Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

EL COSTO DEL SECTARISMO

 Argentina : La crisis del FIT y la única salida

La dirección del FIT acaba de dar una muestra de su profunda crisis: no sólo no pudo darle al frente una estructura más ambiciosa que la de un  frente electoral, sino que ni siquiera se preparó adecuadamente para la victoria en ese terreno.

A poco de que asumiesen los diputados, se instaló una discusión sobre una cuestión que, en cualquier otro contexto (y entre compañeros), no habría insumido más que una llamada telefónica. En cambio, y aunque parezca increíble, hoy amenaza romper el frente.

¿Por qué? Porque, en realidad, lo que está detrás de estas minucias es lo que el propio desarrollo del frente pide y a lo que su dirección se niega. Eso sobre lo que venimos insistiendo: la conformación de un Partido.
Luego de prometer en la plataforma electoral actuar de conjunto, en un solo bloque, el PTS propone formar un interbloque. Es decir, que cada partido conforme un bloque propio, que se pondría de acuerdo para cada intervención. Para ello, da dos argumentos: que eso duplicaría la capacidad de intervención oratoria y que un bloque implicaría “un centralismo y una disciplina que no existe”.

La primera resulta superflua. Habida cuenta de la cantidad de representantes, no va a cambiar demasiado una intervención más. Aun así, si todo el problema fuera ese, entonces perfectamente se puede conformar una dirección política del bloque, que incluso exceda a los parlamentarios en cuestión, con un acuerdo político que deje bien claro que esa “división” se efectúa solo a los efectos de ganar un lugar en la Cámara Baja.

Pero allí vamos a la segunda objeción de los compañeros: no quieren avanzar hacia una centralización. Es decir, no quieren que el frente se desarrolle en lo que la realidad pide: una organización común.

De imponerse esta resistencia se habría pedido un voto para un frente que se disuelve apenas tiene que empezar a funcionar como tal. Se prometió un frente “más allá de lo electoral” y nos encontramos con un frente que no puede superar los obstáculos de la acción parlamentaria. 


El PO, por su parte, defiende la existencia de un bloque con un argumento puramente formal: se prometió eso en campaña y corresponde tener una posición frente a los grandes acontecimientos (parlamentarios). Puramente formal, porque la discusión real no se refiere a las promesas de campaña ni al comportamiento en el parlamento, sino justamente a eso que el PTS se niega a conformar: una centralización política. En lugar de escapar con argumentos administrativos, el PO debería encarar el debate político que la situación plantea. Pero como no quiere levantar la apuesta, ya que implica el debate sobre el Partido, se toma de un elemento menor, puramente táctico y mezquino (conformar un interbloque para poder ganar una intervención) y amenaza romper el frente.  Como dijimos más arriba, si ese es todo el asunto, se firma un documento de compromiso político y se conforma una dirección del “interbloque”, que exceda a los legisladores, con un representante de cada partido. Esa dirección, no solo tendría a su cargo la intervención parlamentaria, sino la intervención más general en la lucha de clases. ¿Pero eso no es avanzar hacia un partido? Sí, claro. De eso se trata.
Esto que está pasando lo anticipamos hace dos años. Dijimos que era un frente puramente electoral y que cada partido se negaba a conformar una estructura mayor.

El PO, porque no está dispuesto a discutir su programa, cree que él solo va a conformarse en el partido revolucionario y que bien podría haber tenido resultados electorales similares sin cargar con el frente. El PTS, porque no desea ser engullido por el PO. IS no interviene porque su proyecto es medrar con el nombre del FIT, para obtener una proyección que antes no tenía. El resultado: no pueden ponerse de acuerdo ni para conformar un bloque parlamentario.
Mientras se discute cómo lograr un orador más o uno menos en el Congreso, Córdoba estalla. La clase obrera cordobesa se lanzó a una incipiente rebelión, que comenzó con el personal policial y terminó con la sobrepoblación relativa actuando desesperadamente y sin dirección. El suceso muestra que en ausencia de una dirección revolucionara, las masas obreras son dirigidas por el lumpenproletariado, que expresan la descomposición de los partidos burgueses

¿Qué hizo el FIT ante tamaño acontecimiento? Nada. O sí: preparó la asunción de sus diputados. Mientras Pitrola juraba por “la clase obrera”, esta estaba incendiando una provincia, sin nadie que la dirija y sin más fuerzas que su propia voluntad.
Mientras nos entretenemos con discusiones sobre bloque-interbloque, el Gobierno está preparando un ajuste histórico que va a cambiar el curso del kirchnerismo. ¿Está preparando el FIT una intervención? ¿Hay un Plan de Lucha? ¿Se llamó a un Congreso para discutir qué debe hacer la clase obrera? No, la movilización fue para festejar la jura de los diputados. Si esto no es electoralismo…
El FIT consiguió 550.000 votos en Capital y Buenos Aires. Con un buen esfuerzo y una buena campaña, perfectamente se puede movilizar dos tercios de esos votantes contra el ajuste, lo que sería una marcha histórica de la izquierda y la colocaría como un verdadero actor político de primera envergadura.

En la discusión real de la salida a la crisis. Mientras la oposición parece aplaudir el recambio, la única voz en defensa de la clase obrera aparecería tomando las calles con una fuerza de masas detrás. Claro, eso obligaría a coordinar esfuerzos, a una centralización y a una disciplina común. Tres partidos por separado no pueden dirigir a semejante movimiento. 
El problema expresa una contradicción entre la disposición de las clases y sus direcciones. Por un lado, la lucha de clases lleva a una fracción de la clase obrera hacia la izquierda y la misma, por lo tanto, gana terreno. Mientras la clase obrera está lejos, todas las diferencias cobran una magnitud inusitada y las necesarias disputas no tienen, sin embargo, grandes consecuencias reales. Por lo tanto, perfectamente se pueden multiplicar las siglas y las organizaciones. No obstante, cuando la clase obrera interpela a esa izquierda, cuando los partidos ponen un pie en la lucha real de masas, los programas muestran su verdadero contenido. Para el caso que nos convoca, en los grandes eventos, se ve que no hay diferencias sustanciales entre los tres partidos que componen el FIT. Por lo tanto, el desarrollo de la lucha de clases va exigiendo darle una forma política a esa confluencia real. 
Sin embargo, por el otro lado, las direcciones de los partidos, conformadas en la política de “secta” en períodos de reflujo y reproducidas en esa dinámica, se niegan a adecuar la vieja forma al nuevo contenido. Defienden sus pequeños partidos aun a costa del propio desarrollo del socialismo en la clase obrera.

Estamos ante una especie de contradicción entre el empuje de las “fuerzas productivas” (la lucha de clases) y las “relaciones sociales de producción” (las direcciones sectarias). Si se imponen las primeras, cambian las segundas. Si éstas se imponen, retrocede la primera. Esa es la cuestión central. 


Por lo tanto, y para salir de esta crisis, hacemos un llamamiento urgente a la dirección del FIT que consta de los siguientes puntos, que deberían ser resueltos en lo inmediato:

1.  Que el FIT asuma su condición de dirección de las masas y defina ya un Plan de Lucha contra el ajuste a través de los mecanismos obreros: asambleas de barrio y lugares de trabajo.


2. Que se le ponga fecha a una Gran Marcha Nacional contra el ajuste, la represión, por el doble aguinaldo para desocupados, la ampliación de los planes sociales y la abolición del impuesto a las ganancias. 


3. Que el FIT le ponga fecha y convoque ya a un congreso de que prepare la formación de un Partido Revolucionario de masas en la Argentina. 

Razón y Revolución

Ante los debates sobre la intervención parlamentaria de la izquierda, esto decíamos hace 20 días...

¿Qué pasó?
El FIT, el socialismo y las últimas elecciones

(ver posta nº  1073 3/12/139

 http://postaportenia.blogspot.com.ar/2013/12/1073pero-me-han-dormido-con-todos-los.html

RyR - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 07:25:02
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Respuesta a la nota de la FPA  -sobre el plebiscito-

( ver : ALGO PREVISTO: ¿Y ahora qué...? El FPA – Frente Patriótico Artiguista y la ANP – Asamblea Nacional Permanente postaporteñ@ 1074 - 2013-12-05)

El rechazo del plebiscito nacional contra la megaminería de varias organizaciones es absolutamente absurdo y ridículo.

Es simple: si no hacemos un plebiscito, Aratirí se va a instalar por seguro. Si hacemos el plebiscito y perdemos, también se instalará Aratirí y en 2019 ya habrá destruido la mitad del acuífero guaraní. Pero si hacemos el plebiscito y lo ganamos, no se va instalar Aratirí. Ergo: se puede solamente ganar y no perder, porque ya hemos perdido las promesas del FA de 9 años atrás.

Quien se molesta que participan personas en el plebiscito que integran un partido político, seguramente tienen propios intereses particulares. El pueblo somos todos, y todos tienen el derecho a trabajar para que no venga Aratirí, si no se lo permite a un político de cualquier origen, es discriminación. Y si no se lo permite a un colectivo que se ha presentado en la corte electoral como partido, pero sin siendo aceptado todavía, a integrar la organización de un posible  plebiscito, también es discriminación.

Por eso UNIDOS decidió de integrarse en una organización  del mismo plebiscito constituido de partidos políticos. Un plebiscito, dos organizadoras – por lo menos tenemos el texto en común.

Es nefasto lo  que está pasando, y quienes, los que gritan tanto por la defensa del agua y los bienes naturales, y están en contra del plebiscito, es nada menos que conspirativo. Hasta hora siendo apolítico se aceleró y no  se frenó la destrucción indeterminada del Uruguay. Quien no quiere permitir a partidos nuevos a resolver los problemas, sigue apoyando el gobierno de los capitales extranjeros.

Despiértense Uruguayos, somos por constitución una sociedad política, la política es el poder (lamentablemente). Y con este mismo poder se podría también terminar con la destrucción del país.

Peter Johann Abmayr Kranzfelder de UNIDOS

--

Ruben Bouvier, del Movimiento La Salud para Todos en

Audición Resonando del pasado día viernes 6 de diciembre

http://www.youtube.com/watch?v=lk05_vWChL0

@PostaPortenia - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 07:13:28
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 23

Freja fue la primera de los descendientes de Saskia que mantuvo sin cortar sus orejas. Después vendrían sus propias hijas y los hijos de la Bicha. Hasta hace no mucho tiempo a los cimarrones se les cortaba rabos y orejas. Era lo que se presentaba ante las autoridades para poder cobrar la recompensa por haber matado un cimarrón. En épocas más cercanas esta práctica y su resultado fue asumida como embellecimiento de los ejemplares, un  “look”, una moda deseada para los cimarrones. Saskia tiene una cola larga y poderosa que parece tiene vida propia y traviesa, pero tiene sus orejitas cortadas. En realidad su carita es la de una muñequita perro, es preciosa! Aunque sus orejitas quieran parecerse en chiquito a las de un puma, animal solitario y sanguinario.

Ayer Alba vino con la noticia de que es concejal titular por la renuncia de la “Chonga” y el “Quico”  Me alegró mucho saber que el contacto con la gente que esto implica será ocupado por una persona seria responsable que cree poder hacer todo por el bienestar de los ciudadanos de esta zona. También me preocupa que será de la “Chonga” y el “Quico”

 He visto en muchos lugares que estos personajes por lo general son, como se dice en mi patria “pateados para arriba” y que solamente se logra con sus  “renuncias” el posponer el momento en que lograrán sus objetivos cayendo sobre sus presas.

Aquí en el paisito la manera de entender la política por los partidos que ocupan las instituciones estatales es de derechas. Por lo tanto todas las propuestas llevadas a los distintos organismos por sus militantes son de derechas. Los que intentan que la gente se organice de manera consciente y se implique en lo político no pertenecen a esos partidos. Por eso pienso que la alternativa no es oficial ni de la oposición, sino de los militantes sociales que se oponen a la política burguesa, resistiendo sus intentos de corrupción, de convencer de que siempre ha sido así y lo seguirá siendo y que todo pasa por sacar provecho de tipo personal y que con la solidaridad sólo se pierde.

Las declaraciones del Presidente electo hacen tres, cuatro años por la mayoría de los uruguayos como una alternativa seria y profunda de cambio hacia la izquierda, es un modelo en el sentido de la política burguesa

Ante la nueva ubicación de Uruguay en la lista de PISA (?) que revela que el nivel de la enseñanza es uno de los peores del mundo. El Presidente no echa la culpa a los terratenientes que no aportan en nada a la enseñanza, ni a los bancos ni a los industriales que están muy contentos con que se pague menos sueldo a los que trabajen y aumente así la riqueza de los que ya tienen y que piensan que la educación agrega problemas al “aparato productivo”

La culpa es para el Presidente de las familias sin recursos que no pueden pagar buenos cursos y que no tienen otros valores para dar a sus hijos que no sean los de consumir, consumir, consumir. Valores que desde el gobierna son prioritarios, aunque declare lo contrario, deseables y naturales. La mayoría, humilde y miserable adopta los ideales de derecha de la clase dominante y su objetivo es el consumo y no la educación así en general.

 Antes que nada está el mercado y la necesidad de participar en él ofreciendo sin rubores lo que se tiene para ofrecer. Esto es droga, sexo, medicamentos robados a la salud pública o cualquier otra cosa que se haya conseguido de la manera que sea.  Esto pasa también por la venta de “traiciones” a sus vecinos, a sus compañeros de sindicatos para lograr posiciones favorables desde donde  llenarse los bolsillos.

Todo eso es política y valores de derecha que no son “naturales” ni únicos. Esta mañana escuché un dirigente sindical que hablaba con orgullo de los representantes sindicales que se pasaban a la actividad política partidaria. En la semana en algún informativo escuché también a alguien de un sector de la salud que propone la aniquilación del Hospital de Clínicas orgullo de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República y de la atención médica gratuita a los que no pueden pagar otra.

Este señor propone que los futuros médicos practiquen en las instituciones privadas que después les dará trabajo. Y por supuesto que no es gratuita para los pobres. Política de derecha. Creo que el partido de gobierno, el Frente Amplio ha abandonado, en toda su extensión, toda pretensión de llegar a una sociedad sin clases e igualitaria. Sólo le interesa reproducir esta sociedad injusta.

Después hay toda una gama de gente que se entiende como profesionales, apolíticos que van desde técnicos de los más variados, cibernéticos ladrones de programas, como dice nuestro amigo Jorge. Los que corren inmediatamente a patentar los inventos como propios y ponerlos al servicio del control de la población, médicos, maestros, abogados y militares de las más diversas ramas.

Lo que es similar para todos estos es que son apolíticos, quiere decir que defienden a todos los gobiernos sin importar partidos. Lo único que defienden es este estado, el burgués. Y se sienten por sobre la población que trabaja y no se viven como prostitutas, aunque son peores que las pobres mujeres u hombres que venden su cuerpo. Estos  “técnicos” tienen por lo general algún poder de consumo, no todos.

La mayoría, creo, que tiene muy pobre educación. Sus sueldos no son demasiado altos pero gustan de los shoppings, cierto barniz elitista que algunas veces es para reír. Conozco algunos que llegaron a esta posición a través de un cursito bastante rápido e idiota. Pero nunca quieren entreverarse con las clases bajas y pudiendo ensayan algunas palabras en inglés que es el idioma del imperio. Sumamente denigrante y deprimente. Se sienten de parte de los poderosos e intentan mirar el mundo por sobre su  hombro. Grandes gastadores de tarjetas de crédito que por lo general no pueden pagar.

Saskia tiene sí un poderoso rabo pero las orejitas cortadas. Son modas que llegan desde la época en que se cercaron los campos y se eliminó el gaucho y quiso hacerse lo mismo con el cimarrón pero sin éxito. Ella vive conmigo. Es muy malcriada al igual que Freja y todos sus cachorros pero rebelde y orgullosa, como no lo es mucha gente aquí en este país. Pero yo la adoro y la quiero como a todos los que resisten y buscan una alternativa que no es individual sino para todos, un mundo nuevo y justo.

BITTAN - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 07:13:17
postaporteñ@_______________________________

¿Amor y paz?

Por Beatriz Sarlo |  PERFIL 07/12/2013

La precaria salud que apartó a Cristina Fernández del proscenio fue una prueba del cielo (quizás un signo producido por su reconciliación con Bergoglio).

En octubre, le permitió esquivar la noche de los resultados electorales y, ahora, le permite emitir órdenes para que sus ministros las cumplan y, si algo falla, se hagan responsables y renuncien. Pero el miércoles Córdoba fue saqueada. Veloz de reflejos, la Presidenta saltó sobre esa oportunidad, pensó qué le convenía, y abandonó al pueblo de la ciudad de Córdoba a lo que estaba sucediendo. Capitanich recibió la orden, tan despiadada como irresponsable, de no enviar a la Gendarmería. Que se entienda: no fue De la Sota el abandonado, fue el pueblo de Córdoba.

Conviene volver al home movie de Olivos, con el que la Presidenta anunció su regreso. El 18 de noviembre se mostró a su pueblo con dos simpáticos animalitos. Se ha escrito mucho sobre el estilo de ese retorno. Sin embargo, hay algo que no se subrayó. El home movie de Olivos no es un relato, sino la puesta en escena de una posición presidencial respecto de los ciudadanos, que se llama, sencillamente, paternalismo

Cristina Fernández no habló de cómo continuaría su gobierno ni de ningún tema político. Este silencio implica: “Ustedes deben confiar en mí, que puedo interpretar mejor sus necesidades y deseos, porque los conozco como nadie puede conocerlos”.

Para comunicar esto bastó que la Presidenta mostrara un despliegue de virtudes maternales (la forma femenina, modosa y televisiva del celebrity-paternalismo), con un perro en la falda, con un peluche plantado cerca, con una hija detrás de la cámara. 

Ofreció la imagen restaurada de su cuerpo como prueba de que ella estaba todavía allí, para tranquilidad de su pueblo. Sin palabras, a ese pueblo le dijo: “Miren el perrito, miren el pingüinito, miren mi camisita blanca que pone fin al luto; hoy es un día nuevo para mí y para ustedes”. Su especulativo silencio nos transmitía: “Ustedes no necesitan saber lo que yo haré esta misma tarde. Todo lo que ustedes necesitan es confiar en que yo esté acá”. No se precisa más para definir una interpelación paternalista.

Muchos creen que el discurso hogareño fue pobrísimo. ¿De verdad?

Me parece que armó una nueva escena: Cristina Fernández pasa más tiempo en Olivos que en la Rosada, no porque le indiquen que no viaje en helicóptero, sino porque le conviene a ella establecer una distancia. Lo adverso que suceda será atribuido a sus ministros y secretarios. Serán, como suelen serlo en muchas democracias, fusibles. La Presidenta, en cambio, avanza hacia el plano más iluminado pero menos comprometido de la escenografía.

Allí donde sopla el viento o cae la lluvia, Cristina Fernández no estará porque tiene que cuidar su salud, meditar para bajar el estrés y otros diversos etcéteras. Por ahora la Presidenta eligió el hands-off. Como Menem (que en eso imitó a Bush padre), designó un vocero ejecutor: en los 90 era Corach; en la segunda década de este siglo, Jorge Capitanich. Sólo los diferencia que Corach no ambicionaba la presidencia que Capitanich desea. Eso significa que Menem tuvo más horas para jugar al golf y andar por el mundo que las que Cristina Fernández tendrá para los ejercicios antiestrés.

Cristina está haciendo menos que antes. ¿Y con qué reemplaza lo que hace menos? Con su presencia, con la diseñada y fotografiada presencia de su cuerpo que, mostrándose floreciente, prueba el triunfo de la salud y, en consecuencia, que la Nación ha salido de peligro. Cuerpo real y Nación son uno solo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill gobernaba Gran Bretaña como primer ministro. Con estudiada periodicidad, sacaba a la familia real a pasear por las calles de Londres, sobre todo, después de los bombardeos nazis. El rey, la reina madre y las princesitas eran los cuerpos indispensables para animar el patriotismo.

Hoy el cuerpo de Cristina es indispensable a una causa probablemente algo menor: su propio futuro. Por ahora, con sabiduría muy tradicional, se ha mostrado en los juramentos de sus ministros (como un monarca constitucional) y haciendo mohines en el balcón que da al Patio de las Palmeras: ¡cuánto los quiero y cuánto los extraño!

El estilo paternalista puede resultar insultante a quienes defienden el principio de autonomía de los ciudadanos. La Argentina tiene larga experiencia en paternalismo oligárquico y paternalismo populista (militar, de elite criolla, popular, religioso).

No vamos a escandalizarnos a esta altura, cuando surgen nuevos dirigentes que practican la demagogia repitiendo el contenido más obvio de los deseos atribuidos a la gente: eso también es populismo paternalista. Los ciudadanos creen y delegan. Por eso, el pintoresco home movie de la menor de los Kirchner merece volver a verse. Todavía no se ha dicho lo suficiente.

A no distraerse: un perrito bolivariano y un pingüinito del PRO son sólo juguetes de una representación paternalista. Por lo demás, ella sigue siendo la misma.

 La noche de los saqueos reacondicionó una vieja máxima del general Perón: “Al enemigo (como De la Sota), ni la Gendarmería”. Y si el que sufre violencia es el pueblo de Córdoba, confiemos en que Dios lo ilumine y se dé cuenta de que no le conviene votar antikirchneristas.

Esa es nuestra Cristina, la que demuestra que no hay enfermedad ni terapia capaces de cambiar un temperamento.

@PostaPortenia - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 06:58:04
postaporteñ@_______________________________

La degradación y la esperanza del FA

Julio A. Louis - Voces - 12/13

Muchos de los que hemos participado en varios Congresos del FA, coincidimos en que éste ha sido el peor.

Si bien son erróneas las apreciaciones unilaterales (“todo es negro”, o “todo es blanco”)  es evidente que en este Congreso ha predominado lo  negativo,  trasuntado en  criterios antidemocráticos y pésima organización retroalimentados entre sí, y notorio retroceso ideológico

 Lo positivo es que ante el acentuado proceso  de derechización, de social-liberalización (más que de social-democratización), las grandes corrientes se han agrupado básicamente en tres: la defensora del sistema -molesta ante cualquier definición antiimperialista o contraria al gran capital-   expresada en el Frente Líber Seregni y en la mayoría del Partido Socialista; las fuerzas centristas, encabezadas por el Partido Comunista y el MPP,  empujando sin convicción a perfumar el documento central, pero a la vez promotoras del  Dr. Vázquez, adalid del conservadurismo ideológico y de la alianza con el imperialismo norteamericano; y una renacida izquierda, plural, proveniente del “abajo que se mueve” en los Comités de Base, sindicatos, movimiento cooperativista, etc., en derredor de Constanza.    

 Los criterios antidemocráticos priman ya con anterioridad  a las sesiones del Congreso.  Se trabaja con  dificultades en las Comisiones, soportando presiones, hasta que informan. Ahí comienzan a operar tres miembros designados centralmente,  quienes se abrogan derechos para fijar qué cosas pueden “pasar” a las bases y qué cosas deben impedirse. Claro está que en nombre de “la unidad”, la que también reclama el Dr. Vázquez,  el mismo que  gobernó sin atender a su fuerza política, contraviniendo sus principios y programa  y hasta vetando una ley emanada de ella. 

 Hubo pésima organización de las Comisiones del Congreso; en el caso de economía con aportes de “los 8”, abandonados después fruto de “negociaciones” y presiones varias, fundamentados en el “consenso” defendido por V. Turianski,  mediando  la convocatoria urgente de un Plenario Nacional paralelo al Congreso

Y peor,  recuento de votos sin garantías. En una época en que con mínima estructura se puede votar y saber al instante exactamente cuántos son los votantes, el recuento  por quienes muchas veces ni explicaron los criterios a los congresales (por ejemplo, que no contaban los votos de quienes estaban de pie)  no  ha ofrecido garantías. Si bien el Congreso adoptó el criterio de proclamar como pre-candidatos a Moreira y Vázquez, pasados a expedirse por uno u otro,  quedó la duda de si Vázquez  llegó a los dos tercios, esto es, el 66.66% por ciento con su 67%, dos tercios que en otras condiciones se erigía en el mínimo para ser proclamado candidato oficial.

Retroceso respecto a definiciones del Congreso del 2008, de un programa “pos-socialdemócrata” según Mujica. Otra vez, se ha “tirado la pelota para adelante” con ambigüedades que sirven a un roto como a un descosido.  Así, ha predominado “la unidad” en base a dejar que el   próximo Presidente interprete las resoluciones

Lo positivo ha sido la amplitud de la rebelión de las bases. Pese a la disciplina  exigida por las direcciones a sus afiliados –en especial del MPP y del PC- y al intento de despreciar el significado de la pre-candidatura de Constanza, el 43% de los congresales votaron en contra de tener que elegir entre uno y otro, y más de un 23%  votaron por ella, con otro  10% de abstención.

La candidatura de Constanza es el nuevo “fitito” del que escribía despectivamente el Senador Michelini acerca de la pre-candidatura de Mujica en 2009. Con algunas diferencias: la solidez intelectual y la firmeza de la que hace gala Moreira, opuesta al bamboleo pequeño-burgués constante del hoy presidente  y además, al hecho que su pre-candidatura atenta contra los aparatos partidarios, promovida desde las bases solo con el apoyo de algunos pequeños partidos

Queda planteada una lucha desigual. Entre el septuagenario ex presidente, y la primera aspirante mujer, adalid del cambio generacional; entre el conservadurismo ideológico (expresado en el veto al “aborto”) y el pensamiento de izquierda en proceso de reconstrucción y afirmación;  entre el Presidente de la Fundación W. Wilson  y aliado de Bush, y una consecuente antiimperialista; entre quien augura el renacimiento de viejos y nuevos problemas con los vecinos y el Mercosur y quien apuesta a la integración de Nuestra América. Y entre las tres corrientes en la interna.

El favoritismo de Vázquez para ganar las elecciones depende de los votos de Constanza. Pero para su proyecto “unitario” y sin “atajos”, requerirá apartarse de la izquierda y contar con nuevos aliados, entre los cuales ya se apuntan el Partido Independiente y el Intendente Omar Lafluf.

El proyecto histórico del FA llegará a su fin, apostando en tiempos de crisis a las recetas que aplican los social-demócratas y social-liberales en Grecia, España o Francia. La clase trabajadora y el pueblo o reaccionan rápidamente, o deberán hacer el aprendizaje doloroso de la frustración de un proyecto que nació  antiimperialista y opuesto al gran capital.           

@PostaPortenia - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 06:43:09
postaporteñ@_______________________________

Es lo que hay.... Subite a esta Perinola

ESTAMOS TRABAJANDO   

Montevideo, diciembre del 2013

¡ATENCIÓN!, ¡CUIDADO!, NUESTRA BURGUESÍA NOS OFRECE...

...”Y llegado el momento, tengan igualdad de oportunidades”...

Veníamos ensimismado y entretenido cavilando revolución en un ómnibus departamental -desde hacía unas cuántas horas- y en una de sus paradas, compramos un diario de mucha circulación, para distraernos divirtiéndonos con “sus” noticias leyéndolas “al revés”, y poder llegar a nuestro destino, la ciudad de Montevideo. Como gimnasia intelectual personal, ejercitamos a diario las lecturas “auscultando al enemigo de clase”, las que nos proporcionan el deleite inigualable -entre otros- de leer un articulazo del escriba abogado periodista director del pasquín referenciado de reconocida y connotada definición ideológica histórica fascista/imperialista, y lo que nos llamó a la lectura -prestando suma atención-, fue su artículo del domingo 8 del cte., titulado....El “giro a la izquierda”...

Nosotros no estilamos publicar sobre sus decires, porque partiendo de quién los escribe, normalmente, no gastamos pólvoraen chimangos, ...pero..., nos llamó poderosamente la atención sus énfasis repetidos y lo releímos por segunda,... y, por tercera vez, para reírnos con sincero gusto y satisfacción ideológica, al momento volamos con nuestra traviesa imaginación representando al Comandante Hugo Chávez con su expresiva risa alegre y contagiosa junto con nuestro prócer José Artigas de ceño fruncido y adusta mirada oteando a lontananza, a quienes  pudimos diseñar sobre el espacioso vidrio del ómnibus, ...cabalgando juntos en briosos corceles, andando de correrías revolucionarias por los llanos y montañas Latinoamericanas, expresando “uno” de sus certeros decires Bolivarianos,..., Hugo le infería a Don José, ....vistes como en Venezuela y en el Uruguay se revuelca la misma gusanería burguesa, ¡escúchalos! cuando gritan a voz en cuello, ...no me toquen mi bolsillo,...

¡Pues bien!, para poder sondear con más profundidad transcribimos para compartir nuestro deleite político/ideológico un tramo de su inigualable rancia queja burguesa, la que indudablemente transmite “su” terror de clase y su inconfundible desazón explotadora por ésta realidad que inexorablemente se les “acerca” su fin, dice el escriba:

...” ¿Esta experiencia es la que se propone para nuestro país? ¿Hacia allí nos quieren llevar con “el giro a la izquierda”?

Mala cosa es copiar lo que da malos resultados. Un gobierno debe buscar la felicidad y el bienestar de los ciudadanos, pero no de manera compulsiva arrasando con un sector de la sociedad, ni metiéndole la mano en el bolsillo a nadie con el solo argumento que “tiene más” (seguramente, también “trabaje más”).

Su obligación es generar las condiciones para que las personas se desarrollen (inversiones, fuentes de trabajo) y, llegado el momento, tengan igualdad de oportunidades para competir en este mundo cada día más competitivo y exigente. Y eso, en definitiva, se denomina con una palabrita que tantos dolores de cabeza ha dado a este gobierno, por aplicar, justamente, recetas del pasado, fracasadas y malas: educación. El resto, son inventos de pésima calidad.”...

Es aquí que debemos de separar la paja del trigo, y lo podemos hacer con absoluta seguridad porque el timonel fatuo/amplista del próximo (posible) reinado del imperio masón/tabaretiano lo ha promulgado a voz en cuello: ...”nada de locas pasiones ...no habrá doblada a la izquierda”,... y por supuesto que la Malinche Constanza y su séquito de arrastre, lo refrenda, por lo que estamos eximidos de más comentarios al respecto, ¡no habrá! doblada a la izquierda.

Empero, no debemos de perder la oportunidad para refrescar a las decenas de miles de mentes compañeras dispersas que buscan a diario explicaciones sobre los decires, actuares yhaceres de este inigualable desgobierno que nos asola como “paso de marabunta” para solamente encontrar la desmotivante, razón de la sin razón, la que nos dice, y les dicen, en su dialecto lumpen/quijotesco,...¡no jodan, más!....

Por lo que después de ésta desoladora verdad constatada, levantamos nuestra mirada y apuntando con las armas que la historia nos brinda y permite, revoloteamos sueños con orgullosa lealtad y volvemos a dibujar sobre el mismo vidrio, ...para diseñarlos caminando con pasos firmes por las calles de la ciudad de Sauce, escuchándole decir a nuestro inigualable don José Artigas dirigiéndose al inmenso Comandante Hugo Chávez, ....ser federativo de aquellas Provincias Unidas Orientales, es ser hoy antiimperialista de la Patria Grande Bolivariana Chavista, ...¡por eso, es!, que las burguesías tiemblan asustadas,...

Es un hecho notable en conjunción catalizadora de todas nuestras historias Latinoamericanas, -por alrededor de más de doscientos años-, que de una u otra forma, consecuentemente, hemos avanzado más haciendo Revolución liberadora antiimperialista, que lo retrocedido, por lo que nuestros pueblos de la Patria Grande-codo con codo-, caminan sin titubear a paso firme hacia su liberación definitiva por el Socialismo.

Recapacitando sobre nuestro actual, sabemos que para el tercer set cincoañero de otra administración frenteamplista del progresismo bueno prosistema capitalista, no habrá doblada a la izquierda, pero ¡sí, habrá!,...sentada a la derecha pro imperialista.

Por lo que el FPA – Frente Patriótico Artiguista, dice, que la lucha por el Socialismo es la lucha por la vida digna del buen vivir Artiguista, por lo que define que las burguesías “no” se rinden solas, sino que se las derrota peleando, por lo que nunca nos darán “por si” igualdad de oportunidades, ningún sistema de explotación entre humanos, a entregado a sus enemigos de intereses de clase, oportunidades ciertas de igual a igual, alertamos, porque es una miserable mentira burguesa,siempre en toda la historia de la humanidad hubo que ¡arrancárselas!, es decir, ¡habrá, que!...

Tenemos que tener claro, que cada vez que les creamos a las burguesías “sus decires”, estaremos empedrando el camino de nuestra derrota. 

¡Entonces!, tanto en la Venezuela Bolivariana, como en el Uruguay Artiguista las derrotas de sus burguesías sólo se lograrán peleando, sin traicionar ni rendirse nunca; bajo las banderas de los más sentidos intereses de las clases explotadas y de los, sin nada, ¡esto! será, el construir revolucionariamente el Socialismo Latinoamericano.

CONSTRUIR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA

ES HACER LA UTOPÍA

LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO

A CONSTRUIR UNA VIDA DIGNA

FRENTE PATRIÓTICO ARTIGUISTA 

FPA - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 06:35:49
postaporteñ@_______________________________

CAPITANICH EN EL GRUPO DE LA MUERTE

Alejandro Borensztein - CLARÍN 8/12/13 -

Compañero Coqui, asumamos la realidad como es: ligaste mal, viejo. Qué le vas a hacer. Zannini, Kicillof y Berni en el mismo grupo es mucho.

Los tres juntos meten miedo

Los uruguayos dicen que les tocó el “grupo de la muerte” porque en primera ronda enfrentan a Italia e Inglaterra. Puede ser que tengan razón, pero para ser sinceros, si de eso se trata, entre Argentina, Irán, Bosnia y Nigeria, en nuestro grupo tenemos más genocidas que en todos los otros juntos.

Sin embargo, podemos decir que futbolísticamente hablando nos tocó un grupo bastante accesible. Finalmente los argentinos estamos todos contentos, salvo el pobre Timerman que está preocupadísimo porque el día que jueguen Argentina-Irán no va a saber por quién hinchar.

Por eso Compañero Coqui, volviendo a tu grupo, en el fondo tuviste suerte. Si bien tenés que lidiar con Kici, Berni y Zannini, tres picapiedras capaces de serrucharte tibia y peroné en cuanto arranque el partido, deberías mirar la parte positiva: no clasificó Moreno. El tipo se quedó afuera en el último minuto.

Para que puedas enfrentar lo que se te viene con posibilidades de pasar a la próxima ronda, vas a tener que bajar a tierra y asumir las cosas como son. Yo entiendo tus buenas intenciones y tu racionalidad.

También sé que ahora se puso de moda la buena onda, la cosa componedora, el diálogo abierto, el estilo Scioli/Macri/Massa/Binner. Pero ojo que estás jugando en el kirchnerismo. No te confundas gato. Acá no hacemos amistades. Acá todo es órdenes, obediencia, cabeza gacha y muzzarella. Y al que no le guste, que elija su embajada preferida y a otra cosa mariposa.

Lo que viniste haciendo en estas primeras semanas te puede llegar a servir para los partidos amistosos, pero cuando lleguen los partidos oficiales, los que se juegan por los porotos de verdad, vas a tener que cambiar de estrategia. Nada de juego vistoso, delicadeza, toques y lujo. No, muñeco.

A sí te vas a quedar afuera papá. Tus rivales meten y meten, y para colmo el árbitro (en este caso la árbitra) no cobra nada. Hace diez años que aplica el “siga siga”.

Entiendo que te gusten las cámaras y hasta te tomo que te muestres educado y aceptes hablar con los periodistas y contestar preguntas. Pero quiero que te quede algo bien clarito. En el kirchnerismo, cuando se habla en público, siempre se empieza así: “Buenos días a todos y todas, Clarín puto”, y después podés decir lo que quieras. Preferentemente alguna guasada. Cuanto peor, mejor. Miralo a Aníbal. Se la pasa diciendo culo, pito, caca, pedo y encima declaró literalmente que “a Lilita la voy a tener que embocar”. Así y todo llegó a ser senador de la Nación.

Elegí bien tu equipo. Ni se te vaya a ocurrir convocar a Boudou.

Ya tiene 4 amarillas y todavía sigue en la cancha porque dirige la Compañera Árbitra, pero como viene la mano me parece que no pasa de uno o dos partidos más. En realidad, en cualquier otro lugar del mundo, lo que hizo este muchacho era para roja directa.

También te sugiero no apoyarte demasiado en la falange neofascista de propaganda. Ellos dicen que están librando la batalla cultural. Pero con dos puntos de rating no le van a ganar la batalla a nadie. De hecho tienen toda la tropa intelectual y comunicacional concentrada en la Capital y acá, aun jugando de local, con toda la guita del Estado y con viento a favor, en las últimas elecciones apenas arañaron el 20%. Si los pibes para la liberación no remontan este fracaso televisivo vamos a seguir siendo esclavos toda la vida.

Ahora es momento de estudiar a los rivales. Hay que mirar los videos y detectar sus puntos débiles. Kicillof acaba de decirles a los empresarios que “necesitamos que nos acompañen”. Imaginate: para que Paolo Rocca lo acompañe, después de que el ministro le dijo por televisión que si quería le podía fundir la empresa de un plumazo, va a tener que llevarle el desayuno a la cama y al rato golpearle la puerta del dormitorio y preguntarle si desea algo más.

Medí bien los tiempos, negro. El arranque fue un poco apresurado. Un par de semanas y ya tuviste tu primer pequeño tropiezo: la respuesta al problema de Córdoba fue inaceptable. Todos entendimos que por la cucaracha te bajaron la orden de dejar que se le chamusquen todos los cuartetos, pero poner como excusa que no mandaste tropas porque De la Sota no te llamó al celular, no va viejo. ¡¡Cómo te iba a llamar al celular si en la Argentina los celulares no andan!!

Ahí mismo se te cortó el romance con la sociedad. Vas a tener que remarla para recuperar la confianza de nuevo. Esta luna de miel te duró menos que la de tu jermu.

Lo que ya es mucho decir.

Pero no te me distraigas y ajustá las marcas. Si te llega a ir bien, pasarás a cuartos de final posiblemente contra Urribarri, Randazzo o algún otro peruca que todavía se deje cachetear por el kirchnerismo. En semis, sin duda te las vas a ver con Scioli (partido chivo si los hay). Eventualmente te puede tocar un De la Sota, por eso es muy importante ir quemándole la provincia desde ahora. Y en la final, por la otra llave, te esperan Macri, Massa, Binner o algún otro de ese palo. Ya se sabe que si no sacás el 45% de los votos, o el 40% con 10 puntos de distancia sobre el segundo, hay alargue.

Y de última última, si te quedás en el camino y el campeonato lo gana otro, te puedo traspasar la presidencia de CAPIT que actualmente ejerzo. Como habrás podido ver esta semana, te vas a divertir como un loco. Además, con tu apellido, no hay nadie más indicado para el cargo: CAPITanich.

En fin, Compañero Coqui, como ya te habrás dado cuenta esto no es nada fácil. Recién arrancás y ya estás en el medio de un quilombo chino. Bienvenido a la Capital. Ya estás jugando en las grandes ligas. Llegaste

posta - postaporteñ@ 1077 - 2013-12-09 06:27:20
postaporteñ@_______________________________

Nuevo pronunciamiento de PLATAFORMA 2012 (Versión Completa)

Diciembre de 2013

En el análisis de la década de los gobiernos de Néstor y Cristina F. de Kirchner  tanto el oficialismo como quienes colaboran en la elaboración de la fundamentación de sus políticas y acciones, tienden a colocar el tema de los derechos humanos en un lugar central. Ciertamente, el gobierno nacional se autodefine como “el gobierno de los derechos humanos”, promocionando con ello la idea de que su política en este campo ha sido y es inobjetable. Esta idea ha tenido tanta pregnancia en una parte de nuestra sociedad que aun muchos de los que disienten con el conjunto de la política del gobierno nacional tienden a naturalizar este enunciado

Desde Plataforma 2012 consideramos que este enunciado debe ser cuestionado en la medida en que se contradice con dimensiones y aspectos muy importantes de la realidad

Por un lado, desde Plataforma 2012 consideramos que la política iniciada en 2003 por el gobierno de Néstor Kirchner, vinculada al juzgamiento de los responsables de violaciones de derechos humanos y delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar, no debe ser leída de modo exclusivo como producto de la acción de un gobierno determinado, sino también como el resultado de la historia y la acumulación de luchas de un amplio abanico de organizaciones y movimientos de defensa de los derechos humanos. Asimismo, creemos que en el campo de los derechos humanos hoy en día existen elementos importantes que dan cuenta de la persistencia de la impunidad

Por otro lado, a pesar de su obturación y denegación por parte del oficialismo, en la última década los gobiernos del matrimonio Kirchner fortalecieron el entramado legal que sostiene la recurrente y creciente violación de los derechos humanos en el país mediante las políticas de criminalización de las luchas sociales. De este modo, durante los últimos diez años se ha ido consolidando una política de judicialización de la protesta y de la pobreza, así como la tendencia a la represión de los movimientos sociales y comunidades indígenas, que ha dejado como saldo un elevado número de muertos en manos de las fuerzas represivas del Estado. 

Por último, no podemos dejar de mencionar dos inflexiones que revelan de manera directa la fractura misma de la política de derechos humanos y muestran su contradicción con el discurso oficial, como es el caso de las dos leyes antiterroristas promovidas por el ejecutivo y votadas por el oficialismo en 2006 y 2011, y la designación del general César Milani al mando del ejército, sobre quien pesan graves acusaciones por la violación de derechos humanos bajo la última dictadura militar

En el siguiente documento nos proponemos desarrollar algunas de estas cuestiones fundamentales que ponen en evidencia las preocupantes violaciones de derechos humanos verificadas en la última década en el país

I- UN RECORRIDO POR LA DÉCADA

Los logros de la sociedad argentina en materia de derechos humanos reconocen una larga historia en contextos muy disímiles y que fueron creando las condiciones para que el país sea reconocido internacionalmente como un ejemplo en la materia. Así, los juicios a los responsables de delitos de lesa humanidad cuentan ya con una larga historia en la Argentina. En este sentido, es necesario tener en cuenta que el momento histórico en que se realizaron los primeros juicios a las Juntas Militares, bajo el gobierno de Raúl Alfonsín, los protagonistas de la represión seguían ocupando sus posiciones en las fuerzas armadas. El enunciado mismo de los juicios, por los “excesos en la lucha contra la represión”, ilustraba el estado de la cuestión

Asimismo, para analizar los hechos ocurridos en relación al juzgamiento de los culpables de las violaciones de derechos humanos durante la última dictadura militar es imprescindible reconocer el papel relevante del conjunto del movimiento en defensa de los derechos humanos que, iniciado durante el período de la dictadura por las Madres de Plaza de Mayo, mantuvo su vigencia a lo largo de todos los gobiernos constitucionales al tiempo que fue incorporando nuevos temas y nuevas generaciones de militantes. Gracias a las luchas de las diversas organizaciones en defensa de los derechos humanos, y a pesar del objetivo que tenían tanto las leyes de punto final y obediencia debida, sancionadas en 1987 durante el gobierno de Alfonsín como los indultos otorgados por Menem (1990 y 1991), la exigencia de justicia por las violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura militar continuó teniendo plena vigencia durante todos estos años

Como ejemplo, basta señalar que al cumplirse 20 años del último golpe de Estado militar se produjo una gran reactivación del movimiento de derechos humanos, y surgieron en todo el país las agrupaciones de Hijos de desaparecidos, que a través de la metodología conocida como “escrache” mantuvieron vigente en la agenda pública la denuncia de la impunidad de los represores en libertad. 

Posteriormente, durante el breve gobierno de la Alianza fueron derogadas las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, pero su efecto fue nulo debido a que no podía tener aplicación retroactiva. En cambio, el amplio movimiento de derechos humanos continuó exigiendo la anulación de dichas leyes, para poder realizar los juicios a los responsables de delitos de lesa humanidad. En ese contexto, la declaración de estado de sitio por parte del entonces presidente Fernando De La Rúa detonó la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001

Esta rebelión, que liberó una enorme energía social contestataria que recorrió la Argentina, cuestionó las instituciones del sistema a través de la consigna “Que se vayan todos” y abrió el escenario a una crisis de representación y gobernabilidad que, entre otras cosas, amenazó con la propia estabilidad institucional y generó una honda preocupación en los sectores dominantes. Como dato sobresaliente de este contexto, el asesinato de los jóvenes piqueteros Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, el 26 de junio de 2002, por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, volvió a colocar en el centro de la agenda pública el tema de derechos humanos y la memoria de “la gran represión” de los años ´70. Todo esto produjo una respuesta social que puso nuevamente en cuestión la estabilidad del sistema institucional y obligó al entonces presidente interino Eduardo Duhalde a adelantar las elecciones generales. 

Después de febriles negociaciones, en 2003, bajo el gobierno de Néstor Kirchner, fue aprobado por unanimidad en el Congreso Nacional el proyecto de ley que anulaba las leyes de impunidad (encabezado por la entonces diputada Patricia Walsh). Esta ley implicó un cuestionamiento a las instituciones formales, ya que la anulación permitió actuar sobre hechos previos, generando una situación inédita en el campo de lo legislativo. El protagonismo social de numerosas organizaciones populares impuso la legalidad de aquello que había sido legitimado durante muchos años de protesta y movilización social y que las leyes de Obediencia Debida y Punto Final habían pretendido cancelar.

La anulación de estas leyes permitió la realización de los juicios contra los responsables de violaciones de derechos humanos. Estos juicios tienen una enorme importancia histórica y simbólica, porque implican el reconocimiento por parte del Estado del genocidio perpetrado, algo que estuvo ausente durante los primeros juicios, realizados bajo el gobierno del entonces presidente Alfonsín. 

Es necesario señalar, no obstante, que los juicios iniciados durante la etapa kirchnerista presentan enormes falencias. Enumeremos dos de ellas:

- Por la magnitud de la represión hubiera sido necesario implementar las medidas que garantizaran que el objetivo de justicia se hiciera realidad mucho más rápida y ampliamente. Tal como señalan numerosos organismos de DDHH independientes, las causas siguen siendo en su inmensa mayoría fragmentadas, parcializadas. Mientras algunos casos se repiten en varios juicios y los mismos testigos tienen que recorrer juzgados una y otra vez, son miles los casos que no llegan a juicio oral.

Organismos de DDHH independientes vienen sosteniendo desde hace tiempo la necesidad de que los juicios sean por campo de concentración y por circuito represivo, incluyendo a todos los represores y por todos los detenidos desaparecidos. Después de 10 años de demanda persistente se ha logrado que algunos juicios se realicen por un número amplio de casos y de represores (ESMA, La Perla en Córdoba, Jefatura y Arsenal en Tucumán).

- El gobierno no abrió todos los archivos de la dictadura. Sólo fue dada a conocer una parte del archivo del Batallón 601. Esta apertura hubiera permitido contar con información fundamental, por ejemplo, datos sobre el destino de niños apropiados, nombres de represores que revistaban en aquella época, permitiendo conocer cuáles siguen en actividad y en qué función

A raíz de la información que tomó estado público sobre el archivo del batallón 601, por ejemplo, pudieron conocerse las actividades de inteligencia de Gerardo Martínez, Secretario General de la UOCRA. Recientemente, el Ministerio de Defensa informó del “descubrimiento” de un nuevo archivo que se haría público el 24 de marzo próximo. Esto vendría a demostrar lo que numerosas organizaciones de DDHH vienen denunciando desde hace tiempo: que los archivos existen, y que es posible acceder a ellos. 

Durante la los gobiernos del matrimonio Kirchner, comienza a desarrollarse una política de incorporación al Estado de dirigentes y organizaciones de DDHH (puestos, cargos oficiales, entre otros). Lo fundamental de esta “incorporación” es que se traduce en una falta de independencia de las organizaciones y personalidades referentes en la materia con respecto al gobierno: exige no sólo apoyo al oficialismo, sino el silencio respecto de temas relativos a violaciones actuales de los DDHH, cuando la denuncia de las violaciones a los DDHH ha sido y debería seguir siendo la razón de ser de dichos organismos. Asimismo, la subordinación de diferentes organizaciones y personalidades al gobierno se profundizó, acompañada, en algunos casos, con acuerdos económicos espurios (tal como ha sido el caso de la cooperativa “Sueños Compartidos”). 

Al mismo tiempo, muchas organizaciones y espacios de DDHH que mantuvieron su independencia respecto del gobierno nacional, sufrieron intentos de fracturas o divisiones. Por último, fechas históricas como el 24 de marzo, día que moviliza al conjunto de las organizaciones de derechos humanos y fuerzas políticas y sociales, han sido motivo de conflictos y disputas absurdas y aberrantes (en algunos casos hubo incluso hasta situaciones de agresión física), a causa del intento de apropiación de las organizaciones oficialistas, quienes han tratado de impedir el ingreso a la Plaza de Mayo de las organizaciones históricas de defensa de los derechos humanos, no alineadas con el gobierno.

La persistencia de la impunidad

La desaparición de Jorge Julio López, testigo en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, el 18 de septiembre de 2006, fue un punto de inflexión que dio por tierra con la ilusión del Nunca Más y aparece por ende como un ejemplo paradigmático de la persistencia de impunidad

En este punto no hay dudas: el gobierno tenía la responsabilidad de impulsar las medidas necesarias para lograr la aparición con vida de Julio López, así como la búsqueda y sanción de los responsables de su secuestro y de todas las agresiones, amenazas y secuestros posteriores. Sin embargo, la presidenta Cristina Kirchner jamás mencionó el nombre de Julio López. Por su parte, su ministro Aníbal Fernández presuponía, al igual que Hebe Bonafini, que se trataba de una “desaparición voluntaria”

Hubo otros hechos también muy graves: así, en circunstancias que indican claramente un crimen político, en marzo de 2010, fue asesinada en la provincia de Santa Fe Silvia Suppo, querellante y testigo en la “Causa Brussa” (2009). Quedaron impunes también secuestros transitorios y amenazas a querellantes y testigos. Por último, el “suicidio” del prefecto Héctor Febres, torturador y responsable de crímenes de lesa humanidad, ocurrido en 2007 mientras se hallaba en prisión preventiva en la Prefectura Zona Delta, aún no fue esclarecido

- postaporteñ@ 1076 - 2013-12-08 09:20:29
postaporteñ@_______________________________

II. EL DERECHO A LA PROTESTA

Desde Plataforma 2012 consideramos que la protesta puede entenderse como aquel derecho que sirve para mantener en pie al resto de los derechos. Ello es así, de modo especial, si pensamos al derecho en relación con el contexto para el que se crea y en donde se aplica, y comprobamos que nuestro derecho nace en el marco de sociedades definidas por la desigualdad. Hasta hace pocas décadas, nuestra sociedad no tenía los niveles de pobreza y desigualdad que hoy tiene. Tanto la dictadura militar, como la década menemista y el breve gobierno de la Alianza, conllevaron una multiplicación de las desigualdades. Durante los gobiernos del matrimonio Kirchner, algunas de estas desigualdades se redujeron, especialmente en los primeros años. Pero muchas persistieron y otras se ampliaron en los últimos años (salariales, regionales, territoriales, acceso a los servicios básicos, entre otras). Estas asimetrías persistentes reafirman la centralidad del derecho a la protesta social, el cual además merece ser interpretado del modo más amplio

En un contexto de profundas desigualdades hay más razones para el reclamo social. Ello, por un lado, porque entonces tienden a aparecer mayores niveles de maltratos, agresiones y situaciones de abuso sobre los sectores más vulnerables; y por otro lado, porque en contextos de desigualdad es más frecuente que aparezcan derechos que son violados por sistemáticas acciones y omisiones por parte del poder (tales violaciones son las que, al menos en parte, explican la presencia y sobre todo el mantenimiento de la desigualdad)

Asimismo, el derecho a la protesta resulta más relevante en países como el nuestro, en donde existen tradiciones y repertorios de movilización y de protesta, esto es, donde el pueblo se pone de pie en reclamo de lo que considera que le corresponde. Y más todavía, el derecho de protesta se hace acreedor de un respaldo especial cuando tales repertorios y prácticas de movilización, que acostumbran a canalizarse institucionalmente a través de estructuras sindicales, adoptan nuevas características y lenguajes movilizacionales, dados los cambios operados en la estructura socio-económica y la ampliación de las fronteras del conflicto social (menores niveles de afiliación sindical; comisiones internas que enfrentan a las direcciones sindicales, sindicatos más dispersos; mayores niveles de desempleo y trabajo en negro, emergencia y multiplicación de reclamos y organizaciones territoriales y ambientales), que exigen el reconocimiento de las nuevas formas de reclamo

Finalmente, el derecho a la protesta de los grupos más vulnerables requiere niveles de protección mayores cuando reconocemos que tales grupos han quedado en su situación de desventaja por razones que son ajenas a su propia responsabilidad –una situación que se corresponde con faltas y ausencias del Estado-; que el nivel de las violaciones de derechos que sufren es muy alto (sobre todo, a la luz de los compromisos de resguardo asumidos constitucionalmente por el Estado); y que el cierre de los canales de expresión (canales informales que implican el recurso, muchas veces, a medios improvisados), o el desaliento de la protesta, implicaría dejar a tales grupos, virtualmente, sin posibilidades efectivas de tornar audibles sus reclamos más básicos.

De lo que se trata, en definitiva, es de repensar los modos en que entendemos la democracia, en contra de una visión que emana habitualmente desde el poder y que sugiere que la democracia se reduce al voto que se ejerce en elecciones que se dan cada dos o cuatro años. La democracia se ejerce y merece ser ejercida todos los días, en el desafío y cuestionamiento permanente a autoridades y poderes que concentran el manejo de los medios productivos, comunicativos y represivos

La legislación represiva sancionada desde 2003

En nuestro país, el repertorio global de acciones y prácticas de control social con las que los grupos de mayor poder organizan la gobernabilidad se desarrolló de manera intensiva en la década de los `90 bajo el gobierno de Carlos Menem, a través de la criminalización de la protesta sindical, de las organizaciones de desocupados y otras luchas socio-territoriales, de la criminalización de la pobreza y el avance del gatillo fácil en el marco de la doctrina de seguridad ciudadana.

Desde Plataforma 2012 consideramos que, en la última década, el gobierno nacional ha fortalecido el complejo entramado legal que sostiene la política represiva. Así, a nivel nacional se han impulsado distintas modificaciones al Código Penal: la reforma Blumberg y la sanción de la Ley Antiterrorista. Todas las reformas tuvieron un mismo contenido: agravar las penas, dar más facultades a los fiscales y crear nuevos tipos de juicios que restringen la posibilidad del acusado de defenderse legalmente

Respecto de las leyes Antiterroristas debe recordarse que Néstor Kirchner manifestó su compromiso en la lucha contra el “terrorismo”, siendo por su iniciativa que la República Argentina aprobara el 30 de marzo de 2005 la Convención Interamericana contra el Terrorismo y el Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo. Un año después y ante la presión de los Estados Unidos, Kirchner envió un proyecto de ley antiterrorista de su propia autoría al Congreso Nacional el 20 de diciembre de 2006. Posteriormente, a fines de 2011, se sancionó la segunda Ley antiterrorista

Asimismo, en la ciudad de Buenos Aires, el actual oficialismo porteño, en un acuerdo con el Frente para la Victoria y sus aliados, junto con otras fuerzas, pactaron y sancionaron el Código Contravencional de la Ciudad, creando una herramienta que ha sido utilizada para criminalizar las luchas sociales

Por último, se ha vuelto a poner en debate la propuesta de bajar la edad de imputabilidad.

Leyes antiterroristas

El término terrorista cuenta con una larga historia en el lenguaje político, pero se ha utilizado muy especialmente a los efectos de demonizar a los opositores políticos. 

La sanción de leyes antiterroristas intenta producir dos efectos simultáneos: por un lado castigar, por otro lado, intimidar, paralizar, dividir, romper lazos de solidaridad. Además, la figura de terrorista busca producir un particular efecto en la subjetividad de masas a fin de generar un consenso favorable para aislar a aquellos que luchan en defensa de sus derechos. Todos los gobiernos crean mecanismos para la generación de consensos favorables, ya que éste es el instrumento principal para garantizar el control y disciplinamiento social. Obviamente que no es posible comparar la represión implementada por los diferentes gobiernos constitucionales con el terrorismo de Estado de la dictadura militar, pero la sanción de esta ley opera no sólo como instrumento represivo directo sino que conlleva una alta eficacia simbólica. 

Por otro lado, el estrecho vínculo que existe entre la recientemente aprobada reforma de la  Justicia(1) y la ya sancionada ley antiterrorista resulta evidente. La última tiene como principal objetivo mantener bajo amenaza a los militantes populares y luchadores sociales, mientras que la primera se interesa en mantener bajo amenaza a los jueces díscolos.

La reforma a la Justicia promete por arriba lo que la ley antiterrorista ya obtiene por abajo, esto es, apremiar y desalentar a los críticos, objetivos que comparten con tantas otras herramientas, abierta u ocultamente empleadas desde el Gobierno (y que incluyen desde las amenazas impositivas hasta el recurso frecuente a los servicios de inteligencia).

Ninguna novedad, más bien una rutina para el oficialismo. Se trata, en ambos casos, de reformas antipopulares y antidemocráticas, situadas lejos de la retórica grandilocuente que vino a rodearlas.

Pero volvamos atrás. El momento en que el oficialismo aprobó la ley antiterrorista resultó singular y curioso. Con debida obediencia, sus defensores sostuvieron que aprobaban la ley pero que nunca la aplicarían. El argumento era notable, y ello por varias razones. Primero, porque el Gobierno dictaba una ley que al mismo tiempo juraba que jamás utilizaría; segundo, porque hasta ayer al menos, los políticos oficialistas no eran los jueces encargados de aplicar frente a un conflicto las normas que ellos mismos dictaban; y tercero, porque el oficialismo hablaba como si no existiera posibilidad de que un gobierno de signo diferente lo reemplazara. En todo caso, debe decirse que con la ley antiterrorista primero, y con la reforma a la justicia luego, el oficialismo pudo ofrecerle dos regalos invalorables e inesperados a un futuro gobierno: a ese gobierno, el oficialismo le sirvió en bandeja dos normas que otras fuerzas con tradición más reaccionaria o de derecha no se hubieran animado a dictar, y no hubieran podido jamás hacerlo.

Cabe agregar que la presidente de la Nación envió el proyecto al Congreso. El discurso presidencial fue marcado por el silencio, mientras la ley se aprobaba entre gallos y medianoche. Por último, la sanción de la ley antiterrorista no debe ser leída como una anomalía, ni tampoco como un aspecto disruptivo con relación a la política de derechos humanos del gobierno. Antes bien, ésta guarda coherencia con la política oficial de DDHH, que contrapone la épica de un discurso nacional, popular a una realidad de criminalización de la protesta y la pobreza que nos golpea día  a día.

 Ahora bien, la afirmación sobre la ley que el Gobierno dicta para no aplicar nunca parece graciosa, pero en realidad es falsa: la ley antiterrorista ya está en vigor y sus efectos se sienten con independencia de que un juez se decida a imponerla.

Para los militantes sociales, y en particular para los miles de luchadores de base hoy procesados, la sola existencia de la ley representa una amenaza para su destino. Hoy ellos saben que si se deciden a manifestarse en contra del Gobierno corren el riesgo de perder incondicionalmente la libertad de la que hoy gozan, pero pendiente de un hilo. No importa, entonces, lo que luego hagan o dejen de hacer los jueces o funcionarios adictos: la amenaza ya existe, es grave, y con eso basta.

Son diversos los casos en los que las autoridades políticas o judiciales amenazaron con aplicar la ley antiterrorista. Esta amenaza funcionó por ejemplo en el caso de las puebladas contra la megaminería en 2011 (sobre todo en la provincia de Catamarca, donde durante 2012 se sucedieron 7 episodios de represión y numerosas detenciones en sólo siete meses), y, recientemente, en Neuquén, contra el movimiento de rechazo al fracking y de denuncia del acuerdo entre YPF y Chevron

Así, a las personas que salen a manifestar su legítimo derecho a la protesta se las sustantiva: han dejado de ser miembros de una comunidad, de un movimiento social, de un grupo comunitario: son terroristas. Y esto conlleva un efecto subjetivo y estigmatizador con el sólo hecho de amenazar con la aplicación de la ley, no con su implementación efectiva

Por último, la probable aprobación del proyecto de reforma del código civil y comercial –cuya aprobación por parte de la Cámara Baja fue pospuesto por el oficialismo para marzo de 2014- plantea varios problemas. Entre ellos, los que se advierten en materia de derechos indígenas, en donde lo escrito está en directa contradicción con lo establecido por la Constitución vigente, el Convenio 169 de la OIT, y la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. El proyecto no ha asegurado la participación y consulta previa requeridas por la normativa vigente (lo cual amenaza la constitucionalidad del mismo); incorpora el régimen de propiedad comunitaria indígena en un marco de derecho privado regido por principios que le son ajenos; otorga la titularidad del derecho sólo a las comunidades indígenas registradas como personas jurídicas (hoy, en ocasiones, el Estado reconoce la personería a agrupaciones no reconocidas a nivel provincial, y viceversa, lo que preanuncia los problemas y manipulaciones por venir); y vincula la propiedad indígena sólo con inmuebles rurales

Asimismo, las intervenciones del Ejecutivo Nacional en el anteproyecto se han dirigido a dos objetivos centrales: darle un giro más conservador al Código, y evitar la investigación de funcionarios involucrados en hechos de corrupción. Ha eliminado del anteproyecto original de reforma del Código Civil un artículo sobre el acceso al agua como derecho humano fundamental, pese a que la inclusión de este derecho fue reafirmada por diferentes organizaciones y juristas en las audiencias públicas. Ha eliminado la regulación de la "acción colectiva", y también la categoría de "derechos individuales de incidencia colectiva". Al mismo tiempo, ha ordenado que los funcionarios públicos queden eximidos de la responsabilidad civil por los daños cometidos en el ejercicio de sus funciones

- postaporteñ@ 1076 - 2013-12-08 09:15:36
postaporteñ@_______________________________

II- LA CRIMINALIZACIÓN Y LA REPRESIÓN DE LA PROTESTA

La criminalización de las luchas sociales no es algo que ocurre solo en Argentina o en otros países de América Latina, ya que ésta forma parte de una estrategia global de disciplinamiento y búsqueda de gobernabilidad en la dinámica de la acumulación del capital, marcada por la ampliación de las brechas de la desigualdad y por fuertes procesos de exclusión

Algo que es necesario enfatizar es que el proceso de criminalización incluye tanto los procesos de reproducción ampliada del capital (sobreexplotación de la fuerza laboral y precarización), como los nuevos procesos de acumulación por desposesión (avance y expropiación del territorio y de los bienes naturales)

Durante la década del gobierno del matrimonio Kirchner, la criminalización de las luchas sociales se ha venido expresando en un sostenido avance del proceso de judicialización de los conflictos, visible en la ampliación, multiplicación y forzamiento de las figuras penales, en el número de encarcelamientos y procesamientos a dirigentes y militantes sociales, sindicales y estudiantiles, en la estigmatización mediática y social de las poblaciones y grupos movilizados (que apunta a la deslegitimación de los reclamos frente a la sociedad) y en el incremento de las fuerzas represivas y la creación especial de cuerpos de élite (sobre todo, en las provincias), orientados a la represión de la protesta social. A esto hay que agregar que, en los últimos años, existe una tendencia a la tercerización de la represión (Hospital Francés, Casino de Bs As, Indec, asesinato de Mariano Ferreyra, Parque Indoamericano, ciudad de Rawson, entre otros casos), a través de la utilización de barras bravas, sindicatos (la UOCRA, sobre todo), guardias blancas y sicarios contratados especialmente por latifundistas y propietarios sojeros (en el caso de diferentes provincias, como en Chaco, Formosa y Santiago del Estero). 

Por otro lado, en los últimos diez años, con la expansión de la frontera extractiva que exige concentración de tierras y ocupación de territorios, la criminalización se ha ampliado a las comunidades indígenas y campesinas, así como a nuevos grupos y asambleas socio-ambientales y organizaciones territoriales. En esta línea, existe una relación directa entre extractivismo, política de concentración de la tierra y deterioro de los derechos. En otros términos, la profundización del extractivisimo en todas sus variantes (expansión del agronegocios, megaminería a cielo abierto, expansión de la frontera hidrocarburífera, megaempremprendimientos turísticos y residenciales, mega-represas, entre otros) se expresa también en una exacerbación de las asimetrías propias de la dinámica entre lo local (sostenido por comunidades originarias, por asambleas multisectoriales y militantes políticos y sociales) y lo global (las empresas multinacionales, avaladas por el poder regional y nacional). Como consecuencia de ello, la creciente territorialización de los conflictos ha derivado tanto en el desplazamiento de comunidades originarias y campesinas como en una mayor persecución de dirigentes y militantes territoriales y ambientales, en un marco de militarización creciente y de salidas represivas.

Desde Plataforma 2012 consideramos falaz adjudicar la responsabilidad exclusiva de la represión a los gobiernos provinciales, no sólo porque esto se revela como contradictorio con la fuerte concentración de poder del actual gobierno nacional (un gobierno “unitario” en su estilo de conducción política), sino también porque dicha represión está ligada a la implementación de modelos de (mal)desarrollo, de carácter excluyente, que son sostenidos activamente a nivel nacional desde políticas de Estado. Así, la represión y la política de criminalización dan cuenta de la estructura de alianzas políticas que el gobierno nacional alienta y promueve, con los gobernadores y con los grandes actores económicos. 

La década de gobierno del matrimonio Kirchner deja un saldo de militantes asesinados con motivo de la represión de la protesta social, en demanda de tierra y vivienda, contra la tercerización, por salarios dignos, por los derechos de los pueblos originarios. 

La nómina de los asesinados desde 2003 con motivo de la protesta social en defensa de derechos y del avasallamiento de las poblaciones originarias es la siguiente: 

Marcelo Cuellar y Cristian Ibáñez (Jujuy, 2003)- Sandra Cabrera (2004, Rosario), Martín Cisneros (2004) C.A.B.A - Esteban Armella (2004)- Carlos Fuentealba (2007) y Lázaro Duarte (2008) (Neuquén)- Juan Carlos Erazo ( 2008, Mendoza)- Javier Chocobar (2009, Tucumán)- Nicolás Carrasco y Sergio cárdenas (2010, Bariloche)- Facundo Vargas (2010, Mendoza) - Mariano Ferreyra (2010)- Roberto López y Mario López (2010, Formosa)- Bernardo Salgueiro, Rosemary Chura Puña y Emilio Canaviri Álvarez (2010, Indoamericano) – Juan Velázquez, Félix Reyes y Ariel Farfán (2011, Jujuy)- Mártires López (2011, Chaco)- Cristian Ferreyra (2011, Santiago del Estero) – Diego Jáuregui (2011, Avellaneda)- Geremias Trasante, Claudio Damián Suárez y Adrián Leonel Rodríguez (2012, Rosario, Santa Fe)- Noemí Condorí (2012, Escobar)- Miguel Galván (2012, Santiago del Estero) – Celestina Jara y su nieta de ocho meses (2012, Formosa)- Imer Flores (2013, Chaco)- Juan Manuel Asijak de 16 años (2013, Formosa). Continúa desaparecido Daniel Solano, de 27 años, trabajador de Río Negro, secuestrado el 5 de noviembre de 2011

Por otro lado, una serie de hechos a lo largo de estos años evidencian la política de criminalización y judicialización, entre ellos:

-Judicialización de la protesta social, a través del procesamiento de militantes populares, que ha incluido desde las organizaciones de desocupados, sindicatos, comunidades indígenas, organizaciones de derechos humanos, asambleas y grupos ambientalistas, partidos políticos, organizaciones territoriales, estudiantiles, entre otros.

-Según el Informe de Criminalización del Espacio Memoria, Verdad y Justicia, actualmente existen en nuestro país más de 4000 personas criminalizadas y judicializadas, y el número de víctimas asesinadas por luchar desde el año 2001 asciende a más de 70. -“Sobre un total de 2198 casos que cuentan con fecha de judicialización se puede observar el incremento de esta medida represiva a partir del año 2003, siendo el pico más alto registrado en los años 2009 y 2010 ascendiendo al 47,1% del total de los casos en esos dos años”(2)

-La judicialización ha apelado a las siguientes figuras penales: Detención y/o procesamiento de los manifestantes ante un corte de ruta (a esos fines, se invoca el art. 194 del Código Penal); Imputación de usurpación (pueblos originarios), Imputación del delito de sedición (en estos casos se invoca el art. 230 del Código Penal); Imputación del delito de intimidación pública; Imputación del delito de resistencia o desobediencia a la autoridad; Imputación del delito de coacción o extorsión; Imputación del delito de daños, e incluso imputación de homicidio, entre otros.

El arrinconamiento y despojo de los Pueblos Originarios y Campesinos

Tanto las provincias del norte argentino como de la región patagónica viven una realidad de exclusión y racismo, que cae sobre los cuerpos siempre sacrificables de pueblos originarios y se extiende a las organizaciones campesinas. Basta con recorrer el informe presentado en 2012 por James Anaya, el relator especial de las Naciones Unidas, sobre los pueblos indígenas en Argentina(3)  para advertir la gravedad de la situación: las conclusiones subrayan el impacto ambiental y cultural, la falta de cumplimiento del convenio 169 de la OIT (que exige la consulta previa, libre e informada ante cualquier proyecto extractivo en territorios indígenas), el incumplimiento de la ley 26160, que ordena relevar los territorios indígenas y suspende los desalojos (los cuales continúan y de modo violento); la dificultad en el acceso a la justicia, lo cual se traduce por el fallo sistemático de los tribunales provinciales a favor de las corporaciones transnacionales y de los grandes propietarios privados; en fin, la criminalización y represión de la protesta. 

Solo contabilizar las denuncias recogidas por James Anaya genera escalofríos. Por hacer una mención incompleta: hay 20 comunidades con conflictos en Neuquén, vinculados a la explotación petrolera y minera; 23 sobre 24 reclamos en Río Negro están ligados al problema de tierras, a latifundistas, al impacto ambiental y la minería; de 15 en Formosa, 10 están vinculados al reclamo de tierras y a la criminalización; de 56 reclamos de pueblos originarios en Jujuy, 47 están ligados al problema de tierras, al impacto ambiental y la falta de consulta a las comunidades relacionadas con la minería (sobre todo, el litio); de 50 reclamos en la provincia de Salta, 42 están ligados a conflictos por la tierra, la persecución, la criminalización, el impacto ambiental, la falta de consulta…

Asimismo, tal como afirma el Observatorio de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas (ODHPI), la criminalización de los pueblos originarios no se da tanto en el ejercicio del legítimo derecho de protesta, sino cuando se hace uso de derechos reconocidos jurídicamente (reclamo de tierras y territorios, cuyos derechos se hayan amparados por la normativa nacional y provincial existente). El informe del ODHPI destaca, solo para el caso de Neuquén, 42 juicios penales (25 de ellos por el delito de usurpación), que criminalizan a 241 personas mapuches (4)

La criminalización incluye figuras penales tales como el delito de Usurpación y el delito de desobediencia a orden judicial o impedimento de acto judicial.

Por otro lado, el informe citado más arriba sobre criminalización de la protesta según sector, que hizo un relevamiento sobre 2198 casos, entre 2001 y 2012, señala que el 31,4% del total corresponde a los pueblos originarios, esto es, casi un tercio del total, equiparando éste al sector de las luchas sindicales. Si ya sorprende por su magnitud, mucho más impacta si tenemos en cuenta que en Argentina hay menor cantidad de protestas de pueblos originarios en relación a las luchas sindicales (que son cotidianas), con lo cual pareciera desprenderse que una gran cantidad de las protestas de los pueblos originarios terminan por ser criminalizadas.

Pero si en el sur del país la situación de los pueblos originarios da cuenta de la reducción de la cuestión indígena a una cuestión penal, en el norte del país, la situación de los pueblos originarios aparece directamente ligada a la muerte violenta: desde asesinatos directos por parte de las fuerzas de seguridad y de los terratenientes, hasta “extraños” accidentes de tránsito, o aparentes delitos comunes, hoy suman casi dos decenas el número de muertes de miembros de las comunidades originarias.

Un caso paradigmático es el hostigamiento y represión sistemática de la comunidad Qom. Por ejemplo, en noviembre de 2010, luego de 5 meses de lucha cortando la ruta, la policía de la Provincia reprimió la protesta y asesinó al miembro Qom, Roberto López, por un tiro por la espalda, en la colonia La Primavera. Ese mismo mes murió Mario López, dirigente del Pueblo Pilagá de colonia Alberdi (Formosa), atropellado intencionalmente por un automóvil conducido por personal policial. Este hecho colocaba en la mira al gobernador Gildo Insfrán. Sin embargo, un día después del asesinato la presidenta Cristina Kirchner se mostró en la inauguración de una obra pública con el gobernador Insfrán, a través de una teleconferencia. 

Ante esta situación el dirigente de la Comunidad, Félix Díaz, viajó a Buenos Aires y tuvo una reunión con el Ministro del Interior Florencio Randazzo quien prometió retirar a las fuerzas de seguridad, realizar un censo sobre la situación de la comunidad y empezar a estudiar la situación de las tierras objeto de reclamo. Estas promesas nunca se cumplieron. Por el contrario, se saturó la región con efectivos de la gendarmería nacional, que, según denuncian los pobladores, en lugar de defenderlos, efectúan un control constante de todos sus movimientos. A tal extremo llegó el incumplimiento de las promesas efectuadas por el gobierno nacional que el cacique Félix Díaz retornó a Buenos Aires para reunirse nuevamente con el Ministro del Interior, y ante la negativa de éste a recibirlo inició una huelga de hambre durante varias semanas. Debió levantar la medida sin lograr que ningún funcionario lo recibiera, a excepción del Subsecretario de Derechos Humanos. Vale la pena recordar también la posterior maniobra realizada por el gobierno nacional para desalojar a los Qom en 2011, durante el acampe en la Avenida 9 de Julio de la Ciudad de Buenos Aires, para impedir la visibilización de sus demandas y el despliegue de manifestaciones de solidaridad. 

El hostigamiento a la comunidad Qom y a la familia de Félix Díaz continuó en 2012 y 2013. Así, en junio de 2012 una patota atacó con armas blancas a Abelardo Díaz, hijo de Félix Díaz, que terminó en el hospital local con lesiones varias. En mayo de 2013 fueron golpeados brutalmente dos jóvenes Qom de la comunidad Potae Napocna Navogoh ubicada en Formosa y terminaron hospitalizados. Además, el domingo 5, un niño QOM de 6 años murió al ser aplastado por un camión de basura, cerca de un basural ilegal que la comunidad venía denunciando que se erradicara. En agosto, se sumó el asesinato de la joven qom, Juana Gómez, de 15 años, que se agrega a las numerosas muertes y agresiones físicas con graves secuelas que vienen sufriendo los miembros de dicha comunidad(5)

Recientemente (noviembre de 2013) la justicia formoseña volvió a procesar a Félix Díaz y otros tres miembros de la Comunidad La Primavera. En dicha causa armada no sólo se imputa a éstos por usurpación, por los delitos de instigación a cometer delitos, atentado a la autoridad a mano armada y lesiones graves y leves, sino que también se los está intentando imputar por abuso sexual y homicidio(6) 

Otra de las muertes ocurridas “por accidente” en el período es la del dirigente indígena y campesino de Chaco, Mártires López, Presidente de la Federación Nacional Campesina quien, luego de sufrir un “accidente” de moto, quedó en coma y finalmente murió en Junio de 2011. Frente a los elementos que señalan el carácter intencional del hecho, a dos años de su muerte, la Fiscalía de la Cámara Segunda en lo Criminal de la ciudad de Resistencia resolvió la reapertura de la causa que investiga las circunstancias en que ocurrió el accidente de tránsito donde Mártires López perdió la vida. Como consecuencia de esa decisión, el fiscal de Investigación Nº 1 de General San Martín, José Ricardo Sorabella, quien había enviado el expediente a archivo, se apartó de la causa

- postaporteñ@ 1076 - 2013-12-08 09:12:40
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente