Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

NECIOS PARALELISMOS

 

1964. 8 de setiembre

Una vez fracasada la invasión de Bahía Cochinos, pergeñada por la CIA y los “gusanos” con el beneplácito del presidente J.F. Kennedy, el gobierno de los EEUU dio directivas a la Organización de Estados Americanos (OEA), su organismo diplomático para América Latina, recomendara a  sus miembros romper relaciones con la Cuba Revolucionaria. El objetivo evidente era aislarla en el contexto latinoamericano y presionarla para que se apartara de la URSS.  El gobierno de México fue el único con la dignidad suficiente para reafirmar la autodeterminación de los pueblos como principio para las relaciones internacionales. El Partido Nacional, que se vanagloriaba

de haber impedido en el pasado la instalación de bases militares yanquis en territorio uruguayo, tiró por la borda su orgullo y echó rodilla en tierra para subordinarse a la voluntad del gobierno imperial

El movimiento popular, por el contrario, reaccionó indignado ante la claudicación de los gobernantes y manifestó de varias maneras su solidaridad con el pueblo cubano

 Los estudiantes universitarios llenaron la Avenida 18 de Julio  y, para indicar el carácter pacífico de la protesta, hicieron una “sentada” frente a la explanada de la Universidad. Los caballos del Regimiento No. 6 de Caballería atropellaron a miles de personas, muchos heridos, más detenidos, los que pudieron corrieron a encerrarse en el edificio central de la Universidad. Una ocupación forzada

Esa noche, el ministro del interior Adolfo Tejera subió al techo del café Sportman (18 de Julio esquina Tristán Narvaja) y con un megáfono conminó a “desalojar pacíficamente” la Universidad  o, en caso de negativa, un grupo de choque tomaría el edificio por asalto. Los ocupantes hicieron una asamblea donde, en función de posturas ideológicas, unos planteaban abandonar el edificio y los otros queríamos seguir resistiendo

1964. 12 de setiembre

  Se produjo el desalojo “acordado” y a casi todos los cuatrocientos ocupantes se les tomó las huellas digitales  y los datos personales. Algunos permanecimos escondidos  hasta que los “tiras” se fueron. Cuarenta y tres personas que no pudieron acreditar su condición de estudiantes fueron detenidos y posteriormente dejados en libertad desde jefatura

El objetivo del ministro Tejera era doble, por un lado, identifcar a “quienes estaban detrás de los desmanes” y, por el otro, disuadir y amedrentar, dar mucho palo para que los estudiantes supieran cuán fuerte y largo es el brazo de la ley. Sin embargo, la casi totalidad de los que ocuparon la Universidad aquella primavera del ’64, se metieron de lleno en la lucha revolucionaria desencadenada a partir de 1968. Se reencontraron en las salas de tortura y en las cárceles del pachecato y la dictadura; muchos de ellos, demasiados por supuesto, fueron asesinados y forzosamente desaparecidos. Tal vez Adolfo Tejera amedrentó a algunos pocos  pero, por el contrario, a la inmensa mayoría nos radicalizó y definió por la Revolución. Fue un verdadero tiro por la culata.

Esa tarde el compañero Mario García Incháustegui,  embajador cubano en Uruguay, expulsado, subió al avión que lo llevaría a la isla de José Martí. Una multitud se concentró en la doble avenida del Aeropuerto de Carrasco. La Guardia Republicana  reprimió a sable limpio la manifestación. Más heridos, más detenidos, de la “Suiza de América” sólo quedaban los restos

El abajo que se desperezaba...

Por muy civilizado que fuera el discurso y la bien trajeada apariencia de los gobernantes de la Unión Blanca Democrática (UBD),  cada tanto les salía la fiera del alma y sacaban policía y ejército a la calle.

Por dos veces, en 1963 y 1965, impusieron medidas prontas de seguridad contra los que ponían palos en la rueda de su política económica, signada por la primer carta de intención firmada con el FMI. La intensificación del autoritarismo no amilanó  a los asalariados, que en ese 1964 de la ruptura con Cuba, organizaron su Convención Nacional de Trabajadores (CNT), convocaron el Congreso del Pueblo para definir el programa popular y el 6 de abril de 1965 estuvieron en condiciones de concretar el primer paro general organizado por la novel central sindical

La violencia policial contra quienes protestaban por la expulsión del embajador cubano podía parecer desproporcionada pero, en realidad, al reprimir a los manifestantes, el gobierno estaba peleando con un temido fantasma, la posibilidad remota de una insurrección popular como la que derrotó la tiranía de Batista en Cuba

Reprimían más lo que imaginaban que lo que ocurría delante de sus ojos. Insuficientes para sostener la vía pacífica de dominación, los amortiguadores batllistas empezaron a crujir y a dejar entrever que, en el fondo, la función natural de la democracia burguesa es asegurar libertades y derechos de unos pocos negando derechos y libertades a las grandes mayorías populares.

El error de estrategia

Cinco años antes que Jorge Pacheco Areco emprendiera su escalada de violencia, el gobierno del Partido Nacional dejó de utilizar los espacios de negociación (el ministerio de trabajo y el parlamento), y recurrió cada vez con más frecuencia a la jefatura de policía y los cuarteles del interior, al echar mano a los uniformados, las balas de goma y las medidas de seguridad estaban caminando el camino del infierno. Cuando se opta por la represión se está eligiendo el camino que, más tarde o más temprano, desemboca en el terrorismo de Estado, tal vez no fueran conscientes,  pero lo real es que el Partido Nacional encendió el motor de arranque.

Es imposible  evitar que las desocupaciones violentas y los chorros de agua no enseñen a deletrear el abecedario de la resistencia. Al atacar con denuedo a “los que están detrás del asunto”, suponiendo que esos malvados llevaran del cabresto al resto, inocentes que no saben lo que hacen, todo lo que se mueve socialmente se vuelve sospechoso y todo es objeto de persecución. El muro de “carachatas” uniformados, disfrazados de marcianos, disparando gases lacrimógenos y “munición no letal” fue  el instrumento más eficaz para crear la bronca y avivar la comprensión política de los golpeados, maltratados y encarcelados.

La responsabilidad por el terrorismo de Estado es extensiva a los gobiernos previos al pachequismo,  que cometieron el error garrafal de dar palos para desalentar revoluciones.  No habían leído a Bertold Brecht  y empezaron por reprimir a unos, después a otros y finalmente desde 1973 no dejaron títere con cabeza. En lugar de desalentar la lucha, la represión provoca bronca y movilizaciones en repudio.

Desde la expropiación de los fusiles del Tiro Suizo en 1963, Raúl Sendic había pasado a luchar desde la clandestinidad, pero la gente seguía creyendo que elecciones y parlamento eran instituciones válidas, que votando cada cuatro años podía cambiar su condición social. Más allá de los avances en organización y en definiciones políticas que se lograron entre 1963 y 1968, el MLN (T) no dejaba de ser un grupo muy pequeño. El crecimiento de los movimientos guerrilleros y del MLN (T) en particular, vino de la mano de la masividad de la represión pachequista que castigaba a todos para perseguir a unos pocos, el régimen de Pacheco  creó el clima propicio al desarrollo de la conciencia revolucionaria al poner punto final al Uruguay Batllista. La bestialidad de los represores es la mejor propaganda revolucionaria.

El país del olvido y el perdón

El semanario BÚSQUEDA (No.1656 del 29 de marzo del 2012) informó sobre la ocupación del Liceo No. 70 por los padres, profesores y estudiantes. No reclamaban nada fuera de lugar, apenas algo mejor que contenedores como salones de clase y que se arreglaran los baños. El gobierno renunció a la paciencia y mandó un comisario a “negociar”

“El desalojo del liceo se produjo en forma pacífica luego de que un comisario ingresara la lugar y comunicara a los ocupantes que si no salían ingresaría un grupo de choque”. Cuesta  entender que se califique de “pacífica” una desocupación realizada bajo amenaza de intervención por un grupo de choque policial.

Más adelante continúa BÚSQUEDA: “Disparando ‘munición no letal’ la policía desalojó a los manifestantes golpeando a varios de ellos con palos. Además de tres camiones había motos Puma en las inmediaciones y una tanqueta blindada rusa que la policía adquirió recientemente para emplear en operaciones tácticas. Es igual a los vehículos que las fuerzas especiales brasileñas usan para ingresar a las favelas”

El ministro de todas los policías, Eduardo Bonomi, afirmó a través de los informativos televisados que “no hubo mucha represión”, expresión que admite que se reprimió en los accesos a Montevideo. Para Bonomi fue una especie de “operación quirúrgica”, aséptica y con bisturí, como las de la fuerza aérea estadounidense, pero sus balas de goma, de 90 gramos de peso, pueden lastimar y hasta sacarle un ojo a la víctima. Por las dudas a la vuelta de la esquina apostaron la “pesada”... cualquier observador desprevenido  puede pensar que el ministerio del interior se sale de la vaina por dar palos.

Se podía haber hecho un esfuerzo mayor para encontrar un camino de salida que evitara la acción policial,  podían haber concurrido parlamentarios (¿para qué sirven si no es para eso?), al viceministro de Educación y Cultura o, incluso al ministro Erlich, si se quería poner todos los medios al servicio del diálogo

No se hizo así y  se prefirió enviar un comisario antes que agotar el diálogo con los padres y trabajadores. Se los ignoró porque el presidente supuso que “alguien” estaba detrás del reclamo, no podía creer que sus vecinos del Cerro, que lo votaron a él, se cansaran de ver las condiciones en que sus hijos están obligados a estudiar y le pusieran un palo en la rueda.

En realidad, para dejarlos conformes bastaría con asignar un millón de dólares más por día a la educación... aunque para ello hubiera que quitárselos a esas fuerzas armadas culpables de tantos crímenes. Por supuesto el progresismo rechaza de plano posibilidades tan concretas -¡que sería de un gobierno sin milicos! – y por eso, para resolver el problema de la educación el presidente puso toda su carne en el asador del acuerdo “multipartidario”...  que no se sabe muy bien para qué diablos servirá, pero que el gobierno lo exhibe como un triunfo.

Se enorgullece de su espíritu abierto al diálogo y la negociación y en ese sentido exhibe varios éxitos rotundos, como el acuerdo con los intendentes blancos y colorados para aprobar la ley de patente única de rodados.  ¡Cuán paciente fue el presidente con los generales que se resistían a concurrir al parlamento el 21 de marzo para cumplir con la condena impuesta por la Corte Interamericana! La imagen es que se dialoga con todos y con todas, con los empresarios argentinos, con el asesino de Nybia Sabalzagaray... hasta con las “damas de blanco” se dialoga. Sin embargo, está claro que Mujica tiene serias dificultades entablar el diálogo con Ney Thedy, el “peludo” de la generación de Raúl Sendic. Aunque gusta exhibir su veta humanista con los pobres “viejitos” presos por asesinar, desaparecer y torturar, no ha mostrado el mismo talante hacia el  veterano colono de 70 años a quien expulsó de la tierra con cien coraceros

Sufre de asimetrismo,  está predispuesto a dialogar con la derecha y con el arriba pero algo en su cabeza le impide hacerlo hacia abajo y a la izquierda.

Se puede percibir que el gobierno es proclive a usar la fuerza policial. ¿El gobierno de Mujica opta por la coerción y la represión a quienes reclaman por sus derechos? No, no puede ser, nadie puede creerlo, es puro subjetivismo de los “radicales”, pero sin embargo ¿para qué están comprando armas, blindados y otros chiches?, ¿quién podía creer que Mujica atacara a la jueza Mariana Motta que está comprometida con la verdad y la justicia?

La intensidad de la violencia represiva no puede graduarse, no hay mucha o poca represión... es represión nomás, como no hay tortura leve o dura, es tortura a secas. Si el presidente continúa recurriendo al aparato represivo para quitar los palos de su rueda, se irá diluyendo la imagen de guerrillero que puso su vida en juego por las clases populares y  la gente entrará a darse cuenta del contenido real de su proyecto político, habrá más desengaño y más decepción, se multiplicarán los indignados con las actitudes del gobierno y... las consecuencias no será obra de una conspiración de la “izquierda infantil” sino de las propias incoherencias y contradicciones del gobierno. Al parecer está emprendiendo el mismo camino que tomaron los gobiernos y los partidos políticos en los años previos al autoritarismo ilegítimo de Jorge Pacheco Areco

Es mucha responsabilidad la que está asumiendo este elenco de ex-guerrilleros devenidos gobernantes en el Uruguay.

Por supuesto que estos paralelismos son necios... pero, la realidad es dura  A pesar de que se dio cumplimiento a la sentencia internacional, se está construyendo el país del olvido y el perdón, se abren espacios a las cada vez más frecuentes apariciones públicas de los altos mandos dando su visión y sus opiniones reaccionarias

No me hagan caso, es todo puro subjetivismo, rencor y envidia

Jorge Zabalza  (publicado semanario Voces 12/4)

- postaporteñ@ 749 - 2012-04-12 21:30:52
postaporteñ@_______________________________

EL MUNDO TAL CUAL ES

 

(Abordando eso gris, que parece la teoría)

 

 por Jorge Aniceto Molinari

 

STANDARD AND POOR´S ratings services

El mercado de capitales tiene la dimensión del planeta, empresas de “ratings services” como la Standard and Poor´s establecen calificaciones para orientar las inversiones que se realizan.

El Uruguay recupera para esta empresa la calificación que ostentaba de su grado inversor en el 2002, antes de la crisis a la que el país se viera sometido

Prácticamente salvo el Cr. Danilo Astori (vicepresidente de Uruguay), no ha habido comentarios políticos sobre el tema (*)

Para la política económica aplicada en Uruguay es una buena noticia. La falta de comentarios pensamos que se debe a la incertidumbre que la crisis del modo de producción capitalista está sometiendo al mundo

En el 2002, nuestro sistema financiero era expresión de una burbuja localizada, que obedecía a la necesidad de inversiones  del sistema sin conductas políticas que adecuaran esas inversiones a las necesidades sociales

¿Porque estos piratas modernos que son las calificadoras, dieron entonces el grado inversor al Uruguay? Lo dieron porque era una necesidad del sistema. Sabían perfectamente que Argentina manejaba tasas de riesgo insostenibles.-

Producida la crisis, el FMI (Fondo Monetario Internacional), monitorea la situación y establece condiciones, que para la Argentina consisten en bajar el interés de las colocaciones al resultado de eliminar la tasa de riesgo, designando como Ministro de Economía a Roberto Lavagna. El FMI le dice al mundo: el que perdió, perdió, pero el sistema tiene que vivir. El Uruguay vivió el reflejo directo de esa situación, pues su funcionamiento como paraíso fiscal hacia de puente de esas colocaciones, arrastrando también al mercado interno. El deterioro del nivel de vida conoció índices tremendos.

Capítulo aparte merece la actividad realizada por la Asociación de Bancarios del Uruguay y de su dirigente Juan José Ramos, poniéndose con el Dr. Alejandro Achugarry al frente de la política económica y negociaron directamente con el FMI y en particular con el gobierno de Busch en EE.UU. El objetivo era salvar los ahorros y los puestos de trabajo de un sector muy importante de la sociedad uruguaya.-

Argentina y Uruguay salieron de la crisis puntual del sistema financiero, el resto lo hizo la gente promoviendo gobiernos que se interesaran por la cuestión social

La primera enseñanza es que la crisis expresada en una localización geográfica concreta no era más que una señal del conjunto del sistema. Lo que en ese entonces se expresó en los desequilibrios de la zona, hoy ya son patrimonio de otras zonas, con el agravante de que ello indica un tiempo de vigencia de la predominancia capitalista en el mundo de corto alcance.

Standars and Poor´s solo está diciendo que en el Uruguay se puede invertir bien, pero a diferencia del 2002, la preocupación ya no pasa por los referentes políticos sino por el marco mundial en que la crisis se desenvuelve y que es lo que determina en que, cuando y como se puede invertir

El pobre discurso político en curso, no admite más variables que las que hoy determina la calificadora

Esto es un terrible error. En 10 años la tecnificación del campo, fundamentalmente ha hecho que las inversiones dedicadas a él tengan el marco del mercado mundial. Desde el 2002 a la fecha los cambios en la organización empresarial capitalista son ostensibles, la inversión que se ha hecho pone a esta actividad empresarial a la altura de las mejores del mundo, pero a la vez sometidas a los riesgos que se mercado está sufriendo en la crisis

¿Qué puede hacer un gobierno?: festejar la calificación; pero a la vez a través de su fuerza política preparar a la gente para lo que viene, y organizar propuestas que van más allá de los marcos nacionales

La estupidez humana que sin duda no tiene límites, podría hoy llevarnos como al principio del 2002, cuando la anterior calificación de grado inversor a decir alegre de cuerpo: que bien que estamos. Cuando la realidad nos está mostrando que este modo de producción ha llegado a sus límites, que se expresan en el agostamiento de la tasa de ganancia. Para esto la Standard and Poor´s no tiene calificación.

Hoy además la gran preocupación es que las inversiones en la producción hagan de respaldo monetario cuando las monedas del mundo nadan en un mar de papeles, pero ya esto es otra historia

Montevideo, 4 de abril de 2012

(*) Luego de esta nota, han surgido opiniones de los referentes políticos, donde prima por sobre el análisis objetivo el interés político corporativo. Esto es por demás notorio en las expresiones del entonces Presidente de la República Dr. Jorge Batlle

 

LA  IMPORTANCIA  DE  LOS  LÍMITES

Soy conciente que mis afirmaciones chocan con el pensamiento que hoy predomina en la sociedad.Una vez más y por si las moscas: no me interesa ganar un debate, ello nada importa y es bueno que así sea

Afirmo que el agostamiento de la tasa de ganancia tomada como lo que es: un índice que mide para el capitalismo tomado globalmente su rendimiento, fija un límite definitivo para este modo de producción. Alguien me retrucó: “en la zona franca X hay un tipo de producción que está produciendo una tasa muy  superior a la media”. Si claro, es así y se podrían acumular muchos ejemplos. Ahora hay que acordar que también estos ejemplos agostan la tasa general, restándole oportunidades al resto, aunque también podrían poner ejemplos donde la tasa es nula o negativa

Hay una respuesta peor: “el capitalismo algo va a inventar”. Para esto no tengo respuesta y el consejo es: “ponete a rezar hermano”.

Hay un elemento más: la guerra hoy y ahora, tampoco desahoga al sistema y solo significa destrucción sin posibilidades de reanimar la economía y el uso de las armas atómicas la destrucción de lo que la humanidad ha acumulado al día de hoy.- Es un desahogo circunstancial para los sectores económicos directamente vinculados.

Los círculos capitalistas son cada  vez más concientes de esto y viven el hoy: preocupados o derrochando como si fuera la fiesta final; ya comienzan a sentir que el modo de producción no les garantiza un mañana. Hay de todos modos un grupo selecto de economistas prestigiosos (más de un premio Nobel) que tienen recetas para un capitalismo equilibrado y honesto. Para ellos también existe la utopía. Su límite de especulaciones también se termina

Por eso la necesidad en el plano de toda la humanidad de instrumentar preservando el aparato productivo, la muerte en paz de este modo de producción

Para eso manejo dos reformas sustanciales: un signo monetario único y universal, y establecer que los presupuestos necesarios para los fines sociales fueran sobre la base de un impuesto a la circulación del dinero, dando muerte a los paraísos fiscales y a los sistemas actuales de impuestos al consumo y al trabajo

Alguien me diría:¿pero esto que propones no es el fin del capitalismo?, ¿no es la expropiación de los expropiadores?- De acuerdo, pero convengamos que si la humanidad logra salvar la eventualidad de una guerra con armas nucleares esto que propongo supone el fin de la predominancia del modo de producción capitalista.- Habilita a la sociedad toda a caminar por un nuevo camino en beneficio de todos, tener recursos no para reinvertir ganando más que es la esencia del capitalismo sino la posibilidad de planificar a lo largo y ancho de todo el planeta, lo que la humanidad necesite para su desarrollo, que es en definitiva la esencia del socialismo

Hasta ahora el socialismo que conocemos vulgarmente no es otra cosa que capitalismo de Estado. Esto de lo que estamos hablando supone planificar no en competencia sino tomando lo que el capitalismo ha brindado como desarrollo.- Hoy la humanidad posee conocimientos que aplicados socialmente serán de un enorme valor

Cuando afirmé que el neoliberalismo había realizado una revolución pasando los mandos nacionales del sistema (los gobiernos de los países desarrollados eran el estado mayor gerencial) a sus mandos multinacionales, actuando sobre los Estados a los que han sometido a sus fines. Eligen, o en algunos casos avalan sus gobiernos, determinan sus ministros, establecen sus papeles, pero en definitiva donde, como, cuando, se invierte; parte de directivas que ejecutan organismos que están muy lejos de la democracia económica y de las necesidades de la gente.

Para esta fase neoliberal del imperialismo, los límites nacionales juegan a su favor o no juegan, de ahí el derrumbe de toda la seguridad social, de todas las coberturas que las luchas sociales habían logrado. Se produce donde sea y como sea. Su economía abarca los límites del planeta. La tasa de ganancia es su objetivo, como se dijo aquí en el Uruguay en algún momento:”rentabilidad o muerte”

Hay un límite más complicado: el subjetivo. Sé que las ideas se validan cuando son tomadas por la sociedad. Hoy las ideas que se corresponden al modo de producción predominante están como el sistema llegando a su límite.- Las nuevas cuestan nacer y no hay un manual que diga cómo va a suceder. Hoy la ubicación política de los distintos movimientos, sociales, políticos, sindicales, no significan nada, si su visión no se agranda a la compresión de los limites a los cuales está llegando la humanidad.

A mí me está ocurriendo –modestia aparte- lo que aquel joven que vio al rey desnudo, y dijo: “el rey está desnudo”. A todos se les había dicho que tenía un traje maravilloso y que salvo que estuvieran en pecado lo verían.- Todos decían ver el traje, pero bastó que un joven dijera su verdad para que se derrumbara la mentira.

De los líderes mundiales, Fidel Castro ha sido claro y contundente en expresar los peligros que hoy corre la humanidad, tal vez quede aún en el debe el afirmar las medidas necesarias para superar esta etapa. Cuba por otra parte está en una etapa de instrumentación impositiva para la contribución al Estado, de todos los sectores que ha venido incorporando a una economía independiente. Vicisitudes de un país que es ejemplo en el mundo por la instrumentación de la salud y la enseñanza

Montevideo, 29 de marzo de 2012

Molinari - postaporteñ@ 749 - 2012-04-12 21:23:54
postaporteñ@_______________________________

Pascua nostálgica: LA CRUCIFIXIÓN LAICA de Mariana Mota

 

Por formular públicamente declaraciones a un medio de prensa argentino, de un tenor inferior a  cualquier titular tremendista del matutino El país, acerca de la lentitud del sistema judicial uruguayo y otras debilidades del mismo, la jueza Mariana Mota ha sido nuevamente colocada en la picota pública mediante un tsunami mediático con epicentro en el Spa de la calle Domingo Arenas

El pasado 26 de octubre, el Parlamento restableció la pretensión punitiva del Estado al tiempo que señaló que las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado son crímenes de lesa humanidad. Por lo mismo, imprescriptibles e inamnistiables. Como debe ser

La eliminación de los obstáculos legales que impedían al Poder Judicial llevar a cabo sus cometidos constitucionales sin contar con la autorización expresa del Poder Ejecutivo fue un enorme avance desde varios ángulos. El Poder Judicial, que ya en octubre de 2009 había declarado que la Ley de Caducidad era inconstitucional, recobró plenamente su independencia en lo referido a los temas del pasado dictatorial

La plena independencia de los tres poderes del Estado es uno de los principios básicos del sistema republicano uruguayo que fue vulnerado por la Ley de Caducidad en el afán de consagrar la impunidad para los golpistas y perpetradores de graves violaciones a los derechos humanos

El Estado ausente y omiso

Hasta el momento, la justicia uruguaya no ha investigado ninguna violación a los derechos humanos del terrorismo de Estado por iniciativa propia de ningún juez. En estos 27 años del retorno a la institucionalidad democrática ha actuado de oficio incluso en una riña en un espectáculo deportivo pero no ha iniciado proceso judicial en ninguna causa de violaciones a los derechos humanos

Durante la larga noche dictatorial, miles de uruguayos fueron privados de su libertad por las fuerzas represivas. Fueron sistemáticamente sometidos a apremios físicos, sicológicos y emocionales. Los abusos sexuales fueron parte del “tratamiento riguroso” que el dictador Juan María Bordaberry, elegido por el Partido Colorado, defendió pública y descaradamente en su momento

Miles de uruguayos con declaraciones arrancadas bajo torturas fueron inculpados y condenados por tribunales militares sin ninguna legitimidad. Fueron recluidos en cárceles semejantes a campos de concentración, diseñados para lograr su destrucción

Desde el 25 de mayo de 1972 en que fue asesinado Luis Batalla por torturas en el cuartel de Treinta y Tres hasta el 26 de abril de 1984  en que en Fray Bentos fue asesinado el Dr. Vladimir Roslik, casi un centenar de uruguayos fallecieron mientras eran torturados o durante su reclusión

La prisión prolongada y la tortura fue la metodología represiva deliberadamente seleccionada por las Fuerzas Armadas para destruir a sus opositores, para gobernar y amedrentar al conjunto de la población con el propósito de mantenerse en el poder.

Las víctimas y sus familiares

Han sido las propias víctimas o sus familiares en el caso de los detenidos desaparecidos o los asesinados quienes han tenido que asumir la responsabilidad ineludible del propio Estado para presentar las denuncias y movilizarse, incansable, heroicamente, para que los hechos fueran investigados, esclarecidos, identificados los responsables y castigados judicialmente.

Ninguna dependencia estatal, hasta el momento, ha acompañado ni apoyado a las víctimas y a sus familiares en su calvario en demanda de justicia. Solamente la Facultad de Psicología ha tomado la decisión de respaldar terapéuticamente a los denunciantes en los procesos judiciales, angustiantes y dolorosos como las mismas situaciones. Las víctimas testigos reviven sus sufrimientos y sus dolores, sus humillaciones y victorias, ante la total indiferencia del gobierno, del Parlamento y del mismo poder judicial.

Mariana Mota tiene razón

La jueza Mariana Mota tiene razón. El Estado uruguayo no ha cumplido aún  con todas sus obligaciones con respecto al pasado terrorista. A diferencia de lo ocurrido en la vecina orilla, muy especialmente desde el momento  en que Néstor Kirchner designó al Dr. Eduardo Luis Duhalde como secretario de DDHH, el estado uruguayo no promueve ni impulsa ni apoya activamente causas judiciales como correspondería.

Las víctimas directas del terrorismo de Estado no fuimos, no somos ni seremos objetivos o imparciales con respecto a los sufrimientos padecidos ni ante la experiencia que destruyó nuestros proyectos de vida, destrozó al país generando la deuda externa odiosa, quitando a los jubilados y pensionistas el aguinaldo y reduciendo sustancialmente el poder adquisitivo de los trabajadores y de los sectores populares.

La Suprema Corte de Justicia ha demostrado una exquisita sensibilidad ante las declaraciones formuladas por la jueza Mariana Mota. Fueron amplificadas como presuntamente delictivas por el vocero oficial de la dictadura. Luego, comentadas ampliamente por “analistas” políticos que han hecho de  “hemipléjico” el adjetivo único a utilizar cuando se habla de los crímenes del Estado terrorista.

Las ex presas y los ex presos políticos, junto al movimiento sindical, las organizaciones defensoras de los DDHH y la mayoría de la ciudadanía, seguiremos demandando Verdad y Justicia y el cumplimiento a cabalidad de las directrices de la Resolución 60/147 de las Naciones Unidas

La Dra. Mariana Mota, la única jueza que hasta el momento ha cumplido con lo dispuesto por la sentencia de la Corte Interamericana de DDHH en el caso Gelman,  no será crucificada con nuestro silencio.

CRYSOL opinando nº 15  12/4/12

CRYSOL - postaporteñ@ 749 - 2012-04-12 21:19:27
postaporteñ@_______________________________

FESTIVAL SOLIDARIO A BENEFICIO DE LOS AFECTADOS POR LA TORMENTA

 

DOMINGO 15/04 – PARQUE CENTENARIO – 13 HS  Buenos Aires

ACERCÁ TU DONACIÓN AL FESTIVAL PARA LA COLECTA SOLIDARIA

La catástrofe fue natural, la respuesta no

Que el estado se haga responsable

 

El temporal del día miércoles se llevó una cantidad de víctimas inusitada que aun no ha sido especificada, dejando al desnudo la precariedad de las condiciones de vivienda y la infraestructura urbana que padece día a día la población de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

Los gobiernos de la Ciudad, Provincia y Nación no alertaron a la población de acuerdo a la gravedad de la situación, ni tomaron ninguna clase de medida de prevención frente al temporal. Los vecinos de la Ciudad y la Provincia se encontraron de repente y sin ser avisados en medio de las ráfagas de una violenta tormenta, incluso cuando la velocidad de los vientos hubiera podido advertirse desde la formación de la tormenta, casi un día antes en la zona de Chivilcoy.

En el conurbano, donde el tendido de luz es sobre superficie y no bajo tierra, barrios y partidos enteros siguen sin luz y gran cantidad de las víctimas se dieron producto de la falta de infraestructura y atención. Las empresas concesionarias, a varios días del temporal, aun no regularizan completamente el servicio de luz. El temporal puso de manifiesto la desinversión de las privatizadas Edesur y Edenor. Los cortes de calles en la Ciudad y el GBA durante todo el fin de semana fueron en reacción y respuesta ante la necesidad. En las barriadas donde la provisión de agua depende de bombas eléctricas, la falta de luz provocó inmediatamente la falta de agua.

El temporal provocó importantes destrozos en numerosas instituciones de la ciudad y la provincia, siendo las más afectadas las escuelas. Muchas de ellas, ostensiblemente dañadas y con peligro de derrumbe, aún permanecen cerradas y sin clases ante la falta de respuesta de las autoridades.

La precariedad de las condiciones de vivienda en la zona sur de la Ciudad quedó en evidencia. La voladura de chapas provocó muertos en Capital y el Conurbano. Los Gobiernos son responsables, porque las obras para urbanizar las villas no avanzan y tampoco hay una respuesta al reclamo de vivienda digna de miles y miles de trabajadores de la Ciudad y el conurbano.

En la Villa 21 de la Ciudad de Buenos Aires, los vecinos habían pedido varias veces que se retirara el álamo que cayó sobre una casilla y mató a un niño. Aquí, a las condiciones de vivienda que potenciaron los daños del temporal, se agregó el abandono por parte del estado, que no garantiza los servicios básicos. Los bomberos y la ambulancia llegaron con demora, y las fuerzas de seguridad reprimieron a la población a los tiros frente al reclamo para que se hicieran cargo de la situación. Las ambulancias no entran o llegan con demora a las villas de la Ciudad: hace tan sólo un mes, esta situación produjo la muerte de un vecino de la Villa 31.

El estado tiene que hacerse cargo de los costos de reconstrucción y de los daños que ha sufrido la población de la Ciudad, en las viviendas, los pequeños comercios y escuelas. Es necesario un plan de emergencia de urbanización y de vivienda popular para que esta situación no vuelva a repetirse. Se debe terminar el tendido de agua corriente en el conjunto del conurbano y la Ciudad, así como el saneamiento del tendido cloacal. Las concesionarias Edesur y Edenor deben hacerse cargo de las pérdidas por los cortes, y realizar las inversiones para colocar el tendido bajo tierra. Entendemos que los vecinos de todos los barrios son los indicados para evaluar los daños y controlar el proceso de reconstrucción, que debe ser financiado por el estado y las privatizadas.

 Las organizaciones abajo firmantes exigimos:

Crear un comité de emergencia integrado por los vecinos y las organizaciones sociales.

  Declaración de la emergencia sanitaria y de vivienda en ciudad y provincia.

   Listado de detenidos y fallecidos.

   Apertura de centros educativos y sanitarios para asegurar la atención a niños.

   Pañales, frazadas y ropa para los damnificados.

   Transporte público gratuito para los barrios afectados

  muchas firmas....

 

ADHESIONES:

festivalporeltemporal@gmail.com

posta - postaporteñ@ 749 - 2012-04-12 21:16:33
postaporteñ@_______________________________

DESIGUALDAD SOCIAL Y POLÍTICA TRIBUTARIA

 

AFLORAN LOS LÍMITES DEL MODELO - PARTE 2 –

LOS PROBLEMAS DE LA COYUNTURA

 

Un balance de los Economistas de Izquierda  de Argentina

 

Los estudios oficiales intentan demostrar que “el modelo reduce la desigualdad”. Destacan que la diferencia entre el 10% más rico y el 10% más pobre se redujo de 37 a 16 veces (2003 -2010), que el índice Gini declinó de 0,54 a 0,39% y que la participación de los trabajadores en el ingreso mejoró de 34,5 a 44,9% (2003-2010) 24.

Estos cambios han seguido una pauta cíclica determinada por el nivel de actividad y los vaivenes del mercado laboral. Si se considera un período prolongado (y no la sesgada comparación tras el colapso del 2001) se verifica que el coeficiente Gini prácticamente no cambió entre 1994 y 2010.

Hubo un fuerte empeoramiento en el período 1994-2002 y una importante recuperación posterior, que sitúa el promedio actual muy cerca del vigente en 1995. No desconocemos la evolución de estos ocho años pero nos parece las comparaciones significativas hay que establecerlas con la marca histórica del “fifty-fifty” de los años 50 o 70, que se encuentran muy lejos de los resultados generados por el modelo en curso.

En cualquier debate sobre este tema aparece la dificultad de los indicadores construidos con datos del INDEC, estos no tienen fiabilidad alguna desde el 2007.

Las estadísticas sobre la distribución funcional del ingreso (división del producto entre salarios y ganancias) quedaron, además, discontinuadas desde 1975. Pero si se toma la distribución personal del ingreso que mide el Gini y la participación de los diferentes deciles de la población en el ingreso total se confirma la escasa variación en el largo plazo. La fractura entre clases medias/medias y altas y trabajadores de buenos ingresos que consumen y sectores bajos que subsisten no se ha modificado.

Existen otras formas de evaluar la desigualdad mediante contrastes de la evolución de salarios con el producto, las ganancias o la productividad. En este contrapunto la persistencia de la inequidad salta a la vista.

Parte de esa desigualdad que señalamos son las dificultades que encuentran los sectores populares para acceder a servicios de educación, salud y comunicación de calidad. Un párrafo aparte merece la situación de la vivienda.

Durante estos años han aumentado los emprendimientos constructivos, pero los episodios del Parque Indoamericano o los de Jujuy y Formosa han dejado en evidencia la insuficiencia de los mismos.

La comparación con los balances de las empresas que cotizan en Bolsa es más chocante aún. La rentabilidad empresaria superó los niveles previos a la devaluación en un 90%, se duplicó en el período 1996-2008 y se mantuvo elevada incluso en la caída recesiva del 2009. Algunas estimaciones destacan que las ganancias promediaron en el inicio del modelo (2002-06) un 35,8% frente a 23.9% de la convertibilidad.

Quiénes integramos EDI sostenemos que la desigualdad no puede reducirse en forma significativa sin tocar esas ganancias. Suponer que ambas pueden progresar simultáneamente, aumentando así el bienestar de todos los actores económicos es una ilusión tan inconsistente, como la teoría neoliberal del derrame. Se ignora que el sistema del capital se basa, y es a su vez la fuente, de las desigualdades sociales.

Los propios “representantes del pueblo” recrean abiertamente la desigualdad cuando se auto-otorgan aumentos de dietas legislativas, que obviamente nadie toma como parámetro para las negociaciones paritarias.

El escándalo que suscitan esos privilegios suele oscurecer que el epicentro de la brecha social se ubica en el sector privado, dónde hay gerentes con sueldos mensuales de 2 a 10 millones de pesos.

Es una hipocresía justificar estas remuneraciones con argumentos de libertad en el sector privado. Todas las empresas surgieron y operan mediante el sostén directo o indirecto del sector público. La desigualdad que se proyecta al Estado proviene del mercado.

En muchos de los economistas oficialistas se ha consumado un giro conservador para justificar esta continuidad, han naturalizado que el IVA se mantenga en los altísimos porcentajes actuales, mientras persisten gravámenes muy reducidos al patrimonio. Ni siquiera se modificó el régimen de exención a la renta financiera, los privilegios a la compra-venta de empresas o la exención del impuesto a las ganancias a los magistrados. Afirman que la reforma impositiva se ha ejecutado de hecho, mediante el crecimiento económico, la presión tributaria y la creciente participación del comercio exterior en el pago de distintas tasas. Esta tesis sintoniza con la presentación del mínimo imponible a los salarios como un acto de justicia.

Pero este enfoque iguala para abajo y frustra cualquier reducción de la desigualdad.

En vez de penalizar a los ricos se justifica el achatamiento de ingresos de los sectores medios. Los viejos cuestionamientos a la estructura tributaria regresiva son olvidados en pos de un bienestar que surgiría del simple funcionamiento del modelo.

Por el contrario para quiénes integramos EDI las brechas sociales comenzarían a atenuarse con una reforma que instaure una mayor progresividad tributaria y con una asignación transparente y efectiva, sin mediaciones políticas punteriles, de los mayores recursos genuinos que se recauden.

¿Cual es el sentido de la sintonía fina?

El gobierno ha decidido enfrentar las limitaciones del modelo con políticas pro-empresariales de incentivo a la inversión privada. Por esta razón la presidenta emite mensajes de colaboración a los socios capitalistas y convocatorias al reencuentro a los sectores antes enfrentados. Esta postura amigable hacia sojeros, industriales y banqueros coincide con agresiones a los sindicatos y advertencias a los movimientos sociales. Las promesas de modificar la ley de riesgos de trabajo convergen con las críticas a los huelguistas que “extorsionan”.

El objetivo de esta reorientación es sustituir el impulso que hasta ahora brindó la demanda, por la inversión. Esta variable quedó desfasada de los restantes componentes del desenvolvimiento capitalista. Aunque subió de un ínfimo piso (11% en 2002) a un promedio significativo (23-24% en 2010-11), la mejora no alcanza para sostener el nivel de actividad de los últimos años

Se ha trabajado al límite de la capacidad instalada de las plantas, exprimiendo los recursos existentes y sin ampliarlos con emprendimientos de largo alcance. Por esta razón los aumentos de productividad obedecen más a la subsistencia de elevados niveles de explotación que a la renovación de los equipos. Muchas estimaciones destacan que la actividad industrial usufructuó en la última década de las inversiones acumuladas en el decenio anterior.

El gobierno ha chocado con la sucesión de conflictos que generan las políticas estatales en las decisiones empresarias. Por un lado se exhorta a incorporar libremente capital en las firmas y por otro se limita la posibilidad de girar dividendos y regalías y se trata de frenar la fuga de capitales. Por un lado se estimulan el consumo y la producción y por el otro se fijan cupos de importaciones y se negocian precios. Estas contradicciones no son resultantes de una perversión intervencionista, ni tampoco ejercicio del doble discurso, como aseguran variados gurúes neoliberales. Estas contradicciones son el resultado objetivo de los desequilibrios que enfrenta la economía nacional

El gobierno simplemente afronta necesidades opuestas. Debe inducir la inversión para incrementar la oferta y frenar el alza de precios y al mismo tiempo debe intervenir para limitar el desbarajuste energético o el desbalance comercial.

Esta mayor intervención estatal es maliciosamente interpretada como un acto de hostilidad hacia los empresarios (“enfrentamientos con las corporaciones”), cuando en realidad no es más que una típica forma de arbitraje, para asegurar la continuidad de la actividad económica fomentando ciertas ventajas y afectando algunos privilegios. Como siempre ha ocurrido, el silencio complaciente de los beneficiados contrasta con la ruidosa queja de los desfavorecidos. El primer grupo alaba la recuperación del poder estatal y el segundo despotrica contra la violación del libre-mercado.

El gobierno presenta su gestión como equidistante de los trabajadores y los capitalistas. Pero es muy difícil sostener esta argumentación cuando se ensaya un giro pro-empresario que, de sostenerse en el tiempo, alejaría al oficialismo de la agenda progresista. Se declara prescindente en la negociación colectiva de los salarios, pero ha intentado imponer un tope. No se conoce algo similar en relación a la rentabilidad de los empresarios

La legitimidad de las ganancias no es puesta en duda por un gobierno que rechaza las demandas de la CGT (ley de distribución de las ganancias, aumento del mínimo no imponible, ampliación de las asignaciones familiares) y se niega a considerar el costo de la canasta familiar como base para fijar el salario mínimo o en una negociación salarial. El insulto a los docentes -repitiendo viejas falsedades de la derecha sobre la jornada laboral y las vacaciones- como antes con la “tendinitis” a los trabajadores del subte o la acusación de extorsivas a las huelgas, forman parte de esta estrategia.

La denominada “sintonía fina” encubre este mayor favoritismo hacia las clases dominantes. Incluye la implementación de medidas que no tienen la envergadura de un ajuste brutal, como en el 2001-02, ni tampoco el alcance de la agresión imperante en Europa en la actualidad, pero que frenan la continuidad de mejoras sociales que alientan los partidarios de la “profundización”.

El modelo inaugurado en el 2003 ha ingresado en una nueva etapa, tal vez caracterizada por una línea defensiva frente al posible impacto de la crisis mundial y el agotamiento de ciertas variables internas, cuyas tendencias al menos hasta ahora se contradicen con el fuerte apoyo político del 54% obtenido en las elecciones.

Inflación por ganancias y presión cambiaria

La inflación concentra todos los desequilibrios de la etapa actual, pero la manipulación de los índices impide conocer su magnitud. Las evaluaciones técnicas que se han hecho del manejo del INDEC arribaron a conclusiones demoledoras sobre esa distorsión. Si se toma en cuenta la evolución de los precios calculada por los institutos provinciales, el incremento osciló en el 2010 y 2011 en torno al 25%. Pero el principal problema no radica en el cómputo sino en el propio fenómeno inflacionario, que se ha estabilizado muy por encima del promedio internacional o regional.

La carestía provoca un deterioro de los ingresos populares que socava las mejoras salariales y de ingresos sociales. Este impacto ha sido muy significativo en alimentos y vivienda y comienza a extenderse a los servicios. La carestía neutraliza la asignación por hijo y tiende a situar nuevamente el porcentaje de la pobreza en torno al 30% y la indigencia cerca del 15%30.

Muchas causas se conjugan para producir el resultado inflacionario, pero los precios esencialmente aumentan para mantener las altas tasas de rentabilidad de las grandes empresas. Esta es la principal razón del flagelo. Los grupos capitalistas más concentrados aseguran beneficios con remarcaciones que sólo ellos pueden disponer. La inflación actual no obedece como en el pasado al quebranto fiscal (como sostienen los neoliberales), ni expresa una pugna distributiva (como piensan algunos economistas K). Refleja fuertes restricciones de la oferta por insuficiencia de inversiones en un período de alta rentabilidad empresarial.

Los precios son empujados hacia arriba por una baja provisión de productos frente a una demanda recompuesta. Resulta imposible satisfacer con la misma capacidad instalada los nuevos pedidos de compra. La inflación muestra así cómo el modelo, a pesar de todas las prebendas otorgadas, no logra expandir el abastecimiento de mercancías.

Existe una crítica liberal a este resultado que enfatiza el impacto adverso de la intervención estatal sobre el comportamiento de los precios. Esta postura da lugar a una andana de insultos contra el secretario de comercio, que se ha convertido en el principal blanco de la presión mediática. El objetivo de la campaña anti- Moreno es recrear un ambiente favorable a la “libertad de precios”, es decir a la impunidad de las grandes empresas para remarcar sin ninguna restricción

Cualquier planteo progresista debe situarse en las antípodas de esta actitud, sin olvidar que ha sido Moreno el que destruyó el sistema estadístico nacional y los cuadros profesionales y técnicos, formados por el Estado durante décadas y que gozaban de prestigio y respeto internacional.

Desde hace varios años el gobierno intenta infructuosamente atenuar el ascenso de los precios, a través de negociaciones con las cúpulas empresarias. Los capitalistas prometen pero nunca cumplen. Disfrazan los incrementos o los distribuyen en distintos puntos de las cadenas de comercialización

Algunos economistas K suponen que esta distorsión se auto-corregirá mediante la continuidad de un alto consumo que arrastrare a la inversión. Pero aquí aflora una ingenuidad simétrica al imaginario neoclásico, que espera ampliaciones automáticas de la demanda por un efecto expansivo de la oferta. Con la versión invertida de la teoría del derrame se supone que los capitalistas responderán a la continuada corriente de compras con espontáneas inversiones, sin evaluar riesgos o rentabilidades.

La nueva apuesta oficial se orienta a inducir una baja paulatina de la inflación, mediante topes salariales que induzcan a la inversión. Pero hasta ahora los grupos formadores de precios mantienen una actitud conservadora, que no modificarán por el simple efecto de las exhortaciones.

Sostenemos que la batalla contra la inflación no fracasa por exceso de controles, sino por el carácter timorato de esa supervisión. Un programa popular de superación del flagelo inflacionario debería basarse en presupuestos más realistas. Para nosotros el control debe hacerse especialmente sobre los costos de producción y de intermediación. Esta acción también requeriría asegurar la desvinculación de los precios locales de las cotizaciones internacionales.

Como la inflación se ubica por encima del 20% y la valorización anual del dólar no supera el 7, tal vez el 10% este año, se ha consumado un desfasaje que genera tensiones cambiarias. Más que un “retraso del tipo de cambio” se ha producido un “adelanto de la inflación”. Este tipo de brechas arrastra una larga historia en Argentina y frecuentemente acompañó las etapas de recuperación pos-devaluatoria.

Recordando estas experiencias llueven las advertencias contra la repetición de la tablita de Martínez de Hoz o la convertibilidad de Cavallo. El establishment propone equilibrar el precio del dólar con las tradicionales medidas de empobrecimiento de la población. No invierten, pero se lamentan del “deterioro de la competitividad”. No mejoran el abastecimiento local, pero objetan el control de las importaciones que ejerce el gobierno para resguardar los dólares.

En diciembre pasado se verificó la primera pulseada para definir cuál será el ritmo y la magnitud del ajuste cambiario. Los grandes grupos exigieron celeridad, el gobierno rechazó esta imposición y ganó la pulseada, con medidas de corto plazo respaldadas en el alto nivel de las reservas

Fijó restricciones a la compra minorista de dólares, restauró la obligación de las empresas mineras y petroleras de liquidar localmente las divisas de las exportaciones e introdujo ciertos controles impositivos. También evaluó la posibilidad de recrear los viejos desdoblamientos del mercado cambios, entre operaciones comerciales, financieras y de turismo. Esta posibilidad está latente si la Cuenta Corriente (ingreso y salida de divisas) viera declinar su superávit en forma significativa.

El modelo está afectado por una fuga estructural de capitales, que se verifica en la casi duplicación de las salidas del 2010 (21.500 millones de dólares frente a 11.400). Esta sangría ya suma 87.380 millones desde 2003, es decir un monto muy relevante frente a reservas que totalizan algo más de 47.000 millones.

La salida de fondos triplica a las de Brasil o México. Ya hay 134.000 millones de dólares en el exterior frente a un PBI estimado en 430.000 millones. Esta cifra ha crecido en forma constante desde el 2001 cuando era de 81.875 millones.

Como en otros gobiernos, se intenta contrarrestar la fuga con medidas administrativas (declaraciones juradas de operaciones) y convocatorias a la “confianza en el país”. Pero la inefectividad de estas respuestas salta a la vista. Las transferencias tienden actualmente a incrementarse para compensar los efectos de la crisis europea

Se estima que 6000 millones de dólares salieron el año pasado por pedidos de las casas matrices a sus filiales. Por esta razón la reinstauración de restricciones a la remisión de utilidades se ha tornado impostergable. Amparados en 50 tratados bilaterales de Inversión (TBI) que permiten el libre flujo de fondos, las compañías manejan el movimiento de capitales a su arbitrio, sin ninguna restricción efectiva.

Algunos economistas afines al kirchnerismo solicitan restaurar la legislación de los años 70, que establecía plazos mínimos de inmovilización de fondos, otorgando al Estado facultades para bloquear los giros en situaciones críticas. Pero hasta ahora el gobierno no se atrevió a implementar una elemental medida de resguardo nacional.

Fisco, deuda, bancos

El superávit fiscal que acompañó durante varios años al modelo ha quedado atrás y comienza a reaparecer el viejo desbalance que tradicionalmente acosó a las finanzas públicas. Sin los auxilios del BCRA y los intereses del Fondo que administra la ANSES, las cuentas oficiales cerrarían con un rojo creciente

Las agudas complicaciones que enfrentaron varias provincias (Santa Cruz, Rio Negro) para pagar sueldos o cumplir con los contratos son ilustrativas del bache fiscal. El Estado nacional monopoliza el 70% de la recaudación y gotea en forma discrecional los fondos excedentes. El financiamiento público con ahorros del ANSES es una bomba de tiempo. Descapitaliza a un organismo que debería afrontar ante todo la mora en la liquidación de las jubilaciones. Diariamente esa institución recepta más de 500 demandas por incumplimiento de esa obligación. El gobierno afirma que maneja con seriedad esos recursos, pero en los hechos ha bloqueado la difusión de 211 informes de la Auditoría General de la Nación.

La magnitud del problema fiscal salió a flote con el plan de recorte de subsidios a los concesionarios de servicios públicos. El déficit generado por esos pagos y las transferencias a las empresas crecieron en forma exponencial desde el 2003, bajo una maraña inmanejable de disposiciones.

No es consistente la presentación oficial de estas erogaciones, como una exigencia del período pos-convertibilidad para sostener el consumo con bajas tarifas. Estos precios auxiliaron también durante años las residencias de la clase alta y actividades tan suntuarias como los hipódromos y los casinos. En los hechos simplemente se mantuvo el esquema de privatización menemista para prorrogar los compromisos contraídos con los concesionarios.

La decisión posterior de “argentinizar” estas erogaciones con transferencias a empresarios amigos acentuó el despilfarro de recursos. El Estado perdió fuentes de recaudación y garantizó duopolios (como telefónica y Telmex que eludieron la prestación universal). Las ventas de paquetes accionarios a grupos nacionales (como el ingreso de Electro-Ingeniería a Metrogas) no aportaron ningún beneficio al sector público.

Frente al crítico escenario actual el gobierno ha decidido achicar las pérdidas que ocasionan los subsidios, reduciendo los mismos con un previsible impacto en las tarifas. Las boletas de electricidad, gas y agua que llegan a los barrios de altos ingresos con incrementos de 150-400% ilustran las consecuencias que podrían tener aumentos significativos de las tarifas.

Seguramente el ajuste será gestionado con tanteos y evaluaciones de la reacción popular y por esta razón el anuncio inicial de mantener las viejas tarifas para el 10-15% de la población fue posteriormente extendido al 65%. Pero si es así el déficit persistiría y habría que recortar por otro lado.

Los funcionarios diseñan planes para diferenciar las tarifas asistenciales, que se mantendrían invariables de los nuevos precios que afectarán al resto de la población. Pero en el caso del transporte es evidente que no sólo los receptores de ayuda social requieren el subsidio. Es una necesidad de la mayoría de los pasajeros para ir a trabajar. Los ministros hablan todo el tiempo de “ajustes redistributivos” pero sin aclarar nunca cual es el costo de los servicios que obligaría a introducir los aumentos. Este secreto es resguardado de cualquier auditoría, para ocultar los enormes lucros de los concesionarios.

El desbalance fiscal induce a muchos funcionarios a reconsiderar la opción del endeudamiento. La deuda pública bruta del Estado en 2011, computando los intereses adeudados al Club de París y el monto de los bonistas que no aceptaron el canje, ronda los 188.000 millones de dólares, un 44% del PBI. Un 40% de ese monto está pesificado y en gran medida circula dentro del propio sector público. Aunque esta gravitación de la deuda inter-estatal transfiere el riesgo al sistema previsional, existe una significativa reducción de la carga en relación al producto, las exportaciones o las reservas. Si se considera la deuda “exigible”, esto es la expresada en moneda extranjera en manos de privados y organismos, está en el orden del 13% del PBI. También los pagos de intereses son muy inferiores a la media del pasado o a la hipoteca que actualmente enfrenta cualquier país desarrollado.

Sin embargo los servicios de la deuda de este año alcanzan a 15.000 millones de dólares, los vencimientos de capital se refinanciarán y los intereses de la parte de deuda en moneda extranjera se pagaran con reservas. Cuando la presidenta justifica la inexistencia de inversiones públicas por los pagos que heredó el Estado de esa catástrofe (19.641 millones de dólares en BODEN 2012), está justificando una erogación que deberían haber soportados los bancos responsables del corralito.

Alertamos que el re- endeudamiento implicaría retomar el ciclo que tantas veces asfixió a la Argentina, sería por demás contradictorio con el planteo oficial de “desendeudamiento”, que utiliza divisas del Banco Central para cancelar compromisos externos.

Los injustificados egresos que afronta el Estado se reducirían anulando las concesiones de servicios públicos y los ingresos adicionales que requiere el fisco podrían surgir de una reforma impositiva progresista. Esta solución ha sido hasta ahora ignorada por el gobierno que se debate entre la alternativa de cortar gastos con ajuste o mantenerlos con nueva deuda y mayores adelantos del BCRA. Así hay un fuerte debate en su interior sobre el rumbo a seguir. El retorno al mercado financiero es tanteado desde hace meses con aproximaciones al FMI y negociaciones de la deuda pendiente con el Club Paris. Este pasivo trepó, sin ninguna justificación, de 2260 millones de dólares a unos 8.000, si se computan los intereses devengados

Pero repitiendo la cancelación anticipada al FMI se discute pagar toda la cuenta, sin realizar ninguna revisión de un pasivo que mayoritariamente fue contraído por la dictadura y está muy sospechado.

El chisporroteo que opuso al gobierno con los economistas del establishment sobre la forma de encarar esos pagos, usar reservas o ajustar el presupuesto, se ha reactivado con la reciente reforma de la Carta Orgánica del Banco Central. La derecha ha puesto el grito en el cielo por este cambio afirmando que pretende financiar el bache fiscal con emisión. Exigen retomar una estricta correspondencia de los pesos en circulación con las reservas en divisas, pero jamás tuvieron esta disciplina cuando gobernaron y el rigor que demandan ahora obedece al interés de los acreedores, que buscan asegurar sus cobros con mayor respaldo del Estado en moneda extranjera.

La estricta proporción que exigen para la emisión no es un antídoto de la inflación, en la coyuntura actual la carestía tiene raíces más estructurales que monetarias. Ese peligro efectivamente reaparecería si la persistente carencia de inversión conduce a un desborde de monetarización del gasto público.

La propuesta oficial parte de erradicar una rémora de la dictadura ligada a la idea de la convertibilidad, aunque ha negado la erradicación de otra rémora, la Ley de Entidades Financieras aún vigente. En concreto la reforma amplía la disponibilidad de fondos que el BCRA puede transferir a la Tesorería, tanto para el pago de deuda como para tapar baches financieros. Pero en los últimos años esta flexibilización se ha instrumentado en la práctica sin ningún cambio de legislación. Un objetivo central para el gobierno es ampliar el bajísimo nivel de préstamos de largo plazo – y poder orientarlos- en un marco de alta liquidez con el fin de ampliar el financiamiento del Estado.

Al cabo del proceso de reorganización del sector financiero que siguió al 2001, la concentración de la actividad bancaria se ha incrementado. De las 400 entidades que había en los años ‘70 sólo quedan 90 y las primeras 12 manejan más del 50% de los créditos y depósitos. La depuración del sistema se ha consumado, pero la expansión crediticia no se vislumbra por ningún lado. Los bancos realizan excelentes negocios con tarjetas para sostener el consumo, pero no aportan préstamos hipotecarios

Han amasado enormes utilidades en los últimos años mediante operaciones de intermediación y manejo de la deuda pública. Pero el porcentaje del crédito en relación al PBI se reduce al 12% (frente al 45% de Brasil)

La reforma del BCRA también intenta reactivar el crédito con algunas regulaciones, resaltando la vigencia de un giro internacional hacia mayores supervisiones. Pero lo que ha imperado en Europa y Estados Unidos desde el 2008 es un generalizado socorro a los banqueros con fondos públicos, que no debería ser tomado como referencia para ningún cambio del sistema.

En cualquier caso, los problemas que enfrenta el modelo en la esfera productiva no serán resueltos con artilugios monetarios. La iniciativa se ubica, además, muy por detrás de otra propuesta oficialista de anular ley de entidades financieras vigente, para asignarle a la actividad financiera un status de servicio público.

Para los Economistas de Izquierda es indispensable ampliar la autonomía monetaria, pesificar la economía y recrear el crédito. Pero estos requerimientos están obstruidos por los desequilibrios estructurales del modelo actual

La mayor flexibilidad en el uso de reservas que habilita la reforma debiera utilizarse para respaldar proyectos productivos y no el pago de la deuda. La suspensión unilateral de los pagos y la auditoría e investigación de la deuda es una propuesta que mantiene su vigencia, que debiera ser acompañada por las medidas de nacionalización requeridas para comenzar así a forjar el sistema bancario que necesita el país.

EDI - postaporteñ@ 749 - 2012-04-12 21:12:24
postaporteñ@_______________________________

?El 90% de los que Fuimos Tupamaros YA NO LO SOMOS?

 

MARÍA TOPOLANSKY - EX DIRIGENTE DEL MLN-TUPAMAROS

 

María Elia Topolansky, hermana de Lucía Topolansky, fue una de las primeras integrantes del Movimiento de Liberación Nacional (MLN)-Tupamaros pero hoy se define como independiente

Vive a pocos kilómetros de Paysandú, en una chacra donde hace varios años funcionó la primera base tupamara del departamento. Las siete hectáreas que pertenecieron a la familia de Graciela Estefanel, una de las cuatro personas fusiladas de Soca, funcionó como centro de entrenamiento. Al retornar al lugar tras su liberación, encontró allí escondidas varias armas que no fueron localizadas por los militares. La melliza de la primera dama recibió allí a Ultimas Noticias junto a su compañero y a "Pulgosa", hermana de Manuela, la perra del presidente José Mujica.

Era joven cuando ingresó al MLN ¿Se arrepiente de algo?

-Ingresé a los 20 años y lo volvería a hacer. El método, tomar las armas, depende del momento histórico; el objetivo, cambiar la sociedad por una en que todos tengamos iguales posibilidades, en que todos podamos cubrir nuestras necesidades por igual, sigue vigente. La lucha armada fue un método, no el fin. Lo que fue válido en ese momento y lo que es válido hoy es el objetivo de transformar esta sociedad en algo mejor.

-Hace pocas semanas el Estado asumió la responsabilidad por el asesinato de María Claudia García. ¿Qué opina?

-Creo que quizá fue el hecho más importante de los últimos tiempos. Uruguay no podía seguir adelante sin intentar mirar hacia atrás, conocer lo que había pasado. La ley de Caducidad primero y el discurso desde el poder de Sanguinetti después, trataron de silenciar las verdades que con la vuelta de la democracia empezaban a aparecer. El acto del 21 de marzo se transformó en un hito porque oficializó de manera pública (la sentencia pedía especialmente que se transmitiera por los medios de comunicación para asegurar su difusión) que acá, en nuestro país, hubo terrorismo de Estado.

-¿Debería asumirse la responsabilidad por el resto de los desaparecidos?

-El terrorismo de Estado abarca a todos los desaparecidos, a todos los asesinados, a todos los torturados, a toda la sociedad que vio cercenados sus derechos más elementales y eso se reconoció en el acto del 21. Es el contexto de la desaparición de María Claudia.

-¿Qué siente al ver que pasaron tantos años y aún hay crímenes de la dictadura que no se resuelven?

-Hace años que milito por Verdad y Justicia. Cuanto más tiempo pasa más difícil es encontrar pruebas y demostrar los hechos pero hay un solo camino. Hay que seguir.

-El MLN, ¿tendría que pedir perdón?

-El MLN tendría que hacer un balance autocrítico: ubicar en su contexto errores y aciertos. El Estado con todo su aparato es quien comete los delitos de lesa humanidad.

-Las familias de los detenidos desaparecidos aseguran que los militares han mentido en todo. ¿Qué opina al respecto?

-Los militares han mentido.

-El presidente Mujica ha planteado su idea de liberar a los militares presos por entender que son “viejos” y los “viejos” no deberían estar presos. ¿Usted qué opina?

-Creo que quienes están presos por delitos de lesa humanidad, deben purgar sus penas.

-¿Por qué dejó el MLN?

-El MLN cumplió su papel en un determinado contexto histórico. Pasado ese momento si quería continuar  como entidad política debía primero juntar a todos sus militantes poner en común análisis y balances y empezar una nueva etapa. No lo hizo.

- ¿Se cometieron errores?

-Toda fuerza política que camina tiene siempre errores y aciertos. Yo por ejemplo tengo mi balance personal porque no lo pusimos en común. Yo pienso que en determinado momento el MLN hizo una desviación militarista, hubo compañeros que en cierto momento confundieron el método con el objetivo. Éramos una organización política cuyo método de trabajo era la lucha armada. No éramos soldados, no éramos combatientes, eso es mentira.

Debías ser consiente y estar totalmente politizado para saber que eso era una herramienta y no el poder en sí mismo. Pero ese es un peligro que se corre en el momento de usar un arma.

-¿Cómo ve al MLN y al MPP en la actualidad? ¿Se han visto afectados por los cargos o los ideales permanecen intactos?

-El MLN actual no sé lo que es y qué papel juega. El MPP es un grupo más del FA con todas las virtudes y todos los límites de todos los grupos del FA

-¿Se siente representada por la estructura actual del FA?

-Creo que el problema del FA no es de estructuras sino de contenidos.

-¿El FA se está convirtiendo en un partido tradicional?

-En ciertos aspectos, sí. Es un Frente Amplio y como todo frente tiene sus debilidades y es que no hay una comunión total de ideas. Es verdad que tiene que gobernar dentro de unas estructuras que estuvieron hechas para gobiernos blanquicolorados, que para mí son lo mismo, y esas estructuras son viciosas. Hay límites para gobernar pero se puede llegar a esos límites y hacerles un poco de fuerza, o no hacer eso y ser muy puntillosos y buscar los consensos. También es verdad que la estructura del aparato del Estado absorbió al FA.

TRECE AÑOS DE RECUERDOS ENTRE DOLOR, HORROR Y ESPERANZA

María Topolansky estuvo trece años detenida después de haberse fugados dos veces de la Cárcel de Cabildo. En su charla con U.N. recordó el dolor de compartir la celda con Sara Méndez por la “crueldad” del coronel (r) Jorge “Pajarito” Silveira, quien al pasar por el pasillo le decía: “Méndez, algún día me voy a poner a pensar dónde dejé a Simón”.

Otras compañeras, en cambio, tenían a sus hijos y sus visitas eran una “vía de información. Los niños tenían visita directa con las madres y las abuelas siempre les decían que contaran alguna cosa. Ellos jamás se olvidaban”.

Con el rostro todavía húmedo por las lágrimas derramadas al recordar a los niños, Topolansky recordó el hito del plebiscito de 1980. “Ese domingo no sabíamos qué quería decir el silencio. Al otro día, a las 10 de la mañana, en los altoparlantes comenzó a sonar música y una voz de mujer dijo: en el día de ayer se llevó a votación la propuesta de reforma electoral y salió el no”

En el relato siguió llorando: “Todo el penal empezó a golpear y los milicos no nos podían parar. A mí la sensación que me dio es que empezaba a salir en libertad”

Al final, la libertad llegó. “Estábamos en el cuarto piso y desde el corazón mismo del edificio se sentía a la gente gritar. Era una cosa que no podíamos comprender. Eso fue como un sueño y los milicos no nos querían soltar en la muchedumbre”, recordó. Eran veinte presas, de las que salieron 16 en camionetas separadas. “No me olvido más de un muchacho, que a esta altura debe ser un viejo, que se tiró sobre la camioneta y me dio un beso. ¡Cuántos años hacía que un hombre no me daba un beso!”. Y la risa corta el llanto.

SOÑAR CON LA MUERTE

María Topolansky estaba casada cuando ingresó en 1966 al MLN-Tupamaros. Su marido, Leonel Martínez, murió en un enfrentamiento con la Policía el mismo día que ella fue apresada. María estaba en un plantón cuando le avisaron que había muerto. Al día siguiente le mostraron un recorte de diario pero aún así no les creyó. “Hasta que un día me llevaron a una celda donde había una tarima con un colchón y un sobre azul. Y me dijeron que me podía sacar la capucha. Abrí el sobre y tenía fotos de la Policía Técnica de Leonel muerto. Pensando que no podía darles el gusto de llorar, no pude hacer el duelo. En la cárcel soñaba todas las noches con esa foto. Ese sueño se repitió durante muchos años”, explicó. Para evitar soñar, optó por no dormir y así se le cayó el pelo. Después durmió pero el sueño se repitió todas las noches durante varios años.

EL CRIMEN DE PASCASIO BÁEZ FUE “TREMENDA EQUIVOCACIÓN”

La ex guerrillera María Topolansky calificó la muerte del peón rural Pascasio Báez como “un asesinato” y admitió que el MLN cometió “una tremenda equivocación” al ejecutarlo. En cambio, defendió los “asesinatos políticos” como el del agente del FBI Dan Mitrione.

Para María Topolansky hubo dos tipos de muertos para el MLN: en enfrentamientos y ejecutados. Entre todos ellos destacó la muerte del campesino Pascasio Báez como “una tremenda equivocación, algo mal hecho, una mala valoración. Creo que fue un asesinato. No lo comparto y no lo compartí en ese momento cuando me enteré”.

Topolansky explicó a Ultimas Noticias que “los ejecutados eran individuos que el MLN entendía que eran símbolos de lo que se quería destruir. Su ejecución era como un acto máximo en el camino de esa destrucción. Eran asesinatos políticos”. En ese sentido, explicó que se trataba de una “decisión fría”.

A modo de ejemplo recordó la ejecución de Dan Mitrione, agente del FBI que llegó a Uruguay para colaborar con los militares. “Nosotros matamos a Dan Mitrione porque él había venido al Uruguay a enseñar a torturar. Así de sencillo”, contó. Afirmó que ejecutarlo implicaba matar la injerencia del “imperio porque Mitrione era un ciudadano norteamericano, con todo el respaldo de Estados Unidos. Eso formaba parte de un acto político y tenía sentido”.

Para la ex tupamara otro tipo de casos eran los que se daban en enfrentamientos con la Policía. “Cada vez que uno lleva un arma y está dispuesto a usarla puede haber un muerto. Podés morir vos o puede morir el otro, pero es un muerto distinto porque es consecuencia de la elección de ese tipo de método”, afirmó

En ese sentido, manifestó que las muertes fueron a consecuencia del método. “Lo que podemos preguntarnos es si fue adecuada o no la elección de la lucha armada, pero no nos olvidemos de que toda América Latina estaba en armas”, apuntó.

Después de la lucha armada, Topolansky siente que sus compañeros de militancia son “amigos con mayúscula” aunque la mayoría está fuera del MLN. “A la salida de la cárcel pensaba que era necesario que nos sentáramos todos juntos a reflexionar, pero no se pudo o no se quiso hacer. Eso llevó a cada uno por su camino. Hoy, el noventa por ciento de los que fuimos tupamaros no lo somos. Seguimos pensando que hay que transformar esta en una sociedad más justa, donde el eje sea el hombre y no el dinero y cada cual milita donde puede”

Recordó que a la salida de la cárcel, “se hicieron algunas reuniones generales y se siguió medio a lo loco. Nunca hubo una instancia en la que estuviéramos todos juntos para mirarnos a los ojos

De todos los que éramos, solo hay un pequeño grupo que está en la picota pública y hay una inmensa mayoría que no está”. A su juicio, esto se debió a que “no se hizo la autocrítica y cada uno resolvió como pudo. Y lo más sintomático es que no dejamos de lado nuestras ideas. Todos seguimos pensando que hay que transformar esta sociedad en una mejor”.

“EN EL NUNCA MÁS, VÁZQUEZ SE EQUIVOCÓ”

La ex tupamara María Elia Topolansky siente un franco rechazo al concepto de “nunca más” planteado durante el gobierno de Tabaré Vázquez y asegura que la idea “fracasó porque se fomentaba la teoría de los dos demonios”.

En ese sentido, indicó a U.N.que el planteo de “nunca más uruguayos contra uruguayos” no es correcto porque “no dijo que se oponía al terrorismo de Estado. En el ‘nunca más’, Vázquez se equivocó. Usó los dos demonios”. Según esta teoría, hubo dos partes que se enfrentaron en una guerra interna, lo que iguala al MLN con el Estado.

Sin embargo, destacó que la idea no se limita al ex presidente sino que en la actualidad “hay muchos tupamaros que fomentan esa teoría. Desgraciadamente los hay”. Las discrepancias que tiene respecto a la manera en que el gobierno de Vázquez abordó el tema se extienden en parte al gobierno actual, dado que no está de acuerdo con la visión del presidente José Mujica respecto a la necesidad de dejar que los militares procesados terminen sus años en sus casas.

Más allá de las diferencias sobre estos temas, Topolansky cree que “el gobierno del FA ha sido el mejor en mucho tiempo en el Uruguay. No sé si colma las expectativas de la gente porque las expectativas son algo manipulable. No sé si la gente sabe lo que necesita para ser feliz o si cree que para ser feliz debe poder comprarlo todo”. Respecto a su relación con su hermana Lucía, señaló que es “común y silvestre”.

Con la mirada puesta en su perra “Pulgosa”, señala: “Nosotras somos las desconocidas y nuestras hermanas, las famosas”. Sobre este punto, aseguró que con el tiempo “se aprende a valorar la importancia del anonimato. Cuando me confunden con mi hermana, me dicen todo tipo de pavadas. A la gente le gusta acercarse al poder”.

Por Ana Fumón ULTIMAS NOTICIAS 9/4/12

 

ACLARANDO a María Topolansky

Tupamaros vs. MLN actual, parte IV

Recientemente se divulgó en la prensa un reportaje a María Topolansky, llamada con cariño “la Parda” por sus compañeros.

“El 90% de los que fuimos tupamaros ya no lo somos” dice la compañera María Elia.

Esa afirmación tiene algunos defectos:

- en primer lugar, le cede el honroso nombre de tupamaros al núcleo harto restringido del MLN

- en segundo lugar no tiene en cuenta la internacionalidad del concepto de tupamaro, que es generado por los colonizadores godos sobre la base del inca rebelde Tupac Amaru

- en tercer lugar prescinde de las raíces históricas del tupamarismo, encendidas en Uruguay por el grupo de Pedro Viera y Venancio Benavídez en 1911 en el grito de Asencio, pero fundamentalmente por Tupac Amaru en la Gran Rebelión en 1780.

- Por último: ignora a la multitud de tupamaros anónimos, auténticos criollos rebeldes, luchadores por la liberación nacional.

¿El MLN es tupamaro?

El MLN actual es un núcleo muy restringido, anquilosado, compuesto de una pseudo élite de “cuadros” entre los cuales se cuentan varios ministros y dirigentes políticos del gobierno actual y que cuenta como dirigente al histórico Julio Marenales.

El obvio apoyo del MLN actual a este gobierno lo está alejando del concepto clásico de tupamaro como criollo rebelde, luchador por la liberación nacional.

El principal representante moderno del concepto de tupamaro, Raúl Sendic, llamado el Bebe por quienes lo veneramos, se escindió del MLN poco antes de su muerte, en gran parte debido a las desviaciones ideológicas de esta organización y a los intentos de sus dirigentes de radiarlo del mismo. Sendic se distanció palpablemente de Mujica, a golpes, en un episodio conocido.

El gobierno actual no es tupamaro

El gobierno actual, representado por su máximo líder el presidente Mujica está contrapuesto a la política de liberación nacional.

En primer lugar, tolera y hasta promueve la impunidad de los criminales de lesa humanidad tratando obviamente de enfriar la lucha contra la impunidad.

Esto se ha visto claramente primero en el episodio de Mujica solicitando a los legisladores que no votaran por la ley de anulación propuesta por todas las instancias del Frente Amplio y por su programa. Se vio luego en el episodio parlamentario en el que Semproni desacató el mandato de dichas instancias de la coalición. Si es que Semproni no gozara del apoyo tácito del MPP y por ende, del MLN, ¿por qué entonces fue apoyado recientemente por los mismos ante el Frente Amplio?

El propio presidente ha repetido hasta el cansancio que desea que los “viejitos” terminen de cumplir su sentencia en prisión domiciliaria, aludiendo a los criminales de lesa humanidad, no conforme con los privilegios de que gozan en las prisiones favorecidas en las que se encuentran actualmente. Su visita a Dalmao, procesado por su responsabilidad en la muerte de la militante del PCU Nibia Sabalsagaray no ha hecho más que subrayar su actitud conciliatoria.

No hablemos del ministro de defensa, el inefable Eleuterio Fernández Huidobro, que obviamente en la línea del presidente, primero promueve el envío de tropas uruguayas a Haití en abierta controversia con Cores y con los sectores populares, luego defiende a los ahora procesados militares por la muerte del químico chileno Berríos extraditados a Chile, luego sigue en contra de la anulación de la ley de caducidad, luego visita a Dalmao y actualmente hasta fomenta y logra conseguir curros para las fuerzas armadas, no conforme con que las mismas cuentan con los inconstitucionales recursos de marina mercante, aviación civil, meteorología y parques nacionales, rapiñados durante la dictadura.

El gobierno actual tolera y promueve las actividades de las empresas multinacionales de fabricación de pasta de celulosa, llegando a conceder cláusulas secretas en el contrato de la empresa Montes del Plata, dominada por las empresas la finlandesa Enso, la sueca Stora y la chilena de capitales norteamericanos Arauco.

También tolera la propiedad mayoritariamente argentina de las empresas sojeras, propietarias de 850.00 hectáreas de soja transgénica fumigadas con agrotóxicos como el glifosato prohibidos en algunas partes del mundo y probadamente nocivos para la vida humana.

El gobierno tolera o promueve la propiedad extranjera de los frigoríficos, ahora mayoritariamente en manos de capitales brasileños.

Todos estos factores mencionados anteriormente determinan un rumbo gubernamental claramente contrapuesto a la idea de liberación nacional y, por lo tanto, a la idea de tupamaro.

Internacionalidad del concepto de tupamaro

Como hemos dicho, el concepto de tupamaro fue acuñado por los colonizadores españoles a partir de la Gran Rebelión acaudillada por el inca Tupac Amaru.

Este movimiento de liberación promovía la independencia de España y la abolición de todas las formas de explotación de los aborígenes y de los esclavos africanos y su liberación de las cadenas esclavistas.

Este concepto proviene entonces de zonas de Perú pertenecientes a los virreinatos del Río de la Plata y del Perú y es aún reivindicado en otras partes de América Latina.

Tupamaro es desde el origen del término todo criollo rebelde, luchador por la liberación nacional. Esto no se debe circunscribir a las fronteras de nuestra república.

Raíces históricas nacionales

Las vibraciones del Grito de Asencio, realizado por un puñado de patriotas con Venancio Benavídez y Pedro Viera “Perico el bailarín” a la cabeza, perfilaron sobre las cuchillas orientales un perfil histórico: el tupamaro de la Banda Oriental. Luego del Grito de Asencio, realizado sobre las orillas del Río Negro en el actual departamento de Soriano, miles de tupamaros siguieron a las fuerzas de liberación encabezadas por Artigas y se enfrentaron con las armas a los colonialistas.

Pero fue durante el Éxodo del Pueblo Oriental en que una multitud de patriotas que siguieron a Artigas demostraron que no eran sólo los hombres armados los tupamaros, sino que extendieron el concepto a todos aquellos que apoyaban sus ideas.

Históricamente los principios orientadores del concepto de tupamaro fueron liberación nacional y enfrentamiento con las fuerzas represivas con o sin armas. Luego Artigas profundizó y definió más la ideología tupamara y la tradujo en términos de democracia y justicia: la soberanía es del pueblo que delega su poder en sus representantes, reforma agraria y federalismo como forma de organización.

Cuando a mediados de la década de 1960 otro puñado de patriotas adopta el nombre de Tupamaros y comienza a actuar con este nombre, está sin duda reclamando la herencia de los ideales que los tupamaros históricos a partir del Grito de Asencio habían estampado sobre las cuchillas y los cerros y entre el monte y las aguas uruguayas y con los cuales se identificaron y se identifican frente al pueblo oriental.

Los Tupamaros, por medio de sus fuertes vínculos con la lucha de los cañeros y su líder Raúl Sendic “el Bebe”, prohijaron tenazmente la idea de “tierra para quien la trabaja” que lleva a reforma agraria, reivindicación definitoria de la revolución socialista en nuestro país.

El Movimiento 26 de Marzo histórico y los Comités de Apoyo a Tupamaros trasladaron, como en el 1800 el Éxodo, el concepto de tupamaro a ser apoyado por miles de uruguayos que no tomaban las armas, pero coincidían con los principios tupamaros de liberación nacional y por ende reforma agraria.

El concepto de tupamaro se asoció entonces los atributos centrales y característicos de idealismo capaz de arriesgar todo-tortura, prisión, exilio, salud, bienes- por los principios de justicia y por ende reforma agraria como consecuencia del mismo, liberación nacional y enfrentamiento con las fuerzas represivas que custodian los privilegios de los poderosos.

 Todos los uruguayos opuestos a la dictadura y sus procedimientos opresivos-el abuso sistemático, el atropello a las libertades y el sojuzgamiento- tuvieron al ideal tupamaro como su contrapartida, no menos cuanto que los militares ungieron a éste como su principal enemigo.

Luego de la dictadura, no cabe duda de que éste fue un motivo importante para el ascenso político de figuras asociadas con este arquetipo. La gente prefería a figuras asociadas con los principios democráticos, la justicia y el enfrentamiento con el monstruo militar creado antes y durante el período dictatorial.

Muchas veces la prensa y la opinión pública califican erróneamente de tupamaros a quienes en realidad representan todo lo opuesto, como el MLN actual y sus referentes más notorios, y aun al ministro de defensa Eleuterio Fernández Huidobro, pese al alejamiento de éste  ya sea del MLN como de todos los principios tupamaros.

Reivindicamos la existencia de tupamaros anónimos, como aquellos que se jugaron, algunos hasta su muerte, resistiendo o arriesgando heroicamente todo por los ideales mencionados: tortura, prisión, exilio, pérdida de bienes y de salud.

Ricardo Ferré

Tupamaro, profesor de la Universidad de Lund, Suecia

 

 SOBRE el REPORTAJE a La Parda

Lejos de mi ánimo está la osadía de pretender enmendarle la plana a la admirada Parda.

 Apenas subrayar que ese 90% de tupas no han dejado de ser tupamaros en su inmensa mayoría.

Los auténticos tupamaros NUNCA dejan de serlo, apenas se repliegan, pero siguen confiando y actuando en función de sus arraigadas convicciones que provienen de indiscutibles bases científicas e históricas, de cifras, gráficos y tendencias que no provienen de los discursos gubernamentales.                                           

En la caleidoscópica "bouillabaise" que fue el MLN (Q.E.P.D.) había de todo como en botica. La dictadura fue un catalizador que hizo precipitar el oro y sobrenadar la escoria.

 Es tiempo de decantación y de separación de la paja del trigo. Duele saber que quien pagará el pato - como siempre - es el violado en reiteración real, el conocido Juan Pueblo; que en el caso particular del paisito dónde nos tocó nacer carga con su cuotita de responsabilidad. Pero ese es tema pa' otra charla.

Un abrazo fraterno a la distancia y deploro que su perrita no haya llegado a ser tan famosa como su hermana.

En éste país los ascensos no son por  concurso y méritos.

                            MAU-MAU          

- postaporteñ@ 748 - 2012-04-11 17:56:11
postaporteñ@_______________________________

200 años de dominio en la Banda Oriental del Uruguay

 

 por RODRIGO VESCOVI

RESUMEN

 Los libertadores y las independencias nacionales de América, lejos de liberar a los seres humanos de la desigualdad social impuesta por la colonización, ayudaron a desarrollar un sistema basado en la propiedad privada y el trabajo asalariado.El capitalismo siempre ha sido antagónico a los intereses de las comunidades indígenas y cimarronas, de ahí su resistencia.

Ruptura de la comunidad y resistencia

Me matan si no trabajo, y si trabajo me matan <1>

Como en otras partes de América, la irrupción del sistema colonial alteró la vida de los indígenas que habitaban al este de los ríos Paraná y Uruguay (hoy territorios argentinos y uruguayos).

La economía cambió radicalmente, pasó de ser autónoma y suficiente a estar limitada por las condiciones que impusieron los colonos. La introducción del caballo y el ganado vacuno; la instalación de chacras y de estancias y la formación de pueblos guaranís por misioneros transformaron el territorio oriental y, por lo tanto, el hábitat indígena.

La tierra que era colectiva y estaba ligada a las migraciones estacionales de los indios, en muchos casos, no fue defendida ante el invasor, que se fue apropiando de ella.

El sistema excedentario pre capitalista violentó a grupos regidos por valores y formas de producir donde el interés común era la base social <2>

No tienen ni leyes, ni costumbres obligatorias, ni recompensas, ni castigos, ni jefes que mandarlos —escribía el español Félix de Azara sobre los charrúas. Tenían otras veces caciques que no ejercían ninguna autoridad sobre ellos. Todos son iguales, ninguno está al servicio del otro, a no ser alguna mujer vieja, que por carecer de recursos, se reúne a una familia o se encarga de amortajar y enterrar a los muertos <3>

La primera resistencia que encontró dicho sistema fue la de los indios. Más tarde, cimarrones y gauchos también lo rechazaron y se autoexcluyeron.Similares a la Araucanía chilena, la Pampa y la Banda Oriental de los ríos Paraná y

Uruguay fueron tierras de «indios bravos» que lucharon por mantenerse libres de la dominación española y, por lo tanto, de la explotación económica de colonos y autoridades.

Cuando los colonizadores españoles y portugueses empezaron a controlar tierras y ganado el indio estuvo condenado a sobrevivir a base de «pillaje», de la prestación de servicios al europeo y de actividades ocasionales.

En este contexto, las cuatrerías indígenas —por ejemplo de ranqueles y charrúas— se convirtieron en un estorbo para el comercio cristiano y oligárquico y fueron perseguidas en nombre de la civilización y el progreso. Debido a su diestra actitud para la lucha, se les pidió colaboración para la recuperación de territorios, pero finalmente fueron engañados y exterminados a sangre y fuego.

En el caso de los charrúas —cazadores recolectores y nómadas, al menos en la época de la conquista—, el invasor, europeo primero y criollo después, los fue desalojando de sus espacios itinerantes y por tanto de su libertad y los fue arrinconando en las zonas menos deseadas, y de mayor riesgo, por ser fronterizas. Ante estos hechos, los charrúas nunca dejaron de luchar. Su primer acto de resistencia se produjo en 1515, al matar al conquistador Solís y el último en 1832, cuando fueron exterminados por el ejército de la nueva República del Uruguay. Entre esas dos fechas, la batalla contra el invasor fue constante. En el siglo XVI, destruyeron fuertes y pueblos. Más tarde, cuando aprendieron a montar a caballo y fueron más efectivos en los combates, cercaron Montevideo y atacaron aldeas de misioneros y de indios sometidos.

Las tribus más agrícolas y sedentarias del área fueron pronto aculturadas por el conquistador. Guaraníes, arachanes, guenoas y chanaes realizaron trabajo servil en las encomiendas religiosas, estuvieron al servicio de los ejércitos reales y fueron mano de obra en agricultura, ganadería y construcción, pero también fueron desapareciendo debido al brusco cambio de costumbres.

A los charrúas también se les trató de domesticar —con mucho menos éxito que a otras tribus— mediante la creación de reducciones: asentamiento fijo, cuya vida política y civil estaba tutelada por sacerdotes y protegida por corregidores españoles. La reducción india estaba obligada a tener alcaldes y regidores, imponiéndole una organización política más efectiva para mantener el nuevo orden social que tantos privilegios otorgaban a sus beneficiarios. Un orden que no sólo rechazaban la mayoría de los indios sino otros explotados que, de tanto en tanto, intentaban formar comunas o sociedades alternativas.

Los esclavos de origen africano —casi todos nacidos en Brasil y Antillas y de lengua española o portuguesa— también protagonizaron levantamientos. A veces se sublevaban en los barcos que los transportaban, otras, en los barracones donde se los hacinaban en el puerto de Buenos Aires, en la bahía de Montevideo o Colonia, o finalmente ante sus amos.

Llegaron a ser el veinticinco por ciento de la población de la Banda Oriental y una seria amenaza para la consolidación del sistema clasista en la región.

Los zambos, hijos de la unión entre negros e indias, o viceversa, también constituyeron un grupo importante en la región y en la resistencia contra el colonialismo.

Las autoridades tomaron distintas medidas para sofocar las rebeliones: «se prohíbe a los negros libres y esclavos el uso de todo género de armas [...] y pronunciar discursos sediciosos tanto a libertos como a esclavos»< 4>

El acto de rebeldía de los negros orientales más importante fue la huida en masa que realizaron esclavos negros y libertos de Montevideo, en 1803, para instalarse en los bosques de las islas del río Yí y allí crear una especie de «república dos palmares» platense.

Según el Cabildo de Montevideo, que construyó un patíbulo para la ocasión, la fuga se produjo gracias a las «doctrinas subversivas de los marineros negros (haitianos) que venían en barcos franceses y anclaban en el puerto de Montevideo».

En Haití en 1801, dos años antes, se había abolido la esclavitud, se realizó una reforma agraria y se constituyó la primera república independiente latinoamericana.

No obstante, la desigualdad social y las penurias para los asalariados fueron, y siguen siendo, enormes. Ver al respecto la película Queimada, dirigida por Gillo Pontecorvo y protagonizada por Marlon Brando.

El filme que recomiendo —por no haber otro— para hacerse una idea de la importancia de «La república dos Palmares» es Quilombo,<5> titulado así porque en Brasil era cómo denominaban a sus comunidades los esclavos fugados <6>

En Argentina [y Uruguay] se dice popularmente que una institución, lugar o situación es «un quilombo» para indicar que es desordenado o caótico. Se utiliza también la expresión «armarse un quilombo» o «se armó un quilombo» para describir una riña confusa y violenta

El quilombo es así sinónimo del caos, pero la palabra ha llegado a esta significación después de un largo recorrido7> Originariamente era la denominación de los poblados negros escapados a la esclavitud y que se organizaban en forma autónoma; en el siglo pasado la palabra pasó a designar a los burdeles que prosperaban en Buenos Aires a partir del proceso de expansión urbana

En realidad este camino de desplazamientos semánticos, señala bien la relación ideológica entre desorden y grupos subalternos: el concepto que denominaba una realización de un grupo que se había vuelto exterior a la estructura social (los poblados de negros cimarrones) se extiende a una realidad interna pero marginal (los prostíbulos) y de allí pasa a designar el desorden en abstracto

El mismo proceso pasa en Catalunya con «casa de barrets» que designa también tanto a un burdel como a un desorden <8>

El fenómeno del indio indomable o del esclavo fugado se dio por casi toda América, sin embargo la rebeldía solitaria del gaucho es propia de la pampa y de la Banda Oriental de los ríos Uruguay y Paraná. No el único caso, pues hubo similares, como el de los llaneros del Llano, hoy venezolano.

La organización del ganado y el cercamiento de los campos provocaron la desocupación masiva de quienes se empleaban en el manejo y cuidado de ganado. Ese fenómeno dio origen al «hombre suelto» que, al faltarle el jornal, solventó su manutención de otra forma, abatiendo vacunos y extrayéndole el sebo y el cuero, de forma clandestina, para cambiar por yerba, tabaco, aguardiente y cuchillos.

Aventureros libres, valientes, baqueanos, resistentes al sufrimiento físico, ariscos, bravos y lúcidos como el yaguareté al que le codiciaban su guarida. Ásperos y hospitalarios, ágiles y vivaces a la vez que socarrones. Rápidos en el cuchillo, se jugaban la vida en cualquier eventualidad con un desprecio fatalista hacia la muerte.

La misma capacidad del indio como jinete y su misma habilidad para manejar la boleadora. El mismo enemigo que para el indio, el orden y la ley del hombre blanco. Pero unidos únicamente para vaquear y faenar. O tal vez buscar refugio en su toldería en caso de persecución <9>

Serafín J. García (1905-1985), claro exponente de la poesía gauchesca, ilustró en «El Orejano», que Jorge Cafrune popularizaría con voz y guitarra, la vida y pensamiento del gaucho.

Porque a mis gurises los he criado infieles

aunque el cura chille que irán al infierno,

pues de nada valen los que sólo saben

estar todo el día pirichando el cielo.

Porque aunque no tengo donde caerme muerto

soy más rico que esos que ensanchan sus campos

pagando en sancocho de tumbas resecas

al pobre peón que deja los bofes cinchando.

Por eso en el pago me tienen idea,

porque entre los ceibos estorba un quebracho,

porque a tuitos eyos le han puesto la marca

y tienen envidia al verme orejano.

Y a mí que me importa, soy chucaro y libre!

no sigo a caudillos ni en leyes me atraco

y voy por los rumbos clareaos de mi antojo

y a naides preciso pa’ hacerme baqueano

 

Debido a la miseria de muchos hogares, a las deserciones de guerras absurdas y a las ansias de libertad de muchos mozos, ese grupo social fue creciendo y mezclándose con los indios libres o negros fugados, sin reconocer gobierno ni ley. Fenómeno que la sociedad basada en el trabajo asalariado no podía tolerar.

Convenía mucho al servicio de Dios, del Rey y del común, el establecer una partida volante [...] que persiguiese y arrestase a los muchos malévolos, desertores y peones de todas las castas, que llaman gauchos y gauderíos, los cuales sin ocupación alguna y sin beneficio, solo andan vaqueando y circulando entre poblaciones [...] viven de lo que pillan, ya en changadas de cueros, ya en changadas de caballada robadas, y otros insultos para el tráfico clandestino, sin querer conchabarse con los trabajos diarios de las estancias, labranzas, ni recogidas de ganados, por cuya razón se halla todo en suma decadencia, y sin temor a nadie, ni a las justicias <10>

Iniciativas como las de este gobernador —que conducían a los gauchos a enrolarse a la fuerza en los ejércitos reales y nacionales, a los calabozos o entre la peonada de las haciendas— sumadas a una nueva transformación del campo, acabaron con el gaucho como «hombre suelto». Además, en tales circunstancias, para constituir familia, la mayoría no tenía más remedio que pasar al estado de peón.

Las estancias con corrales, tranqueras y alambrados hicieron innecesario el mozo de caballo, lazo, boleadoras y cuchillo. Igual que hicieron con Artigas, estancieros y autoridades enterraron al gaucho pero enseguida le levantaron un monumento y, años más tarde, lo convirtieron en símbolo de la independencia nacional

Privatizar la tierra, liberar el mercado

La gestión de la propiedad y la explotación de la tierra, y demás recursos naturales, también fue determinante para el pasaje de la sociedad colonial a la creación de naciones como Argentina, Uruguay y Paraguay.

Cuando se fundan las ciudades, como es el caso de Montevideo en 1726, la Banda Oriental estaba habitada por unas cincuenta mil personas, de ellas treinta mil vivían en ciudades, por lo tanto era una sociedad muy urbanizada. En el campo vivían los indígenas libres y los miles de indios agricultores de las misiones. Se calcula que eran más de dos mil los hombres sueltos, gauchos, negros alzados, contrabandistas, desertores y matreros. Luego estaban los agentes del orden, los comerciantes y la población que trabajaba en las chacras.

En la sociedad colonial de lo que hoy es Argentina y Uruguay, no había una aristocracia como en Perú o Chile, ni contaba con una nobleza de origen peninsular. Había un núcleo de poderosos latifundistas residentes en Buenos Aires, algo más de un centenar de familias, que eran originariamente funcionarios civiles y militares. Por debajo de ellos estaban los medianos comerciantes —dueños de pulperías y chacras— y universitarios, curas y militares.

El reparto de la tierra si bien al principio se intentó hacer con pequeños estancieros y colonos, pronto la acapararon latifundistas, muchas veces ausentistas que vivían en España, Buenos Aires o Montevideo. El mismo Cabildo de Montevideo confesaba en 1789 que faltaban tierras libres para darlas a los hijos y nietos de los fundadores de la ciudad. En sesenta años ya no había posibilidad para todos los colonos de ser propietarios, lo que creó una diferencia de clase notable

Un número elevado de campesinos se establecían como «ocupantes» o «denunciadores de tierras» lo que provocaba pleitos y un endurecimiento de las leyes frente a los transgresores de la propiedad.

La privatización de las tierras, la imposición del trabajo asalariado y la persecución a quienes no aceptaron dicho proceso fue un fenómeno histórico que se produjo a nivel mundial y que sirvió de base del capitalismo de hoy en día.

Los movimientos de independencia

La necesidad de controlar a indios libres, cimarrones y gauchos; la crisis de la España colonial y las pugnas con franceses, portugueses e ingleses; más la llegada de las ideas de la ilustración y las noticias de los movimientos burgueses liberales triunfantes —Estados Unidos 1776, Francia 1789— crearon las condiciones para el surgimiento de los movimientos de independencia victoriosos.

La invasión napoleónica de la península, entre 1808 a 1814, fue aprovechada por las clases superiores criollas para desarrollar sus ansias de independencia. Como afirma Carlos Rama: Especialmente la burguesía urbana y los latifundistas, entendían hacer la revolución contra España o Portugal para aumentar sus derechos y posibilidades sociales; pero nunca para alterar la jerarquía de las clases sociales coloniales, ni la estructura de que se favorecían <11>

En definitiva, con las crisis de las colonias surgieron distintos proyectos independentistas — federalistas o centralistas, respetuosos con los indígenas o genocidas, esclavistas o abolicionistas— pero ninguno rechazaba la explotación del hombre por el hombre, la propiedad y por lo tanto la desigualdad. Huérfanos de teóricos y líderes, europeos o criollos, la igualdad y la comunidad se defendió desde la resistencia indígena, desde el rechazo al trabajo forzado o asalariado, desde la creación de sociedades cimarronas; fueron, en todo caso, movimientos de resistencia más que revolucionarios <12>

Es evidente que los libertos poco tenían que ver con los libertadores. Los unos eran seres libres —de alambrados, leyes y dinero— y los otros quienes luchaban por liberarse, únicamente, de un país, un rey o un gobierno. Los primeros —indios, gauchos, cimarrones o antagonistas a la sociedad capitalista en general—, en su práctica, cuestionaron todo un sistema socioeconómico, los segundos —los famosos libertadores—, abrazando y apoyándose en el liberalismo burgués, se enfrentaron, únicamente, a un aspecto político, de gobierno.

Además, no son pocos los libertadores que tuvieron una política contraria a los intereses de los indígenas y cimarrones y llena de matanzas, arrinconamientos, traiciones, explotación y miseria<13>

Artigas, los indios y la tierra

Yo pregunto si en la tierra

Nunca habrá pensado usted

Que si las manos son nuestras

Es nuestro lo que nos den.

A desalambrar a desalambrar

Que la tierra es mía tuya y de aquel

Cuentan las crónicas que José Gervasio Artigas fue un criollo buen conocedor de la campaña y sus habitantes. Tenía amigos en las tolderías, tocaba la guitarra, cantaba, hablaba el guaraní y entendía de plantas y curaciones.

Los guaraníes lo llamaban Karai Guasú (guía o más grande señor). Otros indios se referían a él como el Hombre que resplandece, el Padre de los Indios o el Padre de los pobres. Guaycurúes y abipones, por ejemplo, llegaron desde la profundidad del Chaco en busca del protector. Para Maggi <14> esta buena relación se debe a las acciones del legendario abuelo de Artigas, Juan Antonio (1732- 1773), «quien lograba entenderse con los infieles, yendo solo y gallardamente de toldería en toldería, para salvar a Montevideo, una y otra vez».

Su nieto, José Gervasio, que convivió con él hasta los nueve años, habría escuchado de su propia boca alguna de las experiencias con los charrúas. El investigador sostiene que cuando José Gervasio, con catorce años, desapareció de su ambiente familiar y pasó a vivir relacionado con los charrúas —dedicándose al transporte de ganado—, los indios aún recordaban el apellido Artigas.

A lo largo de los años logró establecer una relación de confianza y ayuda con diferentes grupos indígenas. En contraste con muchos colonos, o descendientes de familias criollas pudientes, vio en los indios, gauchos y negros personas a respetar y dar los mismos derechos que los otros habitantes de la Banda Oriental. Ésa fue una de las principales razones para luchar contra las coronas española y portuguesa y para convencer a los gobernadores de otras provincias que respetasen a los indígenas.

Deseo que los indios en sus pueblos se gobiernen por si para que cuiden sus intereses como nosotros los nuestros. Así experimentarán la felicidad práctica y saldrán de aquel estado de aniquilamiento a que los sujeta la desgracia. Recordemos que ellos tienen el principal derecho, y que sería una degradación vergonzosa, para nosotros, mantenerlos en aquella exclusión vergonzosa que hasta hoy han padecido, por ser indianos [...].

Es preciso que a los indios se los trate con más consideración, pues no es dable, cuando sostenemos nuestros derechos, excluirlos del que justamente les corresponde. Su ignorancia e incivilización no es delito reprensible; ellos deben ser condolidos más bien de esta desgracia, pues no ignora usted quien ha sido su causante ¿Y nosotros habremos de perpetuarla?

¿Y nos preciaremos de patriotas siendo indiferentes a este mal? Por lo mismo es preciso que los magistrados velen por atraerlos, persuadirlos y convencerlos y que con obras mejor que con palabras acrediten su compasión y amor filial<15>

Fue uno de los libertadores más atípicos porque a diferencia de otros, cómplices del genocidio indígena, no contemplaba una tierra liberada sin indios ni derechos para los desprotegidos <16>

Este hecho lo convierte en un ser humano sensible y justo, dentro de la inaugurada justicia burguesa. Sin embargo, su proyecto tampoco era comunitario o, mejor dicho, comunista o libertario.

Acordémonos de su pasada infelicidad, y si ésta los agobió tanto, que ha degenerado de su carácter noble y generoso, enseñémosle nosotros a ser hombres, señores de sí mismos. Para ello demos la mayor importancia a sus negocios. Si faltan a los deberes, castígueseles; si cumplen, servirá para que los demás se enmienden, tomen amor a la patria, a sus pueblos y a sus semejantes [...]. Todo consiste en la sabia disposición del Gobierno. Los indios, aunque salvajes, no desconocen el bien y aunque con trabajo al fin bendecirían la mano que los conduce al seno de la felicidad, mudando de religión y costumbres <17>

El mundo de los indígenas y el de los colonizadores eran totalmente antagónicos, principalmente porque unos vivían en comunidad —y por lo tanto sin explotarse unos a otros— y los otros sacaban sus riquezas —o pobreza si no eran dueño de nada— haciendo trabajar a seres humanos, conquistando y privatizando tierras y cobrando a los que las usaban. Unir esas dos realidades de forma justa o equilibrada era totalmente imposible.

Artigas, por un lado, tenía un proyecto social burgués federal y, por otro, una sensibilidad y entorno indígena y de desheredados que lo hicieron situarse al lado de éstos. Eso sí, sin imaginar nunca una tierra libre, sin propiedad privada, sin salario ni gobierno.

Artigas, como algunos misioneros jesuitas, lucharon por los derechos de los indios, derechos burgueses, de propiedad, de no ser esclavizados, derechos a tener deberes. Y no por que los indios siguieran viviendo como indios, en comunidad y libertad.

De haber sido así no le hubiese quedado otro remedio que enfrentarse al sistema social, capitalista, impuesto en Europa y que se estaba imponiendo en el resto del mundo. Si hubiera asumido ese hecho estaríamos hablando de uno de los primeros teóricos conocidos del anarquismo y el comunismo.

Como ya mencioné, en la época de Artigas, e inclusive antes, en América hubo expresiones libertarias nacidas del rechazo a la esclavitud y la conquista. Pero esas expresiones no dejaron apenas escritos ni personajes demasiado conocidos. No obstante, para algunos historiadores, críticos con la Historia Oficial, es más interesante dar a conocer lo que hicieron libertos como el apache Gerónimo o el cimarrón Zumbi de Palmares que narrar las gestas libertadoras de Bolívar o San Martín. Artigas, como Juan Manuel Blanes, Artigas en la Ciudadela (óleo sobre tela), 1884 Rev_Anthr_232.pmd 121 24/10/2011, 13:08.  Hidalgo y Morelos, estaría entre esas dos categorías. Se empeñó en dotar a los negros e indios de derechos civiles (considerándolos ciudadanos, asegurándoles propiedades) cuando lo que transformó su hábitat y sus vidas, fue justamente la imposición de esa civilización occidental que otorgaba derechos e imponía deberes.

Igualmente recomiendo a usted mucho inspire usted a esos naturales el deseo de activar su comercio y expender sus frutos. Al efecto, hágales usted hacer carretas; que corten maderas para vender, que fomenten sus siembras de tabaco, algodón y demás frutos, como también el beneficio de la yerba. Por muy lentos que empiecen estos trabajos, aquí son plata de contado que pueden emplearla en otros renglones que sean más precisos para esos pueblos. Así se remediarán las necesidades y se inspirará a los naturales el amor al trabajo <18>

Dar tierras a cambio de que los indios permitieran privatizarlas, derechos a cambio de domesticación. Félix de Azara, un naturalista funcionario del rey de España, catorce años antes, escribió un memorial en el que decía que había que dar libertad y tierras a todos los indios cristianos, quitar las tierras a los que no las ocupaban, y redistribuirlas en pequeñas estanzuelas a todos los que quisieran establecerse en la campaña formando una clase de campesinos-soldados que defendieran la frontera. Algo parecido propusieron Mariano Moreno y Manuel Belgrano al otro lado del Río de la Plata.

En Bolivia, Simón Bolívar decretó una ley por la que obtendrían tierras los indígenas que aceptaran educación y alfabetización.

Según el historiador Carlos Maggi, Artigas les enviaba «regularmente mercaderías, vacunas y maestros procurando sedentarizarlos para que vivan en rancho, e incrementar su labranza y su industria» <19>

Eso mismo recomendó hacer el coronel Lucio Mansilla (1831-1913) con los indios ranqueles (etnia mapuche), que vivían en La Pampa <20>

Mansilla, cansado de que la paz con los indígenas durara lo que les duraba el aguardiente, un día organizó una comitiva para llevarles de regalo dos bueyes y un arado: símbolo de la colonización del territorio, del trabajador de campo, de la agricultura y por lo tanto de la sedentarización. Los indios si se quedaban en un lugar determinado serían mucho más fáciles de controlar.

 El Gran Hombre de los ranqueles,Panghitruz Guor (zorro cazador de pumas), se mostró muy satisfecho y empezó a dar instrucciones. Sin embargo, no preparaban la primera cosecha; hicieron brasas con el arado y asaron al buey

Quizá Artigas, al contrario de Mansilla, si invitó a los indios a ser sedentarios, propietarios, artesanos, comerciantes y agrícolas no fue por el convencimiento de que el modelo social occidental fuera mucho mejor que el comunitario y precolombino, sino porque fue la única manera que encontró de que pasasen de ser cuatreros —como empezaban a considerarlos y, por eso, a perseguirles— a ciudadanos con plenos derechos

Artigas, en el «Reglamento provisorio de la Provincia Oriental para el Fomento de su campaña y su seguridad de sus hacendados» del 10 de setiembre de 1815, comienza a regularizar o legitimar los repartos de tierras y expropiaciones. El artículo sexto determinaba:

Las nuevas autoridades nacionales deben fomentar con brazos útiles la población de la campaña. Para ello revisará cada uno en sus respectivas jurisdicciones los terrenos disponibles y los sujetos dignos de esta gracia; con la prevención de que los más infelices serán los más privilegiados. En consecuencia los negros libres, los zambos de esta clase, indios y los criollos pobres, todos podrán ser agraciados en suertes de estancia si con su trabajo y hombría de bien propenden a su felicidad y de la Provincia [...]. Haciéndolos pequeños propietarios, tierras que se expropian de aquellos emigrados, malos europeos y peores americanos

[...] Los agraciados no podrán enajenar ni vender estas suertes de estancias, ni contraer sobre ellas débito alguno, bajo la pena de nulidad, hasta el arreglo formal de la provincia <21>

La cruzada expropiadora de Artigas no se limitó al ámbito rural, las propiedades y negocios urbanos de los partidarios del rey de España también fueron expropiados, creándose una Junta de Propiedades Extrañas para administrarlas en beneficio del poder público.

El proceso político de esta zona (la Banda Oriental y las demás provincias de la Liga Federal), tiene —según Carlos Rama—<22> un radicalismo que se le asemeja, en algunos aspectos a la revolución independentista mexicana de Hidalgo y Morelos, es compresible que fuera vista con repudio tanto por las capas sociales superiores locales, como por los poderes extranjeros.

En textos oficiales emanados del Rey de Portugal se dice que Artigas era el «rebelde de rebeldes» y el gobierno de Río de Janeiro tenía «recelos de que comunicaran a sus súbditos las ideas incendiarias y el espíritu demagógico y anárquico de sus vecinos y los temores de que ocurrieran fugas, levantamientos y deserciones de esclavos y soldados, inspirados por los escritos y proclamas que entro ellos hacían circular los secuaces de Artigas

[...] Los portugueses invadieron el Uruguay so pretexto de resguardar sus fronteras de la  anarquía de lo que llamaban la montonera de Artigas

La Batalla de Las Piedras la ganaron frente a tropas regulares españolas, unos tres mil hombres, comandados por Artigas, con cuchillos enastados en estacas de sauce y todo tipo de arma precaria. La princesa Carlota, hermana de Fernando VII, residente en Río de Janeiro, invadió la Banda Oriental para auxiliar a los sitiados españoles

Las tropas de Artigas, incapaces de resistir al Imperio de Portugal, decidieron evacuar su territorio —episodio conocido como «el éxodo del pueblo Oriental»— uniéndose gran parte de la población portando sus bienes en carretas y carruajes. Unas treinta mil personas, muchos de ellas familiares de los soldados, y unos cuatrocientos charrúas acompañaron a las tropas hasta la provincia de Entre Ríos <23> Los portugueses se apoderaron de una tierra vacía

 

La derrota de Artigas no sólo se debe a la ocupación de tropas extranjeras, sino al abandono y traición de muchas de las familias autodenominadas patricias, alarmadas por su radicalismo, en particular por el poco respeto al sacrosanto derecho de propiedad. Estancieros y comerciantes no tuvieron reparos en pactar con el extranjero y ya derrotada la causa Artiguista, varios decretos mandaban devolver las tierras confiscadas.

Artigas: apátrida de Uruguay

En tu ayuda, ¡ay paisanos!, monten baguales;

vamos mano con mano, los orientales.

Lararairara, lailararará;

vamos mano con mano, los orientales <24>

Fernando Errandonea <25> como ya hiciera Carlos Quijano <26> y otros en el pasado, explica la lejanía entre Artigas y la creación de la República Oriental del Uruguay. Parece claro que «el prócer de la patria» nunca pensó en ser «uruguayo», es decir perteneciente a un país independiente llamado Uruguay.

En la declaración que formuló en abril de 1814 ya expresaba sus ideales federalistas: «La independencia que propugnamos para los pueblos no es una independencia nacional, por lo que ella no deberá conducirnos a separar a ningún pueblo de la gran masa que debe ser la patria».

En los años posteriores, siguió dejando claro que no perseguía la fundación de un estado-nación sino un pacto federal con Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y Córdoba.

La doctrina Artiguista se estructuró en torno a la soberanía particular de los pueblos (provincias) y la unidad confederal. En 1816, finalizó una carta, enviada al caudillo guaraní, Andrés Guacurari, Andresito, en la que dejaba claro su proyecto: «Remito a usted esa obra de la revolución de Norte América. Por ella verá usted cuánto trabajaron y se sacrificaron hasta realizar el sistema que defendemos» <27>

Según Errandonea, Artigas soñaba con la comunión americana, la fraternidad federal, de la cual cada región, cada provincia dentro de la colectividad, hoy Argentina, debía conservar y ejercer su autonomía. El investigador añade que la gran diferencia entre él y los otros líderes provinciales fue que Artigas pretendía liderar todo el pacto federal, pero desde su territorio: la Banda Oriental.

Además, tenía un proyecto alternativo al de Buenos Aires, ya que proponía la autonomía de las provincias, la descentralización del puerto bonaerense, mantener y reforzar las milicias provinciales y defendía el gobierno republicano con separación de poderes, todo esto antagónico al proyecto de la oligarquía y las autoridades de la actual capital de Argentina.

¿Por qué y cuándo se convierte a Artigas en el héroe nacional uruguayo?

Errandonea sostiene que, la necesidad de toda comunidad de tener un héroe, en Uruguay fue mayor porque el país no surgió como consecuencia de una conciencia nacional independentista y autonomista <28> sino de un arreglo de intereses —por ser era la manzana de la discordia entre el Imperio del Brasil y las Provincias Unidas del Río de la Plata. «Surgimos a la vida independiente a través de la Convención Preliminar de Paz, en 1825». Y añade que «es muy extraño que se haya redefinido a un héroe traicionado y derrotado como un ganador».

Según Errandonea la construcción del mito comenzó a gestarse entre 1870 y 1890, cuando empieza a desarrollarse la idea de Estado y nación uruguaya y a gestarse un sentido de pertenencia y una memoria común entre la población.

Surge la figura de Artigas como la única capaz de lograr un consenso, porque ni Rivera, ni Oribe, ni Lavalleja podían cumplir esa función, ya que eran representantes partidarios. Justamente Oribe y Rivera habían sido quienes instalaron las turbulencias y conflictos de los orientales, Guerra Grande mediante, y quienes separaron a los orientales y no los que los unieron.

Si bien la Guerra Grande había finalizado unas décadas atrás, en el decenio del 80 todavía los uruguayos se sentían primero blancos o colorados y después uruguayos, razón primordial que motivó la creación del sentido de pertenencia a una nación, la creación del mito Artiguista <29>

NOTAS

1. Canción compuesta por Nicolás Guillén (letra) y Daniel Viglietti (música).

2. Para intuir cómo era la vida del ser humano antes de la imposición de la propiedad privada y el sistema de clases recomiendo leer investigaciones antropológicas de Pierre Clastres y Marshal Sahlins, así como el artículo «Abundancia y escasez en las sociedades primitivas», Guerra Sociale, París, 1977.

También aconsejo la lectura de «Democracia y dictadura: el sostén del Estado», capítulo V.2.1. de Ecos revolucionarios, Vescovi (Ed. nóos, Montevideo, 2003) donde se afirma que la desaparición paulatinade la unidad orgánica del ser humano con la comunidad provocó el nacimiento de la democracia. La democracia nace con la imposición de la propiedad privada, los individuos y la división de la sociedaden clases, con la formación del estado. Es, por lo tanto, un sistema político social, y económico, ajenoal comunismo primitivo y, totalmente, ligado al Estado y el capital.

3. Fragmento de la crónica Los viajes de Félix de Azara, citado de VV.AA., Los indios del Plata, Ed. Arca, Montevideo, 1968, p. 80. Rev_Anthr_232.pmd 114 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

4. Historia social del pueblo uruguayo, Carlos Rama, Ed. Comunidad del Sur, Montevideo, 1972, p. 22.Rev_Anthr_232.pmd 115 24/10/2011, 13:08

5. Carlos Diegues, Brasil y Francia, 1984.

6. Para una visión más profunda sobre los quilombos leer: Javier Laviña y José Luis Ruiz-Peinado Alonso, Resistencias esclavas en las Américas, Ed. Doce Calles, Madrid, 2006.

7. Recorrido que la Real Académica Española no explica: «(De or. africano). 1. m. Arg., Bol., Chile, Par. y Ur. Prostíbulo. 2. m. vulg. Arg., Bol., Hond., Par. y Ur. Lío, barullo, gresca, desorden. 3. m. Ven. Lugar apartado y de difícil acceso, andurrial».

8. Dolores Juliano, Historia y fuente oral, n.º 6, «El lenguaje de los tangos: sobre estructuras y culturas subalternas», Ed. Publicacions Universitat de Barcelona, 1991. Rev_Anthr_232.pmd 116 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

9. Citado de Almanaque, «Sobre José Artigas», Ofelia Piegas de Cardinal, Montevideo, 2004, p. 164.

10. Marqués de Sobremonte, gobernador de Córdoba, 1795. Citado del artículo de Miquel Izard «Cimarrones, gauchos y cuatreros», Boletín Americanista, n.º 44, Barcelona, 1994, p. 143. Rev_Anthr_232.pmd 117 24/10/2011, 13:08

11. Carlos Rama, óp. cit., p. 29.Rev_Anthr_232.pmd 118 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

12. A pesar de no considerarse movimientos revolucionarios, como los de la Comuna de París de 1871, Rusia 1917 o España 1936, los anticapitalistas de hoy en día deberían reconocerse en esas resistencias y no en los libertadores americanos o nacionalistas de ningún tipo. Quienes hoy se reconocen en los Bolívar y San Martín suelen reformistas, nacionalistas o antiimperialistas.

13. En la extensa obra de Eduardo Galeano o de Miquel Izard se pueden encontrar información al respecto.

14. Artigas y su hijo el Caciquillo, Ed. Fin de Siglo, Montevideo, 1992.

Rev_Anthr_232.pmd 119 24/10/2011, 13:08

15. El primer fragmento pertenece a una carta de Artigas, de 1815, a José Silva, gobernador de Corrientes, y el segundo a otra, enviada un año después a la misma persona. Citadas del apéndice documental de Artigas y los indios, Azcuy Ameghino, Ed. Andresito, Montevideo, 1991.

 16. Algunos analistas —como es el caso de Catriel Etcheverri, Rafael Barret, Una leyenda anarquista, Ed. Capital Intelectual, Buenos Aires, 2007, p. 21; y Jean Sellier, Atlas de los pueblos de América, Ed. Paidós, Barcelona, 2007, p. 190— consideran que Gaspar Rodríguez de Francia también fue un libertador interesante

Afirman que aunque fue un gobernante autoritario —admirador de Robespierre y Bonaparte—, su preocupación por la igualdad social fue real. Aseguran que entre 1814 y 1840, Rodríguez de Francia, apoyado por su gobierno y masas campesinas, derrotó a la oligarquía paraguaya, instauró un Estado autocrático, propietario de la mayor parte de las tierras —confiscadas a la Corona, Iglesia y liberales— que las alquilaba a los campesinos, en su mayoría, para que las trabajaran colectivamente

Etcheverri afirma que cuando Francia murió no había grandes fortunas y, de acuerdo con Galeano, sostiene que era el único país de América Latina que no tenía mendigos, hambrientos o ladrones. Tras la muerte de Francia, los gobiernos de su sobrino y sobrino nieto y sobre todo tras la llamada Guerra de la Triple Alianza, en 1867, el país fue empeorando. La alianza de Brasil, Argentina y Uruguay contra Paraguay fue un genocidio en nombre de la civilización y el libre comercio. Una guerra en la que los aliados contaron con mercenarios, financiados con préstamos de bancos británicos, y «voluntarios» forzados, llevados al campo de batalla con grilletes en los tobillos, lo que dio origen a violentos levantamientos

Las tierras, antes propiedad del Estado y entregadas a los campesinos para su explotación, fueron vendidas y dieron origen al latifundio paraguayo. Todo fue saqueado y subastado: las minas, los bosques, los yerbatales, hasta los edificios de las escuelas. El país, que además perdió más de 150 km cuadrados, quedó completamente destruido y con muy poca población, en su mayoría ancianos, mujeres y niños.

17. El primer fragmento es de una carta de 1815 a José Silva y el segundo de otra que le escribió en 1816. Citadas del apéndice documental de Artigas y los indios, Azcuy Ameghino, Ed. Andresito, Montevideo, 1991. Rev_Anthr_232.pmd 120 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

18. Fragmento de una carta a Andrés Guacari, caudillo de los guaraníes, cita de Azcuy, op. cit., p. 51.

19. Artigas y su hijo el Caciquillo, Ed. Fin de siglo, Montevideo, 1992. A pesar de la defensa de «los derechos» de los indígenas por parte de Artigas, llama la atención que en sus cartas siguiera usando el lenguaje de la época en la que se diferenciaban» los hombres» de los indios. «Hice marchar una división de quinientos hombres a la que uní cuatrocientos cincuenta y dos indios». Azcuy, op. cit., p. 17.

20. Leer al respecto Excursión a los indios ranqueles de Lucio V. Mansilla, Ed. Errepar, Buenos Aires, 2006. Rev_Anthr_232.pmd 122 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

21. Rama, óp. cit., p. 32. Este reglamento, aprobado en 1815 en el congreso de Concepción del Uruguay, corresponde al cuarto episodio Artiguista, conocido como «el apogeo de Artigas», la revolución libertadora se extiende de la Banda Oriental a las provincias de lo que hoy es Corrientes, Entre Ríos, Misiones, Santa Fe y Córdoba (Argentina) y a las antiguas misiones orientales, el sudoeste del actual estado brasileño de Río Grande do Sul. Esa unidad política se denominó Liga Federal y fue presidida por José Artigas con el título «Protector de los Pueblos Libres».

22. Ibíd., p. 33.

 

23. Según Carlos Rama (ibíd., p. 30), las milicias de Artigas eran una mezcla de distinto origen social, con distintos proyectos o esperanzas: «No eran los paisanos sueltos ni aquellos que le debían su existencia a un jornal o sueldo los solos que se movían; vecinos establecidos, poseedores de buena suerte y de todas comodidades que ofrece este suelo. Junto a los estancieros y sus peonadas, se incorporan a la revolución gauchos y otros “hombres sueltos”, así como indios, y los negros, que adquieren la libertad personal al formar parte de “los ejércitos de la Patria” y junto a ellos los hombres cultos, como los sacerdotes patriotas, y los lectores y admiradores de las ideas revolucionarias de la época, todos ellos “tupamaros”, como decían con desprecio las gacetas españolas, refiriéndose a la rebelión india peruana de 1780 de Tupac Amaru III». Rev_Anthr_232.pmd 123 24/10/2011, 13:08

24. Inicialmente estos versos de la canción Vidalita a José Artigas eran diferentes: «En tu ayuda, ¡ay paisanos!, monten caballos; vamos mano con mano, los uruguayos». En una decisión inicialmente no compartida por el coautor, Carlos Bonavita, Alfredo Zitarrosa cambió estos versos —uruguayos por orientales— en las ediciones posteriores, seguramente, por enterarse de que Artigas nunca luchó por un país independiente llamado Uruguay, cuyo puerto fuera la capital.

25. En «La construcción de un mito perenne», diario La República, 23 de septiembre, Montevideo, 2000.

26. «Ser oriental es ser Artiguista. Ser Artiguista es ser rioplatense. Ser rioplatenses es ser hispanoamericano

[...]. Alguna vez llamamos a Artigas “el gran traicionado”. Lo es y/o seguirá siendo por muchos años más [...]. Artigas no es nuestro y la reivindicación provinciana lo empequeñece. Es de todos los de estas tierras de la patria grande. Está más allá de su tiempo; y también más allá de su solar. Es el héroe común de la repúblicas del Plata». Quijano, en el capítulo «Patria chica y patria grande»,volumen III de sus obras, publicadas por el parlamento nacional. Citado de http://letrasuruguay. espaciolatino.com/lockhart/verdadero_artigas.htm

27. Azcuy, op. cit., p. 52. Rev_Anthr_232.pmd 124 24/10/2011, 13:08 anthropos 232

28. Habría que preguntarle a Errandonea qué nación no se fundó por un arreglo de intereses. El caso de Alemania es histórico y el de las artificiales fronteras de África, con líneas rectas de hasta diez mil kilómetros, el ejemplo más ilustrativo. Ahora, diga en Uganda, Serbia o Uruguay que su patria es un invento de algunos que sacaron provecho de eso y comprobará la indignación.

29. Fernando Errandonea, op. cit., explica que «en esta reconstrucción mítica se seculariza lo profano, porque en un país cuyas élites fueron muy tempranamente secularizadas (Berro lo hizo con los cementerios, Latorre con los registros de estado civil, etc.), se eleva el concepto de Artigas, quien es casi intocable pues tocarlo es tocar la fibra íntima de pertenencia nacional.

A partir de la década del ochenta del siglo XIX, todas las interpretaciones que se hacen sobre Artigas tienden a resaltar los lados aspectos positivos de su obra e ideario, de su pensamiento y de su gesta. Actualmente existe unanimidad sobre la figura de Artigas, en el espectro político, en todos los sectores sociales y en las confesiones religiosas. Nadie discute la obra de Artigas y a quienes han discutido, desde las postrimerías del pasado hasta hoy, la personalidad, obra y gesta de Artigas le han puesto algún pero o han tratado de poner alguna mediatización a esa construcción. Esas voces fueron silenciadas». Rev_Anthr_232.pmd 125 24/10/2011, 13:08

Rodri Vescovi - postaporteñ@ 748 - 2012-04-11 17:41:20
postaporteñ@_______________________________

Neuquén: Repudiamos el Fallo que intenta condenar a ATEN

 

UN FALLO QUE CRIMINALIZA LA PROTESTA SOCIAL

10/4/12

El marco de la Ley Antiterrorista, sancionada por el Gobierno Nacional y Popular de la presidente, va dando muestra de su única intención. Recomendada para nuestro país por el G-20 y directamente por Obama, presidente de los EE.UU. y por los organismos internacionales como el Banco Mundial ante la ola de ajustes que se prevén para todos los trabajadores del mundo.

El procesamiento de miles de trabajadores por luchar, la persecución, la represión a los que enfrentan el saqueo brutal como en Famatina y el asesinato de trabajadores por parte de los gobiernos colaboradores de los grandes empresarios que manejan la economía a costa del hambre del pueblo, deja en evidencia que intentan que la crisis económica la paguemos nosotros, la clase trabajadora.

Este es el marco en que se da el fallo de la sala de la Cámara Civil de la Justicia de Neuquén que condena a nuestro Gremio, ATEN, por los supuestos daños provocados a la empresa Caminos del Valle (empresa que estafa diariamente al conjunto de la población), concesionaria que controla el peaje del puente carretero que une a Neuquén y Río Negro a pagar más de 200.000 pesos

En el 2003 los Trabajadores de la Educación del Neuquén llevamos adelante una huelga por más de 40 días peleando por salario, condiciones laborales y por la escuela pública, contra gobierno de Sobisch y el MPN.

A 9 años de aquella huelga, la justicia falla a favor de los empresarios mostrando que gobiernan y legislan para la propiedad privada de los patrones y los empresarios, mientras claro está, ese mismo gobernador dio la orden de asesinar a Carlos Fuentealba en el 2007, esa justicia que considera que nuestra lucha fue un perjuicio para una empresa es la que mira al costado y cuida al asesino de Sobisch, ya que el fusilamiento de Carlos fue también solicitado por los representantes de la propiedad privada que veía fracasar sus ingresos en aquella semana "santa"

Será este otro inútil intento de disciplinarnos a la vez que expresa con total claridad la función de la "justicia" al servicio de las empresas e intereses económicos

Repudiamos este Fallo Judicial de la Justicia de Neuquén

Ninguna condena económica a las organizaciones sociales, políticas y sindicales.

No a la persecución, represión y procesamiento judicial a los trabajadores por luchar.

Comisiones directivas de aten Centenario, Plottier, Senillosa, Sec. Gral. y Gremial de Zapala Minoría de Cutral- co,  agrupación púrpura y compañeros/as independientes

 FRENTE INDIGO

En defensa de la educación pública-laica y científica para todos/as

- postaporteñ@ 748 - 2012-04-11 17:06:33
postaporteñ@_______________________________

A EMPEZAR DE NUEVO

 

Abril de 2012 - correo de la tendencia

La noticia más esperada por el gobierno finalmente llegó este lunes de turismo

La calificadora de riesgos Standard & Poors le subió la nota al Uruguay y recupera así el “grado inversor” que había perdido en el 2002. ¿Qué significa eso?, nuestro país tiene ahora la aprobación de los grandes inversores, es decir, cumple sin fisuras con los mandatos de los centros de poder financiero.

El gobierno podrá emitir así nuevos bonos de deuda pública a mejores tasas así como pedir nuevos préstamos también a tasas más favorables. La deuda que crece diariamente a niveles indecentes a pesar de los pagos, más indecentes aún, que se realizan cada año, subirá aún más a costillas de casi todos y para beneficio de unos muy pocos.

¿A quién beneficia que Uruguay tenga ese beneplácito del capital?

La realidad de cinco siglos de capitalismo en el mundo y de dos siglos de inversión extranjera en nuestro continente, demuestran exactamente lo contrario.

El crecimiento de la inversión capitalista nunca trajo progreso o desarrollo a nuestros países, y mucho menos bienestar a los trabajadores. Por el contrario, el descenso sistemático del salario real, la precariedad del empleo, el desmantelamiento de la legislación laboral y de las políticas sociales, han sido las condiciones previas y necesarias para «atraer» la inversión extranjera.

La ganancia capitalista es siempre consecuencia de la precarización del salario y las condiciones de trabajo.

En éste caso, la bonanza capitalista viene de la mano de la creciente desigualdad social y la concentración de la riqueza.

Aunque la pregunta más adecuada tal vez sería ¿cómo se logró esto?

Responderla es profundizar en los motivos del conflicto de la enseñanza, del rechazo a las PPP (empresas privadas con capitales del estado), del próximo paro de los maestros, de la vergonzosa alianza entre el gobierno municipal y la mayoría del ejecutivo de ADEOM para derrotar las posiciones clasistas y parar el conflicto de los municipales, de la terrible situación de la salud, de la cada vez más grave situación de la vivienda, del encarecimiento de los alimentos y la canasta familiar toda, del drama de los trabajadores del campo, los cañeros y los asalariados rurales y en general de todos y cada uno de los graves problemas de los trabajadores uruguayos para llevar adelante una vida digna y sin angustias cotidianas.

Responderla es, definitivamente, ubicar a este gobierno en su justo lugar, el mismo de todos los gobierno de la historia de nuestro país, son los administradores rentados de los intereses del capital y los capitalistas.

Porque “equilibrio fiscal” y “cumplimiento puntual de las obligaciones de la deuda externa” no es otra cosa que el recorte de los gastos y el presupuesto necesario para llevar adelante los servicios y tareas imprescindibles para la gente.

Evidente, no se equivocaron los poderosos del mundo cuándo aceptaron, sin mayor drama, que el Frente Amplio hiciera su experiencia de gobierno.

Era, en tal coyuntura, la opción más adecuada. Especialmente por su capacidad para manejar las expectativas de las grandes masas de trabajadores, conteniéndolas a fin de implementar las medidas necesarias para llegar a esto que finalmente llegaron.

Fue así que los partidos del progresismo han intervenido en el proceso histórico uruguayo, cooptando la dirección del movimiento sindical y popular institucionalizado como ningún otro gobierno de la historia, podría haberlo hecho.

Un movimiento popular que se caracterizaba, en términos generales, hasta mediados de los ‘90 por lo menos, por proponer e impulsar un programa de confrontación con el sistema y el orden imperante

Controvertido, contradictorio las más de las veces, en demasiadas oportunidades obediente de los aparatos políticos a los que respondían las mayorías circunstanciales, perdiendo su independencia política, pero en definitiva actuando, aún con grandes fisuras y trabas burocráticas, en la lucha a favor de los intereses de los trabajadores, en la lucha de clases que mueve la historia

En dos etapas, llevaron adelante esta alineación de la orientación mayoritaria de las organizaciones de masas al progresismo

Primero vaciaron de contenidos el programa de las organizaciones populares, un trabajo que les llevó mucho más que los 7 años que llevan de gobierno y que empezaron a imponer a modo de “cortada” que los arrimara al poder, un pasaporte que buscaba el sello de los dueños del dinero.

Así, sobre todo a partir del 8º congreso del PIT-CNT (2003), se fueron eliminando de las plataformas y programas la lucha de clases, el fin de la explotación, las estatizaciones, la reforma agraria, el no pago de la deuda externa, y tantas otras cuestiones imprescindibles para empezar a construir una sociedad sin impunidad, sin explotación ni opresión

Esta permanente y sostenida rebaja programática, le dejaba claro al que quisiera verlo, que la consigna de «país productivo con justicia social» iba a perder la segunda parte en el altar de lo posible en la reestructuración capitalista que estaba en curso.

Luego, una vez impuesto el programa funcional al gobierno del FA, vino el tiempo (en el que estamos) de promover a los dirigentes sindicales y sociales obedientes que luego serán los gobernantes útiles al sistema.

De este modo vienen imponiendo un freno y aislamiento enorme a las luchas populares, lo que es muy grave.

Pero más grave aún es la consolidación, que también vienen logrando, de una cultura de no confrontación y aceptación fatal del mundo tal cual es

Gobernantes, dirigentes sindicales, dirigentes sociales, periodistas, medios de prensa y centenares de “agentes culturales” en todas sus formas se meten sin permiso en todos los ámbitos de la sociedad para convencer a los trabajadores que todo está mucho mejor que antes, de la mejor manera que puede estar, con los únicos métodos que se pueden usar y a la espera de que el futuro sea “aún” mejor.

Mientras tanto el PIT-CNT y las conducciones mayoritarias de los sindicatos así como el resto de las grandes organizaciones sociales (FUCVAM, FEUU, ONAJPU), están cada vez más contaminados de corrupción y ya no sólo no pelean a favor de las causas populares, por el contrario, actúan decididamente para frenar la lucha de los trabajadores y el pueblo.

Hoy la cúpula del movimiento sindical se une a las patronales y el gobierno para reclamar contra el «proteccionismo» de otros países en la región. En realidad en el mundo en que vivimos, la protección de las condiciones de vida del pueblo trabajador es una necesidad imperiosa. Solamente los cipayos pueden reclamar que se desmantele lo poco que pueda quedar de esa protección, en beneficio de los negocios del capital.

Es viejo y conocido que la burguesía uruguaya entreguista es tan solo un factor auxiliar de la penetración del capital extranjero en la región, pero la novedad ahora es la incorporación del sindicalismo oficialista a esa política.

Esto es un verdadero atentado a la solidaridad de clase y el internacionalismo porque la estrategia de la clase trabajadora nunca puede ser «defenderse» de los trabajadores argentinos y brasileños, aliándose al capital imperialista.

Demás está aclarar que en los últimos episodios como el del el Liceo 70, el gobierno dejó claro, una vez más, que está decidido a todo para frenar la lucha organizada, a mentir, a desprestigiar, a dividir, a amenazar y a reprimir con dureza. Sin embargo, cómo se habrá visto, aquellas organizaciones que dicen representar a los trabajadores no sólo no dieron ninguna solidaridad al conflicto sino que justificaron la represión y todos los atropellos.

Tendencia Clasista y Combativa no pretende ser la dueña de la verdad, pero 50 años de lucha a favor de los trabajadores y el programa del pueblo nos dicen que esto va por mal camino y que es necesario que los trabajadores se desprendan de las anclas que los mantienen expectantes y adheridos a organizaciones, y a estructuras sindicales y sociales que han dejado de defender los intereses populares para pasar a ser agencias de colocación de malos gobernantes.

Es tiempo de reagruparse, de que nos juntemos de otro modo todos aquellos que seguimos entendiendo la solidaridad, la independencia de clase, la democracia obrera, el internacionalismo, y la unidad para luchar, como principios esenciales para luchar por alcanzar las conquistas necesarias para el Pueblo Trabajador y para avanzar hacia la conquista de un orden social al revés del que nos están imponiendo

Por un 1º de Mayo de Unidad entre los que luchan!

Tendencia Clasista y Combativa -TCC-

TCC - postaporteñ@ 748 - 2012-04-11 17:03:07
postaporteñ@_______________________________

Programa de Salud Bucal Escolar

 

Comunicado del colectivo de trabajadores

 A la opinión pública:

El colectivo de trabajadores del Programa Escolar de Educación para la Salud Bucal, odontólogos e higienistas dentales, queremos por este medio poner en conocimiento y alertar a la población en general acerca de la grave situación en que se encuentra el citado Programa, actualmente en la órbita del MSP, así como nuestra situación laboral derivada de dichas circunstancias.

Antecedentes

El Programa de Salud Bucal Escolar comenzó a implementarse en el año 2005 en la órbita de la Presidencia de la República por iniciativa de la Sra. María Auxiliadora Delgado, esposa del entonces Presidente Dr. Tabaré Vázquez. El Programa desarrolla tareas educativas, preventivas y asistenciales ( incluida la restauración de dientes cariados o lesionados) en las propias escuelas, tanto urbanas como rurales, en estas últimas con la utilización de móviles que se desplazan a las mismas.

Tanto en el 2005 como en el 2006 se hicieron sendos llamados a concursos de oposición de meritos  para cubrir los cargos, que en la actualidad somos unos 130 entre odontólogos e higienistas La  licitación de compra de nuestros servicios  se extendía hasta el año 2009

Al vencimiento del plazo de contratación se renovó por un año la misma, por parte del Consejo de Primaria, que era el que formalmente nos había contratado y organizado los concursos de los años 2005 y 2006

Para el año 2010 el Programa contaba con un total de 132 profesionales, 111 odontólogos y 21 higienistas dentales llegando a 538 escuelas de las cuales 367 son rurales y 171 urbanas logrando una cobertura de 66.966 niños.

A mediados del 2010 las autoridades decidieron transferir el Programa de Presidencia de la República hacia el Ministerio de Salud Pública. Dicho pasaje fue consagrado en la última ley de Presupuesto Nacional, que incluyó un artículo por el cual se transferían los recursos que se destinaban al Programa desde Presidencia al citado Ministerio. Este proceso de negociación llevó todo el 2010 y se cerró el año con un acto en el Ministerio de Salud Pública donde las autoridades se comprometieron a la continuidad del Programa y a la regularización de la relación laboral de sus trabajadores.

Sin embargo en el año 2011 debido a la ineficiencia administrativa y política de las autoridades del actual Gobierno y a pesar de estar el Programa financiado por el presente quinquenio presupuestal, no se comenzaron las actividades hasta el mes de octubre

Resaltamos nuevamente que los recursos para la continuidad sin interrupciones estuvieron garantizados desde el principio de la actual administración.. Se generó una situación que comprometió a muchos compañeros / as y se rompió la continuidad de un Programa cuyo fundamento es precisamente la constancia para lograr los resultados de una mejor salud bucal y una disminución de la patología en un sector tan vulnerable de la población, perjudicando económicamente a los trabajadores ya que contábamos con el recurso laboral para ese año

Durante esos meses miles de niños quedaron sin atención, en más de 450 escuelas de todo el país. Recién en el mes de octubre del 2011 y después de innumerables gestiones, logramos que el MSP y Primaria se pusieran de acuerdo para cumplir con la prórroga de la licitación vencida en 2009, pero solamente por tres meses (octubre- diciembre 2011).

Situación actual

En el mes de Enero del corriente año el MSP determinó que el Programa pasara a integrar la estrategia Escuelas Promotoras de Salud (EPS), sin que ello significara abandonar las tareas que ya realizamos en las escuelas, sumando otras acciones en salud y coordinaciones a nivel territorial

Se nos comunicó que se había firmado con Primaria una nueva ampliación de la licitación para contratarnos por el periodo febrero-junio, licitación que firmamos cada uno de los odontólogos e higienistas dentales por el citado período

El mes de febrero cumplimos con tareas de capacitación para preparar nuestro desempeño en el marco de las EPS, así como las acciones de coordinación con los referentes territoriales en cada zona de acción. Si bien cumplimos las actividades planteadas, no se nos ha pagado el mes de febrero aún. Y lo más grave es que se acerca el mes de junio, donde podría interrumpirse nuevamente el Programa, no viéndose hasta ahora posibles soluciones.

Es injustificable que un Programa tan beneficioso para la niñez uruguaya y su familia, que es además el más importante en la historia del país en materia de salud bucal escolar, que tiene recursos humanos estables y capacitados, recursos financieros votados por el Parlamento, equipamiento, móviles y logística no pueda tener un funcionamiento normal y este afectado por tantas interrupciones.

Señalamos y denunciamos públicamente la incapacidad demostrada hasta ahora por las autoridades del MSP para resolver un marco jurídico de anclaje del Programa en la órbita del Ministerio. Esta situación se prolonga hace más de un año. Un año de promesas incumplidas, de falta de transparencia en las pretendidas explicaciones dadas, mientras increíblemente los recursos financieros existen y están a disposición

¿Cómo es posible que esto siga sucediendo?

Urgimos a las autoridades a dar de inmediato con una solución. Ya les manifestamos que, si bien ya concursamos en el 2005 y 2006 estamos dispuestos a concursar nuevamente de ser necesario. ¿Cómo puede ser que el MSP no pueda solucionar esto?

Tenemos plazo hasta junio para lograr una solución definitiva. Una solución que le dé una continuidad al Programa y una estabilidad laboral a los que trabajen en el mismo.

¡Basta de interrupciones, basta de prorrogas de a 4 o 5 meses!

¡Continuidad del Programa, mejoramiento y perfeccionamiento del mismo y estabilidad laboral!

Por el Colectivo de Trabajadores del Programa de Salud Bucal Escolar:

Dra. Ana Nappa, Dr. Franco Repetto, Hig. Graciela Montedonico, Dr. Jorge Maiki, Dr. Marcelo Candau

DELEGADOS

- postaporteñ@ 748 - 2012-04-11 16:59:58
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] Siguiente