Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Guerra social y telaraña imperialista en Siria (2011-2015) VI

6a| La lucha en Rojava

Mucha tinta se ha vertido en los últimos meses sobre lo que acontece en la región de Rojava, ya sea desde medios burgueses como desde todo tipo de voceros socialdemócratas (libertarios incluidos). Todos unidos en santa alianza para espolear, jalear y bendecir esa “auténtica revolución” acontecida en el Kurdistán sirio. Pese a que no se les puede tomar muy en serio en sus afirmaciones, tampoco podemos olvidar que cumplen una función nada despreciable en el mantenimiento del orden capitalista. A nosotros no nos sorprende que algunos libertarios, marxistas–leninistas, trotskistas, maoístas, liberales… se den la mano para defender ese “paraíso” que está emergiendo en Rojava. Pues en el fondo están de acuerdo en lo esencial: para ellos la revolución no es una transformación social que suprime y supera desde la raíz las condiciones existentes, sino un conjunto de reformas, de cambios de gestión, de cambios en la participación o en los hábitos de vida, a aplicar sobre la corteza capitalista.

Si polemizan en algo es ante todo en la forma en la que aplicar esas reformas: mediante una práctica politicista o una gestionista /30

Rojava les da la oportunidad de darse la mano en una simbiosis nada nueva de estas prácticas de la contrarrevolución: el comunalismo. Unidos en la mascarada sangrienta de la intervención imperialista en Rojava, en las declaraciones de amor a la política del PYD o del PKK, /31 y aderezado con la utilización exhaustiva de la mujer armada como elemento irrefutable de la revolución en marcha, esa amalgama de izquierdistas y de burgueses declarados saludan entusiasmados la “nueva sociedad” que ha nacido en esa región. Pero quien atraviesa el velo de las alucinaciones ideológicas que se alza para tapar la triste realidad terrenal, se encuentra con el mismo escenario desolador que se ha impuesto en todo el país: transformación de la guerra de clases en guerra imperialista. No seremos nosotros los que neguemos la fuerza que manifestó el proletariado en Rojava, cristalizando como veremos un impulso de lucha más profundo que en otras zonas de Siria, sin embargo lo que reivindican los defensores de la “revolución” en Rojava es precisamente lo que ha enterrado esa magnífica fuerza que esbozó nuestra clase.

La adaptación capitalista a una situación dominada por la iniciativa del proletariado es una realidad histórica. Se acumulan experiencias del pasado en las que la burguesía muestra la flexibilidad y la capacidad que tiene para estabilizar una situación comprometida. Se trata en esos momentos de salvaguardar los aspectos fundamentales del capital adoptando nuevas formas que respondan a la situación y se presenten como revolucionarias. Pero todo acontece en el mundo de lo aparente, de la representación, del espectáculo. Bajo él sigue bombeando el corazón de la bestia capitalista y los elementos fundamentales que le dan vida: el trabajo asalariado, la mercancía, el plusvalor, el Estado… Rojava nos ofrece un ejemplo actual de este proceder. La particularidad de esa región reside en que lo que fue haciéndose evidente para el resto del proletariado en Siria a medida que se desarrollaban los acontecimientos, para el proletariado en Rojava fue claro desde el principio: el ELS y el CNS eran aparatos burgueses de encuadramiento y liquidación de la lucha proletaria.

Un área repleta de proletarios de origen kurdo y de refugiados provenientes de Turquía, que llevan décadas sufriendo la represión del Estado de ese país, no podía más que llegar rápidamente a esa conclusión comprobando que la base de operaciones y las directrices partían de Turquía. Desde el principio eso supuso un polo de inestabilidad, así como de centralización de proletarios en ruptura no sólo con el ELS, sino también con sus relevos (Frente Islámico, Al–Nusra). Los constantes enfrentamientos que se sucederán entre esos proletarios y todas esas fuerzas del capital responderán a la necesidad de la oposición burguesa de someter a esa región y la consiguiente resistencia del proletariado. Sin embargo, la fuerza que contenía esa ruptura y el potencial que esbozaba en todo el país será minimizado por sus propios límites Incapaz de deshacerse de la ideología de la liberación nacional en su modalidad comunalista, el proletariado en Rojava fue guiado por el PYD hacia un callejón sin salida

La amenaza que se cernía sobre el poder burgués se fue así disolviendo y éste sólo tuvo que adaptarse temporalmente a una situación que sólo podía evolucionar favorablemente para él. El Estado kurdo en Siria se desarrollará oculto bajo la cortina de la “liberación” de Rojava de las manos de Assad y de la oposición burguesa, chorreando democracia por los cuatro costados, propagando el gestionismo, y evidentemente consolidando la guerra imperialista. Pero por encima de todo reconduciendo al proletariado a su papel de carne de cañón y de explotación

El PYD como arma de neutralización de la burguesía ante la lucha proletaria

A principios de 2011, la revuelta dentro de Siria adquirió una especial virulencia entre el proletariado de origen kurdo y las zonas donde este sector de nuestra clase tiene peso, especialmente el Kurdistán Sirio (Rojava). Hay que subrayar que se trata de una zona y un proletariado con una rica tradición de lucha que va más allá de las organizaciones leninistas guerrilleristas que tratan de canalizarlo /32

Contra la amenaza que eso supone, desde 1998 la burguesía internacional recrudeció la represión contra ellos a través del Estado Sirio. Con la eclosión de la revuelta en marzo de 2011, el proletariado de origen kurdo se caracterizará precisamente por la claridad de las consignas que alza en las manifestaciones, que escribe en las paredes, pancartas o que expresa con la acción directa. «No queremos la ciudadanía, queremos el fin de la miseria» será una de las consignas que resuenen con fuerza. El proletariado expresaba que no luchaba para adquirir derechos democráticos por medio de la ciudadanía siria, sino que luchaba para poder vivir, para imponer sus necesidades humanas a las necesidades de la economía. Las manifestaciones, disturbios y expropiaciones serán reprimidas como en todo el país en la medida de las posibilidades del régimen, que recordemos estaba en plena descomposición en los primeros meses

Las deserciones masivas en el ejército se convirtieron en deserciones endémicas entre los reclutas de origen kurdo.  Muchos fueron fusilados al momento, otros capturados y torturados, muchos otros se escondieron y lucharon. Pero para mediados de 2012 la mayoría de barrios y localidades del norte del país de mayoría kurda, estaban totalmente fuera de control. El proletariado utilizó redes de contrabando de armas a través de Irak y la solidaridad de sus hermanos de clase en Turquía para conseguir armas ligeras y municiones, aparte de sus propios arsenales ocultos, haciéndose fuerte en sus territorios. El Estado sirio recurrirá a bombardeos y a incursiones del ejército sin poder imponer el orden. En todo este contexto hay que dejar claro el papel del PYD, partido separado sólo formalmente del PKK en el 2003 por motivos tácticos, pero que asume el mismo programa y que tiene una gran in fluencia en el proletariado de la región del Kurdistán Sirio. Esta influencia y encuadramiento del proletariado viene avalada por el prestigio que le otorga el guerrillerismo del PKK desde 1984 en la guerra contra Turquía. Si a ello sumamos los fuertes vínculos que tiene esa organización en otras regiones del Kurdistán, se comprende la capacidad de encuadramiento que alcanza, lo que la coloca como única organización burguesa que puede controlar esa situación desde el interior.

Precisamente esta capacidad de encuadramiento del PYD ha sido utilizada históricamente por el Estado sirio para mantener estable la zona. En el pasado el PKK mantuvo una connivencia con ese Estado para mantener el orden entre los refugiados que venían de Turquía. Se enfrentaba a la Turquía de la OTAN, aliada de EEUU, y favorecía el orden en Siria, aliada de Rusia. Aunque posteriormente el desarrollo de los acontecimientos llevó a que esa relación se rompiera, la necesidad vuelve a juntar nuevamente a los viejos conocidos. Fue así como el gobierno presidido por la familia Assad hizo un acuerdo tácito con el PYD y decidió replegarse de zonas que podrían ser controladas por estos viejos aliados. El Estado sirio, desbordado por la revuelta en todo el país, percibió como un mal menor ceder a esta organización el control del territorio para intentar mantener cierto orden en la región

En todo el proceso de encuadramiento, el PKK y el PYD supieron desde hace tiempo darle un cambio al viejo y desgastado marxismo–leninismo sustituyéndolo por otra religión ideológica denominada confederalismo democrático

A eso le añadió un puñado de feminismo y otro de ecologismo. La “conversión” atrajo a nuevos correligionarios, y cierto apoyo internacional, especialmente del ámbito libertario, que asombrados por cómo el mesías Öcalan había sido concienciado finalmente por las ideas “anarquistas” (sic!), por su contraposición al Estado (sic!) se posaron ante él.

Pero no debe confundirse este giro oportunista, pese al cuestionamiento que se nos vende a nivel ideológico del Estado nacional, con el abandono del objetivo de todo movimiento de liberación nacional, simplemente se le ha despojado del peso leninista.

En realidad el programa de este partido ha dado un giro oportunista del leninismo al comunalismo, basado en un municipalismo libertario y en gestionismo económico y social. Pese a que sigue siendo un claro programa socialdemócrata, esa ideología se ha podido presentar como “revolucionaria”, como “anticapitalista”, como “antiestatal” y es impulsada en todo el Kurdistán en contraposición al programa abiertamente burgués del partido de la casa Barzani en Irak. La fraseología de este municipalismo libertario que quiere presentarse con aspecto moderno, en el fondo es el viejo comunalismo municipal, como el que sepultó a la comuna de París /33

  Es la gestión local de la vida económica capitalista tal como lo reivindicaban los viejos programas de la socialdemocracia alemana del siglo XIX

notas

30 Para profundizar en la crítica de las ideologías gestionista y politicista como expresiones fundamentales de la socialdemocracia y la contrarrevolución recomendamos la lectura del capítulo La concepción socialdemócrata de la transición al socialismo del libro La contrarrevolución Rusa y el desarrollo del capitalismo del Grupo Comunista Internacionalista.

31 Tanto el PYD como el PKK son expresiones de un mismo partido que por razones tácticas se estructuran en organizaciones formales diferentes, el primero en Siria y el segundo en Turquía.

32 Para entender toda esta tradición de lucha y el accionar proletario de origen kurdo en Rojava, no se puede perder de vista la lucha en Turquía o en el Kurdistán iraquí totalmente conectada.

33 Aconsejamos la lectura de nuestro libro La comuna de París. Revolución y contrarrevolución (1870–1871)

Proletarios Internacionalistas

pi - postaporteñ@ 1502 - 2015-11-09 22:09:03
postaporteñ@_______________________________

Argentina / TRAS EL DISCURSO PRESIDENCIAL

El negocio de los derechos humanos, el curro que enfurece a CFK

Estafa en la construcción de viviendas, reescritura del pasado, apropiación de las banderas de todos, oportunistas y corrupción, reinvención de la historia, humildes estafados y progres engañados

Por Luis Gasulla (*) 06/11/2015

Cada vez que algún candidato o dirigente de la oposición se anima a hablar de la política dederechos humanos kirchnerista, la Presidenta enfurece. Es su tema tabú.Cristina hizo, durante la década ganada, en materia de derechos humanos. Desde el 24 de marzo del 2004 en la ESMA, cuando Néstor Kirchner pidió perdón en nombre de la democracia por no haber hecho nada por la justicia ni la memoria –una inmensa canallada- el oficialismo se metió en el bolsillo a la bandera de los derechos humanos y a sus dos grandes símbolos: Hebe de Bonafini Estela de Carlotto.

Mientras tanto, silenció a las voces críticas y conformó un discurso social que nadie se animó a discutir hasta los años finales de la “década ganada” en que el relato, en su totalidad, se cayó a pedazos

La estafa no fue sólo material. A pesar de los 1296 millones de pesos que manejó Sergio Schoklender junto con Hebe de Bonafini en Sueños Compartidos para construir viviendas en un proyecto que terminó de forma abrupta y escandalosa, el desfalco no fue únicamente económico.

La alianza entre Hebe y Estela con el kirchnerismo las convirtió en rock-star, en aplaudidoras de los actos partidarios y en escudos “éticos” de la corrupción y la mentira de estos años. En el medio hubo millones de subsidios, tráfico de influencias, acomodos de familiares y amigos en el Estado y un ejército de parásitos que se ampararon en los símbolos para escalar en el gobierno mientras cambiaban de auto y de casa. A pesar de no haberlas recibido jamás como gobernador, Néstor Kirchner se metió a las Madres y a las Abuelas en su bolsillo y se adueñó de la bandera de los derechos humanos como lo había intentado hacer Adolfo Rodríguez Saá en su breve paso por Casa Rosada. Hijo del “que se vayan todos”, Kirchner se vendió como el líder de “los buenos”: artistas, piqueteros, intelectuales, científicos, docentes y los símbolos de los derechos humanos.

Mientras tanto, con Horacio Verbitsky como ideólogo, tal como describe Ceferino Reato en su último libro, Kirchner conformó una estructura estatal para eternizar los juicios por la memoria. Un grupo de selectos abogados se hicieron millonarios. La secretaria de Derechos humanos fue allanada en dos oportunidades por el juez Claudio Bonadioque investiga el negocio de las indemnizaciones a familiares de las víctimas de la última dictadura militar. Será un futuro escándalo.

Cuando se publicó “El negocio de los Derechos Humanos” gran parte del periodismo no se animó a hablar de su contenido. El título parecía una exageración. Corría el año 2012. Años después, el gobierno estatizaría la Universidad Popular de Bonafini para salvar a su Fundación de una jugosa deuda de 200 millones de pesos con trabajadores despedidos a los que no se les pagó las indemnizaciones ni las cargas sociales. Cuatro años después, a 100 trabajadores se les abonó 6500 pesos. No es un chiste. Uno de los punteros que manejó un obrador junto con Hebe y Schoklender, intentó evitar que Mauricio Macri pise suelo chaqueño.

El piquetero Emerenciano Sena, el protagonista de la “democrática” historia, se casó hace tres años con Jorge Milton Capitanich como padrino de boda. Lo peor de la política abrazó el negocio mientras volaban los aviones de Meldorek. La Fundación financió proyectos personales y campañas políticas, desde el trunco proyecto de Abel Fatala como jefe de gobierno porteño hasta Amado Boudou pasando por una pelea del concejal del FPT y sciolista, Jorge “Acero” Cali. En la Ex Esma hicieron “asaditos” y la transformaron en una unidad básica y en un aguantadero para los amigos.

La Presidenta se llenó la boca hablando de derechos humanos y se olvidó de las violaciones de los derechos del presente. Sus símbolos bajaron al barro de la política partidaria y jamás se solidarizaron con las víctimas, olvidados y perseguidos de la década ganada. La estafa moral es el peor de los curros que hizo el kirchnerismo con los derechos humanos.

(*) Autor de “El negocio de los Derechos humanos” 

Contenido relacionado en otras notas

Estela de Carlotto admitió cierto “hartazgo” de los votantes con el kirchnerismo

¿Qué hacían en los ´90 los que denuncian que Macri rifará el país?

Al estilo Hebe: "Scioli hizo mierda la Provincia pero hay que votarlo sí o sí"

 

ARG | La Agresividad  Del Pato Rengo

 

Panorama político nacional de los últimos siete días

por JORGE RAVENTOS

 

A un mes y monedas de que Cristina Kirchner traspase a su sucesor la banda presidencial que su familia  habrá ostentado durante 4383 jornadas, el poder K se encuentra ya en inocultable estado de evaporación.

Un botón significativo de muestra: Florencio Randazzo continúa en el cargo de ministro de Interior y Transporte. El martes 3, Randazzo entronizó a una cúpula temporaria de la empresa estatal de Ferrocarriles con un acto en plena Casa Rosada, cuatro días después de responsabilizar por los medios a su Presidente por la performance electoral del peronismo, opinión que coronó incluso con una ironía: “Los resultados están a la vista”.

Cuando el poder K no mutaba todavía a la condición de holograma, semejante atrevimiento habría sido  castigado al instante o no hubiera tenido lugar. Ahora, en cambio,  Randazzo sigue en el gabinete y exhibe, además, otro antecedente de desobediencia: antes de las primarias rechazó (¡por correo electrónico!)  La instrucción presidencial de ser candidato a gobernador bonaerense (vacío que terminó colmando Aníbal Fernández…con los resultados están a la vista)

Cambia, todo cambia 

 Lo de Randazzo no es el único síntoma de la evanescencia del poder K. Horacio Verbitsky, uno de los faros de la inteligencia política kirchnerista, describió el último domingo en Página 12 la “intensa actividad del subjefe de Estado Mayor de la Armada, vicealmirante Álvaro Manuel González Lonzieme, quien está trabajando con los equipos de Defensa de Cambiemos, junto con un grupo de retirados y con varios contraalmirantes y capitanes de navío en actividad”.  Sería una desusada exhibición de tolerancia oficial que esto ocurra justo cuando la Presidente y sus corifeos describen al candidato opositor como un demonio. ¿O más bien se trata de otra manifestación del colapso del poder K?   

El miércoles 4, un fallo de la Corte Suprema: declaró la inconstitucionalidad de la ley de subrogantes y  descalabró así un póstumo intento de la Casa Rosada de  colonizar la Justicia con propia tropa.  El frente judicial es un punto de extrema sensibilidad para  el kirchnerismo: quedan muchos expedientes abiertos que ya no contarán con el notable hándicap a favor del ejercicio del poder político. Esto no implica que el oficialismo no siga participando de esos intentos hasta el final de su mandato con la esperanza de que alguno prospere.

Los resultados del 25 de octubre fueron el emergente de una oleada de renovación que moviliza a la sociedad y que va más allá del triunfo de Cambiemos en la decisiva provincia de Buenos Aires. Se manifiesta asimismo en  desplazamientos internos dentro y fuera del peronismo (reemplazo de liderazgos desgastados por personalidades más  abiertas y modernas en muchos distritos), en balances nuevos en las instituciones

Incomodidad de Scioli

El impacto tiene otros ingredientes. Espantado por la idea de la privación de poder e influencia, el kirchnerismo intenta postergar la retirada en base a agresividad. Las diferencias y desgarraduras que provocó en sus falanges una candidatura indeseada como la de Daniel Scioli han sido cauterizadas de apuro y ahora esa militancia empuja al candidato a una  campaña ácidamente confrontativa que no es la que él prefería ni en la que se siente más cómodo.

En la situación de balotaje, Scioli se ve forzado a tomar en cuenta el mayor peso relativo de la amplia porción cristinista de su electorado y a dejar de lado parcialmente su discurso conciliador (que le dio rédito político y le permitió en su momento vencer resistencias internas y convertirse en candidato) para equilibrar sus fuerzas con otra lógica y en un punto diferente

El candidato no puede ignorar en esta instancia el discurso de la Presidente, empeñada en conducir la campaña aún en su momento de menor poder real, cuando el síndrome del pato rengo es ostensible.  El  acto a repetición que protagonizó la señora el  último jueves de octubre en la Casa Rosada fue una muestra de esa retórica vecina de la campaña sucia, que Scioli se resigna a admitir porque sirve para atornillar  el voto ultrakirchnerista, así sea  el que prefiere ignorar su nombre  y su cara, como aconsejó ella a sus seguidores.

Aun cuando Scioli no quiere embarcarse personalmente  en esa dialéctica y aún cuando se escuchan voces del mismo oficialismo (el gobernador Urtubey, José Pampuro) y del sciolismo más razonablemente fervoroso (Gustavo Marangoni) que la rechazan, es evidente  que el kirchnerismo  militante avanza en esa dirección, contaminando la  atmósfera relativamente consensual que dominó la   primera vuelta

Y, según las encuestas que se conocen, perjudicando las chances de Scioli, que hoy se encontraría  varios puntos (entre 6 y 10) por debajo de Macri, cuando dos semanas atrás  estaba arriba por tres puntos.

Jacobinismo e intolerancia

Los gobernadores peronistas ya han empezado a tomar distancia del núcleo duro camporista, anticipando una nueva relación interna sea cual sea el resultado de la elección. Anuncian que los congresistas que están vinculados a ellos ya no volverán a votar iniciativas “inadecuadas e inopinadas” como la que esta semana impuso dos miembros nuevos (camporistas) en la Auditoría, el ente que debe investigar la acción de gobierno. “Hay que poner fin a la exasperación, los caprichos y las iniciativas extremas”, sostienen.  

Los gobernadores quieren que Scioli triunfe. Y tienen una opción B: convivir con un gobierno de Macri si Cambiemos se impone el domingo 22. El peronismo suele reconstruirse a la sombra de gobiernos ajenos y conviviendo con ellos: así ocurrió en tiempos de Alfonsín con la renovación que luego llevaría a Antonio  Cafiero al gobierno bonaerense y a Carlos Menem al poder nacional.  

El camporismo no se prepara para una convivencia de ese tipo: no parece estar en su naturaleza. Pero así como en la coalición que encabeza Scioli se siente el peso de un ala ultraconfrontativa, no es ningún secreto que en la alianza electoral que impulsa a Macri también hay sectores de la misma propensión, aunque de signo contrario. Por ahora Macri ha tenido éxito en contenerlos, pero allí están. Tan es así que intelectuales ligados a esa corriente,  como el distinguido historiador Luis Alberto Romero, advierten la necesidad imprescindible de “la búsqueda de acuerdos” que den legitimidad “ y les pide a los políticos de Cambiemos “controlar los impulsos, particularmente los revanchistas” y “tratar de construir un orden estable”. El candidato de Cambiemos comparte la inquietud: "No nos tenemos que equivocar, no tenemos que ir por ninguna revancha", advirtió el viernes.

Ante el fin del ciclo K y la fragmentación anticipada del poder, cualquiera sea el resultado del balotaje, parece sensato estar alerta frente al riesgo de jacobinismos de signos opuestos,  que suelen alimentarse recíprocamente. Y también frente a los rasgos de elitismo discriminatorio, de izquierda o de derecha.

Lo que el país necesita para salir adelante es actuar con la perspectiva de la unión nacional,  consolidar un poder representativo y participativo, desarrollar  la cultura  de la inclusión y el encuentro (o el reencuentro), como predica el Papa Francisco.

El final del ciclo debería clausurar el estilo de la confrontación permanente e inaugurar el de la convergencia y el trabajo  mancomunado.    JR

posta - postaporteñ@ 1451 - 2015-11-08 13:56:26
postaporteñ@_______________________________

postalinas y chamuyos

Hola a todos...

 
Aunque desde bastante tiempo atrás leo y disfruto "La Posta", me mueve hoy a escribir por primera vez a alguno de los tantos columnistas que construyen con opiniones, disidencias, coincidencias, y "otras yerbas" ésta forma de periodismo a la que suelo concurrir, religiosamente, como una tarea militante de otros tiempos...en el papel del lector.

Pero, como no tengo ninguna vinculación ni postal, ni personal con ninguno de los que allí aportan, sensaciones, broncas, historias y sueños, elijo, por este único medio disponible y en ésta oportunidad, dejar un mensaje para BITTAN :

Me estoy refiriendo al SASKIA 103 de hoy, un relato en el que la cotidianidad del escenario que relata del comportamiento de las cimarronas y el irredento LOKE, y todo aquello que ocurre puertas adentro de vuestro hogar, en compañía del Papo, quedó un paso atrás (pero no al oscuro) al coincidir con una brevísima pero no por ello menos emotiva, semblanza sobre Mariem Hassan y su también brevísimo paso por ésta vida.

Quedó al desnudo allí, en lo cuidadosamente exteriorizado una pizca de todo el amor que Uds. sintieron por ésta persona y el doloroso golpe que por su desaparición física, recibieron. Permítanme entonces enviarles a Ambos, a BITTAN y el Papo, un sentido abrazo por haberme permitido a mí, participar de una instancia diferente, casi personal pero que aunque está escrita en minúscula, es una manifestación de bronca mayúscula, por aquello que no pudimos evitar, y por el vacío que nos deja.

Permítanme ahora también, pedirle disculpas por haberles robado este instante.

José García

Montevideo - Uruguay

P.D.: Caricias  (si ellas lo permiten) a Saskia y Freja y lechuga para Loke.

 

SABEN QUE TRÓCCOLI ES Masón Y ADIVINEN DE QUE LOGIA Y QUIEN LE PAGA ESOS ABOGADOS TAN CAROS...

LA P2 AHORA CAIGO EL PORQUE EL GOBIERNO URUGUAYO HACE TODO LO POSIBLE POR SALVARLO

Que los ex servicios de inteligencia les allanen las casas y le saquen los archivos que ellos copiaron y se afanaron para que los mismos servicios no los maten !!!, el gobierno sabe muy bien de esto porque su camarada masón Tróccoli, bancado por la Propaganda Due, P2, el también tiene archivos escondidos en Uruguay por si sus ex camaradas, puedan pensar que diga algo en el juicio y lo manden matar por un killer.

A las FFAA latinoamericana las adoctrina el pentágono yanqui y como policía política sus cuadros obedecen mas a los generales de estrategia militar norteamericano , que a su comandante en jefe, el presidente de la república, y demas . Tróccoli sigue en contacto con la inteligencia de Uruguay y de Europa y está al tanto de todo y de los testigos, por eso no concurre a las audiencias y sus abogados tan caros y bien pagos por La logia masónica P2

Y  si... después de 40 años la justicia no sabía de la chacra del Cerro ,donde torturaba primero la inteligencia de la armada y después la OCOA, allí hay cuerpos enterrados y pasaron 6 compañeros chupados en argentina. Y la peor de las historias fue de un compañero que falleció en la tortura y se lo dieron a comer a un chancho que hacía más de una semana no le daban alimentos para que se lo comiera. Porque no mandan periodistas independientes a filmar y fotografiar el predio.

¿Saben el porqué el genocida teniente retirado José Nino Gavazzo  se ríe siempre cuando va a los juzgados?, primero se lleno de plata de lo que le robo a los grupos de izquierda, millones de dólares, y después porque el también tiene escondido archivos copiados de la inteligencia, y a muchos del gobierno como a Huidobro lo tienen agarrados de los testículos por miedo a que cuenten quienes colaboraron de diferentes grupos, dirigentes muchos de ellos con la inteligencia  Por eso los masones de Uruguay lo protegieron a Tróccoli  con el verso de la extradición y que el embajador se fue a una fiesta ,esa cualquiera que tiene una verdadera formación política y  un militante que hizo curso de inteligencia, sabe muy bien  que es un verso de los masones de Uruguay para hacerlo zafar por miedo a que hable.

Y el que esté libre de culpa en el gobierno....que tire la primera piedra. Sigan con las comisiones, así las figuritas que les gustan las fotos y la plata están al pedo, burócratas, matan a nuestros compañeros de nuevo y los milicos se ríen en la cara; o se piensan que estos milicos si le dan la orden de reprimir y o torturar no lo hacen, y si no fíjense todo lo que hizo la Republicana con los estudiantes y la inteligencia de adentro de casa que tenemos que pasa infiltrando agentes, filmando o sacando y fichando militantes.

URU |Trabajadores escindidos de sus sindicatos formaron una Confederación paralela al PIT-CNT

 El presidente de la Central Sindical fue duro con ellos.

El País 06 NOV. 2015

La Confederación Sindical y Gremial del Uruguay está integrada por 11 sindicatos que no se sienten representados por el PIT-CNT.

La nueva Confederación Sindical ya convocó a una marcha hacia el MEF (ministerio de economía)

Entre ellos está la Coordinadora de Jubilados y Pensionistas, el Sindicato Ferroviario, el Sindicato de Trabajadores Postales, el de Trabajadores de la Enseñanza, de la Seguridad Privada, de la Industria Mecánica y otros.

Este viernes de mañana se oficializó la presentación de la nueva Confederación Sindical independiente y sus representantes explicaron por qué se fueron del PIT-CNT.

Damián Ortiz, fundador de “la nueva central” de trabajadores, dijo que los dirigentes sindicales “no deben hacer carrera política y tienen que trabajar”.

Sobre los Consejos de Salarios, Ortíz dijo que en verdad no funcionan porque “solo se puede aceptar lo que plantea el gobierno”.

Héctor Morales, dirigente de la Coordinadora de Jubilados y Pensionistas dijo que su gremio fue uno de los primeros en romper con el PIT-CNT y aseguró que este viernes “fue un día histórico”.

La nueva Confederación Sindical ya convocó a una movilización para el 10 de noviembre con concentración frente al Ministerio de Economía.

El presidente del PIT-CNT, Eduardo Pereira, criticó a los trabajadores que formaron la nueva Confederación Sindical y dijo que son "pocos".

 Comentario y Saludo

Sabemos que no es soplar y hacer botellas pero como lo señala Morales ES UN DÍA HISTÓRICO , que marca por un lado el inicio de de una nueva Central Obrera orientada e integrada por obreros sin burócratas y por el otro, marca el desgaste del Pitito Cnt , central amarilla ,que cada día esta mas en bancarrota

El apoyo a la Confederación Sindical es inmensa muchos se van a sorprender...pero es hora que muchos y excelentes luchadores que aún se mantienen dentro del PIT ,dejen de gastar esfuerzos en sus intentos de cambiar por dentro algo que no solo está podrido sino que también son delincuentes corrompidos, soy muy optimista que poco a poco todos los verdaderos luchadores con independencia de clase seremos victoriosos al unirnos expulsando sapatras que cuando no son diputadillos se ponen saco y corbata en ANCAP legitimando brutales estafas donde PLUNA queda como un avioncito de papel!!

El Pitito se resquebraja por afuera y por dentro Se termina el Pitito defensor de LAS PAPELERAS, el PIT defensor de los salarios chatarras el defensor de la impunidad (NADA HA  HECHO POR LOS DD.HH.) El PIT defensor de todos los chanchullos del gobierno el PIT defensor de los cierres y estafas en PLUNA ANCAP ....el defensor de las leyes jubilatorias de la dictadura ,el defensor del agua podrida…,que auguramos suerte a los que están en esta tarea estén adentro o afuera del PIT pero que luchan por un nuevo movimiento sindical

Por una central clasista! Con independencia de clase que recoja lo mejor de la Tendencia Combativa. Que levante las verdaderas banderas de los trabajadores que el PIT ha pisoteado

Fuera los Patrones de la Central ,fuera  los diputaditos, Fuera los empresarios como Richard Reed Coca-Cola, VIVA LA CLASE OBRERA!!

VIVAN TODOS LOS HÉROES COMO “EL LOCO DUARTE” COMO RICARDO BLANCO , COMO ATALIVA CASTILLOS Y CENTENARES QUE DIERON LA VIDA ENFRENTANDO LA Dictadura

GOROSITO

Silveira y Vázquez se negaron a declarar ante la justicia

por torturas en el centro “300 Carlos"

Jorge Silveira y Gilberto Vázquez, dos de los militares retirados presos en Domingo Arena, fueron conducidos ante la Justicia este jueves. Ambos se negaron a hacer declaraciones, en el marco de un expediente por torturas en el denominado centro “300 Carlos”.

Ambos militares comparecieron durante una hora ante el juez Pedro Salazar a raíz de un expediente por denuncias de tortura en el centro “300 Carlos”.

A la salida del juzgado, el abogado de las víctimas, Pablo Chargonia, dijo que lo que ellos hicieron fue negarse a declarar argumentando que ha transcurrido el tiempo, por lo que reclamó que haya una solicitud fiscal de procesamiento de estas personas que son “20 individuos torturadores identificados por sobrevivientes de la tortura” | Radio Uruguay

PIT-CNT BANCA y  RECLAMA

Que continúe el proyecto Regasificadora y rechaza

posición de legisladores de la oposición

 comunicado / PLANTA REGASIFICADORA – DISTRIBUIDORAS DE GAS NATURAL

05 de Noviembre del 2015

El Secretariado Ejecutivo de la central sindical manifestó


El PIT-CNT, ante las diferentes opiniones que se han vertido respecto a este
emprendimiento y los anuncios de que el Poder Ejecutivo está evaluando qué pasos seguir respecto al mismo, expresa:


1. Su más profundo convencimiento de la necesidad de que la Regasificadora se
construya a la brevedad posible como única alternativa viable en el corto y
mediano plazo para reforzar nuestra matriz energética y con ella el desarrollo
productivo a toda escala en nuestro país, así como impulsar al sector gasífero, y en
tal sentido aumentar el nivel de vida de nuestro pueblo, incluida la baja tarifaria
energética.


2. Exhortar al gobierno nacional, en consecuencia, a continuar con este proyecto,
rechazando la posición expresada por legisladores de la oposición que llaman a
dejarlo sin efecto, ya que esto afectaría seriamente la perspectiva señalada en el
punto anterior.


3. Solicitar la más amplia participación de la industria nacional en todas las áreas
vinculadas directa o indirectamente para la construcción y posterior operación de
la Regasificadora, así como el posterior desenvolvimiento de la red de gas.


4. En tal sentido planteamos la imperiosa necesidad de que las distribuidoras de gas
natural, MontevideoGas y Conecta, pasen en lo inmediato a la gestión de ANCAP.
Para lo cual se ha avanzado en estos últimos años, con acuerdos entre el ente
petrolero y PETROBRAS a fin de que el primero adquiera la mitad del paquete
accionario de MontevideoGas, además de avanzarse a marzo de este año en la
posibilidad de quedarse el 100% de las acciones de dichas empresas.
Siendo la única forma de revertir la altamente deficiente gestión privada, que
cumplió veinte años, permitirá a la vez cerrar el ciclo del gas natural en manos del
Estado.


SECRETARIADO EJECUTIVO

- postaporteñ@ 1501 - 2015-11-08 13:49:12
postaporteñ@_______________________________

El emperador está en calzoncillos

Por Soledad Platero

nov. 06, 2015 Caras & Caretas 

Sin el menor pudor, porque la verdad no ofende, el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Gustavo Licandro, aseguró hace unos días que todo sería mejor si no existieran los Consejos de Salarios. En declaraciones al diario El País, Licandro, que fue viceministro de Economía durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle, recordó como una virtud de esa administración la supresión de los Consejos, y afirmó que si hubieran existido durante la crisis de 2002, todo “hubiera sido mucho peor”. Claro que ni el cambio de escenario ni el de gobierno le quitan fuerza a la verdad profunda de su argumento: en la actual coyuntura, según Licandro, tampoco deberían existir las instancias de negociación salarial mediadas por el Estado. Es que no convienen. También lo sabe Búsqueda, que advierte, en su último editorial, que para que haya inversión no alcanza con dar incentivos. Hace falta controlar el gasto público (una preocupación que desvela al empresariado nacional desde hace mucho tiempo) y dejar de prometer que se mantendrá el salario real “a como dé lugar”. Es que los empresarios, dice Búsqueda, no deciden invertir estimulados por las exoneraciones sino por la rentabilidad. Y hay que ver cómo baja la rentabilidad cuando suben los salarios.

Esa retórica despiadada de la ganancia es fácil de detectar cuando se expone así, con todas las letras, bajo la forma de una tensión entre patrones y personal dependiente. Pero está lejos de ser la única forma en que el capitalismo salvaje hace campaña. Basta repasar algunos hechos de los últimos días para darse cuenta.

El primero que voy a mencionar es la irrupción, en el convulso escenario educativo nacional, de Ánima, el primer bachillerato tecnológico “de gestión privada y acceso gratuito”. De acuerdo con la información que figura en su sitio web, Ánima “es una propuesta para jóvenes de bajos recursos económicos de Montevideo y Canelones que […] quieran hacer bachillerato tecnológico con una nueva modalidad de formación que implica aprender estudiando y trabajando”. Ánima, que se prepara para ofrecer, desde 2016, bachillerato en administración y en tecnologías a jóvenes necesitados, promete: “Proporcionar al alumno competencias profesionales combinando los conocimientos especializados con capacidades generales de naturaleza humana y social”; “Desarrollar la ?exibilidad profesional del alumno para afrontar la demanda cambiante del mundo laboral y de la sociedad y facilitarle una inserción laboral de calidad en el momento que él la decida”; “Estimular la disposición del alumno a adquirir una educación superior, y facilitar distintas combinaciones de inserción y trayectoria laboral, de acuerdo a las preferencias, necesidades y decisiones que vaya tomando cada joven”, y “Apoyar las capacidades y la preparación del estudiante para que actúe de forma responsable a la hora de organizar su propia vida y en sociedad”.

En suma, promete preparar a los jóvenes para que puedan insertarse en el mercado y adaptarse a su “demanda cambiante”. Para eso, Ánima se tomó la molestia de realizar un “estudio de demanda” entre las empresas del sector de las TIC, con el objetivo de identificar “las competencias que requieren tener desarrolladas los jóvenes para tener un buen desempeño laboral”. Y así, con esos datos, se armó un modelo de “formación dual” (es decir, que combina las competencias educativas con las demandas del mercado) adaptado a “la realidad social, cultural y económica de Uruguay”

Otro hecho digno de ser mencionado es el arribo de Uber, la aplicación que ofrece terminar de una vez por todas con los abusos corporativistas de los tacheros. Uber es el paraíso de la libertad de mercado: una tecnología que permite reunir a usuarios y proveedores salteándose la incómoda intervención institucional. En síntesis, Uber es una plataforma tecnológica similar a otras, como Mercado Libre o PedidosYa, en la que los trabajadores del volante pueden inscribirse (con sus vehículos) y ponerse a disposición de los eventuales usuarios. Los sistemas de puntaje, fotografías y demás detalles permiten al cliente elegir el auto y el chofer que más le convengan. Si por cualquier circunstancia el cliente no queda satisfecho, los puntos bajan. La competencia es libre y total.

En estos días se escucharon voces a favor y en contra de Uber. Las a favor mencionan la ineficacia e inconveniencia del sistema actual de taxímetros, la prepotencia de patrones y empleados, la corruptela o los negociados en la adjudicación de permisos y la exasperante condición conservadora de los uruguayos, siempre temerosos de “lo nuevo”. Entre las voces en contra se levantan las que señalan la desprotección de los choferes (que no tendrían ningún amparo laboral más que el surgido de sus propios aportes como monotributistas) y de los pasajeros (puesto que no habría control institucional alguno sobre los vehículos ni sobre los conductores). También se habla de la competencia (tanto en términos de “sana” como de “desleal”) y de los “corporativismos” (tanto patronales como sindicales)

No hace mucho, Gabriel Delacoste, que es una de las personas más lúcidas que conozco, escribía, en su muro de Facebook, una definición extraordinaria: “Gestión es ver dos problemas chicos donde parecía haber uno grande. Política es ver uno grande donde parecía haber dos chicos”. Y como apelaciones a la gestión están sobrando y reclamos de política cada vez hay menos, quisiera hacer el esfuerzo de ver, en los dos hechos que acabo de repasar, un problema político, y no dos problemas de gestión. Porque parecen hechos distintos y separados, pero son, a mi entender, formas de emergencia de lo mismo.

Los últimos tiempos se han caracterizado por el avance –imparable, aparentemente– de un modelo de éxito asociado a la figura del emprendedor, ese individuo que es capaz de tener un proyecto personal y llevarlo a cabo con decisión y entusiasmo. El emprendedor se diferencia del mero trabajador en que no es empleado, sino empresario. Puede realizar la misma tarea que un trabajador (manejar un auto de alquiler, reparar televisores, poner inyecciones a domicilio, corregir textos o pintar paredes), pero no está en una relación de dependencia directa con un empleador, sino en una relación de competencia directa con sus semejantes, por un cliente. Sus beneficios sociales (los aportes jubilatorios, el aguinaldo, el salario vacacional, los lentes que da el BPS), si los tiene, dependen por completo de su esfuerzo y su constancia, y no pesan como costos para el que contrata sus servicios. La crisis lo encuentra desprotegido y solo, sin el calor de la solidaridad de sus pares (convertidos, por la forma misma del modelo, en sus competidores) y sin la fuerza de la acción colectiva. A la intemperie, ya no sólo económica sino moral

Pero el modelo de éxito emprendedor y el relato del proyecto personal no se agotan en esa infamia. También exigen del trabajador otras cosas. Exigen que sea, en todos los terrenos, un habitante bien sucedido del planeta mercado. Y para eso tiene que consumir como los que pueden.

En una película que ya tiene unos cuantos años y que trataba de depredadores humanos, el doctor Hannibal Lecter le enseñaba a una joven Clarice Starling que se envidia lo que se tiene cerca. Lo sabe bien la sociología: cada clase social busca reflejarse en la clase que tiene inmediatamente arriba, y no en las que están demasiado lejos

Para un trabajador, sea asalariado o cuentapropista, la vida de reyes y reinas está a una distancia insalvable, insuperable. No así la del patrón o el cliente, ni la del vecino pudiente o la cuñada pituca. La clase media baja sueña con ser clase media alta, así que se esfuerza. Ilusionada con la diversión y los placeres que ofrece el mercado, el pobre se estresa, se endeuda y se frustra. No hay nada de distendido en el ocio de los trabajadores conminados a disfrutar como la clase media. La cotidianeidad mundana de los acomodados le cuesta un triunfo al que apenas araña una canasta básica (y sí, ya sé que una canasta básica es el doble o el triple de lo que araña la mayoría de los asalariados, por no hablar de los que viven de la seguridad social). El laburante tiene que multiplicar sus esfuerzos, comprometer su tiempo, quedar debiendo, enfermarse a cambio de poder disfrutar, ya volando con los canutos, de las vacaciones, el viaje, la cena afuera, el delivery, el perro o el gato. Pero lo hace, y se rompe el lomo. Y se saca fotos, y sabe que su vida no está tan mal, porque pudo darse ese premio, ese permiso.

La magia del sistema consiste en hacernos creer que estamos eligiendo cuando no hacemos más que cumplir con lo que se espera de nosotros. Multiplicar nuestras horas de trabajo, resignarnos a que nuestros hijos sean capacitados para el mercado en lugar de ser educados para la lucidez y la crítica, alegrarnos porque podemos elegir auto y chofer desde el celular, bancarizarnos, pedir comida, indignarnos, renegar de la política.

No se puede negar que Uber tiene una propuesta cómoda y que el nuevo bachillerato tecnológico puede tranquilizar el corazón de padres y madres que temen por el futuro de sus hijos. Pero cuidado, porque detrás de la comodidad siempre está el mercado. La intemperie, la competencia y la ley del más fuerte.

Desde hace algún tiempo se habla de la necesidad de recomponer o revitalizar una “cultura de izquierda”. Pero como en tantas otras cosas, el alcance de esa expresión no está claro, y solemos confundir cultura con estética, comprando así el paquete por el envase. La estética de izquierda (en caso de que exista, y pueden cargar a esa cuenta lo que quieran: murga, mate, banderazos, bicicleteadas) es apenas la forma estúpida y ritualizada en que el sistema nos devuelve nuestro viejo deseo, trasmutado en una nueva ansiedad: lo que queremos (lo que debemos) parecer.

La cultura de izquierda, si es que algo así existe, no puede separarse de la política como dimensión trascendente, de la solidaridad como suelo y de la justicia como objetivo irrenunciable

Todo lo demás es otra cosa

- postaporteñ@ 1501 - 2015-11-08 13:08:39
postaporteñ@_______________________________

Les Va A Servir Como Ventosa Al Muerto

Alejandro Borensztein

Clarín 08/11/15

La frase que titula esta nota es una de mis maldiciones judías preferidas. Se usa para ciertas situaciones en las que, hagas lo que hagas, cualquier cosa será inútil.

Un buen ejemplo de cómo usar esta frase, es el desesperado intento del gobierno por contrabandear militantes en todos los organismos públicos para tratar de zafar de la guadaña con la que vienen Macri y Scioli. Es verdad que uno la trae mucho más afilada que el otro, pero traer la traen los dos.
El gobierno nombra jueces, auditores, subrogantes, fiscales, funcionarios, empleados, ñoquis, directores, etc., etc. Todos tipos que, dentro de cinco minutos, al kirchnerismo “le van a servir como ventosa al muerto”

Como se lo vengo diciendo hace un año, amigo lector, cualquiera sea el resultado, el kirchnerismo è fuori de la Copa. Por eso están tan nerviosos

De ahí que, cuando Ella lo mira al Compañero Lancha, se puede intuir fácilmente que le está lanzando otra ingeniosa maldición bíblica, como por ejemplo: “Que dejes tu cabeza en la casa de empeños y pierdas el comprobante”

El Compañero Lancha, que ya sabe que Ella va a votar al Compañero Mauri, la mira con esa sonrisa nerviosa que le apareció en las últimas semanas, mientras piensa en otra maldición memorable: “Que se te caigan todos los dientes menos uno, y que ése te duela”

Ella no es la única kirchnerista que va a votar a Macri. El otro que sueña con una buena derrota de Scioli es Aníbal Fernández, en un intento por opacar la catástrofe que él mismo le provocó al peronismo en la Provincia de Buenos Aires. Como para que todos tengamos una verdadera dimensión del suceso, en 1983 el candidato a gobernador Herminio Iglesias, que venía de quemar el histórico cajón de Herminio, perdió con el 40% de los votos. El Compañero La Morsa sacó el 35%, en la peor elección provincial del peronismo desde Juan de Garay hasta la fecha.

Es fácil imaginar que cuando al Jefe de Gabinete lo enfocan mirando a Scioli, en el fondo lo está maldiciendo con lo peor: “Que te crezcan cebollas, ajos, perejiles y pimientos en el ombligo, y orines chimichurri” (traducción gaucha de la maldición de las remolachas y el borscht).

Algo parecido se puede intuir en las caras de muchos dirigentes de La Cámpora que lograron bancas parlamentarias y ahora necesitan de un buen oficialismo que no sea para la liberación, así pueden empezar a romper las pelotas.

La razón por la que toda esta gente dice apoyar al Compañero Lancha, pero íntimamente quieren que pierda, es porque intentarán endosarle la derrota del Frente para la Victoria para luego, como opositores, tratar de liderar el peronismo. Si en la volteada también cae el Compañero Zannini, mala suerte. Será un daño colateral.

Este plan también “les va a servir como ventosa al muerto” porque el peronismo profundo, el de verdad, el de los gobernadores, intendentes, sindicalistas, Massa, De la Sota, Graciela Caamaño, Felipe y compañía los están esperando con la servilleta acomodada en el cuello listos para manducárselos de a uno. A los postres, seguramente pasarán a tomar un cafecito Randazzo y Urtubey, entre otros.

No deberíamos esperar otra cosa. El peronismo clásico viene siendo destratado por el kirchnerismo duro desde hace una década y mascullando bronca sin parar. En el fondo Ella siempre veneró a Evita, pretendió parecérsele, pero jamás se bancó al General. Quedó dolida desde aquel 1° de Mayo de 1974 cuando un tipo salió al balcón, miró a los Montos, a la JP y les gritó: “Váyanse todos a la puta madre que los parió, se los digo yo que me llamo Juan Domingo Perón”. Nunca lo entendieron “al viejo”, como solían llamarlo, ni jamás pudieron superar el trauma de aquella tarde en Plaza de Mayo.

Y si bien el peronismo clásico se bancó todo lo que le hizo el kirchnerismo a fuerza de billeteras y castigos, las maldiciones estuvieron a la orden del día: “Que te vuelvas tan rico que el marido de tu viuda nunca tenga que preocuparse por laburar”.

Los sabios conocedores del peronismo ya pasaron por esto. Alguna vez, Cafiero, De la Sota, Manzano, Grosso y Menem, entre otros, volaron a los carcamanes autoritarios que se habían enquistado en un PJ derrotado y le dieron un nuevo aire. A eso se lo llamó “La Renovación”. Ahora, lo único que falta saber es si esta segunda renovación la va a encabezar Scioli o el tsunami también se lo llevará puesto a él, maldiciéndolo al grito de: “Que Dios te envíe, de las 10 plagas, la mejor”.

Mientras tanto, la Presidenta, recién llegada de Plutón, volvió a hablar en Semicadena Nacional (o sea los canales oficialistas que están obligados porque necesitan la guita y los opositores que ahora se hacen una panzada). Como para no dejar dudas de lo que ya todos sabemos, esta vez Ella lo llevó a Lancha y lo sentó unos metros al costado. Dijo una sola vez “Hola Daniel” y nombró 50 veces al Compañero Centro Cultural. Por supuesto, reivindicó la lucha por los derechos humanos como si ellos hubieran tenido algo que ver, nos contó que este descalabro económico que nos dejan es una maravilla y nos alertó de que en el balotaje podría llegar a ganar un tipo que pretende volver a los años 90. No aclaró si hablaba de Macri o de Scioli.

Es raro. El kirchnerismo nos alerta de que alguien puede venir a reintentar hacer lo que, en realidad, hicieron ellos mismos

Parte del show incluyó la botadura de un barco oceanográfico llamado ARA Austral que, en realidad, es el reacondicionamiento del “Sonne”, un barco pesquero alemán, luego reciclado para la investigación científica y que fuera botado originalmente en Hamburgo, en diciembre de… 1968!!! Es tan jovato que si en lugar de barco oceanográfico fuera un barco militante, estaría amarrado en Carta Abierta.

Luego apareció el ministro de Defensa Compañero Rossi mostrando todos los radares que el gobierno instaló durante estos años en la Argentina para controlar las fronteras y frenar al narcotráfico. Habría que avisarle a Rossi que los radares están preciosos pero, a juzgar por la cantidad de narcos que llegaron, se ve que se olvidaron de enchufarlos.

Paciencia, amigo lector. En pocos días más dan las hurras y habrá que ocuparse de los que vienen. Sea tolerante y no los maldiga más. Pero si insiste, elija bien la maldición. A mí la que más me gusta de todas es aquella que dice: “Ojalá seas muy rico, pero el único rico de tu familia”

Vaya pensando en otra porque esa con los Kirchner no funcionó. Hasta el jardinero es millonario

- postaporteñ@ 1501 - 2015-11-08 12:45:08
postaporteñ@_______________________________

Brasil, Estado y Corrupción

Por Juan Luis Berterretche

Brasil heredó la corrupción del imperio portugués. Recordemos que el desembargador -juez-, Pero Borges enviado en 1548 por el rey João III a Brasil desempeñó la función de administrador de la Justicia con el cargo de Ouvidor-Geral, como la autoridad judicial máxima después del gobernador general. Un año antes de viajar a nuestro continente había sido condenado a devolver al imperio el dinero que desviara de las obras de construcción de un acueducto en Alentejo y estaba suspendido por tres años en el ejercicio de cargos públicos. Nos podemos imaginar con que “decoro” condujo la justicia imperial en Brasil este personaje histórico

Sobre la corrupción republicana mencionaremos solo un record de la década del 90 no superado en el siglo XX: el consumado por el juez Nicolau dos Santos Neto, alias “Lalau”, presidente del Tribunal Regional de Trabajo de Sao Paulo (TRT-SP) desde 1990 a 1992. Y que pasó a presidir luego un cargo más lucrativo: la comisión de obras del TRT a mediados de 1997. Desde esa función y de acuerdo con el Ministerio Público los desvíos de dinero en la construcción del edificio del Fórum Trabalhista generaron al estado perjuicios de R$ 1.200 millones en valores actualizados. Se estima que tres cuartas partes de los dineros públicos destinados a la obra eran malversados. Condenado Lalau por la justicia en 2002 se benefició con prisión domiciliaria en su mansión del barrio Morumbí (SP) la mayor parte del tiempo y luego con un indulto de Natal en 2014. En 2015, está pleiteando en la justicia para que le devuelvan su jubilación y le restituyan sus bienes producto del desfalco de dineros públicos. Su socio era el ex-senador Luiz Estêvão de Oliveira Neto (PMDB-DF) dueño del Grupo empresarial OK, que perdió su mandato en 2000 como senador al comprobarse su relación con el fraude.  Estêvão ya estuvo con prisión domiciliaria por falsificación de documentos, pero hasta mediados de 2015 había logrado postergar en el Supremo Tribunal Federal la condena pendiente de 31 años de prisión por los fraudes junto al inefable “Lalau”. El tercer cómplice del grupo era el empresario Fabio Monteiro de Barros Filho dueño de la constructora Incal Aluminio encargada de la obra. El caso es paradigmático porque incluye los protagonistas comunes en los esquemas de corrupción estatal: un juez, un parlamentario-empresario y un empresario de obras públicas.

La documentación histórica demuestra que desde la colonia hasta la fecha, la supuesto “hacienda pública” siempre funcionó como un activo patrimonial de los grandes empresarios privados en componenda con los principales agentes estatales, y representantes políticos. Esto implicaba que la corrupción era publicitada y penalizada si se trataba de pequeños montos /1

La corrupción política en Brasil es una práctica fundamental para garantizar la desigualdad social. Se coloca siempre como barrera entre los derechos del ciudadano común y su acceso a los recursos del Estado.

Durante el “lulismo” jugó un rol importante para la acumulación de capital de las corporaciones de la construcción o ligadas a la industria petrolera, -por ejemplo-, que se transformaron a partir de las “licitaciones” coimeadas de obras públicas, en transnacionales. Como los definió Dilma con toda precisión, los distintos Programas de Aceleración del Crecimiento (PAC) garantizaron un “festival de licitaciones”. Jugó un rol de primera línea también como contrapeso a los avances en derechos sindicales, sociales o aumento del salario mínimo durante el “lulismo” que podían reducir los lucros empresariales. Para el capitalista brasileño ha sido en toda su historia un factor fundamental e insoslayable. Y a los empresarios poco les importa cuál es el partido que usufructúa el gobierno en tanto la corrupción continúe siendo el eslabón que los une a la “hacienda pública”. La corrupción se combina y complementa con el racismo para mantener a la población negra en un nivel de acceso inferior a la salud, educación, transporte y servicios sociales en general.

Sin lugar a dudas Internet y la democratización de la información, ha impulsado el conocimiento y el rechazo de la corrupción por grandes contingentes populares. La población empieza a comprender que ese privilegio que se otorga  a las clases abastadas proviene, de la miseria y desigualdad que se impone a la gran mayoría de la población. Y la impunidad que gozaban empresarios y representantes políticos empieza a no ser más tolerada. Corrupción y racismo deben ser identificados como complementarios por los sectores populares en general que no tienen acceso a derechos sociales fundamentales

Como podemos apreciar la actual descomposición moral de la clase política juega un rol imprescindible para el funcionamiento del capitalismo brasileño.

El proyecto de desarrollo “lulista” que prometía que “todos ganaran” otorgó un lugar clave a la corrupción. La clase política corrupta brasileña sedujo y captó a los protagonistas institucionales del Partido de los Trabajadores para esa metodología. Dirigentes destacados del PT intervinieron en dos grandes esquemas de corrupción de lo que va del nuevo siglo. El conocido como “Mensalão” se trató de la compra mensual de votos a parlamentarios de partidos aliados para que aprobaran proyectos gubernamentales. Un esquema aceptado con normalidad en el Congreso y en las Asambleas Legislativas estatales de Brasil, pero denunciable para la élite si la ejecutaban los advenedizos petistas. Y la operación denominada “Lava Jato” develó una enorme trama de coimas pagadas por grandes empresas para poder intervenir en obras o ganar licitaciones de Petrobras en plena etapa de expansión del pre-sal. Con el complemento de una amplia operación de lavado de dinero y fuga de capitales. 

La degradación de la clase política hoy domina el Congreso más que antes. Los presidentes tanto de la Cámara como del Senado son representantes de una bancada mayoritaria que tiene a la corrupción como su práctica política privilegiada y permanente. El centro de esa mafia es hoy Eduardo Cunha (PMDB-RJ), en la presidencia de Diputados, bajo presión de múltiples investigaciones en Brasil y el exterior por lavado y ocultamiento de dinero de coimas. Cunha es también representante de empresas religiosas evangélicas que lucran con los beneficios y exención de impuestos del Estado y lavan dinero del fraude

Cunha es posible que sea juzgado por sus pares en el Consejo de Ética de la Cámara, un organismo donde 30% de sus componentes son objeto de 14 procedimientos judiciales en el Supremo Tribunal Judicial y en la justicia de sus estados. Con acciones penales por improbidad administrativa e indagaciones por formación de cuadrilla, crímenes ambientales y fuga de capitales. Algunos de ellos, con acusaciones concretas de delatores en la operación Lava Jato. Quizá Cunha pueda ser obligado a renunciar por el escándalo público que hoy representa, pero recordemos que no es un recién llegado en la rapacería. Se inició con PC Faria en el equipo de Collor de Melo y viene ejerciendo la corrupción con impunidad desde hace más de tres décadas.

Las investigaciones de corrupción centradas hoy en Petrobras por la operación Lava Jato compiten con otra investigación denominada Zelotes iniciada en marzo de 2015. Por los pocos datos que han trascendido el fraude fiscal quizá alcance a 20 mil millones de reales y supere los sobornos en Petrobras. En ella están siendo investigados cinco bancos, Bradesco, Santander, Safra, Pactual y Bank Boston, así como la montadora Ford, BR Foods, la corporación Camargo Correa, Light, el grupo Gerdau y el núcleo RBS asociado a la Rede Globo en Santa Catarina y Rio Grande do Sul

 El fraude se realizaba por consejeros del Consejo de Administración de Recursos Fiscales (CARF), que es el órgano de la Receita Federal -organismo impositivo- encargado de las actuaciones contra empresas que fraudan al fisco. El mecanismo era cobrar una coima de aproximados 10% de la deuda pendiente o de infracciones fiscales, para suspender o anular los procesos de cobro. La RBS pagó a una “consultora empresarial” que actuaba como fachada de los funcionarios del CARF, por una deuda de R$ 150 millones, cuatro cuotas de R$ 3 millones. En el “negocio” está implicado incluso el presidente del CARF

El de Petrobras y el del CARF, son dos grandes casos investigados. Imaginemos la multiplicidad de procesos a instaurar si se hicieran auditorias serias de todas las instituciones a nivel federal, por estados y por municipios. En Brasil hay una tradición ancestral de la corrupción que abarca todos los niveles del Estado. Y esto se reafirmó en el plano político a partir de la aprobación en el Congreso del financiamiento de campañas electorales por parte de las empresas. El presidente actual de la cámara de diputados, logró ese cargo como principal lobbysta empresarial del Congreso. Y la composición mayoritaria del actual legislativo la decidieron los aportes empresariales en la campaña electoral.

El PT perdió la oportunidad de impulsar una profunda reforma política en Brasil para terminar con un sistema político corrupto al servicio del Capital. Si la hubiera encarado con decisión junto a las movilizaciones populares de junio de 2013 que la reclamaban, habría contado con un amplio apoyo popular para imponerla. Pero en ese momento su estrategia política se centraba en los mega eventos de futbol en alianza con el delincuente internacional Joseph “Sepp” Blatter de la FIFA.

La denuncia contra la corrupción institucional y la consigna de reforma política son tareas democráticas necesarias para el movimiento multitudinario de trabajadores y el conjunto de sectores populares de Brasil. Pero debemos tener claro que corrupción y racismo son dos componentes inseparables que se combinan y potencializan para garantizar la desigualdad social en el país. Y ambos son parte del escenario general del Terrorismo de Estado, cuyos dispositivos seguiremos desarrollando.

Referencia

1/ O judiciário no Brasil (1 y 2). Por Fabio Konder Comparato. Outras Palavras 17 y 21 de julio 2015.

http://outraspalavras.net/brasil/o-judiciario-no-brasil-sugundo-comparato-1/

http://outraspalavras.net/brasil/o-judiciario-no-brasil-segundo-comparato-2/

JLBerterreche - postaporteñ@ 1501 - 2015-11-08 12:14:25
postaporteñ@_______________________________

SIMÓN SÁEZ MÉRIDA / Hay hombres que luchan toda la vida

TESTIMONIOS LIBRES de Simón Sáez

(N. de la R. comenzamos con esta entrega  el texto enviado por el compañero Chino, como un aporte  para la memoria y la vigencia de toda la, izquierda revolucionaria)

Simón Sáez Mérida, (1928-2005), murió como vivió: luchando contra la oscuridad. Agitador incansable, historiador, profesor universitario y gremialista, de textos corrosivos y verbo de fuego. Luchador contra el dictador Marcos Pérez Jiménez en la clandestinidad, fundador del Movimiento de Izquierda Revolucionaria y de la revista Al Margen. Este folleto recoge el discurso de su última aparición pública, en febrero de 2005, en el Centro de Estudios Sociales Libertarios (CESL) de Caracas. Los antiautoritarios cultivaban con Simón el respeto y la amistad, el llamar a las cosas por su nombre. En tiempos de confusión, concesiones y oportunismo, reivindicamos su legado como parte del aroma de las luchas populares ingobernables, cuya rebelión se enfrenta al poder de turno en la permanente vocación de no ser ni víctimas ni verdugos

Ultimo discurso

(prólogo de Domingo Alberto Rangel)

Simón Sáez Mérida y yo somos los únicos fundadores del MIR que no sucumbieron a ese tsunami que ha sido el comandante Chávez en la política venezolana. Todos los demás, de una u otra manera, con discreción o con exhibicionismo acompañan al hoy Presidente desde el momento mismo en que resonaron en su marcha las trompetas del triunfo. No estoy estableciendo una especie de juicio moral o de sentencia bíblica para condenar a quienes hayan respaldado o acompañado a Chávez. Estampo una opinión política. En el fondo el comandante Chávez ha vendido a renovar o a profundizar la dominación burguesa sobre Venezuela. Tal posición del caudillo bolivariano vedaría a cualquier revolucionario sensato el apoyo que, no obstante, se le viene brindando desde casi todos los sectores matriculados por costumbre o por tradición, en la izquierda revolucionaria. Chávez sería un gamonal típico, de foete y cuerda de gallos, con una retórica antiimperialista. Pero, preguntaría alguien, ¿estas líneas constituyen un prólogo para el libro de Simón Sáez Mérida, o una reláfica contra Chávez?

Y ello me obliga a impetrar el perdón y a abandonar las observaciones sobre la contextura o la verticalidad de quienes hace ya tantos años fundamos al Movimiento de Izquierda Revolucionaria.

Simón Sáez y yo, junto con Gilberto Mora Muñoz que yo recuerde y sea propicia la ocasión para otorgarle el reconocimiento que merece, nos hemos refugiado en ese maravilloso Shan Gri-La que es la ideología.

Desde que la vida o el proceso político nos apartó de la acción nos hemos dedicado a escribir. Todo revolucionario está obligado como preceptuó, el Che Guevara, a hacer la revolución. En la juventud y en la madurez, la revolución se hace con un fusil, con una trocha abierta en una montaña, con un editorial vibrante en el periódico de un partido radical o creando sindicatos de intransigente vocación proletaria por ejemplo. La vida empero concede las facultades necesarias para esas tareas con cierta cicatería en cuanto al tiempo. Cuando se pasa de los cincuenta a los sesenta años pueden realizarse aquellas tareas o llevarse aquella existencia. Pero una buena mañana, tras puesta la frontera de los sesenta, alguien nos llama “viejo”, en tono cariñoso porque las verdades amargas se envuelven en celofán como se hace con las drogas heroicas. Aquella manera de saldarnos indica que ya somos, como dice el tango, un «descolado mueble viejo» que no se sabe dónde colocar.

Uno mismo tiene que labrarse el lugar que vaya a corresponderle.

No hay para quienes hayamos tenido responsabilidades mayúsculas sino dos alternativas. La literatura y la docencia. Simón Sáez Mérida no optó por la segunda porque la ejerció desde las mocedades, como profesor de oficio. Apelar a la docencia era, en la edad crepuscular para él, como un pretendido retorno a la primera juventud. Optó entonces por las letras, trillando en ellas el camino de los memorialistas, género al cual pertenecen las páginas que ahora presentamos. Tenía Simón para tal especialidad dos condiciones estupendas, buena memoria y lengua picante. En efecto, una lengua de ají chirel y una memoria de elefante son indispensables en el oficio de memorialista. Tampoco sobra una dosis, así sea pequeña y honesta, de mala intención. Es así como, desde lo que podríamos llamar su jubilación, nuestro personaje ha publicado, varios volúmenes de prosa punitiva que podrían servir de acta de acusación contra personajes o situaciones de nuestra vida contemporánea. Por desgracia, uno de eses criminales infelices, que ni siquiera llegan a hacerse conocer para que carguen su cuota de odio, arrojó aquel objeto contundente que troncharía la vida de Simón Sáez Mérida en una autopista caraqueña.

El crimen entre nosotros ha cobrado, y testimonio de ello es el asesinato de Simón Sáez, una forma o manera anónima. Homicidios sin autor, sin mano siquiera que pueda reconocerse. Del crimen se conoce solo ahora en ciertos casos el objeto que lo ocasiona. La piedra que baja del cerro arrojada o echada a rodar por una alma torva y unas manos mas torvas todavía, otra piedra que se deja atravesada en determinado lugar de una autopista para provocar el volcamiento criminal serian ejemplos de estas nuevas formas del delito una de las cuales arrebató la vida de nuestro amigo y compañero. No voy a cerrar esta breve presentación con la consabida frase que pide olvidar el crimen porque, en este caso, Simón vive en nosotros o entre nosotros. Si, él vive en la medida en que trabajemos como él y, en general, vivamos como él. Las vidas ejemplares se hacen eternas en la medida en que renazcan, por la imitación, en otras vidas que las recuerden y las exalten.

Domingo Alberto Rangel

Agosto del 2006

Hay hombres que luchan toda la vida... (1)

Hacia la medianoche del domingo 29/06/2005 falleció Simón Sáez

Mérida (1928-2005), activista sin claudicaciones de la izquierda revolucionaria venezolana. Murió en la sala de terapia intensiva de una clínica de Caracas, tras una agonía de más de un mes, luego del ataque sufrido por manos desconocidas el 25 de abril del mismo año.

Ese día, iba junto a su esposa en automóvil, cuando un objeto contundente impactó contra el parabrisas, golpeando fuertemente a Simón en el rostro. Aunque se desconocen las motivaciones del hecho, se presume que los autores del ataque aspiraban asaltar el vehículo, una práctica que se ha hecho corriente en esta ciudad; signo inequívoco de la descomposición social de nuestros días. Mencionamos además que, más de un año y medio después del suceso, no hay ningún resultado en la investigación policial, en patente muestra de incompetencia de los responsables de esa labor.

Simón fue militante activo de Acción Democrática en la lucha clandestina contra la dictadura de Pérez Jiménez, llegando a ser Secretario General del partido. Posteriormente funda el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, participa en la sublevación de «El Carupanazo» y en la lucha armada en la primera mitad de la década de 1960, en la que conoció la cárcel y la brutalidad represiva en el Cuartel San Carlos. Tras alejarse de un MIR que se iba desdibujando hasta desaparecer, Simón dedica sus esfuerzos a la lucha gremial, la docencia, denuncia e investigación, de lo cual resultaron varios libros, entre ellos el último que publicó en vida titulado Domingo Alberto Rangel parlamentario. Sáez Mérida fue marginado tanto por el «puntofijismo» como por el «proceso bolivariano», del cual fue uno de los primeros en denunciar, desde posturas revolucionarias, su carácter neoliberal y autoritario.

A la Comisión de Relaciones Anarquistas y al Centro de Estudios Sociales Libertarios nos honraba desde hace años la solidaria amistad de SSM. Con él manteníamos relaciones de respeto y admiración que se habían venido estrechando hasta tal punto que tuvimos el gusto de organizar con su presencia, a fines de febrero de 2005, la presentación del libro sobre DAR en el local del CESL en Caracas, en lo que nadie podía imaginar sería el postrer acto público en donde interviniese Simón. Transcribimos a continuación la grabación de ese evento, ejemplo de ese verbo agudo y desenfadado que tanto disfrutábamos quienes le oíamos. La publicación de este testimonio reitera nuestro cariñoso recuerdo al amigo y nuestra palabra de aliento a sus familiares. Que la tierra le haya sido leve a un hombre libre

Continuara....

 

Venezuela / Esto no se aguanta más

Por: Luis González 6/11/15-

LaClase|INFO

Porque mientras el gobierno derrocha en gasto militar, corrupción, prebendas, caprichos, lobby internacional y lujos, cientos de miles de venezolanos y venezolanas padecemos la falta de medicinas e insumos hospitalarios, lo cual para muchos se traduce en muere. ¡Sea como sea, esto no se aguanta más!

Porque mientras por un lado la Corrupción, la Complicidad, el Abuso de Poder, el Nepotismo y la Impunidad campean olímpicamente ante la mirada complaciente de la presunta institucionalidad, por el otro la persecución, la represión, el acoso, el chantaje y hasta la desaparición física, se van convirtiendo en prácticas cotidianas de gobierno y como muestra de esto tenemos el caso de la desaparición del luchador social merideño Alcedo Mora ocurrida el 27 de Febrero de 2015

Sea como sea, esto no se aguanta más.

Porque jamás en nuestra historia los venezolanos habíamos sido sometidos a tan brutal plan de ajuste, el cual ha desaparecido de nuestra mesa hasta a las humildes pero bien nutritivas Caraotas Negras y Lentejas, colocando a la población en riesgo nutricional ante la falta de alternativas proteicas a las cuales recurrir, considerando que hoy la canasta alimentaria supera los Bs. 62 mil al mes y la canasta básica los 90 mil, mientras por otra parte el Gobierno se enorgullece de haber colocado el salario en Bs. 9.649 y el Bono de Alimentación en 6.670 Bs., lo cual resulta evidentemente insuficiente.

Sea como sea, esto no se aguanta más.

Porque mientras a la gente que se esfuerza y trabaja, la someten a la “sabrosa” tortura de tener que calarse horas y más horas de colas y humillaciones para obtener alimentos e insumos, hay una casta de altos funcionarios, militares y familiares de las cúpulas del gobierno que viven como reyes aunque pregonen impune y descaradamente discursos de justicia e igualdad

Sea como sea, esto no se aguanta más.
Porque mientras el Gobierno en boca de sus más destacados voceros insiste en hacerse llamar Pueblo, bien es sabido por todos que no hay nada menos parecido a eso en la realidad, pues estos señores, lejos de ser y parecer Pueblo son cada vez más una élite que derrocha lujos mal habidos y conductas propias de la clase social que ayer criticaban, lo cual bien les ha merecido el nombre de boliburguesía parasitaria.

¡Sea como sea, esto no se aguanta más!
Pues aunque “connotados” ex-ministros, ex-funcionarios y ex-militantes del propio PSUV y sus aliados han denunciado con pruebas en mano la desaparición “misteriosa” de más de 200 mil millones de dólares de las arcas nacionales, no existen a esta fecha funcionario ni persona alguna tras las rejas por estos crímenes de lesa patria, lo cual sin lugar a dudas coloca en entredicho la prevalencia de la justicia en nuestro País y trae como consecuencia la precarización de la calidad de vida de todos los venezolanos

Sea como sea, esto no se aguanta más.
Pues es muy difícil hablar de mejor porvenir para las presentes y futuras generaciones de nuestro País mientras no se garantice ni siquiera la salud. Ni la alimentación básica, ni la seguridad personal y social, ni mucho menos viviendas dignas que puedan estar al alcance de los bolsillos de quienes trabajan a diario por construir un verdadero futuro para sus familias.
Es repugnante oír hablar a gritos de independencia en molestas cadenas, mientras sigue Chevron campante saqueando nuestro país, y mientras se entrega palmo a palmo el país a transnacionales de China, Rusia, Irán, la UE y EEUU, bajo la figura de empresas mixtas y ahora también bajo la leonina figura de zonas económicas especiales.

Es indignante, vergonzoso y causa pena oír hablar de soberanía, mientras que ni la comida que hoy colocamos escasamente en nuestra mesa se produce soberanamente en el País, ni siquiera al pabellón se le puede llamar ya pabellón criollo.

Sea como sea, hagamos lo que hagamos, esto no se aguanta más.

A los hospitales públicos debemos llevar las medicinas, a las oficinas públicas, registros, notarías, prefecturas, fiscalías, tribunales, banca pública, hay que llevar hasta el papel si tenemos que sacar algún documento. En el aeropuerto de Maiquetía colocaron unos filtros de ozono y empezaron a cobrar hasta el aire que uno respira… menos mal se dieron cuenta que ya la vaina era una verdadera locura, un repugnante descaro.

Sea como sea, ya ni la Señora María que vende Arepas para sostener a su familia; ni Pedro, el Abogado Mecánico; ni Ramón, el Arquitecto que ahora es Mensajero; ni Alicia, la que sale de su trabajo en La Gobernación y se para a vender tortas frente al Cine, ni los Taxistas, ni los Maestros, ni los Profesionales de la Salud, ni los Profesores Universitarios, ni Simón, el músico, que a veces hace de maestro y otras mata algún tigre por ahí para llegarle con dignidad al cuarto de Canasta Básica… ni nadie.
Nadie que trabaje honestamente y que obre con sentido común encuentra ya qué hacer para poder cubrir lo necesario para vivir. La mayoría estamos en una permanente peladera de bolas. Hagamos lo que hagamos, sea como sea.

¡Es por eso que digo que sea como sea, esto no se aguanta más!
¡Y no me vengan con cuentos ni excusas de Guerra Económica!
Porque aquí la única guerra que existe y siempre ha estado presente en nuestro país, es la Guerra a la que siempre nos han sometido los gobiernos lacayos de turno, los Grandes Empresarios Nacionales y Transnacionales, y la Banca, guerra de la cual, sin lugar a dudas, sea como sea, tarde o temprano saldremos victoriosos a pesar de los lacayos, sapos y traidores

 

Si Maduro se va. ¿Quién lo sustituye?

Edición 556  nov. 6, 2015 por Miguel Salazar en Las Verdades de Miguel

En caso de una derrota en las parlamentarias de diciembre, no es descartable que se imponga el ala radical del PSUV con miras a desconocer la posibilidad de una Asamblea Nacional cuya composición le sea adversa. Si ello llegara a ocurrir, Venezuela puede convertirse en un grave problema para la región, donde converjan los distintos factores de poder que hacen vida en el mundo actual. No digamos que podemos repetir el escenario Siria, pero si un teatro armado dadas las condiciones de violencia que se reflejan en toda la nación. Luego entonces, para quienes sueñan con una transición, primero, Venezuela no está aislada en el cuadro geopolítico internacional. El primer aliado del Gobierno revoluciónario es Rusia, lo cual conlleva a plantearse si la presencia de Maduro en el poder es una condición imprescindible para que Vladimir Putin admita discutir un escenario para nuestro país distinto al presente. Los rusos son reacios a un Gobierno sin Maduro porque estiman que tendría consecuencias inaceptables para Moscú, por ello es viable que el Kremlin negocie un proceso político que mantenga algunas características del actual, pasando por una transición conducida por uno de los jerarcas de la línea de mando del PSUV, que permita inclusive su postulación en unos eventuales comicios con una opción cierta de victoria. Segundo, faltaría saber si los Estados Unidos y otros países como Colombia estén dispuestos a aceptar la presencia de Maduro o de cualquiera de los otros dirigentes oficialistas en un proceso que concluya en unas elecciones presidenciales. Tampoco se conoce cuál sería el papel de Brasil y los miembros del Mercosur, esta última como una instancia que hoy no presenta el apoyo monolítico que manifestaba a favor del Gobierno revolucionario estando Chávez en Miraflores; sin duda que hay divergencias entre sus miembros, sobre todo si en Venezuela se agudiza la crisis actual; inclusive, el apoyo de Ecuador no se puede asegurar. A ninguno de los países del área les interesa un conflicto armado en esta parte del continente. Tercero: Otro factor sería China como socio con importantes inversiones en Venezuela. En política internacional, los chinos siempre han hecho gala de pragmatismo (recordemos el caso Chile 1973), por salvaguardar sus intereses, los asiáticos estarían dispuestos a pactar inclusive con el diablo, en todo caso, paradójicamente, sería un anticomunista el hombre que contaría con la anuencia de Beijín, asunto que no ve con buenos ojos la ortodoxia cubana, salvo que aquel garantice las actuales relaciones entre Caracas y La Habana. Hipotéticamente, muy a pesar de su conducta frontal ante la oposición, los Estados Unidos considerarían su presunto anticomunismo para verlo como un candidato viable para una transición.

 

Protestar y disentir se paga con despidos

en las empresas estatales

La protesta laboral no ha punteado en 2015 la conflictividad social en Guayana, pero las retaliaciones y calificaciones de despido a dirigentes que han ejercido su derecho a la manifestación no han cesado.

En lo que va de año, al menos ocho casos de despido se suman a la lista de calificados de 2014, todos con un denominador común: dirigentes con algún tipo de liderazgo que han manifestado, abiertamente, su inconformidad con las políticas laborales del Gobierno nacional y las prácticas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Los casos van desde trabajadores que se negaron a participar en la campaña #ObamaDerogaelDecretoYa, hasta técnicos que han protestado por discusión de contratos colectivos.

El episodio más reciente es el del trabajador de Orinoco Iron, Orangel Palma, quien esta semana recibió una notificación de calificación de despido. Palma ha sido uno de los líderes de las últimas protestas en la empresa briquetera cuya producción vive un largo letargo: casi dos años paralizada por falta de insumos y repuestos.

La manifestación surgió después de seis años sin actualización del contrato colectivo, el mismo lapso desde que la empresa fue estatizada en 2009.

Contra el imperio

Un caso emblemático fue el del trabajador Diego Carrero, con más de 21 años de servicio en CVG Carbonorca. Tras negarse a participar en la recolección de firmas en contra del decreto de Estados Unidos que mencionaba a Venezuela como una amenaza, recibió la carta de despido en marzo de este año.

Carrero era superintendente de mantenimiento y se negó a participar porque consideraba que era una actividad política irrelevante. “Siempre he tenido una relación de trabajo, una posición técnica. Si nos ponemos a ver cómo están las condiciones de las empresas es lamentable. (…) Yo pienso que uno está aquí es para aportar y hacer su trabajo, y meter la política partidista a las empresas es lo peor que se ha hecho en este país”, dijo en una entrevista tras enterarse de su despido.

Desde entonces, y con la cercanía de las elecciones parlamentarias, otros trabajadores fueron sumados a la lista de criminalizados y judicializados en las estatales, pese a las declaraciones de Justo Noguera, como presidente de la CVG.

Aquella campaña en contra del decreto, es –quizá- el antecedente más inmediato del despliegue partidista que en las últimas semanas han denunciado trabajadores a propósito de las elecciones parlamentarias.

Liderazgo sindical

También la posibilidad de la derrota en elecciones sindicales ha estimulado calificaciones de despido dentro de las estatales. En CVG Bauxilum al dirigente del comité ejecutivo de Sutralúmina, candidato a la secretaria general del sindicato, Richard Potella, fue calificado de despido con un procedimiento de 2014, pocas semanas antes de que comenzara la contienda.

El procedimiento fue aprobado por la Inspectoría del Trabajo y hace seis meses la defensa solicitó su nulidad. El abogado defensor, Frank Silva, informó que todo está dentro de sus lapsos.

El despido de Potella lo marginó de participar de las elecciones y permitió la ventaja, aunque por un margen aún no esclarecido, de la plancha del PSUV en la refinadora de alúmina.

Trabajadores de CVG Venalum creen que la misma lógica se ha aplicado en la reductora de aluminio. En agosto de 2015 la empresa reactivó procedimientos a más de 30 técnicos, un porcentaje de ellos líderes que participaron en las protestas por el control obrero.

Douglas González, uno de los calificados y voceros del colectivo, vinculó el procedimiento a la cercanía del vencimiento del período electoral en el sindicato Sutralum, actualmente dominado por el PSUV.

Este proceso, en teoría, ha sido suspendido dentro de Venalum después del cambio gerencial pero en la Inspectoría del Trabajo continúa el procedimiento sancionatorio.

A mediados de 2014 a los promotores del sindicato en la empresa Veniram Tractor, Jesús Pereira, entre otros, fueron despedidos por supuesto abandono de su sitio de trabajo. El Ministerio del Trabajo autorizó la calificación en la empresa mixta, aún fuera del área territorial de su competencia.

En contra de la seguridad

Los defensores de la salud y seguridad en el trabajo no han escapado del blanco de criminalización. Casos relevantes los de la Hidrológica del estado Bolívar (Hidrobolívar) y Ferrominera Orinoco (FMO).

En la procesadora de mineral de hierro la gerencia activó calificaciones de despido en contra de delegados de prevención que se atrevieron a activar el artículo 53 de la Ley Orgánica de P (Lopcymat). Los argumentos de los apoderados judiciales fue la defensa de la actividad económica de su defendida, en detrimento de los argumentos de seguridad y salud. Dos meses después, un trabajador con más de 30 años de servicio murió en un accidente laboral en la planta de PMH.

Una argumentación similar utilizó la empresa dependiente de la Gobernación para despedir a delegados de prevención, en contra del artículo 55 de la Lopcymat.

Castigo ejemplarizante

Otros despidos han tenido como fin contener los reclamos: es el caso de la detención de los trabajadores de SIDOR en 2014 -luego de las protestas por la discusión del contrato- y su posterior liberación condicional, después de ocho meses presos en el SEBIN.

Las detenciones fueron acompañadas con calificaciones de despido a 14 trabajadores participantes de las protestas.

Después de esa medida, ni una protesta vinculada a reclamos laborales se ha registrado en SIDOR por parte de trabajadores activos pese a la caída estrepitosa de la producción, el despliegue partidista y la no divulgación del contrato colectivo.

Es el mismo efecto que se ha replicado en la estatizada FRIOSA, donde una de las voceras y líder de las protestas que impulsaron la intervención por denuncias de corrupción, Noraida Potellá, fue despedida. Tras la medida tampoco se han registrado manifestaciones en empresa.

Casos como los del trabajador de CVG Carbonorca, Edgar Campos, han sido la excepción. El caso fue atendido como una medida humanitaria del PSUV, con los mismos actores que autorizaron su despido. En la empresa fue asumido como una especie de escarmiento a quienes alzan la voz. No es la misma historia del director laboral de Venalum, Luis Vásquez, cuya calificación de despido fue entregada por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN)

 (Clavel Rangel, Correo del Caroní 6/11/15)

vza. - postaporteñ@ 1501 - 2015-11-08 12:03:41
postaporteñ@_______________________________

Argentina / ¿Derechización?

por Pablo Stefanoni 

Jefe de redacción de Nueva Sociedad | 06/11/2015 | perfil.com

Las elecciones del 25 de octubre tuvieron un resultado en apariencia contradictorio: pusieron en carrera a la Rosada a un frente hegemonizado por un partido de centroderecha en un escenario nacional en el que el sentido común de centroizquierda está lejos de haberse evaporado. Se puede decir que Mauricio Macri ya tenía el voto de derecha y que por eso salió en busca de los progresistas, pero su necesidad de sobreactuar hasta el extremo para quitarse de encima su estigma de neoliberal y privatista –y evitar la demagogia de la mano dura– parece mostrar que su voto no está asociado a una derechización del electorado

 Así, Gabriela Michetti dice que nunca privatizaron ni privatizarán nada, que se equivocó en votar en contra del matrimonio igualitario, que seguirán los juicios a los represores, etc. Y Mauricio se fotografía con el referente qom Félix Díaz, a quien la Presidenta decidió no recibir nunca jamás, y esconde a sus economistas más connotadamente neoliberales para mostrar a los “desarrollistas” o “keynesianos”

Al final, Jaime Duran Barba la pegó con transformar al cambio en un significante vacío, construido sobre un extendido cansancio con el oficialismo, y sobre la completa ausencia de imaginarios de futuro en el discurso sciolista. Continuidad-cambio (que incluye kirchnerismo-antikirchnerismo como una variable central), le permitió al frente PRO-UCR vencer las resistencias a Macri. Pero, en el caso de la provincia de Buenos Aires, el perfil de María Eugenia Vidal, le dio un poderoso sentido adicional a la contienda, planteada como una disputa entre la gente y la casta (los barones –y varones– del Conurbano). Madre joven, dinámica y de clase media, inteligente, mujer normal, discurso sensato, sensibilidad social, vestimenta informal, Vidal es un perfecto exponente de la imagen post-política (o de la política sin conflicto) que transmite el PRO. Una imagen de “cercanía” en muchos sentidos opuesta a la de Cristina Kirchner –rica, aislada en el poder, soberbia, etc. – (también es un anti Del Sel). Y a todo ello se suma una efectiva y efectista proyección de una (sobrevalorada) gestión local en la Ciudad de Buenos Aires.

En este contexto, el argumento de la izquierda kirchnerista o filokirchnerista de que la elección del 22 de noviembre sería comparable al ballotage francés de 2002 entre Jacques Chirac y el ultraderechista Jean-Marie Le Pen (en el que la izquierda francesa votó con la nariz tapada a Chirac) no resulta muy pertinente. Básicamente porque la mayoría de los líderes del PRO se parecen muy poco a Le Pen y podrían ser bastante comparables a la derecha democrática de Chirac. También el argumento de que el PRO es la derecha orgánica y el sciolismo mantiene un vínculo con los intereses populares es complicado: por lo pronto, es el mismo que se usó para apoyar a Menem en 1989 (un argumento contrario podría ser que cuando es el peronismo el que hace el ajuste suele ser más efectivo que él no peronismo para controlar la situación y derrotar a los que protestan). La eficacia del “cerco” está por verse.

Dicho eso, Cambiemos está hegemonizado por la centroderecha, y un posible triunfo tendrá consecuencias en diversas áreas del Estado y en la política regional. No cabe duda que el PRO es un partido con una evidente sensibilidad pro empresarial, que combina vínculos con un catolicismo abierto a las nuevas espiritualidades y el voluntariado, con think tanks liberales y redes internacionales de centroderecha o de derecha además de activar imágenes de modernidad política (ver el libro Mundo PRO de G. Vommaro, S. Morresi y A. Bellotti)

El sciolismo, por su parte, implicaría una reconstrucción del peronismo como liga de caudillos provinciales, con un peso relativo del kirchnerismo y es básicamente una incógnita hacia el futuro. Precisamente en el hecho de que no pueda proponer nada más atractivo que una continuidad mejorada de lo que hay –una especie de estancamiento dinámico– reside la potencia del cambismo macrista. Y ahí parecen residir también los traspiés que se vienen sucediendo en el oficialismo desde hace unos pocos días que ya parecen meses o años

Correspondencia de Prensa - Ernesto Herrera 

 

Relaciones sociales y el “giro a la derecha”

 

A partir del resultado de la elección del 25 de octubre, la caracterización, dominante en la izquierda es que el país ha virado a la derecha (aquí). La idea se presenta bajo diversas formulaciones. Una que goza de mucha aceptación, sostiene que el kirchnerismo perdió terreno porque derechizó su discurso y presentó un candidato “demasiado conservador e hijo del menemismo”. A su vez Macri habría tenido la habilidad de camuflar sus inclinaciones neoliberales, presentándose con rasgos continuistas y adoptando un discurso más estatista (por ejemplo, prometiendo que no reprivatizaría YPF).

Estos análisis son comunes en la izquierda K. Allí se sostiene que Cristina Kirchner cometió un error táctico al elegir como candidato a Scioli; y que la manera de derrotar a Macri pasa por radicalizar el discurso pro-Estado, frente a la orientación pro-mercado de Cambiemos. Pero también sectores de la izquierda que llaman a votar en blanco comparten la matriz de ese análisis. Sostienen que las políticas estatistas –“precios cuidados”, subsidios, tarifas de servicios públicos controladas, cepo cambiario, retraso del tipo de cambio frente a la inflación, además de algunas estatizaciones- habrían sintetizado la fase “a la izquierda” del gobierno K, que ahora habría girado “a la derecha”, proponiendo a Scioli. Y este viraje habría servido en bandeja el triunfo a Cambiemos.

La historia parece bien armada, pero tiene el inconveniente que no puede explicar el hecho de que los candidatos que encarnaban de forma más pura el estatismo K sacaron menos votos que Scioli. El ejemplo del ministro de Economía, Axel Kicillof, es paradigmático: obtuvo 40.000 votos menos que la fórmula presidencial. Y hay muchos otros ejemplos donde los candidatos más identificados con el kirchnerismo “puro” obtuvieron iguales, o peores, resultados que Scioli.

Una explicación distinta: el estatismo burgués no es alternativa

 La explicación que propongo es distinta de la que he reseñado más arriba. La idea es que los candidatos K perdieron terreno porque el estatismo burgués hace agua por todos lados.

Más específicamente, el problema central es que no logra dar salida al estancamiento de la acumulación (o sea, de la inversión) en Argentina, ni a las crecientes dificultades que enfrenta la economía de conjunto

Por ejemplo, la caída de reservas del Banco Central es insostenible, y no hay forma de continuar tomando deuda al 10% en dólares, o vendiendo los verdes a futuro; ni hay manera de seguir retrasando el tipo de cambio para “controlar” la inflación (típica receta “a lo Martínez de Hoz”, por otra parte). Y como este, hay muchos otros ejemplos.

Pero el problema no atañe simplemente a algunos desequilibrios en la macroeconomía, ya que tiene que ver con la imposibilidad de escapar de la “coerción” que imponen las relaciones sociales subyacentes.

Relaciones sociales que se manifiestan en las leyes del mercado (la ley del valor) y en la lógica con que actúan los capitales, sean grandes o chicos, nacionales o extranjeros. Por eso, el estatismo burgués despliega una secuencia típica, en sus rasgos esenciales, y responde a una lógica que los mismos protagonistas no dominan. El punto de partida siempre lo da el funcionario lleno de ínfulas, que cree poder gobernar, desde sus altos poderes estatales el curso de los precios y las inversiones, de las ofertas y las demandas. Pero la realidad es que en la sociedad capitalista esto es imposible. La misma evolución de YPF de los últimos años, para dar solo un ejemplo, lo pone en evidencia (¿o por qué YPF, bajo control del Estado, no ha dejado de aumentar los precios de las naftas? ¿No tendrá algo que decir la ley del valor y la lógica de la rentabilidad? ¿Dónde quedó la pretensión de excluirla del chaleco de fuerza de la consecución de rentabilidad?).

Por eso, llega un punto en que las políticas del estatismo burgués empiezan a dar resultados cada vez peores. Más todavía, en la medida en que las economías están más internacionalizadas (y Argentina no es excepción, ver aquí), los límites de estas políticas aparecen más rápido y se hacen más y más evidentes.

Por eso, ya en 2011, y cuando el kirchnerismo comenzó a plantear que había que reducir los subsidios a los servicios y aumentar las tarifas, decíamos que eso era admitir que no podía controlarse lo que se decía manejar. Y si bien luego la política de los subsidios dio otro giro hacia su mantenimiento, la cuestión siguió planteada, y vuelve a surgir a cada paso (y la encarará el próximo gobierno, sea de Scioli o Macri). Como también aparecen los problemas vinculados a la fuga de capitales, o la falta de inversión, o las altas tasas de interés, o el déficit fiscal creciente (Marangoni, mano derecha de Scioli, reconoció que es el 7% del PBI e insostenible).

Por eso, los arreglos con el CIADI, con el Club de París, con Chevron, no son eventos raros, y ni siquiera “traiciones”, sino la expresión concentrada de las presiones que derivan de las relaciones de propiedad dominantes. Scioli y Macri, así como el desempeño electoral de los Kicillof, se explican en este escenario. Los personajes son cuestiones menores; expresan, en última instancia, fuerzas que no dominan a voluntad.

Es por estas razones que en 2011 planteamos que los “giros a la derecha” en los regímenes estatistas burgueses estaban precedidos de la acumulación creciente de contradicciones

 Decíamos:

“… paulatinamente se acumulan desequilibrios, surgen cuellos de botella y aparecen crecientes problemas de productividad, en uno u otro sector. Los capitalistas que sobreviven con subsidios invierten poco y no amplían su capacidad productiva; los costos son crecientes, y los precios no se adecuan con la rapidez o flexibilidad que lo exigen los capitales. Además, la falta de inversión en sectores clave distorsiona más aún la estructura productiva, o se hace sentir en la balanza comercial. Los casos de la producción energética, o la industria de la carne y frigorífica en Argentina, son demostrativos de esta dinámica. De esta forma, los desequilibrios en los sistemas de subsidios y precios administrados desde el Estado se reproducen a escala ampliada a medida que avanza la acumulación del capital.

“En definitiva, no se logra lo que se decía buscar, un desarrollo relativamente armónico de las fuerzas productivas, con distribución progresista de los ingresos. Por eso, llega algún punto en que es imposible mantener el esquema. Generalmente, esto ocurre en coyunturas específicas, como pueden ser crisis capitalistas (internas o externas), que agravan las condiciones de reproducción del capital y de recaudación fiscal. También puede contribuir la salida de capitales, un deterioro de la competitividad del tipo de cambio, o alguna combinación de estos factores (u otros). (…)

El principio básico del capitalismo termina imponiéndose: la tasa de ganancia rige la decisión de inversión, por más discursos “científicos” que quisieron negarlo. (…) Ahora el énfasis pasa a estar en el aumento de la productividad y bajar costos. (…) Lo importante, para lo que nos ocupa, es que el giro significa que no se ha dominado al mercado. En la óptica de la izquierda radical esto se interpreta como un “giro a la derecha”, pero en realidad, está en la lógica del capitalismo. El gobierno K es un gobierno capitalista, al frente de un Estado capitalista, y nadie tenía que esperar peras del olmo” (véase aquí).

Hoy agregaría que, naturalmente, Scioli no es una pera del olmo, sino el resultado genuino del estatismo burgués senil y carente de toda alternativa

 

La revolución de la Gobernadora

 (Perfil 1/11/2015)

Tomás Abraham

1- Aníbal Fernández

Se respira mejor en la Argentina. El ex presidente uruguayo, José Mujica, decía que los argentinos debíamos querernos un poco más. No se trataba de una declaración sentimental sino de la percepción de un vecino que notaba que en nuestro país el discurso dominante era el vengativo.

Lo decía un hombre de la izquierda, un ex militante Tupamaro; se lo trasmitía a un pueblo hermano cuyos líderes reivindicaban la misma lucha aunque la hubieran visto desde los balcones, o escribanías.

Se respira mejor en nuestro país porque los dos candidatos que llegaron al balotaje se presentaron como dos pacificadores, y el político que representaba la vieja guardia patotera fue derrotado con amplitud.

Lo más importante de las elecciones del domingo 25 de octubre fue lo que sucedió con el verdadero candidato de la presidenta de la Nación y de su grupo cercano llamado La Cámpora. Hablamos del jefe de gabinete y vocero presidencial Aníbal Fernández, quien anuncia dar un paso al costado en política, pero no se lo permitiremos; para seguir con  su fórmula repetida y su gracia habitual: “que no nos tome por boludos”

Seguiremos hablando de él, aunque quiera dormirnos con su supuesto retiro. Su modo de hacer política representa lo que en nuestro país se festeja como nacional y popular. Tanto él como Carlos Zanini eran los cancerberos de que el mentado modelo estuviera custodiado y su responsable Daniel Scioli bien vigilado.

Faltó César Milani para completar el trío, pero después de organizar el espionaje interno para extorsionar a los futuros y eventuales dirigentes, dejó el espacio político sin olvidar de entregar antes a las máximas autoridades el dispositivo bien armado y con moño, del mismo modo que en que lo hizo Stiuso cuando dejó de dar garantías al poder luego de doce años de servicio. Esto fue así hasta la muerte de Nisman, el fiscal burlado y difamado por el candidato del poder, hoy derrotado por la gobernadora.

2 La derecha

Se viene la derecha!, clama ese micromundo que en nuestro país se apoderó de las banderas de la bautizada por los oportunistas `maravillosa´ juventud del setenta. Y tienen razón. Los dos candidatos victoriosos no pertenecen a las ideologías de aquella década, sino que se formaron como dirigentes políticos en los noventa, cerquita de Carlos Saúl Menem.

El problema es que la lista de malditos e innombrables que se distribuyó en los espacios del poder desde los inicios de este tercer milenio, no sólo fue incompleta sino fraguada. El mentado Aníbal con Ricardo Jaime, Julio de Vido, Luis D`Elía, entre tantos otros, junto a la familia presidencial completa, disfrutaron de los noventa como el que más; lo celebraron junto al dos veces ex presidente Menem que colaboró impune desde su banca senatorial con los adalides de los setenta.

Los autodenominados representantes del pueblo revolucionario dicen que los nazis y otros que les dan asco han ganado las elecciones en la provincia de Buenos Aires, en la ciudad de Buenos Aires, en decenas de municipios, en gobernaciones, y, Dios nos libre y guarde, nos advierten que un Hitler local y repugnante puede llegar a gobernarnos desde la presidencia de la nación.

Hamlet decía que algo podrido se olía en Dinamarca; en la Argentina, hace un tiempo un músico rosarino y después un actor de reparto, dicen que en nuestro país un personaje repugnante y genocida, lanza globos amarillos mientras baila al compás de Gilda. Creo que exageran, tendemos a dramatizar. Mauricio Macri es `New Age´, su oficina de propaganda no está conducida por Joseph Goebbels sino por un ecuatoriano que tiene una licenciatura en Filosofía Escolástica, y que de nazi no tiene más que algún desafortunado lapsus linguae.

3- El chantaje moral

El exaltado discurso bolivariano que dominó la Argentina durante más de diez años, se legitimó con la defensa de los derechos humanos, la recuperación de hijos y nietos de desaparecidos, la asignación universal por hijo y la creación de millones de puestos de trabajo.

Todos aquellos que condenamos el terrorismo de estado, que estábamos a favor del pedido desestimado durante años por el kirchnerismo de proteger a las madres de hijos sin cobertura y que creemos que la desocupación abierta o disfrazada es lo peor que le puede pasar a un ciudadano, tuvimos que tragarnos el sapo del fascismo cultural vigente durante tres gobiernos.

Lamento la palabra “fascismo”, pero decir stalinismo es demasiado exótico.

Sabíamos que el repunte de la economía nacional no era magia como bien señala la presidenta a pesar de su mensaje encubridor. Claro que no lo fue, y mucho menos un milagro de Néstor. Gracias a una devaluación sangrienta que bajó el gasto público a la mitad, una industria paralizada que dejó de importar bienes durante años, y una eclosión de los precios de las materias primas como nunca se vio en todo el siglo pasado, nacieron esos dos retoños llamados “superávit gemelos”, que gozaron de buena salud hasta el 2007.

Luego nos quedamos sin caja, llegó la 125 por un “no positivo” de un tal Julio Cleto y  nos quedamos sin la 125. Pero tuvimos el consuelo de que aterrizara en nuestro suelo, un ex socio del poder que ofició de bolsa de arena para que la rabia contenida se desagotara un par de años: la Corpo.

4- La guerra ideológica

Nuestro Ejecutivo se dio cuenta de que una guerra ideológica le venía bien para organizar y administrar el entusiasmo de las masas, al menos el júbilo de las multitudes que disfrutan de los festivales, los subsidios, los cargos rentados, la distribución de prebendas, la presencia vitalicia en los medios oficiales, las nuevas secretarías, los viajes culturales, los contratos espúreos con el Estado, y toda la serie de dádivas que una corte obsequia para que un relato tenga sus heraldos, sus acomodados y sus narradores épicos.

Por eso tantos pensadores están desgarrados ante la pobre alternativa que se les presenta, parece que su fiesta termina, pero no deben sentirse tan mal, en realidad, disimulan. No están desanimados sino agazapados. No quieren que gane Scioli por si les roba algún pescado del Kardumen, prefieren a Mauricio Macri por si todo salta por los aires y el pueblo clama por el regreso de Cristina.

A la inauguración de la Esma en donde el presidente Kirchner ninguneó a Raúl Alfonsín que tuvo por enemigo a un ejército real y poderoso y no a un  cuadro con una foto de un militar ya retirado, se le sumó para engordar la simbología, el satánico poder de un grupo mediático. Así fue que a pesar de quedarnos por un momento con poco dinero, llenamos – hasta que se afinaran las nuevas transacciones – nuestras anhelantes mentes con el contenido de una Causa. Los argentinos teníamos una Causa!, es decir, algo que se pudiera odiar.

La gente se volvía ontológica, todos eran algo: soy K!, clamaban, soy K!, repetían, tenían esencia.

Sólo faltaba la frutilla del postre: luego de chupar la energía hasta agotarla, enarbolamos la bandera de YPF con nuevos socios locales. Viejos amigos llenaron otra vez los bolsillos también anhelantes del poder para ocupar las sillas de los socios despedidos. Esquenazi por Magneto dio como resultado Amado Boudou, es decir: ANSES.

Ése fue el milagro bolivariano en nuestro país. Un álgebra revolucionaria que resonaba por la cadena nacional y en los patios interiores de la Rosada con una juventud subvencionada y entusiasta.

Durante una parte de nuestra historia, la clase política populista no aceptó la derrota del Eje, no le caía bien el triunfo aliado y navegó un tiempo en aguas anacrónicas. Después, un rumiante personal nostálgico de sus mocedades,  tampoco quiso saber nada de la denuncia de los campos de concentración soviéticos, de las decenas de millones de asesinados por los guardias rojos de Mao, de la lucha de los disidentes desde Polonia a Cuba, y de la caída del Muro.

Les duele el mundo que ven flotar hacia arriba y virar supuestamente a la derecha, con Francisco, Daniel y Mauricio como tres galaxias amenazantes. Pero lo que no contaban para colmarse de desdichas es con la presencia en el firmamento de una inesperada lucecita.

5- La gobernadora

María Eugenia Vidal no tendrá su monumento como Juana Azurduy, aunque se lo merezca. Nadie hubiera pensado que la mujer que podía llegar a mirar a la Casa Rosada para espiar al futuro presidente, no sería una heroína de la emancipación americana, sino una doncella con rostro de Cenicienta que lo contempla a Mauricio como si fuera San Francisco de Asís. Lo que digo no es una broma, las apariencias engañan – ya lo dijo Platón – esta mujer tiene coraje, ovarios bien puestos, no grita pero se manda.

Qué suerte que no grite! Son tan desagradables las personas que gritan y dan portazos, es una pésima costumbre. Vivir rodeado de gente enojada es una peste. Crea un clima de irritación generalizado que acompaña las pedradas desde las trincheras.

Por eso de nada sirven los nuevos excitados que nos acusan de estúpidos si no culpamos al peronismo de todos los males de nuestra historia, como lo hacen intelectuales que apoyan a “Cambiemos”,  y todos aquellos que se suman a una nueva e irrisoria batalla cultural. El mal no tiene un solo nombre, si es que hay que darle uno. Puede ser militares, peronistas, radicales personalistas y antipersonalistas, gorilas racistas, conservadores fraudulentos, golpistas, secuestradores de izquierda, paramilitares de derecha, burocracias sindicales, barras bravas armadas, financistas desestabilizadores, grondonistas, puteadores de redes sociales, y afines.

Nos va a beneficiar a todos si bajamos un poco el tono. Hay muchos que se sienten aliviados por el mero hecho de que pueden hablar libremente del modelo y de su Dueña sin que los insulten. No tenemos el hábito de convivir con pacificadores, nos dan miedo porque no quieren dar miedo. Una paradoja. Los argentinos parecíamos querer vivir dominados por un macho, o por una mina macha; lo llamamos `gobernabilidad´. Para nuestra cultura, un presidente amable resulta un oxímoron y nos hace temer lo peor

Existe una tradición que nos hace suponer que la gobernabilidad se garantiza a las patadas, con chicaneos o vociferaciones. Pero Aníbal perdió. La gente se hartó. Sus bigotazos no dieron en la tecla. Ganó la sonrisita beata de una visitadora inagotable que golpea las puertas de quienes llama “vecinos”.  Parece una peli de Walt Disney, ésa de la Bella y el Etcétera.

- postaporteñ@ 1500 - 2015-11-06 22:27:05
postaporteñ@_______________________________

PERO? ¿HUBO ALGUNA VEZ 2.000 HECTÁREAS CHARRÚAS?

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou

Semanario VOCES   - Montevideo, URUGUAY 4/11/15

El tema trascendió porque el “Consejo de la Nación Charrúa” (“CONACHA”) se topó con Daniel Vidart.

“CONACHA”, una pequeña organización de personas que alegan ser descendientes de charrúas, invocando un convenio internacional que no fue ratificado por Uruguay, le reclama al Estado uruguayo 2.000 hectáreas de tierra y el control de los cementerios indígenas, como indemnización por el despojo y el genocidio que sufrieron sus supuestos antepasados.

Vidart  ha salido al cruce de esa pretensión. Desde su reconocida posición de antropólogo, sostiene que ni genética ni culturalmente puede decirse que existan charrúas en el territorio uruguayo. Pero agregó algo más, para lo que no se necesita ser antropólogo. Dijo que el reclamo de las 2000 hectáreas era una “viveza criolla”.

No tengo la erudición necesaria ni la pretensión de terciar en la disputa antropológica. Pero el reclamo “charrúadescendiente” me parece oportunísimo para ejemplificar algo que viene planteándose sistemáticamente en nuestros debates públicos, en especial por quienes se sienten o se autodenominan “de izquierda”

Hubo un tiempo, no hace mucho, en que ser “de izquierda” significaba propugnar una nueva forma de organización social, en la que las instituciones establecieran reglas justas, igualitarias y más humanas para todas las personas. Desde luego, la definición de qué son “reglas justas, igualitarias y más humanas”, y de cómo podría llegarse a ellas, ameritaba infinidad de visiones distintas y unas peleas monumentales, a veces resueltas con cosas mucho más contundentes que los argumentos teóricos. Pero algo era claro: la revolución, el socialismo, el comunismo y hasta la sociedad sin Estado, fueran lo que fueran, serían patrimonio de toda la humanidad, sin distinción de género, raza, etapa etaria, identidad o inclinación sexual.  

Pues, bien, de un tiempo a esta parte, esa utopía, discutible pero universal, fue sustituida por un mosaico de reivindicaciones particulares, propias de categorías de personas clasificadas por su sexo, raza, edad o identidad sexual.

Así, poco a poco, nos hemos ido llenando de estatutos diferenciales. Primero fueron las feministas, con las cuotas parlamentarias; luego los “afrodescendientes”, con cuotas de cargos públicos; más tarde los transexuales, que obtuvieron llamados específicos para cargos en el MIDES; ahora son los “charrúadescendientes”, que aspiran a 2.000 hectáreas de tierra. ¿No percibimos que algo anda mal con esta acumulación de reivindicaciones particulares?

¿QUÉ ES UN DERECHO?

Todas esas aspiraciones e intereses particulares son reclamadas y se presentan en público como si fueran “derechos”. Por eso, tal vez sea hora de preguntarnos seriamente qué es un “derecho”.

Aristóteles afirmaba que “lo justo” era dar a cada cual lo que le corresponde, tratando igual a lo que es igual y desigual a lo que es desigual. Esa máxima aristotélica suele ser invocada como fundamento de las “actuales” reivindicaciones de quienes se consideran discriminados. Así, se suele creer que lo de “tratar desigualmente a lo desigual” es un sublime argumento para justificar las cuotas parlamentarias feministas, o los empleos públicos afrodescendientes, o la reforma agraria en versión “charrúadescendiente”. Bueno, en realidad lo es, porque la noción de “justicia” y de los derechos que manejaba Aristóteles hace como 2.500 años era profundamente discriminadora. Estaba convencido - era usual en su época- de que la justicia consistía en tratar como iguales entre sí a todos los esclavos, y como iguales entre sí a todas las mujeres libres, y como iguales entre sí a todos los hombres libres. Lo que al pobre Aristóteles no se le pasaba por la cabeza era que se debiera tratar a un esclavo igual que a una mujer libre, ni a una mujer libre igual que a un hombre libre. Para él, los derechos, y por ende la justicia, eran una cuestión estatutaria. A cada categoría de personas le correspondía un estatuto y unos derechos diferentes.

Eso era la justicia para Aristóteles y sus contemporáneos. Y ese fue el criterio durante muchos siglos. Las categorías podían cambiar. En la Edad Media, por ejemplo, había un estatuto para los nobles, otro para los sacerdotes y otro para los que trabajaban la tierra. Lo que no cambiaba era la existencia de categorías de personas y de un estatuto de derechos para cada categoría. (Ojalá esto sirviera, al menos, para ahorrarnos la consabida cita de Aristóteles cada vez que se quieren justificar las cuotas parlamentarias, o el feminicido, o la reserva de cargos públicos según la raza)  La noción moderna de los derechos, la que empezó a esbozarse en los ordenamientos jurídicos luego de la Revolución Francesa, parte, por el contrario, de una idea que a Aristóteles le habría parecido no solo revolucionaria sino desquiciada: la de que todos debemos ser tratados por las leyes como si fuéramos iguales.

Eso, que hoy parece meramente formal y alejado de la justicia material, significó, sin embargo, crear la base esencial de lo que hoy entendemos como “justicia”: la idea de que los seres humanos no debemos ser diferenciados en nuestros derechos por nuestro sexo, ni por nuestra condición económica, ni por nuestra raza, ni por nuestra edad, ni por nuestras creencias filosóficas o religiosas, ni por nuestras inclinaciones eróticas, entre otras cosas.

¿Se entiende lo que está ocurriendo?

Cuando alegremente se pretende restablecer estatutos jurídicos diferenciados para esas categorías, no se está innovando. Se está retrocediendo. Se está restableciendo –con otra intención, pero seguramente con los mismos resultados- una concepción arcaica para la que el derecho cumple una función discriminadora en lugar de una igualadora.  

¿Eso significa que con proclamar “la igualdad ante la ley” está todo resuelto?

No, claro que no. Significa que la igualdad sustancial no puede construirse al precio de destruir la igualdad formal, que tanto costó conquistar. En todo caso, la igualdad sustancial es un plus que deberá  sumarse –perfeccionándola- a la igualdad formal.

Pongo un ejemplo: el PIT-CNT, con las mejores intenciones, ha creado programas para la inserción laboral de los menores infractores. Les consigue buenos empleos para darles la oportunidad de reeducarse y adquirir hábitos de trabajo. ¿Se ha pensado en el mensaje que esos programas transmiten a los miles de jóvenes que, pese a vivir en condiciones de miseria, no han delinquido? Es muy claro: “si cometés un delito, te consiguen un buen trabajo; en cambio, si te portás bien, tenés que buscártelo por la tuya”

Es un ejemplo claro de por qué las políticas sociales, en este caso las educativas y las de inserción laboral, deberían ser universales, dirigidas igualitariamente a todos los jóvenes. Porque de lo contrario, pretendiendo combatir una discriminación, se crea otra, tan o más injusta y peligrosa. 

INSUFICIENCIA DE LOS DERECHOS

Quizá necesitamos menos derechos.  Constato que los realmente esenciales -vida, libertad, igualdad, educación, atención médica, trabajo- son aquellos que pueden ser reclamados por todas las personas.

Cuando empezamos a enunciar como derechos las pretensiones de ciertas categorías, definidas por sexo, raza, inclinación erótica, etc., entramos en terreno peligroso. Ya no pensamos en todas las personas, pensamos en categorías de personas. Y la igualdad desaparece.

Por otra parte –y éste es un concepto fundamental- el lenguaje de los derechos es inadecuado para enunciar todas las necesidades sociales.

¿Cómo definir, en términos de derechos, qué modelo de educación necesitamos? ¿Cómo traducir en “derechos” un modelo económico, o las políticas internacionales que convienen al país?      

Volviendo al caso inicial de los pretendidos charrúas. ¿Debemos pensar en ellos como personas, como uruguayos, tal vez como uruguayos pobres, o debemos pensar en ellos como charrúas?

Algo anda mal en una sociedad en la que, para invocar derechos, hay que proclamarse transexual, mujer discriminada, menor infractor, “afrodescendiente”, o charrúa.

- postaporteñ@ 1500 - 2015-11-06 21:29:00
postaporteñ@_______________________________

Uruguay | Epidemia de corrupción en salud pública

Por Jorge Ciasullo

Correo de los Viernes 602| 6/11/15


Una auditoría sindical demuestra que hay dirigentes que incurrieron en gastos excesivos en viajes y gastos cuantiosos sin justificación, además de haber usado préstamos irrecuperables

Lamentablemente, se confirma lo denunciado permanentemente desde estas páginas, en todo aquello vinculado a la salud, donde hay de todo, menos saludable transparencia en el manejo de fondos.

Quienes conocimos y vimos actuar otros dirigentes sindicales, nos provoca una real indignación el comprobar que, tanto en el PIT-CNT, como en diferentes asociaciones de trabajadores y funcionarios, quienes llegan a cargos de dirección, bajo el disfraz de defensa de sus asociados, lo que buscan es no solo notoriedad, sino en muchos casos, organizar esquemas corruptos bajo los cuales logran sustanciales beneficios económicos. 

Nuestro columnista Darío Pimentel, comentaba el procesamiento del dirigente Alfredo Silva en estos términos: “Generó controversias y dejó al descubierto una red de corrupción en los organismos de la salud pública, difícil de desentrañar y que se extendió por varias instituciones (Correo de los viernes 26/ 09/2014).

El mismo día del procesamiento de Alfredo Silva, la dirigencia del PIT-CNT que él integraba, le solicitó la renuncia al sindicato. Ello provocó el malestar de Beatriz Fajián, entonces presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP). Fajián, sostuvo en esa oportunidad, que el “procesamiento había sido injusto”. Nadie supo en base a qué argumentos, ya que las conclusiones de la justicia, basadas obviamente en pruebas, fueron terminantes.

En marzo del corriente, se denunciaron irregularidades en el curso del año 2014, en la remodelación, ampliación y mantenimiento, de la colonia de vacaciones que tiene el sindicato de salud pública en Punta Ballena (Maldonado). Beatriz Fajián, en ese entonces presidente de la Federación y, por tanto, principal responsable, declaró: “no sé lo que se gastó y en qué, no reviso boleta por boleta, pero dinero no se perdió” (Metrópolis FM- programa Pisando Fuerte” 23 /03/2015).

El Diario El País, en su edición del pasado martes 3, informa sobre el resultado de la auditoría realizada en la Federación de Funcionarios de Salud Pública, llevada a cabo por el Instituto Cuesta Duarte. El informe “advierte sobre gastos excesivos en viajes, compras sin boletas y cuantiosos préstamos recibidos por la dirigente (se refiere a Beatriz Fajián) y de los cuales no hay boletas ni justificativos que garanticen la devolución del dinero”.

Aparentemente, parte del sindicato, una vez en su poder el informe definitivo -en el cual se habrían detectado irregularidades por más de 10 millones de pesos- presentaría una denuncia penal contra las actuales autoridades de la Federación y los ex presidentes Silva y Fajían. 

En definitiva, los dirigentes sindicales en diversas ramas parecen, en muchos casos contagiarse de la administración y destino, “alegre” por decir lo menos, de los fondos que disponen. Ante esta situación, que se reitera, nos viene a la memoria una reflexión, vinculada al manejo por parte del PIT-CNT de cuantiosos fondos públicos (U$S 300 millones) destinados al Plan de Vivienda Sindical: “Aquel sindicalismo que conoció el país, dogmático pero alejado de todo interés económico de sus dirigentes, va cediendo paso a un nuevo fenómeno, que de un día para otro nos instala en la misma realidad que vemos en la Argentina desde hace ya muchos años”(Días de Arrebato 20/12/2013)

 

postalinas 

“La izquierda tiene en la educación su peor derrota (...) si el gobierno no se arriesga, no cambia la educación (...) hasta ahora las autoridades no se han jugado la camiseta”. Esteban Valenti, integrante del Frente Líber Seregni. El Observador TV (30/10/15).

Cuando veo las bardas de mis vecinos arder, primero me pregunto ¿Qué corno tengo yo que ver con esas bardas, con ese cúmulo de corrupción acumulada y asqueante que hoy se exhibe en algunos gobiernos llamados de izquierda. No me mueve un mínimo de solidaridad, ni hay razón ideológica que me haga compararme con ellos. ¿Qué tienen que ver esas bardas con nosotros? A menos que algunos conozcan cosas que otros desconocemos...y por eso sean tan entusiastas” Esteban Valenti, periodista. Agencia de Noticias Uypress (04/11/15)

"Tabaré Vázquez es la persona que nos permitió ganar, pero ya no es el conductor del Frente Amplio". (Óscar de los Santos, ex intendente de Maldonado y diputado frenteamplista, "La Diaria", martes 3)

"Tabaré es más un gerente de empresa y Pepe construye un relato político".  (Diputado del MPP Daniel Caggiani comparando a Tabaré Vázquez con José Mujica en el programa "Primera Vuelta" de TV Ciudad, martes 3)

“Hay tres liderazgos que se retiran (Tabaré Vázquez, José Mujica y Danilo Astori) y estamos en un momento complicado para el FA y para el gobierno, tanto por la situación económica como por nuestra propia interna, y porque hay una larga historia de pérdida de fraternidad frenteamplista. Hay que ordenar, porque de lo contrario el Frente puede perder las elecciones” Darío Pérez, diputado de la Liga Federal. El País (05/11/2015)

- postaporteñ@ 1500 - 2015-11-06 19:38:27
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente