Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Enfrentamiento en el centro de Caracas: 4 dirigentes chavistas murieron en situaciones violentas

Esto sucede luego del asesinato del diputado SERRA y María HERRERA

5 días de sucesos

Por: Jorge Benezra
Edición 924 - 10/10/2014-semanario Quinto Día

 Radar

Los colectivos. El caos y la confusión reinó esta semana en el centro de la capital venezolana, cuando un grupo de supuestos integrantes de los colectivos “5 de Marzo” y “Escudo de la Patria” mantuvieron de rehenes a funcionarios del Cicpc que habían participado en un allanamiento ocurrido en el estacionamiento del edificio Manfredi, ubicado en Quinta Crespo. Se presentó un enfrentamiento en el que falleció uno de los integrantes de estos grupos colectivos y uno de los voceros del Frente 5 de Marzo identificado como José Odreman, quien declaró a los medios de comunicación que hacía responsables a altos funcionarios del Gobierno, específicamente al ministro Rodríguez Torres por lo que pudiera ocurrirle, y minutos más tarde este dirigente fue abatido por efectivos de la policía científica en medio de otro enfrentamiento. ¿Qué ocurrió? ¿Quién era este hombre? Esta es la pregunta que muchos se hacen. Resulta que el ciudadano José Miguel Odreman era el líder del Frente 5 de Marzo, movimiento social surgido tras la muerte del presidente Hugo Chávez. Era sargento primero jubilado de la extinta Policía Metropolitana y vivía en la zona popular identificada como Cotiza. También representaba al “Movimiento Juan Montoya”, que agrupa al menos a 100 colectivos de la Gran Caracas, y que surgió tras la muerte del coordinador del secretario Revolucionario de Venezuela. Hemos escuchado que distintos voceros del Gobierno han negado que este hombre tenga algún tipio de vinculación con el chavismo y el madurismo, pero es definitivamente ese proverbio chino que dice: “una imagen vale más que mil palabras” se pone de manifiesto en este episodio. Las redes sociales revelan claramente la intimidad de cualquier persona. En su cuenta de Twitter el fallecido Odreman se identifica como @PsuvOdreman, en ella se le puede ver con distintas personalidades del alto gobierno, es decir que tenía como ser cercano a esos círculos. ¿Qué se observa en esta cuenta? En la foto de fondo de portada una fotografía de este personaje junto al ex vicepresidente y ex ministro de la Defensa José Vicente Rangel con la primera dama Cilia Flores, incluso una con el comandante Hugo Chávez, pero la más impactante y llamativa es la que sale junto al diputado Robert  Serra y “Juancho” Montoya, ambos asesinados en los últimos meses.

El misterio de la Baralt

Por: L. J. Hernández
Edición 924 - 10/10/2014 Semanario Quinto Día

  1. Son cinco los muertos de un enfrentamiento en el suceso que Maduro calificó de extraño.
     
  2. El Cicpc está ahora en la mira de los radicales que “piden sus cargos”.
     
  3. El problema no es fácil. En medio del debate los enemigos de Rodríguez Torres quieren “pescar su destitución”
     

A la misma hora en que el presidente Nicolás Maduro celebraba la graduación de 40 médicos integrales y se entusiasmaba con el frenesí de los aplausos de un auditorio atestado, en lo que fue la casa de la aguerrida Lina Ron, una especie de cumbre de “colectivos” lloraba la muerte de unos de sus líderes, José Miguel Odreman, cuando aún no se reponía de otro extraño suceso, el salvaje crimen de su amigo, el diputado Robert Serra. En ese lugar los gritos de “rabia revolucionaria” abrazaban el ambiente y asumían cómo propio el último mensaje de Odreman.

El jefe del colectivo Juan Montoya, asesinado en febrero, había alzado 24 horas antes su voz desesperada, llamando a la protección del presidente Maduro, ante los ataques de una policía que esa mañana había matado a tres “camaradas y combatientes” y responsabilizaba al ministro del Interior de lo que pudiera ocurrirle.

En un mensaje a través de Televen, en transmisión de la periodista Carolina Bigott, Odreman le hacía el llamado, con voz nerviosa, al presidente Nicolás Maduro Moros.

“Camarada esta Comisaría, la de El Paraíso y la Brigada de Acciones Especiales”, atacaron a nuestros combatientes, acusaba Odreman. Su voz temblaba. Una mezcla de nervio y rabia alimentaba su drama.

Dos horas y treinta minutos después, Odreman lanzaba su último suspiro, tirado en un canal de la Avenida Baralt. Antes, en un refugio próximo a Quinta Crespo, en el edificio ocupado sin ley por el colectivo, Odreman había visto caer a tres de sus camaradas. Eran líderes de ese grupo ahora dueño del edificio Manfredi, escenario de los enfrentamientos.

“Aquello era una locura. Los gritos y las balas llevaban el terror a los vecinos, ajenos a esta batalla”, dijo el vecino que se identificó como Macario López, que con su esposa y dos hijos menores de la mano, abandonaba el lugar, con rumbo incierto”.

Al final, la “guerra” dejó cinco muertos. Todos del colectivo 5 de Marzo, en honor al fallecido presidente Hugo Chávez.

“Esta gente está armada hasta los dientes”, dijo un abogado. “Y nos decían que eran pacíficos ciudadanos”. El propio Gobierno sabe ahora que mintió o lo engañaron, dijo Arnoldo Durán. Y se fue tras escapar de la multitud de periodistas, que habían asistido al campo de batalla.

Pero funcionarios de la policía dijeron que “los muertos integraban una peligrosa banda responsable de múltiples delitos, incluidos homicidios”. La gente el edificio ocupado lo niega

Odreman, no era ningún delincuente. Su vida se movió entre las armas. Como sargento jubilado de la vieja Policía Metropolitana le tocó la otra batalla, no menos peligrosa. La del hampa en Caracas.Pero en el prontuario policial le sumaban varios delitos, incluyendo homicidios.

Ganado para el proceso chavista, terminó como jefe del Movimiento Juan Montoya. Tenía a su orden más de cien colectivos y ascendió en sus relaciones con el alto poder. Apareció en fotos con ministros y hasta cerca de la pareja presidencial. El perfil de su Twitter lo destaca, junto a un conocido político y periodista del chavismo, con una expresiva foto. Odreman declaró antes de morir, su profunda amistad con el también asesinado Robert Serra y había pedido al Gobierno una sincera investigación

“Ellos deben saber hoy lo que pasó con el camarada Serra”. No esperen más para identificar a quien o quienes entraron con tanta facilidad a la casa de Robert.

Había pedido justicia. Si lo mató la oposición, que lo digan. Si lo mando a matar Uribe, que lo digan. Si lo mataron otros colectivos que también lo digan

Todo está muy extraño, dijo Jorge Aveledo Salas, quien se declaró combatiente y revolucionario hasta la muerte. Los videos donde aparecen hasta personas con atuendos de santería deben conocerse, si es que existen, clamó Aveledo.

El director del Cicpc negó vinculaciones entre el crimen de Serra y el de Odreman. Es un caso más que la policía estaba investigando y que ocasionó el enfrentamiento del martes, dijo el jefe policial. Su destitución ha sido pedida por el colectivo

Aquí podemos estar en la primera escala de un conflicto entre esos colectivos, dijo un investigador que pidió reserva de su nombre.

El Estado tiene que descifrar este laberinto. Tiene que restituir la tranquilidad a los venezolanos o tenemos que concluir que el problema es más grave y se les fue de las manos. El Gobierno habla de desarme y las armas aparecen en los colectivos. Cómo explican eso, se preguntó un psiquiatra.

Los colectivos están ahora más radicales. Muy poco caso hacen al Gobierno, a quien acusan de un deslinde con la revolución. Llegan a exigir “ruptura total con Estados Unidos”.

En la Asamblea el ataque a un sector de la oposición fue frontal. El debate fue una sentencia a parlamentarios señalados y al ex presidente Uribe, de Colombia. El presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, fue el más vehemente. No ocultó su furia. Sus palabras enterraron cualquier posibilidad de entendimiento “Hasta yo me siento amenazado”, declaró Cabello

La oposición se deslindó de cualquier vinculación con las acusaciones. Es un problema que el Gobierno tiene que aclarar. Y si tiene pruebas, que las presente, dijo Antonio Ledezma.

“Amenazados estamos todos”, dijo la opositora Machado. La MUD prefirió no oír las declaraciones de Machado y sólo pide al gobierno, paz. “La paz es el camino”, dijo alguien en el pasado.

Los próximos días serán decisivos para las relaciones entre el gobierno y los colectivos. Pero hay quienes apuestan a un perdedor. La directiva del Cicpc( Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas)Aquí entran en juego otros actores. Los enemigos del ministro del Interior, Rodríguez Torres. En la turbulencia quieren pescar su defenestración.

El problema no está claro. Extraños sucesos, diría Maduro

Los próximos días serán noticias en la pugna interna chavista y policial

L. J. Hernández

- - postaporteñ@ 1256 - 2014-10-11 12:57:54
postaporteñ@_______________________________

Jacob Gorender y el carácter de la dictadura militar brasileña de 1964 a 1985

Mario Maestri

(Nota del traductor: Subirse al estribo de Brasil”, pero en verdad poco sabemos de Brasil, su historia y realidad social, ni de la historia de su izquierda. Las similitudes y diferencias, que no son simples entre los procesos de las dos dictaduras, sus antecedentes y sucesos posteriores, justifican una mayor atención

Jacob Gorender (Salvador, 20 de enero 1923 - São Paulo, 11 de junio de 2013) fue uno de los principales historiadores marxistas y científicos sociales brasileños. De joven abandonó la Escuela de Leyes en Salvador, para ir a combatir en la Segunda Guerra Mundial en Italia, como parte de la Fuerza Expedicionaria Brasileña. De vuelta en Brasil, hizo se integró al Partido Comunista Brasileño (PCB), y se convirtió en líder destacado, integrando su Comité Central. Después del golpe de Estado en 1964, fue expulsado por la dirección del PCB, de orientación prestista, y participó en la fundación del Partido Revolucionario Comunista Brasileño (PCBR), con varios otros líderes comunistas a la izquierda. Fue arrestado y brutalmente torturado cuando el régimen militar, yendo a prisión por su militancia. Intelectual marxista prominente, después de salir de la cárcel se dedicó a la investigación de la formación social brasileña. Entre sus obras se destacan “La burguesía brasileña” de 1981, y “Combate en la oscuridad”, 1987, siendo su obra principal "El Esclavismo Colonial”, 1978, obra revolucionaria ya que supera el debate sobre el carácter del pasado el Brasil - feudalismo o capitalismo. En ese trabajo, se presenta la teoría de la historia colonial e imperial brasileña basado en la teorización de un nuevo modo de producción, a saber, la esclavitud colonial. Increíblemente, fue en gran medida escrito dentro de una celda del Presidio Tiradentes, un rasgo característico de abnegación intelectual del autor)

“Combates en la oscuridad: la izquierda brasileña: las ilusiones perdidas de la lucha armada”, de Jacob Gorender, fue lanzado en 1987 por la Editora Ática, dos años después de la entrega de la presidencia por el último dictador. Entendemos su enorme éxito. Por primera vez, se realizó la interpretación estructural sintética del golpe militar de 1964 y, lo que era una totalmente nueva presentación orgánica de la emergencia y la agonía de las organizaciones armadas de la izquierda, hasta que la resistencia última en Araguaia, a principios de 1974 [Gorender: 1964, 233-43]

El libro tuvo varias reimpresiones y una edición revisada y actualizada, en 1998. Desde entonces, como ocurre con su mayor obra el clásico, "La esclavitud colonial" [Gorender: 1978] ya no es de interés publicarlo por la editorial propietaria de los derechos, que ha sido objeto de compras sucesivas por grandes grupos nacionales e internacionales

En 2011, la Fundación Perseo Abramo publicó "La esclavitud colonial" en una exquisita edición, saludada con alegría por el autor, que debilitado, ya se despedía de su larga y productiva vida. Jacob Gorender fallecería dos años más tarde, a los noventa años de edad. En el contexto del quincuagésimo aniversario del golpe de 1964, la Editorial Popular Expresión presentó una reimpresión oportuna de la quinta edición de 1998 de "Lucha en la oscuridad". Pequeñas lagunas de revisión no emprenden esta valiosa iniciativa

El precio del paso del tiempo

Los libros, especialmente en la historiografía, tienden a envejecer, al igual que sus autores. Nuevos investigadores, desde nuevas fuentes, nuevas preguntas y nueva bibliografía, reanudan los viejos temas que se examinan en forma más acabada. Aquí y allá, en una especie de analogía freudiana del asesinato del padre por el hijo, la historiografía joven presentan sus nuevas lecturas e interpretaciones sin siquiera referirse a los autores en los que se apoyaron.

Después de casi tres décadas de su publicación, “Combate en la oscuridad” sigue siendo un referente ineludible. Sin embargo, su carácter referencial ya no está en su condición de pionera y valiosa reconstrucción del nacimiento y muerte de las organizaciones armadas de Brasil y los orígenes políticos e ideológicos de las mismas, cuestiones enriquecidas últimamente enriquecidas por nuevos trabajos biográficos historiográficos, memorias, etc.

Por el contrario, lo que ha aumentado el valor de “Combate en la oscuridad” es la interpretación de las raíces, los significados y la trayectoria del régimen dictatorial, temas abordados por el autor casi como un antecedente necesario para la presentación del tema central del libro: la resistencia armada a esa dictadura militar. En cierto sentido, la biografía de Jacob Gorender ya constituye el marco de su singular y polifacética interpretación del golpe militar de 1964.

Una vida por la Revolución

Hijo del trabajador judío ucraniano marxista que llegó a Bahía después de la derrota de la Revolución de 1905, Jacob Gorender creció en los barrios pobres de Salvador, uniéndose a la célula comunista universitaria en tiempos del Estado Nuevo, en 1943. Se unió a la FEB [Fuerza Expedicionaria Brasileña, una fuerza militar de brasileños que participó en la Segunda Guerra Mundial del lado de los Aliados en la campaña de Italia] como voluntario [1943-1945] abandonado el curso de derecho, se convirtió en militante profesional. Ascendió a lugares de creciente responsabilidad en el PCB [Partido Comunista Brasileño], para romper con esa organización y fundar, en abril de 1968, el PCBR [Partido Comunista Brasileño Revolucionario]. [Gorender, 2014: 113-8; MAESTRI, 04/2004].

Jacob Gorender fue testigo y participante comprometido en las décadas que separan el derrocamiento de Getulio Vargas en 1945 y el golpe militar del 31 de marzo de 1964 Sin embargo, el valor de su testimonio no sólo debe verse en los momentos finales del acceso al lugar de observación privilegiada que fue la dirección del PCB, organización de izquierda enraizada en Brasil. Lo mismo ocurrió con muchos de sus camaradas más cercanos, como Mario Alves, Apolonio de Carvalho, Carlos Marighella, Manoel Telles Jover, etc.

Lo singular de este hombre de ceño fruncido y reflexión aguda fue la importancia que le dio a su formación teórica, potenciada por una inteligencia y memoria admirables. Repitió la trayectoria propuesta por marxismo clásico desde su génesis y estudió sistemáticamente filosofía, economía política e historia, y cuando era posible en los textos originales dominando alemán, inglés, yiddish, francés, italiano, español, ruso. Una formación enyesada y castrada durante largos años por la reducción estalinista del marxismo, como él mismo reconocería.

Una visión general

Las objeciones que plantea Caio Prado Júnior a las interpretaciones del PCB estalinista sobre Brasil y, después de 1964, la comprensión de que la ruptura con el pacifismo colaboracionismo de clase no sería superado solamente por la mera opción armada, llevaron a Jacob Gorender a emprender una larga investigación sobre las raíces y el desarrollo de la formación social brasileña.

Su investigación estaba en pleno desarrollo cuando fue arrestado el 20 de enero de 1970, y la continuó en prisión, donde presentó por primera vez su visión de una formación esclavista - y no feudal o capitalista - de forma estructurada, a sus compañeros de celdas en un extenso curso de Historia de Brasil. [Gorender: 2014, 204-5] Esta reflexión se completaría después de su liberación en 1971 cuando escribió y publicó una tesis académica, “La esclavitud colonial” y los libros y ensayos que le siguen.

En “La esclavitud colonial”, Jacob Gorender teorizó sobre una economía política del modo de producción esclavista colonial, como algo históricamente nuevo en comparación con el esclavismo antiguo. En su teoría se definen las leyes tendenciales del modo de producción dominante en la antigua formación social brasileña, base de singular en la transición del país hacia la producción capitalista. El trabajo también presenta una crítica sistemática de las principales interpretaciones de la sociedad brasileña.

Publicado en 1979, en tiempos de la "apertura", su tesis despertó un enorme interés en la academia y una extrañeza en la militancia que poco comprendió su significado y rara vez lo leyó. [MAESTRI, 04/2004] En 1981, Jacob Gorender esenció sintéticamente la interpretación de la génesis del capitalismo en Brasil hasta los años finales de la dictadura en “La burguesía brasileña”, que ha seguido siendo editado hasta hoy. [Gorender, 1981]. En 1980, publicó su conferencia "Génesis y desarrollo del capitalismo en el campo brasileño." [Gorender: 1987]

“Combate en la oscuridad”

El objetivo asumido de “Combate en la oscuridad” era enfrentar el tema de la derrota de la izquierda brasileña en la lucha armada. Fue, sin embargo, un abordaje que buscaba explicar políticamente ese fenómeno, superando en forma sustancial la presentación meramente cronológica de la aparición y la disolución de las organizaciones armadas, sobre todo desde el desmoronamiento del PCB, del POLOP [Organización Revolucionaria Marxista – Política Obrera, de izquierda radical e ideas socialistas, comunistas y trotskistas entre 1961 y 1967 que enfrentó la dictadura militar surgida con la acción guerrillera; fundada por intelectuales como Theotonio Dos Santos, Ruy Mauro Marini y Paul Singer; allí militó Dilma Rousseff] y del nacionalismo pequeño-burgués radicalizado.

En los capítulos iniciales del libro se analizan los años - y los grandes protagonistas de la izquierda - que precedieron al golpe militar de 1964, volviendo a temas desarrollados en trabajos anteriores. A continuación esto se asocia a la génesis y la agonía de las armas, ciegos o indiferentes en su acción al contexto en que se reanuda la expansión económica, y la discusión de las razones que llevaron a una enorme porción de la izquierda a optar por las organizaciones militaristas.

Privilegiando el eje São Paulo-Río de Janeiro, corazón de los enfrentamientos, la historia se entremezcla con las referencias a las experiencias del autor sin caer nunca en lo biográfico. En una entrevista del 9 de octubre de 1987, en Milán, cuando el libro fue lanzado en Brasil, fue enfático: "El gran protagonista del ensayo es la izquierda. Este trabajo no se trata de mis memorias. Sólo alrededor del 15% se refiere a experiencias personales del autor, y estos pasajes, me documenté y no me apoyé exclusivamente en mi memoria”. [MAESTRI, 10/09/1987]

El libro es también, como veremos, una evaluación autocrítica, antes que nada del sector de la izquierda representada por el PCB, que influenciado por el avance mundial de la lucha de clases y golpeado por la derrota sin gloria del colaboracionismo y el etapismo en el 31 de marzo, se precipitó a la lucha armada frontal por el poder. Sin embargo, al contrario de lo que pasaría a ser la opinión corriente, este balance no rechazaba la lucha armada por el poder, que abrazaba tardíamente lo que el autor definiría como democratismo pequeño burgués. Critica más bien el momento en que se toma la opción armada

Atreverse a luchar, atreverse a vencer

Jacob Gorender sostiene que no se debería haber combatido militarmente la dictadura militar y el orden burgués luego de la derrota de 1964 En una entrevista en octubre de 1987 dice: "El milagro económico y el aislamiento del movimiento de masas hicieron imposible una victoria." Para él por el contrario, se debería haber luchado con las armas en la mano en el momento mismo de marzo de 1964, cuando, a la inversa de lo que se ha dicho, había "posibilidad de victoria." Asimismo sostiene que "no es cierto que la CGT y los sindicatos no tuviesen fuerza." [MAESTRI, 10/09/1987]

Una evaluación que parte claramente de la opción por la revolución socialista y se basa en el análisis de la realidad a partir de las categorías del marxismo revolucionario, en general algo totalmente ajeno en los estudios actuales de aquellos eventos. El libro sugiere que Brasil había vivido en la década de 1960, "un período pre-revolucionario" que desembocaría en una "situación revolucionaria". Es decir, el advenimiento de la situación social donde se enfrentaron opresores y oprimidos, en una más o menos consciente lucha directa e inevitable por el poder

Esta idea central ha llevado a algunos autores contemporáneos a presentar indebidamente a Gorender como un defensor, desde la izquierda, de la tesis de la derecha de las dos conspiraciones golpistas “antidemocráticas” – una de derecha y otra de izquierda, la de los militares y la de João Goulart! [GASPARI: 2002, 51]

 Nada más equivocado. Lo que el pensador marxista señaló es que en ese momento, y más allá de algunos hechos singulares –Asamblea de los Sargentos en Automóvil Club, Manifestación de la Central de Brasil, etc. – cuya importancia generalmente se exagera en la historiografía neofactualista, el enfrentamiento inevitable era entre la contrarrevolución de las clases burguesas y la revolución de la clases trabajadoras y populares

Sin dejar de lado el papel de los grandes protagonistas - João Goulart, Julián Francis, Brizola, Miguel Arraes Prestes etc. - Gorender busca describir y definir conceptualmente las causas subyacentes del devenir y los sucesos en cuestión, nunca pre-determinados, ya que, para él, la victoria de los grandes propietarios fue posible por el abandono de la lucha por parte de las clases subalternas. "Sostengo allí [El combate en la oscuridad] que la derrota del 64 se debe al hecho de que el Partido había cedido el liderazgo del movimiento Jango" - explica de forma resumida, en una entrevista de octubre de 1987 [MAESTRI, 09.10 / 1987]

Un demarche analítico que le permite establecer el significado básico de los hechos del 31 de marzo de 1964 superando avant les faits las polémicas posteriores sobre el carácter del golpe de Estado y la dictadura (militar, cívico-militar, cívico-militar, primero y sólo militar después, etc. [MELO 2014, 95 y ss] En este sentido, retoma la tradición de la interpretación de los fenómenos de las tendencias subyacentes de los procesos sociales, económicos, políticos, en el contexto de la lucha de clases, en el mismo sentido que los analistas R.A. Dreifuss, Caio Prado Junior, Emilia Viotti da Costa, Octavio Ianni, Moniz Bandeira, etc.

Ni civil ni militar, burgués

Para Jacob Gorender, en un sentido estructural, con el golpe se materializó la ruptura definitiva de "asociación íntima entre el trabalhismo [la fuerza política de Getulio Vargas] y el proyecto de industrialización" apoyado por el capital orientado al mercado interior. Esta alianza se desarrolló en el contexto de la hegemonía política e ideológica del populismo, que aseguró a la burguesía brasileña lograr "en gran medida, el consenso de la clase obrera en la construcción de la nación burguesa." [Gorender, 2014: 18]

Un populismo fuertemente autoritario durante el Estado Novo, dialécticamente socavado por el impulso que inició la tendencia de industrialización en el peso y la autonomía de los trabajadores. La dirección del PCB, en general, y Luis Carlos Prestes, en particular, ha sido en gran medida responsable de la frustración de la toma conciencia de los trabajadores, abrazando las propuestas de colaboración de clases propuesto y la revolución por etapas, antes y después del golpe de Estado. [Gorender: 2014 27]

Fortalecidos a partir de la huelga de 300 mil de marzo-abril de 1953 y la derrota del golpe de Estado en 1961, los trabajadores  habían logrado en los años pre-golpe el momento de mayor poder en la historia de Brasil. En el contexto de la crisis de recesión de 1962-65, fecha de la madurez capitalista del país, el golpe de Estado había respondido a las profundas necesidades de la burguesía a abandonar las instituciones democrático-burguesas y el populismo, por el control coercitivo extremo de los trabajadores.

Para ello, renunciado a la administración directa del país, la burguesía concede privilegios corporativistas militares. Una ruptura que, recuerda el autor, había comenzado cuando el derrocamiento de Getúlio Vargas en 1945, volvió a aparecer en el intento putchista desafiar golpe contra Jânio Quadros y la impugnación a la presidencia de Jango Goulart en 1961 [Gorender: 2014, 18, 48, 81]. Era por lo tanto tendencia profunda y estructural que se manifiesta a través de eventos coyunturales

En Defensa del Pasado

En oposición a la orientación del PCB oficial, Jacob Gorender emprendió un proceso radical de auto-superación política e ideológica que le permitió romper con el estalinismo y las propuestas etapistas y pacifistas. Esa orientación política fue plasmada en la “Declaración de marzo de 1958” ¡de la que él fue uno de los principales redactores! [Gorender, 2014: 34a; MAESTRI, 09/10/1987] En este proceso mantuvo inevitablemente lazos con el pasado que rechazó. Fenómeno sin duda facilitada por la marea contrarrevolucionaria que caería sobre Brasil, después de 1964, y que continúa hoy en día, ya superado el avance del movimiento social de finales de 1970.

“Combate en la oscuridad” se destaca y valora también por los argumentos en defensa tardía de la acción política de la izquierda del PCB, sobre todo en los años anteriores al golpe. Orientación que se ha expresado a través de algunos prominentes activistas comunistas, que fueron derrotados en la lucha interna por la dirección del PCB - Camara Ferreira, Mario Alves, Apolonio de Carvalho, Manoel Telles Joves, Jacob Gorender, etc. Fracaso que llevó a que esos militantes emprendiesen la experiencia del PCBR, de corta duración, o abandonasen totalmente la tradición organizativa leninista y fundasen la ALN. [Gorender, 2014: 105-12]

Jacob Gorender critica el colaboracionismo, reformismo y etapismo del PCB. Sin embargo continúa aprobando el programa de alianza con la dirección burguesa del populismo, es decir, la lucha por "reformas básicas". Para él, esto habría asegurado el avance popular y el crecimiento del PCB en la década de 1960 [Gorender, 2014: 35, 42]. No explica por qué los trabajadores se encontraban desarmados en todos los sentidos en 1964, al seguir ese programa. Reconoce, sin embargo, que la propuesta de la izquierda del PCB fue una parte de la mayor radicalización en la víspera del golpe, sin superar en esencia la alianza colaboracionista.

Un Problema Nacional

El autor también se distancia de la copia de modelos exteriores, es decir, la obediencia a la dirección de la URSS. Pero critica duramente al POLOP y la "estrechez obrerista del trotskismo", la incapacidad para "expresarse con habilidad en la política práctica." [Gorender: 2014, 41] Sin embargo, el POLOP y los trotskistas defendieron el programa socialista y la autonomía obrera que él sugiere que fueron las grandes carencias de la acción del PCB antes del golpe.

“Combate en la oscuridad”, apenas se ocupa de la influencia en los años 1960 y 1970 en Brasil, de la lucha de clase mundial, a excepción de destacar la aparición de grupos armados en la sombra del prestigio y el apoyo de la dirección cubana, y más aun la influencia de China. Es como si, también en Brasil, ¡la revolución era una cuestión de solo un país! Las graves deficiencias políticas del PCB se presentan como ilusiones, engaños, errores [...] El PCB se ilusionó [sic] por la armonía internacional aparente que reina en el breve período entre la derrota del eje nazifascista y el estallido de la Guerra Fría." [Gorender: 2014 25]

El colaboracionismo, pacifismo y etapismo del PCB se entienden como cuestiones esencialmente nacionales, nunca son interpretados desde sus raíces políticas, ideológicas y sociales. Esas desviaciones no están integrados en la historia del movimiento comunista internacional. Es difícil para el lector contemporáneo entender las medidas adoptadas en el contexto del avance internacional de la lucha de clases, y hoy, después de décadas de declive, son literalmente incomprensibles. De alguna manera, para Jacob Gorender en esta y otras obras, la izquierda organizada surge de la interpretación intelectual y subjetiva de la clase trabajadora. No es, por tanto, el resultado de la objetivación teórica y práctica, en una organización, de las necesidades de los oprimidos.

Una discusión necesaria

Combates en la oscuridad: la izquierda brasileña: las ilusiones perdidas de la lucha armada” es un estudio historiográfico único de las derrotas de la izquierda y la clase obrera en 1964, cuando podría haberse dado una posibilidad de la victoria, y en 1967-1973, cuando la vanguardia se lanzó sin vacilaciones por una tomar el poder sin posibilidades objetivas de victoria. Resumiendo su punto de vista, Gorender propuso en su entrevista en octubre de 1987: "El milagro económico y el aislamiento del movimiento de masas hicieron imposible que se ganase." [MAESTRI, 04/2004]. Detrás de la reconstrucción sintética y selectiva de los hechos, “Combate en la oscuridad” es un intento de equilibrar las dos derrotas políticas, desde la perspectiva de los oprimidos y la revolución, en la preparación para una eventual victoria, aunque sea lejana

En su forma y contenido se opone radicalmente a las autocríticas biográficas o analíticas de ex militantes de análisis, que ya picoteaban y que se multiplicaron en los años siguientes, que se desentienden en esos procesos para anatematizar o descalificar el derecho mismo a la lucha de las clases oprimidas: jamás hubiese habido una posibilidad de victoria; el proyecto de la izquierda era igualmente totalitario, etc. Trabajos que sirvieron de pasaporte para la mejor inserción posible en la política institucional, la academia, etc.

Jacob Gorender comenzó a preparar “Combate en la oscuridad”, es decir, la contribución a la "historia de la izquierda brasileña" en el "post-64", inmediatamente después de la amnistía en 1979 siempre en condiciones materiales relativamente precarias, sin ningún tipo de financiación o ayuda, y concentró sus actividades en el libro a mediados de 1985, y su obra como un "deber (incluso doloroso) y un desafío", no tenía intención de "subestimar" el aspecto revisionista de su "tesis en preparación en los círculos académicos." [MAESTRI, 04/2004; Gorender, 10/09/1985; 29/11/1985; 18/03/1985.]

Jacob Gorender ajustó su trabajo a las normas y métodos rigurosos de la ciencia historiográfica pero nunca lo consideró como "reflexión académica." [Gorender, 10/09/1985]. Escrito para el público en general, pero también apuntaba al balance que era necesario hacer en el seno de la izquierda marxista. Lo entendía como parte de un debate que, paradójicamente, se daba de una manera muy limitada, debido principalmente a la enorme reflujo que afectó a las clases populares en Brasil y en todo el mundo, sobre todo después de la victoria de la contrarrevolución neoliberal en la década de 1990.

Reflujo que significó, a través del mundo, un enorme debilitamiento de los lazos orgánicos y políticos de la izquierda organizada con la clase obrera, una característica de la historia pasada y presente de Brasil, que se ha empobreciendo considerablemente. La representación dada en “Combate en la oscuridad” es una contribución a la historiografía y a la reflexión crítica sobre estos eventos, para una mejor comprensión de los días que vivimos

Bibliografía

GASPARI, E. avergonzó dictadura. São Paulo: Compañía de las Letras, 2002 p.51.

Gorender, Jacob. La esclavitud colonial. São Paulo: Ática, 1978 [6 ª ed. Nueva York: Perseo Abramo, 2011]

Gorender, Jacob. La burguesía brasileña. São Paulo: Brasiliense, 1981.

Gorender, Jacob. Génesis y desarrollo del capitalismo en el campo brasileño. Porto Alegre: Mercado Abierto, 1987.

Gorender, Jacob. Cartas a Mario Maestri, São Paulo, 10/09/1985; 29/11/1985; 18/03/1985.

MELO, Damian B... El carácter de clase del golpe de Estado de 1964 y la historiografía. SILVA, Carla L. et al. Dictaduras y democracias: los estudios sobre el poder, hegemonía y régimen político en Brasil (1945-2014). Porto Alegre: FCM, pp 2014. 89-108.

MAESTRI, Mario. "La lucha en la oscuridad," de Jacob Gorender, ya agotado, se volvió a publicar. Correo Ciudadanía, 11 de julio 2014 [entrevista de reproducción con Jacob Gorender en Milán el 9 de octubre de 1987, publicado en el Diario do Sul, Porto Alegre, XX de octubre de 1987.

MAESTRI, Mário. O Escravismo Colonial: La revolución copernicana Jacob Gorender. Revista Espacio Académico, # 35 y 36, abril y mayo de 2004 mensual. ISSN 1519.6186. http://espacoacademico.com.br/035/35maestri.htm

eviado X F Moyano - postaporteñ@ 1256 - 2014-10-11 12:30:15
postaporteñ@_______________________________

PLANTÓN, SUBMARINO SECO Y MOJADO, PRIVACIÓN DE SUEÑO, PICANA Y DESNUDAR A MUJERES ERA LO QUE MÁS SE UTILIZABA

Un militar retirado reconoció por primera vez en un juzgado penal las torturas que fueron aplicadas a presos políticos durante la dictadura

escribe Javier Benech en Búsqueda Nº 1785 - MONTEVIDEO, 9 AL 15 DE OCTUBRE DE 2014

Cuando los militares retirados concurren a los juzgados penales declaran más o menos lo mismo. Los jueces y fiscales conocen casi de memoria sus relatos. Palabras más palabras o menos, sostienen que se vieron involucrados en una lucha antisubversiva y que en ese contexto actuaron para salvar a la patria tratando con respeto y dignidad a los detenidos. A lo sumo reconocen alguna cacheteada o algún agarrón "del gañote" para obtener información.

En esos términos comenzó a declarar el martes 30 Asencio Lucero, quien durante la década del 70 ocupó el puesto de S2 -uno de los encargados de la inteligencia- en el Regimiento de Caballería Nº 9. Dijo que los prisioneros tenían un tratamiento "respetuoso de los derechos humanos, profesional militar, custodio de las libertades"

Empero, a poco que el interrogatorio avanzó, sus palabras sorprendieron a los propios operadores judiciales que notaron que aquel testimonio no era como todos los demás que habían escuchado. Es que el militar retirado afirmó sin ambages algunas de las técnicas de tortura a las que eran sometidos los prisioneros: prolongados plantones hasta que se desplomaban porque no aguantaban el peso de sus propios cuerpos, submarino mojado y seco para que sintieran asfixia, picana eléctrica, privación del sueño, supresión de visita y en el caso de las mujeres desnudo, lo que les generaba mucho "pudor"

La declaración de Lucero se produjo ante la jueza penal de decimosexto tuno, Julia Staricco, quien junto a la fiscal Silvia Nipoli investigan una denuncia por torturas durante la dictadura presentada por un grupo de mujeres

El abogado patrocinante de las mujeres, el ex juez Federico Álvarez Petraglia, dijo a Búsqueda que el testimonio de Lucero es "muy importante".

"Esta es la primera vez, al menos que yo tenga conocimiento, que un militar retirado reconoce explícitamente en un juzgado penal en el marco del proceso y con todas las garantías las torturas a las que se sometió a los presos políticos. A mi juicio esto es muy relevante para esta causa en particular y para todas las demás de este tipo", reflexionó

Lucero, quien actualmente tiene 74 años, se desempeñó como capitán en el año 1972 y en esa función -según dijo- custodió por ejemplo a Amodio Pérez y a Alicia Rey, a quienes "tenía escondidos porque sus ex amigos los querían matar porque ellos habían hablado". Junto con esos presos a los que llamó "protegidos", dijo que en ese período también se alojaron en el regimiento decenas de hombres y un grupo de siete u ocho mujeres que iban rotando

"Todo vale"

 El ex militar justificó los desbordes cometidos en la lucha contra la subversión porque "cuando usted entra en un estado de guerra o conmoción todo vale y se pierden las referencias". A su juicio, "la tortura no era tal como se la describe" ahora sino que se trataba más bien de una "presión psicológica"

"A las tres de la mañana interrogarlos de cómo se llamaba la hermana o no dejarlos dormir", ejemplificó. Aunque de inmediato agregó que también se practicaba "el plantón", que consistía en mantener a un preso "perfectamente vestido sin asiento, parado hasta que se desplomaba, porque una persona parada durante cinco o seis horas se desploma" Aseveró que también se utilizó el "tacho" (submarino) aunque aseguró que era excepcional. "El tacho con agua tenía agua limpia y el tacho seco le vendaban la cara y los ojos. (...) Se aplicaba para los reacios a conversar, el que se cerraba iba al tacho", aseveró

Minutos después, el militar retirado fue más explícito en torno a esta tortura: "El submarino era más una amenaza. Un submarino era una cosa tan excepcional y tan temida que a un preso usted lo amenazaba con hacer un submarino y lo hacía hablar. Nosotros hablábamos de un submarino seco: envolverle la cabeza con una bufanda, si yo le envuelvo la cabeza con una bufanda y la dejo parada cinco horas atada contra una pared, después de ese tiempo la persona por lógica entraba a hablar", complementó

La jueza le preguntó si también se aplicaba picana eléctrica a los detenidos a lo que el militar retirado contestó: "Si, se usaba la picana. Se aplicaba, era un cosquilleo, se aplicaba en las piernas". La magistrada le preguntó si también se aplicaba en los genitales y el militar dijo que no porque él tenía "mucho respeto con el cuerpo de las personas"

Los magistrados le preguntaron concretamente cómo eran los pasos para interrogar a un detenido y Lucero contestó sin titubear: "Primero, si entraba a hablar o no entraba a hablar. Si hablaba, firmaba (una declaración) y sino plantón. Segundo paso, caía, tercer paso submarino y así hablaban", resumió

Aseveró que estas técnicas de interrogatorio se utilizaron tanto para hombres como para mujeres, aunque estas últimas eran "más sensibles" porque "las ablandaba el desnudo y el pudor y entonces empezaban a hablar"

"Así la pasaron"

El militar retirado justificó esta forma de trato a los detenidos en que "en esa época era muy jodida la cosa" porque "hoy estaba con vida y mañana estaba con un tiro en la cabeza". A su juicio, los grupos terroristas "copiaron" esa modalidad de la revolución cubana. "Los uruguayos le copiaron a Cuba, mal copiado, y así la pasaron", reflexionó

Cuando se le preguntó quién daba la orden para interrogar con esos métodos a los presos respondió: "Era un sistema, nadie daba la orden (...) yo tenía que conseguir información"

"El Estado estaba involucrado en un problema tan grande que no se controlaba. Los interrogatorios se hacían en equipo de tres personas, normalmente las mismas", agregó. Dijo que además de él integraban el equipo de interrogadores en esa unidad "el teniente Braida y Brusconi", quienes "murieron"

Además de describir con ese detalle las torturas, el militar retirado dejó en evidencia que durante los interrogatorios participaron médicos que certificaban el estado de salud de los detenidos para constatar si resistían más apremios. Cuando el prisionero se desplomaba luego de varias horas de plantón "se lo atendía y se le daba la oportunidad de hablar" "Y luego lo pasaban a un médico", quien era el que "daba la última palabra" para "seguir el interrogatorio", aseveró. Como profesionales que revistaron en la unidad nombró a un médico de apellido "Scarabino" y a otra médica de apellido "López"

Lucero se definió a sí mismo como un "hombre muy paciente", por lo que su técnica consistía en la tortura psicológica. "A mi 24 horas no me molestaban para nada, pero no la dejaba dormir, eso era un sistema (....) era presión psicológica no dormir, cortarle las visitas, todas esas cosas"

"Hay que presionar"

La abogada de Lucero, Rossana Gavazzo -quien es hija del militar retirado sentenciado por violaciones a los derechos humanos José Nino Gavazzo- le preguntó si el comandante de la unidad, de apellido Livtosky "tomó conocimiento de estos interrogatorios"

"Él estaba en conocimiento, para mí era un tipo del medio", respondió. "¿Sabe si participó de algún interrogatorio?", inquirió de inmediato la letrada. Y la respuesta de Lucero sorprendió aún más a todos quienes estaban presentes en la sala de audiencia. Relató que en una oportunidad le hicieron al propio comandante un simulacro de un "tacho seco" para "judearlo" y para que "supiera lo que era. Le envolvimos la cabeza con una bufanda y lo llevamos para un estanque de agua que él sabía dónde estaba". Describió esa acción como "una broma", aunque sostuvo que Livtosky "se asustó de eso"

Al final de la audiencia, le preguntaron al militar retirado si a 40 años de esos hechos, considera que los métodos de tortura que él describió son "correctos" para tratar a los detenidos."No es correcto (pero) cuando se necesita información hay que presionar. No era correcto pero era necesario", concluyó

- - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 21:10:51
postaporteñ@_______________________________

Carta a un trabajador indeciso

9 de octubre de 2014  en facebook

EL COMPAÑERO JOSÉ LUIS PERERA COLOCÓ EN SU MURO DE FACEBOOK (*) UNA INVITACIÓN A CONVENCERLO PARA CONQUISTAR SU VOTO

DE INMEDIATO SE ABRIÓ UN LARGO DEBATE CON MUCHOS COMENTARIOS, QUE REFLEJAN QUE INTERESÓ A MUCHOS COMPAÑEROS QUE TAMBIÉN ESTÁN "INDECISOS" O AL MENOS "NO DEL TODO CONFORMES" CON RESPECTO A SU VOTO

AQUÍ VA LO QUE ESCRIBÍ AL RESPECTO:

José Luis

El debate está muy bueno, porque refleja un problema de (por ahora) varias decenas de miles. Algunos ya decidieron que van a votar al FA, pero les da asquito el candidato; otros ya decidieron votar en blanco o anulado; finalmente, otros han optado o están pensando en votar a los otros partidos "menores"

Si toda esta gente que está desconforme "por izquierda" se juntara, mete uno o dos senadores, y varios diputados, no tengo duda alguna. Lamentablemente, las cosas nunca son lineales ni sencillas, vivimos una época de mucha confusión, y de reflujo de las luchas populares. Cuando uno está solo rumiando aislado, es más difícil encontrar una salida que cuando uno está participando de un proceso de movilización popular

Obviamente esto no se va a resolver de acá a octubre. Pero este problema va a continuar y se va a profundizar a partir del próximo gobierno -sobre todo si es del FA. Nosotros (el PT) planteamos esto con la consigna de un "nuevo comienzo"; hay que empezar de nuevo, sobre nuevas bases, sacando las conclusiones de la experiencia recorrida. Habrá que abrir una deliberación sobre la caracterización de la situación, el programa, las tareas, y empezar a trabajar compañeros de distintos orígenes y tradiciones

Nuestra caracterización es que el próximo gobierno impulsará un ajustazo

Ya lo plantean aunque con cierto disimulo (aumentar la edad de retiro, impulso a la privatización de la educación, desindexación salarial, productividad, etc.). Me parece muy sintomático que en plena campaña electoral hayan metido un nuevo decretazo de servicios esenciales (nuevamente en un ministerio del PCU).

Si esta caracterización es correcta, lo que corresponde es organizar la RESPUESTA de la clase obrera y los sectores populares. En función de eso es que hay que colocar en todo caso la discusión sobre el voto

Me parece ridículo discutir criticando al voto en blanco "porque va para el ganador" (no es así) o tratar de burros a los que no hemos logrado convencer de que nos voten. Pero si alguien quiere favorecer la organización de esa respuesta futura a los ajustes anti-populares, el voto en blanco (o anulado) no es la mejor salida, entre otras cosas porque es confuso: mucha gente distinta vota en blanco o anulado. No creo que el voto anulado pueda interpretarse como "un voto contra el sistema", muchas veces es consecuencia de un simple error del elector. El voto en blanco indica que nadie lo convenció, pero eso puede suceder con uno que es de derecha o de izquierda, o indiferente. Más importante aún: la campaña por votar un determinado programa (el de un partido o frente electoral) ayuda a generar una organización, mientras que el voto en blanco o anulado no permite avanzar en ese sentido. Concretamente, en la campaña del PT hemos visto que se acercan compañeros a dar una mano, se abren departamentos donde no teníamos nada o casi nada, o sea damos un paso adelante desde el punto de vista de construir una organización, en base a un programa. Es imposible hacer eso con el voto en blanco o anulado, sobre todo porque los que plantean ese voto lo hacen por diferentes razones (los anarquistas porque nunca van a votar; otros porque en esta elección no quieren votar a Vázquez pero todavía no han roto del todo con el FA; otros porque quisieran votar algo pero nada los convence; etc.).

En el marco de la crisis internacional, vemos que el pueblo se ve forzado a lanzarse a la calle, partiendo de un nivel de conciencia muy bajo, confusión, y que en el propio proceso de movilización va madurando una conciencia mayor. Está allí el ejemplo de España con los "indignados" (así como en otros países). Contar con un programa y una organización (basada en ese programa) ANTES de que la crisis madure, durante la etapa de reflujo, va a facilitar el proceso posterior (siempre y cuando ese programa parta de una correcta caracterización)

La reconstrucción de la izquierda exige hacer un balance

 Vivimos la época del TRIUNFO de la política de "acumulación de fuerzas" y del frente poli-clasista, esto lo señaló hace un tiempo el propio José Luis. Pero el triunfo completo y rotundo de esa estrategia no llevó a los resultados que prometía (reforma agraria, ruptura con el imperialismo, etc.); por el contrario, se produjo una contra-reforma agraria y somos cada vez más dependientes, con una economía cada vez más primarizada, ha avanzado la colonización económica del país por el capital financiero internacional. Hay que poner en debate entonces esa estrategia

Para nosotros la izquierda que hay que (re)construir debe tener otra fisonomía.La subordinación de la clase obrera a sectores empresariales (la burguesía "media" o "nacional", en las categorías de la Declaración de Principios de 1958 del PCU), no permite avanzar en tareas  "democráticas", "agrarias" y "nacionales", y obviamente deja la cuestión del socialismo para las calendas griegas

Todo esto en el marco de una crisis del capitalismo que coloca en jaque conquistas históricas de la clase obrera, y amenaza con más guerras, depredación ambiental, miseria. Impulsamos una izquierda anti-capitalista, que luche por un gobierno de trabajadores, no un gobierno "nacional y popular" o "popular y antiimperialista" (de alianza con sectores capitalistas, es decir, de colaboración de clases)

Tenemos en este punto una diferencia con los compañeros de la UP (y en otros también, pero este es el central), porque su orientación es volver a intentar una "acumulación de fuerzas" en términos "policlasistas", buscar "aliados" en las capas medias, pequeños y medianos productores rurales, etc., y por eso no plantean la cuestión del gobierno de trabajadores ni del socialismo. Para nosotros esta diferencia EN ESTE MOMENTO no era obstáculo para ir en un acuerdo electoral, por eso propusimos participar con nuestra propia lista bajo el lema AP (sin cuestionar sus candidaturas comunes), cosa que no fue aceptada

Otra diferencia es la actitud frente a las organizaciones obreras y populares, de masas, sobre todo el PIT-CNT. La división de la central obrera hoy no sería ningún avance: en las condiciones de reflujo actuales, sería un gran retroceso. Si alguna ruptura fue positiva en la historia de la clase obrera internacional, fue en momentos de ascenso de la lucha huelguística (por ejemplo, cuando se formó la CUT de Brasil en los 80; o la CIO de Estados Unidos en la década del 30, rompiendo con la AFL). En Argentina hay 2 CTA y 2 CGT, y las cosas no están mejor que en Uruguay, las 4 son muy burocráticas y los niveles de corrupción son muy grandes. En los sindicatos uruguayos todavía podemos convocar asambleas, se hacen elecciones donde muchas veces son derrotadas las corrientes oficialistas: si no se logran más avances es porque las condiciones son todavía de reflujo, y también por las limitaciones de la "oposición sindical" (que muchas veces se fragmenta por diferencias secundarias, o comete errores cuando le toca conducir). Enojarse e irse para la casa, o formar un sindicato paralelo súper minoritario, no abre ninguna salida. creemos que la prédica de romper con el PIT-CNT y construir una "nueva central" es desmoralizante, entre otras cosas porque es impracticable. Debilita a la clase obrera, y por lo tanto debilita la posibilidad de construir una izquierda OBRERA y SOCIALISTA. No parece muy lógico que quienes no quieren participar en el PIT-CNT sí quieran participar en el parlamento del régimen burgués. O que concurran a un Congreso de la Federación Rural a exponer su postura... ¿pero no pueden pelear en la interna del PIT-CNT?

Coloco estas diferencias porque serán importantes en el futuro próximoPara dar una respuesta al ajustazo que exige el FMI, necesitamos RECUPERAR la independencia de los sindicatos y del PIT-CNT. Poner en duda la posibilidad de esta tarea, confunde y desmoraliza. En muchos sindicatos, aún en el marco de un bajón sindical, en las elecciones han triunfado listas no-oficialistas, mientras que los "nuevos" sindicatos "puros" viven en el mayor ostracismo y se limitan a la queja contra el PIT-CNT

Seguramente hay compañeros valiosos que votarán a la UP o al PERI (me consta que hay militantes valiosos). El PERI no tiene un programa de izquierda, podemos coincidir con ellos en la movilización en contra de la depredación ambiental (que es consecuencia del capitalismo), pero no en muchos otros aspectos programáticos. El voto a la UP terminaría premiando a una política que va a dificultar la reconstrucción de la izquierda que tenemos que encarar; me refiero a políticas sectarias frente a los sindicatos y organizaciones de masas, la negativa al acuerdo electoral con el PT, el volante que trata de "burros" a los que votan en blanco, que permiten imaginar cómo actuarán mañana si cuentan con una banca parlamentaria. ¿Estará al servicio de un debate en la izquierda y el movimiento obrero, que permita avanzar?

Creo que el PT tiene el mejor programa (en el sentido de una caracterización y una estrategia, no en un simple listado de "Medidas a tomar") y que colocar parlamentarios del PT sería un avance, porque utilizarían ese lugar como caja de resonancia, planteando por ejemplo una agitación para que el PIT-CNT y los sindicatos impulsen una movilización para evitar el aumento de la edad de retiro y por un aumento de los aportes patronales y una mejora del sistema jubilatorio (re-estatizar la seguridad social, en particular, pero también recuperar algunos derechos que se perdieron con la reforma del 95); para evitar que se avance en la privatización de la educación, y por mayor presupuesto y autonomía y cogobierno; para enfrentar la desindexación salarial y los ajustes de acuerdo a la evolución de cada empresa (productividad)para pelear por la eliminación de los impuestos al salario y por fuertes impuestos sobre las grandes fortunaspara aumentar el salario mínimo nacional en función de las necesidades de las familias trabajadoras

Un abrazo

Rafael Fernández (candidato a presi del PT)

(*) https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10203500568254048

- - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 21:02:32
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Video  Gente en Obra de Gustavo Frank

La Intendenta de Montevideo, el PIT-CNT y el Partido Comunista contra UCRUS

Silva de  UCRUS La Unión de Clasificadores de Residuos Urbanos Sólidos (UCRUS), filial del Pit-CNT, es la organización sindical de los clasificadores de residuos en Gente en Obra

http://youtu.be/uuBLg_DSqek?list=U

 

 BUQUEBUS ESCUCHA :  pasajes del FA con descuento

 A PARTIR DEL PRÓXIMO LUNES 13 SE PONDRÁN EN VENTA EN LAS OFICINAS DE BUQUEBUS, LOS PASAJES CON REBAJAS IMPORTANTES PARA VIAJAR AL URUGUAY, VÍA COLONIA EN LOS SERVICIOS HABITUALES, VÍA BUENOS AIRES -MONTEVIDEO A TRAVÉS DEL FRENTE AMPLIO.

VALORES PARA VOTANTES: ELADIA ISABEL $300 RÁPIDO VÍA COLONIA $400

Los vouchers con descuento de pasajes en barco para las elecciones del 26 de octubre con descuento del Frente Amplio, se retiraran en las oficinas del puerto de Buquebus (Puerto Madero) Av. Antártida Argentina 821.

Por el Mismo Camino - Sábado de 9 a 13 La Tribu FM 88.7 -

- - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 21:02:12
postaporteñ@_______________________________

VOTO Y HEREJÍA

Por Jorge Zabalza para Voces 09/10/14

Sintéticamente, no comparto las políticas que implican someter el país y a su población al modelo económico “global” de los capitales transnacionales en el que, a pesar de los discursos, la mitad de los trabajadores gana menos de 15.000 pesos. Discrepo con el proceso de concentración y extranjerización de la propiedad de la tierra. No estoy de acuerdo con los privilegios abusivos (exoneraciones tributarias, puertos, zonas francas, leyes hechas a la medida) concedidos a la gran inversión extranjera y negada en cambio a la inversión y al trabajo nacional. (…) Me indigna la ley de bancarización obligatoria (hipócritamente denominada de “inclusión financiera”), que favorece el endeudamiento de la población de menos recursos y significa la intromisión inevitable de los bancos en todas las transacciones económicas, incluido el pago de los sueldos”. Coincido totalmente con la columna “el voto discrepante” de Hoenir en el VOCES del 2 de octubre. No es la primera coincidencia que tengo con la familia Sarthou y espero que no sea la última.    

La expansión de la soja transgénica y de los agrotóxicos, las plantas de celulosa, la megaminería podrá aumentar las cifras de nuestras exportaciones pero no nos harán más libres ni más sanos. Creo que el experimento Tabaré-Mujica-Astori (múltiplos cuyo orden puede cambiarse sin alterar el resultado), compartido por los cuatro partidos del sistema, fortaleció los vínculos de dependencia del Uruguay: basta con la caída de los precios de la soja en la bolsa de Chicago o con una decisión de la Reserva Federal de los EEUU, para que llegue a su fin la fiesta iniciada en el 2004. De ojos bien abiertos, el Uruguay Progresista camina hacia el desbarranque. ¿Qué pasará cuando ocurra lo que le ocurrió a la socialdemocracia en Europa? ¿Qué pasará cuando se cierre la canilla del MIDES y el gobierno se vea “obligado” a desvincular los salarios de la inflación?

Hay que preguntarse si en el marco del capitalismo “global” son posibles políticas económicas y sociales de carácter popular, diferentes a estas que instrumenta el astorismo. Se llegó a un punto de la historia -cambio climático más miseria globalizada más aventuras guerreras de los EEUU- en que no caben más retoques, la única salida es luchar contra el capitalismo antes que termine con el mundo: socialismo o muerte pero, en concreto, en este Uruguay de la alienación progresista ¿hay espacios políticos para esa necesaria lucha anticapitalista?

Cuando el gobierno y el parlamento aprobaron la ley que  privilegia la instalación de la megamina a cielo abierto en VALENTINES, no previeron la firmeza de los movimientos sociales para oponerse al “Plan ARATIRI” (regasificadora para alimentar de energía la megamina y un mineroducto que llevaría el mineral al puerto de aguas profundas en Rocha). Se movilizaron en Cerro Chato y VALENTINES los supuestamente beneficiarios de los puestos de trabajo que falsamente prometía la empresa. En Tacuarembó se recogieron 14.000 firmas rechazando futuras aventuras de megaminería. Paradójicamente el descontento se hizo lucha en el interior profundo, por lo general pasivo frente a las decisiones gubernamentales que les caen del cielo. Si los gobernantes fueran más sensibles, pensarían dos veces antes de ir a mendigar a Finlandia por una nueva planta de celulosa. Por su parte, el puerto de aguas profundas también despertó gran descontento entre los pobladores de la Costa Atlántica que continúan movilizados en defensa del agua, del aire y de la tierra. Con idénticas convicciones continúa la recolección de firmas para impulsar un plebiscito a nivel nacional. Las luchas dispersas confluyeron en las marchas masivas por la Avenida Dieciocho de Julio, que lograron romper el cerco informativo y que el gobierno postergara la firma del contrato con ARATIRI. Sin dudas fue la oposición más seria y contundente al capitalismo “global” en el Uruguay y, por consiguiente, a la anterior pregunta hay que responderle que sí, que hay espacios sociales y políticos para un movimiento anticapitalista

No estamos inventando nada nuevo. Es solamente una lección recogida en la historia reciente del movimiento popular uruguayo porque... ¿de dónde surgieron el Congreso del Pueblo y la CNT, las organizaciones que cambiaron el panorama del Uruguay de los '60? ¿Producto de qué fueron las organizaciones revolucionarias que conmovieron la sociedad (MLN, OPR-33, GAU, MIR)? ¿Cuál fue el vientre donde se gestaron los  Raúl Sendic, León Duarte y Héctor Rodríguez?: la lucha de los gremios solidarios, de los cañeros UTAA, de los trabajadores de FUNSA, del movimiento estudiantil de solidaridad con Cuba Revolucionaria..... en el mismo momento que se daba la lucha social y reivindicativa, confluyeron de corrientes anticapitalistas muchas de ellas electoralistas y parlamentarias y se fueron formando luchadores y organizaciones por la revolución: eran fases diferentes de un proceso histórico único.  Aspectos diferentes de un desarrollo continuo, que no es posible analizar cada cual por separado, aislándolos entre sí, son como las fases que muestra la luna en un mismo momento según el punto del planeta desde el cual se la observa. Hoy día, la gente pelea por detener la barbarie de la megaminería pero, al mismo tiempo, sin solución de continuidad, se está enfrentando las concepciones capitalistas en varias de sus dimensiones y, al interior de la lucha social, hay sectores que cobran consciencia de la necesidad de la transformación revolucionaria de la sociedad

La madre del movimiento anticapitalista es la lucha social. Y en ella, los luchadores que se independizaron de la disciplina partidaria, comienzan a pensar con autonomía, dejan de aplaudir sin pensar y eligen otro camino, el de la justicia social. Surge el pensamiento crítico e independiente y los caminantes se fijan sus propias reglas de juego. Las vicisitudes de la lucha y las diferencias que surjan, crearán la necesidad de que los afines se vayan agrupando en distintas corrientes ideológicas, algunas de ellas con ideas revolucionarias. El conjunto conformará un movimiento muy complejo que será a la vez socialmente reivindicativo, anticapitalista y revolucionario, todo depende de donde se ubique el que analiza la lucha. Claro que hay quienes creen que en 1960 se juntaron cuatro o cinco “cráneos” que cranearon la teoría sobre cómo hacer la revolución y luego convocaron a las masas para que se sumaran a la lucha. No fue así, no será así. La organización revolucionaria surge naturalmente por necesidad de las luchas de los movimientos sociales. Ni antes ni después, en su interior

Por eso me resulta imposible analizar la actual campaña electoral por separado de la lucha contra la megaminería, del proceso de surgimiento de un movimiento anticapitalista y de la construcción del movimiento revolucionario. Desde este punto de vista, el voto discrepante es bastante más que un voto en blanco o nulo: aunque el votante no lo perciba, puede ser su primer gesto de conquista de la independencia y de la autonomía. Un acto trascendental de su vida política individual, que le cambiará sus gafas y le permitirá percibir la realidad desde un punto de vista muy diferente al del aceptar y acatar. El o la votante, decepcionada por la adscripción de “su” gobierno a todo lo que antes se había criticado, irritada por los ataques sin fundamento de la santa inquisición, toma la decisión de separarse de la feligresía y convertirse en hereje y la herejía fue la condición previa al surgimiento de movimiento revolucionarios de nuevo tipo, la herejía de Carlos Marx y Federico Engels, la de Bakunin y Malatesta, la de Lenin y Trotsky, la de Fidel y el Ché Guevara. La de Raúl Sendic.

- - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 20:54:37
postaporteñ@_______________________________

Venezuela bolivariana: ?El gran peligro ahora es que la derecha pueda convocar a un referéndum revocatorio el 2015?

“La humanidad tiene que hacerse guerrera en estos tiempos que corremos para no ser exterminada”

Bertold Brecht, El compromiso en literatura y arte

 Entrevista con al intelectual, periodista y militante revolucionario, Modesto Guerrero

 

Andrés Figueroa Cornejo

El luchador social y político venezolano, Modesto Emilio Guerrero (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=186222), va y viene entre su país de origen y su quehacer académico en Buenos Aires, Argentina. El autor de "¿Quién inventó a Chávez?" (2007) y su extraordinaria crónica "Reportaje con la muerte" (2002), entre muchísimos títulos y artículos imprescindibles para comprender el proceso bolivariano e internacional, acaba de obtener otro reconocimiento, esta vez otorgado por el Consejo Municipal de Caracas con el Premio Luis Britto García. Después de un sencillo almuerzo, Modesto me invita a su departamento, esa verdadera biblioteca blindada del más alto pensamiento humanista de todos los tiempos y el lugar donde se abren los fuegos. 

-¿Cuál es la situación actual del gobierno encabezado por Nicolás Maduro y las tendencias posibles de avizorar en el inmediato y mediato plazo?

“El gobierno de Maduro continúa transitando por ese período traumático que va del sistema político armado en torno a Chávez y un nuevo sistema político que está en gestación. El trauma del vacío político  y de liderazgo tan complejo dejado por Hugo Chávez no puede ser llenado en tan breve tiempo, salvo que ocurra un acontecimiento gigante que ponga a prueba a Maduro.”

La transición

-¿Cuáles son las señas de la transición que mencionas?

“En menos de un año la administración Maduro ha sufrido el asesinato de 63 personas por la derecha. Casi triplica a los muertos durante los 14 años del período chavista.  Ahora bien, con bastante inteligencia ha ido reconstruyendo el proceso, aunque todavía no está estructurado. ¡Allá la gente que lo crea! Prueba de ello es que surgió una rebelión militar dirigida por un grupo filo-fascista y referenciada por Leopoldo López y María Corina Machado cuyo objetivo fue tumbar a Maduro. Afortunadamente fracasó. En Venezuela ha brotado una corriente fascistoide que jamás había existido en su historia. El problema es que el gobierno no se preparó para los hechos, pese a que estaban previstos. Y dirigir es prever.”

-¿Y en las proximidades?

“Está operando una nueva asonada. Hay en curso una campaña más o menos bien orquestada, dentro y fuera de Venezuela, con el fin de justificar acciones de calle.”

La crisis del chavismo y la innecesaria negociación con la derecha. Una explicación

-¿Qué ocurrirá desde tu análisis?

“Yo considero que Maduro saldrá bien parado, independientemente de que nuestros enemigos intentarán siempre hacernos trizas. Ellos también son militantes. No pueden realizar un golpe de Estado porque carecen del partido militar y ya no les resultó una guerra civil. Ojalá que no me equivoqué. De todos modos, lo que se está organizando como tendencia es la crisis del chavismo. Luego de los acontecimientos de febrero de 2014, el gobierno institucionalizó las negociaciones con sus adversarios sin necesidad de hacerlo. Fue un reconocimiento gratuito, un verdadero regalo”

-¿Por qué lo hace el gobierno?

“Porque se niega a aplicar “el golpe de timón” y el “programa de la patria” legados por el propio Hugo Chávez. Se niega a acelerar las transiciones segmentarias que conducirían al post-capitalismo. Lo dice, pero sólo realiza gestos. Claro, se nombró el Consejo Federal del Poder Popular, pero por arriba y no estructural. No se trata del movimiento social en la calle por el poder popular. El movimiento existe, pero el gobierno no lo lidera y prefiere compartir el programa con la oposición golpista. Así y todo, el gobierno sigue siendo un compuesto de izquierda que administra un Estado burgués en crisis. Por eso buena parte de la economía actual está al servicio de la acumulación capitalista y no al contrario. Los cambios en el gabinete (salida de dos ministros revolucionarios) fueron para protegerse de las corrientes internas del chavismo, de sus críticas, de los propios movimientos sociales, para defenderse como sistema de poder. Esas son las formas y contenidos actuales de la transición.”

Las críticas al gobierno desde el pueblo en disposición de combate

-¿Cuáles son las críticas fundamentales al gobierno que provienen del pueblo organizado y auto-conciente?

“La burocracia gubernamental, que es más que la corrupción. Comporta una situación sintomática de una arquitectura gangrenada que puede dañarlo todo. Del Banco Central, que no controla la CIA, fueron girados entre 22 a 29 mil millones de dólares a la banca privada para importaciones que no llegaron, y si llegaron, se fueron para Colombia. Las cifras que digo provienen de informes oficiales.

Asimismo, está la corporización (“emprendimientos no santos”) al interior del Estado por la orilla de la burguesía que no está dentro del gobierno. A su vez, la “boli-burguesía” se encuentra en los intersticios de la burocracia estatal. Y junto con la vieja burguesía forman un solo cuerpo orgánico. La diferencia es que la “boli-burguesía” vive de la renta petrolera directa a través de contratos y arreglos, mientras que la burguesía anti-chavista, el gran capital, sigue siendo rentista indirectamente. ¿Por qué? Porque no controla PDVZA. Esas burguesías combinadas lograron fisurar al Estado mediante múltiples mecanismos: el dólar, la deuda, los préstamos, los créditos industriales. De hecho, la economía que más ha crecido es la privada y no la estatal.

Un tercer reclamo popular tiene que ver con la mala administración. No se recoge la basura (salvo Caracas), por ejemplo. En alrededor de 200 alcaldías chavistas no colectan los desperdicios.  Sí, en efecto, la gente todavía tiene tolerancia y deferencia frente al desastre. Al decir de Borges, “nos une el espanto”. Sin embargo, no se puede hacer política estratégica con esa fórmula.”

De todos los peligros, el peligro mayor

-¿Cuál es el peligro central, entonces?

“Que el chavismo en su crisis en curso, explote, se divida. Y puede ocurrir si parte de su base social trabajadora y comunal, urbana y rural –que está muy molesta, con incertidumbre, insegura-,  comience a protestar en el ámbito público y el gobierno ya no pueda contenerla. Ante un escenario así, la derecha tiene una fecha “cantada” que puede usar: el 2015, cuando ella puede convocar a un referéndum revocatorio

En el plano táctico y cotidiano, el gobierno hace cosas buenas. Pero en el largo plazo no consigue acumular para el “golpe de timón”, o sea para destruir al Estado burgués. Es como si el gobierno no quisiera liberar las fuerzas sociales para realizar la revolución socialista, sino que únicamente las quisiera administrar. Y ello pasa en la hora crítica donde producto del desencanto y el propio desgaste de la figura de Chávez, fragmentos del pueblo se recogen en la alienación individualista, el consumismo, el abandono de la militancia. Si no reconocemos que en Venezuela podemos sufrir una derrota, ¿cómo podemos construir los factores de la victoria?”

-¿Qué pasa si cae el gobierno bolivariano?

“Habría una derrota política con traducción inmediata hacia una derrota social, pero no aplastante si es electoral. Si es militar, basta observar lo sucedido en Chile en 1973. Y si gana la derecha, lo más probable es que no acabaría de una sola vez con los avances populares. Usaría las mismas misiones para desmontarlas. Es decir, la desarticulación del chavismo sería acompasada y “democrática”. Y una derrota así significaría un retroceso histórico que tendría ondas expansivas hacia el resto del mundo, en particular, en países del Medio Oriente, en la izquierda europea y, sobre todo, en América Latina. Se facilitaría la derechización a escala regional. Y esto es relevante: procesos revolucionarios como el venezolano, al llegar a un punto de conciencia política elevada del pueblo por medio de conquistas concretas, tal como ocurre en gran parte del mío, no puede devolverse. Ahora bien, si cae Venezuela, ¿a quién culparán? A la mal llamada “ultra izquierda” (como en el caso chileno, de nuevo). Toda vez que, en verdad, la responsabilidad  política sería del propio gobierno debido a que se habría vuelto paulatinamente funcional al capitalismo, drenando sus soportes sociales (como en el caso del sandinismo en 1989).”

“Hay que dar la vida por una organización nacional del poder popular” 

-¿Cuál es la diferencia del proceso que atraviesa Venezuela hoy que la lleva a parecerse más a Chile de 1972-73 o a la Bolivia del 1974, que a la Nicaragua de 1989, a la Guatemala de 1956 o a la Argentina de 1955?

“El factor diferenciador es el poder popular.  Menos urbano y politizado que en Chile, donde su clase trabajadora tenía un peso superior política y culturalmente. En Venezuela, la cultura política de las clases subalternas tiene otra conformación y carece de la tradición chilena y boliviana. En Venezuela el poder popular se expresa como poder comunal. Hace menos de tres años sólo existían tres comunas organizadas: ahora se cuentan 380 y alrededor de 3.800 consejos comunales, más otros organismos como los comités de agua, de tierra urbana y rural, las milicias bolivarianas, las cooperativas, los comités de vida en las empresas, los nuevos círculos bolivarianos. Hablo de más de 60 tipos de agrupaciones de las fuerzas de todos aquellos que viven de su trabajo, tanto políticas, como político-militares.”

-La categoría “poder popular” (PP) suele resultar difusa a la hora de refrendarla con la realidad…

“En Venezuela  el PP representa un recurso contrario  a lo que prevemos como derrota. Es decir, estamos frente a una iniciativa popular auto-reproductiva y con capacidad de modificar el metabolismo capitalista. Y Chávez legó un programa político para el PP. Aquello que se logró germinalmente en Chile y no en Argentina. Aquel movimiento que combina el antiimperialismo con formas de socialismo.”

-¿Y la conducción política necesaria de acuerdo a las condiciones específicas del territorio-país?

“Tienes el sujeto social, el sujeto político y sobran las vanguardias, al revés de lo que opinan muchos intelectuales de Argentina, pro-chavistas a lo sumo.”

-¿De dónde saca esa conclusión gran parte de la intelectualidad de la izquierda argentina amiga del gobierno venezolano?

“Es producto del desprecio y la incomprensión, a la vez, de cómo la historia modela sus vanguardias.”

-¿Qué falta entonces?

“Una dirección, un estado mayor, un partido, etc. Es preciso centralizar, modificar su actual naturaleza y establecerlo a escala nacional y no solamente local. Que sea independiente del Estado sin ser anti-gobierno. No hay contradicciones graves que justifiquen una posición contraria al gobierno. Esto es completamente diferente a lo ocurrido en Nicaragua. Y para ello necesitamos tiempo porque la fabricación de la vanguardia avanza más lenta que la crisis política del chavismo y que la urgente necesidad del enemigo de liquidarnos. Contradictoriamente la generación de la vanguardia demanda formación, teoría revolucionaria, madurez histórica y paciencia. Su desafío es superarse a sí misma.”

-¿Cuál sería la responsabilidad política e histórica de la vanguardia condensada, del conjunto de cuadros político-militares que tienen puesta la cabeza y el empeño en acción para la revolución socialista?

“El problema en Venezuela –y su devenir amerita otra entrevista- es que las vanguardias están molecularizadas, acaudilladas, son voluntaristas y aún no logran incorporar a amplias franjas del pueblo tras un proyecto unitario convincente y potentemente movilizador. Las agrupaciones revolucionarias tienen una historia de flaquezas al respecto que no facilitan la emergencia de una vanguardia superior a la existente. Históricamente en Venezuela estamos frente a una izquierda que nació estalinista y nacionalista. Antes de Chávez, y salvo excepciones menores (las guerrillas de 1958), sólo existía una izquierda que se prohibía la tarea de transitar hacia el socialismo, en dos versiones. La frente-popular de conciliación de clases y la guerrillera-nacionalista. La segunda tiene el valor de haberse enfrentado directamente al enemigo, y está muy bien, pero su formación se tradujo en que “si hay un líder, lucho, y de lo contrario, no lucho. O sólo lucho si la relación de fuerzas es buena”. En este sentido, Chávez fue siempre heterodoxo (“si las relaciones de fuerzas son desfavorables, las cambiamos”), contra toda desviación, en último término, positivista.”

-¿Qué solución adviertes ante el panorama descrito?

“Hay que dar la vida por una organización nacional del poder popular asentado en las comunas, de abajo hacia arriba, no institucionalizada ni cooptada, de la manera que sea y como se llame. Con un día de reunión, una periodicidad, una sistematización veloz de su propia experiencia y un programa político. Por lo demás tiene a su favor a la página www.aporrea.org que ostenta una cantidad extraordinaria de visitas y un poder mediático al cual el enemigo le teme más que a las vanguardias dispersas, y no se presta a comparación ni competencia a escala mundial. La represión estatal en el plano policial y militar no es sistemática, salvo hechos acotados, e incluso cuentas con gran parte de ese aparato de tu lado. ¿Qué más quieres? Uno tiene derecho a tener el optimismo de la voluntad.” 

- - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 20:38:36
postaporteñ@_______________________________

Brasil elecciones: Segundo Tiempo sin Cortinas de Humo

Por Juan Luis Berterretche

Brasil no es un país homogéneo donde una elección nacional pueda describirse en unas pocas pinceladas que abarquen los aspectos fundamentales. Es un modelo del desarrollo desigual y combinado del capitalismo actual, con la máxima expresión de contradicciones sociales y políticas. A lo que se agrega que se ha transformado intensamente en el último decenio

Una amplia y variada industria automotriz robotizada con la mayor productividad del capitalismo global, pasando por una avanzada producción aeronáutica con algunos liderazgos técnicos, y una compleja y extensa industria de extracción petrolera con tecnología propia exclusiva para la explotación marítima del pre-sal, conviven con la explotación del trabajo en las peores condiciones esclavistas en los latifundios de los estados de Para, Alagoas, Acre o Pernambuco o la ultraexplotación en los talleres clandestinos de confección en São Paulo o Rio de Janeiro

Y en muchos casos, esta convivencia de procesos de alta tecnología con producción basada en la explotación forzada de mano de obra intensiva, se da en la elaboración de una misma mercancía. Como es el caso de la cadena productiva del algodón: en la cosecha de la materia prima se explota trabajo esclavo e infantil en Mato Grosso, Goiás y Mato Grosso do Sul; la producción de hilo y de tejido de algodón, se hace con maquinaria moderna computarizada en Santa Catarina y otros estados; y la confección de camisetas u otras prendas se realiza tercerizada o sub-tercerizada para transnacionales como Zara y C&A en talleres esclavistas con inmigrantes bolivianas

El desarrollo capitalista heterogéneo del país y la propiedad de la tierra, ha conducido a una enorme desigualdad económica y social que se expresa en ser la séptima economía mundial ocupando el lugar 79 entre todos los países de acuerdo a su índice de desarrollo humano

Hasta ahora domina el país una élite política obsoleta que representa tanto a oligarquías latifundistas apropiadas de grandes extensiones de tierras fiscales o indígenas produciendo commodities, junto a una nueva burguesía desarrollada en los procesos de privatización de servicios públicos impuestos por los gobiernos socialdemócratas en las décadas de los 80 y 90 del siglo pasado; y grandes empresarios de la banca, construcción, minería, frigoríficos, agroindustrias, etc. robustecidos por los planes económicos del “lulismo” y la penetración sub-imperialista en países latinoamericanos y africanos impulsada por los gobiernos petistas. Y, por supuesto, todo eso se combina con variedad de transnacionales imperialistas que actúan como un gran hermano sobre el teatro de sombras chinas del Congreso. Es un sistema político patrimonialista que solo busca el enriquecimiento y seguir perpetuándose. Sistema que en los últimos años se encuentra enfrentado a una variedad de movimientos contestatarios que lo cuestionan y lo amenazan cada vez con más fuerza.

Brasil, por encima de esa apariencia de varios países diferentes superpuestos, expresa con su resultado electoral en primer turno, tanto la complejidad de su estructura económica-política-social, como algunas tendencias preocupantes y otras favorables para el futuro inmediato de su población tratando de superar la desigualdad.

La primera vuelta eliminó a una candidata sin partido y con cierto pasado “ambientalista”, que el capital financiero, las grandes transnacionales, el empresariado, y los grandes medios consideraron posible de manipular e introducir en la contienda creando falsas expectativas entre los movimientos sociales críticos de los gobiernos petistas. La maniobra no tuvo éxito por la propia intervención de dichos movimientos que rechazaron la jugarreta.

Ahora la presidencia se disputa sin cortinas de humo entre Dilma Rousseff, la candidata tecnócrata y con poca sensibilidad social de la estrategia “lulista”, y Aécio Neves, representante, de la cúpula financiera internacional que conspira contra los pueblos bajo el apodo de “Grupo de los 30”.

Marina, malas compañías

Un periodista analizando la campaña electoral de Marina previó que la condena mediática dirigida a la candidata evangélica, por el pastor Silas Malafaia contra cualquier reconocimiento de derechos a los homosexuales y la inmediata corrección de su programa, podía actuar como el beso de la muerte para su campaña. Por mi parte, coincidiendo con esta reflexión agregó que, la primera candidata presidencial negra que ha tenido Brasil, recibió dos besos de la muerte, uno en cada mejilla. En la mejilla izquierda acogió los labios de los pastores del odio y sus prédicas fundamentalistas medievales. Y en el pómulo derecho quedó impreso el afecto de la Neca Setúbal -mayor accionista de Itau-Unibanco- en nombre del capital financiero. Es a partir de esas dos opciones contrarias a las demandas actuales de la sociedad brasileña, que su campaña desbarrancó sin alternativa

Con su subordinación política a los fanáticos religiosos se enfrentó a todos los movimientos feministas del país, que en estos últimos años se han desarrollado en forma intensa y tienen mucha presencia en los medios y las redes de Internet. Vienen de dar una gran batalla fallida en el Congreso brasileño contra la bancada evangélica y su adhesión a la criminalización del aborto. Pero lejos de considerarlo una derrota definitiva, han activado su movilización y reforzado su conciencia a favor de una reforma política que impida la elección de diputados religiosos retrógrados apoyados en los fáciles dineros de las iglesias/empresas

Esta alianza con los exaltados intérpretes de la biblia le quitó cualquier apoyo de los múltiples movimientos que se reivindican de la comunidad GLBT, que aunque no se hayan contabilizado estrictamente se consideran no menos del 10% de la población en todos los países. La campaña evangélica en contra de criminalizar la homofobia y responsabilizando a las víctimas de los crímenes contra homosexuales, ha logrado un repudio terminante no solo de los perjudicados directos sino de todos aquellos que defienden la plena libertad afectiva y sexual de los ciudadanos adultos

Para completar este pésimo legado de los pastores fanáticos a la campaña de Marina hay que agregar su rechazo a las religiones afro-brasileñas, tratándolas con desprecio de “sectas satánicas” y promoviendo su prohibición, cuando son un componente cultural y étnico imprescindible en un país que tiene más del 40% de la población de descendencia negra. Y además son un ejemplo de pacífica tolerancia que actúan entre los sectores más humildes y explotados de la población. Sin estar contaminados por los valores monetarios e imperialistas de sus detractores

El nombramiento de la Neca Setubal como su coordinadora de campaña la identificó de inmediato con el capital financiero, algo que ya era obvio por la elección de su equipo económico y por la defensa de la “independencia del banco central”, es decir su subordinación al capital financiero internacional, que heredó del siniestrado Eduardo Campos

Por si faltaba algo para identificarla con el neoliberalismo más grosero contó con el apoyo del pastor Everaldo -líder de la bancada evangélica- y defensor de un programa ortodoxo de liberalismo económico clásico. Una consecuencia inevitable de sus estructuras de iglesias empresariales que transformó a sus líderes en millonarios devotos de las exigencias del mercantilismo y la acumulación de capital

Con esos dos besos de muerte, su pérdida de apoyo estaba sellada. Y explica de cómo fue cayendo sin remedio desde casi un 50% de los “votos útiles” hasta el final 21 % que obtuvo. Es una suerte que ese haya sido el resultado de una campaña que combinó fundamentalismo religioso y neoliberal con tanta perfección. Pero su caída también abrió paso al candidato del Partido Social Demócrata Brasileño, neoliberal y abiertamente proimperialista, sin lugar a dudas la peor amenaza que hoy enfrenta el pueblo brasileño.

Aécio Neves, un gol en los descuentos

Los resultados electorales del PSDB lejos están de significar la derrota del neoliberalismo en Brasil, pero quizá indiquen la no vigencia de ese neoliberalismo ortodoxo de Wall Street del los 80’ y 90’, que ellos representan. Todo hace pensar que en Brasil ya no es fácil engañar a los ciudadanos con las bondades de las privatizaciones

Pero Aécio Neves no se ha presentado como el ejecutor de una nueva etapa neoliberal. Trata de desdibujarse como candidato evidente de los intereses del capital financiero internacional y aún así creció en su postrer desempeño

El destaque central de su campaña fue el triunfo en São Paulo donde Alckmin se impuso para gobernador por otros 4 años y Serra obtuvo el cargo de senador paulista que se disputaba en esta elección. Ambos con una votación aplastante del interior del Estado y de los barrios más ricos de la capital. Jardim Paulista, por ejemplo, les dio el 75 % de los votos. Es importante destacar que el triunfo de Serra sobre Suplicy (PT) es consecuencia más que todo de la actuación opaca y deslucida del candidato del PT en el senado, que no tuvo ninguna presencia política de interés en los últimos años.

A pesar de su destacado triunfo en São Paulo y su mayoría de votos en 10 estados (3 del Sur, 4 del Oeste, más Espiritu Santo (Este) y Rorarima (Norte), el PSDB perdió votos en 16 estados. Pero la derrota más importante que sufrió fue en su estado cautivo de Minas Geraes. Allí el candidato a gobernador Pimentel (PT) accedió al cargo en el primer turno con casi 53% de los votos, desplazando al PSDB que gobernaba este segundo colegio electoral de Brasil, desde hace 12 años.

De cualquier forma el ascenso de la votación de Aécio Neves desde su situación anclada en un 19% de las intenciones de votos hasta dos semanas antes de la elección, frente a un 34% alcanzado el domingo 05/10, fue una hazaña que plantea las dificultades que encontrará el PT para derrotarlo. La explicación de ese meteórico repunte está en el vuelco a su favor en las dos semanas últimas de la campaña, de los principales apoyadores de Marina Silva. Los grandes medios, las encuestadoras, los bancos y la mayoría empresarial, cuando vio que su candidata offsider ya no engañaba a nadie, la abandonó a su azar. Y va a apoyar con todas sus fuerzas a Aécio Neves en la disputa de la presidencia.

Arminio Fraga: un futuro de  purga G30

La campaña electoral para el segundo turno, no va a estar desdibujada por la multiplicidad de candidatos presidenciales que hubo para el 5 de octubre. Es un enfrentamiento del PT y su candidata, con sus debilidades, contradicciones y deplorable actuación en el último gobierno y Neves representante de lo más decantado del neoliberalismo ortodoxo.

Comencemos por el programa del ministro de economía que Aécio pretende imponer al país. El personaje a que nos referimos es Arminio Fraga, ex-presidente del banco central brasileño bajo el gobierno de Fernando Henrique Cardoso, ex director gerente financiero con George Soros, con quién co-fundó su propio fondo de cobertura Gavea Investimentos antes de venderlo a JP Morgan. Y sobre todo miembro destacado del Grupo de los Treinta (G30), el búnker del capital financiero internacional instaurado en 1978 por la Fundación Rockefeller y presidido por Paul Volcker desde sus inicios, para impulsar el neoliberalismo a nivel global

Fraga respondiendo a una entrevista del Financial Times /1 declaró que aboga por un retorno de Brasil a la ortodoxia económica. Cuando un miembro del G30 habla de ortodoxia económica ya sabemos de qué se trata. Y explica en algunas pinceladas como haría ese vuelco. En primer término con un ajuste fiscal para reducir en forma drástica la inflación; comprimir a la vez el sector público -que por principio caracteriza de ineficiente- atacando el 80% de su extensión (sin mencionar las tan desprestigiadas privatizaciones que están implícitas en el esquema). Al mismo tiempo reformaría el sistema tributario para sustentarlo en un único impuesto al valor agregado, esto es al consumo de la población. A la vez que liberaría de impuestos a las exportaciones y las inversiones, en especial a la inversión en infraestructura. Y seguro tiene otros subsidios al capital en mente que no es necesario publicitar antes de tiempo

Pero sus mayores preocupaciones están dirigidas al papel de Petrobras, que para él se ha convertido en “demasiado grande” sobre todo para los intereses de las petroleras transnacionales. Al mismo tiempo que plantea una cirugía reductora para el BNDES y la banca estatal que no dejan espacio a la banca privada. Un programa completo con el sello G30 contra la mayoría de la población y la soberanía nacional

El programa de Neves/Fraga es un proyecto económico-social que puede ser enfrentado y derrotado, en una campaña electoral navegando a favor de los intereses de los trabajadores y los nuevos movimientos sociales que crecen y se desarrollan en Brasil en los últimos cuatro años. A pesar de la institucionalización de los sindicatos y centrales sindicales bajo el “petismo”, existe en el país un nuevo movimiento de masas y una nueva vanguardia que ha dado, y todo indica que seguirá dando, grandes batallas. Entre sus acometidas victoriosas debe contarse una recuperación significativa del salario en múltiples conflictos y el planteo y la obtención de nuevas conquistas en términos de derechos y libertades. Brasil está en una situación social que supone una destacada renovación del pensamiento de transformación profunda en el país. Y esto no es producto de la militancia de la izquierda institucionalizada, o los antiguos organismos sociales burocratizados

Dilma y su desempeño electoral

El primer lugar que ocupó la candidatura de Dilma Rousseff el pasado domingo, no es producto de sus aciertos gubernamentales de los últimos 4 años. Más bien es un resultado obtenido a pesar de su pésimo gobierno. No olvidemos que la presidente Dilma es responsable de la peor paralización de la reforma agraria en el país; de la suspensión total de los procesos de adjudicación de tierras indígenas; de las mayores claudicaciones ante el agro-negocio y los ruralistas, que han provocado un aumento significativo de las muertes de trabajadores, campesinos, agricultores familiares, quilombolas e indígenas en las áreas rurales; del impulso descontrolado a las hidroeléctricas en reservas naturales y tierras de pueblos originarios; de la promoción con los planes de desarrollo de la infraestructura y los mega eventos deportivos de corporaciones predatorias de la construcción que impusieron contra-reformas urbanas en las principales ciudades del país. Y como consecuencia de esto último y en defensa de la copa mundial de futbol, dio un impulso nefasto al armamento y la impunidad de la policía militar que desató represión y criminalización de las protestas. A lo que se suma aliados como Cabral en Rio de Janeiro, responsable con el “gatillo fácil” de sus PM de un genocidio de jóvenes negros y decenas de miles de desapariciones forzosas

Y con estas graves medidas gubernamentales que mencionamos no estamos abarcando todas las críticas posibles a la presidencia de Dilma y su subordinación al llamado “pemedebismo”, es decir sus espurias alianzas parlamentarias con el PMDB, un megapartido cuya función es garantizar la gobernabilidad y representa burguesías y oligarquías estaduales sin ningún programa específico, más allá de defender siempre los intereses del capitalismo

Era difícil entonces con esos antecedentes encarar la campaña a favor de la reelección de Dilma Rousseff. Pero su orientación inicial tuvo un vuelco para evitar el repudio de los electores que la condujeron a la presidencia en 2010 y estaban escaldados con su actuación. El primer debate televisivo de la campaña contó, con mayoría de candidatos que pretendían presentarse como potables para el empresariado y las élites económicas, más que con propuestas que alentaran las necesidades populares. La posición de Dilma no se diferenciaba de su obsecuente discurso en Davos en enero de 2014, cuando declaró su acatamiento riguroso a los preceptos centrales del Consenso de Washington.

Fue a partir de la intervención de Lula en la campaña electoral del PT que hubo un golpe de timón. El “olfato” del ex dirigente sindical y líder del PT le indicó que con esa imagen Dilma no iba a avanzar e imprimió un viraje “izquierdista” que de inmediato empezó a dar resultados. Dilma comenzó a mejorar en las encuestas, mientras sus oponentes empeoraban (Marina) o no avanzaban (Aécio). Es obvio que esto no implicaba un nuevo compromiso con su electorado, ni la adopción de un programa más radical para un segundo mandato. No era más que demagogia. Pero para la candidatura Dilma tuvo consecuencias positivas. Y quizá las principales fueron reintegrar a la campaña a las “corrientes de izquierda del PT” -de alguna forma hay que llamarlas- que se mantenían descontentas al margen. Y abrir expectativas en los electores de una renovación programática afín con sus aspiraciones, en un posible nuevo gobierno del PT

Igual su desempeño electoral comparado a las tres campañas anteriores del PT es indicador de obvia decadencia. Además del fracaso total en Sao Paulo, quedó en tercer lugar en Río, después de Marina y Aécio. Conquistó 15 estados y creció en 11 de ellos donde obtuvo más del 50% de los votos válidos. De éstos, 7 pertenecen al nordeste. Ese último es un dato muy interesante: al contrario de lo que algunos analistas preveían, el PT no pierde votos entre esos 40 millones de ciudadanos que el “lulismo” integró al mercado por medio de sus planes asistencialistas (Bolsa Familia, etc.) y que pertenecen mayoritariamente a esa región. Y el PSDB no logró entrar en ese reducto petista. Como contrapartida fue derrotado por el PSDB en el ABC paulista un territorio obrero automotriz y metalúrgico, inicial punto de partida y cantera de captación de trabajadores por el PT en los 80’

Pautas para después de la elección presidencial

El segundo turno enfrenta a una Dilma que ganó la contienda (con 41,59% de los votos) pero fragilizada por un resultado que era menos de lo esperado y superando a Aécio (con el 33,55%) por solo un 8%. Con la seguridad de que Marina va a llamar a votar al candidato del PSDB. Y que el empuje final de Neves quizá continúe en esta nueva etapa. Va a ser una campaña muy difícil para el PT y con muchas posibilidades de cometer errores. Sobre todo por una candidata que hizo en varios aspectos un pésimo gobierno para los movimientos populares que elevaron al PT al gobierno del país.

Por su parte Aécio, además de su núcleo duro de empresarios, banqueros, grandes medios, rentistas que lucran con la deuda pública, y la clase media de profesionales y tecnócratas de la administración de empresas privadas, ha obtenido un apoyo de masas liderado por una clase media asalariada, como consecuencia de la fuerte competencia por empleos de hasta tres salarios mínimos mensuales (R$ 2.172 o U$S 918) y por su declinación como demandante de servicios de bajo costo (trabajo doméstico, jardinero, etc.). A la vez que la escasa generación de puestos de trabajo de más alta remuneración durante el “lulismo”, les ha puesto un techo que se expresa, por ejemplo, en su disconformidad en las redes sociales de Internet y su concurrencia a las movilizaciones de 2013 como opositora al gobierno /2. Como ya lo hemos remarcado en artículos anteriores.

Cualquiera sea el resultado entre Dilma y Aécio, quizá lo principal sea poner todas las expectativas y los esfuerzos en seguir sustentando los múltiples movimientos sociales de trabajadores, étnicos, de género, ambientalistas, de impulso a nuevas libertades y derechos democráticos, de las luchas por un transporte urbano sin “catracas”, de la defensa de las reservas indígenas y quilombolas, de la reforma agraria y las ocupaciones de tierras, así como las expropiaciones de tierras urbanas para vivienda, la defensa de la salud pública y el SUS, el fortalecimiento y la extensión de la enseñanza pública en todos los niveles y en especial con cuotas para las minorías segregadas, el enfrentamiento a la represión policial y la criminalización de la protestas, la condena a una justicia que protege las grandes fortunas y el racismo institucional y encarcela guiada principalmente por el color de la piel o los pobres recursos de los discriminados.

Hay variados y amplios movimientos que representan a todos estos sectores que se han movilizado con decisión durante el gobierno Dilma. Es bueno recordar por lo menos algunos de ellos, para saber con qué fuerzas se cuenta tanto sea para enfrentar el renacimiento neoliberal de Neves, como para impedir la peligrosa estrategia “petista” para un próximo decenio /3

El nuevo proletariado que volvió a votar por el PT en el nordeste y que accedió al mercado capitalista por los planes asistencialistas del “lulismo” ha cumplido un rol protagónico en las la lucha de clases. Se fundamenta, principalmente en la expansión del sector servicios y construcción, tiene un perfil distinto que la vieja clase obrera industrial. Es un proletariado que se viene generando desde el empuje neoliberal conducido por el social demócrata Fernando Henrique Cardoso (FHC) (1995-2002). Sus planes de ajuste estructural se basaron principalmente en las fraudulentas privatizaciones e impulsaron nuevas empresas privadas de servicio en salud, transporte, seguridad, limpieza, alimentación, etc. Al acceder al gobierno, el PT no desprivatizó la economía sino que continuó con ese proceso por medio de concesiones, licitaciones, tercerizaciones. Los programas de aceleración del crecimiento (PAC I y II) que tenían como objetivo modernizar la infraestructura nacional y los planes de vivienda popular (3 etapas de “Minha casa, minha vida”) impulsaron con fuerza la construcción y abrieron también nuevos puestos de trabajo para ese reciente proletariado. Lo mismo pasó con el impulso a los mega eventos deportivos y atléticos.

Fue ese proletariado, que recibe remuneraciones por debajo de dos salarios mínimos (R$ 1.448) el que más se movilizó y el que impuso sucesivos aumentos del salario en los últimos años. Son ellos quienes desplegaron importantes luchas contra las corporaciones de la construcción, en obras públicas y en hidroeléctricas e innumerables conflictos salariales en medianas y pequeñas empresas, como en el sector público. Antes del 2012 ya hubo huelgas organizadas y realizadas en rebeldía con los sindicatos oficiales: en Belo Monte y las usinas del Río Madeira, el Complejo Petroquímico de Rio de Janeiro (Comperj) y el Complejo del Suape en Pernambuco. Son también los trabajadores que sufren más la alta rotatividad, precarización, fragmentación y menor presencia en un centro de trabajo fijo. Lo que dificulta su organización y mejoras en la calificación profesional. A lo que se suma ser mal acogidos por los sindicatos y centrales tradicionales institucionalizadas. Superando las dificultades con combatividad

“Junio de 2013 marca un cambio radical en la coyuntura política. Millones descubrieron el camino de las calles, de las movilizaciones y auto-movilizaciones y de las demandas. A partir de allí hubo un cruzamiento entre los trabajadores y los movimientos sociales urbanos, en especial por tierras y vivienda. Hay también un aumento del activismo social que confluye con la auto-movilización sindical y el resurgimiento de un movimiento social urbano. Todo esto provoca un sentimiento social de indignación, huelgas, protestas y desafíos a los gobiernos y empresas”/4

Y esto no se trataba de un descontento contra el neoliberalismo del PSDB sino con el rumbo que había tomado el gobierno Dilma y sus aliados burgueses en el Congreso. Es en ese momento que se destaca el Movimiento por el Pase Libre (MPL) que se opone a un transporte público urbano privatizado y que actúa de estopín de las protestas. Y es allí también que se gesta un movimiento que moviliza sin dificultad decenas de miles: el de los Trabajadores sin Techo (MTST), que va a realizar grandes ocupaciones de tierras y lograr reconocimiento en el Plano Director de la ciudad de São Paulo al obligar a la prefectura a reconocer las ocupaciones de los sin techo y darles el carácter de Zonas Especiales de Interés Social (ZEIS)

Las mayores movilizaciones de 2013 se realizaron en Rio de Janeiro y São Paulo pero se extendieron por todas las capitales y grandes ciudades estatales. Y activaron el poder contestatario de innumerables organizaciones sociales anti-racismo, feministas, de homosexuales, ambientalistas, por vivienda, y servicios sociales imprescindibles y contra los guetos de explotación e exclusión de las favelas administradas por Unidades de Policía de Pacificación integradas por las PMs y sus grupos de choque, en alianza con las milicias para-policiales. Cuando no fue la fuerza nacional o el mismo ejército que ocupa Haití, el que irrumpe en los territorios de la pobreza y el abandono del estado, para ahogar protestas.

Pero existen también otros movimientos que la estrategia del PT para el próximo, decenio excluye de sus proyectos. Como son el MST, los indígenas y quilombolas, agricultores familiares, trabajadores rurales y campesinos que se oponen al agro-negocio, el primer puntal que el programa “lulista” reivindica para su próximo gobierno. Todos ellos han debido movilizarse no sólo por sus derechos a la tierra, sino también contra las amenazas a su vida.

Ese complejísimo sistema de innumerables movimientos sociales con intereses diversos -y quizá en algunos casos hasta enfrentados- no tiene un ámbito común de intercambio de ideas y una conducción colegiada legítima que los reúna y los represente. Es algo que la reforma política puede ayudar a resolver más allá del sistema electoral. Sobre todo porque sin un movimiento que los unifique en su diversidad va a haber muchas marchas y contramarchas y va a ser difícil, tanto enfrentar con éxito a un gobierno del meollo del capital financiero internacional, como superar las impotencias y concesiones que el PT ha mostrado ante el capitalismo con su integración a la institucionalidad.

8 de octubre de 2014

Notas

1/ Joe Leahy in Sao Paulo Arminio Fraga offers Brazil an orthodox path Financial Times 17 09 2014   http://www.ft.com/cms/s/0/5982c43c-3e5e-11e4-b7fc-00144feabdc0.html

2/ Marcio Pochmann ‘Medianização’ ou polarização. O que muda no cenário social? O conjunto de manifestações e conflitos em curso desde o ano passado abriu um novo ciclo de debates acerca da atual conformação da sociedade brasileira Rede Brasil Atual 04 07 2014. Marcio Pochmann es profesor del Instituto de Economía y pesquisador del Centro de Estudos Sindicais e de Economía do Trabalho, ambos de la Universidade Estadual de Campinas. http://www.redebrasilatual.com.br/blogs/blog-na-rede/2014/07/2018medianizacao2019-ou-polarizacao-o-que-muda-no-cenario-social-8628.html

3/ Ver Brasil: la estrategia del lulismo para el próximo decenio JLB 16 07 2014.  “Los tres sectores elegidos para apuntalar un nuevo empuje del desarrollo brasileño son ‘la agropecuaria, el petróleo (centrando en el pre-sal) y la aeronáutica’ Los dos primeros se trata de una continuación de los planes que se vienen desarrollando y el tercero ya tiene un desarrollo importante que le ha permitido competir con aeronaves de 100 pasajeros en escala internacional, pero le ha faltado un apoyo económico más decidido del estado. http://www.lahaine.org/mundo.php/brasil-estrategia-del-lulismo-para-el-pr

4/ Gabriel Brito y Valéria Nader Automobilização sindical e movimentos urbanos fortalecem ativismo social Correio da Cidadania 03 06 2014 Entrevista al sociólogo del trabajo Ruy Braga.

http://www.correiocidadania.com.br/index.php?option=com_content&view=article&id=9662:manchete030614&catid=25:politica&Itemid=47

JL.BERTERRECHE - postaporteñ@ 1255 - 2014-10-09 20:07:16
postaporteñ@_______________________________

ANTE LA DRAMÁTICA SITUACIÓN DE LOS PRISIONEROS DE GUANTÁNAMO

1.-El 26 de marzo pasado, Crysol -en un comunicado -  consideró positiva la decisión del gobierno uruguayo de aceptar como refugiados a prisioneros del ilegal centro de detención y torturas que EEUU mantiene en Guantánamo, en territorio ilegalmente arrebatado a la nación cubana. Se demandaba además la liberación de los más de 150 prisioneros mantenidos en ese cautiverio. Por último, nuestro colectivo ofrecía apoyo y sostén a estos seres humanos, a su arribo a nuestro país. Crysol fue la primera organización uruguaya que apoyó desde el primer día esta iniciativa

2.- Ha pasado casi medio año y esta resolución aun no se ha podido instrumentar en la práctica. El día 6 del presente mes, la prensa nacional e internacional  informó, que el detenido ABU DHIAB, uno de los seis prisioneros a ser trasladados a Uruguay,  quien lleva 12 años preso y torturado sin acusación ni juicio alguno, está en huelga de hambre y recibe alimentación en forma forzada. Este recluso ha dejado de creer en su traslado a Uruguay y quiere continuar su huelga hasta la muerte

3.- En las dos últimas semanas hemos constatado que el gesto humanitario del gobierno uruguayo, dentro del marco legal vigente, ha sido abordado de manera sensacionalista por medios de comunicación tradicionalmente opositores y explotado con fines mezquinos y electorales  por actores políticos olvidando las mejores tradiciones solidarias del pueblo uruguayo

4- Crysol, la organización que nuclea a l@s ex preso@s polític@s uruguayos, rechaza la tortura como un crimen aberrante y sin justificación. Todos los expresos políticos uruguayos fuimos torturados y sumamos en total miles de años de prisión en condiciones diseñadas para la destrucción

Es por esta situación vivida en carne propia durante el período de Terrorismo de Estado, que somos muy sensibles al padecimiento de cualquier preso político en cualquier parte del mundo. Sentimos como propio el sufrimiento de Abu Dhiab y sus compañeros de cautiverio. Nos solidarizamos plenamente con ellos desde el punto de vista estrictamente humanitario

5.-Por lo dicho anteriormente es que:

Consideramos urgente el traslado de los prisioneros de Guantánamo a Uruguay y exhortamos al gobierno uruguayo,  en particular al Presidente Mujica a que, en la medida de sus posibilidades y de lo que él dependa, habiliten la pronta llegada de estos prisioneros a Uruguay para rescatar a estos seres humanos del infierno en que se encuentran

Convocamos a todos los expresos políticos y a la ciudadanía en general a respaldar este gesto humanitario dentro de las leyes vigentes y las mejores tradiciones nacionales

La cárcel de Guantánamo avergüenza no sólo a la nación norteamericana, sino a todas las naciones civilizadas del mundo

CRYSOL - postaporteñ@ 1254 - 2014-10-09 06:35:33
postaporteñ@_______________________________

Ser o no ser, esa es la cuestión

(Guardia pretoriana de una dictadura en Haití)

La determinación de la política por la lucha de clases no quiere decir que no sea un fenómeno social complejo y de varias dimensiones. El guión es una cosa, el actor es otra, y el buen actor interactúa con el guión en forma creativa, Mujica sin lugar a dudas es un muy buen actor La visita a Uruguay y la entrevista con Mujica de Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas (Madres, línea fundadora) y Beverly Keene (Jubileo Sur) en que le plantearon la necesidad del retiro de las tropas uruguayas de Haití, volvió a poner en evidencia las contradicciones de la participación uruguaya en esa ocupación militar

Liego de la entrevista esos amigos destacaron la actitud de diálogo de Mujica, su escucha respetuosa, e incluso la sinceridad con la que expuso su dilema en el tema de la intervención militar en Haití. Para él ni es posible quedarse ni es posible irse

La política mercenaria del estado uruguayo viene determinada por la lucha de clases, y los problemas que esa política ha traído, también

Las cosas que ya sabíamos

Uruguay tienen fuerzas armadas onerosas, inútiles y vergonzosas que  no precisa para defender su integridad territorial, estos gobiernos no las pueden suprimir porque las clases dominantes no lo aceptarían, ni tampoco "reformar" por su condición retrógrada irreductible. Las comenzaron a solventar, además complementando la venta de servicios políticos al orden imperial, con la participación sobredimensionada de Uruguay en las llamadas "misiones de paz"

Esto no ha funcionado muy bien por la naturaleza lumpen-militar de las fuerzas armadas, demasiado inútiles y demasiado corruptas; más que Uruguay modelo ha sido Uruguay vergüenza

También es problema el lugar que cumplen las "misiones de paz" en el orden imperial, dicen ser de paz en conflictos en la periferia pero se quiso que fuesen policía global del maderamiento del orden y terminan siendo fuerza combatiente en favor del bando más útil al imperialismo, y al final ni  eso porque su dinámica demasiado indirecta se ve desbordada, la acción termina siendo asumida por fuerzas de despliegue rápido directamente enviadas por las potencias imperiales. En la guerra no siempre se puede guardar las apariencias.

Por razones históricas y por su realidad social actual, Haití es un sitio de exposición. No hay guerra. La excusa de que habría fue usada por las potencias para intervenir militarmente, y Naciones Unidas lo avaló con la participación de varios países latinoamericanos, entre ellos Uruguay.

Y por último. Las contradicciones de la participación de Uruguay en la MINUSTAH se profundizan, es cada más problemática la participación, pero la desvinculación también porque la política mercenaria tiene hondas raíces. El vaivén del gobierno de Mujica expresa estas contradicciones. El parlamento aprobó la prórroga de la presencia en Haití, un retiro progresivo en tres etapas -ya se cumplió la primera- y habilitó el posible retiro total e inmediato, que no se llevó a cabo. La Cancillería especificó que eso se hará si  el gobierno haitiano no cumple con un "calendario democrático" y elecciones libres con plenas garantías para la renovación del senado; de no cumplirse con esto se instauraría en Haití una "dictadura de hecho", y Uruguay no aceptaría ser guardia pretoriana de ella

Lo que suponíamos

Que no prosperaría en Haití ningún proceso democrático ni habría elecciones, que no cesaría la represión contra los activistas sociales y los opositores al gobierno, que la MINUSTAH seguiría sosteniendo de una forma u otra esa situación. Es lo que ocurrió

Las elecciones del senado haitiano anunciadas para octubre no se realizarán. Ya cesó un tercio sin haber sido renovado, otro tercio caducaba el pasado enero, se prorrogó su mandato para que siga habiendo senado, pero cesará totalmente el próximo 10 de enero

En una reciente entrevista en Nueva York le preguntan a Martelly si está preparado para gobernar por decreto, contesta:Sí, lo estoy

Lo que todavía no sabemos

Se ha configurado eso que el gobierno había considerado un obstáculo insuperable para mantener la presencia de tropas en Haití. De continuar allí serían guardia pretoriana de una dictadura

Esa situación quedará firme, salvo algún milagro, el próximo 10 de enero, y seguiremos estando en el período de Mujica

¿Puede el gobierno retirarse de Haití, dentro de su política mercenaria de participación en las "misiones"?

Sí, puede, pero hay dificultades. Para seguir satisfaciendo el provecho de los militares en la guerra colonial, el gobierno debería conseguirles otro destino en "misiones" acordando con Naciones Unidas, y al mismo tempo Naciones Unidas conseguir un remplazo de Uruguay en Haití

Lo segundo está en marcha pero depende de qué se haga con la MINUSTAH, hay proyectos de ajuste que apuntan a una continuidad en otras condiciones. Puede ser reducirlas, rotar países, pasar a fuerzas solamente policiales, pero siempre manteniendo la intervención

Lo segundo es más complicado todavía. En primer lugar los militares uruguayos tienen pretensiones, quieren ir a cualquier parte pero pelear en ninguna. En segundo lugar, como dijimos, las "misiones" encuentran dificultades en insertarse en la guerra imperialista, son fuerza de mantenimiento del orden una vez impuesto por las fuerzas directas de las potencias imperialistas. Pero ese orden, cada vez es más complicado imponerlo.

El retiro de Uruguay puede ser muy importante. Los hechos importan más que los discursos pero es mejor retirarse con el discurso correcto. Chile por  ejemplo habla de retirarse porque la "institucionalización" de Haití se ha cumplido exitosamente, aunque es al revés. No es lo mismo "¡Qué lindo el vestido del emperador!" que "El emperador está desnudo"

Democracia partidaria, disciplina partidaria

Clases - Partidos - Gente. Pero también es o debería ser Clases - Gente - Partidos, y también puede verse como Gente - Partidos - Clases, y Gente - Clases - Partidos.

El "marxismo de manual" dice que la sociedad se divide en clases, las clases están representadas por partidos políticos, los partidos deciden lo que hace su gente. Disciplina partidaria

Hay otra versión: la sociedad se divide en clases, las clases se componen de gente y entre esa gente se diferencian los cuerpos de activistas y militantes, esa gente democráticamente se organiza en partidos políticos y los partidos hacen lo que deciden sus militantes, su gente. Democracia partidaria. 

Hay otras teorías. La lucha política (partidos) define el poder y el poder modifica la organización social y las clases. Una clase se construye a sí misma a través de la política. Y también pasa que la gente puede cambiar de clase social a través de su carrera política. Y también puede pasar que una clase y el Estado sea más o menos la misma cosa, o que un partido y el Estado sea más o menos la misma cosa. También en aquel marxismo de manual, el partido de la clase y la clase eran más o menos lo mismo

"Gente" quiere decir acá cosas diferentes. Está la masa, están los activistas, y están los dirigentes. Pero si queremos contribuir a estos análisis, podemos aportar el ejemplo de la intervención de Uruguay en Haití. ¿Qué "gente" decidió esto?

Dos diputados frenteamplistas han renunciado por negarse a cumplir la "disciplina partidaria" en este tema, Es evidente que no hay "democracia partidaria". Ni la "clase" ni el "pueblo" ni la "gente" participaron en esta decisión, y del "partido", solo algunos jefes.

El tema ni siquiera ha estado en la campaña electoral. De esto nadie debate, pese a que hay allí un problema pendiente, tal vez un logro parcial o una promesa incumplida

De la venida de Pérez Esquivel y los otros visitantes apenas se informó, pero más significativo aun es que NADIE dijo nada de su entrevista con Mujica. Tampoco los organizadores le dimos a esto la importancia que merecía

Si el FA es el partido del "pueblo" y el pueblo está encabezado por la "clase obrera" y la clase organizada en el PIT-CNT, llama la atención que su Congreso resuelva por unanimidad reclamar el retiro inmediato de las tropas de Haití, y el gobierno del FA, nada

Resulta claro entonces que un partido político puede actuar como representante de una clase ante el sistema político y/o como representante del sistema político ante la clase. Y representante de los distintos elementos que forman esto, como el aparato militar y los compromisos que los partidos políticos asumen con éste.

Planteado el problema, vamos a los casos de los protagonistas individuales

La memoria emotiva

Mujica es un actor, y un notable representante de la escuela actoral de Stanislavsky.

El "método Stanislavsky" usado por muchos grandes actores no consiste en fingir ni inventar sino en evocar, buscar dentro de uno, recurrir al sentido de verdad

El actor debe buscar en su pasado personal una situación análoga a la que vive el personaje en la ficción, revivir esa situación y, una vez encontrado el sentimiento ejercitar el mecanismo que trae la emoción a la escena. "Nunca se pierdan a sí mismos en escena. Actúen siempre dentro de su personalidad propia, como artistas. No pueden nunca escaparse sí mismos", decía el gran maestro ruso

Mujica no tiene formación académica como actor, pero les roba la escena  a los improvisados y aburridos Tabaré, Raúl, Luis, Pedro o Pablo. Sea cual sea el papel, busca adentro y se representa a sí mismo. Y disfrute cuando el guión incluye una verdad

Almapodridas y cobardes. En el tema presos de Guantánamo salió -y plenamente justificado que saliese- el ex-preso que hay dentro de Mujica. Y, también justificadamente, salió a las puteadas. Esa forma de expresarse es la correcta en este caso

“...hay cerca de 200 tipos que se la comieron de garrón y que fueron tirados como tarro al basural, No vieron un juez, no vieron un fiscal... no están presos, están secuestrados...   y vos pudiendo hacer algo ¿no das una mano por cobardía? ¿No sabes que las campanas también doblan por ti? ...  Salen a romper las pelotas con esto por cuatro votos miserables.No se puede ser en el mundo un alma tan podrida"

Una "izquierda verdadera", en vez de hablar de naranjas o arroz, debería salir a denunciar y explicar lo que es la cárcel de Guantánamo, que hay que cerrarla YA,liberar a todos los presos. Y no podemos reclamar que se libere a todos y andar objetando la forma en que se liberarían cinco, o los motivos, o buscarle la quinta pata al gato cuando hay uno (Abu Wa´al Dhiab) está al borde de la muerte

Nuestra crítica al gobierno de Mujica es por conciliar con los almapodridas y demorar la llegada de los presos para después de las elecciones por cuatro votos miserables.

Si el gobierno hace algo bien lo apoyamos en ese punto, sin importar sus motivos.

Ser o no ser

Esta digresión ha sido necesaria para plantear lo que sigue. ¿Qué pasará cuando ya no haya excusas para mantener tropas en Haití?

La oportunidad es lo que resta del gobierno de Mujica, después cualquiera que venga mantendrá la tropa sin importar motivos ni excusas ni discursos. Cualquier gobierno posterior a Mujica será peor

En lo queda de este gobierno, lo poco que resta de la piel democrática terminará de caer en Haití. ¿Ser o no ser guardia pretoriana de una dictadura?

Mujica estuvo preso en Uruguay, fue rehén de los militares, hoy está preso en Haití. Los carceleros son los mismos, y también ahora es rehén. Sus amigos Tabaré y Eleuterio le aconsejan llegar a un nuevo acuerdo con los mismos carceleros y no destruir la institución-cárcel

Se necesita la represión para mantener el orden social, la represión necesita represores, y para tener represores es necesario entrenarlos y pagarlos

No puede quedarse y no puede irse, no quiere ser guardia pretoriana y no puede dejar de serlo.

¿Qué es más digno para el espíritu, luchar o resignarse? 

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1254 - 2014-10-09 06:34:04
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente