Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

Marchas, contramarchas y cambios de rumbo

ARG| Panorama político nacional de los últimos siete días

A medida que se consume la feria legislativa del verano y se aproxima la resurrección parlamentaria, se aviva la sensibilidad  política del gobierno: produce hechos prometedores aunque los celebra antes de terminar de consumarlos.

Ejemplo: las decisiones sobre el impuesto a los salarios. El anuncio presidencial de que se alzaría la base imponible hasta los 30.000 pesos mensuales brutos recibió el acompañamiento opositor y el respaldo de los sindicatos y ofreció en el Salón Blanco de la Casa Rosada una fotografía de la cogobernabilidad posible.

Pero el propio Macri impulsó un repliegue cuando anunció que sólo dentro de un año se revisarán las escalas y las alícuotas  en base a las cuales se liquida el impuesto. Así, el efecto del anuncio del jueves quedaba esterilizado un día más tarde. “Macri no cumple las promesas electorales”, censuró el mismo Hugo Moyano que 24 horas antes, cuando el presidente subió el piso gravable, había aplaudido. Muchos tributaristas coinciden en que  el aumento en la base imponible pierde sentido sin reformar las escalas y las alícuotas, que reflejan la realidad de una década atrás.

“Así, son más los trabajadores que terminan pagando el impuesto que los alcanzados por la medida del jueves”, cuestionó Sergio Massa. El dirigente del Frente Renovador, que practica el “acompañamiento crítico” al gobierno, considera que ahora es  el momento de subrayar las objeciones: “A las grandes empresas se les otorgan beneficios que se niegan a los trabajadores y la clase media. El gobierno alega que no hay recursos fiscales, pero con la devolución de retenciones  que les concedió a las mineras se puede eliminar por completo el impuesto al salario”.

Globos azules, luces amarillas

Luces amarillas en el gobierno del Pro: el jefe de gabinete, Marcos Peña, salió a solicitar “paciencia y responsabilidad” a los gremios. "Hemos recibido uno de los peores déficits fiscales de la historia de la Argentina, y con casi triplicamos el mínimo no imponible. Es un esfuerzo fiscal muy grande", argumentó.

La inquietud no obedece únicamente a los cambios de humor sindicales, sino a la posibilidad de que estos converjan y coincidan con  algunos nubarrones que se  avizoran en el Congreso y mantienen ocupado a una de las primeras espadas del gobierno, el presidente de la Cámara Baja, Florencio Monzó. Este ha escuchado de boca de Sergio Massa los reparos del Frente Renovador a aprobar el decreto de necesidad y urgencia con el cual Macri anuló un DNU de Cristina Kirchner  que devolvía el 15 por ciento de la coparticipación a todas las provincias que no hubieran obtenido esa reparación a través de un fallo de la Corte Suprema. El rechazo a ese DNU de Macri en el Congreso no sólo determinaría un formidable costo fiscal, sino un costo político: una derrota oficial que subrayaría su vulnerabilidad legislativa.

Simultáneamente con las reticencias de Massa y los renovadores, el oficialismo ha tomado nota  de críticas del  bloque peronista federal  (con presencia en el Senado y bajo la influencia predominante de Adolfo Rodríguez Saa) a algunos aspectos del DNU que creó el Ente Nacional de Comunicaciones y terminó con la Ley de Medios.  Hay temor de que, en esta atmósfera, la dispersión entre peronistas y kirchneristas que evidencia lo que fuera el Frente para la Victoria no impida que  marchen separados pero golpeen juntos en el Congreso para  probar fuerzas con  el oficialismo de Cambiemos.

Todavía quedan diez días hasta la reapertura de sesiones ordinarias, suficientes para  negociaciones y regateos. Pero el tiempo apremia

También se agotan los plazos en  el trapicheo con los gremios docentes: cuando la dirigencia vaticinaba conflicto y proyectaba dudas sobre el inicio de las clases el lunes 29 de febrero,  el ministro de Educación, Esteban Bullrich, movió audazmente las piezas con una propuesta de 39 por ciento de aumento del sueldo inicial de los maestros. Tenía todos los ingredientes de una oferta que no se puede rechazar, pero el propio gobierno  frenó el efecto al postergar  su presentación efectiva en reunión paritaria. Lo hizo –se explicó- para no interferir en las negociaciones de las distintas provincias, que son las que tienen a su cargo la administración de la educación y han coincidido en que su techo nunca sería superior al 25 por ciento de aumento

Griesa ayuda y condiciona

Donde el gobierno se adjudicó un avance claro fue en la decisiva cuestión de los holdouts, una materia en la que está cumpliendo lo que se propuso. Después de alcanzar acuerdos con algunos de los fondos acreedores, consiguió que el juzgado de Thomas Griesa anunciara que, tan pronto como cobren todos los acreedores que hasta el 29 de febrero hayan acordado las ofertas de pago del gobierno argentino,  levantará las medidas cautelares que afectan al país y lo colocan en situación de default técnico .

Las palabras de Griesa fueron de elogio a la seriedad y al cambio de actitud del  gobierno de Macri. Esto, que para muchos es un punto a favor, será considerado por el kirchnerismo cerril una nueva prueba de la “dependencia” del macrismo por oposición a la “dignidad”  de la que presumía la administración K  (aunque la primera permita al país recuperar el crédito y la inversión  y la otra nos amurallara en el aislamiento).

Sin duda el nuevo talante del juez  favorece al país en lo que resta de la negociación con  los fondos mayores (y más reticentes). Tiene, eso sí, una condición: el Congreso  argentino debe levantar  las normas-cerrojo que  impiden reabrir el canje y mejorar las condiciones acordadas con los bonistas en 2005 y 2010. Otro desafío político para el gobierno.

La visita que el presidente Barack Obama hará al país en marzo (23 y 24, en coincidencia con el aniversario número 40 del derrocamiento de Isabel Perón y el inicio de siete años de tiranía), es otro logro del gobierno. La nueva política exterior, de aproximación a la normalidad internacional (buenas relaciones con los países de la región, con las potencias relevantes, con aquellas naciones con las que el interés argentino lo exige; compromiso con causas como la lucha contra el narcotráfico y la defensa de los derechos políticos en principio en países del continente que se han obligado a respetarlos, como Venezuela, socio del Mercosur) entraña una corrección de rumbo que, si en algún sentido puede verse como restauración, implica, en rigor, mirar adelante. Si  es un regreso, es volver al futuro, abandonar el anacronismo.

Blues del Indec

Reconstruir el INDEC y devolverle a la Argentina un  servicio estadístico calificado y creíble constituyó (para el gobierno y para el amplio arco no kirchnerista)  una  prioridad, tanto en función de necesidades prácticas del estado y la sociedad como por  el  objetivo emblemático  de  desmontar una gran fábrica de mentiras.

A partir de octubre del año 2006, cuando el gobierno de Néstor Kirchner decidió eliminar la inflación manipulando  los índices de precios, el INDEC  dejó de ser una institución prestigiosa del  estado argentino elogiada regional y mundialmente,  para transformarse en  un  monumento a la mendacidad  y el ocultamiento: el incremento de los precios se maquillaba indefectiblemente, mes a mes;  la pobreza dejó de medirse (para  no estigmatizarla,  según el  caritativo juicio del  exministro Axel  Kicillof). El PBI era sometido a la contabilidad creativa

Al  pretender engañar a la sociedad  sobre hechos  como los precios de los productos, fácilmente comprobables  por cualquiera con sólo pasar por almacenes o carnicerías ,  el  gobierno  K  reveló  irreparablemente la falacia  que contaminaba todo su relato.  En esa operación, de paso, dejó al  país sin estadísticas verídicas y confiables. 

Muchas decisiones económicas (desde beneficios de bonos oficiales a actualizaciones salariales)  quedaron determinadas por los números peregrinos  dibujados por  funcionarios cortesanos  con quienes  la Casa Rosada y su agente operador, Guillermo Moreno, suplantaron a técnicos idóneos y experimentados  que  fueron desplazados  por defender la transparencia  y el rigor profesional.

El nuevo gobierno encaró la reconstrucción con ímpetu, y convocó para presidir el nuevo INDEC al economista Jorge Todesca  (un peronista que  fue secretario de Comercio de Raúl Alfonsín y viceministro del área con Eduardo Duhalde y fue sancionado y multado por Guillermo Moreno  por elaborar datos sobre la inflación). También  incorporó a técnicos de la etapa anterior a Moreno, entre ellos a Graciela Bevacqua, una respetada matemática a quien  el  kirchnerismo maltrató y  desplazó.

Esa buena noticia quedó  averiada esta semana por la novedad de  altercados en la cumbre del  Instituto que  culminó  con la separación de Bevacqua y el juicio con que ella amenaza  a Todesca. Una  pena

Técnica y política

La divergencia  fue expresión de una tensión  natural entre  criterios técnicos y políticos. Para Bevacqua, la idea de la reconstrucción del INDEC  “no tiene plazos, sino objetivos”: ella  aspiraba (lo sigue haciendo) a que el instituto sólo  produjera  índices (como la medición de precios de la canasta familiar) cuando pudiera hacerlos  con perfección refrendable por  organismos internacionales, algo que demandaría no menos de ocho meses.

Todesca, que como economista e intelectual ciertamente no desprecia  la rigurosidad,  comprendió que, a cargo de un ente dependiente del  Estado  del que se esperan  insumos  informativos indispensables  tanto para el gobierno como  para particulares, empresas y sectores sociales, es imposible desentenderse de los plazos. Y la perspectiva de ocho meses sin  resultados  era un exceso.

Prevaleció el criterio político: al fin de cuentas, la cabeza del  INDEC es Todesca, no Bevacqua.  Más allá de la apelación a las jerarquías, la conclusión no parece irrazonable.  Varios técnicos reconocidos han manifestado que  se pueden producir resultados como el  IPC en plazos notablemente menores a los ocho meses, y que esto no es incompatible  con  mejoramientos  posteriores. Todo es perfectible: el  oro no se  extrae  ni  puro ni amonedado.

Aunque parece obvio que  el director del INDEC  consultó con la superioridad la separación de Bevacqua, ella prefiere restringir  la responsabilidad de su despido  a Todesca, “no a Macri”.  Pero la realidad es la realidad.

Bevacqua, con su curriculum de técnica objetiva, quedó a la intemperie aunque probablemente encontrará un techo en algún sector de la oposición. Sergio  Massa, que piensa y actúa con  rapidez, ya la contactó. El se ha puesto a la cabeza de la producción del IPC-Congreso.

Que el gobierno haya preferido una perspectiva  política  no  debería  interpretarse  prejuiciosamente  como  un retorno circular a la manipulación de cifras. Lo que se ha discutido no tiene que ver con el contenido de los datos del  INDEC, sino con el tiempo  socialmente necesario  para  producirlos.

En todo caso, los números merecerán  un juicio una vez que  sean  presentados.

Eso sí: es irónico que  las sospechas sobre la intencionalidad atribuible a  la separación de Bevacqua provengan de algunas voces  que  señalaban al macrismo  como “poco político” y “muy tecnocrático”

 El episodio  muestra  que el gobierno no piensa exclusivamente en la gestión y que  la ponderación política  no le resulta una materia ajena

Deberá emplearla a fondo en las semanas y meses que vienen

JORGE RAVENTOS - postaporteñ@ 1560 - 2016-02-21 18:27:42
postaporteñ@_______________________________

FALTÓ EN EL PASADO, FALTA AHORA, PERO HABRÁ MAS GUEVARISMO (9)

"Cuba y el Che. La ruta mágica” de  Torres, ya fallecido, fue uno de fundadores del MLN-T, y un protagonista directo y de primera línea en algunos aspectos cruciales de los primeros tiempos. Dejó reflexiones muy serias sobre la experiencia tupamara, y más en general sobre las experiencias guerrillera en el continente, que pueden ser compartidas o no. Pero más allá de menciones puntuales, lo que no veo es, ni que se recupere y continúe su planteo, o que se lo refute. De los temas que él planteó, simplemente no se habla. “Fernando Moyano

Se transcribe del primer capítulo del libro:

El sexto aspecto claramente destacable lo constituye el cuerpo central de las concepciones que justifican, alientan e impulsan estas prácticas guerrilleras. En efecto, aunque en algunos casos con pequeñas variaciones que imponen las realidades nacionales, todas ellas toman como teoría funcional, determinante y decisiva, aquella que elaboraron en Cuba, y promocionaron en todo el continente, Fidel Castro, Regis Debray y Ernesto Guevara y que era conocida como teoría del foco. Estos tres "teóricos", a partir de una especial interpretación del proceso revolucionario cubano, reducen a un único elemento el factor decisivo del triunfo obtenido. Ese reduccionismo, sin embargo, se transforma en el factor teórico e impulsor de carácter decisivo en las diferentes prácticas revolucionarias que se intentan a lo largo y lo ancho del continente.

El punto séptimo y último se propone dilucidar una cuestión o interrogante que ha sido eludida hasta el presente: ¿la revolución cubana -y su teoría o teorías en cuanto a la factibilidad de aplicar con éxito en otros países lo que interpretaban como el único y acertado camino- tiene alguna responsabilidad en el fracaso de las experiencias guerrilleras que alentaron y apoyaron; es co-responsable principal de aquellas experiencias que acabaron en derrotas completas, totales?

(Jorge Torres. Cuba y el Che. La ruta mágica - Fin de Siglo, 2007)   -  Fernando Moyano

Los puntos sexto y séptimo se refieren  a la teoría del foco y Torres emparenta a Fidel Castro, Regís Debray y Ernesto Guevara a un mismo nivel teórico, cuando la Revolución Cubana criticó duramente a la obra de Regís Debray, pues había incurrido en un reduccionismo y parcialización histórica  del proceso cubano. No valoró  en toda su dimensión, las luchas anteriores a la gesta del Moncada,  el papel del partido (Movimiento 26 de julio), la importancia de la guerrilla urbana como auxiliadora de la guerrilla rural (“Semillas de fuego” (dos tomos)  editado por Cuba, relata las acciones guerrilleras urbanas,  inventariadas casi en su totalidad), el papel del estudiantado, la lucha política, las políticas de alianzas, etc.

En el documento Nº 4 -  La Táctica Revolucionaria  de las FAR “Orientales”,  elaborado en 1968, que se encuentra en la página ( mro.nuevaradio.org)  se transcribe textualmente una crítica a las tesis de Debray:

“ En la Revista Monthly Review, N. 55, dos cubanos que según todos los indicios son comandantes del C.C. del PC de Cuba, desarrollan críticamente esas tesis del libro de Debray y muestran que en la rebelión cubana de Fidel Castro, existió un partido, que era el Movimiento “26 de julio” y hubo numerosas alianzas y frentes unidos, tales como el pacto de Miami, que si bien fue duramente criticado por Fidel, no fue negado en sí mismo como una de  las muchas normas de unión de las fuerzas populares. La mejor prueba de que ese frente existió fue el primer gobierno que se constituyó, con Manuel Urrutia de Presidente y con Miró Cardona de Primer Ministro. Y era un frente con todas las características revolucionarias porque era para la lucha armada,  porque tenían sus principales dirigentes la ideología del proletariado, como lo declaró Fidel el 1 de diciembre de 1961, cuando anunció que era marxista-leninista, y porque era un frente donde la lucha interna, hasta triunfar, con la caída de Urrutia, la línea verdaderamente revolucionaria

La revista Monthly Review aclara que Simón Torres y Julio Aronde son dos revolucionarios cubanos y que los puntos de vista que ellos expresan en este trabajo crítico son de su propia responsabilidad y no tienen la intención de representar la posición del PC de Cuba ni la de los dirigentes cubanos. Agregamos nosotros que sus nombres no son sino seudónimos, y que a pesar de la aclaración, este trabajo no hubiera sido publicado si no mediara un conocimiento previo de los dirigentes cubanos, que están conscientes como nadie de la necesidad de debatir estos problemas cruciales de la revolución latinoamericana

Bajo el rótulo “Lecciones y experiencias”, el trabajo llega a varias conclusiones absolutamente coincidentes con las nuestras, en los siguientes términos:

“Preguntamos como conclusión: ¿Cual es la contribución de la experiencia cubana si en último análisis no ofrece ninguna “receta”?

“En primer lugar, presenta un problema teórico partiendo desde un punto particular y preciso. Y es que la primera cosa que debe ser determinada por análisis, son aquellos elementos que están ausentes en la perspectiva revolucionaria en el resto de Latinoamérica.

“Sabemos que el debate comienza con una constante: el movimiento guerrillero es condición necesaria para derrotar el imperialismo en Latinoamérica, y todo el resto es reformismo. Pero inmediatamente vienen a la mente una serie de diferencias con el proceso cubano. He aquí algunos ejemplos importantes

“ 1) La ideología marxista es hoy indispensable para la lucha (lo que no era el caso de Cuba), y también una lucha ideológica contra el reformismo, ahora abiertamente aliado con la burguesía

“ 2) La guerra será larga y dura (y no corta como en Cuba), y tenemos que trabajar políticamente con las masas campesinas porque no son “territorio virgen” como eran en Cuba

“ 3) La lucha requerirá la creación de partidos marxistas de nuevo tipo, liberado de la clásica estructura de formalismo estalinista y en posesión de formas orgánicas flexibles capaces de movilizar las masas populares (incluyendo, por ejemplo, estudiantes de escuelas privadas, sacerdotes, etc.) en cada etapa de la lucha, y de tomar ventajas contra el imperialismo

“Es probablemente a este último punto que la experiencia cubana, tanto como la vietnamita y la china, ofrecen sus más ricas y más profundas lecciones, a pesar de que ninguna puede, en ningún caso ser tomada como “modelo”.

“Diversas formaciones políticas en Latinoamérica están ya o viviendo la experiencia guerrillera o en vísperas de entrar en ella, pero la actividad revolucionaria de esta clase no resuelve los problemas teóricos remanentes, para los cuales no hay recetas y los que al permanecer sin resolverlas, no son asunto aislado de las dificultades que enfrente el desarrollo de la lucha armada en Latinoamérica

“Por tanto, el debate ideológico dentro de la izquierda es más necesario que nunca. El silencio, por otro lado, llevará solamente al reforzamiento del reformismo, debido a la oscilación al contrario del péndulo que cualquier fiasco armado, real o aparente basado en una teoría, produce entre los militantes y la ideología de las fuerzas  revolucionarias”

Como surge nítidamente de esta trascripción, los dos revolucionarios coinciden en las conclusiones a que nosotros también arribamos, a pesar de que ellos parten del análisis de la rebelión cubana, mientras nosotros tomamos como punto de partida al Uruguay en su contexto del Cono Sur. Las necesidad  de un partido u organización de nuevo tipo, la imperiosa urgencia de la lucha contra el reformismo, la adopción de la ideología marxista-leninista, la necesidad del trabajo entre los campesinos, son otras tantas conclusiones comunes a que arriban estos dos revolucionarios, en coincidencia total con la orientación que nosotros venimos exponiendo

La organización revolucionaria por tanto, es la base de toda alianza de clases y de toda  la lucha armada. Sin él, el proletariado no desempeña su papel guía y va a la zaga de otras clases que, en último término, conducirán la revolución a la derrota.” Hasta aquí el documento de las FAR “orientales”

En el brillante trabajo “La concepción de la revolución en el Che Guevara y en el Guevarismo”  de Néstor Cohan, en el capítulo: El espantapájaros del foquismo (y la  caricatura de Debray), textualmente dice:

“¿Quién es Regis Debray? Debray era un joven estudiante francés, discípulo del filósofo Louis Althusser. Visitó América Latina y escribió después un artículo muy largo, en la célebre revista de Jean-Paul Sartre Les Temps Modernes. Lo tituló: “El Castrismo: la larga marcha de América Latina”. Este artículo les gustó mucho a los cubanos. Lo invitaron a Cuba, y ahí, en la isla, Debray escribe un texto que pretende ser algo así como la “síntesis teórica” de la revolución cubana. En realidad era una versión manualizada, codificada y simplificada hasta el extremo. Un texto que hoy en día se utiliza para criticar a la revolución cubana y para denostar todo lo que políticamente esté asociado al Che Guevara (Hemos intentado desarrollar la crítica al foquismo en nuestro ensayo “¿Foquismo? A propósito de Mario Roberto Santucho y el pensamiento político de la tradición guevarista”, incluido en nuestro Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder. Buenos Aires, Nuestra América, 2005).

El libro de Debray se titula: ¿Revolución en la Revolución? Allí realiza una versión totalmente parcial y unilateral de la revolución cubana. Sostiene, entre otras cosas, que en Cuba no hubo casi lucha urbana, que solamente se desarrolló la lucha rural, que la ciudad era burguesa mientras que la montaña era proletaria y que, por lo tanto, la revolución surge de un foco, de un pequeño núcleo aislado. Así, de este modo, Debray hace la canonización y la codificación de la revolución cubana en una receta muy esquemática que se conoce como “la teoría del foco”. Esta versión de Debray sobre la revolución cubana suele ser utilizada en nuestros días para ridiculizar y fustigar la teoría política del guevarismo... aún cuando el mismo Debray ya no tiene nada que ver con esta tradición, pues pasó a las filas de la socialdemocracia —en el mejor de los casos y siendo indulgentes con él... –.

No es mentira que la temática del “foco” está presente en los escritos del Che pero de una manera muy diferente a la receta simplificada que construye Debray. Nosotros creemos que en el Che los términos “foco” y “catalizador” —con los que el Che hace referencia a la lucha político-militar de la guerrilla—, tienen un origen metafórico proveniente de la medicina (la profesión juvenil del Che). El “foco” remite al... foco infeccioso que se expande en un cuerpo humano. El “catalizador”, en la química, es el nombre de un cuerpo capaz de motivar un cambio, la transformación catalítica.

Pero, más allá del origen metafórico de ambos términos, resulta innegable para quien no tenga anteojeras ni escriba por encargo de ONGs o fundaciones norteamericanas que en el pensamiento político de Guevara la concepción de la guerrilla está siempre vinculada a la lucha de masas. Concretamente, el Che sostiene que: “Es importante destacar que la lucha guerrillera es una lucha de masas, es una lucha del pueblo [...] Su gran fuerza radica en la masa de la población” (Ernesto Che Guevara: La guerra de guerrillas, 1960). Más tarde, el Che vuelve a insistir con este planteo cuando reitera: “La guerra de guerrillas es una guerra del pueblo, es una lucha de masas” (Ernesto Che Guevara: “La guerra de guerrillas: un método”, artículo publicado en Cuba Socialista, septiembre de 1963).

Guevara no se detiene allí. Prolongando y comentando el libro del general Giap (célebre estratega vietnamita que derrocó a Japón, Francia y Estados Unidos) Guerra del pueblo, ejército del pueblo, el Che destaca una y otra vez un elemento fundamental para la victoria del pueblo vietnamita: “las grandes experiencias del partido en la dirección de la lucha armada y la organización de las fuerzas armadas revolucionarias [...] Nos narra también el compañero Vo Nguyen Giap, la estrecha relación que existe entre el partido y el ejército, cómo, en esta lucha, el ejército no es sino una parte del partido dirigente de la lucha.

De este modo, a diferencia de Debray, el Che le otorga un lugar central a la lucha política, de la cual la lucha armada no es sino su prolongación sobre otro terreno. Allí, siempre comentando a Giap, Guevara vuelve a insistir, casi con obsesividad, en que: “La lucha de masas fue utilizada durante todo el transcurso de la guerra por el partido vietnamita. Fue utilizada, en primer lugar, porque la guerra de guerrillas no es sino una expresión de la lucha de masas y no se puede pensar en ella cuando está aislada de su medio natural, que es el pueblo”.

¿De qué modo Debray pudo eludir este tipo de razonamientos centrales y determinantes del pensamiento político del Che? Pues construyendo un relato de la revolución cubana donde desaparecen, como por arte de magia, las tradiciones políticas previas y toda la lucha política anterior de Fidel Castro y sus compañeros.

Si se vuelven a leer los textos “foquistas” de Debray cuarenta años después, el lector no encontrará, inexplicablemente, ninguna referencia a la historia política cubana anterior ni a la lucha política previa, que derivan en el inicio de la lucha armada contra Batista. Pareciera que para Debray, observador europeo proveniente del PC francés, recién llegado a América latina —en aquella época fascinado con Cuba y las guerrillas, luego con la socialdemocracia y hoy vaya uno a saber con qué— la invasión del Granma y el Ejército Rebelde nacen ex nihilo, no como fruto de la radicalización política de un sector juvenil proveniente del nacionalismo radical y antiimperialista latinoamericano y de la propia historia política cubana (Para una reconstrucción de la historia previa de la revolución cubana y de toda la experiencia que Fidel y el Movimiento 26 de julio extraen de sus maestros Guiteras, Mella, Roa y otros, véase nuestro libro Fidel para principiantes. Buenos Aires, Longseller, 2006)

Además, cuando Debray pretende esquematizar y teorizar la lucha revolucionaria cubana defendiendo a rajatabla la tesis de “la inexistencia del partido” tiene en mente y está pensando en la ausencia, dentro de la primera dirección guerrillera, del viejo Partido Socialista Popular (el antiguo PC cubano, símil del PC francés en el que se formó Debray). Un lector actual de los escritos de Debray no puede dejar de preguntarse: ¿pero acaso el Movimiento 26 de julio —quien impulsaba y dirigía la lucha armada en Cuba— no constituía un partido? ¿Acaso Fidel Castro y los asaltantes del Moncada no provenían de la lucha política previa que se nutría del antiimperialismo radical?

Para Debray las advertencias del Che sobre las luchas de masas y la relevancia de la organización política eran sólo... detalles insignificantes. No les dio ninguna importancia. Por eso construyó una visión caricaturesca de la lucha armada que, lamentable y trágicamente, fue posteriormente atribuida —post mortem— al Che y al guevarismo...

Según recuerda Pombo [Harry Villegas Tamayo], compañero del Che en Cuba, Congo y Bolivia, al Che Guevara no le gustó ¿Revolución en la Revolución? de Debray. Lo leyó cuando estaba en Bolivia (pues se publicó en 1967) y le hizo verbalmente comentarios críticos a su autor. No hay registros de que el Che haya volcado esos comentarios críticos en sus libretas de apuntes de Bolivia.

Aún cuando nunca sepamos qué le criticó puntualmente Guevara al intelectual francés, ya en aquella época dos militantes cubanos salieron públicamente a criticar la caricatura “foquista” de Debray (Simón Torres y Julio Aronde [posiblemente dos seudónimos de colaboradores del comandante Manuel Piñeiro Losada, alias “Barbarroja”]: “Debray y la experiencia cubana”. En Monthly Review N° 55, año V, octubre de 1968. Pp.1-21.). Estos dos compañeros cubanos le critican abiertamente a Debray —¡no ahora, en el siglo XXI, sino en 1968!— el haber simplificado la revolución cubana, el haberla convertido en una simple teoría del “foco” y el no haber visto en ella que junto a la guerrilla, en las ciudades luchaba la juventud, el movimiento obrero, el movimiento estudiantil, etc. En suma, le cuestionaban, en particular, el total desconocimiento de la lucha urbana y, en general, la total subestimación de la lucha política, base de sustentación de toda confrontación político militar. Esta es la principal crítica a la teoría del “foco” realizada en aquella época por los propios cubanos (para revisar la crítica que otros guevaristas le hicieron a la teoría “foquista” de Debray, puede consultarse el mencionado ensayo “¿Foquismo? A propósito de Mario Roberto Santucho y el pensamiento político de la tradición guevarista”, así como también los documentos fundacionales del ERP en Argentina, compilados por Daniel De Santis en varias ediciones. Esas compilaciones pueden consultarse gratuitamente en el sitio web de la «Cátedra Che Guevara – Colectivo Amauta»: amauta.lahaine.org).”

El desconocimiento de Torres al identificar el pensamiento político del Che Guevara con Régis Debray, lo inserta en el conjunto de quienes, como escribe Néstor Cohan: “Esta versión de Debray sobre la revolución cubana suele ser utilizada en nuestros días para ridiculizar y fustigar la teoría política del guevarismo...”

Próxima entrega: LA ORGANIZACIÓN LATINOAMERICANA DE SOLIDARIDAD (OLAS) – El guevarismo en Síntesis                                         

Mario ?toni? Rossi - postaporteñ@ 1560 - 2016-02-21 18:18:51
postaporteñ@_______________________________

¨ Sueños Compartidos ¨

UNA NOVELA SIN TECHO

Vivienda sindical, el plan imperfecto

Muchos saben pero pocos hablan. Muchos reclaman haber sido perjudicados, pero conocían a qué tipo de negocio entraban. El PIT-CNT optó por negar hechos que ahora parecen confirmarse. Mientras, la justicia se toma su tiempo para abordar un tema de proyecciones imprevisibles.

El Pit se esforzó en separar las denuncias penales de las civiles

GONZALO TERRA 21 feb. 2016 El País

El plan de vivienda sindical sigue siendo una caja de sorpresas. Ahora un hombre de iniciales R.CH.M., denunciado en cuatro causas penales por presunta estafa con las casas del proyecto, tiene algunas cosas para decir. Entre ellas, que su socio en el plan de vivienda sindical era un "representante encubierto" del PIT-CNT, y que en 2012 un empresario vinculado al negocio destinó dinero a financiar la campaña del entonces coordinador del PIT-CNT, Juan Castillo, a la presidencia del Frente Amplio.

El hombre hizo estas declaraciones en forma voluntaria y ante una escribana pública hace un año en Paraguay. Se ofreció a declarar ante la Justicia uruguaya pero no ha sido convocado pese a que su estado de salud es muy delicado. Su abogado pidió ante el juzgado del Crimen Organizado del juez Néstor Valetti que se cite cuanto antes a su cliente para que su testimonio figure en la denuncia presentada en su contra por una empresa constructora española.

Según dijo  el fiscal de Crimen Organizado Gilberto Rodríguez, el poder presentado por el abogado de la denunciante, Gustavo Salle, tiene problemas formales, razón por la cual el expediente volvió al magistrado actuante para que resuelva si asume competencia.

En tanto, el juzgado penal de la jueza Graciela Eustachio tramita tres denuncias penales casi idénticas; la más vieja tiene tres años. Sin embargo, en ninguna de ellas ha declarado el mencionado intermediari

Casa propia

El programa de vivienda sindical del PIT-CNT fue concebido en 2011 como un plan perfecto para permitirles a 15.000 trabajadores, nucleados en unas 300 cooperativas, acceder a una vivienda propia, prefabricada, a pagar en módicas cuotas durante varios años. Lo apalancó el Banco Hipotecario a través de un convenio firmado con el PIT-CNT el 1° de septiembre de 2011, por el cual se comprometió a financiar las viviendas. El plan se lanzó el 8 de noviembre de 2011, y en ese entonces se prometió la construcción en todo el país de miles de casas en no más de tres años. El entonces coordinador y hoy número dos del PIT-CNT, Marcelo Abdala, asumió la presidencia del plan. Los dirigentes Eduardo Burgos y Hugo Monza se encargaron de ejecutarlo. El plan quedó solo en manos de militantes comunistas. El sindicato de la construcción no participó y con FUCVAM nunca se coordinaron acciones. El Secretariado Ejecutivo nunca estuvo al tanto de los detalles de su funcionamiento hasta que estalló el escándalo a fines de 2013.

Empresarios consultados admitieron que era un "muy buen plan" donde "todos ganaban" y "se beneficiaba a muchos trabajadores".

¿Por qué entonces el plan terminó envuelto en una polémica y con cuatro denuncias penales a cuestas que involucran a personas ajenas al PIT-CNT pero que exhibieron para los negocios contratos que la central sindical les extendió?

La historia es larga y compleja. Son decenas las personas que de una forma u otra han estado vinculadas al tema. Muchas hablan, pero pocas dan la cara. Ahora, con la declaración de uno de los denunciados, algunas piezas del rompecabezas comienzan a encajar.

¿Cómo llegaron en 2012 dos gestores privados a ser los intermediarios de casi diez mil viviendas del plan del PIT-CNT ante las empresas constructoras? Según la versión de R.CH.M., cuando retornó desde España en 2011 tomó contacto con Eduardo Burgos por recomendación de su hermano, quien se desempeñaba como cónsul honorario en Vigo.

R.CH.M. tenía la representación de la empresa española Cabisuar, dedicada a la construcción de casas prefabricadas. Un mes después, siempre de acuerdo a su versión, un gestor, viejo militante del Partido Comunista, se le presentó diciendo ser "representante" del PIT-CNT y le ofreció una sociedad para encaminar el plan.

Según R.CH.M., quien a la postre se convirtió en su socio y con el que estableció una base de operaciones en una vieja y lujosa casona en El Prado, el hombre era en realidad un "representante encubierto" del Pit-Cnt.

Y así nació una extraña y compleja forma de desarrollar el plan de viviendas. Entre 2012 y 2013 Burgos y Monza, juntos o por separado, firmaron en representación del PIT-CNT contratos con sociedades anónimas que R.CH.M. creaba y presidía (Vivamax, Eximat, Balmey). Esos contratos le otorgaban el poder para negociar entre 3.000 y 4.000 casas cada uno. Con ese documento y el contrato entre el Banco Hipotecario con el PIT-CNT salían a buscar inversores. Y los conseguían. Por cada mil casas construidas se les ofrecía una ganancia de entre tres y cinco millones de dólares. A cambio, para entrar al negocio, se pedía dinero a cuenta que algunos empresarios, según dijeron a El País, consideraban una "llave" o "donación" que se había tarifado en US$ 300.000.

En diciembre de 2013, antes de publicar la noticia sobre la primera denuncia que vinculaba al plan de vivienda sindical y que fue presentada por una empresaria de Rocha, El País le pidió una entrevista a Burgos, encargado del plan. Al llegar a la sede del PIT-CNT, Abdala ( el turco) se presentó y dijo que él daría la cara porque él era el presidente del plan. Fue una charla frontal.

— ¿Hay contratos firmados por el PIT-CNT con empresas o sociedades anónimas para construir viviendas?

—Que yo sepa no hay contratos

— ¿Puede haber contratos y que no le conste?

—No, puede haber acuerdos marco

—Sé que hay contratos firmados por el PIT-CNT que comprometen mil, dos mil o tres mil casas

—No me consta

— ¿Qué lugar ocupan R.CH.M. y su socio (se le nombra) en la estructura del plan de vivienda sindical?

—Ninguno

—¿No ocupan ningún lugar?

—No

—¿Los conoce?

—No, de antes yo no los conocía

—¿Y Burgos los conocía?

—No creo que los conociera

Semanas después, el Secretariado del PIT-CNT ratificó lo dicho por Abdala. En la declaración que divulgó el 10 de diciembre de 2013, cuando las denuncias penales ya habían tomado estado público, sostuvo que "nunca se autorizó, ni se autorizará, a negociar a terceros en nombre del PIT-CNT en temas relacionados al plan de vivienda sindical ni a ningún otro tema".

Otra versión

Un año antes de las palabras de Abdala y el Secretariado, Burgos había firmado al menos tres contratos con R.CH.M, y varias fuentes consultadas por El País aseguran que en 2012 Abdala, junto a Burgos, participó de cenas y recorridas por el interior con los gestores que 12 meses después dijo no conocer.

Un caso clave en la historia es el de la sociedad anónima Balmey. El 26 de abril de 2012 una impresora en una oficina de la sede del PIT-CNT escupía varias copias de un contrato. En la oficina de al lado esperaban el gestor R.CH.M. y un conocido empresario de Tacuarembó, ambos representantes de Balmey. También estaban Monza y Burgos preparados para firmar por el PIT-CNT y el escribano Dante Herardo López para certificar las rúbricas en tres hojas membretadas del PIT-CNT Balmey se hacía de un poder para negociar 4.000 casas, es decir, la posibilidad de ganar entre 12 y 16 millones de dólares.

El Secretariado del PIT-CNT ha dicho que ni Burgos ni Monza tenían poder para representar a la central sindical.

"Yo certifiqué ese contrato, y si bien no lo recuerdo ahora porque pasaron cuatro años, para poder firmar Burgos y Monza debieron presentar un poder o un acta que los autorizara", dijo el escribano actuante Herardo López a El País. Por su parte, en su declaración en Paraguay, R.CH.M. dice que cuando en aquella instancia se les reclamó el poder, los dirigentes aparecieron con uno firmado por Abdala y Castillo.

Cuatro meses después de firmado el contrato con Balmey todo marchaba viento en popa. Balmey consiguió un financista que prestó US$ 1,8 millones para construir viviendas a cambio de que por cada una de ellas se le pagaran US$ 1.000. A mediados de 2012 Abdala, Burgos, R.CH.M. y su socio (el presunto representante encubierto del PIT-CNT) compartieron con el empresario de Tacuarembó una cena y hablaron del plan de vivienda sindical hasta entrada la madrugada. Semanas después, el gestor que decía actuar en nombre del PIT-CNT visitó al empresario tacuaremboense, dedicado al rubro del transporte, y le pidió dinero para pagar la publicidad en televisión de la campaña de Juan Castillo a la presidencia del Frente Amplio. Fueron tres cheques en pesos librados a nombre de tres canales privados de televisión por un monto aproximado de US$ 30.000 en total.

Semanas después, ya pasadas las elecciones, hubo otra cena de la que participaron los mismos comensales y otros invitados, esta vez en una barbacoa de Montevideo. Según varias fuentes que participaron de dichos encuentros y que también asistían asiduamente a la casona de El Prado, Abdala y Burgos "no pueden decir que no conocían a los dos intermediarios" que luego fueron denunciados. "Tal vez no estaban al tanto de que pedían dinero por adelantado, o de lo que hacían con la plata, pero no pueden decir que ignoraban que eran parte del negocio. Se conocían y sabían todo", afirmó una fuente 

El negocio con Balmey terminó mal. No aparecieron las casas ni los interesados en comprarlas y el empresario de Tacuarembó debió hacerse cargo de la deuda con el financista que había prestado dinero. Tampoco le devolvieron el aporte para la campaña de Castillo.

Otra voz

En el juzgado de la jueza Eustachio se encuentran todavía tres denuncias. Una de ellas es de la empresa ecuatoriana Walltech, proveedora de viviendas, que alega que los dos gestores la estafaron en US$ 150.000. El caso ingresó inicialmente en el juzgado de Fanny Cannesa y la magistrada llegó a tomarle declaración a Castillo y Abdala. Sin embargo, luego debió enviar el expediente al juzgado de Eustachio porque ahí se había radicado la primera denuncia, correspondiente a una empresaria de Rocha. La tercera denuncia en ese juzgado (que suman cuatro con la que está en Crimen Organizado) pertenece a la empresa Betilur SA. Hasta ahora, su responsable no había hablado con la prensa.

"Yo declaré en 2014 y le voy a repetir lo que dije en el juzgado. Siempre pensé que estaba tratando con el PIT-CNT porque ellos se presentaban como representantes del PIT-CNT, aunque nunca fui a su sede ni vi a Burgos o Abdala. Yo iba a la casa de El Prado. Me ofrecieron construir 1.000 viviendas con una ganancia de US$ 3.000 cada una. Yo tengo una Pyme y era un buen negocio", contó a El País. Firmó contrato con Vivamax SA, otra de las empresas de R.CH.M. que tenía contrato con el PIT-CNT para proveerle 3.000 viviendas. Se había suscripto el 15 de febrero de 2013, también en la sede de la central y con la firma de Burgos en representación de la misma.

"Vi ese contrato con el PIT-CNT, vi el contrato con el Banco Hipotecario. No podía salir mal. A la hora de firmar me pidieron US$ 300.000 pero yo no tenía ese dinero. Entonces bajaron a US$ 150.000. Era como una llave para poder participar del negocio. Al final les entregué cheques por US$ 86.000. Yo no sé qué hacían con el dinero pero nunca se construyeron las casas", relató a El País el titular de Betilur SA. Dijo que jamás escuchó hablar de la campaña de Castillo ni vio a Abdala o a Burgos.

La empresaria de Rocha, Susana Nicodella, también firmó con Vivamax y entregó US$ 300.000 repartidos en ocho cheques. Cuando las viviendas comenzaron a demorarse y uno de los documentos por US$ 25.000 intentó ser cobrado por un tercero, Nicodella recurrió a Burgos para que intercediera y se los recuperara.

A fines de 2013, Burgos confirmó a El País que hizo gestiones para recuperar los cheques de Nicodella. "Cuando esta mujer vino detecté que este señor (quien decía ser representante del PIT-CNT) en nombre nuestro pedía plata, e hicimos una nota firmada por nosotros desvinculándonos de este hombre porque las cosas no se concretaban y vendían humo". Ante los juzgados, el PIT-CNT se mantiene firme: "Es un lío entre privados", afirma

El papel del Estado y la personería jurídica

Frente a la denuncia civil que por US$ 2.850.000 entabló la empresaria de Rocha contra el PIT-CNT, la central argumentó ante la Justicia que no puede comparecer por carecer de personería jurídica. Y es verdad. Sin embargo, juristas consultados por El País señalaron que ese argumento es válido "para siempre" y no "cuando conviene". Se refieren a que el PIT-CNT firmó con el Banco Hipotecario un convenio para que la institución financiara el plan de vivienda sindical. Fue el 1° de septiembre de 2012. Hay quienes sostienen que el BHU no pudo hacerlo. El PIT-CNT, como tal, también firmó un "Convenio de Acercamiento Institucional" con el BANDES de Venezuela el 10 de diciembre de 2012. El BANDES iba a financiar viviendas pero nunca prosperó el acuerdo

PASO A PASO LAS CLAVES DEL TEMA

Vivienda sindical

2011 - 1º de septiembre.

El Banco Hipotecario firmó con el PIT-CNT un contrato para comprometerse a financiar las viviendas del plan sindical. El BHU participaría del "financiamiento de los beneficiarios en forma individual para la adquisición de viviendas comprendidas en el proyecto del Programa de Vivienda Sindical".

2012 - 26 de abril.

En hoja membretada del PIT-CNT, Eduardo Burgos y Hugo Monza "con facultades suficientes y domicilio en Jackson 1283" firman un convenio con Balmey SA y le otorgan la potestad para negociar 4.000 viviendas. Balmey, integrada por R.CH.M. y un empresario del transporte tenía la representación de Walltech, empresa ecuatoriana que se dedica a las casas prefabricadas y que terminó siendo una de las denunciantes.

2012 - 10 de diciembre.

El PIT-CNT y el banco venezolano BANDES firmaron un "convenio" para que la institución financiara viviendas para trabajadores. En el momento de la presentación se habló de construcción de hasta 95.000 dólares. Finalmente el convenio nunca prosperó.

2013 - 15 de febrero.

Nuevamente Burgos en representación del PIT-CNT firma con R.CH.M. un contrato, esta vez el gestor representa a Vivamax y el contrato le permite proveer 3.000 viviendas.

2013 - 10 de diciembre.

El Secretariado del PIT-CNT afirma que "nunca autorizó, ni se autorizará, a negociar a terceros en nombre del PIT-CNT, en temas relacionados con el Plan de Vivienda Sindical ni ningún otro tema. Acusa a terceros de haber actuado con "objetivos especulativos y lucrativos, actuando ilegítimamente en nombre de, pueden involucrar a nuestro PIT-CNT en situaciones poco cristalinas y de dudosa legalidad".

2014 - 18 de septiembre.

El exdirigente sindical y exvicepresidente del Frente Amplio, Juan Castillo, y el coordinador del PIT-CNT y dirigente del Partido Comunista, Marcelo Abdala, declararon ante la Justicia en calidad de testigos en el marco de una denuncia por una presunta estafa derivada del plan de vivienda sindical. La denuncia fue presentada por la empresa Walltech S.A., propiedad del magnate ecuatoriano Isidro Romero Carbo, que alegó haber sido víctima de una estafa de US$ 150.000 por un gestor vinculado al Plan de Vivienda Sindical del PIT-CNT

2015 - 25 de junio.

Uno de los intermediarios denunciados declaró en Paraguay. Dijo que su socio era un "representante encubierto" del PIT-CNT, dio detalles de quienes participaron del negocio y contó que uno de los empresarios para construir viviendas aportó a la campaña de Juan Castillo como presidente del Frente Amplio.

Hoy.

Hasta el momento hay cuatro denuncias contra dos gestores y el PIT-CNT Dos empresas de construcción, una ecuatoriana y otra española, y dos privados, una empresaria de Rocha y el propietario de una Pyme. En total dicen haber sido estafados en unos US$ 650.000

- postaporteñ@ 1560 - 2016-02-21 18:18:41
postaporteñ@_______________________________

La CIA, la OTAN y el sueco Militar Plotted cambio de régimen en Suecia en 1980

En un artículo publicado en Global Research, de Alexej Pankin nos habla de la Suecia de los '80. Considerando que en estos días se cumple un nuevo aniversario de Palme, su asesinato. creo que puede ser de valor publicarlo; especialmente cuando está vinculado a los sucesos que vive en mundo hoy día.

'Héroes' y víctimas de la desinformación de los 80 de Estados Unidos proporcionan pistas para amedrentar a Rusia hoy o ganar la Guerra Fría del expresidente Ronald Reagan con su campaña de desinformación contra la URSS, que secretamente formó el "comité del engaño".

La desinformación varias veces puso al mundo al borde de una guerra nuclear.

Los submarinos 'soviéticos' que sacudió a Suecia en los años 80 fue causada por los submarinos estadounidenses y británicos que penetraron en aguas territoriales suecas camuflados de rusos y los militares suecos estaban plenamente consientes de estas operaciones, pero no informaron al primer ministro Olof Palme.

La desconfianza de la población sueca hacia la Unión Soviética se cuadruplicó y tomaron por reales las amenazas, Olof Palme no tuvo más remedio que tomar una postura antisoviética.

Fue asesinado el día antes de su viaje para conocer a Gorbachov a quien veía como una persona de ideas aines.

En el documental de 52 minutos "Engaño: los métodos de Reagan", del alemán Dirk Pohlmann que estrenado el pasado mes de mayo en 'Arte' el canal intelectual francés/alemán. Transmitido a altas horas de la noche y temprano en la mañana, no genera reacción alguna.

No se ha mostrado en Suecia, aunque arroja luz sobre dos de los episodios más dramáticos de la historia moderna de Suecia - el miedo a los submarinos de la década de 1980 y se repiten en 2014, y el asesinato del primer ministro sueco Olof Palme en 1986. Esta no es una película de Hollywood, pero una secuencia de historias contadas por personas que tienen caras, nombres, títulos y rangos.

Varios meses después de emitido este documental, la prensa internacional informa que Rusia planeaba invadir los estados del Báltico en marzo de 2013

Los EE.UU. y la OTAN aumentan los gastos en defensa y comienza una acumulación masiva en las fronteras de Rusia...

El Comité engaño

Según el documental, después de un período de distensión en los años setenta, el 'halcón' Ronald Reagan llegó al poder en 1981, decidido a ganar la Guerra Fría. La carrera armamentista dio la superioridad militar de Estados Unidos ante una Unión Soviética agotada. Se complementa con una importante campaña de desinformación y una guerra de nervios dirigidas a socavar la voluntad de la dirección soviética.

Para lograr esto, se formó un grupo conocido como el "comité de engaño". Que respondió directamente al presidente Reagan y fue encabezado por el director de la CIA, William Casey, oficiales militares y de inteligencia fueron los responsables de las actividades operacionales, desviando la responsabilidad de la Casa Blanca en caso de divulgación.

La escala de las operaciones fue impresionante. Entre las secuencias analizadas en detalle en la película, los EE.UU. incrementó la actividad naval cerca de la península de Kola, que alberga la principal base de submarinos nucleares de Rusia. Los ejercicios militares se complementaron con la desinformación exagerando considerablemente la escala de maniobras, lo que llevó al Kremlin a creer que los EE.UU. estaban planeando un ataque nuclear.

El Secretario de la Marina de Estados Unidos de la época, John Leman, dice que los realizadores:  "Sabíamos que cualquier error podría provocar una guerra nuclear no deseada".

'Los bombarderos estratégicos soviéticos estaban listos para contraatacar en 1983 durante las maniobras de los Able Archer'. Sólo un milagro salvó al mundo de una guerra nuclear

El episodio Suecia (véase el video) de "Decepción: Métodos de Reagan" comienza el 27 de octubre de 1981, cuando el submarino soviético, clase whiskey diesel-eléctrico C-363 chocó contra una roca submarina en aguas territoriales suecas. El militar soviético dijo que el submarino perdió su camino, los suecos dijeron que los rusos estaban realizando reconocimiento. El incidente hizo mucho ruido, pero finalmente se resolvió por la vía diplomática.

Un año más tarde, el socialdemócrata Olof Palme, que acuñó la noción de "seguridad común", desafiando la estrategia de la guerra fría de Reagan, se convirtió en el primer ministro de Suecia.(por segunda vez). Dos semanas más tarde, se detectó un periscopio en aguas territoriales suecas...

El documental muestra el objeto no identificado que se cree están persiguiendo un submarino, helicópteros y buques de guerra lanzaron bombas de profundidad y colocaron minas antisubmarinas para las cámaras del mundo. Sin submarino fueron destruidas y no se encontró nada.

Durante el mandato de Palme, había más de un centenar de alertas antisubmarinas: los medios de comunicación informaron historias de personas que presenciaron hombres ranas soviéticos manipulando algo cerca de una base naval sueca y pistas de submarinos dejadas por los misteriosos submarinos.

Cada vez que la URSS fue culpada, y aunque negó todo, nadie le creyó. De 1981 a 1983, el número de suecos que percibe una amenaza soviética aumentó del 27% al 83%.

Palme fue el constructor de la paz y se vio obligado a hacer declaraciones anti-soviéticas duras en lugar de promover su concepto de 'seguridad común'. Mi padre, Boris Pankin que fue embajador soviético en Suecia por aquellos días, dijo que esto causó mucho sufrimiento a Palme, pero no tenía otra elección.

Muchos años más tarde resultó que hubo submarinos en aguas de Suecia, pero eran estadounidenses y británicos! Llevaron a cabo maniobras en aguas territoriales suecas disfrazados de buques soviéticos. Las autoridades militares suecas estaban al tanto, pero no dijeron nada al gobierno. El ex ministro de Defensa de Estados Unidos, Caspar Weinberger, y su homólogo de la Marina Real dijeron que actuaron con cuidado para no golpear nada.

El punto era que  un país no alineado y oficialmente neutral era en realidad un aliado militar de Estados Unidos, y estas maniobras fueron llevadas a cabo con el consentimiento de las fuerzas armadas de Suecia. No se suponía que era un 'portaaviones insumergible', cerca de la frontera soviética, una maniobra interrumpida por Palme, lo que le valió el odio perdurable de los políticos estadounidenses, el ejército sueco y las élites conservadoras. Era una 'quinta columna', 'enemigo público' y estaban listos para su uso 'lo que sea necesario', según Ola Tunander, profesor en el Instituto de Investigación sobre la Paz en Oslo.

El 28 de febrero de 1986 Olof Palme recibió un disparo en el centro de Estocolmo. El asesinato nunca ha sido resuelto.

"Esto no pudo haber sido realizado por un lobo solitario. Fue un asesinato por encargo político", dijo Gorbachov. Palme fue asesinado el día antes de su viaje a Moscú, donde iba a reunirse con Gorbachov, su socio en "seguridad común".

El mundo fue engañado

...El jefe de la Comisión de Gobierno sueco en la investigación de los incidentes con los submarinos describe el sabotaje llevado a cabo por su propio Ejército:

" A Suecia se lo consideró como un país no serio. El Parlamento sueco y el gobierno sueco  no fueron en serio, así como los medios suecos. Qué clase de mundo estamos viviendo?"

--

Estas preguntas se hacen en el documental de gran actualidad en el día de hoy. Al verlo, es más fácil de entender la historia de la Guerra Fría en Europa en términos de las teorías de la conspiración en vez de como se presenta actualmente por la 'prensa libre' occidental. Y te das cuenta por qué hay no hay un nuevo Olof Palme en la escena política europea actual.

El vídeo se encuentra en la web de Global Research, en alemán. A la mitad del artículo (también en inglés).

CIA, NATO and Swedish Military Plotted Regime Change in Sweden in 1980s

También en youtube con subtítulos en inglés.

CIA and Swedish military conspire to bring down the elected Sweden's PM

Lamentablemente no está en español. Igualmente creo que esta pequeña colaboración sirva para ver mejor el mundo que nos rodea, y que todo está muy bien planeado desde hace décadas para llegar a él hoy

Una Suecia que mostró su verdadera cara. Y en algo no estoy de acuerdo con el autor del artículo. Los políticos de la élite sabían y la prensa ya la conocemos.

Quienes mandan realmente? Civiles?, o estamos en manos de militares?. Democracias?.

Qué es el Poder?, quién lo ejerce?.

Que ninguno de los Palme continúo en política es entendible. Al igual que en su momento la identificación del supuesto asesino por la esposa de Palme. La falta de policías esa noche en pleno centro de Estocolmo y que las alarmas no funcionaron.

Estoy cada vez más segura que Palme comprendía en la situación que se encontraba. Igualmente salía sin escoltas. Cuando se disponen a terminar con alguien las escoltas no sirven de nada.

La única manera de homenajear a Palme, es la verdad. Seas o no socialdemócrata. Hayas o no adherido a la política de Palme. Su gran mérito sin duda ha sido el no aceptar órdenes de Estados Unidos. Algo para tomar como ejemplo en esto que llaman progresismos

Buen fin de semana.

PELUSA - postaporteñ@ 1560 - 2016-02-21 16:18:19
postaporteñ@_______________________________

Respuesta a C.E.R.

En una nota anterior aventuré la idea de que entre los lectores de postaportenia existen algunos que creo son bienintencionados. Entre ellos incluía a C.E.R. y su nota  (Hecho(s), Contexto y Correcta Relación-postaporteñ@ 1557 - 2016-02-17) me lo confirma.

Esta mía de ahora tiene la pretensión, si postaportenia así lo considera, de referirme a ella públicamente. De lo contrario, solicito se le haga llegar a título personal. Voy a ir recogiendo los párrafos de la nota de C.E.R. a los que quiero referirme, para que no se me corte el hilo argumental. No me gusta Internet cómo método de dirimir diferencias, porque muchas veces la palabra escrita se queda corta de contenidos. Siempre me mostré dispuesto a discutir y a dirimir mis discrepancias –que fueron muchas, ya desde 1964- porque se me hizo saber, en aquel entonces, que como militante tenía derecho a dar mi opinión y a que la misma fuera escuchada. Eran otros tiempos, tiempos en que las certezas eran muchas y las ilusiones compartidas muchas más, cuando la palabra compañero tenía un valor superlativo y nos creímos que estábamos en la senda del hombre nuevo.

Dice C.E.R.:”Somos de los poquísimos –si no los únicos, si nos atenemos a lo escrito en la prensa (la alternativa y la otra, la supuesta “seria” y hasta con pretensiones) que saludamos la aparición en 2013, de Héctor Amodio Pérez (en adelante HAP). Lo señalamos en el país “de la cola de paja” y del caradurismo compadrón, esta “banda del Norte” o de “los charrúas” en las que nos tocó nacer.”

Aparecí en 2013 porque dejé de escuchar las voces de quienes me habían aconsejado, por razones familiares, afectivas e incluso políticas, que siguiera guardando silencio. Mientras, la falsa historia siguió creciendo, y a su amparo los responsables de la debacle, algunos de los cuales hoy aparecen en su verdadera dimensión humana y política -el Ñato y el Ulpiano, autodenominado comandante Facundo- hicieron un carrerón.

Pero no lo hicieron solos. Como se dice en derecho, fue necesaria la aparición de los “colaboradores necesarios”, entre los que figuran renombrados historiadores, periodistas, políticos, militares  e incluso extupamaros, algunos de los cuales han conseguido resolver su vida personal poniéndose la estrella de cinco puntas en la solapa. Todos abrevaron de los manantiales “rescatados de las ruinas del MLN” en forma de maletines que viajaron por medio mundo, poseedores de un buen olfato, y se pusieron al servicio de quienes ya por entonces, 1994, aparecían como los nuevos líderes, después que fracasara otra “insurrección”, no sabemos si popular y si en  ella el Tejazo iba a ser el eje fundamental.

La experiencia de 2013 se quedó a mitad de camino, con mucho de frustración. En aras del compromiso personal que asumí con Gabriel Pereyra dejé de lado otras propuestas, como las de Marcelo Estefanell y Pablo Brum y poco a poco el tema Amodio se consideró agotado.

Cuando a través de La tiranía de la miseria conseguí relacionar una serie de hechos aparentemente inconexos entre sí –la falsificación de mi manuscrito de 1972, las treguas, mis conversaciones con Trabal- llegué a la conclusión de que el papel de Wilson había sido otro que el que se le adjudicaba y pretendí darlo a conocer. La respuesta que recibí fue “y con esto pretendés escribir un libro?”. Tuve que buscar salida por otros carriles y así nació Palabra de Amodio

Perdonarme lo largo de esta introducción, pero la creo necesaria para situar el tema en sus verdaderos términos. Hoy Zabalza demoniza al Ñato y al Pepe, que escalaron por sobre el esfuerzo de muchos compañeros que no están, unos para siempre, y otros porque han abandonado. Pero oculta que él y otros como él, que todavía aparecen jaleados en las páginas de la prensa y en las pantallas de televisión por verdaderos analfabetos políticos, son los que los han convertido en líderes, ocultando lo que ya entonces se sabía de ellos.

“La culpa es de quienes lo votaron”, dice Zabalza con relación a Mujica. “Si era incapaz de organizar una acción”, como si eso fuera lo peor de su personalidad. Oculta la bajeza moral de un sujeto que escapó por la acción heroica de una mujer que se entregó para que él y otros huyeran y lo ha ocultado porque no encaja dentro de lo que la historia oficial señala. Y al que Zabalza acompaña en su silencio.

Y miente, delante de los analfabetos políticos que lo “entrevistaron”, diciendo que no pude ser condenado a muerte porque fui detenido en un local del MLN. Y se quedó tan pancho, ante las sonrisas complacientes de quienes le festejaron sus opiniones, sin que ninguno le recordara el cotejo de las fechas, seguramente porque las desconocen. Como desconocen la historia, pero sobre la que tiene el atrevimiento de opinar. Fui detenido el 24 de mayo de 1972, el 27 Wassen entrega la cárcel, el 28 soy condenado públicamente y recién el 15 de junio, cuando Wassen me comunica lo del “cabeza de turco”, es que acepto el planteo de Méndez.

Agradezco a C.E.R. la posición mantenida. Pero sobre todo le agradezco que la mantenga, frente a otros, casos de Estefanell y Efraín Martínez Platero, que han preferido meter el violín en bolsa, para no “buscarse complicaciones”. No son los únicos. Otros hay que también se borraron, que tampoco se me ponen al teléfono o han cambiado de número o no aparecen cuando los requiero. El miedo no es tonto, seguramente y la prudencia buena consejera.

Continúa C.E.R. “HAP es un testigo válido, a pesar de que más de un perrito faldero “de la oficial” haga más muecas y morisquetas “que mono comiendo nueces”. Es válido y más de una afirmación que hace es creíble. No todas, sin embargo. Pero, en el tema, estamos de acuerdo con los historiadores y los métodos recomendados en la Historia, donde no hay testimonio al que se le “haga asco”.

Como dije en mi nota anterior, aquí estoy, para responder. No tengo nada que ocultar. Si hay afirmaciones mías que no son creíbles, decirme cuáles son y aportaré los datos que falten. Que se pregunte con elementos serios, no paparruchadas del tipo de Silva y Caula ni con la negativa a aceptar mi versión como la de García, el de Voces, para el que negar la historia oficial sobre mí es una cuestión de fe.

Continúa C.E.R.: “Es por esto, que en el Uruguay actual, y sobre esta “historia reciente”, solicitamos que los hombres y mujeres “de la segunda línea” hagan el libro –personal y mejor colectivo- sobre sus recuerdos y experiencias con énfasis especial sobre episodios sobre los que son escasos los testimonios: verbigracia “el Comité Central ampliado” que la militancia conoce como “la noche triste” y sobre la reunión que –suponemos- en Colón, Lezica, del 16 de marzo del 72, la denominada “reorganización”.

Aseguro que nadie más que yo desea que ese libro o cualquiera sea la forma elegida, tome forma. Así, muchas de las trampas de la historia oficial saldrán a la luz y cada cual ocupará el lugar que le corresponde. Yo no pretendo que se me reconozcan los valores que aporté. Pretendo, nada más ni nada menos, que demostrar que la acusación que pesa sobre mí es falsa. Los laureles se secaron ya y pese a lo que se dice, no pretendo reverdecerlos. Sobre la reunión del 16 de marzo de 1972 hay mucho que decir. Zabalza  le contó una parte a Fontana en La piel del otro y le confiesa que él y Mujica estaban confabulados para llevar al Ñato, a Marenales y al Bebe al Ejecutivo. Pero es un proceso largo, que empezó en octubre de 1970, cuando el Bebe se negó a discutir la caída de Almería, y los que cayeron con él, menos Efraín, estuvieron de acuerdo, para salvar el culo.

Continúa C.E.R.: “Nadie podía conocer sus posiciones de 1972 –antes de su detención- por una sencillísima razón: las “bases” no teníamos ni la más mínima idea, de las elucubraciones, peleas, rencillas y fundamentalmente, del contenido real de ciertas discrepancias. El “aparato” (que no es lo mismo que “la organización” en el sentido de “estructura política organizada”) en dos instancias peligrosas para la vida interna: el 22 de diciembre y después de Pando, había prohibido y cerrado filas, prohibiendo las críticas y los críticos. Esos dos hitos, para nosotros fueron fundamentales en la forja “del aparato”, del secretismo y del verticalismo.

Vamos a tratar de despejar dudas, que no la pelota. Por si no se sabe, yo fui el que iba en la Vespa atrás del patrullero y fui el que saqué a Nell Tacci y a Cataldo después que abandonaron la camioneta. Todos nos fuimos convencidos de que atrás no quedaba nadie. Por mi papel en esa mañana, recogí datos que hubieran servido para el futuro y que habrían evitado que la mentira empezara a ser usada como arma política. Y estoy hablando de 1966. Carlos Flores, “Camilo”, no llegó tarde al encuentro, tal como la historia oficial dice. La camioneta llegó antes al punto de encuentro. El que la conducía era el Ñato, que la llevó al punto de encuentro antes de hora. Casualidad que un amigo del dueño anduviera cerca y la viera, pero no había porqué achacar las vueltas por la zona a la tardanza de “Camilo”.

Luego, cuando en el bulín de Feliciano Rodríguez fundamos el MLN, se prefirió dejar la autocrítica para más adelante, lo que era lógico. Pero nunca se hizo, como tampoco la de todo lo que rodeó a la crisis de 1967 y la caída de los locales en los balnearios y los que insistimos con ellas fuimos considerados rencorosos y arribistas, con lo que los errores se seguían cometiendo, mucho antes de que se formaran los comandos y los subcomandos y antes de que se creyera que cambiando el nombre de los organismos se cambiaba algo, si al frente quedaban los que habían conducido al desastre. Algo parecido a lo de ANCAP, me parece.

Después de Pando yo también intenté procesar la crítica de la operación, pero finalmente quedó circunscrita a la columna 15. Si estuviste en ella, la habrás conocido, porque yo mismo me encargué de fiscalizarla. El verticalismo era necesario para mantener determinadas normas de funcionamiento, pero no debió servir para sacarle el culo a la jeringa, como se hizo en muchos casos. Testigos tengo, pero creo que se negarán a testificar, dadas las circunstancias. Y con esto contesto lo que se dice a continuación, en la parte que me toca como “vaca sagrada”, término puesto en uso por los disidentes de la incipiente “micro” tras la caída de Almería. Son los mismos que me apodaron “el enano maldito”, cuando tuve que discutir con ellos la entrega de Pellegrini para liberarlo.

Continúa C.E.R.: “Como HAP, -y nos parece incorrecto- abre el paraguas antes de que llueva, con las referencias a Lenin y a Trotsky (que por el momento nadie ha citado) debemos señalar otra cosa relacionada: el alibi (léase pretexto) de tanto secretismo, verticalismo y aparatismo fue siempre el mismo: el peligro de que el enemigo conociera las deliberaciones, propuestas y planes. Pero por poner tanto cuidado en lo conspirativo, se pasaron por arriba, varios defectos y carencias que estaban esperando puerta de salida”.

Mi mención a Lenin y a Trotsky es puramente circunstancial, y creo recordar que fueron mencionados por algunos posteros antes que yo, a propósito del guevarismo. No creo que sus teorías hayan tenido nada que ver en la debacle, máxime teniendo en cuenta que entre los responsables de la debacle se encuentran la mayoría de los que reivindican sus lecturas.

Lo que me niego es a que sirvan de excusa para tapar la realidad y no se discutan las responsabilidades particulares que a cada uno nos haya correspondido.

Continúa C.E.R. “En concreto “las libertades” que se tomaban los “cooptados”, tanto subcomando, que aprovechaba la bolada para tapar sus particulares “libretazos”, sus “escapadas”, sus brutales cagadas e irresponsabilidades que afectaban al resto, los militantes. De tanto tolerar lo que empezó “como pequeños vicios”, ante los cuales y desde el pique “había que bajar la caña”, después se llegó a que la lectura más solicitada en Punta Carretas fuera “El Padrino” de Mario Puzo y no Trías o Abelardo Ramos, como justamente –y esperemos que correctamente- señala HAP. Después iría peor, luego del 14 de abril: “cantá para abajo”, tipo palo de gallinero, pero “no cantés para arriba” a las vacas sagradas, porque entonces “te metes en problemas” y te embagayas vos mismo”.

C.E.R. tiene, como se dice en España, “más razón que un santo”. Se empezó por consentir algunos fallos de seguridad porque se consideraron menores, sobre todo si quien las cometía tenía la obligación de no cometerlos, se fue dejando que cada cual interpretara la línea según le conviniera y se terminó metiendo al MLN en un enfrentamiento que hoy todos dicen que fue un error pero a quienes lo dijimos entonces nos calificaron de derrotistas. Después nos han querido hacer creer que fue una trampa que nos tendieron.

Continúa C.E.R.: “Sí, evidentemente, hay que decir “la verdad” como dice ahora HAP, pero agreguemos: “toda la verdad”, mirándonos nosotros mismos al espejo, sin cortapisas ni absoluciones. Sin falsas autocompasiones. Aquí cada cual debe cargar “su” mochila y algunos –como es lógico- la tienen más pesada que otros.

Yo estoy dispuesto. No lo he querido hacer para que no parezca que estoy pidiendo perdón a quienes se apoderaron de la historia y la acomodaron según sus necesidades. Primero tengo que resolver dos temas: el judicial y el popular A mí me dolieron las muertes de los compañeros, pero las de todos, no las de unos sí y otros no. Durante mi militancia me comporté para preservarla, haciendo las cosas lo mejor que sabía y cuando ya preso, también.

Dice C.E.R.: “La derrota es una dura escuela. Enseña muchas cosas y en su desarrollo se ven muchas cosas. Hay quienes tiran las armas y se ponen la casaca del enemigo. Hay quienes delatan. Hay quienes colaboran con el enemigo.  Pero también, hubo una base militante, que resistió tozudamente, con la fe del carbonero, apegados a sus principios y a los valores que creían para todos colectivos. Los mejores de ellos se hicieron matar. A la oriental, sin alharacas, viejo y peludo nomás!!!

…En eso tiene mucha razón Zabalza que coloca cierto poema al comienzo de su libro y en su recordatorio a cierto compañero que hacía “los cierres de tapa” de los berretines y por su pericia conocía casi todos los más importantes: el “gordo” Enrique.

Mucho estamos mencionando a Zabalza. Zabalza tiene razón en la adjudicación de responsabilidades. Está repitiendo mis argumentos de 1972, dados a conocer en 2013 y negados por él mismo, no hace tan siquiera tres años. Pero otros contribuyeron, entre ellos  Sendic, Marenales y el mismo Zabalza. Todo el libro está basado en una reconstrucción falsa de los hechos, para hacerse un hueco en la historia futura, escabullendo el bulto de la pasada, para que no se le vean las cagadas, aunque huelan. En el libro La izquierda armada, escrito por una insigne historiadora patria, el Flaco, el Tambero, declara su admiración por el viejo Batlle y en La experiencia tupamara lo convierte en una piltrafa. Contradicciones, a rolete.

Dice C.E.R.: “Después de la “derrota del 72”, las bases tupamaras y algunos “responsables” que lo eran en serio continuaron la resistencia. En el 72, se detienen todas las “historias oficiales”. Pero la militancia colectiva siguió peleando y…muriendo.  Lo hizo en Uruguay, lo hizo en Argentina, lo hizo en otros países de América Latina, donde algunos fueron a dar su concurso. Hasta el 75 caían compañeros del “Collar” en la resistencia, intentando reorganizar lo que se pudiera. Lo hicieron también en Centro América, en todo terreno donde hubiera luchas populares por la emancipación y donde los débiles precisaran un brazo fuerte, armado, experiente y justiciero, allí estuvieron las bases tupamaras. Ninguno de los jefes nombrados, ninguno de los consagrados. Ninguno de los “campeones de la boquilla”, de “la medallita vieja del Abuso”, ninguno de ellos. Militantes de la base, armados con sus convicciones, con sus virtudes y con sus talentos, sin dar ni pedir cuartel.

Algunos de ellos viven y tenemos el altísimo honor de ser sus amigos.

Gloria eterna a todos ellos, los muertos y los que –por suerte- están vivos.

Mi reconocimiento también. Espero que lo hayan hecho en mejores condiciones materiales que lo que hicieron aquí, que me imagino que sabrás fueron en condiciones absolutamente penosas. Así, su lucha habrá servido de algo y no para satisfacer narcisismos particulares.

Termina C.E.R. Nada más.

Espero que no sea así

Amodio - postaporteñ@ 1559 - 2016-02-19 19:00:39
postaporteñ@_______________________________

Los puntos flacos del Flaco (V)

APARATISMO DESARMADO


"Lo que quisimos no es un libro que contara historias y cuentos, episodios, anécdotas, sino un análisis de la causa de la derrota... no fue una cuestión episódica lo que nos ocurrió, no fue la traición de Amodio Pérez o la cantidad de clandestinos o la ruptura de las reglas de compartimentación, o algún par de operaciones mal pensadas. Lo real es que hubo un problema de concepción, en términos de militarismo. Es decir: otorgar a la acción armada un poder mágico capaz de cambiar la conciencia del pueblo y de acumular fuerzas, predominando sobre el trabajo a nivel popular...
Ese es el principal error de concepción compartido por todos nosotros.. la insurgencia del pueblo no depende de la acción de los revolucionarios profesionales, depende del desarrollo de la conciencia del pueblo.
...
... el 55% había apoyado la mano dura de Bordaberry. Nosotros no supimos leer bien esos resultados electorales, operamos en función de estrategias pensadas en el aparato y largamos una ofensiva que nos llevó a la derrota....
...
Lo que hubo en forma orgánica fueron unos cien documentos de autocrítica que circularon y que luego se sintetizaron en dos posiciones: una que era la que echaba la responsabilidad a decisiones mal tomadas por algunos compañeros, y otra que era la de concepción. Luego se hizo un acuerdo porque eso significaba la división del MLN antes de nacer, cuando estábamos reorganizándonos. No sonaba lógico dividirnos en dos posiciones. Todo fue quedando para atrás..."

Jorge Zabalza, entrevista en Resumen Latinoamericano

En esta serie de notas sobre el libro de Jorge Zabalza “La experiencia tupamara”, por ahora la tuve fácil. Se trataba del aspecto más importante del libro que es la revisión crítica sin abdicar del objetivo, y señalar al mismo tiempo algunas limitaciones. Por importantes que sean, han sido hasta ahora limitaciones del autor del libro, la forma en que ve la realidad. Y la realidad es, en lo que hemos visto hasta ahora, la realidad del pasado, y/o la realidad de los otros. Quiero referirme ahora a otro aspecto, al que tiene que ver con el proceso del MLN en el período reciente, que arranca con la “reorganización”, luego de la “apertura” que trajo la liberación de los presos, entre otras cosas.

O sea, el proceso del MLN en la legalidad. En ese proceso Zabalza no es alguien que vea desde el presente los hechos del pasado. No es el autor de un libro sobre el proceso, es un partícipe del proceso, como también lo fue del proceso precedente, el del primer período del MLN-T. Creo que la distancia crítica que ha tomado Zabalza sobre los hechos del pasado más distante es mayor, en cambio sobre los hechos más recientes me parece que su crítica sigue en lo pequeño.

Para decirlo claramente, en mi opinión la “reorganización” del MLN en una misma organización política que aglutinaba posiciones opuestas fue un error, aunque tal vez un error inevitable.

Debo agregar algo. En el segundo fragmento que transcribo de la entrevista de Zabalza en Resumen Latinoamericano queda claro que su posición sobre los hechos de 1971 es precisamente esa que yo en mi nota anterior, erróneamente, le reprocho no tener. Tal vez mi lectura del libro haya sido apresurada.  Pido disculpas a todos


1. Noche triste y Sendic


Primero quiero despejar los aspectos en que Zabalza hace su propia autocrítica, limitada a un episodio, que está además vinculado a su forma de ver la historia toda, porque en gran parte la hace girar en torno a Sendic.

No niego las virtudes personales de Sendic, que tienen que ver con su actitud y su forma de ser. El pensamiento político es otra cosa, porque no puede ser algo individual. Por eso, no comparto que al final del libro plantee que “si Sendic hubiese vivido” las cosas hubiesen sido diferentes. ¿Por qué pensaríamos  que hubiesen sido diferentes? Una persona sola no puede cambiar los procesos que tienen raíces tan claras.

La llamada “noche triste”, es un episodio. Lo grave es el proceso.


2. El aparatismo resucita


La crítica de Zabalza se refiere al aparatismo armado del pasado, pero en cuanto a la llamada “reconstrucción” hay cosas que quedan en el tintero.

Cuenta ese proceso que incluye la creación de una dirección paralela y oculta, que se elige y se coopta a sí misma, y de hecho es una fracción dentro de la organización supuestamente democrática, en un funcionamiento de tipo conspirativo de manipulación interna. Pero no pone allí nada de autocrítica, o crítica general, aunque es evidente que se trató de una práctica aparatista.

Luego viene la historia del MPP. Nuevamente, Zabalza pasa por alto el hecho de que fue una organización totalmente aparateada por el MLN, que a su vez estaba aparateado por esa fracción de dirección encubierta. Vamos a describir este proceso.

ANTECEDENTES. El proceso de “goteo” de militantes MLN fue haciendo que su integración a las luchas de base de ese período se diese en tres “franjas”, los alineados, los desalineados, y los ex. En las luchas sociales que se daban en esa etapa, la contribución de los ex y los desalineados fue muy grande. Los alineados fueron un obstáculo permanente.

FUNDACIÓN DEL MPP. El MPP (que nació sin saber cómo se llamaría) fue originalmente pensado por el MLN como un espacio de inserción electoral, y nada más. Para lo otro se reservaba al MLN. En las primeras conversaciones estuvieron invitados Bayardi, Pita... La candidatura de Sarthou para Diputados ya estaba acordada, etc. La participación de las bases pateó el chiquero, y eso también fue una pelea. El “run-run” de que se organizaría un “tercer espacio” dentro del FA comenzó a escucharse un tiempo antes. Más de uno empezó a prepararse y a veces meterse en alguna reunión. En la primera convocatoria abierta (aunque ya pautada) que se hizo en 1989 en la “cervecería”, estuve allí como parte de la delegación de un grupo de base que habíamos formado, a partir de militantes que veníamos de la lucha por el referéndum del voto verde, ampliados a partir de nuestro trabajo hacia el barrio. Como suele ocurrir en estos procesos, encontramos compañeros de otro barrio de Montevideo que, en forma totalmente independiente a nosotros, venían con la misma idea: -Venimos acá en representación de una organización de base de este movimiento. -¡Pero si este movimiento todavía no tiene resuelto si va a tener organizaciones de base! -Por eso venimos a proponerlo.

Las organizaciones de base surgieron como hongos, todas formadas por militantes de experiencias parecidas, todas muy plurales, todas con pocas ganas de ser aparateadas. Había gente muy preparada, fue una verdadera complicación para los planes aparatistas. Contamos con la colaboración de algunas “personalidades” cooptadas en la dirección elegida por arriba, que no querían prestarse al juego aparatista; sin ellos la cosa hubiese sido casi imposible. Por ejemplo Carlos María Gutierrez, que poco después renunció a esa dirección, harto del aparatismo. Cuando planteó los conflictos que vivió en la dirección, propuse llevar a reconsiderar el tema al plenario que se acababa de constituir. Siempre recordaré su respuesta. -Pero Moyano, lo que usted propone es como ir a predicar la santidad de la familia a un prostíbulo.

Esa resistencia inicial de las bases fue aplastada, y así surgió el MPP. Al principio eran cuatro organizaciones políticas “oficiales”, MLN, PVP, PST, MRO. El PCR estaba aún en proceso de formación y su presencia no era “oficial”. Convergencia Socialista estuvo en un primer momento y se apartó. La organización Propuesta Marxista a la que yo pertenecía se adhirió al proceso, se disolvió, y sus militantes nos integramos a título individual. Hubo de todo como en botica.  Luego vino lo que vino.

EL PROCESO DEL SALAME. Cada año un Congreso, cada Congreso una exclusión. El orden de salida fue: MRO, PVP, PST, y por último un conglomerado de militantes en torno a Sarthou, Zabalza y otros, formado por los “ex” (que habían crecido en esos años) y parte de los independientes que quedaban. Eso dio lugar al “MPP Fundacional” que se desintegró en poco tiempo, es otra historia.

La “técnica del salame” (teorizada por algunos analistas a partir de otros procesos) consiste en irse desembarazando de los aliados molestos por “rodajas” sucesivas hasta llegar al monopolio del poder; lo usual es que cada rodaja que aún no ha sido cortada rechace con un discurso “oficialista” a la que está siendo cortada, y cuando luego le toca a ella asuma el discurso “democrático” que tenía la recientemente cortada.

En la historia del MPP no hubo ningún “giro”, hubo la culminación de un proceso ya predefinido que se cumplió por etapas, incluyendo etapas de concesiones necesarias para vencer obstáculos. No siempre los procesos son completamente lineales.

EL CASO DEL FILTRO. Me queda una última cosa. Por cierto que podría comentar muchas más, pero no son principales, tal vez en otra oportunidad si la discusión prende, cosa que no creo que ocurra. En este libro Zabalza no ratifica su versión anterior de los hechos del Filtro. No habla, como otras veces, de un plan del MLN de llegar a una confrontación planificada contra la policía, llevada adelante por su militancia y los más afines, pero que tuvo que ser cancelada porque la convocatoria llegó a un sector de masas mucho más amplio del esperado. Zabalza ahora se dedica a cuestionar los excesos verborrágicos de EFH por la 44.

Pero pensemos un poco. En realidad EFH estaba cumpliendo rigurosamente con el plan. Hacer un llamamiento furibundo a las grandes masas, juntar un puñado de militantes, ir a una confrontación relativamente violenta, estar preparado por si la cosa se ponía fea y asumir. Y después, claro, las masas no vinieron en cantidad suficiente como para una verdadera revolución, y la cosa seguiría siendo cuestión de los grupos heroicos de siempre.

Pero vinieron las masas y nos arruinaron los planes

Sería injusto de mi parte criticar excesivamente esto. Si soy estrictamente sincero, si aquellos del cuento que nos fuimos del Partido Socialista no nos hubiésemos desintegrado por obra de nuestros propios errores, tal vez, si hubiésemos desarrollado nuestra metodología de “grupos de 3” y “divisiones”, de “movilizaciones semi-militares de masas”, tal vez alguna vez hubiésemos hecho algo así. Quién sabe como hubiese terminado.

Pero conociendo el paño, sabiendo lo ridículos que éramos, luego al menos nos hubiésemos hecho una dura y sincera autocrítica y la hubiésemos publicado.

Ya no creo en las autocríticas. Pero la ausencia total de autocríticas es deprimente.

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1559 - 2016-02-19 18:39:41
postaporteñ@_______________________________

«Murmullo un empresario tupamaro » Una película de Mujica Cordano

Aire Fresco, la empresa denunciada por la oposición,

vendió el 8,9% de lo exportado a Venezuela durante el anterior gobierno

Búsqueda Nº1855 - 18 FEBRERO DE 2016

La  empresa Aire Fresco, dedicada a la exportación de alimentos, vendió productos por alrededor de 156 millones de dólares a Venezuela durante el anterior gobierno, una cifra que representa el 8,9% del total exportado por Uruguay a ese país en ese período, según una investigación realizada 

Esa compañía, presidida por el integrante del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T) Omar Alaniz, vendió entre 2011 y 2015 unas 268.000 toneladas de distintos productos al mercado venezolano, principalmente arroz y pollo, pero también trigo y pasta seca. 

Legisladores de la oposición denuncian que esos negocios se realizaron gracias a que José Mujica era presidente, pero el responsable de la empresa lo niega en base al vínculo previo que tiene con integrantes del gobierno venezolano

Aire Fresco realiza directamente las ventas a Venezuela y no como comisionista, como se denuncia, lo que significa que corre con los riesgos y pagó los impuestos correspondientes en Uruguay, explicó Alaniz a Búsqueda. La única comisión que se cobra, indicó, es el 3% fijado por el banco venezolano BANDES.

El principal tributo que paga Aire Fresco es el Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), que es un 25% de las ganancias obtenidas por la empresa.

Otra característica de cómo opera Aire Fresco es que realiza las ventas en el puerto, lo que en la práctica significa que la devolución de impuestos por las exportaciones va directo a las empresas productoras y no a la operadora.

Por otra parte, Alaniz entregó a Búsqueda una copia del acuerdo logrado con los productores de pollo (Calpryca, Frontini y otros) que designaron a Aire Fresco como su representante para Venezuela.

La forma de operar de esa empresa es agrupar a varios productores de arroz o de pollo, por ejemplo, comprarles parte de la producción y luego vender todo junto al Estado venezolano, ya que cuentan con autorización para ello.

Solo en trigo y pasta seca se vendieron alrededor de 10 millones de dólares en 2011 y 2012, pero los embarques fueron interrumpidos debido a que la demanda no correspondía con lo que ofrece Uruguay.

La empresa logró colocar varios embarques de pollo entre 2012 y 2014, pero estas ventas tampoco continuaron debido a razones de política comercial.

El arroz, sin embargo, tanto paddy como blanco, continuó siendo un producto de exportación a Venezuela a través de Aire Fresco. Las últimas ventas fueron 2.500 toneladas de arroz blanco pulido que se incluyeron en el fideicomiso creado en 2015 y que en las últimas semanas ha provocado cruces entre los productores y el gobierno por las faltas de pago de Venezuela.

Según Alaniz, ninguna de las ventas de arroz y pollo se realizó en carácter de exclusividad, lo que puede quedar demostrado al observar la lista de empresas uruguayas que exportaron a Venezuela. En el caso del arroz, las distintas firmas adoptaron la modalidad de recurrir a Aire Fresco para evitarse gastos de comercialización, pero eso no implica que no puedan vender de forma directa, explicó.

Hay alrededor de 60 empresas que venden productos y servicios al país del Caribe. En 2014 los principales exportadores fueron las empresas lácteas CONAPROLE, Pili, Calcar y Ecolat. También vendieron a Venezuela los frigoríficos Las Piedras, la cooperativa FUNSACOOP y el laboratorio Fármaco Uruguaya, entre otras.

“Sospechosa”

La oposición ha expresado dudas acerca de los negocios con Venezuela ya desde el primer gobierno de Tabaré Vázquez, y en 2008, el informático Javier Vázquez, uno de los hijos del presidente, tuvo que declarar ante la Justicia en el marco de un presumario acerca del Fondo Artigas Bolívar.

Las dudas continúan ahora sobre la administración de Mujica. “El gobierno tiene que responder cómo fue que se seleccionó a esta empresa, qué antecedentes tiene, qué negocios tenía previos para que se colocara en un memorándum oficial”, dijo el mes pasado el diputado blanco Alejo Umpiérrez, acerca de la empresa que preside Alaniz.

Mujica, por su parte, había quitado entidad a las preocupaciones de la oposición. “Es una manera de ganarse la vida como cualquier otra”, dijo.

Para el senador colorado Pedro Bordaberry, en cambio, el asunto es más serio y reviste interés político: “¿Mujica defiende que se cobre comisión a los uruguayos para entrar en Venezuela?”, dijo en enero pasado (Búsqueda Nº 1850) 

Para el diputado blanco Rodrigo Goñi, con Venezuela existen “negocios oscuros”, y propuso sin éxito que la Cámara de Diputados votara una comisión investigadora.

El problema es por ser “empresario tupamaro”

Tenemos todos los números y se los podemos poner en la cara a cualquiera. ¿Los empresarios tienen que ser solo de derecha? ¿No puede haber un empresario tupamaro? Cuando ustedes entrevistan a empresarios, ¿le preguntan a quién votan o de qué partido son? Acá el tema, en definitiva, es de clase”, dijo a Búsqueda Omar Alaniz, presidente de Aire Fresco, una empresa que exporta alimentos a Venezuela.

Alaniz aseguró que “en la última ronda de negocios, que tuvo lugar en julio de 2015 en el Meliá Caracas, participaron y firmaron acuerdos empresarios colorados en el rubro logístico portuario y de alimentos y nadie hace ningún problema”.

Al ser consultado sobre si los negocios de su empresa con Venezuela fueron realizados por su vínculo con el ex presidente José Mujica, Alaniz aseguró que tiene contactos personales en ese país desde la “época del exilio” en los años setenta y ochenta y que ese es el verdadero origen. “Vimos que el gobierno venezolano compra unos 20 productos básicos: aceite, pollo, arroz, trigo, pasta seca, poroto negro, la base de la alimentación del venezolano y lo vende a precios subvencionados. Por eso empezamos a ver cuáles de esos productos podía vender Uruguay”, afirmó

“Tenemos una idea y principios, pero también hay que ganar dinero, porque hay muchos gastos y además nadie trabaja gratis”, concluyó.

Omar Alaniz es conocido entre sus compañeros del Movimiento de Liberación Nacional (MLN-T) con el apodo de “Murmullo”. Fuentes de la organización explicaron que fue uno de los pocos uruguayos que recibieron en Montevideo al ex presidente Hugo Chávez a principios de la década de los 90, cuando era un militar que había estado preso en su país por intentar un golpe de Estado y recorrió América Latina buscando apoyo.

En 2011, Alaniz en representación de Aire Fresco firmó un “acta de compromiso” con Alexis Chivico Granados, presidente de Suministros Industriales Venezolano SA (SUVINCA), para crear una empresa mixta comercial para fomentar las relaciones entre ambos países.

Actas similares fueron firmadas por otros empresarios ese mismo año, provenientes de distintos partidos políticos, algunos de los cuales se encuentran haciendo negocios hasta el día de hoy, aseguró Alaniz.

- postaporteñ@ 1559 - 2016-02-19 18:24:04
postaporteñ@_______________________________

Venezuela | FIN DE LA HISTORIA

 Legalizan Dólar Today, Aumentan la Gasolina y el

Salario se PULVERIZA

 Luis Lira Aponte |  Aporrea Miércoles, 17/02/2016

Tras la larga y tediosa alocución del presidente NM en cadena nacional y bajo la sombra de su infructuoso intento de dar dos malas noticias, la tercera fue peor, simplemente y como era de esperarse realizo las medidas de ajuste de corte neoliberal exigidas por las circunstancias de una errática política económica, haciendo sucumbir al pueblo en el más profundo de los abismos.

Por un lado emite un aumento de la gasolina postergado desde hace algunos años, una la coloca por debajo de su costo de producción y la otra la sitúa casi tres veces por encima de su valor de fabricación, es decir, este aumento no responde a una lógica de orden económico, sino más bien crea suspicacia, la cual nos permite predecir que en las estaciones de servicio desaparecerá la gasolina de 91 octanos y solo venderán de 95.

Por otro lado, “Gano Dólar Today”, es el título de la capitulación de un modelo burocrático en decadencia, cuyo accionar responde a los intereses del capital acumulado por el desfalco y el saqueo, el presidente afirmo que esta medida atraerá los capitales venezolanos en el exterior, dejando un claro mensaje a los enchufaos que se robaron las divisas del país, a que inviertan, lo que a punta de wisquis se llevaron de la nación.

Para finalizar no pudo ser más elocuente, el cantiflerico anuncio del aumento salarial, es una muestra de irrespeto al pueblo trabajador, este incremento solo alcanza para media quincena, ya que la cesta básica según los últimos sondeos ronda más allá de los 100 mil bolívares, en consecuencia, ha ganado el neoliberalismo más burdo, salvaje, hambreador y PULVERIZADOR, ese mismo monstruo que convirtió en indigentes a los pobres de la cuarta república hoy nos pretende hacer esclavos de una neoclase boliburguesa privilegiada, opulenta y perversa.

En síntesis, se firman las medidas de un gobierno alejado de las raíces del proceso bolivariano, se olvidan los 279 Mil Millones de Dólares del desfalco, más los 216 Mil Millones de Dólares faltantes en PDVSA, no llaman a una Auditoria Publica y Ciudadana para repatriar los capitales, imponen pseudo subsidios directos (la tarjeta mi negra de rosales) sin respetar y proteger el salario del 99% de la población que vive de su trabajo, en fin es el fatídico final infeliz que enriquece al privilegiados y deja al pueblo indefenso.

FIN DE LA HISTORIA

 

Venezuela: mi solidaridad con el profesor Sutherland

Por esta nota quiero manifestar mi solidaridad con el profesor Manuel Sutherland, que ha sido echado de la Universidad Bolivariana de Venezuela por sus posiciones políticas, críticas de la política económica del gobierno de Maduro

Desde 2013 Manuel Sutherland era profesor con dedicación exclusiva en la escuela de Economía Política de la UBV. Al 15 de diciembre de 2015 todavía tenía asignada carga académica, que le fue ratificada en reunión colectiva de los profesores. Sin embargo, cuando fue a dar clases, se enteró de que lo habían echado. Como antecedente inmediato, tengamos presente que había manifestado su oposición a varias propuestas de política económica (congelar los precios de toda la economía por un año, terminar de graduar a 16.000 fiscales para perseguir a quienes quiebran los precios justos, insistencia en la “Guerra económica”) que pretendía hacer la UBV.

Sutherland, que también es director del Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO_ALEM), escribió: “Luego de recibir infantiles ataques difamatorios que sabotearon nuestra organización y sufrir el hackeo de los correos y nuestras redes sociales, he recibido la noticia de la ilegal cesantía de mí puesto como profesor de economía en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), como reprimenda a mi escritos críticos y por negarme a apoyar medidas absurdas. Esas tácticas ruines no callarán el esfuerzo de investigación que hacemos. Seguiremos adelante. Gracias por la solidaridad de amigos y compañeros” (16/02/2016)

Es claro que el Gobierno y la dirección de la UBV tratan de silenciar las voces críticas. El argumento es el típico en  los medios stalinistas: el que critica a Maduro, el que brinda datos y presenta análisis, es funcional a la derecha. En oposición a este criterio, sostengo que es necesario echar la mayor cantidad de luz, para que todos tengan los elementos para pensar y analizar los diversos argumentos, y sacar sus conclusiones. Nadie tiene derecho a ponerse por encima de la sociedad y decidir qué se lee y qué no se lee, qué discurso se escucha y cuál no se escucha. Solo los que conciben a una Universidad (y un país) como una iglesia de pensamiento único y dogmático, pueden despedir a un profesor por el “pecado” de escribir lo que piensa.

Con el propósito de ayudar a esa necesaria clarificación, presento el enlace a una nota de Sutherland sobre la situación económica en Venezuela, que puede ser de interés para todos los que aspiran a avanzar con discusiones argumentadas: https://alemcifo.wordpress.com/2016/02/17/2016-la-peor-de-las-crisis-economicas-causas-medidas-y-cronica-de-una-ruina-anunciada/

Agrego: el silencio de muchos intelectuales de izquierda, principalmente de América Latina, ante un hecho como este, es atronador. ¿Por qué no denuncian? Si callan, ¿de qué “pensamiento crítico” alardean? ¿De qué “transición al socialismo” en Venezuela? ¿No tienen límites en el ocultamiento y el falseamiento? Su actitud recuerda a la de los viejos “compañeros de ruta” de Stalin, intelectuales que justificaban y ocultaban cualquier bajeza de la burocracia, siempre cometida “en aras de la causa revolucionaria”.

Hay que decir la verdad: No hay iniciativa creativa de las masas ni solución a los problemas por la vía del ahogo del pensamiento crítico y de izquierda. Hay que reivindicar y aplicar el viejo lema del “atrévete a pensar”, mal que le pese a los que mandan. Hay que acabar con las actitudes oportunistas, aunque esto signifique para muchos connotados izquierdistas “políticamente correcta” una merma en materia de invitaciones a viajes de turismo revolucionario, farsescos “congresos” y publicaciones apologéticas, generosamente financiadas

Ante el caso Sutherland, se puede enviar solidaridad a

Correo: alemcifo@gmail.com   Web: https://alemcifo.wordpress.com/

 

Maduro lanzó paquete de medidas

Laclase.info

Caracas, 18 de febrero.- El presidente Nicolás Maduro anunció el día de ayer un paquete de medidas de ajuste con el que da un nuevo impulso al acelerado deterioro del ingreso real de los trabajadores y la mayoría empobrecida del país. Hoy el Banco Central de Venezuela reconoció una inflación de 180% en el año 2015.

En el transcurso de una cadena de radio y televisión de más de cinco horas de duración, el Presidente se paseó por diversos temas, como la reclamación territorial del Esequibo, la supuesta base filosófica bolivariana del paquete económico, y toda clase de apelaciones religiosas, para invocar el apoyo del chavismo de base a las medidas.

Maduro aseguró que la burguesía “de gran calado” estaba en contra de las maniobras económicas contra su gobierno, a las que denomina “guerra económica”, y destacó la participación en el Consejo Nacional de Economía Productiva de grandes capitalistas. Aseguró que la mayoría de la población aprueba y apoya al órgano.

Contradiciendo el discurso de la “guerra económica”, el mandatario se jactó de haber pagado en servicios de deuda externa más de 27 mil millones de dólares en el año 2015, pese a la grave crisis económica que atraviesa el país y la caída de los ingresos petroleros. También reconoció que la red de mercados estatales “Bicentenario” se “pudrió” por la corrupción. Un elemento del discurso oficial sobre la “guerra económica” ha sido que el contrabando y la reventa de alimentos a precios superiores a los regulados ha sido parte de una estrategia política desestabilizadora. El reconocimiento presidencial de la corrupción en la red de distribución de alimentos estatal confirma que estos fenómenos han proliferado tanto en el sector público como el privado bajo el estímulo de la escasez, en cuyo contexto ha aparecido un importante y ultra especulativo mercado paralelo de mercancías.

Entre muchas declaraciones de intenciones de carácter general, como la superación de la economía rentista y la instauración de un nuevo sistema de distribución de alimentos, el presidente finalmente anunció las medidas que conforman el paquete.

La gasolina aumentó de precio, a 1 bolívar el litro de la gasolina de 91 octanos, y 6 bolívares el litro de gasolina de 95 octanos. Aunque la gasolina venezolana sigue siendo la más barata del mundo, costando medio centavo de dólar y tres centavos de dólar, respectivamente, los aumentos son de 1328% y 6085%.

Los tipos de cambio oficiales sufrieron una importante devaluación. El tipo de cambio preferencial pasa de Bs 6,30 por dólar a Bs 10 por dólar, mientras que el segundo tipo de cambio de Bs 12 por dólar se unifica con el tipo de cambio SIMADI que actualmente ronda los Bs 202 por dólar. Esta tasa se anunció que fluctuaría de acuerdo con la oferta y la demanda, para una mayor devaluación.

Maduro también anunció un aumento sustancial de los precios regulados de los alimentos, la creación de un sistema de distribución de alimentos a cargo de consejos comunales, así como la asignación de subsidios directos a las familias más pobres. Ensayos similares de distribución de productos como el cemento terminaron en grandes fracasos y la generalización de la corrupción, por los grandes márgenes de ganancia que deja la reventa a precios del mercado paralelo.

También se anunció el aumento del salario mínimo de Bs 9.649 a 11.578 (de $48 a $57 a la tasa oficial, uno de los más bajos del mundo). El bono alimentario, que no tiene incidencia en las prestaciones sociales, subió de Bs 6.750 a 13.275 (de $33 a $66). No obstante, el aumento escasamente compensa el impacto inflacionario de las demás medidas, por lo que el salario real continuará erosionándose ante el severo ajuste inflacionario.

- postaporteñ@ 1559 - 2016-02-19 18:02:26
postaporteñ@_______________________________

Esteban Valenti: "La fiesta de Ancap fue una inmoralidad"

Entrevista de Leonardo Haberkorn

ecos. LA | 18/2/16

El dirigente del Frente Líber Seregni dijo que la campaña televisiva de Ancap trató de "estúpidos" a los uruguayos, que la izquierda todavía no asume que los derechos humanos valen igual en todos los países del mundo y que peor que perder las elecciones es dejar de ser uno mismo.

-¿Cómo te definís hoy políticamente? 

-Frenteamplista independiente y militante del Frente Líber Seregni. 

-¿E ideológicamente? 

-De izquierda, con una base marxiana. Digo marxiana porque es diferente a marxista, y con una fuerte influencia de Gramsci, que le introdujo al marxismo una visión mucho más latina que los clásicos alemanes y rusos. Y estoy abierto a leer, escuchar y discutir sobre nuevas formas de pensamiento de izquierda en América Latina, Europa, Estados Unidos. Y mirar también las experiencias de los pocos países que quedan con un sistema socialista. 

¿Cuáles serían? 

-A Corea del Norte no lo considero un país socialista, sino una aventura monárquico dictatorial. Y después quedan Cuba, que está en una etapa de cambios muy acelerados y complejos; China y Vietnam. 

-¿Cuba y China no son dictaduras? 

-Tienen cosas que no son democráticas y que en algún momento las van a tener que afrontar inexorablemente. Cada vez más. 

-Dicen que sos un “operador político”. ¿Es cierto? 

-Siempre me presentan así, lo que debe ser la cosa más insólita porque los operadores son gente que está en las sombras. Yo escribo con mi firma, doy la cara, y milito. 

-Pero no tenés cargos. ¿No querés o no te los ofrecen? 

-No quiero y no voy a tenerlos. Me encanta la “política bicicleta”, en la que vos seguís para adelante si pedaleás. Y mi pedalear implica aportar argumentos, temas y encontrar caminos de comunicación con la gente. 

-¿Cómo te pesa tu etapa comunista? Dedicaste muchos años a un proyecto que se derrumbó totalmente

- Algunos creen que me insultan porque me dicen “ex comunista”. No me insultan en absoluto, yo lo asumo plenamente. No me arrepiento de haber sido comunista. Yo no soy como esos que, cuando se cayó el socialismo real, dijeron “yo me enteré después de las cosas”. No. Yo defendí cosas que las miré varias veces y no las vi. Cuando vino la perestroika, como era de Unión Soviética, dijimos que estaba bien. Pero la perestroika la había querido hacer Dubcek en Checoslovaquia y le metieron los tanques hasta el centro de Praga. Y en Polonia quisieron hacer algo parecido y les metieron un militar, y nosotros salimos a explicarlo. Lo nuestro era esa frase maravillosa de Paco Espínola: “Hay que hacer por los hombres algo más que amarlos”. Nuestro problema es que amábamos a la humanidad en general, y cuando llegábamos a los seres humanos, que son los que forman la humanidad, muchas veces el amor terminaba en otra cosa. Se lo comía el aparato. El comunismo fracasó, y es el mayor y más doloroso fracaso de mi vida, no solo desde el punto de vista político. 

-Los comunistas que se fueron del PCU suelen ser muy autocríticos. ¿No creés que otros grupos políticos en Uruguay que abrazaron proyectos que fracasaron estrepitosamente, desde los tupamaros hasta los que elogiaban el neoliberalismo de Menem, están debiendo una autocrítica? 

-Lo creo, absolutamente. Dentro de la izquierda, el frenteamplismo nos ganó a todos, incluyendo a los comunistas. Ha hecho un aporte extraordinario a la democratización de la sociedad. Hoy somos el país más democrático del continente. En Uruguay no quedan prácticamente sectores antidemocráticos, ni en la izquierda ni en la derecha. Nos ganó a los comunistas, que teníamos una visión instrumental de la democracia burguesa que cambió radicalmente a partir de la salida a la dictadura, porque la letra con sangre entra. 

Otros han decidido otra forma de acción. Y podría decirse que les fue mejor: no se partieron, construyeron un relato que penetró profundamente en la sociedad, con algunas partes que son falsas. Lo digo claramente. Eso de que los tupamaros fueron combatientes contra la dictadura es un cuento de hadas. ¡De hadas! Simplemente por razones de fechas: cuando el golpe de Estado y la huelga general, el MLN no existía ni política ni militarmente. A la salida de la dictadura decidieron incorporarse al Frente Amplio, y fueron aceptados. Aportaron mucho. Lo hicieron esencialmente a partir de un personaje, Mujica, que logró algo que no se ha valorado suficiente, con todos los costos que ello trajo. Mientras en otros países de la región cundía el “que se vayan todos”, acá en medio de la crisis era “que se vayan algunos”. Y los que veníamos éramos nosotros. Una parte de la sociedad recibió ese mensaje a través de una capacidad de comunicación extraordinaria de Mujica, que hay que estudiarla. 

¿Cuál es el secreto de la popularidad de Mujica? 

-Él expresa acá y en el mundo la crisis de la política tradicional. Expresa esa crisis en los sectores más alejados de la política: los que no votan, los que votan obligados, los que votan por cualquier cosa menor o por determinadas frustraciones. En esa gente jugó la imagen, la ruptura de códigos, el que fuera “uno como nosotros”. 

-¿Jugó el relato con falsedades? 

-Jugó. Ni que hablar. El relato del guerrillero 12 años preso, el relato de nosotros fuimos protagonistas principales de la lucha contra la dictadura. Hay tantos autores que falsearon las cosas... El protagonista central de la resistencia contra la dictadura fue el Partido Comunista. Lo persiguieron diez años, hasta 1984, cuando mataron a Vladimir Roslik y ya casi no había actividad contra otros grupos. Tuvimos el mayor número de presos, de torturados, y sin embargo, producto de la crisis y por responsabilidad de todos, me incluyo, no logramos construir ese relato. El aparato militar del Partido Comunista era mucho más fuerte que el del MLN. Tengo pruebas a montones. 

-¿No fue un error tener ese aparato armado? 

-No, porque el partido era coherente. Creía que la revolución en América Latina iba a ser armada y violenta, pero de masas, con amplias masas de apoyo. Entonces consideró que tenía que asegurar los instrumentos militares para eso. Llegado el momento nos planteamos, ¿lo usamos o no? Cuando yo tenía 40 años estaba enojadísimo por no haberlo usado, y creo que hay mucha gente a la que le debe quedar esa duda. Viéndolo hoy en perspectiva creo que hicimos muy bien en no usarlo porque no teníamos ninguna capacidad de rozar lo que era el aparato estatal dictatorial, por su organización y su cohesión. Poner en acción el aparato armado hubiera sido un baño de sangre mucho peor, sin ningún resultado político. 

-El MLN, en cambio, sí creyó que con su aparato militar podría vencer a la Fuerzas Armadas. 

-El 14 de abril de 1972 es la demostración de cuán lejos estaban de la realidad política y social nacional, y de la más elemental consideración de los factores de poder. Estaban a kilómetros. Ellos creían que con operaciones de ese tipo llegarían a algo. El costo de 14 de abril lo pagamos todos, no solo el MLN con su desaparición en tres meses. La pagó también el PCU con ocho muertos en su seccional 20. Y lo pagó todo el país, porque los sectores más reaccionarios lograron utilizar eso para una gran ofensiva y ocupar las posiciones claves. Pero eso ni está analizado por el MLN ni yo tengo la más mínima expectativa que se haga. Porque les ha ido bien. Y porque nadie se los ha exigido. 

-El relato oficial del MLN dice que perdieron no por haber cometido graves errores de interpretación política, sino porque Amodio Pérez los traicionó

-Sí, eso también es un relato. Nosotros también tuvimos traidores, pero no fueron ellos los que nos hicieron perder. Nuestro relato es mucho más complejo y todavía le falta. Nosotros dijimos, por ejemplo, que la dictadura no duraría mucho, y duró 12 años. Nos equivocamos. Creo que al MLN hay dos claves para interpretarlo. Lograron sortear la salida de la cárcel y la reconstrucción sin un análisis crítico. Y luego el surgimiento de Mujica, con un relato propio, inventado sobre la marcha, la táctica transformada en la estrategia, el discurso transformado en la política. Y lo hizo muy bien. El análisis de ese proceso, aun con sus barbaridades y groserías, es un análisis que la sociedad uruguaya y la izquierda tienen que hacer. 

-Hablando de autocrítica, venía escuchando a la senadora Daniela Paysse decir en la radio que “hacer autocrítica es de izquierda”. Esta semana, unos días después de las tres muertes en Solymar, Bonomi dijo que “terminó la epidemia de delincuencia”. Al otro día asesinaron a la ex esposa del fiscal general en pleno Malvín. Parecería que en este campo no existe tal autocrítica de izquierda. Y que el relato, otra vez, no coincide con la realidad

-No, no coincide. Pero es cierto lo que dijo Paysse, la izquierda sin autocrítica no existiría, entre otras cosas porque la autocrítica es parte de la crítica. Si vos sos una fuerza política que te proponés el cambio, la crítica y la autocrítica deben ser una actitud permanente. Del lado de la derecha, nunca hay autocrítica. ¿Vos escuchaste una autocrítica de la crisis del 2002 en alguien? 

-En Uruguay, no las escucho casi nunca de casi nadie

-Nosotros hicimos una autocrítica de PLUNA. ¡Y la pagamos! Danilo Astori dijo “nos equivocamos”. Y atrás vino Tabaré Vázquez. Y fue una autocrítica convencida, no decir “la chamboneamos”. La autocrítica implica el por qué. Ir a las causas profundas. Hay muchas áreas donde nosotros necesitamos una autocrítica, por esta razón: si vos dejás que en algún lugar de tu acción no entre la crítica, y la autocrítica es una de sus formas, en ese rincón se van a concentrar los elementos que te impiden avanzar. 

-Volvamos a la seguridad

-Yo no haría el discurso que hizo Bonomi el otro día. Bonomi ha hecho mucho, no hay nadie que haya limpiado tanto a la policía y que haya hecho esfuerzos en serio como él. Nunca invertimos tanto, ni nunca equipamos tanto a la policía. Ahora hay cámaras, drones, y todo eso. Pero en el tema seguridad la cosa se mide por los resultados. Hay algunos factores externos que juegan, factores de época también. No son lineales. Hay países que han mejorado mucho. La región empeoró mucho. Y Uruguay empeoró menos, pero empeoró. Empeoró, sin dudas. Digamos que con la educación son los dos grandes debes que tiene la izquierda. 

-¿Por qué empeoramos? 

- Yo miraba un informativo el otro día y veía las carreteras en carnaval, no cabían los autos. Eso es prosperidad. Pero del otro lado está el otro mundo. Que se redujo, que pasó del 40% de gente por debajo de la línea de pobreza al 10%, pero ese mundo tiene una distancia tal con las carreteras llenas de autos, una distancia que se profundizó. No solo es la cantidad de dinero que reciben o lo que ganan. Cambió el aspecto cultural y su sociología. Hay una parte menor de ese 10% para quienes el delito forma parte de su vida naturalmente. Familias enteras que tienen claro que van a ir presos, que van a entrar, que van a salir, que el delito es su forma de supervivencia. Incluso, y ya he visto algunas piezas de música, ya comenzó a haber una mística. Gente que lo ve como una forma de redistribución obligada: me toco mi vida y mi vida es chorear, meter el caño, vender pasta base. Adaptar todo el aparato del estado a esa nueva situación no es sencillo. La izquierda tenía el discurso tradicional: vos bajabas la pobreza y bajaba el delito. ¡Mentira! Nosotros bajamos la pobreza del 40% al 10% y el delito creció todos los años. 

-Otro relato falso

-El promedio de las rapiñas en 2.000 o 3.000 pesos. Les roban a los pobres. 

-Tenemos un número muy alto de presos por habitantes y también muchos policías. Entonces, ¿qué es lo que pasa? 

-Cuando la sociedad se fractura con esta profundidad, vos tenés que usar todos los instrumentos del Estado. Y es una prueba de fuego para el Uruguay y para la izquierda uruguaya. No solo porque al final la gente va a decir que venga alguien de derecha a solucionar el tema de la seguridad. Porque todos llevamos un enano fascista adentro. Todo lo razonás hasta que no viene uno y te pone un caño a vos, a tu familia. Y ahí, ¡sabés cómo! Yo, si el día que me robaron hubiera llevado un arma, algo hubiera hecho. Y eso empieza a pasar, hay una barbarización de zonas de la sociedad

Cuando digo que hay que usar todos los instrumentos me refiero a políticas focalizadas socialmente para entrar en ese mundo, que no son solo las generales. Tenés que tener una política específica. Con 300.000 personas al borde del delito y 100.000 entre adentro y afuera, nunca vas a alcanzar el equilibrio en el número de policías, porque no podés tener un policía por cada chorro potencial. Esta situación implica cambios legales. A mí me dirán que las penas están endurecidas, pero si seguimos diciendo que un tipo que mata por encargo recibe una pena y después de tres, cuatro o cinco años está afuera, estamos fritos. Porque un sicario, que es algo nuevo en Uruguay, está estructuralmente en el delito. Es su empleo: mata por encargo. Yo creo, sinceramente, que en el tema del sicariato hay que cambiar la legislación. 

-Endurecerla

-Sí, sí, claro. Entre otras cosas porque es gente que sabe lo que arriesga. Y creo también que en el mundo de la droga hay que ir a penas absolutamente desproporcionadas a lo que hay hoy. El gran traficante tiene que ir en cana 50 años. El que juega a ese nivel es alguien que sabe intelectualmente lo que está haciendo. Y también creo que, en cuanto a la reincidencia, hay que seguir mejorando las cárceles pero también hay que cambiar. Un tipo que tiene 22 antecedentes penales no puede estar afuera, qué querés que te diga. ¡Es un problema de sentido común! A mí tráiganme la teoría que quieran, pero si el tipo estuvo preso 20 veces... ¡no! Claro que va a aumentar el número de presos. Durante un período eso va a pasar, inexorablemente, si queremos parar esto. 

-¿Y la policía? 

-Ha tenido cambios muy importantes, pero en algunas zonas demuestra falta de liderazgo y se ha transformado en una oficina pública armada. Yo lo he visto. 

-¿Por ejemplo? 

-Vas a una comisaría y están como funcionarios públicos con una Glock. No le envidio a Bonomi seis años en el Ministerio del Interior. Yo escuché con mucha atención el diagnóstico que hizo el fiscal de corte Jorge Díaz, con el cual estoy en muchas partes de acuerdo. No estoy de acuerdo con que hemos controlado a la delincuencia. Hay zonas en las que no. Y no son zonas geográficas. Que un tipo le pegue un tiro a una mujer porque no le da la cartera, quiere decir que ha habido un cambio radical en la delincuencia. También quiero decir que la misma semana en que el fiscal Díaz habla del sicariato, asaltan a su ex mujer de esa manera, yo no descarto ninguna hipótesis. 

-¿Te satisface la declaración del Frente sobre Ancap? 

-No la leí todavía. Voy a leer las cuatro atentamente. Pero no estoy de acuerdo en absoluto con el relato que se quiso construir desde los responsables de Ancap. ¡En absoluto! Y no sobre pequeñas cosas, si se reconoció el precio o no... hay una falta de autocrítica total. No tienen nada que ver el precio del combustible con el remolcador, ni los avisos de prensa, ni la campaña de publicidad, ni la fiesta de un millón de dólares, porque son 360.000 dólares más 600.000 dólares de publicidad por una fiesta, ni la cal y la compañía de camiones de Brasil. Y podría seguir. El horno parado en Paysandú, el aumento de cientos de millones de dólares de lo planificado en las inversiones y el costo final, anda por los 500 millones de dólares, todo eso no tiene nada que ver con el precio. 

-¿Eso es solo mala gestión o es algo más grave? 

-Mala gestión es, sin duda. No tengo que ver los informes, la gestión se ve por los balances. El último balance de Ancap no tiene previsto, por ejemplo, los juicios. Eso va a implicar pérdidas complementarias... Yo no creo que haya habido dos equipos económicos. Pero había dos criterios de gasto. La principal expresión de un criterio diferente fue Ancap. También lo fue por un hecho lamentable: por el contacto con Venezuela, con todo lo malo que tiene eso. Porque te daban a pagar a 15 años con un interés del dos y poco por ciento, y vos creías que además podías cambiar parte de esa compra por producción uruguaya, y que por lo tanto vos tenías una cantidad de ventajas que te decían gastá, gastá. Plata dulce. Y se terminó todo eso. Y en realidad no se perdieron 800 millones de dólares, o 1.000 millones si tomamos el 2015. Se perdieron 1.400 millones, porque nos perdonaron 400 millones por el adelanto de plata que hizo el Ministerio de Economía. En Ancap hubo una gestión que no tuvo nada que ver con una gestión integrada a un proyecto económico, político, social, productivo nacional. No tengo la más mínima duda. Si lo hubieran hecho blancos y colorados, yo hubiera dicho que lo habían hecho para fundir Ancap. Así. Con todas las letras. 

-¿Y para qué fue? ¿Para lanzar la candidatura de Raúl Sendic? 

-Yo miraba la publicidad en televisión y cuando la miraba, me enojaba. 

-Creo que nos pasaba a muchos

-No puede ser que te traten de estúpido. Si a mí me hacés una publicidad que no tiene nada que ver con ningún producto sino que intenta demostrar que algo y alguien son superlativos, y que termina con la sutileza del palacio de gobierno atrás, en el techo del Solís, discúlpame, pero me golpea. ¡Y la pasás 25.000 veces! ¿Qué estás vendiendo cuando vendés Alur, Alur, Alur y Alur? Si Alur tiene un solo cliente que es Ancap, ¿qué me estás vendiendo? Cuando vos sacás un caballo blanco galopando frente al Solís para vender El Espinilar, ¿qué me estás vendiendo? ¡Y eso lo voy a discutir y no me importa! Así haya un informe único. Porque no hay nada peor que tratar a los uruguayos de imbéciles. ¡No lo somos! ¡No lo somos! ¿Ta claro? ¿Dio resultado? Sí, pero acá tenemos el problema

Y la Unión Soviética no se cayó porque empezamos a discutir. Se cayó porque estaba mal. Y Ancap no se cayó porque comenzó la comisión investigadora. Sino porque tuvimos que poner 622 millones y 250 millones garantizados por el Estado. Fue lo opuesto a lo que tendría que haber sido una gestión, que planificara las inversiones, que planificara el retorno... 

-¿Hubo ilegalidades? 

-No soy un experto. Capaz que se hizo todo de acuerdo a la ley, no puedo opinar. La justicia dirá. Yo si tuviera pruebas de que se metió la mano, las diría, porque lo que no soporta la izquierda es la corrupción. ¿Que no nos puede pasar? ¡Nos pasó! 

-El bombardeo con esa campaña televisiva a costos millonarios en una empresa que está en rojo, o darle publicidad a una radio que no existe, son episodios muy groseros. Llama la atención que la tuya sea casi la única voz en el Frente Amplio que deja ver su molestia

-¿Sabés lo que me ha costado eso? La mayoría de los frenteamplistas quiere que haya cambios en Ancap. Pero el aparato del Frente Amplio, miles de personas en todos los niveles, está incómodo con que uno diga estas cosas. Prefiere lavar los paños sucios internamente. Pero cuando vos tenés una cosa así que está en internet, que todos los días sale una información nueva, que tenés 40 personas viviendo en un hotel flotante en la bahía de Montevideo, mientras pagás 6.000.000 de dólares por la contratación de un barco, y otra cantidad de cosas interminables... ¿alguien cree que nadie se va a enterar de eso? Además, ¿por qué yo debería callarme para favorecer algo? ¿Sabés una cosa? Hay algo peor que perder las elecciones. Peor es que deje de ser lo soy y lo que fui. Porque entonces, aunque gane las elecciones, estará gobernando otro. Otros valores. Otros principios. Es mucho peor callar, ocultar, enturbiar, componer, que abrir el debate serio y profundo. Decir que los presidentes de los entes autónomos no pueden candidatearse. Ya lo hicieron los blancos y los colorados y ahora lo hacen los frenteamplistas. Chau. Tienen que pasar cinco años. No puede haber empresas hijas y nietas de una empresa pública sin control. No puede haber. 

-¿Sólo los que dirigieron Ancap son responsables? 

-No. En esto hay responsabilidad del ministro de Industria de la época, de la OPP, también del Ministerio de Economía. La pregunta es si el Ministerio de Economía tendría que haber pegado un portazo. Ese planteo estuvo en 2013, incluso salió en la prensa. El ministro era Lorenzo. Y el argumento de Astori nos desarmó a todos: ¿ustedes dejarían la economía a la deriva o con estos criterios? Desde el punto de vista electoral, fue una visión malísima. Pero desde el punto de vista del Estado, del país, fue la respuesta correcta. Supongo que con toda esta situación también se le habrá ocurrido pegar un portazo, pero no lo va a hacer. ¿Sabés por qué? Porque ahora que es un momento difícil, él no se va. Él piensa así. Por eso lo apoyo. Hoy el Frente Amplio tiene una pobreza política que da miedo. No puede ser que el 99% de su vida política sea opinar o manejar temas de gobierno. Una fuerza política así está condenada a lo que nos está pasando: no se nos cae una idea ni partida por la mitad. 

-¿Están repitiendo el mismo ciclo que hizo el Partido Colorado? 

-No es un mal del Partido Colorado. Esto tiene que ver con todas las fuerzas que ocuparon el poder. El poder es imprescindible, porque sin él no cambiás nada. Pero después tenés que afrontar los retos de gobernar. Y uno de los retos de gobernar es que el poder influye de manera determinante, te cambia las realidades, te pone por delante el poder como una autoreferencia. Los palacios del poder no tienen ventanas, tienen espejos. Y vos tenés que vivir con las ventanas abiertas. Yo creo que el problema en Ancap es la tensión y la contradicción entre manejar el país adecuadamente y tener islas donde vos creés que hacés lo que querés. Ahora hay toda una semántica aplicada a este caso. A veces no dicen “ilegal” pero dicen “irregular”. Pero hay una palabra que yo sé bien claro lo que quiere decir y que saben todos los uruguayos y todo el mundo: inmoral. Podés no ir preso por una inmoralidad. Pero es algo que está mal hecho. Para mí gastar 360.000 dólares en una fiesta para inaugurar la regasificadora y 600.000 dólares de publicidad para esa fiesta, gastar 1.000 dólares por persona, escuchar que en esa fiesta venga la presidenta de Argentina y les diga a todos los principales nuestros: “esta es la colaboración argentina”... ¿Pero cómo colaboración argentina, si pagamos hasta el último peso más 35 millones de dólares que pagamos en una arreglo extrajudicial? ¡Qué colaboración! Y que nadie se haya parado y tuviera el mínimo gesto de decir que no era así. ¿Por qué estaba la Cámpora? ¡Y qué importa! Era una cuestión de dignidad nacional. 

-¿La fiesta fue una inmoralidad? 

-Sí, sí, sí. Esa fiesta fue una inmoralidad. Gastar diez millones de dólares en publicidad en un año que vas perdiendo 321 millones de dólares, también. ¡Poner a un costo de 100.000 dólares un stand de veinte metros cuadrados en Rusia! 

-¿Por qué Mujica defiende tan enfáticamente todo eso? 

-Eso preguntáselo a Mujica, yo no voy a especular. La verdad es que está cometiendo un grave error. Porque todo eso no se le preguntaron para hacerlo, de eso estoy absolutamente seguro. Porque cuando él dijo gasten, inviertan sin preguntarle a Economía, no les dijo hagan estas estupideces. No les dijo: denle dos millones de dólares a una empresa brasileña para que compre camiones y compita con los camiones uruguayos.

-¿Y en el caso de PLUNA, Mujica no sabía todo lo que estaba pasando? Porque la responsabilidad la asumió el ministro Lorenzo y el Frente Líber Seregni

-Sí, sabía. Pero está bien lo que hicieron los nuestros: asumirse la responsabilidad. Para eso están los secretarios de Estado. Con tres pequeñas diferencias. Primero, hicimos autocrítica al más alto nivel: el presidente y el ministro de Economía del momento. Segundo, asumirse todas las responsabilidades, no tirar para arriba como hicieron con Ancap. Tercero, participar del debate. ¿Está claro? Danilo Astori estuvo sentado en la Cámara escuchando todo el debate de PLUNA. Y pagamos. Los que pagamos PLUNA fuimos nosotros. El Frente Amplio no perdió votos por PLUNA, los perdimos nosotros. Y fueron procesados sin prisión dos excelentes gestores y funcionarios. Por dar un aval que se está cobrando. Porque después de haber citado presidentes, ministros, lo que encontró la justicia fueron dos funcionarios que dieron un aval mal dado, que se está cobrando. Son 13 millones de dólares que se están cobrando. 

-Pero todo el episodio del remate, del “señor de la derecha”, fue escandaloso

-Mal hecho, mal hecho. 

-¿Y Mujica sabía? 

-Todos sabían. Todo lo que se hizo para tratar de recuperar fue un poco de desesperación, y de chambonadas también. Las hicimos y las hemos discutido. Pero le pusieron el pecho a las balas. Asumieron las responsabilidades. Y ahí el juez y el fiscal dijeron que no se quedaron con un centavo. 

-¿El líder venezolano Leopoldo López es un preso político? 

-Sí. Lo dijo Mujica cuando dijo “a mí no me gustan los presos políticos en ningún país” hablando de Venezuela. Después salió a romper con Almagro. 

-¿Y la dirigente kirchnerista Milagros Sala es una presa política en Argentina? 

-No tengo todos los elementos. Es una presa al borde. Puede serlo perfectamente. 

-¿Puede haber democracia con presos políticos? 

-No, no. Esa es la primera condición. Si vos le impedís a uno solo de tus ciudadanos ejercer sus derechos, ya estás dejando de lado la democracia. La diferencia entre los Kirchner y Maduro, es que en la Argentina había campañas y persecución, pero había libertad de prensa, y la justicia era cien veces más independiente que en Venezuela. No se precipitó la situación económica. El modelo venezolano no es ni de izquierda ni de derecha, es un enorme desastre. Un país a la deriva. 

-Empezamos hablando de autocrítica comunista, de revalorizar la democracia, “la letra con sangre entra”, dijiste. Que ahora existan dirigentes del Frente Amplio que apoyen fervientemente a Maduro, ¿es un retroceso? 

- Es la hemiplejia que tenemos nosotros en algunos temas, eso de que una cosa son los derechos humanos acá y otra cosa son en otro país. Nos ha costado mucho a la izquierda superar la idea de que hay dos morales, y no la hemos superado totalmente: una moral para los nuestros y otra para los otros. Es una batalla de fondo. Es la batalla por la Ilustración. Son los valores iniciales de la Revolución Francesa, y los valores iniciales de las fuerzas obreras en Europa. La izquierda tiene que incorporar en su ADN que hay una sola forma de entender los derechos humanos y las libertades. Todavía no la tiene. 

-¿Y no hay plata de por medio en algunos apoyos al gobierno de Venezuela? ¿Prebendas, viajes, favores? 

-Sí, sí, también. Una tragedia de la izquierda latinoamericana es la plata de Venezuela. Absolutamente. La plata, las donaciones, las dádivas. La corrupción no digo porque se tiene que probar. Hay cosas que no se entienden. ¿Cómo la izquierda uruguaya puede defender a un tipo que habla con un pajarito? ¡Y que dice las cosas que dice! Es un discurso que no se sostiene en ningún lado, de una gran pobreza cultural. Es difícil de explicar que gente de izquierda lo apoye. Ese no es el socialismo del siglo XXI. Ese es el desguace de todo: político, institucional, económico, moral. Venezuela se está cayendo a pedazos

- postaporteñ@ 1559 - 2016-02-19 17:35:10
postaporteñ@_______________________________

Los puntos flacos del Flaco (IV)

LAS ELECCIONES DEL 71

Esta nota, como otras anteriores, forma parte de nuestro comentario sobre el libro de Jorge Zabalza La experiencia tupamara. Luego de haber destacado lo que consideramos positivo y principal en su libro (ambas cosas, porque lo principal es lo positivo) hemos comenzado a señalar en esta sección que llamamos “Los puntos flacos del Flaco”, algunos aspectos que consideramos parcialmente equivocados, o al menos insuficientes o con limitaciones. Aportamos esta crítica para enriquecer, precisamente porque vale la pena hacerlo.

Voy a referirme a un tema que toca Zabalza, las elecciones de 1971, el papel del Frente Amplio, la actitud del MLN-T ante esa situación. Y tiene esa doble condición, lo que dice Zabalza en general ESTÁ MUY BIEN, pero también hay aspectos que en una obra de este tipo no podrían dejar de mencionarse.

Está bien en su planteo macro. En las elecciones de ese año se manifestaron muchas tendencias contradictorias que vienen de la historia previa.

El Uruguay batllista estaba muriendo, pero no quería reconocerlo. El proceso autoritario estaba ya muy avanzado en su aspectos político y militar. Las elecciones fueron usadas por la clase dominante de muchas maneras, para organizar su frente político-partidario, llevar la violencia al borde de la ruptura institucional, y para peinar fino en las organizaciones visibles de la izquierda y ubicar las puntas hacia las partes no visibles. La polarización política y social se mostró crudamente en la polarización electoral, el clima se enrarecía día a día. La ilusión reformista tuvo entonces su canto del cisne, y aun dando un paso adelante trascendental en el desarrollo político de la izquierda con el nacimiento del Frente Amplio, objetivamente fue usado para contener y mediatizar la radicalización popular en ascenso. Y es cierto, al mismo tiempo, que la izquierda combativa pudo encontrar allí un espacio para su desarrollo político en condiciones de extrema tensión, de cara a la dictadura que se cernía, en el sub-lema Patria Grande que juntó 70 mil votos dentro del FA.

Además de mostrar todos esos contradictorios elementos de contexto, Zabalza presenta vivamente las disyuntivas del MLN-T y las decisiones que se tomaron.

Todo esto está bien como ensayo histórico, y sería más que suficiente si nuestro objetivo fuese interpretar el mundo. Pero se supone que estamos hablando de otra cosa, de comprender los problemas de nuestro intento de transformar el mundo. Entonces no podemos dejar de lado la pregunta: ¿Qué significado político tuvieron los resultados electorales del 71, qué nos dicen?

Vamos a aterrizar esto en tres preguntas concretas

1.     ¿Fue prematuro el lanzamiento de la guerrilla en Uruguay?

2.     ¿Fue correcta la metodología de la propaganda armada?

3.     ¿Era correcta la actitud ante la democracia burguesa planteada en Documento 1 del MLN-T?

Y por sobre todo. ¿Tenemos o no tenemos que hacernos esas preguntas, tenemos o no tenemos que contestarlas? Después de haber leído el libro de Zabalza no encuentro forma de evitar hacerlo.

El comienzo de la acción preparatoria de la guerrilla en Uruguay suele fijarse en 1963, la derrota en 1972. Son nueve años. El primer enfrentamiento ocurre en forma fortuita en 1966. El Documento 1 del MLN-T es de junio de 1967. Pero lo que puede entenderse como acciones armadas comienza en 1968. Las elecciones de 1971 se ubican en la víspera del desenlace. Las condiciones políticas ambiguas que todavía existen, legalidad formal y recrudecimiento represivo real, abren toda una discusión a propósito de si “las condiciones están dadas” o no. Discutir en función de textos teóricos es absurdo, en función de las impresiones de la realidad que se tuvieron en el momento, también. Acá hay que discutir con el diario del lunes

Sin eso no tiene sentido. Aquí no pretendemos juzgar, condenar o absolver a nadie, sino sacar una conclusión sobre los hechos ocurridos. Las elecciones del 71 son una medida del grado de desarrollo alcanzado en la conciencia popular; una medida parcial, recortada, sesgada, pero una medida; que se puede relativizar o ponderar, pero no se puede ignorar. Las cifras no son todo, pero aunque no lo sean en este caso son contundentes.

Si pensamos que la lucha armada debería contar, si quiere pelear con alguna probabilidad de triunfo futuro, con un mínimo de base popular y de desarrollo de la conciencia política en un sector de la población, aunque pueda resultar complicado establecer criterios para determinar ese mínimo, de alguna manera hay que hacerlo.

La lucha armada fue derrotada. Son las causas de la derrota lo que está en discusión

No podemos hablar de las elecciones del 71 pasando por alto lo que los resultados nos dicen sobre el grado de conciencia de nuestro pueblo en ese momento, que es el momento clave

·      La primera conclusión es que el pueblo uruguayo seguía considerando válido el camino de las urnas, casi un 90% de participación (aun teniendo en cuenta la introducción del voto obligatorio).

Pausa, voy a aclarar dos cosas. Una, yo no creo en el camino de las urnas y no es un problema de opinión política personal, en esas elecciones aun con Frente Amplio, sub-lema Patria Grande y tutti quanti, fui de los que anulamos el voto. Dos, yo no soy anarquista, no rechazo la utilización de los espacios electorales, en absoluto, lo rechacé en ese momento porque no creí que sirviese para nada en esas circunstancias concretas. De modo que esta valoración que hago en función de los resultados objetivos constatados, que el pueblo uruguayo seguía considerando válido el camino de las urnas, es una conclusión que saco, que no tiene nada que ver con lo que estaba pensando y haciendo en ese momento, pero es una conclusión indiscutible.

Luego vienen otras dos valoraciones políticas inevitables sobre el estado la conciencia de la gente en esas circunstancias

·      La polarización se expresa en el voto conservador por un lado, y el nacimiento del Frente Amplio por el otro. Aquí hay que distinguir claramente dos cosas. En la dimensión estratégica el nacimiento del Frente es un hecho fundamental, y eso es así aun (o precisamente por) sus limitaciones y su condición de “amortiguador” al modo de una especie de nuevo batllismo. Pero en la coyuntura del momento bisagra que estamos analizando es evidente que la consolidación momentánea del frente político reaccionario era de enorme importancia, y que el resultado electoral del Frente (sobre todo por su baja penetración en el interior) muestra que las expectativas en el crecimiento de la izquierda habían sido desmedidas. Los actos de masas de cierre de la campaña y la caravana final daban la impresión de una fuerza política mucho mayor, ese es el peligro de dejarse guiar por impresiones.

-   A su vez, el sector de izquierda combativa era solamente el 27% del FA y el 4% del electorado. A este aspecto cuantitativo hay que agregar las debilidades cualitativas, no era un sector político organizado sino un aglutinamiento a las apuradas y con una ambigüedad deliberada en muchos aspectos

Por supuesto, todas estas debilidades coyunturales en su aspecto general eran conocidas por la izquierda al momento en que inician las acciones armadas. No solo se sabían, por algo la idea central de la fundación del MLN-T (1) es que aunque no todas las condiciones estén dadas, el foco guerrillero puede crearlas.

Esa es la metodología de la PROPAGANDA ARMADA, se supone que la acción armada despertará la simpatías de la población, atraerá nuevos militantes que podrán ser reclutados por la guerrilla, ese crecimiento posibilitará nuevas acciones, y esa realimentación permitirá un crecimiento exponencial.

Pues bien, la segunda conclusión que salta a la vista es que esa metodología fue un error garrafal. No vale la pena agregar ni una palabra a esto.

Y nos queda una tercera cuestión, la estrategia de provocación, de precipitar los hechos consumados, la estrategia extorsiva que plantea con total cinismo y soberbia el Documento 1. No solo fue un error y una catástrofe que salió al revés, fortaleció a los sectores reformistas más que a los combativos como surge de las cifras del 71. Además, fue una inmoralidad. Y tampoco vale la pena una palabra más.

Necesito mencionar otra cosa antes de terminar. Freud tiene un famoso ensayo, “Recordar, repetir, reelaborar”. A partir de su concepto de “trauma” Freud dice que la repetición neurótica tiene debajo un recuerdo que se rechaza. Es un acto perpetuo que remplaza la reelaboración del recuerdo traumático.

Hoy vemos instalado en algunos sectores de la militancia un estilo de provocación repetitiva, una reivindicación de la política de los hechos consumados como forma de “inclinar la balanza” hacia posturas supuestamente “revolucionarias”

ES UNA POLÍTICA DE MIERDA.

Si el recuerdo es un primer paso, bienvenido el libro de Zabalza.

1) Documentos del MLN-T

http://www.archivochile.com/America_latina/html/americalatina_jcr_tupa.html

Agregado sobre una estupidez

No vale la pena hacer una nota aparte sobre esto y tal vez ni mencionarlo pero todo suma. Una persona que firma Héctor Amodio Pérez dice que el libro más solicitado en el penal de Punta Carretas era la novela de Mario Puzo “El Padrino”.

No tuve la oportunidad de estar en el penal y no puedo decir si es cierto o no. Solo sé lo siguiente. The Godfather de Mario Puzo fue publicado en inglés en Estados Unidos en junio de 1969. A fines de ese año la misma editorial publicó una traducción al español, pero solo en Estados Unidos. En 1970 Grijalbo Barcelona publicó la primera edición española de los circuitos editoriales que llegan a Montevideo. Pero la que verdaderamente se conoció acá es Grijalbo Argentina, 1972, cuando se rodaba la película de Francis Ford Coppola. El libro se conoció masivamente luego de estrenada. En Estados Unidos se entrenó en marzo de 1972 y en Uruguay al año siguiente. ¿Pasaban películas de estreno en el penal?

No puedo decir que HAP esté mintiendo, si algún otro que haya estado en el penal -ya que, como dije, yo no estuve- puede aclarar el punto, se lo agradecería. Ya tuve en otro momento que salir a desmentir afirmaciones de este señor totalmente falsas, calumniosas y además insostenibles y con una línea del tiempo incoherente, sobre Saúl Feldman y otros compañeros. Eso sí era importante.

Dice HAP que no me conoce. ¡Para mi fortuna, dejá así!

Prefiero resultar incapaz de atestiguar lo que pasaba en el penal. 

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1558 - 2016-02-18 20:57:50
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] Siguiente