Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

El Nefasto Papel de las Fuerzas Militares de la ONU

¿Amor a la verdad o apego a la organización?

Luis E. Sabini Fernández

http://revistafuturos.noblogs.org

Ya es proverbial que la participación de Cascos Azules u otras fuerzas de intervención de la ONU no resuelve los problemas de las naciones así “asistidas”, aunque suele ser sí de enorme provecho para las naciones intervinientes con dichos destacamentos

Tenemos un ejemplo patético con la MINUSTAH en Haití, que de hecho ha funcionado como tapadera para la geopolítica caribeña de EE.UU. y donde los estados intervinientes ?en lugar primordial los del Cono Sur americano? han aceptado con enorme interés la tarea asignada.

En el caso de Uruguay, sabemos positivamente que los destacamentos enviados cobran viáticos y sobresueldos incomparablemente mejores a los que cobran los militares “en casa”. Se sabe además que tienen sus “extras” asentándose en poblaciones inermes y empobrecidas, como suele ser la compra de sexo mediante algún mendrugo, cuando no directamente la apropiación de sexo por la sola voluntad de estos ejércitos de ocupación…

Los daños que provocan las fuerzas de la ONU exceden los abusos señalados; desde la vergüenza de entregar Srebrenica en Bosnia sin luchar (con el resultado de miles de bosnios musulmanes asesinados y miles de bosnias violadas) hasta el descuido más elemental de normas de higiene como cuando las tropas nepalesas de la MINUSTAH llevaron ?claro que suponemos que involuntariamente? el cólera a Haití. Debido a las limitadísimas condiciones sanitarias del país ?devastado hace pocos años por un terremoto estremecedor?  la plaga traída por la ONU le ha arrebatado la vida a por lo menos ocho mil haitianos y entre los contagiados se cuentan cientos de venezolanos que han asistido al país e innumerables dominicanos afectados por la vecindad.

No sólo con cólera invade la ONU algunos países; también han traído otras enfermedades, sobre todo de transmisión sexual.

La República Centroafricana, uno de los estados más empobrecidos del planeta, fruto directo del colonialismo depredador sufrido por el continente africano durante podríamos decir que toda la modernidad occidental, desangrado en intereses sectoriales o no, pero casi siempre ajenos, fue anfitrión forzado de tropas francesas. Francia decidió intervenir en su excolonia en 2013 cuando un golpe de estado musulmán derribó el gobierno de perfil cristiano, ahondando el  conflicto entre ambos bandos o creencias o vaya a saber qué intereses escudados en tales fachadas religiosas, pero de tal enverga-dura que se estima que en una población total de unos 5 o 6 millones de habitantes cerca de medio millón abandonaron sus viviendas y lugares de residencia… por el terror.

Hollande obtuvo de la ONU “el permiso” para intervenir en su patio trasero.

Y bien: luego de dos años con las tropas francesas “pacificando” el país ?que sigue tan inseguro como antes? Anders Kompass, oficial principal de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU recibió informes de trabajadores de campo acerca de las actuaciones de los  “defensores de derechos humanos” en la devastada República Centroafricana. Anders Kompass, sueco, con tres décadas abocado a este tipo de control itinerante y con una foja de servicios impecable, verifica la existencia de una serie de aberraciones ?sodomización de niños, sobre todo huérfanos, de 8 a 13 años a manos de las tropas francesas, es decir de la culta, occidental y democrática Francia?  y ante la inopia de meses dentro del ámbito de la ONU, efectúa la denuncia a la policía francesa contra 14 militares, franceses, acusados de las referidas prácticas.

Vale la pena precisar que en el orden jurídico impuesto en la vejada República Centroafricana la policía francesa tiene jurisdicción, con lo cual Kompass a la vez que rompía el internismo encubridor, mantuvo “la legalidad” que la ONU proclama.

La reacción del aparato administrativo de la ONU no se hizo esperar. En marzo de 2015 una serie de burócratas del entorno de Ban Ki-moon, entre los que revistaba la actual canciller argentina Susana Malcorra, entonces jefa del departamento, descalificaron el informe de Kompass porque “violó los protocolos estrictos sobre la transmisión de información confidencial del organismo internacional a autoridades externas/1

 La burocracia de ONU no perdona “que se ventilen los trapos al sol”. “Lealtad” institucional asegura impunidad. Kompass pertenece a esa estirpe de humanos, como Aristóteles en tiempos clásicos /2  o Mordejai Vanunu contra la manipulación sionista, o Edward Snowden ante el Gran Hermano, que optan por la verdad desnuda ante que el ocultamiento vestido.

Como titulara Gunilla von Hall en un cotidiano sueco: “Hay algo podrido con las operaciones de paz de la ONU/3

A Kompass se le pidió entonces la renuncia, a la que el sueco, con dignidad, se negó. Pero “el pecado” había sido mayor y fue entonces cesanteado/4

En mayo de 2015, en medio de una tormenta mediática las autoridades de la ONU que habían estado ignorando la denuncia de Kompass, sufrieron un revés significativo; el secretario general Ban Ki-moon no tuvo más remedio que “designar un panel independiente para investigar el asunto/5

Y ese panel ha sido categórico, restaurando de Anders Kompass su credibilidad, sosteniendo públicamente que  Kompass actuó correctamente. El vocero de dicho panel, el juez Thomas Laker, afirmó que la suspensión y virtual despido de Kompass fue "prima facie ilegal". Kompass comentó: “Me condenaron al silencio en tanto controlaron con empeño y saña mi actuación, ensuciaron con rumores mi reputación y destruyeron mi trabajo/6

Quedó establecido todo un largo procedimiento para restaurar a Kompass en sus atribuciones mediante un examen ya no sumario ni perentorio de lo actuado. Y a partir de dicho informe las cabezas que han empezado a rodar han sido la de quienes habían condenado a Kompass.

En general se sobreentiende que los altos cargos de la ONU revelan la mucha suerte de sus titulares. Ejecutivos y triunfadores profesionales. Atornillados a sus sillas, mejor dicho sillones. A veces, sin embargo, se da vuelta la taba: Susana Malcorra “ascendida” al rango de canciller de la República Argentina, apenas a comienzos de diciembre de 2015, recibe una semana, diez días después, el chapuzón de agua helada de la reposición de Anders Kompass cesanteado por ella, y, al mismo tiempo, cae sobre los “liquidadores” de Kompass de comienzos de 2015, un fuerte cuestionamiento que está incluyendo renuncias. Ya se conocieron las de Babacar Gaye y Flavia Pansieri ?renunciantes o renunciados?  y desde los márgenes del Río de la Plata nos gustaría conocer las cuentas que tiene que rendir la actual canciller argentina…

No hemos sabido si Malcorra será directamente afectada por el affaire Kompass. Pero sí ya sabemos cuáles son sus criterios sobre la verdad, el poder y el ocultamiento cómplice. No es novedad. Por algo quien parece ser el CEO actual de la República Argentina, Mauricio Macri, la había elegido

notas

/1 <http://www.telesurtv.net/news/Juez-ordena-a-ONU-levantar-suspension-contra-Anders-Kompass-20150507-0049.html>

/2  “Amo a Platón, pero más a la verdad.”

/3 Svenska Dagbladet,Estocolmo, 19 dic. 2015,       

http://www.svd.se/nagot-ar-ruttet-med-fns-fredsoperationer/om/fn-lackan

/4   https://www.whistleblower.org/blog/093814-united-nations-peacekeeping-and-sex-abuse

GAP, Government Accountability Project. Truth be told.

/5<https://en.wikipedia.org/wiki/Anders_Kompass>

/ 6Dagens Nyheter,  Estocolmo, 18 diciembre 2015.

- postaporteñ@ 1538 - 2016-01-15 16:58:23
postaporteñ@_______________________________

postalinas

La payasada de Macri en el Hospital Fernández  la vamos a pagar cara

Nos toman por idiotas

(Digo yo: ¿no lo seremos?)


Cuando a principios de 1976 Isabel designó ministro de Economía a Emilio Mondelli y este escenificó ir a jurar a la Rosada en subte —bufonada que mereció la tapa de todos los diarios y de la revista "Gente", los cuales lo presentaron como un signo de austeridad y de proximidad con el pueblo— los que miran la realidad de frente comprendieron la necesidad imperiosa de usar calzoncillos de lata. Acertaron, por supuesto. Pero no alcanzó, ya lo vimos.

Ahora Macri va a hacerse un chequeo al Hospital Fernández. Empecemos por la ridiculez implícita de que el presidente, en ese caso, recibe la misma atención que cualquiera y experimenta las mismas carencias e incomodidades que los usuarios habituales del hospital público. Pero, por ejemplo, ¿saca número, Macri?

Retrocedamos aún más: Evita también se atendió en un hospital público: lo equiparon para ella con la avanzada tecnológica mundial y trajeron del exterior a los más reputados especialistas para atenderla. Eso está muy bien, pero, ¿lo hacían con todos los pacientes? ¿Lo hicieron con los pilagá heridos en Rincón Bomba o, en cambio, los remataban en el suelo?

¿Qué gana con cosas como estas el usuario obligado —la víctima obligada— del sistema público de salud?

Veamos otro caso: los kk equiparon con lo mejor a una “unidad presidencial” en el Hospital Argerich. Jamás la usaron. Estuvo inactiva durante años. De esa aparatología, de esos insumos y comodidades fueron privados los usuarios reales de ese hospital.

El tema no es si Krisabelita o Macri se atienden en el hospital público: eso es una farsa para la gente incauta. El tema (no permitamos que lo embarullen)es si la población en general puede acceder a que el Estado atienda su salud con eficiencia y decoro. @juandelsur2

Juan del Sur

Sobre  el canto del cisne

Podría ser interesante conversar con este señor que escribe esta nota en posta porteña, cambiar ideas, intercambiar, porque en muchas de las cosas a mi entender tiene razón y además seria útil aprender desde el punto de vista de la riqueza de la polémica, no me refiero al libro de Zabalza  porque no comparto ni compartí nunca la teoría guevarista del foquismo, de la cual, Rodney Arismendi en Cuba quedó de brazos cruzados sin aplaudir cuando se la expuso. Pero es tan grande el odio por Arismendi del señor de esta nota, que es capaz de llamar bobetas a miles de militantes que creyeron en ese partido, que han sido muertos, presos, etc.; defendiendo ideas, y eso les queda grande a muchos. No, no es así que se evalúan los procesos sociales ni a las personas, ni a la historia. Una lástima, porque encarado de otra manera podría ser muy interesante ver, analizar reitero.

Solicito la baja

Atte.

Andrés Stagnaro

En qué estás pensando?

Estoy pensando en lo lejos que andamos de las casas y que estamos meando afuera del pinico.

El que la humanidad haya insistido durante 10.000 años con 1 modelo que la está llevando a la aniquilación de su propia especie en el corto plazo (éste es el último siglo que va a ver) se debe a que la satisface el ordenamiento en clases, se curva ante el Estado, y aprueba la rapiña impuesta de la sacrosanta propiedad privada y de los medios de producción colectivos. Disfruta con la competencia que comienza en la escuela alentada por los propios padres.

 Las luchas que se enfrentan son aquellas terciarias como el aumento del boleto o las tarifas de energía o la suba de la pitanza del salario, para correr la inflación de atrás.

Se trata de  modelo irracional y suicida y como revisar, cuestionar y repudiar la historia resulta tan herético como negar la existencia de dios y las rentables y exitosas empresas montadas a su alrededor; por ahora no hay nada que pueda hacerse y los esfuerzos de las minorías lúcidas y combativas están llamadas a la inmolación estéril y a1 sacrificio inconducente.

Acepto que digan que estas conclusiones son de origen geriátrico y consecuencia de la mediocrización que traen los años.

                                                                     MAU-MAU

 

AI: incompetencia del Gobierno favorece desapariciones en México

Todavía no hay "cambios reales", especialmente en los casos a los que los medios no prestan atención, denunció AI.

En México existe una epidemia de desapariciones alimentada por la "incompetencia e inercia" del Gobierno, señaló la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) en un informe presentado hoy (14.01.2016), en el que acusa a las autoridades de no tener voluntad para investigar los casos.

En su informe "Un trato de indolencia: La respuesta del Estado frente a la desaparición de personas en México", se señala que, según cifras oficiales, existen más de 27.000 personas desaparecidas en el país. La ONG destaca que se trata de un problema que "se mantiene", a pesar de que en los últimos meses las cifras hayan bajado marginalmente en algunos estados.

Según el documento, muchos de los casos se derivan de detenciones por parte de elementos de la Policía o del Ejército, y el hecho de que México no cuente con un registro de detenciones "permite a las autoridades negar toda responsabilidad y lavarse las manos", señala.

"Por desgracia, las desapariciones han pasado a ser algo tan habitual en todo México que prácticamente ya forman parte de nuestra vida cotidiana", sostuvo la directora del programa de AI para América, Érika Guevara-Rosas.

"La incapacidad del Gobierno mexicano para llevar a cabo investigaciones mínimamente adecuadas sobre las desapariciones pone en grave peligro a miles de personas", dijo Guevara-Rosas, quien pidió "mejorar sustancialmente" un proyecto de ley sobre la materia, presentado el año pasado por el presidente Enrique Peña Nieto.

"Las autoridades mexicanas deben elaborar una política pública destinada a evitar estas tragedias para impedir que ocurran más desapariciones", agregó.

Ayotzinapa y Cuauhtémoc

Amnistía analiza el panorama actual a través de dos casos: el de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa (en el sureño estado de Guerrero) y la crisis de desapariciones en Ciudad Cuauhtémoc (Chihuahua, norte).

"Ayotzinapa atrajo la atención de la comunidad internacional" y logró que "muchos colectivos de víctimas lograran fortalecer su discurso", con lo que el Gobierno empezó a poner más atención en la "gravedad del problema", afirmó a la agencia Efe Carlos Zazueta, autor del informe.

Ha sido "el trabajo de los mismos familiares el que ha conseguido poner el tema en la agenda", explicó el investigador, al destacar que AI ha constatado que no se está "implementando una política general para el problema, sino sólo en casos llamativos".

"No hay cambios reales, sino señales de que va a haber algún cambio, por lo que tenemos que estar muy pendientes", resaltó.

De acuerdo con el informe, el 46,5 % de los casos de desaparecidos registrados han ocurrido bajo la actual presidencia de Enrique Peña Nieto, iniciada en diciembre de 2012, y sólo en 2015 hubo 3.425.

Esos datos, obtenidos del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, pueden quedarse cortos, advirtió Zazueta. 

Miedo y corrupción

Zazueta habla además de "una mezcla peligrosa de miedo de las autoridades y corrupción con el crimen organizado" que inhibe las investigaciones sobre desapariciones.

"En Ciudad Cuauhtémoc recogimos varios testimonios de familiares de personas desaparecidas que nos decían que los agentes del Ministerio Público les decían 'No puedo investigar este caso o este lugar, porque es muy peligroso y tenemos miedo'", relató.

Eso muestra, además, "una descomposición política más profunda", acotó el experto.

FEW (dpa, EFE)

 

Murió Cayo Ayala: Chau Tigre

Miércoles 13 de enero de 2016, por Víctor De Gennaro

[Agencia CTA]: ACTA 1058 -

Fuiste puente con esa Resistencia que construyó algo más que la vuelta de Perón y nosotros aprendimos a querer y respetar -y también a entender- a los Avelino Fernández, los Ongaro, los Quagliaro o De Luca que nos traducías en el orgullo de ser trabajador y forjador del país de la soberanía y la dignidad.

Nos enseñaste simplemente a no sólo mirar, sino a ver el poder del mar y de nuestros ríos, y la construcción naval, como promotora de fuentes de trabajo, y clave en la gestación de autonomía e independencia nacional.

Más del 90% de nuestros productos entran o salen por agua, nos repetías y machacabas, en ese tiempo que enfrentamos la destrucción de nuestra Flota Fluvial, de ELMA (Empresa Marítima del Estado) o la privatización del dragado, y la depredación de muestra riqueza ictícola.

Enfrentaste desde la Cooperativa de Obreros Navales casi quijotescamente, pero tozudamente, la defensa de los puestos de trabajo que tardan generaciones en aprenderse, a los grandes astilleros que terminaban sucumbiendo al negocio financiero.

Defensor a ultranza del proyecto nacional y orgulloso de pertenecer a la clase de los que trabajan, sabiendo que a veces hay que apechugarse pero nunca entregarse ni rendirse, no permitiendo la humillación de nuestros hermanos.

Es más, nos aleccionabas que era preferible como gesto de buena salud irse despacito, si uno llegaba a dudar que "se podía cambiar", antes de querer "convencer" que no se puede y hay que resignarse a los que se animan a pelear.

Te vas en estos momentos, cuando "otra vez sopa" nos prometen los que quieren gobernar el tiempo que viene, y que desafían como nos desafiaron los anteriores y los anteriores de los anteriores, y siempre terminamos encontrando la vuelta y creyendo en nuestra clase y nuestro pueblo, terminamos rebelándonos a pesar de la subestimación que nos hacen.

Con esa convicción en un tiempo difícil, no vacilaste en ceder el camping de Navales en Burzaco, donde pegamos el "Grito" que al decir de Freire, siempre el primero siendo del oprimido es apenas un balbuceo.

Y se transformó en organización y lucha pariendo la Marcha Federal (1994), con dirigentes como vos que creían plenamente en sus compañeros, los trabajadores, y creamos un Congreso que luego fue Central para recuperar el orgullo de los que nos sabemos constructores de la riqueza aunque se la queden y usufructúan otros.

Aquellas palabras tuyas ante las dudas de alquilar el local de Independencia 766, donde se amasó y anida la "mística" porque era demasiado "grande", y nos espetaste: "Si vanos a ser una Central nos terminará quedando chico".

Hoy en ese local, en sus rincones, retumbará tu vozarrón fuerte, amable y campechano, invitando a un mate para la charla, o como tantas veces cuando te ibas sabiendo que volverías, nos dejabas con un Chau Tigre…

posta - postaporteñ@ 1538 - 2016-01-15 16:55:06
postaporteñ@_______________________________

Sospechas de corrupción y ?favores? a empresas para financiar a sectores oficialistas

impulsan ?nuevas investigaciones de blancos y colorados

Búsqueda Nº1850 - 14  ENERO DE 2016

Presunta corrupción, posible lavado de activos, sospecha de favores políticos del gobierno a determinadas empresas que luego financiarían a sectores del Frente Amplio, “dudas razonables” en adjudicaciones, gastos millonarios del Estado en publicidad y una “cuestionable” relación de amiguismo oficial con países de la región. Estos son algunos de los motivos en los que se apoyarán blancos y colorados para reclamar que se abran nuevas investigadoras parlamentarias tras la experiencia de revisar la gestión de Ancap.

La idea la lanzó el miércoles 6 el senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou durante su audición radial. Ese día el senador del Partido Colorado Pedro Bordaberry habló en radio Sarandí y se mostró afín a investigar los “agujeritos” que podría haber en otros entes. Lacalle Pou dijo que pondrá el foco en dos cuestiones: los negocios del gobierno con Venezuela y la construcción de una planta regasificadora a cargo de UTE y del propio ente petrolero. El senador colorado también mencionó a la regasificadora y agregó que le gustaría “entrar” a investigar a Antel. Luego en declaraciones a Búsqueda añadió que además tiene dudas sobre los negociados con el país caribeño.

Sobre la mesa ya hay nombres de diputados que a juicio del senador blanco tienen que liderar las investigaciones en cada rubro. De la cuestión de Venezuela, dijo, se encargarán los legisladores de su sector, Todos Hacia Adelante, Alejo Umpiérrez y Jaime Trobo. Y sobre lo que ha pasado con el proyecto de la regasificadora trabajará el diputado de Alianza Nacional, Pablo Abdala.

Aire Fresco en Venezuela

Umpiérrez sigue la conexión de los negocios del gobierno con Venezuela desde el principio de la legislatura —es su primer período como diputado— porque le resulta “harto sospechosa” la intermediación de la empresa Aire Fresco entre los dos países. “El gobierno tiene que responder cómo fue que se seleccionó a esa empresa, qué antecedentes tiene, qué negocios tenía previo a que se la colocara en un memorándum oficial”, dijo el diputado . El titular de Aire Fresco, Omar Alaniz, es un ex integrante del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros y viejo conocido del ex presidente José Mujica. “La carga de la prueba procesal es que el gobierno tiene que demostrar por qué eligió a Aire Fresco, cuál es su experiencia en el rubro para colocarla en esa ubicación preferencial, en un rango monopólico en la negociación e intermediación de negocios con Venezuela desde el 2011 a la fecha”, agregó. Para Umpiérrez, el “margen de sospecha” se basa en que “generalmente” los intermediarios, además de cobrar su porcentaje, hacen adelantos de pago de futuras exportaciones. “Acá no hemos conocido ninguna mecánica de prefinanciación de exportaciones. Simplemente se ha transformado en alguien que lo que hace es cobrar un peaje. Y cobrar un peaje no parece ser la forma de canalizar un relacionamiento internacional, cuando aparte los negocios se celebran de gobierno a gobierno”, argumentó. A fines de enero de 2011, durante una visita de Mujica a Caracas, se firmaron 13 acuerdos comerciales. En uno de ellos —en el rubro alimentación— aparece la firma del presidente de Aire Fresco.

Umpiérrez recordó que el presidente Tabaré Vázquez “dijo claramente al inicio de su nueva gestión que no iba a haber más comisionistas en las negociaciones que realizara Uruguay con Venezuela”. Sin embargo, apuntó, “la realidad es que los comisionistas aparecieron nuevamente”. El diputado blanco informó que hace unos meses la empresa Aire Fresco “coordinó” una visita de inspectores de Venezuela —“con viáticos diarios muy jugosos y hoteles cinco estrellas”— para auditar plantas de producción que “ya estaban habilitadas”.

En su momento, Mujica minimizó el tema de las comisiones. “Es una manera de ganarse la vida como cualquier otra”, argumentó. Pero esto al senador Bordaberry le hace ruido. “¿Mujica defendiendo que se cobre comisión a los uruguayos para entrar en Venezuela? ¿Mujica defendiendo las comisiones? Y después llega al día de las elecciones y hay algunos sectores que te apabullan a publicidad. ¿De dónde sacan el dinero?”, se preguntó

Umpiérrez adelantó que también pondrá la lupa en los negocios impulsados desde el Fondo Bolívar-Artigas. “Quiero saber de qué manera se seleccionaron los interesados”, dijo.

El diputado blanco afirmó que pretende descartar que exista lavado de activos en estas operaciones. Ayer miércoles 13, el diputado frenteamplista Gonzalo Mujica se mostró partidario de que se investigue. “Si existen dudas sobre los negocios con Venezuela, deben ser evacuados. Parto de la base de que nadie tiene nada que ocultar y por lo tanto no hay ninguna razón para no investigar”, afirmó en declaraciones al diario “El País”.

Regasificadora, “pro­yecto fracasado”

El diputado Pablo Abdala dijo que en su momento la bancada de Alianza Nacional evaluó la posibilidad de que las cuestiones alrededor de la planta regasificadora terminarán formando parte de una comisión investigadora. Por eso no se sorprendió cuando recibió la llamada de Lacalle Pou para ofrecerle ocuparse del tema. “Fue un buen gesto que recibí con mucho gusto”, dijo. Para Abdala hay dos ejes fundamentales en este tema. Uno es a futuro: “¿Cómo sigue esta historia?”, se preguntó. “Seguimos sin saber cuál es el proyecto.”

El otro eje del que habla Abdala es el que mira hacia atrás, al “proyecto fracasado”. “Acá tengo serias objeciones. Es un tema sombrío”, puntualizó. Dijo que tiene “dudas razonables” sobre el proceso de selección para la construcción de la planta, que ganó el consorcio GNLS. “Llama mucho la atención que se haya concluido en adjudicarle la obra a una oferta que claramente no resultaba ni la más conveniente técnica y económicamente, porque no era la más barata y porque el informe de una consultora recomienda no adjudicar. La oferta de GNLS no era adecuada, sin embargo el gobierno resolvió avanzar. Fue una adjudicación política”, denunció. Además, señaló que en ámbitos energéticos y marítimos “se comenta” que en ese momento “hubo una injerencia directa del gobierno brasileño y del presidente Lula da Silva con Mujica” para incorporar al proyecto a la empresa constructora OAS, de origen brasileño, que luego fue vinculada a los escándalos de corrupción en Petrobras.

Antel

El senador Bordaberry fue quien lanzó la idea de investigar a Antel. “Si no me dan la información, siempre sospecho. ¿Quién va a hacer un Antel Arena? No te quieren dar los antecedentes. El dinero lo van a sacar de la factura y la garantía es la propia Antel. El ente gastó U$S 20 millones en publicidad en un año”, denunció.

- postaporteñ@ 1538 - 2016-01-15 16:45:39
postaporteñ@_______________________________

SOBRE RUSIA ? TEXTOS 28

EL PAIS DE LA MENTIRA DESCONCERTANTE – de ANTE CILIGA

LENIN TAMBIÉN 3

En esta parte constatamos porqué a Ciliga le había costado tanto desprenderse del sacrosanto mundo de Lenin y el leninismo: Ciliga estaba influenciado por las obras de ciega apologética del leninismo que se habían difundido en el extranjero, como “los 10 días que conmovieron al mundo” (de John Reeds) Creía ciegamente en un Lenin impulsando la revolución social y dirigiendo a “las masas” en el sentido revolucionario, por eso recién constatará la traición desde que Lenin y los bolcheviques toman el poder. Por eso dirá desde que Lenin tomó el poder, comenzó el trágico divorcio entre él y las masas. Sin dudas, es por aquel mito del “Lenin revolucionario”, tan difundido por los medios de propaganda, que Ciliga cae en la utilización de una terminología tan dogmática y religiosa que parece propia de la religión marxista leninista fundada por Stalin:Lenin se ganó para siempre un puesto de honor en el corazón de los trabajadores y en el Panteón de la historia.

Digámoslo clarito: esto forma integralmente parte de la mentira desconcertante que Ciliga denuncia en toda su obra. En los hechos Lenin nunca fue un revolucionario, ni formó parte de un partido que se definía por la revolución social en Rusia, ni participó en la lucha histórica contra el capital y el Estado en Rusia. Al contrario Lenin (como Plejanov o Kerensy antes que él) siempre había pertenecido a un partido que rechazaba el socialismo revolucionario y que se alineaba con la democracia, con las tareas democrático burguesas y que por ello se llamaba Partido de la Socialdemocracia Rusa

 El “socialismo” que concebían los socialdemócratas en Rusia era el típico socialismo burgués que siempre había denunciado Marx, un “socialismo” que no pelea contra el Estado y cuyo proyecto social es el progreso económico del capital, las tareas democráticas. Lenin siempre había defendido ese proyecto, pero cuando la leyenda de Lenin deja de lado todo esto para concentrarse en dos momentos históricos en los que Lenin oportunistamente utilizará textos del socialismo revolucionario como las “tesis de abril” que Lenin copiará de los Maximalistas (una de las fracciones del socialismo revolucionario que habían ayudado en la clandestinidad a los bolcheviques que no tenían ninguna experiencia) o en el “Estado y la revolución” en el que acoplará algunas citas de Marx y Engels a algunas frases de organizaciones anarquistas rusas. Si bien esos textos provenientes de organizaciones proletarias ajenas al socialismo democrático se contraponen al capital y al Estado, no puede decirse en absoluto que los mismos hayan constituido nunca guías para la acción, ni de Lenin, ni de los bolcheviques. Al contrario, ambos materiales serán sacados de circulación por los mismos bolcheviques y hasta por Lenin a la cabeza que aclarará que no eran válidos dado que se necesita utilizar el viejo aparato zarista (sin plantearse nunca destruirlo) y sobretodo de desarrollar el trabajo y el capitalismo de Estado (¡y también el capitalismo privado!). Por lo tanto no es que hasta ahí Lenin estuvo con las masas y la revolución, también eso es mentira, pero Ciliga no logrará destruir la misma.

Pero aclarado ese límite histórico de Ciliga y su obra, no nos cabe duda del valor y la fuerza con que Ciliga rompe con el leninismo. Es sumamente emocionante que en ese mundo siniestro y concentracionario creado por el bolchevismo, Ciliga todavía conservaba el retrato de Lenin en el calabozo. Que tuvo que verificar en carne propia y en el de sus compañeros encerrados en los campos, todo el poder contrarrevolucionario del leninismo, consecuencia de que Lenin nunca había querido expropiar al capital sino desarrollarlo bajo las consignas del control obrero y las “tareas democrático burguesas”, para llegar a las conclusiones proletarias y ARRANCAR EL RETRATO DE LENIN Y TIRARLO A LA BASURA.

Para un revolucionario como Ciliga, la ruptura con el mito contrarrevolucionario de Lenin, fue la ruptura de su vida, sumamente dolorosa y fecunda, tan potente que lo dejó postrado “que durante seis meses no pude abrir la boca”. Lamentablemente como en la Edad Media con la religión cristiana los Giordano Bruno fueron solo un puñado de valerosos revolucionarios, la gran masa seguía de cabeza gacha sometidos a la religión de Estado “marxista leninista”.

Ricardo

***

EXTRACTOS

LENIN TAMBIÉN 3

El sol se pone en el horizonte, tras los Urales, lanzando sobre las estepas desérticas, los montes y la prisión, los últimos rayos de luz que iluminan mi celda. Es el tercer año que paso en prisión. Y es duro… Escudriño tras los barrotes las montañas, el sol, el aire, la libertad, la libertad. Estoy solo en la celda, mi compañero está en la enfermería. Mi alma se encuentra solitaria… llevo luto por Lenin.

“¿Qué acabo de hacer?, ¿acaso me he vuelto loco, presa del delirio de las prisiones?” Veámoslo un poco más de cerca. En 1917 evidentemente, fue cuando llegaron más lejos, las masas y Lenin, más rápido y más fuerte. Como un huracán que devasta todo a su paso, echaban abajo todo lo viejo, lo corrompido, lo falso, que había en Rusia y en el mundo. Realmente fueron “los días que estremecieron al mundo”. Rusia hacía historia mundial. Y como Lenin supo hacer palpitar el corazón de la humanidad en el momento de su magnífica explosión liberadora, como aquellos días que vieron el triunfo grandioso de las masas populares él supo estar con ellas y conducirlas, Lenin se ganó para siempre un puesto de honor en el corazón de los trabajadores y en el Panteón de la historia. Y este puesto es suyo para siempre, aunque, como Cromwell, tenga que rendir cuentas ante las masas por sus crímenes o los de sus sucesores, tras el hundimiento de la revolución, aunque, en un momento de la historia, su cadáver se entregue al furor popular en las calles de Moscú, al igual que el de Cromwell se puso en la horca.

Pero desde el momento en que el viejo edificio fue demolido y Lenin tomó el poder, comenzó el trágico divorcio entre él y las masas. Imperceptible al principio, fue creciendo, desarrollándose y finalmente llegó a sus fundamentos. Las masas obreras consumaron instintivamente su liberación total, alcanzaron integralmente sus objetivos. Y por ello hicieron la revolución. Todo de golpe. Ahora o nunca. Y esto es lo que distingue la época de las revoluciones de la de las reformas. Desbordando el cuadro del viejo socialismo de 1905 para edificar uno nuevo, en 1917-1918 las masas laboriosas de Rusia fueron más lejos de lo que le hubiera gustado inicialmente a Lenin. Y el impulso de las masas fue tan fuerte, la situación tan tensa, que las masas arrastraron a Lenin tras ellas. Esta fue la relación entre el jefe y las masas en el momento culminante de la revolución.

Y a los hechos me remito: tras la revolución de octubre, Lenin no quería expropiar a los capitalistas, sino tan solo “el control obrero”: que las organizaciones obreras de base controlaran a los capitalistas, que conservaríanla dirección de las empresas. Una encarnizada lucha de clases terminó invalidando la tesis de Lenin de la colaboración de clases bajo su mandato: los capitalistas respondieron con el sabotaje, y los colectivos obreros tomaron en sus manos, una tras otra, todas las fábricas… Y sólo cuando esta expropiación a los capitalistas por parte de las masas obreras fue una realidad de facto, el gobierno soviético la reconoció de iure publicando el decreto de nacionalización de la industria

Luego, en 1918, Lenin respondió a las aspiraciones socialistas de los obreros con el sistema de capitalismo de Estado (“basado en el modelo de la Alemania de la época de guerra”) y la más amplia participación de los viejos capitalistas en la nueva economía soviética. Lenin no era partidario de la destrucción total del viejo régimen económico, sino de una especie de equilibrio entre lo viejo y lo nuevo, de su coexistencia. Lenin, que no hacía mucho aún clamaba contra la “colaboración de clases”, ahora era su apologeta. Dueño del poder, empezó a sufrir la influencia de las diversas fuerzas de la sociedad, y no ya sólo la de la clase obrera, como antes. Se convirtió en el apologeta del momento estático, no ya de la dinámica de la época. La guerra civil naciente vino a corregir de nuevo esta etapa de la filosofía leniniana de la revolución. El hundimiento de los imperios alemán y austriaco alimentó otra vez las tendencias maximalistas de las masas populares: y la tesis de la realización inmediata del socialismo recibió la consagración oficial. Llega el año 1919. Es la apoteosis de la revolución rusa, su “1793”. Y como hemos visto, la iniciativa la han tomado una vez más las masas y no Lenin. De la apoteosis revolucionaria a la derrota no hay más que un paso. Y en esta coyuntura histórica a Lenin le corresponderá el más triste de los papeles. Si el periodo de ascenso social, de exaltación revolucionaria, se ha caracterizado por el hecho de que las masas arrastraron a Lenin detrás de ellas, la decadencia y la derrota de la revolución revelan el antagonismo entre Lenin y las masas obreras, y su victoria sobre éstas.

¿Qué es lo que se ventilaba en este combate? Era el propio principio del socialismo, el destino de la industria arrebatada a la burguesía. Esto es lo que causó el divorcio entre Lenin y el proletariado. Ahí es donde hay que buscar la clave que permite comprender ese doble papel de Lenin en la Revolución.

Los obreros se habían convertido en los dueños de las fábricas y habían instaurado el principio de la producción colectiva. Pero la relación entre las diversas fábricas dependía del aparato burocrático. Y este era un síntoma de los peligros que amenazaban al proletariado. El destino del socialismo en Rusia dependía de que al proletariado le fuera posible asegurar la dirección general de la producción. Para llevar a cabo una organización socialista de la sociedad, para reorganizar de un modo socialista la economía agraria, el proletariado debía, ante todo, organizar de manera socialista su propia casa, la industria.

Parece que esta es una verdad básica. Y sin embargo siempre se olvida cuando se examinan los destinos del socialismo y la revolución. Lenin, situado al frente del aparato, miraba el problema con los ojos del aparato. Y esto lo señaló perfectamente un delegado obrero en el X Congreso del Partido Comunista Ruso, Miliukov, diciendo: “La actitud de Lenin es psicológicamente comprensible: el camarada Lenin es el Presidente del Consejo de Comisarios. Es él quien dirige nuestra política soviética. Es evidente que cualquier movimiento que, venga de donde venga, se oponga a esta dirección, no puede considerarse más que como un movimiento pequeño burgués y particularmente dañino.” De hecho, durante la guerra civil, la burocracia central no dejó de extenderse e incluso llegó a adueñarse de las fábricas. La dirección de las fábricas, en principio nombrada por los obreros y los empleados de la empresa, ahora la nombraba el centro cada vez en más sitios. Al mismo tiempo, la dirección colegiada de los inicios se transformó poco a poco en una dirección única. Las fábricas empezaban a escaparse de las manos a los obreros. Y esto se produjo bajo la iniciativa de Lenin, a pesar de la oposición obstinada de toda la fracción obrera del partido comunista, de todos los jefes obreros bolcheviques. Por su oposición, el partido envió a Tomski al exilio en Turkestán, como había hecho antes con Sapronov, al que mandaron a Ucrania por su “centralismo democrático”.

Con el fin de la guerra civil, la lucha entre la burocracia y el proletariado por el dominio de la industria se reanudó con fuerzas renovadas. Entraba en una fase decisiva. Y es precisamente esta lucha la que hizo volar en pedazos el sistema del comunismo de guerra. “En nuestra industria hay dos poderes, el de los obreros y el de los burócratas. Y esto paraliza la producción. La única salida es tomar una decisión radical: el poder único, bien del socialismo obrero o bien del capitalismo de Estado.” En estos términos, Shliápnikov /1, el teórico de la “Oposición Obrera”, denunciaba el conflicto en un artículo que publicó el Pravda durante el periodo en el que se preparaba la “discusión sindical” antes del Congreso del partido.

¿Cuál fue a la sazón la actitud de Lenin? Él también abogaba por una decisión sin términos medios, como Shliápnikov, pero a diferencia de éste Lenin se posicionaba a favor del poder único de la burocracia. Y el propio Lenin confesó que, bajo el pretexto de la “discusión sindical”, de lo que se trataba era de arrebatar la dirección de las fábricas a la clase obrera. Declaraba: “Si se confía la dirección de la industria a los sindicatos, ES DECIR, A OBREROS SIN PARTIDO EN 9/10 PARTES, ¿para qué sirve entonces el partido?” Por tanto sólo una décima parte de la clase obrera, los obreros bolcheviques, podía reclamar lo mismo que reclamaban los obreros sin partido. Sin embargo en esta cuestión decisiva la línea de clase estaba muy clara; por un lado, los obreros (miembros del partido y sin partido), por el otro, los burócratas (miembros del partido y sin partido), tras los obreros el socialismo, tras los otros el típico capitalismo de Estado. Para compensar el rapto de las fábricas, Lenin prometió el derecho de huelga a los obreros.

¡Como si los obreros hubieran hecho la Revolución de Octubre para ganarse el derecho de ponerse en huelga!

Son características las relaciones de Lenin con los “liberales” de su propio campo burocrático: cuando, situados a medio camino entre la “Oposición Obrera” y Lenin, los grupos de Trotsky, Bujarin y Sapronov proponen una atenuación del poder único de la burocracia añadiendo un voto obrero a título consultivo en la organización de la producción, Lenin se opuso categóricamente a ello y les aplicó las más enérgicas medidas organizativas (en el X Congreso del partido, 1921), por las “vacilaciones” que demostraban. Desde luego, Lenin no “vacilaba”. Convertido en el portavoz de la burocracia soviética (tanto de la sin partido como de la comunista), arrebataba las fábricas a los obreros (comunistas y sin partido) con inquebrantable firmeza, les quitaba su conquista esencial, la única arma de la que disponían para dar un paso más hacia su emancipación, hacia el socialismo. El proletariado ruso se transformó de nuevo en mano de obra asalariada en fábricas ajenas. En Rusia, del socialismo ya sólo quedaba la palabra.

¿Y lo de Kronstadt en 1921?, se preguntará más de uno. El destino de la industria, es decir, el destino de hecho del socialismo, ya se había decidido antes. La represión de la revuelta de Kronstadt fue la respuesta de la burocracia a los intentos de unión del proletariado y el campesinado contra ella. A Lenin y a la burocracia les aterrorizó este intento. Tras la represión, vino la N.E.P. y la alianza de la burocracia y el campesinado contra el proletariado. Sólo en la época del Plan Quinquenal la fortalecida burocracia se giró contra sus aliados  provisionales: el campesinado medio y los kuláks. Habiendo liquidado el socialismo en el terreno económico, tras liquidar el poder obrero en las fábricas, a la burocracia aún le quedaba una última tarea por delante: liquidar el poder político del proletariado y las masas laboriosas. El órgano de este poder era la gran organización de masas surgida durante el proceso revolucionario: los Soviets. A la organización política de masas, el Soviet, al igual que a la organización económica de masas, el sindicato, la burocracia oponía una organización en la cual la participación de las masas era de lo más débil, mientras la suya propia era mucho más fuerte: el Partido. Para evitar cualquier posibilidad de combatir a favor de las masas, tanto dentro como fuera del partido, las decisiones del X Congreso del Partido, a iniciativa de Lenin, fueron las siguientes: prohibición en todo el país de los partidos, excepto el partido comunista; prohibición en el partido de toda opinión o grupo que se oponga a la cúspide burocrática de éste. El partido se transformó en un organismo auxiliar del cesarismo burocrático así como los Soviets y los sindicatos se transformaron en organismos auxiliares del Partido. La dictadura bonapartista sobre el partido, la clase obrera y el país adquirió su forma.

Me quedé anonadado cuando descubrí que los propios jefes del partido comunista eran plenamente conscientes de ello. En su obra La economía en el periodo de transición Bujarin formulaba en 1920 (cf. pag.115 de la edición rusa) la teoría del bonapartismo “proletario” (“el régimen personal”). Y Lenin anotaba en este pasaje (cf. Obras Completas de Lenin, tomo XI, edición rusa de 1930): “Es cierto… pero no se debe emplear esa palabra”. Se puede hacer, pero no decir, aquí se resume el Lenin de aquella época, en la que abandonó al proletariado por la burocracia. Lenin también sabía disimular el carácter bonapartista de la burocracia. “No hay que realizar la dictadura del proletariado mediante una organización que le englobe en conjunto”, escribía, “pues el proletariado aún está muy dividido, demasiado humillado, y es demasiado fácil sobornarle”. Por eso la dictadura “no puede realizarla más que una vanguardia que acumula en sí toda la energía revolucionaria de clase: el Partido”. La experiencia ulterior terminó demostrando toda la realidad burocrática de esta teoría de la dictadura del Partido sobre la clase obrera, la dictadura de una minoría elegida sobre la “mayoría atrasada” del proletariado.

Una vez más la historia demostró lo justa que es la frase del viejo himno revolucionario: No existe el salvador supremo, Ni Dios, ni Cesar, ni tribuno,

Lo justa que es la fórmula del movimiento obrero: “La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos.”

La liquidación del poder político del proletariado requería sin embargo una sólida “base ideológica”. Había que dar un rodeo, pues no se podía llamar a las cosas por su nombre. En una revolución hecha inicialmente en nombre del socialismo, no era cómodo decir de sopetón: “Ahora somos nosotros los nuevos Señores y los nuevos explotadores”. Es mucho más fácil llamar al rapto de las fábricas a los obreros “una victoria del modo de producción socialista”, al poder de la burocracia sobre el proletariado “el fortalecimiento de la dictadura del proletariado”, y a los nuevos explotadores “la vanguardia del proletariado”. Cuando los señores habían sido los “protectores de los campesinos” y la burguesía “la vanguardia del pueblo”, los burócratas bien podían ser “la vanguardia del proletariado”. Los explotadores siempre se han considerado la vanguardia  de los explotados. Lenin justificaba su nueva política apelando a la debilidad del proletariado. Aseguraba que dejando la revolución en manos de la burocracia, ésta la conservaría para el proletariado. Las ventajas futuras justificaban los sacrificios presentes. Hoy tenemos ya a la vista estas ventajas y conocemos su valor social. Hay que decir, en  honor al proletariado ruso, que a pesar de su debilidad supo desde el principio lo que se tramaba. Comprendió que Lenin actuaba como si dijera: “Vosotros, obreros, no pensáis con lógica. Queréis la realización inmediata del socialismo, y no tenéis fuerza para conseguirlo. En la medida en que no podéis haceros dueños de la sociedad, debéis ser sus servidores: esta es la ley de la lucha de clases en una sociedad de clases. Si os resignáis a lo inevitable, os daremos todo lo que podamos.”

Los obreros tenían su propia idea de la lucha de clases, y actuaban como si respondieran a Lenin: “No, es usted el que no utiliza la lógica, camarada Lenin. Si aún no somos lo bastante fuertes como para adueñarnos del país, nos toca pasar a la oposición activa. Una clase no se rinde, se bate.” La resistencia espontánea del proletariado a las usurpaciones de la burocracia indicaba claramente que el proletariado no era tan débil como Lenin aseguraba. Y siéste último hubiera sido uno con el proletariado, habría apoyado a la oposición obrera que se manifestaba por todo el país. Pero él pensaba y actuaba con el espíritu de la burocracia, con el espíritu de su Poder. Esta fuerza proletaria se le mostraba como una amenaza, y aplicaba al proletariado las leyes de la lucha de clases: una clase que no se rinde debe ser aplastada por el vencedor. Bajo los aplausos de la nueva burocracia de todo el país Lenin exclamaba al clausurar el X Congreso: “Por ahora basta de oposiciones. No las toleraremos ni por un instante más.” Efectivamente, fue el fin de la oposición legal.

Ante ella se abrieron las puertas de la prisión y el exilio, esperando a que llegaran los pelotones de fusilamiento. A pesar de estas transformaciones fundamentales, la revolución continuó llamándose, como en el pasado,“proletaria” y “socialista”. Es más: el propio Lenin señaló hasta que punto era necesario conjugar la fraseología habitual con la efectiva sujeción del proletariado. Cuando los obreros, verdaderas víctimas de las pretensiones burocráticas, se pusieron a protestar contra la mistificación burocrática del socialismo y reclamaron que sus verdaderos intereses fueran satisfechos, Lenin les apartó en bloque, calificándolos de “pequeño-burgueses”, “anarquistas” y “contrarrevolucionarios”. Los intereses de la burocracia, en cambio, pasaron a denominarse “intereses de clase del proletariado”. Se instauró en el país un régimen totalitario y burocrático que bautizaba de “contrarrevolucionario” todo aquello que tenía política y socialmente un carácter progresista. Inauguró esta era de embustes, falsificaciones y deformaciones que se respira hoy en toda Rusia en su variante estalinista –rematada y reforzada– y que envenena toda la vida social del movimiento obrero y democrático internacional.

Escuchando las resoluciones y los discursos de Lenin sobre la “Oposición Obrera”, Shliápnikov exclamaba, al final del X Congreso del Partido: “En toda mi vida, desde que estoy en el partido hace veinte años, nunca he visto ni oído nada tan demagógico y abyecto”. Estas palabras de Shliápnikov se hacen eco de las de Tomás Mu?nzer, que llamó a Lutero “el Doctor Lu?gner” (el doctor  embustero) después de que éste hubiera escrito sus panfletos a favor de los príncipes protestantes y en contra de los campesinos protestantes. “Y es exactamente en lo que tú te has convertido, Lenin, al final de tu carrera histórica”, me decía…

Miraba fijamente y con animosidad el retrato de Lenin que había sobre la mesa de mi celda. Tenía ante mí a dos Lenin, al igual que hubo dos Cromwell y dos Lutero: se elevan con la Revolución y luego bajan la pendiente, eliminando a la minoría que quiere proseguirla. Y toda esta decisiva evolución ocurre en dos o tres años, tanto en la revolución rusa como en las demás. Mientras nosotros, los contemporáneos, al igual que los antiguos revolucionarios, discutimos durante diez, veinte o treinta años tratando de discernir si esta evolución decisiva tuvo lugar o no. “Y tu oposición, Lenin, durante el último año de tu vida, al devastador estalinismo, por trágico que fuera para ti, políticamente no tiene más importancia que la de una vacilación entre el estalinismo y el trotskismo, es decir, entre la variante liberal y ultrareaccionaria de la burocracia.”

El destino del partido bolchevique, de Lenin y de Trotsky, muestran de nuevo que la formación de los partidos más avanzados y de los mejores jefes está supeditada a las circunstancias de su tiempo y su espacio. Por eso es inevitable que en un momento dado se vuelvan conservadores y descuiden las nuevas exigencias de la vida. La leyenda de Lenin ya no me parecía más que una mentira destinada a encubrir los crímenes de la burocracia.

“Para destruir la tiranía de la burocracia que levantaste con tus propias manos, Lenin, también hay que destruir la leyenda del infalible filósofo del proletariado. Cuando llegó la hora del peligro supremo, en lugar de dar la mano al proletariado, lo remataste”. “Por si el mundo aún no ha aprendido esta lección, tú se la recuerdas: cuando las masas son incapaces de salvar la revolución, nadie puede hacerlo en su lugar…Tu experiencia, Lenin, nos dice que la única forma de salvar la revolución proletaria es llevarla hasta el final, hasta que las masas laboriosas se emancipen totalmente.

Si no se hace la revolución hasta el final, llegará un día en que la nueva minoría privilegiada ejercerá su tiranía sobre la mayoría de los trabajadores. Los revolucionarios contemporáneos realizarán completamente el socialismo o llegará el día en que fatalmente se hagan anti-proletarios, anti-socialistas. Pasarán a ser contrarrevolucionarios.” “Ni Dios, ni amo”, me decía una voz que salía de lo más profundo de mi subconsciente. Pero no por ello dejaba de ser perceptible, firme e imperativa. El retrato de Lenin que estaba sobre la mesa de mi celda se rompió en mil pedazos y acabó en el cubo de la basura…

* * *

La celda estaba sombría. Afuera, la noche. Los montes Urales y la estepa se sumían en un siniestro sueño. Y yo estaba entristecido y con el corazón apesadumbrado. Estaba tan deprimido, tanto me costaba separarme para siempre del tan querido mito de Lenin, que durante seis meses no pude abrir la boca, no puede decir o escribir nada relacionado con la política, ni con mis nuevas conclusiones sobre el gran jefe revolucionario.

A. Ciliga


/1 Alexandr Shliápnikov (1885-1937), bolchevique desde 1903, Comisario de Trabajo tras la Revolución de Octubre, entre 1920 y 1922 pertenece a la “Oposición Obrera”. Enviado a trabajar a la embajada soviética de París para alejarle de Rusia, capitula tras su retorno en 1925. Sin embargo será expulsado del partido en 1933, encarcelado en 1935 y posteriormente ejecutado.

RICARDO - postaporteñ@ 1538 - 2016-01-15 14:49:21
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 107

No sé si será el calor, el cambio de comida, el sudor pero en los últimos días me he sentido inquieta, estresada de manera que, yo creo, se llama angustia. No estoy segura pero creo que estoy un poquito angustiada, por ejemplo miro a Saskia y como que tiendo a apretarla, acariciarla, hablarle mal con el idioma de los bebés, y a veces la molesto un poquito. El otro día soñé que caminábamos por el monte muy contentas hasta que ellas, Saskia y Freja comían algo que encontraron, como buenos cimarrones que se comen todo, y morían. Desperté a los gritos gritando por mis perritas. El Papo casi colgado de la lámpara del  techo gritaba preguntando - ¿Qué pasa? ¿Qué pasa? Yo gritaba  “Saskia, Freja” y ellas ladraban y saltaban sin entender nada. Detrás de todo el barullo me despertó  la voz de Loke,  que desde su jaula gritaba “Cerro! Cerro! Pajarraco!” (Mardröm.)

Sin saber donde estaba ni la hora que era me alegré de ir caminando por el pasillo al baño. Me decía - ”Parece que fue un sueño. Y todos están bien.” De allí en más no pude dejar de abrazar a mis mascotas creyendo que es la única manera de disfrutarlas, no queriendo entender que el calor es muy grande que uno está todo mojado y que al final molesta. Sólo el inconsciente del Loke sigue corriendo por mis hombros. A veces practica saltitos de paloma y cae patitas para arriba y alas extendidas sobre el sofá pidiendo que yo le rasque la pancita sin importar el calor y lo difícil que es encontrar su panza debajo del plumerío verde. Con Loke parece que la ansiedad no funciona. 

Tengo mucho cuidado de no apretarlo para no quedarme sin el simpático Papagayo Cuáquer. 

A donde voy, él va sobre mi hombro, mira todo lo que hago y a veces corre rapidito para ver de qué se trata, aunque él no entiende nada, nunca va a comprender. 

Pero lo siento integrado a todo lo que yo hago como una graciosa compañía con quien yo puedo hablar en el idioma que quiera, aunque hasta ahora sólo repite algunas palabras en castellano y lunfa. (Min sympatiske kompis, papegojan Loke.)

Luis me pide cordura, más razón y menos sentimiento, menos pasión y más conciencia de la realidad. Tratando de salvar sus milanesas intenta suavizar su comentario. Tanta sinrazón puede ser una de las formas de vivirse humano. 

Yo pensé - hoy que todo el aparato mediático insiste, propone e impone el no pensar, el ser feliz, el divertirse y que todo eso es posible solamente en las condiciones de vida en que existimos hoy, el más natural, el que siempre existió, quiero decir, con este estado, esta oposición y este oficialismo. Creo que lo que llaman felicidad, diversión no preocupación son creaciones contra el lograr un mundo distinto y más justo fuera de los criterios manejados por esta sociedad. 

La democracia por lo tanto no es, y los aparatos políticos dentro de este sistema no son republicanos. 

Miro para el costado y veo a Macri en Argentina. Miente, lleva, trae, saca derechos a los obreros, a los pobres, a los humildes y en sus discursos dice palabras como democracia, república y expresiones como “incentivos a la producción”. Los productores para él son los empresarios que invierten y no la fuerza de trabajo que produce directamente, transformando la naturaleza en algo que se use, que se pueda comprar, en una mercancía que llegará al mercado donde se cambiará por dinero,¿ para que servirá? para comprar otras mercancías. Nada existiría, o mejor dicho, sólo habría naturaleza sin la actividad económica de los productores directos. Macri quita a estos productores sus derechos, trata de rebajar sus sueldos y aumentar la ganancia de los empresarios. (De ricas representante.)

Al final se llegará a un mundo shopping donde todo se decidirá de acuerdo al gran mercado.

Mientras tanto, llega al paisito que tenemos los uruguayos con ganas de llenarse bien sus propios bolsillos, y concierta con el gobierno otra vez, la estafa llamada regasificadora (antes se vendían y compraban buzones). Nuestros productores directos agremiados en el PIT- CNT y el sindicato del Sunca festejan locos de la vida por lo que ellos creen, con mucho sentimiento, mucha pasión, y nada de razón, lo que llaman energías renovables, amigas de la naturaleza y lo que les resulta más grato todavía, que aumentarán en miles los puestos de trabajo directos o indirectos creados por la regasificadora. Si se pudiera razonar y se viera la ubicación solamente de la regasificadora, tendríamos que hacernos cargo más allá de sobornos y promesas, de que cosa realmente es el proyecto, es una verdadera amenaza para la ciudad de Montevideo. (Ett katastrofprojekt.) El futuro parece negro de destrucción y no brillante y soleado de ambientalismo. Por otra parte así como yo veo las cosas, el proyecto regasificadora se da de palos con el proyecto Rambla y embellecimiento de la Zona Oeste de Montevideo

El proyecto que Novick y el intendente de Montevideo promocionan para dentro de seis meses, es un proyecto de ricos para ricos. Se construirán paseos y bloques de edificios con vistas a la hermosa Bahía de Montevideo, a la entrada del puerto y al majestuoso Rio de la Plata. 

Lo que se planea ganar con la construcción de este proyecto es sumamente jugoso para la construcción, se discutirá en seis meses, dejará increíbles ganancias no para los pescadores artesanales, ni para los asentamientos, ni para las viejas familias obreras de este barrio del Cerro, una vez barrio de trabajadores que supo fabricar con su lucha sobre el puente del arroyo Pantanoso lo que se conoció como el Paralelo 38. (Arbetarnas Cerro.)

Recuerdo que el paralelo 38 del hemisferio norte es el que divide a las dos Coreas. Es el lugar donde se acantona una de las mayores bases militares de EEUU. En el tiempo de la guerra por la retirada Yanqui este punto era pasado por los contendientes todos los días y, como sobre el puente del Pantanoso, la represión cruzaba hacia el Cerro en la mañana y en la noche eran empujados por la resistencia hacia el otro lado donde el solidario barrio hermano de la Teja los odiaba. Por la intensidad de los enfrentamientos y por el ir y venir de las fuerzas que disputaban se le llamó popularmente el Paralelo 38. (Klasskamp.)

Perdón por los últimos renglones pero es que, como hace tiempo nadie recuerda estos hechos, creí que era bueno apuntarlos. Ya nadie recuerda las luchas obreras, la resistencia. Ahora sólo se habla de paz y el derecho de ser carnero. Nadie nombra la opresión. Los milicos que ayer robaban, violaban, asesinaban, torturaban con total impunidad hoy son pagados como rompehuelgas, carneros para intentar aplastar un sindicato combativo. A los maestros y a otros muchos les hacen firmar como condición sine cuanon, una cláusula de paz por la que se limita la acción sindical. A nivel internacional la situación no es mejor. Las bombas siguen estallando en países aliados de Occidente. Occidente no habla de las 250 bombas atómicas de Israel y pone el grito en el cielo por una prueba atómica en Corea del Norte. 

En mis oídos se repite la respuesta de un líder de la resistencia argelina, en la película LA BATALLA DE ARGEL, al ruego del jefe de la fuerza de ocupación francesa y torturador que le pedía por favor, dejara de poner bombas contra la población. El patriota argelino respondió - Si tú me das los aviones, los tanques y tus armas, nosotros dejamos de poner bombas.

Los indios siguen siendo, culpables de maldad. En las modernas situaciones de colonización como lo son en las viejas películas de vaqueros, donde los blanquitos invasores son los buenos y civilizados y los indios, dueños de su tierra que intentan defender, son los malos. (Hollywoods propaganda mot indianerna.)

La gran religión es la máxima ganancia individual y privada. Por eso todos los medios presentan las privatizaciones como la salvación, la buena gestión, y la mayoría de la población no puede ver que jamás han salvado a nadie. La firma de tratados de libre comercio es la forma agresiva de esta política de privatizaciones y la mayoría cree que la forma más sana de vivir es tomar cerveza, ser feliz y no hablar de política. Me gustaría que sonara alto y descarado de desesperación mi grito pasional y razonable de - HABLEMOS DE POLÍTICA!

Por ejemplo digamos que la blankikolorada oposición, que pide baje el precio de los combustibles para que todos puedan comprar. Esos ángeles que intentan convencernos desde la TV, que piensan en los humildes, los Pedritos y Pompitas, más los Guapos y sus amigos, todos dueños de estancias, jamás pensaron en mejorar la vida de sus peones. Jamás pensaron en pagar más impuestos ya que tienen más. Jamás apoyarán una reforma agraria que reparta la tierra entre los que la quieran trabajar. Jamás dirán sí a la nacionalización de la banca. Sin embargo dirán sí a las privatizaciones, a los TLC, a los milicos carneros, a la impunidad y a la idiotización de la gente.

Mis dulces perritas y mi cotorrita cuaquer están lejos de todo esto, ni en pesadillas pueden imaginarse un mundo tan injusto y complicado como en el que vivimos los seres que nos llamamos humanos, aunque no tengamos derechos. Ellos solamente reaccionan rechazando lo que no les gusta y apropiándose de lo que les agrada. No tienen cultura que los deforme ni que los transforme en esclavos. Son más sencillos y más justos que nosotros aunque no tengan conciencia y no puedan pensar un mundo mejor. 

Miran curiosos cuando me levanto con el puño apretado y digo en vos alta, HABLEMOS DE POLITICA EN TODOS LOS LUGARES Y A CADA HORA. Solo así algún día ganaremos nuestro lugar de seres humanos dignos

BITTAN - postaporteñ@ 1538 - 2016-01-15 14:27:47
postaporteñ@_______________________________

Carta a los compañeros guevaristas

He leído las dos notas de CER comentando el libro "La experiencia tupamara" de Jorge Zabalza presentado el 22 de diciembre, a 49 años de la muerte de Carlos Flores. El tema a discutir es muy amplio y complejo, pero medio siglo es demasiado tiempo como para no señalar la poca cosa que se ha avanzado en esa discusión, las dificultades no son excusa.

Solamente quiero tomar un elemento. Zabalza menciona a Jorge Torres, y CER también. Uno de los libros de Torres mencionados es "Cuba y el Che. La ruta mágica". Torres, ya fallecido, fue uno de fundadores del MLN-T, y un protagonista directo y de primera línea en algunos aspectos cruciales de los primeros tiempos. Dejó reflexiones muy serias sobre la experiencia tupamara, y más en general sobre las experiencias guerrillera en el continente, que pueden ser compartidas o no. Pero más allá de menciones puntuales, lo que no veo es, ni que se recupere y continúe su planteo, o que se lo refute. De los temas que él planteó, simplemente no se habla.

Digo, por mi parte, que no estoy cien por ciento de acuerdo con lo que dice Torres. Pero es mucho más lo que acuerdo que lo que disiento, y aunque eso es solamente mi opinión, cualquiera que lea a Torres verá que todo es muy digno de tenerse en cuenta, se coincida o no. Si hay algo que no merece es el homenaje nominal y el desconocimiento real.

Lo que voy a hacer acá es algo muy simple. Voy a transcribir el primer capítulo de ese libro de Torres, son solamente tres páginas. Y no pienso transcribir el libro entero. Son solo las primeras tres páginas, se pone mucho más polémico a medida que avanza.

Lo que quiero acá es preguntar a los compañeros que se identifican como guevaristas -que es en todo caso la categoría que ha perdurado en el tiempo-, qué es lo que piensan de los conceptos de Torres. Si es que quieren contestar



----------------------------


Existe un dato que ha proporcionado la historia del último medio siglo, pero que, sin embargo, no ha merecido, hasta la fecha, la atención que a nuestro juicio debería haber tenido. A partir del triunfo de la revolución cubana el 1° de enero de 1959, dirigida por Fidel Castro, en catorce países de nuestro continente se intentó reproducir o llevar a la práctica el mismo método que condujo al triunfo de la guerrilla en la isla de Cuba. A pesar de ser una cifra impactante, todavía podría incrementarse con dos países más, aunque en ambos casos con procesos y características diferentes (Colombia y Granada) que aclararemos.

A este primer dato de la realidad que hemos señalado, hay que agregar algunos más que no son menos importantes. De los catorce países en donde se intentó reproducir el modelo revolucionario cubano que condujo al triunfo, se fracasó en trece; y en el único donde triunfó la guerrilla fue en Nicaragua, donde se ha desarrollado un proceso lleno de luces y sombras que perdura hasta el presente.

Pero cuando decimos catorce países, en realidad apenas si estamos señalando una mínima parte de todo este proceso, o de ese fenómeno. Y es así porque también corresponde agregar como otro dato de la realidad, algo que vuelve más preocupante y hasta inexplicable el citado fenómeno, y ese dato es el número de organizaciones que intentaron reproducir lo que creyeron era el método adecuado que aseguraría el triunfo de sus ideas y sus proyectos revolucionarios. Ese número supera largamente las veinte.

Otro aspecto de no menor importancia, y que marcó al conjunto de los intentos fracasados, es el número de víctimas que, de hecho, aquellas experiencias produjeron. Si bien es cierto que hasta la fecha no se ha realizado un cálculo global de víctimas, que por otra parte resulta muy difícil, las estimaciones que pueden hacerse a partir de diferentes fuentes superan los cientos de miles, con mayor o menor número según cada país y cada experiencia llevada a cabo.

Pero a esa cantidad aterradora hay que agregar todavía al análisis de los aspectos cualitativos que distinguen a una parte de esos cientos de miles de individuos aniquilados por los ejércitos represores. Es que, dentro del total, cayeron definitivamente miles de combatientes que pueden ser calificados, sin cometer exageraciones ni errores, como partes integrantes de las cabezas políticamente más lúcidas en cada uno de los países. Vale decir que estamos señalando el costo en capital social que podría haber resultado decisivo para implementar otro futuro en cada caso y también para orientar a las generaciones siguientes.

El cuarto aspecto que merece especial destaque es que, como consecuencia de las experiencias guerrilleras llevadas a cabo, surgieron, y se consolidaron por largos años, sangrientas dictaduras militares que arrasaron con las tradicionales instituciones democráticas, con las organizaciones políticas, sindicales y estudiantiles, impulsando e imponiendo, de paso, planes económicos neoliberales que tuvieron como resultados el incremento de la pobreza, la marginación de grandes sectores de las sociedades, la inequidad social a todos los niveles, el exilio y el terrorismo de estado como metodología, y finalmente los discursos y las medidas económicas que no eran otra cosa que las que impulsaban las grandes multinacionales y los países centro del poder económico mundial.

Como quinto punto de esta enumeración, aparece uno que resulta altamente llamativo porque instaura una nueva modalidad de práctica política a nivel continental; en efecto, las guerrillas no responden a lo que hasta entonces habían sido las vigentes adhesiones ideológicas o partidarias, sino que congregan y se nutren de militantes y combatientes que provienen de ideologías y concepciones que hasta entonces, y a menudo, no solamente eran antagónicas sino que estaban casi siempre enfrentadas. Las experiencias guerrilleras que se instalan no responden a ninguna de las llamadas internacionales, e inclusive manifiestan su oposición y críticas a ellas.

El sexto aspecto claramente destacable lo constituye el cuerpo central de las concepciones que justifican, alientan e impulsan estas prácticas guerrilleras. En efecto, aunque en algunos casos con pequeñas variaciones que imponen las realidades nacionales, todas ellas toman como teoría funcional, determinante y decisiva, aquella que elaboraron en Cuba, y promocionaron en todo el continente, Fidel Castro, Regis Debray y Ernesto Guevara y que era conocida como teoría del foco. Estos tres "teóricos", a partir de una especial interpretación del proceso revolucionario cubano, reducen a un único elemento el factor decisivo del triunfo obtenido. Ese reduccionismo, sin embargo, se transforma en el factor teórico e impulsor de carácter decisivo en las diferentes prácticas revolucionarias que se intentan a lo largo y lo ancho del continente.

El punto séptimo y último se propone dilucidar una cuestión o interrogante que ha sido eludida hasta el presente: ¿la revolución cubana -y su teoría o teorías en cuanto a la factibilidad de aplicar con éxito en otros países lo que interpretaban como el único y acertado camino- tiene alguna responsabilidad en el fracaso de las experiencias guerrilleras que alentaron y apoyaron; es co-responsable principal de aquellas experiencias que acabaron en derrotas completas, totales?

(Jorge Torres. Cuba y el Che. La ruta mágica - Fin de Siglo, 2007)

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1537 - 2016-01-13 21:31:03
postaporteñ@_______________________________

El canto del cisne del foquismo (3)

Los capítulos 3 al 9 forman posiblemente el núcleo más importante de “La experiencia tupamara”. Abarcan casi 7 años de actividad política del viejo MLN-Tupamaros y es un período en el que Jorge Zabalza se mueve con completo conocimiento de causas y efectos.  Un periodo en el que fue –actividades y prisiones- protagonista activo.

El período forma también parte del terreno y los episodios más conocidos y que se pueden encontrar en la mayoría de los libros, pero a diferencia de los otros narradores-inclusive la visión del más conocido entre los “históricos” (EFH)- la visión de Zabalza presenta singularidades propias, introduce el realismo del análisis, la reflexión, y no pocos pasajes de observación crítica.

Lo que hemos querido calificar como la “visión apologética” de la historia de la vieja epopeya tupamara tiene la carencia fundamental de no introducir evaluaciones críticas en el análisis. Ni en la narración casi de “aventuras” de EFH, como en la más realista de Rolando Sasso, que con más trabajo de campo, entrevistas y reportajes, nos brinda a través de la narración elementos críticos o, críticas que se desprenden del mismo relato, de la mera narración. En Zabalza por el contrario –éste es su punto fuerte- la reflexión crítica, la frase, la observación, está presente en todos los capítulos. Enlaza una crítica con las otras para ir configurando su particular aporte. Es por eso que su obra es muy superior a las versiones “oficiales” de “lo que queda” después de las transformaciones del viejo aparato.

Hay también un enriquecimiento notable de datos, de complementaciones necesarias, inclusive información inédita sobre composición de los círculos conservadores, sus alas más reaccionarias y sus actividades. Trabaja en el mismo terreno que otros han trillado, pero de una manera original, con perfil propio. Algunos capítulos son francamente brillantes, Zabalza se mueve entre los datos cronológicos con soltura, firmeza y elegancia. Los ordena –a veces- a voluntad propia, saltándose las cronologías establecidas, pero lo hace para resaltar con más efectividad puntos que considera necesario enfatizar. Su lectura dejará al lector agradablemente sorprendido y le hará surgir más de una sonrisa de aprobación.

Es aquí –posiblemente- donde la visión crítica de Jorge Torres “La derrota en la mira” (2002 ya citado) tiene sobre él mayor influencia. Se impondría una lectura comparativa de ambos, para establecer las similitudes y diferencias, pero esa tarea se la dejamos a los lectores curiosos augurándoles que se será una lectura edificante y provechosa. Sin embargo, para nosotros, exige un tiempo del cual no disponemos, después que hemos encarado estas notas de crítica. Empezada esta serie de notas, el reloj y los tiempos apremian. Los tiempos pacíficos que vivimos, el mismo verano, son más que convenientes –para los lectores jóvenes- que quieran paulatinamente introducirse en la buena práctica de las lecturas metódicas, la toma de notas, las pausas de reflexión y, otras necesidades intelectuales válidas. Recomendamos además, que esa tarea se realice colectivamente, entre amigos, preocupados seriamente por el tema.

Jorge Zabalza en este conjunto de capítulos pinta, nuevamente, un fresco de gran tamaños: en él se entrelazan los acontecimientos nacionales, las diferentes corrientes políticas en que estaba divida la opinión pública, ciertos acontecimientos políticos que tuvieron su epicentro en Cuba (con influencia en los sucesos uruguayo y particularmente en la nueva izquierda) y la multitud de peripecias que atravesó el viejo MLN-Tupamaros en su etapa fundacional, con sus primeros pininos de violencia, los retrocesos a veces brutales que implicaba la represión y el desmantelamiento casi total del esfuerzo, la recuperación del mismo gracias al esfuerzo de sus militantes y el creciente apoyo popular que lo hacía posible. Fue el periodo en que una nueva izquierda irrumpió en la escena uruguaya, liquidó por la vía de los hechos una serie de diferencias con la izquierda contestataria rival y se afirmó como una posibilidad sería de vanguardia no solo en la conciencia colectiva, sino que también conquistó la sorpresa y la admiración en el resto de América, Cuba incluida. Fue el proceso de nacimiento, primeros pasos y afirmación definitiva del viejo MLN-Tupamaros.

Pero Zabalza que conoció demasiado bien el final de la historia (y en carne propia!!!) no se queda en la visión complaciente, autosatisfecha. Por el contrario, minuciosamente va anotando los aspectos negativos, críticos, en una cadencia creciente que culmina en el capítulo 7 “Telaraña o autorganización”, posiblemente el más logrado, de este conjunto de capítulos que analizamos. Allí brillan algunas reflexiones sobre la relación vanguardia revolucionaria en la relación con la masa del pueblo con un vigor y poder de imaginación verdaderamente dignos de felicitación. Se despliega con todas sus galas, su actual visión insurreccional. Es, indudablemente, un horizonte perfectamente vislumbrado, analizado desde diversos ángulos, con riqueza notable de inventiva.

Ya hemos señalado que no compartimos lo subyacente (el foquismo) del cual el mismo está impregnado, pero Zabalza no es “un radicaleta”, es un revolucionario en serio, que no se guía por rabietas ocasionales u, estados de ánimo. Sus reflexiones las hace desde “el cuero propio que dejó en la alambrada”, cuestión que una mínima seriedad intelectual obliga a considerar.

Hay libros cuya finalidad es convocar a la acción (éste lo es, eminentemente) y como sus destinatarios son hombres y mujeres jóvenes, los destinatarios de “futuras insurgencias” y sabiendo –como lo hemos constatado- que hay jóvenes que -en monografías y trabajos de estudio- han tomado la “historia reciente” como el tema de esos trabajos secundarios y/o universitarios, nos atrevemos a dar estos consejos: los trabajos “de afilamiento” teóricos son hoy más necesarios que nunca, para salir “de los vicios” intelectuales, de las “modas” y de las “ondas”, de todas las novelerías que eran muy comunes en la vieja izquierda y,  que en la juventud asaltan a esas nuevas generaciones que sienten “que saben muy poco” de lo que pasó hace ya sus buenos 40 o 50 años.

Por enfocar “el pasado reciente” con liviandad, sin seriedad –cuestión que hacen muchos periodistas y escritores de la “prensa seria” (y burguesa) nos llevamos “sorpresitas” como el verdadero “papelón” que hace bastante poco tiempo protagonizó ciertos periodista “estrella” del diario “El Observador” cuando tenía “la primicia” de una entrevista con H. Amodio Pérez y terminó después de una entrevista muy deslucida, confesando el “hastío” que le provocaba “la historia reciente” (por su mal manejo de lecturas y su falta de notas y fechas) para las preguntas, que el entrevistado, le remarcó con sorna (para que se dejara “de cancherear”), es más que suficiente.

Seguir, en una publicación “progresista”, el semanario “Brecha” las constantes pifias de algunos de sus reporteros, cuando enfocan estos temas, es también notable para el observador que sabe de lo que se habla. Y la juventud de ahora, que tiene medios muy superiores a los de nuestra generación (la del libro y la máquina de escribir) porque puede aventurarse por las vías cibernéticas es,- como todas las juventudes- curiosa, pero también robusta y maliciosa. “Los chicos crecen” señalaba escuetamente el dirigente sindical Ruben Sassano, cuando cierto joven que alguna vez fuimos se animó a discreparle a la “vaquita sagrada” que fue -en su momento- el difunto militante Cultelli, dejándolo atónito, sorprendido y bastante molesto.

Pero… nos vamos del tema…

Una cuestión que es básica y central cuando hablamos del “foquismo” es que debemos separar entre sus iniciadores (Fidel Castro, Ernesto Guevara y Regis Debray) algunas cuestiones que son importantes: Guevara que fue la principal víctima de “aquella teoría” era “foquista” pero también era “algo más”. Su grandeza trasciende “su foquismo” y no se agota en el mismo, va –incluso- más allá, como lo atestiguan sus estudios de economía y sus reflexiones sobre “el socialismo real”. Y es una excelente muestra del revolucionario que supo combinar la teoría y la acción, el pensamiento y el compromiso.

La “teoría del foco” además era un intento de reflexión teórica sobre un hecho que hoy –después de la “implosión” del “socialismo real”- esta tan vigente como en los primeros debates que se dieron al seno de la “primera revolución obrera victoriosa” en Rusia. La revolución socialista no puede lograrse, desarrollarse y consolidarse a menos que se extienda al mundo entero

Hoy este tema ha vuelto a tomar vigencia después de la experiencia histórica –que fue su perversión- del “socialismo en un solo país”, el núcleo central del mito estalinista. Esto –hace sus buenos 55 años- lo tenía muy claro la dirección política cubana y muy especialmente -y con mucha consecuencia- Ernesto “Che” Guevara. Por eso el “foquismo” debe considerarse bajo el prisma de esa cuestión central, como un “subproducto” de la misma.

Sirva esta observación, para la tarea de “hilar fino” cuando nos referimos “al foquismo” del Che Guevara. Si lo señalamos entre sus iniciadores no es solamente porque él lo menciona en sus libros reiteradas veces, sino además porque sus observaciones contrarias al inicio de la actividad armada en Uruguay (discurso en el Paraninfo) han sido la coartada perfecta para los argumentos de EFH, -documentados tantas veces!!!- y que Jorge Zabalza sigue (ver págs. 48 a 52 de la citada obra)

Finalmente –algo más- el foquismo no es sinónimo de actividad guerrera, militar, de accionar político con las armas en la mano meramente. El foquismouna variable–la cubana- de un accionar que las corrientes socialistas no pueden descartar: la actividad armada

El principal expositor de la misma fue un intelectual francés, Regis Debray, pero a nadie se le oculta que “el bombo” que se le daba a sus dos primeras obras (“El Castrismo: la larga marcha de A. Latina” y “Revolución en la Revolución?” 1967), la rápida difusión editorial de las mismas, el repentino papel plenipotenciario que tenían sus viajes y las tareas encomendadas al mismo en América Latina con respecto a la aventura de Bolivia, tenían detrás el respaldo de la más alta jerarquía política en La Habana, Fidel Castro.

 Jorge Zabalza cuando para justificarla invoca ciertos documentos internos del viejo MLN-Tupamaros, se repite en la misma soberbia inconsistente de su antiguo “patrón” (EFH). Se copian el uno al otro, lo cual demuestra –por más que invoque Zabalza su agradecimiento intelectual a ciertos críticos (Jorge Torres el principal o, Cultelli)- que sigue teniendo la misma visión unilateral que se impuso en aquellos tiempos.

Justamente, el aporte crítico de Jorge Torres, fue especificar en su libro “La derrota en la mira” esa particular evolución que tomó en Uruguay aquel foquismo como padre putativo del “aparatismo” y del “militarismo verticalista”. Tomar las armas, usar las armas, evitando el “fetichismo de las armas” que puede –eventualmente- seducir a tantos es, en esto, una cuestión central

En China –en condiciones muy especiales- este tema logró plasmarse en una consigna sintética: “el partido manda al fusil” una fórmula –salvando las circunstancias y el tiempo- absolutamente precisa. (Los corchetes tienen la finalidad de que no nos acusen de “maoístas” que nunca lo fuimos).

 O dicho de otra manera “los ferreteros” para poder ser “ferreteros” primero tienen que entender “de política”. Y eso hay que tenerlo muy claro. Por no estar claro entre los “históricos” el problema, por no intervenir, conducir, y clarificar permanentemente el problema, es que la denominada “desviación” se afianzó y, finalmente, fructificó en una derrota estruendosa.

La vida misma, la reflexión personal, llevó a decenas de militantes, apenas salieron de las prisiones y tomaron contacto –en otros países- con la realidad, fue justamente,  tomar cursos de ciencias políticas. Tanto en Chile, como en Cuba, como en los países europeos. Y lo hicieron porque esos cursos no se impartían en Punta Carretas, donde existieron más que condiciones propicias para encarar el tema y orientar verdaderas campañas de “educación política” de la militancia. Las discrepancias de ciertas corrientes de compañeros (entre otras la pésimamente denominada “Microfracción”) es una muestra evidente de lo que señalamos. Y el gran fracaso de la dirección “histórica” y de los “históricos” y “vacas sagradas” fue justamente no poder, no saber y no ejercer “la conducción”.

Los revolucionarios argentinos del ERP, tenían muy claro el tema de “aprovechar” la estadía en las prisiones, para reforzar la capacidad de estudio y lectura de sus militantes. Y su máximo dirigente Roberto Santucho ejercía casi un rol rectoral en incentivar esos estudios (obligatorios para los cuadros superiores), supervisarlos y planificar el tiempo de estudio entre las actividades físicas y las intelectuales. Las tribulaciones de ese formidable revolucionario que fue “el Pelado” Gorriarán y sus “sudores” y dificultades con cierto texto marxista clásico (y Gorriarán tenía estudios universitarios en economía!!!) hacen de la narrativa de esas peripecias unos de los aportes más simpáticos de su relato

Si eso se hubiera aplicado en Punta Carretas, más de una “vaca sagrada” habría mostrado –ya entonces- lo que después han demostrado hasta la nausea: que eran unos “verdaderos troncos patrias” en materia de capacidad para pensar, que tenían carencias y agujeros fenomenales en su formación política básica, todo lo que después mostraron plenamente luego de la liberación de 1985 cuanto tuvieron que encarar una vida política “abierta” sin las penumbras protectoras de la clandestinidad, el secretismo, la “fama” y el aparato.

El drama del viejo MLN-tupamaros –lo hemos dicho varias veces a lo largo de ya demasiados artículos anteriores- es no haber sabido discutir con “sus bases” cuando planteaban estas cuestiones críticas. Y la carencia fundamental de la militancia tupamara es su formidable atraso político, su falta de ejercicio en el estudio, el razonamiento, el debate y el tratamiento correcto de diferencias.

La “nueva izquierda latinoamericana”- y el viejo MLN-Tupamaros, fue parte de ella, por méritos propios- tenía, cuando surgió, delante de sí una tarea de verdaderos gigantes: no solo la lucha en sí, además la diferenciación concreta con “la otra izquierda” (la parlamentaria, la estalinista, la socialdemocrática, y sus secuelas de reformismos y “etapismos”). En el caso tupamaro hubo prolongados procesos de discusión y los documentos conocidos son síntesis de esas discusiones donde hubo “materiales, observaciones, aportes”, que se dejaron para considerarlos “más adelante” (de ahí “las búsqueda” de ciertas carpetas que perdió en algún balneario EFH, cuando quiso hacer “su historia, de desorejado, que siempre fue).

 Lo conocido era lo que se aprobaba en función de las circunstancias. El tema de esas “discusiones perdidas” resurge también en Jorge Torres, por eso es importante esta nota de Zabalza con la que cierra (ver capítulo 8 de su libro) pág. 112:

“Aquella confianza de los 60 en la potencialidad del pueblo para salir a la calle a hacer su revolución, fue sustituida en los 70 por una confianza desmesurada en la capacidad del aparato armado para derrotar a las fuerzas conjuntas de Policía y Ejército

 Cada vez más alejados de la idea del “pueblo armado y organizado”, nuestra política con armas fue dejando de ser una traducción de los sentimientos e ideas del pueblo trabajador. El concepto de doble poder se restringió a la correlación de aparato contra aparato y condicionamos la emancipación social a los triunfos y derrotas de la fuerza guerrillera. La Columna 70 creada para el trabajo de masas, se abocó a tender la telaraña organizativa hasta el pueblo no organizado…ni se nos ocurrió que su tarea era estimular el desarrollo autónomo de las fuerzas populares”.(los subrayados son nuestros).

Y con este párrafo que nos parece revelador (y que honra a Jorge Zabalza) queremos cerrar esta tercera entrega…

c.e.r. - postaporteñ@ 1537 - 2016-01-13 21:30:55
postaporteñ@_______________________________

VHM | |"Devuélvanme el programa y queda todo olvidado"

Un Tipo De Principios

Un Víctor Hugo auténtico:

denunció que lo censuraron y dijo que si le devuelven el programa se olvida de todo

Ricardo Roa | Clarín 13/1/16

Ahora Víctor Hugo denuncia censura. Con nosotros no, Víctor Hugo. La censura es la prohibición de la expresión. No se te ha prohibido expresarte. Se terminó tu relación con radio Continental. Eso es todo.

Así comenzaba esta columna. Pero Víctor Hugo es sobre todo un militante de sí mismo. En un acto convocado anoche para defenderlo dijo que si le devuelven el programa se olvida de todo

Finalmente no se le puede pedir a Víctor Hugo que deje de ser Víctor Hugo. En su momento sus relatos de goles trajeron aire fresco y supo ser comentarista independiente. Hasta que comenzó su devoción por el kirchnerismo.

Saltó de impugnarle a Kirchner que hubiera comprado dos millones de dólares aprovechando información privilegiada a aceptar que en esa operación no había nada sospechoso. No hubo escala intermedia. Sólo un llamado de Kirchner. O algo más. Así son las conversiones: por revelación mágica o por dinero.

Pocos meses antes, había definido a Kirchner como “el grandote del barrio, el que paga las copas a todos, el que todos se ríen de sus chistes aunque sean horribles".

Después lo defendió en todo. Defendió lo indefendible. A corruptos como Boudou, De Vido y Lázaro Báez y los negociados del juego de Cristóbal López y de Cristóbal López con los Kirchner. Fue vigilante tiempo completo de periodistas y de jueces no conversos. Y a la tragedia de Once la llamó accidente. Cada día inundaba de sentencias absolutorias a los funcionarios y de sentencias condenatorias a quienes los criticaban o informaban.

Víctor Hugo tiene todo el derecho de seguir haciendo lo mismo. No es alguien encarcelado en el silencio. El problema es que los Kirchner ya no están en el poder y se le acabó la pauta oficial. Puede trabajar en radios kirchneristas. Las de Cristóbal López; de Szpolski y Garfunkel; de Víctor Santa María y de Electroingeniería. Su drama es que tendrá que achicar la factura

Víctor Hugo había sido un imán para la publicidad deportiva y fue un imán para el dinero del Gobierno. Es un grupo empresario en sí mismo. Cobraba de muchas cajas. Hoy las perdió. Peor: perdió audiencia y el poder de generar negocios privados

En tevé tenía menos de 2 puntos de rating y en la radio iba cuarto entre seis. No es un modelo periodístico sino un emblema de lo contrario: alguien que habla sin datos y que critica sin pruebas.

Un operador. Quiere hacer creer que su despido es un ataque a la libertad de prensa. Y que Clarín lo despidió. No, Víctor Hugo: no ha sido Clarín. Tampoco ha sido Macri. Pasó simplemente que dejaste de ser útil para quienes te empleaban

 

Víctor Hugo Morales: la extraña deriva de un periodista

De crítico de Néstor Kirchner, el otrora respetado relator de fútbol cambió su postura y confundió el ejercicio de su profesión con la propaganda política

MIÉRCOLES 13 DE ENERO DE 2016 La Nacion editorial

Insistentemente, hemos cuestionado desde estas columnas la utilización de los recursos públicos al servicio de construir una voz dominante y monopólica en la opinión pública. El vicio central de dicha política, tan largamente utilizada por la administración saliente, reside en la corrupción implícita de destinar fondos que son de todos los ciudadanos para alcanzar objetivos privativos de una facción. Conocimos así, a lo largo de 12 años del gobierno saliente, a una legión de pseudoperiodistas transformados en propagandistas del poder de turno a los que, con indulgencia, se denominó "prensa militante".

Más allá de lo reprochable de esta conducta, una de las tantas que nos permitieron conectar al kirchnerismo con la autoritaria tradición del fascismo y del estalinismo, no debería ponerse en duda la sinceridad de hombres de prensa que se embanderaban a diario con las consignas dictadas desde la cúpula del poder político. Pero también hay casos, que no son pocos, en los que esa sincera convicción debe ser puesta en duda. Nos referimos a periodistas que, tras haber criticado duramente al Gobierno, de la noche a la mañana se convirtieron en sus principales apologistas. Uno de los casos más llamativos es el del relator de fútbol y conductor radial y televisivo Víctor Hugo Morales, que fue despedido de Radio Continental, donde trabajó casi 30 años, con el argumento de que no había cumplido su contrato. Morales afirma, en cambio: "Me echan porque esta empresa está atada a la necesidad de la pauta publicitaria que maneja solamente un gobierno". Y curiosamente, Morales adjudicó su despido a un empresario a quien el ex titular de la Afsca, Martín Sabbatella, había dado luz verde para, mediante un artilugio, violar la ley de medios

Durante la gestión kirchnerista, sin argumentación alguna, como quien practica un acto de prestidigitación intelectual, Morales pasó de los juicios lapidarios contra el matrimonio Kirchner a una fanática y sostenida defensa de su gestión.

Para observar esta rotunda conversión basta retrotraernos a mediados de 2009 y citar sus propias palabras. Durante una entrevista que le realizó su colega Jorge Lanata, condenaba duramente la agresiva conducta de Kirchner hacia un cronista durante una conferencia de prensa y describía al por entonces presidente como "el grandote del barrio, el que les paga la copa a todos y todos se ríen de sus chistes, aunque sean horribles".

A los funcionarios que celebraban las bravuconadas que enojaban a Morales -algunos de los cuales fueron luego entrevistados por él con una cordialidad cercana al vasallaje- los llamó "esa claque infame de diputaduchos y pequeños ministros y seres tan desagradables, esos alcahuetes del poder que se reían porque él (Kirchner) le estaba tomando el pelo (...) a un movilero"

Reconstruyendo la historia, podríamos identificar que la primera manifestación enfática de su fe partidaria fue haber excusado a Néstor Kirchner cuando quedó al descubierto que había comprado dos millones de dólares en el mercado de cambios para realizar una operación inmobiliaria en efectivo. Esa compra ocurrió durante la crisis financiera internacional que golpeaba con dureza a la economía argentina y cuando el Banco Central intervenía fuertemente en el mercado cambiario, pero el peso igualmente se depreciaba y la salida de capitales era creciente. Desde entonces, Morales profundizó su admiración por la gestión K y respaldó expresamente una política de medios que sólo pretendió silenciar las voces críticas y apoyar con pauta oficial a los amigos del poder.

Cuando el gobierno de entonces consideró conveniente virar hacia un enfrentamiento con el Grupo Clarín, Morales se sumó rápidamente a esa cruzada al afirmar que desde siempre había planteado los mismos severos reparos. Con el paso de los meses, no quedó acción oficial que no lo contara entre sus defensores. Era ya un exponente de aquello que en Italia denominan giornalismo di regime (periodismo de régimen)

En defensa de Morales se puede sostener que todo ser humano tiene derecho -y si es periodista, el deber- de revisar sus interpretaciones y someterlas a crítica para eventualmente modificarlas y hacerlas más certeras. Puede resultar inverosímil a la luz del vuelco posterior, pero por aquel entonces se irritaba hasta el extremo de aseverar que el gobierno bajo cuya ala luego se cobijaría convenientemente era "un gobierno muy agresivo hacia el periodismo, con una actitud muy vigilante hacia los periodistas, lo cual no es bueno".

Su cambio de opinión es francamente desconcertante, pues pasó luego a afirmar que la actitud en exceso vigilante era la de la prensa independiente para con el gobierno.

Un veterano periodista como Diego Bonadeo, destacado también en el ámbito deportivo, descalificó a Morales por su repentina mutación de entonces y lo llamó "farsante". Nadie tiene, sin embargo, derecho a juzgar la subjetiva motivación de un comportamiento. Aunque Morales sí se arrogó ese derecho. En aquel momento, mediados de 2009, el locutor y periodista describió la conducta de aquellos colegas periodistas que "han recibido muchísimo dinero, enormes cantidades de dinero, que no se justifica por ningún lado". Agregó, más riguroso todavía, que esos periodistas "están con las manos sucias, se han ensuciado las manos". Y concluyó que "ésa también es una manera de atacar la libertad de prensa".

Al ser echado de Radio Continental Morales irrumpió en el estudio, cuando estaba al aire el programa anterior, para realizar su descargo fundamentado en que su desvinculación "está en el contexto de una situación agobiante, terrible para la democracia y la libertad de expresión". Afirmó también que Macri sería una máscara del poder real de Clarín y, para estupor de muchos, se detuvo ahora a analizar la importancia de la pauta publicitaria para la supervivencia de un medio, al tiempo que consideró que la radio pudo haber sido presionada por este tema por el nuevo gobierno.

La extraña deriva de este hombre que, por muchos motivos, acreditaba hace unos años una trayectoria respetable no sólo lo desmereció a él. Envileció también a los funcionarios que veneró y que aún defiende, por aquello de Julián Marías: "El grado de autoritarismo de un régimen se mide por los montos de obsecuencia que demanda"

 

La sinuosa trayectoria de VICTOR HUGO MORALES

Alfredo Casero escrachó a Víctor Hugo con un incómodo video junto a militares

Por: Redacción Nexofin |  13/1/16

El actor continuó el enfrentamiento con el periodista a través de duros mensajes y en su cuenta de Twitter subió un incómodo video del periodista, cuando en 1977 asistió a una fiesta en el Batallón Florida, Uruguay

El polémico despido de Víctor Hugo Morales de radio Continental generó un fuerte debate y entre los principales detractores se encuentra el actor Alfredo Casero quien escrachó al periodista uruguayo en un video con los militares en su Uruguay natal.

El actor publicó imágenes rescatadas por Periodismo Para Todos después de una investigación del libro Relato Oculto, las desmemorias de Víctor Hugo Morales.Un libro de Leonardo Haberkorn y Luciano Álvarez Editorial Planeta, donde se narra que el 4 de setiembre de 1977 se realizó una fiesta en el Batallón Florida, donde había presos de la dictadura militar, para homenajear al entonces mayor Juan Carlos Grosso (hoy coronel retirado) que partía en una misión de paz a Cachemira.

Participaron de la reunión varios artistas, entre ellos el cantante de tangos argentino Enrique Dumas. Víctor Hugo Morales (“un conspicuo amigo de todos los integrantes del Batallón Florida”, según se lo presentó) realizó un discurso para su amigo.

Este mensaje y otros duros tuits se produjeron mientras se realizaba un abrazo simbólico contra el despido de Víctor Hugo Morales acompañado por el Cuervo Larroque, Martín Sabbatella, militantes del kirchnerismo, periodistas y organizaciones de Derechos Humanos.

Víctor Hugo Morales en el Batallón Florida (Uruguay, 1977) video

https://youtu.be/p_cC_V_haZ4

 Envió JCCENA

- postaporteñ@ 1537 - 2016-01-13 21:10:33
postaporteñ@_______________________________

Uruguay del 1900: Estancieros y el imperio británico

He leído con atención el último envío a La Posta de C.E.R., y sin haber leído el último libro de Jorge Zabalza, La experiencia tupamara, (pensando en futuras insurgencias) debo decir que estoy de acuerdo en muchos de sus planteamientos.

Sea Zabalza o cualquier otr@ que mantenga que un 'un núcleo selecto', o llamado por mí 'las divinidades de un nuevo Olimpo', elegidas por el dios Azar o cualquier otra divinidad, puedan ser las únicas que conducirán al ser humano a su 'eterna salvación'. Ell@s, los correctos, los de las únicas verdades, los mejores conocimientos, los morales, sabios, justos, los soberanos. Ell@s, los que establecerán el destino del universo. Al igual que Zeus en la mitología griega

Este núcleo selecto, tiene como propósito, enseñar a los pueblos a alimentarse de teorías irrefutables, sin permitir otras opiniones, ideas. Que parecieran estar recubiertos con la piel impenetrable de la cabra Amaltea, del dios supremo de los griegos, para luchar contra los titanes del orden local y mundial

Entonces, preguntaría que armas emplearían, que tácticas, que nuevo tipo de tatuceras? Los tiempos han cambiado tanto, me refiero a lo tecnológico. Solamente en pensar que los sistemas actuales de radares localizan hasta la sombra misma. Cómo se financiaría? 

Sin ir más lejos, tenemos como ejemplo las FARC de Colombia. Decenios de lucha, en selvas impenetrables, montañas, con un ejército bien preparado, con armamento, muchas veces sofisticado. Y aún así, no han triunfado Las FARC, al igual que muchísimos otros movimientos revolucionarios del siglo pasado, no han llegado a penetrar en lo más importante y necesario. El pueblo colombiano.

Con pueblo me refiero no solamente a la población de las ciudades, sino también al campesinado, a las poblaciones afrodescendientes, al movimiento indígena. Y por ende, tampoco se han allegado al obrero, a las bases sindícales, al estudiantado, etc.

La derrota de la insurgencia no es solamente militar. Es una derrota política; quizás en parte por la desaparición de sus principales líderes. Si bien se planteó un camino al socialismo por vía armada; no estoy muy segura a que socialismo se refería. Cómo construirlo.

Cabe preguntarse: por qué no acompañó el pueblo?. Por qué la insurgencia no tomó fuerza?

En un país dominado por presidente relacionados al narcotráfico, en un país con bases militares yanquis, en un país que siembra muerte de dirigentes sindicales, donde la población campesina e indígena ha sido diezmada por asesinatos en masa, y despojados de sus tierras, qué es lo que ha faltado?

Una de las respuestas es justamente "el núcleo selecto". Con todo, hay enseñanzas que se pueden tomar de las FARC. En mi opinión, a modo de ejemplo; es la participación de la mujer en alguna medida en los comandos. Otra, es la lucha contra el machismo, que ha tenido su mayor éxito en lo cotidiano. No hay tareas masculinas o femeninas.(cada cual se lava sus calzones)

No sé, ni cuándo, ni cómo, ni dónde, o sí nacerán nuevas insurrecciones, de la misma forma que hemos conocido. No sé que sacará del letargo a los pueblos. Cuándo dirán  basta!

Los dejan sin trabajo, sin casa, jóvenes sin futuro, adultos con magras pensiones, etc.

En cuanto a José Batlle y Ordoñez, creo que fue el más auténtico presidente de Uruguay, de su tiempo, y las corrientes políticas dominantes; al menos dejó leyes que transformaron el país y puso a Uruguay en el mapa internacional

Derechos laborales / Estableció la jornada de 8 horas, ley por indemnización por accidentes de trabajo, indemnización por despido que dependía de los años trabajados. La mujer dispondría de 40 días de descanso en el período de embarazo, el descanso obligatorio era de un día cada siete y un máximo de 48 horas semanales de trabajo. La prohibición del trabajo a menores de 13 años. Pensión a la vejez para todas las personas mayores de 65 años y de cualquier edad en caso de invalidez absoluta, que se encontrara en la indigencia

Estatización y nacionalización /  Los servicios públicos esenciales deben estar en manos del Estado. La intervención del Estado donde el capital privado fuera indeciso o temiera perder dinero, porque no estaba guiado por el afán de lucro sino de servicio público. El Estado debía sustituir a las empresas extranjeras que se llevan la ganancia fuera de fronteras debilitando el país

El Banco de la República del Uruguay, el Banco Hipotecario y la de seguros, pasaron de manos privadas a manos estatales con la creación en 1911 del Banco de Seguros del Estado

La ley del divorcio donde se incluía la disolución del matrimonio por la sola voluntad de la mujer

En 1915 se creó la Administración de Ferrocarriles del Estado.

Estado laico La división entre la iglesia y el Estado.

Gran parte de lo que remarcó a Uruguay en el plano internacional el gobierno progresista, de exguerrilleros, está destruyendo

Por los tiempos de Batlle y Ordoñez la izquierda se concentraba más en el Partido Socialista fundado en 1910, dirigido por Emilio Frugoni.

El Partido Comunista, escisión del partido socialista se fundó en 1921, adherentes a la Revolución Rusa y la Tercera Internacional leninista.

El Partido Blanco Radical, escisión del Partido Nacional, creado en 1925 por Lorenzo Carnelli, de tendencias socialistas y progresistas para la época, con similitud al Batllismo.

En cuanto al anarquismo la figura más conocida fue Florencio Sánchez. 

Participó en la guerra civil incorporándose a las filas de Aparicio Saravia siguiendo la tradición familiar. Consternado por el clima que rodeaba al alzamiento, desertó y se fue a Brasil. Desencantado por las posturas políticas tradicionales comienza su militancia en el anarquismo.

En su primer ensayo dramático inconcluso, Los soplados, editado en La voz del Pueblo, de Minas en agosto de 1891, cuando tenía dieciséis años, denuncia la corrupción y los abusos de poder de los gobiernos municipales.Sánchez condena la guerra, y en su obra El desalojo se refiere a la batalla de Estero Bellaco, ocurrida en Paraguay en mayo de 1866. Se trata de uno de los episodios más sangrientos de la "Guerra de la Triple Alianza".

Sánchez incluye como personaje a un viejo combatiente, importa como soterrado manifiesto antimilitarista - de raíz ácrata- contra un Estado que no premia siquiera a los soldados que fueron a servirlo, matando a sus iguales sin otra justificación que los intereses de las élites dominantes.

En esta obra, Sánchez muestra el absurdo predominio de los ideologismos del poder (invocaciones a la patria, el ejército, la nación, el deber) en un hombre mutilado, que no puede mantenerse, y que su única gloria consiste en haber adquirido una deformación física. El lisiado representa el fin de una época y - por contraste con los personajes del periodista y el comisario- encarna la derrota de la mentalidad 'bárbara' frente al avance de la sensibilidad burguesa, con sus nuevas y sutiles formas de dominio y exclusión, que ahora marginan a los nietos del soldado.

El 'problema obrero', como lo llamaban en los novecientos las clases dirigentes, se manifiesta por primera vez en los parlamentos de las sirvientas Puertas adentro, estrenada a fines de 1898. También en Marta Gruni se alude a las vicisitudes del trabajo obrero y, en la escena IX cuadro II, a las luchas sindicales

Puerta adentro, expresa mejor la situación política que se vivía en Uruguay. Allí se debatía la 'ley de las ocho horas', que tuvo un precedente en  "Código de Trabajo" redactado en 1905 por los nacionalistas Luis Alberto de Herrera y Carlos Roxlo.

Quizás las obras de Florencio Sánchez, su teatro, pudo influir en el ánimo de un público que aguardaba cambios.

José Batlle y Ordoñez cuestionó el orden económico y social de Uruguay del novecientos. Ese orden se basaba en el respeto a la propiedad privada, que englobaba el latifundio, la creencia que el progreso del país radicaba en el "crecimiento hacia afuera" mediante la explotación de sus recursos naturales lo que conducía a la ganadería como destino manifiesto y el respeto sacrosanto al imperio británico y la creencia que si el Estado no interviniese para proteger a los 'débiles' frente a los 'fuertes', ya que la debilidad de ciertos grupos sociales sólo era una condición transitoria de sus integrantes. Cada uno de estos supuestos fue puesto en duda por la dirigencia política mencionada.

El movimiento obrero organizado por anarquistas y socialistas en Montevideo lanzó un grito de guerra total contra el orden vigente. Las voces de protesta del elenco político eran menos airadas que las obreras, pero las 'clases conservadoras' sabían que tenían otra fuerza ya que partían del gobierno, es decir, de la forma más visible del poder en ese Uruguay todavía decimonónico.

Fue el elenco político del novecientos el protagonista de lo que de ahora en adelante denominaremos como 'reformismo', es decir, la tendencia a promover el cambio más o menos radical de los modelos económicos, sociales y mentales dominantes, sin recurrir a la violencia.

El término 'reformismo', nos permite ubicar al batllismo como una más de las corrientes políticas europeas y americanas que buscaron en las primeras décadas del siglo XX las aristas más crudas del 'capitalismo salvaje'  y resucitar el viejo anhelo de 1789 por una sociedad ideal, sin recurrir a los mismos métodos.

En Gran Bretaña, el Partido Liberal rejuvenecido en sus postulados económicos - sociales por Lloyd George (1906-1914); en Francia, la República Radical y su anticlericalismo apasionado (1899.1910); en los Estados Unidos el 'progresismo' de Teodoro Roosevelt (1901-1909) y la misión moral de Woodlawn Wilson (1913-1921), en su lucha por disciplinar a los 'grandes negocios', crearon una atmósfera mundial de renovación y de cambio dentro de la cual se inscribían tanto el radicalismo argentino de Hipólito Yrigoyen como el batllismo nuestro 'reformismo'  todos, sin embargo, con sus particularidades y hasta ondas divergencias. 

(Batlle, los estancieros y el imperio británico, tomo II José P. Barrán - Benjamin Nahum),  Capitalismo I El reformismo y sus aliados. Edición Banda Oriental.

No creo que podamos inspirarnos en nuevas revoluciones, como lo hemos hecho ante la Revolución Cubana. Un mundo globalizado económicamente, guerras a doquier, deshumanizado, idiotizado por el consumismo, y ecológicamente en peligro de extinción.

Quizás, nos toque dar un paso al costado, dejar paso a la juventud, tratar de encontrar en ella inspiración. Por último pienso que ya no nos creen. Que somos pésimos maestros, repitiendo la misma oración y el mismo amén

Acaso olvidamos nuestros días rebeldes de juventud?. Nos dejamos influir por l@s viej@s de entonces, que no podían entender nuestras ansias de liberación?, de soñar por un mundo mejor? Escuchamos sus consejos?, y el no te metas?

No creo que ningún movimiento armado latinoamericano haya editado tantos libros como los tupamaros. Entendible, durante las décadas primeras de los finales de los '80, hasta la llegada al gobierno del FA, con sus exguerrilleros a cuestas. Pero realmente hay algo nuevo para escribir, que no sea lo que cada uno de la santa cofradía, o alguno de ellos, admitan los errores que se han cometido y que en realidad andaban sin rumbo político claro y definido?.

Cuándo algún escritor, sin fines de lucro, escribirá, entrevistará, a los silenciados?, a los olvidados soldadit@s tupamaros?.

Antes de que sea demasiado tarde

PELUSA - postaporteñ@ 1537 - 2016-01-13 19:09:18
postaporteñ@_______________________________

Brasil Impeachment claustrofóbico

Editorial  Correio da Cidadania

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

Brasil llegó al final de 2015, primer año del segundo mandato de la presidenta Dilma Rousseff, en medio de una de las más profundas crisis del país. Política, económica, social, ética, ambiental. Crisis, además, permeada por una lógica perversa, profundizada luego de la llegada del Partido de los Trabajadores al poder: la lógica de “nosotros contra ellos”, tildada por muchos como “Fla-Flu”(1)

Escándalos de corrupción, degradación de la política, desaceleración ruidosa de la economía, desempleo asustador, avalanchas ambientales, siguieron encadenándose en el año 2015. El proceso de impeachment que ahora amenaza a la presidenta de la República es la expresión de la profundidad y de la magnitud de esa crisis

Desatado por Eduardo Cunha, y apoyado por Michel Temer y Aécio Neves, ese proceso está siendo movido como arma de chantaje político, en un Congreso hundido en escándalos y chicanas y ya desacreditado ante la población. La extrema fragilidad de la economía, con una desaceleración que, a partir de las previsiones más optimistas, debe alcanzar 3,5% del PIB en 2015, y con la pérdida de cerca de un millón de empleos formales solamente en ese año, incentivó la actuación radicalizada y el fisiologismo todavía más descarnado de los partidos de orden. Una presidenta debilitada por los escándalos de corrupción y, principalmente, por una economía moribunda, creó la oportunidad para el empuje de esos partidos y, quién sabe, para su único momento de gloria.

Al mismo tiempo, en lo que respecta al gobierno, está claro que la consideración de la actual situación a que está sometido el pueblo brasilero y que le costará años de pesada agonía, nos es de manera alguna fruto de acontecimientos fortuitos.

Son muchos los análisis que desde bastante tiempo, vienen denunciando los límites del llamado “desarrollismo” de las gestiones petistas. Montado, entre otros pilares, en el incentivo al consumo, partir de la apertura de numerosas líneas de crédito, creó una fuerte sensación de “empoderamiento” en las clases menos favorecidas. Esas clases vieron que sus padrones de consumo de modernizaban. En tanto, sus oportunidades no fueron expandidas con mejor educación pública o con la mejoría de la atención en salud.

La exportación de commodities agrícolas, otro pilar de la era “desarrollista”, al mismo tiempo que se aprovechó de un período de marea alta en la economía internacional, mantuvo el país atado a una posición subalterna en la división internacional del trabajo. Varios sociólogos y economistas llegaron a pronosticar y denunciar esa “reprimarización” de nuestros padrones de comercio.

Es innegable que, por primera vez en la historia, avances sociales retiraron a millones de la miseria y de la pobreza absoluta. Mientras tanto, hasta los defensores del ciclo petista y del gobierno, con ojos más críticos, reconocen que eso ocurrió de forma separada de medidas emancipatorias, sin tocar los problemas de la desigualdad social. Las avalanchas de barro y la recesión que toman cuenta del país, amenazan ahora las grandes banderas del lulismo, petismo y asociados, entre ellas, a la propia Bolsa Familia.

¿Y qué decir además de las alianzas reiteradas de los mandatos petistas con sectores de la derecha a lo largo de tantos años? Alianzas que no se limitan con alguien tan descalificado como Eduardo Cunha, con el cual se tentó, hasta última hora, un maridaje que no aceptase, como presidente de la Cámara, el pedido de impeachment.

La campaña de 2014 es el ejemplo más revelador del peso de esas alianzas. Cualquiera que se hubiera detenido por algunos segundos en el programa de gobierno de la candidata Dilma, podría verificar que estaba fielmente encuadrado por la agenda conservadora y liberal. Los propios debates entre los candidatos que lideraban las encuestas, dejaban transparente el compromiso con el status quo delante de los grandes grupos económicos nacionales e internacionales. ¿De lo contrario, Dilma hubiera recibido tamaña suma de recursos de constructoras, mineras, del sector financiero, etc.? Las promesas de la actual presidenta, de que no movería los derechos de los trabajadores, fueron, por tanto, desmentidas antes de sus primeros días de gobierno, cuando nombró a Joaquim Levy y Kátia Abreu para las carteras más importantes.

Las tan comentadas “pedaleadas fiscales” son nada más que “pedaleadas políticas”, resultantes de ese cuadro de engaños y distorsiones. Los préstamos de bancos públicos al gobierno, considerados ilegales por violar la Ley de la Responsabilidad Fiscal, y que ahora abren camino al impeachment, fueron justificados como forma de no atrasar los traspasos a la Bolsa Familia. Basta ver el porcentual del presupuesto público destinado a la Bolsa Familia, así como a las áreas de salud y educación, en comparación al que sagradamente es destinado al pago de intereses y amortizaciones a los grandes inversores del mercado financiero, los detentadores de la deuda pública.

Incontables son los hechos, las situaciones y los ejemplos que pueden ser citados para demostrar que el gobierno Dilma no es, definitivamente, un “gobierno en disputa”. La idea del “mal menor” queda también cada vez más, triturada delante del contexto bien complejo que desmiente esas críticas arraigadas, sean fruto de la ingenuidad o la mala fe.

Permanezca o no en el cargo la presidenta Dilma, el hecho es que continuarán asegurados los compromisos con el gran capital. El nuevo ministro de Hacienda, Nelson Barbosa, no bien asumido, y bajo las amenazas de aumento del dólar y la caída de las Bolsas, reiteró en público su fidelidad al ajuste fiscal

Un eventual proceso de impeachment resultará bien apropiado por nuestra “sociedad del espectáculo”. Y los únicos beneficiarios de ese proceso serán los dueños del gran capital, representados por ambas partes en aparente conflicto

No será posible a los trabajadores y sectores progresistas seguir un rumbo de verdadera concientización, mientras continúen presos de los maniqueísmos y esquemas binarios de pensamiento. Se trata de esquemas inocuos para dar cuenta de las realidades, esterilizando la capacidad de percibirlas en su complejidad. Y la reiteración constante de esos esquemas en estos últimos años -desde que la izquierda representada por el PT subió al poder y desvirtuó el sentido de actuación de la izquierda y los movimientos sociales- ha sido desastrosa. Destruyendo, cada día, a pasos largos, la posibilidad de avance de un pensamiento y de un movimiento críticos

A los trabajadores brasileros interesa huir de la trampa de las versiones pensadas para capturarlos en la conmoción. Sólo la radicalización de la crítica podrá encontrar los instrumentos políticos y de organización necesarios para enfrentar un momento en que se presentan tantas y tamañas contradicciones del desarrollo brasilero

Nota de Correspondencia de Prensa

1) Alude a la histórica rivalidad entre Flamengo y Fluminense, equipos de fútbol de Río de Janeiro, de los más populares de Brasil

- postaporteñ@ 1537 - 2016-01-13 18:22:15
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] Siguiente