Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Brasil /?Es hora de organizar el partido de las luchas reales?

Entrevista a  Plínio de Arruda Sampaio Júnior, economista y profesor de la Unicamp

Alexandre Haubrich * | Correio da Cidadania

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

El cierre de un año turbulento, marcado por una infinidad de crisis, exige el análisis del cuadro general y una reflexión sobre sus causas y consecuencias. A continuación, editamos los pasajes más destacados de la entrevista que el periodista Alexandre Haubrich le realizara a Plínio de Arruda Sampaio Júnior, economista y profesor da Unicamp (Universidad Estadual de Campinas). En ella, Plinio analiza la coyuntura política económica de 2015, debate la actual crisis de la izquierda recurrente del quiebre del pacto lulista, y propone la unidad en torno del “partido de las luchas reales”. (Redacción de Correspondencia de Prensa)

- ¿Cuáles las diferencias más importantes entre el inicio del segundo gobierno Dilma y los tres primeros gobiernos del PT?

El segundo gobierno Dilma sufre las consecuencias de las graves contradicciones acumuladas en los tres gobiernos anteriores. Los problemas de agravaron por la metástasis de la crisis económica y por la absoluta falta de liderazgo y creatividad de la presidente. El agotamiento del ciclo de crecimiento impulsado por la bola especulativa internacional destruyó las bases del llamado neodesarrollismo, dejando como legado una crisis económica de gran envergadura y difícil solución.

El fin de la “paz social”, cuyo marco puede ser asociado a las revueltas urbanas que paralizaron el país en 2013, solapó el apoyo del llamado lulismo, desatando una monumental crisis política institucional, cuya esencia radica en el quiebre espectacular del sistema de representación que sustentaba la Nueva República. Las falsas soluciones del modo petista de gobernar explotaron en las manos de Dilma, probando que es imposible resolver problemas fundamentales de la sociedad sin enfrentar sus causas estructurales, la segregación social y la dependencia externa. La fantasía construida por Lula se deshizo en las manos de Dilma.

- ¿El segundo gobierno de Dilma te sorprende?

Para quien observa la realidad desde una perspectiva crítica, era previsible que, para la clase trabajadora, el segundo gobierno Dilma sería más desastroso que el primero. La campaña de 2014 fue una disputa cerrada entre candidatos comprometidos con el status quo, donde cada uno buscaba calificarse delante de la burguesía nacional e internacional como el mejor apto para hacer el “ajuste” de la economía y de la sociedad bajo las exigencias del capital en tiempos de crisis económica mundial.

Cuando la Dilma candidata decía que no haría el “ajuste” contra los trabajadores ni que la vaca tosiese, camuflaba sus compromisos con los dueños del poder. Su programa electoral se encuadraba integralmente en la agenda liberal. Las grandes constructoras, mineras, empresas de agronegocios e instituciones financieras sabían de eso y no ahorraban recursos para financiar su elección. Tampoco le faltó apoyo de la comunidad internacional (eufemismo para designar el imperialismo). Por tanto, era previsible que Dilma estaba comprometida hasta el pescuezo con el “ajuste neoliberal”. Reconozco, sin embargo, que no esperaba una rendición tan rápida a la pauta reaccionaria, su patente cobardía y su total falta de sensibilidad para con el sufrimiento de los trabajadores.

- ¿Cuál es el momento de inflexión que llevó a la ofensiva conservadora que hemos visto en la sociedad brasileña?

La giñada conservadora fue doblemente condicionada. Por un lado, la sociedad brasilera recibió los eventos del “régimen de austeridad” que se impuso sobre el mundo capitalista a partir de 2010. La “solución norteamericana” para la crisis económica supone una brutal ofensiva sobre el trabajo con los retrocesos democráticos correspondientes. El deterioro del nivel tradicional de vida de los trabajadores requiere de un padrón de dominación más duro y autoritario. No por casualidad, las calificadoras internacionales de riesgo incluyen en su análisis la presencia o no de leyes antiterroristas que criminalizan la lucha social. Por otro lado, el giro conservador responde a la necesidad de contener los vientos de cambios provocados por las revueltas urbanas de 2013.

La polarización de la lucha de clases, provocada por el agotamiento del ciclo de crecimiento y por la quiebra del lulismo, queda patente cuando se observa el contenido de la lucha de clases. Para los de abajo, el “mejorismo” de los años Lula fue poco. La juventud fue a la calles para exigir políticas sociales y reformas democráticas. Para los de arriba, el “mejorismo” petista fue mucho. Sintiendo que sus privilegios seculares pueden ser amenazados, la plutocracia brasilera muestra los dientes y afilas sus uñas.

La clase dominante sabe que el ajuste ortodoxo implica grandes sacrificios para la población y ve con miedo la emergencia del pueblo en la historia. Juventud luchando por la movilidad urbana, estudiantes ocupando aulas para exigir enseñanza pública, trabajadores haciendo huelgas por salarios y derechos, indios luchando por su tierra y sus ríos, protestas contra la falta de agua, sin techos ocupando terrenos, etc. Todo eso es altamente subversivo y aterroriza a las clases dominantes.

- ¿Cuáles las raíces de las crisis económica y política? ¿Alguna vino antes de la otra?

Las crisis económicas y políticas se condicionan recíprocamente, pero poseen dinámicas propias no pueden ser reducidas una a la otra. La crisis económica es determinada en última instancia por la necesidad de “ajustar” la economía brasilera a una posición todavía más subalterna en la división internacional del trabajo. La crisis política, evidencia la quiebra del sistema de representación y es determinada por el fin de la “paz social”.

La primera queda patente con el fiasco del llamado neodesarrollismo. Donde una nueva rodada de modernización de los padrones de consumo, profundizó el carácter subdesarrollado y dependiente de la economía brasileña. La segunda es caracterizada el agotamiento del “mejorismo” lulista, cuya esencia consistía en aprovechas el pequeño aire generado por el crecimiento económico para reforzar las políticas asistencialistas y mitigar (no revertir) el proceso de concentración de ingreso característico del modelo económico brasilero.

La crisis política extrapola el problema de la crisis insoluble del gobierno Dilma. Es el régimen instaurado en la Nueva República que ya no agrada a los de abajo, que exigen que las promesas de la Constitución Ciudadana sean cumplidas; ni a los de arriba, que precisan erradicar lo que resta de contenido democrático de la Carta de 1988 para tener condiciones de profundizar la reversión neocolonial exigida por el ajuste liberal.

- ¿Cuál es la mejor forma de que los trabajadores y la izquierda se organicen para enfrentar tanto el avance conservador como en general el ajuste fiscal?

La lucha de clases se polariza entre dos partidos: el partido del “ajuste” y el partido “contra el ajuste”, el polo conservador y el polo de la transformación democrática. Las formas más eficaces de frenar la ofensiva del capital serán definidas concretamente en el proceso de la propia lucha. Algunas directrices generales, no obstante, pueden ayudar a la tarea de la reorganización de la clase trabajadora.

Para vencer al partido del “ajuste” es preciso, en primer lugar, salir de la trampa que reduce la política a las opciones binarias, dejando a la sociedad brasilera entre la cruz y la calderita, la opción del ajuste duro y franco y la opción del ajuste un poco menos duro y disimulado. En tanto el horizonte político siga monopolizado por las propuestas del orden liberal, el radio de maniobra de los trabajadores es mínimo. Para salir de ese antro estrecho, es preciso dejar de lado cualquier ilusión de una vida mejor sin romper con los parámetros del orden global.

Esto coloca la necesidad de radicalizar la crítica y crear instrumentos políticos necesarios para el cambio. Es el proceso de lucha y aprendizaje que hace avanzar la constitución de un sujeto histórico capaz de abrir nuevos horizontes para la sociedad. En términos prácticos, los trabajadores precisan comprender que para derrotar el ajuste, precisan derrotar la política económica, precisan derrotar el modelo económico, precisan cambiar las bases del Estado brasilero y crear alternativas económicas concretas. No es una tarea fácil, pero es la tarea histórica que se coloca (…)

- ¿Cómo ves la formación de los frentes como el Pueblo Sin Miedo y el Brasil Popular, en la actual coyuntura?

La iniciativa del Pueblo Sin Miedo de organizar a la población para enfrentar el ajuste neoliberal es positiva, pero insuficiente. El ajuste no es una política del ministro Levy que puede eventualmente ser derrotada con su sustitución (1) por un nombre más potable. Es un engaño imaginar que el gobierno Dilma esté en disputa. Dilma está totalmente sometida al gran capital y actúa de acuerdo con los dictámenes del ajuste neoliberal.

Por tanto, es imposible estar contra el ajuste y apoyar veladamente al gobierno. El hecho de que Dilma sea un “mal menor” comparada a Aécio (Neves) y Temer no cambia en nada la situación. Si los que combaten el ajuste quedan presos de la disyuntiva del “mal menor”, el partido “contra el ajuste” -el partido de las víctimas del capitalismo- no tiene como afirmarse como una referencia capaz de abrir nuevos horizontes para la sociedad brasileña. Los que luchan contra el ajuste no pueden quedar rehenes del Estado.

El Frente Brasil Popular es una iniciativa desesperada de los petistas para intentar salvar a Dilma. Compuesto de movimientos sociales y sindicatos enroscados al Estado, el Frente no dio ninguna señal de vigor para liderar grandes movilizaciones de masas. El agravamiento de la crisis económica y del desempleo debe disminuir todavía más su capacidad de convocatoria. No creo que consigan ir más allá de un amague.

- ¿Qué alternativas ofrecer hoy a los partidos de izquierda y movimientos sociales? ¿Están prontos para hacer ese enfrentamiento?

La izquierda precisa organizar a los trabajadores para resistir la nueva ofensiva del capital y crear una alternativa al capitalismo. Sin lucha, el costo de la crisis será volcado en las espaldas de los trabajadores. Sin grandes transformaciones sociales, no hay como evitar el avance de la barbarie. Lo fundamental es crear una fuerza política para que la economía y la sociedad sean organizadas en función de las necesidades efectivas del conjunto de la población.

El punto de partida es superar cualquier ilusión de que los problemas graves de la población brasileña pueden ser resueltos con crecimiento y “mejorismo”. El crecimiento y el “mejorismo” mitigan los problemas del pueblo, pero son funcionales a la reproducción del subdesarrollo y de la dependencia. El compromiso de la izquierda es con la “revolución brasilera”.

- ¿La socialdemocracia en Brasil llegó a su límite?

La socialdemocracia no llegó al límite porque ella en verdad nunca existió en Brasil. No hay bases objetivas y subjetivas para una política reformista en Brasil. De un lado, el capitalismo brasilero depende de un padrón de acumulación que se sustenta en la superexplotación del trabajo y en la presencia dominante del capital internacional. En esas condiciones, no hay espacio para políticas que pretendan enfrentar la segregación social y la dependencia externa, las dos causas fundamentales de los males del pueblo. De otro lado, la sobrevivencia del capitalismo dependiente requiere de un padrón de acumulación que funciona como una democracia restringida, herméticamente cerrada a las demandas de las clases populares.

En tales circunstancias, no hay espacio real para que la lucha política institucional avance al punto de poner en riesgo las estructuras del capitalismo dependiente: la segregación social y la dominación imperialista. La intolerancia en relación a la movilización del conflicto social como forma de conquista de los derechos colectivos -la esencia de un régimen político democrático- cierra las puertas a cualquier tipo de experiencia reformista.

En Brasil, el compromiso de la burguesía con la democracia acaba en el momento en que ella pone en riesgo sus privilegios. El “mejorismo” de Lula pasó muy lejos de cualquier propuesta socialdemócrata. Lula no reformó nada. Su gobierno profundizó el subdesarrollo. El PT representa la “izquierda” del orden, el orden comprometido con la reproducción del capitalismo dependiente.

- ¿Cuáles son los elementos que ya tenemos para desencadenar la Revolución Brasilera y cuáles nos faltan?

La revolución brasilera está en curso. Ella es impulsada por las luchas reales de todos los que se baten con intransigencia contra la intolerancia de los ricos en relación a cualquier cambio que amenace sus privilegios. En perspectiva histórica, ella debe ser entendida como el desenlace de un largo proceso histórico, impulsado por la necesidad de concluir la larga transición del Brasil-Colonia de ayer al Brasil-Nación de mañana. Su punto culminante es la superación definitiva de las estructuras económicas, sociales, políticas y culturales responsables por los dolores del pueblo (…)

Las condiciones objetivas que determinan la revolución brasilera ya están maduras hace algún tiempo y quedan patentes en la relación perversa entre desarrollo capitalista y reversión colonial. En otras palabras, es la absoluta incapacidad de la burguesía brasilera en defender los intereses nacionales y resolver los problemas fundamentales de la población lo que pone a la revolución brasilera en el orden del día. La revolución social es el único medio de evitar la barbarie.

Las condiciones subjetivas de la revolución brasilera todavía faltan construirse. El sujeto de la revolución está ahí para quien lo quiera ver. Son los trabajadores sin tierra que luchan por un lugar al Sol, son los sin techos que luchan por vivienda, son los estudiantes y los profesores que defienden la escuela pública, y la juventud que exige movilidad urbana, son los indios que luchan por su sobrevivencia, son las mujeres que batallan contra la doble explotación, son los trabajadores que no aceptan el quite de derechos sociales. En fin, es el pueblo brasilero que lucha por una vida digna.

Las formas de la revolución también ya fueron esbozadas en la Jornadas de Junio de 2013. La fuerza propulsora de la transformación social es la revuelta avasalladora del pueblo contra sus opresores. Eso ya existe de manera difusa y fragmentada. Falta unificar los sujetos dispersos en torno de un programa revolucionario. Falta crear instrumentos políticos que permitan transformar la energía difusa de las masas inconformes en fuerza política condensada. Falta organizar el partido de las luchas reales. Esto está siendo construido lentamente por todos los que luchan con intransigencia en defensa de los intereses estratégicos de los trabajadores. Es imposible prever cuando tal construcción sufrirá un salto de calidad. Si demora mucho, Brasil se hundirá en un dantesco mar de barro.

* Alexandre Haubrich es periodista de los sitios Jornalismo B y Jornal del Sintrajufe.

Nota de Correspondencia de Prensa

1) La entrevista fue realizada el 8 de diciembre de 2015 para el Jornal del Sintrajufe, unos días antes de que Joaquim Levy fuera remplazado por Nelson Barbosa como ministro de economía

- postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 20:53:43
postaporteñ@_______________________________

Tragedia de Once: un tío en los tribunales

Leonardo Menghini es tío de Lucas, el chico de 20 años encontrado muerto en una cabina dos días después del accidente. Pero también es abogado de la querella. En cada audiencia, se enfrenta a los 28 acusados de ser responsables de la muerte del hijo de su hermano mayor, Paolo, y de medio centenar de personas más

 23 de Diciembre de 2015

MLEWIN TN.com.ar

“Cuando encontraron el cuerpo, estábamos todos en la comisaría de la estación Once. Sabíamos dónde estaba Lucas, porque habíamos conseguido las grabaciones de la municipalidad de Merlo que mostraban que había entrado al cuarto vagón, o sea que ya no teníamos esperanzas de que apareciera con vida. Estábamos resignados”, recordó Leonardo Menghini, tío de Lucas, la víctima 51 de la tragedia. La vida de este hombre moreno, de 47 años cambió desde la muerte de su sobrino.

-¿Por qué decidió hacerse cargo de representar a la familia?

-Yo me dedico al derecho comercial. Después del entierro, nos dimos cuenta de que nos estábamos enfrentando a gente de mucho poder. Y que nos habían elegido para golpearnos, porque habíamos hecho pública nuestra posición.

“El motorman Andrada dijo que el tren tenía problemas de frenos y apareció con cuatro balazos en la espalda”

La cuestión era entonces en quién podíamos confiar que fuera incondicional. Mi hermano Paolo (Menghini, papá de Lucas) me preguntó si yo podía. Necesitábamos de alguien que no fuera a traicionar nuestra confianza. Me puse a estudiar derecho penal y llevé adelante la querella con la Doctora Leila, en representación de mi familia otras 10. Somos la número 3.

-¿Qué dificultades fueron las primeras que enfrentaron en la causa?

-Nos encontramos con que en 15 días se hizo la pericia, lo había pedido en un discurso Cristina Kirchner. Nosotros recién el 22 de marzo empezamos a vincularnos con otros familiares y el juez Claudio Bonadío ya había mandado hacer las pericias. La causa había avanzado sin darles vista a los familiares directos. Por eso nosotros empezamos a correr la pericia desde atrás, sin estar representados, esa fue la sensación que tuvimos.

-¿Hubo presiones a los testigos?

El peor antecedente es la muerte de Leonardo Andrada, el maquinista que le entregó el tren a Marcos Córdoba. Andrada dijo que la formación tenía problemas de freno y apareció muerto de cuatro balazos por la espalda. A partir de ese momento todos los testigos estuvieron condicionados.

-¿Qué opinión tiene sobre los estudios hechos por los peritos?

En la pericia se esconde la verdad. Había dos posturas bien claras y diferenciadas, la del ingeniero Juan Brito y la de los otros dos peritos oficiales, Néstor Luzuriaga y Díaz, que dicen que Córdoba no hizo nada para que el tren se detuviera.

“Había una capacidad económica real para que los trenes estuvieran bien. El dinero estaba, pero era volcado a las empresas del grupo Cirigliano”

Pero cuando los peritos quisieron defender en el juicio oral lo que habían escrito, no podían ponerlo en palabras. Porque ellos no lo habían escrito, ¡simplemente lo habían firmado! Luzuriaga fue preso por falso testimonio y Díaz evitó seguir el mismo camino porque declaró que en realidad no sabía demasiado y que lo que habían hecho era volcar la opinión de los peritos de parte, es decir de los de los empresarios de TBA, el concesionario, de la Secretaría de Transporte y la CNRT ¡los acusados! La pericia estaba digitada y manipulada para volcar sobre Córdoba la responsabilidad de la tragedia. Pero el choque no se da por lo que pasa en el momento, sino porque lo que venía pasando desde hacía 10 años y por lo que pasó en el rescate, después.

-¿Qué pudo probarse acerca de la malversación de los subsidios del estado al grupo TBA?

-El tema de los subsidios que recibía TBA y su manejo no es tema de esta causa. Lo que nosotros tratamos de demostrar es que había una capacidad económica real para que los trenes estuvieran bien. Que el dinero estaba, pero era volcado a las empresas del grupo Cirigliano. Eso es parte de los mecanismos de silencio de los organismos de control que no hacían nada frente a los continuos incumplimientos de la concesionaria de los trenes, TBA. Por eso nosotros decimos que para entender la tragedia no hay que mirar solo el 22 de febrero. Durante 10 años se desmanteló el servicio y los organismos de control fueron cómplices.

-¿Por qué cree en la pericia del ingeniero Brito?

-La pericia de Brito tiene la lógica del que analiza el manejo desde la ingeniería de frenado y que toma un dato del GPS, que marca que la velocidad baja de 26 a 20 km por hora en los últimos metros, o sea que el maquinista frenó y el freno no respondió.

“Yo considero que pedir para el motorman 22 años es un despropósito. Y que tiende a exculpar a Ricardo Jaime, a Juan Pablo Schiavi, a los Cirigliano”

Los otros peritos dicen que el GPS se equivocó. Pero ese dato del GPS no es falso, ese dato es cierto. Córdoba no frena 10 metros antes. Aplica la emergencia y esa emergencia degradada se activa 10 metros antes.

-¿Usted cree que el tribunal va a tomar en cuenta la pericia del ingeniero Brito?

-Nosotros la tomamos en cuenta, la fiscalía también. La querella cuatro a cargo de la doctora Patricia Anzoátegui la tomó en cuenta. Es la más ajustada. Las cartas están sobre la mesa y creemos que la prueba es totalmente concordante y sobreabundante. Yo considero que el tribunal va a opinar de la misma manera. Pero, futurología sobre la justicia argentina, yo no hago. Nosotros pedimos condenas por estrago doloso en concurso real con administración fraudulenta. Al maquinista Córdoba no lo acusamos, hizo lo que pudo con el tren que tenía. Consideramos que pedir para el motorman 22 años, como hizo otra de las querellas, la del doctor Gregorio Dalbón, es un despropósito. Y tiende a exculpar a Ricardo Jaime, a Juan Pablo Schiavi y a los Cirigliano

FACUNDO - postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 19:22:47
postaporteñ@_______________________________

Balance "progresista"

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou:

16 dic. 2015 por Semanario Voces

El año 2015 se cierra con una oleada de crisis políticas y derrotas electorales para varios gobiernos “progresistas” o “de izquierda” de América Latina.

Las izquierdas gobernantes se ven en problemas. En Brasil, el gobierno de Dilma está en entredicho por el interminable asunto de la corrupción en Petrobras. En Argentina, contra lo que pronosticaban las encuestas, la derrota electoral del kirchnerismo determinó ya un cambio de orientación  económica y política. Y, en Venezuela, las elecciones legislativas fueron una señal muy clara de lo que pasará con el gobierno de Maduro si no media algún cambio, que no se ve en el horizonte.  

El Uruguay tampoco es completamente ajeno al fenómeno. La “desaceleración”, o crisis económica, comienza a vislumbrarse y trae recortes. Tras ella, asoma una deuda pública enorme, sobre todo para una perspectiva de vacas flacas. El gobierno tiene el menor índice de aprobación de los últimos once años y chapotea en un nuevo pozo embarrado, que esta vez se llama “Ancap”, pero antes se llamó “PLUNA” y dentro de no mucho podrá llamarse “regasificadora”.  El pozo debe de ser hondo, porque los gobernantes han perdido la elegancia y se arrojan la culpa entre sí como si fuera una papa caliente.

Alentado por esas señales críticas, el viejo discurso del liberalismo económico toma fuerza y embiste, desde dentro y desde fuera de fronteras. Así, volvemos a oír hablar de “eficiencia”, de “gestión”, de “desregulación”, de “modernizarse”, de “competencia”, de “libertad de comercio” y de “libertad del consumidor”. Quien no haya vivido los años 90, podrá creer que se trata de ideas nuevas. Quienes vivimos esos años sabemos que, cuando fueron puestas plenamente en práctica, generaron en nuestros países enorme riqueza para muy pocos y una terrible miseria popular, que, curiosamente, desembocó en la apuesta generalizada a los gobiernos “progresistas”. 

¿Qué ha pasado en estos años con los gobiernos “de izquierda” y “progresistas” de Latinoamérica? ¿Por qué este reflujo político e ideológico que amenaza con devolvernos al pasado?

Para responder a esas preguntas conviene recordar primero qué es el “progresismo” y en qué forma y por qué fue sustituyendo al término “izquierda”.

El “progresismo” es un nuevo nombre y una nueva actitud que adoptaron muchas fuerzas de izquierda para sobrevivir a la caída del “socialismo real” (la URSS y sus satélites). Desacreditado el socialismo estatista como vía para la reorganización social, muchos partidos de origen marxista asumieron que el capitalismo era una realidad a la que no se podía rehuir. Se postularon entonces para el gobierno ofreciendo dos cosas: a) vía libre para el ingreso a sus respectivos países de capitales e inversiones y el acatamiento de las reglas de juego del mercado global; b) políticas sociales que suavizaran los efectos más dañosos del sistema económico, especialmente para los sectores excluidos por el mismo sistema.

En algunos casos (Uruguay es uno de ellos) el “progresismo” se alió con los defensores de causas que no contradicen frontalmente al sistema económico, feminismo, movimiento gay, grupos raciales, dando lugar así a cosas como la llamada “nueva agenda de derechos”, que ha revestido al progresismo de cierto aire de “corrección política”.

Si bien el régimen chavista no calza exactamente en ese modelo, en algunos aspectos, justamente los que me propongo señalar en este artículo, su diferencia con el “progresismo” es en cierta medida retórica. Ya veremos por qué.

¿Cuál es el problema del “progresismo”?    

 Una primera mirada hace pensar que el problema es una combinación de ambigüedad ideológica, corrupción, soberbia y desprecio por el marco institucional.

Tal vez la gran convicción –no dicha- del “progresismo” es que teniendo buenos números macroeconomicos, posibilitados por la inversión extranjera o por la venta de materias primas y de recursos naturales, y dando cosas, servicios médicos, canastas de alimentos, transferencias económicas, permitiendo el acceso de los más pobres a ciertos niveles de consumo, es posible hacer cualquier cosa desde los cargos de gobierno. Y la realidad, en particular los resultados de las elecciones hasta ahora, parecía confirmar esa tesis.

Pero, como bien dice el refrán, “no hay tiempo que no se acabe ni tiento que no se corte”. El talón de Aquiles del “progresismo” es la falta de recursos. La baja de valor de sus recursos naturales, o las crisis de los mercados que los compran, deja a esos regímenes privados de su arma preferida y casi única: la transferencia de recursos para calmar los conflictos y las disconformidades sociales.

No es casualidad que el desarrollo cultural y educativo, así como la formación política, hayan sido descuidados por los regímenes “progresistas”. Es que resulta mucho más fácil conseguir la conformidad social mediante la transferencia de recursos económicos.

Quizá el gran drama de la era “progresista” –y esto es aplicable también al chavismo- sea que acostumbró a la población de sus países a ser satisfecha con cosas materiales, con consumo, con la sensación de prosperidad.  En lugar de formar ciudadanos, formó consumidores y público aplaudidor, mientras que los gobernantes se iban acostumbrando a disfrutar de los privilegios del poder

 Pero, ¿qué ocurre cuando los recursos dejan de ser tan abundantes? ¿Qué pasa, incluso, cuando los consumidores ven que sus gobernantes abusan de los bienes de todos y a la vez entonan discursos de austeridad?

El drama de los gobiernos “progresistas”, y de algunos otros que no se autocalifican así, pero en estos temas actúan igual, es que creen en la omnipotencia de la política, entendida como ejercicio del poder estatal. Olvidan que la verdadera batalla, la que puede determinar que un pueblo sea libre y se autogobierne, se libra en el plano de la cultura y de la formación como ciudadanos.

Prometer la abundancia interminable y el goce de nuevos e infinitos derechos es todo lo contrario de promover la ciudadanía y la cultura. Porque la ciudadanía es ante todo responsabilidad. Y la cultura es indispensable para ejercer la ciudadanía.

La crisis que parece afectar a los gobiernos “progresistas” puede ser una buena oportunidad para reflexionar sobre el futuro. Porque no todas son pálidas.

Las recientes experiencias electorales en Argentina y Venezuela demuestran que algo nuevo se ha incorporado a la cultura política de esos pueblos. Atrás quedaron los tiempos mesiánicos en que la izquierda creía que “La Revolución” era un cambio irreversible, insometible a voluntades populares o a consultas democráticas. Los gobiernos de Argentina y Venezuela, pese a sus tremendos conflictos con la oposición, reconocieron su derrota y acataron la voluntad popular. Ese acatamiento, curiosamente, también legitima sus triunfos anteriores. Y anuncia la posibilidad legítima de triunfos futuros.

Las conquistas y los triunfos políticos, que se materializan y dependen de controlar el aparato del Estado, son logros efímeros. En cambio, las convicciones que se encarnan en la cultura de un pueblo son conquistas duraderas.

La era de los gobiernos “progresistas”, si acaso concluye, dejará pocas innovaciones duraderas en la cultura de sus pueblos. No ha aparejado un nuevo concepto de ciudadanía, ni una revisión de nociones como la de propiedad de la tierra y de otros recursos naturales, ni nuevos valores culturales y artísticos, tampoco dio lugar a una revolución educativa, capaz de modificar nuestra mirada sobre la realidad.

Son temas enormes, sobre los que deberíamos reflexionar, en lugar de concentrar siempre y exclusivamente la atención en el juego político electoral

- postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 19:19:24
postaporteñ@_______________________________

América del Sur/Debates El agotamiento de un modelo

Cansados

Los síntomas del agotamiento de un modelo son la honda crisis política que golpea en Brasil a Dilma Rousseff y al Partido de los Trabajadores (PT) y sus aliados parlamentarios, la derrota de la tensionada alianza entre kichneristas y algunos peronistas en Argentina, y el descalabro de Nicolás Maduro y su Partido Socialista Unido de Venezuela.

Eduardo Gudynas *

Brecha, Montevideo, 23-12-2015

Estas circunstancias han de­sembocado en un debate por momentos muy entreverado. No faltan voceros conservadores que predigan la muerte de la izquierda, como dogmáticos progresistas que se niegan a ver los problemas y defienden ciegamente a sus gobiernos. Dejando de lado esos análisis superficiales, podemos encontrar una discusión más sustantiva.

En ese terreno ya no pueden negarse las dificultades de los progresismos tanto en la práctica, como puede ser en la gestión gubernamental, como en los conceptos, como ocurre frente a muchas ideas de políticos e intelectuales progresistas.

Los análisis parecen dividirse en dos posibles evaluaciones. Por un lado, están los que afirman que estamos frente a un “final” de ciclo de los progresismos, y por otro lado, quienes consideran que es más exacto hablar de su “agotamiento”.

Entre los que señalan un “final” progresista se invocan argumentos muy distintos y se siguen senderos de pensamiento diversos, como puede verse en Maristella Svampa (para el caso argentino), Edgardo Lander (Venezuela) o Raúl Zibechi (apelando a varios ejemplos sudamericanos). Como no puede ser de otra manera, los intelectuales y funcionarios progresistas rechazan esas evaluaciones, y sostienen que no hay ningún “final”.

La otra mirada, enfocada en el “agotamiento” del progresismo, sostiene que es difícil hablar de una finalización ya que existen distintos progresismos que siguen en los palacios de gobierno (por ejemplo Rafael Correa en Ecuador, Evo Morales en Bolivia y Tabaré Vázquez en Uruguay). Además, incluso allí donde sus gobiernos están arrinconados (Brasil y Venezuela) o perdieron las elecciones (Argentina), el progresismo subsiste en sus grupos parlamentarios y sus apoyos ciudadanos.

Esta posición parece más acertada, y es la que se sigue en este artículo. Es que más allá de esas distintas permanencias, es evidente que los progresismos actuales tienen otros contenidos políticos, han perdido sus capacidades de renovación e innovación y encuentran enormes dificultades.

Este es un entendimiento que también es esgrimido por otros analistas, quienes a su vez expresan énfasis y antecedentes variados. Son los casos de Juan Cuvi y Pablo Ospina para Ecuador, Salvador Schavelzon sobre el kirchnerismo o de algunos integrantes de Correio da Ciudadania para Brasil.

Dimensiones

El agotamiento de los progresismos puede ser descrito en tres dimensiones. La primera es la pérdida de su capacidad de innovación o renovación en las ideas y prácticas; la segunda está en que finalmente asumen como fatalidad no poder resolver una serie de cuestiones clave que habían prometido solucionar; y finalmente, un cambio en el balance de las prioridades, donde se ponen casi todas las energías en permanecer con el poder estatal.

En el primer caso, en los progresismos languidece la innovación política y a algunos se los ve exhaustos. Años atrás, ofrecían múltiples ideas renovadoras. Por ejemplo, proponían radicalizar la democracia y ensayaban instrumentos como plebiscitar decisiones clave o armar presupuestos participativos. Ese tipo de medidas se ha deteriorado, y hay algunos progresismos que las combaten (sin ir muy lejos, en Uruguay las consultas ciudadanas departamentales contra la megaminería fueron rechazadas, y en unos casos anuladas, bajo el gobierno de José Mujica).

De manera muy similar, encontramos muy poca o ninguna innovación sobre los fundamentos del desarrollo, ya que todos siguieron una política de dependencia de exportar materias primas. Hoy, ante la caída de su valor, siguen sin ensayar alternativas productivas y se esfuerzan en extraer todavía más recursos naturales o en darles más ventajas a los inversores. Casi todos caminan hacia gestiones económicas más ortodoxas, como los planes de austeridad de Rousseff en Brasil, o las alianzas público-privadas de Correa en Ecuador.

Es cierto que la gestión progresista todavía está lejos de los extremos neoliberales, y por ello no puede sostenerse que exprese un fundamentalismo de mercado. Pero también hay que reconocer que esa escasez de ideas los lleva a usar instrumentos de gestión convencionales. Son gobiernos ensimismados en la cotidianidad, y algunos de ellos, o sus partidos, han abandonado o cerrado sus centros de estudios.

En la segunda dimensión recordemos que los progresismos habían prometido solucionar problemas persistentes en cuestiones como educación, salud, vivienda popular, violencia y criminalidad urbana, y corrupción. Se podrá discutir los avances, estancamientos o retrocesos en cada uno de esos aspectos en los diferentes países, pero lo cierto es que, en general, la situación no ha mejorado sustancialmente en la mayoría, y que incluso hay retrocesos. Hoy parecen haber aceptado que no podrán solucionar sustancialmente esos problemas, los asumen como una fatalidad inescapable y admiten que habrá que convivir con ellos.

Esta resignación es clara ante la corrupción, como ocurre en Brasil en torno al caso Petrobras, que involucra a políticos con empresarios de corporaciones que Lula da Silva llamaba “campeonas” del desarrollo nacional. Pero lo mismo se repite en otros gobiernos.

Por ejemplo, en estas semanas en Bolivia la administración de Evo Morales debe lidiar con el más grave caso de corrupción de los últimos años. Allí se descubrieron usos ilegales de dineros que provenían de los impuestos sobre las petroleras y que debían destinarse a comunidades campesinas o indígenas pero eran aprovechados por líderes tanto de organizaciones ciudadanas como de partidos políticos, y que según las denuncias, también incluyeron apoyos partidarios.

Lo llamativo es que ahora el progresismo parece aceptar que la corrupción es endémica a los sistemas políticos y abandona la pretensión de erradicarla. Aparecen explicaciones sorprendentes, como los que dicen que nada se le puede reprochar al PT porque todo el sistema político brasileño es corrupto. Hay en esto un ánimo fatalista, se bajan los brazos a la tarea de erradicar la corrupción y sólo se miran sus costos electorales.

La tercera dimensión es un cambio en el balance de los esfuerzos políticos. A medida que se reducen las capacidades para nuevos ensayos e innovaciones y se aceptan problemas recurrentes, cada vez se dedica más energía a retener el poder estatal. Esto incluye gastos enormes en publicidad, intentos de encauzar los medios de prensa, controles sobre ONG, reformas electorales, buscar reelecciones presidenciales e incluso modificaciones constitucionales. Un caso extremo acaba de ocurrir en Ecuador, donde el presidente Correa impuso varios cambios constitucionales, incluyendo la reelección presidencial, esquivando la consulta ciudadana por medio del uso de su mayoría parlamentaria.

Planos que se cruzan

Para entender cómo se intersectan estas tres dimensiones es apropiado observar la problemática del desarrollo. Estamos ante progresismos que finalmente quedaron atados a las ideas clásicas del desarrollo, como crecimiento económico y progreso material, motorizado por las exportaciones de materias primas y la atracción de inversiones. El desarrollo lo organiza e instrumentalizan de otro modo, a veces con más presencia del Estado, otras con mayor cobertura social, usando casi siempre otros discursos de legitimación. Pero siguen siendo desarrollistas

A medida que esas estrategias se vuelven más inestables, los progresismos recurren a medidas económicas más convencionales, aceptan alianzas políticas con actores conservadores o pactos empresariales, y se obsesionan con retener el gobierno.

En Uruguay hay varios ejemplos. El progresismo no logra entusiasmar con nuevas ideas, no hay muchos espacios de debate, pero en cambio tienen mucha energía para sostener una agropecuaria trasnacionalizada, amparar la megaminería o darles facilidades a los inversores extranjeros.

Varios progresismos no toleran que la izquierda que no está en los gobiernos les advierta sobre sus contradicciones o les señalen su cansancio. Les responden con eslóganes, tildan de neoliberal a muchos cuestionamientos, apelan a las burlas y las descalificaciones (llamando a los críticos “infantiles” o “deslactosados”, como es común en Ecuador o Bolivia). Esto muestra que como los progresismos tienen cada vez menos argumentos, no les queda más remedio que reaccionar con adjetivos o burlas.

El agotamiento progresista por un lado permite mayores opciones de reorganización de la política conservadora, pero por otro crea escenarios a veces muy limitantes como para repotenciar una izquierda democrática e independiente que pueda retomar la tarea de la transformación. Este es, posiblemente, el problema más crucial que se abre ante nosotros en el futuro inmediato

ErnestoHerrera - postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 19:12:50
postaporteñ@_______________________________

?La idea de cambiar al FA desde adentro ya está medio gastada?

ENTREVISTA A JORGE ZABALZA

Carlos Peláez / Eespectador

Zabalza presento  su último libro, “La experiencia tupamara. Pensando en futuras insurgencias"

“Hay que tener un mínimo de dignidad porque si llamaste a hacer política con las armas y después renuncias a todo eso, no se puede asumir la jefatura del lado contrario”, dijo a Rompkbzas el ex dirigente tupamaro Jorge Zabalza sobre el actual ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, a quien calificó de “demagogo de palabra barata y un apóstata”

“La idea de cambiar al FA desde adentro ya está medio gastada” porque la coalición de izquierda “gobierna para el gran capital”, afirmó Zabalza.

Escuche audio de la entrevista

http://www.espectador.com/politica/328789/la-idea-de-cambiar-al-fa-desde-adentro-ya-esta-medio-gastada/descargar/audio/1

 

Los buenos, los malos y la revolución

la diaria  24/12/15

Zabalza dice en un libro que Fernández Huidobro y Mujica son “apóstatas” que serán recordados como “los Malinche del siglo XXI”

Es otro libro escrito por un ex tupamaro. Otro libro que narra desde la memoria detalles de acciones y pensamientos del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros. Otro libro que coloca el episodio de la extradición de los vascos y el hospital Filtro en la categoría de hito de la lucha popular. La experiencia tupamara: pensando en futuras insurgencias, de Jorge Zabalza, es todo eso y también una reflexión sobre las transformaciones ideológicas del Frente Amplio y sobre los resultados de los gobiernos “progresistas”, con un foco particular, marcado por la experiencia personal del autor: el papel desempeñado por José Mujica y Eleuterio Fernández Huidobro en todas esas historias.

Zabalza sostiene que hay dos hechos o procesos que dan la pauta de un quiebre ideológico en el Frente Amplio. El primero tiene lugar en los 90, con la asunción de Tabaré Vázquez como intendente de Montevideo: Vázquez cambia en lo departamental el horizonte de “Uruguay productivo” por el modelo de “neoliberalismo con políticas sociales”. “La práctica del gobierno municipal fue un ensayo de las políticas que impulsaría un gobierno nacional con el vasquismo como fuerza hegemónica. Por la vía de los hechos fue la cabecera de puente para la ‘renovación ideológica’ del Frente Amplio, eufemismo con el que se encubrió el recorte del programa y el corrimiento hacia el centro”, dice Zabalza.

En paralelo, con la muerte de Rodney Arismendi, “todo el Comité Ejecutivo del Partido Comunista, casi todo su Comité Central y todos sus parlamentarios abandonaron la lucha por el comunismo y pasaron a ser los principales sustentadores del progresismo y su modelo de ‘neoliberalismo con políticas sociales’. La cúspide del mayor aparato de izquierda se pasó, con armas y bagajes, a la socialdemocracia. Ya nada podría detener la metamorfosis del Frente Amplio y su nuevo rol amortiguador político de la lucha de clases”, señala.

Otro punto de quiebre es, en opinión de Zabalza, el episodio del Filtro. Desde su creación en 1989 y hasta entonces, el Movimiento de Participación Popular (MPP) se había involucrado “decididamente en todas las luchas sociales”. El “lacallismo creó las condiciones para la radicalización social y política”, en la que el MPP -“integrado al Frente Amplio pero ideológicamente afiliado a lo social y la acción directa”- comenzó a “cosechar lo sembrado por la militancia desde 1983”. “La ‘intención revolucionaria’ desarrolló considerable fuerza militante”, valora Zabalza.

Pero luego sobreviene el episodio del Filtro, en el que se manifiesta la tensión dramática de la historia y se explicita la puja entre dos fuerzas: la revolución y el pragmatismo socialdemócrata. Para el autor, lo sucedido en ocasión de la manifestación frente al Filtro, que concluyó con dos manifestantes asesinados por la Policía, dio cuenta de un “horizonte revolucionario, clasismo, combatividad y convocatoria de masas, proceso en curso ascendente que escapó al control de los aparatos partidarios”. “El peligro lo calibró de inmediato el sistema. Los partidos y la prensa de la derecha lanzaron una campaña contra los ‘radicales’. Empujado desde la reacción, el Frente Amplio procuró separar aguas de inmediato y atribuyó la derrota electoral de 1994 a las movilizaciones de los ‘insoportables’ que no se dejaban disciplinar”, sostiene Zabalza. Afirma que “los asesinatos policiales en Jacinto Vera atemorizaron a la gente, la horrorizaron, generaron el rechazo irracional a toda forma de lucha”.

Triunfó el pragmatismo, y con él la traición a la revolución -en una buena historia de guerra siempre hay traidores y héroes que adquieren esa cualidad cuando están muertos-, sintetizada en dos rostros: los del ex presidente José Mujica y el actual ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro. “Tienen el poder de investigar y no lo hacen, prefieren mirar para el costado, hacerse los distraídos, mantener la verdad oculta y proteger a los responsables de la masacre de Jacinto Vera. ¿Por qué no investigan? ¿Qué les pasó?”, se pregunta Zabalza, quien acusa a ambos dirigentes de involucrarse en “la domesticación y el disciplinamiento del germen de rebelión”. “En este 2015 han quedado muy en evidencia las relaciones clandestinas entre oficiales de las Fuerzas Armadas y Eleuterio Fernández y José Mujica. Tampoco es noticia su producto, el pacto cívico militar para mantener impunes los crímenes de lesa humanidad cometidos por militares y policías entre 1968 y 1985”, continúa.

Después vinieron los gobiernos del Frente Amplio, y, con ellos, el auge del agronegocio y la inversión extranjera, la intensificación de la concentración de la riqueza, la pobreza infantil, la pobreza cultural, la segregación territorial. “La población empobrecida ha sido empujada hacia los barrios que rodean Montevideo, zonas que parecen trasplantadas del África pobre y están cuidadosamente separadas de las zonas donde los ricos viven como en el Primer Mundo”, señala Zabalza. Concluye que “el síntoma más grave de la degradación ética y moral de Mujica y Huidobro es la forma en que cumplen su compromiso de proteger a los criminales de delitos de lesa humanidad”, y entiende que han retomado la tesis del “nacionalismo revolucionario con las Fuerzas Armadas como partido de vanguardia”. “Son apóstatas, y si logran sobrevivir a sus conciencias, serán recordados por la historia como los Malinche del siglo XXI. Imperdonables”, finaliza. Más allá de la personificación del mal y la añoranza de los “gérmenes de rebelión” anteriores a 1994, hay pocas pistas que ayuden a pensar futuras insurgencias.

posta - postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 19:00:52
postaporteñ@_______________________________

postalinas

El amodismo sin Amodio

Un puterío de familia o una disputa entre pares

En Brasil, en los ríos que hay pirañas, se sacrifica un buey aguas arriba para poder pasar la tropa entera.

La misma táctica viene empleando lo que resta del MLN desde que Amodio y el Tino implantaron el "amodismo". No es original ni reciente el cómodo expediente de los chivos expiatorios para aplacar los dioses. El régimen también lo emplea con la 1/2 docena de genocidas presos en la cárcel VIP, para salvar la tropa de los 70.000 torturadores, ladrones, chantajistas, violadores y mentirosos que asoló y liquidó al paisito. Y que siguen en el poder, claro.

Consiente que voy a seguir horrorizando a los cómodos ortodoxos, digo que he leído con atención los 2 libros que escribió Amodio que se sedimentarán en el tiempo como documento histórico. Descubrí que tal vez sin proponérselo deja una valiosa lección que ojalá sea comprendida y aprovechada X las próximas generaciones que escribirán las cada día + necesarias páginas de nuestra historia.

Parece pedantería, pero comprendí que no le es posible a muchos apreciar los matices de la verdad que a mí me importan como amante de la justicia que soy, engrupiéndome de ser 1 aristócrata de la ética

Las comparaciones son odiosas pero publicitar el absoluto monopolio de la traición para el Negro y atribuirle la total responsabilidad del derrumbe del MLN es una injusticia. La gloria está repartida; no basta con ningunearlo, ignorarlo y horrorizarse X que el periférico sin importancia del MAU-MAU fue a hablar con él.

¿ Por qué no se hacen públicos los archivos de los interrogatorios?

En su momento me sorprendió mucho la poca trascendencia que tuvo la "Carne Podrida" del año 1977 publicada X los milicos, 5 años DESPUÉS de Amodio;dónde nuestro Ministro de Defensa de la élite, el sistema y el imperio apuntala a 44 compañeros....es injusto que el Negro siga con la malla Oro!!!.-

               MAU-MAU                                                                    

El pueblo HAITIANO vive un verdadero INFIERNO

por culpa de EEÚU y muchos países COMPLICES, como URUGUAY.

Un territorio súper rico, una historia importante, y un pueblo SALVAJEMENTE TORTURADO por gobernantes títeres y tropas de "elite" costosísimas ,que van ,llevan violencia ,violaciones, enfermedades(cólera etc.),y mientras los haitianos sufren horres! Me dirijo a gente de conciencia sana, y les ruego LUCHEN en la interna de sus organizaciones políticas, gremiales, sociales, barriales, culturales, artísticas, deportivas, etc. PIENSEN! En lugar de TROPAS, Uruguay debería mandar LECHE EN POLVO,UPAS(potabilizadoras de agua),baños químicos. Eso sí seria verdadera ayuda al sufriente pueblo haitiano! Aun con la última votación CONTRA HAITI, Se puede sacar LEY SUSTITUVA ,diciendo "se limitara al mínimo el No de tropas, incluyendo (asimilados)personal de salud, leche en polvo, UPAS, baños químicos, expertos en construcción en gral., para que vayan a escuelas policlínicas a dar leche, ayudar a construir, etc. ,y ayudar con dinero ! YA?

SOLEDAD

posta - postaporteñ@ 1527 - 2015-12-26 18:53:18
postaporteñ@_______________________________

Una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo encontró a su nieta

Bienvenida Clara Anahi

Clara Anahí Mariani, la nieta que Chicha Mariani busca hace 39 años se convirtió ayer en la nieta 120. El hallazgo fue anunciado por la Fundación Anahí, que su abuela -una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo- creó en La Plata para buscarla.

Diario Contexto- Dic 24, 2015

Clara Anahí fue secuestrada el 24 de noviembre de 1976 luego de un ataque de fuerzas conjuntas realizado a la casa donde vivía con sus padres, ambos militantes peronistas, donde mataron a su mamá, Diana Teruggi, y otros cinco militantes. Su papá, Daniel Mariani fue asesinado el año siguiente en una emboscada de la dictadura. Fue robada y los genocidas hicieron todo lo posible para que su abuela no la encuentre. Durante el juicio por el Circuito Camps en 2012, Miguel Etchecolatz volvió a insistir con que la nena había muerto en el ataque.

Ayer, Clara Anahí Mariani se convirtió en la nieta N°120, cuando el ADN certificó por el 99.99% de certeza de que era nieta de María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani. Bienvenida a la verdad, Clara Anahí.

El comunicado de la Fundación Anahi:

Luego de 39 años de incansable búsqueda se han reencontrado Chicha Mariani con su nieta Clara Anahí, en lo que representa uno de los mayores anhelos de la sociedad argentina en el camino de la restitución de los nietos desaparecidos bajo la dictadura cívico-militar.

Quien con otras abuelas fundara y presidiera la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, jamás abandonó la búsqueda de su nieta y de todos los nietos en general, promoviendo en el campo de las ciencias genéticas se resolviera la posibilidad de establecer la identidad de los niños desaparecidos en ausencia de sus padres.

Bajo estas condiciones y tras un riguroso mecanismo de determinación del vínculo biológico ha quedado establecida la probabilidad de vínculo en el 99,9%.

“Clara Anahí” de 39 años ha sido perseverante en encontrar el modo de llegar a su abuela y asegurar mediante los estudios genéticos su vínculo biológico. En pocas horas ese vínculo adoptó las modalidades más afectivas y de alto compromiso amoroso. Compartimos con millones de personas en la Argentina y en todo el mundo, esta inmensa alegría y el reconocimiento a su solidaridad.

Dr. Norberto Liwski Lic. Finocchi Leticia Lic. Elsa Pavón

Nieta Nº120

Clara Anahí, de 39 años, fue secuestrada el 24 de noviembre de 1976. Su abuela es Chicha Mariani, de 90 años.

Perfil 24/12/15

Abuelas de Plaza de Mayo comunicó mediante su perfil de Facebook que encontraron hoy a la nieta N°120. Clara Anahí Mariani fue secuestrada cuando tenía tres meses de vida, el 24 de noviembre de 1976.

En la actualidad, la mujer tiene 39 años y ya se reencontró con su abuela, “Chicha” Mariani, una de las fundadoras de la entidad.

“Luego de 39 años de incansable búsqueda se han reencontrado Chicha Mariani con su nieta Clara Anahí, en lo que representa uno de los mayores anhelos de la sociedad argentinaen el camino de la restitución de los nietos desaparecidos bajo la dictadura cívico-militar”, indican en el texto.

Chicha, fundadora de la asociación Abuelas de Plaza de Mayo, “jamás abandonó la búsqueda de su nieta y de todos los nietos en general,promoviendo en el campo de las ciencias genéticas se resolviera la posibilidad de establecer la identidad de los niños desaparecidos en ausencia de sus padres”, destacan en el comunicado.

“Clara Anahí” de 39 años “ha sido perseverante en encontrar el modo de llegar a su abuelay asegurar mediante los estudios genéticos su vínculo biológico”, manifestaron.

“En pocas horas ese vínculo adoptó las modalidades más afectivas y de alto compromiso amoroso. Compartimos con millones de personas en la Argentina y en todo el mundo, esta inmensa alegría y el reconocimiento a su solidaridad”, concluyeron.

El pasado es hoy

Hoy es un día de alegría

  María Isabel “Chicha” Chorobik de Mariani, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, logró encontrar a su nieta, apropiada por la dictadura cuando tenía apenas tres meses de vida.

 La noticia se conoció esta tarde. El lunes darán una conferencia de prensa en La Plata.

.Muchas personas colaboraron en esa búsqueda, abuelas, organizaciones de derechos humanos, jóvenes militantes políticos, artistas y músicos, como el dúo Larbanois-Carrero, que ayudó a difundir la Carta de Chicha a su nieta Clara Anahí, escrita el día en que la niña habría cumplido 30 años, y que recorrió el mundo entero.

https://www.youtube.com/watch?v=qKUSr9EN1VQ

DANIEL

posta - postaporteñ@ 1526 - 2015-12-24 23:18:13
postaporteñ@_______________________________

postalinas Y chamuyos

H0Y FUIMOS AL PARLAMENTO                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

 MI AUTORIDAD EMANA DE VOSOTROS Y ELLA CESA ANTE VUESTRA  PRESENCIA SOBERANA

(JOSE ARTIGAS)                                                                                                                                                                                                                                                           Hoy como tantas veces concurrimos a las barras pues el segundo punto del orden del día era la presencia de tropas uruguayas en la República de Haití un grupo de compañeros concurrimos como ciudadanos  comprometidos a presenciar el desarrollo de la Sección y una vez más comprobamos el despotismo y la falta de respeto que como Soberano tiene el pueblo.

Una cosa que debiera ser corriente que la gente pueda ver cómo se desarrolla el trabajo parlamentario pasa por ser una cosa extraordinaria y el atropello una cosa corriente para desestimular algo a lo que tenemos todo el derecho que tenemos como ciudadanos de este País y paso a detallar algunas cosas que sucedieron: la primera la Sección estaba citada para la hora 10 sin embargo aunque esta ya había empezado no estaba habilitada la entrada a las barras o sea que se abrió la puerta de acceso más o menos entre tres cuartos y una hora de comenzado el debate imperdonable, para acceder por supuesto debíamos dejar la Cedula y las pertenencias hasta ahí todo aceptable pero no lo que sucedió a continuación fuimos cacheados por una funcionaria policial a las mujeres y un funcionario a los hombres igual que si entráramos a una cárcel porque por encima de la ropa porque lo único que faltaba era que nos desnudaran como se hace para entrar a la cárcel nos tocaban hasta las bombachas no fuera a ser que lleváramos alguna bomba escondida entre las mismas y no aparte en mi caso hasta el pañuelito desechable que llevaba en la mano para sonarme la nariz que era uno por si acaso, a otra compañera le hicieron dejar el boleto que tenía en el bolsillo y a otra que se sacara un pañuelo que llevaba como vincha en el cabello no sé si es que se tiene miedo del pueblo o que nos quieren hacer desistir del derecho que tenemos como ciudadanos para proceder de esa manera.

La realidad  es que se han olvidado de  todo lo prometido a lo largo de la existencia del Partido de Gobierno. Recuerdo muy bien al General Licandro en las Mesas Políticas  hablando del tema pero por supuesto no se vaya a nombrar a semejante personalidad porque se puede caer en el error de que el Patrón que tienen es decir los Estados Unidos y todo el sequito que sigue Naciones Unidas etc. se vayan a ofender porque no se acata lo que le ordenan (una vez esta proscripto general quien lo manda haber sido tan coherente). Durante el desarrollo  de la exposición  pudimos  oír y ver a jóvenes y viejos diputados como Gonzalo Sibila y Chiazaro decir que no estaban de acuerdo pero que votarían por disciplina partidaria..., que falta de conciencia y personalidad porque lo menos que podemos hacer como seres humanos es ser coherentes con las ideas que tenemos pero en fin….

También oímos un encendido discurso del diputado Mendiondo  defendiendo lo indefendible estaba posesionado, refiriéndose a Haití como “República Bananera”. rojo con una vehemencia que hubiera sido fantástica si la misma hubiera sido al revés, también a la esposa del Ministro del Interior Susana Pereira muy pasadita de kilos seguramente como ahora no tiene que repartir helados en los comercios como antes de ser parlamentaria, a podido recuperar algunos kilitos, cuando recordamos que hubo tiempos en que no sabía que numero de legisladores tenia cada cámara ni cuantos ediles integraban la Junta  Departamental y la vemos ahora nos alegramos de sus progresos. También  a Carlos Varela cuando era edil, y a Berta Sanseverino  que tiene una adicción se ve con el celular toda vestidita de verde y el triste papel de Macarena Gelman  pensar que no se sabe todavía como fue asesinada su madre y ella misma privada de vivir con su familia  legitima no hablar ni una palabra a favor del retiro de las tropas de Haití , ese país tan violado y aplastado por los distintos Imperios a lo largo de la historia y hoy este Frente Amplio o como lo llaman  Fraude Amplio prorrogando una vez más la ocupación de tropas uruguayas  en el mismo.

¡Festejen Uruguayos!! Sigan de rodillas ante el Amo por suerte pertenezco a los pocos quizás demasiado pocos por desgracia que prefiere seguir de a pie aunque sea descalzos. Señores legisladores aunque sea de vez en cuando eleven la vista y lean la frase que precede la Cámara bajen del pedestal

Katty

Uruguay / PAÍS, O CLUB DE BOCHAS???

Cual si fuera la cantina de un club de bochas barrial, el ministro de economía anuncia con total soltura de cuerpo la condonación de la deuda que ANCAP mantiene con dicha cartera de gobierno.     

 Si no fuera porque la "banda oriental" es pasible de catalogarse (como ya lo he mencionado)  de "Reino de Nabolandia”,   se podría decir que nos están recontra  tomando el pelo.  Hacen desaparecer,  sacan,  ponen,  prestan, perdonan,  piden prestado, crean fideicomisos  ( lo cual es decir prácticamente lo mismo ), maquillan como en este caso,   es brutal;  ......digo:   brutal  la pasividad,  la inconsciencia,   la estupidez,  y las guampas,   de los que pagamos todo esto y quienes heredaremos todos los "bucos" que van a quedar en este triste y lamentable camino.    (Olvidaba: hay que ser feliz)

“...Estamos abocados a la tarea de mirar hacia el futuro,  y no de andar buscando responsables..."    Mirá qué bien!!!     Al mejor estilo del olvido de la deuda de Casal,   que si mal no recuerdo andaba por los cien millones de dólares (acepto correcciones),   ahora al ente petrolero ANCAP,   economía  " le perdona "   U$ 580.000.000,oo (quinientos ochenta millones de dólares).     Esto recuerda la "anulación" de la deuda que el mismo ente mantiene con Venezuela,   con la exportación de gran cantidad de productos alimenticios por parte del sector agrícola uruguayo.  El clásico juego de la mosqueta;  aun- que sería más apropiada la denominación de: LA   TRAMPA   AL   SOLITARIO.    (Otro que Reino de Nabolandia) total el dinero es ajeno "GRANDE",    el creativo publicitario del comercial de Macro Mercado:

ALGÚN   DÍA   TE   VAS   A   AVIVAR  !!!

( Esperemos que llegada la memorable instancia,  todavía quede país )

envió el diez

Muy bien Rolando (Astarita);sos paciente y claro

La religión es para las personas que tienen miedo del infierno; la espiritualidad es para quienes han estado allí

El Felino
Omnia sunt communia

ANCAP: entre la irresponsabilidad y la incompetencia

Por Jorge Ciasullo -Correo de los Viernes 609 24/12/15

De acuerdo a la fecha límite que el FA había establecido, el 18 de diciembre, finalizaron los trabajos de la Comisión Investigadora sobre Ancap, estando ahora a la espera de los informes finales, (oposición y gobierno) que se conocerán en el mes de febrero próximo, sin descartarse que se agregue, por parte de la oposición, para ciertos aspectos de la gestión Martínez- Sendic –Coya, el pase a la justicia. Si ello ocurre, estamos seguros, condenará a más de un responsable (irresponsable).

Correo de los Viernes, desde tiempo atrás ha denunciado diversos aspectos vinculados a la gestión de los nombrados, que usaron y abusaron de su jerarquía para catapultarse políticamente, incluido el hoy senador De León, (ex director de Alur) y la complicidad del entonces Presidente de la República José Mujica y del entonces Vicepresidente Danilo Astori, que, conociéndola, ocultaron una situación de quiebra, con fines electorales.

Prueba de ello, es que el hoy Senador José Mujica, reconoció que “se dio libertad a los directores de Ancap para gastar”. También el entonces Vicepresidente Astori, declaró que, conjuntamente con el entonces Ministro de Economía Fernando Lorenzo, advirtió en un Consejo de Ministros, que la situación en algunas empresas públicas “estaban fuera de control”. Es decir eran conscientes (persona que se da cuenta de sus actos y consecuencias) del despilfarro que no solo se ocultó sino que no se tomaron acciones para por lo menos, para ponerle fin, a una sangría que pagaremos todos.

Largo y cansador sería señalar aquí cada uno de los ejemplos del despilfarro al que nos referimos, en todo caso, todos ellos han sido señalados en estas páginas. Indicaremos pues solo algunos, que consideramos emblemáticos y que han llevado a que Ancap perdiera, en los últimos 4 años, 800 millones de dólares, record mundial para una empresa monopólica que fija los precios que se le ocurre a su directorio.

Cheques sin fondo- Se admitieron cheques de PLUNA -aparentemente sin conocimiento del directorio, con vencimiento a 180 días- cuando el máximo eran 30 días- Resultado: pérdida de 30 millones de dólares al cierre de la empresa.

Planta de Cal- Como daba pérdidas se planifica una inversión de 118 millones de dólares; se terminan pagando 251 millones de dólares. Resultado- Continúa generando pérdidas.

Planta de Bioetanol- Según precios internacionales – y denuncias realizadas- estas plantas cuestan entre 30 y 40 millones de dólares- Ancap pagó 147 millones “por costos adicionales de 65 millones de dólares”.

Remolcador- A un costo de 154 millones, según la armada, está pronto desde el año 2013 - Nunca navegó- mientras, se alquila un remolcador a una empresa, cuyo propietario es un argentino reconocido kirchnerista y por lo que se llevan pagados 5,5 millones de dólares.

Reestructura- Se aumentaron en casi un 50% los salarios de todos los funcionarios, muy por encima del resto de la administración pública y de todos los índices oficiales de ajuste.

Amigos son los amigos- Agencia de Publicidad La Diez, entre 2013 y 2014, 10,7 millones de dólares. Resuelto por un gerente aparentemente sin conocimientos del directorio.

Fiestita- En la inauguración de la Planta desulfurizadora de la Teja -el costo de la organización (carpa luces y música, saladitos bebidas sillas manteles) 360 mil dólares- Publicidad de la misma 600 mil dólares.

Radio Quebracho- El directorio de Ancap, presidido por Coya, ordenó que se pagaran U$S 5000 por concepto de publicidad a la radio Quebracho que no existía.

La realidad hoy es que con el petróleo más barato de los últimos 30 años en términos reales, se perderá en el año 2015, 207 millones de dólares; se paga el gasoil 30% más caro y la nafta 10% más cara que si se importaran y que ante esta situación, peso más peso menos, se propone capitalizar Ancap en casi 1000 millones de dólares. Se trata en realidad de una condonación de deuda del ente con el Ministerio de Economía que, otra vez, pagaremos todos. 

Por respeto al lector no reiteraremos salvo uno- los argumentos esgrimidos ante la comisión Investigadora por los responsables de la situación de Ancap. El Señor Raúl Sendic, sostuvo que “las pérdidas se debían al aumento salarial de los pisteros (Personal que despacha combustible en las estaciones del ente)... los comentarios los dejamos al lector.

En definitiva, el pasivo de Ancap es de casi 2.200 millones de dólares, se le inyectarán, como salvataje, entre 800 y 1000 millones de dólares. Estas cifras, que son manejadas con cierta soltura, conviene intentar analizarlas en su real dimensión con ejemplos pasados. Así por ejemplo, se destinaron 800 millones de dólares a la salida de la dictadura, para todas las” carteras pesadas” del sistema financiero, o que se destinaron 1,200 millones de dólares para el salvataje del BROU a la salida de la crisis financiera de todo el sistema capitalista. La diferencia es que el sistema financiero hoy goza de buena salud y Ancap, aun con el salvataje, nada asegura que se vuelva una empresa eficiente, sobre todo si se mantienen las jerarquías actuales que, como se sostuvo: si fueron el origen del problema, no pueden ser parte de la solución

posta - postaporteñ@ 1526 - 2015-12-24 23:17:59
postaporteñ@_______________________________

Cómo robar 4300 millones de dólares, mientras las víctimas aplauden

Por José P. Varela

Ian Fleming (el autor de los novelas protagonizadas por ‘James Bond’) solía decir que hay dos grandes formas de cometer robos: (i) invisibles (también silenciosas y carentes de huellas) y (ii) visibles –realizadas a plena luz del día y abundantes en rastros y pruebas incriminatorias. Según Fleming, la versión invisible (por ejemplo, cavar un túnel que termina debajo de la bóveda de un banco, la que es robada un domingo –sin testigos) es la que menos ganancias produce a los criminales. En cambio, la versión pública y visible, es la más ventajosa para los criminales. ¿No debería ser al revés?

En contra de lo que el sentido común indica, Fleming aducía que la versión visible y plena de pruebas incriminatorias es mejor para los criminales, siempre y cuando promueva y utilice la ingenuidad y/o ignorancia de las víctimas. Esto es, ‘realice desinformación primero (auto-atribuyéndose el rol de ‘salvador’), y robe después.’

Estos conceptos aplican a un proceso archí-conocido en el Río de la Plata –donde, desde hace más de seis décadas, más de una docena de veces ha ocurrido exactamente el mismo mega-robo, tanto en Uruguay como en Argentina (aunque, en cada instancia, presentando diferentes formatos). Nos referimos a crisis socio-económicas, las que siempre (parecen) comenzar de igual forma: con una mega-devaluación.

Cuando una nación devalúa su moneda  –especialmente cuando la devaluación implica porcentajes de dos o más dígitos– los más (o los únicos) afectados son los asalariados (o sea, más del 90% de la ciudadanía).

Cuando una nación devalúa su moneda, inmediatamente ocurre una concentración de la riqueza: aumenta el desempleo, la pobreza, y la emigración de los más calificados. Eso es así porque los asalariados quedan obligados a venden su trabajo a precio de liquidación (o esclavitud); mientras quienes poseen monedas extranjeras pueden adquirir recursos valiosos a una fracción de su verdadero valor.

De donde la pregunta fundamental es: ¿cómo se generan las mega-devaluaciones? ¿Son accidentes que nadie puede predecir (como un terremoto o un tsunami) o son predecibles –y, por lo tanto, prevenibles?

Por lo menos algunas mega-devaluaciones son claramente predecibles. Por ejemplo, cuando las reservas monetarias de una nación (típicamente expresadas como las reservas monetarias de su banco central) desaparecen, la mega-devaluación es inevitable.

Es por ello que todas las naciones interesadas en su supervivencia monitorean sus reservas monetarias permanentemente. Al igual que las finanzas de una persona, familia, o empresa, las naciones necesitan saber si los ahorros o reservas superan o son insuficientes para cubrir las necesidades inmediatas de supervivencia.

Eso no ocurre en Uruguay. Por lo menos en los últimos 17 meses, las reservas del Banco Central del Uruguay (BCU) no parecen ser monitoreadas. Las gráficas aquí mostradas indican cuatro fenómenos: (i) luego de una década de progresivos aumentos, más de la mitad de las reservas del BCU (52%) colapsaron en apenas 17 meses; (ii) la caída de las reservas se ha acelerado: más del 86% de las pérdidas ocurrieron en los últimos cuatro meses; (iii) ese proceso es constante y lineal (no tiene fluctuaciones, esto es, no ocurre al azar --no ha habido un accidente); y (iv) no es un proceso invisible o ignorado – es reportado y actualizado diariamente, en la Página Web del BCU (alcanza con apretar el botón ‘Activos de Reserva’, link:

http://www.bcu.gub.uy/Paginas/Default.aspx, para encontrar los datos)

·        VER GRAFICOS

http://overpic.net/viewer.php?file=xyte0pkmksoue947g6e4.jpg

 

http://overpic.net/viewer.php?file=xovgdtzpy3wlteov9gjbq.jpg

Por lo tanto, la presunción de ignorancia, incompetencia, accidente o fenómeno estacional o breve no se aplica(n) a esta situación. ¿Qué otra hipótesis o persona explica esta situación? Fleming, sin dudas.

La ausencia de discusión pública, así como la ausencia de planes o medidas que intentan resolver esta situación sugieren un mega-delito. No sólo una pérdida que hoy excede los cuatro mil trescientos millones de dólares sino algo mayor, ya que deben sumarse (a) unos 1500 millones de dólares recientemente convertidos en nueva deuda (que futuras generaciones, aun no nacidas, deberán pagar, los que no son reportados por el BCU); y (b) la pérdida aun mayor (imposible de ser calculada, al presente) generada por la mega-devaluación (y subsiguiente crisis social) que esta situación inevitablemente crea.

Los mega-robos ‘invisibles’ de que habla Fleming no son perpetrados por una persona, sino por grupos (no necesariamente grandes en número, pero siempre incluyendo más de una persona), Tales grupos  producen desinformación (propaganda falsa), a efectos de distraer o confundir a las víctimas. La falsa información siempre posee formatos ‘positivos’ o ‘deseables’ (‘estamos protegiendo el valor de nuestra moneda’, o ‘estamos frenando la inflación’) cuando, en realidad, el efecto realmente buscado es exactamente el opuesto.

¿Es posible determinar que el propósito de un proceso constante, lineal, y acelerado de pérdida de reservas monetarias es la mega-devaluación de la moneda nacional (la que inmediatamente genera pérdida del valor adquisitivo de los salarios y concentración de la riqueza)? Sin duda: se determina no por lo que vemos, sino por lo que no vemos. Cuando hay un sincero interés en proteger la economía nacional (y el salario del que vive más del 90% de la población), apenas se observa una pequeña caída de las reservas, inmediatamente se encienden todas las ‘luces rojas’ y se busca una solución. Las decenas de mega-devaluaciones experimentadas por Uruguay y Argentina, en más de medio siglo, indican claramente que, cuando comienza un proceso acelerado de pérdidas de reservas monetarias, éste debe ser detenido y revertido inmediatamente –o una gran crisis será inevitable.

Si hubiera honestidad, así como dudas respecto a la capacidad técnica de los recursos humanos disponibles para resolver la emergencia, inmediatamente se habrían invitado los mejores economistas del planeta, pidiendo su colaboración para solucionar el problema.

Nada de ello ha ocurrido. Tampoco ha sido respondida la pregunta obvia: ¿quiénes compraron, a precio de regalo, lo que mañana valdrá el triple? ¿O es que las demandas monetarias mayúsculas tampoco son monitoreadas? ¿Casualidad o…complicidad?

Cuando no hay ningún plan que busque resolver una crisis de larga duración (que ni siquiera es reconocida, pese a medio siglo de múltiples experiencias en las consecuencias generadas por una mega-devaluación), la presunción de intencionalidad queda establecida: la mega-devaluación no es prevenida –es promovida.

¿Por qué? Simplemente porque es mediante una mega-crisis cuando muy pocos ganan muchísimo, muy rápidamente.

Para generar una mega-ganancia, en beneficio de muy pocos, es necesaria una mega-crisis. Para generar una mega-crisis, es necesaria una devaluación. Para generar una mega-devaluación, es necesaria una abrupta pérdida de las reservas monetarias. Para generar un mega-robo y no ser culpado, es necesario inculpar a otro.

¿Cómo termina esta película? El epílogo es obvio: ‘la culpa la tuvo el Otro.’

Por ejemplo, ‘no tuvimos más remedio que devaluar, por culpa de la devaluación argentina’ o ‘por culpa de la caída de las exportaciones.’ Estas excusas son falsas porque (i) el colapso de las reservas del BCU ya lleva más de 4 meses (más de 4300 millones desaparecidos en ausencia de una devaluación argentina), y (ii) la caída de las exportaciones es nimia: las exportaciones sólo representan el 15-16% de la economía uruguaya y, en 2015, disminuyeron un 12% respecto a 2014; en tanto, las pérdidas ya superan el 52 % de las reservas.

¿Tendrá razón Ian Fleming? ¿Es más fácil robar a todos, en magnitudes estratosféricas, a plena luz del día, si primero se realiza una simple acción desinformativa –la que termina con una falsa explicación (‘la culpa la tuvo el Otro’)?

- postaporteñ@ 1526 - 2015-12-24 23:15:18
postaporteñ@_______________________________

Mumia: 34 años en lucha desde una celda

Por Amig@s de Mumia de México/22 diciembre, 2015

SubVersiones

Las actividades por la salud y libertad para Mumia Abu-Jamal a sus 34 años de encarcelamiento se han dado en el contexto de un nuevo atentado contra su vida, esta vez por la vía médica. El Departamento de Correcciones del estado de Pensilvania y la empresa privada que presta servicios de salud a los presos, Correct Care Solutions, saben que Mumia tiene hepatitis C y saben que puede ser fatal, pero se niegan a darle un tratamiento con los nuevos medicamentos anti-virales que le podrían salvar la vida. Dicen que no está suficientemente enfermo, que sólo están obligados a darle tratamiento en las últimas etapas de la enfermedad –cuando ya sería tarde. Es decir, le están dando una nueva sentencia de muerte.

Ante esta negativa, Mumia insiste que tiene el derecho al tratamiento y que también hay otros 10,000 presos en el estado de Pensilvania con la misma enfermedad que tienen este derecho. Mientras tanto, está dando la batalla para recuperarse. Ahora no siente que está por morir y agradece al movimiento por mantenerlo vivo con sus llamadas, correos, acciones y oraciones.

Falsamente acusado de matar a un policía, Mumia está preso por luchar. El ex Pantera Negra y simpatizante de MOVE tiene mucho que compartir y, alentado por el creciente movimiento contra la violencia policiaca en Estados Unidos, se esfuerza a relacionarse a ello a través de sus escritos.

El sábado 5 de diciembre exigimos libertad, vida y salud para Mumia afuera de la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México, como se ve en este video de la compañera Carolina Bt.  Contamos con la participación de los tambores y poetas de Son de la Montaña, el canto de Eva Palma, el rap de Raíces y Batallones Femeninos, performances y danza africana, representada en un segunda video de la compañera.

En el acto también dimos lectura a algunos escritos sobre los recientes libros de Mumia. Su octavo libro, La escritura en la pared (Writing on the Wall), contiene uno de varios ensayos que él ha escrito sobre un pueblo relativamente desconocido en el estado de Missouri que se volvería «una consigna de resistencia» después de que la gente se levantó contra el asesinato del joven negro, Mike Brown, a manos del policía blanco Darren Wilson el 9 de agosto de 2014. En Ferguson, dice Mumia,

«…a la juventud —excluida de la economía estadounidense por la educación inferior y deficiente; agredida por la supuesta guerra anti-droga y el encarcelamiento masivo; detenida y revisada por caminar siendo negra– le ofrecieron asientos en primera fila al estado de seguridad nacional….Ferguson es un despertar. Un llamado a la juventud para construir movimientos sociales radicales y, sí, revolucionarios, para lograr cambios».

Y por si acaso algún(a) activista se desespera y piensa que las cosas siempre van a seguir igual y que no vale la pena luchar, en su noveno libro que está por salir, Murder Inc., Mumia nos recuerda que «hay una distintiva característica compartida por todos los imperios en el curso de la historia. Todos y cada uno de ellos desaparecen. ¿Y qué es lo que queda? Ruinas desmoronadas y monumentos manchados que retratan a gobernantes convertidos en polvo…».

En estos días decenas de artistas se han solidarizado con la pinta de murales en el Chanti Ollin y el Auditorio Che Guevara y con las imágenes de la  campaña gráfica que presentamos en el acto afuera de la malvada embajada y en varios otros eventos, incluyendo proyecciones y/o charlas en la Cafetería Rizoma (espacio Radio Zapote), la Casa de los Amigos y el Café La Magdalena, ésta última organizada por la Red contra la Represión y por la Solidaridad. Agradecemos la transmisión de la Ke Huelga Radio y el programa especial de Noticiasdeabajo-ML y Tejemedios sobre presas y presos injustamente encarcelados en México y el mundo, así como también la entrevista por Radio Desobediencia.

En Filadelfia, Nueva York y otras ciudades se han realizado varios actos en apoyo a Mumia y otros presos y presas políticas este mes, incluyendo en París, Berlín, Bilbao, Barcelona, Santiago de Chile, Bogotá, San José y Las Heras.

Hubo una importante movilización el 18 de diciembre cuando Mumia tuvo una audiencia sobre la negación del Departamento de Correcciones de Pensilvania a darle tratamiento por la hepatitis C. Mumia dio testimonio en la audiencia, por televisión en vivo, los comités solidarios en Filadelfia y Nueva York viajarón a Scranton, Pensilvania para llenar el salón del tribunal.

Exige tratamiento médico para Mumia:

Dr. Paul Noel, Director Medico, Pennsylvania Department of Corrections
001 (717) 728-5309 Email | ra-contactdoc@pa.gov
Dr. Carl KeldieDirector Medico, Correct Care Solutions
001 (800) 592-2974

Para más información: https://amigosdemumiamx.wordpress.com

- postaporteñ@ 1526 - 2015-12-24 20:02:00
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente