Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

POR EL DERECHO AL TRABAJO Y AL USO DE LA CIUDAD

 

Hablamos desde los “cantegriles”, desde las manos sucias de trabajar con los residuos pero limpias de ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente y no con el ajeno.

Hablamos desde los barrios que carecen de los servicios básicos, de donde se sostiene el sustento con el mercado informal de trabajo.

Desde hace un buen tiempo hay una fuerte disputa por el uso de la ciudad entre los sectores más acomodados y los más postergados. Esta tensión encuentra un blanco privilegiado: los clasificadores de residuos.

El ensañamiento mediático no tiene límite. La persecución es total.

El punto máximo llegó cuando ocurrió un desgraciado accidente mortal que involucró a un carro tirado por un caballo.

Esta tragedia fue el pretexto para descargar la presión sobre las autoridades municipales para que salgan a perseguir a los clasificadores y limpiar de pobres las calles céntricas y de barrios privilegiados.

El origen

Cabe recordar el origen de una situación que se extiende en nuestra ciudad y en otras del interior del país.

En nuestro país, dirigido desde el exterior, siempre existió un pequeño grupo social privilegiado que se benefició con el negocio de empobrecer al país y a los uruguayos. Muchos lograron mantenerse prendidos al mercado de trabajo formal y otros, cada vez más, quedaron condenados a buscar sustento en la informalidad.

Este sector fue creciendo a medida que arribaban a la ciudad los desplazados del campo o de los pequeños pueblos. Estos desplazados en su propio país llegaban a la ciudad con sus conocimientos ligados a las prácticas rurales.

En los pequeños predios que encontraron criaron animales para consumo familiar y como carreros (carro con caballo) salieron a buscar el ingreso para parar la olla.

Esto tuvo una severa modificación cuando empezó a crecer el “negocio de la basura”. El instrumento de trabajo sirvió para trasladar hasta el hogar los residuos del consumo del resto de los ciudadanos.

Allí, separando lo que puede reutilizarse de lo que no, en esa tarea de clasificación, fue naciendo un oficio.

De esta se beneficia la sociedad toda ya que recupera para la actividad productiva cantidades impresionantes de materia prima, reduce la cantidad de residuos a enterrar y le ahorra costos a la Intendencia Municipal en la recolección de residuos.

A pesar de la necesidad social de la clasificación, los clasificadores siguen manteniendo su actividad en la informalidad

De esto se benefician directamente los grandes empresarios del negocio, y se perjudican fuertemente los que realizan el trabajo con sus manos, soportando las inclemencias del tiempo y los accidentes laborales más variados, recibiendo un ínfimo porcentaje de lo que se vende por el material que el juntó, debido a una cadena interminable de intermediarios

Como siempre, en una sociedad librada a la voracidad de los que más tienen el que menos se lleva es el que está de último en la pirámide.

Esta situación creció durante la década de los 90’ cuándo se destruyó el aparato productivo nacional y se condenó a la desocupación a un amplio número de trabajadores y explotó durante la crisis del 2002 cuando el número de compatriotas que se volcó a esta tarea aumentó notoriamente.

Muchos obreros o desplazados del medio rural tuvieron que aprender las vicisitudes del oficio. A lidiar con un caballo unos, a lidiar con la ciudad otros, para seguir aportando el pan a los hijos.

Si bien surgen changas o trabajos temporales, lo que siempre está ahí como garante es el carro. Ser carrero es la garantía del ingreso y ya forma parte de la identidad de los barrios periféricos de Montevideo y de las ciudades más habitadas del país.

Una coyuntura

Para analizar esta situación hay que analizar algunas cosas.

Esta tarea es socialmente necesaria. Por lo tanto, la sociedad como tal, y a través del Estado, se tiene que hacer cargo de garantizar que se desarrolle en las condiciones correspondientes a cualquier trabajo

Y se debe reconocer a los que hasta ahora lo han desarrollado permitiéndoles continuar con su tarea y participar en los beneficios del producto de su trabajo a través de una justa redistribución de las ganancias.

A su vez, la Intendencia más que perseguirlos tendría que retribuirlos ya que se ahorra de recoger incontables toneladas de residuos, y por lo tanto, reduce los gastos de la recolección.

Los sectores más humildes somos tan uruguayos como el que más y tenemos los mismos derechos. Sin embargo, los derechos al trabajo, a la vivienda digna, al acceso a los beneficios sociales, han sido esquivos para nosotros.

El derecho al trabajo aparece escrito en la Constitución de la República, sin embargo no se cumple.

Pero mientras unos tenemos que hacer malabares para sobrevivir porque no se cumple con el derecho al trabajo, los que mejor viven por ser cómplices en el empobrecimiento del país pretenden exigirle a los clasificadores una rigidez estricta en el cumplimiento de las normas.

Cómo se le puede pedir a una persona que tiene que juntar los recursos para comprar abrigo para sus niños o bloques para sustituir las chapas en un invierno como este que invierta en un vehículo como el carro, en la pintura, en arreos nuevos, etc.

Primero hay que garantizar el derecho al trabajo

Lo mínimo para poder plantearse otros asuntos.

La Intendencia sin embargo quita carros por no estar pintados de colores claros, por no tener el carné de clasificador, la vacuna antitetánica, etc.

Otro elemento que plantean estos ciudadanos que viven en un país aparte adentro del Uruguay real es la situación de los caballos.

Se olvidan de plantear la situación de los humanos que tienen que trabajar en esas condiciones.

Olvidándose del ser humano plantean que se prohíba la tracción a sangre acusando maltrato animal. Estas personas pasan por alto muchas cosas.

Que para el carrero el caballo es un importante integrante de la familia, que mantiene un vínculo afectivo con él que tal vez no lleguen a conocer.

Pero además, interesadamente pasan por alto la tracción a sangre que desarrollan niños, adultos, ancianos, hombres y mujeres, cinchando un carro de mano.

Parece que esa tracción a sangre no les incomoda. Esta gente progresista que reconoce derechos en los animales no los reconoce en los pobres.

Si se le quita el carro a una persona que vive de ello o se lo condena a tener que hacerlo a pie o se lo empuja a la delincuencia común.

Lo peor de todo es que existen siniestras protectoras de animales que operan con la policía quitándole los caballos a los carreros para llevarlo a sus campos particulares. Robo descarado.

La prensa se hace eco de los reclamos de las protectoras contra los pobres que trabajan en esto pero nada señala si estos animales van a un matadero o se los mata en un hipódromo.

Otro capítulo de esta campaña es el que coloca a los carros como un problema para el tránsito. El accidente antes mencionado pareció ser la sentencia. En Uruguay entre las principales causas de muerte están los accidentes de tránsito ocasionados por vehículos motorizados

Nunca escuchamos que se planteara eliminar de circulación el creciente parque automotor. Nuestra pequeña ciudad está saturada por la exagerada importación de 0 km...

¿Quién decide que esa es la prioridad y que por ello tienen que dejar de circular los vehículos (carros) que utilizan compatriotas para trabajar?

¿Quién decide que nuestro país necesita importar más autos 0 km.qué esa es la prioridad?

Tal vez, precisaríamos máquinas para volver a poner en pie la industria nacional para generar puestos de trabajo genuino, no el temporal que manejan los ONGs para servir a la contención social. Evidentemente que en este país que no goza de libertad para decidir su destino está primero la industria automotriz que los orientales que vivimos de nuestro trabajo.

La ciudad para todos

La Patria para todos

Lo que todo esto expresa es la disputa tenaz por la ciudad. Los sectores de los barrios privilegiados quieren que nos limitemos a circular por los márgenes cada vez más lejos del centro que ellos usufructúan.

Que puedan circular cómodamente con sus autos lujosos, que no tengan que ver la pobreza que genera la sociedad que los mantiene, que puedan seguir soñando con su ilusión europea tirando la realidad al fondo, cada vez más al fondo.

Nosotros, mientras tanto, tenemos derecho a usar la ciudad para obtener nuestros ingresos, para habitarla y para disfrutarla, para ir a las playas, a los parques, sin que la prepotencia policial lo dificulte. Y lo seguiremos haciendo.

Frente al problema de la clasificación de residuos hay dos asuntos a considerar.

Esta tarea tiene que ser reconocida, formalizada y retribuida socialmente.

Es una deuda pendiente tras haber hecho usufructo del producto de un trabajo realizado, durante muchos años, en terribles condiciones.

A su vez, no se puede excluir a los clasificadores del “negocio de la basura” para que se beneficien los grupos económicos que exportan la materia prima.

Tienen el principal derecho por haber puesto en pie y desarrollado esta industria con su sacrificio.

Por otro lado, hay un problema que tiene que ver con la destrucción del aparato productivo nacional. Esto llevó a que desaparecieran muchos puestos de trabajo.

Ahora se impulsa hacia nuestros barrios trabajos temporales que tienen como fin la contención.

Hasta que no se recupere el trabajo genuino no se puede pedir a nadie que abandone otro.

Hasta que no se ponga en pie un proyecto nacional que ponga en el centro al pueblo será para nosotros tiempo de defender con uñas y dientes nuestro derecho al trabajo. A ganarnos el pan honestamente. Este es un espacio organizado para hacerlo.

Sabemos que esto no lo lograremos en un barrio aislado, será necesario una patria libre, justa y soberana.

Hacia ese objetivo queremos aportar con nuestras humildes fuerzas. Aspiramos a que un día en la tierra de Artigas se haga realidad su sueño de “que los más infelices sean los más privilegiados”

 Centro Barrial

LA BOMBONERA

www.centrolabombonera.blogspot.com


 

laBombonera - postaporteñ@ 827 - 2012-08-27 11:51:21
postaporteñ@_______________________________

Los VUELVISTAS se salen de la Fuga Occidental y Echan Raíz

 

Daniel Tirso Fiorotto

de la Redacción de UNO publicado 26/8/12

En un reencuentro con antiguas sabidurías, por actuales inquietudes ambientales y sociales, algunos vecinos advierten los riesgos del sistema y retornan a las fuentes.

Vienen de historias distintas, y confluyen en dos puntos: una aguda crítica al sistema y un regreso a la armonía del hombre en la naturaleza.

Pero se mantienen más o menos dispersos, en soledad o en distintos grupos.

En el fondo, coinciden en que el sistema occidental está pateando los problemas para el futuro y que esa acumulación de tensiones no es halagüeña para la vida en el planeta.

La humanidad, dicen, en vez de encarar los problemas ya inocultables se fuga hacia el mañana, a ver si el tiempo por obra de magia disuelve esos problemas.

Muchos de ellos, en vez de volcarse a instituciones para competir por el poder, se salen de toda competencia porque entienden que eso de competir está en el alma del capitalismo que, precisamente, combaten.

Competir en todos los órdenes en vez de compartir: he ahí uno de los vicios de la modernidad, que los vuelvistas denuncian. Pero veamos otros: gastarse la energía de una, cualquiera sea el costo de extracción; consumir sin límites en los países centrales, tener fe en un crecimiento eterno por más que los datos objetivos demuestren que es una fantasía…

En el centro la tierra

Son los vuelvistas, frutos de la confluencia de antiguos conocimientos de este continente y del resto del mundo, con las muy contemporáneas y crecientes inquietudes por el estado del ambiente y las acechanzas de la tecnología, y por la condición de la humanidad que parece más cerca del abismo cuanto más humanista se llama.

La confianza en el hombre está matando al hombre. Por eso los vuelvistas no comulgan con el antropocentrismo ni con el eurocentrismo, y menos con la apoteosis (tan propia de occidente) de los títulos de propiedad y las patentes, pero su enorme y crucial enfrentamiento con el sistema no ha logrado unirlos.

Es decir: se saben ante una acelerada destrucción, con multinacionales patentando y gobiernos convalidando, pero la dimensión del problema no avienta los personalismos, las disputas que parecen menores, la desconfianza.

Ocurre en distintos ámbitos, y se trasluce entre ecologistas, porque algunos observan que el sistema, el capital financiero, el poder económico y bélico mundial, el imperialismo en suma, se camufla y roba discursos para enderezar a sus fines las reflexiones y las luchas.

Así es que los vuelvistas conviven en un mar de desconfianza.

En Entre Ríos este estado de cosas se palpa a pleno. Es el poder, y las multinacionales en primera línea (pero no sólo esos grupos), tomando frases, símbolos, luchas, atacando por distintos flancos para quedarse no ya con el sistema sino además con la “oposición”, y para eso se vale de un ejército de quintacolumnistas. ¿Quieren verde? Seremos más verde que el loro. 

Pero más allá de los mil obstáculos y cantos de sirenas, los vuelvistas siguen desarrollando conocimientos, encuentros, muchas veces atomizados y con diagnósticos parecidos en torno del plano inclinado en que nos deslizamos.

Y siguen, más allá, también, de los distintos gobiernos (en apariencia), los múltiples proyectos de ley o las reformas constitucionales que, en el mejor de los casos, se aprobarán para no cumplirse o cumplirse a medias.

Sobre el Titanic

Uno de los temas centrales del vuelvismo es la tenencia y el uso de la tierra.

Aunque suelen enfrascarse en asuntos puntuales, y a veces por influencias del entorno local quedan un poco encerrados en batallas demasiado focalizadas, puede observarse una cierta coincidencia de muchas personas y muchas organizaciones en eso de volver a antiguas convicciones sobre la armonía del hombre en la naturaleza.

Hay un reverdecimiento de la necesidad de reforma agraria, pero no ya como en las décadas anteriores que involucraba una distribución lisa y llana, o una propiedad colectiva, sino con el aditamento, que pasa a ser esencial, de que la tierra no es del hombre sino el hombre de la tierra. Y con una expresión bastante nueva pero perfectamente ensamblada con la cosmovisión de los pueblos antiguos de este continente: la economía sustentable.

Los enemigos: el capital financiero, las multinacionales, la industria sucia, el baño con sustancias químicas para los agronegocios; la fractura hidráulica, la megaminería, la petróleo-dependencia, las centrales atómicas, los represamientos, la propaganda consumista, el hipermercadismo, las megaobras, la industria bélica...

Los vuelvistas saben que el actual sistema necesita esas cosas para subsistir, pero a la vez entienden que en este sistema se navega como en el Titanic…

Entonces, muchos sin saberse ni decirse vuelvistas han vuelto la mirada a la vida austera, y a las enseñanzas de la naturaleza, y del hombre que supo ensamblar en el entorno. Y conscientes de que esos enemigos enunciados pueden ser causas pero también emergentes.

En tanto se sostenga el sistema actual, demandará metales en forma voluminosa, petróleo, gas a cualquier costo, hidroelectricidad, agua y agua, y una maquinaria infernal para el extractivismo en el subsuelo y en el suelo, lo que diríamos: plan sojero con tecnología Monsanto.

La cosa se parece, entonces, a las luchas contra el narcotráfico: ¿le hacemos la guerra a los que cultivan y trafican, o miramos para el lado de los que promueven a tracción ese negocio, porque consumen?

El que siempre vuelve

Desde agrupaciones entrerrianas y orientales se promovió, desde hace un lustro, la consigna “Artigas vuelve”. Y el vuelvismo echa raíz allí también.

Sabemos que el aprecio por el artiguismo se origina en la mirada integral que heredamos de la revolución federal, una visión que reunía a los pueblos, las historias, los valores trascendentes, y respetaba los modos de cada cultura.

Al decir “Artigas vuelve”, estamos volviendo nosotros a bañarnos en ese universo indio, africano, gaucho, criollo, intransigente con el colonialismo. A empaparnos de arriba abajo en la austeridad, en la valentía de las determinaciones, y en la necesaria correspondencia unívoca entre el discurso y los hechos, como es ley en una rueda de mate.

Volver a Artigas (y nos referimos a la expresión sincera), es volver al espacio cercano más transparente de la revolución libertaria en nuestra región, asociado en su espíritu a otras revoluciones como las de Túpac Amaru y de Haití.

Volver al tejido de fibras de Abya Yala (América), devolver a la mujer y al hombre las expectativas por una vida tan amable como esforzada, con lugar para el aire puro y el silencio (donde las cosas se acomodan solas), porque la trama misma es armoniosa: eso es el vuelvismo, ahí abrevan los vuelvistas.

Volver no es repetir, no es reinstalar el pasado: volver es quitarse los ropajes, los ruidos, los engaños en que hicimos hábito por el apuro, el facilismo y los afanes  de apariencia y consumo y competencia que nos colgaron.

Volver es no correr esa carrera. Volver es no consumir esa estupidez, es mirarnos desnudos y en soledad en medio de la cárcel de asfalto y cemento que naturalizamos, y en donde sólo podemos andar a los empujones, los que podemos andar; mientras miles se pasean por el frío en el invierno, el calor insoportable en el verano, y por los tachos de la basura cada noche.

El vuelvismo podría sorprendernos pero no por rebuscado sino por explicar con otras palabras lo que ya sabemos.

Dos personas son amigas y es posible que no lo hayan dicho jamás. Porque, aparte, esa palabra “amigo” quizá resulte insuficiente. De ahí el uso de amigo-hermano, hermano-amigo. Y bien: muchos somos vuelvistas sin decirlo, y a veces sin darnos cuenta.

Podemos ser ecologistas, cooperativistas, filósofos, historiadores, militantes sociales, artistas, pensadores, agricultores, obreros o todo eso a la vez; podemos ser urbanos o rurales, folcloristas o rockeros, sociables o ermitaños, profesar las creencias que nos plazcan, afiliarnos a un partido, en fin, y a la vez sentirnos comprendidos en este estado integral, con esta visión de cuenca donde no hace mella el paso de los años, y donde las fronteras ficticias se desvanecen: en eso andan los vuelvistas.

Vale subrayarlo: no se trata de volver al pasado o volver al futuro. Esa línea nos confunde. Por ejemplo, si la revolución artiguista es el “pasado”, ¿cómo llamar al tiempo de la mujer y el hombre en la edad de piedra?

Si tomamos sólo los 20 mil últimos años del hombre en Abya Yala como “pasado”, veremos que José Gabriel Condorcanqui y Micaela Bastidas fueron ejecutados bajo tortura hace cinco minutos.

Entonces el verbo volver se entenderá mejor para el vuelvismo en la acepción de volver la mirada, tomar asiento y aliento, salir del encierro y el apuro, quitarnos las anteojeras, mirarnos adentro, bajar el copete, analizar la diversidad de universos posibles, y ser conscientes de que el sistema único no es más que una creencia y que hay quienes pagan bien para que esta creencia se haga carne.

No más fantasmas

En una región que expulsa a los seres humanos o los amontona, donde el paisaje hiere por la proliferación de taperas, y antiguas localidades pujantes se convirtieron en “pueblos fantasmas” a raíz de la abrupta caída demográfica, los vuelvistas vuelven la mirada al suelo.

Cuando las consecuencias de la soberbia del hombre-rey y sus atropellos quedaron ya a la vista, los vuelvistas van por las grietas, van por las aldeas vivas, protegidas de los vientos globalizadores por la conciencia de las personas y la fibra de los lazos de unidad; con ciudadanos integrados al mundo y capaces, a la vez, de una vida autónoma, sea en el plato del mediodía como en el encuentro artístico del atardecer. 

El blindaje no será entonces sólo externo como un caparazón porque debemos reconocer nuestra vulnerabilidad interior. Ese blindaje debe ser desde adentro.

En nuestra región hay departamentos que tienen menos habitantes hoy que hace sesenta años. Los números del destierro de mujeres, hombres, niños, y el contenido de esos números en familias completas desterradas, nos exigen una respuesta severa.

Algunos harán oídos sordos, otros amagarán combatir el cáncer con aspirinas, y todos ellos serán más o menos cómplices de la estructura expulsora de esta región.

Pero la naturaleza llama al arraigo. Es el sistema impuesto por el hombre el que facilita el acaparamiento de las riquezas naturales por unos pocos, que echan a sus vecinos para seguir medrando.

Esos pocos están enganchados a un sistema que en el fondo se define como imperialismo, en una cadena vertical que sirve a pocos y sujeta a las mayorías.

Los vuelvistas definen el éxodo planificado como crimen social, y se obligan a pensar y actuar en consecuencia.

Rotular al Flaco

Nuestros vecinos, primos, hermanos, parientes, compañeros, no se fueron por voluntad propia sino empujados. ¿Quién asume el deber de resistir, esclarecer y revertir el proceso?

El destierro es un crimen, peor aún si va acompañado por el desmonte, y eso ha ocurrido aquí. ¿Cómo explicar esta paradoja? ¿Menos biodiversidad, para menos seres humanos?

Una palabra lo resume: saqueo. Y es que unos poquitos capturan el territorio y lo usan no de hogar sino de cancha para sus negocios millonarios.

Otra palabra sintetiza las razones de la continuidad del sistema: indolencia. Y allí están los vuelvistas, tratando de superar la desidia para hacer frente al saqueo, pero lo que quieren de entrada es trabajo, trabajo decente, para una vida sana y austera.

Así es que los vuelvistas deciden volver a la tierra con todo lo que eso significa, y lo hacen con felicidad y firmeza a la vez.

Producción orgánica y en cercanía, permacultura, soberanía alimentaria, sumak kawsay (vivir bien), ayllu, decrecimiento, pensamiento de-colonial, hendijas, rueda de mate, son conceptos vivos que los vuelvistas conocen y realimentan a diario porque en esa conciencia y en esas prácticas está el otro universo.

Del mismo modo, conocer el encadenamiento de sabidurías milenarias y luchas independentistas, obreras y ambientales, es un sostén para no quedar a merced del primer viento o la primera reacción.

Pero lo explica mejor el pensador Flaco Claret, que llama a buscar no adelante sino al costado. Ahí está, lo que decimos, un vuelvista.

“y, aunque va contra el sentido común, en este retorno a la semilla, voy pudiendo. Sin poder”.

Así, sin mayúsculas, ¡qué Flaco, ese Claret, y cómo se burlará del rótulo!

---

¿Desierto para quiénes?

No hay que ver en el vuelvismo una salida individual o grupal, sino un estado, en la cadena histórica milenaria de Abya Yala.

Ni siquiera salida o entrada, sino atmósfera.

Para los vuelvistas no basta modificar artículos de algunas leyes, o gestionar espacios, uno a uno, en este sistema. No: esos pueden ser placebos.

Saben que en nuestro continente están las raíces de todos los tiempos y no menosprecian ninguna de las culturas del planeta pero empiezan por mirar las estrategias de vida de la mujer y el hombre en Abya Yala, en nuestro suelo. (Abya Yala, tierra en plena madurez, tierra de sangre vital, llamaban nuestros antiguos pobladores al continente que el europeo rebautizó América).

Los vuelvistas vuelven, pues, a un lugar de donde jamás debimos salir: la relación amorosa con la naturaleza, como naturaleza que somos.

Los vuelvistas comprenden que hay razones para que nuestra región se vaya despoblando, que el éxodo no es fruto del azar.

Una provincia poblada, una localidad poblada, generan un movimiento interno y una trama. El poblamiento beneficia a los propios hijos de esta tierra, a sus vecinos, a las organizaciones locales y regionales, a los trabajadores y a las pymes, e incluso a los organismos estatales cercanos (aunque tantas veces sirvan al gran capital).

¿Quiénes se benefician con un desierto, aunque el desierto sea verde?

----

¿Vos de qué lado estás?

Pongamos nombres de vecinos a los vuelvistas. María dice, por ejemplo, que hay que volver a la complejidad y al sabroso universo de las escuelas granja y marchar a las huertas cercanas y a las cooperativas. Juan suscribe eso de las quintas de proximidad, y habla de volver a los frutales y a la producción orgánica con semillas sin modificación genética y sin más fumigaciones de sustancias químicas.

Antonia señala antiguas tradiciones milenarias, sabidurías que el modernismo esconde con sus cáscaras. Para Nahuel hay que volver a los modos de Abya Yala, a los 40.000 años de historia acá, a los ayllus, curados del vicio del europeísmo.

Lautaro nos anima a revisar las revoluciones de Túpac Amaru y José Artigas, y a quitarnos de encima el lastre del centralismo metropolitano y la sumisión.

Reneé nos invita a volver la mirada a los africanos y afroamericanos en la región, a los guaraníes, charrúas, chanás, qom, wichís, mocovíes.

Chelo vuelve con los ritmos, las melodías, las poesías de la región, al rescate de leyendas, modos, costumbres, expresiones, historias lugareñas milenarias como el mate, identidades en fin. Ernestina nos muestra los resultados del neoliberalismo, los extractivistas al acecho; nos pasea por taylorismos, fordismos, toyotismos, y nos llama a volver la mirada a la vida de alpargata y gallinero, sin más derroches de energías, sin poner en riesgo a la vida en el planeta.

Facundo vuelve a Peyret, a Jauretche, a Mariátegui, a Kusch, a Ugarte, a Milcíades Peña. Adriana, después de sus clases, ha encontrado su modo de volver a la tierra a través de las danzas nuestras.

Beatriz nos invita a degustar los platos propios, la comida con alma, y recibe de nuestros abuelos y difunde las recetas de ayer y de siempre.

Pablo lucha contra la apropiación de espacios comunes; estudia, escucha, y cuando puede da clases en la costa sobre alfarería. Su amigo dice curupisiar, como decía el Zurdo, volver a la isla, al agua, volver a los maestros que le dan al pueblo “lo que el pueblo merece, o sea, lo mejor”.

Carlos ofrece una casa vieja para las obras artísticas y en cada reunión pierde en plata lo que gana en dignidad. Hugo se jubiló y está volviendo a la tierra sana. Ernesto practica la permacultura y lee a Boff y algo puede decir de la Gaia. María José planta semillas, Analía habla de volver los ojos al barrio y sus claroscuros.

Así podríamos seguir con nombres, inquietudes, valores que se cruzan y nos cruzan.

Son ejemplos, y bastan. No hay fundamentos para hablar del crecimiento sin límites, para menospreciar las raíces.

En la región que expulsa a sus hijos, la misma que los pueblos originarios defendieron con su sangre durante siglos; en este territorio que aún luce la banda roja charrúa y el sol inca, nos inclinamos ante la madre tierra lavados de soberbia. Eso es vuelvismo.

---

Volver es no correr esa carrera, es no consumir esa estupidez, es mirarnos desnudos.

---

El sistema impuesto facilita el acaparamiento de las riquezas naturales por unos pocos

----

Los vuelvistas deciden volver a la tierra y lo hacen con felicidad y firmeza a la vez.

-----

No comulgan con el antropocentrismo y menos con la apoteosis de las patentes

TIRSO - postaporteñ@ 827 - 2012-08-27 11:43:15
postaporteñ@_______________________________

postalinas

 

Sobre  el autor de los Borradores de Ángela Álvarez  

Ricardo:

 Alguna vez leíste a Mandela?

Hoy es un viejo enfermo y solo, pero cuando salió de la cárcel escribió  una autobiografía en la cual cuenta su vida, su inicio en la lucha, su prisión durante 27 años sometido a trabajos forzados, tuberculoso. Si lo hubieras leído no escribirías lo que escribís. Cuantas cosas que tal vez hasta hoy la represión desconocía, paso a conocer ahora a través tuyo. Porque motivo?

Escribís bien, podrías hacerlo con más responsabilidad.

Un abrazo

 Teresa

posta - postaporteñ@ 827 - 2012-08-27 11:38:40
postaporteñ@_______________________________

Y NOS PREGUNTAMOS, ¿QUE ES SER DE IZQUIERDA?

 

 Mate al medio, charlando con algunos compañeros sobre el intento de debate propuesto por el Compañero Aldo Gilli en Posta Porteña, debate ya planteado varias veces por el mismo compañero en otras instancias, nos surgieron varias preguntas y valoraciones para caer nuevamente en esa pregunta tan actual que a todos nos deja un momento pensandopara ratificar rápidamente lo que pensamos:

¿Qué es hoy en nuestro país o en nuestra América ser de izquierda?

 Repasamos de memoria todos y cada uno de los aportes hechos por varios compañeros que intentaron polemizar como forma de construir.

 Siendo honestos debemos decir que nada nuevo en el intento, nadie planteó algo que aunque pudiese ser equivocado o no compartible tuviese ese plus de algo diferente que nos obligara a responder nuevas interrogantes.

 Lo primero que pudimos constatar es que quizás no entendimos la propuesta de Gilli, cada aporte se dedicó más a reafirmar su propia postura que el de buscar, explorar una confrontación de ideas que nos permitiera romper los límites del alambrado de nuestra propia propuesta.

 También constatamos el concepto político-religioso de otros compañeros que no solo nos hablaron de materialismo histórico, de estrategias y tácticas, sino que nos dieron el programa revolucionario y como realizarlo.

Claro que todo esto inspirados en el catecismo de Pulitzer o de Martha en el mejor de los casos, a punto seguido nos invita a participar del circo electoral, porque ellos si son mas lindos, duros y puros que los que se autodenominan  frenteamplistas.

 Pero la verdad es que mas allá de estas posiciones que no tienen más transcendencia en la realidad que la de demostrar cuanto se leyó, dejando espacio a un humano toque de vanidad, no hubo mucho mas.

 El país real, los 750.000 trabadores que ganan menos de 10.000 pesos, los casi 300.000 que ganan por debajo de 14.000 pesos deben estar muy agradecidos con las discusiones de coyuntura, de análisis, de diagnósticos, etc.   

 Ninguno de los que participaron incluyeron la palabra ética, si sobre todo cuando es esto la esencia misma del ser de izquierda, no hay táctica y mucho menos estrategia, si no va acompañado desde una profunda, coherente e imprescindible formulación ética.

Cuando hablamos de ética estamos nombrando ejemplos de vida que nos podrían rescatar del cómodo y mullido ostracismo del discurso.

Claro ejemplo de lo que hablamos lo dejó “Facciabruta” y sus compañeros, cuando ajusticiaron al Comisario Pardeiro porque le había pegado un cachetazo  a un detenido anarquista.

O recordamos a Severino di Giovanni quien cae desmayado de hambre y cuando lo arresta el todo omnipotente comisario de la federal argentina le incauta unos cuantos miles de pesos producto de un asalto 24 horas antes; le pregunta: ¿porqué no comió?, la respuesta fue clara: “esa plata es del sindicato”.

También podríamos buscar en la  coherente transparencia guevarista o en la de aquel hombre nacido en Porongos que gritó: “Yo soy Rufo y no me entrego”, le tembló la mano al oficial asesino que le disparó en la cara, hoy más que nunca “Rufo” sigue creciendo en el surco de caña, en el monte de eucaliptos, en los barrios de trabajadores pobres y criminalizados, ahí en los mas.

¿QUE ES SER DE IZQUIERDA?

Cuando nos vayamos a dormir en nuestras mullidas y confortables camas, bajo la tibieza de la frazada, logremos pensar que quiere decir ser de izquierda y si somos capaces de conjugar los mismos verbos, sin gritos, sin discursos mil veces repetidos, dudando si hacemos lo correcto o no, solo para verificar si somos o no capaces de SER.

Y si creemos que si somos capaces hagámoslo, jamás se abrieron las grandes alamedas golpeando la puerta para pedir permiso.   

REPORFIADO - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 13:19:28
postaporteñ@_______________________________

ESTAMOS HABLANDO DE UNA ÚNICA ESTRATEGIA

 

NdeR: se publican  estos materiales  ya publicados en la Posta N° 747; en Relámpago 15 - Cap. XVII y XVIII  del DOCUMENTO de minería a “cielo abierto" en dos entregas ya que son una versión corregida, por sus autores  a las necesidades actuales ya que consideramos que son una importante contribución al debate abierto en la contraposición de ideas y propuestas-posta-

A modo de poder entendernos

Por lo general nunca nos hacemos eco para “el retruque” con los compas que emiten sus posiciones, pero en este caso nos interesa intervenir porque lo entendemos necesario.

Vemos que esporádicamente aparecen en los blogs escribientes que exponen sus posiciones con claridad y otros que no siempre lo logran – avisamos que los leemos seriamente a todas/os por igual-, así como a los que interpretan correctamente lo que leyeron y otros que lo hacen equivocadamente o arteramente lo tergiversan.

Nuestra propuesta es conocida desde hace bastante tiempo y la hemos compartido muchas veces, por lo que no entendemos como se puede tergiversar mal interpretando lo que escribimos “enredándola” arteramente con lo que no se dice y menos se escribe.

En ningún momento nosotros afirmamos estar en contra de los plebiscitos, sino que entendemos que no están dadas las condiciones tácticas y que el tiempo que se emplea y los costos son muy altos y onerosos para llevarlo adelante ahora, en este período.

Y lo decimos en el escrito como subtítulo en negrita: Porqué no puede ser viable a nuestra realidad la gestión por plebiscitos”.

Proponemos que “no puede ser viable” y en ningún momento afirmamos que no será viable”.

Fundamentamos a continuación nuestra propuesta táctica y la volvemos a expresar ampliada y con más fundamentos. 

Entre la Estrategia, las tácticas y los programas

Ofrecemos la versión sintetizada y súper compacta de estos objetivos.

Para la Estrategia está en la definición del o de los objetivos principales o finales para la etapa definida, que buscamos colectivamente. Las tácticas, son las que  nos permiten acumular fuerzas elaborando la teoría y con las movilizaciones y otros en la dirección de lograr -aplicándolas- los objetivos estratégicos. Los programas son los que nos proponen las prioridades para definir como administramos las gestiones en la misma dirección.

Estamos proponiendo -ayer y hoy- que nos organicemos:

•                     por regiones, con independencia departamental y regional;

•                     negando el centralismo montevideano;

•                     articulando las regiones en una única coordinación nacional;

•                     que cada dirección que se implemente para la toma de decisiones deberá ser con la mitad de sus componentes con compañeras y la otra mitad con compañeros, preferentemente;

•                     que cada departamento tiene sus particularidades de explotaciones neo extractivistas como neo colonialismo, por lo que se tienen que tener en cuenta para identificar cada realidad y así poder realizar los planteos locales movilizadores y organizadores de sus pobladores propios;

•                     debemos de construir una única estrategia territorial sumando las tácticas departamentales.

•                     las movilizaciones locales, zonales, regionales y nacionales deberán estar interrelacionadas por intereses similares o diferentes pero identificados dentro de la misma y única estrategia territorial.

•                     Que la actual Constitución de la República y las leyes afines nos permitan movilizarnos y organizarnos para las exigencias de todo el pueblo territorial en que el actual Gobierno cumpla con ellas como lo ha juramentado públicamente en la toma de su responsabilidad frente al parlamento nacional.

•                     Que todas estas actividades son de conocimiento público y que “los misterios” y secretos que el enemigo ya conoce, sólo son posibles para los ego dedo dirigentes de siempre con quienes no comulgamos.

Por dónde iremos andando juntos

La principal bandera a levantar inicialmente debe de ser por LOS INCUMPLIMIENTOS DEL GOBIERNO frente a la Constitución y las Leyes, porque desde allí se puede parar de inmediato la minería a cielo abierto y se puede -por condición de consumada- cobrar el agua de las forestaciones.

Los cobros por el agua nos podrán financiar sin problemas y por largo aliento el desarrollo de la Reforma Agraria de nuevo tipo como la Revolución Agrícola Industrial que permita llevar a toda la territorialidad los mismos progresos y beneficios.

Los demás pasos para las movilizaciones en esa dirección, como: plebiscitos, referéndums y otros, deberán gestionarse en forma paralela y al mismo tiempo, los que en conjunto podrán actuar como alternativas POSIBLES dentro del abanico táctico/estratégico como única dirección del conjunto de haceres totales.

Entonces lo que tácticamente lo permite, es que de inmediato a las  estructuraciones de las organizaciones locales (departamentales) se organicen la juntada de firmas movilizados localmente con actos, marchas, talleres, etc. por la Liberación Nacional contra el neo extractivismo y el neo colonialismo.

El acto de juntar firmas debe de contener en los escritos que jurídica y legalmente se presenten y usen los fundamentos que sirvan para que se puedan utilizar cuantitativamente como un gran sensor útil -dentro del mismo tiempo- para medir la acumulación de fuerzas.

Por lo tanto política ideológicamente los aspectos que se identifican con total claridad son los intereses territoriales que deben de ser interpretados como de nacionalismo revolucionario y la exacerbación de los valores de la Patria con una clara y marcada definición Artiguista.

Deberemos de conseguir avanzar pactándolo en forma escrita, manteniendo con todas las organizaciones integradas: sociales, políticas, sindicales, religiosas y otras que se unan de esta forma y para luchar por los mismos objetivos estratégicos, la independencia y autonomía de formas de movilizar y de trabajar con los sectores a los que cada colectivo puede acceder.

Entonces debemos juntarnos para organizarnos y movilizarnos para la misma y única estrategia Artiguista Liberadora que nos permita la independencia de las transnacionales que depredan la vida, nos rapiñan y saquean nuestras riquezas  territoriales como neo extractivismo unidas en un todo las empresas transnacionales que actúan con empresas nacionales bajo la “componenda” de los Gobiernos entreguistas de turno que se prestan por migajas económicas bajo una única composición neo colonialista.  

 LA NECESIDAD JURÍDICA LEGAL QUE NECESITAMOS

De acuerdo a lo expresado con anterioridad, observamos la necesidad de corregir viejos errores de burocracia estatal y que se debe de constituir un nuevo organismo que debería centralizar y desarrollar los estudios y trabajos relacionados, vemos como necesario e imprescindible la  creación de un Ministerio específico que tenga las potestades sobre los ítems estratégicos en relación directa con la vida toda.

El cuál debe de constituir su estructura y fines para asumir dentro del mismo a  DINAMIGE – Dirección Nacional de minería y geología; DINAMA – Dirección Nacional de Medio Ambiente; MAGP – Ministerio de agricultura y Pesca, divisiones de suelos y aguas; MVOTMA – Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, propiedades de la tierra; INC - Instituto de Colonización y todos aquellos que estén comprometidos  directamente con el Cambio Climático y sus consecuencias.

Con la toma de estas decisiones estratégicas no sólo se corregirían nefastos viejos errores sino que se construiría un centro estratégico para enfrentar con vivificante éxito los cambios climáticos y el calentamiento global hacia el futuro y sus incertidumbres.

Este enfoque introductorio nos debe de permitir tomar una idea global de lo que queremos fundamentar, no obstante ello, la resumiremos en forma esquemática expresando que debemos de “dibujar” en nuestras mentes la figura de un nuevo Uruguay.

Tenemos que asumir cambios y más cambios, si los queremos hacer, ¡bienvenidos!; y si no les queremos hacer, ¡igual se harán!, porque la naturaleza nos obliga -sin discusiones banales- a llevarlos adelante.

Los cambios climáticos y el calentamiento global no nos dejarán margen para otra cosa que al mandato de la Naciones Unidas debemos ADAPTARNOS a las nuevas formas que se presentan ¡cambiando! en el informe del año 2006 sobre el Desarrollo Humano, nos avisa:

Pocas Veces Fue Tan Peligroso Ignorar Una Advertencia”.

Se confirma, por estos mismos motivos que el agua y la tierra asumen condiciones estratégicas y requieren en forma urgente cambios de concepciones jurídicas legales POR PARTE DEL GOBIERNO, un nuevo marco regulatorio  y cambios profundos de antiguas formas de usos y utilizaciones para la extracción de beneficios sobre y debajo de la misma.

Así como, de la interrelación que aparece nítida entre la tierra y el agua para permitir el desarrollo de la vida actual y futura y que significa obligatoriedad para absolutamente todos los humanos, no importando ningún aspecto de individualidad ni de propiedad privada, ni de gobernantas.

Nos reafirma el informe sobre Desarrollo Humano – 2006 – de las Naciones Unidas: “En ningún sitio el desafío de desarrollar estrategias efectivas de adaptación es más urgente que en la agricultura de secano”, (sin riego).

Es decir, la necesidad de supervivencia frente a los cambios de la naturaleza hace obligatorio para todos por igual el cumplimiento de lo nuevo, de forma que los intereses colectivos, priman por sobre cualquier interés individual.

Es de observar y afirmar que haremos cambios desde todo punto de vista, pero dónde más tendrán que realizarse y en forma urgente y rápida será en la mayoría de los  aspectos jurídicos, ya que las leyes que tenemos en vigencia atienden, explican y resuelven las situaciones de formas hasta ahora válidas, pero que dejan de serlo frente a los cambios que imprime nuestra naturaleza y que nosotros haremos indefectiblemente en defensa de la vida.

Lo importante y definitorio de lo planteado, es que independientemente de cualquier situación personal y política no habrá otra forma de intentar sobrellevar  o paliar los cambios que nos impone la naturaleza

Demostrándonos, sin lugar a dudas, que NO HAY, ¡NI HABRÁ!, soluciones individuales, y, ¡sólo se podrán realizar!, asumiendo los mismos, con intereses colectivos como dirección principal de las definiciones a tomar por el Estado y cada Gobierno.

“Las posibilidades jurídicas legales las tiene el Gobierno a partir de la Constitución de la República y las Leyes referentes, que así lo confirman

El Ejecutivo debe de declarar la “reserva minera” de todos aquellos componentes geológicos que unitariamente o en interrelaciones estructurales cristalográficas se definen como de yacimientos y que demuestran objetivamente -por los estudios realizados- el presentar muy buenos beneficios por su futura explotación extractivista industrial.

Una vez identificado el yacimiento, todos sus constitutivos y su potencial valor económico, se deberá proponer públicamente la forma, de cómo podría ser explotado industrialmente, priorizando por sobre todas las formas, el derecho de la población territorial organizada a llevar adelante el emprendimiento -o no hacerlo- como mejor lo entienda a sus intereses de beneficios.

Los aspectos que se deben de instrumentar tienen que ser por derecho de propiedad social colectiva avalado por nuestra Constitución de la República.

CONTRA EL NEO EXTRACTIVISMO Y EL NEO COLONIALISMO

DEBEMOS PONER “NUESTRAS BARBAS EN REMOJO”

Desde hace varios años se tratan los temas relacionados con las explotaciones mineras “a cielo abierto” de sus contaminaciones y desastres que  impone el neo extractivismo y acarrea un fatal destino colectivo para los pobladores de las zonas dónde se instala y actúa, también para, el medio ambiente, producciones autóctonas, tierras, aguas, bíofauna, y otros.

Por lo tanto no haremos más de lo mismo, “recargando repetidas tintas”, sino que fundamentaremos desde otros ángulos éstos mismos temas, para así poder colaborar en las propuestas y aclaraciones que nos deberán encaminar  hacia las vías colectivas para los aportes, participaciones, actuaciones, ¿cuál estrategia?, ¿cuáles tácticas? y ¿cuáles son? nuestros derechos legales innegociables a partir de la Constitución de la República y las Leyes.

Cuando los temas de explotaciones extractivistas y la de los recursos renovables y norenovables se “ponen sobre la mesa”, suena el tam, tam para convocarnos a defendernos, por lo que estamos obligados a participar -por nuestros propios intereses y el futuro de nuestras familias- por lo que debemos de tener una clara posición al respeto, sobre todo, para el: ¿qué hacer? y ¿cómo hacerlo?

Es hora, de poner todas “nuestras mejores ideas” a funcionar en esa dirección pensante estratégica, nosjugamos-absolutamente todos- el futuro de nuestras vidas, el futuro de nuestras familias y de toda la población territorial del país.

En el caso particular de la minería a cielo abierto la que es una realidad que nos preocupa mucho porque con gran incertidumbre nos intercambiamos lo poco o nada que sabemos de geología y menos de éste tipo de explotaciones mineras, agregando la mínima y mala información “tendenciosa y amañada” que recibimos por parte de las autoridades para interesarnos y poder enfrentar tan grandes y graves problemas.

Dentro de esta realidad se “conjugan” tres intereses diferentes, que son:

1.            los de las empresas extractivistas;

2.            los de los políticos “de turno” que nos gobiernan aliados al neo colonialismo;

3.            los nuestros como pueblo propietario y beneficiario.

El manejo de la información “cierta y veraz” se hace necesaria conocerla para la toma de decisiones objetivas y el poder asumir posiciones sobre estos temas y esta gran diferencia hace -afuera de los corruptos- que los “incapaces que técnicamente nos desgobiernan y toman decisiones equivocadas con una gran liviandad” y que....        

creen que pueden “hacer” lo que las transnacionales exigen”

sin tener en cuenta el verdadero beneficio que se le arrebata cruelmente a todo nuestro pueblo por el neo extractivismo colonialista.

¡Veamos de qué se trata y por dónde vamos!

El permitir que las empresas transnacionales encubiertas por empresas nacionales puedan gestionar los yacimientos identificados y de comenzar rápidamente sus explotaciones, -Aratirí y otras-, se demuestra y confirma como la mayor “miopía” de nuestro gobierno subdesarrollado dependiente del neo colonialismo financiero conproyecciones negativas de mediano y largo plazo políticas/sociales/económicas increíbles.

Primero por admitir, adjudicar y algunas veces coparticipar en “las grandes estafas” que nos hacen y segundo, porque nuestro pueblo organizado puede y podrá hacerlo muy bien, sin pedirle “nada a nadie” del extranjero.

No se necesita de: neo extractivismo; ni de neo colonialismo; ni de técnicas “secretas”,ni detecnologías “imposibles” y menos de la necesidad obligatoria de financiaciones extranjeras.

Afirmamos, sin temor a dudas de ningún tipo, que podemos realizar “por nosotros mismos” tales tareas y obtener los resultados con mayores y mejores beneficios repartidos para la felicidad de todo nuestro pueblo.

Hemos registrado detalladamente los temas a “saber” de: la propiedad y uso de la tierra; la mega minería a cielo abierto; materiales geológicos estratégicos; el agua dulce; los manejos genéticos agrícolas/ganaderos; las forestaciones industriales; la siembra directa de soja y otros; los Frigoríficos; las Pasteras; los puertos en general y preferentemente los de aguas profundas; el uso indiscriminado de agro tóxicos letales; las semillas en propiedad privada transnacional (están patentadas); las zonas francas; las vías de comunicaciones, carreteras, vías fluviales, aeropuertos, ferrocarriles; la pesca oceánica indiscriminada; las perforaciones para extraer petróleo y gas; el Comercio Exterior estratégico y otros, son en conjunto quienes definen un proceso acelerado neo extractivista.

Todos estos elementos juntos e interrelacionados son la razón y fundamento para proponer una única estrategia

Podemos afirmar lo siguiente:

señores políticos que nos desgobiernan, además de equivocados con lo que nuestro pueblo necesita, son entregadores procaces de nuestra soberanía nacional.”

Tenemos claro que las riquezas abundantes que provienen como inmensa mayoría del interior de nuestra territorialidad, siendo todas aquellas las que se reconocen incuestionablemente como “productos primarios” para la exportación, y que forman un “conjunto” apetecible para absolutamente todas las empresas transnacionales y “nacionales” en contubernio interesadas,que “sabiendo de que se trata” se aprestan” a saquear con uñas y dientes tan preciados botines  con el visto bueno del actual gobierno y a nuestras espaldas.

Debemos de entender, primero; para intentar entendernos, después”.

Estas empresas de explotaciones principalmente de los productos primarios se les identifican como extractivistas y ellas  saben “de que se trata” y nosotros parecería que..... aún, ¡no!  

DEFENDAMOS NUESTROS MÁS PRECIADOS INTERESES

Estamos convocando a -todas/os- para conjuntar las informaciones que nos permitan las elaboraciones con los fundamentos que nos guíen para comprender con claridad de: ¿que se trata?, ¿como lo podemos hacer? y ¿cuáles son nuestros intereses estratégicos como habitantes territoriales del Uruguay.

Ciertamente que son temas complejos y que no todos podemos entenderlos técnica/tecnológicamente, ¡pero si!, los podemos comprender prácticamente.

Siempre podemos encontrar la explicación entre la teoría científica y la gente.

Por un lado tenemos los suelos, por otro el agua, el clima, y por debajo de ellos las riquezas minerales, entre los cuatro integrados por la naturaleza, irrumpimos “nosotros” los humanos, destrozando, saqueando y rapiñando en el cortísimo plazo geológico/histórico del espacio/tiempo a la naturaleza.

Actuamos con singular ferocidad dilapidadora sobre los recursosrenovables y no renovables como -neo extractivismo- para destruir aceleradamente a la naturaleza, -sin sentido válido para la continuidad de la vida- atentando vilmente contra nuestro propio futuro y exacerbando la acumulación de riquezas y el irracional consumismo para el bienestar individualista y egoísta del corto plazo en pocas manosy pretender erróneamente proseguir con el “mal entendido” desarrollo del país para beneficio de algunos y pobreza de muchos.

Las explotaciones mineras, sobre todo “las de cielo abierto” son las más apetecidas por las grandes empresas transnacionales, porque permiten con la mayor irresponsabilidad ecológica, en el menor tiempo posible el retorno integro del capital invertido; de obtener ganancias infinitamente grandes con una rapacidad saqueadora inmoral y desmesurada; de apropiarse de materiales de carácter estratégico militar y de comunicaciones, que en conjunto al rapiñarlos actúa como neo colonialismo.

Debemos de rebelarnos todos y movilizarnos  contra esta increíble estafa que nos quieren “imponer” como válida y buena, levantando las banderas contra el neo extractivismo y el neo colonialismo lo que se sintetiza por los investigadores internacionales, como:

“la veloz audacia corruptora con que acometen las empresas extractivistas transnacionales sabiendo de los grandes “agujeros negros” de la información que tecnológica/científica adolecen nuestras poblaciones y una bien programada “leyenda amnésica” la que va de la mano con una bastarda prepotencia rapiñadora, hacen del neo colonialismo

Es tan notorio esto, que actualmente el actual gobierno trata de “emparchar” para remendar algo, “buscando” que no se “note” la situación desastrosa en la que nos encontramos jurídicamente en relación a las explotaciones en nuestra territorialidad. ¡Hoy!, legalmente, regalamos el país al neo colonialismo por “bicocas”.

¡Volvimos a la era de los espejitos de colores!       

LA ACTIVIDAD MINERA

La minería hoy en nuestro país representa “un secreto de nadie”, es algo así; como: un callejón empedrado por el ¡yo que sé!, y bardeado por el¡yo no sé!”.

 Si observamos las leyes que están vigentes para operar y las comparamos con muchos países mineros importantes, sentimos una sensación de angustia combinada con desesperación.

Por otro lado, si prestamos atención a las informaciones que nos brindan los variados medios de comunicación del país, en especial, en entrevistas a las autoridades correspondientes, comprobamos fehacientemente que la mayor contaminación y la más perjudicial para el país, son las autoridades “específicas” que elaboran las políticas afines y toman las decisiones en las instituciones que dirigen y nos gobiernan; desgraciadamente son muchas/os las/os personeras/os, quienes no tienen una explicación seria y creíble de “sus roles y haceres”, más allá, de sus...... ¡muy buenos sueldos!.

Dentro de esta rama o línea industrial confusamente “virtual”, que opera en nuestro país bajo la única concepción neo extractivista / liquidacionista, dónde observamos con nitidez que no existe información o se “oculta enredadamente” al viejo estilo, para que “no se entienda” y no poder comprender los contenidos y denuncias de las riquezas que tenemos como únicos propietarios -según la Constitución de la República- en todo el país.

No sólo para su conocimiento, sino para participar -según la Constitución de la República, Art. 47 en la instrumentación de sus explotaciones con carácter estratégico, lo que es de enorme importancia para el futuro como país y del manejo de sus nuevos RECURSOS A EXPLOTAR.

Las diversas condiciones agresivas que generan los cambios climáticos, son indicativos y reactivos para preocuparnos por sus incontrolables efectos, los cuáles no dominamos ni lo podremos hacer por ser patrimonio solamente de la naturaleza, los que nos “empujan” con inmediatez a identificar los criterios y formas a tener que emplear para poder actuar en consecuencia adaptándonos.

Todo aquel, que no sea capaz de observarlos y comenzar a identificarlos con rigorismo, objetivizando -al mismo tiempo- los nuevos recursos  y los medios para producirlos, fabricarlos u obtenerlos, tendrá en el corto plazo serios problemas de supervivencia.

Sabemos que la minería en nuestro país, se ubica dentro de las nuevas peculiaridades neo extractivistas colonialista de carácter estratégico político/social/económico/estatal para la dimensión del tiempo actual y del futuro, para cualquiera de los gobiernos que se sucedan.

Fundamentamos -entonces- los elementos que afirman irrenunciablemente y que nos permitan asegurar que nuestras riquezas geológicas estratégicas serán explotadas racionalmente bajo control ciudadano por nuestro pueblo organizado para su neto beneficio.

LO QUE TENEMOS QUE SABER

MARCO DE REFERENCIA JURÍDICA

Es preciso entonces dar los pasos urgentes y obligatorios para legislar en consonancia contra el neo extractivismo y el neo colonialismo y en ese sentido le corresponde hacerlo al Gobierno Nacional -Ejecutivo, Legislativo y Judicial en el cumplimiento de sus obligaciones y de nuestros deberes con talleres, reuniones de estudios, elaboraciones y movilizaciones locales; zonales; regionales y nacionales en esas direcciones que así lo permite mandatados por nuestra Constitución de la República y las Leyes afines a todos los Uruguayos por igual.

Adjuntamos las partes que nos importan de las Leyes vigentes al día de hoy, que definen cada una en lo extractado, dónde se deben de implementar cambios como una urgente decisión jurídica.

Entendemos que se tiene que declarar el estado de reservas mineras a nivel de todo el territorio nacional de aquellos constitutivos geológicos estratégicos -yacimientos comprobados y a comprobar-que contienen nuestros suelos, los que deban de ser declarados de interés nacional, con carácter estratégico por parte del Gobierno.

Así como, el cobro del agua utilizada en todas las producciones de explotaciones industriales a escala macro(forestaciones, plantaciones directas de granos en todo el territorio nacional, etc.

Uno de los atropellos más grandes e inconcebibles de la administración en el Gobierno en contra de nuestro pueblo es la de mantener las Zonas Francas funcionando y peor aún la de creación de nuevas, sólo con conocer sus detalles de prebendas inauditas hacen sin lugar a dudas de constatar la voracidad saqueadora del neo colonialismo.  

FPA – Frente Patriótico Artiguista

 

URUGUAY, viernes 24 de agosto del 2012

FPA - Frente Patriótico Artigu - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 13:17:19
postaporteñ@_______________________________

El Frente Amplio en la Crisis del 2002

 

APROBANDO EL ÚLTIMO EXAMEN

 

Ernesto Herrera- Correspondencia de Prensa -

 

Fue la peor crisis económica en la historia del país. En agosto de 2002, un "terremoto financiero" hacía temblar el modelo levantado por las elites neoliberales. Los coletazos de la devaluación del real en Brasil (1999), la quiebra de Argentina (2001), y sobre todo el colosal fraude bancario que propició la desregulación financiera, pegaron de lleno en la línea de flotación. El gobierno de coalición presidido por Jorge Batlle (Partido Colorado) estuvo "con los días contados" y el país "al borde del abismo".


El Producto Bruto Interno (PBI) se desplomó 11%; la devaluación del peso fue cercana al 100%. Las exportaciones se redujeron más del 10% y las importaciones 36%; las reservas internacionales netas cayeron de US$ 3.000 millones a US$ 665 millones en menos de seis meses; los bancos perdieron el 45% de sus depósitos y cuatro de los más grandes (privados) cerraron.

Miles de pequeños y medianos ahorristas perdieron sus ahorros de toda la vida, otros miles vieron como sus dineros eran "reprogramados"; la relación entre la deuda pública y el PBI rebasó el 100%. Las "calificadoras de riesgo" retiraron el "investment grade" (grado inversor).


La clase trabajadora sufrió las peores consecuencias. Más de 200.000 trabajadores del sector privado perdieron su puesto de trabajo; el desempleo alcanzó al 20% de la fuerza laboral; el subempleo afectó a cerca de 500.000 personas; y menos de la mitad de los uruguayos tenían un trabajo "estable".

Los "salarios reales" cayeron entre 16% y 20%; la pobreza y la indigencia alcanzaron al 43% de la población; el PBI per cápita pasó de US$ 6.331 a US$ 3.307 anuales.

En los primeros ocho meses de 2002, más de 35.000 uruguayos -sobre todo jóvenes- emigraron a España, Estados Unidos y Canadá; la tasa de mortalidad infantil subió a 13,6 por mil en 2002 y a 15 por mil en 2003, aunque en algunos departamentos del interior la cifra se ubicaba por encima de los 20 por mil; los hospitales públicos de todo el país atendieron en 2002 un 50% más casos de niños con grave desnutrición que en 2001; más 700 personas se suicidaron al haberlo perdido todo.


Ante el paisaje aterrador de un país devastado por la crisis y la amenaza de un estallido social de proporciones imprevisibles, Claudio Paulillo, lucido analista de la derecha liberal, se pregunta lo que muchos -dentro y fuera de Uruguay- se preguntaron: "¿cómo no hubo una guerra civil en Uruguay?"


Es el mismo Paulillo quien arroja luz sobre algunas de las razones que le permitieron al gobierno evadir el peligro de una revuelta de masas y, finalmente, culminar su mandato.

 "Puede haber muchas respuestas para eso, pero hay tres que emergen claramente;

1) el gobierno de Batlle cometió errores a lo largo de la crisis (algunos de ellos, muy gruesos) pero mantuvo firme el objetivo de no "argentinizar" el proceso uruguayo -como lo exigió una y otra vez con todas sus fuerzas el FMI- y contó para ello con el apoyo providencial y decisivo del gobierno de los Estados Unidos;

2) el Partido Nacional, que integraba el gobierno, se tragó los 'sapos' más amargos y votó las leyes sin las cuales el barco se hubiera ido a pique sin remedio;

3) la oposición liderada por Tabaré Vázquez, si bien sacó partido del fenomenal descalabro que sufrió el país, no aprovechó las circunstancias objetivas que existían para "argentinizar" la protesta social y resolvió actuar con 'lealtad institucional' para evitar el derrocamiento del gobierno 'desde la calle', como los peronistas lo habían hecho antes respecto al presidente argentino Fernando de la Rúa y como los seguidores de Evo Morales lo hicieron después respecto al presidente boliviano Gonzalo Sánchez de Losada." (Con los días contados, Colección Búsqueda/Fin de Siglo, 2004)


"Lealtad institucional"


La primera de las razones le permitió al gobierno capear el temporal. Y socorrer a los "bancos buenos" con cientos de millones de dólares que pasaron a engrosar la deuda pública. Era el primer paso para volver a llenar la caja.


La administración de George W. Bush aportó de urgencia un "préstamo puente" de US$ 1.500 millones para que pudiera levantarse el "feriado bancario" decretado por el gobierno, mientras se ajustaban los detalles de un acuerdo con las instituciones financieras internacionales.

El amigable gesto del jefe del imperio le sería agradecido por Tabaré Vázquez, cuando en 2007 lo recibió en la estancia presidencial Anchorena (departamento de Colonia).

El Fondo Monetario Internacional puso US$ 600 millones (una préstamo stand by), el Banco Interamericano de Desarrollo US$ 500 millones, y el Banco Mundial otros US$ 400 millones. El "blindaje financiero" permitió "restablecer la confianza en el sistema bancario" y "fortalecer el marco económico", evitando así el temido default (cesación de pagos).

La segunda razón tenía que ver con el gobierno de coalición. Tanto el Partido Colorado como el Partido Nacional se repartían el gabinete de ministros y los directorios de los bancos y empresas públicas. Las responsabilidades en la crisis eran compartidas.

En todo caso, el Partido Nacional exigió la cabeza del Ministro de Economía y Finanzas, Alberto Bensión (un gerente de los banqueros), como forma de lavarle la cara al programa de "salvataje" que se iniciaba. Alejandro Atchugarry (empresario y senador del Partido Colorado) asumió la cartera con el apoyo de todos los partidos con representación parlamentaria.

 Y el reconocimiento explícito del Frente Amplio (FA). Tanto, que el hoy senador frenteamplista Enrique Rubio (Vertiente Artiguista) le escribió por aquellos días en un caluroso telegrama: ¡Sos un patriota!. (Artículo con su firma, El Observador, edición especial a diez años de la crisis, agosto 2012.)


La tercera razón fue la clave del entramado. El Frente Amplio le temía a una situación de "desgobierno". Todavía estaban frescas las imágenes del presidente argentino, Fernando de la Rúa, huyendo en helicóptero mientras las masas se hacían dueñas de las calles al grito de "que se vayan todos". Sectores del FA, como el Partido Comunista, llamaban a la conformación de un gobierno de "salvación nacional", y el dirigente tupamaro Eduardo Bonomi (actual Ministro del Interior) alertaba sobre el peligro de un "vacío de poder".

Finalmente, se impuso la línea de no "argentinizar" la crisis. Tabaré Vázquez rechazó de forma categórica el nuevo plan de ajuste del gobierno y criticó los acuerdos con el FMI, no obstante, advirtió que la izquierda debía tener "sentido de responsabilidad" para no generar "más tensiones sociales".

 Vázquez -apoyado por el general Liber Seregni- resumía la posición a adoptar:

"Si alguien cree que nos vamos a callar y paralizar, se equivoca (.) pero si alguien cree que nos vamos a desbocar, también se equivoca". (Declaraciones en su programa de entonces en CX 36 radio Centenario)
 
Vázquez era enfático: la izquierda no provocaría ni alentaría "estallidos sociales".

El pronunciamiento tuvo su corolario en términos de estrategia política: "oposición responsable" al gobierno y, al mismo tiempo, "lealtad institucional" al régimen político de dominación. Recordando aquellos días negros, el actual vicepresidente de la República, Danilo Astori, reconoce que "la potencialidad para incendiar la pradera era grande", pero que el FA "no lo hizo".

 Por el contrario, en todo momento apoyó al nuevo ministro de Economía, priorizó el diálogo y los acuerdos, y "en la comunicación con la sociedad" bajó los volúmenes de confrontación. (El Observador, edición ya citada)


Entre las fuerzas del FA las voces críticas se apagaron. O casi. Solamente la Corriente de Izquierda (CI) tuvo la audacia y la coherencia política de oponerse a la estrategia de colaboración de clases. Para la CI que agitaba en su militancia sindical y barrial un plan de medidas urgentes "Para derrotar el hambre", la propuesta de la izquierda no podía ser otra: "Fuera Batlle" y "Elecciones Nacionales Ahora!. (Corriente de Izquierda Nº 8/9, mayo-setiembre, 2002)


Es por demás ilustrativo de la situación que analistas de la derecha -aún en forma de caricatura- registren esta posición de la "ultraizquierda" frentista.

"Ellos querían directamente echar al presidente 'desde la calle'.

Es decir, organizando y convocando a una rebelión como la que luego acabaría volteando en Bolivia al presidente González Sánchez de Losada el 17 de octubre del 2003 (...) Ellos soñaban con perpetuar acciones como el asalto al Palacio de Invierno de los bolcheviques en 1917.

 Recordaban la mítica imagen de Fidel Castro y el Che Guevara ingresando en 1959 a las calles de La Habana con los fusiles al hombro, rodeados por el fervor popular, y se figuraban a sí mismos protagonizando escenas similares en el Uruguay". (Claudio Paulillo, libro ya citado)


No obstante la gravedad y extensión de la crisis -que bien podría describirse con la clásica fórmula de Lenin de "crisis nacional"-, la respuesta de los de abajo lejos estuvo de desencadenar una "insurrección popular".

En su desesperación, los más pobres "saquearon" algunos comercios de mediano porte. Decenas de ollas populares se organizaron en barrios periféricos de Montevideo. Mientras que el "movimiento obrero organizado" se limitó a un paro general de 24 horas y a otro de medio día convocados por el PIT-CNT.


Los movimientos sociales quedaron maniatados a la política de concertación y a la estrategia de contención de los aparatos sindicales.

El testimonio de dos operadores claves en la crisis lo confirma. Para el ex dirigente sindical portuario y actual vicepresidente del FA, Juan Castillo (Partido Comunista), "ningún dirigente, gremio o corriente de opinión tiró sobre la mesa una propuesta de concreta de hacer una huelga general"; y hubiese sido "un gran error" derrumbar al gobierno. (Entrevista en La Diaria, 2-8-2012)

En el mismo sentido apunta el ex sindicalista bancario Eduardo Fernández (Partido Socialista): "Pudimos haber ido a la huelga general y a nadie le hubiera llamado la atención", sin embargo "decidimos transitar por el camino más largo, pero el más seguro, el que al final le iba a servirle al gremio y al país". (Artículo con su firma, El Observador, edición ya citada)


Trampolín al gobierno


La sensación de "vacío de poder" había sido resuelta gracias a la eficaz labor del Frente Amplio y sus aliados en el PIT-CNT. El incendio se había evitado. La estrategia de "lealtad institucional" había funcionado a pleno.  A finales de 2002 el FA contaba con cerca del 45% de "intención de voto". Colorados y blancos juntos no alcanzaban el 40%.

Era la consecuencia política más clara producida por la crisis. El presidente Jorge Batlle continuaría hasta el 1º de marzo de 2005, "haciendo equilibrio arriba de un alambre" (de acuerdo a sus propias palabras), aunque su gobierno, de hecho, había  terminado.

La crisis experimentó un cambio político cualitativo en la sociedad uruguaya.

El centenario bipartidismo tradicional quedó herido de muerte. El FA emergía como una "opción seria" de gobierno. Su certificada "adhesión democrática" lo elevaba al rango de candidato indiscutible a la sucesión. Su conducta en la crisis fue el  trampolín hacia el gobierno. Había aprobado el último examen ante el gran jurado de las clases dominantes.

Entre 2003 y 2004 se aceleraron las "actualizaciones" ideológicas y programáticas.

 Y el maridaje con fracciones del empresariado tomó cuerpo en la "concertación para él crecimiento". Se borró toda referencia "antioligárquica" y "antiimperialista", y se enterraron aquellas demandas que habían marcado al "frentismo" desde su fundación en 1971: estatización de la banca, reforma agraria, reforma urbana, monopolio del comercio exterior, ruptura con el FMI, no pago de la deuda externa.


En el 2004, dicen Adolfo Garcé y Jaime Yaffé, el Frente Amplio ya podía ser descrito como un partido socialdemócrata. (La era progresista, Fin de Siglo, 2004)

Esta transformación no resultaba de un cambio cosmético, ni de una maniobra oportunista. Tampoco de una "traición" inesperada.

En realidad, se trató de la culminación de un largo y genuino proceso que se fue operando desde la "transición democrática". En el nuevo lenguaje progresista, la "democracia representativa" dejó de ser vista como una simple "formalidad burguesa" y pasó a ser un "valor universal" a defender.

La revolución desapareció del mapa, y el socialismo quedó situado en el lejano horizonte de la "utopía". La "toma del poder" cedió su lugar a "ganar las elecciones". Aunque los ideales de igualdad, justicia y solidaridad social se mantuvieron.

Sobre todo en los discursos. Como para lavar las conciencias heridas. 
 
Fue por aquellos años post-crisis que Mujica empezó a exhibir sus dotes de pragmatismo y sensatez: "Hay que decirle la verdad a la gente: en el mejor de los casos nos va a llevar diez o quince años volver a tener un país donde más o menos se pueda vivir." (Cuando la izquierda gobierne, Mario Mazzeo, Trilce, 2003)

Todo un anticipo: se trataba de desinflar las ansiedades y frenar el "exceso de demandas".

El discurso pegaba con la oferta gradualista del "cambio posible". Las palabras de orden debían encajar con el programa: continuidad macroeconómica (de las políticas neoliberales), "honrar los compromisos" (con los acreedores internacionales), concertación social (con las corporaciones patronales), planes asistenciales enfocados en la pobreza (según las directrices del Banco Mundial).  

Diez años después


La crisis "fue superada" y hasta volvió a conseguirse el ansiado "investment grade". Los capitales privados alimentan la inversión de un "país productivo". Eso sí, basado en la extranjerización de la economía. El PBI no deja de crecer, las exportaciones vuelan, el consumo se dispara en la llamada "clase media".

Estamos "mucho mejor preparados", dicen las autoridades, incluso para soportar los coletazos de la crisis capitalista internacional.


Apenas faltaría distribuir un poco más "equitativamente" la riqueza. Lo reconocen. Porque siguen habiendo 450 mil personas en la extrema pobreza (14% de la población). Porque la masa salarial -en relación al PIB- se ubica en el 24%. Y porque la precarización del salario impide que el 56% de los trabajadores y trabajadoras (según el Instituto Cuesta-Duarte del PIT-CNT), alcancen siquiera el cuarto de la canasta básica mensual. "Asignaturas pendientes" que se irán resolviendo, dicen los funcionarios. Aunque de forma "gradual" y "prudente".


El país "es otro". Los "cambios" son perceptibles según los analistas.

Parece verdad. Tanto que hoy, los bancos son las instituciones que cuentan "con mayor confianza" en la sociedad, superando por lejos a los partidos, los sindicatos, el poder judicial y la policía. (Encuesta Factum, El Observador, 24-7-2012) Impensable unos años atrás.

No obstante, ciertos "valores" que hacen a la "identidad republicana" continúan prevaleciendo por ser un "patrimonio cultural". Son los que permitieron "una salida uruguaya a la crisis" en el 2002.

 Vale decir, una conducta acordada de "los sectores políticos, empresariales y sindicales (.) Que al apoyar, dejar hacer o simplemente confiar en el país, acompañaron y viabilizaron el camino adoptado por el gobierno". (Enrique Iglesias, ex presidente del BID en el prólogo del libro de Carlos Steneri, Al borde del abismo. Uruguay y la gran crisis del 2002-2003. Ediciones de la Banda Oriental, 2011)


No hay un gobierno de "unidad nacional" porque a nadie le interesa. Mucho menos a dos años y poco de las próximas elecciones. De vez en cuando hay rispideces y trifulcas.

Hasta se insultan.

Las interpelaciones a los ministros se suceden por parte de blancos y colorados, sin ninguna consecuencia política. Las corporaciones patronales hacen su juego quejándose, mientras se benefician de la "bonanza económica". Los sindicalistas del progresismo de vez en cuando gritan, protestan, hacen huelgas, pero terminan negociando todo. 

 El "espíritu de la concertación" se mantiene más allá de cualquier desencuentro. Unos y otros saben que se necesitan para asegurar la gobernabilidad del orden "democrático" y disciplinar a la fuerza de trabajo.

La razón es sencilla: pertenecen al mismo campo contrarrevolucionario.

 El presidente de la República -justificando su conversión- lo ha dejado en claro hace bien poco: "Era un mito que no se podían alcanzar los cambios con las reglas de la democracia liberal". (Mujica, entrevista con la periodista Claudia Palacios, CNN, 8-4-2012). 

correspondenciaEH - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 13:03:12
postaporteñ@_______________________________

RESISTENCIA EN EL PARAGUAY POS GOLPE DE ESTADO PARLAMENTARIO

 

Charla 28 de agosto 19,30 en Ateneo Hebert Nieto

MALDONADO 1162 Montevideo

 

El 15 de junio de 2012, en la zona de Curuguaty, departamento de Canindeyú, Paraguay se realizó la matanza de 11 campesinos y 6 policías en una operación orquestada desde el poder legislativo. Esto dio pie para que, 7 días después, el mismo Congreso Nacional paraguayo culminase de realizar un golpe de estado parlamentario bajo el procedimiento de un juicio político express y viciado a la presidencia de la República. Desde ese momento el pueblo paraguayo ha venido realizando una eficaz resistencia no violenta contra los intentos de legitimar el gobierno golpista. El propósito de la actividad es difundir la realidad del golpe de estado parlamentario, la matanza de Curuguaty y la resistencia y escenario actual en Paraguay, y el contexto que explica todo eso

------------

SARACHO

VAYA DESDE ESTE  ESPACIO DE PARTICIPACIÓN, DEL CUAL ES SIN NINGUNA DUDA  UN PROTAGONISTA FORJADOR DEL MISMO UN ABRAZO DE FRATE TOTAL PARA EL QUERIDO GABRIEL CARBAJALES   ANTE EL FALLECIMIENTO DE SU Sra. MADRE

AHORA COMO SIEMPRE JUNNTO A VOS 

posta

 

OSVALDO - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 12:59:12
postaporteñ@_______________________________

PAREN LA MANO

 

Represión en Salta a Trabajadores de Ingenio El Tabacal

Buenos Aires, 25 de agosto de 2012

La Central de Trabajadores de la Argentina exige al gobernador de la provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey, y al Gobierno Nacional que cesen de inmediato la brutal represión perpetrada por la policía de esa provincia y fuerzas de Gendarmería contra los trabajadores del Ingenio San Martín del Tabacal y sus familias que se encuentran sobre la ruta 50 en una medida de respaldo a la reincorporación de los operarios despedidos por la empresa norteamericana Seaboard Corporation en medio de las negociaciones paritarias.

La CTA repudia el accionar de las fuerzas represivas y alerta que el caso de Salta donde están siendo castigados los compañeros del Sindicato de Trabajadores del Azúcar del Ingenio El Tabacal, como el ocurrido el jueves en Córdoba, cuando la policía brava de José Manuel De la Sota reprimió salvajemente a los trabajadores estatales de esa provincia mediterránea, son consecuencia directa de la sanción de la Ley Antiterrorista impulsada por el Gobierno Nacional a instancias de organismos internacionales y que la Central ha rechazado reclamando su derogación por parte del Congreso de la Nación.

La CTA se solidariza y respalda a los compañeros y sus familias víctimas de la ira del poder por el simple hecho de reclamar sus derechos, denuncia la impunidad con la que se manejan los gobiernos provinciales y el Gobierno Nacional para sostener la gobernabilidad de las corporaciones reprimiendo el conflicto social, y ratifica su convicción de que nada ni nadie impedirá la creciente organización, vocación de lucha y movilización de la clase trabajadora en el camino emprendido para restituir el imperio de la Justicia Social en nuestro país.

 CTA 

Juan Carlos Giulani - Ricardo Peidro -

Pablo Micheli

cta - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 12:59:03
postaporteñ@_______________________________

CHACO: GRAVE DENUNCIA

 

DESMONTE  Y  CORRUPCIÓN INSTITUCIONALIZADA

Complicidad política, judicial y policial

 25/08/12

Mediante la presente, los representantes de las organizaciones de campesinos del Interfluvio Teuco-Bermejito (Asociación FORTÍN, INTERFLUVIO Y CONFLUENCIA), ponemos en conocimiento del pueblo y de las autoridades competentes los hechos sucedidos en el Interfluvio Teuco-Bermejito, Departamento Gral. Güemes, provincia del Chaco, Republica Argentina.

El día jueves 23 del de agosto del presente  año, la familia Ramírez dio aviso a la policía de la zona que empresarios forestales intentaban cargar las maderas de algarrobo que se encontraba en su campo; ante dicho aviso los efectivos policiales concurrieron al lugar, pero no tomaron ninguna medida para evitar que la madera fuera robada; queda demostrado una vez más la total complicidad de la policía de la localidad del Espinillo  con el desmonte  ilegal que llevan adelante empresarios de la zona en tierra de los campesinos del Interfluvio Teuco –Bermejito, en El Impenetrable Chaqueño.

El día viernes 24 de agosto del presente año, durante horas de la tarde, los empresarios forestales , acompañados por dirigentes de la Asociación Meguesoxochi, se hicieron presente en el campo de la familia Ramírez, ubicado en el paraje Las Tacuaras, en el Interfluvio Teuco-Bermejito, y procedieron por la fuerza  cargar y trasladar 2 camiones con rollizos de algarrobo que se encontraba en depósito judicial, en el campo de la familia  Ramírez, ya que las mismas habían sido taladas hace menos de un mes en el lugar , oportunidad en que la familia Ramírez y el coordinador de la Unidad Ejecutora Luis Mancini fueron amenazados de muerte, por el empresario forestal Dino Larregina.

Cabe destacar que para llevar adelante toda la maniobras de corrupción, atropellos contra los derechos de los campesinos criollos e indígenas  y para concretar la extracción de la madera de la tierra del compañero Ramírez, el día jueves (23/08/12) el gobierno de la provincia del Chaco destituyo del cargo  de Coordinador de la Unidad Ejecutora al Sr. Luis Alberto Mancini, ya que este se oponía tenazmente a tala ilegal en el lugar, Mancini exigía el fiel cumplimiento de la ley a todas las partes, actitud que molesto a las autoridades provinciales.

El Sr. Mancini fue reemplazado inmediatamente por Srta. Gilda Calabrese (como Coordinadora de UE) quien responde a los funcionarios y empresarios involucrados en la tala ilegal y la sustracción de maderas del monte chaqueño.

Solicitamos se difunda esta realidad, ya que en el Chaco no existe solución para los problemas que padecemos.

Respetuosamente.

Víctor Gómez  Numero de Contacto: 3644628273

Coordinacion.*F N C*

Frente Nacional Campesino 

FNC - postaporteñ@ 826 - 2012-08-26 12:58:37
postaporteñ@_______________________________

Ángela Álvarez MILITANTE REVOLUCIONARIA, NUNCA OFICIALISTA

 

Borrador 7  : CON SENDIC

 

Durante esos agitados meses del 71 nos veíamos muy esporádicamente con Ángela y con compañeras y compañeros que había conocido por ella. Me consta que en esos meses, hasta el Abuso (el gran escape de la cárcel de Punta Carretas) y el reencuentro con Sendic, ellos siguieron contribuyendo y aportando todo tipo de apoyo (incluso económico gracias a las expropiaciones realizadas), a los Tupas, tanto para preparar “la que se viene” (sin dudas prepararon el Abuso), como para asegurar la clandestinidad de las fugadas de Cabildo y otros compañeros.

  Al mismo tiempo continuaron su militancia junto con compañeros del “22 de diciembre”. De más está decir que los equipos de sanidad funcionaban permanentemente y Ángela y otras nurses y enfermeras, así como un puñado de médicos, seguían pecando por ayudar a compañeros de todos los grupos y organizaciones.

Que yo sepa, el propio Mario  Navillat seguía, con un puñado de compañeros, su proyecto de coordinación y expropiaciones con el objetivo de comprar unas 2000 armas para “armar la clase y no un aparato”, en forma claramente contrapuesta a los oficialistas Tupas, tanto desde el punto de vista teórico como organizativo. Pero al mismo tiempo contribuyó, cada vez que se requirió, en la atención medica de las que acababan de salir así como de otros compañeros clandestinos.

Es decir se seguía actuando antisectariamente a pesar de que desde la Orga, cada vez se le hacía más la guerra a esas alternativas y en general a cualquier otra estructura de pelea que no fuera la que los aparatistas controlaban. Querían el monopolio de la lucha armada y algunos así lo reivindicaban.  

Poco a poco, en toda la tendencia (“inorgánica”) se iba asimilando el oficialismo tupa, el aparatismo, como lo más filo bolches y consecuentemente como liquidadores de la Tendencia Revolucionaria en beneficio del FrenteAmplismo acrítico.

El “26 de marzo”, a pesar de que en su seno militaron entrañables y queridísimos compañeros revolucionarios, como organización consolidada, nunca asumió una práctica clasista y comprometida que se demarcara del reformismo burgués frenteamplista.

No criticaban públicamente a los partidos burgueses del Frente, ni tampoco apoyaban a quienes hacíamos dicha crítica. Al contrario, repetían esa ideología del “estilo tupa”, “los hechos nos juntan y las palabras nos separan”, para llamarte a silencio. Aunque en los hechos se llegaba a una contraposición general con los sindicatos y estructuras oficiales, se oponían sistemáticamente a denunciar el carácter contrarrevolucionario de las organizaciones del PC, así como de la política entreguista de la CNT, la FEUU, la CESU…

Sintetizando: la política Tupa oficial “antisectaria”, con los reformistas y contrarrevolucionarios, era en realidad (por su empirismo y silencio programático),hocicante con ellos.

Simultáneamente era totalmente sectaria con los revolucionarios

Un día, Ángela viene a buscarme relativamente temprano a mi casa por algo “importante” y me lleva a su casa. Estaba ella y un solo compañero más, a quien no conocía, sin más presentaciones, charlamos de todo, respetando como siempre los elementos de compartimentación elementales. El compañero no pedía, ni proponía nada concreto, sino que intercambiamos ideas, propuestas, pareceres, en un cuadro de confianza que Ángela nos garantizaba mutuamente.

Hablamos de los problemas suscitados por la centralización de armas en la Orga y coincidimos en que era jodido y suicida. También de que se contradecía aquel principio histórico de centralización política y descentralización logística.

Hablamos del barrio, el Clínicas y Parque Batlle que conocía bien, de la polarización existente socialmente en el mismo. Habían caído muchísimos compañeros y locales en la zona y al mismo tiempo había en el mismo bastiones de los milicos, vecinos que colaboraban abiertamente y denunciaban, así como bombas que explotaban en la noche contra militantes revolucionarios o presumidos de tales.

¿Cómo se podía paralizar la acción facha y colaboracionista de la gente con los grupos represivos?

Recuerdo que hablamos del asesinato de Ramos Fillipini que habían secuestrado en su casa, a unas pocas cuadras de ahí. Le contamos con Ángela que algunos habíamos ido al comité del Frente, para proponer acciones frente a ello y que habíamos propuesto que cambiaran el nombre del Comité que se llamaba “18 de mayo” y pusieran como nombre del Comité “Ramos Fillipini”. Por supuesto nuestra propuesta fue rechazada por la burocracia.

 Unas semanas después esos de la burocracia, pasaron vergüenza cuando Alba Roballo cuando visitó el comité dijo que debieran no tener miedo de ponerle el nombre de un “luchador social” como Ramos Filippini. La crítica de la Doctora daba en el clavo ardiente, aunque evidentemente tampoco podía ganar como propuesta. En el Frente sólo pocas voces asumían esa lucha solidaria, y para el frentismo, los compañeros muertos no eran más que “sediciosos”.

Ángela le explicó al compañero los últimos allanamientos y represiones de varios de nosotros por denuncias de gente del barrio y también de que yo, como expreso legal, era una víctima potencial del escuadrón de la muerte. Hablamos de la autodefensa, de la imperiosa necesidad de defenderse a tiros y de estar armados. Evidentemente que varios compañeros en el barrio estaban armados, pero que en mi caso no era posible porque me allanaban a menudo y me venían a buscar bastante seguido (4 veces ese año).

Al Bebe, le resultó sumamente positivo el hecho de que en el barrio algunos vecinos (¡evidentemente que Ángela había estado en la cosa!) me habían propuesto instalar una red de timbres. Se pondría un timbre al interior de mi casa que yo tocaba y automáticamente sonaba en la casa de 4 o 5 vecinos más, que salían de su casa con lo que tenían para defender y simultáneamente por medio de todo tipo de ruido y música a todo lo que daba, se despertaban a todo el barrio cosa de que si, a pesar de todo, se llevaban a alguien haya la máxima cantidad de testigos posibles.

Era un lindo proyecto y todos dijimos que debería impulsarse en todos lados, que era un ejemplo de lo que podía y debía hacer la gente, para que no te agarraran sólo,  para parar al escuadrón de la muerte e identificar a sus ejecutantes.

El compañero subrayó que era algo que impulsaba la autorganización desde abajo. Coincidimos en que ese tipo de cosas era lo que más faltaba, que había que difundir el ejemplo y que la Orga no había realmente impulsado ese tipo de cosas.

Sin embargo la aceleración de los acontecimientos sociales hizo que ese, como tantos otros proyectos, no hubo ni tiempo, ni posibilidades de llevarlo adelante, la nefasta vorágine aparatista nos seguía deglutiendo.

Ángela y el compañero siguieron hablando de varios temas, estructuras y compañeros concretos y quehaceres, pero yo por respeto no escuché mucho y no recuerdo nada más; salvo que  luego me dijeron si podía disponer de un vehículo para llevar al compañero para que no anduviera en la calle. Hubo que salir a pedir prestado, pero esa noche se logró solucionar la cosa y después de dar varias vueltas lo dejé en algún lugar de Montevideo.

Yo no conocía al Bebe más que las fotos que había en los diarios, por lo que no lo había reconocido. Si era el mismísimo Bebe…, pero hablamos como si no fuera…, él no se había puesto ningún cartel y yo no había preguntado…ni cuando lo dejé en la calle sabía que lo era.

Además en toda la conversa había actuado como no oficialista patrocinando la organización y el armamiento de grupos independientes y de barrio. No tengo claro ni la fecha aproximada en la que tuve ese primer encuentro pero supongo que sería a fines del 71.

Luego supe que inmediatamente después del Abuso, había habido alguna primera comunicación de Ángela y sus compañeros más próximos con Sendic y que otros “abusos” habían contactado con ellos. Sin embargo esas conversas no habían permitido ni clarificar la situación, ni hacer cambios cualitativos en términos organizativos. Incluso Mario y Ángela habían hecho alguna ida al interior del país para “aclarar cosas” con viejos compañeros pero vinieron bastante desilusionados y no sé gran cosa de esas “aclaraciones”.

Desde el Abuso, pasaron algunos cargadísimos meses antes de que Sendic reapareciera con cierta regularidad. Sólo entonces y más allá de las divergencias recomenzamos a laburar juntos con él, contribuyendo, de diversas maneras, a lo que él llamó “esfuerzo general para asumir las circunstancias más allá de los problemas anteriores”

Me cuesta mucho recordar ahora como se fue dando ese proceso, porque se me confunden bastante los hechos, pero puedo afirmar que RUFO se fue enterando de nuestros esfuerzos organizativos que se habían desarrollado, durante el año y pico, que ellos habían estado presos. Me consta que entendió perfectamente ese proceso y que le pareció totalmente coherente que se luchara por armar las luchas del pueblo en vez de armar a la Orga.

Conociendo los compañeros y las contradicciones, le pareció correcto que los compañeros siguieran en esa línea de acción.

De hecho legitimó la rebeldía contra los oficialatas, de quienes se habían opuesto al encuadramiento y el desarme que la “Orga” había intentado.

 Incluso lo primero que hizo fue preguntarles si necesitaban más armas y también, me consta, que hubo una mejora en los viejos fierros que tenía Ángela y los compas más próximos.

Simultáneamente y consciente de la gravedad de la situación, que se estaba preparando, no le resultaba en absoluto contradictorio en llamar a contribuir con la Orga en ese proceso general que se está preparando  y que muchos llaman “la guerra”

RICARDO - postaporteñ@ 825 - 2012-08-25 06:55:17
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente