Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Rubem Fonseca: Prediciendo El Futuro

Por Juan Luis Berterretche

Para quienes la literatura es una inspiración constante en su trabajo periodístico no nos puede sorprender la capacidad de vaticinar el futuro que las obras literarias contienen.

Releyendo un libro del eximio Rubem Fonseca, Vastas Emoçoes e Pensamentos Imperfectos, me encontré con un personaje secundario, que en lectura anterior, no medí en su verdadera importancia. El personaje central es un director de cine carioca obsesionado con la obra literaria de Isaak Bábel y su interés en realizar un film en base a la historia Caballería Roja, del escritor ruso.

El protagonista tiene un hermano que define como “tele-evangelista”, que le encargó la realización de un film, para su programa semanal de TV y lo hostiga diariamente con sugerencias sobre el guión. En su primera aparición en la novela lo llama para indicarle que sea más directo en relación al pedido de dinero, “como los americanos”  le explica. El personaje central hace para el lector sólo un comentario tajante “Una  conversación detestable”.

En páginas posteriores el protagonista nos hará una presentación biográfica de su hermano José: “La iglesia de él era la Iglesia Evangélica de Jesús Salvador de las Almas. Más de diez mil personas contribuían todos los meses voluntariamente para la Iglesia con parte de sus salarios. La mayoría empleadas domésticas y trabajadores que recibían salario mínimo.” Y completa la personalidad de su hermano describiendo: “José sabía vender. Dejara de estudiar cuando era niño para vender cosas. Fue mercachifle, vendiendo productos contrabandeados, después vendió enciclopedias puerta a puerta, después autos usados, ahora vendía salvación de las almas.”

El libro, que es de 1988, nos devela la estrategia política evangélica que estamos presenciando hoy -27 años después-en toda su intensidad. En una conversación el hermano pastor le confiesa al protagonista: “Los evangelistas, precisamos de una representación fuerte en el Congreso.”  Y le agrega en tono íntimo una revelación encubierta del evangelismo:“”Te voy a sorprender: hermano, no está lejos el día en que tendremos un pastor en la Presidencia de este país”

Retornando al oscurantismo medieval

Hasta ahora esta profecía literaria alcanzó un escalón inferior. Tenemos al evangélico corrupto y retrógrado Eduardo Cunha en la presidencia de la Cámara de diputados, dirigiendo una bancada de lobistas empresariales (corporaciones, constructoras, mineras, etc.) junto a los terratenientes del agro-negocio y los parlamentarios que defienden la violencia represiva. Y en el senado un presidente -Renán Calheiros- con varias denuncias de corrupción y un programa “Agenda Brasil” que reúne todas las propuestas del neoliberalismo: un nuevo pacto conservador para un posible ciclo de expansión capitalista, con el apoyo de la institucionalidad petista. El resultado es una andanada de efectos funestos:

-El régimen de "tercerización" del empleo se aplicaba a servicios que no tienen vínculo directo con la labor de las empresas, como limpieza, alimentación, seguridad y transporte, pero, con el Proyecto de Ley 4.330 aprobado en abril de 2015 por la Cámara, podrá extenderse a todas las actividades, incluidas las referentes al propósito final de la compañía. Una medida para provocar mayor precariedad y reducción salarial y recorte de derechos sociales en los puestos de trabajo.

-Según el PL 34/2015, los productores de alimentos podrían retirar el símbolo “T” dentro de un triángulo amarillo de los envases, que identifican la presencia de transgénicos en el producto. Es una resolución para que el consumidor pierda el derecho de identificar los alimentos realizados con semillas bio-degradadas.

-La votación en la Cámara de la PL 6583/13, una interpretación sobre la composición de la “familia” que excluye toda forma familiar que no se trate de un matrimonio heterosexual clásico -en la concepción estrecha del fundamentalismo religioso- contrariando el art. de la Constitución Federal que indica que todas las personas son iguales ante la ley y varias disposiciones que protegen derechos democráticos avanzados sobre el tema. Promoviendo además abiertamente la homofobia sobre la que han hecho todo lo posible por impedir su penalización

-Proyectos de ley que penalizan más aún el aborto aún prohibido en Brasil. Como el PL 6583/13 que prohibiría el uso de la “pastilla del día después” para las mujeres violadas. Obligando a la mujer víctima a procrear un hijo resultado de una relación sexual violentada. Indicando un grado inaudito de perversión moral contra los derechos de la mujer. Y culpabilizándola de alguna forma con la violación

-En agosto de 2015 la Cámara de Diputados aprobó una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) a favor de la reducción de la edad a 16 años para la  responsabilidad penal en los delitos graves. A pesar que está demostrado por la experiencia mundial que ese tipo de medidas no reducen el delito común que tiene su origen principal en la pobreza y la desigualdad. Medida cuyo resultado será un aumento de la persecución policial y judicial sobre niños y adolescentes. Dando un nuevo empuje al genocidio institucional de jóvenes negros instaurado en Brasil

-En agosto de este año la Cámara aprobó el  Proyecto de Ley 2016/15, una ley anti-terrorista de modelo estadounidense, que permitiría acusar de terrorismo a movimientos sociales que se defiendan de la represión policial o a los favelados que queman ómnibus cuando la policía ejecuta pobladores, como única forma de denuncia de la represión. Es una ley que estimula el único terrorismo existente en el país y en el continente: el terrorismo de Estado, como denunció el diputado federal Jean Willis (PSOL-RJ). Las cifras lo comprueban: las muertes provocadas por policías civiles y militares en Brasil en 2014 son, al menos, 3.022 una media de 8 por día, superando las víctimas del 11 de setiembre en EUA. Un crecimiento del 37% respecto al año anterior. Y donde no son contabilizadas las matanzas realizadas por los grupos de exterminio integrados por policías en actividad

-El intento de aprobar el Proyecto de Enmienda Constitucional 215 en noviembre de 2014 con nuevas enmiendas, donde queda explícito el fin de la demarcación de nuevas tierras indígenas y propone reabrir procedimientos administrativos ya finalizados para legalizar la invasión, la apropiación y la explotación de tierras indígenas demarcadas.  Esta propuesta que fue derrotada en 2014, en marzo de 2015, con la nueva composición de la Cámara, fue desarchivada por Eduardo Cunha, reinstalando una comisión para llevarla a una nueva votación en diputados

Parte de estos proyectos no han sido todavía aprobados por el Congreso, falta la votación en el Senado

Final abierto

Algunas cosas nunca mudan. La historia demuestra que sigue siendo imposible que la burocracia evolucione, aprendiendo algo de sus propios errores. Y para la burocracia institucional es peor aún, le resulta inadmisible desligarse de la turbulencia de impunidad y privilegios que la acuna y la ciega.

Eduardo Cunha está acusado ante el Supremo Tribunal Federal (STP) de haber recibido U$S 5 millones de coima en la corrupción investigada por la operación Lava Jato. Y ya se conoce su mecanismo de  “lavado de dinero”: en Brasil utilizó la iglesia donde concurre como acólito, ingresando las coimas como “colaboraciones” y en Europa con empresas fantasmas en paraísos fiscales y cuentas de ellas en bancos suizos. Eso es lo que informó el Ministerio Público de Suiza a la Procuraduría brasileña. Existen entonces dos razones para separarlo del cargo: por omisión en la declaración de bienes y por mentir que no tenía cuentas en Suiza a la comisión parlamentaria que investigaba la corrupción en Petrobras. Y quedaría pendiente aún su juzgamiento como corrupto. Mientras el omitía y mentía su esposa gastaba millones con las tarjetas de crédito de estas cuentas, en sus viajes de compras por Europa.

La comprobación inapelable de su accionar corrupto ha jaqueado al presidente Eduardo Cunha y nos está salvando, por ahora, de un futuro pastor en la presidencia de Brasil.

Pero hay algo que Fonseca no podía prever. Es que este crecimiento de los evangélicos y el Capital en el Congreso se deben al plan de desarrollo económico del “lulismo” promoviendo el agro-negocio y una alianza con el empresariado nacional y el capital financiero en un plan en donde “todos iban a ganar”. Esa fantasía es lo que hoy se derrumba en medio de una crisis de hegemonía política y un repudio social al actual gobierno petista, que hoy solo cuenta con poco más de 7% del apoyo de la ciudadanía. 

JLBerterreche - postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:05:56
postaporteñ@_______________________________

Antes de Entrar en la Guerra de Siria

Dije en notas anteriores que el régimen sirio es burgués, reaccionario y represor, que inició la violencia en Siria reprimiendo manifestaciones opositoras pacíficas, y que estar contra las agresiones imperialistas no obliga de apoyar a cualquier gobierno que esté enfrentado con el imperialismo.

Son tres afirmaciones, las dos primeras se refieren específicamente a Siria y las debo demostrar, las dejo para otra nota. Aquí quiero desarrollar mi tercera afirmación, porque es en ese sentido que he recibido algunas críticas. Y voy a referirme a una nota de Luis Sabini en PP Nro. 1482, y a un correo que me envía un compañero en forma personal, y por lo tanto simplemente llamaré "J".

Es esta una discusión en una perspectiva más general, poniendo varios ejemplos de agresiones imperialistas diferentes. Las opiniones de J coinciden en buena medida con las de Pelusa en PP 1480 y se pueden resumir así:

Si estás contra el imperialismo debés estar con el gobierno agredido por el imperialismo, y por ende si estás contra ese gobierno estás con el imperialismo

Y de esa forma general de pensar, deducen que yo debí haber estado junto al imperialismo en las guerras de Irak y Libia, y ahora J agrega la Guerra de las Malvinas.

El planteo de Sabini viene por otro lado: "El sistema de poder con eje en EE.UU. (mejor dicho en EE.UU.-R.U.-Israel) no necesita crímenes de sus víctimas potenciales para actualizar una acción contra ellas.  Es cierto que los elencos de poder con asiento en EE.UU. invocarán verdaderos defectos o falencias de las posibles víctimas  de su expansión y creciente dominio mundial. Pero el mecanismo de poder y expansión tiene su propia dinámica, su propia necesidad. Si no puede recurrir a verdades para alcanzar determinado objetivo,  recurrirá a falsedades o sabotajes. Así ha operado ITT, Henry Kissinger,  EE.UU. contra Allende en los ’70".

Luego Sabini continúa citando otros casos de conspiraciones imperialistas en la periferia. Pero me quedo en Allende por su enorme importancia y porque el concepto político sobre este caso es muy claro. Quiero entonces en esta nota referirme tan solo a estos dos ejemplos de agresiones imperialistas ocurridas en nuestro continente, que por eso importan tanto: las sufridas por los gobiernos de Allende y Galtieri

Nada que ver, ¿no? Difícil encontrar cosas más opuestas en nuestra historia, el que fue derribado por un golpe de estado militar pro-imperialista, y el militar golpista pro-imperialista. La naturaleza del enfrentamiento que tuvieron con el imperialismo fue muy diferente.

Los argumentos son también diferentes. La objeción de Sabini viene por este lado: Yo digo que si un gobierno al que el imperialismo quiere desplazar comente crímenes contra su pueblo, esos crímenes le dan pasto al imperialismo. Sabini dice eso es irrelevante porque de no contar con eso el imperialismo igual buscará la manera, y pone el ejemplo de Allende que obviamente no cometió crímenes contra su pueblo ni era un gobierno reaccionario represivo. La objeción de J y Pelusa viene por otro lado, dicen que el que da pasto es el que condena esos crímenes, o los pone en primer plano, por encima de la agresión imperialista.

Quiero ser muy cuidadoso al responder a estos compañeros, no quiero tergiversar en nada sus palabras y quiero entender la esencia de su razonamiento, si no la discusión no tendría sentido.

Esto dice Sabini:"EE.UU. no ataca o invade a regímenes despóticos, como el de Assad o el de Hussein. Ataca, engulle, porque “necesita”. Así pasó con las tierras norteamericanas, con México, con los casos de Chile, Irán y tantos otros. Y lo que necesita es oro, petróleo… lo que necesita  es lo que lleva a invasiones, guerras… y si no hay crímenes que achacar (generalmente hay), se los remodela, se los genera…".

Sabini no me acusa de estar con el imperialismo, solamente dice que si hay crímenes o no de esos gobiernos -que puede haberlos- no es lo que importa porque eso no es el móvil del imperialismo, y es en ese sentido que estoy equivocado. Por lo tanto no le voy a contestar cosas que no dijo.

Estoy de acuerdo con Sabini excepto en un aspecto. Para mí, si un gobierno es reaccionario y criminal, no es irrelevante, aunque esté atacado por el imperialismo. Yo estoy en contra de los dos crímenes, contra la agresión imperialista y contra los crímenes de gobiernos reaccionarios, Y no es el caso de Allende. Por eso distingo Allende de Galtieri. No son lo mismo. Condeno al imperialismo en ambos casos, pero defiendo a Allende y no a Galtieri.

Es en este punto que las objeciones de los compañeros difieren. No tengo más remedio que tomarme la libertad de citar una parte de la nota que me envía J:

"Allí (en Medio Oriente) no hay posibilidades de alinearse con todos, ni tampoco de estar contra todos...  Es necesario tomar partido. No es que uno esté a favor de Rusia ni a favor de Putin, ni a favor de,  o en contra de Asad, ni tampoco cómo es cualquiera de esos regímenes. El tema es el imperialismo... porque en esa realidad no importa cuál es el régimen político de Siria ni de Rusia ni de Irak, sino de quienes son los que financian esa guerra y por qué lo hacen... Porque si no es así, si uno piensa que realmente se va a alinear o va a hacer pesar de cualquier manera que fuera, el régimen interno de cada país, entonces tendríamos que apoyar todas las intervenciones políticas o militares del imperialismo...  Por más vueltas que le des, si pensás de la manera que lo expresas en tu nota, pero también en tu aclaración a Pelusa, entonces no hay duda de que si le sacamos el disfraz, resulta que vos apoyaste la invasión de Afganistán, de Irak, de Siria, y también que en la Guerra de las Malvinas estabas con Margaret Teacher"

Ese es el argumento que yo he llamado binario, es el que ha sido ampliamente usado por el estalinismo, y también, ya que estamos, por el imperialismo todos los días para justificar sus acciones:Si no estás conmigo estás contra mí

Hay una cosa que debo aclarar en este caso, antes que nada.

Estuve y estoy en contra de las agresiones imperialistas en Afganistán, Irak, Libia, Siria y las Malvinas. Pero eso no es lo que importa, no escribo acá para reivindicarme. Cuando la agresión a Irak no hubo ninguna discusión. Fue sobre Libia que las hubo, y ya aclaré extensamente mi posición, no la voy a repetir por tercera o cuarta vez. No creo en ese argumento binario, y porque me lo repitan, tampoco creo. Pero lo que debo aclarar es otra cosa. Cuando la Guerra de las Malvinas ME EQUIVOQUÉ

Estuve en contra de la agresión inglesa y lo estoy, pero en ese momento creí en ese argumento binario, y apoyé al gobierno argentino. Hoy ya no pienso así, y por eso asumí una posición diferente en otros conflictos posteriores

El gobierno de Galtieri era una dictadura militar genocida, con terribles crímenes en su historia. Era, obviamente, nuestro enemigo. En ese momento la resistencia del pueblo argentino estaba en un proceso de crecimiento sostenido, habían comenzado las manifestaciones masivas de repudio, luego de años de pasividad forzada por el terror.

En ese punto la situación podría ser comparable con Siria cuando comenzó su Primavera Árabe (2011) con manifestaciones opositoras masivas. Pero en este punto esos gobiernos toman caminos diferentes. Bashar al-Asad lanza una campaña de represión violenta, los milicos argentinos tal vez hayan pensado hacerlo pero calcularon que los llevarían puestos. Entonces hicieron otra cosa: una maniobra de distracción. E invadieron las Malvinas.

Hubiese sido, pongamos por caso, como si  Bashar al-Assad, que siempre tuvo control de medio Líbano, hubiese buscado un respiro de distracción apelando al nacionalismo y atacado a Israel. En su caso prefirió atacar violentamente a gente desarmada en su propio país, le pareció más fácil. Esa gente era el pueblo sirio, pero eso para él era un detalle.

Los milicos argentinos no tenían que  recurrir a una distracción nacionalista tan exigente, les costaba mucho menos, e invadieron Malvinas. Mientras fue una ocupación sin necesidad de enfrentamiento armado les fue bien.

La reacción masiva del pueblo argentino fue respaldar esa acción, y alinearse detrás del gobierno a pesar de su historia sangrienta.

Y acá en Uruguay, unos cuantos giles, contándome a mí, también entramos

Yo no caí en el posible error del que habla J, y lo transcribo:

“...era muy tentador apoyar a Inglaterra que se estaba enfrentando a una siniestra dictadura militar, y se abría la posibilidad de que cayera la dictadura argentina. Pero hubiera sido un error inexcusable, ante un hecho concreto,  justificar el "derecho" que puede tener Inglaterra a mantener una colonia distante 10000 Km de su territorio..."

No fue ese el error en que caí, sino en el contrario. Siempre creí que los que tienen que hacer caer una dictadura sangrienta son los pueblos, y no una policía mundial imperialista. Por eso, ante el argumento binario, tomo en cuenta este otro caso que voy a citar (Hay muchos más, pero este rompe los ojos).

En 1994 EEUU invadió Haití, barrió con una dictadura miliar sangrienta de los Tontón Macoute que habían derrocado en 1991 al presidente electo y de izquierda Aristide, y lo reinstaló en la presidencia. De llevarme por el argumento binario debería elegir si estoy con la invasión yanqui o estoy con los militares fascistas.

Me animé a eso que J dice que no se puede, estar contra de las dos partes. Debo decir que J solo refiere su argumento a Medio Oriente debido al grado de enfrentamiento que allí ocurre, no pretendo ponerlo frente a este otro caso. Al tomar esa "posición ni-ni" yo no sabía -mucho después me lo dijeron los haitianos- que lo mejor de izquierda haitiana tuvo una posición parecida

Pero vuelvo a Malvinas. El gobierno de los militares fascistas argentinos tuvo su cuarto de hora de respiro nacionalista al haber ocupado las Malvinas. El pueblo argentino lo apoyó. ¿Y para qué usaron eso? Para lo peor.

Todos sabemos lo terrible que fue, lo irracional, lo inútil, que ni siquiera les sirvió a los milicos para prologar la dictadura. Pero sirvió para una cosa.

Hay que aprender de los errores. Estar en contra del colonialismo y el imperialismo no significa que haya que apoyar a cualquier aventurero fascista que venga con versos nacionalistas a enfrentar al imperialismo por un día, y seguir luego masacrando a su pueblo. En eso sí, NUNCA MÁS

Cuando discutí la guerra de Libia recordé una consigna de Trotsky por la que me guié muchos años: Junto a la monarquía del país oprimido, contra la "democracia" del país opresor.

Pero hoy he cambiado de posición

El mundo se "modernizó", y en vez de monarquías tenemos hoy en los países oprimidos dictaduras, terrorismo de estado, autocracias patrióticas, "repúblicas islámicas", etc. Eso importa poco, lo que digo hoy es:

Contra la "democracia" del país opresor, contra la monarquía (o esas otras cosas) del país oprimido.

Contra la "democracia" del país opresor quiere decir que estoy en contra de la "democracia" colonialista de plantar regímenes "a su imagen".

Contra la dictadura del país oprimido quiere decir que esos regímenes OPRIMEN al país oprimido, no estoy JUNTO a esos opresores, estoy en contra.

¿Por qué estamos contra el imperialismo? Porque estamos por la liberación de los pueblos. Estamos junto a los gobiernos de liberación, estamos CONTRA los gobiernos de opresión. Tirarse unos tiros con el imperialismo no alcanza para que un gobierno sea de liberación

Quiero terminar esta nota (después hablaré de Siria) diciendo algo sobre Allende. Era un reformista, cometió errores muy graves (errores, no crímenes) que facilitaron el golpe, como confiar en Pinochet, desarmar a los obreros, etc. Pero casi no tiene parangón en la historia de nuestro continente. El sí cayó en combate.

El gobierno de Allende, más allá de sus errores y falencias, estaba inscripto en un proceso de liberación. El de Galtieri, ni hablar.

El contenido interno de un régimen, y si comete crímenes o no, sí que importa.

FERNANDO MOYANO

 

Guerra social y telaraña imperialista en Siria (2011-2015)

Con esta publicación (de PI)  queremos realizar un breve balance sobre lo que ha (en posta lo haremos por capítulos dado su extensión) acontecido en Siria desde que comenzara la sublevación proletaria en marzo de 2011. Basado en informes, discusiones, investigaciones, textos y análisis internos, que han ido circulando entre nuestros compañeros, este texto es parte de la tentativa de nuestra clase de hacer un balance de lo sucedido en esa región. Lo acontecido en Siria es un reflejo de la situación del proletariado en otros lugares del mundo, tanto por la fuerza insurreccional de la lucha en sus comienzos como por las canalizaciones burguesas que se han logrado imponer. La cantidad de fuerzas e ideologías burguesas actuando en la región, así como sus complejas alianzas y enfrentamientos, solo se explica por la necesidad de sometimiento del proletariado insurrecto. El auge del islamismo radical, así como el del nacionalismo kurdo, son partes inseparables de ese proceso de encuadramiento del proletariado. Aunque la lucha proletaria no está separada por las fronteras, es presentada como si así fuera, todas las noticias son presentadas país por país. Por esta razón, resulta tan difícil captar y analizar lo esencial: las contradicciones de clase, necesariamente internacionales. Todo se somete a la telaraña comunicativa de la guerra imperialista. Es la telaraña de las comunidades ficticias, de lo interimperialista, de las noticias digeridas y deformadas por los medios. Nuestro texto se sitúa en una perspectiva internacional e internacionalista que busca romper esa telaraña de nuestro enemigo histórico.

 Capitulo 1

Introducción

La sublevación proletaria iniciada en Siria el 15 de marzo de 2011, que hizo tambalearse a las distintas fuerzas y organismos de la burguesía, fue parte del gran movimiento proletario que atizó el norte de África y Oriente Medio entre los años 2010–2012. A lo largo de esos años, ese amplio movimiento prendió como una mecha propagándose rápidamente por una gran cantidad de países. A pesar de sus innumerables debilidades, la fuerza internacional que materializó ese movimiento en su extensión, expresa esa realidad que es el proletariado: una clase mundial que vive bajo el yugo del capital y está determinada históricamente a pelear para romper sus cadenas. Expresa la esencia de ese sujeto cuando tiende a constituirse en clase: la rebelión, la de manifestarse, en su afirmación, como enterrador de la sociedad de clases y hacer añicos la civilización capitalista erigiendo sobre sus escombros la verdadera comunidad humana. La burguesía reaccionó rápidamente intentando por todos los medios dividir al movimiento, destruyendo esa peligrosa sublevación unitaria en favor de toda una serie de protestas nacionales. Los límites mismos de ese movimiento permitían maniobrar con relativa facilidad a nuestro enemigo en ese sentido. Pese a que nuestra clase rebasó con su lucha los marcos nacionales, pese a que actuó y se sintió como una fuerza internacional, las ideologías que flotaban sobre el movimiento fueron reimponiendo el estrecho marco nacional y local. Porque incluso las estructuras que la lucha fue generando estaban influenciadas, si no dominadas, por ideologías burguesas nacionales, localistas, etc. En ese sentido, la lucha revolucionaria del proletariado en Oriente Medio y el norte de África, que iba enfrentándose a todos los Estados y al capital en todas partes, que se criticaba y se contraponía a lo mismo, que partía de los mismos problemas, y que llegó a expresarse en los hechos como movimiento internacional,/1 fue incapaz de asumir todas las implicaciones a las que impulsa el internacionalismo. Todas las fuerzas contrarrevolucionarias del mundo infiltradas en el movimiento imponían ideologías democráticas, de liberación nacional, gestionistas, comunidades religiosas, raciales y un largo etcétera empujaban al proletariado al marco nacional. Es así como la burguesía puede maniobrar y neutralizar la potencia de nuestro movimiento. La lucha acaba convirtiéndose en una lucha particular de Túnez, de Egipto, de Argelia, de Siria, del Kurdistán iraquí, de Libia, de Yemen… desplazando la lucha contra el capitalismo mundial. Y en ese marco florecen y se reproducen todas las soluciones nacionales y canalizaciones burguesas: recambios parlamentarios, elecciones, concesiones económico–jurídicas, expresiones étnico–religiosas… acompañadas siempre, claro está, del garrote, de la represión estatal. Las dinámicas locales priorizarán tal o cual elemento a utilizar por nuestro enemigo para machacarnos. El proletariado caminará así a su propia derrota. Al mismo tiempo, allí donde todas esas medidas no logran imponer la paz social, la cuestión fundamental para la burguesía será repolarizar la situación, transformar las contradicciones de clases en enfrentamientos al interior de alternativas y proyectos burgueses, frenar el proceso de autonomía del proletariado para someterlo a una fracción burguesa bajo la que se mate por recambios capitalistas. Países como Libia o Siria serán lugares donde la guerra imperialista se impondrá como forma de detener y canalizar la lucha proletaria/ 2

Con este texto queremos precisamente volver nuestros ojos sobre Siria, realizando un breve balance sobre lo que ha acontecido en ese país desde que comenzara la sublevación proletaria del 15 de marzo de 2011. Basado en informes, discusiones, investigaciones, textos y análisis internos que han ido circulando entre nuestros compañeros, este texto es parte de la tentativa de nuestra clase de hacer un balance de lo sucedido en esa región del mundo. Siempre tuvimos en perspectiva publicar un balance general, no solamente sobre Siria, sino sobre las grandes revueltas del norte de África y Oriente Medio de esos años. Se nos presentaba como una necesidad para señalar las fuerzas y debilidades del periodo que atravesamos. Y si hoy presentamos un texto sobre Siria es por la imposibilidad en la que nos encontramos para analizar esa contradicción sin las fronteras a las que nos someten, y sabiendo que hasta en eso la contrarrevolución está triunfando. Las noticias vienen filtradas por lo nacional, por lo local y todas las comunidades ficticias que ello presupone: democracia, religiones, etnias, mafias… Aunque la lucha proletaria no está separada por las fronteras, es presentada como si así fuera, todas las noticias son país por país. Por esta razón resulta tan difícil captar y analizar lo esencial: las contradicciones de clase, necesariamente internacionales. Todo se somete a la telaraña comunicativa de la guerra imperialista. Es la telaraña de las comunidades ficticias, de lo interimperialista, de las noticias digeridas y deformadas por los medios. Desgraciadamente, en contraste con lo sucedido en épocas pasadas, los proletarios no disponemos de ninguna red internacional de información capaz de destruir la telaraña infernal de la burguesía. En este sentido, somos conscientes también de que este texto sobre Siria contiene muchas carencias, porque la información que disponemos de la región sigue siendo muy fragmentaria y limitada. Pese a todas estas debilidades nuestro texto se sitúa en una perspectiva internacional e internacionalista que busca romper esa telaraña de nuestro enemigo histórico

1.      La revuelta irrumpe en Siria

Tras el aplastamiento sangriento de las revueltas sociales que conmovieron Siria a finales de los 70 y principios de los 80 del siglo pasado, etapa cerrada con la brutal represión en la ciudad de Hama en el 82 —episodio con 20.000 muertos que la burguesía internacional se apresuró en tapar bajo el paraguas del islamismo—, el proletariado en ese país no volvió a levantar la cabeza por mucho tiempo siguiendo la tónica general del proletariado mundial. Desde el año 82 y hasta bien avanzado el comienzo del nuevo milenio, la paz social reinó en ese país y la producción y circulación capitalista vivió una época de expansión tras los acuerdos con el FMI en el 86. Tras la muerte de Hafez al–Assad en Junio del 2000, su hijo Bashar al–Assad, en plena caída de la economía nacional, tomará su relevo en el partido Baaz sirio y en el gobierno. Se abrirá paso a toda una serie de reformas económicas, cuyo fondo no era otro que quitar las trabas a la circulación de capital internacional e incrementar las condiciones de explotación del proletariado. Los niveles de represión que han caracterizado al gobierno de Bashar al–Assad desde entonces, no se deben a ninguna particularidad de ese administrador burgués, de ese gobierno, se debe a que toda la serie de ataques a las condiciones de vida del proletariado alcanzan tal nivel que sólo pueden imponerse bajo mano de hierro.

Pero la represión no puede más que retrasar y concentrar en el tiempo lo que es una situación insostenible. Desde el 2008 la situación, en concordancia con la coyuntura general en todo el mundo, no dejó de empeorar para el proletariado: final de los subsidios, de ayudas sociales, bajada de salarios y pensiones… y la gran subida mundial de los precios de los alimentos que golpeará con fuerza en ese país. Llegado el año 2011 y espoleado por la lucha de sus hermanos de clase en Túnez, Marruecos, Argelia, Baréin, Egipto, Yemen, Kurdistán iraquí… la situación explota. El 15 de marzo comenzó en la sureña ciudad de Daraa una potente oleada de protestas que rápidamente se propagará por todo el país

Pese a todas las medidas de urgencia que barajó y fue prometiendo el gobierno sirio para calmar los ánimos en su territorio, tales como el fin del estado de emergencia,/3 subsidios a productos de primera necesidad, dar ciudadanía a proletarios de etnia kurda, organizar elecciones, referéndum y toda una serie de reformas, así como todas las medidas represivas desarrolladas sacando al ejército y los tanques, multiplicando los asesinatos, torturas, desapariciones, encarcelamientos… pese a todo este arsenal, la revuelta puso patas arriba la paz social extendiéndose por toda Siria. Daraa, Hama, Baniyas, Latakia, Talkalaj, Homs, Yable, Idlib, Kurdistán sirio… Las manifestaciones giraron rápidamente en huelgas, cortes de carreteras y calles, acciones contra símbolos del poder, y requisiciones de alimentos, medicinas o viviendas /4

La supuesta lucha pacífica por la democracia que tanto cacarean los esbirros intelectuales del poder burgués desde occidente fue la expresión de la contrarrevolución burguesa al interior del movimiento de protesta /5

Por el contrario, la lucha de nuestros hermanos de clase se situó en la defensa de la satisfacción de las necesidades e intereses humanos. Cuando nuestra clase sale a la calle bajo esta perspectiva siempre se manifiesta necesariamente en el terreno de la violencia. La protesta gravitó contra el alza de precios, contra la represión policial y la ley de emergencia, la falta de asistencia sanitaria, etc., etc. Algunos de los gritos y consignas que se oyeron en esos momentos fueron simples y claros: «queremos el fin de la miseria», el «fin del terror», «la caída del régimen», «fin de las humillaciones». La respuesta del Estado llegado a ese punto será metralla. Infantería, artillería y tanques se lanzaron contra ciudades, barrios y pueblos con un gran saldo represivo. «Teníamos unos 400 nombres de personas que debíamos detener. Fuimos a su localidad Banyas […] Irrumpíamos en las casas cerradas. Detuvimos a muchísima gente. Algunos hombres escapaban por una carretera secundaria del valle, pero el ejército les disparaba. Nos llevamos a los detenidos al centro del pueblo, pisoteándoles e insultándoles. Detuvimos a tanta gente, según me dijo un oficial unos 2.500, que tuvimos que usar el estadio deportivo de esa localidad como centro de detención». «Los manifestantes se habían sentado en la Plaza [la plaza central de Homs]. Nos dijeron que les dispersáramos, con violencia si era necesario. Estábamos allí con la Inteligencia de la Fuerza Aérea, el Ejército y la shabbiha [milicia progubernamental] cuando recibimos una orden del coronel Abdel Hamid Ibrahim de disparar a los manifestantes. Disparamos por más de media hora. Había docenas y docenas de muertos y heridos. Treinta minutos más tarde, llegaron excavadoras y camiones de bomberos. Las excavadoras levantaban los cadáveres y los ponían en un camión. No sé dónde se los llevaban. Los heridos acababan en el hospital militar de Homs. Y después los camiones de bomberos limpiaban la plaza». «…nos dieron la orden clara de disparar contra los civiles […] La orden exacta fue 'carguen y disparen', sin condiciones. Nos acercamos a los manifestantes y cuando estábamos a unos cinco metros de distancia, los oficiales nos gritaron 'fuego'.»/6

Pese a la feroz represión, el proletariado, lejos de retroceder, seguirá empujando y respondiendo a la violencia de la burguesía incrementando y extendiendo la violencia de su clase, llevando la revuelta a la propia capital. Lo que temía el gobierno se desencadenará. Todo un anillo de barrios rebeldes irán poco a poco envolviendo la capital: al norte Al–Tal, al este Kafar Batna, Douma, Harasta y Saqba, la Mouaddamiyyah en el oeste y al sur Kisweh. Los proletarios afirmaban que lo que ha sido durante mucho tiempo conocido como el «cinturón de la pobreza ahora se ha convertido en el cinturón de la revolución». La desestabilización del país es en esos momentos total pese a que el partido Baaz tratará en vano de ponerle freno incrementando el plomo, decretando nuevas amnistías de presos políticos, o anunciando a finales de julio una ampliación de las libertades políticas que permita elecciones y la legalización de partidos políticos. Pero la sublevación proletaria estaba en marcha y no serían estas migajas las que la detendrían

1 La misma burguesía y sus medios de comunicación no tuvieron al principio más remedio que hablar, evidentemente intentando intoxicar lo más posible y manteniendo la filtración de las noticias país por país, de primavera árabe.

2 Para el lector sorprendido por estas afirmaciones le instamos a leer el apartado Encuadramiento del proletariado desarrollado unas páginas más adelante.

3 En de abril del 2011 el gobierno levantó el estado de emergencia que regía desde 1963, disolvió la Corte Suprema de Seguridad del Estado y realizó una primera amnistía de presos políticos que irá repitiendo en los meses posteriores.

 4 Una tradición en los países árabes, poco conocida en otros lugares, es la ocupación de urbanizaciones enteras. Estas ocupaciones son a veces desalojadas por el ejército, pero otras tantas son recuperadas y convertidas en campos de refugiados.

 5 Esta expresión que reivindica los derechos y las libertades democráticas se impondría posteriormente, con el debilitamiento del proletariado, en un gran número de comités locales, como los coaligados en la Coordinadora de Comités Locales y los agrupados en la Comisión General de la Revolución Siria, cuya cabeza más conocida fue Suhair Atassi, opositora burguesa del gobierno de Assad.

6 Testimonios varios de desertores a la ONG Human Rights Watch

Proletarios Internacionalistas

- postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 21:00:22
postaporteñ@_______________________________

Venezuela / Rezar y Esperar un Milagro

Carlos Betancourt: “Se agota la paciencia del pueblo”

Por Carlos Díaz -

 La Razón |Oct. 7, 2014

Carlos Betancourt, ex dirigente del MIR y co-fundador del partido “Bandera Roja”, conocido como comandante “Gerónimo” durante la lucha armada que se escenificó en Venezuela durante las décadas de los años sesenta y setenta del siglo pasado, sostiene que el “sacudón” sobre el aparato burgués del Estado anunciado por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, originó muchas expectativas en las bases populares pero todo resultó un fiasco. “Fue solo un enroque de piezas, como en el ajedrez en donde se sacrifican los peones para proteger al rey de un jaque mate. Se cambiaron los ministros de un lado a otro sin haberse evaluado su gestión anterior, es decir, premiando la ineficiencia y entronizando aún más a una élite en el poder”, aseveró en entrevista con “La Razón”

¿El fallecido presidente Chávez propuso pulverizar el aparato del Estado burgués?, ¿cuánto ha avanzado el gobierno de Maduro?

— Nicolás Maduro, valiéndose de una élite burocrática, determinó que el Estado no debe ser pulverizado sino transformado. Bueno, ya aquí se observa un distanciamiento abismal entre las tesis de Chávez y la de Nicolás. Claro, la práctica anterior de Maduro estuvo estrechamente ligada al sindicalismo el cual no suele generar conciencia revolucionaria sino una conducta colaboracionista ante el capital.

¿Cómo debió haber sido un verdadero “sacudón”?

— El Estado tiene actualmente más de dos millones seiscientos mil funcionarios. Eso ha ido aumentando. Cuando el presidente Chávez había dieciséis ministerios y a pesar de que dejó la tarea de pulverizar el Estado hoy en día, incluso después de ese “sacudón”, hay más de cien viceministerios sin contar a los vicepresidentes, gobernadores, alcaldes y funcionarios militares con prebendas que nunca antes tuvieron. Es todo un súper aparato que habla en nombre de la sociedad pero que, de hecho, la aplasta, sustituye y atemoriza. Por qué no someter al debate público la tarea histórica de simplificar el Estado, reducir o eliminar el papel de los ministerios y transferir el poder a las organizaciones populares. Por allí sí podría haber un verdadero sacudón.

¿Fue un “sacudón” la salida de Rafael Ramírez de PDVSA?

— La salida de Ramírez no puede considerarse como un “sacudón” porque quien entró nuevo allí es una pieza de Ramírez. Los problemas de PDVSA no se resolverán cambiando a un burócrata por otro. Si hubiesen querido un sacudón habrían sometido al análisis crítico la actuación de la industria petrolera y responder por qué se ha endeudado a esta empresa estatal. Por ejemplo, en El Furrial y Punta de Mata, en Monagas, a diario se despilfarran millones de metros cúbicos de gas que van a la atmósfera y contaminan el medio ambiente. Incluso, se dice que alrededor nacen niños con malformaciones. Por tanto, un verdadero sacudón significaría definitivamente reformular la política de la petrolera venezolana.

CAPITALISTA PRIVADO Y CAPITALISTA DE ESTADO

¿La crisis económica hace aguas al gobierno de Maduro?, ¿se debilita cada vez más el respaldo popular?

— Recordemos que la merecida derrota que Chávez les dio a los adecos en 1998 abrió gigantescas expectativas a los venezolanos. Pensábamos que a partir de ese momento se abrirían caminos a una real transformación del modelo capitalista; inclusive, se ofreció el socialismo. Todo resultó una quimera. Las aguas retoman su viejo cauce y el capitalismo se ha restablecido: el capitalista privado vuelve a negociar con el capitalista de Estado y llegan a acuerdos, uno de ellos cómo repartirse los dólares. Las consignas, promesas y críticas opositoras se diluyen en un mar de trivialidades en donde solo se discute cómo repartirse el poder.

¿El restablecimiento del capitalismo al cual se refiere es quizás ocasionado por la guerra económica de la derecha?

— Si la guerra económica es librada en el territorio enemigo lo más seguro es que se coseche la derrota. Cuando, por ejemplo, Nicolás Maduro le dijo a Lorenzo Mendoza que se dedicara a producir y lo dejara a él gobernar allí se está enviando un claro mensaje de conciliación con el adversario de clase. Por tanto, es un error del gobierno bolivariano cazar la pelea en ese terreno. Recordemos que las burguesías que nos han dirigido hasta hoy, incluida la bolivariana, han prometido sustituir el régimen de importaciones y desarrollar las fuerzas productivas internas. Esta es la gran deuda histórica que sigue sin cumplirse.

¿Ha sido positiva la lucha del gobierno de Maduro contra la especulación, acaparamiento y el contrabando?

— La especulación es una conducta típica de los capitalistas. El capitalista explota al obrero y le paga salarios de subsistencia y hambruna. El otro miembro de la clase capitalista, que es el comerciante, remata al obrero cuando este acude a la adquisición de la mercancía en el mercado. De modo que entre el salario y el precio los capitalistas aprisionan al trabajador en contra de la pared del hambre. El gobierno, para fingir ante el pueblo que tiene el poder, apela al mecanismo del control de precios pero esta medida es burlada por los capitalistas para luego contrabandear. El pueblo es quien paga los precios excesivos de los bienes y servicios. Esto quiere decir que el poder real lo tiene el capitalista privado y el poder formal la burocracia estatal. Al final quien paga los platos rotos es el pueblo trabajador.

“SE AGOTA LA PACIENCIA DEL PUEBLO”

¿Se han producido los verdaderos cambios políticos y económicos que exige el pueblo desde hace décadas?

— Estamos inmersos en el círculo vicioso de la corrupción, control de la renta petrolera y de temor al gran capital internacional. Esto nos lleva a una conclusión inexorable: la burguesía es incompetente para construir un modelo cónsono con los intereses del pueblo. A estas alturas el cuerpo social no soporta más mentiras ni promesas. Ha llegado la hora de que el pueblo trabajador decida actuar como sujeto histórico, como líder de un cambio real y eso supone una recomposición política, económica y social. Estos son cambios que deben realizarse por la vía pacífica. Pero ni la oposición ni el gobierno bolivariano están en capacidad de darnos una respuesta apropiada en este momento. La oposición solo quiere retomar el poder político para darle rienda suelta a su afán de saquear el erario mientras el gobierno se enreda en sus pleitos internos, utiliza un discurso populista y tiene una práctica burguesa de nuevo tipo.

¿El “sacudón” debió impactar sobre las políticas económicas del gobierno?

— El gobierno bolivariano debió trazar una política para desarrollar las fuerzas productivas internas, por ejemplo, industrializar el campo. Eso sí habría sido un sacudón porque habría estremecido la vieja política de importaciones y habríamos comenzado a producir lo que necesitamos. Una revolución agraria sí habría sido un sacudón. Sin embargo, seguimos importando y discutiendo sobre el control de cambio y la cotización del dólar en el mercado paralelo, es decir, viviendo en un círculo vicioso. Aquí llegamos al límite donde la paciencia del pueblo se agota pero no para salir de Nicolás Maduro y poner a un carajo como (Antonio) Ledezma. Porque ese es el eterno jueguito diabólico de la alternabilidad burguesa.

PERPETUARSE EN EL PODER

¿Los avances durante el gobierno de Chávez han retrocedido durante el mandato de Maduro?

— Hoy estamos ante una situación más difícil. Chávez propuso darle poder al pueblo a través del fortalecimiento del poder popular. Pero las medidas de Nicolás Maduro, a pesar de su discurso zalamero al presidente Chávez –hasta el punto de decir que es su hijo-, son dirigidas a darles más poder a los mandos militares. En cada problema del país termina designando un Estado Mayor que no es otra cosa que un aparato burocrático militar. Con estas decisiones se presenta al Estado Mayor como la solución y se minimiza al poder popular. Se está fortaleciendo el capitalismo de Estado como dueño absoluto de los medios de producción y de los destinos del país.

¿Por qué Maduro ha reforzado el militarismo?

— Maduro no cree en el poder del pueblo y está jugando a perpetuarse en el poder y eso pasa por tener de su lado a las fuerzas militares. Esa es la explicación.

¿Por qué no ha funcionado la transferencia del poder del pueblo si se cuenta con leyes tales como de Comunas, Cooperativas, Consejos Comunales, un ministerio sobre esta materia y cuantiosos recursos?

— Cuando cualquier élite llega al poder una de sus principales misiones es darle piso político a su dominio, es decir, crear una institucionalidad bajo sus intereses. De allí se derivan Constituciones, leyes, reglamentos y normas. Cuando se analizan a profundidad esas leyes nos damos cuenta que, en realidad, son mandatos que vienen desde arriba para ordenar la organización con determinadas formas y fondo. Y, además, hay capas en el pueblo que piensan en el socialismo estomacal, es decir, las tres papas y las migajas que le dan. Esa gente no ha tomado conciencia de la necesidad real. Y las leyes que han sido creadas son inoperantes porque el pueblo no las ha hecho suyas.

INVESTIGAR A LOS MINISTROS

¿Esa élite que menciona usted es la misma que se ha enriquecido del erario?, ¿la boliburguesía sigue depredando los recursos públicos?, ¿acaso surge una nueva boliburguesía bajo el gobierno de Maduro?

— Déjame decirte que alcaldes, gobernadores y ministros que antes andaban en alpargatas y bicicleta, hoy tienen carros de lujos, cuentas bancarias, amantes y reparten contratos a sus amigos. Un verdadero sacudón investigaría a los ministros, a sus familiares y allegados para determinar por qué su patrimonio se ha incrementado hasta cien veces más. De dónde alguien que antes vivía en Catia pudo sacar para mudarse al Country Club. Vamos a investigar dónde viven los ministros y sus amantes. Claro, salvo algunas excepciones. Si soy socialista por qué voy a pensar en enriquecerme. Además de esto hay gente también en el parlamento y en las gobernaciones que hacen negocios.

¿El Estado patrón es tan salvaje y represor como el privado?, ¿cómo se explica la represión de un gobierno que dice ser obrerista en contra de los trabajadores de SIDOR?

— El origen de una persona no determina su conciencia social. El origen puede ser obrero pero no necesariamente estará inmerso en la ideología de la clase trabajadora. En Venezuela el movimiento obrero ha sido una escuela del reformismo, oportunismo y de colaboración con el Estado o con el sector capitalista privado. Si las luchas sindicales se encaminan solamente a mejorar la situación de la clase obrera, cómo entonces esa clase que está luchando por migajas puede llegar a ser dirigente de la sociedad. Es por ello que el Estado trata de mantener a raya a la clase trabajadora mediante la discusión de las contrataciones colectivas, beneficios y otros. Sin embargo, jamás se le permitirá que sea la dueña de los destinos del país. Mi crítica entonces va hacia el movimiento obrero que no ha sido capaz de superar lo reivindicativo y solo se ocupa de darle vítores a la élite que lo dirige.

SIMONOVIS Y GIORDANI

¿Hay descontento en las bases del chavismo por la liberación del comisario Iván Simonovis?

— Sí hay descontento porque consideran que Simonovis fue el artífice material de múltiples crímenes que hubo en Venezuela durante muchos años. El gobierno cedió ante la presión nacional e internacional de los sectores más reaccionarios y recalcitrantes. Simonovis no era un preso cualquiera y quizás saldrán otros. Cómo se entiende entonces que nos llamen para prepararnos para la guerra y, entonces, ponen en libertad a uno de los criminales más evidentes que ha habido en los recientes años. No estoy de acuerdo que lo hayan dejado en libertad. Yo, por ejemplo, estuve preso año y medio por guerrillero y no me indultó ningún gobierno.

¿Qué le pareció la carta que escribió el ex ministro de Planificación, Jorge Giordani?, ¿esta carta ha sido leída y analizada en el seno de las bases populares?

— Yo leí la carta. Oportuna o no, eso no era lo fundamental. Giordani tiene que darle una explicación al país por los efectos de su línea económica durante casi catorce años en el gobierno. No se le puede negar su derecho a criticar pero también debió hacer autocríticas, que hasta ahora no se le conocen. Él hizo graves acusaciones en su carta, habló de que era excluido dentro del gobierno de Maduro. Pero lo más grave de todo es que hayan sancionado al profesor Héctor Navarro por haberse solidarizado con Giordani. Navarro es militante chavista y un hombre resteado con Chávez. Esto demuestra que es una fantasía esa democracia de la cual se habla, demuestra que el debate en el PSUV es una vaina artificial porque las decisiones ya están tomadas desde arriba.

HAY MALESTAR EN LAS BASES

¿El descontento popular y la crisis económica están generando división en el chavismo?

— Sí hay malestar en las bases populares, te lo puedo decir yo que me paso recorriendo el país. En las bases del chavismo también hay malestar e inconformidad pero no hay toma de conciencia para superar esa situación y enfrentar al precio que sea a una burocracia que está manipulando. Por allí se habla que han surgido corrientes de opinión críticas del chavismo, incluso se comenta sobre corrientes populares de nuevo tipo. Pero detecto en esas iniciativas un síntoma igual al que estamos combatiendo; es decir, se aprovecha una situación de descontento para generar una respuesta burocrática. Este proceso tiene miedo de encaminarse al socialismo verdadero y hay fuerzas internas que están presionando para que no haya una revolución.

Este 4 de octubre se cumplieron 32 años de la masacre de Cantaura, ¿por qué no se ha sancionado al diputado del PSUV general Roger Cordero Lara por su supuesta participación en el bombardeo a los campamentos guerrilleros?

— Nuestra generación hizo un gran sacrificio pero no para estar hoy cobrando prebendas o peleando por cargos. No fui a la lucha para eso, ni pienso sacarle provecho a eso. Si el general Cordero Lara participó en la masacre de Cantaura, por ética debería reconocerlo y someterse no a los tribunales sino a la opinión del pueblo. No es ético que alguien que mató gente que estaba luchando por el socialismo venga hoy de manera ligera a ejercer un cargo en el parlamento. Una vez se lo preguntaron a Soto Rojas y se hizo el pendejo, el tonto. En todo caso, Cantaura debe servir para reformular el papel de los revolucionarios de ayer que podemos hacer hoy. Te encuentras, por ejemplo, con guerrilleros que le cantan loas al gobierno y se molestan porque algunos revolucionarios le hacemos críticas. Entonces me digo: “Pobre de ellos que los derrotó el burocratismo”.

EL SOCIALISMO ES EL CAMINO

¿Usted cree en el socialismo?

— Yo creo en el socialismo –por favor, ponlo en negritas- y es necesario construirlo en Venezuela; pero no este tipo de socialismo de micrófono y panfletario. El socialismo no nos va a caer el cielo, es una creación de la clase trabajadora y del pueblo. Mientras mantengan al pueblo en una cola, en una misión y con dádivas no podrá madurar su conciencia como sujeto de la historia. Aquí no hay izquierda trasnochada ni tampoco la lucha está planteada entre la izquierda y la derecha, sino entre capitalismo y socialismo científico. Todavía el pueblo está imbuido en un temor al socialismo. Si se sigue identificando el socialismo con las medidas de una élite burocrática que gobierna en su nombre pero sin practicarlo, será difícil convencer al pueblo. Se ha fracasado con este modelo adulterado.

¿Qué tipo de actividad está realizando en el oriente del país?

— Estoy visitando con mucha frecuencia a los colectivos sociales en el oriente del país y también en el centro y occidente. Asisto a los programas radiofónicos para alimentar la crítica revolucionaria. Le estamos dando mayor énfasis a la formación ideológica y a la educación política en torno al tema del socialismo. En oriente estoy contribuyendo a la construcción del poder popular a través de los consejos comunales y la comuna. Mis viajes los financio yo mismo a través de mis clases de política. Además, soy parte de la corriente ideológica Los Comuneros, que promueve el debate, la organización de ideas programáticas y el acercamiento de los grupos sociales

“MADURO EXPLOTA IMAGEN DE CHÁVEZ”

¿Qué opina que se destinen recursos públicos para exaltar la imagen del fallecido presidente Chávez, inclusive, hacer referencia de su recuerdo en términos religiosos y sagrados?

— Es un error del gobierno de Maduro darle un uso abusivo a la imagen del Comandante Chávez. No podemos quitarle los méritos históricos que tuvo, ni tampoco podemos quitarle sus errores. Él puso una idea sobre la mesa y contribuyó mucho a elevar la conciencia política de la gente explotada del país. Puso en evidencia la naturaleza vil del capitalismo. Nunca antes un Presidente tuvo un discurso tan directo con la comunidad, les llevó una morena a muchos mandatarios de América Latina. Pero de allí a convertirlo en un ícono o en un Dios es algo contraindicado y peligroso. Y es peligroso porque se está mandando un mensaje a la población: rece y espere un milagro de Chávez. De esta manera se reduce el papel de las masas populares porque son estas las cuales crean la historia, es una forma de alienar y desarmar ideológicamente a la gente. Además, acudir a este artilugio de deidad demuestra debilidad ante las bases populares. Chávez, lamentablemente, se nos fue y esa es la realidad.

CHINO - postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 20:38:59
postaporteñ@_______________________________

Repudio a los atentados terroristas en las calles de Ankara/Turquía

Repudiamos los atentados terroristas perpetrados, en el marco de las multitudinarias expresiones de lucha y esperanza que los pueblos de Turquía(kurdos, turcos, armenios, asirios, árabes…) y sus organizaciones sociales, bajo el lema “Trabajo, Paz y Democracia” que se manifestaron el pasado 10 de octubre en las calles de Ankara; atentados cuyos resultados son más de 130 muertos y más de 200 heridos, 48 de los cuales en cuidados intensivos.

Los atentados se producen en el contexto de un aumento de la persecución del gobierno de Turquía contra distintas organizaciones y movimientos populares dentro del territorio turco, el arresto de más de 2000 militantes sociales mayoritariamente del Partido de la Democracia y los Pueblos (HDP) y la represión contra organizaciones sociales de mayoría kurda o todas aquellas que se oponen a la violencia étnica o religiosa.

Los movimientos populares permanecemos atentos ante la situación de nuestros compañeros y rechazamos las manipulaciones mediáticas que pretenden poner a los responsables como victimas invisibliizando a los que luchan, sufren y mueren por tierra, techo, trabajo, paz y ambiente en Medio Oriente. . Son ellos las víctimas del embate de la represión estatal en Turquía, los atentados terroristas y la ofensiva sanguinaria del llamado “Estado Islámico” en Siria, elementos que forman parte de una estrategia para la balcanización de la región y el sometimiento de sus pueblos al servicio del "Dios Dinero"

Reafirmando los acuerdos que los movimientos populares asumimos en Santa Cruz, reiteramos nuestro compromiso de "Construir la paz y la cultura del encuentro: Nos comprometemos, desde la vocación pacífica de nuestros pueblos a intensificar las acciones colectivas que garanticen la paz entre todas las personas, pueblos, religiones, etnias y culturas. Reafirmamos la pluralidad de nuestras identidades culturales y tradiciones que deben convivir armónicamente sin que unas sometan a otras. Nos levantamos en contra de la criminalización de nuestra lucha, pues están criminalizando nuestras costumbres. Condenamos cualquier tipo de agresión militar y nos movilizamos por el cese inmediato de todas las guerras y de las acciones desestabilizadoras o golpes de Estado, que atentan contra la democracia y la elección de los pueblos libres. Rechazamos el imperialismo y las nuevas formas de colonialismo, sean militares, financieras o mediáticas. Nos pronunciamos contra la impunidad de los poderosos y a favor de la libertad de los luchadores sociales"

Secretaría - EMMP

Encuentro Mundial de los Movimientos Populares

- postaporteñ@ 1486 - 2015-10-15 20:20:35
postaporteñ@_______________________________

Se Picó

O? aunque pueda pensarse que estos foros son para hacer catarsis, a veces surge la oportunidad de discutir. Foro en que no haya discusión es foro muerto. Por una nota que envié hace unos días, algunos compañeros me han distinguido con réplicas importantes, y al mismo tiempo respetuoso que no puedo desatender.

El 29 de  setiembre se publicó en Posta Porteña N°1476 mi nota "Entreveros y lucha de clases", referida a la coyuntura actual, la lucha de los gremios de educación, el desalojo del CODICEN, y la campaña represiva. Sobre eso que consideré principal no hubo comentarios, pero empezaron discusiones sobre otros temas a partir de lo que dije a título de ejemplo.

El 30 de setiembre una "Breve respuesta... “firmada “B”  PP N°1477, polemiza conmigo y habla del procesamiento de funcionarios del INAU y sindicalistas diciendo que "la condena legal fue basada en la condena social". El aparato represivo montó una campaña de desprestigio contra esos sindicalistas por los hechos del CEPRILI, logró un consenso social de repudio y?le resultó más fácil procesar a esas personas. A "B" le preocupa el precedente en lo similar que haya en el caso de la represión del CODICEN: campaña propagandística y procesamientos por "atentado agravado" a acusados de TIRAR PIEDRAS contra la policía. 

Más allá de semejanzas, los dos eventos son MUY DIFERENTES porque los que reprimieron abusivamente a los pibes del INAU no estaban luchado por algo reivindicable, realizaban algo deleznable que MERECE la condena social. Y cuando trabajadores y sindicalistas realizan hechos condenables, perjudican y debilitan nuestra causa y le “abren la puerta” al enemigo. Eso es lo que pienso.

Joselo López dijo que la campaña desatada entonces era un “operativo político” de Gabriela Fulco contra el sindicato. Es un rostro. Si no querés que el enemigo utilice en su beneficio las barbaridades que hacés, NO LAS HAGAS.

Entonces puse un ejemplo que sabía muy polémico.

Hoy, el imperialismo ataca ferozmente en Siria, lo hace por sus propios intereses y no por la "democracia" ni los "derechos humanos". Pero ¿por qué PUEDE hacerlo? Puede hacerlo porque los crímenes del actual gobierno sirio le abrieron la puerta, le dieron la excusa.»

A partir de allí se produjo otra discusión

Los compañeros que me han replicado en forma abierta o privada han planteado argumentos que llevan a profundizar la discusión. Atendiendo sus argumentos y actitud, trataré de darle a la discusión la importancia que se merece. La respuesta abarca varias cosas, hago acá un esquema introductorio para desarrollarlo en notas sucesivas.

Dos cosas antes que nada.

Lo que quiero decir con el ejemplo es que actos condenables de dirigentes sindicales como los de Alfredo Silva o Joselo López abonan los ataques de la burguesía contra los sindicatos. Defiendo los sindicatos, no su burocratización ni a los sindicalistas corruptos, que le hacen MAL a nuestra causa

Claro está, la burguesía, para atacar a la organización obrera no NECESITA que haya burócratas sindicales corruptos. Si no los hay, igual la atacará. Lo general es que USE a los burócratas sindicales, y si necesita inventar mentiras para debilitar la organización sindical, lo hará. Pero hay situaciones en que debe atacar a los sindicatos para disminuir su espacio de acción dentro de la sociedad, y si tiene la facilidad de no tener que inventar mentiras y poder usar hechos reales de corrupción y degeneración de los burócratas sindicales, esos hechos ¿no le facilitan las cosas? Denunciar a los burócratas sindicales corruptos no es estar con la burguesía.

Defiendo al pueblo sirio pero no a "su"? gobierno reaccionario que le hace mal directa e indirectamente. Directamente, porque lo reprime y lleva una política reaccionaria. Indirectamente, porque su acción favorece los ataques del imperialismo. Las represiones que hace el gobierno sirio no justifican la invasión imperialista, pero le dan argumentos.

Ese es el sentido del ejemplo y es un tema que quiero desarrollar en los dos planos, en el de origen y motivación (las luchas sindicales) y el usado en el ejemplo (la guerra en Siria). Pero el primero tendrá que quedar para el final, porque el segundo es cada día más urgente. Ahora se han agregado los bombardeos rusos, y un atentado terrorista en Ankara que está directamente relacionado con esta guerra.

Como los temas son varios y complicados, esto es solamente una introducción. Acá va un esquema muy rudimentario sobre Siria, que luego desarrollaré.

1     El gobierno de Bashar al-Asad no es ni socialista, ni popular, ni democrático, ni progresista. Es un gobierno burgués reaccionario y represor. Es un resabio del decadente nacionalismo burgués del Tercer Mundo, que, a medida que su decadencia es más profunda, es más reaccionario. Esa naturaleza es la que provoca la rebelión popular. A esa rebelión (que comenzó en protestas pacíficas) respondió con la represión sangrienta

2   Entre ese gobierno y el imperialismo hay un enfrentamiento, es una contradicción secundaria como muchas otras. El imperialismo ha intentado utilizar esta situación para implantar un gobierno más dócil directamente títere o sucursal, como lo ha buscado en toda la región a partir de la llamada “Primavera Árabe”. No ha logrado completar ese proyecto en la región debido a? dificultades propias, porque el imperialismo yanqui ha entrado en decadencia desde hace décadas

3   De esa situación surge esta GUERRA MÚLTIPLE, con múltiple intervención extranjera además. La decadencia lleva al imperialismo a la estrategia de compensación por la guerra. Pero esto lo ha llevado ahora a otra complicación, ese mismo mecanismo de compensación por la guerra es lo que provoca la intervención rusa. Dejaré esto para más adelante porque tal vez provoque otras polémicas

4    Esta guerra múltiple puede reducirse esquemáticamente a una guerra de TRES frentes, pero no dos. Lo que nos importa a nosotros, más que nada, es que aquí está presente nuestra ?gente. Estoy contra la intervención imperialista, pero no necesito estar al mismo tiempo a favor del gobierno Asad. Y no voy a decir que el gobierno Asad es “legítimo” porque LA QUE ES LEGÍTIMA ES LA REBELIÓN CONTRA ESE GOBIERNO. No puedo estar con Rojava y con Asad a la vez, yo estoy con Rojava y en contra de Asad.

Conozco bien ese argumento de Joselo, fue ampliamente usado por el estalinismo. Consiste en reducir todas las contradicciones a un enfrentamiento binario, y a eso se agrega la visión vertical, solo considerar legítimas las direcciones en función. Entonces, todo el que cuestione a la dirección que “defiende” a los trabajadores es enemigo de los trabajadores.

Aquí el argumento es similar. El imperialismo está en contra de Asad, por lo tanto Asad está en contra del imperialismo. Y todo el que esté en contra de Asad está a favor del imperialismo.

Pero por una vez en varias décadas, y esto ocurre por el paciente trabajo del viejo topo de la lucha de clases, hoy tenemos sobre el terreno una alternativa diferente, una verdadera alternativa nuestra.

Y si no me tragué ese argumento binario-verticalista durante todo el tiempo, no me lo voy a tragar ahora. No por estar contra el imperialismo debo aceptar un gobierno reaccionario y represor como el de Asad. No es "mi" hijo de puta.

La caracterización que hice de ese gobierno, burgués reaccionario y represor, debo demostrarla. También lo que dije sobre el origen de la violencia en Siria. Me llevará un poco más si quiero hacerlo seriamente. 

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 19:08:18
postaporteñ@_______________________________

Uruguay el Frente Amplio sus amigos y más deuda

En una sociedad como la actual, marcada por la banalización de la cultura y un consumismo acérrimo, rara vez tenemos tiempo para detenernos en los temas verdaderamente importantes, y corremos el grave riesgo de perder nuestra sensibilidad ante los problemas de los demás. [La ceguera moral- libro de Bauman]

El mal no se limita a la guerra o a las circunstancias en que las personas actúan bajo una presión externa. Hoy en día el mal se revela con más frecuencia en la cotidiana insensibilidad al sufrimiento de los demás, en la incapacidad o el rechazo a comprenderlos y en el eventual desplazamiento de la propia mirada ética. El mal y la ceguera moral acechan en lo que concebimos como normalidad y en la trivialidad y banalidad de la vida cotidiana, y no solo en los casos anormales y excepcionales. [Ceguera moral - Zygmunt Bauman].

Los gobiernos progresistas de Latinoamérica

La diaria realidad se oculta o pasa desapercibida. Nos cuesta aceptar que los progresistas son cumplidores sumisos, que no tuvieron deparo en seguir con la corrupción de sus antecesores y sus privilegiados a quienes amparan.

Los "progresistas de los años 90" criticaban las bases conceptuales del desarrollo, eran críticos con la corrupción, prometían terminar con ella y más que nada, jamás estar involucrados en ella. Defendían los derechos humanos y la justicia social, hablaban de participación y consultas, apoyaban a los movimientos sociales

Actualmente, la democracia participativa no está en la agenda, se alejan de los movimientos sociales llegando inclusivamente a perseguirlos, recortan cada vez más los derechos ciudadanos y la corrupción los ha salpicado.

Reclaman obediencia, un pensamiento único, no son capaces de radicalizarse ni de levantar una plataforma político-social para enfrentar los problemas más graves que afronta América Latina.

Han aprovechado la coyuntura de crecimiento por los altos precios de las materias primas que los hizo crecer económicamente a partir de los recursos naturales y las inversiones extranjeras, si bien aplicaron algunas medidas a favor de los más desfavorecidos no han alcanzado salir de la dependencia.

En medio de una nueva crisis mundial, la baja de los precios de materia prima que va debilitando la economía, los gobiernos progresistas ven crecer la conflictividad y la quieren resolver criminalizando la protesta, otorgándole más presupuesto a las fuerzas represivas; una vieja maña ya conocida

Toda crítica o cuestionamiento que se exprese en contra de los gobiernos, no tardan en tildarla como derechista, funcionales a la derecha o radicalista; por lo tanto debe ser rechazada.

"Soy muy amigo de mis amigos, pero mucho más de la verdad". (Platón).

Es necesario levantar un pensamiento crítico, dejar de repetir slogans aún ante las situaciones difíciles que deberemos afrontar.

El yugo social, político, económico, cultural impuesto por el modelo de acumulación vigente es, excluyente, autoritario y asfixiante

Argentina en tiempos de elecciones y la visita fugaz de Daniel Scioli a Uruguay

Quién es Daniel Scioli?.

Daniel Scioli el candidato que los medios presentan como "nuestro hombre en La Habana", también conocido como el "hijo político de Menem", y que gobierna la provincia de Buenos Aires desde hace ocho años parecería ser el candidato.

En el reino de Scioli existen denuncias documentadas contra la Policía y el Servicio Penitenciario bonaerense y todo tipo de violaciones a los derechos humanos. Torturas en comisarías y cárceles, desapariciones forzadas, muertes que quedan impunes y por supuesto "suicidios" o "enfrentamientos" entre policías bien armados y víctimas que mueren sin haber disparado un tiro.

Otras de sus cualidades con las que cuenta es la mayor tasa de encarcelamiento de la historia de la Provincia, que ha agudizado el hacinamiento en cárceles y comisarías, y un agravamiento de vulneración masiva a los derechos de los detenidos.

Ha aumentado la violencia cotidiana conocida como "gatillo fácil"; y la población carcelaria de la Provincia es de casi 35.000 personas, un record histórico.

"Morir encerrado o bajo el control de uniformados no sólo es posible, sino que es lo más probable"

Entre 2013 y 2014 murieron al menos 286 personas bajo custodia del Servicio Penitenciario Bonaerense y al menos 18 en comisarías. Además, al menos 111 personas fueron "abatidas en enfrentamientos" entre abril y octubre de 2014, según informes policiales.

El desprecio por la vida se reproduce en los neuropsiquiátricos: sólo en el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero murieron 133 internos entre febrero de 2012 y febrero de 2014. Tratos contabilizó 4.987 hechos de torturas padecidas por 1.136 personas en la Provincia de Buenos Aires.

CORREPI (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional, que registra desde hace años los casos de gatillo fácil y asesinatos en lugares de encierro, en su informe 2014 contabilizaba 185 muertes en todo el país durante los primeros diez meses del año, el 45% de esas muertes fue en la Provincia de Buenos Aires.

Por supuesto el gobierno frenteamplista apoya a Scioli, que de una forma u otra, seguramente el ministro Bonomi deberá consultarlo

El gobierno uruguayo 'confía que la buena sintonía e identificación ideológica con Scioli'.

Agarrate Catalina con las dos manos.

Uruguay

Indisciplina Partidaria la columna de Hoenir Sarthou

Aquí, en nuestro país, una maestra que estaba embarazada y debió ser intervenida quirúrgicamente con urgencia, fue destituida del cargo que ejercía en calidad de suplente por haber faltado dos días, pese a que faltó con aviso y por estar internada. Al parecer, una nueva disposición reglamentaria dictada por las autoridades de la enseñanza -disposición que algunos interpretan como una revancha por el conflicto gremial reciente- autoriza esa clase de destituciones, aunque sean legal y constitucionalmente inadmisibles.

En la tarde, supe de una persona que sufre una enfermedad grave a la que el sistema de salud -SNIS, el sistema de salud uruguayo- le niega un medicamento de alto costo, quizá aplicando el espíritu que inspiró al cuestionado artículo 425 del proyecto de ley de presupuesto.

Cuando una sociedad no logra ponerse de acuerdo en cosas esenciales, como el valor primordial de la vida, de la salud y del trabajo, ya no se trata de un problema político-partidario o político- electoral.

Si todos los días mueren personas en hechos de violencia previsibles y no se hace nada, si los enfermos graves pueden ser privados de medicamentos que podrían salvar sus vidas o aliviar sus sufrimientos, si algunos trabajadores - en este caso de la enseñanza - pueden ser destituidos sin ninguna garantía, ya no se trata sólo de un problema partidario. Se trata de una degradación colectiva, de un problema cultural, que afecta no sólo a todos los partidos sino a la ciudadanía, a la sociedad uruguaya. Después de todo, nos guste o no quienes deciden, los partidos y las cúpulas partidarias, son expresión de la ciudadanía que los apoya.

El aparato represivo del Estado

Juan Bautista Alberdi dijo: "Dad ejército a los países que no tienen enemigos ni necesidad de hacer guerras y crearéis una clase que se ocupará de hacer y deshacer gobiernos, o lo que es igual de hacer la guerra del país contra el país a falta de guerras extranjeras. El ejército degenerará en clase gobernante y el pueblo en clase gobernada o sometida".

La disciplina partidaria del FA y el "aparato represivo del Estado"

Dirigentes comunistas, socialista y del PVP advierten que sigue siendo peligroso

El diputado comunista Gerardo Núñez dijo a El Observador que si no se encara una tarea "democratizadora" de las Fuerzas Armadas y de la Policía, se corre el riesgo de que se formen "sectores antidemocráticos que se opongan a los cambios"

Democratizar las fuerzas armadas, propone hoy el diputado comunista, por qué no se pensó antes?; porqué nada se ha hecho hasta el momento? Las fuerzas armadas no pueden ser democratizadas ni en Uruguay ni en ningún otro país. Forman parte del sistema, mientras el Estado no cambie y forme un ejército realmente popular, es una utopía.

Por lo demás unas fuerzas armadas como las de Uruguay que gozan de impunidad por más lecciones sobre derechos humanos que les enseñen no lo lograrán.

Nuestras fuerzas armadas pertenecen a la vieja escuela, aún siguen aleccionadas por las fuerzas armadas estadounidenses, y por supuesto son antidemocráticas, defienden 'el capital' y los intereses de una minoría sin importar el gobierno de turno

El diputado del PVP, Luis Puig consideró "una utopía pensar que la sola administración de la fuerza de izquierda cambia la característica de los cuerpos represivos" y agregó "No ha habido una autocrítica".

Estoy de acuerdo con Luis Puig en parte. No se puede consolidar una verdadera democracia cuando se teme que las fuerzas armadas se levanten contra el gobierno elegido. Recordemos Chile, que no está lejano en el tiempo. En las fuerzas armadas uruguayas hay muchos pinochos, de ayer y de hoy. Y un ministro de Defensa de dudosa reputación

Lo que no me ha quedado claro es lo de la autocrítica. Autocrítica del FA o autocrítica de las fuerzas armadas. Si no recuerdo mal, ningún ex militar ha pedido perdón, ni se ha retractado, "cumplían con la patria".

Astori

El país no está en crisis, decía Astori días atrás. Pero por las dudas hay que estar preparado para eventualidades

La delegación que participó en la Reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Lima avanzó en la intención de obtener prefinaciamiento para estar preparado ante eventualidades y al mismo tiempo lograr fondeo y hasta seguros privados que inviertan en infraestructura en el marco de proyectos de Participación Público-Privada (PPP).

Lo que en simples palabras el prefinanciamiento no es otra cosa que un préstamo y los PPP, no es otra cosa que la privatización de lo que vaya quedando del Estado.

El Banco Mundial y los bancos del exterior ofrecen al gobierno salir a emitir deuda en los mercados internacionales, los bancos que están en bancarrota, que no son ellos los que tienen el poder, sino los mercados de la deuda.

En realidad, Astori debe seguir las reglas, y no tiene ningún tipo de remordimiento, pero que no nos hagan creer que son sus propias ideas.

Qué sucede si el mercado de valores se cae por completamente?

Miles de millones de dólares se negocian en el mercado de los valores, lo que mantiene las empresas en crecimiento y les permite mantenerse. Una abrupta caída de valores significa que las empresas perderían el acceso a los inversionistas y se verían obligados a buscar fuentes adicionales de capital financiero. Muchas empresas se quedarían sin trabajo y sin otras alternativas para compensar la falta de ingresos

Si el mercado de valores se reduce a nada, las consecuencias sería la pérdida de puestos de trabajo, causando un aumento en las tasas de impuestos para aumentar el gasto público, y por lo tanto más pobreza que a su vez provocarían un aumento de la delincuencia y la protesta

De ahí que el ministro Bonomi quiere estar preparado con sus fuerzas represivas.

Otra de las consecuencias de una disminución en el valor total del mercado de valores significaría que muchos perderían sus ahorros y fondos de jubilación.(los que tengan para ahorrar)

De mucho se le podrá acusar a la gestión del Frente Amplio, pero no de estar planificado.

En esta semana se ha informado, que los futuros jubilados recibirán menos, cuestión de presupuesto, lo llaman

Astori confía en Herman Kamil disertador por JP Morgan.

Confiarle en JP Morgan uno de las entidades a punto de estallar y conocida a lo largo y ancho del mundo por fraudulenta es como esperar que caiga maná del cielo.

Astori, no es ningún tonto, y tiene (supongo) buenos conocimientos en economía internacional, por lo tanto debe estar al tanto que la FED no puede subir las tasas de interés, que están en el 0%. Y no puede subirlas porque la FED, además de ser un banco privado, depende de lo que determine el mercado de la deuda

La Reserva Federal (FED) no es la que decide el camino que han de seguir las tasas de interés, informa The Money Illusion. Las tasas de interés la determina el mercado de la deuda. 

Si las tasas de interés del FED se elevaran, estaríamos ante una nueva burbuja, peor que la del 2008.

La deuda mundial es impagable, sr Astori y usted lo sabe. La nuestra también.

 Y si no se pudiera hacer frente a los pagos de la deuda en los próximos 12 meses, que pasaría?. Vendrían los buitres volando?.

Por el momento no lo creo, quienes pagarán los intereses de la deuda será el pueblo con recortes,austeridad.

Menos mal que aún el Bank of America -Merrill Lynch tuvo dinero suficiente para organizar un desayuno, como es otro que está en banca rota, de no ser así hubiera convidado con un almuerzo.

Lynch, es junto a otros bancos privados estadounidenses que gracias a las políticas de Reagan y la dama de hierro británica, hizo florecer las bonanzas del neoliberalismo y hoy a través de décadas de fraude, dólares provenientes del lavado del dinero, llevan a la economía mundial a una hecatombe segura. No se salvan tampoco los bancos europeos. Ni el Banco Central de Alemania, (Deutsche Bank), con una deuda de 90 billones de deuda en sus cuentas

Debo suponer que Astori está bien documentado, con la influencia de Bergara, amigo del alma.

Por lo demás no es ningún secreto, existe abundante material en internet, en inglés pero existe.

Recomiendo leer Triturados de Jan Fraser, sobre Escocia y el fraude bancario en Moldavia. El banco RBS que arruinó al Reino Unido.

En las últimas semanas a estos señores de los mercados de la deuda se los nombran como los gorilas de espalda de plata. Son más enormes que los gorilas comunes, es decir los bancos como los Morgan, los Lynch, Banco Alemán y los otros. Los bancos centrales de los países latinoamericanos no llegamos a ser ni monos.

Las empresas (internacionales, las que invierten) se endeudan en exceso y acaban quebrando, y no es la primera vez. Presentan un exceso de deuda porque no tienen capacidad de generar suficientes ganancias por razones fundamentales.

El primero consiste en la destrucción del medio ambiente. Como ya han extraído toda la riqueza ecológica que quedaba, ahora ya no les queda otra que ir a la quiebra. La segunda razón es que la rentabilidad del fraude en todo el mundo disminuye.

El robarle el dinero a la gente del bolsillo -que es lo que hacen los bancos todos los días- es cada vez menos rentable, y en algunos casos incluso provoca pérdidas, porque el poder adquisitivo del dinero que roban no deja de disminuir. "Vivimos en un mundo marcado por la deflación del poder adquisitivo.

Alégrense compañer@s!. No estamos solos. Y Astori no es un genio.

Y no se vuelva loco, poca ayuda recibirá de Marcos Carámbula, presidente de la Comisión de Salud del Senado.

Hay mucho de que opinar, pero por hoy dejémosla ahí. 

PELUSA - postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 18:49:05
postaporteñ@_______________________________

postalinas

¿Todos locos?

Ayer Bonomi, presentaba auspiciado por la editorial Siglo XXI, de su amigo Edmundo Canalda, todos ex- el libro Bonomi. Para seguir escribiendo la historia oficial.  Alguien le aguó un poco la fiesta. Obvias preguntas molestaron al alias "YO EL SUPREMO", Sr. Ministro. 

En medio de un operativo impresionante de milicos se cerró la Feria del Libro.  Pero la seguridad del Sr. Ministro a veces falla y no pudieron impedir que algunas preguntas se hicieran. 

¡Ay que pregúnticas más infantílicas!

- Sr Ministro... ¿me puede decir si mentir es un delito? Ud. debería renunciar Sr. Ministro por mentiroso. (El primero que le pregunta es sacado esposado y detenido a la Comisaría 2da y hoy citado al Juzgado, donde se lo interroga políticamente y terminan resolviendo que le tienen que hacer una pericia siquiátrica. Ja) Mañana el abogado Salle presentara un recurso para que no tergiversen el sentido de la Protesta. 

Otra preguntica, de un muchacho:

- Sr Ministro, Ud. avala la represión en el CODICEN? (también es sacado de la Sala Azul de la IMM repleta de público.

Por último, otra pregunta:

-Sr Ministro, ¿Ud. avala  las detenciones ilegales, con autos particulares y tipos con pasamontañas, secuestros y persecuciones?  (La muchacha que interviene es sacada de la Sala Azul) todos hacia el estacionamiento de la IMM por la calle San José. 

TODOS LOCOS SR. MINISTRO...

TODOS LOCOS SRS.  DEL PODER JUDICIAL.

Pero ¿ya no hay locos?

Pues compas, esta película aún no termina

del Facebook de Plenaria Memoria y Justicia

Parlamento uruguayo

Felicito a radio centenario por trasmitir en directo, las sesiones d diputados, cuando se vota el PRESUPUESTO nacional, hasta 2017, pero que en realidad va hasta mas allá del gobierno del Fraude Amplio!

Es TAN HORRIBLE lo presentado x el partido de gobierno, que  un analfabeto lo entiende! Queda claro el carácter REPRESIVO, IMPUNE, CORRUPTO de esta ley, que jamás los "izquierdistas" jamás pensamos que  acontecería!

Mientras, el FANGO de militares, policías, sus cómplices hoy en el gobierno y parlamento, están tapados x la IMPUNIDAD que persiste desde la dictadura hasta hoy. "casualmente" llega el repugnante AMODIO PÉREZ. Sepan todos que en URUGUAY existe total impunidad! Y es impulsada y amparada entre muchos x los ministros EFH y BONOMI y sus compinches!

GRACIELA

 

 Bs As : CONVOCAMOS A CONCENTRAR HOY 14/10 A LAS 18 HS. 

A LAS PUERTAS DEL CONSULADO URUGUAYO EN ARGENTINA. AVDA. LAS HERAS 1907

 EN APOYO A LA MOVILIZACIÓN A REALIZARSE EN EL MISMO HORARIO EN MONTEVIDEO- URUGUAY CONVOCADA POR LA FEUU / PIT-CNT Y MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

Buenos Aires,  Octubre de 2015

El colectivo URUGUAYXS EN ARGENTINA POR LOS DERECHOS HUMANOS, adhiere a la actividad convocada por la FEUU, el Movimiento Estudiantil y el PIT-CNT de Uruguay. Quienes exigen al Poder Ejecutivo y al Parlamento  Nacional Uruguayo un 6% del PBI para la educación pública.

 Expresamos nuestro profundo repudio a la brutal represión estatal policial, desplegada  en el desalojo del CODICEN, en el marco del conflicto de la enseñanza que se venía llevando de forma pacífica y apostando al dialogo, durante los últimos meses y el cual había llevado a movilizarse a miles de uruguayos/as.

Repudiamos asimismo la criminalización de la protesta social, como forma de disciplinamiento de las luchas obreras –estudiantiles, y exigimos el desprocesamiento de los/as compañeros/as.

6% del PBI PARA LA EDUCACIÓN PÚBLICA

NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA

DESPROCESAMIENTO DE LOS COMPAÑEROS/AS

OBREROS Y ESTUDIANTES, UNIDOS Y ADELANTE

URUGUAYXS en ARGENTINA por los DERECHOS HUMANOS

 

LO ESENCIAL ES LA LUCHA

 ESTRENO sábado 17 de Octubre - 19 hrs -

Local SAG - Durazno 972 esq. Río BRANCO. 

CANTINA POPULAR Y ESPECTÁCULO ARTÍSTICO

.Enlace para ver el adelanto


https://www.youtube.com/watch?v=7NUDHGwJMsk

 

Fe de erratas

. Se incurrió en un error en OLIGARQUÍA, RAPIÑA Y GENOCIDIO / Daniel Tirso Fiorotto, publicado en el N° anterior; bajo el subtítulo La aristocracia en el tercer párrafo dice Epstein cuando el apellido correcto es Elsztain, y es importante porque es el más grande terrateniente  argentino, y porque Epstein es otra persona.Eduardo Elsztain es un empresario argentino. Es el presidente y mayor accionario del grupo IRSA, dedicado a las inversiones  de Shoppings y agropecuarias

Perdón

Posta

- postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 17:56:35
postaporteñ@_______________________________

El final de la inocencia

Habrá que abrir los brazos
desempolvar el alma moribunda
contener las lágrimas
y vestirse de primavera.

Aspirar hondo el aire de la mañana
y salir a caminar
desnudos de todo miedo
dispuestos a partir el día
con un relámpago de ternura
.

El Sapayo (circula por ahí)  

 

El final de la inocencia

Columna de opinión. la diaria 13/10/15

Importa poco si los manifestantes de hace unos días y los que gritaron el domingo eran de Plenaria Memoria y Justicia, del Partido Colorado, si vivían en Carrasco o en Paso Molino. Importa poco si cualquiera de nosotros comparte los métodos de su protesta, si no debieron haber tirado esa piedra -milenaria reacción contra la Policía o contra cualquier forma de imposición, legítima o no-, si lo más respetuoso o “civilizado” hubiera sido haberse callado, no haber cantado “yuta puta”; importa poco cuestionarnos si la agresión o la manifestación le hace algún daño al sistema, si cuando algunos de esos pibes tengan 50 años habrán cambiado el mundo o se habrán convertido en funcionarios públicos que trabajan en un Estado que hoy repudian, o, como tantos izquierdistas de otrora, habrán devenido en yuppies escépticos o en soberbios habituados a burlarse de cualquier forma de soñar con algo distinto. En realidad, importa poco.

Sí debería importarnos a todos el accionar del Estado. Los manifestantes en cuestión son particulares. El Estado tiene la responsabilidad del uso legítimo de la fuerza, y como es falso ponerlo en pie de igualdad con los tupamaros en su accionar en los 70, como postula la teoría de los “dos demonios”, lo mismo es aplicable en este caso. Tenemos un Estado que detiene y lleva ante la Justicia a manifestantes por tirarle piedras a la Policía. Desde una perspectiva estrictamente legal, parece razonable: se trata de una agresión. De hecho, no hubo mayores cuestionamientos públicos por parte del sistema político ni por parte de los medios de comunicación, sus habituales voceros, al procesamiento por atentado agravado a diez manifestantes. De todos modos, corresponde tomar nota de que no es usual que los gobiernos lleven ante la Justicia a manifestantes por tirar piedras a la Policía y que se los procese por atentado. No lo fue en anteriores gobiernos del FA, y tampoco lo fue en gobiernos blancos y colorados. Quizá la innovación sea positiva. O quizá no

Pero el domingo, el Ministerio del Interior dio un paso más. Llevó detenida a una persona por gritarle “asesino” o “mentiroso” -el mote varía según la versión, y nuevamente, poco importa- al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, durante la presentación de un libro biográfico en la Feria del Libro. Se trata de otra innovación. En varias ocasiones, los dirigentes tupamaros fueron calificados públicamente de esa forma. Por ejemplo, el ex ministro de Defensa Nacional Luis Rosadilla recibió insultos de todo tipo en 2010, por parte de un grupo de militares nostálgicos que lo espetaron a las puertas del ministerio. Las autoridades públicas son insultadas frecuentemente en las manifestaciones, en los actos sindicales, por medio de discursos públicos o cánticos. ¿Los jerarcas del Ministerio del Interior propondrán a los manifestantes variar su repertorio, para que en vez de decir “Bonomi hijo de puta” digan “Señor ministro del Interior, usted se equivoca”? Y luego extenderíamos la medida a los cánticos de las hinchadas de fútbol, para que en vez de vanagloriarse por matar una gallina feliciten al adversario por lo bien que jugó. A muchos no nos disgustaría el cambio, pero semejante directiva resultaría ridícula, porque este tipo de imposiciones son siempre ridículas. Pero volviendo al ejemplo del insulto a Bonomi, y si bien el ministro descartó formular una denuncia, el solo hecho de llevar detenida a una persona por ese motivo es a un tiempo ridículo y grave: en términos de garantías y derechos, afecta la libertad de expresión, y en términos políticos, resulta una persecución inaceptable de la protesta social. Y aquí sí importa la pertenencia a determinado grupo u organización social: al Ministerio del Interior no le da lo mismo que el insulto provenga de ciertos colectivos en vez de provenir, por poner un ejemplo cualquiera, de un sector de la oposición. Es difícil pensar que las autoridades son tan inocentes como para creer en demonios, como para ignorar que las mitologías los construyen, y como para desconocer que las persecuciones son como las guerras: se sabe cuándo empiezan, pero nunca cuándo terminan, ni cuán lejos están dispuestas a llegar.

Natalia Uval

- postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 17:48:40
postaporteñ@_______________________________

Corrección a Jorge Zabalza

10.10.15

del Blog El Informante | Leonardo Haberkorn

Jorge Zabalza fue entrevistado por el periodista Gerardo Tagliaferro, en su ya tradicional espacio en Montevideo.com llamado "Las 40". Allí el periodista le hace 40 preguntas a su entrevistado y en este caso la pregunta 18 fue:
-En el marco de la llamada "tregua" del año 72 estuvieron los trabajos conjuntos de militares y tupamaros en el Florida contra los "ilícitos económicos", por los cuales se llegó a detener gente. ¿Tenés constancia de que tupamaros hayan participado en torturas a detenidos por este motivo?


Zabalza respondió:
-No tengo testimonio directo de eso. Hubo gente que participó en el levantamiento y análisis de las declaraciones. Eso sí lo tengo claro. El que dice eso es el coronel Agosto (en el libro Milicos y tupas, de Leonardo Haberkorn). No he oído a ninguno de los compañeros que estuvo detenido en esos lugares -que fueron el Batallón Florida, el cuartel de La Paloma, el 9.º de Caballería y el Ingenieros I- hablar de que hayan participado en la tortura

La respuesta de Zabalza es equivocada, lo que dice no es cierto, y eso me obliga a escribir esta aclaración. 

Milicos y tupas no fue escrito para denunciar que hubo tupamaros torturadores, que los hubo.  

El libro ha tenido lectores atentos y críticos que han captado bien su espíritu general. Invito a los que tengan curiosidad a leer aquí las críticas de Guillermo Zapiola en El País y de Salvador Neves en Brechapor ejemplo.

la presentación que hizo del libro el historiador Gerardo Caetano.


Pero el tema de los tupamaros torturados-torturadores vuelve una y otra vez.
Y entonces Zabalza dice lo que dice. Y lo que dice no es verdad.


Lo que el hoy coronel retirado Luis Agosto, que en 1972 era capitán, afirma en el libro respecto a la colaboración de tupamaros a la hora de interrogar a los detenidos por supuestos "ilícitos económicos" está en la página 156 del libro.


Cito en forma textual:

"Según el coronel Agosto varios tupamaros ayudaron en la tarea de teatralizar la tortura:
-Los tupas se prestaban para estar en celdas cercanas y gritar en esos momentos. Desde la pieza de al lado a la que usábamos para interrogar a los ilícitos, los tupas gritaban: '¡No, no me mates!, ¡no me mates!', y los tipos se asustaban y declaraban sin que les hiciéramos nada. Los tupas gritaban y los tipos se cagaban y pedían para confesar".

Es decir, lo que Agosto recordó en el libro es que hubo tupamaros que colaboraron para interrogar a los supuestos delincuentes económicos, pero él no dijo que hayan torturado junto con los militares.
Los que sí dijeron eso, y no puedo entender cómo Zabalza lo olvidó, fueron otros tupamaros, asqueados por los recuerdos de aquella situación.
En Milicos y tupas se recoge el testimonio del contador Carlos Koncke, preso en aquel entonces por tupamaro. Su testimonio está en la página 157:

"A mí los militares quisieron llevarme a interrogar, pero yo les dije que de ninguna manera, que eso era cosa de ellos. Pero recuerdo a un tupa que sí aceptó interrogar a los ilícitos, y fue. Yo lo vi. ¡Lo vi yo mismo! Era un tipo muy especial, un verdadero rico tipo. Y cuando volvió se ufanaba: '¡Yo le metí la cabeza en el tacho, sí!'. Estaba orgulloso de lo que había hecho".


También en el libro se incluye el testimonio de una tupamara que no quiso presentarse con su nombre verdadero, el único caso en el libro. Yo acepté su anonimato porque conozco los problemas que le sobrevendrían si se presentara en público con su nombre, Ojalá se hubiera atrevido a hacerlo, pero no se animó.
La llamé "Mónica" en el libro y su testimonio coincide con el de Koncke. Sus dichos refieren al trato que recibió en el cuartel de La Paloma el contador León Buka, uno de los detenidos durante la tregua entre militares y tupamaros.
El testimonio de "Mónica" está en la página 158:

"Buka fue torturado por gente del MLN. La idea era mostrarle al resto de los compañeros que la cosa iba en serio, que eso era una nueva revolución que se estaba llevando adelante. 'A estos hijos de puta les va a pasar esto de ahora en más'. Ese era el mensaje. Cuando lo devolvían de la tortura, una compañera que sacaba medicamentos de la enfermería le daba analgésicos y Valiums a Buka. '¿Qué estás haciendo?', le decían. 'Estoy ayudando a un pobre tipo' -respondía ella; la tortura nunca es admisible'"

En Milicos y tupas se recoge también el testimonio del tupamaro Pedro Montero, incluido en el libro Ecos revolucionarios (2003), de Rodrigo Vescovi.

Montero coincide con Koncke y con Mónica.
La cita está en la página 158 de Milicos y tupas. Le dijo Montero a Vescovi:

"Después se torturó a toda la gente de Jorge Batlle y participamos nosotros en la tortura. Recuerdo que dentro del batallón Artillería 2 viví la tortura de civiles de derecha y a eso me opuse. El contador de Peirano fue detenido por mí dentro de Artillería 2 (...) Y lo que no puede ser es que hubiese compañeros nuestros haciendo, digamos, de soporte asistencial a los torturadores y preguntando. Y eso para mí, que me disculpen, no lo paso ni lo dejo pasar, lo denuncio. (...) Era infame"

Espero que la memoria de Zabalza se haya refrescado.
No es el coronel Agosto quien dice en mi libro que hubo tupamaros torturadores.


Son otros tupamaros quienes lo cuentan

- postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 17:23:15
postaporteñ@_______________________________

TROPA DE ELITE/ La Guardia Republicana crece

La Guardia Republicana crece: en atribuciones, en armamento, en personal

Como dependencia policial cada vez más militarizada, interfiere con las responsabilidades domésticas que las Fuerzas Armadas buscan atribuirse desde el fin de la Guerra Fría. Ese conflicto entre el Ministerio del Interior y el de Defensa parece dirimirse en la discusión presupuestal, aunque algunos actores acusan al gobierno de carecer de una política definida sobre seguridad interna. Con esta investigación Venancio Acosta vuelve al tema con el que ganó nuestro primer concurso para periodistas jóvenes: el cambio de mentalidad de quienes enfrentaban la represión en los años 60 pero ahora la comandan.

Venancio Acosta 

Revista Lento |TROPA DE ELITE [LENTO #29, AGOSTO 2015]

Sergio Lemos. 19 años. Enfila en moto por la calle Víctor Hugo hacia el Almacén 28, en el barrio Santa Catalina, que fue asaltado minutos antes y acusó pérdida de unos puchos y la recaudación del día. Lleva en el bolsillo de la campera Nike un porro, un encendedor y 12 pesos. Acelera. Un agente de la Guardia Republicana que busca a los responsables del asalto asocia el aspecto de Lemos al de uno de ellos. Le da la voz de alto y no espera respuesta: le balea una pierna. Vehículo y tripulante se conmueven sin perder la marcha. El policía ensaya puntería, ahora con la espalda del joven como blanco. Dispara varias veces. La moto se desploma y Sergio Lemos muerde el polvo de una cuneta. Ya tiene rota la cadera. El tirador avanza la distancia que lo separa del blanco inmóvil. Descarga finalmente su 9 milímetros contra el caído y el disparo surca vértebras, pulmones y vasos sanguíneos.

—¿Es clave 50 el pichi ese? —le pregunta por radio un colega que quiere saber si el joven está muerto. Morirá desangrado instantes después.

Aquellos fogonazos a quemarropa tuvieron la inusual capacidad de dar en dos blancos a la vez: en la espalda de un inocente de 19 años y en la gestión frenteamplista de los aparatos armados en tiempos de militarización de la Policía y del recurrente FarWest de la seguridad pública.

***

Fines del siglo XIX. Dado a extirpar las conductas de agitación esquivas a la norma, en 1895 el novel Estado uruguayo instituyó, en el seno de la Jefatura de Policía de Montevideo, un órgano bautizado Escuadrón de Seguridad. Distinto de la Policía ordinaria, era un cuerpo de caballería compuesto por un puñado de hombres que debían guardar el orden en las calles de la ciudad. Su primera gran hazaña fue romper una huelga de los trabajadores del transporte. Nacían así, juntos, un antepasado de todas las fuerzas especiales de choque auspiciadas por la Policía y uno de sus enemigos predilectos, las organizaciones obreras.

En 1916 el Escuadrón de Seguridad pasó a llamarse Guardia Republicana. Por esos años se creó también la Guardia Metropolitana, unidad de infantería con la cual quedó asentado el esquema de las fuerzas especiales de la Policía que funcionó hasta la aprobación de la primera Ley Orgánica Policial en 1972 (que, a sable y fuego, ya se había impuesto en las calles). A partir de allí, la vieja Republicana y la Metropolitana pasaron a denominarse, respectivamente, Guardia de Coraceros y Guardia de Granaderos (aunque en 2004 ésta recuperaría su antiguo nombre). Ambas quedaron incluidas en el órgano Guardia Republicana, restringido a la jurisdicción de la Jefatura de Policía de Montevideo, e investido con el mote castrense de “regimiento”. Así volvió a funcionar jurídicamente a la salida de la dictadura.

Fines del siglo XX. En medio de un clima de descontento popular con el gobierno del Partido Nacional, en julio de 1994 ingresó a la Asamblea General un proyecto de ley, firmado por el presidente Luis Alberto Lacalle y por su ministro del Interior Ángel María Gianola, cuyo propósito era convertir a la Guardia Republicana en una fuerza especializada con cobertura nacional, directamente subordinada al Ministerio del Interior, buscando potenciar su competencia y su eficacia. Era año de elecciones y antes del fin del período legislativo Gianola intentó apurar el trámite.

Por entonces, el comando de la Guardia ya se había instalado cerca del extinto Cilindro Municipal. Allí, en el casino de oficiales consignado a la distensión de la tropa, el ministro fungió el 11 de agosto como anfitrión de una cena reservada a la que asistieron los legisladores Juan Andrés Ramírez, Juan Carlos Blanco, Guillermo Stirling, Daniel García Pintos, Juan Carlos Ayala y Jaime Trobo; Gianola tomó el recaudo de no compartir el lechón asado que engalanó el banquete cuartelero con parlamentarios frenteamplistas. Pero no fue lo suficientemente cauto: habían sido plantados micrófonos que grabaron todo lo dicho en el encuentro, pretendidamente secreto. Por eso, al poco tiempo se supo algo de lo que dijo allí Gianola:

—¿Quién puede contener esas grandes manifestaciones populares en que a veces se generan disturbios? Bueno, la Guardia Republicana, que es una verdadera Guardia Nacional. Eso es lo que queremos. Pero no se la reconoce en los hechos.

Masculló luego algunas otras palabras de relleno, y retomó:

—La Guardia Republicana no es la Policía común, el uniforme azul; es el uniforme verde. Y eso tiene un sentido por los casos de emergencia en que generalmente actúa, ya sea para combatir disturbios, grandes manifestaciones, como ha sido en otros tiempos, pero también para cumplir una serie de misiones que no se fundamentan sólo en la represión sino en la prevención del delito.

Fue develando así la razón de aquel cónclave. Pero antes del chin chin y el aplauso final, espetó:

—Y además, lo digo claramente: en esta ?reunión hemos convocado a legisladores blancos y colorados. Y esto ha sido deliberado. El destino del país está entre blancos y colorados. La formación del regimiento Guardia Republicana con ámbito nacional, dependiendo del Ministerio del Interior, creo que va a ser una institución, un organismo de gran utilidad para cualquier partido que gobierne a partir del 1o de marzo.

Se ha especulado sobre la identidad de los que malograron los ánimos confidenciales del ministro. Lo cierto es que un casete con la grabación de todo lo sucedido allí fue difundido, en setiembre de ese mismo año, por el Movimiento de Liberación Nacional (MLN), en una conferencia de prensa en la que Eleuterio Fernández Huidobro llevó la voz cantante. El hecho sirvió para que el gobierno blanco disparara contra el mensajero, intentando disimular el bochorno al que había sido expuesto su secretario de Estado, sorprendido moviendo piezas por fuera del tablero.

Los tupamaros juraron no haber tenido nada que ver con la grabación, a la que según su versión accedieron mediante “una misteriosa llamada” a CX44 Panamericana (radio de su propiedad) que los guió al casete. La única tesis que quedó en pie, y que algunos medios no dudaron en dar por cierta, era que el espionaje había sido perpetrado por algún sector de la inteligencia militar, que a menos de diez años del fin de la dictadura se incomodaba al ver opacado al Ejército ante el crecimiento de una fuerza militarizada dentro de la Policía. Y utilizaba a viejos conocidos como canal de difusión

“Esto es un Watergate al revés”, improvisó para Búsqueda el ministro Gianola, que padeció el escarnio público por segunda vez. La primera y más conocida había tenido lugar días antes, cuando el 24 de agosto la Guardia Republicana cargó contra la multitud ?desarmada que concentraba frente al Hospital Filtro, resultando asesinados Fernando Morroni y Roberto Facal, además de varios heridos graves. Cuando tomó estado público lo dicho por Gianola en la cena, el MLN declaró que los hechos del Filtro habían sido el “bautismo de sangre” de la nueva Guardia Nacional, aunque el proyecto naufragó en el Parlamento.

Por el episodio de la cena, el Frente Amplio pidió en el Parlamento la renuncia de Gianola, que continuó en el cargo hasta el final de la administración Lacalle. Aunque el ministro se equivocó al aseverar que el destino del país estaba en manos de blancos y colorados, acertó al vaticinar que su idea de la Guardia Nacional le sería útil a cualquier partido que llegara al gobierno. Sólo sería cuestión de tiempo.

Con el fin de la Guerra Fría, el escenario mundial obligó a las nuevas potencias hegemónicas a replantear sus doctrinas militares en virtud de las hipótesis de conflicto de última hora. Robert McNamara, secretario de Defensa de Estados Unidos en los 60 y luego presidente del Banco Mundial durante una década, fue uno de los gurús del nuevo orden en gestación. En 1991 planteó sin tapujos la necesidad de disminuir los presupuestos militares de los países subdesarrollados y confiar la seguridad global a las grandes potencias militares bajo el mando de Estados Unidos. Lo hizo en una conferencia en el Banco Mundial, y meses después, ratificó la idea en la revista Finanzas y Desarrollo, del Fondo Monetario Internacional. Su tesis no tardó en arribar a Uruguay.

En junio de 1992 la Comisión de Defensa del Frente Amplio, presidida por el general Víctor Licandro, había sometido a consideración de la Mesa Política de ese partido un documento que despotricaba contra las políticas de defensa que Estados Unidos seguía imponiendo a los países latinoamericanos. Entre ellas, la llamada “acción cívica” de las Fuerzas Armadas, entendida como su intervención en asuntos de la sociedad civil (obras públicas, agricultura, educación, salud) con el fin de ganar prestigio. A juicio de la Comisión, este concepto se originaba en la época de auge de la Doctrina de la Seguridad Nacional y estaba volviendo a ser introducido de forma velada por el gobierno de Lacalle

Las tareas de apoyo al desarrollo nacional no deben ser competencia de las Fuerzas Armadas […] esa permanencia compromete la posibilidad de ahondar en la democratización de la relación cívico-militar en el país.

Pero el documento encontró en Liber Seregni un oponente insalvable. Advirtió que la desaparición de la URSS había llevado a Estados Unidos a modificar sus doctrinas militares, por lo que lo planteado por la Comisión carecía de vigencia. Al tanto de los nuevos vientos, señaló que la nueva estrategia imperial apostaba al debilitamiento de los ejércitos latinoamericanos, a la vez que se alentaba la creación de fuerzas de “rápido despliegue” para el control de la seguridad interna de los países periféricos. El documento de la Comisión no fue aprobado por la Mesa Política.

Por esos días, el entonces comandante en jefe del Ejército, Juan Rebollo, había hecho declaraciones que se alineaban con el alegato de Seregni. Según publicó Búsqueda, dijo:        En el pasado reciente, dos grandes potencias partían al mundo y alineaban aliados para defender sus concepciones hasta en los más remotos confines del planeta […] Ahora la bipolaridad, tal como se manifestaba ayer, no existe, y se han formado corrientes de opinión en torno a los centros de poder mundial que pretenden circunscribir el rol de las Fuerzas Armadas de los países del tercer mundo a funciones más propias de una Guardia Nacional con responsabilidades hacia temas como el narcotráfico, controles ecológicos y apoyo circunstancial a la Policía, en desmedro de su verdadera misión, que es el mantenimiento de la paz y la defensa de la soberanía como fin supremo.

En noviembre de ese mismo año el presidente Lacalle anunció su voluntad de iniciar una restructuración de los servicios militares:

“Los tiempos han cambiado y por eso tenemos que cambiar nosotros. Las hipótesis de conflicto han cambiado […] el mundo bipolar desapareció”. En declaraciones que se filtraron en la prensa, tras juzgar que “ya no se puede pensar en despliegues que están pensados para principios de siglo”, Lacalle asumió el compromiso de iniciar una “tarea sana, rápida, profunda y sincera de análisis del futuro de las Fuerzas Armadas” y aludió a la reducción de recursos y de personal. Según Búsqueda, entre 1984 y 1993, el presupuesto de Defensa ya se había reducido 29% en relación al total del Presupuesto Nacional.

En 1993 El Soldado, la revista del Centro Militar, publicó dos artículos que daban cuenta del panorama global en gestación: uno levantado de la revista estadounidense Military Review y otro de la brasileña A Defesa Nacional. Ambos sintetizaban a la perfección los postulados de McNamara respecto del papel de las Fuerzas Armadas y sus nuevos enemigos de fin de siglo: terrorismo y narcotráfico. Para 1994 la administración Lacalle había enviado dos proyectos de ley al Parlamento. Uno que daba garantías jurídicas a las Fuerzas Armadas para intervenir en el orden interno —que no contó con respaldo político para prosperar— y un segundo para crear la mentada Guardia Nacional, con el ya referido desenlace.

Uno de los principales opositores a las políticas del gobierno blanco en este sentido fue el MLN. El hoy ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, se explayaba así en Mate Amargo:

Si apuran, no tendría inconveniente, después de toda la experiencia sufrida, en declararme pacifista y absolutamente no-violento. Al estilo de Gandhi. En ese supuesto y atractivo caso […] habría que pasar, a renglón seguido, a proponer la disolución de las Fuerzas Armadas. Eso sería ultrarradical. Desestabilizaría. Nos ahorraríamos, de un saque, tanto como lo que habría que destinar a la enseñanza […] El problema es que desde las “usinas” ideológicas de los imperios nos vienen proponiendo lo mismo: que los países del tercer mundo “disuelvan” sus Fuerzas Armadas […] Son más exquisitos: planean sustituirlas [cada país pobre] por una Guardia Nacional creada a partir de los aparatos especializados de la Policía […] Dicho de otro modo: “De la guerra —dicen— nos encargamos nosotros (para dártela en la nuca) y de la represión interna se encarga cada cipayo país por país”. Para eso una simple Guardia Nacional alcanza y sobra […]Es nada más que por esa razón (la pésima mala leche del imperio) que no nos decidimos, filosóficamente hablando, por el ultrapacifismo filosófico y nos mantenemos, quietitos como gurí cagado, en la tesis más o menos cristiana del Uruguay como país independiente: la violencia, a veces, se justifica (y por eso tenemos Fuerzas Armadas en el presupuesto) […] Para eso inventaron al enemigo: a falta del viejo “comunismo internacional” —que tanto “sirvió”—, ahora usan el “terrorismo internacional”. En realidad, les falta agregar cocaína porque la orden que viene desde el Norte es que el enemigo es el “narcoterrorismo internacional”. ¡Alerta a las organizaciones políticas, sociales y culturales del pueblo!: en cualquier momento nos “embagallan” con droga para poder “demostrar” la existencia de esa confabulación.

Días después, escribía:

Si se va a disminuir las Fuerzas Armadas, tiene que aparecer otro cuerpo capacitado para la represión interna. Este cuerpo es la Guardia Nacional […] Una guardia pensada desde el principio contra el pueblo, contra la propuesta que pueda surgir de un pueblo al que cada vez se lo someterá a mayores presiones. Es una Guardia que no alcanza la dimensión de las actuales Fuerzas Armadas, ni en cantidad de efectivos ni en costos presupuestales, que también está pensada para cumplir algunas tareas del Ejército Nacional. En definitiva, es un cuerpo creado en función de una defensa nacional que no es la propia, sino la del país que elaboró la idea y el instrumento en función de sus intereses, más adelante la desarrolló y ahora la está tratando de imponer al conjunto de los países subdesarrollados dependientes. Esta idea es la que está por detrás de la Guardia Nacional que presentó Gianola en la reunión […] Lo que importa es la forma en que coinciden y encajan, como piezas de un rompecabezas, con las otras piezas, para ir haciendo aparecer una nueva figura, que, sin lugar a dudas, se transforma en algo consecuentemente usado contra los intereses de los pueblos y de nuestra gente.

Como saldo de los sucesos del Hospital Filtro el gobierno blanco clausuró CX44 Panamericana, a la que acusó de “instigar a la violencia” durante los hechos. Por esos días, Mate Amargo (donde también participaba el actual ministro del Interior, Eduardo Bonomi) entrevistó al director de la emisora, que dijo:

Sabido es que se intenta, por consejo que viene del Norte, la creación de una Guardia Nacional que se encargue de la represión interna. Cambiar la estructura militar que conocimos en el país por una actividad policial específicamente represiva. Es decir, promoción de una Guardia Nacional en detrimento de la actividad propiamente militar. Parece claro […] que hay quienes apuestan a esa Guardia Nacional con la intención de dejar el logo represivo claramente enfrentado al pueblo y lograr crear en el futuro mejores condiciones para dominarlo […] Hay quienes pretenden congraciarse con esa gente de uniforme, a pesar de que ésta tienda a mirarlos peyorativamente y hasta con desprecio. Y la gente de uniforme tiende a pedir luego su cuota, porque no le gusta oficiar de verdugo sin recibir nada a cambio.

Era José Mujica Cordano

***

Toda la verborragia antiimperial de los dirigentes tupamaros de aquellos años fue barrida como hojarasca por el artículo 231 de la Ley de Presupuesto Nacional No 18.719 para el quinquenio 2010-2014. Se creó entonces la Guardia Republicana Nacional como “cuerpo policial especial con jurisdicción nacional, que dependerá directamente del Ministerio del Interior”; una fuerza que, tras ser definida como prioridad absoluta por la primera gestión de Eduardo Bonomi al frente de esa cartera, no ha cesado de crecer en poderío.

El último decreto que regulaba los cometidos de la Guardia había sido sancionado en 1971 por el presidente Jorge Pacheco Areco. El que lo sustituye, aprobado en 2011, amplía notoriamente los cometidos de la unidad. Además de adquirir jurisdicción nacional, de multiplicar sus funcionarios, de manejar su propio centro de formación y de tener un presupuesto que redobla al de cualquier Jefatura Departamental (excepto Montevideo y Canelones), la Republicana agregó a sus funciones la de actuar como apoyo en cárceles y custodiar las vías de comunicación terrestres y los pasos de frontera. Aunque, en definitiva, los nuevos cometidos del cuerpo quedan librados al último inciso del decreto: es decir, “aquellos otros que la autoridad oportunamente le confiera”.

Acto seguido, el Ministerio del Interior dio otro espaldarazo a su nuevo caballito de batalla. Mediante un decreto de junio de 2011, acomodó el terreno legal para que funcionarios de Defensa pasaran a cumplir funciones para la Policía Nacional. Posteriormente, lanzó un llamado destinado a los soldados para suplir cargos en la nueva Guardia Republicana. Y cumplió. Aunque, en rigor, esta propuesta (junto con la de la creación de una Guardia Nacional bajo dependencia de las Fuerzas Armadas) ya había sido planteada anteriormente por el Partido Nacional, que parece haber estado siempre un paso adelante en esta materia

En 2012 se descubría el velo de la renovada fuerza. En enero, el periodista Roger Rodríguez, desde la revista Caras y Caretas, escribió sobre el avance de “una unidad policial de prevención y represión del delito que, por primera vez en Uruguay, promete constituirse en una cuarta fuerza armada nacional, y que dispondrá de una infraestructura y logística que hasta el momento eran de exclusividad del Ejército, la Armada y la Aviación”. Gracias a fuentes anónimas oficiales, la nota ofrecía detalles sobre las innovaciones armamentísticas en la unidad, luego de que fuera aprobada su jurisdicción nacional.

En 2011 el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, autorizó la compra de tres Tiger (blindados de asalto de última generación). Por cada uno de ellos el Estado pagó 280.000 dólares a la compañía estatal rusa Rosoboronexport, y antes de llegar a Uruguay los vehículos pasaron por Brasil para una prueba de blindaje realizada por el Batallón Especial de Operaciones (el BOPE, popularizado por las películas Tropa de Elite). Meses más tarde, Vázquez y dos asesores del Ministerio viajaron a Moscú y visitaron la fábrica de armas Kalashnikov. Como resultado, proveyeron a la Guardia Republicana de 650 fusiles de guerra AK-103 y Bushmaster M4, más 200 armas cortas. También se mencionaba en la nota de Rodríguez que el entrenamiento de la unidad se estaba llevando a cabo con sistemas similares al del BOPE brasileño y al de los marines estadounidenses. Por otra parte, escribía sobre el reavivamiento de una rivalidad que ya había explotado en 1994: “En los hechos, las Fuerzas Armadas han ido ‘boicoteando’ el surgimiento de la Guardia Nacional Republicana”. Asimismo, varios jerarcas policiales mostraban “sus dificultades de relacionamiento con los mandos militares”.

A principios de 2011, el Ministerio de Defensa brasileño había invitado a Uruguay a participar en la Latin America Aereo & Defence, una feria internacional de equipamientos bélicos. Concurrieron, como era de presumir, representantes de Defensa y de las tres armas. Curiosamente también fue el ministro Eduardo Bonomi, a partir de una resolución del Ministerio del Interior, que en sus considerandos juzgó “de suma importancia para esta Secretaría de Estado la asistencia en dicha actividad”. Las compras de armamento a los proveedores rusos que exponían en aquel evento se produjeron ese mismo año.

Y ya nada más se pudo saber. En setiembre de 2012 el Ministerio del Interior aprobó ocho resoluciones que clasifican de antemano como secreta prácticamente toda la información relativa a las actividades policiales. La Secretaría de Estado se convirtió en una caja hermética que paraliza los derechos consignados en la Ley de Acceso a la Información Pública de 2008. Como fundamento, se alegó la “necesidad” de tales medidas para que el Ministerio pueda cumplir los cometidos que le fueron adjudicados, y se consideró que la divulgación de información pone en peligro la seguridad nacional. Sin embargo, las compras directas de armamento registradas desde el primer gobierno frenteamplista (a las que se accedió con motivo de este informe, a pesar del cerco informativo) confirman el robustecimiento del aparato policial desde la administración Bonomi.

El asesinato de Sergio Lemos en noviembre de 2013 no fue un caso aislado. Lo precedieron meses de denuncias sistemáticas y públicas de abuso policial. En abril varios policías de civil torturaron a un menor de edad en situación de calle. En agosto la Guardia Republicana reprimió la marcha del Día de los Mártires Estudiantiles e hirió a manifestantes y periodistas como corolario de un operativo en el que el Ministerio del Interior infiltró a funcionarios durante todo el recorrido. El mismo mes, antes de la marcha en recordación de los hechos del Hospital Filtro, 12 jóvenes fueron secuestrados y torturados psicológicamente por policías de civil que los detuvieron en el marco de lo que se fundamentó oficialmente como una acción “preventiva”. En setiembre la Metropolitana disparó injustificadamente contra vecinos desarmados del barrio La Teja, hiriendo a una niña de 11 años, cuya madre se enfureció y recibió una descarga eléctrica por parte de los uniformados. El mismo mes la Policía detuvo de forma improcedente a varios jóvenes del barrio Santa Catalina a los que maltrataron física y psicológicamente; los vecinos denunciaron que aquel era un procedimiento frecuente y prácticas de la misma calaña se denunciaron en diciembre en contra de adolescentes del barrio Casabó.

A fines de octubre, los guardias policiales del COMCAR (integrantes de la Guardia Republicana) asesinaron a dos reclusos durante un motín, en acciones que fueron catalogadas por el Comisionado Parlamentario para las Cárceles como “ejecuciones extrajudiciales” con “riesgo objetivo de causar una masacre”.

Las denuncias contra la escalada autoritaria de 2013 incomodaron al ministro Bonomi, quien mantuvo por esos días un cruce de acusaciones con el periodista Samuel Blixen en las páginas del semanario Brecha. El ministro fue acusado por el periodista de minimizar aquella sucesión de arbitrariedades y de protagonizar un “lastimoso remake de Jorge Pacheco Areco” (alusión directa a una época que el acusado y el acusador conocieron de cerca, pues como integrantes del MLN ambos reconocieron ser responsables materiales de la muerte de dos represores insignes de aquellos años).

Bonomi negó estar emulando las mismas acciones que otrora se dedicaba a combatir, eludió asumir los excesos de sus subordinados y expresó que discrepaba con la utilización, en la actualidad, de ciertas formas de la protesta social que la generación de los 60, la suya, empleó notoriamente hace medio siglo. Se posicionó luego, a sí mismo y a su gobierno, como víctimas de un ataque que definió así:

La derecha internacional —desde los países árabes hasta nuestra “América la pobre”— está utilizando una nueva metodología para oponerse a los gobiernos de izquierda, progresistas o solamente opositores a los países hegemónicos: utilizan la duda metódica expresada en todas las formas posibles, desde las redes sociales a la oposición política de la derecha y de la ultraizquierda […] Como ya se dijo hace muchos años, desde ambos extremos se producen políticas que se dan la mano.

Blixen fue conciso: la tortura, y más cuando proviene de los aparatos del Estado, es siempre condenable, en 1968 y en 2013. No hay tortura buena porque proviene de un gobierno de izquierda. La tortura no es mucha ni poca, ni suave, ni dura, es tortura. Y el gobierno que la justifica no es de izquierda.

En la misma edición del semanario, la ex ministra del Interior Daisy Tourné —predecesora de Bonomi—, entrevistada a raíz de los mismos hechos, admitió que una “concepción de derecha en el enfoque de la seguridad” le había “ganado la cabeza” a su partido

—Cuando tú tenés los perritos atados a la cadena y los soltás, los soltaste. Después no hay como domarlos —dijo

Tourné parecía coincidir entonces con Rafael Paternain, sociólogo y primer suplente de Constanza Moreira al Senado por el sublema frenteamplista Casa Grande, que en 2010 renunció a su cargo de director del Observatorio sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, a raíz de discrepancias en el manejo de los datos por parte de la cartera de Bonomi. Consultado, Paternain juzgó que el proceso de militarización de la Policía data, en rigor, de antes de la dictadura; con la primera Ley Orgánica Policial de 1972 que impuso una “lógica castrense” en su organización y funcionamiento. Luego de 1985, expuso, la Policía era una mezcla de cuerpo represivo militarizado con una impronta fuerte de discrecionalidad y desorganización, acompañada de una notoria precariedad. José Díaz, primer ministro del Interior del Frente Amplio, intentó abordar estos problemas apuntando a la interna policial y generó lealtades inmediatas, según el sociólogo:

—Cuando llega 2010, hay un giro. Fue una lástima. Tanto que hablamos de un giro a la izquierda, cuando todo el mundo estaba expectante de que el gobierno de Mujica tuviera la posibilidad de dar ese giro, hubo claramente un giro a la derecha

La Guardia Republicana, síntoma del proceso, pasó a ser, según Paternain, “algo más que una fuerza reactiva de choque o de reserva”, que empezó por cumplir un rol determinante en el “rotundo fracaso” de los megaoperativos de saturación.

Bonomi ha insistido con que las políticas represivas de su Ministerio se complementan necesariamente con concepciones de tipo “social”. Pero según el sociólogo, el saldo de la situación actual es un mosaico de modelos y de discursos sin orientación clara.

—Si me dicen que soy muy estricto y hago operativos de saturación, muestro la Policía comunitaria; si me dicen que en realidad uso la fuerza bruta y hay casos de violencia institucional, muestro que estoy mejorando la tecnología o utilizo los sistemas que tienen en Estados Unidos y hago convenios con la Policía Metropolitana de New York. Es muy interesante ver esa ambigüedad estratégica. Hay para todos los gustos, discursos adaptables en un equilibrio que no es sistémico.

Paternain concluye que el segundo gobierno del Frente Amplio se caracterizó por la expansión de la capacidad punitiva del Estado, lo que incluye el fortalecimiento de la Policía, la aplicación de la Ley de Faltas y una fuerte apuesta a la tecnología que ha dado lugar a una “sociedad de vigilancia”, en el país de América Latina con más policías por habitante —indicador con el que los últimos gobiernos no han dejado de contribuir—. Respecto del proceso de militarización, el sociólogo disparó:

—Nosotros hemos ido en esa dirección, y la derecha ahora plantea cosas mucho más radicales. Estamos lejos de tener a las Fuerzas Armadas patrullando las calles como en muchos lugares de América Latina. Creo que por suerte hay resistencia a que eso ocurra. Pero vamos en un camino de aproximación. Se empiezan a ver ciertos fenómenos de presión.

Cree, no obstante, que el peor debe de la gestión de su partido es no haber sabido generar una alianza con sectores populares que permita llevar adelante una política de seguridad de izquierda, y sí haberla generado con otros actores que no precisamente comulgan con esas ideas. Se trata de acuerdos con “algunos sectores corporativos, algunos medios de comunicación, algunas embajadas”.

—Que un ministro del Interior vaya a firmar un contrato con William Bratton no parece ser una cosa de rutina, que la oficina de la Administración para el Control de Drogas [DEA por su sigla en inglés] se haya reinstalado en Uruguay tampoco parece ser un dato secundario —dice en referencia al empresario y actual jefe de Policía de Nueva York y a la agencia estadounidense de combate a las drogas.

Efectivamente, en 2014 el Ministerio del Interior firmó un “memorándum de entendimiento” con el Departamento de Policía de Nueva York. Paralelamente, en los últimos años, autoridades del Ministerio han asistido a múltiples conferencias, cursos y visitas informativas organizadas por la Embajada de Estados Unidos. El Ministerio también envía agentes a Israel, a realizar cursos de Policía Comunitaria, y a El Salvador, a las International Law Enforcement Academies, centros formativos creados por el Departamento de Estado estadounidense, considerados la “nueva escuela de las Américas”. Brasil es otro de los destinos frecuentes de la Policía uruguaya en sus misiones oficiales: “Prevención de violencia en áreas urbanas marginales”, “Operaciones policiales especiales” y “Seguridad para grandes eventos”, son algunos de los cursos auspiciados por el vecino norteño. Con Rusia el Ministerio también ha hecho migas: participa regularmente en cursos de capacitación y le compra armamento; además, el ministro Bonomi concurre anualmente al país para asistir a un difuso evento llamado Foro Internacional de Altos Representantes que Supervisan los Asuntos de Seguridad

***

Cuando recientemente algunos sectores del Frente Amplio se atrevieron a pregonar en favor de la reducción presupuestal de las Fuerzas Armadas, Eleuterio Fernández Huidobro, ya como ministro de Defensa, supo ser coherente con su posición de hace más de una década y se mantuvo leal al camuflado. Despotricó entonces contra Constanza Moreira, nueva portavoz de la idea, pero el ministro y ella —entonces precandidata a la presidencia de la República— confluían en un punto: se permitieron hacerle la vista gorda al petit batallón que leudaba en los despachos del Ministerio del Interior.

No obstante, las plegarias antimilitaristas de Moreira no hacían sino contribuir a lo que Julián González Guyer, sociólogo especializado en temas de defensa, definió como “muerte lenta” de las Fuerzas Armadas. El indicador principal de este proceso es la rebaja constante en sus asignaciones presupuestales desde 1985, en correlación inversa con las del Ministerio del Interior, que aumentan.

Cuando en 2010 el gobierno intentó por primera vez transferir militares a la Policía, el ex presidente José Mujica, en una de sus audiciones radiales, indicó:

¿Cuál es el pecado abominable de que algunos soldados de este país pasen a servir y reciban educación policial para intentar dar más seguridad en las calles al pueblo? ¿Está mal? No, nos parece que es manera de buen gobierno en el sentido de que damos una prioridad sobre algo que nos impone la realidad hoy, pero lo usamos para mejorar también la situación económica de los militares.

Lo cierto es que, lejos de desaparecer, las Fuerzas Armadas ganan en atribuciones domésticas a la par que la Policía crece en jerarquía. “De a poco se va produciendo un proceso de maridaje en la relación policial y militar”, indica González Guyer, que integró la extinta Comisión de Defensa del Frente Amplio. Pero, a la vez, recuerda el viejo recelo de los militares hacia la Guardia Republicana y afirma que últimamente esta unidad ha pasado a funcionar como “contrapeso” del Ejército.

—Está la Republicana y está el Batallón 14. Pero hay una zona gris donde son intercambiables —dice, parodiando con los brazos el vaivén de una balanza.

En el mismo sentido una fuente con altas responsabilidades dentro del Frente Amplio y el Ministerio del Interior especuló acerca de la capacidad de la Republicana para equipararse a los militares, al tiempo que calificó de “ingenuo” el impulso dado a esta unidad por la gestión Bonomi:

—La Policía no se puede vestir de verde con esos camuflados que parece que les sobraron a los gringos de la Guerra del Golfo y que en la ciudad los distinguen desde cuadras a la redonda. Tampoco puede usar un fusil AK-47 o AK-103, que son armas de guerra, que disparás desde 200 metros y atravesás a 15 personas.

Que todo depende de la conducción política del aparato represivo, es lo que opina González Guyer. “El Estado está dejando hacer”, dice, en referencia a los fenómenos de equiparación de funciones entre Fuerzas Armadas y Policía. “En algún momento alguien va a tener que decir: señores, esperen un poquito”, agrega. Según González, hay fenómenos contemporáneos “complicados” vinculados a la criminalidad que amenazan al Estado y que requieren de actualizaciones. Sin embargo, estima que hay una suerte de indefinición programática en ese sentido. Y concluye: “El Frente Amplio está criando cuervos”

***

Con la anuencia de todos los partidos con representación parlamentaria, la Guardia Republicana cumplió con la voluntad de sus mandos políticos. Actualmente, es el aparato represivo de elite más importante del país. Su presencia en las zonas metropolitanas, suburbanas y rurales aumenta desde 2011 a la par que su capacidad armamentística, vehicular, tecnológica y que su cantidad de efectivos. En diciembre de 2014 el Ministerio del Interior licitó, por 99 millones de pesos, la construcción de nuevos alojamientos para la unidad.

En tanto, las “hipótesis de conflicto” que manejan los jerarcas para justificar el avance de este cuerpo se centran en la afirmación de que los delitos se complejizaron y de que existen grupos criminales con un alto poder de fuego. La tesis es alimentada, entre otros, por medios de prensa que aluden a la “favelización” de los barrios periféricos y por el Departamento de Estado de Estados Unidos que en su último informe anual sobre lavado de dinero y delitos financieros señala que Uruguay constituye actualmente una vía de paso del narcotráfico internacional.

En consonancia, la Guardia Republicana abandonó su práctica de intervenir en situaciones específicas y retraerse al cuartel: ahora está en la calle. En la capital se encarga de recorrer las “zonas complejas”, de apalear hinchas en los estadios y de vigilar las embajadas donde se prevé consumación de atentados. En el interior, custodia —ante la incomodidad de los pobladores— un predio de 900 hectáreas de costa oceánica entre Valizas y Aguas Dulces, propiedad del Ministerio de Defensa, recorre balnearios del Este en temporada estival, realiza patrullaje fluvial y terrestre en municipios que empalman los departamentos de Maldonado y Canelones y hasta ha llegado a participar en asuntos aduaneros en la frontera Norte. Abandonó también su uniforme negro: desde 2014 utiliza un verde camuflado. Pero, por otra parte, no parece estar dispuesta a renunciar a su vieja costumbre de reprimir manifestaciones callejeras, para lo cual continúa instruyendo a sus nóveles aprendices.

Cuenta con varios “comandos especiales”: motociclistas, jinetes, perros y francotiradores. Entre sus pertrechos, estos últimos disponen de un fusil calibre 50 de fabricación nacional, bautizado “El Peregrino”, un arma cuyo disparo —según palabras de Bonomi en el Parlamento— puede despedazar el cuerpo de una persona. Su utilización está prevista para detener vehículos y aviones antes de despegar. En junio de este año, Rovert Yroa, su actual director, dijo a la diaria que se están haciendo gestiones para anexar helicópteros al caudal de la unidad.

***

Sergio Lemos no estaba armado y los guardias involucrados en su muerte plantaron un arma para inculparlo. Según las declaraciones que constan en el expediente, el agente que lo asesinó declaró que disparó porque temió por su vida. El hecho volvió a poner en entredicho otro argumento que desde el Ministerio se esgrime frecuentemente: que la Guardia Republicana es un cuerpo preparado y confiable para operar en democracia. Visto el panorama regional y mundial en relación a la militarización policial, la sociedad uruguaya —mal que le pese al ministro del Interior— tiene motivos suficientes para arrogarse el derecho a la duda. Hacer una visita a las varias páginas no oficiales que los integrantes de esta milicia montan en las redes sociales quizá ayude.

“Lo cierto es que los sueños de la ‘seguridad’ crean monstruos. Y eso, desde la noche de los tiempos”, escribió recientemente el periodista Ricardo Ragendorfer, uno de los más experimentados conocedores del tema en Argentina. Aquí, el abuso policial es el principal motivo de las denuncias presentadas a la Institución Nacional de Derechos Humanos, según recientes declaraciones públicas de sus representantes (Brecha, 24 de abril), que también acusaron al Ministerio del Interior de demorar en responder informes requeridos. El ministro Bonomi desestimó esas faltas (la diaria, 22 de mayo) al asegurar que no le constan.

Sin embargo, en una resolución de junio de 2014, la Institución denunció el asesinato impune del joven Álvaro Sosa a manos de un policía, ocurrido en 2012 en el barrio Marconi. En el mismo documento demandó que “en un plazo de 60 días hábiles” el Ministerio informara a la población acerca de avances en las medidas contra el abuso policial. Ha pasado más de un año. No se comunicó ningún avance. []

V.Acosta - postaporteñ@ 1485 - 2015-10-14 17:14:37
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] Siguiente