Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

América Latina Cambia De Piel

La derrota de Maduro, el triunfo de Macri y el giro conservador de Rousseff abren una nueva etapa, pero el bloque progresista ha logrado consolidar una agenda de inclusión social

BERNARDO GUTIÉRREZ *  - ctxt (CONTEXTO Y ACCIÓN)

SÃO PAULO | 9 DE DICIEMBRE DE 2015

NdeR: esta nota tiene casi el año, y han sucedido cosas que si bien son importantes no cambian el sentido del analisis y fue republicada por los compañeros venezolanos de (PRV-Ruptura-Tercer Camino)

El pasado 19 de marzo, un lema inédito apareció en una pared del centro histórico de Quito: “Fuera China”. Las denominadas "Marchas del 19M", convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), avanzaban con gritos festivos contra el presidente Rafael Correa. La comunidad LGBT desplegó una gigantesca bandera arco iris sobre las cabezas de los manifestantes para denunciar el conservadurismo del presidente. Y los ambientalistas acudieron criticando la extracción de petróleo en el Parque Nacional de Yasuni, en la Amazonia. El movimiento popular Yasunidos, presente en la marcha, acusaba entonces a Correa de haber entregado el país a China. No sólo petróleo, también hidroeléctricas, minería, salud pública, agua, vialidad...

Las marchas del #19M contra Correa pasarán a la historia. Fueron las primeras convocadas por los movimientos populares que auparon la llegada de Correa al Gobierno. Además, se respiraba un ambiente nuevo: un coro de nuevos indignados de clase media entonaba gritos indígenas, añadiendo sus propias causas. La versión oficial del Gobierno sobre los manifestantes del #19M fue inamovible: eran "pelucones" (ricos) y "aniñados" (pijos de derecha). Pero el #19M ecuatoriano fue histórico principalmente porque en su micropolítica y simbología están las claves de la nueva era de América Latina. La primera clave es geopolítica: la evolución del "Yanquis go home" al "Fuera China" revela que el gigante asiático va ocupando el lugar de Estados Unidos. La segunda clave: existe una tensión social provocada por un desgastado modelo neodesarrollista caracterizado por la exportación de commodities y la degradación ambiental

La tercera clave sería la dificultad que los gobiernos progresistas tienen para entender las nuevas formas de acción y movilización de la ciudadanía. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, identifica cualquier protesta contra su Gobierno como derecha. El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil acusó de "derechismo" a la multitud que ocupó las calles en junio de 2013. El antropólogo argentino Salvador Schavelzon, residente en Brasil, explica el fenómeno con una redefinición del término  gobernismo:  "Un tipo de argumentación cínica incapaz de reconocer críticas o matices, que asocia cualquier disidencia con la derecha y el neoliberalismo"

La gran paradoja es que muchos de los gobiernos progresistas de América Latina mantienen un relato revolucionario pero con muchas prácticas políticas de la derecha. Incluso neoliberales

El caso de Brasil, donde el ministro de Economía, Joaquim Levy, es un Chicago boy neoliberal, es el más extremo: Dilma Rousseff gobierna con las mismas políticas neoliberales de sus oponentes. La designación del centroderechista Daniel Scioli como candidato del Frente Para la Victoria ( kirchnerismo) ién revela la nueva praxis de un bloque progresista que se ha alejado del bolivarianismo.

¿Existe un fin de ciclo de las izquierdas latinoamericanas, como alerta el periodista uruguayo Raúl Zibechi?

¿Significará la llegada al poder de las derechas neoliberales? La respuesta no pasa por mitificar el legado del bloque progresista como hacen algunos medios de izquierda europeos. Tampoco por criminalizar las políticas públicas del bloque. El cambio de piel latinoamericano es más sutil, complejo y poliédrico. Ni bolivariano ni exactamente lo contrario.

De Bolívar a Wikileaks

Naomi Klein, en La doctrina del shock, destacaba que América Latina se había transformado en la región más combativa "contra el neoliberalismo de la Escuela de Chicago". La llegada de Luiz Inácio Lula da Silva a la presidencia de Brasil en 2002 fue vital para parar los tratados de libre comercio que Estados Unidos negociaba entonces. También fue clave para potenciar suprainstituciones regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) o incluso la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). Inicialmente Estados Unidos se replegó en aliados tradicionales, como Colombia. Y el espacio dejado fue paulatinamente ocupado por Rusia y, sobre todo, por China. Entre 2007 y el 2012 China invirtió 240.000 millones dólares en América Latina. Durante estos años, jugando el papel del mal menor, China ha encontrado en la presencia económica su catapulta geopolítica. En Ecuador, compra deuda pública a cambio de commodities. La base espacial que China construye en la Patagonia argentina podría incluso tener uso militar. El canal interoceánico que el millonario chino Wang Jing está construyendo en Nicaragua es otro desafío a la hegemonía estadounidense en la región. El “Fuera China”, que en Nicaragua llega a ser "Muerte al chino" no es una casualidad.

Por otro lado, las filtraciones de Wikileaks y Edward Snowden añadieron carne al asador geopolítico latinoamericano. El propio Lula defendió públicamente las filtraciones de Wikileaks de 2010. En junio de 2012, Ecuador concedió asilo a Julian Assange. Apoyar al nuevo enemigo público de Estados Unidos era una apuesta política planetaria del eje progresista. Las revelaciones de Snowden, en junio de 2013, reforzaron el idilio del bloque progresista con los cryptopunks globales. Defender el derecho del leak era el nuevo mantra antiimperialista. La propia Dilma Rousseff recriminó a Barack Obama por el espionaje de la National Security Agency (NSA) en la ONU. Activistas globales y el bloque progresista habían encontrado un nuevo frente común. Sin embargo, el apoyo de gobiernos latinoamericanos a Wikileaks y a Snowden, sumado al affaire chino, produjeron un resultado inesperado: Estados Unidos, que no dejó de operar en la sombra para desestabilizar la región, como reveló Wikileaks, fue cocinando su plan B: un apagón geopolítico. Incentivó la Alianza del Pacífico, un duro golpe tanto para el Mercosur como para el ALBA. Y activó la extracción de petróleo en su territorio con el fracking para hundir el precio internacional y golpear a Venezuela, Ecuador y Brasil.

La carambola: la nueva coyuntura ha dejado a América Latina fuera de algunos mapas. “Ni América Latina está presente en la coyuntura internacional, ni los grandes poderes globales, los tradicionales o los emergentes la toman en cuenta”, afirma Raúl Zibechi. Y por si fuera poco, Brasil, el gigante que osó levantarse contra Estados Unidos, el que abrazó a Assange y a Snowden, ha realizado un claro giro geopolítico. Dilma, más preocupada por conseguir un asiento permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para Brasil, abandonó a América Latina. Además, engordando con dinero público sus multinacionales privadas, Brasil ha despertado a su vez el fantasma del subimperialismo en la región. “Estados Unidos ha ganado”, escribe Zibechi, denunciando el último acuerdo de Dilma con Obama, que desmantela el frente antiimperialista de América Latina.

Los hechos frente al relato

En El fin del relato progresista de América Latina, Salvador Schavelzon critica un modelo basado en “la ideología del consumo, el consenso del desarrollo y la agenda política de sectores religiosos”. El hundimiento del precio internacional de las commodities y el descenso de la demanda de China son un golpe para el modelo económico del bloque progresista que esquivó la crisis global manteniendo proyectos sociales. El bloque progresista sustituye, según Salvador, a “la clase trabajadora y a los movimientos sociales por familia y clase media”. Y todo inflado por estadísticas del consumo de los que dejaron de ser pobres según las estadísticas oficialistas. Sin embargo, la crítica más contundente de Schavelzon es que el nuevo “gobernismo” progresista tiene una extrema dificultad para “sostener el relato en el que se sustenta”.

El divorcio es total: el relato revolucionario choca con las prácticas políticas conservadoras o neoliberales de la real politik latinoamericana. Brasil hace juego al gran capital, el kirchnerismo se casó con Monsanto, Rafael Correa defiende la agenda del Vaticano. Pero todos mantienen su relato rojo. Y simultáneamente, criminalizan cualquier disidencia, encuadrándola como “neoliberal” o “derechista”. Ocurrió en el 19M ecuatoriano. Ocurre en el Brasil de Dilma, donde cualquier manifestación es tildada de “coxinha” (pijo), a pesar de que el Gobierno ha abandonado la izquierda. Y sucede en la Venezuela de Maduro, donde hasta Julio Cocco, un opositor independiente que se define como marxista y que saltó a la fama con su programa de Youtube Beta Político, es considerado un sospechoso derechista.

Además, los gobiernos progresistas de América Latina arremeten contra las revueltas de nuevo cuño, como el #YoSoy132 mexicano de 2012 o el #VempraRua brasileño de 2013. Y despliegan una cortina top down tejida de dicotomías políticas y antagonismo, que ya es el principal límite de los procesos tecnopolíticos de la región

La “construcción de un pueblo” y de “fronteras invisibles” contra las élites de las que hablaba Ernesto Laclau en La razón populista formó mayorías para conquistar el poder. Pero son el principal freno para la innovación política ciudadana cuando esa estrategia se lanza desde arriba. Casi siempre, una intervención del gobernismo descalificando alguna revuelta como “derechista” provoca un vaciamiento de las calles o un escoramiento hacia la derecha de las mismas (como ocurre en Ecuador o Brasil).

Sin embargo, tampoco existe un crecimiento superlativo de la derecha, como argumentan los gobiernos progresistas. Cierto: la neocon guatemalteca Gloria Álvarez es una pop star, la red de think tanks  neoliberales de la región es fuerte (algunos vinculados a las FAES de Aznar), ciertos movimientos conservadores han dado el salto a la calle en Brasil y partidos conservadores ganaron las principales alcaldías de Ecuador y Bolivia. “El consumismo – escribe Raúl Zibechi – es el caldo de cultivo de las derechas. Están cosechando lo que sembraron”.

En Argentina, el partido Propuesta Republicana (PRO) de Mauricio Macri, pivote central de la coalición Cambiemos, ha demostrado una habilidad camaleónica para vestir su campaña de épica ciudadana. Y ahí reside una clave: mientras las izquierdas se alimentan del relato de su pasado, las derechas se maquillan, se adaptan. Y han activado un nuevo marketing trufado de apropiaciones narrativas. La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) venezolana, bastante orientada a la derecha, ha basado su triunfo en un relato que incluía imaginarios populares. El Cambiemos de Macri fagocita la sonoridad de Podemos. El “Sí se pudo” que se gritaba en la sede caraqueña de la MUD el pasado domingo tenía musicalidad 15M. Sin embargo, el país en el que la derecha se ha adueñado con mayor descaro del relato de las calles es Brasil. El caso extremo lo representaría el Movimiento Brasil Libre (MBL), que defendiendo el neoliberalismo más radical ha fagocitado el imaginario, los memes y las siglas del Movimiento Passe Livre (MPL) que encendió las revueltas de junio de 2013. La derecha sigue empuñando banderas rojas y teniendo estructuras jerárquicas. La derecha neoliberal se disfraza, se diluye. Reinventa sus iconos. Se apropia del relato del enemigo

Sin embargo, la nueva derecha latinoamericana puede tener trasfondo neoliberal, pero difícilmente se atreverá a tocar algunos logros del legado progresista. El Macri que acabó su campaña haciendo ofrendas a la Pacha Mama prometió mantener los programas sociales del kirchnerismo y no revertir las nacionalizaciones. Ni siquiera el conservador Aécio Neves, llegando al poder, cancelaría el programa asistencial Bolsa Familia creado por Lula. El MUD venezolano, lejos de finiquitar el chavismo, no va a atreverse a tocar los logros sociales del pasado o la nacionalización del petróleo: va a apostar por mejorar la vida cotidiana.

El agotamiento de la izquierda

El estudio realizado por los investigadores Pablo Ortellado, Esther Solano y Lucia Nader sobre las manifestaciones que piden el impeachment de Dilma, calificadas como “fascistas” por el PT, arrojó una sorprendente bomba: los manifestantes defienden pautas progresistas. El 98% defiende la educación pública, el 97% la salud universal. Y es que el satanizado “eje bolivariano”, aunque desaparezcan todos sus gobiernos, ya ha ganado: han consolidado la democracia, la inclusión social, la equidad. No habrá golpes de Estado. La derecha, aunque gane algunos gobiernos, no podrá nunca desarrollar las políticas del shock neoliberal made in Escuela de Chicago. Por si fuera poco, la sociedad civil se ha apropiado de los relatos de la resistencia del eje progresista.

Y navega con nuevas dinámicas, con y sin gobiernos, dentro y fuera de los partidos. En Guatemala y Honduras, los recientes movimientos de Indignados han conquistado para los movimientos populares la pauta anticorrupción, casi siempre en manos de la derecha. Por otro lado, aunque los gobiernos progresistas ya no estén tan alineados con Assange y Snowden, la sociedad latinoamericana está liderando la lucha contra la vigilancia masiva. “La población no está en contra de las políticas del bloque progresista. Están cansados de su forma de hacer política”, asegura el politólogo argentino Matías Bianqui.

El futuro de América Latina no será bolivariano. Tampoco exactamente lo contrario. Y el legado del eje progresista seguirá siendo visible. De la memoria histórica de Argentina a la erradicación de la miseria en Brasil, de la inversión en educación de Correa a la democratización tecnológica del chavismo, la huella es casi indeleble. Y si hay una crítica que hacerle al bloque es que ha sido demasiado poco bolivariano: no ha profundizado en cambios estructurales. La reforma agraria de Brasil tendrá que esperar. El cambio de matriz productiva soñado por Correa no ha comenzado. Y el petróleo manda. La principal amenaza del eje progresista no es ni su fallido modelo desarrollista ni el imperialismo yanqui  o chino: es su incapacidad de adaptar su story telling al presente. Dar voz al relato polifónico y ciudadano que reinventa la simbología de la izquierda ayudaría a modificar a su vez las prácticas de gobierno. Y tal vez así comenzaría a vislumbrarse la salida del túnel de la falsa dicotomía y del apocalíptico discurso del "inevitable fin de ciclo".

No existe una alternativa clara y única para las izquierdas clásicas latinoamericanas, pero el progresismo no está muerto. Ni en lo micro ni en lo macropolítico. La derecha reciclada / camuflada lleva delantera. Pero no tiene todavía la hegemonía del cambio. Pedro Kumamoto, primer diputado independiente de México, representa como nadie una bifurcación al relato del bloque progresista. Y se vislumbra como el que mejor ha mimetizado la narrativa del enemigo conservador y cool que se disfraza de nuevo. Con el lema “Ocupar la ciudad, habitar la política”, Kumamoto consiguió alzarse como diputado federal por el distrito 10, en Jalisco. Siendo progresista y antineoliberal, conquistó un distrito conservador. Prácticas disruptivas y narrativas agregadoras, de la mano. Y por la izquierda. Wikipolítica, su colectivo, se expande por todos los Estados de México. Un detalle: para bien y para mal, no está todavía registrado como partido político.

·         *  Bernardo Gutiérrez Es periodista, escritor e investigadores de redes. Cubre América Latina desde el año 2003. Está radicado en São Paulo (Brasil)

- postaporteñ@ 1696 - 2016-11-22 11:09:28
postaporteñ@_______________________________

URU | VIENTOS DE CAMBIO

EL FRENTE AMPLIO SE ESTÁ HACIENDO FRENTITOS!!
QUE SE VAN QUE SE QUEDARÁN, NI CON BLANCOS NI CON COLORADOS.
VALENTI, AGUERRE, LEGASPI, CANCELA QUE LES CANTA…"

Porque en la noche oscura se ha perdido aquello".

Y OTROS QUIEREN RODEAR A SENDIC Y QUEMARLES CUBIERTAS VIEJAS!!

Del Facebook de Raul Martinez

 

Los frentistas enojados buscan crear un movimiento alternativo

Afirman que la izquierda dejó atrás sus principios éticos que la guiaron desde sus inicios

VALERIA GIL20 nov 2016El País

El título del vicepresidente Raúl Sendic y su gestión en Ancap, el estado de la educación y la negativa del Frente Amplio a votar las comisiones investigadoras desconcertaron a más de un frenteamplista. Los enojados o desencantados con la coalición comenzaron a unir sus fuerzas para conformar un nuevo movimiento político.

Sienten que la izquierda abandonó las banderas éticas que la guiaron desde su nacimiento en 1971 y hoy no tienen miedo de expresar sus diferencias públicamente. El diputado Gonzalo Mujica, el publicista Esteban Valenti y otros militantes de toda la vida como José Legaspi, Federico Arregui y Héctor Musto son algunos de los que se reconocen decepcionados con la actual dirección del Frente Amplio.

El caso más notorio es el del diputado Gonzalo Mujica, frenteamplista independiente, que dejó a la coalición sin su voto 50 al levantar dos veces su mano para apoyar las comisiones investigadoras por los negocios con Venezuela y las frustradas obras de la planta regasificadora. "Yo estoy desilusionado más que nada con la fuerza política, creo que el gobierno ha tenido unas de cal y otras de arena. La fuerza política vive agarrada de un librito que perdió vigencia hace tres o cuatro años. Toda la gestión del gobierno la toma por sorpresa y la deja descolocada", opinó. Según entiende, el problema se centra en una estructura "que representa un conjunto de militantes cada vez más pequeño".

También es conocida la posición asumida por Valenti en relación a Ancap y el título de Sendic, lo que derivó en su alejamiento del Frente Líber Seregni y del ministro de Economía Danilo Astori. ¿Qué es lo que más lo desilusionó del Frente Amplio? "Si tengo que elegir, aunque hay diversos temas, es notoriamente el manejo de los temas morales, éticos y el uso de la mentira de manera institucionalizada por parte de la estructura del Frente", señaló Valenti 

El publicista, Legaspi y Arregui forman parte del grupo Ideas, que según informó el semanario Brecha nuclea a militantes frenteamplistas que pretenden crear una organización de "izquierda y progresista" al margen de la orgánica del FA

Arregui es un abogado de 44 años, de Mercedes, hijo del ex diputado socialista Roque Arregui, y uno de los integrantes del grupo Ideas y organizador de "los fogones Artiguistas", que se están realizando en todo el país con frenteamplistas enojados. Su descontento tuvo origen en la gestión de Ancap, que dejó un pasivo acumulado de aproximadamente US$ 800 millones y llevó a la capitalización del ente, votada en enero de este año. "La gestión en Ancap fue bochornosa, lamentable, y después cuando salta el tema del título también nos dio vergüenza ajena y lo mismo con el título del secretario político del Frente", afirmó.

Arregui explicó que independiente de la conformación del grupo Ideas, se está gestando otro movimiento político "más amplio" y "cuya generalidad proviene de desencantados e indignados con el Frente (...) No descartamos absolutamente nada, no descartamos estar en el Frente, pero tampoco descartamos no votar con el Frente, lo único seguro es que no vamos a ir a los partidos tradicionales", indicó. Según dijo, este movimiento que se define como de centro y centro-izquierda surgió hace un mes y podría presentar candidatos en las próximas elecciones.

"Hasta acá el amor"

"Hasta acá llegó el amor" es el nombre de la columna de opinión que escribió Legaspi, exdirigente de la lista 1303 (de Gonzalo Reboledo) en el sitio web de UyPress para anunciar su alejamiento del Frente Amplio. En la página de peticiones Change, Legaspi lanzó una juntada de firmas dirigida a frenteamplistas que estén "hartos de la mentira instalada" que, según dijo, "abortó" la comisión investigadora sobre los negocios con Venezuela y el FONDES

La petición tuvo 334 firmantes, entre ellos el expresidente del Banco Central, Walter Cancela, que fundamentó su decisión con una canción de Jaime Roos: "Porque en la noche oscura se ha perdido aquello"

Legaspi dijo a El País que "hay una gestión muy deficiente" del oficialismo expresada por ejemplo en el manejo de Ancap. Lo que, según dijo, "en otra época" hubiera merecido una movilización en torno del Palacio Legislativo. "Si fuera otro gobierno en el caso de Ancap hubiéramos rodeado el edificio del Parlamento, quemado cubiertas y exigido la renuncia de los directores, y eso no lo hicimos, porque era uno de los nuestros", afirmó

El militante tuvo una participación activa en el comando de campaña del presidente del FA, Javier Miranda, pero ahora ni siquiera se define como frenteamplista. "No puedo seguir siendo frenteamplista, sería ser cómplice", afirmó. Al tiempo que definió la estructura como "1.500 tipos que se apropiaron del Frente"

El grupo Ideas no es homogéneo, abarca tanto a personas que son del Frente Amplio, como algunos que no están participando de la coalición. "Hay todavía gente que piensa que hay opción y hay gente que no", advirtió Legaspi

El caso de Musto, un profesor grado 5 de la Facultad de Ciencias, es diferente. No es parte del grupo Ideas, pero hace pocos días escribió una carta dando sus razones para abandonar el Proyecto Miramar, un movimiento que nuclea a frenteamplistas de diferentes orígenes. "Tengo 64 años, tengo claro que voy a seguir votando al Frente, reconozco las cosas buenas; pero perdí confianza en compañeros de primera línea como el vicepresidente por el título de licenciado", subrayó.

"¡Cómo no vamos a investigar algo que medio país está dudando y gente del Frente también!", afirmó Musto. A su entender "se están pasando ciertos límites" y por eso perdió esa mística de los militantes que cuelgan la bandera de Otorgués frente a su casa.

Renovación

Factum efectuó una encuesta para conocer el ranking de preferencia entre dirigentes frenteamplistas en un escenario de renovación y Daniel Martínez, actual intendente de Montevideo, fue el político mejor posicionado con el 13% de las preferencias; le siguen la senadora Constanza Moreira con el 6% y el ministro Ernesto Murro con 3%.

REFLEXIONES DE LOS "INDIGNADOS".

"Les queda un ejército de ciegos"

"Sigan mintiendo, escudados en títulos inexistentes, en carreras que no terminaron, o ´licenciaturas´ tomadas como ´licencia´ para falsear la verdad. Sigan haciendo lo que saben hacer, convocar a los adherentes y la ciudadanía cada cinco años para revalidar la permanencia. Sigan embarrándose las manos y la mejor historia de la izquierda de este país, sigan, todavía les queda un ejército de militantes ciegos, sordos y mudos, ´unánimes´, para mantener privilegios". Columna en UyPress de José Legaspi.

Intereses cruzados de militantes

"El TISA, la educación, cómo encarar los temas de seguridad. Las dudas de inserción internacional. Las dificultades para saber lo que está pasando en América Latina. La fuerza política vive de premisas desactualizadas y el gobierno tiende a leer la realidad a través de los hechos", dijo a El País el diputado Gonzalo Mujica.

Además cuestionó los "intereses cruzados" de militantes que están en la estructura partidaria y que al mismo tiempo son funcionarios del Estado. "Esto le hace muy mal al partido", enfatizó.

"No confío en Mujica y Astori"

"Hay demasiados en los que no confío. Y que son de primera línea en el FA. No confío en el Pepe Mujica. En su ansia de poder, en sus ganas de volver, en su declaración de no querer más viejitos presos (...) No confío en nuestros legisladores que niegan una comisión investigadora que, de ser ciertas las denuncias, enchastrarían al MPP. Si todo está bien con Aire Fresco ¿por qué no investigar? (...) No confío en Astori, otro que se mueve en función de su sueño de ser presidente". Columna de Héctor Musto en UyPress.

DESCONTENTO EN EL FA

Valenti: “Hay amplios sectores de descontento”

El publicista criticó al MPP por el desorden en empresas públicas

-¿Hay muchos enojados con el Frente Amplio?

-Mi impresión es que existe un importante número de personas que en grado diferentes se ha enojado o distanciado del Frente Amplio. Los enojados tenemos proximidad con el FA, es decir que partimos de nuestra propia identidad, pero a eso hay que agregar el 25% del electorado entre blanco, anulado e indecisos, y si se compara con la intención de voto y con los votos obtenidos en las últimas elecciones, es notorio que una parte fundamental de esos electores son parte de los votantes frenteamplistas. No hay un desbarranque de votantes del FA, pero hay amplios sectores de descontento y lo que hay que considerar es que esto no ha terminado.

-Se ha difundido la existencia del grupo Ideas que usted integra. ¿Se piensa construir un nuevo partido político? 

-El grupo Ideas comenzó a funcionar en el año 2014, antes de las elecciones nacionales, y según mi experiencia y conocimiento, jugó un papel importante en aportar ciertas ideas. Luego nos volvimos a reunir a finales del 2015, convocados por otros hechos y circunstancias, básicamente como reacción a la situación que explotó en Ancap y al inconformismo con el funcionamiento del FA. 

-Recientemente usted dijo que el MPP colonizó el Frente. ¿Qué quiere decir con eso?

-El aporte del FA y del MPP para que la vida política nacional sea la más pacífica de las actividades, en un país que tenía una larga historia de violencia política, es un gran avance. Pero eso no me impide analizar los cambios negativos que se han producido en el desorden de la labor de gobierno, en los cambios bruscos de rumbo, en el respaldo al uso de la mentira en la política y a una gestión desastrosa en algunas empresas del Estado

Comentarios de la Redacción

Guambia  que esto no sea puro humo,  Ejemplos claros abundan en América Latina  donde grupos reducido de " ladriprogresistas" se siguen enriqueciendo obscenamente a costillas de juan pueblo, gente que solo quería figurar y ganar guita y ellos son los unicos quienes progresan  y son los que tienen el poder a costa del pueblo, a la sombra de "su" relato y discurso único

 Hay quienes piensan  y no sin razón  que estas movidas son para que la gente crea en ellos y no vote a los PP.TT o a Novick,  no les creemos nada..., generan este grupo para que la gente siga con ellos y no emigre a otros partidos  o al voto nulo blanco o anulado y el FA siga en el poder, es puro gre gre para decir Gregorio, es una jugada del FA para no perder votos por las mil cagadas  y agachadas que se mandaron, porque si fuera cierto que están desconformes con el frente no lo votarían como dicen que van a hacer, es una jugada articulada en el mismo FA, por eso los  fastidiados y disconformes  deberán abandonar la fuerza FA y quedar a la intemperie, si es que desean ser creíbles, y teniendo el cuidado de no generar fuerzas por afuera  que a la llegad de temas candentes  son funcionales al frente  como en las votaciones….

 posta 

 

¿ENTERRANDO BANDERAS O DEJANDO DE AGITARLAS?

Las banderas que el Frente Amplio dejó a media asta

Leonardo Pereyra Observador 20/11/16

Progresivamente, a medida que ganaba parcelas de poder, la izquierda arrió buena parte de sus tradicionales postulados

Por supuesto que ya casi nadie gasta pintura en aquella consigna que decía "yanquis go home" e invitaba a los estadounidenses a sacar las manos de América Latina.

Si alguno se disgustó cuando el presidente socialista Tabaré Vázquez se abrazó al republicano George Bush en la estancia de Anchorena, se curó de espanto cuando diez años después el tupamaro José Mujica entró a la Casa Blanca para saludar calurosamente a Barack Obama.

"Negocios son negocios", ha dicho Vázquez con innegable pragmatismo en su última visita a Nueva York. "Voz del pueblo, voz de Dios", se atajó cuando se enteró de que el improbable triunfo de Donald Trumpse había convertido en historia verdadera.

Es decir, más allá de un abrazo más o un abrazo menos, desde que llegó al gobierno, la izquierda uruguaya no le hizo asco a ningún acuerdo comercial que le reportara ganancias al país, aunque el corazón de buena parte del Frente Amplio sigue estando en Cuba o, más recientemente, con el chavismo del que, más allá del cariño ideológico, también consiguió petróleo a roletes.

Pero, además, en asuntos distintos a esos negocios que suelen dejar muy poco espacio para los principios, la izquierda uruguaya ha tenido, o querido, arriar o dejar a media asta viejas banderasque hasta hace no muchos años ondeaban con una energía que parecía inmutable.

Cambiando, la izquierda dejó atrás clásicas aspiraciones pero también terminó por barrer los miedos azuzados por quienes auguraban supersticiones protagonizadas por osos rusos y lavados de cerebro importados de Cuba.
Nada de nacionalizaciones bancarias, reformas agrarias o confiscaciones de grandes patrimonios. Y, ya se sabe, a las raíces de los árboles uruguayos solo las sacuden esos tornados que ya no son novedad para nadie.

Tal vez el primer signo del cambio de los paradigmas de la izquierda ocurrió en el arranque de la administración municipal de Vázquez cuando el Frente Amplio, la fuerza más golpeada por la represión en la década de los '70, tuvo que darse a la tarea de reprimir trabajadores informales

Una tarde de setiembre de 1991 los vendedores ambulantes que abarrotaban las veredas de la avenida 18 de Julio fueron corridos y empujados por inspectores municipales que cumplieron la orden de liberar las aceras para facilitar el paso de la gente y calmar el enojo de los comerciantes establecidos. Vázquez fue acusado, particularmente desde el por entonces flamante Movimiento de Participación Popular (MPP), de romper ese pacto frenteamplista no escrito que decía que la violencia contra los pobres es la peor de las violencias.

Más de veinte años después, fue el propio MPP representado por el presidente José Mujica y el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el que se dio a la tarea de mandar a las fuerzas policiales a "saturar" los cantegriles y sus zonas aledañas en la búsqueda de delincuentes. Los "magaoperativos" fueron criticados dentro del propio Frente Amplio ya que, se consideró, estigmatizaban la pobreza y, al decir de la exministra y senadora socialista Daisy Tourné, solo sirvieron para detener a "chorritos de cuarta"

Durante muchos años, el FA consideró que la bandera de la "no intervención en los asuntos internos" de otros países no se manchaba ni admitía el más mínimo roce. Ese concepto era apuntalado por un largo rosario de intervenciones descaradamente armadas o soterradamente políticas del imperio norteamericano en Latinoamérica (aunque la izquierda marxista solía mirar para otro lado cuando la Unión Soviética ponía la bota en sus satélites de Europa del este).

Sin embargo, las administraciones del Frente Amplio siguieron adelante con las misiones de paz en países como Haití en donde la ayuda humanitaria roza la injerencia en asuntos internos. Fue por ese asunto que renunció a su banca en 2005 el diputado socialista Guillermo Chifflet y, cuando el asunto volvió a plantearse el año pasado, varios legisladores oficialistas lo votaron a regañadientes mientras eran acusados de "alcahuetes del imperio" desde las barras de Diputados donde un grupo de personas se sacaba las medias y las tiraban sobre la cabeza de los legisladores (gesto poco sutil para decirles "chupamedias").

En octubre de 2005 fue el senador comunista Eduardo Lorier el que advirtió que el FA se apartaba de su discurso tradicional al aprobar las maniobras militares Unitas junto a los Estados Unidos y, tras dejar una rosa roja sobre su banca, se fue de sala entre indignado y compungido

Hablando de militares, en la izquierda solía resultar una idea espeluznante la de sacar a los uniformados a las calles aunque más no fuera para custodiar embajadas. Sin embargo, la intendente comunista Ana Olivera pidió ayuda al Poder Ejecutivo, y este al Ejército, cuando una huelga de municipales dejó Montevideo regada de basura. La decisión de mandar a los militares a recogerla mugre de las calles también fue resistida por parte de la izquierda pero las protestas se acallaron rápidamente

(destacados y énfasis de Taquito)

- postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 14:54:56
postaporteñ@_______________________________

Neoliberalismo Militarizado, Canadá en América Latina

Jen Moore, Centro Canadiense para Políticas Alternativas
Truthout, Sábado, 19 de noviembre de 2016 | Reseña de libros


Las historias de violencia sangrienta y degradante asociada a las operaciones mineras canadienses en el extranjero llegan esporádicamente a las páginas de los medios canadienses. HudBay Minerals, Goldcorp, Barrick Gold, Nevsun y Tahoe Resources son algunos de los nombres corporativos más grandes asociados con esta actividad. A veces nuestra atención se mantiene por un momento, a veces un período. Normalmente depende de lo que las redes de solidaridad y los grupos de apoyo con pocos recursos puedan sostener en sus intentos de plantear los problemas y amplificar las voces de aquellos afectados por una de las industrias más globalizadas de Canadá. Pero incluso ellos sólo nos dicen parte de la historia, como Todd Gordon y Jeffery Webber dejan dolorosamente claro en su nuevo libro, La sangre de la extracción: el imperialismo canadiense en América Latina (Fernwood Publishing, noviembre de 2016).

"En lugar de una serie de incidentes aislados realizados por unas pocas manzanas podridas", escriben, "la extraordinaria violencia y la injusticia social que acompaña las actividades del capital canadiense en América Latina son rasgos sistémicos del imperialismo canadiense en el siglo XXI". Aunque no se centra completamente en la minería, The Blood of Extraction examina una gama considerable de conflictos mineros en Centroamérica y los Andes septentrionales. Junto con una cuidadosa revisión de los documentos gubernamentales obtenidos en las solicitudes de acceso a la información, Gorden y Webber logran explicar claramente la política exterior canadiense trabajando para "asegurar la expansión y protección del capital canadiense a expensas de las poblaciones locales".

Afortunadamente, el libro es cuidadoso, como debe ser sobre una región rica en resistencia creativa de la comunidad y organización del movimiento social, no para presentar a la gente como meras víctimas. Más bien, al proporcionar un contexto importante a la economía política en cada país estudiado, e ilustrando la organización social verdaderamente vigorosa que ha despertado ante este modelo de desarrollo destructivo. Los autores son capaces de demostrar la "dialéctica de la expansión y la resistencia". También con cuidado muestran cómo las tácticas canadienses se diferencian para capitalizar las relaciones con los regímenes que se consideran favorables a los intereses canadienses o para tratar de contener los cambios que tienen lugar en países donde el modelo del "neoliberalismo militarizado" está en disputa.

?La expansión espectacular de los "Intereses Canadienses" en América Latina


Con frecuencia se nos dice que la inversión minera canadiense es necesaria para mejorar el nivel de vida en otros países. Gordon y Webber se toman un momento para explicar cuáles son los "intereses canadienses" que realmente están en juego en América Latina -la principal región para la inversión directa canadiense en el extranjero en el sector minero- y lo que ha parecido por al menos durante dos décadas: "la liberalización de los flujos de capital, la reestructura de los recursos naturales y las reglas del sector financiero, la privatización de los bienes públicos, etc.".
La inversión canadiense acumulada en la región saltó de 2.580 millones de dólares en acciones en 1990 a 59.400 millones de dólares en 2013

Estos números están considerablemente subestimados, señalan los autores, ya que no incluyen el capital canadiense que opera desde los paraísos fiscales. En comparación, la inversión directa de los Estados Unidos en la región aumentó proporcionalmente alrededor de una cuarta parte durante el mismo período. A pesar de tener una economía de la décima parte del tamaño de los EE.UU., la inversión canadiense en América Latina y el Caribe es cerca de una cuarta parte del valor de la inversión de los EE.UU., y la mayor parte de ella es en la minería y la banca.
Para citar algunas de las estadísticas del libro de Gordon y Webber, América Latina y el Caribe representan ahora más de la mitad de los activos mineros canadienses en el exterior (por valor de 72.400 millones de dólares en 2014). Mientras que las empresas canadienses operaban dos minas en la región en 1990, a partir de 2012 había 80, con 48 más en etapas de desarrollo avanzado. En 2014, Northern Miner afirmó que el 62% de todas las minas productoras de la región eran propiedad de una compañía con sede en Canadá

Esto no toma en cuenta que el 90% de las compañías mineras cotizadas en las bolsas canadienses no operan realmente ninguna mina, sino que enfocan sus esfuerzos en especular sobre posibles hallazgos de minerales. Esto significa que, incluso si una mina es finalmente controlada por otra fuente de capital privado, las compañías canadienses son con mucha frecuencia la primera cara que una comunidad verá en las primeras etapas de un proyecto minero

Los resultados han sido de fenomenales "super-ganancias" para compañías privadas como Barrick Gold, Goldcorp y Yamana, quienes obtuvieron una ganancia combinada de US $ 2.800 millones en 2012 en sus minas en operación, según los autores. Entre 1998 y 2013, los autores calculan que estas tres compañías promediaron una tasa de ganancia de 45% en sus minas en operación cuando la tasa de ganancia promedio de la economía canadiense fue de 11.8%.
Comparen esto con los avances miserables de ayuda al desarrollo latinoamericanos de 187,7 millones de dólares en 2012, una buena porción destinada a programas de capacitación, infraestructura y reforma legislativa destinados a apoyar al sector minero canadiense. O consideran que en el mismo año, tres empresas mineras canadienses sacaron de América Latina a $ 2.8 mil millones, las remesas a la región de migrantes que vivían en Canadá totalizaron sólo $ 798 millones (mucho más que la ayuda canadiense).
Sin explicar los costos sociales y ambientales a largo plazo de estas operaciones - los costos que se externalizan en las comunidades afectadas - o entrar en las formas problemáticas en que la inversión privada y la ayuda canadiense pueden utilizarse para condicionar el apoyo local a un proyecto minero, Gordon Y Webber postulan que son esas "superganancias" los "intereses canadienses" que el aparato de política exterior del gobierno está empeñado en defender, y no un auténtico desarrollo comunitario, empleos de calidad duradera o un modelo macroeconómico confiable.

Apoyo estatal al "neoliberalismo militarizado"

El argumento de que el papel del Estado canadiense es "crear las mejores condiciones posibles para la acumulación de ganancias" es central en el libro de Gordon y Webber. Desde la Oficina del Primer Ministro, las agencias canadienses y la política exterior han sido aprovechadas para justificar el "saqueo canadiense de la riqueza y los recursos de los países más pobres y más débiles"

 Además, Canadá ha apoyado activamente el avance del "neoliberalismo militarizado" en la región, país tras país ha vuelto a la industria extractiva, y el crecimiento económico impulsado por las exportaciones de productos básicos, que conlleva altos costos para las comunidades afectadas Y otros riesgos macroeconómicos.
El modelo extractivo del capitalismo que madura en el contexto latinoamericano no sólo implica la imposición de una lógica de acumulación por desposesión, contaminación del medio ambiente, reafirmación del poder de la región por el capital multinacional y nuevas formas de dependencia. También implicó, necesaria y sistemáticamente, lo que llamamos neoliberalismo militarizado: violencia, fraude, corrupción y prácticas autoritarias por parte de las fuerzas armadas y de seguridad

En América Latina, esto ha implicado asesinatos, amenazas de muerte, asaltos y detenciones arbitrarias contra opositores de la extracción de recursos.
La concesiones mineras rápidas y generalizadas a través de grandes franjas de territorio (20% de la tierra en algunos países), independientemente de quién vive allí o de cómo se pueden valorar diferente las tierras, agua o territorio, ha provocado cientos de conflictos, desde el nivel de la comunidad para arriba. En reacción, y para garantizar la inversión extranjera, en muchas partes de la región los estados han intensificado la demonización y criminalización de los defensores de la tierra y el medio ambiente, mientras que las fuerzas armadas estatales han aumentado sus poderes, y las paraestatales expandieron el territorio controlado

Lejos de ser una fuerza contraria a esta tendencia, el Estado canadiense ha centrado su ayuda, su comercio y su diplomacia en los países más alineados con sus intereses económicos. No es inusual ver gestos públicos de amistad o lealtad hacia los gobiernos "que comparten la actitud flexible de Canadá hacia la protección de los derechos humanos", como México, Honduras, Guatemala y Colombia después del golpe. Mientras tanto, Canadá ha utilizado diversas tácticas (en Venezuela y Ecuador, por ejemplo) para contener la resistencia, e  incluso impedir  modestas reformas.


La estrategia de Canadá "Todo al Gobierno" en Honduras

Uno de los ejemplos más detallados de "La Sangre de extracción" en Centroamérica abarca el papel de Canadá en Honduras tras el golpe de Estado respaldado por los militares en junio de 2009. Los documentos obtenidos de las solicitudes de acceso a la información brindan nuevas y claras revelaciones sobre cómo las autoridades canadienses intentaron aprovechar las oportunidades políticas que ofreció el golpe para impulsar medidas que favorezcan a las grandes empresas. Una vez más, aunque se mencionan otros sectores económicos, la minería ocupa un lugar central.
Después de la terrible experiencia de las comunidades afectadas con la mina San Martín de Goldcorp (desde el año 2000 en adelante), los hondureños lograron con éxito una moratoria sobre todos los nuevos permisos mineros pendientes por las reformas legales prometidas por el ex presidente José Manuel Zelaya. En vísperas del golpe de Estado de 2009, se esperaba una propuesta legislativa que prohibiría la minería a cielo abierto y el uso de ciertas sustancias tóxicas en el procesamiento de minerales, al tiempo que obligaría a la comunidad a determinar si la minería debería habilitarse. El debate nunca ocurrió.


En lugar de eso, poco después del golpe, y una vez que estaba en funciones un presidente más amistoso hacia los "intereses canadienses" después de una elección cuestionable, el lobby canadiense por una nueva ley minera entró en marcha. Un objetivo clave para el gobierno canadiense, según un memorándum de la embajada, era "[facilitar] discusiones del sector privado con el nuevo gobierno para promover un código minero completo y dar claridad y certeza a nuestras inversiones". Otro expediente de la embajada dijo que los ejecutivos de la minería estaban contentos de ayudar en la redacción de una nueva ley minera que sería "comparable a lo que está funcionando en otras jurisdicciones" y desarrollada con una persona que tiene su "ideología alineada"


En un contexto altamente autoritario y represivo, bajo la bandera engañosa de la responsabilidad social corporativa, la Embajada de Canadá - con el apoyo de visitas ministeriales canadienses, una delegación hondureña a la reunión anual de la Asociación de Ayuda de Prospectores y Desarrolladores de Canadá al desarrollo en el extranjero para pagar el apoyo técnico - logró obtener la ley deseada que se aprobó a principios de 2013, levantando la moratoria. Luego, en junio de 2014, con pleno apoyo de los Liberales y Conservadores en la Cámara de los Comunes y el Senado, Canadá ratificó un acuerdo de libre comercio con Honduras, declarando efectivamente que "Honduras, a pesar de sus problemas políticos, es un destino legítimo para el capital extranjero", escriben Gordon y Webber.

Contrariamente a la teoría predominante en Canadá, de que el sostenimiento y aumento del compromiso económico y político con ese país conducirá a la mejora de los derechos humanos, los indicadores sociales y económicos en Honduras han empeorado. Desde 2010, los autores señalan que Honduras tiene la peor distribución de ingresos de cualquier país de América Latina (es la región más desigual del mundo). Las tasas de pobreza y pobreza extrema han aumentado un 13,2% y un 26,3%, respectivamente, después de haber disminuido durante Zelaya en un 7,7% y un 20,9%. En este sentido, Honduras es ahora el lugar más mortífero para luchar por la autonomía indígena, la tierra, el medio ambiente, el imperio de la ley o cualquier otro bien social


Una estrategia de contención en el Ecuador de Correa

A diferencia de cómo Canadá se ha alineado más fuertemente con los regímenes latinoamericanos que apoyan abiertamente el neoliberalismo militarizado, la experiencia en Ecuador bajo la administración del Presidente Rafael Correa ilustra cómo Canadá considera que "cualquier gobierno que no se ajuste a las normas de la política neoliberal y que se extienda por poco que sea las estrechas estructuras de la democracia liberal... es una amenaza a la democracia como tal”

En el capítulo sobre Ecuador, Gordon y Webber describen detalladamente el enfoque de "todo el gobierno" de Canadá para contener modestas reformas adelantadas por Correa y socavar la oposición de las comunidades afectadas y los movimientos sociales a la apertura del país a la minería a gran escala. Un momento crítico en este proceso se produjo a mediados de 2008, cuando se emitió un decreto constitucional en respuesta a las movilizaciones locales y nacionales contra la minería. El Mandato Minero habría extinguido todas o la mayoría de las concesiones mineras que se habían otorgado en el país sin previa consulta con las comunidades afectadas, o que se superponían con abastecimientos de agua o áreas protegidas, entre otros criterios. También estableció un breve cronograma para el desarrollo de una nueva ley minera.
La embajada canadiense se puso inmediatamente a trabajar. Se establecieron reuniones entre la industria canadiense y funcionarios ecuatorianos, incluido el presidente, para asegurarse un lugar privilegiado en las conversaciones sobre la nueva ley minera. La revisión de Gordon y Webber de los documentos obtenidos en las solicitudes de acceso a la información revela aún más que la embajada incluso ayudó a organizar manifestaciones pro-minería junto con la industria y el gobierno ecuatoriano

Los registros de la embajada describen su intención de "crear simpatía y apoyo de parte del pueblo" como parte de una "campaña a favor de la imagen", que incluyó "una agresiva campaña publicitaria a favor del desarrollo de la minería en Ecuador". Mientras tanto, a puertas cerradas, la industria amenazó con llevar al arbitraje internacional contra Ecuador en virtud de un acuerdo de protección de inversionistas entre Canadá y Ecuador (que hizo eventualmente un par de inversores).

En última instancia, concluyen los autores, "no fue pequeño el papel que jugó" la diplomacia canadiense en asegurar que el Mandato Minero nunca se aplicase a la mayoría de los proyectos de propiedad canadiense, y que una nueva ley minera relativamente aceptable fuese aprobada a principios de 2009. Mientras que los documentos de la embajada muestran que el gobierno canadiense consideró que la ley era bastante útil para "abrir el sector a la minería comercial", todavía no era lo suficientemente amigable para las empresas, particularmente debido a las mayores rentas que el estado esperaba obtener del sector

Como resultado, la embajada mantuvo la presión, incluyendo el uso de la amenaza de retener fondos tan necesarios para proyectos de infraestructura, hasta que se contemplasen las preocupaciones de la empresa minera y se abriera el diálogo con todas las empresas canadienses


Sin estar esto enTheBlood of Extraction, sabemos también que la presión de la industria canadiense continuó por muchos años más, logrando finalmente reformas, en 2013, que debilitaron los requisitos ambientales y el régimen de impuestos y regalías en Ecuador. Entre tanto, al abrirse la puerta a la industria minera, las comunidades afectadas por la minería y las organizaciones de apoyo sentían que los muros del espacio organizativo político y social se hundían ante la persistente persecución legal y demonización del propio Estado, que con la primera mina de cobre a cielo abierto del país comenzó a sentirse

La "Cruel Hipocresía" de Canadá

"La sangre de la extracción" es un retrato que ayuda de "los conductores detrás de la política exterior canadiense." Gordon y Webber muestran "un patrón de comportamiento sistemático, predecible y repetido por parte del capital canadiense y del estado canadiense en la región", junto con sus daños sistémicos y casi predecibles a la vida, el bienestar y el futuro deseable de los pueblos indígenas, comunidades e incluso poblaciones enteras. Lo llaman la "cruel hipocresía" de Canadá.
El problema no es Goldcorp o HudBay Minerals, Tahoe Resources o Nevsun. Estas empresas son síntomas de un sistema que atropella, alimentando la sobreexplotación de tierras, comunidades, trabajadores y naturaleza para llenar los bolsillos de una pequeña élite transnacional basada principalmente en el Norte Global. Si no podemos ver lo profundamente imbricado que está el capital canadiense con el estado canadiense - cómo se consideran satisfechos los "intereses canadienses" cuando las compañías canadienses están ganando superganancias, incluso a través de la destrucción violenta - no podemos darnos una idea de lo completamente que las cosas necesitan de cambio.


[Jen Moore es Coordinadora del Programa de América Latina en Mining Watch Canadá, trabajando para apoyar a las comunidades, organizaciones y redes de la región que luchan en los conflictos mineros]

envióF.MOYANO - postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 14:37:45
postaporteñ@_______________________________

Colombia | Renegociando el Acuerdo: EL SILENCIO DE LA IZQUIERDA

 Gearóid Ó Loingsigh*|El Salmon 19/11/16

Renegociar está de moda. El Presidente-Electo de los EE.UU., Donald Trump amenaza con renegociar todo, o simplemente quemar los acuerdos firmados por el país.  Pero la Derecha colombiana le ganó en esa carrera.  Después de su victoria en el plebiscito, Uribe y los pastores evangélicos entre otros, no perdieron tiempo en exigir la renegociación de lo acordado.  Los temas más salientes, los derechos de la comunidad LGBTI, la impunidad para Uribe y sus secuaces y por supuesto, como parte de eso, la cuestión de las tierras.  La Izquierda, sin embargo, guardó silencio sobre el contenido de los acuerdos y alzó su voz para defenderlos en tu totalidad.

Casi toda la Izquierda salió a pedir a la población que se movilizara en defensa del Acuerdo Final de Paz, incluyendo los que expresaron su rechazo o discrepancias a varias partes del texto, es decir, los que hicieron campaña pidiendo que la gente votara Sí, pero…

Ahora que se renegoció el acuerdo, pudieron aprovechar la coyuntura para hacer lo mismo que la Derecha; exigir cambios en el texto.  Pero no, no pidieron nada.  ¿No hay nada que les gustaría cambiar?  ¿Qué fue ese Pero?  Vale la pena mirar donde en el texto se pudo pedir o por lo menos plantear cambios.  Hay muchos cambios, muy reformistas, que se pudo hacer, pero la Izquierda ni los planteó.  Prefirieron defender un acuerdo que en algunos casos criticaron duramente.  Aquí se pretende mirar al Acuerdo en cuanto a las propuestas agrarias.

Cuando firmaron el Acuerdo, era, supuestamente, un acuerdo final, es decir, inmutable, y las FARC en Conferencia X afirmaron:

Para nosotros, la Agenda convenida respondía a las condiciones mínimas, bajo las cuales estaríamos dispuestos a dar por terminado nuestro alzamiento armado contra el Estado y el orden social capitalista vigente, sin renunciar a nuestros propósitos estratégicos por las transformaciones estructurales que requiere la sociedad colombiana para superar la dominación impuesta por las clases más pudientes, la ausencia de democracia real y verdadera, la miseria y la explotación derivada del modelo económico, y la dependencia frente al imperialismo y las transnacionales y sus diversas formas de intervención en la vida nacional [1]

Pero es obvio, ahora que se renegoció puntos importantes del Acuerdo, que este no respondía a las condiciones mínimas para dejar las armas.  Lo mínimo no existe, ni siquiera después de la muerte en combate de dos integrantes de las FARC en medio de supuesto cese bilateral. En eso, el proceso se parece al proceso de Irlanda, donde el IRA y Sinn Féin, anunciaban una y  otra vez líneas rojas, hasta que se les agotó la tinta roja y guardaron el silencio definitivo, sin mayores intentos de seguir engañando a su base social.  Nada en los acuerdos de Irlanda era definitivo, y se los renegociaron una y  otra vez.  Nada es definitivo en el proceso de Colombia, a pesar de que ambos acuerdos llevan el nombre Acuerdo Final.  En Irlanda, por lo menos tenían le decencia de ponerles nombres distintos a los acuerdos, aquí en Colombia, parece una película de vaqueros y bandidos, y sólo falta que Humberto de la Calle, anuncia El Acuerdo Final Cabalga de Nuevo para luego presentar El Hijo del Acuerdo Final.  Todo era negociable, y sólo la Derecha decidió aprovechar la coyuntura.

Primero hay que dejar claro, que el Acuerdo no promete ni plantea en ningún momento una verdadera Reforma Agraria.  Las FARC en su Conferencia X reconocieron esa realidad en su documento interno

Lo acordado sobre Reforma Rural Integral está concebido esencialmente para mejorar las condiciones de vida y de trabajo del campesinado en general, y sobre todo del campesinado pobre y desposeído, así como de las comunidades campesinas, atendiendo los intereses de los pueblos indígenas y las comunidades afro descendientes. Sin haber logrado los propósitos de una reforma revolucionaria agraria integral, que supere la escandalosa concentración de la propiedad sobre la tierra y el modelo imperante de los grandes agro negocios[2] (énfasis fuera del original).

Así, esa crítica lo vamos a dejar de un lado, por el momento.  Vamos a mirar algunos otros puntos primero, donde hasta el más reformista, la ONG y el político corrupto podrían estar de acuerdo, aunque no lo dicen

Cuando se mira al texto, uno ve, una larga lista de iniciativas donde el Estado se compromete, montar comisiones, comités, espacios etc. para fortalecer, promover, diagnosticar y hacer un seguimiento.  Si cumplen con la mitad de lo que dicen, tendrán que crear una burocracia de la paz sin precedentes.  Por supuesto, las ONG están salivando.  Amplios sectores del Polo que vivieron de, y robaron, el erario público en Bogotá (igual que la Derecha) también están salivando, imaginando los puestos que pueden conseguir en esas nuevas instancias ya que perdieron la mermelada de la Alcaldía de Bogotá.  Pero hay varios ejemplos, donde la Izquierda podría plantear cosas concretas, inclusive con sus apetecidas y lucrativas comisiones.  Pero no se atreven a hacerlo.

Salud para el Campesinado

El punto 1.3.2.1 del Acuerdo trata el problema de salud para el campesinado.  El gobierno y las FARC proponen:

fortalecer la infraestructura y la calidad de la red pública en las zonas rurales y mejorar la oportunidad y la pertinencia de la prestación del servicio, se creará e implementará el Plan Nacional de Salud Rural. Para el desarrollo del Plan se tendrán en cuenta los siguientes criterios.

Entre los criterios que mencionan se encuentran, la construcción y mejoramiento de la infraestructura, enfoque diferencial y de género y “un modelo especial de salud pública para zonas rurales dispersas, con énfasis en la prevención”.  Hasta aquí no hay nada que criticar, son puntos que deben formar parte del programa de cualquier gobierno.  Pero no estamos hablando de un programa o propuesta técnica frente a la salud.  Estamos hablando de un Acuerdo que jacta de poner fin a las causas del conflicto y no mencionan ninguna de las causas de los problemas que viven en el campo en cuanto a la salud.  El campesinado, como el resto de la población es víctima de la legislación que rige en la materia, es decir, la Ley 100.  Pero no la nombran en ningún momento.  No proponen una revisión siquiera de esa ley, ni una lucrativa comisión, que tanto les gusta, para diagnosticar la situación.

Algo parecido pasa con la educación.  Existen leyes, decretos etc. que afectan no sólo al campesinado sino a las clases populares en su conjunto, tanto urbano como rural.  Pero las FARC guardaron silencio.  La Izquierda que ha convocado, y seguramente volverá a convocar marchas o protestas contra las políticas de salud y educación, no dijeron absolutamente nada y cuando salió el nuevo Acuerdo Final, lo alabaron sin siquiera haberlo leído, tal como hicieron con el primer acuerdo

El Agro

Si miramos al punto de las semillas, un tema que afecta directamente al campesinado, vemos algo que se puede clarificar, modificar, precisar.  En el punto 1.3.3.2 el Acuerdo afirma:

La promoción y protección de las semillas nativas y los bancos de semillas para que las comunidades —hombres y mujeres— puedan acceder al material de siembra óptimo y, de manera participativa, contribuyan a su mejoramiento, incorporando sus conocimientos propios. Además, la estricta regulación socio-ambiental y sanitaria de los transgénicos, propiciando el bien común.

Es algo ambiguo cuando habla de promover y proteger las semillas nativas.  Existe legislación que obliga al campesinado usar las mal llamadas semillas certificadas o mejoradas.  ¿No pudieron nombrar la legislación que toca cambiar?  Por lo menos darnos una idea de que se trata, en que están pensando.  Pero no.  Sin embargo, incluye algo positivo, aunque general, sobre los transgénicos y el bien común.  Así se quedó para la Izquierda, algo impreciso, que dejaba muchas dudas.  La ultra Derecha colombiana, no se quedó quieta, y logró una transformación más precisa y reaccionaria.  En este punto el nuevo Acuerdo Final se lee de la siguiente manera:

La promoción y protección de las semillas nativas y los bancos de semillas, sin restringir ni imponer otro tipo de semillas como las mejoradas, híbridos y otras, para que las comunidades —hombres y mujeres— puedan acceder a material de siembra óptimo y, de manera participativa, contribuyan a su mejoramiento, incorporando sus conocimientos propios.  Además, la estricta regulación socio-ambiental y sanitaria de los transgénicos, propiciando el bien común (énfasis fuera del original)

Así, se promoverán las semillas nativas pero sin restringir ni imponer otras clases de semillas.  De un plumazo, ponen las semillas nativas a competir con las mejoradas, sin la posibilidad de incentivos reales para esas semillas.  Claro, algunos dirán que no hay restricciones como las que existen actualmente, pero las restricciones legales no son las únicas que cuentan.  Pueden restringir el uso de las semillas nativas, limitando, no las semillas sino los créditos para dichas semillas, o quitando subsidios etc. Mantiene la regulación a los transgénicos.  Sin embargo, aún donde son permitidos en el mundo, son regulados, es como decir la estricta regulación de los fármacos, algo obvio, pero no impacta su uso generalizado frente a tratamientos distintos a los fármacos.  Después de años de persecución las semillas nativas vuelven a competir, pero ya con el daño hecho y sin medidas para remediar la situación.  Ni siquiera pudieron prohibir los transgénicos, simplemente los regulan

Si la Izquierda no tuvo nada que decir frente a temas, relativamente sencillos, como las semillas, pues nada pudo decir, o nada quiso decir frente al tema del modelo agrícola.  Se limitan las Zonas de Reserva Campesina a las actuales, introducen el concepto de la “buena fe” para los criminales que compraron los terrenos de los desplazados.  En menos de tres meses, un grupo de expertos recomendarán cambios normativos que “cuando sea posible: Regularizar los derechos de propiedad de los propietarios, ocupantes y poseedores de buena fe, siempre que no haya despojo o mala fe” (énfasis fuera del original)

Este último es un punto importante, pues en muchas zonas los empresarios no actuaron directamente, sino mandaron a los paras a actuar y ellos luego compraron los terrenos, los cuales pasaron por manos campesinas antes de finalmente reposar de “buena fe” en las sucias pero alejadas manos de los terratenientes.  Es difícil comprobar la mala fe en tales circunstancias.  La contra-reforma agraria de los paras se legaliza.  No existen cifras exactas sobre la cantidad de tierras arrebatadas a los campesinos, sino cálculos más o menos acertados, pero no hay duda alguna que la cifra supera con creces los tres millones de hectáreas que formará parte del Fondo de Tierras mencionado en el Acuerdo.  Es decir, los hampones que compraron de “buena fe” tienen en sus manos más tierras que el Acuerdo repartirá y ahora con el nuevo cambio pueden quedarse con esas mismas tierras.

Además, según la reciente publicación del Centro Nacional de Memoria Histórica, Tierras y Conflictos Rurales, entre 1995 y 2012 adjudicaron 253.262 hectáreas a 85 personas en lotes superiores a las 2.500 hectáreas.  En el mismo lapso entregaron 109.334 hectáreas a 13 personas en lotes superiores a las 5.000 hectáreas [3]

 Se supone que los baldíos de la nación solo pueden ser entregados a campesinos pero además no es permitido entregar lotes tan grandes.  ¿Podrán estos personajes alegar “buena fe” en su adquisición de baldíos?  Seguramente que sí.   Es más, el Acuerdo no contempla como recuperar esas tierras y evitar la entrega de baldíos en lotes tan grandes y a personas que no son del campo.  De hecho, la política estatal actual, va en sentido contrario.  No es secreto que Santos quiere entregar grandes lotes a multinacionales como Cargill y los ingenios de azúcar.  El Acuerdo, es sólo un ejemplo más de esas políticas, esta vez con el apoyo de las FARC y el silencio de una Izquierda que no merece el nombre.

El modelo agro-exportador sigue vigente.  Insertaron en los principios del Acuerdo (página 12) la siguiente perla

Desarrollo integral del campo: el desarrollo integral del campo depende de un adecuado balance entre las diferentes formas de producción existentes –agricultura familiar, agroindustria, turismo, agricultura comercial de escala-; de la competitividad y de la necesidad de promover y fomentar la inversión en el campo con visión empresarial y fines productivos como condición para su desarrollo; y de la promoción y fomento, en condiciones de equidad, de encadenamientos de la pequeña producción rural con otros modelos de producción, que podrán ser verticales u horizontales y en diferente escala. En todo caso se apoyará y protegerá la economía campesina, familiar y comunitaria procurando su desarrollo y fortalecimiento

Está claro que el nuevo Acuerdo clarifica que la Paz va de la mano con las políticas actuales del gobierno de Santos y no representa ninguna contradicción con la ley de lasZIDRESni ninguna otra iniciativa del Estado.  Para rematar, clarifican para los empresarios y paramilitares que “Nada de lo establecido en el Acuerdo debe afectar el derecho constitucional a la propiedad privada.”

El nuevo Acuerdo no sólo reafirma la situación actual de la tenencia y uso de la tierra sino el modelo de producción en las zonas rurales.  En varias partes habla del trabajo asociado, es decir, donde el trabajador rural conforma una asociación para licitar su trabajo, ya no como empleado, sino como “pequeño empresario”.  Valga la pena recordar, que todos los izquierdosos, incluyendo los que ganan su sueldo calentando su sillón en el congreso han denunciado una y otra vez esta forma de empleo.  La huelga de los corteros de caña dejó al descubierto este sistema de trabajo a destajo.  Pero aquí forma parte de un acuerdo de paz, y los uribistas lograron agregar un párrafo muy importante sobre la asociatividad  y los campesinos en el punto 1.3.3.6

Asociatividad: el Gobierno fomentará y promoverá la asociatividad, encadenamientos y alianzas productivas entre pequeños, medianos y grandes productores así como con procesadores, comercializadores y exportadores con el fin de garantizar una producción a escala y competitiva e insertada en cadenas de valor agregado que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de los habitantes del campo en general y en particular de los pequeños productores. Para ello brindará asistencia técnica, jurídica y económica (crédito o financiamiento) a los pequeños productores con el fin de garantizar proyectos de economías familiares y asociativas, equilibradas y sostenibles

Este modelo de producción donde el campesino corre con los gastos de la siembra y amarra su futuro a un producto agro-exportable en “asociación” con las empresas grandes es el viejo sueño de la oligarquía colombiana y es un modelo aplicado en muchos países.  En los noventa experimentó su mayor empuje en Colombia mediante una alianza entre el cura jesuita Francisco de Roux, el Programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, la Unión Europea, y el mal llamado componente social del Plan Colombia (no olvidemos este último elemento).  Hoy en día es política oficial del Estado y también del Banco Mundial, el FMI y los gremios como Fedepalma, entre otros

Centenares de dirigentes campesinos dieron su vida luchando contra ese modelo a finales de los noventa y principios de este siglo, lo más notable siendo los 500 dirigentes asesinados en el Sur de Bolívar después del Éxodo Campesino de 1998.  Quizás murieron por nada, ahora que la Izquierda y los defensores de derechos humanos alaban un acuerdo que implementa el modelo contra lo cual lucharon.  ¡Qué vergüenza!  El tiempo nos dirá que harán las organizaciones campesinas que llevaron a cabo esas luchas frente al Acuerdo y una Izquierda acomodada que los quiere traicionar.

Como paliativo anuncian al final de ambas versiones del Acuerdo:

Adicionalmente, la provisión de condiciones e incentivos a la producción y a la comercialización, incluyendo, cuando sean necesarios, apoyos directos para el fortalecimiento productivo, con el fin de que en la economía campesina, familiar y comunitaria se eviten o minimicen los impactos negativos que supongan la internacionalización de la economía y la liberalización del comercio (énfasis fuera del original)

Es decir, intentarán evitar los impactos del modelo que quieren implementar.  Qué bien que hayan pensado en los impactos negativos al final, pero es dudoso que implementen esta parte, pues es poco probable que esos subsidios directos a la producción cumplan con las reglas de la OMC.  Luego el gobierno dirá que sus manos están atadas y ni quiero pensar que dirán las FARC y la Izquierda no armada.

Con este acuerdo las FARC y la Izquierda no armada, apoya todo lo que criticaron durante tantos años.  Sus compañeros pelearon y fueron asesinados por el paramilitarismo para imponer ese modelo y ahora es el modelo de la paz.  Pero el nuevo Acuerdo Final, no tiene la última palabra.  Más adelante habrá más cambios y peores.  El Acuerdo ya no forma parte del Bloque de Constitucionalidad, así un simple acto legislativo puede cambiar cualquier parte, tendremos El Acuerdo Final Cabalga de Nuevo Sobre El Campesinado, pero a diferencia de esas películas baratas de los años sesenta y setenta no habrá un héroe que llegue al último momento para salvar al pueblito, o por lo menos esos personajes no surgirán entre la Izquierda callada.  Corresponde a los campesinos y los obreros reorganizarse, muchas de sus organizaciones ya no sirven, casi ninguna organización de derechos humanos sirve, entregaron a las comunidades, sus muertos y sus demandas políticas a cambio de nada y en varios casos lograron convencer a las comunidades que era el camino correcto.

[1]  Las 2 Orillas (25/09/2016) ¿Que discutieron las FARC en sesión cerrada durante los 7 días de la X Conferencia? www.las2orillas.com

[2]  Ibíd.,

[3]  CNMH (2016) Tierras y Conflictos Rurales: Historia, Políticas Agrarias y Protagonistas, Bogotá, CNMH. Página 222.

envioLACM - postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 14:27:48
postaporteñ@_______________________________

ARG | PERROS PARA LA LIBERACIÓN

Alejandro Borensztein

Humor político Clarín 20/11/16

De haber sabido de entrada que la epopeya kirchnerista para la liberación latinoamericana iba a terminar en esta desgarradora resistencia en defensa de las carreras de galgos, no nos hubiéramos preocupado tanto.

Pensar que hace apenas unos añitos el kirchnerismo tomó de Chávez la posta de la Patria Grande, aprobando de prepo en el Congreso un histórico acuerdo con Irán, y ahora no pueden ganar ni una votación legislativa para garantizar la fuente de trabajo de unos simples cuidadores de galgos.

El alegato final de Diana Conti en contra de la prohibición de las carreras caninas, quedará en la historia de la oratoria parlamentaria.

Dijo la estadista:”Los galgos no están instalados en la cultura de ustedes los porteñitos que miran TN (golpe en el escaño y cara de ñañaña)… está instalado en la cultura popular!!!” Dicho esto, perdió 132 a 17. Memorable.

Como frase que retumbará para siempre en el Congreso, no será aquella de Balbín cuando dijo “este viejo adversario viene a despedir a un amigo”, pero está en el top ten.

Ojo, que esta interna no fue fácil. Kicillof votó en contra de las carreras de galgos, Máximo se abstuvo y Kunkel, Conti, Di Tullio y 14 más, defendieron las carreras y toda la joda clandestina que hay detrás de eso. Por supuesto, votaron a cara de perro. Como siempre.

Desde el apoyo del Partido Comunista al gobierno de Videla que no se veía una contradicción interna tan compleja. Habrá que esperar la opinión de los caniches de Carta Abierta para que nos iluminen antes de tomar una posición definitiva sobre el asunto.

No sé a usted amigo lector, pero a mí estos muchachos me habían convencido de que llegaban para otra cosa. Evidentemente es un momento de confusión. Habrá que tenerles paciencia y esperar que se les pase.

Un par de días antes, el mismo grupo liderado por Larroque, Recalde y otros estrategas para la victoria, presentaron un proyecto de ley para que el 15 de noviembre sea declarado “Día Nacional de la Mentira” al cumplirse un año del debate presidencial entre el Compañero Mauri y el Compañero Lancha. Le juro amigo lector que todo esto es verdad. Yo sé que hoy domingo usted tiene inquietudes más importantes que estas, pero así viene la mano.

En el Artículo 1, el proyecto de ley dice textualmente: “Institúyese el día 15 de Noviembre de cada año como el Día Nacional de la Mentira en conmemoración al primer debate presidencial transmitido en vivo, en el programa Argentina Debate”.

Así como se lo transcribo. Sólo le agregué el acento en la ú de “institúyese” porque se ve que en el apuro revolucionario, se lo morfaron. Posta.

Lo que estos chambones no dicen es que en realidad no fue el primer debate como expresa el texto original, sino el segundo. Al primero no fueron.

De prosperar seriamente un proyecto semejante, se exponen a que los otros cinco candidatos que sí aceptaron ir al primer debate, Nico Del Caño, el Adolfo, Margarita, el Compañero Massa y el mismísimo presidente Macri, se junten y aprueben que el 4 de octubre, día del primer debate, sea consagrado el “El Día Nacional de los que se olvidaron de ir”. Algunos sectores más radicalizados hasta podrían proponer el “Día Nacional de los Cagones”

A juzgar por cómo les va en las votaciones, si yo fuera sobreviviente del kirchnerismo duro, no me arriesgaría a insistir con el proyecto del “Día Nacional de la Mentira” porque les puede salir el tiro por la culata.

Además, en honor a la verdad y si hablamos de mentiras, aquel segundo debate fue el día en que Macri nos mintió sobre lo que iba a hacer y Scioli nos mintió sobre lo que había hecho. La gran diferencia es que Cambiemos todavía puede desmentirnos. En cambio para el Frente para la Victoria ya es tarde. Lo mentido, mentido está.

Para rematar la semana, el viernes hubo una marcha convocada por la CGT y varias organizaciones sociales en apoyo al proyecto de Ley de Emergencia Social.

La Cámpora no fue y emitió un comunicado explicando que sarasasasasa. Hicieron bien. ¿Cómo hacen para estar en una marcha reclamando por trabajo unos tipos que en 12 años no pudieron poner en blanco un sólo trabajador en negro?

Además, uno de los tres jefes de la CGT, Juan Carlos Schmid, dijo en su discurso que “la clase trabajadora no fuga capitales ni revolea bolsos con millones”. Menos mal que Máximo, De Vido y compañía se quedaron en casa.

El artículo 2 de la Ley de Emergencia Social dice: Instrúyese al Ministerio de Desarrollo Social a crear UN MILLÓN (1.000.000) de puestos nuevos de trabajo bajo el Programa Solidario de Ingreso Social con trabajo en todo el territorio nacional.

Aquí tengo que aclarar que en el texto original se volvieron a olvidar de que la palabra instrúyese va con acento en la ú. Pueden chequearlo si lo desean. No sé qué le pasa a esta gente con la ortografía.

Desde el kirchnerismo, cuyos principales dirigentes, insisto, no participaron de la marcha por recomendación médica, explicaron que de todos modos apoyarán el proyecto con las dos manos. Además aclararon que van a proponer que la iniciativa se financie gravando la renta financiera y el juego, cosa que dicha por cualquier sector político suena razonable, pero dicho por los amigos y socios de La Rosadita y Cristóbal López parece una joda grande como el Madero Center.

De todos modos, sería maravilloso que se pudieran crear puestos de trabajo por decreto. Apoyo a full. Ya que estamos, le agregaría un articulito más instruyendo a que el Estado Nacional garantice que la Selección Argentina clasifique para el Mundial Rusia 2018. Total, el no ya lo tenemos.

Cerramos esta idea con una cita histórica: “Garantizar trabajo a cada obrero sería tan impracticable como asegurar a todo vendedor un comprador, a todo abogado un cliente, a todo médico un enfermo, a todo cómico, aunque fuese detestable, un auditorio”.

Esto lo escribió, así tal cual, Juan Bautista Alberdi que, entre otras pavadas, redactó la Constitución Nacional en 1853. Constitución con acento en la ó.

Ah, me acordé: esta semana hubo otra novedad. Ahora vas a poder llevar al rope en el subte. Conociendo a los porteños, a partir de ahora, la Ciudad de Buenos Aires no sólo te va a ofrecer la posibilidad de pisar una catástrofe en cualquiera de sus veredas sino que también vas a poder tener un disgusto padre cuando consigas apoyar el traste en el asiento de un vagón.

En fin, momento confuso amigo lector. Hay que estar atento. Ni gato por liebre. Ni que te metan el perro. Ni que te tiren los galgos. Simplemente sacar pecho, respirar hondo y mirar hacia delante.

En cualquier momento los empresarios se deciden, invierten y arranca el segundo semestre

Movilización social, conflicto y consenso

Con el respaldo activo de la CGT unificada y el apoyo de la Iglesia, los movimientos sociales marcharon el viernes para dar respaldo al proyecto de ley de emergencia social que ya cuenta con la media sanción del Senado. Se congregaron, por ese motivo, ante el Congreso. El kirchnerismo puro y duro aspiraba a que la queja culminara en Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, para producir una foto que perjudicara a Mauricio Macri. Como no consiguió ese objetivo, la Cámpora no participó de la marcha. Tampoco había sido invitada

Los organizadores hablaron con prudencia política: describieron la fiera situación social pero no encendieron consignas contra el gobierno. En todo caso, repartieron responsabilidades con el que se fue el último diciembre y con los empresarios insensibles. En términos propagandísticos cometieron un error: anunciaron anticipadamente un número de asistentes (entre 150 y 200 mil) que en verdad no alcanzaron a reunir. ¿Para qué vaticinar esos detalles? Aunque superadamente largamente los 50.000, dieron pie para que los voceros del oficialismo ninguneara la manifestación alegando que la cantidad de asistentes  “no cumplió con las expectativas de los organizadores”

Ni voto ni veto

Hay sectores del oficialismo que propician el veto presidencial en caso de que la Ley sea definitivamente aprobada por el Congreso. La CGT, a través de uno de sus triunviros, Juan Carlos Schmid, advirtió: “"El gobierno ya ha vetado la ley antidespidos. Nadie sabe cuál puede llegar a ser el costo político si pasa con este proyecto. .Dos vetos seguidos sobre cuestiones sociales encierran una gravedad importantísima”.

Pero Macri no necesita apelar al veto. El proyecto aprobado por Senadores no será tratado en Diputados durante las sesiones que restan este año ya que no hay tiempo para que se cumplan todos los pasos del protocolo parlamentario. El gobierno no lo incluirá el temario de sesiones extraordinarias. Las críticas por insensibilidad social sólo podrán hacer centro en ese pecado.

Adelantando la jugada, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, ha declarado que “no vamos a impedir un debate que tenga como objetivo la reducción de la pobreza y creación de puestos de trabajo". Frigerio también señaló que el proyecto aprobado por el Senado es “poco claro, incompleto y, a mi juicio, no tan serio (… porque) no plantea de dónde sale los recursos para la creación de un millón de puestos de trabajo”.

Queda claro que para el gobierno es difícil chocar frontalmente  con los reclamos de los movilizados y sus adherentes, más allá de que los representantes legislativos del oficialismo hayan votado en contra del proyecto de emergencia social.

La relación entre los gremios (soldados al peronismo) y el gobierno vuelve a  parecer tensa,  aunque estos once meses de convivencia entre unos y otros evidencian que, más allá de los aprontes, la sangre no llega al río. Por el momento

Recursos y realismo

En este caso,–para darle la derecha al oficialismo- es cierto que lo que piden al gobierno los movilizados y sus aliados parlamentarios y eclesiales (la creación de un millón de puestos de trabajo) supondría, en caso de que fuera viable  hacerlo por decreto, un fuerte incremento suplementario del gasto público.

Pero hay que admitir que se vuelve difícil poner límites rígidos en esta materia cuando el gobierno ya abandonó cualquier pretensión de ortodoxia macroeconómica y optó por el  gradualismo, es decir por subordinar los objetivos fiscales y monetarios que pudiera tener al cumplimiento de sus metas políticas (entrar con vigor en su segundo año y llegar fortalecido a la cita electoral de medio término). 

Para más, el gobierno, desde el discurso de asunción del Presidente,  definió  la erradicación de la pobreza como una de sus tres prioridades programáticas.

No se puede negar que la motivación del reclamo está sostenida por los hechos: lo evidencian los números que presenta el INDEC.  

La movilización  se produce cuando acaba de difundirse un informe preparado por la OCDE (el club de las democracias industrializadas, al que el gobierno quiere ingresar), la CEPAL y el Banco de Desarrollo de América Latina, que subraya las consecuencias de la pobreza sobre las perspectivas de la población juvenil.

El trabajo registra la pavorosa  proporción de jóvenes que ni trabajan ni estudian (un 10 por ciento en la clase media, un 25 por ciento de los sectores más vulnerables), y se condenan de ese modo a perpetuar  su pobreza. El cuadro  incluye. La situación de informalidad: casi cuatro de cada diez trabajadores se desempeña en negro, esto es, alienados de beneficios sociales.

Rodrigo Zarazaga, el jesuita que dirige el prestigioso Centro de Investigación y Acción Social (CIAS), entrevistado en La Nación,  destaca que “40% de la pobreza del país se concentra en el Conurbano. Allí hay más de 60 hospitales y en condiciones debe haber cuatro. En los municipios del Conurbano la coparticipación se define por las camas ocupadas en los hospitales y los intendentes tienen más incentivos a tener más camas ocupadas que a tener prevención. Muchos jóvenes terminaron el secundario y no trabajan. No encuentran el salto al primer empleo. Es un salto abismal y hay que achicar esa brecha con capacitación (…) La política tiende a transferir ingresos para asegurar la gobernabilidad y relega otras cosas prioritarias”.

Anomalías y desconsuelos

La sociedad comprende que el tema de la pobreza es una anomalía que hay que enfrentar para solucionarla, porque Argentina no puede vivir con estos niveles de marginación. Todo se descompone en esas condiciones: la seguridad, la convivencia, la viabilidad y la misma identidad del país, conectada orgánicamente con la fluidez y la apertura de oportunidades.

Un escéptico podría decir que Argentina también es una historia de oportunidades perdidas, que dan lugar más tarde a, digamos, desconsuelos contrafácticos (por ejemplo, el lamento por lo que pudo haber sido el país si no hubiera fracasado el acuerdo entre Perón y Sabattini en los 40).

El voto del año pasado generó una nueva realidad: una fuerza casi sin historia fue encargada de gobernar para depurar la atmósfera y regenerar la convivencia. Pero el voto también le impuso cogestionar con  un Congreso y una mayoría de gobernadores de otros palos.

La nueva etapa consiste en poner fin a la Argentina de las confrontaciones terminales e inaugurar un período de  competencia sostenida en acuerdos y coincidencias básicas.

Con sus votos de octubre y noviembre del último año, la sociedad puso en la agenda bases para un consenso: volver al mundo, reconstruir el Estado para que pueda ofrecer protección y servicios en lugar de sofocación y rapiña. Alto en esa agenda figura disminuir radicalmente  la pobreza y recrear las condiciones de la movilidad social ascendente. E igual de alto: convivir y acordar en cambio de confrontar brutalmente.

Ese voto manda sobre el gobierno y sobre la oposición. Por eso los que reclaman aprenden a hacerlo con inteligencia, moderación y poniendo a un lado todo espíritu faccioso. Y por eso el gobierno debe perseverar en el gradualismo, en el realismo, en  la negociación  flexible. Y debe apurar acuerdos que ofrezcan  a propios y extraños los signos de previsibilidad que seducen a las inversiones y ayudan a crecer

                                                 Jorge Raventos

- postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 12:44:51
postaporteñ@_______________________________

VNZL | El grosero pacto de la cúpula MUD-PSUV

Zuleika Matamoros 17/11/2016  APORREA

Los resultados del diálogo, eufemismo utilizado para denominar el grosero pacto entre las dos cúpulas, han puesto al desnudo las inexorables coincidencias entre las Direcciones Políticas de la MUD y el PSUV.

Este diálogo-pacto, disfrazado de férreo antagonismo y forcejeo, es el camino antidemocrático que MUD-PSUV necesitaban para "ponerse de acuerdo" sin alboroto alguno. Por cierto, sellado y certificado con la decisión del TSJ de prohibición de actos que alteren el orden público.

Una gran coincidencia de las cúpulas del PSUV y la MUD es que ambos pertenecen a la burguesía. El matiz es que unos son de pedigrí, de la burguesía tradicional y por ello se concentran en la MUD y los otros son parte de la boliburguesía que hoy ostenta grandes negocios y fortunas a granel. El resultado: No existe una Dirección Política que esté dispuesta a gobernar a favor de los que vivimos de nuestro trabajo, ni mucho menos resolver la grave situación que atravesamos.

Otra coincidencia es el patrón de acumulación mafiosa de ambas burguesías. La tradicional, ha horadado los dólares de la República, principalmente con las divisas entregadas por altos funcionarios de gobierno a través de CADIVI; para ello acordaron cero control y seguimiento, así pulularon tanto empresas de maletín como entrega grosera y a manos llenas a empresas existentes que no aumentaron su producción a pesar de recibir inmensas cantidades de dólares baratos. La diferencia entre ellos en este caso se reduce a protegerse unos de otros en las corruptelas y actividades mafiosas que le llenan los bolsillos en su acumulación privada de Capital. El resultado: El mayor y más grosero desfalco a la nación de cientos de miles de millones de dólares.

En cuanto a responder a los intereses del Capital Internacional, la coincidencia no puede ser más plena. Hoy tenemos a la cúpula del PSUV tomando decisiones de corte neoliberal en nombre de la revolución y del socialismo. El asesino acuerdo del Arco Minero del Orinoco; proyecto extractivista, ECOCIDA, ETNOCIDA y entreguista por excelencia, es la más triste muestra de ello. Este mismo proyecto extractivista lo aplicaría sin empachos la cúpula de la MUD si se llegara a sentar en la silla de Miraflores. En este punto, la pelea es para demostrarle al Gran Capital Internacional quién le allana más y mejor el camino. El resultado: la entrega de la soberanía nacional a manos de las transnacionales, el acuerdo ECOCIDA que acabará con importantes afluentes de agua dulce en nuestro país, el desplazamiento de etnias indígenas y más dependencia y profundización del modelo rentista.

Otra coincidencia inefable es la que tiene que ver con el grotesco pago de bonos de la deuda pública, en la que pillos y truhanes de ambas cúpulas tienen una de sus mejores inversiones. Bonos comprados en bolívares pagaderos en dólares, una deuda que tiene visos de ser totalmente ilegítima, es cancelada puntualmente con miles de millones de dólares. El resultado: El empobrecimiento de la población que cada vez más sufre el calvario de la pulverización de nuestro salario, el detrimento de nuestra calidad de vida, la imposibilidad de alimentarnos y de obtener medicinas porque simplemente no es de interés de la cúpulas hambreadoras de la MUD y el PSUV

MUD y PSUV diferentes tácticas para una misma estrategia

El pacto entre las cúpulas del PSUV y la MUD va avanzando a paso de gigantes, No podía ser de otra forma ya que en lo estratégico sus coincidencias son muy profundas. Es por ello que la disputa solo tenía un contenido, ya dilucidado con la mediación del Imperio y del Vaticano, la silla de Miraflores porque ambos se pelean la distribución de la Renta Petrolera. Lo que se ha puesto de manifiesto es que la cúpula MUD-PSUV son fieles y serviles "socios" del Capital Internacional. De allí que hoy sus mediadores vinieran a ordenar a "sus muchachones" para seguir avanzando en su plan de convertir a Venezuela el gran proveedor de minerales como el oro, el coltán, el carbón; además del petróleo

Estratégicamente la burguesía tradicional y la nueva Burguesía Roja- Rojita desean seguir acumulando de manera privada Capital a partir del rentismo y la corrupción inherente a ese modelo económico. No les interesa ningún modelo productivo. No, su patrón de acumulación, mafioso es a través de la especulación, de la corrupción y de meterle mano a los dólares que entran gracias a ese modelo.

Es así como el pacto hasta ahora pasa por la desmovilización total de la población. Para ello el PSUV en el gobierno persigue, amedrenta, hostiga y aterroriza, despide, chantajea y hasta desaloja de sus viviendas a quienes no les hacen la seguidilla. No perdamos de vista que en esta táctica desmovilizadora la Central Socialista de Trabajadores cumple el miserable papel de esquirol de la clase obrera venezolana. Por el otro lado, tenemos a la Derecha tradicional, en su mayoría aglutinada en la fracturada MUD y que cumple el papel de desmovilizador, distractor por excelencia con elementos que no tienen nada que ver con la realidad devastadora que sufre el venezolano. La última de ellas fue darle la estocada final a un Referéndum Revocatorio que cada vez se les hacía más pesado cargar sobre sus hombros. Se han encargado de desencantar tanto a su base social, que hoy han perdido todo el Capital Político que habían obtenido, por supuesto alimentado por el desencanto y la desesperación de la población por salir del gobierno de Maduro.

En el medio, las peleas y fracturas internas de cada una de las cúpulas son cada vez más evidentes: El Partido Socialista Unido de Venezuela y la Mesa de la Unidad Democrática cada vez más son menos unidas y menos democráticas. Lo que los caracteriza a los dos es el carácter antidemocrático de ambas. En este país muchos tienen la certeza que consenso mata elecciones y que diálogo-pacto mata participación. Hoy el referéndum revocatorio quedó solo como una burda y triste manipulación.

¿Los resultados? El Vaticano y los gringos calman las aguas y le hacen entender a sus muchachones de la MUD que es mejor el gobierno ilegítimo de Maduro que está pasando el paquete con mucho autoritarismo y chantaje, cargando sobre sus hombros el costo político que arrastrará cuanto vestigio quede del proceso revolucionario; que un gobierno que tendría la presión de solucionar la grave crisis económica que la gente está esperando que se solucione a favor de ellos, además la gente también espera que se derogue el decreto sobre el Arco Minero del Orinoco, que se castigue a los corruptos, que se repatríen los capitales fugados. Ese "nuevo" gobierno estaría inhabilitado para eso por la evidente responsabilidad que tienen en cada uno de estos temas.

Es por ello que el lenguaje usado después de los primeros acuerdos hechos públicos, que esconden los que son hechos en privado, favorece evidentemente a este gobierno de Maduro que piensa que es la fracción que más se favorece con el pacto. Hay puntos que son inconmensurables, para el PSUV y la MUD la democracia no es buena cuando se trata de ejercerla le gente, los intereses económicos no se tocan y los negocios se respetan ante todas las cosas.

El gran acuerdo es esperar, darle tiempo a Maduro y su gobierno para que pase el paquete, consolide el Proyecto entreguista del AMO. "Lo está haciendo bien", dirían los mediadores, "ejerce autoridad y tiene cómo chantajear a la población que tiene más acervo de lucha. Tiene comprada y clientelizada a la "vanguardia", es solo cuestión de tiempo". Para los intereses internacionales es mejor gobierno deslegitimado y autoritarista, que gobierno nuevo disfrazado de demócrata que les embochinche el país porque debe responder a ese gran sector social descontento con el actual mandatario que esperaría solucione. Ese es el gran acuerdo, por eso acordaron que Maduro gobierno, por lo menos, hasta el 2018.

Nueva Referencia Política

Ante la configuración de una dictadura disfrazada de democracia que atenta contra las conquistas económicas, las conquistas políticas del proceso y pasa por el desconocimiento de la Constitución de la República parida durante el proceso revolucionario, se hace urgente y necesario construir una alternativa política distintas a los carcamanes de la vieja y corrupta política que atenta contra los que vivimos de nuestro trabajo. Esta nueva referencia política debe, en primer lugar ser profundamente democrática, respetar la pluralidad y sobre todas las cosas, ser consecuentemente anticapitalista y así transcender a los estafadores que hoy ostentan la Dirección del PSUV y de la MUD y, de esta manera derrotar las perversas intenciones de quienes están en el gobierno y pretenden derrotar el proceso revolucionario sin recibir tan siquiera una piedra.

Es nuestro deber como revolucionarios parar la entrega de la soberanía que se hace desde la cúpula oficial que apunta a la derrota y la entrega del proceso bolivariano. Es urgente arrebatarles su ilegitimo Poder de las manos, rescatar la democracia ganada en tantos años de lucha y caminar hacia nuestra real y verdadera emancipación

- postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 12:31:00
postaporteñ@_______________________________

POSTALINAS

 ¡¡ Vivan los compañeros!!

Informamos a través del Facebook de Rafael Cardozo que  el 19 de noviembre de 2016 falleció el compañero,  NELSON FREDO

 AQUÍ LAS PALABRAS DE Cardozo

La vida golpea duro, hoy Nelson nos dejó para irse seguramente a organizar barricadas contra la injusticia, en algún lugar del cielo, queda su impronta de compañero fiel, comprometido, coherente, solidario, tozudo, un referente de lo que debe ser un militante completo, siempre con la mano tendida para el necesitado, opinión franca y certera, organizador de sindicatos y agrupaciones clasistas

Integró la lista 5 del Sunca y su dirección nacional después de la huelga del 93, en la que fue un protagonista desde los fogones, levantó más de un techo en todas las ocupaciones conocidas. Muchos de nosotros tomamos tus valores y siempre fue un honor compartir jornadas contigo. Un abrazo Nelson, éste es mi recuerdo con Juan en una de las mil jornadas que tuvimos en la cooperativa.

Hasta la victoria siempre

Posta rinde homenaje a este auténtico COMPA, protagonista de la lucha del pueblo uruguayo, infaltable en las actividades del día a día, marchas, pegatinas y lo que sea.

Honrados de haberte conocido  y compartido  en Santa  y hace llegar sus sinceras condolencias  a sus familiares, sus compañer@s y amig@s. 

¡¡ Hasta siempre, NELSON!!  

Posta

 CARTA A MI HERMANO DANIEL REY PIUMA

Querido hermano Daniel, ya pasaron tres meses  que te fuiste de la mano de un ángel  a recorrer ese universo tan vasto de esa vida que muy pocos se ganan el derecho de  hacerlo. De este  infierno en el cual somos constantemente probados en nuestros valores humanos. Esos valores que van muchos más allá de lo que esos muchos creen comprender y creen creer que  son lo que en realidad nunca fueron.

Nos dejaste mucho, más de lo que algunos creen, a mí personalmente, sé que cuando llegue mi turno vendrás tu con tu ángel y mi hermana  a llevarme de la mano a recorrer esos lugares lejanos  y u inalcanzables para los mortales. Ese mundo que tanto tu y yo y otros tantos mas soñamos y luchamos por él y unos cuantos dieron su vida. Siempre hablo de ti en tiempo presente, porque para mí sigues a mi lado dándome fuerzas para seguir adelante. Solamente la gente como tu llega tan lejos, por su humildad y compañerismo, el verdadero……..

Nos unió la obsecuencia, siempre fuimos lo que dijimos ser y nunca  tomamos de la copa de la hipocresía. Nos admiramos mutuamente, por lo que llegamos a hacer,  y dejamos de lado la tentación  de comer la manzana del edén que nos obsequiaba la víbora de los placeres materiales y elegimos sufrir y sufrir mucho, y llorar juntos.

¿Pero sabes que hermano?, al final del camino nos espera la eternidad y no el olvido con el cual son castigados aquellos que pensaron, que la escalera al cielo se compra con oro, la escalera al cielo está en el aire y es parte de nosotros. Nunca nos importo si en nuestra niñez tuvimos para comer, hoy no me importa si no tengo para comer, nunca viví de lo que hice ni soy.

Pero al final del camino…hay un señor que dijo” bendito aquellos que sufren por mi y tienen hambre y sed de justicia, porque  ellos serán eternos y estarán junto a mi”  era un tal Jesús de Nazaret.

Y él sabe muy bien que nunca nos vendimos por 12 monedas de oro.

Tu y yo hermano elegimos ser lo que somos y no lo cambiamos por ningún logro material.  Por eso caminaremos del brazo por esa calle que caminan unos pocos, y los otros se quedaran sentados en el cordón de vereda sentados encima de su avaricia y sus propias mentiras.

Pasa  a buscarme esta noche que saldremos a caminar por Ámsterdam tomados del brazo charlando de la vida, de esa vida que nunca abandonaste, solo cambiaste de lugar. Y ahora voy a hacer algo que sé muy bien  que tú siempre me dijiste que no hiciera, pero no te hago caso loco.

Me voy a quedar sentado al oscuro, como cuando estuve en la prisión militar castigado, con la diferencia que voy a llorar, ¿sabes porque?..........porque cada día te extraño mas y tengo muchas ganas de estar contigo hermano.

SALUD Y ANARQUÍA DANIEL

EL BOCA, TU HERMANO

 

No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden sangriento, de confusión organizada, de arbitrariedad consiente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar” 

? Bertolt Brecht

- postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 12:30:29
postaporteñ@_______________________________

Ex-Gobernador Sergio Cabral de Rio de Janeiro detenido por 'delito menor'

Por Juan Luis Berterretche

El ex gobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral fue detenido en la madrugada del  jueves 17 de noviembre por estar implicado en un caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras investigado por la operación Lava Jato. El juez federal Sergio Moro titular de dicha operación-  acusa al ex- gobernador Sergio Cabral de desviar fondos por 224 millones de reales, unos 64,9 millones de dólares.

La operación Lava Jato es una falsa campaña anti-corrupción con la mira puesta en los representantes del PT. Una campaña que se centra contra los petistas y aliados evitando la condena a los grandes corruptos de la oligarquía que durante siglos perfeccionaron la corrupción institucional como un beneficio patrimonial endémico e incuestionable que les entrega el Estado brasileño. Se trata -junto con el racismo- de dos de los principales pilares de la desigualdad social en el país.

En realidad la acusación judicial es por un “delito menor” si tomamos en cuenta la responsabilidad de Cabral en las muertes y desapariciones durante sus ejercicios como gobernador entre 2007 y 2013.

Veamos someramente cómo varió el método de violencia letal en Rio  durante los gobiernos de Sergio Cabral. En los primeros años del siglo XXI regía para aprovechamiento de la policía el tipificado como “auto de resistencia” en la jerga policial, es decir muertes de civiles en falso “enfrentamiento con la policía” que eran la norma para catalogar oficialmente las ejecuciones sumarias policiales que no se investigaban.

Como el aumento de las cifras de estos crímenes denominados “auto de resistencia”,  se hacían cada vez más difíciles de encubrir, en el período 2007-2013 bajo el mandato de Sérgio Cabral (PMDB) como gobernador de Rio, se modificó la forma represiva y los “auto de resistencia” pasaron a ser desapariciones sin autor explícito. En realidad se trataba de “desapariciones forzosas” realizadas en plan de extermino por la policía militar. Las propias estadísticas del Instituto de Seguridad Pública (ISP), vinculado a la Secretaría de Seguridad Institucional de Rio, contabilizaron en esos años, en dicha ciudad, 35 mil desaparecidos.

El PMDB que contó con los primeros gobernadores del nuevo siglo en Rio, bajo Álvaro Cabral, con el apoyo del gobierno petista -aliado electoral- comenzó por implantar las Unidades de Policía Pacificadora (UPPs) en el territorio de las favelas. Con la investigación popular del asesinato del trabajador Amarildo, quedó demostrado que las UPPs eran centros de tortura y desaparición de personas.

Fue entonces que el modelo UPP comenzó a ser superado por la resistencia de los favelados y como respuesta el gobierno del PT con Dilma Rousseff de presidente, desde 2008, inició una intervención militar directa en varias favelas con unidades del ejército que venían de hacer su experiencia de laboratorio en la represión a la población de Haití, con la Minustah. En junio de 2008 los militares invadieron el Morro da Previdencia; en noviembre de 2010 ocuparon el Complexo do Alemão que reúne 13 favelas; desde mayo de 2012 irrumpieron en la favela Santo Amaro, y en abril de 2014 entraron masivamente en el Complexo da Maré con 2700 soldados del ejército y la marina.

Esta ocupación policial y militar de Rio de Janeiro barrió con el estado de derecho en la ciudad y en cualquier otro país del continente hubiera sido caracterizada como terrorismo de estado. Fue la falsa imagen de “progresista” del gobierno del PT que le permitió que esa acción de represión brutal sobre la población desarmada, pasara como una “necesidad nacional” para garantizar los mega-eventos -como el mundial de futbol- en beneficio de la mafia internacional de la FIFA

Debemos tener en cuenta que este enorme crimen que se ejecutó contra la población pobre de Rio de Janeiro no es responsabilidad de algún movimiento retrógrado o individuos racistas. Proviene directamente de un gobierno estadual, de las instituciones del Estado y cuenta con el ocultamiento directo de funcionarios gubernamentales. Y se expresa en forma letal en los distintos “batallones de operaciones especiales” de la Policía Militar (como BOPE, ROTA o Rondesp) que funcionan en las ciudades, y cuentan con la ayuda de “grupos de exterminio” parapoliciales y paramilitares así como las “milicias” de las favelas de Rio de Janeiro y São Paulo integradas por policiales en sus horas “libres”, que actúan con anuencia gubernamental en todo el país. Algo que los gobiernos “petistas” continuaron desvergonzadamente. La policía militarizada es la principal ejecutora de esta política de violencia letal racista. Emulada en Rio de Janeiro luego por la unidades militares enviadas por el gobierno petista para ejecutar un plan de indiscutible terrorismo de estado

Las desapariciones forzosas bajo el gobierno estadual de Sergio Cabral, fueron un verdadero genocidio que supera las desapariciones en Chile bajo Pinochet y lo asemeja con la actuación de la junta militar argentina. Y es de plena responsabilidad del ex-gobernador Sergio Cabral. De modo que lo primero por lo que habría que juzgar a Sergio Cabral es por el genocidio de favelados que se realizó bajo su gobierno con la complicidad de los gobiernos del PT

La acusación “menor” por robo al Estado que hace Sergio Moro a Cabral demuestra una vez más la fantochada de su operación Lava Jato y la ausencia total de una verdadera y efectiva Justicia en Brasil que defienda los intereses populares

Brasil, 20 de noviembre de 2016

JLB - postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 12:25:16
postaporteñ@_______________________________

NO ?give Trump a chance? No se puede confiar

Kshama Sawant, CounterPunch, Nov. 18 2016

En los diez días transcurridos desde las elecciones, varios miles de personas han telefoneado y enviado por correo electrónico a mi oficina del Ayuntamiento de Seattle, furiosos por mi llamado a cerrarle la puerta a Donald Trump con protestas pacíficas masivas el Día de la Toma de Cargo .

Muchos mensajes eran de gente de clase media y obrera que habían votado por Trump porque odiaban a los demócratas y Hillary Clinton, y creían erróneamente que Trump iba a defender a los estadounidenses comunes. Muchos también eran racistas y misóginos, diciendo cosas como: "No perteneces aquí, comem*****, ch***v***a", o "Morite, volvé a tu cloaca".

Llamada tras llamada, con su tolerancia cero a la intolerancia y las amenazas, mi personal pacientemente explicó a los partidarios más razonables de Trump que estamos de acuerdo en que los trabajadores fueron traicionados por los políticos corporativos. Que nos oponemos completamente a las políticas bipartidistas de los negocios de "libre comercio" como la TPP y el TLCAN, las exoneraciones de impuestos corporativos y los estrechos vínculos de ambas partidos con Wall Street

Quienes llamaban se sorprendieron al saber que en tanto me oponía ferozmente a Trump, no apoyé a Hillary Clinton (yo hice campaña por Bernie Sanders, y luego  Jill Stein) Con muchos simplemente no se podía hablar, ya que despachaban su odio contra todos los que protestaban contra su presidente electo. Tendrán que experimentar las políticas de Donald Trump en el gobierno para verlo por lo que es: un estafador y representante de la clase millonaria que les vendió el verso de recuperar el Sueño Americano.

Mis primeros pensamientos sombríos cuando vi algunos de los horribles mensajes de correo electrónico fueron que estaré lejos de ser la única persona en la mira después de la peligrosa asunción de Donald Trump. Los fanáticos se sienten envalentonados. Ya se ha producido un aumento en los crímenes de amedrentamiento y odio, y el KKK se sintió seguro al celebrar un mitin en Carolina del Norte para celebrar la victoria de Trump.

?Desconcertantes de del otro lado han sido las notas en publicaciones  como The Seattle Times y The Stranger, atacándome a mí y a otros partidarios de Stein y tratando de cargarnos la culpa por el resultado de las elecciones presidenciales. El artículo de The Stranger incluso llegó a decir que, dado que yo no había apoyado a Clinton, no podía seguir convocando a protestas contra Trump: que esto sería "incoherente".
Pero como todos los representantes principales de Clinton, Robert Reich en el New York Times ha más o menos reconocido que, al no derrotar al candidato más impopular de uno de los partidos mayores en la historia moderna de Estados Unidos, los demócratas no tienen que culpar a nadie más salvo a sí mismos. El consejo editorial del NY Times cuestionó la estrategia desastrosa de intentar una "restauración de Clinton en un momento en que la nación estaba impaciente por escapar del status quo", mientras que Reich llama a un "nuevo Partido Demócrata", y dijo que la elección sirvió de "voto castigo" a la estructura de poder estadounidense, incluido el antiguo Partido Demócrata ".
En cada etapa de las Primarias  del Partido Demócrata, el DNC y la dirección del partido se opusieron ferozmente a Bernie Sanders y respaldaron a Hillary Clinton. En las elecciones generales, Clinton podría haber buscado llegar a los jóvenes y trabajadores partidarios de Sanders en lugar de su arrogante presumir que no los necesitaba. Al optar por decir que Estados Unidos es "todavía es grande" a los millones de personas que han sido vendidas y marginadas por las políticas neoliberales a lo largo de varias décadas, Clinton recibió varios millones menos de votos que Obama en 2012, incluyendo menos votos de mujeres.
Ahora, después de asistir a la ascensión de Trump a la Casa Blanca, Clinton y la misma dirección del Partido Demócrata nos dicen que debemos "darle una oportunidad". Pero no se equivoquen, el éxito de Trump no es "nuestro éxito", a pesar de los comentarios de Obama en tal sentido. Y aunque estaríamos encantados de ser sorprendidos por cualquier medida progresista de un gobierno de Trump, simplemente no tenemos tiempo que perder, para la construcción de una oposición organizada contra el daño que ya nos ha prometido hacer, incluyendo su promesa de expulsar a tres millones de inmigrantes.
Debemos reunir a millones de trabajadores y jóvenes progresistas  para construir un muro de masas de resistencia contra Trump, y para defender a los inmigrantes, las mujeres, los musulmanes, las personas LGBTQ y todos los demás amenazados por su presidencia.
Cientos de miles de personas ya han salido a la calle desde el 8 de noviembre. En la noche del resultado electoral, mi organización, la Alternativa Socialista comenzó a organizar protestas en todo el país para el día siguiente. Más de 50.000 respondieron a esa llamada: en Seattle, Nueva York, Boston, Filadelfia y Oakland. Muchas más protestas han seguido, así como docenas de huelgas estudiantiles, incluyendo a 5.000 estudiantes de Seattle tan solo el lunes.
Nuestro movimiento necesitará ser independiente de los dos principales partidos políticos. No se puede confiar en el Partido Demócrata para detener a Trump, ahora más que durante las elecciones. Y para derrotar verdaderamente a la derecha, tendremos que construir nuestro propio partido de masas -un partido de, por y para el 99%- completamente libre de dinero corporativo y su influencia.
Tenemos la responsabilidad histórica de luchar contra esta administración. Los días 20 y 21 de enero, los activistas organizarán protestas y huelgas estudiantiles en todo el país. Cientos de miles se reunirán a la Marcha de Mujeres en Washington DC y para "Ocupar la Asunción", para enviar un mensaje al nuevo presidente de que no hay espacio alguno para su agenda intolerante en Estados Unidos.
Espero que te unas a nosotros.

[Kshama Sawant es una concejal electo por la ciudad de Seattle y miembro de Alternativa Socialista.]

http://www.socialistalternative.org/

envióF.MOYANO - postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 12:00:34
postaporteñ@_______________________________

Pierre Étaix "in memoriam"

Chaplin, Keaton, Lloyd, Tati…y Pierre Étaix

Viento Sur 15/11/2016 | Ángel García Pintado escritor y periodista

Un día de este Octubre pardo se nos fue Pierre Étaix; a los 87 años, en París. Fue ‘el sucesor’ de los grandes del cine cómico (mudo o no), y nuestro país ha ignorado su desaparición –salvo alguna levísima referencia-, como en vida ignoró su existencia creadora de un modo casi total. Actor, clown, cineasta… Étaix no fue ignorado por Federico Fellini, quien contó con él para Los clowns, filme imprescindible en la filmografía del siglo XX, donde lució protagonismo la saga circense de los Fratellini; con uno de sus miembros –Annie—casó Étaix, con ella fundó en Francia La Escuela Nacional de Circo.

Empezó su vida profesional como dibujante y fue autor del ingenioso cartel de la memorable película de su amigo Jacques Tati, Mon oncle (Mi tío), en la que trabajó como ayudante de dirección

Étaix fue gran admirador no solo de Tati, también y sobre todo de Buster Keaton, con el que compartía un gran parecido físico y el quietismo e impavidez de su rostro como mecanismo esencial de comicidad y de drama. Pensando en Keaton realiza Étaix su primer filme, El pretendiente (1962), un homenaje a Siete ocasiones (1925), el filme legendario del genio americano. Luego realizaría Yoyo (1965), El gran amor (1969)… Yoyo, o El millonario, se inicia con la secuencia de un rico que se aburre mortalmente en su gran mansión rodeado de criados. Entonces ve pasar los carromatos de un circo ante sus narices y…

Acaso, el ostracismo que Étaix padeció, no solo en España sino también en cierto modo en su país, se deba a una larga batalla que estalló sobre los derechos de sus películas, lo que impidió que tuviesen la divulgación que justamente les correspondía. Woody Allen y Jean Luc Godard fueron algunos de los firmantes de una carta solicitando el final de un embargo absurdo, final que le llegó a Étaix solo dos años antes de su fallecimiento.

Pero, ¿cómo reponerse de ese olvido? Algo parecido aconteció con su buen amigo y colaborador Jacques Tati, creador del inefable personaje Monsieur Hulot, gloria nacional de Francia, que acabó sus días olvidado y prácticamente en la miseria.

En 1982 un periodista de Paris Match escribe en su necrológica: “Adiós, Monsieur Hulot. Le lloramos una vez muerto, ¡habría que haberlo ayudado cuando estaba vivo!”. En sus películas la figura desgarbada de Tati – Jours de fêteLas vacaciones de M. Hulot, Mon oncleTraficPlay Time…—, con su gabardina y su pipa, hablaba menos de lo necesario. Sus pocas voces eran lejanas, imperceptibles, se disolvían en el viento del paisaje, en el fragor de las cosas inútiles.

El humorismo de Tati era amable, festivo y critico; con el tiempo se fue haciendo más amargo. Observador implacable de la realidad, la burguesía, la burocracia, o la estupidez de la mecanización, del consumo y de la riqueza son temas recurrentes en su filmografía.

Los Chaplin (Charlot), los Lloyd, los Keaton, los Stan Laurel y Oliver Hardy, los Marx Brothers (la mudez de Harpo el arpista, la locuacidad desternillante de Groucho), gloriosos precedentes de los Tati y de los Étaix, ¿no son ellos, también, víctimas de un ostracismo y como de una obsolescencia programada por un sistema que decidió elegir otro género de risa más chabacano?

La grandeza del silencio y del “non sense”, del absurdo, como estilo, como estética, también como filosofía, fue reconocida por dramaturgos como Eugene Ionesco o Samuel Beckett, reivindicadores ente otros de los diálogos y las situaciones del Gordo y el Flaco (Laurel y Hardy).

No es llevarse el agua a nuestro molino si se piensa en la lucidez de estos extravagantes creadores, en la modernidad a ultranza de su transgresión de los códigos burgueses, como inquilinos eternos de los márgenes, en su burla de las convenciones sociales, de la autoridad y del poder –-verbigracia El gran dictador o Tiempos modernos de Chaplin, por citar solo dos—, caracteres genéticos comunes –con mayor o menor intensidad y coherencia— a todos ellos.

La risa como factor subversivo y desopilante, libertador de opresores corsés. Humorismo inteligente y crítico, arrumbado ahora a los desvanes de las filmotecas, en favor de las grandes cacerías de audiencia, en esta cultura de mercado que nos embarga y nos idiotiza.

¡Qué gran ocasión perdida la de las cadenas televisivas –- preferentemente las públicas—de programar con regularidad sistemática ciclos de este cine cómico -–mudo o no—, como antídoto a tanto veneno, a tanta toxicidad de las mentes, colonizadas por el gran amigo americano en sus más abyectas versiones!

No estaría de más que en las escuelas, en los institutos y en las universidades se incluyera esta asignatura libertaria. Sí: una utopía más. ¿Por qué no?

- postaporteñ@ 1695 - 2016-11-20 11:50:58
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] [837] Siguiente