Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

La Izquierda y el Kirchnerismo en la era Macri

Razón y Revolución 29/01/2016

Paradójicamente, cuando parecía que el kirchnerismo iba a dejar de ser un problema para la izquierda, acorralada durante una década por las ilusiones reformistas de la pequeña burguesía argentina, el régimen derrotado en las urnas por Macri es el responsable de mayores conflictos y contradicciones que antes. Aunque no sabemos si se tratará de una enfermedad temporal o de una de tipo crónico, es necesario aclarar la situación ante el peligro del retorno de un error histórico. Empecemos por plantear el problema.

El pasado de una ilusión

La ilusión más poderosa que recorre las filas de la izquierda argentina hoy es una que ya causó estragos en la historia de quienes pretenden construir otra sociedad en este país. En efecto, la esperanza de los partidos del FIT, del MST, del Nuevo MAS y de casi todo el resto, es la de suceder al kirchnerismo, o si se quiere, heredarlo. Esa perspectiva dominó, otra vez, a casi toda la izquierda durante por lo menos sesenta años. Ya sea que se le declarase terminado por ausencia de su líder exiliado, por un agotamiento “generacional”, por el abandono de sus “tareas históricas”, o por el deceso de Perón, la izquierda argentina, con escasas y honrosas excepciones (el PRT-ERP, por ejemplo), vivió pensándose no en relación a un programa y unas tareas inmediatas dictadas por la realidad, sino como un apéndice de un movimiento social que dirigía otro. Las variaciones tácticas conformaron un abanico enorme, empezando desde la simple conversión (el peronismo es la revolución), hasta la independencia formal más rabiosa pero expectante (vamos a demostrar que somos más combativos y que recogemos las banderas que el peronismo abandona). En el medio, muchas variantes, desde el entrismo “bajo la disciplina del General Perón”, hasta la teoría del “entorno”. Todas estas posiciones presuponían que:

1.     El peronismo era un movimiento social vasto y enraizado en la población;

2.     Representaba un programa político adecuado a la situación de su emergencia;

3.     Cualquier transformación social en el país pasaba, necesariamente, por el interior del peronismo;

4.     Los obreros no discuten política, luchan.

El primer presupuesto resultaba discutible en el inicio del fenómeno. En efecto, hasta el mismo Perón se sorprendió de una victoria que incluso en un primer momento pareció estar del otro lado. La idea de que el partido de izquierda más grande de la historia argentina, el PC, un verdadero partido de masas, con una trayectoria de combates de clase de primer nivel y con el respaldo del primer Estado Obrero del mundo, tenía que claudicar ante un coronel recién llegado, es absurda. Es leer la historia anacrónicamente. En ese momento, si Perón tenía o no respaldo de las masas era una incógnita. El error del PC no fue no apoyar a Perón, sino marchar detrás de la Unión Democrática. Dicho de otro modo, aliarse con un partido claramente patronal. Desde una candidatura propia hasta la “prescindencia”, había mucho para hacer sin claudicar. Desde un punto de vista trotskista, la política de Frente Popular selló su fortuna. Sin embargo, más determinante fue la errónea lectura de lo que estaba formándose frente a sus ojos: en lugar de observar allí que sus sueños “frentepopulistas” se estaban haciendo realidad (eso y no otra cosa es el peronismo), prefirió ver el ascenso del fascismo (error que no cometieron muchos de sus militantes, que se enlistaron rápidamente en las filas del naciente “justicialismo”). En lugar de percibir una batalla de clase, vio una confrontación “democrática”. En el fondo, la pérdida de la perspectiva de independencia de clase conquistada durante la etapa anterior (el período “clase contra clase”) arrastró al PC hacia su derrota.

A partir de allí, el peronismo se construyó como un movimiento social “peronista”. Es decir, el propio Perón debió conquistarlo para su hegemonía. De allí la represión a las tendencias sindicalistas y a cualquier tipo de oposición interna. El peronismo no nació el 17 de Octubre, sino mucho después. Como sea, desde el inicio de su segundo mandato resultó claro que el peronismo era ya una realidad en las masas, algo que solo la izquierda “gorila” (el Partido Socialista y algunos sectores del anarquismo, entre otros), persistía en negar. El “gorilismo” consistía en eso: en negarle al peronismo una carnadura real en la clase obrera, reducirlo a una fantasmagoría ideológica resultado de la “dádiva” por un lado, y la “ignorancia” por el otro. Perón era un demagogo sin programa y la clase obrera una masa sin cabeza. Rechazando, correctamente, esa perspectiva, el resto de la izquierda (desde el PC hasta el trotskismo, pasando por todas las variantes nacionalistas) se embarcó en una “relectura” del peronismo que desembocó en la creación del “Síndrome del 17 de octubre”. Es decir, en la convicción de que la izquierda debía purgar su “error” histórico (el apoyo a la Unión Democrática) con una larga serie de pleitesías y abluciones.

El tiempo pasó y la izquierda argentina vio desaparecer al peronismo delante de sus ojos sin que se produjera ningún “traspaso” histórico. Lo que sí se vio en todos aquellos que “jugaron” al peronismo, fue el resultado contrario: todos terminaron fagocitados por Perón, privando a la clase obrera de una alternativa. El asunto llegó hasta la tragedia: basta pensar en la cantidad de compañeros asesinados “justicialistamente”, que gastaron su vida en el “luche y vuelve”. Construyeron con su propia actividad a su propio asesino. Parece que de esa experiencia no hemos aprendido nada. La izquierda argentina tiene una debilidad congénita con el bonapartismo

La vinculación de este proceso con el actual “post-kirchnerismo” es hasta cierto punto exagerada. Lo que vuelve a esta izquierda más ridícula que aquella. Porque el peronismo era un fenómeno social real, no un simple invento desde el aparato del Estado, como La Cámpora. En aquel entonces, competir con el peronismo era hacerlo con un organismo vivo, de combate. Tras la caída de Perón, la “columna vertebral”, el movimiento obrero, tuvo siempre un ala conciliadora, burócrata, y una anti-burocrática, combativa. Pero La Cámpora no es más que un conjunto de “militantes” rentados solo unidos por las agencias gubernamentales. No ha combatido nunca. No nació de ninguna lucha. Ni siquiera ha probado ninguna predisposición a luchar, a pesar de que los están expulsando de todos lados. Pretender “heredar” al peronismo era pretender quedarse con un cuerpo combativo, contradictorio, pero combativo, burgués, pero combativo. Pretender “heredar” al kirchnerismo es la farsa de una tragedia. El PTS ya esperaba hacerlo en las PASO y, de hecho, lo consiguió, ganando las internas con los votos de la “combativa” Mendoza. El PO se rindió ante el hecho y, tras prometer una campaña “obrera y socialista” para la primera vuelta, promovió al “joven” Solano como contrapeso de Del Caño. Terminada la demagogia electoral, donde un frente de “trotskistas” no mencionó el socialismo una sola vez, caído el kirchnerismo, uno pensaba que empezaba otra época. Pero no, todo se profundizó para peor: ahora el PTS pone sus medios de comunicación al servicio del kirchnerismo (véase La izquierda diario e Ideas de Izquierda), mientras un PO completamente a la deriva no sale todavía del impasse en la que lo sumió la derrota del “hombre viejo” frente al “niño bonito”.

El PTS ya había comenzado su acercamiento al kirchnerismo en provincia de Buenos Aires unos años atrás, cuando se votó la ley de jardines maternales y en la defensa del Plan Fines II. Incluso se diría que antes, al definirlo como un gobierno “reformista”. Ahora, pretende enfilar a toda la izquierda en una defensa sin crítica del kirchnerismo frente a la “nueva derecha” macrista. Se llama, solapadamente, a un frente único con La Cámpora, en la esperanza de que cuando quede claro que no está dispuesta a luchar, sus “bases” (a las que nadie ve por ningún lado, salvo que se tome por tal al grupito que sigue a Kiciloff en Parque Centenario) se harán trotskistas. Hay, entonces, que tratarlos bien. El PO no desentona en relación a esta lógica, igual que Izquierda Socialista. El Nuevo MAS se suma ahora a este grupo de “kirchneristas del día después”, con pasión renovada, demostrando que de “nuevo” no tiene nada, salvo el hecho de que todos, hoy por hoy, se han vuelto morenistas. En defensa del viejo Moreno, estos son su farsa…

Esta claudicación de la izquierda frente al kirchnerismo tuvo un ejemplo más claro y reciente en las discusiones sobre las acciones a seguir por la libertad de Milagro Sala. El PTS, junto con el NMAS, el MST y la TPR fueron de cabeza a la marcha convocada por el kirchnerismo. Además de ser una muestra de claudicación política, la movilización sirvió para medir el caudal militante de La Cámpora: nulo. Si la izquierda se juntaba toda, en esa ocasión faltó sin aviso el PO, hubieran duplicado las huestes camporistas. El PO dio gala de “independencia” política declarándose incapaz de organizar un acto propio pero criticando a los que fueron. Ahora el partido de Solano se siente más cómodo en la nueva marcha organizada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia porque no la convoca el kirchnerismo. Pero las consignas de esta nueva marcha son kirchneristas. No importa que se confluya en un solo espacio, se marche por separado o en un día distinto. La “independencia” política está en las consignas con las que se marcha. Las consignas resumen un programa político. ¿Cuál es el programa político de esta nueva marcha? Igual que la anterior: libertad a Milagro Sala. Es cierto que se agrega que se marcha contra las leyes “represivas” y contra la “criminalización” de la protesta, consignas que no están del todo mal aunque son confusas: todas las leyes son represivas (sería mejor ser más precisos en este punto) y la protesta está ya criminalizada (existen normas que la penalizan, hay que pedir que sean abolidas)

Pero sin una delimitación de la política de Milagro Sala, es decir, del kirchnerismo, no existe independencia política, se marche cuando se marche.

En efecto: pedir la libertad de alguien porque se le aplica una norma que puede usarse no solo contra un revolucionario sino contra cualquier honesto luchador, sin aclarar que este no es el caso, es lo mismo que declararlo en tal sentido. Al no decirse que Milagro Sala se dedicó a explotar obreros, engrosó su fortuna personal, reprimió a compañeros, es sospechosa de tener en su organización asesinos de militantes, formó parte del aparato de control y represión del kirchnerismo, se ha proclamado jefa de la barra brava de Gimnasia de Jujuy y se la acusa de relaciones con el narcotráfico, se la está limpiando de todas estas acusaciones y se la reivindica como una compañera de lucha. Y de paso, se está haciendo lo mismo con todo el kirchnerismo. Es solo cuestión de tiempo que la reivindicación se extienda a Aníbal Fernández o a Milani, porque después de todo ya se apela a la conducción de Cristina y Scioli (¿qué otra cosa es, si no, pedirles que se pronuncien?). Por decir esto en el acto organizado por el kirchnerismo, nos agredió el Movimiento Evita. En el Encuentro, se nos rieron en la cara cuando planteamos esto y otras cosas, entre ellas, rechazar las cooperativas y pedir el pase a planta permanente de todos los desocupados, a pesar de que estábamos entre gente supuestamente de izquierda. Esta voluntad de no desmarcarse del kirchnerismo esconde mucho más que un error oportunista

La continuidad de un déficit programático

Los papelones que hemos visto realizar a los partidos del FIT en este último tiempo, se podrían explicar por remisión al estado de conciencia de la clase obrera. Indudablemente, hay algo de cierto en el asunto, toda vez que una clase que se orientara francamente en sentido revolucionario repudiaría este tipo de conductas y elegiría otra dirección. Pero un razonamiento de ese tipo tiende a hacer inútil no solo al partido sino todo tipo de organización, puesto que cuando la clase “quiera” podrá realizar lo que quiera. Es un presupuesto falso, que tiene, además, la “virtud” de descargar a la izquierda de toda responsabilidad y justificar todas sus miserias. Pero el partido es parte de la clase. Es más, por inútil que sea, es su parte más consciente. De modo que lo que haga o deje de hacer no puede no tener consecuencias. Si la vanguardia está confundida, ¿cómo puede el resto ser responsable?

Por el contrario, creemos que los partidos de izquierda cometen errores y que esos errores tienen consecuencias, desde las más leves a las más graves. Y tales errores no se limitan al “reflejo” de las condiciones de conciencia de las clases. Y aunque así lo fuera, hay que explicitarlos y combatirlos. Formamos parte de una tradición, el marxismo, que se fundó como respuesta al utopismo, defendiendo su carácter científico. Es decir, que otorga a las ideas un lugar en la lucha. Podrían aportarse otras razones y otras fuentes de explicación a las taras de nuestra izquierda revolucionaria, desde las sicológicas a las generacionales, pero en lo que a nosotros nos compete, las que provienen de una equivocada concepción de la realidad son las más importantes.

A nuestro entender, la actual recaída “peronista” de la izquierda argentina, se sustenta en los siguientes errores conceptuales:

1.     Nacionalismo

2.     Espontaneísmo

3.     Oportunismo

4.     Anti-intelectualismo

5.     Sindicalismo

6.     Parlamentarismo

7.     Narcisismo

Nacionalismo

Por empezar, la izquierda revolucionaria argentina comparte con el peronismo mucho más de lo que cree. No sería muy difícil argumentar esto frente al guevarismo, al maoísmo o el estalinismo vernáculo, aunque pareciera inapropiado para el trotskismo. En realidad, éste último es tan nacionalista como los anteriores. Heredaron de Trotsky una fórmula que repiten sin pensarla demasiado, según la cual la Argentina es un país semicolonial y dependiente, donde, por lo tanto, no se han completado las tareas nacionales. De modo que hay un déficit de la nación que sería completado por la acción del proletariado en la revolución permanente. Pero la Argentina no es un país donde las tareas nacionales estén inconclusas. Cuando se les pregunta a los trotskistas argentinos cuáles son las tareas pendientes, no saben qué contestar. En el mejor de los casos aluden a las Malvinas, como si ese fuera un problema nacional, es decir, a la altura de la ocupación inglesa de Irlanda y la imposible unidad territorial polaca en el siglo XIX, o la situación de palestinos y kurdos en el siglo XX. Por el contrario, la Argentina no sería distinta de lo que es hoy, con Malvinas o sin Malvinas.

El trotskismo también cree que en la Argentina todavía hay campesinos y que una solución a los problemas del atraso argentino la constituye la reforma agraria. Cree también que en nuestro país no hay una verdadera burguesía, porque la revolución burguesa argentina fracasó. Consecuentemente, todo arrebato nacionalista por parte de alguna fracción burguesa, se le ocurre una oportunidad que vale la pena aprovechar, aunque más no sea para demostrar la inutilidad de la clase dominante y “heredar” el movimiento desarrollado por ella. La condición es que la izquierda demuestre que es más consecuente en la defensa de la “patria” que la propia burguesía. Con este criterio, por ejemplo, casi toda la izquierda argentina marchó detrás de Galtieri a Malvinas.

Espontaneísmo

La “teoría” de la “herencia” propia de la izquierda argentina es finalmente la consecuencia de una concepción espontaneísta de la lucha de clases. El trotskismo cree que la conciencia es un hecho fijo que solo cambia por una catástrofe y sin intervención del partido. De allí que, en espera de ese hecho conmocionante, es preferible mentir al proletariado. Luchar por la vuelta de Perón (o de Cristina) en espera de la “traición” del mentado personaje, que exponga su “verdadera” naturaleza, presupone que el proletariado no entenderá nada de lo que se le diga en contra de su conciencia. El proletariado debe “experimentar” el fracaso para ver la realidad. Mientras tanto, lo único que conseguiremos es alienarlo de nuestras filas. Es indudable que el “Síndrome del 17 de Octubre” está en la raíz de esta concepción, aunque ella llega hasta el fundador de la progenie.

De esta manera, el partido niega su rol fundamental como educador de la clase y su lugar como vanguardia. Contrariamente a lo que se cree, este rechazo de todo “vanguardismo” no es un invento posmoderno. Mucho más fácil de ver en la tradición “morenista” (desde Moreno hasta el PTS, pasando por IS y el MST), esta desvalorización de la función intelectual del partido está presente también en el PO y su concepción liberal de la cultura, derivada de la famosa tesis de Trotsky sobre la libertad al arte. Lo que se pierde, en esta perspectiva, es la lucha política misma: cuando se pide la libertad a Milagro Sala pero no se dice nada sobre su política, se abandona la lucha política. No sea que la conciencia “camporista” se nos enoje…

Anti-intelectualismo

La izquierda argentina considera una pérdida de tiempo detenerse a examinar con detalle los problemas. Prefiere seguir el catálogo de máximas dejado por Trotsky antes que ponerse a estudiar la historia argentina. Hemos preguntado más de una vez, qué, del abundante palabrerío de la izquierda trotskista argentina, equivale a El desarrollo del capitalismo en Rusia. La única respuesta es la escuálida y completamente falsa perspectiva histórica que brota de los tomitos de Milcíades Peña. Incluso en el PTS, todo su desarrollo “intelectual” consiste en una eterna glosa de los textos sagrados. Cuando se aventura más allá, como en un reciente libro sobre la economía kirchnerista, nos encontramos en el reino de los prejuicios burgueses. Se da el caso grave de que militantes sindicales desconocen cuestiones elementales sobre la lucha en su propio gremio (como los compañeros que activan en la docencia y no saben lo que es el Plan Fines II, o defienden el creacionismo en las escuelas); partidos como el PO y el PTS que abandonan a capas obreras completas con el argumento de que son “campesinos” o “población originaria”; que llevan décadas hablando de la “privatización” educativa cuando ella no se verifica en ninguna cifra, mientras omiten denunciar la degradación general de la educación o directamente la promueven (como el PTS con el Plan Fines II); que están dispuestos a otorgar privilegios a la burguesía agraria con el argumento de que los chacareros son campesinos. No se trata solamente de la ausencia de escuelas de cuadros, sino de algo aún peor: un déficit teórico completo en el conocimiento de la realidad.

Oportunismo

Es la consecuencia lógica del punto anterior. En la medida en que el partido procede como un relojero ciego, aún sin la voluntad de hacerlo, actúa de modo puramente empírico, siguiendo más que una evaluación seria de la realidad y una serie de principios, la viveza criolla. Así fue como el PTS destruyó (con la anuencia y la colaboración del PO, por supuesto) el FIT aprovechando la conciencia “camporista” en las PASO, al solo efecto de ganarle a su oponente el primer lugar en la lista presidencial. Un objetivo completamente mezquino produce un desastre político en una construcción de entidad superior.

Sindicalismo

La lucha política de expresiones como el maoísmo y el estalinismo pasa por alianzas con la burguesía “progresista”. Esta estrategia las ha llevado virtualmente a la desaparición, sobre todo a éste último. Como consecuencia de la ausencia una estrategia de lucha política, el trotskismo se limita a la lucha sindical. Cuando estalla una crisis política, carece de toda capacidad de intervención, salvo que el epicentro del movimiento se encuentre estrechamente ligado a reivindicaciones sindicales, como sucedió en el 2001 con relación a los desocupados y las fábricas ocupadas, que llevó a la formación de la Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados. Es decir, cuando el manual (el Programa de transición, en este caso), coincide con la realidad. Cuando la crisis no llega hasta ese punto, carece de capacidad de intervención, como sucedió durante el conflicto con el campo en 2008, en el que los partidos del FIT se pronunciaron por el “ni” (“ni con el campo ni con el gobierno”). Otra expresión de este sindicalismo es el “anti-burocratismo” y el “democratismo”. Consiste en realizar una tarea sindical haciendo eje en la lucha “democrática” en el sindicato, es decir, en la lucha contra la burocracia en nombre del respeto a las “bases”. Se trata de un basismo saludable pero corto de miras, cuya consecuencia es la ausencia de lucha política en las comisiones internas. El militante de izquierda que logra hacerse votar por sus compañeros no lo hace en tanto representante de un partido o de un programa, sino por su honestidad y su compromiso en la lucha. El resultado es que el avance sindical no se traduce en avance político. El caso del PTS es muy claro: conquista comisiones internas en muchos lugares, pero luego no puede arrastrar a las comisiones internas ni siquiera a una marcha del 1° de Mayo.

Parlamentarismo

La izquierda argentina se muere por un puesto en el congreso. Se han visto discusiones homéricas, llenas de citas a los clásicos e insultos varios, simplemente por quién encabeza la lista. El ejemplo más patético fue la pelea en las PASO por una candidatura imposible a Presidente y Vice. No está mal conseguir espacios desde los cuales se puede potenciar la lucha en todos los campos. La izquierda debe ir a todas las elecciones posibles a buscar los mejores resultados posibles. Ese no es el problema. Lo cuestionable es que se busque semejante objetivo ocultando el programa que se supone debe propagandizarse. El peor ejemplo, otra vez, lo dieron los partidos del FIT, que se declararon proscriptos porque se les impedía participar de las elecciones si en las PASO no superaban el piso de 1,5%. Amén de que un partido no puede considerarse proscripto porque no lo vota nadie (eso significa no alcanzar el 1,5%), hacer campaña durante casi un año completo sin mencionar una sola vez la palabra socialismo, es simplemente vergonzoso. Como la proscripción es, finalmente, la proscripción de un programa, al elegir ese contenido burgués para la campaña, la izquierda socialista revolucionaria se proscribió sola. En nombre de que la clase obrera “no está preparada” para eso, se hizo campaña con un discurso posmoderno y burgués, humillándose por un voto “democrático” para que la “voz” de la izquierda se escuche en el Congreso. No se sabe para qué es necesario que se escuche una “voz” que no desentona del discurso de una Carrió o una Stolbizer.

Narcisismo

Es innegable que los partidos del FIT poseen una dosis nada despreciable de narcisismo. De auto-enamoramiento, de goce con su propia imagen. De otro modo no se entiende por qué tres partidos que son programáticamente idénticos y que, más allá del ruido mediático y de las chicanas, tienden a actuar de la misma manera en los mismos ámbitos, son incapaces de fusionarse en una sola organización y hasta carecen de habilidad más elemental para mantener una simple coalición electoral estable. Se niegan a la discusión programática, entre otras cosas, porque no hay nada que discutir y quedaría en evidencia que el problema está en otro lado, en las pequeñas ambiciones personales en torno a posiciones de poder minúsculas en espacios que carecen de todo poder real. El aislamiento de las masas, el escaso peso social, explican en parte esta predisposición permanente a mirarse al espejo. Sin embargo, también refleja un enorme temor a la exposición al fracaso, a perder lo construido. Una buena dosis de coraje político podría haber salvado la situación cuando se constituyó el Frente de Izquierda y los Trabajadores. Lamentablemente, el FIT perdió la oportunidad de refundar toda la izquierda argentina para transformarse en un bochornoso sainete permanente.

La izquierda, una vez más, sin política

Todas estas taras se reflejan en las vacilaciones actuales de la izquierda frente al kirchnerismo. Como dijimos más arriba, los partidos del FIT creen que existe una población “vacante”, disputable, producto de la desilusión y la desmoralización. Tal fenómeno no se verificó en las elecciones generales, más bien lo contrario: después del magro “tres coma algo” de las primarias, el FIT no pudo retener prácticamente nada cuando ordenó el voto en blanco. Si eso no ocurrió hasta ahora, no hay razón para pensar que pueda suceder hoy. Pero el problema no es ese, el problema es la mimetización con la cual se pretende conseguirlo, es decir, el abandono del programa propio en beneficio de aquel que se quiere combatir. Cómo se va a conquistar para el socialismo a gente a la que se le remarca permanentemente que lo que piensa está bien, que no tiene que abandonar ninguna ilusión, es razonamiento extraño. Así, otra vez, se termina construyendo al enemigo que se quiere derrotar. En este caso, el asunto roza la estupidez, porque el peronismo era una realidad, La Cámpora es un invento. Pero si la izquierda sigue así, terminará por darle un cuerpo, un programa y un conjunto de dirigentes

La izquierda no solamente no se delimita del kirchnerismo, como lo prueba la carga de la crítica sobre Macri sin señalar que Cristina es la responsable de buena parte de lo que se está sincerando ahora (el endeudamiento, la crisis fiscal, la desocupación, la inflación, etc.). O como hace el PTS en su último documento nacional, que se cuida bien de nombrarla y recarga toda la responsabilidad en Scioli, negando la existencia de un brutal ajuste en pleno gobierno de la “Señora”. Y cuando se la nombra, se la deja bien parada en la comparación con Macri, por ejemplo, en el gobierno por decreto, punto en que se pretende que el PRO ha superado a la “señora DNU”. La izquierda limpia el pasado kirchnerista al no hablar del narcotráfico, de la corrupción que corrompió camadas enteras de dirigentes populares (desde Hebe de Bonafini hasta la mismísima Milagro Sala), de la venalidad de los intelectuales y periodistas K, de la gran mentira que fue la última década, de su rol de contención y cooptación de las masas (aunque ahora parece descubrir que se trató de un gobierno de “desvío”), de la represión K y del ajuste a través de la inflación. Se copia hasta el lenguaje (“CEOcracia”, como dice el PTS, citando a Máximo)

Lo peor, sin embargo, no es este silencio cómplice sobre el pasado. Lo peor es la adopción de la estrategia fijada por La Cámpora: la “resistencia”. Resistir significa no ir por más, no luchar por una mejora sino reivindicar el statu quo. Reivindicar el statu quo es reivindicar el kirchnerismo. Y pretender que las masas lo acepten como lo mejor para ellas. Así, vemos al FIT reclamar la libertad de Milagro Sala y defender el sistema de cooperativas con las cuales se híper explota a los obreros, en lugar de exigir su transformación en empleados del Estado, en blanco y con todos los derechos de un empleo estatal. Se exige el fin de los despidos, como si no hubiera una masa enorme de desocupados por los que no haría falta pedir nada y como si no hubiera decenas de millones de necesidades insatisfechas que podrían serlo con más empleo público. Se defiende el empleo público sin cuestionar la política punteril de los partidos burgueses, que en lugar de darles a los trabajadores una ubicación socialmente útil los utilizan como parte de la red de control y dominio burgués. O como si la solución pasara por más subsidios a una burguesía inútil y parásita como la de Cresta Roja, en lugar de la estatización bajo control obrero de toda una rama de la producción completamente ineficiente. Se critica la “militarización” de la seguridad, pero no se dice nada acerca de los gravísimos problemas de ese tipo que enfrentan los trabajadores todos los días, por ejemplo, el derecho al control popular de la policía y de la sindicalización de las fuerzas armadas. No existe un plan de lucha integral para la docencia, solo nos preparamos para la paritaria. Se habla de la ley de medios y la “censura” de millonarios como Víctor Hugo o arribistas sin escrúpulos como los de 6, 7, 8 (el “malo” es, por supuesto, Spolski, Cristina y su censura real no tiene nada que ver). En medio de la demagogia pluralista del PRO, el FIT se olvida de exigir para los partidos de izquierda un porcentaje de participación en los medios que coincida al menos con su peso electoral. Parece más importante defender el lugar de los explotadores del pueblo y sus mentidores oficiales que conquistar un lugar para los nuestros. Podríamos seguir así, sumando páginas y páginas. Esta izquierda no supera el horizonte mental del día a día, aunque crea que citando un rosario de medidas que no están en el horizonte real (“nacionalización de la banca y el comercio exterior”, por ejemplo) escapa a esta falta de imaginación política. Y, por sobre todas las cosas, no se habla de Socialismo. Dicho de otra manera, sindicalismo sin política.

El problema del método

Aunque cada uno de los partidos de izquierda en la Argentina, dentro y fuera del FIT, se considera el partido revolucionario, éste se encuentra disperso en la multitud de organizaciones de todo tipo que pueblan el territorio argentino. Ya nos cansamos de pedir a los que son iguales que pongan límite a la dispersión unificándose. El FIT se ha demostrado un instrumento inútil y, en manos del PTS, que asume ahora de facto su titularidad, va camino a envilecerse como simple sello de campaña, como marca registrada del cretinismo parlamentario. Llegó la hora de ir más allá del FIT. Es necesario organizar un gran encuentro nacional de todas las fuerzas de izquierda, absolutamente de todas, en el que se ponga a debate la experiencia que hemos vivido desde el 2001 hasta aquí, con vistas a una tarea de construcción partidaria amplia, más allá de los Narcisos y su goce autocomplaciente en la marginalidad y la derrota. Para eso hay que superar el método auto-proclamatorio y la resolución de aparato e ir a una discusión amplia, franca y abierta.

Razón y Revolución está organizando, en el marco de sus Jornadas de Investigación, un gran Encuentro Internacional de la Izquierda

Llamamos a todas las organizaciones políticas, grupos de propaganda o de militantes independientes a contactarse con nosotros para co-organizar la experiencia. Grande o pequeña, no dejará de rendir sus frutos y de prepararnos para lo que viene, para superar el sueño peronista de la izquierda argentina y luchar por el Socialismo.

Razón y Revolución

 

Encuentro Internacional en Buenos Aires, setiembre

Recibí y comparto esta circular de Razón y Revolución convocando a una jornada internacional de intercambio. Al pie de la misma, y a título personal, un comentario y una propuesta.

----------

– Primera circular –

XI Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

I Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria

**************

¿En dónde estamos?

La Izquierda Revolucionaria y la lucha de clases en el mundo actual

Buenos Aires,  1 al  3 de Septiembre de 2016

El mundo arde: África atravesada por la violencia de una descomposición social creciente, de la crisis de la Primavera Árabe a Boko Haram, genocidios varios de por medio; Asia fluctúa entre la miseria más extrema y los conflictos surgidos del crecimiento económico acelerado que amenaza con desbarrancar; Europa, pasa de la recesión a las movilizaciones de masas y las luchas contra el ajuste capitalista. EE.UU. se mueve entre la apatía política post-Obama y la radicalización de la derecha republicana; Medio Oriente es, hoy por hoy, un caldero hirviente que salpica para todos lados; América Latina presencia la crisis de los bonapartismos que aplacaron la crisis cuasi revolucionaria del fin de siglo pasado.

En todos lados se producen expresiones multifacéticas de esa crisis general de las relaciones políticas mundiales. Sin embargo, en ningún lado vemos la formación y el desarrollo de partidos revolucionarios, mucho menos de una coordinación internacional. ¿Por qué la crisis no engendra a su sepulturero? Esa es la pregunta que queremos hacernos en vísperas del Centenario de la Revolución Rusa: ¿Cómo se encuentra la lucha de clases hoy? ¿Qué papel juega la vanguardia revolucionaria? ¿Está llevando adelante la tarea política de construir un partido revolucionario?

Por esta razón, entonces, convocamos, en el marco de las XI Jornadas de Investigación de Razón y Revolución, al Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria. El análisis científico de la realidad, como marco del debate sobre la estrategia para cambiarla y las formas de organización necesarias. Como en sus 10 ediciones previas (4 como jornadas internacionales) invitamos a investigadores y militantes de todas las tendencias a desarrollar en nuestras jornadas la necesaria unidad entre la razón y la revolución.

Las jornadas se organizarán en torno a cuatro ejes temáticos:

1.      La crisis mundial

a.       La economía

b.      La sociedad

c.       La política

2.      Las alternativas políticas

a.       El fundamentalismo religioso

b.      Los movimientos nacionalistas

c.       La crisis del populismo latinoamericano

d.      La emergencia de alternativas en Europa

e.       Los movimientos anti-sistémicos

3.      La situación actual de la izquierda revolucionaria

a.       ¿Qué queda del maoísmo y el guevarismo?

b.      El trotskismo en la actualidad

c.       La izquierda no-marxista

d.      ¿Muchas estrategias o ausencia de estrategias?

e.       ¿Hace falta una nueva internacional?

4.      El marxismo en el siglo XXI

a.       ¿Se acabó la crisis del marxismo?

b.      El marxismo y la ciencia actual

c.       Balance y perspectivas

Cierre:

Encuentro/debate entre organizaciones revolucionarias

Los ejes temáticos cumplen la función de orientar a los participantes en las problemáticas que se tratarán. Se esperan propuestas en torno a dichos ejes, tanto de situaciones actuales, como de problemas históricos a ellos relacionados, análisis empíricos y reflexiones teóricos.

Cronograma:

1.      Hasta el 30 de abril de 2016 se aceptan propuestas de mesas, simposios, paneles y presentaciones de libros.

2.      Hasta el 30 de junio se aceptan abstracts para las diferentes actividades.

3.      Hasta el 20 de agosto se aceptan ponencias y comunicaciones.

4.      Las ponencias no deben superar los 20.000 caracteres con espacios.

5.      Las comunicaciones no deben superar los 10.000 caracteres con espacios.

Para más datos, www.razonyrevolucion.org

?-------------?

COMENTARIO Y PROPUESTA

?He participado en instancias anteriores de estos encuentros organizados por RyR y ?el CEICS. Mi opinión sobre ellos es muy positiva, tanto en nivel, pertiencia y fraternidad de los mismos. En este caso quiero resaltar la necesidad imperiosa que tenemos de este tipo de encuentros de intercambios de ideas, dada la situación que vivimos. Como queda claro en la convocatoria, se quiere hacer una reflexión no solamente sobre "interpretar el mundo" sino también sobre por qué estamos logrando tan poco en cuanto a "de lo que se trata es de transformarlo". Una de las virtudes -en mi opinión- de estos encuentros, en relación a otros que también se hacen, es su condición plural.

Y una propuesta, dirigida a los uruguayos interesados. Me parece que podríamos ver la forma de potenciar la participación desde esta orilla, y tal vez proponer temas, y por qué no una Mesa, sobre los temas atinentes a la situación del Uruguay actual. Propongo que nos comuniquemos entre nosotros, los que tengamos en común ese interés.

FERNANDO MOYANO

RyR - postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 07:15:37
postaporteñ@_______________________________

Desaparecidos | La "ignorancia" de Lopérfido y la máquina de humo de Cambiemos

ARG |Por Facundo Falduto. Perfil 28/1/16

 El ministro de Cultura porteño desconoce hechos históricos cla ve y aporta a la política oficial de esquivar los debates centrales

La polémica política boba de esta semana terminó surgiendo de los dichos de Darío Lopérfido, exsecretario de Cultura de la Nación durante el gobierno de Fernando De la Rúa y actual ministro de Cultura de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. En una mesa con Edi Zunino, director de Noticias, que estaba presentando su libro Cerrar la grieta (en coautoría con Carlos Russo), el funcionario lanzó que "en Argentina no hubo 30 mil desaparecidos", entre otras frases cuestionables.

Lopérfido se equivoca varias veces en su intervención. No sólo cuando compara al peronismo con el nazismo (el peronismo sí tuvo puntos en común con el fascismo, como el corporativismo y el dirigismo, que se fueron diluyendo con el tiempo y la democratización del Partido Justicialista). El funcionario elogia los "países democráticos centrales", como Alemania o el Reino Unido, en detrimento del populismo argentino, ignorando que los populismos tercermundistas surgieron como reacción a los colonialismos e imperialismos, primero británicos y luego estadounidenses. El justicialismo perduró en Argentina mientras otros populismos latinoamericanos se desdibujaron; no porque el peronismo sea perverso, o porque los argentinos tengamos una tendencia al personalismo, sino porque nuestro país estuvo más industrializado, con una clase obrera más combativa, que fue donde el peronismo sentó sus bases en sus primeras décadas.

El ex-grupo Sushi también erra al decir que La Cámpora reivindica la violencia montonera. Como bien señala Zunino en la charla, "La Cámpora no es Montoneros". Seguramente haya sectores del kirchnerismo que reivindican la lucha armada, como habrá sectores de Cambiemos que defienden a los represores; son minoritarios. Si los jóvenes kirchneristas reivindicaran a Montoneros se habrían llamado La Firmenich, o La Vaca Narvaja. Eligieron a Héctor José Cámpora como un símbolo de lealtad a Juan Domingo Perón, análogo a la lealtad que la organización le ofrece a Cristina Fernández de Kirchner. La comparación puede discutirse, y La Cámpora tiene varios defectos para señalar, pero el montonerismo no es uno de ellos. Lopérfido debería saberlo: es más creíble que tenga una doble intención que pensar que ignora un hecho evidente

El punto más pérfido de la intervención del funcionario llega cuando habla de los desaparecidos. "En Argentina no hubo 30.000 desaparecidos, fue una mentira que se construyó en una mesa para obtener subsidios", dijo. Como si revelara una verdad oculta. "Los Montoneros no estuvieron presos; si algún error cometió la dictadura militar enorme, fue no hacer un proceso legal y hacerlos desaparecer y matarlos de esa manera", agregó. Como si matarlos de otra manera hubiese sido más aceptable. Luego resucitó la teoría de los dos demonios, al decir que hubo "dos bandas armadas" con "la gente en el medio". Hay tanta mentira en esas frases que sólo puede tratarse de intencionalidad, no de ignorancia. ¿Por dónde empezar?

Las organizaciones armadas eran una "banda"; el gobierno militar no: cuando ejerce la violencia sistemática desde el Estado deja de ser una "banda" y pasa a ser terrorismo de Estado. Las desapariciones no fueron un error, fue el método utilizado conscientemente, no para reprimir y contener la lucha armada, sino para imponer el terror, para silenciar y controlar a toda la sociedad, para imponer el modelo neoliberal que perduró hasta 2001.

Párrafo aparte para el "número real de los desaparecidos". Sí, es probable que la cifra "simbólica", de 30.000, sea mayor a la "real". Pero nunca vamos a conocer la "real", precisamente porque el terrorismo de Estado así lo quiso

Por eso usó técnicas propias del nazismo (eso es nazismo, Lopérfido, no un partido político democrático) para desaparecer a miles de personas. La CONADEP registró 8.961 casos en el Nunca Más, y la Secretaría de Derechos Humanos llegó a contabilizar 13.000. Pero la cifra sola no sirve. La cifra de desaparecidos no contempla a todos los muertos, ni a los exiliados internos y externos. La cifra no da cuenta de las torturas aberrantes, de las violaciones a mujeres, de las familias rotas. La cifra no alcanza a contemplar a los niños que perdieron su identidad ni a las Abuelas que llevan 40 años tratando de encontrar a sus nietos, con resultados a veces emocionalmente devastadores.

La cifra "real", en definitiva, no importa. Los crímenes serían igual de inhumanos si fuesen 30.000, 9.000, 6.000 ó 500. O si fueran 39, como los muertos por la represión durante las protestas de diciembre de 2001, ejercida con brutalidad para defender a un gobierno del que Lopérfido fue parte.

Elegir hablar de la cifra en lugar de los crímenes banaliza la violación a los derechos humanos. Justifica la tortura. Y ensancha la supuesta "grieta", en una mesa de debate precisamente convocada para cerrarla. Además de reabrir un tema ya cerrado y superado.

Lopérfido, por supuesto, sabe todo esto. No es tan ignorante, espero, y no necesita leer esto para saberlo. Eligió refritar esta controversia, que hace años ya es vieja, no porque le preocupen los desaparecidos, sino por interés político. El funcionario es sólo el exponente más reciente de la máquina de humo de Cambiemos que, en lugar de instalar un relato que justifique sus acciones de gobierno, lanza temas-globo para distraer al público de las cuestiones centrales. Así, terminamos debatiendo si está bien que el perro Balcarce se siente en el sillón de Rivadavia, o el sentido en el que salta la ballena de los nuevos billetes, en lugar de hablar de los despidos, del ajuste, del achicamiento del Estado, del aumento indiscriminado de tarifas. De que un gobierno que hizo campaña a caballo de las "instituciones" terminó intentando nombrar a dos jueces en la Corte Suprema por decreto. De que un partido que prometió "hambre cero" no tomó ni una sola medida en casi dos meses para reducir la pobreza, pero sí varias para concentrar el capital en las manos de los que más tienen. Y los medios, cada vez más hegemónicos gracias a la política de este gobierno que anula la Ley de Medios por decreto, se suben a esas controversias bobas. En parte por afinidad ideológica con Cambiemos, en parte por interés, y en parte porque es más fácil hablar de los vestidos de Juliana Awada que de los detalles del Tratado de Asociación Transpacífico.

Por suerte para todos, la discusión boba habrá pasado en unos días. Pero las políticas de derechos humanos instaladas durante el gobierno anterior seguirán. Como seguirán las megacausas para enjuiciar represores. A menos que el actual gobierno decida lo contrario. Los que seguiremos vivos, aunque cada vez más ajustados, seremos nosotros, la clase media. Ojalá el gobierno nos tenga en cuenta, aunque no sepa contarnos.

- postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 06:33:04
postaporteñ@_______________________________

Así es la cosa, a puro puteríos y los desaparecidos??? Desaparecidos!!!

Desencuentros

Marcos Rey Brecha 22/1/16

Cuando fue designada por el presidente Tabaré Vázquez en marzo de 2015 para continuar la labor que llevó adelante Graciela Jorge, directora de la secretaría durante el gobierno de José Mujica, todavía seguían apareciendo documentos estatales clave para las causas judiciales que no estaban inventariados o que su procedencia no había sido debidamente registrada. Así sucedió, por ejemplo, con algunos documentos QUE PRESENTARON DENUNCIANTES URUGUAYOS EN LA CAUSA SOBRE EL PLAN CÓNDOR EN ROMA.

Wschebor, integrante del equipo de historiadores de la Universidad de la República (UdelaR) que viene trabajando en convenio con la secretaría desde 2007, asumió el cargo con la idea DE FORTALECER EL ARCHIVO,tarea en la que está especializada. Así, llevó a cabo un minucioso inventario –celebrado por varios actores vinculados al tema– de la documentación recogida en los últimos años sobre desapariciones forzadas, asesinatos políticos y violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Al frente de un equipo de 14 PROFESIONALES,la licenciada en historia también fortaleció la unidad de recepción y seguimiento de las denuncias. Sólo en 2015 recibieron alrededor de cien denuncias sobre hechos, lugares y personas vinculadas al terrorismo de Estado, aunque hasta ahora el equipo sólo pudo analizar la mitad. Y pese a las limitaciones que impone la ley de protección de datos personales,  Wschebor buscó impulsar mecanismos de desclasificación de los archivos que fueran relevantes para el seguimiento de las causas judiciales y la tramitación de las reparaciones.

CHOQUE

Sin embargo, la historiadora chocó con el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia que formalizó el presidente Tabaré Vázquez por decreto en mayo de 2015. El grupo, coordinado por la diputada Macarena Gelman, está integrado también por el ex diputado Felipe Michelini y referentes de organizaciones sociales y religiosas. A diferencia de la secretaría, que tiene un carácter más técnico, el grupo, con peso político, busca manejarse con la mayor autonomía posible del Poder Ejecutivo

El decreto de Vázquez delimitó las competencias al establecer que la secretaría que dirige ­Wschebor pasaría a constituir el “soporte administrativo y funcional” del grupo que coordina Gelman. Y dispuso también que el grupo definiera los “planes de trabajo y líneas de acción” de la secretaría, que fue creada inicialmente para darle seguimiento a las denuncias recopiladas en el informe de la Comisión para la Paz

Durante el año pasado el grupo se abocó a delinear un plan de trabajo que tuvo el visto bueno de Vázquez y que será presentado públicamente a mediados de febrero. Incluirá un cronograma de ejecución a tres años –con una convocatoria pública para recabar testimonios–, así como una evaluación para ajustar las acciones durante el último año de esta administración, confirmó Gelman . Consultada acerca de la inminente renuncia de ­Wschebor, prefirió no realizar declaraciones

De todas formas, de acuerdo a las consultas hechas por este semanario, la superposición del grupo y la secretaría, y ciertas diferencias de criterios en el manejo de algunos documentos, precipitaron los desencuentros

Aunque tanto Gelman como Wschebor pertenecen al sector frenteamplista Ir, y que las dos estructuras que lideran compartieron oficinas en el mismo edificio de la galería Caubarrere, la relación entre sus integrantes no fue fluida. “No hay superposición de tareas, porque el decreto es muy claro. Ahora se abre una etapa nueva con el plan de trabajo que creamos en el grupo, y que tiene objetivos muy ambiciosos que comenzaremos a ejecutar fuerte desde este año. Acá está la clave del asunto. No en si una persona está o no en una determinada posición”, señaló  Felipe Michelini

El ex diputado rechazó también que existan diferencias en el manejo de los documentos: “La apertura de la documentación que llevó adelante tanto Wschebor como el Grupo de Trabajo fue muy importante. No veo ninguna diferencia sustantiva. Ni es posible que la haya de acuerdo a los cometidos establecidos en el marco legal”.

destaques, envio y titulo de 

 PIRINCHO

 

Grupo de trabajo sobre desaparecidos confía en tener resultados pronto pese a renuncia de la jerarca a cargo de los archivos históricos

Evalúan hacer un llamado para nombrar al nuevo director de Derechos Humanos para el Pasado Reciente

Búsqueda 28/1/16

Pese a que el difícil relacionamiento entre los dos equipos encargados de buscar información sobre los desaparecidos durante la última dictadura provocó la primera renuncia, el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia confía en que algunas de sus líneas de investigación comiencen a dar “resultados”.

A su vez, el Grupo evalúa proponer al presidente Tabaré Vázquez que el cargo de director de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente sea provisto a través de un llamado público, informaron a  fuentes vinculadas al organismo.

Hasta que se designe nuevo director, por la renuncia de la historiadora Isabel Wschebor, que había sido designada en marzo pasado, el cargo será ocupado de forma interina, indicaron las fuentes.

La diputada Gelman confirmó que la renuncia de Wschebor fue presentada este mes al prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, y que habrá una encargatura interina; “después se verá”. 

La primera reunión del año del Grupo, que prevé presentar su plan de trabajo para tres años en febrero, está acordada para el miércoles 3.

El ex diputado Felipe Michelini, que también integra el Grupo de Trabajo, coincidió con Gelman en que la renuncia de Wschebor no guarda relación con supuestas diferencias en cómo aplicar la ley de acceso a la información y la ley de protección de datos, dos de las normas que regulan el trabajo de ambos organismos.

Sin embargo, otras fuentes indicaron que a menudo se produjeron diferentes enfoques de cómo trabajar con los documentos, aún dentro de la propia oficina ubicada en el tercer piso de la Galería Caubarrere.

Consultada respecto a la forma de elegir al nuevo director, Gelman se limitó a declarar que “por el momento no se ha evaluado el tema, ya que amerita definiciones ajustadas a las necesidades del Plan de Trabajo”.

Desaparecidos y otras “obligaciones”

El 19 de mayo, el presidente, en acuerdo con el Consejo de Ministros, creó el Grupo de Trabajo en base a “las obligaciones del Estado uruguayo” de “dar luz” y ofrecer la verdad histórica a las víctimas del terrorismo de Estado y a la sociedad.

La ingeniería dispuesta por Vázquez para la investigación y reparación representó un cambio en la aplicada por su antecesor José Mujica.

Mujica otorgó funciones directrices a la bibliotecóloga y ex militante tupamara Graciela Jorge, a quien puso a cargo de la Secretaría que funcionó en el Palacio Estévez. Vázquez, en cambio, optó por una dirección colegiada a cargo de siete personalidades que designó en mayo en el Grupo de Trabajo, mientras que atribuyó a la Secretaría la tarea de “constituir el soporte funcional y administrativo”. Quedó en manos del Grupo definir “planes de trabajo y líneas de acción.

Lo que antes estaba en manos de Jorge, ahora pasó a ser responsabilidad de las siete personalidades honorarias que no tienen calidad de funcionarios: Gelman, Michelini, el pastor Ademar Olivera, el historiador Mario Cayota, la mae umbandista Susana Andrade, el ex presidente del Comité Central Israelita Pedro Sclofsky y la representante de Familiares de Desaparecidos, Emilia Carlevaro

Cuando el PIT-CNT y la organización de ex presos Crysol hicieron saber al presidente su interés en participar en el Grupo de Trabajo, la respuesta fue que “no se quería funcionar en forma de asamblea” para que el grupo fuera ejecutivo.

Sin embargo, explicaron fuentes que trabajan en el área de los derechos humanos, la experiencia demostró que a pesar de la letra del decreto, en la praxis las relaciones entre Wschebor y el Grupo no fueron buenas, porque desde el principio funcionaron a velocidades diferentes: una colegiada y honoraria y la otra unipersonal y con diferente ritmo de trabajo, sobre todo en materia de manejo de archivos.

Efecto zanahoria

Otro factor que influyó para que crecieran las diferencias, indicaron allegados a la Secretaría, fue que la organización Familiares cuestionó el trabajo del profesor de arqueología José López Mazz y que este renunció a su cargo justo cuando estaba cerca de comenzar a excavar en unos galpones del Servicio de Material y Armamento (SMA) lindero al ex batallón de infantería Nº 13, en el barrio Gruta de Lourdes. Se especula que allí podrían existir re-enterramiento clandestinos luego de la llamada operación Zanahoria.

La salida de López más los cambios en Presidencia contribuyeron a que las excavaciones se detuvieran, por orden del juez Pedro Salazar, tras el hallazgo de un explosivo. 

Gelman, sin embargo, dijo que el hecho de que no haya excavaciones no significa que se detuviera la investigación y citó como ejemplo el avance en el proceso de digitalización de documentos impulsado por Wschebor y el convenio con el Equipo Argentino de Antropología Forense, “cuyos resultados se comenzarán a ver”

- postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 19:09:11
postaporteñ@_______________________________

¿Lo que dijo Aristóteles o lo que dicen las pesas?

Formas diferentes de ver la experiencia guerrillera

El compañero Mario Rossi dijo que iba a responder a Jorge Torres y su libro “Cuba y el Che. La ruta mágica” sobre la experiencia guerrillera de los 60 y 70 en América Latina

?Yo habla reproducido las primeras páginas de ese libro invitando a opinar a los compañeros guevaristas, Mario es partícipe directo de esa experiencia, lo que me merece respeto e interés, Pero al ver su respuesta como sigue en una serie de notas, debo decir que yo esperaba otra cosa.

TORRES Y LA GUERRILLA

El planteo de Jorge Torres es muy polémico pero serio; puede no compartirse, no puede ignorarse. Pone en cuestión la experiencia guerrillera en el continente en general, y en particular la orientación que impulsa la dirección cubana; se detiene en detalle en la guerrilla del Che en Bolivia. Lo que más me impactó -tal vez no había pensado lo suficiente en ello antes de ese libro- es la estimación no solo cuantitativa sino además cualitativa del costo en vidas que esa derrota tuvo, la perdida de lo más calificado de los luchadores populares de esa generación, y lo que significó. Pero eso de Torres no deja de tener puntos vulnerables, y esperaba encontrar en Mario algo de eso.

Se puede objetar su generalización por demasiado arbitraria al poner junto a la experiencia boliviana del Che casos muy diferentes, la guerrilla peruana de Hugo Blanco, la lucha armada impulsada por el PCdoB en Brasil, los casos muy diferentes entre sí del ERP y Montoneros en Argentina. Y de la enorme experiencia guerrillera de México -con la que nada tuvieron que ver los cubanos- Torres solamente toma el caso tardío del zapatismo en Chiapas.

Puede decirse que su objeción a que la guerrilla se desligase de las organizaciones históricas de la izquierda histórica no se corresponde con los casos de focos guerrilleros impulsados por Partidos Comunistas pro-soviéticos como en Guatemala y Venezuela. O bien, al contrario, se puede sostener que darle la espalda a esas corrientes no era un error sino un acierto; también puede valorarse al revés (como bueno y no malo) que la guerrilla reciba combatientes de sectores ajenos a la izquierda previa. Sin duda sería correcto decir que el impacto de la revolución cubana en el continente no se limitó a promover una ola de focos guerrilleros, abarcó todos los aspectos de la izquierda en nuestro continente y la cambió para siempre.

Sobre el MLN-T en Uruguay ya se ha sostenido que no es la influencia cubana la fuente de sus errores foquistas sino el ser expresión de una base social de sectores medios radicalizados por el agotamiento del Uruguay batllista; y al que frunza la nariz por el carácter “pequeñoburgués” de ese fenómeno se le contestaría que los hongos y la lluvia vienen juntos, sin ese aluvión de radicalismo tal vez extemporáneo no hubiese habido ni sindicalismo combativo ni rebelión estudiantil ni tantas cosas, y si no se lo pudo conducir en términos de política de clase la falencia estuvo más en los “embotelladores autorizados del marxismo-leninismo”.

Todo esto y más puede decirse, pero el planteo de Torres, su crítica a las experiencias guerrilleras en el continente, seguirá con una fuerza difícil de descartar. Aun sin compartir todo su análisis sobre la guerrilla del Che en Bolivia, pormenorizado del “Diario”, con sus consideraciones técnicas de cada problema que vivía el grupo armado, es de lo más serio que se ha escrito. Y me importa mucho lo que puedan decir quienes tuvieron experiencia real en ese tipo de acciones, incluso algunos formados en la misma escuela.

Antes de entrar en los argumentos de Mario quiero agregar algo sobre México cerrando de paso un comentario mío en otra nota sobre el balance del conflicto de la educación de Izquierda Socialista de los Trabajadores. Sostienen que los autores del video “Lo esencial es la lucha” tienen “la concepción de la guerrilla y es reafirmada por los compañeros cuando en unos de los pasajes del video citan al comandante Marcos”.

Es increíble que se entre en esta forma de persecución inquisitorial, parecen los juicios estalinistas. Pero más allá de eso la idea es equivocada, el zapatismo no es foquismo, es todo lo contrario. No es la sustitución de la lucha de la clase por el grupo armado elitista, es la auto-organización y auto-defensa del pueblo por sí mismo. No toda guerrilla es foquismo. Volveré luego -si cabe- al caso de las guerrillas mexicanas, que nunca tuvieron nada que ver con la promoción cubana, y eso mella la argumentación de Torres.

Y quiero señalar que la experiencia zapatista difiere por completo de la visión de la lucha armada que surge de los clásicos del marxismo que cita Mario, y entremos en ese tema.

EL MÉTODO DE ARGUMENTACIÓN DE MARIO ROSSI

Mario comienza citando a Lenin en “La guerra de guerrillas”. Es un texto de 1906. Entraremos en detalle más adelante, pero diré ahora que la guerrilla fue algo secundario y episódico en la revolución bolchevique, todos sabemos que la toma del poder se hizo por la violencia pero por otros mecanismos. Y Lenin nunca fue guerrillero.

Luego Mario va al Manifiesto Comunista y su afirmación general sobre la toma del poder por medio de la violencia revolucionaria. De acuerdo, pero la discusión planteada no se refiere a ese plano general. Luego cita algunas ideas del Che, luego comienza una amplia recorrida histórica sobre el recurso de la guerra de guerrillas.

En lenguaje coloquial, yo diría: Mario se fue al carajo. Esa forma de recurrir a textos marxistas me resulta chocante, porque tengo otra forma de ver el marxismo. Trataré de explicarlo con una analogía.

GALILEO, LA CAÍDA DE LOS CUERPOS, Y EL MATERIALISMO HISTÓRICO

En el siglo XVI Galileo comenzó a estudiar la caída de los cuerpos. Hasta el momento la autoridad intelectual indiscutida era Aristóteles, quien dijo que los cuerpos caen según su peso: el más pesado más rápido, el más liviano más despacio. Eso responde a una percepción primaria de la caída, y forma parte de su teoría de la naturaleza y el movimiento, que es equivocada pero tiene conceptos muy interesantes.

Pero Galileo era de otra época, y no le interesó lo que decía Aristóteles sino lo que dicen las pesas de por sí. No se trataba solo de ver y pensar, había que actuar y comprender, para eso hay que experimentar, medir, probar, y moverse también uno.

No parece cierta la leyenda de que tiraba pesas desde la Torre de Pisa, pero se sabe que otros italianos de esa época hicieron ese experimento en esa u otras torres, lo que muestra que ya estaba instalada otra mentalidad. Galileo fue más allá, estudió sistemáticamente la caída de pesas esféricas de diferente material en el plano inclinado usando un reloj de agua, y determinó que la aceleración de la gravedad no depende del peso. Las pesas no dicen lo mismo que Aristóteles.

Aristóteles o Marx, Mateo, Juan, Lucas o el subcomandante Marcos, que piensen lo que quieran. Materialismo histórico no es repetir lo que dijo Marx o los marxistas. Es comprender que pensamos con nuestras ideas, pero nuestras ideas son un producto histórico, pensamos adentro de la historia y no por encima de la historia. ¿Y qué es ser materialista? Comprender lo que materialmente ocurre en función de su ocurrir.

ENTONCES

¿Fue o no fue derrotada la lucha guerrillera de los 60-70? De eso se trata, y de cuáles fueron las causas de la derrota. Ciertamente fueron causas materiales pero ¿solamente circunstanciales, o básicas?

No busquemos si Juancito se tiró un pedo antes de tiempo, o si Julito se cagó cuando lo agarraron. Tampoco interesan las facturas que Juancito quiera cobrarle a Julito, ni dónde terminó cada uno de ellos. Tratemos de comprender el fenómeno en su verdadera escala. Hay un nuevo libro de Zabalza, tiene cosas buenas, cosas malas. Importa lo que pueda decir Mario sobre su propio experimento comparándolo con el tupamaro, si fue más lejos, más rápido, o lo contrario, y cómo se cayó.

La gran pregunta es: ¿era la guerrilla un método generalizable a todo el continente para la toma revolucionaria del poder en esa época, de acuerdo a las condiciones históricas, el grado de madurez de las fuerzas sociales motrices, la conciencia, las organizaciones? Y, fundamentalmente ¿era la guerrilla A LA VEZ el método político correcto para crear esas condiciones? No me reciten el evangelio, contesten eso.

CRISTO Y MANTEGNA, KORDA Y EL CHE

Este tema da para mucho, y hay que seguir. Es imperioso hacerlo. El cómo no depende de uno solo, depende de cómo se vaya soltando la discusión.

Voy a agregar una cosa.

“Caído en combate” dicen del Che cada 8 de octubre los compañeros. “Soy Rufo y no me entrego” dicen que dijo Sendic. Todos vimos en el documental a Allende diciendo “No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad que es hacer cumplir el programa del pueblo”. Y sabemos que Allende cumplió, no se permitió caer vivo. Hubo muchos caídos en combate, todos merecen nuestro respeto y homenaje. Algunos tenían unas ideas, otros tenían otras. El sufrimiento motiva la solidaridad, pero no valida la verdad.

Mantegna pintó a Cristo torturado, “Ecce homo”, he aquí el hombre, dicen que dijo Pilatos. Cristo, que no existió, en todo caso habría sufrido como ser humano. Una vieja chambona arruinó el cuadro de Mantegna queriendo restaurarlo, el mamarracho terminó con más visitas en Internet que el original, que no era muy genial, y la que hizo el enchastre cobró un toco.

También la imagen del Che termino en merchandising.

No nos interesa ni el merchandising ni el culto, nos interesa la verdad. Disculpen si lo que digo acá irrita a alguno. Cada uno tiene su piel.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 18:57:44
postaporteñ@_______________________________

postalinas y chamuyos

H.A.P.

Alevoso caudillaje, experto en subterfugios, en augurios persuasivos, defecciones sin remedio.
Implorando el sapo y la culebra de tus mejores enemigos; gargajo de piadosa impunidad, desiderata estéril de la conciencia, señor en su señorío, con la mira apuntando al olvido, obediente.
Ornato al viento de las apariencias, reverenda nada, mal encadenada al ayer.

f. Leicht

 

Como me es rutinario por la matina chequeo correo a efecto de encontrarme con la posta porteña, medio de información, del que soy HABITUÉ.

Leo los titulares mate en mano y si hay algo nuevo, me detengo a leer; así procedo con todos los boletines que me llegan a diario, entre otras

En postas anteriores, ya estaba informado de gente que publico su renuncia o baja pal recibo de esta; ante esto me dije PA MIS ADENTRO: En la lucha cualquiera sea esta, siempre tenemos heridos que con una buena atención, se reponen y la siguen esto lo sé por mis personales experiencias. Pero al leer el alegato, o PLANTEO de renuncia, llámese como se llame, del  muy conocido como: EL NEGRO AMODIO, como quien dice, se me pararon las ANTENAS.

ES FUNDAMENTAL que lectores y escribas de POSTA; entiendan, escribo DEFENDIENDO NUESTRO MEDIO DE COMUNICACIÓN esto más allá del Amodio y los Renunciantes. A los que les llamo a revisar sus posiciones, con la mente fría y el corazón caliente. Nunca olvidemos que las generaciones que nos preceden están atentos queriendo saber de errores y aciertos si los hubo,  o pequeños aciertos…, luz entre inmensas sombras teñidas de  sentimiento y ambiciones personales de PODER…,  usando  como medio LA CONSPIRACIÓN grupal más conocida  como; el AMIGUISMO COMO FERMENTO DE LA INTERNA, QUE SE PRETENDE ESCONDER, CON LA TEORÍA DEL FOCO, que les llevó a cometer crímenes reconocidos como el crimen de la TATUCERA DEL CARAGUATA, pero este no es el tema en cuestión, por el momento...

Tenemos tantísimos materiales, incluso leyes redactadas en esto  o acerca de la LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y COMUNICACIÓN a todo esto y como sintaxis me quedo con la evaluación que definió este asunto el presidente de Ecuador, CORREA.

No recuerdo con precisión su oración  pero no voy a ir a vichar videos y copiar lo que expresó más de una vez a los periodistas y en particular a ANA PASTOR, planteando algo a si :LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN LA TIENE EL DUEÑO DE LA IMPRENTA. Traigo este asunto a colación porque es algo, digamos natural a la DERECHA Y LA IZQUIERDA, el SER DUEÑOS DE SUS MEDIOS DE COMUNICACIÓN que solo se permite su uso por todas las personas que le son afines a sus intereses sociopolíticos y negocios en sus luchas por el poder administrativo de la NACIÓN. 

LO DIGO por experiencia. Hace algún tiempo que recibía el boletín AMARELLE que pertenece al grupo del TAMBERO Zabalza; envié algunas de mis boludeces, me recortaron uno y me rechazaron otro, simplemente no publicando, luego me borraron  de la lista de entrega, o sea ya no recibo mas este boletín, pero créanme no pasa nada, solo lo recuerdo aquí como manipulación tendenciosa de la comunicación, y san se acabó

Creo firmemente de mientras alguien me saque de mi error, que la posta cumple a rigor lo comprendido como: LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 Creo firmemente  que la posta  tiene esa fluidez EN EL VAYA Y VENGA (algo que los expertos en comunicación caracterizan como:feedback)

 Es e  UN MEDIO DE COMUNICACIÓN  abierto a Hombres y Mujeres de pensamientos diferente, lo que creo entendemos como DIVERSIDAD, diversidad que todos embanderamos agitando un sinnúmero de IDEOLOGÍAS algo que bien junamos  en la posta  y es la eterna búsqueda de LA VERDAD que algunos fosilizamos y otros la ven en movimiento y cambio en los fenómenos que hicieron el devenir de la historia de los pueblos, es lo que este pata en el suelo, entiende POR LIBERTAD en el campo de la comunicación social. Esto no lo afirmo porque soy sabedor de mis carencias PERO LO PONGO A DEBATE, SI USTEDES ME PERMITEN, GRACIAS...

Y finalmente les digo, fui conocedor  de las cartas de Amodio que escribía en forma clandestina, decía muchas cosas que yo ignoraba, las leí en la posta, también en otros medios contestadas con una lluvia copiosa de acusaciones y adjetivos como respuestas; me dije pa mis adentros es el malo de la película, pero dice cosas que me interesan saber y que toda la dirección y cuadros medios tenían y tienen que contestar a nuestro pueblo y a nosotros-tras la base que fuimos los perdedores.

Amodio volvió y ahí está, se dio el debate televisivo AMODIO - FASANO. VICHÉ ESTE VIDEO varias veces y ME DIJE ES BUENO este sistema de debate en la tv, así se entera todo el pueblo

Amodio había desafiado a debate a toda la dirección tupa, pero la verdad, NO SE ANIMARON. Para mi echaron pa atrás algo que tiene un feo adjetivo que yo no escribiré acá pero les digo a todos tomando al CHE (sin ser guevarista) cuando dijo el 8 de agosto de 1967 en su Diario en la guerrilla en Bolivia.: "esta lucha nos da la oportunidad de convertirnos en revolucionarios, el escalón más alto de la especie humana".Les pregunto, parecería que muchos por no decir todos nunca vieron ni siquiera la ESCALERA, no ya el, escalón  me parece ¿?. Te la dejo picando Tambero y a toda la llamada, dirección histórica y cuadros medios.

Me hiso reír  Amodio el ver comparado en sus últimas líneas a Von Clausewitz con el pobre  y vulgar, Julio Marenales un paranoico psicópata; con esta apreciación seguramente le servirá para el  engorde de su enfermo ego solo comparable con un asesino serial a otro nivel, pero en el enfoque comparativo que haces  Negro,  de Raul Sendic, de ATILA la verdad  es que CAVEN TODOS ustedes por que trajeron solo DEVASTACIÓN Y MUERTE

DANTE GRINGO LOPEZ

Toni ‘One for the road’

Vergüenza ajena Mario "Toni" Rossi; no hables mas dedicate a aprender

De todas maneras sos tan pavo que te aprecio

Un abrazo y dedicate a gritar los goles de Peñarol por mi (soy "manya")

A pessimist is one who thinks things just could not get any worse; an optimist is convinced that they can!)

El Felino
Omnia sunt communia

 LUCIANO ARRUGA

Jornada Cultural por los Derechos Humanos a 7 años de la desaparición de Luciano Arruga: “Lo mató la policía, Lo desapareció el Estado, Lo encontramos luchando”.

Habrá charlas, radio abierta, murgas, música, teatro, espectáculos para niños y luchadores de todo el país. Habrá también Feria de las organizaciones, Carpa Cultural, Feria de artesanos, Bufete, puesto de Familiares y Amigos de Luciano. Transmitirá la radio de la Red Nacional de Medios Alternativos (www.rnma.org.ar). En la Plaza Luciano Arruga, Perú y Pringles, Lomas del Mirador, La Matanza, Prov. de Bs. As. 

Desde las 12 el  30 de enero en Lomas del Mirador

 

DECLARACIÓN DE LA UNIDAD POPULAR  ACERCA DE LA SITUACIÓN EN HAITÍ

Frente a la grave situación política, social e institucional por la que atraviesa el hermano pueblo haitiano, el Coordinador Nacional de la Unidad Popular pone en conocimiento del público las siguientes consideraciones

1- Saludamos con entusiasmo y fervor las multitudinarias movilizaciones populares que tienen lugar en Haití denunciando el fraude electoral y la pretensión del imperialismo yanqui y sus aliados, de colocar nuevamente un gobierno títere e ilegítimo.

2- Esta verdadera pueblada de masas ha detenido los planes imperialistas, obligando al gobierno a suspender la acomodada y fraudulenta segunda vuelta de los comicios electorales. Esta victoria popular demuestra la inquebrantable voluntad de lucha del pueblo haitiano y hace honor a la historia de la primera revolución victoriosa en nuestro continente dirigida por esclavos en 1804

3- Rechazamos enfáticamente la represión desatada contra manifestantes desarmados por parte del gobierno de Martelly que ha recurrido a la policía entrenada por las tropas de la MINUSTAH. Esta ofensiva represiva ya se ha cobrado la vida de varios manifestantes y ha dejado centenares de heridos

4- Reafirmamos nuestra vocación internacionalista y nuestro apego a los principios de la autodeterminación de los pueblos y su derecho a la rebelión frente a la opresión y a la tiranía

5- Exigimos el cese inmediato de toda injerencia extranjera en los asuntos internos de Haití.

6- Repudiamos la actitud del gobierno uruguayo de mantener la ocupación de Haití y exigimos el retiro inmediato de las tropas de ocupación de Haití.

Solidaridad militante con Haití!!!

VIVA HAITÍ LIBRE Y SOBERANO!!

Por la autodeterminación de los Pueblos, Arriba los que Luchan!!!

Coordinador Nacional - Unidad Popular – AP

27 de Enero de 2016

posta - postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 18:48:52
postaporteñ@_______________________________

Valiente don Valente

Uruguay

Nuevamente Valenti desde su clásica columna de UyPress, nos plantea el tema de: "La autocrítica entre la derecha y la izquierda" tratando de convencernos que la 'autocrítica es uno de los principales factores de diferencia entre la derecha y la izquierda'

Algunas veces leyendo la columna de Valenti, o cualquier otra de este progresismo gubernamental, tengo la sensación de haber caído en la ceguera o algo muy parecido que no me permite leer correctamente.

Considerando que tengo problemas con la vista me pregunto: "Dónde he puesto los lentes?" y comienzo a buscarlos hasta en los lugares más insospechados. Desde detrás de un sillón, en el baño, y sigo buscando con ansiedad hasta en los zapatos. Y, así, sin pensarlo, me toco la nariz y descubro que los tenía puestos!

No estaba leyendo mal!!!

Valentí quiere (y lo hace) comenzar como él mismo dice con lo "grueso y nacional". Y nos lleva a un pequeño tour recordatorio: 1) "Alguien puede recordar una autocrítica de la derecha o centro derecha en Uruguay?, y nos da algunos ejemplos: 'la decadencia de más de 50 años por las crisis sucesivas, de 1999 y en particular del 2002 y el 2003; agrega, los resultados de los sucesivos gobiernos democráticos a partir de 1985. Su propia respuesta es: cero

Lo expresado por Valenti recuerda un chiste: "Un automovilista va conduciendo su auto a gran velocidad, y cuando por adelantar a un camión cargado de barras tiene un accidente y queda tirado en la cuneta. El conductor del camión baja para asistirlo y el accidentado con airado gesto le dice; - Ud. podría haber colocado un pañuelo rojo en las barras para poder verlas. El camionero le responde: - Ud. no vio el camión menos pudo ver el pañuelo

Lo mismo le pasa a Valenti. No ha podido aún ver el pañuelito rojo.

Así como Valenti nos lleva su manera a un tour de la memoria quiero yo también llevarlo al mío.

El día de su liberación (19 de marzo 1984), el Gral. Seregni se dirige a los militantes que lo acompañan y marca con una célebre frase los pasos estratégicos del Frente Amplio: "fuimos y seremos una fuerza constructora, obreros de la construcción de la patria del futuro"

- "Yo les he dicho siempre a mis compañeros que importa, por supuesto, la decisión que tomamos, pero importa por sobre todas las cosas la mañana siguiente. Todas nuestras decisiones deben estar pensadas, calculadas y jugadas con la responsabilidad, por sobre todo, de la mañana siguiente

"Siempre he perseguido el paradigma de decir lo que se piensa y hacer lo que se dice"

Norberto Bobbio se pregunta en su libro "Derecha e izquierda" si existe aún la Izquierda y la Derecha, contesta afirmativamente diciendo: "el criterio más frecuente adoptado para distinguir la derecha de la izquierda es el de la diferente actitud que asumen los hombres que viven en la sociedad frente al ideal de igualdad"

Derecha e Izquierda no significan solo ideologías. Reducirlas a la pura expresión de un pensamiento ideológico sería una injusta simplificación, pues también indican programas contrapuestos respecto a muchos problemas cuya solución pertenece habitualmente a la acción política; se trata de contrastes no solo de ideas, sino también de intereses y de valoraciones sobre la dirección que habría que dar a la sociedad.

Una política igualitaria se caracteriza por la tendencia a remover los obstáculos que convierten a los hombres y mujeres menos iguales. Es el elemento caracterizador es el igualitarismo entendido éste no como la utopía de una sociedad donde todos los individuos sean iguales, sino como la tendencia a convertir en más iguales a los desiguales

"La distinción entre derecha - izquierda es la actitud que asumimos frente al ideal de igualdad"

Izquierda: Su política se caracteriza por la tendencia a remover los obstáculos que convierten a la gente en menos iguales

Valiente prosigue su artículo haciendo uso de su conocimiento histórico, y a la predestinación, como si de brujería habláramos

Dice por ejemplo que: "Nosotros nos sentamos desde nuestro nacimiento a la izquierda de la asamblea nacional, porque no estábamos predestinados a ejercer el poder, nos lo deberíamos ganar siempre y en forma constante. No estábamos ni estamos - como considera la derecha- predestinados por origen de clase, por pertenecer a alguna corporación o por nuestra riqueza a ocupar el poder. Nuestro lugar geográfico a la izquierda, el de la plebe, los que tenían ningún privilegio ni aspiran a tenerlos, es parte esencial de nuestro ADN"

Finalmente, después de mucho texto innecesario Valenti habla de moral

Y dice: "No hubo, no hay ni habrá nunca una épica de cambios, sin una moral de esos cambios, sin una cultura de una nueva relación entre el poder y los ciudadanos. No nacimos hace casi dos siglos y medio para cambiar los titulares de los privilegiados, sino para luchar por eliminarlos, por brindarnos entre todos igualdad de oportunidades. Y ese es un poderoso mensaje ético, que se desvanece cuando las metidas de pata se ocultan o se pretenden ocultar porque las hicieron los nuestros, o nosotros mismos

Nuevamente, con más o menos las mismas palabras y argumentos, Valentí quiere hacer creer que las corrupciones, son metidas de patas

En teoría todos somos socialistas

No siendo los millonarios, los reales dueños de la riqueza, cualquier caminante de a pie, cree en la redistribución de la riqueza, los frenteamplistas confiaron que sus representantes para que éstos ejercieran su control (el de la riqueza) y lo repartieran de una manera lo más equitativa posible entre inversión, ahorro y servicios sociales

Confiaron que el gobierno frenteamplista ayudara a cubrir las evidentes ineficiencias del mercado y evitara la exclusión social de los uruguayos a los que no les llegan las cartas marcadas del naipe o que no saben jugar de la manera adecuada

Somos muchos los que creemos que la mejor forma de convivencia es la que cada uno aporte a la sociedad en función de sus posibilidades y reciba dependiendo de sus necesidades, es decir, una forma de convivencia teórica, una utopía, que se fue construyendo a base de muchos sacrificios y sangre

Soñamos vivir, en un mundo teórico, en un modelo económico que funciona a las maravillas en libros de texto, en teóricas marxistas, en modelos macroeconómicos y en programas políticos de los partidos que se llaman socialistas, comunistas, revolucionarios, etc., incluso lo hemos visto, leído, admirado en otros tiempos, cuando pensábamos que en la que una vez fue la Unión Soviética y su socialismo real, o bien en lo que esperábamos de socialismo en Cuba, o en la Venezuela Bolivariana.

Hasta en la Anarquía, con la ausencia de gobierno, donde la libertad fuera el motor de la sociedad, con acuerdos entre ciudadanos libres en búsqueda y defensa de sus propios intereses sin atisbo de corrupción ya que no manejarían nada más que sus propios bienes

Ello nos llevaría indefectiblemente a una sociedad perfecta, donde cada uno viviría acorde a sus posibilidades y no creadas por injerencias externas de un ser superior el Estado

Una sociedad casi perfecta, al menos en teoría, pero ya lo vemos, nada que ver con la realidad

Una sociedad perfecta, al menos en teoría, pero ya sabemos no pasará

Creo estar muy segura que en ninguno de sus artículos Valenti haya nombrado la corrupción y menos aún los corruptos dentro del Frente Amplio

Son muchos los artículos en que se dice: 'El ser humano es corrupto por naturaleza, nada nuevo, ya el concepto lo planteaba Platón

Es cierto que hay individuos, la excepción, que no sucumben a su naturaleza y aplican la racionalidad por encima de sus instintos, salvaguardándose de su propia propensión, pero no deja de tratarse más que de un volumen de población tan residual que apenas influye en el conjunto

Si todo gobierno es corrupto por definición y ello nos condena a sobrevivir bajo el yugo de la burocracia, la corrupción y lo políticamente correcto, no cabe la menor duda que por más que Valenti quiera darle una pincelada de moral, ética y 'izquierda' a la ya desgastada fachada del Frente, tarde llegó

No sé porque me vino a la memoria cuando viajabas en los ómnibus repletos, el guarda (creo no existen más), decía: "Por favor un pasito más a la derecha".

Nunca decían: "Por favor, un pasito más a la izquierda". Nunca lo pensaron?

Será que, definitivamente tenemos un ADN derechista?, o psicológicamente, sin darte cuenta, (ni el guarda o chófer tampoco), nos meten el virus derechista para el cual no hay vacunas ni medicinas.

PELUSA - postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 18:33:02
postaporteñ@_______________________________

Ni feo ni sucio ni malo? Luchador contra los poderes facticos y por el Relato Propio

El vicepresidente presentó una denuncia policial después de que incluyeran comentarios “difamatorios” en su biografía en Wikipedia

Búsqueda Nº1852 - 28 DE ENERO DE 2016

Que es un corrupto. Que es un mentiroso. Que fundió Ancap. El vicepresidente Raúl Sendic se cansó de leer ese tipo de acusaciones en su biografía y la de su padre que se puede consultar en la Wikipedia

Por eso, el martes 19 el secretario de la Comisión Administrativa del Parlamento, Wilmer Leal, concurrió a la sede de Crimen Organizado-Interpol para presentar una denuncia por los “comentarios difamatorios” que alguien había publicado en la enciclopedia digital.

En el entorno de Sendic observaron que se había cambiado la biografía del vicepresidente y la de su padre en los últimos días. Y las cosas que se agregaron incluían acusaciones de haber fundido la petrolera estatal Ancap, de ser corrupto y de mentir, además de algunos insultos.

Consultado por, Leal dijo que presentó la denuncia en Crimen Organizado, donde funciona el departamento de Delitos Complejos, luego de analizar el tema con Sendic. “Lo hice en representación” del vicepresidente, añadió.

Según fuentes policiales, en el parte se menciona que la denuncia se produce como consecuencia de “comentarios difamatorios” contra Sendic.

Leal dijo que desde la última campaña electoral han ocurrido una serie de hechos sospechosos. Primero alguien hackeó la cuenta en Twitter y Facebook de Sendic. “Y ahora esto”, añadió.

La jueza penal Dolores Sánchez autorizó a la Policía a pedirle a Antel información sobre las direcciones de IP de las computadoras que hicieron los cambios en Wikipedia.

Cualquier persona puede editar los artículos de esa enciclopedia digital, aunque se debe cumplir con ciertas “políticas”. Según la organización sus “artículos presentan la información desde un punto de vista neutral” y “las ediciones que consisten en vandalismo o disparates son revertidas rápidamente”.

Wikipedia guarda los datos de IP, el número que identifica a cada dispositivo una de las personas que modifica un artículo. 

En la Policía opinan que será bastante sencillo encontrar al responsable, dijeron los informantes del Ministerio del Interior. En ese caso, añadieron, esperan que el vicepresidente defina si ratifica su denuncia.

Medios juegan un rol “más importante que la oposición de derecha”, dice Sendic

El vicepresidente Raúl Sendic aseguró que los medios de comunicación son un “poder fáctico” que a veces juega “un papel más importante que la oposición de derecha” y que es muy difícil “enfrentar” para los gobiernos de izquierda de la región.

Durante una “conferencia magistral” que dictó en México, el lunes 25, Sendic mencionó algunos “problemas” que enfrenta la izquierda en la región. Su disertación se produjo en la mesa de discusión “Regímenes políticos: crisis de representatividad, ingobernabilidad y violencia” del II Encuentro Internacional de la Izquierda Democrática.

El vicepresidente dijo que “hay poderes fácticos” en las sociedades que “son muy difíciles de enfrentar”. Añadió que la prensa “juega un papel muy, muy importante” en la región. “Por lo menos lo que está pasando en nuestros países allá en el sur, es que la prensa juega un papel más importante que la oposición de derecha”, dijo Sendic. “Marca una agenda y nosotros muchas veces terminamos respondiendo a esa agenda, que no es nuestra agenda, es la agenda que establece un poder fáctico que tenemos enfrente, que lo único que hace es enumerar los problemas y las dificultades y que jamás reconoce ninguno de los logros que hemos tenido”.

Sendic señaló que otro “gran problema” al que la izquierda debe estar “siempre enfrentado” y atento es el “virus de la corrupción y el acomodo”

“No creo que haya corrupción de izquierda, si es de izquierda no es corrupto, y si es corrupto no es de izquierda. Es como la izquierda democrática, si no es democrática tampoco es de izquierda”, dijo el vicepresidente. Explicó que si alguien es capaz de poner sus intereses por encima de la gente pobre, esa persona “no puede ser de izquierda”.

Sendic dijo que también hay que “tener cuidado” y estar “preparados” para cuando “juega el sectarismo y las disputas de poder adentro de la izquierda”.

Polémica

Las declaraciones del vicepresidente generaron polémica como consecuencia de un error. Es que la agencia de noticias “Sputnik” informó que Sendic había señalado a los medios como “enemigos” de la democracia, lo que provocó críticas de la oposición política uruguaya.

El miércoles 27, en el informativo de Televisión Nacional, Sendic aclaró que “nunca jamás” pensó que “los medios de prensa pueden ser un problema o una dificultad para la democracia”.

“Creo, sí, que desde la izquierda hay que trabajar fuertemente para instalar un relato propio que no responda exclusivamente a la agenda que muchas veces proponen los medios de prensa que responden a la oposición y que no responden al gobierno”, agregó.

-----

“Es tan pero tan idiota que sin querer se hizo corrupto”. (Jorge Bonica, responsable del semanario “El Bocón”, en referencia al vicepresidente Raúl Sendic, Twitter, miércoles 27)

- postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 18:11:02
postaporteñ@_______________________________

Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (2)

Rolando Astarita

Antecedentes de la colectivización en la URSS

La Nueva Política Económica, NEP, establecida a comienzos de 1921, constituyó una respuesta desesperada a una crisis que amenazaba con disgregar al país. Aunque la Revolución había triunfado en el campo militar, la situación económica de Rusia era desesperante, había hambre, el ingreso nacional no llegaba a la tercera parte del nivel de 1913 y la producción industrial era menor al 20%. "Durante los dos últimos años la tasa de mortalidad había subido bruscamente, la hambruna y la pestilencia se llevaban millones de víctimas, aparte de los millones que habían caído en combate" (Avrich, 2004). Davies y Wheatcroft (2009) estiman que entre 1918 y 1922 murieron, por las hambrunas, entre 10 y 14 millones de personas. Naturalmente, crecía el descontento. “Por primera vez desde 1917 la mayoría de la clase obrera, para no hablar del campesinado, se volvía contra los bolcheviques. Un sentimiento de aislamiento comenzaba a inquietar al equipo dirigente” (Deutscher, 1979). El malestar se manifestó incluso en las asambleas fabriles de Moscú y Petrogrado que pidieron elecciones libres en los soviets, en enero y febrero de 1921. Todo indica que de haberse realizado esas elecciones, se hubieran impuesto los candidatos mencheviques (Avrich, 2004)

En ese clima se reunió el X Congreso del Partido Comunista. Durante sus sesiones, se produjo el levantamiento de la guarnición de Kronstadt, una fortaleza situada en el golfo de Finlandia. Los marineros sublevados, que habían sido un bastión de la revolución en 1917, demandaron restablecer las relaciones de mercado con los campesinos y elecciones libres en los soviets. La dirección soviética cedió a la demanda económica, pero no a la política. El Congreso aprobó, a propuesta de Lenin, la NEP y mandó reprimir el levantamiento. Hubo cientos de fusilados y varios miles fueron enviados a prisión (Avrich, 2004). A su vez, el Congreso prohibió las fracciones al interior del Partido; poco después, la prohibición se extendió a las tendencias organizadas en los soviets

La NEP consistió, en lo esencial, en restablecer los mecanismos de mercado para la relación entre la industria y el agro. Esto significaba el abandono del Comunismo de Guerra, el programa que el Gobierno soviético había aplicado durante los años de guerra civil e intervención extranjera. Ese programa había consistido, en esencia, en la requisa forzada de cereales, caballos, forrajes y otros productos a los campesinos, a fin de aprovisionar a las ciudades y al Ejército Rojo. Si bien había sido medianamente tolerado durante la guerra, cuando esta terminó los campesinos comenzaron a resistirse a seguir entregando el grano

En 1920 una autoridad gubernamental estimaba que los campesinos sustraían más de una tercera parte de la cosecha a los equipos estatales de acopiamiento; y empezaban a cultivar solo la tierra para cubrir sus necesidades directas (Avrich). Se produjo una caída catastrófica de la producción y del aprovisionamiento de las ciudades. Era la expresión de la ruptura de la alianza de los campesinos con la Revolución, que era "funesta para República soviética" (Lenin). El objetivo de la NEP, por consiguiente, fue restablecer la smichka, o unión económica y política duradera entre el proletariado y el campesinado, o entre la industria y la agricultura. Para eso, en lugar de la requisa, se estableció un impuesto (primero en especie, luego en dinero) y los campesinos fueron autorizados a comerciar su producción.

Surgió entonces un sistema económico mixto: la mayor parte de la industria estaba en manos del Estado, pero la economía campesina estaba conformada principalmente por unidades pequeñas y medianas. La NEP también dispuso concesiones para atraer capital extranjero, la formación de compañías mixtas, y que las empresas estatales debían reorganizarse respetando el principio de rentabilidad; se permitía el libre comercio y el capitalismo, que se sometían a una regulación estatal. En palabras de Lenin, la NEP admitía "la emulación económica entre el socialismo en construcción y el capitalismo, que aspira a resurgir; todo ello, con el fin de satisfacer por el mercado las necesidades de millones de campesinos" (1922a). Por eso, la NEP fue interpretada como una "retirada" en relación al programa del Comunismo de Guerra, y provocó "desmoralización, indignación y oposición en las filas del Partido y del Konsomol", ya que muchos la interpretaron como una renuncia al socialismo (Cohen, 1976)

 Pero también para todos los bolcheviques se planteaba el problema de cómo avanzar desde esa estructura social mixta hacia el socialismo. Precisemos que, si bien en la tradición teórica del Partido Bolchevique estaba establecido que el socialismo solo triunfar en el plano internacional, se consideraba posible avanzar, sin embargo, hacia formas de trabajo cooperativo y en el fortalecimiento de las premisas materiales del socialismo (véase Trotsky, 1974). Y en este respecto, hubo dos líneas marcadas: por un lado, los que considerando a la NEP una retirada momentánea, esperaban el momento oportuno para lanzar una segunda gran ofensiva, o "asalto revolucionario" que liquidara de una vez los elementos capitalistas, o pequeñoburgueses. Por el otro, los que buscaron avanzar hacia metas socialistas a través de la NEP. Estas cuestiones son, en buena medida, el nudo de los problemas que enfrentó la Revolución rusa. ¿Cómo avanzar hacia el trabajo colectivo y la socialización desde formaciones sociales que involucran a millones de pequeños y medianos propietarios? ¿Cómo articular estas relaciones de producción y cambio con la economía estatizada? ¿Y cómo avanzar hacia el socialismo desde la misma economía estatizada? Gran parte de los debates, tensiones y luchas que se dieron en el seno del Partido Bolchevique y el Estado soviético estuvieron atravesadas por estas cuestiones cruciales. Cuestiones que, bajo formas diferentes, se reprodujeron luego en otras revoluciones triunfantes que se consideraron socialistas. De ahí el interés general que tiene el análisis de la experiencia rusa.

Lenin sobre estatización, socialización y cooperativas

A fin de progresar en la comprensión de lo que sigue, hay que tener presente la diferencia que establecía Lenin (y compartía el Partido) entre estatización y socialización, y las dificultades para el avance del socialismo que presentaba la estructura social de la Rusia postrevolucionaria.

La diferencia entre estatización y socialización fue subrayada en varios escritos del líder soviético. En el “Infantilismo de ‘izquierda’ y la mentalidad pequeñoburguesa”, de mayo de 1918, y polemizando con las corrientes ultraizquierdistas (su máximo referente entonces era Bujarin), Lenin planteó que la nacionalización o confiscación de los medios de producción dependía de las decisiones del poder revolucionario. Pero pasar a la socialización no era una cuestión de decisión, sino de correlación de fuerzas y de aprendizaje y educación práctica en la tarea. Esto porque la socialización significaba el control y administración efectiva de la economía por las masas trabajadoras. Por eso, “[l]a diferencia entre la socialización y la simple confiscación está en que es posible confiscar solo con ‘decisión’, sin la capacidad de calcular y distribuir correctamente, mientras que sin esta capacidad no se puede socializar” (Lenin, 1918a)

Poco antes, y en el mismo sentido, se había referido a la implantación de la Ley del Control Obrero diciendo que esta “no hace más que empezar a funcionar y no hace más que empezar a penetrar en la mente de amplios sectores del proletariado”, pero para hacerse efectiva "no basta con la Ley" (Lenin, 1918b). Por eso reconocía que en las empresas que se habían confiscado “no hemos logrado todavía implantar el registro y el control” (ídem). Una de sus conclusiones era la necesidad de incorporar especialistas burgueses, incrementar la disciplina y copiar formas de organización del trabajo (incluido el taylorismo) de las empresas capitalistas.

No vamos a discutir aquí si esas medidas eran apropiadas, pero lo que nos interesa remarcar es la conciencia de que la socialización era un proceso a conquistar, que no podía lograrse con medidas administrativas. De ahí también la preocupación ante la tendencia a delegar la participación en los soviets: “Debemos trabajar infatigablemente para desarrollar la organización de los soviets y el poder soviético. Existe una tendencia pequeñoburguesa de transformar a los miembros de los soviets en ‘parlamentarios’, o si no en burócratas. Debemos luchar contra esto haciendo participar a todos los miembros de los soviets en la labor práctica del gobierno” (Lenin, 1918b).

La cuestión se planteaba en términos todavía más agudos cuando no se trataba de grandes unidades productivas, sino de los millones de pequeños productores, principalmente campesinos. En 1918 Rusia era un país de pequeños campesinos, la enorme mayoría “pequeños productores de mercancías” (1918a). Este elemento pequeñoburgués representaba la principal amenaza interna al socialismo, ya que espontáneamente generaba diferenciación social y capitalismo, y se resistía a toda intervención del Estado (Lenin, 1918a). Sin embargo, el campesinado no podía desaparecer por decreto, por decisión “desde arriba”. ¿Cómo organizar entonces el trabajo y la distribución entre millones de trabajadores pequeño-propietarios (además de los campesinos, había que tener en cuenta a los pequeños productores artesanos), si el socialismo debe ser una construcción consciente de las mismas masas trabajadoras? De ahí que Lenin propusiera formas intermedias de capitalismo de Estado, como la organización de cooperativas de consumidores (véase textos citados)

Esta política fue interrumpida durante la guerra civil, para ser retomada y profundizada con la NEP. En el X Congreso, Lenin afirmaba: “…en un país donde la inmensa mayoría de la población son pequeños productores agrícolas, solo es posible llevar a cabo una revolución socialista a través de una serie de medidas transitorias especiales…” (1921a). Para lo cual era necesario tiempo: “… la labor de transformar al pequeño agricultor, de trastocar su psicología y sus hábitos, es obra de generaciones. Solo la base material, la maquinaria, el empleo en gran escala de tractores y otras máquinas en la agricultura, la electrificación de todo el país, puede transformar de raíz y con enorme celeridad la psicología del pequeño agricultor. Esto es obra de generaciones enteras, pero no digo que hagan falta siglos”. "Cambiar la psicología y los hábitos del campesino", se ve aquí una preocupación por avanzar con millones de productores, no contra ellos. En todo esto subyace la idea de una evolución reformista: "En el momento actual, lo nuevo para nuestra revolución es la necesidad de recurrir a un método 'reformista', gradualista, prudentemente indirecto, de actividad en las cuestiones fundamentales de la construcción económica" (Lenin, citado por Cohen).

Por eso también la necesidad de permitir el intercambio comercial, que en su programa de 1918 casi no figuraba. En este marco, afirmaba: “Debemos esforzarnos por atender las demandas de los campesinos que no están satisfechos, que tienen motivos para estar descontentos. Debemos decirles: ‘Esta situación no se puede prolongar por más tiempo’". En otro texto del mismo período, “El impuesto en especie”, enfatiza la necesidad de encauzar a la pequeña producción hacia el capitalismo de Estado (Lenin, 1921b). En un saludo enviado al Pravda, en 1922, escribía: "Mi deseo es que en los próximos cinco años conquistemos pacíficamente no menos que conquistamos antes con las armas" (citado por Cohen). Y poco antes de morir insiste en que el gobierno soviético debía ayudar, con suministros industriales y créditos, a los campesinos pobres y medios a avanzar hacia cooperativas. A diferencia de los escritos de 1918, donde solo se mencionan las cooperativas de consumo, ahora las cooperativas de producción pasan a ser centrales. Ellas servirían para generar una cultura solidaria, y permitirían mostrar, en la práctica, las ventajas del trabajo en común. El ingreso del campesino sería voluntario y las cooperativas debían ser reales, no máscaras detrás de las cuales se ocultara la propiedad colectivizada. Por eso, organizar a la población en cooperativas demandaría “toda una época histórica”; en el mejor de los casos, “una o dos décadas”, y debería ser acompañada por una “revolución cultural”, entre otras razones porque el analfabetismo llegaba al 65% de la población (véase Lenin, 1923).

NEP y democracia soviética

Una de las cuestiones que posiblemente más llaman la atención al leer los escritos leninistas del período de la NEP, es que los mismos no articulan la propuesta de avanzar voluntaria y paulatinamente hacia formas cooperativas, con el giro hacia un régimen represivo, marcado por la supresión de fracciones organizadas al interior del Partido, de las elecciones libres en los soviets, y la represión al Kronstadt. Naturalmente, el punto de partida del razonamiento es materialista. Lenin no se engaña acerca de la importancia de la infraestructura tecnológica y productiva para la transformación de la pequeña economía campesina. Pero esa transformación, según el mismo Lenin, tenía que ser acompañada por una "revolución cultural" y las demandas campesinas debían ser atendidas. La pregunta entonces es cómo podría haber una "revolución cultural", cómo podían escucharse y atenderse las demandas de los campesinos (y de los obreros) sin libertad de discusión y participación de partidos políticos en los soviets

Este aspecto de la cuestión, que había estado en el centro de las demandas de Kronstadt y de asambleas obreras en Moscú y Petrogrado, es pasado por alto en la formulación de la NEP en 1921-2. Pero entonces el control del Estado sobre el mercado, que preveía la nueva política, no podría basarse en la acción colectiva de los productores. En otras palabras, en los papeles se sostenía que los campesinos debían hacer su experiencia y comparar los resultados de sus explotaciones individuales con los de las cooperativas. Pero para hacer la experiencia y comparar, es necesario que haya libertad de discutir y comparar propuestas y experiencias. Lo cual parece imposible si se ahoga la democracia en los organismos básicos del poder soviético. Según Lenin, y las resoluciones oficiales del Partido y el Gobierno, el centro de gravedad debía desplazarse "hacia la labor pacífica de organización 'cultural'". Sin embargo, este nuevo eje exigía entonces, imperiosamente, la profundización de la democracia soviética, que las resoluciones de 1921 restringían.

Pero a su vez, al suprimirse los mecanismos de la democracia socialista, se potenciaban los burocrático-administrativos. En este respecto, los últimos escritos de Lenin también evidencian preocupación por la creciente burocratización en todas las instancias del Estado. Así, en el XI Congreso del Partido, admite que en Moscú, por ejemplo, 4700 comunistas responsables eran dirigidos, en la realidad, por una "gran máquina burocrática", con mayor cultura y capacidad en la administración (1922b). Para referirse a los burócratas Lenin utilizaba el término chinóvnik, que entre los bolcheviques designaba un burócrata de Estado en el sentido más despreciable de la palabra (Cohen). Sin embargo, esa"montaña de burocracia" (Lenin)no podría ser derrotada si se cerraban las exclusas a la participación democrática de las masas trabajadoras en los soviets. El aspecto político  -control de las masas trabajadoras- contemplado en la formulación de la NEP era decisivo para que la libertad de mercado no derivara en capitalismo abierto. Pero para ello se requería volver a las ideas de la democracia soviética, que el mismo Lenin había formulado en "El Estado y la revolución", en 1917. Si, por el contrario, se pretendía controlar esas tendencias mediante intervención administrativa del Estado, se alimentaría al chinóvnik. Por eso el Partido, y menos todavía su fracción dirigente, podían sustituir a la clase obrera, ni cubrir con medidas administrativas, las debilidades de la alianza de los campesinos, sin fortalecer, objetivamente, a la naciente burocracia.

Los resultados de la NEP

La NEP permitió reconstituir la economía. En 1926-7 la producción industrial era un 8% superior a la de 1913 (Nove, 1973); Wheatcroft, Davies y Cooper (1986), la ubican entre un 2 a 6% por encima (y un año después 18 a 23% más elevada), o sea, unas tres veces superior al nivel 1921-2. La producción de pequeña escala, en su mayor parte artesanal, era aproximadamente igual, en 1926-7, al nivel de 1913. La de granos era 4% menor que la de 1913 (Nove). Según Wheatcroft, Davies y Cooper, en la segunda mitad de los 1920 la producción de granos estaba más de un 5% por debajo del promedio 1909-13, y más de un 20% por debajo de la cosecha excepcional de 1913. El número de caballos en 1928 era menor un 14% que en 1914 y el de vacas y cerdos 7% y 10%, respectivamente, mayor. Sin embargo, de conjunto la producción agrícola era más elevada porque la producción de cultivos industriales, vegetales y patatas compensaba la declinación del grano. Por otra parte, la mejora en la calidad y composición de los rebaños parece haber incrementado la productividad. Según Wheatcroft, Davies y Cooper, la producción agrícola de conjunto, en 1928, era un 10 a 12% superior que el promedio 1909-13. En lo que respecta a la inversión en viviendas, construcciones rurales y ganado, el nivel de 1926-7 era algo menor que el de 1913. La inversión en la industria, en cambio, superaba ostensiblemente el nivel de preguerra. Wheatcroft, Davies y Cooper concluyen que la economía de la NEP, alrededor de 1928, era dinámica, aunque con importantes limitaciones (ver más abajo). La NEP también dio lugar al restablecimiento del rol del dinero y hubo un mercado relativamente amplio; entre 1923-4 y 1926-7 el comercio se multiplicó por 2,5. La mejora en la situación económica hizo a la NEP más digerible, a los ojos de muchos bolcheviques (véase Cohen). Aunque hay que destacar que la mejora de la industria, y la producción en general, que se produjo hasta 1926, fue la parte fácil, ya que se hizo en buena medida utilizando capacidad ya instalada. Este límite estaría en el centro de las crecientes dificultades de la NEP (véase más abajo).

Bibliografía:

Avrich, P. (2004): Kronstadt 1921, Buenos Aires, Utopía Libertaria.
Cohen, S. (1976): Bujarin y la revolución bolchevique. Biografía política 1888-1938, Madrid, Siglo XXI.
Davies, R. W. y S. G. Wheatcroft (2009): The Years of Hunger: Soviet Agriculture 1931-1933, Palgrave Macmillan, Nueva York.
Deutscher, I. (1979): Trotsky, le prophète désarmé, Paris, Christian Bourgois.
Lenin, N. (1918a): "Left-Wing Childishness", https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1918/may/09.htm.
Lenin, N. (1918b): ""The Immediate Tasks of the Soviet Government", https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1918/mar/x03.htm.
Lenin, N. (1921a): "Tenth Congress of the R.C.P.(B)", https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1921/10thcong/index.htm.
Lenin, N. (1921b): "The Tax in Kind", https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1921/apr/21.htm.
Lenin, N. (1922a): “Role and Functions of the Trade Unions Under the New Economic Policy”, https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1921/dec/30.htm.
Lenin, N. (1922b): “Eleventh Congress of the R.C.P.(B)”, https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1922/mar/27.htm.
Lenin, N. (1923): “On Cooperation”, https://www.marxists.org/archive/lenin/works/1923/jan/06.htm.
Nove, A. (1973): Historia económica de la Unión Soviética, Madrid, Alianza Editorial.
Trotsky, L. (1974): Stalin, el gran organizador de derrotas. La III Internacional después de Lenin, Buenos Aires, Yunque.
Wheatcroft, S. G.; R. W. Davies y J. M. Cooper (1986): “Soviet Industrialization Reconsidered: Some Preliminary Conclusions about Economic Development between 1926 and 1941”, Economic History Review, XXXIX, pp. 264-294.

rolando - postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 17:53:16
postaporteñ@_______________________________

62 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial

Servindi, 28 de enero, 2016

El aumento descontrolado de la desigualdad ha creado un mundo en el que tan sólo 62 personas poseen tanta riqueza como 3.600 millones de personas, la mitad de la población mundial, según advierte Oxfam (Oxfam Intermón en España) en su informe Una economía al servicio del 1%, publicado este año a nivel internacional. Según Oxfam, hace cinco años esta cifra ascendía a 388 personas.

A dos días de la reunión anual de líderes políticos y económicos en Davos (Suiza), el informe pone de manifiesto que, desde 2010, los ingresos de la mitad más pobre de la población se han reducido en un billón de dólares, lo que supone una caída del 38%. Mientras, la riqueza de las 62 personas más ricas del planeta ha aumentado en más de 500.000 millones de dólares

La predicción que Oxfam realizó antes de la reunión de Davos del año pasado, de que en poco tiempo el 1% poseería más riqueza que el resto de la población mundial, se ha cumplido en 2015, un año antes de lo esperado

“Se ha hablado mucho de desigualdad, pero se ha hecho muy poco todavía. No podemos seguir permitiendo que cientos de millones de personas padezcan hambre cada día mientras que las élites económicas absorben los recursos que deberían ayudar a estas personas a tener una vida segura y digna”, explica José María Vera, director general de Oxfam Intermón.

Oxfam hace un llamamiento para que se tomen medidas urgentes contra la crisis de la desigualdad extrema, que pone en peligro todo el progreso realizado a lo largo de los últimos 25 años en la lucha contra la pobreza.

El informe también muestra cómo la desigualdad afecta de manera desproporcionada a las mujeres; de las 62 personas más ricas del mundo, 53 son hombres y tan solo 9 son mujeres.

La mayor desigualdad de ingresos condiciona el acceso de las mujeres a servicios sanitarios, educación, participación en el mercado laboral y representación en las instituciones.

También se ha demostrado que la brecha salarial entre hombres y mujeres es mayor en sociedades más desiguales, y que la mayoría de los trabajadores peor remunerados del mundo son mujeres, desempeñando los empleos más precarios.

La fuga hacia los paraísos fiscales, en alza

La fuga de recursos hacia paraísos fiscales juega un papel clave en el crecimiento de la desigualdad.

Se estima que, en todo el mundo, la riqueza individual oculta en paraísos fiscales alcanza los 7,6 billones de dólares, lo que supone una pérdida de 190.000 millones de dólares más cada año en ingresos fiscales para los Gobiernos que destinar a la educación y salud de los más pobres.

Por otra parte, la inversión empresarial en paraísos fiscales se ha multiplicado casi por cuatro entre 2000 y 2014, y supone unas pérdidas de al menos 100.000 millones de dólares al año para los países en desarrollo.

La utilización de los paraísos fiscales por parte de grandes empresas para reducir su contribución fiscal se ha convertido en un problema sistémico.

No son sólo unas pocas “manzanas podridas” sino una práctica generalizada en diferentes sectores económicos –extractivas, sector textil, financiero, tecnológico.

Nueve de cada diez de las empresas más grandes del mundo, entre ellas las que apoyan esta edición del Foro Económico Mundial, están presentes en al menos un paraíso fiscal.

“Las empresas multinacionales y las élites económicas juegan con unas normas distintas al resto, aprovechando todos los resquicios posibles para evitar pagar lo que es justo.

El hecho de que 188 de las 201 mayores empresas estén presentes en al menos un paraíso fiscal es un indicador claro de que es hora de actuar.

Es una responsabilidad de los Gobiernos evitar esta elusión fiscal masiva, y es responsabilidad de las empresas no utilizar los resquicios legales para aumentar sus beneficios sin pagar impuestos", continúa Vera.

De hecho, el 30% del patrimonio financiero de África se encuentra en paraísos fiscales, lo que hace perder al continente al menos 14.000 millones de dólares al año en impuestos no recaudados.

Esta cantidad sería suficiente para garantizar la atención sanitaria a madres y niños, lo cual podría salvar la vida de cuatro millones de niños al año, y permitiría contratar a profesores suficientes para escolarizar a todos los niños y niñas africanos.

En Latinoamérica, la región más desigual del mundo, la evasión y elusión fiscal es también una de las causas que favorecen la extrema concentración de riqueza.

Se ha estimado que solo en el 2014, la evasión en el impuesto sobre la renta y los beneficios empresariales costó a Latinoamérica el equivalente al 4% del PIB bruto de toda la región, más de 175 mil millones de euros.

Por eso Oxfam hace un nuevo llamamiento para acabar con la era de los paraísos fiscales como un paso fundamental para abordar la reducción de la desigualdad.

Las medidas que se han tomado hasta ahora han sido insuficientes, es hora de poner en marcha un grancompromiso entre todos los gobiernos recuperar estos recursos que se escapan a través del abuso de los paraísos fiscales es vital para poder invertir en la atención sanitaria, educación y otros servicios públicos esenciales que determinan la suerte de las personas más pobres del mundo.

La brecha entre ricos y pobres continúa aumentando en España

En España, el 1% de la población concentra más riqueza que el 80% más pobre. En 2015, mientras el patrimonio de las 20 personas más ricas del país se incrementó un 15%, la riqueza del 99% restante de la población cayó un 15%.

Los presidentes de las empresas del IBEX35 cobran ya 158 veces más que el salario de un trabajador medio.

El incremento de la desigualdad en nuestro país se debe principalmente a la combinación de una enorme brecha salarial con una un sistema fiscal regresivo que grava poco a los que más tienen. 

Los presidentes de las empresas del IBEX35 cobran 158 veces más que un trabajador medio.

La fuga de recursos hacia paraísos fiscales no ha cesado en los peores momentos de la crisis. La inversión desde España hacia paraísos fiscales creció un 2000% el 2014.

Oxfam denuncia que con lo que se pierde con esta fuga se podrían financiar políticas públicas como garantizar la atención a más personas en situación de dependencia, teniendo en cuenta que 400.000 están en lista de espera.

La desigualdad no es inevitable, pero quienes tienen la capacidad de cambiar las cosas deben marcarse objetivos claros.

El futuro Gobierno y el nuevo Congreso tienen la oportunidad de hacer historia, priorizando la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

Oxfam Intermón hace un llamamiento para en los primeros cien días de gobierno se ponga en marcha una Ley contra la Evasión Fiscal que contribuya también a nivel global a que esta era de los paraísos fiscales llegue a su fin.

Acceda al informe completo:

Fuente: Oxfam Intermón:

 http://www.oxfamintermon.org/es/sala-de-prensa/nota-de-prensa/oxfam

-denuncia-que-ya-solo-62-personas-poseen-misma-riqueza-que-mitad-

- postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 17:06:18
postaporteñ@_______________________________

Haití | Martelly logró la difícil hazaña, unificar al pueblo haitiano

Unificarlo en su contra. El rechazo unánime de los candidatos opositores a la instancia electoral del 24 de enero, la renuncia de varios integrantes del Comité Electoral Provisorio dejando a ese organismo inhabilitado, y las manifestaciones masivas que desbordan todo posible control policial, forzaron la suspensión de esa farsa programada para la continuidad del régimen, lo que lo deja acorralado.

La enorme fragmentación política haitiana, como cuarenta partidos y demás, es un gran obstáculo en la lucha actual contra la dictadura duvalierista de Martelly, que está sostenida explícitamente además por Naciones Unidas y su intervención armada, la OEA, la Unión Europea, y varios organismos ad hoc del nuevo estilo de "imperialismo colectivo".

Esa fragmentación, el "todos quieren ser presidente" del que hablaba el escritor Jacques-Stephen Alexis, puede ser producto de una condición de la sociedad haitiana que es medio rara para nosotros. Diez millones, pero solamente unos 300.000 trabajadores asalariados. Una gran supervivencia de la economía familiar campesina debido a la dificultad de implantar un capitalismo típico en esa sociedad en que los esclavos que se liberaron a sí mismos, pero también la ruina de esa economía tradicional en esta época de capitalismo globalizado, traen este país muy pobre, desigual y polarizado, esta isla de África en el Caribe, en un enclave sensible que forma parte de Nuestra América, con una red de vínculos a su historia y su lucha

El fracaso de la construcción allí de un estado neo-colonial moderno y estable al mismo tiempo, de una “China de bolsillo” para la inversión capitalista, llevó a montar ese reciente experimento de una intervención armada multilateral “estabilizadora” iniciada hace doce años, con la invasión que derrocó y secuestro al presidente Aristide

Llenaron de pólvora el barril y se sentaron encima. Terminó pasando lo que en algún momento iba a pasar, la única novedad es que fue la obcecación de Martelly en aferrarse al sillón lo que encendió la mecha, aunque en realidad esa obcecación es a su vez producto de las dificultades de generar un recambio manso y seguro en esa sociedad terriblemente polarizada

No podemos decir desde acá lo que pasará allá, pero no parece ser que venga por ese llamado que ahora hacen los “ocho candidatos opositores” a evitar el “triunfalismo”. Más bien parece ser al revés; si las cosas van por el camino que tradicionalmente han recorrido las insurrecciones proletarias, habrá que profundizar y extender el avance todo lo que pueda, como única forma de no perder luego en la liga lo que se gana en la cancha

Haití siempre anduvo con el paso cambiado respecto de nuestro continente, en paralelo pero en contrafase.

El experimento neo-colonial haitiano empezó en simultánea con el ciclo de regímenes pos neoliberales en nuestro continente, socialdemócratas, socialiberales, y/o nacionalistas. La arquitectura del proyecto incluía una cuota sub-imperial para algunos de ellos. La hermandad continental empezaba con el abuso del hermano menor. Eso fue hace poco más de una década

Ahora ambas partes entran en crisis en simultáneo, y el derrumbe del experimento neo-colonial haitiano encuentra  a este sostén sub-imperial de ocasión demasiado comprometido con los problemas internos de cada una de sus variantes, como para andarse comprando nuevos problemas. Dejarán al hermano problemático librado a sí mismo.

No va a ser tan sencillo, porque el orden imperialista sigue necesitando la continuidad de esa isla-prisión para los haitianos en su propio país. Ya no tiene con qué pagar la tercerización mercenaria, pero les sigue reclamando a esos regímenes los servicios comprometidos.

Como siempre, los cipayos uruguayos creerán ver aquí una nueva oportunidad de mostrar su “diferencial”, pero se les va a complicar.

Se les va a complicar porque se complicó en Haití. Los servicios mercenarios del Estado uruguayo son una oferta sustitutiva a las exportaciones tradicionales, que ahora atraviesan tiempos difíciles. Se apoyan en el interés corporativo de la “familia militar”, que el régimen actual respeta merced a su pacto estratégico de convivencia. El problema es que “nuestros soldados de la patria” no están para las duras, no quisieron ir a África central porque no están preparados para las guerras de verdad.

Pero ahora, si Haití estalla como África no va a ser un destino cómodo para los MINUSTURISTAS.

Hace un mes parlamento uruguayo volvió a prorrogar la presencia de tropas en Haití. En forma completamente irresponsable dieron por bueno que el "proceso electoral" culminaría. El subsecretario de Defensa Jorge Menéndez adujo el concepto racista de que no podía esperarse en Haití un proceso democrático "como el uruguayo". En realidad el espejo haitiano refleja lo que fue el proceso dictatorial uruguayo en 1973, como lo dijo el propio Luis Almagro cuando era canciller, cuando junto con Mujica declararon que Uruguay no sería guardia pretoriana de una dictadura.

No será gracias a ellos, si Uruguay deja mañana de cumplir ese rol. Será porque ese rol pronto dejará de ser gratuito

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1545 - 2016-01-26 17:30:31
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] [837] Siguiente