Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

ARG| De Lenin a Cristina

La izquierda y su subordinación al kirchnerismo

Este 25 de enero se realizó una reunión para coordinar una acción común de la izquierda en relación a la detención de Milagro Sala. El resultado fue que desde los más peronizados (PTS, NMAS) hasta los que pretendían una mayor distancia (PO-IR), terminaron bajo el ala de Cristina. Toda la discusión se redujo al grado de servilismo que convenía mostrar.

La reunión, en sí, resultaba curiosa, ya que casi todas las organizaciones que allí estaban no se habían delimitado de la Tupac Amaru y habían propuesto un frente con el kirchnerismo. Por lo tanto, no se entendía por qué no se reunían con el peronismo. En realidad, fue evidente que algunos grupos representaban objetivamente al kirchnerismo (PTS, NMAS, TPR) y su objetivo era arrear a aquellas fracciones más críticas o dubitativas al campo nacionalista. La discusión tuvo dos ejes: 1. El día de la marcha (para coincidir o no con el llamado del kirchnerismo) y 2. Las características del documento de convocatoria.

1.     Vamos juntos, pero que no se note…

El PO comienza argumentando que esta es la discusión que verdaderamente ofrece las posibilidades de delimitarse de la Tupac Amaru. Es decir, más allá del documento, lo que se haga en la marcha expresaría una verdadera política independiente. El kirchnerismo había llamado a marchar el miércoles. Por eso, luego de una serie de idas y vueltas (lo que muestra que no sabía a qué iba), el PO propuso marchar el jueves, como forma de delimitación.

Es decir, según el PO, se puede escribir cualquier cosa, lo único importante es marchar separado, lo que es un despropósito. “Marchar separado” no es un problema físico, sino político. ¿Qué es una marcha de este tipo? Una forma de ejercer presión física, claro, eso lo hace el kirchnerismo también. Lo distintivo es un segundo punto: dar amplitud a un mensaje. Que todo el mundo se entere de algo. Entonces la discusión fundamental para entender el carácter de una marcha, cuando también otros movilizan, es qué es lo que vamos a decir.

Nosotros intervenimos explicando que debíamos marchar en forma independiente, claro, pero que la independencia estaba en lo que fuéramos a decir

El resto de las organizaciones (con excepción de IS y la CORREPI, que se mostraron indiferentes) exigió marchar el mismo día que el kirchnerismo, con el argumento que este había llamado a una Jornada Nacional.

El PTS aprovechó para intentar desbaratar la reunión, trayendo una discusión sobre los “métodos del PO”, al haberlos acusado de kirchneristas. Cuestión que nada tenía que ver con lo que se estaba debatiendo allí. Esta provocación fue respondida por el PO y casi termina con la reunión (al parecer, es lo que quería el PTS…). No obstante, una moción de orden puso todo en su lugar.

¿Cómo se resolvió el debate sobre el día? El PO amagó con llamar a una convocatoria propia el jueves. Nosotros hubiésemos ido y apoyamos. Pero fue un simple amago. Al parecer, uno de sus militantes trajo una “noticia de último momento”: desde Jujuy, le confirmaban que no hubo un llamado a una “Jornada Nacional”, simplemente, algunos dirigentes K querían movilizar ese día. Entonces, si no hay “Jornada Nacional” entonces sí, se puede levantar la convocatoria independiente (el jueves) y marchar el día que pretenden los K (aunque no se sabe si van a movilizar). Un simple cambio de nomenclatura permite al PO retroceder sobre sus pasos y conciliar con el resto de la izquierda cristinista. Se la pasó tanto tiempo cacareando que quería una movilización independiente para esto…

Aclaración: nosotros fuimos a la primera marcha que se realizó y que convocó el kirchnerismo con sus consignas. Sí, porque no había otra. Pero fuimos a intervenir muy crudamente contra la política de Milagro Sala y contra el kirchnerismo. Así fue como nos ganamos la agresión física del Movimiento Evita.

2.                ¡Viva la Señora Patrona!

La segunda discusión fue sobre el documento. En principio, se propuso un texto, presentado como “crítico”. En realidad, no contenía una sola crítica a Milagro Sala. Solo criticaba al gobierno kirchnerista por la ley antiterrorista y por el clientelismo y a Alicia K, por pedir gendarmes para efectuar el ajuste. Es decir, se liberaba a Sala de toda crítica, como si fuera una “compañera” y no como lo que es: una enemiga de clase. ¿Por qué esto es importante? Porque la izquierda no entiende que Sala fue repudiada por sus propios adherentes. Perdió las elecciones en Jujuy, perdió 84 de las 100 cooperativas y hasta perdió las elecciones del club del que maneja la barra brava. Sala contrata mano de obra en condiciones de extrema explotación y está vinculada a negocios del delito, en complicidad con las fuerzas policiales. Al no criticarla por sus crímenes contra la clase obrera, se coloca en favor de una agente patronal contra los trabajadores.

Además, el documento no se refiere al problema que originó todo el conflicto: la situación de los trabajadores cooperativistas. ¿Qué solución les damos? La izquierda cree que no hay que darles ninguna. Es decir, les da lo mismo que trabajen para Sala 12 horas por $2.500 o para Morales. Les da la espalda. ¿Cómo esperan ser protagonistas de una movilización obrera? ¿Reivindicando a la patrona? ¿Y para colmo cuando es una verdadera negrera? ¿Y qué alternativa se le ofrece para no caer en la órbita de Cambiemos?

Ofrecimos una salida simple, una salida a la que ningún militante que se reclame de izquierda podría negarse, incluso ningún reformista serio: que todos pasen a planta permanente del Estado, bajo convenio y derecho a la sindicalización. Una salida real. Una verdadera crítica al kirchnerismo y al macrismo: la crítica que supera lo criticado. Se nos negó.

Nosotros explicamos la necesidad de derogar todo el plexo de la legislación represiva con la clase obrera. Pero, por sobre todo, pedimos que los propios trabajadores investiguen los crímenes de Milagro Sala que ya enumeramos: sobreexplotación, represión al movimiento obrero y manejo de redes de delincuencia. También se nos negó. Se nos negó la posibilidad de que la clase obrera se defienda contra sus criminales. Nada menos.

Defender a Milagro Sala sin ninguna crítica es desmentir a los compañeros que la han denunciado por explotación, por reprimir a trabajadores y por sus vínculos por el narcotráfico. Es tratarlos de mentirosos. Esto va también para el “Perro” Santillán, que ha presentado varias denuncias del accionar de esta delincuente contra los obreros. La izquierda que se niega a señalar los crímenes de esta empresaria y mafiosa hace causa común con el kirchnerismo contra el  “Perro” y su organización. Y los ningunea.

¿Quiénes fueron la avanzada de ese kirchnerismo rabioso contra cualquier tipo de denuncia a una criminal de la burguesía? El PTS, quien dejó claro que solo con nosotros tiene posiciones inconciliables. Ileana Celotto (PO) llegó a decir que compartía las críticas a Milagro Sala. Vanina Biasi incluso, haciéndose eco de nuestro reclamo, llamó a discutir el documento, al otro día, pero fue censurada por su propio compañero (Jacyn). A la hora de contar los porotos, el PO agachó la cabeza.

Como queríamos que quedara constancia de todo esto, y que nadie se hiciera el distraído, pedimos que se vote. Que nos voten en contra, pero que quedara plasmado quién estaba a favor y quién se oponía a que los trabajadores pasaran a planta permanente, quiénes eran los que le negaban a los trabajadores la posibilidad de investigar y condenar a los autores de su sobreexplotación, de los asesinatos a sus compañeros, de la represión a la izquierda, de los negocios sucios que tanto los afecta. Pero no, no se quiso votar. El PTS, en primer lugar, se opuso y el PO consintió: “Acá no se vota”. Nadie quiso hacerse cargo. Simplemente, les da vergüenza lo que hacen. Es el peor lugar al que se puede descender.

¿Eso es todo? No, hay más…

Al final de la reunión, el PTS propuso que no haya sonido. Es decir, que no se lea el documento. Con lo cual, toda esta discusión careció de sentido. ¿Cómo vamos a delimitarnos entonces del kirchnerismo? Si ya con el documento eso era difícil, ahora es imposible. La cuestión no es el texto con el que se convoca por redes sociales, ya que cada organización puede redactar el suyo y llamar, sino la lectura en la marcha. El acto. Pues bien, ni lectura, ni acto, ni sonido. Si vamos separados, que no se note. Eso es lo que propuso el PTS. Presentamos nuestra queja: debía leerse al menos el documento. ¿El resto? A la orden. El PO no esbozó una sola queja. Daba pena verlos tan solícitos y serviciales.

La reunión dejó bien claro quién tiene la dirección de la izquierda y hacia dónde la lleva. Del puño en alto a la V. De la Internacional, a la marchita. Ahora la que conduce es la compañera Cristina. ¿Vamos a quedarnos de brazos cruzados viendo como un conjunto de oportunistas sin percepción de la realidad se rifa lo que a la izquierda tanto le costó conseguir?

Llamamos ya mismo a todas las organizaciones y a todos aquellos que tengan la voluntad de desarrollar una política revolucionaria por fuera y contra el peronismo a ponerse de pie y organizar un verdadero congreso de militantes, para decidir una estrategia y un plan de acción frente a los próximos años, y la forma política que se requiera para ello.

26/01/2016

Razón y Revolución

RyR - postaporteñ@ 1548 - 2016-01-31 11:10:23
postaporteñ@_______________________________

Extractivismo o subdesarrollo: el falso dilema de los gobiernos progresistas en América Latina

RICARDO BUSTAMANTE 

24 enero 2016 | el mostrador Chile

Mucho se ha analizado sobre los cuestionamientos al modelo de desarrollo y reales cambios efectuados por los gobiernos progresistas o de sensibilidad de izquierda que han dirigido nuestro subcontinente en los últimos años. Sin embargo, en algunos de estos países el panorama nos muestra que la derecha neoliberal y conservadora comienza a lograr triunfos significativos, como ya sucedió con la elección presidencial de Mauricio Macri en Argentina y la derrota del chavismo en las últimas legislativas en Venezuela.

No obstante, e independiente de los gobiernos de turno en la región, hay un dato que no miente: En Latinoamérica los ingresos provenientes del sector extractivo -que incluye la explotación minera y petrolera- se han incrementado 20 veces durante la última década. Una situación que ha ocasionado la propagación de un sinnúmero de conflictos socio-ambientales a lo largo de la región y la consiguiente violación de derechos sociales, ambientales, económicos y culturales de millones de latinoamericanos.

Y es que las banderas de lucha de los gobiernos llamados progresistas en el continente, si bien descansaban en un discurso que siempre cuestionó los modelos de desarrollos tradicionales, y por ende, al extractivismo. Se criticaba la dependencia de las exportaciones, el papel de las economías de enclave, las condiciones laborales, el enorme poder de las empresas extranjeras, la mínima presencia estatal o la baja tributación. Con el fin de desarmar los entramados neoliberales, diversificando la producción e industrializando las materias primas, apuntando precisamente a los sectores extractivos típicos: la minería y el petróleo.

Sin embargo, la realidad ha logrado ser otra muy distinta. Actualmente las exportaciones de minerales y petróleo mantienen un ritmo creciente en América Latina, y los gobiernos insisten en concebirlas como los motores del crecimiento económico. Situación que se repite en los gobiernos progresistas, siendo varios de ellos promotores del extractivismo, incluso a través de reformas legislativas o de subsidios financieros. Y no sólo eso, sino que han generado una versión de agricultura basada en monocultivos y orientada a la exportación, que termina resultando ser una nueva forma de extractivismo, esta vez, agrícola. Muy bien lo sabe Chile con millones de hectáreas plantadas con pino y eucaliptos y sus nocivas consecuencias socio-ambientales, y la aplicación del subsidio estatal DL-701.

La dirigente ambiental ecuatoriana, Esperanza Martínez, ha estado en Chile para relatar su experiencia en instancias académicas, y destaca cómo el proceso de reposicionamiento del rol del Estado en las sociedades latinoamericanas, llevado a cabo durante los últimos 15 años y más allá de otros méritos, responde a una nueva fase de capitalismo extractivista, caracterizada por una economía sostenida mediante el agotamiento del petróleo y los minerales.

En Ecuador, país que lleva varios años viviendo de la renta petrolera, las zonas más pobres del país son aquellas de donde se saca petróleo. ¿Cómo es posible aquello?, Simple, como en el caso de Chile -con la explotación minera en el norte, la forestal y salmonera en el sur- “estas políticas extractivas lo que generan, justamente, es pobreza local”. Porque los recursos que se quedan en el país de turno no se traspasan a las regiones impactadas, sino que se traspasan -en una lógica colonial- hacia las grandes ciudades industrializadas. Martínez, y su comunidad, llaman a este suceso la “deuda ecológica a escala local”.

En Colombia, en tanto, la superficie utilizada para la extracción minera ha pasado de 1,1 millones de hectáreas en 2002 a 8,4 millones de hectáreas en 2009. Según Sergio Coronado, del Centro de Investigación y Educación Popular de Colombia, el 80% de violaciones a los derechos humanos y laborales se dan en esos territorios. “La minería a gran escala no ha facilitado la superación de la pobreza”, y agrega que esto no sólo sucede en su país, “la experiencia histórica de América Latina está mostrando una muy mala relación entre la garantía de derechos sociales y la presencia de industrias extractivas. En la mayoría de los casos, la situación de los derechos sociales y humanos es mucho peor en zonas mineras”.

Como señala el investigador uruguayo Eduardo Gudynas, del Centro Latinoamericano de Ecología Social (CLAES), a pesar de los profundos cambios políticos continentales hacia la izquierda, los sectores extractivistas mantienen su importancia y son uno de los pilares de las estrategias de desarrollo actuales.

Cifras del falso dilema

En paralelo al gran peso de los sectores extractivos en las exportaciones y la economía nacional de los países latinoamericanos, buena parte de estos mismos gobiernos enfrentan bajos niveles de desarrollo humano, alta incidencia de la pobreza e incluso limitaciones en el acceso a la alimentación. Para algunos expertos, esto es la llamada “maldición de la abundancia”.

Como el caso de Ecuador, que exporta el 59% de su producción de hidrocarburos, tiene un 36% de pobreza y un 11% de niños desnutridos, o el de Colombia, en que el 60% de sus exportaciones la componen materias primas, suma un 31% de pobreza y un 11% de desnutrición. O sumar el ejemplo de Bolivia, que si bien desde el arribo al poder de Evo Morales ha rebajado sostenidamente sus índices de pobreza e indigencia, el 91% de sus exportaciones la siguen constituyendo commodities, registrando un 36% de pobreza y un 19% de desnutrición, según cifras de la FAO y CEPAL.

Aunque el estilo extractivista se mantenga en estos gobiernos progresistas, cabe señalar que no debe asumirse como idéntico al observado bajo gobiernos conservadores. Por ejemplo, la llegada de Morales y el MAS en Bolivia rápidamente desembocó en un cambio sustancial en la imposición tributaria y regalías de las empresas, renegociación de los contratos, y un Estado que deja de ser un mero espectador y pasa a constituirse en un actor clave para esos sectores. O si se observa el caso de Brasil, se verá también una presencia estatal más enérgica, que incluso empuja a una expansión de la empresa Petrobrás, y que ha llegado a discutir un nuevo marco legal y administrativo para el sector petrolero.

De esta forma, es posible postular un neo-extractivismo de cuño progresista (Gudynas), el que, sin embargo, no ha modificado sustancialmente el modelo de esta industria, y que por consiguiente, haya comenzado a resolver los grandes impactos sociales y ambientales a los que son sometidas las comunidades.

Un desafío mayor, que no solo basta con diversos postulados sobre el cambio del modelo de desarrollo de nuestras naciones, sino que muchas veces, los análisis no tienen en cuenta la existencia de mayorías parlamentarias -sumado a la voluntad política necesaria- que mitigue los múltiples impactos ocasionados por esta industria. Una situación que de no cambiar -menos posible aún con el alza de gobiernos conservadores en la región- seguirá haciendo común y extendida la falsa explicación dicotómica dada por aquellos gobiernos hasta hoy: extractivismo o subdesarrollo.

- postaporteñ@ 1548 - 2016-01-31 10:55:28
postaporteñ@_______________________________

Sobre el libro de Zabalza

Estaba leyendo el libro La experiencia tupamara, de Jorge Zabalza y al llegar a la página 198 recordé que en el Cantando las 40 del 22 de setiembre del pasado año, de  Gerardo Tagliaferro, Jorge Zabalza ya se refiere al Ñato y al Pepe e interpreta una de sus ya clásicas payadas, después de superar la enfermedad que durante algún tiempo lo ha mantenido alejado de los escenarios patrios.

Demás está decir que quien esto escribe ha recibido la noticia de su tan ansiada recuperación no con singular alborozo –por aquello de mi carácter, que me ha impedido participar en aquellos juegos carcelarios tan añorados por algunos, que consistían en sacudirle el culo a chancletazos a nuestro timonel- pero sí con gran satisfacción, lo que he tratado de hacerle saber por lo menos en dos oportunidades, sin haber recibido de su parte la más mínima respuesta ya que no agradecimiento, por aquello de que nobleza obliga y que lo cortés no quita lo valiente. Y como no hay dos sin tres y esperando que a la tercera sea la vencida, aprovecho para enviarle por este medio mi más sincera enhorabuena.

Pero como a todo chancho le llega su San Martín, vayamos al meollo de la cosa, para tratar de encontrar la verdad de la milanesa, intentando hallar en los profundos meandros de su iluminado pensamiento esa verdad que desde hace años dice estar a la búsqueda. No me anima más deseo que echarle una mano, porque me imagino lo que debe sufrir sin encontrarla. Porque mirá que llevás años, Flaco. Que hoy te digo una cosa, que hoy te digo otra, y así van pasando los años.

Y con los años, Flaco, por esas cosas de la memoria, que una vez te hace decir una cosa y al día siguiente otra diferente, como hace tanto tiempo que no departimos y que no pudiste acudir cuando te invitamos al Sheraton, precisamente para hablar de estas cosas que tanto nos preocupan a vos, a mí y a algún otro damnificado ¿sabés que el Pepe es el Ulpiano, no? Ahora es más conocido como el Pepe, su personaje preferido. ¡El Ulpiano, Flaco!!! Con lo pesado que era y la poca bola que le dábamos!!! Ya sé que vos no, que te lo arrimaste y le diste cobijo… un diamante en bruto, el Ulpiano…

Tengo que decirte, Flaco, que entre el libro y el Cantando me dejaste como escuchando un ruido. ¡Genial Mujica!!! ¿No te parece? Escuchando un ruido… qué bárbaro. Y el discurso en la ONU?  Bestial, como diría el viejo Julio… Los engrupió a todos, un genio Mujica. Perdoná que te llame Flaco, Flaco. Ya sé que Tambero te gusta más,  pero para mí siempre fuiste El Flaco, así a secas, dejando de lado ese complemento del apellido que vos tanto insistías en despreciar. Ya sé que eran otros tiempos, tiempos que vos aprovechabas mejor que yo, tengo que reconocerlo, trabajando en aquellos planes que tanto entusiasmaron al Ruso Rosencof y que el Bebe y el Ñato estaban empeñados en dejar terminados antes del Abuso.

¡Qué planes, Flaco! Hasta los nombres estaban bien pensados: El Tatú, el Collar, el del 72, aquel que hizo el Ñato, copiando a los argelinos y que a vos tanto te gustaba, creo que incluso más que al Bebe. Y el Hipopótamo? Bestial, si nada más que con el nombre los milicos salían corriendo.

Otro genio el Bebe… Pero al Bebe el que realmente le gustaba era el del Tatú, para politizar el campo, decía. Y vos también, ¿verdad? Y a través del Tatú imponer el Segundo frente!!!

Un capo el Bebe, Flaco, un capo. Si no hubiera sido por los contras que tuvo, que le decíamos que no había fierros, ni balas ni comida y que la gente era poca y mal preparada… Qué va!!! dijo el Bebe y se fue a los montes del Queguay, a declarar la guerra. En bicicleta, Flaco, se fue en bicicleta… Lo dice  Bolita Blixen.  Si no lo leíste, preguntale a él, ahora que lo tenés a mano. Me lo imagino al Bebe dando pedales en dirección al monte. Te acordás, Flaco, aquella anécdota que contaba el Ñato de Mujica a rueda de Francois, chupando rueda Mujica… me hubiera gustado verlo a rueda del Bebe… porque me reconocerás que a cabezón al Bebe no le ganaba nadie. Más grande que Artigas… ni perros cimarrones… con lo que hay me arreglo, seguro que dijo. Menos mal que avisó: me voy al monte…

Me lo imagino ya en el monte, organizando el ataque, dale chumbo a los milicos. Dijo Estefanell que le oyó decir que le iban a tirar hasta a las cotorras. Seguro que algún chumbo les tiró a las cotorras, porque era hombre de palabra. Se me fue el hilo, Flaco. Yo quería decirte que con Tagliaferro te noté medio bajoneado. Es cierto que Tagliaferro no te la puso fácil, con esas preguntas tan raras de los ilícitos,  las negociaciones y los códigos y lo del BPS. O eso me pareció a mí. Porque otras veces te notaba más suelto, más seguro y soltabas verdades que son de no creer, de grandes que son. Yo pienso que tenés que hablar con Tagliaferro, que los centros te los tiene que levantar más justitos. Como Aldrighi con el Ñato. Eso sí que es ajustar la mira. Y el Ñato, que como sabrás tiene más boca que calzón de vieja, contesta una cosa y la contraria. Menos mal que Aldrighi no se da cuenta y le da piola nomás, y el pobre Ñato se queda pedaleando en el aire, contándonos que a él no lo querían como al Mauro y al Negro Amodio y se termina deschavando solo, que él y el Bebe se fueron a la base para demostrar que sus planes eran mejores… yo creo que el Ñato ahí la cagó feo, ¿no te parece?. Con lo bien que venía explicándolo todo, que si no se podían parar los camiones de los milicos, que si no había varillas para los miguelitos… me lo imagino mostrándole a Aldrighi los números, los gráficos, porque hacer no habrá hecho nada, pero mirá que hablaba lindo, eh? ¿A que sí? A vos por lo menos te gustaba.

Con todo, Flaco, las respuestas tuyas son geniales. Cada vez tenés una diferente… y nadie se da cuenta, Flaco. Eso sí que es la imaginación al poder. Tenés razón lo que decís del Ñato. En el libro, digo. Y además, un desagradecido. Que se sepa, que todo el mundo se entere que si no fuera por vos, Flaco, el Ñato no sería nadie ni nada. Porque mirá que lo ayudaste, Flaco. De vez en cuando releo lo que le contaste a Hugo Fontana, aquello de las cartas al Ñato para contarle que  el Negro Amodio era un peligro, que decía que todo era un desastre y que nos íbamos a la mierda… era un contra total, lo reconozco. Y encima, un gil. Si sería gil que mientras me serruchabas el piso con la Negra Mercedes organizamos la fuga… y el Bebe me quería dejar adentro, de muestra… ahí me parece que el Bebe se equivocaba, Flaco. ¿A quién le hubieran echado la culpa? Porque tenés razón con lo del Tino (Píriz Budes): ¡si al Tino no lo conocía nadie, cómo le iban a echar la culpa a él, un desconocido!!!

Otra cosa, que te la digo por eso de la verdad, que como todos sabemos es muy relativa, pero en este asunto hay testigos, según le contó el Ruso Rosencof a los milicos, el Tino –ojo, Flaco, lo dice el Ruso, no yo- el Tino, digo, parece que no tuvo nada que ver con lo de Pascasio Báez. Dice que fue Octavio, tu suegro en las actuales circunstancias. Yo creo que no, que el Ruso se confunde de persona. Le debe haber pasado como a Aguirregaray, el que detuvo a Marenales, que lo confundió también con tu suegro. Tenía razón el Julio, ¡¿Cómo lo iban a confundir si tu suegro tiene los ojos azules y la nariz más chica!!!! Un capo el viejo… no le hace mella los años… otro que sabía un montón, de tácticas y de estrategias. Yo sabés lo que creo que nos pasó, Flaco, te lo digo sinceramente: tuvimos pocos Bebes y pocos Marenales. Yo creo que con media docena más la cosa hubiera sido diferente.

Otra vez se me fue el hilo, Flaco. Perdoname, a ver si lo retomo. Ah!, sí. Y el Mujica otro desagradecido. Porque mirá que lo ayudaste a promocionarse… si hasta fuiste del MPP. ¿Qué habría sido del Mujica si vos no hubieras arrimado los mangos a la Panamericana, eh? Nada, no hubiera sido nada. Pero hay una cosa que me parece que te estás equivocando – ojo, no lo digo yo, se lo dijo Efraín (Martínez Platero)a Tagliaferro, hace un montón de años- al Bebe lo hicieron entrar al Florida para convencerlo de parar la guerra y que se entregara, y para eso primero tenían que convencer a Efraín de que los estaban torturando y que los tenían con cadenas y todo… un angelito  Efraín, verdad? Se lo creyó y se fueron juntos con el Bebe una noche que tenían poco que hacer.

Parece, por lo que el Efraín le contó a Leonardo Haberkorn, que entre grapa y grapa se conversaron algunas cosas sin importancia, como que si se entregaba le iban a organizar una que la del Ché iba a quedar a la altura de un poroto, que Trabal de eso sabía un montón, porque parece que el asunto del mate de los soldados fue idea suya, dicen, pero yo no me lo creo. El caso es que esa noche no llegaron a nada, porque el Bebe ya sabés que era muy desconfiado, y más de los milicos, y quedó en volver en otro momento. Menudo era el Bebe. ¿Te lo imaginás al Bebe a los abrazos con Calcagno? Te lo cuento, pero creo que es mentira. Vos sabrás…

Y mirá por dónde, parece que cuando el Bebe y el Flaco salieron del Florida, por pura casualidad, habían unos milicos del SID que estaban esperando a Trabal y los reconocieron y como Trabal parece que les dijo que se iba a demorar un poco, para hacer tiempo y estirar las piernas les salieron atrás. Y mirá Flaco lo que son las cosas y las casualidades, otros milicos que también pasaron por ahí se les ocurrió lo mismo, y así anduvieron un buen rato, hasta que el Bebe y el Flaco se fueron a dormir. Por lo que yo sé, esa noche el Bebe durmió en una de las casas que tenía para él solito, que para eso era el líder. Seis, dice el Bolita Blixen que tenía. Si no me creés preguntale a él. Resumiendo, Flaco, que según le dijo Efraín a Haberkorn, parece que todo fue una trampa. Efraín no lo dice, pero vos y yo, Flaco, que conocemos el paño y manejamos las fechas como es debido, sabemos que los milicos no le pudieron tender una trampa al Bebe sin la colaboración de nuestros ex. ¿Cómo los iban a estar torturando si se reunían todos los días para los ilícitos? ¿No te parece?

Y lo de los ilícitos, otra trampa de los milicos. El Ñato le dijo a Alfonso Lessa que ellos entregaron los papeles para que no los siguieran torturando. Y Lessa se lo creyó. Otro crack Lessa. Flaco, ahora recién caigo y me pregunto cómo es posible que no nos diéramos cuenta antes: siempre nos tendieron trampas y caíamos solitos, como chitrulos –ojo: sin menospreciar, te lo digo aprovechando que lo decís vos, para que veas que admiro tu prosa-, pero resulta que  secuestramos a Mitrione, a Bardessio y preparamos el Hipólito y todo eran trampas. Sabés lo que pienso, Flaco, te la largo ahí nomás, para el próximo libro: el Abuso fue una trampa que nos tendió el Tacoma, para jodernos. Y encima le pagamos…

Yo empecé tu libro por el final, sabés. No el final final, un poco antes, para ver si valía la pena leerse todo lo anterior. Y el tuyo me gustó. El final, digo. Las dos líneas finales, esas que dicen “que esta es una historia todavía en desarrollo y que nuevas sorpresa nos esperan” me parecen sublimes. No sé si son una promesa o una amenaza, pero te pido que me reserves un ejemplar, no sea cosa que me quede sin saberlo. El libro está bien escrito, Flaco. Tanto que me parece que no lo escribiste vos, o a menos que alguien te echó una mano. Lo digo porque no es tu estilo. Yo antes te leía y me imaginaba a la gente –el pueblo armado, como a vos te gusta llamarlo- recorriendo las calles y avenidas rumbo a la plaza Independencia, enarbolando lanzas, ya que fusiles me parece que no servían, habida cuenta de lo que decís de los de la Marina. Ojo, Flaco, que eso ya lo dije yo. No sea cosa que dé a poquito termines dándome la razón.

El libro lo voy a tener que leer otra vez, porque hay cosas que no entiendo. Según vos, lo que hicimos mal, fue que descuidamos el trabajo político y nos olvidamos de las masas, creo que las llamás populares. Si no recuerdo mal, quienes decían eso eran los bolches y los patrinqueros del Mir y del MUSP y los tuvimos que echar del MLN. En cuanto puedas, explicanos cómo fue que apoyaste a quienes preconizaron lo contrario. Porque de lo que se trataba era de elevar el nivel de los enfrentamientos, no?

Otra cosa, que como verás no tiene mayor importancia: si el Ñato quiso tupamarizar a los milicos y yo quería dar un golpe de estado, y los dos estábamos en el Florida y los milicos eran los mismos: qué milicos iban a dar el golpe conmigo? Otra cosa, ya que estamos aprovecho y te pregunto: vos decís, y yo no tengo por qué dudar, que no sabés de ningún ex compa que haya participado en torturas a los detenidos por los ilícitos. Preguntale a tu suegro qué sabe al respecto, que parece que él sí conoce a alguno.

Para terminar Flaco, ahora te lo digo en serio y acabo: cuando Tagliaferro te pregunta sobre los fierros de Saúl Feldman y lo del BPS, lo de Ricardo  Perdomo y Freddy  Ardusso y vos decís que estaban en otra organización o que la estaban creando y que no eran del MLN, ¿te estás refiriendo a “la micro”, esa que Perdomo le dijo a Álvaro Alfonso que Mujica le ofreció quedarse con ella para presionar al gobierno con la lucha armada, creo que allá por 1994? Cuando hablaste de los dos demonios me hiciste acordar, pero después se me pasó.

Hasta la próxima.

PD: se me ocurrió leer la solapa del libro. Menuda sorpresa!!! ¿Así que te fuiste a Cuba con la intención de incorporarte a la guerrilla del Ché en Bolivia? Genial, Flaco. Lástima que no fuiste. Otro hubiera sido el destino de América si vos te hubieras integrado, porque seguro que el Ché te nombraba comandante y en vez de empezar a los tiros habría seguido tus consejos. Al final, va a resultar que el menos guevarista era el propio Ché, que no leía lo que escribía.

Héctor Amodio Pérez

Amodio - postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 10:17:05
postaporteñ@_______________________________

postalinas

IR…IR A LA MIERDA POR UN CARGUITO!!

Comisiones mas comisiones que hago con tantas comisiones si los desparecidos  día a día están enterrados más profundo!!

Como se ha dicho hasta el cansancio la gran mayoría de estas comisiones no solo están al santo pedo sino que también la mayoría de sus integrantes  son “usados”, son cretinos útiles del gobierno, son pantalla y pretextos para conservar, aumentar y cuidar el reino de la impunidad! siiiiii Uruguay Reino de la IMPUNIDAD!!!!

De que justicia podemos hablar  si el Pobre viejito ahora don Gavazzo está en libertad y no en el Penal!

Qué Verdad podemos encontrar cuando Macarena una diputada del IR permanentemente nos señala que su papa, el adoptivo es un buen viejito!! Cuando todos sabemos que es un cómplice de la OCOA, que sabía perfectamente que la beba que la OCOA le regalaba a su señora, venia de un secuestro y un doble asesinato,  adonde IR entonces con Macarena  y estas comisiones, sino a la misma mierda !!

Isabel W la ahora renunciante, también  integrante  del IR y en las repartijas de cargos que recibió de la senadora  Constanza Moreira  por su trabajo de rastrillo de votos fue lo que le toco. Comisión va, comisión viene Tabaré barajaba y daba,  era claro que de todas las Comisiones la mas INCAPACITADA ES LA INTEGRADA POR Macarena que hasta tiene una mae Susana Andrade

Esa es la situación de IR y los DDHH peleas por taburetes para cobrar un buen sueldo  y jugar quien va a IR mas a favor de los militares

Mientras algunos ocultan la documentación de los archivos Isabel W te hace firmar que ese documento  te lo entrega pero CONDICIONADO que es lo mismo, ambos COLABORAN PARA OCULTAR LOS ARCHIVOS Y LA VERDAD BAJO DIFERENTES MATICES LE HACEN EL JUEGO AL REINO DE LA IMPUNIDAD MILITAR

En el Partido Socialista nada menos la Dra. Mónica Xavier que fue de compras y  a pasear a Italia y de paso declaró en la investigación del Operativo Cóndor y no aporto nada,  es más VIENE DE SER DENUNCIADA en Italia por negar que un milico implicado en toda estos secuestros tenga FOJA DE SERVICIOS cuando fue quien ocupo en aquellos años nada menos que el lugar  de Trocólli!!   Para Xavier este militar es un fantasma?’ En concreto NO ENVIÓ NADA A Italia

Lo mismo sucede con gentuza como Mara Martínez que  se NEGÓ ENTREGAR ARCHIVOS a nada menos a la Fiscal Mirtha Guianze y también oculto archivos para enviar a ITALIA.

Que podemos esperar de Italia ni siquiera una tribuna de denuncias por que le han negado los ARCHIVOS  Y BUENO SOLO FALTA QUE TODAS ESTAS COMISIONES  LOS CUELGUEN EN EL BAÑO Y SE LIMPIEN EL OJETE!!

Firma un amigo de los desaparecidos!!

DDHH -Comunicado Adolfo Scilingo

REPUDIO A LAS SALIDAS DE PRISIÓN DEL GENOCIDA

La Asociación Ex-Detenidos Desaparecidos (AEDD), que participara activamente en el juicio desarrollado en Madrid en el año 2005 contra el oficial de Marina Adolfo Scilingo, por lo crímenes de terrorismo y genocidio, repudia enérgicamente las declaraciones realizadas por el Juez José Luis Castro de Antonio, del Juzgado de Vigilancia Penitencia de la Audiencia Nacional, que considera que ha habido en el genocida una evolución, un cambio de actitud al decir que pediría perdón en un formulario judicial.

Nos parece una burla cruel pensar que los tremendos crímenes cometidos y en los que participara activamente este oficial de la ESMA, puedan expiarse con un formulario firmado.

Recordemos que  Scilingo fue condenado por el Supremo español el 1 de octubre de 2007 a 1.084 años de cárcel como autor de 30 asesinatos, un delito de detención ilegal y como cómplice de 255 secuestros más, considerados todos ellos crímenes contra la humanidad.

El entonces  teniente de fragata Adolfo Scilingo  en junio de 1977, participa activamente en un vuelo de la muerte,  junto a otros oficiales y un médico introdujo a 13 represaliados de la ESMA en un avión Skyban y los arrojó en alta mar por la popa del avión, desnudos y narcotizados con pentotal. Tras drogarlos, el médico se trasladaba a la cabina para no ver cómo los arrojaban. Scilingo aseguró que mientras los lanzaba, él mismo estuvo a punto de caer al agua.

En  agosto de 1977 Scilingo en otro vuelo de la muerte, ayudó a arrojar al mar a otros 17 prisioneros. El método empleado fue el mismo que en primero.

Scilingo participó como chófer en el secuestro de una persona a mediados de 1977. El tribunal lo consideró cómplice de los otros 255 que pudieron acreditarse en la ESMA.

Scilingo en todo momento quiso sacar partido económico por sus declaraciones a los medios de comunicación  antes del inicio del juicio, pretendía conseguir el status de testigo protegido con una suerte de salario y otros beneficios e intentó por medios deplorables, la dilatación y suspensión del  procedimiento judicial, recurriendo a fingir desmayos y otras teatralizaciones propias de un ser indigno.

Scilingo es un genocida, ningún supuesto arrepentimiento puede ser tenido en cuenta para liberarle de la condena merecida por los crímenes atroces cometidos.

No olvidamos – No perdonamos – No nos reconciliamos 

30.000 compañeros detenidos desaparecidos PRESENTE!

AEDD

 

No todo está perdido

HERMOSA DEFINICIÓN

Diputadas de la CUP (Candidatura d'Unitat Popular), organización política asamblearia con peso en Cataluña, hartas de los insultos que a diario reciben por ser mujeres dedicadas a la política, defendieron su militancia en un acto público.

Allí todas dieron su testimonio y, entre ellas, Gabriela Serra se presentó con estas palabras para atesorar:

“Soy vieja, fea y gorda y quiero que se me juzgue por haber llegado a los 64 años luchando incansablemente por el mantenimiento de la vida, la dignidad de las personas y de los pueblos y la libertad y la solidaridad con el conjunto de la humanidad”.

A la distancia, un inmenso y apretado abrazo para ella. 

@juandelsur2

 Juan del Sur

 

X 1 pa' salir

Todos los indicadores apuntan a que la humanidad continuará caminando embelesada hacia el precipicio hipnotizada con las pantallitas de rayos catódicos o de cristal líquido

Como siempre, es apenas una minoría que ha tomado conciencia del caos que se avecina en el siglo que transcurre

Y bueno, es la voluntad masiva de la mayoría; pura democracia

Las masas, - cada vez + alienadas - aceptan pasivamente las políticas, las ideologías y los modelos impuestos y ni se les ocurre cuestionarlos, - y mucho - , rebelarse - ; la humanidad camina alegremente hacia su propia destrucción

 Lo único que alienta, probablemente sin fundamento, mi esperanza de reacción y salvación; son las consecuencias del inminente colapso del sistema capitalista y el gradual debilitamiento del imperio

 Cada vez, queda - tiempo: la historia se acelera y los plazos se acortan

Ya no se trata de capitalismo vs. socialismo. sino de sobrevivencia o extinción de la especie

Es aterradora la velocidad que adquirió el deterioro en Uruguay. Es claro que son muy pocos los que comparan los indicadores

Balance e inventario

La vejez es tiempo de balances e inventarios,  y - como dice Ingenieros - también mediocriza

Voy a cumplir 77, así que ya es tiempo de publicar el balance

No el individual, que poco me interesa, y que poco interesa; sino de género, del espectáculo fascinante que es la aventura humana

 Debo informar que soy 1 disidente, 1 cuestionador molesto y 1 crítico mimoso y mal acostumbrado

 Confío en que sean condescendientes y tengan la generosidad de disimular mi osadía pedante al decir que la humanidad fracasó y dio quiebra

Estos 10.000 años de "civilización" no han sido otra cosa que una carrera para rapiñar el planeta y sus recursos, esclavizar, explotar, despojar y matar semejantes; contaminando y arrasando todo, engañando y mintiendo siempre, ocultando datos y cifras. Manteniendo secuestrada y amenazada la verdad, siempre

El hombre es la contradicción de los códigos que él mismo inventó. Reverendo hipócrita, hace gárgaras con los principios y tranquiliza su conciencia refugiándose en iglesias en las que no cree, con pastores y sacerdotes simuladores que medran regiamente con los hipócritas y los ignorantes + o - crédulos

El inhumano, idiota, perverso, suicida sistema capitalista no es una casualidad; es la sumatoria de una voluntad colectiva milenaria que sintetiza y sublima la ambición material y de poder del hombre. De TODOS los hombres, independientemente de clase, educación o situación social o económica

Es cierto que se verifica un minúsculo sedimento cualitativo  que engloba idealistas, visionarios, santos y héroes; que han actuado históricamente de fermento y catalizador de esa patética humanidad doliente y le ha hecho dar saltos en calidad

"El hombre es un  bellaco", me dijo un querido amigo en una panadería de S. Paulo mientras tomábamos cerveza negra, hace unos años. Yo ya venía sospechándolo, pero no quise reconocérselo en el momento; cuando lo vuelva a ver le diré que tenía razón

A ese bellaco idiota le espera el triste destino que fue construyendo y que eligió. Una pena

MAU-MAU (Una flor y un .38 para el Bebe)

- postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 09:48:56
postaporteñ@_______________________________

¿Cómo vaciar una EMPRESA PUBLICA?

N.de la R. por error esta nota fue publicada incompleta se lo hace ahora en forma correcta

Se ha escrito mucho sobre lo ocurrido en ANCAP. La “derecha” (part. Indep., part. Color. Y part. Nacional) responsabilizan al FRENTE (que dudas caben) pero obvian informar que esas mismas derivaciones de dinero público (a sectores privados)  y “malas” inversiones, ocurrieron bajo sus GOBIERNOS

Y tuvieron abundante prontuario!!

Esto nos lleva a pensar que algo mas grave, está detrás de estos comportamientos

 Que existe “ALGO” que abarca, induce, condiciona tales procederes. Que, para empezar, la gravedad primera esta en NO INFORMAR, a sus “representados”

En el desarrollo de este articulo intentaremos exponer quien es, ESE CONDICIONADOR, PORQUE SURGE  Y QUIENES LO SOSTIENEN. EN CONTRA DEL INTERÉS DE TODOS LOS URUGUAYOS.

……

INTRODUJERON DERECHO PRIVADO Y CREARON EMPRESAS PRIVADAS “SUBSIDIARIAS” DE LA EMPRESA PUBLICA

En esto de introducir el derecho privado en la administración pública  estuvieron de acuerdo todos los partidos políticos. ¿Por qué les entro esa “comezón”?  Allí es que vemos que algo los “unifica”

Por supuesto, todo lo que hacen buscan la aceptación de la población. Hacen funcionar mal la empresa pública y esto, les sirve de excusa, para introducir, el derecho privado.  Son hábiles.  ¿Algo a agregar sobre esto?  Si ¡!!  La responsabilidad que nos cabe  como pueblo. La responsabilidad del funcionario público y sus GREMIOS.  SOBRE ESTOS DOS ASPECTOS ABUNDAREMOS.  La población que tome conciencia de la necesidad de incidir en las RIQUEZAS COLECTIVAS Y LA IMPORTANCIA QUE TIENEN.      ¿Cómo hacerlo?

Con respecto a los gremios ¡la enorme responsabilidad que surge de ser parte de una EMPRESA PUBLICA ante la población!! (No estamos enjuiciando el correcto desempeño en su trabajo.   Sino controlar  la gestión y la soberanía de los RECURSOS  PÚBLICOS)

 Al introducir el derecho privado, en las empresas públicas anularon un control que siempre fue eficaz y  sinónimo de probidad del manejo de lo público.  La “corrupción” (que lo es) se “redujo” al nepotismo  y a los ingresos y privilegios otorgados, a funcionarios públicos pero sobre la base de una juricidad  controlada

Ya el pueblo uruguayo, aceptaba estos “comportamientos”. Aspiraban, a ser “públicos”

Pero esto, INSTRUMENTADO ENTRE TODOS, ES MAS GRAVE.   En los hechos se legalizo el traslado de bienes públicos a privados y la vigencia del derecho privado, priva del control.  Hoy se “rompen las vestiduras” por lo que ocurre…y le ocultan, a la población que ellos lo habilitaron….

Por ejemplo, todas las denuncia ante la JUSTICIA que la “OPOSICIÓN” esgrime llevar “son muy mentirosas”… todo el mal procedimiento de gestión habilitado es legal…  entonces ¿Qué nos queda hacer? Se preguntara Ud. y que decimos nosotros. Lo que corresponde es anular el secreto bancario de jerarcas (¡en serio!!) y si existen depósitos que no hay forma de explicarlos, ser encarcelados…

Con respecto, a esto último nosotros queremos consignar que esto es parte de una estructura de poder que tiene sus mecanismos de defensa. Es decir, lo más lejos de nuestros propósito, es sembrar  falsas expectativas… aparte de combatir la corrupción nos interesa que el desempeño de nuestras empresas publicas sea el mejor y que cumpla con el objetivo de brindar servicios (que son derechos humanos, como acceso a energía eléctrica, comunicaciones, “agua potable”, etc.) y no privatizarse  y a que el acceso a  esos servicios dependerían del poder adquisitivo de los uruguayos…. Que sea la empresa pública, sinónimo de bienestar para nuestro pueblo, dependerá de su organización y que contenido, clasista y popular, asuma el movimiento obrero.

Que no se conforme con cobrar, “que no cotice en bolsa” y como dice la canción  carnavalera  “que no se olvide es parte de ese pueblo”…   ” cotizando en bolsa”

Lo que se anda “cocinando” mucho tiene que ver con esto… hoy se está cotizando en bolsa y se venden “acciones” de las EMPRESAS PUBLICAS…

 ¿Se hace esto en forma oculta?   No. Comunicación en “los grandes medios de manipulación informativa (te ponen lo que ellos quieren).      A “la vista” de todo el mundo….

¿Era necesario?   No.   ANCAP (año 1931). U.T.E.  y O.S.E. muchas décadas antes. Las empresas públicas, su servicio es cubierto por  el pago puntual de los uruguayos. ¿Viable? Totalmente. Décadas de viabilidad.   ¿Cataclismo? Ninguno

 ¿Entonces? ¿Por qué el cambio?  La intención es una sola y compartida por todos los partidos políticos, con representación parlamentaria, excepto la unidad popular/lema asamblea popular. Debemos reconocer que, a corto plazo, la ideología del gran capital (imperialismo, empresas transnacionales, capital especulativo/casino y otras “yerbas”) no molestan a gran parte de nuestra población

…………

¿Cuál es la intención?   ENTRE OTROS Trasegar recursos públicos a INSTITUCIONES PRIVADAS

 ¿Esto es negativo?   Esto es de una enorme gravedad. Que haya posibilidad de que esto prospere, tiene mucho que ver  con métodos de lucha que sembraron expectativas en instrumentos (muy útiles) como los plebiscitos. Pero que, no previnieron la posibilidad de que no fueran respetados

Eso fue lo que ocurrió. Esto nos deja una población desengañada, sin perspectivas, desconfiada y renuente a la organización y participación. Crecimiento del “apoliticismo”. Todos “los políticos” sembraron expectativas que “no fueron”. Nosotros nada de esto podemos repetir. Estuvimos, ahí y algo de responsabilidad nos cabe.      No hay salidas si no hay organización CIUDADANA Y POPULAR. NO ES POSIBLE enfrentar enormes intereses “enquistados “en el aparato estatal sin un pueblo organizado. Por centenares de miles. Una organización por EMPRESA. Una organización por BARRIO. La seguimos. Avisar, avisamos

---

Difícilmente, los privados lleven agua a lugares alejados y de escaso poder adquisitivo. De  ser una empresa privada U.T.E. difícil que  98% de la población tuviera acceso a energía eléctrica. Hoy, la tiene

En próximas entregas, refrescaremos la enorme joda que fue URAGUA Y AGUAS DE LA COSTA, en Maldonado.  El papel de blancos  colorados. Del B.M. y  del F.M.I.

¡ ¡ claro!! Si estarán todos en la misma. En ¡diez años! El agua podrida. ¿Soluciones? “la de ellos”. El cuento, ya repetido “no hay dinero”. Ahí, aparecerá el “cangrejo”

Todo esto demuestra que, una de las grandes carencias a corregir es, la inexistencia de organización popular. De una mínima capacidad de incidencia. Desde un punto de vista popular. Parte, se explica, porque “flotamos”. Es decir, no estamos bien, pero…..” la vamos llevando, podría ser peor…” hay egoísmo. Nuestro Uruguay es un EDÉN. PERO, NO ES PARA CONFORMARNOS Y AGUANTAR…

………

Ahora ¿Qué está ocurriendo?  Para una mayoría muy grande de la población se le está haciendo difícil pagar la cuota mensual de energía eléctrica. Esa población que quiere: “que baje” Si los grandes medios de manipulación de la noticia y “ la información", condicionan que lo mejor es agregar y hacer “inversiones”, con privados.Lo aceptan

En ese aspecto, el gremio de AUTE ha hecho muy bien ,en denunciar que es posible bajar la tarifa domiciliaria. Que las tarifas para los grandes capitales, o grandes consumidores son más baratas y que tienen muchas exenciones y no pagan. Que en la industria el gasto en electricidad es de un 0,4% de su facturación total. Que el promedio domiciliario es de 4%. Para los sectores sociales, de menores ingresos, la tarifa eléctrica es, un 10% de sus ingresos!! ¡un diez por ciento!!

Este sector mayoritario que sufre esta tarifa abusiva, que DESINFORMADO “pide cambios”

 Lo que sea,” que baje”. Distintas “explicaciones”. Los famosos “contadores”.

¿Tiene razón?  DE SOBRA. ¿Algo anda mal?  No hay dudas.

………….

 ¿Por qué se están imponiendo estas políticas?  El Uruguay ha contraído una enorme deuda externa totalmente innecesaria. ¿Innecesaria? Si. Actual desarrollo institucional, productivo, industrial, comercial, financiero, y el desarrollo estatal  para nada CONDICIONAN contraer deuda externa.    ESTE TEMA ES Crucial. Nación o colonia

  En el año 1950 URUGUAY acepta un primer préstamo, del BANCO MUNDIAL. En el año 1959, se firma la PRIMERA CARTA INTENCIÓN CON EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL. Este organismo, ya tiene como agravante, que exige monitoreo (sobre las finanzas públicas) a los países que contraen “prestamos”

De estos préstamos innecesarios ¿qué sector económico, aparte de los políticos entreguistas, puede recoger beneficios?  Los exportadores.  La oligarquía de los exportadores. ¿Cómo? Los que hacen la “COMPONENDA”, SABEN DE SU FUTILIDAD. Inutilidad. Los oligarcas financieros (externos) lucran con la deuda.

   Los oligarcas locales “exigen” , como recompensa el ingreso de sus productos con colocación privilegiada (frigoríficos, grandes estancieros, citrícolas, etc.) En realidad, pequeños porcentajes, como “la cuota Hilton “y otros. La oligarquía cobra “el mandado”. Esas cuotas, hasta hoy y por siempre, son mínimas. No significan más producción, ni más empleo Simplemente un ingreso extra, que acrecienta sus ganancias,  a la oligarquía. Estas cosas, desconoce nuestro pueblo y debería conocerlas. Los partidos que el vota si lo saben y sirven  a los que están “EN LA COMPONENDA”

……………………

¿INNECESARIA? Si el Uruguay con otros gobiernos. Puede emitir dinero, en pesos uruguayos. ¿Es posible? Si!! ¿Cómo?  En qué situación ¿ se hace difícil EMITIR DINERO?  SI EL PAÍS no tiene estructura industrial.  Si no tiene infraestructura ociosa. No es el caso URUGUAY tiene inutilizado, gran parte de su parque industrial. Si el país no tiene población desempleada. Lo contrario, el desempleo creció.  Existe ENORME potencial, de trabajo. Para empezar.  Cincuenta mil empleos calificados se han perdido el último año. Para empezar

 Otro tema,( de futuro tratamiento) es el porcentaje de desempleados, con menor o mayor capacidad, de inserción laboral

 Por lo tanto en URUGUAY es posible EMITIR, en pesos.

¿Cuánto? Es posible hacerlo, entre un 2 a 3% del P.B.I.(el valor de toda la producción hecha en el país). El uno % equivale a cinco mil millones de dólares. La emisión será el equivalente en pesos. Tres por ciento (3%) equivale a Ciento cincuenta mil millones de pesos ($ 150 000 000)

 Se puede repetir, en esos porcentajes, por dos años.   Estas inyecciones de dinero, van acompañadas de planes de inversión y de empleo. Puede (un porcentaje) servir a dar partidas fijas (no porcentajes) para mejorar jubilaciones más bajas. 

 Si habrá posibilidades. Entre tantas cosas, si será necesario ORGANIZARSE PUEBLO.    Se imaginan a los empresarios  y comerciantes  REMARCANDO.   SUBIENDO LOS PRECIOS.

Lo otro es, seguir viviendo lo que se ve venir…

Acá ya hay una serie de puntos para pensar.   Insumo, para analizar y discutir.   Se compartirá o no. En la próxima entrega, daremos información como se “invirtió” en ANCAP,  para perder.

De la sobrefacturación y el direccionamiento  de a quien beneficiar.  No es casualidad, que sea TEYMA,(subsidiaria de AbengoaQUIEN SE ADJUDIQUE  TODAS LAS LICITACIONES.    El “affaire” Abengoa , a nivel mundial, marca de donde surgen las directivas. Abengoa, dejo un tendal y deudas por  veinte mil millones de euros (20 000 millones) y se declaro en quiebra.    Acá, los gobernantes asumen lo de TEYMA que es una subsidiaria.  En la “oposición” esto no preocupa.  ¿Por qué?   

   ……………………

De “aventuras” iguales en gobiernos blancos y colorados.  Habrá una reseña, de “inversiones”, como gasolineras en Argentina. Mostrar como la propia DICTADURA  fue pionera en esto de tirar dinero y endeudarnos

Multiplico diez veces, la deuda externa.  Perdieron más de 50%  de  poder adquisitivo,  los trabajadores.   En ROCHA, estuvo  el  ” fenómeno “ASTRA que, para cientos fue mejor ingreso

¡!Qué tarea difícil!! La de la unidad popular. Estamos en una coyuntura de “confusiones”. El juego “de la mosqueta” es útil, al partido único al servicio del gran capital.  Grandes sectores de nuestro pueblo, de ingresos bajos, en actuales circunstancias, se endeudan en dólares. Para comprar un cero km.  ¿Qué explicación?  Son “arrollados” por la propaganda.  No se logran liberar  de estas sociedades de “solos”.  Buscan en lo tecnológico, una “compañía”. Todo esto merece un análisis y posibles planteos concretos tendientes a minimizar, el daño.  Creemos, no ser nosotros, los equivocados

 Aclaramos, es necesario el mayor confort para el trabajador. Hay que estudiar, el motor a agua. Hidrogeno.  Creemos que el ser humano, tiene derecho a mayores comodidades. Son posibles. No, con actuales ingresos. Es decir, no es aconsejable, comer mal, vivir esclavizado para tener,” un chiche”…. 

  Nosotros, contribuimos desde el ANDRESITO ARTIGAS,  de Rocha  LISTA 8 .   DENTRO Del  ESPACIO FEDERAL ARTIGUISTA

Julio De La Llana - postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 07:59:56
postaporteñ@_______________________________

Víctor Hugo: vivir ocultando el pasado es un infierno grande

YO NO TRATÉ CON MILICOS,...NUNCA TUVE NI UN CONTACTO,...SÓLO JUGABA DE CINCO,...EN DEPORTIVO...!!! DE FACTO !!!"…

Salú

Walter Artola

 Vea caricatura

http://oi64.tinypic.com/rj30xx.jpg

---

El Informante blog de  Leonardo Haberkorn 13/1/16

En una de sus verborrágicas diatribas contra Relato Oculto, a Víctor Hugo Morales se le escapó decir que había creído que tendría más fotos suyas con militares. Ahora sé por qué lo dijo.
En base a distintas pistas que los lectores me han ido acercando, he podido confirmar dos novedades respecto a Morales. La primera es que sus relaciones de amistad y compañerismo con personal militar durante la dictadura no estuvieron acotadas al batallón Florida. La segunda es que a fines de los años 90 el relator deportivo impidió que se publicara una biografía realizada por uno de los más prestigiosos periodistas uruguayos, para que no se recordaran aspectos de su vida que en ese momento consideraba inconvenientes de rememorar.

Donde calienta el sol

Además de la intensa vida social que desarrolló en el batallón Florida y con sus integrantes en la noche montevideana durante 1975, 76 y 77, tal como lo documenta Relato Oculto con once testimonios de personas que lo atestiguan con nombre y apellido, tres de ellos de civiles, además de fotos y la grabación de un discurso suyo en ese cuartel, Víctor Hugo Morales también frecuentó otras unidades militares durante la dictadura, entre ellas el batallón 13 de Infantería del Ejército.
Su concurrencia a este cuartel se prolongó durante dos o tres años, entre 1976 y 1979, según estimaron las fuentes consultadas. Víctor Hugo, con el equipo de Canal 4 eran infaltables participantes de unos campeonatos de fútbol cuadrangulares que se realizaban en ese cuartel, y que siempre terminaban con un asado de camaradería convocado con el pretexto de entregar los premios. Tales festejos se celebraban en una barbacoa ubicada dentro del predio militar que era conocida como el Rancho 12.
Allí también todos los viernes se celebraba una comida a las que en ocasiones también asistía Víctor Hugo Morales y otras figuras de Canal 4, como el periodista Imazul Fernández.
Según recuerda el hoy general retirado Mario Aguerrondo, jefe del Batallón de Infantería 13 en esos años,  Víctor Hugo “iba a jugar al fútbol y también alguna vez fue al Rancho 12, donde se hacía un almuerzo todos los viernes. Era amigo de los oficiales. Aunque yo no participaba de los campeonatos de fútbol, más de una vez lo vi en el batallón”.
“En una reunión social de la que participó me acuerdo hasta hoy de ver a Víctor Hugo comentando que se iba a casar con una muchacha de 16 años. Me impresionó por la edad de la muchacha, supongo que por eso me quedó grabado”, dijo Aguerrondo.
Víctor Hugo se casó en 1978, según relató su esposa en una entrevista publicada por la revista Para Ti el 3 de julio de 2006. Allí cuenta que conoció y se enamoró de Víctor Hugo en una clase de inglés cuando tenía 14 años.
El segundo jefe de la unidad en aquel entones, el hoy teniente coronel retirado Eduardo Gre, un experto tirador que ha representado a Uruguay en campeonatos mundiales y Juegos Panamericanos, también recuerda al relator. “Aquellos campeonatos de fútbol se hicieron por lo menos durante tres años. Víctor Hugo participaba siempre. En una de las entregas de premios se sacó fotos poniéndose nuestros correajes”
El correaje es el cinturón del uniforme militar en el cual se colocan el sable y el revólver.
Gre, que en aquellos años tenía el grado de mayor y en 1981 decidió dejar la carrera militar en busca de otros horizontes profesionales, recuerda que, además de Canal 4, otros dos de los participantes en aquellos campeonatos eran la Contaduría General de la Nación y el propio Batallón 13 de Infantería.
La elección de los participantes no era casual. La Contaduría era la oficina que liberaba el dinero para pagar los sueldos y venía bien confraternizar con sus integrantes. Respecto a Canal 4 las implicancias son obvias.
Aguerrondo y Gre señalaron que el nexo de su unidad militar con los equipos invitados a participar de aquellos amistosos torneos cívico- militares era el entonces capitán Mario Frachelle, hoy coronel retirado, quien hizo saber a través de un allegado que prefería no hacer declaraciones.
La presencia de Víctor Hugo Morales en el 13 de Infantería fue confirmada por otros dos oficiales de aquel momento. Freddy de Castro, que revistó en esa unidad como teniente entre 1975 y 77, y luego en 1979, recuerda haber visto varias veces al relator de fútbol.
“Lo conocí allí. Eso lo declaro hasta en el Tribunal de La Haya”, afirmó. “Era un bohemio, un pesado, un hombre de la noche. En aquellos años el sol calentaba para ese lado y se acercaba allí. Hoy el sol calienta para otro lado y se acerca a Cristina”.
También el hoy coronel retirado Mario Cola Silvera confirmó la presencia de Morales en el 13 de Infantería: “Jugaba al fútbol con nosotros, sin ningún titubeo, no había dictadura ni nada. Es un mentiroso. Pero no quiero ni recordarlo. De esto no quiero hablar más nada”.
El Batallón 13 de Infantería, ubicado entonces y hoy sobre avenida de las Instrucciones, ha sido denunciado como un centro importante de detención y torturas durante la dictadura por lo cual se ganó el mote de “Infierno grande”. Se lo vincula a la Operación Morgan, iniciada en 1975 contra el Partido Comunista, en el marco de la cual desaparecieron o fallecieron una veintena de militantes de esa organización política.
Aguerrrondo declaró, tal como ha señalado otras veces, también en la Justicia, que su unidad no participó de la Operación Morgan. Sostuvo que los comunistas apresados fueron encerrados en un predio lindero a su batallón, perteneciente al Servicio de Material y Armamentos del Ejército. “Era otra unidad. Había un coronel a cargo, el coronel May. No tenía que ver con nosotros. Siempre me quedó la espina de saber por qué llaman Infierno al 13”.
Gre dijo que el Batallón 13 se limitaba a brindarle la custodia perimetral a sus vecinos del Servicio de Material y Armamento.

Biografía prohibida

 En setiembre de 1998 la revista Guambia publicó una entrevista a Víctor Hugo Morales. El relator deportivo había llegado a Montevideo a presentar su libro Un grito en el desierto. Respecto a futuras obras, en la entrevista Morales dijo:
“No pienso escribir hasta el año que viene, porque no le puedo salir al cruce a un libro que va a sacar César Di Candia sobre mí. Una cosa insólita”.
Sin embargo, han pasado 14 años desde entonces y el libro de Di Candia sobre Víctor Hugo nunca se publicó.
No hay que presentar a César Di Candia, uno de los periodistas más respetados y prestigiosos del Uruguay. Supongo que Víctor Hugo Morales no podrá decir que es derecha ni que está comprado por Clarín. En el escritorio donde trabaja Di Candia, en el fondo de su casa, abundan las fotos de Zelmar Michelini y Líber Seregni.
La relación entre Di Candia y Víctor Hugo Morales comenzó mucho antes de aquel libro que nunca se publicó.
En 1979 Di Candia era el editor de Ediciones de la Plaza, el sello editorial del diario El País. Los dueños del diario le habían dado ese puesto porque temían emplearlo como periodista dadas sus ideas y la censura reinante. “Me dijeron que no podía escribir ni siquiera la leyenda de una foto”, recuerda el reconocido entrevistador, autor de numerosos libros.
Fue Di Candia quien le sugirió a Víctor Hugo que escribiera El Intruso, su primera autobiografía, en la que cuenta su enfrentamiento con los dirigentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, la prohibición que estos le impusieron en 1978 de entrar al estadio a relatar los partidos y la casi inmediata rehabilitación decretada por el gobierno dictatorial.
“La dictadura, en una reunión del gobierno en Rivera, lo salvó de una especie de cese de funciones a la que lo había condenado la AUF”, recordó Di Candia. “Jamás de los jamases la dictadura lo persiguió”.
Veinte años después de aquellos acontecimientos, Di Candia comenzó a escribir una biografía de Víctor Hugo Morales, con su colaboración y aquiescencia. La obra sería publicada por la uno de los sellos de la editorial Santillana.
“Viajé muchas veces a Buenos Aires a entrevistarlo. Estuve varias veces en su hermoso apartamento de Belgrano, en un piso muy alto, desde donde se ve incluso la costa uruguaya. Hablamos mucho y me contó un montón de cosas. También entrevisté a familiares, amigos, a sus maestras de la escuela, conversé con muchísima gente”.
Di Candia además consiguió un material muy valioso: una valija con todas las entrevistas que le habían realizado a Morales desde que había llegado a la Argentina, lo que le permitió organizar el libro en dos partes: la biografía en sí misma y un apéndice con opiniones del relator sobre los temas más variados.
La sorpresa llegó cuando terminó de escribir el libro. Di Candia le entregó el original a Santillana y la editorial se lo mostró a Víctor Hugo Morales.
“A él no le gustó que yo tomara algunos pasajes de El Intruso y los incluyera en la biografía. Eran cosas que él mismo había escrito y contado en su propio libro”, rememoró el reconocido escritor, uno de los mejores entrevistadores que ha dado el Uruguay.
Según recuerda el periodista, los pasajes tomados de El Intruso que molestaban a Morales eran aquellos que narraban que, cuando era joven, se colaba en cines y espectáculos varios, y robaba objetos diversos de los comercios en su pueblo. (Esos avatares están relatados en el capítulo 2 de Relato Oculto, tomando como fuente El Intruso y una entrevista realizada a Morales por el propio Di Candia en Búsqueda, en 1987).
Víctor Hugo Morales dijo que si esos pasajes no eran eliminados del libro, el libro no podría salir a la venta.
“Yo le respondí que no iba a sacar absolutamente nada, porque todo era cierto, tan cierto que él mismo lo había escrito”, recordó Di Candia.
La editorial presionó buscando que se llegara a un acuerdo, pero las posiciones se mantuvieron incambiadas. Víctor Hugo Morales sostenía que no era conveniente para su figura que se recordara lo que él mismo había escrito años atrás. Finalmente el libro nunca se publicó y a Di Candia se le pagaron algo más de 2.000 dólares a modo de compensación por el trabajo realizado.
“Era poco dinero tomando en cuenta que se trataba de un libro que podía haber hecho mucha plata”, relató.
La historia que cuenta Di Candia es valiosa porque retrata a un personaje que siempre está retocando su pasado, ocultando y borrando partes de su vida según su conveniencia presente. Apelando incluso a su poder de censura para frenar la publicación de un libro que solo citaba lo que él mismo había escrito antes.
Borrar el propio pasado e inventarse uno nuevo puede parecer fácil. Pero vivir pendiente de que el invento no se desmorone es una carga muy pesada. Un verdadero infierno grande.

Publicado en el semanario Voces, el 13 de setiembre de 2012.

Ver nota completa original

http://www.voces.com.uy/articulos-1/victorhugomoralesvivirocultandoelpasadoesuninfiernograndeporleonardohaberkorn

- postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 07:27:15
postaporteñ@_______________________________

La Izquierda y el Kirchnerismo en la era Macri

Razón y Revolución 29/01/2016

Paradójicamente, cuando parecía que el kirchnerismo iba a dejar de ser un problema para la izquierda, acorralada durante una década por las ilusiones reformistas de la pequeña burguesía argentina, el régimen derrotado en las urnas por Macri es el responsable de mayores conflictos y contradicciones que antes. Aunque no sabemos si se tratará de una enfermedad temporal o de una de tipo crónico, es necesario aclarar la situación ante el peligro del retorno de un error histórico. Empecemos por plantear el problema.

El pasado de una ilusión

La ilusión más poderosa que recorre las filas de la izquierda argentina hoy es una que ya causó estragos en la historia de quienes pretenden construir otra sociedad en este país. En efecto, la esperanza de los partidos del FIT, del MST, del Nuevo MAS y de casi todo el resto, es la de suceder al kirchnerismo, o si se quiere, heredarlo. Esa perspectiva dominó, otra vez, a casi toda la izquierda durante por lo menos sesenta años. Ya sea que se le declarase terminado por ausencia de su líder exiliado, por un agotamiento “generacional”, por el abandono de sus “tareas históricas”, o por el deceso de Perón, la izquierda argentina, con escasas y honrosas excepciones (el PRT-ERP, por ejemplo), vivió pensándose no en relación a un programa y unas tareas inmediatas dictadas por la realidad, sino como un apéndice de un movimiento social que dirigía otro. Las variaciones tácticas conformaron un abanico enorme, empezando desde la simple conversión (el peronismo es la revolución), hasta la independencia formal más rabiosa pero expectante (vamos a demostrar que somos más combativos y que recogemos las banderas que el peronismo abandona). En el medio, muchas variantes, desde el entrismo “bajo la disciplina del General Perón”, hasta la teoría del “entorno”. Todas estas posiciones presuponían que:

1.     El peronismo era un movimiento social vasto y enraizado en la población;

2.     Representaba un programa político adecuado a la situación de su emergencia;

3.     Cualquier transformación social en el país pasaba, necesariamente, por el interior del peronismo;

4.     Los obreros no discuten política, luchan.

El primer presupuesto resultaba discutible en el inicio del fenómeno. En efecto, hasta el mismo Perón se sorprendió de una victoria que incluso en un primer momento pareció estar del otro lado. La idea de que el partido de izquierda más grande de la historia argentina, el PC, un verdadero partido de masas, con una trayectoria de combates de clase de primer nivel y con el respaldo del primer Estado Obrero del mundo, tenía que claudicar ante un coronel recién llegado, es absurda. Es leer la historia anacrónicamente. En ese momento, si Perón tenía o no respaldo de las masas era una incógnita. El error del PC no fue no apoyar a Perón, sino marchar detrás de la Unión Democrática. Dicho de otro modo, aliarse con un partido claramente patronal. Desde una candidatura propia hasta la “prescindencia”, había mucho para hacer sin claudicar. Desde un punto de vista trotskista, la política de Frente Popular selló su fortuna. Sin embargo, más determinante fue la errónea lectura de lo que estaba formándose frente a sus ojos: en lugar de observar allí que sus sueños “frentepopulistas” se estaban haciendo realidad (eso y no otra cosa es el peronismo), prefirió ver el ascenso del fascismo (error que no cometieron muchos de sus militantes, que se enlistaron rápidamente en las filas del naciente “justicialismo”). En lugar de percibir una batalla de clase, vio una confrontación “democrática”. En el fondo, la pérdida de la perspectiva de independencia de clase conquistada durante la etapa anterior (el período “clase contra clase”) arrastró al PC hacia su derrota.

A partir de allí, el peronismo se construyó como un movimiento social “peronista”. Es decir, el propio Perón debió conquistarlo para su hegemonía. De allí la represión a las tendencias sindicalistas y a cualquier tipo de oposición interna. El peronismo no nació el 17 de Octubre, sino mucho después. Como sea, desde el inicio de su segundo mandato resultó claro que el peronismo era ya una realidad en las masas, algo que solo la izquierda “gorila” (el Partido Socialista y algunos sectores del anarquismo, entre otros), persistía en negar. El “gorilismo” consistía en eso: en negarle al peronismo una carnadura real en la clase obrera, reducirlo a una fantasmagoría ideológica resultado de la “dádiva” por un lado, y la “ignorancia” por el otro. Perón era un demagogo sin programa y la clase obrera una masa sin cabeza. Rechazando, correctamente, esa perspectiva, el resto de la izquierda (desde el PC hasta el trotskismo, pasando por todas las variantes nacionalistas) se embarcó en una “relectura” del peronismo que desembocó en la creación del “Síndrome del 17 de octubre”. Es decir, en la convicción de que la izquierda debía purgar su “error” histórico (el apoyo a la Unión Democrática) con una larga serie de pleitesías y abluciones.

El tiempo pasó y la izquierda argentina vio desaparecer al peronismo delante de sus ojos sin que se produjera ningún “traspaso” histórico. Lo que sí se vio en todos aquellos que “jugaron” al peronismo, fue el resultado contrario: todos terminaron fagocitados por Perón, privando a la clase obrera de una alternativa. El asunto llegó hasta la tragedia: basta pensar en la cantidad de compañeros asesinados “justicialistamente”, que gastaron su vida en el “luche y vuelve”. Construyeron con su propia actividad a su propio asesino. Parece que de esa experiencia no hemos aprendido nada. La izquierda argentina tiene una debilidad congénita con el bonapartismo

La vinculación de este proceso con el actual “post-kirchnerismo” es hasta cierto punto exagerada. Lo que vuelve a esta izquierda más ridícula que aquella. Porque el peronismo era un fenómeno social real, no un simple invento desde el aparato del Estado, como La Cámpora. En aquel entonces, competir con el peronismo era hacerlo con un organismo vivo, de combate. Tras la caída de Perón, la “columna vertebral”, el movimiento obrero, tuvo siempre un ala conciliadora, burócrata, y una anti-burocrática, combativa. Pero La Cámpora no es más que un conjunto de “militantes” rentados solo unidos por las agencias gubernamentales. No ha combatido nunca. No nació de ninguna lucha. Ni siquiera ha probado ninguna predisposición a luchar, a pesar de que los están expulsando de todos lados. Pretender “heredar” al peronismo era pretender quedarse con un cuerpo combativo, contradictorio, pero combativo, burgués, pero combativo. Pretender “heredar” al kirchnerismo es la farsa de una tragedia. El PTS ya esperaba hacerlo en las PASO y, de hecho, lo consiguió, ganando las internas con los votos de la “combativa” Mendoza. El PO se rindió ante el hecho y, tras prometer una campaña “obrera y socialista” para la primera vuelta, promovió al “joven” Solano como contrapeso de Del Caño. Terminada la demagogia electoral, donde un frente de “trotskistas” no mencionó el socialismo una sola vez, caído el kirchnerismo, uno pensaba que empezaba otra época. Pero no, todo se profundizó para peor: ahora el PTS pone sus medios de comunicación al servicio del kirchnerismo (véase La izquierda diario e Ideas de Izquierda), mientras un PO completamente a la deriva no sale todavía del impasse en la que lo sumió la derrota del “hombre viejo” frente al “niño bonito”.

El PTS ya había comenzado su acercamiento al kirchnerismo en provincia de Buenos Aires unos años atrás, cuando se votó la ley de jardines maternales y en la defensa del Plan Fines II. Incluso se diría que antes, al definirlo como un gobierno “reformista”. Ahora, pretende enfilar a toda la izquierda en una defensa sin crítica del kirchnerismo frente a la “nueva derecha” macrista. Se llama, solapadamente, a un frente único con La Cámpora, en la esperanza de que cuando quede claro que no está dispuesta a luchar, sus “bases” (a las que nadie ve por ningún lado, salvo que se tome por tal al grupito que sigue a Kiciloff en Parque Centenario) se harán trotskistas. Hay, entonces, que tratarlos bien. El PO no desentona en relación a esta lógica, igual que Izquierda Socialista. El Nuevo MAS se suma ahora a este grupo de “kirchneristas del día después”, con pasión renovada, demostrando que de “nuevo” no tiene nada, salvo el hecho de que todos, hoy por hoy, se han vuelto morenistas. En defensa del viejo Moreno, estos son su farsa…

Esta claudicación de la izquierda frente al kirchnerismo tuvo un ejemplo más claro y reciente en las discusiones sobre las acciones a seguir por la libertad de Milagro Sala. El PTS, junto con el NMAS, el MST y la TPR fueron de cabeza a la marcha convocada por el kirchnerismo. Además de ser una muestra de claudicación política, la movilización sirvió para medir el caudal militante de La Cámpora: nulo. Si la izquierda se juntaba toda, en esa ocasión faltó sin aviso el PO, hubieran duplicado las huestes camporistas. El PO dio gala de “independencia” política declarándose incapaz de organizar un acto propio pero criticando a los que fueron. Ahora el partido de Solano se siente más cómodo en la nueva marcha organizada por el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia porque no la convoca el kirchnerismo. Pero las consignas de esta nueva marcha son kirchneristas. No importa que se confluya en un solo espacio, se marche por separado o en un día distinto. La “independencia” política está en las consignas con las que se marcha. Las consignas resumen un programa político. ¿Cuál es el programa político de esta nueva marcha? Igual que la anterior: libertad a Milagro Sala. Es cierto que se agrega que se marcha contra las leyes “represivas” y contra la “criminalización” de la protesta, consignas que no están del todo mal aunque son confusas: todas las leyes son represivas (sería mejor ser más precisos en este punto) y la protesta está ya criminalizada (existen normas que la penalizan, hay que pedir que sean abolidas)

Pero sin una delimitación de la política de Milagro Sala, es decir, del kirchnerismo, no existe independencia política, se marche cuando se marche.

En efecto: pedir la libertad de alguien porque se le aplica una norma que puede usarse no solo contra un revolucionario sino contra cualquier honesto luchador, sin aclarar que este no es el caso, es lo mismo que declararlo en tal sentido. Al no decirse que Milagro Sala se dedicó a explotar obreros, engrosó su fortuna personal, reprimió a compañeros, es sospechosa de tener en su organización asesinos de militantes, formó parte del aparato de control y represión del kirchnerismo, se ha proclamado jefa de la barra brava de Gimnasia de Jujuy y se la acusa de relaciones con el narcotráfico, se la está limpiando de todas estas acusaciones y se la reivindica como una compañera de lucha. Y de paso, se está haciendo lo mismo con todo el kirchnerismo. Es solo cuestión de tiempo que la reivindicación se extienda a Aníbal Fernández o a Milani, porque después de todo ya se apela a la conducción de Cristina y Scioli (¿qué otra cosa es, si no, pedirles que se pronuncien?). Por decir esto en el acto organizado por el kirchnerismo, nos agredió el Movimiento Evita. En el Encuentro, se nos rieron en la cara cuando planteamos esto y otras cosas, entre ellas, rechazar las cooperativas y pedir el pase a planta permanente de todos los desocupados, a pesar de que estábamos entre gente supuestamente de izquierda. Esta voluntad de no desmarcarse del kirchnerismo esconde mucho más que un error oportunista

La continuidad de un déficit programático

Los papelones que hemos visto realizar a los partidos del FIT en este último tiempo, se podrían explicar por remisión al estado de conciencia de la clase obrera. Indudablemente, hay algo de cierto en el asunto, toda vez que una clase que se orientara francamente en sentido revolucionario repudiaría este tipo de conductas y elegiría otra dirección. Pero un razonamiento de ese tipo tiende a hacer inútil no solo al partido sino todo tipo de organización, puesto que cuando la clase “quiera” podrá realizar lo que quiera. Es un presupuesto falso, que tiene, además, la “virtud” de descargar a la izquierda de toda responsabilidad y justificar todas sus miserias. Pero el partido es parte de la clase. Es más, por inútil que sea, es su parte más consciente. De modo que lo que haga o deje de hacer no puede no tener consecuencias. Si la vanguardia está confundida, ¿cómo puede el resto ser responsable?

Por el contrario, creemos que los partidos de izquierda cometen errores y que esos errores tienen consecuencias, desde las más leves a las más graves. Y tales errores no se limitan al “reflejo” de las condiciones de conciencia de las clases. Y aunque así lo fuera, hay que explicitarlos y combatirlos. Formamos parte de una tradición, el marxismo, que se fundó como respuesta al utopismo, defendiendo su carácter científico. Es decir, que otorga a las ideas un lugar en la lucha. Podrían aportarse otras razones y otras fuentes de explicación a las taras de nuestra izquierda revolucionaria, desde las sicológicas a las generacionales, pero en lo que a nosotros nos compete, las que provienen de una equivocada concepción de la realidad son las más importantes.

A nuestro entender, la actual recaída “peronista” de la izquierda argentina, se sustenta en los siguientes errores conceptuales:

1.     Nacionalismo

2.     Espontaneísmo

3.     Oportunismo

4.     Anti-intelectualismo

5.     Sindicalismo

6.     Parlamentarismo

7.     Narcisismo

Nacionalismo

Por empezar, la izquierda revolucionaria argentina comparte con el peronismo mucho más de lo que cree. No sería muy difícil argumentar esto frente al guevarismo, al maoísmo o el estalinismo vernáculo, aunque pareciera inapropiado para el trotskismo. En realidad, éste último es tan nacionalista como los anteriores. Heredaron de Trotsky una fórmula que repiten sin pensarla demasiado, según la cual la Argentina es un país semicolonial y dependiente, donde, por lo tanto, no se han completado las tareas nacionales. De modo que hay un déficit de la nación que sería completado por la acción del proletariado en la revolución permanente. Pero la Argentina no es un país donde las tareas nacionales estén inconclusas. Cuando se les pregunta a los trotskistas argentinos cuáles son las tareas pendientes, no saben qué contestar. En el mejor de los casos aluden a las Malvinas, como si ese fuera un problema nacional, es decir, a la altura de la ocupación inglesa de Irlanda y la imposible unidad territorial polaca en el siglo XIX, o la situación de palestinos y kurdos en el siglo XX. Por el contrario, la Argentina no sería distinta de lo que es hoy, con Malvinas o sin Malvinas.

El trotskismo también cree que en la Argentina todavía hay campesinos y que una solución a los problemas del atraso argentino la constituye la reforma agraria. Cree también que en nuestro país no hay una verdadera burguesía, porque la revolución burguesa argentina fracasó. Consecuentemente, todo arrebato nacionalista por parte de alguna fracción burguesa, se le ocurre una oportunidad que vale la pena aprovechar, aunque más no sea para demostrar la inutilidad de la clase dominante y “heredar” el movimiento desarrollado por ella. La condición es que la izquierda demuestre que es más consecuente en la defensa de la “patria” que la propia burguesía. Con este criterio, por ejemplo, casi toda la izquierda argentina marchó detrás de Galtieri a Malvinas.

Espontaneísmo

La “teoría” de la “herencia” propia de la izquierda argentina es finalmente la consecuencia de una concepción espontaneísta de la lucha de clases. El trotskismo cree que la conciencia es un hecho fijo que solo cambia por una catástrofe y sin intervención del partido. De allí que, en espera de ese hecho conmocionante, es preferible mentir al proletariado. Luchar por la vuelta de Perón (o de Cristina) en espera de la “traición” del mentado personaje, que exponga su “verdadera” naturaleza, presupone que el proletariado no entenderá nada de lo que se le diga en contra de su conciencia. El proletariado debe “experimentar” el fracaso para ver la realidad. Mientras tanto, lo único que conseguiremos es alienarlo de nuestras filas. Es indudable que el “Síndrome del 17 de Octubre” está en la raíz de esta concepción, aunque ella llega hasta el fundador de la progenie.

De esta manera, el partido niega su rol fundamental como educador de la clase y su lugar como vanguardia. Contrariamente a lo que se cree, este rechazo de todo “vanguardismo” no es un invento posmoderno. Mucho más fácil de ver en la tradición “morenista” (desde Moreno hasta el PTS, pasando por IS y el MST), esta desvalorización de la función intelectual del partido está presente también en el PO y su concepción liberal de la cultura, derivada de la famosa tesis de Trotsky sobre la libertad al arte. Lo que se pierde, en esta perspectiva, es la lucha política misma: cuando se pide la libertad a Milagro Sala pero no se dice nada sobre su política, se abandona la lucha política. No sea que la conciencia “camporista” se nos enoje…

Anti-intelectualismo

La izquierda argentina considera una pérdida de tiempo detenerse a examinar con detalle los problemas. Prefiere seguir el catálogo de máximas dejado por Trotsky antes que ponerse a estudiar la historia argentina. Hemos preguntado más de una vez, qué, del abundante palabrerío de la izquierda trotskista argentina, equivale a El desarrollo del capitalismo en Rusia. La única respuesta es la escuálida y completamente falsa perspectiva histórica que brota de los tomitos de Milcíades Peña. Incluso en el PTS, todo su desarrollo “intelectual” consiste en una eterna glosa de los textos sagrados. Cuando se aventura más allá, como en un reciente libro sobre la economía kirchnerista, nos encontramos en el reino de los prejuicios burgueses. Se da el caso grave de que militantes sindicales desconocen cuestiones elementales sobre la lucha en su propio gremio (como los compañeros que activan en la docencia y no saben lo que es el Plan Fines II, o defienden el creacionismo en las escuelas); partidos como el PO y el PTS que abandonan a capas obreras completas con el argumento de que son “campesinos” o “población originaria”; que llevan décadas hablando de la “privatización” educativa cuando ella no se verifica en ninguna cifra, mientras omiten denunciar la degradación general de la educación o directamente la promueven (como el PTS con el Plan Fines II); que están dispuestos a otorgar privilegios a la burguesía agraria con el argumento de que los chacareros son campesinos. No se trata solamente de la ausencia de escuelas de cuadros, sino de algo aún peor: un déficit teórico completo en el conocimiento de la realidad.

Oportunismo

Es la consecuencia lógica del punto anterior. En la medida en que el partido procede como un relojero ciego, aún sin la voluntad de hacerlo, actúa de modo puramente empírico, siguiendo más que una evaluación seria de la realidad y una serie de principios, la viveza criolla. Así fue como el PTS destruyó (con la anuencia y la colaboración del PO, por supuesto) el FIT aprovechando la conciencia “camporista” en las PASO, al solo efecto de ganarle a su oponente el primer lugar en la lista presidencial. Un objetivo completamente mezquino produce un desastre político en una construcción de entidad superior.

Sindicalismo

La lucha política de expresiones como el maoísmo y el estalinismo pasa por alianzas con la burguesía “progresista”. Esta estrategia las ha llevado virtualmente a la desaparición, sobre todo a éste último. Como consecuencia de la ausencia una estrategia de lucha política, el trotskismo se limita a la lucha sindical. Cuando estalla una crisis política, carece de toda capacidad de intervención, salvo que el epicentro del movimiento se encuentre estrechamente ligado a reivindicaciones sindicales, como sucedió en el 2001 con relación a los desocupados y las fábricas ocupadas, que llevó a la formación de la Asamblea Nacional de Trabajadores Ocupados y Desocupados. Es decir, cuando el manual (el Programa de transición, en este caso), coincide con la realidad. Cuando la crisis no llega hasta ese punto, carece de capacidad de intervención, como sucedió durante el conflicto con el campo en 2008, en el que los partidos del FIT se pronunciaron por el “ni” (“ni con el campo ni con el gobierno”). Otra expresión de este sindicalismo es el “anti-burocratismo” y el “democratismo”. Consiste en realizar una tarea sindical haciendo eje en la lucha “democrática” en el sindicato, es decir, en la lucha contra la burocracia en nombre del respeto a las “bases”. Se trata de un basismo saludable pero corto de miras, cuya consecuencia es la ausencia de lucha política en las comisiones internas. El militante de izquierda que logra hacerse votar por sus compañeros no lo hace en tanto representante de un partido o de un programa, sino por su honestidad y su compromiso en la lucha. El resultado es que el avance sindical no se traduce en avance político. El caso del PTS es muy claro: conquista comisiones internas en muchos lugares, pero luego no puede arrastrar a las comisiones internas ni siquiera a una marcha del 1° de Mayo.

Parlamentarismo

La izquierda argentina se muere por un puesto en el congreso. Se han visto discusiones homéricas, llenas de citas a los clásicos e insultos varios, simplemente por quién encabeza la lista. El ejemplo más patético fue la pelea en las PASO por una candidatura imposible a Presidente y Vice. No está mal conseguir espacios desde los cuales se puede potenciar la lucha en todos los campos. La izquierda debe ir a todas las elecciones posibles a buscar los mejores resultados posibles. Ese no es el problema. Lo cuestionable es que se busque semejante objetivo ocultando el programa que se supone debe propagandizarse. El peor ejemplo, otra vez, lo dieron los partidos del FIT, que se declararon proscriptos porque se les impedía participar de las elecciones si en las PASO no superaban el piso de 1,5%. Amén de que un partido no puede considerarse proscripto porque no lo vota nadie (eso significa no alcanzar el 1,5%), hacer campaña durante casi un año completo sin mencionar una sola vez la palabra socialismo, es simplemente vergonzoso. Como la proscripción es, finalmente, la proscripción de un programa, al elegir ese contenido burgués para la campaña, la izquierda socialista revolucionaria se proscribió sola. En nombre de que la clase obrera “no está preparada” para eso, se hizo campaña con un discurso posmoderno y burgués, humillándose por un voto “democrático” para que la “voz” de la izquierda se escuche en el Congreso. No se sabe para qué es necesario que se escuche una “voz” que no desentona del discurso de una Carrió o una Stolbizer.

Narcisismo

Es innegable que los partidos del FIT poseen una dosis nada despreciable de narcisismo. De auto-enamoramiento, de goce con su propia imagen. De otro modo no se entiende por qué tres partidos que son programáticamente idénticos y que, más allá del ruido mediático y de las chicanas, tienden a actuar de la misma manera en los mismos ámbitos, son incapaces de fusionarse en una sola organización y hasta carecen de habilidad más elemental para mantener una simple coalición electoral estable. Se niegan a la discusión programática, entre otras cosas, porque no hay nada que discutir y quedaría en evidencia que el problema está en otro lado, en las pequeñas ambiciones personales en torno a posiciones de poder minúsculas en espacios que carecen de todo poder real. El aislamiento de las masas, el escaso peso social, explican en parte esta predisposición permanente a mirarse al espejo. Sin embargo, también refleja un enorme temor a la exposición al fracaso, a perder lo construido. Una buena dosis de coraje político podría haber salvado la situación cuando se constituyó el Frente de Izquierda y los Trabajadores. Lamentablemente, el FIT perdió la oportunidad de refundar toda la izquierda argentina para transformarse en un bochornoso sainete permanente.

La izquierda, una vez más, sin política

Todas estas taras se reflejan en las vacilaciones actuales de la izquierda frente al kirchnerismo. Como dijimos más arriba, los partidos del FIT creen que existe una población “vacante”, disputable, producto de la desilusión y la desmoralización. Tal fenómeno no se verificó en las elecciones generales, más bien lo contrario: después del magro “tres coma algo” de las primarias, el FIT no pudo retener prácticamente nada cuando ordenó el voto en blanco. Si eso no ocurrió hasta ahora, no hay razón para pensar que pueda suceder hoy. Pero el problema no es ese, el problema es la mimetización con la cual se pretende conseguirlo, es decir, el abandono del programa propio en beneficio de aquel que se quiere combatir. Cómo se va a conquistar para el socialismo a gente a la que se le remarca permanentemente que lo que piensa está bien, que no tiene que abandonar ninguna ilusión, es razonamiento extraño. Así, otra vez, se termina construyendo al enemigo que se quiere derrotar. En este caso, el asunto roza la estupidez, porque el peronismo era una realidad, La Cámpora es un invento. Pero si la izquierda sigue así, terminará por darle un cuerpo, un programa y un conjunto de dirigentes

La izquierda no solamente no se delimita del kirchnerismo, como lo prueba la carga de la crítica sobre Macri sin señalar que Cristina es la responsable de buena parte de lo que se está sincerando ahora (el endeudamiento, la crisis fiscal, la desocupación, la inflación, etc.). O como hace el PTS en su último documento nacional, que se cuida bien de nombrarla y recarga toda la responsabilidad en Scioli, negando la existencia de un brutal ajuste en pleno gobierno de la “Señora”. Y cuando se la nombra, se la deja bien parada en la comparación con Macri, por ejemplo, en el gobierno por decreto, punto en que se pretende que el PRO ha superado a la “señora DNU”. La izquierda limpia el pasado kirchnerista al no hablar del narcotráfico, de la corrupción que corrompió camadas enteras de dirigentes populares (desde Hebe de Bonafini hasta la mismísima Milagro Sala), de la venalidad de los intelectuales y periodistas K, de la gran mentira que fue la última década, de su rol de contención y cooptación de las masas (aunque ahora parece descubrir que se trató de un gobierno de “desvío”), de la represión K y del ajuste a través de la inflación. Se copia hasta el lenguaje (“CEOcracia”, como dice el PTS, citando a Máximo)

Lo peor, sin embargo, no es este silencio cómplice sobre el pasado. Lo peor es la adopción de la estrategia fijada por La Cámpora: la “resistencia”. Resistir significa no ir por más, no luchar por una mejora sino reivindicar el statu quo. Reivindicar el statu quo es reivindicar el kirchnerismo. Y pretender que las masas lo acepten como lo mejor para ellas. Así, vemos al FIT reclamar la libertad de Milagro Sala y defender el sistema de cooperativas con las cuales se híper explota a los obreros, en lugar de exigir su transformación en empleados del Estado, en blanco y con todos los derechos de un empleo estatal. Se exige el fin de los despidos, como si no hubiera una masa enorme de desocupados por los que no haría falta pedir nada y como si no hubiera decenas de millones de necesidades insatisfechas que podrían serlo con más empleo público. Se defiende el empleo público sin cuestionar la política punteril de los partidos burgueses, que en lugar de darles a los trabajadores una ubicación socialmente útil los utilizan como parte de la red de control y dominio burgués. O como si la solución pasara por más subsidios a una burguesía inútil y parásita como la de Cresta Roja, en lugar de la estatización bajo control obrero de toda una rama de la producción completamente ineficiente. Se critica la “militarización” de la seguridad, pero no se dice nada acerca de los gravísimos problemas de ese tipo que enfrentan los trabajadores todos los días, por ejemplo, el derecho al control popular de la policía y de la sindicalización de las fuerzas armadas. No existe un plan de lucha integral para la docencia, solo nos preparamos para la paritaria. Se habla de la ley de medios y la “censura” de millonarios como Víctor Hugo o arribistas sin escrúpulos como los de 6, 7, 8 (el “malo” es, por supuesto, Spolski, Cristina y su censura real no tiene nada que ver). En medio de la demagogia pluralista del PRO, el FIT se olvida de exigir para los partidos de izquierda un porcentaje de participación en los medios que coincida al menos con su peso electoral. Parece más importante defender el lugar de los explotadores del pueblo y sus mentidores oficiales que conquistar un lugar para los nuestros. Podríamos seguir así, sumando páginas y páginas. Esta izquierda no supera el horizonte mental del día a día, aunque crea que citando un rosario de medidas que no están en el horizonte real (“nacionalización de la banca y el comercio exterior”, por ejemplo) escapa a esta falta de imaginación política. Y, por sobre todas las cosas, no se habla de Socialismo. Dicho de otra manera, sindicalismo sin política.

El problema del método

Aunque cada uno de los partidos de izquierda en la Argentina, dentro y fuera del FIT, se considera el partido revolucionario, éste se encuentra disperso en la multitud de organizaciones de todo tipo que pueblan el territorio argentino. Ya nos cansamos de pedir a los que son iguales que pongan límite a la dispersión unificándose. El FIT se ha demostrado un instrumento inútil y, en manos del PTS, que asume ahora de facto su titularidad, va camino a envilecerse como simple sello de campaña, como marca registrada del cretinismo parlamentario. Llegó la hora de ir más allá del FIT. Es necesario organizar un gran encuentro nacional de todas las fuerzas de izquierda, absolutamente de todas, en el que se ponga a debate la experiencia que hemos vivido desde el 2001 hasta aquí, con vistas a una tarea de construcción partidaria amplia, más allá de los Narcisos y su goce autocomplaciente en la marginalidad y la derrota. Para eso hay que superar el método auto-proclamatorio y la resolución de aparato e ir a una discusión amplia, franca y abierta.

Razón y Revolución está organizando, en el marco de sus Jornadas de Investigación, un gran Encuentro Internacional de la Izquierda

Llamamos a todas las organizaciones políticas, grupos de propaganda o de militantes independientes a contactarse con nosotros para co-organizar la experiencia. Grande o pequeña, no dejará de rendir sus frutos y de prepararnos para lo que viene, para superar el sueño peronista de la izquierda argentina y luchar por el Socialismo.

Razón y Revolución

 

Encuentro Internacional en Buenos Aires, setiembre

Recibí y comparto esta circular de Razón y Revolución convocando a una jornada internacional de intercambio. Al pie de la misma, y a título personal, un comentario y una propuesta.

----------

– Primera circular –

XI Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

I Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria

**************

¿En dónde estamos?

La Izquierda Revolucionaria y la lucha de clases en el mundo actual

Buenos Aires,  1 al  3 de Septiembre de 2016

El mundo arde: África atravesada por la violencia de una descomposición social creciente, de la crisis de la Primavera Árabe a Boko Haram, genocidios varios de por medio; Asia fluctúa entre la miseria más extrema y los conflictos surgidos del crecimiento económico acelerado que amenaza con desbarrancar; Europa, pasa de la recesión a las movilizaciones de masas y las luchas contra el ajuste capitalista. EE.UU. se mueve entre la apatía política post-Obama y la radicalización de la derecha republicana; Medio Oriente es, hoy por hoy, un caldero hirviente que salpica para todos lados; América Latina presencia la crisis de los bonapartismos que aplacaron la crisis cuasi revolucionaria del fin de siglo pasado.

En todos lados se producen expresiones multifacéticas de esa crisis general de las relaciones políticas mundiales. Sin embargo, en ningún lado vemos la formación y el desarrollo de partidos revolucionarios, mucho menos de una coordinación internacional. ¿Por qué la crisis no engendra a su sepulturero? Esa es la pregunta que queremos hacernos en vísperas del Centenario de la Revolución Rusa: ¿Cómo se encuentra la lucha de clases hoy? ¿Qué papel juega la vanguardia revolucionaria? ¿Está llevando adelante la tarea política de construir un partido revolucionario?

Por esta razón, entonces, convocamos, en el marco de las XI Jornadas de Investigación de Razón y Revolución, al Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria. El análisis científico de la realidad, como marco del debate sobre la estrategia para cambiarla y las formas de organización necesarias. Como en sus 10 ediciones previas (4 como jornadas internacionales) invitamos a investigadores y militantes de todas las tendencias a desarrollar en nuestras jornadas la necesaria unidad entre la razón y la revolución.

Las jornadas se organizarán en torno a cuatro ejes temáticos:

1.      La crisis mundial

a.       La economía

b.      La sociedad

c.       La política

2.      Las alternativas políticas

a.       El fundamentalismo religioso

b.      Los movimientos nacionalistas

c.       La crisis del populismo latinoamericano

d.      La emergencia de alternativas en Europa

e.       Los movimientos anti-sistémicos

3.      La situación actual de la izquierda revolucionaria

a.       ¿Qué queda del maoísmo y el guevarismo?

b.      El trotskismo en la actualidad

c.       La izquierda no-marxista

d.      ¿Muchas estrategias o ausencia de estrategias?

e.       ¿Hace falta una nueva internacional?

4.      El marxismo en el siglo XXI

a.       ¿Se acabó la crisis del marxismo?

b.      El marxismo y la ciencia actual

c.       Balance y perspectivas

Cierre:

Encuentro/debate entre organizaciones revolucionarias

Los ejes temáticos cumplen la función de orientar a los participantes en las problemáticas que se tratarán. Se esperan propuestas en torno a dichos ejes, tanto de situaciones actuales, como de problemas históricos a ellos relacionados, análisis empíricos y reflexiones teóricos.

Cronograma:

1.      Hasta el 30 de abril de 2016 se aceptan propuestas de mesas, simposios, paneles y presentaciones de libros.

2.      Hasta el 30 de junio se aceptan abstracts para las diferentes actividades.

3.      Hasta el 20 de agosto se aceptan ponencias y comunicaciones.

4.      Las ponencias no deben superar los 20.000 caracteres con espacios.

5.      Las comunicaciones no deben superar los 10.000 caracteres con espacios.

Para más datos, www.razonyrevolucion.org

?-------------?

COMENTARIO Y PROPUESTA

?He participado en instancias anteriores de estos encuentros organizados por RyR y ?el CEICS. Mi opinión sobre ellos es muy positiva, tanto en nivel, pertiencia y fraternidad de los mismos. En este caso quiero resaltar la necesidad imperiosa que tenemos de este tipo de encuentros de intercambios de ideas, dada la situación que vivimos. Como queda claro en la convocatoria, se quiere hacer una reflexión no solamente sobre "interpretar el mundo" sino también sobre por qué estamos logrando tan poco en cuanto a "de lo que se trata es de transformarlo". Una de las virtudes -en mi opinión- de estos encuentros, en relación a otros que también se hacen, es su condición plural.

Y una propuesta, dirigida a los uruguayos interesados. Me parece que podríamos ver la forma de potenciar la participación desde esta orilla, y tal vez proponer temas, y por qué no una Mesa, sobre los temas atinentes a la situación del Uruguay actual. Propongo que nos comuniquemos entre nosotros, los que tengamos en común ese interés.

FERNANDO MOYANO

RyR - postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 07:15:37
postaporteñ@_______________________________

Desaparecidos | La "ignorancia" de Lopérfido y la máquina de humo de Cambiemos

ARG |Por Facundo Falduto. Perfil 28/1/16

 El ministro de Cultura porteño desconoce hechos históricos cla ve y aporta a la política oficial de esquivar los debates centrales

La polémica política boba de esta semana terminó surgiendo de los dichos de Darío Lopérfido, exsecretario de Cultura de la Nación durante el gobierno de Fernando De la Rúa y actual ministro de Cultura de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires. En una mesa con Edi Zunino, director de Noticias, que estaba presentando su libro Cerrar la grieta (en coautoría con Carlos Russo), el funcionario lanzó que "en Argentina no hubo 30 mil desaparecidos", entre otras frases cuestionables.

Lopérfido se equivoca varias veces en su intervención. No sólo cuando compara al peronismo con el nazismo (el peronismo sí tuvo puntos en común con el fascismo, como el corporativismo y el dirigismo, que se fueron diluyendo con el tiempo y la democratización del Partido Justicialista). El funcionario elogia los "países democráticos centrales", como Alemania o el Reino Unido, en detrimento del populismo argentino, ignorando que los populismos tercermundistas surgieron como reacción a los colonialismos e imperialismos, primero británicos y luego estadounidenses. El justicialismo perduró en Argentina mientras otros populismos latinoamericanos se desdibujaron; no porque el peronismo sea perverso, o porque los argentinos tengamos una tendencia al personalismo, sino porque nuestro país estuvo más industrializado, con una clase obrera más combativa, que fue donde el peronismo sentó sus bases en sus primeras décadas.

El ex-grupo Sushi también erra al decir que La Cámpora reivindica la violencia montonera. Como bien señala Zunino en la charla, "La Cámpora no es Montoneros". Seguramente haya sectores del kirchnerismo que reivindican la lucha armada, como habrá sectores de Cambiemos que defienden a los represores; son minoritarios. Si los jóvenes kirchneristas reivindicaran a Montoneros se habrían llamado La Firmenich, o La Vaca Narvaja. Eligieron a Héctor José Cámpora como un símbolo de lealtad a Juan Domingo Perón, análogo a la lealtad que la organización le ofrece a Cristina Fernández de Kirchner. La comparación puede discutirse, y La Cámpora tiene varios defectos para señalar, pero el montonerismo no es uno de ellos. Lopérfido debería saberlo: es más creíble que tenga una doble intención que pensar que ignora un hecho evidente

El punto más pérfido de la intervención del funcionario llega cuando habla de los desaparecidos. "En Argentina no hubo 30.000 desaparecidos, fue una mentira que se construyó en una mesa para obtener subsidios", dijo. Como si revelara una verdad oculta. "Los Montoneros no estuvieron presos; si algún error cometió la dictadura militar enorme, fue no hacer un proceso legal y hacerlos desaparecer y matarlos de esa manera", agregó. Como si matarlos de otra manera hubiese sido más aceptable. Luego resucitó la teoría de los dos demonios, al decir que hubo "dos bandas armadas" con "la gente en el medio". Hay tanta mentira en esas frases que sólo puede tratarse de intencionalidad, no de ignorancia. ¿Por dónde empezar?

Las organizaciones armadas eran una "banda"; el gobierno militar no: cuando ejerce la violencia sistemática desde el Estado deja de ser una "banda" y pasa a ser terrorismo de Estado. Las desapariciones no fueron un error, fue el método utilizado conscientemente, no para reprimir y contener la lucha armada, sino para imponer el terror, para silenciar y controlar a toda la sociedad, para imponer el modelo neoliberal que perduró hasta 2001.

Párrafo aparte para el "número real de los desaparecidos". Sí, es probable que la cifra "simbólica", de 30.000, sea mayor a la "real". Pero nunca vamos a conocer la "real", precisamente porque el terrorismo de Estado así lo quiso

Por eso usó técnicas propias del nazismo (eso es nazismo, Lopérfido, no un partido político democrático) para desaparecer a miles de personas. La CONADEP registró 8.961 casos en el Nunca Más, y la Secretaría de Derechos Humanos llegó a contabilizar 13.000. Pero la cifra sola no sirve. La cifra de desaparecidos no contempla a todos los muertos, ni a los exiliados internos y externos. La cifra no da cuenta de las torturas aberrantes, de las violaciones a mujeres, de las familias rotas. La cifra no alcanza a contemplar a los niños que perdieron su identidad ni a las Abuelas que llevan 40 años tratando de encontrar a sus nietos, con resultados a veces emocionalmente devastadores.

La cifra "real", en definitiva, no importa. Los crímenes serían igual de inhumanos si fuesen 30.000, 9.000, 6.000 ó 500. O si fueran 39, como los muertos por la represión durante las protestas de diciembre de 2001, ejercida con brutalidad para defender a un gobierno del que Lopérfido fue parte.

Elegir hablar de la cifra en lugar de los crímenes banaliza la violación a los derechos humanos. Justifica la tortura. Y ensancha la supuesta "grieta", en una mesa de debate precisamente convocada para cerrarla. Además de reabrir un tema ya cerrado y superado.

Lopérfido, por supuesto, sabe todo esto. No es tan ignorante, espero, y no necesita leer esto para saberlo. Eligió refritar esta controversia, que hace años ya es vieja, no porque le preocupen los desaparecidos, sino por interés político. El funcionario es sólo el exponente más reciente de la máquina de humo de Cambiemos que, en lugar de instalar un relato que justifique sus acciones de gobierno, lanza temas-globo para distraer al público de las cuestiones centrales. Así, terminamos debatiendo si está bien que el perro Balcarce se siente en el sillón de Rivadavia, o el sentido en el que salta la ballena de los nuevos billetes, en lugar de hablar de los despidos, del ajuste, del achicamiento del Estado, del aumento indiscriminado de tarifas. De que un gobierno que hizo campaña a caballo de las "instituciones" terminó intentando nombrar a dos jueces en la Corte Suprema por decreto. De que un partido que prometió "hambre cero" no tomó ni una sola medida en casi dos meses para reducir la pobreza, pero sí varias para concentrar el capital en las manos de los que más tienen. Y los medios, cada vez más hegemónicos gracias a la política de este gobierno que anula la Ley de Medios por decreto, se suben a esas controversias bobas. En parte por afinidad ideológica con Cambiemos, en parte por interés, y en parte porque es más fácil hablar de los vestidos de Juliana Awada que de los detalles del Tratado de Asociación Transpacífico.

Por suerte para todos, la discusión boba habrá pasado en unos días. Pero las políticas de derechos humanos instaladas durante el gobierno anterior seguirán. Como seguirán las megacausas para enjuiciar represores. A menos que el actual gobierno decida lo contrario. Los que seguiremos vivos, aunque cada vez más ajustados, seremos nosotros, la clase media. Ojalá el gobierno nos tenga en cuenta, aunque no sepa contarnos.

- postaporteñ@ 1547 - 2016-01-30 06:33:04
postaporteñ@_______________________________

Así es la cosa, a puro puteríos y los desaparecidos??? Desaparecidos!!!

Desencuentros

Marcos Rey Brecha 22/1/16

Cuando fue designada por el presidente Tabaré Vázquez en marzo de 2015 para continuar la labor que llevó adelante Graciela Jorge, directora de la secretaría durante el gobierno de José Mujica, todavía seguían apareciendo documentos estatales clave para las causas judiciales que no estaban inventariados o que su procedencia no había sido debidamente registrada. Así sucedió, por ejemplo, con algunos documentos QUE PRESENTARON DENUNCIANTES URUGUAYOS EN LA CAUSA SOBRE EL PLAN CÓNDOR EN ROMA.

Wschebor, integrante del equipo de historiadores de la Universidad de la República (UdelaR) que viene trabajando en convenio con la secretaría desde 2007, asumió el cargo con la idea DE FORTALECER EL ARCHIVO,tarea en la que está especializada. Así, llevó a cabo un minucioso inventario –celebrado por varios actores vinculados al tema– de la documentación recogida en los últimos años sobre desapariciones forzadas, asesinatos políticos y violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Al frente de un equipo de 14 PROFESIONALES,la licenciada en historia también fortaleció la unidad de recepción y seguimiento de las denuncias. Sólo en 2015 recibieron alrededor de cien denuncias sobre hechos, lugares y personas vinculadas al terrorismo de Estado, aunque hasta ahora el equipo sólo pudo analizar la mitad. Y pese a las limitaciones que impone la ley de protección de datos personales,  Wschebor buscó impulsar mecanismos de desclasificación de los archivos que fueran relevantes para el seguimiento de las causas judiciales y la tramitación de las reparaciones.

CHOQUE

Sin embargo, la historiadora chocó con el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia que formalizó el presidente Tabaré Vázquez por decreto en mayo de 2015. El grupo, coordinado por la diputada Macarena Gelman, está integrado también por el ex diputado Felipe Michelini y referentes de organizaciones sociales y religiosas. A diferencia de la secretaría, que tiene un carácter más técnico, el grupo, con peso político, busca manejarse con la mayor autonomía posible del Poder Ejecutivo

El decreto de Vázquez delimitó las competencias al establecer que la secretaría que dirige ­Wschebor pasaría a constituir el “soporte administrativo y funcional” del grupo que coordina Gelman. Y dispuso también que el grupo definiera los “planes de trabajo y líneas de acción” de la secretaría, que fue creada inicialmente para darle seguimiento a las denuncias recopiladas en el informe de la Comisión para la Paz

Durante el año pasado el grupo se abocó a delinear un plan de trabajo que tuvo el visto bueno de Vázquez y que será presentado públicamente a mediados de febrero. Incluirá un cronograma de ejecución a tres años –con una convocatoria pública para recabar testimonios–, así como una evaluación para ajustar las acciones durante el último año de esta administración, confirmó Gelman . Consultada acerca de la inminente renuncia de ­Wschebor, prefirió no realizar declaraciones

De todas formas, de acuerdo a las consultas hechas por este semanario, la superposición del grupo y la secretaría, y ciertas diferencias de criterios en el manejo de algunos documentos, precipitaron los desencuentros

Aunque tanto Gelman como Wschebor pertenecen al sector frenteamplista Ir, y que las dos estructuras que lideran compartieron oficinas en el mismo edificio de la galería Caubarrere, la relación entre sus integrantes no fue fluida. “No hay superposición de tareas, porque el decreto es muy claro. Ahora se abre una etapa nueva con el plan de trabajo que creamos en el grupo, y que tiene objetivos muy ambiciosos que comenzaremos a ejecutar fuerte desde este año. Acá está la clave del asunto. No en si una persona está o no en una determinada posición”, señaló  Felipe Michelini

El ex diputado rechazó también que existan diferencias en el manejo de los documentos: “La apertura de la documentación que llevó adelante tanto Wschebor como el Grupo de Trabajo fue muy importante. No veo ninguna diferencia sustantiva. Ni es posible que la haya de acuerdo a los cometidos establecidos en el marco legal”.

destaques, envio y titulo de 

 PIRINCHO

 

Grupo de trabajo sobre desaparecidos confía en tener resultados pronto pese a renuncia de la jerarca a cargo de los archivos históricos

Evalúan hacer un llamado para nombrar al nuevo director de Derechos Humanos para el Pasado Reciente

Búsqueda 28/1/16

Pese a que el difícil relacionamiento entre los dos equipos encargados de buscar información sobre los desaparecidos durante la última dictadura provocó la primera renuncia, el Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia confía en que algunas de sus líneas de investigación comiencen a dar “resultados”.

A su vez, el Grupo evalúa proponer al presidente Tabaré Vázquez que el cargo de director de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente sea provisto a través de un llamado público, informaron a  fuentes vinculadas al organismo.

Hasta que se designe nuevo director, por la renuncia de la historiadora Isabel Wschebor, que había sido designada en marzo pasado, el cargo será ocupado de forma interina, indicaron las fuentes.

La diputada Gelman confirmó que la renuncia de Wschebor fue presentada este mes al prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, y que habrá una encargatura interina; “después se verá”. 

La primera reunión del año del Grupo, que prevé presentar su plan de trabajo para tres años en febrero, está acordada para el miércoles 3.

El ex diputado Felipe Michelini, que también integra el Grupo de Trabajo, coincidió con Gelman en que la renuncia de Wschebor no guarda relación con supuestas diferencias en cómo aplicar la ley de acceso a la información y la ley de protección de datos, dos de las normas que regulan el trabajo de ambos organismos.

Sin embargo, otras fuentes indicaron que a menudo se produjeron diferentes enfoques de cómo trabajar con los documentos, aún dentro de la propia oficina ubicada en el tercer piso de la Galería Caubarrere.

Consultada respecto a la forma de elegir al nuevo director, Gelman se limitó a declarar que “por el momento no se ha evaluado el tema, ya que amerita definiciones ajustadas a las necesidades del Plan de Trabajo”.

Desaparecidos y otras “obligaciones”

El 19 de mayo, el presidente, en acuerdo con el Consejo de Ministros, creó el Grupo de Trabajo en base a “las obligaciones del Estado uruguayo” de “dar luz” y ofrecer la verdad histórica a las víctimas del terrorismo de Estado y a la sociedad.

La ingeniería dispuesta por Vázquez para la investigación y reparación representó un cambio en la aplicada por su antecesor José Mujica.

Mujica otorgó funciones directrices a la bibliotecóloga y ex militante tupamara Graciela Jorge, a quien puso a cargo de la Secretaría que funcionó en el Palacio Estévez. Vázquez, en cambio, optó por una dirección colegiada a cargo de siete personalidades que designó en mayo en el Grupo de Trabajo, mientras que atribuyó a la Secretaría la tarea de “constituir el soporte funcional y administrativo”. Quedó en manos del Grupo definir “planes de trabajo y líneas de acción.

Lo que antes estaba en manos de Jorge, ahora pasó a ser responsabilidad de las siete personalidades honorarias que no tienen calidad de funcionarios: Gelman, Michelini, el pastor Ademar Olivera, el historiador Mario Cayota, la mae umbandista Susana Andrade, el ex presidente del Comité Central Israelita Pedro Sclofsky y la representante de Familiares de Desaparecidos, Emilia Carlevaro

Cuando el PIT-CNT y la organización de ex presos Crysol hicieron saber al presidente su interés en participar en el Grupo de Trabajo, la respuesta fue que “no se quería funcionar en forma de asamblea” para que el grupo fuera ejecutivo.

Sin embargo, explicaron fuentes que trabajan en el área de los derechos humanos, la experiencia demostró que a pesar de la letra del decreto, en la praxis las relaciones entre Wschebor y el Grupo no fueron buenas, porque desde el principio funcionaron a velocidades diferentes: una colegiada y honoraria y la otra unipersonal y con diferente ritmo de trabajo, sobre todo en materia de manejo de archivos.

Efecto zanahoria

Otro factor que influyó para que crecieran las diferencias, indicaron allegados a la Secretaría, fue que la organización Familiares cuestionó el trabajo del profesor de arqueología José López Mazz y que este renunció a su cargo justo cuando estaba cerca de comenzar a excavar en unos galpones del Servicio de Material y Armamento (SMA) lindero al ex batallón de infantería Nº 13, en el barrio Gruta de Lourdes. Se especula que allí podrían existir re-enterramiento clandestinos luego de la llamada operación Zanahoria.

La salida de López más los cambios en Presidencia contribuyeron a que las excavaciones se detuvieran, por orden del juez Pedro Salazar, tras el hallazgo de un explosivo. 

Gelman, sin embargo, dijo que el hecho de que no haya excavaciones no significa que se detuviera la investigación y citó como ejemplo el avance en el proceso de digitalización de documentos impulsado por Wschebor y el convenio con el Equipo Argentino de Antropología Forense, “cuyos resultados se comenzarán a ver”

- postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 19:09:11
postaporteñ@_______________________________

¿Lo que dijo Aristóteles o lo que dicen las pesas?

Formas diferentes de ver la experiencia guerrillera

El compañero Mario Rossi dijo que iba a responder a Jorge Torres y su libro “Cuba y el Che. La ruta mágica” sobre la experiencia guerrillera de los 60 y 70 en América Latina

?Yo habla reproducido las primeras páginas de ese libro invitando a opinar a los compañeros guevaristas, Mario es partícipe directo de esa experiencia, lo que me merece respeto e interés, Pero al ver su respuesta como sigue en una serie de notas, debo decir que yo esperaba otra cosa.

TORRES Y LA GUERRILLA

El planteo de Jorge Torres es muy polémico pero serio; puede no compartirse, no puede ignorarse. Pone en cuestión la experiencia guerrillera en el continente en general, y en particular la orientación que impulsa la dirección cubana; se detiene en detalle en la guerrilla del Che en Bolivia. Lo que más me impactó -tal vez no había pensado lo suficiente en ello antes de ese libro- es la estimación no solo cuantitativa sino además cualitativa del costo en vidas que esa derrota tuvo, la perdida de lo más calificado de los luchadores populares de esa generación, y lo que significó. Pero eso de Torres no deja de tener puntos vulnerables, y esperaba encontrar en Mario algo de eso.

Se puede objetar su generalización por demasiado arbitraria al poner junto a la experiencia boliviana del Che casos muy diferentes, la guerrilla peruana de Hugo Blanco, la lucha armada impulsada por el PCdoB en Brasil, los casos muy diferentes entre sí del ERP y Montoneros en Argentina. Y de la enorme experiencia guerrillera de México -con la que nada tuvieron que ver los cubanos- Torres solamente toma el caso tardío del zapatismo en Chiapas.

Puede decirse que su objeción a que la guerrilla se desligase de las organizaciones históricas de la izquierda histórica no se corresponde con los casos de focos guerrilleros impulsados por Partidos Comunistas pro-soviéticos como en Guatemala y Venezuela. O bien, al contrario, se puede sostener que darle la espalda a esas corrientes no era un error sino un acierto; también puede valorarse al revés (como bueno y no malo) que la guerrilla reciba combatientes de sectores ajenos a la izquierda previa. Sin duda sería correcto decir que el impacto de la revolución cubana en el continente no se limitó a promover una ola de focos guerrilleros, abarcó todos los aspectos de la izquierda en nuestro continente y la cambió para siempre.

Sobre el MLN-T en Uruguay ya se ha sostenido que no es la influencia cubana la fuente de sus errores foquistas sino el ser expresión de una base social de sectores medios radicalizados por el agotamiento del Uruguay batllista; y al que frunza la nariz por el carácter “pequeñoburgués” de ese fenómeno se le contestaría que los hongos y la lluvia vienen juntos, sin ese aluvión de radicalismo tal vez extemporáneo no hubiese habido ni sindicalismo combativo ni rebelión estudiantil ni tantas cosas, y si no se lo pudo conducir en términos de política de clase la falencia estuvo más en los “embotelladores autorizados del marxismo-leninismo”.

Todo esto y más puede decirse, pero el planteo de Torres, su crítica a las experiencias guerrilleras en el continente, seguirá con una fuerza difícil de descartar. Aun sin compartir todo su análisis sobre la guerrilla del Che en Bolivia, pormenorizado del “Diario”, con sus consideraciones técnicas de cada problema que vivía el grupo armado, es de lo más serio que se ha escrito. Y me importa mucho lo que puedan decir quienes tuvieron experiencia real en ese tipo de acciones, incluso algunos formados en la misma escuela.

Antes de entrar en los argumentos de Mario quiero agregar algo sobre México cerrando de paso un comentario mío en otra nota sobre el balance del conflicto de la educación de Izquierda Socialista de los Trabajadores. Sostienen que los autores del video “Lo esencial es la lucha” tienen “la concepción de la guerrilla y es reafirmada por los compañeros cuando en unos de los pasajes del video citan al comandante Marcos”.

Es increíble que se entre en esta forma de persecución inquisitorial, parecen los juicios estalinistas. Pero más allá de eso la idea es equivocada, el zapatismo no es foquismo, es todo lo contrario. No es la sustitución de la lucha de la clase por el grupo armado elitista, es la auto-organización y auto-defensa del pueblo por sí mismo. No toda guerrilla es foquismo. Volveré luego -si cabe- al caso de las guerrillas mexicanas, que nunca tuvieron nada que ver con la promoción cubana, y eso mella la argumentación de Torres.

Y quiero señalar que la experiencia zapatista difiere por completo de la visión de la lucha armada que surge de los clásicos del marxismo que cita Mario, y entremos en ese tema.

EL MÉTODO DE ARGUMENTACIÓN DE MARIO ROSSI

Mario comienza citando a Lenin en “La guerra de guerrillas”. Es un texto de 1906. Entraremos en detalle más adelante, pero diré ahora que la guerrilla fue algo secundario y episódico en la revolución bolchevique, todos sabemos que la toma del poder se hizo por la violencia pero por otros mecanismos. Y Lenin nunca fue guerrillero.

Luego Mario va al Manifiesto Comunista y su afirmación general sobre la toma del poder por medio de la violencia revolucionaria. De acuerdo, pero la discusión planteada no se refiere a ese plano general. Luego cita algunas ideas del Che, luego comienza una amplia recorrida histórica sobre el recurso de la guerra de guerrillas.

En lenguaje coloquial, yo diría: Mario se fue al carajo. Esa forma de recurrir a textos marxistas me resulta chocante, porque tengo otra forma de ver el marxismo. Trataré de explicarlo con una analogía.

GALILEO, LA CAÍDA DE LOS CUERPOS, Y EL MATERIALISMO HISTÓRICO

En el siglo XVI Galileo comenzó a estudiar la caída de los cuerpos. Hasta el momento la autoridad intelectual indiscutida era Aristóteles, quien dijo que los cuerpos caen según su peso: el más pesado más rápido, el más liviano más despacio. Eso responde a una percepción primaria de la caída, y forma parte de su teoría de la naturaleza y el movimiento, que es equivocada pero tiene conceptos muy interesantes.

Pero Galileo era de otra época, y no le interesó lo que decía Aristóteles sino lo que dicen las pesas de por sí. No se trataba solo de ver y pensar, había que actuar y comprender, para eso hay que experimentar, medir, probar, y moverse también uno.

No parece cierta la leyenda de que tiraba pesas desde la Torre de Pisa, pero se sabe que otros italianos de esa época hicieron ese experimento en esa u otras torres, lo que muestra que ya estaba instalada otra mentalidad. Galileo fue más allá, estudió sistemáticamente la caída de pesas esféricas de diferente material en el plano inclinado usando un reloj de agua, y determinó que la aceleración de la gravedad no depende del peso. Las pesas no dicen lo mismo que Aristóteles.

Aristóteles o Marx, Mateo, Juan, Lucas o el subcomandante Marcos, que piensen lo que quieran. Materialismo histórico no es repetir lo que dijo Marx o los marxistas. Es comprender que pensamos con nuestras ideas, pero nuestras ideas son un producto histórico, pensamos adentro de la historia y no por encima de la historia. ¿Y qué es ser materialista? Comprender lo que materialmente ocurre en función de su ocurrir.

ENTONCES

¿Fue o no fue derrotada la lucha guerrillera de los 60-70? De eso se trata, y de cuáles fueron las causas de la derrota. Ciertamente fueron causas materiales pero ¿solamente circunstanciales, o básicas?

No busquemos si Juancito se tiró un pedo antes de tiempo, o si Julito se cagó cuando lo agarraron. Tampoco interesan las facturas que Juancito quiera cobrarle a Julito, ni dónde terminó cada uno de ellos. Tratemos de comprender el fenómeno en su verdadera escala. Hay un nuevo libro de Zabalza, tiene cosas buenas, cosas malas. Importa lo que pueda decir Mario sobre su propio experimento comparándolo con el tupamaro, si fue más lejos, más rápido, o lo contrario, y cómo se cayó.

La gran pregunta es: ¿era la guerrilla un método generalizable a todo el continente para la toma revolucionaria del poder en esa época, de acuerdo a las condiciones históricas, el grado de madurez de las fuerzas sociales motrices, la conciencia, las organizaciones? Y, fundamentalmente ¿era la guerrilla A LA VEZ el método político correcto para crear esas condiciones? No me reciten el evangelio, contesten eso.

CRISTO Y MANTEGNA, KORDA Y EL CHE

Este tema da para mucho, y hay que seguir. Es imperioso hacerlo. El cómo no depende de uno solo, depende de cómo se vaya soltando la discusión.

Voy a agregar una cosa.

“Caído en combate” dicen del Che cada 8 de octubre los compañeros. “Soy Rufo y no me entrego” dicen que dijo Sendic. Todos vimos en el documental a Allende diciendo “No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad que es hacer cumplir el programa del pueblo”. Y sabemos que Allende cumplió, no se permitió caer vivo. Hubo muchos caídos en combate, todos merecen nuestro respeto y homenaje. Algunos tenían unas ideas, otros tenían otras. El sufrimiento motiva la solidaridad, pero no valida la verdad.

Mantegna pintó a Cristo torturado, “Ecce homo”, he aquí el hombre, dicen que dijo Pilatos. Cristo, que no existió, en todo caso habría sufrido como ser humano. Una vieja chambona arruinó el cuadro de Mantegna queriendo restaurarlo, el mamarracho terminó con más visitas en Internet que el original, que no era muy genial, y la que hizo el enchastre cobró un toco.

También la imagen del Che termino en merchandising.

No nos interesa ni el merchandising ni el culto, nos interesa la verdad. Disculpen si lo que digo acá irrita a alguno. Cada uno tiene su piel.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1546 - 2016-01-28 18:57:44
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente