Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Hay Más De Una Verdad Que Contar Sobre Alepo

Alepo: La primera víctima de la guerra es la verdad

21 diciembre, 2016 Robert Fisk

Artículo publicado originalmente en The Independent.  Traducción al castellano de Miguel de Puñoenrostro para Sin Permiso

Los políticos occidentales, los “expertos” y los periodistas se aprestan a reinicializar sus narrativas en los próximos días, ahora que el ejército de Bashar al-Assad’s ya ha recuperado el control del este de Alepo. Descubriremos la verdad en Alepo, si los 250.000 civiles “atrapados” en la ciudad eran tantos. Oiremos mucho más sobre por qué no fueron capaces de salir cuando el gobierno sirio y la fuerza aérea rusa comenzaron su feroz bombardeo de la parte oriental de la ciudad.

Y aprenderemos mucho más sobre los “rebeldes” a los que Occidente –EEUU, Gran Bretaña y nuestros amigos rebanacabezas en el Golfo— han venido dando apoyo. Estos incluyen a  al-Qaeda (alias Jabhat al-Nusra, alias Jabhat Fateh al-Sham), la “gente” –como George W. Bush la llamaba– que cometió los crímenes contra la Humanidad en Nueva York, Washington y Pennsylvania el 11 de septiembre. ¿Se acuerdan de la Guerra contra el Terror? ¿Se acuerdan de la “maldad pura” de al-Qaeda? ¿Se acuerdan de todas las advertencias de nuestros amados servicios de inteligencia y seguridad en el Reino Unido sobre cómo podía llevar al-Qaeda el terror a Londres? ¿Se acuerdan?

No cuando los rebeldes, incluida al-Qaeda, defendían bravamente el este de Alepo; entonces, no. Porque se estaba tejiendo para nosotros una potente narrativa sobre heroísmo, democracia y sufrimiento, un cuento de buenos chicos contra malos chicos tan explosivo y falsario como las “armas de destrucción masiva”

En los tiempos de Saddam Hussein –cuando unos pocos sosteníamos que la invasión ilegal de Irak llevaría a la catástrofe y a un indecible sufrimiento, y que Tony Blair y George Bush nos estaban llevando por el camino de la perdición—, se nos exigía siempre mostrar nuestra repugnancia por Saddam y su régimen. Teníamos que recordar constantemente a nuestros lectores que Saddam era uno de los Tres Pilares del Eje del Mal

Pues aquí va de nuevo el mantra habitual, que tenemos que repetir ad nauseam para evitar el habitual correo cargado de odio y el oportuno maltrato acosador que se dispensará hoy a quienquiera se atreva a salirse de la endeble y mendaz versión autorizada de la tragedia siria:

Sí, Bashar al-Assad ha destruido brutalmente vastas zonas de sus ciudades en su batalla contra quienes quieren derrocar su régimen. Sí, este régimen tiene un sinnúmero de pecados en su haber: tortura, ejecuciones, cárceles secretas, asesinatos de civiles y –si incluimos a la milicia siria, teóricamente bajo control del régimen— una espeluznante versión de la limpieza étnica. Sí, debemos temer por las vidas de los valientes médicos del este de Alepo y de las personas que han estado bajo sus cuidados. Cualquiera que haya visto el pateo a que fue sometido el joven sacado de la fila de refugiados huyendo de Alepo la pasada semana por parte de los hombres del servicio de inteligencia del régimen debería temer por la suerte de todos aquellos a quienes no se permitió cruzar las líneas gubernamentales. Y se puede recordar que el sombrío informe de la ONU sobre los 82 civiles “masacrados” en sus hogares en las últimas 24 horas.

Pero llegó la hora de contar la otra verdad: que muchos “rebeldes” a quienes ha venido dando su apoyo Occidente –y a los que nuestra prepóstera Primera Ministra Theresa May bendijo indirectamente cuando se postró ante los rebanacabezas del Golfo la semana pasada— se cuentan entre los combatientes más crueles e implacables del Oriente Próximo. Y aun cuando hemos estado lloriqueando por las atrocidades del Estado Islámico durante el asedio de Mosul (un acontecimiento demasiado similar al de Alepo, aunque nadie lo diría leyendo las narrativas habituales), hemos ignorado a propósito el comportamiento de los rebeldes en Alepo.

Hace solo unas semanas, entrevisté a una de las primeras familias musulmanas escapadas del este de Alepo durante un alto el fuego. El padre acababa de recibir la noticia de que su hermano había sido ejecutado por los rebeldes a causa de que él había cruzado la línea de frente con su mujer y su hijo. Condenó a los rebeldes por cerrar las escuelas y colocar armamento cerca de los hospitales. Y no era un badulaque pro-régimen: incluso decía sentir cierta admiración por el buen comportamiento del Estado Islámico (EI) en los primeros días del asedio.

Por esos mismos días, los soldados sirios me confiaban en privado su convicción de que los norteamericanos dejarían que el EI saliera de Mosul para volver a atacar al régimen en Siria. Un general norteamericano llegó incluso a expresar su temor a que los milicianos chiitas iraquíes pudieran impedir al EI escapar hacia Siria a través de la frontera iraquí.

Bueno, pues es lo que pasó. En tres grandes columnas de camiones suicidas y miles de simpatizantes armados, el EI cruzó el desierto para pasar de Mosul en Iraq, y de Raqqa y Deir ez-Zour en la Siria oriental, al asedio, una vez más, de la hermosa ciudad de Palmira.

Resulta sumamente instructivo observar la cobertura periodística de esos dos sucesos paralelos. Casi todos los titulares de hoy hablan de la “caída” de Alepo en manos del ejército sirio, cuando lo natural habría sido hablar de su “reconquista” contra los rebeldes. En cambio, se dice que el EI ha “reconquistado” Palmira, cuando –dado su criminal comportamiento— lo que debería decirse es que la antigua ciudad romana había “caído” una vez más bajo la grotesca dominación del EI.

Las palabras cuentan. Porque estos son los hombres –nuestros “compis”, me figuro, si hay que atenerse a la narrativa yihadista habitual— que, tras la primera ocupación de la ciudad, cortaron la cabeza al académico de 82 años que trató de proteger los tesoros romanos, para volver a colocar luego sus gafas en la cabeza decapitada.

Según admiten ellos mismos, los rusos lanzaron 64 bombardeos aéreos contra los atacantes del EI en las afueras de Palmira. Pero dadas las enormes columnas de polvo levantadas por los convoyes del EI, ¿por qué no llegó a sumarse la fuerza aérea estadounidense al bombardeo de su peor enemigo?

Pues no: por alguna razón, los satélites y los drones y los servicios de inteligencia de los EEUU no llegaron a percatarse. Tampoco lo hicieron cuando el EI utilizó idénticos convoyes de camiones suicidas para asediar Palmira la primera vez que ocuparon la ciudad, en mayo de 2015.

No ofrece la menor duda el revés que Palmira representa tanto para el ejército sirio como para los rusos, aunque sea más simbólico que militar. Funcionarios sirios me aseguraron a comienzos de este año que jamás se permitiría que el EI regresara a Palmira. Había una base militar rusa en la ciudad. La fuerza aérea rusa hacía ejercicios de sobrevuelo. Una orquesta rusa había tocado en las mismas ruinas para celebrar la liberación de Palmira.

Y bien, ¿qué ocurrió? Lo más probable es que los militares sirios, simplemente, no dispusieran de hombres bastantes para defender Palmira cuando estaban cerrando el cerco sobre Alepo.

Tenían que recuperar Palmira, y rápido. Pero para Bashar al-Assad el fin del asedio de Alepo significa que el EI, al-Nusra, al-Qaeda y todos los demás grupos salafistas y sus aliados ya no pueden afirmar que disponen de una base, o crear una capital, en la larga línea de grandes ciudades que constituye la espina dorsal de Siria: Damasco, Homs, Hama y Alepo.

Volvamos a Alepo. La habitual y ahora desmayada narrativa periodística precisa de refresco. Estos últimos días ofrecen la prueba. Tras meses de condenar las iniquidades del régimen sirio al tiempo que se echaba niebla sobre la identidad y la brutalidad de sus oponentes en Alepo, las organizaciones de derechos humanos –oliéndose la derrota de los rebeldes— comenzaron hace sólo unos días a difundir críticas que incluían a los defensores del Alepo oriental.

Pongamos el caso del Alto Comisionado para Derechos Humanos de la ONU. Después de que la semana pasada insistiera en sus habituales –y perfectamente entendibles— temores por la población civil del este de Alepo y su personal médico, así como por los civiles sujetos a represalias gubernamentales y los “centenares de hombres” que podrían haber desaparecido tras cruzar las líneas del frente, la ONU, de repente, comenzó a expresar otros temores.

“Durante las dos últimas semanas, el Frente Fatah al-Sham [es decir, ¡el EI!] y el batallón Abu Amara parecen haber secuestrado y asesinado a un número desconocido de civiles que habían pedido a los grupos armados que se alejaran de sus vecindarios para ahorrar vidas de civiles.”

Y continúa: “También hemos recibido informaciones, según las cuales, entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, los grupos armados de oposición dispararon contra civiles que trataban de huir”. Además, se han registrado “ataques indiscriminados” sobre áreas densamente pobladas del oeste de Alepo dominado por el gobierno y del este “rebelde”.

Yo sospecho que oiremos más cosas por el estilo en los días venideros. El mes próximo leeremos también un libro nuevo que pone los pelos de punta, Mercaderes de hombres, de la periodista italiana Loretta Napoleoni, sobre la financiación de la guerra en Siria. Habla de las fuerzas gubernamentales y de las fuerzas rebeldes en términos de secuestradores exprés, pero tiene también palabras durísimas para nuestra profesión periodística.

Escribe, por ejemplo, que “reporteros secuestrados por grupos armados en el este de Siria cayeron víctimas de una síndrome de Hemingway: los corresponsales de guerra que apoyan la insurgencia confían en los rebeldes y ponen sus vidas en sus manos, porque están aliados con ellos”. Pero “la insurgencia no es más que una variante del yihadismo criminal, un fenómeno moderno con una sola lealtad: el dinero” ¿Demasiado dura con nuestra profesión? ¿Somos realmente “aliados” de los rebeldes?

Desde luego, nuestros amos políticos lo son. Y por la misma razón que los rebeldes secuestran a sus víctimas: dinero. De aquí la desgracia del Brexit para May y su corte bufonesca de ministros, que la semana pasada se postraron ante los autócratas suníes que financian a los yihadistas de Siria en la esperanza de ganar millones de libras esterlinas con ventas de armas pos-Brexit al Golfo.

En unas horas, el Parlamento británico debatirá sobre la delicada situación de los médicos, las enfermeras, los niños y civiles heridos de Alepo y otras zonas de Siria. El grotesco comportamiento del Gobierno del Reino Unido ha conseguido que ni los sirios ni los rusos presten la menor atención a nuestros miserables lloriqueos. Y eso, también, debe formar parte de este cuento.

- postaporteñ@ 1708 - 2016-12-24 20:56:17
postaporteñ@_______________________________

ANDRÉS RIVERA (1928-2016) FUE UN ESCRITOR EXTRAORDINARIO

El autor que trabajó casi en el abismo del silencio

La literatura argentina perdió ayer, con la muerte del autor de La revolución es un sueño eterno, a su último gran escritor del siglo XX. “Lenin supo decir que los revolucionarios deben morir a los 50 años. Pero en este país, ninguno de nosotros fue revolucionario”, ironizaba.

Por Silvina Friera Página12  24/12/16

 Un hombre, cuando escribe para que lo lean otros hombres, miente. Yo, que escribo para mí, no me oculto la verdad”. La perfecta sintaxis del jadeo, una economía para expresar y sugerir “más con menos” –casi en el abismo del silencio–, y una adjetivación exacta que aprendió de Borges, son las marcas de un estilo no sólo reconocible, sino difícil de emular sin caer en una mera pirueta de epígono. En cada libro que escribió Andrés Rivera –como en la cita inicial que pertenece a El amigo de Baudelaire–, la literatura dialoga con la historia, con las luchas sociales y la militancia, con las tensiones irresolubles entre ideales y praxis política, con el erotismo como variante del poder, con la dignidad de los derrotados, con lo inexorable de la vejez y el extravío de toda esperanza, con la violencia y la derrota del mundo proletario; tópicos enhebrados para asediar críticamente el pasado desde el presente de una lengua que desmonta los mecanismos de dominación y arroja interrogantes como dardos en nuestra conciencia: “Entre tantas preguntas sin responder, una será respondida: ¿qué revolución compensará las penas de los hombres?”. La literatura argentina perdió ayer, con la muerte del autor de La revolución es un sueño eterno,  a los 88 años en la ciudad de Córdoba, al último gran escritor del siglo XX.

Fumaba, el viejo Rivera, en su austero departamento, en un piso doce del barrio de Belgrano, donde vivía en los momentos en que estaba en Buenos Aires, porque combinaba su residencia porteña con la casa en el barrio cordobés de Bella Vista. Exhalaba el humo con un soplido seco y áspero, parecido al tono con el que declinaba sus pensamientos. Como si estuviera enojado. Detrás de la mascarada de tipo rudo que no perdona el más mínimo atisbo de fragilidad ideológica –era tan brusco al hablar que, más que desconcertar, dejaba sin aliento a sus interlocutores– se percibía un hondo sufrimiento, como si fuera un alma en pena que se protegía de la hostilidad del ambiente con la coraza de la adustez.

Había nacido el 12 de diciembre de 1928 como Marcos Ribak Schatz, hijo de inmigrantes obreros –de madre ucraniana y padre polaco–; pero para sus lectores fue, es y encarnará por siempre el seudónimo que adoptó Andrés Rivera por haber vivido en la calle Andrés Lamas y haber leído La vorágine, un clásico de la literatura colombiana del escritor José Eustasio Rivera. En ese hogar de militantes comunistas donde creció no faltaban los libros. Su itinerario lector se inició con Los miserables de Víctor Hugo, la trilogía Manhattan Transfer de John Dos Passos y El sonido y la furia de William Faulkner. Después, por recomendación de su tío materno trotskista y tipógrafo, Felipe Schatz, llegó a El juguete rabioso, Los siete locos y Los lanzallamas, los tres de Roberto Arlt. Poco a poco leyó todo lo que caía en sus manos: narrativa y textos políticos. 

Trabajó como obrero en una fábrica de Villa Lynch, donde aprendió el oficio de tejedor, entre 1950 y 1957. ¿Estará ahí, antes de que emergiera la escritura y sus alter egos Arturo Reedson o Pablo Fontán, el principio de una cadencia, una oralidad calibrada por la escritura o la escritura escandida por la oralidad, la peculiaridad del estilo Rivera?

Quizá el oficio de tejedor le permitió, muchos años después, escribir comienzos magistrales como el de La revolución es un sueño eterno (1987): “Escribo. Un tumor me pudre la lengua. Y el tumor que la pudre me asesina con la perversa lentitud de un verdugo de pesadilla”. El jovencito “insolente” de los años 40, como “sabía hablar”, fue elegido por sus compañeros, todos peronistas, secretario de la comisión interna. Entonces se había casado con Reneé Dana, una militante del PC, con quien tuvo a sus dos únicos hijos: Carlos y Jorge. El joven comunista, que se había afiliado al partido en septiembre del 45, escuchó el 17 de octubre por la radio, como el eco entusiasta de una “fiesta” a la que no estaba invitado. La escritura –eso que Faulkner llamó “el impulso interior”– empezaba a ser una necesidad. Cuando se enteró del golpe del 55, paró la fábrica en la que aún trabajaba. “Convoqué a los obreros y obreras peronistas a ir al sindicato que estaba en Villa Lynch, partido de San Martín, porque el secretario había dicho que había armas para defender al general. Y allá fuimos. Como no había transporte público, a medida que íbamos caminando los obreros y obreras peronistas se iban abriendo. Llegamos otro compañero y yo a la puerta del sindicato. La puerta estaba cerrada. Mi compañero, al que le decían ‘El Petiso’, me dijo que nos fuéramos a tomar algo. Desandamos el camino y llegamos a un boliche en la avenida San Martín que estaba abierto. Después lo vi a Perón por televisión, subiendo a la cañonera paraguaya”, recordaba en una entrevista con Página 12 en 2009 cuando salió Guardia Blanca.

En 1957 empezó a trabajar en el diario del PC La Hora, donde se vinculó con Juan Gelman, Juan Carlos Portantiero, José Luis Mangieri y Roberto “Tito” Cossa, entre otros camaradas de ruta. Ese mismo año, a los 29 años, publicó su primera novela, El precio, en la editorial Platina de Bernardo Edelman, también miembro del Partido Comunista; un texto que es “Faulkner puro, sólo desde el punto de vista de la puntuación, porque escribo sin un punto ni coma, ni punto y coma”, explicaba el escritor a Lilia Lardone y María Teresa Andruetto en el libro Ribak, Reedson, Rivera. Conversaciones con Andrés Rivera (Ediciones de la Flor).

Los años 60 fueron tiempos difíciles. Llegó la expulsión del PC, acusado de “nacionalista burgués”, “enemigo de la clase obrera” y “populista” –calificativos lanzados como adoquines contra cualquier atisbo de amotinamiento crítico–, por escribir un “mal” cuento, “Cita”, dedicado a Gelman y a Portantiero –también expulsados del partido previamente por abrazar el maoísmo– y por publicarlo en La Rosa Blindada, la editorial de otro expulsado: Mangieri. Pronto se separaría de la madre de sus hijos y hacia fines de esa década aciaga se uniría a Susana Fiorito, su compañera desde entonces, con quien abriría una biblioteca popular en un barrio obrero y el centro de documentación de historia de la clase obrera Pedro Milesi. Susana incidió en una transformación que sería fundamental: Rivera se alejó del realismo socialista y de la mano de su compañera incorporó lecturas antes prohibidas por obra y gracia del dogmatismo del PC, como Borges, “un escritor al que hay que volver para aprender a escribir”, recomendaba el autor del libro de relatos Ajuste de cuentas (1972). Entre el 70 y el 74 vivió en Córdoba y fue testigo privilegiado de las luchas obreras de Sitrac-Sitram. Pero la pareja tuvo que regresar a Buenos Aires porque Carlos, el hijo mayor de Rivera, de 16 años, enfermó de cáncer y murió poco tiempo después.

La muerte del hijo y el genocidio de la dictadura acaso hayan conspirado para generar la década de silencio editorial del escritor, entre 1972 y 1982, que casi coincidió con su trabajo en el diario El Cronista Comercial (del 74 al 81), donde firmaba como Pablo Fontán. “Yo no quería publicar por dos razones. Primero: ningún editor habría querido hacerlo. Segundo: si publicaba, iba a dar lugar a equívocos peligrosos. Pero escribí: Nada que perder y Una lectura de la historia. Los dos libros que se publicarían más tarde. Allí estaba el trabajo de diez años de silencio forzado. El mismo silencio que le ocurrió a muchos”, reflexionaba Rivera que volvería al ruedo de la publicación, luego del regreso de la democracia, con En esta dulce tierra (1985), que obtuvo el Segundo Premio Municipal de Novela. En esos años leyó que Juan José Castelli, “el orador de la revolución”, murió de un cáncer en la lengua. Esa pequeña semilla, algo leído como al pasar, disparó una de sus más grandes novelas: La revolución es un sueño eterno, obra por la que obtuvo el Premio Nacional de Literatura en 1992. “¿Escribo de causas o escribo de efecto? ¿Escribo de efectos y no describo las causas? ¿Escribo de causas y no describo los efectos? Escribo la historia de una carencia, no la carencia de una historia”, afirma el personaje de Castelli, marginado y acorralado igual que su Revolución, a través de la subjetividad de un Rivera que radicaliza la perspectiva de los derrotados y excluidos mediante un decir que se aproxima cada vez más a una “poética del silencio”.

Escribir y leer. Leer y escribir. Vida y literatura como las aguas de un mismo río. Durante la década del 90 Rivera publicó novelas y cuentos: El amigo de Baudelaire (1991) La sierva (1992), Mitteleuropa (1993), El verdugo en el umbral (1994), El farmer (1996), otra gran novela por la que será indudablemente recordado, que fue adaptada recientemente al teatro por Pompeyo Audivert y Rodrigo de la Serna; La lenta velocidad del coraje (1998), El profundo sur (1999) y Tierra de exilio (2000).

La vejez le provocaba rabia, lo enfurecía por la degradación física, la mezquindad de una memoria escurridiza y los ojos que se apagaban y le impedían leer. “Uno se siente acorralado por la prudencia. Los amigos me recomiendan que me compre un bastón porque tengo el andar vacilante cuando salgo a hacer las compras, a buscar los diarios o cuando tengo que ir al médico. Lenin supo decir que los revolucionarios deben morir a los 50 años. Pero en este país, ninguno de nosotros fue revolucionario”, ironizaba con un dejo de amargura a los 82 años.

La última etapa de su producción se prolonga otra década más con Ese manco Paz (2002), uno de sus libros preferidos, la novela con la que más conforme estaba desde la escritura, en la que rescata la olvidada figura del general José María Paz, “un hombre que escribía tan bien como Sarmiento”; Cría de asesinos (2004), Esto por ahora (2005), Punto final (2006), Por la espalda (2007), Traslasierra (2007), Estaqueados (2008), Guardia Blanca (2009) y Kadish (2011), su última novela de tan sólo 67 páginas. “La nouvelle es el modo que tengo para expresarme. El que necesita cerca de doscientas páginas, debería limpiar la mitad”, sugería Rivera y admitía que quizá había publicado demasiado y que no había sabido retener algunos materiales. 

“Una vez me encuentro, a la salida de una charla en una biblioteca popular, con un joven, yo diría un adolescente, que me dice: La revolución es un sueño eterno me cambió la vida. Y yo sostengo que ningún libro, desde El capital de Marx a la Biblia y al Corán y al Talmud, le cambia la vida a nadie –planteaba en 2008–. Fijémonos en el levantamiento de marroquíes, árabes, en Francia. ¿Qué reclaman? Inclusión, que los saquen de esos suburbios y que les den los mismos derechos que a los ciudadanos franceses. Ellos no se lo proponen, pero están consolidando el Estado burgués, le están enseñando al Estado burgués cómo tiene que comportarse. No quieren tirar la Bastilla abajo. Quieren ser incluidos”. Rivera era el último “escritor honrado” –expresión que utilizaba Ernest Hemingway–, una de las voces más singulares de nuestra literatura, que se atrevía a formular pensamientos extremos y a poner el dedo en las paradojas de aquellos que por izquierda levantaron las banderas de la utopía y terminaron rematándolas al mejor postor.

- postaporteñ@ 1708 - 2016-12-24 20:48:17
postaporteñ@_______________________________

NI VERDAD SECUESTRADA NI MEMORIA PROHIBIDA

El llamado “Archivo del Terror” fue descubierto un día como hoy, hace 24 años, en el Departamento de Producciones de la Policía de la capital  en la vecina ciudad de Lambaré, fruto de 15 años de investigación llevada a cabo en fundamentalmente en Paris, Francia.

El 8 de enero de 1993, gracias a este histórico descubrimiento el gobierno paraguayo reconoció la competencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Ese mismo año, a propuesta del Senador Juan Manuel Peralta, a iniciativa de los estudiantes del Colegio Cristo Rey, Grupo Derechos Humanos, el Congreso Nacional declaró el 22 de diciembre DÍA DE LA DIGNIDAD NACIONAL.

El  Dr. Martin Almada y la Profesora Maria Stella Caceres, Directora del “Museo de las Memorias: Dictadura y Derechos Humanos”, conjuntamente con la Fundación Celestina Pérez de Almada, anuncian que a partir de la fecha,  se inicia el Programa “25 años del Descubrimiento del Archivo del TERROR””, con diversas  actividades  que culminarán el 22 de diciembre del 2017.

Las actividades educativas y culturales, así como de investigación histórica, reafirmarán el compromiso con el fortalecimiento democrático a través de la búsqueda de la Verdad, la Justicia y la Reparación.

Hacen propicia la oportunidad para agradecer a todas las personas que desde muy diversas posiciones colaboraron públicamente y anónimamente para las etapas de investigación durante largos años del exilio y en Paraguay, a los juristas nacionales e internacionales que apoyaron la campaña de incidencia previa, a los periodistas que cuidaron las instalaciones desde la noche anterior al descubrimiento de los archivos, a los que ayudaron a su traslado y  luego durante años difundieron su amplio contenido, en el que se destacan las pruebas de la Operación Cóndor.

Igualmente recordamos a la Presidenta de Comisión de DDHH de la Cámara de Senadores, La Sra. Carmen de Lara Casco  que participó activamente en todas las gestiones previas y las posteriores, a la Diputada María José Rolón de la Comisión Bicameral de Ilícitos, al Lic. Christian Torres, entonces Secretario de Redacción del diario Noticias y del Canal 13. Valoración especial a los Compañeros y Compañeras de la prisión, sobrevivientes de las cárceles de Stroessner, que protegieron inicialmente el Archivo  en el Edificio de los Tribunales de Asunción.

El reconocimiento al histórico rol del Juez José Agustín Fernández y de igual modo a todas las personas que  organizaron  los documentos para llegar a ser actualmente  Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los DDHH del Poder Judicial, conocido como el  ARCHIVO DEL  TERROR. 

Gratitud  destacada a todo el Equipo de la Fundación Celestina Pérez de Almada, sin cuyo apoyo no hubiese sido posible afrontar el descubrimiento que ha beneficiado  a miles de personas y que por su inmenso valor fue declarado   “Memoria del Mundo“ por la UNESCO en 2009  por la importancia de su contenido histórico.

Como resultado del  descubrimiento, el 26 de junio del 2016 la Justicia Argentina, en un histórico juicio, condenó a los responsables de la Operación Cóndor, pacto criminal que el  General Benito Guanes Serrano, denominado Cóndor Nº.2, firmó en Santiago de Chile el 25 de noviembre de 1975, en representación del Dictador Alfredo Stroessner. El General Alejandro Fretes Dávalos, fue denominado Cóndor Nº. 1.

El Acta Fundacional para el intercambio de los opositores ideológicos a la corriente neoliberal firmaron inicialmente Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay y Paraguay. Posteriormente se integró Ecuador y posiblemente Perú que dejó más de 100.000 víctimas en la Región.

Martin Almada, fue el artífice de la investigación y descubrimiento del nido de la Operación Cóndor, luego de haber sufrido más de 3 años de prisión y tortura, el asesinato de su esposa, la educadora Celestina Pérez, la confiscación de sus bienes, separado de su cargo docente en la Universidad Nacional ( Facultad de Agronomía y Veterinaria) y exilio.

LA ACNUR gestionó  y obtuvo la condición de Refugiado en Panamá, 1978, al dirigente sindical del magisterio paraguayo  y a sus tres hijos.

Almada declaro  que el descubrimiento del nido del Cóndor le dejo convencido de la justeza de su  lucha.

En el 2002 recibió en el Parlamento sueco el Premio Nobel Alternativo y en el 2015 fue declarado por la UNESCO, HÉROE CIVIL.

Envió María Stella Cáceres

- postaporteñ@ 1708 - 2016-12-24 20:39:22
postaporteñ@_______________________________

Ajustes por redondeo: Tarifazo en empresas publicas uruguayas

El gobierno del fraude amplio, pretende demostrar, fundamentar, argumentar y justificar el TARIFAZO que abre el año 2017. Incluso no falta algún trepador, oportunista, acomodado, privilegiado y secuaz de turno que forma parte de la dirigencia amarillista del Pit-Cnt.

El personero (que no representa a nadie, a ningún gremio ni sindicato alguno), Fernando Pereyra dijo que “no se trata de untarifazo, porque no supera el índice de inflación anual” y es solo un ajuste de tarifas necesario. Sería bueno y hasta justo, que este supuesto sindicalista oficialista y amanuense del gobierno (parte del sequito gubernamental), pague varias veces el “ajuste tarifario” de Astori y su equipo ministerial. Parece que Pereyra vive en otro país y en otro planeta, porque en el Uruguay real los salarios no alcanzan ni trabajando a diario. Seguro que este vocero del gobierno, al igual que otras y otros que se acomodaron no ganan 20.000 pesos mensuales de salario. No son parte de casi 900 mil trabajadoras y trabajadores, que en el Uruguay real ganan salarios de 15.000 pesos por mes y hasta menos de eso.

Y también hay jubilaciones, varias miles que no superan los 10.000 pesos al mes. Y pensemos en quienes ni siquiera tienen EMPLEO y no tienen derecho al seguro de paro. Y para colmo de males, el gobierno cuanta con las COMPLICIDADES de la prensa que desinforma, engaña y miente cuando “forma opinión pública” a favor del sistema y de sus propios intereses políticos.

Lo cierto, es que los propios sindicatos de las empresas publicas uruguayas, DENUNCIAN la gran mentira y la ESTAFA del gobierno del fraude amplio y sus secuaces de turno. Ocurre que des hace varios años a esta parte, los gobiernos y gobernantes de turno (coloriblancos,blanquiloradosy del fraude amplio), maquillan las cifras, los datos, los números, los porcentajes del INE(Instituto Nacional de Estadísticas oficiales del gobierno de turno), para quedar bien con los organismos financieros internacionales.

Además, la mayoría de las jerarquías gobernantes desde 2005, integrantes de este supuesto “progresismo izquierdoso”, esta “izquierda política” disfrazada y neoliberal, este fraude amplio considera que nuestros ENTES públicos uruguayos no son tales. Según tecnócratas y gobernantes de turno, en Uruguay hay “empresas públicas” que deben ser rentables y dar ganancias en los balances anuales. Nada de SERVICIOS para la población y los sectores populares más carentes. Nada de servicios gratuitos o gratuidad para servicios esenciales y necesarios para nuestro Pueblo empobrecido. Por el contrario, nuestros entes públicos uruguayos, funcionan como empresas privadas en la órbita público-estatal. Si son rentables y dan ganancias al estilo y el modelo capitalista, se las vacía con despilfarros, derroches, malas administraciones, malos negocios, malas inversiones y “asociaciones con privados” que dejan terribles agujeros y bancarrotas.

Y hay varios ejemplos de este tipo. Y si no son rentables ni dan ganancias en los balances anuales, este Juan Pueblo trabajador y empobrecido  pone el lomo y paga los platos rotos de jerarcas corruptos. Esta discusión ideológica, tiene ya varios años y en 1992 (gobierno blanquilorado de Lacalle Herrera), hasta fuimos a un REFERENDO popular que ganamos para defenderlas. Pero no olvidemos que en el 2003, cuando la pretendida PRIVATIZACIÓN de nuestra Anca pública y uruguaya, fue el propio Danilo Astori uno de los redactores de la ley privatizadora. Los antecedentes los acusan y su pasado reciente los condena. Sucede que la rentabilidad y las ganancias de nuestros supuestos ENTES públicos uruguayos, son para Rentas Generales.

Y la recaudación lograda, es para pagar los intereses de deuda externa, de deudas públicas, del famoso y nefasto DÉFICIT fiscal anual y para tapar los agujeros de los malos negocios y los negociados que salen mal.

En ANCAP su actual presidenta, la ingeniera Marta Jara fue exjerarca de la multinacional privada extranjera Shell, por lo cual podemos pensar que “es una funcionaria funcional” a los intereses de las petroleras y sus negocios. Entre los anuncios realizados recientemente por la propia Jara, se viene un desmantelamiento y PRIVATIZACIONES en varios sectores y los “ajustes en las tarifas”, incluyen los probables y posibles futuros aumentos del barril internacional.

Parece muy razonable fijar una perspectiva a corto plazo, muy “prudente” como dice Astori, pero quienes pagamos la futurología empresarial moderna es Juan Pueblo uruguayo. En OSE, el sindicato FFOSE acusa y denuncia al presidente Milton Machado por su mala administración. La calidad del AGUA potable, está cada vez más cuestionada y hasta en las ruedas de prensa, el ingeniero Machado toma agua embotellada de una empresa privada. En el Uruguay real, las redes sanitarias son vetustas y esta rotas en varios lados. Se pierden miles y miles de litros de agua por cañerías obsoletas y en mal estado y se tiran millones de litros a las cunetas, zanjas y alcantarillados.

Y las PRIVATIZACIONES en los servicios a la población, se hacen con empresas tercerizadas que pagan salarios de hambre y hacen muy mal las cosas. Incluso, se anunció que las tarifas aumentaran en forma adicional los cargos fijos.  En UTE, el sindicato AUTE denuncia la estafa a la población en los servicios que se prestan a su supuesta “clientela”.

Se despilfarran y derrochan millones de dólares por año, tirando agua de las compuertas en las represas hidroeléctricas del interior. La preferencia, la regalía, la prebenda, el beneficio lo tienen los dueños de los parques eólicos privados. Sus contratos con UTE, alcanzan entre 25 y 30 años y el ente estatal uruguayo debe comprarle toda la producción de los molinos de viento, se necesite o no. Así lo exige el contrato o concesión que le otorga el gobierno a los privados. Entonces, actualmente se abren las compuertas de las represas y no se genera ENERGÍA hidroeléctrica con un megavatio barato, a cambio de la energía eólica con un megavatio hasta 10 veces más costoso y que paga Juan Pueblo trabajador y empobrecido. Y tal vez por eso, los dueños de la ex FRIPUR no se quedaron pobres y las 1000 familias obreras sí.

En ANTEL, hay que hacer o hacer el famoso Antel-Arena que nos costara millones de dólares. Hay que darles aún más beneficios, prebendas, regalías y concesiones a los privados y pagar la fibra óptica que será el gran negocio de Claro, Movistar y otras empresas multinacionales.

En la ANP, en los puertos uruguayos las PRIVATIZACIONES son el gran negocio de las multinacionales privadas extranjeras. Son una suerte de gran feudo particular, privado (como ocurre con López Mena), y toda la operativa portuaria la mueven empresas privadas que disfrutan de exoneraciones y exenciones impositivas, fiscales, arancelarias, zonas francas, concesiones varias y licitaciones por muchos años.

Así las cosas, el gobierno del fraude amplio hace muy bien los mandados y cumple con los requisitos y las condiciones exigidas por los amos del mundo. Puro y autentico neoliberalismo económico, del bueno y del mejor, como en tiempos de gobiernos coloriblancos y blanquilorados del pasado reciente. Al mejor estilo de un “Chicago boy”, el ministro Astori es igualito a Enrique Iglesias, Valentín Arismendi, Ramón Díaz, Moisés Cohen, Ricardo Zerbino, Ignacio De Posadas, Conrado Hugues, Enrique Braga, Javier De Haedo, Ariel Davrieux, Luis Mosca, Isaac Alfie y otros conocidos “ministros” del FMI, BID y BM  Toda una muchachada macanuda, muy buena gante con los gringos del norte y muy intransigente con nuestro Pueblo.

Al finalizar el 2016, el gobierno del fraude amplio debe pagar alrededor de 2.100 millones de dólares a los organismos financieros internacionales y la plata, la pone Juan Pueblo uruguayo, trabajador y empobrecido. Los cinturones siempre se “ajustan” en los ojales del Pueblo. Nunca en los de la clase social dominante, explotadora, poderosa, acomodada, saqueadora y ladrona de nuestras RIQUEZAS naturales y generadas por nuestra clase obrera y trabajadora y la mayoría de nuestro Pueblo empobrecido. Incluso estos “gerentes de turno” como Astori y su sequito en el gobierno, son simples funcionarios funcionales al sistema.

Con Vázquez, Mujica y Astori las recetas fondomonetaristas se aplican como siempre, como toda la vida y como desde hace muchos años en Uruguay. Hoy las recetas se envían por internet, ya no tienen que viajar para recibir los deberes a cumplir. Es más, todo este paquete fiscal, este TARIFAZO, este FISCALAZO que se aplica desde el 2015, tiene a partir de Enero 2017 los RECORTES presupuestales aprobados por el Parlamento en el 2016. Y esos recortes en el Presupuesto nacional, significan menos dineros para Educación y Salud públicas, en Viviendas populares, en menos Planes y Programas sociales, Salarios, Jubilaciones y Pensiones y en Políticas hacia y para beneficiar a los sectores más carentes, vulnerables y empobrecidos.

Mientras tanto, en el Uruguay real (en el cual no viven quienes gobiernan) hay casi 900 mil trabajadoras y trabajadores que ganan salarios por debajo de 20.000 pesos mensuales. Hay casi 500.000 trabajadoras y trabajadores, que ganan menos de 15.000 pesos por mes de salario. Hay más de 120.000 jubilaciones menores a 10.000 pesos al mes y hay miles de personas con jubilaciones de entre los 5.000 y 8.000 pesos mensuales. Hay un desempleo en constante aumento y varias industrias locales semiparalizadas o en paro total. Y el gobierno del fraude amplio solo apuesta a una tercera planta de celulosa. Incluso se “asocia” al proyecto empresarial privado extranjero y “hace una vaquita” para juntar 1000 millones de dólares para infraestructura en rutas, carreteras, puentes, vías de trenes y toda la logística necesaria. Pero no hace lo mismo, cuando se trata de mejoras para nuestra gente y nuestro Pueblo trabajador.

No hay vuelta, en estos asuntos políticos y humanos no hay más perro que el chocolate. Por más que intenten y pretendan “maquillar la economía y maquillarse”, igual se les ve la hilacha. Habrá que juntarse y organizarse para LUCHAR y RESISTIR este neoliberalismo del fraude amplio que nos gobierna desde 2005. Habrá que ponerle PIENSO a las tareas colectivas y grupales que nos aguardan. Habrá que  sacarles las caretas, a quienes hacen de la FARSA una forma de “hacer política”, de vivir como reyezuelos o príncipes de cuentos, de mentir y engañar a nuestro Pueblo , de ENTREGAR el Uruguay como vende patria oportunistas.

Montevideo, Diciembre 2016

Rodolfo Bisquiazzo Aquino - postaporteñ@ 1708 - 2016-12-24 20:35:57
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 148

Hoy estoy más tranquila. Saskia mi reina, parece mucho mejor, corre y ocupa toda la casa muy atenta. Juega con Freja y han vuelto a correr gatos, que no existen, en la terraza. Ha vuelto a mirar a Loke con mirada fiera, pero incapaz de morderlo, aunque él cada día parece más atrevido o inconsciente.

Ayer tuve que meterlo en la jaula temprano porque no me dejaba tranquila, me cortaba el pelo, me mordía las orejas y buscaba la parte blanda de mis brazos para picotearme, se tiraba de espaldas sobre el sofá con alitas y patitas para arriba reclamando caricias en la pancita a gritos. Me estaba dejando sorda. Lo agarré y lo metí dentro de la jaula bajo grandes protestas, que enseguida se fueron apagando y aunque me miró dos veces con recelo, después se olvidó y miraba la televisión. Se calló, cerró el pico y al fin pudimos hablar Claudio, Luis y yo. (Äntligen lugnt.)

Los temas fueron los que están arriba de la mesa y curiosamente, también saltaron aquellos temas que la desventaja que tenemos en la lucha de clases interna, intenta poner debajo de la mesa. Por ejemplo me entero, leyendo los diarios de Suecia, que en Alepo en un bunker, fueron hechos prisioneros por el ejército sirio diez o más oficiales de la OTAN, que dirigían a las fuerzas que provocaron la destrucción de gran parte del bonito país de Siria. Aquí y creo que en el resto de América, lo único que se ha dicho sobre Alepo es que los rusos la han destruido y que además atacan los buses que buscan amparo en otros lugares con refugiados de guerra, soldados y oficiales que pelean contra el gobierno legal de Siria. Nadie habló de esto, de los oficiales que dirigen toda la acción que Occidente y algún otro país como Arabia Saudita, Israel y Turquía, desarrollan para tirar abajo el gobierno legal de Siria y hacer que el país costero del Mediterráneo tenga que pagar por la destrucción y la futura reconstrucción, los préstamos internacionales que hasta hoy Siria no ha tenido (Tystnad)

Se ha hablado un poco más del asesinato del embajador ruso en Turquía. Parece mentira que un país como Turquía, no tenga una guardia de seguridad capaz de parar el ataque de uno de sus miembros que, además de tirar, dio un pequeño discurso de porque hizo tal asesinato. (Skumt)

Aquí en el Cono Sur continúa la campaña contra Donald Trump. Poco se habla de los más de 300 votos alcanzados en el lugar donde se elige el Presidente de los Estados Unidos, donde le alcanzaba con tener un voto más de 270 y sin embargo se festeja que, creo que, dos electores del partido republicano no votaron por él. El hombre Trump, pertenece a la ultraderecha, espíritu fascista, diría yo, seguramente muchos de sus colaboradores serán fascistas también. Pero tanto él como la organización a la que pertenece, (partido republicano), son producto de la lucha de clases en EEUU. Por más Snowdens, Mannings o Assanges que denuncien los intentos de una elite que es cada vez más pequeña, la que más ganancia tiene del clima de guerra, hasta el 20 de enero dirigido por Barack Obama, Hillary Clinton o John Kerry, siempre será el resultado de una lucha de clases específica. 

No hay que olvidar que Benito Mussolini fue dirigente del partido socialista italiano y director del periódico “Lucha de clases” y también del periódico “Avanti”, órgano oficial del partido socialista, antes de transformarse en el “Duche”. 

O Goebbels, que pertenecía a las SAs del partido nazi, proponían el combate a los comunistas y socialistas primero e inmediatamente después al capitalismo. Fueron depuradas en “la noche de los cuchillos largos”. Fueron aniquiladas a manos de las SS, Goebbels pasó a ser la mano derecha de Hitler.  Pero peor ha sido a nivel de países muy grandes, el paso de la Unión Soviética a la Rusia actual y la China de Mao a la de Deng Xiaoping que con ayuda de EEUU pasó a ser la China capitalista e imperialista que existe hoy. (Alla går åt höger.)

Después de Lenin en las organizaciones revolucionarias de Occidente la dirigencia, casi en todas, ha sido de burgueses o pequeños burgueses por el simple hecho de que habían leído, podían escribir, pensar y analizar. En algo que leí hace mucho tiempo de Lenin, decía que él pretendía un partido teórico e ideológicamente proletario y no un partido de obreros que pensaban, muchas veces, como sus explotadores. Estoy citando de memoria. 

En América Latina mis más grandes héroes revolucionarios Fidel y Che Guevara, nunca fueron proletarios (obreros que vendían su fuerza de trabajo) y mi tercer gran héroe, Emiliano Zapata era campesino, Pancho Villa, (también en tercer lugar,  fue el único jefe militar que llevó la guerra a territorio de EEUU), contrabandista. 

Es la lucha de clases la que determina la posición y la función de cada uno en la historia de las formaciones sociales concretas. 

Es esa lucha de clases específica, la que hace los países distintos, aunque pertenezcan al mismo sistema. Aquí en Uruguay somos distintos de los argentinos y los brasileños porque la manera en que se articula la lucha de clases entre las distintas clases nos da este resultado. (Klasskamp)

En el momento actual se acaba de publicar una encuesta que dice que Pompita, al día de hoy, es el preferido de los votantes uruguayos para ser el próximo presidente en el 2019. Lo mismo han dicho hasta casi el final de las votaciones donde se eligió a Tabaré Vásquez, presidente de la república. 

Durante la pasada dictadura militar se destruyeron las organizaciones políticas de resistencia y se venció a la alternativa política de izquierda. 

La normalización de la vida política en el país se hizo sobre dos bases, la económica, desarrollada por la dictadura, y que continúa hasta hoy día y la vigencia de las organizaciones políticas de derecha a donde se sumaron los restos de las antiguas organizaciones de resistencia. Hoy por hoy casi todos somos de derecha, de lo contrario no podríamos funcionar como organización. 

Pompita es un idiota con el aparato del partido blanko detrás. Casi a diario muestra contradicciones entre lo que dice y lo que es. Se dice defensor del pueblo y se muestra como miembro de la elite más favorecida. 

Lo mismo Pedrito muy preocupado por el bienestar del pueblo, se presenta como liberal y reclama más represión y control de todos, menos de la elite económica del país a la que ninguno de los dos pondrá impuestos. Elite de la que forman parte tanto él Pedrito como Pompita, por eso juntan fuerzas y se unen, no sólo en Montevideo, en el parlamento y en las declaraciones también. 

El partido de gobierno se presenta progresista y de izquierda mientras participa de un golpe de estado a nivel regional contra el estado soberano de Venezuela, al que intentan expulsar del Mercosur por medios ilegales no reconocidos por el Mercosur. La dictadura de Temer en Brasil, el gobierno ultraderechista y antipopular de Macri en Argentina, el apoyo de Paraguay, añorante de dictaduras y Uruguay, producto de una dictadura, intentan una política internacional de sumisión al poder que creen, sin estar seguros, que será el mismo después del 20 de enero.  

La organización sindical también es lo que quedó después de la dictadura, los actuales dirigentes pertenecen casi por completo al ex partido comunista, que ya no existe más. A los gritos proclaman que son los que resistieron a la dictadura, a la que a su vez vencieron proclamando esta “democracia”. 

Mi opinión es que como no pueden ver en qué consistió la derrota. Tampoco pueden proponerse una alternativa de cambio y por eso su quehacer es sólo de apoyo a la derecha en el poder, declaraciones de comprensión de los intereses obreros o a la gente que trabaja en su totalidad, obreros o no (no hay que olvidar que los represores también tienen un sindicato afiliado al PIT-CNT), abandonando de una vez para siempre, por ahora, la política de resistencia económica, llaman a trabajar más para enriquecer a los patrones. Por ejemplo aceptan sin más las cláusulas de paz que imponen los explotadores a todos los trabajadores y también las leyes de esencialidad. (Strejkstopp.) 

Así es como vamos. Represión y control a todos los niveles y política económica de la dictadura militar. 

Fuimos con Alba y Florencia a ver la película de Oliver Stone, Snowden. Me enojé con Alba porque me dijo que se había dormido. Yo sé que trabaja mucho. Ayer vino por casa, tomamos un café y me aseguro que había sido una broma y que no se había dormido. Creo que por impresionarme un poco, cosa que logró con mucho éxito, hablando sobre la situación del fútbol, ella es tan feroz hincha de Cerro como Loke, me contó que Damiani, con papeles de Panamá, Kolorado y unas cuantas maldades más, es el feliz cuñado de Nin Novoa, blanko, hoy frenteamplista no elegido por nadie, casado con la hermana de Damiani y ministro de relaciones exteriores, estanciero antiprogresista, enemigo de Venezuela, amigo de EEUU y patrón miserable con sus trabajadores. 

Este funcionario del Frente Amplio desde su cargo hace lo que quiere y le gusta. Para eso seguramente lo nombró el Presidente de la República, (católico de ley y masón, pro judío), con el apoyo de todos los partidos representados en el parlamento uruguayo. 

Yo sobre su relación familiar, la de Nin Novoa con Damiani no sabía. Sabía sí, que Damiani fue, antes de Lopez Mena, Cónsul Honorario de Marruecos, que tiene secuestrada la libertad del pueblo saharaui a quien no le acepta el referéndum que decida su integración al reino de Marruecos o su libertad e independencia. Lopez Mena, es el actual Cónsul Honorario de Marruecos, además de dueño de Buquebus, es dueño de una empresa de ferris que hacen el trayecto entre España y Marruecos. (Marrockos illegala ockupation av Västsahara!)

Hoy es miércoles. Estoy escribiendo la “Saskia” que tendría que haber escrito ayer. Aquí en casa somos ateos y si alguien que no lo es viene a visitarnos en estas fechas lo sabe y no le importa. Yo he traído desde Suecia algunas cosas que allí se usan para festejar la navidad y el fin de año. Ayer los puse sobre la mesa y los colgué. También hice “glögg” (vino dulce que se toma caliente) Cosa que entusiasmó muchísimo a Claudio y al Papo y que también causó el asombro de Gastón, hijo de Claudio, que por tener sólo 19 años no fue convidado. 

El Papo trajo dos patas de cordero (Fårfiol) y tiene que esperar cuatro días para que esté listo. Los muñecos, estrellas y candelabros que he puesto me ayudan mucho a sentir el gusto de la comida de esta época. (Lite jul.)

Los amigos y el Papo, quizás más el Papo que los amigos, preparan un asado para el 24. Saskia y Freja seguro van a recibir, además de los huesos, algún pedazo de carne y tranquilizantes para que no se enloquezcan con el ruido de los fuegos artificiales. Loke, no sé qué hará, lo pondré dentro de la jaula y lo taparé. Creo que él va a dormir en la noche sin escuchar nada. 

Estoy terminando la Saskia y no puedo dejar de pensar que el líder del fascismo Benito Mussolini, fue hijo de un herrero y una maestra y que él mismo fue maestro. En su época también vivió Antonio Gramsci, secretario general del partido comunista italiano y fundador, junto a los compañeros llegados del socialismo, del Partido Comunista Italiano. Su familia fue una familia pobre. Por eso sus estudios no fueron muy continuos. Su padre fue un abogado pobre llamado Francisco. Peppina, su madre fue hasta tercero de escuela. 

El 21 de enero de 1921 se funda el Partido Comunista Italiano. Gramsci es uno de los fundadores que está en el Comité Central. Gramsci dirige “el Orden Nuevo”, diario del partido comunista italiano. Gramsci fue periodista, filósofo, teórico marxista, político. Escribió teoría política, sociología, antropología y lingüística. Fue encarcelado durante el régimen fascista de Benito Mussolini. Estuvo en los consejos de fábricas de Turín entre 1919 y 1920. 

Decía que si la democracia burguesa tiene su apoyo institucional en el parlamento, la democracia proletaria lo tiene en los consejos de fábricas. De ellos saldrá el nuevo orden. Fue elaborador del concepto de hegemonía y bloque hegemónico. Puso mucha energía en el estudio de los aspectos culturales de las sociedades llamadas por Marx “superestructuras”. Para Gramsci el papel central del estudio de las sociedades está en los conceptos de infraestructura, base real de la sociedad, incluye fuerzas de producción y relaciones sociales de producción. Y superestructura, ideología, instituciones, sistemas de ideas, doctrinas y creencias de una sociedad a partir del bloque hegemónico. Para Gramsci el poder del estado burgués no sólo se mantiene por la represión sino también por las pautas culturales hegemónicas.

Mis perritas no entienden porque me senté de nuevo a escribir en vez de darles comida. El Papo Luis se sintió agraviado por mi última Saskia y como yo, a pesar de sus kilos, lo quiero mucho, le voy a dar de comer y voy a permitirle que meta el hocico en cuanta cosa crea que es rica en esta época. 

Vuelvo después de Navidad. (GOD JUL!)

¡Que coman lindo!  ¡Que se sientan bien de acuerdo a las tradiciones que más satisfacción les brinde! Aquí haremos lo mismo.

SALUD  Y  R.S.

BITTAN - postaporteñ@ 1708 - 2016-12-24 20:29:47
postaporteñ@_______________________________

Bonapartismo a distancia. El Papa en la política argentina

Francisco va logrando una dirección general de un amplio campo que tiene que ver con la continuidad de las estructuras heredadas.

Básicamente, la configuración que dio pie al bonapartismo y que resulta difícil de desarmar. El Papa maneja organizaciones que van desde el PRO al maoísmo, pasando por el kirchnerismo.

Federico Genera

LAP-CEICS/ EL AROMO n° 94 16/12/2016


Detrás del acuerdo entre las organizaciones sociales y el Gobierno, se encuentra el Papa Francisco. Carente, por ahora, de un partido político propio, sus estrategias se llevan adelante por relaciones con diferentes estructuras en torno a una dirección general.

Como analizamos en El Aromo/1, su origen peronista, ligado a Guardia de Hierro, nunca fue una barrera para acercarse a sectores. Francisco tiene hoy fluidos lazos con el peronismo, el kirchnerismo duro, el PRO, la CGT y las organizaciones de desocupados, desde la propia CTEP hasta la CCC. Además, conserva un control (aunque no completo), de la Iglesia en Argentina.

Peronismo, con o sin PJ

La principal preocupación que tiene Francisco hoy es la unificación del peronismo, en vistas a su próxima gran batalla: las elecciones legislativas del 2017. Para ello, mantuvo reuniones con Julián Domínguez, ex precandidato gobernador de la provincia de Buenos Aires y hoy parte del agrupamiento “laudatianos”, que comparte con Gustavo Vera, Pino Solanas, entre otros. El principal obstáculo a la reunificación es la candidatura de Cristina. Hoy, los intendentes se encuentran divididos al menos en dos: los que quieren a Cristina candidata (Grupo Fénix) y los que no (Grupo Esmeralda). La idea de Francisco es proponer la candidatura Randazzo como prenda de unidad. Para eso, Cristina debería resignar la suya.

Mientras continúa las negociaciones con Domínguez, el Papa también estrecha lazos con otro sector de intendentes peronistas que firmaron el pacto de San Antonio de Padua. Este grupo es liderado por Gustavo Menéndez (Merlo), Gabriel Katapodis (San Martín), Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas), Juan Zavaleta (Hurlingham), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentina). Dicho pacto guarda sus fundamentos en la carta encíclica Laudato Si’ pronunciada por el Papa Francisco en el año 2015.

Es necesario recordar que Katopodis (uno de los líderes del Grupo Esmeralda) forma parte del frente papal “Red Laudatista”, acompañado por Héctor Daer, Pino Solanas, y Vera. Incluso, ha entablado reuniones con Magario de La Matanza, del bloque Fénix. Esta estrategia, se encuentra dentro del objetivo de la unificación del PJ. Todos los peronistas comienzan a ser laudatistas, hasta aquellos como Héctor Daer y Pino Solanas, que poco tuvieron que ver en el proceso del FPV.

Ahora bien, un contexto de seguidismo al oficialismo disfrazado de “gobernabilidad” de parte la mayoría de los gobernadores de la “nueva camada” (Uñac, Bordet, Urtubey, Carapaccio, Peppo) y de la indefinición sobre el lugar de Cristina Fernández de Kirchner, más la incómoda presencia de Massa, la tarea papal no parece sencilla.

Francisco también ha trazado importantes relaciones con el PRO, tanto cuando fue oposición como ahora que es gobierno. Estos lazos, no exentos de tensiones, convergen en dos lugares comunes en la política eclesiástica: la educación y el asistencialismo.

En Educación, su principal nexo es Esteban Bullrich. Cuando este era ministro porteño, tenía dentro de sus asesores a José María Del Corral, profesor de la Universidad Católica, Presidente del Consejo General de Ecuación del Arzobispado de Buenos Aires, y también el director de Scholas Occurrentes. Del Corral fue quién rechazó el giro por 16 millones de pesos por parte del Gobierno a ese programa, por decisión del Papa. Bullrich también estableció lazos personales con el pontífice a raíz de la enfermedad que su hija tuvo, y que Bergoglio ayudó a “sanar”. En el año 2012, Bullrich impulsó la ley de educación porteña, que contenía un congreso pedagógico que contaba con el aval de la Pastoral Social. No obstante, el proyecto fue vetado por el Ejecutivo con firmas de Macri, Marco Peña y Hernán Lombardi. A pesar de eso, y para marcar que mantenía su influencia en el gobierno porteño, el Papa invitó a Esteban Bullrich personalmente por el Congreso Mundial de Scholas Occurrentes.

Sin dudas, su área de mayor influencia es el Ministerio de Desarrollo Social, que lidera Carolina Stanley. La Subsecretaría de Responsabilidad Social, en su ministerio, está a cargo de Victoria Morales Gorleri, quien también fue legisladora del PRO desde 2007 a 2015. Victoria fue, durante diez años, nada menos que la secretaria de Bergoglio y formó parte del equipo “Vicaria Genera de Educación” (VGE). En el 2015, impulsó el programa “Escuela de Vecinos”, que fue el predecesor del actual Scholas Occurrentes. En el VGE también estuvo involucrado Gustavo Vera.

En 2012, Morales Gorleri encabezó el ataque contra el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la interrupción del embarazo en mujeres violadas. Su inclusión en las listas de candidatos contó con la anuencia del padre Juan Torrella, vicario de Educación. Otro hombre vinculado con la Iglesia, Gabriel Castelli, ex director nacional de Cáritas y miembro de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal, es el secretario de Coordinación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, lo que lo convierte en un virtual viceministro del área.

Jorge Triaca es otro nexo que tiene Francisco con el actual gobierno. Jorge Alberto Triaca y Adriana Triaca están vinculados con la tradición católica social. Cuando Jorge Triaca (padre) falleció, Bergoglio ofició una misa en su memoria. Su cercanía se refleja en la colaboración que realizan Jorge y Adriana para la obra del padre Pepe Di Paola y para los curas de las villas porteñas. En el año 2014, promovió que el sindicato de plásticos llegué a un acuerdo con Scholas Occurrentes, para la fabricación de mochilas. En 2014, cuando se celebró el primer acuerdo, se hicieron presentes Alberto Murúa (Secretario General), Esteban Bullrich, y José María Del Corral /2

Estos vínculos le permitieron a Jorge Triaca (hijo) poder tender una línea directa con el Vaticano, siendo clave en la actual negociación con las organizaciones sociales y la CGT.

Cabe destacar también la figura de Santiago de Estrada. Estrada es el que más aceitadas relaciones tiene con la Iglesia dentro de las filas macristas. Hoy ocupa el cargo de director de la Secretaría de Culto, espacio institucional que destina los fondos a la Iglesia Católica. Siempre vinculado a la Iglesia, ocupó distintos cargos desde Onganía hasta la fecha como. Fue Subsecretario de Seguridad Social (1967-1969), Secretario de Seguridad (1976-1983), Embajador en el Vaticano (1984-1989) y Secretario Seguridad Social (1989-1991). Se incorporó al macrismo en el 2003 como legislador porteño. Por último, aparece la figura de Gabriela Michetti, con quien rompió relaciones con Bergoglio en el año 2010, cuando se negó a votar en contra del PRO en la ley de matrimonio igualitario. Recién este año volvieron a tener un encuentro, luego de sucesivas negativas del pontífice.

Como vemos, Francisco maneja una serie de relaciones políticas que exceden el PJ en particular y el peronismo en general. Aparece, más bien, como una referencia política general que ordena medidas particulares, llevadas adelante transversalmente.

En la viña del Señor

Tal vez, el Francisco haya sido quien mejor comprendió los beneficios políticos de centralizar la fracción ocupada con la desocupada. Para eso, tejió una extensa relación con las organizaciones de desocupados, desde las más kirchneristas hasta las de “izquierda” (CCC).

Entre el 2001 y 2003, Bergoglio tuvo una fuerte injerencia en la estructura del movimiento piquetero a través del padre Carlos Accaputo, director de la Pastoral Social. Accaputo fue el brazo político en el armado de la mesa de Diálogo Argentino (que acordó el programa y la presidencia de Duhalde), también fue el promotor de muchos encuentros entre la Iglesia y el sindicalismo. Fue, además, el enviado de Bergoglio para intervenir en el conflicto de tierras en el Indoamericano.

Con su llegada al Vaticano, la relación con los movimientos de desocupados se hizo más frecuente e intensa. El pasado 9 de noviembre, se realizó en Roma el 3er encuentro de movimientos sociales que organizó Juan Grabois, de la CTEP. En palabras del propio Grabois, el objetivo del encuentro es: “construir ese programa y esa fuerza desde la solidaridad, que permita recorrer este proceso de cambio de manera pacífica”. Cuando el sitio Vatican Insider le consultó si era un encuentro “anti-Macri” Grabois respondió: “No, si fuese así no estaría participando como observador el presidente del bloque oficialista en la Cámara de Diputados, Nicolás Massot” /3

Antes de este encuentro, Grabois y Gustavo Vera fueron invitados a un coloquio Academia de Ciencia Pontificia que dirige monseñor Marcelo Sánchez Sorondo. Por su parte, los delegados de Barrios de Pie y Movimiento Evita también coincidieron con Grabois que no era un encuentro “anti-Macri”. De hecho, este evento fue la antesala del acuerdo firmado recientemente entre los movimientos sociales y el Gobierno.

La fracción de la clase obrera ocupada nucleada en la CGT también tuvo participación en la agenda de Francisco. El pasado 24 de septiembre, se llevó a cabo en el Salón Felipe Vallese de la Confederación General del Trabajo (CGT), la Jornada de Movimientos Populares, en el que participaron la CGT, movimientos sociales como la CCC y la CTEP y la Iglesia. Los representantes que abrieron la jornada fueron Juan Carlos Schmid (miembro del triunvirato de la CGT), Esteban “Gringo” Castro (Secretario General de la CTEP), Juan Carlos Alderete (Coordinador Nacional de la CCC) y Daniel Menéndez (Coordinador Nacional de Barrios de Pie), con la coordinación de Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo (Pontificia Academia de Ciencias del Vaticano).

En octubre, se había realizado la “Mesa de Diálogo” entre trabajadores, empresarios y el Gobierno. Mario Quintana fue como representante del macrismo. Allí, Schmid reconoció el papel de Francisco y sobre su injerencia: “en el inicio de la última reunión, se leyó una carta firmada en el Vaticano de parte de la Conferencia Episcopal Argentina que abonaba la instancia de diálogo”.

Las dos CTA que fueron desplazadas de la mesa de negociación. No obstante, Yasky, en representación de la CTA kirchnerista, se reuniría con movimientos sociales y los trabajadores de la Economía Popular (CTEP) con el fin de “de consensuar una jornada nacional de lucha para ratificar la necesidad de un cambio de rumbo económico en la Argentina”.

Las organizaciones sobre las que Francisco ejerce una dirección más o menos directa, no responden necesariamente al mismo espacio político. Por un lado, la CTEP, que nuclea a distintas organizaciones sociales que siguiendo a la CTA instan a “confrontar” a Macri, y por el otro, sus “voceros”, representados en la Pastoral Social con Accaputo a la cabeza, que trabajaron a la par con el massismo (en reiteradas reuniones con De Mendiguren). No obstante, la votación sobre la reforma de Ganancias los encontró votando a todos juntos.

De riñón propio

Francisco también cuenta con sus interlocutores más fieles dentro de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA). Presidida por José María Arancedo, toda su estructura responde a Francisco en su totalidad. Este organismo le sirve a Francisco para fundar lazos con distintos actores sociales y políticos. El 31 de octubre fue escenario del encuentro fundacional denominado “Sin inclusión no hay justicia”. Estuvieron presentes Julio Piumato, por judiciales, miembros de la UOCRA y de SADOP. También contó con la presencia de varios jueces.

Dentro de la CEA se encuentra Mario Poli, otro actor clave para el pontífice. Poli tiene muy buena relación con Macri, y en el último viaje del presidente a Roma, lo acompañó en un paseo en bicicleta. Fue también quien intervino en las modificaciones el Código Civil y Comercial. En particular, modificando el artículo 19 confirmando que “la existencia de la persona humana comienza en la concepción”.

El 4 de abril de este año encabezó una marcha a favor de “la familia y la vida” remarcando la crisis que atraviesan las instituciones y las personas. El 7 de agosto organizó la marcha de San Cayetano a Plaza de Mayo. A esta movilización se sumaron Barrios de Pie, CTEP, Movimiento Evita, la CCC, La Alameda, sectores de la CTA vinculados a Hugo Yasky y gremios de la CGT vinculados a Moyano. Su última marcha fue el 23 de septiembre, que concluyó en una misa por las victimas de trata.

Por último, cabe mencionar el importante rol que está cumpliendo la Universidad Católica Argentina (UCA) en la política nacional, dirigida por Víctor Manuel Fernández. Nombrado por el Papa Francisco en junio del 2013, Fernández fue quien comunicó, en mayo del 2014, los números sobre pobreza, que poca gracia le causó a Cristina Kirchner y, recientemente, a Mauricio Macri. En la UCA se desarrolló también el congreso “Hacia una cultura del Encuentro en Argentina”, donde se hicieron presentes Juan Abal Medina, Carlos Kunkel y Scioli entre otros peronistas con la finalidad de diagramar una agenda en común. Pero esa tarea todavía está pendiente y no se sabe si Francisco va a tener voluntad de continuarla con ellos.

La UCA no solo marca su agenda con reuniones entre sectores, sino que también interviene políticamente. Cuando, luego de la marcha “Ni una menos”, María Eugenia Vidal decidió avanzar sobre el protocolo de abortos no punibles, la UCA replicó con un documento firmado por Hernán Mathieu. Días más tarde, Vidal dio marcha atrás.

Mathieu entiende de presiones, tal como lo demostró en 2010, en el marco de la Ley de Matrimonio Igualitario, cuando no sólo puso micros a disposición, para viajar a la Capital Federal, sino que también liberó a los docentes y al personal administrativo de la UCA para que asistiesen a la contramarcha organizada por Jorge Bergoglio. A su vez, pidió que las faltas de los alumnos que participasen de la movilización estuvieran justificadas.

Otro de los personajes importantes que mantienen el nexo entre el Papa y la política nacional, es el legislador porteño por el movimiento “Bien Común”, Gustavo Vera. Si bien dicha relación no es directa, Vera supo ser uno de sus voceros principales. De hecho, recientemente se reunió, a nombre del Papa, nada menos que con Eduardo Duhalde y con Gils Carbó, en la cual le entregó los rosarios bendecidos.

El Sumo Pontífice organizó aquí una Red Laudatista, que nuclea a diferentes dirigentes en torno a un programa, que se condensa en un documento, donde se enuncian diez acciones específicas a realizar. La primera es la constitución de “una comunidad basada en el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional de Juan Perón, en la encíclica Laudato Sí y en el Papa Francisco”.

Si bien no se han planteado como alianza electoral de cara al 2017, su heterogénea composición nuclear nos da una pista: el ya nombrado Gustavo Vera (Bien Común), Pino Solanas (Proyecto Sur), Felipe Solá (Frente Renovador), Gabriel Katopodis (PJ), Omar Plaini y Héctor Daer (CGT), donde firmaron un documento que pide, entre otras cosas, “recuperar la soberanía energética”, “redistribuir la riqueza con equidad social” y “exigir al Estado que garantice la seguridad”. Es decir, el programa clásico del peronismo.

Algunas conclusiones

La reciente Ley de Emergencia Social, acompañada por el acuerdo entre organizaciones sociales y el Gobierno, tiene como horizonte las políticas del Sumo Pontífice. Sin dudas, el Papa ha logrado imponer su agenda e intereses, y el macrismo ha tenido que ceder en ese terreno. Francisco ejerció una extorsión en toda la regla: amenazó con un diciembre “caliente”. A cambio, recibió una importante caja para hacer política y sacar definitivamente las organizaciones de la sobrepoblación relativa de la égida del kirchnerismo y del PJ, bajo la forma de obras sociales de desocupados.

Francisco va logrando una dirección general de un amplio campo que tiene que ver con la continuidad de las estructuras heredadas. Básicamente, la configuración que dio pie al bonapartismo y que resulta difícil de desarmar. El Papa maneja organizaciones que van desde el PRO al maoísmo, pasando por el kirchnerismo. Ordena políticas de ocupados y desocupados. Influye sobre los diputados del Congreso Nacional y sobre las movilizaciones que protestan afuera. Se está constituyendo, de hecho, en un liderazgo con un proyecto de bonapartismo a distancia.

En ese contexto, un PJ reorganizado y unificado permitiría darle una forma más institucionalizada al armado heredado. En cambio, la constitución de un espacio más amplio, transversal y heterogéneo (desde el macrismo a la CCC), lo convierten en el lejano árbitro de una serie de enfrentamientos. Algo similar a lo que fue alguna vez Perón desde Puerta de Hierro

Notas

1/ Véase Genera, Federico y Ponce, Santiago: “La Santa Alianza” en El Aromo n°87, https://goo.gl/nFsOZL

2/ La Nación, 20/9/16 en https://goo.gl/50CF0b

3/ Vatican Insider, 2/11/2016 en https://goo.gl/0lKp4l

Razón y Revolución

RyR - postaporteñ@ 1706 - 2016-12-18 06:32:18
postaporteñ@_______________________________

LA INTELIGENCIA DE SIEMPRE

Asesinos, secuestradores, torturadores fueron responsables del espionaje militar en democracia. Sus antecedentes como terroristas de Estado los habilitaban a infiltrar organizaciones y reclutar informantes.

Por Samuel Blixen – Brecha – 16 12 16

Los oficiales del Ejército que dirigieron el espionaje militar en democracia contra gobernantes, legisladores, magistrados, partidos políticos, sindicalistas y periodistas fueron en su mayoría piezas clave del terrorismo de Estado durante la dictadura y algunos están presos por su responsabilidad en delitos de lesa humanidad. No sorprende, por tanto, que la actividad de inteligencia militar mantuviera en democracia los mismos criterios ideológicos de la dictadura, signados por la doctrina de la seguridad nacional y el esquema de la Guerra Fría.

Así, en noviembre de 1992 el entonces teniente coronel Jorge “Pajarito” Silveira (actualmente preso) figuraba como “asesor de los organismos de inteligencia, para lo cual cuenta bajo sus órdenes con informantes de organizaciones subversivas que brindan información del enemigo”.

Los jefes de dichas reparticiones, algunas dependientes del Estado Mayor del Ejército y otras del Ministerio de Defensa Nacional, no identifican –hasta donde se sabe– qué organizaciones subversivas operaban en el país ni quién era el enemigo que había que controlar; los documentos referidos al espionaje revelan que el “enemigo” eran partidos políticos legales y organizaciones sindicales.

Los presidentes y los ministros de Defensa de los sucesivos gobiernos desde la reimplantación democrática, en 1985, y hasta 2005, no modificaron el esquema de la inteligencia militar, que proyectaba a la democracia los criterios de la dictadura; es posible que dichos responsables civiles ni siquiera tuvieran conocimiento del grado de autonomía que se desplegaba a sus espaldas. Pero el esquema no se modificó cuando algunos episodios puntuales (el secuestro del chileno Eugenio Berríos en colaboración con la inteligencia chilena en 1991-1992, las escuchas con micrófonos en el despacho del general Fernán Amado en 1993 o las interferencias telefónicas al prosecretario de la Presidencia Leonardo Costa y al diputado Jorge Barrera en 2002) revelaron la gravedad de esa autonomía.

Aquellos oficiales que se destacaron en los organismos represivos como el Servicio de Información de Defensa (SID) y el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA) fueron después designados como jefes de las reparticiones que se especializaron en el reclutamiento de informantes y en la infiltración de partidos políticos y sindicatos.

Aunque el organigrama de las Fuerzas Armadas y su evolución es difícil de determinar, puede afirmarse que el SID ya tenía en 1984 una sección Reclutamiento e Infiltración (Rel) que funcionaba con el Departamento III-Planes, Operaciones y Enlace (Poe). En esa época el responsable del Poe era el teniente coronel Ícaro N Méndez.

En diciembre de 1984, ya con el resultado electoral, la sección Reclutamiento e Infiltración se transforma en “Anexo” del Departamento III, y su responsable fue el teniente coronel Ramón Larrosa. El término “Anexo” figura como identificación en muchos documentos de 1985 a 1987, en poder de Brecha, que se refieren al espionaje de partidos políticos.

Simultáneamente, el SID, creado en 1973 y cuyo primer jefe fue el coronel Ramón Trabal, se transformó en enero de 1985, en los estertores de la presidencia de Gregorio Álvarez, en el Servicio de Información de las Fuerzas Armadas (SIFFAA), apenas un cambio de nombre, salvo una particularidad: a diferencia del SID, el SIFFAA pasaba a depender de la estructura jerárquica del Ejército, y su control se volvía más dificultoso, para el caso de que los primeros ministros de Defensa de Julio María Sanguinetti –el abogado Juan Vicente Chiarino y el general Hugo Medina– tuvieran intención de ejercer el control.

El SIFFAA fue la cabeza visible de la inteligencia militar entre enero de 1985 y marzo de 1987. Al frente del Departamento III (Poe), el teniente coronel Pedro Barneix sustituyó al teniente coronel Larrosa en abril de 1986. Ya como general, Barneix ascendería a jefe de la Dirección General de Información de Defensa (DGID) y en 2005 sería designado, junto con el general Carlos Díaz, para evacuar el pedido del presidente Tabaré Vázquez de identificar los lugares de enterramiento de detenidos-desaparecidos. Después de investigar en el círculo de los más notorios terroristas de Estado, Barneix y Díaz elevaron un informe al comandante del Ejército, general Ángel Bertolotti, con información absolutamente falsa. Por entonces aún no había comenzado la investigación judicial que identificó al entonces teniente Barneix, en 1974, como uno de los asesinos del militante carmelitano Aldo Perrini, ocurrido en el cuartel de Colonia.

SERVICIOS CAPACITADOS

 En 1986, como jefe del Departamento III, el teniente coronel Barneix supervisaba al jefe de de la Sección Rel, que a lo largo de ese año comenzó el montaje de una red de espías que se enfocaría en la penetración del Partido Comunista. La red estaba supervisada por el capitán Wellington Sarli, quien en enero de 1986 participó en un curso de inteligencia en Alemania.

Sarli cobraría notoriedad diez años después, en 1996, cuando la policía chilena lo identificó como uno de los oficiales uruguayos responsables de la desaparición del bioquímico Eugenio Berríos, y procuró su extradición. Pero a la hora de dirigir la compañía de espías contaba con un inestimable antecedente: designado en 1975 como miembro del OCOA en la Región 4, Sarli asistió al jefe de la región, el general Gregorio Álvarez, en el montaje de una operación de inteligencia contra 25 jóvenes menores de edad, miembros de la Juventud Comunista en Treinta y Tres. Los jóvenes habían participado en un campamento en una playa de Rocha y a su regreso fueron detenidos en el cuartel de la compañía de Infantería número 10 (donde Sarli revistaba como alférez). Fueron brutalmente torturados y sometidos al escarnio público al difundirse un infame comunicado de las Fuerzas Armadas que falsamente atribuía a los menores de edad prácticas de promiscuidad sexual en el campamento y especialmente acusaba a las mujeres de realizar concursos de resistencia sexual. El periodista Mauricio Almada detalló el episodio en su libro Crónica de una infamia. Sarli fue denunciado en un expediente sobre esas torturas, pero el caso no prosperó, aunque no está archivado.

En abril de 1986, quizás por el arresto a rigor que sufrió por “deformación profesional” ordenado directamente por el general Washington Varela, jefe del SIFFAA, el capitán Sarli dejó la sección Rel del Departamento III y pasó a revistar en la Región de Ejército 4.

En 1987 Barneix fue sustituido al frente del Departamento III por el teniente coronel Diego M Cardozo, quien mantuvo las mismas funciones de inteligencia por más que el SIFFAA se convirtió, en marzo de 1987, en la Dirección General de Información de Defensa (DGID). El encargado de la Sección Rel era el capitán Robert Terra, quien suspendió temporalmente el monitoreo del espionaje para asistir en Taiwán a un curso sobre “Estudios de seguridad e inteligencia”. Terra había sido comandante del Grupo de Operaciones Especiales de Inteligencia en el OCOA 2 (San José).

Es a comienzos de ese año que el Departamento III despliega un cerco de espionaje en torno a Wilson Ferreira Aldunate. Los espías infiltrados en el Partido Nacional dan cuenta de las opiniones de Wilson sobre el anunciado referéndum para eliminar la recién votada ley de caducidad, sus evaluaciones sobre el MLN-Tupamaros, y hacen un seguimiento estrecho de Juan Raúl Ferreira y de Diego Achard.

En 1988 el Departamento III de la DGID cobra impulso en la ramificación del espionaje, centrándose en el Mín., en el Partido Comunista y en el PIT-CNT. Su jefe era el teniente coronel Eduardo Ferro, sindicado (pero nunca confirmado) como autor material de la muerte del escribano Fernando Miranda, uno de los pocos de­saparecidos cuyos restos pudieron ser rescatados. Ferro fue un activo participante en la red Cóndor: en abril de 1977, como integrante de la Compañía de Contrainformación del Ejército, fue individualizado como uno de los militares uruguayos que interrogaron en el centro clandestino argentino Club Atlético a los desaparecidos uruguayos Andrés Bellizzi y Jorge Goncálvez; en 1978 participó en el secuestro y traslado desde Brasil de Lilián Celiberti y Universindo Rodríguez. Muy probablemente Ferro sea “Guillermo”, el incansable coordinador de los “manipuladores” de espías, que en 1989 pretendían allanar los domicilios de diplomáticos cubanos y los locales de las publicaciones Brecha y Mate Amargo.

En ese mismo año de 1989 el mayor Wellington Sarli asumió como jefe de la sección Manipulación y Reclutamiento de la Compañía de Contrainformación; es posible que tanto esta compañía como el Departamento III de la DGID tuvieran sus propios ejércitos de espías, aunque también es posible que ambos organismos coordinaran el espionaje, porque muchos documentos del D-III señalan que se debía enviar copias a la Compañía de Contrainformación. En todo caso, en 1991 el mayor Sarli fue evaluado por su superior en la Compañía de Contrainformación, el teniente coronel Tomás Casella. A fines de ese año la compañía se hizo cargo de la custodia del bioquímico chileno Eugenio Berríos.

En noviembre de 1992, cuando Berríos, recluido en un chalé de Las Toscas, pretendió fugarse de sus carceleros uruguayos y chilenos, el jefe de la Compañía de Contrainformación era el teniente coronel Edgardo da Cunha, quien dependía directamente del jefe del Departamento II del Estado Mayor del Ejército, el coronel Gilberto Vázquez, hoy preso por numerosos crímenes de lesa humanidad. Por primera vez el nombre de Vázquez se asocia al episodio del secuestro, desaparición y asesinato de Berríos.

Fue en noviembre de 1992 que Jorge Silveira asumió como asesor de los órganos de inteligencia, es decir, la DGID y la Compañía de Contrainformación. Antes del episodio de Berríos, a mediados de 1992, Wellington Sarli asistió a un curso de inteligencia brindado por la CIA, acumulando el conocimiento adquirido diez años antes en un curso brindado por el Mossad, la inteligencia israelí.

Cualquiera de los oficiales nombrados podría aportar testimonios a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados que analiza el espionaje militar en democracia, que algunos dudan que fuera una actividad institucional, mientras que otros prefieren dar un paso al costado porque el asunto está “bajo secreto presumarial”. El secreto es precisamente lo que fomenta el espionaje.

No resisten archivo

Los primeros análisis realizados por algunos de los integrantes de la comisión investigadora parlamentaria concluyen que efectivamente existió espionaje de la inteligencia militar en democracia, por lo cual las afirmaciones de las autoridades de las Fuerzas Armadas empiezan a caer por su propio peso.

Dos días después de conformada la comisión en Diputados, el ministro de Defensa, Jorge Menéndez, había trasmitido en el Senado información recibida desde el Estado Mayor de la Defensa y desde la Dirección de Inteligencia Estratégica que desmentía la existencia de espionaje militar a periodistas, partidos políticos, legisladores, dirigentes sindicales y jueces posterior a 1985.

“Las autoridades han respondido que institucionalmente no se han realizado actividades de esas características y que no existen en las Fuerzas (Armadas) archivos al respecto”, recalcó Menéndez. Sin embargo, los primeros elementos recogidos en las primeras sesiones de la investigadora apuntan a que el espionaje existió (“es innegable”, resumió un parlamentario consultado por Brecha).

La segunda sesión de la comisión se desarrolló este jueves y contó con la presencia de los historiadores Isabel Wschebor y Álvaro Rico. Los especialistas fueron los autores de los dos informes solicitados por la jueza penal Beatriz Larrieu, a partir del contenido de los documentos presentes en las 65 cajas incautadas en el domicilio del coronel fallecido Elmar Castiglioni.

Fuentes de Brecha afirman que la historiadora ratificó lo escrito en su informe, en el que explica que en el archivo Castiglioni existen “todos los indicios como para corroborar la existencia de expedientes institucionales en ese archivo particular”. Por su parte, Rico puso sobre la mesa aspectos más generales sobre los servicios de inteligencia y el aparato del Estado, pero se negó a profundizar en determinados asuntos de su informe “amparándose en el secreto presumarial”.

“Se ha estado manejando que las 65 cajas incautadas en el domicilio de Castiglioni tienen que ver con una iniciativa personal del coronel. De a poco vamos concluyendo que un trabajo de esta naturaleza no lo hace una persona en soledad, sino que se trata de un trabajo en equipo”, reafirmaron las fuentes consultadas.

El siguiente paso de la comisión investigadora será “cotejar los documentos del archivo Castiglioni con los archivos de los servicios de inteligencia del Estado”. Paralelamente se convocará a una lista de personas para que aporten más información sobre el asunto, entre las que se encuentra el periodista de este semanario Blixen. La investigadora volverá a reunirse el 20 de febrero para profundizar en un segundo aspecto de su indagatoria: confirmar si el espionaje se realizó de manera institucional o por fuera de la institucionalidad.

Mariana Cianelli

La conexión Berríos

Aquel 15 de noviembre de 1992 en que Eugenio Berríos –ex agente de la Dina chilena que llevaba ya un año en Uruguay en una especie de cárcel dorada– decidió deslizarse por el tragaluz del baño del chalé del capitán Eduardo Radaelli, en Las Toscas, y huir de sus custodias militares chilenos y uruguayos, las sirenas de alarma sonaron en la Compañía de Contrainformación del Ejército: dos de sus oficiales, Tomás Casella y Eduardo Radaelli, habían dejado escapar a Berríos, quien por esas horas corría por las calles de Parque del Plata gritando “Pinochet me quiere matar”.

El jefe de la compañía, el teniente coronel Edgardo da Cunha, ordenó al mayor Wellington Sarli que se trasladara inmediatamente a Parque del Plata para interiorizarse de la situación y brindarle un informe detallado. Fue así que el destino de Sarli quedó, a partir de ese momento, indisolublemente unido al de Casella y Radaelli. Ambos fueron interrogados por el ministro de Defensa del gobierno de Luis Alberto Lacalle, Mariano Brito, y se atuvieron a la versión de que la custodia del bioquímico chileno había sido una “gauchada” personal que le habían hecho a unos amigos chilenos que, casualmente, también eran militares. Esa versión, y la burda foto trucada que mostraba a Berríos, desaparecido, leyendo un diario italiano, bastó para que el gobierno diera por finalizada la cuestión: “Es un asunto chileno”, explicó Lacalle; los legisladores suspendieron la investigación y la justicia se desentendió del rosario de delitos cometidos: secuestro, documentación falsa, ingreso ilegal de militares extranjeros, etcétera.

El nombre de Sarli apareció definitivamente asociado al caso Berríos poco después que apareciera el cadáver en unas dunas de El Pinar. Tras una tozuda investigación de la policía chilena, fue imposible impedir que la justicia de ese país reclamara la extradición de los tres oficiales de contrainformación por los delitos de secuestro y asociación para delinquir. Ante los jueces chilenos los tres negaron su participación en el asesinato, pero mientras Casella y Radaelli se atuvieron a la versión original de la gauchada, Sarli declaró que él había concurrido a Parque del Plata cumpliendo una orden de su superior.

Aquí en Uruguay nadie se dio por enterado de que la Compañía de Contrainformación aparecía institucionalmente vinculada a un secuestro y asesinato cometido por el Cóndor en democracia. Tras una de las tantas negativas de la justicia chilena a conceder las apelaciones solicitadas por los tres militares uruguayos, el ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro llegó a afirmar que Casella, Radaelli y Sarli eran “presos políticos”.

Una vez confirmada la sentencia, Casella y Radaelli se acogieron al beneficio de terminar de cumplir la pena en Uruguay. Sarli, en cambio, prefirió quedarse en Santiago de Chile. Dicen que allá tiene una novia. También es posible que no quiera regresar porque tiene causas pendientes en Uruguay.

brecha - postaporteñ@ 1706 - 2016-12-18 06:11:07
postaporteñ@_______________________________

Alepo Masacrada Y La Complicidad De La Izquierda Stalinista

Rolando Astarita [Blog]

Después de una serie de intentos fallidos que los exhaustos pobladores vieron deshacerse con desesperación, las bombas dejaron de caer ayer sobre el sector rebelde de Alepo, donde el régimen coronó su mayor victoria militar desde 2011 y permitió ayer la evacuación de civiles y rebeldes. (…)

La ONU, que supervisa los operativos de evacuación de Alepo, afirmó que se prepara para la llegada de hasta 100.000 personas a Idlib, entre ellos civiles y combatientes, pero advirtió que no puede garantizar su protección porque sus colaboradores no se pueden mover libremente en esa zona. Idlib es uno de los últimos bastiones de la rebelión siria, que controla también sectores dispersos de en la sureña ciudad de Deraa y cerca de la capital Damasco. (…)

En los últimos días, la ofensiva sobre Alepo dejó más de 460 civiles muertos en el este de la ciudad, y 130 del lado bajo control del gobierno. También agregó miles de heridos y desplazados a un conflicto que, desde el comienzo, en marzo de 2011, va dejando 30.000 muertos y desplazó a la mitad de la población dentro y fuera de las fronteras (La Nación, 16/12/16).

Redacción de A l’encontre, 13-12-2016, reproducido por Ernesto Herrera, Boletín Prensa:

Entre el lunes 12 y el martes 13 de diciembre, la milicia controlada por el régimen iraní - la Guardia Revolucionaria, Hezbollah y milicias provenientes de Irak - y las fuerzas especiales de la dictadura de Bashar Assad, apoyadas por el bombardeo de la aviación rusa, retomaron distrito por distrito, la mayor parte de Alepo Este, la barrera de fuego sigue creciendo. Se conoce, de manera documentada, como el lanzamiento de bombas de fósforo, es decir, obuses incendiarios, han quemado a civiles en plena calle. Los jóvenes rebeldes se niegan a ir a las zonas controladas por los servicios especiales, la policía y el ejército de la dictadura. En las redes sociales, confiesan su temor a ser encarcelados, torturados y ejecutados. De hecho, los reiterados informes sobre tales abusos se confirman, además del reclutamiento forzoso. Los hombres jóvenes que huyeron de Alepo Este -como documentan periodistas ubicados en Alepo Oeste- fueron incorporados en las brigadas del régimen y enviados a la primera línea de fuego contra los últimos focos en poder de los rebeldes. De ahí que rechazan “confiar” en los servicios especiales del régimen, los Mukhabarat, que asesinaron a unas 40.000 personas desde principios de 2011. (...)

Para la dictadura de Assad y de los poderes políticos y militares que lo rodean (Irán y Rusia), también se trata de imponer una derrota completa a la expresión y el potencial que representaba, desde 2012, la "revolución siria", con sus estructuras locales en virtud de la lucha y la resistencia de sobrevivencia, ante los ataques de una contrarrevolución apoyada por la intervención aérea masiva rusa desde principios de octubre de 2015. Esto fue subrayado, claramente, por Brita Hagi Hasan, presidente del Consejo local de Alepo Este, durante las dos conferencias realizadas en Lausana y Ginebra, el 11 de diciembre.

Jean-Pierre Filiu, historiador especialista en Siria, reproducido por Ernesto Herrera, Boletín Prensa:

Hace más de cuatro años que una parte de la población siria, de los barrios norte y este de Alepo, intenta construir cómo puede un espacio de libertad y de administración fuera del control del régimen de Assad. Como se ha demostrado, resultó ser algo insoportable, no sólo para el déspota sirio y para sus padrinos rusos e iraníes, sino también para el resto del mundo, que no ha dejado de ensuciar y calumniar –para abandonar al horror actual– a este Alepo libre, que lo único que quería era seguir siéndolo.

Cierto es que cualquier proceso de liberación presenta algunas sombras y he sido uno de los primeros en denunciar los abusos cometidos por insurgentes sirios, pero también documenté que los manifestantes de Alepo-Este protestaban en contra de la comisión de semejantes crímenes. En esos barrios de Alepo, podían salir a la calle, a diferencia de lo que sucede en zonas en manos del régimen de Assad o controladas por Daesh (Estado Islámico).

En el verano de 2013… había un millón de habitantes en las zonas consideradas liberadas. Cuando los revolucionarios de Alepo llevaron a cabo lo que denominan « segunda revolución », expulsado a Daesh de la ciudad en enero de 2014, se intensificaron de repente las campañas de demolición sistemáticas con barriles, es decir lanzando contenedores cargados de granalla. La población pasó de un millón a estar conformada por 250.000-300.000 personas. Ahora pueden ser alrededor de 100.000, en cualquier caso decenas de miles, las personas entregadas a la barbarie del régimen y de sus milicias aliadas porque no hay ningún –literalmente ninguno– testigo exterior sobre el terreno para impedir semejantes atrocidades. (…)

Las negociaciones entre Washington y Moscú, tapadera de la escalada militar rusa sobre el terreno. (…)

No creo que actualmente se pueda hablar de “ejército sirio”, en el sentido de un Ejército del régimen de Assad. Existe una guardia pretoriana que combate en Alepo; hay milicias consideradas de defensa popular, las más temibles, y las cuales también han sido movilizadas en Alepo. Pero hay que tener en cuenta que, sin la presencia sobre el terreno de las tropas de choque de la Guardia Revolucionaria Iraní, del Hezbollah libanés y de las milicias iraquíes y afganas, la ofensiva actual nunca habría sido posible. Vemos el resultado de la decisión, perfectamente consciente, de abandonar a sectores enteros del país para dar prioridad al aplastamiento de cualquier forma de tercera vía entre Assad y los yihadistas, incluido Daesh, para presentar al régimen como único recurso frente a este último.

Izquierda Socialista:

 Las tropas de Al Assad pudieron tomar la parte oriental de Alepo (rebelde) con apoyo de miles de iraníes, libaneses de Hezbollah y chiitas iraquíes (ambos armados por Irán) y con los criminales bombardeos de la aviación rusa.

Para ello también contaron con la hipócrita complicidad tanto de Estados Unidos, como de la Unión Europea, Turquía y Arabia Saudita, supuestos “defensores” de los rebeldes, pero que bloquearon la entrada de armas a los combatientes de Alepo y dieron luz verde a los bombardeos rusos.

Aunque a muchos luchadores les parezca increíble, también debemos denunciar la complicidad directa de los gobiernos seudoizquierdistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua que votaron en la ONU (9/12/2016) con China y Rusia, en contra de una resolución que condenaba los terribles abusos genocidas de Al Assad en Siria. Lamentablemente la izquierda mundial reformista traicionó la causa por la libertad del pueblo sirio y acompañó a los genocidas Al Assad y Putin.

Por eso el heroísmo de los combatientes de Alepo quedará en la historia de las rebeliones. Como el del pueblo que los apoyó. Hay que recordar que desde julio en la parte rebelde vivían cerca de 300 mil personas bajo un bombardeo criminal sistemático (zquierdasocialista.org.ar/index.php/periodicos-ediciones-anteriores/el-socialista-n-337/4811-la-heroica-alepo-cae-en-manos-del-genocida-al-assad).

DOS COMENTARIOS

El primero es que la derrota de Alepo es parte de las derrotas y retrocesos que ha experimentado el movimiento de lucha contra las dictaduras y regímenes opresivos en el mundo árabe, que arrancó en diciembre de 2010 en Túnez.

El segundo comentario es que el voto de Venezuela, Cuba y Nicaragua junto a China y Rusia en la ONU, contra la condena de la dictadura de Al Assad no tiene nada de “increíble”.  Fidel Castro y el PC cubano tienen un largo y triste récord que no hay forma de disimular.

Recordemos que, entre otras “cosillas”, Fidel Castro evitó condenar a la dictadura de Videla en los foros internacionales e invitó al dictador a participar en la Cumbre de No Alineados; respaldó al genocida Mengistu, de Etiopía; apoyó y calificó de “revolucionario  y legítimo” al gobierno de Idi Amin, de Uganda; respaldó al presidente Robert Mugabe, (recibió la Orden José Martí) de Zimbawe; apoyó a Denis Sassou-Nguesso (también condecorado con la Orden José Martí), de la República Popular del Congo; y a Nguema Macías y Teodoro Obiang (recibido en 2008 con honores en Cuba), de Guinea Ecuatorial; apoyó a la dictadura de Gadafi; aplaudió la invasión soviética a Checoslovaquia; recibió con honores al asesino de Trotsky, Ramón Mercader; otorgó la Orden José Martí a Nicolae Ceausescu de Rumania, a Erich Honecker de Alemania Oriental y a Leonid Brezhnev. Y calificó de “gran líder” a Kim Il Sung.

Recordemos también que la izquierda Nac & Pop y stalinista se ha educado en esta tradición. Lo de Alepo, para esta gente, es un mero “accidente histórico”. Los cientos de miles de muertos, los millones de desplazados, la tragedia sin fin de Siria, solo cuentan como números en la “alta estrategia de la geopolítica mundial”. Por eso, el que no aplaudió al genocida, miró y mira para otro lado; Alepo apenas es un punto del mapa.

Hay que superar esa indiferencia del que se ve a sí mismo por encima del sufrimiento humano porque se cree cumpliendo una “misión histórica”. Hay que dejar atrás el argumento deshumanizante. Hay que parar con la bestialización de las relaciones humanas.

Es necesario tomar conciencia de que no se avanza hacia la liberación social apoyando dictaduras, campos de concentración y genocidios. Ni aplaudiendo burócratas, por más “revolucionarios” que se pinten a sí mismos. No habrá recuperación de la izquierda revolucionaria en tanto no recuperemos al comunismo como un humanismo. Y Alepo es la negación de todo humanismo

Masacres en Alepo

Carta a un “compañero” que se obstina en justificar lo injustificable

Julien Salingue, 15-12-2016  

http://resisteralairdutemps.blogspot.fr/

A l´encontre, 16-12-2016 -Traducción de Faustino Eguberri -Viento Sur, 17-12-2016

“Compañero”, Hace varias semanas que me digo que voy a escribirte, y son los acontecimientos trágicos de Alepo y tu reacción a estos acontecimientos, o a veces tu no reacción, los que finalmente me han persuadido de que había llegado la hora de dirigirme a ti. No necesariamente con el objetivo de convencerte; creo que desgraciadamente ya es demasiado tarde. Pero al menos, así las cosas quedarán dichas y no podrás decir que no sabías.

¿En nombre del antiimperialismo?

La ciudad de Alepo es víctima de una masacre, de una verdadera carnicería que hace inevitable pensar en otras ciudades mártires como Srebrenica, Grozni, Faluya, así como Varsovia y Gernika, o también los campos palestinos de Sabra y Chatila. Los testimonios directos que afluyen de la ciudad, provenientes de sirios y sirias “ordinarios”, y no solo de miembros de algún grupo armado, son elocuentes, a fortiori cuando van acompañados de fotos o de videos. Palabras e imágenes que cuentan el sufrimiento, la impotencia, el horror.

Pero tú, “compañero”, te has dedicado estos últimos días -si se puede considerar que este ejercicio puede tener de cerca o de lejos alguna relación con la virtud- a explicar que no había que implicarse al lado de los habitantes de Alepo y denunciar los bombardeos de los que eran víctimas, como tampoco había que denunciar los abusos cometidos por las tropas sobre el terreno durante la “liberación” de la ciudad. En otros términos, has venido a explicarnos que no había que tomar posición clara y determinada contra una masacre planificada y perpetrada por el régimen dictatorial de Bachar al-Assad y por sus aliados, a cuya cabeza están Rusia e Irán.

Si me dirijo a ti, “compañero”, es porque hemos compartido en el pasado numerosos combates, en particular -pero no solo- el combate por los derechos del pueblo palestino. Porque pensaba que, a pesar de nuestras divergencias, teníamos principios comunes. No tengo nada que decir a la derecha y a la extrema derecha pro Putin y/o pro Assad, que asumen claramente su apoyo a regímenes autoritarios en nombre de “valores” comunes y que no se han preocupado nunca por aparentar querer construir una verdadera solidaridad con los pueblos oprimidos.

Pero tú, “compañero”, tú te atribuyes virtudes “progresistas”, “antiimperialistas”, incluso “socialistas”, “comunistas”, y hasta “revolucionarias”. Y en nombre de esas virtudes intentas convencernos de que en estos momentos no hay que situarse resueltamente al lado de la población asediada y masacrada de Alepo, y que mañana no habrá que situarse al lado de la población del resto de ciudades sirias ya asediadas y pronto masacradas.

Lo que no constituye, reconocerás, la menor de las paradojas.

“Los peores no son necesariamente los que se cree”

En efecto, había creído comprender que estar al lado de los pueblos aplastados por los Estados imperialistas y sus aliados era patrimonio genético común de la izquierda antiimperialista. Había creído comprender que en ese patrimonio genético que parecíamos compartir, no se transigía con la solidaridad internacional. Y había esperado que a pesar de tus posiciones, a veces más que ambiguas en cuanto a la tragedia siria, el martirio de Alepo te hiciera volver a la razón, y al hogar.

Pero no. Te obstinas. Te obstinas en intentar explicar que no se puede tomar partido a favor de la población masacrada de Alepo. Te obstinas en intentar explicar que “las cosas no son tan simples”. Te obstinas en intentar explicar que en esta “guerra”, no hay “por un lado los buenos y por otro los malos”, y que hay que saber pensar fríamente y no contentarse con lo fácil.

Porque está muy claro, “compañero”, tú no te contentas con lo fácil. Nunca. Tú nos propones un análisis complejo, lleno de altura y de matices, que viene a ser poco más o menos el siguiente: “No, Assad no es un demócrata, y los países que le apoyan tampoco son modelos.

Pero cuidado: la autodenominada rebelión siria está en realidad mayoritariamente compuesta de fuerzas salidas del islam integrista, incluso yihadista, teledirigidas y armadas por regímenes reaccionarios como Arabia saudita, Qatar y Turquía, incluso por los padrinos occidentales de estos últimos, en particular Estados Unidos y Francia”

Conclusión: “Prudencia, los peores no son necesariamente los que se cree”

PERO, ¿QUÉ HAY DE LA POBLACIÓN SIRIA?

El primer problema en tu análisis, “compañero”, es que “olvida” un actor esencial: la población siria. En efecto, pareces “olvidar” que el punto de partido de los “acontecimientos” en Siria no es una intervención saudita, estadounidense, qatarí o turca. Ni siquiera rusa. El punto de partida de todo esto es que en marzo de 2011 centenares de miles de sirios y sirias se levantaron contra un régimen dictatorial y depredador, como en Túnez, como en Egipto, como en Libia. Y que si Assad y sus esbirros no hubieran tomado la decisión de reprimir este levantamiento de forma sangrienta, con más de 5 000 muertos y decenas de miles de detenciones durante el año 2011, también habrían caído bajo la presión popular.

Y estamos hablado del 2011, año en el que, recuerda “camarada”, te entusiasmabas con los otros levantamientos de la región. “El pueblo quiere la caída del régimen”, ¿recuerdas? Incluso quizás tú mismo lo coreaste en las calles de alguna ciudad francesa, tú, tan amante de la libertad, de la justicia social y de la democracia.

En Siria también la cantaban, con las mismas reivindicaciones económicas, sociales y políticas que en los demás países de la región en los que hubo levantamientos. Y Riad, Doha, París o Washington no tenían nada que ver con ello. Si te interesas tan de cerca por el tema sirio también debes saber que a lo largo de los últimos años, cada vez que había una tregua, las manifestaciones volvían a producirse. Que sin la intervención de Irán y luego de Rusia, el régimen habría caído bajo la presión del pueblo sirio.

No de algunos miles de “combatientes extranjeros” que, dicho sea de paso, llegaron bastante después de que el régimen hubiera matado a miles de personas desarmadas y excarcelado a decenas, incluso centenas, de “yihadistas”. ¿Te has preguntado por qué? Y sí, sin ninguna duda, la “crisis” siria hunde sus raíces en la protesta popular contra un clan y la respuesta de este último: destruirlo todo antes que perder su poder y sus prebendas.

A menos que quieras suponer que los sirios estaban “manipulados” por los países occidentales desde el principio; que en el fondo todo eso no es más que una historia de hidrocarburos, y que el levantamiento sirio estaba teledirigido desde el exterior por potencias que no tienen más que apretar un botón para que se subleven las poblaciones. Pero no me atrevo siquiera a pensarlo: tú no eres de los que estiman que los árabes son tan bobos que no son capaces de pensar por ellos mismos y que cuando se movilizan y reivindican “justicia social”, aunque sea a riesgo de perder su vida, es forzosamente porque están manipulados por occidentales que piensan solo en “hidrocarburos”.

¿No es cierto, “compañero”?

LANZACOHETES CONTRA AVIACIÓN

El segundo problema de tu análisis, “compañero”, es que pones en el mismo plano el “apoyo” aportado por Rusia e Irán a Assad, de una parte, y el “apoyo” aportado por Estados Unidos, Francia, Turquía y las monarquías del Golfo a las fuerzas de oposición sirias, de otra. Intentas hacer creer que no existía una superioridad militar aplastante del régimen de Assad y de sus aliados y que después de todo, por retomar, modificándola apenas, una fórmula en boga en un país fronterizo de Siria, “Assad tiene derecho a defenderse”.

Pero, ¿te atreves realmente a comparar, de una parte, a los miles de “consejeros militares” y el armamento iraníes, los miles de combatientes de Hezbolá y, sobre todo, la aviación rusa (así como los vehículos y el armamento pesado proporcionado por Rusia, segunda potencia militar mundial) en apoyo a un Estado y un ejército regular y, de otra parte, las armas ligeras, los lanzacohetes y lanzamisiles vetustos proporcionados o financiados por las monarquías del Golfo o Turquía y las armas ligeras, los lanzacohetes, las pocas armas antitanque y los sistemas de comunicación y dispositivos de visión nocturna proporcionados, en cuentagotas, por Estados Unidos y Francia?

¿Sabes que lo que demandan las fuerzas de oposición sirias desde el comienzo son misiles antiaéreos, para poder defenderse contra los aviones de la muerte de Putin y Assad, y que ha sido Estados Unidos quien ha vetado sistemáticamente la entrega de esas armas? ¿Sabes que al comienzo del año 2014, tras el fracaso de la conferencia “Ginebra 2”, los sauditas sugirieron por primera vez entregar lanzamisiles a las fuerzas de oposición sirias y que Estados Unidos se opuso, y que no ha cambiado de opinión desde entonces? Estados Unidos no quería y no quieren que esas armas caigan “en malas manos”, y sobre todo no quiere que el aparato de Estado sirio sea destruido, pues, al contrario que otros, han aprendido de su brillante intervención en Iraq.

Plantéate la pregunta: ¿dónde están las terribles armas de la oposición? ¿Piensas seriamente que Assad habría podido bombardear barrios enteros desde helicópteros volando a baja altura si los opositores sirios hubieran dispuesto de un armamento real?

Más aún, ¿recuerdas que el pasado mes de mayo la embajada de Rusia en Gran Bretaña, que debe estar bien informada y que, si tenía pruebas del gran armamento de los opositores a Assad, las exhibiría, no podía más que twitear imágenes sacadas de un juego de video (!) para “demostrar” que las fuerzas de oposición sirias recibían armas químicas?

Así pues, por favor, ¡seamos serios!

¿QUIÉN ESTÁ DESTRUYENDO SIRIA?

El tercer problema de tu análisis, “camarada”, es que sencillamente olvidas un dato fundamental: los hechos. Porque podrías seguir diciéndome que lo que acabo de escribir es imposible de probar, incluso cuando son los actores principales de este “no apoyo” y los “no apoyados” quienes lo han testimoniado, y continúan haciéndolo, porque quizás, después de todo, son empedernidos mentirosos.

Pero si realmente quieres pruebas, conténtate con abrir los ojos y plantéate esta sencilla pregunta: ¿cómo ha podido ser destruida Siria? Cuando comentas las imágenes de las ciudades arrasadas diciendo que “hay violencia por las dos partes”, ocultas un detalle: ¿quién posee las armas necesarias para provocar destrucciones de tal amplitud?

Por decirlo de otra forma: ¿quién puede realizar bombardeos? ¿Dónde están los aviones de las fuerzas de oposición sirias? ¿Dónde están sus tanques? ¿Ocultos bajo tierra, como el superpoderoso ejército de Saddam Hussein que amenazaba al mundo entero? ¿Cuántos aviones han destruido las fuerzas de oposición sirias? ¿Sabes que en 2013, cuando derribaron dos helicópteros, se trataba de un acontecimiento tan raro que lo celebraron con pompa y difundieron por todas partes imágenes de su “hazaña”? ¡Dos helicópteros! En ese momento, no pude dejar de pensar en la gente de Gaza celebrando la caída accidental de un dron israelí….

Objetas que la “coalición” dirigida por Estados Unidos interviene militarmente. Pero ¿puedes hacerme la lista de los bombardeos realizados por esta “coalición” contra las fuerzas armadas del régimen de Assad o contra las fuerzas armadas que le apoyan?

No, no pierdas tu tiempo en buscar. Yo mismo me informo diariamente en fuentes seguras: según el régimen de Damasco y los medios que repiten su comunicación, fuentes de las que no se puede sospechar que quieran disimular este tipo de bombardeos, eso ocurrió…dos veces. La primera, en diciembre de 2015 (4 muertos), en la región de Deir ez-Zor, la “coalición” desmintió haber apuntado al ejército sirio y afirmó que había bombardeado al EI. La segunda, en septiembre de 2016 (entre 50 y 80 muertos según las fuentes) cerca del aeropuerto de Deir ez-Zor, y la “coalición” reconocía esta vez haber bombardeado las posiciones del régimen y presentaba sus excusas oficiales a Bachar al-Assad y a Vladimir Putin.

En resumen, y salvo error por mi parte (nadie es infalible), la “coalición”, que reivindica alrededor de 5 000 “ataques” sobre Siria, ha atacado dos veces, desde el comienzo de su campaña de bombardeos en 2014, al régimen de Assad, y en uno de los dos casos se ha “excusado”. Así pues toma nota en tu libreta: “las verdaderas operaciones militares realizadas por la “coalición” han apuntado al EI y otros grupos “yihadistas” y no a Assad y sus aliados”

PARA ACABAR, UNAS OBSERVACIONES “PREVENTIVAS”

Hay muchos otros problemas en tu análisis, “camarada”, pero no quiero abusar de tu tiempo. Por otra parte, por haber tenido a menudo la ocasión de discutir a viva voz contigo estos “problemas de análisis”, confrontando a tu “geopolítica” y a tu “antiimperialismo” los hechos y la cronología real de los acontecimientos, sé que no te gusta mucho eso: los hechos. De verdad, son demasiado testarudos.

Es mucho más simple venir a provocar o sembrar la confusión vía posts/comentarios Facebook o en foros de discusión que invertir el tiempo en una discusión un poco precisa y argumentada. Entonces, en el caso en que estuvieras incluso tentado de ceder a la facilidad y querer jugar este jueguecito, te planteo algunas observaciones “preventivas”:

-  Antes de decirme que defiendo las mismas posiciones que los Estados Unidos, Francia, Arabia Saudita, Qatar, Bernard-Henri Lévy o algunos otros “compañeros molestos”, recuerda que, si se razona así, tú defiendes por tu parte las mismas posiciones que Rusia, Irán, el mariscal Sissi, François Fillon o Marine Le Pen, y pregúntate si ese es un buen argumento.

-  Antes de decirme que desde 2011 Israel ha bombardeado en una quincena de ocasiones posiciones del régimen de Assad, y que quienes están contra Assad están por tanto con Israel, recuerda que en junio pasado Putin declaraba, al término de una reunión con Netanyahu con el que acababa de firmar varios acuerdos comerciales, lo que sigue: “Hemos evocado la necesidad de esfuerzos conjuntos en la lucha contra el terrorismo internacional. En este tema, somos aliados. Nuestros dos países tienen una experiencia importante en materia de lucha contra el extremismo. Vamos por tanto a reforzar nuestros contactos con nuestros socios israelíes en este terreno”. Y pregúntate si es un buen argumento.

-  Antes de decirme que la rebelión siria llamó a los países occidentales para recibir armas y gozar de un apoyo militar consecuente, en particular aéreo, y que eso oculta forzosamente algo, recuerda que las fuerzas kurdas que tú -con razón- admiras tanto desde que han rechazado al EI en Kobane, hicieron exactamente lo mismo, y que, ellas si, obtuvieron ese apoyo, hasta el punto que dieron las gracias públicamente a los Estados Unidos por su apoyo. Y pregúntate si ese es un buen argumento.

- Antes de decirme que la rebelión siria, incluso aunque al principio se hubiera podido tener simpatía por ella, está hoy confiscada por fuerzas reaccionarias salidas del islam político, y que algunas de esas fuerzas no dudan en atacar violentamente a población civil o, variación sobre el mismo tema, que es verdaderamente trágico bombardear a población civil pero que es porque los terroristas se ocultan entre esa población civil, cuando no la utilizan como escudos humanos, recuerda que ese es el discurso de quienes quieren justificar las campañas de bombardeos criminales sobre Gaza. Y pregúntate si ese es un buen argumento.

- Antes de decirme que los insurrectos sirios son “aliados objetivos” del EI, recuerda que el EI fue expulsado de Alepo a comienzos del año 2014 por esos que están siendo masacrados hoy por Assad, reflexiona luego sobre el concepto de “aliado objetivo”, y pregúntate si es un buen argumento. También puedes volver a pensar, si no estás convencido, sobre lo que he recordado antes a propósito de los verdaderos objetivos de los bombardeos de la coalición, y preguntarte por segunda vez si lo del “aliado objetivo” es un buen argumento.

-  Antes de decirme, en fin, que quienes denuncian a Assad y Putin “olvidan” denunciar las masacres cometidas por las grandes potencias occidentales y sus aliados, ten presente que entre quienes se movilizan por Alepo, estamos muchos que nos hemos movilizado por Gaza, contra las intervenciones militares en Afganistán, en Iraq, en Libia u otras partes, y que no renunciamos, contrariamente a ti que has optado por no salir a la calle ayer por la tarde [el 14 de diciembre en París], a denunciar la carnicería actual, a nuestra coherencia política, nuestros ideales y al anti-imperialismo. Y pregúntate si ese es un buen argumento.

Esto es, “compañero”, lo que quería decirte. El tono no es muy agradable, de acuerdo; pero eso no significa mucho en comparación con la indiferencia, a veces incluso el desprecio, que muestras en relación al martirio de Alepo.

Haz lo que quieras con esta carta y, por supuesto, tienes todo el derecho a continuar haciendo gárgaras con tu visión “geopolítica” miope y tu “antiimperialismo” pavloviano mientras las gentes sirias mueren bajo las bombas de Putin y de Assad, y ante tus ojos.

No hablamos aquí de un ejercicio de retórica en Facebook por comentarios interpuestos, sino de miles, de decenas de miles de vidas. No hablamos de una divergencia entre nosotros sobre la apreciación de tal o cual acontecimiento, sino de tu silencio cómplice o de tus miserables contorsiones ante una de las mayores tragedias de nuestro tiempo. No hablamos de un simple desacuerdo político, sino de una verdadera ruptura.

No sé cuándo hablaremos la próxima vez, “compañero”. Pero lo que si se es que si tú persistes y desgraciadamente creo que es lo que vas a hacer, no utilizaré ya ni siquiera las comillas, pues no utilizaré ya la palabra compañero.

Te dejo con el Che, que tiene algo que decirte:“Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”.

PS: No, no he puesto notas. No forma parte de mis costumbres no indicar las referencias, pero habrás comprendido probablemente que es voluntario. Pues como estás muy dotado para hacer búsquedas en Internet (¿y en otras partes?), sabemos muy bien, tú y yo que podrás encontrar el conjunto de las fuentes utilizadas aquí.

Fuente Ernesto Herrera

 

NO HAY SÍNTESIS POSIBLE

Rolando Astarita [Blog]

 

La nota anterior, “Alepo masacrada y la complicidad de la izquierda stalinista”  ha generado una fuerte diferencia de opiniones en el blog. Mis críticos, además de decir lo acostumbrado –que soy agente o funcional al imperialismo- sostienen que me falta información.

Pero lo cierto es que las diferencias no se deben a fallas de información, sino a puntos de partida programáticos e ideológicos opuestos. Por esta razón recordé, en la nota anterior, que existe una trayectoria del castrismo que es coherente con su apoyo a Al Assad. No se trata de un exabrupto.

Para que quede más claro, volvamos a marzo de 2011: en ese momento, y como parte de las movilizaciones que sacudieron al mundo árabe, centenares de miles de sirios salieron a las calles reclamando por libertades democráticas. Allí no había intervención de Arabia Saudita, ni de EEUU, ni de Turquía. Sin embargo, el régimen reprimió salvajemente: solo ese año hubo más de 5000 muertos y decenas de miles de detenidos. Pues bien, ya en ese momento el castrismo y el chavismo tomaron posición a favor de Al Assad. Y esto no es casual. Está de acuerdo con lo que ha hecho históricamente el castrismo (que es una variante del stalinismo), de apoyar regímenes de capitalismo de Estado represivos, pero supuestamente "anti-imperialistas". Por eso sostengo que las trayectorias echan luz sobre el criterio político de fondo. Para que se entienda mejor:

El señor Aen nombre del socialismo,  aplaude la invasión de la URSS a Checoslovaquia; se niega a condenar a la dictadura argentina de Videla; apoya activamente a Mengistu (y los bombardeos al Frente de Liberación de Eritrea); elogia el régimen de los Kim en Corea; y apoya a Al Assad. El señor Btambién en nombre del socialismo, toma exactamente las posturas opuestas: critica la invasión soviética a Checoslovaquia; pide la condena de Videla en los foros internacionales; critica al régimen de Corea del Norte; se opone a Mengistu (y a las masacres de eritreos) y apoya las rebeliones contra el régimen de Al Assad. Como es costumbre, en cada uno de esos episodios el señor A acusa al señor B de “no estar debidamente informado” y de “ser funcional al imperialismo”

Sin embargo, todas estas diferencias no se deben a diferencias de información. Puede haber algún desacuerdo sobre algún dato, pero los hechos fundamentales los conocen tanto A como B. El problema es que A y B tienen concepciones distintas que afectan ab initio la forma en que admiten y procesan datos.

Por ejemplo, recuerdo que cuando en la Praga ocupada por los soviéticos el estudiante Jan Palach se prendió fuego, el Partido Comunista dijo que Palach había sido pagado por el imperialismo para suicidarse. Los militantes del PC aceptaron a pie juntillas la explicación, y la repitieron. Los críticos no la aceptaron, y dijeron que era un invento del stalinismo. La cuestión no se podía resolver siquiera con datos empíricos, porque los militantes del PC estaban dispuestos a creer en todas las pruebas que daba la dirigencia soviética sobre los supuestos pagos a Palach, en tanto los críticos no creían palabra de esas pruebas (si al lector no le gusta el ejemplo, puede tomar los Juicios de Moscú; o cualquier otro “juicio” por el estilo). Los criterios básicos no coincidían.

Por supuesto, no se trata de una mera discusión sobre diferencias del pasado. Lo que trato de señalar es que el encuadre básico permanece intacto a lo largo de décadas. Por eso los argumentos se repiten, aunque cambien las circunstancias

Así, nuestro señor A, que ha tomado posición de antemano por el “antiimperialista” Al Assad estará inclinado a creer que los miles que reclamaban libertades en 2011 solo podían ser agentes del imperialismo, y que debían ser reprimidos a cualquier costo. Aplica el mismo criterio con que en 1968 explicaba el suicidio de Palach. Y el señor B, ante las manifestaciones en Siria, dice lo opuesto de lo que dice A. Aplica el criterio con que en 1968 condenaba la intervención soviética en Checoslovaquia y no creía la historia que contaba el PC sobre Palach.

A pesar de que ambos se consideran socialistas, A y B responden a tradiciones políticas e ideológicas opuestas. No hay síntesis posible entre ellos. Este es el fondo que subyace a la polémica sobre Siria y Alepo.

- postaporteñ@ 1706 - 2016-12-18 05:48:28
postaporteñ@_______________________________

Francia: de República a Oligarquía

Boris Kagarlitsky - TNI - Octubre 2016

A la ‘Nueva Izquierda’ en Francia se la derrotó o se la integró en el sistema, convirtiéndola en parte del bloque neoliberal. Fue reemplazada por los nuevos rebeldes: una generación menos instruida (debido a la crisis educativa provocada por las reformas neoliberales) de jóvenes desocupados, cuya única manera de avanzar pasa por la confrontación con las instituciones.

Los franceses siempre celebran el 1º de mayo a lo grande. No es una fiesta oficial como en Rusia. Pero las manifestaciones que se celebran fueron siempre masivas y festivas. Las marchas políticas organizadas por los sindicatos y la izquierda están institucionalizadas, integradas dentro del sistema de rituales nacionales, lo que fortalece los cimientos de la democracia francesa y la cultura política de la República francesa.

En este sentido, el 1º de mayo en París siempre se diferenció mucho de lo que ocurría en Berlín. Para los radicales alemanes de la izquierda, el 1º de mayo es casi sinónimo de pelea. El combate entre anarquistas y policía es de larga tradición aquí. El famoso Black Bloc moviliza todas sus fuerzas para desafiar en este día a los cuerpos de la ley y el orden. La policía, a su vez, utiliza todos los medios disponibles, recurriendo a veces a la provocación.

Este año, sin embargo, las principales crónicas de las luchas callejeras no procedían de Berlín, sino de París. Los manifestantes que protestaban contra la nueva ley laboral se enfrentaban a la policía en la plaza de La Bastilla. Era, por supuesto, la juventud la que se peleaba, mientras los manifestantes mayores más bien se asustaban y conmocionaban.

Las personas que participaban en los disturbios no se parecían a los activistas decentes e inteligentes de la izquierda francesa. Son sorprendentemente diferentes, no solo de los profesores progresistas y los burócratas sindicales, sino también de los estudiantes radicales que construyeron las barricadas en La Sorbona en 1968 mientras proferían eslóganes ostentosos y citaban las obras filosóficas de Jean-Paul Sartre. Esta vez París protestó de otra manera, sombría y airada, como lo suelen hacer los alemanes.

Los muchachos que se peleaban con la policía en la plaza de La Bastilla el 1º de mayo no han leído a Sartre ni Foucault. No leen nada. No discuten las modas filosóficas y no estudian en La Sorbona. No estudian ni trabajan.

En 1968, la protesta se convirtió en un divertido juego contracultural, lo que resulta incomprensible y ajeno para los rebeldes de hoy. Los opositores actuales simplemente descargan su resentimiento acumulado contra la sociedad, los políticos y los intelectuales, lo que incluye a la izquierda. Las abstracciones eficaces y bellos eslóganes les son totalmente ajenos. Representan a la primera generación de los últimos 50 años que vive peor que sus padres. Saben que la sociedad no crea ninguna perspectiva para ellos y no les ofrece ninguna oportunidad para mejorar su estatus social.

¿Qué ha pasado?

La sociedad francesa y la cultura política han cambiado. Estos cambios se han ido acumulando poco a poco a lo largo de las décadas, pero la élite intelectual y política trabajó duro para fingir que no pasaba nada. La izquierda y la derecha ?en una unidad conmovedora? hicieron caso omiso del proceso que se desplegaba delante de sus ojos. Todo empezó en 1995, con una huelga de los trabajadores del sector público que protestaban contra los intentos de anular los ‘beneficios’ de los funcionarios. Sin esperarlo las autoridades, la prensa e incluso los sindicatos, el pueblo ?que no se veía afectado por el cambio? apoyó abrumadoramente a los huelguistas. Los trabajadores del sector privado se solidarizaron con sus colegas funcionarios. La huelga de los trabajadores del transporte consiguió que las calles se llenaran de gente.

El poder se asustó y se replegó, pero los intelectuales de izquierda ?a quienes les gusta hablar de la desaparición de la clase obrera, lo cual demuestra (¡ay!) que esos movimientos están condenados? se conmocionaron también.

Los acontecimientos de 1995 pusieron de manifiesto la creciente brecha cultural y psicológica entre las élites y la mayoría de la población. Pero nadie en la izquierda política ha sacado las conclusiones pertinentes, ni quería ver el inicio de una nueva confrontación, de una escala mucho mayor que la anterior y, lo que es más importante, con nuevas reglas.

La brecha no fue solo política y de clase, sino también emocional y psicológica. Las élites fueron unánimes en su apoyo a la integración europea, el Tratado de Maastricht y el neoliberalismo; unieron sus fuerzas para llevar a cabo el desmantelamiento del sector público y el Estado de bienestar. A primera vista, quedaban las personas que criticaban este derrotero, pero lo cierto es que su retórica ideológica abstracta no tenía nada que ver con la resistencia pacífica. De hecho, la diferencia entre los dos extremos del espectro político se reducía al hecho de que unos han buscado implementar la política neoliberal insistente y sistemáticamente, mientras otros reclamaban moderación y humanismo.

Después de las huelgas de 1995, un Gobierno de izquierdas llegó al poder, pero siguió la senda de la derecha. Y así ocurrió cada vez que la izquierda volvió al poder. Los socialistas son formalmente responsables de este derrotero neoliberal. Fueron criticados unánimemente por los grupos más radicales, es decir los comunistas, los verdes, el Frente de Izquierda y el nuevo partido anticapitalista. Pero por desgracia, estos mismos grupos apoyaron invariablemente a los socialistas en cuanto aparecían en la agenda temas relacionados con el poder y las elecciones. Todos sabían que el Partido Socialista podía contar con la lealtad y el apoyo de los otros grupos de la izquierda por mucho que este virara a la derecha.

El razonamiento abstracto de los intelectuales sobre los males del capitalismo y los llamamientos por una ‘utopía humanista’ no tenían nada que ver con la vida real: las dos cosas sonaban bien, pero distraían a la gente de la lucha política en vez de estimular la resistencia.

Los socialistas se vinculaban estrechamente con la Unión Europea, la burocracia de Bruselas y el capital financiero, convirtiéndose en la fuerza principal para dirigir el desmantelamiento práctico de los beneficios sociales de los franceses. Otras organizaciones de izquierda importantes han demostrado no ser más que sus cómplices. En términos metafóricos, mientras los socialistas robaban a la gente común, la ‘izquierda anticapitalista’ hacía de campana.

La brecha entre las políticas institucionales y el sentimiento popular real creció, llegando a ser insuperable. Daba igual lo que proclamaran los políticos, la gente común aprendió rápida y contundentemente dos verdades. Primero, que no hay diferencia fundamental entre los socialistas y la ‘izquierda anticapitalista’ y, segundo, que tampoco la hay entre la ‘izquierda’ tradicional y la ‘derecha’ habitual, con la única salvedad de que la ‘izquierda’ habla más y miente más.

Pero si no hay confianza en los partidos de la izquierda, ¿quién puede organizar y encabezar la resistencia? Una nueva lógica de lucha social surgió espontáneamente, donde los sindicatos y los movimientos de base ?solo nominalmente asociados a la izquierda? llegaron a ser la fuerza movilizadora de las protestas multitudinarias. Además, los miembros de base de estos movimientos empezaron a mostrar simpatía por el Frente Nacional, que poco a poco atraían a los activistas frustrados de las organizaciones de izquierda. Las protestas callejeras y huelgas se han convertido en el principal método de resistencia. Y hasta mediados de la primera década de este siglo, esta lucha consiguió dar resultados. Se obligó al Gobierno a retractarse una y otra vez.

El último éxito de la resistencia de base fue la lucha contra ‘la ley del primer empleo’, que anulaba muchos derechos sociales y laborales de la juventud. El referéndum sobre la Constitución Europea fracasó también. Este proyecto aprobado en Bruselas aspiró a convertir los principios neoliberales de las políticas económicas y sociales en cláusulas constitucionales en todo el continente. Es revelador que entre las personas que pretendían convencer a los franceses que aceptaran estas normas no estuvieran solo los anodinos burócratas del Partido Socialista, sino también los famosos revolucionarios de los años sesenta y setenta, Daniel Cohn-Bendit y Toni Negri

Los franceses estaban dispuestos a tolerar la traición institucionalizada de los intelectuales y los partidos, siempre que la sociedad mantuviera una especie de veto: al salir a la calle u organizar un referéndum, el pueblo podría neutralizar las decisiones tomadas por la élite política. Pero en 2010 se produjo un acontecimiento que cambió las reglas del juego de una vez por todas. El Gobierno de Nicolás Sarkozy volvió a intentar reformar las pensiones. No solo se subió la edad de jubilación, sino que se confiscó el dinero de las pensiones que el Gobierno usó posteriormente para apuntalar el sector financiero. Aunque teóricamente se les ofreció a los ciudadanos la opción de jubilarse a los 62, 65 o 67 años, se redactó la ley de manera que solo pudieran acogerse a ella las personas que llevaban trabajando desde los 12 años… cuando a su vez otras leyes prohíben la contratación laboral a esa edad.

La ley sobre la reforma de las pensiones no fue solo antisocial; se burló intencionalmente del pueblo. No sorprende que suscitara tanta rabia. La votación reveló que el 80% de la población estaba en contra de la reforma. Las huelgas y manifestaciones barrieron toda Francia. Sin embargo, en contra de su habitual modus operandi, el Gobierno no se echó atrás, demostrando que la opinión pública no les importaba. El presidente Nicolás Sarkozy sabía muy bien que, de esta manera, se privaba de la posibilidad de ser reelegido, pero se sacrificó en el interés común del sistema político. El objetivo fue humillar y desmoralizar a la sociedad, y demostrar a los franceses que la democracia estaba acabada y que sus opiniones ya no importaban. El sacrificio de la carrera de este político más bien desgraciado, bien lo valía…

Los electores castigaron a Sarkozy al no reelegirlo. Pero el socialista François Hollande, que sustituyó a Sarkozy, no eliminó la reforma. Las protestas desembocaron en un callejón sin salida. El sistema ganó, mostrando a los franceses que la democracia y la República ?como se conocían hasta entonces? estaban acabadas. Una auténtica oligarquía reemplazó al Gobierno republicano.

No sorprende que Hollande se convirtiera rápidamente en el dirigente francés más impopular, rompiendo el récord de Nicolás Sarkozy. Pero en términos de la connivencia electoral entre la derecha y la izquierda, esto ya no importaba. La única alternativa era el Frente Nacional de Marine Le Pen, que todos los demás partidos han intentado bloquear del Parlamento y los consejos municipales, a pesar del 40% del voto que había conseguido. Al mismo tiempo, el origen del Frente Nacional causó gran preocupación. Todos conocían bien al fundador del partido como reaccionario y antisemita. Su hija, Marine Le Pen, se ha posicionado como la voz de los intereses de la gente trabajadora y apartó diligentemente de las filas del partido a la extrema derecha, de lo que no se libró ni siquiera su propio padre. Pero muchos franceses todavía desconfiaban de ella. Después de todo, los políticos les han mentido demasiadas veces.

La insatisfacción no se volcó a las urnas sino a las calles. Solo era preciso un detonador. El vaso se colmó con el nuevo borrador de la ley laboral propuesto por los socialistas. Este documento fue aun más provocador y deliberadamente antisocial que la reforma de las pensiones de Sarkozy. Se anula la jornada de ocho horas, la semana laboral puede extenderse hasta las 48 horas y se reduce la retribución de las horas extraordinarias al 10%. Ninguno de los Gobiernos de derecha intentó implantar algo parecido.

Está claro que la ‘izquierda anticapitalista’ criticó el proyecto, pero no apoyar al Partido Socialista en las elecciones que seguían era algo inimaginable para ellos. Mientras los socialistas redactaban el borrador de la ley laboral, sus ‘vecinos en la izquierda’ hicieron un llamamiento para votar al Partido Socialista en las elecciones regionales, en nombre de la lucha contra la ‘amenaza del Frente Nacional’. Asimismo, la confrontación con los socialistas en las elecciones presidenciales era impensable. Sí se discutió el nombramiento de un candidato unitario, pero solo para la primera ronda.

No sorprende que el patrón habitual de comportamiento político fracasara. Fue la tormenta perfecta: auto-descrédito de la izquierda, crisis social y económica, una grieta entre la sociedad y el sistema político. Pero lo que es más importante, una generación que se hizo mayor llena de resentimiento y frustración; su experiencia personal les ha hecho percatarse de la hostilidad de las instituciones vigentes.

Los estudiantes radicales de 1968 ?después de exhibirse en las barricadas del barrio latino? iniciaron sus propias carreras y proclamaron que la única estrategia posible para cambiar la sociedad “pasa por entrar en las instituciones”. Al llegar el año 2000, esta senda ya había llevado a muchos antiguos estudiantes radicales a ocupar puestos importantes en el Parlamento, el Gobierno, los bancos, los medios de comunicación y las universidades. Pero la sociedad ha cambiado de manera completamente distinta a lo prometido por la intelectualidad rebelde. Se escoró dramáticamente a la derecha. El cambio trajo menos democracia para la sociedad francesa, no más.

A la ‘Nueva Izquierda’ en Francia se la derrotó o se la integró en el sistema, convirtiéndola en parte del bloque neoliberal. Fue reemplazada por los nuevos rebeldes: una generación menos instruida (debido a la crisis educativa provocada por las reformas neoliberales) de jóvenes desocupados, cuya única manera de avanzar pasa por la confrontación con las instituciones.

Cuando esta juventud se rebeló en Amiens en 2012, unos muchachos incendiaron su liceo. Cuando declararon ante la policía, explicaron su acción basándose en que el profesor de literatura había abusado sádicamente de ellos al obligarlos a memorizar versos de Racine. El líder del Frente de Izquierda llamó a estos chavales “cretinos de Amiens”. Pero el problema no era el nivel intelectual de estos individuos, sino en la nueva situación social. La poesía y el lenguaje hermoso son útiles en una sociedad en la que a los ciudadanos se les da la oportunidad de la autorrealización y de ascender en la escalera profesional. ¿Por qué querrían conocer versos de Racine unas personas que, con mucha suerte, solo pronunciarán en público la expresión “quién es el siguiente”?

La cultura de la protesta violenta no vino importada a Francia desde fuera. Fue madurando en los barrios inmigrantes de las grandes ciudades en las que la ira acumulada desembocó en pogromos y disturbios. La diferencia entre la juventud ‘blanca’ y los descendientes de inmigrantes se ha ido borrando con el tiempo. Fueron los jóvenes árabes y africanos quienes crearon en última instancia un modelo de comportamiento para la nueva generación de airados jóvenes franceses. La integración se materializó. Pero no mediante el multiculturalismo y la corrección política cultivada por la élite liberal, sino a través de la ira y la protesta, uniendo a la juventud sin tener en cuenta su color y credo.

El auge de la violencia juvenil ?absolutamente atípica con anterioridad en Francia (al menos entre la población ‘blanca’) ? es síntoma de un cambio inminente. El conflicto entre la sociedad y las autoridades se suma al conflicto entre generaciones, ya que las personas más mayores están más dispuestas a jugar según las reglas, aun sabiendo que el sistema las quebranta, pero los jóvenes no sienten ningún respeto por el sistema político.

A lo largo de los años, casi todos los franceses, sin tener en cuenta las diferencias entre sus opiniones políticas, su religión e ideología, creyeron en los valores republicanos. Y hasta ahora, la mayoría sigue creyendo en ellos. Pero estos valores han sido vulgarizados y desacreditados por las élites. Ahora, la lucha social se desarrollará de acuerdo con un conjunto de reglas completamente distinto.

La alienación entre el Estado y la sociedad, que conocen muy bien los habitantes del este de Europa, ha llegado a ser una realidad viviente en la patria de Voltaire, Robespierre y Jaurès.

envióF.MOYANO - postaporteñ@ 1706 - 2016-12-18 05:23:24
postaporteñ@_______________________________

POSTALINAS

URU | Impuesto a militares retirados en duda por falta de votos

El Observador - Leonardo Luzzi Dic. 17, 2016

El diputado Eduardo Rubio no está convencido de votar el nuevo impuesto

El nuevo escenario político, sin la mayoría automática de la que gozó el Frente Amplio (FA) hasta hace poco, pone en riesgo la aprobación del impuesto a los militares retirados, con el que el Poder Ejecutivo estimó recaudar unos US$ 40 millones por año.

Para el voto faltante, la izquierda pensó en el diputado Eduardo Rubio, de Unidad Popular (UP).

Sin embargo, ese legislador no está convencido de apoyarlo, dijo, porque considera que el proyecto va rumbo a ser declarado inconstitucional.

Además, en la bancada de senadores del FA, hay quienes sostienen que el impuesto debe atarse a la reforma del sistema de pasividades militares por lo que no están dispuestos a votarlo por separado.

El punto lo definirá el lunes la bancada oficialista.

Diputados

El diputado Gonzalo Mujica avisó a sus excompañeros que no apoyará el nuevo tributo a los militares por considerarlo injusto. Incluso, Mujica es partidario de eliminar el tope que tienen hoy las jubilaciones de los civiles.

Esa decisión, dejó al FA nuevamente con 49 votos, es decir sin mayoría para aprobar la ley.

La izquierda miró entonces al diputado Rubio de la izquierdista UP. Su voto podría neutralizar la disidencia de Mujica. Sin embargo, a Rubio el impuesto le "genera dudas" porque puede ser declarado "inconstitucional" y de ser así, vendría una catarata de reclamos ante la Suprema Corte de Justicia y la iniciativa no tendría efecto

Rubio sostiene que esa posibilidad fue advertida por asesores jurídicos de UP, que sostienen que "es inconstitucional".

"No queremos cobrar al grito", dijo Rubio a El Observador.

"Si se habilita un impuesto, más allá de una posible inconstitucionalidad, el afán recaudador!!! del Ministerio de Economía abre la puerta!!! a colocar impuestos a otras jubilaciones y con eso no estamos de acuerdo", agregó.

El representante de UP opinó que "políticamente" respalda "buscar una fórmula que recorte las jubilaciones altas, ya sean de militares o de civiles, y trasladar esos recursos para levantar las jubilaciones de miseria que son la mayoría", opinó.

Rubio había dado el voto 50 al FA para evitar la formación de una comisión investigadora sobre los negocios con Venezuela

Por ahora, al FA le falta un voto pero, además aún no decidió su posición Liga Federal, informó , el diputado Sergio Mier.

Más dudas

El proyecto está radicado ahora en la cámara alta.

De acuerdo a consultas, hay senadores del Frente que si bien comprenden los argumentos de Economía, el hecho de que pueda ser declarado inconstitucional pesa en la decisión. Por eso intentan "englobar" el tema con la reforma de la llamada caja militar.

Legisladores oficialistas se reunieron con el ministro Danilo Astori para ver la urgencia de ese ministerio en que sean aprobados determinados proyectos. El impuesto a los militares retirados, un proyecto sobre zona franca y otro de transparencia fiscal, son los que Economía quiere priorizar, dijeron fuentes parlamentarias.

A nivel de los militares, ya tienen decidido presentar recursos de inconstitucionalidad para el caso de aprobarse el impuesto

De hecho, varios estudios jurídicos ofrecieron sus servicios para presentarse ante la Suprema Corte de Justicia.

El general retirado Hébert Fígoli, hasta la semana pasada coordinó un equipo que intentó convencer a los legisladores de la "injusticia" de aplicar un nuevo impuesto. Recordó que los militares ya pagan el Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), que implica unos US$ 32 millones por año.

Fígoli dijo  que el impuesto tendrá efectos sobre la carrera militar, que se verá desalentada y en el Hospital Militar.

La propuesta del gobierno afectará a unos 7.000 efectivos con un impuesto progresivo que comienza a pagarse a partir de jubilaciones de $ 46 mil nominales.

Inconstitucional

El abogado Martín Risso, consideró en la comisión de Defensa del Senado donde se discute el proyecto, que en su opinión la propuesta tiene "una inconstitucionalidad razonablemente clara".

El especialista especificó que la propuesta del Ministerio de Economía, "contraviene el artículo 67 de la Constitución, que establece un sistema de intangibilidad parcial de las jubilaciones y acá eso por una vía indirecta, se está alterando".

Uruguay:  La LEY DE USURPACIÓN NOS CONDENA A TODXS

A ESTA LEY YO ME OPONGO

 El lunes 19/12-12.30 HRS Presentamos Recurso de Inconstitucionalidad con nuestros abogados y Nos CONCENTRAMOS en el Juzgado de Atlántida

TIERRA PARA QUIEN LA HABITA

NO MAS DESALOJOS

TOCAN A UNX TOCAN A TODXS

Apoya: Coordinadora contra los Desalojos

 

IMPORTANTE

La CTA Autónoma desconoce la convocatoria lanzada en su nombre para el 19 y 20 de diciembre en Buenos Aires 

Desde la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma desconocemos por apócrifa la convocatoria a “Tomar las calles” lanzada para el 19 y 20 diciembre en nombre de nuestra Central.

En esta oportunidad, ratificamos una vez más que la CTA-A no es ni será parte de ninguna iniciativa donde no fue convocada a discutir contenido, modalidad ni objetivos, al mismo tiempo que rechazamos cualquier intento de utilizar nuestros símbolos y nuestra historia en pos de poner en juego una de las banderas fundacionales de nuestra Central: la AUTONOMÍA de los patrones, los gobiernos y de los partidos políticos.

 En este sentido, la CTA Autónoma se desentiende de toda convocatoria que circule sin las firmas de su Secretario General, acompañada por las firmas de su Secretario Adjunto o cualquier otra compañera o compañero de su Mesa Nacional.

Pablo Micheli – Secretario General CTA Autónoma

José Rigane – Secretario Adjunto CTA Autónoma

Envió Paola Albarello

 

CHACO | Reserva Grande: Impenetrable

El Impenetrable, 16 de diciembre de 2016

DENUNCIA PÚBLICA

Campesinas y campesinos criollos/as de la RESERVA CRIOLLA, en el Departamento Gral. Güemes, Provincia del Chaco, denuncian graves irregularidades en las adjudicaciones resueltas por el Instituto de Colonización de la Provincia del Chaco.

Entre las irregularidades se encuentran:

a)     Adjudicaciones de tierras a personas difuntas.

b)    Adjudicaciones de superficies insuficientes para seguir produciendo.

c)     Adjudicaciones de grandes superficies a personas que no tienen animales o tienen muy poco.

d)    Adjudicaciones de grandes parcelas de tierras a personas privilegiadas en desmedro de los pobladores pobres o pequeños productores.

e)     Familias campesinas que viven y producen en la Reserva Criolla que según resoluciones y planos quedan sin tierra y perderían todas sus mejoras.

f)      Se pueden observar en las adjudicaciones y en los trabajos de mensuras del Instituto de Colonización varios casos de despojos de: potreros, cercos, aguadas, corrales, chiqueros y viviendas de campesinos por parte de funcionarios.

g)     Presiones y extorsiones contra campesinos/as de parte de determinados funcionarios políticos y del Instituto de Colonización, para que firmen conformidad de adjudicaciones irregulares.

h)    Familias que quedarían sin tierra porque no figuran en las en los listados de adjudicaciones del Instituto de Colonización.

Los productores campesinos/as expresan su profunda preocupación por la injusticias que se cometen contra las familias campesinas criollas (los pobres) que viven y producen en la Reserva Criolla. Según las adjudicaciones actuales mal hechas muchas familias perderían toda su ganadería y otros serian desalojados. Mientras pocos privilegiados quedarían con la mayor parte de las mejores tierras de la Reserva Criolla de El Impenetrable.

Las familias campesinas de la Reserva Criolla de El Impenetrable chaqueño solicitan la presencia del Presidente del Instituto de Colonización para dialogar y encontrar soluciones justas, equitativas y duraderas para las sufridas familias campesinas del Pueblo Criollo.

El FNC insta al dialogo a las autoridades y expresa su total apoyo a los reclamos de las familias campesinas perjudicadas.

Atentamente.

Benigno López

COORDINADOR

Frente Nacional Campesino

 

 Ecuador | PANANTZA Y SAN CARLOS FOCO DE ATAQUE MILITAR

La madrugada de este día sábado 17 de diciembre de 2016, varios habitantes de la parroquia Panantza, fueron capturados por policías y militares acampados en San Juan Bosco y Panantza, en circunstancias ajenas a cualquier causa para el que se dictó el Estado de Excepción; pues se los capturó mientras dormían o desarrollaban sus actividades cotidianas en el campo: la ganadería.

Desde aproximadamente a las 7 hs, tres tanquetas blindada para montaña han ingresado por San Carlos, para avanzar a los centros de Sunswint y otros, mientras helicópteros militares están merodeando el centro shuar Warints, Tres camiones de militares han llegado al centro shuar de El Tink. “Temo que pretenden atacar a todo centro shuar que encuentren” comentó uno de los habitantes de la zona.

Para buscar más personas para capturarlas, a las once de la mañana se inició la incursión militar en San Carlos. Los militares y policías basan su búsqueda en la lista que se obtuviera cuando dos empleados shuar de la minera proporcionaron al azar 41 nombres de indígenas shuar y los responsabilizaron arbitrariamente de los hechos del 21 de noviembre cuando los shuar retomaron el campamento minero en Nankints de donde la comunidad fue desaloja en agosto pasado para dar paso a los trabajos de la minera EXSA.

A partir de las 11hs INREDH ha empezado a recibir llamadas desesperadas de pobladores de la zona. “Quieren exterminarnos”, manifiestan algunos. “Tememos por la vida de nuestros familiares y compañeros” manifiestan otros que llaman por teléfono.

Las clases en las escuelas de Panantza y Gualaquiza, están paralizadas, por cuanto los militares no dan paso ni para la entrada, ni para la salida. “No tenemos qué comer”, dicen algunos habitantes shuar. “Nunca ha habido tanta zozobra, sino desde cuando entraron los militares, son groseros, irrespetuosos y violentos”, manifiestan impotentes los habitantes de Panantza. Los shuar también manifiestan su indignación porque fueron ellos quienes defendieron la cordillera de El Cóndor durante la guerra con el vecino país de Perú, y ahora son desalojados para dar paso a una minera china.

Como se recordará, el proceso de indagación previa No. 140801816110006, se inició con un parte Policial y denuncia escrita presentada por el Ministro del Interior, Diego Torres; se llamaron a declarar a 41 personas de las comunidades de Panantza, San Carlos, Tsuintsuim, San Pedro, San Juan Bosco y Nankints. En esta lista constan todos los miembros de la Junta Parroquial de San Carlos, el presidente y vicepresidente de la Junta Parroquial de Panantza, los principales dirigentes de la Federación Shuar de Morona Santiago y líderes de los principales centros shuar de la zona, además del coordinador del Movimiento Pachakutik de San Juan Bosco.

Se conoce que los dos shuar trabajadores de la empresa fueron conminaron a que declaren en contra de Luis Tiwiram y José Esach, dirigentes de la FISC. La acusación también hace referencia a una rueda de prensa que dio Tiwiram, quien, supuestamente se ha declarado autor de estos hechos y habría advertido que lucharán hasta las últimas consecuencias. Los militares y policías han decidido que Tiwiran y Esach son responsables de los hechos del 14 de diciembre pasado y han asegurado que no descansarán hasta encontrarlos, para lo que han desplegado en la región equipo militar y han iniciado la incursión en San Carlos.

Hasta el medio de hoy, que difundimos la presente información, se conoce de la detención de Milton Reinoso, Vicepresidente de la Junta Parroquial de Panantza; Mercedes Cabrera, Nancy Marín y Danny Marín, Presidente de la Junta Parroquial de Panantza, a quienes los sorprendieron durmiendo, desde sus recámaras, han sido arrastrados, han entrado destrozando las puertas de las casas, con tumba puertas, golpeando a niños y mujeres que quisieron evitar la detención. Los detenidos han sido llevados al UPC de San Juan Bosco, y ahora los están conduciendo a Gualaquiza. Preparan una audiencia para la tarde. Se desconoce el paradero de las demás personas detenidas y se desconoce las consecuencias de la incursión militar en San Carlos. Varios habitantes de Panantza y San Juan Bosco, en coordinación con el equipo jurídico local de INREDH, se han trasladado a diversos lugares en busca de los detenidos pero no han tenido resultados; en la Fiscalía de Gualaquiza, han manifestado que no saben nada sobre el particular ni están acompañando a los operativos militares.

Como ya se había advertido en una nota anterior de INREDH, el gobierno estaba empeñado en iniciar una cacería de brujas y en esta cacería de está deteniendo indistintamente a las personas de la zona donde la minera EXSA implementará su proyecto

EQUIPO INREDH DDHH Ecuador

- postaporteñ@ 1706 - 2016-12-18 05:22:59
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] Siguiente