Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

No Por Mucho Madrugar, Se Amanece Más Temprano

…” los hechos del pasado reciente me pudrenGabriel Pereyra, el Observador, edición digital 11 de julio de 2013.

El viaje a Madrid, el simulacro de “seguridad” de los años 60 (en la época de los chips electrónicos que permiten seguimientos por pantalla digital), los varios días de vivencia que se condensan en 6 horas de entrevistas, y en  la emisión  televisiva de la entrevista en un programa especial  de más de dos horas y pico de “En la mira” ,el resumen de los mismos en el Suplemento anunciado con bombos y platillos, todo, terminó en un fiasco de proporciones.

Como señalamos en una larga serie de artículos, Amodio Pérez no aportó los elementos necesarios para una comprensión cabal de los sucesos que inician -el 14 de abril de 1972- una derrota fulminante del viejo MLN-Tupamaros, que ya está al alcance de la mano el 18 de mayo de 1972 (el día del “hostigamiento” al general comandante del Ejército, Florencio Gravina y que terminó con los cuatro soldados ajusticiados). Es decir un mes después de iniciadas las operaciones bélicas conducidas por el ejército.

Una fecha más es necesario que los lectores tengan en la memoria: a partir del 16 de marzo de 1972 la dirección de la organización la integran Candan Grajales, Mauricio Rosencof, EFH y Julio Marenales (1)

La mayoría de ellos habían recuperado su libertad en Septiembre de 1971, a través de una operación combinada desde la cárcel y con el apoyo desde el exterior del resto de la organización, más la logística para el traslado de todos ellos luego de evadidos y la movilización desencadenada en la zona del Cerro-Teja a efectos de distraer el aparato represivo y dividirlo.

Toda esta fase final tiene –con mucha probabilidad- un antecedente: la caída de toda la dirección en la calle Almería, acontecimiento de agosto de 1970.

Esa caída desencadenó una crisis interna de proporciones. Quedaron rotos los vínculos orgánicos entre los núcleos de la capital y los núcleos del interior. Y el asunto se complicó aún más por la caída de una dirección alternativa casi inmediatamente y luego la búsqueda de los acuerdos para componer una nueva dirección que no fueron aceptados y reconocidos por todos los organismos.

Lo que en cierta manera salvó la situación fue la combatividad de masas desarrollada en la calle, que permitió el respiro necesario por las diversiones militantes que protagonizaban para la reestructuración y el crecimiento continuado de la organización.

La crisis de la caída de Almería repercutió no solamente entre el interior del país y la capital, repercutió también entre los presos del Penal de Punta Carretas y las direcciones que afuera intentaban superar el mal momento. Los éxitos de la represión, el creciente número de dirigentes presos, mostraban carencias, discontinuidades, nuevos estilos de dirección y de accionar que no siempre eran aceptados plenamente por los dirigentes presos.

El deseo de obtener la libertad de los que estaban presos, sus discrepancias de forma y de fondo con los que los sustituían, las presiones ejercidas desde afuera por los núcleos que respondían a los antiguos jefes y que se sentían abandonados en todas sus iniciativas ponían en relieve una serie de diferencias que abarcaban desde la línea política, al accionar táctico, el centro geográfico de los esfuerzos (interior o capital) y las mismas alianzas que se realizaban entre grupos de dirigentes enfrentados a otros grupos.

La formación de una columna “guacha” en Chile con los presos que logran salir por “la opción” aumentará estos problemas, luego, en el futuro (2)

El estado corrompido pero liberal, no lograba deshacerse de las trabas constitucionales y de toda la legalidad liberal vigente. La presidencia de Pacheco había significado un formidable impulso de derechización (largos periodos de gobierno bajo “medidas de Seguridad” que se reiteraban apenas la combatividad social aumentaba), se sumaba a esto un Parlamento cómplice de mayorías de ambos partidos burgueses tradicionales, donde sus núcleos más reaccionarios pujaban firmemente por el abandono de toda la legalidad que al final llevó al golpe de estado.

La crisis de la “gobernabilidad” en Uruguay no escapaba a la mirada vigilante de los estados vecinos (Brasil y Argentina) ni los planes del gendarme mayor del continente los EE.UU. de América que cuidaban celosamente su “patio trasero” sacudido por crisis convulsivas y procesos de movilización y cambio que era necesario frenar antes de que llegaran a un grado de desarrollo superior.

Todos estos desarrollos simultáneos es lo que dan a la época (o el período) sus características únicas e irrepetibles. Por eso mismo son muy difíciles de abarcar para las nuevas generaciones que no estén empapadas con un conocimiento cabal de todos sus principales aspectos.

Y es lo que se refleja en la entrevista mostrada en la pantalla de VTV, de Amodio Pérez, realizada en algún barrio de la periferia de Madrid. Solo que Amodio –conocedor a fondo de esos pormenores- elige usar la entrevista para desarrollar sus viejas fobias y concentrarse en presentarse de la mejor manera posible. Esfuerzo en el que fracasa estrepitosamente.

Amodio eligió la opción de colaborar y atrapado en la misma fue el Capitán Mandrake, que viajaba de uniforme con los milicos en sus “camellos” y los testimonios de los que fueron capturados durante esos recorridos montevideanos son ciertos. La expresión del libro de Álvaro Alfonso en su libro “Jugando a las escondidas” de que “Te la hago cortita y al pie. Les entregó la cárcel del pueblo y todo el MLN” es una triste realidad.

También es totalmente cierto el testimonio del recientemente fallecido Ricardo Perdomo, cuando señaló:

“Lo repetiremos para que no haya dudas: no fue solo Amodio el que entregó infraestructura, armas y hombres. (Había quienes) eran llevados por los milicos a las calles para apuntalar compañeros que se resistían y dentro de cuarteles para convencer a los díscolos. Uno de los casos más emblemáticos lo viví personalmente y fue el interrogatorio que me hizo el compañero de dirección (Adolfo) Wassen Alaniz”

Son todos estos testimonios los que chocan con la versión oficial de las “historias” mentirosas de EFH, la biografía del Sr. Marenales, y los recientes esfuerzos realizados desde “Brecha” para fortalecerlos con intervenciones como las de Samuel Blixen y otros (entre ellos Clara Aldrighi) la versión oficial de que Amodio no puede ser testigo (3) y es además “el causante” de la derrota del año 72. A esos esfuerzos se suma -y es lamentable- Jorge Zabalza.

Un verdadero “frente único” donde se suman la derecha tradicional, con sus órganos mediáticos (radio, diarios y televisión), con el “oficialismo” tupamaro gobernante y los restos (aún dispersos y en putrefacción) de algunos “aparatistas”.

Todos ellos hacen causa común, en lo que intentan imponer,“la verdad acordada”, “de ellos”, que está totalmente reñida con la verdad histórica, con los hechos reales.

Y en ese intento entran también, son parte de la patraña, la falta de autocrítica de los oficialistas gobernantes (aunque curren en todas las oportunidades públicas con un pasado que no es de ellos sino colectivo), los olvidos con respecto a las “violaciones a los Derechos Humanos”, el perdón “de los viejitos” que son los criminales de uniforme y todos sus aliados retirados y refugiados en los círculos y clubes de la interna militar.

Sobre esas derivaciones reflexionan poco, los que forman “cadena” en el “frente común”. Cuando la juez Motta en un reciente programa de televisión señaló que todos ellos (se refería a EFH y a Mujica) no pueden ser testigos creíbles porque padecen “del síndrome de Estocolmo”, aunque causó escándalo, dijo una gran verdad.

No es de extrañar entonces, que Gabriel Pereyra, señale repetidamente a lo largo de su artículo que todo esto “lo pudre”. Se siente alienado. Hay una realidad extraña que se le impone y esa realidad se teje con hilos de verdad, de media verdad y de mentiras flagrantes.

Todos los actores buscan “su salvación”, disminuir sus responsabilidades y/o culpas. Contemplamos la cobardía humana y la irresponsabilidad en toda su extensión. Miente EFH, miente Marenales, miente Amodio Pérez. Pero entre tantas mentiras interesadas surgen datos, fechas, elementos, que permiten leer entrelíneas y hacer el esfuerzo de reconstruir lo que se quiere negar.

Digamos también que ningún hombre político (o con pretensiones de tal) escribe desde que el mundo es mundo sino para justificarse.

¿Qué son las obras de Churchill, sino un gigantesco esfuerzo de justificarse como el imperialista británico de viejo cuño que era?

¿Qué son las obras de ciertos actores uruguayos de aquel periodo –desde Bordaberry a Sanguinetti- sino intentos pueriles de lo mismo? Y sin embargo también son fuente histórica testimonial y no hay historiador que pueda apartarse después de leerlas de la sensación de suciedad, mentiras, medias verdades y justificaciones interesadas que los acompañan.

El pasado reciente uruguayo, está envenenado por todas esas mentiras interesadas. Son el reflejo de los intereses en juego. Y esos intereses son de clase, a pesar que tome la forma personal de memorias o justificaciones de ciertas acciones políticas.

Y a todas esas mentiras y medias verdades, a todas esas falsificaciones deben sumarse las de todos los epígonos, los secretarios, escuderos, corre-ve-y-dile, mandaderos, periodistas, intelectuales que se benefician con las prebendas y migajas, los cargos y canonjías que se derraman de la mesa del poder, para el beneficio personal.

En tiempos del neo-liberalismo rampante, en tiempos del “hacé la tuya” la verdad histórica está cubierta –en nuestro tiempo- de demasiado velos interesados. No debemos olvidarlo.

Pero ese pasado reciente, que lo hicieron hombres y mujeres que murieron y lo padecieron por los valores que les eran caros: la lealtad, la devoción a una causa, el respeto personal a sí mismos, a sus mujeres y a sus hijos, sus convicciones políticas, no fue un esfuerzo vano y no puede ponerse en la misma balanza de ciertos corifeos que escriben para justificarse.

El viejo MLN-Tupamaros seguirá siendo en las mentes de los orientales, lo más alto que produjo la izquierda nacional en la crisis estructural de los años 60.

Toda esa multitud de hombres y mujeres jóvenes que se lanzaron “a tomar el cielo por asalto”, a cambiar la sociedad toda, a sacrificarse en el intento de que “los más infelices sean los más privilegiados” era lo mejor de nuestro pueblo, porque estaban dispuestos a dar la vida por los ideales en los que creían.

Mostraron que el camino de la revolución social, puede encontrarse, inclusive con formas originales, como nunca se habían visto.

Rompieron con la generación de sus padres y el “no te metás”, rompieron con la izquierda miope que estaba encerrada en la lucha parlamentaria y las quimeras de transiciones pacíficas que pregonaban algunos de esa misma izquierda.

Rompieron con el egoísmo tradicional de las clases dominantes, con el pacifismo que inculcaban desde la escuela, con todos los dioses falsos que levantaba la burguesía dependiente uruguaya.

Desafiaron, consientes, más allá de nuestra miserable burguesía, al mismo imperialismo yanqui.

Le marcaron que los orientales saben marcar a los torturadores enviados y ajusticiarlos.

Sabían y resistieron el dogma de que la democracia política mentirosa que padecíamos no puede combatirse con métodos radicales y enérgicos. 

Crearon y metieron en la “cárcel del pueblo” a tanto pillo, delincuente prevaricador y despojador y les vieron llenarse los ojos de pánico y el espíritu de zozobra.

Pero no supieron imponerse a sus falsos jefes. No supieron sacárselos de arriba. No lograron pegarles el puntapié en el trasero que todos ellos se merecen.

Esa es la tarea que queda pendiente y que no realizará nuestra generación.

Lo realizaran las nuevas generaciones. Los que hoy mismo salen a la calle para hacer sentir sus protestas, defender la tierra, salvar el agua, impedir los proyectos de la mega-minería y la venta del patrimonio nacional. La están haciendo los jóvenes y futuros educadores cuando enfrentan a este gobierno incapaz y a sus burocracias sindicales vendidas e incompetentes.

Y harán y romperán los caminos y vías, reconstruirán todo desde el comienzo, riéndose de los fracasos pasados y sirviéndoles los mismos para tomar nuevos impulsos.

Se verá entonces lo que señalaba Zitarrosa:

“No hay cosa más sin apuro, que un pueblo haciendo su historia”.

Notas

(1)   Como todo conocedor del calendario sabe, marzo, viene antes que abril (el 14) y antes también que mayo (el 18). De esa manera ciertas “responsabilidades” quedan perfectamente claras, por más que algunos hagan el esfuerzo de sacarse el lazo de la pata. En el caso de EFH, Marenales y Rosencof la cuestión es demasiado clara. Pero hay más: El Sr. Rosencof con la liviandad que lo caracteriza, se permitió glosar la decisión con el comentario “de las posibles consecuencias” (y vaya que las hubieron!!!), después que la reunión había terminado y acotó, citando a Candan Grajales la respuesta de éste: “Se asimila, se asimila”.

O sea Rosencof no se animó a plantear firmemente lo que formula veladamente, en forma de aprensiones. Lo mismo, es decir con la misma irresponsabilidad actuaron los Srs. EFH y Marenales. Jugaban a la guerra total, desencadenando el “Plan Hipólito” sin discutir seriamente las consecuencias de sus iniciativas. De esa manera liviana actuaban estos “jefes”, decidiendo sobre vidas y muertes ajenas de sus militantes sin mayores preocupaciones. Más que jefes responsables, eran aventureros, preocupados solamente por sus jerarquías.

(2)   Al tema de estas diferencias, se refiere extensamente Amodio en su entrevista. Y mucho más detallada es su carta número 4 (también conocida como carta de renuncia, ver la colección de estas cartas publicada por El Observador).

Se trata del reconocimiento franco que no existía un mecanismo de sucesión de responsabilidades establecido, mecanismo que garantiza la continuidad de una línea, inclusive la solución de problemas concretos que se plantea entre los grupos de una manera racional. El Plan Tatu, que fue desarrollado en el Penal, en sus líneas generales, era una mera formulación de deseos, que no contemplaba la evaluación y la implantación del plan de una manera gradual, midiendo los fracasos y modificando el plan inicial de acuerdo a esos mismos fracasos. Cuando se aplicó luego de la fuga, con el traslado de militantes fugados (y urbanos) al interior, todas las carencias, faltas de planificación y defectos fundamentales se pusieron en evidencia. Zabalza que fue uno de sus propulsores, jamás menciona un balance que haya hecho de aquel gran desaguisado (y era uno de los jefes del Estado Mayor del Interior) y luego pasó, en sus opúsculos, a desarrollar otras teorías peregrinas de insurrección ciudadana, sin mayores preocupaciones.

Son ejemplos bien claros de malas jefaturas, de deseos convertidos en realidad sin mayor evaluación de pros y contras, lo que no debe hacer ningún jefe guerrillero que se respete.

Por eso fuimos derrotados y tantos perdieron la vida en el cumplimiento del deber.

(3)   Toda la prensa que recibió la primicia de las cartas (Brecha, El País, La República, Búsqueda y La Diaria) desde diferentes vertientes que hemos analizado se sumaron a la conjura oficial. La República en el colmo de la estupidez llegó a estampar estos conceptos miserables:

“Aunque sea el mismísimo Amodio, ¿Quién puede creerle a un traidor? ¿Tiene derecho a opinar y criticar a los demás alguien que no ha pedido disculpas por haber traicionado? Por todo esto hoy tampoco publicaremos las cartas de Amodio”.

Habría que responderles a estos Torquemadas chiquitos y criollos que hasta los criminales nazis tuvieron derecho a decir sus descargos en Núremberg y que esos testimonios son fuente de referencia histórica aún hoy día.

Para que se vea que la estupidez humana no tiene límites, particularmente entre el “medio pelo” del prejuicio criollo.

c.e.r. - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 20:03:13
postaporteñ@_______________________________

María Elena Curbelo fue "tupa" y Rehén de la Dictadura

El Dr. “Transparente” Marcos García , director del Hospital de Bella Unión, reconoció que es unos de los dueños  de la emergencia pública local; o sea está en los dos lados del mostrador nos hizo recordar a la “La clínica del Dr. Cureta”, célebre historieta  argentina publicada en la revista Humor y creada por los brillantes Jorge Meijide (Meiji) y Eduardo Omar Camilongo (Ceo) en la tira cuenta la historia del dueño de un centro médico que vive preocupado solamente por su bienestar económico y se hizo tan pero tan famosa que fue llevada al cine en el año 1987 por Alberto Fischerman.

El doctor Cureta es un profesional al que le interesa más el dinero que la profesión y la atención de los pacientes., y por tanto es el símbolo y la personificación  de los médicos inescrupulosos preocupados sólo por el dinero, donde la medicina no es social sino comercial y donde lo que importa es  beneficio-costos, baja rentabilidad, baja calidad;  o sea los doctores  como  Marcos García, Federico Eguren, y Barcelona   representan sin ponerse colorados esto,  y la compañera Maria Elena es todo lo contrario

Posta

La pediatra se "fugó" pero tenía carné de ASSE

ASSE asegura que no le negó traslado; exigía ser derivada por el hospital

La pediatra de Bella Unión se "fugó" del hospital en taxi sin tener el alta y cuando iba una ambulancia del Casmu a buscarla. Su esposo sostiene que debió ser trasladada por ASSE porque tiene carné de usuaria; se investigará doble afiliación.

Federico Castillo Diario El País-10/07/2013

El episodio de la pediatra María Elena Curbelo, denunciado por los usuarios del Hospital de Bella Unión, ya tiene ribetes de película: fuga sin autorización médica, un taxi devorando kilómetros en la ruta mientras la paciente era asistida por un tanque de oxigeno.

La versión de los usuarios, que denunciaron en carta a las autoridades sanitarias que a la pediatra -que estaba internada por un cuadro respiratorio- la tenían que haber derivado a Montevideo en una ambulancia de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y no en un móvil de la mutualista Casmu, fue respaldada ayer a El País por el esposo de la profesional, Walter González

Dijo que su mujer tiene un carné de usuaria de ASSE, que es "donde se atiende regularmente", y que la afiliación al Casmu es "de hecho" por ser socia del Sindicato Médico del Uruguay (SMU). El Casmu no tiene Policlínica y ningún tipo de cobertura en Bella Unión. Marie Elena Curbelo tiene cobertura del Casmu solo en Montevideo.

La pediatra es conocida y referente en Bella Unión. Fue una de las que se puso al hombro hace unos años la tarea de bajar los altos índices de mortalidad infantil y desnutrición en el asentamiento Las Láminas.

Su esposo afirmó que al comprobar que no iba a ser trasladada por una ambulancia del hospital, y también porque se "demoraba" la alternativa del viaje en ambulancia del Casmu, optaron por "sacarla" del centro de salud, conseguir un tubo de oxigeno, y costear un taxi a $ 11.500 para que continúe su tratamiento médico en Montevideo. La decisión de pedir el traslado había partido de su neumóloga personal en la capital, Ethel Merovich.

El director del Hospital de Bella Unión, Marcos García, afirmó ayer que "en ningún momento se le negó la atención y en ningún momento se le negó el traslado".

"La coordinadora del Casmu envió un fax permitiendo la atención en el hospital y luego fue ingresada y fue vista por el personal médico del hospital, que consideraron que tenía que ser trasladada a Montevideo en coordinación con su médica tratante en Montevideo. Se procedió a hacer los trámites correspondientes, que fue coordinar con el Casmu, mediante su emergencia móvil", explicó García.

Según datos médicos a los que accedió El País, Curbelo había consultado en la emergencia del hospital el lunes 1° de julio por síntomas gripales. Un día más tarde, el martes 2, volvió a la emergencia con un cuadro "respiratorio leve".Los test rápidos de influenza A y B dieron negativo, pero se decidió su internación.

Le diagnosticaron enterocolitis y neumopatia aguda y se coordinó el traslado a Montevideo. El miércoles 3, a las 19:30 la paciente "se retira del hospital por sus propios medios a contra voluntad medica", dice un informe. La pediatra se recupera ahora en la capital. Está "estable" y en internación domiciliaria, informó su marido.

En un documento de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) se informó que la paciente se retiró de la sala "en contra de la voluntad del médico".

Usuarios denuncian al director

Los usuarios del Hospital de Bella Unión han denunciado en varias oportunidades distintas "irregularidades" en el centro de salud. La última apunta al director del hospital, Marcos García, a quien acusan de "conflicto de intereses" por ser uno de los dueños de la emergencia móvil privada local.

En una entrevista, García reconoció que era uno de los propietarios de la empresa, pero aclaró que había delegado su función y por lo tanto no tenía incidencia en el vínculo entre la empresa privada y el "sub sistema público", del cual es ordenador primario.

"Delegué mi función en la emergencia para poder trabajar en el hospital, porque acá, la transparencia está ante todo" aseveró.

El funcionario admitió que U Emergencia Móvil le pertenece a él, junto a Federico Eguren ex director del hospital y a un tercer médico, de apellido Barcelona.

La "empresa vino a llenar un vacío existente", afirmó el médico.

posta - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 19:47:15
postaporteñ@_______________________________

Treinta y Tres 2 meses Después Proponemos Debate

Será al aire libre en la plaza 19 de abril el próximo

miércoles 17 de julio a las tres de la tarde

 Ese día se cumplen dos meses del acto de entrega del Petitorio Popular impulsado por la Comisión en Defensa de la Tierra, que propone declarar al departamento de Treinta y Tres “libre de minería metalífera de gran porte”, iniciativa que fue acompañada por 4582 firmas.

Con tal motivo, la referida Comisión ha decidido lanzar nuevamente el reto que el año pasado no tuvo respuesta de parte de los apoyadores de la minería.

Como se recordará, estuvo a punto de concretarse un debate entre representantes del Partido Socialista dispuestos a defender la minería y los abogados Enrique Viana y Gustavo Salle que tienen posturas contrarias a la megaminería que se pretende justificar invocando una “diversificación de la matriz productiva del país.” Ese debate no se concretó porque el Partido Socialista, que en principio se había mostrado dispuesto, luego comunicó que no aceptaba la invitación.

Ahora se lanza nuevamente el reto y ya están confirmados los panelistas que representarán a la Comisión en defensa de la Tierra.

Son el Ingeniero Químico Ignacio Stolkin, Doctor en ciencias técnicas del Instituto Politécnico de Zúrich, ex profesor grado 5 Facultad de Ciencias de Uruguay, ex profesor grado 4 Facultad Química del Uruguay, y Germán Parula, un conocido divulgador científico e investigador, integrante de dos organizaciones movilizadas contra los megaproyectos mineros en nuestro país: Alianza Pacha Mama (indigenista) y MOVUS (Movimiento por Uruguay Sustentable).

El nuevo llamado a debate está siendo lanzado a través de todos los medios de difusión del departamento de Treinta y Tres y Departamentos vecinos.

La cita es a la hora 15 en plaza 19 de abril,  ubicada en el centro de la capital olimareña. La dinámica propuesta es comenzar por entregarle el micrófono a quien desee explicar los motivos que le llevan a apoyar la minería metalífera en el Departamento, para luego hacer lo propio con los voceros de la oposición a este modelo extractivo. Por razones de tiempo se proponen dos intervenciones alternadas, no superiores a quince minutos cada una. También habrá espacio para que el público pueda formular preguntas y objeciones a los argumentos presentados por los panelistas, por lo que la instancia tendría una extensión total aproximada a unos noventa minutos con la tónica de un ateneo popular a micrófono abierto.

 La última novedad registrada en Treinta y Tres en torno al tema minero, se conoció el pasado jueves 4 de julio en la Junta Departamental, cuando fue aprobado el proyecto de Directrices Departamentales que dispone la nueva Ley de Ordenamiento Territorial, cuyo capítulo dedicado a la minería solo tuvo tres votos en contra, por lo cual por amplia mayoría la Junta se expidió a favor de la Minería de Gran Porte.

La jornada del miércoles será complementada con una volanteada en la zona céntrica de la ciudad, actividad en la que se pondrá en manos de los transeúntes y automovilistas en general, el siguiente texto:

 EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA Y LOS RECURSOS NATURALES

Hace dos meses entregamos 4582 firmas proponiendo que el Departamento de Treinta y Tres se declare “Libre de Mega minería metalífera a cielo abierto” Hoy, a la luz de los hechos y la información científica que sigue sumando pruebas, estamos más convencidos aún, de que la Mega Minería no es el camino al desarrollo y la prosperidad de nuestro Departamento ni de nuestro País. En vísperas de un nuevo aniversario de la Jura de la Primera Constitución de la República, ratificamos nuestra demanda de que se respete su artículo 47:

 “La protección del medio ambiente es de interés general. Las personas deberán abstenerse de cualquier acto que cause depredación, destrucción o contaminación graves al medio ambiente.”

COMISIÓN EN DEFENSA DE LA TIERRA

Julio 17 de 2013 

A.Terán - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 19:37:00
postaporteñ@_______________________________

Tragedia de Castelar

ANORMALIDADES NORMALES DEL SEÑOR RANDAZZO VIGILAR Y CASTIGAR

PARTE I

A veces me pregunto si el mundo está gobernado
Por personas inteligentes que nos están embromando,
O por imbéciles que hablan en serio.
Mark Twain

Por Juan Carlos Cena especial para Villa Crespo Digital - MONAREFA

7 de julio del 2013

Este trabajo está dedicado al compañero Leonardo Andrada, ferroviario de estirpe, protagonista de la última huelga ferroviaria en 1991/199. Resistiendo las políticas de desguace y cerramiento del ferrocarril de Carlos Menem y la traición de los burócratas. Maquinista del F.C. Sarmiento, asesinado en la madrugada de día ocho de febrero de este año por ser honesto, valiente, solidario y coherente en todos sus comportamientos.

El fue el que dio la alarma al compañero que lo relevaba en la estación Castelar, de que la formación que se estrelló en estación Once tenía freno largo, es decir, no tenía casi frenos. Cuando un accidente de estas características ocurre y es anunciado no es una anormalidad sino un crimen, murieron 52 personas y más de 800 accidentados.

http://www.villacrespomibarrio.com.ar/2013/monarefa/anormalidades%20parte%20una.htm

JCCena - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 19:32:04
postaporteñ@_______________________________

Crisis, lucha de clases y saltos cualitativos

SURda

Julio A. Louis

La dialéctica de la Historia

La ex estrella futbolística brasileña y hoy diputado Romario explica que el pueblo gasta para albergar la Copa de las Confederaciones, el Mundial y los Juegos Olímpicos pero es la trasnacional FIFA quien se lleva ganancias cuantiosas.

Se trata de pueblo en la calle, individuos que han accedido a condiciones mejores de vida bajo los gobiernos de Lula y Dilma, pero que ahora conocen sus derechos ciudadanos y reclaman y exigen mayor igualdad. Detrás de los acontecimientos, el capitalismo y su avidez de lucro y las crisis sistémicas que sacuden la vida de los pueblos. Para calibrar la trascendencia de cualquier hecho histórico es preciso comprender la lógica dialéctica.

En la naturaleza, las sociedades o el pensamiento, normalmente el cambio es lento, gradual; sin embargo, se vuelve brusco, violento en circunstancias infrecuentes e implica un salto cualitativo. Si la fecundación es un salto cualitativo, el proceso de vida intrauterina es gradual, hasta que el nacimiento es otro salto cualitativo. Saltos cualitativos en la Historia Mundial son la Revolución Rusa (1917) o el hundimiento de la URSS (1991), o en la Historia Americana la Revolución Cubana (1959).

En la vida política importa captar cuando se pasa del cambio lento que exige obrar prudente, a otro brusco que exige audacia. Y exige, a la vez, precisión. Lenin enfrenta a los bolcheviques cuando afirma que la Revolución (la toma del Palacio de Invierno) debía ser el 7 de noviembre, ni un día antes ni después.

Apresurar acciones antes de tiempo retarda el proceso, en tanto que las decisiones tardías arruinan el crecimiento. La pera debe comerse madura y no verde o podrida.

Actualidad mundial y regional

¿A qué viene este razonamiento? A que el mundo, la región y también Uruguay se aproximan a ese salto cualitativo, sin que quiera decir que sean simultáneos.

A nivel mundial la profunda crisis capitalista –como otras veces- conduce a Estados Unidos (la principal potencia) a fuertes inversiones en las industrias de guerra y a reflotar la concepción de la Guerra Fría, esta vez contra China, pues su economía será la primera en 2016 y es temible amenaza para Estados Unidos y su aliada subordinada, la Unión Europea. ¿Qué le ofrece Estados Unidos a China?

El sometimiento y la integración de su poderosa burguesía a la burguesía tras-nacionalizada, a la “oligarquía” que caracteriza Samir Amín. Vale saber que aproximadamente dos tercios de las trasnacionales del mundo son estadounidenses o europeas y el otro tercio son chinas.

Pero si China no se somete, Estados Unidos le ofrece la alternativa de la guerra, o por lo menos, de una violenta carrera armamentista. La “inflexión estratégica” que indica el Documento Guía del Ministerio de Defensa “Manteniendo el liderazgo mundial: prioridades para la defensa del siglo XXI” (2012) centra su atención en China y su zona de influencia en Asia-Pacífico.

Pero para la guerra contra China necesita que haya correspondencia entre la estructura económica, la política exterior y la militar.

Ni que decir que su tradicional “patio trasero” (el Secretario de Estado John Kerry afirma que lo es el Hemisferio Occidental y no sólo América Latina) tiene asignado su papel de socio subordinado y cómplice, según la impiadosa definición de la Embajadora Reynoso.

Una vez fracasado el ALCA (Mar del Plata 2005) la estrategia imperialista logra victorias parciales con los Tratados Bilaterales de Inversiones (medio TLC, según Astori) y los Tratados de Libre Comercio con EE.UU.

Desde entonces América del Sur ha definido tres posiciones: la de perfil antiimperialista y proyección socialista (Venezuela, Ecuador y Bolivia) forjadores del ALBA; la pro-norteamericana –alineada en el espíritu del ALCA- todos con TLC con Estados Unidos (Chile, Perú, Colombia y en América del Norte, México); y la intermedia, la de los cuatro fundadores del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, éste por lo menos hasta el golpe contra Lugo).

El bloque pro-norteamericano se consolida con la Alianza del Pacífico (obviamente, la Embajadora de EEUU recomienda a Uruguay ingresar a él), con el objetivo expuesto de incrementar su relación con Asia-Pacífico, aunque sus miembros “casualmente” dejan afuera a China, al tiempo que EE.UU. impulsa el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, sus siglas en inglés) con -además de los países americanos- Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam.

Es el cerco económico contra China. De momento para Nuestra América significa un semi -ALCA, que no puede tragar (todavía) a los “rebeldes” (Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela). A su vez, el Mercosur se amplía con Venezuela y las solicitudes de ingreso de Bolivia y Ecuador. Ni más ni menos que un bloque pro-imperialista y otro que se le enfrenta, con la posibilidad de fuerte alianza con China.

La burguesía tras-nacionalizada cómplice del imperialismo se interesa por los mercados de exportación y el incremento de su plusvalía, manteniendo su proverbial renuncia a la soberanía nacional y al desarrollo económico que propenda a beneficiar al conjunto de las clases populares. Habla por medio de sus representantes políticos directos: F.H. Cardoso, Macri, Lacalle o Bordaberry; otras veces por medio de “renovadores progresistas”, telecistas fracasados ayer y aliancistas hoy.

¿A qué apuesta Uruguay?

Pero el salto cualitativo mundial (la nueva Guerra Fría) y regional (Alianza del Pacífico y renovación de convenios militares de subordinación) puede completarse con un salto cualitativo nacional, uruguayo.

La derecha uruguaya (blancos, colorados e “independientes”) juegan sus fichas a favor del imperialismo y de la cultura reaccionaria en beneficio del bloque del gran capital (contra la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, por ejemplo) y ese proceso lento y gradual no avizora modificaciones.

Lo peligroso es que desde el Frente Amplio -que es por definición antiimperialista, antioligárquico y opuesto al gran capital- afloran con fuerza tendencias representadas por dirigentes de primer nivel que apuestan a la Alianza del Pacífico, a la renovación del Convenio Militar de 1953, o que creen que entre Estados Unidos y América Latina debemos dejar de “pasarnos cuentas del pasado ” (afirmaciones de Tabaré Vázquez en EE.UU.) como si la explotación, la opresión y la alienación impuestas por el imperialismo sean lejanos episodios superados.

Depende de la dignidad, inteligencia y valor de los frenteamplistas que se fortaleza la tendencia antiimperialista y que quienes la expresan, convenzan y venzan. Sin esos valores, la trasmutación del Frente y su corrimiento a la derecha será la consecuencia ineludible. Principalmente reside en el Frente Amplio la posibilidad de un salto cualitativo de avance o de regresión. 

SURda - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 19:27:21
postaporteñ@_______________________________

Las manifestaciones en Brasil: UN BALANCE POLÍTICO

Bruno Lima Rocha y Julia Klein*

La movilización contra el aumento de las tarifas de transporte público tuvo inicio en Porto Alegre, en Río Grande del Sur. Entre marzo y abril de 2013, dos manifestaciones reunieron diversos grupos frente al Ayuntamiento de la capital gaúcha, pidiendo la reducción del valor de los pasajes de autobús. Las protestas en Porto Alegre dieron origen a una serie de eventos, llevando a cientos de miles de personas a las calles en todo el país. La acción policial durante los actos fue cada vez más agresiva, rebelando a la población brasilera. La mayoría de los manifestantes eran jóvenes, sin experiencia política y dieron la voz a diversas reivindicaciones de los brasileros.

La lucha por la revisión de precios de los pasajes dio fuerza a otras solicitudes, como la disminución de los gastos para la Copa del Mundo, el mejoramiento de los servicios públicos y el fin de la corrupción en el país.

Al llegar a la capital paulista, San Pablo, el movimiento convocado en Porto Alegre por el Bloque de Lucha por el Transporte Público, y organizado por el Movimiento Pase Libre (MPL) que se coordina a nivel nacional desde enero de 2005. Al llegar a Río de Janeiro y en San Pablo, la lucha puntual extrapola una pauta específica y se nacionaliza. Por eso la presidenta Dilma Rousseff convoca al MPL de algunas capitales, buscando dialogar con este sector legítimo, con gran capacidad de convocatoria y no pro gobierno.

El Movimiento Pase Libre, Dilma y la cabra en la sala

La reunión que el Movimiento Pase Libre tuvo con la presidenta Dilma Rousseff ocurrió el día 24 de junio, antes que la Jefe de Estado se reuniera con gobernadores y alcaldes de diversas capitales. Al mismo tiempo que sería una ligereza no reconocer la importancia de estas reuniones, nos deja mucho más esperanzados la postura pública del MPL que los cinco puntos del proyecto de Dilma para, en teoría, sacar al país del impasse. La delegación del Movimiento presentó propuestas a la Jefa del Poder Ejecutivo e inquirió si Dilma conocía las bases del movimiento (ella las desconocía) y salió con la impresión que no estaba por llegar ninguna medida concreta.

Cuando la presidencia considera alguna demanda como razón de Estado, abre el abanico de maniobras para hacer posible tal realización. Así viene siendo con las obras de la Copa y también con la Usina de Belo Monte (represa hidroeléctrica en tierras indígenas de la Región Amazónica) a pesar de los impactos y daños ambientales irreversibles a consecuencia de su construcción.

Esta vez, a pesar de toda la confusión en las calles, de la mezcla de civismo y lucha popular, de la gran prensa insuflando elementos despolitizados y aumentando la pérdida de foco, del equívoco entre movimiento no-partidario y una postura totalizante anti-partidaria; se ve una luz.

Luego de la instancia con la presidenta, los delegados del Movimiento Pase Libre no quedaron impresionados con la dimensión que tomó la lucha, y menos todavía salieron con la guardia baja. Es interesante notar la buena capacidad de articulación entre el basamento teórico  de la causa defendida (el transporte como un derecho y no como un negocio) y las relaciones con las otras demandas no atendidas en la última década.

Luego de diez años de co-gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) y otros partidos que antes fueran de izquierda, siempre aliados con lo peor de las oligarquías brasileras y sus grandes agentes económicos, los movimientos populares casi se desarmaron.

Es de la naturaleza de la política que las nuevas formas de organización social se conviertan en frentes sociales no manipulables. En la semana en que el núcleo duro del Poder Ejecutivo y su “vendedor de marketing” colocan una cabra en la sala, en el auge de la paranoia de los “golpes cibernéticos”, realmente la mejor noticia es saber que el Movimiento Pase Libre no se va a entregar.

Tres lecciones políticas de las protestas en Brasil

El Brasil ya no será como antes, no al menos en términos de cultura política. Después de diez años de apatía y 21 años sin manifestaciones masivas, el país se reencuentra con la lucha política de calle y de masas

Algunas lecciones fueron transmitidas, ente las cuales destacamos tres:

Primero, la noción de que los derechos fundamentales no son fruto de la acción institucional, y sí de la lucha colectiva.

Dentro del rigor fiscal y de la contingencia de presupuestos públicos, una política distributiva es el fruto directo de la presión popular. De lo contrario, la rutina de las agendas burocráticas siempre supera a la mayoría silenciosa. Cuando una parte de esta mayoría se moviliza, los ocupantes de puestos clave en el Estado se ven contra la pared.

Segundo, la idea de auto organización.

Este concepto, fundamental para el sindicalismo, también llamado de independencia de clase, estaba olvidado. NO cabría más colocar a la gente en la calle utilizando como vanguardia una enorme franja roja o amarilla, para hacer un desfile cívico-ciudadano con parlamentarios o candidatos a cargos electivos. Todavía estamos lejos de la consigna de Argentina en diciembre de 2001 (“que se vayan todos”) pero al menos esta instaurada la desconfianza en el proceso decisorio de los gabinetes y en el juego de los poderes constituidos.

Tercero, se nota que finalmente Internet cumple con su destino manifiesto: el de alcanzar a quien se encontraba atomizado, desorganizado.

Este papel de hablar con la mayoría que no hace política día a día y se informa poco, fue posible a través de la red mundial de computadoras, en especial en las redes sociales. Las conversaciones entre personas conocidas, grupos afines por causas específicas o temáticas particulares, finalmente consiguió masificarse en Brasil.

Hace cinco años participamos en una investigación de campo donde se apuntaba al uso diario de la Web entre jóvenes de 14 a 20 años. Este era banal, para fines privados y sin temas de fondo. Aumentó el tiempo de navegación y de uso de la Internet móvil. Proporcionalmente, el diez por ciento de millones de usuarios hicieron la diferencia en estas jornadas.

El saldo es positivo. La democracia representativa es ejercida por personas en cargos electivos, de confianza, comisión y grupos organizados en pro de los agentes económicos. La democracia que emerge de las calles brasileras es otra. No tiene “paciencia histórica” y aprendió la comprensión viendo el “caminar por arriba” “yaciendo y rodando”. Primero se presiona para después negociar márgenes de conquistas. Definitivamente esta es una nueva etapa política, pero sus avances dependen de la unidad de la izquierda que está a la izquierda del gobierno, por lo tanto no gubernista y sin haber pactado con lo peor de la oligarquía y de los agentes económicos brasileros a lo largo de estos últimos diez años. Respecto a esta posible unidad, elaboramos la conclusión de este texto.

Respecto a la unidad de las izquierdas en el momento actual, participamos algunas nociones básicas 

1.     La unidad de las izquierdas es cada vez más necesaria, pero dentro de esta unidad es imprescindible separar el pro gobierno de las izquierdas que no comparten el pacto de tal gobernabilidad.

2.      Infelizmente los medios alternativos todavía ligados al gobierno y los militantes  todavía sinceros que en ella militan, siempre parecen tener una condición binaria, creando así una falsa dicotomía: Las críticas a Dilma están ligadas a la derecha y abren camino al neoliberalismo, luego, tenemos que trabar la Unidad y pelear por la hegemonía del “gobierno en disputa”. La afirmación es falsa. No hay gobierno en disputa, menos todavía hegemonía en juego. Vivimos dos concepciones, donde el Consenso de Brasilia disputa con el Pos Consenso de Washington. Ninguno de estos proyectos es “de izquierda” sea cual sea la tradición evocada.

3.      Al apuntar a esa condición binaria, se acaba por defender la vacilación. Ya vivimos antes ese momento, cuando el vacilante gobierno João-Jango-Goulart (1961-1964, seguido por el golpe militar del 10 de abril de 1964), del todavía más vacilante Partido Trabajador Brasilero (PBT, partido creado por Getulio Vargas y que tenía semejanzas con el Partido Justicialista de Argentina), varguista con posición dudosa, llevó a la clase trabajadora a recibir un Golpe de Estado sin condiciones para resistirlo)

4.      El lema de la época era “¡manda brasa, presidente!” y la tragedia de la omisión política terminó con un caudillo en huída (Jango) y otro trasvertido frontera abajo (Leonel Brizola) y años para reorganizar los andrajos del Partido Comunista (entonces de línea Moscú, que se recusó a resistir en armas al Golpe). Los héroes y mártires de la lucha contra la dictadura pagaron ese precio por el pueblo brasilero.

5.      Es hora de tener el valor de decir. Existen compañer@s válidos aún dentro del Partido de los Trabajadores. Éstos, por más reformistas que sean realmente creen en la socialización del poder y la renta. Insistimos, estas personas son valiosas, más ese partido y sus aliados ya no lo son. Menos todavía sus dirigentes políticos de carrera. Luego, no puede haber unidad con estos operadores políticos.

6.      Las conquistas en forma de anuncios de futuras políticas públicas emergentes solo vienen porque ganamos las calles, a trancos y barrancos, pero ganamos, y por la izquierda, sin hacer coro o referencias a los pro gobierno. Esta es la única unidad de acción que interesa y ninguna otra

* Bruno Lima Rocha es politólogo, periodista y docente de relaciones internacionales, Julia Klein es periodista   -  Publicación Barómetro  11-07-13

Barómetro - postaporteñ@ 991 - 2013-07-12 19:21:00
postaporteñ@_______________________________

Caso de la Cra Mª Elena Curbelo

Bella Unión:

denuncian que emergencia móvil privada pertenece a cúpula del hospital

El caso salió a luz tras la situación de la doctora que debió ser trasladada hacia Montevideo en un taxi. Ya fue denunciado a la ministra de Salud Pública

observador 10/7

El Movimiento Salud Para Todos, que defiende los derechos de los usuarios de la salud, denunció que en la emergencia móvil privada de Bella Unión es dirigida por la cúpula del hospital público local. El caso sale a luz luego de que se informara que una médica que era atendida por un quebranto de salud debió ser trasladada a Montevideo en un taxi, porque no había una ambulancia disponible.

Ruben Bouvier, presidente del Movimiento Salud Para Todos, expresó a El Observador que el pasado 5 de junio se entregó a la ministra Susana Muñiz un documento con la situación de la emergencia móvil en Bella Unión.

“Fue creada hace cinco meses atrás. Los dueños son el actual director del hospital de Bella Unión, el ex director, que hoy es director del hospital Español en Montevideo, la jefa de personal del hospital es la jefa de Personal de la Emergencia, así como el jefe de choferes y la contadora, que también trabajan en el hospital y en la emergencia móvil privada”, indicó Bouvier.

“La muralla”

En la denuncia, desde el movimiento se señalaron situaciones concretas de trasladados a Artigas, con fechas, horas y nombres. “Pedimos que se investigara. La investigación no la puede realizar la ministra, la tiene que realizar la dirección de ASSE (Administración de Servicios de Salud del Estado), porque está dentro de su órbita”, expresó.

“Dentro del Movimiento Salud Para Todos hemos intentado hablar con ASSE, a lo que a esta altura denominamos ‘la muralla’, porque es infranqueable. O sea, no saben, no contestan, o saben… Es muy difícil poder trabajar como movimiento de usuario, en la defensa de los usuarios, con una dirección que no abre una sola puerta”, dijo Bouvier.

“Una gauchada por $11.500”

El presidente del movimiento de usuarios narró la situación de la pediatra María Elena Curbelo, quien decidió trasladarse en un taxi hacia Montevideo ante la falta de ambulancia en Bella Unión.

“Estuvo cuatro días internada con un principio de neumonía que se fue agravando, con líquido en el pulmón derecho y con fiebre. No tenía respuesta, la única que se le dio era que iban a enviar una ambulancia desde el CASMU en Montevideo para que fuera a buscarla a Bella Unión”, señaló.

La médica, que tiene unos 60 años y se desplaza en silla de ruedas, tiene carné de asistencia de ASSE, indicó Bouvier. Su neumóloga personal pidió que se la trasladara para que ella la pudiera atender en Montevideo en mejores condiciones, agregó.

“No hubo de parte de la dirección del hospital ninguna actitud buscando soluciones. Dijeron que no tenían médicos para el traslado y por supuesto que no tenían ambulancia”, narró.

“Entonces, el jueves pasado los compañeros del Movimiento Salud para Todos la sacaron del hospital y un taximetrista que les hizo una gauchada, porque les cobró nada más que $11.500, los trajo a ella y su esposo, con un tanque de oxígeno, porque estaba en una situación bastante delicada”, agregó.

Hoy la doctora es atendida con asistencia domiciliaria. “Está siendo estabilizada y está mejor a cuando llegó a Montevideo”, dijo Bouvier.

“A nosotros nos indigna todo esto y nos indigna la pasividad de la dirección de ASSE, la indiferencia frente a problemas que son graves. Tenemos información y todos los elementos para que ASSE los pueda solucionar, pero en la medida que hay una puerta que uno golpea y del otro nadie la abre, se hace difícil poder trabajar en estas condiciones”, agregó el presidente del Movimiento Salud para Todos.

Pediatra de Las Láminas estaba internada en estado grave

Paciente viajó más de 600 km en taxi porque le negaron traslado

Una pediatra de Bella Unión, que estaba internada grave en el hospital y debía ser trasladada a Montevideo, tuvo que viajar en taxi y con un tubo de oxígeno hasta la capital porque en el centro de salud le negaron el traslado, denunciaron usuarios.

El País 10/7F. Fernández / F. Castillo

La pediatra es María Elena Curbelo, emblemática médica de Artigas y conocida por su comprometido trabajo para disminuir la mortalidad infantil y los altos índices de desnutrición en el barrio Las Láminas de Bella Unión desde los inicios de la década del 2000. Es además la responsable de la policlínica ubicada en el asentamiento.

La semana pasada tuvo un quebranto de salud y debió ser internada en el hospital local. Ingresó con un cuadro de neumonía y derrame en su pulmón derecho. Estuvo 24 horas internada en "condiciones precarias" en el área de emergencia.

"María Elena Curbelo tiene carné gratuito de ASSE y no corresponde llamar al CASMU para que la traslade. Esto por supuesto no se concretó. Le negaron el traslado, no dieron explicaciones, tampoco se comunicaron con ella. La internaron en una sala del fondo del hospital. Nadie dijo por qué. Se trató de hablar con la dirección del hospital, nadie contestó, nadie atendió sus reclamos", protestan los usuarios.

Su médica, desde Montevideo, ordenó que la trasladaran hasta la capital para continuar el tratamiento, pero en el Hospital de Bella Unión "nadie autorizó el traslado" en ambulancia. La profesional debió hacer los 627 kilómetros hasta Montevideo a bordo de un taxi y asistida únicamente por un tubo de oxígeno.

El hecho fue denunciado por los usuarios del hospital en una carta a la ministra de Salud, Susana Muñiz, y a la presidenta del directorio de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Beatriz Silva.

Raquel Carballo, que se desempeña como tallerista junto a la pediatra, confirmó a El País la versión de los usuarios. Dijo que Curbelo necesitaba concretar su traslado en una ambulancia, pero que esto "le fue negado por la dirección" del hospital.

"Pese a que lo intentamos, nunca logramos que el director o subdirector nos atendieran, pese a que estaban dentro del hospital", sostuvo Carballo.

"El pedido de traslado fue hecho por su médica, Ethel Merovich, grado 5 en Neumología que vive en Montevideo y que sabe perfectamente del cuadro complicado de salud de María Elena Curbelo. La dirección del Hospital de Bella Unión hizo oídos sordos al pedido. No les interesa la salud tan precaria que vive la pediatra", denunciaron.

En la carta se agrega que la razón para negarle el viaje en ambulancia es que no había médico de traslado y que desde el hospital pidieron una ambulancia al CASMU en Montevideo para que la fuera a buscar hasta Bella Unión.

William García, integrante del Movimiento Salud para Todos, profundizó sobre el caso en la carta enviada en nombre de los usuarios.

Agregan que tras no obtener respuestas se vieron en la "obligación" de "sacarla de ahí y hacer un precario traslado a Montevideo en un taxi con un tubo de oxígeno prestado". Ayer El País intentó sin éxito comunicarse con las autoridades del Hospital de Bella Unión.

Más denuncias

Los usuarios del centro de salud han hecho varias denuncias más sobre la atención. Pero también temen represalias. "En nuestro pueblo en voz baja y en corrillos entre los usuarios del hospital se comenta que si hiciéramos una denuncia de malos tratos, mala praxis, corrupción o atropellos a cualquiera de nuestros derechos, corremos el riesgo de ser blancos de represalias. ¿Es eso lo que se busca? ¿Es por el miedo y el terror que se nos imponga que clase de atención de salud tenemos que recibir?", se preguntaron los usuarios en otra carta que circula hace unos días entre ellos.

"Quienes no nos amedrentamos y tenemos las cosas claras seguiremos denunciando todo tipo de corrupción y a quienes las protegen y toleran", advirtieron.

Pediatra referente

María Elena Curbelo es una médica conocida por su tarea en pos de bajar la mortalidad infantil y los índices de desnutrición en Las Láminas de Bella Unión. En el 2004 la tasa de mortalidad infantil en la ciudad artiguense llegó a 29 por mil, el doble de la tasa del Uruguay en ese momento.

 

TODA LA SALUD URUGUAYA en el CTI

Lo q le sucede a la Dra. Curbelo es el mismo drama que sufrimos TODOS los usuarios de SALUD PUBLICA (ASSE)! Vergüenza nacional!

Creo que ni Batlle en 2001 la trato tan mal (se hizo "famosa” por su accionar y denuncias) ¡No hay peor cuña que la del mismo palo!

Gobierno y burrocratas INMORALES! Flia y amigos de Dra. Curbelo deben iniciar juicio penal por omisión de asistencia y también en Org. Mundial Salud!

Pero conozco a Dra. Meherovich y será buena técnica pero moralmente es "basura", la sufrí con mi padre en CASMU, sin dinero ni fuerzas para iniciarle juicio!

TODA LA SALUD está en el CTI! 

No concuerdo con juntada de firmas para que ministros ganen igual que docentes, al revés "que docentes y ministros ganen CANASTA FAMILIAR con cifras oficiales, que ellos dan!".

Aun espero DECLARACIÓN POLÍTICA de la UP por los 40 años del golpe de estado, y del GLORIOSO 9/7/1973 con manifestación("a las 5 de la tarde")y GLORIOSA HUELGA GRAL.!

Y repudio declaración anticomunista y falseadora de la historia de CX36!

SOLEDAD OREJANA

posta - postaporteñ@ 990 - 2013-07-10 21:12:09
postaporteñ@_______________________________

Todas Las Luchas, Nuestra Lucha!!!

Con gran emoción hemos visto las calles nuevamente inundadas de maestras, estudiantes, profesores técnicos, administrativos, vinculados con la enseñanza. 

Fue una “brisa fresca”, al decir de muchas compañeras y compañer

Esta gran movilización viene a hermanarse a las extraordinarias luchas en Brasil y el mundo contra las políticas excluyentes del capital y los gobiernos de turno, y es uno de los más dignos homenajes a los 40 años de la Huelga General de 1973.

¿Qué mejor memoria que esta memoria activa de la huelga de profesores y maestras? ¿Qué mejor homenaje que el IPA ocupado, que liceos y facultades ocupadas?

¿Qué mejor enseñanza que la enseñanza en lucha?

 ¿Que mejor apropiación de los aprendizajes de lo sucedido que se hayan ocupado escuelas?

¿Qué mejor exigencia que la de esa cadena humana en pleno centro de Montevideo cuestionando la riqueza de unos pocos y la miseria de los muchos?

Una multitud dejó de brazos cruzados a la burocracia el 28 de junio en plena Plaza Independencia, una multitud de túnicas blancas, banderas y pancartas enmudeció al estrado que el PIT-CNT  colocó para impedir que la gente llegara frente a la Torre Ejecutiva.

Una multitud les dijo Nadie nos frena. Una multitud pasó por encima del miedo de los que le temen a los trabajadores movilizados. Una multitud rebasó el límite de quienes continuamente tratan de disuadir a los trabajadores que pelean para que actúen solo y exclusivamente dentro de lo que es políticamente conveniente para las políticas saqueadoras, que sostienen la explotación, las que no tocan la riqueza, las que privatizan paso a paso la educación, las que la vuelven una mercancía.

Todos los arcabuces apuntan para criminalizar la protesta y la pelea.

Primero se descalificó la iniciativa de un puñado de docentes que lanzó la huelga. Pero fueron miles los que se fueron sumando. Porque eso tiene el acierto de los que se lanzan al ruedo a pelear, representando sin duda, el sentir de muchos que hasta ese momento callaron.

En ese sentido la vocinglería histérica de los Fuentes, Abdala, Gambera y algún otro dirigente del PIT-CNT, muestran que la loza regimentadora se empieza a agrietar.

 El primer gritó es condenado. Y ahora que esta movilización es de muchos, ahora que muchos frente al estrado de la burocracia corearon firmes y emocionados:

Ocupar, ocupar es la forma de enseñar, ocupar, ocupar es la forma de luchar, ahora son ninguneados, ignorados, tergiversados.

El coro que condenó a los profesores por lanzar la huelga, los que estigmatizaron la consigna de: a vos te puso el fondo Lorenzo botón…la burocracia que no pudo concretar su acto en 18 de Julio, argumenta que falló el audio…

  Falló el control. Una multitud se soltó. Un día histórico que no puede ser reducido a una falla de audio. Una “insolencia” de miles de estudiantes, maestros, profesores, taximetristas y trabajadores de todas las ramas, que no aceptaron que una marcha convocada hasta la Torre Ejecutiva terminara antes (por la coordinación PIT-CNT y la policía), por posibles desmanes…aunque lo pretendan: nadie cambiará la historia.

Esta vez, no pudieron decir que fueron unos pocos radicales. Quieren trasformar el claro cuestionamiento a una práctica sindical sometida al gobierno de turno y sus políticas económicas, en un mero accidente.

  Reivindicamos esta instancia superadora como un ejercicio imprescindible de autonomía e independencia de los trabajadores en lucha. Nos regocijamos en que se trascienda desde abajo los límites de la lucha corporativa, y se desarrolle una práctica solidariamente clasista.

 La herramienta de la huelga es descalificada y la campaña se centra en que ahora son los maestros que dejan sin comer a los niños más pobres. Vergonzosa patraña de un gobierno que carga sobre sí más de 10 mil presos en la ignominia de inhumanas cárceles, el hambre de miles y ya casi 30 muertos en incendios (entre ellos muchos niños) en lo que va de este invierno.

 Los militantes de la Tendencia Clasista y Combativa nos sumamos solidariamente a esta movilización en defensa de la educación de los hijos de los trabajadores. Reivindicamos la justeza del reclamo de un salario base igual a la media canasta familiar y decimos que esta pelea por salario se debe generalizar en todo el movimiento sindical.

Que es necesario unificar los conflictos, porque la lucha de los gremios de la enseñanza es la misma que la de los municipales de Canelones, de los trabajadores del taxi, del supergás y de todos los que exigen un salario que permita cubrir las necesidades básicas de las familias obreras.

Impulsamos en la base sindical que el paro parcial del PIT-CNT del 25 de julio se transforme en una acción coordinada de paro de 24 horas de todos los sindicatos que se planteen la profundización de las medidas de lucha, y que esté coronada con una gran movilización callejera.

También denunciamos ante la opinión pública, la campaña orquestada desde sectores de la burocracia sindical y el gobierno contra las legítimas resoluciones de ADEMU- Montevideo, referidas a la desafiliación de varios responsables políticos de la conducción del sistema educativo.

            En ese sentido queremos señalar lo siguiente:

a)   Que estas expulsiones vienen siendo planteadas desde hace años por sectores clasistas de ADEMU y los implicados estaban al tanto de esos planteos. Hasta ahora nunca habían obtenido la aprobación mayoritaria del gremio, cosa que en ésta oportunidad si sucedió, producto del avance en conciencia de las maestras y maestros y del hartazgo respecto a aquellos que pretenden seguir de los dos lados del mostrador.

b)   Que a ningún trabajador le resulta extraño que se separe de los  sindicatos a aquellos afiliados que colaboran o se vuelven parte de las patronales, siendo de hecho co-responsables directos del injusto orden vigente.

c)   Que es repudiable la injerencia del PIT-CNT en las decisiones soberanas de los Sindicatos y más aún que en el litigio planteado se ponga del lado de la patronal. No  es algo nuevo, ya que cuando la IMM decretó la esencialidad en el servicio de limpieza para quebrar la lucha de ADEOM, el PIT-CNT respaldó la decisión tomada por la intendenta.

d)    Que sembrar confusión en este sentido, ha sido una herramienta más, para el control y sumisión de los trabajadores a la lógica de la acumulación del gran capital, la explotación y dominación de las grandes mayorías en nombre de la acumulación de las multinacionales.

c)    Que la dureza de las respuestas del gobierno y la dirección sindical oficialista, se debe a que estas medidas,  comienzan a desnudar el verdadero rol que ellos juegan para el funcionamiento del sistema: “controladores del movimiento popular a favor del orden del capital en marcha”.

e)    En este sentido, saludamos las resoluciones en cuestión, que ayudan a aclarar la cancha a favor de los intereses de las maestras, de todos los trabajadores de la educación y en general de toda la clase trabajadora.

 No hay que permitir en los Sindicatos a ningún Florit, ningún Garibaldi, ningún Oscar Gómez, que son parte de los que diseñan las políticas educativas con escuelas y liceos que se caen a pedazos y con maestras y profesores con salarios de hambre. Respaldamos el cuestionamiento a los negociadores como Fernando Pereira que entregan conflictos, y defendemos el derecho de los sindicatos de base a pedir la revocación de cualquier dirigente, más allá de cuestiones estatutarias que históricamente hemos rechazado, como que a los miembros del secretariado los elige la mesa representativa.

Desde todos los sindicatos, en cada fábrica, en cada centro de trabajo, deberíamos impulsar que ningún funcionario amigo de los patrones o funcionario del estado y el capital esté en nuestras organizaciones. No deben estar en las organizaciones sindicales, de la misma forma que no queremos carneros en las asambleas, ni tiras fotografiando medidas gremiales.

Miles de mujeres y hombres se han sumado al reclamo y firman para que se les quiten los obscenos privilegios a los legisladores, ministros y funcionarios políticos.

Mientras más de 800.000 trabajadores apenas ganan en torno a los 14.000 mensuales, estos parásitos del sistema gozan de ingresos y privilegios por convalidar la expoliación, depredación y el saqueo de las riquezas del país, la impunidad, la miseria y la marginación.

Nos sumarnos y llamamos a sumar padres, vecinos, trabajadores, a los Zonales y actividades de docentes y estudiantes en inter-zonales que amplifiquen y sostengan la pelea.

Todo nuestro apoyo a los que luchan con independencia. Toda nuestra solidaridad de clase a los que hoy son criminalizados, a los que legítimamente impidieron que nos marcaran la cancha y pasaron las vallas del estrado burócrata.

Desde todos los sitios necesitamos reaccionar y apoyar con paros este conflicto, debemos decir ¡BASTA! No esperar.

Eso hicieron los trabajadores aquel 27 de junio de 1973 en cada fábrica, las asambleas de base lanzaron la Huelga General, OCUPARON, no esperaron, porque cada lucha definida, merece ser concretada y está ligada a todas las luchas de los de abajo SON UNA ÚNICA LUCHA, porque ahí esta nuestra fortaleza solidaria, autónoma y combativa, en pos de la emancipación. 

         ¡Todas las luchas, nuestra lucha!

9/7/13

Tendencia Clasista y Combativa  

 

 

Comunicado Encuentro Popular de Educación

El Encuentro Popular por la Educación saluda y abraza la causa de los trabajadores de la educación, de los estudiantes y de nuestro pueblo todo, formidablemente movilizados por más presupuesto para la educación pública. El Encuentro Popular por la Educación es parte de la lucha por la Educación Pública y por  la consolidación de las principales líneas emancipadoras emanadas del Congreso Julio Castro.

Mientras exigimos mayor presupuesto también construimos nuestra propuesta educativa-pedagógica.

El Encuentro Popular por la Educación invita a las jornadas del 26 y 27 de julio, en el paraninfo de la Universidad, para articular y conjugar los esfuerzos, dando perspectivas igualadoras, democratizadoras y liberadoras al conjunto de nuestra movilización.

Comisión organizadora del Encuentro Popular de Educación

Comisión de Educación del Pit-CNT

Movimiento Estudiantil: FEUU, CEIPA, CEM

FUCVAM

Montevideo, 9 de julio de 2013

posta - postaporteñ@ 990 - 2013-07-10 21:03:13
postaporteñ@_______________________________

DESDE ADENTRO

Testimonios a 40 años del golpe de Estado  de MARCOS ALGORTA

 

http://www.youtube.com/channel/UCXHaYr85ZUjJccu_me9ppjA

Son entrevistas hechas en el interior del país: Artigas, Salto, Paysandú, Soriano, Rivera, Cerro Largo, Colonia (Juan Lacaze) y se irán sumando otros.

Estos videos son producidos por la misma gente de cada ciudad, con sus propios medios.

Pedimos su difusión y opinión.

DESDE ADENTRO en Facebook:

www.facebook.com/desdeadentrouruguay

 

EL DIECIOCHAZO

 William Puente*

“A las cinco de la tarde.
Eran las cinco en punto de la tarde.
Un niño trajo la blanca sábana
a las cinco de la tarde…”

   Era el lunes 9 de julio de 1973 y, desde los micrófonos de la Radio Sarandí, Ruben Castillo recitaba y volvía a recitar el “Llanto por Ignacio Sánchez Mejias” de García Lorca. Todos los uruguayos veteranos lo recuerdan, porque si no lo escucharon se lo contaron. Era una convocatoria. Una consigna.

Doce días antes, en la madrugada del 27 de junio, Bordaberry había firmado aquel decreto de disolución de las Cámaras legislativas, iniciando una política funcional a los mandos militares. Esa misma madrugada, la conducción de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) se reunió clandestinamente en la sede de la Federación de Obreros de la Industria del Vidrio y lanzó la huelga general y la ocupación de los lugares de trabajo para resistir al golpe de Estado.

Ya luchan la paloma y el leopardo
a las cinco de la tarde.
Y un muslo con un asta desolada
a las cinco de la tarde.

   En la mañana del 27 de junio de aquel frío invierno, Montevideo quedó en silencio como si todo se hubiera apagado. El transporte público no circulaba, las calles sólo eran cruzadas por vehículos militares, las fábricas y los talleres ya habían sido ocupados por los obreros del primer turno y también las oficinas públicas.

Se habían paralizado las curtiembres de Nuevo París, los frigoríficos del Cerro, la destilería de ANCAP en La Teja, los hospitales, la cervecería del Reducto, las instalaciones de Paycueros y Paylana en Paysandú, las textiles de Juan Lacaze y de Colonia, las facas en los cañaverales de Bella Unión. La FEUU ocupó las facultades. Los trenes no se movieron.

El paisito entero se detuvo. Las empresas difundieron comunicados por las radios advirtiendo que los trabajadores que se negaran a cumplir tareas serían despedidos sin indemnización. El ejército desalojó numerosas fábricas, pero los asalariados volvían a ocuparlas, empecinadamente. Las familias respaldaban a los huelguistas desde la calle, llevando alimentos y mensajes o cumpliendo otras tareas.

Carteles y pintadas con la leyenda “abajo la dictadura” aparecieron en las paredes de la ciudad y se leían en las fachadas de las fábricas.

En las esquinas grupos de silencio
a las cinco de la tarde.
¡Y el toro solo corazón arriba!
a las cinco de la tarde.

   También todos recordamos que la huelga general duró casi dos semanas.

Aunque los sindicatos se habían organizado para una eventualidad tan grave, con los días la represión logró apresar a numerosos dirigentes, algunos circuitos clandestinos de comunicación empezaron a quedar interrumpidos y se hizo difícil mantener la información y saber que estaba ocurriendo globalmente.

Algunos gremios tenían aliento como para seguir la pelea por largo tiempo pero a otros se les hacía ya insostenible mantener las ocupaciones. La conducción de la CNT analizó, debatió y resolvió levantar la huelga y realizar una gigantesca manifestación, una demostración de fuerza en la céntrica Avenida 18 de Julio de Montevideo, desafiando la prohibición de hacer reuniones.

El día elegido para lo que se conocería como El Dieciochazo fue el lunes 9 de julio y la central obrera citó a la protesta “a las cinco de la tarde en punto". La convocatoria se transmitió a través del boca a boca y recorrió en voz baja toda la ciudad. La consigna era ir al Centro y caminar tranquilamente por las veredas de la avenida y esperar para lanzarse a la calle al instante en que los relojes marcaran las cinco en punto, ni antes ni después.

El viento se llevó los algodones
a las cinco de la tarde.
Y el óxido sembró cristal y níquel
a las cinco de la tarde.

   Ruben Castillo era un director de teatro, escritor, crítico teatral nacido en Rivera, que había logrado popularidad como conductor en radio y televisión. En 1960 lanzó Discodromo por Radio Sarandí, un programa célebre en el que los oyentes votaban por los temas musicales escribiendo o llamando por teléfono. Castillo era un tipo pintón, y cuenta Sergio Israel en su libro “Yenia Dumnova: un amor en la guerra fría” que su éxito con las mujeres era tal que un día todas sus pretendientes realizaron una asamblea en el Café Sorocabana, que entonces estaba frente a la Plaza Independencia, para discutir quien de ellas sería su esposa. En medio de un debate por momentos agitado, todas las asistentes a la reunión acabaron renunciando al galán quien, finalmente, se casó con la actriz Marisa Montana.

A Ruben Castillo se le ocurrió la idea de esquivar la censura y convocar al Dieciochazo aquel lunes 9 recitando el poema de García Lorca. Entre uno y otro tema musical repetía los versos del “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías“, llamando a la manifestación desde uno de los programas radiales más escuchado, recordando la consigna secreta, encendiendo corazones.

Comenzaron los sones de bordón
a las cinco de la tarde.
Las campanas de arsénico y el humo
a las cinco de la tarde.

   En aquella tarde de la protesta caminábamos por una acera de la avenida 18 de Julio, atestada de paseantes aparentemente distraídos, junto con el Flaco Guillermo Chifflet, muchos años después diputado frenteamplista que en 2005 renunció a su banca en la Cámara baja en desacuerdo con la decisión del gobierno de Tabaré de enviar tropas uruguayas a Haití para reforzar el contingente de la ONU y liberar así de esa obligación a las fuerzas de Estados Unidos, muy ocupadas tirando tiros en Afganistán, Irak y Pakistán.

“Esta es mi última intervención. Yo no soy partidario de votar en contra de lo que pienso. Si mi partido me exige disciplina partidaria, entonces renuncio a mi banca; renuncio”, dijo Chifflet en el recinto parlamentario. Se levantó de su asiento y se fue para no volver.

Pero en aquella tarde de 1973 la intención del Flaco era otra, aunque la tarea militante era la de toda su vida. Delante nuestro caminaban dos señoras mayores, ajenas a todo, ignorantes de lo que estaba por ocurrir. Escuchamos cuando unal e comentaba a su amiga: “¡Cuánta gente que se ha juntado en 18! Se ve que con la tarde linda la gente se vino para el Centro a mirar vidrieras”.

Efectivamente, era una soleada tarde de invierno, pero no era el buen clima lo que había convocado a aquella multitud. ¿Qué habrá sido de las dos viejecitas unos instantes después cuando antes de las cinco en punto, y sin poder ya sofrenar la ansiedad, el gentío se lanzó a la calle gritando “abajo la dictadura”?

En medio de los manifestantes aparecieron los “tiras” infiltrados que sacaron a relucir los garrotes que llevaban ocultos. La milicada de a caballo que esperaba en las calles laterales surgió al galope y a sablazo limpio, mientras los carros hidrantes empapaban a todo el mundo.

En la Plaza del Entrevero (o quizás frente a la Plaza Cagancha, ahora las imágenes se confunden en nuestro recuerdo), unos milicos del ejército disparaban al aire, sobre las cabezas, con una ametralladora punto 30 montada en un jeep. Los gases lacrimógenos hacían toser y llorar, pero la gente peleaba con rabia.

Un hombre tomó una granada lacrimógena (que ya había explotado y largaba humo) y la devolvió al interior de una “chanchita” (vehículo de la represión policial), provocando el desparramo de la milicada. Varios manifestantes volcaron un carro hidrante a puro brazo.

La lucha se extendió desde la Plaza Independencia hasta la Universidad, y hubo corridas hasta más allá, hasta el Obelisco. Y la represión llegó a las calles laterales, casi hasta la rambla. Fue el último gran acto heroico de resistencia popular contra la dictadura antes de que cayerauna larga noche sobre el paisito.

Desde entonces, para cumplir los planes de sus mandantes civiles, los milicos cerraron los sindicatos, prohibieron la actividad de los partidos políticos, intervinieron la Universidad estatal, censuraron la prensa, encarcelaron a millares de hombres y mujeres, torturaron, violaron, asesinaron, desaparecieron, robaron con pasión y sin controles, en diez años hicieron crecer la deuda externa de 700 millones a 5.100 millones de dólaresy 300 mil uruguayos se vieron obligados a emigrar.

El toro ya mugía por su frente
a las cinco de la tarde.
El cuarto se irisaba de agonía
a las cinco de la tarde.

   En 1985 regresó la democracia, pero enseguida llegó la Ley de Caducidad que transmutó a los uniformados en ciudadanos intocables.

Transcurrieron veinte años de esa democracia para que fueran procesados y encarcelados los primeros criminales. Unos poquitos, tras el triunfo del Frente Amplio. La antigua sede de la Federación de Obreros del Vidrio, desde donde la CNT lanzó la huelga general, fue declarada Monumento Histórico.

Pero la ley de impunidad siguió vigente. Tuvo que llegar el año 2011 para que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenara al Estado uruguayo por el caso Gelman, por desconocer “la obligación de adecuar su derecho interno a la Convención Americana sobre Derechos Humanos".

Al otro año, en cumplimiento de ese fallo Mujica leyó un mensaje en el Palacio Legislativo, admitió la responsabilidad del Estado y dijo que hubo prácticas sistemáticas de terrorismo estatal. Y el Parlamento sancionó una ley para evitar la prescripción de los delitos de lesa humanidad.

Pero la ley de impunidad siguió vigente. Y la Suprema Corte de Justicia expulsó del fuero penal a la jueza Mariana Mota, quien tenía a su cargo medio centenar de causas por delitos cometidos por la dictadura, y después la Corte declaró inconstitucional la decisión de los diputados y senadores, de modo que ya no hay crímenes de lesa humanidad en Uruguay sino delitos comunes que ya prescribieron.

Y otra vez en abril último la CIDH recriminó al Estado uruguayo y le recordó que las investigaciones por casos de terrorismo de Estado deben proseguirse por el lapso que sea necesario, sin fechas de prescripción, y que debe emplearse la figura de desaparición forzada. Uruguay tiene tiempo hasta el próximo sábado 20 de julio para informar del cumplimiento de este nuevo fallo. Otro plazo más… y ya han pasado 40 años.

   El querido Hugo Cores mencionó en una charla poco antes de morir en 2006 que muchas familias uruguayas almuerzan sin saber que tienen sentados a la mesa a un héroe. Se refería a los héroes que participaron de la huelga general de resistencia del ’73 y que suelen comer entre las criaturas de su carne, como el Pedro Rojas del poema de César Vallejo. Hugo no hablaba de los dirigentes, que cumplieron una tarea imprescindible, ni de los militantes fogueados de entonces, sino de los simples laburantes, de aquellos cuya única militancia consistía en concurrir a las asambleas o en cumplir las resoluciones gremiales.

Consistía en tener dignidad. Los héroes anónimos, los que ocuparon las fábricas en aquel lejano invierno de miedo, los que en muchos casos fueron amenazados y despedidos y quedaron largo tiempo desempleados, los que fueron garroteados en 18 de Julio. Muchos ya murieron.

Ellos, que tenían todo para perder, pelearon aquella vez para no perder la libertad, para no tolerar una dictadura que decidiera que hay ciudadanos de clases A, B y C, y para impedir que la infamante diferencia entre punibles e intocables se mantuviera en el tiempo aún hasta después de que nacieran sus nietos, aún hasta después de que esos nietos se hicieran mujeres y hombres, aún hasta después del día de hoy, cuando se recuerda un aniversario de aquel Dieciochazo.

Las heridas quemaban como soles
a las cinco de la tarde,
y el gentío rompía las ventanas
a las cinco de la tarde.
A las cinco de la tarde.

¡Ay, qué terribles cinco de la tarde!
¡Eran las cinco en todos los relojes!
¡Eran las cinco en sombra de la tarde!

 

* El periodista uruguayo William Puente escribió una conmovedora recordación del acto de resistencia en Montevideo, a fines de junio de 1973, contra la naciente dictadura. Una multitud se congregó en la avenida 18 de Julio, de Montevideo, convocada por un conductor radial que, para eludir la censura, apeló a los versos de Federico García Lorca en "Llanto por Ignacio Sánchez Mejías".

FUENTE  http://www.lapoesiaalcanza.com.ar

 

Presentazione libro ANAHI DEL MARE con l'autrice ANNA MILAZZO CECCHI

40° anniversario del golpe in Uruguay
Presentazione del libro: Anahì del mare
La dittatura in Uruguay, la notte di un popolo
Ed. INFINITO 2012


La sistematica violazione dei diritti umani non fu solo  un metodo “necessario” a eliminare l’opposizione ma, un progetto politico scientificamente pianificato. La  vicenda umana e politica di Anna Milazzo è un esempio emblematico di quello che accadde

https://www.facebook.com/events/117932945043560/permalink/118003191703202/

posta - postaporteñ@ 990 - 2013-07-10 20:52:07
postaporteñ@_______________________________

?NO HAY DESTINO MANIFIESTO EN LA POLÍTICA?

Entrevista a Constanza Moreira, publicado en Brecha el 19/04/2013

ESCRITO POR: RICARDO SCAGLIOLA / ROSARIO TOURIÑO

La política es incierta y eso es lo bueno que tiene, desliza la senadora. Y es algo que puede aplicarse a su propio futuro político. La relación con el MPP ha sido complicada, pero ella se muestra agradecida, porque está donde está gracias a ese sector. Todo está por verse. En el ínterin, habla de todo: de la dilación de la candidatura de Tabaré Vázquez, de la economía versus la política, del Poder Judicial, y hasta sienta al Frente Amplio en el diván. Así, el nuevo relato del Frente Amplio tiene que ser más “erótico” que “tanático”.

—Han pasado ya tres años desde que incursionó en la política activa, ¿cómo valora aquel paso?


—Ah, muy positivamente. Les aconsejaría a todos los politólogos tener un pasaje por la política, aunque eso pueda dañar algo de su supuesta neutralidad valorativa. Se ha cultivado una academia, especialmente en la ciencia política, muy despegada de los compromisos político-partidarios, en parte porque el politólogo se transformó en una suerte de analista político, entonces la comparación que se hacía era con el periodista deportivo… Se usaba esa comparación para decir que si no existe neutralidad, entonces desde qué lugar se analiza. Yo creo que la política vista desde fuera tiene desconocimientos que impactan sobre la propia teoría. De eso me doy cuenta recién ahora.


—Ha marcado determinadas visiones que no eran las mayoritarias, incluso en el MPP. ¿Esperaba encontrarse tantas dificultades?


—No. Pensé que iba a haber menos dificultades. Esa es la verdad. Yo podía tener un diagnóstico sobre en qué cosas el Frente marcha más lento y más rápido. Pero las dificultades dentro del FA con el tema de la despenalización del aborto no las esperaba. Siempre había pensado que ese tema estaba muy vinculado a la figura de Tabaré, pero bueno, hubo que hacer una negociación con otro partido, modificar el proyecto. En materia de derechos humanos sabía que había dificultades, pero no imaginé tantas.

En esa materia los conflictos son muy profundos, porque no son sólo conflictos por preferencias, sino que también hay mucho desacuerdo sobre cuánta fuerza tenemos para enfrentar qué cosa.


—Ahí también juega la experiencia personal de ciertos actores de la época de la dictadura.


—Totalmente. Ahí hay, por lo menos, dos o tres generaciones en conflicto. La generación que fue encarcelada antes o durante la dictadura, la que se hace a la política en los noventa, y después mi generación, que se vuelca a la política más recientemente. Y dentro de esta última, creo que tenemos una perspectiva de los derechos completamente distinta. Yo no puedo creer que se sigan oponiendo los derechos a la soberanía nacional.


—Ahora, ese discurso no estaba explicitado en el FA. Mientras fue oposición, no aparecía con tanta fuerza.


—Lo que pasa es que cuando vos sos Estado, garantizar los derechos es tu responsabilidad. Una cosa es demandar los derechos a un Estado negador, y otra cosa es cuando vos como Estado tenés que asegurarlos, y comprás conflictos con grupos de interés.

Y la gran disyuntiva de la izquierda es esa: siempre estás en conflicto en torno a cuánto avanzás sin generar un conflicto de tal dimensión que hipoteque tu posibilidad de estar en el gobierno. Uno lo ve claramente en Argentina, que va por más: ley de medios, conflicto con el campo… Argentina, para Uruguay, es un ejemplo que acobarda, porque los conflictos argentinos tienen un efecto amortiguador. Se mira lo que le pasó a Argentina con el campo, y se dice: no me hables de detracciones.

Mirás lo que pasó con la ley de medios y la reacción es: no me hables de ley de medios. Real de Azúa hablaba del efecto amortiguación.

Él decía que Uruguay es un algodón entre dos cristales, una Argentina muy conflictiva y un Brasil muy desigual. Pero resulta que eso se produce también políticamente. Luego, con los derechos humanos también pasó algo que nunca había visto.

Nosotros siempre defendimos el rol de la justicia, pero nunca nos imaginamos que la justicia iba a tener un papel tan refractario. Y ahora me doy cuenta de que la justicia siempre tuvo ese rol. Me refiero a las grandes autoridades…; ya ven que hay una rebelión en las bases, con los fiscales, lo cual es bueno, porque la justicia está librando su propia lucha.

Lo que en Uruguay tenemos es casi un conflicto de poderes, pero no entre el Ejecutivo y el Legislativo, sino entre el Judicial y el Legislativo. Cuando las fuerzas de izquierda se dieron cuenta de esto buscaron las reformas de sus sistemas judiciales.


—Pero, ¿está generalizada en el FA la idea de que hay que reformar la justicia?


—Sí, sí, ya lo es. Se ha ido tomando conciencia. Vino este mazazo de la Suprema Corte para los que estamos en temas de derechos humanos. Pero para otros, que no les importaba tanto ese tema, el mazazo fue por el ICIR Y ahí la justicia logró juntar a dos grupos que no necesariamente estaban juntos. Actuó en defensa del statu quo que se consolidó en este país durante muchos años y del cual la izquierda también fue parte. ¿En qué sentido?

Cuando se toma la decisión de no tocar la ley de caducidad porque no nos daba la nafta para tanto, o porque comprometíamos nuestro futuro electoral, o cuando se pensó –como se pensó– que el tema de los derechos humanos importaba a muy poca gente.


—En todos estos temas usted ha contrariado a la posición mayoritaria del MPP, al punto que ha recibido críticas muy fuertes. ¿Cómo vivió esa tensión?


—La tensión la viví desde el principio. Nunca tuve una posición distinta a esta, y eso se sabía. Y de alguna manera yo sabía la contradicción que había en el MPP con relación al tema derechos humanos. No sabía cómo lo íbamos a administrar, pero que el conflicto estaba, estaba. Incluso con respecto al tema de la despenalización del aborto sabía que teníamos problemas.

Y creo que fue lo primero que le dije a Mujica: tenemos problemas con la agenda de género –por el aborto y la ley de cuotas– y con el tema de los derechos humanos.

Y a la larga se fueron encontrando acuerdos y el MPP ha ido acompañando todas estas cosas. Más o menos hemos ido transitando, aunque con una diferencia de perspectiva grande. Es muy difícil, no sólo para el MPP sino para buena parte del Frente, entender que la desigualdad de género es tan estructural como la desigualdad de clase.

En cuanto al tema de los derechos humanos, a mí me parece que eso era mucho más difícil, porque el MPP no se ve a sí mismo como asumiendo esa lucha, también porque creo que hay una conciencia de la responsabilidad de sus actos en el pasado reciente. En los temas que refieren a los militares, ahí sí tenemos grandes diferencias.


—El gasto en defensa, por ejemplo.


—Pero, bueno, esos problemas no los tengo sólo con el MPP, también los tengo con Bayardi, que es de la Vertiente Artiguista, con el subsecretario de Defensa, Jorge Menéndez, que es socialista… Así que ahí hay muchos grupos delFA metidos.

A ver, yo me remito al programa del FA y las cosas que nos comprometimos a hacer, y lo único que le pido al Frente es que sea coherente con el programa. Luego, sobre el rol de las Fuerzas Armadas en la vida política, hay dos bibliotecas, hace mucho tiempo.

Hay una “línea Chávez”, que dice que vos podés tener unas Fuerzas Armadas progresistas, que acompañen el proceso. Es una teoría basada en unas Fuerzas Armadas del pasado. Yo no la comparto, y entiendo que en Argentina o Brasil era muy difícil gobernar contra las fuerzas armadas, supongamos que en los cincuenta, pero en Uruguay la tenías en bandeja.

Y después está la “teoría Licandro”: que las Fuerzas Armadas tienen que estar sometidas al poder civil, ser profesionales. Yo estoy con la perspectiva de Licandro, y creo que cuanto menos Fuerzas Armadas, mejor.


En este tema del relato de militares y tupamaros como combatientes, con relación a las fuerzas desplegadas en Haití, mucha gente se pregunta: ¿qué hace en el Espacio 609?


—Primero, ¿qué pasa en mi presente político?

Aunque no lo parezca, todos los lunes nos reu­nimos con la bancada de la 609. Tengo un funcionamiento parlamentario de lo más orgánico con la bancada del Senado. En estas discusiones, que son las más duras, pero insisto, no solamente con la 609, yo llevo mis posiciones hasta dónde puedo. Después sólo me cabe cumplir con la disciplina, porque si pido disciplina para votar la despenalización de la marihuana tengo que respetar la disciplina también cuando pierdo las discusiones, y créanme que pierdo un montón de votaciones.


— ¿Y en el futuro, cómo se ve?


—No sé, no veo nada del futuro.


—Algunos militantes la quieren de presidenta


—Qué gracioso, sí, ya vi unos que hacen blogs por aquí y por allá, y yo les mando cartas y les digo: no, presidenta no.


— ¿La contactó gente de otros sectores? Parecería que Constanza Moreira conecta con un espacio que excede a la 609.


—Alguna… ¿Sabés lo que pasa? Que vos podés conectar con un pensamiento, pero en la política hay que hacer política. El pensamiento no alcanza.

Y por ahora los que hacen política son los sectores y los grupos. Todavía no hacen política los foros, ni las redes, ni los independientes.

No hacen ese tipo de política requerido para ser competitivo. La política de los votos, de los aparatos, los grupos, ese tipo de política los sectores del FA la manejan bien. El resto, que es la inmensa mayoría, no la domina.


— ¿Va a seguir en la política?


—No tengo la menor idea. Siempre pensé que iba a volver a la Universidad y lo más probable es que eso sea lo que suceda. De hecho, yo estoy de licencia en la Universidad, y cuando sos full time sólo te la podés tomar por un período. Así que mi permanencia en la política no iría muy de la mano con mi regreso a la vida académica.


¿Y de qué depende?


— (Se ríe.) Mirá, te voy a decir una cosa simple: en el FA es muy difícil no estar sectorizado, el que no tiene un grupo está perdido. Esa es la verdad de la milanesa. Hay muchos ex algo, mucha gente suelta flotando, pero la suerte de los independientes es bastante desgraciada en el FA.

Creo que eso en la izquierda siempre fue así. La suerte de los intelectuales, más desgraciada aun. Y así como te digo que la suerte de los intelectuales no es muy buena en la izquierda –la izquierda tiene que reconciliarse con los intelectuales–, también te digo que los intelectuales miran a la política con una mezcla de admiración y desprecio. La admiración que trasunta frente al poder, y el desprecio como si fuera una actividad menor, un corre y corre detrás del cargo.

De todas maneras, la relación entre el Estado y la Universidad es hoy la mejor que hemos tenido en los últimos treinta años. Yo he tenido una experiencia maravillosa. Y siempre estaré infinitamente agradecida con la 609, no sólo por ocupar este lugar en política sino porque nunca me han obligado a hacer nada contra mi conciencia.

Si yo entendiera que mis desavenencias son tantas, me iría, y dejaría mi banca como consecuencia. Para mí la 609 sigue siendo el fiel de la balanza de la división entre los dos bloques de la izquierda: el bloque más de centro, moderado, reformista, y el bloque más socialista, de izquierda.

No es que esté en la 609 porque hayan sido los únicos que me lo pidieron, sino porque yo más bien pertenezco a este otro bloque. Entonces me parece que el MPP, la 609, o cualquier reformulación que ellos quieran hacer, todavía tendrá ese lugar privilegiado que determina qué pesa más de un lado u otro de la balanza.

Ahora, ¿en qué aspectos vos ves esta cosa izquierda-derecha?

En el posicionamiento de la política exterior (la otra vez criticaron al MPP porque declaró a favor de Palestina, pero en general tiene una posición muy atendible, para quienes creemos en eso), en el tema Estado-mercado (con dificultades, pero más o menos), en el tema distribución del ingreso y justicia social.

Ahí tenés un terreno donde todavía los dos bloques funcionan. En materia de derechos, en cambio, no: muchas cosas que he dicho en materia de derechos humanos las dije con Rafael Michelini.

Y las cuestiones de género las he dicho con Mónica (Xavier).


—Justamente, se ha producido una serie de avances evidentes en esa agenda de nuevos derechos, sobre todo al influjo de la sociedad civil. Pero en la cuestión de la distribución de la riqueza o la política económica hay un choque permanente con el equipo económico.


—Sí, es como si fuera este diálogo: el equipo económico dice “A mí me tienen que cerrar las cuentas, yo tengo que tener controlados el déficit fiscal, la inflación, las variables sistémicas. Hacé todo lo que puedas sin desarmarme el rancho”.

Y del otro lado, le dicen: “Si no desarmo el rancho no puedo hacer ningún cambio estructural”.

Y esa discusión está acá, en Brasil, en todos lados, con el agravante de que Uruguay tiene menos margen de maniobra. ¿En qué se traduce eso en el día a día?

Vos tenés un impuesto a la concentración de los inmuebles rurales (ICIR) que recauda lo mismo que el nuevo impuesto al patrimonio (IP). ¿Pero es igual? Bueno, no, porque independientemente de lo que recauda, el ICIR tenía el objetivo de dar una señal en cuanto a la concentración de la tierra. La señal radical sería poner un tope a la propiedad de la tierra. De allí hasta aquí, hay alguna cosa que se puede hacer para desestimular la concentración en un país muy chiquito.


— ¿Pero no falta sinceramiento en el FA? Hay un empuje, el otro bloque lo cuestiona, plantea que no fue consultado… Esa es la dinámica y no la de una discusión en profundidad.


—Con ese “me consultaron” o “no me consultaron” hay mucho de lo que yo llamo narcisismo de autor. Pero esa no es una cuestión muy profunda, sino de quién tiene más poder. Y la verdad es que el Ministerio de Economía no puede quejarse de nada, porque es un superministerio.

Y luego la OPP reclama para sí el viejo desarrollismo de la izquierda, ser un organismo que pueda hacer una planificación a largo plazo.

Entonces las discusiones son del tipo: “Yo te armo esta política de inversiones y no me la perfores”. Y del otro lado, le dicen: “Perdoname, pero Uruguay tiene que determinar cuáles son los sectores productivos que va a apoyar”.

Y esa es una gran discusión.


—Y está la cuestión de la política por sobre la economía.


—Totalmente. Está en debate el rol de la política y de la economía. Y recién ahora la política va ganando un poco de terreno por sobre la economía, yo creo que después de la crisis. En el primer gobierno el FA necesitaba ganar credibilidad en el terreno económico, porque estaba esa idea de que la izquierda iba a ser irresponsable, todo eso…

La economía le ganó a la política durante los noventa. Eso que se llama el Consenso de Washington eran las recetas que los bancos les daban a los gobiernos para poder cobrar. Esas recomendaciones bizarras y horribles después fueron recomendadas para África.

¿Cómo le vas a decir a un país que tiene un nivel de vida como Haití que tiene que reducir el gasto social? Eso es criminal.

Después de la crisis, la política empezó a predominar sobre la economía. Así como hay desconfianza en que los jóvenes puedan gobernar este país, también hay una parte de los economistas que no les tiene confianza a los políticos. La desconfianza de los viejos hacia los jóvenes es política, y este segundo caso es el de una desconfianza técnica. Como si el saber técnico estuviera sólo en algunas manos.

Eso no es bien así, porque saber técnico tenían también los partidos tradicionales e hicieron cualquier zafarrancho. Hay una lucha técnico-política, ¿y cuál es su resultado? Incierto.


—En el singular territorio de la opinión pública hay una altísima mayoría que opina que la política económica debe ser conducida por el equipo económico. Hay una encuesta de FACTUM, que es manejada a nivel de sectores políticos


—Lógico. Si voy y le pregunto a la gente: “¿A usted qué le parece, el equipo económico debería manejarlo Astori o Mujica?”. “Astori”, te va a responder.

Si lo viene manejando desde 2005… La gente contesta de lo que conoce, y la forma de preguntar es absolutamente sesgada. Te van a decir primero dónde ellos creen que está el equipo económico. Además hay que considerar que la gente suele contestar avergonzadamente en una encuesta, y nunca quiere confesar que no sabe.

Este tipo de preguntas lo que va a reflejar es un estado de opinión que está en los medios de comunicación, pero no una preferencia auténtica. Es como una especie de círculo vicioso.


—Y esa falta de acuerdo en el FA, ¿no explica que no se esté comunicando adecuadamente ese debate sobre la política y la economía?


—Sí. A mí me parece que la primera señal clara la dio Tabaré Vázquez cuando dijo: “Acá se da el 4,5 por ciento para la educación, y arreglame las cuentas como puedas”. La economía es instrumental, no es un fin en sí misma. El fin es que la gente viva dignamente. A veces se piensa que un país es como una empresa, donde tengo el debe y el haber. Por supuesto que las cuentas tienen que cerrar, pero lo primero es lo político. ¿Qué te va a decir una politóloga…? (Risas.)

 

—Hablando de Tabaré Vázquez, ¿su candidatura es ya cosa juzgada?


—Tabaré Vázquez es una construcción política. No hay destino manifiesto en la política, que es muy incierta y eso es lo bueno que tiene. Está llena de sorpresas (a diferencia de la economía). ¿Quién iba a decir que Mujica iba a terminar de presidente, o que Chávez se iba a morir?


—Pero por el momento nadie parece asomar.


—Pero nadie puede asomar si Tabaré Vázquez está instalado en la esfera política. Si Tabaré está instalado como candidato, cualquiera que asome lo hará desde una candidatura en contra. Ahora, la dilación de Tabaré Vázquez es inversamente proporcional a la construcción de cualquier candidatura alternativa.

Cuanto más demora Tabaré en decidir, más instala su propia candidatura.

Yo espero que Tabaré sea consciente de esto, porque construir una candidatura alternativa lleva tiempo. Por lo menos precisás un año.

O sea que vos estarías precisando tener ahora una definición de Tabaré. Ahora, no en setiembre, porque las elecciones las tenés en junio, y la campaña empieza en marzo o abril. Si él retrasa esa definición y después te dice que no: ¿qué hacés?

Y si la retrasa mucho también se vuelve inevitable.

Esta dilación puede conducir al abismo o a la candidatura de Vázquez. El FA, con relativa independencia del candidato, puede ganar las elecciones.

Yo sé que contra esto me van a caer la mitad de los politólogos y el FA pero yo recuerdo que los votos son del FA. La inmensa mayoría de la gente vota al partido. Esto no quiere decir que Vázquez no sea un excelente candidato: lo que digo es que el Frente puede ganar aun sin Tabaré.

Y eso lo quiero decir para que el Frente no se sienta acomplejado y no deje de ser un partido para transformarse en seguidor de un líder.

El travestismo de la nueva derecha

— ¿Y qué pasa con la oposición? ¿Cómo percibe a la nueva derecha, con las figuras de Bordaberry y Lacalle Pou?


—A Bordaberry lo tengo más visto, a Lacalle Pou menos. Como politóloga creo que es un fenómeno bien interesante, porque tenés una derecha conservadora, bastante reaccionaria en algunos dirigentes políticos más bien viejos, que no votan nada, ni matrimonio igualitario, ni despenalización del aborto, ni ICIR. En eso son muy coherentes. Representan a una parte del electorado muy importante del país.

Pero hay otro electorado, que es el que representa la nueva derecha, joven, exitosa, en las clases medias altas, poco politizado.

La nueva derecha tiene la capacidad para travestirse de algo que no es derecha para ese nuevo electorado no politizado. Si consigue hacerlo, le puede ir bien.

Hay como una nueva derecha empresarial, bien privatizadora, a la que defienden mejor los medios de comunicación que la propia clase política que, mal que bien, es leal a sí misma. La clase política tiene más lealtad al sistema democrático que parte de los medios, que a veces hacen más campaña anti instituciones políticas que los propios partidos.


— ¿El catalizador de ese espacio será Bordaberry?


—Ahí tenés el problema del apellido, porque es una sociedad chica, donde hay una reconstrucción permanente de la memoria.

 

fuente  - Frente Amplio de Uruguay en México

FAmex - postaporteñ@ 990 - 2013-07-10 20:51:54
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente