Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

YO SOY CENTRISTA

Me contaba un compañero que estuvo exiliado en Suecia que eso era lo primero que decía al reunirse con algún grupo, muchas veces trotskista. Porque es una calificación negativa muy usada en la tradición trotskista, y él pensaba que para discutir en serio, antes de que le buscasen la quinta pata, mejor bajar la pelota.

Ricardo dice que yo soy abogado de Andrés Nin y que Nin era un "centrista", o sea "contrarrevolucionario de la peor especie que solo simula lo contrario", nefasto, traidor, trepador, agente rentado del Estado Ruso, privilegiado hombre de Estado mientras se masacraba al proletariado, que andaba en un colachata (en los años 20), etc.

Bajemos la pelota.

Andrés Nin: dirigente del Partido Obrero de Unificación Marxista, POUM, desaparecido (secuestrado, torturado, asesinado, ocultando el cuerpo y falsificando los hechos, desaparecido como los nuestros) en junio de 1937 en España por una fuerza parapolicial estalinista comandada directamente por agentes soviéticos, con autonomía del gobierno de la República pero dentro de su estructura policíaca. Hechos absolutamente innegables.

Me pareció importante recordar a Nin a los 80 años de su alevoso asesinato, lo que nadie ha hecho.

Y entonces me saltó esta especie de "marcador hombre a hombre" que tengo; habiendo tanto colega contrarrevolucionario en danza no puedo menos que pensar que me hace una distinción, en cierto modo. Una vez más: Lo que diga de mí no me importa para nada. Eso sí, alguien que me ayude a crear un sindicato de abogados de contrarrevolucionarios para pedir una regulación de honorarios porque hasta ahora no vi un mango. Pero Nin no se puede defender y tengo que cumplir mi deber de abogado, aunque sea sin cobrar,

Tampoco da esto para mucho más, los lectores estarán pensando "pero qué pesados estos tipos, discutiendo interminablemente sobre algo que pasó hace casi cien años".

Y es cierto que hay cosas más importantes hoy, este es mi alegato final como abogado defensor y después, señores jueces, hagan lo que les parezca. Yo termino acá. Mi única preocupación en este caso es: Podemos discutir sobre cualquier cosa pero sobre la base de argumentos coherentes y fundados en hechos comprobables. Las descalificaciones no sirven para nada

¿Y de qué voy yo defender a Nin? ¡No de haber cometido errores! Sería una tontería, podemos discutir de los errores del POUM como de los errores de cualquier otra fuerza política de la historia, pero no vamos a defender a nadie de cometer errores.

Por otra parte una cosa son “los errores de Nin”, y otra cosa muy diferente son “los errores del POUM”. Ya veremos eso.

No necesito defender tampoco su forma de pensar, él se las arregla solo hasta estando muerto. Invito a todos a que entren en el Marx Internet Archive y allí lo lean directamente sin que nadie se los “resuma”: https://www.marxists.org/espanol/nin/
También una recopilación, con una introducción de Juan Andrade que es muy ilustrativa, aquí: https://www.marxists.org/espanol/andrade/1970/iv.htm

"Nin llegó a ser entonces, cuando todavía no se había secado la sangre de los proletarios asesinados en Ucrania, en Kronstadt, en Petrogrado, secretario del mismo General que había dirigido las masacres: León Trotsky".

De eso. ¡Los crímenes de Nin!

¡EN SU PUTA VIDA ESTUVO NIN EN UCRANIA, JAMÁS!!


Tal vez Ricardo no haya querido decir exactamente eso, sino darle un poco de “color” a sus acusaciones, una "licencia literaria" que se toma, como lo del colachata y demás, que haya querido hablar "en general", o decir que existe una "transferencia de la culpa" de Trotsky a Nin.

En mi barrio se llama tirar mierda. Irresponsable, lamentable, e infantil. Por reprobable que me resulte, dejaré igualmente de lado los temas de forma? e iré a los contenidos, la cosa "en general".

Nin fue electo secretario general de la Confederación Nacional de Trabajadores española (CNT), de orientación anarcosindicalista, en 1919. En abril de 1921 la CNT decide ingresar a la Internacional Comunista (IC) y envían a Nin como delegado. FUE UNA DECISIÓN ORGÁNICA DE LA CNT

La represión de Kronstadt ocurrió un mes antes, en marzo de 1921.NIN TAMPOCO ESTUVO ALLÍ, llegó a Rusia meses después, otra "licencia literaria"

Por supuesto, los anarquistas españoles (incluyendo a Nin)  no sabían nada de eso, no salió por televisión. Y en todo caso, si así no fuese y si en el reino de los locos fuese válida esa acusación “por transferencia”, le cabría a toda la CNT.

Con el tiempo las cosas fueron cambiando. Esos anarquistas se dividieron, la CNT se retiró de la IC en 1922. Muchos de ellos se hicieron comunistas y tomaron un camino diferente, uno fue Nin.

Depurado del “color” y las "licencias" algo de cierto hay: Nin quedó en Rusia trabajando para la IC, también fue enviado a algunos países de Europa (no Ucrania). Y fue un colaborador muy cercano de Trotsky, bastante después de los hechos mencionados. Hasta 1929 en que lo expulsan y vuelve a España. Estuvo unos 8 años en Rusia y otros lados.

¿Por qué lo expulsaron? Por participar de la Oposición de Izquierda, o sea por estar en contra del estalinismo entronizado en la URSS y su política. Si la orientación de esa Oposición de Izquierda fue correcta o no, es otro tema. Pero estuvo en contra y por eso lo echaron.

Después de años de ausencia, no estando ya ni en la CNT ni en el Partido Comunista, Nin comienza en España nuevamente desde cero y funda (marzo de 1932) un pequeño grupo, la Izquierda Comunista de España (ICE). Fue inicialmente un grupo afín a las ideas de Trotsky con el que Nin seguía tendiendo además una amistad personal. Ese era un tiempo previo a la IV Internacional, que se funda en 1938, cuando Nin ya estaba muerto.

Un año antes había sido proclamada en España la República, y por lo tanto estaba planteado el problema de la táctica política a seguir en esas condiciones. El primer gobierno republicano fue de derecha.

En 1934 hay una huelga general revolucionaria, impulsada por la UGT de orientación socialista, y boicoteada por la CNT y por el PCE. La ICE, con Nin, se sumó a la ofensiva. Hubo levantamientos en casi todas las ciudades obreras. Fracasó, el punto culminante fue la insurrección frustrada en Asturias, en la que la represión le dio -además de todo- la oportunidad a Franco de dar un primer paso.

El argumento de los anarquistas (no todos) para sabotear esa revolución que sacudió toda España, fue que estaba organizada por “estatistas”. Eso tiene un nombre muy simple: SECTARISMO. Pero nos da la pauta de la situación extremadamente contradictoria que se vivía en el plano ideológico.

Con el tiempo muchos de esos “antiestatistas”, no todos, tuvieron actitudes de connivencia con los “estatistas” abiertamente contrarrevolucionarias, integraron ministerios y avalaron las peores medidas del gobierno. Incluso luego del asesinato de Nin, algunos -no todos- opinaron que fue una “lucha de influencia entre marxistas autoritarios".

Luego de los hechos de 1934 comenzaron las diferencias entre Trotsky y la ICE. Trotsky quería que “entrasen” en el Partido Socialista Obrero Español, que vivía una situación muy contradictoria. La práctica del “entrismo” en otras organizaciones políticas usada por algunas corrientes trotskistas, fue planteada en principio para condiciones de extrema debilidad y persecución, pero que ha sido usada muchas veces en otros contextos. En mi opinión es una práctica política deshonesta. La ICE no estuvo de acuerdo con el entrismo propuesto por Trotsky.

En 1935 deciden formar el POUM, en acuerdo con el Bloque Obrero y Campesino, un grupo político diez veces mayor y con posiciones políticas oportunistas muy cuestionables, quedando ellos en franca minoría. De hecho el BOC estaba sufriendo graves problemas internos y algunos de sus militantes estaban volviendo al PCE, de donde habían salido. Otra actitud polémica fue la participación del POUM en el Bloque Electoral Popular (o Frente Popular) para las elecciones legislativas que se ganaron, en febrero de 1936.

Podemos repasar las críticas de Trotsky en boca de uno de los testigos que trae Ricardo contra Nin, Grandizo Munis. Fue un militante de la ICE, junto a Nin, pero que sustentaba la política entrista propuesta por Trotsky. La defendió libremente en la ICE, además con el respaldo de Trotsky. Perdió, y se fue a México a colaborar con Trotsky, el “asesino de proletarios” según Ricardo. Después volvió España, ingresó en el POUM, después lo echaron, etc. Sus opiniones son tan atendibles como las de sus oponentes, que son tan atendibles como las de él.

Al respecto de esa posición política de Trotsky nos dice Andrade:

"Si según su criterio hubiéramos ingresado en el Partido Socialista, habríamos aceptado formalmente también el Bloque Electoral, puesto que este partido no sólo lo firmó igualmente, sino que incluso fue su promotor. Claro está, nuestro grupo en él habría publicado una pequeña hoja, sin eco real alguno ni eficacia, denunciando el hecho como la traición del siglo"

Quisiéramos hablar del segundo testigo “contra Nin” que trae Ricardo para sustentar sus acusaciones, un anarquista estudioso del tema, Agustín Guillamón

Primero y sobre los anarquistas en ese tema, hubo en esas elecciones varios millones de anarquistas que votaron ?al Frente Popular.?
?
Y no es que lo diga un historiador que “miente”, en este caso Pierre Broué, es que lo dicen las cifras, si no fuese así el Frente no hubiese podido ganar las elecciones.  (https://www.marxists.org/espanol/broue/1961/revolucion-y-guerra-de-espana.pdf)

Vamos ahora a Guillamón, dos cosas previas. Una, es de los que han difundido públicamente artículos de Andrés Nin,como (y mucho más que) Fernando Moyano.

Otra, vean lo que dice refiriéndose expresamente a Andrés Nin:“El único homenaje útil, que honra a cualquier revolucionario fallecido, es una crítica rigurosa de sus errores y aciertos”

Plenamente de acuerdo.
Es el homenaje con que debemos honrar a ese revolucionario que fue Andrés Nin. A Nin y a todos, incluyendo a los anarquistas.

? ?En concreto, y sobre lo que Guillamón llama “errores del POUM”, queremos explicar lo que dijimos antes. Una cosa es Nin y otra cosa es el POUM. Por supuesto, esta distinción no la entienden los que piensan que todo lo ?que haga una organización política es obra del "gran líder"?

Como dijimos, la ICE integró al POUM en franca minoría. Con muchas posturas de la mayoría no estaban de acuerdo. Y las decisiones se tomaban democráticamente en los órganos partidarios, y se acataban. El POUM, podría decirse, ?era un partido ?“semi-leninista” en el mal sentido. El partido de Lenin prohibió las fracciones en su Congreso de 1921 en forma “transitoria” que quedó para siempre y las fracciones (menos la fracción de la dirección, obviamente) fueron duramente perseguidas. El POUM nació como un partido de fracciones, su estatuto planteaba algo que a nosotros nos resulta absurdo, las fracciones podían actuar libremente tan solo tres meses antes de cada Congreso. Pero ese disparate "semi-leninista" era solamente en el papel, de hecho las fracciones tenían plena libertad.?

La ICE era la fracción minoritaria. Nin era un miembro del Comité Ejecutivo del POUM. Cuando estalla el levantamiento de Franco, Maurín (el principal dirigente del BOC y secretario general del POUM) queda en la zona franquista y no puede volver. Nin pasa a ser secretario general, nadie más podría haber ocupado ese lugar, pero la gente del BOC limitaba lo más posible sus atribuciones? porque no querían que “los trotskistas” copasen el POUM. Estuvo en ese cargo apenas trece meses, antes de ser asesinado. Y el POUM vivió en total 21 meses desde su fundación hasta la muerte de Nin.

Es por eso que no todas las posiciones del POUM pueden atribuirse totalmente a Nin, sobre todo las primeras. Podemos analizar cada una de ellas, pero voy a limitarme a ?l?a primera, muy criticada por muchos: constituir el POUM. Era bien evidente que al hacerlo se aceptaban condiciones muy difíciles.

Para juzgar hay que probar, para probar hay que remitirse a los hechos.

¿Cuáles son ?los ?hechos?

En esos 21 meses de condiciones de persecución el POUM pasó de 5000 miembros a casi cien mil. Dentro de él las posiciones defendidas por Nin pasaron a ser dominantes, aunque en algunos casos tuvo que hacer concesiones. Una de las decisiones tomadas fue la de participar en el gobierno de Cataluña en setiembre de 1936, fue acusado y todavía lo acusan de "colaboración con la burguesía”?

. En realidad era algo casi inevitable dado el acuerdo de la CNT -los antiestatistas- con ese ?mismo ?gobierno,? desarticulando las otras alternativas. Esa participación duró tres meses porque fue expulsado por un nuevo acuerdo de los “antiestatistas” con ese gobierno.

Sí, poner en cuestión esas acciones de todos aquellos revolucionarios es el mejor homenaje que podemos hacerles.

Termino con esto de un artículo de Boris Kagarlitsky sobre esos temas, que acabo de recibir, traducir y compartir, no sé si lo vieron. Se refiere a la revolución rusa pero aplicaría a muchos otros casos, también estos hechos de España:

??"Tratar de juzgar con retroactividad a los participantes en estos eventos, o darles un "consejo" tardío no tiene mucho sentido. La pregunta que nos enfrenta hoy en día NO ES ¿cómo podrían las personas en 1917 haber evitado el trágico curso de los acontecimientos? sino ¿PODEMOS EVITARLO EN EL FUTURO?” ?

?De último momento:

Escribí lo anterior luego de conocer las notas de Ricardo “A propósito de Andrés Nin (1)” y “... (2)”. Dada la abundancia de temas, y por pensar además que en este tema es prioritario dar a conocer el pensamiento de Nin antes que el mío, sugerí a Posta que mi nota quedase un poco para después. Y así, luego de escrita siguieron “APN(3)”, ...4, ...5  La lamentable consecuencia previsible de esta nota es que vendrán ...6, ...7, … … … 21, ...22, 23, … Es previsible también que 23 repita lo mismo de 22 que a su vez repetiría lo mismo de 21...

Tienen todas ellas dos cosas. De la autoría de Ricardo, un rosario de adjetivos y descalificaciones ideológicas hacia Nin, nefasto, siniestro, criminal, el peor de los contrarrevolucionarios, leninista-trotskista-estalinista-socialdemócrata-estatista, sin aportar ni un solo hecho ni argumento. Y luego, un material de algún otro revolucionario español de aquel contexto político, que desdice lo que sostiene Ricardo. Parece joda.

Los primeros “testigos de cargo” que trajo este acusador fueron: un militante de la ICE que trabajó junto a Nin en su misma orientación nefasta y siniestra, y se apartó cuando fue rechazada su propuesta de seguir la idea de Trotsky del “entrismo” en el PSOE, y se fue a trabajar con ese “asesino de proletarios” según Ricardo. Y un historiador de orientación anarquista que comienza rindiendo “el mejor homenaje al revolucionario” Andrés Nin, y encuadra así su crítica.

Ahora, en “APN (5)” Ricardo trae un trabajo de Josep Rebull, ¡un militante del POUM “contrarrevolucionario”, “siniestro” y “criminal” que reivindica al POUM como partido revolucionario proletario de vanguardia!

Si el lector tiene dificultades en entender a Ricardo, vamos a tratar de explicar cómo lo veo en mi modesta capacidad de “condimentar la ensalada”. Ricardo tiene un pensamiento cerradamente dogmático. Para él la revolución sale “como Minerva de la cabeza de Júpiter” y los militantes que no se ajustan a su forma de pensar no es que cometan “errores”, son agentes del demonio. Las verdaderas revoluciones de la historia y la verdadera estrategia revolucionaria correcta nos son totalmente ocultas por la conspiración de los contrarrevolucionarios, la prueba de que son las verdaderas revoluciones es precisamente que nos son ocultas, de la misma forma en que se demuestra que “Los Hombres de Negro” controlan el mundo. Y de hechos ni hablar porque todos los historiadores “mienten”.  Parece joda.

Rebull fue un miembro del POUM que comenzó en su ala derecha maurinista, nacionalista catalana. Al momento de las “Jornadas de Mayo” de 1937 había evolucionado hacia la izquierda y hace varias críticas a la dirección del POUM por actitudes vacilantes en aquella coyuntura, sin dejar de reivindicar al partido como tal. Tan cerrado es Ricardo que no se da cuenta que aquellos a los que cita desmienten lo que él dice.

Y en todos los casos denuncian el asesinato de Nin por los estalinistas, y esa fue la intención que tuve cuando recordé este crimen a los 80 años. Ricardo no guarda el mismo respeto que los que cita, pone “desaparición” entre comillas y sostiene que Nin trabajaba para el estalinismo.

Muchos de los hechos políticos y decisiones de aquella situación son y fueron, no solo discutibles, sino discutidas. También Juan Andrade, estrecho colaborador de Nin, dice que considera un error la decisión que tomó el Comité Central ampliado del POUM en setiembre de 1936 de integrar el gobierno de Cataluña para lo cual designaron a Nin, este es el elemento más controvertido de toda aquella discusión. En realidad esa participación cesó a los tres meses porque Nin fue expulsado por presiones estalinistas en acuerdo con la CNT, un poco raro si Nin estaba trabajando para el estalinismo.

Pero en todo caso según yo veo la “ensalada”, posiciones como la de Rebull nos dicen que el POUM no era un partido de unanimidades, y que las posiciones de la dirección eran producto de la evolución política del partido en aquellas muy difíciles condiciones, aprendiendo a duras penas y avanzando a pesar de las contradicciones internas. Yo, al menos, nunca dije otra cosa; no soy afecto a las visiones maniqueas.

??En este caso la objeción de Rebull es que Nin,? en vez de llamar a los soviets a tomar el poder? (con ese nombre ?o con otro ?de los entonces propuestos) plantease ?eso para los sindicatos. En las notas de Nin que hemos acercado, él explica su posición y razones para rechazar la versión canónica de la revolución rusa aplicada a España. Ricardo, que rechaza a los bolcheviques como traidores, reivindica a un bolchevique canónico contra Nin. Pero no hay necesidad de eso, podemos recurrir a los historiadores que mienten. Todos ellos dicen que la lucha real por el poder en España en ese momento la hacían los sindicatos, y especialmente es cierto eso en las Jornadas de Mayo. Vemos entonces cuál fue el crimen de Nin: después de muerto les creyó a esos historiadores mentirosos, y su alma poseída lo llevó a rechazar los planteos canónicos bolcheviques, y así esos traidores agentes del capital no pudieron realizar su siniestra traición en España... ¡y entonces lo tuvo que hacer Nin!

De modo que hubo decisiones de la dirección del POUM, por acuerdo y cambiantes, que fueron muy cuestionadas. Y hubo posiciones de Nin que fueron muy cuestionadas. Y sí, eso te pasa. Cuando trabajás respetando opiniones diferentes, te pasa. Cuando querés aprender de la experiencia que se va viviendo, te pasa.

Algunos de los que cita Ricardo reivindican como único grupo revolucionario a una agrupación anarquista disidente de la CNT llamada los “Amigos de Durruti”, que se creó dos meses antes de las Jornadas de Mayo; en estas últimas lanzan una  proclama:  "Ha sido constituida una Junta Revolucionaria en Barcelona. Todos los responsables del golpe de estado, que maniobran bajo protección del gobierno, serán ejecutados. El POUM será miembro de la Junta Revolucionaria porque ellos apoyaron a los trabajadores".

Ese levantamiento de mayo fracasó. No está en mi intención entrar a juzgar retrospectivamente a los Amigos de Durruti ni darles un consejo tardío, pero sí se pueden discutir sus posiciones y su accionar. También ellos fueron reprimidos. Con Nin ya sabemos cómo fue, tampoco vamos a entrar en comparaciones.

Amigo lector, esto no da para más, así lleguemos a “APN-99”. Ya no. Solo esto: 80 años después “todavía esperamos que nos digan adónde han escondido” los restos de este gran militante revolucionario asesinado y desaparecido. No estamos de acuerdo con esta versión de Ricardo del “algo habrá hecho”, que en definitiva es eso.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1806 - 2017-08-09 19:53:51
postaporteñ@_______________________________

MEJORA LA COLONIA

Política y fútbol: carne y uñacon bancos, tierra y petróleo

Publicado domingo 6 agosto 2017 en diario UNO

El Poder en Entre Ríos

Echamos nafta, pagamos con tarjeta, usamos un desodorante, convidamos una golosina, nos sentamos frente al televisor a ver un partidito, y todo será mediado por las multinacionales y sus socios locales terratenientes, banqueros y petroleros.

El Club Bilderberg versión criolla se llama Grupo Argentina Mejor –GAM-. Al tono rioplatense, es secreto y restringido a la alta burguesía y la oligarquía pero con un dejo familiero: allí cantan los gallos viejos y ya pían los polluelos.

El encuentro más reciente fue en la Patagonia, reino de los Benetton, Lewis, Turner, amigos del presidente, y blancos en la mira de los despojados Mapuche como sabemos.

Su anfitrión, y no podía ser menos: el mayor terrateniente banquero del país, Eduardo Elsztain. La revelación: María Eugenia Vidal, gobernadora de Buenos Aires. Parece que la dama cautivó al auditorio y más de uno quedó con los ojos como el gallo enamorado de la pata que nadaba en la laguna.

La Patagonia es el escenario de un genocidio reciente, que permitió que unos pocos rapiñaran vastas extensiones habitadas por comunidades milenarias de la región. Allí va de vacaciones Mauricio Macri, y elige la gigantesca estancia del inglés Joe Lewis. Ya sabemos qué otros políticos han hecho fortunas en esas comarcas al modo de Alfredo Yabrán: “vendiendo helados”

Buenas ondas

Todo calza. Este mes, el centro de la televisión argentina pasó a manos del mayor terrateniente estadounidense, Ted Turner, con más campos que Elsztain aunque de menor valor. No serán los partidos de fútbol, claro, momentos propicios para decir reforma agraria.

Es conocida la buena onda de gobernadores e intendentes de Río Negro y provincias vecinas con Joe Lewis, y la de gobernadores e intendentes jujeños con Carlos Pedro Blaquier (también terrateniente en Entre Ríos); como son carne y uña los gobernadores e intendentes de Entre Ríos y Santa Fe con Enrique Eskenazi, dueño de los respectivos bancos privatizados. El poder del dinero y la tierra es miel para los políticos, y su apego al fútbol salta a la vista.

Para entrar al GAM (Grupo Argentina Mejor) hay que tener gamba. Asisten los que encuentran abiertas las puertas de los sucesivos gobiernos, y que por lo general maquillan el saqueo capitalista con fundaciones filantrópicas para el regalo de anteojos, libros, colchones, remedios o la “capacitación” docente, con lo cual consiguen pintar de paloma el carancho.

La plutocracia argentina muestra una cara amable, con medios masivos a disposición para difundirla. Cualquiera de sus marionetas puede llegar incluso presidente. Allí se abrazan católicos, judíos, protestantes, musulmanes. Lo primero es la familia.

La irrupción de los ricos con halo de benefactores se ve en Entre Ríos a diario, con la aquiescencia digamos cándida cuando no cómplice de políticos y sindicalistas

Buenos y salvadores

Pasa con el dinero de aquí y el dinero de allá. La Fundación Cargill promociona su ayuda a pueblos fantasmas y su promoción de la conciencia sobre la tierra y la niñez. Monsanto (Bill Gates, Rockefeller, Goldman Sachs, y otros) lidera el “Semillero de futuro” con su “brazo filantrópico”. Es decir, Cargill y Monsanto establecen un sistema de desarraigo, destierro, hacinamiento, contaminación y muerte, y luego desembarcan con fundaciones para mitigar… El verdugo les da una palmada a las víctimas, los políticos aplauden y se toman su selfie (a tono con el idioma natural en el piso de arriba).

El método nos recuerda a los Remington de Roca sacrificando papás y mamás, pero seguidos de los buenos curas de Don Bosco rescatando a sus hijos para adoctrinarlos en el bien y la caridad.

Así es como Wal-Mart (los poderosos Walton y otros) difunde sus donaciones a la Cruz Roja para atemperar los efectos de las inundaciones, el usurero George Soros mete mano en el periodismo y sus organizaciones, la Fundación Rockefeller deslumbra con su “plan de resiliencia” a los políticos peronistas, radicales y socialistas; y así es como una treintena de profesores entrerrianos rodean al veterano Eskenazi para celebrar con una foto el adiestramiento en instituciones privadas elegidas por el banquero “filántropo”, y con la venia de los que saben hacer la venia

No falta el moño

El anterior gobernador extendió el contrato que deja el monopolio de las cuentas del estado entrerriano al grupo Petersen (Eskenazi) por cinco años más sin consultar a nadie, y lo hizo horas después de las últimas elecciones, cuando ya dejaba su cargo. Todo por amor al aula.

En la Entre Ríos moderna el atropello petrolero y banquero es norma naturalizada, con la partidocracia hundida en la resignación. El gran capital embolsa millones del pueblo y deja caer unas monedas para el pizarrón, el ecógrafo, en fin, las campañas... Cada paquete con su moñito.

El territorio entrerriano es un campo de batalla del poder financiero del mundo y del país. Nuestra región guarda en sus grietas algunas historias vivas de lo que fue la Liga de los Pueblos Libres, pero la dirigencia facilita el dominio de petroleras, cerealeras, exportadoras, banqueros privados. No faltan quienes se calzan la camiseta del Che Guevara para fotografiarse con los hijos de Rockefeller, en un rosario de zonceras argentinas puesto en práctica aquí y ahora.

El sistema colonial instalado y atornillado en Entre Ríos es un tabú. Sorprende ver los sectores que confluyen en el besamanos de los grupos de poder, con una red de compinches aceitando la connivencia

Rockefeller

Por supuesto que en todo lo que decimos hay excepciones. Gracias al diputado socialista Rubén Giustiniani (echado de su bloque oficialista en Santa Fe) conocemos pormenores del acuerdo entre dos empresas con sede en Estados Unidos y Bermudas para explotar Vaca Muerta.

El periodista Oscar Londero resumió un discurso del legislador en Paraná, en el diario El Entre Ríos. Giustiniani explicó que el acuerdo con Chevrón fue suscripto entre YPF Shale Oil Investment con sede en Delaware, Estados Unidos, y Chevron Overseas Finance con sede en Bermudas… ¿Y la Argentina? El paranaense Miguel Galuccio operó para que las inversiones no encontraran obstáculos cambiarios y no pagaran impuestos. Se trata de préstamos escalonados por más de mil doscientos millones de dólares en total. Para que Chevron trajera esos dólares, el gobierno argentino y la justicia ignoraron el juicio millonario que se le sigue en el Ecuador por genocidio. Hermandad latinoamericanista, que le llaman.

(A propósito: el entrerriano Galuccio lidera en estos días un proyecto petrolero de envergadura con sede en México e incidencia en el cono sur. Vista Oil & Gas, se llama, y tiene el respaldo de un fondo de inversión poderosísimo, Riverstone. Es la noticia de la hora, en el mundo del petróleo).

Como decimos Entre Ríos, tenemos que hablar de las petroleras porque somos una provincia de altísimo consumo de gasoil y naftas, con cero organización como consumidores, como conviene a las multinacionales.

Digamos de Chevron que nació con los Rockefeller. Como nació Esso. Y como Exxon (casi lo mismo) también de la Standard Oil de los Rockefeller. Esso fue adquirida en la Argentina por Pan American Energy de British Petroleum y Bulgheroni –Bridas-, que a su vez tiene acciones de la estatal china Cnooc.

Junto a estas firmas sobresale Shell. En las últimas semanas volvió el rumor de una posible venta de sus activos (una refinerías y algunas estaciones minoristas) en la Argentina y el probable interés de YPF de quedarse con esa firma… (Sería una novedad extraordinaria, porque, junto a Shell, YPF controlaría el 70 % de las ventas en el país. No creemos que el chancho chifle pero en el Congreso alguien preguntó ¿se compra? ¿Con qué fondos?)

Pelea de ricos

En los últimos años se agudizó un distanciamiento entre algunos ricos en el norte. Los Rockefeller, por intereses opinables, empezaron a hablar de los efectos de la energía fósil en el cambio climático (desde antes que muriera David a los 101 años), y Exxon los acusó de querer destruir su marca (la marca que hizo ricos a los Rockefeller). Pelea de ricos. Tanto Juan Perón como Arturo Illia se las vieron con los petroleros y banqueros, sea de la Standard Oil o del Chase Manhatan (no abundaremos aquí en los vaivenes de los políticos en relación con las multinacionales según conveniencias de momento).

Ahora, ¿no es necesario que analicemos los negocios y las disputas del gran capital en nuestro suelo?

Mega negocios

Veamos un tema, entre tantos, que debiera provocar estudios y debates: Entre Ríos consume más de 30 millones de litros de gasoil por mes. Menos de dos tercios son cubiertos por YPF. En naftas, nuestra provincia consume más de 20 millones de litros por mes, y un poco más de la mitad provee YPF. Sabemos, claro que sólo el 51% de YPF es del estado, de modo que su control en la distribución es inferior a un cuarto del total, y en la extracción menos aún.

En 2016, el 56 % del gasoil y el 55% de las naftas fueron aportadas en el país por YPF. Le siguieron en gasoil Shell 15%, Esso 15%, Petrobras 7%, Oil 5% y otras, en la participación del mercado de los combustibles del país. En naftas, Shell tiene el 20%, Esso el 15%.

Hay que decir que Oil era del denunciado por corrupción Cristóbal López y se la vendió al grupo sueco/ holando /suizo/ruso Gunvor.

Chinas, inglesas, estadounidenses, angloholandesas, escandinavas, rusas, son las principales multinacionales petroleras que operan en la Argentina y en Entre Ríos. No hablar de ellas es ignorar por completo el estado colonial que padecemos. Entre Ríos consume 650 millones de litros por año en gasoil y naftas más 7 millones de litros de lubricantes, principalmente por su economía agropecuaria que extrae y transporta enormes volúmenes. ¿Qué tienen para decir los candidatos sobre los fondos extraordinarios que invierte nuestro territorio por ese consumo fenomenal de energía fósil?

Chamuyo panzaverde

En el total del año 2016 la provincia consumió un poquito menos gasoil que en 2015, y el volumen se mantuvo por encima de los 400 millones de litros de enero a diciembre. Eso en gasoil. En naftas también hubo una leve disminución de 2015 a 2016, pero rondamos los 250 millones de litros al año en la provincia. Entre el primer trimestre de 2016 y el primero de 2017 Entre Ríos aumentó el consumo, superó los 100 millones de litros de gasoil en tres meses, de los cuales 55 millones fueron aportados por YPF. En naftas el aumento fue mayor, superamos los 72 millones de litros en los tres primeros meses de 2017, de los cuales 40 millones fueron aportados por YPF. En números gruesos, la empresa semi estatal vende la mitad del total, y la mitad de esa mitad es del Estado. ¿Está bien así? ¿No lo vamos a conversar? ¿Es lo que querían Irigoyen, Perón, Illia?

Hemos declarado a la provincia libre de fracking. Pero el estado argentino impulsa la extracción de no convencionales en otros territorios (principalmente Neuquén), y nosotros somos altísimos consumidores de combustibles que no extraemos ni refinamos.

La extracción de combustibles, y en especial de los no convencionales, no ha tenido licencia social en la Argentina. Los pueblos mapuche y otros se han resistido. Nosotros nos “beneficiamos” de ese atropello, luego de haber ocultado por más de un siglo el genocidio del País de las Manzanas. ¿No padecemos una cierta duplicidad?

Dependientes

Decimos “libertad de los ríos” y tenemos una de las mayores represas del país en Salto Grande. Decimos lucha ambiental, y somos el territorio más regado con glifosato. En estas horas están denunciando que aquí permanecen los químicos de modo inquietante sin degradar. ¿Qué responderán entonces a la pregunta repetida de Daniel Verzeñassi sobre la presencia de esas sustancias en las zonas de recarga de acuíferos?

Libres de fracking y queremos ser además libre de cualquier explotación petrolera, pero consumimos 650 millones de litros de gasoil y nafta por año, sin un horizonte a la vista para revertir esa dependencia del petróleo.

Somos de las provincias más expulsoras de sus habitantes, con todos los arroyos de la capital y las grandes ciudades contaminados, con altísimos riesgos de erosión de suelo como ocurre en pocos lugares del país debido a la condición de nuestras arcillas y el arrastre de nuestra maravillosa red de ríos y arroyos

No es del Estado

YPF no es una empresa estatal. Es una sociedad anónima. Allí no se aplican las normas del Estado. El Estado argentino ha privatizado y sigue privatizando la extracción del petróleo, como sigue endeudando al país en el exterior a pasos agigantados.

La mayor parte del petróleo y el gas que consumismos son explotados por multinacionales extranjeras. YPF participa de una porción y sólo una mitad de esa porción es estatal, de un Estado que también atropella. Los atropellos de YPF a los argentinos del sur son peores que los de BOTNIA UPM a los de Gualeguaychú. A no engañarse.

Las campañas electorales podrían tratar la ausencia de soberanía energética, soberanía alimentaria y soberanía financiera en Entre Ríos, la inquietante presencia de multinacionales controlando los resortes principales de la economía. Los candidatos podrían salir así de su estado de resignación.

Cuando el Estado recuperó la conducción de YPF, Julio De Vido sustituyó a Enrique Eskenazi y sus hijos (los dueños del Nuevo Banco de Entre Ríos), que manejaban YPF sin haber invertido, cosa insólita, al punto que al mexicano Carlos Slim le bastó con ejecutar garantías de una deuda contraída en varios tramos (en Credit Suisse, Goldman Sach, Standard Bank, Itaú y otros) por los Eskenazi, para quedarse con el 8,4% de las acciones de YPF (luego Slim vendió una parte).

Los Eskenazi habían “comprado” parte de YPF sólo con financiamiento y la administraban. Banqueros, petroleros, miel de los políticos.

Pusieron como garantía los dividendos que iban a sacar de YPF (es decir, cero inversión, cero exploración). Negocio redondo, sólo abortado por una tremenda crisis energética en la Argentina que obligó a torcer el rumbo, y dejó a Eskenazi sin ingresos, de modo que no pudo pagar deudas.

Claro que Slim (servicio Claro, Telmex) ya venía en relaciones con los políticos argentinos. Allá arriba entre bueyes no hay cornadas.

Eskenazi competía con Bulgheroni por el control de YPF. Se quedó sin el pan, pero buenas son las tortas: Bulgheroni avanzó con Pan American, y el grupo Petersen (Eskenazi) apostó fuerte al capital financiero y halló aliados de fierro en Santa Cruz, Santa Fe y Entre Ríos: los políticos.

Goldman Sachs

La composición accionaria de YPF sería entonces: 51% del Estado Nacional (de allí, el 51 % para la nación y el 49 para las diez provincias productoras, con control nacional, principalmente Neuquén, y luego Santa Cruz, Mendoza y Chubut); el resto para capitalistas extranjeros y bancos que ejecutaron la deuda de los Eskenazi.

Goldman Sachs, financista de Eskenazi, compró acciones de YPF hace poco y suma hoy más del 3 % del total. Son conocidos sus vínculos con JP Morgan (antiguo Chase Manhatan de Rockefeller) y los hermanos Koch, con una industria en Entre Ríos, Resinas Concordia, que oculta con un nombre inofensivo las garras de los capitalistas neoliberales más clasistas y combativos y poderosos del norte.

La misma firma Goldman Sachs colocó cinco de sus delfines en el cuerpo de asesores de Donald Trump. El presidente estadounidense denostaba a sus oponentes, cuando era candidato, por ser marionetas de Goldman Sachs. Hoy sus adversarios lo acusan de ser marioneta de Goldman Sachs.

Cuando decimos Goldman Sachs decimos Warren Buffet, también principal accionista del Bank of América. Sus modos de manipular divisas han causado estragos en el mundo. Muchas de las operaciones realizadas en Entre Ríos dependen de estos grupos, con tarjetas de crédito nacidas en Estados Unidos. El magnate Warren Buffet tiene acciones en Coca Cola, Nike, Walmart, General Electric, Johnson y Johnson, American express, Kraft food... De Kraft (Mondelez International) son marcas como los jugos Tang y Clight, los chocolates Toblerone y Suchard, y algunas otras como Mantecol, Terrabusi, Canale, Manon, Tita, Rhodesia, Bazooka, Royal, nada menos, Beldent, Milka.

No describimos a Entre Ríos si no nombramos a los Rockefeller, Gates, Turner, Elsztain, Blaquier, Eskenazi, Buffet, Koch, Walton, Soros, Bulgheroni... Y a no dudar: serán ellos los filántropos que ayudarán a superar el infarto, en caso de que los Artigas y los Yasú resuciten. Nuestros presidentes Trump, Obama, Bush y Clinton pueden seguir tranquilos. El patio está en orden.

Falta decir, por si no quedó claro: esto es el capitalismo

tirso - postaporteñ@ 1806 - 2017-08-09 19:33:39
postaporteñ@_______________________________

Marenales dijo que si el vice Sendic está involucrado en corrupción "hay que fusilarlo"

El dirigente del MLN Julio Marenales dijo a Montevideo Portal , que si el vicepresidente “metió la mano, hay que fusilarlo”, pero aclaró que no tiene información al respecto.

Marenales planteó que una persona con ese cargo de responsabilidad puede hacerle mucho daño al Frente Amplio si actúa mal. Por otra parte, dijo que el problema pasa por el equipo que trabaja con el presidente “un presidente no tiene la varita mágica, gobierna con un conjunto de gente” 

La Vuelta del Viejito Calandraca y (de nuevo!!!)Sus Dislates

Promocionado (hasta este domingo en exclusiva) por el curioso órgano del “renegado” Valenti, -“Montevideo Portal”- el Sr. Julio Marenales, como es su costumbre, se descuelga con ”una joya” de sus reiteradas barbaridades.

Como el vejete de marras es recurrente, en esto de sus truculencias, remitimos a los posibles lectores a un artículo de hace algunos años que titulábamos “Un viejito calandraca y sus manías asesinas”, porque Marenales y sus espectaculares excesos “radicales”, es la continuación de un largo prontuario de deseos  no realizados. Como siempre –vieja costumbre acentuada después del 85- Marenales tira la piedra y esconde la mano, a ver si le surge “algún aparcero” que acometa lo que a él -ni ahora ni nunca- le dio el coraje (o las pelotas), para realizar.

Matar gente (“fusilarla” es la expresión) es muy lindo en tanto se trate de los demás y el proponente tenga la cabeza extraviada y no repare en el contexto y las circunstancias.  Pero vamos a darle a este viejito calandraca una variable –que capaz la piensa y lo lleva al silencio. ¿Qué tal con aplicar la misma pena que Marenales propone a él mismo y a varios cómplices de él –verbigracia el difunto EFH, el “viejo Pepe”, la “Tronca” Topolansky y otros dilapidadores de recursos ajenos conseguidos bajo el pretexto de “las necesidades de los compañeros expresos”?  ¿Qué tal meterlos presos –en su actual ancianidad y sin “prisión VIP- por todos los delitos múltiples y apropiaciones ilegitimas varias que cometieron después de 1985?

A ninguno de sus panegiristas –más de uno refugiado en el semanario “Brecha”- desde el cual le han dedicado “al viejo Julio” páginas, recolectando sus “boutades”, como si se tratara de la ambrosía que usaban los dioses griegos para rejuvenecer a sus héroes mortales. Pero en el caso de Marenales la ambrosía (o el viagra) no dan resultado alguno. Lo que está muerto, muerto esta, y ….que querés Cipriano!!!

Marenales, además, tiene la 7.65 de la que hace caudal su biógrafo en las memorias mal apañadas que le dedicó, pero tengan los lectores por seguro, que la 7.65 no la usará, ni siquiera para darle un corte rente a su miserable existencia, ponérsela en sien, y tomándose “los olivos” como dios manda.

Un “enemigo” (¿o amigo?) del Sr. Marenales el general Barneix acosado por sus viejos crímenes y eventualmente obligado a declarar por sus intervenciones en la “inteligencia militar” tuvo por lo menos el pundonor conservador-militar de pegarse un tiro (y no es el único caso) pero Marenales que acumula declaraciones macarrónicamente desubicadas, no le da el coraje para  apretar el gatillo en la boca o en sien, cuando se trata de su caso particular? ¿Qué pasa Marenales, está realizando la fantástica –y senil- transformación de tupamaro a BOCAMARO?

A quién quiere “fusilar” esta vez el Sr. Marenales? Pues ni más ni menos que al Sr. Raúl Sendic hijo, del cual –como buen bicho carroñero- aprovecha la bolada para hacer “leña” cuando el hombre esta caído sin remedio y va en camino de ser el “muerto político” más reciente de las innumerables víctimas que “el Frente” y, particularmente, “el nido de víboras” de su cúpula política ha producido.

En el nido de las víboras, haciendo frente, en primera línea, está el Sr. Danilo Astori, y los pocos secuaces que le van quedando en “Asamblea Uruguay”. Porque fue este auténtico “tiburón político” el que le lanzó a Raúl Sendic Junior, la primera dentellada desde sus colmillos venenosos.

Esforzáte Danilo, que a pesar de todo, tus ambiciones presidenciales no se han de ver colmadas. A vos los que no te quieren son las bases frenteamplistas, que te conocen de sobra la mala leche con las que te empalagás en todos los desayunos, para regurgitarla a lo largo de tus tristes días, destilando heces y las miserias humanas que acostumbrás.

“Montevideo Portal” que es la “careta” del “renegado” Valenti, argentino, que desde joven la iba de “comunista” uruguayo, acompañado siempre de “la patota prepotente” que el Sr. Arismendi, había puesto de laderos para proteger a este cobarde de siete suelas en la vieja UJC, publica las desgraciadas declaraciones del Sr. Marenales, sabiendo como sabe, que las declaraciones son sin sentido, no tienen posibilidad de realizarse, pero el vejete senil de Marenales “se pone en 21” y –de culo al aire- no hay quien no aproveche el regalo para ejecutar el boleo que Marenales, bien se merece.

Valenti “el Tano renegado” con sus viejos odios al MLN-T se presta a la jugada con una sonrisa maquiavélica. Si serás pelotudo, viejo Julio!!!

El tema de esta nota no es, sin embargo, el “Tano renegado”

Valenti es un leproso político por gracia y obra de su antiguo y bien amado Danilito Astori, que le cortó la soga de la que andaba colgado en los estribores de “Asamblea Uruguay” y lo precipitó al limbo donde se agolpan los indeseables y desprolijos que el bajel de Danilito va dejando a la deriva. El tema es Marenales.

Marenales y su prontuario. Que es largo y frondoso.

Ya hemos señalado –recientemente- que Marenales es el campeón de la pose y del gesto.

Su Sra. Esposa “La Monga”, que es psicóloga, debe conocer y seguramente tiene guardadas y registradas, cientos de estas “poses” o sea las proyecciones con las que Marenales pretende mostrarse frente al espejo. Pretende el viejito calandraca mostrarse como un hombre “fuerte”, “sano”, “decidido” y “emprendedor”.

En los momentos de mayor delirio, se presenta hasta “como un viejo cristiano” y para darle énfasis a sus delirios, utiliza como almohada un ladrillo. Con esta pose apunta a lo que él denomina “austeridad”, cuando en realidad lo que señala es que es un “sectario obtuso”

Toda esta verdadera “payasadas” con las que Marenales pretende impresionar incautos, las ha realizado en “campamentos” donde pretendía indoctrinar en el arte de convertirse en un imbécil a prueba de razonamientos. Actos “de voluntad” estériles completamente.

Detrás de la imagen que pretende proyectar en el espejo, la realidad es otra. Marenales no es “firme”, ni “fuerte”, ni “decidido”. Ni siquiera es “emprendedor”.

Dejó –después del 85- cuando todavía era “figura” -y figura relevante- una verdadera huella de canalladas. Fue de la “patota” que decretó que Raúl Sendic Antonaccio (léase Don Raul, o “el Bebe”) estaba “loco”. Lo hizo en consonancia con Eleuterio Fernández Huidobro, el “Pepe” Mujica, Jorge “el Tambero” Zabalza y varias decenas de cómplices más. Lo hizo, sabe que hay testigos compañeros ante los cuales pronunció sus juicios, pero nunca ha reconocido aquella vieja canallada ni siquiera en la autobiografía con la que pretendió proyectarse para la posteridad.

Después de aquella hazaña canallesca y cobarde, le dieron el MLN-Marenales como premio consuelo, para satisfacción de su ego. El “huevo” lo ponían sus amigos EFH, el “viejo Pepe” y otros desgraciados en el MPP. Devenido, unos años después, en el M-Pepismo.

Y desde allí (el MLN-Marenales) se encargó de abrir “investigaciones” sobre miembros prominentes de la vieja guardia militante. Investigaciones que eran instigadas por alcahuetes y oportunistas a los que Marenales les siguió siempre la corriente, prestándose a su juego, sabiendo que las investigaciones no iban a llegar a puerto alguno y más se parecía a los procesos de la Inquisición y dónde él fungía de Torquemada. En vez de utilizar su prestigio de entonces, en frenar la comedia y la charada y decir claramente, tajantemente, :”Yo no me presto a esta canallada” el “hombre firme” se dobló y se agachó, protagonizando la trágica comedia.

 Vamos a dar un ejemplo de la charada: Uno de los “investigados”, en 1989, se presentó a dar el saludo final al viejo líder Raul Sendic Antonaccio en su féretro fúnebre. Realizada la ceremonia se retiraba, cuando, a la carrera,  lo alcanzó el actual Ministro del Interior, el “Bicho” Bonomi, para solicitarle en nombre “del viejo Julio” que integrara la “guardia de honor” que custodiaría el cuerpo hasta su entierro. El aludido, no pudo evitar señalarle al actual ministro que era una contradicción que se le comendara “a dedo” y por voluntad “del viejo Julio” para la “guardia de honor” al mismo tiempo que no estaba resuelto el proceso de las “investigaciones” a las que era sometido. Dicho eso con dignidad particular satisfecha, se retiró. Estas payadas contradictorias protagonizaba el hombre “firme”, “decidido” con las que pretende figurar para una supuesta inmortalidad este viejito calandraca.

Pero hay más. Mucho más.

Marenales, fue reclutador de aspirantes a las “tupa-bandas”. A uno de los posibles reclutas que él, personalmente, encaró, le señaló que lo hacía porque él, Marenales, no podía integrar los equipos. El aludido, que había sido miembro de la Dirección y como tal recobró la libertad en el 85, le señaló: “Yo sí, y vos no?”. Este simple diálogo, de brevísimas palabras, encierra en sí mismo, múltiples enseñanzas. Mandar a otros “al frente”, designarlos arbitrariamente para tareas de riesgo que pueden resultar en la pérdida de la vida, era una especialidad de la troika que pergeñaron a la muerte de Sendic; Marenales, Eleuterio Fernández y el “viejo” Pepe.

-“Ármense y….vayan” era su ukase. Y se ocultaba la contracara: “Nosotros,…balconeamos”. Si les va mal: “Joderse,…y tomar quina, es la mejor medicina”

Ahí tienen los defensores “del viejo Julio” un buen ejemplo de sus poses de “duro”, “convencido”, inquebrantable” de que hace gala. La “imagen” de la que se ufana ante el espejo, es una mentira, una ficción, en realidad es su contra-cara.

Todo esto, es de vieja data. Antes del 85, el personaje “duro”, “voluntarioso” (reclutado por Amodio Pérez, por más señas) ya andaba en el negocio de “hacer pose”

Antes de su caída del 26 o 27 de julio de 1972, era partidario de “resistir con granadas desde las cloacas”, hacía “llorar” a los promotores de la “rendición incondicional” que eran el “ruso” Rosencof y Eleuterio Fernández como se ha establecido en su biografía (en ese momento debió -en nombre de su legendaria “firmeza”- abrir un juicio sumario y practicar lo que se acostumbra en caso de guerras declaradas con jefes vacilantes, que es radical). En la circunstancia, lo que hoy propone: “Fusilar”, se le quedó en el tintero.

Lo cierto es que Marenales… no lo hizo. Y a los pocos días de su captura estaba para la nueva pose: matar a Amodio Pérez, el “traidor” con un ….tintero. Y tan liviano de voluntad, como la veleta, pasar de la intransigencia radical, a las “negociaciones” más canallescas y deshonrosas que se conozca en la historia. Propuso además que “el Bebe” debía caer “en un tiroteo” que, en la circunstancia equivalía a condenarlo a la muerte. Lo cual –cuando le cayó la ficha- muchos años más tarde, en la desgraciadamente célebre “noche triste” Sendic les recriminó a todos los complotados en la diatriba de su “locura”. Vaya el posible lector, sumando elementos al prontuario de canalladas del viejo Julio.

Nuestro “Ariosto furioso” no es sino un formidable cuantamusas, un auténtico fraude, un hombre que adoptó la táctica de la humilde tortuga de los viejos aljibes montevideanos: vivía “al golpe del balde” y para salvarse él, cualquier pose le servía.

Su verdadera divisa fue siempre: “Prefiero ser la cabeza del ratón que la cola del león”

Y….esclavo de la divisa, a falta de talento particular e ideas, se conformó con mostrar una imagen falsa que no se corresponde con la realidad.

Este es el viejito calandraca, que hace “su vuelta” a través de las generosidades mal intencionadas del “renegado” Valenti.

Anda según las mentas, en los pagos de Salto, a donde se retiró para practicar su oficio de escultor y después de cansarse que en el MPP, nadie le diera pelota. Según nos dicen, en la construcción de un galponcito para esos menesteres, casi se desnuca. Esperemos que la próxima intentona lo deje, definitivamente, como se dice, “con las patas para arriba”

En su epitafio, convendría estampar esta leyenda: “En los últimos años se dedicó a tener más boca que calzón de vieja”

c.e.r. - postaporteñ@ 1805 - 2017-08-07 18:30:52
postaporteñ@_______________________________

UY | Los Archivos Berrutti

05 • ago. • 2017 la diaria Ramiro Alonso

El viernes de la semana pasada, el semanario Brecha anunció que había liberado los llamados “archivos Berrutti”: aproximadamente 14.000 documentos elaborados por los servicios de inteligencia que prueban que los militares siguieron espiando a centenas de ciudadanos aún después de la restauración democrática. Los documentos, que fueron colgados en un servidor abierto, exponen los nombres de las personas espiadas, pero no la de los agentes que los espiaban. Entre otras polémicas desatadas por la decisión de Brecha de difundir información considerada secreta, hubo diferencias entre los académicos dedicados al trabajo con archivos del pasado reciente. Aquí, las visiones de los historiadores Vania Markarián, Nicolás Duffau, Carla Larrobla e Isabel Wschebor. (NdeR: se reproduce lo de Vania y Larrobla con una nota de Tiro Suizo, q a quien le corresponden los destaques y subrayados de las notas)

Durante diez años formé parte del equipo de historiadores que llevó adelante las investigaciones sobre detenidos desaparecidos y asesinados políticos por responsabilidad del Estado.Podría decirse que el equipo tuvo un acceso privilegiado a determinados fondos documentales, ya que se trabajaba bajo el régimen de confidencialidad al tiempo que la investigación se enmarcaba dentro de Presidencia República en convenio con la Universidad de la República.

Fue en ese contexto que tuve mi primer acercamiento a la documentación que se califica de “sensible”. Si bien consultamos diversos archivos y fondos documentales, los más reveladores fueron aquellos producidos por los organismos de inteligencia del Estado uruguayo. Se trataba de diversos informes, fichas personales, actas de interrogatorios elaborados y difundidos por estos organismos. El objetivo de la revisión de esos documentos se orientaba a la reconstrucción de los operativos represivos que provocaron la desaparición o muerte de cientos de uruguayos, así como la confección de fichas personales que pudieran recuperar la trayectoria biográfica de la víctima y los caminos que se gestaron en torno ala búsqueda de verdad y justicia.

El acceso que tuvimos a lo que hoy se ha popularizado como el “archivo Berrutti” fueron los rollos que nos entregaron en formato de DVD y que contenían información sobre detenidos desaparecidos; en dichos casos eran informes que ya habíamos visto en el archivo de la DNII y que solían ser distribuidos entre distintos organismos militares y policiales. La novedad, en nuestro caso, fueron las fichas patronímicas o prontuarios confeccionados por el SID y por OCOA. No accedimos a todos los rollos, que quedaron en manos del Archivo General de la Nación; por lo tanto, en mi caso, desconocía los documentos que fueron difundidos por el semanario Brecha

No es el asunto de esta nota dar cuenta de los criterios de trabajo que se desarrollaron para poder procesar la información y para poder divulgar documentación. Pero este se realizó teniendo presente el cuidado de datos nominativos y la normativa vigente.De todas formas, el acceso del equipo de historiadores a distintos fondos documentales ha sido objeto de críticas y polémicas, y más allá de la posición que cada uno pueda tener frente a este asunto, lo que se pone en el centro de la escena es la problemática que genera el acceso y la información que contienen los “archivos sensibles”.

La cuestión es que las condiciones, formas y criterios de acceso a la documentación sensible han sido objeto de diversos seminarios, encuentros, debates. Han opinado archiveros, historiadores, cientistas sociales, políticos, periodistas, agentes de la sociedad civil, víctimas de la represión. Se han promovido diversas instancias de discusión para llegar a consensos o criterios comunes. Sin ir más lejos, a fines del año pasado se realizó el seminario “Archivos y derechos humanos: aportes para las buenas prácticas”, con el objetivo de realizar una puesta a punto de la situación de los archivos y poner sobre la mesa, nuevamente, la discusión en torno al acceso a la documentación sensible en aras de lograr consensos que permitieran elaborar un protocolo nacional de acceso a la información.

El seminario finalizó sin que esto pudiera ser posible, dando cuenta de las dificultades que representa este asunto y de las múltiples posiciones que existen al respecto.

De todas formas, más allá de mi opinión personal, existen organismos y leyes que se encargan de controlar la documentación y de determinar su accesibilidad. Y ellos deberán pronunciarse –o no– con respecto aeste nuevo escenario que se abre frente a la divulgación masiva de documentos

Qué control

Uno de las primeros interrogantes que se me plantean cuando veo “los rollos del MDN” colgados en la web, es cómo fue que se accedió a esa información. Porque más allá del impacto que genera el contenido, no puedo dejar de pensar en cómo alguien pudo atravesar la vigilancia de los “custodios del pasado” para obtener copias de esos rollos casi sagrados. No se trata de que se revele la fuente, se trata de que los criterios de seguridad que se suponían que existían en torno a determinada documentación hayan fallado.

Quizás esto sea una oportunidad para replantearnos, una vez más, pero en otro escenario, cómo podemos acceder todos a esa información. Porque el acceso, si se piensa como tal y en términos de democratizar la información, no puede darse a través de un medio de prensa y por medio de la voluntad de un periodista, y sin ningún tipo de criterio ni cuidado. Es eso último lo que me hace ruido y me conduce a pensar en que se trató de una práctica irresponsable.

Estoy convencida de que los archivos del Estado deben estar a disposición de los ciudadanos, y en muchos casos bajo la órbita de organismos que no sean los productores de dicha información. Si ya existen criterios legales que indican cuándo se puede hacer pública una documentación estatal y que establecen normas para el cuidado nominativo de los implicados, es hora de hacerlas cumplir. Y si están mal y obstaculizan, demos la discusión cuántas veces sean necesarias para modificarlas.

Hacer accesible una información no es simplemente “colgar” miles y miles de documentos en la web. El exceso de información sin un ordenamiento primario, sin una mínima precaución sobre qué y cómo se hace disponible no significa democratizar nada.

¿Para qué se han discutido leyes, condiciones de acceso, etcétera, si simplemente alcanza con difundir masivamente los documentos? ¿Por qué no lo hemos hecho antes, entonces? Todos los que accedimos, de una forma u otra, a este tipo de documentación, ¿por qué no la difundimos masivamente? Si aplaudimos esta práctica de divulgación, ¿qué nos pasó antes?

Varios hilos parecen cruzarse en esta madeja. En primer lugar, creo que hay un acuerdo medianamente consensuado acerca de que deben existir políticas claras para el acceso a la información. Que en el caso de aquella documentación considerada sensible debe generarse un equilibrio entre el derecho a su acceso y la protección de las personas involucradas. Que no se trata de un tema sencillo, pues no se han logrado acuerdos que permitan la elaboración de un protocolo general entre las diversas instituciones interesadas e involucradas.

O sea que se trata un problema que, hasta el momento, ninguno de los actores involucrados ha logrado resolver de una forma transparente y mucho menos que satisfaga a todos

La vida de los otros

Otra cosa es lo que develan los documentos que fueron publicados. No sé si es una novedad, pero queda al descubierto cómo la red de vigilancia y control de la dictadura siguió operando en tiempos de democracia, y cómo debe seguir operando ahora, de forma más fluida, quizás, gracias a las tecnologías digitales y las redes sociales.

Estamos vigilados. No es una sorpresa. No sólo los sistemas totalitarios tienen la pretensión de poder absoluto sobre sus ciudadanos-súbditos. Nos dejamos vigilar, claro. Pero el asunto no es ese, no es descubrir que somos vigilados. Es constatar que quien nos vigilaba era un espía, era un infiltrado, era parte de la policía secreta. Era mi compañero, mi amiga, mi tío, era mi prima o aquel tipo que seducía a la audiencia con su encendido discurso. Estaba a mi lado, yo le di información. Y era un espía. Era un espía en democracia, ese era su trabajo, el tráfico de información.

Y estos documentos nos permiten espiar nuevamente a la víctima. Es abrir la puerta de “la vida de los otros”, es leer la vida privada ventilada en un documento perdido entre miles de documentos. Y ahí me surge la pregunta sobre si eso aporta. ¿A quién le aporta? ¿Este es un camino para acercarse a la “verdad”? ¿Qué verdad?

Podría revisarse todo el proceso que se llevó adelante con el archivo de la STASI alemana. En dicha experiencia hay líneas interesantes de trabajo que pueden orientarnos sobre cómo trabajar con el desmantelamiento del espionaje estatal, sobre cómo proteger a las víctimas.

No me queda claro si la divulgación de esta documentación en las condiciones en que se realizó es democratizar la información, si es hacer accesible algo. No me queda claro si eso nos ayuda a avanzar en el conocimiento. No lo sé.

Insisto, los documentos deben ser públicos. Se deben buscar los mecanismos y protocolos para asegurar el acceso, pero también la protección de quienes fueron y vuélvenos a ser víctimas. Y para eso se ha legislado, mal o bien, pero existe normativa. Podemos eludirla claro, pero el tema es para qué

Brechaleaks: La culpa no es sólo del chancho

05 • ago. • 2017 Vania Markarián en la diaria

No puedo defender esta forma de dar difusión a documentos que contienen información sobre la vida privada de cientos de personas. Pero trataré de analizar cómo llegamos a esta situación

1. Los rollos. En 2006 se localizó, por gestión de la entonces Ministra de Defensa Azucena Berruti, una serie de armarios con rollos de microfilm en una sede militar. No los llamaré “archivo Berruti” para no ofender a la ex ministra, seguramente la de actitud más clara y valiente con respecto a la documentación producida por esa cartera durante la última dictadura. Aunque el procesamiento se realizó casi en total secreto y sin dar conocer sus criterios básicos, poco a poco se fue filtrando que se trataba principalmente de materiales generados o recolectados por agencias de inteligencia militar durante el período autoritario.

2. Su amparo.  En 2009, por previa decisión de la misma Berruti, los rollos de microfilm y su versión digital fueron trasladados para custodia al Archivo General de la Nación (AGN), manteniéndose copia en el Ministerio de Defensa. En 2011, el AGN puso los documentos bajo reserva por quince años. Esto quiere decir que, por ese lapso, los mismos estarían disponibles para los directamente involucrados mediante pedido expreso de ellos, sus familiares o apoderados y permanecerían abiertos sin restricciones para la justicia y otras investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos. Estas decisiones se ampararon en el marco normativo vigente y se tomaron mediante consulta formal a la Unidad de Acceso a la Información Pública (UAIP) dependiente de la Presidencia de la República.

3. Otra copia digital. Bajo ese mismo amparo, otra copia de esos documentos fue entregada a la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente, también dependiente de la Presidencia, donde trabajaba un equipo de investigadores contratado por convenio con la Universidad de la República. En ese momento, el grupo se dedicaba a atender pedidos de información originados en causas judiciales. Para ese entonces, era claro que las fechas extremas de la documentación trascendían ampliamente el tramo autoritario.

4. Más cajas. Por otro lado, en 2015 se incautó, en el contexto de una causa por desaparición forzada, un gran volumen de documentación en el domicilio del militar fallecido Elmar Castiglioni. Todavía se sabe poco sobre el contenido y la procedencia exacta de esos documentos, que permanecen en el ámbito del Poder Judicial. En 2016, luego de varios trascendidos sobre el tenor de los materiales incautados, se creó una comisión investigadora parlamentaria para dilucidar sus orígenes e implicancias y, fundamentalmente, establecer responsabilidades por lo que parecían revelar respecto al mantenimiento de un sistema de espionaje ilegal luego del fin de la dictadura.

5. Una comisión investigadora.  Hasta donde entiendo, esa comisión no pudo hasta el momento acceder a los mismos documentos que motivaron su creación. En aras de avanzar con su mandato, solicitó y obtuvo del AGN un informe detallado sobre el contenido de los rollos de microfilm antes mencionados (los que me rehúso a llamar “archivo Berruti”). Los legisladores pensaban, supongo, que ese insumo podría ayudarlos a comprender las actividades ilegales de vigilancia y control social en democracia, aparentemente registradas en el “archivo Castiglioni” (el nombre vale, en este caso, porque se trata de quien recolectó los documentos).

6. El periodista. Paralelamente, comenzaron a aparecer (primero en el semanario Brecha con la firma de Samuel Blixen y luego en otros medios) notas que hablaban de la documentación microfilmada y transcribían fragmentos sin referencias claras sobre su procedencia. Su selección e interpretación corría por cuenta de los firmantes de los artículos. Muchos los acusaron de tendenciosos y sensacionalistas. En el caso de Blixen, las quejas derivaron en una suerte de ventilación de renovadas querellas internas de la izquierda. Lo cierto es que, sin poder contrastar públicamente sus conclusiones, la operación de difusión fragmentaria se parecía bastante a una campaña de denuncia sobre el manejo posiblemente arbitrario de la información por parte de quienes habían accedido hasta entonces (I.E. el equipo de universitarios que trabajaba en Presidencia). En ese contexto, el semanario decidió la semana pasada publicar en la web toda la documentación que el periodista decía poseer. Lo hizo sin ningún filtro ni tachadura y, de nuevo, sin dar cuenta de la forma de obtención de la misma.

7. La polémica. La verdad es que el asunto no despertó el revuelo que podía esperarse, si exceptuamos las diatribas y alegatos que se publicaron en las redes sociales. Me atengo en esto a lo que dicen quienes siguen esos foros. A La Diaria, por ejemplo, le llevó una semana entera dar cuenta del asunto. No sé las razones de esta omisión. ¿Crítica basada en lo que se asume como ética periodística y manejo de las fuentes? ¿Defensa de lo actuado hasta entonces en el ámbito del Estado? ¿Desconocimiento sobre las derivaciones del asunto en términos de acceso a la información pública?

8. Los historiadores. No puedo responder a esas preguntas. Quiero si decir un par de cosas sobre este asunto ubicándome en el campo académico de la historia reciente, con todas las indefiniciones y tensiones propias del cruce que le es consustancial entre las reglas de un oficio centenario y sus implicancias políticas en el presente. En nuestro país, como he analizado en otras ocasiones, ese campo se terminó de conformar en estrecha relación con las políticas de “verdad y justicia” implementadas por los gobiernos del Frente Amplio a partir de 2005. Esto no es un defecto ni una virtud. Es la historia de la consolidación de unas prioridades de investigación y unos espacios institucionales que no siempre se desmarcaron de los reclamos de las víctimas y las urgencias políticas de diversos grupos de interés. En ese marco, algunos historiadores aportaron (aportamos) información útil para causas judiciales y políticas de memoria, mientras otros buceaban (buceábamos) en los repositorios documentales para ir generando preguntas e interpretaciones dirigidas a la comprensión global de ese pasado en relación al estado de nuestro desarrollo historiográfico.

9. Los archivos. En ambos sentidos, vale la pena aclarar que los archivos no deberían concebirse como tributarios de ciertas agendas académicas, políticas o periodísticas y mucho menos habilitarse como cotos de caza para unas pocas determinadas causas, por más nobles que parezcan.

Los archivos, no sólo los del pasado reciente, son artefactos culturales complejos: son el resultado de procedimientos técnicos normalizados por especialistas y el producto de procesos sociales contingentes de selección y valoración. Por lo tanto, no contienen “la verdad”, sino una forma de la misma: la de las condiciones de producción de cada documento y las de su consignación como materiales de archivo. En el caso que nos convoca, estas condiciones son, simple y llanamente, las del espionaje ilegal de ciudadanos por parte de un Estado democrático mediante procedimientos asentados prolijamente en miles de hojas conservadas en un edificio militar. Es un crimen grave.

10. El chancho. Es imprescindible y urgente que las autoridades competentes se ocupen de esta situación y garanticen la integridad y la transparencia del manejo de la documentación oficial. Sin eso, seguiremos asistiendo a procedimientos como el que estamos analizando. Estaremos también comprometiendo la función esencial y más perdurable de los archivos públicos que no es otra que permitir la recreación crítica de las memorias y las historias que cada nueva generación recibe como legado de las anteriores. Por eso, lo del título: en esta ocasión, como en tantas otras, la culpa no es solamente del chancho sino también de quienes le rascan el lomo

CUANDO LOS LLAMADOS HISTORIADORES

NO VALEN UN CARAJITO!!

 ¿A quien favorece el ocultamiento de los archivos? a quien favorece cientos de miles de pretextos que llevan 15 años ocultos por que los organizan los clasifican los suben los bajan a estos archivos? Los grandes favorecidos son los militares asesinos culpables de toda culpa y no que se diga que Juan o José le pusieron un tira en la esquina.

 TAN PERJUDICIAL FUE EL OCULTAMIENTO de los archivos como de los TESTIMONIOS DE CENTENARES DE PRESOS POLÍTICOS  QUE DENUNCIABAN CON NOMBRE Y APELLIDOS LAS FECHORÍAS  DE ESTOS MILITARES  ASESINOS PERTENECIENTES A LAS DE LAS FFAA DE URUGUAY!   Los ocultaban también ,los clasificaban también ,los borroneaban también los seleccionaban también los interpretaban también los señalaban que eran testimonios de gente loca psiquiátrico..“ que había soñado” que lo había imaginado etc. etc.

DOS FUNDAMENTOS : Primero,Mirtha Guiaze a denunciado y espero que hoy ya jubilada y sin necesidad de ganar los 7 mil dólares mensuales como Juan Faroppa  escriba y conteste y AMPLÍE LOS CHANCHULLOS cuya protagonista es entre otros  “la MARA Martinez” quien desde familiares primero y desde otras “inútiles" comisiones de TABARÉ -MUJICA-TABARÉ le negó a propia  Guianze siendo  en su momento fiscal ,documentación ,como se negó a entregar documentos para el juicio en Italia..., la Sra. Martinez que en el caso de  Orletti realizó obscuros acuerdos con Gavazzo , que acuerdo se puede hacer con este asesino donde el perjudicado sea el propio Gavazzo??’ NINGUNO y que actualmente esta señora casada con un milico comisario policía  actúa muy panchamente en COMISIONES INÚTILES DE TABARÉ DE DDHH o de DERECHO AL OCULTAMIENTO Y DEFENSA DE LOS ASESINOS?.


SEGUNDO FUNDAMENTO ; LA SRA. GRACIELA JORGE DE HUIDOBRO INTEGRA UNA DE LAS COMISIONES DE INÚTILES ( LÉASE PROTECCIÓN A LOS MILITARES)  NOMBRADA POR MUJICA Y HOY POR TABARÉ es otra de las encargadas de entregar ARCHIVOS YUTOS es decir todos tachados dando el pretexto que es para proteger al implicado; La Sra. que recibió SU ARCHIVO le contesto "fui violada y ultrajada y me venís que lo tachas para protegerme de qué? Eres una grandísima h de p" y la volteo de una trompada Esta señora ex presa política  fue denunciada por Graciela Jorge a la policía y si no fue presa es por la Sra. vive en el exterior y ya se iba!!!!

Genealizo mi caso personal donde en los archivos soy objetivo buscado por Gavazzo en URUGUAY y Argentina y toda LA OCOA, que interés tengo de que se borronee mi archivo¿?¿?¿?¿ Donde consta claramente que he sido perseguido por un organismo de los mas fascistas de las FFAA, que no he traicionado a nadie donde no hay ni la más mínima colaboración con ningún organismo de las FFAA ni en el interior ni en el exterior.Eso para mí es un Orgullo y lo VOLANTEO que me vienen estos historiadores del carajito a decirnos que esto o aquello nos perjudica, cuando eso queda para los MILITARES no par nosotros los peleadores de todo pelo incluyo blancos y colorado que enfrentaron la DICTADURA por que ofrecieron también su vida por la libertad !

CADA CHANCHO EN SU TETA TIENE SU MODO DE MAMAR

No hay dudas que Vania Marcarían tiene una hermosa teta donde colgarse para ganarse sus buenos chanchos todos los meses y para eso debe defender lo indefendible de que los ARCHIVOS SE MANTENGAN SECRETOS Y BIEN ALEJADOS DEL CONOCIMIENTO PÚBLICO. PARECE QUE LOS ARCHIVOS SON PPP Y SE OLVIDA VANIA QUE SON PROPIEDAD DEL  PUEBLO QUE SUFRIÓ MAS DE 20 AÑOS DEI DICTADURA Y AUN CONTINUA SUFRIÉNDOLA O NO? 

Incluso intenta, de tan pero tan oficialista, y flechada con Tabaré-Mujica a quien supo hallar los archivos. Si es correcto llamarlos BERRUTTI por su trabajo y su investigación y por  QUE aun le debe doler EL CULO POR la patada que le dio Tabaré por lo logrado y que perjudica SIN DUDAS, a los “pobres viejitos” de Mujica  y poniendo TABARÉ al servil alcahuete Bayardi que metió BAJO  4 llaves a los archivos y es protector N°1 del ASESINO TRÓCCOLI junto al ex-embajador ABIN o NO?,

CHANCHADAS DE ESTA FUGAZ HISTORIADORA

La primera chanchada de Vaina es APOYAR ; 1) encerrar y secretear los archivos por 20 años cosa que es una gran mentira si no se dice que eso es solo para los verdaderos investigadores y para las causas penales de más de mil asesinos de las FFAA sino Vania debe aclara por QUÉ el vice ministro Jorge “perro” Vázquez que debe saber es el hermano de Tabaré posee en su computadora personal todo el archivo no 808……de los rollos filmados donde figuran TODOS LOS COLABORADORES CIVILES  SUS TAREAS, CORRESPONDIENTE SUELDOS MENSUALES Y SUS NOMBRES Y APELLIDOS LEGALES


2) OTRA CHANCHADA DE ESTA improvisada historiador es afirmar que los archivos están a disposición de las causas judiciales  bien bien… puede usted Markarián enumerar los archivos remitidos a las causas judiciales descartando los aportados a Italia por dos razones, no han servido ( TRÓCCOLI aun esta suelto y es turista)  y por que FUERON LOS FAMILIARES LOS QUE EXIGIERON LA DOCUMENTACIÓN a pedido de la fiscalía italiana y también muchos fueron obligados a firmar confidencialidad cosa más que rarita ya que una vez presentada  a la fiscalía no hay nada secreto” PERO SABE USTED A QUE para llevar a ITALIA HUBO FAMILIARES QUE DEBIERON “HURTAR” DOCUMENTACIÓN PARA SER PRESENTADA???


3) OTRA CHANCHADA ES para usted la prioridad es la investigación…la investigación por la investigación para recitar fechas y apellidos esa es la historia BURGUESA .PARA NOSOTROS LA HISTORIA ES LA HISTORIA DE LA LUCHA DE CLASES Y ASÍ  sin archivos pero si con los TESTIMONIOS y Documentación  de otras dependencia como MRE hemos logrado meter preso al Goyo Álvarez y su pandilla y que no se trata de A CUAL GRUPO PERTENECEMOS COMO USTED AFIRMA DESPRECIATIVAMENTE,  AQUÍ SE TRATA DE LA VERDAD DE LA JUSTICIA Y DE LA LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD DEL FRENTE AMPLIO DE LOS “POBRES VIEJITOS” DE MUJICA -TABARÉ AL CUAL SIN DUDA PERTENECE .ACASO USTED AVALA EL MAMARRACHO PUBLICADO POR ÁLVARO RICO QUE INCLUSO ES UN SOLO MANOSEO DE LA DOCUMENTACIÓN Y PUBLICÓ ARCHIVOS PARA ATACAR GRUPOS Y PERSONAS  QUE CRITICAN AL PCU?


AQUÍ LA ÚNICA URGENCIA ES TERMINAR CON LA IMPUNIDAD SI SUMAMOS SU TRABAJO Y EL ENCIERRO DE MAS DE 15 AÑOS DE LOS ARCHIVO BERRUTI TODOS LOS CULPABLES MORIRÁN NO SOLO COBRANDO MONSTRUOSOS SALARIOS POR ASESINAR Y TORTURAR SINO QUE MORIRÁN EN LIBERTAD!! SE LO AGRADECEREMOS A USTED HISTORIADORA DE ESTA CHANCHADA FASCISTA!!

4) OTRA CHANCHADA :PARA ESTA “HISTORIADORA” JUICIO Y CASTIGO  PARA LA OCOA Y MÁS DE MIL ASESINOS TORTURADORES, SECUESTRADORES DE NIÑOS Y VIOLADORES DE PERSONAS ATADAS ES POSEER UN “COTO DE CAZA” ¿!?. CONOCERÁ ESTA SEÑORA TAN FRÍVOLA LOS QUE ES REALMENTE UN POZO QUILMES, UN  ORLETTI O EL POLÍGONO DE TIRO DE LAS FFAA DONDE GAVAZZO CON ESCOPETA 12 MM DESCABEZA PRESOSARGENTINOS PRACTICANDO TIRO AL BLANCO!!!!  Así que nosotros somos cazadores sionistas eso está diciendo?

LA POSTURA MAS CHANCHA ES LA DE MARKARIAN


5) PIENSA esta señora que nosotros necesitamos los archivos para saber lo que vivimos ? pero que piojo en chancho equivocado está usted Sra. Vania 

Nosotros poseemos nuestros TESTIMONIOS que si fuera realmente historiadora USTED podría leer ,le aconsejamos que lea  a Michelini Zelmar  en EEUU,Rodriguez Larreta en Alemania y  Washington Pérez ,sobre el secuestro de todo el PVP en Orletti, y vera que pequeños son los archivos que usted hace humo para “protegerlos” y en realidad da más por el pito de lo que el pito vale.  Dice  Ya sabemos que no contiene la verdad LA VERDAD LA TENEMOS NOSOTROS, los archivos aportan otras cosas ,carreras militares las responsabilidades de cada uno en sus “tareas” curriculum ,viajes al exterior que CONFIRMAN LO QUE YA SABEMOS Y HEMOS DENUNCIADO!!!!!  PARA ESO “SU TÉCNICA” SU ESPECIALIDAD” SU ARTEFACTO CULTURAL EN USTED ES SOLO UN ADORNO INÚTIL QUE PROTEGE ESO SI LA IMPUNIDAD

6)ES QUE “ LA FUNCIÓN ESENCIAL y más perdurable de los archivos públicos que no es otra que permitir la recreación crítica de las memorias y las historias que cada nueva generación recibe   como legado de las anteriores.” CON ESTE PLANTEO UNILATERAL COMPROBAMOS QUE EL CHANCHO DE LA SRA. MARCARÍAN ES TUERTO O ESTA VENDADO COMO LA JUSTICIA BURGUESA Y UN PLATO INCLINADO PARA EL LADO DE LOS RICOS”  Nuestro nunca más es NUNCA MAS DICTADURA si usted NO CASTIGA LOS DICTADORES ELLOS VOLVERÁN ESO ES LO QUE  DEBEMOS LEGAR A LAS NUEVAS GENERACIONES  Y QUE CON SU DEFENSA DE LA IMPUNIDAD ES LO QUE no VAN A HEREDAR usted está permitiendo que los milicos vuelvan cuando se les antoje ...total no pasa nada y solo nos cuidan los archivos de nuestras cagadas.
Los chanchos son más organizados que esta SRA., que debería saber que los chanchos defecan siempre en el mismo lugar mostrando más organización que la suya

 A   SUS CHANCHOS NO LES INTERESA SABER DE DONDE VIENE EL MAÍZ le interesa que se publiquen como hace Blixen y Brecha,  DICHO A SU MANERA ; SU CHANCHO LE RESULTA DIFÍCIL COMER Y TOCAR EL PITO A LA VEZ, MÁS CUANDO LA CHANCHA RECULA.

NI UN PASO ATRÁS!
NO A LA IMPUNIDAD!!
QUE SE PUBLIQUEN TODOS LOS ARCHIVOS!!

Tiro Suizo 

7/8/17

T.S. - postaporteñ@ 1805 - 2017-08-07 18:09:53
postaporteñ@_______________________________

Venezuela: EL INTERNACIONALISMO A PRUEBA

Simón Rodríguez Porras (PSL) 6/8/17 deslinde 2011 blog

Debería resultar una obviedad. Ante un ajuste que mata de hambre a miles de personas, ante un gobierno burgués que militariza las calles durante más de cuatro meses, asesina a un centenar de jóvenes y aplica tribunales militares a quienes participan en saqueos, que impone una Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta para modificar la constitución y perpetuarse en el poder, la solidaridad de los revolucionarios debe estar del lado del pueblo trabajador que lucha contra el ajuste y la represión

Pero no son pocos los luchadores que hoy equivocadamente se ubican del lado del gobierno cívico-militar de Nicolás Maduro, avalando silenciosamente o a viva voz su ajuste y su represión. No me refiero a los intelectuales orgánicos del chavismo, como Atilio Borón, James Petras o Claudio Katz, que consideran a Maduro demasiado blando y exigen una represión aún más sanguinaria que la actual.(1) Me refiero a miles de luchadores que en sus propios países de Europa o América Latina enfrentan la represión, la brutalidad policial, denuncian los ajustes, se solidarizan con las luchas de los trabajadores, pero que terminan avalando crímenes que jamás tolerarían en sus propios países, persuadidos por la falsa propaganda “antiimperialista y socialista” de la boliburguesía y los militares chavistas

La organización Frente Único Izquierda Revolucionaria-Organización Política Hombre Nuevo de Argentina ha emitido una declaración (2) en la que fija posición en apoyo a Maduro. Se reconoce la “corrupción y prácticas burocráticas de una parte de las cúpulas del Estado y el PSUV”, que se mantuvo un “modelo petrodependiente de escasa diversificación” y que “no ha desarrollado un cambio estructural que dé nuevas bases económico sociales”; admite que se mantiene la “preeminencia de la propiedad privada” capitalista y que hay una burguesía emergente chavista, la “boliburguesía”. A pesar de todo, consideran que Maduro encabeza una lucha contra la derecha y el imperialismo, creen que el chavismo mantiene un importante apoyo popular y que recuperó el control estatal del petróleo, que nacionalizó empresas estratégicas, impulsó el control obrero de fábricas y la autoorganización popular en comunas. Por todo ello suponen que se trata de la “la experiencia más avanzada en América Latina en los últimos 15 años”. Apoyan a Maduro y se consideran afines a lo que llaman “el ala izquierda del chavismo”

Esta noción de que estamos ante un gobierno reformista que se podría presionar desde la izquierda para qué avance y cuyas conquistas sociales hay que defender, sencillamente no se corresponde mínimamente con la realidad. Llamamos a los compañeros a examinar las evidencias

Un gobierno ajustador repudiado por la enorme mayoría del pueblo

Hoy el chavismo está fracturado y lo que se podría considerar su “ala izquierda” se opone a Maduro. El gobierno no solo perdió las elecciones parlamentarias de 2015, saliendo derrotado en lugares que solían ser bastiones del chavismo; también numerosos dirigentes sindicales y populares se han deslindado. Varios ex ministros de Chávez hoy engrosan las filas de la oposición y numerosas organizaciones que se reclaman “chavistas críticas” se oponen a Maduro. En unidad con sectores de la oposición de izquierda, durante varios meses funcionó una “Plataforma del pueblo en lucha y el chavismo crítico” como espacio de unidad de acción contra el gobierno desde una perspectiva independiente, realizando protestas contra la represión y repudiando el fraude constituyente. Esto refleja una tendencia más generalizada: encuestas recientes reflejan que hay más chavistas opositores que maduristas. Incluso el 51% de los chavistas consideran que Maduro debe irse sin culminar su mandato. (3) Difícilmente podría ser de otra manera, en un país donde el repudio popular al presidente supera el 82% (4). El gobierno solo puede realizar marchas de apoyo a Maduro recurriendo a las nóminas de los empleados públicos precarizados para extorsionarlos políticamente.

De las conquistas sociales alcanzadas por el movimiento obrero y popular, hoy no queda ni rastro, luego de ocho años de ajustes, especialmente el ajuste inflacionario emprendido en 2014

El ajuste ha barrido con todo, llevando al pueblo venezolano a una situación de miseria aún peor que la sufrida en la década del 90. El salario mínimo ronda un dólar diario y se estima que tres cuartas partes de los asalariados ganan menos de dos dólares diarios. La mortalidad materna e infantil ha ascendido a niveles no vistos desde la década de 1960. (5) Tres cuartas partes de los venezolanos perdieron peso en 2016 ante la imposibilidad de adquirir los alimentos necesarios, por escasos y caros. (6) El característico humor venezolano la ha bautizado como “la dieta de Maduro”. La escasez de medicamentos y la desastrosa situación del sistema de salud también son mortíferas.

Las importaciones de bienes y servicios descendieron desde 66 mil millones de dólares en 2012 a alrededor de 15 mil millones para el año 2017, un recorte del 74% al servicio del pago de la deuda externa. (7) No solo paga deuda a costa del hambre de millones de trabajadores, luego de haber fracasado en la tarea de aprovechar la bonanza petrolera para diversificar la matriz productiva, Maduro además adquiere nueva deuda en condiciones que demuestran un entreguismo sin límites. (8) Mientras tanto, para cubrir el déficit fiscal ante la caída del precio del petróleo, aumentó la impresión de papel moneda de manera demencial, elevando la inflación a más de 500% en 2016. (9) Para encubrir sus crímenes económicos, el gobierno inventó la teoría conspiracionista de que la inflación se debía a una “guerra económica”

Como se puede observar, no se trata de un gobierno que se queda a medio camino en la ruta hacia el socialismo y al que se debe apoyar críticamente mientras se le presiona para que avance más. No. Se trata de un gobierno que aplica un ajuste criminal al servicio de los buitres de Wall Street y de la burguesía nacional, que reduce al hambre a la mayoría de la población, para luego reprimirla con militares y paramilitares cuando se levanta en una poderosa protesta saqueando alimentos que no puede comprar. Y que para blindarse del repudio popular ha impuesto en una elección tramposa a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) cuyos 545 miembros son todos del partido de gobierno. La ANC fue boicoteada por la izquierda y el chavismo crítico, pues su propósito es disolver el parlamento, destituir a la Fiscal General y consolidar en la constitución un régimen dictatorial sin libertades democráticas para los trabajadores y los sectores populares

Chávez y Maduro, auge y decadencia de un modelo nacionalista-burgués

El chavismo está en el poder desde 1998. Desde entonces ha administrado un Estado burgués que, más allá de las crisis políticas, garantiza la propiedad de capitalistas nacionales y transnacionales. En sus primeros años de gobierno, Chávez enfrentó la férrea oposición de los aparatos en los que anteriormente se había apoyado la burguesía venezolana, los partidos AD y COPEI, la Iglesia Católica, la burocracia sindical de la CTV y el gremio patronal FEDECAMARAS, sectores que habían sido desplazados de la administración de la cuantiosa renta petrolera y que con el apoyo del gobierno de Bush organizaron el golpe de Estado de 2002. Esta confrontación obligó al chavismo a adoptar una posición de relativa independencia política respecto de EEUU, criticando el proyecto del ALCA y rompiendo relaciones diplomáticas con Israel, indirectamente conquistas ligadas a la derrota del golpe por parte de la movilización popular. También en ese marco Chávez hizo concesiones a la población, como la implementación de programas de asistencia social llamados “Misiones” que le valieron un importante apoyo popular.

En 2005, Chávez incluso empezó a autodenominarse “socialista”, lo que aumentó el entusiasmo de la izquierda latinoamericana y mundial. Pero más allá de esto, siempre garantizó que Venezuela cumpliera su rol de semicolonia dentro de la economía capitalista-imperialista mundial, como suplidor de petróleo. Creó empresas mixtas con transnacionales, entregándoles concesiones para explotar y comercializar petróleo por cuarenta años. Tan fluidas eran las relaciones entre Chávez y Chevron, que en 2009 el presidente venezolano solicitó al representante de la transnacional yanqui para América Latina, Ali Moshiri, que intercediera ante Obama para concertar una visita del presidente yanqui a Venezuela. Chávez también ideó la explotación megaminera del Arco Minero del Orinoco, una franja que abarca más del 12% del territorio nacional, y la incluyó en su programa de gobierno para la reelección en 2012. Maduro, ejecutando los lineamientos de ese “Plan de la Patria” entregó concesiones para megaminería a cielo abierto a las transnacionales Barrick Gold y Gold Reserve (10)

Estos sectores, junto con el comercio importador y el sector financiero, fueron los mayores beneficiados del ciclo de auge del precio petrolero, que pasó de alrededor de 10 dólares el barril en 1998 a unos 140 dólares una década más tarde.

Además de la porción de la renta petrolera que ha sido saqueada directamente por las transnacionales petroleras, otra ha sido saqueada indirectamente. El gobierno implementó un control cambiario a partir del año 2003, manteniendo el tipo de cambio artificialmente bajo y de esa manera subsidiando a las empresas nacionales y extranjeras a las que adjudicó miles de millones de dólares para importaciones. En el año 2012, cuando la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo empezó a crecer aceleradamente, voceros del gobierno admiten que se destinaron más de 20 mil millones de dólares para fraudes de importaciones. La empresa que más divisas baratas obtuvo durante todo este período fue General Motors. (11)

Al no tomarse medidas de transición al socialismo, más allá de un contradictorio discurso, en la última década tanto las conquistas económicas y sociales como la relativa independencia política respecto de EEUU se han ido desvaneciendo.

En 2004, días antes del referendo revocatorio en el que Chávez triunfó por amplio margen, se realizó la reunión tripartita entre el ex presidente yanqui Jimmy Carter, el magnate Gustavo Cisneros y Chávez, en la que se pactaron los términos de la cohabitación pacífica. Cisneros se comprometió a actuar políticamente dentro del margen de la legalidad y Chávez a no entorpecer los negocios del grupo empresarial. Este fue el modelo para la política del chavismo hacia el conjunto de la burguesía. Solo los sectores que no pactaron resultaron marginados de los negocios, como los propietarios de los canales de televisión RCTV y Globovisión, con líneas editoriales claramente alineadas con la oposición de derecha. Desde entonces no hubo nuevos intentos de golpe y la mayoría de los medios de comunicación pasaron a manos de grupos empresariales afines al chavismo, adoptando en consecuencia líneas editoriales favorables al gobierno. Por ejemplo, las protestas que sacuden al país desde hace más de tres meses no son transmitidas en directo por la radio o la TV en virtud de la censura y la autocensura imperante.

En la medida en que el chavismo logró pactar con la burguesía, sus ataques al movimiento obrero y popular se intensificaron. Usó a sus agentes sindicales para dividir la Unión Nacional de Trabajadores en 2006 y creó en 2007 un aparato corporativo, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), para liquidar el proceso de autoorganización popular que se venía desarrollando. En 2008 asesinó con sicarios al presidente de la Unión Nacional de Trabajadores del estado Aragua, Richard Gallardo, y a Luis Hernández y Carlos Requena, destacados dirigentes obreros revolucionarios que habían dirigido ya una huelga general estatal contra el gobierno en apoyo a la lucha de la empresa bajo autogestión obrera Sanitarios Maracay, única genuina experiencia de control y autogestión obrera en el país. (12)

En 2009 encarceló durante un año y medio al cacique yukpa Sabino Romero por defender los territorios ancestrales de su pueblo. Policías de la alcaldía chavista de Machiques lo asesinaron en 2013. Otros centenares de dirigentes campesinos, obreros e indígenas fueron encarcelados o asesinados durante todos estos años. Ya durante el gobierno de Maduro, en 2015, los activistas de izquierda Alcedo Mora, Esneider Vergel y Eliécer Vergel fueron víctimas de desaparición forzada por denunciar corrupción. El caso no fue investigado. Nuevos dispositivos represivos como la llamada “Operación Liberación del Pueblo” empezaron a elevar el terrorismo de Estado a una escala más generalizada, con el pretexto de “combatir la delincuencia”. Más de mil de jóvenes de los barrios populares fueron asesinados en ejecuciones extrajudiciales a partir de la implementación de estos operativos policiales y militares. Incluso hubo casos de desaparición forzada, como el de doce jóvenes de la comunidad afrodescendiente de Barlovento, a fines de 2016. (13)

En definitiva, Chávez y Maduro representan dos períodos, uno de auge y el otro de decadencia, de un mismo modelo nacionalista-burgués, incapaz de realizar transformaciones de fondo, que al aferrarse al poder y ya desprovisto de apoyo popular solo le queda el sostén de las fuerzas armadas. Por eso aplica desde abril de este año el “Plan Zamora”, suspendiendo las garantías constitucionales y aplicando tribunales militares a centenares de personas detenidas manifestando o saqueando

¿Cómo enfrentar a la derecha y al imperialismo?

Siendo Venezuela un país semicolonial saqueado y dominado por EEUU, es una importante necesidad para los trabajadores y los sectores populares desarrollar una perspectiva antiimperialista. No puede solucionarse la brutal crisis económica y social que padecen las mayorías explotadas y oprimidas, sin afectar los intereses del capital financiero y las empresas transnacionales. En lo inmediato habría que dejar de pagar la deuda externa y realizar importaciones de emergencia de alimentos y medicinas. Habría que nacionalizar la industria petrolera, echando a Chevron y las demás transnacionales, para aprovechar esos recursos invirtiéndolos en una reforma agraria y en la industrialización del país. Ni el chavismo ni la oposición patronal están dispuestos a tomar ese tipo de medidas. Maduro está demostrando en los hechos que matará a tanta gente como sea necesario, por hambre o por bala, para resguardar los intereses de los acreedores financieros y las grandes petroleras

Pero Maduro va mucho más allá en su servilismo. A través de la filial petrolera CITGO, de propiedad 100% estatal, donó 500 mil dólares para la toma de posesión de Trump, 625 mil dólares para la celebración del 4 de julio en Houston y pagó unos 300 mil dólares a una empresa de lobby ligada a Trump, Avenue Strategies, para que intercediera ante el presidente yanqui. Una verdadera humillación para un pueblo que padece los rigores del ajuste inflacionario. No podemos dejar de recordar al Che Guevara advirtiendo que las burguesías nacionales no eran más que el furgón de cola del imperialismo. Aplica también para la boliburguesía.

La coalición de la oposición patronal, la MUD, integrada por partidos que abarcan desde la centroizquierda a la derecha, obviamente tampoco es alternativa. Únicamente lograron capitalizar el voto castigo masivo en diciembre de 2015 gracias al odio popular al ajuste y la represión de Maduro. Durante todo el año 2016, pese a la anulación del parlamento, la MUD apostó al diálogo con el gobierno, en negociaciones patrocinadas por El Vaticano y UNASUR. Ese diálogo culminó con la MUD suscribiendo un documento que avalaba todas las reivindicaciones disparatadas del gobierno, incluso un reclamo territorial contra Guyana originado en el siglo XIX, cuando era un territorio del imperio inglés. (14)

Esto demuestra que durante todo este tiempo los operadores del imperialismo yanqui no han intentado derrocar a Maduro, sino obtener acuerdos para una salida electoral, dentro de los protocolos burgueses legales. La MUD, todavía después de cuatro meses de intensas protestas populares y una insólita represión, sigue negociando con el gobierno con la mediación de El Vaticano y el ex presidente español Rodríguez Zapatero.

Hay que agregar que en las presiones diplomáticas a Maduro por parte de EEUU se han descartado medidas como la suspensión de Venezuela de la OEA. (15) Hasta ahora, la política de Trump guarda continuidad con la de Obama, al anunciar confiscaciones de cuentas y propiedades de altos funcionarios venezolanos en EEUU. Hasta ahora no hay noticia de que ninguna de estas confiscaciones se haya llevado a cabo. Sin exageraciones ni falsificaciones, la oposición de izquierda siempre ha rechazado la injerencia de EEUU y la OEA en Venezuela. (16)

Un problema central que devela la orientación de los distintos actores políticos en Venezuela es el de la deuda externa. Maduro ha optado por pagar a rajatabla todos los vencimientos de deuda, recortando unilateralmente el consumo y las importaciones, intensificando la entrega de recursos naturales y creando zonas económicas especiales para la implantación de maquilas superexplotadoras.

La MUD no cuestiona estas fórmulas, pero agrega a su repertorio antipopular y antiobrero la privatización de algunas empresas públicas. En cambio, organizaciones de la oposición de izquierda como el PSL plantean un programa económico alternativo que contempla el no pago de la deuda externa, por tratarse de una deuda odiosa contraída contra la voluntad del pueblo venezolano y que solo ha beneficiado a corruptos y capitalistas; otras medidas como la nacionalización de la industria petrolera, una reforma agraria para rescatar la producción de alimentos y la recuperación de las empresas básicas de Guayana bajo una administración democrática a cargo de sus trabajadores

Rescatemos el internacionalismo

Apoyar a Maduro significa colocarse detrás del principal agente efectivo del entreguismo ante el imperialismo hoy. No luchar contra Maduro significa dejar en manos de la MUD todo el espacio político de la amplísima y absolutamente mayoritaria oposición popular y obrera al gobierno. La izquierda latinoamericana, si quiere pasar esta prueba histórica, debe entender la legitimidad de la rebelión popular, de los centenares de disturbios espontáneos en barrios pobres como El Valle, La Vega y Palo Verde en Caracas, y en otras ciudades del interior. Protestas y saqueos que son condenados por los políticos burgueses de la dirección de la MUD, preocupados por sostener un orden capitalista corroído por la crisis. Organizaciones como la Fejuve boliviana, con una gran tradición de lucha revolucionaria, que se pronunció en repudio a Maduro y en apoyo a los trabajadores venezolanos, (17) la declaración de la seccional de Rio de Janeiro del PSOL deslindándose de todo apoyo a Maduro (18) o los compañeros de Izquierda Socialista, que realizaron un importante acto de solidaridad con el pueblo trabajador frente a la embajada venezolana en Argentina, son un ejemplo a seguir.

Solo el triunfo de la movilización popular puede cortarle el paso a la imposición de una dictadura por parte de Maduro o a una transición pactada hacia un “gobierno de unidad nacional” de la MUD y sectores del chavismo para seguir aplicando el ajuste. Una rebelión triunfante, como el Argentinazo, aunque no logre imponer un gobierno de los trabajadores, mejoraría la correlación de fuerzas en favor de los sectores populares y posibilitaría un proceso de reorganización obrera y popular, a la vez que generaría mejores condiciones para exigir mejoras sustanciales en las condiciones de vida. Esta es la cuestión crucial hoy en Venezuela. Pero para triunfar, el pueblo venezolano no solo tiene que superar el terrorismo de Estado y una dirigencia opositora patronal enemiga de los trabajadores, también tiene que librar la lucha en ausencia de fuertes organizaciones obreras y populares, destruidas por la represión y la cooptación chavista; por si fuera poco también debe luchar en aislamiento ante la falta casi total de solidaridad de las organizaciones sociales y la izquierda latinoamericana.

La tradición del internacionalismo, cuyo principio es el de la hermandad entre los trabajadores y los oprimidos de todos los países en una causa común contra los explotadores, es una de las bases fundamentales de la izquierda revolucionaria. Las degeneraciones chauvinistas y “campistas” de los nacionalismos y el estalinismo corrompieron a gran parte de la izquierda durante el siglo XX

Hemos llegado a ver recientemente casos extremos como el apoyo de sectores de izquierda al dictador fascista de Siria, Assad, o al presidente ruso de extrema derecha, Putin. Todo con argumentos supuestamente antiimperialistas. Lo mismo viene ocurriendo con Maduro. La difícil coyuntura venezolana nuevamente pone a prueba principios de la izquierda revolucionaria como la independencia de clase y el internacionalismo. Siendo optimistas, solo cabe esperar que el reflujo de la llamada “marea rosa” de gobiernos pseudo progresistas y la agudísima degeneración de la experiencia chavista, permitan a los revolucionarios sacar las debidas conclusiones y confluir hacia la unidad en el lado justo de las luchas.

Notas

1.- Ver, “Venezuela y la guerra civil” de Atilio Borón, 23 de mayo de 2017 (http://www.atilioboron.com.ar/2017/05/venezuela-y-la-guerra-civil.html); “James Petras: Maduro no debe permitir que siga actuando esta oposición militarizada”, 11 de junio de 2017 (https://www.aporrea.org/actualidad/n309836.html) y “La izquierda frente a Venezuela”, de Claudio Katz” (https://www.aporrea.org/actualidad/a247569.html), 12 de junio de 2017.

2.- “Profundizar la lucha contra la derecha y el imperialismo”, 8 de junio de 2017 (http://frenteunico-hn-ir.org/2017/06/08/venezuela-profundizar-la-lucha-contra-la-derecha-y-el-imperialismo/).

3.- Vanessa Davies, periodista y ex dirigente del PSUV, “Encuesta revela que hay más chavistas descontentos que chavistas maduristas”, 13 de julio (https://www.aporrea.org/ideologia/n311420.html).

4.- “En el mes de julio cayó a 17,4 % el nivel de aprobación del presidente Nicolás Maduro, según el más reciente sondeo de la firma encuestadora Datanálisis, señalándose que este nivel de popularidad es el más bajo para un presidente desde el año 1990 (en Venezuela)”, “Popularidad de Maduro cae en julio”, 2 de agosto de 2017 (http://www.elimpulso.com/home/popularidad-maduro-cae-julio).

5.- Ver “Las mujeres venezolanas no están solas”, Ingrid Luciano, 15 de mayo de 2017 (http://laclase.info/content/las-mujeres-venezolanas-no-estan-solas/).

6.- Ver “93% de los venezolanos compra la mitad o menos de los alimentos que necesita”, Alicia Aguilar, 4 de julio de 2017 (http://efectococuyo.com/economia/93-de-los-venezolanos-compra-la-mitad-o-menos-de-los-alimentos-que-necesita).

7.- Ver “Venezuela paga la deuda a costa de un recorte cada vez mayor de importaciones”, Mayela Armas, 8 de mayo (http://laclase.info/content/venezuela-paga-la-deuda-a-costa-de-un-recorte-cada-vez-mayor-de-importaciones/).

8.- Ver “El BCV vendió a Goldman Sachs bonos de Pdvsa con un 69% de descuento”, Laclase.info, 29 de mayo de 2017 (http://laclase.info/content/the-wall-street-journal-goldman-sachs-compro-bonos-de-pdvsa-con-un-69-de-descuento/).

9.- Ver “Causas reales de la inflación. La crisis y la alocada emisión de dinero”, Manuel Sutherland, 29 de marzo de 2016 (https://alemcifo.wordpress.com/2016/03/29/causas-reales-de-la-inflacion-la-crisis-y-la-alocada-emision-de-dinero-vzla-al-eeuu/).

10.- Ver “Levantemos un gran movimiento contra el saqueo del Arco Minero del Orinoco”, Armando Guerra, 27 de agosto de 2016 (https://laclase.info/content/25220/).

11.- Ver “Conozca las empresas a las que CADIVI les autorizó más de 300 millones de dólares”, YVKE Mundial, emisora radial estatal, 17 de noviembre de 2013 (https://www.aporrea.org/actualidad/n240073.html).

12.- Ver “La masacre de la Encrucijada”, Simón Rodríguez Porras, 27 de noviembre de 2014 (http://laclase.info/content/la-masacre-de-la-encrucijada/).

13.- Ver “Detención-desaparición forzada y ejecución sumaria de 12 jóvenes en Barlovento no debe quedar impune”, Red de apoyo por la justicia y la paz, ONG chavista de DDHH, 27 de noviembre de 2016https://reddeapoyo.org.ve/detencion-desaparicion-forzada-y-ejecucion-sumaria-de-12-jovenes-en-barlovento-no-debe-quedar-impune/).

14.- Ver “Venezuela: en qué consiste el acuerdo anunciado en el diálogo entre gobierno y oposición y por qué causó polémica” 13 de noviembre de 2016 (http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37965250).

15.- Ver “EU descarta suspensión inmediata de Venezuela de OEA”, 28 de marzo de 2017 (http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2017/03/28/eu-descarta-201csuspension-inmediata201d-de-venezuela-de-oea).

16.- Ver “El Partido Socialismo y Libertad rechaza amenazas del imperialismo norteamericano y la UE”, 20 de julio de 2017 (http://laclase.info/content/el-partido-socialismo-y-libertad-rechaza-amenazas-del-imperialismo-norteamericano-y-la-ue/).

17.- Ver “Fejuve de El Alto, Bolivia, se solidariza con lucha del pueblo venezolano contra Maduro”, 11 de mayo de 2017 (http://laclase.info/content/fejuve-de-el-alto-bolivia-se-solidariza-con-lucha-del-pueblo-venezolano-contra-maduro/).

18.- Ver “El PSOL-RJ está con el pueblo de Venezuela, no con el gobierno de Maduro”, 2 de agosto de 2017 (http://laclase.info/content/el-psol-rj-esta-con-el-pueblo-de-venezuela/)

psl - postaporteñ@ 1806 - 2017-08-07 13:31:28
postaporteñ@_______________________________

A PROPÓSITO DE ANDRÉS NIN (5)

La historia oficial, la historia socialdemócrata, la historia leninista, estalinista, trotskista, ninista ….falsifica y falsifica a fondo: esconde, tergiversa, denigra, miente, camufla…

Como en Rusia, como en México, como en Alemania…, del proceso revolucionario del proletariado no se conoce gran cosa. La historia oficial ha sustituidola realidad social. En vez dela contraposición de clases, solo existen las historias que cuentan las “hazañas” de los partidos y sus jefes, como la historia oficial rusa que reduce todo a la historia de los partidos, sindicatos, de los bolcheviques y mencheviques en Rusia, o la del “fascismo antifascismo” en España… A quien, como yo, niega el carácter revolucionario de los bolcheviques se lo arregla diciendo “niega la revolución rusa”. Cuando en realidad es todo lo contrario: la revolución del proletariado en Rusia fue liquidada por los bolcheviques.

Si todo se reduce a las historias oficiales de los sindicatos y partidos horizonte la revolución social nunca existió, todo es GRIS SOBRE FONDO GRIS, todo se reduce a una cuestión de ideologías y partidos socialdemócratas, de derecha e izquierda en lucha por el poder político del Estado burgués, para quienes el socialismo era para después.

En España por ejemplo se ha escondido sistemáticamente la POTENCIA DE lucha histórica del proletariado contra el Estado. Es podríamos decir el presupuesto de base de la historia oficial: de todas formas el proletariado era atrasado y no estaba preparado para la revolución. En el proceso que nos ocupa se ha escondido totalmente la lucha histórica del proletariado rural CONTRA LA SEGUNDA REPÚBLICA Y EL FRENTISMO POPULISMO

Ha sido tan fácil ocultarlo (como en Rusia con el socialismo revolucionario histórico) porque de esa lucha nadie contó la historia. Los populistas, los frente populistas o en general los republicanos que hicieron la historia no tienen ningún interés en evidenciar el movimiento social mismo, porque ellos nunca estuvieron contra la república burguesa. Durante las mayores masacres de la historia de esa república las organizaciones llamadas proletarias o de izquierda (el PSOE, la UGT, el PCE, la Izquierda Catalana…) que desde el principio formaron parte de la república misma…, sino incluso las organizaciones en donde el proletariado organizaría parcialmente su lucha como la CNT/FAI y el POUM que de una forma u otra siempre coquetearon con ella. ¡Ni siquiera denunciaron las grandes masacres Republicanas e izquierdistas!

En realidad Nin mismo, siempre fue un republicano burgués vergonzante (¡como también lo fue Lenin!) por su conqueteo con el socialismo y sus presiones hacia el entrismo político y sindical en la UGT en el PSOE, en todas las estructuras socialdemócratas … Como los otros nunca denunció las principales masacres hechas por la República contra la masa de proletarios “sin partido”. Por la misma razón se trepó siempre que pudo al Estado republicano y nunca participó en una lucha abierta contra la República, ni contra el Frente Popular, ni contra el Ejército Republicano

Por eso seguimos dando otros elementos que contradicen la historia oficial y que por supuesto ¡nunca debieran haber existido!. ¡Así Moyano no tendría problema en condimentar sus ensaladas! ¡El mito de Nin radical y revolucionario requiere hasta borrar a los compañeros de su propio partido de la historia!

Por eso prefiero presentar en bruto el texto de Josep Rebull sin otro comentario. ¡Hasta que hayan existido los Rebull subvierte el orden impuesto por la historia oficial!  Luego lo situaremos en la trayectoria histórica de la revolución y la contrarrevolución en España y subrayaremos la total ruptura programática con el esquema contrarrevolucionario de la dirección del POUM.

Ricardo

 

Las jornadas de mayo

Articulo de JOSEP REBULL[1]

ANTECEDENTES.

Desaparecido el segundo poder en su forma organizada, es decir, desaparecidos los órganos nacidos en julio en oposición al Gobierno burgués, la contrarrevolución, representada actualmente por los partidos pequeñoburgueses y reformistas, ha sucesivamente atacado - primero con cautela y después en forma agresiva - las posiciones revolucionarias del proletariado, principalmente en Cataluña, por ser la región en que más impulso había recibido la revolución. La potencia de la clase trabajadora estaba neutralizada, en parte, ante estos ataques; por un lado, por la dictadura contrarrevolucionaria de los dirigentes de la UGT en Cataluña, y, por otro lado, por la colaboración de la CNT en los gobiernos burgueses de Valencia y de Barcelona.

No obstante este hándicap, el proletariado ha ido convenciéndose - diferenciándose de sus dirigentes reformistas, colaboradores de la burguesía - de que únicamente su acción enérgica en la calle podía cortar los avances de la contrarrevolución. Los choques armados producidos en diversos lugares de Cataluña durante el mes de abril, fueron el preludio de los sucesos de mayo en Barcelona. La lucha estaba planteada (y sigue planteada), en términos generales, entre la revolución y la contrarrevolución, en las siguientes condiciones, por lo que respecta a Cataluña: Los sectores revolucionarios CNT-FAI y POUM contaban con la mayor parte del proletariado en armas, pero han carecido, desde julio acá?, de objetivos concretos y de una táctica eficaz. La revolución perdió? por eso su iniciativa.

Los sectores contrarrevolucionarios PSUC-Esquerra, sin tener una base tan amplia - casi inexistente en julio -, han seguido, desde el primer momento, objetivos bien determinados y han llevado una táctica en consecuencia. Mientras la CNT -fuerza numéricamente decisiva- se ha ido enmarañando en el laberinto de las instituciones burguesas, hablando al mismo tiempo de nobleza y lealtad en el trato, sus adversarios y colaboradores han venido preparando cuidadosamente y ejecutando por etapas todo un plan de provocación y desprestigio, cuya primera fase era la eliminación del POUM. Tanto este como la dirección de la CNT, ante estos ataques - primero solapados y después descaradamente al descubierto -, se han situado a la defensiva. Han permitido, pues, a la contrarrevolución, que tomara la ofensiva.

Es en estas condiciones que se producen los acontecimientos de mayo.

LA LUCHA

La lucha iniciada el 3 de mayo fue provocada, episódicamente, por lasfuerzas reaccionarias del PSUC-Esquerra, al tratar de apoderarse de la Telefónica en Barcelona. La parte más revolucionaria del proletariado respondió? a la provocación tomando posesión de la calle y fortificándose en ella. La huelga se extendió? como reguero de pólvora y con una amplitud absoluta.

A pesar de nacer decapitado, este movimiento no puede en manera alguna calificarse de "putsch". Se puede afirmar que casi todas las armas en manos de los obreros estuvieron presentes en las barricadas. El movimiento fue acogido, durante los dos primeros días, con simpatía por la clase obrera en general -prueba de ello la amplitud, rapidez y unanimidad de la huelga-y sumió? a la clase media en actitud de expectante neutralidad, influida, naturalmente, por el terror. Los obreros pusieron en juego toda su combatividad y entusiasmo, hasta constatar la falta de coordinación y objetivo final del movimiento, en cuyo momento cundió? la vacilación y la desmoralización en varios sectores combatientes. Únicamente a base de estos factores psicológicos, puede comprenderse que los mismos obreros dejaran de llegar, contra las órdenes de sus dirigentes, hasta el mismo Palacio de la Generalidad, del cual estaban a pocos metros.

Al lado del Gobierno solo se encontraban una parte de las fuerzas de Orden Público, los stalinistas, Estat Catala?, Esquerra - fuerzas estas últimas escasamente combativas -. Algunas compañías de Orden Público se declararon neutrales; negándose a luchar contra los obreros, y otras se dejaron desarmar. Las Patrullas de Control estuvieron en su aplastante mayoría al lado del proletariado.

No existió? un centro director y coordinador por parte de las organizaciones revolucionarias. Sin embargo, la ciudad quedo? en tal forma en manos del proletariado que desde el martes podían hacerse perfectamente los enlaces entre los diferentes focos obreros. Únicamente alguno de estos quedo? aislado; pero hubiese bastado una ofensiva concentrada sobre los centros oficiales para quedar, sin gran esfuerzo, la ciudad completamente en poder de los obreros 31.

La lucha se mantuvo en general, a la expectativa por ambas partes. Las fuerzas del Gobierno por no contar con efectivos para llevar la iniciativa. Las fuerzas obreras por carecer de dirección y de objetivos.

Como factores ajenos a la ciudad y que podían de un momento a otro incorporarse a la lucha, estaban las fuerzas del frente, dispuestas a venir sobre la capital - fuerzas de los sectores revolucionarios que habían empezado ya por cortar el camino a la División Carlos Marx - y las fuerzas que enviaba el Gobierno de Valencia, las cuales no tenían ciertamente la llegada muy segura. A partir del miércoles había frente a Barcelona varios buques franceses e ingleses, probablemente dispuestos para la intervención.

Las fuerzas proletarias fueron dueñas de la calle cuatro días y medio: del lunes tarde hasta el viernes. Los órganos de la CNT asignaron al movimiento la duración de un día -el martes. Los órganos del POUM le asignaron la duración de tres días. Es decir, cada uno hace terminar el movimiento coincidiendo con su respectiva orden de retirada. Pero, en realidad, los obreros se retiraron DESPUÉS de las órdenes, por falta de una dirección que les señalara una salida progresiva, y, sobre todo, ante la traición de los dirigentes confederales: unos, declarando patéticamente desde la radio; otros colaborando con Companys, según propia declaración de éste: "El Gobierno disponía de pocos medios de defensa, de muy pocos, y no porque no lo hubiera previsto, pero no podía remediarlo. A pesar de ello, ha contenido sin vacilaciones la subversión, con estas únicas fuerzas, asistidas por el fervor popular y con conversaciones iniciadas en la Generalidad con diferentes delegados sindicales, y con la asistencia de algunos delegados de Valencia, iniciándose el retorno a la normalidad ("Hoja Oficial", 17 de mayo)."

Tal fue, pues, en líneas generales, la insurrección de mayo

LOS DIRIGENTES DE LA CNT

El proletariado llego? a este movimiento de una manera espontanea, instintivo, sin una dirección firme, sin objetivo positivo concreto para avanzar decisivamente. La CNT-FAI, al no explicar a la clase trabajadora claramente el significado de los hechos de abril, dejaron ya decapitado el movimiento al nacer.

No todos los dirigentes confederales estuvieron al principio contra el movimiento. Los Comités de la localidad de Barcelona, no solo lo apoyaron, sino que intentaron coordinarlo desde el punto de vista militar. Pero esto no podía hacerse sin tener previamente objetivos de carácter político a realizar. La duda y la vacilación de estos Comités se tradujeron, en la práctica, en una serie de instrucciones ambiguas y equívocas, término medio entre la voluntad de la base y la capitulación de los comités superiores.

Únicamente estos -Comités Nacional y Regional- expresaron una decisión firme: la retirada. Esta retirada, ordenada sin condiciones, sin obtener el control del Orden Publico, sin la garantía de batallones de Seguridad, sin órganos prácticos de frente obrero, y sin una explicación satisfactoria a la clase trabajadora, poniendo en el mismo saco a todos los elementos en lucha -revolucionarios y contrarrevolucionarios- queda como una de las mayores capitulaciones ante la burguesía y como una traición al movimiento obrero.

Dirigentes y dirigidos no habrán de tardar en tocar las graves consecuencias, si la formación del Frente Obrero Revolucionario no se lleva a la realidad.

LA DIRECCIÓN DEL POUM

Fiel a su línea de conducta desde el 19 de julio, la dirección del POUM fue a remolque de los acontecimientos. A medida que éstos iban produciéndose, nuestros dirigentes iban suscribiéndolos, a pesar de no haber tomado parte ni arte ni en la declaración del movimiento ni en su encausamiento ulterior. No puede titularse como encauzamiento la consigna -con retraso y en malas condiciones de difusión- de Comités de Defensa, sin decir ni una palabra acerca del papel antagónico de estos Comités frente a los Gobiernos burgueses.

Desde el punto de vista práctico, todo el mérito de la acción queda en favor de los comités inferiores y de la base del partido. La dirección no edito? ni un solo manifiesto, ni una sola octavilla, en los primeros días, para orientar al proletariado en armas

Cuando -lo mismo que los que luchaban en las barricadas- nuestros camaradas dirigentes se dieron cuenta de que el movimiento no iba concretamente a la consecución de ningún objetivo final, dio la orden de retirada. Después del curso de los acontecimientos, sin la decisión de dirigirlo desde el principio, y ante la capitulación de los dirigentes confederales, la orden de retirada tendía evidentemente a evitar la masacre

Con todo y esta falta de orientación por parte de nuestros dirigentes, la reacción les presenta como directores e impulsores del movimiento. Es, desde luego, un honor que se les hace, del todo inmerecido, a pesar de que ellos lo rechacen apelando a que se trata de una calumnia.

EL FRENTE POPULAR

Para todos aquellos que creían en el Frente Popular como la salvación de la clasetrabajadora, este movimiento ha sido altamente aleccionador. Movimiento provocado precisamente por los componentes del FP y aprovechado por ellos para reforzar el aparato represivo de la burguesía, ha quedado como la prueba más contundente de que el FRENTE POPULAR es un frente contrarrevolucionario que, al impedir el aplastamiento del capitalismo -causa del fascismo-prepara el camino a éste, mientras reprime por otro lado todo intento de llevar la revolución hacia adelante.

La CNT, apolítica hasta el 19 de julio, cayo? -al entrar en la arena política- en la trampa del Frente Popular, habiendo de costar esta desgraciada experiencia, nuevos ríos de sangre proletaria. Para las posiciones políticas del POUM anteriores al 19 de julio, esta diferenciación brutal del FP, constituye un triunfo teórico, puesto que lo había previsto y prevenido.

Con respecto al stalinismo, por primera vez se ha desenmascarado como enemigo abierto de la revolución proletaria, habiéndose situado al otro lado de la barricada, luchando contra los obreros revolucionarios y en favor de la burguesía del FP, del cual es el stalinismo el creador y principal valedor.

{En el} futuro, la clase obrera no puede tener ya ninguna duda acerca del papel reservado al FP en cada país.

EL PELIGRO DE INTERVENCIÓN

El temor de ciertos sectores durante el movimiento de mayo sobre el peligro deintervención armada de parte de Inglaterra y Francia, indica una falta de comprensión del papel jugado hasta la fecha por dichas potencias.

La intervención anglo-francesa contra la revolución proletaria española ya existe desde hace meses, de forma más o menos encubierta. Esta intervención consiste en el dominio ejercido por dichos imperialismos, a través del stalinismo, sobre los gobiernos de Valencia y Barcelona; consiste en la reciente lucha -siempre a través del stalinismo- dentro del gobierno de Valencia, que termino? con la eliminación de Largo Caballero y de la CNT, consiste, en fin, en los acuerdos de "no-intervención" solo observados y cumplidos cuando de favorecer al proletariado hispano se trata. La intervención abierta mediante envíos de buques de guerra y tropas de ocupación solo cambiaría la forma de intervención. Esta intervención, abierta o encubierta, habrá? que vencerla o nos vencerá?.

Al igual que cualquiera revolución obrera, la nuestra no solo tiene y tendrá necesidad de eliminar a nuestros explotadores nacionales, sino también la ineludible de luchar por la derrota de toda tentativa intervencionista del capitalismo internacional. No puede haber revolución victoriosa sin afrontar y vencer este aspecto de la guerra. Pretender soslayarlo, equivale a renunciar a la victoria, pues nunca los imperialistas dejaran voluntariamente de tratar de intervenir en nuestra revolución

Una justa política internacional por parte de los revolucionarios españoles puede despertar en nuestro favor al proletariado de aquellos países que quieran movilizarlo contra el proletariado español, e incluso revolverlo contra su propio gobierno. Tal es el ejemplo de la revolución rusa de 1917

DISCUSIÓN DEL MOVIMIENTO

Planteado el movimiento espontáneamente, podían tomarse principalmente dosposiciones sobre la marcha [excluimos la inhibición]: a) Considerarlo como un movimiento de protesta, en cuyo caso había que señalar rápidamente un plazo corto y tomar las medidas en consecuencia para evitar sacrificios inútiles. En julio de 1917, los dirigentes bolcheviques se esforzaron en detener el movimiento prematuro del proletariado de la capital y no por eso mermo? su prestigio, pues supieron justificar la resolución tomada.

b) Considerar el movimiento como decisivo para la conquista del Poder, en cuyo caso el POUM, en tanto que único partido marxista revolucionario, había de haberse puesto de una manera resuelta, firme, inquebrantable, a la dirección del movimiento para coordinarlo y dirigirlo. Para ello no bastaba, naturalmente, esperar encontrarse por casualidad constituido en Estado Mayor de la revolución, sino que era preciso actuar rápidamente, ampliar el frente de lucha, extenderlo por todo Cataluña, proclamar sin rodeos que el movimiento iba dirigido contra el Gobierno reformista, aclarar desde el primer momento que los Comités de Defensa y su Comité? Central debían constituirse sin dilación, constituirlos, fuese como fuese, para pasar a ser los órganos de poder FRENTE AL GOBIERNO DE LA GENERALIDAD, y atacar sin demora los lugares estratégicos aprovechando las largas horas de desconcierto y de pánico que atravesaron nuestros adversarios.

Pero si el temor manifestado en la dirección del Partido a enfrentarse con los dirigentes confederales desde el comienzo -después era tarde-, es un caso de renuncia a costa del partido, es decir, contrario a las primeras medidas adoptadas al estallar el movimiento y contrario a la independencia política del POUM, la posible excusa de que el partido no estaba en condiciones de asumir la dirección no es menos contraria a los intereses del mismo, puesto que el POUM solamente podrá? jugar el papel de verdadero partido bolchevique, tomando la dirección y no precisamente declinando por "modestia" la orientación resuelta de los movimientos de la clase trabajadora. No es suficiente para el partido que se llama de la revolución estar al lado de los trabajadores en lucha, sino que es preciso situarse en vanguardia.

De no haber titubeado, de no haber esperado una vez más el criterio de los elementos Frentistas de la dirección confederal, el POUM, aun en el caso de derrota, de persecución y de ilegalidad hubiese salido enormemente fortalecido de esta batalla.

El único grupo que intento? tomar una posición de vanguardia fue el de los AMIGOS DE DURRUTI, que sin adoptar consignas totalmente marxistas, tuvieron y tienen el indiscutible mérito de haber proclamado que luchaban -e invitaron a luchar- CONTRA EL GOBIERNO DE LA GENERALIDAD.

Los resultados inmediatos de esta insurrección obrera representan una derrota para la clase trabajadora y un nuevo triunfo para la burguesía seudodemocra?tica. Pero una actuación más eficaz, más práctica en la dirección de nuestro partido, podría haber resultado una victoria cuando menos parcial de los obreros. En el peor de los casos se podría haber organizado un Comité? Central de Defensa, a base de las representaciones de las barricadas. Para esto hubiese bastado celebrar primero una asamblea de delegados de cada barricada del POUM y alguna que otra de la CNT-FAI, para nombrar un Comité? Central provisional. Este Comité? provisional, mediante un pequeño manifiesto podría haber luego convocado a una segunda reunión invitando a delegaciones de grupos que no estaban representados en la primera asamblea, a fin de establecer un organismo central de defensa. En el caso de haber estimado también una retirada, habría sido posible conservar este Comité? Central de Defensa, como órgano embrionario del doble poder, es decir, como un Comité? provisional del Frente Obrero Revolucionario, que mediante su democratización por medio de la creación de Comités de Defensa en los lugares de trabajo y en los cuarteles, habría podido continuar la lucha con más ventaja que ahora contra los gobiernos burgueses 36.

Pero no podemos excluir una variante infinitamente más favorable. Una vez constituido el Comité? Central de Defensa, en la forma indicada, habría sido quizás posible la toma del Poder político. Las fuerzas burguesas -desmoralizadas y rodeadas en el centro de Barcelona- podrían haber sido vencidas mediante una ofensiva rápida y organizada.

Naturalmente, este poder proletario en Barcelona, habría repercutido en todo Cataluña y muchos lugares de España. Todas las fuerzas del capitalismo nacional e internacional se habrían aprestado para destrozarlo. Su destrucción habría sido inevitable, sin embargo, si no se hubiese fortalecido inmediatamente por los medios siguientes: a) la rápida resolución del POUM para actuar como vanguardia marxista revolucionaria, capaz de orientar y dirigir el nuevo poder en colaboración con los otros sectores activos de la insurrección; b) la organización del nuevo poder a base de los Consejos de obreros, campesinos y combatientes, o lo que es lo mismo, a base de Comités de Defensa democráticamente constituidos y debidamente centralizados; c) la extensión de la revolución por toda España, mediante una rápida ofensiva en Aragón; d) la solidaridad de los obreros de los demás países. Sin estas condiciones la clase obrera catalana no habría podido mantenerse por mucho tiempo en el poder.

Digamos, para finalizar este apartado, que las hipótesis aquí? formuladas tienden a aportar datos a la discusión general que las jornadas de mayo están destinadas a suscitar durante largo tiempo en los medios revolucionarios.

CONCLUSIONES

1.- La clase obrera continúa en una situación defensiva en condiciones peores que antes de la insurrección de mayo. Podría haber iniciado su ofensiva en mayo, si la traición y la capitulación no hubiesen determinado una derrota parcial, que no significa [aún] una derrota definitiva para la actual Revolución. Los trabajadores poseen más armas que antes de las jornadas de mayo, y si no se dejan arrastrar a una lucha prematura por la provocación, podrán estar nuevamente en condiciones de tomar la ofensiva al cabo de unos meses.

2.- El no haber sabido tomar el poder en julio, planteo? una segunda insurrección: la de mayo. La derrota sufrida ahora, hace ineludible una nueva lucha armada ante la cual tenemos el deber de prepararnos. Mientras no sea derrocado el Estado burgués, contra el cual tenemos que dirigir nuestra lucha revolucionaria, la insurrección armada del proletariado continua siendo una cosa del futuro.

3.- El movimiento de mayo ha demostrado el verdadero papel de los dirigentes anarcosindicalistas. Como todos los reformistas de todas las épocas han sido - consciente o inconscientemente - los instrumentos de la clase enemiga dentro de las filas obreras. La revolución en nuestro país sólo puede triunfar a través de la lucha simultánea contra la burguesía y contra los dirigentes reformistas de todos los matices, incluso CNT-FAI.

4.- Se ha visto que no existe un verdadero partido marxista de vanguardia en nuestra revolución y que queda todavía por forjarse este instrumento indispensable para la victoria definitiva. El partido de la revolución no puede tener una dirección vacilante y en continua expectativa, sino una dirección firmemente convencida de que hay que ir delante de la clase obrera, orientarla, impulsarla, vencer con ella. No puede situarse solamente a base de los hechos consumados, sino que debe tener una línea política revolucionaria que sirva de base a su acción e impida las adaptaciones oportunistas y las capitulaciones. No puede basar su acción en el empirismo y la improvisación, sino que debe utilizar en su favor los principios de la técnica y organización modernas. No puede permitirse las más leves ligerezas en la cima, porque éstas se proyectan dolorosamente amplificadas en la base, siendo el germen de la indisciplina, de la falta de abnegación, de la pérdida de fe en los menos fuertes, en el triunfo de la revolución proletaria.

5.- Queda demostrada una vez más, la necesidad ineludible del Frente Obrero Revolucionario, que solo puede constituirse a base de una lucha a fondo contra la burguesía y su Estado simultáneamente a la lucha contra el fascismo en los frentes. Si las direcciones de las organizaciones obreras revolucionarias no aceptan dichas bases -que ciertamente pugna con su actuación de julio acá?- entonces deberá? promoverse la formación mediante la presión desde abajo.

6.- Ninguna de las lecciones aprendidas podrá? ser útil, si el proletariado, y sobre todo el Partido marxista revolucionario, no se entrega a un intenso trabajo práctico de agitación y organización. Hasta la misma lucha contra las amenazas y restricciones de la clandestinidad requiere una actividad incansable si no queremos ser aplastados irremediablemente. El criterio de que el Partido no será? sumido en la clandestinidad solamente puede admitirse como el propósito de una nueva adaptación y una nueva renuncia a la lucha revolucionaria en estos momentos, quizás decisivos.

CÉLULA 72. DISTRITO V.

Aclaración: En toda esta investigación utilizo diferentes fuentes y no solo los textos que se citan formalmente, como éste que hemos reproducido in extenso. Ello sucede con mayor razón aún, con un militante histórico como Rebull (o también Munis) que ya en la época era conocido internacionalmente (en los medios que se contraponen a la historia oficial) por sus textos, correspondencia, discursos, anécdotas, dichos… en diferentes medios internacionalistas (comunistas de izquierda, anarco comunistas, fracciones comunistas, consejistas, internacionalistas…) y que vivieron hasta nuestros días defendiendo posiciones internacionalistas.


[1] Por seguridad y por el reglamento interno del POUM este texto fue firmado (como ponemos abajo del texto) por la Célula 72. Distrito V del POUM. Dicho texto fue publicado en el Boletín Interior. Órgano de discusión para el II congreso del Comite? Local de Barcelona del Partido Obrero de Unificación Marxista, no 2. Barcelona, 29 de mayo de 1937

RICARDO - postaporteñ@ 1805 - 2017-08-07 13:10:11
postaporteñ@_______________________________

UY | Denuncia de presidenta de ASSE contra periodista: nuevo caso de amenaza a la libertad de expresión

El Centro de Archivos y Acceso a la Información Pública (CAinfo) expresa su preocupación y rechazo ante la demanda penal que la presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, presentó contra el periodista Gabriel Pereyra con el objetivo de limitar su libertad de expresión

Esta semana, Muñiz presentó una denuncia por difamación e injurias contra el periodista Gabriel Pereyra por una columna de opinión publicada el 29 de julio en el diario El Observador.

Recurrir a la justicia para realizar demandas de este tipo, es una de las formas de hostigamiento más comunes hacia los periodistas para intentar de esta manera amedrentar su trabajo. Recodamos además que las demandas a periodistas generan un efecto de amenaza y amedrentamiento contra todo el colectivo de periodistas, por lo cual tienen un efecto de disminución del flujo informativo respecto a los temas de interés público.

Desde que CAinfo comenzó a elaborar su monitoreo de amenazas a la libertad de expresión en el ejercicio de la profesión periodística en Uruguay (2014), se han registrado 16 casos de hostigamiento judicial.

Entre 2014 y marzo de 2015, se registraron nueve casos. Desde abril de 2015 a marzo de 2016, fueron cuatro los casos. En el último informe, que va de abril de 2016 a marzo de este año, se dieron tres casos.

Como lo señala la declaración de principios sobre libertad de expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), los “funcionarios públicos están sujetos a un mayor escrutinio por parte de la sociedad”.

Además, la ley uruguaya defiende el derecho a informar y opinar sobre las acciones de los funcionarios públicos. El artículo cuarto de la ley 18.515 establece que estará exento de responsabilidad penal quien “efectuare o difundiere cualquier clase de manifestación sobre asuntos de interés público, referida tanto a funcionarios públicos como a personas que, por su profesión u oficio, tengan una exposición social de relevancia”.

El monitoreo sobre las amenazas a la libertad de expresión es realizado por CAinfo, con la colaboración de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) y el apoyo de la red Intercambio para la Libertad de Expresión (IFEX). Los informes completos están disponibles en www.monitoreo.cainfo.org.uyo www.cainfo.org.uy.

CAinfo - postaporteñ@ 1804 - 2017-08-05 21:00:18
postaporteñ@_______________________________

Venezuela / Socialismo de Burócratas o Conciencia de Clase

Rolando Astarita [Blog] 3/08/17

Todo indica que el gobierno de Maduro realizó un gigantesco fraude en las elecciones a la Asamblea Constituyente. El anuncio de que votaron más de 8,1 millones de personas (41% del censo) es muy poco creíble. Basta recordar que en las elecciones de 2013, justo después de la muerte de Chávez, Maduro recogió 7,5 millones de votos; y en las legislativas de 2015 unos 5,6 millones. Y hoy las encuestas muestran una fuerte baja de la adhesión al gobierno con respecto a 2013 o incluso a 2015. La misma empresa Smartmatic, encargada del voto electrónico desde hace años, dijo que el resultado fue “manipulado”, y que la diferencia entre la participación real y el resultado oficialmente anunciado es de al menos un millón de votos. Aunque no puede garantizar que sea solo de un millón. Es un hecho que no hubo controles para impedir el voto múltiple; ni tinta indeleble para marcar el dedo de los votantes.

Pero además del fraude, el régimen ejerció una fuerte coerción sobre amplios sectores de la población para obligarlos a ir a votar. Por caso, el vicepresidente de PDVSA, Nelson Ferrer, dijo en una reunión de trabajadores que aquel que no fuera a votar debía dejar su puesto de trabajo (el video circuló en las redes). También hubo presiones en el metro de Caracas, y en las empresas básicas de Guayana, Pequiven y Banco Bicentenario, donde a los trabajadores se les exigió no solo ir a votar, sino también llevar a familiares y amigos. La ONG Provea (Programa Venezolano de Educación-Acción Derechos Humanos), de la que tomo estos datos, informa que recibió denuncias de empleados de por lo menos 21 organismos públicos.

Otros testimonios: “Froilán Barrios, del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, aseveró que el chavismo teme una baja concurrencia de su militancia en la elección, en la cual participan inscritos y no inscritos en el partido, de allí la intimidación a los empleados públicos.

Pedro Arturo Moreno, directivo de la Confederación de Trabajadores de Venezuela, añadió que afiliados a la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos se han quejado de los mensajes de texto y correos electrónicos que han recibido y en los que son instados a votar porque tienen  una lista con sus nombres. (…)

Pablo Zambrano, del Movimiento de Sindicatos de Base, refirió que el acoso contra los empleados públicos, especialmente en los ministerios, es constante y se profundiza cada vez más para que los trabajadores vayan a las marchas, actos políticos y elecciones, pero la desobediencia se ha hecho sentir” (http://www.diariolasamericas.com/empleados-publicos-venezolanos-obligados-votar-elecciones-del-partido-chavista-n3189928).

El propio Maduro dijo públicamente que se tomaría lista de las personas que no fueran a votar. En Venezuela hay 2,8 millones de estatales; a lo que se suman millones de ayudas sociales.

Socialismo de burócratas o conciencia de clase y libertad

Significativamente, la izquierda que defiende a Maduro y pide más represión, no dijo palabra sobre esas presiones y amenazas. No abrió la boca cuando Maduro lanzó sus amenazas contra los que no fueran a votar

Lo cual no es casual, ya que estos militantes e intelectuales constituyen una expresión depurada de la concepción burocrática (y nacionalista) del socialismo – cualquiera sea el significado que le den a esa palabra. Esta gente está convencida de que cuando se fuerza a un obrero de PDVSA, o del metro de Caracas, a ir a votar por Maduro, se está fortaleciendo la conciencia socialista de la clase trabajadora. Incluso, alguno pensará que por esta vía el gobierno venezolano está combatiendo a peligrosos trabajadores  “contrarrevolucionarios pro-imperialistas”

Por eso no ven nada esencialmente criticable en lo que hace Maduro. Han interiorizado hasta tal punto los métodos burocráticos, que los aceptan con la misma naturalidad con que decimos “hoy llueve”. No aprendieron nada de las trágicas experiencias de los “socialismos reales”, de las colectivizaciones forzosas, de las unanimidades conseguidas en base a campos de concentración y muros de Berlín

Es una izquierda enajenada por el nacionalismo estatista, que, como siempre, gusta pensar que a la “vanguardia iluminada” le asiste la razón histórica que todo lo justifica. Todo esto con una consecuencia brutal: a los ojos de millones de explotados en el mundo, el socialismo hoy se encarna en Maduro amenazando con castigar obreros “renuentes”, en el marco de un país arrasado por el hambre y sacudido por los repetidos asesinatos de manifestantes opositores

Frente a este daño y retroceso que se inflige al socialismo, solo nos queda levantar una pequeña voz para decir que la tradición socialista que se apoya en la obra de Marx y Engels, en la experiencia de la Comuna y los consejos de obreros, soldados y campesinos de 1917, y en la resistencia libertaria y comunista al stalinismo, no tiene nada que ver con esas concepciones de los burócratas y sus apologistas. La esencia del programa del marxismo está sintetizada en la famosa frase “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”. Su mensaje es que la misma gente, los explotados y humillados, tomen sus destinos en sus manos. Es un llamado a echar por tierra todas las relaciones “en que el hombre es un ser humillado, sojuzgado, abandonado y despreciable” (Marx, “Introducción a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel”). Es impulsar a cada uno “a pensar, a obrar y organizar su sociedad como hombre que ha entrado en razón, para que sepa girar en torno a sí mismo y a su yo real” (ibid.).

Esta perspectiva encierra entonces una convocatoria a la más completa libertad, condición indispensable de la emancipación de las conciencias, de la negación de toda forma de alienación. A fin de prevenir críticas habituales en la izquierda superficial (del tipo “usted es un pequeño burgués que ignora las exigencias de la revolución”), preciso: no estamos defendiendo un criterio individualista, del tipo “hago lo que quiero y no me importa el mundo”. Esa, en términos de Hegel, sería la libertad vacía de contenido y arbitraria, ya que es carente de necesidad. En cambio, de lo que se trata es de reivindicar la libertad en su concepción más avanzada, esto es, como autodeterminación. Esta incluye tanto la necesidad como la acción consciente de las personas. Es la libertad que hay cuando hago tal cosa porque la comprendo necesaria, no porque esté obligado por una autoridad ubicada por encima de mí. Por eso el marxismo habla de “girar en torno a uno mismo y al yo real”

Es necesario reivindicar la libertad de decidir nuestro curso de acción a partir de los valores que, con plena conciencia, priorizamos. Valores que a su vez surgen de nuestra actuación en sociedad – de nuevo, es lo opuesto al individualismo “a lo Hobbes” – y de la comprensión de las necesidades que anclan en las contradicciones de esta sociedad.

Para “bajarlo a tierra”, cuando el marxismo, por ejemplo, llama a los trabajadores del mundo a unirse, apela a que sean los mismos explotados los que lleven a la práctica esa consigna. Es una convocatoria a la acción que deriva de la reflexión democráticamente articulada. Si en cambio esa unidad obrera es imposición, si es ucase burocrático, no hay superación; es el simple recrearse de las cadenas hoy existentes. Ni siquiera sería unidad real, porque estaría vacía de contenido. Pero si esto vale para la unidad de la clase obrera, tanto más cuando nos referimos a la construcción socialista.

Por eso, pensar que el socialismo se va a reconstruir de la mano de burócratas, y de los intelectuales pro-stalinistas que los defienden, es un contrasentido. Es imposible que avance la conciencia socialista en la clase obrera porque se obligue a los trabajadores a votar por un determinado gobierno, como acaba de ocurrir en Venezuela. Más aún, Maduro amenazando con represalias a los obreros que no quieren votarlo es la absoluta negación de la idea encerrada en “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”. Es imposible salvar el abismo que me separa de estos burócratas y de los intelectuales de izquierda que los aplauden. Como he afirmado en otras entradas, estamos discutiendo los fundamentos, lo más elemental de la concepción socialista

Venezuela: respuesta a stalinistas-nacionalistas

Rolando Astarita [Blog] 5/08/17

Como era de esperar, la nota “Socialismo de burócratas o conciencia de clase” ha suscitado fuertes reacciones por parte de los defensores del régimen de Maduro  (publicada acá arriba)

Pues bien, dejando de lado los insultos a mi persona, una de las críticas que me hicieron dice que los hechos descritos en la nota - amenazas a los trabajadores, fraude electoral, miseria y hambre generalizada- no son ciertos porque los informan “los medios comunicacionales hegemónicos” y la derecha. Alternativamente, también dicen que esos hechos no pueden ser ciertos porque la derecha los utiliza para atacar al socialismo. Por último, y es lo más usual, se dice que soy funcional a la derecha. En esta nota respondo estas críticas.

“X no es cierto porque X lo dicen los medios hegemónicos y la derecha”

Este argumento es la negación de cualquier análisis crítico y de la misma ciencia. Así, según este criterio, si en los 1930 The New York Times y The Economist informaban sobre los campos de concentración en Rusia, la izquierda debía afirmar que esos campos no existían, por la simple razón de que The New York Times y The Economist decían que existían. De la misma forma, si hoy medios occidentales informan que en Corea del Norte existen campos de concentración donde se castiga a miles de disidentes, la izquierda debería decir que esto no es así porque quienes informan sobre el asunto son de derecha. Y por esta vía podríamos seguir con cualquier otra cosa. Por caso, si el Washington Post dice que la luna es redonda, algún “revolucionario” dirá que debe de ser cuadrada.

Por supuesto, el enfoque del marxismo no tiene nada que ver con esta tontería. El punto de partida del marxismo es materialista. O sea, sostiene que existe una realidad objetiva – no es una construcción discursiva, como acostumbra a pensar el posmodernismo – sobre la que podemos tener noticia y evidencia empírica. Nótese que si esto no fuera así, no habría posibilidad de ciencia, pero tampoco de crítica social. Para explicarlo al nivel más elemental posible: Marx no hubiera podido escribir El Capital sin los escritos de la Economía Política burguesa; sin los informes de los inspectores laborales ingleses; sin el seguimiento de las noticias de los diarios de la época; sin los reportes presentados en la legislatura inglesa; y sin, incluso, el estudio de la economía vulgar. Jamás a Marx se le ocurrió decir “todo eso no sirve porque lo produjo la derecha o la burguesía”. Semejante posición lo hubiera llevado al solipsismo y al más estéril idealismo. Pero por eso mismo no hubiera escrito una crítica del capitalismo; apenas habría llegado a su rechazo abstracto, carente de contenido. Menos todavía podía decir que esos hechos no eran ciertos porque los podía utilizar la derecha para atacar a la izquierda

Contra lo que dicen los subjetivistas, hay que entender que el conocimiento es social. Por eso los marxistas no partimos de cero. Somos hijos de nuestro tiempo, vivimos en las condiciones sociales y materiales heredadas, y partimos de la evidencia empírica

Esta última, además, no se da pura; siempre es el resultado de la aprehensión del mundo social y natural que nos rodea. Aprehensión que está condicionada socialmente, y no puede dejar de estarlo. Por eso es un sinsentido pretender que los marxistas puedan hacer análisis de cualquier situación, en un país o región, prescindiendo, entre otros, de los informes “de los medios hegemónicos” y de la propia derecha. Para explicarlo a un nivel que lo entienda cualquier stalinista: si quiero escribir sobre la evolución del comercio mundial en los últimos años, no me sirve la sociedad de fomento Nac & Pop de mi barrio para recabar datos y hechos. Necesariamente (¿se entiende por qué enfatizo el necesariamente?) deberé apelar a las estadísticas de la OMC, del Banco Mundial, del FMI, etcétera. Luego habrá que pasar los filtros, pero los datos no pueden surgir de mi cabeza (ni de la cabeza de Maduro, aunque se asesore con el pajarito dios-Chávez).

Por lo tanto, no hay forma de desconocer informes, testimonios, datos estadísticos, que son recogidos e informados por múltiples fuentes, incluidos los grandes medios de comunicación e instituciones oficiales. Otra cosa, por supuesto, es cómo pensamos críticamente esos datos e informes. Y en este punto se aplica lo que escribí sobre las elecciones a la Constituyente venezolana: si en 2015 el gobierno obtuvo 5,6 millones de votos, y en 2017, con una situación social mucho peor, se informan 8,1 millones de votos, este último dato deberá ser, necesariamente (¿se entiende por qué necesariamente?) objeto de análisis y evaluación crítica. Más en general, dadas ciertas hipótesis (no hay tabula rasa de la mente) parto de los datos existentes, y reflexiono sobre los mismos, así como comparo mis reflexiones con las que han hecho otros analistas (o me pregunto por la ausencia de reflexión de los que aceptan lo dado sin chistar). Y en base a ello, saco conclusiones que, por supuesto, deberán ser sometidas a escrutinio social y pasar por nuevas reflexiones críticas. Todo esto es lo opuesto de lo que recomiendan mis críticos stalinista y su pedido de “no usar ninguna información que provenga de los grandes medios”.

“Bajada de línea”

El tema de fondo, sin embargo, es que la alternativa que nos ofrecen los stalinistas (y afines) lleva a un mundo cerrado y dogmático, en el cual “la verdad solo baja desde la dirección revolucionaria y el que piense lo contrario es un enemigo del pueblo”

En síntesis, la idea central es “bajar línea”. Lo cual justifica la censura, la manipulación y la mentira. De ahí la función del censor y del administrador de “la bajada de línea”. El objetivo es impedir que la gente acceda libremente a tal o cual publicación o medio, y saque sus conclusiones comparando y sopesando argumentos

Esto es intolerable para esta gente. Por eso, el censor-administrador se ubica por encima de la sociedad para decidir qué puede leer y qué no puede leer; qué puede escuchar y qué no puede escuchar. Es el guardián, elegido por nadie, de la pureza ideológica. Dada esta relación, los trabajadores de a pie constituyen “las bases”, a las que se les “bajan” informes y discursos. Y eventualmente se “les bajan” abiertas mentiras, como los datos de participación popular en una elección manipulada. ¿Qué tiene esto de “construcción socialista”? Pues nada. Sin embargo, a esta formalidad los intelectuales amanuenses “para todo uso” le llaman “democracia popular”. Y el burócrata, como corresponde a su naturaleza, sonríe satisfecho.

“No hay que hacerle el juego a la derecha”

Vinculado al argumento “si X lo dice la derecha, X no es cierto”, está el argumento de máxima para el stalinista-nacionalista, a saber, “no hay que hacerle el juego a la derecha”. Es una tradición de larga data. Si Stalin provocaba un desastre humanitario con la colectivización forzosa, había que callarse “para no hacerle el juego a la derecha”. Y decir que los millones de muertos eran creación de la propaganda imperialista. De la misma forma, si los Juicios de Moscú eran una farsa sangrienta, tampoco había que denunciarlos “para no hacerle el juego a la derecha” (ni al contrarrevolucionario Trotsky). Si en 1953 los soviéticos aplastaban a los trabajadores berlineses, había que culpar, “en última instancia”, al imperialismo. Lo mismo cuando en 1968 los tanques del Pacto de Varsovia entraban en Checoslovaquia. Generalidades que no dejaban afuera a los singulares: si en respuesta a la invasión soviética el estudiante Jan Palach se quemaba vivo, era “porque le pagó el imperialismo” (sic, argumento de la época en el PC argentino). Y si Castro defendió hasta sus últimos días la invasión a Checoslovaquia, miremos para otro lado, no vaya a ser “que se aproveche la derecha”. O si en los 1970 Castro amparaba a la dictadura militar argentina en los organismos internacionales, la línea oficial era no hablar del asunto para “no hay que hacerle el juego a la derecha y porque Videla es el ala progresista de la dictadura”

Siempre el mismo bendito argumento, repetido ad nauseam por dirigentes, militantes e intelectuales “compañeros de ruta”. Y así siguieron hasta el presente: si en Venezuela la gente pasa hambre, mejor no decirlo “para no hacerle el juego a la derecha”. Si en 100 días de protesta hay 120 muertos, la excusa es que “los muertos le hacen el juego a la derecha”

Si la Fiscal general dice que los muertos los provocó principalmente el Estado, habrá que decir que la Fiscal general también “le hace el juego a la derecha”, o que ella misma es “el juego de la derecha”. Si en la votación a la Constituyente hubo abstención masiva, tampoco se podrá reconocer la abstención “porque otra cosa es hacerle el juego a la derecha”. Si en un blog se habla de las consecuencias para el socialismo de estos métodos, habrá que acusar al autor “de hacerle el juego a la derecha”, y tratar de destruirlo con insultos. El criterio está tan extendido que incluso lo encontramos en organizaciones trotskistas. Por caso, un partido trotskista de Argentina hoy rechaza las acusaciones por corrupción a Lula “porque desprestigian a la izquierda” (sic) y “le hacen el juego a la derecha”. Si el día de mañana se probara que un dirigente de la izquierda es un violador, siguiendo el criterio de este partido, habría que defender al violador por el solo hecho de “no desprestigiar a la izquierda”.

El criterio stalinista singularizado en trayectorias personales

Lo que critico se ha establecido como un criterio universal (en el universo stalinista); es una luz que ilumina todo análisis y diagnóstico. Un universal que se particulariza en trayectorias personales que se prolongan por años y décadas.

Para ejemplificarlo en alguien que conozco, ex PC, intelectual “instruido en marxismo”: en 1968 defendía lo actuado por el bloque soviético en Checoslovaquia y aseguraba que Palach era un “agente de la CIA”; en 1973 votaba a Perón (que venía con Isabel, López Rega y la triple A) “porque estamos con la liberación nacional”; en 1976 defendía la posición del PC ante la dictadura (“el Partido se juega la vida de sus militantes”) y justificaba la actitud de Castro ante los crímenes de Videla; en los 1980 disculpaba la represión en Cuba a los homosexuales (“es una costumbre de los cubanos”). Cuando la caída del muro de Berlín (¡qué disgusto, por dios!) dijo que había roto con todo tipo de burocracia. Pero al poco tiempo era partidario de Chávez y ahora defiende la represión de Maduro “porque no le hago el juego a la derecha”

En definitiva, este “revolucionario” segrega stalinismo con espontánea naturalidad. Es casi un reflejo pavloviano, inherente a su naturaleza social-política. Por eso, la idea de que “la liberación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos” le suena bonita, pero para los días de fiesta. En el fondo, para este personaje esas cosas de la vieja literatura son “purismo” y “teoricismo abstracto”. Y así, en los próximos días votará alegremente por CFK; y luego seguirá aplaudiendo cualquier nueva brutalidad de Maduro, y despotricando contra “los agentes trotskistas funcionales a EEUU y a la ultraderecha”. Reconozcamos al menos el mérito de la consecuencia.

La pregunta clave: ¿qué resultado?

Los críticos sostienen que mis criterios, además de ser, “naturalmente de derecha”, son rígidos, puristas y poco prácticos para las realidades de la lucha y de la situación latinoamericana. No niegan los datos que presento sobre Venezuela (salvo decir que no hay que creerlos por quien los informa). Tampoco dicen, por ejemplo, que la idea de que “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos” es equivocada por tal o cual razón. El debate razonado los tiene sin cuidado. Su ataque, en consecuencia, es más simple y primitivo. Como hicieron siempre los oportunistas, acusan a las ideas marxistas de ser poco realistas, y a los planteos políticos de ser demasiado “teóricos”. “Hay que hacer política efectiva, práctica”, rezongan. Como buenos nacionalistas, precisan que se trata de “práctica adecuada a la realidad latinoamericana”

Pues bien, esta política ha sido hegemónica en la izquierda latinoamericana, y sigue siéndolo. Pero para los marxistas el criterio evaluativo fundamental de la política socialista es preguntarnos en qué medida contribuyó a elevar la conciencia y la organización independiente de la clase obrera, frente al capital y a su Estado burgués. Por lo tanto son pertinentes las preguntas: ¿Cuál es el balance del socialismo de burócratas “a lo Venezuela”? ¿Cuál el balance del stalinismo nacionalista? ¿Qué balance se saca en términos de conciencia de clase y organización de las masas explotadas? ¿Qué resultado en términos de autoconciencia, libertad y empoderamiento de clase? Los “prácticos”, ¿pueden responder tan sencillas preguntas? Por si no la entienden, lo formulo así: ¿por qué la clase obrera venezolana no tiene arte ni parte, en tanto clase, en la actual crisis en curso?

La política de ustedes fue hegemónica en la izquierda de Venezuela. ¿Dónde están los resultados? ¿Dónde está el poder de la clase obrera venezolana en esta crisis? ¿Cuál es su manifestación de clase, independiente?

La realidad es que no tienen nada para responder. Como hicieron históricamente los stalinistas y los burócratas nacionalistas, llevaron a las masas trabajadoras al desánimo, la desorganización y la desmoralización. Y ahora, para salvar la ropa, con el mismo cinismo que exhibieron siempre después de cada derrota, pretenden culpar al marxismo y su “demasiada teoría”. ¿No les da vergüenza?  ¿No tienen límites en el cinismo?

 

LA MANIPULACIÓN AL EXTREMO

UNOS AL SERVICIO DE LOS INTERESES RUSOS Y CHINOS Y LOS OTROS AL SERVICIO DE LOS INTERESES  NORTEAMERICANOS. AMBAS TENDENCIAS SE ENCUENTRAN DE RODILLAS FRENTE AL IMPERIO DEL CAPITAL

ENRIQUE CONTRERAS RAMÍREZ

Venezuela, al igual que el resto de América Latina ha sido una víctima permanente -desde la colonia hasta nuestros días- de los intereses más bastardos de los países con vocación imperialista

Pero dentro de ese marco, y para desgracia de nuestros pueblos, sus gobernantes han sido cómplices descarados de los procesos colonizadores, procesos colonizadores que han llevado a nuestros países, a que su gente se enfrente entre sí, sin percatarse de la manipulación en que se encuentran, por no tener la información debida, ya que la misma la ocultan con distractores que tienen su macabra orientación, que no es otra cosa que saquear nuestros recursos naturales, en ese extractivismo voraz que ahora el mundo globalizado con mayor voracidad ha traído para nuestro continente

La manipulación ha llegado a tal extremo, que la publicidad norteamericana y sus medios de “información”, han querido mostrar como héroes y víctima de la lucha por la democracia,  la libertad y el desarrollo a los dirigentes de la llamada MUD y del otro lado, rusos y chinos han querido indicar que efectivamente el gobierno del socialismo del siglo XXI es la más alta expresión de una revolución popular en América Latina e incluso del mundo, cuando la realidad ha demostrado, que ambas tendencias representan y promueven el neoliberalismo como doctrina, como modo de vida y que trae como consecuencia el capitalismo salvaje que jamás haya vivido el mundo civilizado

“REALIDAD” TRAMPOSA

  Esta realidad, tal y como lo he señalado en algunas oportunidades, no les permite ver a los de abajo, a los que sufren, a los que viven en completa miseria, a los que ponen los muertos, heridos y torturados, que se encuentran dentro de una dualidad tramposa, donde los que fungieron en el ayer, como libertadores y tomo como referencia el “4 de febrero”, con Chávez y todo su entorno, son los opresores de hoy y los que asumen hoy y se muestran como los demócratas y libertadores del presente, fueron los opresores en el ayer y también tomo como referencia el “punto fijismo”, donde AD, COPEI y todo el chiripero que se plegó  cumplieron al pie de la letra el mandato de sus amos

Los de la llamada MUD, amenazan al gobierno del PSUV con el apoyo del Ejército norteamericano, con un intervencionismo e incluso con invasión y el gobierno amenaza con el Ejército ruso-chino para rechazar la misma, como si Venezuela fuese una piñata donde el más fuerte se impondrá al más débil. Triste y lamentable posición, de quienes dicen tener la representación del pueblo que denota la conducta arrastrada que poseen frente al poder del capital

Mientras la MUD y el PSUV distraen a la población con sus falsos nacionalismos, el capital de estos países penetra hasta los tuétanos nuestra economía con las llamadas empresas mixtas que roban y saquean nuestros recursos naturales con la mirada complaciente de las cúpulas económicas, políticas y militares del país, estén en la MUD o en el gobierno

Decir, afirmar y tratar de argumentar estos juicios de valoración, es nadar contra  la corriente, pues al hacerlo uno recibe cuestionamientos de ambos sectores, porque para los mismos no  existe justificación alguna, pensar de otra manera. Y cuando nadamos contra la corriente, lo hacemos para decirle a nuestros compatriotas, que hay necesidad de alcanzar otro nivel en el análisis político fuera del simple comentario cotidiano  envenenado por sectores interesados, donde el rumor predomina para ocultar realidades y evitar de esta manera, tener apreciaciones que nos dé un conocimiento más exacto de lo que realmente está pasando y tratar de comprender con criterio de totalidad, la geopolítica de las variables que afectan y pueden afectar la situación política venezolana

No olvidemos, que los factores que en Venezuela se disputan el poder  han sido gobierno, sus partidos políticos le han robado el espacio social a la población, no practican lo que pregonan y es cuando uno se pregunta si alguna vez hemos vivido en democracia, porque esa democracia pregona la participación popular en las políticas trascendentales de la patria, el pluralismo, la libertad, el respeto mutuo, la convivencialidad, la justicia, el bien colectivo, entre otros factores de carácter axiológico y deontológico. De acuerdo a esto me repregunto: ¿hemos vivido esa democracia?

¿DEMOCRACIA?

El contenido y la conceptualización filosófica y política de la llamada democracia, de cada uno de sus factores, de sus postulados teóricos que forman parte de una totalidad, merece entonces un análisis detallado, cuya revisión no puede efectuarse de manera aislada, porque las mismas están lógicamente encadenadas

El verbo colonialista, el predominio del mismo, aunado al complejo de inferioridad que el eurocentrismo ha sembrado en el subconsciente latinoamericano nos ha impedido reencontrarnos con nosotros mismos

Bien lo decía, nuestro Fabricio Ojeda, no se trata de cambiar un partido por otro partido, unos hombres por otros hombres o unos ladrones por otros ladrones, se trata de cambiar la estructura económica, política y jurídica para generar un nuevo modelo de sociedad, que sea producto de nuestras realidades e idiosincrasia, que nos devuelva nuestra manera de ser como venezolanos y latinoamericanos, un modelo de sociedad que en nada se parezca a las viejas y fracasadas civilizaciones, llámense capitalismo o socialismo, para poder encontrar nuestro propio camino, propuesta que sólo el pueblo organizado en todos los sentidos y en una lucha prolongada podría marcar el sendero para la emancipación definitiva.

   

Contra la agresión imperialista

Por una alternativa revolucionaria y socialista, frente a la derecha reaccionaria y al gobierno chavista

Respecto a la situación de Venezuela nos parece importante señalar los siguientes puntos

- En primer lugar corresponde condenar la injerencia del imperialismo en los asuntos internos del país. El derecho de la autodeterminación de los pueblos debe ser defendido activamente ante un nuevo caso de agresión imperialista, en este caso por parte del imperialismo hegemónico, es decir el imperialismo yanqui. Es deber de todos los pueblos manifestar activamente la solidaridad con el pueblo venezolano en estos momentos.

El interés imperialista en Venezuela se explica muy simplemente, el país posee las mayores reservas probadas de petróleo del mundo. Como si esto fuera poco ese país es uno de los únicos nueve países del mundo que poseen reservas comprobadas de coltán, un mineral estratégico usado en la elaboración de equipamiento electrónico de punta (GPS, celulares, computadoras, etc.). Es interesante señalar en este aspecto que el principal productor mundial de este mineral es la República del Congo, país sumido por la intervención imperialista en una guerra civil sin fin, lo que permite a las empresas multinacionales su saqueo con absoluta impunidad. El Congo es un ejemplo de cómo el imperialismo usa, cuando le es conveniente, la herramienta de someter a un país en el caos de una guerra civil para facilitar el saqueo del mismo. Además de esto, Venezuela posee importantes reservas de hierro, oro, diamante y bauxita, entre otros minerales estratégicos

La contradicción entre el imperialismo yanqui y el chavismo se da a partir de que este último puso algunos límites a la participación de empresas multinacionales en la explotación petrolera, cosa que fuera aceptada por varias petroleras entre ellas la norteamericana Chevron, que mantiene una muy beneficiosa operatoria en el país, como asociada a PDVSA, pero que fueran rechazados por otra gigante como Exxon Mobil. Esta empresa es uno de los principales agentes que actúan sobre el gobierno norteamericano para presionar a Venezuela

Esta situación se agudiza cuando el gobierno chavista profundiza sus relaciones comerciales con otras potencias imperialistas, que buscan ampliar su presencia en sectores claves de la producción latinoamericana, como son Rusia Y China

La asociación de PDVSA con capitales imperialistas rusos y chinos, así como la presencia muy importante de capitales de esos países, junto con algunos norteamericanos también por supuesto, en el comienzo de la explotación a gran escala y depredadora del Arco Minero del Orinoco, donde se encuentran los principales yacimientos de los minerales estratégicos que señalábamos al principio, constituyen otros puntos álgidos que señalan la pérdida del control absoluto de la producción estratégica de este país por parte de los capitales norteamericanos

Es decir, que la presión yanqui sobre Venezuela no solo responde a la búsqueda de instalar un gobierno que le asegure el control hegemónico de los recursos del país, sino que por sobre todo para los imperialistas norteamericanos es estratégico recuperar ese control desplazando a los capitales de las potencias imperialistas rivales, Rusia y China

Un hecho que señala lo importante de la situación para Estados unidos se dio a principios de año cuando PDVSA vendió bonos de deuda a la empresa petrolera rusa Rosneft, cuya garantía era un paquete accionario de la filial de PDVSA en EEUU, CITGO. Esta última empresa controla una red de refinerías oleoductos y estaciones de servicio en el corazón mismo de Estados Unidos y la operación de PDVSA podría terminar en una toma de control de parte de un sector estratégico de la economía de ese país por parte de capitales de una potencia imperialista rival como lo es Rusia

Lo anterior pretende ilustrar la importancia estratégica que para Estados Unidos posee Venezuela, y el por qué de la escalada de su agresión contra dicho país. Agresión que estaba encabezada hasta hace pocos meses por la OEA y por los gobiernos más atados al control directo del imperialismo norteamericano en la región. Estos gobiernos y organismos internacionales constituyen la base de apoyo diplomática para la oposición de derecha en el interior del país

A su presión diplomática se suma una intensa campaña propagandística por todos los medios de comunicación buscando generar a nivel internacional una opinión pública favorable a dicha oposición de la derecha, al establecimiento de sanciones internacionales al país y a una eventual intervención militar. En las últimas semanas, y usando especialmente como excusa la convocatoria a la Asamblea Constituyente por parte del gobierno de Maduro, la presión internacional se redobla, acompañando el aumento del accionar de la oposición de derecha al gobierno, y es el gobierno de Trump en EEUU el que asume directamente la cabeza de la campaña internacional para desestabilizar el país

Esta situación solo puede agudizarse y ya el gobierno norteamericano se dispone a desconocer al gobierno de Maduro y a darle apoyo al establecimiento de un gobierno paralelo instaurado por la oposición de derecha

El imperialismo yanqui repite varios pasos de la receta que aplicara en casos anteriores en Libia y Siria por ejemplo, con los resultados ya conocidos por todos

- En segundo lugar rechazar el intento de los partidos políticos de la derecha, que buscan, en estrecha alianza con el imperialismo yanqui, profundizar la ya grave crisis económica, social y política que vive el país. El objetivo de estas fuerzas combinadas, la del imperialismo y la de los representantes políticos directos de la gran burguesía venezolana, es seguir el camino ya aplicado recientemente en países como Libia, o Siria, donde más que la toma inmediata del poder, se busca hundir al país en el caos y a partir de ahí, por un lado obtener cada vez mayores concesiones por parte del gobierno, y por otro lado acumular la fuerza para derrocarlo desde adentro o para preparar la intervención directa de las fuerzas imperialistas. En cualquier caso se busca implantar un nuevo gobierno, que responda totalmente a los intereses norteamericanos y sus aliados locales

- En tercer lugar señalar que ni el gobierno de Maduro ni el gobierno de Chávez constituyeron procesos socialistas. El chavismo se caracterizó por la realización de una serie de programas sociales que significaron una mejora objetiva en las condiciones de vida de las masas explotadas del país. Sin embargo, el chavismo nunca se planteo la expropiación de la burguesía y no constituyó jamás una experiencia de gobierno de trabajadores, una experiencia de dictadura del proletariado

En Venezuela la burguesía nunca, aún, fue expropiada y la clase obrera nunca conquistó, aún, el poder del estado. Esta clarificación es fundamental para entender la situación actual y para poder generar una perspectiva real hacia la revolución socialista

El chavismo no fue nunca una vía al socialismo, sino que se trata de un proceso que ha tenido rasgos progresistas, y reformistas, pero que mantuvo inalterados los privilegios de la gran burguesía, y mediante una serie de mecanismos le permitió apropiarse de la parte del león de la enorme renta petrolera que obtuvo el país durante los años de bonanza de los precios del crudo

La clave de este negociado, en el que los altos funcionarios del chavismo, empezando por el propio Chávez y Maduro, por supuesto, son los principales responsables, está en el sistema de “control de cambio”.

El sistema es muy sencillo de entender. Mientras que el estado les cambia a los importadores el dólar a un valor determinado, supuestamente para que lo destinen a las importaciones, el dólar en el mercado cotiza decenas de veces más alto.
Con esta diferencia de precios, obviamente el negocio para los grandes capitalistas no está en importar productos para el consumo, sino que pasa por el desvío de este dinero para cambiarlo en el mercado paralelo. Esta y no otra es la base para entender el fenómeno del desabastecimiento que abruma a la población.

Esto es posible mediante toda una ingeniería de sobrefacturación, sobreprecio, precios artificiales de transferencia e importaciones simplemente inexistentes. Todo lo cual no se puede hacer, por supuesto, sin el total conocimiento y complicidad del gobierno.
Así, por ejemplo la importación de carnes pasó de 10 millones de dólares anuales en 2003, inicio del control de cambio, a más de 1 700 millones de dólares en 2013, lo que implica un aumento del 17 mil por ciento. En el mismo periodo el consumo nacional promedio de carne disminuyó en 22 por ciento. Otro ejemplo, empresas farmacéuticas como Pfizer, Merck y P&G, encabezan la lista de las máximas beneficiadas por la entrega de divisas preferenciales que realiza el gobierno al empresariado.

Dichas empresas han multiplicado por 10 el costo de su importación total pero disminuida en 87 por ciento la cantidad de mercancías que traen. En 2003 por cada kilo de fármacos se pagaban 2 dólares, en 2014 se pagó por cada kilo de fármacos 86 dólares, es decir 40 veces más que en 2003. Esto son solo algunos ejemplos que ilustran una conclusión general: el gran responsable del desabastecimiento en Venezuela es el propio gobierno chavista, que es quien apaña estos manejos que hacen los grandes capitalistas y con los cuales los jerarcas, empezando por la presidencia, engordan los bolsillos.

Esta masa de dinero es, a su vez fugada del país hacia los paraísos fiscales.
Las transferencias al extranjero por parte de capitalistas venezolanas, entre 2003 y 2014, fueron de 295 mil 341 millones de dólares. El empresariado ha logrado más que triplicar su cantidad de divisas en el extranjero durante los gobiernos chavistas. (Un desarrollo exhaustivo del tema se encuentra por ejemplo en “Crítica a la economía del “socialismo del siglo XXI”: Apropiación privada de la renta petrolera, importaciones y fuga de capitales” Por: Manuel Sutherland. Disponible en https://www.aporrea.org/ideologia/a246420.html)

Por otro lado los gobiernos chavistas, si bien impusieron limitaciones al dominio del imperialismo norteamericano sobre el país, nunca rompieron completamente con el mismo, ya que la dependencia económica con el mismo se ha mantenido, y además se ha estimulado el saqueo de las riquezas del país por parte de capitales de otras potencias imperialistas, como los rusos y los chinos

En última instancia, hay que señalar un hecho esencial, este proceso chavista ha sido profundamente dañino a nivel ideológico para la conciencia de las masas explotadas, ya que ha tomado conceptos tan importantes como los de revolución y socialismo y les ha dado un contenido totalmente deformado, caricaturizado. Ha presentado a las masas la revolución socialista como un conjunto de reformas, que se pueden hacer sin tocar la esencia de las relaciones de explotación capitalista, sin expropiar a la burguesía, sin la toma del poder político por parte de los explotados, sin la dictadura del proletariado. Desde este punto de vista la influencia chavista, no solo a nivel venezolano, sino a nivel internacional, ha sido nefasta para el avance de las ideas revolucionarias, socialistas.

- En cuarto lugar debemos negarnos a aceptar que las únicas opciones que existen para el pueblo venezolano son Maduro, y la oposición de derecha. Este es un viejo recurso, el de polarizar entre dos propuestas que en esencia siguen planteando el mantenimiento de las relaciones de explotación capitalistas, y presentarlas al pueblo como las únicas alternativas posibles. Es así que en Argentina se busca presentar la polarización entre el kirchnerismo y el macrismo como la única alternativa real, o en Brasil, la disputa entre Lula y la derecha tradicional; se busca que la clase obrera no vea ninguna otra salida más que estas, que representan simplemente formas distintas de un mismo contenido, que es el mantenimiento de la dominación capitalista

Sin dudas que la situación venezolana es un caso extremo de esto ya que la confrontación entre los sectores políticos de la oposición de derecha y el gobierno, llega a la forma extrema del uso de las armas, y en ese país se da la injerencia cada vez mayor del imperialismo, que ya reseñábamos, pero, sin embargo, la esencia de la situación es la misma, se trata de dos alternativas de las cuales ninguna representa una perspectiva de avance real hacia la liberación de los explotados del yugo capitalista.

La convocatoria a la Asamblea Constituyente por parte del gobierno de Maduro, debe entenderse en ese contexto.
El gobierno de Maduro no convoca la Constituyente para cambiar radicalmente las estructuras de la sociedad venezolana, sino que lo hace buscando reforzar su posicionamiento político luego del enorme retroceso electoral que ha tenido su partido.

No está en cuestión en esta convocatoria el carácter de clase del estado venezolano, por la sencilla razón de que no está en cuestión la finalidad última del mismo, que es la de proteger la propiedad privada de los bienes de producción que están en manos de un puñado de capitalistas.

No está en cuestión la esencia de los problemas económicos de Venezuela, porque la misma radica precisamente en el control por parte de ese puñado de capitalistas, de los principales resortes de la economía, el comercio exterior, la banca, las grandes redes de distribución comercial, y porque no está en cuestión el mecanismo de transferencia de la renta petrolera a esos grandes capitalistas.

Si el gobierno quisiera enfrentar a fondo la crisis económica, la injerencia imperialista y el crecimiento de las fuerzas de la derecha tradicional se debería empezar con decretar la expropiación de todos los grandes capitalistas, de estatizar todo el comercio exterior, pasando a control estatal todas las importaciones, acabando con la transferencia de la renta petrolera a la gran burguesía, nacionalizando y estatizando también la banca y todas las grandes redes de distribución comercial

Nada de esto está planteado, ni lo estará, porque, por supuesto, va en contra de los intereses, no solo de la gran burguesía y el imperialismo, sino de la propia burocracia chavista, que se sigue enriqueciendo mediante su complicidad con ellos

Por el contrario, y como decíamos al principio, la Constituyente está planteada exclusivamente en términos de reafirmar este proceso chavista, lo que implica, en primera instancia, desviar el foco de las fuerzas populares de los temas políticos centrales, los problemas relacionados a la propiedad de los bienes de producción y el carácter de clase del estado, que la crisis económica y política ponen en primerísimo orden; y, por otra parte, darle a Maduro el respaldo político que en el marco de las actuales formas institucionales de gobierno, previstas por la actual constitución, ha perdido.

La instalación de la Asamblea Constituyente, estará muy lejos de lograr traer paz y estabilidad al país, como ha prometido Maduro, por el contrario, no solo no hay perspectivas de que de la misma se puedan generar soluciones a la crisis económica que acosa al país, sino que además, la derecha y el imperialismo no la reconocerán, por lo cual la crisis política se continuará agravando

Es por eso que el problema central que plantea la situación política venezolana es el de cómo desarrollar, en el marco de la crisis económica, social y política que vive el país, una alternativa política revolucionaria por el socialismo, que permita superar el enorme atraso ideológico que ha significado la influencia del chavismo para las masas explotadas, no solo de Venezuela sino en toda la región y el resto de los países explotados, que permita a la clase trabajadora y al pueblo explotado enfrentar la agresión imperialista y el avance de la derecha fascista, pero sin quedar como furgón de cola del gobierno, jugando el papel de carne de cañón para permitirle a una estructura totalmente burocratizada mantener los privilegios que la administración del estado capitalista le da.

Para todo esto el problema esencial es cómo construir organización revolucionaria, como desarrollar el poder popular y esto solo se puede hacer a partir de un programa propio, un programa que plantee la expropiación de la burguesía, el rompimiento con la dominación y saqueo de toda potencia imperialista, el control estatal del comercio exterior y la banca, y a partir de ahí, si se pueden asegurar no solo las mejoras sociales que se obtuvieron en los años de auge del precio del petróleo, sino también terminar definitivamente con la toda la miseria y la pobreza a la que somete al pueblo la explotación capitalista, todo lo cual solo es posible a partir de un gobierno de trabajadores, a partir de la dictadura del proletariado

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO ORIENTAL

- postaporteñ@ 1804 - 2017-08-05 20:58:17
postaporteñ@_______________________________

Ecuador : LA TORMENTA IMPERFECTA

Por Pablo Ospina* 2/08/17

lalineadefuego.info  

Tres cadenas de acontecimientos marcaron con su sello inconfundible los dos primeros meses del gobierno de Lenín Moreno. Todas ellas están, por supuesto, estrechamente interconectadas. Este informe propone una interpretación de sus relaciones e interconexiones. La primera es el conjunto de caudalosas y explosivas denuncias de corrupción en la adjudicación de obras de infraestructura durante el decenio pasado, las más importantes de las cuales apuntan a minar el prestigio y la posición del vicepresidente reelecto, Jorge Glas Espinel. La segunda es el conjunto de tormentosas y encendidas controversias públicas entre Rafael Correa y el nuevo presidente de la República, Lenín Moreno, principales dirigentes de Alianza País, disputas abiertas bastante inusuales en el pasado. La tercera es el llamado al diálogo, la concertación y el consenso, como la marca de un publicitado “nuevo estilo” de gobierno, luego de años de un presidente empeñado en promover la confrontación y la polarización tanto a su izquierda como a su derecha.

Rafael Correa llamó “tormenta perfecta” a la combinación de la caída de los precios del petróleo, la reducción de la disponibilidad de créditos internacionales y apreciación del dólar [1].  Su intención era dejar sentado que la crisis económica (a la que se negó siempre a llamar con ese nombre) iniciada en 2014 era una turbulencia proveniente de choques externos en las que su gobierno no tenía responsabilidad. Lo cierto es que desde 2014, e incluso desde antes, las cifras de reducción de pobreza y desigualdad habían empezado a estancarse e incluso a involucionar[2]

 El gobierno rechazó que se dijera que las mejoras en esos indicadores sociales entre 2007 y 2013 se debían a circunstancias internacionales favorables que empezaron antes de la revolución ciudadana, desde el año 2002, y que mejoras similares han ocurrido en otros países latinoamericanos, independientemente de si tenían o no gobiernos progresistas[3]

Pero ahora que empezaron a desmejorar conforme la situación internacional empeora, el argumento de causas internas se debilita más: si los factores internacionales eran menos importantes, el ritmo hubiera podido disminuir pero alguna mejora debió mantenerse.

Aunque los dos primeros meses del nuevo gobierno son tormentosos, la turbulencia carece de “perfección”.  Junto a las tribulaciones de las divisiones internas y el vendaval de las denuncias de corrupción destaca un llamado al diálogo y la concertación nacional que simula un remanso de calma y tranquilidad en medio de aguas agitadas. Lenín Moreno creó un consejo consultivo en asuntos tributarios donde convocó a los más destacados representantes del empresariado nacional, muchos de los cuales han criticado el débil compromiso que el proyecto gubernamental de Alianza País ha mostrado con el libre mercado. Llamó a la integración de una comisión parcialmente independiente (hay en ella tres ministros y varias figuras cercanas al gobierno) de apoyo a la lucha contra la corrupción. Se reunió con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y renovó un contrato de comodato del edificio que ocupa en Quito, un acuerdo que el gobierno anterior quiso terminar. En estos dos meses, Moreno concedió indulto a seis dirigentes sentenciados por terrorismo y otros delitos contra la seguridad del Estado por participar en protestas y buscó un acuerdo con la Universidad Andina Simón Bolívar a la que el gobierno anterior negó la entrega de fondos públicos a las que tenía derecho desde mayo de 2016. Se reunió con los alcaldes opositores de Guayaquil, Cuenca y Quito y con casi todos los candidatos presidenciales contra los que compitió en las elecciones de febrero

Se reunió con los militares para asegurar que respeta y quiere fortalecer el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y que no desea más protección que la que ellos le puedan proporcionar, en referencia a dos conflictos recientes del gobierno anterior. Una actitud de apertura y diálogo que marca una distancia sensible con el estilo confrontador e intransigente de su antecesor, estilo que impuso a toda su administración. ¿Cuestión de formas? Lo cierto es que ese remanso de calma pareció desatar una tormenta.

Desde inicios de la campaña electoral, cualquier observador medianamente informado podía prever la futura ruptura entre el entonces candidato y el caudillo de la revolución ciudadana. Pero nadie imaginó que sería tan rápida y fulminante. Los motivos de la crítica pública de Rafael Correa al gobierno de Lenín Moreno han sido asombrosamente ecuménicos: abarcan casi todo y cualquier cosa. Incluyen los anunciados cambios en algunos de sus proyectos más mimados, como la costosa “ciudad del conocimiento” en un valle semi-seco de los Andes del norte, con su centro en una proyectada universidad de élite, “Yachay-Tech”, y algunas decisiones totalmente alejadas de todo proyecto estratégico para el país como el desvío de unos fondos dedicados a un festival artístico en la ciudad de Loja, en los Andes del sur, para dedicarlos a la construcción de un camino. El ex -presidente hizo público su “desaire” por la decisión del nuevo presidente de prolongar el contrato de entrega del edificio a la CONAIE, que él había insistido en retirar con el argumento de que se dedicaba a actividades políticas; pero también criticó que el gobierno suspendiera, en razón de las protestas del gobierno peruano, la construcción de un muro y un parque en una ciudad costeña de la línea fronteriza.

Así, de modo paradójico, el mismo protagonista que impuso a su movimiento político la regla de evitar la discusión abierta de discrepancias internas, se volvió el principal adalid de una escalada de acusaciones públicas que terminaron en un cruce de insultos: Correa llamó “desleales” y “mediocres” a quienes buscaban diferenciarse de su gobierno; Moreno acusó de tener “actitudes ovejunas” a personas que no nombró y de tener “síndrome de abstinencia del poder” a su antecesor[4]

 Cuando pronunció su encendido último discurso en el país, desde el aeropuerto, ante seguidores que fueron a despedirlo, entre los que se encontraban Jorge Glas (vicepresidente) y Gabriela Rivadeneira (secretaria ejecutiva del partido), sus seguidores cantaban el estribillo de “fuera Moreno, fuera”. Poco después, cuando Rafael Correa cruzaba el océano hacia su morada en Bélgica, en una reunión con el Frente Anticorrupción que había creado hace poco, el presidente Moreno criticó la “falta de mesura” en el gasto público y el estado en que encontró la caja fiscal. Era una declaración pesada de implicaciones porque echaba tierra sobre todo el discurso gubernamental que durante la campaña electoral minimizó la crisis económica y habló constantemente de recuperación luego de la “tormenta perfecta” venida del exterior. El nuevo presidente dijo que la “mesa no estaba servida” ni lista para el banquete, en referencia a una declaración de su antecesor de que dejaba la casa en orden y solucionados los grandes apremios económicos que lo aquejaron durante los dos últimos años[5]

¿Cómo entender este vendaval de enfrentamientos públicos tan inusuales en la corta vida de Alianza País? La corriente de fondo detrás de la ruptura es, por supuesto, que un movimiento político tan heterogéneo, nacido sin pasado y construido desde el gobierno, solo pudo preservar su aureola de unidad por la represión sistemática de las disidencias gracias a un liderazgo fuerte e intransigente. Ahora, sin embargo, ese liderazgo intransigente está separado del manejo de los recursos del poder gubernamental. Las tendencias centrífugas (heterogénea composición política) y centrípetas (control vertical desde el centro) están ahora fatalmente disociadas.

La heterogénea diversidad política fue un problema que desplegó sus sombras sobre Alianza País desde su nacimiento, pero ahora se presentó mucho más rápido de lo esperado. ¿Qué cosas lo precipitaron? Lo primero a notar es que en el conflicto no han emergido discrepancias ideológicas. Por ejemplo, Rafael Correa no hizo ninguna crítica a las declaraciones del Ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, de que iniciará negociaciones para un acuerdo comercial con Estados Unidos (aunque rehusó llamarlo TLC)[6]

 Tampoco mostró ninguna objeción pública al hecho de que Lenín Moreno nombrara como ministro de petróleos a un importante funcionario de la transnacional privada Halliburton, o Ministro de Turismo a un ex – ejecutivo de la compañía Decamerón, la transnacional de establecimientos hoteleros “todo incluido”. Lo más cercano a un posicionamiento ideológico en la trifulca pública concierne la educación superior. Augusto Barrera, el nuevo Secretario de Ciencia y Tecnología no solo criticó sino que hizo demostraciones públicas de su disgusto por los gastos faraónicos del proyecto universitario de Yachay que hubieran podido servir para fortalecer las escuelas politécnicas existentes, e insinuó muy directamente que en el conflicto con la Universidad Andina, se usó la ley como “arma de persecución[7]

En este campo el gobierno anterior apostó por presentarse como el gran reformador y modernizador que consideraba a la universidad como el eje de la nueva economía del conocimiento. Más que cambios de fondo, porque en este campo no se han tomado todavía decisiones trascendentes, lo que parece indignar al caudillo es el ataque a la imagen simbólica de un gobierno visionario empeñado en proyectos costosos pero futuristas.

En realidad, los factores que precipitaron la borrasca política parecen de otra naturaleza. La primera crítica pública de Rafael Correa a su sucesor estuvo relacionada con la corrupción. No le pareció apropiado que el presidente Moreno convocara a la creación de una “comisión ad hoc” para el combate a la corrupción cuando, en su opinión, la institucionalidad creada durante su gobierno era más que suficiente para enfrentarla. Días antes de que se convirtiera en un conflicto abierto, su primera intervención pública como ex-presidente a través de redes sociales había sido un comentario sobre el operativo judicial y policial que detuvo a seis personas y allanó el domicilio del entonces Contralor General del Estado en funciones, Carlos Pólit, en el marco de las revelaciones internacionales del caso Odebrecht. El comentario alertaba que ese operativo no podía considerarse un éxito del nuevo gobierno sino del suyo[8]

 Llegó a decir que varios implicados llevaban meses vigilados, lo que es un contrasentido porque, si lo estaban, no se explica que el operativo se realizara justo cuando Pólit estaba de viaje en Miami. Lo importante a retener de esta secuencia es que sirven como indicio de cómo empezó la escalada de acusaciones mutuas entre el presidente y el ex-presidente

La acusación más dura contra Moreno, fuera de insinuar que era desleal y mediocre, fue que pactaba con figuras del extinto Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), del ex presidente Abdalá Bucaram Ortiz (1996-1997), al que le habría entregado el manejo de las empresas eléctricas (Correa afirmó que era algo “confirmado”)[9].  Sobre todo, Rafael Correa no aceptaba que Moreno se reuniera con el ex-candidato presidencial, Abdalá Bucaram Pulley (hijo de Bucaram Ortiz), que era uno de los principales acusadores y enemigos de Jorge Glas, la figura política más prominente mencionada en los escándalos de corrupción y el blanco de los ataques de la oposición

La acusación de una alianza con el PRE es curiosa[10] pero la referencia a Jorge Glas sugiere el verdadero motivo de conflicto: que la defensa del vicepresidente no está siendo todo lo decidida y enérgica que el ex presidente Correa considera que debe ser.

En otras palabras, el eje central por el que pasa el conflicto político interno en Alianza País no es ideológico sino el de la protección de la figura de Glas, emblema político, encargado de las principales realizaciones en infraestructura y principal operador durante la segunda presidencia de Rafael Correa (fue el encargado, por ejemplo, de la reconstrucción de la provincia de Manabí luego del terremoto de abril de 2016)

El principal problema que Moreno enfrenta para hacer una defensa decidida e incondicional de Jorge Glas no es tanto una antipatía o incluso una posible pugna de liderazgo. El problema reside en la debilidad política de su gobierno y cómo una campaña de protección desembozada puede debilitarlo más. En efecto, cada nueva revelación de información proveniente de fuentes internacionales se convierte en un nuevo sobresalto. Los tres casos más importantes en que colaboradores cercanos a Glas se han visto involucrados, el de los sobornos de la empresa de supervisión de obras Caminosca, el de los sobreprecios en la construcción de la Refinería del Pacífico y el de las denuncias por las construcciones de obras en sectores estratégicos por parte de Odebrecht, usan todos información disponible en fuentes internacionales: un juicio y un arbitraje en Miami, los “papeles de Panamá” y las delaciones de Marcelo Odebrecht y sus secuaces en Estados Unidos y Brasil[11]

 Esto no es casualidad. Es información cuya filtración el gobierno no puede controlar y a la que tanto la prensa como la oposición política pueden acceder por sus propios medios. Un ejemplo. Las detenciones e informaciones sobre personas involucradas en el escándalo de sobornos de Odebrecht hasta ahora han incluido revelaciones sobre transferencias de menos de 15 millones de dólares, la mayoría de ellos a un tío de Jorge Glas, según información de la Fiscalía, por sus contactos con un alto funcionario del gobierno todavía no revelado[12]   Pero la información disponible al momento es que los sobornos pagados por Odebrecht alcanzaron los 33,5 millones de dólares mientras el Fiscal General de la Nación, Carlos Baca Mancheno, adelantó que seguramente superan esa cifra. En otras palabras, hemos atravesado menos de la mitad de la temporada de tempestades.

En esas circunstancias, la defensa de Jorge Glas reviste para Lenín Moreno una serie de dificultades objetivas. La estrategia de acercamiento a la oposición, de apertura al diálogo, de reuniones ecuménicas y de moderación del aparato de publicidad gubernamental, ha sido hasta ahora muy exitosa para un gobernante que ganó las elecciones muy estrechamente y necesitaba ampliar su base de apoyo[13]

Pero esa estrategia deberá acompañarse de acciones y no solo de anuncios. Moreno ha señalado que reformará la Ley de Comunicación, pero no ha señalado qué modificaciones hará. Sus colaboradores han dicho que flexibilizarán las modalidades de contratación de los trabajadores pero que no cederán ante la flexibilización laboral. Ha dicho que reformará la Ley de Plusvalía, que provocó manifestaciones hace dos años, pero no se sabe en qué términos. El Ministro de Finanzas anunció que el gobierno asumirá parte de los costos de la seguridad social de las empresas exportadoras (algo que llamó “devaluación fiscal”), pero no ha dicho dónde recortará gastos para financiar ese subsidio. La estrategia de diálogo tiene fecha de caducidad y el tiempo juega en contra del gobierno: abre expectativas pero debe ser refrendada con acciones. Y cuando se tomen las decisiones, se cargarán las nubes de tormenta.

De todas las decisiones pendientes, la más compleja es cómo se financiará el gigantesco déficit fiscal estimado en el 7,5% del PIB en 2016 cuando no puede devaluar y debe cumplir con costosas ofertas de campaña como viviendas gratis, aumento del bono de la pobreza y entrega de un nuevo bono por jubilación a los mayores de 70 años[14]  La carta del endeudamiento agresivo, jugada por Rafael Correa como estrategia para retrasar el ajuste también parece estar llegando a sus límites objetivos: una reciente estimación sitúa la deuda total, incluyendo la que se oculta mediante subterfugios, en 59 mil millones de dólares[15]   Uno de los subterfugios más perversos para ocultar la deuda se revirtió en los primeros días del gobierno de Lenín Moreno en un confuso incidente que implicó la intervención policial en la sede de la Contraloría General de la Nación. Un informe firmado por el Contralor subrogante (hoy titular), Pablo Celi, el 29 de mayo de 2017, ordenaba que se debía restituir a las cuentas públicas los 2 mil 500 millones de dólares de deuda del Estado al fondo de salud de la seguridad social, una deuda que Rafael Correa había ordenado borrar de los balances con el argumento de que no había un reglamento para determinarla. Era el aporte estatal obligatorio para el pago de enfermedades catastróficas previsto en la ley[16]

El monto de la deuda es bastante elevado y de corto plazo, por lo que el pago de intereses y amortización se ha vuelto un problema fiscal mayor, pues su pago pasó de 4.935 millones de dólares en 2014 a 8.133 millones de dólares pagados en 2016, es decir, equivalentes al déficit fiscal de 2017 completo[17].  Y aquí reside el último componente del tormentoso conflicto entre Rafael Correa y Lenín Moreno. Si la situación fiscal y económica obliga a medidas de ajuste y recorte fiscal, ¿cómo se pueden justificar esas medidas si el discurso oficial insiste en la recuperación, el manejo exitoso y creativo de las dificultades y se niega a llamarlo crisis? Es difícil imaginar que las discusiones sobre la situación de la caja fiscal no hayan sido parte de las conversaciones privadas de ambos dirigentes. De hecho, como vimos, Moreno criticó la “falta de mesura” de su predecesor en el manejo de las cuentas fiscales

El problema excede la simple voluntad de mantener buenas relaciones con el líder máximo. Un gobierno con una base social y electoral más débil, como el de Moreno, carente de los fondos públicos necesarios para alimentar la recomposición de una base social propia, ¿puede darse el lujo de mantener la polarización política y el enfrentamiento asfixiante con enemigos reales e inventados? Tiene la angustiosa necesidad de un capital político para enfrentar la crisis y para enfrentarla no parece tener más opciones que enrostrar una parte de la responsabilidad por la situación al gobierno anterior. Una poderosa excusa para alimentar tempestades. A menos, por supuesto, que el precio del petróleo y el resto de materias primas que el país exporta sufran una milagrosa recuperación, el dólar empiece a devaluarse y la deuda pueda seguir abultándose indefinidamente. Es decir, si vuelven las condiciones internacionales que hicieron posible el progresismo en toda su mítica ambivalencia.

Los informes de coyuntura del CEP cuentan con el auspicio de Brot für die Welt – Evangelischer Entwicklungsdienst (Pan para el Mundo-Servicio Protestante para el Desarrollo), Berlín, Alemania.

[1] Rafael Correa: “Desplome de los precios del petróleo, siete puntos en pérdida de exportaciones con respecto al PIB, apreciación del dólar, desaceleración de China, colapso del mercado ruso, que es uno de nuestros principales mercados no petroleros”, en “El milagro ecuatoriano en tiempos de la tormenta perfecta”, En 10 años de revolución Ciudadana. La década ganada. 30 de noviembre de 2016, disponible en http://ladecadaganada.com.ec/milagro-ecuatoriano-tiempos-la-tormenta-perfecta/

[2] La reducción de pobreza por ingresos se estancó desde junio de 2011 y la desigualdad desde junio de 2012, cfr. Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, INEC, 2016. Reporte de pobreza y desigualdad. Quito: INEC. Diciembre. Ecuador en cifras. Disponible en http://www.ecuadorencifras.gob.ec/documentos/web-inec/POBREZA/2016/Diciembre_2016/Reporte%20pobreza%20y%20desigualdad-dic16.pdf

[3] World Bank 2016. Taking on inequality. Poverty and shared prosperity 2016. Washington: World Bank.

[4] Todas estas acusaciones mutuas se hicieron sin referencias explícitas a sus respectivos acusados, pero sus implicaciones eran absolutamente claras.

[5] Juan Carlos Bolaños, “Moreno sobre situación económica del país: “no hay tal mesa servida””, En Expreso, 11 de julio de 2017, disponible en http://www.expreso.ec/actualidad/moreno-sobre-situacion-economica-del-pais-no-hay-tal-mesa-servida-JN1539748

[6] “Ministro Campana se reunión con embajador de EE.UU. en Quito”, En Vistazo, 1 de junio de 2017, Disponible en http://vistazo.com/seccion/pais-actualidad-nacional/actualidad-nacional/ministro-campana-se-reunio-con-embajador-de

[7] El conflicto por Yachay se saldó con la separación de cinco académicos que, según declaraciones del rector, le ahorrarían 2 millones de dólares anuales, y la renuncia del personaje encargado de la empresa pública a cargo del proyecto de la ciudad del conocimiento, Héctor Rodríguez. Cfr. “Augusto Barrera: ‘Yachay debe concentrar talento no burocracia´”, En El Comercio, 1 de julio de 2017, disponible en www.elcomercio.com/actualidad/augustobarrera-universidad-yachay-entrevista-educacionsuperior.html . Sobre las declaraciones respecto al uso de la ley como instrumento de persecución, cfr. Francisco Carrión Mena, “Nuevos aires en la Andina”, En El Comercio, Disponible en http://www.elcomercio.com/opinion/nuevosairesenlaandina-opinion-columna-columnista-franciscocarrionmena.html Ver también “Yachay ahorrará $ 2 millones con ajustes administrativos”, En El Telégrafo, 24 de junio de 2017, disponible en http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/4/yachay-ahorrara-usd-2-millones-con-ajustes-administrativos

[8] “Correa: “A diferencia del viejo país, no permitiremos que ningún caso de corrupción quede en la impunidad””. En El Telégrafo, 2 de junio de 2017, disponible en http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/judicial/13/correa-muchos-de-los-involucrados-en-el-caso-odebrecht-estaban-vigilados-desde-hace-semanas

[9] Jorge González, “Rafael Correa: ‘Está recontraconfirmado un pacto con Abdalá Bucaram’”, En El Comercio, 5 de julio de 2017, Disponible en www.elcomercio.com/actualidad/correa-pacto-bucaram-ecuador-lenin.html

[10] En realidad, muchos ex – funcionarios y coidearios del PRE estuvieron en el gobierno de Rafael Correa, tanto como en el de Moreno, como recordó Abdalá Bucaram Pulley en varias entrevistas. Cfr. “Abdalá Bucaram Pulley: ´No existe ningún tipo de pacto´ con Gobierno de Moreno”, en Ecuador Inmediato, 6 de julio de 2017, disponible en http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818822503

[11] Los escándalos públicos sobre corrupción que acaparan la atención nacional son esos tres casos precisamente porque la información viene del exterior. Pero los casos basados en información nacional, muchos de los cuales tienen investigaciones fiscales detenidas, superan los 60, cfr. Museo de la Corrupción, en Plan V, 2017, disponible en http://museocorrupcion.planv.com.ec . Ver un cómodo resumen del caso Odebrecht en Sofía Jarrín Hidalgo 2015. Influencia de la política exterior brasileña en el Ecuador: Caso Norberto Odebrecht. En G. Cerdas Vega, S. Jarrín Hildalgo, S. Molina, F. Rivasplata Cabrera, V. Torres. La crisis de Petrobras y las constructoras brasileñas en el escenario latinoamericano. Coalición regional por la transparencia y la participación. Boletín No. 1. Junio. La Paz: CEDLA. Algo mucho más detallado en “Historias de corrupción. Casos ordenados según el año de la primera denuncia o reportaje periodístico”, En Plan V, 2017, Disponible en http://museocorrupcion.planv.com.ec/images/Ampliacion-de-los-casos-planv.pdf

[12] Un buen resumen de las acusaciones sobre Ricardo Rivera, tío de Jorge Glas, en “Ricardo Rivera, mentor y socio de Jorge Glas, quien se le distancia”, En El Universo, 2 de julio de 2017, disponible en http://www.eluniverso.com/noticias/2017/07/02/nota/6258025/ricardo-rivera-mentor-socio-jorge-glas-quien-se-le-distancia

[13] La calificación positiva para Lenín Moreno alcanzó a inicios de julio, según la encuestadora Perfiles de Opinión, 85%, cfr. Perfiles de Opinión, “Calificación a la gestión del presidente Lenín Moreno”, 1 al 4 de julio de 2017, Disponible en http://www.perfilesdeopinion.com/images/pdf/presidente.pdf

[14] Wilma Salgado 2017. Situación de la economía ecuatoriana y desafíos del nuevo gobierno. En Ecuador Debate. No. 100. Quito: CAAP. Abril; Alberto Acosta y John Cajas 2017. “La deuda eterna” contrataca. Cómo el correísmo regresó al pasado. Quito, 24 de julio. Inédito, p. 2. El documento ha sido colgado en la página WEB de Attac en Aragón: http://www.aragon.attac.es/2017/07/27/ecuador-la-deuda-eterna-contrataca/

[15]Alberto Acosta y John Cajas 2017, op. cit., p. 18.

[16] “Correa critica informe de Contraloría sobre ‘deuda’ del Estado al IESS”, En El Telégrafo, 22 de junio de 2017, disponible en http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/8/correa-critica-informe-de-contraloria-sobre-deuda-del-gobierno-al-iess

[17] Para referencia, el gasto de educación y salud en 2016 fue de 5.548 millones de dólares, cfr. Banco Central del Ecuador, Información Estadística Mensual, No. 1984, Quito: BCE, junio de 2017, cuadro 2.4.3. Disponible en https://contenido.bce.fin.ec/home1/estadisticas/bolmensual/IEMensual.jsp

 

Presidente de Ecuador arrebata funciones de vicepresidente a

Jorge Glas tras escándalo de corrupción

SABRINA MARTÍN    AGO 3, 2017, 

Las marcadas diferencias entre el actual presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el exmandatario Rafael Correa, acarrean las primeras consecuencias tangibles: Moreno quitó todas las atribuciones al vicepresidente Jorge Glas.

A través de un decreto fechado de este jueves 3 de agosto, el actual mandatario le arrebató todas las funciones a Glas; apartando del Ejecutivo a quien se mantuvo como la “mano derecha” del gobierno anterior.

 “Deróguese el Decreto Ejecutivo 9, suscrito el 24 de mayo del 2017, publicado en el Segundo Suplemento del Registro Oficial N. 16, de 16 de junio del 2017, retirándose así todas las funciones asignadas al Vicepresidente de la República”; cita el texto. De acuerdo con reportes nacionales e internacionales, Glas estaría vinculado a casos de corrupción. Las acusaciones en su contra se profundizaron tras la filtración de audios donde se menciona al vicepresidente por el escándalo de Odebrecht.

La tarde de este miércoles 2 de agosto, Glas había anunciado que no renunciaría a sus funciones como vicepresidente; aseveración que realizó a través de un comunicado. Todo esto, luego de que Moreno dijera, en un acto con los prefectos del país, que tomaría decisiones sobre los casos de corrupción.

Rafael Correa ya había advertido sobre las intenciones de Moreno de supuestamente “destruir” a Glas

Fuentes: El ComercioEl Universo

Vicepresidente  retirado de su cargo por corrupción

reclama por avión presidencia

KARINA MARTÍN  AGO 4, 2017 Pan Am - Post

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, denunció que el presidente Lenín Moreno, lo desautorizó a usar el avión presidencial, tras quitarle todas sus atribuciones.

“Debo decir que responsabilizo de mi seguridad al presidente, Lenín Moreno, a su secretario, Eduardo Mangas, y también a las personas que por seguir órdenes me niegan el uso del transporte aéreo como vicepresidente”, dijo Glas.

Asimismo, Glas aseguró sentirse “aliviado”. “He tenido que presenciar por dos meses como comienza a desmontarse nuestra revolución, nuestros ideales, los principios y valores. Soy leal a los principios de la Revolución Ciudadana, de un proyecto que es leyenda viva, que ha triunfado de manera consecutiva los últimos diez años y que con mucha tristeza, siendo parte del Gobierno, siendo elegido al igual que Moreno por el pueblo ecuatoriano tuve que presenciar el retorno de la vieja partidocracia”

Según indicó el vicepresidente, Moreno lo despojó de sus funciones por opinar. “Me han retirado todos los encargos del presidente de la república por opinar, por criticar, por denunciar, por decir la verdad”, dijo.“Me han quitado las funciones por pedido de Abdalá Bucaram, de Guillermo Lasso, de los grandes empresarios, de la Izquierda Democrática, por pedido de los opositores traicionando la voluntad popular que eligió un binomio”, añadió.

“Yo estoy defendiendo principios y valores, y estos son inclaudicables”, insistió y segundos antes de marcharse resaltó: “Yo soy vicepresidente electo, constitucional de la República y yo terminaré mi mandato”

Por su parte, el expresidente Rafael Correa también se manifestó con respecto a la decisión de Moreno: “El ‘diálogo’ solo ha sido para los que odian la Revolución”. “Adelante, Jorge. Tómalo como una condecoración”, escribió desde su cuenta oficial de Twitter.

El pasado miércoles 2 de agosto, el presidente del país retiró todas las funciones que se le habían entregado a Glas, a través del Decreto Ejecutivo Nº 100.Todo esto, luego de que Moreno dijera, en un acto con los prefectos del país, que tomaría decisiones sobre los casos de corrupción.

Es importante resaltar que de acuerdo con reportes nacionales e internacionales, Glas estaría vinculado a casos de corrupción. Las acusaciones en su contra se profundizaron tras la filtración de audios donde se menciona al vicepresidente por el escándalo de Odebrecht.

Fuentes: La República; La Hora.

- postaporteñ@ 1804 - 2017-08-05 20:17:39
postaporteñ@_______________________________

La Situación Política Y Las Tareas Del Proletariado

Andrés Nin
Junio de 1927 - Fuente: Marx Internet Archive


Proyecto de “Tesis políticas”, elaboradas por Nin, para presentarla al Congreso nacional del POUM, previsto para el 19 de junio de 1937. Dicho Congreso no llegó a celebrarse a causa de la represión. Escrito en Junio de 1937, es decir apenas unos días antes de su desaparición (secuestro, tortura, asesinato, ocultamiento del cuerpo y de los hechos) y es por tanto lo último que hizo. Y es lo último de Nin que mandaremos en esta serie, sus materiales son todos accesibles en Internet para cualquiera que se interese en conocer directamente su pensamiento sin que se lo cuenten, sea opinando a favor o en contra.


I - Los acontecimientos que se han desarrollado en España después del Congreso de constitución del POUM, celebrado en Barcelona el 29 de septiembre de 1935, han confirmado que la posición fundamental de nuestro partido, al afirmar que la lucha no estaba planteada entre la democracia burguesa y el fascismo, sino entre el fascismo y el socialismo, y al calificar de democrática socialista nuestra revolución, era completamente justa.

La experiencia de 1931-1935 había demostrado sobradamente la impotencia de la burguesía para resolver los problemas fundamentales de la revolución democrática burguesa y la necesidad de que la clase obrera se pusiera decididamente al frente del movimiento de emancipación para realizar la revolución democrática e iniciar la revolución socialista. La persistencia de las ilusiones democráticas y de la alianza orgánica con los partidos republicanos, había de conducir fatalmente al reforzamiento de las posiciones reaccionarias y, en un próximo porvenir, al triunfo del fascismo como única salida de un régimen capitalista incapaz de resolver sus contradicciones internas dentro del marco de las instituciones democráticas burguesas.

La lección de Asturias, donde el proletariado, al tomar decididamente la dirección del movimiento en octubre de 1934, asestó un golpe mortal a la reacción, y la de Cataluña, donde en los mismos días se evidenció una vez más la incapacidad y la inconsciencia de los partidos pequeño-burgueses, no fue debidamente aprovechada, como resultado de la ausencia de un gran partido revolucionario. Los partidos socialista y comunista, en vez de aprovechar la lección de Octubre impulsando la Alianza obrera, que tan espléndidos resultados había dado en Asturias, y canalizando todos los esfuerzos en el sentido de asegurar la hegemonía de la clase obrera, infeudaron nuevamente el proletariado, a través del Frente Popular, a los partidos republicanos burgueses, fracasados estrepitosamente en octubre y desaparecidos virtualmente de la escena política.

El período que precedió inmediatamente a las elecciones del 16 de febrero se caracteriza por la galvanización de los partidos republicanos, por obra y gracia de socialistas y comunistas oficiales, y por un cierto renacer de las ilusiones democráticas entre las masas, las cuales, sin embargo, parecen moverse más bien por el vehemente deseo de obtener la amnistía de los presos y condenados de octubre que por confianza en los partidos republicanos. Este deseo era tan unánime y el movimiento tan avasallador, que nuestro partido no tuvo más remedio que sumarse al mismo, pero conservando íntegramente su personalidad e independencia, y ejerciendo una crítica dura y despiadada de la política republicana. Esta táctica, que nos salvó del aislamiento, nos permitió acercarnos a grandes masas, hasta entonces inasequibles para nosotros, entre las cuales difundimos nuestros principios.

La gestión de los republicanos de izquierda en el poder, después del 16 de febrero, fue la confirmación absoluta de nuestras previsiones. Desde el primer momento, se estableció un divorcio profundo entre el gobierno y el poderoso impulso de las masas, que obligaba a aquél a dictar el decreto de amnistía e iniciaba un vasto y profundo movimiento de huelgas. Desde abajo se reclamaba una actuación rápida y enérgica, una política de realizaciones revolucionarias y de medidas rigurosas contra la reacción, cada día más insolente. Desde arriba, se efectuaba una política de pasividad, de contemplaciones funestas; una política cuyo lema parecía ser el no variar nada, no asustar a nadie ni lesionar los intereses de las clases explotadoras. El resultado de esta política fue el levantamiento militar-fascista del 19 de julio de 1936. El estampido de los cañones y el crepitar de las ametralladoras aquella madrugada de julio, despertó de su sueño a los trabajadores que mantenían aún ilusiones democráticas. La victoria electoral del 16 de febrero no había zanjado el problema planteado en nuestro país. La reacción fascista recurría a argumentos más contundentes que la papeleta electoral. Valiéndose de la situación privilegiada que el propio gobierno de la República le había concedido al mantenerla en los puestos estratégicos más importantes, la inmensa mayoría de la oficialidad del ejército, al servicio de las clases reaccionarias, desencadenaba la guerra civil

II - El levantamiento militar-fascista provoca una formidable reacción en la clase trabajadora, que se lanza resueltamente al combate y, a pesar de la pasividad, en unos casos, y de la traición, en otros, de los partidos republicanos, cuyos representantes oficiales se niegan a entregar las armas a los trabajadores, aplasta la insurrección en los centros industriales más importantes del país

Esta intervención resuelta de los trabajadores tiene consecuencias políticas inmensas. Los órganos del poder burgués quedan, en realidad, deshechos. Se crean comités revolucionarios por doquier. El ejército permanente se derrumba, y es remplazado por las milicias. Los obreros toman posesión de las fábricas. Los campesinos se apoderan de las tierras. Conventos e iglesias son destruidos por el fuego purificador de la revolución. En pocas horas, o a lo sumo en pocos días, los obreros y campesinos resuelven, por la acción directa revolucionaria, los problemas que la burguesía republicana no ha podido resolver en cinco años – es decir, los problemas de la revolución democrática – e inician la revolución socialista por medio de la expropiación de la burguesía.

Durante un cierto período, los órganos del poder burgués no son más que una sombra. El poder real lo ejercen los comités revolucionarios, que forman una tupida red en todas las regiones no ocupadas por los facciosos.

Sin embargo, en este primer período el impulso revolucionario es mucho más vigoroso en Cataluña que en España. Cataluña va, indudablemente, a la cabeza de la revolución, porque gracias a la influencia del POUM, de la CNT y de la FAI, que no se incorporaron al Frente Popular, el oportunismo democrático republicano ha penetrado menos en la masa trabajadora.

La insurrección fascista, pues, destinada principalmente a ahogar el movimiento obrero revolucionario, lo acelera vertiginosamente, dando a la lucha de clases una violencia inaudita, y planteando claramente el problema del poder: o fascismo o socialismo. Lo que se proponía ser una contrarrevolución preventiva se convierte en revolución proletaria, con todas las características distintivas de la misma: relajamiento del mecanismo estatal burgués, descomposición del ejército, de las fuerzas coactivas del Estado y de las instituciones judiciales, armamento de la clase trabajadora, que ataca y vulnera el derecho de propiedad privada; intervención directa de los campesinos que expropian a los terratenientes, y finalmente la convicción, por parte de las clases explotadoras, de que su dominio ha terminado.

En las primeras semanas que siguen al 19 de julio, el convencimiento de que el pasado no puede volver, de que la República democrática está superada, es general. Y el impulso de la revolución es tan poderoso que los propios partidos de la pequeña burguesía proclaman la caducidad del régimen capitalista y la necesidad de emprender la transformación socialista de la sociedad española.

La única salida inmediata de la situación era coordinar el empuje de las masas a instituir un poder vigoroso, basado en los organismos salidos de las entrañas de la revolución, como expresión directa de la voluntad de los que desempeñaban un papel predominante en la lucha contra el fascismo. Ese poder vigoroso no podía ser otro que un gobierno obrero y campesino. Esta posición, sostenida por el POUM desde el momento en que el carácter de la lucha apareció con claridad, tropezó con la oposición de todos los partidos del Frente Popular, y en primer lugar del Partido Comunista, y con la indecisión de la CNT, cuya ideología anarquista le impedía darse cuenta de la importancia fundamental y decisiva del problema del poder.

Entre tanto, con ayuda de una campaña tenaz y sistemática, iban abriéndose paso dos concepciones de consecuencias funestas para el desarrollo victorioso de la lucha de la clase obrera. La primera de estas concepciones se expresaba en los términos:”Primero ganar la guerra, después se hará la revolución”. De acuerdo con la segunda, consecuencia directa de la primera, en la guerra actual los obreros y campesinos luchan por el mantenimiento de la república democrática parlamentaria, y por tanto no se puede hablar de revolución proletaria. Más tarde, esta concepción tuvo una derivación insospechada: la de que la dramática contienda que ensangrienta y arruina al país, es “una guerra por la independencia nacional y la defensa de la patria”

Nuestro partido adopta desde el primer momento una actitud de oposición decidida frente a estas concepciones contrarrevolucionarias

III - La fórmula “primero ganar la guerra, después de hacer la revolución”, es fundamentalmente falsa. En la contienda que se desarrolla actualmente en España, guerra y revolución son, no sólo dos términos inseparables, sino sinónimos. La guerra civil, estado más o menos prolongado del conflicto directo entre dos o más clases de la sociedad, es una de las manifestaciones, la más aguda, de la lucha entre el proletariado, por una parte, y por otra la gran burguesía y los terratenientes, que atemorizados por el avance revolucionario del proletariado, intentan instituir un régimen de dictadura sangrienta, que consolide sus privilegios de clase. La lucha en los frentes de batalla no es más que una prolongación de la lucha en la retaguardia. La guerra es una forma de la política. Esta política es la que guía la guerra en todos los casos. Los ejércitos defienden siempre los intereses de una clase determinada. Se trata de saber si los obreros y campesinos de los frentes se baten por el orden burgués o por una sociedad socialista. Guerra y revolución son tan inseparables en el momento actual en España como la eran en Francia en el siglo XVIII y en Rusia en 1917-1920. ¿Cómo podemos separar la guerra de la revolución, cuando la guerra no es más que la culminación violenta del proceso revolucionario que se está desarrollando en nuestro país desde el año 1930 acá?

En realidad, la fórmula:”primero ganar la guerra [...]” encubre el propósito efectivo de frustrar la revolución. Las revoluciones hay que hacerlas cuando existen circunstancias favorables para ello, y estas circunstancias la historia nos las ofrece excepcionalmente. Si no se aprovechan los momentos de máxima tensión revolucionaria, el enemigo de clase va reconquistando posiciones y acaba por estrangular la revolución. La historia del siglo XIX y la más reciente de la posguerra (Alemania, Austria, Italia, China, etc.), nos ofrecen abundantes ejemplos en este sentido. Aplazar la revolución para después de ganada la guerra, equivale a dejar las manos libres a la burguesía para que, aprovechándose del descenso de la tensión revolucionaria, vaya restableciendo su mecanismo de opresión a fin de preparar, sistemática y progresivamente, la restauración del régimen capitalista. La guerra – ya lo hemos dicho – es una forma de la política. El régimen político sirve siempre a una clase determinada, de la cual es la expresión y el instrumento. Mientras dure la guerra hay que hacer una política: ¿al servicio de quién?, ¿de qué intereses de clase? Toda la cuestión radica aquí. Y la garantía de una victoria rápida y segura en los frentes estriba en una política revolucionaria firme en la retaguardia, capaz de inspirar a los combatientes el brío y la confianza indispensables para la lucha; capaz también de impulsar la solidaridad revolucionaria del proletariado internacional, la única con que podemos contar, de crear una sólida industria de guerra, de reconstituir sobre bases socialistas la economía desquiciada por la guerra civil, de forjar un ejército eficiente al servicio de la causa proletaria, que es la de la humanidad civilizada. El instrumento de esta política revolucionaria no puede ser más que un gobierno obrero y campesino

IV - Como en Rusia en 1917, en toda Europa después de la guerra imperialista, el obstáculo más considerable que se opone al avance victorioso de la revolución proletaria es el reformismo, agente de la burguesía en el movimiento obrero. Pero se da el caso paradójico de que, en nuestro país, el exponente más característico del reformismo castrador sea precisamente el Partido Comunista de España, y su filial el Partido Socialista Unificado de Cataluña, afiliados a una internacional, la Internacional Comunista, surgida como consecuencia de la ruptura ideológica y orgánica con el reformismo. Prisionero de la burocracia soviética, que se 'ha vuelto de espaldas a la revolución proletaria internacional para cifrar todas sus esperanzas en los países “democráticos” y la Sociedad de Naciones, el comunismo oficial ha abandonado definitivamente la política revolucionaria de clase para orientarse hacia la alianza con los partidos burgueses democráticos (Frente Popular) y preparar psicológicamente a las masas para la próxima guerra mundial. De aquí la consigna:”Lucha por la independencia nacional”, que traducida al lenguaje de la política internacional significa:”sujeción de la España revolucionaria a los intereses del bloque imperialista franco-británico”, del cual forma parte asimismo la URSS. Las consecuencias nefastas de esta política no han tardado en dejarse sentir: especulando con las dificultades de la guerra y las posibles complicaciones internacionales, el reformismo, apoyado eficazmente por los representantes de la burocracia estalinista, los cuales, a su vez, han especulado con la ayuda prestada por la URSS, ha logrado socavar sistemáticamente las conquistas revolucionarias, preparando el terreno a la contrarrevolución. Nuestra eliminación del gobierno de la Generalidad, las tentativas de formación de un ejército popular ”democrático”, ”neutral”, la supresión de las milicias de retaguardia y la reconstitución del orden público a base del restablecimiento del antiguo mecanismo, la censura periodística, son las etapas más importantes de este proceso contrarrevolucionario, que continuará inflexiblemente hasta el total aplastamiento del movimiento revolucionario si la clase trabajadora española no se decide a reaccionar, rápida y vigorosamente, reconquistando las posiciones logradas en las jornadas de julio e impulsando la revolución socialista hacia adelante.

En la situación presente, inequívocamente revolucionaria, la consigna “lucha por la república democrática parlamentaría” no puede servir más que los intereses de la contrarrevolución burguesa. Hoy más que nunca ”la palabra “democracia” no es más que una tapadera con la que se quiere impedir al pueblo revolucionario que se levante y acometa, libre, intrépidamente y por su cuenta, la edificación de la sociedad nueva” (Lenin). Como nos ha enseñado el marxismo revolucionario, la república democrática no es más que una forma enmascarada de la dictadura burguesa. En el período de apogeo del capitalismo, cuando éste representaba un factor progresivo, la burguesía podía permitirse el lujo de conceder una serie de libertades “democráticas” – considerablemente limitadas, condicionadas, por el hecho de su dominación económica y política – a la clase trabajadora. Hoy, en la época del imperialismo, “última etapa del capitalismo”, la burguesía, para superar sus contradicciones internas, se ve precisada a recurrir a la instauración de regímenes de dictadura brutal (fascismo), que destruyen incluso las mezquinas libertades democráticas. En estas circunstancias, el mundo se halla ante un dilema fatal: o socialismo o fascismo. Los regímenes “democráticos” han de ser forzosamente fugaces, inconsistentes, con la agravante de que al adormecer y desarmar a los trabajadores con sus ilusiones, preparan eficazmente el terreno para la reacción fascista.

Para justificar su monstruosa traición al marxismo revolucionario, los estalinistas arguyen que la república democrática que preconizan será una república democrática distinta de las demás, una república “popular”, de la que habrá desaparecido la base material del fascismo. Es decir, que dejan escandalosamente de lado la teoría marxista del Estado como instrumento de dominación de una clase para caer en la utopía del Estado democrático “por encima de las clases”, al servicio del pueblo, con objeto de mistificar a las masas y preparar la consolidación pura y simple del régimen burgués. Una república de la cual ha desaparecido la base material del fascismo, no puede ser más que una república socialista, por cuanto la base material del fascismo es el capitalismo

V - El antifascismo en abstracto, hábilmente manejado por los reformistas – que preparan política y psicológicamente las condiciones favorables para una intervención en la próxima guerra imperialista mundial, presentada como una contienda entre los países fascistas y los países democráticos – es el antídoto de la revolución proletaria, la expresión de la política de “unidad nacional”, a la cual el marxismo ha opuesto siempre la lucha de clases.

Si el dilema ante el cual la historia ha colocado al proletariado español es “fascismo o socialismo”, el problema fundamental de la hora presente es el problema del poder. Todos los demás – el de la organización militar, el de la industria de guerra, el de los abastos, el de la reconstrucción económica del país, el de la seguridad interior, etc. – están subordinados a ese problema fundamental, cuya solución depende de la clase en cuyas manos esté el poder.

¿Cuál es la actitud de los distintos sectores del movimiento obrero ante este problema?

El Partido Comunista, el Partido Socialista Obrero y el Partido Socialista Unificado de Cataluña preconizan la política del Frente popular, que presupone el ejercicio del poder por gobiernos ”antifascistas”, de coalición con la burguesía y con un programa democrático burgués.

La CNT y la FAI, se declaran resueltamente partidarias de la revolución social y, por tanto, adversarios acérrimos de la restauración de la república democrática; pero su tradición antiestatal y la propaganda sistemática a favor del comunismo libertario, realizada durante largos años, dificulta su evolución hacia la concepción del poder proletario.

Nuestra actitud frente a esos distintos sectores se halla determinada por el papel que desempeñan o pueden desempeñar en el curso del desarrollo de los acontecimientos actuales.

El Partido Comunista de España y el Partido Socialista Unificado de Cataluña, por su posición política presente, inspirada directamente por la Internacional Comunista, instrumento a su vez de la burocracia soviética, deben ser considerados como organizaciones ultra oportunistas y ultrarreformistas. Por su política de colaboración de clases, por su renuncia total a los principios ya la táctica fundamentales del marxismo revolucionario, por su auxilio declarado y activo a los planes de estrangulación de la revolución española, tramados por el capitalismo nacional e internacional, el Partido Comunista y el PSUC desempeñan el papel de agentes de la burguesía en el movimiento obrero, más peligrosos para la revolución que la propia burguesía, por cuanto la etiqueta marxista con que se adornan facilita su penetración en las filas proletarias.

Los intereses supremos de la revolución exigen una crítica constante e implacable de las posiciones políticas de dichos partidos, crítica que contribuirá eficazmente a acentuar la diferenciación en el seno de los mismos, atrayendo a las posiciones revolucionarias a los elementos proletarios. Los acontecimientos actuales han puesto de manifiesto la inconsistencia ideológica de la llamada ”izquierda” del Partido Socialista Español, cuya fraseología revolucionaria había hecho nacer tantas esperanzas entre una buena parte de la vanguardia de la clase trabajadora. De las tendencias que existían en vísperas del 19 de julio no queda virtualmente nada. Entre las tendencias de “derecha”. ”Izquierda” y “centro” no hay ninguna diferencia fundamental; todas ellas están unidas por una denominación común, la política del Frente Popular, que las lleva a renunciar a las posiciones revolucionarias del proletariado para hacer el juego de la burguesía democrática. Pero en la base del partido se nota un profundo malestar, producido principalmente por las tentativas del estalinismo para absorber al partido – como lo ha conseguido ya con las juventudes – y someterlo a la política de la burocracia de la Tercera Internacional. Muchos de los viejos militantes asisten con dolor y con un sentimiento de protesta sorda a la obra de destrucción, sistemáticamente llevada a cabo, de la organización que con tanto esfuerzo levantaran, ya la introducción de métodos que repugnan a su conciencia socialista ya las tradiciones del partido. Por otra parte, la política escandalosamente oportunista del Partido Comunista, caracterizada por una monstruosa deformación del marxismo, suscita viva y justificada inquietud entre los millones de trabajadores sinceramente revolucionarios que se han incorporado al PSOE, y que se dan cuenta, alarmados, de la labor de penetración que los estalinistas, valiéndose de todos los medios, realizan en sus filas.

La misión de nuestro partido debe consistir en ayudar a esos elementos a ver claro en la situación, tratando fraternalmente de guiarles por el buen camino, es decir, hacerles comprender la necesidad de una clara política de intransigencia proletaria, servida por un fuerte partido revolucionario.

Son deseables los acuerdos temporales con los elementos que, sin aceptar plenamente nuestras posiciones revolucionarias, están dispuestos a luchar contra la burocracia estalinista y sus métodos de corrupción.

La CNT y la FAI han coincidido con nosotros, desde el primer momento, en reconocer que la guerra y la revolución son inseparables, han coincidido asimismo con nosotros en la apreciación de algunos de los problemas fundamentales que se han planteado, tales como el del ejército, del orden público, etc. Pero las vacilaciones de las organizaciones mencionadas con respecto a la cuestión del poder, así como su posición estrictamente “sindical”, que tiende a eliminar los partidos, lo que no obsta para que, al amparo de esta posición se establezca, a través de la UGT, una colaboración efectiva con socialistas y comunistas oficiales, ha hecho que esa coincidencia no diera los resultados fructíferos apetecidos.

El anarcosindicalismo ha rectificado notablemente sus posiciones anteriores, pero el peso de la tradición le ha impedido llevar esa rectificación hasta sus últimas consecuencias. Así, ha renunciado a su apoliticismo inveterado, entrando a participar en el gobierno de la república y en el de Cataluña, es decir, en gobiernos de colaboración con los partidos republicanos burgueses, sin atreverse a adoptar una actitud afirmativa, más fácilmente comprensible para las masas trabajadoras encuadradas en la CNT, con respecto a la formación de un gobierno obrero y campesino. Si la CNT y la FAI adoptaran esta actitud, el destino victorioso de nuestra revolución estaría garantizado. Sólo la conquista del poder permitiría la solución rápida y eficaz de todos los problemas que la revolución y la guerra han planteado

Sin renunciar a una labor tenaz y paciente encaminada a llevar a las masas confederales a esta posición, impuesta imperiosamente por la situación actual, debemos orientar todo nuestro esfuerzo en el sentido de estrechar las relaciones de nuestro partido con las organizaciones de la CNT y la FAI, nuestros aliados naturales en las circunstancias presentes. Las coincidencias importantísimas que ya se han manifestado y la necesidad de defender la revolución en peligro, imponen una alianza efectiva, que no presupone, ni mucho menos, la renuncia a la crítica recíproca, ni a la defensa de las posiciones respectivas

VI - El deber imperioso del momento, pues, es la conquista del poder por el proletariado, aliado con los campesinos, y la formación consiguiente de un gobierno obrero y campesino, único capaz de organizar, de acuerdo con las necesidades de la población y de la guerra, la economía desquiciada, y de establecer un orden revolucionario en el país.

Este gobierno, para que tenga toda su eficacia revolucionaria, no puede ser designado desde arriba, como resultado de combinaciones más o menos diplomáticas, ni surgir de un parlamento constituido según las normas democráticas burguesas.

Un gobierno formado por delegados de organizaciones obreras nombrados por los comités superiores de las mismas, representaría, indudablemente, un paso adelante con respecto a la situación actual, pero no sería el gobierno que las circunstancias exigen. Elegido en estas condiciones, seguramente no iría mucho más allá de las posiciones del Frente popular.

El gobierno obrero y campesino ha de ser la expresión directa de la voluntad revolucionaria de las masas obreras y campesinas del país, y por lo tanto no puede surgir del Parlamento del 16 de febrero, completamente superado por los acontecimientos, ni del que pudiera resultar de unas elecciones efectuadas a base del sufragio universal. El Parlamento burgués ha de ser disuelto, y en su lugar debe convocarse un congreso que siente las bases económicas, sociales y políticas de la España libre de la dominación capitalista, que se está forjando en los campos de batalla, y elija el gobierno obrero y campesino. Esa asamblea no puede ser de tipo democrático burgués, es decir, no puede basarse en el derecho de representación para todas las clases, sino que ha de reflejar la nueva situación creada por la guerra civil y la revolución, concediendo todos los derechos a los que las sostienen con las armas en la mano o con el trabajo creador. En una palabra, el congreso debe estar formado por los delegados de los sindicatos obreros y campesinos, y de los combatientes.

Esos mismos órganos deben constituir la base de la transformación de todo el mecanismo del poder, empezando por los ayuntamientos, Con las modificaciones de detalle que las circunstancias impongan.

La orientación que propugna el POUM puede resumirse en estas dos consignas fundamentales: a) conquista del poder por la clase obrera; b) instauración de un régimen socialista.

En la etapa actual de la revolución, la conquista del poder por el proletariado no presupone forzosamente la insurrección armada. Las posiciones que, a pesar del retroceso sufrido por la revolución, sigue manteniendo la clase trabajadora, el peso específico de la misma y de sus organizaciones, y sobre todo el hecho de que siga teniendo una gran parte de las armas en sus manos, permiten la conquista pacífica del poder. Basta para ello que el proletariado recobre la confianza en su fuerza y se decida a afirmar intransigentemente su voluntad imponiéndola. De él depende enteramente que se restablezca la correlación de fuerzas del 19 de julio y que sepa utilizarla en beneficio propio, o, lo que es el mismo, de la revolución.

La conquista del poder por el proletariado significa la hegemonía absoluta de la clase trabajadora a fin de ahogar implacablemente toda tentativa contrarrevolucionaria y aplastar a la burguesía. Esta hegemonía de la clase no puede identificarse en ningún caso con la dictadura de un partido, sino que presupone la más amplia democracia obrera, el derecho  de crítica más absoluto para todos los sectores proletarios, la participación de todos en la obra común. Sólo las clases  explotadoras quedan privadas de todo derecho político. Cuando las clases hayan desaparecido completamente, los órganos de coacción resultarán superfluos y desaparecerá el Estado.

Al conquistar el poder, la clase obrera no se limitará a utilizar el antiguo mecanismo del Estado – como lo ha hecho la burguesía democrática – sino que lo destruirá de raíz. Con ayuda de los comités de obreros, campesinos y combatientes, transformará de abajo arriba todo el mecanismo gubernamental e instituirá un gobierno barato y verdaderamente democrático. El gobierno barato será posible por la destrucción del viejo y costoso sistema burocrático, la supresión de los sueldos elevados, estableciendo como norma que nadie pueda percibir un sueldo superior al de un obrero calificado, el control vigilante y activo de las masas trabajadoras. La verdadera democracia quedará garantizada por la participación efectiva de la inmensa mayoría del país en la administración de la cosa pública, la elegibilidad de todos los cargos y su revocación en cualquier momento. En fin, el gobierno obrero y campesino será el gobierno de la victoria militar, pues sólo un gobierno de esa naturaleza es capaz de crear la moral indispensable para el triunfo, organizar una sólida industria de guerra, nacionalizar los Bancos, acabar con la especulación, concentrar y movilizar todos los recursos económicos del país para la guerra.

VII - Uno de los argumentos a que recurren con mayor frecuencia los reformistas para justificar su política colaboracionista y contrarrevolucionaria, es la necesidad de mantener el bloque con los partidos pequeños burgueses, con el fin de asegurar el concurso de una masa importante de la población.

La pequeña burguesía constituye, en efecto, un factor de la mayor importancia en todos los países, y muy particularmente en los que, como el nuestro, se han incorporado con gran retraso al proceso capitalista. Pero por su carácter de clase intermedia, equidistante de la gran burguesía y del proletariado, por su dependencia económica, no puede desempeñar un papel independiente en la vida política. Vacilante e indecisa, se mueve siempre entre las dos clases fundamentales, haciendo, en definitiva, la política de la una o de la otra. Los partidos pequeño burgueses mantienen vivo el equívoco de una política independiente – ni burguesa, ni proletaria –, pero, en realidad, son siempre un instrumento en roanos del gran capital, y, por lo tanto, un instrumento contra los intereses de la pequeña burguesía, cuya representación ostentan. Su política conduce indefectiblemente a la consolidación de las posiciones económicas del gran capital, y por consiguiente a la asfixia efectiva de la pequeña burguesía. La alianza con los partidos pequeño burgueses no representa la alianza con la pequeña burguesía, sino contra ella. La experiencia española, desde el 14 de abril acá, es muy elocuente a este respecto. La pequeña burguesía, y en primer lugar los campesinos, no ha visto satisfecha ninguna de sus reivindicaciones fundamentales. Todo lo conseguido lo debe a la acción independiente de la clase obrera

La pequeña burguesía, potencialmente, no es revolucionaria ni reaccionaria. Quiere un orden, sea el que fuere, pero un orden.  Y este orden no lo puede establecer más que el proletariado o la burguesía. Cuando la clase obrera actúa resueltamente, dando la sensación neta de su fuerza y de que sabe lo que quiere y adónde va, la pequeña burguesía queda neutralizada e incluso, en gran parte, sigue al proletariado, o para decirlo con más propiedad, es arrastrada por él. Pero si en el momento decisivo la clase obrera falla, la pequeña burguesía pierde la fe en ella, le vuelve la espalda y pone nuevamente los ojos en la gran burguesía. Si en aquel momento aparece un caudillo más o menos demagógico, no le será difícil aprovecharse del desencanto de las masas pequeño burguesas, para convertirlas en la base social de un movimiento (fascismo), destinado a aplastar a la clase trabajadora e instaurar un régimen de dictadura sangrienta del gran capital

La pequeña burguesía ha hecho la experiencia de la república democrática. Repetirla, equivale a preparar nuevos fracasos, a crear las premisas necesarias de una incorporación de las masas pequeño burguesas al campo reaccionario. Por el contrario, si la clase obrera aparece a los ojos de las masas populares del país como el verdadero guía de la revolución, como la única fuerza capaz de crear un régimen fuerte, un orden nuevo, la pequeña burguesía seguirá a aquélla como la siguió después de las jornadas gloriosas de julio

La política de atracción de la pequeña burguesía no consiste, pues, en contener el ritmo de la revolución, sino en acelerarlo. Cuando más audaz y decidido se muestra el proletariado, más seguro puede estar de la colaboración de la pequeña burguesía, o por lo menos de su neutralización.

VIII - La división de la clase obrera es, indudablemente, uno de los factores que se Oponen más poderosamente a que se cree entre las masas pequeño burguesas la sensación de fuerza invencible del proletariado. La unidad sindical – cuya ausencia, por otra parte, repercute desfavorablemente en la obra de organización socialista de la producción – constituiría un gran paso adelante en este sentido. Pero la burocracia reformista la sabotea sistemáticamente, por cuanto presiente que el movimiento sindical unificado le escaparía de las manos para pasar a las de los elementos revolucionarios. Impulsarla e imponerla constituye el deber ineludible de la clase trabajadora.

En el terreno político, deben surgir los órganos de unidad adecuados a las circunstancias. A fines de 1933 aparecieron las Alianzas obreras, destinadas a desempeñar en nuestro país el mismo papel que desempeñaran los soviets en la revolución rusa. Dichas Alianzas demostraron su magnífica eficacia revolucionaria durante la insurrección asturiana de octubre de 1934. Formada por todos los partidos y organizaciones obreras sin excepción, la Alianza obrera de Asturias demostró palmariamente al mundo los prodigios de heroísmo y de iniciativa de que es capaz el proletariado unido. Pero la política del Frente popular frustró aquellos espléndidos inicios, y nuevamente la clase trabajadora marchó a la zaga de los partidos republicanos. Si las Alianzas obreras no hubiesen sido liquidadas por los paladines de la colaboración de clases, los acontecimientos habrían tomado un giro completamente distinto del que tomaron, y la hegemonía del proletariado habíase afirmado indiscutiblemente.

Resucitarlas hoy sería un error, por cuanto corresponden a una etapa ya superada. Los congresos de delegados de los sindicatos obreros y campesinos, y de los combatientes, son sustancialmente lo mismo que eran las Alianzas obreras en la etapa anterior. En ellos debe basarse el gobierno de la clase trabajadora, de ellos deben surgir los órganos del poder;  ellos deben encarnar la unidad de acción de los trabajadores por encima de las diferencias que les separan en el terreno de la organización sindical y política. En ellos se basará la futura Unión Ibérica de Repúblicas Socialistas.

Ni la unidad sindical, ni las asambleas de delegados obreros, campesinos y combatientes, excluyen la posibilidad de la formación de alianzas entre los sectores de la clase obrera que coincidan en la concepción del momento y la actitud de la clase trabajadora. Al contrario, estas alianzas están claramente dictadas por la situación.

En el caso concreto de nuestra revolución, se impone la constitución de un Frente Obrero Revolucionario, formado por la CNT, la FAI y el POUM, organizaciones que coinciden en el reconocimiento de la necesidad de cerrar el paso al reformismo, evitar el retorno a la situación anterior al 19 de julio y de impulsar la revolución proletaria, llevándola hasta sus últimas consecuencias. Un programa de realizaciones claras y concretas – hoy perfectamente posible – debería ser la base del Frente Obrero Revolucionario, cuya formación determinaría, indiscutiblemente, un cambio fundamental en la correlación de fuerzas e imprimiría un poderoso empuje a la revolución.

IX - Uno de los argumentos predilectos empleados por 1os reformistas contra la revolución proletaria, es el de que sería fatalmente ahogada por los países capitalistas.

La clase trabajadora cometería un profundo error si no contase con la probabilidad de una intervención armada extranjera contra la revolución española. Pero si el proletariado no pudiera lanzarse a la lucha revolucionaria decisiva más que en el caso de estar seguro de que dicha intervención no iba a producirse, tendría que renunciar de antemano a toda esperanza de emancipación. Porque es evidente que el capitalismo internacional no podrá asistir pasivamente, por espíritu de conservación, a la victoria del proletariado en ningún país del mundo.

El peligro de la intervención existe, y si el factor decisivo fuera la superioridad técnico-militar, la derrota del proletariado podría considerarse como descontada. Pero hay un factor real infinitamente más eficaz: la fuerza expansiva de la revolución. Triunfante en España, tendría una repercusión inmediata en los demás países, y muy particularmente en Italia y Alemania, a cuyos regímenes fascistas asestaría un golpe mortal.

La revolución rusa fue la causa inmediata del hundimiento de los imperios centrales, hizo tambalear el régimen capitalista en toda Europa, y provocó un movimiento tan intenso de solidaridad proletaria internacional, que contribuyó poderosamente al fracaso de la intervención. Las consecuencias de la revolución española pueden ser no menos trascendentales. La victoria de la clase obrera de nuestro país modificaría inmediatamente, en favor del proletariado, la correlación de fuerzas en el mundo entero, dando un impulso decisivo a la revolución proletaria internacional.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1804 - 2017-08-05 19:50:04
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente