Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Siria/ Sobre la intervención militar de Rusia

Entrevista a Gilbert Achcar * por Ilyá Budraitskis **

Lefteast | CRITICATAC

-Ilyá Budraitskis: Han pasado varios días desde el comienzo de la intervención militar rusa en Siria y los objetivos y la estrategia de esta operación siguen estando poco claros. La explicación que dan los portavoces rusos no aclara nada, pues por un lado afirman que el motivo principal es la lucha contra el Estado Islámico (EI), mientras que por otro la presentan, como hizo Vladímir Putin en la ONU, como un acto de ayuda al gobierno legítimo de Bachar el Asad

¿Cuál crees que es el objetivo real de esta intervención?

Gilbert Achcar: La justificación oficial inicial de la intervención estaba destinada a obtener para Rusia la luz verde de Occidente, en particular de EE UU. Puesto que algunos países occidentales están bombardeando posiciones del EI en Siria, está claro que no estaban en condiciones de oponerse a que Rusia hiciera lo mismo. Este fue el pretexto con el que Putin vendió su iniciativa a Washington antes de ponerla en práctica, y Washington compró. Al principio, antes de que los aviones rusos empezaran a bombardear, las declaraciones emitidas por Washington daban la bienvenida a la contribución de Rusia a la lucha contra el EI. Fue una reacción totalmente ingenua y, por supuesto, por parte de Putin un puro engaño. Pero yo estaría de veras sorprendido si en Washington creyeron realmente que Rusia estaba desplegando fuerzas en Siria para combatir al EI. No es posible que no supieran que el objetivo real de la intervención rusa consiste en apuntalar el régimen de Asad. El caso, sin embargo, es que Washington aprueba incluso este objetivo real de la intervención de Moscú: evitar el colapso del régimen sirio. Desde los primeros días del levantamiento en Siria, el gobierno estadounidense, por mucho que, de entrada, dijera que Asad debía dimitir, siempre insistió en que su régimen debía mantenerse. Contrariamente a lo que creen críticos simplistas de EE UU, el gobierno de Obama no está en modo alguno a favor de uncambio de régimen” en Siria, sino más bien lo contrario. Lo único que quiere es mantener el régimen de Asad sin el propio Asad. Esta es la “lección” que sacaron del fracaso catastrófico de EE UU en Irak: retrospectivamente, entienden que deberían haber optado por un “sadamismo sin Saddam”, en vez de desmantelar los aparatos del régimen.

De ahí que la intervención de Putin fuera vista más bien con buenos ojos por Washington. Hay bastante hipocresía en las quejas actuales del gobierno de Obama ante el hecho de que la mayoría de incursiones rusas estén dirigidas contra la oposición siria ajena al EI. Acusan a Rusia de no golpear suficientemente al EI; si la proporción de incursiones rusas contra el EI hubiera sido mayor, se sentirían más cómodos en su connivencia. Habrían lamentado menos los golpes encaminados a consolidar el régimen de Asad. Aun así, la esperanza de Washington es que Putin no solo evite el colapso del régimen y ayude a consolidarlo, sino también que llegue a alguna especie de solución política del conflicto. De momento, esto es más una ilusión que cualquier otra cosa.

El objetivo principal de la intervención militar rusa en Siria era el de apuntalar el régimen en un momento es que este había sufrido graves pérdidas desde el verano pasado. El propio Asad reconoció en julio que el régimen era incapaz de mantener el control sobre partes del territorio que había controlado hasta entonces. La intervención de Moscú está destinada a prevenir el colapso del régimen y a permitirle reconquistar el territorio que perdió el pasado verano. Este es el objetivo básico y primario de la intervención rusa

Existe, sin embargo, un segundo objetivo que va mucho más allá de Siria y se concreta en el hecho de que Rusia haya enviado a Siria un muestrario de su fuerza aérea y haya lanzado misiles de crucero desde el mar Caspio. Esto parece ser algo así como el “momento del Golfo” del imperialismo ruso. Quiero decir que Putin está haciendo a escala reducida lo que hizo EE UU en 1991 cuando exhibió su armamento avanzado contra Irak en la primera guerra del Golfo. Era una manera de decir al mundo: “¡Mirad qué poderosos somos! ¡Mirad lo eficientes que son nuestras armas!” Y fue un argumento importante para reafirmar la hegemonía de EE UU en un momento histórico crucial. La guerra fría estaba terminando; el año 1991 resultó ser el último de la existencia de la Unión Soviética, como todos sabemos. El imperialismo estadounidense necesitaba reafirmar el papel de su hegemonía en del sistema global.

Lo que hace Putin ahora con esta demostración de fuerza es decir al mundo: “Los rusos también contamos con armamento avanzado, somos capaces de todo y en realidad somos más de fiar como aliados que EE UU”

La actitud prepotente de Putin contrasta mucho con la timidez del gobierno de Obama en Oriente Medio durante los últimos años. Putin está ganándose amigos en la región. Mantiene buenas relaciones con el autócrata contrarrevolucionario egipcio Sisi y con el gobierno iraquí. Irak y Egipto son dos Estados que se consideraban parte de la esfera de influencia de EE UU, pero ambos apoyan ahora la intervención rusa, ambos compran armamento ruso y desarrollan relaciones militares y estratégicas con Moscú.

Se trata, por supuesto, de un importante paso adelante del imperialismo ruso en su competición con el imperialismo estadounidense. Desde este punto de vista, la intervención en curso de Rusia debe contemplarse como una jugada en un torneo interimperialista. Hace más de 15 años analicé la guerra de Kosovo como parte de una nueva guerra fría. En su tiempo me criticaron esta caracterización, pero ahora ya estamos de lleno en ella, es evidente.

-I. B.: Mucha gente dice que lo que tenemos actualmente en Siria, con la intervención rusa, es un fracaso total de la política de EE UU. Otros creen que existe un plan secreto de EE UU para involucrar a Rusia en este conflicto. Y por lo visto existe un cisma real en la elite estadounidense en torno a la cuestión siria. ¿Cuál crees que es la posición de EE UU en esta situación?

G. A.: Es indudable que se ha producido una discrepancia creciente en las altas esferas de EE UU con respecto a Siria. No es ningún secreto que hubo una disputa en torno a la cuestión del apoyo a la oposición popular siria entre Obama e Hillary Clinton cuando ella era secretaria de Estado, y que hubo militares y miembros de la CIA que compartían sus puntos de vista

En 2012, cuando comenzó este debate, la oposición popular siria, representada por el Ejército Libre (ELS), todavía era la fuerza dominante de la oposición al régimen. En realidad, es la debilidad de esta oposición popular, debida a la falta de apoyo de Washington, y en particular al veto de EE UU al suministro de armas de defensa antiaérea, la que ha permitido que las fuerzas “yihadistas” islámicas se desarrollaran en paralelo y después resultaran más importantes dentro de la oposición armada al régimen sirio. Quienes abogaron por el apoyo a la oposición popular, como Clinton y el entonces director de la CIA, David Petraeus, consideran ahora que los acontecimientos les han dado la razón y que el deterioro catastrófico de la situación siria es, en gran medida, fruto de la política equivocada de Obama.

Obama se enfrenta, en efecto, a un balance terriblemente negativo de su política en Siria. El desastre es total desde todos los puntos de vista, humanitario y estratégico. Los países miembros de la Unión Europea están bastante molestos con la enorme oleada de refugiados provocada por una catástrofe humanitaria descomunal. El gobierno de Obama trata de consolarse diciendo que Rusia está cayendo en una trampa y que será su segundo Afganistán. No es ninguna coincidencia que en su reciente crítica a la intervención rusa, Obama utilizara el término quagmire (atolladero), un término aplicado en su tiempo a EE UU en Vietnam y a la Unión Soviética en Afganistán. Ahora se dice que Rusia está metiéndose en un atolladero en Siria. Eso también es confundir los deseos con la realidad con ánimo de endulzar la píldora de un fracaso estrepitoso

-I. B.: En efecto, de momento importantes aliados de EE UU, como Alemania y Francia, no parecen adoptar una postura claramente contraria a la intervención rusa. ¿Crees que la intervención rusa ha provocado alguna división entre EE UU y Europa y podría brindar a Rusia la oportunidad de negociar con la UE al margen de EEUU?

G. A.: No, no lo creo. Ante todo, no existe ninguna diferencia sustancial entre las posiciones de Francia y EE UU. Al contrario, se parecen mucho. La postura de Alemania es un poco diferente porque este país no está implicado directamente en las acciones militares contra el EI. Francia ha criticado a Rusia por atacar a la oposición ajena al EI. Además, la postura francesa es muy estricta en lo que atañe a Asad. Al igual que Washington y de forma incluso más categórica, París dice que Asad debe irse y que no puede haber una transición política en Siria con la participación del dictador. Cosa que de hecho es bastante lógica, porque si la transición política ha de basarse en un acuerdo, en un compromiso entre el régimen y la oposición, no es posible de ninguna manera que esta última pueda aceptar alguna forma de gobierno conjunto bajo la presidencia de Asad. La postura de Washington y Paris está condicionada por ello. Contrasta con la visión de Moscú, que considera que Asad es el legítimo presidente e insiste en que cualquier acuerdo debería ser aprobado por él. Hay una distancia significativa entre las dos posturas en estos momentos.

Como ya he dicho, Washington y sus aliados europeos confunden sus deseos con la realidad. Esperan que una vez consolidado el régimen sirio, Putin presionará para que se abra la vía a una solución de compromiso en la que Asad aceptaría entregar el poder tras un periodo de transición que culminaría en unas elecciones. Angela Merkel, pese a que rectificó su posición un día después, dijo en un momento que la comunidad internacional debería negociar con Asad. Eso mismo hemos escuchado en algunos rincones de Europa y de EE UU: “Después de todo, Asad es mejor que el EI; con él podemos hablar, así que lo mejor es que acordemos algún tipo de transición con él.” En realidad esto es capitular por todo lo alto. Lo único que han logrado es unir a la oposición no vinculada al EI frente a esta perspectiva. La oposición armada incluye todas las variantes del “yihadismo”, que compiten entre sí para ver quién se opone más a Asad. No hay ninguna posibilidad de que cualquier sector creíble de la oposición acepte un pacto que implique la continuidad de Asad. Su retirada es condición indispensable para cualquier arreglo político encaminado a detener la guerra en Siria. De otra manera, simplemente no se detendrá.

Washington ha emitido muchas declaraciones hipócritas de condena de la intervención rusa, pese a que de entrada le dio luz verde. El principal motivo de ello es que no desea aparecer abiertamente como defensor del rescate del régimen y enemistarse así con los suníes de la región. De hecho están aprovechando la intervención rusa para introducir una cuña entre Moscú y los países de mayoría suní. Los saudíes habían entablado conversaciones con Rusia y se dice que le ofrecieron un acuerdo de elevar los precios del petróleo si los rusos cambiaban de actitud con respecto a Siria. Ahora están muy decepcionados con la intervención de Moscú, aunque tal vez sigan confiando en que Putin logre finalmente imponer la retirada de Asad.

Mientras tanto, sin embargo, entidades como los Hermanos Musulmanes y los clérigos musulmanes del reino de Arabia Saudí han proclamado la guerra santa contra el segundo Afganistán de Rusia, en asombrosa simetría con la calificación de “guerra santa” que ha hecho la iglesia ortodoxa rusa de la aventura militar de Putin. Nótese la diferencia con las anteriores guerras imperialistas de los últimos tiempos: la guerra solo se presentaba con tintes religiosos por el lado musulmán. Ahora, por primera vez en mucho tiempo, tenemos un choque entre “santos guerreros”. En este sentido, Putin es una “bendición” para los yihadistas, el enemigo perfecto.

-I. B.: Probablemente ya sabes que este verano hubo una visita secreta del general iraní Qasem Soleimani a Moscú. La decisión definitiva sobre la intervención rusa se adoptó después de aquella reunión. ¿Qué interés crees que puede tener Irán en la intervención rusa?

G. A.: Irán comparte con Rusia un interés común por preservar el régimen de Asad, que es un aliado estratégico de ambos países. Para Irán, Siria es un eslabón fundamental del eje que va de Teherán a Hezbolá en Líbano, pasando por Irak y Siria. Este país es crucial para los suministros iraníes a Hezbolá, y además facilita a Irán el estratégico acceso al mar Mediterráneo. Y para Rusia, Siria es el único país de la costa mediterránea que alberga bases navales y aéreas rusas. Por eso estamos asistiendo ahora en Siria a una contraofensiva que combina las fuerzas del régimen de Asad, las tropas iraníes o patrocinadas por Irán y el apoyo aéreo y de misiles de Rusia. El régimen de Asad, desde hace un tiempo, depende completamente de Irán; en todos los sentidos. Irán exhibe su poderío en Siria. Evidentemente, Rusia también ejerce una influencia importante sobre Damasco, no en vano es su principal proveedora de armas. No cabe duda de que la intervención militar en curso ha reforzado el papel de Rusia. Los hay en Occidente que creen que este incremento se produce a expensas de Irán: de nuevo confunden sus deseos con la realidad.

-I. B.: Los medios rusos pretenden hacernos creer ahora que Siria tiene un gobierno legítimo y goza de plena “normalidad” por un lado, mientras que por otro distintas fuerzas tratan de destruir el Estado y hacer cundir el desorden. Sin embargo, el otro punto de vista es que ha habido una profunda transformación del régimen de Asad durante la guerra civil y no se puede decir que existe un Estado “normal” que se enfrenta a fuerzas contrarias a este Estado. Se ha producido una degeneración del Estado y el régimen actual de Asad es fruto de ella. ¿Cuál es la verdadera naturaleza del régimen de Asad en la actualidad y cómo ha cambiado durante los años de guerra?

G. A.: Empecemos con la descripción habitual que hacen Putin y [el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi] Lávrov del régimen de Asad como un gobierno “legítimo”. En realidad, refleja una concepción muy limitada de lo que se entiende por legitimidad. Se puede decir, desde luego, que Asad representa el gobierno legítimo desde el punto de vista del Derecho internacional, pero está claro que no es así desde el punto de vista de la legitimidad democrática. Puede que sea el gobierno “legal” según los criterios de las Naciones Unidas, pero sin duda no es “legítimo” porque nunca ha sido elegido democráticamente. Se trata de un régimen surgido de un golpe de Estado perpetrado hace 45 años. Se mantiene en el poder tras un cambio de presidencia por vía hereditaria en el seno de una dinastía casi real que reina en el país a través de los servicios de seguridad y de una dictadura militar. Siria es un país en el que no ha habido elecciones libres ni libertad política desde hace medio siglo. Y este régimen se ha alejado todavía más de la población durante los dos últimos decenios con la implementación acelerada de reformas neoliberales que provocaron el empobrecimiento de amplios sectores de la población, especialmente en el campo, y un fuerte aumento del paro y del coste de la vida.

La situación se había vuelto intolerable y esto explica el levantamiento popular que ocurrió en 2011. Claro que este brutal régimen dictatorial no podía responder a las manifestaciones masivas –que al comienzo eran muy pacíficas– de una manera democrática, como la convocatoria de elecciones verdaderamente libres, eso quedaba totalmente descartado. Así que la única respuesta del régimen fue la fuerza bruta, que fue escalando gradualmente con el asesinato de cada vez más personas y creando una situación que convirtió el levantamiento en guerra civil. Además de esto, es bien sabido que el régimen puso en libertad, en el verano/otoño de 2011, a los yihadistas que mantenía en prisión. Con esto pretendía favorecer la creación de grupos yihadistas armados –eso era la consecuencia inevitable de su puesta en libertad en una situación de levantamiento popular– con el fin de confirmar la mentira que hizo correr el régimen desde el comienzo, a saber, que se enfrentaba a una rebelión yihadista. Se trataba, en efecto, de una profecía autocumplida, y los activistas que el régimen sacó de la prisión dirigen ahora algunos de los principales grupo yihadistas de Siria. Es importante ser conscientes de que, diga lo que se diga sobre el carácter reaccionario de gran parte de los grupos que combaten al régimen, ha sido el propio régimen el que los ha creado. Esto en primer lugar. Más en general, por su crueldad, el régimen ha generado el resentimiento que ha sido el caldo de cultivo del yihadismo, hasta llegar al EI. El EI es una respuesta bárbara a la barbarie del régimen, en lo que yo llamo un “choque de barbaries”

Hay otro aspecto en todo esto. El régimen de Asad es actualmente bastante peor que lo que era antes del levantamiento. Ahora no solo es un Estado dictatorial, sino un país en que campan por sus respetos bandas de asesinos, los shabbiha, como los llaman en árabe, que aterrorizan a la población, lo que explica que una parte importante de la reciente oleada de refugiados sirios que huyen a Europa provenga de zonas controladas por el régimen. Son muchos los que no pueden seguir soportando permanecer sometidos a esas bandas criminales que ha fomentado el régimen de Asad. La población siria no confía en absoluto en el futuro del régimen. Por consiguiente, todos aquellos que podían permitírselo decidieron huir a Europa. Muchos de los refugiados que huyen a Europa, como puede verse en los reportajes de la televisión, no provienen de los sectores más pobres de la sociedad. Hay una proporción significativa de personas de clase media entre los refugiados. En muchos casos han vendido todo lo que tenían en Siria porque no albergan ninguna esperanza de poder volver alguna vez. Esto pesará como una losa sobre el futuro del país. Quienes permanecen en Siria son, por un lado, quienes no pueden hacer otra cosa y, por otro, los que se benefician de la guerra.

La situación es muy mala. Nadie puede criticar a los sirios por el hecho de abandonar el país, pues hace falta una buena dosis de optimismo para conservar alguna esperanza en el futuro del país. No obstante, en la historia hemos visto situaciones trágicas incluso peores que esta y que han venido seguidas de una recuperación, por mucho que esto pueda llevar muchos años. La primera condición para el final de la guerra y el comienzo de cualquier proceso de recuperación en Siria, sin embargo, es la retirada de Asad. Mientras él esté allí, no será posible poner fin a esta horrible tragedia.

-I. B.: Los medios occidentales todavía hablan de una oposición moderada en Siria. Y el principal contraargumento de Putin es que no existe ninguna frontera clara entre yihadistas y moderados en la oposición armada. Lávrov incluso ha dicho recientemente que está dispuesto a hablar con el Ejército Libre Sirio, pero que el problema es que no está claro quiénes son sus líderes y si realmente existe o no. ¿Puedes hacer una valoración de los grupos de oposición ajenos al EI?

G. A.: Existe toda una gama de grupos. Desde los grupos armados iniciales del Ejército Libre Sirio (ELS), que eran relativamente laicos y abiertos, pasando por yihadistas de todos los matices, hasta Al Nusra, la rama siria de Al Qaeda. Todos los yihadistas comparten el objetivo de imponer la sharía y la imponen efectivamente en las zonas que controlan. Sin embargo, ninguno de estos grupos, incluido Al Nusra, se acerca a la barbarie increíble del EI, que es la peor caricatura de un Estado fundamentalista que podría haberse calificado de “nada plausible” si hubiera sido una obra de ficción. Los grupos de oposición islámicos ajenos al EI representan un continuo de las fuerzas fundamentalistas islámicas desde los Hermanos Musulmanes hasta Al Qaeda, todos ellos opuestos al EI. Nada de esto, por supuesto, infunde optimismo sobre el futuro de Siria.

Es cierto que la barbarie del régimen ha matado a muchas más personas de cualquier otra, incluida la del EI. Sin embargo, la mayoría de fuerzas de oposición representan alternativas que no son nada esperanzadoras. Sin embargo, la condición necesaria para invertir esta tendencia, que como he explicado genera el propio régimen, es deshacerse de Asad. Sin esto no será posible invertirla

También están las fuerzas kurdas en Siria, que constituyen el grupo armado más progresista de los que participan en esta gran batalla, por no decir el único. Su actividad se ha centrado hasta ahora en el combate contra el EI, al tiempo que han adoptado una postura relativamente neutral entre el régimen y el resto de la oposición. Desde el año pasado reciben el apoyo de EE UU en forma de incursiones aéreas y suministros de armas. Se dedican fundamentalmente a controlar y defender las zonas pobladas por kurdos. Para intervenir en el combate más allá de sus fronteras y de este modo incidir en el devenir de Siria en su conjunto tienen que aliarse con fuerzas árabes y otras minorías. Esto es lo que Washington ha estado impulsando con algún éxito, primero al lograr que colaboren con grupos del ELS y ahora con tribus árabes sirias, de acuerdo con el modelo que EE UU aplicó en Irak en contra de Al Qaeda y que ahora repite contra el EI.

-I. B.: ¿Piensas que puede formarse alguna especie de coalición en Siria capaz de representar una perspectiva progresista para el futuro del país?

G. A.: Para ser sincero, no soy nada optimista con respecto a las fuerzas en liza, a todas ellas. De momento, lo mejor que cabe esperar es que se acabe la guerra. Detener esta terrible sangría y la destrucción del país es prioritario. Habrá que reconstruir una alternativa progresista a partir del potencial todavía existente. Aunque no existen fuerzas organizadas significativas que representen una alternativa progresista, todavía existe un importante potencial formado por muchos de los jóvenes que iniciaron el levantamiento en 2011. Miles de ellos están ahora en el exilio, otros en prisión, y muchos otros permanecen en Siria, pese a que no pueden desempeñar un papel decisivo en la guerra civil. Lo primero es que termine la guerra. Lo que sea que pueda comportar el fin de la guerra, será positivo desde este punto de vista. Hará falta la aparición de una nueva alternativa progresista sobre la base del potencial existente para que podamos decir que la situación invita al optimismo.

-I. B.: Pero ¿podemos decir que solo será posible poner fin a este conflicto con alguna ayuda o alguna intervención del exterior? ¿O piensas que toda intervención extranjera, sea rusa u occidental, no hace más que prolongar la guerra?

G. A.: Hasta ahora, la intervención occidental se ha dirigido exclusivamente contra el EI. Las incursiones de la coalición dirigida por EE UU se producen todas en territorio del EI y han evitado por completo las zonas controladas por el régimen. Por otro lado, muy pocas incursiones rusas golpean al EI, y la gran mayoría de ellas se han dirigido contra la oposición ajena al EI en zonas disputadas entre el régimen y la oposición

 Así que existe una diferencia importante a este respecto. La intervención rusa contribuye, en efecto, a prolongar la guerra civil siria. Por muchas ilusiones que puedan hacerse los occidentales con respecto al posible papel de Rusia, el caso es que antes de la intervención rusa el régimen estaba exhausto, estaba perdiendo terreno y parecía estar a punto de colapsar. Este es en realidad el motivo de que Putin haya decidido intervenir, como ya he dicho. Habría sido una derrota terrible para él si el régimen de Asad se hubiera hundido.

La expansión espectacular el EI se produjo hace más de un año, y ni Rusia ni el régimen de Asad hicieron nada serio para combatirle. Lo que más preocupa a Putin, como lógicamente también a Asad, es la supervivencia del régimen. Rusia lo apuntala y con ello contribuye a prolongar la guerra. Esto es criminal. Al final, por supuesto, lo más deseable sería que las ilusiones de Occidente se hicieran realidad y Putin obligara a Asad a dimitir. Es difícil adivinar cuál es la perspectiva de Putin en este terreno. Es cierto, sin embargo, que Rusia corre un grave riesgo de verse atrapada en un atolladero, para utilizar el término empleado por Obama, si la guerra no concluye pronto. De modo que estaremos al tanto de cómo evolucionan las cosas. Ahora, el gran sueño de la gente corriente de Siria es que termine la guerra con un despliegue de fuerzas de la ONU para mantener el orden y reconstruir el Estado y el país.

* Gilbert Achcar, de origen libanés, es actualmente profesor de Estudios sobre el Desarrollo y Relaciones Internacionales de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres.

** Ilyá Budraitskis es historiador y cursa el doctorado en el Instituto de Historia Universal de la Academia de Ciencias de Rusia en Moscú; es miembro del consejo editorial de la revista OpenLeft.ru.

Traducción de Viento Sur

Correspondencia de Prensa - Ernesto Herrera 

- postaporteñ@ 1496 - 2015-10-30 10:11:38
postaporteñ@_______________________________

ANÁBASIS ? ????????

#34: La Revolución Alemana (1918-1921)

HISTORIA, MEMORIA, CONFLICTO en RADIO QK, 107.3 FM | archivos de audio programa  radio española  de Oviedo Anábasis / radioQK

https://ia800506.us.archive.org/7/items/kuartoscuro.podcast/LaRevolucinAlemana1918-1923.mp3

entrega tercera

En el programa de hoy, charlamos con Harald Piotrowski acerca de lo que se conoce como la Revolución Alemana (1918-1921). Tras el Octubre soviético en Rusia, la cuestión social llamaba a las puertas del Imperio Alemán, la segunda potencia industrial del momento, y muy pronto lo haría en Hungría. Era Alemania el país donde supuestamente el movimiento obrero era el mejor organizado del mundo y, sin embargo, su fracaso será estrepitoso. Abarcamos entonces las siguientes cuestiones:

- Análisis de la situación territorial, social y económica del II Reich Alemán (1871-1918). El Estado “social” de Bismarck

- El mundo del trabajo: los obreros especializados, la “nueva” clase obrera y el proletariado agrícola

- El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y todo el universo que gira a su alrededor (sindicatos, cooperativas, asociaciones…); su teoría y su práctica, su concepción del socialismo, sus divisiones internas

-  La I Guerra Mundial, las ilusiones que generó y la realidad de una carnicería imperialista. La incorporación de las mujeres a la industria. Las primeras protestas, el malestar social y las deserciones

-  El estallido de la Revolución con el amotinamiento de la marina en Kiel (3 de noviembre de 1918). El papel de los “Hombres de Confianza”. La formación de consejos de obreros y soldados y su rápida extensión por todo el territorio. El colapso del Reich. La escisión en la socialdemocracia: formación del USPD. Cómo maniobran los dirigentes del SPD (Ebert, Scheidemann, Noske…) ante el estallido de la Revolución: doble juego reconstituyendo el aparato estatal mientras preparan la desarticulación del poder de unos consejos de los que se presentan como adalides. La actuación del grupo “Spartakus”

-  El Alto Mando Militar del ejército y el papel de los cuerpos francos, freikorps

- Frente a idealizaciones frecuentes, cuál fue el papel real de los consejos: hasta dónde llegaron en el terreno político, económico… Cómo se hicieron el harakiri en la Asamblea General de los Consejos celebrada en Berlín a mediados de diciembre de 1918, al votar por la Asamblea Constituyente, lo que implicaba votar contra su propio poder. La actuación de algunos de estos consejos. Grupos que pugnaron por la radicalización del movimiento y su dictadura

- La formación del Partido Comunista Alemán (KPD) y sus posiciones. La “semana espartaquista” en Berlín (enero 1919). La expulsión de la mayoría y la formación del Partido Comunista Obrero Alemán (KAPD); el radicalismo de los “izquierdistas”, sus posiciones antiparlamentarias y antisindicales. La fusión del KPD y la izquierda del USPD

-  El auge del anarcosindicalismo (FAUD) y el fenómeno de las “uniones” (AAU)

-  El aislamiento característico de la Revolución Alemana y su represión por partes, escalonada: Bremen en febrero (donde funcionó, de manera problemática, uno de los consejos más radicales), Baviera en abril (caracterización de la República de los Consejos o “República Soviética de Múnich”; la figura de Kurt Eisner)

-  La entrada en vigor del Tratado de Versalles y sus consecuencias inmediatas: la ocupación francesa de la cuenca del Rhur; las huelgas salvajes y las guerrillas; la crisis económica. “El Putsch de Kapp” en mayo de 1913: la respuesta obrera, la respuesta gubernamental y la formación del “Ejército Rojo del Rhur”; la consiguiente represión. El papel de la guerrilla del legendario Max Hölz y sus golpes de mano

-  La “Acción de Marzo” de 1921, última faena revolucionaria de envergadura, aislada a Alemania Central; empresa decidida en gran medida por los hombres de Moscú en el país (Karl Radek, Bela Kun). El fracaso del movimiento y el fin de la perspectiva revolucionaria en Alemania

Las posiciones actuales de la historiografía oficial sobre aquellos hechos.

Harald es coautor (junto con Carlos García Velasco) del libroAntifascistas alemanes en Barcelona (1933-1939). El Grupo DAS (Sintra, Barcelona) y coeditor (junto con Carlos García Velasco y Sergi Rosés de Barcelona, mayo 1937 (Alikornio, Barcelona)

- postaporteñ@ 1496 - 2015-10-30 09:20:15
postaporteñ@_______________________________

Argentina /Coyuntura: ¿por qué ?giro a la derecha??

Rolando ASTARITA

“El país gira electoralmente a la derecha”. Esta caracterización, que tomo del sitio web del Movimiento Al Socialismo, a la vista de los resultados electorales, está muy extendida en la izquierda. Pero… ¿por qué se caracteriza a Macri como la derecha de Scioli? ¿Qué hay distintivamente “de izquierda” en el kirchnerismo y Scioli con respecto a Cambiemos, cuando se considera el programa político global?

Por empezar, y a la luz de las experiencias pasadas, ¿no es necesario tener algo más de prudencia a la hora de caracterizar como “de izquierda” o “derecha” a candidatos, gestiones y programas?

Por caso, en 1983 muchos de los que hoy argumentan acaloradamente que votar en blanco es “facilitar el camino de la derecha”, sostenían, con la misma vehemencia, que Luder (sí, el que pedía amnistía para los milicos del Proceso) y Herminio Iglesias encarnaban la “liberación nacional”, contra el candidato Alfonsín. Y en 1989 decían que el voto “contra la derecha” era Menem. Aunque en 1999 era a la Alianza (¿recuerdan las bondades que le atribuían a la “tercera vía”?) contra Menem. Y en 2003 lo “progresista” era Kirchner, que subía apoyado por Duhalde. Aunque en 2011 la derecha era Duhalde, frente a Cristina Kirchner. Con un agregado “de yapa”: el mismo “analista social” que recorrió todo este espinel de caracterizaciones, en 1973 me trataba de convencer de que el voto a Perón era de izquierda (después de que Lastiri y López Rega hubieran desplazado a Cámpora); y que en 1976 había un ala militar “progresista” frente al ala “ultra y fascista” de la dictadura. Pero sin llegar a los extremos de las piruetas mentales de la militancia, o ex militancia, PC, el enfoque está instalado: en cada coyuntura aparecen los más que sutiles análisis de las sutiles diferencias para establecer las improbables “líneas divisorias” entre las también sutiles “izquierda y derecha”.  Y abrir la puerta para los oportunismos de ocasión

¿No es hora entonces de poner un poco de orden en estos vaivenes, asentando los análisis en las relaciones sociales subyacentes, y en la caracterización del régimen político? Por supuesto, un análisis materialista dará un “trazo grueso” en el que no habrá espacio para el verso progre-K del tipo “la construcción retórica de una nueva subjetividad por parte del kirchnerismo se pone en juego en el próximo ballotage en la confrontación de los estilos discursivos”.

¿La nueva “subjetividad” es la que se expresó entonces en el  voto del domingo pasado? ¿O es que con este palabrerío “de alto vuelo intelectual” se busca disimular la falta de alternativa real  de los teóricos de “la construcción discursiva de lo real” frente a los crecientes problemas que enfrenta la economía argentina? Para “bajarlo a tierra” (aunque sea una tarea sin horizonte cuando se trata de algunos ensayistas, evadidos del rigor de las relaciones sociales reales): ¿qué diferencia de fondo hay entre las condiciones a los inversores que propone dar Scioli y las que propone Macri? La respuesta: ninguna diferencia sustancial, como hemos explicado en otras notas.

Sin embargo, lo más importante es que en estas caracterizaciones, tan superficiales como acomodaticias, subyace un error elemental: considerar que un gobierno capitalista pasa a ser “de derecha” cuando la economía enfrenta dificultades y aplica las medidas que, aproximadamente, aplican todos los gobiernos capitalistas en circunstancias parecidas. El caso de Dilma Rousseff es ilustrativo: “progresista” cuando se estaba en la fase ascendente del  ciclo, “derechista” cuando vino la crisis y aplica las recetas “de toda la vida”. ¿Qué dicen ahora los que recomendaban en las últimas elecciones votar a Dilma para “enfrentar el programa de la derecha”? Nada, no dicen palabra. Jamás los vamos a ver hacerse responsables por las irresponsabilidades discursivas a las que nos tienen acostumbrados. Pero es la misma manera de barrer debajo de la alfombra, aquí en Argentina, la historia de los peronistas de izquierda en los últimos 25 años: “derechistas” sosteniendo y participando del gobierno junto a Menem cuando el capital demandaba los “ajustes” (¿o quiénes apoyaron las privatizaciones de YPF, de las cajas de jubilación, del banco de Santa Cruz y similares?); progres “izquierdistas” en la fase de ascenso del ciclo económico y bonanza de los términos de intercambio, para girar al apoyo de un auténtico producto del menemismo en el 2015. Por eso Scioli hoy es la viva corporización de estos vaivenes.

Por supuesto, todo esto se puede disimular agitando el peligro del fascismo, o del golpe de Estado. Pero la realidad es que aquí no está en juego un cambio de régimen político (de democracia burguesa a dictadura militar, o régimen nazi), sino simples variantes al interior del dominio burgués “ad usum” desde 1983. Pero si esto es así, ¿por qué es de “izquierda” pagar hasta el último centavo al Club de París, sin chistar, y es de derecha decir, desde la oposición, que está bien arreglar con el Club de París? ¿Por qué es de izquierda afirmar que en última instancia hay que arreglar con los holdouts (declaración de Kicillof a La Nación), y es de “derecha” prometer que si se llega al gobierno se va a arreglar con los holdouts (declaraciones de Macri, pero también de Scioli)? Más atrás, y para tocar una “conquista histórica” del gobierno K, ¿por qué el pedido de la oposición burguesa de una asignación universal por hijo era una propuesta “de derecha” durante las elecciones de 2009, pero fue una “medida revolucionaria” cuando la instaló el gobierno de Cristina K por decreto? O también, ¿qué tiene “de izquierda” endeudarse con Venezuela al 15% anual en dólares, o colocar deuda hoy al 10%?

Pero incluso desde el punto de vista de los que defienden el estatismo burgués, ¿qué tiene de “izquierdista” haber destrozado el INDEC y por qué es “derechista” criticar la destrucción del INDEC? ¿Por qué es “izquierdista” haber “logrado” que la matrícula en la escuela pública haya descendido en relación a la matrícula en la escuela privada? ¿Qué tiene de “izquierda” haber vaciado YPF con el grupo Eskenazi? ¿Qué tiene de “izquierda” vaciar de reservas al Banco Central? Y así podría seguir.

Vayamos por un momento a la cuestión ambiental, otro punto axial de cualquier política progresista, sin importar aquí el carácter de clase de un gobierno. ¿Qué tiene de “izquierdista” no haber avanzado en la aplicación de la ley de glaciares? ¿Qué tiene de “izquierdista” no cumplir con la ley de bosques, sancionada hace ya 8 años? ¿Por qué es “de derecha” exigir la aplicación de estas leyes elementales de preservación del medio ambiente, y “de izquierda” negarse a hacerlo?

Por otra parte, ¿qué razones hay para decir que los Alperovich, los Berni, los Urtubey, los Beder Herrera, los Curto, los Insfrán, los Granado, son “de izquierda” comparados con los elementos que trae el macrismo + la UCR + Coalición Cívica? ¿Por qué es “de izquierda” estar con Caló o Yasky, y “de derecha” estar con Moyano? ¿Dónde está la diferencia? Más en general, ¿por qué está “a la izquierda” la represión a los qom, o a los manifestantes de Neuquén contra los acuerdos de Chevron, y “a la derecha” la represión de la policía metropolitana en el Borda? ¿Por qué están a la “derecha” las escuchas telefónicas de Macri, y “a la izquierda” el proyecto X y la infiltración de los servicios en las organizaciones sociales y los partidos de izquierda? ¿Qué tiene “de izquierda” defender a Milani? ¿O la ley antiterrorista? ¿Qué tiene de “izquierda” decir que hay que bajar la edad de imputabilidad de los menores, designar ejecutores de políticas de mano dura y seguir amparando las torturas en las cárceles como “solución” a la inseguridad en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo? ¿Qué tiene de “izquierda” el ocultamiento por parte de Aníbal Fernández y de Capitanich de las responsabilidades de la policía del Chaco en la muerte de Ángel Verón?

En definitiva, hay un cambio político, pero no porque la sociedad haya “girado de la izquierda a la derecha”, sino porque, dentro del apoyo a las corrientes y gobiernos burgueses, lo que ha cambiado es la coyuntura económica. Tengamos presente el dato fundamental: desde 1983 a la fecha más del 90% de la población ha votado, sistemáticamente, a partidos y candidatos enemigos del socialismo y defensores del régimen capitalista (incluidos los progresistas "a lo Stolbizer"). Es dentro de estos marcos que se desenvuelven las políticas gubernamentales, que cambian ante los cambios del ciclo económico. De conjunto, en América Latina se asiste a este giro, marcado por la falta de perspectivas del capitalismo estatista, en el contexto de la caída del precio de las materias primas y el crecimiento débil de la economía mundial. La historia de Lula y Dilma es el espejo en el que se puede mirar el progresismo K izquierdista argentino. No hay cambio de régimen (ni se viene el fascismo, como exageran algunos). La clase trabajadora no tiene nada para ganar apoyando a alguno de los dos candidatos principales. Mal que les pese a los apologistas de la "construcción discursiva de la realidad".

rolando - postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:36:07
postaporteñ@_______________________________

SEMBRANDO NABOS

Acerca del Comunicado del Secretariado del Frente Amplio

Por Carlos Peláez 27/10 facebook

Ayer mismo escribía aquí que es un buen momento para que los fanáticos piensen que algunas cosas están pasando y que esconder la cabeza como el avestruz y adjudicar toda la culpa a "la derecha y a los medios" no es bueno para sostener a un proyecto político que tuvo el apoyo de la mitad de los uruguayos. 
Sin saberlo yo, ese mismo día el Secretariado del FA indirectamente me daba la razón. 
Es muy visible la existencia de una especie de patoterismo intelectual por el cual todo aquél que exprese su apoyo a algo que provenga del gobierno se convierte inmediatamente en “foca” o “fraudeamplista”. Y los que critican al gobierno son “parte de la derecha que quiere destruir logros”
Esa exasperación impide ver lo que verdaderamente pasa. En primera persona no me duelen prendas. Durante años he denunciado la corrupción que corroía diferentes estamentos del poder. Por otro lado puse mi mejor esfuerzo al servicio de la defensa de las empresas públicas. Con esto quiero decir, que nunca miré para otro lado cuando de corrupción se trataba y que no tengo ningún interés en provocar privatizaciones. 
Pero este comunicado del Frente Amplio hiere la inteligencia. Veamos que defiende


1) Mucho énfasis se ha puesto en los 5.000 dólares donados a una radio comunitaria de Quebracho. En realidad el problema no es el dinero, sino que se lo dieran en condiciones irregulares a un correligionario o compañero. Eso es lo que irrita la conciencia. Porque por otro lado ANCAP no actuó de la misma forma con decenas de radios comunitarias que subsisten en el interior.

2) ANCAP y el FA se preocupan por la filtración de una información que podría afectar los intereses del ente. Cuando en realidad lo que debería irritar a todos es que se tercerizara el “negocio” a manos de un diputado frenteamplista, una gestión que se hacía y se podía hacer entre estados soberanos que mantienen excelentes relaciones. 

3) Hemos probado hasta el hartazgo en dos Comisiones Investigadoras que un alto jerarca del ente haciendo uso abusivo de su posición de privilegio, entregó a un empresario amigo información reservada, pagada por ANCAP y que terminó en manos de un privado, y eso le provocó a la empresa pública pérdidas millonarias. Más precisamente, hasta ahora: 7.500.000 y dólares. 

4) La gestión realizada en los últimos años por ANCAP se define como una prioridad “a defender”. Que se necesitaban inversiones es algo que nadie puede discutir. Ahora el problema es cómo se diseñaron esas inversiones. Ya lo dijo Fernando Lorenzo, “si las inversiones superan en mucho su presupuesto inicial, dejarán de ser rentables”. Si ANCAP dueña de ALUR no compra el etanol que esta produce porque es “demasiado caro”; si parte de la Cal que se produce en Isla Patrulla no tiene los estándares requeridos por el comprador y genera multas; si la planta de Cemento Portland de Minas produce la mitad; si la Planta de La Teja contamina la Bahía de Montevideo, algún problema de gestión existe. Mas cuando el propio directorio ha señalado que “todavía se necesitan unos 400 millones de dólares” para terminar algunas de esas inversiones

5) Desde el año 2010 se promete la construcción de una plata de Clinker en el paraje Otazo a 45 kilómetros de la ciudad de Treinta y Tres. Este proyecto lo llevaba adelante una empresa llamada Colina Justa S.A integrada por Cemento Artigas 60%, Votorantim, 20% y ANCAP 20%. Los accionistas de Cemento Artigas son Cemolins Internacional SL - Barcelona, España y Votorantim Andina S.A – Chile.
Cinco años después, Votorantim abandono el proyecto y en el lugar sólo crece el pasto. Pero ni ninguna autoridad lo ha reconocido. Curioso negocio en el que ANCAP pone el predio y la materia prima, pero sólo obtiene el 20% de las ganancias.

6) El Secretariado del FA “convoca a toda la militancia frenteamplista a realizar una defensa activa de las empresas públicas”. Pero ANCAP tiene 16 colaterales, creadas bajo Derecho Privado, que manejan gran parte del mejor negocio del ente. En tanto UTE produce casi el 80% de la electricidad que usamos mediante energía eólica, pero a partir de un parque de molinos mayoritariamente privado. O sea, la propiedad de las empresas es pública, pero su operativa no tanto

7) En la misma línea se inscribe la adjudicación sin licitación a una empresa brasileña de transporte para llevar la cal de Isla Patrulla a Candiota. Un contrato de ocho millones de dólares al año, desde hace 3 años y que le permitió al propietario adquirir 50 camiones con tolva por un total aproximado a los 10 millones de dólares. Algo que cualquier empresa uruguaya hubiera hecho.

Si como dicen, la gestión no debería ser objeto de investigación por el sistema político representado en el Parlamento, entonces el propio Frente Amplio les debe a los ciudadanos una explicación coherente sobre estos déficits de gestión.

No se sostiene ya el discurso del “ataque a las fuerzas progresistas”

El Frente Amplio fundacional hizo de la ética política un principio básico. Tal vez, junto a la indignación por la situación que se vivía y la sed de justicia, esa fue una de las razones que llevó a decenas de miles a sus filas.
El Frente Amplio actual hace un esfuerzo notable para parecerse cada vez más a lo que siempre dijo combatir. 
Es triste percatarse que en lugar de gobernar para los mejores intereses ciudadanos, creen que sólo siembran nabos.

- postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:27:24
postaporteñ@_______________________________

Conferencia de prensa de Uruguay Libre

El Movimiento Uruguay Libre de Megaminería está convocando a una conferencia de prensa el día JUEVES, 29 de octubre, a las 15 HORAS, en 18 de Julio 965, Piso 1º, sede de la Federación Rural del Uruguay, para tratar el significado de los últimos hechos relacionados con el proyecto de Aratirí:

            - nuevos pedidos de tierras para minería, decenas de cedulones en Durazno, Rocha, etc.;

            - pago de los despidos al personal que estaba en seguro de paro;

            - adquisición de Aratirí por la firma india Aurum Ventures; y

            - perspectivas de la Megaminería en Uruguay.

por Uruguay Libre

Contacto: Ana Filippini 098407572

UL - postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:20:43
postaporteñ@_______________________________

Fiscal Enrique Viana: ?Cuando el Estado se vuelve socio de contaminadores es muy difícil que actúe contra ellos?

El fiscal Enrique Viana dijo en entrevista con En Perspectiva que, además de recurrir su traslado, presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la ley que crea la Fiscalía Nacional como un servicio descentralizado en lugar de la Fiscalía de Corte y Procuraduría General de la Nación, que depende del Ministerio de Educación y Cultura.

EN PERSPECTIVA
Martes 27.10.2015,

EMILIANO COTELO (EC) —“Me ocupo de temas que molestan al Gobierno. Por eso no quieren que siga trabajando.”

Así reaccionó el fiscal en lo civil Enrique Viana cuando supo que se lo trasladaba a una fiscalía de menores mientras se le desarrolla una investigación administrativa. En la resolución, que se conoció el martes pasado, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, argumenta que Viana ha promovido sin éxito reiteradas acciones en juzgados de la República y también numerosos planteos de inconstitucionalidad, “lo que es indicativo de una posible falta de idoneidad” para ejercer el cargo en el que se desempeñaba. Viana se ha hecho conocer como “el fiscal verde”, por la cantidad de demandas que ha entablado contra el Estado por asuntos ambientales.

¿Qué hay detrás de esta resolución? ¿Cómo va a encararla?

¿Cuántos años llevaba como fiscal en lo civil?

ENRIQUE VIANA (EV) —Ingresamos a Montevideo como fiscales letrados nacionales y somos asignados a una materia tras una venia concedida por el Parlamento. Soy fiscal desde el año 91, fui fiscal departamental en Artigas hasta el 93, del 93 al 98 fui fiscal en Paysandú y luego entré como fiscal nacional en la Fiscalía de Civil 8º en el año 98. Por discrepancias con el doctor Peri Valdez –esta película ya la vi– me trasladaron a Aduana, donde estuve cuatro meses nada más, porque yo había interpuesto recursos administrativos, al final se me dio la razón y estuve cuatro meses en Aduana porque denuncié una cantidad de cosas que estaban pasando allí y alguien no me quería en ese lugar. En setiembre del 99 volví a Civil, pero no a la misma fiscalía, sino que volví a Civil 3º, que es la fiscalía que venía ocupando hasta ahora.

EC —Estamos hablando de un poco más de 15 años.

EV —Exactamente, casi 16.

EC —Usted recordaba un antecedente de inconvenientes, pero hay otro más cercano. En junio de 2014 se le inició un sumario con separación del cargo porque aparentemente no estaba concurriendo a las audiencias. Ese sumario lo mantuvo alejado del cargo por seis meses. ¿Cuál fue el resultado?

EV —El resultado fue la aplicación de una sanción de tres meses de suspensión con descuento del equivalente a seis medios sueldos en seis meses. En realidad no fue la primera vez que me observaron o me intentaron presionar por la forma de proceder como fiscal. He tenido infinidad de pedidos de informes de la Fiscalía de Corte, con otros fiscales de Corte, por denuncias del Ministerio de Educación [y Cultura] (MEC), por denuncias del Ministerio de Vivienda [, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente] (MVOTMA) en su momento. Una vez se me preguntó por qué había viajado a Gualeguaychú, yo había viajado a un evento académico a Gualeguaychú, y al mismo tiempo habían viajado dos fiscales, la doctora Tellechea y la doctora Guianze, a los festejos de la Revolución cubana. Entonces dije: si me piden informes a mí, pídanles informes también a mis colegas. Así se terminó ese asunto.

Después, en el año 2009, a partir de una crónica que sale en Búsqueda, en la que se refleja algo que yo había dicho en un dictamen en el que había sostenido que vivíamos tiempos de jurisprudencia antiambiental, también se me inició un sumario, que se me tuvo abierto durante un año, sin separación del cargo, y terminó siendo clausurado porque se entendió que estaba actuando de acuerdo a mi leal saber y entender. O sea que todos estos hechos vienen de esa razón.

EC —Y en el anterior, el de no cumplimiento con las obligaciones de asistir a las audiencias, ¿cómo se laudó la diferencia de criterios que había entre usted y sus superiores?

EV —No se laudó, no está laudada. Es muy bueno lo que usted dice: diferencia de criterios, independencia técnica. Cuando se incorpora a la ley orgánica, en una ley de rendición de cuentas, la obligación de asistir a los actos de instrucción y audiencias, inmediatamente le mandamos una comunicación a la Fiscalía de Corte explicándole cómo interpretábamos esa norma. Interpretábamos que esa norma era para cuando los fiscales actúan como parte, no para cuando actúan como terceros. En el 80 %, casi 90 % los fiscales actúan como terceros, no son parte en el juicio. Allí el Código General del Proceso, que sigue vigente, les da 20 días para pronunciarse, obviamente para pronunciarse fuera de audiencia, desde su despacho técnico.

Nosotros hicimos esa comunicación y hubo un silencio total. Durante más de un año la Fiscalía de Corte no dijo nada sobre eso. Procedimos de acuerdo a nuestro criterio. Un año y tres meses después se me inicia un sumario con separación del cargo porque yo estaba de acuerdo a ese criterio que le había expuesto a la Fiscalía de Corte, respecto al cual la Fiscalía de Corte había callado, no había dicho que tuviera algún tipo de observación a ese criterio. Es una diferencia de criterios.

Cuando se da una diferencia de criterios entre magistrados lo que debe primar es la independencia técnica. Y eso es lo que hoy está en cuestión en el Ministerio Público. Hoy vamos a un sistema, de la mano del actual señor fiscal de Corte, en el que se elimina la independencia técnica de los fiscales.

EC —Con respecto a la asistencia o no a las audiencias, ¿va a seguir moviéndose de la misma manera que lo había hecho hasta que lo sancionaron, hasta que lo observaron?

EV —Por supuesto

EC —No va a modificar su conducta

EV —No, no, por supuesto. Hace unos días presentamos la acción de nulidad ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, recurrimos primero administrativamente la decisión. Hay una cosa muy interesante, cuando se aplica la sanción –que la aplica el MEC, el Poder Ejecutivo– se dice “por no asistir a todas las audiencias”. No hay fiscal en el país que haya asistido a todas las audiencias a las que es convocado. Más le digo, en el reciente caso Aratirí, en la audiencia del informe in voce, a la que son convocadas las partes ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ) –nosotros habíamos pedido para hacer un informe in voce, que es una especie de alegato oral que se hace ante los ministros de la Corte–, es convocada la Fiscalía de Corte, que interviene como tercero en el proceso. La Fiscalía de Corte no asistió a esa audiencia.

Siguiendo el criterio de que al fiscal Viana se lo sanciona por no haber asistido a todas las audiencias, a la Fiscalía de Corte, no sé a quién, a alguien de la Fiscalía de Corte había que haberlo sumariado y separado del cargo por seis meses

EC —Vayamos a lo más nuevo. La semana pasada el fiscal de Corte dispone una investigación administrativa sobre su fiscalía y lo traslada a una fiscalía de Menores

EV —Usted lo dice bien: son dos resoluciones. No es una investigación administrativa a Viana, en teoría, como está puesto, sino que es una investigación administrativa a la fiscalía. Una cosa bastante curiosa

EC —Repasemos los argumentos que utilizó el fiscal de Corte. Sostiene que son reiterados los planteos de inconstitucionalidad que usted ha impetrado respecto de diversas leyes (tanto por la vía de acción como de excepción) y también son reiterados los rechazos de SCJ a esos recursos. Luego destaca que usted ha iniciado reiteradas acciones en diferentes juzgados, las que han sido unánimemente rechazadas por los jueces intervinientes en ellas. A raíz de esta entrevista, con la producción de En Perspectiva repasamos los antecedentes y todo indica que el resumen que hace la Fiscalía de Corte es correcto. ¿Cómo explica usted ese alto porcentaje de fracaso en sus iniciativas?

EV —Primera cosa, hay verdades a medias, que son peores que las mentiras, según dice el dicho popular. No es así, no es correcto que el fiscal Viana haya perdido todos sus casos

EC —Yo no dije todos, dije alto porcentaje de fracasos

EV —Vengo sosteniendo desde hace mucho tiempo –me valió un sumario– que en materia ambiental en el Uruguay vivimos tiempos de jurisprudencia antiambiental. Pero vivimos tiempos de jurisprudencia antiambiental porque vivimos tiempos de política antiambiental. Siempre cito al presidente Mujica, que dijo en algún momento “nos volvimos brutalmente ecologistas”. Estoy de acuerdo con el presidente Mujica, nos volvimos brutalmente ecologistas. Nos volvimos brutalmente ecologistas cuando en la reforma del año 97 a la Constitución incorporamos una norma que dice que las personas se deberán abstener de causar daños graves al medioambiente. Nos volvimos nuevamente brutalmente ecologistas cuando en el año 2004 incorporamos la reforma del agua, el acceso al agua potable como un derecho humano.

Hoy todas esas cuestiones están en crisis y sin embargo usted no encuentra ni decisiones políticas ni decisiones judiciales a favor de la protección del medioambiente. Y la prueba de eso, entre otros, soy yo. Cada uno de los procesos ambientales que he iniciado lo he llevado hasta sus últimas consecuencias, porque es mi obligación. Pero no es solo mi obligación, es la obligación de todos los fiscales. Desde el año 1989, por el Código General del Proceso, el famoso artículo 42, “De la defensa de los intereses difusos”, los fiscales tenemos la obligación, el deber público de actuar en protección del medioambiente. ¿Sabe cuántos fiscales han actuado en función de ese artículo 42 iniciando accionamientos judiciales? Uno solo, quien habla. ¿Quién es el idóneo y quién es el inidóneo en esa comparación?

EC —Ahí usted está respondiendo indirectamente a lo que señala la resolución de la Fiscalía de Corte, porque ese alto porcentaje de “fracasos” que usted muestra pone en duda su idoneidad, dice el texto el documento. Usted dice que no es un tema de idoneidad

EV —No, no. No voy a hablar de mí mismo, de si soy idóneo o no. Quienes conocen a Enrique Viana…

EC —Pero hay una interpretación posible que es que sus escritos no estén bien fundados

EV —Lea cualquiera de mis escritos. Vea mis acciones, vea mi proceder. Y pregúnteles a mis contrapartes, ya no le digo que les pregunte a quienes me aman, pregúnteles a mis contrapartes. El otro día, por ejemplo, el doctor Julio Iribarne, abogado que tuvimos en un pleito durante siete años por el tema Dirox…

EC —La fábrica Dirox, en el departamento de San José

EV —Exactamente… me manda a decir “no sabía que estuve pleiteando con un no idóneo”, y ese tipo de cosas que se toman como se tienen que tomar. Nadie recuerda cuatro acciones de amparo que inicié en materia de protección –para salir del tema ambiental, de lo del fiscal verde– de los derechos de niños y adolescentes, con cuatro decisiones favorables de la Justicia. Claro, después me encontré con una dificultad: el Poder Ejecutivo, el INAU no quisieron cumplir la sentencia. También inicié acciones con respecto a la protección –y ahora tenía otro procedimiento– de las personas discapacitadas, las personas incapaces, con relación al tema de las colonias Santín Rossi y Etchepare. Y con decisiones favorables también

EC —Pero entonces, en las que han terminado en rechazo, casi todas ellas vinculadas con lo medioambiental, ¿para usted qué es lo que hay detrás?

EV —Yo siempre he sostenido que en Uruguay, contratos de inversión mediante, cuando el Estado se vuelve socio del contaminador es muy difícil que actúe contra él. En estos días estamos discutiendo si se va a firmar o no nuevamente el famoso contrato de inversión con Aratirí. Pero ha habido otros casos, el contrato de inversión con Montes del Plata es un ejemplo muy claro. Lo sostuve en el 2005 cuando presenté la demanda de Botnia. Cuando el Estado se vuelve socio del contaminador es muy difícil que actúe contra él. Y cuando digo Estado, lo digo en toda su perspectiva: Estado Poder Ejecutivo, Estado Poder Legislativo y Estado Poder Judicial.

EC —Justamente, esa denuncia que ha estado formulando podría considerarse en su aplicación a las autoridades, por ejemplo del Poder Ejecutivo, porque son las que tienen ese vínculo con compañías multinacionales como las que usted citó. Pero ¿por qué el Poder Judicial se plegaría a ese estado de sumisión a intereses extranjeros, etc.? Los escritos que usted presentó fueron rechazados por los ministros de la SCJ. ¿Cómo se entiende esa parte de su lectura?

EV —Puede haber dos visiones, una subjetiva y otra objetiva. La subjetiva: ¿recuerda cuando Botnia era cuestión de Estado y ese mensaje se mandaba desde el gobierno de entonces? Se nos estaba diciendo “todos tenemos que estar de acuerdo con Botnia”, incluidos los jueces. En un escrito contestándome la demanda en el asunto de Botnia, se me llegó a decir que yo tenía que recordar quién me pagaba el sueldo. Eso me lo contestó el MVOTMA

EC — ¿Qué quería decir eso?

EV —Tómelo como quiera. ¿Sabe qué contesté? Que a mí me pagaba el sueldo el mismo que les pagaba el sueldo a los jueces, en definitiva, el pueblo. Aspecto subjetivo, tómelo con esa subjetividad. Cuestión de Estado, todos tenemos que estar de acuerdo con esa cuestión de Estado, no hay fallos judiciales contra esa cuestión de Estado

Aspecto objetivo. En el Uruguay no hay sentencias firmes de protección del medioambiente, ni de los asuntos que ha planteado Viana ni de ningún otro tipo de asunto. Razone lo siguiente: en el Uruguay no hay problemas ambientales, vamos a Porto Alegre o vamos a Buenos Aires y vea si hay decisiones judiciales de todos los órganos de justicia, desde los más inferiores hasta la Corte Suprema argentina, por ejemplo, con un insigne magistrado como el doctor Lorenzetti a favor de la protección del medioambiente. Entonces uno tiene que pensar que algo está funcionando mal. Puede ser el fiscal Viana, puede ser que el fiscal Viana no sea idóneo y no sepa plantear los asuntos. Pero nadie más los ha planteado

EC —Para usted, ¿qué pasa con la conducta de sus colegas fiscales que no se mueven en esta materia?

EV —En primer lugar tengo que aclarar que así como me gusta que me respeten mi independencia técnica, que no me están respetando, me gusta respetar la independencia técnica de mis colegas. Esa pregunta tiene que hacérsela a mis colegas

EC —Está bien, pero usted habla de sus colegas, los mencionó. Indirectamente, cuando dice que usted es el único que presenta escritos vinculados con lo medioambiental, está hablando de sus colegas

EV —Yo sé que el fiscal adjunto de Corte, mano derecha del fiscal de Corte, el otro día les reprochó a otros fiscales civiles el hecho de que hubiera un solo fiscal que actuara en materia de intereses difusos. Incluso no mencionó mi nombre hasta que una persona le preguntó: “¿Pero usted a quién se está refiriendo?, ¿al doctor Enrique Viana?”, “Sí, me estoy refiriendo al doctor Enrique Viana”. O sea que se sabe perfectamente que el único que ha actuado he sido yo

Cuando usted me pregunta mi opinión acerca de por qué mis colegas no actúan en materia de protección del medioambiente, yo puedo hacer simplemente una suposición. Actuar en estos temas –medioambiente, protección de los derechos humanos de los niños y adolescentes, de las personas incapaces, defensa de la República, defensa de la soberanía nacional– requiere, primera cosa, trabajar. Estudiar, trabajar y en muchos casos enfrentarse a situaciones en las que procesalmente hay que elaborar un camino; camino que no había sido elaborado y que quien tuvo que elaborarlo fui yo. Luego significa enfrentarse a intereses muy poderosos, lo venimos diciendo, un Estado asociado con intereses corporativos muy poderosos, y en último término no desentusiasmarse frente a las decisiones judiciales negativas

EC — ¿Indirectamente está diciendo que todos sus colegas ejercen la fiscalía de manera burocrática, sin querer complicarse la vida?

EV —Sí, así es

EC —Me gustaría retomar el tema de la resolución del doctor Jorge Díaz, el fiscal de Corte, porque entre los mensajes de los oyentes hay varios que lo apoyan a usted, que incluso le agradecen la actitud con la que se ha plantado en estos asuntos, pero también está este, de Jorge, que retoma palabras suyas de hace un rato. Dice: “Si yo estoy pagando su sueldo aspiro a que haga bien el trabajo. Si marcha siempre no me sirve y tengo el derecho de sacarlo y poner otro”. De algún modo retoma lo que el propio fiscal de Corte declaró en Canal 12 la semana pasada: “Si usted contrata a un abogado y lo hace iniciar 20 juicios y pierde los 20, ¿usted sigue con ese abogado?”.

EV —Ahí hay un grave error. Nosotros no somos abogados de intereses particulares, somos abogados de intereses generales y tratamos de llevarlos hasta el cumplimiento esos intereses generales

EC —Pero así estaría siendo leído acá, Jorge representa al pueblo uruguayo, el que mandó este mensaje: “Si yo pago su sueldo, aspiro a que haga bien el trabajo”.

EV —Sí. Lo que debería alamar a Jorge es eso mismo que dice, cuando el fiscal Viana fracasa, fracasa el pueblo, incluido Jorge, incluido Viana, incluido Cotelo, incluidos todos los que estamos acá en el estudio.

Otra circunstancia. Los abogados… creo que el doctor Hoenir Sarthou lo mencionaba con mucha claridad, mucho mejor que yo…

EC —Se refiere a la discusión que tuvimos el jueves acá en La Mesa

EV —Correcto. Los abogados tenemos una obligación de medios, no una obligación de resultados. Lo sabemos desde que ingresamos a la facultad. Tenemos que poner nuestro mejor esfuerzo para la obtención de un resultado, pero ningún abogado –fiscales incluidos– puede garantizar un resultado. El que lo haga es un mal abogado y debe ir a dar los exámenes de facultad nuevamente.

Voy a tomar un argumento que no es mío, se lo escuché el otro día a su colega Walter Pernas. Pernas dijo: “Si ese fuera el criterio, entonces en todos aquellos accionamientos que muchos fiscales han intentado realizar en materia penal por derechos humanos, por el tema de los desaparecidos, que no han tenido consecuencias judiciales, habría que decir que esos fiscales tampoco son idóneos y habría que iniciar actividades semejantes a las que se están iniciando con respecto al fiscal Viana”

Todos los días pasa que a los fiscales no se nos da la razón en muchos asuntos. Todos los días pasa que a los fiscales se nos da la razón en otros asuntos. Es parte del ejercicio de la profesión. De cualquier profesión, del periodismo, de la de albañil… Hay cosas en las que se nos da la razón y cosas en las que no se nos da la razón.

EC —Otro argumento que maneja el fiscal de Corte que hasta ahora no mencionamos es el que aparece en el resultando tercero del documento: “Que por otra parte es de público conocimiento que el referido fiscal ha iniciado múltiples diligencias preparatorias en sede judicial en las que solicita se intime a diferentes organismos estatales la agregación de importantes volúmenes de información, resultado que en muchas ocasiones estas diligencias preparatorias no habrían sido seguidas del juicio principal posterior”

EV —Ahí hay una falta del derecho procesal bastante importante. Toda diligencia preparatoria es para preparar un eventual proceso posterior; no toda diligencia preparatoria es seguida de un proceso. Primero, la diligencia preparatoria es un pedido que se hace ante un juez y el juez dice: “Tiene razón el fiscal, tiene derecho a pedir esa información. Señor ministro de Medio Ambiente, deme esa información”, por ejemplo.

EC —El fiscal de Corte sostiene que usted ha dado esos pasos, ha recibido la documentación correspondiente, ha hecho “trabajar” a otros organismos del Estado y después no ha utilizado esa información.

EV —En muchos casos la hemos utilizado y hemos presentado algún accionamiento. Y en otros casos o esa información no nos es suficiente para presentar algo nuevo o satisface porque nos está dice que se está actuando de acuerdo a derecho. No vamos a actuar cuando no se está actuando de acuerdo a derecho.

Además, ¿no estamos hablando, desde hace tiempo, con una ley de acceso a la información pública de por medio, algo que hace a un concepto de República, de cosa pública y de que no puede haber cosas ocultas y escondidas? La Ley de Acceso a Información Pública le da la posibilidad a cualquier interesado, sin manifestar un interés, el derecho a pedir información pública. Pero cuando la pide un fiscal, fundadamente, y un juez le da la razón y obliga al Estado a incorporar esa información pública, no está pasando nada grave

¿Sabe qué es lo que molesta de las diligencias preparatorias? Los fiscales tenemos la posibilidad, por una norma legal, de pedir información en forma directa. Yo lo he hecho escasamente, una vez lo hice, hace muchos años, con respecto al tema Botnia, pedí información directa creo a la CARU o a UTE, no recuerdo a quién. Pero prefiero utilizar la forma de las diligencias preparatorias, que es un mecanismo por el cual usted le pide a un juez y espera, por las garantías que da eso, porque el juez le da o no la razón a la solicitud de información. Pero además tiene otra importancia: cuando es un juez que reclama una información, la desobediencia a ese pedido de información puede configurar una hipótesis delictual y da derecho a pedir que se pasen las actuaciones a penal para que otro fiscal penal y otro juez penal tomen cartas en el asunto

EC —Escuchando sus respuestas y la interpretación que usted tiene de por qué con el fiscal Viana pasan todas estas cosas, no puedo sino incorporar la interpretación que por otro lado circula en el ambiente político, incluso en el ambiente judicial. Hay una lectura según la cual usted actúa movido por posiciones políticas. Es más, se lo identifica con la izquierda radical. Se lo ve alineado en particular con Asamblea Popular, el sector encabezado por el Movimiento 26 de Marzo, que se escindió del FA. ¿Qué dice de ese posicionamiento político que se le adjudica?

EV —Yo no tengo ninguna vinculación político-partidaria con ningún sector en lo personal, y en lo funcional es imposible tenerla. No tengo ningún tipo de vinculación política. Es cierto, siempre he reconocido que la radio CX 36 –pero no de ahora, de hace muchísimos años– me dio la posibilidad de expresarme, me ha entrevistado muchas veces y me ha parecido siempre una desconsideración decirle que no, como no le dije que no a la producción suya, como no le digo que no a ningún medio de prensa.

EC —Claro, pero hay otros elementos. Por ejemplo, su amistad con el abogado Gustavo Salle, que fue de los primeros en denunciar que existe una persecución en su contra.

EV —Ha sido mi abogado. Es una relación de amistad personal muy importante, que se viene dando desde hace muchísimos años, y además ha sido mi abogado, ambas cosas.

EC —Y Salle ha integrado listas de Asamblea Popular…

EV —No, no, el doctor Gustavo Salle jamás integró una lista de Asamblea Popular. Se lo he escuchado decir un sinnúmero de veces. Pero esas son pequeñas cosas que no hacen al concepto

EC —Lo cierto es que ejerce una campaña permanente de crítica a los gobiernos del Frente Amplio, lo califica “Fraude Amplio”.

EV —Yo me honro de ser amigo de Gustavo Salle, pero también me honro de ser amigo de tantísimas personas que integran posiciones totalmente diferentes de estas posiciones de gobierno. He tenido muy buen trato y he sido hasta receptor de muchas denuncias del partido de gobierno. Dos ejemplos. Antes de ser gobierno, allá por el año 2002, el entonces diputado Gallo, el doctor Gallo (padre), elogió la actuación del fiscal Enrique Viana –dijo todo el nombre– en materia de la contaminación por plomo. Lo dijo en el Parlamento y quedó asentado en las actas.

Otro ejemplo. La diputada Nora Castro también me elogió en un programa. Pero más que eso, en su momento me llamó por teléfono y me mandó información sobre el tema de Dirox, sobre los problemas que estaba ocasionando con el transporte de una sustancia que no se sabía lo que era, cuando yo había iniciado ya los procesos judiciales.

Y así le puedo mencionar muchísimos y tantísimos casos. No olvide que iniciamos los primeros accionamientos ambientales en el año 2001

EC —En el gobierno del doctor Jorge Batlle

EV —Claro. Recuerdo una vez una conversación con el doctor Leonardo Guzmán, entonces ministro de Cultura, con quien tengo también un alto grado de conocimiento. Me dijo: “¿Y vos qué tenés contra Botnia?”. Y le expliqué cuáles eran las razones jurídicas que eventualmente planteábamos en todos estos temas.

Eugenio Zaffaroni dice que todo magistrado judicial, todo actor de la Justicia hace política. El juez que dicta una sentencia de divorcio está haciendo política, porque política es el arte de gobernar, y cuando usted dicta un divorcio está gobernando, en una porción quizás pequeña frente a otros

Entonces cuando uno habla de política en sentido mayor, sí, los jueces y fiscales hacen política, gobiernan, son un poder del Estado. Los jueces por un lado, los fiscales ahora dentro de otra estructura diferente. Eso sí, no hacemos política partidaria. Podemos tener opinión y emitir nuestras opiniones en nuestros dictámenes y ante los jueces. Y eso es lo que hace quien habla y tantísimos otros

EC —Usted ha dicho que este traslado y la investigación administrativa que se le inició tienen como motivo “sacarlo del medio” ante la implementación del nuevo Código del Proceso Penal y la descentralización de las fiscalías recientemente aprobada. Se ha opuesto a las dos reformas, entiende que afectan la independencia técnica de los fiscales. Entonces, antes de que se conociera que lo iban a trasladar, ¿qué actitud iba a tener si se implementaban estas reformas?

EV —Esas reformas se vienen implementando, no totalmente. Vamos a un sistema de fiscal general y fiscales delegados. Se está copiando el sistema colombiano, se han recibido instrucciones con profesores que vienen de Estados Unidos

EC —No es eso lo dicho expresamente

EV —Es lo dicho expresamente, hay que saber buscar dónde está dicho. El otro día el doctor Gonzalo Fernández, en una charla que dio a todos los fiscales, con el señor fiscal de Corte al lado, dijo: “Los fiscales no se tienen que alarmar por recibir instrucciones”. La Asociación de Fiscales en el año 2013 dijo, en un comunicado –salió en el diario El País, creo que el 6 de octubre de 2013–: “Estamos dispuestos a aceptar instrucciones”. Yo no integro la Asociación de Fiscales, pero pregúntele a cualquiera de los integrantes de esa asociación, con los que tengo mis serias discrepancias conceptuales, quién es Enrique Viana y cuán idóneo o no idóneo es. Eso para la consulta que decíamos antes.

Cuando concurrieron en su momento dos integrantes de la Asociación de Fiscales a hablar del tema de la creación del servicio descentralizado, dijeron que estaban ansiosos por que eso saliera, porque los fiscales iban a tener que ir a trabajar a las comisarías e iban a tener que montar todo un sistema de pactos con los indagados, y hablaron también de los mecanismos de instrucciones, que eran muy importantes, de trabajar en equipo. Todas esas cosas. Fiscal sometido a instrucciones no es fiscal independiente.

Yo sostengo que los fiscales –“fiscales letrados de la República”, como dice el artículo 168.13 de la Constitución–, primero, no son fiscales de gobierno, y segundo, son designados de una manera especial, con una mayoría especial, justamente porque se pretende que no sean fiscales de gobierno sino fiscales de la República. Podríamos analizar los antecedentes históricos y aburrir con ese tipo de cosas.

Eso quiere decir que los fiscales tienen que actuar de acuerdo a su conciencia, cada uno de ellos. Que no pueden actuar bajo instrucciones, que no pueden actuar bajo directivas, que no pueden actuar en equipo, que la única política, criminal o no criminal, en materia de actuación de las fiscalías es la establecida en la Constitución y en la ley. Que nadie les puede venir a decir, de la forma que usted quiera, qué es lo que tienen que hacer.

EC —En otros países hay otros modelos.

EV —En otros países hay otros modelos. En Colombia es muy interesante, Colombia tuvo que modificar la Constitución y modificar la ley orgánica para llegar a un sistema como el que acá se quiere imponer. Nosotros lo queremos hacer como en tantísimos otros asuntos, queremos hacer modificaciones sin modificar la Constitución. Porque para modificar la Constitución hay que consultar al pueblo, en cualquiera de los cuatro procedimientos de modificación de la Constitución se termina consultando al pueblo, y hay que explicarle al pueblo para qué se quiere modificar este sistema. Ahí va a haber muchas opiniones y se tendrán en cuenta unas y otras no. Pero lo que no se puede hacer es saltar la Constitución. E imponiendo un sistema de fiscal general y fiscales delegados, con desaparición de la independencia de los fiscales, nos estamos llevando la Constitución por delante.

EC — ¿Aquí aparece entonces el próximo motivo de roce suyo con el fiscal de Corte?

EV —Ya sé por dónde viene la pregunta, muy inteligente. En cuanto a las inconstitucionalidades planteadas, no han sido tantas, fueron cuatro en diez años, dos en los últimos cuatro años. Incluso en alguna, como la de Aratirí, diciendo la SCJ que el fiscal de Corte no tenía razón, porque el fiscal de Corte había dicho que yo no tenía legitimación. O sea que el primero en impedir que yo defienda al pueblo, a Jorge y a todos los demás fue el fiscal de Corte. Tendríamos que decirle: “Jorge, preguntale al fiscal de Corte por qué no lo deja actuar al fiscal Viana”.

Pero volviendo al tema que usted planteaba, que me interesa, estoy trabajando –no he tenido tiempo material– en la inconstitucionalidad de la transformación de las fiscalías en un servicio descentralizado, porque creo que la Constitución prohíbe que una fiscalía sea un servicio descentralizado, como dijo el doctor Risso Ferrán cuando concurrió al Parlamento.

EC — ¿Y a título de qué va a presentar ese recurso? Porque ahora usted es fiscal de Menores.

EV —A título de fiscal. Yo le traía acá –es una curiosidad– mi tarjeta de presentación, que trata de ser lo más humilde y austera posible –alguien dijo el otro día que habría que ir al despacho del fiscal Viana para ver lo austero que era; en realidad todos los despachos de todos los fiscales son muy austeros–. Esto lo tengo desde hace mucho tiempo y no dice qué materia es. O sea que estoy preparado…

EC —Dice “Fiscal letrado nacional”

EV —Exacto. Estoy preparado para trabajar en cualquier materia. Allá en el 2001, cuando presenté la demanda por el plomo, alguien me criticaba que –capaz que pecando de demasiado idóneo– ponía en los escritos todos los fundamentos. Porque el abogado normal, el abogado que actúa de parte particular, guarda algunos argumentos, los deja para la parte de alegato, porque es parte de la estrategia y correcta estrategia. Entonces, por qué yo ponía arriba de la mesa todos los argumentos, fácticos y jurídicos. Y le dije: por una razón muy sencilla, no sé si al día siguiente voy a seguir siendo el fiscal. Porque sé que cuando presento un escrito, ese escrito molesta, y molesta intereses que tienen la posibilidad de sacarme del medio. Lo dije en el 2001, vea usted si estaba preparado para esto que está pasando ahora.

EC —Entonces ahora está redactando esa excepción de inconstitucionalidad

EV —Sí, la voy a redactar. Yo soy funcionario público, esta ley me perjudica, rompe la garantía de la independencia técnica, que además no es una garantía solo para el fiscal; lo mismo que la independencia y la imparcialidad de los jueces, no es una garantía solo para el fiscal, es una garantía para todo habitante de la República que tiene que ir a un juzgado y enfrentarse a un juez, a un fiscal

EC — ¿Y por otro lado va a impugnar estas medidas que se tomaron contra usted la semana pasada?

EV —Sí, eso lo estamos presentando en el día de hoy

- postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:18:43
postaporteñ@_______________________________

Deuda argentina: Algunas preguntas, algunas respuestas

Martes 27 de octubre de 2015, por Fabiana Arencibia

Nos hemos apoyado en datos concretos del propio Ministerio de Economía para fundamentar lo que al respecto fuimos diciendo.

También intentamos sumarnos a la difícil tarea para que no se perdiera la idea de que la deuda que se ha pagado, la que se está aún cancelando, la no negociada todavía con los holdouts y la que se ha renovado por otras deudas, es deuda fraudulenta e ilegítima en su origen.

Luego de los festejos, la semana pasada en Tecnópolis por la cancelación del Boden 2015, que según el discurso presidencial ha cerrado “el último capítulo del gran endeudamiento”, nos surgen algunas preguntas.

¿Por qué deberíamos naturalizar que pagar deuda fraudulenta e ilegítima es lo correcto? ¿Por qué debemos pensar que la única fuente de recursos para el crecimiento y desarrollo está en endeudarse y que para ello tenemos primero que pagar y pagar algo que no debíamos en realidad? ¿Por qué debería ser una buena noticia que se ha cerrado “el último capítulo del gran endeudamiento” con el pago de los títulos llamados BODEN 2015 si ahora debemos miles de millones en otros títulos? ¿Será porque una gran parte se la debemos al Estado, en especial a la ANSES? ¿Es que esta deuda es menos deuda?

¿A quiénes se refiere la Presidenta concretamente cuando se jacta de que todo ese dineral lo pagamos “sin acceder a financiamiento externo, con trabajo y esfuerzo de todos los argentinos"? ¿Qué argentinos pusimos ese esfuerzo? ¿Qué sectores?

¿Por qué en el acto de Tecnópolis de la semana pasada, la primera mandataria afirmó que desde el 2003 pagamos 145.000 millones de dólares cuando a poco de cumplirse 10 años de gobierno kirchnerista dijo que este gobierno había pagado 173.000? ¿Por qué se dicen cifras diferentes, en momentos diferentes?

¿Cómo es posible para cualquier ciudadano común reflexionar sobre una catarata de números difíciles de seguir en la vorágine de un discurso (e incontrastables muchas veces con los mismos datos del Ministerio de Economía), que afirman que ya no debemos a extranjeros ni en dólares?

¿Qué pasó con la Comisión Bicameral de Investigación de la Deuda que debía investigar la composición de la misma, según la ley bajo el pomposo nombre de Ley de Pago Soberano?

Para muchos fue una buena noticia la aprobación de esta ley. Muchos pusieron expectativas al pensar que esta Ley, aprobada hace poco más de un año, y la constitución de esta comisión parlamentaria podría hacer que no siguiera la sangría de pagos de deudas ilegales.

Sin embargo, nada de esto ha sucedido. Y fue peor aún, porque cada arreglo cerrado para canjear bonos de deudas de ese origen, cada emisión de nuevos títulos, fue aplaudido.

Esa ley consagró de “interés público” el pago de una deuda que ha sido declarada ilícita por la justicia argentina y que además tiene denuncias en curso. Pero además estableció nuevas formas para pagarla y solo después creó una comisión para investigarla.

Esta semana la Asamblea por la Suspensión del Pago e Investigación de la Deuda y por la Defensa del Patrimonio Nacional y los Bienes Comunes se reunió y compartió un documento con el que nos interpela sobre el sentido común de sentir orgullo por ser “pagadores seriales”. En ese documento, que es además una declaración para sumar voluntades, se pregunta acerca de la Comisión Bicameral de Investigación de la Deuda: ¿Qué y cómo investiga?

Lo concreto es que a poco menos de dos meses de la fecha prevista para que la comisión (CIP) dé a conocer su primer informe (180 días desde su constitución, el pasado 28 de abril), no se ha avanzado.

“Observamos una inacción que consideramos necesario denunciar. Creemos que esta falta de acción forma parte de una estrategia política del kirchnerismo y de buena parte de los opositores. Al paso que van las cosas vemos que se está confirmando lo que era uno de nuestros principales temores; que la CIP sea un instrumento de legitimación del mega canje 2005/2010 y, por ese camino, del conjunto de la deuda pública, de los pagos realizados y por supuesto de la impunidad de los funcionarios de la dictadura y de los gobiernos constitucionales posteriores hasta el actual, que fueron los gestores de la deuda en complicidad con los capitales imperialistas y sus aliados locales”, aseguran en el documento.

“Creemos que la inacción observada es parte de una estrategia política”, dicen. Y fundamentan esta afirmación con varios elementos. El primero es que esta Comisión, creada por la Ley de Pago Soberano en septiembre 2014, tardó siete meses en reunirse. Y desde abril solo se ha juntado tres veces según lo denuncia el diputado Claudio Lozano, integrante de esta comisión parlamentaria, quien afirma que hasta ahora “no se aprobó ningún plan de trabajo, no se ha conformado ningún equipo técnico de trabajo ni se estableció su financiamiento”.

Además, agrega el documento de la Asamblea, “de la larga lista de personas que deberían ser citadas a declarar (ex ministros, funcionarios, expertos, peritos), hasta ahora solo lo ha hecho el presidente del Banco Central pero sin responder a los requerimientos de los integrantes de la CIP. Consideramos de suma importancia que declaren, entre otros, los peritos que auditaron la deuda privada que fue nacionalizada, así como también el fiscal de las causas de la deuda, el Dr. Federico Delgado. Es necesario que se pidan informes sobre las diferentes causas donde se ha venido denunciando el carácter fraudulento de la deuda y su sucesiva reestructuración y refinanciamiento. También creemos esencial la colaboración de la Auditoría General de la Nación. De todo esto no hay nada visible. Lo que sí sabemos es que se ha firmado un convenio de cooperación con el CEFID-AR, que acaba de producir un documento de trabajo laudatorio del canje 2005/2010”.

Con estos elementos, la Asamblea denuncia que la CIP “tiene un inmovilismo premeditado y que el mismo es coherente, no con el mandato de la ley de investigar a fondo las irregularidades de la gestión y pago de la deuda que se siguen cometiendo desde comienzos de la dictadura hasta ahora, sino con el objetivo de preparar el camino hacia una nueva ola de endeudamiento, ajustes y concesiones, sobre la base de legitimar el canje 2005/2010 y por ese camino la continuidad del perverso sistema de endeudamiento y saqueo, los pagos realizados y cubrir con un manto de impunidad a los personeros de esta entrega fraudulenta”.

La deuda que se considera pública debe, por lo tanto, investigarse también en forma pública y deberíamos poder ser partícipes de dicha investigación. “Éste no es el camino que ha adoptado la Comisión, que tampoco siquiera parece estar investigando seriamente por su propio camino. Por ello, difícilmente pueda tener su eventual Informe la legitimidad que necesita para señalar un avance en cuestiones, como lo expresara Alejandro Olmos, tan fundamentales de la República”.

La Asamblea no solo denuncia el incumplimiento de los propósitos con los que fue creada la Comisión de Investigación Parlamentaria de la Deuda sino que además afirma que, de seguir por esa línea de inacción, se sumaría “a la larga lista de cómplices y partícipes necesarios del delito de saqueo permanente y sistemático al pueblo y a la Nación, plenamente demostrado, que es el pago de una Deuda declarada ilegítima, ilegal, odiosa e impagable”.

La participación es necesaria. Por eso la Asamblea ha lanzado su convocatoria para formar una Comisión Investigadora Social que incluya a todos los interesados en sumarse a la investigación de la deuda argentina para elaborar un informe propio. La primera reunión tuvo lugar el lunes 19 de octubre, a las 18, en el primer piso de la sede nacional de la CTA Autónoma (Lima 609).

CTA Autonoma - postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:15:05
postaporteñ@_______________________________

Venezuela Las elecciones parlamentarias y los ajustes económicos antipopulares

por: Omar Vázquez Heredia

26/10/15

Contexto

Las elecciones parlamentarias se acercan con el inexorable transcurrir del tiempo, en cerca de mes y medio saldremos a votar en la presente ocasionan en una circunstancia caracterizada por el recrudecimiento de los problemas económicos, en medio de la reducción tendencial y vertical del precio del petróleo que genera el develamiento nuevamente de la crisis orgánica del capitalismo dependiente, EXTRACTIVISTA y parasitario que reproducen en Venezuela tanto la fracción tradicional como la emergente de la burguesía local. Según datos oficiales el precio del petróleo venezolano después de alcanzar los 103,4 dólares el barril en 2012 se contrae a 98,08 en 2013, 88,42 en 2014 [1], mientras en los tres primeros trimestres del 2015 se precipita a 40 dólares el barril [2]

Ya los dos grandes bloques políticos empezaron con su principal estrategia electoral: la polarización partidista. Constituirse en las únicas opciones políticas y electorales del país, intentando evitar el surgimiento de alternativas ante el gobierno y la MUD. El gobierno recurriendo a su autodefinición como “garante de la paz” y “defensor del legado del Comandante Chávez”, en cambio la oposición de derecha planteándose como la “fuerza del cambio” que puede lograr que terminé la pésima situación económica. En realidad, en las elecciones parlamentarias los grandes bloques políticos no tienen diferencias antagónicas solo se disputan la forma, intensidad y factibilidad de sus propios ajustes económicos reaccionarios, por lo tanto ninguno de los dos representa las verdaderas necesidades e intereses del pueblo trabajador.

Los ajustes económicos reaccionarios. Las formas

En la actualidad en Venezuela el gobierno nacional viene aplicando un ajuste económico reaccionario, reduciendo de manera unilateral las importaciones con la finalidad de liberar recursos con los cuales asumir el pago de deuda. La contracción del ingreso de bienes de consumo final y fundamentalmente de insumos extranjeros implica una declinación lineal de la oferta de mercancías, en otras palabras el incremento grosero de la escasez. Llenando el paisaje nacional de filas en los centros de distribución estatales y privados, a pesar de los mecanismos de racionamiento como la compra por número de cédula. Desabastecimiento de bienes que impulsa la inflación y por ende el deterioro brutal de la capacidad de compra de los salarios del pueblo trabajador. Los datos oficiales que comprueban nuestra tesis, son por un lado que hasta el tercer trimestre de 2012 se importaron 45.826 millones de dólares, en cambio en el mismo lapso de tiempo en el 2014 las importaciones solo fueron 35.820 millones de dólares [3]. Un 21,83% menos. Permitiendo que con un precio del petróleo promedio de 88,42 dólares por barril menor a los 98,08 dólares del 2013, pagar 9631 millones de dólares de los pasivos de PDVSA [4], mientras se sigue garantizando la fuga de divisas de la burguesía local que alcanzó 7074 millones de dólares en los tres primeros trimestres del 2014 y se mantiene una estructura tributaria regresiva en la cual en el 2014 el IVA representó el 57,5% de la recaudación tributaria y el ISLR solo el 25,29% [5]. Desafortunadamente no tenemos datos del último trimestre del año 2014 y menos del 2015. No le conviene al gobierno nacional seguir develando información que demuestra el ajuste económico reaccionario que se encuentra ejecutando

La oposición de derecha en caso de retornar al gobierno nacional va ejecutar un ajuste económico reaccionario más estructural, reduciendo las importaciones a través de la eliminación del control de cambio. Una medida que supondría una mega-devaluación que eliminaría la brecha entre el tipo de cambio real y el nominal, entre el paralelo y el oficial. Además, se eliminarían o reducirían los subsidios a los servicios básicos: energía eléctrica, agua, teléfono y transporte estatal entre ellos el Metro, asimismo intentarían como en los años 90 la privatización de derechos sociales como la salud, educación y seguridad social.

Mientras, con la excusa de regresar las empresas y tierras a sus antiguos propietarios, se empezaría un plan nacional de privatizaciones periféricas como actualmente de PDVSA [6] o más generales como en su época la CANTV y SIDOR. Finalmente, se terminaría la actual eliminación gradual del control de precios, trasladando la escasez de los anaqueles de los centros de distribución estatales y privados hacia los estantes de los hogares más pobres de la sociedad venezolana. Ya no habría colas porque muchas menos personas podrían comprar los bienes de primera necesidad.

Los ajustes económicos reaccionarios. Las intensidades

La intensidad de un ajuste económico reaccionario se puede medir por la inflación, señalando el deterioro de la capacidad de compra de los salarios. Dato que facilita identificar los efectos de trasladar la crisis del mercado petrolero mundial a los bolsillos y estómagos del pueblo trabajador venezolano. En palabras del propio Presidente Nicolás Maduro la inflación terminará el año en 80% [7], sin embargo subestima la cifra y debe finalizar el 2015 en tres dígitos, por encima del 100%. Eso en medio del silencio cómplice del Banco Central de Venezuela. Es una intensidad significativa la del actual ajuste económico reaccionario gubernamental, que podría estar representando la erosión más grande y acelerada de los salarios del pueblo trabajador en la historia petrolera de Venezuela. Recordemos que la inflación anualizada más alta del país ocurrió en 1996 cuando llegó al 103,2%, en correspondencia con la concreción por parte de Rafael Caldera y Teodoro Petkoff de la neoliberal “Agenda Venezuela”.

En cambio, la intensidad del ajuste económico reaccionario de la oposición de derecha no solo se tendría que medir por la inflación, sino también en los cambios que implicaría para la sociedad venezolana. Algunos intelectuales de la derecha venezolana, desde la tranquilidad de sus sueldos en dólares en Estados Unidos, esgrimen que en la actualidad existen las mejores condiciones para una transición a un capitalismo neoliberal porque llegaría a lograr un apoyo de las grandes mayorías, en otras palabras el anhelado consenso activo [8]

Algo que nunca tuvo en Venezuela el neoliberalismo, tanto Carlos Andrés Pérez como Rafael Caldera ganaron sus elecciones con un discurso anti-neoliberal y los candidatos Manuel Rosales y Henrique Capriles Radonski tampoco propusieron públicamente en sus campañas un programa neoliberal. Ante la condición profundamente estatista de la Venezuela petrolera. En resumen, la intensidad del ajuste económico reaccionario de la oposición de derecha sería una Venezuela abiertamente neoliberal, ya no solo la capitalista que mantuvo la llamada Revolución Bolivariana.

Los ajustes económicos reaccionarios. Las factibilidades

El gobierno nacional aplica su ajuste económico reaccionario sin grandes resistencias, en algunos lugares han surgido conatos de violencia ante el descontento por la escasez y en otros espacios la clase trabajadora lucha en contra de despidos arbitrarios y masivos como en el Ministerio de Ecosocialismo. Sin embargo, son hechos aislados. El gobierno nacional logra contener y manipular al pueblo trabajador por su origen anti-neoliberal, su supuesta condición de defensor del denominado legado de Chávez y la utilización de una estrategia creada en los laboratorios de propaganda estatal que encubre el carácter anti-popular de la política económica gubernamental: la llamada “guerra económica”

La “guerra económica” es una farsa, como ya vimos con datos la principal causa de desabastecimiento en Venezuela es la contracción de las importaciones realizada por el gobierno nacional para liberar recursos con los cuales asumir pago de deuda con el capital financiero mundial. Algo que garantizan hasta en persona a través de la reunión del Ministro de Finanzas con instituciones financieras en Nueva York como la JP Morgan, que después publicitó en su Twitter como un gran logro [9]. Después de dos meses del cierre de la frontera con Colombia y en medio de los acuerdos del gobierno para la distribución de bienes subsidiados con empresas privadas por ejemplo Makro y Farmatodo, ya se acabaron las excusas. Ni siquiera los “bachaqueros” los cuales son una consecuencia del ajuste económico reaccionario y no la causa de la escasez. Ante el desabastecimiento hay grupos que especulan con las necesidades del pueblo trabajador. La “guerra económica” logra encubrir el ajuste económico porque el gobierno nacional por un lado evita devaluar el tipo de cambio oficial (nominal), mientras se deprecia de manera vertical el tipo de cambio real. Entonces, asume su papel de víctima: “yo no estoy devaluando, sino que una página WEB especula con la moneda nacional”

Sin negar cierto arbitraje especulativo de la página WEB, tampoco se puede esconder que hay causas concretas que generan la depreciación del bolívar, algunas impulsadas o conservadas por el gobierno nacional: el desplome del precio del petróleo que impide una mayor oferta de dólares, el aumento grosero de la liquidez monetaria, el declive de las reservas internacionales que comenzaron el año por el orden de los 22 mil millones de dólares y en la actualidad se encuentran en 15.900 millones de dólares, la gran escasez de mercancías, los altos niveles de ganancia de una burguesía que demanda una gran cantidad de dólares porque sus ingresos son atesorados en el exterior, entre otras. Asimismo, el gobierno nacional realiza aumentos de salarios mínimos en forma dinero pero que en el marco del ajuste económico reaccionario no pueden derivar en mayor capacidad de compra de bienes y servicios.

La elevación de los ingresos salariales del pueblo trabajador en un escenario de contracción de la oferta de mercancías producidas en el país o importadas, solo crea las condiciones para que la burguesía que monopoliza el control de los bienes y servicios incremente los precios para aumentar su ganancia. Claro, pero el gobierno nacional escondiendo la reducción de las importaciones de bienes de consumo final e insumos vuelve asumir su rol de víctima: “yo intento ayudar con aumentos de salario pero los especuladores se los apropian”. En realidad, hoy, la mejor opción para la fracción tradicional y emergente de la burguesía local es el gobierno nacional. Aplica con orden y cooptando a la inmensa mayoría del movimiento popular un ajuste económico reaccionario que traslada la crisis al pueblo trabajador, sin afectar en nada sus intereses: ni la reforma tributaria progresiva, menos la estatización del comercio exterior son medidas concretadas en la peor crisis económica del proceso bolivariano. Entonces, nos preguntamos

¿En qué momento piensan asumir medidas anti-capitalistas? Nunca. Su condición de expresión política de la fracción emergente de la burguesía les impide en términos materiales afectar sus propios intereses. Ni “empresarios patriotas”, ni altos dirigentes que han acumulado riqueza que les resguardan sus testaferros se van a imponer más impuestos, tampoco van a dejar el lucrativo negocio de las importaciones con dólares subsidiados.

En cambio, aunque en Estados Unidos intelectuales conservadores y empresarios sueñan con una Venezuela neoliberal, es mucho menos factible el ajuste económico reaccionario de la derecha venezolana. Podrán aplicar algunas medidas iníciales, pero una sociedad tan estatista como la nuestra no va aceptar la mercantilización de necesidades esenciales como educación y salud, ni de empresas estatales como PDVSA, menos después de 16 años de proceso bolivariano, que no implicó transformaciones anti-capitalistas no obstante realizó cambios posneoliberales y dejaría una cultura política anti-neoliberal. En caso de su retorno tendría varios enemigos en frente: el chavismo popular, la izquierda e incluso el chavismo oficialista, pero el peor de todos para ellos y ellas: el pueblo trabajador.

Para la fracción tradicional de la burguesía y su expresión política es ahora o nunca la transición al neoliberalismo, sin embargo es un gran peligro. Creo que pueden hasta preferir que el chavismo oficialista termine su tarea: el ajuste económico reaccionario y regresar en un contexto de mayor desprestigio del chavismo en su conjunto. Ya veremos qué decisión asumen en el 2016: referéndum revocatorio o no.

Conclusión

En el marco de un sistema electoral que privilegia a los dos bloques políticos mayoritarios y castiga a las minorías, especialmente después de la institucionalización de las llamadas “morochas” con la reforma a la ley electoral del año 2009, es muy complicado que las organizaciones anti-capitalistas que cuestionan el actual (gobierno) y el posible (derecha) ajuste económico reaccionario logren ganar algún curul. No es nada fácil ganar un circuito o al menos quedar segundo en el voto lista de un Estado. Esa circunstancia ocasiona la sedimentación de los dos bloques políticos, evitando el retiro de los sectores subalternos y disidentes. Todos conocemos que dentro del Gran Polo Patriótico existen partidos y organizaciones que a partir de un cálculo electoral y por miedo al retorno de la derecha prefieren continuar legitimando con su apoyo el ajuste económico reaccionario actual. No obstante, aunque muchos amigos y amigas de años de militancia, innegablemente honestos, consideran que se debe votar por el ajuste económico muy malo para evitar el exageradamente malo, nosotros nos atrevemos a sostener que es hora de empezar a votar por opciones electorales anti-capitalistas, que no sigan a la cola de la fracción emergente de la burguesía. Aunque estamos conscientes de la imposibilidad de alcanzar una voz en la Asamblea Nacional anti-ajuste económico reaccionario en las actuales condiciones políticas y electorales.

Sin embargo, lo electoral no es lo esencial, ni debe dividirnos para siempre, ya que los ajustes económicos reaccionarios tienen por un lado u otro la victoria garantizada en diciembre. Lo fundamental es fortalecer nuestras capacidades organizativas autónomas para enfrentar el ajuste económico actual y aquél que ante una probable victoria preparan con mucho descaro los operadores políticos y económicos de la derecha. En las luchas nos tendremos que encontrar hoy o mañana, después que parafraseando al Comandante Ernesto “Che” Guevara: nuestros camaradas desechen las ilusiones y se apresten a luchar nuevamente por el socialismo.

[1] Informe financiero consolidado de PDVSA. Año 2014.

[2] http://www.mem.gob.ve/preciopetroleo/index.php

[3] http://www.bcv.org.ve/c2/indicadores.asp

[4] Informe financiero consolidado de PDVSA. Año 2014.

[5]http://declaraciones.seniat.gob.ve/portal/page/portal/MANEJADOR_CONTENIDO_SENIAT/05MENU_HORIZONTAL/5-3.html

[6] http://www.aporrea.org/energia/a212509.html

[7] http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/299564/maduro-estima-que-inflacion-podria-cerrar-este-ano-en-80/

[8] http://prodavinci.com/2015/07/20/actualidad/el-ajuste-es-popular-por-michael-penfold/

[9] https://twitter.com/RMarcoTorres/status/649277860088299520

LaClase - postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 22:07:09
postaporteñ@_______________________________

Guerra social y telaraña imperialista en Siria (2011-2015) IV

4. Cambio de escenario y auge del islamismo

 A finales de 2012 comienzan a vislumbrarse cambios en la dinámica de los acontecimientos que no hacen sino confirmarse según avanza el 2013. Assad comenzará a recuperar terreno ante el repliegue del ELS. Sin embargo este nuevo escenario no respondía a cuestiones meramente militares, sino al desgaste en el papel de encuadramiento que durante todo el año 2012 habían sufrido el ELS y el CNS. La percepción de los proletarios de que le habían escamoteado su lucha y estaban siendo masacrados en un juego de poderes burgueses se había extendido. Desgraciadamente el proletariado fue incapaz de trazar una brecha contra todo esto y reemprender de nuevo su camino hacia la guerra de clases. La desconfianza hacia el ELS y el CNS no se tradujo en una ruptura de clase, en una tentativa de salir del cementerio de la guerra imperialista. En su lugar se fue extendiendo la desmoralización, con combatientes regresando a sus casas o intentando exiliarse, o la búsqueda de otras alternativas, pero siempre dentro de las redes interburguesas, como la incorporación al Frente Al– Nusra. En ese escenario, el islamismo comenzará a ganar terreno a la vez que el ELS y el CNS van perdiendo su influencia rápidamente. A mediados de 2013 se suspende gran parte de la financiación y del apoyo de la fracción en torno a EEUU al comprobar el fracaso de este organismo/21

Es evidente que una de las contradicciones que marcará mortalmente al ELS es que es una herramienta de los intereses de EEUU, Europa, Turquía, de las monarquías del petróleo, y por ello de igual modo afín a los intereses de Israel. Sobre el terreno irá quedando cada vez más evidente este papel con lo que ello implica. ¿Cómo se puede imponer la autoridad efectiva de esta organización en un entorno social plagado de proletarios refugiados, reprimidos o deportados por todos esos Estados hacia Siria, lugar donde Assad gestionaría su muerte lenta? La respuesta es evidente, a medida que va siendo más claro que el ELS es una herramienta de occidente, esa autoridad se presentará más inestable, explosionarán contradicciones y terminará por reventar. Así se explica que desde el principio, para suplir las dificultades de control existentes en distintos lugares de Siria, se recurrió al reclutamiento de voluntarios llegados del Golfo Pérsico para luchar en las filas del Ejército Libre Sirio. Pero con el tiempo se fue reclutando, con el acicate de la miseria, elementos de cualquier lugar para reforzar las unidades interiores. Así se multiplicará la presencia de islamistas que en un principio estarán coaligados en distintos frentes del ELS /22

La llegada masiva de armas y voluntarios de otros países no supusieron al principio grandes contradicciones pese a que hubo algunas escaramuzas en algunos lugares. La afirmación de la guerra imperialista y la destrucción del proletariado como sujeto activo, hace que la fuerte combatividad de los islamistas encaje bien en ese escenario en el que lo importante es tumbar a Assad. Por otro lado, el furor en la destrucción y el aplastamiento de la vieja estructura represiva y de información ocultaba que nuevas redes de información y represión se estaban construyendo bajo sus escombros. Al mismo tiempo, las ONG religiosas, sobre todo a través de la Fundación para los Derechos Humanos y las Libertades y la Ayuda Humanitaria (IHH) y los Hermanos Musulmanes (en Siria y Turquía), fueron creando infraestructuras de abastecimiento (distribuyendo alimentos, agua e incluso combustible) a la par que instalaban centros de información y adoctrinamiento (educación islámica a los niños y para adultos campos de entrenamiento con instrucción militar e islámica), tanto para refugiados como para los rebeldes dentro del país. La caridad, las armas, así como la ayuda militar del ELS fueron el pilar fundamental para la infiltración islamista. Esto hay que dejarlo claro, el islamismo en Siria se impone gracias al ELS que con base en Turquía, expande a sus combatientes y canaliza la ayuda militar y de víveres a todos los frentes. El Ejército Libre Sirio como estructura burguesa es la base logística inicial y fundamental. El gobierno turco islamista y los Hermanos Musulmanes del gobierno egipcio son al mismo tiempo los más acérrimos valedores del ELS y los agentes más activos en la islamización de la rebelión. Claro que su consolidación sólo viene avalada por su poder de encuadramiento ante el desgastado ELS. Será a finales del 2013 cuando el Frente Islámico de Liberación se autonomiza formalmente del ELS para evitar contagiarse de su hundimiento creando el Frente Islámico. Junto al Frente Islámico irá ganando protagonismo otra fracción islámica armada con la que colaborará el ELS: Jabhat Al–Nusra, vinculada a Al–Qaeda.

En consecuencia, más allá de las contradicciones burguesas, la razón de la decadencia del ELS y su sustitución por las fuerzas islamistas hay que buscarla en las necesidades de control del proletariado. A medida que el ELS va desgastándose al quedar en evidencia su función de herramienta de occidente, la fracción en torno a EEUU irá permitiendo que las milicias islámicas asuman más importancia para controlar el terreno. Los Frentes Islámicos o agrupaciones islámicas a través de su ideología materializan un factor de homogenización, de cohesión militar, control ideológico y de disciplina que no consiguen otros grupos y que son bienvenidos por esos sectores del capital. El objetivo prioritario del ELS era controlar al proletariado y conducirlo a la guerra interburguesa. Es evidente que fueron las propias estrategias represivas, de encuadramiento y de política interna dentro de Siria las que obligaron al ELS (es decir a la fracción en torno a EEUU) a promocionar a los que iban a sustituirle. Pero los cambios acontecidos a lo largo del 2012–2013 en la estrategia de represión internacional en el mundo árabe, así como las variaciones de fuerza entre los bloques burgueses enfrentados, precipitaron la crisis ya abierta en el ELS y el CNS por su desgaste. La incapacidad que mostraron los Hermanos Musulmanes de Egipto para reprimir y canalizar al proletariado en ese país implicó su sustitución por un gobierno militar. Esto debilitó a la organización internacional de los Hermanos Musulmanes y creó una crisis en la coalición burguesa anti–Assad en la que los Hermanos Musulmanes ocupaban una importante posición. Las contradicciones interburguesas se agudizaron. El Estado turco, aliado de los Hermanos Musulmanes quedó en una posición incómoda con su caída y aceleró desde entonces el proceso de islamización de los “rebeldes”. Pero por encima de todo, lo que estaba claro para la fracción en torno a EEUU es que llegados a ese punto el ELS y el CNS estaban sentenciados y había que relevarlos.

A lo largo del 2013 las deserciones desangrarán al ELS, a su vez el CNS se había convertido en un reducido órgano burocrático que tomaba decisiones acerca de un brazo armado, el ELS, que iba perdiendo todas las zonas importantes que había llegado a controlar y se encontraba cada vez más debilitado.

Se intentó darle una capa de barniz a esas organizaciones con algunas reestructuraciones. Se destituyó a la cúpula del ELS y a numerosos comandantes acusándolos de desviar fondos económicos de guerra o por incapacidad, /23 se incorporaron nuevos miembros al CNS… Pero el destino de estos organismos estaba escrito, el ELS irá perdiendo terreno y quedará como fuerza secundaria en Siria, al CNS se le dejará incorporarse al nuevo órgano que pasará a ser el centralizador de toda la oposición burguesa, la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria, CNFORS. La contrarrevolución, como podemos observar en toda la historia de la lucha de clases, se vale de múltiples agentes de lo más variados. Y no son precisamente las fracciones que reivindican abiertamente la contrarrevolución y el aplastamiento del proletariado las más peligrosas. Sino justamente las que desarrollan su acción contrarrevolucionaria tras la bandera de la revolución, tras la defensa del movimiento. Como el gobierno de la Comuna en París en 1871, o el partido bolchevique en el proceso insurreccional en Rusia 1917–1921, o el partido socialdemócrata en la insurrección en Alemania en 1918, o el Frente Popular y especialmente sus apoyos críticos, la CNT y el POUM en España 1936–1937, por citar algunos de los episodios más conocidos del pasado.

En el caso sirio la contrarrevolución ejercida desde el lado opositor será fundamental para, junto con el gobierno de Assad, aplastar al proletariado. El ELS sirvió para contraorganizar, canalizar al proletariado hacia un frente interclasista, hacia una criminal coalición anti–Assad. Pero como hemos ido viendo, con el paso de los meses se fue desgastando y fue siendo impotente para controlar en la práctica a sus unidades cayendo en el desprestigio y poniendo en cuestión su función. Los islamistas ocuparían su lugar, para terminar de imponer los mandatos de la contrarrevolución, desarmar al proletariado, exterminarlo si fuera necesario y preparar el camino para la reestructuración de las necesidades criminales del mercado mundial.

En consecuencia, en la coyuntura actual en Siria, como en gran parte de Oriente Medio, las fuerzas islamistas van mostrándose como las más aptas para dirigir ese proceso y controlar (encuadrándolo, liquidándolo) al proletariado. Su discurso anti–occidente, su asistencialismo y toda la red de propaganda que impulsan les aporta una gran fuerza material en este sentido. No es otra la razón del auge del islamismo en todo el mundo y la polarización que crean /24

La irrupción posterior de las fuerzas del Estado Islámico en Siria va en ese sentido. Comenzó a desplegar sus tanques desde la frontera con Turquía (más adelante los desplegaría desde Irak) impulsado por ese país y algunos Estados del Golfo pérsico, controlando áreas del norte de Siria. Incluso el ELS favoreció la información necesaria al Estado Islámico para atacar zonas de sus frentes díscolos y eso causó miles de desaparecidos, aldeas quemadas y requisas brutales de cosechas y ganado. Lo sucedido en las aldeas de Jabal al–Akrad a mediados del 2013 en una operación conjunta de el Estado Islámico, el Frente Al–Nusra, apoyada y asesorada por lo que quedaba del ELS es sólo uno de los muchos ejemplos en ese sentido. Doce aldeas de esa localidad fueron arrasadas con centenares de víctimas y desaparecidos, los bosques de su entorno incendiados y las cosechas destruidas /25

 Otro ejemplo en ese sentido se produjo en la provincia de al–Raggah, actual epicentro del Estado Islámico, donde el ELS tenía serios problemas de controlar a los proletarios armados, algunos enrolados en sus filas. A finales de 2013 el ELS declaró disueltas sus unidades de esa provincia y exigió que se le entregaran todas las armas. La tentativa de desarme fue respondida con un desafío a que los desarmaran a sangre y fuego. El ELS impotente para reprimirlos filtró de forma burocrática a través de Turquía informes al Estado Islámico sobre las localidades rurales y barrios que servían de refugio, sostén logístico o lugares donde vivían los familiares de los combatientes que durante meses se enfrentaron a diferentes expresiones islamistas. Con esa información el Estado Islámico llevo a cabo, a lo largo de 2014, una ofensiva contrainsurgente destruyendo las bases civiles y el sostén material de los combatientes. Gran parte de esos combatientes se refugiarán en Kobanê y la propia coyuntura les arrastrará a los brazos del PYD frenando su proceso de autonomización /26

Lo fundamental en todo este escenario es comprender que ante el estado de necrosis del proletariado, el desgaste de los antiguos órganos de encuadramiento como el ELS, lejos de impulsar la ruptura proletaria, pondrá al frente toda una telaraña de intereses interburgueses y polarizaciones que oscurecerán las verdaderas contradicciones en juego. El proletariado se mantendrá apartado del protagonismo como clase alternando su encuadramiento entre distintos uniformes burgueses, con el éxodo o el papel de espectador de su propia masacre. Lo que quedó claro en el desarrollo de los acontecimientos es que el ELS no podía seguir cumpliendo su función de canalización y que el prestigio de Al–Nusra crecía en el oeste, tanto con cada ataque a la frontera de Israel, como por el freno que suponía para el Estado Islámico y el combate que desplegaba contra las fuerzas de Assad. Sin embargo, pese a todos estos cambios operados en el seno de la oposición burguesa con el objetivo de darle una nueva consistencia, la fracción de la burguesía internacional encabezada por EEUU verá cada vez más difícil que esa oposición, con todas las contradicciones que han estallado, imponga el orden en la región.

Hay sectores al interior de esa fracción que perciben que a la larga todo eso puede convertirse en una fuente de desestabilización que haga perder el control de la situación incluso con la amenaza latente de un nuevo 15 de marzo. Hay cada vez más posiciones que ante la fuerza renovada de Assad comienzan a ver con buenos ojos el mantenimiento en el poder de quien fue capaz de sostenerse en los peores momentos y restablecer sus deterioradas fuerzas. Los contactos y acuerdos que desde hace tiempo vienen estableciéndose con el gobierno de Assad desde estas esferas traslucen esta alternativa. Desde luego parece que hay acuerdo en no bombardear a Assad y reducir la ayuda a la oposición para no debilitar más sus fuerzas. Y no sería raro ver en un futuro a ese gendarme mundial atacando a sus antiguos aliados

Notas

21 Los lamentos y quejas desde el ELS y el CNS denunciando la nula ayuda de la “comunidad internacional” responde a este desarrollo de los acontecimientos.

22 Nos referimos a toda una serie de brigadas englobadas en el Frente Islámico de Liberación Sirio que, por cuestiones tácticas y mediáticas, la oposición burguesa siempre quiso desvincular del ELS.

23 El 7 de diciembre de 2012 tiene lugar la primera sustitución importante de la cúpula militar. Riad al–Asad y sus colaboradores son depuestos durante la cumbre en Antalya (Turquía) auspiciada por la fracción en torno a EEUU y sustituidos por otra serie de militares con Salim Idris a la cabeza. El objetivo explícito es frenar el desprestigio. Desde ese momento se sucederán constantemente las destituciones y relevos en la cúpula militar

 24 No podemos olvidar la importancia decisiva que tiene también la mercenarización. Es decir, toda la financiación utilizada para atraer a masas de explotados castigados por la miseria y que, dependiendo del grado militar que ocupen, recibirán sueldos, prebendas, ayudas a hijos y familiar

25 Algunos medios de la burguesía relataron estos acontecimientos bajo la llamada «ofensiva de Latakia de 2013» falsificando evidentemente los sucesos según convenía. Cualquiera que revise la hemeroteca de los medios burgueses de occidente, podrá comprobar además el trato diferente al actual que se le daba al Estado Islámico como parte de la oposición burguesa

26 Ver el apartado dedicado a la lucha en Rojava.

Proletarios Internacionalistas

pi - postaporteñ@ 1495 - 2015-10-28 21:51:26
postaporteñ@_______________________________

Argentina entre neoliberalismo vs. progresismo

¿Hay elección?

Luis E. Sabini Fernández

Difícil elegir con quien enojarse más: si con las agencias reproductoras de los intereses dominantes, encarnadas en Monsanto, p. ej., orientadas por el USDA, al estilo de los llamados neoliberales, o si con los populistas que han aprovechado la invasión biotech y la han incluso elogiado y se han vanagloriado del uso social e inclusivo de tales dinerillos, pero a renglón seguido ilustran el deterioro y el destrozo rural con fotos de humanos afectados por los agrotóxicos,  con títulos como “Cuando el campo envenena”. ¿Qué pasó? ¿Recién se enteraron?

Los primeros son los de siempre: abanderados del capitalismo, la libre empresa, la sociedad de enriquecidos y empobrecidos, el racismo, el clasismo, el desprecio; pero los segundos son los progresistas, los que están al lado del pueblo, del pobrerío, de las camisas raídas, de las madres solteras, y que administran sabiamente los fondos de las inversiones del gran capital que han sabido desviar de los bolsillos millonarios a los subsidios. Son los que admiten gozosamente el envenenamiento, ajeno, y que, como diría Galeano, luego te alcanzan la silla de ruedas.

Ardua elección

Peronismo, kirchnerismo, identidad…

Luis E. Sabini Fernández

Buenos Aires, 27 octubre 2015

El perokirchnerismo o el kirchneperonismo ha salido descalabrado de las elecciones del 25 oct. 2015.

No podía no salir así. Aunque ahora resulte fácil leer el diario del lunes, hay que hacerlo. Tampoco con ello se ha cerrado  la cuestión;  falta, p. ej., el posible papel arbitral del tercer candidato en litigio.

Dos rasgos fundamentales, a mi modo de ver explican la derrota por ahora dominical.

1)    CFK eligió mantener el cesarismo consustancial al peronismo; no hubo internas ni debate de ideas para decidir candidaturas; al mejor estilo peronista se decidió desde arriba. Acentuó los rasgos movimientistas y no permitió el avance de estructuras partidarias, que hasta por definición son parciales, no totales.

2)    CFK nombró heredero pero albergando otros amores. Lo cual se expresó ese domingo en que había dos búnkeres; el del paciente Scioli y su neutralismo pétreo, y el de La Cámpora con los “auténticos” K.

Y bien: las dos cosas no se pueden. A la masa peronista se la puede mantener en la relación vertical y verticalista. Pero no se le puede dar, un momento después, dos opciones; eso es demasiado poco vertical, demasiado poco religioso. Es casi blasfemo.

La mezcla entre mística peronista y realidad táctica, entre culto a la dirección única y pluralismo no facilita ni la adhesión ni la resolución.

Se impulsa el seguidismo y luego no se sabe bien adónde.

Ese segundo momento, que condensa territorialmente la presencia de dos búnkeres, es como kryptonita para Superman. Debilita, dispersa.

 

 Elección argentina: Del Caño y un análisis equivocado

Rolando ASTARITA

“El kirchnerismo, con un candidato derechista, le abrió el camino a Macri”. “El kirchnerismo eligió a un candidato derechista, hijo político del menemismo que hace pocos días anunció un gabinete (con Sergio Berni o Alejandro Granados, entre otros) que tranquilamente podría ser nombrado por Mauricio Macri. Frente a esto no sabemos por qué muchos kirchneristas se sorprenden de los resultados que está logrando el PRO”. Son declaraciones de Del Caño -en Izquierda Diario http://www.laizquierdadiario.com/- adelantando un primer análisis de los resultados de la elección de ayer.

La declaración es significativa porque atañe a la caracterización de las tendencias de clase que están detrás de los dos candidatos que se enfrentarán en el ballotage. El diagnóstico de Del Caño está en consonancia con la caracterización más general que hace el PTS –pero también otras fuerzas de la izquierda- del kirchnerismo. La idea básica es que este sería un movimiento reformista burgués, inconsecuente y timorato para enfrentar “a la derecha, los grupos económicos y el imperialismo”, y que por lo tanto habría “claudicado” frente a estos enemigos. En el mismo sentido, se sostiene que el kirchnerismo reflejó “el ascenso de las luchas populares contra el neoliberalismo y la ruptura del 2001” (declaraciones de Bregman en la TV). Por eso, llegado al poder, los gobiernos kirchneristas aprovecharon los mayores márgenes de maniobra frente al imperialismo –posibilitados, en primer lugar, por la suba del precio de la soja- para conceder algunas mejoras a una clase obrera combativa y a los sectores más empobrecidos. Sin embargo, no rompió con la dominación imperialista, y mantuvo los numerosos compromisos contraídos por los gobiernos anteriores con el gran capital. De ahí el techo para la mejora de las condiciones de vida de la clase obrera y los sectores populares, y la acumulación de desequilibrios que se hacen insostenibles.

Por eso, siempre desde este enfoque, se afirma que “las pretensiones reformistas del proyecto kirchnerista se dieron sobre la base de asegurar todos los ‘derechos’ del capital transnacional”. En consecuencia, las soluciones a los problemas de las masas pasarían por romper “con la expoliación imperialista”, controlando sus empresas; acabar “con el dictado de los centros financieros y la banca internacional” y con el poder del “agropower”, y “cuestionar las reglas del juego de la economía capitalista semicolonial”. Y frente a las “claudicaciones” K, lo que se necesita es "no cruzarse de brazos” ante “la descarada desinversión de las grandes empresas, así como ante sus maniobras con el abastecimiento y los precios” (véase La economía argentina en su laberinto. Lo que dejan doce años de kirchnerismo, de Esteban Mercatante, Buenos Aires, 2015, IPS. Mercatante es economista y militante del PTS). Puede advertirse que las declaraciones de Del Caño se encuadran en estos análisis.

Mi análisis es muy diferente. Sostengo que la candidatura de Scioli y su programa no son el producto de alguna “inconsecuencia frente a la derecha”, sino la expresión política de las exigencias del capital, en un contexto de crecientes dificultades económicas del capitalismo argentino (véase aquí).

Cuestión que también ponen en evidencia los pagos al CIADI o al Club de París, la admisión de que se debe negociar con los holdouts, los acuerdos con Chevron y Shell, la vía libre que se dio a las grandes mineras, el trato “amable” con Monsanto, la colocación de deuda a tasas usurarias y el “reviente” de reservas del Banco Central que está llevando adelante el gobierno K. No se puede decir que si todo esto lo hace Macri, lo hace porque “es un neoliberal de derecha”, pero si lo hace el kirchnerismo se debe a que “es vacilante y timorato”. Ni hay lugar para sostener que el segundo, por algún error de cálculo, “le abrió el camino a la derecha”. Aquí  no hubo error de cálculo, sino convergencia de propuestas burguesasLa forma en que se dividieron los votos entre estas propuestas es una cuestión importante, pero de menor relevancia (y lo más importante es que el 95% de la población votó a candidatos de la burguesía; ver aquí). Por eso también, hay que decir que los intelectuales K que votaron a Scioli “con la cara larga” no estuvieron confundidos: eran perfectamente conscientes de lo que estaban votando. 

En definitiva, análisis como los de Del Caño llevan agua al molino de la confusión, o alimentan la idea de que, de alguna manera, el kirchnerismo es progresivo (¿no sería presionable para que supere sus “vacilaciones”?) en relación al macrismo.  La realidad es que el programa de Scioli –el que adelantaron en declaraciones Urtubey, Beim, Blejer- es la herencia lógica del kirchnerismo, y no el resultado de gente “timorata” o "inconsecuente" frente a los poderes establecidos. Es el programa que deriva del “mandato de los inversores”, que es el mismo que se expresó en las propuestas de Macri y de Massa. Un programa que no abrió ninguna puerta nueva, porque esa puerta ya estaba abierta en las propuestas electorales mayoritarias.

Es por esta razón que ante el ballotage la posición de los socialistas es el voto en blanco (o alguna variante, como el voto nulo). La base teórica y política para una línea de independencia de clase es una correcta caracterización de los intereses de clase que expresan los candidatos

- postaporteñ@ 1494 - 2015-10-27 22:08:03
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente