Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Es el asiento el que moldea el culo (II)

Y creo que para que la verdad histórica sobreviva a los intereses creados y a las debilidades colectivas se necesita mucho coraje individual, de muchas individualidades sumadas.

María Urruzola

(NdeR: en la entrega anterior donde se publicó Es el asiento...(I) se omitió la firma de su autor Fernado Moyano)

Así termina María su libro, que a pocos días de publicado ya ha armado tremendo revuelo. Estoy de acuerdo con los que dicen que el tema central no es en absoluto el de las "Tupabandas" o "mercobandas". El tema es el de la relación del MLN con los militares. MLN "tercera etapa" según su terminología, pero también nos muestra la "primera" y "segunda", y apenas roza sin entrar en la relación del MLN con LO militar

Quiero hablar de ese tema central del libro. De la historia y no del personaje, porque creo que la historia hace al personaje y no el personaje a la historia. Pero no puedo entrar en eso, que es lo que realmente importa, si hablar primero del tan mentado Capítulo 8, que abarca una décima parte del total pero algunos toman la parte por el todo. Necesito decir algo sobre el asalto al BPS de Parque Posadas, porque no estoy de acuerdo tampoco con la "contra-leyenda" de la expropiación de los expropiadores. Pero eso será en la siguiente nota de esta serie.

Primero, corresponde que dé mi impresión sobre el libro en general. Mi impresión personal no es importante para nada, no soy quién para decir si un libro es bueno o malo, pero no sería honesto no darla.

El libro de María no es perfecto. Ni siquiera pienso que esté terminado, creo que deja muchas cosas sin decir. Pero tampoco importa, versión terminada es versión falsa.

Por lo que escribe y como lo escribe podemos ver que María es una persona inteligente y cuidadosa. Hasta el "toque artístico" de su libro es elegante e inteligente, y no petulante como el personaje del que se ocupa. Es sagaz, y tiene una pizca de suspicacia sin llegar a la paranoia, y eso viene bien. Podemos creer en lo que dice al final, que el personaje le era casi desconocido, de gran parte de las cosas recién se enteró al hacer la investigación para el libro, y por lo tanto no tuvo ninguna relación con la historia que relata, ninguna. Y por lo que cuenta de sus dudas antes de agarrar, podemos concluir que tuvo tiempo, y también que sabía que le iban a "dar con el caño" cuando el libro saliese.

Cuando una persona inteligente y sensata sabe en lo que se mete, no tiene implicaciones con el tema y nadie la corre, no hace tonterías. Sin duda habrá revisado veinte veces cada página, y entregó un texto a prueba balas, 9mm, 45 o lo que sean. Y si es un poquito suspicaz no le entusiasmaría comprar el primer buzón.

ESTE LIBRO DICE LA VERDAD

Tal vez tenga alguna distorsión protectora, por ejemplo podría no haberse encontrado con "Beto" en un hospital público o no ser cierta la descripción que hace de él, pero creo que ni siquiera eso porque por algo dice hasta el cansancio que aquí todos nos conocemos, la protección no estará en lo que dice sino en lo que no dice. Este libro dice la verdad.

Debo decir algo también sobre el personaje, y lo primero es que lo que importa no es el personaje. Lo que importa es la historia, pero ante tanta historia con el personaje algo tenemos que decir, aunque sea para demostrar que no importa.

María, en realidad, destruye el personaje. Pero digamos la verdad, alguien ha dicho que este libro (sin leerlo) está escrito desde el odio. Lo leí atentamente de principio a fin, no encontré ni una gota de odio. No es María quien destruye al personaje

"Mientras investigaba vida y obra de Fernández Huidobro, empecé a devorar cuanto libro de ficción tenía en mi mesa de luz, sobre el tema que fuese, porque la realidad real me tenía desbordada y una nube negra parecía haberse instalado en mi cabeza". Tranqui, Marichu, no vale la pena. Si querés un libro de ficción que te puede ayudar, te paso uno.

Oscar Wilde, "El retrato de Dorian Gray". Es en realidad un retrato de la Inglaterra burguesa victoriana y de la vanidad. Es sobre la tragedia del narcisismo y la trampa del espejo. Un pintor hace un retrato de un joven hermoso, el joven quiere permanecer toda la vida como aparece en ese retrato y lo consigue, el que comienza a envejecer y afearse es el retrato. Porque en realidad, la realidad es el retrato.

EFH no creó "la mejor guerrilla del mundo", creó una leyenda sobre esa guerrilla. Para mantener la leyenda a toda costa se descompuso a sí mismo y se transformó en el "v'e m..." que describe María al final de su libro. Y en ese proceso destruyó la leyenda, porque esa es la trampa del espejo. ¿Y a quién le importa la leyenda?

Dos ejemplos apenas. María destruye totalmente la leyenda de la "tregua armada". Esperemos que nadie vuelva ya a hablar de eso. El único objetivo que tenía era encubrir la colaboración. Y si algo surge del libro es la colaboración.

Más feroz todavía es el segundo ejemplo. María demuestra (y vaya si lo demuestra) que el Ministro de Defensa era el Escribiente del Ministerio de Defensa. Su papel real. El Escribiente, simplemente cambió de escritorio.

De paso demuestra también que Escribiente I y Escribiente II no tuvieron nada de extraordinario, repitieron lo que otros escribieron antes, Regis Debray I, Rodney Arismendi II.

Dice María citando a otro escritor, que una gran mentira se compone siempre de muchas pequeñas verdades. Pone varios ejemplos y los desmenuza. Pero también es cierto que toda verdad se compone de muchas mentiras, porque, parafraseando una frase que se usa para otra cosa "la verdad es el camino". El camino de la verdad es dejar atrás las verdades que creíamos que lo eran. Como María gusta leer autores franceses, doy por descontado que leyó a Gaston Bachelard, pero resumo en telegrama una idea suya: el primer obstáculo del conocimiento es el conocimiento que ya tenemos, el viejo saber nos obstaculiza el nuevo saber.

Por eso importa tanto el libro de María, y por eso molesta.

Se necesitaba una completa ignorante en la materia para llegar a esta verdad

Ignorante pero ni tonta ni incapaz ni conforme con ignorar, por cierto. Pero que no supiese nada, porque los que sabían, sabían demasiado.

Y como este concepto lo dijo muy bien Rubén Darío si con tanto poeta andamos, y como este personaje tuvo el descaro de querer apropiarse de otro, nada menos que el Quijote, quiero rescatar el concepto de verdad, y al Quijote.



contra las certezas, contra las conciencias
y contra las leyes y contra las ciencias,
contra la mentira, contra la verdad... 

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1761 - 2017-04-29 18:16:37
postaporteñ@_______________________________

URU | DINAMA APRUEBA NUEVAS PERFORACIONES PETROLERAS EN EL NORTE

A pesar de los riesgos que significarán para el ambiente y las actividades productivas de la zona, la DINAMA se dispone a aceptar las perforaciones de la petrolera Schuepbach en el Norte del país, descartando la convocatoria de audiencias públicas solicitadas por organizaciones sociales locales

El director de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), Alejandro Nario, dijo que la habilitación de cuatro perforaciones solicitadas por Schuepbach en busca de hidrocarburos en Tacuarembó, Paysandú y Salto está en su fase final. "En realidad lo que están haciendo hoy es una exploración a través de un pozo que es como uno de agua termal, como cualquier otro", acotó Nario a la prensa local.

Comparar los pozos en procura de petróleo o gas con los pozos de aguas termales es una afrenta a la inteligencia de los uruguayos, solo posible por la falta de experiencia en nuestro país sobre las prácticas de la industria petrolera

¿Qué estudios se han hecho para saber si la geomorfología no fue alterada y la estructura geológica no se ha debilitado con las perforaciones que ya fueron hechas, para asegurar que éstas serán inofensivas? Hoy se cuenta con mayor información que hace 70 años atrás, esos datos nos dicen que es muy inconveniente realizar más perforaciones y la evidencia que brindamos a la DINAMA es contundente.

Técnicamente, la única semejanza entre la perforación de un pozo para abastecer las termas y de uno para explorar gas o petróleo es que, en ambos casos, se baja un trépano que va rotando para atravesar la roca hasta llegar a su objetivo. De ahí en adelante tienen diferencias significativas

En un pozo termal no se esperan afloramientos incontrolados, el lodo de la perforación puede ser muy liviano y con una cantidad mínima de aditivos. Más aún, el potencial de contaminación de las aguas termales se puede considerar como nulo, por lo tanto la calidad de la entubación y cementación ocupan un segundo plano. Al no haber hidrocarburos, un pozo termal no registra un desbalance de presiones y pérdidas, requiriendo precauciones mínimas.

En un pozo para hidrocarburos la situación cambia radicalmente. Por lo pronto, aunque esta no sea una etapa de extracción, ya está planteada en la propuesta de Schuepbach la posibilidad del uso de explosivos.

La integridad de un pozo depende de la calidad de la entubación y cementación. Ningún pozo es perfectamente vertical, por lo tanto el escaso anillo de cemento aislante nunca es perfecto. Una falla de aislación da lugar a pérdidas de gases o petróleo que contaminarán acuíferos subterráneos o de superficie

En los pozos petroleros la posibilidad “golpes” de gas o afloramientos descontrolados obligan a agregar al lodo de perforación aditivos con características especiales de densidad y plasticidad, muchos de los cuales no están declarados en el informe presentado por Schuepbach y por lo tanto se desconoce su composición química.

El Informe Ambiental Resumen (IAR) hecho por Schuepbach puesto a consideración del público por la DINAMA careció de informaciones precisas sobre las características que tendrán realmente las actividades planteadas por el proyecto, diciendo que son perforaciones en busca solamente de hidrocarburos convencionales

Schuepbach trasmitió en cambio a sus accionistas e inversores que procura encontrar petróleo o gas en rocas de esquisto, solo extraíbles mediante la fracturación hidráulica o 'fracking', ignorando las decisiones departamentales que prohíben esa tecnología por el riesgo que implica sobre los suelos y fuentes de agua de la región

Estas evidencias que fueron suficientes para exigirle mayores explicaciones a la empresa, lo serían también para rechazar este plan de nuevas perforaciones. No son creíbles los fundamentos del proyecto de Schuepbach y no es aceptable que desde la DINAMA se justifique su aceptación con analogías que no corresponden.

Si la DINAMA recibió las respuestas de la empresa a informaciones adicionales que fueron planteadas desde la sociedad civil, ¿por qué no expone públicamente esas respuestas? ¿Por qué no convoca a las audiencias públicas solicitadas?

Las organizaciones sociales firmantes seguiremos defendiendo el derecho a ser escuchados con respecto a la conveniencia de proyectos que amenazan la integridad de nuestro territorio y a hacer que se respeten las decisiones departamentales que han sido adoptadas en concordancia con el sentimiento de las poblaciones locales y con las atribuciones de las leyes y la Constitución nacionales.

26 de abril de 2017

Paysandú Nuestro: Javier Dalmás 099 728552

Paysandú Libre de Fracking: Patricia Correa 099 171695

Gensa Paysandú Ignacio Sarli 098 924223

Uruguay Libre de Megaminería: Víctor Bacchetta 098 935317, Raúl Viñas 099 648685, Ana Filippini 098 407572

Paysandú Libre de Fracking / Gensa Paysandú / Paysandú Nuestro /Jóvenes de Piedra Sola / Salteños en Defensa del Agua / Ciudadanos de Tacuarembó

Uruguay Libre de Megaminería

UL - postaporteñ@ 1761 - 2017-04-29 18:07:29
postaporteñ@_______________________________

América Latina : Redefinir a la izquierda

25/04/2017 | Arturo Anguiano  Viento Sur

Desde mediados de los años noventa del siglo XX, el neoliberalismo que había logrado imponer su hegemonía durante tres lustros, provocando la devastación de todo lo social y de las naciones sometidas a una globalización que trajo consigo la reordenación desordenada de la geografía planetaria, comenzó a enfrentar en nuestro subcontinente latinoamericano resistencias acrecentadas, luchas, revueltas y hasta insurrecciones como la encabezada por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en México. Los pueblos indios, sobre todo en Ecuador y Bolivia, exigieron la transformación de los Estados en Estados plurinacionales, dando cabida a los siempre excluidos que con fuerza de huracán fueron imponiendo su reconocimiento.

En el amanecer del siglo XXI, una verdadera guerra de resistencia de abajo se fue realizando en contra de la prolongada guerra del capital mundializado revestido con la estrategia neoliberal. Estalla la lucha social de pueblos, de distintas capas sociales y de la sociedad entera, no sólo de carácter reivindicativo contra los efectos sociales del neoliberalismo, sino igualmente contra los gobiernos autoritarios que de desarrollistas devinieron fanáticos del neoliberalismo. Las revueltas de los oprimidos todos, condujeron a la caída de gobiernos neoliberales como el de Gonzalo Sánchez de Losada luego de las exitosas guerras del gas y del agua en Bolivia y en general al desorden, división y desconcierto de clases dominantes que empezaron a perder incluso en procesos electorales; tres gobiernos fueron derrocados en Ecuador bajo el embate de movilizaciones de pueblos indios y sectores populares (Abdalá Bucaram en 1997, Jamil Mahuad en 2000 y Lucio Gutiérrez en 2005). Procesos democráticos, en fin, impuestos luego de furiosas dictaduras agotadas y de más en más incapaces de canalizar o hacer frente –incluso represivamente– a las grandes e imparables movilizaciones de sociedades hartas de la explotación, el despojo, la exclusión y el abuso de poder.

La democracia ganada se salpicó y transformó con las luchas de toda índole y las organizaciones sociales de masas y algunos partidos de izquierda pudieron desembocar en triunfos electorales que comenzaron a complicar y cambiar la situación política de los países. Se abrió, entonces, lo que se ha denominado el ciclo de gobiernos progresistas y de izquierda en América Latina.

En Venezuela el gobierno de Hugo Chávez se radicalizó a partir del intento de golpe de Estado en 2002 y luego comenzó a publicitar su pretendido socialismo del siglo XXI, en Bolivia Evo Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS) se impusieron desde 2006, en Ecuador Rafael Correa (2007-2017) con su Alianza País y en Brasil el Partido de los Trabajadores (PT) encabezado por Inácio Lula da Silva (2003-2011), el Frente Amplio (FA) en el Uruguay de Tabaré Vázquez (2005-2010) y ahora de nuevo en el gobierno relevando al presidente José Mujica, hasta Argentina con una versión un tanto más híbrida proveniente del viejo peronismo encabezado por Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa Cristina Fernández Kirchner (2007-2015), después del largo desastre neoliberal de Carlos Menen (1989-1999)

Se empezó a hablar de un verdadero cambio de tendencia, de una nueva época de luchas llevadas al poder y de un poder que supuestamente comenzaba a transformarse desde la óptica de los intereses de los pueblos de América Latina, de las sociedades siempre esquilmadas por ancestrales y modernas formas de dominación de capitalismos atrasados sometidos a los intereses del imperio estadounidense, que desde el Norte se impone en su extenso traspatio.

Un nuevo e inédito ciclo de gobiernos progresistas y de izquierda en América Latina antes que en ningún otro lado del planeta, la revancha de los antiguos colonizados y luego invariablemente neocolonizados. Pero ahora se coincide por todas partes en argumentar el fin de ese ciclo y la reimposición de las fuerzas de la derecha capitalista, de viejas y renovadas oligarquías que no han dejado de acomodarse y transfigurarse en circunstancias cambiantes. Proliferan por consiguiente los balances de la obra realizada por esos gobiernos que no dejaron de reelegirse pudiendo dar continuidad de fondo a sus procesos, surgen análisis de sus estrategias y políticas, de sus relaciones con pueblos y capas de sociedades distintas y muy diversas.

¿Realmente fueron gobiernos progresistas, verdaderamente se pueden definir como de izquierda y hasta populares? ¿Y qué izquierda?

Porque es evidente que durante mucho tiempo había quedado claro que no había una sino muchas izquierdas, corrientes incluso enfrentadas del todo y por todo; a final de cuentas era izquierda el que así se identificaba. Muchos de los referentes teóricos y programáticos originarios se fueron diluyendo sobre todo después de 1989 con la caída del Muro de Berlín y la disolución del monstruoso montaje del llamado socialismo real que usurpó al marxismo, al comunismo y en general a las tradiciones emancipatorias de los trabajadores que, desde la Comuna de París de 1871, intentaron construir alternativas contra el capitalismo y su cauda de explotación, despojo y dominación.

Hoy mi conclusión, que de entrada puede resultar una provocación, es que esos gobiernos, por más que tuvieran sus diferencias, en general no pueden definirse con el concepto de progresistas y mucho menos el de izquierda. La izquierda, durante toda la vuelta del siglo, coincidiendo con el auge del neoliberalismo, en realidad se fue desdibujando, abandonando de entrada muchos de sus presupuestos y asumiendo prácticas político-sociales y relaciones con la gente de más en más cargadas de pragmatismo, incluso retomando tradiciones clientelares y corruptas de las viejas clases políticas

La izquierda reformista, estatista, nacionalista, socialdemócrata y alguna que de vez en vez se consideraba marxista, desde mi punto de vista devino primero social-liberal y al poco se disolvió bajo los vientos tempestuosos del neoliberalismo. Primero afirmada y reforzada en las luchas en contra del neoliberalismo, esa izquierda en trance después fue, poco a poco, recomponiéndose de manera de hacerse “creíble” como opción de gobierno en vistas a los procesos electorales. Si las luchas y la radicalización de las masas organizadas empuja a varios de sus componentes partidarios a ocupar las instituciones estatales (hasta a la cabeza del Estado, la Presidencia de la República), más que cambiarlas, la izquierda es cambiada por ellas, se trasmuta al renovar sus ropajes y acomodar sus hábitos: rehabilita en particular el paternalismo siempre cargado de autoritarismo, restableciendo relaciones jerárquicas con la sociedad. No deja de deslizarse más rápido por la resbalosa pendiente de los intereses dominantes que no son otros que lo de las grandes empresas capitalistas desterritorializadas, vueltas mundiales como nunca, no dejando resquicios para pretendidas y ahora caducas o fantasmales burguesías nacionales.

Desde México hasta la Tierra de Fuego es siempre la misma historia, ya no el debate entre reforma o revolución, los aparatos de izquierda parten de considerar al capitalismo neoliberal una fatalidad que encuentran insuperable y solamente pretenden convertirse en sus mejores gestores, salpicados de promesas de políticas sociales casi siempre en el marco de las políticas y los criterios de los organismos financieros internacionales, que procuran la degradación de las políticas sociales de fondo en simples programas asistencialistas, dirigidos a combatir la pobreza extrema. Antídoto barato contra la revuelta, no vaya a ser que de cualquier forma se agudicen y se disparen las contradicciones y tensiones sociales de un capitalismo insuperable

La izquierda de arriba, como la denominó el finado Subcomandante Insurgente Marcos, que a mí me parece que podemos caracterizar como izquierda estatal o institucional, se ha fortalecido sin duda por medio de su ingreso a los aparatos de los Estados, que simplemente ocuparon para su administración o incluso tuvieron la audacia de renombrarlos constitucionalmente como Estados plurinacionales en Ecuador y en Bolivia, países con una fuerte presencia de pueblos originarios. Trataron de hacer y mantener concesiones a los pueblos y núcleos sociales que los elevaron “al poder” en la búsqueda de atenuar las más odiosas manifestaciones de la pobreza extrema que caracterizan a nuestros países, pero de ninguna manera se propusieron combatir a fondo la desigualdad social ni mucho menos la explotación, el despojo y la concentración de riqueza que mantienen las viejas y nuevas oligarquías. No se interesan por las causas de esa situación. Conceder abajo, verticalmente por supuesto, pero sin incomodar a las clases dominantes con quienes en cambio se negocia arriba.

El neoliberalismo se convirtió en un espantajo que trataron de combatir con una dureza verbal a veces muy radical y progresista, pero que no pudo ocultar la combinación que los llamados gobiernos progresistas trataron de armar con la amalgama de cierto desarrollismo (básicamente de nuevo una mayor intervención del Estado en los procesos económicos) con las variables macroeconómicas exigidas por los organismos financieros internacionales (por supuesto neoliberales), encargados de asegurar la hegemonía de las estrategias capitalistas de las grandes empresas dominantes. Si bien trataron de mejorar los ingresos del Estado (condición para su capacidad de acción), para nada impulsaron políticas impositivas y redistributivas que gravaran las ganancias extraordinarias de las empresas y financiaran las políticas sociales, las infraestructuras y todo aquello que a final de cuentas siguió recreando las condiciones para hacer atractivos los territorios nacionales a la presencia de las empresas capitalistas

Aunque los nuevos gobiernos progresistas pudieron durante cierto tiempo y en algunos casos relanzar el crecimiento de economías estancadas o en crisis, tal vez fascinados por el auge de las materias primas, precipitaron sus países hacia la  desindustrialización cuando ya avanzaban en tanto nuevas economías emergentes como Brasil, o simplemente prosiguieron una economía que para nada apuesta al progreso industrial. Pero estos gobiernos progresistas y verbalmente anti-neoliberales, todos nacionalistas y algunos hasta antiimperialistas, regresaron sus economías a los orígenes coloniales, relanzándolas por la senda del extractivismo minero que en algunos combina economías petrolizadas, complementadas con agronegocios que para nada involucran a los pueblos indios y campesinos sino a los grandes propietarios del campo. Un cuadro, en conjunto, que deja de lado los tan publicitados parámetros de la sustentabilidad y más bien amenazan mayormente el medio ambiente.

Las grandes empresas mineras de carácter mundial ataviadas con ciertos ropajes nacionales como el canadiense, fueron cortejadas y promovidas al grado que la devastación de los territorios –casualmente resguardados por pueblos originarios– se convirtió en política económica fundamental y motor de economías como siempre atrasadas, subdesarrolladas, emergentes o no : Bolivia, Ecuador, Brasil, Venezuela... Pero como se ha comenzado a develar, las rentas petroleras como las provenientes de las concesiones mineras, de ninguna manera sirven –como fue la coartada o el pretexto– a financiar las políticas sociales y de bienestar de la población, ni siquiera de los pueblos originarios directamente más afectados, que ahora deben resistir a sus propios gobiernos en defensa de la Madre Tierra. Las erráticas políticas sociales se siguen financiando con recursos internos, deuda externa y hasta remesas.

Rentas acrecentadas, sí, que tal vez debieran servir de ejemplo al gobierno mexicano que regala el territorio nacional, pero que solamente sirven para recrear las condiciones infraestructurales requeridas por los propios capitales y en general para volver atractivos los países, esto es susceptibles de ver sus poblaciones explotadas, sus recursos naturales privatizados y devastados por empresas voraces que los rentabilizan. O sea, “beneficiados” por exigentes capitales que peregrinan por todo el planeta en busca de los nichos más rentables, dentro de una aleatoria división internacional del trabajo. Estados dirigidos por gobiernos nacionalistas que se desviven por atraer y alentar al “odiado” capital imperialista, financiero y los otros; bueno, y ahora el chino, que aparece más asexuado

Gobiernos que se pretendieron descolonizadores y más bien reacondicionaron el terreno y dieron garantías a un nuevo colonialismo todavía más devastador de los territorios, con todo y culto a la Pachamama. Estados declarados plurinacionales o regímenes progresistas comprometidos a reforzar la República, que sin embargo poco o nada hicieron o hacen para introducir nuevos procesos e instituciones participativas que pudieran transformar al menos a las democracias restringidas que continuaron potenciando a nuevos gobiernos autoritarios y muy personalizados por caudillos de ocasión como Evo Morales o Rafael Correa, Lula o Chávez, quien en 2013 deja en herencia a su sucesor, el inefable Nicolás Maduro. La arrogancia, el paternalismo y el abuso de poder revitalizados por los gobiernos progresistas y de izquierda

 Las organizaciones sociales caracterizadas por su combatividad y capacidad de resistencia y movilización se burocratizan y subordinan al influjo de los gobiernos pretendidamente suyos, que quiebran su autonomía y acaban por desnaturalizar su carácter y su papel. Ensayos de autogestión o de autoorganización, de entrada autónomos, que en muchos lugares brotaron en la ola de las luchas, son disueltos o supeditados a las instituciones estatales “progresistas”, haciéndolos dependientes y sometidos incluso a relaciones más bien de carácter clientelar, esto es, mercantil.

Si los gobiernos progresistas elevados por resistencias y luchas multitudinarias pudieron significar grietas en los muros del capital, resulta evidente que aquéllos se esforzaron por resanarlas...

Por algo los partidos y organizaciones políticas de los países progresistas (del MAS al PT) entran en crisis y hasta se dividen. Sobre todo, al igual que sus gobiernos, pierden legitimidad social, generan malestar y confusión entre los pueblos y dan cabida a recomposiciones de las fuerzas de derecha con las que incluso se habían aliado, pero que de nuevo pueden apostar a recuperar vínculos con algunos núcleos sociales descontentos y desencantados.

Resulta pues curioso, que el aparentemente largo ciclo de gobiernos progresistas iniciado por revueltas y movilizaciones populares concluya con algunos países en extremo divididos, su legitimidad extraviada o venida a menos, con sus bases sociales socavadas, escindidas y segmentadas (o reducidas, por ejemplo en Ecuador, al apoyo de ciertas clases medias estimuladas decisivamente) y relanzadas a procesos de movilización inciertos que pueden ser recuperados, al menos en intento, por los reagrupamientos de derecha alentados y potenciados nuevamente como en Brasil y Venezuela. La recuperación abierta del poder neoliberal, como en la Argentina de Mauricio Macri, de nuevo estimula el enojo de sociedades inconformes, indispuestas a la resignación ante el recrudecimiento de los ajustes capitalistas ostentosos (con la precarización generalizada del trabajo) y la mayor pérdida de logros trabajosamente alcanzados o recuperados en el periodo anterior.

Si las sociedades pudieron aliviar en cierta medida sus condiciones de vida ya fuera por el crecimiento de las economías (algunos países, digamos Bolivia, viven como nunca la expansión capitalista) o por la difusión de programas sociales, lo cierto es que para nada se han afectado los procesos de acumulación de capital con su larga estela de desigualdades que, además, por todas partes no dejan de arrastrar el racismo ancestral o renovado contra los pueblos originarios. De hecho, “el Buen vivir” no alcanza a los de abajo

 La ocupación del Estado difícilmente ha significado la toma del poder por los actores emergentes revestidos con ropajes de izquierda. Más bien se suscitaron alianzas y entreveramientos con las oligarquías (o con algunas fracciones) que, sin embargo, cuando dejaron de sentirse a la defensiva rompieron sus turbias e impostadas alianzas como en Brasil, precipitando la caída del gobierno de Dilma Rousseff (2011-agosto 2016), deshaciéndose así de intermediarios incómodos. Incluso en la Venezuela postchavista, con su socialismo del siglo XXI disuelto en el aire y donde la polarización entre las fuerzas burguesas se ha extendido a la sociedad entera, se habla de una boliburguesía y de grandes transformaciones entre las filas del ejército beneficiado con proyectos productivos que, para regir sus nuevos negocios, lo ponen a girar al ritmo de la búsqueda de ganancias.

Si distintas opciones de izquierda ocuparon los Estados propulsados por movilizaciones de sociedades insumisas, al final los Estados-nación siguen los mismos, asentados en economías nacionales más débiles o fuertes, las sociedades tal vez mayormente polarizadas económica, social y políticamente, pero amoldados y regidos por la lógica y el tiempo de las grandes empresas mundiales y sus organismos financieros internacionales que disponen de calendarios y geografías. La izquierda, en cambio, se transfiguró

En México, donde ha avanzado más la degradación de la política estatal y donde la izquierda de arriba prácticamente ha desaparecido, los gobiernos locales “de izquierda” que el Partido de la Revolución democrática (PRD) logró instaurar localmente, en particular en la capital mexicana, solamente pusieron en práctica las mismas políticas neoliberales dominantes y reprodujeron la cultura política forjada por el largo dominio del PRI-Gobierno, caracterizada por la corrupción, el patrimonialismo, las relaciones clientelares (sustentadas en “imaginativas” políticas asistencialistas que le dieron lucimiento) y el autismo social que acabaron por deslegitimarlo, desprestigiarlo y de plano lanzarlo al precipicio de la pulverización mafiosa y a la desnaturalización

Gobiernos que pretendieron distinguirse solamente por estilos personales que acabaron de asemejarlos de cualquier manera a los otros. El PRD, como el principal partido de una izquierda desprogramada, devenida nacional-populista y determinada principalmente por el pragmatismo y la ambición de camarillas facciosas (disfrazadas de corrientes), que extravió la autonomía que podría haberlo caracterizado en sus inicios y se volvió un partido pelele del gobierno de Enrique Peña Nieto con el Pacto por México, tramado junto con el PRI y el PAN para imponer al Congreso y a la sociedad las perniciosas e impopulares reformas estructurales (energética y educativa, las más notables). La izquierda de arriba que en el PRD subsumió desde 1988 a las viejas agrupaciones y corrientes de la izquierda incluso de tendencias marxistas, acabó en el suicidio político y en su inminente desaparición, debilitado de más en más, en plena disgregación (en un sálvese quien pueda).

Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que durante su presidencia del partido de 1996 a 1999 había logrado su fortalecimiento electoral, al mismo tiempo favoreció el reclutamiento de los viejos cuadros priistas y gubernamentales que empezaron a emigrar ante la ya inocultable crisis del régimen, dando pauta a que al poco tiempo el PRD se revelara en todo como un nuevo PRI, si bien aparentemente nacionalista y democrático. Tal “estrategia” de crecimiento partidario se generalizó y por todas partes proliferaron los trasiegos de personajes que cambiaban de ropajes y colores a su gusto y conveniencia. De esta forma, AMLO fue de hecho el principal responsable de la desnaturalización del original partido-movimiento que en su inicio pretendió ser el PRD, del cual se separa en septiembre de 2012 y desemboca en la creación de un nuevo partido, Morena (Movimiento de Renovación Nacional), que se prepara para la elección presidencial de 2018.

A veces declarado de izquierda, con algunos viejos militantes marxistas que poblaron el PRD en sus mejores días, AMLO y su partido arman un proyecto lastrado como siempre por el pragmatismo extremo y una visión sesgada de la realidad (la corrupción como centro de todos los males) y sus perspectivas, que oscila entre el asistencialismo del presidente Luis Echeverría y la renovación moral de la sociedad de Miguel de la Madrid. Esto es, muy lejos de cualquier tradición programática o teórico-política de izquierda, ni siquiera socialdemócrata o semejante a las que alentaron a los gobiernos progresistas del subcontinente. Todavía en su fallida campaña electoral de 2006, López Obrador se definía como neoliberal con tintes sociales y se situaba fuera de la denominación de izquierda (¿de centro?), ahora –en vísperas de las elecciones para él cruciales de 2018– reclama el monopolio de la izquierda y critica de forma abierta al neoliberalismo, pero solamente en lo que denomina la mafia del poder, que identifica con los empresarios que se enriquecieron en la subasta corrupta de los bienes públicos especialmente durante el gobierno ultra-neoliberal de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

Como se puede ver, más que grietas en la izquierda, lo que se ha producido –en especial en México– es el resquebrajamiento, el derrumbe y disolución de la izquierda estatal, atenazada entre los intereses neoliberales que gestiona y el abandono y desprecio creciente de los de abajo, quienes optan por ya no mirar hacia los partidos.

Sin duda seguirán muchos debates sobre el ciclo de los llamados gobiernos progresistas y de izquierda. Hay desenlaces como los de Argentina con el neoliberal Mauricio Macri y el Brasil del reconvertido Michel Temer, también como el de Ecuador con la persistencia del proyecto de la Alianza País de Correa gracias a la elección de Lenin Moreno, algunos muy inciertos por venir como los de Bolivia (con la posible reelección de Evo Morales vetada en referéndum) y sobre todo Venezuela sumergida en la degradación social, la polarización extrema y la incapacidad del gobierno de Nicolás Maduro, quien no encuentra salidas viables a la crisis.

Pero, precisamente, hace falta reflexionar sobre qué es lo que en verdad puede caracterizarse como izquierda en esta era de la hegemonía del capitalismo neoliberal. Me atrevo a sostener que toda la experiencia reciente muestra y refrenda –incluso históricamente– que no puede haber una izquierda que no subvierta las instituciones burguesas, esto es al Estado y la estructura de poder erigida sobre las sociedades, y sobre todo que no ataque frontalmente las condiciones que generan la desigualdad, la opresión, el despojo, la violencia, la discriminación y la exclusión. Esto es, la izquierda auténtica necesita bregar sin más por acabar con la existencia del capitalismo, en lugar de ataviarse con las estrategias hegemónicas del neoliberalismo brutal o del desarrollismo populista matizado de políticas de corte keynesiano, que invariablemente acaban reproduciendo el mismo papel de Estado garante de un orden social inhumano.

No puede haber más izquierda que la izquierda anticapitalista. Las izquierdas de arriba ya no representan sino variantes de una estrategia capitalista a la que se han acogido y que sin remedio los desnaturaliza y subsume, los devora. Actualmente no puede haber más izquierda que la izquierda de abajo, todavía por supuesto con muchas tendencias y pertenencias flexibles o cambiantes; una izquierda plural de vivos colores construida abajo y por debajo. Compuesta de entrada por una miríada de agrupamientos, círculos, colectivos y organizaciones incluso de carácter nacional, que recuperan la teoría, el pensamiento crítico sin concesiones y valoran la praxis que se deriva de reflexiones teóricas y experiencias prácticas, de una práctica que deviene teoría. Una izquierda que arraiga y se extiende sobre todo en las profundidades de las sociedades latinoamericanas (y no sólo), primero que nada en los pueblos originarios (lo que le imprime su sello original en algunos países), pero asimismo en los trabajadores formales e informales, los campesinos y todos aquellos núcleos sociales que sufren alguna forma de opresión, discriminación o exclusión. Pueblos indios y proletarios, oprimidos todos, mujeres, jóvenes, homosexuales, lesbianas, científicos, intelectuales, migrantes, todos los diferentes y por ello iguales, sometidos a la furia cotidiana de la disciplina o el aliento del capital y sus numerosos, innumerables y muy variados gestores, conformados en clases políticas, oligarquías estatales que revestidas con distintos ropajes de moda se asemejan todas en su voracidad al servicio de ellos mismos y sobre todo de los intereses del capital global, mundializado. Rebeldes, insumisos, movilizados de mil maneras y por incontables motivos que en los hechos revelan sociedades que se organizan a contracorriente y van siendo ganadas por la revuelta que deviene cotidiana, una forma no sólo de sobrevivir, sino de vida, de entender que la política puede ser muy otra, como dicen los zapatistas.

Una izquierda que lucha de entrada por la igualdad verdadera, procurando la autoorganización y la autogestión según sus tradiciones y condiciones, sobreviviendo y afirmándose en la autonomía frente al poder, el capital y todas sus instituciones, conductos y gestores, a combatir y destruir cualesquiera que sean. Una izquierda que si bien puede luchar por tratar de derrocar el poder de los de arriba, entiende que lo más importante es buscar reconstruir el poder desde abajo, desde los pueblos, comunidades, barrios, etcétera, esto es desde las propias sociedades y bajo principios emancipatorios labrados por la dignidad y la solidaridad, en la fraternidad de los oprimidos, por completo ajenos a jerarquías y relaciones mercantiles como las impuestas con el clientelismo por los de arriba e incluso por los llamados gobiernos progresistas y de izquierda. Una izquierda que se descubre a sí misma y redimensiona en la propia sociedad, entre los de abajo, quienes ensayan múltiples y muy diversos e imaginativos caminos en su lucha rebelde por la autoemancipación.

Esa izquierda existe en toda América Latina y en buena parte del planeta no ha dejado de manifestarse y organizarse. No solamente en los más evidentes procesos de resistencia de los indignados y rebeldes contra la mundialización capitalista. Existe en las organizaciones tradicionales y nuevas (siempre imaginativas, auténticas creaciones) de los oprimidos, de trabajadores urbanos y rurales, de pueblos originarios, de jóvenes, de mujeres, de gente oprimida, de migrantes, de colectivos de todo tipo que ensayan formas de inesperadas autonomía en su barrio, centro de trabajo, pueblo, comunidad o en las modernas redes sociales, siempre según su situación específica, sus tradiciones, modos y pertenencias. Existe igualmente entre individuos insumisos que, sin estar organizados, ejercen la crítica en su medio y tratan de encontrar vínculos con los otros que son sus semejantes en la inconformidad.

Esta izquierda de abajo tiene su avanzada en la experiencia de construcción de la autonomía, el autogobierno y la autogestión de las comunidades zapatistas que en el sureste de México construyen en los hechos un nuevo modo de vida y relaciones sociales igualitarias, sin jerarquías ni opresiones, en la paridad entre hombres y mujeres, abiertos siempre a nuevas e innovadoras experiencias, resistiendo y creando todos los inmensos días, en una perspectiva anticapitalista y de autoemancipación.

Una izquierda social muy amplia que se colectiviza y politiza sin cesar por medio de procesos participativos de fondo que van preparando un sedimento duradero para la revuelta, por la puesta en práctica de formas de resistencia que avanzan hacia la gestión de alternativas de vida, de mundo, defendiendo la Madre Tierra, el entorno donde sobrevivimos, el que se encuentra bajo el acoso y la destrucción rentabilizada de un capitalismo que amenaza a la Humanidad entera y al planeta.

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, abril 2017.

CIDECI-Universidad de la Tierra

Arturo Anguiano es profesor investigador en la Universidad Autónoma Metropolitana de México

Envió 

Horacio - postaporteñ@ 1761 - 2017-04-29 17:59:34
postaporteñ@_______________________________

¿Tiene la OEA un "doble rasero"?

Rafael Uzcátegui  *| PROVEA- 28 Apr 2017

 Esto fue lo que me preguntó una periodista internacional recientemente, provocando mi reflexión al respecto. Según, hay una corriente de opinión en la región que sostiene que la OEA, debido a su proactiva actuación sobre Venezuela, posee un “doble rasero” al no tener la misma actitud sobre los problemas en otros países. La periodista nombro, citando a los opinadores, los casos de los desaparecidos en México o la actuación de los grupos paramilitares en Colombia. Le faltó Estados Unidos y Guantánamo, lugar común de los intelectuales chavistas como Luis Britto García para argumentar la supuesta docilidad de la OEA y sus organismos frente a los Estados Unidos, pero este caso también lo incluí en mi respuesta. ¿Realmente la OEA, para decirlo en criollo, la “tiene agarrada” con Venezuela?

Empiezo de atrás para adelante. La Organización de Estados Americanos, como su nombre lo dice, es un sindicato de los Estados de la región, que entre otras cosas han acordado crear y desarrollar un “sistema” para proteger derechos humanos, basado en pactos y tratados regionales, acordados por sus afiliados, y mantener dos instituciones para monitorear las responsabilidades en materia de derechos humanos de cada uno: La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

En una situación “normal”, estas dos instituciones son las que canalizan las diferentes denuncias sobre violación de derechos humanos dentro de los países miembros de la OEA. Ambas tienen diferentes mecanismos de funcionamiento y, para el caso venezolano debido al rechazo de su Estado, sólo pueden funcionar unos pocos: Audiencias temáticas, medidas cautelares e informes, para CIDH, y audiencias de casos ocurridos antes de septiembre de 2013 para Corte IDH. Para Venezuela no aplican las visitas de los relatores de CIDH, llamadas “in loco”, ni otros mecanismos de diálogo con las autoridades, que en cambio sí se realizan en el resto de los países miembros de OEA.

Para quien desee tener una opinión informada, lejos de los prejuicios sin sustento, constatará que como consecuencia del intenso diálogo de estos mecanismos con las sociedades civiles de cada país, la CIDH responde, con sus diferentes estrategias, a las situaciones de violación de DDHH en todo el territorio latinoamericano. En el caso de las visitas a países, por citar el ejemplo más reciente, el pasado 30 y 31 de marzo la relatoría sobre derechos de la niñez estuvo en Guatemala para continuar su trabajo tras el incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Solo un malintencionado podría citar el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en México, precisamente el caso en el que la CIDH ha tenido una actuación estelar, que bien quisiéramos tener la posibilidad para algunas de las situaciones en nuestro país. Para los 43 de Ayotzinapa la OEA generó un mecanismo especial para investigar lo sucedido, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), cuyo uno de sus resultados fue la divulgación de un informe que se ha convertido como referente regional en la investigación con perspectiva de derechos humanos. El trabajo de la GIEI reveló detalles importantes de lo ocurrido aquella noche, por ejemplo la falsedad de la versión oficial que aseguraba que los cuerpos habían sido incinerados en un basurero

Así que hoy, si usted es mexicano y de izquierda, pro-chavista posiblemente, usted defenderá con puños y dientes el trabajo de la CIDH

No quisiera alargar más de lo debido esta primera parte, pero no puedo dejar de referirme al despropósito de los otros dos ejemplos: El paramilitarismo colombiano y la Cárcel de Guantánamo. En el caso del primer ejemplo, el movimiento de derechos humanos del hermano país, muchos de ellos aún con expectativas sobre el bolivarianismo de este lado de la frontera, han realizado incontables audiencias temáticas sobre las consecuencias del conflicto armado y, recientemente, una sobre las garantías para el proceso de paz. La última visita de trabajo al país sobre el tema (pues ha estado en Colombia sobre otras situaciones) fue en diciembre de 2012. Además, la Corte IDH ha tratado casos que involucran a funcionarios del ejército paisa y paracos. Para citar uno referencial el que sentenció por la llamada “Masacre de Mapiripán”, julio de 1997, donde se condenó al Estado colombiano por colaboración entre miembros de sus Fuerzas Armadas y los integrantes de las Autodefensas Unidas de Colombia. Para la Cárcel de Guantánamo, mientras intelectuales como Britto García hacen poesía sobre este recinto, la CIDH ha realizado 9 audiencias sobre el tema, desde 2002, que incluyen la aprobación de medidas cautelares de protección para varios de los recluídos. Además, el ente realizó un informe especial sobre el tema, el primer experimento web multimedia de la CIDH con una versión impresa.

La iniciativa de Almagro responde, por tanto, a la imposibilidad que tiene la OEA en sus diferentes mecanismos, de dialogar con las autoridades bolivarianas, así que apela a la principal herramienta disponible: La Carta Democrática Interamericana

Ninguna de las posibilidades anteriores son posibles para Venezuela, donde se canalizan las denuncias sobre violación de derechos humanos del resto de los países

El deterioro de la situación democrática entre nosotros coincidió con la elección de un nuevo Secretario General, Luis Almagro, en marzo de 2015. Por ello, teniendo como antecedente la tímida actuación de su predecesor (que contrastó por cierto con la proactividad de César Gaviria en el mismo puesto ante el golpe de Estado en Caracas en 2002), las organizaciones de la sociedad civil intentamos, desde el primer momento, posicionar la situación de nuestro país frente a la nueva jefatura de la OEA, a pesar que había sido una figura promovida, también, por el Estado venezolano

No quiero detallar las circunstancias del primer encuentro, pero para resumir diré que las ONG se reunieron con un Almagro extremadamente cauteloso sobre el abordaje de lo que pasaba en esta ribera del Arauca vibrador. ¿Qué motivó el cambio? Principalmente, el agravamiento de la situación venezolana, en segundo lugar, la soberbia diplomacia emanada desde Miraflores y, en tercero, el paciente envío de información y cabildeo de diferentes actores ciudadanos, cuyos esfuerzos de documentación permitieron aumentar su nivel de información sobre las diferentes dimensiones de la violación de DDHH entre nosotros. La iniciativa de Almagro responde, por tanto, a la imposibilidad que tiene la OEA en sus diferentes mecanismos, de dialogar con las autoridades bolivarianas, así que apela a la principal herramienta disponible: La Carta Democrática Interamericana

Para quien desee ser honesto en la valoración debe recordar que Dilma Rousseff se reunió con Almagro cuando fue irregularmente depuesta como presidenta a través del mecanismo del impeachment. El propio Secretario General denunció las irregularidades del mecanismo. Pero la diferencia es que los diferentes mecanismos de la OEA sí pueden desplegarse en el país carioca. ¿Qué por qué a Brasil no se aplica la Carta Democrática, y sí a Venezuela?

La pregunta no debo responderla yo, sino los movimientos de derechos humanos brasileros, algunos de ellos afines al gobierno bolivariano, que hasta donde yo sé no han argumentado, cómo si hemos hecho nosotros, de la necesidad de ser activada sobre la situación en su país, ante la existencia de institucionalidad democrática, seguramente con muchos problemas y limitaciones, pero independiente en aquellos parajes.

*Sociólogo y editor independiente. Actualmente es Coordinador General de Provea

- postaporteñ@ 1761 - 2017-04-29 17:41:52
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 183

Hoy es lunes, tuve que pasear mis perritas temprano porque teníamos que ir al médico con el Papo Luis.

El cielo en algunas zonas está oscuro y en otra brillante.

Saskia cada día está más bandida. Últimamente recurre más seguido a los mimos para conseguir sus propósitos. Freja hace lo mismo pero de manera más natural. Baila con un fuerte movimiento de caderas y mueve el rabo que parece un látigo. Además intenta cantar o hablar.

Loke habla pero no sabe lo que dice, Freja sabe lo que quiere pero no lo puede decir. Saskia hace lo que quiere cuando se le antoja, sólo hace caso, más o menos, a las órdenes del Papo. Ella lo compra muy fácilmente, cuando se sienta, va y abraza sus pies y a él se le cae la baba. A mí me da un poquito de cosa ver como lo manipula, y lo idiota que parece el Papo. (En vanlig dag.)

Ya hace unos cuantos años que vivo aquí en el Cerro. Por eso siento a la Teja como la misma cosa pero sin agua. Por eso digo que hoy hemos recibido la visita del presidente y algunos de sus ministros y altos funcionarios. Me resulta siempre muy interesante lo que ocurre con estas visitas, y ahora en un medio, que casi es el mismo que el del Cerro.

Volvimos temprano del médico y en la radio del bus se escuchaba en una conferencia de prensa a Tabaré. En ella dice Tabaré, entre otras cosas que no pude escuchar muy bien, que el embajador de Venezuela se presentó en Cancillería todas las veces que fue llamado. Y aclara a que se refería cuando dijo que no había noticias de Venezuela a que no concurrió a pedir disculpas al gobierno uruguayo representado por Tabaré, el “Supremo” Gobierno Uruguayo. Para mí este funcionario es un gran mentiroso, me refiero al presidente de los orientales. 

Hoy llegó por la cede de Progreso, club de fútbol de la barriada de la Teja, del que fue presidente y campeón uruguayo. Allí estaba el hombre cabeza del estado capitalista burgués uruguayo. Entre la gente había generales, que en este país hay muchos, y mandos de menor grado. No se busca hablar de política en estas reuniones, no son reuniones políticas, son reuniones administrativas y para presentar quejas. Las quejas se arreglan fáciles, con promesas. La administración está en manos de los que saben y entienden. Las quejas son expuestas por gentes que no saben muy bien como se usa el idioma y el protocolo y son víctimas fáciles de los que hablan lindo, mucho y saludan a todos. (Ojämlikhet.)

La política en un estado moderno, burgués y de última generación debe ser, para mi gusto, referida al término de hegemonía. 

Hay algunos que separan los políticos, estructura del poder institucionalizado y la sociedad civil con sus organizaciones “privadas”. (Iglesia, enseñanza, instituciones culturales etc.) Lo político, económico, ideológico se plantean en todos los niveles de la sociedad y en todos los aparatos existe distintas representaciones de clase pero la hegemonía es la burguesa-capitalista.

Hoy al dar vueltas por la Teja tratando de encontrar el camino hacia el Cerro vimos gente humilde que parecían tener una lucha interna muy fuerte con sus esperanzas. Y gente de clase media muy contenta y orgullosa de tener una súper-estrella de visita en el barrio en que nació. Querían ver como este hijo de la Teja se acercaba trayendo pedazos de impresiones recogidas en una cantidad de lugares del mundo a los cuales los vecinos jamás se acercarán. La clase media gozaba porque sentía que ellos también eran una parte del presidente cuando viajaba. De política nadie habla, parece que está prohibido, aunque después dirán que llevaron la política a la Teja. (Identifikation.)

Oficialmente y como personas que vivimos en este país seguimos estando de acuerdo, la gran mayoría y el gobierno, con la condena a Venezuela, con la injerencia de EEUU, con los asesinatos yanquis a todos los niveles, con la existencia de cárceles secretas a donde no llega justicia ni siquiera corrupta. 

El uruguayo que pertenece a la gran clase media que vive en Montevideo le encanta juzgar y condenar a los demás, a la gente del interior no le interesa mucho. No interesa casi a nadie saber en qué consiste la realidad que se condena. Es que aquí el gobierno trata, como en Argentina el gobierno Macri, que cuenta con la mayor cantidad de Papeles de Panamá de toda América Latina, o el gobierno de Temer en Brasil que intenta hacer lo mismo. Paraguay en cambio no tiene porque cambiar. Lo suyo es la corrupción, estafa, robo, falta de derechos siempre desde que sacaron a Lugo. Trata el gobierno uruguayo de venderse de manera que los funcionarios según su status puedan llenar los bolsillos. Por eso nos visita Rajoy que piensa que por aquí todavía somos idiotas y viene con los mismos espejitos que hace quinientos años. Yo no creo que Venezuela vaya a ser sometida por el capricho de la derecha y además falta todavía mucho para saber en qué condiciones se estabilizará las nuevas tendencias del gobierno hegemónico en el Imperio. (Osäkert.) 

En Francia hoy se festeja el triunfo de la primera vuelta en las elecciones del liberal Macro. Falta la segunda que será el 7 de mayo donde él y Marine le Pen competirán por la presidencia de Francia, o por más que eso, porque siga existiendo la Unión Europea, el liberalismo salvaje y la condena a sufrir un capitalismo bestial. La izquierda, que representa a sectores de clase media y cuyos obreros son incapaces de ninguna alternativa, se juega por un fascismo aniquilador de la globalización y un burgués a favor de ella. Marine le Pen cuenta con un mundo que parece estar cambiando hacia sus inclinaciones. Quizás no sea todavía el momento pero todas las novedades sociales, económicas e ideológicas aparecen primero en EEUU y después de un tiempo se reproducen como normales, naturales en Europa y después en el resto del mundo. Esto me lo dijo, en mis años de secundaria, un profesor de sociales que se quejaba mirando las novedades de EEUU y lo imposible de transportarlas directamente a Suecia, por el terrible costo social que causarían

He pensado muchas veces en esas palabras y he tratado de comprender la verdad, si es que hay algo de ella, en esas palabras que me parecieron siempre muy interesantes.

Hoy parece como que se intenta terminar en EEUU con el capitalismo que ha condenado a 49 millones de trabajadores a la miseria. Con el capitalismo que borró de los mercados 49 millones de consumidores. Parece que se intenta, como en el 1929 con el proyecto del Río Tennessee, (Represas, caminos, infraestructuras que llevaran algo a los trabajadores de comer), también, por supuesto y en lo posible, algo para consumir

Europa parece estar cayéndose a pedazos. He visto por la televisión ollas populares en Barcelona y, en toda Europa, se amontonan los miserables, también en mi pequeña Suecia. Es que en Europa se ha terminado con la fabricación en muchas de las fábricas más grandes poderosas y avanzadas. Muchas veces por el costo de la fuerza de trabajo y últimamente por falta de consumidores. Se han llevado su producción a donde la explotación puede brindar ganancias mucho más grandes. 

Ocurre lo mismo que ha ocurrido ya en EEUU. La máquina en que escribo es Macintosh de Apple, marca yanqui, pero en su costado dice Made in China. 

Para América Latina las novedades llegan mucho más tarde y por eso hoy todos los estados que responden a Obama, Hillary Clinton, neoliberalismo, TLC y globalización están contentos con el triunfo de Macro en Francia.

Siento muy fuerte la alegría de Macri, Temer y el gobierno paraguayo. Como dice Chico Buarque “Aquí en la tierra hay mucho fútbol, samba, llanto y rock and roll, a veces llueve y otros días sale el sol, pero la cosa aquí está negra…(Utelämnade åt vargarna.)

Trump mandó un submarino atómico a las costas de Corea. No pienso que vaya a ocurrir nada. Los submarinos están de pasarela. Todos los que producen submarinos los están mandando a las costas de Corea. Alguno va a vender, seguro.

Los genocidios todos me duelen porque son pueblos los que sufren. El pueblo palestino, el saharaui, el ruso, el alemán, el judío, los indígenas de toda América y una lista larga de pueblos que han sufrido genocidio. 

El 24 de abril se recuerda el genocidio de pueblo armenio, genocidio que se estiró en el tiempo casi durante toda la primera guerra mundial desde 1915 hasta 1918. 1.800 000 armenios fueron asesinados por los turcos otomanos que en esa guerra perdieron su imperio a manos de los aliados. Para alguien, sueca, vikinga, como yo, es muy difícil de imaginar lo que ocurrió, pero siento muy claro y fuerte el dolor de lo sucedido a los armenios y a todos los otros pueblos que sufren. (Folkmord.)

Hoy ya es jueves 27, mañana viernes iré junto a compañeros y amigos a llevar una flor que homenajee a Raúl Sendic, el verdadero, el amigo de los cañeros, el héroe del pueblo uruguayo muerto un 27 de abril. Me pararé firme y diré COMPAÑERO RAUL SENDIC PRESENTE!!

Mi lorito bonito que no canta ni baila está nervioso. Ya está cansado de no poder trepar a mi brazo. Está intentando desarmar la jaula. Las niñas Saskia y Freja han llegado de su paseo y cada vez para mí son más curiosas. 

Por ejemplo ellas no reaccionan ante demostraciones de fuerza de niños, animales pequeños e incluso perros pequeños. 

Si consideran que hay un peligro real e igualdad de fuerzas, reaccionan con mucha vehemencia y valor. Nunca ha sido necesario que ellas apliquen sus dientes y fuerzas a nadie ni a ningún animal,  pero sí, han ladrado muy enojadas cuando se han encontrado con esos animales peludos, de bonitos ojos y boquitas con dientes chiquitos afilados, en especial cuando parecen muy grandes porque paran sus pelos, pero si no es así, estas cimarronas preciosas pueden incluso hasta defenderlos frente al peligro o la intemperie. Esto ocurrió cuando dábamos un paseo por la playa y nos encontramos con cinco gatitos preciosos que ellas, las dos protegieron hasta que yo les alcancé leche para alimentarlos. Después no volvimos a verlos más.

SALUD  Y  R. S.

BITTAN  

PD- El lunes es primero de mayo. Yo voy a pasar con amigos compañeros y gente que protesta por el lugar que tienen los obreros en este sistema de explotación a nivel planetario. A ellos les deseo un Salud por el día de los trabajadores!!!. Un feliz primero de mayo. El futuro es nuestro. 

SALUD AL DÍA DE LOS TRABAJADORES SALUD!!!

(Los primeros de mayo no como asado.)

POSTALINAS

A Quien Corresponda

Estoy viendo la reciente emisión de esa página, en parte dedicada al traidor E.F.H.

Creo que el modo de escritura informativo da por supuesto en el lector un cierto  conocimiento previo de personas y sucesos, razón por la cual solo se sugieren nombres y/o apodos y hechos vinculados con nuestra historia reciente. Sugerimos entonces, con todo respeto, un despliegue más nítido de la información proporcionada, en particular para quienes, viviendo fuera del país y participando en lo posible de lo que allá sucede, no estamos "donde las papas queman".  Una cosa es información general, que abunda y es a veces detallada (la OEA del corrupto Almagro, p. Ej.), y otra cosa el conocimiento vivo y directo 

MUCHAS GRACIAS, Y AVANTI !

Saúl Ibargoyen

www.palabravirtual.com/ibargoyen

https://juntaversos.wordpress.com

 

Acto por los 40 años de Madres de Plaza de Mayo,

mañana 30 de abril, 15 horas

Al cumplirse 40 años de nuestro primer encuentro en Plaza de Mayo, el domingo 30 de abril, desde las 15:00 hasta las 17:30, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora invitamos a que nos acompañen en este día tan especial. En el Monumento a Belgrano realizaremos la ronda y a continuación el acto. El 30 de abril de 1977, catorce madres nos encontramos por primera vez al pie del Monumento a Belgrano con el objetivo de emprender una lucha conjunta para encontrar a nuestros hijos detenidos-desaparecidos durante la dictadura cívico-militar iniciada el 24 de marzo de 1976 en nuestro país. Azucena Villaflor de De Vincenti, quien tuvo la iniciativa de unirnos, eligió la Plaza de Mayo para nuestro primer encuentro debido a encontrarse situada frente a la Casa Rosada, sede del Gobierno nacional, y por ser un lugar histórico y tradicional para manifestarse.

Como cada año, como cada jueves y como cada día, este domingo queremos rendir homenaje a nuestros hijos detenidos, secuestrados, torturados, asesinados y desaparecidos.

También queremos honrar a nuestros nietos nacidos en cautiverio y recordarles que los seguimos buscando, a la vez que celebramos la recuperación de la identidad del nieto 122 y el encuentro con su familia biológica.

En este 40 aniversario, las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora le pedimos al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que abra los archivos de la dictadura. Quizá para los funcionarios signifiquen cajas con papeles, pero para nosotras, al igual que para las Abuelas, representan la búsqueda de la verdad y la esperanza de justicia para nuestros hijos y nietos

Los esperamos.

¡30.000 detenidos-desaparecidos: Presentes. Ahora y siempre!

Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora

 

Reunión Organizativa 22a Marcha del Silencio - BsAs Argentina

Convocamos a la colectividad uruguaya de la Argentina, activistas de derechos humanos, militantes populares y a todos quienes se sientan comprometidos con la Memoria, la Verdad y la Justicia,  a sumarse a la organización del acto a realizarse el 20 de mayo próximo, en el marco de la 22a Marcha del Silencio de Uruguay! Que este año tiene como consigna principal IMPUNIDAD, RESPONSABILIDAD del ESTADO AYER y HOY!!!

La primera reunión organizativa será el martes 2 de mayo a las 19hrs, en el bar La Dignidad, Aguirre 29, ciudad autónoma de Buenos Aires. 


Porque la Memoria de los Pueblos no tiene fronteras, los esperamos.

Cárcel Común Perpetua y Efectiva a Todos los Genocidas

Investigación y Cárcel a los Responsables de las amenazas del Comando Barneix

Basta de Impunidad en Uruguay

No Olvidamos, No Perdonamos, No Nos Reconciliamos

Uruguayos en Argentina por los Derechos Humanos

- postaporteñ@ 1761 - 2017-04-29 17:33:06
postaporteñ@_______________________________

El libro de María Urruzola "Eleuterio Fernández Huidobro, Sin remordimientos"

El libro encomendado por la editorial Planeta, tiene 284 páginas y su primera edición es de Abril del 2017.

Sugerimos, al posible lector, que el libro no debe comenzar a leerse por la primer página, sino por su Epilogo, pág. 257 subtitulado “A confesión de parte”.

El libro que levantó una polvareda inicial de curiosidad, rápidamente dejó de ser interesante para una parte -civil y burguesa- de la sociedad uruguaya, nos referimos a su Cuarto Poder, apenas sus amanuenses (Redactores, Jefes de Página y comentaristas) pudieron darle una primera lectura.

María Urruzola “no es potable”, su libro bucea en profundidades que  tanto a la burguesía uruguaya, como sus altas clases medias, no le interesan. En resumen no es –la escritora- “una cretina útil”, ni sus palabras pueden ser utilizadas para “la campaña electoral”. Es una mujer de izquierda que no le hace concesiones a la burguesía nuestra, al uso.

Vamos a agregar algo más: tampoco es simpática para la numerosa y clientelar “izquierda progresista”, una abanico que abarca desde el publicista Federico Fasano, el “gordo” Grille y su hijo Leandro, Esteban Valenti y una serie de escritores, publicistas y amanuenses, en general seguidores de la denominada “línea oficial”. Todos los que colaboraron antes y  ahora- en ocultar estos hechos conocidos desde hace muchos años, y sabían empíricamente que tenían respaldo- de hecho- en las principales cumbres burguesas del publicismo.

El rechazo oficial es comprensible. Solamente la publicación de tres documentos centrales son…anatema:

1) las declaraciones “del detenido especial” del año 77, EFH (ver págs. 57-64);

2) las declaraciones –hoja a hoja firmadas y por tanto autentificadas- por un falsario de proporciones y un sicofante: Mauricio Rosencof  Silverman (ver págs. 83-94) y, 3) la carta dirigida a la primera Senadora del MPP, la “Tronca” Topolansky, cuando su marido estaba investido de Presidente de la República, por el coronel Orosmán Pereyra Prieto (ver págs. 98-100), un violador serial de mujeres, que no está procesado ni internado en Domingo Arenas y que por tanto se permite cartas de abierto chantaje, sin que a los gobernantes ni al cuarto Poder se les mueva un pelo de la cabeza.

¿Por qué no se les mueve el interés? –Por una razón sencilla, los hechos fundamentales aunque  eran conocidos desde mucho antes,- se encontraban con la censura cerrada de la prensa uruguaya, que siguió siendo devota de todos estos personajes y algunos más. Es uno de los rasgos más notables de la autocensura de los medios, una traición a su público. Nos atreveríamos a dar un paso más allá: todos los traidores y vendidos, no solo los tupamaros, también los comunistas, son protegidos cerradamente, a capa y espada. El hombre que el sistema ha ganado para su conservación se convierte en un aliado al que hay que cuidar.

 Y aquel que era un aliado antes, se le perdonan todos sus crímenes y se les permite hasta huir del país.

Sin embargo reducir el comentario del libro a estos documentos, que a partir de estar estampados en un libro no van a poder eludirse más, cuando se hable de estos tristes personajes, es quedarse corto. El libro es algo más. Mucho más.

Uruguay, “el paisito”, sigue siendo “El País de la Cola de Paja” que denunciaba Mario Benedetti, en un libro –viejo ya, que no ha sido republicado- y que vio luz en la vieja imprenta del Partido Socialista, donde se imprimía y redactaba “El Sol”. O sea, las verdades de a puño, que involucran abiertamente nuestra democracia representativa mentirosa, que echan por tierra tanto discurso ampuloso (pronunciado con los ojos en blanco) son verdades que no deben debatirse, no sea que el “pobrerío” se avive y se acabe el curro generalizado.

En la tarea coinciden y trabajan “codo a codo” el poder político de turno (inclusive el actual “progresista”), el denominado Cuarto Poder y una parte muy voluminosa (que aporta su peso social) de nuestras clases medias. Con esa masa y ese poder fáctico, más otras corporaciones de poder ocasionalmente aliadas (los militares, la parte reaccionaria de la(s) iglesia(s), la masonería de derecha, la alta burocracia estatal) se cuida, desde las alturas, que la nave social no se escore y encalle y que el poder “que siempre ha sido” se mantenga con firmeza en la montura y con las riendas en la mano.

En el caso del viejo MLN-Tupamaro, la única estructura de izquierda que les logró mover el piso en los tiempos modernos, la cosa es tan clara como lo atestigua la profusa bibliografía y los debates que las nuevas revelaciones provocan una o dos veces al año, desde la derrota aplastante del 72.

 Los “Tupamaros” son “el hecho maldito” de la política nacional, el ejemplo que hay que evitar y para eso sirve todo: desde infiltrarlo con traidores, a darle una base social nueva (la del MPP) que haga peso en el mantenimiento del status quo, asegurando la tranquilidad, que nadie saque los pies de la palangana y se ponga “a hacer olas”.

El resto de la izquierda socialista no cuenta: ni los comunistas, ni los socialistas, ni los anarquistas, ni toda una larga serie de sellos-siglas que están en una lucha sectaria de supremacías, sin querer reflexionar que son totalmente anodinos y por eso mismo permitidos. Son- a falta de espacio para jardín- las macetas que dan su nota de color y variedad, inclusive de exotismo.

El bulón central o la punta del ovillo

 El difunto EFH quería ser conocido como un “estratega”. Se atribuía ese rol, y ante cada revés invocaba “la pérdida” o “la falta” de la muletilla “estratégica”. Le atribuía a la palabrita unos valores casi mágicos. Eran fabulaciones paridas desde el autoengaño. Pero con ellas funcionó desde la denominada “carta de los viejos”, salida del Penal a poco de la derrota, hasta que se decidió a definirse, finalmente, como un militar “irregular”, pero militar al fin, en la fase final de su miserable vida.

Jorge Zabalza que fue uno de los entrevistados de María Urruzola, aprovecha la bolada para machacar que la desviación se debe rastrear mucho antes, en los borradores del denominado doc. 5. No creemos que así sea.

Que EFH pudiera funcionar durante tantísimos años sin que sus pares lo controlaran, ni nadie debatiera con él sus engendros con pretensiones se debe a una desviación muy anterior.

María Urruzola, que escucha pacientemente pero con atención a sus entrevistados, lo intuye. Y lo señalo en la reseña periodística de “El Espectador”: “la interna” o “las internas” del viejo MLN-Tupamaros  son todo menos claras, es como si hubiera varias, o si como a través del mecanismo de la “compartimentación” hubiera espacio para diferentes internas. El mecanismo hubiera sido imposible en otras formaciones políticas –pongamos por ejemplo los partidos comunistas, desde la Cuba de Fidel, a los vietnamitas en combate. En esos partidos de funcionamiento colectivo de verdad, no había lugar para los “virtuosos” que interpretaran las decisiones comunes a su antojo, que dieran los informes “que se le cantaran” y que cometieran “liberalismos” a gusto y paladar del dirigente.

Que EFH tuviera la libertad “para hacer lo que le viniera en gana” es una falla colectiva brutal y muy difícil de explicar por el resto de la dirección

Parecería que EFH había logrado un ascendiente de tal grado que anulaba prácticamente la voluntad de sus pares, su capacidad de contralor  y vigilancia de los aspectos centrales de lo que es la vida interna de un organismo político.

La entrevista –en el curso de la derrota- con Marenales (antes de su captura el 27 de julio) es una muestra: Marenales amenaza con matarse antes de rendirse, señala que los hizo llorar  (a Eleuterio y a Rosencof) pero no hace lo que un jefe superior tendría que haber hecho: arrestarlos inmediatamente y someterlos a un juicio sumario por traición. Se había declarado “la guerra” (en la toma de Paysandú), se había informado a los partidos de izquierda de la misma y, no se había tomado conciencia cabal de lo que el asunto significaba.

 Lo mismo vuelve a repetirse cuando la negociación entre Eleuterio y Engler. Engler propone eliminar al “acompañante” Calcagno y fugarse, Eleuterio luego cuenta la propuesta de Engler al mismo Calcagno, con lo que condena a Engler en una delación miserable, similar a la hará después como “Detenido Especial” en 1977 con 39 otros militantes.

Contamos dos episodios del año 72, y a ellos podríamos sumarle decenas de ejemplos después del 85 y mayores aún después del 89 cuando, con la desaparición de Raul Sendic el predominio del Ñato se extendió en toda la estructura y sobre sus iguales en la dirección. La única actitud digna la encontramos en la “carta-renuncia” de un histórico, el ingeniero Manera Lluveras, que está plagada de acusaciones directas al estilo, que el poder irrestricto de EFH, había inaugurado al seno del organismo de dirección.

Hoy dice Jorge Zabalza que EFH era un mentiroso y que se siente engañado, pero….habiéndose negado a ser trasladado al Florida (al igual que Jessi Macchi), cuando las negociaciones, barruntándose lo que estaba en juego en ese cuartel, ¿es posible creer que sus reservas de ingenuidad política se extendieran a los largo de tantos años, hasta su apartamiento y ruptura después del 94?

Son 22 años de ingenuidad casi pelotuda los que van del 72 al 94. Más y más militantes de base de las organizaciones abrían los ojos y se animaban al juicio público de calificar como “un traidor” a EFH, y Zabalza y los demás, seguían en la “luna de Valencia”?

¿Cuándo pidió ser incluido en el grupo (EFH, Mujica, Marenales) que se reunía con connotados miembros de la Inteligencia Militar y protagonizó el incidente que narra en el libro de Leich “Cero a la Izquierda”, no se le prendió ninguna luz de alerta en el subconsciente, no tenía ni un solo compañero con el cual compartir preocupaciones y forjar un curso de acción, no le daba el coraje para encarar una denuncia de lo que conocía, informando a la militancia?

Y qué decir del testimonio de estos días, cuando Julio Marenales señala que en las reuniones con los oficiales después del 85, el tema “del problema Berrios” les fue consultado en busca de posibles consejos de solución? ¿La intimidad y las confidencias llegaban hasta los problemas que se solucionaron con un asesinato en una duna balnearia? ¿Y Marenales no está preso y no ha sido acusado por fiscal o sometido a interrogatorio por juez penal alguno?

El libro de María Urruzola aparece en un momento singular de la vida nacional: desde el triunfo electoral del 2004, una multitud de nuevos libros, cartas, programas de radio y televisión, entrevistas a los participantes de los hechos, han echado luz sobre múltiples aspecto de la mitología tupamara. La “historia oficial” hace agua por todos los costados, está en descrédito y bancarrota. Y sin embargo, la mayor parte de las vacas sagradas y sus tropelías no convocan a los grandes medios de comunicación para una campaña de esclarecimiento definitivo.

¿Por qué no citan a “la Tronca” Topolansky, a “Marmolito” Marenales, al mismo Mujica, y así a tantos otros que ocultan demasiado pero son intocables? Protegidos por “el Hada Bienhechora” que con su varita mágica los envuelve en el silencio y la bruma, para que pasen desapercibidos todos estos Pinochos de nariz más que alargada?

Cuando los temas se les imponen, aparecen los reportajes anodinos, sin equipo de lectura e investigación que asesore a los redactores o conductores del programa, sin mesa redonda previa de los colaboradores de la radio  o del canal, para decidir el curso más afectivo de acción ante el próximo programa y el invitado. Son escasísimos los programas  de los medios que se hayan aventurado con rigor y seriedad en el desarme de una mitología que ya ni se sostiene. Siempre la misma ronda de viejos conocidos, modificando un poquito sus consabidas afirmaciones, pero manteniendo la mentira fundamental a la que siempre se han aferrado. Zabalza y sus tiradas de “principismo de izquierda” y la defensa de las “expropiaciones” ya dan nauseas. Porque a través de esas declamaciones, lo que en realidad hace,… es escurrir el bulto.

No da el espacio para otras consideraciones. Estas de crítica a la autora y su tesis de que EFH “no es un traidor”, sino un extraviado que llegó a lo que llegó por empecinarse con sus tesis “peruanistas” de los años 60. Será en una próxima.

Vale c.e.r.

 

Es el asiento el que moldea el culo (I)

 

Un día diferente a este
hace treinta años
hacía yo madre a mi madre
un día como este hace treinta años
oraban los oradores del VII Congreso
de la Internacional:
pronto necesitaré anteojos
y unos masajes para reducir la barriga
pues mi figura actual no da mayor decoro
niega respaldo a mi famosa fuga de la cárcel.

Roque Dalton:El ser social determina la conciencia social


Tengo una diferencia de enfoque con María Urruzola y no sólo con ella, también con muchos otros que han salido a opinar sobre su libro, algunos diciendo que no lo leyeron.

Es el ser social el que determina la conciencia social y no al verres.

No son los personajes los que crean el drama histórico, el drama histórico crea los personajes. Para comprender lo que hace un dirigente político no te fijes en sus ideas, sentimientos o personalidad; para comprender sus ideas, sentimientos o personalidad fijate en lo que hace.

Y si quieres comprender un giro o evolución de un personaje, fijate dónde se ha sentado. Por supuesto, podés rastrear la cosa en sus traumas infantiles pero eso no te explicará el sillón, aunque sí el por qué aceptó sentarse allí. Si vas a hacer una revolución de los colores no sigas a un daltónico, confunde rojo con verde y odia el arco iris.

En estos días he oído hablar de cualquier cosa, hasta de los anarquistas expropiadores. ¿Qué tienen que ver esos personajes en esta historia, y por dónde se colaron en un acto totalmente diferente en el curso de la historia? ¿Anarquistas que roban bancos para presentarse a elecciones? ¿Y desde cuándo no se puede poner en tela de juicio lo que hicieron, como cualquier hijo de vecino, y juzgar la jugada por el resultado del partido?

Pero lo primero es lo primero. La solidaridad con María, después hablaremos de todo lo demás, y previendo eso puse un (I) en mi título, traqui y despacito que tiempo tenemos

Voy a citar primero a Leandro Grille, periodista de  Caras y Caretas. https://www.facebook.com/leagrille/posts/10212576341064412

Y lo primero cuando voy a discrepar con Leandro, es señalar mi coincidencia con él. Yo también milité en el MPP desde antes de que naciese y estuve en su bautismo, vi a la militancia esforzada y la pobreza de recursos, y si los encargados de finanzas que lloraban miseria todos los días tenían millones encanutados merecen el Óscar. Pero también vi otras cosas. De cualquier manera ese no es el problema, ni ese capítulo la clave de la novela.

"...no es una biografía del hombre sino ad hominen" dice Leandro juzgando ad hominem el libro de la mujer, que no leyó. Si está escrito desde el odio o desde el delirio poco importa. Importa si lo que dice es cierto o no. Si lo podemos creer o no es otra cosa, a quién sirve es otra cosa, si es oportuno o no es otra cosa. Qué leyenda alimenta es otra cosa. Todo es simplemente el vano intento de cerrar los ojos.

De modo que primero un brindis por el coraje de María, y como no creo que haya escrito el libro para hacerse unos mangos, al que quiera le paso una copia ilegal en PDF. Expropiemos la propiedad intelectual, también.

Pero antes que nada, Leandro, los muertos no son sagrados. César también está muerto, y como ha dicho otro poeta (y antes de decir qué dijo digo que yo no veo aquí nada para festejar, nada) "a no decir La muerte Siempre lo borra todo . Todo lo purifica Cualquier día La muerte no borra nada". Pero la dejo ahí.

El problema, la cuestión para aprender, es cómo dónde y por qué el sillón modeló el culo, y qué clase de culo es el que es modelado por el sillón. Aunque cierto es que a la larga el culo termina gastando el sillón.

Esto es solo una introducción obligada, disculpen, la seguiremos con calma.

Nota

Fuente Wikipedia  El daltonismo es una alteración de origen genético en la capacidad de distinguir los colores. La palabra daltonismo proviene del químico y matemático John Dalton que la identificó. El grado de afectación es muy variable y oscila entre la falta de capacidad para discernir cualquier color (acromatopsia) y un ligero grado de dificultad para discriminar matices de rojo, verde y ocasionalmente azul que sí son capaces de discriminar las personas con visión normal del color o tricrómatas. A pesar de que la sociedad en general considera que el daltonismo pasa inadvertido en la vida diaria, supone un problema para los afectados en ámbitos tan diversos como: valorar el estado de frescura de determinados alimentos, identificar códigos de colores de planos o elegir determinadas profesiones para las que es preciso superar un reconocimiento médico que implica identificar correctamente los colores (militar de carrera, piloto, capitán de marina mercante, policía, árbitro de fútbol, etc.)

 

"EL PEPE" Y "EL TABA" PUSIERON A "EL BICHO"

Y "AL PERRO" A CUIDAR EL GALLINERO

 

Jorge Bonica Sierra

Semanario El Bocón 26/4/17


Es sin duda el comienzo del escándalo político más grande de la historia uruguaya.


Si bien muchos imaginaban que con el dinero robado el MPP financiaba su ingreso al sistema político; pocos pensaron que en tiempos de regreso a la democracia se hubiera seguido delinquiendo para seguir "recaudando".

Esto es tremendo, nos deja perplejos, sin palabras para describir lo que se siente.
Esta situación pone a prueba nuestra democracia.
Expone duramente al Poder Judicial; es la prueba necesaria.
Personalmente tengo la firme presunción que no solo el MPP es el posible responsable de este horror.
Empiezo a conformar un esquema delictivo profesional desde el poder, desde el gobierno.
Los lectores y escuchas que han tenido la paciencia de seguirme no solo en este bastión periodístico, recordarán que he reiterado dos firmes interrogantes hasta el cansancio sin una respuesta.

Porqué este empecinamiento de continuar desde hace siete años manteniendo en el cargo de Ministro del Interior a Eduardo Bonomi?

El propio Tabaré Vázquez los confirmó en tiempos electorales recientes, cuándo las encuestas decían claramente que la gente en forma mayoritaria pedía un cambio de mando y la renuncia de Bonomi.
Vázquez contra toda estrategia electoral decía que si ganaba la elección Bonomi continuaba.

Y la segunda pregunta que desde nuestra firme trinchera periodística nos hacemos es...
Por qué Tabaré Vázquez, aún ante la presunta amenaza de muerte que había sobre su hermano Jorge "Perro" Vázquez de un Cartel Mexicano de narcotráfico; igualmente lo metió en la boca del león como vice ministro del Ministerio del Interior junto a Bonomi?

Bonomi - Vázquez.
Mujica - Vázquez.

En varias oportunidades nos animamos a presumir públicamente que...

"En el Uruguay no hay inseguridad; lo que existe es el negocio de la inseguridad"
Nos miraban cuando dijimos esto como si fuéramos locos.

Nos discriminan diciendo que somos locos, que somos amarillista, sensacionalistas.
Que decimos y publicamos cualquier cosa para vender diarios.
Hasta dicen que por un cheque nos callan la boca.
Pero ahora que se comienza a saber que se hicieron asaltos para financiar grupos políticos...
Qué dirán nuestros detractores?

Tengo el derecho a presumir que Mujica y Tabaré pusieron a los zorros a cuidar el gallinero.
Que estamos ante una bandada de seudos políticos organizados para delinquir.
La Justicia tiene la palabra; está en juego su independencia constitucional.

El Director de Fiscales Dr. Jorge Díaz no cuenta con nuestra confianza, desde que manejó como juez en Caso Feldman y el arsenal nunca clarificado.


"Ahora que empezamos a hablar claro, ahora que todos sabemos que el MPP financió su ascenso al poder con dineros provenientes de robos, secuestros y narcotráfico, es necesario que comprendamos la magnitud de lo que Mujica y sus consortes robaron desde el poder. El financiamiento de miles de dólares que recibió el MPP de parte de la empresa de intermediación de negocios con Venezuela, Aire Fresco, es solamente un error contable, un vuelto que se pasó, un cambio chico que olvidaron maquillar.

En la medida que caiga el régimen cívico militar de Maduro conoceremos los pormenores de estos negociados. El MPP, la fuerza política más grande del país, enfrenta el escándalo de corrupción más grande de la historia, y el imperio moral de Mujica, "el presidente más pobre del mundo", parece resquebrajarse desde sus cimientos"

 

Sobre sentir Vergüenza Ajena

He leído con sumo interés, curiosidad y- por qué no?-estupor, el artículo Postalinas: Sentir vergüenza ajena, escrito por C.E.R.


Sabrán disculpar.

Tecleo desde una puta dora, diría MAU MAU, italiana y claro, me falta la diéresis porque la crema se las debo.

Sigo siendo un muchacho -multiplicado por sesenta y uno- de barrio del interior fraybentino en el que por suerte abundaba la nata y brillaba por su ausencia la crema.
Nací en una de aquellas casas chatas llamadas "las obreras".
Bueno, me fui por las ramas, dijo Tarzán.

Volviendo al artículo de marras-se acuerdan de Nelson, el que escribió El Guardaespaldas que mandó a hacer reja al viejo Onetti por estar de Jurado?-volviendo al artículo de marras, decía, no puedo tomar partido ni por C.E.R. ni por Jorge Zabalza.

Es un ajuste de cuentas entre gente del M.L.N., organización a la que nunca pertenecí y por lo tanto mi cuchara sería una intrusa en la olla familiar.
Sugiero, más bien por buen sentido que siempre es revolucionario que por sentido común, esa sopa grasienta que se ha llevado el Uruguay al carajo, algo que me parece bastante elemental.

No conozco al compañero C.E.R. -y con esto no lo estoy juzgando a priori-pero creo que sería oportuno que se identificara con nombre y apellido ya que le entra con la pata en el pecho y sin anestesia a Jorge Zabalza y no a J.Z.

Los dos con los guantes o los dos solamente con las vendas de trapo, como nos enseñó El Chiquito Aquino, legendario púgil fraybentino que nos entrenaba allá en el Fray Bentos de mi adolescencia, cuando hacernos saltar los chocolates era una changa semanal y placentera que me costó el caballete por el que ahora me resbalan los lentes.

Te acordás, Luisito? (Pintos, el hijo del Negro, enfermero del hospital).
A lo mejor él tiene razón pero ese anonimato es un boomerang que quizá zarandeó sin darse cuenta o dando por sentado que todos sabemos y no es así. 

A los ojos de quienes estamos por fuera de la pileta en la que están lavando sus prendas, eso es algo que lo descalifica desde el pique.

Jorge Zabalza sabe defenderse solo.
No necesita abogados de oficio y mucho menos si son como yo que siempre he juzgado todo a través de una línea ética y diciendo sin asco lo que pienso.
Inclusive en política y ya se sabe que en ese campo tan minado y resbaloso actitudes como la mía pueden ser contraproducentes.

Pero yo no soy un político. 
Soy un músico que se caga en los políticos y en las vacas sagradas de todas las razas, que sigue la huella imperecedera y fiel de las ideas y no las suelas díscolas y caprichosas de los caminantes que a menudo cambian de pata, de tranco o de sendero.

Les mando un abrazo y no me le mermen.

Con respecto a todo este revuelo creado por el libro de María Urruzola tengo formada mi opinión personal que, si tienen tiempo y ganas, encontrarán en este enlace. (https://www.facebook.com/gonzalo.solari.12/posts/10155417468419113?hc_location=ufi)


Otro, como atajando pollos.

GONZALO  SOLARI

 

reportaje a URRUZOLA por Nelson Fernadez y Leonardo Haberkorn

http://www.nsnow.com.uy/Content/29032

posta - postaporteñ@ 1760 - 2017-04-27 18:02:29
postaporteñ@_______________________________

¿Qué pasó con la guita de los "revolucionarios"?

La posverdad, término tan usado en los últimos tiempos, en realidad, por más que trate de entenderlo, no puedo.

Si lo 'tradujera', debería interpretarlo, según entiendo, que antes cuanto han dicho es cierto. Es qué nos mienten ahora?, y de no ser así, cuál es la diferencia entre verdad y mentira?

El término para mí es una careta que disfraza, además de inspirarme gran desconfianza, ya que fue abalado en Oxford, que la ha incorporado a su diccionario. Es que en especial Oxford, apesta. La esencia misma de la Universidad como institución, con su política, con su clase chic, de donde gran parte de los políticos, los lores, y las 'loras' de Inglaterra provienen, con una moral, ética, que dejan mucho que desear. Esto no quiere decir que su Universidad no sea de las mejores y que detrás de sus hermosos jardines no se escondan los más sórdidos secretos, depravaciones, etc. que algunas veces salen a la luz; David Cameron y los cerditos.

En fin, cada cual a su modo no hacen más que apelar a los sentimientos y la usa tanto la derecha como la izquierda, los radicales, etc.

El librito y los libretos

No sé cuantas veces quise en lo personal, dar un punto final a este asunto de los Tupamaros. Me repito a mí misma, 'ya pasó, tá, dale', pero aparecen nuevos temas y se prende la chispita. Una nueva chispa ha sido el libro ya ampliamente publicitado de María Urruzola, "Eleuterio Fernández Huidobro, sin remordimientos".

No he leído el libro, dudo además tenga la posibilidad de leerlo, como una  gran mayoría he leído comentarios.

Con libro o sin libro, recuerdo que Raúl 'Bebe' Sendic estaba en contra de la adhesión al Frente Amplio. Como todos saben su idea fue la de trabajar en las bases, es decir, cercano al pueblo. Sobre todo trabajo social, participación directa en los problemas que acosaban (y acosan) al pueblo, y politizar.

Creo que su idea debe haberse basado justamente en los errores cometidos en el pasado: dejar al pueblo a un lado. Nadie puede decir hoy que el MLN-T no dejó a un lado las luchas sindicales, estudiantiles, etc., y fue un movimiento élite, de superiores que todo lo sabían más y mejor.

Pasados los años, mirándolo en retrospectiva es fácil elevar críticas. Yo en aquellos momentos apoyé y creí que estábamos en lo correcto. Hoy, mirando los acontecimientos que se fueron sucediendo, destapándome los ojos, y esperando que la ceguera de la luz me dejara poco a poco ir viendo la realidad.

Los asaltos, con la justificación de muchos que fueron por causas revolucionarias, expropiación, no robo.

He leído lo dicho por Jorge Zabalza en la entrevista realizada en Canal Doce. Entre lo que dice me detengo: "Dijimos que íbamos a seguir siendo revolucionarios, pero sin tomar las armas. En el año 85 discutimos y entendimos que la democracia a la que retornábamos estaba tutelada por los militares y corría ciertos riesgos de que hubiera asonadas. Decidimos que teníamos que defendernos de alguna manera. Dentro de esas decisiones estuvo la de hacer finanzas alternativas".

- Pará Tambero!, de qué hablas?. Me gustaría tener contigo un tetê a tetê, acompañado de un amargo.

1985, recién saliditos, y con todos los problemas que había en esa época, no los políticos, los personales. Tambero, estuve presente, tengo memoria, y hubo 'charlas' aquí en Uppsala, que no fue política lo único discutido, otros temas que para ser sincera, en esos momentos no, pero luego, me di cuenta que había más que roces, problemas de tiempo que nunca fueron solucionados por no ser discutidos, y al fin y al cabo, influyeron en la militancia. (En un par de ellas no estuviste, pero te enteraste del tema seguramente)

Vuelvo a insistir, 1985, no fueron ustedes dueños de la verdad, líderes de líderes los que sospechaban hasta dónde los militares darían su visto bueno a la recién ganada democracia

Nos estás diciendo Tambero, que las finanzas alternativas eran para formar un frente 'desarmado, y pelearle a la milicada en las asonadas con papeles de colores?. La primavera tupamara, hubiésemos sido primicia entre tantas flores.

Dónde, Tambero había gente preparada?, a dónde la iban a buscar?, estaba el pueblo dispuesto a afrontarse?

Podrás decir que se iría preparando, que se acercarían al pueblo, que  proponían una alternativa al Frente Amplio, al MPP, electoral?. Frente Grande

Acaso dentro del MPP, se fueron formando cuadros de insurgencia, de atraer a la gente joven para formarla política y revolucionariamente?. El voto no es revolucionario, representa la misma moral y ética que representa 'el estado de derecho, porque e iste la legislación para respaldar ese robo cotidiano, y de buena manera legalizado..", para usar tus mismas palabras.

Continúas: "Frente a eso, es lícito que algunos que se proponen cambiar la sociedad, hacer una revolución, no acepten -desde el punto de vista ético y moral- los principios que vienen inculcados por aquellos que son dueños del país.

- Estoy de acuerdo contigo, pero vuelvo a insistir: Cómo, dónde y cuándo?.

Ya que hablamos de ética y moral revolucionaria, que me dices de la propuesta de Raúl Sendic, Bebe, de una formación fuera del Frente Amplio para trabajar política y socialmente junto al pueblo?. Fue moralmente ético y revolucionario el trato que recibió el Bebe?. (Tú sabes, el trompazo)

El mismo Bebe planteaba que el pertenecer al FA no nos impedía buscarlo así mismo por abajo, en la unidad del pueblo, en sindicatos, grupos sociales, cooperativas, etc. Un trabajo de hormiga que se debe hacer en los barrios, en el campo, hombres y mujeres de distintas tendencias, que ya están formando un Frente Grande para contrarrestar sus problemas. Y, en esa misma oportunidad nombró también el Movimiento por la Tierra.

- Tambero en qué quedó todo esto?. Quisiera suponer que las finanzas alternativas, podrían haber financiado este tipo de movimiento. Formar cooperativas en los barrios, hasta clubes deportivos para alejar a los jóvenes de los delitos y drogas, etc. (Sin alternativos también, pero...?)

Con o sin moneda alternativa, no pasó nada.

Y ni hablar de lo que ha pasado y pasa en Movimiento por la Tierra.

Estos compañeros que hoy están en el Frente, recalcas en tu entrevista, 'fueron' revolucionarios. Cuándo?, en el cuartel de Florida? Estuvieron presos, sufrieron, nadie lo niega. Pero, Tambero, pasado. No cambiaron de golpe, o bien muestran hoy, El otro Yo del Dr. Merengue.

Siguiendo con tu entrevista. Dices: "Mujica se encargaba del área subterránea, por decir de una manera". Resulta un poco difícil de entender para aquellos que no leímos el libro. Pero aún así no dices nada. Hablas en código, aunque no de Da Vinci, el propio.

Cuando nombras a Mujica que se encargaba del área subterránea, recuerdo el tiempo de tatuceras, a cargo del Pepe, dónde era?, dónde estaba?. Porque pasaba.

En cuanto a Fernández Huidobro, tú y yo pasamos primero por el MRO, recuerdas?. Imposible de olvidar, huela a Cuba, verdad?. Optó al igual que tú por el MLN-T. Tu mismo te encargaste de endiosarlo, en los documentos teóricos del MLN. Buenos sí, pero no inéditos, nada propio,  ni relevante.

Su amor a los militares se dio temprano, antes de que realmente quisiéramos reconocerlo, ya que duele. Traidor primero, hermano fiel, defensor de militares; de igual a igual.

Pa mi che: Milico se nace no se hace.

Tambero, entiendo te sientas un gil, creo que muchos nos sentimos giles. Eramos jóvenes, Tambero. El Ñato nos llevaba unos cuantos años, fueron nuestras referencias. Eramos: jóvenes, románticos, revolucionarios, locos.

Sobre todo: sinceros, honestos.

Tambero dices mucho sin decir nada. Rematas diciendo que si hubieran tenido 20 millones de dólares hubieran comprado el canal de televisión.

Tambero, en cuanto a Mujica, me recuerdas a Jesús en la cruz: "Padre perdónalos no saben lo que hacen". Sí, que sabe. (No Jesús, el Pepe).

Compa, dentro de ti, sigues a Mujica, quizás sufras algún tipo de síndrome, no puedes romper, te aferras

No creo que el Mujica de hoy, sea diferente al de ayer. Tiene su tradición blanca, siempre quiso sentirse caudillo, y al perdón a los pecadores sin ser cura. Perdón a los viejitos.

Esto que nos dices es una nueva versión de tu posverdad

El síndrome de la caca fría

Cuando tu caquita está aún calentita, puedes saber, oler que es caca, por lo tanto no te atreverías a acercarte a ella. Cuando la caquita se vuelve dura y fría, mucha gente puede pensar que es chocolate, y se atreven a probarla para luego descubrir de la peor manera que sigue siendo caca. Te engañan una vez, otra, quién te engaña es caca, no chocolate.

Esta gente engañó, basta.

Mucha cháchara, pero dime, qué pasó con el medio alternativo y cuánto?.

En otra entrevista realizada por Radio Espectador con Daniel Figares, declaras: "que es cierto que los Tupamaros robaron bancos en plena democracia y hasta 1998 para financiar su movimiento político". "Yo digo que se decidieron hacer finanzas".

- Qué pasó con la guita?. Sabés Tambero, no cuadra. Afanaron los bancos, se lo repartieron entre los del MPP, para hacer política, pagar politiqueros propios que están envueltos y revueltos en chanchullos. Revolución?

En la entrevista de El Espectador dices de Huidobro: "Durante los años que estuvimos de rehenes, hubo compañeros que decían que él 'salía y venía con olor a grapa', cuando lo sacaban del calabozo y lo regresaban"

-A dónde iba Huidobro?, a quién delataba?. No lo sacaban a tomar el sol, ni al London Paris de compras, ni a La Pasiva, no?

Algo importante que no nombraste sobre Lucía Topolansky, en Punta de Rieles, trabajaba en la oficina de los militares, cargo de confianza, claro, esta parte pertenece a la historia de las mujeres. Ya en ese entonces, Lucía, levantaba sospechas.

Decías que Lucía estuvo suspendida por cinco años del MPP por traicionar a su esposo, la verdad es para reír, mientras tanto en el rancho Lucía y Pepe muy abrazaditos los dos compartiendo cucha. Hipocresía. 'Moja la oreja', moral-ética

Tú dices que: "...no puedo condenar a Ricardo Perdomo". Faltaría más. Perdomo, como muchos otros se desilusionó, pero siempre fue honesto, no calló. Lamentablemente falleció antes de poder cantar las verdades, así a lo macho, como dice el poema.

A no tirarnos entre nosotros las cartas

Tambero, ahora sacas a relucir algunas cosas que tú sabías, otros sabían, hasta yo sabía o sospechaba. Ni siquiera al dejar el MPP, las dijiste. Te habías prometido llevarte a la tumba tu: Código de Da Vinci-T.

Insistes en que algunos secretos te los llevarás a la tumba, secretos que no te pertenecen, son parte de la historia de nuestro país. (El Espectador)

Pero allá tú. Un posible epitafio: "El Tambero no habla"

Para finalizar tomo tus palabras de El Espectador: "En este país a los asalariados lo roban todos los días, al país lo rapiñan todos los días. Este país está hecho para que lo roben"

El MPP, sus cuadros revolucionarios, que sabían esto de antes prefirieron sumarse al robo, a las estafas, a la corrupción. Fueron progresando paulatinamente. Se hicieron maestros. Tienen al compañero Bonomi que le guarda bien las espaldas, hombre experto que participó de las decisiones de medios alternativos.

Cuando se levantó la polvareda sobre el contenido del libro, volvieron a mi mente preguntas sin respuestas de mi paso por Uruguay en 2005.

Por supuesto no hice preguntas directas, pero en un parlotear amistoso las dejé entrever.

Me llamó la atención la ostentación de ciertos compas que estuvieron encarcelados más de una década. Eran jóvenes en el momento de detención por lo tanto no hubiesen podido reunir puntos para una jubilación. Y, a pesar que hoy gozan de los beneficios por ser presos políticos. No da pa tanto.

Verdaderamente vivían económicamente mejor que un ingeniero en Suecia, por decir, así como ellos son muy pocos los que pueden mantener ese estándar. No nombro sin tener pruebas, es tan sólo una interrogante. Casas al estilo clase media, media; autos, camionetas 4 puertas, de esas que usan los estancieros..

Me encontré con compañeros prácticamente en situación calle, ellos también habían pasado por las trincheras del penal. Otros a los que se les ayudaba con algún paquete de yerba, fideos, embasados, etc. Además de estar en la lona económicamente, la salud era pésima. Alguno de tanto en tanto les tiraba la mano para llevarlos a algún hospital.

Vi tanta mierda, tanta hipocresía que salí asqueada. Esto me llevó al primer corte, "compañerismo, las pelotas, los ovarios". Para no discriminar.

Con el 'bitcoin T'', o medios alternativos, nadie fue solidariamente revolucionario para tender una mano o un dedo con los que compartieron celdas?

Me da mucha risa lo que dicen; que todas estas calumnias son para hacerle el campo hostil Al Candidato, al Pepe UniversalPlease, Per favore

Vote al Pepe, no hay otro candidato. Todos lo aman!

PELUSA - postaporteñ@ 1760 - 2017-04-27 17:19:12
postaporteñ@_______________________________

Chavismo, o el Fracaso Productivo del Estatismo Burocrático-Burgués

Rolando Astarita [Blog]

Una de las cuestiones que subyacen en las discusiones sobre la naturaleza del chavismo tiene que ver con la falta de desarrollo de las fuerzas productivas. Contra la creencia del nacional-populismo (y variantes usuales del tipo marxismo-estatista o marxismo-nacional), sostengo que es imposible avanzar en una transformación social, máxime en un país atrasado, si no se desarrollan las fuerzas productivas. En una economía estancada o en retroceso, los discursos sobre “construcciones socialistas” son simplemente eso, discursos.

Recordemos, por otra parte, que el eje del desarrollo económico pasa por cómo se utiliza el excedente. Como ya lo había señalado la economía clásica, comenzando por los fisiócratas, la clave es que el excedente se reinvierta en trabajo productivo (ver aquí)

Si esto no sucede, y si el consumo improductivo supera a la producción, no hay forma de sostener la economía (el lector que quiera ampliar, puede consultar El Capital de Marx, volumen 2, tercera sección). Naturalmente, tampoco hay desarrollo si el excedente se transfiere al exterior. Y lo que ha sucedido en Venezuela es que la inversión productiva fue débil, o casi inexistente. En particular, no hubo reinversión productiva de la gigantesca renta que recibió el Estado venezolano como resultado de la suba de los precios del petróleo en los 2000. De hecho, el país se desindustrializó, y hoy aproximadamente el 95% de los ingresos por exportaciones se deben al petróleo.

Sin embargo, más significativo es que a pesar de los elevados precios del crudo, la producción petrolera declinó.  Se puede ver que en los años en que el precio del petróleo alcanzaba sus máximos, la producción estuvo estancada o en declinación

Esta caída tampoco se puede explicar por “la agresión imperialista”. De hecho, muchas empresas petroleras transnacionales están en sociedad con PDVSA. Desde el 2006 los proyectos en campos de crudo convencional son desarrollados por empresas mixtas. Las empresas mixtas están constituidas con capital compartido entre la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), filial de PDVSA —con una participación mínima de 60%— y empresas privadas (fundamentalmente extranjeras), con un máximo de 40%. En 2012, o sea, todavía bajo el gobierno antiimperialista de Chávez, las empresas extranjeras que participaban en la producción en Venezuela eran: BP, Belorusneft, Chevron, China National Petroleum Corporation (CNPC), Enarsa, ENI, GALP, Gazprom, Harvest – Vinccler, Lukoil, Mitsubishi Oil, ONGC Videsh, Petrobras, PETRONAS, Qatar Petroleum, Repsol, Royal Dutch Shell, Statoil, Teikoku (c), Total y Veba Gas and Oil.

Por otra parte, la capacidad de refinación también disminuyó en la última década.

Precisemos que PDVSA tiene seis refinerías en Venezuela con una capacidad de refinación de 1,3 millones de barriles por día, pero los equipos e instalaciones se han deteriorado por falta de inversiones, y la empresa debe importar componentes costosos de gasolina y petróleo liviano. Como dato significativo, mencionemos que a mediados de 2016 la principal planta, el Centro de Refinación de Paraguaná, perteneciente a PDVSA,  operaba a menos del 50% de su capacidad debido al cierre de muchas unidades productivas, fallas de los equipos y carencia de insumos.

Conclusión

En otra nota, dividida en varias partes, hemos analizado algunos casos históricos de falta de industrialización de países petroleros, incluida Venezuela, bajo conducciones nacionalistas burguesas o estatistas burguesas (aquíaquíaquí). Al finalizar la nota, escrita antes de la caída de los precios del petróleo, planteamos:

“El fracaso de los países petroleros en la utilización de la renta para industrializarse es reveladora de las limitaciones del capitalismo estatista. Los defensores de la política chavista, sin embargo, no hacen un balance de lo sucedido. Pareciera que quieren disimular con esto el hecho de que el chavismo no ha modificado de alguna manera esencial el “raquitismo estructural del crecimiento de la economía venezolana”. 

El manejo de la renta sigue en manos de una burocracia estatal, sobre la cual la clase trabajadora no tiene ningún control; tampoco los trabajadores controlan los resortes esenciales de la economía

En este respecto, nada ha cambiado con respecto a las experiencias de industrialización estatista de otros países de la OPEP, de los 80 y 90. Puede decirse incluso que el chavismo apostó menos a la inversión productiva de la renta que lo que se hizo en los años 1960 y 1970. La mejora en las condiciones de vida de una parte muy importante de la población, con todos los elementos progresivos que pueda tener (en particular, en relación a lo vivido en los 1980 y 1990) no genera, en sí misma, la modificación de las estructuras económicas, petróleo dependientes y atrasadas. 

Además, un giro hacia la baja de los precios mundiales del petróleo tendría consecuencias directas y graves sobre la economía y el nivel de vida de las masas trabajadoras y más pobres”.

A la vista de lo ocurrido en Venezuela, hoy podemos agregar que el chavismo posiblemente sea el exponente más elevado de la descomposición a que ha llegado el nacionalismo burgués y pequeño-burgués en esta época de internacionalización del capital

rolando - postaporteñ@ 1760 - 2017-04-27 17:05:01
postaporteñ@_______________________________

El sentido de la visita de PIT-CNT a Histadrut-Estado de Israel

Luis E. Sabini Fernández

revistafuturos.noblogs.org

Más allá del fin declarado por los dirigentes sindicales uruguayos, conviene conocer los sustratos, los datos preestablecidos y dados por buenos que habrá tenido el PIT-CNT para dar el llamativo paso que dio.

Si habrá sido grande la convicción para tamaña visita que cuando con total inconsciencia de la conducta emprendida, estaban por plantear públicamente, al menos en el entorno de sus afiliados y adláteres, los provechos del viaje, tuvieron que “postergar” la instancia por el rechazo que han empezado a percibir extendiéndose

Punteando la cobertura que hizo la “periodista” Ana Jerozolimski, lo primero que llama la atención es la apuesta a la modernidad.

Nuestros dirigentes periféricos tienen algo claro: tenemos que avanzar en los desarrollos tecnológicos a como dé; y los sitios donde eso se cocina de modo primordial están en el Primer Mundo, claro: en EE.UU., Reino Unido, Alemania, Israel, Japón y un corto etcétera.

Los tiene sin cuidado si el desarrollo tecnológico actual tiene aspectos problemáticos, que aun para tales desarrollos hay una política; lo que les importa es tener la vanguardia tecnológica; se trata de ver si por algún atajo, “pasamos al frente”.

Así como Tabaré Vázquez soñó alguna vez convertir al Uruguay en “potencia nuclear” por la presunta generosidad de Israel, así ahora estos otros miembros del elenco gubernamental sueñan otro enroque  “revolucionario”.

La modernidad los deslumbra y solo ven que tienen que copiar lo que los “adelantados” han hecho: “el cómo hacer ese proceso es claro que siempre es mejor tomarlo de compañeros [sic] que ya lo han hecho, en este caso acá en Israel con la HISTADRUT.”  Un verdadero manual de seguidismo.

El grado de burocratización mental es penoso y salta a la vista a cada momento: quedaron deslumbrados con las normas de afiliación obligatoria que existe en Israel. Algo tan inseguro en Uruguay, donde las patronales persiguen sin problema a los sindicalizados.

Esto seduce a Fernando, Fabio, Tatiana y otro Fernando, tanto que quieren hacerse de esa “norma legal”, como si tales fenómenos políticos, culturales e ideológicos tuvieran solución legal, desconociendo por completo la historia de la clase obrera en Israel y el racismo estructural de la Histadrut, que no permitió desde la fundación y por décadas la sindicalización de los palestinos, los natives: “Otro aspecto que no me pareció menor es cómo puede haber legislación positiva que castigue a aquellos empresarios que no permiten la afiliación sindical […]. Simplemente es una norma legal. Nos la van a mandar traducida […] los compañeros [sic] del instituto internacional de la HISTADRUT se han comprometido a mandarnos las leyes en inglés o español.”

La copia, la imitación, es el norte estratégico de estos dirigentes, en rigor, dirigidos.

Nuestros píticos-cenéticos estuvieron muy atentos a qué tipo de dirigentes se requerirá con  “el nuevo modelo de trabajador.” Nuestros visitantes no quieren perder ese tren. Es decir, ni se les ocurre que pueda haber otros dirigentes que ellos mismos. Como dice la monarquía municipal porteña, encaramada en su sindicato (SUTECBA)  desde hace más de cuatro décadas, “Ayer, hoy y siempre” /1

Dando prueba de una enorme capacidad dialéctica, la visita les ha permitido ver a “jovencitos y jovencitas armados”. Ni la menor referencia a los jóvenes judíos que han repudiado estar en armas abusando y maltratando a la población oriunda de Palestina.

Han logrado ver  “niveles estándar de calidad de vida aceptables para sus trabajadores.  Tal vez a la periodista-guía se le olvidó aclararles algo de la estructura económico-financiera de Israel, que recibe sola con sus 6 millones de habitantes más que todo el resto de los países del mundo juntos de “ayuda” norteamericana anual (ese fondo que EE.UU. administra de todo lo que le quita a los países dependientes de todo el mundo): unos 40 mil millones de dólares anuales, además del aporte de la multimillonaria colectividad judía.

Lo que por lo visto tampoco han podido captar nuestros “luchadores pítico-cenéticos” es que los obreros palestinos en Israel eran hace unos años la mano de obra principal y que la política sionista los ha ido reduciendo. Y en todo caso manteniendo la ocupación de niños palestinos en los cultivos de las tierras más recientemente usurpadas, en Cisjordania, con sueldos miserables.  Y sepamos que, por ejemplo el agua, el agua  corriente de qué disponen los obreros palestinos conchabados en Israel y la población palestina en general, es una quinta o una sexta parte de la que reciben obreros judíos. Por lo visto, como no tienen la menor idea de haber visitado una sociedad racista, tampoco saben que  trabajadores no judíos ni palestinos (importados precisamente para prescindir de palestinos), por ejemplo del sudeste asiático, viven en pésimas condiciones habitacionales, bajo una precariedad permanente, a tal punto que hace apenas un par de años, el gobierno estuvo a punto de expulsar a varios niños preadolescentes, hijos de estos inmigrantes que habían ido generando, con los años, relaciones sociales, afectivas y sexuales, por las cuales fueron naciendo hijos de filipino y vietnamita, hija de filipina e indonesio, hijos de progenitores con idiomas distintos y que se han ido socializando a través del hebreo, lo cual generó un conflicto al país de los sionistas: tener en su seno futuros humanos con el hebreo como idioma (principal o único) sin ser sionistas (ni judíos siquiera). Cuestión tremenda para etnicistas (el calificativo académico de racistas)

A nuestros visitantes les han explicado las maravillas del sistema carcelario israelí para israelíes en las que se explayan admirativamente. Lástima que olvidaron, Jerozolimski o los histadrúticos, explicar las “maravillas” del sistema carcelario israelí para palestinos. Detenibles a las 3 de la mañana, por ejemplo, y desde los 12 años de edad, encarcelables sin juicio y sin término… maravillas, sí: maravilloso no necesitar hablar de ello.

Israel tiene otra estructura, política, ideológica que Uruguay. En Israel y en la Histadrut predomina el carácter sionista de la sociedad que quieren construir; una sociedad de diseño. Inventándola sobre el territorio de un pueblo al que han despojado. Y  ese carácter invasor los ha llevado inevitablemente a la prepotencia, que se ejerce a diario, aunque para ello usen por razones de Public Relations “jovencitos y jovencitas armados”. Esa otra institucionalidad que caracteriza la vida de Palestina/Israel, ha llevado a que el rasgo sionista sea más pesante que la condición obrera o patronal. La Histadrut es un peculiar organismo del mundo del trabajo que poco y nada tiene que  ver con “el sindicato”, el sindicalismo histórico que conocemos, conocimos en Europa y en América.

Ese sustrato es escamoteado por ejemplo por Ana Jerozolimski, siempre atenta al provecho  del operativo. Por eso le pregunta a un Fernando de los pítico-cenéticos cómo vio el tema de los árabes afiliados a la Histadrut. Un fotito actual, como si la historia no importara, ni imprimiera nuestro presente.

La Histadrut, fundada hace un siglo, 1920, fue una organización para articular el trabajo con miras a gestar un estado sionista en Palestina. Excluyendo a los palestinos. Me permito una cita in extenso de un análisis muy circunstanciado: “El sindicalismo israelí nació en ruptura total con al sindicalismo judío, como parte del proyecto sionista. Nacionalista, hizo figurar en los estatutos que su objetivo era la instauración de un estado judío. Los árabes están excluidos. La exigencia de no emplear más que trabajadores de origen judío fue una de las primeras reivindicaciones y ejes de lucha del sindicalismo israelí. No fue sencillo. Los patrones preferían a los árabes mucho peor pagados. Este problema era delicado; para la Histadrut, la central sindical única, sionista, era imprescindible que un trabajador palestino fuera tan caro como uno israelí. Ni se consideró que el salario palestino fuera equiparado. La solución fue aumentar la cotización patronal de los trabajadores árabes para que el patrón tuviera que desembolsar lo mismo que si conchabara empleados judíos. Como los palestinos no tienen derecho a ninguna de las prestaciones sociales por las cuales pagan (salvo para accidentes de trabajo, regulados por un tratado internacional), los sindicatos lograron con semejante “solución” reflotar la situación financiera de las prestaciones sociales israelíes.”  (Wilfrid, “Travail et immigration en Israël”, Les Tempsmaudits, no 20, París, oct.-dic. 2004).

Esta segregación, terminó, al menos formalmente, en 1959, con la afiliación de palestinos.

Nuestros  políticos sindicales se tragaron todos los caramelos ofrecidos: “Estuvimos por ejemplo en el Museo del Holocausto y realmente salimos muy conmovidos.” ¿Cómo van a imaginar nuestros paseados que durante veinte años Israel no dijo casi ni palabra sobre las matanzas de los judíos a manos de los nazis (limitándose a cobrar las indemnizaciones) y que a partir de 1967, empezaron a acordarse de las penurias sobrellevadas? Véase la definición de “holocausto” de un investigador, judío, hijo de dos sobrevivientes con sus ramas familiares exterminadas en los campos de concentración del nazismo; Norman Finkelstein. En su investigación La industria del holocausto ?obsérvese el título?  y a su vez subtitulado: “Reflexiones sobre la explotación del sufrimiento judío” define: «“El Holocausto” es una representación ideológica del holocausto nazi [que] tiene una conexión, si bien tenue, con la realidad [… convertido en] un arma ideológica indispensable. A través de su explotación, una de las potencias más formidables del mundo, poseedora de un horrendo historial en materia de derechos humanos, se ha presentado como un estado “víctima”.»(La Editorial Virtual, 2008).

Introduciéndose en el juego de espejos de un museo, en lugar de hacerlo en la realidad, la juvenil Tatiana nos comenta: “Te diré que personalmente, esa fue la primera vez que vi banderas nazis en vivo y en directo.” Le llama “en vivo y en directo” ver banderas expuestas en… un museo.

Las palabras no pueden dar cuenta del destrozo de los significados, del idioma, del pensamiento, de lo que es una representación, una realidad, una alegoría…

Y la frutilla del postre de esta visitación es la pretensión de democraticidad, porque defienden la “solución de dos estados”. Dogmáticamente declara uno de ellos: “Nosotros en el Uruguay defendemos dos pueblos, dos estados, y no nos vamos a mover de esa posición internacionalista.

¿No se dieron cuenta que toda la derecha sionista y no sionista defiende esta famosa “solución”? Hasta Beniamin Netanyahu se declara partidario de dicha “solución”. ¡Sharon en su momento fue partidario de dicha “solución”! Trump declara que acepta gustoso la solución de un estado o la de dos estados.

¿De dónde proviene tanta unanimidad? De que la “solución de dos estados” no existe. Ni puede existir. Ni nunca existió. ¡Cachar los libros que no muerden! Porque el Estado de Israel jamás la ha aceptado ni la aceptará.

La “solución de dos estados” ha sido un recurso verbal por el cual los sionistas han desviado la presión que, por ejemplo, desde EE.UU. se ha desplegado, sin mucha fuerza, claro, por aquello de que ‘algo hay que mostrarle’ a los palestinos.

Dicha solución no tiene un cuándo. Y leyendo a ideólogos sionistas sabemos que se trata de una interesada entelequia. Las perversamente llamadas “conversaciones de paz” de Oslo (han sido todo menos de paz) no han llegado a nada porque Israel no tiene deseo de formalizar ninguna paz hasta tanto no colonizar todo lo que define como su mandato bíblico. Por eso jamás existieron fronteras fijas, establecidas con El Líbano, con Jordania, con Siria…

¿Dónde se podría llevar a cabo la solución de dos estados? Tampoco hay lugar, porque Israel ha estado ininterrumpidamente colonizando Cisjordania (bajo los nombres bíblicos de Samaria y Judea) colocando allí a más de medio millón de fundamentalistas con una serie de privilegios e incentivos materiales (porque los fundamentalistas tampoco son puro espíritu). Y esa colonización armada, logísticamente asistida día a día, con armas y dinero, ha ignorado hasta los llamados de los representantes estadounidenses que querían al menos brindar un miniterritorio que diera alguna verosimilitud a la “solución de dos estados”. Y el tal territorio no existe, no “queda”… Porque los “Acuerdos de Oslo”, infamantes para el destino de los palestinos, significaron sencillamente dejar bajo el control israelí a más del 80% de los aproximadamente 5000 km2 cisjordanos.  Si tenemos en cuenta que Jerusalén ha sido descuartizada por los “urbanistas” israelíes para ubicar barrios árabes fuera del área jerosolimitana e incluir en esa área zonas suburbanas israelizadas, y que su población palestina ha sido “rebajada” mediante el infame recurso de no conceder la residencia, mejor dicho de quitarle la residencia a todo palestino que haya hecho una infracción de tránsito o haya tenido un divorcio o haya tenido un atraso en el pago de algún impuesto, aunque  le agreguemos los escasos 400 km2  de la asfixiada y contaminada Franja de Gaza(por deliberada política de contaminación de Israel) nos da  que ese “archipiélago” territorial, esos retazos de suelo con cultivos arrancados y regados con aguas servidas israelíes, esos maltrechos territorios aislados, segregados, sin contacto recíproco, sin derecho ni a usar el agua marina de su propia costa, no alcanza ni para un miniestado, un microestado, un nanoestado…en todo caso, para una cabina telefónica bajo bandera palestina desde la cual pueda hablar Abbas, y eso, ¿es la ‘solución de dos estados’?

Es arriesgado confiar en la ignorancia para hacer un informe.

1/ La dirigencia del Sindicato Único de Trabajadores del Estado de la Ciudad de Buenos Aires (SUTECBA), sobreviviente del peronismo, de la Triple A, de la dictadura cívico-militar de 1976, del alfonsinismo, del menemato, de De la Rúa, del 2001, de la saga K y hoy, brillante ladero del macrismo… Jamás han cambiado de posición; siempre al lado del gobierno…

LS - postaporteñ@ 1760 - 2017-04-27 16:38:45
postaporteñ@_______________________________

El desafío de la transformación social-ecológica en América Latina

América Latina precisa realizar avances para desarrollar una transformación social-ecológica en beneficio de las grandes mayorías. Una entrevista con el experto Álvaro Cálix

Nueva Sociedad abril 2017

América Latina parece atrapada entre los discursos desarrollistas del pasado, la salida neoliberal, y un pragmático pero contraproducente neodesarrollismo basado en el extractivismo. ¿Es posible pensar y articular otras propuestas?

Con distintos grados de intensidad y relativas diferencias de periodización histórica, los países de la región optaron por diferentes enfoques para orientar las políticas de crecimiento económico y de desarrollo en general. Destaca primero el modelo primario exportador, que tuvo su auge entre 1870 y 1920 aproximadamente, luego el modelo de industrialización mediante la sustitución de importaciones –con mayor fuerza entre 1950 y 1970- hasta el modelo neoliberal que dominó sobre todo en la década de los noventa del siglo pasado y primer lustro de este siglo, hasta el llamado momento post-neoliberal que caracteriza a la oleada de gobiernos progresistas que fueron mayoría sobre todo en Sudamérica entre 2005 y 2014. Existen rupturas pero también importantes continuidades entre cada uno de estos cuatro enfoques. En mayor o menor medida, subyace en cada uno de ellos tres elementos comunes: a) conciben la modernización como un proceso evolutivo y lineal basado en el crecimiento de la economía, b) subordinan y niegan el valor intrínseco de la naturaleza en las relaciones entre el ser humano y el ambiente y, c) excluyen saberes que se apartan de la racionalidad occidental hegemónica.

Más allá de las diferencias entre países y subregiones, puede afirmarse que América Latina sigue sin modificar a fondo su papel en la división internacional del trabajo. No se ha logrado en forma sostenida superar la restricción externa de formación endógena de capital y de plataformas tecnológicas que, entre otros propósitos, faciliten la agregación de valor y el encadenamiento de sus sectores productivos. Incluso los países con mayor población y tamaño de las economías -Brasil, México, Argentina y Colombia- han visto truncadas las opciones de fortalecer mercados internos más propicios para la integración productiva, menos dependiente de la importación de insumos y bienes de capital. En tanto que la integración subregional no ha logrado fortalecer estrategias que, entre otros beneficios, optimicen los mercados internos ampliados.

En el actual momento posneoliberal o neodesarrollista, se reconocen avances sociales importantes, debido a una mayor voluntad y capacidad de varios gobiernos para captar una mayor porción de las rentas de los commodities. Hay que proteger esos avances a toda costa. Empero, las condicionalidades y estructura de oportunidades más bien han resultado en una reprimarización de las economías, sobre todo en Sudamérica, o en la apelación a inversiones que son atraídas por la fuerza de trabajo barata (sobre todo en México, América Central y República Dominicana). La participación de América Latina en las cadenas de valor global se concentra en eslabones de baja complejidad, con escasos encadenamientos productivos, fiscales y laborales.

La evidencia histórica muestra con nitidez las limitaciones de las apuestas anteriores, estamos además en un período en el que no se avizora un repunte destacado de los precios de las materias primas. Por eso se dice que existen condiciones objetivas para repensar el rumbo de la economía y las vías para logar mayor justicia social. Por otra parte, la ampliación de las fronteras extractivistas en casi todos los países de la región exacerba la conflictividad social y los impactos sobre la biodiversidad, poniendo en riesgo los medios de vida de comunidades rurales, sobre todo indígenas, que no cuentan con los recursos de poder para contrarrestar la ofensiva de Megaproyectos, por lo general, a cuenta de capitales transnacionales. Si esto fuera poco, los efectos intensos del cambio climático exhiben en América Latina impactos cuya mitigación y adaptación solo podría ser sustentable si me modifican los patrones de ocupación del territorio.

Las salidas del laberinto no son fáciles, tampoco son imposibles. Por supuesto, siguen faltando bases acumulativas de capital endógeno al servicio de la economía real, sistemas tecnológicos pertinentes y una fuerza de trabajo con mejor calificación y protección laboral pero, sin duda, el detonante de otras alternativas es la articulación de alianzas políticas que impulsen y legitimen nuevas trayectorias. A veces nos olvidamos de este requisito. Cada uno de los cuatro enfoques antes mencionados tuvo tanto condiciones objetivas como subjetivas antes de su entrada en escena y, sobre esa base, se establecieron alianzas que posibilitaron arreglos institucionales para el nuevo enfoque. Aunque sigue siendo un desafío producir y articular conocimiento que oriente las transiciones posibles para la región y sus países, tan importante como eso es crear coaliciones de actores que asuman, promuevan y apliquen las nuevas propuestas. La construcción del bloque histórico tampoco debería remitirse apenas a un alcance nacional; por la composición de poderes globales, es condición sine qua non que estas coaliciones traspasen las fronteras y adquieran un corpus subregional y regional. Así, se podría ampliar la incidencia de América Latina en las arenas globales, al mismo tiempo que se viabilizan las transiciones a escala regional.

¿Cómo debe comprenderse la transformación social-ecológica? ¿De qué manera puede tomar distancia de las visiones tradicionales y dominantes?

A partir de la evidencia incontestable de los límites sociales y ecológicos transgredidos, se vuelve necesario articular argumentos y orientaciones de política que tomen en cuenta las críticas y propuestas más lúcidas para escapar de la trampa de los mitos del crecimiento indefinido, la subordinación de la naturaleza a la economía y la aceptación de la desigualdad extrema. Ahora bien, la iniciativa haría mal en a tomar de aquí y allá propuestas de cambio, se requiere un esfuerzo integrador, holístico, que dé coherencia a las intervenciones que persiguen la transformación. No se trata de renegar del crecimiento; sin embargo, este debe ser ponderarlo, admitiendo incluso que ciertas áreas o actividades más bien deberían decrecer para reducir impactos sociales y ambientales y, así, permitir el florecimiento de otros sectores que equilibran mejor el metabolismo social y el biológico. Un ejemplo es el rubro de las energías fósiles que debería ser paulatinamente sustituido por sistemas energéticos social y ambientalmente sustentables. Lo mismo podría decirse de los monocultivos intensivos respecto a los cultivos que aseguran la soberanía y seguridad alimentaria de la población.

El posicionamiento político sobre la transformación asume que la economía debe analizarse y reorientarse tomando en cuenta las relaciones entre la matriz productiva, la distributiva y la de consumo. En esa dirección, el análisis de la matriz energética es fundamental, en tanto nervio de las tres dimensiones anteriores. Un análisis aislado de estos factores solo puede conducir a propuestas parciales, sin la fuerza necesaria para enfrentar una corriente económica que ha invertido los medios como fines. La acumulación de excedentes debería ser solo un medio para garantizar una mejor distribución de la riqueza. Tampoco la tecnología tendría que estar desacoplada de objetivos de interés general. Pensemos, por ejemplo, en cómo las políticas públicas deberían hacer converger las relaciones entre tecnología y creación de empleo digno, entre tecnología y cuidado del ambiente.

La transformación social-ecológica es un espacio de referencia para identificar las transiciones necesarias y posibles hacia equilibrios más adecuados entre la sociedad y los ecosistemas. Obliga a replantear conceptos que asumimos sin mayor crítica. Nos exige repensar las escalas de producción y de consumo: no siempre aumentar las escalas es más beneficioso para la sociedad, aparte de los impactos ambientales que suponen los crecientes flujos de transporte de mercancías, también hay que cautelar los agravios sociales sobre los medios de vida de los grupos y comunidades. El meollo del asunto es cómo darle viabilidad a una economía para la reproducción de la vida, en lugar de una centrada en la reproducción del capital.

Vale decir aquí que la antinomia Estado y mercado es insuficiente para redefinir los arreglos institucionales que amerita la transformación. Tanto el Estado como los mercados cumplen funciones importantes que deben ser potenciadas, pero ambos deben ser regulados y contenidos. Y claro, conviene tener presente que mercado no debe ser siempre equivalente a lucro. Necesitamos instrumentos societales que escapen de la pretensión de hegemonía que aquellas instituciones ejercen sobre cada interacción humana. De igual manera, la concepción de lo público y lo privado requiere ajustes hacia una mayor autonomía de los grupos sociales en la definición de sus trayectorias de vida, a la vez que se concretan límites en defensa de intereses generales que se ven contrapuestos por fines particulares. Y, finalmente, la transformación precisa de estructuras que puedan desempeñarse en un orden global, que como se sabe, funciona mediante relaciones muy asimétricas, en las que las corporaciones globales condicionan, sin transparencia, los ciclos económicos en cada región del planeta.

Frente a los diversos intereses y maneras de concebir la sociedad, ¿existen puntos de acuerdo que permitan desarrollar verdaderamente el proceso de transformación social-ecológica?

La región es heterogénea, tanto por tamaño territorial, poblacional y de la economía, como por la composición étnica, dotación de bienes naturales y grados de fortaleza institucional y democrática. Por lo tanto no hay soluciones que se puedan generalizar. Estos rasgos no obstan para decir que hay un espacio de oportunidad para alcanzar acuerdos que generen sinergias integradoras. La región se ve obligada a buscar, alternativas que ofrezcan respuestas creativas y viables a los desafíos que presenta este momento histórico. Lo que no puede pasar es que sigamos haciendo más de lo mismo, o improvisando y dando saltos al vacío. Los aproximadamente 630 millones de latinoamericanos merecen respuestas que tomen en cuenta la diversidad de cosmovisiones que confluyen en el continente. Hay desafíos ingentes en lo que respecta a la alimentación, movilidad, trabajo digno, vivienda, educación, salud, equidad de género y preservación de los ecosistemas, entre otros aspectos, que tendrían que ser abordados de forma integral. Cualquier decisión de política pública conlleva encrucijadas (trade offs) que deben ser abordados en su complejidad mediante narrativas comprensivas y sustentadas.

Requerimos interiorizar (y hacernos responsables) de las consecuencias de las decisiones públicas y privadas, para ello hay que reforzar la comprensión de los fenómenos y el empoderamiento de los diferentes grupos sociales en condiciones más simétricas. Este es el campo de la política. Una acción política que, debidamente apoyada en fundamentos epistemológicos y empíricos, sea capaz de construir puentes, acuerdos y procesos sociales de cambio. Para ello es imprescindible rescatar el sentido de la democracia, más allá de la posibilidad de elegir autoridades cada tanto, hay que recrear una institucionalidad para la inclusión, la protección de los derechos, la continuidad de las políticas de Estado, la transparencia y la rendición de cuentas y, en definitiva, una democracia que promueva la convivencia, eficaz a la hora de someter los intereses de grupos poderosos que quieren perpetuar el statu quo. Si bien la transformación se vincula a competencias de orden científico-técnico, es antes que nada una cuestión política.

NUSO - postaporteñ@ 1760 - 2017-04-27 16:28:16
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente