Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

postalinas

URU |médicos recibidos en CUBA

Respecto al nivel de uruguayxs que se recibieron  de médicxs en Cuba en ARTIGAS hemos tenido la triste experiencia con la DRA. VALERIA LAVIÉ que fue directora del hospital, (que se retiró en el 2014), y fue nombrada por su tía que era la ministra de salud pública la Dra. Susana Muñiz a lo que sumamos a la DRA. NATALIA DOMÍNGUEZ que de ser una mediocre y muy limitada médica en una policlínica de un barrio pasó a ser directora departamental de atención primaria de salud de Artigas. Ambas se caracterizan por su soberbia sin límites y una gestión deplorable.

FRATERNO ABRAZO

CARMEN

Respondiendo a Estrellita

Me alegro saber que algunos de los tantos médicos recibidos en CUBA estén trabajando y bien en S. Publica del interior. Pena que no estén en Mdeo,  donde vive la otra mitad, y que muchísimos padecemos el caos de la in SALUD PÚBLICA! qué bueno sería q de esos muchos estuvieran dirigiendo al menos 6 hospitales capitalinos: SAINT BOIS, PASTEUR, MACIEL, P.ROSSELL, TRAUMATOLOGÍA, REUMATOLOGÍA.  Quizás con su buen nivel traído de CUBA, pudieran mejorar el caos existente. Y ENSEÑAR a algunos cuantos!

Así como tú conoces esas "buenas experiencias" yo conozco alguna nefasta. Pero son bastantes, y los otros donde están? En mutualistas, medicina para ricos?

En fin, dejala por ahí!

Soledad

CARTA ABIERTA CONTRA LAS FUMIGACIONES MASIVAS


Canelones 4 de Febrero de 2016.

Sr. Presidente de la República Oriental del Uruguay Dr. Tabaré Vázquez

Sres. Representantes de la Cámara de Senadores y de Diputados del Parlamento Uruguayo

Sres. Integrantes de la Comisión de Medio Ambiente del Senado

De nuestra mayor consideración:                                    

Los abajo firmantes, ciudadanos habitantes de la República Oriental del Uruguay nos dirigimos a Uds. para manifestarles nuestra total disconformidad con las medidas que, según trascendidos de prensa, el gobierno uruguayo estaría dispuesto a tomar para combatir los mosquitos del género AEDES, los cuales serían vectores de enfermedades como el Dengue y la fiebre amarilla y recientemente de una eventual epidemia por el virus Zika. Estas medidas incluyen la fumigación masiva mediante avionetas, las cuales esparcirán productos muy tóxicos (aunque el gobierno reconoce que son solo  de “baja toxicidad”),  que caerán en cantidades incalculables y aumentarán  la contaminación sobre cuerpos de agua, suelos, fauna y flora y sobre los seres humanos

Esto se sumaría al hecho que ya se está fumigando buena parte del territorio nacional donde se practica la siembra directa y se aplica el paquete tecnológico que acompaña a los monocultivos de transgénicos cerealeros y forrajeros.

 Los señores representantes políticos, incluido el Sr. Presidente Vázquez, deben estar en conocimiento que los antecedentes en la región sobre el combate de determinadas enfermedades epidemiológicas utilizando la práctica de fumigación masiva no ha dado los resultados esperados, después de más de 30 años de uso consecutivo. Por el contrario, ha empeorado la salud de la franja más empobrecida de la población, demostrado por el hecho de que los peores casos de aparición de estas enfermedades se han observado justamente en mujeres embarazadas y niños recién nacidos de hogares muy humildes.

Existen reportes de médicos y profesionales de la salud de Brasil que reclaman mayores estudios epidemiológicos que prueben la veracidad de la información que se está difundiendo a la población acerca de la real virulencia de estos patógenos. El virus del Zika data de 1947 y ha tenido poca incidencia en casos de gravedad.

Por tanto, los médicos de Brasil no descartan que el aumento de su virulencia en los seres humanos sea debido a factores que tienen que ver con el entorno y la alimentación, léase en poblaciones que viven en ambientes con agua contaminada y alimentos de muy baja calidad, donde las fumigaciones con distintos tipos de pesticidas de alta toxicidadson usadas en agricultura al igual que las que se implementan cada año en un supuesto combate contra los mosquitos vectores. Esta afirmación está basada en estudios de seguimiento de la salud de la población brasilera, encontrándose que,de  3983 casos de malformaciones constatadas en niños hasta el 20 de enero de 2016, 49 habrían fallecido y solo en 5 casos se pudo confirmar una infección con el virus del Zika.

Estamos en conocimiento que el asesoramiento que reciben los gobiernos proviene de distintos profesionales o técnicos que responden a las empresas que producen los  productos de fumigación que se presentan como benignos, aunque varios estudios publicados en revistas arbitradas advierten sobre su toxicidad incluso en dosis bajas. Por tanto, serán contaminantes si se vierten sobre la población, el aire, el agua y el resto del ambiente. Es así que ejerciendo nuestro derecho precautorio, solicitamos al gobierno que se detenga la ejecución de esas medidas y se tome el  tiempo necesario para llevar adelante estudios independientes que nos ofrezcan garantías de que no se está repitiendo un procedimiento que,no sólo no ha solucionado los problemas de salud de poblaciones deprimidas, sino que ha dejado una enorme interrogante acerca de las intenciones de quienes los promueven.

Por eso Sres. Gobernadores, los abajo firmantes, ciudadanos de este país ilustre, amparados en el derecho que nos da nuestra Constitución, le decimos NO A LAS FUMIGACIONES INNECESARIAS CON QUÍMICOS PELIGROSOS, apelando a su sensibilidad y criterio para detener esas prácticas ypromover nuevas investigaciones sobre la temática y así tomar las decisiones correctas y que serán las mejores para el bienestar de nuestros compatriotas.

Sin otro particular los saludan muy atentamente,

Graciela Piñeiro - Silvia Alicia Oliveri-  Nancy Espasandín -  Víctor L. Bacchetta

posta - postaporteñ@ 1552 - 2016-02-07 21:11:13
postaporteñ@_______________________________

Peronismo y gobierno: costos y réditos del cambio

 Panorama político nacional de los últimos siete días

Jorge Raventos

Datos de la nueva realidad: el  Presidente, que se ha mostrado capaz de usar  los decretos de necesidad y urgencia  con naturalidad propia de un mandatario peronista, no considera que su autoridad se erosione por  frenar o corregir algunas decisiones  ni  le saca el cuerpo a negociaciones complicadas.

Macri  entre Pollack, Urtubey y Moyano

Mauricio Macri estuvo, por ejemplo,  en comunicación directa con Daniel Pollack, el  mediador designado por el  juez  de la causa holdouts Thomas Griesa. Enfatizó de ese modo el compromiso del gobierno argentino con la solución negociada de ese diferendo, en el cual ha formulado una propuesta concreta de pago. No sólo se trata de evidenciar la diferencia con la estrategia   evasiva y pendenciera  que desplegaba el gobierno anterior, sino de ejercer presión sobre los fondos acreedores que, vía punitorios,  han visto enormemente incrementadas sus acreencias con la dilación del arreglo.  

Dos de los seis principales holdouts  ya firmaron  preacuerdos; faltan otros cuatro.  Falta también que el Congreso argentino  permita  que se concrete la negociación, para lo cual debe  eliminarse la llamada cláusula cerrojo que prohíbe a las autoridades reabrir  tratativas mejorando las condiciones alcanzadas por  los acreedores en los dos acuerdos  (amplios pero parciales) alcanzados  en 2005 y 2010.

También en este asunto el Presidente  se involucra  personalmente: el tema formó parte de sus conversaciones con Sergio Massa y, en la última semana, de su  contacto directo con Juan Manuel Urtubey. El gobernador salteño  viene siendo una  pieza  de gran importancia en la deconstrucción del kirchnerismo  (alentó decisivamente  la creación del flamante bloque  justicialista de diputados, primera  ruptura orgánica  del disciplinamiento K después de la derrota electoral  de  noviembre)

Ya antes de aquel  comicio,  y hablando como vocero  informal de  la candidatura de Daniel Scioli, Urtubey desafió  el  posicionamiento de la Señora de Kirchner y su ministro de Economía, Axel Kicillof, y sostuvo la necesidad  de  satisfacer  al juzgado de Thomas Griesa a través de una negociación rápida con los holdouts.  La Casa Rosada considera que Urtubey  es una de las llaves  para  abrir el cerrojo  que proscribe la negociación.

Macri también  ha jugado su  participación personal en el paisaje de las paritarias o, si se quiere, en el más amplio, de las relaciones  con los gremios como  parte  del  dispositivo de la producción y de los factores que influyen sobre la gobernabilidad. En ese contexto se enmarca su última conversación con Hugo Moyano, referente de la central sindical más poderosa.

En esos contactos personales, el  Presidente no  puentea,  ni minimiza, ni desplaza a sus ministros en sus respectivas funciones específicas: los respalda y los fortalece. Sus interlocutores  verifican  que las políticas están bancadas  desde la máxima autoridad

Sindicatos estatales y gremios competitivos

La  conversación con Moyano es una señal de la Casa Rosada de que, aunque todavía no se ha producido  un diálogo formal  con el conjunto del sindicalismo (en buena medida por las dificultades del sector para unificar personería), de ninguna manera se concibe una estrategia de marginación  del sector ni de indiferencia sobre la situación de los trabajadores.

Por el contrario, hay en marcha iniciativas para  complementar el componente salarial  de los ingresos populares: desde la elevación del  piso imponible hasta la reducción del  IVA a los alimentos para los  sectores más vulnerables, pasando por políticas de vigilancia sobre los incrementos de precios injustificados y el fortalecimiento del departamento de defensa de la competencia.

El gobierno espera que las organizaciones más  grandes vinculadas a la actividad privada valoren estas iniciativas y operen como factores de equilibrio frente a sindicatos  del Estado o de actividades subsidiadas, acostumbrados a tener  del otro lado de la mesa paritaria a representantes de una “patronal”  dadivosa,  sin  preocupaciones de competencia  ni limitaciones de mercado y en condiciones, además, de jugar con  la máquina de hacer billetes.  Los gremios docentes (particularmente en la provincia de Buenos Aires)  se acostumbraron a negociar con ministros  de Educación  que se convertían en  voceros  sindicales  en las reuniones de gabinete hasta hacer ceder a sus  gobernadores.

Los datos de la nueva realidad incluyen que el Estado, ahora, deba pagar  aquellas facturas; que los ciudadanos  deban asimilar que  muchos servicios que antes  eran baratísimos para sus beneficiarios, resultan muy caros para el conjunto de la sociedad, que los paga con impuestos y sufriendo la decadencia.

Kirchnerismo  y  realismo mágico

Esos datos también incluyen que, ante lo nuevo,  las fuerzas políticas  empiecen a pensar de nuevo. Véase el caso del  peronismo  enclaustrado en  el gran paquete armado por el kirchnerismo.

Como el José Arcadio Buendía de Gabriel García Márquez cuando descubre que “el mundo es redondo como una naranja”, el apoderado  del Partido Justicialista, Jorge Landau,  expuso estos días su propia revelación: “El Frente para la Victoria no existe más”. Los que no se habían dado cuenta vale la pena que lo escuchen: Landau no es un marinero de agua dulce. Más que anunciar una defunción, su frase testimonia un divorcio en marcha que se viene evidenciando por lo menos desde 2013 (si bien sus antecedentes se remontan una década atrás). El peronismo se separa del kirchnerismo. La causa del distanciamiento no es, como diagnostica Landau, que “las alianzas se agotan terminada la elección”. La alianza Cambiemos, que sostuvo a Macri, no se disolvió. El problema con el Frente para la Victoria no es que la elección haya pasado, sino que  se haya perdido y que esa caída haya provocado el desalojo del poder.

El peronismo responsabiliza por la derrota a la señora de Kirchner y a su falange de seguidores más acérrimos, cuyo eje es el camporismo sumado a la izquierda residual que se asiló en el FPV. La señora de Kirchner  había dicho que no le interesaba involucrarse en la discusión interna del PJ, pero que se sentía  conductora del Frente para la Victoria. Eso no existe más, avisa  ahora Landau. Traducción: la Señora, con todo respeto, no conduce nada

Los hechos son más elocuentes que las frases del apoderado. Alivianado de la mochila kirchnerista por efecto de la victoria de Mauricio Macri, el peronismo reflexiona alborotadamente sobre su futuro. Busca un rumbo y una conducción legítima y eficaz. Lo hace, en principio, desde distintos  centros aunque regido por una lógica principal: recuperar unidad, fuerza y competitividad electoral sin perder de vista que el eje del poder nacional  se ha trasladado, por obra de la voluntad ciudadana, a otras manos.

Una oposición racional y constructiva

El apoyo crítico (“oposición racional y constructiva”)  al gobierno, un posicionamiento en el que hicieron vanguardia Sergio Massa y José Manuel de la Sota, va paulatinamente prevaleciendo como línea general del peronismo para la etapa. "Tengo una mirada crítica sobre algunas acciones del Gobierno, pero hay que esperar el efecto de las medidas y ver qué análisis hace la sociedad. No pasaron dos años”, advirtió el miércoles, en la reunión del Consejo partidario, el  jefe del bloque de senadores, Miguel Pichetto. Y chuceó al kirchnerismo nostálgico y apresurado: "Algunos parece que quieren prender fuego la pradera rápido. ¡Creen que están en una etapa preinsurreccional!".

El mismo miércoles ocurrió el apartamiento de una docena de diputados del bloque del Frente para la Victoria (quitándole, de paso, la condición de primera minoría en la Cámara). Allí se vio la mano del salteño Urtubey, pero no sólo la de él: el nuevo bloque cuenta con el respaldo de por lo menos cinco gobernadores y varios dirigentes gremiales y da por sentado que se ampliarán sus miembros y sus apoyos. Las  voces más notorias de la escisión (entre las que se cuenta la de Diego Bossio, ex titular de ANSES) explicaron que van a ser “un grupo de oposición al gobierno de Mauricio Macri. Pero pretendemos ser una oposición responsable”, porque “estamos ante una nueva etapa política y los peronistas ahora cumplimos un doble rol: por un lado somos oposición al gobierno nacional, pero también gobernamos varios distritos provinciales”. Los hechos imponen una política de cogobernabilidad.

Los diputados disidentes –como antes Massa, como De la Sota, como Pichetto en el Senado o los gobernadores que dialogan con la Casa Rosada- no son “traidores”, como estigmatizan los soldados kirchneristas, ni se están pasando al oficialismo; pretenden “reafirmar la identidad del peronismo” para competir con Macri y derrotarlo más adelante.  Por eso toman  distancia del kirchnerismo cerril y de la oposición sistemática que éste y sus acólitos proclaman. Ejercen la lucidez. Por ahora lo hacen por separado, más temprano que tarde, si siguen lúcidos, encontrarán la forma de unirse.

En marzo se inicia el año parlamentario; el gobierno verá sensiblemente  reducidos los grados de libertad con que ha venido tomando decisiones. Los decretos de necesidad y urgencia, que hoy pueden justificarse por el receso  legislativo, perderán ese sustento de legitimidad, tendrán que atravesar el  control  del Congreso y evitar su rechazo; habrá que promover leyes y tejer los acuerdos para que sean aprobadas. El avance de los criterios dialoguistas en el peronismo abre perspectivas más auspiciosas que las que se auguraban.

El gobierno ha decidido hacer un primer ensayo sin red: convoca a sesiones extraordinarios para pedir el acuerdo del Senado a los dos nuevos jueces de la Corte y  a los nuevos embajadores políticos (todos, jueces y embajadores, designados por el Ejecutivo en comisión). La Casa Rosada apuesta con fe a las negociaciones que tejidas por  Rogelio Frigerio,  Emilio Monzó, Federico Pinedo y, como se ha visto,  en algunos casos el propio Presidente.

Este nuevo escenario incrementa la responsabilidad del oficialismo: le impone la necesidad de un control más atento y delicado  a la pretensión de soluciones expeditivas  que deterioran la confianza, perturban los contactos y, finalmente, dan lugar a retrocesos.

No se trata sólo de forjar consensos que ayuden a pasar leyes, sino de apuntalar la construcción de una red de diálogo y convivencia sobre la que se puedan apoyar la gobernabilidad y la construcción de un sistema de poder democrático, abierto y eficaz.

Como bien se entusiasmó el Presidente en Tucumán, rodeado de gobernadores de diferentes signos: "Los argentinos unidos somos imparables". No está mal invocar la unión nacional después de años de culto oficial a la confrontación y la pelea. Es probablemente el dato más significativo de la nueva realidad

JR - postaporteñ@ 1552 - 2016-02-07 21:05:01
postaporteñ@_______________________________

Hay Que Salir del Agujero Interior

Renunció Coya y todo el oficialismo de Ancap

Nº1853 4/2/16

Tras la información publicada este jueves en el semanario Búsqueda sobre la decisión del presidente Tabaré Vázquez de iniciar un recambio de autoridades en Ancap, el titular del ente petrolero, José Coya, presentó renuncia a su cargo en horas de la tarde. Junto a Coya, fueron cesados de sus cargos el vicepresidente de la empresa estatal, Rúben Barboza, y los directores Juan Gómez y Fernando Acuña, todos oficialistas.

Según informó el semanario, Vázquez discutió el tema con el ministro de Economía Danilo Astori y con el expresidente y actual senador José Mujica, entre otras autoridades del gobierno. En esas conversaciones se barajaron algunos nombres como posibles sustitutos en la cúpula de Ancap.

El recambio de autoridades se precipitó tras la publicación de Búsqueda, relató Subrayado. El mismo jueves, Vázquez confirmó al vicepresidente de la República y ex titular de Ancap, Raúl Sendic, y a los ministros Astori y Carolina Cosse (Industria) la decisión de remover al Directorio de la petrolera. Astori y Cosse repaldaron la iniciativa, pero Sendic la consideró un “profundo error”, dijeron fuentes oficialistas a La Diaria.

"No me planteo renunciar. Estoy a disposición del presidente de la República", había dicho Coya a Radio Rural por la mañana. La salida del titular de Ancap fue anunciada por Telenoche. Fuentes oficiales dijeron a El Observador que Vázquez encajó mal la información de la portada de Búsqueda porque aún faltaba definir los nombres de los sustitutos.

El próximo miércoles 17, el Senado se reunirá en sesión extraordinaria para analizar los informes elaborados por la comisión investigadora sobre la gestión de la petrolera. Ancap fue capitalizada en diciembre en U$S 622 millones. Entonces Vázquez mantuvo a las autoridades. Mientras, Astori promovía la remoción del Directorio encabezado por Coya.

Coya integra la lista 711, el grupo político que lidera Sendic.

COMISIÓN INVESTIGADORA

Las doce denuncias originales del senador blanco Álvaro Delgado (miembro denunciante)

En julio de 2015 el senador Álvaro Delgado presentó doce denuncias en la comisión investigadora sobre Ancap. Estas eran:

-"Omisión contumaz" por incumplimiento de los plazos de presentación de los estados contables.

-Déficit de cerca de US$ 800 millones y pérdida de patrimonio.

-Pago de multas por incumplimiento de contrato en la planta de cal en Treinta y Tres; la pérdida estimada es de unos US$ 7 millones.

-US$ 10 millones en gastos de publicidad en los años 2013 y 2014, y cuestionada contratación de la agencia La Diez.

-Deuda de entre US$ 25 millones y US$ 30 millones con la desaparecida PLUNA.

-Aumento de 35% de la plantilla de funcionarios en el período 2005-2014.

-Inversión de US$ 12,5 millones en el remolcador Kychororó, inaugurado en 2013 pero que sigue sin funcionar.

-Aumento del gasto en honorarios y contrataciones de $ 1.562 millones en 2013 a $ 2.078 millones (US$ 85 millones) en 2014.

-Triangulación de petróleo con Petroecuador y la empresa holandesa Trafigura.

-Operación de cancelación de deuda con PDVSA de Venezuela.

-Sobrefacturación en la planta de bioetanol en Paysandú, cuyo costo rondaba los US$ 147 millones.

-Capitalización de ALUR por parte de Ancap en más de US$ 100 millones.

PLUNA + ANCAP + OSE + UTE+ ANTEL Y ANTEL ARENA = EL DESPILFARRO, ROBO Y MALA ADMINISTRACIÓN MAS GRANDE DE LA HISTORIA DE Uruguay

Sólo el disimulo en el mantenimiento descarado de ALUR cuyo único verdadero destino sería la liquidación por inviable, lo de la radio inexistente, los sobreprecios en plantas inútiles de cemento (así como en el costo brutal de la desulfurizadora), el negociado con Trafigura(multinacional dedicada al transporte de materias primas eligió a Uruguay para instalar su Centro de Servicios Compartidos donde se concentrarán las operaciones logísticas del resto de los países latinoamericanos), etc., alcanzan para suponer hubo variadas metidas de manos en la lata así como componendas con amigotes con el dinero de todos los uruguayos. El descaro de pasarle la pelota a Economía culpable por omisión a sus deberes es indescriptible por su envergadura. ¡Todo para defender al inútil (?) Raulito!

Hay algo que tiene que quedar claro ...nadie puede jugar con las empresas publicas ..Despues que durante años se luchó por ellas
Los gastos y las cuentas tienen que ser transparente y acá como vemos ..Fue un destrozo .. Un flor de AGUJERO del que ahora se rajan ....en otra dirección !!!

Ancapangelitos

Kid Gragea

Búsqueda 4/2/16 

El pueblo oriental no puede contener más el aliento: se están por dar a conocer en los próximos días los informes de la Comisión Investigadora que nuestro Parlamento creó (en una imperdonable distracción de la “fuerza política” que nos “gobierna”) para desentrañar las misteriosas causas por las que casi se funde la refinería de petróleo monopólica que responde al nombre de Ancap.Dicen por ahí que el informe que presentará el Frente Amplio está ya en el horno, y que en su confección ha habido tiras y aflojes internos entre los indios emepepistas y sendiciosos por un lado, y los galos de Astorix por el otro. Les puedo asegurar que no es así.

Es más, a través de una fuente que no puedo revelar, pero que funciona mejor que la Fontana de Trevi, me conseguí el borrador de ese informe, del que les voy a transcribir solamente algunos párrafos, porque es más largo que el Corán.

En una de las partes más cruciales, y utilizando términos que le escuchamos al Flaco Agazzi en estos días, el informe dice que en Ancap “no se han registrado ilicitudes ni delitos”, y sigue así: “Globalmente, se trató de algunas confusiones y malentendidos, que no llamaríamos desencuentros, ya que incluso las dos cartas públicas que se mandaron respectivamente los compañeros Pepe Mujica y Danilo Astori sirvieron para evaluar dos puntos de vista apenas con matices diferentes, pero que en el fondo ratificaron la transparencia con la que ambos se han manejado siempre en el servicio público, dándole así a la ciudadanía maneras de informarse sobre lo que efectivamente estaba ocurriendo en la empresa, que no era sino una marcha normal de las operaciones, sin que todo lo que la derecha decía por los medios de comunicación que desinforman a la opinión pública fuera cierto”.

En otro de los tramos, el informe dice que “tanto el compañero Raúl Sendic como el compañero Danilo Astori coinciden en las explicaciones que han dado sobre los desfasajes que motivaron la inquietud investigativa del Parlamento, desfasajes a los que la derecha sigue llamando déficit, aunque todos sabemos que no es así. En la Comisión el compañero Sendic dijo un día que el supuesto déficit se debía a que el Ministerio de Economía y Finanzas no le había permitido trasladar los aumentos del crudo a los precios de los combustibles, y luego se corrigió y dijo que en realidad se debían a los aumentos de los sueldos de los pisteros de las estaciones de servicio, y luego vino el compañero Astori a la Comisión y dijo que en realidad el supuesto déficit de Ancap se debía a problemas de gestión, en realidad aquí hubo un error de parte de los taquígrafos que recogían los dichos en las actas, ya que lo que el compañero Astori dijo en realidad fue que lo que tenía el compañero Sendic no eran problemas de gestión sino de digestión, ya que en esos días estaba con gastritis, todo lo cual demuestra claramente que no existe contradicción alguna entre lo manifestado por ambos compañeros, que siempre se han caracterizado por tener una relación armónica, hecho que quedó demostrado cuando días atrás se encontraron en un acto público, y se dieron un fraternal y solidario abrazo progresista, demostrando que la armonía frenteamplista es pública y notoriamente palpable”.

Otro interesante enfoque que surge del informe es el que recoge lo ocurrido con una donación de 5.000 dólares para publicidad en los informativos de una radio de la localidad de Quebracho en el Departamento de Paysandú, la cual aún no estaba al aire porque no tenía equipos, y que, cuando los tuviera, iba a ser operada por un dirigente frentista de la localidad. Aquí se dice que “los supuestos cinco mil dólares que se iban a destinar para publicidad del ente en una radio en Paysandú no fueron tales, ya que un compañero del Comité de Base ‘Pepe forever’, de la misma localidad en la que se iba a instalar la radio los devolvió, a la espera de que se aclarara la confusión, habiendo sido reintegrados por la agencia de publicidad que intermedió en la operación, la cual facturó 20.000 dólares por honorarios por tener que pautar unos avisos que al final no salieron, pero que de todos modos se utilizaron en la publicidad del ente en las transmisiones de fútbol por televisión, habiendo la agencia de publicidad facturado 150.000 dólares de honorarios por concepto de haber tenido que trasladar una pauta de 5.000 dólares de una radio inexistente a los canales de televisión, más otra factura de 80.000 dólares de honorarios por concepto de servicios de asesoramiento para la instalación de la radio en Quebracho, más los viáticos de ida y vuelta a Quebracho, por un monto de 18.000 dólares, en todos los casos más IVA, todo lo cual está debidamente documentado con los recibos correspondientes”.

Habiendo leído lo que precede, a nadie sorprenderá lo que se explicita en el caso primero de la contratación de la agencia, y luego en las explicaciones que esta da a la Comisión para justificar los 370.000 dólares que costó la fiestita de inauguración de la planta desulfurizadora, a la que vino nuestra amiga la reina Cristina Primera de la Argentina.

Dice el informe que “la agencia de publicidad, cuya contratación directa fuera tan cuestionada por la derecha, con el ánimo de ensuciar el prestigio del compañero Sendic, fue contratada por este en forma directa debido a que su principal, no solo es íntimo amigo del (hoy senador, entonces Gerente de Alur) Leonardo de León, lo cual ya es suficiente argumento para elegirlo, sino que además, en las bases del llamado a interesados para la contratación de una agencia de publicidad se especificó claramente que una condición excluyente para la selección era que el principal de la agencia viviera en la calle Blandengues entre los números 3038 y 3042, siendo que el mismo vive en dicha calle, en el número 3040, no siendo pues preciso dar más explicaciones”.

De la fiestita lo único que les transcribo es la frase que dice que “se consumieron en la misma 342.000 saladitos, los cuales, a un dólar cada uno, da la suma de 342.000 dólares, siendo el saldo de 28.000 dólares debido a la ingestión de 28.000 copas de champagne a dólar cada una, por parte de los asistentes. La agencia de publicidad consiguió que la carpa fuera prestada sin cargo por el Cirque du Soleil, que ya la había mandado para albergar el espectáculo que brindará en marzo en Uruguay”.

Yo creo que todo está clarísimo y transparente, y que se va a archivar el informe, para tranquilidad de todos

posta - postaporteñ@ 1552 - 2016-02-07 20:54:54
postaporteñ@_______________________________

De Nuevo, Sobre Petróleo Y Ley Del Valor

ROLANDO ASTARITA

En una nota anterior (aquí) critiqué la afirmación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, de que el precio del petróleo es determinado a voluntad por EEUU. Sostuve que esta tesis es teóricamente insostenible e incapaz de explicar las evoluciones del precio del petróleo (y otras mercancías). Como era de esperar, la nota provocó críticas de defensores de la tesis “los precios son decididos por los monopolios”. Es que no se trata solo de las concepciones estatistas burguesas del estilo Chávez o Kicillof, sino también de un amplio espectro de economistas de izquierda, que van desde el populismo moderado al trotskismo, pasando por castristas, stalinismos diversos y el tercermundismo. En otras notas del blog, y en mis libros, traté de explicar la importancia que tiene esta cuestión para la comprensión del sistema capitalista y su crítica.

Si bien no veo que se haya respondido a estos argumentos, los defensores de la tesis “los precios son decididos a voluntad” siguen imperturbables. Un ejemplo es el texto que me han enviado por estos días, “¿Por qué baja el precio del petróleo?” de José Castillo, economista y dirigente de Izquierda Socialista, de Argentina (http://www.uit-ci.org/index.php/noticias-y-documentos/3-crisis-capitalista-mundial/1008-ipor-que-baja-el-precio-del-petroleo). Publicado en Junio de 2015, en su presentación se afirma que conserva toda su actualidad para explicar por qué bajan los precios. El escrito es revelador de las formas en que se sostiene una idea contra viento y marea.

Teoría del valor

La idea central de Castillo es que en el caso del petróleo, por tratarse de un insumo estratégico, la oferta y la demanda no cuentan: “….seríamos ingenuos si aceptáramos que el precio de un insumo tan estratégico como el petróleo se define por “el juego de la oferta y la demanda”, escribe. O sea, Castillo afirma que la ley del valor trabajo no tiene vigencia para el “producto estratégico” llamado petróleo. Para entender por qué, es necesario tener presente que esa ley solo se impone a través de la competencia, esto es, por la guerra de precios y las variaciones de la oferta y la demanda. ¿Por qué ocurre de esta manera? Pues porque los productores son propietarios privados de los medios de producción, y su conexión se da a través de “cosas”, de mercancías, que se comparan en el mercado. Por eso, en la sociedad productora de mercancías los productores “pierden el dominio de sus propias relaciones sociales”, como explica Engels en el Anti-Dühring (la parte económica del libro fue revisada por Marx)

Y agrega:

En esta sociedad “[cada cual produce para sí con los medios de producción que casualmente  tiene y para su individual necesidad de intercambiar] Ninguno de ellos sabe cuánta necesidad de su artículo está llegando al mercado, cuánta de ella se necesita y usa realmente; nadie sabe si su propio producto va a encontrar una necesidad real, si va a poder cubrir costes, y ni siquiera si va a poder vender. Reina la anarquía de la producción social. Mas la producción de mercancías, como cualquier otra forma de producción, tiene sus leyes características, inherentes, inseparables de ella, y sus leyes se imponen a pesar de la anarquía, en la anarquía y a través de la anarquía. Estas leyes se manifiestan en la única forma de conexión social que subsiste, a través del intercambio y se imponen al productor individual en forma de leyes constrictivas de la competencia. (…) Se imponen pues, las leyes sin el concurso de los productores, contra los productores, como ciegas leyes naturales de su propia forma de producción. El producto domina a los productores” (pp. 268-9, énfasis agregados).

El pasaje resume el nudo de la crítica de El Capital al mercado. La objetividad de la ley del valor trabajo consiste precisamente en esto, en que los productores no dominan al mercado, sino este los domina; por eso las leyes se imponen “como leyes ciegas naturales”. Y esta imposición, esta constricción, solo puede abrirse paso a través de la competencia. Por eso, cuando Castillo afirma que una mercancía básica como el petróleo no está sometida a la competencia, está diciendo que aquí esa “ley ciega del mercado” dejó de actuar. Obsérvese además que, dado que el petróleo entra directa o indirectamente en la producción de todas las demás mercancías, la ley del valor trabajo deja de funcionar en general. Con el agregado de que hay que preguntarse por qué el capitalismo solo maneja el precio del petróleo. ¿Por qué no los precios del mineral de hierro, el cobre, el gas, los semiconductores, el aluminio, el maíz, la soja, el acero? ¿Cuál es el límite? Lo importante ahora es subrayar la consecuencia teórica que se desprende de la afirmación de Castillo. Esta es la cuestión central que debería poner entonces a discutir, dado que, formalmente, dice referenciarse en la teoría de Marx. Pero nunca logramos que se vaya al fondo del tema.

Evidencia empírica

Recurrimos a textos clásicos porque pensamos que tienen actualidad para interpretar el presente. Y el anterior pasaje de Engels (o de Marx) encaja justamente en lo que ha sucedido con el petróleo y con otras muchas mercancías, tales como minerales y productos agrícolas. Embarcadas en la competencia, las empresas ampliaron la capacidad productiva respondiendo a un intenso proceso de acumulación centrado en China. En la misma China también hubo sobre acumulación y sobre inversión (ver aquí y aquí). “La naturaleza de la producción capitalista consiste en producir sin tener en cuenta las limitaciones del mercado”, dice Marx en Teorías de la plusvalía (t. II, p. 446). Es lo que ocurrió en muchas de las principales ramas de la economía mundial. Hasta que sobrevino el freno de China, y otros países, los mercados se vieron saturados, se desató la guerra de precios y la caída de las ganancias. Los datos empíricos apoyan esta explicación sobre el petróleo. Hubo una suba fuerte de la producción de crudo en EEUU (desde 2006 a 2014 aumentó de 6,6 millones de barriles diarios a 11,6 mb/d). En consecuencia, las importaciones de EEUU bajaron sustancialmente. Otros países también aumentaron la producción, aunque en menor medida. De conjunto, la oferta global mundial pasó de 90,5 mb/d en el primer trimestre de 2013 a 95,5 mb/d en el cuarto trimestre de 2014, y a 96,9 mb/d en el cuarto trimestre 2015 (OECD IEA). ¿Qué dice Castillo de esto? Pues que “la producción de petróleo no se ha modificado sustancialmente en los últimos tres años”, y cita BP World Statistical Review, de junio de 2014. Sin embargo los precios del petróleo empiezan a caer precisamente en junio de 2014. Entre junio y diciembre de 2014 experimentaron la tercera mayor depreciación semestral de los 24 años anteriores. ¿Por qué no dice esto al momento de presentar un dato de junio de 2014 para explicar la fuerte caída desde junio de 2014?

Lo mismo con respecto a la demanda. La economía de China se desaceleró; también la de Rusia y Brasil. A lo que se suma la crisis europea y de Japón. De manera que la evolución de la demanda global fue 90,7 mb/d en el primer trimestre de 2013; 94 mb/d en el cuarto de 2014 (o sea, una oferta por encima de la demanda entonces de 1 mb/d) y 95 mb/d en el cuarto de 2015 (o sea, una oferta por encima de la demanda de 1,9 mb/d). ¿Qué dice Castillo de esto? “No se modificó la demanda”, afirma, y de nuevo cita el artículo de junio 2014. Es su manera de sacar del radar la sobreproducción y la consiguiente guerra de precios. En una palabra, desaparece la anarquía del mercado por el simple recurso de borrar los datos.

Por supuesto, el  petróleo no fue una excepción. Hubo fuerte inversión en muchas ramas y ahora hay sobreproducción y sobreacumulación. Y como lo señalaba Engels, los movimientos de precios dominaron a los productores. Así, por ejemplo, en abril de 2014 José Martins, el director ejecutivo de Vale, aseguraba que el mineral de hierro no iba a caer por debajo de los 100 dólares la tonelada. Hoy cotiza a 40 dólares, y no se sabe si seguirá para abajo. Los mercados de materias primas se saturan y caen ventas y precios. Lo mismo sucede hoy con los teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas, semiconductores, equipos de energía alternativa y tantos otros. Y muchos de estos productos son tan esenciales como el petróleo.

No hay ley del valor porque EEUU y Arabia Saudita lo deciden

Según Castillo, dado que la ley del valor trabajo no determina el precio del petróleo, ¿qué es lo que lo determina? Pues la simple voluntad de EEUU y Arabia Saudita. “Para nosotros, lo determinante es el acuerdo entre el imperialismo norteamericano y Arabia Saudita. Tiene como objetivo favorecer a los países imperialistas o a sus grandes socios ante una crisis mundial que no cede”. Después de haber borrado los datos de producción y demanda, tiene el camino allanado para enunciar una explicación que no demuestra. Estamos en el mundo del “ultra imperialismo” estadounidense, que se ha confabulado con Arabia Saudita (¿o le ha dado la orden a “la colonia”?) para establecer un precio del petróleo acorde con sus necesidades, y la de sus socios. Así, lo determinante es la política, al mejor estilo del conocido señor Dühring, que creía decir algo muy importante y “de izquierda” cuando explicaba los fenómenos económicos por causas políticas. Que es lo que hacen Maduro, y tantos otros. Por eso, al texto de Castillo se le aplican las mismas preguntas que he formulado en la nota sobre la teoría del valor “a lo Maduro”, y que siguen sin respuesta.

Precisemos también que el hecho de que Castillo coincida con el enfoque del nacionalismo burgués en un tema central, la explicación del valor, tiene como efecto ubicar el conflicto en términos nacionalistas: EEUU y Arabia Saudita perjudican a “los no socios del imperialismo”. Las cuestiones de clase están desaparecidasEs tercermundismo burgués, o pequeño burgués, en estado puro. Por eso el ataque a la teoría del valor no es inocente. Ni es simple ignorancia. La teoría del valor trabajo es el fundamento último de la independencia del trabajo frente al capital. No es casual que el “marxismo nacional” necesite sustituir, a cualquier precio, a Marx por Maduro.

Interludio: el argumento de la “geopolítica”

Aprovecho esta nota para responder brevemente un argumento que he visto circular en las redes, en oposición a mi nota sobre la teoría Maduro del valor. Alguien dijo que sostener que la ley del valor rige para los precios del petróleo es desconocer la relevancia de la geopolítica en la economía mundial.

Sinceramente, no encuentro pie ni cabeza a este argumento. Para dar un ejemplo: la construcción del canal de Suez obedeció, en buena medida, a razones geopolíticas, y además alteró relaciones geopolíticas. El canal se inauguró en 1867, cuando Marx publicaba El Capital. ¿Debería haber revisado en las siguientes ediciones la teoría del valor aplicada al transporte marítimo, so pena de no darle importancia “a la geopolítica”?

El planteo es absurdo. Después de construido el canal, los precios del transporte seguían determinados, en lo fundamental, por los costos de producción. Lo mismo podemos decir del canal de Panamá. Y en general, de cualquier otro emprendimiento en el que participe el Estado, o sea fomentado por este, por razones geopolíticas, o de cualquier otro tipo. En el caso del fracking, el Gobierno de EEUU lo apoyó con recursos y subvenciones porque le interesaba emanciparse de las importaciones. Pero esto no anula que los precios del petróleo están determinados por las mismas leyes que rigen los precios para toda otra mercancía que se produce para el mercado. Precisamente ahora que los precios caen por debajo de 50 dólares el barril, gran parte de la producción por medio del fracking enfrenta graves dificultades.

Leyes objetivas y sociales

Hemos visto que la cuestión del valor y los precios está en la base de la crítica del marxismo. Partiendo de esa ley se trata de demostrar que las contradicciones del capitalismo –las crisis- o los efectos de sus leyes –polarización social, desocupación estructural, etcétera- son inherentes a su naturaleza. En otros términos, las crisis no son creadas por simple decisión de una fuerza todopoderosa–ahora Washington decidió que los precios bajen, que China disminuya su demanda; antes determinó que Lehman quiebre, y así de seguido- sino el resultado de las leyes del sistema. La ley de la tendencia decreciente de la tasa de ganancia intenta explicar esta cuestión. Por eso, las crisis (la industria del petróleo, la minería, y otras, atraviesan una profunda crisis) no son contingentes. La idea de que son contingentes se asocia, inevitablemente, a la imagen de un dios que decide teleológicamente la marcha de la economía mundial. Pero si esto es así, el capitalismo podría dominar sus contradicciones. La creencia en un “ultra-imperialismo” todo poderoso y omnisciente (conoce las necesidades de la demanda, las condiciones de la oferta, determina precios según su voluntad, etcétera) tiene esta raíz. Aceptar esta visión significa rendirse a lo arbitrario. Es engañar a la gente acerca de la raíz social de los problemas fundamentales que padece (desocupación, inseguridad, salarios que no alcanzan, etcétera)

Por eso, los planes de salvación del capitalismo basados en acciones providenciales del Estado, o en la exaltación del voluntarismo, que constituyen la sustancia del tercermundismo, tienen como base el rechazo de la idea de que existen leyes objetivamente sociales. Como dije antes, las defensas de tesis “a lo Maduro” no son políticamente inocentes. Aunque se enuncien desde posiciones supuestamente radicales.

Textos citados:

Engels, F. (1968): Anti-Dühring. La subversión de la ciencia por el señor Eugen Dühring, México, Grijalbo.

Marx, K. (1975): Teorías de la plusvalía, Buenos Aires, Cartago.

rolando - postaporteñ@ 1552 - 2016-02-07 20:32:17
postaporteñ@_______________________________

HAITÍ | Rebelión popular en marcha

Raul Zibechi

Brecha 4/2/16

La crisis haitiana es bastante más profunda de lo que revela el fraude electoral, y sólo puede explicarse desde la ocupación militar del país, la profundización de la dependencia y la creciente pobreza de las mayorías. La actualización del pasado colonial agudizó todos los problemas de la nación más golpeada del continente.

“La rebelión se sustenta en una nueva conciencia y en nuevas organizaciones nacidas bajo la ocupación”, dice a Brecha Henry Boisrolin, coordinador del Comité Democrático Haitiano, residente en Argentina. De ese modo el activista explica las multitudinarias movilizaciones que forzaron la suspensión indefinida de una cuestionada segunda vuelta electoral. El problema es que el gobierno de Michel Martelly finaliza su período constitucional el domingo 7, dejando un vacío presidencial sin precedentes en la historia de Haití.

“La crisis haitiana no se reduce a la crisis electoral sino que es mucho más profunda. Se relaciona con el fracaso de la ocupación, que no pudo resolver ningún problema de la gente. El sistema de ocupación colonial recurrió históricamente a dictaduras, golpes de Estado y masacres, pero ahora el sistema no puede reproducirse porque hubo un salto cualitativo de la conciencia y la organización en los últimos 30 años, luego de derrocado Duvalier”, sintetiza Boisrolin.

En su opinión, un sistema anclado en la corrupción y la violencia está siendo trabado por la sociedad haitiana, que ha comprendido que “para resolver sus problemas hay que poner fin a la ocupación militar que ya lleva 11 años”. En ese período se sucedieron elecciones, en las que hubo hasta un 75 por ciento de abstención, y la reconstrucción posterior al terremoto de 2010, que fue “un gran negocio para las multinacionales y las ONG”. Sostiene que se llegó a una situación en la que “los de arriba no pueden seguir viviendo como antes y los de abajo no quieren seguir viviendo así”.

Un problema llamado Martelly

“A partir del derrocamiento de Jean-Claude Duvalier, en 1986, el sistema político haitiano ha gravitado entre fuerzas que lo empujan activamente hacia la instauración de un régimen democrático, y otras que incentivan el arraigo de una cultura política autocrática y adversa a un Estado de derecho”, puede leerse en un editorial de la prensa dominicana (Diario Libre, 5-IX-15).

Desde el golpe de Estado contra Jean Bertrand Aristide, el primer presidente elegido democráticamente, un golpe “promovido por la burguesía, la diáspora y los altos mandos militares haitianos” y con fuerte apoyo de Estados Unidos, la situación haitiana se caracterizó por la inestabilidad. Luego de una intervención militar estadounidense, un segundo golpe contra la segunda presidencia de Aristide y la intervención de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah), en 2005, llega al gobierno Martelly, aupado por esas mismas fuerzas.

El presidente, que asumió luego de una “una infame segunda vuelta electoral” en 2010, nunca negó sus vínculos con el régimen de François Duvalier, así como “su incuestionable complicidad con la extorsión y apresamiento a figuras de la oposición, como André Michel, su amistad con Woodley Ethéard (alias ‘Sonson la Familia’, líder de una notable banda de secuestradores), y el desinterés de su gobierno por la realización de elecciones legislativas y municipales, pendientes desde hace más de cuatro años” (Diario Libre, 5-IX-15).

Pero lo más escandaloso es el silencio de la comunidad internacional. No ya de Estados Unidos y Francia, cómplices del régimen de Duvalier, los golpes de Estado, la represión y el fraude permanentes, sino sobre todo de los gobiernos progresistas latinoamericanos cuyas fuerzas armadas integran las tropas de ocupación

Fue la masiva irrupción del pueblo haitiano lo que llevó a la OEA y a varios gobiernos a interesarse en una realidad que creían bajo control. En esa irrupción juega un papel importante la crisis económica, con una fuerte devaluación en torno al 80 por ciento, “con hambrunas severas en cuatro de los diez departamentos”, según Boisrolin, a lo que debe sumarse una epidemia de cólera traída por los soldados de la Minustah que se cobró 9 mil muertos y 900 mil infectados, agravada por la expulsión de haitianos de República Dominicana, donde suelen acudir en busca de trabajo. “El gobierno no da salida a ningún problema, y además hay un despilfarro enorme, que bajo Martelly creció de modo exponencial.”

Lucha por el poder

Como suele suceder en estos casos, la crisis económica se convierte en crisis política por la emergencia de esa “nueva conciencia” en la sociedad haitiana, de la que participan incluso sectores medios y hasta parte de la burguesía que comprende la importancia de la soberanía nacional. “Esto ya no es un planteo sólo de la izquierda sino de la inmensa mayoría de los haitianos”, dice el coordinador del Comité Democrático.

Todos los organismos de observación haitianos reconocen que en las elecciones del 9 de agosto hubo fraude, al que algunos asimilan a un golpe de Estado a favor del partido del presidente. “Estados Unidos y Brasil quieren que se acepte que hubo irregularidades, pero como son unas ‘elecciones a la haitiana’, término que revela su racismo, deberían ser válidas. No pensaban que el pueblo haitiano tendría la capacidad de frenar la segunda vuelta”, dispara Boisrolin.

Este fin de semana es el momento clave, ya que se impone un gobierno de transición cuya correlación de fuerzas decidirá el futuro inmediato del país. La propuesta de las fuerzas populares que se han venido movilizando consiste en hacer cabildos abiertos para que la población tome la iniciativa y consiga evitar que su futuro se decida, una vez más, entre cuatro paredes. “Si ponen a Martelly o a sus amigos en un gobierno de transición no va a durar ni un mes”, anticipa Boisrolin.

Lo nuevo es que se ha registrado en los últimos años un crecimiento exponencial de las fuerzas antiimperialistas que reclaman el fin de la ocupación y la no injerencia, lo que ha llevado a muchos sectores, incluida la Iglesia Católica, a rechazar reuniones con la OEA. Luego de 11 años de ocupación quieren resolver los problemas entre haitianos.

Boisrolin define la nueva coyuntura en una apretada síntesis: “Han surgido organizaciones campesinas, barriales y sindicales, ya no son sólo los estudiantes los que salen a la calle, sino la gente que en forma masiva ha forzado la suspensión de la segunda vuelta, con lo que se ha frenado el golpe electoral. Pero ahora queda por ver cómo se integra el gobierno de transición. Martelly y los presidentes de las cámaras quieren estar en ese gobierno. El grupo de ocho partidos de oposición plantea que el presidente de la Suprema Corte de Justicia asuma la presidencia, y la tercera posición es un gobierno de consenso de todas las fuerzas que se movilizaron contra la ocupación. La crisis ha entrado en la fase de lucha por el poder”

 

Haití Y pega la vuelta

la diaria- viernes 5 de febrero 2016

La Coordinadora enviará una “nota” al Ejecutivo para que realice una excepción (*) en la ley y permita el retiro de las tropas en Haití.

La Coordinadora por el Retiro de las Tropas de Haití realizó ayer una conferencia de prensa en la sede del Servicio Paz y Justicia Uruguay (Serpaj) para reafirmar su posición respecto de la presencia de tropas uruguayas en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah, por sus siglas en francés).

Ya han dado a conocer su postura en otras oportunidades y no tiene matices:

Uruguay debe retirar a sus 250 militares del país centroamericano de manera urgente, para que éstos “no se manchen con la sangre del pueblo haitiano”. Cinco dirigentes detrás de una mesa larga y con un archivo de fondo -en el que se podían ver gruesos cuadernos de “Derechos humanos en Chile” y “No violencia y educación”- manifestaron su profundo rechazo a una misión que en 12 años “no ha cumplido ninguno de los objetivos”, expresó en la rueda de prensa Andrés Olivetti, integrante de la Coordinadora. Informó que enviarán el 18 de febrero al Poder Ejecutivo una “nota” en la que solicitarán el “retiro inmediato” de todas las tropas en Haití. Para que la sociedad civil se interiorice más con esta coyuntura, también se convocará a una movilización.

“Hace 12 años se podía discutir o no si la estabilización de Haití podría prosperar. 12 años después, la situación ha empeorado en todo sentido. Las multinacionales han encontrado los corredores para hacer sus negocios”, condenó Olivetti, y luego parafraseó al ex presidente José Mujica cuando, en noviembre de 2013, advirtió que las tropas uruguayas no pueden transformarse en una “especie de guardia pretoriana”. El canciller Rodolfo Nin Novoa señalaba a El Espectador en enero del año pasado que “si Haití se encamina a un proceso predictatorial, no tiene sentido que los cascos azules uruguayos continúen la misión en ese país”

Los integrantes de la coordinadora consideran que las tropas uruguayas, como las del resto del mundo, no pueden permanecer ni un día más en Haití. Sin embargo, la Mesa Política del Frente Amplio (FA) mandató a sus legisladores a votar en diciembre del año pasado el proyecto de ley que prorroga la Minustah hasta el último mes de 2016

 Algunos diputados oficialistas no se subieron a ese tren, como Luis Puig (Partido por la Victoria del Pueblo) y Óscar Groba (Espacio 609), así como hubo diputados nacionalistas y del Partido Independiente que tampoco lo hicieron. De todas formas, la iniciativa prosperó, y se trazó el horizonte del fin de la misión. Para Mónica Riet, integrante de la coordinadora, en Haití hay organizaciones no gubernamentales que “están lucrando con la desgracia del pueblo haitiano”. Pero manifestó esperanza en que las cosas cambien de rumbo, ya que “el pueblo haitiano y hasta parte de la burguesía le ha dicho ‘basta’ a la ocupación extranjera, no quieren la presencia de la Organización de Naciones Unidas [ONU] y tampoco recibieron a la Organización de Estados Americanos [OEA]”, sostuvo.

Por otra parte, ayer el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, dijo a El Observador que si el Consejo de Seguridad de la ONU ordena desplegar tropas, la delegación uruguaya que se ubica en el noreste de Congo se trasladará a Burundi. En Congo actualmente hay 1.193 soldados uruguayos. El ex diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Esteban Pérez, integrante de la coordinadora, se mostró contrario a esta posibilidad. “Lo que quieren hacer es buscar un recambio para las fuerzas armadas uruguayas para otra misión. Lo que hay que discutir son todas las misiones de paz de la ONU. Hace 50 años que están en África, han ocupado medio continente y no han logrado nada, salvo mantener el régimen colonial”, reflexionó.

?(*) Hay un error en esta información. Lo que se planteará en una carta abierta que se presentará a la presidencia de la República ?firmada por varias organizaciones y personas (incluyendo diputados) es que se APLIQUE estrictamente el artículo 3 de esa ley que faculta el retiro total e inmediato de las tropas si se produjese la situación, que estaba prevista como posible en esa ley, y que se que es EXACTAMENTE esto que ocurre hoy en Haití

 

“Solucionando” el problema de Haití

cargándole nuestro propio problema


Para encontrar la solución a un problema complejo, la ciencia tiene un viejo procedimiento: Reducirlo a problemas más simples hasta llegar a uno de solución conocida, resolverlo, luego ir de vuelta desde la parte resuelta al todo. Obvio, si algo no se puede hacer es para tratar de solucionar la parte, introducir nuevas complejidades sin resolver al problema global.

Mucho se habla de Haití, con un problema complejo. Las instituciones internacionales están preocupadas porque el “presidente” Martelly dejará su cargo este domingo 7 sin haberse realizado una elección -aunque sea trucha- para remplazarlo, y eso provocará un “vacío del poder”. ¿Será eso un problema, o una solución?

Son las mismas instituciones que crearon el problema, sostuvieron al régimen represor de Martelly, organizaron primero y acompañaron su fraude electoral, y hubiesen preferido un pueblo que aceptase resignado su despojo político y la extrema penuria en la que está, y ahora miran “con preocupación” la rebelión de ese pueblo, a la que ellas mismas lo empujaron.

La Unión Europea dice que estuvieron y no vieron que hubiese un “fraude masivo”, tal vez no miraron mucho, tal vez piensen que en Haití si el fraude no es muy obvio no importa. La CELAC fue -con Rodolfo Nin Novoa incluido-, miró, y se fue sin hacer nada; lo mejor que podían hacer. La OEA, que ha intentado rescatar su propio desastre, se va expresando “confianza pero no esperanza” en que los haitianos se arreglen solos, es como decir “suerte en pila”.

Pero es más importante hablar de Uruguay, qué hizo en Haití. La “genialidad” que se les ocurrió a los sucesivos gobiernos uruguayos fue, ya que Haití tiene un problema, “ayudarlo” con algo que solucionase un problema de Uruguay que no ha podido resolver, con el que los haitianos no tienen nada que ver.

Uruguay tiene unas fuerzas armadas inútiles y caras. ¡No sirven ni para custodiar sus propios cuarteles sin que les roben las armas! Han agravado el problema del descontrol de armas en nuestra sociedad, además de otros garrones que por ellas nos comemos.

Entonces, la genial idea era encontrar algo para lo que sirvan los militares, además de recoger basura, y que además les permitan hacer unos mangos a los soldados que ganan sueldos miserables. Las “misiones de paz” de Naciones Unidas eran esa idea, la participación desmedida de Uruguay, un país pequeño con fuerzas armadas inservibles, ineptas para el combate, sin preparación para la guerra moderna ni armas adecuadas ni ganas de combatir.

Y aquí se juntan dos problemas, uno el problema de base, que las “misiones” de la ONU no han servido -en más de medio siglo- para ninguna paz, y lo que hacen en realidad es sostener el neo-colonialismo; antes de embarcarse en algo habría que mirar de frente lo que en verdad es. Y el otro es el “aporte” de Uruguay, que agrava las dos cosas.

Todo eso está en discusión, pese a que se lo ha querido evitar aprobando los envíos de tropas a tapas cerradas. Pero si hay un caso de “misiones de paz” en que el fracaso rompe los ojos, es Haití. Doce años de un proyecto de “estabilización”, en realidad de reconstrucción del Estado neo-colonial por medio de la intervención miliar, que terminan en un colapso.

La participación de los países latinoamericanos en la aventura neo-colonial, y en especial la de “gobiernos de izquierda”, ha sido fundamental para amortiguar la resistencia del pueblo haitiano. El proyecto involucró a las instituciones regionales, OEA, UNSASUR, CELAC, a los gobiernos y las fuerzas políticas “de izquierda”, sus programas y discursos ideológicos. Y por supuesto, las fuerzas armadas, reforzando sus nefastos vínculos con el imperialismo. A su vez el papel rector de Brasil implicó incluir en el proyecto neo-colonial su experimento sub-imperialista. Uruguay se “subió al estribo e Brasil”, a ver si encontraba un lugar confortable dentro del edificio neo-colonial en construcción.

Los sucesivos gobiernos uruguayos, y los del FA que dominaron toda la década, se involucraron a ojos cerrados. Además de ofrecer una “prenda de paz” a la corporación militar, pusieron las expectativas en un nuevo “prestigio internacional” de Uruguay por esa participación. Pero de nuevo, como en la fábula del alacrán y la rana, “no pudieron con su naturaleza”. Un accidente aéreo fatal por la impericia de los pilotos y la irresponsabilidad completa de los mandos y el MDN, y la vejación de un joven haitiano por militares uruguayos que fue vista en todo el mundo, entre otras cosas menos conocidas, fueron el “plus” especial de Uruguay en la MINUSTAH.

Pero todo eso, aun siendo horrible, no es lo peor. Lo peor es que Uruguay en cierta forma DIO ESPERANZAS al pueblo haitiano, con el “presidente más pobre”, ex-guerrillero y amigo. Luis Almagro, siendo canciller del gobierno de Mujica, presionó notoriamente a Martelly para empujarlo a una apertura democrática, y lo amenazó con el retiro total de las tropas uruguayas. El parlamento previó ese retiro, de no haber esa apertura democrática. Y Mujica declaró que Uruguay no sería guardia pretoriana de una dictadura.

Pero cuando las papas pelaron, el gobierno no aguantó la doble presión de la ONU de un lado y la corporación militar del otro, y no cumplió nada de lo dicho. Martelly se sintió con las manos libres para continuar con su proyecto dictatorial. Y se llegó a este resultado calamitoso.

El retiro de Uruguay hubiese podido ser un ejemplo, un estímulo moral para el pueblo haitiano, tal vez seguido por otros gobiernos.

Así, el gobierno uruguayo aportó al agravamiento extremo del problema, obstaculizando una salida pacífica

La violencia que se  pueda desencadenar será su responsabilidad

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1551 - 2016-02-06 08:39:24
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Para Daniel

Estimado Daniel

Ante todo, quiero decirte que yo, igual que vos, pensé que el triunfo electoral del FA era, por lo menos en parte, debido a lo que en un momento significamos como “tupamaros”. Creo que es hora ya de que dejemos de hablar del MLN-T y digamos tupamaro a secas, por lo que ese nombre tenía de significado. Lamentablemente, los mismos hombres –los mismos nombres- que causaron la debacle antigua, están a punto de crear otra nueva, porque “los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla”, se dice por ahí, casi siempre por los mismos que tratan de que no se conozca.

Como dije en su momento, yo también celebré el triunfo de Mujica, porque creí, ingenuamente, que los años transcurridos le habrían aportado algo a su bagaje personal. Me equivoqué, porque El Pepe, ese personaje que Mujica, el ex Facundo, Ulpiano y otros ex que no recuerdo ahora, se ha inventado para la galería, sigue tan aferrado al “masomenismo” al que se refiere Aníbal de Lucía en Memorias de insurgencia, de la tan laureada como mentirosa historiadora del oficialismo tupa, que no tupamaro, por aquello del significado.

Paso a contestarte, tal como me pedís. Tengo que empezar por el final. Yo no vine a entregarme ni a buscar el perdón de nadie. Ni el oficial y menos el del Flaco.  A los únicos que les tengo que pedir perdón es a los muertos por mi culpa. Yo no me escudo en el “nosotros” que usa Zabalza para tapar sus cagadas. Asumo las mías, pero no las de los otros.

Si leíste el último del Flaco, verás que coincide conmigo en que lo que nos llevó al desastre fueron los planes del Ñato. De acuerdo, ya que estamos te contesto a qué vine: a contar lo que pasó, tal como yo lo conocí y viví, y tengo de testigo lo que dije en 1972, para que se vea que no digo una cosa hoy y mañana la contraria.

¿Pero dónde estaban Zabalza, Sendic, Marenales, Picardo, Mujica y otro largo etcétera? Detrás del Ñato, en comandita, porque fueron sus cómplices. Y los que ellos combatieron, los que fuimos acusados de derrotistas, de faltos de visión política,  fuimos los que tuvimos razón.

El Flaco lo reconoce implícitamente, pero no tiene ni huevos ni pelotas para reconocerlo. Y tampoco tiene pelotas para decir que al Bebe lo entregaron, para que no se sepa que pasó con Mate Amargo, Panamericana, el BPS, los fierros de Feldman y otras cosas que andan por ahí, aunque parece que lo va a dejar para el libro que viene.

En cuanto a la opinión pública que decís, sí, tenés razón. Se está dando cuenta que no todo fue como le contaron. Nadie ha salido a desmentirme y por algo será, digo yo. El único que lo intentó fue Roberto Caballero, un alcahuete que el Ñato tiene en el ministerio, que me dijo que Danilo no tenía una Vespa, que era una ISSO.

Yo no me tengo que perdonar lo que hice. Yo asumí la mía, como me dijo Wassen, y lo que hice lo hice, porque no me quedaba otra. No actué ni como inteligente estratega ni como sociólogo, sino como un condenado por una responsabilidad que no tuve y que se hizo extensiva a la que entonces era mi compañera, que se entregó para salvar a los compañeros que iban con ella, entre ellos el Pepe actual, antes llamado Ulpiano.

Dicen que me echaron, que me dieron la baja, me condenan a muerte por algo que no hice y encima me exigen que me la coma, que vaya preso junto con ellos, para darse el gusto de hacerme la boleta que no se animaron a hacerme en el Santiso.(nder: el berretín mas grande de MVD)

Acerca del tono de burla, es lo que me salió leyendo el libro del Flaco. Es que si no fuera por la tragedia que significó la “ida al monte”, es para cagarse de la risa. Ojalá Aníbal de Lucía un día nos cuente alguna historia más, y verás que tengo razón. Después de todo, tendrás que reconocerme que a lo que escribí en joda se le dio más pelota que a lo que escribí en serio.

Me lo tengo que pensar. Yo no me agarro lo que pasó para la joda, porque fue una tragedia enorme. Todavía me duelen los muertos, más los que conocí y estuve con ellos, creyendo en tantas cosas que la realidad convirtió en basura. Y me vienen a hablar a mí, de muertos y de tortura… A los que me agarro para la joda es a los tipos como el Flaco, el Pepe, la Tronka, el Ruso, el viejo Marenales, los que recularon conmigo en los careos y los que no aceptaron carearse.

Espero que te sirva de algo.

Gracias.

Amodio

                                                                                                                                    Respuesta a Soledad

Los médicos que se graduaron en Cuba, sí trabajan en Salud Pública. La mayoría de los estudiantes que fueron becados a hacer la carrera en la isla, son del interior del país. Y voy a poner un honroso ejemplo: el director del Hospital de Melo, se graduó en Cuba, tiene solamente 34 años. Y la gestión que está haciendo es maravillosa. Hay otro médico que conozco en el Hospital de Colonia. Daría con gusto nombres de médicos, que están en la órbita pública, pero por mantener su privacidad no lo hago. Que no trascienda públicamente su desempeño, es obvio, son demasiado buenos profesionales para que se difunda cómo ejemplo. Tienen un serio adversario: el sistema y los monopolios de la salud de nuestro país. Está mal meter a todo el mundo en la misma bolsa y mezclarla con basura.

Un saludo cordial (ya que estamos en Carnaval)

Estrellita Núñez

 

CUBA | Teatro Cimarrón estrena

 «Cimarrón de Palabras Homenaje a Rogelio Martínez Furé, con sus poemas »

La compañía Teatro Cimarrón, bajo la dirección del dramaturgo Alberto «Cimarrón de Palabras. Homenaje a Rogelio Martínez con sus poemas», en el Coloquio que la Feria Internacional del Libro dedica al Premio Nacional de Literatura 2015 (Sala Guillén, la Cabaña, 13 de febrero) y en la última jornada del Seminario Internacional por el aniversario 130 de la abolición de la esclavitud en Cuba, en Casa de las América (17 de febrero). 

La compañía Teatro Cimarrón, bajo la dirección del dramaturgo Alberto Curbelo, estrenará el espectáculo «Cimarrón de Palabras. Homenaje a Rogelio Martínez Furé, con sus poemas», en el Coloquio que la Feria Internacional del Libro dedica al Premio Nacional de Literatura 2015 (Sala Guillén, la Cabaña, 13 de febrero) y en la última jornada del Seminario Internacional por el aniversario 130 de la abolición de la esclavitud en Cuba, en Casa de las América (17 de febrero). 

Teatro Cimarrón, a partir de textos incluidos en los poemarios «Cimarrón de Palabras» (1) y «Eshu (Oriki a mí mismo) y otras descargas» (2) , sube a escena la cosmovisión de un griot contemporáneo que legitima sus raíces y la riqueza civilizatoria de las culturas africanas. «Al dedicarme a estudiar las pluralidades nuestras ?declaró el africanista mayor a Madeleine Sautié, del diario Granma? me doy cuenta de que hay un gen extraordinario que fluye contra viento y marea defendiendo siempre la identidad, múltiple, pero única en su destino y vocación por la libertad y por la defensa de la nación, y no tiene el espejismo de creerse, como ocurre en otros sectores de la clase media, de creerse europeos en el exilio, mientras que el pueblo sabe cuáles son sus raíces, las cosas que pueden superar y defender. Tienen toda la alegría y la euforia de reconocerse cubanos reyoyos, hijos de esta tierra, sobre todo reconociendo que hemos sobrevivido a todas las tempestades. Por eso creé este personaje Yonu, porque no hay mayor homenaje a la humanidad que fundirse a esa pluralidad creadora».

Los poemas de Furé mapean los ríos sanguíneos que convergen en el Caribe y nos presentan, desde su genealogía y experiencia familiar, el trauma de la esclavitud, las huellas y esencias culturales del africano trasplantado a las Antillas, sin desdeñar al Otro, al colonizador u hombre de a pie que también se integró a la Torre de Babel antillana.  «Es que utilizo la lengua madre para expresar y transmitir los sentimientos más profundos que yo tengo acerca de la identidad tanto individual como colectiva, y clonador de identidades, porque soy el producto de todas las identidades que me han conformado a través de los siglos que he heredado y que hace que me sienta pleno, porque sé que soy descendiente de todas las culturas y pueblos del mundo», precisó el genial folklorista, ensayista y dramaturgo, fundador del Conjunto Folklórico Nacional.

El espectáculo de Teatro Cimarrón, con puesta en escena del propio Curbelo, cuenta con coreografías de Siria Robles, asesoría musical de Jorge Garciaporrúa y con las colaboraciones del grupo Obá Areanlé, de Deysi Brau, y de la compañía JJ, de Johannes García.

  1/Rogelio Martínez Furé: Cimarrón de Palabras (Descargas); Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2010.

 2/ Rogelio Martínez Furé: Eshu (Oriki a mi mismo) y otras descargas; Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2007.

 

Estimadas/os amigas/os de UNIDOS Naturales: 

Es un gran placer poder presentar el vídeo sobre el festival de la quínua del pasado 20 de diciembre de 2015. Como era el festival tan excepcional y armónico con mucha participación, también el vídeo quedó muy pero muy bueno. Gracias al profesional Pablo Macri.

Este vídeo es un resumen del día del festival con el título: “La Quínua – desde la semilla hasta el pan natural.” Queremos documentar la facilidad de producir su propio cereal para el autoconsumo (y tal vez venta artesanal en menor escala) sin necesidad de machina alguna (excepto un molino para hacer la harina de quínua). Autosuficiencia fácil exclusivamente con nuestras manos. Con 66 minutos este vídeo contiene mucha información y más entretenimiento.

Bienvenidos a disfrutar una “película” especial: https://www.youtube.com/watch?v=THLUqtRRLO0

Aprovechamos la oportunidad para también inaugurar un corto vídeo de 1 min. 30 sec., realizado por UNIDOS Naturales,  para despertar la conciencia real y práctica. “Un almuerzo para cambiar la conciencia” es el título y demuestra que a tantas palabras lindas sobre la conciencia deben seguir los hechos. Nada vale sin autenticidad.   

https://www.youtube.com/watch?v=umlnHZ17pRs

En nuestro canal de Youtube: “Creamos nuestro Uruguay 100% orgánico” hay varios vídeos interesantes más para comprobar que la producción de comida sin venenos es posible y rentable y seguramente mucho más sana para todos los aspectos de la sociedad uruguaya.

https://www.youtube.com/channel/UC_87tV4mtAiMP8wGsqRo_1A

Saludos cordiales desde el futuro, Peter Johann, coordinador de UNIDOS Naturales

 

Libertad y atención médica para Leonard Peltier!

Por Amig@s de Mumia de México/5 febrero, 2016

Durante 40 años el activista del Movimiento Indígena Americano (AIM), Leonard Peltier, ha permanecido en las garras del sistema carcelario de Estados Unidos –en la «casa de hierro de los blancos», así llamada por varios grupos indígenas, bajo cargos fabricados de asesinato.

Ahora que él padece problemas de salud y una aneurisma de aorta abdominal, el tiempo ya no está de su lado.

La aneurisma, diagnosticada hace unas pocas semanas, amenaza su vida.

Por eso, los partidarios de Leonard exigen con urgencia su libertad para evitar que muera en la casa de hierro.

Hace décadas cuando Bill Clinton era presidente, él visitó al pueblo de Pine Ridge en el estado de Dakota del Sur, donde Leonard había vivido. Le dijo a la gente ahí: «Díganle a Leonard que no me olvidaré de él».

La promesa de Clinton resultó ser tan vacía como la promesa de cualquier político. Gas. Aire. Viento. Pues parece que se le olvidó, ¿no?

Peltier languidece en la casa de hierro mientras las largas décadas pasan. Escribió. Pintó. Esperaba la justicia blanca. Sigue esperando.

Sus partidarios piden que todas y todos escriban al Buró Federal de Prisiones (BOP, por sus siglas en inglés) para exigir atención médica y libertad para Leonard. El Comité Internacional para la Defensa de Leonard Peltier pide el envío de cartas y llamadas awww.bop.gov/inmates/concerns.jsp . Hagan referencia a Leonard Peltier #89637-132 y a su cárcel actual USP Coleman 1.

Y ahora que lo pienso, ¿por qué no escriben a la Casa Blanca para exigir clemencia ejecutiva? *Leonard Peltier necesita libertad ahora, y los pueblos indígenas necesitan que él regrese a casa.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

–© ’16 maj

30 de enero de 2016

posta - postaporteñ@ 1551 - 2016-02-06 06:38:51
postaporteñ@_______________________________

Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (3)

Rolando Astarita

Las contradicciones de la NEP

Hacia 1928 el sector estatal y el cooperativo que estaba bajo el control del Estado, proporcionaba el 82,4% de la producción industrial y el 76,4% del volumen de negocios comerciales al por menor; aunque solo el 3,3% del valor de la producción agrícola. Esta diferencia entre industria estatizada y producción agraria individual fue el marco de la tensión entre los campesinos y el Estado; tensión que se expresaría en los movimientos de los precios industriales y agrícolas, y en las vicisitudes que enfrentó el acopio, esto es, la compra por los organismos del Estado y las cooperativas oficiales de productos agrícolas. Esta cuestión estuvo en el centro de las diferencias al interior de la dirección soviética. Antes de presentar esas polémicas, es conveniente trazar una visión panorámica de las tensiones que atravesaban la relación campo - ciudad, o campesinado - clase obrera industrial.

Lo primero a señalar es que, si bien hasta 1926-7 hubo una considerable recuperación industrial, la misma se produjo en gran medida a partir de la utilización de capacidad instalada No hubo ampliación de capacidad productiva, ni renovación importante en tecnología. De manera que la productividad continuó siendo baja, y hacia el final de la década la brecha tecnológica entre la Rusia soviética y Occidente era mayor que en 1914 (Wheatcroft, Davies y Cooper, 1986). En diciembre de 1928 Kuíbyshev, dirigente de la fracción stalinista, hablando en el VIII Congreso de los Sindicatos, reconocía que la producción de un obrero estadounidense en los altos hornos era 10 veces superior a la de un obrero ruso (citado por Deutscher, 1971). En otros rubros las diferencias también eran significativas. La debilidad de la industria determinaba que la producción fuera insuficiente para satisfacer la demanda de productos industriales por el campo.

En cuanto a la agricultura, también era atrasada; la productividad del trabajo y el rendimiento por hectárea en Rusia eran menores que en los principales países de Europa, y mucho menores que en EEUU (Wheatcroft, Davies y Cooper). Aunque los factores climáticos y la naturaleza de la tierra explicaban una parte importante de esa diferencia, es indudable sin embargo el atraso tecnológico del agro ruso. Además, el reparto de la tierra entre los campesinos había aumentado la pequeña parcela, menos eficiente que las grandes unidades (Nove, 1973). Trotsky apuntaba, a mediados de la década, que debido a la división de la tierra habían desaparecido las grandes unidades productivas que aplicaban economías de escala y técnicas relativamente avanzadas; aunque en compensación, las pequeñas y medianas unidades habían elevado su producción por mayor empeño de los campesinos (1976a). En cualquier caso, la productividad del agro era baja; había carencia de equipos y animales de tiro, y los métodos eran los tradicionales. Y para industrializar a Rusia había que aumentar la producción rural, a fin de alimentar a las ciudades y suministrar materias primas a la industria. Antes de la guerra los kulaks proveían la mayor parte del grano que se comercializaba, pero con la nivelación que se había producido desde 1917 los campesinos consumían más grano, en lugar de enviarlo al mercado. Según Lewin (1965), el grano que se mandaba al mercado a mediados de los veinte era apenas el 13% de la cosecha total, contra el 26% antes de 1914. Lo cual dificultaba el acopio de grano y otros productos. El acopio competía con las compras que realizaba el sector privado, y debía realizarse a los precios de venta aceptados por los campesinos, para los productos que estos voluntariamente querían entregar. Pero los precios que pagaba el Estado por el grano eran bajos; incluso a veces no cubrían los costos de producción. Los bienes industriales, en contrapartida, eran caros y de baja calidad. Por eso, a lo largo de los años veinte se habla permanentemente del “hambre de bienes”. Por otra parte, los precios relativos del ganado y de los cultivos industriales eran más altos que los del grano, y por lo tanto los campesinos guardaban el grano para su consumo, o para alimentar el ganado. Lo cual también impulsaba al alza los precios del cereal en los mercados libres, en relación a los que pagaba el acopio. De manera que el Estado recogía poco grano, no tenía reservas por caso de guerra o hambre, y el acopio se debilitaba en tanto instrumento estatal de planificación y control sobre el comercio privado. Lógicamente también, los saldos exportables eran escasos; en 1926 las exportaciones de cereales eran menos de un cuarto de las de preguerra. Lo cual afectaba negativamente la posibilidad de importar tecnología, necesaria para remontar el atraso de la industria.

En este cuadro se insertaba la diferenciación social al interior del campesinado. En 1926-7 los campesinos medios representaban el 67,5% del total de los campesinos; los pobres el 29,4%  (contra el 65% en 1917) y solo el 3,1% eran ricos (el 15% en 1917). Siguiendo el criterio establecido por Lenin, se consideraba campesino pobre (o mujik) al que extraía de su explotación solo lo justo para vivir, o que debía suplementar sus ingresos con trabajo remunerado; el medio disponía de un pequeño excedente que en caso de buenas cosechas le permitía una cierta acumulación; y el rico, o kulak, tenía capacidad de acumular y explotar trabajo asalariado. Se habían achicado entonces las diferencias sociales y predominaban los campesinos medios. Como señala Viola (1986), la nivelación reforzó la homogeneidad de las aldeas y la cohesión, al tiempo que aumentó el poder del campesino medio, decididamente conservador. A su vez, debido a la política favorable a los campesinos aplicada por el Gobierno entre 1924 y 1928, se acentuaron las diferencias al interior del campesinado, en tanto la producción colectiva estaba estancada. En 1928 las tierras colectivizadas representaban solo el 1% del total; en junio de 1929 los campesinos miembros de colectivos de cualquier tipo eran apenas un millón, y de ellos, el 60% estaba en tozes (Nove, 1973). La toz (asociación para el cultivo conjunto de la tierra) era una cooperativa en la cual los campesinos compartían la tierra, pero no los equipos. Según Trotsky, a mediados de los 1920 los medios de producción en la agricultura en manos del Estado eran el 4% del total; el 96% pertenecía a los campesinos (1976a). En consecuencia, a fines de la década los campesinos ricos se habían fortalecido, e incluso tenían fuerte influencia política en las aldeas. En estas dominaba la comuna tradicional, apenas disimulada bajo el nombre de "comunidad aldeana"; los soviets habían perdido relevancia (Cohen, 1976). En ese marco, una preocupación central del mujik, e incluso del campesino medio, era no caer bajo la dependencia del kulak, que disponía de una gran parte de los medios de cultivo y transporte (Bettelheim; 1978). Esta cuestión es el telón de fondo de la crisis de 1927-8, que conduciría al abandono de la NEP y al giro hacia la colectivización forzosa.

La crisis de las tijeras y el informe de Trotsky de 1923

Durante la NEP hubo repetidas crisis de abastecimientos y de precios. La primera ocurrió en 1922-3. En 1922, dado el escaso poder adquisitivo de los campesinos, la industria no tenía compradores, a pesar de que la producción era apenas la cuarta parte del nivel de preguerra. Para salir de esa situación, el Gobierno mejoró los términos de intercambio para la agricultura; lo cual dio lugar a una buena cosecha en 1923. Sin embargo, en un marco de alta inflación y ausencia de controles estatales, los términos de intercambio se movieron de nuevo en perjuicio de los campesinos. En octubre los precios industriales llegaron a estar casi tres veces por encima de los niveles de 1913, en tanto los agrícolas fueron un 90% superior. Con una relación tan desfavorable, los campesinos no podían adquirir equipos agrícolas o materiales para construir viviendas. Por lo tanto, bajaron la comercialización de los productos agrícolas, afectando seriamente el abastecimiento de las ciudades. Existía un serio problema en la relación de los precios, tema que había sido tratado por Trotsky en el XII Congreso del Partido (el primero sin la presencia de Lenin), realizado en abril 1923. En ese Congreso Trotsky fue el informante de la situación económica. Según sus biógrafos Pierre Broué e Isaac Deutscher, habría aceptado un acuerdo con el triunvirato dirigente en el Poliburó (Stalin, Zinoviev y Kamenev) para presentar el informe económico, a cambio de no apoyar las denuncias que hacían militantes del ala de izquierda de la burocratización del régimen. En su exposición, mostró un gráfico con la evolución relativa de los precios agrícolas e industriales que tenía forma de hojas de tijeras abriéndose. De ahí que luego la crisis de finales de 1923 se conociera como la “crisis de las tijeras”.

El informe de Trotsky está resumido en las “Tesis sobre la industria”, de 1923, y sintetiza muchos de los problemas que enfrentaría la NEP. Comienza planteando que las relaciones entre la clase obrera y el campesinado descansaban, en último análisis, en las relaciones entre la industria y la agricultura. La clase obrera podría retener y afianzar su poder no a través del aparato estatal o el Ejército, sino por medio de la industria, que a su vez es la que genera a la clase obrera. Por eso, solo el desarrollo de la industria fortalecería a la dictadura del proletariado. Y si bien el tiempo que demandaría la superación de la economía campesina dependería, en última instancia, de la marcha de la revolución mundial, el Partido debía prestar mucha atención a la política hacia los campesinos, ya que la restauración de la industria estaba vinculada al desarrollo de la agricultura. Por eso, había que generar un excedente agrícola por encima de lo que consumían los campesinos, antes de que la industria pudiera avanzar de manera decisiva. Pero también era importante que la industria no se quedara detrás de la agricultura, porque de lo contrario se crearía una industria privada, que desplazaría a la estatal. De ahí que la clave era desarrollar la industria, lo que implicaba generación y acumulación de plusvalía en ese sector; lo que a su vez era la condición para el desarrollo de la agricultura.

Si bien la NEP había permitido una mejora económica general, seguía Trotsky, la situación de la industria era muy seria. Los precios de la industria liviana eran muy altos en relación a los de la agricultura, aunque muchas veces no cubrían los costos, y tampoco permitían la expansión de la producción. Además, se habían consumido existencias de materia prima cuyo reemplazo representaba un problema agudo. A su vez, la industria pesada necesitaba inversiones, así como los ferrocarriles y la red de agua. Como salida, Trotsky preveía combinar el plan y el mercado, fortalecer la Comisión de Planificación Estatal, y avanzar con cuidado en la elaboración del Plan, seleccionando administradores eficientes. La planificación debía crecer dentro de la economía mixta, hasta absorber al sector privado. Como señala Deutscher (1979), en ningún momento prevé prohibir por decreto el comercio privado, o la destrucción violenta de la agricultura privada. La propuesta incluía atraer capital extranjero para ayudar a la industrialización, y prestar especial atención a la articulación entre los precios regidos por el Estado y el mercado. “El logro de la regulación del precio, sobre la base del mercado, que mejor se corresponda con las necesidades del desarrollo industrial, el establecimiento de más correlaciones normales entre las ramas de la industria pesada y las ramas de la industria y la agricultura que la proveen de materias primas, y finalmente el fortalecimiento de la industria pesada y liviana, estas son las raíces de los problemas del Estado en la esfera de la actividad industria en el segundo período de la NEP que ahora está empezando. Estos problemas solo pueden ser resueltos por una correlación correcta entre el mercado y el plan industrial del Estado”. No menciona los problemas de la burocracia a nivel del Estado, ni el ahogo cada vez mayor de la democracia soviética. Pero ¿cómo podía lograrse esa “correlación correcta” de la que hablaba Trotsky sin la participación y control de los productores (y tal vez de los consumidores) del plan económico?

Sesgo hacia lo administrativo

La pregunta con que cerramos el apartado anterior remite, en el fondo, al carácter excesivamente administrativo de la propuesta económica de Trotsky al XII Congreso. Es como si la planificación debiera encararse a partir de un “sano sentido común” en la administración a cargo de los funcionarios del Estado. La necesidad del control de los trabajadores sobre esos administradores, y sobre las instancias en que se elabora el plan económico, no es mencionada. Por ejemplo, las Tesis subrayan la necesidad de acabar con el robo, el pillaje y la dilapidación de los recursos públicos, que se efectuaban “gracias a los cálculos arbitrarios y falsos”, y eran facilitados por la ausencia de toda contabilidad. Había llegado la “época del cálculo”, decía Trotsky. Pero el robo, pillaje, dilapidación de fondos públicos, ¿no eran acaso expresiones de la falta de control de los productores sobre lo que producían? Trotsky, sin embargo, pasa por alto esta cuestión y parece apelar a una suerte de “sentido de la responsabilidad” de los administradores y funcionarios. Al tiempo, Trotsky hacía oídos sordos frente a delegados y dirigentes que denunciaban los métodos burocráticos que asfixiaban al Partido y el Estado. Entre los denunciantes estaban Rakovsky, jefe del Gobierno ucraniano, la delegación de Georgia, Kollontai y la Oposición Obrera, y Bujarin, en su última aparición en el ala izquierda.

A la vista de lo anterior, no es de extrañar que Stalin y Zinoviev no tuvieran inconvenientes en votar favorablemente el informe. Lo cual no les impediría lanzar, a finales de ese mismo año, la campaña pública "anti-trotskismo". Broué y Deutscher han señalado que Trotsky cometió un grave error táctico al no hacerse eco de las denuncias de la burocracia durante el Congreso. Su error, afirman, estaría vinculado a su convicción de que si se revertía el curso económico, poniendo el acento en la industrialización planificada, se reforzarían las posiciones proletarias y se debilitarían las tendencias a la burocratización y los elementos pro-capitalistas. “Trotsky ha podido pensar que la batalla esencial debía ser librada en el terreno económico, donde el compromiso [con la mayoría de la dirección] le permitía presentar, en nombre de la dirección del Partido, un informe en el cual hacía triunfar sus ideas acerca de la aplicación práctica de la NEP”, escribe Broué. Si esto fue así, su error fue pensar que podía haber un informe puramente “económico”, al margen de la cuestión política, a saber, de la incidencia de la misma burocracia sobre “lo económico”. En última instancia, lo que debía discutirse era quién controlaba efectivamente los medios de producción, y el Estado. Pero este debate debía cuestionar una relación de producción burocrática –o sea, de posesión y administración efectiva- que estaba en la raíz del robo y dilapidación de fondos públicos, y también de las cuestiones que denunciaba la izquierda

Sin embargo, en el Congreso Trotsky no habla de ello; denuncia la ineficacia administrativa y el burocratismo de los directores de empresas, pero no encara la burocratización como un fenómeno de conjunto, y con eje en el poder político. La idea que recorre su informe es que si crecía la clase obrera con la industrialización, se reforzaría su peso político y retrocedería la burocracia. Recordemos una idea clave de sus Tesis: la clase obrera podría retener y afianzar su poder por medio del crecimiento de la industria que genera a la clase obrera. El problema incluso se agrava porque en su discurso (aunque no aparece en las “Tesis sobre la industria”), presentó una posición muy dura sobre los sacrificios que deberían hacer los trabajadores. Pidió que la producción industrial se concentrara en un pequeño número de grandes empresas de buen rendimiento, lo que dejaba planteada la pregunta de qué suerte correrían los trabajadores de las empresas defectuosas o improductivas que cerraran. Sostuvo también que la clase obrera habría de soportar el mayor peso de la reconstrucción industrial, y que podría haber momentos en que se pagara solo la mitad del salario, y los trabajadores deberían, en ese caso, prestar la otra mitad al Estado (véase Deutscher, 1979). Era la “acumulación socialista primitiva”, lo que dio pie a una fuerte intervención de Krassin, Comisario del Comercio Exterior, en contra de Trotsky (ídem). El problema que planteaba, además, era de dónde saldrían los fondos necesarios para la industrialización. Tema que estaba en el centro de las preocupaciones de Preobrazhenski (véase la siguiente parte de la nota).

Sin embargo, en otros escritos durante la época de la NEP, Trotsky sostiene que solo la democracia proletaria podía contrapesar las fuerzas combinadas de quienes se enriquecían especulando en los mercados, los kulaks y los burgueses conservadores. La democracia obrera era el único marco político al interior del cual la economía planificada podía alcanzar su máximo rendimiento. De ahí que su renacimiento era vital para la economía. Ella pasaba no por la administración de las empresas por los consejos obreros (experiencia que fracasaba en tanto no se elevara el nivel cultural de las masas trabajadoras) sino por el derecho de los trabajadores a discutir los planes y objetivos, y evaluar los recursos y posibilidades (véase Deutscher, 1979). En los treinta volvería varias veces sobre esta idea. Sin embargo, en otros textos de los 1929 el rol de la democracia obrera para la economía vuelve a diluirse. Por ejemplo, en 1925, cuando se había impuesto la política favorable al campesino, publica ¿Hacia el socialismo y el capitalismo?, donde advertimos el mismo problema de las Tesis de 1923, aunque ya no había de por medio compromiso alguno con la mayoría del Politburó. En ese folleto señala que “la forma social de nuestro desarrollo económico es dual, estando fundada en la colaboración y lucha entre los métodos, formas y objetivos capitalistas y socialistas”. Agrega que “si las fuerzas productivas a disposición del Estado socialista, y que aseguran todas las palancas de mando, crecen no solo rápidamente, sino más rápidamente que las fuerzas productivas individualistas y capitalísticas de las ciudades y los distritos rurales… es claro que una cierta expansión de las tendencias comerciales individualistas, que surge del corazón de la agricultura campesina, de ninguna manera nos amenaza con sorpresas económicas de algún tipo, con un cambio precipitado de cantidad en cualidad, esto es, con un giro rápido al capitalismo”.

Las relaciones entre la industria y el campo son analizadas desde esta perspectiva, en el marco del atraso de las fuerzas productivas de la URSS con respecto a los países capitalistas adelantados. En la misma línea que en 1923, plantea que el fortalecimiento de los elementos socialistas pasa por el fortalecimiento de la industria. La industria debería expandirse por encima de los límites que imponían las cosechas. Al fortalecerse, la industria podría proveer al campo no solo de productos baratos, sino también de medios de producción aptos para los métodos de trabajo colectivos. Lo cual permitiría el “progreso técnico y socialista de la agricultura”. En este planteo reaparece la idea de un “bloque socialista”, cuya columna vertebral –en el plano económico- es la industria. ¿Qué hay de la oposición entre los trabajadores y el aparato de la administración burocrática al interior de ese “bloque”?

El tema, de nuevo, es pasado por alto. Aunque paralelamente, en su actividad política Trotsky criticaba y enfrentaba la burocratización, junto a no pocos de los denunciantes de 1923.

Bibliografía:


Betttelheim, C. (1978): La lucha de clases en la URSS. Segundo período (1923-1930), México, SigloXXI.
Broué, P. (1988): Trotsky, París, Fayard.
Cohen, S. (1976): Bujarin y la revolución bolchevique. Biografía política 1888-1938, Madrid, Siglo XXI.
Deutscher, I. (1971): Los sindicatos soviéticos, México, ERA.
Deutscher, I. (1979): Trotsky, le prophète désarmé, Paris, Christian Bourgois.
Lewin, M. (1965): “The Immediate Background of Soviet Collectivization”, Soviet Studies, vol. 17, pp. 162-197.
Nove, A. (1973): Historia económica de la Unión Soviética, Madrid, Alianza Editorial.
Trotsky, L. (1923): “Theses on Industry”, https://www.marxists.org/archive/trotsky/1923/04/industry.htm.
Trotsky, L. (1976a): Towards Socialism or Capitalism?, Londres, New Park.
Viola, L. (1986):  “Bab’i Bunty and Peasant Women’s Protest during Collectivization”, Russian Review, vol. 45, pp. 23-42.
Wheatcroft, S. G.; R. W. Davies y J. M. Cooper (1986): “Soviet Industrialization Reconsidered: Some Preliminary Conclusions about Economic Development between 1926 and 1941”, Economic History Review, XXXIX, pp. 264-294.

rolando - postaporteñ@ 1551 - 2016-02-06 06:01:26
postaporteñ@_______________________________

FALTÓ EN EL PASADO, FALTA AHORA, PERO HABRÁ MAS GUEVARISMO (5)

"Cuba y el Che. La ruta mágica”.  de  Torres, ya fallecido, fue uno de fundadores del MLN-T, y un protagonista directo y de primera línea en algunos aspectos cruciales de los primeros tiempos. Dejó reflexiones muy serias sobre la experiencia tupamara, y más en general sobre las experiencias guerrillera en el continente, que pueden ser compartidas o no. Pero más allá de menciones puntuales, lo que no veo es, ni que se recupere y continúe su planteo, o que se lo refute. De los temas que él planteó, simplemente no se habla. “Fernando Moyano

Se transcribe  el punto 4 del primer capítulo del libro:

El cuarto aspecto que merece especial destaque es que, como consecuencia de las experiencias guerrilleras llevadas a cabo, surgieron, y se consolidaron por largos años, sangrientas dictaduras militares que arrasaron con las tradicionales instituciones democráticas, con las organizaciones políticas, sindicales y estudiantiles, impulsando e imponiendo, de paso, planes económicos neoliberales que tuvieron como resultados el incremento de la pobreza, la marginación de grandes sectores de las sociedades, la inequidad social a todos los niveles, el exilio y el terrorismo de estado como metodología, y finalmente los discursos y las medidas económicas que no eran otra cosa que las que impulsaban las grandes multinacionales y los países centro del poder económico mundial.

 (Jorge Torres. Cuba y el Che. La ruta mágica - Fin de Siglo, 2007)   -  Fernando Moyano

Intentaremos refutar este  cuarto punto, dado que el imperialismo en su historia de agresiones a los pueblos, no precisó de excusas guerrilleras para invadir, intervenir, agredir o prohijar golpes de estado.

Seguiremos aplicando el método de análisis y definiremos el sistema  económico en el cual vivimos: La humanidad se desenvuelve bajo el sistema capitalista en su fase superior el imperialismo.

Las características del imperialismo son:

Lenin, en  su obra “El imperialismo fase superior del capitalismo”, establece los rasgos fundamentales del imperialismo:

1)    La concentración de la producción  y la formación de monopolios.

2)    La concentración y los monopolios en el área bancaria. La preponderancia del capital financiero y de la oligarquía financiera.

3)    La exportación de capitales en forma creciente.

4)    El reparto económico del mundo entre las asociaciones capitalistas, donde los monopolios toman carácter internacional.

5)    El reparto territorial del mundo entre las grandes potencias  genera la guerra y  la lucha por nuevos repartos

6)    El imperialismo es el capitalismo parasitario o en descomposición

7)     Crea el desarrollo desigual y profundiza  las contradicciones entre los países imperialistas y  en especial la lucha de clases a nivel  nacional y  mundial.

Desde  los inicios del siglo XX  hasta nuestros días, se han  efectuado numerosos cambios, lo que corresponde  analizar es,  si estas modificaciones y transformaciones  son capaces de  colocar  el análisis de Lenin  sobre el imperialismo al “baúl de los recuerdos”.

Han ocurrido grandes avances  científicos aplicados a la producción, sobretodo en el uso de variantes energéticas,  estamos en plena revolución tecnológica (automatización, robots, cibernética, nanotecnología, etc.) y fruto de estas innovaciones  se han desarrollado las fuerzas productivas.

El desarrollo económico por la ley del desarrollo desigual y combinado ha generado centros  imperialistas mundiales  de marcadas diferencias entre ellos y se ha ampliado la brecha entre un puñado de países que son grandes potencias y los países dependientes.

 El estado en los países imperialistas se ha convertido en el instrumento  directo de la defensa del capital financiero internacional que se ha fusionado con el capital industrial. El gasto militar en  el presupuesto del estado imperialista  es sideral para llevar adelante una política  imperialista basada en el saqueo y  la rapiña. EE UU  en el año 2014 tenía un 41% del gasto militar mundial.  Después de la Primera Guerra Mundial, se sucede la Segunda Guerra Mundial por reparto del mundo y desde la creación de las Naciones Unidas para “preservar la paz”,  se han desarrollado más de 150  guerras  locales o  regionales (Guerras civiles con  injerencia imperialista, guerras de agresión  imperialista, etc.); .la mayoría por causas económicas, disputas de zonas estratégicas y proliferan las bases militares imperialistas en todos los rincones del mundo. .

El terrorismo económico (globalización. mercado libre, deuda externa, condicionamientos del FMI, ganancia, bolsas, bonos basura, etc.) impuesto por el orden imperial sobre los pueblos genera que tres mil millones de personas vivan en las más absoluta pobreza, 12 millones de niños menores de cinco años mueren anualmente por causas que pueden evitarse, 1200 millones de personas que no acceden al agua potable, 600 mil mujeres mueren por embarazos y partos que pueden prevenirse por año, de los 600 millones de niños en el mundo, 250 millones de niños trabajan en los países en desarrollo y 130 millones no asisten a clase, 1000 millones de analfabetos; una pobreza generalizada para la holgura, bienestar y despilfarro del llamado “primer mundo”. Un primer mundo que incluye en su seno a millones sin techo, decenas de millones en la pobreza, inseguridad laboral creciente, precariedad y flexibilización laboral.

Con  todas estas transformaciones a lo largo de un siglo, las conclusiones leninistas siguen vigentes.

La ola de fusiones y de compras de empresas es una de las facetas  más relevantes del capitalismo en la actual fase imperialista. Estas fusiones impulsan y exacerban la competencia en una escala mundial que derriban reglamentos y barreras, derechos aduaneros y legislaciones de protección laboral. Esta competencia entre capitales privados (entre bancos, empresas, aseguradoras, etc.) es una de las bases de la economía capitalista. La exportación de capitales,  que se convierten en inversiones extranjeras directas en los países dependientes es una de las principales fuentes de explotación y extracción de ganancias de las multinacionales. Algunos datos ilustran este proceso de centralización. Un centenar de empresas trasnacionales controlan el 75,5% del comercio mundial y el 29% de la actividad económica mundial. La ola de fusiones que se profundizó en la década del 90 no ha cesado de aumentar.

“Este año se han batido todos los récords en el mercado de M&A (fusiones y adquisiciones, por sus siglas en inglés). Las operaciones anunciadas desde enero en todo el mundo suman 4,2 billones de dólares (3,97 billones de euros), según datos de Thomson Reuters, y superan la anterior plusmarca registrada en 2007, justo antes del estallido de la Gran Recesión. Además de la profusión de movimientos, lo destacable de 2015 es que se están cerrando algunos de los tratos más voluminosos de la historia. Queda inaugurada por lo tanto la era de las megafusiones: Pfizer y Allergan; AB Inbev y SABMiller; Marriott y Starwood; Royal Dutch Shell y BG Group;Charter y Time Warner Cable; o Nokia y Alcatel son solo algunos de los tratos más destacados. “

Conjuntamente a la concentración se desarrolla una centralización del capital. El significado es claro: un número creciente de sectores pasa a manos de un número más reducido de propietarios estratégicos de capitales (sociedades y activos financieros). La oligarquía financiera sigue desplazando del poder político a la burguesía industrial;  las cifras de especulación financiera de acciones y bonos en las bolsas mundiales superan con largueza los valores de la producción de bienes y servicios;  los organismos financieros internacionales (FMI, BM,  BID) son instrumentos de penetración  en los países en desarrollo para la exportación de capitales, y  la deuda externa de  esos mismos países  configura uno de los  principales elementos de succión y explotación imperialista.

El gobierno imperialista de Obama es el continuismo de la política de los EEUU de siempre: 

a)      Bases y enclaves militares por todo el mundo. Un centenar de bases militares y seis flotas navegando cada una de ellas, alrededor de cada continente

b)     El  informe de la legitimación de la tortura por parte de la CIA ha indignado a todo el mundo, pues la investigación del comité del Senado considera que la tortura sistemática no ha dado los resultados esperados, por eso hay que cambiar de método, manteniendo los objetivos. No responde a un problema de violaciones a los DDHH o a ética política, sin embargo el gobierno de Obama elabora un análisis sobre la situación de los DDHH de cada país, sintiéndose con moral para juzgarlos, y el único país que no entra en el informe anual es el de los EEUU

c)      Las fuerzas del Pentágono se refuerzan con mercenarios de todo el mundo, privatizando las guerras con empresas especializadas como la Blackwater, trasladando las violaciones de los DDHH a los contratistas. Al “tercerizar las guerras” se margina la Convención de Ginebra sobre los derechos de los prisioneros de guerra. Para evitar efectos legales, los prisioneros han sido trasladados a países cómplices o a la base de Guantánamo, “ habilitó numerosas cárceles secretas en Polonia, Lituania, Rumania, Afganistán y Tailandia; y contó con la colaboración de países como Egipto, Siria, Libia, Paquistán, Jordania, Marruecos, Gambia, Somalia, Uzbekistán, Etiopía y Djibouti para realizar sus interrogatorios, a la vez que algunas ejemplares “democracias” europeas, como Austria, Alemania, Bélgica, Chipre, Croacia, Dinamarca, España, Finlandia, Irlanda, Italia, Lituania, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania y Suecia, amén de otros países extraeuropeos, colaboraron en facilitar la entrega y traslado de prisioneros a sabiendas de lo que les aguardaba a esas personas” ( Atilio Borón)

d)    Tras más de un decenio interviniendo en el Oriente Medio, el gobierno de Obama de alguna manera ha sido responsable de que Afganistán se haya convertido en el más importante narco-estado del planeta, que detenta el control monopólico de entre el 80 y 90 por ciento del mercado mundial del opio y del 75 por ciento del de la heroína. En Irak, ha sido cómplice en la creación del primer mini-estado petrolero y terrorista de la historia, el triunfo del yihadismo extremo post-al-Qaeda. (Tom Engelhardt)

e)    Bajo el gobierno del Premio Nobel de la Paz Obama, con la complicidad activa de la UE, desarrolla una guerra cuyo objetivo principal es Rusia e indirectamente China. El pretexto es Ucrania. En un raro momento de consenso entre los dos partidos, el Congreso de los EEUU aprobó  la Resolución 758, que autoriza al Presidente a adoptar medidas más agresivas de sanción y de aislamiento contra Rusia, a proveer de armas y otras ayudas al gobierno de Ucrania y a fortalecer la presencia militar de los EEUU en los países vecinos de Rusia. La escala de provocación a Rusia tiene varios componentes que, en conjunto, constituyen la segunda guerra fría. En ésta, al contrario que en la primera, se asume ahora la posibilidad de guerra total y, por tanto, de guerra nuclear. Varias agencias de seguridad hacen ya planes para el Day After de un enfrentamiento nuclear. Los componentes de la provocación occidental son tres: sanciones para debilitar a Rusia, instalación de un gobierno satélite en Kiev y guerra de propaganda. Las sanciones son conocidas, siendo la más insidiosa la reducción del precio del petróleo, que afecta de modo decisivo a las exportaciones de petróleo de Rusia, una de las más importantes fuentes de financiación del país. Esta reducción conlleva el beneficio adicional de crear serias dificultades a otros países considerados hostiles (Venezuela e Irán). La reducción es posible gracias al pacto sellado entre EE.UU. y Arabia Saudita, por el cual EE.UU. protege a la familia real (odiada en la región) a cambio de mantener la economía de los petrodólares (transacciones mundiales de petróleo denominadas en dólares), sin los cuales el dólar colapsaría como reserva internacional, y con ello, la economía de los EEUU, el país con la mayor y más impagable deuda del mundo.( Boaventura de Sousa Santos)

f)      El gobierno de Obama como el de Bush: 1) ha destinado cifras siderales para ir al rescate de superbancos. 2) ha desarrollado la expansión del libre comercio, para la penetración de las multinacionales.  3) ha impulsado la escalada de las guerras de agresión (Siria, Libia, Ucrania, Yemen, etc.).  4) Obama también supera a Bush bajando los impuestos a los más ricos mientras la gente pobre sufre los dramáticos efectos de la inflación y la disminución de ayuda gubernamental ante la austeridad. 5) vigilancia ilegal a todos los gobiernos del mundo y muerte del estado de derecho en el propio EEUU. 6) Intelectuales, actores e integrantes de la izquierda norteamericana (Noam Chomsky junto a dos mil personas) firmaron un manifiesto denunciando a Obama por crímenes de guerra y violación de los DDHH. 7) ha utilizado el veto en el Consejo de las Naciones Unidas para frenar las sanciones a Israel por el genocidio palestino, entre otras impunidades.

EL IMPERIALISMO  DE EEUU ENEMIGO DE LA HUMANIDAD – CHE GUEVARA

Próxima entrega: Las invasiones, intervenciones y  agresiones en América  Latina por parte del imperialismo yanqui. Golpes de estado prohijados por EEUU. 

Mario ?toni? Rossi - postaporteñ@ 1551 - 2016-02-06 05:45:30
postaporteñ@_______________________________

El Albañil Alarcón

Memorias de un soldado cubano

 Conoció al Che cuando los soldados de Batista acribillaron a su mujer embarazada. Hizo la primaria en la selva con el Che como maestro, llegó a jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y fue el único guerrillero que acompañó a Ernesto Guevara desde el comienzo de la Revolución hasta su muerte en Bolivia. Ahora, exiliado en París, después de trabajar 37 años para el gobierno cubano, Benigno repasa su vida.

POR MARIANO BLEJMAN, Desde París

Suplemento RADAR -Página/12

 DOMINGO 23 DE DICIEMBRE DE 2001

En el fondo del restaurante hay una bandera cubana, una imagen de Ernesto Guevara, unas botellas de ron y unas mesas vacías. Pero el restaurante no está cerca de la Plaza de la Revolución, donde a él le gustaría estar, sino a metros de la Place de la République, en el centro coqueto de París

Daniel Alarcón Ramírez, más conocido como Benigno, recibe a Radar con una generosa porción de paella, que sus manos enormes de uñas redondas recorren como si el gusto del arroz empezara por la punta de sus dedos. “Vivo pensando en las enseñanzas del Che. Él nunca luchó por su gloria personal”, dice Benigno, testigo fiel, de tez morena y surcos profundos, cuya historia está teñida de trazos de inocencia y opiniones polémicas. A los 16 fue el hombre número 63 del Ejército Rebelde. Por su coraje, se hizo ametralladorista imprescindible y terminó como jefe de la Dirección Logística de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en el Triunfo. Luego de Angola y Perú desembarcó en Bolivia junto al Che. Volvió clandestinamente a Bolivia, 30 años después, para filmar. Ahora vive de las regalías de Memorias de un soldado cubano. Vida y muerte de la Revolución, uno de sus tres libros y sigue trabajando como obrero de la construcción. Sus ojos de campesino redescubren detalles con su memoria prodigiosa: los primeros momentos en la Sierra Maestra, su paso por el gobierno, su último día en Bolivia en octubre de 1967 y su exilio en París, después de 37 años. Las resacas frescas de un pasado ingenuo

EL ORIENTE 

Nació en el Oriente de Cuba en 1939. Desde que su padre murió, a los dos años, vivió con Vidal García del Valle, un español antifranquista amigo de su madre. A los trece años quedó solo cuando Vidal García murió y la única compañía fue su perro Timonel. “Con él echaba mis conversaditas, le contaba mi sufrimiento y yo creo que el perro me entendía.” Su conocimiento del mundo no iba más allá de su finca. Bajaba de la Sierra Maestra cada tres meses a comprar azúcar, sal y cigarros. Cultivaba arroz, frijoles y yuca. Tenía puercos y gallinas. Ganaba bien. A sus 16 años, el peón Oreste le habló de unas sobrinas bonitas. “Su padre no daba entrada a ningún hombre”, recuerda. Pero Benigno se dio una vuelta a caballo “para ver” y le dijo a Oreste que le preguntara a Mami (su nombre real era Noemí) si quería ser su novia. Mami dijo que sí y al mes Benigno volvió a llamar a Oreste: “Dile a Mami que el sábado la voy a pasar a buscar”. Esa noche fue eterna para Benigno, todavía Daniel. La niña apareció con su ropa envuelta en una sábana y sus 14 años se montaron al caballo de Benigno. “Anduvimos toda la noche, sin hablar hasta el amanecer. Nos daba hasta vergüenza mirarnos. Yo no sabía si poner agua para el café o darle la mano.” Mami y Daniel se acostaron... con ropa. “A la medianoche entramos en confianza y se jodió la cosa”, se ruboriza. Ya fueron tres: ella, el perro y Benigno

EL DESEMBARCO 

El 2 de diciembre de 1956, Fidel desembarcó del “Granma” por Playas Coloradas a 200 kilómetros del puesto de Benigno. “Yo había oído hablar de los bandoleros, pero la radio daba noticias que no entendía.” Una tarde de enero, Benigno vio llegar dos hombres, verde olivo, fusil al hombro. Los militares de Batista, pensó. “Sin embargo, me impactó el trato y el respeto.”


–Guajiro –dijo uno de barba tumultuosa–. ¿Tienes marteño (banana)?
–Sí, venga p’acá –Benigno le mostró sus racimos.
– ¿Puedo tomar unos cuantos?
–Los que quiera...
Llenó una canasta, se fue por el río y a los 20 minutos volvió sin nada.
– ¿Puedes matar un puerco? –dijo uno de ellos–. Uno grande...


Apenas oscureció, cincuenta y tres guerrilleros se instalaron en el rancho y Benigno se asustó. “Había un preguntón: que dónde iban estos caminos, quiénes son los campesinos más cercanos, qué se dice por aquí de los rebeldes.” El preguntón resultó ser Fidel y otro que estaba al lado, muy observador, se acercó, le abrió los ojos, le puso un aparato en el pecho y le tomó la presión. “Yo estaba cagado”, recuerda Benigno. Después de tomarle el pulso, miró a Fidel y le dijo: “Tiene la salud de un toro”. Benigno notó que el hombre hablaba raro y que todos lo trataban de “Che”. Pensó que era un norteamericano. “Se me hizo simpático el Che y los dos primeros: Ramiro y Camilo Cienfuegos.”

El Ejército Rebelde siguió visitando la finca y Benigno tuvo sus primeros amigos. Les compraba botas, leche condensada, cigarros, sal y azúcar. Pero la situación se complicó cuando el campesino Eustemio Guerra, traidor, integrante del Ejército Rebelde, denunció a los colaboradores de la zona de su rancho. El 25 de marzo de 1957, mientras trabajaba, Benigno sintió que el perro ladraba. De pronto escuchó un tiroteo y vio desde una colina cómo sacaban a su mujer del patio, a rastras, sin vida. Era el Ejército de Batista que había disparado a mansalva. “Se me vino el mundo abajo; mi campesina estaba embarazada.” Benigno corrió llorando en busca del Ejército Rebelde. Camilo y el Che se comprometieron a vengar la muerte de su campesina. Benigno se quedó, a regañadientes, en la Sierra Maestra. Fue el soldado 63 del Ejército Rebelde y luchó hasta el triunfo de la Revolución.

“Le tuve odio al ejército de Batista por la muerte de mi mujer. Del resto no entendía nada.” Benigno era joven y muy fuerte. Lo pusieron de ayudante del metrallista Yayo Palomares y le dieron un revólver. A los 20 días se planificó un combate, cerca de su casa. Fidel mandó 40 hombres para emboscar a 80 soldados y Benigno fue porque conocía la zona. Pero los de Batista eran 240 y a Yayo Palomares se le trabó la metralleta. Entonces le pidió a Benigno que busque la baqueta para destrabar. El joven corrió 40 metros. De pronto sintió el bazookazo.
–Aquí tengo la baqueta, Yayo –le dijo Benigno, volviendo, preocupado.
–...
– ¡Yayo, toma la baqueta...!
No respondió. Antes de tirarse al suelo por los balazos, Benigno vio los ojos de Yayo que no parpadeaban. “Comencé a tenerle temor al muerto”, dice. El Ejército Rebelde se retiraba dando la voz de “Al ataque”, pero Benigno no lo sabía. Se quedó, solo, con Yayo muerto y la ametralladora, escuchando “Al ataque”. “Me puse el arma en el hombro. Caminé cinco metros y volví. Puse a Yayo en mi espalda, colgué la ametralladora y tomé por la quebrada cuesta arriba.” Habían pasado tres horas desde el comienzo. Antes de subir la última loma dejó a Yayo y la ametralladora. Llegó exhausto, cuando levantaban campamento. Lo daban por muerto o perdido. No podía más.


– ¡Camilo, ahí viene tu guajiro! –gritó Luis Crespo, otro combatiente.
– ¿Dónde estás herido, guajiro? –preguntó el Che al verlo con sangre.
–No estoy herido –respondió Benigno.
– ¿Y esa sangre...?
–Es de Yayo... mataron a Yayo.
– ¿Y dónde está?
–Lo traje, pero lo dejé abajo porque no podía más.
– ¡No les da vergüenza! –exclamó Fidel, furioso por las pérdidas.
El “guajiro” se ganó la confianza del grupo y se quedó con la ametralladora de Yayo.

LA VENGANZA

Benigno cometió una serie de locuras en combate, que fueron consideradas valientes y heroicas. Se convirtió en un gran ametralladorista, que sólo quería vengar la muerte de su mujer. “Estábamos peleando para derrumbar a Batista y tenía que ir a todos los combates, porque no quería prestar mi ametralladora.” Pero iba a tardar cuatro años, hasta 1961, con la misión norteamericana en los Cochinos, para tener cierta noción política del mundo. El “guajiro” no entendía el lenguaje del Che. “Yo me preguntaba: ¿qué mierda filosófica habla el argentino ése?” Hasta que una tarde el Che le preguntó:
– ¿Sabes, Benigno, para qué hacemos esta Revolución?
–Ahh, sí... Para tumbar a Batista.
– ¿Y sabes por qué queremos tumbarlo?
–Porque Batista es malo...
–Efectivamente, Batista es malo y todos los que los rodean son malos. Son burgueses, imperialistas... Venga acá, ¿a ti te gustaría que ahí, donde tú vivías, hubiera una escuela?
–Sí.
– ¿Que hubiera hospital y carretera?
–Sí, claro.
– ¿Y qué hubiera tiendas?
–Sí, a mí me gusta todo eso.
–Para eso luchamos... Para que ustedes, los campesinos, tengan esas cosas.
–Si es así, sí –dijo Benigno, ahora convencido.
“Si lo decía el Che, era una verdad para mí”, cuenta. En Sierra Maestra, el Che le dio clases. “Estudiar era un gran sacrificio. Yo era un semianalfabeto que estudiaba de noche, después de 16 horas de combate. Era una locura, pero estaba obligado a hacerlo, porque el Che lo decía y lo hacía. Con él aprendí el abecedario y cursé hasta terminar la primaria, el 30 de diciembre de 1966 en la selva boliviana.”
–Ya tenés sexto grado –le dijo el Che.
–Me comprometo a que si salgo vivo de esta mierda, aunque sea el primer escalón de la universidad, yo piso –le aseguró Benigno.


El Che se paró y le dio un abrazo:
–No esperaba otra respuesta. Esos son los compromisos de un hombre revolucionario.
Según Benigno, el Che era un hombre –extraño en un argentino, dice– de poco hablar. Leía, escribía o enseñaba todo el tiempo. Pero le sobraba tiempo para el ajedrez. Durante la lucha logró hacer tablas con dos campeones mundiales de ajedrez por teléfono (uno de ellos, el mismísimo Bobby Fischer). El Che jugaba a ciegas con seis tableros a la vez. “Este comemierda no puede saber mis jugadas de espalda”, pensaba Benigno. “Una vez le mentí, pensé que iba a pasar.” Pero el Che saltó: “Un momento, ¡no! Salida tal, yo jugué tal y tal”, reconstruye Benigno. Ya habían hecho 10 jugadas. El Che repitió los movimientos desde el comienzo y Benigno pensó: “¡Tiene ojos hasta en el culo!”.
–Así no se gana, coño. Usted me defrauda –sentenció el Che.
Benigno se echó a reír.
–No se lo hice en serio, argentino, fue para ver si de verdad sabía.
El Che lo miró con una sonrisa de medio lado.

EL CADILLAC DESCAPOTABLE 

La Revolución entró en La Habana el 1º de enero de 1959 y Benigno quiso volver a casa. “Pero me dijeron que no, que yo era capitán. Fue una mierda. Tenía que estudiar materiales políticos y trabajar con planes escritos.” Días después del triunfo se presentó en el edificio de la Dirección Logística de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y explicó:
–Camilo me dijo que voy a ser el jefe, ¿qué tengo que hacer?
Benigno tuvo dos cargos: fue jefe de la Dirección Logística y de la Policía Militar, con 360 hombres a cargo. Era el más joven, pero controlaba el armamento de aire, mar y tierra, los víveres y el pago. “Pero lo supe tiempo después”, confiesa. A pesar de sus cargos jerárquicos, el Che continuó dando clases. Benigno estaba conociendo La Habana en su esplendor. “Yo andaba con un Cadillac descapotable. Me sobraban las chicas. Pero el Che me jodió cuando empecé a faltarle.” Un día, cuando terminaba la clase, nos detuvo a los seis que cursábamos: “Las llaves del carro”, dijo con la palma de la mano hacia arriba. “¿Dónde vas con tantos carros, Che?”, le dijo Benigno. “No voy a ningún lugar, con ningún carro”, contestó el Che, y abrió una gaveta y echó las llaves adentro. “Lo dejan en el parqueo. Y si hay buen resultado de clase, tendrán el auto para el sábado y domingo.” 
“¿Quién se atrevía a decirle algo? Le teníamos un respeto total y lo queríamos con la vida. El pecado del Che fue su exceso de honradez, honestidad y valor. Las tres excusas para tener el mundo en contra”, se resigna.

EL EXILIO 

Antes de hablar de su exilio en París, Benigno da unas vueltas por el restaurante y pide en la cocina que le preparen una pava para el mate. “La primera vez que tomé mate me supo a mierda”, confiesa. Todavía recuerda el día que el Che apareció con una bombilla y le enseñó a tomar. Ahora ofrece un amargo, como su exilio en París. “Quedarme en Cuba era abandonar los principios del Che. Él estaba en el camino de la gran verdad y no me arrepiento de haberme ido.” Benigno llegó a Francia después de 37 años de trabajar para el pueblo cubano. Decidió exiliarse luego de soportar, dice él, atropellos y mentiras del gobierno de Fidel. Escribió tres libros, uno de ellos Memorias de un soldado cubano en 1997, donde relata sus diferencias con el régimen y ofrece pruebas sobre su tesis de que la guerrilla fue dejada caer en Bolivia y el Che abandonado a su suerte. Cuando se fue de Cuba, el gobierno de Castro lo acusó de traidor y la CIA dijo que era un hombre de la inteligencia cubana. Hoy está en el medio de un fuego cruzado. “La política de Cuba ha sido dirigida por el capricho de un hombre”, acusa.

EL ÚLTIMO DÍA 

En 1997, Benigno volvió a Bolivia en forma clandestina por un documental francés. “Regresar a Bolivia significaba vivir. Volví a hablar con mis compañeros. Muchos campesinos me abrazaban llorando y me decían: ‘¡Por fin volvió!’. Me hablaban de sus penas por no haber podido ayudar al Che. Se sienten culpables de su muerte.” Cuando llegó a la Quebrada del Yuro, Benigno se trasladó al 8 de octubre de 1967. Ahora recuerda el último día del Che, prendido del mate. “Beni, cubrí el alto de la Quebrada desde ese árbol y tratá de mantener la posición a toda costa”, le gritó el Che. Eran las 10 de la mañana. El día había amanecido nublado, pero a esa hora el sol ya estaba radiante. Benigno se acomodó debajo del árbol. Herido, hacía doce días, por un tiro en la espalda. Casi sin dormir, ni comer, tenía una fiebre galopante. Inti y Pombo llegaron a cubrirlo. Los demás guerrilleros estaban por el terreno. El Che quería romper el cerco enemigo.


–No puedo informarle.... El Ejército está muy cerca y me pueden oír... –dijo Benigno. Los separaban 60 metros.
El Che lo miró.
–Bajo ninguna condición abandones esa posición; voy a sacar al resto.
El Che le había pedido a Inti que mientras él sacaba enfermos, el resto del grupo irrumpiera por otro lado, para salvarlos. Quedaban 17, de los cuales sólo 9 podían luchar. El Che venía de un ataque de asma, estaba débil y escuálido. “Esperaba la muerte con valor. Sabía el desenlace y apelaba a nuestra conciencia y actitud”, asegura. El Che estaba sacando heridos, cuando vio a Benigno. “Ya vuelvo”, le dijo con las manos. Fueron sus últimas palabras. A 30 metros, Pombo, Inti y Benigno se escondían detrás del árbol. “Permanecimos haciéndoles grandes bajas, combatimos más de 8 horas.” Al atardecer, el Ejército se retiró.

“Nos reunimos en el punto de contacto que el Che nos había establecido. Encontramos su mochila y varios objetos dispersos”, recuerda. Siguieron hasta el segundo punto de contacto, el naranjal de Santa Elena, por un camino lleno de cactus. Pero el Che no volvió. A las 5 de la mañana, afuera de la pequeña aldea, a 100 metros de la famosa escuela La Higuera, vieron soldados, helicópteros y muertos. Benigno, desesperado, prendió la radio. “Las noticias decían algo confuso sobre su muerte, hasta que en una radio chilena oí que habían secuestrado una foto familiar que el Che llevaba consigo, rapado junto a su familia.” Benigno se quitó el audífono y lloró.

Benigno fue el único combatiente que el Che había marcado, en su diario en Bolivia, con la fecha de su cumpleaños. Cuando lo cuenta, el mate ya está frío y tiene una lágrima en el borde del ojo que salva justo con el puño de su mano

envió

R.Gamarra - postaporteñ@ 1550 - 2016-02-04 21:48:38
postaporteñ@_______________________________

URU| El Ejército reconoció sus ?errores? en ?varias oportunidades? y ?seguir pidiéndole cuentas? por lo que hizo en la d

Sería un atrevido si me pongo a juzgar lo que otros hicieron en aquella situación con las presiones de aquella época”, dijo el comandante en jefe Guido Manini Ríos, y agregó que reclamar por lo que pasó hace 40 años es como pedir un mea culpa por las “salvajadas” cometidas en la guerra del Paraguay

Búsqueda Nº1853 - 04 FEBRERO DE 2016

Entrevista de José Peralta

 El comandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, está satisfecho. No oculta su orgullo por el comportamiento de los efectivos de las Fuerzas Armadas, que a principios de año tuvieron un rol destacado en varias situaciones de emergencia para el país, ya fuera levantando la basura o asistiendo a los inundados.

El general entiende que estas y otras acciones “acercan a la fuerza con la gente”, un contacto que es “fundamental” que no se pierda. Para Manini, la sociedad “vio” y “sabe” que si se le da una misión, el Ejército “la va a cumplir”

Pero Manini es consciente de que, pese a esas acciones, una parte de la sociedad los sigue mirando con ojos críticos por su papel durante la dictadura (1973-1985). Aunque reconoció que el Ejército dejó una “herida profunda”, Manini sostuvo que son “los primeros interesados en curarla”. El problema, dijo, es que “no se encuentran los cuerpos” de los desaparecidos donde “se supone que están”

El comandante aseguró que la fuerza que lidera “reconoció sus errores” en más de una oportunidad y que no es el único que debería hacer un “mea culpa”

“Seguir pidiéndole cuentas a estos integrantes del Ejército por lo que pasó hace 40 años... Está bien, es historia reciente en términos relativos, pero es casi lo mismo que pedir cuentas por lo que hicimos en la guerra del Paraguay. Ahí el Ejército hizo un montón de salvajadas, y sin embargo es historia, se terminó”, dijo el comandante. Y añadió minutos después: “Sería un atrevido si me pongo a juzgar lo que otros hicieron en aquella situación con las presiones de aquella época. Lo que no me cabe duda es que la cabeza de nuestros oficiales es muy distinta a la de hace 40 o 50 años”.

A continuación un fragmento de la entrevista 

— ¿Qué balance hace de la participación del Ejército en actividades como la recolección de basura o la ayuda a los inundados?

—El Ejército tiene una misión principal que está marcada en la normativa jurídica que nos rige y en particular en la Ley Marco de Defensa votada en 2010. Esa misión principal habla de la defensa de la soberanía, la integridad territorial, los recursos estratégicos y para ello se prepara diariamente el Ejército. A su vez tiene otras misiones que hablan de cosas que por su idoneidad o necesidad pública le sean asignadas por el Poder Ejecutivo, y para las que tenemos que estar en condiciones de actuar. Este otro tipo de misiones, a las que llamamos subsidiarias, abarca, una amplia gama. En ese marco se prestó servicio en las inundaciones al norte del país, donde pusimos de manifiesto nuestras capacidades, y se pudo actuar con bastante eficiencia y eficacia, a tal punto que toda la sociedad lo ha reconocido. También fuimos convocados por el Sistema Nacional de Emergencias (SNE) a fin de año para recoger la basura en Montevideo.

—Muchos militares entienden que se recurre al Ejército cuando otras instituciones fallan y que esta fuerza tiene la capacidad de “hacer las cosas” ¿Coincide con este análisis?

—El Ejército está formado para cumplir las misiones. Se nos traza un objetivo y desde que somos cadetes entrenamos y nos preparamos para cumplir con los objetivos. Si se nos dice: “Hay que limpiar la basura”, no tenemos dos opciones. Eso lo sabe la sociedad, si se nos da una misión la vamos a cumplir. Y eso fue lo que la gente vio.

— ¿Cómo se mantiene un espíritu unido dentro de la tropa cuando tienen que hacer el trabajo de otros y tienen salarios más bajos?

—Con mucha disciplina, fomentando el espíritu militar y de cuerpo. Esa cohesión hace que uno pueda decirles a los soldados: “devuelva su pasaje de fin de año y año nuevo que hay que levantar la basura de Montevideo” y que no haya habido ni un solo caso de insubordinación.

— ¿Se puede asegurar que en el futuro la disciplina militar seguirá evitando insubordinaciones?

—Hasta ahora fue así. Tengo que pensar que con la disciplina y la preparación, el soldado está preparado para soportar cualquier contrariedad. Inclusive estos sueldos sumergidos. Pero eso no quita que desde que asumí, mi preocupación ha sido cambiar esta realidad salarial porque es un tema de justicia social.

— ¿Cómo repercute el pasado reciente y la dictadura en la imagen que busca dar el Ejército de una institución cercana a la sociedad? Usted dijo en “En Perspectiva” que eran “instituciones diferentes” ¿Qué significa eso?

—El Ejército es el mismo. Los que son diferentes son sus integrantes. Más del 95% de los integrantes actuales del Ejército no eran ingresados y más de la mitad no eran nacidos en el momento de estos hechos. Seguir pidiéndoles cuentas a estos integrantes del Ejército por lo que pasó hace 40 años... Está bien, es historia reciente en términos relativos, pero es casi lo mismo que pedir cuentas por lo que hicimos en la guerra del Paraguay. Ahí el Ejército hizo un montón de salvajadas, y sin embargo es historia, se terminó. Seguirle pasando cuentas a una institución por lo que hizo en el tiempo, por lo que hizo en otra época, no le veo sentido y menos aún cuando es evidente que la sociedad necesita de todas sus fuerzas para salir adelante.

Hoy se necesita a una institución que esté bien equipada, bien entrenada y reconocida y apoyada por la gente para poder cumplir de la mejor manera posible las misiones que se le piden.

Por otra parte, es evidente que el Ejército está colaborando todo lo posible con los grupos que se formaron para llegar a la verdad, estamos aportando la información que se nos requiere, estamos colaborando con los que están excavando en los cuarteles. Nadie puede decir lo contrario. Estamos haciendo todos los esfuerzos para tratar de restañar esa herida que sabemos que fue profunda, pero que somos los primeros interesados en curarla y en superarla.

—En esa misma nota hablaba de que buscan colaborar pero que chocan contra “la realidad”. ¿A qué se refiere?

—La realidad es que no se encuentra lo que se está buscando, no se encuentran los cuerpos. Estamos siguiendo todas las informaciones que se reciben pero la realidad es que no están los cuerpos donde se supone que deberían estar. Entonces si no aparecen, no podemos superar ese problema. A mí me encantaría poder llegar a un lugar, decir excaven acá y que aparezcan. Somos los primeros interesados en que aparezca lo que tenga que aparecer y poder así dar vuelta la página.

—Decía que la gente que integra el Ejército hoy es diferente a la que lo integró en el pasado. ¿Usted como jefe del Ejército habría tomado las mismas decisiones en 1972 o los años siguientes de la dictadura?

—Es muy difícil ponerse uno en otra época. Sería un atrevido si me pongo a juzgar lo que otros hicieron en aquella situación con las presiones de aquella época. Lo que no me cabe duda es que la cabeza de nuestros oficiales es muy distinta a la de hace 40 o 50 años. La situación hoy es muy distinta.

— ¿Y cómo cae esta diferenciación entre los oficiales retirados, muchos de los que eran efectivos durante la dictadura?

—Tienen el suficiente discernimiento para darse cuenta de que los tiempos cambiaron. Las actuales generaciones militares no nos planteamos qué hubiéramos hecho de haber estado en aquella situación, porque estamos en otra época. Pero las generaciones anteriores también se dan cuenta y entienden perfectamente que no pueden hacer que las nuevas generaciones tengan que seguir ancladas en el pasado. Ese fue un pasado de fractura en la sociedad uruguaya y hoy todos los orientales precisamos estar unidos y trabajar hacia adelante. Entonces: ¿qué ganamos con revivir la fractura de hace cuatro décadas?

—Aunque la época sea otra, ¿no cree que el Ejército debería hacer un “mea culpa” que permita esa unión social a la que hace mención?

—El Ejército ya ha reconocido sus errores en más de una oportunidad. En 1986, recién retornada la democracia, el entonces comandante en jefe del Ejército, general Hugo Medina, dijo que el Ejército “perdió los puntos de referencia”. Se reconocieron los errores ya en ese momento y en otras varias oportunidades se habló de las cosas que se hicieron mal. Ahora, ese “mea culpa” del que me habla, creo sinceramente que no es solo el Ejército el que debería hacerlo

- postaporteñ@ 1550 - 2016-02-04 21:37:53
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] Siguiente