Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Un Granadero de De Vido

 

EL NUEVO SECRETARIO DE TRANSPORTE  de los K

 

La condición de abogado joven e intendente “exitoso” reelecto con el 71% de los votos, no explica la designación de Alejandro Ramos como Secretario de Transporte de la Nación en medio de semejante conflicto.

Su único antecedente en el rubro transporte de pasajeros en la ciudad de Granadero Baigorria es un festival de licencias de remises y taxis como respuesta al casi inexistente sistema de trasporte público de pasajeros que depende de una empresa monopólica que cubre el servicio interurbano y además extiende dos líneas que operan en la ciudad de Rosario.

Su lealtad al Kirchnerismo tiene sus matices según el período que se considere de su ambiciosa y exitosa carrera política. Llegó a ser concejal de la ciudad (2003-2007) de la mano del “Obeidismo” cuando el intendente que lo precedió lo incluyó en su lista.

Ganó la interna para las elecciones de 2007 como candidato a intendente sin referente político a nivel provincial y fue electo intendente de la ciudad apoyando la candidatura a gobernador de Rafael Bielsa.

Esa campaña electoral no tiene precedentes en la ciudad por la incalculable y desconocida cifra invertida en instalar una imagen de “cambio” basada en su condición de joven y profesional. En el mismo sentido utilizó fuertemente la imagen de su candidato a primer concejal, otro abogado que era militante del Peronismo Federal junto a Rodríguez Saa, Luis Rubeo y otros próceres portadores de menemismo.

En el 2009 es donde se podría situar claramente su acercamiento al ministro de planeamiento Julio De Vido y donde comienza a verse en la ciudad el resultado de este nuevo padrinazgo que premió con dinero fresco el cumplimiento de un rol político en la provincia “socialista”.

Finalmente, fue reelecto en 2011. ya posicionado en otro lugar dentro del Kichnerismo y por supuesto no solo apoyó la candidatura de Rossi sino que incluyó a su ex secretaria de gobierno en un lugar de privilegio dentro la lista de diputados provinciales.

Si la anterior campaña a intendente se caracterizó por la inversión desproporcionada, su última campaña se caracterizó por su desproporcionada agresividad, apelando hasta la utilización (documentada y publicada) de empleados municipales para arrancar toda publicidad opositora del espacio público.

En los últimos años jugó un rol muy activo en el Foro de Intendentes y presidentes comunales justicialistas de Santa Fe frente al gobierno provincial. Su condición de intendente vecino a Rosario lo posicionó en un lugar de privilegio en la disputa por la recuperación de la provincia que es un objetivo inocultable del kirchnerismo, la utilización de su juventud como imagen de “renovación” del PJ y el apoyo financiero para su concepción elitista de ciudad, lograron conformar un típico producto reciclado de la vieja política.

Algunos hitos de su gestión

El inicio de su primer mandato tuvo dos hechos significativos. La pelea con su primer concejal del Peronismo Federal y con otros sectores del PJ local por la designación de sus secretarios políticos provenientes de su pasado ragbier en Rosario.

El segundo hecho fue el alejamiento de quién lo llevó a concejal, es decir el anterior intendente que terminó una pésima gestión en medio de una catástrofe política desencadenada por una inundación en la ciudad por falta de las más elementales obras de desagues. Ramos presentó en público una pseudo auditoría de la gestión que terminaba con 8 millones de pesos de déficit inexplicables.

Esta cortina de humo la fabricó para dar una primer imagen de transparencia, atenuar los costos políticos que genera la falta de fondos, duplicar el impuesto municipal, y despedir trabajadores. Aprobado el impuestazo, nunca más se habló de la auditoría pero sí de nuevos impuestazos.

Al poco tiempo se agravó un conflicto vecinal por la radicación ilegal de dos empresas areneras que generan todo tipo de molestias a los vecinos.

Ramos, que siendo concejal había dado su palabra y firmado un acta junto a los vecinos, que se comprometía a trabajar para erradicar esas empresas, siendo intendente protagonizó el más repugnante arreglo de la historia de la vida política de la ciudad en complicidad con la “Defensoría del Pueblo” pejotista de Rosario y las habilitó de por vida a cambio de un pago en arena para uso municipal y la reparación de la calle donde transitan camiones en un barrio residencial.

Para él fue “un acuerdo muy beneficioso para la ciudad” y para su ex aliado político “un verdadero arreglo entre pusilánimes”.

A poco de andar abandonó su proyecto de radicación de industrias, de creación de un parque industrial, etc. y se volcó decididamente a facilitar los negocios inmobiliarios en la costa del río Paraná bajo el eufemismo de “Recuperación de la costa”. Un espacio altamente demandado para los negocios inmobiliarios de alta gama siguiendo el modelo rosarino.

Al presentar su proyecto (en el 2010) en una nota del diario “La Capital” de Rosario (del multimedios de Vila y Manzano) que lo trata como un valioso político, decía: “Granadero Baigorria tiene un lugar inmejorable, a 15 minutos de Rosario, pegada a un área residencial como el barrio La Florida, sin grandes problemas de inseguridad y con una costa en bruto que no existe en muchos lugares”

Mucho antes ya había dicho “si la ciudad no tiene pavimento, cloacas y otros servicios no es atractiva para los inversores”.

En la misma nota del 2010 dijo que El Remanso Valerio y El Espinillo son dos barrios que deben ser defendidos y no erradicados porque son barrios históricos de la ciudad.

Hoy, el barrio El Espinillo ya no existe y en su lugar se construye un gigantesco boating para albergar el parque náutico que ya no tiene lugar en Rosario.

El Remanso Valerio está siendo sitiado por el parque de la cabecera del puente Rosario-Victoria y como ocupa un espacio de valor inmobiliario incalculable, su desaparición es solo cuestión de tiempo.

Desde hace dos años la vecindad baigorriense presta atención a la digna resistencia de 16 grupos familiares que habitan (como pueden) desde hace varios años a la vera del ramal ferroviario que circunvala a la ciudad.

La embestida proviene de la empresa Belgrano Cargas S.A. con el inicio de un Juicio de Desalojo. Mientras este conocido engendro empresarial es el elegido para cumplir con la meta de transportar 4 millones de toneladas de las monopólicas Loma Negra, Bunge, Cargill, Ledesma, Pecom Agra, Repsol, Vicentín, Siderar, Aceitera Gral. Deheza y otros exponentes del “CAPITALISMO EN SERIO”, 70 santafecinos entre cartoneros, changarines, malabaristas, limpia vidrios y domésticas sobreviven sin agua potable, sin baño, sin pisos entre los ramales de la exclusión.

El “transversal” intendente Ramos les ha dicho, sin sonrojarse, “voy a ser el primero en enfrentar las topadoras”. Hasta ayer, su enfrentamiento fue con los vecinos a puro portazo y evasivas ante el reclamo de una vivienda digna.

Los reclamos de mayor seguridad fueron contestados con aceptación pasiva de los “Operativos de Saturación” de la policía que solo producen justamente saturación y detenciones por portación de cara o mala traza. Lo más reciente en la gestión de seguridad fue la insólita y grave invitación a la Gendarmería Nacional a radicarse nada menos que en el predio del Hogar Escuela fundado por Eva Perón.

Cuando 4 metros de tierra sepultaron al operario tercerizado Mario Ares habló de “tragedia”. Los familiares le retrucaron: “Mario tenía 19 años y una hija. Trabajaba 11 horas diarias y ganaba $ 1.500. Le exigían a la cuadrilla abrir 60 metros de zanja por día”. Nosotros, le preguntábamos: ¿“Con qué policías, con cuántos patrulleros, con qué cámaras, con cuantas comisarías, con cuantos operativos de “saturación”, con cuantos “buzones buchones” va Ud. a atacar a la precariedad e inseguridad laboral?”

Su marca registrada es “Gestión Ramos”. Slogan que puede verse tanto en los impresos oficiales como en la fachada de los edificios que inauguró, en las galletitas de la merienda de los empleados municipales o en la espalda de algún desprevenido que se quedó cinco minutos quieto y que habla de un personalismo que bien podría asimilarse al “Menem lo hizo” y de una concepción y práctica política que no tiene absolutamente nada que ver con lo que pregona públicamente.

El respaldo del 71% en su reelección obedece a múltiples factores pero no hay dudas que parte de su electorado lo votó por las obras públicas  (fundamentalmente cloacas y pavimentos ) gestionadas a partir de fondos de la nación y que cada frentista debe pagar puntualmente y no precisamente barato. Obras públicas que obedecen a su visión de ciudad por lo que se vio más favorecido el sector de la ciudad que vive del lado del río que es su objetivo principal y donde pone claramente de manifiesto su condición de clase.

Otro porcentaje muy importante de votos fue también producto directo de la Gestión Ramos en Clientelismo ejercido de diversas formas a cual más denigrante.

Un extenso capítulo aparte merecería el pesado legado que le deja a la ciudad de Granadero Baigorria. El 71% no solo lo reeligió como intendente sino que arrastró consigo a una mayoría absoluta de concejales sin trayectoria, analfabetos políticos adictos a su carisma y fieles a su conducción. Uno de ellos ya asumió como “intendente”.

Queda muy claro que su designación como secretario de Transporte no responde a sus conocimientos sobre el tema sino a la necesidad del ministro De Vido de contar con una imagen ignota y descontaminada que presente algunos pergaminos políticos para vender ante la opinión pública. Un pelele que le responda verticalmente a sus directivas para pilotear junto a la presidenta una crisis política montada sobre 51 muertos, 700 heridos y la salida de Schiavi. De ahí el asombro generalizado ante el anuncio de la elección del casi anónimo funcionario.

Granadero Baigorria, 8 de Marzo de 2012.-  La Asamblea

HORACIO - postaporteñ@ 724 - 2012-03-10 13:33:51
postaporteñ@_______________________________

LAS ?peruplas? DEL ESTADO

 

Triste imagen del tiempo que nos toca vivir…

 

Había una vez un pequeño país gobernado por políticos que favorecían a unos pocos habitantes, mientras que  los demás vivían en la pobreza, en la indigencia o trabajaban en deplorables condiciones para sobrevivir.

 Durante esa “democracia” en la que existían muchas, pero muchas injusticias sociales, un grupo de obreros, de estudiantes, de trabajadores y de profesionales sintieron que tenía que haber cambios significativos y que era responsabilidad de todos hacer algo para que esto sucediera. No todos ellos pertenecían al mismo partido o sector político, pero tenían en común la conciencia social que los llevaba a cuestionarse lo que estaba pasando.

A los dueños del país no les gustó que tanta gente los cuestionara, ni que su fortuna y su poder se vieran amenazados. Aunque conocían el significado de la palabra repartir, les gustaba más su antónimo acumular y de vez en cuando tirar alguna limosna con cara de beneficio y ayuda social. Para controlar las posibles amenazas contra ese órden social, existen, además de esas triquiñuelas, las Fuerzas Armadas; los soldados son un grupo de personas, generalmente tan pobres y oprimidas como el resto del pueblo, a quienes se les entregan armas, uniformes y un cierto sentimiento de poder. Existe una metáfora popularmente llamada “ley del gallinero”, que significa que el que está parado en el palo de arriba defeca al de abajo y así sucesivamente, por este fenómeno los que están parados en los palos del medio reciben excremento de los de arriba, pero suelen desquitarse cuando encuentran a otros y otras debajo de ellos, o sea en inferioridad de condiciones.

Quien pretende ingresar al ejército como soldado raso suele estar situado bastante abajo en el peldaño de este “gallinero social”, pero al enrolarse al ejército a pesar de ser verdegueados y mandados por sus superiores, militares de mayor rango y por políticos sin escrúpulos, adquieren cierto sentimiento de poder sobre los demás.

En este caso concreto los milicos se sintieron poderosos frente a niños, ancianos, mujeres y hombres maniatados o indefensos, alegaron cumplir órdenes cuando torturaban o eran cómplices de lo que sucedía, demostraron una falta total de valores y principios o un marcado sentimiento de venganza y desquite frente a lo que les tocó en la vida. Muchos de los que mandan a esos soldados son un grupo de militares fascistas sin escrúpulos que se escudan detrás del “honor militar“, la bandera, el escudo y la patria para convertirse en simples violadores o torturadores con uniforme. Como si eso no fuera suficiente, contratan a “maestros” tan sádicos como ellos, pero que vienen del “primer mundo” con nuevas técnicas para perfeccionar los métodos de tortura y estudiar el límite humano para resistirla.

 Quien no torturó directamente, permitió que se hiciera, quien sabía que este horror sucedía en nuestro país y se quedó en el ejército, se convirtió en cómplice de los crímenes cometidos antes y durante la dictadura.

 Los militares dieron un golpe de estado en el que todo les estaba permitido (por decisión propia y con el respaldo de otros países); el secuestro de niños, las desapariciones, las violaciones, tortura, acoso a familiares, a la población y una larga lista de etcéteras. Hoy hay unos pocos de ellos presos en condiciones favorablemente especiales, el resto son al parecer intocables.

Recordemos que en la “democracia” existente antes del golpe de Estado se reprimía, torturaba y robaban al país, recordemos también que en esos tiempos existían personajes como Mitrione, contratados para enseñar a los torturadores criollos a ser más refinados en crueldad y sadismo, a aplicar la tortura de forma efectiva, primero en mendigos para “practicar” y luego en estudiantes, trabajadores, obreros, campesinos, profesionales, gente como nuestros vecinos, nuestros familiares, como tus hijos, tus nietos, tus hermanos, tus padres, maestros, como Elena Quinteros, o como Julio Castro, o personas como tu mismo.

Con el régimen dictatorial, los abusos se volvieron más evidentes, se aplicó el terrorismo de Estado abiertamente, pero también de forma clandestina.

Ese estado por el que hoy se debe pedir disculpas o perdón, se organizó con otros países y se creó la llamada “Operación Cóndor” o “Plan Cóndor”, que nucleó el horror de la CIA con el de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay y Bolivia. En conjunto con estos países, Uruguay coordinó para detener, vigilar, interrogar, asesinar y desaparecer a quienes querían cambiar el orden social establecido por los poderosos.

En esa época actuar era peligroso, pero también lo era pensar diferente, lucir “subversivo”, tupamaro, anarco, comunista, o simplemente encontrarse en el lugar equivocado en el momento equivocado. Existir era en si un riesgo, sin importar la edad que tuvieras.

Lo curioso de esta historia, es que en este pequeño país, nadie parece ser culpable de lo que aconteció y para hacer que los crímenes y abusos se puedan justificar, un grupo de personas, ya sea por ignorancia o por alevosía, aplican, además del “olvido y perdón”,  la “teoría de los dos demonios” en la que todos los problemas se simplifican dividiendo a la sociedad en dos bandos contrarios que llevaron a cabo una guerra. Según esta teoría, como resultado de ese enfrentamiento hubo un bando perdedor, hoy representado por quienes están en el gobierno, que son quienes creen que tienen derecho a “perdonar”  y uno vencedor al que hay que “proteger” y disculpar porque entre otras cosas cumplían órdenes en esta guerra entre dos bandos.

Me pregunto a que bando pertenecían los niños secuestrados, los nacidos en cautiverio, los que quedaron sin padres, los que verdugueaban en las visitas y en los allanamientos, me pregunto a que bando pertenecían las madres de los desaparecidos y los que fueron encarcelados y vejados por pensar distinto o por “equivocación“.

¿A qué bando pertenecía el pueblo uruguayo que vivió y padeció la dictadura?

¿Acaso en ese momento el Estado no tenía gobernantes ni ejecutantes que se puedan responsabilizar de las barbaries cometidas?.

Los gobernantes fueron puestos por los golpistas, por eso quienes cometieron los crímenes tenían identidad, nombre, apellido y uniforme.

La mano que apretó un gatillo para asesinar o para aplicar picana, el ser que violó, quien craneó en conjunto con otros seres de otros países quien desaparecería y como, no era un ente confuso llamado Estado, entonces me cuesta entender que Mujica que aún no había cruzado la vereda y que sufrió esa picana en carne propia, tenga que hablar en nombre de quién se la aplicó. Es confuso, muy confuso.

Las vueltas que da la vida

Ese Estado implacable torturó y encarceló en condiciones infrahumanas durante muchísimos años a Mujica, a Huidobro, a Topolanski, a Bonomi, a Rosadilla, a Agazzi, a Breccia, a Erlich, a Gregori y a muchos otros. Lo paradójico de la situación, es que el 21 de marzo de este año Mujica es quien debe pedir perdón, disculpas o algo por el estilo, en nombre del Estado por el caso Gelman…

Algo fundamental cambió en sus cabezas desde la época en la que lucharon arriesgando sus vidas para transformar una realidad injusta, para repartir la tierra y los beneficios de forma equitativa.

La injusticia, la pobreza y la indigencia, ya no ocupan el mismo lugar en sus atoradas agendas, ahora no es tan urgente cambiar este tipo de situaciones que también vulneran los Derechos Humanos y se permiten aplicar estrategias a muy largo plazo en situaciones que ameritan ser resueltas sin demora, se desarrollan métodos con los que no se obtienen resultados permanentes.

La educación es un caos, el presupuesto que se le destina no alcanza y los sueldos de las y los docentes siguen siendo muy bajos. Se venden y utilizan tierras para que se cultiven transgénicos, se utilizan agrotóxicos a granel y se embellece el país para los turistas a la vez que se aplica la “Ley de vagancia” para que los ricos y los extranjeros no sean molestados cuando descansan. Los barrios pobres siguen acumulando mugre, no existen veredas transitables y las calles tienen pozos que compiten con los cráteres de la luna.

Están de moda los “Megaoperativos”. Sin embargo se preocupan por la economía de los milicos dándoles jugosos sueldos y posibilidades de tramitar préstamos ventajosos. El bienestar de “viejitos” genocidas es motivo de preocupación de algunos de nuestros políticos, visitan a militares en la cárcel, el BROU le otorgan préstamos a Cordero y le renueva la tarjeta de crédito al "Goyo" Alvarez, al mismo tiempo se le quitan las tierras a Ney Thedy, nadie de presidencia, que yo sepa, se preocupa por la salud de Ney a pesar de su avanzada edad, como tampoco por la forma de sobrevivir de los cañeros y sus familias.

Podemos esperar que “la torta crezca” tanto que deje un remanente suficiente para darle algo a quienes más necesitan hincarle el diente, pero todos sabemos que la torta crece siempre para los mismos y que la parte que queda para repartir entre los necesitados es muy pequeña a pesar de ese crecimiento.

Llevan a cabo políticas similares a las que otrora se combatieron y criticaron duramente sin que se les mueva un pelo. Los que antes nos estafaban son hoy sus amigos, sus aliados y los que no están de acuerdo con ese cambio, ya no lo son, simplemente porque no se adaptan a los” tiempos que corren”, o porque no purgan sus pecados de guerrilleros demostrando lo bien que conviven con los militares, lo mucho que perdonan y lo dispuestos que están a “pasar rápidamente la página”.

Por suerte encontraron cierta resistencia en el pueblo y en la Corte Interamericana, o de viejos compañeros que no cambiaron el Norte a su brújula, de no ser así, el libro de nuestra historia estaría mal enterrado u oculto, como lo están los restos de la mayoría de los asesinados por los militares en nombre del terrorismo de Estado.

Cuando “el partido militar” reclama justicia y denuncian a compañeros y compañeras que fueron injustamente procesados y duramente encarcelados, se olvidan de los años de dictadura, de los años en los que nos sometieron a muchos vejámenes.

  Habría que recordarles cuál fue la cárcel que le dieron a los presos políticos en los tiempos de dictadura, el trato y la persecución a las familias, la tortura, los desaparecidos, las violaciones, después de que hagan memoria habría que volver a preguntarles si quieren equipararse con los expresos y preguntarles si nos pueden explicar donde quedó el famoso "honor militar" cuando actuaron como bestias y violadores.

Ahora es tiempo de esperar, perdonar y olvidar. Estamos en la era del arrepentimiento, de adaptarse cueste lo que cueste, a muchos de nuestros políticos la vejez les trajo sosiego, en algún momento de sus vidas trocaron la indignación por la injusticia por la paciencia y el lento camino de la negociación, la complacencia con quienes aún sustentan el poder económico;  “Tanto tienes tanto vales”.

 Comenzaron esta lucha para realizar cambios significativos hace casi medio siglo, cambiaron de herramientas, pero los ideales perdieron, el “gurí” con hambre y sin escuela espera, los torturadores y asesinos no son tan malos como parecían cuando aplicaban la picana “apremiando“ para conseguir información, ni cuando violaban por diversión y sadismo, hoy es, según el ministro de defensa, responsabilidad de los civiles.

Se pretende que escuchemos y creamos en lo que dicen cuando hablan del honor militar. Lo que vemos es el “honor“que encubren las “misiones de paz“y como se miente para proteger y encubrir a los violadores que visten uniformes.

Es triste ver ex guerrilleros poniéndose con gusto el traje de “demonio arrepentido”, escucharlos y leerlos redimidos, agotados en contradictorios y vagos discursos y lo que es peor poniendo la cara por ese ejército corrupto que los hizo vivir un infierno, infierno que ellos mismos describieron al salir de la cárcel.

Ahora se visten de neutrales para poder pisar la vereda de enfrente, disculpan atrocidades que no pueden ser disculpadas, dan espacio para que los fachos presenten denuncias y hacen declaraciones como si el golpe de estado, la dictadura, la cárcel, la tortura, las violaciones, las muertes, la represión a la que sometieron al país fueran detalles de menor importancia.

Nadie tiene la culpa, entonces el progresismo en boca de su principal dirigente y en nombre del Estado va a salir a balbucear una serie de “perulpas”, ni perdón, ni disculpas,  por lo que todos sabemos fueron crímenes cometidos antes y durante la dictadura por militares.

Nos van a hacer sentir moralmente más humillados y más vejados que en la dictadura y que en los tejes y manejes que han hecho con nuestro reclamo por Verdad y Justicia. Gracias a ese ambiente favorable que han creado, existe el Foro Libertad y Concordia y todos los grupúsculos satélite de apoyo en el que militan varios militares en actividad, existe una página que sale de Domingo Arena en la que se muestra el verdadero sentir de los militares retirados y que todos sabemos tienen apoyo en los  jóvenes que los suceden.

Como existe un ambiente favorable a este tipo de cosas, los militares hacen declaraciones que no deberían hacer pero que le son permitidas y aparecen videos con amenazas que luego desaparecen misteriosamente. A los militares no les basta con las cárceles especiales, ellos necesitan “garantías” para decir la verdad, se olvidaron de que las únicas garantías que les daban a los que apresaban en ese entonces era la tortura y las condiciones inhumanas de encarcelamiento, la persecución a sus familias….

En cualquier momento vamos a ver a la izquierda pedir disculpas en nombre propio; ¿serán disculpas en nombre de los desaparecidos?, ¿de los niños secuestrados?, ¿en nombre de los torturados?, ¿de las mujeres y los menores de edad violados repetidamente?, ¿de los encarcelados en condiciones infrahumanas?, ¿de sus familias?, ¿de quienes vivieron el exilio?

Esta historia no termina aquí, ni termina cuando esa generación muera, ni se acaba pese a la supina ignorancia de quien repite como un loro esos argumentos, no termina aunque apliquen la “teoría de los dos demonios“ para repartir culpas y negocien el perdón con los militares.

Esta historia compañeros no termina hasta que aparezcan todos los desaparecidos, tengamos justicia y se cuenten los hechos tal cual fueron, para que también el pueblo tenga derecho a juzgar.

 Mientras tanto quedaremos boquiabiertos esperando ser testigos de la próxima vergüenza a la que se sometan, hasta entonces y también mucho después de eso lucharemos por Verdad y Justicia


Veronika Engler
http://www.simplesite.com/veronikaengler

VERONIKA ENGLER - postaporteñ@ 724 - 2012-03-10 13:27:23
postaporteñ@_______________________________

postalinas

 

El perdón una desprolijidad emocional

Hoy por la matina leo la POSTA N°.723. Que nos informa del Potrillo; CARLOS REZANO, ESTA PALMAO; de tanto caminar será...HAGO VOTO PA QUE NO LEVANTE CAMPAMENTO Y SE QUEDE UN POCO MAS; QUEDAMOS BIEN POCOS Y TE PRECISAMOS HERMANO...

También leo COMCOSUR  donde reza en su titular: FAMILIARES DE DESAPARECIDOS RECLAMAN PERDÓN DEL EJERCITO.

Personalmente opino: EL PERDÓN SIN JUSTICIA ES UN GROSO ERROR, por más que se escriban kilómetros de cuartillas virtuales. No recurro a los GRIEGOS, sino a la formación en el seno de la familia campesina; cuando de GURÍ metemos la pata el viejo o la Vieja nos da una paliza hasta que en medio de esta, pedíamos PERDÓN; POR AQUÍ VA LA JUSTICIA que nos entra conciencia adentro por medio del rebenque o el cinturón de nuestros viejos. Esta POTESTAD DE CASTIGO la tenían también l@s M@stros para formarnos de sabiduría y conciencia SOCIAL.(no sé si me explico con mis campechanas reflexiones)...

También estoy informado de que : EL ESTADO DEBA  PEDIR PERDÓN.

Esta es una farsa que monto la Iglesia de Roma con la intención de lavar sus crímenes históricos; de LESA HUMANIDAD, QUE SEGÚN LOS TRATADOS DE LAS LEYES INTERNACIONALES NO PRESCRIBEN.

El ESTADO y sistema QUE TENEMOS fue creado por obra y gracia del Imperio Ingles sobre la base de su mercado proteccionista, en contra de la teoría territorial expansionista del Imperio Portugués y el aval de la oligarquía naciente entreguista y cipaya, como bien apunta Galeano en las Venas Abiertas los pueblos vencieron a un Imperio y esta Oligarquía se hiso con el poder de los Estados Nacionales de nuestra América del sud.

La oligarquía y los Militares traidores y asesinos como el general Rivera persiguieron a don Jose Artigas no conformes con derrotarlo, Rivera pretendía asesinarlo. Usando este sistema Republicano yuto, Rivera consumo el Genocidio de SALSIPUEDE, después Paysandú, El exterminio del Pueblo Paraguayo y por ultimo estamos viviendo el Genocidio del PLAN CÓNDOR. y ahora nos quieren vender el verso del estado pidiendo perdón..., vayan con  su dios del neo-liberalismo Yanki Sionista; hijos de su Madre que no tiene la culpa de que Hombres y Mujeres confíen en la Justica de este sistema de estado genocida.

 Obviamente nuestro Pueblo Oriental vive una terrible confusión que ya se arrastra por décadas, somos víctimas de una Dictadura Cívico-Militar con su asesina CARETA DEMOCRÁTICA BURGUESA A ESTO HEMOS LLEGADO POR TANTÍSIMAS RAZONES, QUE TRATARE DE EXPLICARME EN OTRA.

Sinceramente tal vez mi opinión sea errada pero me asiste el derecho a opinar como sea y es hora de que todos los anónimos (pueblo Opinemos como sea)

Dante..........

GRACIAS 

 Aplauso pa' LA POSTA por los deseos de recuperación para el Potrillo a los que me sumo. Y aunque estoy comprendido "en las generales de la ley" por  que me honra con su amistad,(y la compa también, que es otra pinga),y deseo agregar que es un ejemplo de tupa primigenio inmutable, que con su ejemplo de entrega y generosidad - calladito - nos dá fuerzas pa' seguir y nos muestra que se puede ser mejor.

 

                         MAU-MAU

 

Mea culpa

 Me disculpo por mi enojo politico-ideologico pero sigo manteniendo mis opiniones acerca de la situación política actual avalando una solución "socialista-comunista"   

Un abrazo

Aragón Tercero

thecognitarian@gmail.com 

- postaporteñ@ 724 - 2012-03-10 13:22:32
postaporteñ@_______________________________

Las miserias del sistema carcelario

 

POCO LUGAR PARA EL OPTIMISMO

 

El panorama actual no permite sustentar una postura optimista, a pesar del importante esfuerzo económico que se realiza para mejorar las condiciones edilicias y la reestructura organizacional. Es una institución que se ha vaciado de contenido y no tiene programa ni esperanza; de allí que su “mal funcionamiento” se represente antes como parte sustantiva del propio castigo, que como el producto de una desviación ocasional del poder o abusos que se pueden superar con las buenas intenciones de la reforma carcelaria.

Por Luis Eduardo Morás

Los homicidios con características particularmente aberrantes de tres presos ocurridos en el mes de enero en el Comcar pasaron casi desapercibidos en la cobertura periodística del verano.

Quizás en parte por ser un tema poco apropiado para abordar en la agenda estival, o posiblemente opacados por la inusual sucesión de crímenes que tuvieron lugar al inicio del año, lo cierto es que fueron escasos los análisis sobre “esa” violencia que sistemáticamente se reitera en “esos” lugares.

Valga destacar como detalle significativo que los episodios de esta índole son habitualmente señalados por los medios de comunicación masivos como la “muerte de presos”; no refieren, casi, a lo que efectivamente son, omitiendo la tipificación de los hechos como “homicidios”. Probablemente porque en las cárceles no existen víctimas y todos sus habitantes son victimarios a los cuales la ruleta del destino en algún momento les exige el pago de sus deudas con la sociedad.

Es una violencia que forma parte de esas reglas del juego por todos sabidas pero nunca reconocidas, o podría decirse también, como es habitual desde el anonimato que aseguran las páginas de comentarios de los lectores, que lo único digno de destacar del episodio es que ahora hay “tres menos”, o incluso festejar la buena noticia incentivando a las autoridades con la idea de que esa es la única solución efectiva y que lo mejor que pueden hacer es facilitar los mecanismos para que “se eliminen entre ellos”.

Dentro de las múltiples lecturas posibles que el hecho sugiere, me interesa destacar cuatro reflexiones sobre la funcionalidad y límites que la institución carcelaria adquiere en la actualidad.

I

La violencia delictiva, pero principalmente relacional que se expresó a través de una serie de homicidios a comienzos de año, ameritó un debate y el llamado a sala de autoridades ministeriales, dando lugar a abundantes análisis y demandas de los sectores opositores que vinculaban esos sucesos con el fracaso de la política de seguridad.

Como ha ocurrido sistemáticamente, resulta una operación electoral redituable aprovechar las circunstancias trágicas para exigir mayor legislación y prevención policial ante sucesos que mayoritariamente es imposible abordar sin intervenciones integrales que demandan el compromiso de múltiples instituciones.

La presentación de los hechos bajo la carátula de su “urgencia” y “gravedad” reafirma una vez más ante la opinión pública que la solución pasa únicamente por una mayor rigurosidad penal y el despliegue ostensivo de más funcionarios policiales ante niveles delictivos supuestamente enajenados y nunca antes vividos.

Por su parte, la instancia parlamentaria y los posteriores debates en la prensa resultaron propicios para que el oficialismo destacara los cambios que comienzan a aplicarse en la gestión policial de Montevideo y la existencia de eventuales resistencias corporativas a dichas transformaciones.

Sin embargo, y llamativamente, poco análisis y debate generó la realidad del sistema carcelario, a pesar de la particular violencia y significado de los hechos ocurridos (presos organizados para quemar vivos a otros impedidos de abandonar la celda) y la no menos grave justificación del acto incendiario liberador (cobro de peajes y extorsión por parte de presos organizados para tal fin).

La monstruosidad del acto le da un nuevo marco a los ya conocidos niveles de violencia, corrupción y organización delictiva dentro de los centros carcelarios; y afecta uno de los dos principales ejes de la política de seguridad de la administración: la atención de la emergencia carcelaria.

II

El continuo crecimiento de la tasa de prisionización, la importante proporción de personas jóvenes que resulta captada por el sistema y los niveles de reincidencia existentes, en torno al 70%, plantean la interrogante acerca de cuál es el sentido actual de la institución carcelaria.

Las respuestas pueden ser variadas, pero dentro de las más plausibles surge que en alguna medida la función de la privación de libertad persigue alguno de los siguientes fines: una neutralización de los delincuentes consumados privándolos de libertad por el mayor tiempo posible; o bien resultan espacios de brutalidades deshumanizadoras indescriptibles que operan como amenaza disuasiva para potenciales delincuentes; o bien intentan atender a una opinión pública que demanda una dosis de crueldad proporcional a los temores que la atormentan.

En cualquiera de estas respuestas se pierde de vista el fundamento filosófico que sustenta la propia existencia de la institución, reconocido hasta por la Constitución de la República, que señala en su artículo 26 que “En ningún caso se permitirá que las cárceles sirvan para mortificar, y sí sólo para asegurar a los procesados y penados, persiguiendo su reeducación, la aptitud para el trabajo y la profilaxis del delito”.

La realidad fáctica de hacinamiento de un sistema que se acerca a la simbólica cifra de diez mil presos, donde se mezclan las problemáticas de los penados y resulta casi imposible la progresividad del régimen disciplinario, permeado por las permanentes y diversas situaciones de violencia, representa un obstáculo insalvable para las ya escasas posibilidades de reinserción de los reclusos e incluso elabora un fuerte consenso social tanto sobre la inviabilidad de la institución como la incorregibilidad de sus residentes.

La perversidad del camino elegido por la mayoría de la opinión pública es alimentada por una profunda contradicción: una sociedad convencida de la inutilidad de las cárceles para los fines manifiestos que justifican su existencia se inclina por profundizar su crisis exigiendo una mayor cantidad de presos alejando cada día más las limitadas posibilidades de cumplir el objetivo de rehabilitarlos.

Parece evidente que la única razón de esta dinámica reside en el subyacente sentimiento, nunca confesado, de que la institución aplique detrás del silencio de sus muros una violencia proporcional a la experimentada real o simbólicamente por la sociedad. Una solución que olvida tanto los principios básicos consagrados en la Constitución que, valga reiterarlo, impiden la “mortificación” y promueven la “reeducación” y “aptitud para el trabajo”, así como también argumentos que desde una perspectiva más pragmática recuerdan que la atención a las víctimas del delito no justifica el maltrato de sus ofensores.

Como bien señala el penalista Roberto Gargarella, la operación de oponer derechos humanos de víctimas y victimarios, como frecuentemente sucede en los medios de comunicación, es una falsa oposición; no resuelve los problemas de seguridad existentes y alimenta el riesgo de recorrer el camino hacia el declive de las garantías plenas del estado de derecho.

III

Es prácticamente indiscutible que la realidad actual de los centros de reclusión impone un problema de graves dimensiones. Pero cabe aquí la pregunta acerca de si existió en algún momento un modelo que eludiera los severos cuestionamientos y permitiera augurar su efectividad. Si nos planteamos un breve recorrido histórico para responder la interrogante, la conclusión es terminante y no es otra que la situación de persistente crisis del sistema carcelario. Más allá de ciclos puntuales de particular gravedad como el actual, las pésimas condiciones de alojamiento, la ausencia de un programa de rehabilitación viable con la mortificación física y simbólica de quienes están privados de libertad, se constituyen como la parte sustantiva de la anatomía natural y cotidiana del sistema, antes que una patología circunstancial atribuible a causas determinadas puntualmente, como puede ser una mala gestión o la falta de recursos.

 

Sin desconocer antecedentes de modelos relativamente exitosos en el pasado, como hasta hace poco tiempo el Centro Nacional de Rehabilitación para adultos jóvenes y la experiencia más lejana de “Las Brujas” para adolescentes infractores, estos diseños nunca trascendieron la forma de centros “pilotos”, o sea proyectos específicos para determinada población acotada, estrictamente seleccionada y con un modelo de gestión de particulares características.

El éxito de estas iniciativas puntuales, en gran medida, es atribuible a la combinación de excelencia técnica del personal y discrecionalidad administrativa.

Este mecanismo, sin embargo, no es trasladable al conjunto de un sistema con miles de personas privadas de libertad, y el resultado usual es el permanente paisaje de crisis que enfrenta una institución que muestra a lo largo de su historia la imposibilidad de cumplir mínimamente con el objetivo para el cual fue construida. Hay quienes hoy, para definir el sistema carcelario uruguayo, podrían suscribir frases como el “asombro por el atraso” o argumentar el “espantoso hacinamiento” que caracteriza a los establecimientos. Estas fueron, sin embargo, las expresiones del ilustre criminólogo de comienzos del siglo XX Enrique Ferri ante una visita a la Cárcel Correccional de Montevideo, recogidas por Washington Beltrán en su libro “Cuestiones Sociológicas. Lucha contra la criminalidad infantil”, publicado en Montevideo en 1910.

La incomodidad de un espíritu sensible por la situación humanitaria de los centros de reclusión, que expresa hace un siglo Beltrán en su libro, no difiere de la percepción de algunos actores contemporáneos.

Un siglo después, en el año 2009, el Relator de Naciones Unidas Manfred Nowak parece coincidir con el juicio de Ferri, al señalar que solo encontraba un punto posible de comparación para nuestra realidad carcelaria entre los peores países del continente africano. Nada extraordinario había ocurrido por esas fechas y, quizás por aquella premisa de que nadie es profeta en su tierra, la repercusión mediática que tuvo la visita de Nowak encontró un eco en la opinión pública y algunos actores políticos que no se logra con la misma intensidad en los sucesivos y documentados informes que elabora anualmente el Comisionado Parlamentario para el Sistema Carcelario Álvaro Garcé, que señalan la persistente gravedad de la situación.

Parecería ser que si se aborda este tema, lo trascendente no proviene de la sustancia misma que la realidad muestra, sino de la condición de visitante extranjero de quien enuncia los abusos y la inoperancia de los centros de reclusión.

En este sentido puede destacarse que no representan (in)sucesos aislados ni nuevos los asombros y denuncias de los expertos con respecto a la deshumanización de los centros de privación de libertad, tanto de adultos como los centros que aplican medidas de seguridad a la población menor de edad.

Hacia mediados de la década del cincuenta del pasado siglo, los medios de comunicación ya sintetizaban en una expresión la realidad de la privación de libertad adolescente: “los reformatorios son deformatorios”. Nuestra sociedad ha tenido siempre, a pesar de la mitología en torno al país integrado y de avanzada legislación social, enormes dificultades para cumplir con aquella antigua idea que nos recuerda que el tratamiento dado a los enfermos, dementes y presos (los habituales “desheredados” y “abandonados por la fortuna”) marca el “grado de civilización” de una nación, o como más recientemente lo plantea John Pratt, quien sostiene que la forma de administrar el castigo a los delincuentes es una seña identificatoria del tipo de sociedad en que se vive.

IV

En un clásico de la literatura sobre los mecanismos de control social escrito por Stanley Cohen se señalan algunas de las visiones posibles sobre el funcionamiento de los mismos. Para una parte de la literatura especializada en el tema, la conclusión a la que se llega analizando la realidad de las prácticas habituales y sus resultados efectivos es que en este ámbito “nada funciona”.

Más allá del optimismo que recoge la mirada institucional y el discurso de los reformadores, otras interpretaciones tienden a destacar que, a pesar de todos los esfuerzos realizados y los recursos utilizados, la historia de las reformas carcelarias termina constituyendo en definitiva una especie de “triste historia de buenas intenciones que sistemáticamente fracasan”.

Para otra parte de la literatura, el eje de sus análisis se centra en negar la existencia de una “crisis” del sistema, atendiendo a que en última instancia los mecanismos de control social y en particular las cárceles poseen una gran efectividad, aunque su funcionamiento real no persigue los fines que se reconocen públicamente sino que su racionalidad reside en el logro de propósitos ocultos.

La tendencia actual parece dar razón a esta postura y de alguna forma su funcionalidad parece depositarse en el aislamiento de una población excedentaria que no encuentra su lugar en el mercado de trabajo ni en la sociedad de consumo. El eje de la intervención no trataría ya de un esfuerzo por devolver a la sociedad un buen padre de familia o un obrero disciplinado, sino más modestamente administrar los residuos humanos del crecimiento económico.

En este sentido puede decirse que el panorama actual no permite sustentar una postura optimista, a pesar del importante esfuerzo económico que se realiza para mejorar las condiciones edilicias y la reestructura organizacional planificada.

Lo esencial es que se trata de una institución que se ha vaciado de contenido y no tiene programa ni esperanza; de allí que su “mal funcionamiento” se represente antes como parte sustantiva del propio castigo que como el producto de una desviación ocasional del poder o abusos específicos que se pueden superar con las buenas intenciones que animan la reforma carcelaria.

En el Uruguay de hoy, como en casi todo el mundo, resulta difícil pensar un horizonte de humanidad para dispositivos que fueron creados en otro contexto para una tipología de problemas diferente. La funcionalidad de un sistema de rehabilitación que aspiraba a reinsertar en la vida social a quienes eran considerados inadaptados, es fuertemente cuestionada; tanto porque la creciente “inutilidad social” de amplios sectores de la población se profundiza y se amplía el volumen de los prescindibles, como por las crecientes demandas sociales que se centran exclusivamente en profundizar el aislamiento y evitar la cercanía con la peligrosidad que los excluidos representan.

Ni la sociedad parece tolerar la posible reinserción de quienes transitaron por ellas, ni parece razonable esperar otra cosa que un contingente cada día mayor de reclusos como el propio Ministerio del Interior avizora de resultar efectiva la reorganización policial de Montevideo. El horizonte de expectativas –a pesar de la cuantiosa inversión en infraestructura planificada– se limita a “reducir el nivel de hacinamiento existente hacia el final del período de gobierno”.

En definitiva, estamos frente a una sociedad que exhibe un creciente malestar y un sistema político que –demasiado atento al resultado de las encuestas– se siente amputado en su capacidad de liderar un cambio y termina siendo conducido por las demandas de una opinión pública que ordena mirarse en el espejo de la Alicia del cuento de Lewis Carroll y exige correr cada vez más rápido para quedar siempre en el mismo lugar.

Fuente:   http://www.vadenuevo.com.uy/ N°208---09/03/2012 Semanario Alternativas

- postaporteñ@ 724 - 2012-03-10 13:18:28
postaporteñ@_______________________________

 

 desde Posta hacemos llegar  un fuerte deseo de un pronto restablecimiento para el compa elPotrillo  CARLOS REZANO

 

 Vamo Arriba  que las luces y el estudio del canal Libre de Paso de la Arena te están esperando

 No afloje amigo y ARRIBA LOS QUE LUCHAN Y NO TRAICIONAN COMO VOS 

- postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:59:46
postaporteñ@_______________________________

DÍA DE GRITAR "¡REVOLUCIÓN! ¡MUERTE AL CAPITALISMO PODRIDO!"

 

La burguesía es la clase dominante que con mayor destreza y más alevosía ha podido disfrazar la totalidad de los vínculos reales existentes entre el trabajo social y el desarrollo histórico de cualquier formación socio-económica.

Su cultura –“nuestra cultura”— ha cumplido con creces la misión de irradiar universalmente la más necia y sesgada versión de cómo ocurren las cosas en la realidad contante y sonante de cualquier sociedad basada en la explotación y la opresión.

Ha tenido, y seguirá teniendo, la pedante pretensión de que la humanidad entera crea que todos los bienes materiales –los necesarios y los suntuarios-- surgen de la bonhomía empresarial y de la sacrificada aptitud burguesa para poner pesito sobre pesito, generosamente, en aras del bienestar general.

En su falaz y burlón maquillaje de los hechos, los ladrones organizados del Estado capitalista, han podido tergiversar incluso hasta la estrechísima y elemental relación que hay, forzosamente, entre la naturaleza en general y la naturaleza humana en particular.

La inversión capitalista --nos dicen minuto a minuto-- es lo que mueve y seguirá moviendo al mundo. El brutal afán de lucro a costa de la bestialización del ser humano, es la motivación clave del avance de la civilización, según nos han dicho hasta el cansancio y nos lo seguirán diciendo aunque el capitalismo se desparrame y agonice de irracionalidad y salvajismo genocida.

Han escondido el hecho fundamental y determinante de la explotación, por cierto, pero también lo han hecho con la única acción lisa y llanamente generadora de bienes materiales y de desarrollo social.

O sea, con el trabajo, sencillamente, con la intervención del cerebro y las manos humanas organizados en la transformación colectiva de los elementos primarios básicos que la naturaleza pone a nuestro alcance como si ésta reconociera en nosotros a una parte de naturaleza necesitada de “la naturaleza” para seguir siéndolo.

La rostruda cultura burguesa ha construido la gigantesca y duradera mentira de que “el capital” es la fuerza creativa y creadora supranatural, omnipotente, capaz de esclavizar pasivamente a las mismas fuerzas de la naturaleza –incluida la naturaleza humana, obviamente-- y de hacernos morir de hambre si un día “el capital” decidiera “desaparecer”.

Debajo de toda esta fábula miserable, se esconden también formas de súper explotación multitudinaria que han adquirido la apariencia de “lo lógico” y “lo natural” y que sobreviven soterradamente asimiladas culturalmente como tal, gracias a una aletargante fuerza de la costumbre que de hecho opera en favor de la clase dominante sin que prácticamente nada ni nadie lo cuestione.

Especialmente quienes hemos abrazado la causa de la revolución como alternativa emancipadora para el pueblo trabajador, tenemos un debe monumental con la más importante de estas formas doblemente ocultas del abuso burgués y que objetivamente constituye la más grandiosa e incalculable usina generadora de mega-plusvalía absoluta imaginable a lo largo y a lo ancho de toda la historia:

La relación intermediada y a distancia entre las patronales y su Estado burgués y la masa inorgánica pero socialmente imbricada de las mujeres que desde su hogar aportan el trabajo “socialmente necesario” para la reproducción de la masa asalariada –de hombres y de mujeres— que interviene directamente en las operaciones productivas, que son, a su vez, operaciones de reproducción del capital y de consecución regular de un modo de producción en el que lo producido socialmente mediante la explotación asalariada, es apropiado privada y violentamente por los parásitos del inversionismo.

Estrictamente hablando, en la persona de cada asalariado, hay por lo menos otra persona –en la inmensa mayoría de los casos, una mujer, compañera y madre— cuya tarea primordial en el esquema articulador del sistema capitalista, es la de preservar y sostener el verdadero ejército de mano de obra que mueve directamente con sus manos y sus cerebros todo el andamiaje del modo de producción capitalista.

Cada una de estas mujeres, realiza un auténtico e ininterrumpido trabajo por el que no recibe de la clase dominante siquiera unas migajas de retribución económica, ni tampoco posee ni en grado mínimo una organización que funcione como herramienta reivindicativa-defensiva elemental.

Nadie, tampoco, la alienta a ello; nadie se ocupa de la “concientización”…

La cultura burguesa ha logrado tal disociación racional entre la acción productiva directa del asalariado “contratado” y la indirecta de las “jefas de hogar”, que hoy suena a demanda lírica o romántica la pretensión de que de una vez por todas esta explotación absoluta y archirapiñera tenga su correlato económico básico, así éste fuese al menos simbólico.

En los cálculos de los “costos de producción” de la empresa capitalista, obviamente que ni figura la parte equivalente a la acción de quienes desde su hogar –alimentando, educando, vistiendo hijos; alimentando y cuidando la mano de obra que son sus compañeros— proveen a los burgueses de la fuerza productiva humana que sí figura en sus costos productivos aunque sea en forma mínima.

En realidad, es la familia como tal la que sirve a los parásitos de la inversión, honorariamente e ininterrumpidamente, de por vida.

Es la familia trabajadora en sí misma la que nutre a los holgazanes del modo de producción capitalista, del “recurso humano” perpetuo sin el que los empresarios e inversores no serían tales ni por asomo.

Y es en la familia, la mujer, la que carga con impotencia y angustia perpetua, el peso alienante de ser el cero a la izquierda del sistema y de quienes nos proclamamos anti-sistema.

Destaca este sector social especial y absolutamente mayoritario para el que ni siquiera existe la posibilidad del paro o la huelga, objetivamente ninguneado no solamente por sus amos de “guante blanco”, sino también en cierto modo por sus propios hermanos de clase, que son sus compañeros, sus hijos y hasta sus nietos, convencidos de que “así debe ser” la situación de súper explotación de la mujer trabajadora (ni hablemos de la que, además de las 8 horas y más, dedica otras cuantas horas a cocinar, lavar y preparar los gurises para la escuela después de ayudarlos con los deberes).

Porque de eso se trata: de la mujer trabajadora-esclava ignorada hasta por su propia clase, que homenajeamos cada 8 de marzo cargando las tintas en la “violencia doméstica” y no en la violencia matriz y despiadada del capitalismo y refiriéndonos a “un género” que al no discernirse entre la mujer en general y la mujer súper explotada en particular, no hacemos otra cosa que ratificar la culposa y engañosa asunción de la ONU (Organización de las Naciones Unidas en el capitalismo) del “Día de la mujer” (sin Trabajadora), que coloca en un inexistente pié de igualdad tanto a las honorables damas ricas y pitucas de las multinacionales y las finanzas como a las sacrificadas mujeres de barrio para las que, a lo sumo, el 8 de marzo funciona como, apenas, reconocimiento facilongo de lo obvio:  todo nos viene de las entrañas femeninas.

Lo que debemos celebrar cada marzo y todo el tiempo, es la existencia de la “Mujer trabajadora”, no como poético y perogrullesco reconocimiento “ontológico” al género, sino como reivindicación y reconocimiento revolucionario a nuestras hermanas de clase, cuyo día internacional se originó en el crimen masivo de las “camiseras” de Nueva York secuestradas e incineradas por burgueses y burguesas que alquilaron los servicios de asesinos y asesinas profesionales, para ejecutar una de las masacres más podridas e imperdonables de los que se vanaglorian de ser los que ponen la guita para que esta mierda globalizada siga funcionando.

Es probable que muchos sientan que esta es una manera pesimista o amarga de conmemorar este nuevo “Día de la Mujer TRABAJADORA”.

Es preferible este riesgo al de seguir haciéndole el coro, por desidia y por injusticia propias, a la buena onda burguesa--pequebú que a su vez le hace el coro a una ONU que amasija mujeres a granel en los genocidios imperialistas pergeñados en la misma metrópolis donde una manga de hijos de mil putos, en 1909, carbonizó ferozmente a un centenar de verdaderas mujeres con el nombre bien puesto y que mostraron el camino de la revolución del que aún apenas somos capaces de percibir los tramos menos invisibilizados por la burguesía y apenas considerar el rol de auténtico sujeto social revolucionario de la mujer que encerrada entre cuatro paredes, cada día más clama por salir a las calles y arremeter contra el imperio y sus represores como lo hacían las gallegas que recibieron a Napoleón con generosas dosis de aceite hirviendo desde las ventanucos podridas de sus casas miserables al paso del ejército invasor francés.

 

“Día mundial de la mujer”, minga…

“DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA”.

Día en el que todos deberíamos empezar a gritar como mujeres furiosas y llenas de odio de clase aunque algunos y algunas se caguen de la risa de nuestra locura ovárico-sesentista:

¡REVOLUCIÓN! ¡MUERTE AL CAPITALISMO PODRIDO!!!.

 

Gabriel Carbajales

 

 

Día Internacional de la Mujer Trabajadora

 

"Aunque el 8 de marzo se llevaba celebrando en Rusia desde 1914, en el año 1917 las mujeres rusas se amotinaron ante la falta de alimentos, dando inicio al proceso revolucionario que acabaría en el mes de octubre de ese mismo año.

Los acontecimientos del 8 de marzo de 1917 (23 de febrero en su calendario) son importantes, no sólo porque dieron origen a la revolución y porque fueron protagonizados por mujeres, sino porque, según todo parece apuntar, esos sucesos fueron los que hicieron que el Día Internacional de la Mujer se pasara al celebrar sin más cambios hasta la actualidad el 8 de marzo."*

El deseo de fijar una fecha para recordar las reivindicaciones específicas de la mujer trabajadora y darles difusión e impulso fue lo que urgió a las mujeres de ideas más avanzadas a promover esa celebración, cuya significación fue en esa época invalorable.

El 8 de marzo de 1920, Lenin publicó en "Pravda" la nota que se lee a continuación, la cual, al cabo de casi cien años, conserva todo su valor y actualidad.

 

El Día Internacional de las Obreras

Lo principal y fundamental del bolchevismo y de la Revolución de Octubre en Rusia consiste precisamente en la incorporación a la política de los que sufrían mayor opresión bajo el capitalismo.

Los capitalistas los oprimían, los engañaban y los saqueaban con monarquía y con repúblicas democráticas burguesas. Esta opresión, este engaño, este saqueo del trabajo del pueblo por los capitalistas eran inevitables mientras existía la propiedad privada sobre la tierra y las fábricas.

La esencia del bolchevismo, la esencia del Poder soviético radica en concentrar la plenitud del poder estatal en manos de las masas trabajadoras y explotadas, desenmascarando la mentira y la hipocresía de la democracia burguesa y aboliendo la propiedad privada sobre la tierra y las fábricas

. Estas masas toman a su cargo la política, es decir, la tarea de edificar una nueva sociedad. La obra es difícil; las masas están atrasadas y agobiadas en virtud de haber vivido bajo el capitalismo, pero no hay ni puede haber otra salida de la esclavitud capitalista.

Y no es posible incorporar las masas a la política sin incorporar a las mujeres.

Porque, bajo el capitalismo, la mitad femenina del género humano esta doblemente oprimida. La obrera y la campesina son oprimidas por el capital, y además, incluso en las repúblicas burguesas más democráticas no tienen plenitud de derechos, ya que la ley les niega la igualdad con el hombre.

Esto, en primer lugar, y en segundo lugar —lo que es más importante—, permanecen en la "esclavitud casera", son "esclavas del hogar", viven agobiadas por la labor más mezquina, más ingrata, más dura y más embrutecedora: la de la cocina y, en general, la de la economía doméstica familiar individual.

La revolución bolchevique, soviética, corta las raíces de la opresión y de la desigualdad de la mujer tan profundamente como no osó cortarlas jamás un solo partido ni una sola revolución en el mundo.

En nuestro país, en la Rusia Soviética, no han quedado ni rastros de la desigualdad de la mujer y el hombre ante la ley. Una desigualdad sobremanera repulsiva, vil e hipócrita en el derecho matrimonial y familiar, la desigualdad en lo referente al niño, ha sido eliminada totalmente por el Poder soviético.

Esto constituye tan solo el primer paso hacia la emancipación de la mujer.

Pero ninguna república burguesa, aun la más democrática, se atrevió jamás a dar ni siquiera este primer paso. No se atrevió por temor ante la "sacrosanta propiedad privada".

El segundo paso, el principal, ha sido la abolición de la propiedad privada sobre la tierra y las fábricas. Así, y únicamente así, se abre el camino para la emancipación completa y efectiva de la mujer, para su liberación de la "esclavitud casera", mediante el paso de la pequeña economía doméstica individual a la grande y socializada.

El tránsito es difícil, pues se trata de transformar las "normas" más arraigadas, rutinarias, rudas y osificadas (a decir verdad, son bochorno y salvajismo, y no "normas"). Pero el tránsito ha comenzado, se ha puesto inicio a la obra, hemos entrado en el nuevo camino.[...]

Lenin, V. I., “Control obrero y nacionalización”, Ediciones Tierra Nueva, Buenos Aires, 1973, pp. 224/6.

*http://www.lahuelladigital.com.

juan-del-sur.blogspot.com

JuandelSur

SARACHO-JUAN - postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:58:43
postaporteñ@_______________________________

El CRIMEN DE LOS PRIVATIZADORES

 

El 22 de febrero, una formación de trenes que llegaba a la estación de Once en Buenos Aires, a la hora pico en que cientos de miles llegan a sus trabajos, se queda sin frenos, chocando contra la barrera de contención. Los vagones se incrustaron unos sobre otros, dejando como saldo 51 muertos y más de 600 heridos.

El terrible accidente está lejos de ser un hecho excepcional, días atrás, el 16 /2, en otro accidente 4 personas habían muerto y 100 resultaron heridas; meses antes en setiembre del 2011, las barreras fallan y en el barrio de Flores el tren se lleva por delante un colectivo, el resultado: 11 muertos y más de 200 heridos.

El accidente del 22 /2, es el resultado del abandono de los trenes por parte de los concesionarios, el estado calamitoso, las fallas en los frenos, son constantemente denunciados por los trabajadores, usuarios y medios de prensa.

Los trenes fueron privatizados por el gobierno de Menem en la década de los 90, junto a los teléfonos, agua, luz, petróleo, etc. Los beneficiados, empresas Españolas y grupos Argentinos se llevaban los bienes del Estado a precio de remate.

Después de Menem, cada uno de los gobiernos ha mantenido estas privatizaciones, otorgando enormes beneficios a los privados, en el caso de los trenes, los concesionarios reciben de parte del Estado, enormes subsidios, que las empresas se guardan sin poner un peso para el mantenimiento de los trenes.

En el caso de la empresa TBA, de los hermanos Cirigliano, concesionaria de la línea accidentada se calcula que recibió 147 millones de $ en el 2011 por concepto de subsidios estatales y recibirá en 2012 unos 200 millones.

Los Cirigliano han usado estos dineros par la especulación financiera y para ir adquiriendo algunas de las principales líneas de colectivos.

El gobierno de los Kirchner es cómplice de estos crímenes contra los trabajadores, subsidiando a estos piratas, y dejando que los trenes se caigan a pedazos.

LOS CIRIGLIANO EN URUGUAY

 

Poco tiempo atrás, en el marco del intento del gobierno de Mujica de privatizar los trenes, una formación cruzo, con bombos y platillos, la frontera entre Argentina y Uruguay.

En el tren iban triunfantes y sonrientes, el presidente uruguayo y su par Cristina Fernández. La línea salía de territorio Argentino para llegar a Paso de los Toros, pasando por Salto y Paysandú.

Esta primera línea privada era anunciada como el comienzo de la concesión a privados de las líneas ferroviarias .

Cual era la empresa? TBA, la empresa de los hermanos Cirigliano, responsable de la muerte de decenas de trabajadores argentinos, la empresa que no gasta un peso en el mantenimiento de los frenos, en líneas que llevan diariamente cientos de miles de pasajeros.

El tren fue destruido por el gobierno de Sanguinetti, quien desmantelo AFE para beneficiar a grupos empresariales de transporte de carga carretero y de pasajeros, dejando decenas de pequeños pueblos aislados.

Fuera las privatizaciones!

Marcelo

La Fragua Periódico Obrero

LA FRAGUA - postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:54:05
postaporteñ@_______________________________

Uruguay :7 años de progresismo...UNA CARRERA PERDIDA

 

periódico En Lucha Nº 4, editorial/ febrero-marzo 2012

Como todos los 1º de marzo el rito institucional se repite. Dando continuidad a las buenas costumbres del “orden democrático”.

El jefe de Estado presenta al Poder Legislativo su “Memoria Anual”. Es decir, el balance de gestión. Por segunda vez le tocó a José Mujica. El grueso documento muestra un tedioso parecido con el anterior. Destaca la importancia de las “políticas de Estado” y el “manejo profesional” de la economía.

Si bien admite que algunas transformaciones parecen “demoradas” -debido a que prefiere realizarlas “con la participación de todos los actores”-, pone énfasis en un punto: se están “profundizando los cambios sociales”. Sobre todo en materia de salarios, empleo y políticas asistenciales.


Su discurso trasmitido por Cadena Nacional fue un calco de la “Memoria”. Aunque resumida en poco más de ocho minutos.

Allí, el jefe tupamaro convertido al  “republicanismo”, resaltó los logros de su gobierno, repartió agradecimientos y, nuevamente, volvió a rasgarse la vestidura: “Los indicadores que el país presenta son, largamente, los mejores de su historia y nunca hemos tenido tanto. Por lo tanto, mucho más nos duele lo mucho que nos falta en esta carrera infinita y eterna por la justicia social y por la libertad. Y el primero en reconocerlo es el Gobierno”.


Ya es una constante del discurso oficial. Y en el de sus adictos. Sean políticos o sindicalistas, periodistas o intelectuales.

El país atraviesa un período de “bonanza económica”. Sin precedentes en la historia reciente. Las exportaciones crecen, la inversión extranjera aumenta, el FMI elogia el manejo de la deuda externa, el Banco Mundial y el BID apoyan (y en gran parte financian) los planes sociales y las “reformas” (liberales y de mercado) en el Estado. Los ricos y la “nueva clase media” consumen sin freno.

El ingreso de los hogares más pobres mejora. Los salarios y jubilaciones aumentan. Estamos casi en el “pleno empleo”. Es la prueba definitiva a favor de la “cultura de gobierno”. El Frente Amplio asegura mejor que nadie el funcionamiento de “un capitalismo en serio”.

Aunque al presidente le “duela” todo lo que le falta a “esa multitud silenciosa de trabajadores”. Porque el “nunca hemos tenido tanto” tiene sus brutales contrastes. Bastaría con citar algunos datos -provistos por instituciones oficiales o amigas del gobierno- para registrar la dramática realidad de los que no se benefician del festín.

Un 56% de la fuerza laboral empleada (813.000) ganando menos de $10.000 al mes; 31% de las personas que trabajan (470.000) con “empleo precario” o en “negro”; la inmensa mayoría de los jubilados cobrando menos de $ 9.500 mensuales; una masa salarial que, pese la publicitada “recuperación”, apenas llega al 20% del PIB, lo que significa que la porción mayor de la torta (riqueza nacional) se la comen los patrones, el Estado…y los “acreedores” internacionales.


El gobierno resalta sus programas sociales y el monto que destina en transferencias monetarias a la "población vulnerable".

Sin embargo, el paisaje de pobreza se extiende. Más de 290.000 personas viviendo en asentamientos y “ocupaciones ilegales”; unas 18.000 personas sobreviviendo de la clasificación de basura; casi 80.000 niños (entre 5 y 14 años) explotados en labores “consideradas peligrosas”; el 40% de los niños de Montevideo en condiciones de “pobreza extrema”; un 11% de la población total del país (350.000 personas) en situación de “emergencia alimentaria”, según el INDA.


Decir que el Frente Amplio es una fuerza del régimen político de dominación no es descubrir la pólvora. Allí está para demostrarlo su apego a la “gobernabilidad” y a toda la inmundicia heredada de blancos y colorados: la politiquería, el cretinismo parlamentario, el clientelismo, la corrupción, la impunidad.

Afirmar que su gobierno tiene como función esencial asegurar la acumulación y la reproducción del capital, tampoco es novedad. Bastaría con recordar que las tasas de aportes patronales son las más bajas del Mercosur (7,5%) y una de las más bajas del mundo. Mientras que la carga impositiva que soportan los trabajadores es cada vez más alta. Dicho de un modo más revelador: en el “país productivo” el trabajo subsidia al capital.


No obstante, recurrir a la propia “Memoria anual” del jefe de Estado tiene un cierto valor, pues confirma el balance incontestable de estos siete años de progresismo: la “carrera infinita y eterna por la justicia social y por la libertad”, continuará siendo…infinita y eterna.

Una carrera perdida. Imposible de ganar. Porque la esencia (capitalista) del programa progresista es incompatible con cualquier proyecto democrático de justicia social.

En la tradición del socialismo revolucionario ese postulado humanista, liberador e igualitario se resume así: "de cada cual según su posibilidad, a cada cual según sus necesidades". Y eso se conquista mediante, la organización, la resistencia y la lucha revolucionaria de la clase trabajadora.

enlucha - postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:51:42
postaporteñ@_______________________________

ROCHA: ASAMBLEA DEL UVLP

 

 La UVLP ,  profundamente preocupada por las últimas decisiones tomadas por las autoridades con referencia a la habilitación del puerto de la Paloma como punto de embarque de, en principio, 250 000 toneladas de troncos de madera con destino a la planta de UPM (BOTNIA) en Fray Bentos, convoca a todo el pueblo del municipio de la Paloma a la Asamblea abierta que se realizará el domingo 11 de marzo, a las 20 hrs en Casa bahía.

En esa reunión se informará sobre la amenaza  que sobre TODA la zona significa ese emprendimiento, sobre las medidas ya tomadas por el Alcalde y el Municipio, debatiremos las medidas a tomar e informaremos sobre las soluciones alternativas que hemos considerado para evitar el atropello que han acordado el Ministerio de  Transporte y Obras Publicas  el  Ministerio de Turismo y Deportes y la Intendencia Municipal de Rocha, de espaldas a la opinión de vecinos y turistas que serán los verdaderos afectados

Dada la importancia  y la urgencia que el tema implica 

LOS ESPERAMOS A TOD@S

UNIÓN VECINOS DE LA PALOMA  -UVLP-

 

contacto Ricardo Rodríguez 099 135848

PATA - postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:48:22
postaporteñ@_______________________________

ASTORI, SU RELACIÓN CON MUJICA Y LAS ELECCIONES EN EL FRENTE AMPLIO

 

Entrevista con el vicepresidente, Danilo Astori, en el programa Poder Pensar -07/03/2012

 

 

¿No debería ser Tabaré Vázquez el Presidente del FA? "

 

Bueno, ojalá lo fuera, es la figura con mayor adhesión no sólo en el FA, sino que en todo el país". "Tabaré Vázquez es la persona que cualquier sondeo de opinión demuestra es la que recibe más elevado grado de simpatía política".

- ¿Usted no conversó la posibilidad con Vázquez?

"Es que hay un paso previo y es su decisión de no ejercer actividad política pública y eso hay que respetarlo, por lo tanto yo no hablé con Tabaré Vázquez sobre su posible acceso a la candidatura a la presidencia del FA". "Bastaría que él diera alguna señal de voluntad política para hacerlo, para obviamente conversar con él; pero creo que hay que respetar su decisión".-

 

- ¿Va a estar Astori en el menú de precandidatos del 2014?

 

"No quiero ni pensar en eso, a esta altura de nuestro gobierno, cuando no hemos llegado ni a la mitad del mismo, sería imperdonable. No lo considero en absoluto, quiero concentrarme en mi trabajo en el gobierno".

- ¿Cuál es su relación hoy con José Mujica?

"Inmejorable, cada vez mejor, cada vez nos conocemos más. Cada vez trabajamos más a gusto uno con el otro". "Estoy muy cerca de él, he entendido y Mujica está de acuerdo, que es muy importante que además de mi trabajo en el Poder Legislativo, también dedique muchas horas también al enlace con el Poder Ejecutivo".

- ¿Qué opina de las críticas al estilo de José Mujica?

"Mujica es un gran comunicador, una persona que tiene un estilo directo de relación con la gente. Creo que es un estilo que lo acerca a la gente y creo que es uno de los líderes de mayor adhesión y simpatía de la gente".

-Usted plantea la necesidad de renovar al FA, ¿a qué se refiere concretamente?

"Lo que vamos hacer el 27 de mayo los frenteamplistas es elegir por primera vez en 41 años, por voto directo al presidente del FA, que es nuestra máxima autoridad, con adhesión simultánea, con una amplia libertad de participación". "Esto tiene no sólo el carácter novedoso de una renovación política, sino además un valor simbólico muy importante".

- ¿Cuál es su candidato?

"Nosotros no hemos entrado aún a la etapa de la definición de nombres, por eso no le puedo contestar a quién voy a votar el 27 de mayo para presidente del FA". "En este momento estamos en la búsqueda de acumular fuerzas entre los diferentes sectores que componemos el FA, para ofrecerles a los votantes un candidato con un sólido apoyo".

Sobre el perfil del candidato Astori dijo que debe tener una "dedicación muy alta a la tarea" y un "conocimiento importante del FA, porque es una fuerza compleja".

ASTORI Y LAS TRABAS ARGENTINAS

"Estamos haciendo todo lo que podemos, estamos muy preocupados".

"Hemos denunciado el tema en el Mercosur, pero fracasamos con rotundo éxito".

El vicepresidente alerta que las trabas argentinas también comenzaron a afectar al sector "servicios" de Uruguay.

"Uruguay con mucha paciencia y tenacidad ha venido procurando el levantamiento de los obstáculos, pero el problema es que hasta ahora se vienen superando algunos obstáculos, pero aparecen otros". "El problema es que no es lo mismo negociar bien a bien, producto a producto, que negociar servicios, porque los servicios son de alcance más extendido".

 "La explicación del problema es que Argentina ha resuelto practicar una política económica de corte proteccionista, diferente a la uruguaya, profundamente distinta, que al mismo tiempo persigue objetivos muy respetables, no compartibles, en el sentido de que nosotros no estamos de acuerdo con el manejo de instrumentos que hace Argentina en estos casos".

¿Por qué no se denuncia la situación ante el Mercosur y se le reclama que tome medidas?

"Ya hemos denunciado la situación ante el Mercosur y hemos fracasado con total éxito.

 Hemos planteado la denuncia de todas estas situaciones, incluso hemos tenido fallos favorables de los tribunales de controversias del Mercosur, que no se cumplen".

 "Uruguay no puede ponerse a confrontar con Argentina, no conozco otro camino que no sea el de la negociación".

Astori dijo que el gobierno está dispuesto a ayudar "en lo que pueda" a los sectores afectados por las medidas argentinas.

Reconoció sin embargo que no está definida en este momento una medida concreta, pero "estamos muy preocupados", señaló.

 

LA SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN

 

"Tenemos que trabajar muchísimo, es un tema fundamental en nuestro proyecto, respecto al cual los resultados no han sido buenos"

"El país está haciendo un formidable esfuerzo fiscal, la enseñanza pública tiene el mayor presupuesto de la historia del país". "Hay que hacer un gran trabajo en cuanto a la conducción y la gestión, es allí donde se debe poner el énfasis del mejoramiento".

"Es un gobierno que ha abierto sus puertas para realizar acuerdos con todo el sistema político y los grandes actores de la educación. Este no es un tema de gobierno, es un tema de Estado". "El 2012 es un año clave, no sólo por su ubicación temporal (como eje del período), sino además para fortalecer la credibilidad de estos acuerdos que se han realizado".

"Estos acuerdos no solamente tienen que ser importantes por su contenido, sino que tienen que ser muy importantes porque se cumplan y generen resultados".

El acuerdo, "es un conjunto de caminos a seguir, que marcan un punto de partida, porque luego deberá que trabajar intensamente durante mucho tiempo para tener realmente resultados mucho mejores a los actuales".

| SUBRAYADO PORTAL - postaporteña nº 723 - 2012-03-08 15:46:12
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] Siguiente