Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

La necesidad de un pensamiento radical latinoamericano

Bruno Lima Rocha

profesor de ciencia política y de relaciones internacionales

En función de mi profesión, vengo teniendo la oportunidad de hacer una comparación de escenarios políticos en programas de medios abiertos dentro del estado donde vivo en Brasil, el Río Grande del Sur. Estamos en un momento donde los gobiernos de centro-izquierda o viven en crisis (caso de Brasil y Argentina), o adhieren parcialmente a las tesis del Imperio (caso de Chile y Perú) o están bajo una severa crisis institucional, tal es lo que ocurre en Venezuela. Vale observar que en estos países (Bolivia, Ecuador y el ya citado país de Bolívar) las instituciones no son sólidas y este es el laberinto. Cuando hay arreglo institucional fortalecido, el régimen se mantiene, pero las oportunidades de transformación son pequeñas. Ya, cuando no hay estructura fortificada y criba entre gobierno y Estado, hay la tendencia de que las élites dirigentes y sus socias mayoritarias transnacionales ejerzan un poder vertical y autoritario. Aun así, poca institucionalidad implica en mayor poder de la movilización popular

Los compañeros de la ciencia política, acertadamente, acostumbran comparar países con menos instituciones consolidadas como caballos en correría pampa afuera; ya los países con gran estructura de Estado y estatuto de concurso para el empleo público, como elefantes, lentos y gigantescos. Las oportunidades reales de cambio son más próximas de los primeros tipos de países. Aunque la posibilidad de alteraciones rápidas en la vida cotidiana deje las masas en permanente estado de tensión y alerta, la no existencia de estructuras de dominación de clase plenamente consolidadas es casi siempre, nuestra única oportunidad

Debatiendo con gente mucho más a la derecha, afirmé que el límite de la justicia social en el liberalismo latinoamericano era el Palacio de La Moneda siendo bombardeado en el fatídico día 11 de septiembre de 1973, con el presidente electo Salvador Allende allá dentro. El médico chileno es un paradigma y ejemplo, pues creía en las instituciones liberales más que los propios liberales-conservadores que las crearon. Cuando los operadores políticos no aceptan los datos de realidad, terminan siendo convencidos de la peor forma imaginada.

Por un lado, Allende se rechazó a quebrar la jerarquía de tipo prusiana de las fuerzas armadas chilenas; luego, quedó expuesto a la acción de los reaccionarios que en tesis defendían su país. El fallo estratégico de la Unidad Popular dejó nítida la barrera concreta que los pueblos del Continente tienen cuando intentan un camino por dentro de la democracia liberal. No fue por falta de consejo de la inteligencia aliada la *Allende. Toda su asesoría de seguridad le orientó a ampliar la guardia técnica para 2000 personas a tiempo completo y con sueldo directamente vinculado a la Presidencia y no subordinada la cadena de mando de las fuerzas castrenses. Además del golpe de Estado, el atentado fatal contra el general Prats en Buenos Aires confirma la tesis arriba. 

La enseñanza de la experiencia chilena nos dice que hay un límite concreto para la distribución de renta y poder para los países latino-americanos. ¿Considerando que los caminos de partido único y Estado autárquico están agotados, cual la vía latinoamericana para la emancipación social, combinando desarrollo de las fuerzas productivas, democracia popular, justicia social y garantía de las libertades individuales y colectivas?

Después de las jornadas de los años `60 y `70 en América del Sur y de los `80 en Centro América, la base de orientación política cambió. Las ilusiones autoritarias dieron lugar al pragmatismo de la democracia liberal. Luego, la participación limitada en América Latina mostró sus límites y hoy ya vivimos la crisis de los gobiernos bolivarianos como plantilla de desarrollo autónomo, siendo que de más aguda de ellas es justamente de Venezuela post-Chávez

En un periodo más reciente, el presidente electo de Paraguay Fernando Lugo, hubo sufrido un proceso de impedimento en tiempo récord. Su virtud, a de comenzar la reforma agraria en el país; y su mayor error, no convocar las fuerzas sociales movilizadas para garantizar la continuidad del gobierno electo. Antes de Lugo, el oligarca travestido de nacionalista Manuel Zelaya Rosales, presidente electo de Honduras, fue derrumbado también por un golpe blanco, votado a las prisas y basado en una constitución redactada por militares entrenados en la Escuela de Américas.

Cincuenta y un años atrás, en la noche de 1º para 2 de abril de 1964, Brasil  se encontró con el límite del populismo nacionalista, cuando el presidente electo (en la elección de 1960 el vicepresidente fuera elegido en chapa separada del presidente) João Goulart se rechazó a resistir al golpe de Estado articulado por el embajador del Imperio Lincoln Gordon. La izquierda de la época, caminando a remolque de Goulart y Leonel Brizola (cuñado de Goulart y ex gobernador de Rio Grande do sul), quedó esfacelada, no reclutando ni 5% del contingente popular movilizado en 1961 (más de 100.000 personas movilizadas en la Campaña de la Legalidad), para confrontar contra la dictadura a partir del Acto Institucional de número 5 (AI-5, decretado en el 13 de diciembre de 1968). No fue por falta de aviso o condiciones, pero sí  por falta de radicalidad

Delante de la crisis de fin de ciclo y plantilla de desarrollo subordinado al capital rentista, es urgente que a América Latina encuentre su camino por dentro de la democracia radical y bien distante del paradigma liberal. La única certeza de los pueblos latinoamericanos pasa por la afirmación de América Latina y la construcción de instrumentos de poder popular independiente de la traición de los gobiernos de turno

bruno - postaporteñ@ 1410 - 2015-06-02 19:44:28
postaporteñ@_______________________________

Funciones de producción y capital

Rolando Astarita [Blog]

A raíz de discusiones que he tenido por estos días, me parece útil refrescar uno de los aspectos más relevantes de la crítica que hicieron los economistas de Cambridge, Inglaterra, a la teoría neoclásica del capital. Hace más de 60 años, Joan Robinson escribía este, justamente famoso, pasaje:    "Al estudiante de teoría económica se le enseña a escribir O = f(L, C) donde L es una cantidad de trabajo, C es una cantidad de capital y O es una tasa de producción de bienes. Se le pide suponer que todos los trabajadores son iguales, y que mida L en horas-hombre de trabajo; se le dice algo acerca del problema de números índices  involucrado en la elección de una unidad  de producto, y luego debe pasar de prisa a la cuestión siguiente, con la esperanza de que no se le ocurra preguntar en qué unidades se mide C. Antes de que llegue a preguntar, se habrá convertido en profesor, y así se transmiten de una generación a la siguiente hábitos de pensamiento torpe" ("La función de producción y la teoría del capital", en Capital y crecimiento, comp. G. C. Harcourt y N. F. Lang, México, FCE, 1977, pp. 51-67).

Sin embargo, pasaron los años y las décadas y en los cursos usuales de Economics se siguen transmitiendo "los hábitos de pensamiento torpe". Es que dado que la función de producción trata de explicar el rendimiento en términos físicos de unidades físicas de "capital" (medios de producción) y trabajo, la cuestión de la agregación sigue planteada. Invariablemente, la cuestión de en qué se mide el capital se oculta debajo de la alfombra. ¿Por qué? Porque la única manera de agregar bienes heterogéneos de capital es mediante los precios. Pero estos dependen de la ganancia (o el interés) del capital; esto es, de las variables distributivas. Y la función de producción neoclásica, supuestamente, debía explicar la tasa de interés. Por lo cual el razonamiento termina siendo circular, y lógicamente incoherente. O, planteado de otro modo el problema: si la cantidad de capital se expresa en precios, se rompe la relación unívoca entre una cierta cantidad de capital y un determinado nivel de producto, ya que la primera varía con los cambios en la distribución. Por lo tanto, la función de producción neoclásica no se sostiene

¿Es un  problema técnico, o matemático? En absoluto, es conceptual: tiene que ver con la noción de capital, y los problemas que tienen los neoclásicos para explicar la ganancia. Como decía hace años el marxista A. Bhaduri: "... bajo la superficie aparente de un problema de números índices hay problemas más profundos en conexión con la valuación del 'capital'. Es preferible afrontar estas cuestiones y revisar las enseñanzas de la teoría convencional que eludirlas como meros problemas de números índices" ("Comentario sobre la importancia de controversias recientes sobre la teoría del capital: una visión marxista", en ídem, pp. 249-257).  Por eso, la dificultad neoclásica no se puede solucionar con las matemáticas. ¿Qué hacen los neoclásicos entonces? Pues se esconden detrás del análisis matemático

Creo que es conveniente recordarlo, porque "los hábitos torpes de pensamiento" inficionan incluso a personas que se piensan a sí mismas, por lo menos, como "heterodoxas". La pretensión de sumar tornos, fresas, electricidad, planta fabril, en términos físicos, es un despropósito. Alguno podrá decir que nuestro "heterodoxo" lo hace para profundizar en la teoría crítica (por ejemplo, para estudiar la noción de trabajo concreto de Marx);  pero parece no percatarse de que por esta vía está cayendo en el disparate. Peor aún si a los bienes físicos le quiere sumar "trabajo". No hay escalar que pueda expresar esto, ni ecuación o función que tenga sentido sobre esta base. Y el absurdo más sublime de "agregación física de medios de producción" lo leí por estos días

Lo presento con un ejemplo práctico: 1 torno A + 2 tornos B + 2 fresas B + 500 kg de acero C = 505. Observemos que si el acero se midiera en número de barras, por ejemplo 20, la agregación de medios de producción daría 25; si se midiera en toneladas, sería 5,5. Y así podríamos seguir. ¿Qué sentido tienen estas agregaciones? Ninguno. ¿Por qué? Muy simple, son números sin dimensión, por eso no tienen significado. ¿Para qué sirven entonces? Pues para "impresionar" al público desprevenido con ecuaciones carentes de sentido, y acusar al que las critica de "no entender álgebra". Estamos en lo básico y elemental de la crítica a los neoclásicos. Lo penoso es que esto hay que explicárselo a algunos marxistas

Rolando - postaporteñ@ 1410 - 2015-06-02 19:33:03
postaporteñ@_______________________________

"A tu Gobierno de Difuntos y Flores"

El auge del Frente Amplio y su continuidad se explica por su pragmatismo político; el de no aislarse de los mercados  globales; por otro lado, después de la dictadura no propuso o se atrevió a proponer un cambio radical, un caso bien marcado sigue siendo lo referente a los Derechos Humanos y el juicio a los militares y civiles; por temor a volver a la dictadura, se planteó en esos momentos.

El FA fue presentado desde su inserción en el campo político como una fuerza de izquierda; cabe hoy preguntarnos qué significa esa dilución de fronteras entre izquierda y derecha,

Podría esta dilución ser el reflejo de la realidad de nuestro país o una continuidad de lo mismo de un período post dictadura? Ésta política que hoy lleva el FA no es acaso otro modelo de hacerle el trabajo al "amo"; es decir a EE.UU. y a las transnacionales?.

La vieja izquierda hoy llamada 'progresista' se distancia mucho de su pasado para ganar nuevos votos, nuevos adherentes. Y esto no significa la dilución de una frontera (izquierda/derecha), sino la continuación de una agenda que se sigue aplicando desde hace 200 años.

Pretenden hacer creer que los 'avances' se dan paso a paso, de esa forma, paulatinamente conseguir los grandes y esperados cambios, equidad, justicia social, etc.

En realidad estas políticas tienen como objetivo diluir la dualidad obrero - patronal y volver nulos lo que los sindicatos puedan plantear al no existir esa dualidad lo que conlleva a que los trabajadores queden sin voz y representación en las decisiones y como único beneficiario: la patronal,(la criolla y la foránea)

Pretenden vendernos un país camino al 'primer mundo', de la misma forma que vendieron "Uruguay país Natural".

El debate económico no se da y si alguien se atreve lo tildan de 'radical', condenándoles a la exclusión y el olvido.

Se engalana el Gobierno y los medios de información en calificar a Uruguay como ejemplar dentro de Latinoamérica por su democracia y libertad, mientras se descarta la igualdad, que ha sido desplazada, descartada por dádivas o reformas que no afectan los intereses de los que tienen el poder, ni a las transnacionales que ya están y vendrán en un futuro, por ahora, hasta que se aplique la tal famosa "austeridad"

Hablan de progresos, de modernidad y lo justifican diciendo que el progreso requiere ciertos sacrificios, que caen como siempre sobre el pueblo, los sufre la naturaleza por los efectos de la contaminación, pero estos son solamente daños colaterales y pérdida de soberanía, y otras 'pavadas' de esos radicales que se han quedado, 'resentidos' en el pasado.

Hay quienes creen que el FA es izquierda y parecen estar conformes mientras se siguen aplicando políticas de derecha

Einstein decía: "Es más fácil creer que pensar"

Tabaré Vázquez y José Mujica se ven como dioses que "esparcen" moralidad, honorabilidad, mienten y enajenan, se presentan arrogantes ante la ciudadanía y el mundo. Misantrópicos que se creen semidioses. 

La ciudadanía en general no se informa, no lee, no exige y poco se manifiesta; aceptan a la autoridad del gobierno como verdad, al FA como "el menos malo"; y no la verdad como autoridad.

Sin espíritu crítico votan por lo que el candidato de turno les promete y, mientras sigan votando por 'lo menos malo', mientras sigan esperanzados que el FA es un gobierno 'popular', 'progresista' y para "el pueblo y del pueblo", mientras sigan actuando así, y no se dan cuenta de su propio poder, el voto es inútil. Nada cambia.

Gobiernos de izquierda

En una entrevista realizada en 1988 a Gilles Deleuze, influyente filósofo francés  del siglo XX, le preguntaron qué significa ser de izquierdas, y respondió: "Ser de izquierdas es una cuestión de percepción". Ser de izquierdas o no serlo, depende de la percepción que tenemos de nosotros mismos y del mundo" *

Deleuze pensaba que no hay gobiernos de izquierdas, y daba el ejemplo del gobierno de Françoise Mitterrand, diciendo: "...nuestro gobierno debería ser un gobierno de izquierda, pero no lo es. Ello no significa que no hay diferencias entre los gobiernos. En el mejor de los casos, lo que podemos esperar es un gobierno favorable a determinadas exigencias o reivindicaciones de la izquierda. Pero no existen gobiernos de izquierda, porque la izquierda no es cuestión de gobierno; es una cuestión de percepción"

Para su juicio: "Ser de izquierdas es una cuestión de devenir, del cambio permanente, es estar allí con las minorías, que es dónde se gestan las transformaciones". "La mayoría" representa un patrón determinado; entonces tendrán y serán mayoría aquellos que cumplen con el molde. Pero en realidad es un patrón vacío y todos tratan de encajar allí. El resto no encaja, se constituye en una minoría que devine.". Por eso, la izquierda, a su juicio, es el conjunto de los procesos de devenires minoritarios

Por lo tanto, el FA, no es izquierda, ni 'centro izquierda' a lo sumo una mal imitada socialdemocracia. Socialdemocracia, que al igual que las europeas, son derechas disfrazadas.

En estos días se pide la renuncia del Ministro de Defensa, que con pocos o no pocos votos ocupa el ministerio. Incluso desde algunos sectores que componen el gobierno.

Huidobro, era ya el candidato al ministerio o mejor dicho, a seguir en él, por el mismo candidato a presidente, Tabaré Vázquez. Por qué nadie reaccionó antes?  Sorprendieron acaso de sus nuevas injurias?, su desprecio hacia el pueblo? Qué esperaban de un viejo  traidor? Al votar al FA, aceptaron.

Un nuevo juego, un nuevo engaño, es esta comisión creada por Vázquez

Un Vázquez que no tuvo reparo en reconocer en su momento al "Goyo" Álvarez públicamente, un Vázquez que con sus 'cinco estrellas' viajando por todas partes jamás denunció la dictadura y sus crímenes. Un Vázquez que dejó muy claro que "aquí no se juzga a nadie, que cumplirá con el Pacto Naval. Y, para colmos, aceptado en su momento por el mismísimo Frente. 

Ahora parecería que nadie lo quiere, y eso es bueno; si es que es sincero. Pero, hay dos preguntas; por qué no se le piden explicaciones, mejor dicho, se exigen explicaciones al Sr. Presidente de la República que lo eligió como su ministro? Por qué ahora tanto ladrido dentro del FA? 

Por qué no estuvieron en La Marcha del Silencio, todos estos personajes? Por qué ahora y no antes? Quiénes realmente determinan sobre la elección del Ministerio de Defensa?

Los militares a quienes defiende, el Sr. Huidobro y su amigo entrañable Mujica?

Quién lleva la batuta desde el Pacto Naval?, democráticamente preguntando.

"Los soldados de la patria, 'huidobrana' ", por nuevitos e inocentes, y otros arquetipos con los cuales los presenta y defiende; tienen su misma visión antidemocrática, antirrevolucionaria, apoyan al igual que él la desestabilización promovida y financiada por Estados Unidos, a los grupos neonazis de Ucrania, la intervención militar de ocupación de Haití, El Congo.

Pero no es solamente "El Ñato", no está solo, y por más que algunos den 'pataditas' dentro del FA, parecería que con la nueva comisión encabezada por Vázquez, los uruguayos sufrimos de mala memoria, o que no somos capaces por esa razón de recordar ciertos sucesos que guardan y han guardado relación.

En mayo de 2011 se le entregó la "Orden del Ejército" a ex presidentes, incluido Vázquez, y no debe pasarse por alto.

Como el propio Tabaré Vázquez reconoció a sus compañeros "no contar con conocimientos cables en materia de defensa y que 'necesita un interlocutor' con las camarillas de las Fuerzas Armadas. Y como presidente y Comandante de las Fuerzas Armadas, 'no sabe' y ahora delega a la comisión.

Esta comisión y algunas figurillas que muestran su indignación y piden la renuncia, pronto bajaran sus voces de reclamos y agacharan la cabeza, como ya ha sucedido tantas veces.

Hay que 'pensar' en la carrera política y los beneficios materiales.

El gobierno de Vázquez, mejor dicho, antes de ser elegido, en 2004, propagaba la esperanza.

Quizás, ésta vez no le salga "el tiro por la culata". Puesto que parece que hay una propuesta, la del presidente del Centro Militar, Guillermo Cedrés, "algo que motive" a los militares con información a declarar, pero "Nada es gratis en la vida" y no alcanzó con pedir abiertamente coimas que agregó: "los familiares de desaparecidos tienen 'un resentimiento especial por algo que no han asimilado debidamente.

El asesinato, la tortura, las desapariciones no se asimilan. Se condenan

Mientras haya una herida abierta, imposible de cerrar por el no saber, por buscar la verdad, la justicia, seguiremos 'resentidos'.

Insiste además que: "aquí hubo una guerra".

Reflexionando: Huidobro renuncia. Le dan una patada y cien litros de whisky de consuelo,

 Y ? Quién viene en su lugar? Removiendo a Huidobro, se acaba la impunidad?

Ojalá no aparezca nunca más. No creo cambie nada, ni ganemos ninguna batalla. Solo el placer de no verlo, no oírlo. Que es Mucho

Para finalizar: Huidobro está donde está, por que lo han apoyado desde que salió de preso, durante mucho tiempo fue "el compañero". Much@s miraron para el otro lado, a sabiendas de que era un traidor antes que formaran el MPP, antes de salir de la cárcel.

El que no se de por enterado, lea lo de Irma Leites. No solamente para refrescar la memoria,  y desde los más profundos Código Da Vinci, digan, "pa' las cagamos'. No guardemos más secretos

En cuanto a Mujica, no me voy a extender. Mi anhelo lo representan unas estrofas de una vieja canción de Silvio Rodríguez "Ojalá".

"...ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz / ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado / ojalá que el deseo vaya tras de ti / a tu viejo gobierno de difuntos y flores...".

"El abecedario de Gilles Deleuze", 1988.(entrevista)

La próxima, sobre el tratado, que van a firmar sí o sí.

Pelusa / Uppsala

PELUSA - postaporteñ@ 1409 - 2015-05-31 21:04:14
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 88

Los ojos de Saskia son castaños no muy oscuros. No son casi negros como los de Freja. Una vez alguien que entendía me dijo que si presentaba a Saskia a concursar sólo con que caminara se llevaba todos los premios. Que lo único que podría sacarle algún punto era el color de sus ojos demasiado claros para ser perfectos. Nunca me preocupé demasiado por el color de los ojos de Saskia. Además nunca pensé presentar a nadie en un concurso. Los ojos de Saskia pueden ir de la frialdad a la desesperación. Interrogan mucho mejor que cualquier periodista de la televisión. Me llenan de ternura cuando se sorprende por no entender por qué el Papo la rezonga, si ella tiene siempre la razón. (Talande ögon.)

Cuando Luis le dice algo seriamente como que su personalidad muy fuerte cae. Se le nota en el cuerpo, el pelo, la posición de la cabeza, el rabo, las orejas y los ojos. 

Hace un rato me reía porque el Papo iba a cambiar una bombita en un pasillo de la casa. Eso implicó que se internara con la escalera en la zona oscura del pasillo. Saskia sentada al comienzo lo vio ir pero cuando se empezaron a escuchar ruidos de escalera que se armaba, alguna mala palabra del Papo por errarle a un escalón, y después silencio antes de ir a buscar la bombita sana. Entonces Saskia, que no parece tener buena memoria, comienza a gruñir y a ladrar. Luis sorprendido no puede entender que ella no sepa que era él y desconfía no sólo de sus ojos, su vista, su memoria sino también de su olfato. Se enoja un poquito. Entonces yo le recuerdo la cantidad de provocaciones que en situaciones similares él ha dirigido a Saskia y a Freja. Le comenté que la distinción entre seriedad y broma pesada era muy sutil para las disminuidas cabecitas de nuestras adorables cimarronas. (Saskia vaktar och misstänker.)

El loro Loke también parece estar pasando por una etapa difícil, algo así como la adolescencia. Ya sabe a dónde va cada puerta de la casa. A donde puede llegar si es necesario. Intenta nunca quedar encerrado. Parece dispuesto a probar situaciones nuevas, donde puede meter el pico. A Luis lo mira con desconfianza. Apura sus pasitos para adelante o al costado cuando nota que él lo mira. Lo he visto agachándose y levantando su cuello largo como si fuera un boxeador, haciéndole frente a la distancia al Papo. Luis comenta que todavía Loke no ha superado su complejo de Edipo, en especial cuando se desmaya arriba mío levantando patitas y alas esperando caricias. Luis también dice que es muy poco inteligente pero muy mala leche, en especial refiriéndose a la costumbre, ya institución, de comer botones, biromes, lápices y secuestrar lentes. El Papo ayer lo amenazaba que de seguir con estas costumbres lo llevaría al estadio de Cerro, a las tribunas de la hinchada del cuadrito del barrio. Allí seguramente sería perseguido como cualquier otra cosa viviente por la guardia republicana. Pateadora de cabezas de hinchas de Cerro, menores de edad, impunes como cualquier otro milico o justicia en un estado fracasado o fallido como este

El ministro de defensa llenó con su cuerpo las pantallas de televisión diciendo impunemente que no se iría de su ministerio por qué no se le antojaba y que además todo el gobierno y la oposición estaban contentos con él. Le faltó sólo el gesto infantil de llevar su mano abierta , apoyar el pulgar sobre su nariz y mover los dedos, o sacar la lengua como haría cualquier niño malcriado con el agravante que el gordo ministro es sobre todo un malnacido. (Ett ministervrak.)

La oposición trata de ganar algo después de haber perdido todo en todos lados, quiere hacer cuentas que nadie entiende donde ellos serían ganadores. Y llaman para hacerle preguntas a altos cargos del gobierno sólo para aparecer y marcar presencia en la tv. Por suerte para ellos las coincidencias con el gobierno casi no existen. Todos están a favor de los burgueses, todos intentan crear las mejores condiciones desde donde explotar y dominar los sectores populares. Todos quieren hacer buenos negocios para ganar un lugar que los ubique entre la gente linda y rica. La diferencia está, creo, en que los políticos de los partidos tradicionales cuando entran en carrera, ya tienen los bolsillos llenos gracias a todo lo que robaron sus antepasados a peones, obreros, funcionarios menores etc.(Pengar, pengar.) 

En cambio, los del Frente Amplio, son algo así como aspirantes a nuevos ricos que se esfuerzan por quedar, al menos en las apariencias, a nivel de los ricos de siempre. Claro que los de los partidos tradicionales se esfuerzan por mantener y agrandar su tasa de ganancia a como de lugar

Me parece que todos los partidos, en sus núcleos dirigentes, están a favor de los tratados de libre comercio con las potencias centrales o el famoso TISA. Estos tratados les ofrecen grandes ganancias de manera individual pero ellos tienen a cambio que ser muy activos para evitar cualquier intento de crear algún tipo de salida colectiva a nivel continental. Les cuelgan la obligación de sabotear a como sea posible todo intento de desarrollo de cualquier unión latinoamericana entre iguales (Farliga fördrag.)

Escucho en los informativos hablar a los llamados productores, no se llaman explotadores, esos parece que desaparecieron solos, naturalmente, en cuanto los dirigentes como Huidobro o Mujica y los medios de comunicación que los rodea dejaron de nombrarlos, así de fácil. Los tipos que escucho y veo en la tv. muestran creer que el país son ellos y sólo ellos, que lo demás son gastos improductivos y que se los puede descartar o postergar. Lo bueno para ellos es lo bueno para el país, así lo creen y así lo impulsan de manera muy natural y evidente. (Landets bästa?)

Al intentar profundizar en esa línea me encuentro con la inmensa mayoría que sobra, que no son país y entonces es explicable porque la justicia, educación, salud, sueldos y ser hinchas de Cerro son tan mal vistos por los dirigentes del país. Somos gastos no justificables por no ser del mismo país de ellos. Entonces debemos sufrir impunidades, falta de verdad y justicia, educación que no les sirve para aplicar en sus proyectos de súper explotación, una salud donde lo mejor es morirse antes de pagar lo que cuesta, sueldos de miseria y pago de impuestos, y represión a cara de perro en las tribunas del Club Atlético Cerro.

Si a eso le agregamos la cantidad de esclavos que adoran a sus esclavistas  patrones, empresas que sienten como propias y por las cuales harían cualquier sacrificio. Si agregamos a eso que muchos de nosotros llamamos orden deseable al orden que les da seguridad a ellos, para seguir viviendo como lo hacen. Si la mayoría llama buena vida a lo que ellos nos muestran como bueno, la familia, el competir, Como sea por lograr lo que queremos, el robar, estafar, si nos va bien ponemos cara de palo, miramos por arriba del hombro. Nos mostramos importantes y seguimos haciendo lo mismo con el agregado de la propaganda que nos pondrá como a ejemplo a seguir mientras nosotros nos dedicamos a consumir como ellos, viajar como ellos y divertirnos como ellos. O la versión desmejorada a la que podamos llegar

Nada de solidaridad con nadie, el sistema no lo soportaría. Y este sistema es el único en el que podríamos vivir, el único que deseamos y que no se puede mejorar, como todos bien sabemos, el único que nos soporta tal como somos.

Así las cosas también se puede entender cómo puede haber gente que patalea porque se reciben refugiados llegados de situaciones infernales como pueden ser las de la cárcel de Estados Unidos de Norteamérica en Guantánamo, territorio cubano

Nuevos emprendedores que no saben que pertenecen a los pobres diablos como nosotros, aunque nosotros pagamos impuestos, tratamos de no embromar a nadie, creemos en la solidaridad y pensamos que otro mundo es posible pero que tenemos que pelear por el y ellos no. Aunque ellos piensan que somos idiotas porque no abusamos de nadie cuando a lo mejor podríamos hacerlo. Ellos patalean porque recibimos, según ellos, a siete turcos atorrantes que no quieren laburar y que pretenden que gente como ellos que no le dan a un mango a nadie los mantengan. Qué asco. pero en eso estamos. Contentos con lo que tenemos, orgullosos pensando que otra republiqueta como esta no hay en el mundo

Creo que esa es la causa de que estemos en esta situación tan embromada. Nos sentimos orgullosos que el Kukaracho Mujica esté almorzando con el Papa, con que Cuevas juegue al tenis en Francia, que Figueredo esté en cana en el país de los yanquis, que un uruguayo sea el manda más de la O.E.A. Como si todo eso tuviera que ver con el hecho de haber nacido en este país de ellos. 

Y en mi vieja Sverige (Suecia) las cosas no van mejor, en estos momentos están haciendo maniobras con la OTAN, todo apunta hacia Rusia a través del mar Báltico. También en estos momentos cuando es mayor la amistad hacia las potencias occidentales es más grande la cantidad de mendigos en las calles de toda Suecia. En todos los medios de comunicación se alimenta un clima de guerra que asusta. La vieja Suecia Neutral parece muerta y enterrada. El partido nazi es la estrella política de mi país de nacimiento, nada se puede hacer sin ellos y no parece haber alternativa. Los obreros muy contentos con apenas comer no buscan hacerse con la toma de decisiones ni tienen otra cosa a que aspirar que no sea la comida. Cambian el futuro en sus manos por la posibilidad incierta de seguir comiendo, cosa que está en manos de ellos de los enemigos, depende de su voluntad. (Rysskräcken är tillbaka.)

Estas cosas tan bonitas que se amontonan a mi alrededor, mis perritas y mi loro, ellos no comparten ninguna de estas expectativas de vida. Por suerte creo que ninguno de mis amigos, con los que yo charlo de todo, tampoco.

Eso me hace seguir con ganas de vivir en este mundo que, por lo menos, los tiene a ellos. Y me regocijo pensando en las noticias que me dicen que por suerte en el mundo somos muchos, aunque todavía no suficientes ni totalmente claros y seguros

BITTAN - postaporteñ@ 1409 - 2015-05-31 20:55:03
postaporteñ@_______________________________

sobre Ley de Impunidad

 nota  de SOLEDAD - postaporteñ@ 1406 - 2015-05-26

Mi intención es contestarle a la cra., que firma: SOLEDAD.  No me interesa la Unidad Popular ni el Sr. Eduardo Rubio y sus posiciones como diputado, el pasado me atropella como una manada hambrienta de perros cimarrones, al recordar hombres y mujeres todos demócratas constitucionalistas, como Alba Roballo, Zelmar Michelini, Erro y otros que les recuerdo pero no me vienen sus nombres a mi vieja memo. Algunos terminaron en cana y otros asesinados. Hombres y mujeres, eran grandes tribunos, no usaban  el insulto no se agarraban a  puñetazos  como a sucedido en gobiernos anteriores de FA

Creo tener la suficiente edad para comprender las alteraciones de la cra. Soledad eso le hace caer en tremendas contradicciones cita, que desfilaron 150 mil personas  en la marcha, pero de igual forma nos trata a nosotros los de a pie de: hipócritas. Esto duele y mucho. Creo firmemente si, razona, se hará una autocritica. Creo que lo merecemos los que han muerto y los luchadores sociales que aún vivimos sin dar un paso atrás y, particularmente tendientes a informar y concientizar a las nuevas generaciones.

Deberá usted, echarle una ojeada a la historia que no es muy vieja, tiene solo algo más de 500 años en un recorrido hasta nuestros días, seguramente que se encontrara usted y los que sean... Con la historia artiguista, su derrota y la constitución de 1830 que es la que rige hasta estos días, ignorar  o, falsear la historia de nuestros pueblos, sí que es una hipocresía muy propia de la concepciones partidarias europeas o asiáticas. Una cultura dominante en nuestro continente cuyo vehículos son los partidos, pero este es otro tema.

POR LAS POCAS BARBAS DEL CRISTO HOMBRE Y SU ENMARAÑADO PELO

Qué barbaridad lo que escribe Soledad. Pero no me asombra para nada, es el reflejo del la concepción dominante del marxismo leninismo y sus fracasos a nivel mundial, como diría mi abuela, esto no lo arregla ni san puta (el diablo) Es la concepción  de la dictadura  del partido único, contra la dictadura del bipartidismo

En suma, el sacar al Ñato y poner un nariz larga, solo sería un cambio de figura  y tal vez de gestualidad, por que el Ñato es una barriga llena de grasa y alcohol, que  es, el preservativo del charque, como quien dice ...¿?.

APRECIADA SOLEDAD

Tus ultimas 6 líneas. Comienzas acomodando  una oración si mal no recuerdo, fue dicha  por el presidente Idi Amín el presi negro:"los pueblos tienen el gobierno que se merecen"

Bueno no estoy de acuerdo ni contigo ni con el Grone Ni con la intelectualidad de izquierda;  en la posta asistimos  a una polémica entre Ricardo y el otro que no recuerdo su nombre en este momento.

Una discusión académica que la oigo desde que era gurí, digo académica por que para aproximarnos a este debate deberíamos haber pasado toda una vida consultando gruesos tomos de las bibliotecas, historia, filosofía , religiones y ciencia. Y como toda historia  es manipulada por loa ganadores, este tipo de debate se torna infinito como el 8 puesto a descansar de costado  el 8 durmiendo es la proyección de la Rueda de Sansara...  ja ja. Estaríamos entonces explorando la mitología base del poder del hombre blanco a este nivel prefiero estudiar la mitología de nuestro continente, pa mi significa  el bajar al Cristo de la cruz y montarlo en el burrito y aquí estoy apuntando a la teología para la liberación que surgió a mediados de los años 60 y también  las teorías de Paulo Freire, y conste que no soy religioso pero tampoco soy ateo pero este es un tema  para otra oportunidad, de todas formas me gustaría que los sabios marxista si están enterados, sabrán entonces que hubo una revolución en Haití, a la sombras de la caña del azúcar, eran africanos " incultos" aquí en esta rebo no estuvo Carlos Marx ni la iglesia evangélica ,que tal...deberían saber que Bolívar, San Martin y otros afiliados a la mazonería menos Artigas. Pero, se debe viajar a la época y sus momentos y filtrar datos, es algo bien propio de los ratones de biblioteca, pero realmente no creo que esto sirva de mucho, o sea entender los procesos de cambios a nivel global de la humanidad

Estoy siguiendo el proceso  griego y el español, podemos. No sé en qué irá a parar o mejor dicho, continuar como proceso, lo que  se, que por primera vez surge la opción viva de los pueblos contra el bipartidismo de  derecha e izquierda y a surgido la generación que  nos precede aceptando el juego partidario que lo veo como bisagra en el juego del poder que de proseguir, los pueblos del mundo deberán sentir el poder en sus manos

DANTE (GRINGO) LOPEZ - postaporteñ@ 1409 - 2015-05-31 20:45:40
postaporteñ@_______________________________

Sobre sociedad civil, servidumbre voluntaria y libertades concedidas en Cuba

Marcelo “Liberato” Salinas

Los favoritos del tirano jamás pueden estar seguros de serlo, porque ellos mismos le han demostrado que él lo puede todo y que ningún deber lo obliga a nada (…) que ninguno de sus favoritos puede ser su amigo y que no tiene más remedio que convertirse en el amo de todos.”
               Etienne de la Boetie, El discurso de la servidumbre voluntaria (1576)

I.

Cuando fui estudiante de Marxismo-Leninismo e Historia del Instituto Pedagógico Enrique José Varona, fue a nuestras aulas un importante funcionario de la esfera ideológica del Partido Comunista de Cuba a darnos una charla sobre las nuevas estrategias subversivas que estaba desarrollando allá por 1995 el imperialismo norteamericano contra la revolución cubana. En ese encuentro esa persona dijo algo que hoy, en estas circunstancias, recuerdo con mucha nitidez: “el problema es, compañeros estudiantes, que los yanquis nos quieren introducir la sociedad civil en Cuba y eso nunca, bajo ningún concepto, los revolucionarios lo podemos permitir

Veinte años después, ya tenemos, como un impecable acto de prestidigitación, a la sociedad civil socialista cubana entre nosotros, vibrante y activa, en abierta contraposición con aquella aseveración… pero ¿qué pasó de aquella fecha a acá? Pasó que las palabras, con su poderosa y risible magia, cambiaron la realidad de las cosas en Cuba…para que hoy, veinte años después, todo siguiera igual. Los que en 1995 la combatieron con el mismo fervor que hoy la defienden, fueron descubriendo que sin esfuerzo alguno tenían a la mano -¡qué agradable sorpresa!- una sociedad civil disponible, dócil, disciplinada, y solícita, que podían hacer de nuevo el milagro de los panes y los peces cubanos…y fue un éxito. Los personeros del Estado cubano y sus intelectuales orgánicos fueron descubriendo, tarde entre sus pares, lo que ya habían aprendido sus opositores y muchos de sus colegas en el mundo: que la sociedad civil puede ser algo más que una “nueva amenaza externa del imperialismo” y convertirse en un adorno decisivo para legitimar regímenes estatales del tipo que fueran, incluido el que impera en Cuba

Luego del amplio movimiento intelectual que se generó en Cuba a lo largo de los años 90 e inicios de los 2000, se puede considerar que la sociedad civil en Cuba, como en muchos de los lugares donde ha triunfado, no ha sido otra cosa que un nombre elegante para describir el proceso de reproducción exponencial del propio Estado que, como un cáncer imparable en un cuerpo enfermo, sin resistencias significativas, asume la apariencia de la propia sociedad, falsificándola a su imagen y semejanza, a través de criaturas que, de manera voluntaria y hasta pasional, internalizan la lógica del régimen establecido como su única realidad posible. La existencia y promoción de la llamada sociedad civil es un somnífero con patente internacional de amplia circulación, que ahora es redescubierto por la nueva clase burguesa cubana para presentarse en sociedad frente a sus potenciales socios yanquis.

Con la sociedad civil como escudo, los gobernantes cubanos se lanzan ahora, ya sin la presencia disciplinaria del jefe de los comandantes, a embellecer y naturalizar los privilegios revolucionarios de su “sociedad política”, que incluye: sus ganancias millonarias a costa de los médicos más sacrificados del mundo, sus casas en los exclusivos barrios Country Club y Siboney, sus piscinas, sus yates, sus giras y vacaciones de verano, sus propiedades en el extranjero, sus cuerpos de seguridad privada o su seguridad del Estado, sus intelectuales orgánicos que teorizan sobre la bondad de sus estilos de vida frente a la “sociedad civil”, que no es otra cosa que este pueblo civilizado y manso que a cada mañana le dan de leer en el periódico Granma, tonadas líricas estatales como la del 6 de abril del año en curso que dice que “[en Cuba] tanto la sociedad política como la sociedad civil se unen en el tránsito a una sociedad más justa y mejor para todos”, suscrito por la pluma de la señora Thalía Fung, doctora insigne en 'Ciencias Políticas del Sur'. No tenemos una idea detallada del asunto en otros lugares, pero en la Cuba que estamos sufriendo hoy, el logro gubernamental de una “sociedad civil socialista” es un nuevo y formidable espacio ganado para el oportunismo de salón y de calle, el arribismo, el travestismo de ideas y el turismo de eventos subvencionados por los trabajadores cubanos. Un exitoso avance en la recolonización estatal sobre la sociedad cubana, después de su estrepitoso retroceso en los años 90

II.

Sin mucho ingenio retórico, las personas que hicieron visible a la sociedad civil socialista cubana en Panamá, podrían decir con sano orgullo que ellos son la encarnación de ese hombre nuevo que de manera aproximativa intentó definir el Che Guevara allá por 1965. Lo que la vida nos muestra es que el verdadero hombre nuevo, es el hombre de Estado (o la mujer; el feminismo poco aporta aquí), aquel que habla por él y lo representa por voluntad propia, desde su propia autonomía reconocida por el poder, conquistada a golpe de valentía y sublimes sacrificios (no debemos subestimar el altruismo sincero hacia los superiores que puede generar la servidumbre internalizada y voluntaria).

Y ese es uno de los aspectos más nocivos que tiene, en Cuba al menos, la sociedad civil como artificio de producción de gobernabilidad: que su organización y existencia convida y concita a desplegar generosas, fraternales y espontáneas energías en las personas y las comunidades, que nacen condenadas a la muerte por auto-regimentación, autocensura y otras dobleces innombrables, para obtener el tóxico reconocimiento amistoso del Estado. Ahí está contenida buena parte de la tragedia del último impulso comunizador que vivimos en la sociedad cubana en los años 90 y que hoy yace prácticamente muerto por suicidio colectivo

Es que la “amistad del gobernante” hacia sus súbditos, además de ser hoy una abstracción, es sobre todo, y como siempre ha sido, un contrasentido, porque al estar por encima de todos y no tener iguales, el gobernante se sitúa más allá de los límites de la amistad, que sólo nace en el suelo firme de la más perfecta igualdad. Y esto no es nada original, es una cita textual de un librito escrito en francés antiguo alrededor de 1576 cuyo título: El discurso de la servidumbre voluntaria, le confirió dignidad y respeto a su autor en el mundillo de los indomesticables de esa época y de hoy: Etienne de la Boétie.

III.

Volviendo a nuestro tiempo y espacio; desafortunadamente desde los 90 hacia acá en Cuba, como en otros lugares, el Estado ha aprendido más que la sociedad a garantizar su sobrevivencia y en eso hoy está avanzando a pasos firmes. Hoy el Estado cubano socialista, antiimperialista, revolucionario, martiano y etc.… es el protagonista estratégico de una transición indolora al capitalismo “normal” y a la incorporación de Cuba a la lista de países disponibles para ser plenamente saqueables por el gran capital multinacional, a cambio de garantizar la sobre-existencia de ese Estado revolucionario-garante

La derecha anticastrista cubana, que ha protagonizado un espectáculo mediático global junto a la sociedad civil socialista cubana en Panamá, no ha querido ver el nuevo y amigable rol que para ellos está jugando el Estado cubano. Y no lo ha querido ver porque a esa derecha anticastrista no le interesa en esencia el éxito del capitalismo en Cuba (la economía es otra esclava lujuriosa del Estado), les interesa ser enemigos íntimos y visibles de los actuales gobernantes cubanos para, en la más mínima oportunidad, liquidarlos por la espalda o, mejor aún, crear una sociedad anónima de ladrones, como hacen los buenos e inteligentes amigos del Estado

Y eso explica, en nuestra consideración, la infeliz y peligrosa coincidencia entre los gobernantes cubanos y sus opositores anticastristas, en torno a la importancia que ambos le conceden a desarrollar una sociedad civil en Cuba. Es que, tanto la oposición, como el gobierno de Raúl Castro ya saben que el desarrollo de una sociedad civil en Cuba es una herramienta para administrar, domesticar y neutralizar los impulsos anti-estatales, anti-capitalistas y anti-autoritarios, que pueden generarse en la transición de Cuba hacia un país “normal”. La sociedad civil es tan útil para la élite política-militar que impera en Cuba hoy, como para los flamantes gobernantes de la Cuba posible que pronto nos deslumbrarán con su tóxica elegancia y buenas maneras

III.
Derivado de lo anterior, la oposición y los gobernantes cubanos también coinciden en hacer tabula rasa sobre la historia de la sociedad civil en Cuba, como si cada una de las partes estuviera dándole vida a algo inédito en la Isla, enterrando en la fosa de la amnesia colectiva, que tan bien administran nuestros gobernantes, el rico material de experiencias y saberes que emanan de la larga existencia, heroica pero trágica, de la sociedad civil en Cuba, al menos desde la abolición de la esclavitud hasta hoy.

Sociedad civil fue el intenso y centenario movimiento asociativo que crearon los traídos y descendientes de África en Cuba pero, salvo honrosas excepciones, no estuvieron entre los protagonistas de las luchas contra las tiranías y el coloniaje cultural en Cuba republicana y de sus filas salieron notables candidatos a opresores que, afortunadamente, quedaron en el intento. El Partido Revolucionario Cubano, coalición diversa y horizontal de pueblo fervoroso, que se convirtió en columna decisiva para derribar al régimen colonial español en el Caribe y un ejemplo de organización transparente, fue sociedad civil, pero no supo evitar la deriva militarista de la revolución social, las maquinaciones del Delegado Tomás Estrada Palma que disolvieron el PRC, ni la degradación caudillista-proimperialista de la república de 1902.

Sociedad civil fue la amplia y fulminante huelga general por tiempo indefinido promovida por el movimiento obrero que derribó, sin autoridades superiores, a la tiranía de Machado y el nefasto monopolio de los caudillos mambises sobre Cuba, pero no logró impedir el ascenso de la triste Central de Trabajadores de Cuba (CTC), que durante casi 80 años ha logrado ser el vehículo oficial de casi todos los impulsos contrarrevolucionarios de la clase obrera cubana, manteniéndola como pieza de caza inerme a todos los opresores que han asolado a Cuba desde 1939 hasta hoy.

El movimiento cívico asociativo de los años 50 en Cuba, que se hizo cargo de todos los asuntos cotidianos que el Estado corrupto y sanguinario de aquella época no consideraba importantes, que contribuyó de manera decisiva a la amnistía que obtuvieron los asaltantes al Moncada, que le dieron soporte logístico determinante a la lucha clandestina en las ciudades y en las montañas, fue también sociedad civil, pero no impidió el ascenso en 1959 de un nuevo estatismo inusitadamente justiciero, pero crecientemente autocrático, que derivó en cosas como las temidas Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP), las actas finales del Congreso de Educación y Cultura de 1971 o al éxodo masivo por el Mariel, no de burgueses, ni de aristócratas, sino de pueblo llano abatido por la nueva regimentación cotidiana

El despliegue de creatividad, solidaridad y capacidad de adaptación a uno de los picos del petróleo más drásticos que se conocen, fue obra también de la sociedad civil cubana, no sólo del Estado, que se vio obligado a pasar de un «Plan Único de Desarrollo Económico» según la Constitución de 1976, a “Un plan que garantice el desarrollo programado del país», con la Constitución de 1992, frente a la evaporación material del Estado, y a los espacios de autonomías y autogestión que desarrolló la sociedad cubana. Pero ello no impidió que en menos de 15 años se recuperaran, con un acrítico entusiasmo popular, muchos de los impulsos desarrollistas del viejo estatismo centralizador, el mismo que condujo al colapso social de 1991-1997

Todo lo anterior ha sido condenado al olvido por los gobernantes cubanos, por la oposición anticastrista y también la propia sociedad cubana. Al gobierno le interesa este olvido para mantener a la sociedad en un grado de incapacidad óptima, para seguir gobernándola, sin el estorbo de una memoria crítica que alumbre futuros. A la oposición anticastrista le interesa el borrón y cuenta nueva sobre esa incapacidad sostenida de la sociedad civil en Cuba, porque le permite pasar por novedad lo que ha sido limitación crónica de la sociedad cubana. En otras palabras, la promoción de la sociedad civil en Cuba por los gobernantes cubanos y sus opositores, es la suma cero de los opresores, que tienen necesidades de gobernabilidad comunes: mantener impotente y alucinada a la sociedad cubana con palabras vacías que garanticen esa impotencia.

IV.

Nunca más vi a aquel funcionario gubernamental que en 1995 nos dijo que los revolucionarios cubanos debíamos impedir que “la sociedad civil entre a Cuba”. Probablemente encontrarlo y rememorarle esta anécdota le causaría vergüenza. A mí, recordar hoy aquellas palabras me incita a pensar en la necesidad inaplazable de una postura anti-autoritaria coherente frente a estos asuntos.

Si es cierto que unas buenas preguntas ya anuncian unas buenas respuestas, entonces yo me pregunto ¿Cómo podremos organizarnos para impedir que el ordeno y mando, el chantaje emocional con la salud y la instrucción en manos del Estado (para nosotros sin nosotros), la autocensura, la disciplina hipócrita, la insolidaridad popular, la admiración miserable al que estafa para que no nos estafe, el consumismo imparable y la indolencia colectiva, sean los factores que den estabilidad a esta sociedad? ¿Qué disponemos para ello? ¿Qué podremos hacer para que los nuevos políticos, arcángeles de la democracia que ya se anuncian, de derecha e izquierda, especialistas en ilusorios rescates masivos, no usen la carnada de la sociedad civil para entronizar sus pluripartidismos y sus constituciones democráticas, ya incinerados por el horno hirviente de esta república azucarera, que en 100 años ha probado todos los tipos de libertades concedidas?

Estas son algunas de las preguntas que los promotores de la sociedad civil en Cuba no quisieran que respondamos, tal vez ni siquiera que nos las preguntemos…Por eso, frente a las disputas por la sociedad civil en Cuba, deberíamos mantener la misma actitud del zorro frente a la invitación del león enfermo para que lo visite en su cueva, relato del célebre Jean de la Fontaine, a lo que el zorro respondió: “Vendría de buena gana a verte a tu madriguera, pero veo muchas huellas de animales que entran y ningunas que salgan…”

Publicado por periodico el libertario 30/5/15- Venezuela

La vía cubana al capitalismo

por Fernando Mires

talcualdigital.com 31/5/15

Hay quienes creen que con el acercamiento de EEUU a Cuba, el auge de un capitalismo dependiente llevará a la disolución de la clase militar dominante. No hay razones para pensar así. El capitalismo no tiene contradicciones "naturales" con ningún sistema político. Puede funcionar tan bien o tan mal en naciones fascistas como en naciones comunistas. Eso quiere decir que las libertades políticas no serán instauradas en Cuba por concesiones económicas al "capital". Esas libertades solo serán posibles gracias a la lucha democrática de sus ciudadanos

Alguna vez habrá que teorizar acerca del tema. Lo cierto es que hasta ahora todas las vías proclamadas para la construcción del socialismo han culminado en la construcción del capitalismo donde este no existía, o existía sobre fundamentos muy primarios

Aunque no guste a los ortodoxos, el socialismo ha sido expresión del fenómeno que Hegel denominaba "astucia de la razón". Según Hegel la razón de la historia no se rige por la de sus actores. En ese sentido el socialismo como medio para la construcción del capitalismo sería una astucia de la razón histórica.

Ya Lenin en 1920, a través de la NEP (Nueva Política Económica), levantó la tesis de que la tarea del "partido del proletariado" debería ser desarrollar el capitalismo de Estado hasta el momento en que las fuerzas productivas estuvieran tan evolucionadas como en los países del "capitalismo avanzado".

El socialismo fue así concebido por Lenin como la fase capitalista del comunismo (idea que nunca pasó por la cabeza de Marx). La llamada "Nomenklatura" sería la clase dominante del capitalismo estatal soviético

El Partido Comunista siguió esa lección. Durante Mao tuvo lugar un proceso forzado de "acumulación originaria" (Smith, Marx) que sentaría las bases para el desarrollo de un agresivo capitalismo estatal

La primicia fue que, en lugar de estatizar todo, como hizo Stalin, la Nomenklatura china abrió un espacio de reproducción del capital en donde sus actores gozan de amplias libertades económicas.

Bajo la protección del Estado "comunista" han aparecido en China magnates a quienes les son otorgadas facilidades para su enriquecimiento pero bajo la condición de no cuestionar jamás a la clase dominante organizada en el Partido

Dicho sin ironía: en China en nombre del socialismo ha sido creado un capitalismo perfecto. Un capitalismo sin derechos humanos, sin movimientos sociales y sin huelgas. No extraña así que muchos tecnócratas occidentales se sientan fascinados por el modelo chino. El socialismo chino no es el paraíso de los trabajadores pero sí es, o ha llegado a ser, el de los capitalistas.

En el modelo chino Raúl Castro encontró una posibilidad de sobrevivencia para la clase dominante cubana y de igual modo intenta crear las bases para un "capitalismo concesionario".

Pero hay dos diferencias: Una: Mientras en China, el núcleo del Estado está formado por una burocracia muy eficiente, en Cuba está formado por el Ejército. En Cuba el Partido es el Ejército y el Ejército es el Estado

La segunda diferencia es más importante: Mientras en China el lugar de la reproducción del capital es ocupado por un empresariado nacional, en Cuba es y será ocupado por el capital internacional, particularmente en la industria turística. No obstante, la condición para el surgimiento de un "capitalismo concesionario" es la misma en ambos casos

Las libertades regirán en la economía pero no en la política. El poder de la Nomenklatura cubana no deberá ser cuestionado. Hay quienes creen que con el acercamiento de EEUU a Cuba, el auge de un capitalismo dependiente llevará a la disolución de la clase militar dominante. No hay razones para pensar así

El capitalismo no tiene contradicciones "naturales" con ningún sistema político. Puede funcionar tan bien o tan mal en naciones fascistas como en naciones comunistas. Eso quiere decir que las libertades políticas no serán instauradas en Cuba por concesiones económicas al "capital". Esas libertades solo serán posibles gracias a la lucha democrática de sus ciudadanos  

 envió CHINO           

¿Actualización del modelo o reforma del Estado?

Una lectura política del cambio económico en Cuba

Pedro Monreal en Cuba Posible