Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Bolivia | GUERRAS EXTRACTIVISTAS

Eduardo Gudynas

Rebelión 2/9/16

El asesinato de un viceministro y la muerte de cuatro mineros vuelven a confirmar que los extractivismos transitan hacia mayores niveles de violencia

No es la primera vez que esto sucede, pero en esta ocasión golpea al gobierno de Bolivia y uno de sus más íntimos aliados políticos. Más allá de los clásicos argumentos partidarios, este caso deja en claro que las ideologías políticas quedaron relegadas detrás de una cruda guerra por los excedentes económicos. Una vez más, las comunidades y la Naturaleza, lo sufren.

El conflicto entre las cooperativas mineras y el gobierno de Evo Morales no puede ser analizado apelando a los marcos clásicos. De un lado, no estamos frente a una gran corporación minera transnacional, sino a un conglomerado de agentes económicos que hacen minería, y que se presentan a sí mismos como cooperativas (y de izquierda). Del otro lado, el gobierno de Evo Morales y el Movimiento al Socialismo, construyó una estrecha relación política con todo ese sector, convirtiéndolo en uno de sus aliados más importantes.

El actual ciclo de conflictividad se inició a inicios de agosto con la aprobación parlamentaria de una reforma a la ley de cooperativas propuesta por el gobierno Morales, para permitir y proteger la sindicalización de los trabajados. La medida fue duramente criticada por Federación Nacional de Cooperativas Mineras (FENCOMIN), y el 10 de agosto comenzaron movilizaciones y protestas. Se estima que existen unos 130 mil cooperativistas mineros, lo que les convierte en actores de peso. Rápidamente se generaron bloqueos en rutas nacionales, pedreas y declaraciones cada vez más encendidas.

Desde el gobierno los discursos también se volvieron más duros y se desplegaron policías. Estallaron las refriegas, donde había decenas de manifestantes detenidos y a la vez decenas de policías eran retenidos como rehenes por los mineros, con heridos de uno y otro lado. Varios mineros son encarcelados y se les inician procesos judiciales, lo que hace endurecer todavía más a los cooperativistas. El 24 de agosto mueren dos mineros en esas refriegas, y al otro día es secuestrado el viceministro del interior, Rodolfo Illanes, quien intentaba iniciar una nueva negociación. Al menos un dirigente minero afirmó, con toda claridad, que asesinarían a ese funcionario si moría otro manifestante minero.

Bajo esa dinámica, ya sin control, la noticia del deceso de un nuevo manifestante terminó en que una turba golpeara y tortura al viceministro hasta su muerte; al poco tiempo dejaron abandonado su cadáver en una carretera (fue recuperado el 26 de agosto). Es una triste y dolorosa situación donde, al día de hoy, hay un total de cinco muertos.

Claroscuros de un raro conflicto

Como muchas veces sucede en Bolivia, casi nada es lo que parece y es necesario disecar con precaución a los actores y sus disputas. Por un lado, las llamadas “cooperativas” mineras en realidad son más similares a empresas, y en buena parte de ellas existen unos pocos socios cooperativistas y unos cuantos obreros asalariados, que trabajan bajo durísimas condiciones de seguridad y ambiente, malos sueldos, impedidos de organizarse. En algunas cooperativas incluso se explotaba como asalariados a mujeres o niños.

Por otro lado, la propuesta de modificación del gobierno Morales se enfocaba en los asalariados de las cooperativas de servicios, y era discutible si afectaría a los mineros. Bajo la excusa de que esa medida volvería a sus cooperativas ingobernables es que se lanzaron las movilizaciones. Es un tipo de argumentos que resulta muy conservador, pero que era dicho por organizaciones, sin duda populares, y que se presentan a sí mismas como parte de la revolución del Movimiento al Socialismo

Recordemos que estas cooperativas han sido uno de los socios más poderosos en ese gobierno, tanto por su poder de movilización como por el gran número de votos que significan. Es un conglomerado que tiene muchas caras, ya que por momentos opera como un sindicato, a veces como una cámara empresarial y en otros casos como movimiento político (incluso tiene sus propios legisladores y han colocado a sus integrantes en puestos ministeriales).

Para muchos analistas y medios parecería que esto es la primera vez que ocurre en Bolivia. Sin embargo, hay una larga lista de antecedentes. En uno de los más recordados, en 2006 murieron 16 personas por durísimos enfrentamientos entre mineros cooperativistas y mineros del sindicato de la empresa estatal, para controlar unas parcelas en la localidad de Huanuni, en el altiplano andino. Aquella fue otra guerra extractivista que también escapó al control gubernamental.

Entonces nadie puede sorprenderse del evidente aumento de la violencia alrededor de la minería. Ya no es solo la imposición de unas empresas contra comunidades locales, sino que en varios sitios en distintos países estallan conflictos entre distintos tipos de mineros (tales como cooperativistas versus trabajadores, sean de empresas estales o privadas, o legales contra ilegales), mineros de cualquier tipo versus campesinos que todavía se dedican a la ganadería o agricultura, o frente a pueblos indígenas. La violencia en el extractivismo ya no expresa ocasionales accidentes, sino que es un componente esencial y propio de ese tipo de actividades.

Dando otro paso en la particularidad boliviana, los reclamos de las cooperativas mineras iban mucho más allá de resistirse a la sindicalización. Sus exigencias eran sustancialmente más amplias, incluyendo poder efectuar contratos directamente con empresas transnacionales, esquivar el control parlamentario en ese tipo de comercialización, aumentar las áreas de explotación minera, incluyendo el acceso a tierras forestales y áreas protegidas, recibir todavía más ayudas financieras (por ejemplo, que regalías mineras fueran reinvertidas en proyectos mineros de las cooperativas), y subordinar los controles ambientales a sus fines productivos.

Por lo que puede verse estos son reclamos que serían un sueño para las grandes corporaciones transnacionales, pero que aquí son exigidas violentamente por grupos populares que se consideran parte del progresismo, incluso como revolucionarios anti-imperialistas, y eran socios íntimos del gobierno. Es que justamente otra particularidad de esta situación es que las cooperativas mineras tienen ese enorme poder y el desparpajo de hacer ese tipo de reclamos gracias a las sucesivas concesiones y beneficios que le ha dado el gobierno de Evo Morales. La más reciente fue la nueva ley de minería No 235, aprobada en 2014, que consolida su status privilegiado, le otorga grandes beneficios económicos, y hasta declaraba que sería ilegal cualquier actividad que impidiera la minería (entre ellas, la huelga, por supuesto).

Necesidad de recuperar rigurosidad e independencia

Este caso boliviano también muestra la necesidad de miradas conceptualmente rigurosas sobre los extractivismos. Es que no son pocas las definiciones de extractivismos mineros que, aún en la crítica, lo conciben solamente como una expresión propia de las grandes corporaciones del norte. Esas conceptualizaciones son casi siempre compartibles, pero al caer en unas narraciones metafóricas, no siempre sirven para entender otros extractivismos, tales como el cooperativismo minero boliviano o la ilegalidad / informalidad de los mineros de oro en la Amazonia.

Por ello, una definición más precisa subraya que los extractivismos son un tipo de apropiación intensiva y de grandes volúmenes de los recursos naturales que puede darse bajo distintos regímenes de propiedad (privada, estatal, mixta, cooperativa, etc.)/1. De esta manera, la rigurosidad en entender los extractivismos no es una manía académica, sino que es indispensable para abordar sus distintas conflictividades.

A lo largo de los últimos años, mientras que cooperativistas y gobierno eran aliados dentro de gobierno, no ha habido muchos análisis independientes, ya que se protegían mutuamente. Los pocos que lo hicieron, como ocurrió con algunos analistas, militantes y unas pocas ONGs en Bolivia, alertaron sobre las exageradas concesiones que el gobierno otorgaba a esas cooperativas mineras, y difundieron las denuncias que partían desde las comunidades locales. Los estudios de esas ONGs, especialmente los de CEDIB (Centro de Documentación e Información de Bolivia), fueron duramente cuestionados desde el poder y sus seguidores entre los medios y otras ONGs, presentándolos como un obstáculo para explotar los recursos naturales. Ahora es evidente que ellos estaban en lo cierto, y a la vez queda en evidencia la fragilidad de los analistas que apenas son un eco gubernamental.

Los abordajes en función a lo que dice o quiere el gobierno siguen operando, sin duda, y un ejemplo muestra cuán limitado es ese intento. A las pocas horas de publicarse la primera versión de este artículo, Katu Arkonada, conocido por replicar posturas oficialistas bolivianas, denunció en Twitter lo que calificaba como “cuatro mentiras” en mi análisis. Sólo me referiré a su primera crítica para no ser aburrido: dice Arkonada que es mentira que “la patronal minera denominada cooperativistas" se hubiese presentado nunca como "de izquierda".

Mi respuesta es que esos dirigentes acompañaron al MAS y a Evo Morales, y éste reconoció su apoyo en repetidas ocasiones, legitimándolos como socios políticos, tanto en sus dichos como en retribuciones concretas (desde camiones a ventajas económicas). Por si fuera poco, en el XI Congreso Nacional de la federación de esas cooperativas mineras (2011), ellas mismas sostenían que el “contenido ideológico” de su cooperativismo minero es “clasista y revolucionario, anti-oligárquico y anti-imperialista”, y se describen a no como “proletarios”, pero sí como “trabajadores y parte del pueblo oprimido”

Con eso queda muy claro dos cosas: La primera, que los cooperativistas en su imaginación se conciben como una izquierda revolucionaria, anti-oligárquica y anti-imperialista, confirmando las descripciones en mi nota (y similares descargos podría presentar para las otras “mentiras” que me achacan)

La segunda, confirma que aquel tipo de análisis, esos que son ecos gubernamentales, no entienden bien lo que está sucediendo, y aunque así lo fuera, como carecen de independencia, no le sirven ni a los movimientos sociales ni paradojalmente al propio gobierno.

Una disputa sobre los excedentes

Las acusaciones entre los distintos actores en este conflicto se cruzan aunque en un plano todavía superficial. Los cooperativistas y sindicatos exigen responsabilidades políticas al gobierno por haber permitido que escalara la violencia, y en especial identificar a quienes asesinaron a los manifestantes. A su vez, el gobierno avanza sobre las cooperativas, se iniciaron procesos judiciales contra quienes dieron muerte al viceministro, pero sorpresivamente parece exculpar a las bases, ya que otra vez insiste en que todo el asunto es parte de un complot de la derecha partidaria.

Lo sorprendente en una discusión de ese tipo es que no se analiza la esencia del conflicto: una violenta disputada por los excedentes de los extractivismos. Sin duda que estamos ante una disputa político partidaria convencional, y para nada menor, en tanto se rompe la alianza del gobierno de Morales con uno de sus principales aliados. Pero esa no es la causa de todo este drama, sino que es una consecuencia de una contradicción mucho más profunda.

De un lado el gobierno y del otro los mineros, se están peleando por controlar los excedentes que provienen de explotar los recursos naturales, para asegurarse la mayor tajada posible de su rentabilidad económica. Ni ellos ni los analistas o medios convencionales están debatiendo, por ejemplo, si es apropiado seguir con ese tipo de minería, ni sobre sus costos sociales y ambientales o su real beneficio económico, ni tampoco sobre su inherente violencia.

Es una situación muy triste porque somos testigos de grupos sociales que han caído en visiones tan pero tan mercantilizadas de la naturaleza y de las comunidades, que la destrucción ambiental, el secuestro o el asesinato, están justificados con tal de recuperar las tasas de ganancias. Son este tipo de condiciones, que tienen raíces más profundas, las que alimentan una y otra vez las guerras extractivistas. En ellas, las víctimas que siempre se repiten siguen siendo las comunidades locales y la Naturaleza.

/1 El marco conceptual con más detalle en Extractivismos. Ecología, economía y política de un modo de entender el desarrollo y la Naturaleza, por E. Gudynas. Edición Bolivia, Cedib, Cochabamba, 2015; edición Perú, RedGE, CooperAcción, Lima, 2015.

Actividades de Eduardo Gudynas en Europa 

 secretario ejecutivo del Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES)

En el marco de su estadía en Noruega, donde será galardonado con la Cátedra Arne Naess en Justicia Global y Ambiente 2016 que otorga la Universidad de Oslo, Eduardo Gudynas del equipo de CLAES estará realizando conferencias en algunos países de Europa.

A continuación se listan algunas de las actividades:

Bergen, Noruega: 1 de setiembre
Desafíos ambientales para Latinoamérica
Participante de un panel
Congreso de la Red de Investigación de América Latina de Noruega

Lund, Suecia: 8 de setiembre
Críticas al desarrollo, alternativas y Buen Vivir
Conferencia, Universidad de Lund

Oslo, Noruega: 13 de setiembre
When Two Worlds Collide, introducción a la película
Instituto Noruego de Cine Cinema

Oslo, Noruega: 15 de setiembre
Transiciones ecológicas más allá de la Modernidad
Conferencia Arne Naess en el Simposio Arne Naess: Imagining Ecomodernity
Universidad de Oslo

Estocolmo, Suecia: 4 de octubre
Progresismo y extractivismo; agotamiento y alternativas
Conferencia; Instituto de Estudios Latinoamericanos, Universidad de Estocolmo

Viena, Austria: 10 de octubre
¿Fin de la era del progresismo en América Latina?
Conferencia, Fundación de Investigación de Desarrollo de Austria y DKA

- postaporteñ@ 1658 - 2016-09-05 20:03:58
postaporteñ@_______________________________

URU | ¿QUE ES LO PRIMERO?

LO PRIMERO ES, NUESTRA GENTE. Nosotros, sostenemos que el PROYECTO SOCIAL ECONÓMICO A IMPLEMENTAR, debe basarse en fortalecer nuestro mercado interno.

Por lo tanto, sin despreciar, ni descuidar lo que tenemos de ventas al exterior, sino por el contrario, AUMENTARLAS. (Teniendo conciencia, de que lo que hoy le vendemos, a otros Países, mañana ellos podrían producirlos.) 

LO CUAL ES POSIBLE, cuando en el comercio exterior no incida y disponga una Oligarquía de PODEROSOS

 DESDE HACE DÉCADAS, los  latifundistas ganaderos, los frigoríficos extranjeros, y desde, unos 20 años, el AGRONEGOCIO de la soja TRANSGÉNICA, los intereses del capital de “la pasta de celulosa” (U.P.M. y Montes del Plata) son quienes DETERMINAN (primordialmente) los rubros  exportables.

Existen además, la presencia de zonas francas, donde sin pagar nada y sin ningún control, se producen envases y los jugos de PEPSI COLA, para distribuir en la región. No es lo único. Es el mayor rubro exportable, monetariamente. Por supuesto, de “OTROS”.  En las zonas francas, esta la “trenza”, de los poderosos locales, con el capital transnacional.

El comercio exterior, como lo conocemos, no está inserto en un PROYECTO QUE PROMUEVA Y FAVOREZCA, al conjunto de los agentes económicos de toda nuestra sociedad.

La inmensa mayoría (en el actual sistema capitalista del URUGUAY), de los agentes productivos son pequeñas y medianas empresas (PYMES). Sin embargo, estas no son PROMOCIONADAS, COMO CORRESPONDERÍA, desde el MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES.

Ministerio,  que debería COORDINAR, con otros organismos (M. de Economía, B.R.O.U., O.P.P., etc. Las cosas no ocurren porque si. Los actuales gobernantes ( y desde hace décadas) defienden los intereses de una OLIGARQUÍA, de pocas familias.

Algo básico, que no existe, PLANIFICACIÓN ESTATAL DEL COMERCIO EXTERIOR. DE NO EXISTIR PLANIFICACIÓN  ¿Qué es lo  que ocurre?

Esto lleva décadas. Porque los ciudadanos votan, eligen, hay “democracia”, pero esas participaciones llevan implícita alguna orden encaminada a orientar (por ejemplo) que todos los agentes económicos (productivos) tengan acceso a vender en el exterior.

Porque eso solo lo puede determinar y RESOLVER, una especial organización SOCIAL Y POLÍTICA, que a su vez, cuente con la PLANIFICACIÓN del comercio exterior.

Que haga serios los emprendimientos. Que canalice, adecuadamente, sus créditos (otro papel del B.R.O.U.).

Y que el ESTADO (otro ESTADO, el del PODER POPULAR), haga posible todas estas aspiraciones. Es decir POTENCIAR, para TODOS, las posibilidades, de vender más al EXTERIOR.  Algo básico, ni cerca de desarrollar este tema, en toda su profundidad es, fijar PRECIOS MÍNIMOS, O SOSTÉN. TENER UN PRECIO, PARA TODOS, FIJADO de antemano.

HOY ¿Qué OCURRE?

Unos  pocos, PODEROSOS, determinan las características del comercio exterior.

Por ejemplo, carne vacuna. Los frigoríficos extranjeros, pretenden (es  lo que hacen) vender donde se les pague más.

Primera constatación: la vergüenza de que el rubro más importante del URUGUAY, este en manos extranjeras.

¿Esto que demuestra? La inexistencia, de una clase capitalista capaz de cumplir con un ROL NACIONALISTA. PATRIÓTICO.

ESTO ¿a que nos lleva?  Que solo el PUEBLO ORGANIZADO, la clase obrera organizada, deberán asumir el papel de defender NUESTRA SOBERANÍA. ANTE una clase propietaria (estancieros y capitales industriales) incapaces de cumplir este papel.

Nosotros, como GRUPO DPTAL, ANDRESITO ARTIGAS, decimos que no solo no asumen ese ROL, sino que aceptan ser laderos, alcahuetes y “socios” del capital TRANSNACIONAL.

¡OJO!! ELLOS NO SE PERJUDICAN. HACEN SUS GANANCIAS Y DETERMINAN QUE LA CARGA IMPOSITIVA, LA SOPORTEN OTROS (el  pueblo, sus trabajadores y el pequeño y mediano capital)                                                              Únicamente, frenan un desarrollo económico e IMPIDEN que lo producido sirva al conjunto. SOLO ESO.

 Son los que impiden, LA PUBLICA FELICIDAD, y QUE HAYA UNA PATRIA PARA TODOS.

Esto debería generar nuestra REPULSA e impedir, que esto siga, ser parte de NUESTRAS TAREAS.

Esos INTERESES, lleva a que el stock ganadero, permanezca incambiado, (en lo bovino,) por 60 años.  Que el stock OVINO, sea poco más de la tercera parte, del stock promedio. Por 50 años, el promedio fue de 20 millones de lanares. Se llego a tener, 28 millones de ovinos.  HOY, no se llega a 8 millones.

Esto implica, vaciamiento del campo URUGUAYO, y menor “laburo”. En los últimos 12 años, se perdieron 12 000 productores de 55000;  una cuarta parte. Hay 40 000 trabajadores rurales MENOS, en el territorio rural.

Estas cosas ¿Por qué ocurren? Son ellos, los grandes propietarios, los QUE DECIDEN. A favor de sus intereses. Perjudicando, el DESARROLLO NACIONAL y  disminuyendo el empleo.  SI CON ESTA REALIDAD, aun un sector de nuestra población está bien corrobora que, con pocos cambios es posible, (¿estaremos a tiempo?) de mejorar, el CONJUNTO.

Eliminar lo delincuencial (arriba y abajo) y generar empleo.

ESTO QUE DEMUESTRA, LA NECESIDAD DE CAMBIOS

Dimos un ejemplo, como cierta ORGANIZACIÓN SOCIAL, predispone a tener menos trabajo. La concentración de la TIERRA, EN POCAS MANOS, CONDUCE AL LATIFUNDIO y este, por ejemplo, le sirve la ganadería extensiva, la soja transgénica, los monocultivos forestales para “las pasteras”.

Al pequeño propietario en el campo, le sirve LA OVEJA. Esta proporciona más trabajo. Si hubiera más stock ovino, VOLVERÍA MÁS GENTE AL CAMPO. Habría más trabajo. Para ello, se debería repartir TIERRAS.

DESPUÉS, BUSCAR NUEVOS MERCADOS E INTERCAMBIOS. LA PLANIFICACIÓN DEL COMERCIO EXTERIOR.

Además  de esto, para dar “un avance” del proyecto de la UNIDAD POPULAR, nosotros planteamos GRANJAS EN ABUNDANCIA, alrededor de cada centro poblado.

Allí, habrá invernáculos, huerta orgánica, comida en abundancia. Para que a  nuestra población, le sobre alimento sano

 Parte de ella, se venderá al EXTERIOR, PLANIFICACIÓN mediante.

Habrá pequeñas plantaciones de granos, para alimentar a la población y animales. Todo orgánico. Se criarán, chivitos, gansos, patos, carpinchos, pollos sueltos, etc. Sin vacunas, ni hormonas. Será más gente en el campo (alrededor de cada centro poblado).

Se alimentara mejor a nuestra población y se venderá al exterior. Todas estas actividades de producir alimentos, se realizara en predios entre 3 y 10 hectáreas, que darán  trabajo a  2   o   3 familias, de promedio,  cada predio. Predios ubicables, a menos de 10 km, de cada centro poblado. No importando lo chico que sea, el centro poblado. 

Esto es parte del PROGRAMA de la UNIDAD POPULAR.

QUE ES LO PRIMERO

Nuestro titulo. Porque ese encabezado? Es, que para nosotros lo fundamental es, nuestra gente. Que es, potenciar NUESTRO MERCADO INTERNO. Es decir tener un URUGUAY, donde cada habitante tenga acceso a todo. En abundancia. Es decir, buena distribución de la RIQUEZA PRODUCIDA. Y TENER, como NORTE, que esa producción sea generada en nuestro País, y a partir de nuestras propias capacidades.

ALGO TOTALMENTE VIABLE Y POSIBLE

¿Ahora?  Algo ya enunciado, ese PROYECTO, no lo harán, las 500 familias ( o menos) dueñas del URUGUAY, y que son quienes mandan. Unidas, desde la traición a ARTIGAS, al IMPERIO Y LOS CAPITALES PODEROSOS MUNDIALES.

Ese PROYECTO, popular y nacional. Deberá ser encabezado por nuestro pueblo, donde deberá tener un papel protagónico, la clase obrera organizada, para poder llevarlo a feliz término.

De esto, estamos lejos. Entre otras cosas, se deberá levantar un PROYECTO ALTERNATIVO, al vigente. De la ENTREGA.

ESTA ES LA TAREA PRIMERA. Construir ese proyecto alternativo y construir las fuerzas sociales, motrices y conductoras, para VIABILIZAR LO.

Parte de esa tarea, ha iniciado la UNIDAD POPULAR/ LEMA ASAMBLEA POPULAR.

Para el grupo dptal, ANDRESITO ARTIGAS, lista 8, ese primer paso deberá SUMAR, nuevas adhesiones de nuestra población para ir conformando las legiones de la LIBERACIÓN NACIONAL.

Liberación nacional, que no deberá cometer el error, de creer que sobre bases de una nueva economía capitalista, de mercado a ultranza, podrá llegarse a resolver todos los problemas que están hoy planteados, a nuestro PUEBLO.

Ello no implica, no recurrir a la iniciativa particular. No rechazamos, infinidad de actividades desarrolladas a partir del esfuerzo, de innumerables “cuentapropistas”, el esfuerzo de enormidad de pequeños y medianos “capitales”, PRODUCIENDO.

Porque todo ello, estará enmarcado en un PLAN GLOBAL, propuesto por el PUEBLO, con el objetivo explicito de resolver el conjunto de sus necesidades

¡! NO HAY OTRA!!

Confiamos, en NUESTRO PUEBLO, y ese escenario se producirá. Llevara su trabajo, y aun, con tantas dificultades a la vista, APOSTAMOS A EL. 

DEBERÁ SER UNA SOCIEDAD ORGANIZADA, desde el poder popular, de la intervención ciudadana y popular, sin mediatizaciones. Eso no surgirá inesperadamente. Veremos su desarrollo, hasta que cristalice, en ese NUEVO PROYECTO.

HOY, se está lejos de ello. La clase obrera organizada, solo exige no perder empleo, ni poder adquisitivo. Algo obvio. Que es lo mínimo. Pero, no ENJUICIA, AL MODELO OLIGÁRQUICO Y ENTREGUISTA. NO AVIZORA, Y NO PROMUEVE ALTERNATIVAS.

Se adapta, a lo que dispone “la clase política” conductora de la entrega, y beneficiaria,(de los privilegios instaurados) y de los grandes capitales (de adentro y de afuera), también favorecidos.

En el tema PASTERAS. La obviedad, aplasta. A esta altura de los acontecimientos, son pocos los sectores que no denuncian lo negativo que es, que el URUGUAY, esté dedicado a servir a otros

Quizás, puntualicemos algo, para que sirva para que nuestros lectores, militantes, ayuden a nuestro pueblo a entender y no engañarse, que ningún PARTIDO POLÍTICO, “de la oposición”,( a no ser la UNIDAD POPULAR) se OPONE, a esto que el PUEBLO RECHAZA. 

Es decir, se rechaza algo y por ese motivo, se comete el error de creer que, no votando a quienes gobiernan, esto no seguirá ocurriendo. Se rechazan las AFAPS, se votan PARTIDOS, que las defienden. No lo entendemos.

En nuestra población, hay sentimientos encontrados. No tenemos respuestas para todo. Creemos interpretar, que al no participar,(no estar organizados) se tiende a buscar “soluciones mágicas” y” sentados”

Es decir poner un “papelito”, como quien juega a la quiniela o al 5 de oro, y allí, hallar “la solución”. Apostar, “a ganador”

Eso negaría la posibilidad de votar a partidos políticos “sin chance”.  Pero que serian los ÚNICOS, que estarían representando SUS INTERESES. Por ejemplo, la UNIDAD POPULAR

  Cometido el error, quedan 5 años de espera. De allí, la importancia que tiene que nuestra gente empiece a militar, conversar y tratar de convencer.                                      El voto tirado, y que NUNCA VA A SER ÚTIL, ES AQUEL QUE NO REPRESENTA MIS INTERESES. Cinco años, son largos. Tampoco, es aconsejable, votar al menos malo

Nosotros, esta nota (entrega para el AVANZA), le vamos a ir dando redondeo.

El tema que desarrollaremos, en próximas entregas : que es lo primero. Lo primero es, nuestra gente y por ende, fortalecer el mercado interno.

¿Cómo lo haríamos?

1 )   Se hace imprescindible sustituir importaciones.

2 ) Acrecentar el poder adquisitivo de nuestra población.

3 ) Mejorar la EDUCACIÓN.

4 ) Hacer hincapié en un desarrollo científico y tecnológico propio. Sin descartar, complementación regional y mundial.

5 ) Iniciar  un proceso de INDUSTRIALIZACIÓN, que incluya el desarrollo, de Industria  Pesada.

6 ) Todo esto y muchísimo más, formando parte de una PLANIFICACIÓN DEL CONJUNTO DE TODAS LAS ACTIVIDADES, para lograr satisfacer el conjunto de las necesidades de nuestro PUEBLO, en sintonía, con sus RESOLUCIONES.

Nuestra  forma de ver la realidad POLÍTICA  es, apostar al desarrollo ideológico, político y organizativo del conjunto de la población.

Para nosotros, esa nueva DEMOCRACIA es, ineludible. LO BÁSICO. CREAR VERDADERA PARTICIPACIÓN, construir poder popular.

Aparte, somos conscientes que de no llegarse a esto, se dificulta, iniciar UN PROCESO DE CAMBIOS REALES.

PRIMER PUNTO, sustituir importaciones.

Por ejemplo, en la INDUSTRIA.  Se hace insoslayable, iniciar un proceso artesanal de calzado local. El calzado de cuero, cosido, de buena calidad, es ARTESANAL.  Por lo tanto, es lógico que estos talleres se ubiquen y desarrollen, en todo el territorio nacional.

¿Sus costos? Hace décadas, la Cámara de la Industria del Calzado, insiste (ante los distintos gobiernos) que se proteja el mercado uruguayo, del calzado del sudoeste asiático.

Existen, todavía pequeños emprendedores artesanales dispuestos,  a producir calzado local y enseñar “el oficio”, de confeccionar calzado.

Sus costos, muy parecidos, a lo que hoy se compra, un calzado chino, de mala calidad.

Por lo tanto, algo totalmente viable. Lo de siempre, la OLIGARQUÍA, QUIERE VENDER SUS PRODUCTOS,  y por lo tanto, se congracia con todos los países, que pudieran comprarle.

A su vez, el condicionamiento de la deuda externa trae, como una de sus consecuencias, que se “prohíba” proteger nuestro MERCADO.  Es decir, se recomienda abrir los mercados y no practicar proteccionismo.

No nos vamos a poner a desmentir todos los embustes, de que si no hacemos eso, nadie “nos va a comprar”. No tenemos la pretensión en este artículo, de convencerlos.

Lo mismo que haríamos, para el calzado, lo repetiríamos, para miles de rubros.

De esta manera, recuperaríamos decenas de  miles de puestos de trabajo.

Segundo punto. Acrecentaríamos, el poder adquisitivo, de nuestra población.

Aparte de servirnos del PRESUPUESTO  de la NACIÓN,  SE EMITIRÍA DINERO. Este ayudaría a mejorar, el poder adquisitivo de los salarios y pasividades, mas sumergidas.

¿Esto es posible? Totalmente. Solo hace falta la voluntad política de concretarlo.

Para ello, en el aspecto de emitir dinero, es posible hacerlo por el 2% a 3% del producto bruto interno (P.B.I.) por 3 años consecutivos.

Tomemos un P.B.I.( sin zonas francas) de 40 000 millones de dólares. Un 1% son 400 millones y 3% son 1200 millones de dólares extras, que circularan en URUGUAY, acrecentando ventas. Durante tres años. Después, lo acrecentado en producción y valores, edificara un mercado interno, más poderoso. Con justa DISTRIBUCIÓN.

Usemos 400 millones de dólares (emitidos, soberanamente, en PESOS URUGUAYOS).  El resto, se usara para inversión y creación de empleo extra. Otro tema, para otro AVANZA.

DÉMOSLE, A 400 000 URUGUAYOS, ingresos extras. 200 mil pasivos, y 200 mil trabajadores, con ingresos minoritarios.  Los sumergidos.

400 millones dividido 400 mil, me da mil. Mil dólares (su equivalente, en pesos). Haga la cuenta. Mil dividido por 12, me da 83, 333 dólares más por mes para  400 mil uruguayos, que mejorarían sus condiciones de vida.  “Algunos”, creen que es sencillo explicar todo esto, en poco espacio. No lo es.

Por supuesto, para nosotros, ninguna moneda extranjera, deberá cotizar, ni operar en el mercado interno. Es tanta, la costumbre y la “sujeción”,  que hasta hacemos los cálculos, en dólares. Espero les quede claro, porque es viable emitir dinero y no causar inflación, y solucionar problemas. Cuando es inconveniente, emitir dinero? Cuando hay escasez de mercaderías, bienes, etc.

Nada de eso ocurre, todo lo contrario, sobran bienes y además, hay capacidad ociosa de producción.

Claro, un País que tiene ocupado su MERCADO INTERNO, con monedas extranjeras, y obedece “dictámenes” externos, esta “imposibilitado” de hacer EMISIÓN SOBERANA. De no organizarnos, y construir  otro escenario POLÍTICO, ESTAS COSAS NO SE IRÁN.

Lentamente, la situación de los URUGUAYOS, se deteriorara. La apertura iniciada, trayendo calzado y ropa, para los Ministerios de Interior y Defensa, está  anunciando la apertura y desprotección del trabajo nacional, que se viene.

Punto 3. MEJORAR LA EDUCACIÓN

Para nosotros, no da para tanto “discurso”, mejorar la EDUCACIÓN. YA VIVIMOS, una buena Escuela.

¿En qué consistía?  Buenos docentes, con vocación y dispuestos a aplicar procedimientos que hacían que los alumnos, egresaran de la ESCUELA, sabiendo leer, escribiendo correctamente y sacando cuentas.

¿Por qué no ocurre hoy?

Los famosos planes, cada poco tiempo “cambios”. Para mal. Pero, lo saben. Esto se  ha hecho, a propósito. Que mejor que tener un pueblo ignorante.

Es tan sencillo solucionarlo. EXIGIR, EXIGIR, Y EXIGIR. Antes, era así. Estamos “todos vivos”.

Conocer el abecedario. Aprender a leer. Y después, leer. Si leer, leer mucho. Sino, como conoces el significado de todos los conceptos. ¿Cómo adquirís un léxico? ¡! No hay otra!!

SABER LAS TABLAS. Resolver problemas. Muchos. DEBERES, todos los días. Ejercicios.

Es tan sencillo, volver a “la escuela de siempre”. Solo requiere EXIGENCIA. De parte del DOCENTE Y de parte,  del ALUMNO.

UNA VEZ RESUELTA LA BASE EDUCATIVA, es decir PRIMARIA. Lo demás es, encaminar con las mismas EXIGENCIAS, y responsabilidad, las demás etapas.

Todo esto, no ha ocurrido inocentemente. Son planes para conquistar PAÍSES, con colaboradores  internos. Si un pueblo lo adoctrinan, lo aculturan, lo dominan. Eso han hecho. Debemos sacarnos el “gualicho”.

Todo esto, ¿Qué precisa? Tomar conciencia de lo nefasto que es e iniciar,  un proceso organizativo para enfrentarlo.

¿Qué vemos? Gremios de la ENSEÑANZA “alborotados”.  Pero, en sus preocupaciones no está firme su responsabilidad en los fracasos EDUCATIVOS.  Allí deberían centrarse, parte de la lucha. Y esa lucha, precisa del apoyo de los PADRES.

POR DISTINTAS RAZONES, estamos lejos de esto.  Por estas consideraciones, andaría un posible camino a transitar en la búsqueda de SOLUCIONES PARA LA EDUCACIÓN.

Este fue un aporte, sencillo, para un tema crucial

Dejamos, para la próxima entrega el resto de los puntos.

Puntos que no sintetizan, ni cerca, todo lo que hay que realizar y CAMBIAR. Un ejemplo, de todo lo que falta, lo relacionado con la explotación adecuada de los RECURSOS PESQUEROS.  El mar territorial, su cuidado y explotación. Las lagunas, ríos y  arroyos. Y lo referente a SEMBRADÍOS DE PECES

Hoy a nivel mundial, se considera el cultivo de peces, lo más conveniente. Debemos especializarnos en ello.

Estamos asistiendo  al cierre de EMPRESAS. FRIPUR, y mil desocupados/as, que se agregan a decenas de miles, en estos 2 últimos años.

Un mar ancho y ajeno. Desaprovechado. Nuevas denuncias, de corrupción  en la ARMADA.  Los dueños de FRIPUR, deudas millonarias, con todos nosotros (B.R.O.U.) y ellos, cada vez más ricos. No pagan nada y no pasa nada.

LO DICHO, al principio la OLIGARQUÍA  y  (su socio externo) no solo acaparan gran parte de las riquezas, sino que no permiten un desarrollo que sirva a que haya “haya Patria para todos” y a “que reine la pública felicidad”.

Cada vez en un PAÍS, tan rico, se  dificulta a muchos uruguayos vivir. Lo más triste, nos enfrentamos entre pobres y no encaramos los problemas, como corresponde. Hasta la próxima.

Grupo Departamental  Andresito Artigas  Lista 8 de Rocha  en la UP

Julio De La Llana - postaporteñ@ 1658 - 2016-09-05 19:44:15
postaporteñ@_______________________________

6 meses sin BERTA

COPINH: COMUNICADO A 6 MESES DEL ASESINATO DE LA COORDINADORA GENERAL DE COPINH, BERTA CÁCERES FLORES

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras a 6 meses del asesinato de la Coordinadora General de COPINH comunica lo siguiente:

·     Con el asesinato de quien fungía como Coordinadora General de COPINH, miembro fundadora de esta organización, se ha cometido un crimen contra todo el pueblo Lenca que lucha por la construcción de su autonomía, por la defensa de la Madre Tierra, los bienes comunes de la naturaleza y por el respeto de nuestros derechos como pueblos indígenas

·    Ante este crimen hemos reafirmado que continuaremos en la lucha beligerante contra los proyectos de muerte que de forma inconsulta se han instalado desde el Golpe militar del año 2009 y por ende sabemos que la compañera Berta Cáceres Flores no ha muerto, mientras no muera su lucha ni su proyecto político, que es esta organización.

·   La compañera Berta Cáceres, nuestra hermana, ha sido víctima de un Crimen de Estado ya que ella sufrió durante todo su ejercicio político la persecución de las autoridades hondureñas como fuerzas de seguridad y tribunales de justicia, la criminalización de su labor en la que también participaron empresas, como DESA, y bancos internacionales como FMO, BCIE y FINNFUND interesados en saquear nuestros Bienes Comunes y convertirlos en ganancia

·    En estos 23 años de existencia de nuestra organización, este crimen  ha significado el golpe más grande para nuestro pueblo y es un intento para acabar con la lucha de COPINH que sigue sufriendo la estigmatización y criminalización por parte del Gobierno, las empresas nacionales y trasnacionales y las instituciones financieras internacionales

·   Habiendo acompañado a Berta en su lucha, que es la de este pueblo, tenemos plena claridad en que la justicia no va a llegar por medio de esta institucionalidad corrupta, ineficiente y promotora del exterminio de los pueblos en resistencia, que esas detenciones no significan la justicia por su asesinato y que son un claro ejemplo de cómo se fabrica la impunidad en este país

·   COPINH sigue demandando la creación de una Comisión Independiente de Investigación que nos permita conocer la verdad de este crimen y de la que el gobierno ha hecho oídos sordos

·    Que COPINH desde hace varios años está exigiendo la salida del Proyecto Hidroeléctrico “Agua Zarca” del territorio Lenca que se instaló de manera inconsulta, al igual que 50 concesiones para hidroeléctricas y otros tantos Megaproyectos eólicos que pretenden instalarse en nuestro territorio.

·    El pueblo Lenca lucha por una vida de paz por eso exigimos la desmilitarización de nuestros territorios ya que los militares, policías y fuerzas privadas de seguridad son los garantes de las inversiones privadas  a través de la violación a los derechos más elementales y de la siembra del miedo, el terror y la muerte

·    Ante este asesinato el gobierno, las empresas y los bancos financiadores del terror y la muerte deben saber que COPINH va a  hacer un esfuerzo permanente por saber quiénes participaron en el hecho, que no crean los perpetradores que descansaremos en la búsqueda de Justica por nuestra hermana y que todos los atropellos que suframos por ejercer nuestra labor van a ser denunciados antes las autoridades internacionales

·     El COPINH sabe que antes y después del Golpe de Estado de 2009 la violencia y atrocidades suceden gracias a la injerencia gringa, con su dinero e intervención como el mismo Golpe de Estado. La implantación del modelo extractivista se da por el empuje de la doctrina capitalista  gringa y  el asesinato de Berta hace parte de una estrategia clara de eliminar por la fuerza a cualquier tipo de oposición a ese modelo económico del que los gringos son el centro.

·    Denunciamos las campañas de criminalización a nuestra organización financiadas por DESA en la televisión nacional a la que se presenta a Gloria López,  persona que no representa a las mujeres lencas, que es un remedo de indígena digna y que estamos seguros está siendo utilizada por los empresarios hondureños para manipular la opinión pública y crear más conflictividades.

·    COPINH deja bien claro que justica ante esta enorme pérdida significa: encontrar a quienes la asesinaron, a quienes mandaron a asesinarla y denunciar la estructura criminal que permitió su asesinato. Significa que la labor de resistencia, de emancipación, de rebeldía del COPINH y del pueblo lenca se mantenga. Significa esa lucha incansable en contra de este sistema económico político, cultural que busca la eliminación de las comunidades, de sus resistencias ancestrales y alternativas al despojo, explotación, racismo y exclusión.

·    Justicia es mantener viva la memoria de la vida de Berta, de sus convicciones, de lo que la llevó a ser la más grande lideresa del pueblo lenca y que es la historia de  resistencia de pueblo lenca. Justicia es decirles claramente a las empresas,  a los representantes del Estado y a todos los que entren a este territorio lenca que no se va a permitir el desarrollo de ningún tipo de proyecto, ni de acción, ni de actividad que pase por encima de la gente o que supongan la eliminación de nuestras voces. Es buscar el desarrollo de las comunidades y NO de empresas que se aprovechan de las comunidades, del desarrollo basado en las propuestas que surja desde nuestras necesidades

 A 6 meses de este vil crimen el pueblo lenca sigue llorando esta pérdida para la lucha social en Honduras, sin embargo no olvidamos que su espíritu nos acompaña como una ancestro más que se suma a la resistencia milenaria del pueblo Lenca.

A 6 meses de este asesinato miles de voces se han alzado para exigir Justicia Para Berta y respaldar nuestras demandas, gesto que COPINH agradece profundamente a las comunidades, los movimientos sociales y populares y a la sociedad civil de todas la regiones del continente y del mundo. Como pueblo de lucha sabemos que la justicia llegará solamente por los esfuerzos del movimiento social y popular, y de la población consciente.

¡Berta no murió, se multiplicó!

¡Con la fuerza ancestral de Berta, Lempira, Mota, Iselaca y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, libertad, dignidad y paz!

Dado en la Ciudad de La Esperanza a los 2 días del mes de septiembre del año 2016.

Envió Movimiento Amplio de Izquierda –Rosario-

maiz - postaporteñ@ 1658 - 2016-09-05 18:43:52
postaporteñ@_______________________________

Los jacobinos negros. El proceso de Independencia Haitiana (1789/ 1820)

Rolando Bel

[Historiador argentino. Damos a conocer este trabajo (que nos llevará unas cuatro entregas) como contribución al estudio de los temas históricos que definen nuestro presente] FM

 

Introducción

Sin ??dudas, la independencia de Haití, la opulenta colonia francesa del Caribe conocida en esos tiempos como Saint-Domingue, constituye una de las problemáticas más interesante de la historia americana. No sólo porque Haití fue la segunda colonia americana en independizarse, después de las trece colonias inglesas conocidas como Estados Unidos, sino que además que la tercera república del mundo moderno, además de la primera revolución libertadora de América Latina y la primera república negra.

Para focalizar el caso, es importante aclarar que a diferencia de los procesos de independencia americanos, que en su mayoría fueron orientados por grupos criollos pertenecientes a las clases dominantes, la independencia haitiana fue sobre todo una consecuencia de la participación de los sectores populares, tanto de los mulatos como de las masas esclavas, negras y de origen africano. En esta experiencia se entremezclaron la revolución social y la lucha anticolonial por la independencia contra tres potencias europeas: Francia, Inglaterra y España.

Como bien señalan Cardozo y Pérez Brignoli, Haití es el único caso donde el fin de la esclavitud fue el resultado directo de una revolución social y nacional, entre 1789 y 1804. Ninguna otra revuelta de esclavos, en toda la historia del continente, pudo forzar la reorganización de la sociedad global y construir una nueva nación. La revuelta de esclavos constituyó el núcleo del proceso haitiano de independencia y abolición, pero no la única fuerza en acción, el resultado de la lucha se debió en gran medida a una complicada red de divisiones, alianzas y procesos sociales, tanto a nivel local como metropolitano. Es además un proceso de mediana duración; en poco más de tres décadas, la sociedad haitiana fue un laboratorio de diferentes proyectos societales, tanto en la construcción de un régimen político como en la organización de un sistema socioeconómico. Si bien no es posible conocer en profundidad los modelos políticos propuestos por los generales negros de la lucha independentista (Toussaint Louverture y Jean-Jacques Dessalines), en poco tiempo se produjo el contraste entre un gobierno de republicanismo radical como el de Alexander Pètion y el reino autocrático de Henri Christophe.

El historiador haitiano Joachim Benoit, apunta a la complejidad de la gestación y consolidación del nuevo régimen: “nacieron los grupos sociales cuya relación de fuerzas constituyó la base de esta evolución: estudiando sus preocupaciones y características propias –y en particular el modo de apropiación y de explotación de los bienes heredados de la época colonial – es como se podrá apreciar la amplitud del movimiento que dio origen a la nación haitiana”.

En lo referente a la organización de un sistema económico, en un par de décadas se implementaron varios proyectos, comenzando por los intentos de sostener una economía exportadora basada en la producción azucarera de las grandes haciendas sostenida desde el control y el disciplinamiento estatal (Toussaint Louverture, Dessalines, y con mayor éxito el monarca Henri Christophe), la república campesina de pequeños y grandes productores libres de republicano Pètion, sin olvidar además el experimento desarrollado en los enclaves cimarrones de las montañas controlados por el caudillo Goman, donde predominaba la agricultura de subsistencia y el rechazo a cualquier forma de control del trabajo humano.

Es por ello que los autores marxistas (Lepkowski) y también de historia social (Benoit, Louis-Juste) coinciden en destacar la importancia de la cuestión campesina como estructurante en la conflictividad social de la nueva nación, más precisamente la lucha por el control de los recursos productivos agrícolas y la distribución de la riqueza social, entre las élites (blanca, mulata y negra) y las enormes masas campesinas.

En su génesis, el movimiento campesino haitiano expresó el deseo de emancipación de los esclavos de Santo Domingo, explotados, dominados y humillados por el sistema capitalista dependiente de Haití. La república campesina de Goman (1807-1820) y la insurrección campesina de 1843 son emblemáticas en ese sentido: el libre desarrollo de todos los campesinos representó el horizonte de su lucha, la que reivindicaba el derecho a la tierra, a la educación escolar de los niños campesinos y a la justicia social en el intercambio social. La organización comunitaria de la solidaridad revela el deseo de realización, de libertad y de igualdad por parte del movimiento social.iv

Las preguntas orientadoras para entender este proceso social, tan rico y complejo a la vez, podrían ser: ¿Por qué el proceso de independencia haitiana, aconteció en forma tan precoz y disruptiva? ¿Cuáles fueron sus principales actores sociales? ¿Cómo se articuló la revolución social con la lucha por la independencia? ¿Cómo explicar el violento intervencionismo de las potencias coloniales contra la pequeña colonia? ¿Qué proyectos de organización política y socioeconómica estuvieron en disputa? ¿Cómo explicar el prolongado enfrentamiento entre las élites mulatas y negras, y a la vez de esta clase dominante con las masas campesinas?

Orígenes y desarrollo de Saint- Domingue

Los primeros pobladores de Haití, ocupante de la parte occidental de La Española o Hispaniola, eran cazadores, recolectores y pescadores, llegados aproximadamente en el 7000 A. C. Al arribar los europeos, la isla se encontraba ocupada por los pueblos taínos, caribe y arawak y dividida en los llamados Cacicazgos de Quisqueya. Se desconoce con exactitud la cantidad de población de la región, aunque fuentes estiman a la misma en algunos cientos de miles a finales del Siglo XVI.

La llegada de Cristóbal Colon a la isla se produjo durante el primer viaje del descubrimiento de América en diciembre de 1492. Se estableció un pequeño fuerte con parte de la tripulación, denominado "La Navidad" y la población local fue esclavizada para trabajar en las plantaciones y en las minas. Se produjeron varios intentos de rebelión seguidos de represiones brutales. La introducción de enfermedades europeas, para las cuales los indígenas no tenían defensas, sumada a hambrunas, matanzas y las terribles condiciones de los indígenas esclavizados, condujeron a un descenso abrupto de la población que se considera virtualmente extinta a mediados del Siglo XVII.

En los primeros años la colonia mostró un gran auge, pero con las conquistas españolas en el continente americano, en especial en las regiones de México y Perú, entró en una larga decadencia, en la que la zona occidental de la isla fue progresivamente abandonada.

Las islas del Caribe sufrieron al inicio del Siglo XVI un proceso por el cual las potencias europeas en expansión, España y Portugal, les impusieron una nueva denominación, como consecuencia de los conflictos entre potencias coloniales, (por ejemplo, Francia e Inglaterra rechazaban el Tratado de Tordesillas de 1494) y de los tratados establecidos entre las mismas

Los franceses comenzaron a colonizar la zona occidental de la isla que había sido descuidada por los españoles. En 1697 por el Tratado R?swijk se formaliza la cesión de esta región a Francia. La parte francesa tomó el nombre de Saint-Domingue, aunque el 1º de enero de 1804 los comandantes militares del ejército insurgente y triunfante de los antiguos esclavos negros deciden denominar como Haití a la ex - colonia.i El término es de origen taíno y en forma originaria se escribía Ayti, aunque en escritos de época apareciera también como Hayti.
?
La isla prontamente se transformó en la principal colonia francesa y, posiblemente la más rica colonia del mundo, gracias a la proliferación de plantaciones de azúcar, café, y otros productos como añil y algodón. El sistema de plantaciones estuvo basado en el uso de gran cantidad de esclavos, que viviendo y trabajando en penosas condiciones morían rápidamente lo que obligaba a masivas importaciones de nuevos esclavos. Tanto que en las últimas décadas de la colonia, los plantadores importaron hasta 30000 esclavos por año.iii La sociedad se organizaba en diferentes grupos basados en una fuerte y rígida estratificación social que era determinada en base a la pureza racial y el poder económico. 

¿Cómo funcionaba una gran plantación, la unidad productiva hegemónica de Saint-Domingue? El modelo arquetípico de la gran plantación colonial (Grand’ Case) era el siguiente: la propiedad pertenecía al Procureur, el cual, por lo general, era un comerciante o hacendado acaudalado, que la mayoría de las veces era absentista ya que residía en París o en la capital colonial Puerto Príncipe. A continuación venía el Gérant, administrador o gerente, el cual sí vivía en la propiedad y se encargaba de dirigir tanto los trabajos del campo como del ingenio y de la producción en general. Después encontramos al personal jerárquico cómo mayorales, jefes y oficiales, encargados tanto de asegurar la productividad del ingenio como de imponer la rígida disciplina laboral.
?
Las relaciones entre los plantadores y los esclavos se regían por el Código Negro (Code Noir), un compendio de leyes redactado en 1685, firmado por el rey francés Luis XIV y vigente en las colonias francesas hasta 1848. En el mismo no sólo se legalizaba la esclavitud, el tratamiento de seres humanos como propiedad mudable, sino la marcación, la tortura, la mutilación física y el asesinato ante los intentos de rebelión contra el inhumano sistema.

Los trabajadores se dividían en esclavos de primera y segunda banda. El primer grupo lo integraban los esclavos más fuertes que realizaban los trabajos más duros y rigurosos, tanto en el campo como en el proceso industrial del azúcar, y muchas veces trabajaban un turno diurno y otro nocturno. Los esclavos de segunda banda eran más débiles físicamente, realizaban tareas de menor exigencia física, aunque no siempre exentas de calificación. Los infantes y las mujeres realizaban trabajos considerados ligeros y complementarios. Además, se encontraban los esclavos domésticos que comprendían a criados, sirvientas, cocineras y personal dedicados a atender a las familias de propietarios y administradores, pero que también incluían a artesanos, barberos y esclavos de oficio como costureras, talabarteros, etc.

?Durante el período estudiado, fase final de la colonia y comienzos de la post-independencia, el territorio de la colonia se dividía en tres regiones, a partir de determinadas características socio-productivas y climáticas, pero también caracterizadas por la influencia del régimen de propiedad y uso de la tierra. La región, conocida como Norte, consistía en amplias llanuras, fértiles y costeras, de clima continental, de buenas comunicaciones e infraestructura de transportes (red plantación/ciudad/puerto). Allí predominaba el cultivo de la caña de azúcar (específicamente de la producción del azúcar refinado), pero también del café, con enormes plantaciones, que utilizaban gran cantidad de mano de obra esclava. Era la provincia más antigua y próspera, con mayor densidad demográfica, y donde se encontraba más polarizada la relación plantador blanco/esclavos negros.

La región Oeste, comprendía el valle de Artibonite, que tenía una parte importante de llanura, aunque no tan fértil como la norteña ya que requería de sistema de riego permanente. También producía azúcar, aunque de rendimiento inferior al norte, con importantes cultivos de añil y algodón. Predominaba el latifundio esclavista como unidad productora.

Finalmente, la región Sur, que fue la última en ser colonizada, ya que sus tierras no eran muy fértiles y se encontraba menos comunicada que el resto del territorio. Era la mayor productora de algodón. Sin embargo su producción era la más diversificada, tanto por el régimen de propiedad existente como por los cultivos desarrollados. Se encontraban fincas medianas donde se producía añil, pero también fincas más pequeñas donde se combinaba el cultivo del algodón con el añil, de café con cacao, o solamente de café. Además se podían encontrar cultivos de alimentación como yuca, patata, ñame, sorgo, arveja, chícharo, banano y maíz, además de aves de corral y cerdos.v Las actividades agropecuarias se desarrollaban de dos formas: las parcelas que los esclavos cultivaban en las grandes plantaciones pero también las pequeñas propiedades de los libertos. Y esta quizás era la característica distintiva de la región Sur, existían numerosos propietarios mulatos (gens de colour) de pequeñas, grandes e inclusive grandes propiedades. Si bien la tierra era menos fértil que en otras regiones, los cuidados y trabajos de estos campesinos permitían obtener buenos rindes.

También debe mencionarse el último espacio, que estaba constituido por ciertas lindes de los cordones montañosos, lugares inaccesibles y poco fértiles pero donde los cimarrones, esclavos fugados, desarrollaban cultivos de subsistencia.

?[Continuará]?

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1658 - 2016-09-05 18:11:21
postaporteñ@_______________________________

VZLA | Crisis económica del 2016: causas, derroche, ciclos, ajuste económico y perspectivas

Manuel Sutherland

Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO) 30-9-2016

Tal como lo habíamos descrito en el año 2015 [a], el estallido de la peor crisis económica de nuestra novel historia se dio en el año 2016

Aunado a una escasez nunca antes vista de bienes y servicios, se nos presenta una inflación que (a falta de estadísticas oficiales) los más conservadores estiman en 300 % en lo que va de año. El PIB caerá por tercer año consecutivo y el PIB per cápita probablemente retroceda en un impresionante 25 % al anochecer del 2016. Miles de personas salen del país y la lucha política se enciende en personas que han entrado en la zona de la pobreza extrema, devengando alrededor de dos dólares diarios, en mejor de los casos.

Ante esta situación se levantan dos explicaciones a la crisis: (1) La crisis es culpa del gobierno por la guerra económica que tiene contra el empresariado, y (2) La crisis es inducida por la guerra económica del empresariado y el imperialismo contra el gobierno.

Ambas explicaciones se erigen como razones puramente político-conspirativas que parecen ocultar la esencia estructural y a la vez cíclicamente recurrente de la crisis en Venezuela. Para este breve escrito abordaremos sólo algunos tópicos precisos de las determinaciones materiales de la crisis.

La implosión del proceso de acumulación de capital

“La acumulación de capital es un proceso mundial por su contenido, pero nacional por su forma.” Juan Iñigo Carrera

El proceso de acumulación capitalista toma la forma concreta nacional en su representación política: el estado. Ése complejo institucional es el representante del capital social que trata de acumularse desde el ámbito que abarca su propio mercado nacional. Al plantear alianzas o acuerdos comerciales, el equipo diplomático sale a defender a sus representados (la clase capitalista local) frente a otros representantes de la burguesía foránea. Así, al tratar de imponer lo que más le conviene a la burguesía local, el cuerpo negociante muestra la apariencia invertida de que dirige un proceso de acumulación nacional que se enfrenta a otros como externalidades competitivas. Pero no es así. El proceso de acumulación de capital es en esencia mundial y está fundamentado en una serie de capitales que desarrollan una escala de producción ampliada que les permite valorizarse a través del mundo sin distingo de nacionalidad. Por ende, todo gobierno que por más progresista que se autodenomine, es parte integral de un proceso mundial de acumulación de capital que lo determina de manera concreta [b]

Al analizar críticamente la economía venezolana, debemos entender que ésta es apenas una fracción de un proceso mundial de acumulación de capital que la determina de manera específica. Por ende, su devenir económico está más ligado al movimiento cíclico de la acumulación de capital a escala mundial, que a la astucia o impericia de las políticas económicas que los gobiernos ejercen, como lo creen la generalidad de los políticos e ideólogos. Lo anterior no implica que la superestructura (el estado, primordialmente) sea un sujeto pasivo en el proceso de acumulación. Como bien decía Engels, el estado puede ejercer políticas que estimulen el proceso de acumulación de capital o inventar propuestas que depriman severamente este proceso.

El ciclo económico en Venezuela se puede observar en su manifestación más sencilla y evidente: en las variaciones interanuales de su Producto Interno Bruto (PIB). En el gráfico uno podemos observar una fuerte desemejanza en el ritmo de crecimiento de la economía. Enérgicos ciclos de auge y caída determinan la movilidad extrema de la producción, que refleja una feroz volatilidad en los precios del petróleo. El preciado hidrocarburo constituye el 95 % de las exportaciones en los años de auge en los precios (2012) y cerca del 65 % en los años donde el precio del petróleo es considerado bajo (1998), es decir, donde la renta es exigua y el negocio petrolero ofrece una ganancia similar a la de una producción industrial normal.

En el gráfico 1 (todos los gráficos pueden verse en el sitio: https://alemcifo.wordpress.com/2016/08/30/crisis-economica-del-2016-causas-derroche-ciclos-ajuste-economico-y-perspectivas/) también se denota que los ciclos recesivos de la economía empiezan a sucederse a partir de la década de 1980, donde parece que la “edad” de oro económica de Venezuela ha llegado a su fin. Los primeros años de ésa década mostraron la vigorosa influencia de la llamada “crisis de la deuda” que ahogó a muchos países y que se manifestó con una profunda caída en los índices de precios de los commodities, ello redujo los ingresos por exportaciones y los hizo entrar en defaults a muchos de ellos.

En el período bolivariano (1999-2016) vemos que en su primer año mostró una fuerte caída atribuida al bajo precio que reflejaba el petróleo (alrededor de 9 dólares el barril). Posteriormente (2002) se refleja una súbita caída del PIB en el cual los bajos precios del petróleo se entretejen con un golpe de estado que derroca por casi 2 días al entonces Presidente Hugo Chávez (11 de abril de 2002). El coup d’etat fue acompañado por un macizo paro patronal que siguió una buena parte del empresariado local. El 2003 empezó con el mismo lockout patronal que se extendió hasta marzo. Lo excepcionalmente bajo del PIB del año 2003, se contrasta con el enorme salto en el crecimiento del año 2004 (18 %).

Siguiendo en el gráfico uno, se revela que la economía en esa época (2005-2008) creció a tasas elevadísimas (alrededor de 8 % interanual), impulsadas por un fabuloso auge en la renta petrolera que multiplicó el ingreso por exportaciones es más de tres veces. La “edad de oro” del chavismo es donde el movimiento político bolivariano se muestra más agresivo, empieza a hablar del “socialismo del siglo XXI” (año 2005), comienza con planes de integración comercial (ALBA en vez del ALCA) y emprende un proceso de estatizaciones de algunas grandes empresas: cemento, acero, telecomunicaciones, banca y minería. La abrupta caída de los precios del petróleo a finales de 2008 y a lo largo del 2009, que reflejaron los embates de la crisis mundial de 2007-2008, frenaron en seco enormes proyectos inversión y ambiciones políticas más elevadas. En 2011 se observa una formidable recuperación de la senda de crecimiento económico derivada de un nuevo incremento en los precios del petróleo, que pasan de estar en 35 $ por barril (2009) a elevarse hasta los 120 $ en la época que comprende los años 2011-2013.

En los años de 2014 y 2015 el precio del petróleo empieza a caer. Aunque triplica y en algunos períodos quintuplica los precios que se tenían en el año 2001-2002, el ritmo de gastos del gobierno, la hipertrofia en las importaciones (y su elevado componente fraudulento) hace que precios del petróleo 5 ó 6 veces más altos que los observados a inicios del década del 2000, luzcan ahora como “pequeños”. En esos años empieza la contracción de las importaciones, la dramática caída en la oferta de bienes y servicios (que en agosto de 2016 llega a su más alto nivel en la historia) y empiezan a reflejarse los resultados de un proceso de desindustrialización que en favor de un fervor importador llegó a traer: leche líquida, cemento, gasolina, plástico y obreros (chinos) para construir viviendas.

La caída voraz en la producción y en la productividad hizo más patente la escasez de bienes, con lo cual se agudizó el incremento en el precio de los mismos. La impresión de dinero inorgánico, componente útil para la expansión del gasto y la cobertura de déficit fiscales se llevó a extremos inimaginables. Todo ello incrementó las tasas de inflación (2015) a casi el doble de la inflación más alta de nuestra historia (1996). En ese panorama se circunscribe la vertiginosa caída en el PIB del año 2015, como reflejo de un agotamiento en el proceso nacional de acumulación de capital, que tiene como eje la apropiación de una renta petrolera. La utilización clientelar y populista de la renta, parece inhibir la producción agrícola e industrial y diluir el salario.

El boom importador o como se exportó la renta

Los elevadísimos precios del petróleo en varios años del proceso bolivariano fueron inéditos. Nunca se sostuvo por tanto tiempo un auge cíclico en los precios del oro negro. En el gráfico dos, vemos los efectos de la decuplicación del precio del petróleo (puntualmente, de 1999 a 2008) y como se acompañó con un voraz auge importador. Las importaciones CIF (más servicios) que en 2003 apenas rozaban los 14 mil millones de dólares, en 2012 alcanzaron los 78 mil millones de dólares [c], importación que siendo “supuestamente” orientada en 60 % a la inversión [d], no se vio reflejada en un aumento de la producción, sino más bien en su decremento. El aumento de las importaciones CIF (más servicios) de 457 % para el período (2003-2012) refleja que el ritmo en la importación fue a todas luces exageradas y sin ninguna vocación de ahorro ante una posible declinación del ciclo económico, impulsada por una esperada caída en los precios del petróleo. De hecho el aumento neto de las exportaciones, para ese mismo período fue de 257 %, mucho menor al aumento neto de las importaciones (457 %) que drenaron la renta de manera exprés. No es casualidad que Venezuela tenga la fuga de capitales más elevada del planeta, de acuerdo al tamaño de su economía [e]

La negación del ciclo económico o la creencia de que el petróleo siempre nos salvará

Los voceros gubernamentales insisten en negar la ciclicidad de la crisis, esto es, que el proceso nacional de acumulación de capital, reflejo integrado del proceso mundial de acumulación de capital, entra en crisis periódicas, más no isócronas. No quieren entender que cada cierta cantidad de años, por ejemplo: 1983, 1989, 1994, 2000, 2008 y 2015, la formación económica capitalista venezolana entra en recesión. Por ende, la crisis es inevitable, es intrínseca al modo de producción capitalista, es su inexorable devenir.

La crisis se manifiesta en una violenta caída en la actividad productiva, aumento del desempleo, caída en la tasa de ganancia y la bancarrota generalizada del empresariado. Todo ello deviene en un fuerte descenso del salario real. Esto último incide de manera negativa en la economía, ya que disminuye aún más a la frágil demanda de bienes y servicios que normalmente pulularían en los anaqueles sin que nadie los pueda adquirir (una escasez tan severa jamás la hemos visto).

La oposición de derecha exime al capital de su responsabilidad en su faz recesiva y culpa al gobierno de todos los males de la economía. Como en una diabólica conspiración cree que el gobierno destruyó la economía a propósito para someter a todos los ciudadanos a un régimen que lleve a los empresarios a un “camino a la servidumbre”, como lo diría el ultraliberal Hayek. De manera poco memoriosa, olvidan que el país ha vivido varias crisis similares y de gran intensidad (1983, 1989 y 1994), estando ellos en el gobierno y ejecutando las mismas medidas liberales que a voz en cuello reclaman para nuestro presente. Cuando se les pregunta por qué sus medidas liberales, ultraliberales o keynesianas, fueron inútiles para evitar la vorágine recesiva, suben sus hombros y se limitan a decir que ésta crisis es peor que las que ellos manejaron, lo cual sugiere que estando ellos en el gobierno la crisis surgiría de una forma bastante parecida.

Ante la volatilidad de los precios del petróleo, el ahorro es la respuesta racional

Como suele ocurrirles a TODOS los gobiernos venezolanos que disfrutan de la explosión de la renta petrolera, la riqueza súbita los obnubila. Desde hace 41 años con el primer gran estallido de la renta (1975) la tentación de usar la renta petrolera con fines populistas, clientelares y corruptos es nuestro pan de cada ciclo. Unos tras otros se yuxtaponen los gobiernos que creyeron que la renta subiría sin cesar y que era el momento de gastar todo el dinero de la manera más rápida e intrépida posible. Teniendo en mente el peregrino refrán: la renta que no gasta mi gobierno, se la gasta el siguiente; gobierno tras gobierno profesan que un buen gobierno gasta a manos llenas y distribuye lo más rápido posible los tesoros que emanan de la cornucopia rellena del negro maná. Con la falaz idea de que un gobierno que gasta puede “comprar” clientelarmente el apoyo popular (por siempre), todo gobierno que tiene la suerte de disfrutar el ciclo de auge en los precios del petróleo, se vuelca a gastar mucho más de lo que necesita y de lo que la economía local puede absorber.

En los últimos años esta tendencia derrochadora se elevó exponencialmente. Como nunca la renta petrolera había dado tantos recursos al país, como nunca el gobierno de turno se dedicó a gastarla lo más rápido posible. Aunque existían fondos como él: Fondo de Estabilización Macroeconómica (FEM), creados para generar un ahorro del excedente petrolero para poder sostener la economía cuando los precios del petróleo bajasen; y había larga experiencia en los auges de la renta y sus ulteriores caídas, el gobierno que administró la renta se dedicó a dilapidarla con olímpica rapidez. Ya quisiera Usain Bolt ser tan veloz.

Lejos de comprender la ciclicidad de la economía, se creyó que el precio del petróleo sería creciente y que jamás bajaría de 100 dólares, a pesar de que cualquier regresión lineal (por más rústica que sea) estimaría que probablemente los precios seguirían un comportamiento sinuoso de alzas y bajas.

La crisis estalló más fuerte que nunca o como no se ahorró ni un centavo…

El advenimiento de la crisis en las economías capitalistas es ineluctable. El asunto es la prevención que se realiza a conciencia de su inminencia dado los resultados históricos ya conocidos. Como es ya una obviedad, el gobierno bolivariano desechó cualquier prerrogativa de sensatez y prudencia económica, y como un joven boxeador que se hace millonario de la noche a la mañana, gastó con extrema ligereza lo que decenas de países jamás verán ingresar en su historia.

El ahorro no evita la crisis, la modera, es decir, suaviza el ciclo con una premisa muy sencilla: ahorra un buen porcentaje de tus ingresos cuando estos sean muy altos, y gasta (usando lo que ahorraste) un poco más de lo que tienes cuando el ingreso sea muy bajo. Estas medidas contra cíclicas parten de ahorrar en la bonanza exportadora e invertir en industrias que puedan desarrollar fuerzas productivas capaces de generar ingresos independientes de la renta petrolera. Esa juiciosa utilización de la renta, minimiza los males tipificados en ideológicas teorías como: la enfermedad holandesa y la maldición de los recursos. Ni hablar del ignominioso mito del: “excremento del diablo”.

En los gráficos 3 y 4 vemos la cantidad de recursos que se pudieron haber ahorrado, de haber seguido los sencillos pasos que antes explicamos. Veamos:

En el gráfico 3 podemos ver que con un ahorro de apenas 20 % de las exportaciones, que repetimos, se multiplicaron por 3,5 veces en el período 2003 a 2012, se pudo haber ahorrado más de 170 mil millones de dólares, lo equivale a más de 15 veces la totalidad de las exiguas reservas internacionales (2016) del país. Esta fabulosa cantidad es igual a 12 años de importaciones, tomando en cuenta las importaciones del año 2003 (el primer año del control de cambio). Si consideramos que el incremento neto de las exportaciones llegó a ser de 257 %, es plausible imaginar que se pudo ahorrar el 40 % de las exportaciones con un poco de disciplina. De haber hecho esto, el país hubiera podido acumular más de 345 mil millones de dólares. Con ello tendría el equivalente a más de 30 veces las minúsculas Reservas Internacionales de hoy en día y a la vez tuviera una cifra de ahorro equivalente a 24 años de importación (a niveles del año 2003), cuando el control de cambio daba sus pinitos. Incluso ahorrando un 10 % de las hercúleas exportaciones se pudo obtener más 6 veces las reservas internaciones de nuestra actualidad y más de cinco años de importaciones (2003). Es evidente que se pudo ahorrar para enfrentar con recursos una esperable caída cíclica en los precios del petróleo, pero se hizo

El gráfico que antecede este párrafo muestra las cifras que a simple vista nos responden una pregunta muy simple: cuánto se pudo ahorrar si se hubiese moderado la hipertrofia importadora (en el 2012 se importo 5,5 veces más que en el 2003)?

De forma rápida podemos notar que si se hubieran frenado en –apenas- un 30 % las importaciones exageradas y abiertamente fraudulentas (en otros textos hemos trabajado este tema en detalle [f]) las arcas de la nación tuvieran más de 188 mil millones de dólares, el equivalente a más de 14 años de la importación del año 2003 (año en el cual no había ni la sombra de la escasez y el desabastecimiento del trienio: 2014, 2015, 2016). Supongamos que se hubiera importado en promedio desde el año 2004 el triple de lo que se importó en el año 2003, aún así el país tuviera más de 125 mil millones de dólares en ahorro, lo que equivale a más de diez veces las reservas internacionales de la actualidad. De haber ahorrado el 40 % anual de las importaciones, el país tuviera alrededor de 250 mil millones de dólares como ahorro neto, más de 22 veces nuestras microscópicas reservas internacionales de 2016.

En fin, más allá de lo inexorable que es el acaecer de la crisis, se pudo haber ahorrado lo suficiente como para evitar que la esperada caída en los ingresos petroleros, aunados con el grave descenso en la producción y en la productividad, causaran un colapso macroeconómico más propio de la gigantomaquia, que el de un país que debería haber aprendido algo de su caótico pasado económico.

Las medidas procíclicas contra la crisis, o cuando el progresismo aprieta

Ante el advenimiento de la crisis o en la bonanza, los países civilizados suelen aplicar medidas contra cíclicas, es decir, “enfriar” la economía cuando parece tener un auge que pueda tener consecuencias inflacionarias, o “calentar” la economía cuando el ciclo asoma tendencias deflacionarias. Entre los pocos países que actualmente aplican medidas “procíclicas” se encuentra Venezuela. En los años de histórica y excepcionalmente extensa bonanza petrolera (2005-2014 [g]), el gobierno bolivariano se dedicó a gastar con gran velocidad todos los ingresos disponibles, a quintuplicar el endeudamiento externo y multiplicar por 127 el endeudamiento interno [h]

 No contento con ello, desarrolló una política monetaria expansiva sin parangón (incrementó en 41 mil % la base monetaria (1999-2016 [i])), la impresión de dinero sin respaldo alguno fue directamente gastada en las formas más apartadas de la inversión industrial y agrícola posible.

Los escuálidos fondos de ahorro creados hace muchos años para prever la caída en los precios del petróleo, fueron dilapidados con una presteza palpitante. Peor aún se creó el FONDEN, especie de reservas manejadas por ejecutivo de forma discrecional e inauditable (fondos que escapan al control de la Asamblea Nacional), que se dedicó a gastar todo lo que “excedía” de 30 mil millones de dólares en las reservas internacionales. De tal forma se calcula que el FONDEN gastó en cerca de 8 años la cantidad de 137.403 millones de dólares [j], en proyectos que casi nadie ha visto. Con el monto que gastó el FONDEN, se hubiera podido pagar nuestra deuda externa entera (2012), 6 veces la deuda de Uruguay, 11 veces la deuda de Ecuador, 22 veces la deuda de Bolivia y 130 veces la deuda de Haití [k]

Como no se ahorró en los momentos de extrema e ingente bonanza, cuando la crisis estalla las únicas medidas capitalistas que ahora se pueden tomar, son las medidas procíclicas, es decir, pago de deuda externa sin refinanciamiento, ajustes que reducen los gastos y ejecución de ahorros. Con todo ello se corta el flujo económico, lo cual acelera la tendencia a la caída estrepitosa de la economía. Dichas medidas son las que aguijonea el inefable FMI ya que aseguran el pago de la deuda externa, lo único que les interesa. Dichas medidas “enfrían” la economía y empeoran la situación de millones de personas. Es evidente que las medidas que deben tomarse deben estimular la economía y empujarla a crecer, ahí son válidas las expansiones del gasto público, una impresión considerable de dinero suplementario, programas de endeudamiento etc. Sin embargo, cuando esas medidas se toman en la parte más elevada del ciclo económico, tienden a sobrecalentar la economía, ejercen presiones inflacionarias y dilapidan los recursos necesarios para emprender esas medidas cuando más se necesita.

La ignorancia económica puede estar preñada de buenas intenciones, sin embargo, no deja de ser el puente que conduce a las fauces del perro tricéfalo de Hades.

Aunque parezca contra intuitivo los gobiernos bolivarianos se niegan en las crisis a tomar ninguna acción concreta y radical en contra del grueso del empresariado, y en favor de la clase obrera. Plantear un cese momentáneo en el pago de la deuda externa (para importar comida y alimentos), expropiar a las empresas que según el propio gobierno “sabotean con sevicia” la producción de alimentos, nacionalizar la banca y el comercio exterior; son medidas que tomaron TODOS los gobiernos que se intitularon: revolucionarios. Sin embargo, el gobierno no tiene la más mínima intención de tan siquiera plantearlas

 Su opción política parece clara: apliquemos el ajuste económico a cuenta gotas, como rosario de medidas procíclicas que hundirán más a la economía y empobrecerán más a la clase obrera. Lo prioritario es pagar la deuda a Bank of America, Goldman Sachs y a los buitres de las finanzas internacionales que disfrutan de las más lucrativas tasas de ganancia que el gobierno “socialista” paga con inglesa puntualidad.

Corolario a una “izquierda” es desbandada…

Mientras no se investiguen las formas reales que toma la estructura de la formación económica del proceso nacional de acumulación de capital, las medidas y propuestas que se hagan en materia económica, partirán de la ignorancia supina y pueden resultar más graves que los mismos problemas que se pretenden embestir.

Mientras la oposición de derecha plantea un festín privatizador a la rusa y ramplonas medidas de austeridad a la griega, al gobierno bolivariano sólo se le ocurre privatizar las inmensas riquezas naturales del Arco Minero del Orinoco en favor de transnacionales ecocidas; hacer un ministerio de agricultura urbana, promover la siembra en balcones y crear más controles delirantes que pretenden lo imposible: saber con exactitud las estructuras de costos de miles de empresas. Con base a una economía interestelar (la única que puede adivinar las estructuras de costos y fijarle precios “justos” a todas las mercancías) el elefante blanco llamado: “Superintendencia de Precios Justos” pretende hacernos creer que se trata de un asunto de más controles, más fiscales y más sanciones. De ninguna forma se plantea: más producción, más productividad, más inversión, más escala, más ciencia y tecnología.

Desgraciadamente la “izquierda” sigue en el laberinto de las más ridículas confusiones ideológicas (hacen llamados a comprar en sitios más solidarios, al trueque, al boicot y a construir gallineros verticales) y la clase obrera se anega en el miasma mefítico de su insoslayable lumpenización inducida por la miseria que trae el sótano del ciclo. Urge una tarea de reconstrucción política cuyos resultados se harán de rogar en el largo plazo.

PD:  Mi más completa solidaridad en favor de los profesores universitarios: Omar Vázquez, Darío Gómez, Esteban Monsoyi, Edgardo Lander y Santiago Arconada; quienes (entre otros) fueron víctimas de despidos políticos en universidades públicas, por expresar diversas críticas relativas a la situación actual. Muy preocupante es que el gobierno amenace con despedir a miles de personas que solicitaron la activación del revocatorio, con la excusa de que en cargos específicos del estado no pueden trabajar quienes no sean 100 % pro gobierno. Dicen que quienes firmaron a favor de solicitar el referéndum revocatorio son “saboteadores” profesionales. Esa falacia se desmonta con sólo pensar que un saboteador de la CIA o el FBI jamás va a delatarse firmando públicamente contra el gobierno al cual infiltra.  Más grave es el caso de la desaparición forzada de Alcedo Mora, quien alertó la persecución que sufría por parte de organismos policiales poco antes de “desaparecer” y luego de hacer gravísimas denuncias de corrupción sobre PDVSA y la gobernación de Mérida. Debemos luchar para que esto no ocurra nunca más.

Notas

[a] Sutherland, Manuel. La crisis económica estallará en 2016. Fecha: 28/12/2015. Disponible en: http://www.aporrea.org/ideologia/n283382.html

[b] Iñigo, J. (20 de 3 de 2013). Obtenido de La ciencia como acción política de la clase obrera: http://www.cicpint.org/Assets/Fundamentacion%20del%20cicp.pdf

[c] Instituto Nacional de Estadísticas (INE) Comercio exterior. (12 de Marzo de 2014). Obtenido de http://www.ine.gov.ve/: http://www.ine.gov.ve/index.php?option=com_content&view=category&id=48&Itemid=33

[d] Kornblihtt, J. (Aún sin Publicar de 2015). El creciente peso del Estado en el comercio exterior venezolano como expresión de la contracción de la renta petrolera y la agudización de la disputa por la misma. CEICS .

[e] Sutherland, Manuel. Fuga de capitales (Venezuela y A.L.), fraudes, devaluación y la Estatización del comercio exterior. Fecha: 21/12/13. Artículo disponible en: http://www.aporrea.org/tiburon/a178809.html

[f] Sutherland, Manuel. Venezuela: crisis, importación, dólares, inflación-escasez y el default inevitable. Fecha: 01/09/2015. Artículo disponible en: http://www.aporrea.org/trabajadores/a213256.html

[g] Aunque el precio del petróleo decayó mucho a finales del año 2008 y 2009, es notorio que ese período de bajos precios fue relativamente corto.

[h] Ministerio de Finanzas, oficina de Crédito público.

[i] Sutherland, Manuel. Causas reales de la inflación. La crisis y la alocada emisión de dinero (VZLA, AL, EEUU). Fecha. 30/03/2016. Artículo disponible en: http://www.aporrea.org/actualidad/a225358.html La cifra de 41 mil % es una actualización de la data que en el artículo citado aún no había sido publicada.

[j] Figueroa, Ahiana. Gobierno gastó en ocho años $137.403 millones de sus fondos. Fecha de publicación: 10/04/14.  Artículo disponible en: http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/gobierno-gasto-en-ocho-anos–137-403-millones-de-s.aspx#ixzz40GUJUSwj

[k] Fajardo, Nelson. La deuda externa de América Latina y el Caribe. ¿Hasta cuándo?.

fuente Correspondencia de Prensa

ernestoherrera - postaporteñ@ 1658 - 2016-09-05 18:07:24
postaporteñ@_______________________________

Por el Derecho a No ser Desaparecido

Montevideo(Proclama leída con motivo del Día Internacional del Detenido Desaparecido)

El 30 de agosto Día Internacional del Detenido desaparecido es un día marcado por el dolor y también por la lucha. Dolor que surge luego de vivir la barbarie, la pérdida de tanta gente valiosa en tantos lugares del mundo. Y lucha porque fue la respuesta de los familiares, de los compañeros de esos desaparecidos, de sus sociedades, la que resistió, persistió y encontró caminos para denunciar y alertar al mundo.

Así iniciamos esa lucha por ellos, por ellas, que será permanente mientras exista la impunidad y el abuso del poder político y económico que se ha vestido con tan distintos ropajes hasta el presente. La desaparición forzada es un problema mundial. En su momento fue principalmente producto de dictaduras militares. En nuestros años tenebrosos, América Latina perdió decenas de miles de personas, vio distorsionado el desarrollo de sus sociedades, los lazos entre las generaciones, al tiempo que sus países eran saqueados.

Pero la desaparición forzada también se perpetra hoy en situaciones complejas de conflicto interno, aún en estados formalmente democráticos.

¿A cuántos ambientalistas, sindicalistas, periodistas han desaparecido o asesinado en estos años? ¿Cuántos maestros y activistas han desaparecido sólo en México?

El objetivo de estas prácticas sigue siendo el mismo: reprimir, mediante la desorganización y el miedo que produce la desaparición forzada, cualquier oposición. A los cientos de miles de víctimas en América, África y Asia, se suman hoy los migrantes desaparecidos. Aquí este método comenzó a ser utilizado en los años previos al golpe de estado. Estaban suprimidas las garantías individuales y operaban los grupos paramilitares como el Escuadrón cuando sucedieron las primeras desapariciones.

Buscamos a nuestros seres queridos por cuarteles y comisarías igual que todos los familiares de presos militantes políticos, sindicalistas, estudiantiles. Un deambular angustioso, sabiendo de las torturas, temiendo por sus vidas hasta que, si había suerte, permitían el famoso “paquete” que era señal de vida. Es difícil precisar cuándo cada uno pudo ir asumiendo esta nueva circunstancia de no-ser, de no-estar que tienen los desaparecidos. Lleva años.

Unirnos y organizarnos fue un camino natural. Recorriendo cuarteles primero y buscando apoyos fuera de las dictaduras donde vivíamos después. Así nos agrupamos con otras organizaciones de familiares del continente en FEdeFAM, la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos. Entender lo que pasaba, acá y en otros países fue clave en aquellos años. Se denunció la Desaparición Forzada desde el exilio y a medida que se reinstalaban los gobiernos electos, se comenzó a explicarle a la ciudadanía las formas y los contenidos de esta aberración.

De a poco, a nivel internacional se logró la Convención Interamericana (en vigor desde 1996) y la Convención Internacional contra la Desaparición Forzada (en vigor desde 2010), precedidas de sus respectivas Declaraciones. El esfuerzo de cientos de personas pudo revelar la magnitud de este crimen en el mundo y aunar esfuerzos para su prevención y condena. ¡Una gran lucha! Bien sabemos que estos pasos, que fueron muchos y arduos, son un inicio, un marco, una tribuna.

Pero se precisa un accionar contundente en cada país para erradicar la Desaparición Forzada; se precisa la conciencia de un pueblo dispuesto a movilizarse para exigir verdad y justicia a los Estados que continúan siendo cómplices de este delito por acción u omisión. En nuestro país, la impunidad sobre estos delitos fue blindada por la Ley de Caducidad, donde el mismo Estado declinaba su interés en enjuiciarlos y elegía la impunidad por sobre la Constitución y la justicia.

Fueron años muy duros. Muchos de los militares denunciados por los peores crímenes fueron ascendidos, representaron al país para recibir por ejemplo en Oslo el premio para la Paz a los Cascos Azules, fueron asesores de gobierno, profesores en la escuela militar, en la UTU, directivos de clubes, hasta ejercieron como médicos y psiquiatras en su impunidad. Todos siguieron en sus cargos y cobraron sus sueldos y sus ascensos, ninguno enfrentó un tribunal de honor, y en muchos casos aún en gobiernos del Frente Amplio, el mismo Estado, a través del ministerio de Defensa, ejerció su defensa y garantizó sus privilegios

De todos los militares que actuaron durante la dictadura en los distintos organismos de represión, en todos los cuarteles de las distintas armas en todo el país, ya sea como agentes directos o como partícipes necesarios en los crímenes perpetrados contra la población, solo 30 están presos y 5 de ellos con prisión domiciliaria. ¿Cómo fue posible?

La negación y el silencio en los primeros años pos dictadura, cuando aún había testigos vivos, huellas y pistas, selló el pacto de omertà entre los implicados. La Comisión para la Paz, de 2001, también brindó el beneficio de amparo a los criminales, los exoneró de los crímenes fuera de fronteras y ni aún así obtuvo respuestas ciertas Y, a lo largo de los tres períodos del Frente Amplio, hubo marchas y contramarchas. Avances en el análisis histórico, en legislación, en reparación, en el hallazgo de 4 cuerpos de compañeros y en los pocos procesamientos de criminales de Estado. Contramarcha en los plazos, en la búsqueda, en la exigencia a los militares de reconocer su actuación en el terrorismo de Estado y deslindarse de ella.

El reciente juicio del Plan Cóndor en Argentina no dejó lugar a dudas a los sistemas judiciales sobre la unión y coordinación de los aparatos represivos en los países del cono sur, sobrevolando fronteras e intercambiando información y prisioneros, ni sobre el carácter institucional de estas acciones. De la participación del Estado, in totum, para llevarlas adelante. Lamentablemente, esa revisión de la actuación de las instituciones estatales, en especial las represivas pero también las diplomáticas, las administrativas, sigue pendiente.

Y nada se ha hecho respecto a los grupos económicos que alentaron, sostuvieron y lograron ganancias gracias al Terrorismo de Estado. En estos años comprendimos que el Estado difícilmente se investigue a sí mismo, que el miedo fue y es uno de los mayores aliados de la impunidad y un instrumento privilegiado del autoritarismo y que los logros son siempre fruto de la movilización, de la persistencia y suma de iniciativas y voluntades. En síntesis, ningún gobierno desde el 85 a la fecha asumió esta bandera. Todos pusieron sus propios obstáculos y agitaron los miedos de antaño. Hoy estamos en una situación por demás difícil: Las causas judiciales se empantanan la búsqueda de restos no avanza y las amenazas, intimidaciones o robos a las personas que trabajan en el tema, han sido una constante.

La investigación sobre el robo de los discos duros y la amenaza a los antropólogos del Grupo de Antropología Forense no muestra avances. A 43 años del golpe la gran pregunta sigue siendo si estamos generando las garantías de no repetición. Si esta conducta errática, omisa en tantos aspectos, resulta un avance en cuanto a esas garantías. Creemos que NO.

Es muy grave para nosotros el lugar que este gobierno está dando a las Fuerzas Armadas como interlocutor válido para temas tan sensibles como son la educación y la seguridad. Una participación que no les compete. Una práctica propia del período dictatorial, que implica volver a darles una legitimidad absurda e incongruente con nuestra institucionalidad republicana. La gravedad de estos hechos parece ignorada por muchos sectores políticos que integran el FA, que ni siquiera logra mayorías para retirarse de “misiones de paz” que actúan como ejércitos de ocupación.

Tampoco tocan sus increíbles privilegios económicos. A su caja profesional deficitaria en 400 millones de dólares anuales que pagamos todos, prometieron cambiarla pero aún no se conocen proyectos, mientras no dudan en recortar ingresos a la educación y la salud La poca y tardía justicia sobre estos crímenes del Terrorismo de Estado genera un mensaje nocivo de impotencia, impunidad presente.

Si lo sumamos a la dificultad de acceso a la justicia que tiene la población más vulnerable, más pobre, más joven, y a la política de endurecimiento de las penas que se está imponiendo, borra los logros de la lucha más importante de dos años atrás: el NO a la baja. Que con entusiasmo y argumentos ganaron la voluntad popular para profundizar en el tema y buscar otros caminos que refuercen el acceso a la educación y no a la cárcel ni a la “educación en valores” a cargo del Ejército.

En cuanto al Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia: Familiares tiene una postura histórica de colaborar con todas las instancias institucionales que el Estado forme para investigar y responsabilizarse del tema. Gran parte de este trabajo por verdad, sólo se puede hacer desde el Estado: entrar a los lugares denunciados por posibles enterramientos, generar y gestionar archivos, acceder con más facilidad a expedientes judiciales, etc. Lo hacemos manteniendo una opinión crítica.

Por eso si bien consideramos un avance el acceso abierto a los archivos en su poder, y la recepción de solicitudes de la sociedad civil para articularlas, el trabajo va demasiado lento y el tiempo apremia. En 1 año y medio no estamos satisfechos con esos resultados y entendemos que cambiarlos requiere otro vigor otra ejecutividad que aún esperamos. Creemos que la memoria viva debe alumbrar este camino. Para interpelar, criticar y proponer nuevas acciones.

Confiamos en las jóvenes generaciones que año a año se suman a esa gran manifestación contra la impunidad que son las marchas del 20 de mayo. En su nueva mirada sobre lo sucedido, Esa memoria que nos pertenece como pueblo, como sociedad, es el verdadero sostén de nuestras banderas y hace posible trabajar juntos para integrar esta experiencia y alimentar la esperanza de un país mejor.

Verdad Memoria y Justicia

30 de Agosto de 2016

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

posta - postaporteñ@ 1657 - 2016-09-03 14:20:11
postaporteñ@_______________________________

Las FARC, la Paz y sus Aliados

Gearóid Ó Loingsigh

30/08/2016

En junio de este año, las FARC y el gobierno de Colombia anunciaron el fin del conflicto armado y el 24 de agosto 2016, firmaron el Acuerdo Final entre las partes.  En ambas ocasiones el anuncio fue recibido con alegría, lágrimas, besos, abrazos y un estado de exaltación entre la multitud que la veía en pantalla, un gran jolgorio.  Parecía como una de esas reuniones carismáticas de predicadores tele-evangelistas en los EE.UU.  Igual que en esas reuniones, no cabía la duda, la fe exigía una creencia ciega en lo anunciado y él que discrepaba, dudaba o simplemente tenía alguna pregunta está condenado a las llamas eternas del infierno.

La manera en que las ONG y los mal llamados “intelectuales de izquierda” han abordado el tema de la paz, es como una de esas iglesias, y no obstante algún que otro artículo o declaración que habla de la necesidad de discutir la paz, lo que menos se puede hacer es discutirla de forma crítica.  Quieren “discutir” la paz de la misma forma que un evangélico discute un versículo de la Biblia, o un musulmán fundamentalista el Qu’ran, es la realidad que debe estar equivocada y no el versículo del texto sagrado, en nuestro caso, el Acuerdo Final.  Pero nos incumbe discutirla.

La Paz que nos espera

¿Qué clase de paz nos espera?  ¿Cuáles son los alcances de esa paz?  Y ¿la izquierda realmente está pensando en seguir luchando después de la firma de la paz?  Son preguntas que nos deben preocupar.  Las declaraciones hechas en La Habana por el comandante de las FARC nos arrojan algunas luces sobre lo que ellos están pensando y el camino que piensan trazar.

En el discurso anunciando el final de conflicto, Timochenko dijo que las fuerzas armadas fueron las adversarias de las FARC “en adelante tenemos  que ser fuerzas aliadas por el bien de Colombia.  Su infraestructura y recursos pueden ponerse al servicio de las comunidades y sus necesidades, sin desmedro de sus capacidades para cumplir su función constitucional de guarnecer la frontera.”

No es una descripción fortuita, las FARC realmente creen que las fuerzas represoras del Estado serán aliados de ellos y por extensión del pueblo colombiano.  El comandante del Ejército tiene otra opinión del asunto y lo describe mucho mejor que Timochenko.

En unas declaraciones a El Tiempo el general Mejía botó la siguiente perla.

Esta es la transformación de un Ejército que entiende que ganó la guerra. Un Ejército que tiene la estatura, la moral y ética para cuidar, ahora, al enemigo de 52 años. La ONU y las FARC han pedido que ahora en su concentración al llegar al fin del conflicto, y mientras hacen ese tránsito de la ilegalidad a la legalidad que las proteja los soldados colombianos…

Para nosotros no es una humillación, para nosotros es un honor porque quien las cuida es quien ganó la guerra, porque quien las cuida es quien queda con las armas, quien las cuida es quien viste los uniformes de la República /1

Es decir, ellos custodian a las FARC.  Decir que son aliados es como decir que el INPEC es aliado de los presos recluidos en las cárceles colombianas.  Pero el asunto es más de fondo y no sobre quién protege a quien.  Pues a fin de cuentas, eso es sólo una muestra visible de la realidad de una organización derrotada, algo que el mismo general resaltó unos días más tarde.

Al término de los 180 días de las zonas veredales de tránsito a la normalidad, el Ejército que queda con las armas es el de la República de Colombia. El Ejército que seguirá portando los uniformes de la patria, es el Ejército Nacional. El Ejército que seguirá luchando por la seguridad de los colombianos es el Ejército que ganó la guerra /2

El general nunca habla de ser aliado de nadie sino de servir al Estado colombiano y todo lo que eso implica.

Pero hay que preguntar a las FARC si ese nuevo supuesto aliado de ellos y el pueblo es un aliado en todo.  Parece que las FARC creen que sí.  A los pocos días de declarar el fin del conflicto, el ministro del posconflicto Rafael Pardo (el mismo hombre que legalizó al paramilitarismo en 1994 bajo la fachada de las Convivir) anunció incentivos tributarios para las empresas que inviertan en las llamadas zonas del posconflicto.  Según Pardo, “Son las zonas que todo el mundo conoce, las zonas que han tenido conflicto, que por razones del conflicto han tenido oportunidades restringidas, regiones como el Pacífico Colombiano por ejemplo, o el Chocó o zonas del Nudo de Paramillo.” /3

¿Qué clase de empresa invertirá en esas zonas, algunas de las cuales son remotas?  Empresas mineras y petroleras para comenzar.  El jefe de Ecopetrol ya anunció que el fin del conflicto abrirá zonas del país a la prospección energética, zonas que hasta hoy son vedadas a esas empresas.  También llegarán empresas del agro-negocio, de palma  africana y caña de azúcar entre otras.  Aquí no estamos inventando nada, los intentos de empresas extranjeras como Cargill y empresas nacionales como los ingenios caucanos de apoderarse de tierras en esas zonas, ya es de conocimiento público y ha provocado largos debates.  La ley de las ZIDRES es una prueba de los planes del gobierno.  Timochenko refirió a esa ley en su discurso.  Son zonas donde los campesinos no entran a jugar sino las multinacionales.  Cuando lleguen esas empresas, llegaron protegidas y acompañadas por las fuerzas estatales.  ¿Será el Ejército un aliado de las FARC y el pueblo en ese momento también?  Una pregunta que los hinchas del proceso nos deben responder.  También si una protesta campesina frente a las Zidres altere la paz, ¿qué dirán?  Podemos decirlo ya.  Pedirán a los campesinos que acaten a la ley y el orden en nombre de la paz.

Las FARC están definiendo el futuro de los conflictos sociales, legitimando no sólo el Estado sino sus fuerzas represivas, que tanto sangre de dirigentes sociales han derramado en los últimos 50 años.  No se quedaron en eso.  También están legitimando el imperialismo gringo y preparando el país por una nueva, pero a la vez, no tan nueva relación con los EE.UU. y de paso sus multinacionales.  No hay que decir que las FARC igual que las ONG y los “intelectuales de izquierda” ya tienen muy buena opinión del imperialismo europeo, algo que es de vieja data, aún cuando el papel de las petroleras europeas en el conflicto es bien conocido.  En una entrevista concedida a la televisión rusa, Timochenko dijo:

Para nosotros está claro que este proceso se está dando gracias al visto bueno de los EE.UU.  Al fin y al cabo, fueron los EE.UU. quienes metieron un impulso grande al conflicto en Colombia en la implementación del Plan Colombia, destinaron más de 10.000 millones de dólares, pero igualmente destinaron a asesores, mercenarios que estuvieron haciendo inteligencia, asesorando a las distintas unidades militares.  En la guerra se involucró con todo lo que tenía… acompañado de Inglaterra e Israel y no pudieron derrotarnos.

¿Qué estamos viendo? Que está involucrando en intentar alcanzar la paz, por eso no pierde su naturaleza, su naturaleza [imperialista] se mantiene /4

Reconoce la naturaleza de los EE.UU. pero cree en sus bondades a la hora de alcanzar la paz en Colombia, mientras bombardea a Irak, Siria y Afganistán y además cree que ellos y el Estado colombiano reconocen su error de bombardear a Marquetalia.  No hay nada que indica esa voluntad de paz ni reconocimiento de uno o varios errores en el pasado.  Lo que ha cambiado es la “amenaza” que representan las FARC para los gringos.

No es por nada que en 2006 las FARC mandaron un mensaje verbal a Uribe, a través de Henry Acosta que decía  /5  Lejos están las luchas por la tierra, y la justicia social reemplaza cualquier pretensión socialista.  Claro, las ONG, no obstante sus declaraciones, en la práctica no creen en la justicia social y, por supuesto, menos en el socialismo,  y así están muy contentos.  Creen en su propio bienestar y piensan lucrar de la paz como lo han hecho de la guerra.

El comienzo de un nuevo camino

Iván Márquez presenta una imagen de las negociaciones que no sólo dista de la realidad de las FARC sino niega el papel que han jugado las organizaciones campesinas, obreras y de derechos humanos  a lo largo de los últimos 50 años.  Según ese comandante de las FARC.

El acuerdo de paz no es un punto de llegada, sino el punto de partida para que un pueblo multiétnico y multicultural, unido bajo la bandera de la inclusión, sea orfebre y escultor del cambio y la trasformación social que claman las mayorías.

Hoy estamos entregando al pueblo colombiano la potencia transformadora, que hemos construido durante más de medio siglo de rebeldía, para que, con ella, y la fuerza de la unión, empiece a edificar la sociedad del futuro, la de nuestro sueño colectivo, con un santuario consagrado a la democracia, a la justicia social, a la soberanía y a las relaciones de hermandad y de respeto con todo el mundo /6

Bonitas palabras (y el resto del discurso es más bonito todavía), que se dedique a la escritura una vez desmovilizado, pero lo que dice no es cierto.  Puede que tenga razón sobre el punto de partida, el tiempo nos dirá, aunque no lo parece.  Sin embargo, no es cierto que ellos están entregando una “potencia transformadora”, pues el pueblo siempre lo ha tenido, y las organizaciones campesinas y obreras lo han demostrado muchas veces, en los paros, las protestas y en las muertes que ellas han puesto, no están empezando a edificar una sociedad nueva, sino llevan más tiempo que las mismas FARC en construirla.  Curioso que las FARC igual que el Estado niegan la agencia que las comunidades han demostrado repetidamente.

Es obvio que el conflicto no termina, no sólo porque el ELN no ha acordado nada con el gobierno, sino porque los conflictos sociales continúan y el Estado reserva el derecho a responder ante las movilizaciones de la población, con mecanismos legales (Policía, Ejército, Fiscalía) y extralegales como los paramilitares. 

Dos días después de firmar el Acuerdo Final, un dirigente A’wá fue asesinado en Tumaco y justo en horas de dar una última revisión a este artículo llega la noticia del asesinato de tres campesinos en el municipio de Almaguer, Cauca, donde las empresas mineras están intentando entrar.  Los “intelectuales de izquierda” quienes han guardado un silencio sepulcral sobre los problemas de lo negociado en La Habana, apenas ahora comienzan  a señalar que no es el fin del conflicto y no resuelve todo, es decir resuelve bien poco o nada, pero da la oportunidad de trazar un camino distinto.  En cierto sentido tienen razón, pues la opción armada desaparece para muchos, pero sólo se puede trazar un camino distinto si se quiere.  Ya sabemos que las FARC no están pensando en eso y existen muchas razones para pensar que esos “intelectuales de izquierda”, las ONG y muchas organizaciones tampoco lo están pensando.  Si no fuera así, habrían dicho algo sobre el acuerdo agrario que se limita a reiterar la legislación vigente sin mayores cambios.  Su silencio desde su publicación nos dice todo sobre lo que podemos esperar de ellos sobre este y otros puntos.  Son fieles al Estado, no al pueblo.

El ELN y la Paz

El ELN publicó un comunicado en que decían que primero no se sentían cobijados ni obligados a nada por el contenido de los acuerdos firmados por las FARC.  Esto es obvio, pues es una organización distinta, con una historia propia, un recorrido propio y con una ideología propia, no obstante los puntos en común.  También dijeron que los acuerdos no solucionan nada y exculpan al Estado de su responsabilidad.

Se evidencia que el objetivo principal de la comandancia de FARC, es convertirse en una organización legal, aceptando unos acuerdos que exculpan al Estado de su responsabilidad en el desarrollo de la guerra sucia y el Terrorismo de Estado, a la vez que deforman los fundamentos esenciales del Derecho a la Rebelión. Así, el gobierno niega la naturaleza política del alzamiento armado y mantiene intacto el régimen oprobioso de violencia, exclusión, desigualdad, injusticia y depredación /7

El comunicado dio paso a una reacción furiosa de las ONG y “intelectuales de izquierda” lloriqueando por el atrevimiento de los elenos de no someterse al Estado y además criticar el vacío contenido de lo acordado en La Habana.  Camilo González Posso reconoció que las demandas del ELN son temas que han sido abordados por académicos y otros, pero a la vez expresó su preocupación que el ELN estaba pidiendo demasiado, algo no alcanzable.

La Declaración del ELN expresa discrepancias con la esencia de los acuerdos alcanzados por el Gobierno y las FARC en La Habana. Es una discusión conocida y sobre la cual se deberá entrar en detalle en temas como los de justicia, participación o alcance de las reformas en materia rural, política, verdad o de los derechos de las víctimas. Si estuvieran de “acuerdo en lo esencial” otra sería la realidad de las negociaciones. Lo cierto es que el ELN pretende lograr en la mesa más de lo que han logrado las FARC en reformas sociales y pactar el enjuiciamiento al Estado para que reconozca su responsabilidad en la guerra sucia y el genocidio, como parte del terrorismo oficial. Todas esas pretensiones pueden entenderse como entrada al proceso pero no deberían asumirse como líneas rojas pues es poco probable como están las cosas que el gobierno pacte en Quito una condena por terrorismo de Estado que no se ha podido lograr en 20 años de movimientos sociales y reclamos nacionales e internacionales /8

Otros fueron más enfáticos en su condena a los atrevidos elenosPor su parte Lucho Celis denunció al ELN en términos que serían de risa en otro contexto, los cuales nos dan una muestra por dónde van los ongeros en la paz.  Replican una vieja frase “quién no está conmigo está contra mí”.  Según Celis:

Hay que abonarle al ELN su claridad para decir que no comparte este acuerdo de paz, lo cual lo ubica en identidad con el uribismo. Así difieran en sus argumentos, lo cierto es que en el extremo izquierdo donde está el ELN hay distancia y crítica frente al proceso con las FARC al igual que en el extremo derecho donde se ubica el Centro Democrático y el liderazgo de Álvaro Uribe.

…el ELN se ha afincado en una agenda maximalista como derrotero para la solución negociada y quiere que el futuro acuerdo de paz toque todos los temas que desde su ideario político y comprensión de futuro considera que deben ser cambiados, así como incluir “las transformaciones necesarias para modificar la realidad del país” /9

Aquí tenemos un perfecto ejemplo de lo que significa la paz para los onegeros, “intelectuales de izquierda” y demás hinchas del proceso.

No hay que hablar de transformaciones sociales, eso es maximalismo y las comunidades que pelean por la tierra, contra la gran minería etc. son el espejo de una extrema derecha liderada por Uribe.  Hay que tener algo claro, en lo socio-económico Uribe y Santos no tienen ni la más mínima diferencia, es una de las repetidas mentiras de las hinchas del proceso que hay dos modelos de país en discusión. 

El segundo punto es que Celis, señala, quiéralo o no, como lo han hecho los medios a lo largo del conflicto.  Hay un enemigo interno y si uno no acepta la propuesta del Estado es el aliado del enemigo o fantasma de turno que se invente.  La nueva mantra es la paz, y hay que repetirla una y otra vez y aceptarla sin críticas, ¡todos por la paz como sea! peluqueros por la paz, pasteleros por la paz, pero no habrá prostitutas por la paz, esa corona la robaron un cortejo de los mal llamados intelectuales hace mucho tiempo.

Si el ELN se equivoca en algo con su comunicado es que llegó cuatro años tarde.  El punto en que nos encontramos hoy era previsible y algunos lo señalamos desde bien temprano en el proceso. 

De haberlo hecho antes, el ELN pudo comenzar un debate público sobre los alcances de un proceso de paz con las FARC y también con ellos.  Si los “intelectuales de izquierda” hubiesen analizado y criticado públicamente el  proceso, si hubiesen bregado por un proceso abierto, si hubiesen discutido críticamente los acuerdos, hoy tendríamos otro debate y podríamos proponer una Asamblea Constituyente, tal como las hinchas del proceso nos aseguraron las FARC no sólo iban a conseguir sino que no aceptarían menos.  No fue ni la primera ni la última mentira que se les cayó de la boca.

Asamblea Constituyente

La idea de una Asamblea es buena, puede reunir a distintos sectores de la sociedad, sectores de izquierda y sectores democráticos, quienes no abundan en el país pero sí existen.  Circulan por internet unos artículos del ex presidente de la Corte Constitucional, Jaime Araujo Rentería, donde clama por una Asamblea Constituyente, en vez del Plebiscito convocado por el 2 de octubre.  Sus argumentos son sólidos, es más democrático, se puede discutir el futuro del país y a diferencia del plebiscito no es un escenario donde tenemos que aceptar o rechazar todo.  Sin embargo, el gobierno rechazó esa idea hace rato y las FARC se arrodillaron sobre este punto enseguida.  Es de notar que uno de los problemas en el proceso con el ELN es precisamente su insistencia en mecanismos de participación del pueblo.  Las FARC, sin embargo, como buenos estalinistas no tienen mayor problema en excluir al pueblo.

Sin embargo, una Asamblea Constituyente, no nace de la nada.  Tiene que surgir como parte de un proceso y una demanda popular.  Empero, este proceso se hizo a espaldas del pueblo y realmente no hay demandas populares, sino demandas de las ONG.

El Plebiscito

Entonces, el 2 de octubre Colombia votará sobre el Acuerdo Final.  O eso dicen.  La realidad es más compleja.  No existe ninguna alternativa real al Acuerdo Final, no hay opciones reales en el plebiscito, es sí para poner fin a la balacera con las FARC o no para seguir en ese conflicto.  La llamada opción de Hobson, eso o nada.  Es probable que la gente vote que sí, pues a fin de cuentas ¿quién quiere la guerra?  Pero en la práctica no hay una votación sobre el contenido del Acuerdo Final, no habrá una discusión sobre eso.  ¡Y menos mal! 

Pues se garantiza impunidad para los militares,  un no rotundo, a una reforma agraria,  y una impunidad total para los empresarios que financiaron a los paramilitares o mandaron matar, por nombrar solo tres cosas. 

Si los colombianos tuviesen que votar sobre el contenido del Acuerdo Final sería problemático.  Hay organizaciones sindicales como Sinaltrainal quienes discrepan con varias partes del Acuerdo Final pero dicen que votarán que sí, y piden una Asamblea Constituyente.   Además afirman que no quiere decir que ellos aceptan las políticas sociales del Estado y el gobierno de Santos ni que acepten las violaciones de sus derechos, por el simple hecho de formar parte de los acuerdos.

Pero es diciente, después de cuatro años negociando en La Habana, el país no va a votar sobre lo negociado sino sobre poner fin a la balacera con las FARC o no.  La izquierda y las organizaciones sociales no están debatiendo los méritos de lo acordado, porque saben que poco o nada tienen de bueno.  No existe una condena más contundente de las negociaciones de los últimos cuatro años, que al fin de cuentas a nadie le importan a la hora de votar.  La envergadura de la derrota  de las FARC se ve en la irrelevancia del contenido de sus acuerdos en la vida nacional.

Bienvenido el fin del militarismo de las FARC, nada grato el reformismo que lo reemplaza

 

1/ El Tiempo (24/08/2016) ‘Cuidar a las FARC no es humillación, es el triunfo sobre el enemigo' www.eltiempo.com

2/ El Tiempo (29/08/2016) 'El ejército que quedará con armas es el de la República de Colombia' entrevista con María Isabel Rueda www.eltiempo.com

3/ RCN (17/06/2016) Habrá incentivos tributarios para empresas que inviertan en zonas de posconflicto”: Consejero Rafael Pardo. www.rcnradio.com

4/ RT (29/08/2016) Detrás de la noticia: Entrevista exclusiva con Timoleón Jiménez 'Timochenko', con Eva Gollinger www.rt.com

5/ Jesús Pérez González-Rubio, Semana (25/08/2016) La paz es el camino, www.semana.com

6/ Discurso de Iván Márquez, La más hermosa de todas las batallas

www.pazfarc-ep.org

 7/  ELN (08/08/2016) Por La Paz, La Resistencia Continúa: Declaración De La Dirección Nacional Y El Comando Central, del Ejército De Liberación Nacional

www.eln-voces.com

8/  González Posso, G. (08/08/2016) El ELN y La Paz Completa, www.indepaz.org.co

9/ Celiz, L.E. (17/08/2016) Las condiciones del ELN para negociar: ¿convicción o estrategia?   www.pacifista.co

Envió LACM

- postaporteñ@ 1657 - 2016-09-03 14:19:52
postaporteñ@_______________________________

DERROTA Y PROGRAMA 1

Puntualizando, clarificándonos

El interés suscitado, por las discusiones surgidas a partir de las notas que publiqué bajo el título: “Persistencia de la impunidad y terrorismo de Estado democrático”, me impulsa a retomar el tema. Además, algunas puntualizaciones recibidas exigen ser conocidas.

Poco a poco, el eje de aquellas discusiones, sobre la impunidad democrática, se ha ido desplazando hacia cuestiones más programáticas (lo que considero sano y lógico) que explican la derrota histórica del movimiento revolucionario en el país (cada vez más entendido en su contexto internacional, lo que también considero fundamental). En ese sentido me pareció lógico cambiar el título de lo que se va discutiendo y, por eso, pongo “derrota y programa” para centrar mejor los aportes.

Nuevamente como método de exposición utilizo la discusión, los aportes compañeros, mis respuestas, otras contribuciones, etc.  Por supuesto que se respeta el anonimato de los compañeros que lo requieren, o, cuando se cita a algún compañero que no haya autorizado expresamente dicha cita, se cambia el nombre para no sea identificado. Quede claro que se mantiene el contenido textual, por considerarlo importante como aporte a la polémica.

Quiero hacer algunas puntualizaciones básicas, hacia las que hemos podido ir convergiendo y que son aportes cualitativos, subrayados así por los compañeros, aunque también muy denigrados por quienes dicen que todo esto no aporta nada. Globalmente hemos partido de la impunidad real, garantida por el Estado uruguayo, y hemos ido desentrañando la contribución histórica incuestionable de los Tupamaros a ese proceso Estatista que (como quedó bien aclarado), abarcó represivamente no solo a aquel grupo guerrillero, sino en general a toda la población del país.

Todos los que, de una forma u otra, estuvimos concernidos directamente por el terrorismo de Estado, por la liquidación de aquella potente ola de cuestionamiento revolucionaria de la inmunda sociedad del capital, y vivimos el proceso por el cual aquella organización que se había alimentado por la energía del proletariado capituló hasta transformarse en central en el aparato mismo del Estado burgués, partimos, como es lógico, de nuestras propias tripas, de nuestro propio sufrimiento, dolor, vida. En ese sentido hubo unanimidad en señalar traiciones y traidores, manipulaciones y manipuladores, oportunismo y capitulaciones; y también en ir reconociendo que aunque casi todos conocimos elementos de aquella capitulación histórica del año 1972, la profundidad de la misma no la conocíamos cabalmente, sino que la hemos seguido descubriendo todos los días.

Todo proceso de reflexión arranca siempre de lo que siente y vive quien reflexiona. No se trata entonces de decir “no hay que hablar de traidores” y hay que hablar de “condiciones materiales”, como si lo objetivo no estuviera lleno de subjetividades, como si la derrota política objetiva no tuviese actores, ni responsables, ni falsificadores de la historia.

Al contrario, se trata de ubicar la traición, la manipulación, así como también la actuación deliberada y manipuladora de los milicos como torturadores buenos, torturadores progresistas (desde lo más alto del aparato mundial del Estado…, allá más al Norte, para lograr la traición, la cooptación manipulando en los interrogatorios), en las condiciones reales de la lucha de clases, de sus intereses antagónicos, sus proyectos sociales contrapuestos. Justamente la liquidación de todo cuestionamiento fundamental del sistema capitalista, o dicho de otra forma la liquidación total del proletariado como clase autónoma durante tantas décadas /1, solo fue posible gracias a ese nivel bien concreto de la traición, de la colaboración, de la capitulación y toda minimización de este nivel lleva a concesiones frente a los traidores mismos.

Pero, agregamos desde el principio, todo eso tiene bases, fundamentos profundos, y eso es lo que hemos tratado de exponer, o mejor dicho de ir desenredando, desentrañando... Así llegamos a los niveles más programáticos de la derrota, y constatamos que el “programa” /2  mismo del oficialismo Tupamaro NO era diferente del programa de los “torturadores progresistas” (¡ni del Frente Amplio de ayer y de hoy!), aclarando al mismo tiempo que ese programa de progreso del capitalismo no tiene nada de nuevo, sino que es exactamente el mismísimo del populismo (frente popular, socialdemocracia, leninismo/estalinismo, peronismo, fascismo, antifascismo, frente único, unido o nacional…) que existió siempre como recambio en todas las épocas, en todos los países.

Vimos que, en el medio de la batalla, quienes, se supone, dirigían el proceso revolucionario, encontraron coincidencias y acuerdos con una parte del Estado burgués imperialista y que, en base a las mismas, empezaron a colaborar con ese proyecto.

Los mayores traidores no hubiesen podido convencer a tanta gente, hasta para constituir un gobierno conjunto, algunas décadas después, si no fuera así. Todo no lo explica el verticalismo estalinista existente en el aparato, pero si lo explica la ideología social democrática y progresista que dominaba ideológicamente a los oficialistas tupas. Pusimos en evidencia que esa coincidencia programática sí constituye la explicación fundamental del colaboracionismo, de la capitulación, del frenteamplismo tupamaro, del abandono total del cuestionamiento del sistema capitalista, en fin de la aceptación total del programa burgués que dirigió todos los gobiernos del Frente Amplio. La garantía de la impunidad de los torturadores, que pactaron los dirigentes Tupamaros en distintas instancias, siempre fue parte indispensable de ese programa y de la reorganización capitalista y estatista de la democracia en todas partes.

Las traiciones, las manipulaciones fueron decisivas, fueron ellas las que nos cagaron la vida y más nos dolieron y nos duelen, como expresaron tantos compañeros, pero no son la base, el fundamento. Desde que se va a las causas de tanta manipulación y traición y se sale del terreno del individuo, se entra en los fundamentos mismos de la sociedad, de la contraposición de clases y de proyectos.

Evidentemente que ese nivel, en donde se va ubicando el individuo en la contraposición de clases, es, como las clases sociales, directamente internacional. El progresismo, el populismo, el frenteamplismo son viejas posiciones internacionales que siempre llevaron a la ruina a un pueblo, y lo que los Tupas oficialistas tenían como programa no era diferente a todo eso. ¿Qué es lo que fue llevando a aceptar un programa totalmente ajeno al cuestionamiento a la sociedad del capital?

Algunos señalamos el carácter invariante del programa burgués para los proletarios, del programa del progreso del capital vendido como progreso para todo el pueblo, e insistimos en que, cuando esa formidable ola de cuestionamiento social del capital y el Estado, ni en Uruguay ni en otra parte el proletariado logró afirmar claramente su programa propio de destrucción de la sociedad.

Algunos compañeros que han participado en estas y otras polémicas sobre el tema, dan ejemplos concretos de cómo, incluso en esos años de tanto cuestionamiento a nivel mundial, los viejos Tupamaros no eran los que cuestionaban a fondo las raíces de la sociedad del capital, sino, por el contrario, exponen que eran dentro de las luchas una tendencia moderada y en general centrista.

Esa ruptura generalizada a nivel internacional, que se produjo contra el orden y la moral burguesa, y que el proletariado en el Uruguay (como en el mundo) asumió como propia cuestionando los fundamentos mismos de toda la sociedad, no fue vanguardizada por lo que se pretendía y se vendió como “la vanguardia”. Como señalan los compañeros, en cuanto a la ruptura,  la vieja guardia Tupamara constituyó más un freno que un impulso. También se pone en evidencia el peso internacional de los elementos programáticos usados como modelo ideológico: el frentismo, el leninismo…

En ese sentido, Luis Sabini pone, en primer lugar, el caso Cuba, señalando que fue el verdadero modelo. Da el brutal ejemplo de la propia Federación de Estudiantes, que había mantenido una dirección anarquista, que nunca se había supeditado a uno u otro imperialismo, ni siquiera durante la guerra mundial, y que, finalmente, el modelo Cuba y la venida del propio Fidel Castro terminarían por liquidar aquella trayectoria e imponer el alineamiento que tan nefastas consecuencias tendría; “…el ejemplo cubano generó un espejismo más o menos generalizado en el subcontinente…”... Es verdad que, si bien en trabajos anteriores yo había criticado el castrismo y más globalmente el modelo socialdemócrata y leninista de “socialismo”, en las polémicas actuales no le habíamos dado el peso que realmente tuvo el “modelo cubano” como señala Luis Sabini.

En sus contribuciones recentra el asunto en el espejismo, en la zanahoria cubana: “La omnipresencia de “la Cuba socialista”  y el guerrillerismo allí triunfante como “zanahoria” revolucionaria es, a mi modo de ver, decisiva para cuestionar buena parte de los análisis planteados”

Sin dudas, el peso ideológico de esa zanahoria, esa mezcla de guerrillerismo guevarista y de modelo de “socialismo en un solo país,” ocupó todo el horizonte, y es un avance el que se clarifique también ese elemento. Sin embargo, la importancia ideológica de Cuba en todo el continente más allá de la heroicidad de los combatientes y de la “teoría del foco” como táctica, es derivada de una cuestión mucho más global, del programa mismo de la socialdemocracia y el leninismo para los proletarios. Corriendo el velo táctico de la guerrilla y el romanticismo del “hombre nuevo” nos encontramos con la teoría misma del “socialismo en un solo país”, es decir de la reaccionaria asimilación del “programa socialista” a una simple toma del poder político más las estatizaciones.

A pesar de las buenas intenciones de luchar contra el individualismo capitalista y el entusiasmo de los primeros años el “socialismo tropical” chocaría con las viejas sentencias de los fundadores del socialismo: ninguna estatización cambiará nunca el carácter capitalista de la propiedad privada de los medios de producción. El proletario sigue privado de propiedad de los medios de producción mientras se reproduzca el sistema mercantil y el asalariado y el socialismo nunca pasará de ser un conjunto de declaraciones y de buenas intenciones.

Pero también con ello se fue colando el alineamiento interimperialistas que alejaba, al proletariado, de su programa para encuadrarlo en conformidad con el modelo leninista, con el que Cuba no solo no había roto, sino que imponía como horizonte posible. Visto más globalmente, la zanahoria de Cuba sirvió para hacer tragar no solo el estalinismo programático estatista como sinónimo de horizonte “socialista”, sino para excluir las tendencias autónomas y anti estatistas y reclutar para el frente popular (o amplio) de forma más o menos crítica y para alinear a los no alineados (como en el ejemplo de la FEU).

En todo caso, en aquellas primeras expulsiones de los errandoneanos, que cuenta Sabini, se estarían ya gestando elementos ideológicos para la liquidación de la autonomía del proletariado y su alineamiento en los bloques imperialistas. O visto todavía de forma más global, el frente populismo proimperialista que había ganado la Segunda Guerra Mundial se renovaba ideológicamente con Cuba y el Bloque Ruso, fijando un horizonte policlasista que pesaría, enormemente, contra la autonomía clasista unos años después.

Ello sitúa mejor programática e internacionalmente el proceso, por el cual, el Frente Amplio, como encuadre popular y burgués, será decisivo en la liquidación de la autonomía del proletariado (así como en su división en base al espectro electorero)y, en última instancia, en preparar el matadero que realizaron los milicos. En términos muchos más concretos, los compañeros señalan de que fue desde el principio (ver el aporte de Susana), y no luego, que el Frente Amplio se contrapone a la lucha autónoma del proletariado.

Se señala así el papel contrarrevolucionario del Frente Amplio durante toda su existencia, lo que si bien se dijo muchas veces, nunca se explicó y expuso tan explícitamente.  Aunque en aquellos años la mayoría de los militantes de la tendencia pensaban así (“Frente Popular revolución fallida /3”)..., fueron pocos los escritos consecuentes, a nivel local, en este sentido. También aquí hay que reconocer la importancia de los trabajos de Luis Sabini que, desde el origen mismo del Frente, exponía claramente la cuestión (Posta Portenia ha reproducido varios aportes sobre el tema)

El Frente Amplio, en vez de ser un nivel organizativo de la lucha, como nos cuenta la historia oficial, es justamente lo contrario, la canalización de la lucha del proletariado hacia una solución estatal y un programa de proyecciones sociales enteramente reformista, burgués y estatista /4, que será, fundamental, para aislar y liquidar la tendencia revolucionaria en general, que constituye la otra mandíbula del aparato sanguinario del Estado. Los compañeros señalan la necesidad de profundizar sobre esta cuestión, y en la composición de partida del encuadre frenteamplista que no solo era lo opuesto a la tendencia revolucionaria e insurreccional del proletariado, sino que estaba, desde el origen, constituido básicamente por fuerzas burguesas y militares.

Programáticamente se explica que no es una casualidad que el primer candidato a presidente fuese el General que había reprimido, comandando la Región Militar Número 1 (la más importante), justamente cuando en los cuarteles empezaron a dar plantón y palo y las fuerzas armadas colaboraban en la militarización de toda la sociedad.

También fue en ese período que los cuarteles se llenaron, por primera vez, de presos sociales y políticos. Mientras los socialdemócratas y bolches seguían diciendo que “las condiciones materiales” no estaban dadas para la lucha armada, el Estado, y con la mano dura del General Seregni (apoyado por colorados, blancos y bolches), ya había comenzado la “lucha armada”, movilizado militarmente a los funcionarios públicos (militarización UTE, OSE, Ancap), allanado la Universidad, Ancap, encuartelando a los trabajadores bancarios en huelga, reprimido en el Cerro y la Teja…y un largo etcétera.

Todo eso ha permitido seguir comprendiendo las traiciones y las manipulaciones en un cuadro programático que explica que, más allá de lo que hicieron fulano o zutano, la ruptura revolucionaria que se fue produciendo en los años 60 por doquier, tuvo como límite ideológico el de la izquierda burguesa, la socialdemocracia, el estatismo /5

En última instancia, las raíces de la traición posterior está en la el socialdemocratismo histórico de las direcciones de la guerrilla y particularmente de los Tupamaros. El programa de la falta de programa, que luego hará a Huidobro y compañía coincidir con los oficiales torturadores en su lucha por el progresismo un año después, es, en 1971, el mismo que lleva a aceptar el frenteamplismo por parte de los Tupamaros, como si fuese una alternativa metodológica más, cuando era en realidad la renuncia total a la ruptura revolucionaria que se había ido produciendo en la calle. Como señalaba Joaquín,  los dirigentes tupamaros nunca habían roto, con los principios de la sociedad burguesa y no veían ningún inconveniente en hacer un “gran frente” como el Frente Amplio.

En la práctica, el Frente era el primer acto indispensable en la liquidación de la autonomía del proletariado; la generalización terrorismo de Estado contra las minorías que querían seguir la pelea solo podía llevarse a cabo después. En ese momento, en Argentina, los militares verificaban prácticamente que no lograban liquidar la revuelta, y se seguirían produciendo las grandes insurrecciones (Cordobazo, Rosariazo….), la brutal represión dictatorial no había logrado liquidar al proletariado que seguía actuando incontroladamente como fuerza histórica contra todo el espectro político. No había Frente Amplio…, por eso los militares llegaron a la conclusión de que había que crearlo, y decidieron la vuelta de Perón para convocar a un gran Frente “como en Uruguay”….El Frente Amplio en realidad no tenía nada de original, sino que fue la repetición de los Frentes Populares de España, de Francia, de Bulgaria…. y, en alguna medida, de la Unidad Popular en Chile, que tan eficazmente habían aislado “a los que luchan” fuera y contra el Estado, pasó a ser un caso de escuela contra insurreccional en todo el continente.

Pienso que, efectivamente, hemos avanzado, que estas puntualizaciones son posibles por la puesta en evidencia de los fundamentos programáticos de las traiciones. Constato, también, que eso es lo que más molesta en el ambiente ideológico dominante, tanto para aquellos que siguen reduciendo todo a lo subjetivo y a la traición de tal o cual personaje, como a aquellos que siguen repitiendo que reducen el horizonte a la clásica y putrefacta afirmación objetivista de que “no estaban dadas las condiciones materiales”.

 

¿Hacia dónde va la polémica? Contribuciones

A continuación, dos aportes compañeros sobre la polémica misma. El primero busca centrar las discusiones en las causas de la derrota y constituye un aporte y una directiva para seguir clarificando. El segundo me critica por entrar en el juego de Fernando Moyano, que nos aleja de los objetivos mismos de la polémica y nos lleva, según el autor, a una polémica de élites, que nos aleja de nuestros objetivos y nos lleva a una “diarrea teórica, sin resultados prácticos”.

Por supuesto que no estoy de acuerdo con el liquidacionismo de la polémica misma. El mismo me hace recordar lo que hacían los bolches y otros profesionales de la discusión al pedo en la asamblea, y su contraste con el “estilo tupa”. En el fondo, el enemigo se quedaba con toda la cancha; unos porque rompían las bolas con cualquier estupidez, el teoricismo al pedo y las elucubración de élite; y los otros porque se negaban a discutir y criticaban “la teoría” oponiéndole el practicismo e inmediatismo más chato: el estilo tupa.

Ricardo

Contribución 1

Estimado: Sigo con atención tus intervenciones. Creo que sin dejar de denunciar lo que haya que denunciar (la historia oficial, entre otras cosas) el grueso del esfuerzo hay que volcarlo a tratar de comprender las causas de la derrota.  Seguramente el predominio de ciertas ideas, -el "leninismo" al uso soviético, el foquismo, entre otras- formen parte de la cosa; pero por algo fue (urbi et orbi). Estoy de acuerdo que sin disposición a rebelarse, a luchar y a eventualmente a perder y a morir no hay revolución posible, pero también creo que para que esa lucha consiga su propósito y no termine de la peor manera -sea con la destrucción previa o posterior de los revolucionarios- los que pretendemos ser agentes conscientes del cambio (y no marionetas del destino o de los aparatos) deberíamos tener más claro el "qué hacer".

Seguramente los procesos que terminan provocando cambios sociales trascendentales no puedan ser la obra de un grupo de conspiradores y respondan al conflicto que la misma estructura de la sociedad genera, pero la cuestión es que si no hay una "teoría de la revolución" (proletaria); una manera correcta, acertada, de hacerla (o no) tampoco es posible una discusión sobre los errores. 

Andrés

 

Contribución 2

Ricardo: Mirá FM está para las discusiones de elites, de "consagrados", los intelectuales soberbios de tanta lectura teórica, pero ABSOLUTAMENTE INCAPACES DE organizar, trabajar, solucionar los innumerables problemas prácticos del DÍA A DÍA.

Todo es una gran diarrea teórica, sin resultados prácticos. TE RECOMENDÉ QUE NO ENTRARAS, no diste pelota.

AHORA mirando todo de conjunto, la discusión se va al carajo. En esas minucias de yo dije o no dije, y el resto de las boludeces DEL PASADO.

Para los pibes jóvenes TODO ESO no les sirve y se corre un riesgo AUN PEOR, si todo es tan complicado, e intricado, quedate con lo QUE HAY.

O sea la política es una mierda. Saca las conclusiones…

Cacho

 

1 /  He recibido algunas protestas o incomprensiones sobre eso de la “desaparición histórica del proletariado como clase”. Sin embargo, si el proletariado es concebido como la fuerza organizada que destruye la sociedad burguesa, es simple y claro ver que dicha fuerza desaparece por décadas de la historia.

En la mayoría de los casos, el problema se debe a que los compañeros no entienden **al, y muchas veces te equivocas al remplazarlo por el** el proletariado de esta manera, sino como una simple clasificación sociológica, lo que evidentemente es una concepción muy jodida, porque es la base ideológica de la apología del trabajo y de la dictadura de la “clase trabajadora” (¡que se encuentra en las antípodas de la destrucción del capital y el trabajo!). Es decir, no conciben al proletariado como fuerza histórica (que debe constituirse como clase y por lo tanto como partido para serlo), sino que consideran que “proletariado” es un sinónimo de “clase obrera”, tal como la socialdemocracia ha logrado imponer como verdadero credo religioso.

El leninismo (fracción de izquierda de la socialdemocracia) dio un paso más en este sentido: en nombre del socialismo le otorgará un contenido positivo al trabajo (**trepalium-**tortura), haciendo **del**al “proletariado” sinónimo de “clase trabajadora” y declarando que sobre esta base debe dirigir la sociedad. De ahí a transformar los campos de concentración para el trabajo en el modelo de socialismo había solo un pasito que dieron los bolcheviques desde 1918, por medio de la política de militarización del trabajo y los sindicatos dirigida por Trotsky y Lenin.

2/  Estamos hablando de programa en el sentido totalmente práctico y no de un librito o texto que existiría en alguna parte. Se fue explicando entonces que “el estilo Tupa”, el desprecio por la teoría, el empirismo, el aparatismo y el militarismo constituyeron, en la práctica, un “programa” que en vez de cuestionar los fundamentos de la sociedad burguesa buscaba mejorarla, hacerla más honesta (lucha contra los ilícitos económicos), sacarla del estancamiento y hacerla progresar.

3/   Fue así que se tradujo en castellano el libro de Daniel Guerin: Front Populaire, révolution manquée” y que fuera a nivel internacional el libro más conocido al respecto, aunque el propio Guerin fue tal vez más claro en otras charlas y artículos: “el Frente Popular como auxiliante del capitalismo francés”. Internacionalmente había mucho material sobre el papel contrarrevolucionario el frente populismo en toda Europa en Alemania (carta abierta, frentismo), en Bulgaria, en Francia y sobretodo en España adonde había sido el verdadero asesino de la Revolución social (1936/37). Ver al respecto: “Los verdugos de la revolución española” de Katia Landau.

 4 /   Solo para quienes no hayan leído nada de lo que se ha ido discutiendo recordemos que las pequeñas zanahorias como el progresismo, la lucha contra los ilícitos, las reformas agrarias, o las nacionalizaciones…no ponen en absoluto en cuestión a la sociedad del capital y al Estado, sino que son anzuelos para captar la energía revolucionaria, que se desarrollaba en las calles (en las fábricas, en los liceos, en los barrios…), hacia reformitas estatales.

Es decir para castrarlas. La aceptación de una gran parte de la guerrilla (operada también por el reformismo programático de la dirección oficialista de la mayoría de los grupos armados) de esa castración tuvo como efecto inmediato la liquidación de la tendencia revolucionaria real y constituyó el primer triunfo militar del Estado. El segundo, que consistió en la generalización de la tortura y el terror de Estado, solo se pudo desarrollar con esa base.

5/    “Limite”, en el sentido de contraposición a la ruptura, es decir de política burguesa limitante en el seno de la lucha proletaria

RICARDO - postaporteñ@ 1657 - 2016-09-03 14:19:31
postaporteñ@_______________________________

Vigencia de la política exterior de Monroe

Antes que nada, un abrazo emocionado al compañerazo Picacheta. Tenemos que encontrarnos. Te buscaré donde era tu casa la última vez que nos vimos, cerca de la playa,  hace tantos años.

  Lo que hizo la corrupta ultra derecha brasilera con Dilma tiene la misma  significación, el mismo objetivo,  utilizando los mismos instrumentos vernáculos a partir del fin del uso de la fuerza bruta externa o interna, pero creada, apoyada y dirigida desde el Norte. No podemos dejar de tener presente, la afinidad y complicidad entre el capitalismo y la embajada norteamericana durante la extensa y contradictoria vida política de Brasil en la trayectoria de Getulio Vargas, y la de Joao Goulart. Pero “Jango” iba mucho más lejos  que Getulio y que Dilma. Planteó y exigió lo inédito, lo increíble en materia de nacionalizaciones y la blasfemia de la reforma agraria y estatuto del trabajador rural ya desde que era ministro de Vargas. Suficiente para ser pasado de latifundista a comunista, capaz de poner en situación de riesgo a los EE.UU. 

  Hace muchas décadas que en nuestro continente la fuerza bruta ha cedido el predominio en la injerencia en países ajenos, a la obsecuencia y entreguismo   de los sectores de poder en nuestras propias naciones. Los cuerpos de Paz de la ONU son la versión armada “legal” sostenida por los países adeptos a la política exterior yanqui como lo es el nuestro, el de Tabaré, del extinto Ñato, y de casi toda la oposición y, muy lamentablemente, de nuestro propio pueblo.

  Si revisamos  muy ligeramente la historia de Latinoamérica desde el original y lejano límite norte de Méjico hasta Tierra del Fuego,  advertiremos la coherencia de los intervencionismos yanquis en tierra continental y en el Caribe; el mismo perro con diferentes collares. Lo que debemos conocer y saber es cómo y cuándo los hechos  sucedieron,  como también sí o sí debemos conocer nuestra propia historia patria, con más miserias que glorias. Abandonemos la mezquindad chovinista y todo culto localista de villorrio.

 El conocimiento del ideario Artiguista, su lucha, los lugares geográficos donde combatió al usurpador de nuestro territorio, incluyendo las Misiones;  de los propios traidores de turno en el área federal de las Provincias Unidas, la personalidad de Fructuoso Rivera, juramentando fidelidad en 1820 al Reino de Portugal como oficial de alto rango en  el ejército portugués a cuarenta días del desastre en las puntas del Tacuarembó,  el mismo juramento y servicio a favor del nuevo imperio de Brasil tras el Grito de Ipiranga en el 22 con la adhesión personal siempre  acompañada del reconocimiento de la Provincia Oriental como territorio portugués primero, y de Brasil luego, va conformando decimos, la conspiración hacia lo que no debíamos ser, lo poco que somos hoy. 

Figuras de relevancia como el Padre Larrañaga y la camarilla  que copió  nuestra lamentable Constitución de la vigente en Argentina, habían ansiado fervorosamente  pertenecer al Reino o al Imperio de los Braganza. Nosotros hoy traicionamos en forma permanente al Prócer, a los 33, a los argentinos orientales vencedores de Ituzaingó, Lavalleja, los Oribe, Eugenio Garzón, Pablo Zufriategui, Anacleto Medina y tantos otros, cuando celebramos la decisión imperial brasilera, la decisión imperial inglesa, la de Rivadavia y, dolorosamente, del federal Manuel Dorrego. Rivera, por adelantado, había iniciado el proceso de entrega devolviendo las Misiones “reconquistadas” por el tratado de Iberé-Ambá en diciembre de 1828 ante la exigencia brasilera. Antes, lo había hecho el tristemente célebre Cabildo de Montevideo en 1819 – Tratado de la Farola – a cambio de 150.000 km cuadrados de las Misiones por un faro en el Río de la Plata!

  La entrega en 1828 era un requisito para la firma de la Convención Preliminar  de Paz.  Hoy, y tal vez por siempre, repetimos y repetiremos la infame mentira del día de la “independencia” al glorioso 25 de agosto de 1825. El mal día de la independencia sí lo fue el 28 de agosto pero 3 años después, por voluntad ajena y la de un puñado de  réprobos locales.

Esto fue claramente explicado  más de una vez en Posta. Viene esto con motivo de la reciente celebración del engaño celebrado una vez más, hace pocos días, por boca de quienes, inflamados de patriotismo, demagogos e incompetentes tanto como inescrupulosos  intendentes, alcaldes, y nada menos que el mentiroso “licenciado” vicepresidente, colmo de la desvergüenza, usan y abusan de la ignorancia popular.  Nuestro más profundo desprecio a todos ellos.

 Iniciando el siglo veinte, el idolatrado y autoritario (¿o totalitario?) José Batlle, adulón de Teodoro Roosevelt, creador del  Big Stick  ( gran garrote), a raíz del asalto yanqui a Veracruz en Méjico en 1914, escribió en  la caverna El Día durante  su segunda presidencia, lo siguiente: cuando una nación incurre en desvaríos internos es un deber legítimo, que deben aplicarlo con urgencia sus vecinos, intervenir por las armas y llevar tranquilidad a ese hogar ensombrecido por la anarquía”.

 He ahí a don Pepe, el que llamó a los “marines” ante una probable victoria del ejército popular de Aparicio Saravia; he ahí a quien gobernó dos veces como presidente y como patrón absoluto del partido atornillado al poder con fraudes, sobornos, proscripción, encarcelamiento y fuerzas armadas serviles y todavía con la Constitución de 1830; que dejó un país donde sólo el siete por ciento de sus habitantes tenía derecho a voto; el que recibe de Roosevelt el elogio de haber hecho lo que yo le dije tenía que hacer;  el impúdico asesino de W. Beltrán; el que  no reconocía el derecho de las mujeres a la activa vida política; el que usó y creó un estado fuerte para servir los intereses sectoriales de su nefasto partido.

 Lo que fue en Paraguay con Lugo, lo es con Dilma en Brasil. Todo legal para la genuflexión leguleya derechista. El objetivo: terminar con el chavismo y hoy con Maduro; crear divisionismo y hacer bosta al Mercosur. 

VASCO - postaporteñ@ 1657 - 2016-09-03 14:19:17
postaporteñ@_______________________________

Artigas - SEGUNDA ASAMBLEA CONSTITUYENTE DEL PUEBLO ORIENTAL-

Ciudadanos: El resultado de la campaña pasada me puso al frente de vosotros por el voto sagrado de vuestra voluntad general. Hemos corrido 17 meses cubiertos de gloria y la miseria, y tengo la honra de volver a hablaros en la segunda vez que hacéis uso de vuestra soberanía. En ese período yo creo que el resultado correspondió a vuestros designios grandes. Él formara la admiración de las edades.

 Los portugueses no son los señores de nuestro territorio.

 De nada habrían servido nuestros trabajos, si con ser marcados con la energía y constancia no tuviesen por guía los principios inviolables que hizo su objeto.

Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa por vuestra presencia soberana.

 Vosotros estáis en pleno gozo de vuestros derechos: ved ahí el fruto de mis ansias y desvelos, y ved ahí también todo el premio de mi afán. Ahora en vosotros está en conservarlo. (…) Ciudadanos: los pueblos deben ser libres.

Ese carácter de ser su único objeto, y formar el motivo de su celo. (…)

 Es muy veleidosa la probidad de los hombres, solo el freno de la constitución puede afirmarla.

Mientras ella no exista es preciso adoptar las medidas que equivalgan a la garantía preciosa que ella ofrece….”

La primera Asamblea de vecinos traerá como resultante el ejercicio de la práctica como hija del pensamiento creador del Líder Don José Artigas; creo firmemente no precisa el tener muchas luces para ubicar con certeza el nacimiento de la DEMOCRACIA DIRECTA en nuestro continente.

Adjunto estos artículos que los creo fundamental del debate de la ideas a la luz del proceso que está viviendo el pueblo Oriental pensando que hay quienes deberían ocupar su tiempo en estos asuntos; tenemos una gran mayoría dedicados a la DENUNCIA lo que está muy bueno pero se debería dedicar algún tiempo a la teoría necesaria marcadora de rumbos.

El Ideario Artiguista necesita imperiosamente de la atención de los Intelectuales/as  muñidos de conocimiento teórico=practico para arrancarle los PRESUPUESTOS que armarían la concepción SOCIALISTA de Artigas; por ej. El reparto de las tierras  que Artigas lo caracteriza como PROVISORIO;

¿A qué se debía lo de provisorio pregunto desde mi campechana ignorancia?
¿...que arrojaría el estudio de los creo, 20  puntos, que eran portadores los delegados al Congreso porteño? y si a esto se agrega toda la correspondencia que pienso firmemente, no tiene desperdicio, me pregunto

¿Convendría investigar si la Constitución de la República fue debatida y abalada por los pueblos de la banda Oriental?

.En fin...en el país estamos asistiendo al renacer del Movimiento Social por la tierra y en defensa de esta , hay movimientos que plantean la independencia política tratando de no ser manipulados por los partidos políticos lo cual no significa negar el apoyo de estas organizaciones; también podemos ver en las marchas la bandera que blandía Artigas y las provincias un claro indicativo de que nuestros paisanos y sus familias en momentos de aflicción saben culturalmente volver a sus raíces fuentes de Unidad y Lucha.
  (esta nota fue publicada hace unos años)

DANTE "gringo" LÓPEZ

 

¿CÓMO ORIENTAR EL EJERCICIO DEL PODER REVOLUCIONARIO?

Homar Garcés (especial para ARGENPRESS.info) 10/2/12
 

Para muchos en el planeta, la revolución socialista representa un cambio radical de las relaciones de poder vigentes.

 No obstante, pocos son quienes asumen con convicción que tal revolución, al transformar las relaciones de poder, tendría que hacer lo propio respecto a la transformación radical de la sociedad en general.

Generalmente, esto último se percibe como algo utópico, muy difícil de lograrse, dando por descontado que el pueblo no se hallará jamás preparado para ello, por lo que será preciso acometer algunas reformas bien intencionadas para satisfacer parcialmente las demandas y aspiraciones populares, lo cual implica reforzar las viejas estructuras del Estado que debiera abolirse para instaurar en su lugar otro con características completamente diferentes, tanto en lo que concierne a la soberanía como a la participación protagónica del pueblo.

Así, el ejercicio del poder revolucionario tendría que orientarse en todo momento al desmontaje del Estado burgués vigente, facilitando las condiciones objetivas para que el poder popular se convierta en el motor fundamental de los diferentes cambios políticos, sociales, culturales y económicos que deben implantarse, de manera que éste reafirme su condición política y revolucionaria con atributos constituyentes, confrontando la lógica y estructuras que sustentan dicho Estado.

 Esto exige que no exista ausencia de autonomía y de rebeldía por parte de los diferentes colectivos revolucionarios, articulados entre sí, pero cada uno luchando por consolidar la revolución socialista según su ámbito y perspectivas de lucha.

En tal sentido, la revolución socialista debiera constituirse desde diversos centros de dirección colectiva, sin la verticalidad que muchas veces se impone creyendo que, de esta forma, se hace más eficiente la lucha revolucionaria, ignorando el papel esencial que deben cumplir en todo momento las asambleas populares a la hora de las decisiones y de la planificación.

Esto no puede verse como simple concesión sino que debe marcar la evolución de todo proceso revolucionario si se aspira a su profundización y continuidad, una vía insoslayable para lograr la erradicación definitiva de los valores y de la ideología capitalista-representativa imperante.

Sin embargo, hay que señalar que sin una apropiada formación teórica revolucionaria -en constante verificación frente a la realidad circundante- esta aspiración resultará nula, a pesar de ponerse en vigencia leyes de todo tipo que estén determinadas por un alto contenido reivindicativo que hagan pensar que ello es el socialismo revolucionario.

 Esta última tarea revolucionaria es algo permanente respecto al ejercicio del poder revolucionario.

Además, exige mucha crítica y autocrítica de parte de los revolucionarios, de modo que se imposibilite cualquier especie de dogmatismo que termine por inmovilizar toda iniciativa revolucionaria, alejando la posibilidad de derrocar la realidad creada según los intereses del capitalismo.

gringo - postaporteñ@ 1657 - 2016-09-03 14:19:00
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] Siguiente