Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Venezuela: EL SILENCIO DE LAS FANB

SEBASTIANA SIN SECRETOS

30/6/6/17 extractos

PRESIDENTE. -Es el de la República, Nicolás Maduro. Dijo que “si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos. Y lo que no se pudo con los votos se haría con las armas. Liberaríamos nuestra patria con las armas”

La pregunta es: ¿cuáles armas? ¿Habla de las armas de la República? El presidente Maduro es el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada. Y la FANB tiene el monopolio de las armas en Venezuela. Ni el ministro de la Defensa ni el Alto Mando Militar ha respondido a lo afirmado por el primer mandatario. La FANB debe decidir si acompaña al presidente Maduro en “votos o balas”. El país tiene derecho a saber qué va a decidir ante una coyuntura como la expresada por el mandatario. Una cosa es que la FANB se haga la sorda, la muda y la ciega ante la presencia de paramilitares y guerrilla que violentan nuestro territorio y soberanía y, otra muy distinta, es que los militares estén dispuestos a usar sus armas, si los votos no benefician a la revolución bolivariana, para imponer un modelo de gobierno que la mayoría no respalda.

SEBIN.- Es en la sede del Helicoide. La desobediencia de los internos es generalizada en solidaridad con los polichacao detenidos allí. Yon Goicoechea, Daniel Ceballos, Renzo Prieto, Vilca Fernández y todos los presos que poseen boletas de libertad están apoyando. Los 14 polichacao se reagruparon y se instalaron en la oficialía.

MAYOR. -Cuando la GNB detuvo, porque estaba protestando en Altamira, al mayor Rasmeds Sánchez Díaz (Dirón) y lo llevaron detenido a La Carlota se prendió un conato de insubordinación con los guardias, que debieron dejarlo ir, aunque golpeado y robado. Dirón es oficial retirado de la FAV, piloto, promoción Cnel. Teófilo Luis Méndez 1994. Fue piloto del SATA y trabajo en Grupo 5 en La Carlota.

TERTULIA.- Es la de los martes, creado  y coordinado desde hace doce años por  los ex Rectores de la Universidad de Los Andes: José Mendoza Angulo, Miguel Rodríguez Villenave, Genry Vargas Contreras y Néstor López Rodríguez. Hicieron “una sincronización entre el evento del helicóptero, la decisión del TSJ contra la Fiscal y el atentado a la Asamblea Nacional”. Consideran que Oscar Pérez, piloto del helicóptero, es una persona líder, con buena ascendencia entre sus compañeros de trabajo, paracaidista, actor de cine y estrella principal en una película. “Desea mostrarse como un héroe, hastiado del régimen. Cualquier Psicólogo o Psiquiatra lo descartaría para cumplir el papel de tonto útil que le están atribuyendo”. El mensaje que grabó previó al sobrevuelo demuestra que busca estimular la presión para la renuncia del Presidente, llamando al pueblo a concentrarse en Fuerte Tiuna y ante las instalaciones militares del país. “Su acción fracasó pues no fue seguida por nadie, no tenía suficientes contactos, pero demostró la incapacidad del gobierno para enfrentar un intento de esta naturaleza”. El recorrido por Maracay de las patrullas de CICPC, indican apoyo de algunos policías y civiles, pero no de militares. El helicóptero no fue perseguido por la desconfianza del Gobierno en la Fuerza Aérea, y el riesgo de un avión artillado en el aire, que sí podría atacar a Miraflores. Cuando el presidente es informado del hecho, no le dio importancia hasta pasados varios minutos cuando reacciona perdiendo los estribos y gritando lo que demuestra que desconocía lo del helicóptero. “A quién le interesa desprestigiar ese mensaje de rebelión? Al gobierno porque le demostró su fragilidad. A los militares porque que hay sectores con más agallas. A la Asamblea Nacional que no toma medidas contra el TSJ o CNE. Igual sucede con los partidos políticos y algunos líderes porque les aparece competencia. “Fue un acto personal con poco apoyo de una persona hastiada como todos y con intenciones de convertirse en héroe de acuerdo a su personalidad”

HACINAMIENTO.- Hay 7 mil 328 detenidos, distribuidos en 229 unidades militares, que esperan cupos a cárceles en los comandos de la Guardia Nacional Bolivariana. Lo dice Carlos Nieto Palma Coordinador General de Una Ventana a la LibertadEn las unidades militares de la GNB no hay calabozos, ni celdas para albergar a los detenidos mientras son presentados en tribunales. Han desalojado oficinas y espacios para que los funcionarios descansen en sus guardias. El Ministerio para el Servicio Penitenciario conoce eso desde hace más de un año. Siguen pendientes las 24 nuevas cárceles prometidas hace 5 años, pero no se ha hecho ninguna

ÚLTIMA HORA

– El nuevo comandante General del Ejército usa insignia del curso de Estado Mayor del Ejército, sin haber estudiado ahí. Hizo un curso en Cuba de seis meses, que Chávez ordenó que se lo valieran para el ascenso.

– República Dominicana ordenó retirar a todo el personal médico militar que estudiaba en el hospital militar de Caracas, por razones de seguridad.

– El desespero de los militares en los cuarteles por llevar comida a la casa desencadena en robos de comida. Ya han agarrado a varios.

– Entre el TSJ, tribunales militares y Defensor del Pueblo, le quitan los poderes al Ministerio Público

 

Adiós A La Democracia Venezolana

Nicolás Maduro prepara una “caricatura de una caricatura” de Cuba

Bello en The Economist | 29/6/17

Se supone que las constituciones, como los diamantes, duran. Pero esa no es la opinión de Nicolás Maduro, un ex conductor de autobús escogido por Chávez para reemplazarlo como presidente en 2013. Ha ordenado una nueva asamblea constituyente, que será elegida el 30 de julio. Todo este proceso es diferente al de 1999. En violación a la constitución de Chávez, este llamado ha sido por decreto presidencial y no por referéndum popular

El Sr. Maduro dice que su propósito es derrotar el “fascismo” de la oposición. Sin embargo, será elegido bajo un sistema que pudo haber sido ideado por el propio Mussolini. Cada uno de los 340 municipios elegirá a un miembro de la asamblea, sin importar su tamaño (sólo las capitales de los estados obtendrán dos), lo que significa que las ciudades que apoyan la oposición están infra representadas. Otros 181 miembros serán elegidos entre los grupos comunales y ocupacionales controlados por el régimen.

El Sr. Maduro quiere controlar la asamblea porque ya no puede permanecer en el poder democráticamente. Los bajos precios del petróleo y la mala administración han cobrado un alto precio. Los alimentos y los medicamentos son escasos; las enfermedades antes erradicadas, como la difteria y la malaria, están matando una vez más. La oposición ganó una gran mayoría en una elección legislativa en 2015. Desde entonces, el señor Maduro ha gobernado por decreto y a través de su títere corte suprema. En casi todas las protestas diarias de la oposición desde abril, 75 personas han muerto, muchas de las cuales han sido abatidas por la Guardia Nacional o por bandas armadas a favor del régimen.

El rechazo de Maduro a la dictadura ha abierto brechas en su base política. Luisa Ortega, fiscal general y chavista de larga data, se ha convertido en una crítica abierta. La asamblea constituyente “completará el desmantelamiento definitivo de la democracia”, dijo esta semana a un periódico peruano. Su aparente propósito es convertir a Venezuela en una dictadura semejante a la cubana. Ya Maduro ha instituido un sistema de racionamiento al estilo cubano con paquetes de alimentos entregados por las fuerzas armadas. La asamblea, dicen los funcionarios, asumirá el poder soberano -y sacará a la Sra. Ortega.

Una reciente oportunidad para aplicar presión diplomática fracasó el mes pasado en una reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos, celebrada en Cancún. Los anfitriones mexicanos pensaron que tenían más de los 23 votos necesarios (de 34) para condenar a Venezuela. Ellos obtuvieron sólo 20, cuando los diplomáticos del Sr. Maduro se ganaron a los vacilantes mini-estados caribeños con amenazas de cortar el suministro de petróleo barato. El resultado, dijo un diplomático latinoamericano, dependía de la presión que Estados Unidos estaría dispuesta a poner en el Caribe. Y no fue suficiente: Rex Tillerson, el secretario de Estado, se mantuvo alejado ocupado con Qatar. Aunque Venezuela está más aislada que nunca en su región, Maduro podría reclamar una especie de victoria.

Incluso si se hubiera aprobado la moción, podría haber cambiado poco. Los únicos obstáculos potenciales a la jugada del señor Maduro están en su propio lado. Muchos chavistas se oponen a la asamblea constituyente. “El chavismo democrático es significativo en términos de sentimiento popular”, dice David Smilde, un especialista de Venezuela en la Universidad de Tulane. Aunque ha habido protestas intermitentes en las zonas chavistas de Caracas, por lo general sobre la escasez de alimentos, la oposición no ha logrado vincularse con los disidentes del régimen en un movimiento de protesta verdaderamente nacional.

Las fuerzas armadas, que sostienen al señor Maduro en el poder, han vacilado pero no se han inclinado, al menos hasta ahora. Varios generales jubilados cercanos a Chávez han criticado la idea de una nueva asamblea. Al menos 14 oficiales subalternos han sido arrestados desde que comenzaron las protestas. El 20 de junio, el presidente le quitó al ministro de Defensa, general Vladimiro Padrino, el poderoso puesto de comandante operacional de las fuerzas armadas. Para algunos analistas, esto pareciera una expresión de desconfianza.

La tensión está aumentando. El 27 de junio, un oficial de policía en un helicóptero sobrevoló la Corte Suprema y el Ministerio del Interior. Una multitud progubernamental atacó al parlamento, y saqueos a gran escala ocurrieron en Maracay, al oeste de Caracas.

El señor Maduro y su círculo carecen del aura de heroísmo que originalmente rodeaba a Fidel Castro. “Si la Venezuela chavista era una caricatura de la revolución cubana, Maduro es una caricatura de la caricatura”, dijo un diplomático latinoamericano. No hay revolución en Venezuela, sólo mal uso del poder. Y Se puede derramar más sangre antes de que termine la tragedia.

Los CHISMECITOS de OSCAR

-Tibisay está a punto de explotar... ¿La razón? No pudo vender la "prostituyente"; por eso ahora anda ampliando el "radio"...

- La mayor preocupación de Tibisay no es la #Resistencia, sino el "plan República", pues ahora es cuando eso es un hervidero...

- Las acciones del martes, es decir, disolución de tres poderes, golpe y ataques, en lugar de calmar, han encendido la rabia...

- Aunque no se vea, hay reuniones, demasiado descontento y muchas acciones al interior de las FANB a causa de la prostituyente. Ese descontento creciente, en lugar de menguante, en FANB, es lo que tiene a Tibisay a punto de infarto y a punta de amenazas

- Así como dicen de la FANB, tampoco en CNE ni en el mismo PSUV, todo es tan monolítico como parece y la implosión amenaza...

.- El episodio con el helicóptero, en lugar de apaciguar, ha llevado mayor inestabilidad a la ya precaria unidad en la FANB... El helicóptero voló, lo vimos, pero, DICEN, las fotos publicadas, sin humo, fueron "posadas", dicen unos y "photoshopeadas". Las "granadas" del helicóptero hicieron ruido, pero no EXPLOTARON, por lo que Moncada solo pudo hablar, pero no enseñó "daños

- Palabras como rechazo, malestar, arrechera en la FANB, son los que tienen preocupado a Maduro, Cabello, Tibisay, Maikel...Sin haber cumplido una semana, ya en Miraflores dicen que "de nada sirvió adelantar los cambios en la FANB"... En el interior de la FANB hay, por lo menos, tres grupos en pugna, como también hoy lo hay en la política...

- Nadie quiere ni se atreve a cumplir una orden de captura contra Rodríguez Torres; Maduro teme una ola de indisciplina... Dicen que el temor a Rodríguez Torres es que ellos saben que no es "chef" sin cocineros ni cocina... y entonces hice ¡Plop!

- Me ratificaron, como dije, que Rodríguez T tiene pruebas más grandes que la biblioteca de Alejandría, contra tirios y troyanos.

- La mayoría militar le quitó piso a la prostituyente y se lo dio a la TRANSICIÓN y quiere ser parte de ella. Muy importante.

- Se habla del hecho, no del personaje. Insisten en que el episodio del helicóptero fue un falso positivo. Moncada lo usa hoy. El fundamento principal, entre otros, del falso positivo, es que, inmediatamente, sin investigar, Maduro acusó a Rodríguez T.

-Si fue falso positivo, y para ser así los tiene a todos con diarrea, y a las FANB revueltas, en cualquier caso no funcionó, pero la cosa no se queda ahí. Será Maduro contra FT...

- A Isaías Rodríguez y Cabello los van a llamar "los hermanos caradura". Isaías, ex fiscal, dice que no hay fiscalía...Cabello, ex presidente de AN, dice que no hay AN...

- Me dijeron que las palabras claves de las próximas horas o días serán ULTIMÁTUM, SALVOCONDUCTO y TRANSICIÓN, pero no entendí.

-El "reprise"... Dicen que Justin Trudeau, primer ministro canadiense, será el "papá" de la transición... Y ya no pidan más "ñapas"...

- postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 19:24:54
postaporteñ@_______________________________

"LA LIBERTAD POLÍTICA SIN IGUALDAD ECONÓMICA ES UNA PRETENSIÓN, UN FRAUDE, UNA MENTIRA,

Y LOS TRABAJADORES NO QUIEREN MENTIRAS"

M. BAKUNIN

El sistema, en general y en lo particular, maneja los medios de comunicación a través de sus trasnacionales y multinacionales, en muchos casos de comunicadores que se venden como muy populistas y defienden los DD.HH., de los más marginales y las injusticias. Y después se van a sus casas a contar el dinero que ganan, tomando un vaso de whisky , importado él.

Mientras el director de programación y productor que nosotros nunca vemos ni veremos, sacan cuenta de cuánto vendieron de publicidad en dicho espacio, por periodista hipócritas que juegan con los sentimientos de la mayoría del pueblo que lo ve y escucha , porque se sienten representados con sus falsas palabras.

Leyendo un artículo que me mandaron sobre los principios de la propaganda nazi , que tanto copio el sistema después de la segunda guerra mundial. Llegue a la conclusión que cualquier semejanza con la realidad es la realidad:

1.- principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo; individualizar al adversario en un único enemigo

2.- principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; los adversarios han de constituirse en suma individualizada

3.- principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”

4.- principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave

5.- principio de la vulgarización. “toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”

6.- principio de orquestación. “la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

7.- principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones

8.- principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias

9.- principio de la silenciar. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines

10.- principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas

11.- principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad

Esto es hoy lo que hace el sistema hoy, con el ciudadano de a pie , y si hablamos de las promesas a los DD.HH., tenemos para escribir 6 libros por lo menos. De quienes se prestaron a ser parte de esa mentira dicha 100 veces, que siempre será mentira ,y después tenes a los otros/tras que por falta de lógica y sentido común compran los que les venden los oportunistas FIGURETIS de afuera

Y lo peor de todo, de aquellos que fueron parte y o integrantes de aparatos armados con cargos muy importantes en toma de decisiones  , que filmaron su propia película  y otros la compraron en Europa y en prisión y se creyeron ser parte de una junta revolucionaria con la potestad de jueces y así juzgar a terceros o ser tan hipócritas al punto de ganarse la confianza de un compañero que se jugó la vida por no decir lo huevos y ayudo mucho a otros, y  grupos de América latina, como en su infantilismo político ,jugaron al agente de inteligencia y revisarle el departamento a ese compañero, por orden de su jefe  que fue un colaborador con los altos mandos, que  quemo a un montón de compañeros. Y así estamos y así estuvimos por este  tipo de personajes , ¿qué me pregunto? ....y ahora de la cantidad de mentiras o de verdades, esos mismos tú hiciste tantas cosas convencido que eras un revolucionario que muchos aprendices de intelecto te mandaron a hacer, como sentirte con la autoridad de degradar a otros, sin conocer situaciones y momentos, resulta que muchos impolutos ,después de mucho tiempo te enteras que nunca lo fueron y también contaron su película.¿ saben una cosa?, nos paso los que nos paso , porque somos producto de ese sistema que nos atravesó  ,donde muchos zafaron y sabemos bien como.....

Y los más boludos o no , muy jovencitos en esa época contamos todo y nos hicimos cargo de lo que nos correspondía. Mientras otros contaban su película ,que era solo eso una ficción que nunca existió. Yo fui y soy muy pobre, mi familia no disponía de una situación acomodada , ni contactos con oficiales de alto rango en las FF.AA., para pagarle miles de dólares y me soltaran y me fuera a Europa a contar la película del guerrillero de la sierra maestra.Ema Goldman decía: "la libertad no descenderá  al pueblo , el pueblo debe alzarse a la libertad"

Hay que tener la capacidad , de no pensar lo que quiere el sistema que pensemos: en puteríos internos en las FF.AA. El frente amplio, mejor dicho ,muchos de esa élite política burguesa , saben muy bien que en algún momento se van a tener que ir , y hacer una vida muy austera. Ya están muy quemados muchos, el pacto con las FF.AA.  y el poder se paga y te lo cobra la historia y el pueblo. Los milicos serán siempre milicos, son la casta del aparato armado de la burguesía y eso no cambiara  ni con los personajes, nuevos que vendrán después que se mueran los que hoy reivindican la tortura y los asesinatos. ¿y saben qué?, todos esos grupos de élite que se muestran tanto con  los pasas montañas, vestidos con uniformes de combate con armas de asalto y sus franco tiradores, para lo único que les servirá ,será para reprimir a los marginales y a los trabajadores; donde una porta apellidos que cada vez que la veo por tv , me hace acordar a lo dicho por John Lennon " los de atrás que aplaudan y los adelante sacudan las joyas", y todavía tiene el descaro de decir que es comunista  y se olvida de los compañeros fusilados de la 20, y de los camaradas asesinados y torturados en los cuarteles, se ve que con el padre no aprendió mucho, bueno y por casa como andamos, hay otro que tampoco heredo nada pero absolutamente nada del padre, solo el apellido, después es un burgués reaccionario que encaja mas dentro del partido colorado que del frente. Y eso que el frente jamás  tuvo una política por lo menos social demócrata. Lo único que hizo en estos 12 años fue sacarle las castañas del fuego a las FF.AA. y a la burguesía. Pero la historia nos mide y ahora están buscando lavarle la cara con el recambio, al igual que otras organizaciones donde sus dirigentes se llamaron a silencio con todo lo que se supo y sabrá más adelante, porque el bote les hace agua por todos lados, y algunos ya se ocultaron a una vida austera.

El verso de la propaganda de la derecha ya no sirve, como les sirvió en año 1971 para putear a Gerardo Gatti con su libro donde se adelanto más de 40 años de lo que sería el frente amplio,apropiado por un núcleo elitista que nunca fueron ni serán de izquierda .

Entendamos una cosa, que la caída del sistema estatista es el último de los refugios de los intereses de la burguesía, en Uruguay hace casi 40 años que no hay información de los desaparecidos, y la inteligencia se tomo el trabajo junto con las FF.AA. de vender falsa información para desviar las investigaciones, pero tampoco de parte del estado nunca hubo ni abra voluntad de hacerlo por los pactos entre gallos y medias noches. Ellos jugaron y juegan todo con  el tiempo,que el ciudadano común fume el opio del sistema y sea cada vez mas bruto intelectualmente para poder manejarlo mejor

Ya tenemos generaciones de jóvenes que ignoran muchos de los asesinatos de estudiantes de los años 60 y 70 y en eso tienen que ver los medios de comunicación  , que siguen a ultranza las líneas del mercado de consumo para vender

Y los buenos consejos de la propaganda nazi mucho más mejorada para llegar al ciudadano común Y en todo gran parte de la culpa la tuvo el mismo frente amplio que se canso de hablar de DD.HH. y nunca hizo absolutamente nada.  Nada más que poner nombres de calles perdidas y alguna plaqueta. No le vayan a poner a un centro de estudiantes el nombre de un desaparecido, no valla ser que la derecha reclame ponerle el nombre de alguno que ajusticiamos del escuadrón de la muerte creado por la CIA y su instructor Dan Mitrione.

El estado pseudo popular, representa los intereses de los de arriba, o sea las clases dominantes y quienes comen las sobras de ellos , ideológicamente tranzaron con el poder.

Mintieron durante más de 12 años y también manipularon el juicio en Italia

Y lo más triste es que a quienes se le tenía respeto y eran quienes nos ordenaban las operetas, terminaron sentados en el Florida, escribiendo una ficción manipulada por un general informante de la CIA Y uno de ellos fue el que dejo pegado al gallego Mas Mas en Tacuarembó, cuando él fue el único que sabía que el gallego estaba allí. Y el gallego siempre supo que fue él y este nunca tuvo los huevos de decírselo, y ahora después de tanto tiempo caigo porque....porque a él nunca lo torturaron como a nosotros, tan simple como eso

Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales | Sócrates

Arriba los que luchan!!!

EL BOCA - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 18:50:10
postaporteñ@_______________________________

"Debemos sacar nuestro propio balance de las experiencias del pasado" - Alain Badiou

Entrevista - Philippe Stroot y Raffaele Morgantini - Rebelión - 01/072017 - Investig’Action - Traducido del francés para Boltxe Kolektiboa por Beatriz Morales Bastos.

El mundo va mal. La nueva crisis sistémica del capitalismo depredador se ha transformado ahora en una crisis de civilización que nos lleva directamente a darnos contra la pared. Las alternativas progresistas tardan en afirmarse en el tablero político, incapaces como son de engendrar verdaderos movimientos emancipadores. Por lo tanto, ¿cómo hacer frente a una clase dominante organizada, decidida y que dispone de todos los recursos?

Philippe Stroot y Raffaele Morgantini (Investig’Action) han entrevistado al filósofo militante Alain Badiou para que nos esclarezca los nuevos retos globales y los desafíos futuros: la idea del comunismo, la «crisis» de los emigrantes, la izquierda y la derecha, el papel de los medios de comunicación, la democracia…

Pregunta: Profesor Badiou, a los medios les gusta presentarle como El profesor comunista francés, como si se trata de una especie en vías de extinción. ¿En qué punto están las ideas comunistas en Francia y en el mundo en 2017, cien años después de la Revolución de Octubre?

Creo que la hipótesis comunista y la experiencia comunista están en un estado de extrema debilidad en todo el mundo. Y, como es natural, Francia no es una excepción. Y lo están tanto más cuanto que son objeto de confusiones considerables. Por ejemplo, el partido en el poder en China se sigue denominando «Partido Comunista» aunque a todas luces se trata de una potencia capitalista emergente que se dispone a disputar la hegemonía mundial a Estados Unidos. Otro ejemplo de este tipo de paradoja: en Francia tenemos un Partido Comunista que todavía subsiste, el PCF, pero que fuera de su nombre nunca pronuncia la palabra «comunista»

Pagamos el precio, inevitable históricamente, del fracaso de los grandes Estados comunistas. Más concretamente, el fracaso de lo que se puede denominar el «comunismo de Estado», es decir, la hipótesis según la cual el comunismo se puede instalar en una figura cuyo agente político principal (incluso único en la lógica estaliniana) es el Estado. El comunismo de Estado se ha hundido en todo el mundo y, por lo tanto, la hipótesis comunista está por el momento reducida a sí misma, reducida a su estatus de hipótesis política e histórica. A veces afirmo que en virtud del desarrollo de la historia en espiral, como decía Hegel, hemos vuelto a una situación que en cierto modo se parece a los años 1840-1848, cuando la hipótesis comunista debía ser formulada, argumentada y apoyada antes incluso de que se le pudiera pedir ser una gran fuerza política y tener proyectos estratégicos. Ante un escepticismo muy fuerte se debe volver a formular y trabajar todo lo que atañe a la palabra «comunismo». Tenemos que sacar el balance de los fracasos, de las debilidades y de los errores.

Se puede entender que muchas personas, incluso de buena fe, estén tentadas de decir que lo más sencillo sería abandonar cualquier uso, incluso hipotético, de la palabra «comunismo». Pero, simplemente, hoy no veo a qué llevaría el abandonarlo si no es, en definitiva, a unas formas diversas de adhesión al orden establecido. No creo ser ciego o testarudo al afirmarlo. Estoy totalmente dispuesto a aceptar que otra hipótesis pueda tener una virtud emancipatoria superior, pero no la veo. Por consiguiente, he decidido conservar la palabra «comunismo» diciéndome que asumiría su carácter escandaloso, menospreciado y casi infame. A fin de cuentas, ¿no es totalmente natural que nuestros amos, y la opinión dominante que ellos controlan, declare infame aquello que llama a destruir los cimientos de su poder?

P: Acaba de recordar que China ya no era comunista y tampoco Rusia, a pesar de lo cual la hostilidad de Occidente respecto a ellos es peor incluso que durante la Guerra Fría. ¿No demuestra esto que la lucha contra el comunismo disimulaba sobre todo el odio del Imperio y de sus vasallos por cualquier Estado que no se somete a su voluntad?

Creo que, en efecto, detrás del anticomunismo declarado hay viejas rivalidades imperialistas. A mí mismo me sorprende mucho la actitud de los gobiernos franceses, que son particularmente agresivos con una Rusia que ya no es en absoluto comunista. Por consiguiente, estaría bastante tentado de contestar «sí» a su pregunta teniendo en cuenta, sin embargo, que debido a sus orígenes y a su argumentación el anticomunismo ha desempeñado a pesar de todo un papel no desdeñable en este enfrentamiento.

Durante décadas, entre 1917 y, digamos, 1989, hubo un enfrentamiento ideológico planetario que al menos tenía la ventaja de mantener con vida la existencia de dos hipótesis concernientes al futuro de la humanidad: la capitalista imperialista y la comunista internacionalista. Actualmente está absolutamente claro que el argumentario oficial del antagonismo con la Rusia de Putin es la oposición entre «democracia» y «dictadura», en definitiva, entre capitalismo autoritario y capitalismo liberal, y ya no es en absoluto la oposición entre capitalismo y comunismo. Por lo tanto, se ha vuelto a esquemas que ya eran clásicos en el enfrentamiento interimperialista en el siglo XIX. Incluso durante la guerra de 1914 la propaganda anti alemana era sobre todo una propaganda según la cual nosotros éramos la República y los alemanes eran Guillermo II, la vieja monarquía, los bárbaros, etc.

Por último, creo que el antagonismo entre capitalismo y comunismo, es decir, la existencia estratégica de dos vías en lo referente al destino de la humanidad, se ha mantenido vivo a pesar de todo durante bastante tiempo, aunque en parte haya estado sobre determinado por unos enfrentamientos interimperialistas que finalmente han prevalecido. Por lo que se refiere a la situación actual, ya no se puede justificar por medio del anticomunismo. Resulta difícil pretender que Putin es un comunista convencido. Más bien asistimos al retorno de esa antigualla que es la oposición entre, por una parte, los Estados que se pretenden modernos, liberales y democráticos (es decir, las ciudadelas del imperialismo mundial) y, por otro, los países que sin duda están totalmente metidos en el juego capitalista pero que Occidente trata de describir como un tanto bárbaros. Lo que se designa así son los recién llegados al mercado mundial, que preocupan mucho a un Occidente cansado y que teme que su hegemonía mundial se debilite irremediablemente.

Finalmente, el antagonismo hacia la Rusia de Putin y la China de Xi Jing Ping es a fin de cuentas el clásico antagonismo entre quienes están bien situados en la dominación global y quienes tratan de conquistar un buen puesto en ella

Así fue (y no es muy tranquilizador, hay que decirlo) la relación de Francia e Inglaterra con Alemania en el momento de la guerra de 1914. Alemania desempeñaba exactamente el papel de Putin hoy afirmando «quiero mi sitio, quiero mi sitio en vuestros negocios y sobre todo en vuestros negocios coloniales». Y lo que se dijo entonces de los alemanes es exactamente lo que hoy se dice de Putin: horribles, terribles, bárbaros, etc. Hoy la inquietud se apodera de los Estados del viejo Occidente imperial, sobre todo, de los más débiles. Francia forma parte de estos Estados, ya no es una gran figura e Inglaterra tampoco. En dos guerras mundiales y decenas de millones de muertos Estados Unidos les ha robado el papel. Así que estos Estados debilitados están particularmente preocupados porque lo que los recién llegados del mercado mundial y de las operaciones guerreras querrían ocupar es su sito con el fin de prepararse para acabar ocupando el primer puesto. Evidentemente, toda esta cocina neo imperialista está muy lejos, hay que decirlo, de la idea de la que hablábamos al principio, es decir, de la existencia de dos vías estratégicas concernientes al devenir de la humanidad.

P: Los medios de comunicación dominantes equiparan la noción de soberanismo (que resurge con vigor por todas partes, tanto en la izquierda como en la derecha) con el nacionalismo burgués y a la xenofobia. ¿Considera posible construir una soberanía al servicio de los pueblos? ¿La soberanía nacional es compatible con el internacionalismo? Cuba, por ejemplo, ¿no es a la vez el país más solidario del mundo y el más independiente políticamente?

Plantean una pregunta extremadamente interesante y que es objeto de un gran debate actualmente. En todas partes se discute, sobre todo en la extrema derecha y en la extrema izquierda, acerca de una vuelta a la soberanía nacional. ¿Qué quiere decir? En el caso de Francia se trataría de no depender ya ni de la protección militar y nuclear estadounidense ni de la solidez de la economía alemana. Las consignas son claras: salir de la OTAN y salir tanto de la Unión Europea como del euro. No tengo una opinión definida respecto a saber cuáles van a ser, desde ese punto de vista, los caminos de la hipótesis comunista. Sin duda sabemos que cuando esta vuelva a tomar cuerpo y vuelva a ser una política desarrollada lo hará en alguna parte. Una política nueva no se establece de pronto como una fuerza mundial preconstituida. Evidentemente, no se puede excluir que las nuevas orientaciones de la política comunista estén localizadas. ¿Dónde? Dejemos la pregunta abierta.

No obstante, lo que afirmo sin la menor duda es que todo repliegue sobre una soberanía nacional que esté totalmente separada de la hipótesis comunista, e incluso sea hostil a ella, solo haría el juego a unas fuerzas nacionalistas reaccionarias, incluso, fascistoides. Por consiguiente, el punto clave es el siguiente: sí, de acuerdo, existe la posibilidad de una localización transitoria, incluso nacional, de una experiencia de reactivación de las políticas de emancipación, pero a condición expresa de que se inscriba explícitamente en la hipótesis comunista y, por lo tanto, considere que su futuro solo está asegurado mundialmente. Ustedes citan el ejemplo de Cuba. Pero precisamente Cuba ha asumido a su manera la hipótesis comunista y la ha asumido hasta el final. Es incluso el último Estado del mundo que la ha asumido verdaderamente hasta el final. Nos encontramos así ante un caso, precisamente, de un país pequeño en la boca del lobo, en la boca del monstruo, que a pesar de todo ha resistido respecto a su independencia y que sigue haciéndolo, pero que lo ha hecho en el elemento de la hipótesis comunista.

P: Por lo que se refiere a la crisis de los emigrantes, ¿es una falta de solidaridad afirmar que es absolutamente necesario ayudarles a vivir correctamente en sus países en vez de hacerles venir por millones a Europa para reforzar este «proletariado nómada», por retomar su expresión, cuyas condiciones de vida son cada vez más precarias, incluso en los países más ricos?

Es evidente que a largo plazo, estratégicamente, la gran cuestión es la de la posibilidad de una transformación liberadora de los países de origen. En segundo plano de las migraciones de lo que denomino el proletariado nómada, esos millones de personas que erran por el mundo en busca de lugares en los que sobrevivir, evidentemente encontramos el hecho de que un continente entero, África, está sometido a la depredación capitalista más violenta. En última instancia, sin duda la verdadera cuestión que plantean estas emigraciones es la del proceso de emancipación y, por consiguiente, del renacimiento de la hipótesis comunista, en los países concernidos.

Desde ese punto de vista yo esperaba que Sudáfrica pudiera desempeñar un papel dirigente en revolucionar la situación africana, pero no ha sido el caso. En realidad en Sudáfrica hemos asistido al advenimiento de una burguesía negra que comparte el antiguo poder de los coloniales blancos y abandona a las masas a su pobreza y a su sumisión forzadas

Así las cosas, otro aspecto de la cuestión es que el capitalismo siempre se ha apoyado en un proletariado nómada. Conocí una época, en las décadas de 1950, 1960 y 1970, en que se hacía venir aviones enteros de obreros de Marruecos y de Argelia. Actualmente probablemente hay en Francia entre 6 y 7 millones, como mínimo, de obreros, de hijos e hijas de obreros, algunos de los cuales hoy se encuentran reducidos al estado de parados por la desindustrialización nacional, de quienes hay que afirmar que, efectivamente, son proletarios y cuyo origen nacional es tal o cual país africano, de Oriente Próximo o asiático…. Estas personas, estas familias, son proletarios, existen y son de aquí.

Por lo tanto, pienso que hay dos aspectos en su pregunta. En primer lugar, hay que apoyar y ayudar a todo aquello que pueda significar emprender un proceso político de emancipación y de liberación en los países dominados. Es tanto más necesario cuanto que las liberaciones nacionales de los años sesenta con frecuencia fueron mistificaciones. En muchos países que han sido colonizados hay gobiernos «nacionales» que en realidad son agentes de tal o cual imperialismo o corruptos que se aprovechan de las rivalidades interimperialistas. En contra de todo ello se tienen que alzar los movimientos progresistas a los que apoyaremos. Por otra parte, también debemos impedir las persecuciones discriminatorias, racistas y de otro tipo respecto a las poblaciones que están aquí, a veces desde hace mucho tiempo, a veces de tercera generación, y que no han hecho sino llevar a cabo a nivel mundial la clásica emigración del campo a la ciudad y del campesinado al proletariado. Hay dos aspectos concernientes a esta cuestión: un aspecto internacionalista y un aspecto nacional o local, y hay que tener en cuenta ambos.

P: Siempre respecto a la cuestión de los emigrantes, hoy en Europa es un reto fundamental para los medios de izquierda y progresistas. En su opinión, ¿en qué medida es importante articular la lucha del «proletariado nómada» instalado en Europa con las luchas sociales de los movimientos de izquierda? ¿Cuáles son, en su opinión, los retos y obstáculos en este tema?

Hay que tener en cuenta que en ciertos aspectos esta cuestión no es tan nueva como parece. Veamos, por ejemplo, la historia del proletariado francés en el siglo XIX. Durante mucho tiempo este proletariado estuvo constituido por lo que se puede denominar «emigrantes nacionales», que venían de Auvernia, de Bretaña o de lo más recóndito de los Pirineos, pero a quienes los habitantes de las grandes ciudades consideraban emigrantes. La mejor prueba es que tenían una cartilla de obrero. Desde esa época ha existido la cuestión de los papeles y de los obreros sin papeles. Si no tenías esa cartilla, la policía te podía enviar de vuelta al campo. No hay que olvidar que esta cuestión fue la motivación directa de la gran insurrección de junio de 1848: la consecuencia del cierre de los Talleres Nacionales, fábricas en las que estas personas trabajaban, fue que hubo que expulsar a todas ellas. Se rebelaron y con la represión del ejército tuvimos una de las mayores masacres obreras en las calles de París.

Las cuestiones políticas son a menudo menos nuevas de lo que se cree. La cuestión de los emigrantes no es sino la ampliación a nivel mundial del problema general de la procedencia de la fuerza de trabajo obrera. Las personas ya no vienen solo de Auvernia o de Bretaña, sino que vienen de África, Oriente Próximo, Asia, Europa central… Huyen así de las mortíferas guerras civiles y tratan de protegerse. La consideración progresista (ni siquiera comunista, sino progresista) supone naturalmente que se integran estas circunstancias, aunque sin abandonar el hecho de que hay en sus países problemas políticos de la mayor importancia y que hay que tratar, estoy de acuerdo con ustedes en este punto. Hay que ser solidario en ambos frentes. Es una máxima en mi opinión fundamental, la vía por la que el proletariado (incluido, e incluso sobre todo, su componente nómada) se constituye como fuerza política en nuestros países. Yo mismo me ocupé mucho de las fábricas en las décadas de 1960 y 1970. Trataba con muchas personas marroquíes, argelinas, malíes, senegalesas, mauritanas… En ese sentido, incluso la creación de núcleos comunistas dentro de las fábricas era a su manera una actividad internacionalista. Y además también hay que mostrarse solidario con estas personas en lo que concierne a las luchas que se llevan a cabo en sus países y en las que podrían participar.

Insisto en el hecho de que el proletariado siempre ha sido nómada en un sentido porque la propaganda trata de presentar todo esto (los refugiados, los viejos jubilados argelinos, los jóvenes parados de origen africano) como un fenómeno completamente nuevo, una invasión del país por parte de personas a las que no se conoce, etc.

Pasé mi infancia en Toulouse, que era una ciudad poblada de proletarios españoles que habían huido en la guerra civil cuando los republicanos vencidos se replegaron en el sur de Francia. Puedo asegurarles que se decía de estos refugiados españoles, en su mayoría cristianos, exactamente lo mismo que se dice hoy de los marroquíes, los sirios o los malíes, en su mayoría musulmanes. Así, por medio de la opinión pública en mi infancia aprendí que los españoles no eran como nosotros, que eran unos bárbaros. Lo que más se aportaba como prueba del hecho de que no estaban verdaderamente civilizados es que no sabían qué era una bañera y que creían que ahí era donde se ponía el carbón. Son historias significativas en lo que respecta al racismo social. Hoy se afirmará de buen grado que la prueba de que los árabes son unos bárbaros es que sus mujeres e hijas llevan un pañuelo en la cabeza. ¿Quizá estas mujeres desconocen qué es una boina o un paraguas?

En realidad, la constitución del proletariado siempre ha sido problemática desde el punto de vista de la estupidez nacionalista, la mentalidad torpe y violenta de las «identidades» que se creen superiores. En la Inglaterra del siglo XIX, otro ejemplo, se adoptaron unas leyes extremadamente feroces respecto a lo que se puede denominar los «emigrantes interiores». Cualquier persona que no pudiera decir de dónde venía, a dónde iba y por qué podía ser colgada por el delito de vagabundeo. Como he mencionado, en nuestro país existía la cartilla del obrero: en cuanto la situación económica lo exigía se devolvía a la gente a su pobre provincia.

Ahora bien, esto es exactamente lo que ocurre en Francia. Desde hace décadas mi país sufre los efectos en el pueblo de una desindustrialización enconada. En una veintena de años, no más, se ha desmantelado el sistema general de las grandes fábricas que rodeaban París. Evidentemente, esto creó un paro generalizado, incluidos los jóvenes. Cuando se tiene a una persona cuyos abuelos fueron obreros aquí y que ha nacido ella misma en Francia, lo mismo que sus padres, ¿se la va a enviar al sur de Marruecos? ¡Es completamente aberrante!

Todas estas viejas cuestiones siguen siendo cuestiones fundamentales del progresismo moderno y, por supuesto, de la reconstrucción de una política comunista.

P: En una entrevista reciente de la periodista Aude Lancelin usted afirmaba en esencia que las promesas incumplidas eran consustanciales a la política. ¿La solución no es el referéndum revocatorio, propuesto por Jean-Luc Mélenchon y ya aplicado en algunos países de América Latina, que permite cuestionar por medio de un referéndum el mandato de los cargos electos que hagan lo contrario de lo que prometieron, como François Hollande, por ejemplo?

Sí, sería interesante. Pero puede que a pesar de todo siga siendo un tanto intraparlamentario, un poco demasiado ligado al sistema electoral dominante. Se trataría solo de una especie de juicio público de las promesas incumplidas. Además, se podría imaginar que estuviera organizado por la oposición. Por ejemplo, sería muy extraño ver a la derecha francesa provocar una votación con el tema «Hollande no ha cumplido sus promesas».

P: Pero, a fin de cuentas, el pueblo es quien decide si es o no el caso…

Sí, pero el pueblo electoral es una noción bastante confusa. Entre el pueblo electoral y el pueblo político hay una diferencia capital: el pueblo electoral también se compone de muchas personas indiferentes o sumisas. Incluso son la mayoría.

Estoy totalmente de acuerdo en llevar a cabo una campaña sobre el hecho de que la promesa incumplida es una figura absolutamente constitutiva de la vida política actual y que si hay quien padece particularmente esta enfermedad, es la izquierda. A lo largo de mi historia personal he tenido contacto de manera casi sistémica con las promesas incumplidas del Partido Socialista. Entré en política cuando tenía 18 años porque a principios de 1956 el Partido Socialista había tomado el poder con la consigna «Paz en Argelia» y tres meses después enviaba allí un contingente, llevaba a cabo ahí la guerra sin piedad, autorizaba la tortura, etc., etc. Aquello empezó así. Hollande pertenece a esta familia.

P: Precisamente, cuando personas como Hollande y Valls se pretenden de izquierda, aunque no lo sean en absoluto, y no digamos ya Macron, que afirma no ser ni de de derecha ni de izquierda, ¿no aparece ahora una nueva división entre los partidarios del Estado y de la propiedad colectiva (la verdadera izquierda), y quienes quieren privatizarlo todo?

Evidentemente es el debate central y la razón por la que, como decía, en cierto modo hemos vuelto a una época arcaica de la existencia de la «izquierda» (si se debe mantener esta manida categoría electoral) puesto que la cuestión del mantenimiento o no de la dictadura de la propiedad privada vuelve a ser absolutamente central. Es un criterio imponente aunque determinante de lo que constituye una orientación nueva, es decir, comunista.

Hay que reconocer que la última existencia formalmente aceptable de la «izquierda» en Francia fue la elección de Mitterrand en 1981 porque el programa común que unía a los socialistas con los comunistas «ortodoxos» todavía era un programa muy crítico de la propiedad privada. Contenía unas medidas bastante radicales como, por ejemplo, la casi nacionalización de la totalidad del crédito y de los bancos. Hay que ver en ello el efecto de un último arranque programático del Partido «Comunista» antes de entrar en una prolongada agonía.

Este arranque solo duró dos años, después se acabó. Aquello ocurrió hace cuarenta años. Después nadie en el espacio parlamentario ha propuesto atacar al capital. Recuerdo que el propio Jospin, primer ministro socialista, había respondido en un tono absolutamente altivo cuando unas delegaciones obreras acudieron de la fábrica de Michelin en vías de desindustrialización a pedirle que nacionalizara esta fábrica: «¡De todos modos, no vamos a volver a la producción administrada¡». Había añadido que ni siquiera había que hablar de ello. Por consiguiente, hemos vuelto a la época en la que finalmente esta idea elemental, que estructuró la esperanza comunista durante dos siglos y que consistía en afirmar que la tarea prioritaria era atacar la dictadura del capital y la propiedad privada, está completamente desaparecida del espacio parlamentario desde hace unos cuarenta años. En efecto, cualquier política comunista debe volver a situarla en el centro de las discusiones y de los procesos organizados.

P: Quisiéramos abordar ahora la cuestión de los medios de comunicación. Al tiempo que la prensa occidental, controlada casi toda ella por multimillonarios, denuncia la desinformación que practican todas aquellas personas que piensa de otra manera se dedica a hacer a una propaganda sin precedentes tanto sobre cuestiones internacionales como cuando hay elecciones nacionales, como acabamos de ver en Francia. ¿Qué piensa usted de quienes dicen ahora que los medios son el segundo poder, después de las finanzas pero por delante de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial?

No es falso. Sin embargo, quisiera precisar que entre los medios de comunicación y el poder político hay más una relación de horizontalidad que una relación jerárquica que subordine los políticos a los caciques de la información. En definitiva, es evidente que a pesar de todo los medios siempre están más o menos obligados a designar su clientela política favorita. En Francia, por ejemplo, periódicos como Le Mondey Libératione stán obligados a mantener un barniz de centro izquierda, en el sentido parlamentario, no necesariamente en el que le damos ustedes y yo. Centro izquierda quiere decir algo que se parece a Macron o en todo caso algo que va de Macron a Hollande pasando por Ségolène Royal. El poder mediático es un poder tanto más determinante cuanto que en Francia, singularmente, el gran capital ha comprado el conjunto de los periódicos de gran tirada, con lo que no podemos espera de ellos sino lo que es favorable al gran capital. Pero en el mismo seno de este gran capital hay divisiones porque el viejo capitalismo más familiar, más provinciano, está vinculado a la derecha tradicional, a la de quienes apoyaban a Fillon y que están muy vinculadas a esta orientación política. En cambio, resulta sorprendente ver que los grandes proveedores de fondos de Macron son más bien personas como Niel, que pertenece al mundo del gran capital informático. Siempre ha habido una proyección política del hecho de que frente a un capital arcaico se despliegue un capital «moderno», cuyos paladines consideran que sería arriesgado para el propio capital fiarse ciegamente de unas tendencias extremadamente de derecha, sobre todo en el plano social, en el plano de la evolución de las costumbres. De modo que el reparto mediático de las opciones políticas y, tras ellas, de los grandes capitalistas, no se refiere en absoluto a las cuestiones generales de la gestión económica, a propósito de las cuales evidentemente están de acuerdo, sino sobre las cuestiones sociales. Es absolutamente evidente que personas como Macron u Hollande no ven inconveniente alguno en que exista el matrimonio homosexual o en que las mujeres sean ministras. Consideran que más vale ir en esta dirección, que eso no supone peligro alguno para la dictadura del capital y que incluso crea una pequeña clientela suplementaria. En mi opinión, es una de las razones de la grave crisis del partido de derecha dominante en Francia

En el fondo Juppé representaba una salida semiliberal, mientras que Fillon dio un golpe de Estado en el seno de la derecha movilizando durante las primarias al personal militante de la manifestación anti homosexual, lo más profundo de la reacción tradicional, del viejo petainismo burgués. Dio un golpe de Estado en el interior del partido republicano y eso provocó la catástrofe general y la necesidad de hacer surgir a Macron como muñeco político «nuevo».

Estoy de acuerdo en que actualmente los medios, el personal político y las finanzas se encuentran todo ello en un sistema de conexiones extremadamente estrecho. Pero creo que también hay capitalistas que consideran importante que la dictadura capitalista pueda presentarse como moderna y no esté demasiado estrechamente ligada a las fuerzas sociales exageradamente conservadoras, católicas, racistas, etc. Por consiguiente, existe un conflicto interno dentro de la derecha entre modernidad y tradición. Macron será elegido como «moderno».

P: La propaganda mediática trata de desacreditar a quien no le gustan utilizando indiscriminadamente términos negativos como «populismo», pero también «dictadura», «totalitarismo» e incluso «terrorismo». ¿No cree usted que actualmente vivimos en un régimen caracterizado por el totalitarismo del dinero, la dictadura de los mercados e incluso el terrorismo de las agencias de calificación contra ciertos Estados?

Sí, por supuesto, creo que todas estas palabras despectivas se podrían volver contra sus autores, sin la menor duda. Por ejemplo, se ve que unos gobiernos socialistas ordenan graves acciones de discriminación policial. Yo mismo, que desde mi más tierna infancia lucho contra los socialdemócratas, me he quedado estupefacto al ver que las funciones de Valls han consistido en explicarnos ¡que un problema muy grave de Francia era el de las personas nómadas de origen rumano! ¡Era inimaginable! Y que diera instrucciones para que se destruyeran los campamentos de estas personas. ¿Era esa la cuestión fundamental del nuevo primer ministro socialista de Francia?

Sin duda se puede aplicar a este Valls una de las palabras de ustedes acaban de mencionar y muchas otras. La logomaquia despectiva utilizada por los medios se podría volver perfectamente contra los propios medios y contra quienes son sus servidores. Habría que tratar de hacer que la opinión pública dejara de consentir este tipo de lenguaje y vocabulario. Incluso he criticado el uso desenfrenado de la palabra «atentado» porque en realidad el atentado de los anarquistas rusos contra el zar, por ejemplo, no tiene nada que ver con los asesinatos en masa de unos locos. Creo que la rectitud del lenguaje político, su precisión, es algo que hay que conquistar y salvar.

P: Le hemos oído decir que no vota desde 1968, desengañado por la oleada reaccionaria que siguió a los acontecimientos de mayo. ¿Quiere eso decir que no cree en la posibilidad de un cambio verdadero por medio de las urnas y qué solución alternativa preconiza entonces usted para tratar de cambiar el mundo?

En Francia el parlamentarismo se estableció progresivamente en el siglo XIX y su victoria definitiva data de la Tercera República, es decir, de 1875. Desde esta fecha a día de hoy, ¿qué valor progresista o qué posibilidad de cambio efectivo ha puesto a la orden del día el parlamentarismo? Se basó en la represión de la Comuna de París en 1871. Ahí fue donde los primeros republicanos se afilaron los dientes, por así decirlo, con 30.000 obreros muertos en las calles de París. Después llevó a cabo las expediciones coloniales más feroces de nuestro país y comprometió a Francia en la guerra de 1914, gigantesca masacre donde se adoptó la costumbre de contar los muertos por millones, pero que no sirvió de nada puesto hubo que empezar otra vez veinte años después. Una cámara republicana, elegida regularmente, es la que dio plenos poderes a Pétain. En mi juventud fue una cámara socialista la que emprendió la guerra de Argelia. Se podrían citar muchas otras «hazañas» de este tipo de las que ha sido culpable nuestra famosa República, ya se trate de la Tercera, de la Cuarta o de la Quinta. Por ello no veo interés alguno en estudiar los proyectos de la Sexta República, propuestos por Lordon o Mélenchon.

Finalmente, solo veo en total tres aparentes excepciones en siglo y medio que pudieron hacer creer por un instante que las elecciones eran capaces de otra cosa.

La primera es el Frente Popular en 1936. Su elección suscitó algo de naturaleza muy diferente: la primera gran huelga general de obreros franceses. Hay que señalar que eso no es puramente electoral. Y Blum, primer ministro electo, escribió negro sobre blanco que había recibido esta huelga «como una bofetada», es decir, como algo que, en efecto, no obedecía a las reglas del juego. El Frente Popular suscitó grandes esperanzas, se votaron leyes sociales, pero aquello terminó en 1937, ¡al cabo de un año había acabado! Terminó debido a unas decisiones deplorables, como la de no intervenir en la guerra de España o cosas por el estilo, mientras que Blum anunciaba, exactamente como hará más tarde Mitterrand, que era «la pausa». Y la pausa quería decir el final. Y esta misma cámara, que había votado las reformas de 1936, es la que en 1940 votó otorgar plenos poderes a Pétain. Esta es la primera excepción.

La segunda excepción fue la cámara constituida tras la Liberación, en 1944-45. Entonces tuvimos un gobierno en el que participaban comunistas y una burguesía francesa totalmente desacreditada por haber apoyado a Pétain y la colaboración durante toda la guerra. Una vez más se aprobaron leyes sociales, algunas de las cuales continúan en vigor todavía hoy, aunque se cuestionan e incluso están en vías de ser eliminadas. Se nacionalizaron algunos sectores cuyos patrones habían trabajado con los nazis, pero se empezó a privatizarlos en la década de 1980. Esta experiencia de 1945 acabó en 1947. En esa fecha los comunistas abandonaron el gobierno y se acabaron o se enterraron las reformas.

Por lo que se refiere al tercer episodio, fue la elección de Mitterrand en 1981 con un programa que, como he dicho, comportaba por primera vez varias cosas importantes concernientes a la propiedad de los capitales. Pero apenas dos años después había terminado ese paso anticapitalista. El gobierno Balladur desmanteló totalmente todo el programa de la «izquierda unida». Y que yo sepa, Mitterrand en absoluto vio un posible motivo de dimisión en echar abajo todo lo que había anunciado y empezado a construir. Es más, en adelante no hizo nada en esa dirección, no volvió a nacionalizar nada, ¡a pesar de que todavía permaneció once años en el poder!

Por consiguiente, en primer lugar constato que el régimen electoral francés fue el autor, ya fuera con la izquierda o con derecha en el poder, de una sucesión ininterrumpida de cosas espantosas. Y, en segundo lugar, que en total hubo tres excepciones, que duraron como máximo dos años y cuya herencia se ha aniquilado totalmente. Por lo tanto, no tengo razón alguna para creer que las elecciones puedan proponer algo de positivo a un verdadero militante comunista. No puedo creer que un movimiento electoral pueda encarnar la existencia de otra posibilidad, de otra estrategia. El parlamentarismo no es sino la fórmula política ajustada a la dominación capitalista.

Por consiguiente, vuelvo a mis consideraciones iníciales: en primer lugar hay que formular claramente una hipótesis alternativa y a continuación hay que organizar directamente a la gente en torno a esta. Si en un momento determinado se considera útil entrar en el juego electoral es una cuestión de oportunidad, pero a todas luces solo puede ser una decisión táctica, no puede ser una decisión estratégica.

No se puede hacer con la esperanza de que como se ha elegido a unas personas se ha ganado la partida o se puede ganar ahora. Eso va a depender exclusivamente tanto del movimiento de masas y de su nivel de conciencia y de pensamiento como de la fuerza de sus organizaciones. Se puede utilizar la palabra «revolución» si se quiere.

En todo caso va a depender de la política colectiva, de la política organizada y de las grandes revueltas obreras y populares, a una escala cada vez más internacional porque el propio capitalismo es internacional y en ese aspecto vamos con retraso respecto a él. Todavía seguimos muy encerrados en lo nacional. Los grandes capitalistas están cómodos en Shanghái, San Francisco o Buenos Aires, pero nosotros no lo estamos tanto políticamente. Y, en todo caso, creo que hay que acabar con el mito de la democracia electoral, incluido en la opinión pública e incluso sobre todo en ella.

P: En su último artículo usted afirma que uno de los elementos sin el que nunca se pondrá fin a nuestra actual servidumbre frente al sistema capitalista es una organización sólida con vistas a establecer los elementos constitutivos de la vía comunista. Afirma que esto representa un punto vital en la constitución de una alternativa progresista válida a largo plazo. En su opinión, ¿cuál es el elemento central que falta a las organizaciones de la izquierda radical, de los comunistas, para garantizar esta solidez organizativa de base?

Es un problema complicado porque me parece que la mayoría de las organizaciones que mantienen con vida la hipótesis comunista en el mundo lo hacen sin haber establecido completamente el balance de lo hecho en el pasado. Como si en cierto modo ellas garantizaran una continuidad. Esta continuidad puede ser una continuidad estalinista, trotskista, maoísta, pero me parece que lo que falta (y me hago este reproche a mí mismo) es un balance la experiencia comunista del siglo XX que sea un balance progresista, es decir, que no sea el mismo balance que el del enemigo, pero que tampoco sea la idea de que podemos pura y simplemente continuar. Los Estados socialistas del siglo anterior no lograron desplegar completamente la hipótesis comunista y hacerla irreversible históricamente

Nosotros mismos debemos sacar las enseñanzas de este fracaso, reteniendo también lo que estuvo bien hecho, incluso lo que fue notable. Personalmente creo que la Revolución de Octubre fue un acontecimiento sin precedentes en la historia. Es la primera vez que se emprende la construcción de una sociedad que no esté bajo la dictadura de la propiedad privada. ¡No se había emprendido desde el Neolítico! Lo digo en serio, es un proyecto que no había existido desde el Neolítico porque la propiedad privada no es simplemente el capital, la propiedad privada existe desde siempre, desde la aparición de los Estados

 Por consiguiente, hay que continuar en ese sentido, extrayendo de lo que ha tenido lugar su carácter creador e innovador. Pero al mismo tiempo es necesario que nos rindamos cuentas a nosotros mismos, y que rindamos cuentas a la gente, de las razones internas del fracaso. Por supuesto, ha habido presión externa, presión capitalista, lo que no impide que todo se haya desmoronado y tenemos que saber por qué. Es necesario que quienes continúan sepan por qué y que, por lo tanto, encuentren sus propias razones para continuar sabiendo qué ocurrió realmente, proponiéndolo y explicándoselo a la gente. Ahora bien, es evidente que todo esto gravita en torno a la cuestión del Estado. Creo que en cierto sentido estas empresas han sido contrarias a la hipótesis general marxista que era la de una decadencia del Estado. Se trataba de empresas violentamente estatales que entendieron la dictadura del proletariado como la dictadura del propio comunismo, lo que no es en absoluto lo mismo. Así pues, creo que debemos tener nuestra propia conciencia histórica.

Sobre ese punto, el segundo episodio sin precedentes en la historia es la Revolución Cultural en China. ¿Por qué? Porque, precisamente, puso a la orden del día la cuestión del comunismo en su difícil relación con la del poder del Estado. Durante años la juventud estudiante y millones de obreros actuaron, pensaron y escribieron en un desorden extremo pero extremadamente movilizador para rectificar el curso de las cosas y animar el devenir comunista. Finalmente fracasaron, pero es imperativamente necesario partir de su experiencia.

Hoy en día lo que domina la opinión pública y, de hecho, una opinión sumisa al tiempo que inquieta, es que ha interiorizado un «balance» del comunismo hecho por quienes siempre han sido enemigos jurados del comunismo. Este supuesto balance se resume en una máxima: «No existe una política comunista, no ha existido y nunca existirá».

Pues bien, ya veremos.

Fuente de la primera parte:

http://www.investigaction.net/entretien-avec-alain-badiou-

12-nous-devons-tirer-notre-propre-bilan-des-experiences-du-passe/

Fuente de la segunda parte:

http://www.investigaction.net/fr/entretien-avec-alain-badiou-22-

democratie-et-medias/

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 14:59:04
postaporteñ@_______________________________

AÑOS TURBULENTOS Y LA PURA VERDAD DE LA FICCIÓN

 

El Hombre que sabía morir

Miguel Bonasso novela a Graiver: en 1976 un banquero de Montoneros, en el fuego cruzado entre la CIA, el Mossad, la KGB y la Cuba de los hermanos Castro

Isidoro Gilbert 28/06/2017 / Revista Ñ

Miguel Bonasso escribe en El Hombre que sabía morir sobre tres días de entrevistas en Varadero, Cuba, con Nadie, una presa largamente rastreada: aquel banquero argentino de los años 70, constructor de un imperio y banquero de los Montoneros que oficialmente murió en un accidente aéreo en Cancún el 7 de agosto de 1976.

Lo “hablado” esos días en las playas caribeñas se desgranan en un relato cuyos personajes, los reales y los imaginados, son una ficción bellamente narrada. Según la novela, el Graiver histórico se transmuta en Ary Goldberg que, en lugar de volar de Nueva York a Cancún, como había anunciado a su esposa ese día fatal, baja en Monterrey. Los esperaba un grupo operativo de la KGB, personificado en un comunista mexicano y policía, con personas de la seguridad cubana bajo la dirección de José Ber Gelbard, comunista y muy amigo del banquero en el libro, hombre alineado con Fidel Castro.

Goldberg está en los 70 amenazado por las FF.AA. y virtualmente en bancarrota. Por medio de Gelbard, encuentra protección cubana, por serles útil para zafar del bloqueo por medio de empresas mixtas en Panamá auxiliadas por el general Omar Torrijos. Su importancia y fama cruza las fronteras. Se interesan por Goldberg tanto un sofisticado y satánico grupo narcotraficante como los servicios secretos americanos, que tratan de provocar una invasión a la isla. Los narcos que adoran a las divinidades haitianas o cubanas tienen la guarida del babalawo a 40 kilómetros de Cancún para operar bien. Piensan que con oraciones y ceremonias recibirán protección de las balas.

En 1989 secuestran en Cancún a la hija del ex banquero, buscando sacarlo de la madriguera y utilizarlo a fines de abordar la isla como depósito de narcóticos para luego despacharlos a los EE.UU. Esto genera contactos isleños que, pasando de la imaginación a la historia, Bonasso corporiza en el general Arnaldo Ochoa, héroe en Angola, y en los jimaguas Patricio y Armando de la Guardia, de altos cargos en el Ministerio del Interior. Más cerca de la documentación que de la ficción, Bonasso analiza el proceso y fusilamiento de cuatro de los implicados, con una definición por la postura de Castro ante el fusilamiento. García Márquez no consiguió conmutar la pena a un mellizo amigo.

Salvada su hija, Goldberg regresará al anonimato. Debe salir a Cuba desde México sin ser advertido. Deja visible en la costa su pasaporte uruguayo para que funja muerto una vez más. Regresará despistando, luego de arrojarse con traje apropiado y tubos de oxígeno al Caribe por un sendero de pasadizos “en un escándalo de burbujas que pronto se normalizan y le permite apreciar la cazuela cósmica en la que se ha sumergido… lo sorprende, como si fuera la primera vez, la variedad de los paisajes. Las catedrales góticas que construyen estalactitas y estalagmitas”, relata. “El ágora subacuática concluye en dos túneles naturales. En los dos ponen ‘la línea de la vida’”.

Bonasso sostiene en entrevistas que la operación norteamericana Greyhound no es imaginación sino que debía ser la culminación del operativo de instalar droga a granel en la isla, o detener a uno de los implicados negociando en alta mar con narcos yanquis para que la Armada lo detuviera y hubiera pretextos de invasión. Va de suyo que la participación de Goldberg es imaginación y eso es válido para gran parte del escrito bajo el lema que el personaje central “transmite” al periodista: “Que lo verdadero parezca falso y lo falso parezca verdadero”

Gelbard moriría en 1977 en Washington después de haber comenzado la instalación de un red comercial y de inteligencia, política y comercial para Cuba. Es otro tema básicamente real en que se nutre el relato novelesco. El autor deja a El Hombre que sabía morir en un limbo provocador.

El Hombre que sabía morir, Miguel Bonasso. Sudamericana, 384 págs

Ñ - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 14:29:48
postaporteñ@_______________________________

DESENTRAÑAR LA CRISIS: SENTIR Y PENSAR ALTERNATIVAS

Eduardo Gudynas -Acción y reacción  29/6/17

Se ha vuelto común alertar que enfrentamos un momento de crisis sin precedentes y a la vez multidimensional. En efecto, esta crisis se expresa en los campos sociales y económicos, se repite en la dimensión política y, en paralelo a todo esto, tiene graves expresiones ecológicas globales. Sin duda, las cuestiones económicas cruzan todas esas dimensiones, pero a la vez todo ese conjunto expresa una problemática de nuevo tipo que requiere alternativas más allá de las que tradicionalmente se han esgrimido.

En ese sentido, en el presente texto se ofrecen algunas primeras reflexiones sobre esta crisis que a su vez está montada en varias otras. En especial, se señalan algunas dificultades para lidiar con esta problemática, destacándose que sus causas son más profundas de lo que usualmente se reconoce. Por ello, las alternativas deben apuntar también hacia esas raíces

Una crisis múltiple

Muchos aspectos de las diferentes crisis contemporáneas son bien conocidos. Entre ellos están, por ejemplo, los serios problemas económicos que se viven en diferentes países golpeados por el endeudamiento, desempleo o precariedad laboral, míseros salarios o pérdida de coberturas sociales. El derrumbe de salidas laborales, la presión consumista y las malas condiciones de vida empujan, a su vez, al deterioro de la vida, especialmente en las grandes ciudades, con crecientes niveles de violencia.

A su vez, es evidente una crisis en los sistemas político partidarios tradicionales. Sus síntomas más notables son el derrumbe electoral, primero de los socialismos y luego de las socialdemocracias, frente a la expansión de la extrema derecha. En esa vorágine hay, a la vez, una crisis en los significados que se asignan a conceptos como «izquierda» o «derecha», donde no son pocos los que insisten en que esos rótulos carecen ahora de sentido. A la vez, los debates se desplazan a etiquetas como «populismo». Finalmente, una y otra vez emerge el papel de la corrupción en mantener esos entramados políticos partidarios, y con ello el descreimiento ciudadano en cualquier tipo de política aumenta todavía más.

No puede dejar de subrayarse que la crisis ambiental sigue su marcha en todos los continentes, y los efectos a escala planetaria se refuerzan. Esto es evidente en el cambio climático global, cuyas consecuencias —como las alteraciones en regímenes de lluvias— se padecen en muchas regiones. A éste se le suman otras alteraciones planetarias, como la acidificación de los océanos o la proliferación de nano-partículas de plástico en los mares. Estamos avanzando hacia una época de colapso ecológico generalizado

Desentrañar la crisis

Hasta el presente, esas crisis han sido interpretadas como más o menos separadas o con vinculaciones simples entre ellas. Los economistas convencionales se enfocan en las cuestiones como producción, tributos o competitividad; los politólogos analizan el colapso de los grandes relatos ideológicos o la adhesión electoral de cada líder o partido; y así en cada dimensión. Más alejados están los científicos ambientales, quienes, por ejemplo, alertan una y otra vez que el cambio climático ya está entre nosotros y que es necesario aplicar drásticas medidas inmediatamente.

Por lo tanto, los abordajes sobre estas crisis son parciales, casi siempre acotados a disciplinas de estudio, y con dificultades para ir más allá de sus síntomas más evidentes. Se vuelve urgente otra perspectiva, y aquí se propone una basada en «desentrañar» esta crisis. Recordemos que el significado de esta palabra, según la Real Academia Española, significa arrancar desde las entrañas, averiguar, penetrar lo más dificultoso y recóndito de una materia. Bajo esa perspectiva es posible ofrecer algunas reflexiones sobre esta crisis contemporánea.

Comencemos por recordar que en momentos de la aguda crisis de 2007-8, que se inició con el colapso hipotecario financiero en Estados Unidos y se contagió a varios países (especialmente europeos), no faltaron voces que entendían que estábamos ante una inminente caída del capitalismo. En la actualidad, diez años después, en muchos países todavía se padecen los efectos de esa crisis, pero desde una mirada planetaria hay que reconocer que la marcha del capitalismo continúa. Debe reconocerse que los desarrollos capitalistas son mucho más resistentes, y que las crisis son uno de sus elementos constitutivos

Es así que, por ejemplo, el volumen de comercio global no ha dejado de crecer desde la década de 1990, a pesar de la crisis de 2007-08; y lo que es más importante, los países no postulan abandonar la Organización Mundial del Comercio. De la misma manera, al observar indicadores agregados como el Producto Bruto Interno para distintos continentes, se observa que han aumentado considerablemente desde la década de 1990 (notablemente en Asia). No deben minimizarse las crisis y sus efectos, pero debe advertirse que se la califica como «global» cuando golpea a países industrializados, pero mientras ocurría en el sur era catalogada como «regional» (por ejemplo, el efecto tequila de México o el desplome tailandés). Hay una cierta petulancia cultural en esos abordajes.

Tanto los indicadores agregados nacionales como los globales encierran distintas distorsiones que obligan a manejarse con precaución. Pero, de todos modos, alertan de que desde los años noventa ocurre en algunos países industrializados un desacople entre los beneficios económicos de CEOs, ejecutivos y otros actores empresariales frente a la riqueza que queda en manos de los trabajadores: los primeros capturan ingresos cada vez mayores, mientras que los salarios se estancan o retroceden. El capitalismo sigue su marcha, pero en esta nueva fase pierde paulatinamente sus mecanismos de redistribución económica y la concentración de la riqueza, y con ello la desigualdad, se incrementa en casi todos los sitios

Reacciones ciudadanas y experimentos progresistas

La crisis económico-financiera de 2007-08 y sus secuelas promovieron todo tipo de debates. En aquellos días se sucedían las imágenes de la debacle en Wall Street y, meses más tarde, el encadenamiento de las crisis económicas y políticas en varios países (como Islandia, Irlanda, Grecia, España, etc.) o el estallido de nuevas expresiones de protesta ciudadana (desde el Ocuppy Wall Street en Estados Unidos al 15-M en varias ciudades dentro del Estado español). Parecía que estaba en marcha la transición a un nuevo mundo.

Esas circunstancias fueron particularmente impactantes en América del Sur. Y es que, en esos años, mientras se presenciaba esa crisis en el centro del capitalismo, en casi todos los países sudamericanos existían gobiernos que se calificaban a sí mismos como de izquierda. Se podían listar desde Lula da Silva en Brasil a Rafael Correa en Ecuador, y desde Cristina Kirchner en Argentina a Hugo Chávez en Venezuela.

En su momento de mayor expansión, el progresismo estaba presente en siete de los doce países sudamericanos, gobernando sobre unos 300 millones de personas.
Eso hacía a ese contexto particularmente notable: por un lado, gobiernos que se califican como de izquierda y populares y, por el otro lado, el derrumbe del capitalismo financiarizado. Eran condiciones realmente excepcionales y que ofrecían muchas opciones para explorar nuevas alternativas

Pero nada de eso sucedió. Las estrategias de desarrollo se mantuvieron esencialmente iguales. De hecho, ese progresismo sudamericano aprovechó esa crisis para globalizarse todavía más, ensayó otra presencia estatal y programas de asistencia social, pero fortaleció sus estructuras económicas como exportadores de materias primas. Solo cambió el destino de las exportaciones; en el pasado iban al norte y ahora se dirigen hacia China

Esta resistencia al cambio, sea en los países industrializados como en el sur, e incluso en circunstancias tan favorables como fueron esos progresismos, muestra que las ideas del desarrollo están muy profundamente arraigadas.

El caso sudamericano ofrece muchas enseñanzas, ya que allí se ensayaron varios tipos de desarrollo, incluso algunos que no se definen a sí mismos como capitalistas. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, variedades como el «Novo desenvolvimentismo» en Brasil (bajo la administración de Lula de Silva y el Partido de los Trabajadores), las posturas «Nac & Pop» (nacional y popular) en la Argentina de los presidentes Kirchner, pero también los distintos «socialismos del siglo XXI» de Ecuador (con Rafael Correa y su «revolución ciudadana»), Bolivia (con Evo Morales) y Venezuela (con Hugo Chávez y Nicolás Maduro y su «revolución bolivariana»)

Sin duda, existen diferencias entre esos estilos; por ejemplo, el papel del Estado es otro o las bases por las cuales se aplican los programas de asistencia social son diferentes. Pero también hay similitudes en aspectos esenciales, tales como repetir una estrategia de desarrollo basada en una apropiación masiva de los recursos naturales para exportarlos a la globalización

Sea desde políticas conservadoras como desde el progresismo del «socialismo del siglo XXI», todos confluyeron en los extractivismos, compartiendo ideas básicas sobre el desarrollo

Dicho de otro modo, las diferencias políticas existen, pero se acotan a cómo instrumentalizar el desarrollo, a cómo apropiarse de la naturaleza y a cómo justificar los controles sobre la sociedad

Los entendimientos sobre el desarrollo son previos a las definiciones sobre capitalismo o socialismo, sea en los planos teóricos como prácticos. El derrotero seguido por China avala esta distinción, ya que, por un lado, es guiada por un Partido Comunista y repite la fe en una economía marxista y, por el otro lado, comulga con una idea del desarrollo como progreso material que todos califican como capitalista.

Esto permite indicar que en las entrañas de la crisis está un núcleo básico de posturas enfocadas en el crecimiento económico, las exportaciones, el ingreso de inversiones, la asistencia social monetarizada y el acceso al consumo popular, entre otros aspectos. La idea del progreso como un avance material, donde debe dejarse atrás la ruralidad (que sería ejemplo de atraso) y se debe avanzar hacia la industrialización, los servicios y el consumo. Dicho de otro modo: una modernización

Crisis en la interpretación de la crisis

Ejercicios de este tipo pueden ser aplicados a la múltiple crisis contemporánea. Mientras existen quienes niegan cualquier tipo de crisis, hay muchos que la aceptan, cada uno de ellos desde su propio campo de análisis. Allí están las interpretaciones sobre las crisis económicas, sociales, políticas, etc. Sin embargo, lo que muestran los hechos más recientes, al menos en América del Norte, Latinoamérica o Europa occidental, es que los debates se mantienen en oponer distintas formas de organizar los mismos principios del desarrollo.

Unos apuestan por más mercado y otros por más Estado; unos creen que las grandes corporaciones alimentarán el motor del crecimiento y otros esperan nacionalizar esas compañías; y así en otros aspectos

Sin duda que las consecuencias de esas miradas son distintas, especialmente para los más pobres. Pero el punto es que todas ellas repiten la esencia básica del desarrollo, y ese sendero hará que estallen rápidamente nuevas crisis sociales, económicas y políticas. A su vez, en cualquiera de sus variedades, sea un capitalismo duro como sigue Estados Unidos, el progresismo sudamericano o la vía de China, todas ellas implican profundizar el colapso ecológico planetario.

Esto no siempre es advertido, ya que otro síntoma en la actual crisis multidimensional radica en la dificultad creciente del manejo conceptual, de uno y otro lado. Muchas palabras parecen haber perdido sus significados originales (como neoliberalismo, que se hipertrofia tanto que parece que se aplicaría a cualquier presencia del mercado); aparecen otros términos que se usan de modo vago y difuso (donde el ejemplo más claro es la palabra populismo, que es aplicada recíprocamente para criticar a la izquierda o la derecha). Los más recientes síntomas en esta confusión de definiciones son sostener que las distinciones entre izquierda y derecha dejaron de tener valor, que un agrupamiento político puede ser conservador y socialista a la vez o que lo realmente importante es distinguir entre cosmopolitas y localistas.

Presenciamos por momentos feroces batallas, pero siguen dentro del cuadrilátero del desarrollo. Los contendientes no comprenden que esta crisis actual necesita ir más allá del desarrollo, en cualquiera de sus expresiones, sean las económicas como las políticas y culturales. Ya se han ensayado todas las variedades de desarrollo posible, sean capitalistas como de otros tipos, y todas ellas siguen atrapadas dentro de ese mismo cuadrilátero.

A su vez, esta situación muestra que esas bases conceptuales no son posturas racionales. Existe una enorme evidencia de los efectos negativos del desarrollo en todas sus dimensiones, pero esa acumulación de información no ha bastado para cambiar de rumbo. La resistencia a aceptar esos datos nos dice que esas ideas del desarrollo se sustentan también en el campo de las creencias, en símbolos, mitos y afectividades

Allí están las clásicas posturas conservadoras que afirmaban que «no hay alternativas» (TINA —there is no alternative), expresión popularizada años atrás por los conservadores británicos. Pero también está el rechazo a las alternativas de los progresismos sudamericanos. En efecto, gobiernos como los de Correa en Ecuador o Evo Morales en Bolivia se han opuesto a las opciones de cambio a las estrategias de desarrollo convencionales basadas en exportar materias primas, y no han dudado en criminalizar a las organizaciones ciudadanas que las reclaman. Es un ejemplo de un «On yah Avitanretla», o sea, «No hay alternativa» pero escrito a la inversa, en tanto es dicho desde el progresismo.

Este apego a la modernización en sus raíces conceptuales y afectivas no puede ser analizado con los instrumentos convencionales que proliferaron en la última mitad del siglo XX, y en especial los europeos.

Los progresismos sudamericanos no pueden ser entendidos como si fueran una socialdemocracia tropical, el desarrollismo chino no tiene mucho que ver con el marxismo occidental y la ampliación de la extrema derecha europea no es solamente descontento. Tanto las ciencias económicas como las ciencias políticas convencionales son insuficientes (o simplemente no sirven) para analizar la crisis actual, entre varias razones, porque no son capaces de avanzar hacia esas raíces en las ideas y las sensibilidades.

Sentipensar las alternativas frente a la crisis

El recorrido realizado hasta aquí muestra que las crisis actuales tienen raíces más profundas de las que usualmente se reconocen, y, por ello, se termina en debate o ensayos sobre diferentes formas de organizar el desarrollo y la modernización. A su vez, en ese plano profundo operan tanto las ideas como las afectividades.

Es por estas razones que la idea sudamericana de «sentipensar» tiene enorme valor. Esa conjugación, entre el «pensar» y el «sentir», propia de algunos pescadores de río en Colombia, nos recuerda que cualquier alternativa al actual orden debe apelar tanto a las ideas como a la afectividad. Las raíces de las ideas contemporáneas están ancladas tanto en conceptos como en sensibilidades y, por ello, los cambios deben operar en esas dos dimensiones simultáneamente

El desarrollo es una de las expresiones básicas de nuestra actual cosmovisión moderna de entender todo lo que nos rodea. Entre sus atributos clave están su antropocentrismo, donde lo humano es el centro de todas las referencias y el único sujeto con valor; el patriarcado, que a su vez produce una jerarquía de género; la repetición de la dominación y el utilitarismo; y una colonialidad para imponer sus formas de sentir y pensar anulando otras epistemologías y sensibilidades.

Teniendo presentes estas particularidades, pueden plantearse distintas vías de alternativas radicales (en el sentido de opciones de cambio frente a las raíces de las crisis actuales). Estas requieren cambios en el sentipensar que rompan con ese antropocentrismo y, con ello, con sus expresiones, como el patriarcado o el utilitarismo

Un claro ejemplo de uno de estos ensayos es el reconocimiento de los derechos de la Naturaleza, con lo que se admite que existen sujetos no-humanos. Esa es una postura que quiebra con el reduccionismo valorativo de la modernidad, la que reconoce que únicamente los humanos son sujetos de valor. La ruptura que esto conlleva con el utilitarismo permite dar pasos muy concretos en las alternativas, tales como desmaterializar o desenergizar la producción de bienes y servicios y, a la vez, acotar la prevalencia de la valoración económica que mercantiliza tanto la sociedad como la naturaleza

Como puede verse, las alternativas que se abren a otros sentipensares son a la vez postcapitalistas, pero también postsocialistas. Y es que esas dos tradiciones siguen dentro de la modernidad y, por ello, reproducen distintas variedades de desarrollo y modernización.

Estos ensayos están en marcha en múltiples sitios. No solo en América del Sur, bajo las conocidas opciones del «Buen Vivir», sino que aparecen en otros continentes, allí donde se ponen en primer lugar la calidad de vida, la satisfacción de las necesidades y el respeto por la naturaleza. Son opciones interculturales, ya que recuperan las particularidades de la historia y la tradición de cada sitio que la modernidad se empeña en anular. Además, son ecológicas, en tanto se ajustan a los ambientes de cada región. Estos principios no quedan en propuestas genéricas, sino que hay distintas experiencias en las cuales se los articula con formulaciones muy concretas, por ejemplo, de reforma en políticas públicas.

No hay recetas en estos ensayos, ya que no pueden aplicarse guías esencialistas, como si se debiera seguir un mismo esquema para todos los rincones del planeta

Por el contrario, su riqueza está en recuperar las diversidades sociales y ecológicas de cada región. Los ejemplos no faltan, y lo que ahora estamos presenciando es la necesidad de articularlos y coordinarlos, junto a la urgencia que requiere esta tarea para enfrentar la crisis contemporánea en todas sus dimensiones

EG - postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 19:57:00
postaporteñ@_______________________________

POSTALINAS

Rescate a Ibero Gutiérrez

Este sábado 1 de Julio queremos invitarlos a participar de la primera actividad en el marco del “Rescate” de las ideas y lucha de Ibero Gutiérrez militante estudiantil, artista plástico y poeta comprometido, asesinado por el Comando Caza Tupamaros en Febrero de 1972.

En esta primera instancia organizamos una charla debate que se realizará en el SAG (Durazno 972) a las 18hrs.

La actividad dará comienzo con la lectura de algunos los poemas escritos por ibero con un acompañamiento instrumental.

A continuación se dará lugar a las intervenciones de los docentes: Ricardo Viscardi y Alma Bolón y la artista plástica Sandra Petrovich.

Con la charla debate pretendemos reconstruir una parte de la historia de ibero y debatir acerca de sus ideas, planteos y la vigencia o no de los mismos.

También se interpretaran varios temas musicales que hacen referencia a los gustos musicales de ibero así como a contextualizar el momento histórico. Habrá cantina, y cerraremos la actividad con una guitarreada.

Los esperamos

Videos

Bienvenida al 1ER FORO AMBIENTAL DE CANELONES
Comisión por un Canelones libre de soja transgénica y en defensa del agua.

https://youtu.be/FEY7qsxknto

 

“Estuvimos un año buscándole la explicación al avión de ALUR”

http://www.espectador.com/politica/353658/estuvimos-un-ano-buscandole-la-explicacion-al-avion-de-alur#.WVVUCFoia74.twitter


El vicepresidente Raúl Sendic admitió anoche que fue un “error” que “erosionó” su credibilidad el haber dejado que se pusiera “licenciado” delante de su nombre, un título que “en realidad no estaba validado en Uruguay”, y reconoció que lo pagó “caro”.

En una entrevista que concedió al noticiero Subrayado, agregó que debió haber continuado y validado en Uruguay los estudios que hizo en Cuba, y reveló que se propone terminar una licenciatura en biología humana en la Facultad de Ciencias.

El vicepresidente evocó como “buena la actividad académica” que desarrolló “a lo largo de mucho tiempo” y afirmó que ha estado siempre cerca de la ciencia.

“Nunca mentí sobre eso, además nunca lo usé. Fue algo que no le di la importancia a la validación que tenía que haber tenido en Uruguay. Ante la pregunta “¿Pero erosionó su credibilidad?”, Sendic contestó: “Estoy seguro que sí, y lo admito con absoluta honestidad”.


La fiscal Stella Llorente pidió al juez penal Néstor Valetti la citación de seis personas por el caso Tupabandas, entre ellas el exdirector de Hurtos y Rapiñas Eduardo Vica Font y dirigentes políticos de menor entidad.

Según El País, Llorente también solicitó a Valetti el desarchivo de tres causas penales referidas a asaltos realizados en la década de los noventa por bandas integradas por extupamaros.Vica Font dijo semanas atrás en una entrevista de prensa

No a las PPP apoyadas por el rector Markarian y sus seguidores, para que no sea recordado como el rector privatizador

Hay 30 años de experiencia negativa e insiste, vaya a saber uno que acuerdos habrán con Astori y el MEF

No se puede privatizar la gestión para que explote en la cara en unos pocos años.

¿Quiere ser recordado como el rector privatizador? Sería muy lastimoso. Abandone esa idea malsana de las PPP para Clínicas, compromete toda la universidad en un futuro cercano

Noticias Uruguayas

Sobre y para  Federico Leicht

Federico Leicht en  la entrevista ; o no supo expresarse , o no sabe expresarse , o no tiene en realidad mucho que expresar .Repitió mil veces que Mujica miente , pero yo no veo claro, hoy a esta altura qué es lo que Leicht quiere lograr. Entonces te pregunto Fede , y te hablo con confianza por tengo diez años más que vos , yo vi a Peñarol de Spencer , yo tuve escarapelas del frente en el 71 y mil cosas más de barrio que me ameritan . Entonces te digo así directo y apelando a la confianza antes evocada. A lo mejor estas preso del papel de periodista maldito. Porque, si no vi mal, estas colaborando con los rosados, y eso no tiene perdón de dios, Nunca, por mucho que no banquemos al pepe, podemos pasar esa raya. Sobre la historia reciente está todo dicho y mas se dirá .Si no mandamos a los milicos en cana, querés mandar a los tupas en cana? 

 ENSAYO AMORFO

Entonces; ¿ la rosca de hoy , los sindicatos, empleados públicos más o menos altos cargos ,poetas ,músicos ,cómicos etc. en fin todo eso llamado nepotismo frenteamplista , ¿ A caso no es lícito que casi toda aquella gente que estuvo de base en la militancia durante dificilísimos años de reivindicación del amado socialismo , ahora , digamos , se hayan aburguesado?

La izquierda viva (verdadera) solo pueden ejercerla siempre los desheredados de algo. Los que no tienen, pero desean dice más o menos el MAU MAU.

O también solemos ejercerla cuando nos sobra confort y tiempo para pensar (hablar desde las arenas doradas como me ilustró mi querido amigo Pepe Mondelo. Es decir, la izquierda como ideología tiene que haber nacido de pensadores bien sopeados. (Hoy leí en la posta alguien que lo puso muy claro ; Oscar Larroca ;el término izquierda evoca la actitud personal y política de pensar las relaciones de poder con el fin de cambiarlas, mientras que derecha es la actitud personal y política de gestionar esas relaciones con el fin de conservarlas. 

La fiesta grande del frente duró y vibrantemente durante los años de dictadura, aquél frente, la utopía hecha realidad,” realizable” por fin la justicia y el pueblo. Y fue una cosa muy linda, No importa si después se rompió, todo se rompe. Pero el Uruguay dio un pasa cuantitativo de poder comprar cosas, o sea, de globalización. Asistencialismo y esas cosas que llamaron migajas, pero que fue algo .Saltando de cuestión pero siguiendo con el frente y las preguntas que uno se hace. ¿Por qué no ha surgido ninguna disidencia oficial dentro del frente, que entusiasme otra vez a la gente ? Como sucedió recientemente dentro del PSOE con el sorpaso de Pedro Sánchez?

Nadie quiero salirse del club. Discrepan pero no rompen.

Pd… a la izquierda del frente no hay nada, ni dentro ni fuera. Nuestra izquierda que se ejerce, por ejemplo desde esta página y otras y el muerto y radio centenario Chury  querido. Gonzalo Abella  y una larga lista, el flaco Zabalza y sus apariciones, bueno y muchísima gente más. Pero todo eso está desconectado entre sí, no hay cohesión que tenga voz. Y encima ahora, los medios de comunicación agarraron el filón de destruir al oficialismo atravesó de su “pasado”.  Deslegitimando todo mezclado, Para el público, va a dar lo mismo Chifflet que Perdomo, Amodio que Alejandro Otero  Huidobro que el Goyo, Topolansky que Benedetti.

Se está desbaratando el cambalache. Cuando se entró a tirar del ovillo atado al Ñato, se vio que llegaba hasta los propios pies de uno, el gran enchastre.

María Urruzola debe estar ya arrepentida de haber aceptado ese regalo. Ella, no dudo de su filiación profunda con la izquierda, pero pecó de ingenua. Confesó no saber nada de los tupas hasta hace poco tiempo, y a base de Wikipedia y talento (hay que decirlo) está alegrando a la puta derecha que ya había perdido la esperanza de poder salvarse. Yo me pregunto, si las putas fuerzas oligárquicas que entretienen al pueblo con la caja boba  se dieron cuenta de que lo tupa tiene interés, tiene share. ¿Por qué no dan un paso a la izquierda? ¿Que es donde el sentido común va?  A los revisores, Urruzola, Leicht, y otros, ya que mostraron la letrina de todo aquello, lo disparatado de todo aquello. ¿Por qué no reparan escribiendo sobre el espíritu valiente y buscador de utopía y de lindura y de chicas jóvenes que se jugaron sus vidas y sus bebes . Algo emocionante debieron sentir. Algo muy lindo .Hay muchos más ex revolucionarios ignotos que los gnotos de siempre. La historia de los tupas, del Uruguay de las renuncias que llevó hechas, no merece que se les pinte de mierda.

DANIEL IRIGARAY

 Sobre los 15 días que conmovieron al Uruguay

Gran alegría nos ha causado la inclusión en P.P. de un pequeño trozo de la publicación "15 días que conmovieron el Uruguay" de nuestro ya desaparecido camarada Jorge Guidobono.

Sería bueno que se publicara todo el artículo que apareciera en Revista de América pues constituye el relato más objetivo que se haya escrito sobre la resistencia al Golpe del 73.

=Pablo Ramírez es el seudónimo elegido por Jorge en ese trabajo, dada la naturaleza clandestina del material que distribuíamos editado por el PST (u.) y reeditado por los camaradas del PST (a.)

Abrazos: J.C.I.

 

Se agrava la crisis en Venezuela:

el pajarito que encarna el espíritu de Hugo Chávez

le retiró su apoyo a Nicolás Maduro

la diaria- 30 • jun. • 2017en Humor

Luisa Ortega Díaz, fiscal nacional de Venezuela, era hasta hace poco considerada una aliada del gobierno. Pero la situación cambió radicalmente cuando se manifestó en contra de la propuesta del presidente Nicolás Maduro de instaurar una Asamblea Constituyente. Ayer se supo que el gobierno congeló las cuentas de la magistrada y le prohibió salir del país. Maduro declaró que esta medida “forma parte de la estrategia de la República Bolivariana de Venezuela y su pueblo, que consiste en tomar las cosas malas de la Revolución Cubana y desechar las buenas. Tildar de traidor a cualquier aliado que haga críticas es una práctica muy común en los regímenes comunistas, y por eso lo hacemos. La parte de asegurar una buena cobertura de salud para toda la población, en cambio, es el tipo de medidas que no podemos implementar, porque en ese caso no seríamos otra cosa que una copia de la Revolución Cubana, y nosotros pretendemos emprender nuestro propio camino”. Si bien el mandatario sigue afirmando que el gobierno está “unido y en pie de guerra”, los casos de personas y movimientos que, tal como hizo Ortega Díaz, se distancian de Maduro, son cada vez más frecuentes

El último episodio se conoció sobre la noche de ayer. Se trata del pajarito que encarna el espíritu de Hugo Chávez, y que según el propio Maduro, apareció un día sobrevolando su cabeza. Ayer el mandatario aseguró: “Anoche tuve una visita muy desagradable. Un pajarico de cuerpo pequeñín, pero más pequeño aun de alma, que alguna vez encarnó el espíritu del comandante Hugo Chávez, se posó en la ventana de mi dormitorio para decirme que yo estaba loco y no quería saber más nada con mi gobierno. Asco me dio. Asco

A mí me gustaría saber cuánto alpiste le dio la CIA a este plumífero traidorzuelo para que se dé vuelta de esta manera. Ustedes, señores periodistas, que investigan tanto al gobierno, ¿por qué no van a investigar a Luis Almagro, que seguro tiene la casa llena de plumas de este despreciable espécimen de ave carroñera?”

- postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 19:32:40
postaporteñ@_______________________________

Colombia: El MRP rechaza atentado en el Centro Comercial Andino

by Edición 17 | Hekatombe

Bogotá, 19 de junio de 2017. El Movimiento Revolucionario del Pueblo -MRP-, una reciente organización insurgente de carácter urbano de la que se tiene poca información, y que se ha adjudicado la detonación de artefactos explosivos en sedes de empresas prestadoras de salud, bancos, y en su última acción, en un apartamento rentado al lado de la DIAN para denunciar la reforma tributaria, rechazó el atentado perpetrado el pasado sábado en el Centro Comercial Andino que cobraría la vida de cuatro ciudadanas y dejaría heridos a ocho ciudadanos más.

Este es  el comunicado

RECHAZAMOS EL BRUTAL ATENTADO CONTRA LOS BOGOTANOS

EN EL CENTRO COMERCIAL ANDINO


El Movimiento Revolucionario del Pueblo MRP rechaza el atentado cobarde contra la población asistente a un centro comercial en la ciudad de Bogotá. El hecho de semejante atentado en hora pico, en día de Bogotá despierta, en medio de la celebración comercial del día del padre y asesinando mujeres alevosamente. Es a las claras un acto dirigido a causar destrucción no solo material, también moral, además de confusión y miedo.

Somos defensores de la acción, de la resistencia popular contra los actos del mal gobierno y en ese sentido condenamos el sinsentido de actos con una perversa orientación, como el ocurrido en Bogotá.

A pocos días del señalado por Santos como “el fin de las FARC”, semejantes actos sólo justifican la continuación de la contrainsurgencia violenta y generalizada contra todo el pueblo Colombiano. Así mismo la idea de una sociedad unida por el miedo en torno a los dueños del poder, ya se ve que comienza la campaña electoral y nos quieren imponer como únicas alternativas posibles a Santos o a Uribe en sus nuevas presentaciones electorales. Los métodos clásicos de la derecha oscura en nuestro país entran en juego de nuevo para conducir la opinión pública en el sentido que les interesa, en un momento de inflexión y agitación del proceso político colombiano.

Por estas razones consideramos que es un ataque determinado y orientado a generar un miedo tan irreflexivo como el ataque mismo y por esa vía construir un enemigo que justifique la profundización del estado de sitio legalizado con el nuevo código de policía. El miedo como herramienta de las campañas políticas sobrevivientes. Hacemos un llamado a rechazar, sabotear, negarse a entrar en el juego del miedo para distraer de los tan evidentes como profundos problemas sociales y políticos que recién han estado en el centro de la política nacional; los paros de Buenaventura, Chocó, Tumaco, el paro de maestros y todas las expresiones de insurgencia popular que vienen creciendo en el país.

Repudiamos profundamente ese acto criminal contra personas inocentes, así como rechazamos que se nos quiera vincular a un acto de barbarie, ajeno a nuestras ideas y acciones.

¡NI SANTOS NI URIBE SON OPCIÓN PARA EL PUEBLO!

MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO DEL PUEBLO
M.R.P.

Señalan la posible relación entre el acto terrorista y la derecha que hace del miedo su mecanismo político-electoral “Los métodos clásicos de la derecha oscura en nuestro país entran en juego de nuevo para conducir la opinión pública en el sentido que les interesa, en un momento de inflexión y agitación del proceso político colombiano.” Así mismo expresan su malestar ante la asociación que algunos medios de comunicación corporativos han hecho entre el acto y el MRP “Repudiamos profundamente ese acto criminal contra personas inocentes, así como rechazamos que se nos quiera vincular a un acto de barbarie, ajeno a nuestras ideas y acciones.” 

El comunicado se suma a las declaraciones realizadas por las FARC-EP y el ELN de contundente rechazo al acto terrorista y dejan abierta la especulación sobre la posible relación del atentado con grupos paramilitares (de derecha). Al respecto cabe destacar lo denunciado por el medio de comunicación Contagio Radio sobre la expansión del paramilitarismo en el país mediante el control del narcotráfico, la ocupación de los territorios en donde hacia presencia las FARC-EP y la siembra de terrorismo en ciudades capitales como Bogotá y Medellín. 

El atentado terrorista se da en un contexto de avance del proceso de paz en su fase de implementación con las FARC-EP, los acercamientos hacia un cese al fuego bilateral entre el ELN y el Gobierno Nacional y el anuncio del Centro Democrático, partido de extrema derecha dirigido por el senador Álvaro Uribe y las élites ganaderas y terratenientes, de “hacer trizas el acuerdo” de paz.

- postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 19:25:39
postaporteñ@_______________________________

VZLA | Katz, otro intelectual que se cuadra con el baño de sangre

Se repiten en el extranjero las opiniones de “intelectuales de izquierda” que llaman al respaldo incondicional al gobierno de Nicolás Maduro, y que descalifican con argumentos absurdos a los sectores revolucionarios que desde las bases populares nos hemos deslindado del madurismo y reivindicamos el legado del Presidente Chávez y su proyecto de socialismo comunal

Conocí hace como 8 años a Claudio Katz en el Centro Internacional Miranda. Creo que tiene una cercanía con el trotskismo argentino, aunque del mundo trotskista no conozco prácticamente nada. Desde los años 90 conozco sus obras referidas a la evolución del imperialismo y sobre la teoría de la dependencia. Creo que en este campo son relevantes sus aportes, sobre todo cuando expone el relativo desfase en que ha quedado la caracterización que Hilferding y Lenin elaboraron sobre el imperialismo hace cien años, y la necesidad de tomar en cuenta los desarrollos del imperialismo posteriores a la segunda guerra hasta llegar al contexto actual.

Pero en la caracterización del gobierno de Maduro, Claudio Katz naufraga completamente, partiendo de supuestos más o menos arbitrarios que a la distancia suenan como lógicos y coherentes para el pensamiento marxista-izquierdista latinoamericano.

El gobierno de Nicolás Maduro está en el poder desde diciembre de 2012, cuatro años y medio que son bastante tiempo para concluir que su desempeño tiene una importante responsabilidad en la crisis actual que atraviesa el país. Venezuela vive simultáneamente una profunda crisis económica y una no menos profunda crisis política que en cierta forma ha surgido como resultado de la primera.

La pérdida de respaldo popular hacia el gobierno de Maduro, ejemplificado claramente en la derrota electoral legislativa de diciembre de 2015, ha surgido de los profundos errores económicos de su desempeño como gobernante. Si bien es cierto que algunos de los componentes de la crisis económica se originaron en el mismo gobierno de Hugo Chávez, desde abril de 2013 una serie de individualidades y organizaciones de izquierda como Marea Socialista le formulamos a Maduro observaciones y propuestas de rectificación en el campo económico y otras áreas como lo político, social, ambiental, educativo, salud. Desde el Seminario de Patria Socialista celebrado en abril de 2013, en el cual 80 ponentes de todo el país expusimos diagnósticos y propuestas para el gobierno de Maduro(https://www.aporrea.org/civico-militar/n227425.html)

se han realizado múltiples documentos de análisis y medidas de rectificación enmarcadas en el famoso “Golpe de Timón” que exigió Chávez en su último consejo de ministros, el 20 de octubre de 2012. Todas estas propuestas han sido olímpicamente ignoradas, despreciadas y hasta descalificadas por Nicolás Maduro y el resto de su equipo gobernante

El análisis de esa errónea política de Maduro se puede encontrar en muchos documentos publicados en la misma página de Aporrea, y no nos extendemos aquí en ese análisis. Resaltamos solamente el resultado desastroso de esa política, medido en el derrumbe del poder adquisitivo del salario real de los trabajadores venezolanos casi diez veces con relación al 2011, situación que ha generado un empobrecimiento general de las clases populares y en el polo opuesto ha generado que el capital reciba ganancias exponenciales en el proceso de explotación de trabajo asalariado. A pesar de las medidas compensatorias que Maduro denomina “misiones socialistas”, el nivel de vida de los trabajadores y sus familias ha retrocedido a niveles previos a la llegada a Chávez al poder en febrero de 1999, y algunos datos insinúan que el retroceso del valor del salario alcanza a los tiempos de la segunda guerra mundial e incluso al período de la dictadura de Juan Vicente Gómez.

Esta caída del salario real es lo que explica el derrumbe del apoyo popular hacia Maduro y originó la derrota electoral de 2015. Hoy en junio de 2017 Venezuela tiene un salario mínimo que ocupa los últimos lugares en Latinoamérica y que es superado varias veces por el de países como Argentina, Ecuador, Colombia. Es por ello que los profesionales venezolanos emigran a otros países de América Latina pues el salario mínimo de los trabajadores en cualquier país es superior al salario de los profesionales universitarios en Venezuela.

En el marco de su política económica, Maduro ha insistido en mantener una política cambiaria absurda que ha permitido darle continuidad a un desfalco impresionante de las divisas nacionales, que suman entre los últimos años de Chávez y los de Maduro la bicoca de 500 mil millones de dólares. Suma mil millonaria que ha sido desfalcada por la propia burocracia madurista en connivencia con nuevos y viejos burgueses, criollos y extranjeros.

Desde el mismo 2013, Maduro inició un proceso de negociación sostenido con el gobierno de Obama (recordemos la famosa reunión Jaua-Kerry de diciembre de 2013), que luego se mantuvo hasta con un enviado especial, Thomas Shannon, que se reunió numerosas veces con Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez y el propio Nicolás Maduro, abordando un temario y llegando a acuerdos que hasta hoy se mantienen en el más absoluto secreto.

Derivado de esas muy buenas relaciones con el gobierno de Obama, Maduro aprovechó poderes habilitantes otorgados por la Asamblea Nacional para aprobar de manera exprés nada más y nada menos que ochenta leyes habilitantes, probablemente redactadas por las mismas multinacionales, que han sentado las bases para el desarrollo de zonas económicas especiales que faciliten la instalación de industrias maquiladoras, que representan los más altos niveles de explotación del trabajo en todo el mundo y que constituyen el epicentro del programa neoliberal aplicado desde hace 40 años en Latinoamérica y el resto de países de la periferia capitalista

En consonancia con lo anterior, Maduro realizó los contratos secretos con la Gold Reserve y otras compañías mineras para la explotación del denominado Arco Minero del Orinoco, un territorio que equivale al 12 % del territorio nacional y que es rico en oro, diamantes, coltán, torio y otros minerales altamente cotizados por la industria capitalista. Hay que recordar que Hugo Chávez expulsó a la Gold Reserve de Venezuela, compañía que luego nos demandó ante el CIADI. Maduro no solamente ha traído de vuelta a esta empresa, sino que ha comenzado a pagar la demanda de centenares de millones de dólares.

También ha traído Maduro a la compañía Barrick Gold, empresa repudiada en Argentina por la contaminación con cianuro, descalificada igualmente en Dominicana y acusada de genocidio en Tanzania, empresa que es dirigida por quien fue un alto funcionario del Departamento de Estado en tiempos de Bush, Manuel Rocha, ex-embajador gringo en Bolivia, miembro del equipo ultraderechista que encabezan Roger Noriega y Otto Reich y que constituyen un centro de conspiración permanente desde el imperio contra la revolución bolivariana y contra todos los procesos de cambio en Nuestra América. Ese Manuel Rocha estuvo en Miraflores en agosto pasado estrechándole la mano a Maduro en la firma de los contratos del Arco Minero.

No conforme con entregarles el país a las más aborrecidas multinacionales mineras del imperialismo occidental, Maduro ha iniciado un abierto financiamiento hacia la rancia burguesía tradicional venezolana. Luego de cuatro años acusando a esa misma burguesía de ser la responsable de la guerra económica que habría hundido al aparato productivo nacional, ahora Maduro ha entregado personalmente gruesos cheques en dólares a empresas como Vollmer, al cual incluso le dio la palabra en vivo y directo a todo el país. Ha contratado con el grupo Cisneros para la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco. Luego de acusar mil veces a Lorenzo Mendoza como supuesto jefe de la guerra económica, ahora tiene meses anunciando un acercamiento hacia el mismo Mendoza para “retomar la recuperación productiva” del país.

Maduro ha desarrollado una política económica en cuatro años que ha desdibujado completamente el rumbo socialista que delineó y comenzó a adelantar Hugo Chávez mientras fue presidente. Negocia de manera abierta y pública con el imperialismo estadounidense y con las multinacionales mineras y petroleras, y negocia también con la burguesía tradicional que hasta hace pocos meses estaba caracterizada por el mismo Maduro como el “enemigo de clase” causante de todo el sabotaje económico de escasez, especulación y contrabando.

El control obrero de la producción, los consejos de trabajadores, la autonomía de los sindicatos, aspectos que en los últimos años Chávez llegó a reivindicar y defender como programa de gobierno, han desaparecido completamente del accionar madurista. El proyecto de ley de consejos obreros no pasó de la primera reunión en agosto de 2013 antes de morir engavetado por el que posteriormente fue ministro del trabajo, diputado Oswaldo Vera.  La gestión económica de Maduro no trasciende a lo que en otro momento histórico desarrollaron los adecos y copeyanos al frente de un capitalismo de estado que tiene más de sesenta años de consolidación en Venezuela. Incluso en el caso particular de los contratos del Arco Minero, el gobierno de Maduro realiza una entrega del país a las multinacionales equivalente a la que realizara el dictador Juan Vicente Gómez hace un siglo (al respecto se pueden consultar múltiples documentos publicados en aporrea, entre ellos los de Edgardo Lander: https://www.aporrea.org/contraloria/n295625.html, https://www.aporrea.org/contraloria/a232524.html).

Esta política económica de abierta integración con las multinacionales occidentales (aunque al mismo tiempo desarrolle iniciativas con multinacionales rusas, chinas, iraníes, etc.) y con la burguesía criolla, son una abierta contradicción con el Plan de la Patria formulado por Hugo Chávez. Este capitalismo es enemigo a muerte de la revolución bolivariana, y su fortalecimiento dentro de Venezuela es evidente que actuará como factor político desestabilizador y conspirador para terminar de hundir toda expresión de revolución popular y poder de los trabajadores.

Partimos de reconocer en todos sus puntos la caracterización que toda la izquierda marxista e incluso sectores progresistas y nacionalistas de Nuestra América comparten con respecto al imperialismo estadounidense, su papel histórico como explotadores y depredadores de nuestras riquezas expoliando el trabajo de los latinoamericanos, su intervencionismo permanente en lo político, económico, cultural y militar, y sobre la valoración como el enemigo principal de los pueblos del mundo en el contexto de sus planes guerreristas desatados desde el 2001 y que han generado invasiones y guerras civiles en Asia, África y el Medio Oriente, amén del derrocamiento de gobiernos progresistas en Latinoamérica como los de Honduras, Paraguay y Brasil.

Precisamente esa caracterización del gobierno de los Estados Unidos, la cual en el discurso es repetida todos los días por el mismo Maduro, no tiene ningún tipo de acompañamiento con la gestión económica concreta que el madurismo ha ejecutado en casi un lustro en el poder. Se nos pasaba decir el pago puntual de la deuda externa que ha realizado Maduro en los últimos años; sesenta mil millones de dólares según sus propias palabras, pagados en los últimos dos años, dólares que se necesitan para pagar las importaciones de alimentos y medicinas que tanta falta le hacen al pueblo venezolano.

Maduro se ha negado reiteradamente a rectificar su política económica. Ha mantenido el núcleo de la especulación financiera que ha derrumbado el valor del bolívar y generado la altísima inflación, expresada en los tipos de cambio que atentan contra la más elemental racionalidad, que los justifica en la supuesta defensa de los niveles de vida del pueblo cuando sus resultados han sido precisamente lo contrario y en niveles siderales. Un tipo de cambio a 10 bolívares por dólar, y otro a 2600 parece un chiste en cualquier país, sin dejar de mencionar que el tipo de cambio paralelo superó hoy los ocho mil bolívares. Los funcionarios maduristas y sus empresas afines hacen el negocio del siglo al conseguir dólares a 10, venderlos a 2600 en el DICOM o a 8000 en el mercado paralelo. Ese es el gran núcleo de la corrupción madurista, que envilece a todo el alto funcionariado del equipo económico de gobierno, y que sigue destruyendo a niveles del subsuelo el salario real de los trabajadores.

Hoy en Venezuela los trabajadores deben destinar todo su salario para mal alimentar a sus respectivas familias. La posibilidad de adquirir medicinas, vestidos, calzados, electrodomésticos, reparación y mantenimiento de vehículos, reparaciones menores en las viviendas, y ni hablar de recreación y deportes, están totalmente negadas para la gran mayoría de los trabajadores y sus familias. Para completar la alimentación familiar y para la consecución de cualquiera de los otros rubros de primera necesidad la población venezolana ha quedado dependiendo de las dádivas que reparte el gobierno  a través de las mal llamadas “misiones socialistas”. Para recibir algunas de esas dádivas se requiere el acercamiento político hacia algunos de los espacios de control social que mantiene el gobierno como los CLAPs, las tarjetas de la patria, etc. Otras dádivas como vehículos y electrodomésticos están reservadas sólo para los militares y funcionarios de mediano y alto rango en la administración pública.

Sin exagerar, en poco tiempo los trabajadores y nuestras familias estaremos vistiéndonos con harapos y andaremos descalzos, pues sólo quién vive cómodamente en el extranjero no se da cuenta del pronunciado descenso de las condiciones de vida que hemos tenido en Venezuela desde que Chávez se murió.

No conforme con esto, Maduro ha involucionado políticamente a una total y absoluta restricción de todos los mecanismos de democracia obrera y democracia formal contemplados constitucionalmente. Todas las elecciones sindicales en las cuales las fuerzas maduristas pueden ser derrotadas han sido suspendidas con medidas abiertamente violatorias del ordenamiento jurídico vigente. Para mencionar sólo dos ejemplos principales: la suspensión de las elecciones en enero de 2015 en el importante sindicato siderúrgico de SUTISS, emblemático de las luchas obreras de los últimos cincuenta años, y que ante la posibilidad de salir derrotados ante una plancha de izquierda influida por Marea Socialista, fueron suspendidas indefinidamente las elecciones y hasta el presente no se han podido realizar, siendo sus trabajadores fuertemente golpeados por bandas armadas gubernamentales cuando han tratado de reclamar esa situación. También la federación petrolera FUTPV suspendió indefinidamente sus elecciones previstas para el año 2016, luego de varias suspensiones parciales con argumentos fútiles; ante el peligro real de salir derrotados ante fuerzas que formalmente se siguen considerando de izquierda (CCURA) aunque han estado en oposición desde hace una década, la burocracia madurista optó por no realizarlas “por ahora”.

Igual ocurre en todas las universidades autónomas, el TSJ suspendió desde hace años las elecciones mientras extiende al infinito el lapso de gestión de rectores y decanos derechistas. La democracia universitaria ha desaparecido por esa componenda PSUV-MUD, y los actuales rectores ya sobrepasaron algunos su tercer período consecutivo, sin atisbos de que el gobierno y la derecha se dispongan a resolver este gravísimo problema que tiene a las universidades venezolanas en un limbo jurídico. A lo que hay que agregar que nuevas universidades como la UBV, creada por Chávez como la consentida de la revolución, en más de 14 años de existencia aún no realiza ninguna elección interna de autoridades.

El discurso entre la alta burocracia, desde mediados del 2016, es que no se realizarían en Venezuela más elecciones mientras existiera “guerra económica”. Tamaño argumento significa en pocas palabras la confiscación absoluta de la democracia y la imposición por la fuerza del estado del grupo madurista. Guerra económica siempre va a existir por parte de la burguesía criolla y extranjera. Así que entonces nunca se podrán realizar ningún tipo de eventos electorales en el marco del proceso bolivariano.

En consonancia con esto, ni siquiera fueron convocadas las elecciones de gobernadores y legisladores regionales previstas constitucionalmente para diciembre de 2016. Para salir del paso, la presidenta del CNE convocó a fines del año pasado dichas elecciones para el primer semestre del 2017, falsa convocatoria que ahora han extendido para diciembre del presente año.

Finalmente, la celebración del referéndum revocatorio solicitado por la oposición de derecha en 2016 fue suspendida de forma descaradamente violatoria del orden jurídico, cuando el CNE acató unas sentencias absurdas de tribunales penales municipales sin competencia alguna para el tema electoral y cuyas decisiones no tienen ningún tipo de jerarquía sobre el Consejo Nacional Electoral.

El socialismo lo concebimos como la más alta expresión de la democracia, como una sociedad en la cual el pueblo se organiza libremente y participa democráticamente en la gestión del estado. Así lo pensó Chávez cuando introdujo el concepto de democracia participativa y protagónica consagrado en el preámbulo de nuestra Constitución Bolivariana. Pero el gobierno de Maduro se ha caracterizado como un confiscador permanente de todos los espacios de participación popular.

Todos los congresos realizados desde el 2014, comenzando por el del PSUV, los congresos sectoriales (de trabajadores, de jóvenes, de mujeres, etc.) y los llamados congresos de la patria en 2016, fueron ejecutados como simples eventos para sentarse y aplaudir. Sus conclusiones no han tenido aplicabilidad en ninguna parte y las observaciones críticas de la militancia a la gestión gubernamental no han trascendido esos mismos espacios de falso debate.

En los hechos el núcleo dirigente del PSUV ha ido estrechándose en número desde que Chávez falleció. Todos los que no integraban alguna de las mafias de burócratas que dominan las distintas instancias del estado fueron los primeros expulsados entre 2013 y 2014 (muchos exministros que ahora integran junto a Marea Socialista la Plataforma en Defensa de la Constitución). Luego comenzaron a botar a los líderes de grupos de burócratas con los cuales Maduro tenía diferencias, como ocurrió con Rafael Ramírez y Rodríguez Torres. Últimamente han expulsado a algunos gobernadores no muy afines, como Luis Acuña, obligado a renunciar a la gobernación de Sucre. Algo similar intentó Maduro de ejecutar contra otros gobernadores no afines, como Arias, pero la Guarimba de 2014 le echó los planes a perder y ha tenido que calárselo hasta el presente. Según ellos mismos indican, la instalación de la Constituyente le servirá a Maduro para terminar de aniquilar a todas las fracciones del PSUV que sobrevivían en tiempos de Chávez, incluyendo a una serie de gobernadores regionales que provienen de la fuerza armada y que han desarrollado su propia mafia gobernante y sus propios vínculos con la burguesía criolla y extranjera. Esa razzia o purga interna la van a realizar a nombre de la “lucha contra la corrupción”, que no pasa de ser una simple excusa porque corrupción la tiene Maduro por igual entre sus colaboradores más cercanos, como el mismo Tarek El Aissami, a cuyo mentor Samark López le bloquearon cuentas en USA por tres mil millones de dólares.

Finalmente, el análisis del gobierno de Maduro tiene que aterrizar en el llamado a Constituyente. El Madurismo se dio cuenta desde diciembre de 2015 que estaba derrotado políticamente y que no podía ganar ninguna otra elección en Venezuela. No obstante, en vez de rectificar su política económica, que implicaba combatir de verdad a las decenas de corruptos que forman parte de su equipo del alto gobierno, Maduro y el resto de la cúpula pesuvista optaron por mantenerse en el poder “como sea”, así tuvieran que violentar de manera descarada la propia Constitución Bolivariana. Para ello intentaron en el mes de marzo las sentencias del TSJ que buscaban concentrar todo el poder legislativo en el propio tribunal supremo y en la presidencia de la República, anulando la Asamblea Nacional y asumiendo sus funciones. Al no poder avanzar por ese camino, Maduro convoca en mayo a la constituyente, como instrumento que le puede permitir reordenar todo el aparato del estado venezolano y asumir un control total de todas las instituciones existentes o por crear.

Vale la pena exponer aquí nuestra caracterización de la oposición de derecha, organizada hoy en la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Todos los partidos de esta organización constituyen referencias políticas de derecha, vinculadas a diversos organismos de la burguesía estadounidense y sus países aliados (socialdemócratas, socialcristianos, ultraconservadores, etc.). En términos políticos representan a las mismas fuerzas adecas y copeyanas que fueron desplazadas por Chávez al ganar las elecciones en 1998. A diferencia del 2014, cuando esta derecha se mostró dividida y sólo una parte de ella fue la promovente de las protestas denominadas Guarimba (protestas que analizamos en un artículo publicado en la revista científica de la UBV, https://www.aporrea.org/ddhh/a243976.html),  hoy la MUD se muestra unida en las protestas que viene promoviendo en todo el país desde el pasado mes de abril.

En el contexto de la profunda crisis económica que afecta al pueblo venezolano, con niveles altísimos de inflación y desabastecimiento, las protestas que impulsa la MUD han encontrado un escenario totalmente favorable para desarrollarse. Es por ello la considerable movilización que han logrado sobre todo en Caracas y en algunas otras ciudades importantes. Con el paso de las semanas, estas protestas se han ido extendiendo a todo el país, y no solamente a las grandes ciudades, sino que se manifiestan también en pequeños poblados y zonas vinculadas al agro.

Estos partidos de la MUD aparte de estar financiados desde el exterior, y responder a programas políticos pronorteamericanos, mantienen un discurso clasista y racista que les ha impedido mayores respaldos en sectores populares, conservando grandes apoyos en la clase media y profesional, aunque en los últimos meses han tenido mejor aceptación entre sectores de trabajadores y barrios populares. En los hechos, las protestas en Caracas, que al comienzo se concentraban en el este dominado por las clases medias, se manifiestan ahora también en los barrios populares del oeste

La hegemonía política alcanzada por la derecha en Venezuela es consecuencia directa de la equivocada política de Nicolás Maduro. En cierta forma, también es consecuencia de la inexistencia de fuerzas organizadas a la izquierda del madurismo, aunque es bueno resaltar que el mismo Maduro ha hecho todo lo posible para perseguir cualquier atisbo de oposición de izquierda; un ejemplo lo vemos en la negativa a permitir la legalización como partido de Marea Socialista, unido a una feroz persecución política, laboral y policial contra sus militantes y simpatizantes, los cuales han sido botados de todas las instituciones de la administración pública que controla el madurismo.

La MUD, al igual que el imperialismo gringo, busca la salida del poder de Maduro por cualquier vía, legal o ilegal, pacífica o violenta. De eso no tenemos la menor duda. La actual campaña de protestas de calle, que es la más prolongada y violenta que se haya desarrollado en todo el período de la revolución bolivariana, se tropieza con las confusas y cambiantes definiciones y objetivos de sus dirigentes. Después de prometer la salida de Maduro en seis meses en enero del año pasado, tardaron varios meses en unificar la propuesta de solicitud de revocatorio. Al ser descartado el revocatorio por el CNE, en vez de solicitar la realización de elecciones de gobernadores optaron por decidir lo del “abandono del cargo”, propuesta bastante descabellada, y luego por pedir elecciones generales adelantadas (no contempladas constitucionalmente).

Tal es la pérdida de rumbo político de la MUD, que han terminado asumiendo las propuestas de la Fiscal General contra las decisiones del TSJ y contra la convocatoria a constituyente, asumiendo también lo que venimos haciendo desde el año pasado como Plataforma de Defensa de la Constitución. Sin proponernos eso, los de la MUD han terminado coincidiendo parcialmente con nuestras consignas. Aunque las mismas tengan un claro perfil democrático, popular y revolucionario. La democracia ejecutada al servicio del pueblo es lo más revolucionario que puede existir, y en esa dirección es que venimos actuando al cuestionar por la izquierda al gobierno de Nicolás Maduro.

Que una derecha sin programa y sin estrategia termine repitiendo algunas de las cosas que nosotros decimos no nos preocupa. Lo de sin programa es relativo. Sucede que el programa neoliberal de la derecha lo viene ejecutando Maduro por la calle del medio desde hace años. Ellos no pueden decir públicamente que comparten lo que viene haciendo Maduro: liberación de precios, ausencia de controles inflacionarios, apertura al capitalismo minero depredador, etc.

En la contención de esta derecha pitiyanqui Maduro siempre ha tenido mano de seda. Lorenzo Mendoza ha sido acusado mil veces de ser el principal saboteador de nuestro aparato productivo y responsable directo del hambre del pueblo venezolano. No obstante, ninguna empresa de Mendoza ha sido expropiada, el mismo Mendoza no ha sido sometido a procedimiento jurídico alguno ni siquiera porque se coma un semáforo, en 2014 se le permitió hablar incluso en cadena nacional desde Miraflores, y últimamente Maduro le ha vuelto a extender invitaciones para “dialogar” y aprobar proyectos productivos conjuntos.

Contrastando con esa falta de represión y medidas de fuerza contra los representantes fundamentales del poder burgués, Maduro ha optado siempre por la represión masiva contra el pueblo que protesta. La criminalización de todas las luchas populares se realiza bajo el formato de descalificarlas por su real o presunta vinculación con los dirigentes de la MUD. En esta represión masiva Maduro ha resucitado el criminal expediente de los juicios militares contra civiles, procedimiento preferido de la democracia adeca para combatir a los revolucionarios en las décadas de 1960, 70 y 80. Hoy día son centenares los civiles sometidos a juicios militares, así como son centenares los detenidos y heridos en la represión contra las miles de manifestaciones que se vienen presentando desde hace tres meses. No son sólo activistas de la derecha los sometidos a juicios militares; activistas revolucionarios del Zulia, colaboradores del movimiento revolucionario colombiano, también han sido sometidos a juicio militar en el presente año 2017.

El nivel de descontento social, de desprestigio y rechazo que existe en el seno del pueblo contra el gobierno de Nicolás Maduro es tan alto que consideramos difícil que las protestas vayan a amainar en el futuro inmediato. Los ochenta y pico de muertos que tenemos para hoy 15 de junio de 2017, podrían aumentar a varios centenares de concretarse el llamado a constituyente.

La convocatoria a constituyente no significa otra cosa que el intento de una minoría política de mantenerse en el poder a toda costa, imponiendo un golpe de estado con apariencia constitucional, pero que en los hechos les puede permitir apoderarse con un férreo control de todas las instituciones del estado, suprimiendo de hecho todas las expresiones democráticas y todos los espacios de participación que no estén controlados por la cúpula madurista. Que esa minoría política se presente como la heredera del profundo proceso de transformaciones sociopolíticas que encabezó Hugo Chávez en Venezuela y en el resto del continente latinoamericano es una paradoja de la historia, pero no le confiere un cheque en blanco a esa elite corrupta y entreguista para perpetuarse al infinito en un poder que en nada le sirve a las luchas de los pueblos del mundo contra el capitalismo imperialista.

Claudio Katz, en su apoyo a Maduro, recuerda que los revolucionarios bolcheviques en la Rusia de 1917 confirmaron “que los actos de fuerza contra la reacción forman parte de la confrontación con la barbarie derechista”. Entendemos aquí que está justificando la violación abierta y descarada que Maduro hace del propio texto constitucional, pues lo concibe como un “acto de fuerza” justo y necesario para poder derrotar a la “barbarie” de la derecha. Pero el problema es que ni Maduro es revolucionario ni el PSUV se acerca en un mínimo porcentaje a lo que era el partido bolchevique hace un siglo. La práctica política del gobierno de Maduro no tiene ningún componente que se pueda asociar a un programa comunista o medianamente socialista. A menos que se considera como socialismo repartir dádivas de manera clientelar a los sectores populares más depauperados.

Ciertamente la derecha de la MUD “sólo pretende comicios que le aseguren primacía”. Pero eso nunca se puede interpretar como la necesaria supresión de todos los procedimientos democráticos. Si el gobierno de Maduro desarrollara un programa realmente socialista y revolucionario, el apoyo popular sería masivo y la derecha nunca tendría posibilidades de triunfos electorales. Perdió el apoyo popular por su programa económico neoliberal y su política estalinista (una mezcla rara, pero es la realidad)

Nuestra política no ignora al “enemigo principal” ni es de “pasiva neutralidad”. Nos hemos cansado de alertar que precisamente es la política de Maduro la que le está abriendo la puerta al imperialismo yanqui para que intervenga en Venezuela y termine de aplastar a la revolución bolivariana. Por una parte, ya dijimos que el crecimiento electoral de la derecha es responsabilidad total de Maduro y su política neoliberal. Pero no sólo eso, al violentar los procedimientos electorales previstos constitucionalmente, Maduro le pone en bandeja de plata la excusa perfecta al imperio para todo tipo de sanciones y de ataques desde instancias internacionales. Al intentar ejecutar una asamblea constituyente y crear un nuevo marco jurídico sin el apoyo de la mayoría de la población y sin el respaldo de otras fuerzas políticas distintas al PSUV, y estando objetivamente en minoría pírrica, sustentándose exclusivamente en el apoyo militar y en el control total sobre el TSJ y el CNE, Maduro está creando las condiciones para que se produzca un catastrófico baño de sangre entre venezolanos.

El llamado a Constituyente violenta lo consagrado en la propia constitución al establecer que la soberanía reside en el pueblo y es este pueblo el único que puede convocar a una asamblea constituyente. Maduro, el poder constituido, ha usurpado la soberanía del pueblo, y se ha arrogado la condición de supuesto poder constituyente, asumiendo facultades que nadie le ha dado para convocar la ANC. No contento con eso, ha impuesto las bases comiciales, que se expresan en dos sistemas electorales abiertamente fraudulentos, que colocan por una parte una elección territorial municipalizada que permite la sobre representación de los municipios pequeños (dominados en su mayoría por el madurismo) y la subrepresentación de los grandes municipios (que concentran la mayoría absoluta de la población y en los cuales dominan tendencias opositoras)

Un sistema electoral que puede permitir que una tendencia política con 20% de los votos obtenga el 60% de la representación, y viceversa. El otro sistema, votación por sectores, es tan confuso hasta hoy que implica en sí mismo un fraude mayor aún que el anterior, con el agregado que no toda la población está representada sectorialmente lo que implica que le están negando el derecho a voto a ese porcentaje no determinado de ciudadanos no distribuidos en los sectores que han previsto (lo que confirmado con una de mis hijas que no aparece asignada a ningún sector en la página del CNE). Y para remate, una asamblea constituyente plenipotenciaria y que no tiene fecha límite de duración, por lo cual podría durar varios años y convertirse en sí misma en la instancia de gobierno que le permita al Madurismo mantenerse en el poder por la próxima década (el prometido referéndum aprobatorio se realizaría en un futuro incierto)

Hemos propuesto desde el 2013 las medidas para el Golpe de Timón que hubieran permitido cerrarle el paso a la derecha y retomar el rumbo revolucionario. Maduro ha optado todo el tiempo por la profundización del modelo neoliberal y por la ejecución de una política estalinista que ha destruido la unidad interna del chavismo y aísla cada día más a la cúpula gobernante. Es esta la realidad venezolana en la cual una serie de intelectuales extranjeros totalmente desinformados vienen insistiendo en el respaldo incondicional a la equivocada política madurista.

Nosotros decimos que el camino que sigue Maduro conduce necesariamente a una profundización de la represión contra el pueblo que justificadamente protesta por la destrucción total de sus condiciones de vida. Que la hegemonía que la derecha de la MUD mantiene sobre buena parte de esas protestas populares no son razón para que se respalde a Maduro en sus medidas represivas y menos en su violación abierta del texto constitucional al convocar la ANC. Que dado el tiempo que ha pasado sin que se produzca ningún tipo de rectificación en el grupo madurista, lo que queda es promover su desplazamiento del poder por vías pacíficas, democráticas y constitucionales, buscando al mismo tiempo la manera de impedir que la derecha tradicional recupere espacios de poder en el país. De todos modos, el mismo grupo Madurista se constituye como una nueva burguesía que asume las funciones de explotación de la renta petrolera y de control social que antes cumplieron los adecos y copeyanos, y que antes que ellos cumplieron las dictaduras de Juan Vicente Gómez y de Marcos Pérez Jiménez. La eventual caída de Maduro no es la caída de un proceso revolucionario que bajo su conducción perdió todo perfil político y traicionó abiertamente el legado de Chávez. Maduro avanza hacia la destrucción final de uno de los logros fundamentales de ese legado, la Constitución de 1999. La instalación de la constituyente tal como la concibe Maduro ejemplificará históricamente esa traición de Maduro hacia quien lo propuso como sucesor, de la misma manera en que Páez traicionara a Bolívar, Guzmán Blanco a Zamora, Gómez a Cipriano Castro, Pérez Jiménez a Gallegos. Nuestra historia está llena de traidores pero también de revoluciones.

Ese baño de sangre que se avizora en cuestión de semanas, sólo podrá ser impedido mediante la acción revolucionaria del pueblo chavista. La vocación de lucha y las esperanzas de transformación que mantiene el pueblo trabajador deben manifestarse con urgencia para impedir que una nueva traición histórica sea consumada. Del baño de sangre que se anuncia sólo saldrá o el regreso al poder de unas élites caducas que nada tienen que ofrecer, o la consolidación de una elite NEOADECA que tampoco tendrá por delante ningún futuro para Venezuela.

Roberto López Sánchez

Maracaibo, Tierra del Sol Amada. 15 de junio de 2017

- postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 19:19:51
postaporteñ@_______________________________

Leer a Wallerstein

Boris Kagarlitsky- Rabkor.ru . 29/06/2017 - http://rabkor.ru/culture/2017/06??

Desde hace algún tiempo las ideas de análisis del sistema mundo se han convertido en nuestro país en algo no sólo popular, sino también casi oficialmente aceptado.

Fue en la década de 1990 cuando, salvo unos pocos críticos de izquierda a la restauración, todo lo referido a Wallerstein se ignoraba o era objeto de burla, que argumentamos que es imposible construir un capitalismo "correcto" en Rusia según el modelo de Suecia o Estados Unidos sin importar lo que parezca, ya que semejantes esperanzas contradicen la lógica del sistema capitalista mismo- Nos explicaron que el problema era simplemente los rusos no encajaba en el mercado mundial, pero la privatización resolvería automáticamente todos los problemas

Luego, cuando los problemas se hicieron aún mayores, empezaron a sonar diferentes ideas tales como: Solamente con la propiedad privada no es suficiente. Necesitamos instituciones. Democracia, derecho y funcionarios que no roben. Cómo es que un sistema democrático fiable y funcionarios honestos aparecen en los países avanzados, sigue siendo un misterio para la intelectualidad liberal y los docentes que instruyen a la juventud. Probablemente sea necesario copiar sus instituciones, y también poner en orden a la burocracia. Estimular a los buenos, castigar a los malos, y todo quedará en su lugar.

La teoría del sistema mundial, analizando el capitalismo no como un conjunto de casos particulares países "exitosos" y "fracasados", sino como un todo global, mostró sin embargo, que mantenernos en el marco de este sistema y jugar con sus reglas, nos condena a reproducir los mismos problemas en muchos y diferentes niveles. El capital aspira a la concentración y centralización, acumula sus ganancias en un polo y sus problemas en el otro participante en el sistema mundial. Nosotros estamos participando en este proceso de mundial acumulación, ocupamos un determinado lugar en él, lo que determina en gran medida nuestros problemas y contradicciones.

Por supuesto, no todo y no del todo es así, pero sí lo suficiente para poder concluir: sin un cambio radical en las reglas del juego a nivel local y global, no será posible resolver las contradicciones.

El capitalismo periférico tiene sus propias especificidades socioeconómicas que predeterminan sus problemas y contradicciones. No es una cuestión de atraso que pueda ser superada por esfuerzos desesperados, poniéndose al día en materia de líderes, sino que es la misma lógica de la acumulación la que requiere la exportación de fondos al exterior y la redistribución de los recursos en favor del centro del sistema. El gobierno que sirva a este proceso no puede ser consecuentemente democrático o efectivamente patriótico. Su preocupación por el interés nacional termina donde comienzan las compañías offshore. y si queremos corregir la situación primero en que hay que pensar no es el castigo de políticos y funcionarios corruptos, que por supuesto no deben ser dejados impunes, sino sobre la nacionalización de los recursos y las empresas que generan los beneficios necesarios para el desarrollo de la economía nacional.

Sorprendentemente, la teoría del sistema mundial desarrollado por Immanuel Wallerstein, Andre Gunder Frank y Samir Amin, fue aceptada con entusiasmo en Rusia a finales de la década de 2000 por los círculos conservadores, lo que lleva a una un tanto extraña conclusión. Si nada cambia en el sistema no vas a tener éxito, entonces no es necesario cambiar nada. Sólo es necesario criticar a Norteamérica y los países de Occidente que constituyen el "centro" del sistema capitalista mundial y esperar, reclamando que por fin compartan con nosotros no solamente las ganancias sino también el poder. Tal como lo dijo un gobernante ruso, queremos conseguir un asiento en el Consejo de la Corporación Tierra.

Lo que realmente escribió Immanuel Wallerstein en ese contexto ya no era importante. Y las referencias estúpidas a la autoridad de estudiosos occidentales se han convertido en un lugar común en las discusiones de aficionados, tanto en la izquierda como en la derecha.

Sin embargo, leer la obra de Wallerstein es extremadamente útil, precisamente para entender cómo su teoría surge a partir de un análisis de los hechos y procesos históricos. El "corpus de textos" clásicos constaba de los tres volúmenes de "El moderno sistema mundial", que por mucho tiempo sólo eran parcialmente accesible para nuestros lectores. Estos tres volúmenes, que cubren la historia del desarrollo de la economía-mundo capitalista desde sus inicios en el siglo XVI a su apogeo en el siglo XIX, representan una inmensa riqueza no sólo en términos del análisis teórico, sino también en términos de materiales empíricos recogidos y utilizados por el autor. Posteriormente, se añadió un cuarto volumen, dedicado al "largo" siglo XIX. Este "largo siglo XIX" comienza con la gran revolución y francesa y termina con la Primera Guerra Mundial.

El lector de Rusia recibió los 4 volúmenes hace relativamente poco tiempo gracias a la editorial "Universidad Dmitry Pozharsky" Lo que es característico, también, no es una editorial de izquierda. Aunque, como se suele decir quejándose del pecado: Un proyecto tan caro no hubiese sido posible para la mayoría de los editores de izquierda que simplemente no pueden permitirse eso.

Las preferencias ideológicas de los editores, quizás, afecten la forma en que el título de la libro fue traducido. "El moderno sistema mundial" se ha convertido en el sistema del "mundo moderno". En otras palabras, Wallerstein inesperadamente se encontró adhiriendo a las teorías de moda que sustituyen el concepto de capitalismo con la noción social y económicamente sin sentido de "modernidad", que convierte las contradicciones de clase y contradicciones políticas en "reglas" culturales. De hecho, Wallerstein tenía en mente precisamente el sistema-mundo "moderno", el orden capitalista en el que vive lo mismo que sus contemporáneos, lo que demuestra que esta orden no surgió hace mucho tiempo, sino que se fue desarrollando naturalmente través de los siglos.

Sin embargo, espero con ganas que el lector ruso educado de alguna manera se maneje con el título y rompa a través de él llegando al contenido de la obra. Sin embargo, si realmente se quiere tener la oportunidad de una discusión teórica seria en el entorno más amplio posible, necesitamos para ello textos accesibles.

Nota: Estos son los tomos de esa obra de Wallerstein, no pude encontrarlos a menos de 30 euros cada uno:
 

https://www.traficantes.net/libros/el-moderno-sistema-mundial-i


https://www.sigloxxieditores.com/libro/el-moderno-sistema-mundial-ii_18002/


https://www.traficantes.net/libros/el-moderno-sistema-mundial-iv
 

Este es un resumen breve hecho por el autor, gratuito:


http://repository.unad.edu.co/bitstream/10596/7643/1/

404030%20An%C3%A1lisis%20de%20sistemas%20mundo.pdf
 

 

Gratuito tenemos: "Impensar las ciencias sociales", entero:

http://cmap.javeriana.edu.co/servlet/SBReadResourceServlet?rid=1329856422580_1888331861_3268

Y "El capitalismo histórico", sólo las primeras páginas:
https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxyZXBvc2l0b3Jpb

3NvY2lvaWl8Z3g6NDBkMmU4Zjc2YWJlODhkYg

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 18:55:25
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 172

”no tengo porque tener miedo, mis palabras son balas

       balas de paz, balas de justicia

   soy la voz de los que hicieron callar sin razón

 por el solo hecho de pensar distinto.” 

DE “MATADOR” DE LOS FABULOSOS CADILLACS

Ayer ocurrió algo que no estaba en los proyectos. Ganó Cerro y todos en casa con Loke y Papo a la cabeza, muy felices. 

Cuando los artificios de la alegría se calmaron quedó la sonrisa en la cara del Papo. Sufrimos hasta el final pero ganamos, decía. Todo bien hasta que escuché unos gritos de Luis que venían del living de Loke.

Cuando todo se calmó, yo recordé que tenía una blusa que quería terminar de coser y me fui a la máquina de costurera. 

Desde allí escuché los gritos y me pregunté qué pasaba. El Papo Luis trataba furioso, de cazar a Loke y lo insultaba, el pobrecito no sabía qué hacer y gritaba de miedo. 

Entré en el living y me puse entre Loke y Luis. No fue necesario que preguntara nada porque enseguida pude ver el mate de Luis en el suelo, yerba volcada y la bombilla al costado. No hay nada más grave para el Papo que le toquen el mate. Loke se lo había tirado y ahora habría venganza papal. (Dödssynd.)

Las cimarronas cuando ven que Loke vuela y grita siempre ladran y quieren defenderlo. Es algo muy especial del carácter Cimarrón, siempre de parte del más débil. Pero en el caso del Papo no corre porque, él además, es su jefe (de las cimarronas). Ladraron pero nunca al Papo. A mí me da miedo porque se pueden comer a Loke. 

Pero bueno la sangre nunca llegó al río y yo lo agradezco. Le dije a Luis, vos querés discutir con el loro como si entendiera. El pobrecito es idiota no entiende nada, no sabe porque lo correteas y se asusta. Yo sospecho, que no es mucha la verdad que dije. Este Loke a veces se pasa de mala leche. (Busig.) Al rato todo había vuelto a la calma y Loke estaba muy bien acomodado sobre el hombro del Papo. 

Saskia, la divina, parece cada día más mimosa, Luis le agarra la cabeza con las dos manos, la mira fijo a los ojos y ella los baja, como acariciando con sus pestañas. A Luis le encanta agarrar a Saskia y a Freja y estrujarlas de manera, para mí, brutal, pero ellas parecen pasarlo bien. 

El problema es que Luis casi nunca las mima cuando ellas piden, más bien cuando a él se le ocurre y ellas se sienten orgullosas. En cambio yo las agarro, les hablo, las pongo en mi falda y cuando ellas quieren algo, agua, comida, paseo, me piden a mí y yo les doy. Las adoro y creo que ellas a mí también. Cuando vuelvo o volvemos de alguna vuelta, me reciben con bailes y podría decir que hasta cantos. Freja intenta hablar y parece preguntarme - Dónde has estado? Te he extrañado, Loke en el living grita y grita - Cerro, Cerro, Carajo!!! A modo de saludo.

Yo también los extraño mucho y el mes que viene de seguro va a ser un mes de reencuentro y alegría con la familia y la tierra sueca, pero también de mucho dolor pensando que estoy lejos del Papo, las mascotas y los amigos queridos como Alba y Claudio. Luis se queda acá con ellos y yo no voy a extrañar los informativos de ningún canal, ni argentino ni uruguayo. Pensando en esto  yo camino por las calles del barrio, tengo mucho respeto por todos los vecinos y encuentro, por lo general, aportes que me ubican ante distintos tipos de situaciones cotidianas. (Promenader.)

En la zona donde vivo hay hinchas de Cerro y Rampla mezclados y todos son buenos vecinos, nada que ver con J. Castillos, hasta hace unos días presidente de Rampla y hasta hace unos días representante del gobierno a través del Ministerio de Trabajo. A cualquier vecino lo puedo ver como un sabio (a pesar del sentido común), frente a Castillos secretario hoy general del partido comunista del Uruguay. 

Yo he visto en Europa el cambio de los partidos comunistas creados a partir de la revolución rusa hasta transformarse casi, en socialdemócratas de derecha o ecologistas. He visto la pérdida de los símbolos. Como se les fue cambiando el nombre, a partidos de izquierda primero, a partidos que no eran leninistas después y a tomar distancias de Marx, del que dicen que ya ha sido superado por la vida y la historia. Se han olvidado de la lucha de clases o nunca la entendieron y han perdido el tesoro que durante muchos años dijeron guardar. (Från komunist till liberal.)

Luis dice que para la gestión de secretario general de Castillos, espera un cambio radical en el color de sus banderas. Ya no serán rojas, sino amarillas. Lo cual le encantará al gobierno y al PIT-CNT, sin duda. La cosa es seria, poner de jefe de un partido que se dice obrero a un funcionario del estado burgués. ¿¿Alguien duda del resultado??? (Intressant.)

Todos podemos pensar las relaciones sociales de producción, como relaciones sociales políticas, relaciones sociales ideológicas, relaciones sociales económicas. Si miramos lo económico, el caso de las relaciones de producción consiste en la combinación de los agentes de producción y de los medios de producción. 

Esa estructura determina lugares  y funciones que son ocupados y asumidos por agentes de la producción, que no son otra cosa, sino los ocupantes de estos lugares en la medida que son los portadores de estas funciones. 

Las relaciones de producción tienen, como función, la distribución de los agentes de producción (económica) en clases sociales que, a su nivel, son las relaciones sociales de producción. 

Las relaciones de producción, como estructuras, no son clases sociales. El concepto de clase no comprende la estructura de las relaciones de producción. Las estructuras política e ideológica crean lugares y funciones a los que también adjudican agentes. Estas combinaciones de estructuras y agentes, soportes, constituyen las relaciones de clases. Relaciones sociales de producción.

En este sentido el ex-presidente de Rampla y funcionario del Ministerio de Trabajo del estado burgués,  es llevado a ocupar otro lugar, otra función en la estructura jurídico-política burguesa.  El estado capitalista, se asegura de esta manera, un funcionamiento que garantice la existencia de la hegemonía que permite la reproducción ampliada del estado burgués. (Komplicerat.)

El trabalenguas que acabo de armar no es más que parte de una herramienta que existe sólo dentro de la cabeza. Se llama Modo de producción capitalista. Indispensable para conocer el funcionamiento de las formaciones sociales capitalistas que existen en la realidad, fuera de nuestras cabezas. Forma parte de una ciencia llamada Materialismo histórico. 

Las clases sociales son los agentes que ocupan los lugares creados por las distintas estructuras, económica, política e ideológica, de la combinación especifica de las estructura y de los agentes y de los agentes que portan esas estructuras. Según lugar y función asignados por las estructuras será la clase a que se pertenece. 

Las clases son relaciones sociales y no estructuras.

Según el lugar ocupado en la transformación de la naturaleza, según como se organiza la producción (nivel económico). De acuerdo a como se CREE que es el funcionamiento, como funciona la justicia y los distintos poderes que ordenan las relaciones de producción social (nivel ideológico). 

El ordenamiento jurídico- político (nivel político). 

La clase social es un concepto, indica los efectos del conjunto de las estructuras, la matriz de un modo de producción o formación social sobre los agentes que son sus apoyos. Efectos de la estructura global sobre las relaciones sociales, llamadas relaciones de clase.

Linda experiencia la de juntar materias primas, datos de pensamientos, para poder intentar aplicar estas herramientas y construir las que falten. Para intentar producir conocimiento de cómo funciona el mundo, cómo funcionan las distintas sociedades que hoy sufren los distintos tipos de hegemonías capitalistas y lindo lío que se podría superar pensando y diseñando estrategias correctas, que nos lleven al fin de la explotación. A una sociedad sin clases ni dominación.

Hoy ya es martes. Loke otra vez muy amigo del Papo Luis, vuela de un lado al otro del living dejando manchas de pasta blanca, que transforman la habitual amabilidad de estos salones con sofás, en lo que el Papo llama un “gallinero”

Las perritas bonitas y cimarronas que salieron con Nelson en la mañana temprano han llegado sedientas, hambrientas y cansadas. A pesar de eso Saskia pide cariño. 

No hace demasiado frío y a través de las ventanas se puede ver el sol luchando con brumas espesas. Me voy preparando para llegar a Estocolmo donde casi toda nuestra familia vive. El mes que viene estaré mirando los jardines que una vez pertenecieron a Odin, el gran tuerto, Tor, Loke, Frida, Freja. Sólo falta Saskia, mi reina cimarrona de nombre holandés, que ya me pone triste porque la he empezado a extrañar. (Att längta.)

--.

Vos que andás diciendo

que hay mejores y peores.

Vos que andás diciendo

que se debe hacer.

Escucha lo que canto,

Vos tenés pal´Abrigo

Otros mueren de frío

Sos el que anda matando

El que va torturando…

¡Mal bicho!

VERSOS DE “MAL BICHO” FABULOSOS CADILLACS

BITTAN - postaporteñ@ 1787 - 2017-06-30 18:38:10
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] [837] Siguiente