Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Después del alejamiento forzoso de la presidente Dilma Rousseff

Una rápida reflexión crítica por izquierda

por  Bruno Lima Rocha | Estrategia & Analise 05 de junio de 2016

El Senado brasileño concluyó alrededor de 6.30 de la mañana de 12 de mayo de 2017 un golpe blanco, perfectamente orquestado, alejando a presidente reelecta Dilma Rousseff (PT), por 55 votos a favor del alejamiento contra 22 por el mantenimiento en el cargo. Con esta votación, el PMDB llega al poder por la tercera vez de forma indirecta. Antes con Tancredo Nieves y José Sarney en 1985, en el retorno de Itamar Franco para el partido de Ulisses Guimarães en 1992 después del impedimento de Fernando Collor de Mellor y ahora con Michel Temer – vicepresidente reelegido - asumiendo el Palacio del Planalto por haber sido reelegido en la misma chapa de la exguerrillera

Dilma ha recibido 54 millones de votos en 2014 y traía consigo el vicepresidente electo con ella en 2010, a través de una alianza defendida aún en el gobierno por el ex-ministro de la Casa Civil de Lula, José Dirceu de Oliveira e Silva en 2005 y ampliada por la hoy presidente alejada cuando la misma fuera indicada como ministra de la Casa Civil.

Ahora estamos delante de un nuevo ministerio, acotado (22 pastas ministeriales), un típico pacto oligárquico con el capital financiero y sacudido por el neoliberalismo vende patria y gorila, a ejemplo de Mauricio Macri – presidente menemista electo en la Argentina – tal como el cinismo del Partido Demócrata con Barack Obama al frente. Constataciones aparte, es necesario observar el nefasto papel para las izquierdas a través del pacto lulista (hoy moribundo), papel este protagonizado por el PT en los últimos trece años y por encima de todo por su líder político y cabo electoral, el ex-sindicalista que según el propio nunca fue de izquierda.

No se trata de coherencia libresca o buscar la perfección de un discurso intelectual estéril y distante de las realidades sociales. ES justo al contrario. Afirmo aquí que muere y se deja de matar de ilusión endémica quien cree fielmente en las instituciones de la legalidad burguesa y más aún, en una base política mercenaria y derechista. En las palabras que siguen, traigo una colección de los análisis de los últimos días de gobierno Dilma. La coherencia, repito, es en el sentido de probar teórica y analíticamente, la viabilidad del poder del pueblo por arriba de las traiciones estructurales - como la creencia inexorable en el pacto de clases – y de las eternas promesas de la democracia - aunque liberal y de procedimientos – que no caben en el capitalismo y menos aún son tolerabais por el piso de cima y por los EUA para nuestra América Latina.

En la víspera del golpe en Senado, El Globo “asesina” la economía política brasileña

El papel de las empresas mediáticas y conglomerados comunicacionales en la arquitectura del golpe blanco fue céntrico. La misma centralidad se nota en la plegaria de la agenda económica a ser implantada por el ministro de la Hacienda del gobierno golpista, Henrique Meirelles. Este expresidente mundial del Banco de Boston y ex-presidente del Banco Céntrico durante los ocho años, es hombre de confianza de los bancos y especuladores del país y tiene el aval de las editoras de economía. 

Un ejemplo de eso se verifica en la materia  del portal G1 y en el periódico El Globo, intitulada “La suma de todos los errores: Dilma abrió agujero fiscal y comprometió ganancias sociales: con estímulos artificiales, Dilma dejó PIB retroceder al nivel de cinco años atrás” (firmada por Flávia Barbosa, en 11 de mayo de 2016).  En esta pieza, a Globo prueba de donde viene, traza un libelo anti desarrollista, miente descaradamente al asociar la expansión de los gastos públicos sólo con las políticas de subsidio la industria y la agro-industria, y no comprometiéndose con la extensión de la deuda pública interna y las ganancias absurdas de la especulación oficial. La expansión de los gastos cometió, según los economistas consultados - podría decir los tarados neoliberales consultados - en la materia, como "pecado keynesiano" o algo semejante.

No hay como mantener política de crecimiento económico, aún auxiliando el capital tuteando en Brasil, sin romper las amarras del rentismo. ES simple, de tan simple, nadie quiebre el obvio. Globo omite la relación causal más importante, luego, al omitir el más relevante, MENTE.

Para concluir el mismo enfoque en la materia; de hecho, para concluir, en red nacional, la editora de economía de la TV Globo, la periodista Miriam Leitão (en la mañana del Golpe en Senado) dijo el mismo en el telenoticiero matutino Bom Dia Brasil: "el mayor problema, la mayor expansión de los gastos no fue con las políticas sociales y sí con el apoyo la industria y la agro-industria!". Pecado keynesiano, tardío, tímido y sin contar con el apoyo incondicional del empresariado brasileño, que de hecho, no hesitó en estirar la alfombra de la presidente así que pode. Definitivamente, nadie mandó la ex-izquierda  creer en el pacto de clases.

La farsa de la farsa 

Tal vez la  mayor fragilidad de los argumentos golpistas sea la motivación jurídica floja. Alegan querer derrumbar un gobierno "populista y bolivariano" (ojalá fuera! especialmente el segundo gobierno Dilma, que no lo fue para nada ni de centro-izquierda); para tal criminalizan el Plan Safra, Plan Cosecha (de financiación de la agricultura de exportación), criminalizan repases del gobierno central para garantizar sus políticas, el Congreso autoriza la expansión de la meta fiscal y después declara ilegal su propio acto; aceptan con ocasión de venganza política un proceso de impedimento escrito por una abogada del PSDB, un jurista del PSDB y un expetista que opera contra su subtítulo desde 2010, Senado indica un relator también filiado a este mismo partido (el de Fernando Henrique Cardoso) y que hube cometido los mismos "crímenes" que él relata cómo crimen; en la Cámara, 298 diputados que son acusados por crímenes contra la Justicia aprueban la admisibilidad y después 58 senadores de 81 que también están con temas pendientes delante del Poder Judicial

Quieren derrumbar a los mayores entusiastas del capitalismo brasileño, comenzando por Lula, que de tan creyente en el capitalismo nacional resolvió creer y mezclarse con los capitalistas de aquí. Luiz Inácio Lula da Silva se mezcla con quien no debía, perdió el rumbo de la pertenencia de clase y vio, bajo la nariz del Palacio del Planalto, los Estados Unidos y sus sistemas de espionaje hagan lo que quieran en Brasil en los últimos cinco años. Resultado:  - la cleptocracia  a mando del capital transnacional va a cortar en la propia carne (con los juicios jurídicos y las penas en contra las grandes constructoras brasileñas, las mayores transnacionales de capital nacional) y derrumbar el gobierno que más defendió el capital nacional y traicionó la dimensión combativa de la izquierda.

¿PT, donde está el populismo? 

Propongo una reflexión en forma de contabilidad de llegada: o como el lulismo acabó con lo que restaba de combatividad en el PT y asumió el pacto de clases como única salida. Que hagamos las cuentas. 44 millones de beneficiados en los programas sociales. 10% de este total dan en 4,4 millones de brasileños y brasileñas. 1% da en 400 mil personas. Si el PT organizara como fuerza "populista" uno de cada 100 beneficiados de sus programas, tendría un poder de veto sobre la base mercenaria en el Congreso y el pacto con los oligarcas. Si tuviera un organizador social en cada base de 100 beneficiados podría contar con fuerza de movilización permanente, a ejemplo del que hace el “populismo” en toda la América Latina que lleve a serio este concepto, con el cual tampoco concuerdo íntegramente. Por eso es por lo que esta payasada de golpe blanco, de golpe paraguayo no anda en Venezuela, por ejemplo. 

Aquí en Brasil fue todo al contrario. Prefirieron nada hacer y confiar en la suerte o en el destino o en cualquier pensamiento mágico. Por eso es por lo que Maduro no cae sin ton ni son. Porque el chavismo - para el bien o el mal - organizó una cuota razonable de su base social beneficiada y aplica esta fuerza como poder de veto por cima de los oligarcas y vende patria. Populismo es eso; y es  menos peor del que el pacto de clases sin poder de veto. Lo que está ocurriendo en Brasil no fue por falta de aviso.

Última reflexión en la tarde infeliz durante el golpe en Senado

En este último subtítulo traigo una breve reflexión. Si trata sí de un golpe semi-parlamentarista. La meta no es sólo la retirada de la presidente Dilma y sí desmontar la red de garantías constitucionales para la salud, educación, derechos de 4a generación y el mundo del trabajo. El golpe fue alimentado por una conspiración de Estado (la llamada república de Curitiba, donde operadores del mundo Jurídico estuvieron al frente), con el apoyo del PIG (el llamado Partido de la Prensa Golpista, cuando la Globo cambió su programación en la tarde de domingo 13 de marzo y en otra ocasión, con la difusión de la conversación privada de la presidente con el blanco de las investigaciones) y también con ríos de dinero enviados para lo Brasil a través de la Fundación Koch y de la Red Atlas para grupos de la nueva derecha. Luego, hay un vacío de lealtad en el aparato de Estado, y obviamente, con toda esta conspiración, parece obvio que tanto la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) como los sectores de la Policía Federal (PF) que no conspiraran en contra la presidente, también saben. 

El avance de la agenda retrógrada y del paquete de leyes regresivas, además del aumento del aparato represivo, ya conforma una realidad en Brasil inmediatamente en los primeros días del gobierno golpista de Michel Temer y sus ministros oligarcas, financistas, reaccionarios, pastores y represores. Parece obvio que hay urgencia en buscar formas de resistencia y de defensa, no del pacto de clases del lulismo, pero de formas auténticas y legítimas de democracia de tipo directo y participativa

--

Votación contra Rousseff

Un  somero análisis de  la votación de la Cámara  de Diputados  de Brasil  que suspendió a la presidenta Dilma Rousseff (17 de  abril  2016) arroja  estos datos sobre la  motivación de los votos de los congresistas brasileros,  tal como lo expresaron en el acto:

90  por  la familia. 85 por  el pueblo brasilero.

70 por mi ciudad o mi  Estado (Minas  Geraes  fue muy mencionado).

43  por Dios. 40 por la democracia y la constitución.

95 por otras razones,  de las cuales  destaco, créanlo o no: “los fundamentos de la cristiandad”, “la  francmasonería”, “los que nacieron, viven  y morirán  en las  calles”, ”los productores rurales”, “los corredores de  seguros”, “los doctores”, “los jubilados de tropa”, ”los  agronegocios, el  sector que genera riqueza” ”terminar con los beneficios de los desocupados”, “”Ciencia y Tecnología”, “Paz en Jerusalén”, “Porque los niños no puedan cambiar  de  sexo”,   “para no transformarnos en rojos  como Venezuela o Corea del Norte”, “las tradiciones libertarias  de Minas Geraes”, “el valeroso pueblo del estado de Rondonia”, “el mejor estado: Tocantins”, “Campo Grande”, “la BR  (carretera) 429”, “Mi tía Eurides que me cuidaba  de niño”, ”por mi hijo”, “Para ti mama” y la  perla negra: “por mi marido, un hombre íntegro”,  un  alcalde que fue  arrestado al día siguiente de la votación, en virtud de un proceso por mala administración.

El  acto que habilitó la  prosecución del  desafuero de Rousseff, aunque proveniente del Parlamento, es un acto  administrativo.

En todos los sistemas jurídicos que conocemos, es elemento esencial del  acto administrativo la motivación, que  debe ser adecuada a los antecedentes del  acto y  al  fin perseguido.

En nuestro derecho, Uruguay, la necesidad de motivación del acto administrativo  está consagrada en el decreto  500/1999,  que  reprodujo prácticamente el  decreto 640 de 1973, dictado durante la dictadura miliar, que  exigía  los “fundamentos de  derecho” del  acto. El vigente,  exige en su art. 2 la “motivación de la decisión”. Por supuesto, esto no demuestra que como el Uruguay sino la puntualidad de nuestros servicios postales y  telegráficos; la idea de la necesaria motivación cae de su peso y  es de aceptación universal. Y no  sólo para el derecho administrativo: claramente una sentencia  sería nula si dijera que puesto que Tocantins es el mejor estado de Brasil, o porque Dios existe, condeno a Juan a pagarle $100 a Pedro”; y sería nula por falta de  adecuada motivación.

En la práctica nuestro Tribunal de lo Contencioso Administrativo anula rutinariamente todos los actos administrativos sin motivación visible o con motivación inadecuada o  insuficiente. El Tribunal tiene una página web que cualquiera puede consultar, y quien lo haga se sorprenderá al  ver en qué cantidad y con qué solidez de fundamentos  reprime los motivos inadecuados.

Por consiguiente, por los fundamentos del Derecho brasilero, que no conocemos pero que debe concordar con el nuestro y el  derecho universal,  sólo hubo unos 60 votos válidos en la votación del  predesafuero de Rousseff  (por Brasil, por la hermosa lengua portuguesa, por mis amigos de Rio Grande do Sul, nunca he de decir impeachment)

Jorge Arias

- postaporteñ@ 1616 - 2016-06-07 17:48:00
postaporteñ@_______________________________

HRW: Venezuela debe revocar el decreto de emergencia vigente

Provea 6/6/16, Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos

La comunidad internacional debería ejercer presión sobre Venezuela para que revoque el “Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica” que concedió al gobierno facultades para restringir derechos, suspender la cooperación internacional para organizaciones de la sociedad civil —incluidas aquellas dedicadas a proteger derechos humanos— y limitar las atribuciones constitucionales de la Asamblea Nacional, señalaron hoy 125 organizaciones de derechos humanos y de sociedad civil alrededor del mundo.

Las organizaciones indicaron que estos poderes podrían ser usados para perjudicar gravemente el trabajo que desarrollan las organizaciones de la sociedad civil y para perseguir e intimidar a defensores y defensoras de derechos humanos, y señalaron asimismo que las medidas son incompatibles con la obligación internacional de Venezuela, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, de “aplicar las normas más estrictas en la promoción y protección de los derechos humanos”. Las organizaciones instaron a los Estados a plantear estas consideraciones durante el próximo período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que tendrá lugar en junio de 2016, y a los gobiernos de las Américas a efectuar una evaluación seria sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela ante órganos competentes de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Los sistemas de derechos humanos de la OEA y las Naciones Unidas deberían pedir a Venezuela que revoque el decreto sobre estado de excepción y emergencia económica, expresaron las organizaciones.

El 13 de mayo de 2016, el Presidente Nicolás Maduro adoptó un decreto de emergencia que declaró el estado de excepción en el país durante 60 días, y concedió a su gobierno la facultad de restringir derechos humanos. Venezuela atraviesa una grave crisis económica, que ha redundado en severos desabastecimientos de medicamentos y otros artículos de primera necesidad, así como en cortes en el suministro de energía eléctrica. El decreto indica que tiene como propósito abordar esta situación.

Sin embargo, el Presidente Maduro sostiene que las medidas de emergencia se adoptan en respuesta a diversos factores preocupantes, incluido un complot extranjero para desestabilizar a su gobierno. El decreto del 13 de mayo autoriza al presidente a “dictar medidas y ejecutar planes de seguridad pública que garanticen el sostenimiento del orden público ante acciones desestabilizadoras”, así como “otras medidas de orden social, ambiental, económico, político y jurídico que estime convenientes”.

Anteriormente, el gobierno del Presidente Maduro ha respondido a supuestas conspiraciones de “desestabilización”  reprimiendo las expresiones de disenso y el derecho de libertad de reunión, incluso a través de detenciones arbitrarias de opositores políticos y de críticos, así como del debilitamiento de las garantías contra la tortura. Miembros de las fuerzas de seguridad han recurrido a la fuerza excesiva para dispersar manifestaciones contra el gobierno y, desde julio de 2015, han participado en operativos de seguridad en distintas regiones del país que estuvieron marcados por señalamientos generalizados de abusos contra comunidades en sectores populares y de inmigrantes, como ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias masivas, desalojos sin garantías de debido proceso, destrucción de viviendas y deportaciones arbitrarias.

Las organizaciones sostuvieron que el decreto no cumple con las normas internacionales que permiten la restricción de derechos en situaciones de estado de emergencia. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos estipula que los gobiernos podrán “derogar” o suspender temporalmente algunas de sus obligaciones de derechos humanos declarando el estado de emergencia, pero únicamente ante emergencias públicas que “pongan en peligro la vida de la nación”. Incluso en esos supuestos, los gobiernos solamente podrán dejar en suspenso el cumplimiento de obligaciones de derechos humanos en la medida “estrictamente limitada a las exigencias de la situación”. En cambio, el amplio decreto del Presidente Maduro podría permitir que el gobierno continúe cercenando derechos fundamentales que ya son objeto de constantes embestidas en Venezuela, incluidos los derechos de libertad de asociación, reunión y expresión.

El decreto también ordena al Ministerio de Relaciones Exteriores suspender todos los convenios de cooperación internacional que prevean financiamiento extranjero para personas u organizaciones, cuando “se presuma” su “utilización con fines políticos o de desestabilización de la República”. En un país donde las autoridades han acusado sistemáticamente a representantes de organizaciones de la sociedad civil, incluidos defensores y defensoras de derechos humanos, de desestabilizar la democracia venezolana, este decreto podría, en la práctica, obligar a importantes organizaciones no gubernamentales del país, que dependen del financiamiento exterior para trabajar de manera independiente, a cerrar sus puertas o reducir drásticamente su labor. Asimismo, el decreto de emergencia permite al presidente impedir que la Asamblea Nacional utilice sus faculta des constitucionales para sancionar a funcionaros. La Constitución venezolana concede a la Asamblea Nacional facultades de control sobre el poder ejecutivo, incluida la facultad de las comisiones legislativas de citar a funcionarios para interpelarlos con respecto a sus políticas y prácticas y —en el caso del vicepresidente y los ministros— destituirlos a través de un voto de falta de confianza. El decreto habilita al presidente a “decidir la suspensión temporal” de mecanismos de rendición de cuentas de este tipo, si considera que podrían “vulnerar la seguridad de la Nación” u “obstaculizar la continuidad de la implementación de medidas económicas para la urgente reactivación de la economía nacional, el abastecimiento de bienes y servicios esenciales para el pueblo”.

La Constitución de Venezuela exige que la Asamblea Nacional apruebe los decretos mediante los cuales se dicta un estado de emergencia. La Asamblea Nacional rechazó el nuevo decreto de emergencia el 17 de mayo. No obstante, el Tribunal Supremo de Justicia dispuso en una sentencia de febrero de 2016 que el rechazo por la Asamblea Nacional de decretos que declaren el estado de excepción no “afecta la legitimidad, validez, vigencia y eficacia jurídica de los mismos”.

Desde el copamiento político del Tribunal Supremo por el gobierno en 2004, el poder judicial ha dejado de funcionar como rama independiente de gobierno, y ha validado sistemáticamente políticas y prácticas gubernamentales que incumplen normas internacionales de derechos humanos. La Asamblea Nacional, que durante gran parte de la última década estuvo bajo control oficialista, promulgó reiteradamente “leyes habilitantes” que dieron al Presidente amplias facultades para legislar. La Asamblea Nacional volvió a copar al Tribunal Supremo con magistrados afines al gobierno más recientemente, en diciembre de 2015, para garantizar la continuidad de un tribunal adepto. Desde que en enero de 2016 asumió la nueva composición de la Asamblea Nacional, integrada ahora por mayoría opositora, el Tribunal Supremo ha dictado una serie de pronunciamientos que socavan seriamente su capacidad de legislar.

La sesión de junio del Consejo de Derechos Humanos de la ONU es un momento oportuno y necesario para exigir a Venezuela que revoque este decreto arbitrario e innecesario.

FIRMANTES

Organizaciones internacionales

HRW, Human Rights Watch

PIDHDD, Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo

ADC, Asociación por los Derechos Civiles Argentina

CELS, Centro de Estudios Legales y Sociales Argentina

Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia Bolivia

Universidad de Ottawa Canadá / Observatorio Ciudadano Chile

IPLEX, Instituto de prensa y libertad de expresión Costa Rica

Action et Humanisme Costa de Marfil

INREDH, Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos Ecuador

Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos México

Centro de Derechos Humanos Miguel Ángel Agustín Pro Juárez, A.C. México

Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A. C. México

Ágora Espacio Civil Paraguay Paraguay / Asociación Pro Derechos Humanos Peru

Comisión de Justicia Social de la Diócesis de Chimbote Perú

Instituto Peruano de Educación en Derechos Humanos y la Paz Perú

Instituto de Defensa Legal Perú / IPYS Perú /Movimiento Manuela Ramos Perú

Observatorio Latinoamericano para la Libertad de Expresión Perú

Organizaciones venezolanas

Acceso a la Justicia

Acción Solidaria en VIH/Sida

ACCSI, Acción Ciudadana Contra el SIDA /Amigos Trasplantados de Venezuela

Asociación Civil Movimiento Vinotinto

AVESA, Asociación Venezolana para una Educación Sexual Alternativa

CECODAP /Centro para la Paz y los DDHH – UCV

Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello

Centro de Derechos Humanos de la Universidad Metropolitana

CEPAZ, Centro Justicia y Paz

CISFEM, Centro de Investigación Social Formación y Estudios de la Mujer

CIVILIS Derechos Humanos

CODEVIDA, Coalición de organizaciones por los derechos a la salud y la vida

COFAVIC, Comité de Familiares de las Víctimas de los Sucesos de febrero-marzo de 1989

Colegio Nacional de Periodistas /Comisión De Justicia y Paz

Comisión Nacional de DDHH de la Federación de Colegios de Abogados de Venezuela

CONVITE /Espacio Público /EXCUBITUS A.C. / Expresión Libre

Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (FENASOPADRES)

FEPAP, Fundación Ensayos para el Aprendizaje Permanente

Funcamama / Fundación Aguaclara / Fundación Ecodiversa

FUNPAZ, Asociación Civil Fuerza, Unión, Justicia, Solidaridad y Paz

ININCO, Instituto de Investigaciones de la Comunicación de la Universidad Central de Venezuela

INVESP, Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos

IPYS Venezuela / Justicia y Paz Los Teques /Laboratorio de Paz

María Estrella de la Mañana

Observatorio de Derechos Humanos de La Universidad de Los Andes

Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres

Observatorio Venezolano de Prisiones

Oficina de Derechos Humanos del Vicariato de Puerto Ayacucho

Postgrado en Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello

ProIuris ... siguen las FIRMAS

- postaporteñ@ 1616 - 2016-06-07 17:34:42
postaporteñ@_______________________________

Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (14)

Política hacia el campesino “irracional, iletrado e ignorante”

Rolando Astarita [Blog]

Cuando reseñamos los debates de los 1920, hicimos referencia a lo que Erlich llamó el “dilema Preobrazhenski”: si se daban estímulos a los campesinos, se corría el riesgo de que la economía basada en el interés privado pusiera sus condiciones a la industria, a través del mercado. Y si se establecían términos de intercambio perjudiciales para el campesinado, este retacearía los bienes a la industria, o se retiraría del mercado. Pero la construcción socialista solo podía realizarse si se conseguía alimentar a los trabajadores urbanos, proveer la materia prima para la industria y si había excedentes agrícolas para exportar, a fin de importar tecnología.

Pues bien, dado que la URSS se industrializó en los años 1930, se ha sostenido que la colectivización permitió evitar ese dilema, ya que habría posibilitado mantener la provisión de alimentos, al tiempo que se avanzaba en la industrialización. Esta idea estuvo muy generalizada en los estudios sobre la industrialización soviética posteriores a la Segunda Guerra, y desde el marxismo constituyó el principal argumento para justificar o apoyar la política de Stalin de los 1930. Un caso representativo es Paul Baran en La economía política del crecimiento, un libro que fue antecedente directo de la corriente de la dependencia.

La idea central de Baran es que para salir del impasse en que se encontraba la economía en los años veinte -no podía haber modernización de la agricultura sin industrialización, y no podía haber industrialización sin modernización de la agricultura-, y dado que no se contaba con colonias o préstamos del exterior, la dirección soviética decidió “romper el nudo Gordiano creando una poderosa industria y, simultáneamente, proporcionando a la agricultura el equipo técnico necesario para su modernización y colectivización. La solución de esta tarea gigantesca se logró a un costo tremendamente alto”. Por eso, Baran cita aprobatoriamente a Stalin cuando este dice –en Cuestiones del leninismo- que fue necesario “aceptar sacrificios”, “economizar en alimentos, en escuelas, en bienes manufacturados para poder acumular los medios indispensables para la creación de la industria”. De todas maneras, Baran admite que los costos “no fueron solo económicos” y que los campesinos no adhirieron voluntariamente a las granjas colectivas: “Aunque las declaraciones oficiales subrayaban la naturaleza voluntaria del movimiento de colectivización, en realidad la coerción y el terror fueron decisivos para ayudar a lograr el resultado deseado y alcanzar ‘ese profundo cambio revolucionario, ese salto de un viejo estado cualitativo a un nuevo estado cualitativo, que por sus consecuencias puede igualarse al cambio revolucionario de octubre de 1917’” (la última parte de la cita corresponde a la Historia del PC (bolchevique) de la URSS, de 1938).  Agrega que “esta ruptura revolucionaria del atraso secular no pudo haberse logrado con el consentimiento de un campesino irracional, iletrado e ignorante”.

Este pasaje resume lo que fue el enfoque rector de los partidos Comunistas en los socialismos “reales”: el socialismo se puede y debe imponer a la fuerza, porque existe una “necesidad objetiva” para el avance social. En palabras de Baran: “Como en todas las situaciones en que las necesidades objetivas chocan con el juicio que tienen los individuos de tales necesidades, estos últimos solo pueden obstaculizar y retardar el proceso histórico, pero no pueden detenerlo indefinidamente. Más aún, las actitudes individuales respecto a un curso dado de los acontecimientos, lejos de ser inmutables y rígidas, en ocasiones se colocan en armonía con los cambios objetivos… Lo decisivo y lo determinante para que tal armonía surja en el transcurso del tiempo, es que los cambios que se efectúen correspondan a las necesidades vivientes y objetivamente determinables de la sociedad. El hecho de que la colectivización de la agricultura en Rusia –a pesar de todos los sufrimientos que produjo en su fase inicial- fuera la única forma posible de lograr un amplio progreso económico, social y cultural, le aseguró tarde o temprano su éxito”. Según Baran, el consenso de los campesinos se logró “ex post facto a través de la propaganda y las actividades educativas del Partido Comunista”. También cita a Maurice Dobb (quien apoyó la política stalinista en los 1930) diciendo que las formas colectivas de la agricultura hicieron una “enorme contribución al progreso de la industrialización”.

Es, en esencia, el argumento de los que sostienen que “la revolución desde arriba” de Stalin consolidó la construcción del socialismo (o afianzó los elementos socialistas al interior del Estado obrero burocrático). A los campesinos “irracionales, iletrados e ignorantes” había que imponerles la entrada a las granjas colectivas contra su voluntad, porque eso “correspondía a la necesidad objetiva y viviente” que el Partido, o la teoría marxista, habían determinado como necesarias para la sociedad. Para eso no importaban los sufrimientos infligidos “en su fase inicial”. Este discurso, que se ubica en las antípodas de la concepción de construcción socialista que se defiende en este blog, se ha repetido una y otra vez en el marxismo. Pero además, dados los padecimientos de los campesinos y la devastación que provocó la colectivización forzosa, cabe preguntarse sobre hasta qué punto contribuyó efectivamente a la industrialización.

¿Hubo transferencia de excedente desde el agro? 

La idea tradicional –de Baran, Dobb, Nove y otros- de que la industrialización soviética fue posible porque se produjo una fuerte transferencia de riqueza desde el agro a la ciudad comenzó a ser seriamente cuestionada por investigadores e historiadores de la URSS ya hace más de cuatro décadas. Así, a comienzos de los 1970 James Millar planteó que los precios bajos demostraban que había habido explotación estatal de los campesinos, pero eso era insuficiente para probar que hubiera existido transferencia de excedente desde la agricultura. Millar sostuvo que el excedente de la agricultura podía calcularse tomando las ventas de la agricultura a la industria y restando las compras de la agricultura a la industria. Concluía entonces que cuando se tenía en cuenta el flujo neto, la tesis de la extracción del excedente desde la agricultura a la industria no se sostenía (1970).  Luego, en 1974, y en respuesta a Nove, Millar presentó los cálculos del ruso Alexander Barsov, que desmentían la tesis de la transferencia. El estudio de Barsov abarcó el período 1928 – 1932. Si se utilizaban como ponderación los precios de 1928-9, el excedente neto agrícola habría sido negativo entre 1928 y 1932. Si se utilizaban los de 1913, el excedente era positivo, pero cuantitativamente pequeño. La razón reside en la mayor provisión de bienes industriales a la agricultura por parte del Estado (Millar 1974). Barsov luego extendió su estudio hasta 1937-8, y concluyó que el excedente necesario para la industrialización provino principalmente de la clase obrera. Estos resultados ponían en evidencia entonces que la colectivización no permitió la extracción de un mayor excedente de la agricultura con respecto a 1928; y que la agricultura no financió la industrialización (véase, además, Nove, 1971; Harrison, 1978).

Las razones por las que no se habría producido una transferencia neta desde la agricultura son varias. En primer lugar, la desaparición de animales disminuyó la cantidad de fertilizantes y los animales de tiro, lo que obligó a fuertes inversiones industriales. En particular, el Estado se vio obligado a transferir maquinaria agrícola a precios subsidiados a las Estaciones de máquinas y tractores. En segundo término, si bien es cierto que a partir de 1930 los precios minoristas de los bienes industriales subieron con relación a lo que pagaba el Estado por los bienes agrícolas, este factor, favorable a la transferencia de fondos hacia la industria, fue más que compensado por los precios en los mercados no regulados, que se movieron a favor de los bienes del campo. Entre 1928 y 1932 aumentaron los precios libres de los bienes industriales y agrarios, pero en tanto los primeros se incrementaron seis o siete veces, los segundos aumentaron unas 30 veces. “La persistencia de un sector privado dentro de la agricultura y el comercio tenía un efecto muy grande en el flujo de fondos entre la agricultura y la industria” (Harrison, 1985). Los hogares que todavía estaban en condiciones de proveer a los mercados privados de comida o bienes de artesanos podían negociar en términos ventajosos con relación a los que dependían solo del sector público para sus ingresos; y los que estaban mejor de todos eran los que tenían comida para vender.

Ellman (1975) también sostiene que debido al bajo nivel de la producción agrícola (medida en precios de 1928), esta no pudo haber provisto los fondos para la industrialización de 1928-32. De hecho, al finalizar el Primer Plan, la inversión anual era más del doble de la producción agrícola anual total; y el aumento de la inversión durante todo el Primer Plan Quinquenal fue sustancialmente mayor que toda la producción agrícola de un año cualquiera. Ellman plantea que la industrialización requirió mano de obra y mercancías. La mano de obra provino esencialmente de la agricultura y fue alimentada con comida obtenida de la agricultura. El aumento de mercancías provino esencialmente de la misma industria y de la construcción. Durante el Primer Plan Quinquenal el ingreso nacional soviético aumentó 60% y virtualmente todo este incremento fue utilizado para aumentar la inversión.

En definitiva, “[la industria, después de todo, recibió un ‘tributo’ neto de la agricultura en el período de entreguerras... y el tributo era mayor en 1929-31 que en 1928. Pero el aumento del tributo durante la colectivización solo fue pequeño y temporario. Hacia 1932 había caído de nuevo al nivel de 1928, y era menor aún en 1937-8; no se recuperó luego del hambre de la colectivización” (Harrison, 1985). Duncan (1986) también plantea que, a la vista del caos y retroceso económico que produjo la colectivización en el agro, no puede sostenerse que hubo transferencia de excedente agrícola.

Bibliografía:
Baran, P. (1969): La economía política del crecimiento, México, FCE.
Duncan, C. A. M. (1986): “On Rapid Industrialization and Collectivization: An Essay in Historiographic Retrieval and Criticism”, Studies in Political Economy, vol. 21, pp. 137-155.
Ellman, M. (1975): “Did the Agricultural Surplus Provide the Resources for the Increase in Investment in the USSR during the First Five Year Plan? The Economic Journal, vol. 85, pp. 844-63.
Harrison, M. (1978): “The Soviet Economy in the 1920s and 1930s”, Capital & Class, 2, pp. 78-94.
Harrison, M. (1985): “Primary Accumulation in the Soviet Transition”, Journal of Development Studies, vol. 22, pp. 81-10.
Millar, J. R. (1970): “Soviet Rapid Development and the Agricultural Surplus Hipothesis” Soviet Studies vol. 22, pp. 77-93.
Millar, J. R. (1974): “Mass Colectivization and the Contribution of Soviet Agriculture to the Five-Year Plan”, Slavic Review, 33, pp. 750-766.
Nove, A. (1971): “The Agricultural Surplus Hypothesis: A Comment on James R. Millar's Article”, Soviet Studies, Vol. 22, pp. 394-401.

rolando - postaporteñ@ 1616 - 2016-06-07 17:24:17
postaporteñ@_______________________________

JORGE VÁZQUEZ : PERRO QUE LADRA NO MUERDE

“El Perro” Vázquez alias “comisario Rex”

está nuevamente copando la TV y otros medios

Insiste en señalar –monstruosamente- que fue UN SOLO tiro el recibido por Gustavo y que le causo la muerte.

Precisiones 1) el arma usada y su calibre es más que de guerra y excesiva. Ya que como ladra “el perro” la bala le atravesó OLÍMPICAMENTE el brazo (un hueso) y todo el pecho (costillas etc.) Dejando 4 orificios, es decir para asesinarlo no es necesario tres balazos

2) La familia mal informada por los forenses declararon que eran 3 tiros Y que problema es para el “perro” si son 1 o 3  ya que con  UNA SOLA bala PRÁCTICAMENTE EL CUERPO de Gustavo quedo en DOS PARTES y bien sabe “el Perro” que lo que están repitiendo en este caso los padre, es CARNE PODRIDA para entreverar la mano!

LOS DDHH Y BONOMI

Bonomi no emboca una. Los padres de Gustavo vienen de concretar la denuncia en el Instituto Nacional de DDHH.El INDDHH ya solicito al Ministerio del Interior el informe policial sobre la muerte de Gustavo y su amigo que perdió un ojo.

Estas denuncias están marcando a fuego la carrera política de Bonomi.

Esta es la razón por la cual “el comisario Rex” está ocupando tanta actividad por TV es que se está PROMOVIENDO? Llego la hora de la renuncia de Bonomi?? 

El INDDHH será clave en este asunto Marconi ya que adelantaron, la  Dra.  Ariela Peralta Distefano  DIRECTORA  del INDDHH  SEÑALANDO  “que no hay cumplimientos de los protocolos y COMPROBADAS malas y pésimas actuaciones de los funcionarios policiales”.

El presidente Vázquez ya decidió que el próximo Ministro sea su hermano?

Sera posible que ahora “EL PERRO” además de ladrar pueda MORDER un Ministerio?

La Dra. que informa no es Faroppa y Faroppa por suerte NO ESTUVO EN EL MARCONI!!

 Taquito militar   4/6/16

---

El Marconi es la expresión de la exclusión social que hay en el Uruguay”. Eduardo Rubio, diputado de Unidad Popular, sobre los hechos de violencia que se registraron el pasado viernes en el Barrio Marconi. La Juventud (31/05/16). 
 

Las luces de Marconi: ONGs que alumbran la vida del barrio

Varias organizaciones trabajan en la integración y la educación del barrio

Por Lucía Núñez Junio 4, 2016 El Observador

Cuando Carmen piensa en Marconi, llora. Si ve que las calles del barrio que quiere tanto se convierten en un escenario de guerra y que los niños a los que cuida cada día tienen miedo, no puede evitar que lágrimas caigan de sus ojos. Esto le sucedió la semana pasada cuando un tiroteo entre policías y dos jóvenes que presuntamente habían robado una moto desató el caos en Marconi y solo dejó tragedias: un ómnibus incendiado, decenas de detenidos, varios heridos y un joven muerto.

Solo recordar el episodio la angustia. Sin embargo, lo que más le duele es que los demás no vean lo mismo que ella: que no es la gente de su barrio la que hace esas cosas, que Marconi es un barrio de gente buena. 

Una zona de campo y sin bolsas de basura es lo que recuerda de la primera vez que llegó a Marconi, hace más de 30 años. Como monja de la Compañía de las Hermanas de la Caridad, fue a cumplir con lo que la congregación predica: el cuidado a los más pobres. Y si bien entre medio tuvo que trasladarse a otros centros de la obra, Carmen volvió cuatro veces a Marconi para trabajar en el CAIF

 Casa Cuna Santa Rita que la congregación dirige. La última vez que volvió fue por elección propia. 
"Lo que más me gusta del barrio es la gente. Es muy buena y trabajadora. Ya temprano escuchás los carritos. El día que llueve mucho no los oís y te da pena porque no pueden salir a trabajar y pensás: hoy quién sabe si tienen para comer", contó

En un barrio tildado de "zona roja" donde a raíz de los últimos incidentes desde hace una semana la policía patrulla sin parar, la policlínica de ASSE suspendió sus servicios y la línea de ómnibus 405 dejó de ingresar; cientos de educadores, trabajadores sociales y religiosos concurren cada mañana dispuestos a hacer frente a cualquier tipo de obstáculo porque Marconi los necesita. 

La ausencia de servicios públicos en la zona motivó a la gente del barrio a buscar ayuda externa. Fue así que en las últimas décadas diversas organizaciones sociales se acercaron al barrio, dispuestas a dar apoyo en lo que respecta a la educación, salud, trabajo y vivienda. Entre todas dan atención a niños y jóvenes desde 0 hasta 17 años. Pero además, generan instancias de capacitación para los adultos y colaboran en el acceso a oportunidades laborales. 
En su mayoría mantienen vínculo con la Iglesia Católica y se sustentan económicamente gracias a convenios, fundaciones y colaboración de particulares. Sin embargo, coinciden en que el motor principal suele la propia gente del barrio que, entusiasmada con los proyectos, pone de su parte para sacarlos adelante.

Así sucedió, por ejemplo, con la Obra Banneux. Un colegio cuyo primer salón fue construido por los padres de los alumnos que además de construir, trajeron sillas y hasta el pizarrón. Hoy la obra es un edificio enorme y deslumbrante que rompe con el esquema de casas pequeñas y techos de chapa que caracteriza a Marconi. 

"Ese es el gran milagro. Que pese a todas las dificultades que a veces sufrimos por estar insertos en este barrio, la obra es como ese oasis donde se reúne la solidaridad de muchísimas personas. Cada granito de arena, pared, aula, recuerda a una persona que ha estado detrás, que ha apoyado con su dinero o con su servicio", reflexiona la directora del colegio, María Jesús Besteiro. 

Pero a pesar de eso, Besteiro dice que el lugar les está quedando chico porque no alcanza para cubrir la demanda, dado que el colegio es la única escuela primaria que hay en Marconi. En total tienen 440 alumnos, otros 210 que asisten al club de niños y 60 adolescentes del proyecto de apoyo a Secundaria. 

Algo similar pasa con los centros educativos de la organización San Vicente. Una institución que comenzó porque un sacerdote, conocido como padre Cacho, decidió ir a vivir en la zona para colaborar con las familias. Al día de hoy, la organización tiene ocho centros educativos en los que trabajan 180 personas y se atienden entre 800 y 900 niños y jóvenes. 

"Lo que más me motiva es creer en la gente, en la posibilidad de dar oportunidades y a partir de ahí generar los cambios. También querer al barrio. Más allá de que uno lo vea gris, tiene otras cosas que vamos descubriendo", contó Arllene Ychuspe, trabajadora social de San Vicente y coordinadora del área de trabajo con clasificadores de residuos, programa del que participan cerca de 60 personas.

Besteiro reforzó la importancia de estar allí. "Vivimos las mismas situaciones que vive la gente del barrio. Las mismas angustias, inconvenientes, miedos. Pero desde la perspectiva de ser una institución educativa, intentamos enseñar en sentido amplio: acompañar, amar, caminar juntos, porque vivimos con ellos".

Convivir con el problema

Pero aunque la motivación es grande y los logros alcanzados son muchos, el barrio sigue siendo rehén de una realidad conflictiva que cada vez pone más obstáculos para estas organizaciones.

Para Ana Laura Scarenzio, trabajadora social de la obra San Vicente desde hace 20 años, Marconi ha sufrido cambios en este último tiempo. Algunos para bien, como la disposición de nuevos servicios médicos en la Policlínica de ASSE, la construcción de plazas y la incorporación de nuevos centros educativos gracias a las organizaciones sociales. 
Sin embargo, todavía quedan vacíos que marginan al barrio y por desgracia, las instituciones por sí solas no pueden tapar

"Todavía hay muchas cuestiones que tienen que ver con la vivienda y calidad de vida de las personas que no hemos podido como sociedad resolver, independientemente del gobierno de turno. Sigue habiendo viviendas muy precarias, sin saneamiento, sin la adecuada caminería. Muchas cosas que todavía no hacen al barrio como otros de la ciudad", sostuvo.

Para María Rosa Galván, maestra de inicial de 5 años en el colegio Banneux y vecina de Marconi de toda la vida, el problema está en la ausencia de una dinámica sobre cómo organizar el barrio por parte de las autoridades. 

Dice que no se ha hecho un esfuerzo por reparar las veredas, el saneamiento es poco y la locomoción escasa. A esto se suma que los centros educativos sean privados y que si bien se construyó un liceo, este se encuentra en el barrio Borro y para llegar los jóvenes deben caminar casi 20 cuadras.

"A la dinámica de integración del barrio a la sociedad todavía le falta mucho. Estamos no solo aislados por kilómetros sino también por estas estructuras institucionales que no están dadas", opinó.

A esto se suman los problemas de inseguridad de lo que los disturbios de la semana pasada son solo un ejemplo. De las cuatro veces que la hermana Carmen estuvo en Marconi, nunca fue víctima de robo. Sin embargo, la hermana que la precedió en el centro no tuvo tanta suerte. Le robaron nueve veces seguidas, una de ellas en la puerta del CAIF, y se llevaron el dinero para pagar el sueldo de los educadores. En otra ocasión incluso la golpearon

No es normal

"Lo del otro día no fue normal y no queremos que sea normal", dijo preocupada Judith Amaral, maestra coordinadora del CAIF Santa Rita. Para ese día , las hermanas y los docentes habían planificado una fiesta con motivo del Día de la Madre. Todo estaba preparado pero mientras las familias llegaban al centro, las balas y gritos comenzaron a escucharse. De inmediato los festejos pasaron al segundo lugar . La prioridad fue resguardarse en los salones y entretener a los niños hasta que todo pasara.

La semana siguiente a los incidentes, el CAIF no abrió sus puertas ningún día. Convencidos de que "el tema" saldría en el aula, el cuerpo docente decidió tomarse el tiempo para reflexionar sobre lo ocurrido y decidir cómo abordarlo con los niños. 

Pero más allá del caso concreto, quienes trabajan en el barrio saben que no será la última vez y es necesario tomar medidas pronto. La directora del colegio contó que en las últimas semanas las organizaciones sociales comenzaron a generar instancias de diálogo para intercambiar opiniones sobre el tema y comenzar a definir una estrategia de acción en conjunto

El cambio como recompensa

Para Galván, Marconi lo es todo. El lugar de origen de su familia, cuando en 1957 su abuelo construyó una de las primeras casas del barrio. La zona donde se crió y descubrió su vocación. También donde se enamoró y formó una familia. Por todo esto María Rosa todavía elige vivir en Marconi. Pero además, elige trabajar como maestra para transmitir a los niños del barrio su mayor aprendizaje: "Con empeño siempre va a haber una recompensa". 

Conoció la obra Banneux de niña cuando, gracias al apoyo económico que la institución brindó a su familia, ella y sus seis hermanos entraron al colegio. Allí pudieron estudiar y tener un lugar de respaldo mientras sus padres trabajaban. "Pasaba aquí desde las 8 hasta las 5 de la tarde. Es una familia; así me siento desde que comencé", contó
En la organización también descubrió su vocación por la docencia cuando la invitaron a ser catequista de adolescentes. Como si fuera poco, un año después de recibirse, en Banneux le ofrecieron integrar el cuerpo docente y convertirse en maestra de inicial de 5 años, lo que la llenó de orgullo. "Necesitaba poder volcar todo lo que me habían ayudado en mi vida. Estas experiencias son muy valiosas para mostrar a los demás que aunque estés inmerso en este medio se puede salir adelante", dijo.

La incorporación de exalumnos al cuerpo docente de los centros es algo que se repite también en Padre Cacho y en la Escuela de Oficios Don Bosco, que dirige en Marconi el Movimiento Tacurú de la congregación salesiana. Para las organizaciones, la incorporación de exalumnos es de las cosas que más recompensan, ya que evidencian que el progreso es posible; algo que ni la inseguridad ni las carencias pueden superar.

"Contar dentro del plantel docente con exalumnos para nosotros es un gran orgullo en una zona donde las estadísticas dan que muy pocos chiquilines terminan Secundaria. Y es pensar que con empeño y esfuerzo sí se puede", opinó Besteiro. 

Los baluartes. Para la hermana Carmen, el rol de los docentes es invaluable para este tipo de organizaciones porque la motivación para concurrir todos los días y enfrentarse a todo tipo de situaciones solo responde a una cosa: "El amor por el barrio y la gente". 

"Trabajar acá es una elección que hacemos porque nos gusta y realmente vale la pena. Si no pensáramos que se puede, no estaríamos acá", dijo Judith y la voz no le tembló, como tampoco lo hicieron las voces de los educadores de los restantes centros cuando se enfrentaron a la pregunta: "¿Por qué vale la pena?"
.Es que es justo esa convicción lo que hace mover al barrio y lo que los hace sentir impotentes cuando los hechos de violencia como los vividos en los últimos días lo ponen en boca de todos, pero no como a ellos les gustaría. El Marconi que se convierte en centro de los medios y del que todos hablan, no es el que ellos conocen ni en el que confían, contó Besteiro.

"Este barrio como tantos otros tiene sus sombras, pero me animaría a decir que tiene más luces. Desde la cantidad de instituciones y asociaciones civiles que trabajan acá; el compromiso serio de centenares de trabajadores que ponen a disponibilidad sus conocimientos y esfuerzos para mejorar la situación del barrio; y desde las familias que luchan por forjar un futuro mejor para sus hijos. Ojalá que pudiéramos rescatar esto, las luces de Marconi", concluyó. l

Las organizaciones sociales que trabajan en la zona y lo que hacen

Escuela de oficios Don Bosco

Obra de la congregación católica Salesiana que trabaja en Marconi hace más de 40 años. Asisten cerca de 250 jóvenes de entre 12 y 17 años. El requisito es tener primaria completa. Allí se brindan cursos de carpintería, gastronomía, electricidad, corte y confección, con los que se puede validar Ciclo Básico completo

Obra San Vicente del Padre Cacho

Fundada por un sacerdote de la Iglesia Católica. La obra lleva más de 40 años en el barrio y atiende entre 800 y 900 niños en un total de ocho centros educativos: cinco centros CAIF, dos clubes de niños y un centro juvenil. Además, ofrece un programa de capacitación e inserción laboral para clasificadores de residuos

Colegio Obra Banneux

Obra social impulsada por el instituto secular Hermanas de la Natividad de María. Brinda educación inicial y primaria a 440 alumnos. Además, tiene un club de niños en convenio con el INAU que atiende a más de 210, y un proyecto de apoyo escolar a Secundaria al que concurren cerca de 60 adolescentes en contra horario al liceo.

CAIF Casa Cuna Santa Rita

Funciona como un centro CAIF que fue fundado por la congregación católicas Hermanas de la Compañía de la Caridad de San Vicente de Paul hace más de 40 años. Se atiende un total de 224 niños en dos programas, uno de educación inicial para niños de 2 y 3 años con atención diaria; y otro para madres y niños de manera semanal.
“No me digas que eres inocente, porque eso insulta mi inteligencia, y eso no me divierte.”

“Si la presencia policial es tan intensa en Marconi: ¿cómo no se pudo encontrar a los responsables de los vehículos incendiados?”. Álvaro Garcé, abogado y ex comisionado parlamentario de cárceles. Inicio de Jornada, Radio Carve (31/05/16).

Tumultos y cacerolas, señales de alerta en Uruguay

Marcelo Marchese / Rebelión

En dos lugares casi extremos de la escala social pudimos comprobar que el agua se filtra en la bodega del barco. En Cordón, Pocitos y Punta Carretas sonaron las cacerolas a causa del tarifazo; en Marconi se dieron hechos de violencia impensados años atrás.

La reacción en Marconi se originó a partir del intento de detención de dos adolescentes por la denuncia de robo de una moto. Según el informe oficial, los menores eran culpables y estaban armados, mas ahora surgen testimonios que afirman lo contrario y fuere como fuese que sea, uno tiende a pensar que si se manifestó tamaña ira popular, lo más plausible es que se cometió primero alguna brutal arbitrariedad. Al menos, el lector coincidirá conmigo que la policía no actúa con los mismos modales en Carrasco y en Marconi. Como sabe todo aquel que quiera enterarse, los detenidos de las clases bajas, en aras de una confesión, son sometidos a tratos que no condicen con nuestra ufana recuperación democrática. Así que, en un principio, la gente reaccionó ante una nueva prueba de la saña policial y sus arbitrariedades y en ese tumulto se sumaron otros que aprovecharon la movida para sacar algún beneficio personal, por lo que se entreveran aquí varias cuestiones: por un lado, y esto es evidente, la gente del Marconi está harta, tanto de la ineficiencia como de la metodología policial, por no mencionar su ética; por otro lado, no están satisfechos con sus perspectivas de vida; y agregado a esto, unos pocos están dispuestos a mejorar su condición a costa de los bienes y la salud de los demás y con certeza responden a algún tipo de organización non sancta.

Ojalá éste hubiera sido un hecho aislado, pero nada está más lejos de la realidad. En ciertos barrios el maltrato policial se hace costumbre y la ira crece y gracias, entre otras cosas, al tributo que pagamos a la estúpida criminalización de las drogas, las organizaciones delictivas aumentan y ganan poder al tiempo que el control del Estado decrece.

Más por un momento alejemos la vista de esta zona candente y vayamos casi al otro extremo de la pirámide. Uno ha leído unas cuantas burlas al caceroleo, una reacción a “la queja de los chetos”, olvidando que la central sindical también rechaza la suba de impuestos. Lo primero que se puede decir del nuevo tarifazo es que el gran punto del gobierno, es decir, que no afecta a los que perciben poco (un 60% de la población gana menos de 600 dólares) se convierte en un poderoso argumento contra el gobierno. Dejando este disparate retórico de lado, propio de quien está desorientado y habla sin pensar en las consecuencias, uno debe considerar que la manifestación de cualquier clase social puede ser indicadora de algo más vasto, algo que va mucho más allá de esa clase social. Las cacerolas no sonaron en ninguno de los anteriores gobiernos del FA y no suenan ahora sólo por el aumento de impuestos (los impuestos, si se mueven, siempre es en ascenso) sino porque crece el descontento al tiempo que a los adeptos al FA se los ve con el rabo entre las piernas. Sin Ancap, Pluna y la licenciatura, no hubiera existido caceroleo. Sin corrupción, burradas y cargos de confianza innecesarios, no hubiera existido caceroleo. Apenas importa el lugar en donde salte el descontento. Si no existiera un run run generalizado no hubiera surgido la queja en los barrios de la clase media alta, no se les hubiera ocurrido, no se hubieran animado, no se hubiesen incentivado por el boca a boca. No entender esto es no entender nada. Es una afirmación soberbia, pero eso no le quita un ápice de verdad.

Las estadísticas podrán decir lo que quieran decirnos los que hacen las estadísticas, pero nada hay más brutal que un hecho. Vivimos las consecuencias de la imprudente apuesta a la lotería de las commodities. No aprovechamos el tiempo de bonanza para hacer un esfuerzo por diversificar nuestra producción. La tierra continúa un sostenido ritmo de extranjerización y el latifundio crece como una mancha de aceite, mientras mil doscientas familias productoras abandonan el campo cada año, con el consiguiente deterioro del tejido social. La inversión en innovación y desarrollo es raquítica; las exoneraciones de impuestos a las megaempresas, innecesarias. La educación se encuentra en un tobogán directo hacia la nada; la administración pública es tan incompetente ahora como antes. Habida cuenta del deterioro social, el asistencialismo no parece haber dado frutos elocuentes; nuestra calidad de vida empeora al tiempo que aumenta la inseguridad, y para dar una última pincelada a esta pintura tan poco promisoria, sentimos que el dinero que nos exige puntualmente el Estado en forma de impuestos, luego no es administrado con sabiduría.

Pareciera en vano decir que ningún gobierno se ha animado a dar el necesario golpe de timón; mas es preciso reconocer que esta situación penosa no sólo es responsabilidad de gobiernos y flacos partidos políticos. Alguien le dio el voto a este gobierno y a esta oposición que como oposición es una miseria. Si no tornamos a pensar en una alternativa al país latifundista y agroexportador, donde se instalan las megaempresas como en su feudo, la fractura social se profundizará en tanto más gente reclame “mano dura para los pichis del Marconi”.

Podemos hacernos los desentendidos o podemos mirar la realidad de frente. En última instancia, las macanas del gobierno, este arrojar el barco a la corriente del capital trasnacional, también es resultado de una ciudadanía acrítica y prescindente. No el gobierno, es la República la que está en crisis y si no tomamos conciencia de que una república muere si no la oxigenan los ciudadanos, en vano nos lamentaremos de ver subir el agua desde la bodega.

 Envió LSabini

 

BONOMI: SU POLICÍA es ASESINA Y SUS SOCIÓLOGOS “CHARLETAS”

DONDE ESTA BONOMI? QUE TODO EL BARRO MARCONI LO LLAMA?

Miles DE VOCES  DE  MAS DE 6.000 HABITANTES CLAMAN POR BONOMI. DE LLEGAR A PRESIDENCIABLE ,AQUÍ TIENE MUCHO MAS QUE 10.000 VOTOS . LO VOTARÁN TODOS SUS HABITANTES, LOS NIÑOS "tabarecitos" nacidos un la subcultura del FA desde que Tabaré es Intendente a esta 2° presidencia ,  son los ni-ni del Frente amplio, son los pandilleros del frente Amplio, son los hambrientos de la política económica  del Frente Amplio, también lo votaran las ratas, los perros y sus pestes, .las enfermedades, la basura y la miseria reinante.

Bonomi cosecha una asonada de votos VIVA BONOMI!! NO TE VAYAS -TODOS TE QUEREMOS.

Estamos muy agradecidos con la Placita ALLÍ NO COMPRAMOS COMIDA, PERO ALQUILAMOS COMIDA DIJO UN RAPERO! Allí descansamos de gastar tanta plata que han invertido durante estos últimos años!!! Hemos recibido  LA GIGANTESCA SUMA DE $ 30 POR DÍA por habitante,EN ESTAS MAGNIFICAS OBRAS EN EL Marconi ya considerada por la ONU patrimonio de la Humanidad y la 8a MARA-VILLA DEL MUNDO!

Son la envidia de Cuba y de KIM al ver  tantos niños en tantas guarderías COMIÉNDOSE LOS MOCOS, con tanta disciplina LARGA VIDA  A “BICHITO” BONOMI Y AL “COMISARIO  REX” ,EL “PERRO Vázquez!

TODO MARCONI SALUDA AL GRAN SOCIÓLOGO GUSTAVO LEAL “EL Abrojo”

No nos visita tan a menudo pero llego a repartir folletitos explicándonos para qué sirve un ómnibus que además de circular por 14 cuadras unas 28 (si no saco mal la cuenta ya que yo fui a la escuela 178) de ida y vuelta Gratis, gracias “abrojo” también por las galletitas María que fue el jubilo de los niños que de contentos le mearon los zapatos! Que ternura! Qué alegría!

Los que fuimos a las escuelas del Marconi  interpretamos que Gustavo Leal con sus profundos estudios sociales de nuestro barrio debe ganar  más de ·$30 por día. Le pusimos “el abrojo” ya que conto que ahí trabajo y que vemos que está pegado al cojinillo que usa Bonomi  en su silla (mira que esta panzón el Bonomi) así que se pasa oliendo pedos del “BICHO” o mejor dicho lo caga a pedos ya que no ha inventado nada CONVINCENTE y lo viene dejando pegado!!

Mira que eso de enseñarnos lo que hace un colectivo ,que para en las paradas, que el recorrido lleva 14 minutos,  etc., es ridículo ,además no sabemos bien que estudia peor aún no sabe que en el Marconi pocos salimos en colectivo por la sencilla razón de que  el boleto esta carísimo y además quien va air a trabajar si aquí LA DESOCUPACIÓN NO ES DEL 8% ES DEL 38 % Y SUMALE LOS NI-NI ,ES DECIR QUE LOS SUERTUDOS QUE TIENEN TRABAJO LOS contás CON LOS DEDOS DE UNA MANO pero Gustavo Leal “el abrojo” de eso no habla¿?¿?¿ qué  raro .Pero eso sí nos explico que aquí “SOMOS TODOS IGUALES Y PODEMOS ANDAR EN ÓMNIBUS ,QUE NO HAY CIUDADANOS DE PRIMERA NI DE SEGUNDA” Se le olvido de nombrar  A LOS CIUDADANO DE ÚLTIMA, QUE SOMOS NOSOTROS!!

El “abrojo”  que  fue asesor en seguridad pública del Frente Amplio (FA) y hoy es asesor del milicos nos dice que “"puede mejorar las cosas" y destacó el proceso de mejora de la Policía en los últimos años, que el Frente Amplio "no improvisa" en materia de seguridad…” Que han  mejorado la policía “….no tenemos dudas si los habitantes del Marconi reciben $30 por día , no hay duda que si  sumas ropa, tanquetas, vales de nafta, de 1 dólar por bala  ,patrulleros, aviones, el guardián , cámaras ,drones etc. . , los salarios de los milicos es FABULOSO el doble que a MAESTROS, pero no para enseñar sino para asesinar , eso es lo que asesora “el abrojo” mejorar para asesinar, mejorar para reprimir la pobreza así soluciona la pobreza un llamado sociólogo que estudio en la universidad que pagamos nosotros todos los pobres para que después nos venga a cagar en la cabeza, pero su salario que no es chatarra! De eso vive?  no tiene vergüenza? Se siente un  Gavazzo Impune? No llores si vamos a tu casa a escracharte o vas a llamar a tu querida Republicana? No se te ocurre renunciar?

De las impresionante obras que “El Abrojo” remarca son 1)  mejora la Placita que tiene más de 50 años!! 2) Haber colocado 250 focos de Luz, seguramente para alumbrar la pobreza a ver si G. Leal  la ve ¿? 3) Tirar un poco de balastro por las calles 4)  Y un sistema de Contenedores y muy suelto de cuerpo afirma “el abrojo” “con esto rompemos el gueto

Esta este falso sociólogo  “que anda como chupete en el culo” tomándonos el pelo? se cree que es vivito?  se nos burla? Se nos ríe en la cara? Y pomposamente afirma que todo esto “es mejorar a los que nada tienen”???’ ,QUE ROMPE EL GUETO! ES INCREÍBLE LA MEDIOCRIDAD DE ESTA PERSONA QUE PARECEN LAS MENTIRAS DE HITLER Y GOEBBELS!!!!!

Y DISCÚLPENME, NO ES NADA PERSONAL PERO HASTA PIENSO QUE VA AL  Marconi se compra un porro, se da un cocazo de pasta base y después firma estos disparates y está sentado en un Ministerio!! Por favor!!

ESCONDE Y OCULTA la alta desocupación Existente no solo en el Marconi en todos los barrios de Uruguay, EN el Marconi  ES SUPERIOR  al 30% y además en el Marconi, le decimos a este prostituido sociólogo “El Abrojo” , que los  niños y jóvenes del Marconi SON 1 DE CADA 4 HABITANTES MENORES DE 14 AÑOS Y LOS NI-NI SUPERAN EL 40% DE ESTE SECTOR!! Y TODA VA CULPA LA POSEEN (según Leal)  LA  BANDA DEL PUENTE  de 30 JÓVENES!??

El SOCIÓLOGO GUSTAVO LEAL ES UN NEO–FASCISTA!!

Que contento, se pone como perro con dos colas, cuando sus argumentos  fascistoide son repetidos  bobaliconamente por Bonomi! Se debe llenar de alegría y saltara de contento diciendo ,eso lo escribí yo!

Para “EL ABROJO” en el Marconi No hay pobreza, el  problema PRINCIPAL ES LA DELINCUENCIA y culpa de toda la pobreza, a una banda tatuados con el 79, la culpa de TODA LA POBREZA que allí sucede. Por lo tanto incentiva “LA GUERRA DE POBRES CONTRA POBRES” Ya QUE  LLAMA A COMBATIR EL “NO TE METAS” Y QUE LOS VECINOS DENUNCIEN A OTROS VECINOS.

También señala, estúpidamente diríamos, que  los integrantes de la banda  tienen liceo!! Pero su mente, neofascista, no le da para pensar , que responsabilidad  tienen los programas y demás, de esa enseñanza secundaria del Frente amplio que logra solo fracasos  

“El abrojito” ,NO LLAMA A LOS VECINOS A DENUNCIAR LA POBREZA Y LAS MIL UNA NECESIDAD DEL BARRIO, llama a colaborar a ortivear , a  repetir lo de Huidobro , lo de Semproni colaborar, colaborar que todo lo vamos a solucionar. “Abrojo” está reclutando ortivas y soplones? ¿ está ofreciendo sueldo a civiles como lo hacia la OCOA bajo la dictadura??

Este “abrojo” neo- fascista plantea que “la banda del Puente” los que se tatúan el 79 que tienen 6 muertos, un preso y que son 30 son hijos de la pasta base  “así  nomas lo afirma sin vaselina” a lo nazi, se ve que les midió el cráneo, le busco el ADN y la genética, Todos sabemos que la pasta base que ingreso en el 2001 empeora la situación pero el problema de fondo es LA POBREZA Y LA MISERIA

Y QUE NO SON HIJOS DE LA PASTA BASE  SON HIJOS DEL FRENTE AMPLIO,  son hijos de la política fracasada que ni el trafico de la pasta base SABEN SOLUCIONAR. . Si hay pasta base es porque el gobierno del FA la permite ENTRAR  y además se la tiran para matar los gurises pobres, que la usan para quitarse el hambre y así ahorrar ese dólar  que EL PERRO " COMISARIO REX” VÁZQUEZ señalo que se gasto en asesinar a Gustavo en el Marconi!! Y mucho menos el FA puede SOLUCIONAR  la pobreza, eso no sucederá jamás!!   5/6/16

  De taquito militar blog verdeoliva.com.uy

 

De lobos y corderos

Cuando los “ajustes” traen estos Marconi

Intento saber algo más, sobre “los hechos del barrio Marconi”. Y cuanto más creo saber e informarme, tengo más dudas. Mucho más dudas que certezas. Lo cual no estaría mal, porque las DUDAS también me generan cierto beneficio. El tema es “des dudarme” entre tanto bombardeo, tantas versiones encontradas, tantas visiones de lo ocurrido, tanta manipulación y manija informativa. Sobre todo de la vergonzante prensa burguesa (amarillista y oficialista) y tanto opinólogos suelto. Sin embargo recurro a mis dudas para no defender ni justificar nada ni a nadie. Dicen que dos gurises robaron una moto. Dicen que los milicos los persiguieron por dentro del barrio. Dicen que a uno lo hirieron y dejaron agonizando sin atenderlo y al otro lo mataron a balazos y hasta le plantaron un arma. Dicen que el milico que le disparo, antes de “plantarle al arma” lo pateo en el piso varias veces. Dicen que esto fue el detonante, el disparador de la furia y el enojo del vecindario.

Dicen que le impidieron al médico de familia y comunitario Eusebio (conocido por vecinas y vecinas del barrio) llegar a la Policlínica Santa Rita y hasta lo atacaron e hirieron en su cabeza. Dicen que cortaron el transito con una barricada en Aparicio Saravia y San Martin y dicen que atacaron a los pasajeros del bus, al conductor y a la guarda y le tocaron fuego al ómnibus de Coetc línea 405. Y dicen que gente desaforada, quemo autos y contenedores de basura. Y todo puede o no puede ser. Incluso lo del ataque al médico de ASSE, lo del bus y la quema de autos y contenedores, parece ser lo cierto. Pero igual son varias las “versiones contadas” y la policía interviniente y la Guardia Republicana que no falta, también cuenta “su versión” de los hechos y por las dudas MILITARIZO, ocupo y sitio el barrio Marconi. Total en estos casos (como en otros similares), el MIEDO no está ausente. La certeza por ahora, es que el BARRIO MARCONI vuelve a ser estigmatizado por la prensa burguesa y los secuaces defensores del “sistema”

Una vez más como en los barrios BORRO, MALVÍN NORTE, CERRO NORTE, 40 SEMANAS, PIEDRAS BLANCAS, CASAVALLE, los ASENTAMIENTOS y el MARCONI de hoy son nuevamente “zonas rojas” donde vive el POBRERÍO

Es más (y esto no lo dicen los opinólogos y manijeros de turno), en esos barrios empobrecidos, marginales, excluidos, estigmatizados, carentes de casi todo, SOBREVIVEN como pueden y con lo que pueden miles de personas como los chanchos: entre el barro y la mierda. Y muchas veces “el barro y la mierda” de la que no hablan ni quieren ver cuando les conviene, deben convivir con la delincuencia y el lumpenaje social que se entrevera y esconde. Claro que hay delincuencia y donde no la hay. Pero en esos barrios empobrecidos y muchas veces olvidados, ninguneados, negados, dejados de lado, ignorados y mal vistos por quienes lo tienen casi todo ( fundamentalmente los servicios básicos y mínimos necesarios), también hay trabajadoras y trabajadores, gurisada que estudia y trabaja, pelea la vida con DIGNIDAD y no reniega de lo que le tocó en suerte o en desgracia. Esta “guerra de pobres contra pobres” no es nueva. Hace 50 años que barrios como el Marconi, son estigmatizados por quienes están interesados en hacerlo y mostrarlo a los demás. Hace 50 años, estas calles, estas esquinas, estos ranchos y casas humildes del Marconi fueron territorio del ·”chueco” Maciel y del cura Cacho

Y lo de “los buenos y los malos”, siempre fue el motivo y la razón de los estigmas sociales impuestos por otros. Los asentamientos de hoy, son los CANTEGRILES de hacer unos años. “Y LA POBREZA ES LA MISMA, LOS MISMOS HOMBRES ESPERAN” escribió y canto Daniel Viglietti

Es cierto que “había otros códigos”, no se le pegaba a las maestras en las Escuelas públicas, no se le robaba a quien era laburante, a quienes estudiaban y trabajaban y se respetaba a la gente “de bien”. Pero la supuesta “gente de bien y la gente mala” no solo está en estos barrios. Acaso es toda “buena gente”, quienes viven en las lujosas mansiones de familias multimillonarias de Carrasco, Malvín, Punta Gorda, Buceo, Puntas Carretas o Pocitos bacanales y quienes viven en los famosos barrios privados con todos los chiches y los servicios

A veces me pregunto ¿Quiénes son los lobos y quienes los corderos? Muchas veces y casi siempre, cuando se afanan un banco y se llevan la plata para el exterior (o para los paraísos fiscales como en Panamá), los banqueros y sus cómplices no viven en los barrios empobrecidos.   Van muchos años, desde que la familia Peirano desvalija los bancos que “administra”, ayudados por sus cómplices de turno. Y en todas las “crisis banqueras” de los últimos años, los responsables y verdaderos CULPABLES del afano y vaciamiento de los ahorros y depósitos son personeros multimillonarios, que a la plata no la cuentan la pesan y son los dueños del Uruguay

Y cuando se viene la “crisis”, el “enlentecimiento de la economía”, “los problemas de mercados locales e internacionales” quienes la pagan son los pobres, las trabajadoras y los trabajadores empobrecidos y los sectores populares que menos tienen. Ocurre que en tiempos de un  supuesto “bienestar social o económico, con viento a favor y la camiseta inflada, las INJUSTICIAS se disimulan más y mejor. Pero  son en los tiempos de CRISIS cuando los gobiernos se sacan sus caretas y se muestran como son. Es en épocas de “vacas flacas”, cuando esos gobiernos nos demuestran a quienes defienden y favorecen con sus políticas económicas y sociales

En esta “crisis” actual, el gobierno del fraude amplio GRAVA el trabajo, los salarios y las jubilaciones, para FAVORECER a los ricos, los acomodados, el capital y la RIQUEZA. Resulta que en el Uruguay actual, el gobernado por el fraude amplio desde 2005, en apenitas 15 kilómetros (desde el Carrasco bacanal y el barrio Marconi), se pasa de índices de vida similares a Bruselas o países europeos, a índices de Haití o países africanos. Las “crisis”  la pagan “quienes cobran el mínimo, quienes viven en el cantegrill, quienes viven en hacinamiento, quienes llevan el carro ( tirado por caballo o a puro pulmón), quienes viven en contexto crítico, no la pagan quienes practican filosofía oriental ( el ying y el yang) la paga el Jim, el John, el Micol y el Braian”. Sucede que aquellos y estos “ajustes traen estos Marconi

”Las consecuencias de ayer y de hoy, son las cusas de la INJUSTICIA con la cual se condena a la enorme mayoría de nuestro Pueblo empobrecido. Los “ajustes” de los ministros de economía de turno y de los gobiernos de turno, son los causantes de la POBREZA, la exclusión social, la marginalidad, la bronca y la rabia de la gente. No defiendo ni justifico nada ni a nadie, solo intento entender lo que pasa en los barrios ESTIGMATIZADOS por la prensa que apunta y la policía que dispara (contra el pobrerío), hay quienes TRABAJAN y también los  matan. “Me matan si no trabajo y si trabajo me matan… me matan siempre me matan”. Y si no me metan con el IRPF (del fraudeamplio), me matan de hambre o me matan los milicos REPRESORES. Y también nos mata la ESTUPIDEZ humana, la mediocridad y el enfermizo CONSUMISMO y hasta hay supuestos “periodistas que informan en vivo” y los vemos camuflados (como un yuta, un milico represor mas) al lado de quienes van a REPRIMIR. Y nos meten MIEDOS, el miedo  metodología, como formato, que son la herramienta de los poderosos que nos dominan, explotan, roban, mienten, engañan, oprimen y REPRIMEN. Se trata de VIOLENCIA social consecuencia de CAUSAS ANTIPOPULARES como los “ajustes de ayer y de hoy”. No es “inseguridad pública”, es como escribió y canto Pablo Estramin en su himno-canción “Cuando llora la esperanza”: el garrote no arregla nada… DIGNIDAD, COMIDA y ESCUELAS.

PD: Propongo, recomiendo, sugiero el video “LA VIOLENCIA” / Murga Agarrate Catalina y Emiliano Brancciari. Para verlo, escucharlo, entenderlo y pensarlo

https://youtu.be/LApsPiejZLI

Y gracias a la muchachada de la Murga “Metele que son pasteles” (los “Pasteles”),por prestarme algunas partecitas de sus textos carnavaleros 2016. 

Rodolfo Bisquiazzo Aquino

Montevideo, Mayo 30 de 2016

Frases célebres 

“Si la presencia policial es tan intensa en Marconi: ¿cómo no se pudo encontrar a los responsables de los vehículos incendiados?”. Álvaro Garcé, abogado y ex comisionado parlamentario de cárceles. Inicio de Jornada, Radio Carve (31/05/16).

“Sigo viendo esa película de terror una y otra vez en mi cabeza”. Facebook de Gustavo Crusoff, conductor del ómnibus de Coetc incendiado el viernes pasado durante los incidentes en el barrio Marconi (29/05/16). 

“No estamos dando con la escala del problema”. Fernando Willat, coordinador de Derechos Humanos de la Presidencia de la República, refiriéndose a la situación que atraviesa el barrio Marconi. Radio Uruguay (01/06/16). 

- postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 21:16:01
postaporteñ@_______________________________

ARG | Las tensiones internas y la salud del oficialismo

Panorama político nacional de los últimos siete días

El cuadro de arritmia experimentado el último viernes por el Presidente de la Nación es un episodio felizmente superado. Recuerda, sin embargo, los precios que sorpresivamente cobra la política a sus protagonistas. Macri todavía no ha completado medio año en la Casa Rosada y ya ha soportado una cuota notable de labor y de estrés.

“Este es el peor momento”, había diagnosticado el jefe de gabinete, Marcos Peña, diez días atrás. Sucede que la pulseada con la inflación todavía no está coronada, las inversiones no se precipitan según los cálculos previos y lentamente el discurso oficial y paraoficial va corriendo la línea  que dividirá los tiempos difíciles de los más aliviados. Desde el Palacio de Hacienda recuerdan que “el segundo semestre dura seis meses”, es decir, que no habría que esperar que las buenas nuevas ocurran el primero de julio, sino más bien “en el último trimestre” (que dura tres meses, podría puntualizarse). Voceros paraoficiales, como Javier González Fraga, avisan que la reactivación sólo llegará en 2017.

Mientras recibe señales de alarma de intendentes amigos del Conurbano por la situación social, el gobierno se ve obligado a postergar algunos objetivos (como la reducción del déficit fiscal) o a poner reversa en algunas decisiones (como los aumentos de tarifas). Algunos problemas se resuelven con plata.

La propuesta de reparación a los jubilados (que tiene un costado, digamos, moral y otro práctico: contribuirá, cuando se aplique, a dinamizar la decaída actividad económica) y la perspectiva de un blanqueo exitoso, que se traduzca en recursos para el Estado y capitales para la inversión, le permitieron al gobierno recuperar iniciativa y proyectar expectativas  benéficas para compensar la lenta maduración de sus pronósticos. Pero las presiones se sienten. No sólo lo evidencia el ritmo cardíaco del Presidente, sino el hecho de que se vuelva necesario desmentir renuncias o empiecen a trascender  divergencias o trifulcas entre funcionarios (Hacienda- Banco Central; ministerio de Interior-secretaría de Energía) cuando las decisiones de un área perturban el cumplimiento de objetivos de otra.

Las cinchadas pueden adquirir alta temperatura. Como ha sido el caso con los fogonazos entre Elisa Carrió y Gabriela Michetti.

Michetti, Carrió y la competencia moral

Elisa Carrió  ha conquistado un espacio en la política argentina  que depende menos de sus performances electorales  (el voto que la acompaña es voluble y fluctuante) que de la onda expansiva de sus robustas opiniones y de la empecinada persistencia  en asumir el rol de vestal  republicana, fiscal de la ética pública,   dispensadora de  sanciones éticas, condenas  e indulgencias. ”Tribuno de la plebe”, suele definirse ella misma.

En una etapa en que la temática de la corrupción  interesa a la sociedad y es acogida  entusiastamente por los medios, la figura de Carrió crece.  Con ese capital  moral y comunicativo ella se transformó  en una columna de la coalición oficialista, alguien que requiere una atención y concesiones especiales de sus socios y del Presidente.

En otro momento del país, cuando era la temática de los derechos humanos la que fijaba el metro patrón  ético-mediático, el gobierno  kirchnerista  tuvo a Hebe de Bonafini  como patente de legitimidad  propia y como látigo destinado a  castigar a sus adversarios. La decadencia  del kirchnerismo y las tramoyas en las que  terminaron envueltas las Madres de Plaza de Mayo en sus sueños compartidos con los hermanos Shoklender  erosionaron cruelmente el capital  simbólico de que disponía Bonafini y  el alcance de su influencia. Hoy de ella se ocupan más quienes  la  censuran que quienes  la respetan.  

Bonafini compitió con brío - no siempre con éxito-  para mantener una posición dominante en la simbología de los derechos humanos. Su principal contendiente ha sido la titular de Abuelas de Plaza Mayo, Estela de Carlotto, una  dirigente que trabajó un perfil  más contenido, menos agresivo que la jefa de Madres, desplegó con mayor cuidado  sus relaciones con el poder K y obtuvo una recepción más atenta de parte de la opinión pública.

No es extraño que se produzcan chispazos – y a veces verdaderos cortocircuitos- entre figuras que  cumplen funciones del mismo carácter, en este caso, la certificación de determinados tipos de  rectitud.  Carrió y Bonafini se han rozado varias veces; la última, a raíz de la visita de la segunda al Papa Francisco (con quien Carrió también parece querer  medirse en el escenario de la ética y la política).  

El encontronazo de la líder de la Coalición Cívica con la vicepresidente resulta más notable por el hecho de que ambas integran el oficialismo. Esa circunstancia,  sin embargo, lejos de  atenuar el choque, probablemente lo  acentuó

Michetti, como Carrió, también  juega un papel en  la administración de contenidos moralizantes y desde el origen del Pro contribuyó decisivamente  a dulcificar y suavizar las aristas que arrastraba el estilo de su partido y también  a neutralizar  las suspicacias  que despertaba el apellido Macri en una cultura que sospecha de los empresarios, particularmente si  los considera poderosos.   Esos rasgos comunes parecían ser un puente de relacionamiento entre ambas dirigentes.

Pero la situación varió.  Carrió criticó al  Papa y también  al presidente de la Corte Suprema,  Ricardo Lorenzetti  (a  quien calificó de corrupto). Michetti tomó distancia en  ambos casos, explicó que esas posturas eran propias del “temperamento” de Carrió y la definió a ella como “inmanejable”. En otras circunstancias, el adjetivo  podría haber sido asumido como un elogio por la diputada,  pero en este caso prefirió tomarlo como un agravio. Probablemente porque olfateó condescendencia y lejanía en la frase de Michetti “ya sabemos cómo es Lilita”. Entonces contraatacó con vehemencia Le advirtió a la vicepresidente: “Es mejor que haga silencio conmigo”, la acusó de entregar su conciencia, y mencionó “diferencias morales importantes”.  

El mensaje no parece haber tenido como destinatario exclusivo a Michetti. Era endosable a otros dentro de la coalición Cambiemos: "Me han faltado demasiado el respeto, todos y todas. Pero se terminó el juego y la superficialidad de las apreciaciones porque como soy capaz de callar, soy capaz de tirar una trompada, digo verbal. No me provoquen",  señaló.

Y también: "Tengo un dolor profundo, porque siempre me usaron. Hablan maravillas de mí en campaña electoral y después dicen estas cosas. No voy a romper, pero traten de tener un poco de cordialidad".

Carrió quizás detectó que los dichos de Michetti  representaban una ofensiva  de contención que amenazaba   su posición dominante en el terreno de la legitimación ética en la coalición oficialista, una pretensión monopólica a la que no  renunciará. Y que, declara, es para ella innegociable.

La muralla ética

Carrió le imputó a Michetti haber “firmado” la designación de Ricardo Echegaray como titular de la Auditoría General de la Nación. En rigor, Michetti (junto al  presidente de la Cámara de Diputados, Emilio  Monzó) admitió el nombre que  le propusieron los bloques del Frente para la Victoria, que en su condición de principal fuerza opositora tenían el derecho de nominar para ese cargo. Podrían haber negociado o forzado las cosas, pero lo cierto es que en el momento en que Echegaray fue designado la situación parlamentaria era algo diferente: no se había concretado la crisis que separó a kirchneristas puros de legisladores PJ, y el oficialismo  parecía convencido de que iba a tener mucha más dependencia parlamentaria de esa fuerza que la que ahora está dispuesto admitir.  Carrió quiere  menos dependencia aún y quiere más acompañamiento en algunas de sus cruzadas moralizadoras.

Que Ricardo Echegaray haya sido removido de su cargo 24 horas después  de la catilinaria de Carrió sonó como una concesión a la diputada, una consecuencia de su arremetida contra Michetti, más allá de que esta y Monzó hayan  argumentado que recién ahora, porque existía un flamante procesamiento de Echegaray, estaban  facultados a tomar esa medida invocando una cláusula legal.

Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, donde Cambiemos tiene una situación de debilidad relativa, expresó su temor de que la revocatoria a Echegaray tuviera consecuencias: “Espero que no entorpezca lo que se debate en el Congreso”, dijo. Se refería al paquete reparación a jubilados/blanqueo.

Pero pese a los riesgos, el gobierno no quiere o no puede desprenderse de su pesada muralla ética. Y tampoco quiere que se le derrumbe encima.  El asunto es contenerla, para que  despliegue su papel  de un  modo funcional  a la estrategia de conjunto.

Quebrando el reposo aconsejado por los médicos, Macri recibió el viernes a Emilio Monzó y al radical Ernesto Sanz para analizar cómo contener y encuadrar a Carrió.

Tensiones de esta naturaleza indudablemente repercuten sobre la salud política de una coalición tan joven como Cambiemos

JORGE RAVENTOS - postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 20:17:12
postaporteñ@_______________________________

?No me digas que eres inocente, porque eso insulta mi inteligencia, y eso no me divierte.?

En ti observe  lo que tienen de enigmático los tiranos, cuya razón  se basa en su  persona, no en su pensamiento, así me  lo parecía”  Franz Kafka

 Dentro de los pactos del falso populismo, con los sectores de la burguesía, es justamente, uno de ellos es el no tocar un ápice su aparato armado, policía, FF.AA., inteligencia.  Los integrantes de dicha fuerza, que en muchos casos provienen de clases bajas, son desclasados socialmente y resentidos sociales de sus propias raíces, por eso se encarnizan tanto con los chicos pobres, en el destrato y tortura

En los años 70, torturaban los oficiales de inteligencia en los cuarteles,  y que si no cuando estabas de plantón y encapuchado también te pegaba la tropa, por supuesto debido al lavado de cerebro de sus oficiales y la manija que les daban.  Cuando un gobierno  llega al sillón presidencial con un discurso, dirigido a las clases medias y bajas, o sectores de la pequeña burguesía, y hoy ven una política económica netamente neoliberal apuntada a salvaguardar los capitales y o intereses de la alta burguesía financiera. Ellos mismos están armando el nudo de la soga con la cual el movimiento popular y las clases sociales a las cuales les cargan a los hombros la muy mala administración de quienes lucraron a costillas de ella, los ajusticiara. Se les está terminando  esa realidad que nunca fue verdad y ahora están buscando el recambio de caras. Se les agotó todo políticamente, hasta la misma ”comisión” de DD.HH., creada por Vásquez. Con personajes puestos a dedo, y algunos de ellos con mucha soberbia de hacer creer que hacen, pero hasta  ahora a mí personalmente, los veo como cómplices de una decisión política que nunca se quiso tomar, y hoy la mano ejecutora de los asesinatos y torturas se nos ríen en la cara. hay algo que tenemos que entender los GAVAZZOS fueron los que se encargaron de reprimir y montar las operaciones de inteligencia, pero quien les dio la formación ideológica técnicas de inteligencia, fue el estado y les soltó la mano y todavía las fuerzas de seguridad lo protegen, y todavía los “inteligentes” de inteligencia van a fichar militantes

Pero la policía, fiel representante de lo que representa, primero revienta a dos chicos pobres y después averigua si tuvieron alguna culpa, perdón, digo… la misma culpa que tuvieron ellos para meterse de milicos porque su familia no pertenecían a clases adineradas para pagarles los estudios en universidades y después acomodarlos en alguna empresa de su propiedad o  amigo de ella.

A mí no me queda la menor duda él porque nunca se busco sanear los aparatos represivos. La burguesía sabia que llegaría esta situación en algún momento. Y cuando ya no los necesite mas, los desplazara. Hay muchos que participaron y participan, que siempre lo supieron, si llegas al gobierno con las banderas del movimiento popular y  de las clases medias.  Y después les decís que la única salida económica, son los ajustes. Cosa que es mentira,  porque ese es un discurso que conlleva un planteo económico  elaborado por el Banco Mundial y  el Fondo Monetario para favorecer a los bancos y las trasnacionales, y que esa crisis inventada a nivel mundial  por maniobras financieras dentro de las trasnacionales para hacer quebrar a otras trasnacionales, y así de esta forma sean cada vez menos los capitales concentrados que manejan al mundo. Es mas ellos saben muy bien que hay sectores a nivel popular que se radicalizaran, por una política digitada y manejada por grupos concentrados del capitalismo. Y la inteligencia  arma su perfil de acuerdo  a métodos prácticos utilizados, los detecta y busca su procedencia para clasificarlos primero por su extracción social y después a la logística que puedan tener, y para eso se van a tomar su tiempo, donde confluyen factores que aprendimos pagando un precio muy caro, pero lo aprendimos. Como siempre digo la inteligencia son como los leones en la sabana  africana……..siempre los vas a encontrar en el mismo lugar acechando y clasificando sus objetivos y esperando, tomando fotos a escondidas de  mucha gente sospechada y esperando el momento adecuado para actuar.

A propósito de SEBO NEGRO: si bien recuerdo fue el apodo de un comisario allá por los años 60, de la comisaria la primera de la  Aduana. Bueno, don CORLEONE sería un nene de pecho  comparado con este delincuente con uniforme, la comisaria completa era una gran banda  que traficaban con todo desde prostíbulos, proxenetas de prostitutas de calle y aguantadero de chorros que vivian en las pensiones del bajo y que les pagaban por vivir allí y no ir preso. Hubo casos de chorros que aparecieron muertos en la escollera estrangulados, todo pero absolutamente todo Montevideo sabía que este comisario manejaba todo el delito y contrabando en la  Aduana, y nunca paso nada. Siempre sospeché que el contaba con el apoyo de algún jefe de la fuerza que lo cubría a cambio de parte de lo que el recaudaba con su banda de policías. Hubo gran cantidad de asesinatos de personajes del delito y siempre se dijo que fue realizado por estos policías para marcar territorio, todo el que trabajara allí había que pagarle a la policía o te podía pasar algo. “siempre te hacían una propuesta a lo don Corleone a la cual nunca te podías negar”…

RUBEN ARTIGAS - postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 20:06:05
postaporteñ@_______________________________

TIEMPO DE PLAGAS

La situación que vive Venezuela desafía el clásico concepto de crisis. Entre otras razones porque se prevé la emergencia de una sociedad bien distinta. Quizá mejor. Quizá peor. En todo caso, está en curso una profunda mutación, probablemente la más trascendente

Raúl Zibechi

Brecha - 2-6-2016  Edición 1593

“Aquí se ha desarrollado un complejo proceso revolucionario donde una camarilla terriblemente corrupta y apolítica terminó haciéndose del poder. La cueva de gánsteres que le quitó a la clase obrera venezolana diez veces el valor de su trabajo. Si alguien en el mundo ha podido hacer semejante desmán con la población que lo diga”, escribió la semana pasada Roland Denis, filósofo, militante social y viceministro del gobierno de Hugo Chávez en sus primeros años (Aporrea, 19-V-16).

Es tan sencillo acusar de la situación que vive actualmente Venezuela a enemigos externos e internos del proceso bolivariano, que los hay y muchos, como difícil aceptar los desvaríos que se fueron acumulando con los años. No hay gas. Aunque es monopolio del Estado, que produce y exporta hidrocarburos a granel. No hay cemento. Inexplicable, porque las fábricas, todas estatales, trabajan y producen. Sin duda las mafias desvían la producción para beneficio de viejas y nuevas elites con fuerza suficiente como para hacerlo: tramas de poder que Denis califica como “cueva de ladrones”, en las que participan diversos actores, desde las nuevas y las viejas mafias hasta militares, policías y miembros del oficialismo. Tramas que se reproducen en todos los rincones de la sociedad, arriba y abajo, porque se ha convertido en moneda corriente hacer las cosas para beneficio personal sin mirar al resto, sin tener en cuenta que se vive en algo que –antes– se llamaba sociedad.

Militares

El general retirado Cliver Alcalá integró el Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, fue nombrado comandante por Hugo Chávez y fue ministro para la Región Estratégica de Desarrollo Integral Central. En declaraciones a Globovisión (18-V-16) dijo que “votaría por el revocatorio” (el referéndum que podría decidir la continuación o el cese de la gestión de Nicolás Maduro) “para evitar un enfrentamiento entre el pueblo”.

Se trata de un militar fiel a Chávez, de gran audiencia dentro de las fuerzas armadas, que ahora se desmarca del gobierno. “El legado de Chávez está vigente, pero Maduro lo ha administrado muy mal”, dijo. Sobre la llamada guerra económica del imperio, con la que el presidente justifica el desabastecimiento, el general retirado dijo que existe, pero “la genera la cantidad de trámites y la discrecionalidad de los funcionarios en la administración pública, (lo cual) origina un diferencial cambiario que promueve esa corrupción”.

Este tipo de declaraciones, formuladas por un general que se reivindica chavista, deben interpretarse como un misil contra el gobierno, y en particular demuestra la existencia de una sensibilidad chavista contraria a Maduro. Como destaca Denis, “un mesianismo profano pareciera nacer de nuevo teniendo la posibilidad de canalizar un chavismo de­sesperado por la descomposición total del gobierno que dice representarlo”

Cliver Alcalá se muestra temeroso de un posible “estallido”, por la falta de alimentos y la corrupción. Apuesta a que la salida de Maduro unifique al chavismo, con lo que reconoce la división existente en filas de quienes apoyan el proceso bolivariano.

Lo cierto es que hay dos hechos que parecen incontrovertibles. Uno es que los militares están divididos: no todos apoyan al gobierno, aunque los disidentes no necesariamente estén alineados con la oposición. Lo mismo sucede con parte considerable de los chavistas, lo cual se puede constatar en la calle, en las colas y en cualquier conversación familiar. Los chavistas críticos del actual gobierno no quieren alinearse con un discurso que culpa de todo a la derecha, los medios y el imperialismo, un discurso gastado, que hace agua por todos los costados.

El resultado es que surge una tercera opción entre el gobierno y la oposición y que busca, en palabras de Alcalá, “el reencuentro del chavismo”. Esta corriente parece pensar en el mediano plazo más que en la coyuntura, intentando evitar que el legado de Chávez sea dilapidado y sus fuerzas se dispersen en multitud de corrientes. Ese proyecto pasa por poner distancias con el actual gobierno y, según se desprende de las declaraciones del general, por deponer a Maduro.

Estallido

Desde el Caracazo de febrero de 1989, la posibilidad de que se repitan estallidos sociales en Venezuela es un hecho. Esta semana en Barquisimeto se pudieron apreciar, de primera mano, dos hechos marcantes. Frente a una cooperativa que distribuye alimentos con precios regulados se formó una multitud, en su mayoría de adultos mayores, que exigían cuotas para ellos. Había personas que atizaban el saqueo y que los cooperativistas identificaron con miembros de la oposición.

En las enormes colas que se forman frente a las ferias de Cecosesola hay entre cinco y diez mil personas. Muchas veces se impacientan, ya sea por la prolongada espera o porque los “bachaqueros” se cuelan rompiendo el orden. Alguien gritó: “¡Saqueo!”. Un señor fornido se agarró al portón y dijo en voz muy alta: “No habrá saqueo”. La multitud pareció sentirse aliviada. Sin embargo, todos aseguran que hay pequeños saqueos que no suelen aparecer en los medios, sobre todo en pequeños supermercados de barrio.

Es evidente que la oposición quiere e impulsa levantamientos populares. Pero también parece claro que la población no la acompaña, por lo menos en este tipo de métodos. Uno de los mayores legados del chavismo consiste en que afianzó la autoestima de los sectores populares y su politización. La gente sabe de qué se trata y parece consciente de que debe evitar situaciones de violencia para no dar oportunidad a salidas que no la van a favorecer.

Denis colocó, por fortuna, el escenario sirio como salida posible. Por fortuna, porque es evidente que es el peor escenario para los pueblos de esta región del mundo, pero quizá uno de los más apetecibles para los think tanks del Comando Sur estadounidense. La caída del gobierno sería apenas un paso en busca de algo mayor: “Lo cierto, como en Siria, es que la sangre y la desesperación harán imposible cualquier opción de liberación”, señala Denis.

Lo que no dice la propaganda oficialista es que el imperio está acostumbrado (y en ello basa su poder) a negociar con cúpulas corruptas, pero poco puede hacer ante las multitudes decididas a hacer valer sus derechos. Los poderosos, aun los progresistas, “tomarán sus aviones y dólares expropiados a la riqueza pública para abordar los apartamentos y quintas que ya tienen comprados en Europa y Estados Unidos. Pero los centenares de miles de muertos que vendrán a continuación los pondremos nosotros”.

¿Acaso el dictador Marcos Pérez Jiménez no huyó a República Dominicana para terminar en España protegido por el dictador Francisco Franco, cuando una insurrección popular y un levantamiento militar lo alejaron del poder en 1958?

Sí se puede

“Ya descubrí por qué a la gente le gusta hacer colas”, dice un chico de pocos años a su madre. En las horas que pasó de pie esperando para comprar hizo amigos, se relacionó con otros que le ofrecieron arepas y jugos, conversaron, compartieron, se lo pasaron en grande. Todos los días, en todas las colas, se pueden ver gestos conmovedores de generosidad.

Así como existen fuertes tendencias hacia la descomposición, hay otras ancladas en la solidaridad que se mueven en sentido inverso, manteniendo la cohesión social. En la Venezuela de hoy se producen muchos alimentos, y en algunos rubros, como hortalizas y frutas, son abundantes. Las ferias de la Central Cooperativa de Servicios Sociales de Lara (Cecosesola) son un buen ejemplo. Varios días recorriendo los puestos son suficientes para convencerse de la abundancia de plátanos, papayas, mangos, piñas y otras variedades de frutas tropicales. Tomates no faltan, así como las principales hortalizas. Otra cuestión es el precio. En todo caso, en las tres ferias con 300 cajas hay alimentos en número adecuado.

El problema principal está en los productos con precios regulados. Sobre todo la harina de maíz para elaborar arepas (la comida nacional), y también las pastas, el azúcar, el aceite y, de modo especial, la leche. Escasean a los precios regulados pero se pueden encontrar en el mercado paralelo a precios diez y hasta 50 veces superiores al oficial.

Otra recorrida por pueblos rurales de los estados de Lara y Trujillo permite conocer grupos de campesinos que cultivan y cosechan grandes cantidades de hortalizas y verduras. Desafían no pocos problemas: la falta de semillas, la escasez de insumos, las enormes dificultades para trasladar la producción hasta las ferias, porque los transportes necesitan neumáticos (que no existen o tienen precios abusivos) y porque no hay repuestos para los coches y camiones. En la ciudad hay una enorme cola de coches para comprar baterías. Una fila permanente, de varias cuadras, donde los autos y sus conductores duermen y velan el momento de poder comprar.

Ciertamente, el país aún produce. Aunque las colas consumen una energía social considerable que se le hurta a la producción. Las fábricas nacionalizadas producen cada vez menos, mucho menos que cuando estaban en manos privadas. Es el caso, por ejemplo, de las cementeras mexicanas, como la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR) que fue reestatizada en 2008 luego de un largo conflicto sindical. Llegó a producir 4,3 millones de toneladas de acero, pero ya en 2014 bajó a 1,3 millones de toneladas, un 29 por ciento de su capacidad.

Es triste comprobar que cuando SIDOR pertenecía al grupo argentino Techint producía 3,5 veces más que en manos del Estado. El propio sindicato reconoció que hay desvíos de fondos, falta de repuestos y materias primas y que no existen auditorías. De algún modo se conjugan la ineficiencia con la corrupción, en todos los niveles, para que el país haya llegado a este extremo.

Plagas y clases

Un sencillo recorrido de este a oeste de la ciudad, y viceversa, permite comprobar que toda la propaganda oficial se disuelve en la cruda realidad. Los ricos viven cada vez mejor. Los pobres siguen como siempre, pero además hacen colas muy largas.

La zona este luce elegante, con amplios espacios verdes y arbolados; por sus avenidas circulan coches nuevos y se pueden observar numerosos edificios de reciente construcción. Pero lo que más llama la atención es que en plena crisis y escasez de cemento se siguen construyendo centros comerciales, edificios, hoteles de lujo. Es el mismo estilo de ciudad que conocemos en todas las zonas de clase media alta del continente.

La zona oeste es bien diferente. Calles polvorientas y casas precarias, absoluta falta de alumbrado público en las noches, autos viejos destartalados y un largo etcétera que también conocemos en las ciudades latinoamericanas. Las colas son interminables, no sólo extensas sino permanentes ante cualquier comercio en busca de cualquier producto. En los barrios privilegiados las colas son casi inexistentes.

Es seguro que la geografía urbana esconde detalles que deben ser desvelados. La clase media tradicional está en caída libre y es uno de los sectores más crispados contra el chavismo. La segunda cuestión es que a la antigua elite debe sumarse la nueva, surgida del proceso bolivariano, la llamada “boliburguesía”.

Ante semejante panorama vale preguntarse: ¿por qué los ricos de Venezuela quieren derribar al chavismo, cuando no les ha ido tan mal en estos años? No es fácil enhebrar una respuesta, sobre todo porque entre los antichavistas hay sectores muy diversos, desde las clases medias empobrecidas hasta las viejas y nuevas mafias. La respuesta sería obvia si se considerara que los grandes países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, desean controlar las mayores reservas de petróleo del mundo.

La respuesta verdadera, la que no se puede pronunciar en alto, la dio un empresario uruguayo radicado hace muchos años en Caracas. “No queremos que nos gobiernen los negros”, dijo en tono mortecino, esbozando una sonrisa, como quien se saca las ganas de expulsar el gargajo atragantado. Cuando las clases se solapan con el color de piel, el racismo debe dar un largo rodeo eludiendo las tranqueras de lo políticamente  correcto. Quizás el orgullo y la autoconfianza adquiridos por los sectores populares, que fue creciendo desde el Caracazo de 1989 hasta colorear la sociedad con su estilo bullanguero y desaliñado, rompiendo la monotonía de las salas de espera de los aeropuertos, sea la mejor herencia del chavismo. Esos modales que molestan e irritan a las buenas familias

- postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 19:36:06
postaporteñ@_______________________________

FESTIVAL DE CANNES 2016 : Ken Loach recibe la Palma de Oro? ¡antiausteridad!

ALAIN KRIVINE

Viernes 3 de junio de 2016

Al fin una buena noticia que nadie, ni siquiera él mismo, esperaba. Nuestro amigo Ken Loach acaba de conseguir la Palma de Oro por su última película, Yo, Daniel Blake. Hay que decir que esta película y su autor están en el punto opuesto del fétido clima superficial que reina durante este festival, en el que hay una verdadera obsesión por el tapiz rojo y los vestidos que lleva todo ese glamuroso mundo. Es cierto que todo esto tiene poco que ver con la vida de un proletario inglés entrado en años, a quien se le impide trabajar a causa de su corazón, y que se enfrenta con una administración social absurda.

Al recibir su premio, ante un público un poco alarmado, Ken no ha dudado en atacar a “un proyecto de austeridad, dirigido por ideas que llamamos neoliberales que pueden llevarnos a la catástrofe. Estas prácticas -ha dicho- han arrastrado a la miseria a millones de personas, desde Grecia a Portugal, con una pequeña minoría que se enriquece de forma vergonzosa”, -añadiendo que- “nos acercamos a períodos de desesperación de los que puede aprovecharse la extrema derecha” –y, para concluir, afirmando que- “otro mundo es posible y necesario”.

Como cineasta, Ken Loach ha participado en todos los combates, incluso en el terreno de la historia, ya sea con Tierra y Libertad, que habla de la revolución española, o El viento que agita la cebada sobre la independencia de Irlanda. Como militante, ha defendido la causa palestina o denunciado la Europa liberal, en particular a su representante David Cameron. En esa línea, tras la entrega de su premio, Ken ha manifestado, también, que “lo que ocurre en Inglaterra es inaceptable. El gobierno neoliberal de David Cameron pone fin a los derechos de los trabajadores y pone gravemente en peligro la democracia. A través de esta película, quiero decir que hay que mantener la esperanza y sobre todo ser solidarios”. Y en lo que se refiere a Francia, no ha dudado en apoyar a las candidaturas del NPA en diferentes elecciones.

Con cerca de 80 años, Ken Loach sigue siendo un militante y su éxito en Cannes es un signo de los tiempos que corren. Los desastres provocados por la política de las clases dominantes, no sólo en Inglaterra sino también en toda Europa y en el mundo, producen indignación hasta el punto de superar todas las barreras y encontrar portavoces en el nivel más alto de la creación artística. Un gesto político que es un hermoso aliento para quienes luchan cotidianamente para cambiar un mundo injusto e inhumano.

23/05/2016

Discurso de Ken Loach al recibir la Palma de Oro del festival

Recibir la Palma, es algo un poco curioso pues es preciso recordar que los personajes que han inspirado esta película son los pobres de la quinta potencia mundial, Inglaterra.

Es formidable hacer cine y, como se ve esta noche, es muy importante. El cine hace vivir nuestra imaginación, nos hace soñar, pero nos presenta el verdadero mundo en que vivimos. Pero este mundo se encuentra en una situación peligrosa. Estamos embarcados en un proyecto de austeridad, dirigido por ideas que llamamos neoliberales que pueden llevarnos a la catástrofe. Estas prácticas han llevado a la miseria a millones de personas, desde Grecia a Portugal, con una pequeña minoría que se enriquece de forma vergonzosa. El cine es portador de numerosas tradiciones, una de ellas es presentar un cine de protesta, un cine que pone en un primer plano al pueblo contra los poderosos. Espero que esta tradición se mantenga.

Nos acercamos a períodos de desesperación, de los que se puede aprovechar la extrema derecha. Algunos de nosotros somos lo suficientemente mayores como para recordar lo que eso fue capaz de producir. Por tanto debemos decir que algo diferente es posible. Otro mundo es posible y necesario.

https://npa2009.org/idees/culture/discours-de-ken-loach-pour-la-palme-dor-cannes-2016

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article38057

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

- postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 13:49:09
postaporteñ@_______________________________

Origen y Auge de las Lumpenburguesías Latinoamericanas

Elites económicas y decadencia sistémica /1

Jorge Beinstein pagina del mismo 4/5/16

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la reflexión en torno del “modelo económico” que la derecha estaba intentando imponer. Se trató no solo de hurgar en los curriculum vitae de ministros, secretarios de estado y otros altos funcionarios sino sobre todo en la avalancha de decretos que desde el primer día de gobierno se precipitaron sobre el país. Buscarle coherencia estratégica a ese conjunto fue una tarea ardua que a cada paso chocaba con contradicciones que obligaban a desechar hipótesis sin que se pudiera llegar a un esquema mínimamente riguroso. La mayor de ellas fue probablemente la flagrante contradicción entre medidas que destruyen el mercado interno para favorecer a una supuesta ola exportadora evidentemente inviable ante el repliegue de la economía global, otra es la suba de las tasas de interés que comprime al consumo y a las inversiones a la espera de una ilusoria llegada de fondos provenientes de un sistema financiero internacional en crisis que lo único que puede brindar es el armado de bicicletas especulativas

Algunos optaron por resolver el tema adoptando definiciones abstractas tan generales como poco operativas (“modelo favorable al gran capital”, “restauración neoliberal”, etc.), otros decidieron seguir el estudio pero cada vez que llegaban a una conclusión satisfactoria aparecía un nuevo hecho que les tiraba abajo el edificio intelectual construido y finalmente unos pocos, entre los que me encuentro, llegamos a la conclusión de que buscar una coherencia estratégica general en esas decisiones no era una tarea fácil pero tampoco difícil sino sencillamente imposible. La llegada de la derecha al gobierno no significa el reemplazo del modelo anterior (desarrollista, neokeynesiano o como se lo quiera calificar) por un nuevo modelo (elitista) de desarrollo, sino simplemente el inicio de un gigantesco saqueo donde cada banda de saqueadores obtiene el botín que puede obtener en el menor tiempo posible y luego de conseguido pugna por más a costa de las víctimas pero también si es necesario de sus competidores. La anunciada libertad del mercado no significó la instalación de un nuevo orden sino el despliegue de fuerzas entrópicas, el país burgués no realizó una reconversión elitista-exportadora sino que se sumergió en un gigantesco proceso destructivo

Si estudiamos los objetivos económicos reales de otras derechas latinoamericanas como las de Venezuela, Ecuador o Brasil encontraremos similitudes sorprendentes con el caso argentino, incoherencias de todo tipo, autismos desenfrenados que ignoran el contexto global así como las consecuencias desestabilizadoras de sus acciones o “proyectos” generadores de destrucciones sociales desmesuradas y posibles efectos boomerang contra la propia derecha [2]. Es evidente que el cortoplacismo y la satisfacción de apetitos parciales dominan el escenario.

En la década de 1980 pero sobre todo en los años 1990 el discurso neoliberal desbordaba optimismo, el “fantasma comunista” había implotado y el planeta quedaba a disposición de la única superpotencia: los Estados Unidos, el libre mercado aparecía con su imagen triunfalista prometiendo prosperidad para todos. Como sabemos esa avalancha no era portadora de prosperidad sino de especulación financiera, mientras la tasas de crecimiento económico real global seguían descendiendo tendencialmente desde los años 1970 (y hasta la actualidad) la masa financiera comenzó a expandirse en progresión geométrica.  Se estaban produciendo cambios de fondo en el sistema, mutaciones en sus principales protagonistas que obligaban a una re conceptualización. En el comando de la nave capitalista global comenzaban a ser desplazados los burgueses titulares de empresas productoras de objetos útiles, inútiles o abiertamente nocivos y su corte de ingenieros industriales, militares uniformados y políticos solemnes, y empezaban a asomar especuladores financieros, payasos y mercenarios despiadados, la criminalidad anterior medianamente estructurada comenzaba a ser remplazada por un sistema caótico mucho más letal. Se retiraba el productivismo keynesiano (heredero el viejo productivismo liberal) y comenzaba a instalarse el parasitismo neoliberal

El concepto de lumpenburguesía

Existen antecedentes de ese concepto, por ejemplo en Marx cuando describía a la monarquía orleanista de Francia (1830-1848) como un sistema bajo la dominación de la aristocracia financiera señalando que “en las cumbres de la sociedad burguesa se propagó el desenfreno por la satisfacción de los apetitos más malsanos y desordenados, que a cada paso chocaban con las mismas leyes de la burguesía , desenfreno en el que, por la ley natural, va a buscar su satisfacción la riqueza procedente del juego, desenfreno por el que el placer se convierte en crápula y en que confluyen el dinero, el lodo y la sangre. La aristocracia financiera, lo mismo en sus métodos de adquisición, que en sus placeres, no es más que el renacimiento del lumpen proletariado en las cumbres de la sociedad burguesa” [3]

 La aristocracia financiera aparecía en ese enfoque claramente diferenciada de la burguesía industrial, clase explotadora insertada en el proceso productivo. Se trataba, según Marx, de un sector instalado en la cima de la sociedad que lograba enriquecerse “no mediante la producción sino mediante el escamoteo de la riqueza ajena ya creada” [4]

Ubiquemos dicha descripción en el contexto del siglo XIX europeo occidental marcado por el ascenso del capitalismo industrial donde esa aristocracia navegando entre la usura y el saqueo aparecía como una irrupción históricamente anómala destinada a ser desplazada tarde o temprano por el avance de la modernidad. Marx señalaba que hacia el final del ciclo orleanista “La burguesía industrial veía sus intereses en peligro, la pequeña burguesía estaba moralmente indignada, la imaginación popular se sublevaba. París estaba inundado de libelos. “La dinastía de los Rothschild”, “Los usureros, reyes de la época”, etc. en lo que se denunciaba y anatematizaba, con más o menos ingenio, la dominación de la aristocracia financiera” [5]

Resulta notable ver aparecer a los Rothschild como “usureros”, imagen claramente precapitalista, cuando en las décadas que siguieron y hasta la Primera Guerra Mundial simbolizaron al capitalismo más sofisticado y moderno. Karl Polanyi los idealizaba como pieza clave de la Haute Financeeuropea instrumento decisivo, según él, en el desarrollo equilibrado del capitalismo liberal, cumpliendo una función armonizadora poniéndose por encima de los nacionalismos, anudando compromisos y negocios que atravesaban las fronteras estatales calmando así la disputas interimperialistas. Describiendo a la Europa de las últimas décadas del siglo XIX Polanyi explicaba que: “los Rothschild no estaban sujetos a un gobierno; como una familia, incorporaban el principio abstracto del internacionalismo; su lealtad se entregaba a una firma, cuyo crédito se había convertido en la única conexión supranacional entre el gobierno político y el esfuerzo industrial en una economía mundial que crecía con rapidez” [6]

Lo que para Marx era una anomalía, un resto degenerado del pasado, para Polanyi era una pieza clave de la “Pax Europea”, del progreso liberal de Occidente quebrado en 1914.  La permanencia de los Rothschild y de sus colegas banqueros durante todo el largo ciclo del despegue y consolidación industrial de Europa demostró que no se trataba de una anomalía sino de una componente parasitaria indisociable (aunque no hegemónica en ese ciclo) de la reproducción capitalista. Por otra parte el estallido de 1914 y lo que siguió desmintió la imagen de cúpula armonizadora, estableciendo acuerdos, negocios que imponían equilibrios. Sus refinamientos y su aspecto “pacificador” formaban parte de un doble juego peligroso pero muy rentable, por un lado alentaban de manera discreta toda clase de aventuras coloniales y ambiciones nacionalistas como por ejemplo las carreras armamentistas (y de inmediato pasaban la cuenta) y por otro las calmaban cuando amenazaban producir desastres, pero esa sucesión de excitantes y calmantes aplicadas a monstruos que absorbían drogas cada vez mas fuertes terminó como tenía que terminar: con un gigantesco estallido bajo la forma de Primera Guerra Mundial.

El concepto de “lumpenburguesía” aparece por primera vez hacia fines de los años 1950 a través de algunos textos de “Ernest Germain” seudónimo empleado por Ernest Mandel haciendo referencia a la burguesía de Brasil que el autor consideraba una clase semicolonial, “atrasada”, no completamente “burguesa” (en el sentido moderno-occidental del término). Fue retomado más adelante, en los años 1960-1970 por André Gunder Frank generalizándolo a las burguesías latinoamericanas [7]

Tanto Mandel como Gunder Frank establecían la diferencia entre las burguesías centrales: estructuradas, imperialistas, tecnológicamente sofisticadas y las burguesías periféricas, subdesarrolladas, semicoloniales, caóticas, en fin: lumpenburguesas(burguesías degradadas)

Pero ese esquema empezó a ser desmentido por la realidad desde los años 1970 con la declinación del keynesianismo productivista y sus acompañantes reguladores e integradores.  Se desató el proceso de transnacionalización y financierización del capitalismo global que desde comienzos de los años 1990 (con la implosión de la URSS y la aceleración del ingreso de China en la economía de mercado) adquirió un ritmo desenfrenado y una extensión planetaria. Mientras se desaceleraba la economía productiva crecía exponencialmente la especulación financiera, una de sus componentes principales, los productos financieros derivados equivalían a unas dos veces el Producto Bruto Mundial en el 2000 y representaban en 2008 unas 12 veces el Producto Bruto Mundial, por su parte la masa financiera global (derivados y otros papeles) equivalía en ese momento a una 20 veces el Producto Bruto Mundial. Hegemonía financiera apabullante que transformó completamente la naturaleza de la elites económicas del planeta, la desregulación (es decir la violación creciente de todas las normas), el cortoplacismo, las dinámicas depredadoras, fueron los comportamientos  dominantes produciendo veloces concentraciones de ingresos tanto en los países centrales como en los periféricos, marginaciones sociales, deterioros institucionales (incluidas las crisis de representatividad)

Todo ello se ha agravado desde la crisis financiera de 2008 confirmando la existencia de una lumpenburguesía global dominante (resultado de la decadencia sistémica general) cuyos hábitos de especulación y saqueo enlazan con ascensos militaristas que potencian su irracionalidad, los Estados Unidos se encuentran en el centro de esa peligrosa fuga hacia adelante. Escalada militar en el Este de Europa, Medio Oriente y Asia del Este acompañada por claros síntomas de descontrol financiero donde por ejemplo el Deustche Bank acumula actualmente unos 75 billones de dólares en productos financieros derivados [8], papeles altamente volátiles que representaban en 2015 unas 22 veces el Producto Bruto Interno de Alemania y unas 4,6 veces el Producto Bruto Interno de toda la Unión Europea, del otro lado del Atlántico solo cinco grandes bancos norteamericanos (Citigroup, JP Morgan, Goldman Sachs, Bank of America y Morgan Stanley) acumulaban derivados por cerca de 250 billones de dólares [9], equivalentes a 3,4 veces  el Producto Bruto Mundial o bien unas 14 veces el Producto Bruto Interno de los Estados Unidos. Imaginemos las consecuencias económicas globales del muy probable desplome de esa masa de papeles, mientras tanto los grandes lobos de Wall Street juegan alegremente al póker admirados por pequeñas aves carroñeras de la periferia deseosas de “abrirse al mundo” y participar del festín.

América Latina

América Latina no ha quedado fuera de esa mutación de carácter global. Existe un consenso bastante amplio en cuanto a la configuración de las elites económicas latinoamericanas durante las dos primeras etapas de la “modernización” regional (es decir su integración plena al capitalismo) entre fines del siglo XIX y mediados del siglo XX: la agro-minera-exportadora con sus correspondientes “oligarquías” seguida por el llamado período (industrializante) de sustitución de importaciones con la emergencia de burguesías industriales locales. Especificidades nacionales de distinto tipo muestran casos que van desde la inexistencia de  “segunda etapa” en pequeños países casi sin industrias hasta desarrollos industriales significativos como en Brasil, Argentina o México con burguesías y empresas estatales poderosas. Desde prolongaciones industriales de las viejas oligarquías hasta irrupciones de clases nuevas, advenedizos no completamente admitidos por las viejas elites hasta integraciones de negocios donde los viejos apellidos se mezclaban con los de los recién llegados.

En torno de los años 1960-1970 el proceso de industrialización fue siendo acorralado por la debilidad de los mercados internos y su dependencia tecnológica y de las divisas proporcionadas por las exportaciones primarias tradicionales, apabullado por un capitalismo global que impuso ajustes y destruyó o se apoderó de tejidos productivos locales. La transnacionalización y financierización globales se expresaron en la región como desarrollo del subdesarrollo, firmas occidentales que pasaron a dominar áreas industriales decisivas mientras bancos europeos y norteamericanos hacía lo propio con el sector financiero, al mismo tiempo se agudizaba la exclusión social urbana y rural. La llamada etapa de industrialización por sustitución de importaciones había significado el fortalecimiento del Estado y en varios casos importantes la “nacionalización” de una porción significativa de las elites dominantes con la emergencia de burguesías industriales nacionales inestables, pero eso comenzó a ser revertido desde los años 1960-1970 y el proceso de colonización se aceleró en los años 1990.

Lo que ahora constatamos son combinaciones entre asentamientos de empresas transnacionales dominantes en la banca, el comercio, los medios de comunicación, la industria, etc. rodeados por círculos multiformes de burgueses locales completamente transnacionalizados en sus niveles más altos rodeados a su vez por sectores intermedios de distinto peso.

Los grupos locales se caracterizan por una dinámica de tipo “financiero” combinando a gran velocidad toda clase de negocios legales, semilegales o abiertamente ilegales, desde la industria o el agrobusiness hasta el narcotráfico pasando por operaciones especulativas o comerciales más o menos opacas. Es posible investigar a una gran empresa industrial mexicana, brasileña o argentina y descubrir lazos con negocios turbios, colocaciones en paraísos fiscales, etc. o a una importante cerealera realizando inversiones inmobiliarias en convergencia con blanqueos de fondos provenientes de una red-narco a su vez asociada a un gran grupo mediático. Las elites económicas latinoamericanas aparecen como una parte integrante de la lumpenburguesía global, son su sombra periférica, ni más ni menos degradada que sus paradigmas internacionales

Muy por debajo de todo ese universo sobreviven pequeños y medianos empresarios industriales, agrícolas o ganaderos que no forman parte de las elites pero que si consiguen ingresar al ascensor de la prosperidad inevitablemente son capturados por la cultura de los negocios confusos, si no lo hacen se estancan en el mejor de los casos o emprenden el camino del descenso.

Aunque cuando estudiamos a esas elites rápidamente descubrimos que su dinámica puramente “económica” solo existe en nuestra imaginación, un negocio inmobiliario de gran envergadura seguramente requiere conexiones judiciales, políticas, mediáticas, etc., por su parte para llegar a los niveles más altos de la mafia judicial es necesario disponer de buenas conexiones con círculos de negocios, políticos, mediáticos, etc. y ser exitoso en la carrera política requiere fondos y coberturas mediáticas y judiciales. En suma, se trata en la práctica de un complejo conjunto de articulaciones mafiosas, grupos de poder transectoriales vinculados a, más o menos subordinados a (o formando parte de) tramas extra-regionales a través de canales de diverso tipo: el aparato de inteligencia de los Estados Unidos, un mega banco occidental, una red clandestina de negocios, alguna empresa industrial transnacional, etc.

A comienzos del siglo XX la elites latinoamericanas formaban parte de una división internacional del trabajo donde la periferia agropecuaria-minera exportadora se integraba de manera colonial a los capitalismos centrales industrializados, en aquellos tiempos Inglaterra era el polo dominante [10]

Luego llegó el siglo XX y su recorrido de crisis, guerras, revoluciones y contrarrevoluciones, keynesianismos, fascismos, socialismos… pero al final de ese siglo todo ese mundo quedaba enterrado, triunfaba el neoliberalismo y el capitalismo globalizado y cuando este entró en crisis en América Latina emergieron y se instalaron las experiencias progresistas que intentaron resolver las crisis de gobernabilidad con políticas de inclusión social a sistemas que eran más o menos reformados buscando hacerlos más productivos, menos sometidos a los Estados Unidos, más igualitarios y democráticos. Las elites dominantes se pusieron histéricas, aunque no habían sido seriamente desplazadas perdían posiciones de poder, se les escapaban de las manos negocios suculentos y su agresividad fue en aumento a medida que la crisis global dificultaba sus operaciones. Por su parte los Estados Unidos en retroceso geopolítico global acentuó sus presiones sobre la región intentando su recolonización. Al comenzar el año 2016 los progresismos han  sido acorralados como en Brasil o Venezuela o derrocados como en Paraguay o Argentina, Obama se frota las manos y sus buitres se lanzan al ataque, los capriles y macris cantan victoria convencidos de que estamos retornando a la “normalidad” (colonial), pero no es así; en realidad estamos ingresando en una nueva etapa histórica de duración incierta marcada por una crisis deflacionaria global que se va agravando acompañada por señales alarmantes de guerra

Las é?ites dominantes locales no son el sujeto de una nueva gobernabilidad sino el objeto de un proceso de decadencia que las desborda, peor aún esas lumpenburguesías aportan crisis a la crisis más allá de sus manipulaciones mediáticas que tratan de demostrar lo contrario, creen tener mucho poder pero no son más que instrumentos ciegos de un futuro sombrío. Aunque la declinación real del sistema abre la posibilidad de un renacimiento popular, seguramente difícil, doloroso, no escrito en manuales, ni siguiendo rutas bien pavimentadas y previsibles.

[1]  Este texto ha sido publicado en el número 6 de la revista Maíz, Facultad de Periodismo y Ciencias de la Comunicación – Universidad Nacional de La Plata, Argentina, Mayo de 2016.

[2]  Jorge Beinstein, “Serra contra o Mercosul: o auge das direitas loucas na América Latina” http://cartamaior.com.br/?/Editoria/Internacional/Serra-contra-o-Mercosul-o-auge-das-direitas-loucas-na-America-Latina%0D%0A/6/15507

[3]  Carlos Marx, “Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850”,  en Carlos Marx-Federico Engels, Obras Escogidas, Tomo I, páginas 128-129, Editorial Progreso, Moscú 1966.

[4]   Ibid.

[5]    bid.

[6]  Karl Polanyi, “The Great Transformation.The Political and Economic Origins of Our Time”, Bacon Press, Boston, Massachusetts, 2001.

[7]   Andre Gunder Frank, “Lumpenburguesía: lumpendesarrollo”, Colección Cuadernos de América, Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1970.

[8]   Tyler Durden, “Is Deutsche Bank The Next Lehman?”, Zero Hedge, http://www.zerohedge.com/news/2015-06-12/deutsche-bank-next-lehman

[9]  Michael Snyder, “Financial Armageddon Approaches”, INFOWARS, http://www.infowars.com/financial-armageddon-approaches-u-s-banks-have-247-trillion-dollars-of-exposure-to-derivatives/

[10]  “La inversión de las naciones industriales, en especial de Inglaterra, fluyó hacia América Latina. Entre 1870 y 1913, el valor de las inversiones británicas aumentó de 85 millones de libras esterlinas a 757 millones, una multiplicación casi por nueve en cuatro décadas. Hacia 1913, los inversores británicos poseían aproximadamente dos tercios del total de la inversión extranjera“. Skidmore, Thomas E. y Smith, Peter H., “Historia contemporánea de América Latina. América Latina en el siglo XX”, Ed. Grijalbo. 4a. edición, España, 1996

- postaporteñ@ 1615 - 2016-06-05 13:09:10
postaporteñ@_______________________________

Anarquismo y acción directa. Uruguay, 1968-1973

Novedad editorial : 

Anarquismo y acción directa. Uruguay, 1968-1973 describe los principales acontecimientos que sacudieron el país y analiza las transformaciones en la vida cotidiana de los luchadores sociales. “Amor en tiempos de lucha”, “Género y militancia”, “Diccionario militante” “Democracia y dictadura: el sostén del Estado” son algunos de los capítulos de uno de los libros que mejor recoge la frescura y la radicalidad de aquellos tiempos.

Se trata de una obra que parte del relato de los propios protagonistas, como es el caso de Fernando Garín, que explica cómo se llevó a cabo la toma del Cuartel de la Marina; de Juan Carlos Mechoso quien recuerda el secuestro de Molaguero o de Yessie Machi que analiza el papel de la mujer y las relaciones amorosas en la guerrilla urbana. Para los que aún son seguidores de Mujica y Huidobro, también está su balance sobre la lucha armada.

Ahora que los jerarcas tupamaros y frenteamplistas se han consolidado como una fracción clara del “Partido del Orden Establecido”, es importante rescatar los sueños, las prácticas, la organización y las formas de lucha que empleó una generación de militantes, con el fin de abolir el capitalismo y fundar una nueva sociedad, sin clases ni desigualdades sociales. No sólo se trata de recordar la radicalidad de los grupos que empleaban la acción directa y homenajear a quienes arriesgaron sus vidas para transformarlas. Es importante hablar de todo aquello porque, hoy en día, la miseria y la marginación está más extendida que entonces y es urgente buscar soluciones, que no pasen por gestionar el capital y la miseria desde el Parlamento, sino por prácticas que ayuden a debilitar el Estado y nos acerquen a un proceso revolucionario que desemboque en una comunidad humana mundial.

No se trata de defender todas las formas de luchas del pasado, pero es importante conocerlas y realizar un balance de aquella experiencia para encarar mejor la transformación social.

La obra es una selección de pasajes del Ecos revolucionarios (2003), a la que se ha añadido nuevas imágenes, pequeños retoques y un apéndice con memorias de un militante de la época, que explica las consecuencias y la continuidad, entre el pasado y el presente, de la ideología contrarrevolucionaria de la mayoría de los de los dirigentes tupamaros y frenteamplistas.

Hablar de un movimiento anarquista separado del movimiento antagónico al régimen, en los años sesenta y setenta en Uruguay, es un tanto absurdo. En ese período se demostró que la insistencia de los denominados anarquistas oficiales y otros interesados en unir en la «familia libertaria» tendencias bien diferenciadas, excluyendo la «comunista» o «socialista», no fue posible.

Lo mismo ocurrió décadas antes en España o Argentina,  donde los autoproclamados ácratas –entre los que se encontraban quienes luchaban por una revolución y los que, tal vez a su pesar, defendieron el orden establecido– combatieron fraternalmente con los que se llamaban a sí mismos «comunistas», entre los que había sectores bien diferenciados y hasta enfrentados.

Sin embargo, se decidió titular este nuevo libro Anarquismo y acción directa porque, en un primer momento, fue pensado para publicarse en España donde, en los últimos años, ha crecido mucho el interés por la memoria del anarquismo; sobre todo, el más organizado y/o armado.

TEXTO DE LA CONTRAPORTADA

Ante las medidas de austeridad impuestas por el capital germinó un movimiento de oposición que utilizó un amplio abanico de formas de resistir. Se llenaron plazas de manifestantes, se sabotearon símbolos de explotación económica, se impulsaron huelgas salvajes y se criticó el reformismo, el nacionalismo y el parlamentarismo. Toda la vida se politizó y surgieron gran cantidad de grupos y militantes que se unieron a los pocos que ya existían.

Con la lucha llegó la represión, la cárcel, la tortura y los libros proscritos, pero los luchadores, lejos de arrodillarse ante la brutalidad estatal, buscaron hacerse fuertes, solidarizarse, organizarse y plantar cara a un estado que tuvo que desprenderse de su máscara tolerante para poder perpetuarse.

Aunque lo anterior podría referirse al contexto actual en la Península Ibérica, en realidad habla del periodo de luchas en Uruguay de 1968 a 1973.

Si decidimos publicar esta investigación histórica es porque sentimos que aporta experiencias para la comprensión y la acción en la transformación social de la vida en cualquier parte del mundo.

SOBRE EL AUTOR (INFORMACIÓN APARECIDA EN LA SOLAPA IZQUIERDA)

Rodrigo Vescovi, historiador y escritor, es Doctor en Historia Contemporánea por la Universitat de Barcelona, donde ha impartido cursos sobre el rechazo histórico al capitalismo. Revueltas ignoradas, redes de resistencia y bandidos generosos son algunos de sus seminarios.

Colaboró en la película En la puta vida, en el documental Ácratas y escribió la novela Ladrones de la infancia, donde denuncia la domesticación de los más pequeños. También publicó biografías, investigaciones y ensayos en diversas revistas y libros: Donde el faro ilumina, Ecos revolucionarios...

En la actualidad, está centrado en la elaboración de guiones para cómics de ficción e históricos, como el que acaba de publicar en España sobre mujeres piratas, cangaçeiros, foragidos del Oeste americano y anarquistas expropiadores y titulado Bandidos generosos.

Anarquismo y acción directa. Uruguay, 1968-1973

Rodrigo Vescovi Parrilla - anarquismouruguay@gmail.com

Ed. Descontrol /Montevideo, 2016 *Distribuido por Gussi-444 páginas 575 pesos uruguayos

Entrevista a Rodrigo Vescovi, autor de Anarquismo y acción directa. Uruguay, 1968-1973

(Editorial Descontrol. Barcelona, diciembre 2015) tras su presentación en el Centro Okupado Can Vies

¿Cómo surge la idea de este libro?

Tras la ocupación de las plazas en 2011, en toda la península Ibérica, algunos militantes --con posiciones rupturistas-- hicieron un balance sobre la poca incidencia que tuvieron en el movimiento y destacaron la falta de organización entre ellos como una de las principales causas. Además, el crecimiento de las luchas –huelgas generales, resistencia al incremento de la represión, de precios y a desahucios--  demostraba que había que estar preparados y mejor organizados para la militancia política. En la búsqueda de modelos  organizativos y de intervención, algunos se interesaron por la Federación Anarquista Uruguay, sobre todo, la de los años setenta, cuando el anarquismo de acción directa fue protagonista. Salieron folletos que hablaban de ella e incluso se llegaron a fotocopiar pasajes de un libro que yo había publicado en Uruguay doce años antes. Me refiero a Ecos revolucionarios. Luchadores sociales. Uruguay. 1968-1973, una obra que fue muy leída y debatida allí pero que entre la militancia de estos lares pasó, prácticamente, inadvertida

Quizá porque en la época de Zapatero disminuyó la conflictividad social o porque casi todos los ejemplares se habían agotado en Montevideo y apenas se difundió en España y, también, porque se trataba de un tocho de casi 600 páginas y mil notas a pie de página. Por estas razones decido seleccionar los capítulos más interesantes del Ecos... y armar este libro, que también está destinado a la nueva generación de luchadores sociales que hay en Uruguay y buscan referentes del pasado.

¿Qué decides seleccionar de Ecos?

Todo lo que creo que puede tener interés para los militantes actuales o para aquellos que sientan la necesidad de reaccionar ante las injusticias y la forma de vida actual. Por ejemplo, las formas de lucha empleadas en los sesenta-setenta en Uruguay y tantos otros lugares: ocupaciones de centros de estudio y trabajo; cortes de calles y peajes informativos; estructuras para la acción y la defensa de las manifestaciones; expropiaciones de comida, armas y dinero para la causa revolucionaria, etcétera. También se describen los programas políticos y las acciones de las tendencias anarquistas y más rupturistas. Encontramos desde el funcionamiento de la estructura armada Organización Popular 33 Orientales hasta la convivencia dentro de Comunidad del Sur y su la relación con el barrio. También aparece la Escuela Nacional de Bellas Artes por ser uno de los focos anarquistas más importantes y renovadores.

¿Y de los tupamaros no se habla?

 Se habla porque en el inicio de la obra se describe el contexto social y ese movimiento aparece constantemente. Hay que recordar que el proletariado estructuró su lucha tanto en las organizaciones denominadas anarquistas como en el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, una organización que llegó a integrar más de quinientos militantes y tuvo la colaboración, de una u otra manera, de miles de personas. Pero en este libro, no quería reproducir todo lo de Ecos, quería que fuera más corto y ligero, por lo que decidí no tratarlo en profundidad. Lo que sí hago es recoger algunas críticas y auto críticas como la del militarismo y el aparatismo; además de una pequeña fracción llamada 22 de Diciembre-Tupamaro que rompió con el MLN-T por no querer participar en el Frente Amplio y las elecciones.

¿Como en Ecos aparece por tanto el testimonio del ex presidente José Mujica?

Sí pero poco, por lo que te decía antes. Sin embargo, quiero aprovechar el filón que ha tenido este personaje para publicar una obra --para la que busco editorial-- titulada José Mujica y los tupamaros en la que aparezca la historia del MLN-T, sus principales acciones y, de forma íntegra, la entrevista que le hice en 1995 –diez años después de su largo presidio y durante los primeros días en los que estuvo (aún descolocado) en el Palacio Legislativo. Es una entrevista muy larga en la que se preguntaba si su presencia allí serviría para algo y en la que se observa cómo va moderando sus posiciones. También publicaría la octavilla crítica que repartimos mi compañera, mis hijos y yo, el día que asumió como presidente del gobierno, en medio de los festejos, portando una bandera del Frente Amplio a la que pintamos: “Viva el capitalismo”. Un gesto situacionista sin duda.

Sigamos con el contenido del nuevo libro. ¿Qué más hay?

Se explica cómo la lucha transforma la vida cotidiana, la relación hombre-mujer y las relaciones amorosas; así como los prejuicios que permanecían sobre la homosexualidad, el lesbianismo o la promiscuidad. Los compañeros de Descontrol querían que seleccionase del Ecos toda esta parte y que aligerara el libro suprimiendo notas o incorporándolas en el texto.

También es importante el apartado: “democracia y dictadura el sostén del estado” porque liga la democracia a la forma de producción capitalista y la ausencia de comunidad y porque se explica que la represión más dura contra los militantes radicales no se produjo durante la denominada dictadura militar si no con el pleno funcionamiento del Parlamento,  las Cámaras y la Constitución.

¿Hay alguna novedad con respecto a Ecos revolucionarios?

La portada ya es una novedad, porque creo que por primera vez se dibuja a Anaclara, el personaje imaginario que representa a muchas mujeres anarquistas de la canción de Daniel Viglietti. Y en este sentido quiero agradecer a Daniel Magallón, un catalán que se inspiró escuchando a su tocayo.

Luego hay una presentación, pequeñas correcciones, recomendación de nuevos libros sobre el tema y algunas fotos inéditas hasta el momento.

 

¿Cuándo llegará el libro a Uruguay?

Ecos revolucionarios se agotó a los dos años y esperé diez a que una editorial lo reeditase. No sucedió, seguramente por los dos millones de caracteres que tiene. De todas formas no pierdo la esperanza de que ahora que ya tengo todo el texto en Word alguna editorial lo publique. Pero ahora busco editorial de Uruguay, Chile o Argentina para que publique este libro (Anarquismo y acción directa en Uruguay, 1968-1973) que tiene 350 páginas. Descontrol, siguiendo su línea de apoyo mutuo, daría el PDF y los derechos de publicación pero le gustaría que la editorial interesada le facilitara algún título interesante para mover por España. Lo mismo con un cómic de Bandidos Generosos del que escribí el guión y también van a publicar

rodrigo - postaporteñ@ 1614 - 2016-06-03 20:44:27
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] Siguiente