influencias de ninguna especie que los contamine. Tal algo extraterrestre a salvo de la experiencia humana. 

Temo que esa aspiración vuele a los cielos religiosos de la adoración mística que sea. 

Disculparán la falta de pólvora y de cárcel y o tortura en el escrito, como condición previa para darle validez. Respeto enormemente todos los sacrificios y al ser militante que experimentó esas situaciones, y se la jugó en distintas circunstancias históricas. Pero ése debate cargado de quien la tiene --o la tuvo-- más grande, no ha servido nunca para un carajo. 

Y ha dado giros inesperados en la historia real que vivimos. 

Basta ver al Pepe Mujica apadrinando la legalización de las FARC, más allá de las consecuencias en Colombia, como muestra inesperada de los giros de la historia. 

--

  Relato Autobiográfico e Identidad Personal

AIBR. Revista de Antropología Iberoamericana. www.aibr.org

Volumen 2, Número 2. Mayo-Agosto 2007. Pp. 232-275.              Extracto. (Resaltados por mi cuenta Marcos).        

Dispositivos narrativos

Según Foucault, la cultura de Occidente ha generado diversas “tecnologías” para la construcción de la subjetividad (Foucault 1990; 2001). Pensarnos a nosotros mismos como sujetos y agentes, nos condiciona a un modo de estar insertos en el mundo. Por el contrario, la ausencia de una identidad así como la falta de un relato que dé cuenta de nuestras acciones desde un marco de intenciones y propósitos, hace imposible que nos reconozcamos como agentes.Si no se sabe quién se es, qué se quiere ni para qué, tampoco se sabe cómo actuar ni por qué

Un buen relato parece formar parte del conjunto de dispositivos potenciados por el ideal occidental de sujeto racional, a quien se supone capaz de responder por sus acciones. Una marcada incompetencia para generar una narración sobre nosotros y nuestras acciones parece ubicarnos fuera de estos ideales de “normalidad” y “cordura”.  Dante G. Duero y Gilberto Limón

En los últimos tiempos, cada vez son más los autores que creen que la identidad es una ficción que elaboramos a partir de nuestras especiales competencias para narrar historias (Ricoeur, 1978, 1990; Shotter, y Gergen, 1989; Gallager, 2000).

Así, se dice que el “yo” sería una especie de meta evento distribuido en cada elemento que ha contribuido a la elaboración de nuestra biografía (como son las anotaciones en cuadernos personales, los pasajes que subrayamos en nuestros libros, las fuentes de información de nuestro ordenador, o incluso las producciones literarias que han marcado los estilos discursivos de una determinada época o período histórico) el cual ofrece coherencia y continuidad a la experiencia (Bruner, 1991; 2002; Bajtín, 1979).

Gracias a esta construcción conseguimos pensarnos a nosotros mismos como individuos diferenciados y como agentes responsables, a un mismo tiempo que nos volvemos capaces de unificar nuestras experiencias pasadas, presentes y futuras en un todo organizado, lo cual vuelve al mundo en que vivimos, más predecibles y significativos. En este sentido, lograr narraciones coherentes e integradas, al tiempo que abiertas para la incorporación de experiencias novedosas, parecería ser un aspecto esencial con vistas a volver a nuestra experiencia y a nosotros mismos más inteligibles

----

Tomando buena parte de las últimas escaramuzas entre escritores de la experiencia uruguaya desde los años 60, parto desde el texto pensando en que tal vez esa elaboración -volver a nuestra experiencia y a nosotros mismos más inteligibles-- aun no ha llegado a fructificar tal cual está expuesta. Lamentablemente ni cerca. Se vuelve en muchas ediciones de PP un mensaje de excesivo oscurantismo híper informado, anacronismos y catársticas autojustificaciones, y enunciamientos programáticos huecos. 

Lo que he aportado seguramente forma parte de lo mismo, pero intento de verdad creer en que la investigación, la elaboración colectiva, sumada y restada dialécticamente, confluyan en sintetizar, en experimentar y armar proyectos e intentos que fructifiquen en esperanzas nuevas. O sea en políticas. 

Abrazo, Marcos

MP - postaporteñ@ 1674 - 2016-10-05 19:55:41
postaporteñ@_______________________________

Haití, Plan B


"Se necesitan dos para un tango"



Habrá elecciones presidenciales en Haití el próximo domingo 9 y seguramente segunda vuelta en enero. En relación al régimen duvalierista del ex-presidente Martelly, esto es el parte una ruptura y en parte una continuidad; pero tal como va a ocurrir es mucho más continuidad que ruptura.

El gobierno uruguayo participará como sostén y garante de la continuidad con "observadores" de las elecciones, mientras sigue siendo parte de la ocupación militar. En primer lugar, entonces, nuestro rechazo a cualquier forma de "supervisión" internacional a estas elecciones. Un breve repaso de los hechos puede ser útil para ponernos en situación.

En febrero Martelly llegaba al final de su mandato. Se había hecho la primera vuelta de "selección" del futuro presidente al estilo usual en estos casos, elecciones fraudulentas, sin más de un 20% de participación de la población, digitadas con respaldo de la "comunidad internacional" que convalida todo tipo de irregularidades; quedaba solamente la "selección" del próximo presidente en una segunda vuelta. Como lo han dicho varias veces y de distintas maneras los voceros del gobierno uruguayo, los haitianos serían un caso de "pueblos con capacidades diferentes" que necesitan ser tutelados por la comunidad internacional para tener al menos algún grado de democracia, y con las irregularidades solo queda ser algo tolerantes porque es peor que esto se desbande.

Pero el escándalo y la indignación popular fueron demasiado grandes, la protesta ganó las calles y le pasó por encima al aparato represivo. Uno de los dos candidatos finales renunció a participar en la segunda vuelta, y una "selección" de un solo candidato sería una farsa demasiado grotesca. El plan de continuidad del régimen duvalerista fracasó.

No se trata del fracaso de un fraude electoral de cuarta, es la crisis de la forma política que  debía culminar la reconstrucción del estado neo-colonial haitiano "fallido". Yendo un poco más atrás, era el zurcido en uno de los agujeros del orden del sistema-mundo imperialista, en el que aparecen todos los días nuevos agujeros y cada zurcido es más difícil que el anterior. Este tema da para mucho y siempre se puede volver a él; sigamos con Haití.

Con el pie cambiado, Haití -que también se había adelantado un paso al resto de nosotros cuando proclamó su independencia- tuvo un intento temprano y trunco de gobierno de izquierda socialdemócrata con Jean Bertrand Aristide, 1991, cuando acá estábamos con Lacalle. Golpe de derecha, dictadura, invasión imperialista "democrática", nuevo intento socialdemócrata, etc., mientras aquí seguíamos con  Sanguinetti y Batlle y en el resto de la región cosas parecidas

Luego de la crisis y colapso del neoliberalismo en el continente comienza el ciclo socialdemócrata, y es allí que las potencias imperialistas invaden nuevamente Haití para recomponer por arriba el estado neo-colonial, desbordado por la turbulencia. La pareja de baile del imperialismo yanqui, jaqueado por sus propias contradicciones, fueron entonces esos gobiernos latinoamericanos de izquierda del ciclo socialdemócrata post-neoliberal. Ese es el comienzo del período de la MINUSTAH, que va culminando en el régimen duvalierista de Martelly. Su colapso ocurre junto con la crisis terminal de ese ciclo socialdemócrata.

Se produce por varias razones, internas y externas. La primordial es el estallido de la rebelión popular, producto de la extrema penuria interminable del pueblo haitiano, golpeado una vez más por la incapacidad sistémica de los gobiernos de turno de encontrar siquiera una forma de paliarla o contenerla. Pero también por la farsa cruel de la “ayuda humanitaria”, que usando esa penuria como excusa crea un sistema obsceno de corrupción y parasitismo de la ayuda como negocio, ONGs, MINUSTAH y tutti quanti.

Una segunda causa interna del fracaso del gobierno de Martelly es ese gobierno en sí mismo. Tal es su ineptitud y corrupción que es un gol en contra. Esto es expresión de las contradicciones internas de la oligarquía haitiana. En cuanto a las casas externas, tenemos la larga decadencia de la hegemonía yanqui y su incapacidad en instrumentar su propia solución, y las contradicciones con sus socios cercanos; Francia por ejemplo quiere liberarse del costo de financiar la ocupación militar porque necesita esos recursos para otras aventuras imperialistas que tiene en el mundo. Es por esas flojedades imperialistas que para esta intervención se recurrió a los “hermanos” latinoamericanos, los “amigos de Haití”. Y entonces ahora, cuando todas las patas se quiebran, es obvio que la mesa se viene al piso.

El gobierno provisional de Privert que sucedió a Martelly y la Comisión Electoral actuante anularon la primera vuelta electoral y decidieron recomenzar la elección presidencial desde el principio. No tocaron sin embargo las elecciones parlamentarias de las cuales salió este mismo gobierno y que fueron igualmente fraudulentas y sin respaldo popular. Privert presidía el parlamento y el parlamento eligió a Privert como presidente del país, Privert contó los votos y proclamó al ganador Privert.

Aún así, de un lado hubo expectativas -desmedidas, creo- en el “triunfo” de haber anulado las elecciones presidenciales fraudulentas y convocarlas nuevamente; del otro lado, y no podía ser menos, los yanquis, la Unión Europea, y toda su claque, pusieron el grito en el cielo.

¡Hacer de nuevo las elecciones es prolongar el caos! En Consejo de Seguridad de la ONU presionó para que la farsa electoral continuase según lo planeado, con los votos de los “rivales” de los yanquis Rusia y China, y del gobierno “antiimperialista” de Venezuela.

También con el voto de Uruguay. Aunque, curiosamente, ese fue el único tímido matiz de diferencia en la ONU. La causa -ya hemos desarrollado esta explicación- es que la aventura mercenaria del Estado uruguayo con la que se busca financiar el aparato militar hipertrofiado, inútil y oneroso, ha llegado demasiado lejos y tiene dificultades para sostenerse. Una cosa es el negocio de la guerra y otra cosa es la guerra.

El gobierno uruguayo “quiere” retirar las tropas de Haití pero “no puede” retirarlas. Los argumentos son más vergonzosos que el problema mismo. No puede porque si se van sin el permiso de la ONU es el Estado uruguayo el que debe pagar los gastos de repatriación; nuestra “defensa nacional” no tiene capacidad de moverse independientemente del poder extranjero. No puede porque ahora ocupa un lugar importante en la ONU y eso significa “compromisos” y no compromisos con principios de defensa de los derechos de los pueblos, ciertamente, sino compromisos con las potencias imperialistas y sus instrumentos; cuanto más “importancia”  menos soberanía. ¡Y no puede porque los haitianos la complicaron, ahora tienen la pretensión de hacer sus propias elecciones como a ellos les parece, hay que seguirlos vigilando!

Pero aunque se haya hecho a contrapelo de la presión imperialista notoria y aunque su pretensión máxima no se haya cumplido, esto de ahora es su “plan B”. Sigue estando dentro del modelo de reconstrucción de estado neo-colonial.

Ahora el gobierno uruguayo envía un “observador” a supervisar las elecciones en Haití. Quién es el que va no es lo que más importa, y quién preside esa misión internacional tampoco, lo que importa es su contenido, pero es Juan Raúl Ferreira y en el marco de la OEA.

La pretensión de las instituciones internacionales que “observan” las elecciones en Haití es continuar tutelando el proceso político y chantajear con la continuación de la ocupación militar. La supervisión electoral es el complemento de la ocupación. Es muy cínico hablar de “garantizar” las elecciones si todas las trampas se organizan de ese mismo lado, y la trampa principal es mantener la ocupación.

Sobre el proceso haitiano podemos tener distintas opiniones. En la mía, sería preferible que el pueblo haitiano no se dejase engañar por ninguna de las formas de la democracia burguesa, y apuntase hacia un “modelo Rojava” de comunidades autónomas y una confederación desde la base, con unidades populares de autodefensa. Pero las cosas no pasan porque a mí se me ocurra que deben pasar, dependen de algo llamado “condiciones objetivas”.

Eran 54 candidatos, quedan solo 27, por falta de recursos. Esa fragmentación es una foto de lo que es la sociedad haitiana. De los cuatro candidatos principales, el más a la izquierda es Moïse Jeach Charles que encabeza una especie de “Frente Amplio”. Pero no vamos a decirles a los haitianos lo que tienen que hacer. La experiencia del pueblo haitiano avanza a su propio ritmo. Es tonto esperar que tenga saltos enormes mientras en todo el continente hay retroceso tras retroceso, es tonto pedirles una notable claridad si por acá reina una completa confusión, incluyendo nuestro “entorno”.

El mejor apoyo que podemos dar a la lucha del pueblo haitiano es el rechazo terminante a la actitud intervencionista del gobierno uruguayo.

Además de continuar con la ocupación militar, se la completa ahora mandando “jueces” y “profesores de democracia”.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1674 - 2016-10-05 19:50:40
postaporteñ@_______________________________

¿NO ES SIGNIFICATIVO QUE LA BURGUESÍA IMPERIALISTA APOYE A ROJAVA?

EXTREMA DERECHA e YPG

¡Una hora y veinticinco minutos a la gloria  de los YPG, de las mujeres kurdas y  del proyecto político de Rojava!

Traducido por una compañera anarquista de “Resistencias y Solidaridad Internacional”

 http://paris-luttes.info/extreme-droite-et-ypg-6517 (1)

El 25 de julio de 2016, no en la Radio libertaria sino en la Radio Courtoisie, radio de la extrema derecha francesa que tiene como presidente a Henry de Lesquen, que corrientemente lanza  injurias contra la Shoah o la “raza Congoid”   ¡No es un error!

Ese día, el “Noticiero Libre de Roger Saboureau” (emisión de un veterano de la Guerra de Argelia) titulaba “retorno al combate de Kurdos en Siria” y tenía como invitado a Patrice Franceschi.   

Patrice Franceshi es un milico veterano, que combatió contra los Soviéticos en Afganistán, escritor, autor de “Mourir pour Kobanê” (MORIR POR KOBANE, sin signo de interrogación), libro a la gloria de los YPG que presentó, en 2015, en el micro de Radio Courtoisie. Desde hace más de tres años, antes de la batalla de Kobane,  viaja constantemente a Rojava para organizar el apoyo logístico y político al PYD.

Más de una hora de emisión sobre las proezas guerreras de los kurdos en Siria, estos son presentados  como los más fieles aliados del Occidente, con el comparten los mismos valores,  contra Daech.  Franceshi explica que ellos no precisan voluntarios, sino armas y apoyo aéreo, los mismos kurdos afirman “No precisamos gota alguna de sangre occidental, pues acá tenemos todos los muchachos y muchachas necesarios para el combate”. Franceshi no olvida a esas “muchachas geniales” de los “conventos militarizados” (los YPJ), puesto que la emancipación de las mujeres “como la experimentamos en Francia”, y la igualdad de hombres y mujeres, forman parte de esas verdaderas instituciones democráticas de ese “maravilloso” “proyecto de sociedad” moderno de Rojava.  Es decir toda la cháchara habitual sobre la cuestión, pero es reconfortante cuando lo afirman los fachos.

Retengamos dos anécdotas:

Ante todo, el 23 de mayo, durante la inauguración de la Representación de Rojava en Francia (RRF), entre los 150 invitados, encontrábamos junto a los fieles sostenedores de los YPG, como Bernad Kouchner, Pascal Brucker, Gérard Chailand o Sylvain Tesson a  los representantes de los Verdes,  del Partido Comunista Francés, el “Frente de Izquierda” y el “Mouvement de la Paix” (Movimiento por la paz). No sabemos el número exacto de camaradas anarquistas, comunistas, o miembros del comité de apoyo libertario que fueron invitados, probablemente ninguno. Bernadr-Henry Levi tampoco fue invitado, y cuando intentó hacer acto de presencia fue expulsado “manu militari” por Patrice Franceschi.  La RRF ocupó un hermosísimo local de apenas 300 m2, situado en 48 bis rué de Rivoli, frente al Ayuntamiento de París, local proporcionado por Bruo Ledous, hombre de negocios y patrón de la prensa.  Según Patrice Franceschi, estamos frente a una primera etapa de una verdadera embajada para ese Estado “de hecho” (son su “ejército, su policía y sus 22 ministros”) que espera, si encuentra los  aliados necesarios, que se consolide como un Estado “de Derecho”

Sobre el plan de combate, sobre el plan de ideas:

Ha pedido del  gobierno de  Rojava, Patrice Franceschi trabaja infatigablemente, desde hace casi un año,  por la creación de un Centro cultural francófono en Rojava!

Este proyecto está en proceso de elaboración, la primera piedra será colocada durante el verano. Un fondo de dotación (las dotaciones son desfiscalizadas) se ha creado en abril, por el momento  reúne las dotaciones de conocidos y amigos de Patrice y Bernard (Kouchmer), es decir de jefes de empresas, y hasta los directores de empresas: “si, tienes razón, esto nos concierne, ponemos 10.000 ó 50.000 euros, es necesario que esto exista”  les responden.  Asimismo, dentro de poco se lanzará una colecta pública, así podrás participar. Tú, anarquista a la RSA, ¡podrás dar cinco euros! Este llamado, ¿será retransmitido en la prensa libertaria y revolucionaria? ¿Otra vez, los ayatolas anticapitalistas van a quejarse, cuando estamos en lo concreto?

¡Dense cuenta: jamás en la historia, una experiencia revolucionaria habría conseguido un tal apoyo, tan unánime, que viene de todos los horizontes políticos! ¿No es significativo?

Leer también:

« Inauguration de la représentation du Rojava en France » (Inauguración de la representación de Rojava en Francia) Gérard Chaliand, Patrice Franceschi, Bernard Kouchner, « Les valeurs des combattants de Kobané sont les nôtres »(Los valores de los combatientes de Kobanê son los nuestros”

« Ouverture de l’office de représentation du Rojava à Paris »Apertura de la Oficina de Representación de Rojava en Paris.

1/ Aportado por Ricardo. YPG es la organización armada que nos vende como “revolucionario” su proyecto político en Rojava. Ver mis notas anteriores “Rojava: La revolución “buena” que nos venden”

R - postaporteñ@ 1674 - 2016-10-05 19:43:43
postaporteñ@_______________________________

¡A los refugios: se viene la paz en Colombia!

Una historia que nunca existió

Grabémonos esto que dice Bittan ("Saskia 136", postaporteña 1672): “Pero todos, izquierdas o derechas, todos festejan la paz en Colombia. Vuelven a escribir una historia que nunca existió. La que dice que los cambios sociales profundos se pueden lograr sin violencia. Los señores feudales fueron feroces al trote de sus caballos. Los  burgueses no dejaron títere con cabeza y todavía se solazan en las venganzas como en Haití. Y los medios dicen que lo natural es la paz. MANGA DE IDIOTAS!!!”.

Lo único que le corregiría es lo de “manga de idiotas”:¡manga de turros!, diría yo (si hay idiotas en esta historia, no son ellos, sino nosotros).

Pero yo voy a aguar la fiesta —si cabe— un poco más. Voy a recordar que hace treinta años un sector de las FARC, junto a otros grupos guerrilleros, sellaron una paz por la cual se desmovilizaron y se integraron a la contienda política institucional con el nombre de Unión Patriótica.

Voy a “spoilear” el final: la mayoría de sus cuadros políticos más importantes, incluidos los candidatos a presidente, fueron asesinados, y con ellos miles de militantes, en cantidad cercana a cinco mil: ¿se entendió? Los que aceptaron el juego de la legalidad fueron exterminados sistemáticamente. Y no solo los reinsertados y los militantes reconocidos, sino que el genocidio se extendió a todos aquellos que cuestionaban de algún modo las injusticias del sistema: en un lapso de quince años el poder gobernante en Colombia despachó, entre muertos y secuestrados que nunca aparecieron, a 20.000 opositores.

Con el pecho estrujado, debo decir que no espero nada distinto ahora, aunque en principio quizá no tenga características masivas, sino que se traduzca en el asesinato aquí y allá de algunos desmovilizados, con el fin de aterrorizar al resto y desmovilizarlos también en su actividad política legal. Sin embargo, no excluyo tampoco un asalto sangriento a alguno de los campamentos o “veredas transitorias” donde se concentrará a los guerrilleros que abandonen las armas, como modo de escarmiento y advertencia.

¿Qué estoy diciendo: que hay que agarrar los fierros (o no soltarlos)? Nada de eso.

Digo y diré que ni el grupete más esforzado, heroico y capacitado de militantes de bronce podrá reemplazar a las masas en la tarea de hacer la revolución. Y que si lograra hacer algo con ese nombre que parezca una revolución, no será tal, sino el engendro monstruoso de un grupo de iluminados.

Y dicho esto, confieso que no tengo una propuesta para las muchachas y muchachos de las FARC que van a quedar indefensos (peor de indefensos de lo que estamos todos), y que en cuanto levanten el pío los van a cazar como pajaritos. Por supuesto, no rotundo a pasarse al enemigo; a esconderse bajo las piedras; a ponerse al margen de la sociedad adoptando formas individualistas de rechazo. O sea, no a aceptar dejar de ser las personas que fueron.

Pero recuerdo a la Unión Patriótica. ¿Entonces? No sé. El que lo sepa, que lo diga.1/10/16

@juandelsur2

Juan del Sur

Postalinas

Ven, Triste me decías.

Buena Perico y Ricardo. El liberalismo o neoliberalismo .No hay tal liberalismo, por todas las razones expuestas y además porque el comercio está limitado y regulado por convenios cerradísimos. Como dice Bittan; en los TLC siempre pierde el más pobre y se favorece el grande. Va a haber que cambiar e inventar nuevas palabras, para el hombre nuevo.

Como que vamos a tener que inventar un nuevo idioma para hablar de organización social mundial . Si es que queremos analizar lo que hay ahora mismo , solo tenemos herramientas semánticas procedentes de ese mundo pasado que todo el planeta quiere trascender pero no sabe cómo .

Debe haber una pregunta que todavía no conocemos . Muchas preguntas que todavía no están . Como vamos a preguntar por algo que todavía no pasó? Claro.

Solo sabemos que queremos que pase ALGO. Por ejemplo ,Yo al hilo de hablar sobre eso impensado que todos esperamos(el futuro). Paso a lo objetivo y pregunto ¿Qué necesita un país para romper todos los tratados bancarios con el exterior y seguir viviendo ?

Vamos , hagan un esfuerzo y digan  algo . Porque de esa y otras mil preguntas tiene que salir un nuevo enfoque.

Otra pregunta , y ojo es en serio , ¿Vale la pena crear un futuro diferente??¿Se hace todo por sí mismo, haga uno lo que haga?  

Lo peor de todo esto, lo más inquietante lo dijo Juan del Sur en referencia a Gaitán. Usted nos recuerda algo que muy pocos —y ninguno de los políticos beneficiarios de este sistema de injusticia— quieren saber ni decir: que este mundo perverso lo hacemos también los de a pie.

Extraordinaria la vuelta de Bittan y su alter ego, la familia . Es Amazing el genio que sale de la lámpara donde habitan mascotas y familia linda, para enfrentar inquisidoramente el mal humano, el individualismo, la codicia, la violencia cobarde y otros cuervos que Bittan vigila con mira telescópica y bala en la recámara.

Perico , no es por dar púa , pero Fernando Moyano tendrá que decir algo sobre el fardo que le echaste encima , Ahora se va a tener que replantear toooooodo . Espero que le haga bien .

DANIEL IRIGARAY

 

 

Sinceramente, leo lo publicado en PP y cada vez me FASTIDIAN más!

A los INTELECTUALOIDES EX TUPAS, ANARCOS Y DEMÁS, humilde y firmemente les digo, parafraseando a Guillen (quizás lo recuerden), LÍMPIENSE LA BOCA antes de insultar a quienes dieron su vida, sufrieron(seguro que  mas que  Uds.)Terribles tormentos durante la Dictadura. Y eran (unos poquitos aun viven) COMUNISTAS, MARXISTAS LENINISTAS, que soportaron todo y NO VENDIERON A NADIE! Que fueron activos militantes, que TRABAJABAN duro, y quitando tiempo al descanso y flia dedicaban el tiempo que tenían luego de TRABAJAR para cambiar esta sociedad para que el Ser Humano viviera mejor en todos los sentidos, con justicia social, sin explotados ni explotadores, solidariamente, aquí, y para el mundo.

El INTERNACIONALISMO PROLETARIO, Y ENTRE LOS PUEBLOS! y es un INSULTO indigno (en PP)que se digan los DISPARATES que se leen de los Pericos, Ricardos, Moyanos ,etc. Mucho libro, leído confortablemente en su calado hogar, pero... donde están para exigir, en la calle, por Haití?

 Por los hospitales y la in Salud Pública que  un@s cuant@s uruguay@os padecemos? Donde están, en la calle, para exigir educación pública digna (en lugar de marihuana) para nuestros niños, adolescentes y jóvenes, que por eso las cárceles desbordan! Mucha cháchara libresca, y yo los veo criticar, de lo que gozan!

Sí, es cierto que  hubo gente q TRAICIONO ,otros q ABANDONANDO SU IDEOLOGÍA, TRAICIONARON, y todos están en el FA, PIT-CNT  o sea, SIGUEN TRAICIONANDO. Pero ya me hartaron (y somos muchos) de esa soberbia intelectual, FALSA!   Al menos exijo RESPETO por quienes(como mi padre, y tantos/as camaradas jamás abandonaron sus nobles ideales ANTICAPITALISTAS, y jamás SE VENDIERON NI JODIERON A SUS COMPAÑEROS DE LUCHA, me incluyo. Y por eso, nos fuimos aun antes del 2005 del FA y partidos varios!

Sería mucho más útil que PP fuera una herramienta mucho más POSITIVA. Y esos tipos se junten mano a mano, y se tiren con sus bibliotecas(?) Y se laven el cerebro mutuamente, en lugar de blasfemar! Hace mucha falta RECONSTRUIR Y CONSTRUIR, PERO CON LA DURA, CRUEL E INJUSTA REALIDAD ACTUAL, pero para el PRESENTE Y FUTURO!

Vean Piñeiro del Campo(donde esos intelectualoides no irán a parar)o a cualquier Hospital o policlínica de ASSE (seguro q tienen mutualista). Y no supe que hayan dicho o hecho nada por los miles que hoy quedan sin trabajo, o por el sirio, trocado por  naranjas de amigo de Mujica, muriendo aquí, (los 12 años de tortura en Guantánamo se continúan en este Uruguay Hipócrita Cretino!

En fin, ojala que el nivel y orientación de PP cambie, mejore. Hoy no se puede desperdiciar una "herramienta” tan valiosa! Intercambiar opiniones, SI Pero BLASFEMAR, NO!.

Y así, podrán much@s mas, acercarse, y no alejarse!

Agradezco a la dirección de PP por permitirme expresarme, con altura y respeto (exigiendo lo mismo).


SEAN LOS ORIENTALES TAN ILUSTRADOS COMO VALIENTES.


Saludo Revolucionario

SOLEDAD OREJANA

- postaporteñ@ 1673 - 2016-10-03 17:27:25
postaporteñ@_______________________________

POBREZA

La pobreza en Argentina ha logrado instalarse como tema central en los medios masivos de comunicación. Como si algunos recién se dieran cuenta del flagelo que sufren millones de habitantes de este suelo generoso y no hubiesen mirado para el otro lado ante el sufrimiento de tanta gente. Como si hubiese salido de un repollo, de un día para el otro. Como si no tuviesen que ver las políticas que se han venido aplicando desde los orígenes mismos de esta sociedad capitalista subdesarrollada, dependiente y semicolonial, y de forma más acentuada desde la Dictadura Genocida hasta el presente. Como si no tuviese nada que ver el sistema capitalista que la provoca.

Fue el Indec, al retomar la medición explícita de la pobreza después de que durante años la intervención kirchnerista dejara de hacerlo, el que dio el puntapié inicial para instalar el tema mediáticamente ¿Significa eso que el macrismo hace una medición correcta? No, simplemente significa que, montado en el desprestigio de la retórica tozuda, mentirosa y engañosa del kirchnerismo, oportunistamente da a conocer SU mirada para diferenciarse. Fue tan nefasto el gobierno K, que el macrismo Hambreador “parece bueno” sólo por decir parte de la verdad… y decirla según su conveniencia.

Lo cierto es que la pobreza existe en este país que tiene la capacidad para alimentar a 400 millones de personas desde siempre. Existe y en mucho mayor proporción de la que se nos dice, tanto el kirchnerismo que ridículamente la negaba, como el macrismo que la reconoce con su mirada interesada y mezquina de clase empresarial.
"Si las desigualdades sociales de los humanos no son una causa natural, seamos conscientes de nuestra infamia" decía nada menos que Charles Darwin, dejando en claro que la pobreza, el hambre, la desigualdad y las injusticias sociales son problemas políticos, no naturales. Lo que debería dejar también en claro es que también es política y sobre todo ideológica la forma de abordarlo.

¿Cómo se establece dónde empieza y dónde termina la pobreza en un papel? ¿Quién tiene la autoridad ética para determinar semejante línea de frontera?

Pues bien, si el kirchnerismo la negaba porque decía que no existía (en Marte, donde vivían sus delirios), el macrismo la establece a su arbitrio.

¿Cómo?

Los medios no se cansan de machacar, a partir de los recientes anuncios del Indec, que la línea de pobreza es de $12.800 para una familia tipo y la de indigencia $5000. Pero… ¿de dónde salen semejantes cifras?

El Indec macrista determina, como se hizo históricamente, un conjunto de alimentos para mantener a un ser humano durante un mes  Ese conjunto se denomina Canasta Básica Alimentaria (CBA), para alimentar durante 30 días a un “hombre” de entre 30 a 60 años. Esa es la “unidad”. Una mujer, entre 30 a 45 años, necesita consumir 0,77 de esa canasta, lo mismo que una joven de 17 años. Un varón de 17 años necesita consumir 1,02 (imagen 4). Así, considerando la cantidad de alimentos necesarios para cada persona y su precio, se logra medir el precio de la CBA. Todo aquél que no llega a cubrirla, es considerado “indigente”.

Queda claro que no hay “una” Canasta Básica de alimentos, sino que es variable. Y que se mide arbitrariamente. Después, el gobierno, las instituciones, los partidos y los medios del sistema instalan lo que sus intereses les dictan. Por eso lo correcto es decir que para la clase dominante la línea de indigencia está alrededor de los $5000, como si no lo fuera aquél cuyas entradas fuesen de $5001, $5500 ó $6000. Vale la pena decir que la jubilación mínima en Argentina es de $5660, por lo que 8 millones de jubilados pueden considerarse dentro de esa franja.

Con la línea de pobreza pasa algo parecido. En primer lugar, porque es la suma de la CBA más otros bienes “no alimentarios”, como vestimenta, transporte, educación, salud, etc. Esa suma constituye la Canasta Básica Total (CBT). Pero claro, si ya es arbitraria respecto de la comida, mucho más lo es con la ampliación a otros factores. Para ello recurren a una variable, el coeficiente de Engel (cdE), una estimación que surge de la relación entre los gastos alimentarios y los totales en la población a la que quiera referirse. Ellos, los que detentan el poder económico, lo estiman.

Es decir, algo de arbitrariedad y algo de magia burguesas. Así establecen que para una familia tipo, hombre y mujer adultos y dos chicos (varón y nena) de 6 y 8 años, se necesitan $12.500. Otra vez, vale la pena mencionar que el salario mínimo en Argentina es de $8060. El salario promedio es otro problema, porque no se estima oficialmente desde el año pasado. El último dato oficial es de la EPH del 2do trimestre del 2015, y era de $7044. Vamos a suponer muy generosamente un aumento del 40% al día de hoy (un promedio salarial serio toma los datos de los asalariados en blanco y las estimaciones de los que están en negro, que hoy rondan el 40% y no tienen paritarias), lo cual redundaría en un promedio de $7748.4. Es decir, por debajo de la mínima y muy por debajo de la canasta básica.

O sea, el salario promedio establece con claridad que el trabajador promedio en Argentina es pobre.

Más allá de las diferentes especulaciones, según el gobierno 1 de cada 3 habitantes de este país es pobre, y 1 de cada 2 niños ¡La mitad de los chicos es pobre en el “granero del mundo”!

Números que muestran el oprobio que ha construido nuestra clase dirigente. Pero la cosa no queda ahí. El déficit de vivienda es de 3,5 millones, es decir que al menos 14 millones de seres humanos tienen problemas con su techo, o directamente no lo tienen (el techo). Según el Centro de Estudios e Investigaciones en Ciencias Sociales, el porcentaje de propietarios en todo el país bajó del 71% en 2001 al 65% en 2015. Los inquilinos se incrementaron un 18% y los asentamientos un 9%. Todo eso, en la “deKada ganada”.

Hoy claramente las condiciones han empeorado; “Cambiemos” profundiza el desastre que ha heredado. En el país en que nuestros padres y abuelos podían aspirar al techo propio con abnegación y privaciones, en la actualidad llegar a la casa propia se hace imposible para la mayoría. Según un informe del 2015 de la Cámara Argentina Inmobiliaria, al 60% de las familias les tomaría entre 34 y 70 años pagar un departamento estándar de 60 metros cuadrados si destinara un tercio de su ingreso para ese fin. Y al 20% más pobre, 155 años. "Sólo 1 de cada 10 familias podría acceder a un departamento estándar en menos de 15 años. Más de 6 de cada 10 familias requieren entre 34 y 70 años para poder pagarlo, y casi 2 de cada 10 familias están fuera de toda posibilidad" concluía el informe.

Es en este marco nefasto que el gobierno macrista le saca retenciones a la oligarquía y burguesía del campo, a la industria y a las mineras, al tiempo que mantiene el impuesto al trabajo que afecta a cada vez más trabajadores. Al déficit energético lo soluciona incrementando las tarifas a los usuarios, en lugar de hacerle pagar a las empresas los subsidios que recibieron durante una década sin que hayan realizado las obras necesarias. Esas políticas, traducidas en ideología, significan que los trabajadores aportan con sudor y sacrificio a la fiesta de las empresas… y de los empresarios, que viven como sultanes montados en la angustia de millones.

Los mismos que producen la desigualdad y la pobreza son los que se muestran escandalizados ante su “obra”… cuyas culpas le endilgan a los demás; sobre todo, a las víctimas de sus políticas. Esos son, además, los que nos dicen “qué es la pobreza”, qué y cuánto debemos comer y vestir y cómo se cuantifica, aunque en su vida la hayan experimentado y solo la vean de cerca cuando pasean por los barrios y asentamientos para sus spots publicitarios de campaña.

¿Desde dónde se mide la pobreza entonces? ¿Sólo es pobre el que no tiene para comer, el que vive en las condiciones más precarias, o también aquél que no pueda llegar a tener su vivienda propia en el marco del capitalismo, aunque no pase hambre ni frío? ¿Qué pasa con los que no pueden pagar impuestos ni servicios y viven con privaciones, aunque sean propietarios de una vivienda humilde? ¿Qué con los que pierden sus trabajos? ¿Qué con los que no tienen ningún tipo de cobertura social? ¿Qué con los que no tienen acceso a viajar y conocer, a los lugares de esparcimiento, a los beneficios de la tecnología? ¿Qué, con los que sólo tienen su fuerza de trabajo para vender, y dependen de los intereses de los mezquinos personajes que los condenan a esa realidad?

Lo seguro es que los únicos sin problemas de ese tipo son los burgueses y los miembros de la clase alta y media alta, satélites afines a ellos. Los demás sufren algún tipo de angustia o necesidades insatisfechas. Evidentemente, hay varios niveles de pobreza, a la que nos condena irremediablemente el sistema que nos explota. Y no va a desaparecer mientras ese sistema subsista. Porque el problema es, justamente, la explotación, la desigualdad que irremediablemente genera; y la contradicción fundamental, al fin, que sigue siendo la misma de siempre: la del Capital-Trabajo, la de burgueses y proletarios, la de explotadores y explotados. Contradicción donde vive la pobreza, donde se genera y enseñorea. Por más que cacareen los privilegiados de siempre, es menos inocente creer en los Reyes Magos, a que se puedan resolver nuestros problemas en el marco del capitalismo.

30-9-16

GUSTAVO ROBLES - postaporteñ@ 1673 - 2016-10-03 17:17:06
postaporteñ@_______________________________

¿Guerra al terrorismo o terrorismo para preservar la preponderancia?

El totalitarismo democrático supera los obsoletos primos artesanales

Luis E. Sabini Fernández

http://revistafuturos.noblogs.org/

Cuando sobreviene el colapso soviético y con ello el derrumbe casi generalizado del “mundo socialista” (aunque sobrevivan algunos estados, algunas formaciones que se autodefinen socialistas como Cuba o Corea del Norte y otras que se postulan tales como Venezuela), hay una crisis, consecuente del andamiaje ideológico marxista que durante siglo y medio amparó, nutrió, orientó, estructuró lo que se consideraba “El futuro de la humanidad”, el mundo que heredaría al del capital y el mercado.

Y a la vez, un reverdecimiento de la ideología que había ido configurando la modernidad: el liberalismo, con sus atributos “naturales”; el racionalismo, la cientificidad.

Sin embargo, más rápido que corriendo los ideólogos del viejo-nuevo mundo ?inicialmente Francis Fukuyama, y con él una serie de ideólogos? a menudo autoconsiderados científicos, por ejemplo en el campo de la economía ?el caso paradigmático de Milton FRIEDMAN?, desplegarán sus saberes (más bien poderes).

Con el crac soviético se han procesado una serie de stripteases: el proyecto de control total (y benéfico, según sus mentores) del socialismo iba empalideciendo, la represión iba ablandándose; el desvencijamiento de órganos represivos como la STASI alemana o la Cheka-GPU-NKVD-KGB rusosoviéticas eran cada más notorios…y a la vez, el libérrimo campo liberal iba incursionando en más y más ámbitos de la vida civil, de las vidas privadas, sus organismos de “seguridad democrática” ganaban autonomía y se ampliaban sin tregua…

LA ERA DISTÓPICA

Si a alguien hay que reconocer en este asunto es a Yevgeny Zamyatin, un escritor ruso que en 1920 ?repare bien el lector en la fecha? escribió su novela de “anticipación” científica o, como se dice hoy día, la DISTOPÍA Nosotros.

Una novela, muy bien escrita, sobre el mundo nuevo, edificado con casas de vidrio para facilitar el control y la omnipresencia de los que saben, guían, pueden, y el relato de la resistencia y su peripecia. Un relato asfixiante, sombrío.

Después de Zamyatin no sobrevienen casi utopías de signo positivo, como habían sido casi todas, hasta entonces (si el lector aceptaba sin chistar esos universos presentados como buenos y a la vez carentes de la más elemental libertad,  como la Utopía de Thomas Moro ?1516?  o El año 2000 de Edward  Bellamy ?1892? , es otro cantar)

El universo soviético inspiró si no la primera DISTOPÍA sí un torrente de ellas pensadas sobre el trasfondo de estados totales  (Kallocaín, mezclando horrores del universo soviético y del nazi sería una destacada, con personajes de enorme complejidad, Karin Boye, 1928).

Henos aquí situados en el dramático entrecruzamiento de arte y política /1

Pero ahora estamos situados en el terreno del arte, de la imaginación, no en el de la política. En la política en “Occidente”,  vivimos prácticamente todo el siglo XX con la cómoda división de libertad y tiranía, de autonomía vs. heteronomía. Que muchos intelectuales occidentales procuraban hacer coincidir con la geografía: Occidente vs. Oriente…. (Allí estaba lo ruso, lo chino, lo árabe, etcétera).

Sin embargo, las cosas no son tan sencillas ni lineales como pretendieron quienes se salieran con la suya ante el colapso soviético: la sociedad de control occidental recubría su democraticidad aparente con un trasfondo heterónomo cada vez menos disimulable.

ECHELON: PRIMER ANILLO CONSTRICTOR

El acuerdo entre naciones anglófonas de 1948 ?al año justamente en que Orwell escribió su pesadilla 1984? según el cual EE.UU., Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelandia establecieron una red mundial de control de las comunicaciones planetarias ?’la red de espionaje mundial que todo lo ve y todo lo oye’?, llamada ECHELON, podría habernos dicho que no todo el control era soviético ni todo el universo totalitario nazi y menos todavía que todo margen de libertad era “occidental”.

En rigor ?como le pasó a Orwell? la pesadilla soviética era tan manifiesta y taxativa, /2,  que desdibujó, dejó en la penumbra el otro lado del mundo (el mundo occidental, u ombliguismo mediante, “el mundo”) en que también la heteronomía se afirmaba. A ese quinteto desde el que se supervisaba todas nuestras comunicaciones se lo denomina UKUSA, aunque  informalmente también se lo ha bautizado como “los cinco ojos”.

El llamado “cuarto poder” iba quedando poco a poco, cada vez más, al servicio de algún poder previo, ni siquiera enumerado. Como fue la guerra contra España y “liberación” de Cuba por parte de EE.UU. , 1898, luego que la prensa de ese país culpara a España de un atentado con muertos en el puerto de La Habana, atentado generado desde los mismos “hilos” que hicieran la denuncia. ¿La prensa revelaba aquí un carácter cómplice del poder que al menos teóricamente jamás se había atribuido? ¿Quedaba la posibilidad de un periodismo crítico al poder? Quedaba, sí, pero en coexistencia agónica con medios de comunicación, de incomunicación, del poder.

Con la llegada de la “era digital” aquel acuerdo anglófono se remozó y aunque el control telegráfico se fue extinguiendo y se mantuvo el control y espionaje telefónico, de teletipos y postal,  junto a tales medios de comunicación tradicionales, la computación fue abriendo todo un océano de intercomunicación que las redes de espionaje de ECHELON se apresuraron a cubrir. A los efectos, en la década de los ’90 ECHELON se había multiplicado de modo radical y cubría con macroprocesadores cientos de miles de millones de operaciones por segundo mediante un sistema de búsqueda de palabras clave (de frases y hasta de sonidos). Para lo cual se había adaptado totalmente la legislación sobre interceptaciones de telecomunicaciones, faltaba más. La “cabeza” de esa legislación y de la construcción de los macroprocesadores estaba en EE.UU. de modo tal que todo el universo empresario cibernético se fue adaptando sin dificultades ni roces a las exigencias policiales y de control y espionaje madeinUSA.  Toda esa parafernalia denominada "Control estratégico de las telecomunicaciones"

Pero hay que tener en cuenta que, fundado en 1948, se supo de su existencia por primera vez en 1971, gracias a las investigaciones de Perry Fellwock (que publicó su denuncia bajo el seudónimo de Winslow Peck). Había un cuarto de siglo casi en secreto. Fellwock, considerado hoy el decano de los whistleblowers no sólo destapó la presencia de ECHELON sino que mostró que el presupuesto de la NSA era varias veces superior al de la CIA, dos de los principales servicios secretos de EE.UU.

En el origen ECHELON parece haber sido motorizada por “la lucha contra el comunismo”, es decir, traduciendo debidamente, por la preservación de “nuestro” sistema de vida. Poco a poco, los alcances y las finalidades se fueron ampliando. Y el control fue adquiriendo su cada vez más desnudo rostro.

El Parlamento Europeo siguió el proceso como pudo. Proviniendo de un semicontinente semivencido, semiocupado y financiado desde EE.UU. fue acoplándose a lo establecido en el “quinteto echelónico”, acompañando el control de datos con Enfopol, la “sucursal” europea de control comunicacional que en lugar de optar por un instrumento propio, aceptó convertirlo en auxiliar del ya establecido.

Un informe de dicho parlamento reveló que Amnistía Internacional, Greenpeace y Ayuda Cristiana constituían objetivos de control de ECHELON. Y los gobiernos de Francia y Alemania se quejaron del fracaso en negocios y en algunas licitaciones en el Tercer Mundo porque inopinadamente otras ofertas provenientes de “echelónicos” les habían escupido el asado.  Con lo cual aquella predicada finalidad de control ideológico y de “lucha contra el comunismo” al parecer se fue extendiendo… guerra de mercados (no declarada), luego “peligro musulmán”…

La UE ha protestado reiteradamente por estar sometida al espionaje de Israel, directamente usufructuaria de la red ECHELON.

Porque no se sabe cuándo pero en algún momento Israel fue incorporado al quinteto UKUSA. Algo llamativo por cuanto se ha sobrepasado el recinto anglófono con un estado cuya lengua oficial es el hebreo (aunque “todo el mundo” aprenda y hable inglés). Evidentemente, las coincidencias pasan por otro lado.

SEGUNDO ANILLO: LIBERALISMO Y SIONISMO

¿EXCELENCIA QUE NO NECESITA DEMOSTRACIÓN?

Israel Shamir, un cristiano ortodoxo converso (de origen judío) ha señalado  la estrecha identidad entre liberalismo y sionismo: “El liberalismo es la ideología que niega ser ideología; pregúntale a un liberal, y te dirá que él está en contra de la dominación de cualquier ideología y cualquier religión./3

En el mismo trabajo Shamir, rastrea las opiniones de Yehuda Bauer, “máximo sacerdote del culto holocaustico” expuestas en una conferencia: “Hay grandes diferencias entre el nacional socialismo, el comunismo soviético y el Islam radical, pero también hay algunos paralelos importantes. Los tres son o han sido movimientos religiosos o casi religiosos. La fe incondicional, casi religiosa, en la ideología nazi era central para la existencia y las opciones políticas del régimen, y fue la ideología nazi el factor central que produjo el holocausto; el marxismo leninismo fue el dogma cuasi religioso por el cual todos tenían que jurar, en el imperio estalinista. Lo mismo vale para el Islam radical. Los tres apuntan a los judíos como su enemigo principal, o inmediato: los nazis los masacraron, los soviéticos planearon en 1932 deportar a todos los judíos soviéticos a Liberia, con la intención obvia de que la mayoría pereciera allá. El mensaje genocida del Islam radical con respecto a los judíos está sonando muy alto y muy claro.”

Shamir observa la enumeración de Bauer y la ausencia del liberalismo. Y se pregunta por qué. Porque: “Un liberal coloca al liberalismo por encima de las religiones ‘corrientes’ y las ideologías; incluso en un plano más elevado que cualquier construcción religiosa o ideológica. Los adeptos de cualquier ideología que no sea el liberalismo son ‘totalitarios’ o ‘fanáticos’, a los ojos del liberal.”

Y aquí viene una observación de Shamir que invita a la reflexión; identifica  esa “actitud arrogante de los únicos dueños de la verdad” con “la narración judaica del antiguo Testamento, donde se exalta a los devotos del dios Único, situados en un nivel más alto que los ‘paganos’.”

Shamir explica que esa actitud “de superioridad” fue heredada por las tres grandes religiones monoteístas, pero que fue internalizada de muy distinto modo en cada caso y sostiene, por ejemplo, que: “Un cristiano ortodoxo no se consideraba a sí mismo por encima de los musulmanes y los católicos.” En cambio, “el judaísmo moderno (que diverge en gran medida del judaísmo bíblico en otros aspectos) sigue manteniendo esta pretensión insoportable  a la superioridad.”

Con lo cual, remata Shamir, “Bauer está condenando cualquier movimiento moderno basado en la solidaridad, la catolicidad y la comunidad en tanto ‘antijudío’, mientras que el liberalismo le sabe tan judío como el pescado gefilte.” Por eso concluye que la doctrina de ‘la democracia liberal y los derechos humanos’, aquella que los marines anglo-usamericanos  llevan más allá del Tigris  y el  Éufrates  es una forma de judaísmo secularizado.”

La tesis de Shamir es particularmente sustentable porque nos parece nodal que lo que se llama liberalismo, lo que se fue configurando como ideología liberal se constituyó alrededor de derechos señoriales. Pero no de cualesquiera señores. Sino de los señores de la modernidad que rompían ideológica y culturalmente con los viejos señores de horca y cuchillo, con los “mejores” dueños de la espada y/o la toga. Se trata de la nueva capa señorial forjada junto con el desarrollo del capital(ismo) y  la industrialización.

Y ese ascenso señorial es el actualmente naturalizado, al menos en el plano ideológico, cuando se entiende sus derechos como naturales y no condicionados.

Shamir, no sólo atento a cuestiones ideológicas sino a circunstancias bien reales y cotidianas, entiende que la ideología liberal se suelda con el sentido común de la época por “la predominancia de los judíos en los medios masivos y especialmente entre los amos que poseen esos  medios […].”

“El ‘carácter único’ de Israel es un capítulo de esta escuela ‘no religiosa’, bien sea en forma de Holocausto ‘único’ o vínculo  ‘único’ con Palestina, o de amor ‘único’ a la libertad y la diversidad.

”Por cierto, mientras las mezquitas arden en Holanda y las iglesias se derrumban en Israel, ello no despierta ninguna emoción comparable a las que los judíos  echan a andar cuando aparece un grafiti en la pared de una sinagoga. EE.UU. clasifica a sus aliados según su actitud con los judíos. El Templo del Holocausto [llamado ‘Museo’] está edificado junto a la Casa Blanca. El apoyo al estado judío es obligatorio, sine qua non,  para un  político Usamericano.”

“¿Cómo se puede establecer tanta diferencia entre, por ejemplo, las tres religiones monoteístas principales?”, pregunta Shamir. “Estas grandes creencias [cristianismo, Islam, budismo] no le piden nada a los no adeptos, salvo que se sumen a su unidad. Lo único que la iglesia le pide a un no cristiano es que se vuelva cristiano. Pero el judaísmo no quiere transformar un GOI en un judío; eso es algo casi imposible, casi prohibido. […]. El judaísmo tiene exigencias precisas para los no judíos que tienen la desgracia de caer bajo su autoridad. No deberían imitar a los judíos, y por eso mismo al GOI se le prohíbe que tenga religión, él no deberá celebrar sus propias fiestas religiosas, ni tampoco ayudar a sus hermanos, debería ser un mero animal económico.” El ejemplo histórico que parece dar toda la razón a Shamir es el trato que dispensa el régimen sionista a sus invadidos y desplazados; la población palestina: atroces políticas de hambre y control, confiscación de tierras, derribo de viviendas, encarcelamientos extrajudiciales, manoseo de derechos judiciales, arbitrariedades en traslados, encarcelamientos sin causa y mudanzas forzosas y violencias varias hasta asesinatos a veces colectivos y tantas otras medidas abusivas que ejerce Israel sobre palestinos.

Algo que adquiere toda su monstruosidad si reparamos en la ilación de la violencia: Mazin Qumsiyeh, un historiador palestino que recopila cronológicamente los atentados  habidos en Palestina a lo largo del s XX, /4 verifica que en todos los casos fueron sionistas los que primero (y a menudo los únicos) que hicieron cartas bombas, sabotaje de instalaciones industriales, hacer saltar en pedazos un edificio o un vehículo (con gente adentro), secuestrar una avión, un barco, atentados contra vidas humanas, asesinatos selectivos y colectivos (como varias aldeas palestinas arrasadas y exterminadas su población), matanzas de prisioneros. Siempre los sionistas primero. A veces, únicos autores de tales atrocidades. Con una excepción: los atentados con inmolación. Ésos, sólo llevados a cabo por palestinos. Una especie de suicidio desesperado, oneroso. El palestino que mata se sacrifica. Veo en ello un parentesco con la filosofía narodniki. Los socialrevolucionarios rusos a menudo cumplían un atentado y morían en el acto o se dejaban detener (vale decir, una muerte lenta). Consideraban que matar a un torturador, por ejemplo, era correcto. Había que hacerlo. Pero que tronchar una vida era atroz. Había que compensarla o, cristianamente, expiarlo.

TERCERO: LA GLOBOCOLONIZACIÓN

Hemos hecho este circunstanciado recorrido por las posiciones de  Israel Shamir porque nos ha llamado mucho la atención la consustanciación que sobre todo en el último medio siglo se ha operado entre las capas dirigentes de EE.UU. y el núcleo sionista asentado en Israel. No podemos olvidar la fanfarronería del asesino Ariel Sharon tranquilizando a sus adeptos temerosos de alguna crítica desde EE.UU. a causa de las atroces políticas del Estado de Israel sobre Palestina y los palestinos  enumeradas sucintamente en el capítulo anterior diciéndoles: ?’No se preocupen, hacen lo que queremos. Somos nosotros los que le marcamos el compás’.

Conociendo a la AIPAC y a que las tres cuartas partes de los diputados y senadores de EE.UU. están fuertemente vinculados  a y/o dependientes de los apoyos del lobby judío, se podría calificar las fanfarronadas de Sharon como altamente certeras (para no insultar en la comparación a los sabios).

Igualmente golpea a mi memoria las observaciones del suequijudío Johannes Wahlström explicitando las posiciones y conclusiones de una suerte de seminario en la Universidad de Jerusalén. En dicho encuentro, Kenneth Jakobson, de la Liga contra la Difamación (ADL por su sigla en inglés), una organización de lobby de judíos en EE.UU. declara: “La única potencia planetaria tiene una posición muy pro-israelí lo cual obedece a que los judíos tienen una posición particularmente prominente en la élite de los medios de comunicación de masas. [a confesión de parte, relevo…] Es algo de lo que podemos estar orgullosos […] hasta en EE.UU. sobreviene el antisemitismo que se basa justamente en la afirmación de que los judíos  tienen demasiado poder en los medios.” ¡Epa! La crítica o la queja no parece tan descaminada. Pero Kenneth Jakobson parece de amianto, inmune a la realidad. Remata: “Hay que luchar contra este antisemitismo por todos los medios concebibles; no menos a través de una actividad de lobbypara conseguir un mejor control sobre lo que los medios emiten.”  /5

Esta “simplicidad” o linealidad del “razonamiento” de Jakobson  nos explicita algo que en otros casos está un poco más oculto. La Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) tiene una estrecha relación con el Estado de Israel. Hacia el territorio dominado por éste la IURC envía a sus prosélitos para que hagan sus sanaciones bíblicas y su encuentro con “Dios”. Lo cual revela que así como en el terreno militar el ISIS es una organización ampliamente ligada al Estado de Israel, /6 la IURD en el terreno ideológico o espiritual constituye otro “brazo largo” de los intereses sionistas.

Con lo cual anudamos otro enlace, en este caso entre los mass media, la religión e Israel: Moisés, el teleteatro que hace furor en 2016 en Argentina y apasiona /7 a tantos telespectadores es  un engendro del IURD. Con lo cual, como Monsieur Jourdan,  los televidentes  hacen política sin saberlo.

LIBERALISMO, LIBERTAD DE… ¿QUÉ?

Ya vimos la intranquilizadora omnipresencia de ECHELON, las significativas relaciones de sionismo y liberalismo y tenemos a la vista lo que Noam Chomsky designa “El estado de vigilancia en los países libres” /8

Chomsky describe el alcance del sistema de intrusión y vigilancia,  imposible e impensable apenas décadas atrás. Lo cual nos lleva a advertir qué es lo significativo; si las invocadas libertades o ese generalizado control  que trasmuta tales libertades en sendas sujeciones.

Sin embargo, un rasgo clave le da a este “reino de la heteronomía”  su carácter más preocupante: el que le permite a cada uno sentirse uno mismo, mediante una conformación mental que logra que cada uno haga lo que quiera aunque la inmensa mayoría coincida en hacer exactamente lo mismo; beber el mismo brebaje, usar la misma ropa, cortarse el pelo o pintárselo hasta ser legión de iguales o mejor dicho parecidos, haciendo coincidir en cada uno la necesidad de autoafirmación individual y la de pertenencia gregaria: esta “sensación de libertad” totalmente ilusoria en sociedades globocolonizadas es el gran invento de los dueños, más bien ocultos, del poder.

Chomsky sostiene que la emancipación de lo que resultó ser EE.UU. respecto de su metrópolis británica tuvo mucho que ver con la reivindicación de privacidad de sus habitantes, que el gobierno británico pretendía ignorar. Curiosa y significativamente  ? dice ? es ahora el gobierno de EE.UU. el que “ingresa” en los hogares, rompe la privacidad y lo hace de un modo mucho más insidioso y total que la vieja metrópolis colonialista. Pero no nos chupemos el dedo: la reivindicación de privacidad en los flamantes EE.UU. contra la monarquía británica era el reclamo de señores, propietarios, blancos, libres, varones, alfabetizados. La nueva sociedad no era tan igualitaria como predicaba; preguntémosle a los esclavos y a los nativoamericanos, por ejemplo.

Podemos, empero, coincidir con Chomsky en un aspecto: la invasión a la privacidad ahora, modelo s XXI, se hace abrogando el principio de inocencia (in dubio proreo): “cada cosa que cualquiera de nosotros escribe en un teclado de computadora podría estar siendo enviado en este mismo instante a las cada vez más enormes bases de datos del presidente Obama en Utah.”

En “el reino de libertad” que es EE.UU., Chomsky pone otro ejemplo: las tribulaciones de un juez por si lesiona algún derecho de un individuo en huelga de hambre al decidir alimentarlo por la fuerza. El “detalle”, previo, es que ese hombre que con huelga de hambre protesta contra su encarcelamiento, lleva doce años en Guantánamo, en calidad de preso sin juicio, sin derecho a defensa (no sabe de qué se lo acusa) y sin tener en consideración la tortura verdadera, sostenida, sistemática, a que ha sido y está siendo sometido

Uno se pregunta: ¿de qué sirve la duda moral de ese juez en lo alimentario si todo el resto de este infame témpano guantanamero se considera ejercicio de libertad, está exonerado de cualquier corpus legal que se supone para humanos (¿o lo legal es solo para hombres libres?).

Defendiendo las libertades básicas y propias del liberalismo se cometen atropellos que sobrepasan muchos de los ejercidos por dictaduras y regímenes “iliberales”, como les gusta a los liberales llamar a quienes no comparten su misma luz.

Chomsky da otro ejemplo histórico, bien material: “En 1981, el gobierno de Ronald Reagan emprendía su guerra contra el terror, que pronto se convirtió en una guerra terrorista, asesina y brutal, primero en América Central, /9 la que se extendió luego mucho más allá del sur de África, Asia y Medio Oriente.”

Otra vez tenemos la trasmutación de libertad y libertades en los más atroces atropellos a seres humanos. Pero santificados porque se invoca la defensa de los derechos humanos y la lucha contra “ogros, que, se nos dice una y otra vez, quieren atacarnos y destruirnos” remata Chomsky.

Tantos los marines, la NSA, la CIA, el MOSSAD como en su momento la KGB soviética o la STASI alemana y hasta la AVH húngara, procuran, procuraban protegernos. Con todos los horrores y atrocidades propias de toda represión, la STASI o la KGB declaraban hacerlo por tu bien, para volverte al redil /10

Pero en el caso de los cuerpos represivos de EE.UU. o Israel los prójimos están apenas entre  “ellos”; existe un principio de separación radical con los que son objetos de examen, acusación, desprecio. Algo que se ve claramente en la forma que trata EE.UU. a quienes considera no-prójimos; en la guerra declarada a Serbia por EE.UU. y adláteres, la aviación norteamericana usó “generosamente” uranio empobrecido, que se sabe es cancerígeno. Hay informes que revelan que los aviadores norteamericanos apenas hacían el picado al descargar las bombas radiactivas para escapar de la radiación resultante. Hubo reiteradas denuncias de enfermedades producidas por radiactividad en la población “objeto” pero también entre “aliados” de la coalición antiserbia; soldados españoles, italianos. No prójimos. Tampoco ellos. Pensemos en el destrozo que ha sufrido Irak, primero antes de la invasión de 2003 y más tarde en la misma invasión.  El elenco de Bush se propuso iniciar un nuevo país, un nuevo estado, una nueva sociedad con lo que quedaba. Ese saldo ha dejado centenares de miles, millones de niños matados, asesinados, despedazados, familias destrozadas, bienes culturales deshechos. Recordemos cómo trata el régimen sionista a Palestina y a los palestinos /11

Esta omnipresencia intrusiva, que facilita tantas acciones terroristas para ?se proclama? luchar contra el terrorismo, es la que ha dado lugar a un tipo de coraje civil, conciencia heroica de nuestro presente que adquiere resonancia en, por ejemplo, las personas de Chelsea Manning,  Julian Assange, Barret Brown, Edward Snowden, Jeremy Hammond, escritores que se han autovomitado del vientre del monstruo como John Perkins y tantos otros (como en su momento Perry Fellwock, Bill y Kathleen Christison, Philip Agee, y varios más, agentes de seguridad de EE.UU., que se atrevieron a actuar con justicia y no siguiendo a “la justicia” invocada por la organización que los había conchabado). 

Porque tuvieron la dignidad de ver lo concreto y no los abstractos atributos que los ideólogos liberales atribuyen a su sistema de ideas (desgajado de las acciones que, sin embargo, acaecen):  “Porque el liberalismo [constituye] como  dijo Ortega  «la tendencia a limitar la intervención del poder público [político o religioso]» un principio fuerza que en su abstracción e indeterminación […] permite trascender todas las épocas y convertirse en un referente universal de la vida colectiva de  hombres y mujeres […]uno de los pocos principios transhistóricos presentes  con mayor o menor vigencia en todos los períodos y civilizaciones./12

Este concepto de liberalismo, tan genérico y universal se puede unir a las máximas morales de tantas culturas; querer y respetar a niños y ancianos, obrar rectamente sobre la base de la verdad, p. ej. Pero su nivel de abstracción no nos permite ?tanto las referencias al respeto generacional o los criterios de verdad como aquellas referencias a limitar el poder público?  encarnarlas en fenómenos y acciones concretas. Son aceptables, claro, pero inofensivas para el poder.

--

1- A Zamyatin la novela la costó 6 años de cárcel y el exilio: inesperada clemencia la de Stalin, se dijo.

2 -El cotidiano Pravda [Verdad] era la fábrica cotidiana de mentiras.

3-“La tiranía del liberalismo”, futuros, no 11, Río de la Plata, primavera/verano 2007/2008. En este capítulo, todas las citas son de este autor (salvo indicación en contrario)

4- Compartir la tierra de Canaán, Pluto Press, Editorial Canaán, Buenos Aires, 2007.

5-Johannes Wahlström, “Israel styrsvenskamedier” [El régimen israelí controla la prensa sueca], Ordfront, Estocolmo, 12/2005.

6- Hay al día de hoy ya no indicios sino abundantes pruebas que dimanan de la ONU y hasta del mismo Estado de Israel (v.http://21stcenturywire.com/2015/02/19/un-report-reveals-how-israel-is-coordinating-with-isis-militants-inside-syria/; http://www.timesofisrael.com/yaalon-syrian-rebels-keeping-druze-safe-in

-exchange-for-israeli-aid/

7- “Apasiona” en su sentido literal: la pasión es lo contrario de la acción; lo activo es lo contrario de lo pasivo y estar apasionado es estar en modo pasivo ante algo que lo atrae, lo determina, lo esclaviza.

8- Editado en Página, 24 /9/ 2016. Las citas en este capítulo son de este trabajo, salvo indicación en contrario.

 9- Poco después, durante 1982 y 1983, EE.UU. le cedió “el honor” de esa “guerra contra el terror” en América Central; en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, a los mandos militares de la dictadura argentina y de la “democracia” israelí. Chomsky ha investigado el período: La quinta libertad, cap. Apuntes sobre el mundo libre, Edit. Crítica, Barcelona, 1988.

10 -  La vida de los otros, filme alemán ideado por Florian Christian Graf Henckel von Donnersmarck, en 2006, puede constituir un ejemplo de esa pretensión pastoral alojada en algunos escaños policiales del universo socialista.

11- AvrahamBurg, un sionista de la dirección de ese movimiento, ya retirado, recapacitaba sobre la sociedad construida y reparaba que se había quedado sin compasión. Un atributo, una falta de, que se suele atribuir a la sociedad nazi, por ejemplo (“El sionismo está muerto”, futuros, no 8, Río de la Plata, invierno 2005).

12- - Hebert Gatto, “Liberalismo y teoría de las ideologías”, Cuadernos de Marcha, no 129, Montevideo, jul. 1997

LSabini - postaporteñ@ 1673 - 2016-10-03 17:10:48
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] [837] Siguiente