Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Ciberataque a nuestras redes y sistemas de mailings

Desde fin del 2015, algunos medios que construimos una comunicación orientada a la defensa real de los intereses de los sectores menos favorecidos, estamos observando varias situaciones raras en lo que respecta a la libertad de expresión, principalmente en las herramientas vinculadas con redes sociales y ciberespacio.

En nuestro caso:

- Hemos pasado desde noviembre del año pasado de tener una media de 500.000 lectores semanales en nuestra fan page “Acercándonos Cultura” a una de 31.000 de media al día de hoy... eso ocurrió de una semana a la otra.

-Hemos perdido "Me Gusta" sin que la gente se desuscriba de nuestra Página de Facebook.

-No llegan las publicaciones a las Notificaciones de los perfiles.

-Todas las casillas de correos del grupo se han marcado como SPAM debilitando nuestro sistema de envíos masivos.

-Perfiles de Facebook vinculados como administradores de las dos FP del grupo fueron violados.

- A principio de año la web www.acercandonoscutlra.com.ar recibió un ataque de entrada masiva que la sacó de funcionamiento un día entero.

Ante lo ocurrido insistimos: 

 - Las redes sociales están manejadas por el enemigo, podemos usarlas pero con mucha cautela. No debe pasar nuestra información militante por esas redes, no etiquetar gente en actividades ya que las hipervinculaciones se las estamos dando directamente nosotros.

- Entender que es sobre la base de la comunicación personal o desde los medios controlados por nosotros desde los que podremos tener un grado importante de independencia, las redes sociales son información directa que le damos para que clasifiquen.

- Aquellas personas que postean cotidianamente sepan que su esfuerzo es monitoreado desde adentro de los sistemas y que serán recortados o eliminados cuando tengan algún tipo de masividad o constituyan grados de peligrosidad. 

- Las redes pueden funcionar como herramienta de contra información efectiva pero solamente si hay una organización real que construya una campaña coherente y direccionada en tiempo y forma. De lo contrario es solo un medio de desgaste de tiempo en militancia de campo.

Esperando que este mensaje llegue, instamos a todos a seguir en la lucha que es, primero en las calles, en el territorio del encuentro personal y cara a cara, y luego, mucho después, sentados en la soledad impersonal de una máquina transfiriendo datos que, más del 90% se almacenan y sistematizan en empresas de las grandes transnacionales de la comunicación.

La batalla cultura es permanente, para construir un mundo mejor es indispensable darla a cada momento interactuando en el cotidiano con nuestro medio inmediato.

Movimiento Cultural Acercándonos

 ( NdeR : nos solidarizamos con Acercándonos, y en mucha menor medida  a esta publicación le vienen sucediendo, cosas similares, desde comienzos de agosto y manteniéndose  al día de hoy con la no aceptación por parte de Yahoo de nuestros envíos, y diversas cuestiones con el SPAM, que imposibilitan y coartan la difusión de una opinión plural e independiente –Posta)

 

Jornadas Internacionales sobre Salud y Fracking

Del 25 al 31 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Cipoletti

Charlas públicas y capacitaciones con entrada libre y gratuita

EJES, Enlace por la Justicia Energética y Socioambiental, invita a participar de las Jornadas Internacionales de Salud, Ambiente e Hidrocarburos No Convencionales, que se llevarán a cabo entre el 25 y el 31 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén y Cipoletti, con la presencia de médicos nacionales y de Estados Unidos para debatir acerca del riesgo intrínseco que representa esta actividad para la salud y el ambiente.

Además de quienes integran EJES, como el Taller Ecologista y el Observatorio Petrolero Sur,  las jornadas contarán con la presencia dela Dra. Sandra Steingraber, Dra. Kathleen Nolan,  integrantes del Instituto de Salud Socioambiental, Facultad de Ciencias Médicas, Universidad Nacional de Rosario y de la Facultad de Ciencias Médicas, Universidad de Buenos Aires, Asamblea Fuera Basureros del Neuquén, representantes del Siprosaprune y del Equipo de Salud de la Confederación Mapuche del Neuquén, entre otros y otras.

Las jornadas se enfocan desde el abordaje de salud socioambiental que trabaja los vínculos entre salud, ambiente y procesos sociales y productivos. Bajo este marco, pretenden abordar enfoques generales y conceptuales con casos concretos registrados por el desarrollo de hidrocarburos no convencionales y la implementación del fracking, paquete tecnológico central en la nueva frontera. Tal objetivo se considera pertinente y prioritario debido al impulso y conflictividad asociados con el desarrollo a escala masiva formaciones antes no viables, como Vaca Muerta en la Cuenca neuquina. Entre los puntos debatidos por tal promoción uno central es la cuestión de ambiente y salud pública de poblaciones locales y trabajadores del sector, aspecto que cuenta con una creciente literatura científica a nivel internacional que amerita su debate y divulgación.

El objetivo es exponer y debatir el acumulado histórico que se viene produciendo en el país y el extranjero desde diversos planos para incrementar el conocimiento y participación social. En primer lugar, desde un abordaje general al relatar las experiencias de intervención territorial y conceptual de salud socioambiental. En segundo, cómo se traduce este abordaje en el caso concreto de los hidrocarburos no convencionales, tanto en el país como en los Estados Unidos, país pionero tanto en la generación y expansión de la industria como en el registro de sus impactos y costos asociados.

En Buenos Aires, Neuquén y Cipoletti habrá charlas públicas y capacitaciones para trabajadores y profesionales de la salud, organizaciones sociales y población en general. Las mismas se realizarán en centros universitarios, cuerpos legislativos y centros culturales y comunitarios.

Actividades en Buenos Aires.

Día 1 / martes 25 de octubre 

17:30 hs. Inauguración de las Jornadas Internacionales de Salud, Ambiente e Hidrocarburos No Convencionales. Audiencia pública en el auditorio anexo del Congreso de la Nación, Yrigoyen 1710, 5to piso. Importante: llevar documento de identidad, ya que lo piden en la entrada

Día 2/ miércoles 26 de octubre 

14 hs. "Fracking e impactos en la salud". Facultad de Ciencias Médicas (UBA), Marcelo T. de Alvear 2230.

17hs.  “Salud socioambiental: teorías e intervención”. Exposición pública en la Facultad de Ciencias Sociales (UBA). Santiago del Estero 1029. Aula HU402.

Actividades en Neuquén y Cipoletti.

Día 3 / jueves 27 de octubre 

9:30hs. Conferencia de prensa en la Legislatura de Neuquén, Leloir 810. 

11hs.“Salud, fracking y regulación” en la Legislatura de Neuquén. 

18 hs.“Los desafíos frente a los impactos del fracking” en el auditorio de la Facultad Turismo de la Universidad Nacional del Comahue, Buenos Aires 1400.

Día 4 / viernes 28 de octubre

10 hs. “Intervención y práctica sanitaria frente a los impactos en salud pública del fracking” en el Hospital Público Castro Rendón, Buenos Aires 450, 2º piso. 

18hs.Formación en salud socioambiental y fracking” en la Facultad de Medicina (UNco), Sede Toschi -  Cipoletti

Día 5 / sábado 29 de octubre

16 hs. “Prácticas comunitarias e interculturales de salud socioambiental” en Ruka de la Confederación Mapuche Neuquina, Gobernador Denis 877

Cierre de las Jornadas en Buenos Aires

Día 6 / lunes 31 de octubre 

*9.30 hs. Cierre de las Jornadas. “Conferencia e informe de recorrida sobre territorios intervenidos” en INECIP. Talcahuano 256 1 piso

Información completa sobre las jornadas

www.opsur.org.ar - www.tallerecologista.org.ar

- postaporteñ@ 1682 - 2016-10-25 20:55:54
postaporteñ@_______________________________

UN POR QUÉ DE LA VIOLENCIA

La prepotencia terrateniente como una fuente de femicidios

Mal congénito del Estado argentino, la concentración de la propiedad de la tierra en unos pocos privilegiados es una de las causas del maltrato social que hoy se expresa en la muerte horrorosa de tantas mujeres.

La violencia y el despojo son dos patas principales del Estado argentino desde su creación. Si no miramos esta fuente del femicidio no encontraremos los modos de revertir el flagelo.

El patriarcado es ley, pero el gran macho argentino es terrateniente y excluye, expulsa, hacina a las mayorías en lugares exiguos.

El terrateniente se dice católico y se dice judío y está protegido por los jefes de antiguas religiones. Ahora se cumplen 500 años de su ingreso a estas latitudes desde el malogrado desembarco de Juan Díaz de Solís en 1516.

Sin embargo, estos católicos, protestantes y judíos incumplen preceptos centrales de su Biblia: aquellos que deploran la acumulación de la tierra. Son avaros nomás, su propio cielo los vomita.

De aquellos machos patrones estancieros, estos femicidios.

Encerrados por herencia

La Argentina tiene tiempos violentos y tiempos tranquilos, pero el mar de fondo es la violencia. El violento arremete en Rosas, Sarmiento, Mitre, Roca, arremete con la fuerza de un ferrocarril contra la indiada, contra la barbarie, contra esas madres despojadas por la prepotencia del Estado.

Así nació el Estado argentino, masacrando. Fue regado con lágrimas de niñas.

En ese estado de cosas, un plus de violencia se convierte en un terremoto. Entonces los que estaban al borde caen al precipicio.

Ese plus es el soplido que faltaba. Aquí intentaremos explorar en las razones de que tantos (tantas) estén al borde, es decir: conocer ese piso de violencia en el ADN del Estado.

Mucho después de 1810, leyes no ya de la corona española sino de los gobernantes argentinos permitieron que una parte de la alta burguesía se quedara con la tierra y arreara a las mayorías al corral de las villas. Si lo sabrán los entrerrianos, en esta comarca de la expulsión, patria de los pueblos fantasmas y las taperas.

La ley se sostiene. Por eso las argentinas y los argentinos viven en su mayoría hacinados, mientras unos poquitos medran con toda la superficie que se apropiaron y que heredan porque ellos mismos hicieron la Constitución y las leyes.

Pocos heredan la estancia, muchos el hacinamiento.

El patriarcado

La dictadura y la llamada democracia (para nosotros plutocracia) no se diferencian a la hora de mirar las estancias grandes, el gran capital y esos guetos que son las villas. Los gobernantes pasan, el gran capital queda, como un parásito, y es hereditario. Las villas se consolidan y multiplican.

En una sociedad con problemas crecientes de violencia, cada uno baja un poco a ese barro, y los sectores más vulnerables se pierden en un abismo.

El patriarcado y el machismo constituyen un problema cultural grave de la Argentina, como en muchos países del mundo, y se potencian con el sistema concentrado de propiedad y uso de la tierra que exige el destierro. Ahí la tormenta perfecta.

Oligarquía y patriarcado van de la mano. Son dos afluentes del gran río del hacinamiento y la violencia, y lo pagan caro las mujeres. El hacinamiento y la violencia son estructurales. En los tiempos con violencia adicional por conflictos varios (desocupación, adicciones, terror narco, promoción del consumismo, disputas banales, partidismos), el resultado no debe entonces sorprender. Ya estamos en un femicidio por día, y poco vamos a aportar con horrorizarnos.

Hoy se impone mirar las estructuras, no sólo los detonantes. Si un terremoto destruye todas las casas hay que evaluar el terremoto pero principalmente la construcción que ya estaba en peligro aunque el hecho no se consumara.

Los cómplices del latifundio, los que han promovido el hacinamiento de millones, son responsables del delito de peligro en las villas, siguiendo las reflexiones del conocido fiscal Antonio Gustavo Gómez.

Por eso reiteramos: el peligro del patriarcado se multiplica en la intersección con el peligro del hacinamiento, que irrita más por las vastas superficies que están a la vista, asaltadas por unos pocos machos terratenientes y machos banqueros y vaciadas de personas. No hace falta dar nombres de la oligarquía, son más conocidos que la ruda.

Machos de la tierra

Cuando el conjunto de la sociedad deriva hacia la violencia, los que ya sufren un tipo de violencia física o moral se las ven en figurillas porque los espacios y momentos de peligro, que ya eran graves, se multiplican.

Eso explica en parte la ola de femicidios. Algunos medios masivos de mayor alcance se solidarizan con las mujeres atacadas pero es difícil que vayan a las causas porque esos mismos medios son pagos por los terratenientes/banqueros. Son las mismas personas, que pagan medios de incomunicación como pagan religiones.

En la Argentina, los terratenientes son banqueros, los banqueros terratenientes. En sus mansiones hay que buscar causas principales de la sangría. Sin embargo, los medios de mayor alcance suelen solazarse en el morbo. Esta niña murió estrangulada, aquella con veinte puñaladas, la otra violada, más allá una asfixiada o golpeada y otra empalada, y luego los detalles para esa tremenda puesta en escena que nos mantiene entretenidos e ignorantes.

¿Por qué ignorantes? Porque los que pagan los medios exigen que se oculte su responsabilidad principal.

Esos mismos espacios de “comunicación”, puro entretenimiento, podrían compararse con la mampostería de una casa, las paredes, el cielorraso, pero las columnas de hormigón armado de esos espacios son los terratenientes, los banqueros.

Grupos muy poderosos que buscarán desacreditar a quien los señale, como aquel Alfredo Yabrán que se molestó por unas fotos. El gran capital es reservado con sus negocios.

Los machos de la tierra y las finanzas son los victimarios que pagan para que se esconda una de las causas reales de la masacre.

Estancia de 30 países

Si sumamos las superficies de los quince estados más pequeños del mundo llegaremos a la mitad de la tierra que posee una sola persona en la Argentina. Hay estancias a nombre de una sola empresa familiar que podrían contener 30 países como Liechtenstein, Andorra, Mónaco, Vaticano, Seychelles, San Marino, Dominica, en fin.

El mundo se asombra de las injusticias de la Argentina, y aquí el racismo está naturalizado.

¿Por qué racismo? ¿En qué consiste ese racismo? En que millones fueron empujados al hacinamiento y son sometidos y abusados con la mirada cómplice del conjunto, mientras unos poquitos medran con la posesión o el uso de la tierra al tiempo que cometen ecocidio.

Los grandes propietarios de la tierra, los pooles, el sistema de agronegocios, todo eso es fruto del atropello de los machos terratenientes y banqueros (y los políticos que les sirven). Como las personas les molestan, las echan y empujan al hacinamiento que genera violencia y la violencia mata. Por estos machos, vastas regiones de la Argentina y de Entre Ríos son privados de personas y también de montes.

No lo descubrimos nosotros. La denuncia viene de siglos atrás.

Cómplices de racismo

El despojo lleva 500 años y se sostiene. Al naturalizar el sistema convalidamos el racismo. Lo mismo cuando tomamos como lógico el desarraigo y el destierro de tantas poblaciones, arrinconadas luego en el Conurbano bonaerense, en la periferia de Rosario o en Paraná.

La villa es la consecuencia del despojo amparado por la Constitución y las leyes dictadas ¿por quienes? Por los propietarios. Es obvio que si la Constitución y las leyes fueran redactadas en las villas otra sería la letra.

Si la ciudad autónoma de Buenos Aires cuenta con más de tres millones de habitantes en 20.000 hectáreas, quiere decir que los 40 millones de argentinos podríamos reunirnos en 260.000 hectáreas. Y bien: un solo argentino posee el doble de esa superficie. Uno solo. Amparado por su constitución, sus leyes, sus jueces, sus medios masivos de incomunicación.

La religión apaña

Católicos, judíos, protestantes, masones: desde su primera hora hasta el día de hoy los grandes terratenientes argentinos bancan religiones y organizaciones que aparentan fines benéficos y en verdad son responsables principales de la violencia, porque empujan la población al corral.

En tiempos del esclavismo, muchos vecinos honrados consentían esa relación porque la consideraban “natural”. Hoy ocurre lo mismo. Renegamos del esclavismo de ayer, pero le esquivamos al racismo de hoy, el hacinamiento de millones de vecinos. ¿Confinados por quiénes? Por los que acaparan la tierra. La Biblia los escupe. Los obispos, pastores y rabinos les hacen masajes.

Un gran logro del sistema consiste en que la población en general lo naturalice. Esa es su victoria. Así naturalizamos que uno tenga un millón de hectáreas y el otro no tenga un metro cuadrado. Miles sin trabajo estable, sin obra social, sin un plato de comida, sin paz. Miles hurgando en los contenedores de la basura.

Mientras un señor acumula un millón de hectáreas pero no vive siquiera allí sino en Buenos Aires o en el exterior, diez chicos de la villa duermen en una habitación de tres por tres. 

Sumemos a eso el inveterado machismo, el consumismo que usa a la mujer de anzuelo y vía a través de la ultra machista propaganda del sistema (todo compatible con los templos), y tendremos como resultado los femicidios.

Después preguntémonos por qué en las marchas que gritan a coro “Ni un amenos” se desprende un grupo para putear en la puerta del templo y pintar consignas en las fachadas de las instituciones. La “barbarie” le está pasando factura a la “civilización”

Machos y racistas

En virtud de columnas anteriores nos han preguntado por qué el hacinamiento que padecen millones en las villas es una marca de racismo. ¿Son acaso todos sus habitantes negros, por caso?

Pensadores como Ramón Grosfoguel explican que la marca más reconocida como racismo ha sido el color de la piel, pero el racismo ni siquiera nació contra la negritud.

Grosfoguel sostiene que el racismo apareció a fines del siglo XV con la decisión de la monarquía católica de Castilla de conquistar Al Ándalus, la zona habitada por musulmanes desde hacía siglos en casi toda la extensión de lo que hoy son Portugal y España.

Entonces el poder católico empezó a expulsar o eliminar a musulmanes y judíos, y a vigilar a los conversos.

Con la teoría de la sangre pura estábamos en el origen de un proto racismo porque los no católicos aún seguían siendo considerado personas humanas.

Ya con la expansión hacia el Abya yala (América), dieron un paso decidido hacia el racismo: al no creer en su dios no teníamos alma aquí, y por lo tanto no éramos personas

Aquel debate

La discusión duró unas décadas y las conclusiones están resumidas en el debate entre Juan Ginés Sepúlveda y Bartolomé de la Casas.

Para Grosfoguel, las dos líneas son racistas y continúan hoy.

Por razones biológicas o culturales, siempre colocan al europeo encima de los demás.

Una línea derivará en las masacres bio racistas y otra línea derivará en las masacres del tipo “civilización o barbarie” que fue y es tan común en la Argentina y la región, con la sangría de los pueblos de la Patagonia, la Mesopotamia, el Paraguay, en fin.

La revolución federal encabezada por José Artigas integraba a negros, zambos, indios, gauchos, mujeres, e incluso devolvía estancias para su arraigo y garantizaba la autonomía a través del principio de la soberanía particular de los pueblos.

Pero esa revolución fue derrotada, y se impuso en cambio el poder occidental porteño.

Tierra para pocos, manejo de la aduana desde la elite porteña.

Así es que la Constitución y las leyes garantizaron la apropiación de vastos territorios y la paulatina expulsión de habitantes de las zonas de sacrificio, como la nuestra. Las familias se amontonaron en la periferia de la metrópolis.

Hoy el sistema es racista. El Estado puede atacar actos grupales o individuales del orden de los prejuicios pero no racistas, porque son aislados, no afectan hondamente la vida social. Sin embargo, ese mismo Estado reproduce un sistema racista que deja las mayorías en el hacinamiento y a unas minorías muy selectas en el manejo de los medios de producción

Extirpados del paisaje

¿Cómo podemos registrar la marca de racismo en el hacinamiento?

1-Las personas hacinadas perdieron la relación con el resto de la naturaleza, fueron extirpadas del paisaje y conminadas a vivir en un encierro donde se alimentan y reproducen vicios varios y se les priva de un espacio donde generar sus alimentos sanos y cultivar sus vínculos con la biodiversidad.

2-Sus modos de pensar y vivir fueron distorsionados, menospreciados, arrinconados, y reemplazados por un modo uniforme. El desarraigo y el destierro destruyeron culturas y esa destrucción fue completada con el hacinamiento, donde esos saberes no encuentran sentido.

3-Esos barrios fueron convertidos en zonas del no ser (siguiendo a los estudiosos mencionados), zonas donde la gestión de los conflictos se realiza por la vía de la violencia (soborno, punteros, subsidios para la compra de conciencia, gatillo fácil, cárceles repleta de habitantes de las villas, naturalización del despojo, etc.).

4-En esas zonas del no ser, por debajo de la línea de lo humano (Grosfoguel), los saberes, modos, relaciones de esas culturas quedan en el abismo. El pensamiento abismal (Boaventura de Sousa Santos) permite un debate pero sólo dentro de los límites eurocéntricos/occidentales, y margina, excluye, invisibiliza todo lo demás.

5-Como consecuencia de una suma de exclusiones, la mujer y el hombre del barrio hacinado tendrán marcas inconfundibles, marcas de racismo que los dejarán bajo esa línea de lo humano, y que actuarán en sinergia, se potenciarán unas a otras, para explotar en los puntos más debilitados. El femicidio es un triste ejemplo.

Con frecuencia planteamos una de las vías para superar el estado de cosas: generar conciencia sobre los males del patriarcado y el hacinamiento, devolver el humano al paisaje, y empezar por una libertad de vientres para que, a través de la manumisión de los niños, toda la comunidad recupere una expectativa.

Para ello tendremos que librarnos del macho terrateniente y banquero que por ahora sigue manejando el dinero, la tierra, el comercio, los grandes medios masivos, la iglesia y la política, es decir, el amo de las instituciones. La lucha no será fácil, pero qué lindo desafío ¿no?

 TIRSO FIOROTTO

Publicado en diario UNO. 23 octubre 2016

- postaporteñ@ 1682 - 2016-10-25 20:45:31
postaporteñ@_______________________________

Hungría 1956: Aniversario de una revolución

Pepe Gutiérrez Álvarez  -Consejo Asesor de VIENTO SUR

24/10/2016 

En los años cincuenta, el estalinismo, que había salido reforzado con la victoria sobre el nazismo, había extendido su poder a toda Europa del Este y había ampliado su influencia, pese a sus diferencias con Mao, a China (1949) y a Corea (1953), parecía haber llegado a un punto de no retorno

Se hablaba del “campo socialista” que, entre otras cosas, reafirmaba su victoria histórica contra el “viejo” socialismo revolucionario y pluralista... Una historia qua quizás pueda parecer lejana pero cuya importancia no puede ser desmerecida, de entrada porque contribuye a comprender mucho mejor el “fracaso del socialismo”, un ideal que, al decir de los obreros polacos, había sido un buen invento pero que había sido mal aplicado. El socialismo es inherente a la libertad, y esto lo tuvieron claro los trabajadores, los estudiantes y los intelectuales obreros húngaros que en pleno fervor revolucionario descabezaron las odiosas estatuas de Stalin, momento que quedó inmortalizado en unas fotos que nos hablaban de la víspera de nuestro tiempo: de la crisis irreversible del estalinismo. Un desastre o un desvío de una revolución que podía haber sido muy diferente. No le faltaba razón a Pascual Maragall cuando dijo aquello de que, de no haber sido por lo de Hungría del 56, todos nos hubiéramos hecho comunistas.

Y es que incluso aquí donde el régimen presentó los hechos como sí se tratara de una rebelión nacional-católica (así lo presentan algunas películas de la época como El canto del gallo, de Rafael Gil con Francisco Rabal), no por ello dejó de influir en la evolución del pensamiento crítico de las nuevas generaciones.

Se puede decir que todo comenzó con la conmoción provocada por el XX Congreso del PCUS, con el inaudito “Informe Kruschev” sobre los crímenes de Stalin que, a pesar de sus contradicciones y limitaciones, sirvió para legitimar en cierta medida el movimiento de protesta que, en el verano de 1956, afectaba en Hungría a todos los grupos sociales y en especial a estudiantes e intelectuales. Las voces más numerosas reclamaban medidas urgentes para corregir el modelo socialista. Decía Bela Kovacs, el secretario del Partido de los Pequeños Propietarios liberado en abril, que nadie pensaba entonces en volver a la situación anterior a 1945. La frase probablemente fuera exagerada. En la manifestación del 56 se confundieron distintas corrientes, desde comunistas, anticomunistas, demócratas, liberales, socialdemócratas, hasta nostálgicos horthystas, y confluyeron las insatisfacciones materiales derivadas de la industrialización acelerada y la crítica al sistema de poder responsable de la anterior. El denominador común de los manifestantes radicaba en la defensa de un patriotismo independiente y soberano.

Ya en julio de 1956, Moscú, consciente del malestar existente en el partido húngaro, envió a Budapest a dos eminentes jerarcas, Mikoyan y Suslov, para arbitrar una solución. Esta no fue otra que la de hacer dimitir de la dirección al odiado Rakosi, nombrando en su lugar a Erno Geröe (igualmente poco popular por su identificación con el sistema del anterior, comisario estalinista en 1937 en Barcelona), e incorporar a la ejecutiva a Janos Kadar y otros de los llamados comunistas nacionales (que habían pertenecido a la Resistencia), representantes de una línea centrista y moderada. La nueva dirección anunció un programa con determinadas concesiones, que fueron consideradas insuficientes por la oposición. Entre las resoluciones adoptadas, estaban la de rehabilitar a las víctimas del rakosismo, celebrándose honras fúnebres en su recuerdo (el 6 de octubre tuvo lugar el funeral por Rajk), que congregaron a mucha gente, readmitir a Imre Nagy en el Partido (13 de octubre) y mejorar las relaciones diplomáticas con Yugoslavia, siguiendo el ejemplo de Moscú. En este sentido, en septiembre se firmó un protocolo de cooperación económica, y el 15 de octubre salió para Belgrado una delegación húngara encabezada por Geröe y Hegedüs -presidente del Consejo- con objeto de proseguir las negociaciones. El regreso de la delegación a Budapest coincidió con la manifestación preparada por intelectuales y estudiantes para ese día, 23 de octubre

Los manifestantes se congregaron ante la estatua del poeta Petöfi, recitándose un poema simbólico -Talpra Magyar- que recordaba los inicios de la revolución antihabsbúrgica de 1848. El Gobierno, desconcertado e indeciso, terminó por consentir la manifestación que en un principio había prohibido. La multitud -formada por intelectuales, estudiantes, empleados, obreros, campesinos, e incluso soldados de uniforme-, que portaba banderas nacionales sin el emblema comunista, mostró después su solidaridad con el pueblo polaco en la plaza de Joseph Bern -un general polaco que luchó con los húngaros en 1848-49-. Se leyó allí el comunicado elaborado por la Unión de Escritores, que, en la misma línea reformista y moderada de las propuestas del Círculo Petöfi, pedía la reunión del Comité Central del partido y la incorporación de Imre Nagy al Gobierno. También se dio lectura al manifiesto reivindicativo de los estudiantes, más radical y mucho más aplaudido que el texto anterior. Era una carta de 16 puntos en la que, entre otras exigencias, se formulaba la necesidad de evacuación de las tropas soviéticas, la reconstitución del Gobierno bajo la dirección de Imre Nagy y la expulsión de los estalinianos, elecciones generales con sufragio universal y secreto y participación plural de partidos, derecho de huelga para los trabajadores, revisión de los tratados soviético-húngaros, de los procesos político y económico, y rehabilitación de las víctimas del rakosismo además, por supuesto, de proclamar la solidaridad con el pueblo polaco.

A continuación, el grito de “¡Nagy al poder!” se convirtió en el lema más repetido por la multitud. ¿Qué hacía entretanto el personaje cuyo nombre se invocaba con intenciones mesiánicas? Nagy no participó en la manifestación, pero se vio obligado por la tarde a dirigir unas palabras a la muchedumbre. Habló desde la sede del Parlamento con un lenguaje gubernamental, racional más que sentimental, sobre la solución de los problemas y divergencias a través de la discusión y la negociación, animando a la gente ante todo a preservar el orden constitucional y la disciplina. A la misma hora aproximadamente, el primer secretario del partido, Erno Geröe, emitió un comunicado por radio en el que defendió el poder de la clase obrera y concluyó condenando una manifestación que calificaba de nacionalista. ¿Se trató de una provocación deliberada? Lo cierto fue que el comunicado del secretario decepcionó profundamente a los manifestantes y a raíz del mismo los acontecimientos se precipitaron en una espiral de violencia, en el edificio de la Radio, en la sede del periódico oficial del partido, y en otros barrios de la ciudad. La AVH (policía de seguridad del Estado) protegió los puntos neurálgicos de la población, pero la calle fue tomada por los insurgentes.

Llegó un momento en el que la situación para el Gobierno era en extremo difícil, ya que carecía de autoridad moral, no disponía de fuerzas suficientes para reprimir la insurrección, y además dudaba de su lealtad, caso de producirse un enfrentamiento popular. El Comité Central del partido, reunido urgentemente en la noche del 23 al 24, adoptó dos decisiones trascendentales: nombrar a Imre Nagy presidente del Consejo de Ministros, y solicitar la ayuda de las tropas soviéticas para restablecer el orden. En relación al segundo acuerdo, se hizo creer que la petición de ayuda soviética fue refrendada por Nagy, pero –presume François Fejtö, el más reconocido historiador de esta época, basándose en diversos testimonios- semejante imputación podía formar parte de una maniobra política para desprestigiar y aislar al personaje, haciéndole responsable de la invasión. De partida, parece difícil que Nagy mediara en una decisión cuando aún no había tenido prácticamente tiempo de tomar posesión del cargo, si se tiene en cuenta que los tanques soviéticos aparecieron en las calles de la capital en las primeras horas del día 24 de octubre. El asunto, no obstante, permanece oscuro, aunque quizás los húngaros de hoy lo conozcan mejor. En efecto, el The Budapest Post comunicaba en febrero de 1993 la publicación de dos libros, El expediente Yeltsin y Las páginas que faltaban, con documentos de origen soviético sobre la revolución de 1956, que Boris Yeltsin había regalado durante su visita a Budapest en noviembre de 1992 al presidente húngaro Arpad Göncz.

Cuando fue interrogado por un periodista del citado semanario, el presidente del Consejo de Ministros húngaro el 23 de octubre de 1956, Andras Hegedüs, declaró su satisfacción por la entrega de estos documentos, y, aunque aún no los había leído, no dudaba de su interés para explicar su propia actuación en aquellos dramáticos días, señalando al respecto que él no actuó solo y que lo hizo por sentido de responsabilidad política. Los documentos parecen revelar que la carta de los dirigentes húngaros pidiendo la intervención armada soviética fue firmada después del 23 de octubre, y fue utilizada sólo más tarde para justificar la invasión de cara a la comunidad internacional. En todo caso, lo que está claro es que los dirigentes húngaros se comportaron entonces de manera muy distinta a como lo habían hecho sus homónimos polacos. En lugar de hacer causa común con el pueblo, llamaron a las tropas soviéticas, comprometiendo en alto grado a Nagy, cuya presidencia se verá inmediatamente hipotecada por la invasión militar. De poco servirá que el día 25 Mikoyan y Suslov sustituyan a Geröe por Janos Kadar en el cargo de primer secretario del partido, y que autoricen -¿era sincera la autorización? - días más tarde a Nagy y al nuevo equipo a ensayar la vía nacional hacia el socialismo, dándoles las mismas concesiones que a la Polonia de Gomulka. Tres factores neutralizarán esta solución: la radicalización de la insurrección en la capital, como consecuencia del luctuoso suceso ante el Parlamento el 25 de octubre, a resultas del cual murieron varios centenares de personas; la extensión del movimiento a provincias, particularmente a las occidentales; y, finalmente, el desacuerdo creciente entre Nagy y el grupo “centrista” de Janos Kadar.

Los trabajadores se pusieron en pie y la huelga general empezó espontáneamente en Budapest el día 24 tras la intervención militar, y en los días siguientes se propagó al resto del país. En casi todas las ciudades y pueblos de Hungría se constituyeron, a veces de modo violento pero las más de forma pacífica, comités y consejos revolucionarios que asumieron el poder llevados por un irresistible espíritu de antiautoritarismo (Feher-Heller). Fueron capaces de implantar una libertad de prensa, que permitió publicar y emitir toda clase de propaganda, salvo la de los nazis húngaros, cuyo periódico Aurora fue vetado. Entre estas instituciones, surgidas de modo espontáneo, sobresalieron los Consejos Obreros, elegidos en el plazo de sólo dos días (26-28 de octubre) en todas las fábricas del país. El día 31 de octubre se reunió en Budapest un Parlamento de los Consejos Obreros, en el que estuvieron presentes delegados de las fábricas más importantes del país, que aprobó una declaración de los derechos y deberes de los nuevos organismos. Aquella carta transformaba radicalmente la organización de la fábrica impuesta por el régimen rakosista. En la misma se afirmaba, en efecto, que la fábrica pertenecía a los trabajadores, y que su control estaría en manos de un Consejo Obrero elegido democráticamente por éstos

No obstante, la acción revolucionaria de los Consejos y Comités no iba contra el Estado, sino contra la forma totalitaria del Estado y su sumisión a la Unión Soviética. La aceptación del Gobierno Nagy por parte de las instituciones revolucionarias quedó condicionada al grado de cumplimiento que aquel hiciera respecto a sus aspiraciones nacionales y sociales. De todas partes llegaban a Budapest delegados con las reclamaciones de los Comités y Consejos Obreros para ser discutidas con Nagy, quien se encontraba en aquellos primeros días en una posición algo rezagada respecto a la presión popular, pero también algo adelantada respecto al resto del equipo dirigente. Pero también es cierto que el programa aprobado por el Consejo Obrero y el Parlamento de estudiantes de Miskolc alcanzó un cierto carácter representativo

Se pedía en él la formación de un gobierno provisional, democrático, soberano e independiente, con exclusión total de los rakosistas, y fundamentado en el Partido Comunista Húngaro y en el Frente Popular; elecciones generales, libres, y con participación plural de partidos; retirada inmediata de las tropas soviéticas; reconocimiento de las reivindicaciones formuladas por los Consejos Obreros y Parlamentos de estudiantes de todo el país; abolición de la AVH, y reorganización de las fuerzas armadas (milicia y ejército regular); por último, la amnistía completa para los patriotas que habían participado en la revolución.

En esta situación, el proceso de constitución de los nuevos órganos de representación alcanzó en los últimos días de octubre un ritmo muy vivo. En los pueblos, en las fábricas, en los sectores profesionales y de servicios, en los cuadros de la administración, hasta en las fuerzas militares (Comité revolucionario de la Defensa Nacional, formado el día 29 por el general Bela Kiraly y el coronel Pal Maleter), por todas partes surgieron de modo espontáneo Consejos y Comités. Con estas nuevas instituciones, la revolución se encaminaba hacia una forma de Estado que garantizara el libre desarrollo del pueblo húngaro, decía Radio Miskolc el 30 de octubre; hacia una Hungría libre, independiente, democrática y socialista, emitía por su parte Radio Budapest el mismo día.

Semejantes propuestas, aunque finalmente fueron plenamente asumidas por Nagy, no fueron compartidas, sin embargo, por el Kremlin ni por aquellos húngaros partidarios de un nacionalismo radical, antisemita y conservador, que dominaban en el Consejo Nacional Transdanubiano, de Györ, y en Budapest giraban en torno a Jozsef Dudas, militar y editor del periódico Hungría Independiente. En esta línea, el papel desarrollado por Radio Europa (que se emitía en húngaro desde Múnich por refugiados al servicio de la CIA, y era muy oída en Hungría, en particular en su parte occidental) fue en alto grado desestabilizador al concentrar sus acusaciones en los que denominaba estalinistas ocultos, y en especial en Imre Nagy, a quien presentaban como un traidor y un asesino del pueblo (27 de octubre).

Aquí entra la poderosa Iglesia católica, y en su emisión del 31 de octubre, Radio Europa Libre se refería al cardenal Jozsef Mindszenty como el más legítimo jefe del movimiento nacionalista húngaro. El mencionado cardenal acababa de ser liberado por Nagy, que esperó alcanzar del primado de la Iglesia católica el mismo apoyo hacia el gobierno de unidad nacional que ya había acordado con los jefes de las comunidades calvinista, luterana y judía. En sus Memorias el cardenal señala que, después de su famosa alocución radiofónica del día 3 de noviembre, fue felicitado por Zoltan Tildy por la gran ayuda que acababa de prestar con mis palabras al nuevo Gobierno nacional. Sin embargo, ni una sola voz de aliento y simpatía hacia Nagy pronunció expresamente Mindszenty en aquel discurso. Cierto, hizo algunos llamamientos en la misma línea que el Gobierno, como la petición de la vuelta al trabajo, la aprobación de la neutralidad y la condena de las venganzas privadas.

Sin embargo, estos contenidos quedaban muy diluidos en el conjunto de un mensaje donde también se negaba legitimidad al Gobierno democrático de 1945; se pedían elecciones bajo control internacional, situándose el primado al margen de los partidos y por encima de ellos; se defendía el derecho de propiedad equitativamente limitado por los intereses sociales, y la preocupación por preciadas instituciones con un gran pasado, concluyendo el cardenal con la petición del restablecimiento inmediato de la libertad de enseñanza religiosa, así como la restitución de las instituciones y asociaciones de la Iglesia católica, incluida su prensa. El primado habló, en definitiva, sin tener en cuenta que durante su encierro se habían firmado en 1950 unos acuerdos que regulaban las relaciones entre la Iglesia y el Estado. Pocos días más tarde, sin embargo, en la primera entrevista que concedió a los periodistas en la embajada de EE.UU. donde se refugió, Mindszenty declaró: “Sólo el gobierno de Imre Nagy es el legal húngaro. Kadar ha sido impuesto por el extranjero. Rechazo su Gobierno como ilegal”.

En el momento en que Nagy cayó en desgracia, preparó unos “Memorándum” para el Comité Central y para Andropov, entonces embajador de la Unión Soviética en Hungría, con objeto de justificar su actuación anterior. Las ideas reformistas que allí se defendían alertaron a sus adversarios estalinistas, que vieron la amenaza que aquéllas representaban para el sistema de partido único, tal vez en mayor medida que el propio autor. Nagy se refería, en efecto, a un régimen de democracia popular que tuviera en cuenta los ideales de la clase obrera, en el cual la vida pública se basaría en fundamentos éticos, y en los cuatro principios políticos siguientes: la separación de los poderes del Estado y del partido; la reorganización de la administración del Estado con un criterio descentralizador; la potenciación del Parlamento y del Gobierno, con menoscabo del poder del partido; y, finalmente, la reorganización del Frente Popular en la línea que apuntó en 1954. No menos heterodoxo se manifestó Nagy en política exterior: Nuestro país –decía- debe evitar la participación activa en el conflicto entre bloques.

Dichos Memorándum encerraban toda una teoría política que Nagy aplicará hasta sus últimas consecuencias cuando opte abiertamente por la Hungría real. Según Feher y Heller, Nagy había firmado la solicitud de ayuda al ejército soviético, y su primer comunicado al país (24 de octubre), aunque sin incurrir en las amenazas pronunciadas por Geröe y Kadar, calificaba a los trágicos sucesos de contrarrevolucionarios. Muy probablemente fuera esa la reacción instintiva de un viejo bolchevique con casi cuarenta años de militancia. Pero a partir de entonces, Imre Nagy decidió frenar desde el poder la solución estalinista de aplastar violentamente el movimiento, legitimando su gobierno en la manifestación del 23 de octubre (base de la nueva situación, dirá Kadar el 1 de noviembre), que había acabado con el sistema impuesto y legalizado en la Constitución de 1949

Así pues, la composición del Gobierno del 26 de octubre demostró el afán que todavía animaba a Nagy de apaciguar a los insurgentes sin intranquilizar al Kremlin. Así, aunque excluyó a algunos rakosistas, mantuvo a otros en puestos clave de la administración e hizo entrar en el gabinete a personalidades de destacada significación, como los comunistas F. Münnich y Georg Lukács, y a algunos de los líderes de la política anterior a 1948, como Z. Tildy, Bela Kovacs y F. Erdei. Tal composición no presagiaba el anuncio de las reformas que se hicieron públicas en el comunicado del día siguiente

Aparte de que ya el movimiento popular dejaba de ser considerado como una contrarrevolución, el Gobierno prometía discutir las reivindicaciones elaboradas por los Comités revolucionarios y Consejos Obreros, cuya existencia era reconocida en el nuevo marco político.

A partir de esta fecha, y hasta su caída, la solidaridad de Nagy con el pueblo fue en aumento, a pesar de algunas manifestaciones de violencia indiscriminada hechas por las masas, cuyo exponente más trágico fue la masacre ante el Centro del Partido Comunista de Budapest ocurrida el 30 de octubre, en la que resultó muerto, entre otros, el nagysta Imre Mezö. Ese mismo día, Nagy reconoció lo que venía siendo un hecho desde el 23 de octubre, el final del partido único, y anunció un Gobierno de coalición, semejante al de 1945, y el inicio de conversaciones con la Unión Soviética para la evacuación de sus tropas.

Finalmente, los últimos tanques soviéticos salieron de la capital el 31 de octubre, pero no del país, ya que -según explicaron Mikoyan y Suslov- su presencia no era un asunto bilateral entre Hungría y la URSS, sino que concernía a todos los signatarios del Pacto de Varsovia. Los pasos siguientes fueron declarar la neutralidad de Hungría, acordada por el Gobierno y la directiva del Partido el 1 de noviembre (Kadar abandonó la capital a las pocas horas con rumbo desconocido), y denunciar el Pacto. Mientras sucedían estos acontecimientos en la capital, nuevas tropas soviéticas empezaron a entrar en el país sin haber mediado en esta ocasión petición alguna por parte del Gobierno nacional. No obstante, aún quedaban dos días durante los cuales Hungría vivió el sueño de ser un país libre, independiente y neutral, pareció que se recobraba la normalidad, y los partidos políticos de 1945 comenzaron a reorganizarse.

Esta segunda invasión soviética de Hungría se vio facilitada en el contexto internacional al coincidir con la acción francobritánica contra Suez, que suscitó graves divergencias entre Washington y sus principales aliados en Europa. A pesar de las declaraciones del presidente Eisenhower en favor de la causa húngara, y de la propaganda norteamericana que sembró la esperanza en los ánimos de los revolucionarios de una ayuda de Occidente, los EE.UU. no hicieron nada más que plantear, sin mucha convicción, el problema en el Consejo de Seguridad de la ONU, y facilitar la acogida de refugiados. Los acuerdos de Yalta estaban vigentes y limitaban su esfera de acción al ser Hungría un asunto del bloque oriental. Y ninguna de las grandes potencias estaba dispuesta a correr riesgos innecesarios sometiendo a revisión el statu quo surgido de la Segunda Guerra Mundial.

Ante tales circunstancias, el inoportuno ataque anglo-francés contra Egipto a partir del 31 de octubre con el pretexto de la nacionalización del canal de Suez, proclamada por Nasser a finales de julio, esfumó las esperanzas de una ayuda occidental a Hungría al romper la unidad de los países de la OTAN, situar a la URSS y EE.UU. en el mismo bando de defensa de la paz mundial, y desacreditar en adelante cualquier manifestación prohúngara proveniente de las agresoras Gran Bretaña y Francia. La invasión militar soviética de Hungría fue también apoyada por la casi totalidad de los partidos comunistas de los países occidentales, incluyendo el PCE que acababa de diseñar su política de “reconciliación nacional”

Pero provocó una gran indignación en muchos de sus militantes, especialmente entre los intelectuales franceses que dedicaron un número extraordinario de la revista Les Temps Modernes (n 129/130/131, nov. 1956, ene 57) a la revolución de Hungría. En él se afirmó sin ambages que octubre del 56 no fue un levantamiento de la chusma ni un motín contrarrevolucionario, sino un acontecimiento profundamente enraizado en la denuncia de la política estaliniana. Por entonces, grupos minoritarios pero muy activos de filiación trotskista y anarquista, ya habían desarrollado una amplia campaña de solidaridad con los consejos obreros.

Consciente de lo que estaba en juego, el último gobierno de coalición formado por Nagy hizo público el 3 de noviembre su firme propósito de impedir la restauración del capitalismo en Hungría, pero también de defender con el mismo ahínco las conquistas de la revolución, en particular la independencia nacional, la neutralidad y la construcción del socialismo sobre una base democrática. En aquel gabinete, los comunistas disidentes estuvieron representados por Losonczy, Maleter y el propio Nagy; los Pequeños Propietarios por Tildy, Kovacs y Szabo; los Socialdemócratas por Anne Kethly, Kelemn y Fischer; y los Nacional Campesinos (reconvertidos en Partido Petöfi) por Bibo y B. Farkas. La inclusión en el Gobierno del nombre de Kadar era totalmente ilusoria, porque para entonces ya se conocía su salida de Budapest, junto con Apro, Münnich, y otros. Pocas horas antes de formar este Gobierno, Nagy había comunicado al secretario general de la ONU la entrada de las tropas soviéticas en Hungría, y solicitó su mediación para negociar con la URSS, con la que trataba inútilmente de llegar a un acuerdo a través de su embajador, Andropov. La delegación húngara -F. Erdey, P. Maleter, I. Kovacs y M. Szücs-, que finalmente se desplazó a Tököl el 3 de noviembre para negociar con los soviéticos, fue detenida allí mismo, apenas comenzada la entrevista.

Esta segunda y definitiva invasión militar se puso en marcha, y en las primeras horas del 4 de noviembre los tanques soviéticos entraron en Budapest. Imre Nagy y algunos de sus colaboradores se refugiaron, en vano, en la embajada de Yugoslavia, mientras en el edificio del Parlamento quedó István Bibo como único representante del gobierno legítimo húngaro. A él le correspondió formular en la madrugada del día de la intervención la última declaración de que Hungría no pretendía seguir una política antisoviética sino coexistir en una comunidad de naciones libres del Este de Europa cuyo objetivo sea fundar sus vidas sobre la base de los principios de libertad, de justicia y de una sociedad libre de explotación.

Nagy concluyó con una desesperante petición de ayuda a las grandes potencias y a las Naciones Unidas en favor de la libertad del pueblo húngaro. Antes de terminar aquel día, las emisoras del este de Hungría difundieron comunicados de Münnich y de Kadar, anunciando su ruptura con Nagy y la fundación de un gobierno revolucionario obrero y campesino en la ciudad de Szolnok que, además de solicitar la ayuda soviética, incluía en su programa casi todos los puntos del Gobierno anterior, salvo lo referente a las elecciones libres, pluripartidismo y neutralidad. El 23 de noviembre de 1956 Imre Nagy y sus allegados fueron sacados de la embajada yugoslava y deportados a Rumania, no obstante haber prometido Kadar a Tito su liberación. En un proceso secreto, Nagy fue acusado de alta traición por conspiración, complicidad con los crímenes contrarrevolucionarios y abrogación del Tratado de Varsovia. El 16 de junio de 1958 fue ejecutado, junto a Pal Maleter, Jozsef Szilagyi y Miklos Gimes (Geza Losonczy había muerto ya en la cárcel). Yugoslavia volvió a protestar contra la violación de las garantías que Kadar había dado de forma solemne, y muchos intelectuales de todas las tendencias militantes socialistas y comunistas expresaron igualmente su indignación en Europa occidental.

El régimen neoestalinista de Kadar, después de una primera etapa de brutal represión, se fue consolidando en los años siguientes. El partido -ahora llamado Socialista y Obrero- recuperó su papel de control sobre el Estado y la sociedad, y los húngaros se vieron obligados a aceptar con resignación, una vez más en su historia, el fracaso de una revolución.

Gracias a la coyuntura mundial favorable de los años sesenta, a la ayuda económica de la Unión Soviética y a la flexibilidad introducida en el sistema de planificación, el Gobierno fue capaz de mejorar sustancialmente el nivel de vida de las gentes, sobre todo en comparación con los otros países de Europa del Este. La estabilidad del régimen quedó asegurada por un sistema de opresión que abandonó el estalinismo más duro, y se aplicó únicamente a los que desobedecieran las órdenes del Gobierno. La divisa kadarista, según la cual quienes no están contra nosotros están con nosotros permitió ensanchar la base social del sistema, y hacer emerger un consenso basado en parte en la templanza de las fuerzas revolucionarias, y en parte en la mejora material de las masas despolitizadas. Dentro del bloque oriental, la Hungría de Kadar se convirtió en un país relativamente “liberal”, pero la crisis no se hizo esperar, y cuando la burocracia soviética hizo quiebra, el “kadarismo” tuvo los días contados.

Doce años más tarde, el sueño de un socialismo con “rostro humano” reaparece en la “primavera de Praga”. Como los húngaros de 1956, los líderes del partido pertenecen a la tradición “bujarinista” y como en Hungría, el pueblo hace propia las propuestas autogestionarias hasta que Breznev, pretextando una “infiltración trotskista” se impone por los tanques

El último sueño autogestionario lo representó Solidarno??, pero ya nadie creía que la historia pasaba por ahí. Entonces creyeron el espejismo del “capitalismo con rostro humano”, que se podía optar por una democracia como la que los trabajadores y la socialdemocracia había logrado en países como Suecia. No podían estar más equivocados, pero lo cierto es que el rechazo al estalinismo (el “comunismo”) se hizo omnipresente en beneficio del neoliberalismo, el nacionalismo reaccionario y de su mano derecha, la Iglesia conformada por Wojtyla.

Anexo bibliográfico. Entre las diferentes aportaciones que se han publicado entre nosotros sobre Hungría de 1956 el más clásico es el del socialista heterodoxo François Fetjö, Hongria 1956. Socialisme i llibertat, aparecida en Edició de Materials (una editorial muy ligada al Frente de Liberación Popular (FLP)) con prólogo de Jean-Paul Sartre, que data de 1966. El otro trabajo de Fetjö, Budapest, l´insurrection. La première revolution antitotalitaria (Comlexes, Paris, 1990), ya no fue editado, aunque sí lo había sido su Historia de las democracias populares, 1953-1970 (2 vols, Ed. Martínez Roca, Barcelona, 1971). Tampoco lo fue el conocido trabajo del militante comunista británico, Peter Frye, La tragedia húngara, que empero sí lo ha sido en Buenos Aires por el CEIP-IPS con el titulo de Hungría del 56. Esta misma editorial tradujo La revolución húngara de los consejos obreros, de Pierre Broué. En fechas más recientes se han publicado aquí dos libros ciertamente importantes sobre la historia húngara, Los hermanos Rajk, de Duncan Shiels, y sobre todo En nombre de la clase obrera. Hungría 1956: La revolución narrada por uno de los protagonistas, de Sándor Kopácsi (El Viejo Topo, Barcelona, 2008, 405 págs.), sin lugar a dudas el trabajo más importante y elaborado sobre aquellos acontecimientos

 

Hungría para el Horthy:  60 años después de los consejos obreros

Ceremonia oficial y protestas marcan conmemoración de los

60 años de la revolución de 1956 en Hungría



NewColdWar 24 Oct. 2016
 

[Cosa ‘e Mandinga. Mandé a Posta una entrevista que traduje al marxista húngaro Tamáz Krausz, hecha en agosto. Desde eso, mientras se publicó, la reprodujo otro medio y de allí otro hasta alguno de los que me llegan, la veo, traduzco, envío, y publica Posta, pasó un cierto tiempo. Y al final fue publicada el 23 de octubre, día en que se cumplieron exactamente 60 años del levantamiento del pueblo húngaro  que derrocó al gobierno, formándose otro también comunista encabezado por el viejo revolucionario y comunista "de deshielo" Imre Nagy, ex miembro de la comuna revolucionaria de Béla Kun; gobernó unos pocos días, Hungría fue invadida por la URSS. Cometí un error "disléxico" al poner que los consejos obreros se formaron en "1596", bien adelantados a su tiempo serían. Y el mismo día que esa nota se publicaba ocurrió la "celebración oficial" de ese aniversario en Hungría que estuvo jalonada por un discurso delirante del primer ministro, junto con una manifestación de protesta de organizaciones sociales de izquierda, la violenta represión, y marcha de grupos fascistas. Va un resumen de estas noticias. Fernando Moyano]


El primer ministro Viktor Orbán brindó un discurso de maravillas en la ceremonia oficial del 60 aniversario del inicio de la revolución húngara de 1956. Asistió el presidente polaco Andrzej Duda

Miles de partidarios del gobierno, muchos de ellos llegados desde el campo en autobús, estaban frente al estrado desde mucho antes. Sobre la hora llegaron manifestantes en demostración de protesta interrumpiendo el discurso con  silbatos y bocinas, alrededor de la plaza Kossuth.

Varios asistentes reaccionaron agrediendo a los manifestantes verbal o físicamente. El reconocido historiador húngaro Krisztián Ungváry fue golpeado en la cara, y varios miembros de la prensa que quisieron cubrir el hecho fueron amenazados ??por lo que parecían ser guardias de seguridad privada.

Orbán empezó elogiando la afinidad natural entre Hungría y Polonia, "dos naciones amantes de la libertad y valientes con una amistad milenaria". Hablando mucho más fuerte de lo habitual (presumiblemente para oírse a sí mismo por encima de la cacofonía de silbatos, cuernos y burlas) el jefe de gobierno tuvo cuidado de no mencionar por su nombre a Imre Nagy, mártir de Hungría, por su nombre, pero aludió a su ejecución y entierro ominoso.Se extendió en el lenguaje de su discurso ante el parlamento del pasado lunes, pero sin ninguna mención al resultado del referéndum de octubre 2 en que sobre el 43% de concurrencia el 98%de los electores votaron "NO" a un esquema de cuotas de reasentamiento de migrantes de la UE.

Comparó a los húngaros con los antiguos griegos.

"Derrocamos al estado comunista. Mandamos a los soviéticos a casa y curamos nuestro país de los males de la dictadura... Enviamos un mensaje a Occidente... David con la honda en la mano...” y dijo que los húngaros tienen un "conocimiento antiguo" el fondo de sus almas "similares a la de los antiguos griegos hace 2.500 años."

“No queremos que unos Estados Unidos de Europa tome el lugar de una alianza de naciones libres... La tarea de los pueblos amantes de la libertad de Europa en la actualidad es proteger a Bruselas de la sovietización... Los húngaros quieren permanecer como una nación europea y no como una nacionalidad dentro de Europa... Como herederos de la revolución de 1956, no podemos aceptar que Europa nos corte las raíces que nos hicieron grandes y ayudaron a sobrevivir a la opresión comunista... Debemos asumir la responsabilidad de nuestro propio futuro. Si la mayoría de Europa sustituye a las bases de su propia civilización" dijo Orbán en referencia a la política de refugiados de la UE " hay que ser capaz de proteger a este pedazo de Europa que es Hungría”.

El primer ministro explicó que del mismo modo que los húngaros debieron ser valientes para abrir sus fronteras en 1989 para que los alemanes del Este pasasen a Alemania Occidental, también lo fueron en 2015-2016 cuando cerraron sus fronteras "para detener la migración masiva a través de Hungría desde el sur... a pesar de haber sido apuñalados por la espalda por la propia Europa que se pretende proteger. Fuimos valientes y no permitimos que nos amenacen o nos chantajeen. Sólo cumplimos con nuestra obligación. Incluso nos mantuvimos firmes cuando aquellos que nos atacan por atrás son las mismas personas que estamos protegiendo. Hemos tenido el valor de mirar la injusticia en la cara. En el territorio húngaro, la injusticia no es excusa para no cumplir con las responsabilidades de cada uno. Por tanto, Europa siempre puede contar con nosotros”.

Orbán explicó sus deseos de que Hungría y Polonia sean por igual naciones que nunca lleguen a ser cobardes, advirtiendo que "las naciones cobardes no tienen hogar. Siempre habrá situaciones dramáticas en las que debemos hacer frente a rivales fuertes y en el que las apuestas son altas, pero eso no es motivo para que nos dejemos amedrentar", dijo en referencia a los riesgos de terrorismo introducidos por la crisis de refugiados.

Continuó culpando a la "gente bien intencionada e ingenua que no tienen idea de a qué tipo de peligro se está exponiendo Europa. Si tiene que elegir entre dos caminos la Europa de hoy quiere ser diluida en la opción más barata y más cómoda. En lugar de a sus propios hijos, elije a los inmigrantes. Los húngaros se han embarcado en el camino más difícil. En lugar de los inmigrantes queremos que sean nuestros propios hijos... en vez de poner las manos en alto elegimos defender nuestras fronteras".

Pasó a explicar que la victoria no se puede obtener sin el "despertar espiritual de Hungría y el pueblo húngaro. Ante nos brilla el gran ejemplo de 1956. El que tenga ojos para ver, verá. El que tenga oídos oirá la verdad de los milenios. ¡Gloria a los valientes! ¡Vamos Hungría! ¡Vamos los Húngaros! "

Manifestantes burlones perturbaron la conmemoración del gobierno húngaro el domingo, cuando partidarios del primer ministro Viktor Orban trataron de sofocarlos, a veces violentamente.

Plaza Kossuth fue fuertemente custodiada por la policía y los guardias de seguridad privada por los eventos de aniversario donde los pequeños enfrentamientos estallaron y varios periodistas y un notable historiador estaban entre los agredidos o amenazados.

Orban dijo que los manifestantes silbantes encarnan el regreso del comunismo al estilo soviético que había sido "llevado por el diablo" gracias en parte a los eventos en 1956.

"El curso de la historia dio un giro en Hungría", dijo un visiblemente tenso Orban, cuando el silbido se hizo más intenso. "En lugar de la revolución comunista mundial predicha, hubo una revolución contra el mundo comunista."

La protesta que interrumpió a Orban fue organizada por Együtt (Juntos), un pequeño partido de la oposición, que distribuyó cientos de silbatos y tarjetas rojas simbólicas. Los políticos de la oposición dicen que el acuerdo de Orban con Rusia para construir nuevos reactores en la única planta de energía nuclear de Hungría en la ciudad de Paks, va en contra del espíritu de la revolución antisoviética. "Las políticas de Viktor Orban se exactamente del tipo que hizo que los húngaros se rebelaron contra ellas en 1956," dijo Peter Juhasz, vicepresidente Juntos. "En aquel entonces, los húngaros se pusieron de pie frente a la dominación soviética, mientras que hoy Orban ha comprometido a Hungría con Rusia por décadas."

Los críticos de Orban también lo acusan de debilitar el sistema de garantías democráticas de Hungría, lo que limita la libertad de prensa y de trabajo, y convierte a Hungría en un "estado autoritario."

Orban, un feroz crítico de las políticas migratorias de la Unión Europea, dijo que mientras Europa estaba dominada por la complacencia y el letargo, Hungría había escogido ser valiente y enfrentar los desafíos modernos. El año pasado, el gobierno construyó cercas de alambre de púas en la frontera sur de Hungría para detener inmigrantes procedentes del norte a través de los Balcanes.

La oposición, los líderes civiles llaman a sus partidarios a "lavar la vergüenza" del régimen de Orbán.

Una manifestación de la oposición que conmemora el 60 aniversario del Levantamiento húngaro de 1956 se llevó a cabo en la plaza Blaha Lujza de Budapest el domingo por la tarde. Unas 3.000 personas asistieron al evento ", para eliminar la vergüenza", organizado por el movimiento Szolidaritás (Solidaridad) y una organización civil con el nombre de la Nueva República de Hungría.

Partidarios de Jobbik (partido político filo-fascista) desfilaron por las calles de Budapest con antorchas.

[Un comentario final: J.P.Sartre, en "Cuestión de Método" (la extensa introducción de "Crítica de la Razón Dialéctica", que es un material independiente de por sí) explica como los acontecimientos de Hungría de 1956 fueron tomados por cada fracción de la izquierda francesa conceptualizándolos al vuelo, según el aspecto que entrase a primera apariencia en sus conceptos previos. Contrarrestó esto con Marx en "18 Brumario", que ya tenía una concepción construida sobre la sociedad francesa pero la rediscutió desde cero ante los hechos que ocurrían, revisándose a sí mismo siempre. Sesenta años podrían haber alcanzado para que hubiésemos empezado a pensar en forma desinhibida qué pasó esa vez en Hungría. Pero nada] 

(Ese trabajo de Sartre puede conseguirse aquí: 

http://www.olimon.org/uan/sartre-dialectica-i.pdf)

FM

VS - postaporteñ@ 1682 - 2016-10-25 20:41:50
postaporteñ@_______________________________

SERPAJ Uruguay a la opinión pública:

Frente a la aprobación de la ley que restringe la libertades anticipadas

Ante la aprobación de ley que modifica el régimen de libertad anticipada Repudiamos y manifestamos nuestra preocupación ante la ley aprobada por el Parlamento referente a la restricción de las libertades anticipadas para reincidentes, reiterantes o habituales.

La misma implica un retroceso importante en materia de Derechos –y no de beneficios, como retóricamente es utilizado por actores del sistema político- en relación a la ley de Humanización Carcelaria, promovida también por el actual partido de gobierno, con la contradicción que esto representa. 

Esta iniciativa forma parte de un paquete de medidas que el conjunto del sistema político acordó con una fuerte lógica punitiva y de castigo, sosteniendo que más tiempo de encierro, por lo tanto más dolor, generará otra posible trayectoria en las personas que se encuentran privadas de su libertad. 

Trasladar únicamente el fracaso en el desistimiento del delito a las personas que están recluidas, por un lado, pretende ocultar las falencias e ineficiencias que el sistema todavía tiene al no poder elaborar un proyecto institucional sistémico respecto a cómo se debe abordar a los sujetos que han cometido un delito. Por otro lado, visibiliza la limitada mirada que el sistema político tiene sobre el tema, repitiendo discursos y prácticas propios del paradigma cultural de los noventa donde castigo e individuación eran ejes centrales.

Nuestro sistema carcelario se encuentra colapsado y en emergencia continua. Treinta y dos personas murieron este año y, sin embargo, continuamos eligiendo la cárcel como única medida para narrar y resolver nuestros conflictos. El encierro es un depósito de personas en donde se termina de desarrollar la trayectoria de seres matables de los sujetos que la habitan.

El sistema político uruguayo no sólo se niega a dar un debate profundo e integral sobre convivencia y prácticas ilegales, alternativas a la privación de libertad, democratización de las fuerzas de seguridad, entre otras, sino que adopta y ejecuta medidas que históricamente han fracasado, construyendo una política de Estado desde el grito irracional legítimo de un electorado que les exige una respuesta inmediata.

Todo lo mencionado, expone y refuerza el consenso hegemónico del sistema político sobre las respuestas al delito y su irresponsabilidad a la hora de actuar, banalizando los conflictos sociales, desconociendo que los procesos de transformación requieren políticas integrales, cuyos resultados serán tangibles a mediano y largo plazo. Montevideo, 21 de octubre de 2016

Servicio Paz y Justicia SERPAJ – Uruguay

 Fe de erratas:

en  la entrega anterior N° 1680 en la nota Fidel Castro advierte cierta dificultad con lo porvenir de Luis E. Sabini Fernández, se omitieron por error de la redacción las siguientes nota

/4 Borísov, Zhamin y Makárova, Diccionario de economía política, s/f, http://www.eumed.net/cursecon/dic/bzm/p/periodotrans.htm / Málaga, 2016

/5  ECURED, https://www.ecured.cu/Socialismo.

 

Día del Periodista en el Uruguay

Hoy domingo 23 de octubre se conmemora  el día del Periodista, saludamos  a todos los/las periodistas y comunicadores y subrayamos la importancia de su trabajo para garantizar el derecho a la información y la libertad de expresión en el país.

Pero de manera enfática va el saludo a los  que hacen periodismo en forma no tan profesional, de manera alternativa  y sufren multiplicadas las trabas, censuras, y el hostigamiento que existe  hacia el periodismo sin condicionamientos y sin sobres 

La obstrucción de la comunicación e información  del trabajo periodístico, día a día  se incrementa por parte de los “dueños” del a web; cierran cuentas aplican restricciones, tampoco faltan quienes arman campañas para desprestigiar a medios que no son de pensamiento único,  en fin recurren a la difamación, censura y amenazas

Por eso apostamos a la libertad de información , sin censura y sin mordazas 

Y nos identificamos con este texto de Federico Leicht

Posta

Para los que esparcen curiosidad y disipan dudas

Para los que se salen de la norma y reniegan de la miserable comodidad del poder. Para los que cotidianamente patean las puertas del mundo oscuro y misterioso de la cosa pública, apelando a la dignidad en el ejercicio de una profesión tan pero tan bastardeada.

Para los que insisten en encontrar la mejor historia de la semana, del mes, del año, o aún de la vida.

Para los lobos que soplan casas hechas de pretensiones, habitadas por viejas ideas y cerditos felices. Para los que en el intento llegan a pagar el alquiler.

Para los que todavía no enloquecieron en ese intento.

Para ellos, muy feliz día.

F. Leicht  Facebook

 

PSOE / TRAIDORES , MANIPULADORES , OPORTUNISTAS,

 EN DEFINITIVA, UNA BANDA DE HIJOS DE PUTA

 

 Y al final el partido "obrero " "socialista" español se abstendrá, haciendo lo contrario a lo expuesto en su campaña electoral y gratis, en la votación de la elección a presidente, donde permitirá que nuevamente gobierne Rajoy y el partido popular.

Cuando uno los acusaba de estar a la derecha, de ser traidores de la clase obrera hoy se termina de confirmar y "no hay peor ciego que aquel que no quiere ver" y solo los necios seguirán justificando al pseudo PSOE.

El PP y PSOE son los mismo, eran la casta ¿se acuerdan? después el PSOE dejo de serlo jejeje , para Podemos, quien lo señalo de principio. Con esta gentuza quería acordar el nuevo grupo político de "izquierda" Podemos, que al final se dijo social demócrata y también ha sido parte de desmovilizar a  la gente en la calle, para la paz social del sistema corrupto que existe en españolandia, donde se dice una cosa y se termina haciendo la contraria por norma, jejeje como el famosillo, Pepe Mujica, su eslogan era " como te digo una cosa te digo la otra ".

Una verdadera izquierda no puede permitir que Rajoy gobierne durante cuatro años más y si quiere existir como oposición real, tienen que organizar y sacar a la gente a la calle, junto a los sindicatos no amarillos y organizaciones sociales y sacar cuanto antes al Partido Popular del gobierno, un gobierno y políticos súper corruptos, ya comprobado, pero que a la gente en gran parte parece no importarles o pensando tal vez hicieran lo mismo si estuvieran en el poder, por ello hay tanto voto de derecha o seudo izquierdas.

Este pueblo español, entre los 40 años Franco ¡que murió en la cama! , la iglesia y sus jerarquías, Felipe González, la derecha del partido popular, han dejado a la mayoría de la gente como un rebaño manso pronta para el matadero. Por eso pasa todo esto, ante la tranquilidad de los políticos, que saben bien que la mayoría se quedara en su casa mansitos o hasta apoyando sin pensar, siendo llevados de la nariz, el Bordelinde , es una realidad , lo saben , más de un 75 % de la población es manipulable y lo aplican sin escrúpulos.

Pero lo peor es que lograron saber gobernar y con una herramienta fascista que les da resultado y que en todo el mundo pasa más de lo mismo, la tortura del miedo, el terrorismo de estado, de que la gente tenga miedo, sienta el miedo, enseñe el miedo, a no tener trabajo o perder las jubilaciones o pensiones, a no luchar y enseñar a que otro luche para no correr riesgo alguno, etc. ,etc.

El miedo inmoviliza, crea competencias desleales y fundamentalmente, traidores y perdidas de principios, valores. La pérdida de memoria histórica y de la defensa de los derechos humanos dejando a en las calles a asesinos y torturadores de las dictaduras con excusas inentendibles olvidando los derechos humanos y violándolos constantemente.

Vamos camino a la extinción humana, demasiados cómplices, demasiadas ovejas balando.

Daniel Caserta

Madrid 23 de octubre 2016

- postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 23:00:24
postaporteñ@_______________________________

Lo que en Venezuela puede pasar: escenarios ante la crisis

Víctor Álvarez | Viernes, 21/10/2016 | APORREA

¿Qué va a pasar en Venezuela? Esta es la pregunta que se hace el ciudadano de a pie, el funcionario público, el empresario nacional, el inversionista extranjero, los ministros del gobierno, los diputados a la Asamblea Nacional y hasta el propio Presidente de la República.

La crisis económica que se manifiesta a través de la escasez de alimentos y medicinas, la especulación e inflación; el desempleo y empobrecimiento generalizado de la población como consecuencia inevitable de una pésima gestión de gobierno, genera un creciente malestar social. Las tensiones en el liderazgo opositor han impedido amalgamar el malestar social para convertirlo en una poderosa fuerza transformadora, capaz de impulsar los cambios políticos que se requieren para superar la crisis económica y social.

Si el descontento social no se expresa en una contundente crisis política que le quite el margen de maniobra que mantiene con vida al Gobierno, la actual inercia continuará. Inicialmente se creyó que el fulminante triunfo de la Oposición en las parlamentarias del 6-D sería el detonante de un conflicto de poderes que inmovilizaría al Gobierno y lo obligaría a negociar. Pero en el pulso de la confrontación de poderes, el Gobierno le ha doblado el brazo a la AN, la cual prácticamente ha quedado anulada al ser declarada en desacato por el TSJ, sin que pueda hacer valer los mandatos de la Constitución que la habilitan para controlar los actos del Poder Ejecutivo.

Las torpezas tácticas de la Oposición han prologado la esperanza de vida de un Gobierno que parecía tener los días contados si se activaba a tiempo el Referendo Revocatorio (RR). Sin embargo, la MUD perdió un valioso tiempo mientras decidía entre Enmienda Constitucional, Asamblea Nacional Constituyente, Renuncia de Maduro y RR. Con ese retraso dio una excusa perfecta al oficialismo para demorar el revocatorio para el 2017, con las consecuencias que ya todos conocemos.

Al tanto de que las salas constitucional y electoral del TSJ fueron colonizadas por el oficialismo, y que ante cualquier consulta para dirimir las controversias entre el Ejecutivo y el Legislativo el TSJ siempre se pronunciaría a favor del Gobierno, aun así la dirigencia de la MUD ha pisado ingenuamente todas las conchas de mango que con más audacia y malicia le ha tirado el oficialismo.

La MUD: estrategia sin táctica

El peor error táctico de la MUD fue incorporar a los diputados del estado Amazonas, cuya elección fue invalidada por el TSJ. Convirtió en un punto de honor la juramentación de los diputados de Amazonas, cuando lo estratégico era preservar la AN que ya había sido sentenciada por el Gobierno a comienzos del año. En lugar de incorporarse a la AN, estos han debido recorrer el mundo para denunciar la arbitrariedad cometida en contra de la representación indígena en el Parlamento. Pero su reincorporación sirvió de pretexto para declarar a la AN en desacato y anularla para efectos prácticos, ya que ahora el Gobierno puede actuar sin pasar por el control parlamentario. A su vez, el TSJ tiene una razón adicional para declarar inconstitucionales las decisiones de la mayoría opositora en la AN.

A pesar de que la Oposición logró el control de la AN con una abrumadora mayoría, no fue capaz de evitar la aplanadora con la que una y otra vez le ha pasado por encima un Gobierno precario con bajísimo respaldo popular. Ni siquiera pudo impedir el tiro de gracia que significó la decisión del TSJ de declararla en desacato y disolverla en la práctica. Con tantos errores tácticos, la MUD desaprovecho la mayoría parlamentaria para acumular más fuerzas a través de la reinstitucionalización del CNE, el BCV, la CGR y otros entes del Estado. Las torpezas cometidas por algunos factores de la MUD en su desesperación por revocar el mandato de Nicolás Maduro le ha costado muy caro a toda la Oposición y ha defraudado las expectativas de diálogo y entendimiento que tenía el electorado cuando les dio el control de la AN por abrumadora mayoría.

Escenarios ante la crisis

Movilizar el descontento para calentar la calle y provocar la caída del Gobierno, tal como se intentó con las guarimbas del 2014, desencadenaría una represión masiva e indiscriminada. Y en ese escenario la Oposición lleva las de perder, ya que el Gobierno cuenta con el apoyo militar y policial como fuerzas represivas del Estado.

Descartado un escenario violento que desemboque en una salida militarista y dictatorial, la solución negociada a la actual crisis nacional está condicionada por parte de la Oposición a la libertad de los presos políticos, el retorno de los exiliados, el cese de las persecuciones y la represión, la autonomía de los poderes públicos y el reconocimiento de la AN para la renovación del CNE y la reinstitucionalización del Estado. Aquí el juego está trancado a pesar de la mediación de los ex presidentes Rodríguez Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández.

Ante la barrida que sufrirían el chavismo en las elecciones de gobernadores y alcaldes si estas se realizan después del RR, otro escenario que se maneja es el de la renuncia de Maduro para convocar una mega-elección de presidente, gobernadores y alcaldes, de tal forma que el oficialismo pueda aprovechar la plataforma del gobierno central, antes de que esta caiga en manos de la Oposición. Este escenario fue adelantado por Juan Barreto, ex alcalde metropolitano y coordinador nacional de REDES, quien aseguró que se está negociando la renuncia de Maduro para evitar la desaparición del chavismo:

"al presidente le han recomendado que renuncie para que no se mida, porque si se mide podría perder hipotéticamente el Revocatorio y de perderlo con 80% podría sepultar al chavismo"

Otro escenario se refiere a la aplicación de la Carta Democrática de la OEA, lo cual implica que el Secretario General o un Estado miembro soliciten nuevamente la convocatoria del Consejo Permanente para verificar la "alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático". Los estados miembros tendrían que pronunciarse en la Asamblea General o en la consulta a los cancilleres para determinar si finalmente se aplicará la suspensión de Venezuela en la OEA, lo cual terminaría en su aislamiento internacional. Luego de los cambios de gobierno en Argentina y Brasil, Venezuela prácticamente ha sido anulada en el Mercosur desde donde sopla viento a favor de la aplicación de la Carta Democrática, cuestión que obligaría a Maduro a sentarse en la mesa de negociación para acordar al menos un Gobierno de Coalición.

 

Suspendido el Revocatorio: ¿y ahora qué?

José Ignacio Hernández G. | 21 de octubre, 2016 /Prodavinci

 

¿Por qué continúas predicando, si sabes que no puedes cambiar a los malvados?”,
le preguntaron a un rabino. “Para no cambiar yo”, fue su respuesta.
Norman Manea

 Por donde menos se espera salta la liebre, señala el dicho. Y la liebre saltó.

¿Qué puede decirse de los todavía confusos acontecimientos que la tarde del 20 de octubre de 2016 suspendieron el Referendo Revocatorio? ¿Y después de eso, qué puede hacerse?

Un fraude a la Constitución

En el intercambio que ayer pude hacer en Prodavinci sobre lo que estaba sucediendo, muchos me respondían que no tenía sentido explicar por qué era inconstitucional lo que estaba pasando. Algunos de esos comentarios, por insólito que parezca, venían de abogados.

En el mismo momento en que el ciudadano renuncia a razonar por qué se está defendiendo la Constitución, está renunciando, también, a la defensa de la Constitución.

Por eso, hay que explicar por qué lo sucedido ayer es un fraude a la Constitución. Un fraude muy mal montado, pues sus artífices dejaron una cantidad notable de evidencias. Veamos.

El primer acto del fraude fue la sentencia de la Sala Electoral que “interpretó” que el 20% debía cumplirse por estados. Ahora entendemos por qué la Sala aclaró lo obvio: bastó la suspensión del 20% en algunos estados, para que el CNE suspendiera todo el procedimiento.

Segundo acto del fraude: varios Gobernadores del sector oficial, casi simultáneamente, anuncian sentencias de Tribunales Penales que habrían anulado el revocatorio. En concreto, se trataron de varias decisiones de Carabobo, Aragua, Bolívar y Apure, por lo menos. Presumamos la buena fe. ¿Qué probabilidad hay de que distintos Tribunales, sin ponerse de acuerdo, decidan dictar decisiones similares en el mismo momento? Ninguna. Lo que sucedió fue, simplemente, un plan coordinado de manera muy tosca: varios Tribunales ejecutaron un plan concebido para suspender el revocatorio.

Tercer acto. Los Tribunales que suspendieron el revocatorio son Tribunales Penales. Aquí la liebre saltó, como se esperaba, pero no saltó de donde se esperaba. No fue así el Tribunal Supremo de Justicia ni el CNE los que suspendieron el revocatorio: fueron Tribunales Penales. Pero hay un detalle: los Tribunales Penales no tienen competencia para suspender o afectar procedimientos electorales, como el procedimiento de recolección del 1% y el procedimiento del 20%. Basta leer el artículo 35 del Código Orgánico Procesal Penal para darse cuenta de eso. Aquí los artífices del fraude dejaron más de una evidencia que, por razones de espacio, no puedo detallar.

Cuarto acto. El CNE decide, sobre las ocho de la noche del 20 de octubre, que debía acatar las sentencias de las cuales había sido notificado. Eso es muy sospechoso. Me explico. Para notificar sentencias de Tribunales, deben cumplirse ciertos trámites: hay que sacar copias, sellar oficios, y lo más importante: hay que llevar físicamente esas copias a quien es notificado, que en este caso es el CNE. ¿Todo eso se hizo en tan poco tiempo? ¿Cómo pudo haber sido el CNE notificado de esas sentencias, cuando nadie —ni siquiera los supuestos responsables de los delitos penales investigados— conocía con exactitud de las sentencias?

Tanta celeridad genera sospechas.

Si a todo esto le sumamos un viaje presidencial que “coincidió” con todos estos acontecimientos, sólo nos queda recordar a Ernesto Sabato: las causalidades no existen.

Simplemente, lo que sucedió es un fraude a la Constitución: varios órganos del Poder Público se pusieron de acuerdo para crear la apariencia de una decisión jurídica válida y legítima que, en el fondo, desconoce a la democracia y a la Constitución. Pero el fraude es tan claro que el esfuerzo resultó inútil: las decisiones de ayer, ni siquiera, tienen la más mínima apariencia de ser decisiones legítimas dictadas en el marco de la Constitución.

¿Se suspendió el revocatorio o se anuló el revocatorio?

En teoría el revocatorio está suspendido: hasta que los Tribunales Penales no dispongan lo contrario, el CNE no retomará el revocatorio. Sin embargo, esa suspensión no será sólo temporal en la práctica. Allí está el caso de Amazonas. La suspensión durará indefinidamente, al menos, hasta tanto no cambien las actuales condiciones.

Con lo cual, por ahora, no hay procedimiento revocatorio.

¿Y ahora qué?

Para tratar de explicar qué puede pasar ahora, es preciso exponer, en términos sencillos, cuál es la utilidad del Derecho Constitucional.

Una de las muchas funciones que cumple el Derecho Constitucional es permitir que los conflictos políticos sean resueltos de manera pacífica. Para ello existen instituciones. Por ejemplo: en vez de caerle a golpes a su vecino por los ruidos molestos, usted acude a la Alcaldía. Estas instituciones funcionan, especialmente, frente al Estado. Si un órgano del Poder Público abusa, ya no es necesario —como sucedía antes— iniciar una guerra civil: bastará con acudir a mecanismos institucionales para, por ejemplo, lograr de un Tribunal la nulidad del acto abusivo.

Pero esto funciona sí, y sólo sí, las instituciones actúan bajo el Estado de Derecho, con suficientes pesos y contrapesos como para asegurar que, en un momento dado, el conflicto pueda canalizarse por vías institucionales. Al día de hoy, todos las vías institucionales que dependen de los Poderes Públicos, y a las cuales se ha acudido para solucionar la crisis por la que atraviesa Venezuela, han sido cerradas. La última vía institucional que quedaba —el referendo— fue “suspendido” en un fraude a la Constitución.

Obviamente, que se cierren esas vías institucionales no significa que el conflicto político se acaba. Todo lo contrario: ese conflicto persistirá. Pues el CNE y los Tribunales pueden suspender los actos jurídicos del referendo. Pero no pueden suspender la crisis política, ni mucho menos pueden suspender el derecho ciudadano a solicitar la revocatoria del mandato.

¿Y qué hacer cuando todas las vías institucionales que dependen de los Poderes Públicos se cierran? La respuesta está en la Constitución.

No me refiero aquí, solamente, a la Constitución de 1999: me refiero a la Constitución histórica, o sea, a toda la tradición constitucional venezolana que arrancó formalmente hace más de doscientos años. Quienes diseñaron la Constitución de 1811 previeron que algo como lo que hoy pasa en Venezuela podía suceder. Y por ello, venezolanos como Juan Germán Roscio se encargaron de acotar que sólo es legítima la autoridad que se ejerce dentro de la Constitución. Fuera de ella, la autoridad es ilegítima, con lo cual, no hay deber de obediencia ciudadana y, además, todo ciudadano deberá restablecer la Constitución. Palabras más, palabras menos, eso fue lo que los venezolanos que sancionaron esa Constitución hicieron a partir del 19 de abril de 1810.

¿Qué quiere decir todo esto? Que la responsabilidad de restablecer la Constitución y lograr una solución pacífica, ahora, recae en el soberano, o sea, en los ciudadanos que conforman al pueblo.

Esto no quiere decir que ya no hay Constitución, como algunos parecen señalar. Lo repito: la Constitución no existe cuando la Sala Constitucional, el CNE o unos Tribunales así lo digan. La Constitución existe cuando cada ciudadano decide sujetar su conducta a la Constitución y actuar, en consecuencia, para restablecerla. Eso sí: no por cualquier medio. Como dijo Martin Luther King Jr., la oscuridad no puede acabar con la oscuridad: sólo la luz puede hacerlo.

No podemos restablecer la Constitución violando los principios superiores sobre los cuales se ha fundado nuestra tradición constitucional.

Por ello, es falso que todas las vías institucionales se acabaron y que, en lo jurídico, ya no hay nada que hacer. Si eso fuera así, lo que vendría es, simplemente, la barbarie, el desorden o, como lo dijo Miranda, el bochinche. En realidad, sí hay una vía constitucional. De hecho, queda en vigor la más importante de todas las vías institucionales: la soberanía popular.

¿Y ahora qué? La respuesta es sencilla, pero su ejecutoria es compleja: ahora hay que restablecer la vigencia de la Constitución, haciendo valer los principios superiores que, desde 1811, han regido nuestro destino como país. ¿Y cómo hacer eso? Corresponde a las fuerzas organizadas de la sociedad conducir el proceso que, basado en esos propios principios constitucionales, logre tal cometido.

El reto no es fácil, ciertamente. Pero no será la primera vez que los venezolanos lo logren.

- postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 22:52:04
postaporteñ@_______________________________

Violencia contra las mujeres: TIENE MUCHAS CARAS

La marcha contra la violencia de Género realizada en Montevideo fue bien representativa del pensar y actuar de la sociedad uruguaya. 

Me pareció tan increíble que busqué información en todos los medios. Cientos marcharon contra la violencia de género, titulaban las noticias, pero, titulares, son muy distintos a la realidad.

A modo de ejemplo: en telenoche de canal 12 rezaba: "Centenares de personas caminaron desde la Plaza del Entrevero hasta la Plaza Cagancha al grito de 'Ni Una Menos'".

Matemáticas engañosas: NO FUERON CIENTOS; sino 200.

El sonar de las campanas de "duelo público", parecen que no llegan muy lejos, ni tienen gran resonancia, ya cayeron en el olvido las 15 mujeres asesinadas desde principios del año hasta el 30 de septiembre. En lo que va del año se han registrado 21. 985 denuncias por violencia de género

La convocatoria a la marcha surge de la Coordinadora de Feminismos, 'Será ese el motivo por que otros grupos no hayan participado?

Dónde están presentes otros grupos, Todos, dirigidos por hombres, que tanto baten sus alas revolucionarias, de catedráticos del marxismo, dónde?

La violencia de género no comienza por los golpes, insultos, por último asesinatos

Está ahí en la diaria, en el día a día, en la propia familia, en el trabajo, en las escuelas, en los políticos y las políticas

Está hasta en las simples palabras de una madre a su hijo pequeño, inconscientemente, 'Nena, alcanzale la camisa a tu hermanito', 'nena, alcanzale el termo a papá', ahí comienza la diferencia de género, en la cuna.

Educar, educar desde la cuna

Otra manera de violencia de género. Vacuna del papiloma

Se viene hablando desde hace un tiempo sobre la obligatoriedad de la vacuna a las mujeres, especialmente a las más jóvenes.

El tema de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) de Sanofi Pauster Merk, Sharp & Dohme (MSD), ha crecido desde que se planteó la idea de aplicar esta vacuna hasta el día de hoy. En Chile, por ejemplo, los padres buscan, vía judicial, impedir que sus hijas sean vacunadas

Para muchas personas, la actitud de estos padres puede ser considerada atentatoria contra la salud en general, pero no están informados que no solo en Chile, sino en otras partes del mundo no quieren esta vacuna en sus hijas

El consultor en epidemiología de la Organización Mundial de la Salud y Organización Panamericana de Salud (OMS/OPS), Roberto del Águila miente al defender la vacuna diciendo: "Es algo que no ha sucedido en absoluto. En todos los países en que se incluye un esquema de vacuna, entran a ser un asunto de salud pública y, por lo tanto, es una obligación y un derecho. Esta judicialización no se ha visto en ningún otro sitio".

En Colombia, Francia, Australia y España han recurrido a los tribunales, ya sea para exigir que no se vacune a sus hijas, o bien para exigir indemnización por el daño causado. Lo han hecho crecientemente desde 2010. En Colombia, la Asociación Reconstruyendo Esperanza ha ido llevando caso tras caso a los tribunales, recibiendo cada vez más apoyo, sobre todo después de la torpe reacción gubernamental tras el incidente de las 243 niñas en El Carmen de Bolívar que ha contribuido enormemente a generar desconfianza hacia esta vacuna. En Francia el debate ha sido más encendido, sobre todo cuando el Tribunal de París en el año 2015 archivó las demandas contra la vacuna Gardasil del virus del papiloma humano, ignorando las conclusiones de la Comisión Regional de Indemnizaciones de Accidente Médicos de Aquitania (Francia), que fue la primera organización relevante que reconoció la relación de causalidad de la vacuna del papiloma con daños en el sistema inmune de una mujer de 15 años

En España también tiene asociaciones que han llevado a tribunales, siendo la Asociación de Afectadas por la Vacuna del Papiloma Humano la que encabeza las demandas apoyados por el bufete de abogados Almodóvar &Jara, que se ha especializado en trabajar con personas afectadas por farmacéuticas. En Australia, donde 213 mujeres sufrieron una incapacidad Permanente tras la vacunación, presentaron una demanda colectiva contra la farmacéutica Merk demandando daños en el sistema autos inmunológicos y neurológicos después de unas inyecciones de la vacuna contra el VPH, Gardasil. Tampoco convence en la India, en donde el Indian Council of Medical Research (ICMR), suspendió la vacunación con el virus del papiloma tras haberse producido cuatro muertes y 120 casos de reacciones adversas relacionado con el preparado en el año 2010

Considerando que la India es uno de los países más críticos con respecto a las actitudes de las farmacéuticas con los medicamentos y vacunas con sentencias condenatorias que prueban la mafia que hay en el asunto, ya no podemos tomar a broma el temor de los padres

La farmacéutica Merk sólo estudió la vacuna Gardasil en menos de 1.200 niñas menores de 16 años antes de que fuera lanzado al mercado por la vía rápida para obtener la licencia. El consejo Indio de Investigación Médica, consideró que Merk además probó su vacuna en niñas de padres pobres de la región de Andhra Pradesh y Guijarat, en su mayor parte analfabetos para los que es difícil entender un consentimiento informado para que experimenten con sus hijas. Todo el asunto proviene de 2007, cuando se firmó un memorándum con la ONG PATH-Internacional para evaluar la factibilidad de introducir la vacuna en la India, con las compañías farmacéuticas Merk y GSK y con el ICMR que elaboró las guías de ética

Quién creen ustedes que está detrás de todo esto?. Entre otros aparece la Fundación Bill y Melinda Gates, dedicada al suministro de vacunas en países empobrecidos, sería la fundadora del proyecto clínico que investiga el Tribunal Supremo de la India.

Atención.- Cuando apareció Gardasil 4 no fue por casualidad: es porque protegía de 4 cepas del virus VPH (tipos de VPH 16, 18, causantes del cáncer del cuello uterino, vulvar, vaginal, pene y ano, además de las cepas 6 y 11 responsables de las verrugas genitales), que tiene cerca de 100 tipos de VPH (alrededor de 40 tipos de estos tipos son asociados con el cáncer cervical y verrugas genitales en hombres y mujeres.

Por qué la nueva vacuna, aparecida en 2015, se llama Gardasil 9? Porque ya no serían ya cuatro cepas, sino 9 de las más agresivas (las anteriores ya nombradas más VPH- 31, 33, 45, 52 y 58- los que causan aproximadamente el 20% del cáncer de cuello uterino)

Lo que está detrás de este movimiento de padres contra Gardasil es el hecho que no hay motivos para confiar en que efectivamente funcionará contra alguna de las cepas el virus de papiloma humano, y no hay manera de saber si una niña vacunada acabará con Síndrome de Dolor Regional Complejo (dolor crónico que afecta a las extremidades) o Síndrome de Guillán-Barre, convulsiones, desmayos, temblores, síncope, mareos, pancreatitis, lupus, incapacidad permanente y muerte, un riesgo demasiado grande para vacunarse por una enfermedad que se contra solo por contacto sexual

Recordemos: Son 100 cepas, la vacuna solo se centra en 4 ( o en 9).

En Uruguay, con un presidente 5 estrellas, especializado en cáncer muchos no podrán creer que sea capaz de implantar tal aberración a tipo estalinista. El negocio va primero, no lo olvide

El papiloma Humano lo transmiten tanto hombres como mujeres, no caben dudas, pero es en la mujer que se experimenta, es a la mujer a la que obligan. No se llama esto abuso?, no es esto violencia?

Siempre desde un enfoque machista, no use condón, vacune a la mujer!. 

"Soy hombre, no me gusta el condón, la mujer obedezca!"

No quiero decir con esto que hay que vacunar a los niños, este un ejemplo más de la industria farmacéutica. Qué bueno puede venir de la Fundación de Bill Gates?.

Mujeres emancipadas!!!, no me digas. 

Buen fin de semana

a) Francia archiva las demandas contra la vacuna Gardasil del virus del papiloma humano.

http://www.lacelosia.com/francia-archiva-las-demandas

-contra-la-vacuna-gardasil/

b) El drama de las niñas vacunadas en El Carmen de Bolívar

Al contrario de lo ocurrido en los cruentos años de la violencia que vivió la región por culpa de los grupos armados ilegales, ahora, en pleno corazón de los Montes de María, sus habitantes libran una batalla contra un enemigo que no tiene rostro y del que nada conocen.

 

Todas las afectadas habían recibido la segunda dosis de la vacuna contra el VPH, en marzo pasado. Son más de 300 las menores que han presentado los síntomas, llegan a cada minuto con niñas desmayadas, ambulancias yendo y viniendo con las sirenas a todo vapor; y dentro del hospital los pasillos llenos de camas, las habitaciones no dan abasto.

 

http://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/ninas-enfermas-en-carmen-de-bolivar-por-vacuna-contra-el-papiloma/14462537

Tribunal francesa confirma los daños causados por la vacuna del papiloma humano.

http://www.biblioteca-medica.com.ar/2015/12/tribunal-francesa-

confirma-los-danos.html

El Colegio Americano de Pediatras alerta sobre nuevos daños de la vacuna del papiloma

La Fundación de Bill Gates es investigada en India por la prueba fraudulenta de la vacuna del papiloma

https://es.sott.net/article/33736-La-Fundacion-de-Bill-Gates-es

-investigada-en-India-por-la-prueba-fraudulenta-de-la-vacuna-del-papiloma 

PELUSA - postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 22:40:08
postaporteñ@_______________________________

Hungría para el Horthy: Entrevista con el marxista húngaro Tamás Krausz

Por Susan Zimmermann

NewColdWar

Traducción y comentarios de Fernando Moyano


Según el historiador húngaro Tamás Krausz la izquierda de Europa del Este está en un estado lamentable. Sin embargo, el pensamiento crítico no.

P: En una entrevista en el otoño de 1997, hiciste un análisis crítico de la situación de la izquierda en Hungría y Europa del Este. ¿Cómo ves la situación hoy en día, más de 25 años después de los cambios políticos en Europa del Este?

TK: Desde el cambio de los sistemas políticos en 1989/1991, los regímenes políticos en Hungría y otros países de Europa del Este han sufrido varias metamorfosis. Como predijimos, la tendencia general ha sido la aparición de los sistemas políticos autoritarios.

Durante mucho tiempo, la esfera de la sociedad civil ha sido tragada por la política, pero esto no es simplemente como logro de los sistemas políticos nacionalistas y autoritarios. Las organizaciones que habían surgido durante el periodo de transición e inmediatamente después y que se veían a sí mismas como motores de movimientos sociales, han perecido, por lo que hoy en día sólo las organizaciones de derecha  muestran algunas de las características de los movimientos sociales. Aquellos sectores de la sociedad civil que son críticos al sistema político y se aferran en principio al objetivo a largo plazo de la lucha por el contra-poder social, son muy débiles y no están en condiciones de unir sus fuerzas.

Llama la atención lo insignificante e impotente de los movimientos de protesta contra la dictadura del capital que aparecen en Europa del Este. Desde el desmoronamiento del movimiento obrero clásico, ninguna parte de Europa occidental ha visto la aparición de un movimiento anti-sistémico o anti-capitalista del pueblo trabajador. La disminución radical de la afiliación sindical viene ocurriendo en toda Europa. La internacional del capital está funcionando, la de los trabajadores no. Últimamente, esta situación se ilustra con especial claridad en el tema de la migración.

P: ¿Qué hay de nuevo en el régimen de Orbán en Hungría y cuál es la situación de la oposición parlamentaria? [Víctor Orbán, Primer Ministro de Hungría desde 2010, y también de 1998 a 2002, conservador, partido Fidesz, Unión Cívica Húngara, en alianza con el Partido Popular Demócrata Cristiano]

TK: En 2010, la derecha política llegó al poder con una mayoría de dos tercios. Además, el 20% de los parlamentarios pertenecen a un partido de la extrema derecha, Jobbik (que significa tanto "los de la derecha" como "los mejores"). Se puede considerar como una oposición del lado del gobierno. Este resultado de las elecciones, que puede atribuirse en gran medida a las políticas ciegamente neoliberales del ministro presidente anterior, el nuevo rico Ferenc Gyurcsány, han traído a Hungría el "síndrome de Polonia" [enfermedad congénita que afecta el desarrollo muscular, hipoplasia o aplasia]. La derecha política reúne más del 80% de los escaños parlamentarios.

Hoy en día en 2016, se ve que Jobbik está tratando de convertirse en un lobo con piel de cordero. En el parlamento se ha alejado de su retórica antisemita y se está preparando para las próximas elecciones de 2018. El Partido Socialista Húngaro (Magyar Szocialista) y los dos partidos más pequeños que se han separado de él, Juntos (Együtt) y la Coalición Democrática liderada por Gyurcsány (Demokratikus Koalició), están considerando la posibilidad de incluir a Jobbik en posibles combinaciones de coalición a fin de tener una oportunidad de presionar a la actual coalición de Democristianos y el Fidesz bajo presidencia de Viktor Orbán.

El secreto de Orbán no consiste simplemente en el hecho de que se ha instalado un régimen autoritario que utiliza la retórica nacional-populista culpando a Bruselas por los problemas de Hungría. El secreto de su "triunfalismo húngaro" consiste en que ha sido capaz de lograr el poder real. A través de su política de concentración de poder, Orbán ha conseguido hacerse con el control de prácticamente todos los medios electrónicos. Con una arrogancia que recuerda a Goebbels, se ha propuesto una nueva formación ideológica de toda la sociedad húngara, y aparentemente la mayoría es partidaria de políticas nacionalistas y xenófobas. Esta retórica política se está extendiendo a toda Europa. La contribución de Orbán en esto es inconfundible. Con la ayuda de la entrega de las propiedades del Estado, Orbán ha conseguido crear una nueva "oligarco-burguesía" fiel a él, y que ha sofocado casi todas las expresiones de la resistencia política o social; incluso a anulado de hecho el derecho de huelga. La nueva Constitución húngara de 2010 marca una ruptura definitiva con la tradición democrática burguesa. El sistema político posterior a 1989.  Se ha cerrado definitiva y herméticamente a la izquierda, permanece abierto a la derecha en el sentido de restauración del espíritu de neo-Horthyismo. [Miklós Horthy: político filo-fascista, militar de origen noble, que encabezó la reacción que derrocó al breve gobierno revolucionario de Béla Kun, 1919, y fue "regente del reino" hasta 1944, en que aun siendo aliado de los nazis éstos invadieron Hungría y lo derrocaron]

P: ¿Qué tipo de resonancia ha tenido la llegada de refugiados en la política en la política de Orbán?

TK: Para Orbán, la cuestión de los refugiados ha sido muy conveniente ya que le permitió un llamado a "auto-protección nacional" a fin de completar su demagogia anti-globalista, que sustenta ideológicamente su política de concentración de poder. Ha usado a los refugiados como cabezas de turco, como el nuevo enemigo, culpándolos del desempleo y la delincuencia, el terrorismo y la inseguridad existencial. En cuanto a la búsqueda de chivos expiatorios, los gitanos y los judíos han sido relegados a un segundo plano. La retórica anticomunista y el adoctrinamiento ideológico son más fuertes que nunca. De acuerdo con las encuestas de opinión, el 80% de la población apoya la política anti-refugiados de Orbán. El régimen está ocultando y oscureciendo sistemáticamente el papel de la OTAN en hacer de estas personas exiliados. Con la ayuda del sistema de manipulación, la población está siendo intimidada y toda la sociedad se está desmoralizado y enfeudalizando.

P: Has hablado en varias ocasiones de una alianza entre "atlantismo liberal" y la extrema derecha - ¿qué es lo que quieres decir con esto?

TK:
Desde 2010 he hecho hincapié en que el régimen de Orbán no puede ser derrotado en la forma clásica de las elecciones parlamentarias. Sólo un movimiento social de las masas, una insurrección popular puede expulsar a este régimen. Los liberales y neoliberales húngaros se han negado a reconocerlo. Mientras tanto, los gobiernos occidentales han llegado a un acuerdo con Orbán, prácticamente se han unido en torno a él, porque en Hungría y en la mayoría de los otros países de Europa del Este, la sumisión a los dictados de Bruselas de austeridad y reformas se combina con una política exterior pro-Atlántica radical. EE.UU. definitivamente se ha instalado militarmente en Europa del Este, una ampliación constante de sus bases militares estratégicas anti-rusas. Se hace diciendo que contribuye a la defensa de la democracia contra el sistema ruso autoritario. Sin embargo, al actuar de esta manera, los EE.UU. y la OTAN están proporcionando legitimidad de los sistemas autoritarios de la región. En todas partes estos sistemas autoritarios se determinan por las relaciones del capitalismo oligárquico. La economía de Rusia y su sistema de poder están bajo presión y aislados militar y económicamente, por los países centrales, y de esa motivación se aplica incluso al régimen pronazi de Ucrania.

P: ¿Es esa actitud parlamentarista responsable de la falta de una alternativa de izquierda en Europa del Este?

TK:
El hecho de que la oposición húngara esté incluso dispuesta a aliarse con la extrema derecha nos dice mucho acerca de su falta de compromiso con la democracia ni de  sinceridad de su deseo de progreso social. La oposición no tiene intención de cambiar el hecho de que el sistema esté cerrado a la izquierda y abierto a la derecha. En Europa del Este, las fuerzas para el verdadero progreso en el marco conceptual y político de la democracia se han agotado, si es que alguna vez realmente existían. Después de los cambios de 1989, incluso hasta mediados de la década de 1990, todavía era posible plantear que el Este alcanzase a Occidente o incluso lo superase, pero nadie compra ya este tipo de discurso de las elites.

Incluso a los quioscos de Hungría se los llama hoy "puntos nacionales de venta". En Ucrania, el régimen gansteril pronazi se ha embarcado de hecho en el asesinato en masa; en Letonia hay apoyo público a la glorificación de las Waffen-SS; en Hungría un rufián del Fidesz llamado Lezsák quiere erigir una estatua pública al político antisemita de la era Horthy, Pál Teleki. En nuestra parte del mundo, se falsifica la historia en base a la rusofobia, el antisemitismo, el anti-islamismo y la xenofobia.

P: En este contexto impactante, ¿podría decirnos algo más sobre el estado de los movimientos sociales en Hungría?

TK:
Inicialmente, la izquierda anti-sistémica en Hungría y Europa del Este tuvo grandes esperanzas en los movimientos sociales como nueva base de la resistencia anticapitalista. Recordamos bien nuestras ideas originales, que formulamos en Budapest y Viena, Moscú y París, Praga y Liubliana. Creíamos que, en oposición al estalinismo y a la restauración capitalista, una alternativa a ambos podría desarrollarse en base a la auto-organización de la sociedad civil como un contra-poder social. Este fue el concepto tertium datur, la tercera posibilidad.

De hecho, en Hungría las organizaciones y redes anticapitalistas y anti-sistémicas están profundamente divididas entre sí. Podemos distinguir tres corrientes.

La Izquierda Unida Húngara, Magyar Egyesült Baloldal (MEBal), reúne a grupos como ATTAC Hungría, Fundación Foro Social de Hungría, y pequeñas asociaciones como la asociación de tiempo libre de los trabajadores de Franzensstadt, un área de Budapest. La mayor parte de sus promotores y activistas son intelectuales marxistas. Al igual que grupos similares en Europa Occidental y Rusia, esta red no se plantea, por ahora, la fundación de un partido político, se centra en proyectos sociales que tienen el propósito de servir a la defensa de las clases más bajas. El número de miembros y seguidores puede ascender a unos pocos cientos. En declaraciones públicas, Mebal hace hincapié en su rechazo de la fundación de nuevos partidos políticos en las condiciones actuales, ya que considera que es imposible para la izquierda radical llegar a ninguna parte por medios parlamentarios sin capacidad financiera ni infraestructura, y sobre todo sin un amplio apoyo popular.

La segunda corriente significativa es el partido Izquierda Verde (Zöld Baloldal). Es una asociación de Partido de los Trabajadores Húngaros 2006 (Magyarországi Munkáspárt 2006, miembro de la Izquierda Europea) y el grupo de Izquierda Verde. El partido participó en las elecciones de 2010 y 2014, sin embargo, pero no pudo armar una lista propia de candidatos en ningún lugar. Del mismo modo, en las elecciones para los consejos locales, rara vez han logrado presentar sus propios candidatos. En estos casos, el partido hace un llamamiento a sus simpatizantes para que voten ya sea al Partido de los Trabajadores, o su desgajamiento, el Partido de los Trabajadores 2006.

El tercer campo de la izquierda anti-sistémica consiste en grupos anarquistas y anarco-comunistas, que disputan entre sí. Atacan tanto el Estado como cualquier forma tradicional de organización política. Esta área tiene la idea de la izquierda como subcultura política. Eventos que trasciendan en la prensa liberal son más importantes para ellos que la acción de masas. Los representantes de este sector se ven a sí mismos como antifascistas y antirracistas.

Todos estos grupos están conectados a tradiciones anti-capitalistas de la región, los cuales, a través de la auto-organización de la sociedad quieren desconectarse de capitalismo. Esas tradiciones se remontan a los años de 1945-1956, y más tarde Solidarnosc en Polonia, y a 1905, 1917 y 1989-1991 en Rusia y la Unión Soviética, a los consejos de trabajadores y comités autoorganizados que iban tras la socialización de la propiedad estatal. Pero bajo la presión del orden global neoliberal y la restauración capitalista en Europa del Este, es muy difícil volver a estos experimentos radicales de la sociedad civil. Mientras tanto, incluso en el año 2016, 60 años después de la insurrección de 1956, el Estado húngaro invierte mucha energía en negar la memoria de 1956. [Los consejos obreros tomaron control de Budapest en octubre de 1596, hasta la invasión soviética]. Una campaña de propaganda nunca vista antes, incluyendo mega-conferencias universitarias, están expandiendo el programa de "entendimiento nacional" del Fidesz con su mensaje de legitimar el sistema actual. Al mismo tiempo, desde 1989, la tradición de los consejos de trabajadores de 1956 está siendo completamente ocultada o falsificada. Esto sirve como una evidencia más de la extrema debilidad del movimiento obrero y sindical incluso 25 años después.

P: ¿Ves la posibilidad de que las cosas puedan tomar un mejor giro desde la perspectiva de la izquierda?

TK: La cuestión clave es si es o no posible en la situación de hoy construir "centros organizados" de anticapitalismo. No se trata de la construcción de un aparato burocrático. La idea de una organización en red, que ya aparece en los escritos de Lenin, tiene una cierta tendencia, tanto en un ideológico-teórico como en un sentido práctico-político, ya que busca los puntos débiles del sistema capitalista. Los grupos y movimientos actuales que rechazan cualquier forma de organización basada en la disciplina no logran entender lo que los socialdemócratas rusos ya habían entendido hace un siglo. En aquel entonces, la revolución política - lo que en nuestros días ya no es posible - comenzó a partir de un "centro organizado"

Hoy en día, la explotación capitalista en Europa se organiza de una manera diferente, la crisis tiene una estructura diferente; Por lo tanto, los "centros organizados" también tienen que tomar una forma diferente de aquellos de los tiempos de Lenin. Un movimiento anticapitalista potente es imposible sin un movimiento obrero. En una situación en la que el capital y el Estado mantienen alejados de manera efectiva a los movimientos sociales de los lugares de trabajo, es de particular importancia que los intentos organizativos involucren la esfera del trabajo.

Sin embargo, esto es un problema más complicado. Las organizaciones anti-sistémicas de hoy ni siquiera llegan a los jóvenes trabajadores, y ni siquiera le han dado prioridad a lograrlo. La organización capitalista del trabajo ha traído la fragmentación de la resistencia organizada de la clase obrera, y la conciencia de la clase obrera está siendo dominada por las estructuras de manipulación del sistema.

P: ¿Puedes verle perspectiva política a los intentos de la izquierda de superar el nacionalismo?

TK: Con su hostilidad hacia la UE y el euro, el romanticismo nacional no conduce hacia la izquierda, conduce a toda la región hacia un tipo de populismo nacional encarnado por Viktor Orbán. En comparación con la UE, el Estado nacional no presenta ninguna característica progresista, y más buen ofusca la lucha entre diferentes partes de la burguesía, y para algunos en la izquierda esto remplaza el pensamiento sobre trascender el capitalismo. Del mismo modo, la forma romántica del comunismo no tiene ninguna solución adecuada para esos experimentos sociales que apuntan a la trascendencia global del capitalismo. No hay perspectiva sin una resistencia social generalizada.

Sin duda, nuestra tarea hoy es la creación de las condiciones previas para los "centros organizados", y sería un gran error si simplificásemos indebidamente nuestro análisis de la situación ignorando la diversidad del activismo social y político. Lo peor son las argumentaciones que caen en ofensas innecesarias entre los diferentes grupos. En términos de estrategia política, es evidente que los costos de la solución la tienen que pagar el capital. El núcleo de la cuestión consiste en que se privilegia la  producción de ganancias, hay que ocupar los lugares de trabajo, no sólo Wall Street. Esto se dice fácil pero es complicado en la práctica. Los trabajadores tienen que elegir sus propios representantes, desde abajo hacia arriba. Podemos aprender de la historia de las revoluciones y de las obras de Marx, Luxemburgo, Lenin, Gramsci y otros cómo esto puede funcionar.

P: ¿Hay algo que se pueda ver fundamentalmente diferente de lo de hace 20 años? ¿La historia de los últimos 20 años no enseñó nada?

TK:
Tengo una visión más compleja de la historia del socialismo de Estado en Europa del Este y del período de transición que el de 1989. En el espíritu del humanismo, digo hoy como entonces que ninguna disculpa del sistema capitalista es aceptable, pero he aprendido a entender mejor hasta qué punto el sistema capitalista se basa en la forma de pensar de las personas. Por desgracia, todas las "profecías" negativas que se hicieron en 1989 se han cumplido desde el principio de los 90; no puede decirse lo mismo de mis predicciones optimistas. Muchos amigos y compañeros que se han distanciando del socialismo de estado, tiraron todas las tradiciones culturales progresistas socialistas. Rechazo esto como un error sectario. La más comprensiva la tradición de la cual podemos orientar la movilización contra el capitalismo, mejor.

Para mí, el cambio de los sistemas políticos y todo lo que ha sucedido después, ha demostrado que desde un punto de vista teórico, metodológico y político, vale la pena sostener consistentemente a Marx y la tradición marxista revolucionaria con su mensaje anti-estalinista y anticapitalista.Después de 1989, el objetivo realista ha sido garantizar la supervivencia de pensamiento anti-sistémico, anticapitalista, y creo que hemos hecho una cierta contribución a ello. No es mucho, pero al menos no es nada.


---------


Tamás Krausz, nacido en 1948, es profesor historiador y universitario en la Universidad Eötvös Loránd de Budapest. Su monumental obra 'Reconstrucción de Lenin. Una biografía intelectual' fue galardonado con el Premio Memorial Alemán,  una traducción al inglés fue publicada en 2015 por Monthly Review Press. Una reseña en inglés del libro está aquí.

http://rogerannis.com/review-reconstructing-lenin-intellectual-biography/

Su investigación incluye la historia de la Unión Soviética hasta la Segunda Guerra Mundial, que cubre la historia del Partido Bolchevique y las vidas y carreras de Lenin y Stalin.

Krausz es una figura clave en la izquierda anticapitalista en Hungría. En los años 1988/89, participó en la fundación de la Asociación de la izquierda alternativa (Baloldali Alternativa Egyesülés), una organización de varios cientos de intelectuales, que tenía por objeto la realización del socialismo del autogobierno. Krausz se convirtió en uno de los fundadores de una plataforma política dentro del Partido Socialista Húngaro, definida como anticapitalista y anti-estalinista, y más tarde asumió el Nombre de la Asociación de la izquierda (Baloldali Tömörülés). Entre 1989 y 2009, Krausz fue el vicepresidente de esta plataforma interna del partido. En abril de 2009, abandonó el Partido Socialista Húngaro. Krausz es un editor fundador de la Eszmélet, una revista trimestral para la crítica social y cultural. Fue fundada en 1989 y es la única revista de Hungría de teoría marxista.

envióFMoyano - postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 21:45:13
postaporteñ@_______________________________

LA IZQUIERDA BRASILEÑA Y SUS CONTRADICCIONES

El populismo dadivoso, ambiguo y asistencialista de Lula formó parte del neopopulismo latinoamericano que ha impulsado agendas económicas neoliberales

Por José Rafael López Padrino -

Oct. 13, 2016 La Razón

El ascenso al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, el carismático ex presidente del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo, generó grandes expectativas, pues parecía ser una alternativa real de poder transformador en un país donde de los 174 millones de brasileños, 54 millones de ellos sobreviven con menos de 2 dólares diarios.

La llegada en enero de 2003 al Palacio del Planalto de un líder nordestino de origen popular, supuso un importante recambio en la composición social de las elites políticas brasileñas.

A partir de la asunción de Lula, el aislamiento, la condición de minoría y la lucha contra viento y marea de la izquierda brasileña quedaban en el pasado.

Sin embargo, las esperanzas transformadoras del gobierno de Lula se fueron disipando producto de la combinación de políticas macroeconómicas conservadoras, y de programas coactivos y demagógicos como la “Bolsa de Familia“.

Programas populistas que lejos de romper con el círculo perverso de la pobreza, estaban orientados a crear una relación de patrocinio entre el presidente Lula y los más pobres del país con fines puramente electorales.

A estos desaciertos económicos-sociales se sumó el florecimiento de una corrupción galopante que terminó carcomiendo la base moral del gobierno.

Lula utilizó su carisma para cegar a los brasileños ante la apropiación del aparato estatal por una elite ligada al PT, lo utilizó también para consolidar un electorado cómplice con la corrupción, y permisivo con las violaciones éticas-morales que se daban en su gobierno.

Pretendió transformarse en el segundo “padre de los pobres”, al mejor estilo de Getulio Vargas.

El populismo dadivoso, ambiguo y asistencialista de Lula formó parte del neopopulismo latinoamericano que ha impulsado agendas económicas neoliberales (pago de la deuda externa, flexibilización laboral, trato preferencial al capital transnacional, impuestos regresivos, endeudamiento irresponsable, profundización del extractivismo, etc.) pero maquilladas con un discurso falaz y embaucador a fin de justificar sus fechorías.

Neopopulismo providencial, victimista y corrupto que domesticó y conculcó la independencia de los trabajadores y de los movimientos sociales castrando sus reivindicaciones socio-económicas.

Las masas brasileñas han vuelto a retroceder ante la realidad de un populismo hueco y maniqueo, preñado de desaciertos económicos, y fundamentado en falsas promesas libertarias.

Obviamente el desgaste provocado por 13 años en el poder, junto a los sistemáticos errores y actos de corrupción paraestatal le han pasado factura al PT.

La recesión económica en Brasil ha provocado más de 12 millones de desempleados, la pobreza se ha incrementado, y la corrupción salpica al PT, incluyendo a Lula, a Dilma, así como a muchos otros dirigentes del partido.

Los comicios municipales celebrados el pasado 2/10/2016, tras la destitución de la ex presidenta Dilma Rousseff (31/08/2016), evidencian el peor descalabro electoral del PT en las últimas dos décadas.

El PT conquistó 251 alcaldías, menos de la mitad de las 635 alcaldías que obtuvo en 2012 y de casi desaparecer en las mayores ciudades del país.

Además, considerando las 93 mayores ciudades de Brasil, que tienen cerca del 37 % de los electores, el PT puede conseguir otras cuatro alcaldías en la segunda vuelta, con lo que obtendría menos de la tercera parte de los 17 gobiernos municipales en grandes ciudades que obtuvo en las municipales de 2012.

Además, recordemos que el PT había conquistado nueve capitales regionales en 2004, cinco en 2008, cuatro en 2012 y se quedará con entre una y dos a partir de enero de 2017.

Según los escrutinios, el PT sólo gobernará en Río Branco, en el minúsculo estado amazónico de Acre. El PT perdió hasta en su gran bastión histórico la ciudad Sao Paulo, la mayor de Brasil.

La izquierda brasileña se ha desdibujado ideológicamente y no ha sido capaz de saber enfrentar el gran problema de la corrupción.

El neopopulismo latinoamericano está condenado históricamente al fracaso. Sus contradicciones ideológicas, sus prácticas clientelares, sus abusos confiscatorios a la diversidad, y desprecio a la convivencia democrática lo hacen inviable. 

Son los fabricantes de falsas esperanzas e ilusiones del siglo XXI.

 

 La prisión de Cunha y la Lava Jato

Esquerda online, 20-10-2016

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

Eduardo Cunha amaneció tras las rejas. Por orden del juez Sergio Moro, el ex presidente de la Cámara de Diputados tiene prisión preventiva desde este miércoles (19 de octubre). Acusado de corrupción, lavado de dinero y envío clandestino de recursos al exterior. Cunha fue detenido en el estacionamiento de su apartamento funcional, en Brasilia.

La prisión provocó estremecimientos en el Palacio del Planalto. El temor es que Cunha “abra el pico” y delate a pesos pesados del gobierno Temer. Al final, quien no se acuerda del audio de Romero Jucá: “Michel (Temer) y Eduardo Cunha”.

El “currículo” de Eduardo Cunha

Las pruebas de corrupción con el ex-deputado del PMDB son hartas y describen un largo camino de crímenes variados, dilapidación del patrimonio público e impunidad vergonzosa.

Solamente el patrimonio de Cunha, en cuentas secretas localizadas en Suiza, es de R$ 7,5 millones. Además, el arquitecto del golpe parlamentario ostenta, probadamente, diversas empresas de fachada, decenas de autos importados, mansiones lujosas y cuentas bancarias que suman centenas de millones de reales.

Lo que llama la atención, cuando observamos el notable currículo del maleante, es la blandura con que la Justicia lo trató por tanto tiempo. Pesa sobre el ex diputado graves denuncias de corrupción desde cuando presidia la Teleri en el gobierno de Collor. A lo largo de su trayectoria, Cunha fue intermediario de grandes grupos empresariales. Esto es, por detrás del bandido de saco y corbata, había empresarios poderosos obsesionados por la rapiña del patrimonio público.

Además de corrupto contumaz, Cunha trilló una carrera política asociada al odio a las mujeres, a los LGBT´s y a los negros. En reacción a los proyectos del ladrón machista, decenas de miles de mujeres tomaron las calles en todo el país bajo la consigna “Fuera Cunha”, lo que fue conocido como la “primavera feminista”.

Por todo eso, Eduardo Cunha debe, sí, estar entre rejas. Y más: todo su patrimonio debería ser confiscado y re-invertido en las áreas sociales.

Sin embargo, la prisión de Cunha, en manos del juez Sérgio Moro, en nada altera el carácter selectivo de la Lava Jato. En realidad, es probable que la detención del ex diputado, ejecutada en un momento en que la Operación pasa por serios cuestionamientos, sea parte de una maniobra orquestada para disfrazar sus verdaderos objetivos.

¿Viva la Lava Jato?

La intención de la mayoría de la clase dominante es que la  operación Lava Jato sea vista por la población como una operación imparcial para “salvar el país de la corrupción”. Bajo la lanza desteñida del Justiciero Juez Sergio Moro, que surge en la escena como héroe nacional, un nuevo Brasil, limpio y justo, estaría emergiendo. La “Justicia” burguesa se eleva, así, como portadora de la redención nacional delante de la desmoralización de la política.

De ese modo, el sufrimiento del pueblo brasilero en las filas de los hospitales, en la amargura del desempleo, con los indecentes salarios y en la indignante condición de la educación pública, no sería responsabilidad de la ganancia de los capitalistas, del ajuste fiscal y del retiro de derechos sociales, no.

El capitalismo no será corrupto e injusto por naturaleza. Al contrario, con una “Justicia” fuerte, dotada de poderes de excepcionales y arbitrarios, inclusive con la autoridad de eliminar garantías democráticas individuales, el país estaría entrando en el rumbo cierto.

En rigor, la Lava Jato es parte de la construcción de una salida reaccionaria a la crisis política. Con el debilitamiento del Congreso y del Poder Ejecutivo (Gobierno Federal), el poder Judicial y la Policía Federal ganaron mayor relevancia y pasaron, cada vez más, a arbitrar y protagonizar la vida política del país.

De modo que el poder judicial brasilero, que no es electo por nadie e históricamente figura como un aparato conservador y reaccionario, bajo el manto de la “imparcialidad”, asume poderes especiales (autoritarios) en este momento.

Más allá de eso, se esconde en la Lava Jato intereses económicos. Empresas constructoras extranjeras quieren sustituir a las corruptas constructoras nacionales. Las multinacionales del petróleo quieren saquear el patrimonio y las reservas de la  Petrobrás. Quiere decir corruptas, la Lava Jato es, también, expresión de luchas entre sectores de la clase dominante por el pillaje de la riqueza nacional.

La correcta lucha contra la corrupción capitalista no puede llevar a la izquierda socialista a capitular frente a la Justicia burguesa y a la Lava Jato.

Cunha merece cárcel, por eso, no lamentamos su detención. No obstante, es preciso ver más allá de las apariencias y tener el coraje de enfrentar el “sentido común”. La espada de la “Justicia” de Moro lleva consigo una carga reaccionaria

- postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 19:23:04
postaporteñ@_______________________________

Un siglo de Jack London (1916-2016)

Pepe Gutiérrez-Álvarez

escritor y miembro del Consejo Asesor de VIENTO SUR

19/10/2016 |

La vida y la obra de Jack London son dos aspectos estrechamente interrelacionados. Su obra es antes que nada un testimonio de su propia existencia, y hasta en las novelas más imaginativas se puede encontrar la huella de su propia pisada. La suya es una vida corta (40 años), pero vivida con una enorme intensidad. El secreto de esta intensidad radica especialmente en un tormentoso afán de liberación personal y social en la que por más que se puedan subrayar aspectos muy contradictorios y oscuros, el más penoso de todo sería quizás su racismo, su adopción de los criterios de Kipling sobre la supremacía del hombre blanco /1.

Hay un hilo rojo que emerge cuando se convierte en un muchacho socialista de la bahía de Oakland, y concluye con su muerte, con un testamento en el que deja patenta su decepción ante el curso reformista del partido socialista que había ayudado a crear en los tiempos de Eugene V. Debs, su mayor ídolo político /2.

Esta intensidad existencial se desprende fácilmente de los siguientes datos: en los últimos 16 años de su vida fue el autor de 19 novelas, 18 colecciones de cuentos y artículos (157 en total), 3 dramas y 8 libros autobiográficos y de sociología. Casi un siglo después de su prematura muerte, London es un clásico de la literatura norteamericana, un escritor emblemático del historial del movimiento obrero y socialista, sus obras siguen todavía vivas en las librerías, dan lugar a nuevas y diversas adaptaciones cinematográficas, y el personaje sigue atrayendo a biógrafos y ensayistas /3.

Aunque no han faltado críticos que consideran su obra como irregular, desmañada, y lo han tachado de novelista de escasos vuelos, no es menos cierto que existen muchos más que afirman todo lo contrario, aunque es evidente que a nadie le es indiferente, y tampoco nadie asume su legado en toda su integridad, resultando pues obligatorio matizar o separar. Admirado a lo largo de los tiempos por gente tan diversa como Anatole France, Lenin, John Steinbeck, Trotsky, Hemingway, Orwell o Jack Kerouac, etc., London inspiró al "Che" Guevara el que el héroe guerrillero creyó que sería su último pensamiento: "La única visión que recuerdo", escribirá hablando de un momento en el que estando herido es cercado por las tropas de Batista y busca la mejor manera de morir, y entonces se le presenta la imagen de un personaje de London acosado por la agonía, se sostiene sobre un árbol y "se dispone a terminar su vida con dignidad".

London fue para varias generaciones de inconformistas alguien reconocido por su dimensión radical y socialista, el novelista que respondía a todas las cartas en las que siempre se despedía diciendo: “Con Usted por la Revolución”. La mayor compilación de las cartas de Jack London —más de mil quinientas— contiene tres volúmenes en los que se reúnen escritos desde la juventud hasta la víspera de su fallecimiento. De todas ellas se desprende tanto su gusto por el debate y la controversia –le encantaba “asustar” a los burgueses- como una imperiosa necesidad de comunicación. Era ya el escritor mejor pagado en EE UU cuando escribe a un trabajador: “Querido camarada: No puedo leer tu carta. He malgastado veinte minutos, me he gastado la vista y he perdido la paciencia sin lograr entender qué has escrito. Inténtalo de nuevo y procura hacer una letra más legible. Sinceramente tuyo, Jack London. P. D. Ni siquiera puedo descifrar tu nombre”.

London creció en Oakland y sus alrededores. Su madre fue Flora Wellman, una mujercita ajena y extraña, consagrada al espiritualismo, y fue cuidado por una “mammy” negra. Su padre oficial, John London, fue un trabajador de origen checoslovaco (el escritor comunista checo Arthur London, el autor de La confesión, era pariente cercano suyo) muy noblote que trabajó hasta el fin de sus días como sereno en los muelles de Oakland. El “tabú” familiar residía en el hecho de que el verdadero padre de Jack era según todos los indicios William Chaney, un astrólogo itinerante, estafador y charlatán que vivió en concubinato con Flora Wellman hasta que la abandonó cuando esta quedó embarazada. Cuando su hijo se enteró de ello le escribió, pero Chaney lo negó todo, aunque no era nada de fiar. Estos orígenes “bastardos” de London permanecieron dormidos para resurgir en una adolescencia especialmente furiosa contra el orden establecido comenzando por los grandes tiburones que estaban imponiéndose en la “lucha por la vida”. Son tiempos no tan diferentes como nos quieren hacer creer los de aquel London considerado como "muy peligroso" por las autoridades de su país y escribió numerosos libros "subversivos", en particular una obra que figura por derecho propio entre las clásicas de la literatura revolucionaria: Gente del abismo.

En sus constantes peroratas como agitador y propagandista del socialismo, London fue consecuente con una idea que aprendió en el Manifiesto Comunista, y según la cual los socialistas deben hablar sin ocultar sus objetivos y sus puntos de vista. Llevó adelante esta premisa a las calles de las grandes urbes norteamericanas y a los salones donde los grandes burgueses le invitaron en honor a su prestigio como literato. Así, en 1905, y delante del "tout" San Francisco, London proclamó cosas como las siguientes: "¡Nada de una parte! Necesitamos todo lo que poséis. No nos conformaremos con menos. Queremos llevar las riendas del poder y el destino del género humano. ¡Mirad nuestras manos! Os quitaremos vuestro gobierno, vuestros palacios y toda vuestra dorada riqueza, y llegará el día en que tendréis que trabajar con vuestras propias manos para ganaros el pan como hace el campesino en el campo o el botones consumido en vuestra metrópolis. Mirad nuestras manos, miradlas bien: ¡Son manos fuertes!".

Estas palabras tienen plena vigencia hoy en día, reflejan de alguna manera el sentimiento y el sueño de millones de seres por que desaparezca de una vez el sistema capitalista, basado desde su origen en la injusta explotación del trabajo humano, el ansia de lucro ilimitado y el expolio destructor de los bienes de la Tierra. Sí esto ha podido ser ocultado en fases integradoras como la última –integración acentuada por la descomposición del sistema burocrático en el Este y por la involución de las viejas izquierdas con las que London se mostrará despiadado en Talón de hierro-, ahora resulta patente el mal social y ecológico que ha causado. London representó con potencia una de las alternativas históricas que propugnaban la llamada a la “revolución social”, la socialista del “sueño” de Eugene V. Debs, y que, después de toda clase de vicisitudes, acabaría formando parte de la misma enfermedad. Arruinada por el señuelo del consumismo –en realidad de las conquistas parciales del movimiento obrero y popular- tras siglos de miseria y del sometimiento a los “principios” de la “libre empresa” y de una competitividad salvaje que con su egoísmo propietario ha llegado a asimilar a una izquierda “realmente existente” encerrada en el juego de la gestión leal.

En estos últimos tiempos, el triunfal capitalismo retomó algunos de sus viejos trajes como el del darwinismo social en consonancia con el conservadurismo religioso y nacionalista, ese maridaje que del liberalismo neocon al que se adaptaría el neofranquismo sin la menor dificultad, y desde el cual se auguraba nada menos que el fin de la Historia. La economía capitalista respondería a la “naturaleza de las cosas”, y la lógica de la cima y el abismo social a los que se solía referir London, se habrían impuesto como algo natural. Como parte de esa lógica mediática en la que los grandes beneficios resultan inocentes de las miserias extremas, lo mismo que los grandes negocios se entienden como éxito social en tanto que las movilizaciones de los de abajo suelen ser tratadas como sucesos, como actitudes irresponsables que atentan contra el orden cuando no contra la democracia…

Hay un London que habló de todo esto, un militante que sentía que la revolución "aquí y ahora" y que, como ya he recordado, se despedía en sus cartas con las siguientes palabras: “Con Usted por la Revolución” /4.

 Se dice que London se contradijo desde el momento en que dejó de ser un paria, un vagabundo y un proletario, para ser un intelectual. No creo que se pueda llamar a eso deserción, aunque él mismo lo apunta en una de sus narraciones, concretamente en El renegado. El London escritor se forjó en el London proletario. Fue trabajando en condiciones de semiesclavitud como se forjó leyendo y reescribiendo la obra de los maestros; así lo cuenta en Martin Eden, cuyo nombre es paradigma del proletario que accede a las Letras, un lugar muy estrecho en el que caben muy pocos ejemplares: Máximo Gorki, Panait Istrati, Miguel Hernández…Nadie habría seguido haciendo trabajos embrutecedores sí tenía la oportunidad de una realización personal, la del escritor. Pero al mismo tiempo London continuó con su militancia socialista en la tendencia más anticapitalista, siguió con sus discursos airados, y lo que es más importante, con sus aportaciones subversivas.

Como parte de esa militancia en la que persistió hasta las vísperas de su muerte, justo después de una renuncia en la que London, a pesar de sus contradicciones, ajustó sus cuentas con una socialdemocracia que lo estaba dejando de ser, se insertan obras como las ya mencionada, y también una auténtica pesadilla que tituló El talón de hierro /5.

Decíamos que London era tanto su obra como su vida. Una vida vivida bajo el signo de lo “novelesco", de la aventura. London, por el contrario, apenas escribió nada que no hubiera vivido directamente o muy de cerca, y su fantasía es una prolongación de una realidad inmediata o estrechamente: relacionada con el mundo en que le ha tocado vivir. En su devenir de aventurero encontramos grandes capítulos que pueden ser catalogados como "inolvidables" por sus lectores cuando fue el "príncipe" de los ladrones de bancos de ostras, cuando viajó al Klondike en busca de oro y encontró el primer filón de su inspiración, cuando recorrió Estados Unidos, y Canadá como un vagabundo, etc. Más allá de la literatura y del socialismo, hay en London un concepto existencial muy singular y que le hace ser en buena medida lo que fue. Se trata del concepto de que la vida tiene que ser vivida intensamente y que hay que despreciar las adversidades. Su secreto es la pasión y la energía acumuladas en un cuerpo rebosante de vitalidad creadora. Pasión y energía que empleará constantemente contra la adversidad desde su más pronta infancia en la que se inicia en la lucha por salir de la fosa social. Lo consiguió duramente, y a pesar de haberse convertido en uno de los escritores más aclamados y mejor pagados, su vida siguió siendo un desafío.

Un desafío que se trasluce en los escritos reunidos en una antología socialista, a la que se le ha añadido El amor a la vida, una de sus narraciones más representativas y sobre la cual Nadia Krupskaya contó en sus memorias que entusiasmó a un Lenin moribundo que pidió otra, pero la elección no sería muy afortunada porque cuando comenzó a escucharla hizo un gesto con la mano para que dejaran la lectura. Se trata de una serie de textos muy importantes en su biografía, y en los que London da cumplida cuenta de su origen social, de su opción política, y de cuáles fueron sus argumentos marxistas. Junto con los periodísticos se encuentran dos narraciones –La fuerza de los fuertes y El sueño de Debs- en las que el “mensaje” toma la forma de una ficción. El conjunto se cierra con una aproximación a la filmografía de Jack London, una curiosidad que, entre otras cosas, revela como ha sido asimilado, pero que también deja constancia de magníficas adaptaciones que merecen ser conocidas y disfrutadas por los lectores y lectoras de London que siguen renovándose, y a los que al igual que a él, les ha tocado vivir unos tiempos de ira /6.

El joven se convirtió en un popular orador del Partido Obrero Socialista. Tras leer a Marx había llegado a la conclusión de que los males que aquejaban a las clases más bajas podían ser eliminados a menos que se produjese, como mínimo, una revolución en el sistema económico norteamericano. [...].Pero en realidad no era un chico precoz; a sus veinte años había vivido lo suficiente como para tener experiencia (y, con ella, la confianza en sí mismo) de un hombre que le doblara la edad. Finalmente, fue el ritmo acelerado lo que constituyó el genio de su vida, y su tormento. Hay algo más: era de acción rápida y saltó sobre la historia de su tiempo como un hombre sobre el lomo de un caballo. Al llegar a San Francisco la fiebre del oro, él la contrajo y, socialista o no, se unió a la carrera precipitada hacia el Klondike, para hacer fortuna.

Fue víctima del escorbuto y, en vez de separar el oro en la gamella, estuvo reponiéndose en los bares de Dawson, mientras escuchaba los relatos de los veteranos en esas lides. Allí, en medio de las penalidades y el frío más riguroso, tenía lugar la fabulosa aventura vital que se adaptaba a sus teorías. En la primavera del año siguiente, parcialmente curado del escorbuto y totalmente de la fiebre del oro, descendió por el Yukón en una balsa y regresó en buque de vapor a San Francisco, con cuatro dólares y medio en polvo de oro, como premio a sus esfuerzos.

Completamente convencido de que, a pesar de los pesares, se tenía que convertir en un escritor profesional como los que tanto admiraba, Jack escrutaba los relatos que le gustaban y quitándole horas al sueño mientras desarrollaba faenas laborales especialmente duras, se dedicaba a copiarlos a mano para aprender cómo estaban estructurados, y luego, con estos ejemplos en mente, escribía sus propias narraciones a su manera; nadie le pudo acusar nunca de plagiar a sus maestros. Enviaba por correo tanto material a las revistas que tuvo que ordenar un sistema de control con tal de seguirles el rastro. Cierto, las devoluciones eran continuas, pero al cabo de un año logró vender al Atlantic Monthly un cuento cuya acción transcurría en la región septentrional, y de esta manera comenzó su carrera. En 1890 publicó su primera antología de relatos cortos, The Son of the Wolf y, fiel a la rauda metamorfosis en la que la que estaba empeñado, al cabo de sólo cuatro años pasaba a ser el escritor más famoso del joven país. También pasó a ser el escritor mejor pagado, pero, para sorpresa de la gente instalada, nada de eso rebajó su ideario socialista.

Donde otros se habrían sentido hijos de la fortuna y habrían tratado de apartarse de su origen social, London no mostró en su densa correspondencia el menor estupor ni tampoco especial acrecimiento por la fama y los beneficios de estas; por el contrario, sentía que era algo que le correspondía por su talento y esfuerzo. No le habían dado nada que no hubiese ganado con su propio esfuerzo. Se adaptó a la nueva situación con toda naturalidad. Algo tendrían que ver aquí las lecturas de Nietzsche, y su convicción de que la voluntad era la mayor de las virtudes, la que hacía funcionar todas las otras. Estaba convencido de que su vida era como una prueba manifiesta de que era portador de una voluntad enorme, una voluntad a la que no era en absoluto ajena la indignación social y la utopía. No era otra cosa lo que siempre aconseja cuando con una paciencia –muy poco común-, recomendaba a todos los que le pedían consejo lo mismo: trabajar, trabajar, trabajar…

Estaba obligado a escribir para pagar las cuentas, y nunca destruía un buen relato si sabía que podría venderlo. Dondequiera que se encontraba, y por muy atribulado que estuviese, escribía sus mil palabras diarias. Sus cartas, aun en los años en que obtuvo las mayores ganancias, están repletas de baladronadas, juramentos, promesas y porfías dirigidos a editores y cineastas de quienes requería dinero. Cuanto más ganaba, más seguro era que se embarcase en empresas que le dejarían sin un centavo: primero, el Snark, luego el rancho, en el que trabajarían hasta 50 peones, la monumental Wolf House, donde nunca llegó a vivir, y así sucesivamente. Fundó la Jack London Grape Juice Company y perdió hasta la camisa.

Al igual que Mark Twain, financió al inventor de una linotipia que nunca funcionó. Y como Chejov, cargó con una gran familia: su madre, el hijo adoptivo de ésta, su primera esposa abandonada, Bess Maddern, y sus dos hijas, su segunda esposa, Charmian, y varios parientes y amigos, camaradas socialistas y otros parásitos a quienes puso en plantilla que regularmente se sentaban a su mesa. En este aspecto, así como por su afición a la bebida, debió de ser un modelo para Scott Fitzgerald, quien llevó a la perfección más exquisita el sacrificio del talento del escritor en obras de un estilo de vida expansivo.

Pero, cuando todo hubo terminado, Jack London dejó publicados cincuenta libros, entre obras de ficción y de otros géneros, incluidos quinientos artículos o ensayos, doscientos relatos y diecinueve novelas. Hasta la fecha, es el autor norteamericano más leído en el mundo. Uno de sus primeros biógrafos, Andrew Sinclair —que presenta de manera más convincente que Stasz la compleja y atormentada vida interior de London, así como las abrumadoras consecuencias de sus conflictos psíquicos no resueltos, por ejemplo entre su socialismo y su racismo a favor de la supremacía blanca, o sus ideas igualitarias y el creerse un superhombre nietzscheniano, o bien su devoción por la masculinidad y su feminismo— señala que fue el primer norteamericano que escribió una novela del camino, el primero en tratar el boxeo como un tema serio en la literatura y el primero en utilizar la prensa para alcanzar la celebridad mítica así como para vender sus libros.

London nunca fue un pensador original. Fue un voraz devorador del mundo, tanto física como intelectualmente, la clase de escritor que se trasladaba a un lugar e inscribía sus sueños en él; que descubría una idea y hacía girar su espíritu en torno a ella. Fue un laborioso genio-peón literario que supo instintivamente que la Literatura era una anfitriona generosa en cuya mesa siempre había lugar para uno más. Jack London ya no ocupa un puesto de honor, mientras que las voces más frescas y mundanas de la ironía modernista se hacen cargo de la conversación.

Este Peter Pan podía haber fallecido a los cuarenta años, de uremia, de apoplejía o de una sobredosis accidental de ostras o de su calmante preferido, la heroína, o quizá de una suma de todo ello. Incluso por agotamiento, por haber vivido al límite cada momento de su vida y haber presenciado la conclusión cruelmente grotesca de muchos de sus sueños. Todas estas muertes eran posibles, pero London escogió la única libertad para escenificar su muerte a la manera romántica al tiempo que proclamaba su desprecio contra la guerra y contra el socialpatriotistmo que había traicionado sus ideales de juventud. Con el tiempo se convirtió en uno de los autores favoritos de los obreros conscientes, de hecho había sido uno de ellos como lo fueron Máximo Gorki, Panait Istrati. Miguel Hernández o nuestro Paco Candel, cada cual en su momento y en su estilo.

Notas

1/ Es la época en que el autor favorito del joven, Rudjard Kipling, publicaba El libro de la selva, en el que se cuenta la historia de Mogwli, un niño criado por los lobos y su adaptación al modo de vida honorablemente salvaje de la jungla. Durante toda su vida, Jack London se simbolizó a sí mismo como una especie de huérfano salvaje. Sus ideas podían mostrar ira, aflicción o mil cosas más, pero rara vez la duda. En una carta escrita en 1899 explica confidencialmente a su amigo Cloudsley Johns: “Está claro que la teutónica es la raza dominante del mundo. Las razas negras, las razas mestizas (...) son de mala uva”. En otra carta dirigida al mismo amigo ofrece empero un enfoque diferente: “La característica fundamental de toda la vida es la irritabilidad”.

2/ Eugene Victor Debs (1855-1926) fue uno de los del promotores del movimiento obrero en los Estados Unidos, lideró la formación del Sindicato Ferroviario, y el líder socialista más votado de los Estados Unidos. Simbolizó la coherencia moral y socialista, recordado por varias generaciones, ha sido objeto de un sentido homenaje reciente por parte de Bernie Sanders, un gesto lleno de simbolismo radical.

3/ De la que existe una edición reciente prologada por Howard Zinn en Akal, Madrid, 2003. Entre las biografías publicadas cabe destacar muy especialmente la de Alex Kershaw, Jack London. Un soñador americano (Barcelona, la Liebre de Marzo, 2000), y entre los ensayos, el de E. L. Doctoow, Poetas y presidentes (Barcelona, Munich Ed., 1997).

4/ Con Usted por la Revolución fue el título de una antología de escritos sociales que apareció en Ediciones 29, Barcelona, 1987, y a cargo del autor de estas líneas. También lo utiliza Alex Kershaw como título del capítulo dedicado a las ideas sociales de London.

5/ De la que existen numerosas ediciones, la última en Akal (Madrid, 2011), La trama se traslada al futuro año de 2600, Anthony Meredith descubre el manuscrito de Avis Everhard. Atraído por el relato que esta revolucionaria socialista hace de los acontecimientos vividos en los años en los que imperó el tiránico gobierno del Talón de Hierro hasta 1984, cuando se interrumpe abruptamente, decide transcribirlo y anotarlo. Es considerada una de las obras clásicas que han inspirado a socialistas de todo el mundo, El Talón de Hierro es una obra sorprendente, tanto por cómo London plantea el relato como por el agudo análisis y la denuncia de la realidad social y económica implícitos en la narración de los acontecimientos. Si bien envuelta en la polémica en su tiempo, se ha consolidado como una de las más brillantes obras pertenecientes a la “literatura de anticipación” o “DISTÓPICA”, al ofrecer un enfoque visionario de lo que ineludiblemente habrá de venir en un tiempo futuro, que el autor describe como un pasado ya superado, pero que sirve para criticar el capitalismo imperante que aún tardará en desaparecer.

6/ Otra obra importante de fuerte contenido radical es Gente del abismo (El Viejo Topo, 2001, Barcelona) que incluye fotografías del propio London sobre los suburbios londinenses que describe descarnadamente en una obra que influyó poderosamente para que George Orwell, viviera y escribiera Sin blanca en París y Londres. Los Libros de la Frontera (Barcelona, 2009) editó la recopilación efectuada por el autor de estas líneas con el título de Tiempos de ira. Textos anticapitalistas,

VS - postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 19:12:31
postaporteñ@_______________________________

Crisis financiera en el horizonte (2)

Los CoCo y especulación financiera

Rolando Astarita [Blog]

La emisión de los bonos contingentes convertibles, CoCo, ha venido creciendo a alta tasa en los últimos tres años, ya que son utilizados por bancos con subcapitalización para cumplir con las reglamentaciones de Basilea. Su stock en 2016 ronda los 100.000 millones de dólares. Bancos de la zona del euro, británicos, suecos y chinos han emitido CoCo; las emisiones del Deutsche alcanzan los 1750 millones de euros.

Los CoCo son bonos perpetuos, esto es, no tienen fecha de vencimiento. Su particularidad consiste en que tienen incorporada una cláusula según la cual automáticamente absorben pérdidas antes de que el banco llegue a la insolvencia. La absorción de pérdida puede ocurrir o bien porque se convierten en acciones comunes, a una tasa de conversión predefinida; o porque pierden su valor. El mecanismo de absorción se activa cuando el ratio capital /activos del banco que emitió los CoCo cae por debajo de un nivel previamente determinado.

Generalmente ese ratio se establece en términos de la CET1 (o sea, las acciones comunes) y los activos ponderados por el riesgo (RAW). Por ejemplo, un banco puede emitir CoCo con una cláusula que establece que si CET1 / RAW cae debajo del 5%, los CoCo automáticamente se convierten en capital. Así, el inversor recibe acciones comunes, que estarían devaluadas, cuando el banco necesita convertir deuda en capital. Al mismo tiempo que se realiza la conversión, se suspenden los pagos de dividendos. De esta manera el banco se asegura la rápida inyección de capital en situaciones en que sería muy difícil conseguirlo; y reduce el apalancamiento. En otros contratos se establece que el valor del bono se anule; en otros casos, puede ser anulado temporalmente, pero restablecido si el ratio capital sube de nuevo.

Por esta razón los CoCo son instrumentos híbridos, ya que combinan características de los bonos de deuda comunes, con características de las acciones. Los pagos anuales de sus cupones son contingentes con relación a la capacidad del banco de mantener su capital por encima de cierto umbral.

Dado el riesgo implicado en este tipo de activo, la pregunta es por qué puede haber inversores que quieran adquirirlos. La razón son los altos rendimientos que ofrecen, en momentos en que las tasas de interés están muy bajas. En 2015 los rendimientos en CoCo fueron, en promedio, del 8%, unos 4,5 puntos porcentuales por encima del promedio de la deuda de gobiernos Debido a la alta demanda de estos bonos, en 2014, a poco que habían comenzado a emitirse, llegaron a comercializarse a 104 centavos en el euro.

Sin embargo, estas ganancias desaparecieron con la caída de los precios de los bonos en las primeras semanas de 2016, cuando creció el temor de que muchos bancos –entre ellos el Deutsche, BNP Paribas y UniCredit– se estaban acercando al umbral del ratio capital. De ahí la venta precipitada de CoCo, y la caída de sus precios. A fines de septiembre los bonos del Deutsche  cotizaban a 73 centavos de euro, llevando su rendimiento al 13%. Los bonos del Santander, Barclay, Lloyds Banking y Royal Bank of Scotland también cayeron. De conjunto, en febrero los precios de los bonos bajaron 15% y los rendimientos promedio llegaron a estar 6,3 puntos porcentuales por encima del promedio de las deudas de los gobiernos de países desarrollados (el riesgo país de Argentina hoy es 4,5 puntos porcentuales). Aunque recientemente los CoCo se recuperaron, sigue latente el peligro de nuevas desvalorizaciones. La perspectiva de que estos bonos entren en default agrega incertidumbre al sector financiero y puede tener efectos contagio rápidamente en otros mercados.

Tensión contradictoria

Por lo explicado hasta aquí puede verse que las regulaciones no pueden eliminar las violentas desvalorizaciones de capital que periódicamente ocurren en el sistema capitalista, afectando tanto a las empresas productivas, como al capital financiero y al capital comercial, incluidos los bancos. Contra lo que se piensa muchas veces desde el sentido común, los bancos no están por fuera de las contradicciones que afectan al conjunto del capital.

Más precisamente, las relaciones entre ganancias y capital, ganancias y activos, y capital y activos, están sometidas a las mismas leyes que rigen los procesos de valorización y desvalorización de todo capital. Por eso, al  margen de las reglamentaciones, cuando los bancos tuvieron altas ganancias en los años 1990, el ratio capital / activos tendió a aumentar: desde un promedio de 6% a fines de 1980, al 8% en los 1990. Incluso si se evaluaba el capital del banco según el valor de mercado (esto es, según la cotización de las acciones bancarias), a mediados de los 1990 el ratio llegaba al 15%. Era un reflejo de las elevadas ganancias, los jugosos dividendos y la valorización de las tenencias accionarias.

Sin embargo, cuando la estalló la crisis financiera, esas valorizaciones se derrumbaron, y gigantescas masas de capital se evaporaron de la noche a la mañana. Es que no hay forma de que el capital del banco pueda hacer frente a montañas de activos incobrables cuando se desata la crisis, como lo demostraron las quiebras de Bearn Stearns y Lehman, o los muchos otros bancos que fueron salvados por el gobierno de EEUU.

Un punto central que no debería pasarse por alto es que buena parte de los títulos que tienen los bancos en sus balances solo representan “exigencias y títulos acumulados sobre la producción futura” (Marx), y su valor dinerario no representa capital alguno (si se trata de títulos públicos), o está regulado de forma independiente por “el valor del capital real que representan” (véase sobre capital ficticio aquí).

Esto significa que si no se genera la plusvalía, los valores de esos títulos terminan derrumbándose, y tanto el capital bancario, como el capital dinerario que financia el apalancamiento del banco se desvalorizan y, en última instancia, colapsan. No hay forma de que el capital bancario, o el capital financiero, puedan dominar estos procesos, que son objetivos.

Pero además, el valor de mercado del capital accionario del banco es en parte especulativo, y un período de bajas tasas de interés, como el actual, puede impulsar alzas de los precios de los activos, o del capital accionario del banco, no sustentadas por ganancias reales. Incluso las reservas líquidas están constituidas en parte por papeles, títulos cuyos valores de mercado oscilan con las variaciones de la tasa de interés. Por lo tanto, las subas en la razón capital / activos no necesariamente reflejan la buena salud de los bancos. Más precisamente, si el alza está sostenida en la especulación, es solo el preludio de la inevitable desvalorización posterior.

Lo anterior también permite entender el dilema encerrado en las regulaciones del ratio capital Por un lado, si se eleva el ratio, las pérdidas en los activos dispararán más rápidamente la crisis. Es que cuando se acerca al umbral mínimo, los accionistas, conscientes de que el banco necesitará emitir acciones, venden porque temen que se les licúe su capital. Con lo cual precipitan el derrumbe del capital del banco. Por otra parte, si se baja la ratio de capital, habrá más préstamos, y por lo tanto posibilidad de valorización del capital. Pero con ello también aumenta la posibilidad del crecimiento ficticio de la cartera de activos y de los instrumentos financieros –como los CoCo– utilizados para el sostenimiento apalancado del capital bancario. Todo lo cual, en última instancia, aumenta la probabilidad de que el banco no pueda responder a un default de los préstamos que ha concedido.

Por eso, en momentos en que hay débil crecimiento de la economía, y muchos bancos tienen enormes sumas de préstamos de mala calidad, el aprovisionamiento de ganancias para reforzar el capital evidencia una tensión que es inherentemente contradictoria: cuando aumenta el peligro de desvalorización, el aprovisionamiento significa atesoramiento, esto es, dinero que no se valoriza porque se lo destina a cubrir eventuales desvalorizaciones del capital.

Son fondos que forman parte del atesoramiento general, junto a los encajes líquidos de los bancos. Refiriéndose a estos últimos, Marx anotaba que “expresan en promedio la magnitud del dinero existente como tesoro” (El Capital, p. 604, t. 3, Siglo XXI). Las reservas aprovisionadas para incrementar el TIER1 son parte del mismo fenómeno. Por eso su incremento es otra forma en que se manifiesta el giro hacia el atesoramiento en períodos de crecientes dificultades económicas.

En esencia, aquí anida una contradicción inherente al capital bancario: por un lado, el valor en proceso es la única forma de obtener ganancias e intereses; por otra parte, existe la necesidad de mantener liquidez como reserva frente a pérdidas, lo cual restringe la posibilidad de valorizar el capital

rolando - postaporteñ@ 1681 - 2016-10-23 18:59:10
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] Siguiente