Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Murió el actor uruguayo Ruben Yáñez

Murió a sus 86 años el actor uruguayo Ruben Yáñez. Además de actor, Yáñez era director teatral, iluminador y profesor de Filosofía.

Ha dirigido obras de los autores Florencio Sánchez, Carlos Maggi, Molière, de Federico García Lorca y de Arthur Miller, entre otras.

RUBEN YÁÑEZ

Es profesor de filosofía y ciencias de la educación Esto es lo que aparece entre otros lugares en wikipedia. Seguramente en otros lugares también estará, lo que debía y debe decir primero que nada y antes que todo es que Ruben además de todo eso y principalmente es un camarada, es decir su condición de hombre comprometido, no solo en la opinión y en todo lo que desarrollo. Ahora Ruben era, es y seguirá siendo un COMUNISTA y eso si no es una opinión, es una concepción. Educado y educador del materialismo dialectico
Hace unos pocos minutos me llegaba el mensaje por medio o a través del camarada Roberto Servillo. Lo conocimos y lo tratamos, lo escuchamos y creo aprendimos de todos esos encuentros, el ultimo ahí en su modesto y cálido apartamento de Buceo en una conversación larga y fecunda. En esa oportunidad allá por el 2009 aparecimos con Yamandú Palacios y “cacho” Trejo, días después haríamos una mesa redonda en el Florencio Sánchez sobre la vigencia del Leninismo, actividad en la que participaron camaradas como Oscar Rorra, Ruiz Pereira Faget, Oscar Kaly de Argentina, Mario Rossi, Orlando Zeballos y Yamandu Palacios. Ruben era uno de los panelistas un rato antes de pasar a buscarlo, no llama para decirnos que haciendo algo que no estaba vinculado a sus actividades, se cayó de la escalera. Quiero decir que aun con los años era un hombre dinámico. Luego lo volvimos a ver y el compartía inquietudes con nosotros, eran muchas las coincidencia, aun cuando tampoco hoy lo vamos a omitir, teníamos un diferencia de base en lo que refiere a la resolución dialéctica de la contradicción fundamental. Dicho así suena casi como una actitud irrespetuosa, el, Ruben nunca lo entendió de ese modo, todo lo contrario. Este aspecto hizo que en cierto momento le enviáramos un material “tesis de Refundación Comunista”, luego de algunos meses nos dio su respuesta, en ella planteaba su acuerdo y al mismo tiempo se refería en ella al 20 Congreso del PCUS, es decir sin haber tenido una nueva instancia llegábamos a un lugar clave en lo que sería el posterior desarrollo del Campo Socialista. En él estaba claramente planteada la vulgarización del materialismo dialectico, el envilecimiento de marxismo-leninismo, es decir lo que vendría seria la célebre (para la burguesía) Coexistencia Pacífica.
Una parte muy importante de la cultura, de la estética y no de cualquier cultura, cualquier estética. La estética y la cultura con la impronta del proletariado, el cómo Atahualpa Del Cioppo, Zitarroza, “Paco” Espínola y muchos otros en distinta medida y desde otro interpretación histórica como sin dudas es el caso de Galeano, Benedetti, Onetti, marcaron fuertemente la escena nacional, regional y mundial.


Camarada Rubén nunca más oportuna la poesía de otro grande para despedirte “…confieso que he vivido…”, como bien lo describe Pablo Neruda


Y también el gran Antonio Machado 


“Y cuando llegue el día del último viaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar”. 


OZ

- postaporteñ@ 1414 - 2015-06-08 18:21:51
postaporteñ@_______________________________

URUGUAY 11/6: Todos al paro del PIT-CNT a exigir Plan de Lucha decidido en la base

Todos al paro del 11 de Junio: 

Exijamos continuidad y unidad de los conflictos y Plan de Lucha decidido en la base

El PIT-CNT ha convocado al primer paro general parcial –de 9 a 13 horas- a tres meses de instalado el nuevo gobierno del Frente Amplio. Dentro del paro parcial habrá gremios, como el caso de la enseñanza, que paran 24 horas. Para los trabajadores es una medida que a pesar de sus limitaciones, nos permite salir a una movilización unificada donde convergeremos con reclamos de aumento de salarios y la defensa de los puestos de trabajo.

El gobierno y las patronales quieren “cautela” para nuestros salarios

En momentos en que la gran mayoría de los trabajadores públicos y privados vamos a reclamar aumentos en los Consejos de Salarios y reclamar más presupuesto para Educación, Salud, Vivienda, etc.;  el gobierno de Tabaré Vázquez por medio del Ministro de economía, Danilo Astori, llaman a ser “cautelosos”, “responsables” y “prudentes” con nuestros reclamos. Las patronales coinciden con estas declaraciones, y dicen que ellos van a dar el mismo aumento que marque el estado.

Hasta fines del año pasado, el gobierno del FA, se vanagloriaba del gran crecimiento económico, de la inversión extranjera y antes nos decían que el Uruguay estaba “blindado” frente a los problemas económicos de la región. En los más de 10 años de gobierno frenteamplista, las grandes empresas y las multinacionales que se instalaron en nuestro país han tenido ganancias siderales, los patrones han visto engordar sus cuentas bancarias, los exportadores con un dólar a 27 pesos, ganan más que antes. Patrones y gobierno reconocen que ellos tuvieron una gran bonanza económica.

¿Y a los trabajadores cuando les toca la bonanza económica?

Pero los trabajadores luego de esta década de crecimiento económico, miramos nuestros salarios y vemos que no ha pasado lo mismo. Fernando Pereira, dirigente del PIT-CNT afirmó en el acto del 1º de mayo que “600 mil trabajadores ganen menos de 15.000 pesos por mes”. Esto significa que casi la mitad de los trabajadores -donde se encuentra la mayor parte de los jóvenes-, tienen sueldos sumergidos y miserables, y las condiciones de trabajo son precarias, inestables y tercerizadas.

Esto que nos pasa con los salarios, también pasa en la salud y la educación pública que aún continua reclamando un 6% del PBI que nunca llega.

¿Qué hacer?

El paro parcial convocado para el jueves 11 de julio por el PIT-CNT con movilización, es una oportunidad para expresar nuestra bronca y comenzar a organizarnos. Debemos discutir con nuestros compañeros en las fabricas, oficinas y en la facultad, como hacemos un gran paro y concurrimos a la movilización. Sabemos que no será suficiente con un paro parcial aislado, es por ello que debemos exigirles a estos dirigentes que rompan la conciliación con el gobierno y convoquen a un verdadero Plan de Lucha que sea decido en asamblea de base para derrotar esta política económica  de “cautela” para los salarios de los trabajadores y de bonanza para los patrones. La mayoría de la dirección burocrática de la central obrera atornillada a sus sillones, no quiere pelear en serio, por eso, solo habrá un plan de lucha unificado si lo imponemos desde la base los trabajadores.

Desde Izquierda Socialista de los Trabajadores te convocamos a este paro y movilización para luchar por el salario, por la defensa de los puestos de trabajo, por 6% para la educación, por una nueva dirección sindical que luche a fondo contra las patronales y el gobierno para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores.

Y también, para conversar con vos sobre la necesidad de construir una izquierda consecuente, una izquierda socialista, que esté junto a las luchas cotidianas e históricas de los trabajadores, estudiantes y jubilados, y que tenga como eje la lucha por el Socialismo Mundial.

Izquierda Socialista de los Trabajadores - LITCI

6/6/15

- postaporteñ@ 1414 - 2015-06-08 17:29:00
postaporteñ@_______________________________

?Valor individual? y la ?tesis de la transferencia? (2)

Rolando Astarita [Blog

Esta nota complementa a la anterior, en la que traté el trabajo potenciado y critiqué la tesis “transferencia de valor” para explicar la plusvalía extraordinaria  En esta entrada planteo que no existe el valor individual de la mercancía y a partir de aquí profundizo en la relación entre tiempo de trabajo individual y social. Como resultado, se demuestra que es un sinsentido lógico postular que los productores que emplean, para producir una determinada mercancía, más tiempo de trabajo que los productores modales, generan más valor que estos últimos. Y si esto es así, no hay forma de sostener la "tesis de la transferencia". Empiezo con el pasaje en el que Marx habla de “valor individual”.

La referencia de Marx al valor individual

Marx habla del “valor individual” en el capítulo 10 del tomo 1 de El Capital, donde explica el mecanismo por el que se produce la plusvalía extraordinaria. Plantea que si el capitalista innovador logra incrementar la fuerza productiva del trabajo, y reduce el tiempo empleado para producir la mercancía, “(el) valor individual de esta mercancía se halla ahora por debajo de su valor social, esto es, cuesta menos tiempo de trabajo que la gran masa del mismo artículo producida  en las condiciones sociales medias” (p. 385, edición Siglo XXI). Por ejemplo, si la mercancía A es producida por los productores, en condiciones medias, en 10 horas de trabajo, y el productor que mejora la fuerza productiva la produce en 8 horas, el “valor individual” de esta mercancía A (la producida por el innovador) sería, según este pasaje, 8 horas de trabajo. En varias frases que siguen a esta afirmación, Marx vuelve a referirse al valor individual. A partir de aquí se podría inferir que, según la teoría de Marx, el valor existe de manera individual, esto es, por fuera y previo a la realización de la venta.

El valor individual no existe

Contra la creencia que puede derivarse del pasaje de El Capital anteriormente citado, inmediatamente Marx afirma: “El valor real de una mercancía, sin embargo, no es su valor individual, sino su valor social, esto es, no se mide por el tiempo de trabajo que insume efectivamente cada productor en cada caso individual, sino por el tiempo de trabajo requerido socialmente para su producción” (énfasis agregado). ¿A qué se estaba refiriendo entonces con “valor individual”? Él mismo lo aclara: “valor individual” es una forma de referirse al tiempo de trabajo que emplea cada productor en su caso individual. Pero el valor no es tiempo de trabajo individual, sino el tiempo de trabajo socialmente necesario requerido para producir “la gran masa de mercancías en las condiciones sociales medias”. Por eso, Marx está comparando el tiempo de trabajo individual -al que identifica con el “valor individual”- con el trabajo socialmente necesario, que constituye el “valor real” de las mercancías.

Hablar entonces del “valor individual” aferrándose a una frase sacada de contexto (y el contexto en este caso es explícito acerca del significado del término), no parece entonces muy sólido en lo que respecta a comprensión del texto. Sin embargo, el problema central no pasa por interpretar algunas frases o expresiones, sino el conjunto de la teoría del valor. Y en este respecto, Marx enfatiza, una y otra vez, que el valor es necesariamente una categoría social o, mejor dicho, es una relación social objetivada.  Por esto mismo no puede existir en tanto fenómeno aislado, individual. Lo desarrollamos con algún detalle en el siguiente apartado.

El valor es relación social objetivada

Indudablemente, la explicación más acabada de por qué el valor es una relación social la encontramos en la tercera sección del capítulo 1 de El Capital, dedicada a la forma del valor, o el valor de cambio. Más precisamente, en el apartado que lleva por título “Contenido de la forma relativa del valor”.

La cuestión es relativamente sencilla: las mercancías son objetos de uso y al mismo tiempo son portadoras de valor. Por lo tanto, tienen una forma natural (se puede ver en ellas mismas) y una forma de valor que es objetiva, esto es, pertenece a las mercancías (son las mercancías las que “valen x o y dólares”, etcétera), pero que no se manifiesta en alguna propiedad física. Si desarmo la mesa, no encuentro ningún “cuanto cosa” que sea valor (utilizo las palabras de Marx). Por supuesto, el análisis del estudioso puede decir que en tanto valor la mercancía es “mera gelatina de trabajo”, pero este análisis no le da a la mercancía una forma de valor por fuera de su forma natural.

¿Dónde se pone en evidencia la forma de valor? Marx responde: en la relación de la mercancía con otra mercancía. Y esta relación es esencial para que el valor pase a ser una propiedad de la mercancía. ¿Por qué? Pues porque el trabajo –la actividad de trabajar- no es valor; genera el valor, pero no es valor. Solo “se convierte en valor al solidificarse, al pasar a la forma objetiva” (p. 63); por esta razón, la mercancía debe compararse con otra mercancía, que frente a ella encarne el valor (la teoría monetaria de Marx arranca de la comprensión de este hecho). De esta manera se satisfacen los dos requisitos del valor: es una propiedad objetiva, y es una propiedad social.

Por lo tanto, el valor no existe sin esta relación entre “cosas”. En consecuencia, no basta con que haya trabajo para que haya valor. El trabajo invertido en la mercancía se objetiva en tanto valor cuando la mercancía se cambia por el equivalente (que en su forma desarrollada será el dinero). Por eso, si se trabajó pero la venta no se pudo realizar (por las razones que sea), el trabajo no se objetivó en tanto valor; lo cual remite a la importancia de la validación social de los trabajos privados (lo ampliamos enseguida). En consecuencia, sostener que el valor puede ser individual es, desde el punto de vista de la teoría de Marx, una contradicción en los términos. Por eso en el capítulo 10, luego de hablar del “valor individual” para referirse al trabajo empleado en la producción de una mercancía, aclara que el valor “real” de la mercancía siempre es social y que el valor individual en realidad no existe.

Trabajo privado, trabajo social y valor

Una cuestión que a veces se pasa por alto es que la explicación anterior encierra una crítica social. Para entender por qué, debemos partir del hecho de que, a través del intercambio de las mercancías, esto es, a través del lenguaje de los precios, los seres humanos están comparando tiempos de trabajo. Tengamos presente que una de las premisas del análisis de Marx es que los humanos siempre trabajaron de manera asociada, y en consecuencia, siempre tuvieron que comparar y distribuir los tiempos de trabajo.

Pero en tanto en las sociedades no mercantiles esa comparación y distribución se hacía de manera directa, en la sociedad productora de mercancías se hace a través del mercado, a través de “cosas que valen”. ¿Por qué? Pues porque los trabajos son privados –hay propiedad privada de los medios de producción- pero al mismo tiempo deben validarse en tanto partes integrantes del trabajo social total; o sea, son interdependientes. Y esta validación ocurre ex post, esto es, cuando el producto llega al mercado. Por eso, la venta es “el salto mortal de la mercancía”; es el “momento de la verdad”, la instancia en la que se sancionan (o no) como sociales los trabajos privados. Por eso también, Marx critica esta regulación anárquica de la distribución de los tiempos de trabajo: el tiempo de trabajo socialmente necesario (esto es, el promedio que rige al momento de determinar el valor de la mercancía) “se impone de modo irresistible como ley reguladora” en el intercambio (p. 92).

Lo más importante, para lo que nos ocupa, es que en el intercambio los trabajos privados, ejercidos independientemente unos de otros, pero sujetos a interdependencia, son reducidos “a su medida de proporción social” (ídem). Tal vez de manera más clara, y siempre en palabras de Marx: “… los trabajos privados no alcanzan realidad como partes del trabajo social en su conjunto, sino por medio de las relaciones que el intercambio establece entre los productos del trabajo y, a través de los mismos, entre los productores” (p. 89; énfasis añadido). Puede verse entonces que no hay forma de sostener que el valor, en la concepción de Marx, es un fenómeno individual; el valor es relación social objetivada. No entender esto es no entender el ABC de la cuestión.

Incoherencia lógica de la “tesis transferencia”

Debido a que en el mercado se validan -o no- los tiempos de trabajo privados en tanto tiempos de trabajo sociales, la suma de los tiempos de trabajo individuales no tiene por qué coincidir (y generalmente, no lo hace) con la suma de los tiempos de trabajo sociales empleados en la producción de las mercancías. Pero por eso mismo, si el tiempo de trabajo individual no es validado en el acto de intercambio, no hay manera de que un productor que emplea más tiempo de trabajo que el promedio pueda generar valor, o este pueda ser transferido, a algún otro productor. Plantear algo por el estilo es un sinsentido. Enfatizo: en el mercado los trabajos privados se reducen a “medidas de proporción social”. En consecuencia, no pueden promediarse, en tanto trabajo social, los trabajos privados que no son validados por el intercambio.

Para ilustrar lo que afirmamos, pongamos un sencillo ejemplo numérico. Supongamos que en la producción de la mercancía A se emplean, normalmente, 10 horas de trabajo, que se expresan en $100; el valor de A -el tiempo de trabajo socialmente necesario- es 10 horas. Supongamos ahora que entra un nuevo productor, Juan, quien emplea 15 horas de trabajo para fabricar A. Juan trabaja, y luego concurre al mercado donde se encuentra con que le pagan $100 por su A. Por lo tanto, vende a $100. ¿Qué ha sucedido desde el punto de vista de la ley del valor? La respuesta es sencilla: el “valor individual” de la mercancía A que produjo Juan es 15 horas, pero su valor “real” es 10 horas. En otros términos, las 15 horas de trabajo privado de Juan equivalen a 10 horas de trabajo social. Por eso Juan recibe solo $100 por sus 15 horas de trabajo. Y aquí viene la pregunta más importante para la discusión con la “tesis transferencia”: ¿ha generado Juan algún valor “extra” de 5 horas, o $50, que pueda apropiarse algún otro productor? La respuesta es, naturalmente, negativa. No hay forma de que haya generado $50 extra de valor, ya que su trabajo individual de 15 horas fue reducido a promedio social, a 10 horas.

Por lo tanto, si de las 15 horas de trabajo privado, 5 no son validadas en la venta, no se puede sostener, como hace la “tesis de la transferencia”, que hayan generado 15 horas de valor. El planteo es lógicamente incoherente con la teoría del valor de Marx, que pone el acento en que los trabajos privados solo pasan a ser sociales a través del intercambio. No hay manera de que Juan haya generado un valor “extra” de 5 horas ($50), que pueda apropiarse alguien. Si el trabajo privado no se valida, no se genera valor. Esta es la razón por la cual no hay forma de sostener que las empresas con tecnologías atrasadas generen más valor que las empresas con tecnologías modales. No es casual que los defensores de la “tesis de la transferencia” nunca expliquen cómo es que se produce esa bendita transferencia. No lo hacen porque no hay manera de que pueda ocurrir. Por eso mismo, la cuestión no se arregla calculando promedios.

Al no comprender la cuestión de la validación (o no) de los trabajos privados, la “tesis de la transferencia” termina en disparates. Por caso, si suponemos (rayando en lo absurdo) que alguien empleó 100 horas de trabajo para producir la mercancía A de nuestro ejemplo, el defensor de la “tesis de la transferencia” nos dirá que esas 100 horas deben promediarse para calcular el tiempo de trabajo socialmente necesario. Pero no hay forma de que algo así ocurra, ya que al venderse el producto en $100, se han validado como socialessolo 10 de las 100 horas de trabajo individual. Si se afirma, como hace la “tesis de la transferencia”, que las 100 horas de trabajo individual produjeron 100 horas de valor social, se está sosteniendo que el trabajo privado es parte del trabajo social antes e independientemente del intercambio. Estamos en un esquema ricardiano. Se está suponiendo la validación, con prescindencia de lo que ocurre en el intercambio. Y los defensores de la "tesis de la transferencia" promedian tiempos de trabajo individuales como si fueran todos generadores de valor, pasando por alto quelos tiempos individuales no generan valor social de manera directa. Borran así la contradicción entre el carácter privado y social del trabajo, que está en la raíz de la contradicción entre valor y valor de uso, entre trabajo abstracto y concreto, entre mercancía y dinero

No hay manera de compatibilizar la “tesis de la transferencia” con lo más elemental de la teoría del valor de Marx. La idea de los defensores de la “tesis de la transferencia”, de que una hora de trabajo privado siempre genera una hora de trabajo social (nunca 5/4 o media hora, siempre una hora) está orgánicamente vinculada con su incomprensión del valor como relación social objetivada, y de la especificidad de esa objetivación, a través del mercado. La tesis aboca, así, a una naturalización “a lo Ricardo” del mercado

Rolando - postaporteñ@ 1414 - 2015-06-08 16:55:09
postaporteñ@_______________________________

MINISTRO FERNÁNDEZ HUIDOBRO = AMODIO PÉREZ

o los AMODIOS SON MUCHOS y HAY que nombrarlos con nombre y apellido 

 Nuevo Round Tupa

 El código Da Vinci, del Amodio "traidor" dice o no dice verdades...??

En su  defensa el Negro Héctor Amodio Pérez culpa,acusa y se justifica  pero no muestra un poco bastante  que hay muchos parecidos a el??? O sea son hechos a imagen y semejanza de EFH

 Ya en el 2013 hubo quienes se dedicaron a ningunear, calumniar  y difamar a quienes difundieron las "cartas de Amodio"

Traidor o no, los tiene calados y si otros siguen cumpliendo con su propio código que tiene secretos que se llevarán a la tumba,  uno comienza a pensar que el  que calla otorga y que quien  con su silencio le permite al otro pensar que están aceptando lo que él te está diciendo

 Acá va lo publicado ayer en El Observador que esun texto de Amodio para decir que no lo comparen con Huidobro

Posta

 

Tupamaros, los otros "traidores"

Por Gabriel Pereyra

editor jefe de El Observador Junio 6, 2015

Fernández Huidobro insultó a quienes piden revisionismo contra los militares y recibió una andanada que vuelve a poner en tela de juicio la verdad tupamara

"Lo repetiremos para que no haya dudas, no fue sólo Amodio (Pérez) el que entregó infraestructura, armas y hombres". Así lo sostiene en su libro "Soy el Rufo y no me entrego" el hoy fallecido exintegrante del Movimiento de Liberación Nacional (MLN) Tupamaros Ricardo Perdomo.

Las negociaciones que tuvieron lugar entre guerrilleros y militares en el Batallón Florida en 1972, uno de los capítulos más oscuros en la historia de la organización, volvió al tape en estos días, enancado en el enojo que hay en algunos sectores de izquierda por los insultos lanzados por el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, uno de los protagonistas de aquellos contactos.

Mientras que algunos destacan que las conversaciones pararon la tortura, otros aseguran que iba mucho más allá, y que había un proyecto conjunto de corte dictatorial entre soldados y guerrilleros.

Dictadura militar mediante (1973-1985) y una década de reclusión y torturas, los bandos que analizan qué está pasando hoy entre tupas y militares, se dividen.

Para unos las críticas de Fernández Huidobro a grupos revisionistas del pasado reciente responde a la lógica de "los dos demonios", los combatientes que libraron una batalla y que comparten unos códigos que el resto no puede entender.

Otros, en cambio, responden a las críticas del ministro con acusaciones que señalan aquellas conversaciones de 1972 como un acto de "traición", igual o peor, han llegado a decir, que el cometido por Héctor Amodio Pérez.

Tras más de 30 años de silencio en su exilio de España, señalado como el traidor de traidores, Amodio Pérez habló con El Observador en 2013

Su testimonio, sobre el que abunda en esta edición ,fue ignorado y puesto en tela de juicio por quienes lo colocaron en el oscuro pedestal. Pero algunos de los señalamientos de Amodio a Fernández Huidobro y compañía coinciden con los que dan tupamaros de la línea dura. Cada vez que el tema resurge, la historia oficial que la guerrilla divulgó y dejó correr por décadas, sufre un revés. Quizás porque, como decía hace 2.500 años el general chino Sun Tzu, la guerra es el arte del engaño.

"Huidobro es el nuevo Amodio (Pérez)", dijo a El Observador TV el dirigente del grupo frenteamplista Ir, Alejandro Zabala, molesto por la defensa que el ministro hace de sus subalternos.

"Quedaba escrachado"

Perdomo era considera un duro en el MLN. "Quienes decidieron hablar con y creer en el enemigo, tienen una virtud especial, una mentalidad especial, una cierta forma de vivir, como clase, como élite y tienen además un caradurismo innegable para decidir por los demás y luego escribir para la historia, como si la armonía de opiniones fuese universal", dijo en su libro sobre Sendic

Aquellas salidas de tupamaros a encontrarse con compañeros ¿no implicaban riesgos para quienes estaban afuera y contactaban con esos presos con tratamiento especial. En su libro "Los dos demonios", el periodista Alfonso Álvaro señala: "Los contactos no orgánicos eran no orgánicos y debido a que existen varios servicios de Inteligencia, Mujica se cubría del resto o del propio grupo con el cual se contactaba, podía pasar que compañeros de los oficiales que mantenían los encuentros con los tupamaros aparecieran perseguidos por sus propios camaradas debido a los mismos seguimientos que en ese momento se estaban practicando a los mismos cabecillas del MLN"

Esta visión, controvertida por otros periodistas es compartida por Perdomo, que refiriéndose al "estilo de trabajo" de Fernández Huidobro, afirma: "Naturalmente quien era contactado por Huidobro y compañía, a la misma vez quedaba escrachado por el enemigo, las casas quemadas y las formas de trabajo precisamente verificadas, con las garantías de la práctica".

"La verdad es que para la Inteligencia Militar, aunque hubiesen sido los más estúpidos del mundo, ¡unos prisioneros como estos daban gusto!", dice Ricardo Perdomo

El también ex tupamaro Esteban Pereyra Mena, aportó en su momento su sombra de duda contra Huidobro: "En prisión me planteó la rendición y le dije 'ñato no sólo me parece que lo vos planteás es una traición; ¡vos sos un traidor!'".

El factor Amodio

En su sorpresiva aparición en 2013, dijo a El Observador: "¡Cómo será que a mí ya me decían traidor pero el que se mamaba o entraba y salía del cuartel libremente era Fernández Huidobro!".

Ante un nuevo embate contra el ministro de Defensa, al que Amodio le atribuye el papel de principal vocero de esa supuesta falsa historia cargada de leyenda, el extupamaro envió un texto que se publica en la que pide que no lo comparen con el ministro de Defensa: "El Ñato no se quebró nunca. Jamás le afectaron ni la muerte de sus compañeros ni el dolor ajeno. Maniobró siempre buscando lo mejor para él, cosa que no le critico. Yo hice lo mismo. Tengo en mi descargo que lo hice cuando ya nada podía hacer para defenderme de una acusación falsa, tan falsa que para mantenerla hubo que adaptarla en varios momentos, toda vez que los hechos la desmentían".

El expresidente José Mujica aportó lo suyo para que la historia oficial, en blanco y negro, le aparecieran los grises. Luego de que Amodio apareciera públicamente Mujica dio una versión distinta a la que atribuía al "traidor" buena parte del fracaso militar: "Hay algún otro personaje que desde el punto de vista práctico tu tanta o más importancia en la información que se entregó que Amodio. En definitiva si una criatura humana débil que se quiebra en un momento dramático y entra a colaborar con el enemigo utilizando todos sus recursos y bueno, ta, chau".

Su viejo compañero Jorge Zabalza recordó públicamente cuando el 14 de abril de 1972 dos tupamaros fueron ejecutados por la Policía y Fernández Huidobro, escondido en un berretín y herido, se entregó. "Fernández podía haber gritado 'soy el Ñato y no me entrego', como lo hicieron Ernesto Guevara, Camilo Torres, Mario Santucho, Miguel Enríquez y Raúl Sendic. Como lo hicieron cientos de mujeres y hombres en este continente azotado en los '70 por el terrorismo de Estado. En cambio eligió salvar el pellejo, pedir por el juez Echeverría y por "Campitos", aunque no podía saber a ciencia cierta si se lo iban a respetar.

Ese 14 de abril fue el cruce caminos que definió a Fernández, ese día hizo la opción que determinó el resto de su vida. La continuó desarrollando poco más tarde, al proponer la rendición incondicional del MLN en el Batallón Florida.

Cada vez que se mira al espejo o cada noche que lo desvelan los gritos de Ivette y Luis (los tupamaros ejecutados), se ve a sí mismo negando tres veces a Jesús de Nazareth, Espartaco, Tupac Amarú y Ernesto Guevara"

(n.de posta: detenido el 14 de abril de 1972, herido junto a  David Cámpora en la casa de Luis Martirena  e Ivette Giménez de Martirena en la calle Amazonas,  de Malvín  donde el matrimonio  fue muerto por las FFAA )

Aunque grupos del Frente le pidieron la renuncia, Fernández Huidobro sigue en su cargo apoyado por el presidente Vázquez. Más de un soldado de los que lo rodean le expresó su solidaridad. Algunos de ellos se refieren a él como “ mi general”

PASADO RECIENTE

Amodio sobre Fernández Huidobro: "No me comparen"

El extupamaro envió desde su exilio en España una nota donde vuelve a reivindicarse como víctima de una situación compleja en la que, dijo, el hoy ministro de Defensa maniobró "buscando lo mejor para él. Yo hice lo mismo"

La comparación, totalmente fuera de lugar, solo es explicable por la ignorancia de la historia. Pero de la historia real, no la que se inventaron para subirse al carro de la gloria patria.

Eleuterio Fernández Huidobro, "Oscar" o "el Ñato", fue detenido el 14 de abril de 1972. Yo lo fui el 20 de mayo del mismo año. Méndez me entregó, dos días después, las carpetas con las declaraciones suyas en que indicaba mi relación con Enrique Erro y con el coronel Montañés, del que yo ignoraba el nombre. Para mí, era Ramón. Después se dirá que quien puso a estas personas en la mira de las FF.AA. fui yo.

Cuando a principios de junio de 1972 el actual ministro fue consciente de la debacle en que él, Raúl Sendic y Julio Marenales habían precipitado al MLN, arrastrándolo a una derrota inexorable, aprovechando el desconocimiento que las FF.AA. tenían acerca de la dimensión real del MLN, se comprometió a conseguir la rendición incondicional de la cincuentena de compañeros que un día sí y otro también arriesgaban sus vidas en aras de cumplir los planes que desde antes de la gran fuga de Punta Carretas se venían gestando: el plan Tatú, el Plan del 72 y el Segundo Frente.

Por esas fechas contaba como aliados a la inmensa mayoría de los que hoy lo critican y lo acusan de traidor. Agrego que con razón. Pero no por lo que hace hoy, sino por lo que hizo entonces.

Convenció al comandante Carlos Legnani de que él era el único que podía convencer a Sendic y Marenales de la necesidad de rendirse y entregar las armas y locales que aún quedaban, bajo la promesa de detener, en lo inmediato, la tortura y al cabo de unos meses estudiar la situación legal de los detenidos que no cargaran con delitos de sangre, lista que elaboró junto con Mauricio Rosencoff y en la que por pura casualidad, ellos ocupaban los primeros lugares

Pese a que algunos lo valoran como gran estratega, no tuvo en cuenta que los que faltaban en la lista eran los que tenían esos delitos. Carlos Legnani, que mantenía una buena relación con el coronel Trabal, lo convenció a este para que el general Cristi autorizara lo que por entonces se conoció como "la tregua". Tregua que fracasó por el empecinamiento de Sendic y Marenales en imponer unas condiciones políticas y sociales que hubieran justificado el accionar del MLN. Pretendían que las FF.AAA, pusieran en práctica el programa del MLN.

Con gran consternación por su parte no logró convencer a sus compañeros que la rendición era la única carta que quedaba y estos le pusieron fin a la tregua ejecutando al entonces coronel Artigas Álvarez, no porque lo creyeran responsable de la represión, sino porque era un objetivo fácil. No supieron a quien habían ejecutado hasta que lo anunció la radio.

La tregua

Cuando la primera reunión para buscar la tregua, Wassen  (Adolfo “Nepo” Wassen)le informó que había sido él el que aportó los datos para la ubicación de la Cárcel del Pueblo. Fernández Huidobro trasladó a Sendic, en el primer encuentro que tuvieron y que Blixen narra en su biografía de Sendic con tono novelesco, ocultando que todo ese proceso era una verdadera tragedia, en el que se jugaba con la vida como si careciera de valor. Tengo que recordar que una de las vidas que estaba en juego era la mía, ya que se me acusaba por la caída de la Cárcel. Vamos a dejar las cosas como están, le dijo Sendic al Ñato y éste se lo trasladó a Wassen, quien en un rasgo de honestidad personal me comunicó que yo "era el cabeza de turco".

Como se dice en la nota publicada por El Observador, en esos momentos Sendic no estaba por aceptar la rendición. Más adelante, cuando la bronca interna en las FF.AA. por la muerte de Artigas Álvarez ya había decaído bastante, vuelve sobre el tema, también en el Florida y reanuda las salidas acompañado por Calcagno, escondidos ambos en autos que habían sido propiedad de colaboradores del MLN, para reanudar las negociaciones. Desempeñaba él el papel protagonista en la "orquesta roja" a la uruguaya. Esas negociaciones se reanudaron, pero esta vez bajo el control directo de Trabal, que puso vigilancia al Florida. Esa vigilancia tuvo como consecuencia que Trabal supiera de las reuniones en la calle Sevilla y en la casa de Elsa Dubra, a las que acudía Ferreira Aldunate, y otras en casa de Domingo Carlevaro.

Pero entonces Sendic también participaba de las negociaciones. Llegó incluso a orquestarse su detención pactada, en un simulacro de detención con tiroteo incluido, en el que la frase "soy Rufo y no me entrego" era la contraseña pactada. Pero de nada le sirvió, ya que el FUSNA no participó de esas negociaciones.

La detención de Sendic no hizo disminuir el entusiasmo de Fernández Huidobro por encontrar una salida al embrollo que él había contribuido a desarrollar. Encontró su alma gemela en Ramón Trabal, quien aspiraba a convertirse en el Velazco Alvarado criollo y juntos fraguaron el "golpe a la peruana", un "golpe bueno", para tratar de evitar el golpe que ya flotaba en el aire y al que me referiré más adelante. Se empezó a difundir la idea de que había un sector progresista en el ejército.

Trabal y Fernández Huidobro le susurraron al oído a Ferreira Aldunate que él sería la cabeza civil del golpe bueno. El País puede seguir insistiendo acerca de Wilson, pero se ha negado a publicar lo que yo le he enviado acerca de este tema. Como bien ha dicho (Adolfo) Garcé, de Wilson ha trascendido una imagen bonachona, casi angelical, y se ha ocultado la otra cara, la de un oportunista contumaz, agrego por mi parte.

Mi gran amigo Federico Fassano ya me había engañado con mi manuscrito y entre todos ellos fraguaron un manuscrito falso, que escribieron en hojillas de papel de fumar, tomando como base el auténtico, en poder de Trabal. Del falso manuscrito desaparecieron las críticas que yo hacía hacia la dirección del MLN y se borraron las referencias a Ferreira Aldunate, quien a esas alturas decía que yo me reunía con militares para destruir la democracia, cuando en realidad quien lo hacía era su socio circunstancial, don Eleuterio.

Hojillas

Jorge Marius, en su libro La tiranía de la miseria (1), describe el momento en que Juan Pablo Terra, en presencia del "gran líder blanco", le entrega las hojillas con el falso manuscrito para que él las pasara a limpio. Ese detalle hizo que durante más de un año no leyera ese libro. ¿Cómo iba a darle importancia a un libro que dice estaba escrito en hojillas de fumar si yo lo había escrito en más de sesenta carillas de papel de carta? Pues un día lo leí y pude comprobar que las versiones que han sido publicadas, todas, coinciden punto por punto entre sí. Incluso la de Mate Amargo, tan falsa como las demás, ha sido "comentada" por el don Eleuterio, como una muestra más de su bajeza moral.

Tuvo muy destacada actuación en las comisiones de los ilícitos. Cuando dijo que si le daban permiso para torturar podía conseguir información sobre los desaparecidos –muchos de los cuales lo fueron por su responsabilidad a partir de la reunión del 16 de marzo de 1972– quizás estuviera pensando en aplicar lo que aprendió en los interrogatorios a los detenidos por aquellos días. Algo que, recogiendo sus propias palabras, no le impide vivir feliz.

Mucho se ha dicho y escrito sobre su cautiverio y sobre los de los demás rehenes. Lo dije cuando la entrevista y lo reitero ahora: todos fueron tratados con infinita crueldad, paro no por su condición de tupamaros. Lo fueron por su participación en el fracasado "golpe bueno" y en las comisiones de los ilícitos.

Tras la puesta en libertad, Eleuterio Fernández Huidobro, una vez superadas las diferencias internas acerca de su comportamiento en prisión, vio necesario amoldar la historia del MLN a lo que sería su actuación futura y fue dando bandazos como mejor le convenía. Para ello, se encargó de falsificar la historia y consiguió que otros la divulgaran. Se crearon teorías acerca del militarismo y los dos demonios, se constituyeron comisiones de estudio y para evitar que alguno le pidiera responsabilidades, se encargó de que quienes habían proporcionado información, con tortura o sin ella, fueran absueltos o perdonados, a cambio, eso sí, de proporcionar elementos que mantuvieran mi condición de traidor, responsable de la derrota.

De todo esto sabe mucho Zabalza, como sabe que fueron Wolff y Marrero quienes salieron a la calle a marcar compañeros. Sigue guardándose el secreto, uno más de los tantos que conoce. El problema que tiene para desvelarlos es que entonces quedará patente que la tan mentada capacidad política del tándem Sendic–Huidobro forma parte de la leyenda que él tanto ayudó a construir y a mantener, mal que le pese, a través del tiempo.

Leyenda

Es precisamente ese término, leyenda, el que emplea Samuel Blixen en su artículo La metamorfosis, para referirse a la actuación de ambos. Supongo que las alabanzas vertidas están referidas al período entre 1962 y 1969, porque no puede ignorar, a estas alturas, que ambos pergeñaron, ya desde 1971, los planes que llevarán a la debacle de 1972, planes a los que me opuse y que me llevaron a renunciar al comando general de Montevideo, días antes que se decidieran las acciones del Collar, en diciembre de 1971 y que están en la génesis de las acusaciones que se me harán posteriormente.

Tengo que recomendarle a Blixen que relea Historias tupamaras y que hable con Aníbal de Lucía, para que le cuente cómo Sendic, días antes de que se concretara la segunda fuga de Punta Carretas, le consultó acerca de la elaboración de la lista de fugados, en la que me dejaba fuera, o mejor dicho, dentro, pese a que a pedido de los propios presos y luego compañeros en la fuga, yo era el responsable de su planificación.

La metamorfosis a la que Blixen hace mención también le alcanza a él.

A raíz de mis cartas de 2013, Blixen se negó a admitir que mis palabras tuvieran valor y asumió la defensa del hoy desprestigiado ministro con un empeño digno de mejor causa.

Hoy, dos años después, reconoce que el Ñato fue el gestor de las componendas referidas anteriormente. Sin embargo, sigue mintiendo en cuanto a su desarrollo y triste final, cuando él fue testigo directo de las reuniones en el Florida y formó parte del amplio grupo de presos que salían del cuartel para establecer contactos, algunos de los cuales aprovechaban las salidas para visitar los quilombos cercanos al Cementerio del Norte, guiados por el inefable capitán González, alias "El pescado".

En la referida biografía de Sendic, de 368 páginas, parecen 320 inexactitudes, unas medias verdades y otras completamente mentiras, para ensalzar su figura y al mismo tiempo las de los que lo acompañaron en su aventura, entre ellas, la de don Eleuterio. Dedica todo el capítulo 17 a exponer "mi traición", cuando el mismo texto lo desmiente.

La historia oficial del MLN es falsa y está concebida para que las responsabilidades no se dirijan hacia quienes creyeron que el momento del enfrentamiento final había llegado,destruyeron en marzo de 1972 lo poco que de organización quedaba y se pusieron al mando del llamado Segundo Frente, pretendiendo enfrentar a las FF.AA. en el interior con un puñado de hombres y mujeres calzados con alpargatas, sin armas, sin municiones, sin comida ni medicinas.

Sendic discrepó con el Ñato en el mes de junio de 1972, pero terminó por admitir sus razones, apenas un mes después, para "salvar lo que quedaba", han dicho Mujica y Marenales.

El Ñato no se quebró nunca. Jamás le afectaron ni la muerte de sus compañeros ni el dolor ajeno. Maniobró siempre buscando lo mejor para él, cosa que no le critico. Yo hice lo mismo. Tengo en mi descargo que lo hice cuando ya nada podía hacer para defenderme de una acusación falsa, tan falsa que para mantenerla hubo que adaptarla en varios momentos, toda vez que los hechos la desmentían.

En 1984, un año antes de la amnistía, Ernest Siracusa, embajador USA en Uruguay cuando el golpe de 1973, se encargó, junto a Colin Bobelis, jefe de la agencia uruguaya de la CIA, de ir preparando el fin de la dictadura, que culminará con el pacto del Club Naval (2)

En dichas reuniones se acordó la prisión de Wilson Ferreira –aceptada por él e impuesta por los militares– y dar paso a Julio María Sanguinetti y reabrir el camino cerrado doce años antes. Los EE.UU. ya no necesitaban a los viejos generales, dado que su misión estaba cumplida. A su sombra se habían impuesto en Uruguay las teorías de Milton Friedman, tal como se habían impuesto en el resto de América Latina. Los dejaron a un costado del camino y algunos todavía hoy están entre rejas.

Esa y no otra es la razón del golpe de 1973, perpetrado cuando ya el MLN estaba destruido. El MLN pudo ser la excusa para el golpe, pero no su causa.

¿Qué sentido podía tener perseguir a las organizaciones políticas y sindicales cuando el MLN ya no existía? Por otro lado, de las propias actuaciones militares se sabía que el MLN nunca contó con el apoyo de las organizaciones perseguidas, sino todo lo contrario. Ni qué hablar del apoyo cubano o soviético, para los que fuimos siempre un más que molesto grano en el culo.

¿Y qué sentido pudo tener la Operación Cóndor que no fuera arrasar con los últimos vestigios de resistencia, ya no armada, sino simplemente política?

El number one

Estimado Bolita (n. de r. apodo de Samuel Blixen): el Ñato siempre aspiró a ser el number one, pero sus carencias se lo impidieron. Panegiristas no le faltaron. Lo que le faltaron fueron condiciones, mientras que le sobraba ambición, sobre todo, ambición de poder. Mujica fue su alter ego, como antes lo había sido Sendic, hasta que consiguió, con su forma de ser tan aparentemente normal y campechana, inclinar la balanza para su lado. Lejos quedaron los días en que se presentó como "palito de la colmena", en los que asumió la condición de aglutinador, él, que en el MLN no había pasado de los escalones secundarios y que se comió el garrón por bocazas, de chiripa, porque el Ñato lo embalurdó, en la tregua y en los ilícitos.

Juntos o cada cual por su lado han permanecido fieles a los compromisos asumidos, allá por 1988 y 89, esos que no se firman pero que atan para toda la vida y que están detrás de sus posturas tan aparentemente incomprensibles, dadas sus trayectorias.

¿Pero es realmente así o esas actitudes responden al viejo refrán "una mano lava la otra y las dos lavan la cara" ¿O han adaptado el proverbio bíblico y lo han convertido en "ayúdame que yo te ayudaré"? Me inclino por esto último.

A propósito del monumento que el Pepe se ha sacado de la chistera y que tanto ha disgustado a María Elia, la Parda Topolansky, le mando una sugerencia: ponerle alguna incrustación de oro, del que apareció en lo de Feldman y así se cierra la reconciliación. Después de todo, es el oro que la Parda y su grupo nos robaron en 1970, el de las libras que dijeron que yo me había quedado y que Néstor Sclavo recuperó una noche de la chacra de Pando. A lo mejor, capaz que se reconcilian.

(1) La lectura del libro me permitió iniciar un intenso diálogo con Marius, que se ha visto plasmado en un trabajo conjunto que espero vea la luz algún día y en el que tratamos este y otros temas.

(2) El documento base para esta afirmación no será desclasificado hasta 2024. La información me fue proporcionada por quien fuera compañero sentimental de mi primo Andrés Amodio Martínez, fallecido en EE.UU. en 1987. Este hombre, agente de la CIA hasta hace pocos años, asegura que Andrés ignoró su condición de agente americano, pero que en repetidas ocasiones le habló de nuestro parentesco. Prometió enviarme un álbum de recortes de periódicos que una de sus hermanas le enviaba, cada vez que mi nombre aparecía en ellos.

posta - postaporteñ@ 1413 - 2015-06-07 10:27:48
postaporteñ@_______________________________

montevideo: OCTAVA MARCHA: OTRO CAMPANAZO QUE SONÓ FUERTE

La cara de María Delia tiene pintada una enorme mariposa. Cuando la descubro detrás de esas alas coloridas que cubren gran parte de su rostro, me da gusto reencontrarme en el punto de partida, con una compañera de ruta que hace tiempo no veía. Coincidimos en que el tema del agua convoca  y en que seguramente esta marcha será multitudinaria.

Ella no es la única que se ha pintado la cara, son numerosos los rostros que lucen dibujos brillantes a todo color

Luego llama mi atención lo que parece ser parte de la tapa de un inodoro convertida en marco para un cartel que dice FUERA MONSANTO.

Quien lo porta me explica que originalmente la tapa de inodoro tenía un mensaje dirigido a Mujica: PEPE, CUANDO TERMINES TIRÁ LA CADENA.

La gente es ingeniosa. En pocas palabras logra decir muchas cosas, como los que llevan otro cartel que dice QUIERO VOLVER A TOMAR AGUA DE LA CANILLA. 

La marcha comienza poco después de las 17:30 y la avenida 18 de julio otra vez recibe un torrente de pueblo. Tras varios años repitiendo este ritual, puedo reconocer la procedencia de cada compañero que veo:   Rocha, Paysandú, Lavalleja, Treinta y Tres, Colonia, San José, Canelones, Maldonado, Rivera.. y por supuesto, la gente de Montevideo, que es la mayoría.

Observo que enfundada en un chaleco naranja que dice ?yo si firmo contra la megaminería?, una entusiasta  marchante que camina por el centro de la calzada, le va entregando volantes a los ocupantes de los vehículos que pasan en sentido contrario. Todos aceptan el mensaje impreso, y varios le dan una primera ojeada. Lo que más me gusta y me sorprende,  es que hay quienes bajan el vidrio de la ventanilla y sacan la mano para agarrar esa hoja que contiene un breve resumen del motivo de esta movilización.

No me sorprende sin embargo, escuchar palabras de aliento y bocinazos de aprobación a medida que la marcha avanza. Ya estamos acostumbrados a recibir ese tipo de expresiones de parte de gente que no está marchando con nosotros pero que comparte la preocupación que nos mueve.

En el trayecto, a medida que nos vamos encontrando con amigos y conocidos que integran las filas de caminantes,  siguen los reencuentros que motivan abrazos y afectuosos apretones de manos. Qué bueno es ver que pasan los años y el ánimo no decae entre los más viejos. Pero aún mejor es ver cómo crece el número de jóvenes que participa de esta pueblada. Un grupo bochinchero de ellos baten bombo, redoblante y platillos entonando un cántico que dice ESTAMOS EN LA CALLE  NUEVAMENTE, PORQUE  EL AGUA ES DEL PUEBLO Y NO SE VENDE ?

Como ya es habitual la nación charrúa marca presencia haciendo sonar lonjas y caracoles. El cemento se estremece al son de los tamboriles africanos y por momentos aparece, como destapada,  la dulce melodía de una armónica. Muy cerca de mí viene alguien con un clarinete con el que ejecuta el característico llamado militar a formar filas. En la otra mano lleva un cartel reclamando que el acceso al agua es un derecho consagrado en la constitución y por tanto una de las obligaciones del estado.  

El nombre del inolvidable payador Calos Molina flamea en la bandera del Ateneo Popular del Cerro, cuyos integrantes portan un gran cartel contra el IRSA. La enorme pancarta de la confederación de pueblos costeros es llevada con cierta dificultad por unas muchachas que luchan con todas sus fuerzas cuando pasamos por las esquinas donde sopla un poco más fuerte el viento.

Desde las ventanillas de los buses asoman muchas miradas inexpresivas de gente que parece aburrida y apática. Se destacan entre esa masa de compatriotas que parecen sonámbulos, algunos ojos que brillan y se interesan en la escena que presenta 18 de julio a última hora de la tarde. En las puertas de los hoteles, pequeños grupos de asiáticos y europeos registran con sus cámaras lo que está sucediendo.

Cuando llegamos a la Plaza Independencia todos coreamos de nuevo una frase que ya habíamos repetido durante la marcha: NO SE VENDE, EL AGUA SE DEFIENDE. La lectura de la proclama es interrumpida por aplausos y gritos. Retumban en las ventanas del emblemático Palacio Salvo las voces de los lectores y de esa masa de gente que aprueba sus palabras.

Es lindo ver el pueblo uruguayo así, de pie, movilizado, convencido, bien plantado.

Terminado el acto nos volvemos a casa repasando mentalmente las imágenes recién incorporadas a nuestra memoria. Una tenue llovizna se deja caer sobre Montevideo mientras con las pantorrillas doloridas por la caminata nos vamos dispersando. La sensación que experimento podría compararse a la del encargado de hacer sonar el gong con el pesado martillo. Espero que la conciencia de muchos uruguayos despierte del sueño plácido al que los induce la maquinaria del sistema que los anestesia mientras destruye el planeta en nombre del desarrollo y la prosperidad.

Fue un golpe más de campana. ¿Cuántos reaccionarán al escucharla?

Tal vez lo podamos ver en la próxima marcha.

Aníbal Terán Castromán - postaporteñ@ 1413 - 2015-06-07 10:05:12
postaporteñ@_______________________________

Trabajo potenciado y la ?tesis transferencia? (1)

Rolando Astarita [Blog]

Por estos días volví a tener discusiones –esta vez con unos economistas mexicanos, véase aquí- sobre trabajo potenciado y plusvalías extraordinarias (puede verse en Comentarios). Es que en varios escritos, y siguiendo a Marx, he sostenido que la plusvalía extraordinaria es producto de trabajo potenciado. La idea básica es que el trabajo que aplica una tecnología superior a la que es normal en la rama, genera por unidad de tiempo más valor que el que generan las empresas con la tecnología que predomina (para simplificar, dada cierta intensidad del trabajo, y considerando los mismos tipos de trabajos simples). La cuestión, por supuesto, se relaciona con la noción de valor. Valor, según Marx, es tiempo de trabajo socialmente necesario, objetivado. Socialmente necesario es definido por Marx como el tiempo de trabajo “requerido para producir un valor de uso cualquiera, en condiciones normales de producción, vigentes en una sociedad y el grado social medio de destreza e intensidad del trabajo” (p. 48, cap. 1., t. 1, El Capital).

Planteamiento de la cuestión

Para ver el problema, la esencia del asunto se puede explicar con un esquema muy sencillo de productores simples de mercancías (si se quiere el planteo más desarrollado, puede consultarse el capítulo 10 de El Capital; véase también aquí y aquí, por ejemplo; o Valor, mercado mundial y globalización).

Supongamos que en una rama existen 12 productores que fabrican la mercancía A. 10 de ellos emplean 10 horas de trabajo; el productor 11 emplea 8 horas de trabajo, y el 12º emplea 12 horas. Suponiendo que el valor encerrado en una hora de trabajo socialmente necesario se exprese en $10, todos venden A en $100. Aquí, el promedio aritmético de tiempo de trabajo es 10 horas. Puede verse que el productor 11 recibe el equivalente de 10 horas de trabajo, esto es, $100, habiendo empleado 8 horas; y que el productor 12 recibe el equivalente de 10 horas, habiendo empleado 12 horas de trabajo.

La cuestión es determinar qué sucede, en términos de valor, con los productores 11 y 12. Toda una serie de importantes marxistas, entre ellos Mandel, Shaikh y Carchedi, ha planteado que de hecho existe una transferencia de valor desde el productor 11 al productor 12. Esto es, el productor 12 ha generado $120 de valor, pero solo se apropia de $100, en tanto el productor 11 ha generado $80 de valor, y se apropia de $100. De manera que 11, con 8 horas de trabajo, recibe el equivalente a 10 horas de trabajo. Dado que el plus de 12 se cancela con el minus de 11, la idea de la transferencia de valor parece confirmarse: el productor menos eficiente genera más valor que el promedio de los productores, del que se apropia el más eficiente, que ha generado menos valor que el promedio. Aunque no se explica cómo ocurre esta transferencia (no es una cuestión menor), para algunos la matemática que “cierra” parece ser argumento suficiente para justificar la “tesis transferencia”.

Este enfoque se traslada entonces a las relaciones entre países: en los países en que predominan empresas con tecnologías atrasadas, generan más valor que el promedio, y lo inverso sucede en los países en que predominan las tecnologías adelantadas. Por lo tanto, existe transferencia de valor desde los primeros a los segundos. Es la tesis del intercambio desigual, un pilar para afirmar que los países atrasados son explotados

Mi interpretación es opuesta. Siguiendo la noción de Marx de valor como trabajo socialmente necesario, y volviendo al ejemplo anterior, sostengo que el productor 11, al emplear tecnología superior a la predominante, genera más valor por hora de trabajo que los 10 productores que emplean la tecnología modal; y que el productor que emplea la tecnología atrasada genera menos valor por hora de trabajo.

De manera que no hay transferencia de valor. El trabajo del 11º es potenciado (en tanto generador de valor), y el trabajo del 12º es despontenciado. Por supuesto, aquí la matemática no prueba nada. La discusión es conceptual.

Problema irresoluble para la “tesis transferencia”

Desde el punto de vista del poder explicativo, la tesis “transferencia” tiene un primer problema que ya señalé, a saber, que no explica cómo es que se opera la transferencia de valor desde el 11º al 12º. Pero veamos la cuestión ahora con un ejemplo similar al que plantea Marx cuando explica el surgimiento de la plusvalía extraordinaria; aunque esta vez presento un esquema de productores simples, parecido al anterior. Suponemos de nuevo 12 productores, que producen A, pero ahora todos tienen la misma tecnología; todos emplean 10 horas de trabajo y A se vende en $100. De manera que la demanda global de A exige que se viertan $1200 para realizar los valores correspondientes a 12 mercancías A.

Supongamos ahora que el productor 11 baja el tiempo de producción a 8 horas. Dado que el resto de los productores venden a $100, el precio predominante en el mercado es $100. El productor 11 decide vender a $100 (el precio valor del mercado), obteniendo por 8 horas de trabajo el equivalente a 10 horas de trabajo.

¿De dónde sale ahora ese plus? El enfoque “transferencia” no tiene manera de explicarlo; al interior de la rama nadie emplea tecnología con más mano de obra que el promedio. Tampoco hay por qué suponer que cambió algo en el resto de la economía.

La demanda de A sigue siendo la misma que la que existía antes de que el productor 11 cambiara la tecnología; esto es, se venden 12 productos cuyos valores se realizan con $1200 generados en las otras ramas de la economía. De la misma forma que antes no había transferencia, tampoco la hay ahora. Por lo tanto, los $1200 en mercancías A que sus productores lanzan al mercado representan valor generado en la rama. Pero luego de la innovación esos $1200 no han sido generados por 120 horas de trabajo, sino por 118. ¿Cómo es posible? La respuesta, inspirada en Marx, dice que es posible porque el productor 11º en 8 horas de trabajo individual ha generado el equivalente a 10 horas de valor (expresadas en $100).

Los defensores de la “tesis transferencia” no lo pueden creer. ¿Cómo es que 8 horas del trabajo individual equivalen a 10 horas de trabajo social? “Algo anda mal”, piensan. “Jamás puede darse que 8 sea igual a 10”, insisten. De manera que decretan que aquí también existe transferencia. No vaya a ser que se caiga el dogma (¿y se afecte el tercermundismo marxista?).

 En la rama A se produjo solo $1180 de valor, nos dice el defensor de la “tesis transferencia”. ¿Pero cómo se sostiene entonces la ley del valor trabajo? Es que las mercancías se intercambian, en promedio, a sus valores (no hemos metido la problemática del precio de producción). Pero si se dice que el productor 11 generó, con su trabajo individual de 8 horas, sólo $80 de valor, y vende su mercancía a $100 (o la intercambia por otra mercancía B que vale $100), no hay intercambio de equivalentes. Pero por esta vía no hay forma de compatibilizar la teoría del valor trabajo con el ejemplo teórico. El defensor de la “tesis de la transferencia”, al negar la posibilidad de que exista trabajo potenciado, ha caído en un impasse.

El error de fondo

El error de los defensores de la “tesis transferencia”, que les impide explicar el problema elemental planteado, consiste en que asimilan directamente el trabajo privado con el trabajo social. Por eso mismo, han borrado la especificidad de la teoría del valor de Marx, en particular su diferencia con la de Ricardo. Exhiben una concepción mecanicista, que se limita a decir “1 hora de trabajo privado siempre tiene que equivaler a 1 hora de trabajo social y por eso generar siempre 1 hora de valor”. Y por este camino se llega a verdaderos absurdos. Por ejemplo, si postulo que un productor 13 produce A en 100 horas, el mecanicista “pro-transferencia” me dirá que el productor 13 generó el equivalente a $1000 de valor que, por algún mecanismo misterioso, algunos otros se apropian. Se habría encontrado entonces una bonita manera de generar valor.

Por supuesto, la teoría del valor de Marx no discurre por esos disparates. Su idea básica es que los trabajos privados no son directamente sociales. Solo se hacen sociales mediante la venta, y por eso esta última constituye “el salto mortal” de la mercancía. Es que en la venta los trabajos privados se sancionan en tanto trabajos socialmente necesarios. Por eso, algunos trabajos privados pueden generar más o menos valor según empleen mayor o menor fuerza productiva que la que se emplea normalmente en la rama. Precisamente refiriéndose a un caso similar al que he presentado (el productor 11 que con su trabajo de 8 horas obtiene 10 horas de valor), escribe Marx:

“… parece, pues, que el plusvalor proviene de la venta, del hacer pagar más caro a los demás poseedores de mercancías, de la elevación del precio de la mercancía por encima de su valor, no de la disminución del tiempo de trabajo necesario y de la prolongación del tiempo de plustrabajo. Pero ésta es sólo la apariencia. Mediante la excepcional fuerza productiva que el trabajo obtiene aquí a diferencia del trabajo medio en el mismo ramo de actividad, se convierte, en relación a éste, en trabajo superior, de modo que, por ejemplo, una hora laboral suya es igual a 5/4 de una hora laboral de trabajo medio, a trabajo simple a una potencia superior. Un número menor de horas de trabajo resulta igual a un número mayor de horas del trabajo medio. Lo paga como trabajo medio y lo vende por lo que es, trabajo superior, una determinada cantidad del cual es igual a una mayor cantidad de trabajo medio” (Capital y tecnología. Manuscritos inéditos 1861-1863, pp. 38-9, México, Terra Nova, 1980; énfasis añadido).

De manera que si se aplica este enfoque (que deriva de la teoría del valor), la ley del valor trabajo, en el ejemplo que presenté, rige el intercambio y lo explica. El productor 11 de A generó $100 de valor en 8 horas de trabajo individual porque su trabajo es trabajo potenciado. Por lo tanto, cuando intercambia 1 A por 1 B (que contiene 10 horas de trabajo socialmente necesario), se cambian equivalentes en términos de valor (aunque no sean equivalentes los tiempos de trabajo privados). ¿Qué nos dice el defensor de la tesis transferencia a esta altura? Simplemente vuelve a asegurarnos que no puede ser que “una hora laboral sea igual a 5/4 de hora laboral de trabajo medio” (esto es, de valor). Y se consuela pensando que, en el fondo, el pobre Marx no entendió la diferencia entre trabajo abstracto y concreto, y ni siquiera su propia teoría del valor. ¿Cómo no iba a caer en el error de pensar que 1 hora de trabajo individual podía ser igual a 5/4 de hora valor?

Trabajo complejo, otra forma de trabajo potenciado

La explicación sobre cómo surge el trabajo potenciado que brinda Marx en el cap. 10 de El Capital, o en el pasaje que acabo de citar, demuestra cómo 1 hora de trabajo individual puede generar más valor que 1 hora de trabajo que emplea la tecnología media dominante. Esta es una forma entonces de trabajo potenciado, que surge por diferencia de fuerza productiva relacionada con la tecnología. Pero hay otra forma de trabajo potenciado, que es el trabajo complejo: “se considera que el trabajo más complejo es igual sólo a trabajo simple potenciado, o más bien multiplicado, de suerte que una pequeña cantidad de trabajo complejo equivale a una mayor cantidad de trabajo simple” (Marx, El Capital, pp. 54-5). Aquí la potenciación del trabajo no deriva de la tecnología, sino de la capacitación de la fuerza de trabajo (que es una fuerza productiva). Aunque el trabajo complejo no explica la plusvalía extraordinaria, es conveniente tener presente esta otra forma de trabajo potenciado.

Trabajo desponteciado

Más arriba mencioné, al pasar, el trabajo “despotenciado”, para significar el trabajo que genera menos valor social por unidad de tiempo de trabajo individual. Aclaro que Marx no utiliza este término, pero de todas maneras la idea está encerrada en el pasaje del capítulo 1 de El Capital, cuando define qué es tiempo de trabajo socialmente necesario. Dice que “tras la adopción en Inglaterra del tela de vapor… bastó más o menos la mitad de trabajo que antes para convertir en tela determinada cantidad de hilo. Para efectuar esa conversión, el tejedor manual inglés necesitaba emplear ahora exactamente el mismo tiempo de trabajo que antes, pero el producto de su hora individual de trabajo representaba únicamente media hora de trabajo social, y su valor disminuyó, por consiguiente, a la mitad del que antes tenía” (p. 48). El concepto se entiende fácilmente. De nuevo, la hora de trabajo individual no equivale necesariamente a la hora de trabajo social; en este caso, 1 hora de trabajo individual equivale a media hora de valor.  Todo depende de su relación con “los tiempos normales de producción” en la rama bajo consideración.

El valor es relativo

Observemos que el trabajo del innovador, en cuanto trabajo concreto, está generando más valores de uso que el trabajo de los que utilizan la tecnología media reinante. Y en cuanto trabajo abstracto, esto es, en tanto generador de valor, el gasto humano de energía actúa como energía potenciada. ¿Por qué? Pues porque el valor es una categoría social y por lo tanto relativa. Por eso también, el tiempo de trabajo, en cuanto generador de valor, no es absoluto, sino relativo. Pensar que es siempre igual a sí mismo, inmutable y universal, es sinónimo de una concepción linealmente mecanicista, como apuntamos más arriba. La realidad es que el mismo depende de la productividad relativa al resto de las empresas de la rama.

Enfatizamos: el valor siempre es relativo. En primer lugar, es relativo a un objeto de uso o servicio. Si Juan trabajó y no generó un valor de uso, no generó valor. Pero en segundo término, es relativo al resto de los trabajos humanos aplicados en la rama. Por eso Marx, en el pasaje citado, afirma que el trabajo potenciado que genera la plusvalía extraordinaria es una fuerza productiva “excepcional”. ¿Por qué “excepcional”? Pues porque se destaca con respecto a la fuerza productiva que prevalece en la rama. Por eso también afirma que el trabajo que emplea esa fuerza  productiva “excepcional” se convierte, en relación al trabajo medio, en trabajo potenciado. Es potenciado solo a través de la relación con otro trabajo que utiliza menor fuerza productiva para producir la misma mercancía, y que es el trabajo normal en la rama. Por último, el valor también es relativo a una demanda que pueda realizar en el mercado, en tanto trabajo social, al trabajo privado.

En definitiva, siempre está en el centro de la problemática la vinculación -contradictoria- entre el trabajo  privado y el trabajo social.

En el caso de las plusvalías extraordinarias, el tiempo de trabajo privado es generador de valor en relación al tiempo de trabajo que es el normal en la rama. Esta es la razón por la cual el productor que emplea 100 horas de trabajo para producir una mercancía que en promedio se produce en 10 horas, no genera 10 veces más valor que el promedio. Y por qué el productor 11 de nuestro ejemplo puede trabajar 8 horas y generar valor por el equivalente a 10 horas de trabajo social. Todas estas cuestiones, naturalmente, escapan por completo a la rústica comprensión del mecanicista que sigue repitiendo “1 hora de trabajo privado es igual a 1 hora de trabajo social”, y así hasta el infinito. Lo extraño es que esta tontería se considere “ciencia”.

 

La coyuntura actual haitiana – Charla del Dr. Camille Chalmers

en Montevideo el 2 de junio 2015

https://youtu.be/uasHsesV9wE

 

 


www.postaportenia.com.ar


http://postaportenia.blogspot.com

https://twitter.com/postaportenia


info@postaportenia.com.ar



Por razones de política interna del facebook por ahora nuestra nueva dirección  es 
La Posta Porteña Garcia


 
https://www.facebook.com/profile.php?id=100009506409176

- postaporteñ@ 1413 - 2015-06-07 09:59:54
postaporteñ@_______________________________

Uruguay : El proyecto de monumento para la reconciliación

La revolución fundida en los hierros de los “dos bandos”

Opinión - La diaria - 4 6 15 - Por Aldo Marchesi

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa”. Con esta frase, al comienzo de El dieciocho brumario de Luis Bonaparte, Karl Marx expone las diferencias entre Napoleón Bonaparte y su sobrino Luis. Debe ser una de las frases más citadas de Marx, pero no por eso deja de ser pertinente para pensar diversos ciclos históricos. 

Cuando escuché la iniciativa del ex presidente José Mujica, plasmada luego en un decreto firmado también por el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, acerca de fundir armas utilizadas por el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) y el Ejército para realizar una escultura que cierre los conflictos del pasado, la frase comenzó a resonar en mis oídos.

La tragedia griega consistía en contar historias de valerosos hombres que se enfrentaban al destino impuesto por los dioses. La farsa consistía en transformar una historia en algo caricaturesco, alejado de la realidad. Las analogías resultan bastante obvias. El sueño revolucionario de los años 60 tuvo algo de tragedia. Los comentarios actuales de Eleuterio Fernández Huidobro y la propuesta de dicho monumento tienen bastante de caricatura de aquel pasado.

Es cierto que en aquellos movimientos de izquierda de los 60 la dimensión militar tuvo un lugar importante. Tales movimientos, que se expandieron por América Latina, el Tercer Mundo e incluso el Primero, pensaron la acción política como guerra revolucionaria. En un tiempo de “guerra fría”, el lenguaje militar proveyó herramientas para trascender los límites que la acción política parecía tener. En América Latina, Ernesto Che Guevara expresó esta sensibilidad de una forma muy transparente en su mensaje a la Conferencia Tricontinental, publicado en 1967.

El MLN-T fue parte de dicho movimiento global. Logró traducir con inteligencia y creatividad las maneras en que el lenguaje de la guerra revolucionaria se podía incorporar a un país de sectores medios y mayoritariamente urbanos. Sus documentos fundamentales vieron a la guerra como una continuación de la política. Pero la guerra revolucionaria no era un mero conflicto entre dos bandos de militares profesionales. Era una guerra “entre imperio y nación”, cuyo objetivo final era el cambio social, concebido como la liberación nacional y el socialismo. Dicha noción de guerra revolucionaria tenía dimensiones militares pero implicaba un cambio político radical de la sociedad uruguaya

Esa estrategia nunca llegó a consolidarse. En 1972, cuando los tupamaros se sentían dispuestos a avanzar en la construcción de su ejército revolucionario, la participación de los militares en la lucha antisubversiva (con su Justicia Militar, sus asesinatos políticos, sus métodos sistemáticos de tortura y su ampliación de la represión al conjunto de la izquierda) llevó a una fuerte derrota militar del MLN-T y a que los militares se entronizaran en la vida política del país. Para fines de ese año, gran parte de los militantes de la organización estaban en la cárcel o en el exilio.

En 1973 llegó el golpe y la represión se incrementó aún más. La dictadura cívico-militar desarrolló sistemáticamente el terrorismo de Estado. Las Fuerzas Armadas asumieron un rol central en los operativos represivos contra toda la izquierda, algunos sectores de los partidos tradicionales y el movimiento social, mientras que los civiles se dedicaron a otras áreas de la vida estatal como la economía y la cultura.

El MLN-T se mantuvo fragmentado entre el exilio, la cárcel y las autocríticas que llevaban a diversas conclusiones sobre la derrota. Recién en 1985, luego de la liberación de los presos, comenzó a reagruparse. En el contexto de los democráticos años 80, cuando la revolución parecía cosa del pasado, uno de los dilemas que tuvieron que afrontar fue el de cómo explicar su opción por la guerra revolucionaria. Las críticas no sólo venían por la derecha sino también, en varios casos, desde la izquierda. En un documento preparatorio del Tercer Congreso del PIT-CNT, realizado en 1985, sectores cercanos al Partido Comunista plantearon que las acciones del MLN-T en 1972 habían acelerado y habilitado la intervención militar. Frente a esto, los recién organizados tupamaros respondieron con un documento llamado “La Historia no se transa”, en el que describían el golpe de Estado como resultado de un gran plan ideado desde mediados de los 60 por sectores militares.

Ésa fue la retórica central de los tupamaros durante los 80. La dictadura había sido el resultado de una guerra contra el pueblo en la que los militares habían tenido un papel central. Y de ahí se derivaba un discurso fuertemente antimilitarista que, entre otras cosas, los llevó a tener un activo papel en el movimiento por el referéndum para la derogación de la Ley de Caducidad

Investigadores, periodistas y ex tupamaros han señalado que a partir de los 90 algunos líderes del MLN-T comenzaron a cambiar su visión y a acercarse a los militares. El desarrollo de una ONG integrada por el general retirado Hugo Medina y el ex dirigente tupamaro Mauricio Rosencof fue uno de los encuentros que tuvieron visibilidad. Estos acercamientos, entre personas que efectivamente sentían que habían vivido una guerra pero tenían voluntad de hablar entre ellos, ocurrieron a espaldas del público. Fernández Huidobro, como líder histórico del MLN-T, senador y por último ministro de Defensa, tuvo un activo rol en las conversaciones. No sabemos qué se discutió en ellas, pero por algunas declaraciones de Fernández Huidobro podemos suponer que se ha ido desarrollando una suerte de idea reconciliatoria, seguramente basada en un discurso nacionalista, donde ambos se ven como combatientes que hicieron lo que creyeron justo para defender la nación.

El último momento de esos encuentros parece estar vinculado con la iniciativa del monumento. Dos cosas resultan llamativas. Por un lado, el secretismo con el que se manejó esta propuesta. El decreto fue firmado en total silencio, tan es así, que el actual presidente Tabaré Vázquez declaró no conocer la iniciativa. La reconciliación que se procura realizar parece ser un acto más privado que público, del que queda por fuera el resto de la sociedad, incluyendo a las víctimas del terrorismo de Estado, pero también varios de aquellos tupamaros, que se han expresado duramente sobre la iniciativa.

Por otro lado, llama la atención el cambio de interpretación del conflicto. Aquella guerra parece haber dejado de ser considerada revolucionaria, para ser evocada de la misma manera en que los partidos tradicionales evocaron los conflictos del siglo XIX cuando, durante el XX, intentaron acercarse. En el camino parece haber quedado la idea de revolución vinculada con el cambio social, la liberación nacional, el socialismo, la lucha contra la pobreza y contra la concentración de la propiedad de la tierra, y tantas otras consignas que caracterizaron a la lucha tupamara en la segunda mitad del siglo XX.

 envió Crysol: Asociación de ex Pres@s Políticos de Uruguay 

- postaporteñ@ 1412 - 2015-06-06 13:44:35
postaporteñ@_______________________________

ENTRE LAS EVOLUCIONES Y LAS REVOLUCIONES, ABAJO ESTÁN LOS CANGREJOS AGAZAPADOS

documento 10 - URUGUAY, mes de junio  del 2015 - FPA -
          

                  TRABAJAMOS OTEANDO EL FUTURO               

LAS CONDICIONES HISTÓRICAS REPRESENTAN DIALÉCTICAMENTE EN TODO EL UNIVERSO A LA MATERIA EN MOVIMIENTO, LO VÁLIDO DEL “AYER” SIGNIFICA LO “DIFERENTE” DEL HOY, ¡NO CAMBIAR!, SERÁ, EQUIVOCARNOS ¡OTRA VEZ!

Ésta es la época para ir desbrozando las malas hierbas que el enemigo ideológico nos a voleado a doquier en nuestros huertos políticos. Trabajaremos arduamente ¡limpiándolos! con nuestros decires para poder recomponerlos preparándolos para una inigualable cosecha próxima “fuera” de temporada, la que nos dará alegrías y satisfacciones por el buen vivir Artiguista

El principal yuyo malo que envenena nuestras chacras es el que enreda astutamente toda la dedodirigencia progresista con sus gargarismos verborrágicos de estilo diversionista capitalista,entreverando las semillas  para hacernos confundir arteramente los resultados de las cosechas a obtener, juega a la mosqueta entre “desarrollo”  y “cambios” estafándonos vilmente,por lo, que, con la fuerza revolucionaria Artiguista consecuente organizada, lo debemos erradicar de raíz.

Según la definición que se admite para desarrollo la que nos dice, que es: crecimiento; incremento; aumento; desenvolvimiento; avance o progreso de una persona, o cosa, grupo, sociedad, país, o civilización, sin cambiar la esencia ideológica que parametriza su evolución permanente, entendiéndola como la consecutividad evolucionando como transformación sistemática de “algo”. Y como antípoda de éste, tenemos al cambio, el que posibilita definir ampliamente, sin ambigüedades  formateando con rigurosidadconceptual y de contenido distinto para proponer e instrumentar, en: los pensares, decires, y haceres del buen vivir Artiguista la esencia ideológica diferente que “rompa” transversalmente con el evolucionismo y revolucione enciclos la consecutividad rediseñando la utopía para la construcción del Socialismo Federativo Artiguista como el faro que ilumine con sus destellos la nueva caracterización ideológica estratégica revolucionaria del proceso por saltos que vayamos esculpiendo  tácticamente -en colectivo- con nuevos diseños.

Los cambios significan “nuevas rutas” anticapitalistas del pensamiento  revolucionario -individual y colectivo-, por lo que somos invitados por la vida a crear los nuevos diseños, y, ¡no! a continuar admitiendo los viejos y cuestionados, a partir, de: ...” la explotación del hombre por el hombre”..., lo que nos están conduciendo inexorablemente a la destrucción de la vida toda. Por lo que tenemos que reformularnos ideológicamente formateándonos como pensadores que buscan diseñar colectivamente un tiempo promisorio para todas/os y poder continuar revolucionando “futuro”, ¡sabiendo! que, el desarrollo trae “más de lo mismo”, y que lo que tenemos que hacer es cambiar revolucionando nuestros pensares para que con los decires/haceres construyamos el futuro por el Socialismo Federativo Artiguista

ENTRE LAS EVOLUCIONES Y LAS REVOLUCIONES, ABAJO ESTÁN LOS CANGREJOS AGAZAPADOS. LAS HISTORIA, ¡NO SIEMPRE!, ABSUELVE ¡VERDAD, USTEDES!

Nos decían por aquel entonces proponiéndonos ¡futuro!, allá por el año 1958   

...“LA UNIDAD EN EL XVII CONGRESO DEL PCU, DE 1958 - LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO ES UN RASGO DISTINTIVO DE LA SITUACIÓN NACIONAL”...

...”Nuestro XVII Congreso tuvo lugar en vísperas de las elecciones de 1958 en las que fue derrotado el gobierno de la “15”, en el que predominaba la gran burguesía conciliadora.”...

...”Los hechos estaban promoviendo la cuestión política primordial de estos días: o la clase obrera y el pueblo se unen tanto en la lucha gremial como en la acción política, inclusive en el plano electoral, con vistas a abrir paso a una nueva correlación de las fuerzas, o la situación económica e institucional del Uruguay se irá deteriorando inflexiblemente. Son los dos caminos que, según nuestra Declaración Programática, están abiertos como un dilema ante la República:

Uno, significa conquistar una política exterior independiente; llevar a cabo medidas de reforma agraria; preservar y ampliar las libertades democráticas; satisfacer las reivindicaciones materiales y culturales del pueblo y proteger la economía frente a los monopolios norteamericanos; el otro, significa hundir más el país en la dependencia de los EE.UU., en la crisis, el estancamiento y el retroceso económico-social y caer en el pisoteo creciente de las normas democráticas

Los fenómenos que promovieron la derrota de los gobiernos del batllismo son los mismos que pusieron en jaque, aún más agudamente, toda la política del actual gobierno al otro día mismo de la elección. En la crisis de la estructura económico-social está su causa principal

Se basa en el dominio de latifundistas y grandes capitalistas y en la opresión nacional y la expoliación económica del imperialismo, particularmente norteamericano. Sin un cambio radical y revolucionario de esas relaciones sociales caducas, los males del Uruguay se irán agravando sin cesar.”...

Nos volvían a ratificar los cambios revolucionarios en el Congreso del año 1962

...”LA UNIDAD EN EL XVIII CONGRESO DEL PCU, DE 1962 - PROBLEMAS Y CAMINOS DE LA REVOLUCIÓN URUGUAYA”...

...”Se marcará más la tendencia de los sectores sociales más regresivos -impulsados por el imperialismo yanqui-, hacia las medidas de fuerza contra el pueblo, pero se acumularán también en un plano mucho más alto la unidad, la combatividad, el poderío de la clase obrera y el pueblo en busca de una salida patriótica y democrática para el drama nacional. Esa salida será, en última instancia, un avance en la ruta de la revolución antiimperialista y agraria, que es nuestro camino hacia el socialismo.

Sólo un gobierno democrático-nacional será capaz de llevar a cabo las transformaciones radicales que se necesitan. Sus objetivos consistirán en la liberación económica y política de nuestra patria del yugo imperialista norteamericano, asegurando de este modo firme base a una política exterior favorable a la paz, a la independencia de los pueblos y a relaciones soberanas con todos los países

Se liquidarán así los pactos militares y de otra índole que EE.UU. ha impuesto al país. Estos objetivos antiimperialistas de la revolución se entrelazan con los objetivos agrarios. Postulamos una reforma agraria radical que liquide el latifundio y los resabios precapitalistas, dé tierras a quienes deseen trabajarlas y asegure una efectiva propiedad individual del trabajador del campo, junto a la existencia de un importante sector agrario nacionalizado y el estímulo efectivo y responsable a las cooperativas agrarias. Se dará un poderoso impulso a las fuerzas productivas, se incrementarán la industria, la agricultura y la ganadería y se modificarán las condiciones de miseria y atraso social en que vive nuestro pueblo

 El gobierno revolucionario llevará a cabo una amplia política de bienestar, de ascenso del nivel material y cultural de las grandes masas. Para conquistar este gobierno es necesario un gran frente que agrupe a la mayoría de la población: la clase obrera, los campesinos, las grandes masas trabajadoras, la pequeña burguesía urbana, la intelectualidad, la burguesía nacional. La unidad de estas clases y capas sociales en un gran bloque dirigido por la clase obrera en alianza con los campesinos es el Frente de Liberación Nacional

ESTAMOS TRATANDO DE ATAR LA COLA DEL GATO AL PINCEL DE LOS DISEÑOS

Es interesante desenredar ésteintríngulis actual, dónde el/la “malo/a” pasó a oficiar de “bueno/a”, y el/la “bueno/a” se le esconde sacándole del medio, ytirándole pa'l agujero. Se distingue con nitidez que el PCU -de antes- definía en su estrategia Revolución Socialista lo que lo identificaba sensiblemente como de ¡izquierda!. Con el tiempo, los golpes, las traiciones, las deserciones, y el estrepitoso derrumbe del Socialismo real, se restañó revoltijeando  temporariamente “todo esto” para esconderlo debajo de la alfombra histórica de la dictadura del proletariado, girando notoriamente a la “derecha” para cambiar de sentido y abanderarse hipócritamente con el progresismo capitalista depredador, para sacudir fantasiosamente en todas direcciones impunemente diversionismo ideológico “a granel”, hasta transformarse en lo lamentable que política/ideológicamente es, ¡hoy!. Citando ejemplos, nos aporta -en estos días- un político español sobre ¡lo mismo!, nos dice: ...”Comprender las implicaciones de esta constatación es la clave de bóveda de la acción político-social emancipadora y el fulcro para desvelar los errores de análisis y estrategia de las propuestas reformistas de la pseudo izquierda nostálgica de la “Arcadia” feliz del Estado del Bienestar.”...

¡Entonces!, no se trata de intentar reposicionar la lucha revolucionaria a partir de plagiar -cubicando- el pasado, sino de observar que la desviación política/ideológica está en dejar de lado la utopía por el Socialismo para irse soezmente derechizándose entre cúmulos turbios de nubarrones diversionistas ideológicos y aplausitos conciliadores -por lo bajo- a las patronales explotadoras que machacan – día y noche- exigiendo: ...”más productividad”... hasta “el actual” progresismo capitalista explotador que sólo les permite recular en chancletas  enquistados circunstancialmente garrapateando capitalismo en la Dirección del PIT-CNT, dónde les está vedado “soñar” con la Revolución, lo “tienen” prohibido, porque son dedodirigentes del desarrollismo.

Nos dice con meridiana claridad en el mes de mayo del 2015, don Xavier Caño Tamayo - Periodista y escritor del Centro de Colaboraciones Solidarias, Contralínea (México)

---”Consideremos lo que escribió hace unos años José Vidal Beneyto, cuando la minoría rica empezaba a recuperarse aceleradamente tras la confusión del inicio de la crisis y la convertía en factor de mayor enriquecimiento. Dijo Vidal que “cada tres segundos muere un niño por sufrir pobreza y cada día se multiplica vertiginosamente la fortuna de los más ricos. Hambre, enfermedades, explotación, analfabetismo, mortalidad infantil… se eliminarían si acabara este orden social cuyo principal objetivo es aumentar la riqueza de los ricos

Es la clave para explicar la pobrezay, por tanto, la lucha contra la pobreza. Por eso, aunque buscar soluciones parciales de la pobreza está bien, no se puede olvidar que hay pobreza y ésta crece por un sistema injusto que no quiere ni permite la redistribución equitativa de la riqueza.

NO ESTAMOS HACIENDO CULPAS, ¡SINO!, BUSCANDO QUE SE CORRIJAN ERRORES

Se han sucedido más de cinco décadas -medio siglo- de luchas permanentes llevadas adelante por lo mejor de nuestro pueblo, asumiendo flujos y reflujos que al día de hoy tienen un claro y elocuente saldo negativo, objetivamente ¡hemos retrocedido!, lo que nos permite observarlo como dibujo comparado como el “cierre” del vuelo de un boomerang porque está políticamente como a su inicio, la diferencia se constata en el cambio de las esencias que rigen las contradicciones que se mueven dentro del ciclo admitiendo el comienzo de uno nuevo, porque las esencias, ¡son otras!.

Trastabillamos ideológicamente a pasos de gigante; para avanzar debilitados y dispersos a pasos de pigmeos, lo que representa una distancia grande para achicar para un tiempo urgentemente corto para defender la vida. No obstante ello, podemos admitir que lo más importarte es reconocer objetivando la veracidad de lo expuesto, lo que nos permite, con los pies en la tierra recomenzar a cincelar nuevamente la utopía para la construcción colectiva del Socialismo Federativo Artiguista

Nuestra mal llamada ”izquierda” oteada por sobre un único horizonte -para todos por igual-, dibuja nítidamente una totalbalcanización territorial, afuera y adentro; arriba y abajo,lo que se identifica como “las chacras” reconocidas y admitidas por todas/os los sectores. Los rejuntes electoreroscon alianzas coyunturales agrupados de los chacrismos de la izquierda uruguaya, asumen dos condiciones prácticas, que son: “encepan para la mano de yeso” acuerdos políticos divergentes; y atomizan -alejando cercanos al infinito- los  principios ideológicos. Conjugando -de ésta forma tan sui géneris-, el más peligroso mecanicismo voluntarista que tiene “un techo” propio, el cual, se rompe ¡siempre! al aumentar la cantidad de votos que se acumulen sobre él. La propia historia sucedida nos dice y explica ¿porqué? un gran caudal de “viejas/os” cuadros comunistas andan a gurupas del capitalismo bueno.

EL SOCIALISMO DE NUEVO TIPO, CRECE Y SE CONSOLIDA PARA ¡QUEDARSE!

La contradicción de carácter antagónico entre desarrollar y revolucionar para cualquier movimiento universal, hace que, pospongamos o aceleremos los andares del colectivo. Por lo que aportando nuestros pensares vamosmarchando a paso firme con los pendones en ristre bullangueando algarabías al mejor distingo charrúa para tallar con armonía solidaria el buen vivir Artiguista haciendo resurgir nuevamente la utopía, volcandonuestros pensares para hacer losaportes que nos reúnan trabajando en colectivo para diseñar revolucionariamente el Socialismo Federativo Artiguista

CONCEBIR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA

  LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUIR UNA VIDA DIGNA

FRENTE PATRIÓTICO ARTIGUISTA 

FPA - postaporteñ@ 1412 - 2015-06-06 13:39:53
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Represión antisindical del 26 de Marzo a trabajadores


Informo que ganamos en segunda instancia (apelación), el juicio de reintegro a su trabajo de nuestra compañera Loreley. Ayer fuimos varios compañeros para acompañarla por cualquier cosa y la empresa no la dejo reintegrarse. No solo eso, tampoco dejo entrar a trabajar a los otros tres compañeros afiliados a nuestro sindicato.
La empresa dice que se va a presentar a casación que sería una tercera instancia, pero existe las dudas de que se le otorgue ya que no hay precedentes. Como verán la situación con la empresa CIDESOL de propiedad del Movimiento 26 de marzo, está cada vez más espesa, es de fundamental importancia la reproducción propagandística de denuncia a esta clara represión anti sindical, que la quieren disfrazar con diferencias políticas con algunos compañer@s de nuestro sindicato y esto es totalmente falso, cualquier patronal que toma medidas para debilitar a cualquier sindicato, es un reaccionario y actúa con los mismos métodos que el enemigo de clase. Lamentablemente el tiempo expiro y no podemos estar en el medio de este problema, pero además nos parece que si había alguna duda por parte de algún militante o votante de la Asamblea Popular, luego de la actitud de la empresa de no dejar ingresar a su trabajo a ningún afiliado, me parece que la cosa esta clara.
Insistimos que el único objetivo que persigue nuestro sindicato, es que a la compañera se la reintegre, el buscado el dialogo con varias figuras del 26 de Marzo y la Asamblea Popular sin ningún éxito, para plantearles que esto es una locura y deben reintegrar a nuestra compañera, espero que la idea no sea utilizar a los trabajadores como pantalla para resolver problemas internos de la organización política. Pienso que el plan de movilizaciones que estamos desarrollando, debemos profundizarlo con la mayor participación posible. Mañana 5 de junio, nuestro sindicato participara en la concentración desde las 16 horas en el Obelisco y posterior marcha. El 11 de junio en el marco del paro general parcial de nuestro P.I.T. - C.N.T. donde también participaremos. En ambas movilizaciones repartiremos volantes, denunciando la represión anti sindical del 26 de Marzo

del facebook José Coronel

Ciclo de charlas: Entrevista pública a Cynthia Pok         

En el marco del ciclo de charlas de Historia Argentina III "B", Eduardo Sartelli entrevistará a la socióloga Cynthia Pok sobre su formación como investigadora, su experiencia en el INDEC y su balance sobre la evolución reciente de los indicadores sociales en la Argentina.

La actividad es gratuita y abierta al público en general.

6 de junio, 11 hs. Facultad de Filosofía y Letras (UBA)

Puán 480, aula 108.

Sobre Cynthia Pok

Licenciada en Sociología, UBA (1969). Ex Directora de la Encuesta Permanente de Hogares, Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y Secretaria de Formación, Investigación, Proyectos y Estadística de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Razón y Revolución

5 de Junio: DÍA INTERNACIONAL DEL AMBIENTE

Una fecha más nos recuerda lo que vivimos diariamente como sociedad: un ecosistema que, ante el avance del capitalismo, va perdiendo su biodiversidad y se va transformando en un ambiente dañino para la vida humana. Diferentes expresiones de lucha defendemos la Tierra día a día, porque sin darle un sabio cuidado, no podremos lograr una sociedad superadora.

Los gobiernos nacional, provinciales y municipales, junto a empresas argentinas y transnacionales, están más preocupados por el margen de ganancia que por promover una relación armónica y equilibrada con la naturaleza. Así, avanzan sobre nuestros bienes comunes (mal llamados Recursos Naturales) sin importar los desastres socioambientales que pueden acarrear, en una relación en donde las figuras de dominio y explotación están tan presentes como en la lucha de antipatriarcal y anticapitalista.

Megaminería a cielo abierto que se lleva nuestra agua, fracking que fractura nuestro suelo, modelo agroindustrial basado en la soja transgénica y los agrotóxicos, que envenenan nuestros pueblos. Basurales del tamaño de ciudades, al son de una sociedad de consumo que deglute bienes materiales, mega represas hidroeléctricas que dejan comunidades enteras bajo el agua, construcción indiscriminada de barrios privados sobre humedales, el auto individual como meca del sistema de producción, deforestación, y la lista sigue.

Megaminería a cielo abierto, fracking o hidrofractura, modelo agroindustrial basado en la soja transgénica y los agrotóxicos, basurales, mega represas hidroeléctricas, construcción indiscriminada de barrios privados y torres sobre humedales, fomento del auto individual, deforestación, y la lista sigue. Los efectos de estos “avances del progreso” son devastadores: inundaciones, contaminación de suelo, aire y agua, destrucción de bosques, montañas y ecosistemas enteros, desalojos de pueblos indígenas y campesinos, enfermedades en las poblaciones, entre otras. Los responsables no son anónimos, tienen nombre y apellido, y se llaman Cristina F. de Kirchner, Monsanto, José Manuel De la Sota, Chevron, Gildo Insfrán, Barrick Gold, Carlos Casamiquela, YPF, Mauricio Macri, Techint...

Mientras los gobiernos sigan de la mano de las grandes corporaciones, bailando al son de una sociedad de consumo que deglute bienes materiales como si no hubiera mañana, ningún "acuerdo" por arriba, como los de Kyoto o Naciones Unidas, servirá más que para la foto. Los "capitalismos verdes" han demostrado su ineficiencia y, para peor, gobiernos de derecha como el de Mauricio Macri toman 'lo verde' como eje de sus campañas, con resultados positivos en lo electoral pero nulos (cuando no negativos) en lo que hace a una mejora socioambiental.

En contraposición, entendemos que la real lucha en defensa de los territorios se dan en las rutas, en las calles. Rescatamos las experiencias populares como las asambleas, cortes y los bloqueos a la producción, que han sido los pilares de la defensa contra los extractivismos a lo largo y ancho del país. A su vez, nos parece importante seguir elaborando, pensando de conjunto desde el campo popular alternativas y soluciones al esquema de este mundo, tanto en situaciones prefigurativas como elaboraciones más estratégicas.

Desde COB La Brecha, entendemos que, en unidad, hay que empezar a construir hoy una sociedad que pueda replantearse la vida humana en base a otro modo de producción, donde lo más importante sea el desarrollo del ser humano en equilibrio, con la naturaleza y con sus pares. Somos polvo, tierra, vida, materia hecha conciencia que tiene que recuperar la sabiduría de esa unión, para habitar una tierra que pueda ser para vivir.


NO AL MODELO EXTRACTIVISTA SAQUEADOR Y CONTAMINANTE

UNIDAD Y ORGANIZACIÓN DESDE ABAJO PARA UN AMBIENTE SANO Y SALUDABLE

FUERA MONSANTO, CHEVRON Y LA BARRICK GOLD

POR LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS

¡ TIERRA Y VIVIENDA DIGNA PARA TODXS !

DEFENSA Y PROTECCIÓN DE LOS BIENES COMUNES

¡ VAMOS POR EL ECOSOCIALISMO !

CORRIENTE DE ORGANIZACIONES DE BASE LA BRECHA

- postaporteñ@ 1412 - 2015-06-06 13:34:29
postaporteñ@_______________________________

LOS MUCHACHOS

Audiencia en Roma por Plan Cóndor reconstruyó el caso de Daniel Banfi, uruguayo torturado y asesinado en Argentina

 

“Nos llevamos los muchachos. Si no surgen pruebas, no pasa nada; si no, los llevamos a Uruguay”. Éstas son las palabras que Aurora Meloni, esposa de Daniel Banfi, escuchó, pronunciadas por Héctor Campos Hermida, comisario uruguayo que se presentó en la noche del 13 de setiembre de 1974 en su casa del barrio Haedo, en la provincia de Buenos Aires. Coinciden con la última vez que vio a su marido, Daniel. Una mirada intensa entre los dos, de angustia y miedo, de algo irreversible. “No sabía que era la última vez que nos mirábamos”, declaró ayer Aurora delante de la Tercera Corte de Assise, en Roma, en el desarrollo del juicio por la causa del Plan Cóndor. Los imputados por las desapariciones forzadas y asesinatos de 23 ciudadanos italianos y 18 uruguayos son 31 (15 uruguayos, 11 chilenos, cuatro peruanos y un boliviano).
Meloni reconstruyó para los jueces las circunstancias del secuestro de Daniel Banfi, de Rivera Moreno y de Luis Latrónica, los tres muchachos capturados en su apartamento aquella noche. Fue una casualidad que los tres estuvieran juntos. Rivera Moreno había ido a cenar con ellos y se había quedado a dormir, y Luis Latrónica, uruguayo exiliado en Chile después del golpe de Estado en Uruguay y que llegó a Argentina bajo la protección de la Organización de las Naciones Unidas en espera de ser trasladado a Suecia, vivía con ellos desde hacía un mes y medio. El allanamiento del apartamento de la pareja siguió el guion habitual: golpes, robos, preguntas. Primero a Daniel, pero cuando los militares pidieron los documentos de todos los presentes y se enteraron de que en el mismo apartamento estaba Latrónica, uno de ellos dijo, según relata Meloni: “Metimos un gol desde la mitad de la cancha”. La suerte de los tres muchachos secuestrados esa noche se cruzaría con la de Guillermo Jabif y Nicasio Romero, capturados la misma noche y detenidos ilegalmente juntos. Todos ellos tenían militancia estudiantil más o menos cercana al Movimiento 26 de Marzo y habían dejado Uruguay para huir de la represión; terminaron en una detención clandestina que para tres de ellos acabó en la muerte.
La historia de estos cinco muchachos la cuenta Nicasio Romero, presente ayer en Roma, uno de los dos sobrevivientes del grupo y testigo en el juicio. Su testimonio es detallado y relata más de un mes de torturas, traslados, golpes, palizas y hambre: “Me aplicaron la picana eléctrica en los genitales. No tengo palabras para describirlo”. Estuvieron todo el tiempo vendados y amarrados, custodiados por argentinos e interrogados por uruguayos. Él y Rivera Moreno fueron liberados el 14 de octubre de 1974; los otros tres fueron asesinados y sus cuerpos fueron hallados el 29 de octubre en un campo en San Nicolás. Después de innumerables trámites apareció un juez de apellido Luque, a quien Aurora había consultado varias veces, en su peregrinaje en busca de su marido, con un diario y la noticia del descubrimiento de tres cadáveres, y, a pesar de no tener ninguna prueba, declaró que entre los tres cuerpos se encontraba Banfi. El relato de Aurora Meloni y Óscar Bonilla, cuñado de Jabif, que fueron a reconocerlos, es estremecedor. Meloni y Bonilla llegaron a la morgue del hospital de San Antonio de Areco y encontraron tres cuerpos, dos en una mesa y uno en el piso, sin manos y con quemaduras de cal en todos lados, y reconocieron a Daniel Banfi, Guillermo Jabif y Luis Latrónica. 40 años transcurrieron antes de que Aurora pudiera contar en un juicio los hechos que marcaron de forma indeleble su vida
Durante la audiencia, los abogados de las víctimas procuraron resaltar la coordinación represiva de las dictaduras latinoamericanas en el marco del Plan Cóndor, en particular las responsabilidades de los militares uruguayos. Al historiador Óscar Destouet se le pidió que explicara la documentación que encontró durante sus investigaciones y que definiera el Plan Cóndor. Respondió que se trató de “la coordinación entre diferentes estados de Sudamérica para el intercambio de información y de personas”, y que “actuó en forma secreta utilizando métodos ilegales y usando como vehículos de comunicación organismos del propio Estado, como el Ministerio de Relaciones Exteriores”. Para sustentar esta afirmación enumeró los diferentes organismos del Estado uruguayo que aportaron documentación para ese intercambio de noticias: ministerios, agencias de inteligencia, Dirección Nacional de Migraciones. Esos mismos organismos guardaron documentación sobre los hechos, informes de represores, documentos de viajes, crónicas de decisiones tomadas en el marco del Plan Cóndor. Se habló de Juan Carlos Blanco, José Nino Gavazzo, Jorge Néstor Tróccoli y de los tres grandes momentos operacionales planificados en Uruguay en contra de opositores residentes en Argentina: mayo de 1976 (secuestro y asesinatos de los dirigentes políticos uruguayos Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, entre otros); junio de 1976 y meses siguientes (persecución a integrantes del Partido por la Victoria del Pueblo); diciembre de 1977 (represión a los Grupos de Acción Unificadora). El profesor Destouet destacó que el Plan Cóndor actuó también antes de esas fechas: “Tiene un proceso fundacional en una reunión de jefes de inteligencia, en Montevideo en 1974, y se formaliza en noviembre de 1975 en un encuentro de ejércitos latinoamericanos en Santiago del Chile”. Los traslados, dijo Destouet, empezaron en 1974, y ese mismo año los miembros del Fusna de Uruguay y de la Escuela de Mecánica de la Armada de Argentina se entrenaron juntos. Ya en 1974 empezaron los traslados de ciudadanos uruguayos desde Argentina a Uruguay, como es el caso de Antonio Viana Acosta.
Fabio María Galiani, que en el juicio representa al Estado uruguayo -también querellante en la causa, junto a los familiares de las víctimas- destacó la complejidad de la materia que se está examinando y la necesidad de proceder paso a paso, para que el jurado pueda entender a fondo el tema y llegar a tener un conocimiento completo. “En la audiencia de hoy se aceleró ese proceso y se generó cierta confusión. A pesar de eso, logramos hacer emerger las cosas más importantes y producir actas y documentación que quedan a disposición del jurado”, destacó Galiani.
De hecho, la complejidad y el trabajo que conllevaron los testimonios de hoy hicieron postergar la declaración de Zelmar Michelini, hijo del legislador asesinado en Buenos Aires en 1976. La audiencia de hoy, viernes 5 de junio, se abrirá con sus palabras.

 la diaria Nadia Angelucci desde Roma, Italia Viernes 05 • Junio • 2015

- postaporteñ@ 1412 - 2015-06-06 13:21:56
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] Siguiente