Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

El ?tour? de la cleptocracia

Un autobús turístico, organizado por opositores rusos, muestra fabulosas mansiones de Londres adquiridas con dinero turbio

Pablo Guimón El País internacional –España| 10 FEB 2016 

Hay mil maneras de ver Londres, y la oferta se acaba de enriquecer con una insólita iniciativa que resulta reveladora para comprender en qué se ha convertido esta capital global en el siglo XXI.

Un señor de cartón, tamaño natural, flanquea la puerta del autobús negro que se dispone a bucear un par de horas en las cloacas doradas de la corrupción mundial. Los pasajeros reciben un tablero de Monopoly salpicado con nombres rusos y fotos de casas. El primer guía coge el micrófono: “Bienvenidos al  tour de la Cleptocracia”. Abróchense el cinturón.

ADVERTISEMENT

El señor de cartón, explica el guía, es Igor Shuvalov, vice primer ministro ruso. “A su derecha”, señala, “los apartamentos que Shuvalov y su esposa, a través de una empresa intermediaria, compraron en 2014”. “La adquisición coincidió en el tiempo con la crisis de Ucrania”, apunta el guía, “cuando se pidió a los rusos que se apretaran el cinturón”. El valor de la compra fue de 14,6 millones de euros, cien veces el salario anual oficial del funcionario. “La historia de Ivan Shuvalov”, asegura, “es la quintaesencia de la Rusia moderna”

Los guías del tour de la Cleptocracia –o el poder de los ladrones- tienen pedigrí. El del primer tramo es Vladímir Ashurkov, líder de la oposición rusa en el exilio. Tras él, se turnarán ante el micrófono periodistas, escritores y activistas que se han dedicado a investigar cómo el mercado inmobiliario de Londres se ha convertido en un lavadero mundial de dinero turbio. El autobús ha sido alquilado por opositores rusos para situar el problema en la agenda política británica. Para tratar de que los londinenses no convivan cómodamente con el hecho de que su ciudad se ha convertido en un eslabón clave de la corrupción global. Para que la advertencia de David Cameron a los corruptos -“Reino Unido no es el lugar para almacenar vuestro dinero sucio”- no se quede en un mero eslogan electoral.

“Cada año un billón de dólares deja los países pobres y acaba en los ricos, especialmente en Londres, que es la capital de la corrupción en el siglo XXI”, explica el escritor Ben Judah. “Es el dinero que debería estar nutriendo los servicios públicos de un país que lo necesita. Una maquinaria del pillaje, compuesta por banqueros, abogados y agentes inmobiliarios británicos, permite que ese dinero acabe aquí. Eso es malo para este país: distorsiona el mercado inmobiliario, quebranta el imperio de la ley y permite que estos corruptos compren su acceso al establishment. Es el colapso de nuestra reputación internacional. Debemos lograr que se prohíba comprar propiedades anónimamente en Reino Unido”.

Una de cada 10 viviendas del centro de Londres pertenece a compañías extranjeras, según Roman Borisovich, uno de los organizadores del tour. Propiedades inmobiliarias por valor de 122.000 millones de libras están en manos de empresas tapaderas. Y mientras tanto, los precios de la vivienda expulsan a los trabajadores del centro de la ciudad.

El autobús pasa ahora por Blegrave Square, popularmente conocido como la plaza roja, en un guiño al origen de sus millonarios vecinos. El número 5, explican, es del magnate metalúrgico Oleg Deripaska. Un poco más abajo, las dos casas adyacentes de Roman Abramovich, presidente del Chelsea. Y varios pisos del número el 26 pertenecieron a Boris Berezovsky. El fallecido oligarca, que compró propiedades en Kensington Palace Gardens en 1995, “simboliza el inicio de todo esto”, explica Mark Hollingsworth, autor de un popular libro con el inequívoco título de Londongrado.

Al final llega la joya de la corona. La mansión de Witanhurst, en Highgate, la segunda vivienda más grande de Londres después del palacio de Buckingham. El misterio rodeó a la propiedad de este palacio de más de 60 habitaciones, mientras se construía bajo él un mundo subterráneo de 3.800 metros cuadrados, con piscina, parking para 25 coches y sala de cine. Los gremios involucrados en la faraónica obra, aún inconclusa, firmaron contratos vitalicios de confidencialidad. Pero una investigación del New Yorker el año pasado reveló que su propietario era Andrei Guriev, magnate de los fertilizantes y, hasta hace poco, senador ruso.

Al otro lado de la calle, Alasdair Douglas, vecino de 62 años, vuelve de pasear con su labrador negro. “Ha quedado muy bonito, y prefiero esto que un centro de conferencias, mantiene el carácter residencial de la zona”, opina. “Está bien que cualquiera pueda venir y comprarlo. Es lo que hace de Londres un lugar cosmopolita y maravilloso”

- postaporteñ@ 1556 - 2016-02-15 14:42:15
postaporteñ@_______________________________

El Papa en México

Los Papas Atados

Al Papa no lo engañan, sabe todo;

pero está atado de pies, manos y cerebro

Pedro Echeverría V.

1. Me provoca mucha risa, pero también coraje, que todavía hayan personas y hasta periodistas que le pidan al Papa que se despoje de todos los engaños y que conozca al verdadero México. Desde hace 50 años vengo oyendo que los ricos, los poderosos esconden la verdad y no dejan que ?el presidente? se entere de la realidad. Puta, no hay personajes más enterados, con más conocimiento de lo que sucede que el Papa, los presidentes, el gobierno de los EEUU y demás gobernantes. Antes de aceptar o planear un viaje esos personajes estudian mapas, distancias, carreteras, estadísticas, fotografías, conversan con mil personas, envían comisiones, les pasan películas, hacen sus programas. Coño saben diez veces más que cualquier estudioso.

2. El Papa Francisco sabe que sólo el tres por ciento de los mexicanos pertenece a la clase rica, que quizá el 10 por ciento a las clases medias y el 87 por ciento a la clase pobre, miserable, desempleada y marginada. Sabe perfectamente ?porque no es tonto- que la ciudad de México concentra la pobreza en todo el Oriente y norte de la Ciudad y que los multimillonarios viven en Las lomas, Polanco, El pedregal, San Ángel, y decenas de zonas residenciales exclusivas; sabe que el centro histórico es el más interesante, pero allí en antiguos edificios, casas de vecindad, en las aceras, viven los más viejos y los más pobres abandonados a su suerte. ¿Cree alguien acaso que el Papa y los presidentes no conocen miles de fotografías publicadas?

3. ¿Quién no ha visto fotografías de niños de todos los continentes con enormes estómagos, con brazos y piernas que parecen sus huesos y con moscas y demás insectos circulando sobre ellos y sin nada qué comer? Esa realidad la conocen muy bien el Papa y los más grandes políticos del mundo e incluso, rechazan mirar esa realidad. ¿Acaso no se publican millones de estudios que conocen mucho mejor que nosotros los altos gobernantes y sus asesores? Más que decirle al Papa que baje de su ?papamóvil? y rompa la vallas para ?mirar la realidad? lacerante, habría que decirle que radicalice sus discursos, que fustigue a todos los gobiernos, que exija que EEUU deje de hacer guerras de saqueo y despojo, que hable de la realidad que el 90 por ciento de la población vive.

4. Los Papas y presidentes ya no tienen que mirar nada porque lo saben todo. Los profesores y periodistas sabemos algo, pero esos personajes de la alta política saben lo que sucede y hasta como remediarlo. Saben esos personajes que la miseria y la pobreza no son de origen divino, no es por flojera o irresponsabilidad. Saben que toda la riqueza acumulada es explotación, saqueo, robo, opresión de unos cuantos contra los trabajadores. Todo lo que tenemos (mucho o poco) es trabajo de muchos para beneficio de unos cuantos. Así que hay que exigirle al Papa que hable, que no tenga miedo y que se olvide del Estado que representa. Si dijera que todos los gobiernos dejen de explotar y engañar a sus pueblos y que éstos deben luchar para liberarse otra cosa sería.

5. Pero el Papa pensaría que es una locura denunciar el capitalismo, la explotación, la miseria, las guerras, porque pone en peligro su vida y al mismo Vaticano. Por ello prefiere hacer críticas pequeñas o hablar con palabras novedosas, hasta espectaculares, pero que no lleguen a la raíz de los problemas. Pues por ello ?por esa inteligencia de no enfrentarse al poder real- la iglesia sigue viviendo y haciéndose más poderosa. El capitalismo soporta la liberación femenina, el aborto, la homosexualidad, la pederastia, etcétera; pero nunca podrá permitir que una religión que dice defender la pobreza, ponga en práctica acciones concretas que caminen hacia ese objetivo. Si el Papa sólo puede decir discursos, si no están definidos, poco valen.

6. Ya dije que a mí me vale un carajo que venga o no venga. Como dirían políticos inteligentes mexicanos: ?Ni me beneficia ni me perjudica; todo lo contrario?. Pero no me gustan los discursos abstractos y muy generales porque son más de lo mismo y no ayudan a transformar nada. Pero como va a estar muy preocupado por buscar y leer mis artículos antes que diga una palabra, aprovecho la oportunidad para pedirle como Papa Francisco: sólo dile al pueblo: a) que ya no se deje engañar por el gobierno, los empresarios y los medios de información siempre al servicio de los ricos; b) que tiene que luchar aquí en la tierra (no esperar el cielo) contra la explotación y la opresión y, por último, c) que sólo será libre el día que entierre el capitalismo que lo despoja. (12/II/16)  wordpress.com

Lo que el poder no le mostrará al jefe del Vaticano considerado ?progresista?

Redacción Desinformémonos 12/2/16

La figura del Papa Francisco es compleja. Es, por un lado, el ?presidente? del Vaticano, cabeza de una institución  en nombre de la que se han cometido innumerables atrocidades en el continente. Pero también, desde su llegada al poder ha insistido en acercarse a los movimientos sociales, particularmente Latinoamericanos.

Su interés por ser parte de la agenda mediática, sumado a dos encíclicas que tuvieron como centro la justicia social, el ambiente y el cambio climático, pintan algunos matices en el jefe de estado. Pero a fin de cuentas ¿es el Papa un actor político al que le interese jalar hacia la izquierda?

Esta semana, a pocas horas de su llegada a México, trascendió que invitarán a 3 padres de Ayotzinapa a que participen de la Misa que dará en Ciudad Juárez, pero nada más.

?Creo que aunque la agenda esté tomada por el gobierno de la República, los lugares escogidos para su visita son demás paradigmáticos. Nos dicen mucho de lo que nos quiere decir el Papa, aunque no lo diga?, analiza Fray Tomás.

Entonces, Fray Tomás ¿cree en este Papa de izquierdas? ?No creo en nada que venga del poder. Los cambios no vienen de arriba, eso es tarea de las revoluciones, de la insurgencia, de la lucha histórica. Por supuesto que lo respeto porque yo también soy parte de la Iglesia y Francisco significa un aliento muy grande para la gente de base, pero quien tenga su apuesta en el Papa únicamente está bastante equivocado. El cambio sólo viene de abajo. ?

¿Es el Papa una fuerza de abajo?

Eliana Gilet / Desinformémonos 11/2/16


La figura del Papa Francisco es compleja. Es, por un lado, el ?presidente? del Vaticano, cabeza de una institución en nombre de la que se han cometido innumerables atrocidades en el continente. Pero también, desde su llegada al poder ha insistido en acercarse a los movimientos sociales, particularmente Latinoamericanos

Jorge Mario Bergoglio ha cultivado un perfil público desde que asumió como el Papa Francisco.  Su interés por ser parte de la agenda mediática, sumado a dos encíclicas que tuvieron como centro la justicia social, el ambiente y el cambio climático, pintan algunos matices en el jefe de estado. Pero a fin de cuentas ¿es el Papa un actor político al que le interese jalar hacia la izquierda?

Hay antecedentes. Mientras México se estremecía y se ponía de pie ante la noticia de que 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa habían sido secuestrados y desde la noche del 26 de Setiembre de 2014 permanecen desaparecidos, el flamante Papa Francisco se reunía en Roma con unas 250 personas provenientes de movimientos sociales de Europa, América Latina, África, Asia y Estados Unidos.

?Francisco tuvo la iniciativa de tomar contacto con distintos movimientos populares y acudió al Sindicato de Trabajadores Cartoneros de Argentina. De ahí, el contacto fue con el Movimiento Sin Tierra de Brasil que resulta en la Convocatoria de Roma?. Quien explica lo que antecede es Silvi Ribeiro, quien como directora para América Latina del Grupo ETC, suele actuar como asesora de los más variadas movimientos, sobre todo, en temas de ambiente y soberanía. A ella recurrieron para que acompañara a los integrantes de la organización Vía Campesina que acudieron a esa reunión en el Vaticano en 2014.

El ?encuentro mundial de movimientos populares? con Francisco se hizo bajo el lema ?tierra, trabajo y techo?. ?La característica de ese encuentro es que la mayoría de los participantes son gente ?de base?. A mí me pidieron que acudiera porque sabían que iba a haber una negociación difícil con la Academia de Ciencias del Vaticano, que se mostraba preocupada por lo que resultara de ese encuentro, particularmente en cuanto a los transgénicos y al cambio climático?

La encíclica ?Laudato Si ? sobre el cuidado de la casa común? fue publicada el 18 de junio de 2015, y para Ribeiro, ese encuentro tuvo mucho que ver. La periodista y activista uruguaya reconoce un parteaguas en ese documento, en que se plantea que hay que para la devastación ambiental y el cambio climático, mediante un llamado a ?cuidar a nuestra hermana madre Tierra?. ?Anota la conexión directa entre destrucción ambiental y social con el paradigma tecnocrático globalizado sustentado por una minoría que desde las finanzas domina las políticas nacionales e internacionales en su beneficio, en desmedro del bien común y avisando de los bienes comunes? apuntaba Ribeiro en su columna del diario La Jornada, a pocos días de parida la encíclica.

?El de Roma fue un encuentro directo de los movimientos con el Papa en dónde se hicieron paneles, hubo una confrontación de visiones, que él por supuesto conoce. Recibe todo tipo de presiones, las empresas están todo el tiempo haciendo cabildeo con el Vaticano. Él lo sabe, entonces quiso hacer un contrapeso.?

Ribeiro apunta que incluso hubo una encíclica anterior aún más contundente ? siempre teniendo en cuenta que hablamos del dirigente máximo de la Iglesia Católica ? ?es muy radical en su primera encíclica en cuando a la justicia social y la pobreza. Es aún más contundente que en la del Medio Ambiente, salvo en el tema de mujeres y aborto, que es dónde la Iglesia no cede?

Lo que sorprende entonces es que el Pontífice afirme el rol de los movimientos sociales, campesinos e indígenas de los distintos abajos como responsables de la alimentación de la gran población de la tierra, casi sin recursos: ni tierra, ni agua ni combustible. Y que en ese papel fungen de guardianes de la diversidad biológica y cultural de los lugares en donde habitan.

?Es muy crítico de los transgénicos, para los que tiene frases contundentes, ataca los oligopolios alimentarios, la producción de semillas transgénicas estériles, así como el desplazamiento forzada que ocasiona el modelo de producción extractivista, al progreso, al paradigma tecnocrático operante?

Ahora bien, las palabras en el papel son muy lindas de leer pero ¿le creen al Papa que pronuncia esas palabras?
?Sí le creo que en esos temas de justicia social él piensa todo lo que dice. Ya van varias veces que lo hace, también repitió eso cuando estuvo en Bolivia. Tampoco es el primer representante de la Iglesia que pide perdón por los abusos de esa institución. Él nunca se reconoció como tal, pero estas cosas lo conectan con la teología de la liberación y la prueba está en que los principales referentes de esta corriente, con Leonardo Boff a la cabeza, lo respaldan?

La ida a Bolivia fue otro momento que desafió las imaginación de unos cuantos escritores de ciencia ficción, al menos de los del siglo pasado. Sobre todo el momento, ? o la foto ? en que un presidente indígena entrega a un Papa un crucifijo con forma de hoz y martillo.

?Cuando fue el encuentro en Roma, Evo Morales estuvo presente, pero el Vaticano sostuvo que no tenía tiempo de organizar el protocolo para recibirlo como presidente, entonces Evo participó como un mortal más. Fue realmente violento que llegara un presidente y no se le hiciera caso. Entonces Francisco lo llama a sentarse a su lado y ahí Evo lo invita a ir a Bolivia.? Cuánto de esa negligencia papal se debe a que el presidente desairado es un indígena corre a cuenta de los lectores.

El periodista, analista y ex editor de Le Monde Diplomatique Ignacio Ramonet, que estuvo presente entonces, escribió lo siguiente sobre el encuentro: ?El sentimiento general de los participantes, en este inédito Encuentro, es que estas dos intervenciones confirman el enorme liderazgo político y moral, a escala internacional, del Presidente Evo Morales; y el nuevo rol histórico del Papa Francisco, como abanderado solidario de las luchas de los pobres de América Latina y de los marginados del mundo.? Sin dudas, también le cree a Francisco.

?El Papa actual no deja de ser mediático, es algo que ha utilizado muy bien desde el principio de su pontificado. Se ha mostrado interesado por revivir o recuperar la idea de la Iglesia para los pobres. Esto es un mensaje complicado para todo el mundo, incluso para los pobres?, analiza Tomás González Castillo, fraile franciscano, desde la 72, el albergue para migrantes en tránsito por México, donde realiza su labor principal, en Tenosique, Tabasco, a pocos quilómetro de la frontera terrestre con Guatemala.

?No basta con lo que diga para que los pobres dejen de serlo. Es algo muy complicado. Va contra todo un sistema del que es parte. Migrantes, refugiados y jóvenes han sido temas nucleares de su Pontificado. Concretamente en México muchos están inconformes con su agenda porque no va a tener ninguna reunión privada con víctimas directas.?

Esta semana, a pocas horas de su llegada a México, trascendió que invitarán a 3 padres de Ayotzinapa a que participen de la Misa que dará en Ciudad Juárez, pero nada más.

?Creo que aunque la agenda esté tomada por el gobierno de la República, los lugares escogidos para su visita son demás paradigmáticos. Nos dicen mucho de lo que nos quiere decir el Papa, aunque no lo diga?, analiza Fray Tomás.

Algo así puede leerse de su viaje a Bolivia, del 7 al 9 de julio de 2015, días antes de la polémica encíclica verde antes mencionada.

Explica Silvia Ribeiro:
?En Bolivia ya no era 250 personas, sino 3 mil. Fue apoyada oficialmente por el gobierno de Evo, hubo gente de muchos lugares, incluso de Palestina, las mujeres libres del Kurdistán, de Grecia en un momento álgido. Recuerdo su discurso en esa reunión. Yo estaba sentada junto a Francisca Rodríguez, quien pertenece a la Asociación Nacional de Mujeres Indígenas de Chile, una comunista de toda la vida y ambas quedamos en shock. Dijo que toda esta devastación que teníamos alrededor tenía el tufo del ?estiércol del diablo?. También dijo que era muy criticado por sus posturas en estos temas. ?Cuando digo que la gente no tiene techo ni trabajo, y tanta otra que no tiene alimentación dicen que soy comunista, pero los que no quieran verla están ciegos?, fue palabras más, palabras menos la forma en la que eligió comenzar su discurso en Bolivia.

?Entiendo que Francisco le ha dado un aire a los movimientos de curas que trabajan desde las bases, que también significa que una autoridad moral para gran parte de la humanidad está tomando una posición clara con respecto a estos temas, pero eso no quiere decir que pueda hacer una renovación de la Iglesia como institución?, concluye Ribeiro.

?Espero que sí diga mucho cuando esté en México ? anhela Fray Tomás ? que pueda decir todo lo que quiera. También sé que no podemos quedarnos con eso. Es muy audaz en los discursos pero eso no significa que haya un resultado a corto plazo en las políticas públicas.?

Entonces, Fray Tomás ¿cree en este Papa de izquierdas? ?No creo en nada que venga del poder. Los cambios no vienen de arriba, eso es tarea de las revoluciones, de la insurgencia, de la lucha histórica. Por supuesto que lo respeto porque yo también soy parte de la Iglesia y Francisco significa un aliento muy grande para la gente de base, pero quien tenga su apuesta en el Papa únicamente está bastante equivocado. El cambio sólo viene de abajo. ?

La iglesia habla de perdón, Acteal exige justicia

Flor Goche / Desinformémonos

Acteal, Chiapas. A tres días de que el Papa Francisco arribe a Chiapas, Sebastián Pérez Vázquez, presidente de la mesa directiva de la Sociedad Civil Las Abejas, grupo pacifista y profesante de la fe católica, advierte que aunque su religión promueve el perdón, en crímenes como el de la masacre de Acteal lo que aplica es la justicia.

?Nosotros siempre como organización estamos exigiendo la justicia, porque si no hay justicia no se puede establecer la paz. La iglesia habla de perdón. Hay formas donde sí se puede perdonar. No en todas las cosas puede haber perdón. Pero como es un crimen lo que se hizo, se debe de aplicar la justicia?, comenta el dirigente de la comunidad indígena de origen Maya-Tzotzil.

En plena organización para recibir al mandatario de la iglesia católica, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, señala categórico que ?un ángel de la muerte ronda en todo el país, infundiendo miedo y terror en cada corazón, en cada habitante, en cada hogar azotado por el torbellino de la impunidad. Las violaciones sistemáticas a los derechos humanos y las acciones del crimen organizado coludido con los gobiernos en todos sus niveles, ha convertido a todo el Estado mexicano en Estado criminal, en una dictadura institucionalizada?.

Desde la sede operación y organización de la Sociedad Civil Las Abejas, ubicada en el municipio de Chenalhó, Chiapas, Sebastián Pérez asegura que a más de 18 años de la matanza de Acteal, en la que los paramilitares del Partido Revolucionario Institucional asesinaron a 45 personas de la comunidad (entre ellas, cuatro mujeres embarazadas a quienes les abrieron el vientre para destrozarles también a los hijos), no hay justicia.

Contrario a ello, los responsables del crimen, que se inscribe en una estrategia de contrainsurgencia, fueron absueltos y liberados por supuestas violaciones al debido proceso. Un mundo al revés.

?Sólo castigaron un poquito a los autores materiales, pero no a los autores intelectuales que son el entonces presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, y los tres niveles de gobierno?, denuncia el presidente de la mesa directiva de Las Abejas.

Frente al grupo de periodistas que el 11 de febrero recorre la ?tierra sagrada de los mártires de Acteal?, Sebastián Pérez manifiesta su beneplácito por la visita papal a Chiapas, a la espera de que el mensaje de líder religioso los incluya, además de ser clave para la paz, la defensa del pueblo, el cuidado de la madre tierra y la mejora de las condiciones de vida.

?Sea bienvenido el Papa Francisco aquí en Chiapas. Yo sé que trae una palabra más clave. Que su objetivo principal es para defender al pueblo de México, para darle una palabra de paz. Es lo que nosotros anhelamos?, comenta el indígena.

Frayba: ?México, Estado criminal?

Quien también saluda el arribo de Jorge Mario Bergoglio a la entidad sureña caracterizada por la histórica lucha de resistencia y emancipación de sus pueblos frente a los diversos proyectos de colonización, es el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba)

En un comunicado, quienes integran la organización laica de inspiración católica esbozan la realidad del ?Estado criminal? y de ?dictadura institucionalizada? en que se ha convertido el país, no sólo la geografía chiapaneca y territorialidades indígenas.

Los ?tiempos sobrios? surcan también el contexto y la realidad de los pueblos originarios, campesinos y campesinas. Como otros pueblos organizados, son blancos de una guerra que no termina, sino que se profundiza.

Así las cosas en Chiapas y en México, los miembros del Frayba desean que la presencia y la palabra del pontífice ?anime los corazones y fortalezca los trabajos por la justicia, la defensa de la vida y de nuestra madre tierra?

- postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 19:01:12
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Los puntos flacos del Flaco (I)

Hemos comenzado un comentario sobre el libro de Jorge Zabalza “La experiencia tupamara”, en nuestra nota anterior (Transformando nuestro modo de transformar el mundo), he tratado de remarcar el mérito principal de ese libro, que es su intención. No es ocuparse de pequeñas cuentas que quedaron sin cobrar, sino de mirar hacia atrás en una perspectiva generalista, y sacar conclusiones para adelante.

Aunque eso se dice muchas veces, pocas hay en que se tiene verdaderamente esa actitud. Creo que Zabalza la tiene. Y para que la discusión tenga sentido hay que seguirla.

UNA INSIGNIFICANCIA

Voy a empezar hablando de lo que creo que son errores de Zabalza con uno que no es un error garrafal sino una insignificancia, un simple “lapsus”, pero que me parece significativo, por eso mismo.

Cuando se refiere a la creación en 1989 del Movimiento de Participación Popular “por la liberación nacional y el socialismo” (pg.232) agrega erróneamente la palabra “nacional”, que no estaba en el nombre de esa organización.

Puede parecer una pavada y de hecho lo es, pero lo curioso es que esa misma palabra fue AGREGADA al nombre por la dirección del MPP, por arriba, sin consulta, y sin siquiera decir que estaba cambiando el nombre ¿y cuándo? en 1999, en la primera reunión DESPUÉS de excluir a Sarthou, Zabalza (vaya casualidad) y toda una corriente contestataria de compañeros, precisamente el viraje que Zabalza denuncia, para el cual esa dirección necesitaba cambiar el discurso recalcando el nacionalismo y descartando el clasismo.

Porque la batalla ideológica interna de fundación del MPP (a la que Zabalza no presta ninguna atención) no fue gratuita, y ese fue un punto entre varios relacionados entre sí. Tal vez (y solo digo tal vez) este pequeño error muestre lo difícil que le es a Zabalza desprenderse de las rémoras ideológicas.

Es una insignificancia, pero viene con algo que no lo es. La historia del MPP es algo que Zabalza descuida bastante. Se ocupa del error aparatista para criticarlo, pero sigue mirando al aparato, y no ve que el MPP no fue una simple creación del aparato, aunque eso se quiso que fuera.

Todo esto es un tema a tratar más adelante

FERNANDO MOYANO

 

sobre el libro de Jorge Zabalza

Estimados: estuve dudando si escribir o no. Mis dudas surgen porque creo que mi presencia en la posta puede ser contraproducente, sobre todo luego de haber anunciado mi adiós. Pero incluso los mejor intencionados, están metiendo la pata.

Si nos vamos a centrar en el libro de Zabalza, te digo una cosa, para empezar: el libro está pensado y escrito para justificar su viraje político. Todos sus argumentos, la base sólida que se le adjudica, son falsos.

Claro que los planes de E.F.H. fueron la base de la derrota. Eso ya lo dije yo en 1972. Pero Sendic también lo fue. Pero esos planes no hubieran sido posibles llevarlos adelante sin la complicidad de gente como Mujica, Zabalza y Marenales.

Los que nos opusimos a ellos fuimos los que carecíamos de "visión política", los mal llamados militaristas, que no creíamos en la necesidad del "movimiento de masas" pero que tampoco creíamos en la necesidad de "elevar el nivel de los enfrentamientos".

Y que "casualmente" fuimos los acusados de causar la derrota, los que hoy "descubren" que no hicieron algo que hoy dicen que era lo correcto para justificar el cambio de postura, pero sin reconocer el papel que les correspondió a ellos, en su doble vertiente: como coautores de los planes y en la corresponsabilidad que les cabe en el montaje de la historia oficial, de la que hoy se descuelgan. Zabalza mintió antes y miente ahora.

Antes, para ocultar las responsabilidades de los que eran "los suyos" y ahora para, ocultándose en el colectivo MLN, para no reconocer con claridad que Amodio no solo tuvo razón, sino que se lo acusó falsamente.

Yo no voy a hablar ni de Lenin ni de Trotsky, que nada tuvieron que ver en la debacle.

Tampoco de Jorge Torres, reivindicado ahora por puro oportunismo, como se hizo con el Frente Amplio en su momento. Pero este es otro tema.

Un saludo.

Amodio

- postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 18:47:49
postaporteñ@_______________________________

FALTÓ EN EL PASADO, FALTA AHORA, PERO HABRÁ MAS GUEVARISMO (7)

"Cuba y el Che. La ruta mágica”.  de  Torres, ya fallecido, fue uno de fundadores del MLN-T, y un protagonista directo y de primera línea en algunos aspectos cruciales de los primeros tiempos. Dejó reflexiones muy serias sobre la experiencia tupamara, y más en general sobre las experiencias guerrillera en el continente, que pueden ser compartidas o no. Pero más allá de menciones puntuales, lo que no veo es, ni que se recupere y continúe su planteo, o que se lo refute. De los temas que él planteó, simplemente no se habla. “Fernando Moyano

Se transcribe del primer capítulo del libro:

“Existe un dato que ha proporcionado la historia del último medio siglo, pero que, sin embargo, no ha merecido, hasta la fecha, la atención que a nuestro juicio debería haber tenido. A partir del triunfo de la revolución cubana el 1° de enero de 1959, dirigida por Fidel Castro, en catorce países de nuestro continente se intentó reproducir o llevar a la práctica el mismo método que condujo al triunfo de la guerrilla en la isla de Cuba. A pesar de ser una cifra impactante, todavía podría incrementarse con dos países más, aunque en ambos casos con procesos y características diferentes (Colombia y Granada) que aclararemos.

A este primer dato de la realidad que hemos señalado, hay que agregar algunos más que no son menos importantes. De los catorce países en donde se intentó reproducir el modelo revolucionario cubano que condujo al triunfo, se fracasó en trece; y en el único donde triunfó la guerrilla fue en Nicaragua, donde se ha desarrollado un proceso lleno de luces y sombras que perdura hasta el presente.

Pero cuando decimos catorce países, en realidad apenas si estamos señalando una mínima parte de todo este proceso, o de ese fenómeno. Y es así porque también corresponde agregar como otro dato de la realidad, algo que vuelve más preocupante y hasta inexplicable el citado fenómeno, y ese dato es el número de organizaciones que intentaron reproducir lo que creyeron era el método adecuado que aseguraría el triunfo de sus ideas y sus proyectos revolucionarios. Ese número supera largamente las veinte.

Como quinto punto de esta enumeración, aparece uno que resulta altamente llamativo porque instaura una nueva modalidad de práctica política a nivel continental; en efecto, las guerrillas no responden a lo que hasta entonces habían sido las vigentes adhesiones ideológicas o partidarias, sino que congregan y se nutren de militantes y combatientes que provienen de ideologías y concepciones que hasta entonces, y a menudo, no solamente eran antagónicas sino que estaban casi siempre enfrentadas. Las experiencias guerrilleras que se instalan no responden a ninguna de las llamadas internacionales, e inclusive manifiestan su oposición y críticas a ellas.  (Jorge Torres. Cuba y el Che. La ruta mágica - Fin de Siglo, 2007)   -  Fernando Moyano

Nos referiremos a los puntos  primero, segundo, tercero y quinto que se transcriben  y que  se hace necesario refutar pues el análisis de Torres , parcializa  toda la riqueza de las luchas guerrilleras de la etapa (segunda mitad del siglo XX)  a la “ruta mágica del Che y la Revolución Cubana”, les quita los antecedentes guerrilleros latinoamericanos  de liberación nacional, de reconquista de libertades democráticas o de luchas por el socialismo,  anteriores a la revolución cubana y   en el desarrollo guerrillero  latinoamericano durante la segunda mitad del siglo XX,  no mide la importancia de quienes  incursionaron en la lucha armada guerrillera  influenciados por  la revolución rusa y la III Internacional, de  la revolución china y  el cisma sino-soviético,  de las tesis albanesas de Enver Hoxha, de la IV Internacional  trotskista , de las acciones armadas anarquistas,  de las rebeliones indígenas, además de la real influencia de la revolución cubana. 

Antecedentes guerrilleros  con diferentes  objetivos y programas antes del triunfo de la Revolución Cubana

México – Revolución mexicana  iniciada en 1910 - 25, con las legendarias guerrillas de  Emiliano Zapata y  Pancho Villa.

Brasil – “Revolución  de los Tenientes” (1924), que culmina con la larga marcha de la Columna Costa-Prestes, que dura hasta febrero de 1927. 25 mil kilómetros de marchas enfrentando las fuerzas del gobierno.

Nicaragua -  La guerrilla liderada por Augusto César Sandino iniciada en 1926, es prácticamente invencible, duró seis años,   contra la ocupación yanqui, que se había instalado desde 1916.

El Salvador -  Farabundo Martí participa en las luchas revolucionarias de México y con Sandino en Nicaragua entre 1928 y 1930. Regresa a su país El Salvador y tras el golpe de estado de 1931, prepara acciones revolucionarias.

Colombia – Las guerrillas liberales del período 48 al 53. El asesinato de Gaitán y el Bogotazo. Hace sus primeras armas Marulanda Vélez “Tirofijo”.

República Dominicana -  Invasión de Luperon por exiliados  en 1949 contra la dictadura de Trujillo.

Puerto Rico – Albizú Campos lanza la insurrección en 1950 por la independencia de EEUU.

Bolivia – la revolución de 1952. En  1946,  las Tesis de Pulacayo generan un potente movimiento proletario armado, decisivo en la toma del poder: “… toda huelga es el comienzo potencial de la guerra civil y a ella debemos ir debidamente armados. Nuestro objetivo es vencer y por ello no debemos olvidar que la burguesía cuenta con ejércitos, policías y bandas fascistas. Nos corresponde pues organizar las primeras células del ejército proletario. Todos los sindicatos están obligados a  formar piquetes armados con los elementos más jóvenes y combativos”.

Estos procesos confirman que la violencia organizada, especialmente la guerra de guerrillas,  es un hilo conductor en toda la vida política latinoamericana antes de la Revolución Cubana.  Las guerrillas latinoamericanas en la segunda mitad del siglo XX, hunden sus raíces en la propia historia de sus pueblos, que utilizaron la lucha armada levantando  programas de libertades democráticas contra dictaduras,  de liberación nacional contra intervenciones militares de EEUU, hacia regímenes de nacionalizaciones, de  reforma agraria y de avances en la justicia social.  No precisaban  que la Revolución Cubana les indicara el camino, posteriormente se  nutrieron  de las enseñanzas de una revolución socialista triunfante e intentaron aplicarla a su propia realidad histórica.

LAS GUERRILLAS EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX

La Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar de Colombia, mientras duró, más de tres años, (1987-1990),  sintetiza la confluencia de  organizaciones  guerrilleras de diferentes ideologías, estrategias y programas, pero que las unificó el desarrollo de la lucha armada. La integraban:

a)     Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FAR, fundadas el  27 de mayo de 1964, estrechamente vinculados al Partido Comunista de Colombia. Apoyo de la URSS  en forma integral, recursos y formación militar. El PCC se separa en 1991 y las FARC se convierten en  Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo  (FARC –EP).  El Programa Agrario de los Guerrilleros  de  20 de julio 1964 fijaba metas y reivindicaciones

b)    Movimiento 19 de Abril -  “es una organización político- militar, patriótica, antiimperialista, que lucha por la construcción de un poder de obreros, campesinos y trabajadores en general, el cual destruyendo el actual estado oligárquico mediante una guerra en donde participen todos los explotados, logrando la liberación de nuestra patria y la instauración del socialismo. Nuestra ideología se inspira en los principios del socialismo científico, aplicado a nuestras condiciones concretas. Surge el 19 de abril de 1970, cuando la oligarquía pisoteó  la decisión de las grandes mayorías de la Alianza Nacional Popular (Anapo)”

c)     Ejército de Liberación Nacional (ELN). Surge en 1964 y  el manifiesto de Simacota (7 de enero de 1965) fija objetivos y programa. Toma del poder por clases populares, gobierno democrático y popular, programa antiimperialista y antioligárquico y por la revolución socialista.  Apoyo y solidaridad  de la Revolución Cubana.

d)    Partido Revolucionario de los Trabajadores, fundado en 1982 tiene sus raíces en movimientos de orientación maoísta  desgajados   del Partido Comunista de Colombia –Marxista Leninista (influencia maoísta), críticos a los partidos comunistas  de influencias soviéticas y calificadas de reformistas. Participa en las escuelas militares de la CGSB y el Batallón América. Desarrolla la lucha armada hasta su desmovilización en 1991

e)     Partido Comunista de Colombia – Marxista Leninista (PCC-ML), nace en 1965 y es una escisión  del Partido Comunista de Colombia (PCC). Concibe la lucha armada popular y prolongada y en 1968 se funda el Ejército Popular de Liberación (EPL). En 1975 recibe la influencia del Partido del Trabajo de Albania

f)      Movimiento Armado Quintin Lame. Nace en 1983 de base indígena  y  de orientación marxista, pero no ortodoxa de toma del poder, Partido y Estado. Tradiciones e identidad indígenas. Lanza la lucha armada en 1984.

Además de este ejemplo, podemos inventariar las luchas (el sitio web  CEDEMA.ORG  ha compilado en forma exhaustiva los movimientos armados de Latinoamérica del siglo XX y XXI):

 Partidos comunistas de influencia maoísta como: Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso. Inicia la guerra de guerrillas en 1980 y Partido Comunista de Brasil – guerrilla  de Araguaia (1969-1976).  Críticos a las concepciones guevaristas.

Partidos comunistas de influencia soviética, como:  Partido Comunista de Colombia con las FARC;  Partido Comunista de El Salvador con su fuerza guerrillera Fuerzas Armadas de Liberación integrando el Frente  Farabundo Martí para la Liberación Nacional;  Tras el golpe de Pinochet en Chile, surge del Partido Comunista de Chile, una guerrilla:   el Frente Patriótico  Manuel Rodríguez;  Partido Guatemalteco del Trabajo integrando  la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) desarrolla la lucha armada, que previamente había desarrollado en 1962 con las FAR de Luis Turcios  Lima; sumidos todos en escisiones y fragmentaciones al asumir la lucha armada, debido a las concepciones comunistas etapistas de la revolución (una primera etapa de acumulación electoral  en procesos democráticos burgueses y posteriormente la lucha por el socialismo).

Partidos de influencia trotskistas, como: el FIR de Hugo Blanco en el Perú,  desarrolla la lucha armada en Lima y  zonas campesinas en 1961-63;  en Chile en 1965, trotskistas (Luis Vitale) participan en la fundación del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR);  en Bolivia el POR de Moscoso y el ELN de Inti Peredo unen sus alas militares de 1969-1971; En Argentina en 1965, guevarista y trotskistas dan nacimiento al PRT-ERP.

Movimientos y partidos nacionalistas y justicialistas: Montoneros  proveniente del Partido Justicialista, entre otros, en Argentina; Leonel Brizola,  del Partido Trabhalista Brasileiro (PTB) alzado en armas e 1964, en las sierras de Caparao, contra la dictadura brasileña.

Movimientos y federaciones anarquistas: Uruguay  1967, Organización Popular Revolucionaria -33 orientales (OPR-33) brazo guerrillero de la Federación Anarquista Uruguaya (FAU). Elaboraron una crítica demoledora contra las tesis foquistas.

Algunas organizaciones político-militares de influencia  cubana:

1)    Década del 60: Venezuela ( FALN  y MIR); Perú  (MIR y ELN); Guatemala (FAR-MR 13); Bolivia (ELN); República Dominicana (Movimiento 14 de junio); Nicaragua (FSLN)

2)    Posteriormente,   desarrollo guerrillero tras la muerte del Che (1968 en adelante) con diferentes estrategias  y  métodos: Uruguay (MLN-T, FARO, OPR 33); Argentina (PRT-ERP); Brasil (ALN-VPR- MR 8); Chile(MIR); Perú (MRTA-PCP-SL); Ecuador (Alfaro Vive Carajo); El Salvador (FMLN); Guatemala (URNG); México (ERPI  -   PDPR-ERP);  Junta Coordinadora Revolucionaria (MIR  chile –PRT-ERP  argentina - MLNT Uruguay– ELN Bolivia)

Las organizaciones nacionalistas revolucionarias, las organizaciones político-militares de influencia cubana, los partidos comunistas de influencia soviética,  los partidos  trotskistas, los partidos comunistas marxistas leninistas maoístas, federaciones anarquistas, movimientos indigenistas, partidos comunistas influenciados por el Partido del Trabajo de Albania ,etc. ,  desarrollaron la lucha guerrillera  antes y después de la muerte del CHE. Casi todas las guerrillas recibieron  recursos  y entrenamiento militar  de Cuba, URSS, China, Vietnam, Albania, Argelia, etc. La derrota signó la mayoría de los emprendimientos, algunos derrotados desaparecieron o se disolvieron, otros sobreviven en condiciones hostiles y varios optaron por salidas políticas y se integraron a procesos democráticos burgueses. Fueron derrotados  la mayoría de los que asumieron el guevarismo y los que desde distintas vertientes ideológico-políticas lo criticaron y asumieron otras estrategias y métodos (guerrilla rural, guerrilla urbana, guerra popular y prolongada, combinación de métodos, etc.)

Según Torres, lo que mide es el éxito o el fracaso, por lo tanto,  hay que condenar la influencia  de Cuba y el Che con su ruta mágica, la influencia de  China y Mao con su guerra popular y prolongada,  la influencia de la III internacional, la URSS y Lenin  con las etapas insurreccionales,  la influencia de  Trotsky y su revolución permanente,  la influencia de Vietnam y Ho en su guerra de todo el pueblo, la influencia del Indigenismo con sus levantamientos de raíces coloniales, la influencia de  Albania y Enver Hoxha con su resistencia guerrillera, la influencia del anarquismo de Bakunin o Malatesta con sus guerrillas y acciones armadas y  la influencia de las luchas revolucionarias burguesas de la emancipación española.

No se puede entender un método de lucha, fuera de su contexto histórico, es el ABC del marxismo revolucionario.  La lucha de clases a nivel internacional en el siglo XX, en su primera mitad nos da las revoluciones proletaria victoriosas  de Rusia y China y de luchas anticolonialistas en Asia y África, la segunda mitad del siglo XX nos trae el triunfo de la revolución vietnamita, coreana, argelina, cubana, proliferan las guerrillas anticolonialistas en el Asia y el África,  combinado  con levantamientos militares  nacionalistas burgueses contra el colonialismo en Cercano Oriente (Irak, Siria, Egipto, etc.). Colonias inglesas, francesas, belgas, portuguesas,  españolas, etc. son sacudidas por movimientos de liberación nacional y social. Es un período de flujo revolucionario en el escenario de la lucha de clases a nivel mundial, la correlación de fuerzas era favorable.

Todas las tendencias revolucionarias dentro del movimiento popular  en Latinoamérica consideraron que la etapa exigía el desarrollo de la lucha armada y por la asimetría de poder, entre el pueblo oprimido y el estado represor, el método fundamental era la guerrilla. Han sido los precursores de la emancipación de la clase trabajadora en su camino al socialismo.

Próxima entrega: La Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS) 1967 en Cuba. Síntesis del guevarismo          

Mario ?toni? Rossi - postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 18:42:19
postaporteñ@_______________________________

Una cuestión de método: nuestras diferencias con el PO

09/02/2016 Razón y Revolución

Durante los últimos días ha estado circulando un texto nuestro sobre la izquierda y el kirchnerismo que ha causado un impacto sin dudas importante. Por lo menos, entre la militancia de los partidos allí aludidos. Esos partidos suelen esforzarse con una energía digna de mejor causa, en ignorarnos y tratar de no entrar en polémicas. Sabemos, de buena fuente, que es una línea oficial adoptada desde el bochorno protagonizado por dichas agrupaciones en la Asamblea del FIT unos años atrás. No obstante, como es difícil tratar de tapar el cielo con las manos, tarde o temprano algún militante aquí o allá siente la necesidad de contestar nuestros argumentos. Una necesidad que brota, indudablemente, de alguna inquietud no saldada. Dicho de otro modo, esos argumentos contienen alguna verdad con la que resulta difícil lidiar. En este caso, un texto de Maximiliano Jozami nos da la ocasión para poner sobre la mesa una serie de planteos que la militancia del PO debiera conocer, aunque más no sea para refutarlos adecuadamente.

La diferencia fundamental

El Partido Obrero es un partido revolucionario, constituido por militantes revolucionarios, compañeros abnegados que se han ganado un lugar en las luchas sociales argentinas por su consecuencia, su valor y su indudable capacidad política. De hecho, Razón y Revolución lo consideró siempre la mejor expresión actual de la izquierda argentina. Hemos dicho esto muchas veces; no es esta, entonces, una maniobra retórica de ocasión. Esto no significa que no podamos tener diferencias y expresarlas claramente. Sobre todo en relación a un partido que siempre nos ha tratado muy mal, a pesar de que nos hemos cansado de defenderlo y apoyarlo en más de una ocasión. La última, no hace mucho, cuando nos jugamos en las PASO por la fórmula Altamira-Giordano. La virtud de internet es que constituye no solo una vía de comunicación excepcional, sino también un gigantesco archivo que nunca olvida. Todo militante de PO tiene a su alcance todas las posiciones que RyR ha sostenido sobre su partido en los últimos 10 años. Sería bueno que las revisaran, porque nuestros críticos siempre hacen ominoso silencio sobre este aspecto de nuestras relaciones y cargan las tintas sobre nuestros “crímenes” contra el partido. Pero además, ayudaría a entender el núcleo de la divergencia.

En efecto, el problema central, el nudo de todas las divergencias (no solo con el PO), es una cuestión de método. El texto de Jozami lo sintetiza de hecho, implícitamente, muy bien. Porque en su diatriba no encuentra necesidad de dar prueba de lo que afirma. Simplemente afirma. Si en lugar de una intervención escrita se tratara de una función pública, un debate, una asamblea, veríamos al personaje en cuestión hacer gestos como diciendo “qué barbaridad”, “¿no es obvio?”, “¿a vos te parece?”. Es decir, responder argumentos con preguntas retóricas. Buscar en el público una complicidad vacía de contenido, a fin de eludir la presentación de las pruebas que sustentan su posición. Hay que reconocer que es una estrategia adecuada a los recursos con los que cuenta, porque reconoce nuestra acusación de anti-intelectualismo, al conceder que el PO (ni el resto de la izquierda) ha escrito nada parecido a El desarrollo del capitalismo en Rusia, de Lenin, en sus ya 50 años de vida. Es más, concede que esos textos de Milcíades Peña que nosotros criticamos, no superan el estadio de hipótesis de trabajo futuro. Dicho de otra manera, Jozami reconoce que el PO lleva 50 años haciendo política en Argentina sin haber producido ningún conocimiento serio sobre su historia, ni tener a mano nada para reemplazarlo más que una “hipótesis” trunca por la muerte de su autor. Toda su defensa pasa por acusarnos a nosotros de no haber escrito un libro tal. Y tiene razón: cuatro libros sobre la Revolución de mayo (uno en imprenta), siete sobre la industria argentina (uno en imprenta), uno sobre cuestión agraria, tres sobre la izquierda, tres sobre clase obrera (uno en imprenta), dos sobre educación (uno en imprenta), más de mil artículos en El Aromo sobre temas de la historia y la sociedad argentina, sumados a más de doscientos en Razón y Revolución, sin contar decenas de tesis universitarias y centenares de artículos en publicaciones externas, están todavía sin sintetizar en un cuerpo único. No obstante, la diferencia salta a la vista…

Razón y Revolución no tiene 20 años. Veinte años tiene la revista de ese nombre. La organización que terminó surgiendo de esa experiencia se remonta, como mucho, al 2002-3, en el que se consolidó como grupo al romper su vínculo con el Partido Obrero y decidir que había llegado la hora de conocer la realidad que queríamos transformar. Así fue como RyR se tomó una década para pensar los problemas que involucra esa tarea (que son muchos más que los que enumeramos más arriba y que se evidencian en otras publicaciones, propias o ajenas, incluyendo la relectura crítica de la tradición marxista e incorporando los análisis válidos de compañeros de otras corrientes revolucionarias, que como reconoce Jozami, incluye a PO en la persona de Osvaldo Coggiola). Esta es la diferencia: el método. Nosotros, antes de hablar, estudiamos la realidad, no repetimos un dogma o una ocurrencia oportuna siguiendo una empiria perezosa. Veamos algunos ejemplos.

Jozami recuerda que nosotros defendemos la idea de que la educación argentina no está privatizándose. Obviamente, afirma que no es cierto, pero no ofrece ninguna prueba en contrario. Nosotros examinamos las cifras con cuidado desde fines de los ’50 hasta el día de hoy. Y no encontramos ningún pasaje masivo hacia el sistema privado. Todo lo contrario: en el libro que vamos a publicar en breve, continuación del anterior en el que ya probábamos nuestra hipótesis, se demuestra que existe un proceso de estatización de la matrícula. Puede que las cifras estén mal, pero veamos la realidad que tenemos delante. El PO, como toda la izquierda, dice que hay privatización. Luego, uno debería ver las escuelas públicas vacías y la proliferación de escuelas privadas por todos lados. Lo que vemos son escuelas públicas que revientan de alumnos. Uno debería ver el crecimiento exponencial de los sindicatos de la educación privada, SADOP, por ejemplo. ¿Es SADOP el eje del sindicalismo en educación? ¿O son los gremios estatales? Uno debiera ver que hay movimientos de padres indignados por el crecimiento de la cuota de las escuelas privadas. No simples quejas, que las hay todos los años, sino verdaderos movimientos de masas. ¿Los hay? Uno debiera ver que la educación privada fuera un negocio crecientemente acaparados por los “monopolios” extranjeros de los que habla Jozami, salvo que siendo dueños de todo lo que importa en la Argentina, estos chicos malos hayan pasado por alto semejante oportunidad. ¿Vemos algo así? ¿Se abren escuelas privadas de grandes empresas internacionales al estilo de lo que sucede con los locales de McDonald´s o los hipermercados, que colonizan cuanto espacio hay? No. Entonces, lo que pasa en la realidad, ¿coincide con nuestros datos o con los del PO? Si esto es así, el PO ha estado orientando la lucha de los docentes con una perspectiva falsa de la realidad, durante, al menos, los últimos 30 años. El problema de la educación argentina no es su privatización, sino su degradación

Veamos otro ejemplo. Jozami recuerda que RyR niega que haya tareas nacionales pendientes. Y que la Argentina sea un país semicolonial y dependiente. Tan adicto a las citas de autoridad, se olvida de que, al dar ejemplos de países que no tienen cuestiones nacionales pendientes, Lenin, sí, Lenin, da como ejemplo a… la Argentina. Como a nosotros no nos alcanza con citas de autoridad, nos preocupamos por entender el problema, no por repetir lo que dijo un señor que murió hace casi 80 años, que nunca conoció la Argentina y que no era un especialista en nada que lo pudiera orientar al respecto. Lo que vale, también, para Lenin. Y cuando observamos la historia argentina, nos preguntamos: el Estado argentino, ¿controla todo su territorio y gobierna sobre su población o, por el contrario, los argentinos están en una situación parecida a la de Irlanda y Polonia en el siglo XIX o de Palestina o los kurdos hoy? La población en Argentina, ¿no puede elegir presidente a Altamira porque se opone una potencia extranjera o simplemente porque no quiere elegir a alguien cuyo discurso no se distingue demasiado de los varios candidatos burgueses de “izquierda”? La Argentina instrumentó uno de los default más grandes de la historia. ¿Qué hizo el imperialismo acerca de eso? En la Argentina, a pesar de que se trata de un país de inmigración como pocos ha habido en la historia, ¿hay población “extranjera” no integrada? Salvo que aceptemos el argumento del PTS acerca de la “población originaria”, resulta difícil de sostener que estemos en una posición cercana a Turquía o, si se quiere, España. Toda la Argentina vive de los impuestos pagados en las provincias del Litoral. A nadie se le ha ocurrido jamás un movimiento separatista que abandone a la buena de dios a buena parte del territorio nacional como intenta, por ejemplo, el separatismo italiano del norte con el sur. ¿Hay población pre-capitalista o no capitalista no integrada al capitalismo, que se encuentra presa de una situación de tipo “feudal”? Salvo que le hagamos caso al ignorante de Diego Rojas, que habla de “feudalismo” kirchnerista (no sin antes hacer la apología de Néstor Kirchner con ocasión del asesinato de Mariano Ferreira), en la Argentina nunca hubo tal cosa como un “campesino”. Salvo, otra vez, que le hagamos caso al PTS, que sostiene que hay tres millones de campesinos en un país donde la totalidad de la población rural no llega a esa cifra. Ausencia de un Estado capitalista, problemas de nacionalidades y grupos oprimidos, rémoras feudales agrarias, carencia de autogobierno de las masas (en el sentido burgués, se entiende, república), ocupación por potencia extranjera, división del territorio, todo eso conforma la “cuestión nacional”. Nada de eso está en la Argentina. Por eso, la revolución permanente no se aplica a la Argentina, como sí resultaba perfectamente válida en la Rusia de 1917. Si el PO no se dio cuenta, es porque leyó mucho a Trotsky y se olvidó de estudiar historia nacional. Y repite como loro, sin preguntarse por la adecuación de lo que repite.

Las consecuencias de esta ignorancia están claras y lo dijimos en el documento por el que nos critica Jozami: crea un terreno común con el nacionalismo. Si hay tareas “nacionales”, el partido revolucionario debe asumirlas. Luego, se crea una franja de solapamiento político entre el nacionalismo burgués y el “revolucionario”. Cuando decimos que el PO comparte con el peronismo mucho más de lo que desearía reconocer, decimos esto. Decir que las Malvinas son argentinas, además de una concesión ridícula al derecho burgués y un abuso de la ignorancia histórica, es decir que son un problema “nacional”, lo que es lo mismo que decir que tenemos un terreno en común con la burguesía argentina. No es casual, entonces, que el PO haya ido a la guerra con Galtieri…

Tampoco es casual que en el conflicto del campo del 2008, el PO haya quedado paralizado con una consigna inútil: “ni con el campo ni con el gobierno”. ¿Con quién? ¿Para qué? La respuesta es sencilla: el PO no quería oponerse a la Federación Agraria. Si no estaba con ella era, sencillamente, porque la FAA estaba con la Sociedad Rural. Peor el PTS, que propuso retenciones diferenciales. En ambos casos, se trata de la debilidad frente al pequeño capital que brota de la fórmula de la revolución permanente. Lamentablemente, no tenemos espacio para explicar que “dependiente” no significa nada (todos los países “dependen”), ni para recordar que ni EE.UU. toma una medida sin consultar a Alemania o Japón, ni que estos pasan todo el tiempo negociando con EE.UU. sus propias políticas económicas, fenómeno que incluye a China. ¿Serán semicoloniales y dependientes también? Lo que nos lleva al tema del imperialismo

El principal defecto de la crítica es que deforma lo que decimos, es decir, no nos critica a nosotros. Nunca dijimos que el imperialismo no existe. Lo que no existe es eso que la izquierda argentina llama imperialismo. Se trata de un ente metafísico, dotado de voluntad, omnipresente y todopoderoso cuya principal actividad consiste en evitar el crecimiento de las fuerzas productivas en los países dominados (como si el crecimiento de las fuerzas productivas no fuera el resultado de la expansión de la ganancia capitalista, de la que el imperialismo, curiosamente, quisiera prescindir por la vía de reprimir su desarrollo). En esta perspectiva, la única solución para el atraso nacional, es la lucha anti-imperialista. Otro terreno común con el peronismo y el nacionalismo en general. En esta posición se encubre un problema teórico importante: la política domina la economía, la ley del valor ya no existe y el mercado mundial es simplemente un espacio militar. Dicho de otra manera, El capital es un libro inútil. Puede ser. Pero habría que ofrecer alguna prueba. La conclusión es obvia: EE.UU. es lo que es, simplemente porque tiene la fuerza militar que tiene, no por la potencia de su economía. Esto invierte el postulado elemental del materialismo histórico. Otra vez: puede ser. Pero habría que dar alguna prueba.

Lo más importante, sin embargo, es que observa la realidad como no es. No existe EL IMPERIALISMO. Existen sí, capitales más poderosos que pueden utilizar, en la competencia, mucho más que la productividad del trabajo. Sobre todo, porque en algún punto, la competencia rebasa el marco del mercado y se transforma en guerra. Es la rivalidad inter-imperialista la que crea espacios de independencia para capitales menores. La Argentina conoce mucho de eso: mientras firmaba el Pacto Roca-Runciman y se arrodillaba por la promesa de una cuota de carne, se negaba a firmar el Acuerdo Mundial del Trigo y rechazaba la presión norteamericana para achicar el área sembrada. Podemos dar muchos ejemplos, como el de rechazar el boicot norteamericano a las Olimpíadas de Moscú mientras se actuaba codo a codo bajo supervisión yanqui en la represión a las fuerzas revolucionarias. La historia es mucho más compleja que la simple imposición de la fuerza, a la que se considera, ridículamente, todopoderosa. Por dar un ejemplo contemporáneo, la existencia misma de ISIS sería inexplicable si EL IMPERIALISMO existiera

Hay muchas más cosas que discutir, pero un punto importante es el siguiente: el capital no actúa como tal, como una entidad unificada, dotada de una voluntad consciente y unívoca. El capital solo existe a través de capitales particulares que alcanzan una unidad temporal en casos extremos (la guerra intercapitalista o la guerra civil) a partir del Estado. Aun en este caso, esa unidad es limitada (una fracción del capital norteamericano, por ejemplo, jugó a favor de la Alemania de Hitler mientras el resto se batía a muerte, como puede verse en el caso IBM). El resto del tiempo, los capitales de los países imperialistas guardan contradicciones entre sí que favorecen el desarrollo capitalista en países “coloniales”, entre otras cosas, porque es su propio desarrollo: los ferrocarriles británicos sabían que destruían la agricultura inglesa al establecerse en la Argentina, por dar un ejemplo. Igual que los fabricantes de trilladoras norteamericanas, que sabían que creaban condiciones de competitividad muy elevadas para un competidor serio del agro yanqui. No les preocupó en lo más mínimo, porque negarse a vender maquinaria a la Argentina significaba regalarle el mercado a Inglaterra. ¿Por qué iban a perderse esa posibilidad de acumulación? La Argentina tiene problemas de competitividad mucho más serios que los que supone la Teoría Metafísica del Imperialismo. Si lo que esta sostiene fuera cierto, no existirían ni Corea del Sur, ni Japón, ni Alemania, ni China

Asociada a esta idea está la teoría del capital monopolista, según la cual la economía está dominada por monopolios. El problema aquí es que los monopolios no existen, salvo que se entienda por tal simplemente capitales muy grandes. Porque “monopolio” es el dominio de un mercado. Si existiera el “monopolio” sojero (otro campo de coincidencias con el peronismo y con el kirchnerismo en particular, además de con el conjunto de la economía neoclásica, es decir, liberal), ¿cómo es que la soja baja de casi 600 dólares a casi la mitad? ¿Cómo es que el petróleo cae de más de 100 dólares a casi 20? Extraños monopolios que no son capaces de lo más elemental que caracteriza a un monopolio: fijar precios

Veamos el “monopolio” sojero: en la Argentina hay 90.000 productores de soja. Se dice que está mucho más concentrada y que los “grandes” son 2.000 o 3.000. No suena muy “monopólico” que digamos, si recordamos que en nuestro país hay cerca de una decena de fabricantes de automóviles, un solo productor de aluminio, unos pocos productores de acero, etc., etc. Si se mira como corresponde, el último lugar donde hay que buscar un monopolio es en el agro. Este es el discurso del peronismo en general y de la Federación Agraria en particular. Con una perspectiva completamente liberal como ésta, ¿de qué se ofenden cuando se los acusa de “nacionalistas”?

El texto de Jozami, al enfatizar en chicanas sin importancia, pierde de vista que él mismo reconoce la verdad de nuestras posiciones: se niega a aceptar que Kirchner fue el primer presidente en pagar la deuda, lo que es simplemente una verdad histórica. Si pido deuda para pagar mi deuda, no estoy pagando. Si encima después la defaulteo y realizo una quita gigantesca, peor todavía. Pero al ocultar que la política de Néstor Kirchner implicaba una subordinación real al imperialismo al sacrificar reservas del Estado argentino para pagar realmente la deuda, es decir, pagarla con recursos propios, Jozami está diciendo exactamente lo que decimos nosotros: el PO cree que el kirchnerismo es algo distinto y opuesto al menemismo (dejemos de lado que la idea de que la deuda es un “problema” que somete a la economía argentina es cuanto menos discutible, salvo que se crea que EE.UU., el país más endeudado del mundo, es un país “semicolonial”).

Esto nos lleva al problema del desarrollo. Jozami confunde desarrollo de las fuerzas productivas con desarrollo de las relaciones sociales. Como la Argentina tiene un desarrollo de las fuerzas productivas menor al de EE.UU., concluye que la Argentina no es igual a EE.UU. Es decir, es un capitalismo de otro “tipo”. Jamás negamos que nuestro país tuviera un grado menor de desarrollo de las fuerzas productivas. Lo que siempre afirmamos es que es un país capitalista desarrollado, es decir, uno donde las relaciones capitalistas dominan ampliamente. En la Argentina, igual que en EE.UU. el 80% de la población es asalariada, no hay rémoras pre-capitalistas o no capitalistas y la burguesía se encuentra notablemente concentrada. Que en la burguesía ocupe un renglón importante el capital extranjero, no niega ni la existencia de una burguesía nacional ni que sea esta la que controla las riendas del Estado argentino. La idea de que el capital extranjero domina por completo la economía argentina es una mentira que no resiste el menor análisis y que transforma a los Macri, Fortabat, Pescarmona, Soldatti, Pérez Companc, etc., etc., o en fantasmas o en simples “peones” del imperialismo. En ambos casos, en seres inexistentes. Esta confusión es la que arrastra al PO a posiciones cercanas al maoísmo, a la negación de la existencia de la burguesía nacional, a confundir al bonapartismo con movimientos nacionalistas y, por lo tanto, a una subordinación de hecho al peronismo. Aquí, subordinación quiere decir, incapacidad para superar ese programa político, lo que lleva al PO a actuar pura y exclusivamente en el campo sindical y a reconocer que a la clase obrera argentina no hay que hablarle de socialismo

Esto nos lleva al último punto, el del Programa de Transición. Es solidario con lo anterior: el programa de transición no contiene ninguna estrategia de poder. Nadie niega la necesidad de consignas transicionales. Pero una “transición” incluye elementos de una situación pasada y de una presente. Si no podemos hablarle de socialismo a la clase obrera que se supone que está en una “transición”, ¿cuándo vamos a hablarle? Y si solo 20 obreros están en condiciones de escuchar sobre el socialismo, ¿en qué sentido estamos en una “transición”? Pero Jozami, otra vez, no hace más que darnos la razón, porque que nosotros sepamos la Argentina no está atravesando una situación de “transición”, al menos no por ahora. De modo que toda esta tontería está al servicio de ocultar que, para conseguir una banca en el parlamento burgués, no para tomar fábricas, ocupar campos y cosas por el estilo, sino por un cargo de concejal o diputado, el FIT fue a las elecciones con consignas que no son las del Programa de Transición. La campaña del FIT, incluyendo la del PO, no solo no habló de socialismo. Simplemente se limitó a convocar a la población a un voto “democrático”, para que la “voz” de la izquierda se oiga en el Congreso, para que los “derechos” de los trabajadores, de la “juventud” y la “mujer”, sean “defendidos”. No somos nosotros los que repudiamos el Programa de Transición, fue el PO

Como corresponde a quien milita sin pensar, Jozami niega la necesidad del pensamiento para militar. Nos acusa de “intelectuales” académicos sin relación con las masas. Salvo que la única relación con las masas sea la acción sindical (y convendremos que aquí el PO no tiene mucho para ofrecer), a esta altura del partido RyR ya ha vendido unos 100.000 libros. Alguien los compró. Alguien los leyó. Quienes lo hicieron tienen una relación con nosotros. Del tipo que sea. Es una medida. Que cada tanto, buena parte de la izquierda tenga que debatir con una organización minúscula de no más de 60 miembros, es otra. Pero Jozami escupe para arriba: hay más becarios de Conicet del PO que de RyR. Lo mismo se puede decir de los profesores universitarios. La razón es sencilla: la política intelectual del PO. Para el PO, donde se come no se caga. De modo que sus intelectuales son perfectamente académicos. Lo mismo vale para sus “artistas”, con honrosas excepciones. Fue así como construyeron un sindicato para Macri (la SEA). RyR enfrenta permanentemente la represión en todos esos ámbitos, porque no tiene doble moral. Pero, por otra parte, ¿de qué lucha fundamental hemos estado ausentes en esta década? ¿Acaso el PO estuvo a punto de tomar la Casa Rosada y por culpa de esos pequeñoburgueses sectarios de RyR no pudo hacerlo? Durante el único conflicto importante que se vivió en los últimos diez años, el del campo, el PO ni cortó ni pinchó. Obviamente, hizo militancia sindical y se merece todo nuestro respeto por ello. Pero estamos hablando de política.

Hay un tiempo para pescar y un tiempo para secar las redes. Todo revolucionario lo sabe. Marx intervino en la coyuntura del ’48 y se llamó a estudio hasta la formación de la Primera Internacional, casi veinte años más tarde. Y después de liquidarla, se llamó a estudio, otra vez, hasta la formación de los partidos socialistas europeos, una década después. Cuando la pausa se impone en los procesos revolucionarios, los revolucionarios estudian, analizan, reflexionan sobre el fracaso (porque si hubieran triunfado tendrían otras tareas). RyR hizo eso. No significa que el resultado sea bueno, eso solo lo dirá el futuro. Pero reivindicar la ignorancia no es el mejor camino. El PO, en 50 años, no ha salido de posiciones marginales en la política argentina, a pesar de su involucramiento en las luchas sociales cotidianas. ¿No habría que pensar por qué?

RyR - postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 18:42:10
postaporteñ@_______________________________

SOBRE RUSIA ? TEXTOS 29

EL PAÍS DE LA MENTIRA DESCONCERTANTE

de  ANTE CILIGA

LOS GRANDES PROCESOS

Mientras en el extranjero la mentira del “socialismo ruso” seguía prosperando y el estalinismo se consolidaba en todas partes como fuerza represiva de los revolucionarios, en el país de la mentira desconcertante se hambreaba a las masas y se perseguía a cualquiera. En la cúpula estalinista del Estado burgués se producirían desde 1932 un conjunto de purgas y persecuciones sin fin. Es la época de los grandes procesos contra los propios militantes bolcheviques…, el capitalismo ruso se posicionaba ya en la carrera imperialista y preparaba contra el proletariado mundial su entrada de lleno en la guerra capitalista. Como en la época de Lenin se oscilaría entre los acuerdos con el imperialismo alemán a los casamientos comerciales con los aliados: Estados Unidos, Inglaterra, Francia, etc.

Mientras el mito del socialismo realizado sigue imponiéndose en el mundo, en Rusia el hambre es generalizada y todo el país es un gran campo de concentración. Se entra y se sale del campo mismo, pero todo el proletariado adentro o afuera estaba sometido al sistema general de los campos desarrollado por los bolcheviques.

Desde el 17 se reprimió al proletariado revolucionario (en continuidad con el zarismo), desde el 21 se había reprimido a los sectores bolcheviques de base, unos años más tarde se reprimió también a los trotskistas y desde el principio de los años 30 se reprimirá también a los viejos e importantes dirigentes amigos personales de Lenin como los propios Kamenev y Zinoviev. ¡Hasta los más privilegiados personajes del Estado Ruso y de la Internacional Comunista fueron torturados para que se declarasen culpables de cualquier invento de “traición”! Ciliga describe a esos jefes de los “viejos bolcheviques” que habían dirigido el terrorismo de Estado en la época de Lenin y como tales habían tenido todos los privilegios del poder y del lujo en su decadencia y catástrofe final. El poder estatal no había vencido únicamente a la revolución sino hasta la caricatura de revolución que habían sido los viejos bolcheviques

Imponente relato de la decadencia total de todos los símbolos de la revolución: todavía Stalin no había liquidado la Internacional Comunista (oficialmente lo haría unos años después), todavía cumplía un papel muy importante contra la revolución social, pero como dice Ciliga es todo un símbolo ver a Zinoviev caminando solo en el patio de la cárcel. El mismísimo Presidente de la Internacional Comunista estaba acabado y decrépito como todo lo que lo que alguna vez se había hecho invocando “el comunismo” y “la revolución”. La mentira desconcertante solo podía funcionar como artículo de exportación: en Rusia nadie más podía creer en nada de eso

Ricardo

Fue en el invierno de 1932, y no en 1936 ni tampoco al día siguiente de la muerte de Kírov, cuando se produjeron los primeros procesos de “terrorismo” contra comunistas

Al principio fueron juicios a puerta cerrada. Cuando en 1933 vimos llegar a Verkhne Uralsk a los primeros grupos de condenados no podíamos creer lo que escuchábamos: una conjura contra Stalin, una revolución palaciega, ¡Qué alucinación! Por lo demás, incluso hoy en día en occidente se ignora prácticamente todo sobre estos primeros procesos. Se trataba de personajes bastante secundarios de la oposición de derecha, antiguos miembros del gobierno y del Comité Central del Partido: Riutin, Uglanov, Tolmatchev, Eismonte, y otros comunistas más jóvenes. Los periódicos anunciaban que habían sido expulsados del partido por intentar crear “organizaciones contrarrevolucionarias de burgueses y kuláks” con el objetivo de “restablecer en la URSS el capitalismo y sobre todo a los kuláks.”

Sólo tras la llegada de estos condenados supimos que se les acusaba de otros cargos, que la prensa no mencionaba; se trataba de un supuesto complot para llevar a cabo una revolución palaciega y asesinar a Stalin. Estas acusaciones eran más serias. Riutin era el protagonista del proceso. Se le acusaba de haber redactado en el verano de 1932 un programa de 160 páginas en el que exigía: 1º una contracción económica (ralentización del ritmo de la industrialización, abolición de la colectivización forzosa); 2º la democracia interna en el partido; 3º la salida de Stalin. El autor de este programa se inclinaba por un bloque de la derecha y los trotskistas, pues, según decía, “la derecha tiene razón en el aspecto económico y los trotskistas en lo que se refiere al régimen interno del partido.” El programa atacaba a los jefes de la oposición de derecha–Ry?kov, Tomski, Bujarin– por haber capitulado ante Stalin. Dedicaba un capítulo entero a Stalin, al que calificaba de “genio maligno del partido y de la revolución” y le comparaba con los peores déspotas de la historia. La acusación consideraba que este documento, en particular el capítulo contra Stalin, era la “base ideológica” de una conspiración terrorista.

¿Pero cuáles eran los  elementos de esa conspiración? Como Riutin, antiguo oficial, había dirigido el periódico militar Krasnaïa Zverda (“La Estrella Roja”), se le acusaba de haber organizado entre los alumnos de la “Academia Militar del Comité Central Ejecutivo” –semillero de oficiales superiores– un grupo de conjurados que debían asesinar a Stalin. Tolmatchev y Eismonte, miembros de los órganos supremos del gobierno, estaban acusados de preparar una revolución palaciega. El único crimen de uno de los condenados, que acababa de llegar a Verkhne Uralsk –Alferov, si no me equivoco, miembro de la derecha–, había sido pronunciar esta significativa frase en la intimidad:

“La única solución es deshacernos del patrón”. Había dos cosas que sorprendían en este primer proceso de terrorismo entablado contra comunistas rusos. La primera era que estas veleidades terroristas hubieran surgido en los medios dirigentes y no en la periferia del poder o en los medios de la oposición encarcelados o exiliados, donde supuestamente se hallan los más acérrimos enemigos de Stalin. Mientras estuve en prisión y en el exilio, nunca noté la menor inclinación por el terrorismo entre los miembros de la oposición.

La segunda particularidad del proceso era que los acusados pertenecían a los grupos comunistas de derecha. Es cierto que Zinoviev y Kámenev también estaban implicados en el asunto, pero sólo se les acusaba de no haber denunciado a quién debían la existencia del programa de Riutin, aunque le criticaran. Se decía que hubo grandes disensiones en el seno del Politburó cuando se discutieron las penas que se les debía aplicar. Stalin insistía en ejecutar al principal acusado, Riutin; la mayoría del Politburó se opuso, pensando sin duda que los cargos eran insuficientes y no queriendo abrir un nuevo capítulo de represión sangrienta en la historia interna del partido comunista. Toda esta historia de terrorismo me pareció tan absurda que no me preocupé en buscar en ella el menor atisbo de verdad. Los rumores que nos  llegaban de Moscú tampoco atenuaban mi desconfianza. Cada rumor era más fantasioso que los anteriores: Blucher supuestamente estaba implicado en un complot contra Stalin, se había organizado una emboscada en el Mausoleo de Lenin, donde un destacado representante de la oposición militar cometería el atentado contra Stalin durante una manifestación. Pero cuando abandoné la prisión, en el verano de 1933, pronto pude convencerme de que el poder de Stalin no era tan sólido como yo creía…

Y no es el único punto en el que me equivoqué mientras estuve en prisión. Los relatos sobre los horrores del hambre, el canibalismo o la terrible mortalidad, yo pensaba que eran exageraciones de la oposición. Pero tuve que dar fe de todos ellos cuando llegaron a Verkhne Uralsk algunos grupos de oposición de Asia central, compuestos de hombres absolutamente dignos de crédito que relataban espantosos detalles relacionados con el hambre. En una prisión, los campesinos kirguises detenidos devoraban las pantorrillas de sus camaradas muertos; además los cadáveres se ocultaban durante una semana con el único objeto de hacerse con una ración extra de 200 gr. de pan. Pensaba que se trataba de casos aislados, excepcionales. Una vez me pusieron en libertad, pude convencerme de lo contrario. La extensión del hambre, las epidemias y el tifus, de la mortalidad, superaban a la imaginación de los más pesimistas de nosotros

Centenares de miles de seres humanos erraban atravesando el país, sin albergue ni comida. En las pequeñas aldeas de las provincias del norte la policía levantaba cada mañana ocho o diez cadáveres de los infelices que habían muerto de hambre o de frío en las calles. El tifus remataba el trabajo del hambre. Todo el país era presa del pánico. Un pensamiento no expresado galvanizaba a las masas: “¡esto no puede seguir así!” Conscientes de su propia impotencia, las masas clamaban a voces por un cambio “desde arriba”: si Stalin no quiere ceder ante las necesidades, ¡que “le aparten”! Todo el país exigía con su elocuente silencio una revolución palaciega. Cuando supe por primera vez de la existencia de esta corriente, subterránea pero tanto más intensa, supe que efectivamente, la idea del golpe de Estado pudo haber tomado cuerpo entre los medios dirigentes, a pesar del terror policiaco. Si fue la oposición de derecha la que estuvo implicada en este proceso fue porque ella incluía a los más resueltos partidarios de la “retirada” económica. En cualquier caso, bien podían haber razonado los comunistas de derecha de esta forma: “Stalin arruina el país y la revolución; así pues, debemos desembarazarnos de Stalin”

Pero en enero de 1933 Stalin tocó a llamada. En el último momento, adoptó el programa de sus adversarios, tras tomar la precaución de ponerles tras los barrotes. Persuadido de que Stalin sabría batirse en retirada, no sospechaba que previamente había conducido al país al borde del abismo y la desesperación. Cuando se efectuó este repliegue, el país empezó a calmarse gradualmente. El año 1933 transcurrió entre la vacilación y la espera: ¿se trataba de un verdadero cambio de política o sólo de una breve pausa destinada a preparar un nuevo esfuerzo aún más agotador? En 1934 ya se podía hablar de estabilización. Las cosas empezaron a arreglarse, por lo que podía ver desde mi rincón perdido en Siberia, el hambre se atenuaba, se hacían algunas concesiones a los campesinos. La burocracia comunista y sin partido empezaba a vivir “alegre y desahogadamente”: tal era la consigna

De pronto, el 1 de diciembre de 1934, Kírov fue abatido por Nikolaïev. “Ha sido un guardia blanco el que ha disparado”, anunciaba la radio. Un guardia blanco, por supuesto, no podía ser nadie más, pensaba yo junto a muchos otros. Pero al cabo de unos días el rumor público, pronto confirmado, nos hizo saber que el asesino era un conocido miembro del Komsomol que pertenecía a la oposición de Zinoviev; había sido agente propagandístico en el distrito de Vyborg, en el que el secretario del Comisariado del Komsomol era Kotolynov, miembro del Comité Central de las Juventudes Comunistas y uno de los jefes ideológicos de la oposición del Komsomol. Estos detalles nos demostraban a los presos políticos hasta qué punto habíamos perdido el contacto con la realidad. Mientras nuestros moderados pensaban en la reforma pacífica del poder y nuestros extremistas en una revolución popular en un futuro incierto, los representantes del poder tenían que enfrentarse a actos individuales de terrorismo que no habíamos previsto. Que el gesto de Nikolaïev tenía gran importancia política lo demostró la represión que se inició al día siguiente del proceso contra treinta mil comunistas y obreros sin partido de Leningrado. Se les expedía, a ellos y a sus familias, por convoyes enteros a lo más recóndito de Siberia.

Los obreros comentaban su destino con estas palabras: “Primero se ‘deskulakizó’ a los campesinos, y ahora nos llega el turno a nosotros.” Algunos millares fueron llevados a la provincia de Yeniséi, donde me hallaba exiliado tras salir de la prisión. Puede hablar con ellos. Me dijeron que “la vida alegre y desahogada” que Stalin proclamaba había provocado en los centros obreros una silenciosa pero profunda irritación. Los obreros interpretaban la consigna de Stalin como la consagración definitiva del triunfo de la burocracia a expensas de un proletariado burlado y oprimido.

El atentado contra Kírov parecía, pues, que adquiría el carácter de una protesta contra semejante desenlace de la revolución. Por supuesto, se trataba de la protesta de un modesto burócrata, culpable también de estos crímenes contra las masas, crímenes cometidos con la esperanza de unfuturo mejor. Pero la “vida alegre y desahogada” habíaterminado frustrando estas esperanzas.Si el acto de Nikolaïev había sido obra de un hombreaislado o tenía a toda una organización tras de sí, nopude elucidarlo. La represión contra decenas de milesde obreros no demostraba nada: quizá Stalin pensaraúnicamente en asegurarse su futuro.

Tras el asunto Kírov llegaron a la prisión de Verkhne Uralsk los principales dirigentes de la fracción de Zinoviev: el propio Zinoviev, Kámenev, Kuklin, Zaloutski, la hermana de Unchlikht, la mujer de Vouïovitch y otros. También llegaron los jefes de otros grupos –Shliápnikov y Medvedev, líderes de la antigua “Oposición Obrera”, el obrero Timofei Sapronov, un anciano, jefe delos “centralistas democráticos”, y Smilga/1 , un antiguo trotskista muy en boga–, y más gente que no recuerdo. La mitad del Kremlin de los años 1917-1927 se había mudado a Verkhne Uralsk… Los líderes zinovievistas permanecieron allí dieciocho meses, luego les llevaron a Moscú, al proceso que debía terminar con su ejecución. En el extranjero no se sabe nada de su vida en la prisión, por lo que voy a contar algunos episodios siguiendo los relatos de algunos de los camaradas que me encontré en Siberia.

El presidente de la III Internacional en el patio de nuestra prisión, eso sí que era simbólico.Un anciano abatido se pasea en mangas de camisa, con los pies descalzos sobre la arena caliente. Era Zinoviev en el verano de 1935. ¿Acaso ya sospechaba que le aguardaba una bala en la nuca? En cualquier caso estaba aterrorizado y no se atrevía a expresar la menor opinión. Kámenev parecía más a gusto. Un día, se atrevió a decir que estaba de acuerdo con Stalin en “el noventa y nueve por ciento” de su política. Pero su independencia pronto fue castigada: le encerraron en una sala común compartida con otros doce presos, mientras que Zinoviev pudo disfrutar de una celda con un solo compañero.

El traslado a Moscú de Zinoviev y Kámenev en agosto de 1936, que debía serles fatal, no fue su único viaje. Ya les llevaron a Moscú una primera vez en el verano de 1935, pero esta vez volvieron. El proceso del verano de 1935, mantenido en secreto, se ignora prácticamente en el extranjero. Se acusaba a Zinoviev y a Kámenev de preparar un atentado contra Stalin. Más de treinta acusados comparecían en el proceso. El hermano de Kámenev, el pintor Rosenfeld, era en cierto sentido el héroe del juicio. En efecto, declaró a los jueces que sólo gracias a su arresto se había logrado “alejar la catástrofe”, es decir, el asesinato de Stalin

Pero Kámenev negó todo y esta “terquedad” le valió cinco años más de prisión. Zinoviev, en cambio, “admitió la posibilidad de esta acción criminal” y asumió, como jefe de la oposición, una parte de la responsabilidad. Le recompensaron. No sólo no recibió más años de pena, sino que al volver a Verkhne Uralsk mejoraron su régimen carcelario. Este proceso del verano de 1935, aunque era rigurosamente secreto, se menciona sin más explicación en el veredicto del proceso público de agosto de 1936. En agosto de 1936 se levantó una nueva ola de terror. Primero se juzgó en dos procesos distintos a antiguos miembros de la oposición de izquierda que hacía mucho tiempo que habían capitulado ante Stalin. Algunos de ellos, sobre todo Radek, ya eran hombres profundamente desmoralizados y deshonrados. ¿Por qué juzgar a estos cadáveres políticos? Sin duda para castigar a los que aún no lo eran. Luego se arrestó a los jefes de la oposición de derecha, Bujarin y Ry?kov. Pero sus juicios no se celebraron hasta 1938. Probablemente se negaron durante bastante tiempo a interpretar la comedia que necesitaba Stalin, o estaban protegidos por fuerzas con las que el dictador tenía que contar.

Fue entonces cuando se inició el juicio a los jefes del Ejército Rojo. Tujachevski/ 2 según parecía, no era más que el predecesor, un testaferro del “hombre futuro”, de Blucher, Voroshílov, u otro/3 . La ejecución de los hombres de la oposición de izquierda, e incluso de Yagoda, el jefe de a G.P.U., se puede considerar como un arreglo de cuentas con el pasado, la eliminación de los fantasmas. Pero no ocurre lo mismo con los jefes del ejército.

Aquí se trata de una lucha entre los vivos, una competición entre los verdaderos dueños del país. ¿Qué estaba en juego en esta lucha? La versión oficial según la cual las víctimas pretendían restablecer el poder de los capitalistas y terratenientes es una afrenta monstruosa para aquellos hombres de la oposición que habían pasado años en prisión por defender ideas diametralmente opuestas; era un necio embuste para aquellos hombres que, hasta el último momento, estuvieron pavoneándose en la cima del poder. No, el dilema no era restablecer el antiguo régimen o defender el nuevo, lo que se ventilaba en la lucha, dentro del propio marco del régimen existente, era el dominio de uno de los dos grupos competidores y la expulsión del otro. En el duelo entre Stalin y los generales, la dictadura del partido se enfrentaba a la dictadura militar. Todo se reducía a saber si Stalin lograría evitar mediante una represión sangrienta un 18 Brumario soviético. Pero para poder responder a esto hay que tener presente algunos hechos fundamentales.

La revolución se ha terminado. El Plan Quinquenal se ha terminado. El volcán soviético se enfría y busca su equilibrio. Las masas están decepcionadas con una revolución de la que son excluidas. Los burgueses y los grandes propietarios han sido desplazados por los burócratas.

“Hemos sufrido y luchado en vano”, ese es el último argumento de las oposiciones de izquierda de todos los matices. Pero las masas decepcionadas son políticamente pasivas, de ahí la impotencia de la oposición de izquierda. Podemos decir que cuanto más a la izquierda se situaba un grupo, mayor era de hecho su impotencia. Esto no quiere decir que el pueblo sea completamente inerte; al contrario, en el koljoz y en la fábrica lucha cotidianamente contra el régimen, una lucha de “detalle” por la existencia, obstinada pero silenciosa. No se eleva aún al nivel de un movimiento político.

Muy distinta es la situación en el campo de los “amos”. Ellos luchan por la herencia de la revolución. Los amos son los dos grupos de la burocracia comunista y sin partido. El primero tiene a su completa disposición el partido y las organizaciones obreras, y domina la administración y el ejército. La burocracia no comunista de los intelectuales y técnicos dirige la producción y manda a los obreros en los talleres y canteras. Dispone de una organización corporativa, el I.T.R. o “Trabajadores Ingenieros y Técnicos”, muy centralizada; tiene gran importancia en el conjunto del aparato estatal y en el ejército y disfruta de todo el apoyo de una de las fuerzas más potentes y secretas de la Rusia actual: la Iglesia. Pues no hay que olvidar que una considerable cantidad de capas populares que ya no creen en la revolución tienen puestas sus esperanzas en esta Iglesia que ha sabido modernizarse

Para el pueblo, los burócratas comunistas son incluso más explotadores que los “ingenieros”. Ahora que se ha acabado con la N.E.P., con los burgueses y los kuláks, la burocracia no puede valerse de estas clases abolidas como cabezas de turco. Por eso la burocracia comunista está aislada en el país. La nueva Constitución estalinista es precisamente un intento de remediar este aislamiento. Bajo la máscara de la igualdad “general”, la Constitución debe reconciliar y acercar a las dos burocracias y concederles nuevos derechos mientras mantiene a los obreros y campesinos sujetos. La reconciliación de las élites se compensa con la alienación de la muchedumbre. Pero de momento parece que este intento no va a tener éxito. El artículo de la Constitución que prevé el monopolio del partido comunista en todos los peldaños de la vida social y política ha demostrado a los burócratas sin partido que las concesiones de Stalin no son más que una ficción. Pero la oposición de izquierda entendía estas concesiones como un abandono del comunismo; por ello Stalin creyó conveniente matar dos pájaros de un tiro aplastando a esta posición de izquierda, pues los procesos que la aniquilaban, según él, a la vez debían servir de advertencia a los descontentos sin partido.

En realidad se produjo el efecto contrario. Los procesos de Moscú llevaron el descrédito al partido comunista y estimularon el apetito de los “bolcheviques sin partido”. Estas circunstancias naturalmente colocan al ejército en primer plano de la política. El ejército está lo bastante ligado a la revolución como para apoyar a la burocracia comunista frente a toda restauración reaccionaria; está suficientemente “por encima de los partidos” como para calmar a los burócratas no comunistas; en pocas palabras, es la encarnación de la nueva unidad nacional “sin clases”. Esas serían las raíces del bonapartismo soviético. El peligro exterior aumenta la probabilidad de semejante salida.

Asesinando a los generales de la revolución, Stalin aún no ha triunfado. Los jóvenes jefes del ejército –pues no se puede abolir el generalato– quizá muestren más iniciativa que sus predecesores. Para parar los pies a una dictadura militar, Stalin debe lograr la reconciliación de las dos burocracias, y se éstas con la Iglesia. Pero para llevar a cabo esta tarea, ¿quién sabe si el propio Stalin no está demasiado comprometido por su pasado revolucionario,en resumen, si es demasiado “trotskista”?

El asesinato de los generales significa que la dictadura militar estaba madurando en Rusia. ¿Pero ya había madurado del todo?, ¿ya había alcanzado la forma concreta de conspiración? Eso es difícil saberlo. Lo más prudente sería decir que el juicio a los generales, al igual que todos los procesos soviéticos entre 1929 y 1937, tenía un carácter preventivo. Había que prevenir lo que podía llegar a suceder. Los inculpados son culpables de futuros crímenes, crímenes potenciales. Por supuesto, las acusaciones se arreglan según las conveniencias del momento, dependiendo de lo que Stalin piense que es útil atribuir a sus adversarios. Esto es, me parece a mí, lo verdadero y lo falso de los famosos procesos de Moscú y del nuevo terrorismo soviético.

A. Ciliga


1/ Ivar Smilga (1892-1938) trotskista renegado que tras ocupar varios cargos importantes en los organismos económicos estatales fue detenido en 1935 y posteriormente ejecutado

2/ Mijaíl Tujachevski (1893-1937), militar durante la Primera Guerra Mundial, se une a los bolcheviques tras la revolución. Fue uno de los cinco mariscales nombrados por Stalin en 1935. Fue arrestado en 1937 y condenado a muerte

3/ [A Blucher en realidad se le liquidó más tarde, mientras que Voroshílov logró conservar su posición.]

RICARDO - postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 18:41:58
postaporteñ@_______________________________

VACÍO DE PODER: 7/2/2016 en Haití se declara oficialmente

“Desde ahora declaro que hay un vacío de poder" dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Jocelerme Privert, al iniciar el "proceso de transición". No tiremos cohetes todavía, se trata más bien de una fisura del poder, agigantada por la lupa del miedo de la clase dominante, la haitiana y la mundial que "mira con preocupación". La gente que vemos festejando en la calle no parece preocupada.

??La causa inmediata de este “vacío de poder” ha sido, paradójicamente, el desborde del poder de quienes han querido perpetuarse sin reconocer sus propios límites. Fue la "comunidad internacional" que hoy mira preocupada el resultado de su propia obra la que puso en la presidencia a Michel Martelly en 2011 por medio de elecciones fraudulentas, y fue con su apoyo y complacencia que Martelly se dedicó a desmantelar el poder legislativo y preparar su sucesión por medio del fraude descarado, fraude que todos, desde los ministros del gobierno uruguayo al ex-ministro Almagro hoy en la OEA, lo mismo que la ONU, la UE, etc., han tratado de disimular, minimizar, o justificar por el “primitivismo” de los haitianos.

Al despreciar y sub-valorar la capacidad y voluntad de resistencia del pueblo haitiano, al dar por hecho que podrían manipularlo, engañarlo, aplastarlo, fue la soberbia del gobierno haitiano y de las instituciones internacionales que lo sostienen lo que condujo a que el régimen se hiciese a sí mismo esta zancadilla.

El “vacío de poder” ¿es un problema o una solución?

Por ahora al menos no ha sido el problema que dijeron que iba a ser. No hay una sangrienta guerra civil en Haití, ni ha venido una dictadura de derecha, por el contrario, se ha caído una dictadura de derecha.

Y al caerse, se caen una vez ?más las justificaciones que se han puesto para la intervención extranjera. ¿Qué están haciendo allí las tropas uruguayas?

Es muy pronto para saber si el pueblo haitiano logrará consolidar el terreno conquistado, si logrará crear organizaciones de autodefensa y autogobierno, si logrará aprovechar los espacios políticos que se van abriendo, por el desmoronamiento de esa dictadura.

Pero tal vez, como otras veces, el pueblo haitiano tenga algo para enseñarnos.

VIVA HAITÍ SIN PRESIDENTE

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 18:41:44
postaporteñ@_______________________________

Petróleo, caída de las bolsas y economía mundial

Rolando Astarita

Los mercados bursátiles del mundo volvieron a caer fuerte ayer, jueves 11 de febrero. El Dow Jones bajó 1,6%; el Stoxx Europe 600 Índex (un índice compuesto que representa 600 empresas de capitalización grande, mediana y pequeña de 18 países europeos) perdió el 3,4%; en Hong Kong la caída fue del 3,85% y en Tokio del 2,3%. Los más golpeados fueron los bancos. Las acciones del banco griego Ergasias y el italiano Unione di Banche Italiani cayeron 13%; Societé Generale 12% luego de informar ganancias menores a las esperadas y que hacía aprovisionamiento por potenciales costos legales; Deutsche Bank, Credit Suisse Group y Standard Chartered tuvieron pérdidas del 5%. El West Texas Intermediate cayó 4,9% para terminar en 26,24 dólares, el mínimo valor en 13 años. Como contrapartida, subieron los bonos públicos, y el precio del oro aumentó 4,6%; un signo de que se busca refugio en liquidez o valores seguros. “Los mercados temen un riesgo sistémico inminente como el provocado por la quiebra de Lehman Brothers”, dice Sylvain Loganadin, analista de FXCM, una compañía dedicada a la comercialización de divisas (La Nación, 12/02/15).

Si bien hoy viernes las bolsas y el petróleo rebotaban, las pérdidas en lo que va del año son significativas. Con los cierres de ayer, Wall Street llevaba perdido un 10% desde principio de año; Londres el 11,3%; el Stoxx Europe 600 el 17%, Tokio 17,4%, Hong Kong 15,4% Brasil 9,3%. A pesar de que hoy viernes las bolsas rebotaron, la situación sigue siendo muy difícil. Dado que en otras notas me he referido a la debilidad de la economía a nivel global, en esta entrada solo actualizo algunas cuestiones.

La caída del  petróleo

El petróleo está cayendo desde julio de 2014, cuando cotizaba arriba de los 90 dólares el barril. Estamos ante una guerra de precios, que sigue desarrollándose a nivel global. Como se ha dicho repetidas veces, la demanda se ha enlentecido, principalmente por la desaceleración de la economía china. Pero también cuenta la debilidad de Europa y Japón, y la fuerte caída de las economías de Brasil y Rusia. A su vez, la oferta se incrementó. EEUU pasó de producir 5,5 millones de barriles diarios en 2005 a 8,7 millones en 2014 y 9,7 millones en 2015. Por otra parte Arabia Saudita, que durante mucho tiempo actuó como regulador en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha aumentado su producción para ganar mercado. El presupuesto saudí depende crucialmente del petróleo. Rusia también elevó su producción en 2015, ayudada por la depreciación del rublo. En los próximos meses se espera, además, que, levantadas las sanciones, la producción de Irán se haga sentir a pleno en el mercado. El resultado ha sido la acumulación de inventarios; por fuera de EEUU la capacidad de almacenamiento en tanques está prácticamente agotada, y en EEUU está cerca de alcanzar el límite (WSJ, 11/02/16).

Una economía mundial débil y vacilante

El trasfondo de la caída del  petróleo es una economía mundial débil y vacilante. En 2015 la zona del euro creció solo 1,5%; Japón 0,6%; Rusia decreció 3,7% y Brasil 3,8%. La economía de EEUU, la más importante, creció en 2015 el 2,5%; pero en el cuarto trimestre lo hizo solo el 0,7% (tasa anualizada). Los factores que contribuyeron positivamente al crecimiento en el último trimestre de 2015 fueron el consumo personal, la inversión en construcción residencial y gasto público; los negativos fueron la inversión privada en inventarios, inversión fija no residencial y exportaciones. La producción industrial se mantiene débil; recién en mayo de 2014 alcanzó el pico previo a la recesión. La utilización de capacidad instalada en el segundo trimestre de 2015 se mantenía en 77,8%, dos puntos porcentuales por debajo del promedio 1972-2014 (Reserva Federal, http://www.federalreserve.gov/releases/g17/revisions/Current/DefaultRev.htm).

La segunda economía en importancia, China, se ha venido desacelerando en los últimos años desde las tasas de crecimiento de 10% o superiores. En 2015 creció un estimado del 6,9% y en 2016 crecería 6,3% (FMI). Pero muchos piensan que esas cifras están infladas. Sobre China pende una bomba de tiempo financiero (véase las notas referenciadas al inicio). Según fuentes privadas, el sistema bancario habría multiplicado sus activos por 10 en la última década, para alcanzar los 34,5 billones de dólares. El sistema bancario en las sombras (instrumentos que se emiten fuera de balance y prometen altos rendimientos) creció 600% en los tres últimos años, de acuerdo a datos del grupo UBS, Todo este sistema está al borde de la quiebra. En un contexto de sobreinversión y sobreacumulación en muchas ramas, y construcción residencial empujada por el crédito especulativo, cada vez es más difícil cumplir con las deudas. No es de extrañar que China haya estado sufriendo fuertes salidas de capital. Desde la devaluación de agosto de 2014 el Banco de China ha liquidado más de 400.000 millones de dólares de sus reservas para sostener la moneda. Aunque la situación cambiaria está bajo control por ahora, debido al superávit en cuenta corriente (350.000 millones de dólares y sus reservas suman 3,2 billones), la salida de capitales es una expresión de las debilidades de fondo.

La inversión global no se ha recuperado

Marx sostenía que la clave de la solidez de una economía es la acumulación del capital, esto es, la reproducción ampliada del capital; o lo que en la economía convencional se conoce como inversión (aunque no es idéntica a la acumulación tal como la entiende Marx). En cualquier caso, la inversión es el talón de Aquiles de la economía global. En este sentido, en un trabajo publicado en marzo de 2015, R. Banerjee, J. Kearns y M. Lombardi, del BIS, plantean con razón que “a pesar de las muy fáciles condiciones de financiación globales, la inversión se ha mantenido baja después de la Gran Recesión”. Afirman también que históricamente la incertidumbre acerca del estado futuro de la economía y los beneficios esperados juegan un rol clave en la inversión, y que las condiciones financieras tienen un papel menos destacado. Y lo que ha sucedido después de la Gran Recesión “parece estar en línea con lo que se podría haber esperado basado en las relaciones del pasado. Una recuperación más fuerte de la inversión parecería depender de la reducción de la incertidumbre económica y de expectativas de un crecimiento futuro más fuerte” (“Why is investment weak?”, http://www.bis.org/publ/qtrpdf/r_qt1503g.htm).

Plantean luego que la inversión es el componente principal que explica las fluctuaciones cíclicas; la caída de 2008 se debió en gran medida al colapso de la inversión, que contrajo la demanda agregada; lo que llevó a la peor recesión en los países adelantados en décadas. Después de la recesión, la inversión se recuperó en algunos países, pero en otros –entre ellos, Italia, Francia, Alemania y Japón- no ha vuelto a su nivel anterior a la recesión. Esto a pesar de las inyecciones monetarias, las bajas tasas de interés y la suba de los mercados bursátiles. Los autores señalan que las ganancias con respecto al stock de capital de las empresas no financieras se han mantenido relativamente altas en EEUU, Canadá y Gran Bretaña (10%), Alemania (7,5%) y Japón (5,5%) durante el período 2009-14, pero la inversión no mejoró. La explicación más probable de este hecho, según estos investigadores, es que las empresas tienen incertidumbre acerca de la evolución de la demanda futura y por lo tanto acerca de los posibles beneficios. En otras notas he planteado que la excesiva capacidad (resultado de la sobreacumulación) y la fragilidad financiera pueden estar en la base de esta debilidad de la inversión, que se mantiene incluso cuando la tasa de ganancia es relativamente elevada.

A su vez, la demanda débil incide negativamente en las ganancias actuales, afectando con ello las expectativas de ganancias futuras y las inversiones. En este sentido, una desaceleración brusca de las ganancias puede ser disparadora de la recesión. José Tapia, en un trabajo reciente, y refiriéndose a EEUU, anota que las ganancias de las corporaciones estadounidenses han caído en 2014, y que la caída de las ganancias ha antecedido las recesiones en las últimas décadas. “Cada crisis [desde 1981] es precedida por una caída en el retorno sobre el capital, lo que aparece como un crecimiento negativo de los beneficios” (“Toward a New Global Recession? Economic Perspectives for 2016 and Beyond”, The Brooklyn Rail, 3/02/16). Esta relación entre tasas de ganancia, ganancias e inversión está en el centro de las explicaciones sobre las crisis, y deberá ser motivo de más investigación. Lo importante ahora es subrayar la debilidad de la inversión como fundamento último de la debilidad de la economía mundial.

Caída del petróleo y su efecto en la demanda

En algunos escritos se ha sostenido que la caída de los precios del petróleo obedece a una decisión de EEUU, con el objetivo de mejorar su economía y la de sus aliados, en perjuicio de los países atrasados exportadores del crudo. Es una explicación que además de subjetivista (la he criticado aquí), impide entender la dinámica real de las crisis. En primer lugar, aclaremos que ni siquiera es verdad que los países adelantados importan más petróleo que los atrasados, o en desarrollo. “Los mercados emergentes han representado la mayor parte del consumo mundial de petróleo desde 2014, según la Agencia Internacional de Energía, AIE. En el cuarto trimestre de 2015, la demanda de los países en desarrollo ascendió a poco más de la mitad de los 95 millones de barriles consumidos por día en el mundo” (WSJ, 10/02/16). De manera que la relación es más compleja que lo que pretende el esquema.

Pero la cuestión tiene más aristas. Es que muchas veces se ha considerado el precio del petróleo como una variable independiente, que decide, en última instancia, la marcha de la economía. En este respecto, el tópico ha sido la explicación de la crisis en los países adelantados de 1974-5 por la suba previa de los precios del petróleo. José Tapia, en el escrito citado, escribe:

“Para algunos economistas como James Hamilton y Ben Bernanke una variable macroeconómica importante es el precio del crudo; la idea es que los altos precios del petróleo estrangulan fuertemente la actividad económica, llevando a la recesión. Dado que los precios del petróleo han de hecho aumentado antes de cada recesión de la economía mundial en décadas recientes, los datos parecen dar alguna credibilidad a este enfoque. De todas maneras, un examen más a fondo de los números –como lo hicieron Lutz Kilian y Martin Stuermer- reduce mucho la credibilidad de esa interpretación. Sucede que los precios del petróleo suben cuando la economía global se expande y aumenta la demanda de energía. De manera que es la expansión global la que aumenta los precios del petróleo. Esto a su vez podría contribuir a disparar la crisis, pero primero, la evidencia de que altos precios del petróleo tienen un efecto directo en reducir la actividad económica es más bien débil; en segundo lugar, las subas de los precios del petróleo tienen su causa en la expansión previa. Los precios del petróleo han estado a niveles muy bajos en meses recientes y el acuerdo general es que esto se debe al bajo nivel de actividad económica en la mayor parte de la economía mundial”.

Sin embargo, algunos economistas piensan que si baja el precio del petróleo debería haber un efecto estimulante sobre la demanda en EEUU u otros países importadores. La caída del petróleo equivaldría a un recorte de los impuestos; de manera que se perjudicarían las compañías petroleras, pero aumentaría la demanda de otros bienes. Dado que mucho del petróleo es importado, habría una ganancia neta. En base a este esquema, economistas del JP Morgan predijeron, en enero de 2015, que los menores precios agregarían un 0,7% de crecimiento a la economía de EEUU; ahora dicen que la baja de los precios pueden haber recortado el crecimiento un 0,3%, y que en 2016 apenas sumaría un 0,1%. Los analistas de Goldman Sachs directamente dicen que no habrá ningún efecto positivo. En cualquier caso, parece evidente que la caída del petróleo (también de los minerales y productos agrícolas) no ha dado los beneficios usualmente esperados. ¿Qué sucede?

Una primera cuestión a anotar es que la caída de los precios del petróleo está afectando de manera muy fuerte las inversiones energéticas (también de las mineras y de los negocios vinculados al agro). La extracción del crudo con el método fracking hizo que la participación de la industria en la inversión total subiera de un promedio anual por debajo del 5% entre 1985 y 2005, al 10% en 2012-3, para volver a bajar ahora al 5% (cálculos del Deutsche Bank). La disminución de la inversión y la producción se traduce en despidos y menos demanda. Algo similar ocurre con la minería. En segundo lugar, la caída de la demanda de los países atrasados o en desarrollo, se traduce en caída de exportaciones desde los países adelantados. Pero en tercer lugar, y más importante, es que si las perspectivas globales de la economía son inciertas, el aumento de poder de compra no se traduce necesariamente en su ejercicio efectivo, o sea, en gasto en consumo o inversión (es el ABC de la crítica a la ley de Say). Más todavía, la baja del precio del petróleo, en el marco de la debilidad de la demanda, genera fuertes presiones deflacionarias.

Y la deflación afecta negativamente a la demanda. Es que en la medida en que los precios bajan, es redituable mantenerse líquido. Máxime si hay fuerte incertidumbre (véase Keynes Teoría General, capítulo 19). Por eso la actual corrida hacia los bonos del Tesoro y el oro.

Pues bien, en la zona del euro la tasa anual promedio de suba de precios (incluye energía y comida) entre 2000 y 2006 rondaba el 2%. Pero durante la recesión, en julio de 2009, llegó a ser negativa 0,6%. Con la recuperación posterior, alcanzó el 3% en noviembre de 2011, para bajar luego de forma sostenida. En diciembre de 2015 fue 0,2%. Es una situación cercana a la deflación. Esto a pesar de que la tasa de interés de referencia del Banco Central Europeo es 0,05%, y la tasa que paga por depósitos de los bancos es negativa. Además, el BCE inyecta mensualmente 60.000 millones de euros mediante la compra de activos. En Japón hay una situación similar: la tasa anualizada de inflación en diciembre fue también del 0,2%. Para contrarrestar las presiones deflacionarias el Banco de Japón acaba de establecer la tasa de referencia en terreno negativo, -0,1%. Pero la demanda no repunta. Y en EEUU la tasa anual de inflación de diciembre fue de 0,7%. La Reserva Federal aumentó la tasa de interés de referencia al 0,5% en diciembre, en una movida destinada a comenzar paulatinamente una suba. Pero ahora estaría reconsiderando el asunto, en enero dejó la tasa sin variaciones. En definitiva entonces, en el marco de las tendencias deflacionarias y desconfianza en la economía, no hay razón para esperar que la caída del precio del petróleo sea compensada automáticamente por un aumento compensador del gasto.

Repercusiones en el sistema financiero

La caída de los precios de los commodities, y del petróleo en primer lugar, afectó también al sistema financiero. Contra lo que piensan los defensores de la tesis de la “primacía de las finanzas en el mundo contemporáneo”, lo financiero depende necesariamente de la generación y realización del valor y la plusvalía. Si esto no sucede, los prestamistas e intermediarios financieros estarán en problemas. Y el crédito es tanto una palanca de la acumulación, como también es un factor que impulsa la sobre producción y la especulación, y con ello contribuye a generar las condiciones de las crisis.

El hecho es que las inversiones en nuevas explotaciones mineras y petroleras fueron financiadas, en los últimos años, por accionistas, bancos y diversos inversores. Según D. Domanski, J. Kearns, M. Lombardi y H. Song Shin, economistas del BIS, la deuda total del sector del petróleo y gas, a comienzos de 2015, era de aproximadamente 2,5 billones de dólares, dos veces y media más elevada que a fines de 2006 (“Oil and debt”, http://www.bis.org/publ/qtrpdf/r_qt1503f.htm).

A partir de 2008, las compañías petroleras se endeudaron tanto con los bancos como en el mercado de bonos. Los bonos emitidos pasaron de 455.000 millones de dólares en 2006 a 1,4 billones en 2014; un crecimiento del 15% anual. Los créditos sindicatos (organizados por bancos) crecieron de 600.000 millones a 1,6 billones de dólares en el mismo período; un aumento anual del 13%. La deuda emitida por las empresas de petróleo y de energía representa hoy el 15% tanto del total de la deuda calificada como grado de inversión, como del total de alto rendimiento. Una gran parte de esa deuda ha sido emitida por empresas estatales de países atrasados o en desarrollo, como Rusia, Brasil y China. Las petroleras estadounidenses también se endeudaron fuertemente. Su deuda representa el 40% del total de préstamos sindicados y bonos de deuda. Muchas lo hicieron para financiar las inversiones; los gastos anuales de capital de las empresas de petróleo y gas se duplicaron entre 2000 y 2013, llegando ese último año a 900.000 millones de dólares.

Pero la caída de los precios del petróleo – que sostiene el valor de los activos que respalda las deudas de las empresas- reduce la rentabilidad, aumenta el riesgo de default y genera más costos financieros. Por eso los rendimientos de los bonos han estado aumentando; los autores anotan una suba de casi 500 puntos básicos entre junio de 2014 y febrero de 2015. Pero desde entonces la situación ha empeorado. Los bonos de muchas empresas vinculadas al petróleo se han derrumbado; lo mismo sucede con los seguros contra default, los CDS. Fondos mutuos vinculados al petróleo también han sufrido pérdidas. Además, la caída del precio del petróleo aumenta los riesgos de falta de liquidez. Las empresas muy endeudadas van a reducir fuertemente sus gastos, vendiendo instalaciones y despidiendo gente. En cuanto a la producción, los que están muy endeudados intentarán sostener los niveles de output, o incluso aumentarlos para hacer frente a las deudas. Notemos que esta constricción es importante en las crisis, como apuntó en su momento Marx: cuando hay que saldar deudas, se vende a cualquier precio; lo que profundiza las caídas. Y aumentan las quiebras: “S&P dice [diciembre 2015] que el número de defaults de corporaciones globales ha superado los 100 en 2015, el doble que el año pasado y la cifra más alta desde 2009, y más de la tercera parte ocurrió en el sector de la energía” (http://oilprice.com/Energy/Energy-General/Tick-Tock-Time-Running-Out-for-Struggling-Oil-and-Gas-Drillers.html).

Como no podía ser de otra manera, muchos bancos están sintiendo el pinchazo. No es una situación de la gravedad que revistió la crisis de las hipotecas, pero de todas maneras es preocupante. En enero el Bank of America informó que en el cuarto trimestre de 2015 había aumentado las provisiones por pérdidas en créditos en 260.000 millones de dólares; la mayor parte de las mismas vinculadas a la energía. Según el informe, 8.300 millones de dólares estaban colocados en actividades de exploración y producción de “alto riesgo”, sobre un total de 21.000 millones de exposición en el sector (http://www.nytimes.com/2016/01/20/business/oil-market-tests-banks-ability-to-weather-losses.html?_r=0).

Paralelamente Citigroup, Wells Fargo y JP Morgan informaron que cuestiones vinculadas al petróleo pesaron en sus ganancias trimestrales. Wells dijo que 17.000 millones de dólares estaban colocados en compañías de energía que no tenían grado de inversión. Citigroup comunicó que 32% de sus préstamos en energía fueron también a empresas por debajo del grado de inversión. BOK Financial, que incluye bancos de Oklahoma y Texas provisionó 22.500 millones de dólares por posibles pérdidas (ídem).

Esta situación, aunque todavía no está afectando seriamente la reserva de capital de los bancos, afecta las ganancias y el problema puede agravarse en un futuro más o menos cercano. Es que cuando los precios eran altos, muchas empresas tomaron protección para resguardarse de caídas. En consecuencia, algunas compañías todavía están recibiendo 80 dólares por barril (para pérdida de los especuladores en los mercados  swap que tomaron el lado alcista). Sin embargo, por estas semanas esas protecciones estarán expirando y las carteras crediticias de los bancos lo van a sentir. Las caídas de las acciones de los bancos se relacionan lógicamente con esta situación. Es posible también que las condiciones de crédito se endurezcan para las otras ramas de la economía.

Un párrafo aparte merecen los llamados bonos basura (junk bonds), a los que ya hicimos mención. Se trata de bonos de alto rendimiento esto es, que financian inversiones arriesgadas. La deuda en bonos basura en energía, en EEUU, alcanzó los 210.000 millones de dólares. Es aproximadamente el 16% del total del mercado de bonos basura, que alcanza los 1,3 billones de dólares. Cuando los precios del petróleo eran altos, el asunto se presentaba como un gran negocio. Con bajan, habrá inevitablemente grandes pérdidas.

Los bancos europeos también tienen problemas, tanto por la debilidad general de la economía, como por las inversiones en energía. Según un estudio de la firma Jefferies, los bancos europeos apostaron en exceso al petróleo y gas; la suma rondaría los 100.000 millones de euros. El más complicado es el Deutsche Bank, que informó pérdidas en 2015 por 6800 millones de euros. La acción del banco se ha desplomado en lo que va del año un 40%, y hay temor de que no pueda cumplir con el pago de la deuda convertible en acciones que emitió en 2014 por 4300 millones de euros. El Deutsche también está muy comprometido por acusaciones de haber manipulado la tasa de interés interbancaria. HSBC, por su parte, está en un proceso de reestructuración, y anunció el despido de miles de trabajadores. Los bancos italianos también están en problemas: en noviembre de 2015 los créditos en mora alcanzaban los 201 millones de euros. La acción de Unicredit cayó el 45% en 2016. De conjunto, los títulos de los bancos europeos cayeron en promedio el 25%. Los CDS (credit default swaps, seguros contra quiebra) de los grandes bancos europeos se han duplicado. Es posible por eso que en un futuro se endurezcan las condiciones del crédito. Un crack financiero, en este marco, impactaría de lleno en la economía global.

En conclusión, nada autoriza a sostener que la caída de los precios del petróleo pueda ser la base de una recuperación de la economía mundial. Es cierto que no se puede decir que estamos en una recesión –el producto mundial creció 3,1% en 2015, y crecería 3,4% en 2016, según proyección del FMI- pero la economía sigue débil, y se acumulan las tensiones y problemas. Incluso el pronóstico del FMI está afectado por la creencia en que la caída de los precios del petróleo automáticamente elevará el gasto, en especial en la zona del euro. Hemos argumentado por qué esto no es necesariamente así; y no lo está siendo, hasta el momento. Además, la fragilidad del sistema financiero es importante y es expresión de las dificultades crecientes en una economía global en la cual la inversión sigue débil. La situación del sistema financiero en China es particularmente explosiva. Por eso no se puede descartar que se desate una nueva y profunda recesión mundial

Todo apunta a que, en el mejor de los casos, en continuará el bajo crecimiento. Lo cual continuará impactando en la vida de cientos de millones de personas. Según la OIT; en 2014 había en el mundo más de 201 millones de desempleados, 31 millones más que antes de la crisis. Preveía que en 2015 el desempleo mundial aumentara en 3 millones, y en 8 millones en los siguientes cuatro años. 61 millones han perdido su trabajo desde el estallido de la crisis. Los jóvenes son los más afectados. 74 millones de personas entre 15 y 24 años buscaban trabajo en 2014. En 2014 la situación del empleo estaba empeorando en América Latina y el Caribe, Rusia, China y algunos países árabes. Se espera también que el empleo vulnerable se mantenga constante, alrededor del 45% del empleo total en los próximos años. El número de trabajadores con empleo vulnerable en 2014 era de 1440 millones de personas (22 millones más que en 2012). Es la consecuencia más directa y palpable del semi-estancamiento en que está sumergida la economía mundial desde hace años.

rolando - postaporteñ@ 1555 - 2016-02-13 16:41:16
postaporteñ@_______________________________

postalinas

¡¡ Vivan los compañeros !!

Informamos que el pasado 9 de febrero de 2016  falleció el compañero Carlos Serralta Delpece en Quint Fonsegrives, Francia, a los 67 años de edad.

Carlos Serralta (Nº 797 en el Emr Nº1) permaneció recluido desde 1972 a 1980 durante el período del Terrorismo de Estado.

El colectivo de Crysol rinde homenaje  a  este auténtico protagonista de la lucha del pueblo uruguayo y hace llegar sus sinceras condolencias  a sus familiares, sus compañer@s y amig@s. 

¡¡ Hasta siempre, CARLOS!!

CRYSOL

 

Mapa del gobierno honrado...como era?

El k metiera la mano en la lata queee..???


1) El vicepresidente Rodolfo Nin Novoa se “olvidó” de declarar un incremento en su patrimonio de U$S 300.000 por la compra de un “campito”, sin poder justificar el origen de los fondos. Su patrimonio aumentó U$S 1:200.000 en los últimos cuatro años.

2) El muy sospechoso y multimillonario negocio con Venezuela de los libros más caros del mundo, que involucraba a un primo de la Senadora Topolansky.

3) La espirometría del futuro Ministro de Economía de Mujica, Mario Bergara

4) El miedo patente del candidato frenteamplista a debatir y a presentarse ante periodistas independientes.

5) Los 500.000 dólares robados del Banco de la República.

6) El servicio de emergencia policial 911 comprado a China en millones de dólares y que sigue sin inaugurarse.

7) La abogada trucha que mantiene la Ministra Marina Arismendi en el MIDES, en un cargo de particular confianza.

8) La investigación sobre el Vicepresidente de ANTEL, Gonzalo Pereda y su vínculo con el funcionario trucho “recomendado” por el hermano del Dr. Vázquez

10) La sospechosa muerte del principal testigo en la causa contra el hijo del Presidente de la República, Javier Vázquez, por presuntas irregularidades en la administración del Fondo Artigas-Bolívar.

11) La licitación del Hotel Casino Carrasco que nuevamente no se ajusta a la legalidad.

12) La boxeadora Chris Namús, tras admitir ser frenteamplista, logró ser subvencionada por ANTEL con un contrato publicitario de U$S 50.000. Como extensión, el novio de Chris ingresó y fue acomodado en ANTEL como “guardaespaldas” de un integrante del Directorio, más precisamente el rayado que parece haber simulado que lo quisieron matar, (Perera)

13) El presidente Tabaré Vázquez le dio en exclusividad todos los negocios de software, de casi toda la administración pública, a su hijo.

14) La ministra Marina Arismendi, del Partido Comunista, acomodó a varios familiares, entre ellos su yerno, con un sueldazo en el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES);

15) Juan Carlos Bengoa, director de Casinos Municipales, el ex director de Loterías y Quinielas, Orestes González Braida, y sus principales colaboradores José Antúnez y Gustavo Dalmonte, todos ellos hoy presos, “desaparecieron” de los casinos de la Intendencia de Montevideo más de U$S 14 millones.

16) Durante el proceso judicial del caso Bengoa “se perdió” una parte del expediente en dependencias del Tribunal Penal de 1º Turno de Montevideo. Casualmente, la parte del expediente donde se hablaba de la responsabilidad que les cupo al actual senador Mariano Arana y a la actual ministra de Salud Pública, María Julia Muñoz, cuando eran Intendente y Secretaria General de la Intendencia montevideana, respectivamente.

17) El senador Leonardo Nicolini, dueño de un avión que hacía transporte de mercaderías prohibidas, falsificó un Carné de Asistencia para atenderse gratis en un hospital. Este individuo es reincidente: años atrás, había falsificado varios faxes por el tema FOCOEX. Le costó su banca en la Cámara de Diputados.

18) El intendente de Maldonado, Oscar De Los Santos, otorgó publicidad de los refugios peatonales sin licitación alguna a la empresa Satenil S.A., y sus correligionarios no permiten que se le haga juicio político para investigar

19) Danilo Astori (hijo) obtuvo fondos de ANCAP para distribuir los discos de Jaime Roos editados por la Productora “Malacara”, propiedad de aquel.

20) Tras hacer sucesivas licitaciones que fueron una tras otra quedando sin efecto, se otorgó directamente la organización del festival Punta Rock a Savil S.A., de Danilo Astori (hijo). La comuna le pagó U$S 85.870. También se le adelantó un pago sin que mediaran la factura y el recibo de la empresa, y sin que presentara los certificados de DGI, que fueron emitidos 10 días después que la empresa cobrara el primer adelanto.

21) Ese mismo festival fue auspiciado por la marca de cigarrillos “Nevada”, en clara violación a la Ley Antitabaco (Ley Nº 18.256) impulsada por el propio gobierno, que en su Artículo 7 prohíbe toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los productos del tabaco.

22) El intendente de Canelones, Marcos Carámbula, dio ingreso a cientos de funcionarios en el municipio canario, acomodando a dedo, entre otros, a todos sus familiares y amigos de sus familiares con sueldos de reyes.

23) El tribunal de Cuentas de la República (TCR) reveló que jerarcas de la Intendencia de Canelones no rindieron cuentas de gastos por $ 33:997.006 (U$S 1:600.000). Se desconoce a dónde fue a parar el dinero.

24) Cuatro ediles del Movimiento de Participación Popular (MPP), que integran entre otros sectores el MLN-T, renunciaron a sus cargos tras comprobarse que incurrieron en usos indebidos de los gastos de representación que mensualmente les otorgaba la Junta Departamental de Paysandú.

25) La Justicia Penal de Fray Bentos (Río Negro) procesó con prisión por un delito de “Abuso de funciones”, al ex presidente de ADEOM Río Negro, Antonio Martínez, dirigente del Frente Amplio. Faltaron $ 370.000 y, entre otras irregularidades, se constató la compra de material odontológico con boletos de una casa de repuestos.

26) La Justicia dispuso que el presidente del Instituto Nacional de Colonización (INC), el frenteamplista Gonzalo Gaggero, le pague U$S 45.300 al productor Carlos Zuluaga a raíz del faltante de ganado durante la gestión que Gaggero desarrolló como liquidador interventor de la sociedad “Zuluaga Hnos.”, entre 1981 y 1994.

27) El edil frenteamplista Daniel Placeres (MPP) se benefició con un contrato de comodato por parte del Parque Tecnológico industrial (PTI) del Cerro, que depende de la Intendencia de Montevideo.

28) El oscuro proceso de la licitación por la compra de un ciclotrón y dos cámaras PET para el Cudim.

 Javier Maciá /Facebook

- postaporteñ@ 1554 - 2016-02-12 15:13:33
postaporteñ@_______________________________

Zabalza, dejando atrás a John le Carré

Fijarse si tal árbol sí, tal árbol no, puede ser; pero todo cambia cuando nos damos cuenta que empezamos a entrar en otro bosque.

He leído el libro de Jorge Zabalza "La experiencia tupamara" y varios comentarios que ha suscitado. Al final me decidí a aportar el mío. Primero hablaré del libro, y luego, un comentario sobre los comentarios. A su vez, sobre el libro, parece lógico ver primero los aspectos positivos que aporta, que son muy importantes, y luego las críticas que tenemos para hacerle.

1. TRANSFORMANDO NUESTRO MODO DE TRANSFORMAR EL MUNDO

Este libro se refiere al MLN-T, pero contiene muchas cosas que trascienden ese tema concreto y hablan de los problemas generales de la revolución socialista en Uruguay. Su tema, entonces es, a partir de una experiencia concreta, sacar conclusiones para “futuras insurgencias”, como dice en su sub-título. Ese es el sentido de su perspectiva crítica. Y lo hace en base a la recopilación de una línea de interpretación histórica muy sólida, y un estudio detallado de los hechos.

Comienza con una "Presentación" de Samuel Blixen, periodista investigador que, además de su trabajo sobre los crímenes de terrorismo de Estado en nuestro país ha escrito varios libros referidos al mismo tema de este de Zabalza -la experiencia tupamara- de la que también formó parte. Tomo esta referencia en particular porque es calificada y está ahí, a la entrada del libro, y porque es también un ejemplo de esto que quiero señalar.

En general, a los tupa hablando de sí mismos les cuesta abandonar el chiquitaje y la carga emotiva de lo vivido. Todo está lleno de personajes y recuerdos, anécdotas y casos, héroes y traidores, y además parecen pensar que solo ellos, los miembros de la cofradía, están habilitados. Puede que sea un primer momento inevitable de aproximación, un terreno por el que había que pasar.

Visiones panorámicas han venido desde otras filas pero no han sido las mejores, comenzando por los militares que hacen su propio relato. Luego vinieron los relatos de los historiadores y los cientistas sociales -palabras que escribo acá siendo generosos-. No es raro que repitan en gran parte a los milicos.

La guerrilla tupamara es una de las experiencias guerrilleras en Uruguay, no la única. Y no tiene sentido escribir la historia de una forma de lucha por fuera o por encima de la historia de la propia lucha, con sus causas y condiciones. Pero se va logrando de a poco.

El grueso de las historias hasta ahora han sido más novela de espías, un interesante género literario -en este caso de menor calidad que en le Carré-, que puede basarse en hechos históricos, pero que no es Historia.

El libro de Zabalza sigue siendo una EPOPEYA. ¿Podríamos pedirle que no lo fuese? Lo que sí ha dejado atrás es la novela de espías. Como intento de análisis histórico tal vez tenga mucho de contradictorio, vacilante, flojo. Pero es un paso.

Paso importante por ser un protagonista directo, porque hace un diagnóstico y no la autopsia de una experiencia muerta como quieren esos historiadores y cientistas, porque escribe para rescatar y no para rendirse pero tampoco para hacer estatuas, y porque no se queda en el chiquitaje. Y es evidente que da el paso pese a lo difícil de llevar encima la carga emotiva de lo vivido.

Como en “Yakuza” (Sydney Pollak, 1975), cuando el yanqui no entiende al japonés que asume “la carga más difícil de llevar”, “- Pero ¿qué lo obliga a llevar la carga? - La carga”.

Claro, tal vez alguno entienda más al que tira la carga para trepar más rápido. No es el caso.

Zabalza no es el primero en dar un paso así, se suma a otros. La diferencia, para mí, es que pienso que con esto ya no vale la pena prestar más atención al chiquitaje.

Esto es lo más importante que quería decir. Sigo con otras cosas.

Zabalza presenta una visión panorámica de la experiencia tupamara e intenta una reflexión política sobre ella. Digo política, porque no se trata solamente -recurriendo recursivamente a Marx- de interpretar qué pasó con nuestro intento de transformar el mundo, se trata de transformar ese intento, si queremos seguir intentando.

Si todo intento de transformar el mundo en alguna medida fracasará, los primeros sin duda. Pero no se piensa en eso al empezar, o ni siquiera se empezaría. Eso sí, en algún punto llega el momento de recapitular y sacar conclusiones.

La diferencia de Zabalza, ahora, es que intenta una interpretación política y no circunstancial de la derrota de la guerrilla. Y paro aquí un momento.

En una nota anterior (“¿Lo que dijo Aristóteles o lo que dicen las pesas? Formas diferentes de ver la experiencia guerrillera”), hice sobre este tema la siguiente pregunta:

¿Fue o no fue derrotada la lucha guerrillera de los 60-70? De eso se trata, y de cuáles fueron las causas de la derrota. Ciertamente fueron causas materiales pero ¿solamente circunstanciales, o básicas?”. También hice otras preguntas.

Y a no ser que alguien diga ahora que no fue derrotada, la discusión principal debe ser sobre la dimensión de las causas. “Salgamos de lo anecdótico, pues, y embarquémonos en el plano de lo objetivo”, dice Zabalza, y es allí precisamente que vemos su paso adelante.

La idea central de Zabalza es que había en el MLN-T desde su raíz una ambigüedad ideológica no resuelta entre la orientación socialista clasista -su referente es José Carlos Mariátegui junto a otros marxistas latinoamericanos fundacionales- y la línea de “frente nacionalista de transición” -toma aquí a Jorge Abelardo Ramos entre otros-. Vamos a aclarar esto.

Plantear la revolución socialista en países considerados “atrasados” ha sido siempre, dentro del marxismo, un problema. Y si se entiende el “marxismo” en forma estrecha, más aun, y con estrecho quiero decir ese concepto mismo de “atraso”.

El planteo predominante no ha sido ese de Mariátegui del camino socialista directo, sino las estrategias “etapistas” que suponen que para estar en condiciones de ir hacia el socialismo los pueblos de nuestro continente deben primero desarrollar las “condiciones objetivas” por vía capitalista, y para eso hay que construir alianzas sociales policlasistas (burguesas). Esta orientación, con variantes, sigue hasta hoy, como puede verse incluso en la reciente polémica entre los economistas Fernando Isabella y Rodrigo Alonso. Es el fundamento explícito de la política pro-capitalista de Mujica, como lo explica Zabalza, viendo allí la madre del borrego.

Y lo interesante es que ata este tema estratégico al problema metodológico que es el NUDO de todo su planteo: su crítica al aparatismo armado del MLN-T. Es una línea argumental compleja, aunque no original, y merece nuestra atención.

A ese aparatismo opone una alternativa “insurreccionalista” (que no ocurrió) consistente en armar la resistencia popular desde abajo para ensamblarla con la acción especializada del grupo armado.

De modo que lo que hace Zabalza es proponer esta relación causal:

·         Nacionalismo burgués --> aparatismo armado

·         Socialismo obrero --> insurrección de masas

Pero Zabalza no descarta en absoluto la acción de la guerrilla -a diferencia de algunos grupos trotskistas, por ejemplo- muy por el contrario, ésta es en su concepto una pieza de esa “pinza” de violencia revolucionaria. Y yo, por mi parte -aunque mi opinión pueda no interesar a la “cofradía”- digo que también en esto estoy de acuerdo con Zabalza. En todo lo que se quiera hacer con seriedad deberá haber especialistas. Nada de esto es descubrir la pólvora, ni en sentido literal ni figurado.

Pero aunque no sea original, este aporte de Zabalza es de enorme importancia. No es importante por ser original ya que no lo es, sino porque está apoyado en el estudio detallado de una experiencia concreta, por alguien que la conoció desde adentro.

Ya que ese argumento de una relación causal entre nacionalismo burgués y aparatismo armado es algo bastante complejo, trataré de explicarlo en términos sencillos, aunque no todas las expresiones de esta orientación sean exactamente iguales. A muchos caerá gruesa mi simplificación, pero es un recurso explicativo.

Tenemos por delante una serie de tareas políticas, ideológicas, organizativas, trabajo de masas. Son demasiadas y además complejas. El tiempo acucia, la escalada represiva avanza y somos demasiado débiles aun para afrontar esta amenaza. Es aquí que surge la idea del ATAJO:

En lugar de construir laboriosamente y a largo plazo las condiciones políticas que permiten sustentar una lucha armada, que sea la propia lucha armada la que atraiga el apoyo político popular, y pongámonos a construir un aparato armado.

APARATISMO quiere decir acá que se consideran secundarias las tareas de masas, las tareas políticas, las electorales, el frente sindical, la lucha de ideas. Se considera central únicamente la lucha armada, que pensada de esta forma es la lucha de un aparato armado contra otro aparato armado.

Esta orientación está muy claramente planteada desde el Documento 1 del MLN-T, 1967.

¿Y por qué esta metodología resulta apoyada en el nacionalismo burgués, si esto no surge de por sí de ese planteo? ¿Por qué sería POSIBLE ese atajo?

Porque al dar por hechas o poco importantes las tareas de masas, las tareas políticas, programáticas, ideológicas, educativas, se da por cierto que hay una continuidad entre la ideología que sustenta nuestro proyecto y la ideología dominante entre las masas. Son tareas innecesarias. Porque se supone también que dentro de la estructura de poder existente se encontrarían aliados que permitiesen superar nuestras dificultades.

Entonces se transpolan, tal vez sin darse cuenta, los métodos conspirativos y tipos de grupos de acción que tuvieron éxito en las revoluciones burguesas o anticolonialistas, como fue el caso de las logias masónicas de la historia de nuestra independencia. Y también los mitos, los iconos, las leyendas, todo eso. El TIPO de discurso, la semiótica.

En este libro Zabalza desmenuza pacientemente la degeneración ideológica y política del MLN-T a través de los sucesivos planteos impulsados por Eleuterio Fernández Huidobro, acompañado en el último tramo por José Mujica. Allí, en el nacionalismo burgués, estaría la clave para comprender las ilusiones en el “peruanismo” de los militares, la negociación del Batallón Florida, la propuesta de rendición incondicional, la colaboración en la persecución de delitos económicos, en una etapa histórica. Y en otra etapa posterior, el viraje de 180 grados del MLN integrado a la política del Frente Amplio y su gobierno, no solo integrado sino además creando y vanguardizando esa política.

Lo interesante en este libro de Zabalza es que ATERRIZA esta idea en lo que cuenta de la experiencia concreta.

Cuenta que luego de la acción de Pando, Eleuterio Fernández Huidobro propuso un “Plan Hipopótamo” para tomar Montevideo, planteado en estos términos: ¿Por cuántas veces habría que MULTIPLICAR Pando (hombres y armas) para pensar en Montevideo? Esta forma mecánica de abordar el problema sería un ejemplo claro de aparatismo armado.

A esto Zabalza le opone una posible alternativa. Toma por base la experiencia de una acción distractiva organizada por el MLN-T en el barrio de La Teja en setiembre 1971 para facilitar la fuga de más de cien presos del penal de Punta Carretas. Organizada por el MLN-T, pero la gente se sumó espontáneamente, llevando esto a un levantamiento popular barrial. Tomando este evento, Zabalza propone la línea de los “cien Tejazos”, una línea insurreccional no aparatista que combinaría la organización de múltiples levantamientos populares desde abajo, que se combinarían con la acción especializada del aparato armado profesional. Esta sería la alternativa al aparatismo armado, la forma de escapar a la trampa de la acción armada desligada de las masas, operando en el vacío para ir a su derrota inevitable, que fue lo que ocurrió.

EN TODO ESTO HAY ALGO QUE NO CIERRA, y no se necesita mucha sutileza para verlo.

2. LOS PUNTOS FLACOS DEL FLACO

Aunque no desmerezcan lo positivo y fundamental que aporta Zabalza, sus agujeros son muchos e importantes. No los puedo abordar en esta nota, los dejaremos para otra. Aquí hemos hablado de sus aportes.

3. LOS COMENTARIOS QUE SUSCITA EL LIBRO DE ZABALZA

Pero no puedo abandonar el tema sin una referencia muy breve y general a los comentarios que han aparecido. No va referida a nadie en particular, y lo que quiero decir es eso que ya dije: Dejémonos de chiquitaje, no sirve para nada.

Algunas sugerencias concretas a los que participen en esta polémica.

Hablen en español. Hablen claro y si vueltas, no vengan con alusiones. Menos adjetivos y más conceptos. Si se refieren a alguien en particular, identifíquenlo y preséntelo. Si se refieren a un hecho expliquen a todos de qué se trata y su contexto. No hablen para la interna. Y si no es mucho pedir, firmen lo que dicen.

4. APÉNDICE: GOLES ERRADOS SON GOLES EN CONTRA, ¿O NO?

Iba a dejar esta nota por acá, que ya es muy extensa, y continuar el tema en otra. Pero el compañero Mario Rossi ha hecho llegar la sexta entrega de su intervención sobre el Guevarismo (“Faltó en el pasado, falta ahora, pero habrá más guevarismo”). En ella se refiere un pasaje del libro “Cuba y el Che. La ruta mágica” de Jorge Torres. Lo de Torres es una crítica general a la estrategia guerrillera de los 60-70 en nuestro continente. Luego de otros aspectos, Torres señala que la derrota de esa estrategia trajo una consecuencia terrible, la serie de dictaduras militares reaccionarias sangrientas.

Mario Rossi le contesta a Torres.

Las dictaduras militares se sucedieron en varios países latinoamericanos como parte de una estrategia global del imperialismo que necesitaba acabar con los procesos democrático-burgueses tradicionales para impulsar e imponer...la política neoliberal de los chicago-boys. Esas sangrientas dictaduras militares hubieran tenido lugar aunque no hubieran existido movimientos guerrilleros. Con o sin guerrillas...”

Yo me pregunto: ¿Para qué se hicieron esas guerrillas, para qué se sale a luchar, sea de esa forma o de otra? ¿Para qué las huelgas, las movilizaciones de masas, las acciones, los partidos políticos?

Me pregunto: ¿Se trata de dos partidos paralelos, nosotros y el enemigo jugamos cada uno por su lado en canchas separadas?

¿Para qué murió la gente que murió?

Lo que quiso hacer el enemigo es lo que quiso hacer. Porque son unos hijos de puta.

Lo que PUDO hacer el enemigo es lo que pudo hacer. Lo que quiso, pero lo que nosotros no pudimos IMPEDIRLE que hiciese. ¿POR QUÉ no pudimos?

Como dijimos, la experiencia tupamara es UNA de las experiencias guerrilleras en Uruguay. Mario Rossi protagonizó otra, la de las FARO. Es necesario que nos hable de esa experiencia, el cómo y todo eso, pero ahora me pregunto algo más básico: ¿Por qué peleaban? ¿Para derrotar al enemigo? ¿Se lo podía derrotar, o era una lucha condenada de antemano?

Tal vez no pudimos derrotarlo porque la correlación de fuerzas era tremendamente desfavorable, y nada se podía hacer. Entonces ¿por qué se peleó? ¿Por qué murió la gente que murió? ¿Fue una ilusión, fue un error de perspectiva, fue un impulso ciego?

Y me pregunto: ¿Es eso “guevarismo”, es lo que decía el Che en “Guerra de guerrillas un método”?

Porque si no es eso, si había condiciones para ganar y no se pudo, entonces lo único que tiene sentido al discutir sobre MÉTODOS es si el método era el adecuado.

Y si no lo era, si condujo a la derrota, si agravó las condiciones, si el resultado adverso nos debilitó, nos arruinó, si facilitó los planes del enemigo, si abrió agujeros, nos dejó con menos hombres en la cancha, si por eso se dejó el arco en banda... díganlo como quieran.

Si las cosas fueron así o no, ESA es la discusión que tenemos. ESO es lo que plantea Torres, eso es lo que hay que contestar.

La seguimos en "Los puntos flacos del flaco", próxima.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1554 - 2016-02-12 13:02:47
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] Siguiente