Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

POR GALEANO: SALUDO DEL COMITÉ DEMOCRÁTICO HAITIANO

Es prácticamente imposible, lo sabemos, encontrar las palabras exactas para consolar a los seres más íntimos y queridos de Eduardo Galeano ante su partida. Lo mismo decimos para el pueblo uruguayo como así también para todos los que luchan en contra de la injusticia. Sin lugar a dudas, muchos pueblos del mundo, sobre todo los de América latina y el Caribe, están inclinándose desde el anuncio de su fallecimiento para rendirle el homenaje que merece ese gran humanista que nació en Uruguay, y que supo transformarse en un verdadero patriota latinoamericano.

En el caso específico del pueblo haitiano, jamás olvidaremos sus esfuerzos a través de varios de sus textos y conferencias por sacar del olvido nuestra maravillosa historia venciendo al sistema esclavista, como tampoco su permanente rechazo a la ocupación de Haití desde junio de 2004 por la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH).

Sí, efectivamente, la noticia de su fallecimiento nos golpeó en el más profundo de nuestros corazones, pero su voz de protesta en contra de la violación de nuestra soberanía y de nuestro derecho a nuestra autodeterminación no se apagará. Al contrario, seguirá alentando nuestras movilizaciones y contribuirá a la recuperación de nuestra dignidad pisoteada por tantos cínicos, traidores e hipócritas, tanto en Haití como en el exterior.

Conscientes de todas estas verdades, saludamos sus aportes a favor de la lucha de los oprimidos, y presentamos nuestras sinceras condolencias a su esposa y demás familiares de ese gran patriota.

                               Por el Comité Democrático Haitiano en Argentina

                                                                                         Henry Boisrolin (Coordinador)

Córdoba, 14 de abril de 2015

- postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 19:41:59
postaporteñ@_______________________________

Análisis: Proceso Cóndor, la esperanza de conocer la verdad

Con el fin de las dictaduras en América Latina, abrió la necesidad personal y colectiva para obtener justicia y garantizar la rendición de cuentas de quién es culpable de crímenes. CGIL, CISL y UIL en apoyo de las partes civiles

SERGIO Bassoli


Sergio Bassoli * Departamento de las políticas generales de la CGIL
 Rassegna it  / sito de informazione  su Lavoro , Politica ed Economia Sociale


CGIL, CISL y UIL se han declarado a favor de las partes civiles, como en la anterior sentencia en el 2006 contra el golpe militar en Argentina, en el proceso del Plan Cóndor, que se abrió en los últimos días en el búnker de Rebibbia, en Roma. En el transcurso de 2015, se llamará en Italia más de 100 testigos claves Chile, Bolivia, Argentina y Uruguay:sindicalistas, intelectuales, políticos, familiares de víctimas de la mayor operación internacional de la represión política llevada a cabo en los años setenta y ochenta en América Latina.

El Plan Cóndor, también llamada Operación Cóndortiene orígenes antiguos, en los años sesenta del siglo pasado, cuando el Departamento de Estado de Estados Unidos hizo el papel de un control real sobre los estados de América Latina, considerando América al sur del Río Grande " propio patio trasero ".

Control político para hacer negocios y para evitar el establecimiento de gobiernos populares o la propagación de la experiencia cubana de los barbudos de Fidel Castro. Pero el "patio trasero" fue desafiado con el ascenso al poder de Salvador Allende en Chile, con la experiencia del gobierno de la Unidad Popular (1970-1973), lo que provocó la alarma de la amenaza comunista, con la activación de la política de seguridad nacional que se confía al golpe militar y liberar el sistema represivo dentro y fuera de las fronteras de los países.

Golpe tras golpe, los militares tomaron el poder en Bolivia (1971-1978), Chile (1973-1988), Uruguay (1973-1988) y Argentina (1976-1983), con el Departamento de Estado de Estados Unidos se comprometieron a prestar asistencia, capacitación y estrategias militares, imponiendo y experimentando con nuevos modelos económicos (ver Escuela de Chicago).

En un subversivo y represivo, construido con el apoyo de las fuerzas militares corruptos e ideológicamente formados en la base militar de Estados Unidos en Panamá, la Escuela de las Américas, ahora convertido en un hotel turístico supranacional a 5 estrellas, no podía faltar un plan represivo regional , capaz de intervenir en cualquier lugar, sin tener que responder a ninguna ley, con plena libertad de acción y cobertura institucional.

Así que las dictaduras militares de América del Sur, con la dirección de los EE.UU., dio aluz al Plan Cóndor para eliminar "subversivos",dondequiera que estén y dondequiera que se escondan. Como se indica claramente en la página web de 24Marzo, nacido derecho a no olvidar y para recuperar la verdad y la justicia, el Plan Cóndor se puede describir de la siguiente manera: "... como se desprende del informe de la Comisión de Derechos Humanos de Argentina (1990), a mediados de los años setenta las fuerzas represivas del Cono Sur controlan la región con un saldo de 4 millones de exiliados en países vecinos, 50.000 asesinatos, al menos 30.000 desaparecidos, 400.000 encarcelados y 3.000 niños asesinados o desaparecidos "

Para las democracias de la historia latinoamericana de las dictaduras, con los desaparecidos y la violencia sin castigo, no puede ser cerrado con un borrón y cuenta nueva y con la eliminaciónde lo que puede considerarse una mutilación de partes vitales de una empresa, así como la perdido miles de hombres y mujeres, la tortura y la represión sistemática y cotidiana perpetrados durante décadas, la cultura del miedo y el terror.

Con el retorno a la democracia y el fin de las dictaduras, ha cerrado una muy mala página en la historia de estos países, sino que ha abierto la necesidad colectiva, así como personal y familiar, la esperanza de finalmente conocer la verdad de lo sucedido a su sus seres queridos y el reconocimiento de la justicia, la identificación y responsabilidades de quién es culpable de crímenes, que ha cubierto y ocultos culpables.
 
Reconocer los errores, sancionar a los culpables, que devuelva los restos o saber el final de los desaparecidos, para volver a los infantes de identidad arrancados de sus familias y ocultos a otras familias que consienten, ha sido y sigue siendo el compromiso de tantas personas y organizaciones que hemos llegado a conocer a lo largo de los años, de las madres a las abuelas de Plaza de Mayo, gracias a la cual los distintos gobiernos sucesivos en Argentina han encontrado poco a poco el valor y la responsabilidad de reabrir las puertas de la justicia. Un camino complejo y tortuoso, que es útil aquí de nuevo, para entender la importancia del proceso de la Operación Cóndor.

En Argentina, con la ley de punto final, y Obediencia Debida, aprobada en 1986 por el gobierno de Raúl Alfonsín, se crea inmunidad a todos los líderes del golpe militar y sus cómplices, bloqueando cualquier intento de procesar, hasta 2003, cuando el mismo ley fue declarada ilegal y reabrió la posibilidad de hacer justicia.

En Chile, los golpistas militares aceptaron la transición a la democracia, que se produjo a través del referéndum de 1988, pero se garantiza el control de la justicia y un sistema institucional bloqueado, impidiendo reformas y leyes que no contaban con su consentimiento. Las denuncias contra agentes de la DINA (Dirección de Inteligencia Nacional) militar o se presentaron sistemáticamente bajo las leyes de amnistía.
En 1991-1992 la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación identificó casos de tortura y desapariciones, obtener una indemnización a las familias de las víctimas y los exiliados regresaron a su tierra natal.

Pero la justicia fue capaz de mover sólo a partir de 1998, cuando el juez español Garzón, dictó una orden de arresto contra Pinochet internacional, bloqueando durante casi dos años en Londres. Ese evento permitió, o forzado, las instituciones chilenas para abrir casos contra el golpe militar en su país, rompiendo la pared de las amnistías, el olvido y la memoria clara.

En Uruguay, luchó durante años una dura batalla contra la Ley de Caducidad (prescripción), que otorga amnistía a militares culpables de los asesinatos políticos entre 1973 y 1985.El 20 de mayo 2011, parecía que la ley era de hecho en el camino de 'derogación, pero la increíble abstención de un miembro del Frente Amplio (la coalición de centro-izquierda, ahora al gobierno), que bajo el régimen militar también había sido torturado, ha permitido su continuación en vigor, con la sentencia del Tribunal Suprema de Justicia, 22 de Febrero de 2013.

En Brasil, a partir de 2012 ha establecido finalmente una Comisión Nacional para la verdad, pero sólo puede investigar los casos de tortura y sin juzgar a los represores. Esto es gracias a una ley de amnistía promulgada en 1974 para medir, lo que evita los gerentes de Período de plomo (años de plomo) para ser sometido a juicio.

En Bolivia, a pesar de algunos tímidos intentos de reconstruir la verdad y hacer justicia en los crímenes y asesinatos perpetrados por el golpe militar de 1964 a 1982, al igual que los casos contra el general Luis García Meza y sus cómplices, el camino es todavía una lucha cuesta arriba. La última ley de la materia, aprobado en 2004, (2640 Ley de Resarcimiento a Víctimas excepcional de La Violencia política en o Gobernadores inconstitucionales), no produjo como se esperaba, tanto por su lentitud que la falta de recursos, según lo indicado por la relación Amnistía Internacional en 2014.
 
En definitiva, parece claro que la reconstrucción de la verdad y la justicia para los crímenes llevados a cabo en América Latina durante los años setenta y ochenta es un proceso largo y difícil, con las consecuencias de las altas esferas institucionales, aún condicionados por amenazas, resistencia, silencio, techos y con ramificaciones que van más allá de las fronteras de las naciones individuales

Es en este marco que la investigación sobre la Operación Cóndor (Plan Cóndor), que se inició tras una denuncia presentada el 9 de junio de 1999 por la familia de 8 Desaparecidos víctimas italianas de la represión, adquiere un significado doble, la justicia y la política. Investigación muy complicado que terminó en junio de 2013, después de más de 10 años de investigación, con la petición de 35 acusaciones y abrir el proceso.

La solicitud del juicio por los delitos de asesinato, asesinato múltiple agravado, secuestro y otras cosas, ve como acusados ??dos bolivianos, 12 chilenos, peruanos 7 y 17 uruguayosde edades comprendidas entre 64 y 92 años. Para ellos, el fiscal Giancarlo Capaldo Es la responsabilidad de la eliminación de 23 ciudadanos italianos desaparecidos entre 1973 y 1978.

Pero para llegar a la apertura del proceso real, debe llegar a este día, con la celebración de la primera audiencia en el tercer Tribunal de lo Penal de Roma, en el bunker de Rebibbia, la misma donde en 2006 se dio cuenta de su proceso a los militares argentinos, que contó con la participación de tantos testigos de toda América del Sur, Argentina, Chile, Uruguay, Bolivia y Brasil.

De la hija de Salvador Allende a los sindicalistas que logró escapar - pero vio caer bajo los golpes de los verdugos de sus compañeros y sus compañeros luchan -, las mujeres y los niños que perdieron a sus seres queridos, a todos aquellos que por fin puede recordar en un tribunal, frente a un tribunal civil, libre y neutral, lo que la memoria y la conciencia no se ha olvidado, a pesar de estos trágicos sucesos son ahora últimos 40 años.

Como ya pasó en el juicio anterior en 2006, la CGIL, CISL y UIL se han declarado a favor de las partes civiles, miembros de la familia de unión de origen italiano que sufrieron y pagaron con sus vidas su pertenecientes al movimiento obrero y su compromiso político.

- postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 19:40:16
postaporteñ@_______________________________

Bolivia : ¿Perdió Evo Morales?

Pablo Stefanoni

director de la revista Nueva Sociedad / Panamá

http://panamarevista.com/

Indígenas letrados contra indígenas iletrados. La “ciudad aymara rebelde” –pero también la urbe de los cholets y de jóvenes que escuchan Kpop– vota a la oposición de centroderecha. Soledad Chapetón, una representante de la “clase media” alteña, derrota al MAS en su bastión. Evo sorprende a todos: felicita al pueblo por votar contra candidatos acusados por corrupción… de su propio partido.

Tren eléctrico contra teleférico. Divisiones, peleas internas, votos castigo. ¿Cómo leer los resultados del 29 de marzo?, ¿perdió el MAS y es el principio del fin?, ¿perdió el MAS pero son “solo” elecciones locales?, o no perdió el MAS porque sigue siendo la principal fuerza nacional. Un pantallazo de unas elecciones que pusieron a Evo de mal humor, al MAS a buscar “traidores” y a todos a discutir quién ganó y quién perdió.

Las elecciones locales –en las que se eligieron alcaldes y gobernadores en toda Bolivia– generaron diversas lecturas, todas ellas centradas en la derrota de los candidatos del Movimiento al Socialismo (MAS) en La Paz: en la alcaldía paceña, en la vecina El Alto y en la gobernación del departamento. Los datos dicen que el oficialismo obtuvo 225 de los 339 municipios y 4 de las nueve gobernaciones (Cochabamba, Oruro, Potosí y Pando). En Beni y Tarija hay segunda vuelta, con el MAS dentro del balotaje. Chuquisaca está en duda. No obstante, el partido de gobierno perdió siete de las nueve ciudades capitales (solo ganó Potosí y Sucre) y fue derrotado en El Alto, ciudad indígena de casi un millón de habitantes y su mayor bastión.

Cualquier análisis que aborde elecciones locales en Bolivia debe partir de una constatación algo paradójica: al MAS siempre le fue peor en las elecciones locales que en las nacionales, aunque nació y se expandió como partido (desde el campo hacia las ciudades) gracias a sus triunfos locales. El MAS aprovechó hábilmente la municipalización de Bolivia (Ley de Participación Popular) que formó parte de la democratización tecnocrática del país en los años 90: de hecho, la LPP fue una de las medidas de mayor impacto político desde los cambios operados en los años 50. No obstante, el “partido de los movimientos sociales” nunca pudo consolidar el voto urbano a sus candidatos (con la excepción de Evo Morales) y no tiene buena imagen como gestor local: pese a gobernar la mayoría de los municipios del país, el oficialismo no cuenta con ninguno emblemático, por su buena gestión, como ocurrió con el Partido de los Trabajadores de Brasil con Porto Alegre. Si es cierto que el MAS le abre paso a las organizaciones sociales en el poder local, no es menos cierto que carece de proyectos transformadores y que a menudo incorpora a la institucionalidad municipal peleas faccionalistas de esas organizaciones, lo que deviene en numerosas destituciones de alcaldes a lo largo y ancho del país.

Estas pujas emergen en cada elección y lo hicieron de manera aún más aguda en los últimos comicios. Por ejemplo, en el caso de Pando, el actual gobernador y candidato a la reelección, Luis Flores (proveniente de la política local tradicional antes de pasarse al MAS), atacó durante toda la campaña a la alcaldesa de Cobija Ana Lucia Reis, quien finalmente fue derrotada en su intento de ser conseguir otro mandato en esta ciudad del extremo norte amazónico. Incluso Flores fue acusado de promover el voto cruzado en contra de Reis. También, la incorporación de otrora opositores a las listas del MAS es motivo de tensiones internas entre los “viejos militantes que pusieron el cuerpo” en los momentos difíciles y los paracaidistas “de la derecha” en el oficialismo. Finalmente, muchos votantes consideraron que el MAS ya tiene demasiado poder y buscaron distribuirlo entre otras fuerzas.

Pero el peso de la derrota oficialista del 29 de marzo implica a sus territorios emblemáticos. Y El Alto es uno de ellos. De hecho, esta “ciudad aymara rebelde” quedó asociada a la Guerra del Gas que en octubre de 2003 expulsó del poder al presidente Gonzalo Sánchez de Lozada. En esa época miles de alteños bajaron corriendo a La Paz cantando “ahora sí, guerra civil”. Allí Evo llegó a ganar con el 80% de los votos. Pero en estas elecciones la candidata Soledad Chapetón Tancara venció por paliza (55 a 32%) al actual alcalde Edgard Patana, quien buscaba su reelección. La Sole tiene 34 años, nació en esta urbe de casi un millón de habitantes, es descendiente de aymaras provenientes de las provincias Camacho y Pacajes y estudió ciencias de la educación. Padre, policía retirado; madre, comerciante minorista. Se lanzó a la política de la mano del empresario cementero y político Samuel Doria Medina con el partido Unidad Nacional (segundo en las elecciones presidenciales de 2014). Representante de la “clase media” alteña –asociada al progreso personal “autoconstruido” de la primera generación de alteños nacidos en esa ciudad siempre deficitaria en infraestructura y servicios– La Sole dibuja cierto imaginario post-indianista luego de ocho años del MAS en el poder. Con menos de 30 años, esta mujer alteña ya había sido constituyente en 2006 y en las elecciones de 2010 estuvo a punto de ganarle a Patana, comerciante y ex dirigente máximo de la Central Obrera Regional. Ya impopular, el destino del alcalde quedó sellado cuando, en plena campaña, fue difundido un video que lo muestra recibiendo un “sobre” –del tamaño de un fajo de billetes– de manos de un anterior alcalde, mientras fungía como dirigente sindical. Junto a la imagen de ciudad aymara rebelde, convive otra: la de la urbe en busca de progreso que en los años 90 votaba al partido Conciencia de Patria (el partido de los cholos urbanos) y luego a José “Pepelucho” Paredes, un entusiasta defensor del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Las elecciones alteñas muestran un debilitamiento del sistema corporativo de poder asentado en las dirigencias de las principales organizaciones sociales locales (Federación de Juntas Vecinales, Central Obrera Regional y sindicato de Gremiales –comerciantes informales) acusadas de corrupción y abusos de poder, y la emergencia de un voto más individuado, en consonancia con la diversificación social de la ciudad y las demandas de nuevo tipo, en general vinculadas al “progreso”. Una cierta astucia de la modernización por carriles neotradicionales. El propio Morales no quería a Patana de candidato, pero este logró permanecer con el apoyo de dirigentes sociales cooptados desde la Alcaldía.

Frente a esta proyección de progreso de La Sole, la derrotada candidata a gobernadora del MAS en La Paz, Felipa Huanca, representa a las mujeres campesinas. Es una Bartolina (en referencia a Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia “Bartolina Sisa”, por la compañera del guerrero anticolonial Túpac Katari) y tuvo dificultades para hacer campaña en las zonas urbanas (nunca se animó del todo). A ello se sumó que, como señaló en su balance el estratega de las campañas del MAS hasta 2014, Walter Chávez, en el programa Esta casa no es hotel, los indígenas perdieron en estos años el aura de “reserva moral”; en el caso de Felipa debido a una denuncia sobre proyectos fantasmas con dinero del Fondo Indígena que la involucró. La derrota fue un golpe fuerte: Felipa perdió una región donde otrora el MAS ganaba con cualquier candidato (incluso poniendo al Pato Donald, diría un peronista argentino). El triunfador fue Félix Patzi, intelectual y emprendedor aymara, ex ministro de Educación en el primer gobierno de Evo Morales. En 2010 también había sido candidato a gobernador paceño, pero por el MAS. Fue destituido poco después por conducir ebrio justo el día en que se aprobó la ley de tolerancia cero contra este flagelo boliviano. Para conmover a Evo, redimirse y mantener su candidatura, se sometió a la justicia de su comunidad, que lo condenó a hacer mil adobes, pero la estrategia no funcionó. Por eso, su victoria tiene algo de desquite personal frente a Evo Morales y es un trago amargo para el mandatario. De hecho, en la campaña Patzi dijo que el presidente era su verdadero rival. En estas elecciones fue aliado a la agrupación Sol. Bo, fuerza sucesora del extinto Movimiento Sin Miedo ahora liderado por el alcalde paceño Luis Revilla, quien obtuvo un triunfo plebiscitario para su reelección.

Patzi encabeza el partido Tercer Sistema, que propone un no muy preciso sistema comunitario capaz de superar al capitalismo y al socialismo “y todo tipo de alienación y enajenación”, pero su discurso es productivista y modernizante (ver su libro: Tercer Sistema: Modelo comunal: Propuesta alternativa para salir del capitalismo y del socialismo). El gobernador electo también tiene el aura de un aymara exitoso: licenciado en Sociología con maestría en Historia Agraria, doctor en Ciencias del Desarrollo, catedrático de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz. En 2006 declaró un patrimonio de alrededor de 2 millones de Bolivianos (unos 300.000 dólares). Cuando fue interrogado acerca del origen de ese dinero respondió en El juguete rabioso: “Yo voy a explicar esto teóricamente, no empíricamente… siempre se ha considerado al indígena como pobre y quejumbroso, pero el 80% de la economía está en manos de los indígenas… el indígena puede acumular excedentes cuando se da. En mi caso 2 millones de bolivianos son insignificantes. No soy burgués, solo son algunos bienes. Yo siempre he combinado mis actividades intelectuales y productivas”.

Patzi dice que en 2019 Evo Morales será sustituido por un “indígena letrado” (es decir, por él) y en la campaña una de sus propuestas estrella fue la construcción de un tren eléctrico que unirá varias localidades del Altiplano. El megaproyecto del teleférico de tres líneas construido por Evo entre La Paz y El Alto, y la promesa de extenderlo, no fue suficiente, como se vio, para revertir el voto a diferentes expresiones de la oposición. Pero lo cierto es que en estas elecciones no operó un clivaje desarrollo/vivir bien (cosmología supuestamente indígena), sino la lucha fue entre diferentes expresiones del “progreso”, atado a fidelidades culturales pasadas por el tamiz de procesos de urbanización, individuación y globalización económica y cultural (desde la música cosmopolita –como kpop- hasta redes de comercio que llegan hasta China). En el propio Censo de 2012 la autoidentificacion indígena bajó de 62% registrada en 2001 a 42%. Los debates en las redes sociales, alrededor de las quejas de habitantes de la más burguesa zona sur por la invasión al Megacenter (principal shopping de la zona), por alteños que bajan en el teleférico y se sientan a comer en el piso, es otro de los emergentes de estas transformaciones sociourbanas.

No obstante, el hecho de que Patzi haya ganado con el 50% pero no cuente con mayoría en el Consejo Departamental, en manos del MAS, nos advierte sobre el voto cruzado y complica los análisis sobre a quiénes se castigó en la elección. Hábil, Evo dijo que fue a los candidatos acusados de corrupción y buscó de responsabilizar a los derrotados. No obstante, en los resultados también incidió (negativamente) su amenaza de dejar de financiar obras “donde gane la derecha”, lo cual fue mal recibido por la opinión pública.

Pese a que parte de la oposición considera que el ciclo evista comienza a agotarse, eso parece más una compensación psicológica –después de más de ocho años de hegemonía del MAS– que un dato de la realidad. En efecto, no fue la oposición la que ganó estas elecciones sino un caleidoscopio de grupos, figuras y partidos que van desde exoficialistas hasta representantes de la derecha –incluyendo los autonomistas en Santa Cruz y parte del Oriente boliviano– con diferencias regionales decisivas a la hora de entender la lógica del voto.

Por ejemplo, el caso de Chuquisaca es interesante: el campesino Damián Condori, encabezó el malestar de parte de las organizaciones frente a la repostulación de Esteban Urquizu (también campesino) apoyado desde el Poder Ejecutivo y de manera sorpresiva, logró pasar al balotaje. Ahora, el sector oficialista de la central campesina local pide la “muerte civil” para el “traidor” Condori, por enfrentar al MAS y aceptar el apoyo de la oposición de derecha para la segunda vuelta (que aún está en duda a la espera de una decisión del tribunal sobre los votos anulados). En Tarija, sur del país y sede de los campos de gas, ganó la alcaldía Rodrigo Paz Pereyra (el hijo del ex presidente Jaime Paz Zamora), quien busca proyectarse hacia la gobernación o incluso hacia la presidencia. Con todo, no hay que descartar que algunas de estas figuras ganadoras terminen trabando buena relación con el oficialismo, especialmente cuando se quiere contar con recursos.

En el caso de Beni ocurrió un hecho polémico: el tribunal Supremo Electoral borró del mapa al partido Unidad Demócrata (UD) en ese departamento amazónico. Para ello apeló a una controvertida ley que estipula que si un partido viola la prohibición de difundir encuestas electorales será sancionado con la anulación de su personería, pero a la arbitrariedad de esta norma se suma la extendida sensación de que el árbitro electoral aplica diferentes varas según la ocasión y los protagonistas. Lo que resulta incomprensible también es que el jefe de campaña de UD y ex gobernador, Carmelo Lenz, haya convocado a una conferencia de prensa precisamente para difundir una encuesta. Pero más allá de ese enigma, tratándose de un conocedor del derecho (Lenz llegó a ser juez), lo cierto es que la decisión del tribunal dejó fuera de juego a uno de los favoritos en las encuesta: el ex gobernador autonomista Ernesto Suárez, quien intentó sin éxito resistir la medida con una huelga de hambre.

Habrá que ver si los liderazgos emergentes (Chapetón, Patzi, Revilla, Paz, etc.) alcanzan para consolidar nuevas figuras de una oposición aplastada en las presidenciales de octubre de 2014. También es temprano para saber cómo quedará posicionado el canciller David Choquehuanca, responsable de la campaña (y de la derrota) en La Paz, y figura mencionada como posible candidato a sucesor de Evo. Coleccionista del Libro Verde de Muamar Kadafi en varios idiomas y difusor del discurso “pachamámico”, Choquehuanca es canciller desde 2006, indígena aymara y junto al ministro de Economía Luis Arce Catacora, el ministro con más tiempo en el gabinete.

Como señaló Walter Chávez, la particularidad de estas elecciones es que, a diferencia de 2009, ocurren en un escenario en el que Evo Morales se enfrenta al dilema de la continuidad de la Revolución Democrática y Cultural. Es cierto que falta mucho (su mandato termina en 2019), pero si decide no forzar una reforma constitucional que habilite un cuarto mandato, las mencionadas divisiones y la poca competitividad electoral del MAS en las zonas urbanas son sin duda un alerta. Todos reconocen, empero, que el presidente boliviano es también un animal político de 24 horas al día que en muchas ocasiones fue capaz de sorprender a propios y extraños y retomar la iniciativa: para eso tiene dos tercios del Congreso y una alta popularidad –además de mostrarse imprescindible para ganar (el MAS sin él pierde). Lo que ya no tiene en la misma medida es la épica que proyectaban los primeros tiempos del proceso de cambio.

Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

- postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 19:37:01
postaporteñ@_______________________________

El movimiento de liberación kurdo comprometido con el "socialismo democrático para el siglo XXI"

Meral Cicek, entrevistada por Florian Wilde de la Fundación Rosa Luxemburg durante el Foro Social Mundial en Túnez

09 de abril 2015 – Links - Revista Internacional de Renovación Socialista -

Meral Cicek es de Colonia, y presidente del Kürt Kad?n ?li?kiler Merkezi, Centro de Asuntos de la Mujer kurda, en Erbil.

La "primavera árabe" se ha convertido en un "invierno árabe" en muchos lugares. El único ejemplo en que son visibles elementos de una forma alternativa de organización social es la región autónoma de Rojava al norte de Siria que está habitada principalmente por kurdos. ¿La izquierda árabe ha reflexionado sobre esta experiencia?

Este ha sido el caso hasta ahora, aunque no tanto como hubiéramos esperado. Mi impresión es que la izquierda árabe todavía se aferra a conceptos del siglo 20, al nacionalismo y la fijación en el estado. Es aquí donde un compromiso con los conceptos y estrategias de confederalismo democrático, como es concebido por Abdullah Öcalan e implementado actualmente por el movimiento kurdo, puede abrir una nueva perspectiva. Pero también la izquierda kurda tiene el deber de buscar más activamente un intercambio de opiniones.

Usted es la presidenta del Centro de Asuntos de la Mujer Kurdo en Erbil. ¿Se centra su trabajo exclusivamente en el Kurdistán o qué buscáis diálogo con la región en general?

Somos una organización muy joven. De hecho, hace menos de un año desde que se fundó.

Tratamos, por una parte para fortalecer las relaciones entre las organizaciones de mujeres en las cuatro partes del Kurdistán y desarrollar una base más profunda para nuestro trabajo común basado en nuestra diversidad. Participamos en la construcción del frente unido de la mujer en el Kurdistán, especialmente ahora dados los ataques del "Estado islámico". Tenemos que defender nuestra dignidad, nuestro pueblo, nuestro género y nuestros valores. Tratamos por otra parte para comunicar las experiencias del movimiento de liberación de nuestras mujeres más allá de Kurdistán hacia la región de Oriente Medio.

Europa ha sido durante mucho tiempo el foco de nuestro trabajo en el extranjero. Hoy en día, el Medio Oriente se ha vuelto más central.

El modelo de un confederalismo democrático, como el que estamos construyendo en Rojava y basado en la autogestión, la ecología y la liberación femenina, puede ser un ejemplo para otras luchas en la región. Hemos visto durante la primavera árabe que los pueblos no se prepararon adecuadamente para tal proceso. Tenemos que prepararnos mejor para el siguiente ciclo de revueltas.

¿Qué tan válida es la impresión de que el socialismo como un objetivo final y como método ha disminuido dentro del movimiento kurdo en favor de otros conceptos?

No creo que nos estamos alejando de los conceptos socialistas. El movimiento de liberación kurdo izquierdista siempre fue inspirado por el socialismo y hoy también. Intenta desarrollar teóricamente la idea del socialismo y de vincular las diferentes luchas en el Medio Oriente en una perspectiva socialista.

El cambio de paradigma dentro del movimiento kurdo fue el resultado de nuestra reflexión sobre el colapso del "socialismo realmente existente", lo que dio lugar a una serie de conceptos totalmente nuevos como el comunalismo, confederalismo democrático y la autonomía democrática. Pero lo que queremos decir con esto es esencialmente una forma de socialismo democrático para el siglo XXI.

¿Cuál es el significado del Foro Social Mundial de este año (FSM) para la izquierda kurda?

La cuestión social y el concepto de la sociedad en general han adquirido cada vez más importancia para el movimiento de liberación kurdo en los últimos años. El Foro Social Mundial nos da la oportunidad de conversar con los movimientos de izquierda, socialistas, feministas y populares de todo el mundo, para presentar nuestra propia lucha, así como para obtener impresiones de otras luchas. Es por esto que es un evento tan importante para nosotros y estamos tratando de participar en el programa con una serie de reuniones.

[Aporte de la Fundación Rosa Luxemburgo. La entrevista apareció por primera vez en alemán en Junge Welt el 28 de marzo de 2015: https://www.jungewelt.de/2015/03-28/037.php.]

envió F. Moyano - postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 18:46:29
postaporteñ@_______________________________

La importancia del capítulo XXIV de El capital para la historia latinoamericana

EDUARDO GRÜNER

IDEAS DE IZQUIERDA, Número 18, abril 2015.

Quisiéramos comenzar citando textualmente un párrafo ya canónico, extraído del capítulo XXIV de El Capital de Marx. El párrafo dice así:

El descubrimiento de las comarcas auríferas y argentíferas en América, el exterminio, esclavización y soterramiento en las minas de población aborigen, la conquista y saqueo de las Indias Orientales, la transformación de África en un coto reservado para la caza comercial de pieles-negras, caracterizan los albores de la era de la producción capitalista. Estos procesos idílicos constituyen factores fundamentales de la acumulación originaria. Pisándoles los talones, hace su aparición la guerra comercial entre las naciones europeas, con la redondez de la tierra como escenario [1]

La verdad es que este párrafo es extraordinario. En pocas líneas plantea, de manera ultra-condensada, prácticamente todos los temas que deberemos desplegar a continuación. Empecemos, entonces, por hacer el listado de esas cuestiones que está planteando el párrafo.

1/ La expansión colonial, y la consiguiente conquista –con superexplotación de sus habitantes incluida –de lo que a partir de entonces se transformará en la “periferia” (América, África, las Indias Orientales) son “factores fundamentales” de la acumulación originaria del capitalismo.

2/ Esta época caracterizaya “los albores de la era de la producción capitalista”; es decir –como lo dirá Marx mismo más adelante– forma parte ya de lahistoria de ese capitalismo.

3/ El escenario de este “drama” es ya, desde el inicio, mundial (“…con la redondez de la tierra como escenario”).

4/ En parte como consecuencia de lo anterior, se desplegará sobre este escenario también otro “drama” que se intercepta con el de la colonización: el de la rivalidad entre las grandes potencias “centrales” por el control del nuevo mercado mundial.

5/ La “ideología dominante” –esa colonialidad del poder/saber, como la llama Quijano[2], que se conformará a partir del proceso de “mundialización” del capital y de “capitalización” del mundo– presentará al proceso de expoliación de la ahora periferia como una serie de “procesos idílicos” destinados a exportar la “civilización” a las sociedades “salvajes”.

Esta sola enumeración plantea un problema adicional, que ha motivado innumerables debates, y que está muy lejos de haber quedado resuelto: ¿Por qué el capitalismo emergió antes y justamente en Europa, y no en cualquier otra región, facilitando así la identificación “eurocéntrica” entre Europa y la “modernidad”? No hay un nítido consenso al respecto, aunque en términos generales se pueda apostar a que las hipótesis se terminen reduciendo, en definitiva, a variantes de dos propuestas básicas: la de Marx y la de Weber. O una combinación de ambas, como la ensayó en su momento Karl Löwith.

Lo importante es que el párrafo –así como el resto del razonamiento de Marx en este capítulo– permite apreciar hasta qué punto decisivo la construcción de eso llamado centro se hizo sobre los cimientos de la periferización del resto del mundo, y muy particularmente la de América. La paradoja es que, “dialécticamente”, esa “periferización” se llevó a cabo a costa de las lógicas no-capitalistas de las sociedades “pre-modernas”, que fueron incorporadas a la lógica de la producción de mercancías ya siempre como periféricas y subordinadas, como predestinados “perdedores” del tren de la Historia, según lo creía Hegel. Para una gran parte del mundo, pues, la incorporación violenta al capitalismo, lejos de representar un progreso, significó una monumental regresión tanto en el campo “económico” como socio-cultural (esta inferencia, desde luego, desmiente ciertas lecturas apresuradas que hacen de Marx un “pro-colonialista” objetivo).

Es imprescindible introducir en el análisis, asimismo, la variable clase. Dentro de la periferia, las clases coloniales fundamentalmente terratenientes, dominantes a nivel “local”, obtuvieron inmensas ganancias a costa de la superexplotación coercitiva de la fuerza de trabajo esclava o semi-esclava. Al revés, en las sociedades “centrales”, la mayoría de los habitantes rurales, progresivamente despojados de sus tierras y forzados a la proletarización, vieron seriamente afectada su calidad de vida y su seguridad económica. Aquí esimportantísimo, pues, introducir la discusión de la perspectiva “clasista” en el análisis del capitalismo, ya que esta perspectiva, en opinión de muchos autores, es antagónica con teorías como la del sistema-mundo o las teorías post/de-coloniales. En nuestra opinión, por el contrario, ambas son estrictamente complementarias y perfectamente articulables.

Ahora bien, no cabe duda (y el cap. XXIV vuelve a certificarlo) que la línea divisoria entre esas clases pasa por la propiedad o no de los medios de producción. Pero la formulación precisa del concepto de explotación ha sido muy debatida. Como sabemos ya desde el capítulo I de El Capital, para Marx la ganancia del capitalista se genera en la esfera de (las relaciones de) producción, con la extracción de plusvalía no remunerada de la fuerza de trabajo, y se realiza en la esfera del intercambio, transformada en renta monetaria. ¿Pero es eso todo? Uno de los temas más complejos es el del rol cumplido por los mercados y las relaciones económicas internacionales en la determinación de aquellos excedentes de producto y de trabajo que, “expropiación” mediante, son los objetos de la “explotación” por parte de las clases (y, en el caso del colonialismo, de los “Estados-naciones”) dominantes. La clave de la “ganancia” capitalista es, pues, la explotación objetiva de una clase por otra. El “mercado” realmente decisivo para esta operación es, entonces, el mercado de trabajo. Sobre esto no hay discusión posible, al menos desde una perspectiva nítidamente “marxista”. El problema es cuánto peso efectivo le damos a la esfera de la circulación en tanto “contribuyente” a las relaciones de explotación. Del hecho de que las relaciones de producción sean correctamente tomadas como analíticamente anteriores y prioritarias respecto del mercado, no se deduce necesariamente que las relaciones de intercambio deban ser tomadas como meros epifenómenos secundarios: “Los economistas de esta convicción”, dice Bowles, “parecen haber pasado por alto la ironía de Marx, cuando este se refiere a la esfera de la circulación como el mismísimo Paraíso de los derechos naturales del hombre” [3]

Lo que significa esto es que, si tratamos de ir más allá de un “economicismo” marxista –que por cierto no es el de Marx– que por así decir congela a la “fábrica” como el locus exclusivo de la lucha de clases, e introducimos también otro tipo de variables “superestructurales” (políticas, culturales, etcétera), entonces podemos comprender que los mercados pueden ser también escenarios nada menores del conflicto de clases. Por ejemplo: especial pero no únicamente en el caso de las relaciones económicas internacionales, la formación de precios y el flujo de capitales en el mercado global pueden ser unos determinantes centrales de la tasa de explotación, así como del tamaño del producto excedente. Pero, obsérvese que, mientras a los precios de intercambio los fija, en última instancia, el capital “imperial” de manera unilateral, el “flujo de capitales” se produce en las dos direcciones. En el colonialismo “clásico”, y nuevamente ahora, en la etapa llamada de “globalización”, ese flujo es, a través de varias operaciones, más intenso desde la “periferia” al “centro” que viceversa.

Desde la perspectiva del sistema-mundo, pues, de esa “redondez de la tierra” de la que habla Marx, la lucha de clases no solamente no queda “secundarizada”, sino que se complejiza: las clases dominadas del país dominado están en lucha simultáneamente contra la fracción de su propia clase dominante que más se beneficia con la relación colonial y con las clases dominantes del “centro”, mientras otra fracción de las clases dominantes “periféricas” puede desarrollar conflictos secundarios con las clases dominantes “centrales” (conflictos que, en el siglo XIX, son el trasfondo de la mayoría de los procesos independentistas, que en muchos casos se llevaron a cabo en beneficio de otras clases dominantes “centrales”: las inglesas en lugar de las españolas, por ejemplo).

Siempre atendiendo al razonamiento del Cap. XXIV, comprobamos que hay una dialéctica compleja: es porque (y no a pesar de que) el sistema-mundo ya ha entrado en la fase avanzada de “acumulación originaria” de capital, que requiere de un “desarrollo desigual y combinado” de relaciones de producción: la esclavitud –o cualquier otra forma “extra-económica” de control de la fuerza de trabajo para la exacción del excedente– le era necesaria a ese proceso de acumulación para dotarse de una fuerza de trabajo lo suficientemente “masiva” como para producir, también “masivamente”, mercancías destinadas a un mercado ya tendencialmente mundial y en acelerada expansión.

Y si quisiéramos complejizar aún más la cuestión, podríamos introducir aquí la importante distinción que hace Istvan Meszáros entre capitalismo y Capital [4]. Este último, entendido como un metafórico “sociometabolismo” o “modo de reproducción económico-social”, no puede reducirse plenamente al primero, ya que implica a todos los niveles o registros del sistema de reproducción (el político, el ideológico-cultural, el institucional, el del desarrollo de la “sociedad civil”, el de lo que Meszáros llama “estructura de comando” del Capital, etcétera, etcétera), y no solamente las relaciones de producción estrictamente hablando. Por supuesto que no puede existir capitalismo plenamente desarrollado sin Capital. Pero el Capital excede las determinaciones específicas del capitalismo “plenamente desarrollado”.

O sea: no puede caber duda de que, por lo menos, el régimen colonial en América Latina pertenece por pleno derecho (más aún: es un factor esencial) a la historia del Capital en su fase acumulativa que daría como resultado el capitalismo “plenamente desarrollado”, y que el control de la fuerza de trabajo mediante relaciones de producción “no-capitalistas plenamente desarrolladas” fue una necesidad de esa fase acumulativa del Capital, además de ser el capítulo local del proceso mundial de separación entre los productores directos y los medios de producción que Marx, siempre en el capítulo XXIV, sindica como proceso fundacional del capitalismo; pero, nuevamente, “local” y “mundial”, en la lógica de la conformación del sistema-mundo, son dos caras de una misma moneda.

Ensayemos una suerte de resumen de lo que nos permite concluir el cap. XXIV hasta aquí. América Latina y el Caribe, a través del comercio colonial, el control de la fuerza de trabajo forzada, y otros mecanismos subsidiarios pero nada menores como el sistema de impuestos y el contrabando, proveyeron de materias primas y excedentes económicos a una economía-mundo europea cuya premisa era la acumulación de capital y la expansión de la ganancia empresarial. En el propio interior de América Latina, combinadamente, los intereses mercantiles y el muy capitalista principio de inversión con fines de rentabilidad constituyeron una poderosa palanca de re-estructuración radical de las economías regionales y urbanas, así como de la tecnología y las relaciones sociales de producción utilizadas para esos objetivos. Este proceso motivó el surgimiento de la producción de mercancías, el deterioro y a mediano plazo la destrucción de las “economías de subsistencia”, las impresionantes inversiones de capital en las minas, las plantaciones de azúcar y empresas por el estilo, el crecimiento urbano –donde, al igual que sucedió parcialmente en las minas, se desarrollaron bolsones relativamente importantes de trabajo asalariado–. Todos estos fenómenos convergen inequívocamente en una imagen que está lejos de ser “feudal” –como se debatía en los años 50 y 60–, sino que sigue una nítida lógica “burguesa”, si bien por supuesto en el contexto de su estatuto de periferia colonial, y donde se combinan desigualmente diferentes relaciones de producción bajo la hegemonía mundial de las relaciones capitalistas.

Finalmente, quisiéramos usar todo lo anterior para aludir una vez más a un debate recurrente a propósito de la teoría marxista –la de Marx– de la historia. Como es archisabido, esa teoría ha sufrido todo tipo de intentos de recusación. Demos dos ejemplos, no por conocidos menos pertinentes. Uno es el de la célebre secuencia de los modos de producción (“comunista” primitivo, antiguo-esclavista, feudal, capitalista) que muchas veces ha sido impugnado, y no sin ciertas razones, por reduccionismo “evolucionista” –por el intento de condensar la complejidad polifónica de los múltiples tiempos históricos en una secuencia lineal– y “etnocéntrico” –por el supuesto de que la historia en su conjunto necesariamente ha debido seguir una secuencia, aún cuando admitiéramos su linealidad, que en todo caso solo le corresponde al occidente europeo–.

Una consecuencia de este “evolucionismo etnocéntrico” también habría sido, según esta imputación, la de interpretar retroactivamente a los modos de producción no-capitalistas (o pre-capitalistas) con las herramientas teórico-analíticas adecuadas al capitalismo, extrapolándolas para otras formaciones históricas muy diferentes. Pero esta crítica –plausible en sus propios términos– no toma en cuenta suficientemente el hecho de que ya en los Grundrisse Marx analiza exhaustivamente un número de otros modos de producción (y sus correspondientes formaciones económico-sociales) que no pueden en modo alguno ser reducidos a los “tipos ideales” de la aludida secuencia, y que en muchos casos son asincrónicos con esos “modos” europeos. El caso paradigmático es, por supuesto, el del llamado modo de producción asiático (o “sociedad asiática de riego” o “despotismo asiático”), tal como se presentan en las antiguas China o India, y en los no tan antiguos (ya que sus caracteres centrales llegan hasta la conquista española, en los inicios mismos del capitalismo europeo) imperios azteca o incaico, y cuyas características formales recuerdan más que sugestivamente a las estructuras políticas despótico-burocráticas de los socialismos “reales” (y es por ello, claro está, que estos estudios fueron ocultados por la jerarquía de la URSS).

Y es en los propios Grundrisse donde –basándose justamente en sus análisis de los modos de producción extraeuropeos– Marx levanta muy serias dudas sobre aquella extrapolación de las categorías del capitalismo hacia otros modos de producción. En efecto, aunque su enunciado –más bien retórico, por otra parte– de que la anatomía del hombre explica la del mono suena a repetición de la fórmula previa acerca de la sociedad burguesa como base para entender la historia en su conjunto, tiene mucho cuidado en aclarar que si bien la sociedad más tardía puede proporcionar ciertas claves sobre el carácter de sus predecesoras, las categorías de aquella no pueden aplicarse de forma mecánica a estas. El ejemplo obvio (y el de más importancia, en vista del proyecto de Marx) es el del concepto moderno de “trabajo” que, pese a (y en cierto sentido debido a) su abstracción, es un producto de relaciones de producción históricamente particulares, y tiene validez plena solamente en el contexto de tales relaciones.

En los modos de producción precapitalistas, en efecto, la acumulación de riqueza (y menos aún de “capital”) nunca es un fin en sí mismo: no hay una lógica intrínseca a la actividad económica, sino que esta tiende a subordinarse a fines extra-económicos. Por lo tanto, componentes “superestructurales” (para el tipo ideal del modo de producción capitalista) como, digamos, la organización política en la antigua Atenas, o las relaciones de dominación “personalizadas” en el modo de producción feudal, o las estructuras de parentesco en la sociedad “primitiva”, pueden ser esenciales para la propia estructura de esos modos de producción. No son formas sociales en las que pueda aislarse analíticamente –como sí puede hacerse, repitamos, en términos estrictamente analíticos– la “base” de la “superestructura”: esta misma posibilidad metodológica es el efecto histórico de un modo de producción como el capitalista, que tiende a “autonomizar” (ficticiamente) la esfera de lo que los economistas llaman “economía”.

Y ello para no mencionar, asimismo, que en muchos de sus estudios históricos Marx no sólo admite sino que interpreta como rasgo constitutivo la existencia de relaciones de producción diferentes –vale decir, pertenecientes a épocas históricas distintas del supuesto continuum esquematizado en el “tipo ideal” evolutivo–, y aún contradictorios, bajo el dominio de un modo de producción “central”, como es el caso característico de la esclavitud en el ya “capitalizado” Sur norteamericano o en las sin duda protocapitalistas formaciones coloniales del Caribe anglosajón o francés, como acabamos de ver.

Pero, si esto es así, entonces la “acumulación originaria” de la que habla Marx en el Cap. XXIV, así como el rol decisivo que tiene en ella la explotación de las “periferias”, no es algo que ocurrió en los orígenes, sino que es algo que sigue ocurriendo, como lógica estructural del modo de producción capitalista. No podríamos decirlo más claramente que como lo hiciera Samir Amin hace ya más de cuatro décadas:

 Cada vez que el modo de producción capitalista entra en relación con modos de producción precapitalistas a los que somete, se producen transferencias de valor de los últimos hacia el primero, de acuerdo con los mecanismos de la acumulación primitiva. Estos mecanismos no se ubican, entonces, sólo en la prehistoria del capitalismo; son también contemporáneos. Son estas formas renovadas pero persistentes de la acumulación primitiva en beneficio del centro, las que constituyen el objeto de la teoría de la acumulación en escala mundial [5]

 El otro caso, también frecuentemente recusado, es el de las consideraciones de Marx sobre la cuestión nacional/colonial. También aquí Marx habría incurrido en pecado de evolucionismo etnocéntrico, dando por sentada una necesaria “evolución por etapas” que las sociedades “retrasadas” o aún “semifeudales” de la periferia deberían alcanzar antes de que sus rebeliones anti-coloniales o democrático-burguesas pudieran ser calificadas de progresivas para la causa internacionalista de la revolución proletaria (y, dicho sea entre paréntesis, Marx reasume, desde otro punto de vista, su posición en Las luchas de clases en Francia cuando afirma que, dada la dependencia de Francia respecto de su comercio exterior, el proletariado francés jamás podría aspirar a llevar a cabo su revolución dentro de los límites nacionales; posiblemente este sea uno de los primeros lugares en los que Marx, si se nos permite la reducción al absurdo, toma partido anticipadamente por Trotsky y contra Stalin en la famosa controversia sobre la “revolución en un solo país”).

Este “error” sería particularmente manifiesto en los famosos artículos sobre la colonización británica de la India, o en la “defensa” de la ocupación norteamericana del Norte de México, así como en los escritos sobre Latinoamérica o sobre personajes como Bolívar. Sería demasiado largo analizar aquí la no siempre evidente complejidad dialéctica de muchos de esos escritos. Pero aún admitiendo el “error”, y pasando por alto la escasez de información con la que pudo haber contado Marx sobre estas cuestiones, o la (¿por qué no?) inconsciente influencia que pudo haber recibido de las teorías evolucionistas en boga, también habría que recordar que ya a partir de la década de 1860 Marx cambia radicalmente su posición en por lo menos dos casos nada menores: el del movimiento revolucionario irlandés y el de las comunas rurales rusas.

¿A dónde nos conducen estos razonamientos? Ciertamente no a ensayar una defensa a ultranza y obcecada de cualquier cosa que haya dicho Marx, lo cual, ya lo hemos dicho, sería muy poco respetuoso hacia el espíritu insobornablemente crítico de nuestro autor. Simplemente a subrayar, una vez más, que lo que importa en él (y muy especialmente en sus estudios históricos concretos) es la extraordinaria riqueza de una lógica de pensamiento de la historia, que permite incluso hacer la crítica del propio Marx cuando éste, ocasionalmente, se aparta de esa lógica. Lo cual no es en absoluto el caso de, por ejemplo, el capítulo XXIV deEl Capital, como hemos intentado mostrarlo. Por el contrario, en este y los otros estudios que hemos citado, Marx despliega un análisis en múltiples niveles articulados, desde el nivel teórico-estructural más general posible hasta el del detalle local y coyuntural más particularizado. Y, sobre todo, lo hace –como no nos cansaremos de repetir– no con fines puramente analíticos y didácticos (que por otra parte están profunda y ampliamente cubiertos) sino privilegiando su función de guía para la acción, y colocando por delante, como matriz de su propio pensamiento, el criterio político-ideológico, pero también filosófico, historiográfico y epistemológico de la praxis social-histórica.


[1] Marx, Karl (1987): El Capital Vol., III, México, Siglo XXI.

[2] Aníbal Quijano Obregón, el marxista peruano iniciador de la "teoría de la dependencia"

[3] Bowles, Samuel (1988): loc. cit., p. 444.

[4] Mészaros, Istvan (2002): Para Além do Capital, São Paulo, Boitempo Editorial, esp. pp. 94/132 (“A ordem da reprodução sociometabólica do capital”).

[5]  Amin, Samir (1975): La Acumulación en Escala Mundial, México, Siglo XXI, pp. 11/12.

envió F. Moyano - postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 18:38:22
postaporteñ@_______________________________

Entretiempo en el Donbass. ¿Qué sigue?

Jon Hellevig, Russia Insider, 13 de abril 2015

Reflexionando sobre mi visita en Donetsk la semana pasada, lo que más me impactó es la ausencia total de Rusia, en todos los aspectos. Obviamente no hay señales de armamento ruso, o tropas; pero no sólo eso, Rusia no participa en la reconstrucción de Donetsk de ninguna manera. Ni siquiera se ha puesto a aliviar el bloqueo económico impuesto por los ucranianos, lo que se podría hacer mediante el reconocimiento de los documentos aduaneros emitidos por las autoridades de Donetsk. La única presencia rusa es la ayuda humanitaria intermitente por convoyes de camiones blancos .

La impresión que se tiene es que Rusia está plenamente comprometida a hacer todo por su lado para garantizar la aplicación de los acuerdos de Minsk, a cualquier precio, y el uso de su influencia en las milicias populares para hacerlas cumplir también.

Una vez más, Rusia ha elegido el enfoque legalista mediante la adhesión a los acuerdos. Muchos están desconcertados por este enfoque, a sabiendas de que a la otra parte, es decir, Occidente y su gobierno títere en Kiev, eso nada le importa. Ciertamente Rusia debe saber que no puede impresionar a Occidente en modo alguno con tanto respeto por los acuerdos. Haga lo que haga, continuamente se le acusa de incumplimiento de los acuerdos e incursiones en Ucrania.

Me parece que Rusia está motivada por otras preocupaciones que la predecible reacción occidental. En primer lugar, parece estar interesada en ver realmente qué se puede conseguir a través de Minsk, y en segundo lugar exponer su caso su caso a la comunidad mundial más amplia y no sólo Occidente, o sea los reales amigos de Rusia: China, los otros países BRICS, los muchos países de Asia, América del Sur y África, a los que quiere convencer que Rusia quiere la paz.

Cabe señalar, sin embargo, que los acuerdos de Minsk en realidad no imponen ninguna obligación a Rusia; sólo abstenerse de acciones que se podían ver como que alimenten el separatismo. La clave para la implementación del plan de paz está del lado de Kiev. Se impone el cese de las hostilidades militares y la retirada de las armas pesadas tanto por Kiev como los gobiernos rebeldes. Las tropas de Donetsk y Lugansk por su parte han implementado estas condiciones, pero los militares de Kiev mantiene ataques en el frente y fuertes bombardeos a Donetsk. Experimenté esto de primera mano visitando el distrito cerca del aeropuerto con un grupo de periodistas el jueves pasado. Hubo un constante ruido de fondo de ataques de artillería.

Aparte de la retirada militar, todas las obligaciones caen de lleno y exclusivamente sobre Kiev, que debe hacer reformas constitucionales para otorgar autonomía a Donetsk y Lugansk y aprobar otros actos jurídicos como se indica en el protocolo de Minsk. Hasta el momento, Kiev está en flagrante violación de estas obligaciones, y no parece haber ninguna voluntad positiva de cumplir con ellas. La fecha límite para aprobar las reformas de acuerdo con los procedimientos constitucionales de Ucrania está a punto de cerrar.

El juego está en espera. Las autoridades de Rusia y el Donbass autoridades esperan sentados que venzan todos los plazos de Minsk. ¿Cuál de las partes interesadas quiere que fallen los acuerdos de alto el fuego? Si el alto el fuego de falla, como es probable que así sea, las repúblicas de Donetsk y Lugansk se darán a continuación los pasos finales hacia la independencia, y Rusia quedará legalmente libre de apoyarlas.

Por parte de Europa, se acumulan las oscuras nubes de la guerra. El sistema de seguridad se ha deteriorado considerablemente, sobre todo en la evolución a cada lado del Mar Báltico. Esto podría empujar a que Rusia a que reconsidere su papel en el Donbass. Los gobiernos de Polonia, Lituania y Estonia están pidiendo más tropas de la OTAN en sus áreas bajo la cobertura de temores histéricos de una invasión rusa inminente. En el otro lado de la costa del Báltico, los medios finlandeses han ido a toda marcha batiendo la histeria de guerra, proporcionando la cobertura al gobierno en sus esfuerzos para invitar a las tropas de la OTAN a Finlandia. En gran secreto y en aparente violación de la constitución, Finlandia firmó con la OTAN en setiembre 2014 una así llamado Acuerdo de Apoyo de Nación Anfitriona, que en la práctica es la alianza de Finlandia con la OTAN.

Al mismo tiempo, Suecia también renunció a su neutralidad formal con la firma de un acuerdo similar con la OTAN. El acuerdo detalla directamente que el objetivo del acuerdo es la creación de los procedimientos para el establecimiento de bases de la OTAN en Finlandia con el fin de apoyar la acumulación militar de la OTAN. El liderazgo político de Finlandia, del Presidente Niinisto al Primer Ministro Stubb y el ministro de Defensa Haglund, han gradualmente intensificado durante el año su retórica agresiva y declaraciones provocadoras contra Rusia. Hace un par de días Haglund firmó un artículo conjunto con otros cuatro ministros escandinavos de defensa en un diario sueco abogando por la necesidad de los países nórdicos de intensificar los esfuerzos comunes de defensa contra la "agresión rusa".

Sólo la opinión pública, que se opone vehementemente a la adhesión a la OTAN, ha evitado hasta ahora que la élite finlandesa solicitase la adhesión directa, pero no hay duda de que es sólo una cuestión de tiempo antes de que se invente la excusa necesaria para anular la oposición pública después de que el país de celebre las elecciones parlamentarias del 19 de abril y de hecho el propósito de estas constantes provocaciones de los dirigentes políticos de Finlandia y la prensa es precisamente inflamar la situación a fin de producir el casus belli para ir a la adhesión plena a la OTAN.

No parece haber vuelta atrás. Como resultado los 1.340 kilómetros de la frontera de Finlandia son ahora la frontera a más larga entre Rusia y la OTAN, y de nuevo representa una amenaza militar directa en San Petersburgo y la ruta para llegar a Moscú.

Está claro que el Occidente ha comenzado su final contra Rusia, y Rusia deberá responder en algún momento. En tanto más tropas se necesiten en el Norte, no veo cómo podría Rusia dejar que Donbass caiga.

envió F. Moyano - postaporteñ@ 1383 - 2015-04-15 17:25:40
postaporteñ@_______________________________

Hoy...está lleno de venas abiertas en La Patria Grande. Descanse en Paz MAESTRO!

"La muerte es un mal hereditario.
Hablaban tan bien de mí, que pensé que me había muerto.
La muerte siempre gana, pero te da una vida de ventaja.
No te preocupes tanto por la vida, porque no saldrás vivo de ella.
Todos los dioses fueron inmortales.
Lo único seguro es que quién sabe"

(Ensu texto "Hablan las paredes"  Galeano reflexionó sobre la muerte en diferentes frases).

Las palabras se quedan huérfanas:
se fue Eduardo Galeano vaya a saber a qué lugar lejano...
Chau don Eduardo!!!


Llora la palabra cuando muere un poeta- escritor, se esconde cuando muere un creador...las rimas se niegan a sonar asonantes y consonantes, las vocales se pierden, los poemas y frases no expresan su belleza y todo parece más feo...
Te llore cuando te vi en la foto con el Evo Morales, te lloro ahora con una tristeza infinita...hoy sangran aun mas tus venas y las nuestras... América latina y nosotros te lloramos Compañero...

Abril con su otoño melancólico me esta jodiendo demasiado la existencia. El Abril del 2014 un 17 se marcho el Gabo... Y dolió  profundamente su partida .A través de Gabo descubrí como nunca el increíble poder de la palabra escrita. Macondo existe y existirá siempre porque Gabo lo vivió, lo imaginó, lo escribió y le dio vida para siempre.

El realismo mágico no ha muerto, porque vive en cada esquina de cada país, donde la realidad supera la ficción, si quieren hacer un tributo al escritor, cambiemos esa condición de Macondo, y rompamos la historia sin miedo, sin tanto titubeo. 

 Un 13 de Abril emprende la retirada don Galeano... Me desperté lunes de mañana con la gran pena de saber  que todo es más feo en el reino de las letras! 

Y aunque quiero creer que un revolucionario en la literatura y luchador en la vida no se va, porque ha dejado su gran obra, esa que no muere mas, lo vamos a extrañar mucho!!! 

Que sensación de soledad aprieta mi alma hoy en esta mañana porteña...

Galeano nos encendió en vida porque era uno de esos fuegos grandes y fuertes, nos seguirá iluminando a través de su legado... de todas formas que triste día!!

Me niego a esta muerte!! Al decir del Poeta de Villa Pancha: muerte sos una vieja puta y fría que tumbas sin avisar!!

  Mi mente inquieta me llena de recuerdos; Dicen por ahí que los padres enseñamos en general a nuestros hijos, no lo comparto, en muchos casos los hijos son nuestros maestros. Gracias mil Martin!!!
Vos llevaste a casa al Gabo y a Galeano a los 17 u 18 años. Al Gabo con su eterno Macondo y a Galeano con su libro  donde rinde homenaje al fútbol. Y desde entonces esos libros desparramados al costado de tu cama, pasearon por el dormitorio de todos nosotros!
Hoy a pesar de la tristeza y tantos recuerdos, también me queda la enriquecedora esperanza de sus libros abiertos.
Me empeño en creer que no te vas Galeano, empezarás a hacerte eterno.

Sin duda que nos hará mucha falta pero nos queda tus legados escritos, que vivirás en la memoria colectiva de los pueblos con conciencia social. No has muerto, ya eres inmortal, seguirás en  el corazón de nuestra amada América latina!!!
Hasta siempre Galeano, No te vas, empezás a hacerte eterno!!!

Salute

Marina Montero

Adiós a Eduardo Galeano

Asombrados, apenados, nos enteramos de que Eduardo ?#‎Galeano falleció en Montevideo, esta mañana. Y revisamos entre nuestras charlas con él para buscarle la esencia en esas palabras que aprendió a recortar para llevarlas a su significado más intenso. Para nuestro Galeano, el autor de ?#‎LasvenasabiertasdeAémircaLatina, un fragmento de la última entrevista que le hicimos en ?#‎Montevideo para el especial de ?#‎Sudestada

"La memoria es una especie en vías de extinción"

Para conversar con Eduardo Galeano hay que encontrarse en el Café Brasilero, en la ciudad vieja de Montevideo. Y ese lugar no es una elección casual. Para este escritor que no vive en el pasado pero sí que añora la época de los cafés "donde había tiempo para perder el tiempo", ese es el sitio elegido en el cual dejarse llevar durante horas en una charla distendida.

La excusa de esta nueva entrevista, realizada a fines de noviembre de 2012, es conversar sobre su último libro, Los hijos de los días; un mosaico de la Historia con mayúsculas, en el que, a modo de calendario, cada día cuenta una historia, con las palabras mínimas a las que ya nos tiene acostumbrados Galeano desde hace años. Fechas inoxidables, personajes que perduran -de los buenos y de los malos-, episodios que cambiaron el mundo para siempre, injusticias de todos los colores, batallas perdidas, pequeños triunfos, grandes esperanzas; todo va y viene en la línea del tiempo y reconstruye lo que somos y lo que hicieron de nosotros.
Por eso Eduardo llega con una ejemplar del libro debajo del brazo, para regalarnos, al mejor estilo de los cuentacuentos, algunos escritos que relaciona con los temas que van surgiendo a lo largo de la charla.

Pero también hay un tiempo de mirar hacia atrás, de recordar a esos amigos que ya no están, los proyectos que forjaron la juventud del periodista de entonces; hablar del presente en Uruguay y tomarse un rato para analizar lo que sucede con el pueblo de Palestina; y mirar hacia adelante: a los chicos, esos pequeños portadores de verdades y libertades que después nos cercenan los adultos, a la maquinización que avanza y nos pone en la mira de los objetos que creamos para que nos faciliten la existencia, a esas palabras que le siguen brotando mientras escribe y tacha y simplifica y limpia.

-¿De dónde proviene esa idea de que somos hijos de los días?

-De una frase que escuché en una comunidad maya hace muchos años: "Nosotros somos hijos de los días", que me impresionó muchísimo porque es la única cultura de las Américas en la que el tiempo funda el espacio. Me quedó zumbando en la cabeza durante años. Si es así esa idea, entonces cada día debe tener alguna historia que contar. Estamos hechos de átomos pero también de historias. Este libro son 366 historias. Después Albert Einstein le dio categoría científica a esto del tiempo, pero era maya sin saberlo... me encantó la idea del tiempo generando y generándonos a nosotros, los humanitos, y a su vez nosotros con historias para contar.

-Y en este libro volviste a los dibujos...

-Sí. En realidad son collages, son pegotes. Yo no soy un artista: agarro tijeras, engrudo, revistas, diarios y almanaques. Son miniaturas sin ningún valor artístico pero que a mí me entretienen. Y además vendría a ser un contrapunto de los textos: cuando yo era chico me encantaba leer los libros ilustrados, con figuritas. Cuando venían sin figuritas era espantoso. Entonces hago así los libros, como a mí me gustaban de chico.

Algo similar me pasa con la fotografía, que me encanta, pero yo soy un pésimo fotógrafo. Tampoco hay que confundir el violín con la música... es un instrumento. Yo soy muy amigo del brasileño Sebastião Salgado y si ves las camaritas con las que él trabaja, pensás: "esto no da ni para un cumpleaños infantil", y sin embargo hace unas fotografías increíbles. Salgado era economista y nunca se le había ocurrido estudiar fotografía ni nada, y le prestaron una cámara y fotografió el desierto de Salhen. Y a partir de ahí se convirtió en quien es ahora. Hace diez años que está con una nueva investigación: cómo empezó el mundo, y tiene un trabajo excelente: registra sólo las escenas de amor, desde los distintos puntos de vista, incluso con animales, en todas partes del mundo.

-Por la brevedad de los textos y la cantidad de personajes presentados, tus libros vendrían a funcionar como disparadores, para que los lectores sigan profundizando por su cuenta...

-Esa es la idea, la de escribir de tal manera que lo que uno escribe se multiplique dentro de quien lo recibe con sus palabras y sus silencios; que sea un vaivén creativo, no un acto de consumo. Que se genere un diálogo de verdad.
Por ejemplo, en este libro vuelvo a traer a Simón Rodríguez. Un oculto de la historia; ahora se va a editar un libro en Uruguay sobre él y creo que hice mucho para que se visibilice. Con estos grandes personajes uno descubre no sólo las estatuas que sobran sino, sobre todo, las que faltan.

Una de las cosas que más me interesan es cómo Simón Rodríguez planteó el uso de las manos: la enseñanza manual mezclada con la intelectual estaba prohibida por la tradición colonial. En el siglo XVII, un rey borgón decide en España que el hecho de usar las manos en el trabajo no te degrada, es decir que no se pierde el título de hidalguía ni el derecho a ser llamado "don" por usar las manos. Pero antes era denigrante. Hay decretos anteriores a ese que hablan claramente de los oficios viles; eran todos los que usaban las manos: carpintería, albañilería, trabajo de la tierra, alfarería, que eran los que pagaban impuestos; en cambio, los curas holgazanes y los milicos no pagaban.

Y don Simón pregonaba que fueran juntos: estaba en contra de esa división del trabajo, que en definitiva es una división de clase: él desafiaba la estructura de clase establecida, que provenía de la colonia, que generó una sociedad de zánganos, donde el que valía era el que vivía sin hacer nada... y eso después se transmitió en los tangos. Todavía pesa mucho el desprecio por el trabajo manual y la relación a veces absurda con lo que se llama trabajo intelectual, que habría que ver hasta dónde se puede separar uno del otro. El hecho es que esas eran máscaras que enmascaraban -y todavía lo hacen- una estructura de clases muy injusta que expulsa a la mayoría de la población, y también el racismo, porque los oscuritos eran los que trabajaban con las manos, en cambio los blanquitos eran superiores que los miraban trabajar: eran doctores. Y contra eso se levanta don Simón.

-Las mujeres adquieren un protagonismo notorio en este nuevo libro...

-Porque voy escribiendo a medida que voy descubriendo mujeres que valen la pena: no por el hecho de ser mujeres, sino por ser personas que hicieron o dijeron cosas que vale la pena recordar o restablecer.

por Nadia Fink /(La nota completa en la edición especial #7 - Enero 2013)

http://www.revistasudestada.com.ar/edicion/175/nuestro-galeano-especial-sobre-eduardo-galeano/

MUERE UN  MAESTRO DE LA LIBERACIÓN

EDUARDO GALEANO (1940-2015):

Falleció hoy, en Montevideo, su ciudad natal, uno de los escritores más relevantes de América latina. Su amplia obra periodística, ensayística y narrativa alcanzo una difusión extraordinaria en varios idiomas. Precoz periodista de 14 años, desarrollo un trabajo literario de tono personal, pero en función de sus ideas socialistas, muy apegadas al acontecer político puntual y a la problemática de nuestra América. Como buen uruguayo, era adicto al futbol, al que dedico, hace varios años, su trabajo "FUTBOL ENTRE LUZ Y SOMBRA". Declaro haber visto los 64 partidos del mundial 2006. Lectores de varias generaciones, como con MARIO BENEDETTI, continuaran atendiendo su obra de incuestionable propuesta liberadora. Agrego, como tema personal, que en febrero pasado estuvimos con Mariluz sentados a su mesa del montevideano Café Brasilero. Con ese recuerdo te abrazamos, eduardo.

ESCRITOR Y POETA SAÚL IBARGOYEN

PRESIDENTE DEL GRUPO DE FRENTEAMPLISTAS EN MÉXICO POR LA IZQUIERDA

posta - postaporteñ@ 1382 - 2015-04-14 04:28:09
postaporteñ@_______________________________

Se busca asesor político, urgente

Alejandro Borensztein 

Clarín 12/4/15

Si hay algo que uno debe reconocerle a muchos dirigentes del kirchnerismo es que, al menos, de historia política algo manyan. Un tipo como el Compañero Kunkel te puede parecer un dinosaurio, pero si le preguntás quien fue Alberto Rocamora, seguramente te va a poder contestar. Que los kirchneristas sean unos burros que atrasan 40 años, no quiere decir que no sepan que rol jugó aquel Ministro del Interior en 1975. En cambio si le hacés la misma pregunta, por ejemplo, al Compañero Mauri, posiblemente dude si Rocamora era el 2 o el 6 de Belgrano de Córdoba en los 80. Usted me dirá, ¿para qué sirve saber quién fue Rocamora? Algunos pensarán que para nada. Otros, pensamos que conocer la historia política contemporánea ayuda a pispear mejor el futuro. Son opiniones. 

Esto nos lleva al asunto de fondo: ¿por qué los principales candidatos presidenciales no hablan seriamente de política? No hablan ni de derechos humanos, ni de energía, ni de geopolítica, ni de corrupción y justicia, ni de Chevron, ni de Nisman, ni de acuerdos entre sindicatos y empresarios, ni de medios públicos, ni de narcotráfico, ni de políticas de estado, ni del control de las fuerzas de seguridad, ni de nada. Sólo algunas declaraciones al vuelo con frases hechas y evasivas, o alguna figura de segunda línea que intenta algún gesto. No más que eso. 

La primera respuesta a este problema es muy simple: no hablan de política porque no tienen la más puta idea. Veamos. Buen día alumnos Scioli, Massa y Macri. Caramba, llegó Stolbizer también. Saquen todos una hoja

Multiple choice: Pregunta 1. ¿Qué fue “La noche de los bastones largos”?

a- El violento desalojo policial de autoridades y profesores universitarios de la UBA durante el gobierno de Onganía (1966), y que significó el exilio de los principales académicos argentinos y el desbarranco educativo nacional. b- Una comedia musical de Broadway 
(Acá ya tenemos 3 bochazos masculinos).

Nuestros principales candidatos creen que hacer política es mostrar por televisión como inauguran una alcantarilla o engrasan dos barreras de un cruce ferroviario. Sin embargo no hablan de temas profundos e importantes. ¿Será que sus asesores no los quieren exponer a que digan alguna genialidad?

Veamos otra vez muchachos: Pregunta 2. ¿Qué fue “El Rodrigazo”?

a- Un feroz ajuste de sueldos, un tarifazo y una megadevaluación decretada por Celestino Rodrigo, Ministro de Economía del gobierno peronista de Isabelita en 1975, ante el fracaso de la política de precios y salarios acordados. b- Un feroz éxito de un cantautor con su famoso tema “Maradooo… Maradooo…” 
(Acá tenemos 3 aplazos, incluidos los dos candidatos supuestamente peronistas).

La segunda razón por la que nuestros candidatos no hablan de política es porque así se lo aconsejan sus principales asesores. Les explican que los temas políticos profundos no les importan a nadie. Que no suman votos y que es mejor mostrarse lindo, contento y amigable. Cero conflicto. Ni se te ocurra insistir con las escuchas del caso Nisman. Ni te metas con Gils Carbó y la banda que está instalando en la Justicia. Olvidate de encadenarte al Congreso y exigir que el gobierno revele los acuerdos firmados con los chinos. ¿Qué hizo Massa con este tema? Nada. ¿Y Scioli? ¿Y Macri? Mucho menos Randazzo que es parte de esta joda. 

Probemos una vez más. Animo muchachos.

Pregunta 3 (sin copiarse alumno Macri): ¿A qué se llamó “la Primavera de Praga”?

a- Un intento democrático del gobierno checoeslovaco en 1968, que duró algunos meses, y que buscó distanciarse de las políticas autoritarias soviéticas hasta que los rusos entraron con los tanques y los aplastaron. b- Una película romántica de Milos Forman. (Acá tengo dos aplazados y un expulsado: el que tachó las dos respuestas y puso “una fragancia de Poett”).

Los famosos asesores de nuestros candidatos son unos cráneos que se la pasan mirando encuestas, focus groups, alianzas, consignas, y creen que eso es hacer política. Por ejemplo, el Compañero Lancha consulta con un “especialista” norteamericano que se llama James Carville. Al menos eso dicen los diarios. Este ñato se vanagloria de haber hecho presidente a Clinton. Que vivo. Dame a Clinton y yo también te lo hago presidente. Ahora dice que va a hacer presidente a Scioli. Acá puede ser que lo logre. Andá allá a tratar de hacerlo presidente a Scioli y vamos a ver si sos tan guapo, James.

Lo mismo pasa con Massa que, según los diarios, tiene a un peruano norteamericano que se llama Sergio Bendixen y por supuesto el Compañero Mauri que lo tiene al famosísimo Durán Barba (en cualquier momento a este lo vamos a ver en el “Bailando”). Todos con la misma estrategia: háganse los boludos, besen muchos bebés y no se metan en líos. 

Un intento más y no jodemos más. Concéntrese alumno Massa.

Pregunta 4. ¿A que se llamó “la contraofensiva montonera”?

a- Un plan de los jerarcas montoneros por reinstalar la lucha armada en 1978 que terminó mandando al muere a decenas de militantes. b- El dibujo táctico de un equipo del norte dirigido por un tal Güemes, con dos líneas de cuatro bien apretadas, un enganche y un punta arriba para ver si pesca una bocha y la mete.

No quiero ni mirar las respuestas de nuestros presidenciables. Fíjese lo que pasa ahora en el PRO. Se supone que Larreta tiene el apoyo de todo la estructura gubernamental de la Ciudad, recursos incluidos. Pero al tipo no se le ocurre nada mejor que salir con una carrito a regalar helados por las plazas de la ciudad. ¿Eso es la política? Michetti, que tenía todo para perder, salió a desafiarlo y se le plantó con una discusión política en serio: ¿qué hacemos con el juego y la timba, que es lo que más creció en la Argentina de la década ganada? No sé quién va a ganar. Pero tampoco sé de que se van a disfrazar los asesores de marketing si llega a ganar ella. Por mucho que pataleen, el kirchnerismo ya se fue y nos dejan esta maravilla. Con la mayor bonanza de los últimos 70 años, tenemos tanta pobreza que no la pueden ni contar, 30% de inflación o más, reservas agotadas, la mayor caída de venta inmobiliaria de la historia, y la década ganada para los narcos, entre otros logros. Lo voy a decir todo el año y no me voy a cansar de repetirlo: si no miramos bien a los que vienen y no les tomamos examen riguroso, nos va a ir aún peor.

Vamos con la última: piense bien alumno Larreta.

Pregunta 5. ¿A que se llamó la Guerra Fría?... Ok, dejemosló ahí. Ni Freddo ni Pérsico.

- postaporteñ@ 1382 - 2015-04-14 04:21:43
postaporteñ@_______________________________

SOBRE RUSIA ? TEXTOS 5

EL PAÍS DE LA MENTIRA DESCONCERTANTE –de ANTE CILIGA

Esclavitud capitalista y burguesía roja, no queda nada de la revolución

Nunca el proletariado mejoró sus condiciones gracias al marxismo leninismo de Stalin y Trotsky. Todo lo que se dijo en sentido contrario era parte de la mentira desconcertante del Estado Ruso. Todavía hoy es importante denunciarlo frente a todos aquellos que ocultan la realidad con el pretexto del poder “de no servir a la derecha”. No, en Rusia nunca hubo algo diferente a la esclavitud del capital.

Aquí Ciliga, nos habla de la situación de los proletarios rusos y de lo que todavía queda en sectores del proletariado de espíritu de lucha y rebeldía contra la “burguesía roja” como le decían los obreros a los capitalistas en Rusia. También testimonia de la capa intermedia de privilegiados intelectuales de la que durante las primeras décadas la burguesía real se iba rodeando para protegerse: desde tiempos inmemoriales esas supuestas “clases medias” son indispensables en la opresión, y en Rusia jugaban además el papel de muestrario del bienestar “socialista” que el capital nacional exponía en el exterior y que los partidos “comunistas” del mundo propagandeaban como modelo. Como intelectual y en un principio, miembro del partido, Ciliga recibe ese trato privilegiado, pero es consciente que todos esos privilegios exigen como contrapartida la sumisión y complicidad con el Estado ruso. Pero como iremos viendo Ciliga no aceptará nunca ese tipo de chantaje del poder, sino que explícitamente va posicionándose contra el capital y el Estado ruso y será reprimido por eso. No se podría comprender la importancia de la obra de este militante revolucionario, ni el significado de muchas de sus afirmaciones, sin esta toma de posición práctica que adopta rompiendo con todas las ilusiones iniciales sobre “la revolución rusa”. Es por eso que Ciliga considerará la explotación como nueva esclavitud y como todos en esa época hablarán de nuevo régimen por más que denuncie sin piedad la esclavitud y explotación total a la que el ser humano está sometido. Aquí extractamos los primeros pasajes en los que se hace consciente de esa tragedia histórica y dice explícitamente que “la obra iniciada en Rusia no ha alcanzado su meta”…y que debía responder a la cuestión ¿cómo podía ser que en Rusia todo fuera perfecto en apariencia, de palabra, mientras en realidad reinaba una situación espantosa? Al mismo tiempo que va llegando a la conclusión de la impotencia y hasta el servilismo de la oposición trotskista y a la tristísima conclusión de que no queda nada de la revolución, que sus hombres están en exilio y en prisión.

Esta era la verdad que venía del corazón mismo de Rusia “revolucionaria, contrástese con las apologías o apologías apenas encubiertas de la oposición trotskista que seguían circulando en el extranjero. Contrástese aún más con lo con las mentiras que todavía hoy hace circular el leninismo en sus versiones estalinistas, trotskistas, maoístas, castristas o guevaristas, como si en Rusia hubiese todavía algo que preservar o algo diferente a la esclavitud capitalista. Contrástese en fin con quienes siguen encontrando que en Rusia, Cuba o Corea el modo de producción no es lo suficientemente capitalista y siguen empeñados en encontrar una contradicción entre el mercado que reconocen como capitalista y el Estado que sería todavía algo obrero o socialista /1

En el fondo todos ellos siguen prisioneros del marxismo leninismo como religión de Estado, mistificando al Estado mismo como sujeto de la revolución y como decía Ciliga de Stalin y Trotsky identificanal Estado con el proletariado, la dictadura burocrática sobre el proletariado con la dictadura del proletariado”

Ricardo

EXTRACTOS:

Incluso hoy, reducidos a la servidumbre, cuando sus fábricas han pasado a manos de la burocracia, de la “burguesía roja”, como la llaman en Rusia, uno siente que aún conservan algo de ese gran esfuerzo de 1917-1921. Se nota más allá de todas las diferencias individuales; efectivamente, para el proletariado de Leningrado parece que la revolución no ha sido en vano. Seis años después, en la espantosa y lejana Siberia, tuve ocasión de hallar de nuevo a miles de obreros de Leningrado. Habían sido expulsados entre 30 y 40.000 tras el asesinato de Kírov, con sus mujeres e hijos. Les habían dispersado por todos los rincones de Siberia septentrional y por los ríos que desembocan en el Océano Ártico. Pero en su fría y taciturna sumisión uno notaba un punto de desprecio hacia el poder burocrático, de orgullo obrero y de secretas esperanzas de revancha. No se daban el nombre de “zinovievistas”, pues eso les parecía palabrería y cobardía; se hacían llamar “los de Leningrado”, y lo decían con orgullo: “Nosotros somos un destacamento de la clase obrera, y no un grupo de sediciosos burócratas”. Los obreros de Leningrado han sabido defenderse y continuaran haciéndolo. La ciencia soviética exige que todos sus siervos se sometan al nuevo “emperador” y a la alta aristocracia del partido, y que les adule. Pero al mismo tiempo defiende los intereses y los privilegios de la intelligentsia y de toda la burocracia, tanto la comunista como la sin partido. Les defiende no sólo frente a las viejas clases dominantes, sino también frente al pueblo, frente a las masas trabajadoras. De ahí extrae su fuerza y su entusiasmo.

Ahora que había empezado a relacionarme con el mundo intelectual, me pude dar cuenta de los inmensos privilegios de los que disfrutan en la U.R.S.S. los miembros de la intelligentsia: primero los del partido, luego el resto, sobre todo los técnicos. La diferencia de las condiciones sociales en Rusia es especialmente chocante dado el bajo nivel general del país. Basta con comparar el alojamiento, la alimentación, el vestuario, las condiciones higiénicas y culturales de las que disfrutan los intelectuales y burócratas por una parte y los simples trabajadores por otra, para darse cuenta del abismo que separa a estas dos capas de la población…

Por eso los intelectuales de los países capitalistas admiran tanto a la Rusia soviética: ¡este país es el paraíso de los intelectuales! Pero, ¿se puede afirmar que la esencia del “nuevo mundo” consiste únicamente en que la clase de los intelectuales explota al pueblo en lugar de la burguesía y que los burócratas de todas las organizaciones obreras, los funcionarios e ingenieros de las fábricas y los trust, los médicos, profesores y académicos sustituyen a los terratenientes, los capitalistas y sus allegados? ¿La educación y los conocimientos técnicos deber ser la base de nuevos privilegios, de una nueva división social entre explotadores y explotados, amos y esclavos? Por mi situación material y social me hallaba entre esos “diez mil privilegiados”. ..

El hecho de que el nuevo régimen hubiera sustituido a los burgueses y terratenientes por los burócratas e intelectuales realmente no bastaba para verlo con buenos ojos, ni tampoco el hecho de que hubiera instalado el culto a Marx, Lenin, el régimen soviético y la propiedad estatal en lugar del culto a Cristo, el zar y la propiedad privada. Ciertamente, en esta constatación había algo incomprensible; ¿cómo es que el gran esfuerzo de 1917 hacia la emancipación había desembocado en una nueva esclavitud conservando la forma y las consignas de 1917? Pero el hecho es que eso era precisamente lo que había ocurrido

 Había que encontrar una explicación, una nueva teoría, y no negar los hechos para salvar la vieja teoría. Me parecía vislumbrar el comienzo de la explicación. Me acordaba de que Hegel había demostrado que un fenómeno puede conservar su forma a la vez que transforma completamente su contenido. ¿Acaso Lenin no había dicho que a menudo el destino de los grandes hombres es servir de iconos tras su muerte, mientras se falsifican sus ideas liberadoras para justificar una nueva opresión y una nueva esclavitud? Desde luego que da gusto ver cómo algunas decenas o centenares de miles de hombres salen del pueblo y ascienden a la cima de la sociedad y la civilización. Pero este ascenso lo pagan decenas de millones, ¡160 millones de obreros y campesinos cuyas condiciones de vida no han mejorado en absoluto! Sabía que mi lugar no estaba entre esa minoría de saciados, sino entre la mayoría oprimida y desgraciada. La obra iniciada en Rusia no había alcanzado su meta…

¿Había, pues, que abandonar este país de esperanzas frustradas y volver a Europa? No, aún no había llegado ese momento. Yo aún no tenía una idea clara de cómo había sucedido todo esto: ¿cómo podía ser que en Rusia todo fuera perfecto en apariencia, de palabra, mientras en realidad reinaba una situación espantosa? Aún no sabía qué había que hacer para evitar que los mismos acontecimientos se repitieran en Europa. Tenía que permanecer en Rusia hasta aclarar por completo este problema. Había venido a estudiar la experiencia de la gran revolución rusa. Y sospechaba que mis estudios me llevarían a la otra punta de Europa, a Siberia, a lo desconocido. Algunos de mis amigos, trotskistas renegados, hacían todo lo que podían por apartarme de este camino. Durante la primavera y el verano de 1929, cuando la oposición empezó a disolverse, al principio creí que se trataba de un malentendido; en la lejana Siberia la gente leía las resoluciones y las ordenanzas del partido acerca de la industrialización, la colectivización, la autocrítica y el aumento del papel político de las masas; y tomaban las palabras por realidades.

Pero cuando vuelvan de Siberia y vean que hoy se explota al obrero más que  nunca, que la industrialización se lleva a cabo a expensas de la clase obrera, que no hay restos ni de democracia obrera ni de democracia interna en el partido, entonces, me decía a mí mismo, esta gente volverá a la oposición. Pronto comprobé que me equivocaba. En el fondo a todos estos intelectuales de la oposición les importaba muy poco la suerte del obrero. Eso no era lo que determinaba su orientación política, era la ofensiva contra el kulak y la industrialización acelerada. Su actitud ante la opresión y la horrorosa explotación que sufrían los obreros era exactamente la misma que la de los estalinistas y bujarinistas. Para ellos, los obreros eran las víctimas propiciatorias que se ofrecían en el altar del socialismo, es decir, del capitalismo del Estado que ellos tomaban por socialismo.

 “¿Qué quiere usted, camarada?”, me decía uno de ellos, “Rusia es un país tan miserable que basta con que se garantice a alguien una posición adecuada y soportable como hombre civilizado para que se convierta en un aristócrata y surja un abismo entre él y las masas”. Uno de los diplomáticos soviéticos más conocidos concluía de esta forma una conversación con un amigo mío: “No olvidemos que Rusia es un país asiático; las formas de Stalin a lo Gengis Kan son más convenientes que la cortesía europea de León Davidovitch.”  Bujarin había concedido a Stalin el título de “Gengis Kan de la revolución rusa” y estas palabras habían dado la vuelta al país.

Otro opositor arrepentido replicaba de esta forma a mis argumentos sobre la democracia obrera: “En Rusia la cuestión no es la democracia obrera. La clase obrera rusa está tan debilitada y desmoralizada que concederle libertad sería arruinar inmediatamente la revolución. Su salvación es la dictadura de una minoría consciente; ésta, naturalmente, debe apoyarse en las masas obreras y elevarlas poco a poco a su nivel.”

Como se ve, esta gente tenía motivos para capitular. En el fondo no representaban más que un rasgo particular de la burocracia estaliniana. Yo se lo decía, además, tranquilamente y en tono bromista. Ellos me decían que yo miraba a Rusia a través de las ilusiones occidentales. Había entre ellos algunos que creían que Trotsky se había equivocado al no jugar un papel protagonista en 1923: “General victorioso en la guerra civil (título sorprendente), Trotsky era aún entonces el más popular después de Lenin. Si hubiese querido pelear, habría logrado fácilmente la victoria.”

– ¿Acaso cree usted de verdad que Trotsky debería haber hecho un putsch militar?–, objetaba yo.

– No, habría bastado con que se hubiese presentado en las fábricas. La oposición tenía a la mayoría en Moscú, aunque allí sólo disponía de malos oradores y Trotsky no había abierto la boca en ningún lado. ¡La victoria habría sido aún más completa si Trotsky hubiese hablado personalmente en las fábricas más importantes! Luego tendría que haber ido a Járkov, donde tenía la victoria asegurada, y a Leningrado, donde su presencia habría hecho pedazos el muro de Zinoviev.

– Pero si la situación era la que usted afirma, ¿por qué Trotsky no actuó de esa manera?

– Trotsky sabía perfectamente que su victoria era fácil. Pero quería evitar la escisión. En aquella época toda la vieja guardia del bolchevismo estaba en su contra; creía que su victoria provocaría ineluctablemente una escisión dentro del Comité Central. No era eso lo que quería. Esperaba conquistar lealmente a esta “vieja guardia” y conseguir la victoria más tarde y con menos dolor. Pero dejó escapar su oportunidad. En 1926 y 1927, su llamamiento a las fábricas ya sólo podía llevarle a la derrota. A Stalin no le importaba la escisión, por eso triunfó. Mi interlocutor añadía: “Hay algo de cierto en lo que le dijo Dzerzhinsky /2 a Rakovski /3 , a saber, que León Davidovitch es un personaje demasiado caballeroso y en el difícil momento que atravesamos necesitamos un hombre más enérgico.” Muchos viejos bolcheviques, incluso los que no pertenecían al  grupo de Stalin, pensaban que éste era el jefe que necesitaban. Un miembro importante del Comité Central que al principio no estaba en el grupo de Stalin decía al respecto: “Es nuestro Iván Kalita /4; a pesar de todos sus defectos ha logrado que los dirigentes bolcheviques permanezcan unidos.”

Aunque rechazaban hacer oposición y compadecían a los que “se pudrían inútilmente” en Siberia, esta gente aún conservaba cierta simpatía hacia Trotsky. Y ésta se manifestaba cada vez que el Pravda atacaba a Trotsky…

Me encontré en esta época con varios dirigentes de la oposición de Zinoviev. Por supuesto, sabían que la oposición estaba en lo cierto y que Stalin había adoptado luego su política.

“¿Pero si la oposición tenía razón, por qué no ha vencido?”, preguntaba yo.

– Nos hemos planteado muchas veces esa pregunta; pensamos que nuestra ofensiva fue prematura.

– ¿No es justamente al revés? Si hubieseis llamado a los obreros antes del triunfo del “aparato”, habríais podido lograr la victoria.

– En absoluto. No son los obreros los que deciden aquí en Rusia, es el “aparato”. El obrero ruso está demasiado frustrado. Ya en la época de Lenin el aparato era el factor decisivo.

Esta afirmación acerca de la predominancia delaparato sobre la clase obrera ya en época de Lenin me dejó callado. Me negaba a creerlo, pero por otra parte no podía evitar reconocer que quienes participaron directamente en los acontecimientos lo sabrían mejor que yo y que en ningún caso tenían intención de calumniar a Lenin.

Otra reflexión que también escuché en aquella ocasión me dejó aún más estupefacto: “Quizá haya sido mejor que la oposición no triunfara; nosotros hacíamos bloque con Trotsky, y en caso de victoria él habría ejercido la hegemonía. Pero Trotsky quizá habría comprometido a la revolución en las peores aventuras.”

Era la primera vez que veía a una oposición con miedo a su propia victoria. ¿Qué quedaba de la revolución rusa, pues? ¡Los hombres que están en el exilio y en prisión!

A. Ciliga


1/ Ver los textos de Rolando Astarita  en su blog o en Posta Porteña:Cuba: crisis, globalización y giro al mercado

2 / Félix Dzerzhinsky (1877-1926), director de la Cheka (G.P.U. a partir de 1922) desde su fundación en 1917 hasta su muerte.

3/ Christian Rakovski (1873-1941), presidente del Soviet de Ucrania desde 1918, embajador soviético en Londres (1923) y París (1925), siendo uno de los principales líderes de la oposición trotskista fue expulsado del partido y deportado a Asia central (1928). A pesar de capitular ante Stalin en 1934, fue juzgado en 1938, condenado a 20 años de prisión y posteriormente ejecutado.

4/ Príncipe del siglo XV que llevó a cabo la unidad moscovita

RICARDO - postaporteñ@ 1382 - 2015-04-14 04:14:38
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Y SIGUE

 
Yo solo quiero dar algunas reflexiones.
Todos en esta página  tienen una posición más o menos negativa con respecto al PIT-CNT y sus integrantes y delegados.
Pero con esta delegada parece ser la excepción, porque?
Por ahí algunos hablan que es una excelente delegada, bla, bla; digo un delegado al menos lo que yo deseo es que defienda mis  derechos  pero que también ayude al trabajador a desarrollarse.
Nunca escuche que esta compañera se parara e hiciera algo frente a los compañeros que toman alcohol en el trabajo o que van tomados, incluso ella toma algún vasito, creo que por más calor o frio habría que tener tolerancia cero con el alcohol. No la critico solo a ella, sino también a  la patronal que no llama a quien corresponda para que controlen eso, dado el peligro de las maquinas.
Se llama de alcahuete al chico este, pero yo he visto fotos de la delegada en el cumpleaños  del nieto de la patronal, será también alcahueta?
Nunca escuche que la patronal pagara la diferencia de sueldo y que pagara el entierro   de un empleado, si se de los compañeros de trabajo que solidariamente sacan de su  bolsillo y hacen un aporte a la familia, cuanto aporto esta buena y solidaria delegada?
Esta compañera comienza todo este problema porque el compañero toma un mate, vaya delegada, la escucho hasta el cliente que estaba hablando por teléfono con el muchacho.
Alguien dice es la delegad por que la eligieron, si es delegada, el anterior delegado PB, termino y ella se postulo, y como los otros tres o cuatro no tenían interés, le dijeron si dale agarra vos.
Aquí el problema es claro que no es político, es un problema diríamos de convivencia.
Político si es de los que se suben a dar opiniones sin mucho conocimiento de lo que sucede ahí adentro, por ser delegada no quiere decir que sea lo máximo.
Es un ser humano y tiene las positiva y negativas, y rayaduras como cualquiera.
Lo que yo creo que quizás esta señora desearía que cuando la patronal se ausentara  quedar ella al frente del colectivo de trabajo dado la buena relación que tenia con la patronal, entonces al no suceder esto,  entro en ira.
 
Muy atte.:    CIB

Movilización en Co.Di.Cen

FUNCIONARIOS DE RECURSOS HUMANOS E INFRAESTRUCTURA DE ANEP-CODICEN EN CONFLICTO

Movilizados el día martes 14 de abril, de 13.30 a 15.00 hs en la Sede Central del Co.Di.Cen (Av. Libertador esq. Colonia -Ex Pluna-) Entregaremos a las autoridades lo siguiente

EXIGIMOS RESPUESTA AHORA

·        EQUIPARACIÓN SALARIAL A FUNCIONARIOS DE RRHH.

·        RECONOCIMIENTO DEL PERFIL A FUNCIONARIOS DE RRHH.

·        EQUIPARACIÓN SALARIAL PARA ARQUITECTOS Y ADMINISTRATIVOS  ESPECIALIZADOS.

·        APLICACIÓN DE LAS NORMAS DE SEGURIDAD LABORAL Y SEGUROS DE VIDA CON CAPACITACIÓN A LOS FUNCIONARIOS Y DISPOSITIVOS NECESARIOS.

·        RENUNCIA DE LA DIRECTORA SECTORIAL E INICIO DE UNA INVESTIGACIÓN ADMINISTRATIVA.

Atento a lo expuesto, se comunica que si para el viernes 17 del corriente los trabajadores no han tenido respuesta a los reclamos se implementarán las siguientes medidas:

·         Dirección sectorial de Recursos Humanos

1) Reducción del horario de atención al público

2) Dificultar las tareas vinculadas con el proceso de liquidación y pago de haberes de funcionarios docentes, no docentes, becarios y pasantes.

·         Dirección Sectorial de Infraestructura

1) No iniciar nuevos proyectos.

2) No iniciar nuevas supervisiones de obras a construir.

3) No se iniciarán nuevos procesos licitatorios.

·         Unidad de Mantenimiento Edilicio y Suministros

1) Medidas aleatorias y sorpresivas.

UFC 

La unión hace la fuerza 

 

Festival Artístico en Memoria a todas las Personas

Desaparecidas y Asesinados en el Ecuador

JUSTICIA Y VERDAD

En homenaje a las personas desaparecidas y asesinadas en el país, la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) y la Asociación Nacional de Desaparecidos y Asesinados en Ecuador (Anadea)

Tu memoria es nuestra lucha

Por todas las personas desaparecidas y asesinadas

El miércoles 15 de abril, a las 19h00, se realizará el festival artístico ¡Tu memoria es nuestra lucha! en el Teatro Nacional de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión (Av. 6 de diciembre y Av. Patria). Entrada libre.

En escena se presentará el sobresaliente elenco de artistas conformados por: Quimera, Igor Icaza, Jaime Guevara, Mala Maña, Huamanizarte y el grupo de teatro Eclipse Solar.

El objetivo de este evento es visibilizar y concienciar a la sociedad sobre la desaparición de nuestros seres queridos y las personas encontradas sin vida. Además rendimos homenaje a Camilo Tobar desaparecido el 17 de abril de 2012, a Roberto Estévez encontrado sin vida el 21 de abril 2012, a Carolina Garzón desaparecida el 28 de abril de 2012 y a Leonor Ramírez desaparecida el 29 de abril de 2011. Justicia y verdad para encontrarlas y encontrarlos.

En Ecuador se registra 1606 personas desaparecidas, así lo informó la Fiscalía General del Estado, en enero de 2015

posta - postaporteñ@ 1382 - 2015-04-14 04:00:31
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente