Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Paraguay: ¿AGUANTARÁ EL EJÉRCITO?

José Antonio Vera

El militar paraguayo, como todos en esa profesión en el mundo, está formado para matar y morir, además de reprimir poblaciones en gran escala, obedeciendo siempre a la orden superior, pero carece de capacidad para desempeñar el papel de policía en el control de la seguridad pública, que le ha asignado el Presidente Horacio Cartes, en una decisión complicada, que nada bueno presagia para nadie.

Cientos de soldados y sus superiores, se están instalando desde hace una semana en tres departamentos del este-norte del país, desbordados por el narcotráfico y el contrabando múltiple, con la misión de terminar, no con esos males, sino con el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un emblema llamado guerrilla revolucionaria por la prensa derechista, por el grueso del mundillo más cavernario del país, y por parte de la ciudadanía mal informada, sin que nadie pueda presentar pruebas contundentes acerca del carácter ideológico y los objetivos de tal organización, si es que ella existe.

Por el momento, la sigla EPP alimenta a los sectores más retrógrados del país alistados  en la campaña mundial que dirige Estados Unidos contra toda manifestación individual y colectiva de contenido democrático, progresista, emancipador, empeñado en impedir la integración de gobiernos y pueblos para mejor someterlos, en asociación con las oligarquías vernáculas, las cuales, como siempre, utilizan a los uniformados como escudo, con el beneplácito de jerarcas movidos por cálculos mezquinos.

Cartes ordenó la sustitución de la policía por el ejército y el cambio se ha hecho sin ningún tipo de alteración institucional aparente, pero observando más a fondo es posible encontrar elementos disonantes, debido a que la cúpula del primer organismo se siente humillada y, aunque no lo pueda decir públicamente, considera que ese piso le pertenece por antigüedad y oficio, facultada mejor que nadie porque maneja un importante capital de vínculos muy estrechos y comprometidos con los cabecillas del narcotráfico y el contrabando de armas, vehículos, personas e infinidad de otras mercaderías. Numerosos oficiales han sido denunciados por asociación ilícita.

En cambio, la soldadesca, formada para otras misiones, llega sin experiencia a ese terreno, carente de la gimnasia necesaria y, aunque formalmente tenga la delantera en la decisión de las operaciones, siente sobre sí la presencia baquiana de la policía, cuya comandancia fue otorgada días atrás por Cartes al Comisario General Antonio Gamarra, hombre de oscuros antecedentes en la institución, en la que lleva muchos años, y quien difícilmente aceptará subordinarse a un oficial castrense, ni éste a él.

Además de esa contradicción que debilita la autonomía militar sobre el terreno,  provocando malestar entre su oficialidad, otro problema que se presenta al Presidente es el riesgo de fracaso en la eliminación del  EPP y en el cumplimiento de instalar un clima de seguridad para la población rural en sus diferentes componentes, en particular las familias marginadas, sin tierra, humilladas y hambreadas, y sin excluir al grueso de los influyentes productores que exigen tranquilidad para sus negocios.

La eventualidad del fracaso abre, entonces, la hipótesis de que si, a pocas semanas, se vislumbrara un descrédito para la jerarquía castrense, mayoría cercana a su jubilación y habituada a una existencia desactivada, nada garantiza que acepte continuar alejada del confort de sus cuarteles, aunque ello suene a insubordinación y pueda generar sobresaltos en el quehacer político nacional, al punto que hasta la juguetona figura del boomerang podría aparecer en un tiempo no muy lejano.

Cartes es Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, pero hasta ahora no del Estado, a tal punto que el Fiscal General, Javier Díaz Verón, apunta que todo operativo que se ordene en esa zona en conflicto, deberá llevar la fiscalía al frente.

De ello se desprende una serie de interrogantes: ¿Los jefes militares estarían subordinados, a pesar de la decisión del parlamento y la autorización del Presidente? ¿Aceptará esa situación el Ejército? ¿El mandatario se vería forzado a negociar, incluso con los partidos políticos? ¿Qué decisión tomarán los expertos norteamericanos, colombianos e israelíes que han sido contratados para combatir el narcotráfico y la guerrilla terrorista? 

¿Aceptarán el fracaso o intentarán intensificar la criminalización, reeditando las tiranías de hace tres décadas, sustentadas por Estados Unidos?

La subjetividad que está en juego entre la mayoría del pueblo, quizás permanecerá en las próximas semanas en ese espacio semioscuro del sentir humano, velada por los movimientos inaugurales y muy mediatizados de la actividad internacional de Cartes, que comenzó este jueves con el viaje a Surinam para participar en la asamblea de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), a la que Paraguay retorna después de haber sido suspendido como socio del MERCOSUR, a consecuencia del Golpe de Estado del 22 de junio del 2012, contra el gobierno democrático de Fernando Lugo.

Pensada o no, decidida a ex profeso o no, la agenda presidencial, que enumera varios desplazamientos al extranjero para septiembre, podría cumplir la tarea de distraer o disminuir la presión de los conflictos internos, del gremio docente, movilizado desde hace dos meses, el de salud y del campesinado cada día más empobrecido y ahora reprimido en los primeros actos de una peligrosa escalada contra las ideas socialistas y de solidaridad bolivariana, cuyo fin es atemorizar a los luchadores sociales bajo el pretexto del terrorismo que encarnaría el EPP, aunque éste podría ser solo un instrumento de las mafias fronterizas, en un juego macabro de los superpoderes.

Cartes, ante la acefalia política nacional, y vista su temeridad, nada sorprendería que, además del título de empresario y Presidente de Gobierno, quiera subir otro escalón y graduarse de Tendotá, o Jefe de Estado Todopoderoso, al estilo de su admirado General Alfredo Stroessner, empujando un plan cuya aplicación lo llevaría a ignorar el carácter parlamentarista de la Constitución vigente y las potestades de varias instituciones del poder republicano.

Ese anhelo, que traslucen algunas medidas tomadas en sus primeros días de mandato, asumido el jueves 15, junto a varios enunciados de impopulares intenciones, está tomando cuerpo y alimenta diversas hipótesis acerca del desarrollo práctico que podría protagonizar en los cinco años del mandato por el cual fue electo el pasado 21 de abril, en representación del Partido Colorado. Claro, no se excluyen imprevistos.

Acostumbrado a los riesgos, incursionando desde muy joven en actividades complicadas,  que años atrás lo llevaron a banquillos de tribunales de investigación de delitos económicos en su país y en Brasil, Cartes ha tenido, escrúpulos aparte, la habilidad de convertir esos tropiezos en una escuela y hoy goza de las mieles de esos triunfos misteriosos y asombrosos que permiten que  una  minoría de personas, en el mundo,  acumulen fortunas inmensas en cortos periodos de su vida.

Empeño, audacia y temeridad, sin dudas, para llegar a conducir con rentabilidad a más de veinte empresas bancarias, agropecuarias, de bebidas, etc., éxito que parece haber convencido a Cartes de que nació predestinado para ascender constantemente en todo emprendimiento, como el de gerenciar fácilmente un país con 6 a 7 millones de habitantes, más de un millón emigrado, con la más desigual tenencia de la tierra de Suramérica, y con el 40 por ciento de la población en la pobreza y la mitad en la miseria total, alto analfabetismo e importante porcentaje de mortalidad infantil.

Frente a esa penosa realidad, Cartes ha llegado a su nueva función sin presentar a la ciudadanía ningún proyecto alentador en la corrección de esos males sociales y, más bien, transita por el viejo método de respaldarse en los aparatos represivos y en el tejido corrupto de la partidocracia, huérfana de la creatividad e innovación estructural que el país reclama a gritos, y de un parlamento venal e inepto, dando espalda a la contribución que podría aportar el pueblo en ideas e iniciativas de progreso.

A Cartes no se le conoce ninguna iniciativa para reordenar las funciones y el personal del paquidérmico Estado, quizás porque es el mayor empleador del país y la principal clientela electoral, consecuencia del prebendarismo sistémico de los Partidos Colorado y Liberal, con 270 mil personas en planillas, que cuestan 250 millones de dólares por mes en salario, aunque la mayoría no sirve a la sociedad sino a los grupos de poder financiero, donde se superponen las instituciones públicas y su ineficacia.

Sin embargo, redireccionarlo no sería muy difícil para un buen administrador, dado los enormes recursos naturales que posee en sus 400 mil kilómetros cuadrados de superficie, poco poblado, con buena tierra, agua dulce abundante y variedad de metales, y que produce gran cantidad de alimentos para la exportación, en particular soja y carne, con una deuda externa para nada asfixiante y el doble de reservas en divisas, aunque la FAO denuncie que hay un millón y cuarto de niños desnutridos.

Paraguay es difícil de explicar racional y culturalmente porque el origen del grueso de su población multilingüe arrastra desde hace más de un siglo el complejo no asumido de tener origen indígena,  raíz despreciada permanentemente por la creciente y alienada clase media y la oligarquía inculta, dificultando una definición rigurosa del ser nacional, cuya construcción viene siendo obstaculizada desde la destrucción de la República Soberana, en 1870, y que sólo la movilización consciente y organizada de su pueblo podrá recuperar, para garantizar el bienestar, la independencia y la integración.

J.A.Vera - postaporteñ@ 1020 - 2013-09-04 21:10:46
postaporteñ@_______________________________

BALANCE SOBRE EL CONFLICTO DE LA EDUCACIÓN

ASOCIACIÓN DE TRABAJADORESDE ENSEÑANZA SECUNDARIA

 ATES  Montevideo    30/08/13

ATES participó del conflicto en la edu­cación y continúa en conflicto. Es por ello que considera pertinente hacer un balance del mismo como forma de evaluar nuestra lucha junto a la de todos los trabajadores de la educación, atendiendo a cómo serán las nuevas etapas a seguir, siempre en el marco de la unidad de todo el movimiento sindical.

¿En qué escenario nos encontramos?

Estamos en un momento donde la uni­dad de los trabajadores es fundamental, porque el conflicto fue muy exigente al intentar destruirla. Se intentó continuamen­te quebrar la unidad, dividir, radicalizar, desgastar, incluso amenazas en forma arbi­traria de descuentos sin considerar plazos, en el entendido de que nadie pide que no se descuenten, pero siendo un derecho gre­mial se entiende que se negocie la forma de ejecutarse.

¡Vaya si fue variado el arsenal que se usó para generar diferencias en el seno del movimiento sindical! Y variadas fueron nuestras respuestas, con paros, ocupaciones, talleres, mesas intersindicales y la huelga cuando se creyó necesaria.

Partimos de la base de que existe un gran convencimiento, disposición y resis­tencia de los trabajadores a luchar por sur reivindicaciones, por sus derechos labo­rales, por el salario y por las condiciones laborales. De ahí se explica la extensión y la profundidad de las medidas desarrolla­das por los gremios de la educación durante toda esta primera etapa del conflicto.

Su masividad y crecimiento quedó de­mostrada en las 170 ocupaciones de centros en todo el país, en la continua movilización de los trabajadores, en el crecimiento de las asambleas y en la inmensa movilización del 28 de Junio a la Torre Ejecutiva, don­de participaron más de 20.000 personas, demostrando a las claras que se trataba de una Lucha que contaba con el Apoyo Popular.

Esa forma de resistir y luchar, nos genera un debate con respecto a la orien­tación política del gobierno; porque los trabadores se preguntan: ¿Frente a qué gobierno estamos? ¿Qué intereses defiende el gobierno?

La respuesta la dieron todos esos com­pañeros que se involucraron en la lucha, que salieron a manifestar, con cantos, banderas, gritos y aplausos.

Todos ellos le dijeron a los integrantes del gobierno que no se están haciendo bien las cosas y que no alcanza con decir ¡educación, educación, educación!, sino que hay que demostrarlo con hechos, con acciones que realmente demuestren que se están contemplando todas las necesidades de la educación pública.

¿Hubo diferencias durante el conflicto? ¡Claro que sí! Nos honra reconocerlas, aceptarlas y superarlas. Las diferencias no deben ser un fundamento para la inacción, para la anomia social. Solo participando, intercambiando, debatiendo y discutiendo se puede construir una unidad verdadera, esa que respeta a las mayorías pero no acalla ni avasalla a las minorías. El debate  sobre este tema está instalado hoy en el seno del movimiento sindical.

Para esta Rendición de cuentas el go­bierno dice que “no hay plata”

En este punto queremos ser bien claros. No estamos de acuerdo con que se destinen fondos para los “grandes emprendimientos”, muchos de ellos de multinacionales muy desprestigiadas en otros lugares del mundo globalizado, por su impronta capitalista, poco respetuosa del medio ambiente y de un desarrollo sustentable a escala humana. Se han destinado más de 2.500 millones de dólares a la “Promoción de Inversiones” y otros 2.000 millones al pago de inte­reses, además de endeudarse solamente para mantener el tipo de cambio; ahora solo se destina la miserable cifra de 45 millones de dólares para el adelanto del 3% para el salario de los trabajadores de la educación.

Desde los sindicatos se ha venido denunciando constantemente el  desfinanciamiento de la educación pública, además de ir abriéndole paso a la enseñanza privada y a los proyectos educativos de carácter privatizador (Profime- Promejora y otros).

Todos los reclamos en materia presupuestal y salarial han sido negados con el fin de establecer una rendición de cuentas ajusta­da a los lineamientos del Poder Ejecutivo.

La conclusión es clara, plata hay pero para otros fines, come­tiendo el gobierno la mayor de las equivocaciones, esa que elige la mayor tajada para el capital ex­tranjero, en vez de elegir el mayor capital que es la educación de los niños y jóvenes uruguayos. Por eso los trabajadores de la educa­ción somos intransigentes en este punto: ¡plata hay y queremos que se gaste bien!

Sobre la validez  del convenio

Desde el gobierno se funda­menta como un gran esfuerzo financiero el adelantamiento para el 2014, del 3% que estaba pacta­do en el último convenio (2010). Recordemos que a pesar de que este convenio rige para todos los trabajadores de la ANEP, no fue suscripto por todos los sindica­tos, mejor dicho fue rechazado por la mayoría de los sindicatos de la CSEU (Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay). Ates lo rechazó, que conste. Y lo que el gobierno apela para no aumentar el salario de los trabajadores de la educación pública, es este acuerdo fallido entre algunos interlocutores del CODICEN y algunos dirigentes de la coordinadora.

En realidad este convenio se termina convirtiendo en un con­venio colectivo de congelación salarial para los trabajadores, basado en la mentirosa “infla­ción futura” del gobierno y en una supuesta recuperación de apenas el 3% anual, que desco­noce la plataforma histórica de los trabajadores de la educación de alcanzar un salario mínimo equivalente al 50% del costo de la canasta familiar.

ATES ha rechazado de plano este convenio y ha bregado por la discusión seria de una propuesta salarial en los marcos de una ins­tancia de negociación colectiva que sea representativa de todos los trabajadores de la educación y es por este motivo que no aceptamos el aumento del 3% que de por sí ya estaba estipulado.

Seguiremos luchando por un convenio legítimo y de base colectiva.

El rol del PIT-CNT

En primer lugar queremos recordar que el PIT- CNT somos todos y cada uno de los sindicatos que lo integramos. Si bien enten­demos que hay mayorías, también entendemos que existen minorías y que la central nos representa a todos. Por eso mucho hemos discutido cuando creemos que se adoptan posiciones “oficialistas”, donde es difícil discriminar la posición de los trabajadores de la posición de un partido o de un sec­tor determinado. Por eso decimos y repetimos, el rol del PIT-CNT es defender los intereses y los dere­chos de todos los trabajadores, sin excepción alguna.

En la última Mesa Represen­tativa Ampliada del PIT-CNT se debatió ampliamente sobre el escenario político actual del conflicto de la educación, al que también se agregaron los conflic­tos de otros trabajadores de otros sectores.

Consultados los sindicatos nacionales y plenarios departa­mentales sobre si había que hacer un paro de 24 hs o un paro parcial de 4 hs, la votación fue de 24 a 22 a favor del paro parcial, con 3 abstenciones.

Esa votación tan ajustada obligó a una deliberación profunda sobre la estrategia actual del movimiento sindical, delibera­ción que se dio en el marco de la aplicación de la Esencialidad a los trabajadores de la Salud Publica. Nuestra opinión es que la aplica­ción de paros parciales en vez de una paralización total de todos los sectores de la producción, oficinas públicas y servicios, más que sumar nos debilita porque lo que buscamos es señalar la responsa­bilidad política del gobierno por la situación de la salud y la educa­ción pública, hecho que realmente tiene peso cuando el gobierno recibe el mensaje contundente de un movimiento sindical unido y comprometido.

Debemos señalar que hasta ahora la política de las corrien­tes mayoritarias del PIT-CNT, rechazando los planteos de un paro general de 24 horas y de la unificación de la lucha por la edu­cación y la salud, han conducido al desencuentro y al desgaste de los trabajadores.

Por eso planteamos que es necesario revertir esta orientación y lograr la aprobación de un plan de lucha en defensa del salario de públicos y privados, con un mayor presupuesto para la salud, la educación y la vivienda de los trabajadores uruguayos.

El resultado del la Mesa luego de haber sido rechazada la pro­puesta de paro por 24 hs, fue la de un paro parcial que sería de las 11 horas hasta el fin de la jornada.

A esta propuesta los sindicatos de la educación y estatales planteamos al conjunto de los sindicatos que votaron por 24 hs, mantener el paro a toda la jornada participando activamente de la movilización, asunto a resolver en la reunión del secretariado, con fijación de la fecha que será la segunda semana de setiembre.

La lucha arrojo importantes logros

El conflicto de la educación ha establecido avances importantísi­mos en lo que es el crecimiento de los sindicatos y la coordinación de los trabajadores de la educación en su movilización, sobre todo en Montevideo, aunque recono­cemos que este proceso debe ser profundizado.

Esta Lucha permitió retomar la confianza en nuestro sindicato ATES, como canal de las aspira­ciones y la dignidad de los trabaja­dores, recuperando la soberanía de las asambleas para la lucha.

Valoramos como muy posi­tiva la propuesta de AFUTU de realizar una asamblea general de todos los trabajadores de la edu­cación de Montevideo. En dicha Asamblea incorporaremos este balance e impulsaremos la toma de medidas en conjunto de todos los sindicatos de la educación, ente ellas la movilización de la Salud, Vivienda y Educación po­pular, programada para el 11 de setiembre, en coordinación con Fucvam y la FFSP.

Estamos trabajando para una gran Asamblea de los Trabajado­res de la Educación de Montevi­deo que podría realizarse tentati­vamente el 31 de agosto.

¿Cómo seguimos?

Seguimos en conflicto, luchan­do por nuestro salario y todas las reivindicaciones que todos cono­cemos. Pero seguimos luchando por la Unidad de los trabajadores de la Educación, atendiendo a tres pilares fundamentales: el DIÁLOGO, la NEGOCIACIÓN y la MOVILIZACIÓN. Creemos en la unificación de las luchas para golpear todos juntos como uno. La Unidad nos fortalece y la Lucha nos impulsa.

ATES seguirá reclamando que el PIT-CNT cese en su rol desdi­bujado y apruebe un paro general activo de 24 horas, con marcha a la casa de gobierno, organizando la concurrencia de todos los traba­jadores con locomoción desde los distintos barrios.

Que se apruebe un PLAN DE LUCHA CONJUNTO por el triunfo de nuestras reivindi­caciones.

¡ ATES sigue en lucha. ATES somos todos !

La lucha se sostiene con participación y unidad. ¡VIVA LOS QUE LUCHAN!

ATES

pablo - postaporteñ@ 1020 - 2013-09-04 21:02:55
postaporteñ@_______________________________

LA KANDELA DENUNCIA LA CENSURA

CONFERENCIA DE PRENSA 

La Kandela denuncia la censura

Jueves 5 de setiembre a las 16.30 hs frente a Torre Ejecutiva

 

Montevideo, 2 de setiembre  de 2013

COMUNICADO DE PRENSA

El 28 de agosto, con la firma del Presidente de la República, la URSEC clausura la radio comunitaria   La Kandela 94.5 de la ciudad de TACUAREMBO.

Desde la Asamblea Nacional Permanente (A.N.P.) rechazamos este acto de persecución política y de hostigamiento contra la emisora; apoyamos solidaria y fraternalmente a los integrantes de la radio y condenamos este atentado contra la libertad de expresión.

La Kandela integra junto a mas de 45 organizaciones de todo el país,  la Asamblea Nacional Permanente en Defensa de la Tierra, el Agua y los Bienes Naturales que ha organizado multitudinarias marchas -como la de cerca de 20 mil personas el 10 de mayo pasado en Montevideo-, en contra de la política extractivista y extranjerizante que impulsa el gobierno.

Como manifiesta el propio comunicado de la radio, en los últimos tiempos La Kandela ha denunciado distintos hechos de corrupción policial en TACUAREMBO y es un colectivo que ha participado activamente en la recolección de 13.000 firmas para lograr un plebiscito departamental que prohíba la minería metalífera a cielo abierto en el departamento de TACUAREMBO

Creemos que son especialmente estas dos situaciones las que han llevado a las autoridades a la censura y no el hecho de que la radio carezca de un permiso prácticamente imposible de obtener ya que desde el 2008 no se realizan llamados en el departamento de TACUAREMBO para constituirse como emisora efectiva.

Fieles a la solidaridad y el compromiso que definen a nuestra Asamblea Nacional Permanente, el próximo lunes 2 de setiembre, La Kandela sale desde el espacio Las voces de las organizaciones sociales que transmite Marquemos un Norte, otro de los colectivos integrantes de la A.N.P.

Reclamamos  se reconsidere la censura impuesta y decimos: no a la violación de la libertad de expresión y respaldo a nuestros compañeros de Radio la Kandela!

Nada podemos esperar sino de nosotros mismos Comunidad somos nosotros!

ASAMBLEA NACIONAL PERMANENTE

EN DEFENSA DE LA TIERRA, EL AGUA Y LOS BIENES NATURALES

Contactos:

asambleanacionalpermanente@gmail.com

http://endefensadelatierraylosbienesnaturales.noblogs.org/

Sebastián Ríos (TACUAREMBO) 098134078

Lunes 2 de setiembre de 21 a 23 horas:

Enlace Online La Kandela FM TACUAREMBO:

http://lakandelafm.radio12345.com/

Enlace Online Marquemos un Norte Canelones:

http://www.ciudaddelacostafm.com.uy/radio-online.html

ANP - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:44:34
postaporteñ@_______________________________

ESMA: OTRA VEZ ASADOS Y MURGAS

Ayer, 31-08-13, mientras se desarrollaba una visita guiada en la ESMA, convocada por la AEDD y a la que concurrieron cerca de 30 compañeros de diferentes espacios de Capital Federal y La Plata, se produjeron dos hechos que conmovieron al punto  de la indignación y las lágrimas a los que participamos de la misma.

La primera fue el tronar de bombos y tambores de una murga que se hallaba practicando dentro de uno de los edificios. Advertidos de nuestra presencia, cesaron en su accionar.

La segunda se produjo cuando, durante el recorrido, al pasar frente al edificio hoy ocupado por la agrupación H.I.J.O.S.  encontramos a éstos con algunos  funcionarios de la Secretaría de DDHH de la Nación preparando un "asado" al aire libre.
Al ser interpelados acerca de lo hiriente de la situación, respondieron en forma despectiva y burlona, a la que se sumó una cobarde, patotera y agresiva actitud por parte de otras personas que los acompañaban

Reiteramos: la E.S.M.A. no debe ser un espacio de jolgorio y festejos sino de interpelación con respecto al genocidio perpetrado en la Argentina y sus consecuencias hasta el presente. Toda ella debe estar en función de la construcción de la memoria de nuestro pueblo. En esa construcción, los "asados" en la ESMA tienen un solo significado: la quema de los cuerpos de nuestros compañeros muertos en la tortura o resistiendo en el momento de su secuestro

Repudiamos una vez más la banalización que desde el Gobierno Nacional, sectores afines  y cooptados se realiza en el lugar con el objetivo de "resignificarlo".
Resignificación que pretende el olvido de las luchas de nuestro pueblo por construir un país sin ninguna forma de opresión, explotación ni dependencia, país por el que dieron la vida los 30.000 compañeros detenidos-desaparecidos.

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS.

ASOCIACIÓN EX-DETENIDOS DESAPARECIDOS

AEDD

 

Gran polémica por otro asadito K en la ESMA

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24)

La Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos emitió un duro comunicado en el que repudia la "banalización" que desde el Gobierno Nacional y sectores afines realizan en el predio de la ESMA. Es que el pasado sábado, un grupo de organizaciones de derechos humanos que recorría el ex centro clandestino de detención se llevó una no grata sorpresa: funcionarios de la Secretaría de DDHH de la Nación y militantes de HIJOS estaban reunidos en el predio, con murga y asado incluido.

Lucía Abatista, integrante de la casa Mariani (donde vivió María Isabel "Chicha" Chorobik de Mariani, fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo), reprodujo -en diálogo con Clarín- el cruce verbal que presenció entre un funcionario de la secretaria de Derechos Humanos y un sobreviviente de la última dictadura, quien pidió explicaciones por el asado que estaba llevándose a cabo en un predio de la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), hoy convertida en el Espacio Memoria y Derechos Humanos.

- "Vos te quedaste en el horror, vos querés que acá dejemos 34 edificios vacíos", acusó un funcionario de la Nación cuando lo increparon por las actividades.

"¿Sabés cuántos edificios hay en Auschwitz?", preguntó un ex detenido desaparecido.

- "Allá hubo exterminio, pero acá no se mató a nadie", respondió el integrante de la secretaria de Derechos Humanos.

El hecho ocurrió el sábado pero trascendió este lunes (02/09), a partir de un comunicado de la Asociación Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD) que explica una escena polémica con la que se chocaron durante una visita guiada al mayor centro de detención, tortura y exterminio que existió en el país.

"Durante el recorrido, al pasar frente al edificio hoy ocupado por la agrupación HIJOS, encontramos a éstos con algunos funcionarios de la secretaria de Derechos Humanos de la Nación preparando un asado al aire libre", señala el documento. La imagen, de acuerdo a lo que reproducen desde la Asociación, despertó "indignación" y "lágrimas" entre las treinta personas que participaban de la visita.

"Les planteamos que no tenían conciencia y que en ese lugar quemaban los cuerpos de los compañeros. Nos respondieron en forma burlona. Su actitud era despectiva y patotera", graficó Enrique Fukman, ex detenido desaparecido de la ex ESMA (Legajo 4687 de la Conadep).

Recordemos que esta no es la primera vez que se realiza un asado en la Esma: a fines de diciembre pasado se generó un gran polémica por el mismo motivo (ver notas relacionadas) y hasta se pidió la renuncia del ministro de Justicia, Julio Alak, por un uso indebido del predio

posta - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:39:39
postaporteñ@_______________________________

LA RESACA de un NAUFRAGIO de Eduardo Mercao

Fué una  hermosa noche compartida y familiar, entre  amigos, compañeros, y parte de la  familia del autor, donde no solo disfrutamos de un esperado momento de reencuentros t esperanzas;  sino, que nos anoticiamos del cumple de Eduardo , así que hubo , vino, chori y torta   ¡ salute Mercao !!! -posta-

 

Nota Editorial  del libro presentado en Bs As  el sábado pasado

“La profesión de espía es sumamente singular cuando el espía trabaja por su propia cuenta. ¿No experimenta éste acaso la excitación de un ladrón sin dejar de aparecer como un ciudadano honesto? Pero el hombre que abraza ese oficio debe estar preparado a hervir lentamente de cólera, a consumirse de impaciencia, a permanecer erguido en el fango mientras se le hielan los pies, a congelarse y a abrasarse y a sentirse defraudado por falsas esperanzas. Debe estar preparado, apenas reciba una mera indicación, para trabajar en procura de una meta desconocida; debe sobrellevar la desilusión de fracasar en su empeño; debe estar preparado para correr, permanecer inmóvil, quedarse durante horas observando una ventana, para inventar mil modos de acción...

.La única excitación que puede compararse con ésta es la que siente un jugador.”

Honoré De Balzac.

Azotados por el infame frío, y como contrapartida, las pésimas con­diciones de calefacción en el Bohío, nos acobijamos bajo el manto de palabras que conformaban las historias que compartimos en las no­ches de aquel invierno donde éste libro fue naciendo ante la insisten­cia de que su experiencia de vida, su capacidad para narrar historias y su aguda y crítica mirada no podían quedar a merced del desayuno de los gusanos. (Me refiero a las dos representaciones mentales que nos hacemos cuando escuchamos esta serpenteante palabra).

La expectativa de leer algo al estilo de John le Carré, quien se hizo famoso con “El espía que vino del frío” o Graham Greene, hombre muy católico y la característica de ambos de sobradamente británicos, contra nuestro autor y su origen rioplatense, sus andanzas centroame­ricanas y zambullidas en el Caribe, más la sangre caliente latina y lo tan poco inglés que es, arrojaron totalmente por la borda de los sueños como editor, la esperanza de semejanza alguna y posterior best seller. Así que tuvimos que enfrentarnos a las puteadas lisas o ásperas, a la ironía, el humor ácido, la chispa latinoamericana, el libertario es­tilo de juzgarse a sí mismo y a la historia construida, real o ficcionada, de un hombre que echó a andar el brazo que conduce la pluma que de enigmática e intrincada activa el suspenso inquieto y molesto que provoca una picazón en la conciencia o en el culo, dependiendo del lector y su posición.

Leer esta novela es como introducirse de cabeza en los laberintos subterráneos o túneles al estilo del Viet Cong, pero latinoamericanos.

Cuánto hay de verdad y cuánto de ficción en las profundidades oscuras o luminosas de los vericuetos de la narración y de los nombres de los personajes, será tarea de los exégetas de los servicios de inteli­gencia. A nosotros nos despierta una avidez insaciable de disfrutar de una retorcidísima historia de espionaje que supera la realidad o la ficción, según el puerto al que cada uno pueda arribar.

Claro que, al leer, nos encontraremos con un apetitoso menú que nos invitará, al menos, a probar la entrada y si tenemos el hígado fuerte a morfar con deleite.

A modo de adelanto:

El personaje, a quien aquí llamaremos Teófilo (uno de los tantos nombres que utiliza) es un hombre con cierta experiencia en las lla­madas artes negras, artes del sabotaje y del asesinato silencioso, quien carga con haber fallado en una acción de ajusticiamiento en Costa Rica contra un jefe de la contrarrevolución y hombre de la CIA. Ahora tiene un nuevo desafío, una nueva misión y el intríngulis de la punta de un ovillo inmerso en el lodo.

Este es el terreno, el contexto, y algunos de los demás integrantes de la historia:

El General Ochoa y los hermanos de la Guardia.

Román Mancebo, agente de inteligencia de amplia trayectoria, “res­ponsable directo de la Colina, argot con el que, dentro de la Inteligencia, se conocía su Comando de Operaciones en Centroamérica.”

Merlín, un doble agente.

La CIA, la DEA, El Mossad con su “Katza” –oficial de inteligencia israelí- y su “Sayanim” informante y colaborador.

Jairo Denis y su gran red de Panamá, los inicios con el padre de Jairo y su jefe, Román Mancebo. Estructuras cubanas en Panamá, el Departamento América en la Habana.

El General Torrijos, Manuel Antonio Noriega y George Bush jefe de la CIA en reunión secreta.

Augusto, “un burócrata contumaz y enlace con la inteligencia cuba­na, asesor ministerial en Nicaragua; luego en el Salvador, nuevamente como asesor, pero ahora de Joaquín Villalobos y después con el malo­grado Evaristo, haciéndole el enlace en el exterior.”

Zikmund Beranek, un ex agente de la inteligencia checa residente en Panamá; los negocios de tecnología de punta para Cuba con un hijo del teniente coronel Luis del Cid, testigo protegido en EEUU, junto al otro panameño Boris Foguel, informante de la DEA vincula­do a los cárteles colombianos y peruanos de la droga.

Abel en París.

Un doble agente cubano de inteligencia, Mario Estévez (en contu­bernio con la banda de Posada Carriles en Miami) quien comprome­tió a Abel.

Demetrio Chávez y su contacto con el MRTA y las fuentes de infor­mación que destaparon la triangulación en Panamá. Bancos, empre­sas, cuentas y transferencias.

El Movimiento Revolucionario Tupác Amaru, su caída como últi­mo baluarte guevarista que resistía en América del Sur.

Johnny Crump, un traficante y testigo protegido de la DEA, junto con Jaime Guillot y el doble agente cubano Mario Estévez, “a quien muy convenientemente la DEA mató, muy probablemente de forma virtual y que, según lo que deslizó Jairo, reapareció luego en Barcelona con identidad mexicana, a nombre de Marcial Quijadas”.

Ex-revolucionarios y contrarrevolucionarios obedeciendo las órde­nes del dinero, Guatemala, el Salvador, Panamá, Cuba, Perú, Chile, Uruguay, Costa Rica, Nicaragua, espías de aquí, de allá y de acullá.

Agentes de los dos bandos, topos: agentes de penetración profunda, doble agentes, sapos, traidores, revolucionarios y París, son el escena­rio y los protagonistas de una transferencia de la empresa más sórdida y fantasma que aún permanece en el olvido de la memoria histórica para los que desean olvidar ciertas cosas.

Este es el entramado central de la novela que sirve de gran tablero de ajedrez donde se va desarrollando la partida de la historia de la mano del autor. Las movidas pueden ser falsas para hacer caer al oponen­te en la trampa o verdaderas para derrotarlo en su imaginación sor­prendida o en su aseveración de ciertas conocidas jugadas que nunca han sido reveladas del todo por temores intrínsecos al poder de quien siempre desea poseerlo o permanecer con las astas de la impunidad, que es casi lo mismo.

Nombres y hombres conocidos, hechos y desechos vividos en nues­tra historia latinoamericana, con verdades que son mentiras y vicever­sas, con sorpresas y sobresaltos, pero que ante todo, al lector, al igual que al personaje, lo alcanzará una sensación de búsqueda de lo más hermoso, lo más maravilloso del hombre, la búsqueda de la verdad.

Porque si en nombre de la religión, del secreto de Estado, de la unión del partido, de la imagen hacia afuera, se enarbola la rotosa bandera de la mentira, con el engaño, la traición y los intereses económicos, todo eso -cuando se quiere construir una sociedad más justa-, todo, es decir: la religión, el Estado, el partido, el país y el hombre se pueden ir bien a la mierda, porque sin una moral revolucionaria nada tiene sentido.

Pero esta obra tiene sentido como también lo tienen su autor y su personaje, a través de la realidad o la ficción, porque nos dan la po­sibilidad de escuchar otro trinar, como cuando oímos el canto que a primeras nos llega como “bi…cho…feo” pero que al ser bien oído percibimos el “bien…te…veo”, de otra verdad.

Es otro el cantar cuando aún se tiene confianza en el hombre y en los cambios fundamentales que necesitamos realizar para que sea real lo de un hombre nuevo en una sociedad nueva y así evitar un nuevo naufragio, y que la resaca venga por el brindis de cada victoria.

Desde El Bohío

Agosto 28 de 2013 - Marcelo Cafiso -

posta - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:36:15
postaporteñ@_______________________________

EL GOBIERNO URUGUAYO PRETENDE NEGAR LEGITIMIDAD A LA OPOSICIÓN A LA MEGAMINERÍA

Enfrentado a tener que aprobar la Ley de Minería de Gran Porte exclusivamente con los votos del oficialismo, cuando cada vez más amplios sectores de la sociedad rechazan la megaminería en el país, el gobierno ha lanzado una campaña de desprestigio que busca presentar a la oposición como un movimiento regido por intereses egoístas y ajenos a la voluntad de la población.

La Cámara de Diputados tratará en su sesión del martes 3 el proyecto de ley que viene con media sanción del Senado. Se prevé que la Cámara Baja confirme esta decisión porque, si introdujera algún cambio, el proyecto pasaría a la Asamblea General donde el oficialismo no cuenta con los votos suficientes al requerirse una mayoría especial de dos tercios para la aprobación.

La Ley de Minería de Gran Porte fue aprobada en el Senado por 16 votos en 30 integrantes del cuerpo. Votaron en contra las bancadas de los partidos Nacional y Colorado en pleno. El senador López Goldaracena, del Frente Amplio/PCU, dijo que no concordaba con el proyecto pero que lo votaba por fidelidad partidaria. Sin este voto, el oficialismo habría perdido la mayoría.

El Movimiento por un Uruguay Sustentable (MOVUS) advirtió que esta iniciativa no cuenta con los apoyos políticos y sociales requeridos para una decisión de esta importancia, porque se propone un cambio de la matriz productiva del país y no ha pasado por la consulta a la ciudadanía dado que ningún sector político propuso esta alternativa al requerir el voto a sus electores.

En la última semana, el propio presidente de la República, José Mujica, apareció en distintos medios de prensa atacando, con su estilo característico, al movimiento contra la megaminería, atribuyéndole "deshonestidad intelectual", estar dirigido por estancieros que explotan a sus peones y por ambientalistas "idiotas" que no quieren tocar las riquezas del subsuelo.

¿Se pueden ignorar cuatro marchas nacionales En Defensa de la Tierra y los Bienes Naturales de los últimos dos años y medio, la última con más de 10 mil personas y más de 200 caballos en la capital?

¿O las miles de firmas recogidas en el interior, 13.000 solo en Tacuarembó, apelando a la iniciativa popular prevista en la Constitución? ¿O el 46% de los consultados en reciente encuesta nacional que expresó su rechazo a la megaminería metalífera contra un 28% a favor?

Cuando se deforma la realidad de esa manera, se está tratando de justificar lo injustificable.

Esa imagen de grandes terratenientes criadores de ganado sin ninguna tecnología y explotando al pobre peón rural es de 50 o 60 años atrás. Esos campos han sido de los primeros en venderse al capital extranjero que hoy posee latifundios varias veces mayores que aquellos. Se grita contra los que resisten la invasión y el saqueo, pero se beneficia en silencio a los saqueadores.

El trabajador rural está hoy legalmente protegido. En 2006 se aprobaron leyes de libertad sindical y de regularización laboral y, en 2008, la ley de ocho horas en el sector rural. El trabajador debe cobrar, como mínimo, el salario fijado en su Consejo de Salarios. Si alguien intenta eludirlo, es responsabilidad del gobierno inspeccionar, sancionar y hacer que se cumpla la ley.

Sin justificarlo, el salario del trabajador rural no es una excepción a los bajos salarios vigentes. Según el Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, el porcentaje de asalariados formales que perciben menos de $14.000.- en la ganadería es igual al del arroz (65.4%), parecido al sector de la madera (63.9%) y los equipos eléctricos (63.3%), algo mejor al de la alimentación (de 66.8% a 69.2%), y mucho mejor que en el sector frutícola (86.5%), de hortalizas (88.9%) y la cría de aves (83.3%).

¿La megaminería resolverá esta situación? Uruguay tiene unos 70.000 asalariados rurales. Aratirí, el único proyecto posible de minería de gran porte, promete 1.300 empleos durante 12 años. No es significativa la cantidad ni la duración. Pero, además, la zona de VALENTINES no está vacía, la habitan productores familiares y asalariados que trabajan en forma permanente. ¿Adónde irán hoy estos pobladores? ¿Y adónde irán después de 12 años los trabajadores de Aratirí?

En una entrevista de esta semana, el presidente Mujica se queja de la "burocracia" y luego afirma que el primer cargamento de hierro saldrá en octubre de 2014. La queja es una alusión indirecta a la DINAMA, que ha tenido una actitud decente en este tema. Expertos de Canadá y otros países mineros han dicho que la evaluación de un proyecto como el de Aratirí insume cinco años. En nuestro país, sin antecedentes de este orden, recién lleva poco más de dos años.

Ni suponiendo que la ley se apruebe mañana, se firme también mañana el contrato con Aratirí y se expida rápidamente la autorización ambiental, es factible que mina, mineroducto y puerto estén operando en octubre del año próximo. Coincidentemente, para esas fechas se prevé la conclusión de la planta de celulosa de Montes del Plata, con lo cual miles de trabajadores de la construcción quedarán sin empleo, y estaremos en vísperas de las elecciones nacionales.

En definitiva, los esfuerzos del gobierno están dirigidos a justificar la aprobación de la ley por una mayoría parlamentaria de un solo partido, a otorgar rápidamente la concesión minera a Aratirí y a poder comenzar las obras de construcción que permitan resolver, aunque solo sea una solución transitoria, los problemas inmediatos que generará la desocupación laboral mencionada. ¿Es apropiado tomar de esta manera decisiones clave para el futuro desarrollo del país?

Una decisión de esta envergadura bajo tales circunstancias sociales y políticas configurará una enorme responsabilidad y, por lo tanto, esta historia no termina aquí sino que recién comienza. El MOVUS seguirá reclamando una decisión democrática ante estas alternativas y recurrirá a todos los caminos legales disponibles para hacer escuchar y respetar la voluntad popular.

Contactos:

Ana María Arrieta 095395912

Julio Gómez 099 978302

 

 Mesa Representativa de la Ruta 7 / Ley de minería de Gran Porte

3 de Septiembre 2013

Comunicado de prensa

Estimados medios de comunicación, periodistas y comunicadores:

Se aprobarán en breve en Diputados los cambios introducidos en el Senado en la ley de minería de gran porte con lo cual la misma quedará sancionada. La ley fue aprobada en el Senado en el mes de agosto únicamente con los votos del oficialismo y fue criticada duramente por la oposición.

Tampoco goza ni la actividad de minería de gran porte ni la ley que pretende  regularla de aprobación social; por el contrario, ha generado un fuerte rechazo en la zona donde pretenden instalarse los proyectos (el de Aratirí en especial) y un fuerte rechazo de la ciudadanía en general como  muestran las últimas encuestas realizadas (Radar: 46% en contra y  28% a favor de la minería de gran porte).

La Mesa Representativa de la Ruta 7 integrada por productores rurales pobladores y trabajadores rurales de la zona de Cerro Chato, Batlle y Ordoñez, VALENTINES,  Santa Clara, Tupambaé ha decidido:

- que una vez aprobada la ley denunciarán ante la Suprema Corte de Justicia una serie de inconstitucionalidades que entendemos incluye la ley, las cuales fueron destacadas por la oposición en el tratamiento parlamentario de la misma

- una vez aprobada la ley, organizar una recolección de firmas tendiente a la realización de un referéndum para la derogación de la misma.

- promover los referéndums departamentales, para que en el marco de la ley de ordenamiento territorial, se protejan los territorios de su afectación por la actividad de minería de gran porte. Seguiremos el camino iniciado exitosamente en Tacuarembó donde se plebiscitará la prohibición de la minería de gran porte en el departamento.

- seguir coordinando acciones con las más de 50 organizaciones sociales y agrupaciones de productores, pobladores y trabajadores rurales de las zonas afectadas, que desde todo el país, han manifestado su franca oposición a la instalación de grandes proyectos mineros.

Los saluda atentamente

Mesa Representativa de la Ruta 7

Contactos

Martin Echevarria 099894320

Julio Gómez 099978302

 

MOVUS- Movimiento por un Uruguay sustentable

MOVUS - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:26:38
postaporteñ@_______________________________

Postalinas y Chamuyos

¡¡ Vivan los compañeros!!

Informamos que el día sábado 31 de agosto de 2013  falleció el compañero Elbio Virgilio Moreira Piegas, en Madrid, España a los 73  años de edad.

ELBIO "El Abuelo" MOREIRA (Nº 1680 en el EMR Nº 1) permaneció recluido  entre 1972 y 1980 en el Penal de Libertad

Y que el Domingo 1° de septiembre de 2013 falleció el compañero Luis Alberto Marotta en  Maldonado, a los 88 años de edad.

Luis Alberto Marotta permaneció recluido  en 1972    en Artillería 1 (La Paloma) durante el período del Terrorismo de Estado

El colectivo de Crysol rinde homenaje  a este auténtico  protagonista de la lucha del pueblo uruguayo y hace llegar sus sinceras condolencias  a sus familiares, sus compañer@s y amigos

¡¡ Hasta siempre, Luis Alberto!!    ¡¡ Hasta siempre, Abuelo!!

CRYSOL

 

TODOS EN LA MIRA


Película Completa (35 min)
español / documental / denuncia

Temática:


Un documental sobre la criminalización de la protesta en Uruguay 2013. Temas: Megaoperativos en barrios pobres, Servicios de Inteligencia, seguimiento de manifestantes, DOE, Montajes Mediáticos
Proyecto x, teatro antidisturbios.

Clic en el link abajo para ver

http://www.youtube.com/watch?v=Lp-ckPVgzZ8

 

Firmamos por placa memorial a Nuble Yic

 

Contamos con tu firma. Gracias!!!

 

 http://www.change.org/es-AR/peticiones/firmamos-por-placa-memorial-a-nuble-yic?share_id=TKWtTSZWEx&utm_campaign=signature_receipt&utm_medium=email&utm_source=share_petition

 

Presentación del libro de DANAE SARTHOU y RUBEN PUYOL

Los invitamos a la presentación de libro

Reconsiderando la educación en Uruguay

Intentamos mostrar la perspectiva de los maestros en la temática educativa de nuestro país.

Seguramente será polémico (nos gustaría que así fuera) para incorporar otras voces, muchas voces, hoy están calladas

No aceptes lo habitual como cosa natural.

Porque en tiempos de desorden,

de confusión organizada,

de humanidad deshumanizada,

nada debe parecer natural.

Nada debe parecer imposible de cambiar.

Bertolt Brecht

Presentan su libro dos MAESTROS insumisos, rebeldes, valientes.

He tenido el privilegio de leerlo ya: les aseguro que es una invitación al debate, ese debate que tanto nos hace falta a todos...

Nos encontramos el viernes 6  de septiembre a las  19 hs., en Casa del Maestro, Maldonado 1170-MVD

Abrazos

Nancy

 

MARTES 3 DE SETIEMBRE – HORA 19.00

AUDICIÓN INDIGNADOS DE LA COSTA

PARLAMENTO CALLEJERO por la 87.7 ciudad de la costa FM

•       CONTAMINACIÓN AMBIENTAL EN CANELONES

•       DEBATE CON PRODUCTORES SEMILLAS ORGÁNICAS

•       19.30 CHARLA CON INTEGRANTES DE LA RADIO COMUNITARIA ‘’LA KANDELA’’ DE TACUAREMBÓ CLAUSURADA POR EL GOBIERNO

PARTICIPA Y DIFUNDE

www.ciudaddelacostafm.com.uy

 

 Frases de la semana de Búsqueda 29/8

La muestra más cabal de esta integración es esto que estamos inaugurando, una obra U$S 400 millones invertidos por una empresa argentina, ahora sí argentina, en este caso YPF". (Presidenta argentina Cristina Fernández, sobre la planta desulfurizadora inaugurada tras una inversión que fue en un 100% financiada por la petrolera uruguaya ANCAP, portal web de "El Observador", martes 27)

"Dijo que la desulfurizadora de ANCAP es una inversión argentina; le dimos la llave de la ciudad, y ya empezó a usarla…". (Senador del Partido Colorado, Ope Pasquet, en su cuenta de la red social Twitter, martes 27)

"Vengo bancando este proyecto/proyecto nacional y popular/te juro que en los malos momentos/ los pibes siempre vamos a estar/porque Néstor no se fue/lo llevo en el corazón/con la jefa de los soldados de Perón". (Cántico de un grupo de militantes argentinos de La Cámpora, en apoyo a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, durante la inauguración de una planta de ANCAP, martes 27)

"Es mucho más bonita que como se la ve por televisión". (Marcelo Abdala, coordinador del PIT-CNT a la presidenta argentina Cristina Fernández durante el acto de inauguración de la planta desulfurizadora de ANCAP, martes 27)

posta - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:20:55
postaporteñ@_______________________________

AJUSTE, REPRESIÓN, ENTREGA Y ELECCIONES

Entre Ríos
 

En nuestro país las recetas neoliberales de ajuste a los trabajadores cierran con represión que desde ya condenamos enérgicamente y nos pone en estado de alerta y movilización permanente.

Repudiamos la represión de los compañeros de las provincias de Jujuy y Neuquén como así la criminalización de la protesta social enmarcada en la Ley Antiterrorista y del proyecto X del Gobierno.

El ajuste por inflación del bolsillo del licua cualquier conquista salarial y aleja día a día las posibilidades de llegar a fin de mes a  los obreros argentinos que vivimos de nuestro salario.

Nuestra provincia no escapa a la lógica general y en comparación ofrece haberes menores al de otras provincias como por ejemplo las denominadas región centro (Córdoba y Santa Fe).

La última oferta a cobrar con el mes de Octubre fue del 3% aceptada formalmente- declarándola insuficiente- por nuestro congreso de Agmer pero que de ninguna manera representa las necesidades y los reclamos de la  mayoría de los trabajadores de la educación de Entre Ríos. Esta instancia orgánica del congreso también resolvió solicitar la reapertura de la discusión salarial pero que hasta el momento no tenemos noticias al respecto, o abra sido una excusa para maquillar esa miserable oferta del 3%.

Tampoco es muy “nacional y popular” la entrega con represión de la energía a la empresa Chevron de los Rockefeller acusada por el daño ambiental y humano por el gobierno de Ecuador. Sin embargo la Corte Suprema avaló el convenio del enviado de Sergio Daniel Urribarri el director de YPF el paranaense Miguel Galluccio con la empresa Chevron (antes Standard Oil, luego Texaco). En ese marco se reprimió a los manifestantes, especialmente a los docentes, durante las manifestaciones desarrolladas en Neuquén contra el sistema de Fractura Hidráulica.

Elecciones de CTERA

Este 5 de setiembre habrá elecciones para la renovación de la Comisión Directiva en la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina donde se van a enfrentar dos proyectos bien diferentes. Uno es el de la continuidad de la Lista Celeste Violeta alineada y aggiornada al gobierno de turno que sólo negocia a principios de año un piso salarial nacional insuficiente sin comprometerse con los conflictos provinciales aislándolos.

El otro proyecto de lucha nacional, el que compartimos, es el de la Lista Lila Multicolor que plantea la autonomía de las patronales y el gobierno, bajo la convocatoria de OTRA CTERA ES POSIBLE

Recordemos que la confederación está por cumplir 40 años el próximo 11 de Setiembre y que se constituyó para articular federalmente la lucha de la dispersión existente en ese entonces, esa historia es la que hay que recuperar.

Para muestra sólo hay que mirar las actitudes de estos días ante la represión de Neuquén. La actual Secretaria General Stella Maldonado candidata a su segunda reelección en conferencia de prensa en Buenos Aires dijo que en el conflicto de Neuquén –no nacional- la policía tenía que aplicar el protocolo nacional en las movilizaciones sin entrar en detalles sobre el conflicto, mientras que nuestro candidato a Secretario General Daniel Huth de ATEN encabezaba la marcha contra el acuerdo de la entrega.

César Baudino

Secretario Adjunto - Agmer Paraná

entrerios - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:14:15
postaporteñ@_______________________________

El retorno de la clase trabajadora

 Eduardo Molina

Revista "Ideas de Izquierda" Nº 2, agosto 2013

Mientras se invitaba a centrar la mirada en las capas medias, según el mito de una América Latina en vías de ser un “continente de clase media”; entra en escena la clase trabajadora de Brasil y el Cono Sur, protagonizando las mayores movilizaciones desde hace largos años y yendo al encuentro de masivas protestas con fuerte participación juvenil y estudiantil como las que conmovieron las calles de Santiago o de São Paulo y Río.

Signos locales de la crisis histórica en su sexto año

 La misma que empuja a la rebelión de la juventud de El Cairo a Estambul, a la insurgencia de los trabajadores, desde Grecia y Portugal, a esa clase obrera explotada en China, India o Bangladesh. En este extremo del mundo, esos vientos erosionan como a un castillo de arena la construcción ideológica de unas clases medias proliferando en el corazón del espacio social para sostener el edificio de la democracia burguesa donde los conflictos sean metabolizables. El propósito de estas líneas es llamar la atención sobre la irrupción de este actor, por lo común invisibilizado, no ya en su indiscutible presencia en la lucha social, pero sí como sujeto potencialmente revolucionario: la clase trabajadora sudamericana

Los comienzos de un ascenso obrero

Desde el paro del 20N en Argentina a las grandes acciones que conmovieron a Bolivia en mayo, y a Chile, Brasil y Uruguay en junio-julio, ha dado un salto la irrupción de la clase trabajadora con paros y movilizaciones de alcance nacional, en una suerte de “ensayos de huelga general” que si bien no alcanzaron a paralizar completamente los distintos países, instalan al movimiento obrero como un actor de peso.

La irrupción obrera se produce en situaciones nacionales diferentes cuando luego de una década de crecimiento, la desaceleración económica empieza a afectar las condiciones de vida y de trabajo; mientras comienzan a declinar los gobiernos que se proclamaron “portadores del cambio”, pero no resolvieron ninguno de los problemas estructurales

 Según crece la distancia entre las aspiraciones promovidas por el crecimiento de los últimos años y la dura realidad del salario, las condiciones laborales y de vida de la mayoría de los trabajadores, aumenta el descontento, lo que en los últimos tiempos provocó cientos de luchas parciales como en Brasil y Argentina. Así se fue gestando el retorno a escena de la clase trabajadora.

Un gigante social se pone en movimiento

La clase trabajadora sudamericana representa una colosal fuerza social, que en los últimos años se ha ampliado y reconfigurado bajo las duras condiciones de explotación impuestas por el capital. Un mapa de la disposición objetiva de sus fuerzas mostraría los polos de la acumulación capitalista concentrando a millones de trabajadores industriales, del transporte, la construcción y los servicios en las áreas metropolitanas de Santiago, Buenos Aires, São Paulo-Campiñas o Río. También en el gran triángulo mineralizado del Pacífico, compartido entre Perú, Bolivia y Chile donde labora un cuarto de millón de mineros.

La tercerización y la precarización abarcan, variando en cada país, unos dos tercios de la masa laboral, además de la desocupación que afecta a millones. La mujer trabajadora y los jóvenes obreros, junto a los inmigrantes, son mayoría en los estratos más precarizados y explotados. En el otro extremo del espectro, hay una minoría donde el oficio calificado o el ilusorio status alimentan el conformismo y las ilusiones clasemedieras.

Las condiciones de fragmentación y precarización no son un dato sociológico insalvable. De hecho, los movimientos de recomposición de la clase trabajadora a nivel internacional vienen debilitando las ideologías del “fin del proletariado” o de su disolución en los “movimientos sociales”. En los levantamientos de comienzos de siglo en Bolivia y Argentina la clase obrera, que venía de sufrir duras derrotas, no pudo jugar un rol central; ahora, el retorno de los proletariados sudamericanos al centro de la lucha de clases replantea la posibilidad de la unificación de la clase trabajadora como sujeto social y políticamente diferenciado, capaz de intervenir revolucionariamente y agrupar a otros sectores.

 

Sindicatos, burocracia y nueva clase trabajadora

Los sindicatos tienen cierto fortalecimiento en estas etapas iniciales, canalizando la emergencia obrera y convirtiéndose en actores políticos de peso. Mientras que “por abajo” hay militancia de base, “por arriba”, aunque algunas figuras se prestigien al reubicarse como “combativas”, las cúpulas sindicales sufren crisis y fracturas –como en Argentina, con la CGT y la CTA partidas en cinco según sus alianzas con políticos patronales–, lo que refleja el abismo entre la situación de los trabajadores y la burocracia como capa privilegiada.

Al ponerse en marcha el movimiento obrero, se activan las contradicciones resultantes de la estatización y corrupción de las capas dirigentes, que avanzó viento en popa con los gobiernos progresistas. La refracción en los sindicatos de la “crisis de representación” que cuestiona a la corrupta “clase política” patronal (como en Brasil y Argentina) puede alimentar mayores rebeliones antiburocráticas.

La lucha por la recuperación de los sindicatos expulsando a la burocracia sindical, una cuestión vital, no debe obviar que éstos agrupan a sólo una parte de la clase obrera, “en blanco”, con empleo estable, pero no a millones de precarizados. Según la OIT y CEPAL, en Argentina sólo un 32% de los asalariados está sindicalizado.

En Bolivia, un 27%, en Uruguay, un 25%, en Brasil, apenas el 18%, al igual que en Venezuela. En el resto del continente, la situación es peor.

Contra el corporativismo de la burocracia sindical que “naturaliza” la división entre afiliados y no afiliados, contra el discurso gubernamental progresista de que ellos “están con los pobres” mientras los sindicatos defienden a los “privilegiados”, deben inscribirse en el programa de la vanguardia las tareas de la unificación de los trabajadores y las masas pobres.

Los sindicatos deberían impulsar la lucha por la sindicalización masiva de estas capas, pero eso, que supone una movilización gigantesca, no es suficiente. Las necesidades de la lucha exigirán formas de coordinación y organismos cada vez más amplios y democráticos, que engloben a los sindicatos, pero que incorporen a las masas obreras excluidas de los mismos en “tiempos normales” para centralizar las fuerzas obreras y agrupar a las masas pobres del campo y la ciudad.

 

Un nuevo escenario…

El resurgimiento del movimiento obrero en Brasil y el Cono Sur induce cambios profundos en el proceso regional.

No es casual la hostilidad con que los “progresistas de Estado” lo han recibido, puesto que cuestiona abiertamente las medidas de ajuste y el rumbo a la derecha adoptado por sus gobiernos.

De visita en Buenos Aires, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera declaró que las recientes movilizaciones, como las de la COB, no serían más que “pujas redistributivas” guiadas por intereses “corporativos” y por tanto, funcionales a la derecha y a sus planes “destituyentes”. Pero quien favorece a la reacción es la política progresista al frente del Estado burgués, no la movilización obrera y juvenil que reclama por las condiciones de vida populares e indica la única vía para que el descontento social se abra un camino independiente y no sea capitalizado por la derecha.

Se pretende amalgamar la intervención obrera con la de sectores medios que son base de la derecha o están influidos por ella. Esto es funcional al cálculo político de ambos campos –progresistas y derechistas–, pues ninguno quisiera que emerja un tercer campo estratégico: el del movimiento obrero y las masas pobres, terciando según sus propios intereses.

En esta perspectiva, cobra valor la tendencia a converger entre los fenómenos juveniles y los sectores obreros combativos. En Chile (y también en Brasil), podría decirse que la movilización juvenil y estudiantil preparó el terreno, actuando como “caja de resonancia” y anticipando la intervención obrera. En Bolivia y Argentina, la puesta en marcha de los trabajadores puede preceder un despertar juvenil.

Queda planteada la tarea de la unidad de obreros y estudiantes en la movilización, como factor de politización y eslabón de la alianza obrera y popular, tomando en sus manos las causas antiimperialistas y democráticas, incorporando las demandas populares, de los campesinos pobres, de los pueblos originarios.

 

Posiciones avanzadas

La emergencia promueve el surgimiento de fenómenos de vanguardia, que con sus conquistas en la organización, los métodos de acción y el programa, desafían el control burocrático de los sindicatos. Si bien minoritarios, pueden estar anticipando rasgos de un nuevo movimiento obrero, preparándose para las grandes luchas por venir en la escuela de los combates actuales.

En Argentina el sindicalismo de base, en un sentido amplio de activismo obrero a nivel de empresa, se fortaleció en decenas de comisiones internas y cuerpos de delegados, con importante influencia de la izquierda clasista, como la ya histórica Zanon o en Kraft y otras fábricas del norte del Gran Buenos Aires. El cuestionamiento a la burocracia se viene ampliando con la recuperación de seccionales como ATEN en Neuquén o la decena de seccionales de SUTEBA en que fue derrotada la burocracia kirchnerista en Buenos Aires, la seccional Haedo del FFCC Sarmiento y otras, fenómenos de los cuales forma parte la izquierda clasista.

En Bolivia, el histórico centro minero de Huanuni fue una de las vanguardias en el levantamiento de octubre de 2003, impuso la nacionalización y conquistó el “control social” (que tiende a actuar como un control obrero colectivo). Con sus 4.600 trabajadores fue puntal de la huelga de mayo y es el principal impulsor del Partido de Trabajadores votado en los Congresos de la COB, tenazmente boicoteado por la burocracia sindical por las tendencias a la organización políticamente independiente que expresaría.

En Brasil, actúan nucleamientos sindicales como CONLUTAS y la Intersindical influenciados por corrientes de izquierda -PSTU, PSOL- si bien con una política limitada de “sindicalismo combativo”; y un importante activismo obrero salió a los bloqueos e impulsó los paros del 11/07, como los obreros de la General Motors. Mientras que en Chile, la unidad obrera estudiantil expresada en las calles así como las barricadas del 11/07 mostraron el sesgo de la vanguardia a izquierda de la burocracia de la CUT y del PCCh.

Se trata de fenómenos intermedios, inmaduros, pero progresivos, que proveen puntos de apoyo para la formación de una izquierda de los trabajadores, hacia la construcción de partidos que agrupen a la vanguardia con conciencia de clase en la perspectiva revolucionaria y socialista.

 

Unidad de la clase obrera continental

Las movilizaciones de julio en el Cono Sur, con la simbólica coincidencia de los paros de Chile y Brasil el 11, abre la posibilidad de dar pasos hacia la unidad continental de las movilizaciones obreras y de masas. Hoy los países sudamericanos, que comparten el peso de la opresión imperialista y los avatares de la crisis capitalista mundial, están ligados por lazos económicos y políticos más densos que en el pasado, lo que da mayor sustento a la unificación de los movimientos obreros locales.

Hace años, Liborio Justo escribía: “No se equivocan quienes creen que la liberación e integración de la América Latina depende, ante todo, de la conjunción y entendimiento argentino-brasileña … porque los dos países están destinados, mediante la alianza de su proletariado, a ser la vanguardia en la lucha por el socialismo en el continente”. Cuando el sudamericanismo diplomático de UNASUR se subordina al “retorno de EE.UU. a su patio trasero”, concilia con sus aliados como el régimen colombiano o chileno, y demuestra su impotencia ante golpes “blancos” como los de Paraguay y Honduras; cuando el MERCOSUR subordinado a las transnacionales absorbe al ALBA y Nicolás Maduro reitera el abrazo de Chávez con Santos, esa alianza obrera por sobre las fronteras pondría en manos de la clase trabajadora latinoamericana la lucha continental contra el imperialismo. Hace años, durante su exilio final en México, León Trotsky había formulado así una previsión estratégica: “Nuestro proletariado debe entrar firmemente en la escena histórica para tomar en sus manos el destino de Latinoamérica y asegurar su futuro. El proletariado unificado atraerá a decenas de millones de campesinos indoamericanos, eliminará las fronteras hostiles que nos dividen y nucleará a las veinticuatro repúblicas y posesiones coloniales bajo las banderas de los estados unidos obreros y campesinos de Latinoamérica”.

Las luchas obreras y juveniles que hoy recorren el Cono Sur, entroncando con el clima de rebelión internacional, ya plantean el surgimiento de un nuevo internacionalismo, bandera que la vanguardia debe tomar en sus propias manos.

—————————————–

Del 20N en Argentina al “julio caliente” del Cono Sur

El paro del 20 de noviembre en Argentina, convocado por Hugo Moyano, fue acompañado por diversos sectores en la industria y los servicios, incluso no encuadrados en las organizaciones adherentes, con la paralización parcial de actividades con piquetes y bloqueos, en el que jugó un rol importante el sindicalismo de base orientado por la izquierda clasista. Si los “cacerolazos” previos habían mostrado el malestar de los sectores medios influenciados por la derecha, el 20N les contrapuso las demandas obreras, la intervención de los sindicatos y los métodos de clase. Más allá de la política de Moyano de acordar con un sector opositor del peronismo, se siguieron desarrollando los procesos de lucha y organización por abajo en los que crece el cuestionamiento a la burocracia sindical.

Bolivia fue conmovida por las jornadas obreras de mayo. La negativa del gobierno de Evo Morales a modificar su proyecto de Ley de Pensiones (de molde neoliberal), obligó a la COB a convocar a la huelga general indefinida. Por dos semanas, con paros, bloqueos y movilizaciones, los mineros, fabriles, trabajadores de la salud y maestros, conmovieron al país. El gobierno recurrió a la represión y a una feroz campaña de calumnias contra los trabajadores y la izquierda trotskista, utilizando a la burocracia campesina para enfrentar a los trabajadores. La huelga no logró sus demandas y la burocracia cobista la levantó inconsultamente, pero el gobierno paga un alto costo político y afronta la ruptura de sectores obreros, lo que puede terminar alentando la formación del Partido de los Trabajadores.

En Chile, el 11 de julio el llamado de la CUT a la huelga general derivó en una gran jornada de lucha, con paros, barricadas y movilizaciones que reunieron a unas 100.000 personas en Santiago, desarrollando en las calles la unidad obrero-estudiantil. Vienen convergiendo el movimiento de los estudiantes, que ya lleva tres años contra el sistema educativo pago y el proceso de movilizaciones obreras con importantes luchas en la minería y otros sectores, como la huelga portuaria de 22 días en abril. La clase trabajadora está llamada a pesar en un panorama político caracterizado por la crisis de la derecha y el previsible retorno de la centroizquierda al gobierno con Bachelet.

En junio masivas movilizaciones en Brasil lanzaron a las calles a cientos de miles de manifestantes, chocando con la represión. El protagonismo de los jóvenes y estudiantes, que les dio un tono de clase media, no puede ocultar que el reclamo contra el aumento del boleto es una demanda muy sentida en un país donde el transporte cotidiano es una alta proporción del salario. La simpatía de amplios sectores obreros y populares con el movimiento en el que se expresaban el rechazo a la corrupción política, a la represión, las malas condiciones del transporte, la educación y la salud. El gobierno petista y los gobernadores, sorprendidos, retiraron el aumento y Dilma prometió una reforma política. La burocracia oficialista de la CUT, en un intento por canalizar el descontento, convocó en acuerdo con otras centrales menores a una “paralización nacional” el 11 de julio. Decenas de miles de metalúrgicos, petroleros, constructores, estatales, docentes y otros, paralizaron labores, hubo concentraciones y decenas de bloqueos. Brasil ya no volverá a ser el mismo modelo de estabilidad “progresista”.

En Uruguay, en julio finaliza la histórica huelga de 32 días de los docentes en reclamo de más presupuesto educativo y aumento salarial, que llegó a movilizar 20.000 personas en Montevideo. El gobierno de Mujica contestó difamando a los maestros y rechazando sus reclamos. Sin embargo, el clima sindical está cambiando con el descontento de las bases ante la política económica del Frente Amplio que garantiza los beneficios de los capitalistas a costa de los bajos salarios. En varios sectores avanza una oposición sindical impulsada por la izquierda no frenteamplista, y el PIT-CNT, oficialista, realizó un paro parcial de 4 horas el día 25 en el marco de negociaciones salariales

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 06:10:08
postaporteñ@_______________________________

Paraguay: MIOPÍA DEL PROGRESISMO

José Antonio Vera

En medio de la mejor oportunidad que tienen,  en más de un siglo de historia del país, de conformar y consolidar una fuerza vertebrada, unitaria, que dispute con chances el poder político a la derecha, los sectores democráticos y progresistas de Paraguay acusan una dramática flacidez orgánica e ineptitud creativa que pueden resultarles suicidas, dentro de una coyuntura nacional sumamente confusa.

Hay tres únicos elementos claros en el panorama:

1) la conducta pragmática acelerada del Presidente Horacio Cartes, cuya omnipresencia podría generar en poco tiempo  los efectos de un boomerang,

2) la situación de los partidos, el Colorado y el Liberal, manifestando obsolescencia por igual, aunque en su ocaso se diferencien en leves aspectos, y

3) la ausencia  irresponsable del universo político que hace cinco años  inició el proceso de cambios y que, moral e ideológicamente debería protagonizar una oposición combativa al proyecto de enclave colonial que sugieren ciertos signos.

La incapacidad de reaccionar, de todo el abanico orgánico que fue capaz de sumar fuerzas desde finales del 2006, identificado con la idea de la justicia social y el rescate del país del atraso y la corrupción, semeja a un organismo enfermo que ha perdido casi todos sus recursos para defenderse y enfrentar el mal con voluntad de vencerlo, convirtiendo su insignificancia en un comodín político y, más grave aún, en cómplice del embrollo nacional que genera el vacío de conducción progresista.

Hace siete años, el principal elemento aglutinador fue, sin la menor duda, Fernando Lugo, cuyo traslado de “la siesta conventual”, de la que lamentablemente nunca se apartó siendo presidente, a encabezar las fuerzas que venían reivindicando el derecho humano a vivir decentemente, provocó escalofríos en los sectores más recalcitrantes y de misas domingueras, y una gran esperanza entre la mayoría de la población.

Ese liderazgo, a pesar del desgaste que le produjo ciertos deslices personales, convertidos en culebrones mediáticos por sus enemigos, y garrafales errores de gestión, todavía conserva vigencia en importantes sectores ciudadanos, constituyendo el mejor capital político que tiene el mundo progresista paraguayo, aunque pretendan ningunearlo ciertos aliados de la hora triunfal, desafinados y decepcionados por cortoplacistas, en el mejor de los casos,  y aparente ignorar el propio ex Obispo.

En medio de la orfandad de conducción política digna que sufre el pueblo paraguayo, pervive cierta conciencia de que durante los cuatro años de gobierno, se registraron  importantes avances en los servicios sociales, en particular la salud, en el combate de la mafia agrotóxica y enemiga del bienestar campesino y de los pueblos originarios, y en defensa de la soberanía energética, enfrentado al sistemático  sabotaje del parlamento y el Poder Judicial, funcionales ambos a la oligarquía de los paraísos fiscales y a las corporaciones financieras transnacionales.

Asombra hoy la falta de respuesta militante de los aparatos de dirección del Frente Guasu, del que Lugo es su principal autoridad, un conglomerado que, mal que bien, conserva una docena de emblemas que aparece como el mal menor de lo que debería constituir la herramienta antagónica a la alianza colorada-liberal, lanzada en una escalada recalcitrante contra los intereses y las fuerzas populares a la primera semana del gobierno de Cartes.

La militarización del país, autorizada por el parlamento y ordenada por el presidente, bajo el pretexto de combatir la guerrilla (¿?) del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), desplazando a la policía nacional de la misión de garantizar la seguridad interna, es una decisión inequívoca de aplastar la resistencia popular a la política de territorio ocupado por la inversión de capitales extranjeros, cuyo origen puede ser del lavado, como se sospecha entre la población, del trabajo esclavo de las maquilas y de privatización de varias empresas públicas.

Organizaciones campesinas y urbanas, abogados defensores de presos políticos y militantes sociales, afirman que en departamentos del este-norte ha comenzado el allanamiento de domicilios de dirigentes que se oponen al sembradío transgénico y a los fertilizantes tóxicos, que agentes policiales, aún presentes, extorsionan a familias humildes, y que hay uniformados que consideran crímenes contra el Estado la tenencia de libros marxistas, el pensamiento crítico y la lucha social.

En la retranca cómplice, pero relativamente más explicable aún por razones de conservadurismo ideológico, van prendidos en la desunión e inoperancia el Movimiento Avanza País, fenómeno de una media docena de átomos pequeños, los partidos Democrático Progresista, Demócrata Cristiano, Encuentro Nacional, y otros aún más pequeños aunque con registro electoral.

Una contradicción generalizada caracteriza al campo político paraguayo en la hora actual. Primero, hay un gobierno, empresarial y privatizador, cuyo presidente fue elegido con amplia ventaja por el tramposo  método de la democracia formal, que ha ingresado a la política como un ventarrón que aparenta envolver a los otros dos poderes del Estado, sin sentir pertenencia al partido que representó en las urnas.

En ese fenómeno, cuyo núcleo es el poder financiero, coexisten los dos viejos partidos desarmados, impotentes, resquebrajado el Liberal y resentido y lloroso el Colorado, y los retazos de la poderosa Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (UNACE), que se había situado en la tercera fuerza nacional hasta que se derrumbó el helicóptero que trasladaba a su líder y postulante a la presidencia, el General (destituido) Lino César Oviedo, pocas semanas antes de las elecciones del 21 de abril pasado.

De la UNACE, que supo ser un aleteo fuerte del coloradismo, con tinte fascistoide, sólo está quedando las rencillas entre sus herederos biológicos y políticos, algo similar a la situación del empresarial Patria Querida, que gozó de cierta presencia parlamentaria menos cavernícola en su primer período, pero que, en su desvío a favor de los círculos más usureros y especuladores, quedó enterrado en las urnas por la ciudadanía.

En esa pérdida de influencia orgánica, y de cara a los intereses populares, es mucho más lamentable el decaimiento reivindicativo, que se observa en las calles, de las organizaciones campesinas y los movimientos sociales, déficit ante el cual hay una ciudadanía que expresa exasperación cuando su lucha para sobrevivir le deja tiempo para pensar en política, y una minoría de gente consecuente que persiste en su lucha y compromiso anticapitalista.

En ese poco alentador panorama, Cartes mueve sus piezas sin contrincantes a la vista, ganando tiempo para avanzar sus peones, mientras sus voceros y también él en sus repetidas apariciones públicas de los últimos días, en un cambio táctico evidente con relación a su comportamiento de semanas anteriores, prosigue ofreciendo diálogo a todos los sectores, buscando alcanzar un consenso nacional que le dé tiempo para aplicar su proyecto, pero ese plan aparece algo lejano del éxito porque está ausente la participación ciudadana, cada día menos identificada con las cúpulas dirigentes.

Todo el gabinete del gobierno repite la promesa electoral de funcionar de frente a los intereses y esperanzas de la población, “Paraguay primero”, en la línea del “Nuevo Rumbo” que es la insignia presidencial, pero ese discurso omite que en la negociación que podría proponer un acuerdo nacional, no existe voluntad de corregir o enriquecer los postulados y objetivos de Cartes, lo cual suena a imposición más que a coincidencia, la que sólo podría ser lograda aplicando medidas sociales progresistas.

La expectativa del pueblo paraguayo crece y, de diferentes maneras prosigue expresando hartazgo de las cúpulas partidarias, como ocurrió en el 2008 con el Partido Colorado, cuando lo derrotó Lugo y evitó la implosión del Partido Liberal, convertido en aliado y luego su principal traidor, al encabezar el golpe del 22 de junio del 2012, en lo que su conducción consideró una victoria, olvidando a Pirro.

Hace cuatro meses, de nuevo el pueblo hizo gala de tolerancia, otorgando una oportunidad  a Cartes, que no fue lo mismo que a los colorados, como ya se constata con la disconformidad de las bases, que han llegado a poner banderas negras en el frente de muchas seccionales, en señal de luto porque se sienten utilizadas por el mandatario sin recibir los acostumbrados dinerillos que, por años, les han garantizado un confortable sustento.

Parte de esos colorados, al igual que ocurre entre familias liberales, están activos y, aprendiendo de la realidad que la política es una cosa diferente a la practicada durante décadas por los aparatos partidarios, y empiezan a mirar el país con otra visión, permitiendo despuntar cierto esbozo de oposición que busca identificación de ideas y proyectos progresistas contra la angurria oligarca y la injerencia política de Estados Unidos, que utiliza a Paraguay como palanca contra la integración regional

J.A.Vera - postaporteñ@ 1019 - 2013-09-03 05:58:28
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente