Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

A Posta Portenia

Bajo el título “Corrección a Jorge Zabalza", con pasajes del libro Milicos y Tupas de Jorge Haberkorn reproducido en posta portenia nro., 1485 (14/10/2015) aparece el testimonio de Pedro Montero sobre tupamaros torturadores, detalle que el autor registra parece haber olvidado Zabalza.

Y remata su testimonio aclarando: “Son otros tupamaros quienes lo cuentan.”

Puedo decir que no tiene por qué ser solo tupamaros quienes conocieron esas “infamias”, como las califica el citado Montero.

Nunca fui tupamaro, pero por edad y actividad me tocó estar muy a menudo en contacto con tupamaros. Y aunque voy a evitar dar su nombre aquí y ahora, puedo decir que o muy a fines de 1972 o muy a comienzos de 1973, cuando el desbarajuste tupamaro era total me topo a bordo de un bus con un viejo conocido de la Escuela Nacional de Bellas Artes que se había hecho tupa y que como tal había caído preso.

 Sorpresa y alegría, y nos ponemos a hablar. Me cuenta entonces que ‘en los cuarteles’ se estaba o se estuvo  –ya no recuerdo– cocinando acuerdos entre tupamaros y peruanistas para “dársela” a la oligarquía. Primero objeté dicha alianza, pero con mucho realismo el exdetenido, rubio, petisón, me dijo: ?nos ofrecían salir en semanas si cooperábamos; si no, íbamos para muchos años… Y es muy difícil resistir. Me comentó que habían liberado apenas una decena o una veintena entre los más livianos. Pero que había sido como la prueba de que la “alianza” marchaba. El primer objetivo era Jorge Batlle y su gente y que a ese Jorgito ya le iba a llegar el tacho. Que no había otra que torturarlos.

Si mi primer disgusto fue por la idea de una alianza entre represores y torturados, mi  bronca fue decisiva cuando el fulano elogia la tortura.  Me enojé abierto, le dije que opinaba de la práctica de la tortura, y enojado, furioso le dije que no tenía nada más qué hablar con él. Permaneció callado, supongo que sorprendido. Yo a mi vez, me bajé del bus en la primera.

No lo vi más. No supe siquiera si volvió a caer preso. O si tomó el camino del exilio o del insilio. Sé sí que un compañero suyo, con quien se enroló en los tupas, había muerto tiroteado en la calle.

Luis E. Sabini Fernández

LSabini - postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 20:44:25
postaporteñ@_______________________________

URU: Hipocresía y Derechos Humanos

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou

14 oct. 2015 por Semanario Voces

En la noche del martes, mientras escribo esta nota, en el Parlamento se discute el proyecto de Presupuesto Nacional.

Pese al rechazo público que han causado, se someterán a votación los artículos 425, 438 y 439 del Proyecto, que limitan seriamente la obligación del sistema de salud de suministrar medicamentos y tratamientos terapéuticos de alto costo a quienes no puedan pagarlos.

Esos artículos han sido objeto de serios cuestionamientos por parte del Sindicato Médico del Uruguay y del Consejo de la Facultad de Derecho, así como de muy duras críticas de jueces y abogados especializados en derechos humanos. Sin embargo, el gobierno parece resuelto a seguir adelante con una política que supedita expresamente el suministro de medicamentos y de tratamientos médicos a consideraciones financieras y presupuestales.

Desde luego, aunque el Parlamento los apruebe, esos artículos son inconstitucionales. Lo son en lo sustancial, porque la Constitución le impone al Estado la obligación de proporcionar gratuitamente los medios de prevención y tratamiento sanitario a los indigentes o carentes de recursos suficientes; y lo son también en lo formal, porque la Constitución prohíbe que en las leyes de presupuesto se incluyan de contrabando normas no presupuestales. Entonces, incluir en una ley de presupuesto disposiciones que recortan derechos fundamentales es escandalosa y doblemente inconstitucional.

Lo paradójico es que esto ocurra en una época en que se suele hacer gárgaras con el discurso de “los derechos”, en general, y con el de “los Derechos Humanos” en particular.

Nos hemos acostumbrado a invocar como derechos, y de ser posible como “Derechos Humanos”, a toda clase de intereses, aspiraciones y pretensiones, ya sea individuales o corporativos.

Desde hace mucho tiempo, figuran en nuestra Constitución el derecho al trabajo y a la vivienda. Y en los últimos años hemos proclamado como “Derechos Humanos” el derecho a la información, a la privacidad y a la protección de los datos personales, los “derechos reproductivos”, a la identidad sexual y a la “no discriminación”, el carácter de “sujetos de derecho” de los “niños, niñas y adolescentes”, y últimamente hasta el curioso derecho a “la inclusión financiera”, o los expansivos derechos “a la propiedad intelectual”

Basta un somero análisis de todos esos derechos para percibir su absoluta inviabilidad e incluso la contradicción interna que encierran.

Para empezar, la estructura socioeconómica en la que vivimos hace que, en los hechos, nunca hayamos garantizado realmente viejos derechos sociales, como el trabajo y la vivienda. Las leyes del mercado (porque vivimos en una sociedad sometida a las leyes del mercado), unidas a las leyes de la propiedad y de la herencia, impidieron siempre que garantizáramos el derecho al trabajo y a la vivienda.  Por esa razón, esos “derechos” figuran desde hace décadas en nuestra Constitución sin haber sido nunca algo más que letra muerta. 

Por otro lado, si miramos a los “derechos” más recientes, ¿podemos sostener simultáneamente y en un plano de igual jerarquía principios como el derecho a la información y los derechos a la privacidad y a la “protección de los datos personales”? ¿No será necesario decidir cuál de esos valores contradictorios debe predominar?

¿Podemos hablar de unos “derechos humanos reproductivos”  que conceden a la mujer la libertad de abortar y, a la vez, mantienen a los hombres sujetos a responsabilidad por una decisión que les es negada? ¿No debería ser el Estado quien asumiera el costo de la paternidad no deseada (pensión alimenticia) si la sociedad quiere que la libertad reproductiva sea un “derecho humano”?

¿Tiene sentido hablar de “no discriminación” limitándola a lo sexual y racial, cuando otros factores, como la edad, el origen social o el nivel económico y cultural son constantes causas de discriminación? Además, ¿cuántas veces el pretendido derecho a la “no discriminación” termina afectando a la libertad de expresión?

¿Proclamar en el papel los “derechos” de los “niños, niñas y adolescentes” no esconde que, en realidad, el principal problema de muchos niños no es la falta sino el exceso de libertad, fruto de la indiferencia e irresponsabilidad de sus padres, del Estado y de todos los que deberían mirar por su bienestar y formación? ¿No son derechos vacíos aquellos que declaran a los chiquilines “sujetos de derecho” pero los dejan librados a su suerte, sin protección ni respaldo real del mundo adulto?

Por último, ¿existe cinismo mayor que llamar “derecho a la inclusión financiera” a la imposición de someterse al sistema bancario?

¿Puede llamarse “derecho” a un mecanismo como la “propiedad intelectual”, que impide cada vez más el libre acceso a los bienes de la naturaleza y de la cultura?

En materia de derechos, nuestra sociedad adolece de una escandalosa hipocresía. Proclamamos constantemente nuevos derechos, mientras que, en realidad, no sólo no los hacemos efectivos sino que incumplimos también buena parte de los derechos más antiguos, básicos y fundamentales.

Probablemente, en el sistema social y económico en el que vivimos, en nuestra actual situación material y cultural, sólo estemos en condiciones de garantizar efectivamente unos pocos derechos, los llamados “derechos de primera generación”, el derecho a la vida (a no ser privados de la vida, y a no morir de hambre o de enfermedades curables), la seguridad personal, es decir el derecho a no ser torturados ni privados de la libertad ambulatoria, la libertad de pensamiento y de expresión, la igualdad ante la ley y los derechos políticos (esencialmente el voto, ya que ser electo para cargos políticos requiere hoy de medios económicos que pocas personas u organizaciones tienen).

Sin embargo, al tiempo que en los discursos se proclaman nuevos y sofisticados derechos, esos viejos derechos fundamentales son violados.

Un derecho fundamental sólo puede ser llamado tal si todas las personas lo tienen asegurado. Pero, en el Uruguay, ni aun los derechos más básicos están garantizados para todos. Muy frescos están los hechos del INAU, donde los menores de edad son sistemáticamente torturados, violados, explotados y sometidos a todo tipo de malos tratos. Así como todos sabemos lo que ocurre en las cárceles y en los establecimientos donde se interna a los ancianos y a los enfermos mentales. Todos sabemos también lo que ocurre con los niños en tantos hogares, muchos de ellos pobres, pero también en hogares ricos.

No lo decimos, lo ocultamos, pero la realidad es que los débiles y los pobres no tienen en el Uruguay asegurados ni siquiera los derechos básicos.

En la discusión de este presupuesto estamos asistiendo a un nuevo recorte de derechos fundamentales. La idea –descarnadamente dicha- es que el Estado no está dispuesto a gastar dinero en salvar la vida o reducir los sufrimientos de los enfermos graves y pobres. Así de cruda es la decisión, si se la depura de palabrería economicista y administrativa.

Lo insólito es que esa decisión, justificada por motivos de ahorro,  se toma mientras se insiste en mantener las exoneraciones tributarias a inversiones extranjeras que no las necesitan, mientras se subsidia la producción de cerveza, mientras se contratan nuevos asesores de confianza política en los organismos públicos, mientras se pierden cientos de millones de dólares en los entes del Estado, mientras seguimos pagando las deudas de malos negocios públicos, como PLUNA, mientras esperamos a saber cuánto ha perdido el Estado en negocios turbios y frustrados, como el de la regasificadora

 Ningún derecho es absoluto y la realidad suele  imponer límites. Pero, limitar derechos esenciales para ahorrar dinero que se derrocha por otro lado, es sencillamente obsceno

Seguramente, como sociedad, deberíamos hacer una honda reflexión sobre el significado de los derechos. Para manosearlos menos y cumplirlos más 

- postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 20:36:08
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Venezuela / mensaje ANTI-ELECTORAL del PRV-TERCER CAMINO

Para los que militamos en el colectivo Tercer Camino, -nos dice nuestro entrevistado- no participamos de los  procesos electorales por considerar, que de hacerlo, estamos legitimando un sistema de dominación colonial que pisotea  la auténtica democracia y que no permite el libre pensamiento y por lo tanto se somete a una población alienada a asumir de manera resignada las imposiciones de los grupos políticos, que sólo buscan permanecer con sus respectivas cuotas de poder, para seguir disfrutando de los privilegios y mieles que da el gobierno a costa de las necesidades y de las miserias de nuestro pueblo.

No somos abstencionistas a ultranza, si los procesos electorales se plantearan con real participación popular y sus candidatos surgieran del propio seno del pueblo, en busca del bien común  y la perfectibilidad de  la sociedad, estaríamos en un escenario político distinto a los que tenemos, pero ello solamente se podrá lograr cuando los pueblos insurjan de manera consciente y asumiendo su responsabilidad histórica para construir un nuevo modelo civilizatorio que realmente emancipe a la humanidad.

RUPTURA

Propaga - Agita - Organiza

  Video https://youtu.be/ZXuJR2yqyDs

 

La verdadera HISTORIA DEL PUEBLO PALESTINO

 

" El hijo del General"

Estos 28:24 minutos valen la pena "perder" para conocer la historia de la lucha entre sionistas y palestinos contada por un israelí.

Marxito

https://www.youtube.com/watch?v=ZKEEGCc85B4

 

Jornada en el Cerro (Uruguay)

Playa del Cerro
Domingo 18/10 – 15:00


Rap Conciencia Uruguay
Dina Mita Sound System
Raices Dub Melodica System
PROTESTANGO
Mamute Ancião Sistema de Som
SAK (Se Armó Kokoa)


NO A LA MINERA!
FUERA MONSANTO!
NO A LA REGASIFICADORA!
NO A LA URBANIZACIÓN!
NO A LA ZONA FRANCA!
NO AL PUERTO!


Oeste resiste!

 

Película recomendada:

LA SAL DE LA TIERRA -Sebastião Salgado-

 

http://redlatinasinfronteras.bligoo.com/pelicula-recomendada

-la-sal-de-la-tierra-sebasti-o-salgado

pildoritas

Uruguay: Desempleo subió desde 7,0% en julio a 7,6% en agosto, casi un punto sobre el nivel de un año atrás (6,7%)”. Fuente Instituto Nacional de Estadística (INE).

“El aspirante del kirchnerismo a la Casa Rosada (Daniel Scioli) apoyó a la dupla Vázquez-Sendic en 2014 y los respaldó con su presencia en el balotaje de noviembre. Su visita de hoy sigue a la participación del vicepresidente Raúl Sendic y el expresidente José Mujica en diferentes actos de su campaña en Buenos Aires”. Información de Radio El Espectador (13/10/15).

“El gobierno de Vázquez no hace campaña por Daniel Scioli ni ningún otro candidato a las elecciones en Argentina”. Raúl Sendic, vicepresidente de la República. Telemundo, Canal 12 (10/10/15).

“Menos mal que Sendic aclaró que el gobierno uruguayo no está apoyando a nadie en las elecciones argentinas...”. Tuit de Leonardo Haberkom, periodista.

¿Van a periciar a todos los barrabrava que reivindican la muerte de una persona o le gritan hijo de puta a un juez?”. Tuit de Gabriel Pereyra, periodista, sobre la pericia siquiátrica que solicitó la Justicia a un hombre por gritarle a Bonomi mentiroso. 

 XI CONGRESO DE LA ALAF

19 AL 23 DE OCTUBRE BIBLIOTECA NACIONAL

MONTEVIDEO, URUGUAY

 COMUNICADO DE PRENSA:

XI CONGRESO DE LA ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA

DE ANTROPOLOGÍA FORENSE

La Asociación Latinoamericana de Antropología Forense –ALAF- estará realizando su XI Congreso “Normas y Estándares en Antropología Forense: su aplicación en Latinoamérica”. El evento se llevará a cabo del 19 al 23 de octubre del presente año, en la Sala Vaz Ferreira de la Biblioteca Nacional con la presencia de más de 200 asistentes de Latinoamérica y Europa.

La Mesa Inaugural tendrá lugar la tarde del día 19 a las 13:30 horas con la presencia del Mag. Omar B. Girón (Presidente de la ALAF), Mag. Alicia Lusiardo (Comité Organizador GIAF- ALAF), Lic. Esther Pailos (Directora de la Biblioteca Nacional), Mag. Isabel Wschebor (Directora de la Secretaria de Derechos Humanos para el Pasado Reciente), Dr. Roberto Markarian (Rector de la UDELAR) y Macarena Gelman (Integrante del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia)

A las 14:30 dará inicio la Mesa: Estado Actual de la Antropología Forense en América Latina con palabras del Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, Dr. Álvaro Rico. Participan expertos de Argentina, Chile, Colombia, Guatemala, México, Perú y Uruguay.

A las 16:00 se brindará un Homenaje a Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos con la participación del artista plástico Lukas Kühne.

Previo al brindis de bienvenida actuará la Agrupación de Negros y Lubolos “Mi Morena”.

La ALAF es una asociación civil sin fines de lucro que busca establecer criterios éticos y profesionales para el ejercicio de la antropología forense, promover la oficialización del uso de la antropología y arqueología forense en las investigaciones judiciales en América Latina, e impulsar la acreditación de los profesionales en antropología forense

El XI Congreso, el primero en ser organizado en Uruguay, es organizado por el Grupo de Investigación en Antropología Forense – GIAF y la ALAF. Este evento ha sido declarado de interés por la Universidad de la República, la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, la Intendencia de Montevideo, el Ministerio de Turismo, la Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, la Asociación de Arqueología del Uruguay y la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado. El congreso está patrocinado por el Equipo Argentino de Antropología Forense – EAAF, cuenta con el auspicia la Biblioteca Nacional del Uruguay y el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura.

Esperamos contar con vuestra presencia.

Por más información: www.alafforense.org o por email consejodirectivo@alafforense.org  

- postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 20:26:21
postaporteñ@_______________________________

¿Preeminencia De La Política, O Mandato De Los Inversores?

ROLANDO ASTARITA

Una de las ideas más repetidas por funcionarios y defensores de los gobiernos kirchneristas fue que, a partir de 2003, “la política” (así, a secas) había pasado a dominar a la “economía” (también a secas). Una idea que pareció ser cierta durante la fase de ascenso del ciclo económico, y la mejora de los términos de intercambio, ocurrida en la primera década de los 2000. Aunque la “preeminencia de la política” mostró sus lagunas-por caso, la inflación no pudo ser manejada a voluntad por la política gubernamental- los años de crecimiento alimentaron la ilusión de que la política de Estado podía superar la restricción de lo económico. Sin embargo, el estancamiento que sufre la economía desde hace cuatro años, combinado con problemas crecientes –caída de las reservas internacionales y endeudamiento a tasas insostenibles, entre otros-, y la propuesta económica del mismo candidato del oficialismo, desnudan la vaciedad del discurso que anunciaba que, gracias al gobierno Kirchner, la política domina a la economía

El programa del oficialismo

Efectivamente, lo que adelanta Daniel Scioli en reuniones con empresarios e inversores tiene el sello del peso determinante de lo económico: “Vamos a generar un clima inmejorable de negocios”, prometió en el coloquio de IDEA. Luego, en un encuentro con el fondo Greenmantle, dijo que iba a negociar con los fondos buitres, “pero no voy a pagar de más”. Declaraciones que están en línea con lo que habían manifestado algunos de sus colaboradores, el gobernador Juan Manuel Urtubey y los economistas Miguel Beim y Mario Blejer. En EEUU Urtubey afirmó que hay que arreglar con los holdouts, que es necesario normalizarse el INDEC, y que Argentina tiene que volver al mercado de capitales. De regreso en el país, ratificó sus declaraciones, y fue amparado por Scioli

Blejer sostuvo algo parecido: “hay que buscar la forma de que el problema de los fondos buitre desaparezca”; y agregó que sería positivo para la Argentina convenir una revisión anual del llamado artículo IV, del FMI. Y Beim planteó que es necesario ajustar tarifas, eliminar retenciones, y tomar deuda en el exterior, para lo cual habría que “destrabar la agenda externa”. Lo que equivale a arreglar con los holdouts y normalizar relaciones con los organismos internacionales de crédito. Recordemos que los delegados de Scioli viajaron a Lima para participar en la Asamblea Anual del FMI. Por otra parte, han prometido quitar las retenciones al trigo, el maíz y los productos regionales, y bajar las de la soja, al menos para las zonas menos favorecidas.

Nada de esto es muy distinto de lo que dicen y prometen los economistas de Massa o Macri. Se discuten detalles y formas, no la orientación más general. Por supuesto, algunos altos funcionarios kirchneristas, como fue el caso del Jefe de Gabinete y candidato a gobernador por Buenos Aires, toman distancia y protestan. Pero nadie del oficialismo cuestiona con alguna profundidad la propuesta de Scioli.

Es que todos son conscientes de que, en los marcos del capitalismo argentino, dependiente y atrasado, no tienen muchas alternativas.  Kicillof puede posar de “patriota antiimperialista heterodoxo”, pero en diálogo con el periodista Morales Solá, de La Nación, sabe explicarse: “Pagar es una trampa. No pagar es imposible. Lo entiendo. Estamos trabajando en una negociación, que implica una correlación de fuerzas, como pasó con Repsol” (4/08/15). Como era de esperar, el progresismo “nacional y popular” no hizo escándalo por estas declaraciones. Como tampoco dijo palabra cuando se indemnizó a Repsol (¿no era que debía dinero a Argentina?) o cuando se pagó sin chistar una exorbitancia al Club de París, o cuando se acordaron cláusulas secretas con Chevron. Está todo dentro de lo previsible. Aunque no deja de hablarse sobre la “preeminencia de lo político”

Más aún, desde el propio ministerio de Economía se admite, de hecho, que la realidad no encaja con el discurso que se difunde. Por ejemplo, los propagandistas del “modelo nacional y popular” afirman que hay que sostener la demanda mediante el gasto público, aun a costa de un alto déficit fiscal. Pero el Presupuesto enviado por Kicillof al Congreso prevé, para 2016, una reducción del gasto público de 250.000 millones de pesos a 96.000 millones. De la misma manera, se bate el parche del desendeudamiento, pero se toma deuda pagando una tasa de más del 9% en dólares (y aun a esa tasa, hay problemas para endeudarse). Y el Presupuesto prevé una inflación del 14% para 2016, pero Economía paga tasas, en pesos, de más del 25%.

Estancamiento económico y mandato del capital

La cuestión de fondo, la que rige las declaraciones de los Urtubey y Blejer, de los Scioli y Macri, y similares, es clara: las principales fuerzas burguesas son conscientes de que necesitan intentar generar condiciones para que el capital, nacional o extranjero, invierta

Es una constricción que se impone con toda su fuerza a partir del agravamiento de las condiciones económicas. Pero entonces es también la confesión de que la política tiene que subordinarse a la necesidad primera y dominante en una sociedad en que decide la propiedad privada de los medios de producción. Es la admisión de que el Estado tiene que como principal función “crear un clima inmejorable de negocios” para que los capitalistas se decidan a invertir.

Pero a esto apuntaba Kicillof cuando pagó la indemnización a Repsol por YPF; y cuando pagó al Club de París y al CIADI. Por eso en su momento dije desde este blog que se iba hacia el arreglo con los holdouts. Aunque el arreglo no se produjo, eso no cambia la tendencia de fondo. Se alteran las formas y los tiempos, - y en esto entra el cálculo político- pero no la sustancia. Cualquiera sea el que gane, va a buscar alguna forma de volver al mercado internacional de capitales. Es que durante las crisis, o en los períodos en que se agudizan los problemas económicos, la determinación de la política por las relaciones de producción subyacentes se hace sentir con toda su fuerza.

Los vaivenes de la “autonomía del Estado”

Lo planteado en el punto anterior se relaciona con la dialéctica que parece existir entre autonomía del Estado (o de la política) y el ciclo económico. Desde un punto de vista muy general, durante las fases de ascenso del ciclo económico, a la par que se profundiza la dependencia mutua de productores y consumidores, se desarrollan la independencia e indiferencia mutua, no solo de los productores y consumidores, sino también del Estado. Este último entonces parece estar por encima de las restricciones que impone el mercado. Los gobiernos, los funcionarios, las instituciones del Estado, parecen independizarse de la constricción económica. El Estado dispone de más libertad y autonomía relativa; por ejemplo, para disponer de la parte del excedente del que se apropia por vía de los impuestos.

Por eso, en esas coyunturas de alza se desarrollan las más fantásticas ideas sobre el poder estatal; por ejemplo, que puede suprimir las crisis capitalistas, fijar los precios adecuados, controlar plenamente a las empresas. En tanto se hace abstracción de las condiciones reales de existencia del capital, por doquier se declara que “la política domina a la economía”. Son los tiempos propicios para que los teóricos del “discurso que crea realidades” expliquen que se acabó “la tiranía de la economía” y acusen al marxismo por su “burdo determinismo mecanicista”.

Pero incluso esa idea de independencia de la instancia política, esa abstracción de la idea dominando las relaciones sociales, no es más que la expresión teórica de las relaciones que dominan a los seres humanos (Marx). Seres humanos y Estado proclaman su autonomía y libertad, cuando en realidad son cada vez más dependientes y en esencia están más subordinados a la lógica del mercado y de la valorización del capital. Por eso, el idilio con la independencia abstracta es violentamente barrido cuando hay crisis, o cuando las dificultades económicas, que los mismos seres humanos no manejan, se agravan. En ese punto se acaban los relatos sobre la construcción discursiva de la realidad. La constricción de lo económico se impone con toda su fuerza a través de la no inversión. Por eso, los discursos no pueden cambiar el hecho de que, por ejemplo, el Gobierno argentino se endeuda pagando una tasa de interés que es el doble de la que pagan otros países latinoamericanos. Ni que los capitales solo consideren las perspectivas de ganancias a la hora de decidir una inversión. Por eso también, los integrantes de Carta Abierta ahora podrían seguir publicando sus abstrusas meditaciones sobre la autonomía de lo político, sin que ello alterara en lo más mínimo el hecho de que los dueños del capital no invierten hasta que no consideran adecuada la cuota en el botín de plusvalía que les corresponde.

Como conclusión política

Por eso, las propuestas electorales de Scioli, Massa o Macri, no se explican por alguna debilidad psicológica de los candidatos, sino por una lógica de clase. Que es la lógica del capital “en general”. El ministro Kicillof, o el gobierno de Cristina Kirchner, o el presidente que asuma en diciembre, no actúan como lo hacen porque son “traidores del pueblo”, o porque “claudiquen frente a las exigencias de los grandes capitales”. Más en general, es un error pensar que el gobierno de los Kirchner es un gobierno “reformista, con vacilaciones”. Aquí no se trata de características personales, sino de las relaciones de clase y los intereses que encarnan.

Al margen de roces y tensiones, los gobiernos capitalistas están insertos en relaciones de producción capitalistas. Y lo decisivo para que una economía funcione, y para que el Estado capitalista funcione, es que el capital reinvierta la plusvalía. Pero para eso desde el Estado hay que garantizar las condiciones de reproducción del capital.

En esto no hay vueltas. De ahí que este sea el “mandato del capital” para estas elecciones, por sobre los vanos cacareos sobre la autonomía de la política. Por supuesto, un gobierno puede intentar, dentro de un régimen capitalista, el camino alternativo del capitalismo de Estado. Es lo que trató el chavismo en Venezuela, a partir del manejo estatal de la renta petrolera. Pero ni aun con la gigantesca renta que recibió en los 2000 pudo evitar el colapso económico, provocado por la salida de los capitales. Las posibilidades en Argentina son aún más limitadas. Y de esto hay conciencia en la clase dominante, y en sus representantes. Es lo que le aseguran los candidatos del sistema a los inversores. Aunque algunos lo disimulen con melodía nac & pop

rolando - postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 20:15:44
postaporteñ@_______________________________

Ecuador: Contra el Capital-Estado, sus Defensores y sus Falsos Críticos

Análisis y posicionamiento comunista-anárquico sobre las protestas de agosto y septiembre del 2015 en Ecuador

 Las protestas de agosto y –en menor medida- de septiembre del 2015 en este país (cierres de carreteras principales, marchas masivas, enfrentamientos con las fuerzas represivas, tomas de plazas, motines en cárceles... en Quito, Macas, Guayaquil, Portoviejo, Cuenca, Saraguro, Latacunga, etc.) son la respuesta a los ataques del Capital-Estado contra la clase trabajadora y la naturaleza durante los últimos años y meses, a través del gobierno “socialista del siglo XXI” de Correa

 Más concretamente, son la respuesta al extractivismo (minería, petróleo, hidroeléctricas), la desposesión (de tierras, de acceso a servicios y bienes básicos), las medidas camufladas de austeridad (ej.: leyes, salvaguardias, tratados, etc. que benefician a los capitalistas y perjudican a lxs trabajadorxs), el encarecimiento del costo de la vida y la tiranía estatal contra la protesta social, perpetrados por este gobierno

 Son también el síntoma de que su modelo de administración estatal y modernizadora del capitalismo ha fracasado y está comenzando a entrar en declive (a “agotarse”, dicen algunos). Síntoma, a su vez, de la crisis histórica del sistema mundial capitalista, crisis ahora inocultable en este país, tal como no se puede tapar el sol con un dedo. Y lo que se viene es peor…

Lo que pasa es que ya estalló la burbuja-mentira del “milagro ecuatoriano”. Que la mayoría de la gente ya está curándose en las calles del chuchaqui de la (contra)“revolución ciudadana”. En suma, que ya “regresó” la “vieja” lucha de clases a   esta parcela del mundo capitalista llamada Ecuador.

Sin embargo, esta lucha de clases se encuentra contenida y camuflada dentro del juego de fuerzas entre los tres enemigos actuales del proletariado –que parece empezar a despertar de su letargo-, aquí y ahora: el gobierno, la derecha y la izquierda

 Por eso parece ser una simple pugna política entre ellos, cuando es más que eso, aunque también dicha pugna intercapitalista opaca, desvía y debilita la potencia de la lucha de clases misma. (Fuertes protestas con debilidades internas las de agosto y septiembre.) Se trata de la estrategia de siempre de la burguesía y la socialdemocracia: convertir la guerra de clases en guerra interburguesa

 ¿Quiénes y cómo hacen esto? Veamos

 El gobierno, con su pequeñoburgués y tecnocrático populismo, llamando a la farsa del “diálogo nacional por la equidad y la justicia social” por un lado, y reprimiendo las protestas por el otro. La típica política estatal de la zanahoria y el garrote, sólo que ahora, como ya no tiene tanta plata debido al bajo precio internacional del petróleo –lo que le obliga a hacer ajustes y recortes económicos por todos lados-, es más lo segundo que lo primero. Dizque lo hace contra la “desestabilización”, el “golpe blando” y la “restauración conservadora”... blablablá. Por si fuera poco, aprovecha el aumento de actividad del volcán Cotopaxi para decretar “estado de excepción” a nivel nacional y así dar luz verde a las jaurías policiales –y militares- para que repriman las protestas “indígenas” (ej.: Saraguro). [Luego hará lo mismo con el fenómeno de “El Niño”.] En fin, sólo está demostrando, una vez más, que es un gobierno puramente capitalista y represivo, además de racista y colonial. Enemigo de primera fila aquí y ahora

La derecha (Nebot, Lasso, Rodas), con su ambición de recuperar el poder tanto desde arriba (los “gobiernos locales”, las próximas elecciones) como desde abajo (las calles), buscando de manera oportunista capitalizar políticamente el creciente descontento social contra el gobierno, “mimetizándose” y pescando a río revuelto en las marchas. No se diga en las instituciones. Todo esto solamente para conservar y acrecentar sus privilegios de todo tipo, su condición de clase dominante. Demostrando así que el capitalismo es tan viejo y rancio como ella. Enemigo de siempre y a muerte del proletariado, con el cual no se dialoga ni se discute. Sólo puede haber guerra.

Finalmente la izquierda (FUT, CONAIE, MPD), asimismo de manera oportunista –principalmente de sus dirigentes-, convocando a marchas pacíficas y asambleas populares (donde, por cierto, también se mezclan ciertos personajes de derecha), levantando plataformas de puras reformas pero no de cambios radicales o de fondo, llamando no a romper y superar el orden capitalista sino a mantenerlo y “mejorarlo” “a favor del pueblo”, preparándose también para las próximas elecciones; es decir, cumpliendo su sempiterno rol de pastor de masas y bombero de la potencial revuelta. Por eso la izquierda siempre ha sido y es la izquierda del Capital. Enemigo camuflado en el seno de nuestra propia clase, y por eso más peligroso y nocivo, a corto y largo plazos.

Pero si algo tienen en común todos estos “actores” son dos cosas: que han debilitado y desviado la potencia de las protestas –ya que se encuentran operando políticamente dentro y fuera de las mismas- en tanto lucha de clases hacia la pugna política intercapitalista; y, que todos ellos dicen luchar por “defender la democracia” y “mantener la paz social”. Y efectivamente así es, puesto que la democracia en realidad es la dictadura del Capital sobre el proletariado (de los ricos sobre los pobres, lo cual se mantiene intacto), y la paz social en realidad es la paz de los cementerios inseparable de la esclavitud asalariada-ciudadanizada que es vigilada por el Estado y co-gestionada por los sindicatos

Por eso tanto el gobierno como la derecha y la izquierda se “asustan” y condenan “los lamentables e inaceptables hechos de violencia durante las protestas de agosto”. Recordemos que hubo enfrentamientos violentos más o menos masivos no sólo entre manifestantes y policías (tanto en la ciudad como en el campo), sino también entre los mismos manifestantes de izquierdas y de derechas, e incluso hubo incidentes aislados de violencia entre encapuchadxs antisistema y ciudadanos-policías, por ejemplo, durante y después de esa marcha predominantemente democrático-ciudadana o clasemierdera que hubo en Quito el 13 de agosto.

Por eso ellos son los más virulentos enemigos de las aún minoritarias y precarias expresiones de combatividad proletaria: de los “infiltrados”, esos “cucos” que, por ejemplo, aparecieron en la Plaza Chica, San Francisco y otros puntos esa tarde-noche, así como han aparecido en anteriores protestas siquiera hace un año atrás (el “17S”… en realidad hace años… “toda la vida”). Esto al menos en Quito, porque días después en Macas “los violentos” no llevaban capuchas ni bombas caseras pero sí plumas, lanzas y mucho coraje acumulado. Lo que demuestra que, más allá de las diferencias “ideológicas” con algunos encapuchados urbanos, y más allá de las diferencias “étnicas” con los guerreros amazónicos, en el fondo somos lo mismo: proletarixs, explotadxs y oprimidxs que se han atrevido a enfrentar al Estado-Capital, “cara a cara” con el enemigo

Todos los demócratas “anti-violentos” son unos hipócritas, pues todos sus partidos tienen y ponen sus grupos de choque en las calles (siendo posible, además, que el gobierno vuelva a sacar a sus “pandilleros rehabilitados”, la derecha a sus “cabezas –huecas- rapadas” y las izquierdas a sus “combatientes populares” y a sus “brigadas antifascistas”…). Mientras que, por otro lado, no sería ninguna sorpresa que, conjurados en algún momento el gobierno, la derecha y la izquierda contra el “fantasma” del caos y la revuelta sociales, superen sus disputas secundarias, negocien y pacten entre sí en nombre de la sacrosanta y velada dictadura del Capital llamada democracia.

De hecho, en este mes de septiembre, una vez concluida la “primera fase” de los famosos “diálogos”, el gobierno ya está haciendo negocios de inversión y cálculos sobre impuestos a las herencias, etc. con la derecha (al fin y al cabo, entre burgueses se entienden). Mientras que con la izquierda, al parecer, ha negociado –o le ha orillado a- “bajarle la tensión” a las protestas e incluso a que unas caras visibles de ésta salgan voluntariamente a las calles a “limpiar” los “sucios” grafitis dejados en las paredes de Quito el 13 de agosto, como “buenos ciudadanos” respetuosos del orden democrático o burgués que son. ¡Qué asco! Eso entre otras “peleas” que no superan el marco legalista y reformista, igual de repudiables.

Así queda claro –nuevamente- que gobierno, derecha e izquierda son la misma mierda capitalista con diferentes moscas. Los tres son nuestros enemigos de clase concretos aquí y ahora, por lo tanto lxs proletarixs que vivimos aquí debemos empezar a tratarlos como tales. Tanto en las manifestaciones callejeras como en el seno de la propia clase (ej.: en organizaciones sociales o “populares”)

Ahora bien, ¿por qué ocurrieron tales hechos de violencia en las últimas protestas? A primera vista, porque las contradicciones y los conflictos sociales bajo este gobierno se han acumulado ya hasta el punto de estallar. En el fondo, porque la sociedad capitalista es violenta desde siempre y todos los días; y porque –aunque no parezca- estamos en guerra entre explotadores y explotados, entre opresores y oprimidos

Toda guerra, como se sabe, es violenta. La guerra social no es la excepción. Partiendo del hecho de que violencia es privarnos a la mayoría de seres humanos –los proletarios- de los medios de vida; obligarnos a trabajar por un salario, o sea a ser explotados en beneficio de otros -los capitalistas-, para adquirir esos medios, cada vez más caros; llegar a fin de mes con las justas o no llegar, lo que a su vez obliga a asfixiarse en deudas con sus bancos; desemplearnos y subemplearnos, es decir usarnos y desecharnos a su antojo como si fuésemos cosas, simples mercancías; matarnos o dejarnos morir de hambre, de enfermedad o de locura en sus calles, sus hospitales y sus psiquiátricos; tener que elegir a nuestros chupasangre y verdugos de cuello y corbata cada cuatro años en sus urnas; vigilarnos, perseguirnos, reprimirnos, encarcelarnos, “desaparecernos” o asesinarnos si nos rebelamos contra su orden de cosas. Todo lo cual ocurre en democracia. Pero también las insultantes desigualdades entre ricos y pobres, las leyes, las cárceles, el sistema “educativo”, la moral y las “buenas costumbres”, las religiones, el bombardeo diario de noticias, marketing y shows, el consumismo, la miseria en las calles, la “crónica roja”, el transporte urbano, la rutina gris, monótona y absurda...

Toda esta violencia sistémica y cotidiana es el capitalismo; la burguesía nos violenta a lxs proletarixs, todos los días y de múltiples formas, para mantener su riqueza y su poder a costa y en contra nuestra

Quien monopoliza y ejerce esta violencia, este terror de la clase dominante es el Estado, a través de la policía. Por eso ésta protege con dientes y colmillos la propiedad privada, los negocios y los edificios estatales; es el perro guardián de los ricos y poderosos.

Que quede bien claro, entonces: la única razón de existir y, a la vez, la única función de la policía es reprimir –lo que incluye tortura y asesinato- la protesta y la rebelión contra el orden capitalista, al cual debe mantenerlo o, dado el caso, restablecerlo por la fuerza; la policía, entonces, es esencialmente violenta o “brutal”. El único terrorista en realidad es el Estado capitalista.

De allí que ¡el gobierno y los medios de comunicación se pasan de hipócritas al quejarse y llamar a compadecerse de los “pobrecitos” chapas heridos! Nada dicen de los cientos de manifestantes detenidos y heridos por la policía nazional. ¡Solidaridad y Libertad presxs políticxs y amotinadxs! (A pesar y más allá de las diferencias y distancias “ideológicas” con ellxs –valga decirlo.) Cae en lo mismo al ensalzar sus “diálogos” y, a la vez, condenar la violencia anti-policial, a la cual “nada la justifica” sino que incluso “puede destruir la unidad de nuestro país”. Después de cómo este gobierno tan socialista y tan cristiano reprimió las protestas de agosto, tal discursillo no es otro que el de “tirar la piedra y esconder la mano”

El gobierno nos reprime y sus medios nos mienten a fin de mantenernos engañados y dominados Por su parte, al terrorismo del Estado burgués los ciudadanos de derechas e izquierdas lo llaman y aprueban como “uso legal y legítimo de la fuerza”, mientras abogan por la protesta pacífica. En realidad, el pacifismo ciudadanista es la otra cara del terrorismo estatal; al no reconocerlo ni combatirlo, lo justifica y lo complementa. Pero cuando lxs de abajo nos atrevemos a responder con nuestra violencia a la violencia que recibimos a diario de los de arriba, entonces nos acusan de manera cobarde, cizañosa y estúpida de “infiltrados”

¿Infiltrados? Lxs que no somos dueñxs de nuestras vidas y lo sabemos, lxs que estamos hartxs de ser esclavxs asalariadxs y nos rebelamos, lxs que no tenemos nada que perder más que esta pseudo-vida miserable de mierda, es decir, lxs proletarixs somos capaces de luchar contra el sistema capitalista sin intermediarios ni representantes, somos capaces de autoemanciparnos. No mendigando ni negociando a los capitalistas y sus políticos, sino recuperando, arrebatando, atacando y destruyendo todo lo que sea necesario para conseguirlo. Empezando por nuestra propia condición de clase explotada y oprimida, pues no constituye ningún orgullo ser proletarixs, sino que es una maldita realidad social impuesta de la cual queremos y luchamos por liberarnos.

Por lo tanto, expresamos nuestro malestar de clase generado por este sistema afuera y en contra de todas las instituciones políticas y sociales del Capital-Estado, en este caso afuera y en contra del gobierno, de la derecha y de la izquierda del capital por igual. Con nuestros propios objetivos y métodos de lucha de clase (necesidades materiales concretas, la acción directa y espontánea), no con los de la burguesía y la socialdemocracia: marchas pacíficas, demandas legalistas (“archivo de las enmiendas constitucionales”), frentes, elecciones, etc. “Las herramientas del amo no pueden desmantelar la casa del amo”.

Si usamos la violencia, es porque así respondemos a la violencia cotidiana de este sistema contra nuestra clase, y porque así reivindicamos nuestra humanidad y dignidad contra la propiedad, la mercancía y la policía, o sea contra lo que nos priva de los medios de vida, nos mercantiliza y nos reprime.

Si usamos capucha no es por cobardía (al contrario), sino por anonimato o seguridad, y porque la capucha nos iguala en la lucha, nos hace un solo -aunque múltiple- cuerpo emancipado, lanzado a las calles.

Por lo tanto, ¡no somos “infiltrados”, así como tampoco somos ciudadanos! ¡Somos proletarixs que hemos asumido en la práctica que estamos en guerra contra todo este sistema capitalista, sus defensores (la derecha y el gobierno) y sus falsos críticos (la izquierda)!

Somos ni más ni menos que algunxs del montón que un día o una noche decidieron salir del rebaño y mostrarle sus colmillos al opresor. Detrás de las capuchas, no estamos sólo “nosotros”, sino una expresión de la rabia social proletaria, la de muchxs otrxs proletarixs cabreadxs contra este sistema –aquí y en todas partes-. Encarnamos la negación y la destrucción de esta sociedad inhumana y asesina que nos niega y destruye a diario.

Mas no representamos ni queremos representar a nadie. Tampoco luchamos por reformas políticas ni por “mejoras” económicas parciales, que no son más que retoques cosméticos y migajas de la explotación y dominación capitalista. Luchamos por recuperar y cambiar nuestras vidas, así como por contribuir a que lxs otrxs proletarixs también lo hagan, a fin de dejar de ser explotadxs y oprimidxs, y ser sólo humanxs. Ni más ni menos. Lo cual sólo será posible realizarlo como clase mediante la destrucción superación revolucionaria del capitalismo, de la sociedad de clases

De manera consciente, organizada y mediante la acción directa, luchamos y lucharemos por la revuelta, la insurrección y la revolución social mundial. Luchamos y lucharemos por el comunismo y la anarquía, que no es más que el “programa histórico” de autoemancipación -y autosupresión revolucionaria- de nuestra clase; la necesidad y el proyecto histórico –de siempre- de comunidad y de vida para la especie humana y todas las demás especies

¿Infiltrados? Infiltrados los burgueses y derechistas en las altas esferas de este gobierno “socialista del siglo XXI”, donde gestionan sus intereses capitalistas comunes mediante grandes negocios y secretas alianzas. Infiltrados los correístas y sus agentes policiales en las organizaciones sociales, donde hacen “inteligencia” y ni así dejan de perder hegemonía –y, por ende, convocatoria. Infiltrados los periodistas sapos en las protestas, pues “la prensa apunta, la policía dispara”. Y obvio que siempre ha habido y hay policías de civil o “tiras” infiltrados, provocadores, etc., en las mismas, pero no es tan difícil reconocerlos: el cerdo, aunque se vista de civil, cerdo se queda. A todos estos despreciables personajes habrá que identificarlos, denunciarlos y ajusticiarlos al calor de la lucha callejera. Los ciudadanos de “clase mierda” que actúan como policías, también deben ser tratados como tales...

A pesar de que hoy los imbéciles de derecha y de izquierda nos “linchen mediáticamente”, nos estigmaticen y nos pretendan aislar como “infiltrados” –cosa que ya hemos rechazado-, lxs proletarixs en guerra seguiremos existiendo, resistiendo y atacando, “destruyendo y sembrando” para ser más fuertes, así como también para llegar a ser más (porque estamos segurxs que no somos ni seremos lxs únicxs proletarixs cabreadxs con toda esta mierda de sistema que soportamos a diario); y entonces le asestemos golpes más certeros, contundentes y mortales al Capital-Estado. Será cuestión de tiempo... y de agudización de la crisis y la lucha de clases, de la cual somos una parte y una expresión. Será cuestión de tiempo para que les digamos –con las mismas e inmejorables palabras del compañero Di Giovanni allá por los 30-:

“Desde hoy, cara a cara, mostrando los dientes al enemigo. Desde hoy, temidos y no humillados. Desde hoy, en estado de guerra contra la sociedad burguesa. Todo, en el actual mundo capitalista, es indignidad y delito; todo nos da vergüenza, todo nos causa náuseas, nos da asco. Se produce, se sufre y se muere como un perro. Dejad, al menos, al individuo la libertad de vivir dignamente o de morir como hombre, si vosotros queréis agonizar en esclavitud. El destino del hombre, se ha dicho, es aquel que él mismo se sabe forjar; y hoy no hay más que una alternativa: o en rebeldía o en esclavitud.

Proletarixs: mientras tanto, recordemos y recordémosles a nuestros enemigos los burgueses (que hoy están dentro y fuera del gobierno, que son de derecha y de izquierda) que “miles de veces nos han derrotado, seducido, engañado, comprado, de todas ellas hemos aprendido... Sí: estamos derrotados, estamos disgregadas, estamos desmoralizados, pero aprendemos rápido. Tomamos nota de nuestras debilidades pero también de nuestras potencialidades... Lo queremos todo y tarde o temprano nos lanzaremos a arrebatárselo, ya que algo tan simple como dejar de ser mercancía en sus manos no lo vamos a conseguir con sus reformas y democracias, con votos e ilusiones, con [diálogos y] empoderamientos que dejan intacto el poder... De momento están tranquilos... pero todo tiene un límite.” La mejor manera de recordárselo es/será luchando.

Proletarixs: dejemos de agredirnos y destruirnos entre nosotrxs mismxs, entre hermanxs de clase; seamos violentxs y destructores solamente contra quienes nos explotan y dominan: la burguesía, su Estado y sus reformadores… Respeto, solidaridad, unión, complicidad, amor entre nosotrxs. Odio, violencia, terror, muerte al enemigo.

Y no es que estemos haciendo apología ni mucho menos fetichismo de “la violencia por la violencia” ni de los encapuchados como si fuesen anti-héroes lumpen o algo así. No, que quede claro. (La lucha proletaria se hace con o sin capucha, y la acción directa no es sólo la violenta.) Estamos mostrando y explicando que la sociedad de clases es y será violenta por naturaleza y hasta que desaparezca. Mientras tanto, estamos en guerra de clases. Que el capitalismo es violencia y que el Estado es quien la monopoliza y ejerce, por eso el Estado es el mayor terrorista de la historia. Que “mientras exista miseria, habrá rebelión.” Que, en última instancia, sólo mediante la violencia revolucionaria nuestra clase proletaria (“ejércitos de amarguras”, “clase insurrecta mil tormentos”) podrá derrocar a la clase dominante y salir del espectacular fango en la que aquella nos mantiene. En fin, que “absolutamente todo este sistema está organizado en base a la violencia… Por otro lado, nosotros queremos un mundo de paz, fraternidad y solidaridad. Entonces, sólo nos permitimos el uso de la violencia para defendernos hasta el día en que cambie la Historia.”

Por todo lo anterior, llamamos a todxs lxs proletarixs, especialmente a lxs jóvenes proletarixs que ya están en pie en lucha –así no se identifiquen como tales-, de distintas “tendencias ideológicas”, que ya le “joden” al sistema todos los días como pueden, con quienes hemos confluido en la acción callejera, a superar la dispersión, el aislamiento, el gueto, así como los prejuicios, confusiones y barreras ideológicas; a estrechar lazos de confianza y afinidad en base a la acción pero también en base a la discusión y la reflexión (para la acción); a la articulación, al reagrupamiento; a juntar rabias y fuerzas (pero también alegrías y goces); a asumir que si tenemos un enemigo común y algunas ideas y prácticas comunes en la guerra social –y en lo individual- es porque somos una misma clase: el proletariado, “el negativo del obrero en la sociedad actual”, un sujeto multiforme de naturaleza negativa y destructora, que se afirma en su negación, que se asume como tal para negarse y autosuprimirse como clase, para dejar de serlo; es decir, porque a esta sociedad burguesa que lo niega y destruye a diario en tanto que humanidad no tiene nada que “aportarle” más que su total destrucción; porque para volver a ser humanidad y naturaleza, debe abolir su condición de clase explotada y oprimida mediante la revolución social, lo que significa la abolición de la sociedad de clases misma Así como también la liberación total de todos los tipos de explotación y opresión (incluida a la naturaleza).

Pero todo esto sólo será posible mediante la guerra de clases revolucionaria. Por lo tanto para hacerle la guerra y golpear realmente a nuestro enemigo común (el Capital, el Estado y la socialdemocracia, quienes nos quieren divididos y debilitados) hasta que caiga, debemos reconstituirnos y fortalecernos como clase, ser fuerza; al menos, ser una (minoritaria) fuerza dentro de la clase. En este sentido, y por el momento, lxs proletarixs en lucha contra el enemigo común podemos “caminar por separado” –como los dedos de las manos-, pero es necesario “golpear juntos” –como los puños-.

Asimismo, llamamos a todos lxs proletarixs, en especial a lxs jóvenes y “estudiantes”, a no tragarse las mentiras que vomitan todos los medios de comunicación: estatales, privados y “alternativos”. En especial, a no creerles que ellos son “los buenos” y los “infiltrados” “los malos”. Ellos sólo pretenden mantenernos desinformados, engañados, ideologizados, vendados y aborregados en función de sus mezquinos intereses políticos capitalistas

Y sobre todo, lxs llamamxs, en caso de estar todavía enjaulada y confundida su rabia proleta dentro de organizaciones pseudorevolucionarias, reformistas y oportunistas de izquierda que sólo los utilizan como carne de cañón (como algunos hermanos de clase en Plaza Chica y San Francisco, y con quienes nos hemos encontrado del mismo lado de la barricada en las calles); lxs llamamos -decíamos- a desbordar y a romper con ellas, a auto-organizarse y luchar de manera directa por sus propios intereses, necesidades y deseos humanos. Tanto en la vida diaria como en las protestas callejeras que vengan de aquí en adelante. (“La revolución siempre ha sido y será joven.”)

Lo mismo para que las “masas” que se encuentran encorraladas en esas organizaciones de izquierda, pero que repiten acríticamente las consignas de la derecha (“fuera Correa-fuera”), dejen de hacerlo y más bien empiecen a gritar con voz propia: “¡Fuera Correa, burgueses y políticos!”, “¡Que se vayan todos!”, “¡No queremos migajas, lo queremos todo!” (Y si no, “lo quemaremos todo, sí, lo quemaremos todo...”); para que se vuelvan incontrolables, indómitas; para que dejen, precisamente, de ser “masas” y luchen como clase, esto es como fuerza autónoma y antagonista (lo cual nunca es “puro” o “ideal”, pero es). Solamente una fuerza social de tal naturaleza evitará que el gobierno y la derecha sean los grandes beneficiarios políticos de la situación actual (lo que desgraciadamente es lo más probable), y que la izquierda siga desviando las protestas masivas hacia simples reformas que no afectan sino que refuerzan el sistema capitalista (lo que también va a seguir pasando). Ya va siendo hora de que nuestra clase salga a luchar “a por todo” (tarde o temprano, la crisis la empujará a ello), alterando así el orden capitalista-estatal-ciudadano y evitando que vuelva a la normalidad, a la espectacular y violenta normalidad del Capital.

Sea como fuere, a medida que en este país se agudice la crisis, las desigualdades y los conflictos sociales, la violencia social –y política- también experimentará una escalada. La lucha de clases no se hace –nunca se ha hecho- con piropos ni con flores, menos aún en tiempos de crisis, austeridad, protestas, represión, guerra social, como es el presente.

Proletarixs: asumamos que estamos en guerra y actuemos en consecuencia

En la guerra, hay que estar armadxs y preparadxs. Entonces, armemos nuestras mentes con teoría revolucionaria (comunista y anarquista) mediante la autoformación (individual y colectiva): el programa revolucionario y la conciencia de clase son armas necesarias y prácticas. Y armemos nuestras manos con todos los materiales que sean necesarios para enfrentar el terror estatal capitalista: capuchas, molotovs, palos, piedras, llantas, gasolina, fuego, latas de espray, puños, patadas, panfletos, lienzos, gritos, escupitajos... Teniendo presente que en estos momentos nuestros enemigos visibles en las calles son –serán-: policías, ciudadanos –de cualquier bandera- que actúen como sapos y como policías, políticos de derechas e izquierdas y periodistas sapos. Enemigos no en tanto que personas o grupos más o menos despreciables, sino en tanto que agentes todos ellos de las relaciones de explotación y dominación capitalista que ya estamos hartxs de soportar y que por eso queremos combatir y destruir. Todo esto, con el arma de la organización autónoma para la lucha frontal y multiforme contra este sistema, sus defensores y sus falsos críticos.

Así pues, proletarixs cabreadxs, en lucha y “sin partido”: juntemos fuerzas y agitemos por el desborde y la ruptura proletaria dentro y fuera de las protestas, de múltiples formas y sobre todo en contenidos, mediante la palabra y la acción. Agitemos para agudizar el antagonismo de clases en las calles y en todos lados. Llevemos gasolina al fuego y fuego a la pólvora de la guerra social contra el Estado y el Capital. (En las calles, además, veremos quiénes estamos del mismo lado de la barricada y quiénes están del otro lado de ella. Allí juntaremos fuegos o separaremos aguas.)

Proletarixs: para las próximas protestas callejeras, organicémonos de manera independiente y combativa, afuera y más allá de las marchas de los ciudadanos-borregos tanto de derecha como de izquierda; en caso de darse, respondamos a sus agresiones (verbales y físicas) de la misma manera e incluso con más fuerza; y, sobre todo, ataquemos al enemigo donde y cuando no seamos esperadxs… ¡A romper la paz social burguesa y ciudadana! ¡Fuego a la policía y a la mercancía! ¡Fuego al Estado y al Capital! Pero hagámoslo de manera inteligente y segura. Aprendamos de nuestros propios errores cometidos y de experiencias de compañerxs de otras latitudes.

Preparémonos luchando, combatiendo en las calles. Aprendamos también de lxs hermanxs de clase “indígenas” de Macas durante las últimas protestas, quienes usaron una vieja táctica de lucha de lxs oprimidxs de estas tierras: el sorpresivo asedio a las instituciones estatales, y luego el ataque frontal al aparato represivo del Estado de los patrones.

Proletarias hormigas urbanas, por nuestra parte: a “morder y huir” al enemigo, desde distintos y en inesperados puntos, cada vez más y mejor, procurando hacerlo como un solo puño-una sola clase. En primer lugar, entonces, desarrollemos autonomía de clase: nuestros propios objetivos y métodos de lucha para satisfacer nuestras propias necesidades humanas. Sin representantes ni negociaciones ni reformas.

Rompamos con la socialdemocracia, con el reformismo y el oportunismo de izquierdas (y de derechas). No pidamos migajas, vamos por todo. No luchemos por sus intereses, luchemos por nuestras vidas. Como parte de esta ruptura y autonomía, desarrollemos también capacidad combativa e incluso insurreccional (indicios de lo cual hubo precisamente en Plaza Chica y Macas), de aquí en adelante, cuando y como sea posible, al calor de la lucha callejera.

Encendamos así las primeras chispas de un futuro incendio de rebelión generalizada que ni burgueses ni políticos ni reformistas ni ciudadanos de mierda puedan apagar...

En síntesis: asumamos que estamos en guerra y que estamos derrotadxs, es decir débiles y divididxs, sin autonomía ni proyecto o “programa” propio, como clase; pero, a la vez, asumamos que estamos despertando, reaccionando a los ataques del enemigo de clase, alcanzando incluso a darle unos cuantos contragolpes; entonces levantémonos, pongámonos de pie, aprendamos de los errores, superemos la derrota, confiemos solamente en nuestras propias capacidades como clase, luchemos por nuestras necesidades humanas (las cuales tarde o temprano entran en abierto antagonismo con las necesidades del Capital o de la economía), sin intermediarios ni representantes, autoorganicémonos afuera y en contra de todos los partidos, sindicatos e instituciones burguesas, desbordémoslas, rompamos con ellas, rearticulémonos y rearmémonos como clase, es decir como fuerza autónoma antagonista y destructora del Capital y el Estado; y, al mismo tiempo, como el germen o la portadora de la sociedad sin explotadores ni explotados, sin estados ni patrias, de la comunidad humana mundial.

Proletarixs: luchemos de esa manera, y en las calles nos encontraremos y sumaremos fuerzas contra nuestros enemigos comunes. Todos ellos no podrán parar la revuelta proletaria entonces, no sólo en contra y más allá de este gobierno burgués-policial-ciudadano y su oposición de la misma ralea, sino contra todo este sistema de dominación y muerte que nos impide vivir una verdadera vida, sin explotación ni opresión de ningún tipo; una vida libre y plena en comunidad humana-natural real, donde la violencia ya no sea necesaria; una vida que sólo podremos conquistar y disfrutar mediante la lucha anticapitalista y antiestatal por la abolición de la sociedad de clases y la liberación total.

“Hasta entonces, sólo habrá guerra.” “Guerra al Capital hasta que caiga”.

¡Ni Gobierno ni Derecha ni Izquierda! ¡Que Se Vayan Todos!

¡Abajo el Capitalismo y el Estado! ¡Abajo el Reformismo y el Pacifismo!

¡Autonomía, Antagonismo y Acción Directa Violenta!

¡Por el Desborde y la Ruptura Proletaria!

¡Por la Revuelta y la Revolución Social!

Proletarixs en Guerra Hasta Dejar de Serlo

Región ecuatoriana, octubre 2015

- postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 19:55:45
postaporteñ@_______________________________

Epistemologías de la Libertad: Entrevista con un joven revolucionario kurdo

por Eleanor Finley. Fuente: Instituto de Ecología Social

En el último año, la pequeña ciudad siria de Kobanê y su revolución no estatal de liberación de género, ha captado la atención de la izquierda de todo el mundo. La siguiente entrevista fue realizada a Sherhad Naaima, un joven revolucionario de Kobanê y estudiante del pensamiento de Ocalan. Ofrece un breve relato de sus experiencias, así como algunas reflexiones sobre la Revolución ecológica y social en el Kurdistán sirio, y la reciente traición turca al movimiento kurdo de Turquía.

¿Cómo fue crecer en el oeste de Kurdistán? ¿Qué hace tu familia?

Nací en 1991 en una familia kurda en un pueblo fuera de Kobanê. Kobanê es una parte de la Gobernación de Alepo en Siria. Mi padre es un trabajador, pero no pudo encontrar un trabajo en Kobanê, así que mi familia viajó a Damasco. Allí estudié literatura inglesa en la Universidad de Damasco y mi hermano mayor se convirtió en periodista. Pero una vez que la guerra y la violencia surgieron, dejamos nuestros estudios y regresamos a nuestra aldea.

En Kobanê, las PYD han estado tratando de establecer comunidades autogestionadas a través de asambleas directamente democráticos. ¿Puedes describir esto?

En 2011, el pueblo se rebeló contra la dictadura de Assad exigiendo libertad. Los kurdos también tomaron parte de la revolución, sin embargo, las soluciones propuestas por la oposición para resolver la crisis marginaban y negaban cualquier posible solución para los kurdos. Así que el PYD tomó una "tercera posición" en la revolución, lo que significa no apoyar ni al régimen sirio ni la oposición, ya que tienen la misma mentalidad en negar los derechos de los kurdos

Para el año 2012 el pueblo kurdo expulsó a las ??fuerzas de seguridad sirias de las zonas kurdas. Con el fin de llenar el vacío de su retirada, el PYD propuso un modelo de auto-administración. Este es ahora el modelo que opera en todo el Kurdistán occidental, en los tres cantones de Cizire, Kobanê y Afrin. Este tipo de administración puede ser llamado administración política no estatal, porque no gobierna, administra. La toma de decisiones construye desde abajo (el pueblo), hacia arriba. Todas las personas pueden expresarse y tomar decisiones en las asambleas locales y está abierto a todos los partidos políticos y todos los grupos étnicos. La ecología y el feminismo también son pilares importantes.

¿Has participado en las asambleas? ¿Qué tan extendidas son?

En primer lugar, la gente construyó las asambleas locales en todos los campos - económicas, educativas, culturales, sociales, seguridad y servicios públicos. Estas asambleas se establecieron mediante elección directa y la democracia cara a cara la democracia como política se convirtió en una parte de la vida de todos. He participado en las asambleas y traduje artículos y reportajes del inglés al árabe, cuando estaba en Kobanê.

También es importante tener en cuenta que las sociedades sin ningún mecanismo de autodefensa pierden su identidad, su capacidad para la toma de decisiones democráticas y su naturaleza política. Por lo tanto, con el fin de proteger a estas asambleas, se fundaron las Unidades de Protección Popular (YPG). Este ejército popular funciona como una rosa que se protege con espinas; se compone de hombres y mujeres de la localidad y se encuentra bajo el control de las asambleas democráticas. La diferencia entre esto y un ejército es que no está compuesto por un partido, sino por todos los miembros de la sociedad. Porque si un solo partido controla el ejército, es como poner un hígado frente a un gato hambriento.

¿Cómo te enteraste de la ecología social?

En 1999, cuando Ocalan fue secuestrado en Kenia, fue un punto de inflexión en mi vida. Al principio, fue una experiencia muy deprimente. Debido a esta experiencia me interesé en la política y la conciencia de la cuestión kurda.

Después que Ocalan fue secuestrado y mantenido en confinamiento solitario en la isla de Imrali, comenzó a pasar gran parte de su tiempo leyendo libros políticos y filosóficos con el fin de encontrar una solución pacífica a la cuestión kurda. Allí en la cárcel, fue influenciado por los grandes pensadores y filósofos como Murray Bookchin, Immanuel Wallerstein, Vere Gordon Childe, Fernand Braudel, Friedrich Nietzsche, Michel Foucault, y la Escuela de Frankfurt. Cuando leí los libros de Ocalan que fueron escritos en la cárcel, me familiaricé con las ideas de estos pensadores que habían influido Ocalan - especialmente Bookchin porque ofreció la solución y alternativa que Ocalan estaba buscando. De esta manera, las ideas de Bookchin están ganando popularidad en el Medio Oriente a través del PKK en Turquía y el PYD en Siria. Sin embargo, no es muy famoso como individuo porque sus libros no son traducidos al árabe.

¿Cuál crees que es la principal contribución de la ecología social al movimiento?

En los últimos dos siglos, el nacionalismo y la tendencia de los estados-nación se han alentado en las sociedades de Oriente Medio. Esta forma de Estado, cuyo objetivo es la monopolización de todos los procesos sociales, se impuso sobre el Oriente Medio por la modernidad capitalista. Dado que el Estado-nación tiene como objetivo crear una única identidad nacional, una sola identidad cultural, y una sola religión unificada, la diversidad y pluralidad deben ser destruidas. Este enfoque ha dado lugar a la asimilación y genocidio de un tipo  espiritual, intelectual, y de tradiciones culturales. Sin embargo, una forma tal de Estado no puede resolver las cuestiones y problemas en el Medio Oriente, debido a que el Medio Oriente es multiétnico, multicultural y multirreligioso.

En el pasado, el Movimiento Kurdo buscaba un Estado-nación kurdo separado, sin embargo, después de leer las ideas de Bookchin esta ideología ha cambiado. Los kurdos han tomado conciencia de que el Estado-nación no tiene sentido, porque no quieren reemplazar viejas cadenas por otras nuevas e incluso, posiblemente, aumentar la represión. La ecología social propone el comunalismo [el aspecto político de la filosofía de Bookchin] como una alternativa a la nación-estado. Ahora, los kurdos en el Kurdistán occidental están poniendo el comunalismo en práctica. Cuanto más fuerte se hace el comunalismo, más se reducirá el Estado-nación, y a menos que el Medio Oriente supere el Estado-nación, nunca podrá ser una región pacífica.

¿Por qué ahora Turquía ha "traicionando" su acuerdo con los kurdos?

Para entender por qué Turquía, con la ayuda de los EE.UU. y la OTAN, ataca ahora al Movimiento Libertad Kurda, debemos repasar la historia del estado turco. En los años 1960 y 1970, cuando la izquierda ganó fuerza y ??se extendió ampliamente en Turquía, los EE.UU. y la OTAN establecieron y respaldaron un nuevo modelo en Turquía, que Ocalan llamado "turquismo verde", es un matrimonio entre el nacionalismo autoritario turco y el  Islam. Luego tuvieron un hijo monstruo llamado el AKP (Partido de Turquía Presidente Erdogan, Justicia y Desarrollo). Su principal objetivo era luchar y aplastar a la izquierda en Turquía y Oriente Medio. Así que ahora Turquía no sólo toma por blanco a la oposición kurda, sino también la ideología de izquierda, sobre todo la izquierda con una teoría coherente que pueda ser una alternativa democrática en el Medio Oriente. La izquierda internacional debe ser consciente de este hecho

¿Qué diferencias internas hay entre los kurdos, en Kurdistán occidental?

Barzani en Irak y el PDK en Siria tienen un amplio apoyo de los EE.UU. y sus aliados internacionales, mientras que el PKK en Turquía es villanizado por buscar básicamente el mismo tipo de autonomía.

Las diferencias internas dentro de los kurdos pueden entenderse en dos partes. Una parte - el PKK y el PYD - están trabajando contra el capitalismo y tratando de lograr un modelo democrático mediante el desmantelamiento de la mentalidad estatalista. Este nuevo modelo es alimentado por la herencia de pensamientos libres y filosofías a través de la historia. Y la  otra, representada por Barzani, acepta el estado y busca la respuesta dentro de los límites del capitalismo. Así que la diferencia es ideológica. Sin embargo, también es importante mencionar que el PKK y el PYD todavía tienen corrientes autoritarias, que deben ser superados por la lectura atenta de la obra de Ocalan y otros pensadores anarquistas.

¿Por qué la izquierda en Occidente no ofrece más apoyo a la lucha kurda?

Creo que la izquierda funciona y actúa dentro de los límites de la epistemología capitalista (cientificismo, orientalismo, reduccionismo, eurocentrismo, positivismo, etc.) Esta epistemología se basa en la distinción sujeto-objeto y se refleja en diversas dicotomías tales como cuerpo-espíritu, oeste-este en blanco y negro, de norte a sur, etc. Bajo tales distinciones, cobran más fuerza sobre la sociedad la jerarquía y la explotación de la naturaleza y la ganancia, que en otras épocas de la historia. Es así que la izquierda se aproxima a la cuestión kurda con una epistemología capitalista, y por ello carecen de una comprensión profunda de la cuestión kurda. Otro resultado es que la izquierda está a menudo fragmentada, no sistematizado, y no logra establecer una teoría coherente y racional que pueda unificar la lucha y ser una alternativa al sistema capitalista mundial. Es muy triste decir que la izquierda es izquierda en el corazón, pero capitalista en la mente, ya que  carga con concepciones capitalistas.

¿Puedes dar un ejemplo de esto?

Sí. ¿Por qué hubo tantos izquierdistas norteamericanos y europeos sorprendidos por las mujeres kurdas combatientes? Esto es porque en sus mentes, el Oriente Medio sigue siendo "atrasado", y esta dualidad entre el Este y el Oeste es la raíz del orientalismo. Para superarlo, hay que ver la sociedad como un desarrollo orgánico. La historia es un río, no se puede cortar. No tenemos Oeste o Este, sino más bien la historia que se está moviendo y conteniendo toda la cultura humana.

Para romper con la epistemología capitalista, la izquierda tiene que bucear más profundamente en la historia oculta y revivir sus propias tradiciones de libertad y la idea de una utopía de la libertad. A continuación, debe construir una teoría integral proporcionada por la unidad de las ciencias naturales y las ciencias sociales. Esa nueva teoría que se puede llamar 'epistemología de la libertad", que puede servir como un contra-conocimiento para la epistemología capitalista.

(Eleanor Finley es una investigadora etnográfica que trabaja en antropología y ecología política. Actualmente es estudiante de posgrado en la Universidad Amherst de Massachusetts, y miembro del consejo del Instituto de Ecología Social)

envióFMoyano - postaporteñ@ 1487 - 2015-10-16 19:45:46
postaporteñ@_______________________________

Goma y gases en Famatina

MINERÍA POLÉMICA

 “Por más balas de goma y gases que tiren, la gente en Famatina va a seguir defendiendo su tierra con dignidad”, sostuvo la diputada Victoria Donda, luego de que este jueves por la mañana, en la localidad de Angulos, departamento de Famatina, la policía de La Rioja reprimiera el corte que desde el viernes vienen realizando vecinos que se oponen a la minera Midais. Los vecinos intentaron avanzar marchando hasta el campamento de la empresa y la policía respondió con gases y balas de goma, con más de 15 heridos leves, entre otros, el diputado nacional Julio Martínez. Tras golpes y corridas, los asambleístas se reestablecieron en el campamento instalado al lado de la ruta

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). 15/10/15

La policía de La Rioja reprimió con gases y balas de goma a vecinos de Famatina y dirigentes políticos que intentaban avanzar hacia un emprendimiento minero para reclamar su desmantelamiento.

El yacimiento conocido como Midais es atribuido a Miguel Urtube (y no Urtubey, como se creía en un principio) a quien no le resultó difícil conseguir que la Justicia de Chilecito librase órdenes de restricción que prohíba la circulación de un listado de ambientalistas y líderes políticos opositores a menos de 3.000 metros de donde se encuentre el empresario.

Entre ellas, la asambleísta Marcela Crabbe, candidata a diputada para el Parlasur por la Fuerza Cívica Riojana; y el intendente de la localidad, Ismael Bordagaray, quien dijo que en el lugar “hay dos postas policiales y sabemos que la infantería está más arriba. Los que subían antes hasta la toma (de agua) o iban a ver el río no se pueden acercar. Es como otro estado dentro de Famatina, que no sabemos de quién es”

El avance de las fuerzas de seguridad dejó como saldo 2 heridos leves, entre ellos el diputado nacional radical y ex candidato a gobernador Julio Martínez, de Fuerza Cívica Riojana, quien sufrió una lesión en una oreja; el otro afectado fue un empresario identificado como Paulo D Alessandro.

La diputada provincial y asambleísta contra la minería Lucía Ávila se encontraba en la mañana del jueves 15/10 en la localidad de Angulo, a 300 kilómetros de la capital provincial, donde había un corte de ruta que llevaba 5 días, en rechazo de la minera salteña Midais

En declaraciones radiales a FM América, la legisladora relató que "32 policías dispararon balas de goma y gases contra vecinos que intentaban llegar" al campamento de la minera salteña, situado a unos 2.000 metros de altura en el cordón del Famatina, desde la localidad de Angulo, que se encuentra en el cruce de la ruta nacional 78 y río Blanco.

Tras la represión los manifestantes ingresaron camionetas y un jeep al cauce del río Blanco para evacuar a los afectados. Al respecto, Ávila relató que se habían convocado decenas de vecinos decididos a ir hasta la minera, pese a que hay 25 personas de los asambleístas antiminería con orden judicial de no acercarse a menos de 3.000 metros del campamento

La diputada aseguró que algunos manifestantes, muchos de ellos mujeres y niños, lograron pasar "el primer grupo policial, pero recibieron balas de goma y gases". De todas formas, señaló, todas las personas permanecían en el corte de ruta

"El gobernador Luis Beder Herrera debe entender que la decisión es defender el agua y la vida. Por más que repriman, la gente no se va a ir", advirtió la diputada provincial.

Responde el Ejecutivo provincial

Tras el enfrentamiento ocurrido entre asambleístas y la policía en Angulos, el ministro de Gobierno de la provincia, Claudio Saúl acompañado por la plana mayor de la policía realizó una conferencia de prensa en donde afirmó que el conflicto tiene trasfondo político.

En conferencia de prensa el ministro, confirmó que el enfrentamiento entre asambleístas y la policía ocurrió luego de que los primeros no respetaran la orden judicial librada por el juez de Instrucción de Chilecito, Miguel Angel Carrizo, quien prohibió a los asambleístas acercarse a menos de tres kilómetros al Río Blanco y al establecimiento minero MIDAIS SH en la localidad de Angulos

Claudio Saúl, afirmo que "tenemos demostración fílmica y fotográfica sobre la provocación de los ambientalistas a la policía". Además, aseguró que poseen la confirmación de que hay heridos luego del enfrentamiento

En tanto, hizo incapié a que lo sucedido tiene un trasfondo político, de cara a las elecciones del 25 de octubre y con respecto a esto dijo que "nadie puede perturbar al pueblo de Famatina y Chilecito por fines electoralistas"

 

Un periodista uruguayo en el vientre del Cóndor

ENTREVISTA A ROGER RODRÍGUEZ

ESPECTADOR.COM| video

El periodista uruguayo Roger Rodríguez, conocido por sus investigaciones sobre violaciones a los DDHH durante la dictadura cívico-militar, testificó en el caso Cóndor que investiga el fiscal Gianncarlo Capaldo en el Tribunal de Roma por la desaparición del ítalo-uruguayo Andrés Bellizzi, desaparecido en 1977 en Buenos Aires. Bellizi estuvo en el centro clandestino de detención "Club Atlético" donde estuvo retenido con otros uruguayos traídos de Paraguay, explicó a Rompkbzas Rodríguez, quien declaró en Italia junto a la madre de Bellizzi, la italiana María Bellizzi.

En Roma se investiga la muerte y desaparición de ciudadanos italianos en el marco del Plan Cóndor a manos de 32 agentes de las dictaduras de Bolivia, Chile, Perú, y Uruguay. Hay 16 militares y civiles uruguayos acusados, entre ellos el ex marino del Cuerpo de Fusileros Navales (Fusna) Jorge Tróccoli, quien en 2007, cuando iba a ser detenido en Uruguay, viajó a Italia, país donde tiene la nacionalidad.

"Hace años que se viene reclamando que se allanen las casas de varios militares", dijo Rodríguez luego que la Justicia penal allanara la casa del ex director de Inteligencia del Estado, el coronel retirado Elmar Castiglioni, donde incautó decenas de cajas con documentación secreta de la dictadura

http://www.espectador.com/politica/325021/un-periodista-uruguayo-en-el-vientre-del-condor

 

 otra comisión para que toda siga como hasta ahora ¿?

Sueño con serpientes

El MI “no pudo localizar” a 13 militares retirados que iban a ser indagados por el asesinato de Pascaretta.

Angelina De los Santos

la diaria – 15 10 15

Hay quienes desaparecen, y otros que son desaparecidos. Hay quienes ocultan o no ponen empeño en encontrar, y otros que no se cansan de buscar. Entre estos últimos está el Observatorio Luz Ibarburu, colectivo que realiza un seguimiento de las denuncias penales por violaciones a los derechos humanos, y que este martes comunicó que el Equipo Auxiliar de la Justicia en Crímenes del Terrorismo de Estado, dependiente del Ministerio del Interior (MI), “no pudo localizar” a 13 militares retirados que fueron citados el 17 de julio por la jueza Beatriz Larrieu por la causa de Humberto Pascaretta, asesinado el 4 de junio de 1977 después de haber sido torturado y secuestrado por AGENTES DE LA COMPAÑÍA DE CONTRAINFORMACIÓN DEL EJÉRCITO. Dónde están los indagados y por qué el MI no cumplió con la solicitud judicial son preguntas para las que el abogado del Observatorio Pablo Chargoñia, y la fiscal de la causa Ana María Tellechea, no tienen respuesta. Desde el MI, Asuntos Internos, el departamento que tiene en su órbita AL EQUIPO AUXILIAR, DIRIGIDO POR MARÍA STELLA GONZÁLEZ, tampoco da respuestas, porque no da notas a la prensa. Según Chargoñia, aunque es “relativamente frecuente” que no se localice a algún individuo requerido como testigo, el hecho de que para el MI haya sido imposible encontrar a por lo menos uno de los 13 y haya sido comunicado el mismo día de las audiencias -previstas para el martes y miércoles- DELATA LA “INEFICACIA”del Equipo, más aun si se consideran los casi tres meses que transcurrieron entre la citación y la fecha de la audiencia. El hecho también “HACE ILUSORIA A LA JUSTICIA”.“El resultado es que se perdió todo este tiempo, y debido a la agenda del juzgado, es probable que esta audiencia pase a diciembre”, agregó

En ese sentido, también dijo que es previsible que “los defensores de los violadores de los derechos humanos presenten sus habituales chicanas de defensa”: la solicitud de clausura de los expedientes por prescripción, el recurso de inconstitucionalidad de la ley interpretativa de la Ley de Caducidad (Nº 18.831); cuestiones que “demoran y dilatan aun más los procesos”, señaló


Desde la fiscalía, Tellechea aseguró no entender cómo los militares retirados“desaparecen de la faz de la Tierra, porque evidentemente“EN ALGÚN LUGAR ESTÁN”. Explicó que habrá que reiterar las citaciones, “pero esta vez con conducción”, lo que implica que el MI los deberá ir a buscar a su casa y llevarlos a declarar ni bien los ubiquen.
Pascaretta, ex funcionario de UTE, fue denunciado por el directorio de la empresa papelera en la que trabajaba (Cicssa) y secuestrado, torturado y asesinado por militares, entre ellos Eduardo Ferro, quien debía declarar el martes, se afirma en el comunicado del Observatorio. A su vez, se añade que el soldado desertor Hugo García Rivas, quien escribió el libro Memorias de un ex-torturado, también responsabilizó a Armando Méndez, que ya declaró, y al fallecido Carlos Calcagno,lo que ratificó ante la entonces titular del Juzgado del 7º Turno, Mariana Mota. “Nadie ha sido procesado por este crimen”, concluye el comunicado.
Según explicó Chargoñia, la denuncia fue realizada en octubre de 2011 y desglosada del expediente del dictador Juan María Bordaberry. Luego se realizó otra denuncia en la Seccional 1ª de la Policía de Montevideo, que fue agregada a la primera.
El Equipo Auxiliar de la Justicia en Crímenes del Terrorismo de Estado fue creado por resolución del ministro Eduardo Bonomi el 27 de agosto de 2013 porque “la Institución Policial debe adoptar todas las medidas que correspondan dentro de su competencia, con el fin de auxiliar a la Justicia en lo que respecta a la investigación de los crímenes de referencia”

En la resolución se agrega que dentro de sus cometidos está “realizar todo tipo de trámite, parte de una investigación policial en la materia, efectuar todas las coordinaciones pertinentes dentro del MI para que las investigaciones se realicen en forma”. Tareas que en el marco de esta causa “no se cumplen”, aseguró Chargoñia

posta - postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:32:10
postaporteñ@_______________________________

?La guerra es paz? Reciclaje de cascos azules celestes

Como el que está desesperado por salir en la foto “Vázquez viaja a Nueva York y se reúne con Barack Obama”, tituló la Presidencia de la República en su web el 2 de setiembre. Y esa reunión nunca se realizó... porque nunca estuvo prevista, lo que sucedió [fue] una cumbre de los países que participan en las misiones de paz... cuando se generan expectativas altas y basadas en cosas irreales, es lógico que luego los resultados sean bajos. Así, el gobierno sigue alejando la posibilidad de lograr que las relaciones exteriores sean un salvavidas para tener logros políticos concretos” (1)

Las cosas no le salieron a Tabaré tan bien como pensaba, y entonces, cuando le tocó hablar en la Asamblea General de la ONU, se pasó hablando de combatir el tabaco.

Vamos al contexto. En el mundo hay unos 26 millones de efectivos militares y 7 mil millones de habitantes, hay un uruguayo cada 2100 personas pero un militar uruguayo cada mil. El mundo tiene un militar cada 260 personas, Uruguay uno casi cada 130. Tenemos el doble del promedio mundial.

Las “fuerzas de paz” de Naciones Unidas (o sea, su ejército) tienen 125 mil efectivos, son menos del medio por ciento de los ejércitos del mundo. Uruguay forma parte de esas fuerzas, y con ciertos altibajos en los últimos años han sido unos 2600 efectivos, la décima parte de los funcionarios del Ministerio de Defensa. Eso es un 2% de las fuerzas de la ONU, ya no el doble sino más del cuádruple del promedio mundial de participación en éstas. Y veinte veces más de lo que cada país del mundo toma en promedio de su propio ejército para aportar a ese ejercito mundial.

Ahora, Naciones Unidas quiere aumentar sus fuerzas en 25%, Uruguay acompañará esto con un incremento del 13% de sus efectivos en “misiones de paz”.

Un extranjero que no conociese Uruguay podría pensar que esta militarización desproporcionada se debería al espíritu guerrero o militarista de los uruguayos, historia de guerras, necesidades de defensa nacional o intereses de su propio “complejo militar-industrial”. Curiosamente, la justificación que acá escuchamos para esa participación desproporcionada, es la tradición PACIFISTA de Uruguay. Un pensamiento orwelliano, “La guerra es paz”

Supongamos que así fuese, que el gobierno uruguayo tuviese verdaderamente intención de contribuir a la paz mundial participando en eso que se llama “misiones de paz” de Naciones Unidas, creyendo que así ayuda a ese objetivo. Pero ¿cuál ha sido la realidad de estos casi 70 años de la aventura de “paz armada ONU”? Uruguay no está solo en este pensamiento orwelliano, Naciones Unidas también.

Dejemos eso por el momento, todos sabemos que las “misiones de paz” en nada han servido a la paz en todo este tiempo. A poco de iniciadas evolucionaron a ser el “biombo colonialista” que denunció Patricio Lumumba hace 50 años. Ahora, debido a graves problemas en su acción, la propia ONU se plantea una reformulación. El incremento de fuerzas propuesto es parte de este plan; ya vamos a eso.

Primero veamos el caso uruguayo. Sería absurdo buscar en la alta participación en las misiones de paz, algo que comienza en 1993 y alcanza su apogeo entre 2004 y 2010, la motivación para la hipertrofia militar que arranca a comienzos del Siglo XX, un siglo antes. Las razones reales de esta participación desproporcionada no tienen nada que ver con un pretendido pacifismo, todo lo contrario.

Tomo como referencia los trabajos de investigación de Julián González Guyer, uno en especial (2) La forma de hablar de Julián no es la mía, no me parece lo mejor decir las cosas a medias, pero si leemos más allá de sus pruritos académicos resulta obvio que lo que quiere decir es esto que vamos a traducir al liso y llano.

Uruguay no precisa fuerzas armadas para su defensa territorial. En toda nuestra historia nunca sirvieron para eso, ni lo pretendieron siquiera. La hipertrofia militar es un chantaje sistemático que el Estado capitalista hace a la sociedad para disuasión de cualquier rebeldía, además de instrumento último de represión, como lo hemos visto.

De esta manera, nuestra tradición en política internacional fue siempre la solución pacifica de los conflictos. Todo lo contrario al intervencionismo militarista.

La salida de las dictaduras militares en el continente planteó a los gobiernos burgueses que las sucedieron, un problema. Se intentó una solución de compromiso buscando tareas fuera de frontera para los militares. El asunto funcionó bien en general en el continente durante un tiempo, pero la hipertrofia militar en Uruguay era un hueso más duro de roer.

“Nuestras” fuerzas armadas conservan un bunker dentro del Estado, retienen bajo su órbita en forma anti-constitucional instituciones civiles como fuente de recursos adicionales, llevan como cosa normal una contabilidad oculta ilegal con compras ficticias y desvíos de fondos, tienen privilegios jubilatorios excepcionales y el déficit es cubierto por Rentas Generales, un Hospital Militar estamentario pagado por toda la sociedad que es en realidad un hospital de la “familia militar”. A eso se suman sus privilegios políticos, la impunidad por sus crímenes del pasado y la impunidad por sus constantes apologías del delito e intervenciones políticas prohibidas por la Constitución, que la clase política tolera.

Pero la realidad irracional de este peso desmedido de las fuerzas armadas no ha podido contra la fuerza de las cosas. El presupuesto del Ministerio de Defensa ha venido disminuyendo en todos estos años, porque no ha habido más remedio. Se ha llegado a un punto en que mantener sin cambios este tipo de fuerzas armadas es imposible; al mismo tiempo la clase política del Estado burgués no ha encontrado forma de resolver el problema. Su obsecuencia hacia el militarismo es aun más notoria en el gobierno del Frente Amplio, porque debe compensar la débil confianza que ofrece a la clase dominante. Como el travesti que sobreactúa a la mujer, el gobierno frentista sobreactúa su servilismo a la corporación militar.

En nuestro continente, la participación en “misiones de paz” fue una solución intentada para “reinsertar” a los militares. La ocupación Haití fue la forma principal de instrumentar esa propuesta. Una verdadera vergüenza, la “hermandad” latinoamericana basada en el abuso del hermano más débil.

Pero dos cosas hicieron que esto no le funcionase a nuestro gobierno. La lucha del pueblo haitiano, y lo aberrante de las fuerzas armadas uruguayas.

Luego de once años, la MINUSTAH ha demostrado ser un total fracaso. En Haití sigue habiendo una dictadura que el pueblo rechaza cada vez más, la situación social es cada vez más grave y la intervención militar la ha agravado encubriendo el desvío corrupto de la ayuda humanitaria y agregando por su cuenta una cadena de abusos, las Naciones Unidas ya no saben cómo mantener o como sustituir a la MINUSTAH, los gobiernos latinoamericanos acuciados por problemas han comenzado a abandonar a su suerte la aventura colonialista.

Luego de algunos vaivenes, el gobierno frentista terminó, en su tercer período, inclinándose por lo peor. Intentará permanecer en Haití luego de haber fundamentado abiertamente el retiro (“No ser guardia pretoriana de una dictadura”), y ha asumido ese compromiso a pesar de la resolución expresa del parlamento, y a pesar del reiterado rechazo de las principales organizaciones sociales y amplios sectores del Frente Amplio (porque como todos sabemos, no es una organización con democracia interna).

La participación en la ocupación de Haití ha sido el punto en que el conflicto interno del gobierno frentista ha llegado a su extremo, único caso que ha provocado tres renuncias de diputados a sus bancas por no acatar, por razones de principios, la disciplina militar interna, militar por su estilo y por su verdadera finalidad.

También el tema militar es el punto de quiebre de esa disciplina militar al otro lado del espectro frenteamplista. Por primera vez en diez años tres disputados -tres otros- han roto abiertamente la disciplina por la derecha al no votar el artículo del presupuesto que reduciría el llenado de vacantes en las fuerzas armadas, una forma aunque fuese mínima de ahorrar en esta costosa cáscara inútil, no seguir llenando puestos de nada. Pero, como hemos dicho, la clase política uruguaya es incapaz de resolver este problema.

(Un breve paréntesis. Nuestra bola de cristal nos dice que la dama justiciera no resultará tan ciega al comparar indisciplinas. Ninguno de estos rebeldes por derecha perderá su banca. El desacato ni siquiera servirá para aflojar la presión sobre quienes no quieren votar las peores cosas del presupuesto. Sendic “comprendería la decisión de los tres legisladores si no hubiera habido lugar a la discusión y el análisis, pero sí lo hubo”. Nunca fue el caso de la intervención en Haití, año tras año escuchamos la queja de los que votan “en disidencia”, que el Frente debería darse la oportunidad de discutir etc. etc. En diez años, no lo hicieron).

No solo para Haití, también para Uruguay las misiones de paz han traído lo peor. Recrudecer los vicios de la institución militar ya de por sí enferma, desarrollar sus abusos y llevar al gobierno a cubrirlos, hacer campo de orégano a la corrupción, preparar al personal militar técnica y psicológicamente para reprimir a la población civil. Y, pese a que el gobierno pretendía presentar con esto una buena imagen de Uruguay ante el mundo, terminó en todo lo contrario.

A cambio, las fuerzas armadas podrían cumplir así con la necesidad de prepararse para la defensa de nuestro territorio entrenándose en “combates reales” (en la selva africana, por ejemplo), sin importar quién muere en ese “entrenamiento”, o quién tiene razón en ese conflicto. Pero dejemos también eso. Todos sabemos que esos “combates reales” nunca ocurrirán.

Vamos exclusivamente al fundamento bolichero de las misiones de paz para Uruguay. Como el mantenimiento de estas fuerzas armadas absurdas es insostenible, se ha buscado vender sus servicios como forma de solventar sus gastos, como ocurre con cualquier boliche deficitario. Esa es la carne del asunto, lo demás es publicidad.

El canciller Rodolfo Nin Novoa ha hablado del negocio para Uruguay que son las misiones de paz, porque pagamos a la ONU 10 millones y pico de dólares por año (por distintos aportes) y en cambio la ONU "nos paga" 55 millones por nuestra participación en las misiones. La entrevista (3) tuvo algo de resonancia porque Nin confundió a Johnny Jean, joven haitiano violado por militares uruguayos, con Johnny Sosa, personaje de una novela de Mario Delgado Aparaín.

Dijo además sobre ese caso que “Uruguay tiene un protocolo para investigar y sancionar si es el caso a soldados que puedan incurrir en algún desvío de esa naturaleza... [que] ha sido incorporado por el secretario general de Naciones Unidas...”.

Esto nos desvía un poco del tema de las cuentas del boliche, que es de lo que queremos hablar. Aunque es difícil de ignorar, el tema ya ha sido tratado extensamente en las contribuciones de la “Coordinadora por el retiro de tropas de Haití”. Un informe completo sobre los hechos, contestando todos esos argumentos, puede bajarse del sitio de la Institución Nacional de DD.HH. (4). Solamente agregaremos un comentario a esto que dice Nin.

Si se quiere contribuir a la solución de un problema, no vengan con lo que se hace tratando de arreglar el AGRAVAMIENTO del problema que se provocó. ¿Es mérito el esfuerzo en apagar el incendio que, además, hicieron? ¿No sería mejor provocar incendios? Mejor no enviar violadores que inventar protocolos para “investigar y sancionar” los actos de esos violadores.

Ya conocemos el argumento ante esto. “...la exigencia de comportamiento que se hace sobre la Minustah es casi monacal... Es muy duro estar aquí seis meses o un año, para los hombres sobre todo pero también para las mujeres, que en la tarde tienen que salir a correr para gastar las energías”. (5)

¡Pobres muchachos, pobres muchachas! ¿Nadie les enseñó el otro método, por qué no lo incluyen en los cursos? En todo caso, no provocar situaciones que pueden degenerar en estos hechos abominables, no enviar a la institución más proclive a esas conductas.

Pero Nin tiene razón en que la forma en que Uruguay trata estos casos responde a los estándares de Naciones Unidas, la misma “celeridad y transparencia” como lo demostró el caso reciente de violaciones por tropas de la ONU en República Centroafricana. Celeridad en tratar de ocultar todo, transparencia en su objetivo real.

Vayamos entonces a las cuentas del boliche, que nos muestra Nin. En primer lugar, para nada dudamos de su condición de buen hombre de negocios, debe serlo si pudo multiplicar por veinticinco su patrimonio en sus cinco años de vicepresidente.

Nin estima en 55 millones anuales la contribución de la ONU a solventar las misiones uruguayas (Parte de un presupuesto de “Defensa” de 550 millones y hace una cuenta que no es muy difícil, 10%). Queda corto, toma solamente las retribuciones al personal y olvida el aporte para mantenimiento y pertrechos de armas y equipos en escena, que es solo eso porque es Uruguay el que debe comprar esos chiches.

El aporte de ONU, según el estudio de Julián, equivale a un 15% del presupuesto del Ministerio de Defensa (un 15% que se agrega desde afuera a ese presupuesto), que se desglosa en 10% en retribuciones y 5% en ese mantenimiento y pertrechos. La misma relación (2 a 1) es aproximadamente la que hay en el Ministerio de Defensa entre sueldos y todo lo otro. Y en escena y según Julián, Uruguay y ONU empardan en cifras, en ambos rubros. Redondeemos en 500 millones de dólares anuales para el presupuesto en Defensa, simplificando para no enloquecer al lector. Son 2500 millones en el quinquenio. A esto hay que agregar un proyecto ya comprometido de compras de armamentos y equipos por 500 millones más. Eso por ahora no lo veremos porque es futuro. Empecemos en lo que es realidad actual.

Por lo tanto, ONU paga 50 millones anuales en viáticos al personal en operaciones, y otros 25 millones en mantenimiento y pertrechos en escena, un total de 75 millones de dólares anuales.

Uruguay iguala esas cifras en escena, 50 millones en sueldos y sobresueldos (que se pagan a los que van en misión), 25 en compra de armas, municiones y equipos. Los conceptos son distintos pero las cifras resultas similares al final. Estos chiches salen caros pero también es caro mantenerlos porque la guerra es estresante también para los fierros. Al final queda una chatarra inútil que saldría más caro traerla al país que lo que vale. Esos 25 millones que pone Uruguay en fierros, balas, etc., es guita perdida.

Pero Uruguay debe pagar también la retaguardia de esas fuerzas en escena, un contingente en preparación para relevar a los que fueron, y bancar la recuperación, atención médica y psicológica, y licencias de los que han vuelto. Eso triplica la gente, aunque los que están acá no tienen ese 50% extra, todavía no o ya no, según el caso. Pero los gastos que generan tanto en preparación (incluyendo esos cursos sobre el respeto a los Derechos Humanos) como en recuperación (incluyendo investigaciones, juicios y cana en algún caso), son grandes.

De modo que en relación a las retribuciones del personal en misión (50 millones que paga Uruguay) tenemos, tomando los sueldos pelados pero del doble de gente, y la parte correspondiente de fierros, infraestructura etc., todo eso, suma 100 millones.

Uruguay gasta 175 millones de dólares anuales en las misiones (75 en la escena, 100 en retaguardia), la ONU "ayuda" con 75. El costo anual total es de 250 millones. Equivale a LA MITAD del presupuesto de “Defensa”. ¿Y cómo se distribuye? 70-30, Uruguay paga el 70%, la ONU pone 30.

Más simple, unos 20 millones por mes. Uruguay paga 14, la ONU 6.

Muy cierto es, Uruguay no paga él solo ese equivalente a la mitad del presupuesto de “Defensa”, destina a pagar las misiones un35% de ese presupuesto, lo pagamos nosotros.

Estas son las cifras reales del boliche. Nin acomoda las cuentas para que le cierren, porque la otra opción es cerrar el boliche.

Hay que agregar algunas cosas.

Como se ha dicho, el gobierno ya se ha comprometido (a espaldas del parlamento, después votarán por “disciplina partidaria”) a una partida extra-presupuestal de 500 millones para compra de armas y chiches varios. Es asombroso el lenguaje de Fernández Huidobro al decir que se pagará en “varios gobiernos”. SE PAGARÁ, ese es el tema. Si es en gobiernos futuros peor aún, porque el que toma la decisión es ESTE gobierno, hipoteca el futuro, le deja la cuenta para que paguen los que van a venir. Vaya viveza.

Es un incremento presupuestal de un 20%, que pagaremos todos. Un incremento que es simultáneo al recorte presupuestal general que tanto problema crea, y que se contrabandea por el costado. Pero veamos la cifra más de cerca. Ese 20% es en gastos en equipos militares y armas, un rubro que es la tercera parte del presupuesto de “Defensa”. Entonces, 20 sobre 33 es un aumento del 60% en gastos en armamentos y equipos militares.

Obviamente, ni siquiera allí queda la cosa. A nadie se le ocurre comprar armas y equipos que no se van a usar. Para usarlos habrá gente. No será porque el personal de “Defensa” aumente, sino porque su distribución interna se distorsionará más todavía. Hoy, por el mecanismo rotativo, hay un 30% de ese personal afectado a las misiones.PASARÁ A SER EL 50%.

Y hay que decir algo más. Que no es algo más, es la clave de todo.

Todo ese costo implica un beneficio para alguien. ¿Para quién? Naciones Unidas es socio minoritario en los costos, paga un 30. Pero se queda con TODO el beneficio, el 100%. No es que la ONU ayude a Uruguay con un 30% de “nuestros” gastos, porque es la ONU quien usa el producto, URUGUAY FINANCIA A LA ONU.

Voy a pintar a la casa del vecino, y él también pinta. "Generosamente" pone la mitad de la pintura para pintar SU casa. La otra la pongo yo. Y me dicen que eso que pone el vecino es su "ayuda" para mí. ¿Acaso soy tarado?

Pero no, el argumento para decir que ese no es su beneficio, es que no es "su" casa. ¡Cierto! Es la casa de otro flaco en la que él se metió de prepo y me llevó a mí. A la hora de la verdad, resulta que no me llevaron para pintar sino para robar gallinas. De cada 10 gallinas que logro con mi "afanoso esfuerzo", al generosidad del jefe de la gavilla me permite traer 3 a casa. Es la "ayuda" que recibo.

¿Es todo esto la forma de contribuir a la paz mundial? Lo veremos en otra oportunidad. Nos quedan otros temas por tratar.

La discusión presupuestal ha puesto nuevamente en primer plano la utilidad o no de las fuerzas militares para Uruguay. Ya nadie gasta saliva pretendiendo que estas fuerzas sirvan para “defensa nacional” que es título que tienen, y el cometido constitucional. De modo que la saliva se viene usando en otras cosas, como ser “vigilancia” (mar territorial, espacio aéreo). Este sofisma merece un capítulo aparte, ya lo veremos. Pedir más mar a vigilar para justificar el aumento en gastos de vigilancia, o vigilar la riqueza ictícola al mismo tiempo que se funde la industria pesquera, y similares; queda para otra oportunidad.

Habría que hacer también un pequeño comentario sobre las “otras cosas” que harían las fuerzas armadas según se alega, llevar comida a los evacuados de las inundaciones, juntar basura si los que deberían juntarla no lo hacen, estar en perímetros carcelarios para bajar a balazos a los que se fuguen, y demás. No entraremos ahora en esos disparates, luego los veremos. Solo una cosa. Si son tan importantes esas “otras funciones” de las fuerzas de defensa que no sirven para defensa, tengamos presente que los que no estén en el país (o están para irse o recién volvieron) no podrán cumplir con esas funciones tan útiles. El 50% no podrá hacerlo.

Nos queda un último tema, la famosa “casita” que se pueden comprar los pobres soldados que salen en misión.

Si el Estado uruguayo quiere tener una función de asistencia social a la pobreza, mayor a la poca que tiene, me parece bien. Si se quiere que la gente así asistida responda con una contraprestación, cosa que se ha discutido mucho, discutamos también si es la mejor contraprestación esa que no queda en el país, la que hace daño a otros y también a nosotros. El argumento es que las misiones dejan unas casitas. Habría que ver si hay una forma más digna de llegar a esas casitas, pero ahora nos concentraremos en el costo y beneficio, en cifras.

Lo que sí es interesante es el argumento de considerar a las fuerzas armadas como paliativo del desempleo. Los mismos que hablan pestes del exceso de empleos públicos, hablan como algo imprescindible del exceso de empleo militar, reconociendo así que son empleos parasitarios. Y, de paso, que no hay políticas productivas de creación de empleo.

Pero vayamos a los números, que es el tema de esta nota. 

Dos tercios de la tropa han pasado por las misiones. En el caso de la oficialidad es un porcentaje bastante mayor, un 75%. Ya eso marca un sesgo indiscutible. Ese 15% más indica que este dispositivo es más importante para la oficialidad y los mandos, por su motivación, por su impacto estructural, y también por los beneficios personales que resultan. Pero de esto no se habla, el tema son las casitas para la tropa, de modo que centrémonos en eso, aunque la alternativa resulte obvia: podrían atenderse más las necesidades de la tropa ahorrando en los privilegios de los oficiales.

En este punto no hay estudios, tendremos que hacer las cosas a ojo.

De los 26 mil funcionarios del Ministerio, 20 mil son tropa militar, y de eso 2/3, son 14 mil. Tomemos el período significativo de participación uruguaya en misiones de la ONU, unos 20 años. Para que un soldado pueda costearse una casita necesitará 3 o 4 misiones como mínimo, le llevará unos años y no todos llegarán a ese grado. Una estimación muy generosa diría que habrían llegado a esa meta tal vez la mitad, 7000 casitas en 20 años. Eso es lo que le queda en definitiva a Uruguay de las misiones.

Es una estimación grosera pero más que generosa, una casita por día. De ser así, sin duda habría un periodista con una cámara mostrando la casita, si además fuese presentable. Pero estimemos eso. Estimemos además el valor de esa modesta casita en unos 20 mil dólares. Simplificamos las cifras, 7000 casitas en 20 años a 20 mil dólares c/u, son 7 millones por año.

Un plan de asistencia social muy modesto, por cierto, además de ser totalmente desprolijo y falto de control, librado a lo que salga. Pero no debemos olvidar que Uruguay paga el 70% de ese costo asistencial, que bien podría pagarlo de otra manera, con otra instrumentación y otros controles.

TODO ESTE ROLLO viene porque la ONU nos ayuda con el 30% de este torpe plan asistencial, 2 millones por año. De 350 casitas, nosotros pagamos 150. La ONU pagó 100. Es todo lo que nos dejó, y se llevó el 35% de los recursos de “defensa” del país; ahora pasaría a llevarse el 50%. Y el gran negocio para el país, es que en vez de 100 casitas, al cabo de unos diez años serían 140.

Esas son las cuentas del boliche. El problema es que cuando uno tiene un boliche hay que hacerlo rendir, o cerrarlo. Este boliche tiene hoy graves problemas, produce un servicio de “guardias pretorianas”. La forma de hacerlo rendir y que las cuentas cierren es aumentar su productividad. Para eso hay que invertir, ese es el plan. Invertir y renovar el boliche tratando de evitar que cierre.

Pero con eso no hacemos nada, se necesita conseguir clientes, porque sin eso no habrá mayor productividad de valga. A eso fueron a Nueva York, clientes para guardias pretorianas.

Dictaduras, por supuesto. Guardias pretorianas de dictaduras. Los gobiernos democráticos, generalmente, no compran esos servicios.

1)http://www.elobservador.com.uy/el-viaje-vazquez-eeuu-expectativas-altas-bajos-resultados-n682926

2) La contribución de Uruguay para operaciones de paz de Naciones Unidas: acerca de las motivaciones y la interpretación de su record. http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?pid=S1688-499X2014000100002&script=sci_arttext

3) http://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/nin-novoa-afirmo-

que-uruguay-esta-tomando-protagonismo-en-el-panorama-diplomatico/

4)http://inddhh.gub.uy/wp-content/uploads/2013/09/Coordinadora-por-retiro-de-las-tropas.pdf

5) http://historico.elpais.com.uy/13/01/12/pnacio_687903.asp

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:17:09
postaporteñ@_______________________________

Rubem Fonseca: Prediciendo El Futuro

Por Juan Luis Berterretche

Para quienes la literatura es una inspiración constante en su trabajo periodístico no nos puede sorprender la capacidad de vaticinar el futuro que las obras literarias contienen.

Releyendo un libro del eximio Rubem Fonseca, Vastas Emoçoes e Pensamentos Imperfectos, me encontré con un personaje secundario, que en lectura anterior, no medí en su verdadera importancia. El personaje central es un director de cine carioca obsesionado con la obra literaria de Isaak Bábel y su interés en realizar un film en base a la historia Caballería Roja, del escritor ruso.

El protagonista tiene un hermano que define como “tele-evangelista”, que le encargó la realización de un film, para su programa semanal de TV y lo hostiga diariamente con sugerencias sobre el guión. En su primera aparición en la novela lo llama para indicarle que sea más directo en relación al pedido de dinero, “como los americanos”  le explica. El personaje central hace para el lector sólo un comentario tajante “Una  conversación detestable”.

En páginas posteriores el protagonista nos hará una presentación biográfica de su hermano José: “La iglesia de él era la Iglesia Evangélica de Jesús Salvador de las Almas. Más de diez mil personas contribuían todos los meses voluntariamente para la Iglesia con parte de sus salarios. La mayoría empleadas domésticas y trabajadores que recibían salario mínimo.” Y completa la personalidad de su hermano describiendo: “José sabía vender. Dejara de estudiar cuando era niño para vender cosas. Fue mercachifle, vendiendo productos contrabandeados, después vendió enciclopedias puerta a puerta, después autos usados, ahora vendía salvación de las almas.”

El libro, que es de 1988, nos devela la estrategia política evangélica que estamos presenciando hoy -27 años después-en toda su intensidad. En una conversación el hermano pastor le confiesa al protagonista: “Los evangelistas, precisamos de una representación fuerte en el Congreso.”  Y le agrega en tono íntimo una revelación encubierta del evangelismo:“”Te voy a sorprender: hermano, no está lejos el día en que tendremos un pastor en la Presidencia de este país”

Retornando al oscurantismo medieval

Hasta ahora esta profecía literaria alcanzó un escalón inferior. Tenemos al evangélico corrupto y retrógrado Eduardo Cunha en la presidencia de la Cámara de diputados, dirigiendo una bancada de lobistas empresariales (corporaciones, constructoras, mineras, etc.) junto a los terratenientes del agro-negocio y los parlamentarios que defienden la violencia represiva. Y en el senado un presidente -Renán Calheiros- con varias denuncias de corrupción y un programa “Agenda Brasil” que reúne todas las propuestas del neoliberalismo: un nuevo pacto conservador para un posible ciclo de expansión capitalista, con el apoyo de la institucionalidad petista. El resultado es una andanada de efectos funestos:

-El régimen de "tercerización" del empleo se aplicaba a servicios que no tienen vínculo directo con la labor de las empresas, como limpieza, alimentación, seguridad y transporte, pero, con el Proyecto de Ley 4.330 aprobado en abril de 2015 por la Cámara, podrá extenderse a todas las actividades, incluidas las referentes al propósito final de la compañía. Una medida para provocar mayor precariedad y reducción salarial y recorte de derechos sociales en los puestos de trabajo.

-Según el PL 34/2015, los productores de alimentos podrían retirar el símbolo “T” dentro de un triángulo amarillo de los envases, que identifican la presencia de transgénicos en el producto. Es una resolución para que el consumidor pierda el derecho de identificar los alimentos realizados con semillas bio-degradadas.

-La votación en la Cámara de la PL 6583/13, una interpretación sobre la composición de la “familia” que excluye toda forma familiar que no se trate de un matrimonio heterosexual clásico -en la concepción estrecha del fundamentalismo religioso- contrariando el art. de la Constitución Federal que indica que todas las personas son iguales ante la ley y varias disposiciones que protegen derechos democráticos avanzados sobre el tema. Promoviendo además abiertamente la homofobia sobre la que han hecho todo lo posible por impedir su penalización

-Proyectos de ley que penalizan más aún el aborto aún prohibido en Brasil. Como el PL 6583/13 que prohibiría el uso de la “pastilla del día después” para las mujeres violadas. Obligando a la mujer víctima a procrear un hijo resultado de una relación sexual violentada. Indicando un grado inaudito de perversión moral contra los derechos de la mujer. Y culpabilizándola de alguna forma con la violación

-En agosto de 2015 la Cámara de Diputados aprobó una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) a favor de la reducción de la edad a 16 años para la  responsabilidad penal en los delitos graves. A pesar que está demostrado por la experiencia mundial que ese tipo de medidas no reducen el delito común que tiene su origen principal en la pobreza y la desigualdad. Medida cuyo resultado será un aumento de la persecución policial y judicial sobre niños y adolescentes. Dando un nuevo empuje al genocidio institucional de jóvenes negros instaurado en Brasil

-En agosto de este año la Cámara aprobó el  Proyecto de Ley 2016/15, una ley anti-terrorista de modelo estadounidense, que permitiría acusar de terrorismo a movimientos sociales que se defiendan de la represión policial o a los favelados que queman ómnibus cuando la policía ejecuta pobladores, como única forma de denuncia de la represión. Es una ley que estimula el único terrorismo existente en el país y en el continente: el terrorismo de Estado, como denunció el diputado federal Jean Willis (PSOL-RJ). Las cifras lo comprueban: las muertes provocadas por policías civiles y militares en Brasil en 2014 son, al menos, 3.022 una media de 8 por día, superando las víctimas del 11 de setiembre en EUA. Un crecimiento del 37% respecto al año anterior. Y donde no son contabilizadas las matanzas realizadas por los grupos de exterminio integrados por policías en actividad

-El intento de aprobar el Proyecto de Enmienda Constitucional 215 en noviembre de 2014 con nuevas enmiendas, donde queda explícito el fin de la demarcación de nuevas tierras indígenas y propone reabrir procedimientos administrativos ya finalizados para legalizar la invasión, la apropiación y la explotación de tierras indígenas demarcadas.  Esta propuesta que fue derrotada en 2014, en marzo de 2015, con la nueva composición de la Cámara, fue desarchivada por Eduardo Cunha, reinstalando una comisión para llevarla a una nueva votación en diputados

Parte de estos proyectos no han sido todavía aprobados por el Congreso, falta la votación en el Senado

Final abierto

Algunas cosas nunca mudan. La historia demuestra que sigue siendo imposible que la burocracia evolucione, aprendiendo algo de sus propios errores. Y para la burocracia institucional es peor aún, le resulta inadmisible desligarse de la turbulencia de impunidad y privilegios que la acuna y la ciega.

Eduardo Cunha está acusado ante el Supremo Tribunal Federal (STP) de haber recibido U$S 5 millones de coima en la corrupción investigada por la operación Lava Jato. Y ya se conoce su mecanismo de  “lavado de dinero”: en Brasil utilizó la iglesia donde concurre como acólito, ingresando las coimas como “colaboraciones” y en Europa con empresas fantasmas en paraísos fiscales y cuentas de ellas en bancos suizos. Eso es lo que informó el Ministerio Público de Suiza a la Procuraduría brasileña. Existen entonces dos razones para separarlo del cargo: por omisión en la declaración de bienes y por mentir que no tenía cuentas en Suiza a la comisión parlamentaria que investigaba la corrupción en Petrobras. Y quedaría pendiente aún su juzgamiento como corrupto. Mientras el omitía y mentía su esposa gastaba millones con las tarjetas de crédito de estas cuentas, en sus viajes de compras por Europa.

La comprobación inapelable de su accionar corrupto ha jaqueado al presidente Eduardo Cunha y nos está salvando, por ahora, de un futuro pastor en la presidencia de Brasil.

Pero hay algo que Fonseca no podía prever. Es que este crecimiento de los evangélicos y el Capital en el Congreso se deben al plan de desarrollo económico del “lulismo” promoviendo el agro-negocio y una alianza con el empresariado nacional y el capital financiero en un plan en donde “todos iban a ganar”. Esa fantasía es lo que hoy se derrumba en medio de una crisis de hegemonía política y un repudio social al actual gobierno petista, que hoy solo cuenta con poco más de 7% del apoyo de la ciudadanía. 

JLBerterreche - postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:05:56
postaporteñ@_______________________________

Antes de Entrar en la Guerra de Siria

Dije en notas anteriores que el régimen sirio es burgués, reaccionario y represor, que inició la violencia en Siria reprimiendo manifestaciones opositoras pacíficas, y que estar contra las agresiones imperialistas no obliga de apoyar a cualquier gobierno que esté enfrentado con el imperialismo.

Son tres afirmaciones, las dos primeras se refieren específicamente a Siria y las debo demostrar, las dejo para otra nota. Aquí quiero desarrollar mi tercera afirmación, porque es en ese sentido que he recibido algunas críticas. Y voy a referirme a una nota de Luis Sabini en PP Nro. 1482, y a un correo que me envía un compañero en forma personal, y por lo tanto simplemente llamaré "J".

Es esta una discusión en una perspectiva más general, poniendo varios ejemplos de agresiones imperialistas diferentes. Las opiniones de J coinciden en buena medida con las de Pelusa en PP 1480 y se pueden resumir así:

Si estás contra el imperialismo debés estar con el gobierno agredido por el imperialismo, y por ende si estás contra ese gobierno estás con el imperialismo

Y de esa forma general de pensar, deducen que yo debí haber estado junto al imperialismo en las guerras de Irak y Libia, y ahora J agrega la Guerra de las Malvinas.

El planteo de Sabini viene por otro lado: "El sistema de poder con eje en EE.UU. (mejor dicho en EE.UU.-R.U.-Israel) no necesita crímenes de sus víctimas potenciales para actualizar una acción contra ellas.  Es cierto que los elencos de poder con asiento en EE.UU. invocarán verdaderos defectos o falencias de las posibles víctimas  de su expansión y creciente dominio mundial. Pero el mecanismo de poder y expansión tiene su propia dinámica, su propia necesidad. Si no puede recurrir a verdades para alcanzar determinado objetivo,  recurrirá a falsedades o sabotajes. Así ha operado ITT, Henry Kissinger,  EE.UU. contra Allende en los ’70".

Luego Sabini continúa citando otros casos de conspiraciones imperialistas en la periferia. Pero me quedo en Allende por su enorme importancia y porque el concepto político sobre este caso es muy claro. Quiero entonces en esta nota referirme tan solo a estos dos ejemplos de agresiones imperialistas ocurridas en nuestro continente, que por eso importan tanto: las sufridas por los gobiernos de Allende y Galtieri

Nada que ver, ¿no? Difícil encontrar cosas más opuestas en nuestra historia, el que fue derribado por un golpe de estado militar pro-imperialista, y el militar golpista pro-imperialista. La naturaleza del enfrentamiento que tuvieron con el imperialismo fue muy diferente.

Los argumentos son también diferentes. La objeción de Sabini viene por este lado: Yo digo que si un gobierno al que el imperialismo quiere desplazar comente crímenes contra su pueblo, esos crímenes le dan pasto al imperialismo. Sabini dice eso es irrelevante porque de no contar con eso el imperialismo igual buscará la manera, y pone el ejemplo de Allende que obviamente no cometió crímenes contra su pueblo ni era un gobierno reaccionario represivo. La objeción de J y Pelusa viene por otro lado, dicen que el que da pasto es el que condena esos crímenes, o los pone en primer plano, por encima de la agresión imperialista.

Quiero ser muy cuidadoso al responder a estos compañeros, no quiero tergiversar en nada sus palabras y quiero entender la esencia de su razonamiento, si no la discusión no tendría sentido.

Esto dice Sabini:"EE.UU. no ataca o invade a regímenes despóticos, como el de Assad o el de Hussein. Ataca, engulle, porque “necesita”. Así pasó con las tierras norteamericanas, con México, con los casos de Chile, Irán y tantos otros. Y lo que necesita es oro, petróleo… lo que necesita  es lo que lleva a invasiones, guerras… y si no hay crímenes que achacar (generalmente hay), se los remodela, se los genera…".

Sabini no me acusa de estar con el imperialismo, solamente dice que si hay crímenes o no de esos gobiernos -que puede haberlos- no es lo que importa porque eso no es el móvil del imperialismo, y es en ese sentido que estoy equivocado. Por lo tanto no le voy a contestar cosas que no dijo.

Estoy de acuerdo con Sabini excepto en un aspecto. Para mí, si un gobierno es reaccionario y criminal, no es irrelevante, aunque esté atacado por el imperialismo. Yo estoy en contra de los dos crímenes, contra la agresión imperialista y contra los crímenes de gobiernos reaccionarios, Y no es el caso de Allende. Por eso distingo Allende de Galtieri. No son lo mismo. Condeno al imperialismo en ambos casos, pero defiendo a Allende y no a Galtieri.

Es en este punto que las objeciones de los compañeros difieren. No tengo más remedio que tomarme la libertad de citar una parte de la nota que me envía J:

"Allí (en Medio Oriente) no hay posibilidades de alinearse con todos, ni tampoco de estar contra todos...  Es necesario tomar partido. No es que uno esté a favor de Rusia ni a favor de Putin, ni a favor de,  o en contra de Asad, ni tampoco cómo es cualquiera de esos regímenes. El tema es el imperialismo... porque en esa realidad no importa cuál es el régimen político de Siria ni de Rusia ni de Irak, sino de quienes son los que financian esa guerra y por qué lo hacen... Porque si no es así, si uno piensa que realmente se va a alinear o va a hacer pesar de cualquier manera que fuera, el régimen interno de cada país, entonces tendríamos que apoyar todas las intervenciones políticas o militares del imperialismo...  Por más vueltas que le des, si pensás de la manera que lo expresas en tu nota, pero también en tu aclaración a Pelusa, entonces no hay duda de que si le sacamos el disfraz, resulta que vos apoyaste la invasión de Afganistán, de Irak, de Siria, y también que en la Guerra de las Malvinas estabas con Margaret Teacher"

Ese es el argumento que yo he llamado binario, es el que ha sido ampliamente usado por el estalinismo, y también, ya que estamos, por el imperialismo todos los días para justificar sus acciones:Si no estás conmigo estás contra mí

Hay una cosa que debo aclarar en este caso, antes que nada.

Estuve y estoy en contra de las agresiones imperialistas en Afganistán, Irak, Libia, Siria y las Malvinas. Pero eso no es lo que importa, no escribo acá para reivindicarme. Cuando la agresión a Irak no hubo ninguna discusión. Fue sobre Libia que las hubo, y ya aclaré extensamente mi posición, no la voy a repetir por tercera o cuarta vez. No creo en ese argumento binario, y porque me lo repitan, tampoco creo. Pero lo que debo aclarar es otra cosa. Cuando la Guerra de las Malvinas ME EQUIVOQUÉ

Estuve en contra de la agresión inglesa y lo estoy, pero en ese momento creí en ese argumento binario, y apoyé al gobierno argentino. Hoy ya no pienso así, y por eso asumí una posición diferente en otros conflictos posteriores

El gobierno de Galtieri era una dictadura militar genocida, con terribles crímenes en su historia. Era, obviamente, nuestro enemigo. En ese momento la resistencia del pueblo argentino estaba en un proceso de crecimiento sostenido, habían comenzado las manifestaciones masivas de repudio, luego de años de pasividad forzada por el terror.

En ese punto la situación podría ser comparable con Siria cuando comenzó su Primavera Árabe (2011) con manifestaciones opositoras masivas. Pero en este punto esos gobiernos toman caminos diferentes. Bashar al-Asad lanza una campaña de represión violenta, los milicos argentinos tal vez hayan pensado hacerlo pero calcularon que los llevarían puestos. Entonces hicieron otra cosa: una maniobra de distracción. E invadieron las Malvinas.

Hubiese sido, pongamos por caso, como si  Bashar al-Assad, que siempre tuvo control de medio Líbano, hubiese buscado un respiro de distracción apelando al nacionalismo y atacado a Israel. En su caso prefirió atacar violentamente a gente desarmada en su propio país, le pareció más fácil. Esa gente era el pueblo sirio, pero eso para él era un detalle.

Los milicos argentinos no tenían que  recurrir a una distracción nacionalista tan exigente, les costaba mucho menos, e invadieron Malvinas. Mientras fue una ocupación sin necesidad de enfrentamiento armado les fue bien.

La reacción masiva del pueblo argentino fue respaldar esa acción, y alinearse detrás del gobierno a pesar de su historia sangrienta.

Y acá en Uruguay, unos cuantos giles, contándome a mí, también entramos

Yo no caí en el posible error del que habla J, y lo transcribo:

“...era muy tentador apoyar a Inglaterra que se estaba enfrentando a una siniestra dictadura militar, y se abría la posibilidad de que cayera la dictadura argentina. Pero hubiera sido un error inexcusable, ante un hecho concreto,  justificar el "derecho" que puede tener Inglaterra a mantener una colonia distante 10000 Km de su territorio..."

No fue ese el error en que caí, sino en el contrario. Siempre creí que los que tienen que hacer caer una dictadura sangrienta son los pueblos, y no una policía mundial imperialista. Por eso, ante el argumento binario, tomo en cuenta este otro caso que voy a citar (Hay muchos más, pero este rompe los ojos).

En 1994 EEUU invadió Haití, barrió con una dictadura miliar sangrienta de los Tontón Macoute que habían derrocado en 1991 al presidente electo y de izquierda Aristide, y lo reinstaló en la presidencia. De llevarme por el argumento binario debería elegir si estoy con la invasión yanqui o estoy con los militares fascistas.

Me animé a eso que J dice que no se puede, estar contra de las dos partes. Debo decir que J solo refiere su argumento a Medio Oriente debido al grado de enfrentamiento que allí ocurre, no pretendo ponerlo frente a este otro caso. Al tomar esa "posición ni-ni" yo no sabía -mucho después me lo dijeron los haitianos- que lo mejor de izquierda haitiana tuvo una posición parecida

Pero vuelvo a Malvinas. El gobierno de los militares fascistas argentinos tuvo su cuarto de hora de respiro nacionalista al haber ocupado las Malvinas. El pueblo argentino lo apoyó. ¿Y para qué usaron eso? Para lo peor.

Todos sabemos lo terrible que fue, lo irracional, lo inútil, que ni siquiera les sirvió a los milicos para prologar la dictadura. Pero sirvió para una cosa.

Hay que aprender de los errores. Estar en contra del colonialismo y el imperialismo no significa que haya que apoyar a cualquier aventurero fascista que venga con versos nacionalistas a enfrentar al imperialismo por un día, y seguir luego masacrando a su pueblo. En eso sí, NUNCA MÁS

Cuando discutí la guerra de Libia recordé una consigna de Trotsky por la que me guié muchos años: Junto a la monarquía del país oprimido, contra la "democracia" del país opresor.

Pero hoy he cambiado de posición

El mundo se "modernizó", y en vez de monarquías tenemos hoy en los países oprimidos dictaduras, terrorismo de estado, autocracias patrióticas, "repúblicas islámicas", etc. Eso importa poco, lo que digo hoy es:

Contra la "democracia" del país opresor, contra la monarquía (o esas otras cosas) del país oprimido.

Contra la "democracia" del país opresor quiere decir que estoy en contra de la "democracia" colonialista de plantar regímenes "a su imagen".

Contra la dictadura del país oprimido quiere decir que esos regímenes OPRIMEN al país oprimido, no estoy JUNTO a esos opresores, estoy en contra.

¿Por qué estamos contra el imperialismo? Porque estamos por la liberación de los pueblos. Estamos junto a los gobiernos de liberación, estamos CONTRA los gobiernos de opresión. Tirarse unos tiros con el imperialismo no alcanza para que un gobierno sea de liberación

Quiero terminar esta nota (después hablaré de Siria) diciendo algo sobre Allende. Era un reformista, cometió errores muy graves (errores, no crímenes) que facilitaron el golpe, como confiar en Pinochet, desarmar a los obreros, etc. Pero casi no tiene parangón en la historia de nuestro continente. El sí cayó en combate.

El gobierno de Allende, más allá de sus errores y falencias, estaba inscripto en un proceso de liberación. El de Galtieri, ni hablar.

El contenido interno de un régimen, y si comete crímenes o no, sí que importa.

FERNANDO MOYANO

 

Guerra social y telaraña imperialista en Siria (2011-2015)

Con esta publicación (de PI)  queremos realizar un breve balance sobre lo que ha (en posta lo haremos por capítulos dado su extensión) acontecido en Siria desde que comenzara la sublevación proletaria en marzo de 2011. Basado en informes, discusiones, investigaciones, textos y análisis internos, que han ido circulando entre nuestros compañeros, este texto es parte de la tentativa de nuestra clase de hacer un balance de lo sucedido en esa región. Lo acontecido en Siria es un reflejo de la situación del proletariado en otros lugares del mundo, tanto por la fuerza insurreccional de la lucha en sus comienzos como por las canalizaciones burguesas que se han logrado imponer. La cantidad de fuerzas e ideologías burguesas actuando en la región, así como sus complejas alianzas y enfrentamientos, solo se explica por la necesidad de sometimiento del proletariado insurrecto. El auge del islamismo radical, así como el del nacionalismo kurdo, son partes inseparables de ese proceso de encuadramiento del proletariado. Aunque la lucha proletaria no está separada por las fronteras, es presentada como si así fuera, todas las noticias son presentadas país por país. Por esta razón, resulta tan difícil captar y analizar lo esencial: las contradicciones de clase, necesariamente internacionales. Todo se somete a la telaraña comunicativa de la guerra imperialista. Es la telaraña de las comunidades ficticias, de lo interimperialista, de las noticias digeridas y deformadas por los medios. Nuestro texto se sitúa en una perspectiva internacional e internacionalista que busca romper esa telaraña de nuestro enemigo histórico.

 Capitulo 1

Introducción

La sublevación proletaria iniciada en Siria el 15 de marzo de 2011, que hizo tambalearse a las distintas fuerzas y organismos de la burguesía, fue parte del gran movimiento proletario que atizó el norte de África y Oriente Medio entre los años 2010–2012. A lo largo de esos años, ese amplio movimiento prendió como una mecha propagándose rápidamente por una gran cantidad de países. A pesar de sus innumerables debilidades, la fuerza internacional que materializó ese movimiento en su extensión, expresa esa realidad que es el proletariado: una clase mundial que vive bajo el yugo del capital y está determinada históricamente a pelear para romper sus cadenas. Expresa la esencia de ese sujeto cuando tiende a constituirse en clase: la rebelión, la de manifestarse, en su afirmación, como enterrador de la sociedad de clases y hacer añicos la civilización capitalista erigiendo sobre sus escombros la verdadera comunidad humana. La burguesía reaccionó rápidamente intentando por todos los medios dividir al movimiento, destruyendo esa peligrosa sublevación unitaria en favor de toda una serie de protestas nacionales. Los límites mismos de ese movimiento permitían maniobrar con relativa facilidad a nuestro enemigo en ese sentido. Pese a que nuestra clase rebasó con su lucha los marcos nacionales, pese a que actuó y se sintió como una fuerza internacional, las ideologías que flotaban sobre el movimiento fueron reimponiendo el estrecho marco nacional y local. Porque incluso las estructuras que la lucha fue generando estaban influenciadas, si no dominadas, por ideologías burguesas nacionales, localistas, etc. En ese sentido, la lucha revolucionaria del proletariado en Oriente Medio y el norte de África, que iba enfrentándose a todos los Estados y al capital en todas partes, que se criticaba y se contraponía a lo mismo, que partía de los mismos problemas, y que llegó a expresarse en los hechos como movimiento internacional,/1 fue incapaz de asumir todas las implicaciones a las que impulsa el internacionalismo. Todas las fuerzas contrarrevolucionarias del mundo infiltradas en el movimiento imponían ideologías democráticas, de liberación nacional, gestionistas, comunidades religiosas, raciales y un largo etcétera empujaban al proletariado al marco nacional. Es así como la burguesía puede maniobrar y neutralizar la potencia de nuestro movimiento. La lucha acaba convirtiéndose en una lucha particular de Túnez, de Egipto, de Argelia, de Siria, del Kurdistán iraquí, de Libia, de Yemen… desplazando la lucha contra el capitalismo mundial. Y en ese marco florecen y se reproducen todas las soluciones nacionales y canalizaciones burguesas: recambios parlamentarios, elecciones, concesiones económico–jurídicas, expresiones étnico–religiosas… acompañadas siempre, claro está, del garrote, de la represión estatal. Las dinámicas locales priorizarán tal o cual elemento a utilizar por nuestro enemigo para machacarnos. El proletariado caminará así a su propia derrota. Al mismo tiempo, allí donde todas esas medidas no logran imponer la paz social, la cuestión fundamental para la burguesía será repolarizar la situación, transformar las contradicciones de clases en enfrentamientos al interior de alternativas y proyectos burgueses, frenar el proceso de autonomía del proletariado para someterlo a una fracción burguesa bajo la que se mate por recambios capitalistas. Países como Libia o Siria serán lugares donde la guerra imperialista se impondrá como forma de detener y canalizar la lucha proletaria/ 2

Con este texto queremos precisamente volver nuestros ojos sobre Siria, realizando un breve balance sobre lo que ha acontecido en ese país desde que comenzara la sublevación proletaria del 15 de marzo de 2011. Basado en informes, discusiones, investigaciones, textos y análisis internos que han ido circulando entre nuestros compañeros, este texto es parte de la tentativa de nuestra clase de hacer un balance de lo sucedido en esa región del mundo. Siempre tuvimos en perspectiva publicar un balance general, no solamente sobre Siria, sino sobre las grandes revueltas del norte de África y Oriente Medio de esos años. Se nos presentaba como una necesidad para señalar las fuerzas y debilidades del periodo que atravesamos. Y si hoy presentamos un texto sobre Siria es por la imposibilidad en la que nos encontramos para analizar esa contradicción sin las fronteras a las que nos someten, y sabiendo que hasta en eso la contrarrevolución está triunfando. Las noticias vienen filtradas por lo nacional, por lo local y todas las comunidades ficticias que ello presupone: democracia, religiones, etnias, mafias… Aunque la lucha proletaria no está separada por las fronteras, es presentada como si así fuera, todas las noticias son país por país. Por esta razón resulta tan difícil captar y analizar lo esencial: las contradicciones de clase, necesariamente internacionales. Todo se somete a la telaraña comunicativa de la guerra imperialista. Es la telaraña de las comunidades ficticias, de lo interimperialista, de las noticias digeridas y deformadas por los medios. Desgraciadamente, en contraste con lo sucedido en épocas pasadas, los proletarios no disponemos de ninguna red internacional de información capaz de destruir la telaraña infernal de la burguesía. En este sentido, somos conscientes también de que este texto sobre Siria contiene muchas carencias, porque la información que disponemos de la región sigue siendo muy fragmentaria y limitada. Pese a todas estas debilidades nuestro texto se sitúa en una perspectiva internacional e internacionalista que busca romper esa telaraña de nuestro enemigo histórico

1.      La revuelta irrumpe en Siria

Tras el aplastamiento sangriento de las revueltas sociales que conmovieron Siria a finales de los 70 y principios de los 80 del siglo pasado, etapa cerrada con la brutal represión en la ciudad de Hama en el 82 —episodio con 20.000 muertos que la burguesía internacional se apresuró en tapar bajo el paraguas del islamismo—, el proletariado en ese país no volvió a levantar la cabeza por mucho tiempo siguiendo la tónica general del proletariado mundial. Desde el año 82 y hasta bien avanzado el comienzo del nuevo milenio, la paz social reinó en ese país y la producción y circulación capitalista vivió una época de expansión tras los acuerdos con el FMI en el 86. Tras la muerte de Hafez al–Assad en Junio del 2000, su hijo Bashar al–Assad, en plena caída de la economía nacional, tomará su relevo en el partido Baaz sirio y en el gobierno. Se abrirá paso a toda una serie de reformas económicas, cuyo fondo no era otro que quitar las trabas a la circulación de capital internacional e incrementar las condiciones de explotación del proletariado. Los niveles de represión que han caracterizado al gobierno de Bashar al–Assad desde entonces, no se deben a ninguna particularidad de ese administrador burgués, de ese gobierno, se debe a que toda la serie de ataques a las condiciones de vida del proletariado alcanzan tal nivel que sólo pueden imponerse bajo mano de hierro.

Pero la represión no puede más que retrasar y concentrar en el tiempo lo que es una situación insostenible. Desde el 2008 la situación, en concordancia con la coyuntura general en todo el mundo, no dejó de empeorar para el proletariado: final de los subsidios, de ayudas sociales, bajada de salarios y pensiones… y la gran subida mundial de los precios de los alimentos que golpeará con fuerza en ese país. Llegado el año 2011 y espoleado por la lucha de sus hermanos de clase en Túnez, Marruecos, Argelia, Baréin, Egipto, Yemen, Kurdistán iraquí… la situación explota. El 15 de marzo comenzó en la sureña ciudad de Daraa una potente oleada de protestas que rápidamente se propagará por todo el país

Pese a todas las medidas de urgencia que barajó y fue prometiendo el gobierno sirio para calmar los ánimos en su territorio, tales como el fin del estado de emergencia,/3 subsidios a productos de primera necesidad, dar ciudadanía a proletarios de etnia kurda, organizar elecciones, referéndum y toda una serie de reformas, así como todas las medidas represivas desarrolladas sacando al ejército y los tanques, multiplicando los asesinatos, torturas, desapariciones, encarcelamientos… pese a todo este arsenal, la revuelta puso patas arriba la paz social extendiéndose por toda Siria. Daraa, Hama, Baniyas, Latakia, Talkalaj, Homs, Yable, Idlib, Kurdistán sirio… Las manifestaciones giraron rápidamente en huelgas, cortes de carreteras y calles, acciones contra símbolos del poder, y requisiciones de alimentos, medicinas o viviendas /4

La supuesta lucha pacífica por la democracia que tanto cacarean los esbirros intelectuales del poder burgués desde occidente fue la expresión de la contrarrevolución burguesa al interior del movimiento de protesta /5

Por el contrario, la lucha de nuestros hermanos de clase se situó en la defensa de la satisfacción de las necesidades e intereses humanos. Cuando nuestra clase sale a la calle bajo esta perspectiva siempre se manifiesta necesariamente en el terreno de la violencia. La protesta gravitó contra el alza de precios, contra la represión policial y la ley de emergencia, la falta de asistencia sanitaria, etc., etc. Algunos de los gritos y consignas que se oyeron en esos momentos fueron simples y claros: «queremos el fin de la miseria», el «fin del terror», «la caída del régimen», «fin de las humillaciones». La respuesta del Estado llegado a ese punto será metralla. Infantería, artillería y tanques se lanzaron contra ciudades, barrios y pueblos con un gran saldo represivo. «Teníamos unos 400 nombres de personas que debíamos detener. Fuimos a su localidad Banyas […] Irrumpíamos en las casas cerradas. Detuvimos a muchísima gente. Algunos hombres escapaban por una carretera secundaria del valle, pero el ejército les disparaba. Nos llevamos a los detenidos al centro del pueblo, pisoteándoles e insultándoles. Detuvimos a tanta gente, según me dijo un oficial unos 2.500, que tuvimos que usar el estadio deportivo de esa localidad como centro de detención». «Los manifestantes se habían sentado en la Plaza [la plaza central de Homs]. Nos dijeron que les dispersáramos, con violencia si era necesario. Estábamos allí con la Inteligencia de la Fuerza Aérea, el Ejército y la shabbiha [milicia progubernamental] cuando recibimos una orden del coronel Abdel Hamid Ibrahim de disparar a los manifestantes. Disparamos por más de media hora. Había docenas y docenas de muertos y heridos. Treinta minutos más tarde, llegaron excavadoras y camiones de bomberos. Las excavadoras levantaban los cadáveres y los ponían en un camión. No sé dónde se los llevaban. Los heridos acababan en el hospital militar de Homs. Y después los camiones de bomberos limpiaban la plaza». «…nos dieron la orden clara de disparar contra los civiles […] La orden exacta fue 'carguen y disparen', sin condiciones. Nos acercamos a los manifestantes y cuando estábamos a unos cinco metros de distancia, los oficiales nos gritaron 'fuego'.»/6

Pese a la feroz represión, el proletariado, lejos de retroceder, seguirá empujando y respondiendo a la violencia de la burguesía incrementando y extendiendo la violencia de su clase, llevando la revuelta a la propia capital. Lo que temía el gobierno se desencadenará. Todo un anillo de barrios rebeldes irán poco a poco envolviendo la capital: al norte Al–Tal, al este Kafar Batna, Douma, Harasta y Saqba, la Mouaddamiyyah en el oeste y al sur Kisweh. Los proletarios afirmaban que lo que ha sido durante mucho tiempo conocido como el «cinturón de la pobreza ahora se ha convertido en el cinturón de la revolución». La desestabilización del país es en esos momentos total pese a que el partido Baaz tratará en vano de ponerle freno incrementando el plomo, decretando nuevas amnistías de presos políticos, o anunciando a finales de julio una ampliación de las libertades políticas que permita elecciones y la legalización de partidos políticos. Pero la sublevación proletaria estaba en marcha y no serían estas migajas las que la detendrían

1 La misma burguesía y sus medios de comunicación no tuvieron al principio más remedio que hablar, evidentemente intentando intoxicar lo más posible y manteniendo la filtración de las noticias país por país, de primavera árabe.

2 Para el lector sorprendido por estas afirmaciones le instamos a leer el apartado Encuadramiento del proletariado desarrollado unas páginas más adelante.

3 En de abril del 2011 el gobierno levantó el estado de emergencia que regía desde 1963, disolvió la Corte Suprema de Seguridad del Estado y realizó una primera amnistía de presos políticos que irá repitiendo en los meses posteriores.

 4 Una tradición en los países árabes, poco conocida en otros lugares, es la ocupación de urbanizaciones enteras. Estas ocupaciones son a veces desalojadas por el ejército, pero otras tantas son recuperadas y convertidas en campos de refugiados.

 5 Esta expresión que reivindica los derechos y las libertades democráticas se impondría posteriormente, con el debilitamiento del proletariado, en un gran número de comités locales, como los coaligados en la Coordinadora de Comités Locales y los agrupados en la Comisión General de la Revolución Siria, cuya cabeza más conocida fue Suhair Atassi, opositora burguesa del gobierno de Assad.

6 Testimonios varios de desertores a la ONG Human Rights Watch

Proletarios Internacionalistas

- postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:00:22
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente