Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Desde hace siglos, como quien dice

 

La impresionante mole de tejido adiposo con lentes y gorra visera, baja los peldaños de la escalera de mármol como una hiena obesa e impúdica atenta a los sonidos de la espesura de la selva de cemento de un Montevideo atento a la tormenta en ciernes, mientras suenan los truenos y el cielo se pone negro como el carbón.

Abajo, le espera al bicho redondo una multitud de cámaras y micrófonos y un montón de gente expectante y ansiosa por lo que haya pasado con él arriba, encarado por la jueza Mota y las preguntas que esperan respuestas desde hace como cuarenta años.

La cara del animal esférico y pesado no denota miedo alguno.

Tampoco altanería de fiera acorralada que sabe que en última instancia, pase lo que pase, allí nadie se cobrará con muerte la muerte de Aldo Perrini, el heladero coloniense asesinado en la tortura del pleno auge de los que todavía no eran mastodontes rellenos de la buena vida gastronómica y los finos licores que les deparó la tranquilizadora ley de impunidad.

El general asesino bajó la escalera sin sospechar el par de cascarazos que le propinaría Nino, el hijo de Perrini cuya niñez fueron años de desconsuelo y lágrimas por la ausencia inadmisible de un padre bueno y laburante ejecutado por protestar viendo cómo los milicos de mierda torturaban a unas muchachas detenidas bajo el “estado de guerra interna” decretado por los partidos de la vacunocracia financiera del Uruguay fascistizado.

El hipopótamo de lentes y gorra marrón, la grandiosa bolsa de pedos, el amasije grotesco de grasa y verrugas militares, había podido eludir una vez más la instancia judicial gracias a una chicana burda pero relativamente efectiva planteada por el sujeto que estudió “Derecho” para defender hijos de mil putas que tendrían que haberse podrido entre rejas hace mucho rato.

Pero no pudo eludir las manos llenas de justicia y dignidad de un hombre de laburo, como su padre, sin charreteras ni suculentas jubilaciones de verdugo del pueblo laburante.

Dentro de un rato, ahora mismo, las bolsas de pedos civiles y militares “ofendidísimas” por los sopapos de Perrini, reclamarán al menos la “prisión domiciliaria” para él, mientras el generalote sopapeado se atrinchera en el hospital central de las FFAA de la burguesía cipaya, “descompensado”.

Volverán a intentar crucificar a la jueza Mariana Mota exigiéndole el procesamiento del “agresor”. Clamarán por el respeto y la invocación de que abandonemos los sentimientos de venganza. Lograrán seguramente alguna medida gubernamental que haga sentir a la jueza en la “obligación” de actuar de oficio y “judicializar” los cascarazos de Nino Perrini.

Lo harán, lo están haciendo, mientras, sin que sea muy visible pero sí olfateable, siguen urdiendo la trama asesina de la recomposición del gorilaje alcahuete de los yanquis y cuanta mafia se crea dueña del planeta.

Lo harán, lo seguirán haciendo, porque no mascan mierda ni se ilusionan con edulcorados cantos de sirena de “integración social” entre los exponentes enfierrados de la clase dominante y el resto de los pobres mortales que apenas tenemos un par de manos para defendernos, pero que serán muchas manos y mucha fuerza, si nos resolvemos a juntarlas y a usarlas al menos cuando los nervios de la dignidad popular nos lo reclamen y no podamos ya seguir bancando lo que venga así como así.

Ayer, 13 de junio de 2012, en vísperas del cumpleaños 84 de Ernesto Ché Guevara, la impunidad capitalista recibió en Uruguay el par de bofetadas que todos estábamos esperando desde hace mucho, muchísimo tiempo.

Desde hace siglos, como quien dice.

Gabriel –Saracho- Carbajales, 14 de junio de 2012, fecha del nacimiento de Ernesto

carbajales - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:37:36
postaporteñ@_______________________________

¡¡¡ Vivan los compañeros !!!

 

 Informamos que el día de hoy, jueves 14 de junio de 2012, falleció el Compañero José Pacella Giglio en la ciudad de Montevideo, a los 67  de  años de edad.

 José Pacella (N° 2788 en el EMR N° 1) permaneció   recluido desde 1980 a 1985 durante el período del Terrorismo de Estado.

 El colectivo de Crysol rinde homenaje  a este auténtico  protagonista de la lucha del pueblo uruguayo y hace llegar sus sinceras  condolencias  a sus familiares, sus compañer@s y amigos.

 ¡¡ Hasta siempre, José!!

CRYSOL

CRYSOL - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:33:45
postaporteñ@_______________________________

El Intransigente Más Amado

 

Helios Sarthou (1926-2012)

Las notas necrológicas reiteran datos significativos, como la referencia a su primer discurso público a los 11 años, parado sobre un cajón y en defensa de los republicanos españoles.

También otros algo engañosos, como el de su condición de "fundador del Frente Amplio". El ser humano entrañable que se llamó Helios Sarthou estuvo, por cierto, entre quienes se incorporaron a esa fuerza política desde el comienzo en 1971, cuando él tenía ya 44 años, pero no entre quienes definieron, mediante complejas transacciones, sus acuerdos fundacionales.

La excelencia de Sarthou como abogado laboralista incluyó una gran destreza para negociar, pero esas artes sólo le parecían aceptables para ganar terreno contra los adversarios. Dentro de la izquierda, por el contrario, vivió aferrado a sus banderas y rechazó siempre, desde el fondo de su ser, la sola idea de arriar alguna de ellas aunque fuera en forma transitoria, porque estaba convencido de que formaban un todo irrenunciable.

Sus convicciones humanistas y libertarias lo impulsaron, a partir del "tercerismo" universitario, en pos de un horizonte socialista, nutriéndose de Marx pero también de Jauretche y de Foucault.

No concibió la posibilidad de construir el futuro que anhelaba sin una revolución, y asumió por lo tanto la necesidad de forjar organizaciones populares, pero la política sectorial no era lo suyo, y si hubiera sido necesario transar con él para fundar el Frente Amplio en 1971, el debate habría sido tan épico como infructuoso.

En varias de las organizaciones que integró se hizo popular un chiste cariñoso: "Cualquier discusión política en la que Sarthou participa tiende a terminar con tres posiciones consolidadas: la de nosotros, la de vosotros... y la de Helios".

Su largo trayecto en la izquierda política, que incluyó la Agrupación Nuevas Bases, la Unión Popular, el Movimiento 7 de Octubre, la Izquierda Democrática Independiente, el Movimiento de Participación Popular, la Corriente de Izquierda y -tras abandonar el Frente Amplio, en 2008- Asamblea Popular, estuvo marcado por internas tormentosas, sucesivas rupturas y más de un fracaso, pero mientras recorría esos caminos (con iras bíblicas pero sin perder el buen humor; nunca del todo satisfecho pero siempre lleno de energía para perseguir su ideal), acumuló victorias peleando sin tregua por los trabajadores, muchísimas veces en forma honoraria, y prodigó su labor docente desde las aulas de la Universidad de la República, por los medios de comunicación y en la vida cotidiana, tan elocuente como consecuente, con las poderosas herramientas de su vasta cultura, su inteligencia filosa y su profunda capacidad de empatía.

No alcanzan estas líneas para dar cuenta de la intensidad con que cultivó la vida y la variedad de sus intereses.

Fue un temible campeón de ping pong, estuvo muy cerca de añadir a sus muchas actividades la de maestro de escuela, se dedicó seriamente a la música y llegó a componer una sinfonía...

Falleció el sábado 2, y tanto en su velatorio como en el entierro fue notable la cantidad de los dolientes, pero más aún su diversidad.

Helios se peleó políticamente con medio mundo, pero personalmente con casi nadie. Aunque se discrepara profundamente con él, era imposible no respetarlo, y muy difícil no quererlo.

Marcelo Pereira l

a diaria 4/6/12

Enviado por Félix Vitale

 

El domingo 03 de junio del 2012, muchos uruguayos compartimos la marcha hacia el cementerio del Buceo, donde descansa nuestro compañero y amigo, Helios Sarthou.
Allí, el profesor Hugo Barbagelata, dedicó una emocionada despedida.

La compartimos con todos

Eduardo Abeleira

Palabras de Hugo Barbagelata en la despedida a Helios Sarthou

posta - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:31:59
postaporteñ@_______________________________

Argentina Memoria histórica: 50 Aniversario de la 1ª Primera Acción Armada Urbana

 

Acto conmemorativo

"...y pensar que 50 años no es nada"

Marcelo T de Alvear 2230 Viernes 15 de Junio 21:00 horas

Con 3 de aquellos Cumpas fundadores

Jorge Borean    Juan Carlos Cibelli     Jorge Pérez

 

En la madrugada del 16 de junio de 1962, justo hace medio siglo, se llevó a cabo la primera acción de lucha armada "urbana" en la Argentina: el robo de las armas del Instituto Geográfico Militar (IGM), en el barrio de Palermo.

La llevó a cabo una "Organización" secreta y anónima, fundada por ex militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Praxis que conducía el intelectual Silvio Frondizi, y que ocho años después iba a constituirse en la columna vertebral de las FAL, Fuerzas Argentinas de Liberación, muy poco conocidas a pesar de su importancia histórica.

Pero en 1962 eran apenas un puñado de militantes, casi todos de entre 20 y 21 años de de edad y, casi sin excepción, oriundos de la zona sur del Gran Buenos Aires. Leían ávidamente a Lenin e imaginaban ser algún día la vanguardia revolucionaria que tomara el poder en la Argentina para el proletariado.

Curiosamente, a pesar de la cercanía en tiempo y espacio de la Revolución Cubana, en su imaginario político pesaban más la insurrección de los bolcheviques en Rusia y la organización estructurada en forma de células del Frente de Liberación Nacional en Argelia: dos revoluciones "urbanas".

Jamás pensaron en crear una guerrilla rural, como sí lo hicieron más o menos en esa misma época los Uturuncos, el EGP de Jorge Masetti o las FARN del Vasco Bengoechea, siglas que apenas precisan aclaración.

Por otra parte, los fundadores de la Organización dispuestos a  robar las armas del IGM eran jóvenes que habían vivido desde que tenían uso de memoria el apogeo del "Estado de Bienestar", aún vigente, por lo cual es lícito preguntarse qué los empujaba a rebelarse con tanto ardor contra el "sistema".

Tal vez, la respuesta esté dada por dos órdenes de factores.

Uno de ellos eran sus propias experiencias en las luchas estudiantiles por la universidad laica y en las prolongadas huelgas bancarias de fines de los años 50; en las primeras habían participado Jorge Borean y Jorge Pérez cuando todavía estaban en el colegio secundario, y en las segundas, Juan Carlos Cibelli, delegado del Banco Provincia. Las derrotas y las represalias sufridas habían herido profundamente a todos ellos, y en cierto modo a toda su generación.

Otro motivo era la certeza por entonces indiscutible de que el mundo socialista avanzaba inexorablemente sobre el capitalista y lo aventajaba en logros de todo tipo: desde la carrera espacial hasta los deportes olímpicos y el ajedrez. "A veces, la seguridad del triunfo es el mejor aliciente", razona Pérez.

De todas formas, entrar al IGM y asaltar armería era una acción temeraria y desproporcionada para los recursos con que contaban entonces, en 1962.

El plan consistía en entrar al predio trepando un muro de tres metros sobre la calle Maure, arrastrarse hasta la armería, llevarse las armas, cargarlas en bolsos y volver a salir. Lo había concebido un año antes el líder del grupo, conocido como "Villa", mientras hacía el servicio militar en esa dependencia del Ejército, e incluso reclutó para hacerlo (y para la Organización) a otros dos colimbas, apodados "Salinas" y "Arregui".

Durante una guardia se robaron la llave y se la entregaron a un compañero que pasó caminando por la avenida Cabildo; hicieron una copia adentro de un auto con un molde de plastilina (llevarla a un cerrajero habría sido dejar la primera pista) y esa misma noche comprobaron que funcionaba. Guardaron el duplicado para utilizarlo recién el año siguiente, cuando ya hubiesen sido dados de baja. Además, Villa le encargó a Salinas, que era fotógrafo de sociales, tomar retratos de sus compañeros posando en cada rincón del predio para tener el sitio relevado y no borrarlo de la memoria.

Ya en 1962, en una muy inteligente operación de contrainteligencia, se fijó la fecha para el 16 de junio, séptimo aniversario de los bombardeos a Plaza de Mayo de 1955, para hacer creer que podía tratarse de una vendetta de sectores del Ejército más afines al peronismo, los "azules", contra los más antiperonistas, los "colorados".

La paciencia y el modo casi científico de idear sus operaciones fue desde el primer momento el sello distintivo de la Organización "proto FAL".

Pasaron casi un año turnándose para a ir a estudiar los movimientos en los alrededores del IGM.

Una supuesta pareja iba varias noches por semana a franelear junto al paredón, hasta que su presencia se volvió parte del paisaje. Además, practicaron infinidad de veces cómo treparse a un muro de tres metros con una escalera hecha con sogas y palos de escoba, así como el recorrido que debía hacer el taxi al llevarse el botín.

Por último, unas dos o tres semanas antes, Cibelli acudió como cualquier hijo de vecino a comprar un mapa; sabía que iban a derivarlo a una oficina y aprovechó para darse una vuelta por adentro, haciéndose el distraído, para chequear que todo seguía igual que en las fotos.

En la madrugada del 16 de junio, pasada la una, el único vehículo con que contaban, el taxi que manejaba uno de ellos, llegó hasta el paredón con la parejita adentro. Otra pareja más, en la esquina, hacía de campana. Cibelli fue el primero en subir al paredón, cortó los alambres de púa con un alicate y tiró la otra mitad de la escalera hacia adentro.

Entraron ocho: Pérez y Borean se quedaron junto al paredón; Arregui, Salinas, un vendedor de diarios de Constitución (que además era delegado en el gremio de los canillitas) y "Silvia", una militante de Temperley, se escondieron debajo de un acoplado. Por último, Villa y Cibelli se arrastraron unos cincuenta metros en la oscuridad hasta la armería: eran los dos hombres con más peso en la Organización, y fueron los que tomaron el mayor riesgo.

Abrieron la puerta con la llave duplicada un año antes, entraron, y alumbrándose con una linterna, metieron en los bolsos todas las armas que pudieron cargar: dos ametralladoras Halcón, tres PAM y cuarenta y cuatro pistolas Colt 45, más lo que pudieron llevarse de munición.

Tardaron un cuarto de hora en hacerlo y salieron con cuatro bolsos cruzados sobre los hombros cada uno. Antes de irse, dejaron caer la pista falsa: un boleto de tren picado en la estación José C. Paz, donde había un barrio de viviendas de militares mayoritariamente "azules".

Un detalle: el hecho de que para entonces las fuerzas armadas habían desalojado del gobierno a Frondizi y erigido en su lugar un engendro de gobierno cívico-militar encabezado por José María Guido, titular del Senado, no alteró en lo más mínimo los planes.

Los ocho volvieron a subir y bajar por la escalera de cuerdas. Cargaron los bolsos en el taxi, que se alejó siguiendo el recorrido ensayado decenas de veces. El chofer ya sabía por qué puntos tenía que pasar, y en cada uno de ellos había apostado algún colaborador con la tarea de llamar por un teléfono público a Julia, la novia de Villa, para confirmar que lo había visto. Una hora más tarde descargaron los bolsos en la casa de Cibelli, cerca de Marinos del Fournier, un apeadero del ferrocarril entre Villa Lugano y Tapiales. Pérez, que hacía la colimba en la Policía Federal y participó de la acción con el uniforme azul, capote incluido, se quedó dando vueltas varias horas por ahí hasta entrar en servicio.

La acción y permaneció oculta para la opinión pública -como querían sus autores-, en buena medida porque los propios militares decidieron silenciar el hecho.

Pero su importancia histórica radica en que ocurrió un año, dos meses y trece días antes que el asalto del Movimiento Nacionalista Revolucionario Tacuara de "Joe" Baxter al furgón pagador del Policlínico Bancario, el 29 de agosto de 1963, que suele ser presentado por los historiadores y estadígrafos como el primer episodio de la "guerrilla urbana" en la Argentina.

Además, fue el único hecho armado insurgente de esa época, la primera mitad de los años 60, que podía considerarse completamente exitoso, como no lo fueron el del Policlínico, ni los sucesivos intentos de Uturuncos, ni el abortado antes de nacer del Vasco Bengoechea, ni la guerrilla del EGP en Salta.

Los miembros de la Organización hubiesen querido que la lucha revolucionaria fuera siempre así, casi como un juego de estrategia o una partida de ajedrez, hecha de acciones limpias, sin sangre, muertos ni heridos.

El arte de triunfar reduciendo al mínimo la posibilidad de enfrentamiento real, tal como enseñaban los teóricos de la guerra   Liddell Hart  o Sun Tzu. Por desgracia, todo lo que ocurrió años más tarde fue muy distinto.

Ariel Hendler

posta - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:28:43
postaporteñ@_______________________________

¿Stalingrado o no?

 

Resulta cada vez más claro que la disyuntiva que se le presenta al imperialismo yanqui en Siria es si marcha hacia su Stalingrado o no: Rusia ha estado reculando ante los avances imperialistas en sus zonas de influencia, primero, y sobre sus propias fronteras después, desde Europa Oriental al Medio Oriente, de Afganistán al Norte y Centro de África, pero en Siria los rusos, aparentemente, han decidido a establecer su Stalingrado, si es que no capitulan una vez más; por otro lado, hay que ver si los yanquis habrán de maniobrar para zafarse.

Hilary Clinton ahora acusa a Rusia de proveer helicópteros artillados a Siria, vieja táctica del imperio para aislar a regímenes que le son hostiles mientras que por otro lado alienta a Khatar y Arabia Saudita a financiar a los rebeldes cipayos y, al mismo tiempo, condicionar a Rusia o China según sea el caso.

Hasta ahora los rusos han mantenido su posición en Siria porque ven las implicancias de su caída que llevaría a un avance mucho más rápido del imperialismo sobre Irán y África y aún sobre Paquistán, del que el Secretario de Guerra de los Estados Unidos, León Panetta, declaró que "ya estamos perdiendo la paciencia con Paquistán”.

Por su parte China ahora enfrenta además la reubicación gradual de la flota naval del imperio hacia su mar continental; el espacio para recular se va acercando a la muralla.

Para los corifeos de izquierda del imperialismo que aplaudieron el bombardeo a Khadafy y celebraron la "revolución" de los giles que se abrazaban a los militares en Tahrir, junto con Hilary Clinton y John McCain, el llamado del Consejo Nacional Sirio y el Ejército Sirio de Liberación a la intervención militar del imperio no tendría resonancia porque los elementos puestos en el mismo por el imperialismo serían minoría; lo mismo decían en Libia.

De  alguna manera esta izquierda le adjudica al imperialismo la facultad de respetar las decisiones de la mayoría pero, en cuanto al Consejo o el ejército cipayo, el llamado se hizo reiteradamente por lo que, excepto la izquierda miope, nadie ve contradicciones además, en los momentos definitorios, el imperialismo impondrá su fórmula por la fuerza, a menos que los rusos lo hagan con su Stalingrado.

Asad ,al igual que Ben Alí, Mubarak, y aún Khadafy, con diferentes matices, no son gobiernos que merecen apoyo alguno; aunque hay que marcar las diferencias entre Ben Alí-Mubarak y Khadafy-Asad, mientras los dos primeros representaban claramente los intereses del imperialismo, Khadafy y Asad han tenido  serias confrontaciones con el mismo, aunque a veces colaboraran también.

En Túnez y Egipto el imperialismo maniobró para colocarse al tope del proceso reformista y así renovar su dominio; en Libia y Siria ha llevado una política de tierra arrasada para lograr así el mismo objetivo y, al mismo tiempo, hacer retroceder a Rusia y China aún mas; por esta razón es mayor la probabilidad de que en Siria el imperialismo haya arribado a un nuevo Stalingrado.

El triunfo de la rebelión proimperialista en Siria no solo significaría otro golpe para Rusia, China e Irán que, al igual que en Libia, donde bandas de forajidos armados aterrorizan a la población, imponen sus venganzas, extorsiones, limpieza étnica, etc.; la vida para las minorías étnicas de Siria sería imposible bajo un régimen de los fanáticos islamistas y proimperialistas y, como en Libia, la economía estaría en manos de las corporaciones imperialistas.

La derrota del imperialismo  yanqui y sus agentes no solo no puede separarse de la lucha por la revolución socialista sino que adquiere un carácter predominante en este momento.

GATI - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:21:34
postaporteñ@_______________________________

postalinas

 

PIT-CNT

CONFERENCIA DE PRENSA

Jueves 14 de junio 2012

Nuestro  PIT-CNT, convoca en forma grave y urgente a una Conferencia de Prensa el día jueves 14 a las 11 Hs en el local de nuestro PIT-CNT (Jackson 1283).

El día martes 12 de Junio fue ejecutada la orden de expulsión sumarísima contra nuestro compañero José Morales Brum, metalúrgico por parte de la Delegación del Gobierno de Canarias.

Más allá de la forma que se le quiera dar esta expulsión el fondo está en las actividades que realizaba Morales Brum en el día a día.

Vinculado desde su llegada a la sociedad canaria a la defensa de la migración, ha denunciado de forma permanente las violaciones a los más mínimos y elementales DDHH de los y las migrantes.

También se lo conoce por su implicación activa y solidaria en defensa de la causa de la libertad del pueblo saharaui.

Pero parece que la gota que desbordó el vaso fue la participación de Morales Brum en una movilización pacífica, en Lanzarote, contra el Ministro José Manuel Soria, por el apoyo de este a las prospecciones petrolíferas impulsadas por Repsol.

Afirmamos al igual que nuestro camarada ha sido objeto de una persecución política desde hace ya más de un año, cuando  ya se lo había intentando expulsar por su solidaridad antes mencionada con la causa Saharaui.

Vemos detrás de esta expulsión la crimininalización al migrante para que no participe, incida y resuelva en el lugar que reside.

Por último no debemos dejar de recordar que con esta expulsión el Gobierno Español vuelve a desconocer el Artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dónde señala claramente en su literal 1 Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

Marcelo Abdala

Sec. de Organización

 

 CON CUENTAGOTAS

No gasten energía; es decir déjense de hinchar las bolas y preocúpense de elaborar "algo" alternativo a la "sociedad de la mercancía"

De otra manera están como los primeros cristianuchos

Los quiero (con cuentagotas)

Estamos viviendo un proceso en que la "sociedad de control" ha tomado el poder sobre la "sociedad disciplinaria"

Si no se tiene en cuenta este tipo de contradicciones incorporada al desarrollo revolucionario del sistema capitalista (anatemizada por el Che) estamos meando afuera del tarro

Larga vida a los meadores

Antes de hablar/escribir/publicar/excretar semánticamente; PIENSEN ya que puede ser una nueva y saludable experiencia

El Felino

 Omnia sunt communia

posta - postaporteñ@ 786 - 2012-06-14 23:17:25
postaporteñ@_______________________________

Había una vez un Hipopótamo y un Caballo de Troya

 

APUNTES EN RELACIÓN CON LA NUEVA

ADMINISTRACIÓN FRENTEAMPLISTA

 

En relación con el planteo del compañero Aldo Gili y las discusiones estratégicas

(Este artículo fue escrito hace dos año, aproximadamente; ahora lo entrego sin revisarlo y sin tocar un punto ni una coma. Que hable el proceso)

 

...Desde nuestra definición revolucionaria indo-afro-americana llamamos al Uruguay “pequeña comarca”, dado que, para nosotros, “este país”, sólo expresa una realidad particular en algunos de sus aspectos ya que, desde su origen y a lo largo de la historia, ha pertenecido y ha estado vinculado a una raíz mayor y a un contexto indisoluble; a este aspecto marco le llamaremos (le hemos llamado) Comarca.

Por tanto entendemos que la “pequeña comarca” es el Estado nación uruguayo y la Comarca es la geografía vinculante desde la revolución artiguista hasta nuestros días; o sea: la región inmediata prefigurada en la génesis de las provincias Unidas y la Liga Federal...

La estrategia y la táctica revolucionaria

“En el marco de coyuntura que atraviesa el continente y en relación dialéctica con la necesaria estrategia, visualizamos algunas cuestiones de importancia a atender en lo inmediato y analizamos el “cómo” desarrollar dicha acción en dicho terreno.

 Si asumimos que la estrategia consiste en desarrollar una serie de herramientas sociales-políticas para imbricar todas las formas de lucha de manera dialéctica hacia un objetivo final asumimos

que: en este sentido no debemos hablar de “tácticas lineales” ni de “tácticas sinuosas” o de otras variantes de dudoso rigor a la luz del análisis de clase.

En el desarrollo de los procesos, las contradicciones deben resolverse a partir de la lucha de contrarios en un sentido de superación.

Cada coyuntura específica particular deberá analizarse desde un posicionamiento de clase y en función de los intereses del proceso revolucionario; los factores que se visualicen como “polos” de la contradicción serán objeto táctico de la acción popular continental; dicha acción deberá lograr superar dialécticamente, en un sentido ascendente, las condiciones actuales en favor del proceso revolucionario.

 Desde esta concepción puede sí, en determinados momentos del proceso, hablarse de repliegues tácticos (táctica defensiva) o de avances tácticos (ofensiva táctica).

Estas opciones deberán considerarse a partir de una justa valoración de la correlación de fuerzas en cada momento y lugar, mas, en esencia la táctica debe estar en función de aportar al desarrollo de la estrategia desde el plano histórico concreto particular en cada caso.

Podrá, al mismo tiempo, en algún frente de lucha operarse con una ofensiva táctica y en otro frente a partir de una táctica defensiva.

Lo fundamental, para acertar a la hora de decidir qué táctica desarrollar, es una justa valoración de las fuerzas en pugna sobre el terreno específico (análisis concreto de la situación concreta).

 No hay entonces una “receta” táctica y por ende, toda decisión de este nivel, debe ser tomada con cierta autonomía por las fuerzas del campo popular que estén en el terreno de operaciones en condiciones de incidir en los procesos; estas decisiones (de carácter esencialmente político) deben visualizarse en función del conjunto y no de la parte.

La táctica es un “arte” de particular importancia y desde ésta se logrará desarrollar, de manera superadora, cada momento en función de la estrategia en la medida de los aciertos, o se operará en desmedro del conjunto desde el punto de vista estratégico cuando los errores tácticos incidan negativamente.

Nos atrevemos a afirmar entonces que sin teoría revolucionaria no habrá práctica revolucionaria; que la estrategia revolucionaria signará el proceso pero que sin aciertos tácticos articulados la estrategia es una ilusión.

La praxis revolucionaria desde el método dialéctico se articula a partir de la afirmación, la negación y la negación de la negación.

La síntesis creadora y conciente es la base del método. La estrategia es continental y la táctica debe ser autónoma aunque no aislada de una justa valoración sistémica.” [1]

Hace un mes que ha asumido el nuevo Ejecutivo de esta administración; podemos (debemos), desde el espacio de intención revolucionaria, tener nuestras propias caracterizaciones del mismo; podemos, de igual modo, especular y proyectar previsiones en relación con la gestión futura.

Asimismo podemos elaborar toda suerte de aproximaciones en relación a las esperanzas y expectativas de quienes le han, desde su base electoral, encomendado la administración para los próximos cinco años.

Lo que no debemos hacer, desde nuestra posición, es confundir deseos con realidades ni creer que los procesos contradictorios de la fuerza política Frente Amplio y la interna del gobierno en su relación con esa base electoral y los poderes fácticos pueden superar lo que requiere de otras cuestiones.

Este gobierno que se ha instalado es diferente al que se desarrolló desde la administración Vázquez; afirmar que es más de lo mismo, que es “peor de lo mismo”, creer que no hay diferencias o no ser capaces de analizar si existen es, a no dudarlo, una posición riesgosa, políticamente torpe y para nada dialéctica.

Debe, desde posiciones revolucionarias, hilarse muy finamente en las caracterizaciones; debe hilarse muy fino en la capacidad de visualizar matices; debe, asimismo, comprenderse que este momento es producto de un desarrollo y que ese desarrollo arranca, al menos, en el Batallón Florida en el año 1972.

Cabe, de igual manera, partir de la base de que este gobierno está “hegemonizado” por el aparato del MLN-MPP y que a la cabeza del mismo se encuentran dirigentes “históricos” que, lejos de impulsar en los sesenta y setenta planteos anclados en la convicción de que la lucha de clases es el motor de la historia, desde su génesis, pretendieron un proyecto nacional en contraposición con la necesidad de una revolución americana en el marco de la estrategia guevarista, y eligieron una estrategia policlasista -cuando no pequeño burguesa- de alianzas efímeras, en pos de “una Patria para Todos” en contraposición con la necesaria adopción de un posicionamiento de clase definido.

A esta debilidad genética, a la ecléctica construcción de una organización amorfa y sin una doctrina clara le impregnaron una metodología confrontativa y un marketing político atrayentes, y de “moda” entonces, que permitió propalar en el Uruguay, en el continente y en el mundo una imagen idealizada y deformada de una seudo guerrilla que llegó a considerarse la más importante de América Latina y que, sin embargo, no superó nunca el plano propagandístico, nunca llegó a desarrollarse en el plano militar como un ejército popular o un verdadero contrapoder y adoleció –además- de jamás lograr (o intentar) convertirse en una organización coherente desde el plano doctrinario, político y metodológico.

Sobre esos falsos paradigmas se sostuvo el mito MLN-T a través de tres décadas; sobre estos y otros falsos paradigmas se sostiene este gobierno y el apoyo de masas que, compréndase, anótese y considérese, este gobierno posee; nos agrade o no.

Pese a las afirmaciones precedentes, en relación con el MLN-T histórico y su accionar en los sesenta y setenta cabe, no obstante, precisar alguna cuestión complementaria; si bien hemos señalado críticamente algunos aspectos fundamentales que permiten visualizar cierta “continuidad” entre su visión inicial y la actual, es imprescindible remarcar, positivamente, algunas cuestiones: la línea confrontativa de su accionar y la arriesgada acción y consecuencia revolucionaria de cientos de sus integrantes es innegable y debe ser reconocida pese a las falencias originarias señaladas; debe, asimismo, analizarse por qué prevaleció entonces, al menos desde el año 72 y posteriormente a la salida de la dictadura, una corriente negociadora, conciliadora y sistémica.

Afirmamos esta tesis en el sentido de que la dialéctica de esta organización, en relación con su accionar, se sustenta en lo ya planteado; más allá de intenciones y metodologías y de la honestidad y convicción revolucionaria de muchos de sus militantes, no podía darse otro desarrollo que el que sucedió, producto, refirmamos, de al menos tres factores ya señalados; a saber:

predominancia de extracción pequeño burguesa; amorfía doctrinaria y organizacional; privilegio del método por sobre la ductilidad táctica y menosprecio del accionar del frente de masas en beneficio del “aparato”.

Antesala para un contexto inmediato

Hace décadas que, para cierta izquierda, el enemigo visible y denunciable es exclusivamente el imperio, esto propiciado por ciertas elucubraciones amparadas en los proyectos de liberación nacional y en las alianzas políticas con supuestas burguesías nacionales; hace casi cuarenta años que casi nadie denuncia a las roscas oligárquicas y a la burguesía que domina los resortes económicos, políticos, superestructurales.

Así como torpe es no comprender los matices y la interrelación que existe en los diferentes procesos en cada comarca americana, es extremadamente peligroso no comprender que, en esencia, la cuestión del poder es la que debe analizarse y plantearse en esta hora donde el sistema capitalista se encuentra en un estadio de desarrollo cualitativamente diferente, incluso, al que Lenin analizara en “Imperialismo, fase superior del capitalismo”.

El primer aspecto a analizar (cosa que no haremos aquí ya que este aspecto, por sí sólo, demandaría cientos de páginas) es que la tendencia del desarrollo del proceso hace suponer que, de prevalecer el capitalismo como sistema a escala global, en pocas décadas no habrá ni escala ni globo; colapsará el planeta.

El segundo aspecto a analizar es que el sistema no colapsará, porque es la arquitectura económica, social y superestructural que la clase dominante -a escala mundial- ha edificado en siglos para que sus intereses privilegiados sean intocados.

 Esta clase es la burguesía, más allá de especificidades y vínculos económicos y de poder; esta clase no se suicida como tal ni se redime en función de intereses “comunes” a escala planetaria.

Esta clase es capaz de destruir el planeta, en términos literales, con tal de mantener sus privilegios aunque sea cincuenta o cien años más.

Esta clase (algunos de sus sectores) ha devenido en rosca oligárquica a nivel mundial y reposa sus asentaderas en un complejo industrial-militar-financiero que articula los conflictos interimperialistas (es decir interburgueses) en una suerte de gran tablero de ajedrez donde los peones son los pueblos, y las demás piezas componen una partida donde el rey se resguarda pese a todo.

El rey es el sistema capitalista a escala planetaria. Los alfiles pueden cambiar de bando, se puede perder un caballo, entregar una torre pero nada más.

Del documento de “Estrategia y Táctica” del MPP

    “El gobierno, para nosotros, puede y tiene que ser parte de esa construcción de poder nacional. Pero sin perder de vista que la construcción del socialismo, además del poder, requiere del suficiente desarrollo de las fuerzas productivas y de la socialización de estas ahí donde se han desarrollado...

Es decir, que el desarrollo o socialización de las fuerzas productivas forma parte del poder necesario para construir el socialismo.”

    “La consigna estratégica debe ser:

 LLEGAMOS PARA QUEDARNOS PORQUE DEBEMOS CRECER PARA CREAR PODER NACIONAL.”

    “Ese propósito estratégico es irrenunciable, legal y legítimo:

Están las condiciones dadas para seguir creciendo en la forja de un vasto y mayoritario movimiento político y social que exprese la unidad y la estrategia de las fuerzas nacionales.

 Ellas tienen pleno derecho e ineludible obligación de tomar en sus manos no sólo los resortes del Gobierno sino los del Poder para que entonces las palabras “liberación”, “nacional” y “soberanía” no sean más que palabras.” [2]

    En respuesta a algunos párrafos de este Documento

“Existimos, y lo asumimos con calma, organizaciones de izquierda revolucionaria, marxista, radical, que no contamos con apoyo de masas; es hoy, a no dudarlo, un hecho.

Se afirma que actuamos al margen de ellas y sin su apoyo; decimos: pero actuamos para nada ajenas a los intereses de clase de esas masas, más allá de su (todavía) escasa comprensión.

 Existen también, sin embargo, organizaciones que se autoproclaman de “izquierda”, que reciben el apoyo de masas pero que no salvaguardan a la clase explotada y expropiada e, incluso, actúan contra sus legítimos intereses asumiendo la defensa irrestricta del imperio, el capital financiero, la oligarquía y la burguesía; es, a no dudarlo, otro hecho.

 Es cierto que en la coyuntura actual, quienes reivindicamos posturas radicales, de principios de izquierda, desde posiciones de clase y visualizando las contradicciones fundamentales y principales, no logramos aún movilizar masas; una de las causas, entre otras, es la confusión que han sembrado organizaciones otrora “revolucionarias” y ex principistas en esas grandes masas.

Al igual que en las décadas previas a los sesenta, esas organizaciones de la izquierda marxista y revolucionaria, pese a su justa prédica, no lograban convencer masas y éstas eran dirigidas por los partidos de la burguesía, hoy, quienes no hemos claudicado y reconocemos en la base material y las relaciones de producción la causa primera de la injusticia (o sea la “raíz”) todavía no logramos “oídos” en sectores del pueblo objetivamente explotados, marginados, engañados e hipnotizados por el tinglado “progresista-emepepista”.

 Esta carencia debemos corregirla y atenderla autocríticamente pero sin renunciamientos y sin rendiciones.” [3]

Nuestra “pequeña” comarca

  “De una comarca de la América española a otra comarca varían las cosas, varía el paisaje; pero no varía el hombre. Y el sujeto de la historia es, ante todo, el hombre.

La economía, la política, la religión, son formas de la realidad humana. Su historia es, en su esencia, la historia del hombre.”

            José Carlos Mariátegui

            La unidad de la América indo-española

 

Sería interesante abordar el análisis en relación a lo que puede esperarse de la nueva administración, a la luz de lo que ha dejado en pie la saliente y relacionado esto con la conformación de la coalición Frente Amplio y sus principales fuerzas y actores; obviamente, este análisis debe partir de la cuestión económica, de los factores sociales y, en último término, de lo superestructural.

Vemos con preocupación que, tanto desde posiciones críticas como desde posiciones proclives al gobierno, el hincapié se realiza de manera inversa, privilegiando en estos análisis una postura ideologizada y, por tanto, cargada de subjetivismos y análisis forzados.

El Uruguay es una sociedad dividida en clases, enmarcado en una estructura económico-social capitalista y dependiente; esta afirmación difícilmente sea discutible.

  Desde nuestra definición revolucionaria indo-afro-americana llamamos al Uruguay “pequeña comarca”, dado que, para nosotros, “este país”, sólo expresa una realidad particular en algunos de sus aspectos ya que, desde su origen y a lo largo de la historia, ha pertenecido y ha estado vinculado a una raíz mayor y a un contexto indisoluble; a este aspecto marco le llamaremos (le hemos llamado) Comarca.

 Por tanto entendemos que la “pequeña comarca” es el Estado nación uruguayo y la Comarca es la geografía vinculante desde la revolución artiguista hasta nuestros días; o sea: la región inmediata prefigurada en la génesis de las provincias Unidas y la Liga Federal.

 En la actualidad, y desde hace al menos una década, algunos aspectos estructurales se han visto modificados dramáticamente.

Estos aspectos no han hecho más que afianzar y profundizar al Uruguay como un país inserto en el área de lo que denominamos países “capitalistas y dependientes”.

El Uruguay ha pasado, en vinculación con la tierra y su modelo de explotación, a ser radicalmente distinto a lo que fue hasta finales de los ochenta; en tal sentido, de ser un país agropecuario, sustentado (y sumido) en el latifundio y en la producción extensiva en manos de unas pocas familias de la oligarquía, ha devenido en un modelo forestal y de monocultivo en manos de sociedades anónimas y, por tanto, en manos de empresas extranjeras con apoyatura en algunos estratos de la burguesía vinculada a las finanzas, las cuales, obviamente, se emparentan también con aquellas familias de la vieja “rosca”.

Esta nueva realidad es definitoria aunque no implica un único rasgo a considerar.

De igual manera existen otras situaciones a tener en cuenta en este marco y visualizamos, asimismo, algunos esbozos de típica producción capitalista aún en el campo; de todos modos, creemos que, el rasgo fundamental a considerar en torno a la tierra y, en consecuencia, en relación con los recursos naturales, es que se han entregado a manos extranjeras en una dimensión asombrosa que pone en cuestión nuestra propia existencia como Estado-nación.

 La producción agropecuaria típica se sigue estructurando, fundamentalmente, en torno a un modelo exportador de “commodities” (materia prima bruta con escasa o nula manufactura posterior).

Las producciones familiares y/o cooperativas (las más de las veces artesanales) son, casi exclusivamente, formas de sustentación parciales y sujetas al manejo imprevisible del mercado interno, además deformado por la especulación y la gravitación negativa de las importaciones que afectan, de manera tremenda, la posibilidad de hacer sustentables estos proyectos.

 En vinculación con la industria es, a todas luces, escasísima o nula la existencia de producción de importancia en el sentido de favorecer posibilidades de incidir en la generación de divisas significativas a partir de la exportación de productos manufacturados.

Prácticamente en ninguna rama de la producción existen, como sí en otras décadas, fábricas de porte y, por ende, son casi ausentes las concentraciones de obreros y trabajadores en la producción sistematizada y encadenada a una forma clásica.

 Quizá sólo en el terreno de la informática (y algunas áreas vinculadas y afines) puede verse un proceso de signo contrario; este aspecto, si bien puede ser de importancia en un terreno de desarrollo estratégico futuro, escasa o nula incidencia tiene hoy para los trabajadores en su conjunto y, de este espacio productivo, no surgirá ninguna posibilidad de desarrollo de contradicciones antisistémicas en el corto plazo.

  Podemos ver, con claridad, que sólo se ha desarrollado el área vinculada con los servicios y el comercio.

 Esta realidad hace de nuestra economía, ya deformada hace décadas, una suerte de eslabón muerto en la cadena de relaciones sociales de producción.

 Existe, por todo esto, una casi nula existencia de un “campesinado” clásico y, por cierto, es relativamente escasa (aunque creciente) la presencia de un conglomerado importante de trabajadores rurales asalariados.

De igual manera podemos definir qué:

a la casi ausente clase obrera en sí, se le suma el preocupante ingrediente de la inexistencia de una clase para sí.

 En las tres últimas décadas se ha modificado y agravado un componente esencial de nuestra realidad social; este es la marginación a que se ha llevado a miles de niños, mujeres y hombres.

 Esta marginación que lleva años y ha superado ya las dos generaciones de individuos es un componente estructural imposible de no contemplar.

Esta marginación no sólo es consecuencia directa de la acción del sistema sino que es funcional al mismo en la medida que no sea objeto de una acción precisa, eficaz e inteligente.

Esta marginación es, además, marginalidad que no sólo es concreta sino, muchas veces, operativa.

 En el plano de la cultura, en todos sus aspectos, preocupa y alarma el descaecimiento que se sostiene y se profundiza hace tres décadas; es preocupante el seguidismo de la Universidad a la ideología dominante y la creciente incidencia del área privada en este aspecto (elemento coadyuvante aunque no exclusivo); la intelectualidad, antes importante, pujante y presente en todos los debates que cruzaban el entramado social, muestra y demuestra la derrota ideológica sufrida en los ochenta y noventa por el campo popular.

Los sindicatos y las organizaciones de masas, en lo social, presentan una creciente carencia operativa de carácter contestatario y se adecuan, amoldan y adormilan en el escasísimo marco que permite la acotadísima posibilidad de lucha económica y reivindicativa.

 Las organizaciones políticas se encuentran inmersas y sumidas en la mediocre e inviable superación de fenómenos superestructurales y nada hacen en la dirección de analizar, proponer y modificar cuestiones vinculadas con la estructura económica y las relaciones que de ella se derivan.

 Es en este marco que nos movemos y este marco incorpora, como correlato superestructural, cultural e ideológico, la comprobación de que nos encontramos en la más difícil coyuntura conocida, para impulsar ideas y prácticas revolucionarias, vivida en décadas. Es difícil recordar una etapa en nuestra historia donde la orfandad doctrinaria se expresara con tanta crudeza como en nuestros días.

El actual gobierno y las perspectivas inmediatas

El actual gobierno del Frente Amplio ha sido definido y se lo continúa caracterizando (aún por fuerzas de intención revolucionaria y afines) unas veces como socialdemócrata, otras como social liberal, otras como neoliberal, otras como pro imperialista; estas caracterizaciones adolecen (en rigor conceptual e histórico) de varios aspectos.

Nos atrevemos a afirmar (e intentaremos demostrar, con brevedad) que el Frente Amplio, en tanto gobierno, tiene particularidades específicas que exigen un análisis adecuado y, por ende, el trabajo de propaganda, agitación y concientización que deberemos desarrollar debe hilar fino en cuestiones importantes, como son, las caracterizaciones desde lo económico, lo social y lo político.

El gobierno presidido por Mujica y dirigido por el “aparato” del MLN-MPP es, claramente, una administración proclive al desarrollo de relaciones de producción capitalistas; no podría ser otra cosa.

Ahora bien: a diferencia de la administración Vázquez, ésta, pretenderá que ese desarrollo oscile, pendularmente, entre cierta autonomía de gestión, limitada por los compromisos macroeconómicos con los organismos internacionales de crédito, y la ilusoria generación de cierto sesgo nacionalista en la estructuración de proyectos que, por una parte, permitan desplegar cierta potencialidad de una burguesía no tan vinculada a los intereses imperialistas y que, por otra y en unión a lo anterior, genere un acuerdo o connivencia con sectores de trabajadores que, lejos de un posicionamiento de clase para sí, vean como proyecto a seguir el de desplegar las fuerzas productivas en un marco de proyecto “nacional” de donde poder obtener ciertas mejoras, coyunturales, en el plano económico y de relaciones laborales.

Esta demagógica e imposible propuesta es la nueva versión -remasterizada y devaluada- de “patria para todos”.

 Esta “post-pruesta” (de algún modo debemos llamarle) habría sido imposible de ser ofertada a los trabajadores y al pueblo treinta o veinte años atrás; hoy es, sin embargo, el proyecto más adecuado para el estado de amorfía doctrinaria y confusión ideológica que campea en esta sociedad derruida en los escombros sesentistas, arrasada por el fascismo de los setenta, hipotecada por los pactos de los ochenta, huérfana en la debacle doctrinaria de los noventa y atormentada por el cantinflesco discurso esquizofrénico de esta década que ha perfilado a Mujica como un ícono de la estupidez social; debemos aclarar y dejar asentado que en dicha estupidez social nos encontramos todos, incluidos quienes nos proclamamos de intención revolucionaria y permitimos (o no supimos o pudimos evitar), en las mencionadas décadas, el desarrollo creciente de estas tendencias destructivas del pensamiento clasista y revolucionario.

La “patria para todos” de Mujica, el MLN y el Frente Amplio

Refundar la nación, desarrollar un capitalismo humano, generar poder nacional son, además de consignas, las herramientas “conceptuales” con las que este gobierno y la fuerza política dirigente pretende motivar y movilizar a diferentes actores sociales.

A contrapelo de esa base estructural y la realidad social reseñadas someramente líneas antes, pero desde el posicionamiento político asumido y también criticado en párrafos anteriores, Mujica, el MLN-MPP, el gobierno y el Frente Amplio apelan, desde un discurso meramente ideologizado, (por tanto falaz y abstracto) a lograr acuerdos con todos.

 A los capitales transnacionales se les asegura, desde el pragmatismo macroeconómico, una plaza eficiente y con reglas de juego claras; a la burguesía se la llama a invertir en un Uruguay productivo y se le promete estabilidad y rentabilidad; a los trabajadores se les augura mejoras del salario, respeto de los derechos laborales y se les asegura equidad y justicia social; a los desocupados se les plantea asistencia y reinserción en el campo del trabajo; a los desposeídos y marginados se les asegura atención, apoyo, planes paliativos; a la Universidad se la llama a pensar un país moderno e inserto en un mundo tecnológico; a las fuerzas armadas se les plantea mirar hacia el futuro y vincularse a la sociedad civil; a la policía se le promete una mayor profesionalización y mejores ingresos a su personal; a la iglesia se le abren las puertas de la participación en tareas comunes para un Uruguay para todos y así ad infinitum.

 ¿Alguien cree que todo esto es posible aun en el caso de que fuera cierto?

Esto es demagogia populista y de esta definición surgen algunas cuestiones preocupantes; es tal la falta de coherencia en los planteos, tan desmesurada la oferta, tan imposible su concreción que, más temprano o más tarde, este gobierno verá que comenzarán a generarse conflictos de intereses, quizá no de clases pero al menos sí corporativos y aquí comenzará un nuevo problema.

 La ausencia de posicionamiento de clase de Mujica, sumado a su capacidad de decir siempre lo que sus interlocutores quieren escuchar, más su deseo de trascendencia (a todas luces evidente) lo llevará a una descolocación cada vez mayor; de aquí a no asumir responsabilidades propias y caer en un autoritarismo disimulado por el efectismo y la practicidad habrá un solo paso.

 Quizá en el vacío.

Nuestra tarea en la hora actual

Para quienes nos posicionamos en el campo de intención revolucionaria cabe comprender al menos algo; repetimos unas líneas ya escritas en este mismo trabajo:

“Es en este marco que nos movemos y este marco incorpora, como correlato superestructural, cultural e ideológico, la comprobación de que nos encontramos en la más difícil coyuntura conocida, para impulsar ideas y prácticas revolucionarias, vivida en décadas.

Es difícil recordar una etapa en nuestra historia donde la orfandad doctrinaria se expresara con tanta crudeza como en nuestros días.”

No obstante esto, nuestra tarea es impulsar la necesidad y la vigencia de una sociedad sin explotados ni explotadores, la validez de la premisa de que la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases, la generación de conciencia para sí en los sectores objetivamente explotados y expoliados por el sistema y la construcción de organización política revolucionaria.

Estas tareas no se resolverán de la noche a la mañana ni son producto exclusivo de la elaboración teórica, pero requieren urgencia, análisis y creatividad.

Requieren de la búsqueda de un horizonte revolucionario y de la estructuración de otra campaña permanente y creciente.

Nuestra tarea es favorecer el proceso revolucionario; esta tarea, enorme y urgente, no puede hacerse (y mucho menos realizarse) de manera improvisada o carente de ciertas herramientas, las cuales deben (necesariamente) ser utilizadas en todo su potencial e inteligentemente.

El camino no es, ni debe ser, cualquier campaña desde nuestra posición, perspectiva o necesidad; debe ser (si queremos que impacte más allá de nosotros mismos) algo diferente, potente y de significaciones diversas.

La forma no puede ser más de lo mismo desde nuestra posición de clase.

Nuestra acción debe ser, ante todo, y por sobre todo, una manera distinta de abordar un problema, un auditorio y un escenario.

Esta tarea es un proceso que comenzó antes del momento eleccionario y debe continuar hasta que las organizaciones sociales y políticas clasistas, el campo de intención revolucionaria en que nos movemos y otro espacio mayor, de igual signo, incidan en y accedan a ser unos interlocutores serios para con un sector de la sociedad proclive, objetiva y subjetivamente, a nuestros planteos.

Esto requiere no sólo de trabajo y entrega; requiere rigor y conocimiento de diversas herramientas y medios de agitación y propaganda. Requiere de un abandono radical de la improvisación y de la subestimación de ciertas técnicas que pueden ser verdaderas armas en nuestras manos.

Estas armas hace rato que lo son en manos enemigas; subestimarlas es un suicidio político (en el mejor de los casos).

Lo objetivo existe; construyamos lo subjetivo

(“pesimismo de la inteligencia y optimismo de la voluntad”)

Desde que asumió hace cinco años el gobierno entreguista-frenteamplista (al menos desde ese momento), quienes no hemos claudicado ni renunciado a los postulados revolucionarios nos debatimos entre nuestros “ruidos”, malos entendidos, desinteligencias e incomunicaciones varias (entre nosotros y con la clase y el pueblo); esto no debemos atribuirlo ni al enemigo, ni a la superestructura, que incide claro está. Debemos, desde una posición revolucionaria y autocrítica, atribuirlo a nosotros mismos y a nuestras insuficiencias e incapacidades (por no agregar desconfianzas e intenciones de vanguardismo, liderazgo o trascendencia, lo que sería aún más grave).

Modifiquemos estas insuficiencias desde la asunción de las mismas y comencemos un camino que nos lleve a la imprescindible situación de dejar de hablar un “argot” para nosotros mismos y entre nosotros mismos; dejemos la cancha chica; juguemos en el terreno que debemos jugar con las armas que debemos usar como corresponde.

Usemos los medios, las herramientas y los conocimientos del sistema que, en nuestras manos, y desde posiciones de clase, son formidables.

Valenti no es tonto; no lo seamos nosotros. Nadie fassanea como Fassano; desarrollemos nuestros medios impresos, digitales, alternativos; generemos nuestras AM, FM, SW, radio en internet, código morse o “Bemba” a secas, y con una calidad (claridad) y un lenguaje capaz de iluminar oscuridades y decir lo que hay que decir de manera franca, serena, llana y contundente.

 Confiemos en nosotros mismos y en el pueblo. Somos parte del pueblo; si no confiamos en él es que no confiamos en nuestra capacidad y voluntad.

Nos encontramos en un punto crucial de nuestro trabajo: “hemos roto el aislamiento” y “hemos logrado un círculo de interlocutores” que nos permiten proyectarnos a otro nivel.

Expresado esto, volvamos al futuro; esta etapa requerirá, necesariamente, al menos de algunas herramientas ya perfiladas o estructurándose: medios alternativos, encuentros, seminarios, actividades de diverso tenor; tendrá, asimismo, un despliegue de acciones diversas; tendrá, de igual modo, otros aspectos a definir.

Todo ello deberá concebirse como un conjunto orgánico donde la parte apoye el todo y donde el todo posibilite cada parte. Un aspecto central de esta “otra campaña” deberá ser la forma, quizá, en esta etapa, la cuestión más importante del contenido.

Hay que hablar y hacer para el conjunto del pueblo; más allá de definir estrategias específicas para sectores específicos (cuestión necesaria y que habrá que atender con especial cuidado).

Este pueblo no habla nuestro “argot” ni lo hablará (felizmente).

 No es el pueblo quien debe esforzarse en entendernos sino nosotros quienes debemos esforzarnos en hablar un lenguaje comprensible por todos.

El pueblo no maneja nuestras categorías de análisis ni nuestros conceptos doctrinarios y políticos, por tanto, debemos “adaptar” nuestro lenguaje y decir lo que debemos decir de manera simple, llana, clara; los ejemplos deben servir para evidenciar ideas; el humor es una herramienta formidable que derriba cualquier barrera.

Nuestros planteos deben ser propositivos y nunca deben basarse en la adjetivación, el menoscabo o la falta de respeto; el pueblo se defiende de esta manera de hacer política mirando para otro lado.

Queremos y necesitamos que nos mire a nosotros como mira TV, como mira carnaval o fútbol.

¿Por qué no concebir acciones que contemplen estas cuestiones?; si no podemos llegar a la TV llevemos otros medios alternativos a los barrios, a los centros de trabajo y de estudio, a los asentamientos; llevemos música; llevemos teatro, fútbol, alegría, hechos y después palabras: pocas, claras, serias.

Y después volvamos a hacer otras cosas, las que quienes nos prestaron oído propongan; y confiemos.

 Este trabajo es a largo plazo y debemos contar con el pueblo.

El eje de nuestro accionar no es un periodo electoral o de gobierno, el objetivo es empezar a hablar y a hacer lo que hace cuarenta años se dejó de hablar y de hacer.

El objetivo es el horizonte revolucionario, el socialismo, el hombre nuevo.

[1] “La estrategia y la táctica revolucionaria”  (tomado de: Apuntes para una teoría de la revolución socialista en el Siglo XXI) /puede leerse completo en internet en los sitios Rebelión y La Haine, entre otros. Autor Alejandro García Ruiz.

    [2] "Consideraciones generales sobre estrategia y táctica"  (presentado por Mujica, Fernández Huidobro y Bonomi al congreso del MPP) /Comisión de Estrategia de la Dirección Nacional del MPP, 19 de febrero de 2006.

[3] “En respuesta a documento del MPP” (tomado de: Dialéctica de la evasiva) /fue publicado en el semanario 7/7.

Alejandro García Ruiz (QUINO)

Artigas Siempre Vuelve

QUINO - postaporteñ@ 785 - 2012-06-13 20:22:07
postaporteñ@_______________________________

JORNADA ARTIGUISTA

 

EN DEFENSA DE NUESTRA TIERRA Y SUS RECURSOS NATURALES

 este19 de JUNIO  en SAUCE  POR UN URUGUAY ARTIGUISTA en el que

" los mas  infelices sean los más privilegiados"

Jornada de Movilización, Encuentro e Intercambio con las  Luchas en distintas zonas del país, cine y canto popular

desde las 9 de la mañana y hasta la noche

COLECTIVO SAUCE DE LUCHA POR LA TIERRA

 

JORNADA ARTIGUISTA

EL MARTES 19 DE JUNIO A LAS 9:00 HORAS NOS ENCONTRAMOS EN LA TERMINAL DE RÍO BRANCO PARA IR JUNTOS A LA MOVIDA DEL SAUCE "EN DEFENSA DE NUESTRA TIERRA Y SUS RECURSOS NATURALES

posta - postaporteñ@ 785 - 2012-06-13 20:10:27
postaporteñ@_______________________________

Comunicado "Movimiento La Salud para Todos" sobre Hospital Maciel

 

La Organización de Usuarios del Hospital Maciel y de los Servicios  de la Salud Pública y Privada en el Uruguay (“Movimiento La Salud para Todos”), ante las recientes destituciones e inicio de sumarios a distintos jerarcas del HISTÓRICO Hospital Maciel por parte de la Dirección de ASSE, resuelve:

1)   Oponerse categóricamente a las medidas tomadas por la Dirección de ASSE y autoridades ministeriales que no hacen otra cosa que entorpecer y discontinuar  el Plan de Trabajo conjunto que el equipo de Dirección del Hospital Maciel, sus funcionarios y su personal Medico vienen desarrollando desde hace buen tiempo atrás junto a nuestra Organización de Usuarios.

2)    Vemos con preocupación que los trágicos hechos ocurridos en Marzo pasado (17 asesinatos en la Asociación Española y 5 en el Hospital Maciel) deban tener “chivos expiatorios” y que se resuelva con tanta lejanía y liviandad sin siquiera dignarse a recorrer las Salas del Hospital Maciel y hablar con los usuarios (ÚNICOS receptores de una correcta o incorrecta atención en Salud).

3)   Desde la cercanía de recorrer todos los días tanto las viejas como las renovadas Salas y comprobando la  falta de Recursos Humanos, de Recursos Económicos, de promesas incumplidas y de la diversidad de problemas que se presentan  para este  Hospital Maciel  que sigue siendo referencia a nivel Latinoamericano en Cuidados Paliativos, centro de referencia nacional en neurocirugía, hemato-oncologia, cirugía de tórax, cirugía oncológica compleja, primer Hospital  pionero en internación domiciliaria y destinatario durante años de la atención de presos de distinta peligrosidad y de narcotraficantes, mientras otros Hospitales se negaban a su atención.

4)  Nos sorprende y nos preocupa como las autoridades y la prensa difunden noticias que en el imaginario de la población quedan como “que lo malo ocurre en la Salud Publica solamente”.

5)    Nos preocupa y nos alarma en las condiciones que se trabaja en muchos centros de Salud Publica del Uruguay, donde el cambio de equipos de Dirección es una cosa corriente y vemos como muchas veces el detonante esta referido a designaciones políticas sectoriales y no a la decisión de poner en lugares de responsabilidad a los mas aptos por su trayectoria profesional técnica y moral.

6)   Discrepamos que existan Direcciones Hospitalarias con personas vinculadas a la Salud Privada (cooperativistas de mutualistas) tanto en Montevideo como en  el Interior del país, lo que conlleva a que una persona que tiene intereses económicos en la Salud Privada deba resolver temas que estén vinculados con lo Publico-Estatal.

Miremos la decisión de la Sra. Dra. María Julia Muñoz en calidad de Ministra de Salud Pública durante el período 2005 – 2010 que destituyo al Dr. Baltasar Aguilar por sus influencias en ambas márgenes de la Salud.

7)  Tengamos presentes las palabras del Ex Presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez el cual expreso en forma pública “que se acabo la joda” – “ que para cumplir una función como Administrador – Gestor de los Servicios Públicos del Estado tendrían que presentar los meritos suficientes a través de los respectivos Concursos por OPOSICIÓN y MERITOS.

8)   Lo que si vemos es una sangrienta LUCHA DE PODERES generadas por los distintos ámbitos políticos y sobre todo lo Sindical desde el Directorio de ASSE.

9)   Resaltamos el trabajo seguramente único a nivel nacional, en lo que tiene que ver con el funcionamiento de los Consejos Consultivos y Asesores del Hospital Maciel donde en un marco de trabajo, confianza, respeto y coordinación diaria se resuelven día a día cantidad de situaciones entre el equipo de Dirección, los Funcionarios y los Usuarios.

10)    La Participación Social y Comunitaria, desde la declaración de Alma Ata, se ha concebido como uno de los pilares fundamentales de la APS, orientada al logro de la equidad y al empoderamiento de las comunidades.

En el marco del nuevo SINS, se percibe que el proceso en materia de Participación Social, en fortalecimiento y promoción de la participación comunitaria como derecho y la posibilidad de empoderamiento, sigue siendo limitado, a pesar del nuevo modelo de gestión.

11)   La Reforma no ha logrado que la participación trascienda lo institucional e instrumental; la toma de decisiones en el manejo de los recursos, la gestión y la formulación de políticas en salud, siguen siendo tareas institucionales y de los estamentos que ostentan el poder, llámense corporaciones médicas y sus especialidades: la comunidad, los usuarios organizados todavía no tienen participación decisiva en la toma de dichas decisiones, somos espectadores, rehenes de los intereses mezquinos económicos, políticos e ideológicos de dichas corporaciones.

12)   BREGAREMOS POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN VASTO MOVIMIENTO SOCIAL, POR LA PROFUNDIZACIÓN DEL SINS Y LA CONQUISTA DE LA EQUIDAD EN SALUD : EN LA ATENCIÓN, EL SABER , EL PODER, Y EL EMPODERAMIENTO SOCIAL, EL DERECHO A LA SALUD Y EL DERECHO A LA PARTICIPACIÓN SOCIAL, EN LA TOMA DE LAS DECISIONES Y LA GESTIÓN DE LA SALUD Y LA MOVILIZACIÓN; QUE SIGNIFICA UN PROCESO DE RECONOCIMIENTO DE LOS SABERES ACUMULADOS POR EL PUEBLO URUGUAYO ORGANIZADO Y LA CONSTRUCCIÓN DEL SUJETO POLÍTICO CRITICO, EN EL MARCO DE UNA PARTICIPACIÓN SOCIAL Y COMUNITARIA REAL Y LA DEMOCRATIZACIÓN DEL EJERCICIO DEL PODER Y LA CONSTRUCCIÓN DE CIUDADANÍA.

Por una Salud  para Todos.

     Comisión Directiva del “Movimiento La Salud para Todos”

     Comisión de Usuarios del Hospital Maciel

Montevideo 11 de junio de 2012

Mov. La salud para todos - postaporteñ@ 785 - 2012-06-13 20:08:07
postaporteñ@_______________________________

EDUCACIÓN? ¿??

 

La alegría es un sentimiento revolucionario

La tristeza es un mecanismo de dominación y dependencia

                                          (Arturo Jauretche)

Creo que antes que nada, acá,  hoy; nos debemos una gran discusión nacional sobre cuál es el país que soñamos y por el que desearíamos luchar para  crecer con alegría.

 Esta tierra hoy está definida por la esquizofrenia “del cómo te digo esto te digo lo contrario”. Y entonces conviven,  LOS CUERPOS ESPECIALES DE ASESINOS YANQUIS, CON LOS VIEJOS IDEALES DE IZQUIERDA. Y eso no es respeto por la diversidad, por el otro.  Esto es en el mejor de los casos, una gran chifladura destructiva.

El sentimiento hoy es que el País va a la deriva llevado por una corriente muy peligrosa, gobernado por gente con muy poca capacidad de gestión, sin proyecto; o quizá exista otro proyecto que no se dice, manejado desde las sombras, que nos va transformando en una sociedad feudalizada  a través de zonas Francas y Multinacionales .

En este proyecto no hay educación que valga; hay sólo “pasta base”

Si hay algo que un niño o un joven perciben con claridad, es la mentira.

Por más que pongamos la mejor cara, nuestro niño-a se dará cuenta de que ¡algo no va!.... tienen una sensibilidad especial para  descubrir la falsedad.

El asunto es qué es lo que este niño o joven puede hacer con lo que siente.

En general, la mentira provoca rebeldía o apatía; destruyendo el respeto hacia la autoridad al descubrir que todo es una farsa.

Y es así que nosotros, adultos, decidimos culpar a los niños de todos los males en vez de observarnos, analizarnos, e intentar comprender que los únicos responsables por acción u omisión somos nosotros; encerrados cada vez más, en esta fiesta consumista que nos devora el alma.

¿Qué podemos hacer?

Primero antes que nada, nos debemos la gran discusión nacional desde todos los ámbitos, y debería verse reflejada en todos los medios de comunicación del país.

Los temas, que son muchos y variados, se podrían impulsar y coordinar desde la Universidad.

EJEMPLOS

ECONOMÍA.-   

¿queremos este país desmembrado sometido al peso de una deuda externa monstruosa, y al mandato de los peores grupos financieros del mundo?

O estamos dispuestos a luchar sin lujos de consumo que nos consume, desarrollando nuestro propio aprendizaje para las habilidades y necesidades de nuestras vidas.

EDUCACIÓN.-

¿Qué niños deseamos: obedientes, sometidos, serviles, cuya meta en la vida sea llegar a un puestito de “burócrata”;  o jóvenes creativos, alegres, pujantes y rebeldes, que puedan desenvolverse en  diferentes aspectos de sus vidas?, (un científico o funcionario puede además ser un excelente músico, navegante, o poeta)

Para ello, el primer escalón indispensable, son los docentes; en los cuales los niños se miran para poder crecer. O sea que los docentes, antes que nada deben aprender a  amar lo que hacen; comprender por qué lo hacen y así poder crecer permanentemente en la cultura que elegimos para la vida.

Y ya que estamos pienso que si  en todas las carreras universitarias, se estudiara pedagogía y filosofía, estaríamos más preparados para integrar el aprendizaje  permanente a nuestras vidas.

CAMPO.-

Tenemos un exquisito territorio…… vacío; o más vale vaciado.

Somos el país del mundo que menos gente tiene viviendo en la tierra, con la tierra, de la tierra. Y esto, es política de Estado.

¿Debemos priorizar los sucios dólares que nos dejan los cultivos industriales a costa del envenenamiento de gente, bichos, tierras y aguas?

¿No será hora de pensar seriamente en dejar de “explotar” la tierra  para así poder desarrollar “la amorosa aventura de trabajar con ella”( Sendic el viejo).

AGUA.-

La Universidadacaba de organizar una carrera sobre ciencias hídricas. ¡albricias!!

Somos un país absolutamente privilegiado en este mundo seco que avanza. Pero acá también debemos preguntarnos:¿ qué agua y para qué?.....

Hoy el “Uruguay Natural” tiene todos sus ríos y arroyos seriamente contaminados; ¿vamos a seguir envenenando o nos dispondremos a la aventura de conocerla y cuidarla?

Hay decenas de temas apasionantes para discutirnos como Nación.

Cito algunos más:

Comunicaciones y los medios (hoy dominándonos y manejando nuestras vidas)

La vivienda y su forma de construcción (hoy hacinamos a los pobres)

La ecología (la DINAMA es una patética justificadora de aberraciones)

La minería (mega proyectos de expoliación o minería adaptada a nuestras necesidades)

La defensa de nuestro territorio (un espanto carísimo)

….Y otros tan importantes como éstos, que nos afectan desde siempre como

¿Nuestra independencia y alegría de vivir como Nación comienza con el genocida, corrupto, traidor y ladrón de Rivera, manipulado por el Imperio Inglés, o con el maravilloso despertar de un pueblo con Artigas?

Y esto sigue, sigue y sigue; y lo peor,  ¿en qué medio de comunicación hoy se habla con profundidad de estos temas?

Tenemos que mirarnos profundamente  y volver a empezar

JORGE DE GIACOMI - postaporteñ@ 785 - 2012-06-13 20:04:04
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] Siguiente