Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

VZLA: ¿Quién manda en nuestra hambre?

Roland Denis | Viernes, 01/07/2016  | APORREA

"Oía a una mujer decirle a una amiga: coño este día no me ha servido para nada. No he vendido zapatos, nadie me compro telas, ni culo he podido vender. A mí me quedan dos cosas o me suicido o me meto a mafiosa"

No estamos hablando con pena o dolor del hambre, como diría Kropotkin, nos referimos a la lucha por el pan, nos referimos en qué medida el hambre es la condición de toda explotación. Por ello su existencia es fundamental a la conservación de la desigual humana. Dirá este maestro del anarquismo en su obra sobre la conquista del pan: "…

Toda la ciencia de adquirir riquezas está en eso: encontrar cierto número de hambrientos, pagarles tres pesetas y hacerles producir diez; amontonar así una fortuna y acrecentarla en seguida por algún gran golpe de mano con ayuda del Estado…" El hambre en sí es quizás uno de los fenómenos más comunes de la existencia humana, tomemos en cuenta que la necesidad de alimento sólo la cubren en su totalidad una tercera parte de la población humana, el resto vive el hambre en cualquiera de sus modalidades, ya sea como ahorro disciplinado (no comer más que una vez al día un alimento sustancioso ya que no hay para más), como decisión asceta (el que hace del hambre una ceremonia) o como desesperación ante la progresiva ausencia de alimentos que resuelva el equilibrio vitamínico y proteínico necesario a la vida humana (aquí sí llegamos al límite entre el hambre y la muerte que se reproduce a diario)

El hambre en ese sentido es casi que una amiga desde donde millares de seres logran en gran parte resolverse con políticas propias a la existencia y cultura de cada pueblo, y la otra parte muere o se deshace por ausencia de políticas y estrategias ante ella, precisamente porque son pueblos a quienes les han roto todos sus mecanismo de resistencia, autoorganización y apropiación de riquezas concretas.

Por ello, exaltar, denunciar o incluso ignorarla como aquí se hace, el hambre desde la esfera del poder-Estado, es un típico juego de afirmaciones o silencios donde lo importante no es lo que se dice o se calla: ejemplo en un gobierno de izquierda, al menos típico:

"la culpa del hambre del pueblo la tienen los burgueses, el capitalismo, el imperialismo, nosotros haremos justicia y la resolveremos"(algo que le cabría perfectamente a Nicolás Maduro o Chávez en un buen momento), o en un gobierno de derecha: "el hambre es una responsabilidad de cada quien por no aprovechar sus oportunidades, la tarea del gobierno es darlas" (seguro que un tipo como Macri en Argentina o un Rajoy en España o el gobierno que parece por venir en Venezuela necesitan pronunciar esto mil veces de una manera u otra). En todo caso sea culpa del sistema o del individuo (cosa que es bastante necio discutirlo ya que uno como otro configuran un mismo nudo genealógico: no hay sistema capitalista sin individuo y viceversa), detrás del reconocimiento del hambre por parte del poder, hay un hecho oculto que jamás se dirá y es que el hambre a la final es una necesidad del dominio, de la acumulación que viene siendo lo mismo. El hambre es siempre una política no un resultado de hechos estructurales propios del capitalismo o de inconsistencias propias del individuo.

El hambre como tragedia ancestral de los pobres, existe solo desde que se logra naturalizar la relación entre gobernantes y gobernados, esclavistas y esclavos, entre amos y siervos, jefes y trabajadores, y ha sido utilizada de acuerdo a la conveniencia o no de cada una de estas situaciones históricas y modelos de dominio. Antes de ello, solo existió por razones de cambios climatológicos radicales en determinadas regiones del mundo, sobrepoblación o mala utilización de los recursos y suelos que se utilizaban colectivamente, pero nunca por razones políticas.

En países como los europeos, después de la segunda guerra y el Plan McCarthy, por décadas se vivió sin hambre en el más puro capitalismo porque necesitaban de un pueblo educado y comido que le sirva de mano de obra cualificada al capital. Hoy en día, diversificados mundialmente los nichos de producción, globalizada la economía en una economía-mundo, descentralizados hacia donde la fuerza de trabajo vale mucho menos, los gobiernos europeos necesitan del hambre en sus países para producir por un lado las psicosis racistas que dividen los pueblos, y por otro lado, imponer condiciones de existencia social y laboral cada vez más regresivas, que ante el miedo al progresivo deterioro material que viven las sociedades, se terminan aceptando, y donde las protestas generalizadas, al ser sólo eso, grandes protestas sin derivaciones políticas claras, quedan neutralizadas.

El hambre es entonces una política, un juego de circunstancias siempre en manos de quienes detentan el poder-Estado, el poder-capital, y no la resultante mecánica de un sistema o un mal modelo de gobierno

La llamada "marginalidad" en la cuarta república que arropaba mayorías (tan denunciada por la izquierda de entonces pero por lo general desde una perspectiva moralista y doliente, es decir inútil) era fundamental al sistema clientelar de partidos que se creó y la economía rentista que filtraba hacia arriba una pequeño pedazo de ella y la llevaba a los lugares del trabajador privilegiado o las clases medias; al "marginal" se le compraba desde sus necesidades básicas y se le vendía una ilusión; era la "mayoría" adeco-copeyana.  El síntoma del hambre era entonces un hecho, una calamidad y por encima de todo una política.

Cuando esta política dejó de funcionar y se despreció, no se calcularon los índices de hambre que el dominio de estos seres podía crear sin necesidad de llegar a la catástrofe, su utilidad se revirtió contra ellos mismos. Jugando a una obediente alternativa neoliberal por partes de las élites al mando, el sistema se vino abajo y el "marginal" empezó a tomar consciencia de sí; son las primeras luces del 27 de febrero.

Eso de hecho era una reflexión común al inicio de la revolución bolivariana (cuando era la rebelión de un pueblo en lucha), estando conscientes que en cualquier momento las viejas oligarquías y estamentos políticos iban a utilizar sus mecanismos monopólicos de distribución y comercialización de alimentos para imponer sus intereses, como en efecto se hizo desde finales del 2001 y el 2002-03, es decir, a cualquier precio iban a "reimponer el hambre", pero esta vez como política y estrategia conspirativa. A partir de allí se convierte en urgencia la necesidad de reapropiarse del "orden alimentario" inmediato, sumar soberanía en ese orden, donde la correlación de fuerzas era absolutamente desfavorable al pobre.

Dos políticas surgen a partir de entonces que luego fueron dividiendo no solo la esfera alimentaria sino en general todo lo que suponía el ¿qué hacer? ante las diversas iniciativas que se producían todos los días en el ejercicio directo del protagonismo popular (la toma de la tierra, la fábrica, los servicios públicos, etc.)

La situación era un síntoma muy claro de lo que era el conflicto interno dentro del proceso revolucionario entre los años 2003 y 2006. Por un lado, de acuerdo a la necesidad de control sobre la distribución y producción de alimentos, comienza una política desenfrenada por crear instrumentos de Estado que rompan el orden monopólico alimentario.

Aparece toda la política que luego se concreta en la línea Mercal, Pdval, Bicentenarios, Corporación agrícola. Agro-Venezuela, Agropatria, etc., iba a jugar ese rol. Y por otro un movimiento urbano y campesino hasta esos años con la suficiente autonomía como para construir una estrategia propia, iba luchando por obtener el mayor cúmulo de fuerza como para proponerse garantizar el alimento colectivo y las líneas de distribución y comercialización directas.

 La capacidad de esta última ya estaba probada en el paro petrolero, cuando en las semanas más críticas de Diciembre 2002 en Caracas pudimos probar que la relación y comercialización directa pueblo a pueblo con el gran racimo de pequeños propietarios, sin la intermediación monopólica y el papel del Estado como agente de facilitación a esta relación directa, era capaz de alimentar no menos de la tercera parte de la ciudad.

El debate como en muchas otras esferas: la comunicación, la industria, termina por una doble política de parte de la contrarrevolución interna. Se impone el Estado burocrático-corporativo, se compran a los movimientos y líderes de base, y se despliega una política alimentaria absolutamente absurda, que en definitiva sirvió para enriquecer una banda diminuta de importadores, e incluso a los grandes mecanismos de distribución monopólica que le vendían a estos estratos corporativos de la "soberanía alimentaria" manejada por esta casta corrupta. Silos, fábricas, centros de procesamiento alimentario, le fueron expropiados a la clase trabajadora, mientras las grandes expropiaciones de tierra quedaron en manos de los amigos del ministro de tierras, expropiando de la tierra al campesinado que se mostraba como un pueblo en lucha.

La política de comunas aparece al final del camino cuando todo parece desvanecerse, ya que mientras hubo dólares esta distribución alimentaria por encima, sin que nadie sepa de donde vino una caraota, provocó e incrementó un desastre productivo, que Chávez quiso superar con la política comunal pero sin destrozar este aparataje de saboteo general a la revolución agrícola y alimentaria. Nuevamente esa ambivalencia lo llevó a la derrota propia.

Como vemos en este período crucial, se define un destino alimentario en base a una política no de liberación sino de control burocrático e instrumental a la descomunal acumulación de capital que lograron estas castas corruptas alrededor del control alimentario y del hambre. Lo que era perfectamente posible lograr generando y estimulando todos los mecanismos autogestionarios y de producción y distribución directa, en pocos años lo destrozaron.

 Hoy vuelve el hambre no solo porque le quitaron de las manos en una operación bárbara de desfalco y saqueo a la clase obrera, veinte veces el valor de su trabajo, sino porque le aplastaron todos los mecanismos de resistencia y producción en este aspecto capital que supone el alimento de un pueblo. El hambre de hoy, que ya es peor a los años ochenta y noventa neoliberales, constituyó desde un primer momento una política de control de conciencias y quiebre de las resistencias auto gobernantes del pueblo. Es triste pero a la vez siempre estimulante para no perder la última esperanza, ver hoy a innumerables núcleos de organización de base, emulando a Chávez o no, buscar desesperados aquellos mecanismos de producción y distribución directa que aplastaron en su momento; algo nos darán de comer. El poder del pueblo, así exista en una ínfima proporción para los que presagiaba el inicio revolucionario, exista a la final y aunque sea tarde siempre detecta cuál es el único camino de liberación real.

Los hechos que vienen sucediendo de saqueos y desbordes sociales producto de la desesperación que no solo toca el alimento sino en general toda la existencia física de la población, contienen una enorme posibilidad de trascendencia más allá de hechos en sí de la desesperación. Falta acotar a ellos dos elementos claves. Primero, su punto de conciencia por supuesto cosa que no está claro para nada. Consciencia que debe traducirse para crear capacidad de redistribución del producto expropiado y por otro lado capacidad para acompañar la necesidad de apropiación con redes de producción que recompongan la posibilidad de que existamos como pueblo. Y por otro lado capacidad para neutralizar las fuerzas represivas que ya sea en el acto represivo frente a la iniciativa popular cual sea, o destruyendo cuanta red de resistencia y sobrevivencia se arma, robando apropiándose e incluso desapareciendo personas hacen todo lo posible porque no exista una alternativa al hambre que no la controlan. El hambre por ello sigue siendo una política y no solo una consecuencia.

Frente a este gobierno basura, porque de verdad no tiene otro nombre,y no quiero acotar más argumentos y razones de las ya dadas para ello, estemos claros, que poco a poco, más allá de posicionamientos políticos e ideológicos, la necesidad va pariendo elementos para incendiar el basurero. Los tiempos que vienen van a ser calamitosos a la mayoría trabajadora, incluso segmentos profesionales que ya no saben cómo sobrevivir; no es poca cosa acabar veinte veces con el salario y al mismo tiempo multiplicar más de veinte veces los precios de lo necesario; aplicación bárbara del más puro capitalismo. Hasta para el más miserable politiquero sería demasiado vergonzoso. Lo único que resuelve en este caso, y no me refiero a la diatriba de la política decadente liberal, es una contundente política desde abajo que sepa hacer de el hambre y su necesidad una estrategia de quiebre a las políticas del hambre emanadas por el basurero gobernante y gran propietario… honor por siempre a esa consigna del Toto, maracucho original y originante: ¡en mi hambre hambre mando yo!...suerte

Roland Denis

 

FALSEDADES HISTÓRICAS COMO DISCURSO

 José R. López Padrino

30/6/16 Ruptura .info

La manipulación y la falsificación de la historia no es algo nuevo, constituye una práctica vieja y deleznable que ha sido utilizada por los regímenes autoritarios como herramienta de dominación.

 Las trágicas experiencias del nazismo alemán y del fascismo italiano del siglo pasado así lo demostraron. Mediante complicadas estrategias de propaganda, esas filosofías manipuladas cometieron crímenes aberrantes.

Los milicos bolivarianos consecuentes con el ADN totalitario de sus progenitores ideológicos del siglo XX han institucionalizadoel engaño y la adulteración de la historia en su empeño desesperado porque la misma diga lo que les conviene. La pretensión de reescribir la historia Patria con falacias históricas y barbaridades ideológicas fue iniciada por el insepulto comandante eterno y continuada por esta caterva de hijos bastardos y uniformados de la “robolución”

Recientemente el multisoleado dePadrino López en su obstinación por ocultar la verdad histórica afirmó en medio de evasiones, silencios, y desinformaciones: “la fuerza armada nacional bolivariana es una organización eminentemente popular, forjada al fragor de las luchas libertarias valientemente lideradas por los próceres de la gesta emancipadora

Este es un claro ejemplo de esa historia retorcida propia de los proyectos totalitarios. La Fuerza Armada Nacional (FAN) no fue forjada al calor de ningún prócer de la independencia, sino mediante decreto del General Cipriano Castro (5/07/1903).

Años más tarde se inició la formación académica de suoficialidad bajo la dictadura del General Juan Vicente Gómez con la puesta en funcionamiento de la Escuela Militar (5/07/1910). Con ello se buscaba centralizar en el Estado el monopolio de la fuerza y eliminar la creciente presencia de las montoneras de caudillos regionales en el ámbito nacional. Al margen de las mentiras históricas del narcogeneralato (“portadores del glorioso uniforme heredado de los libertadores y libertadoras”), la fundación de la FAN se realizó durante los regímenes dictatoriales y reaccionarios de Castro y de Gómez. Su origen no es de impronta libertaria, sino represora

El chafarote de Padrino López en su práctica Goebbleliana insiste en un falaz origen épico y patriota de la FAN a fin de justificar su respaldo a las políticas opresoras y medidas totalitarias de su comandante en jefe, el iletrado de Maduro.

Manipula vergonzosamente el pasado a fin de justificar la humillación, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales, la sistemática represión y militarización de la sociedad y la acción de grupos armados ilegales oficialistas. Este ex alumno de la Escuela de las Américas, devenido en “revolucionario y socialista” frente a las críticas formuladas a la institución que comanda amenaza a parlamentarios y periodistas con aplicar el Código de Justicia Militar:  “Incurrirá en la pena de tres a ocho años de prisión el que en alguna forma injurie, ofenda o menosprecie a las fuerzas armadas nacionales o algunas de sus unidades” y remata afirmando“la institución se reserva el derecho a ejercer las acciones penales que correspondan en el marco del estado de derecho, a fin de preservar su honorabilidad”

 Los venezolanos nos preguntamosde cual honorabilidad habla este gorila multisoleado, cuando en las filas de la institución que comanda pululan corruptos, narcotraficantes, y torturadores

 Padrino López y su logia fachobolivariana no toleran la disidencia, no entienden el juego democrático. Invocan a un supuesto pasado libertario para imponer la doctrina del enemigo interno, entiéndase disidencia política, a la cual satanizan y descalifican (antipatriotas). Concepto maniqueo que implica el descubrimiento, inmovilización y eliminación del “agresor interno” mediante el poder de las armas. Es el sustento moral y legal que justifica la eliminación del contrario (fuerzas malignas) en cumplimiento del sagrado deber de defender a la Patria.

A 71 años de la aniquilación del nazi-fascismo, se reeditan las viejas prácticas goebbelianas de la mentira y la falsificación de la historia desde el poder a manos de la logia fachobolivariana. Padrino López y sus hordas uniformadas, invocando un pasado perversamente retorcido, pretenden justificar sus posiciones fanáticas y extremas que los ha conllevado a la comisión de hechos abominables violatorios de los más elementales derechos humanos.

 

El fracaso del chavismo lo pagan los pobres

La escasez que jaquea al país y golpea más fuerte en los barrios humildes obliga a hacer largas colas en busca de comestibles y medicamentos, mientras los revendedores lucran con la necesidad popular

Mori Ponsowy

PARA LA NACIÓN/ Martes 14 de junio de 2016

Caracas.- Leche en polvo. Dentífrico. Jabón. Papel higiénico. Eso fue lo que mi mejor amiga me encargó cuando le dije que viajaría a Venezuela.

 Otro amigo me pidió champú e hilo dental. "¿No puedes esperar a que la situación esté un poco más tranquila para viajar?", preguntó mi padre. Le dije que no. Me habían invitado a presentar allá mis dos últimos libros y la fecha estaba pautada. Al día siguiente de que acepté ir, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, propuso aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana. Nicolás Maduro rechazó la medida inmediatamente: "Métase su Carta Democrática donde le quepa", dijo, y acto seguido llamó a una "rebelión nacional".

A pesar de que viví allá más de la mitad de mi vida, hacía ocho años que no visitaba Caracas. Encontré la ciudad tan hermosa como siempre. Muchos caraqueños se quejan de que ahora está más sucia, pero no noté diferencia con la época, anterior al chavismo, cuando viví allí. Visualmente, las diferencias más evidentes son dos: ha desaparecido el tránsito que antes hacía intransitables las autopistas y las principales arterias de la ciudad para dejar lugar a otras colas, no ya de automóviles, sino de personas. No hay tránsito porque en el país con mayores reservas de petróleo del mundo la administración pública trabaja apenas dos mediodías a la semana para ahorrar electricidad y porque cada automóvil que se avería es uno más que deja de circular, pues no se consiguen repuestos. Como contrapunto, las colas humanas empiezan a formarse desde antes del amanecer frente a todas las panaderías, farmacias y supermercados, sin importar de qué zona de la ciudad se trate. Son colas desordenadas de dos, tres y hasta cuatro cuadras, formadas por personas que empiezan a llegar a las cinco de la mañana con la esperanza de ser las primeras en entrar y poder adquirir, a precio regulado, productos de primera necesidad.

Había visto tantas fotografías de las colas en los medios de comunicación que al principio no me sorprendieron. Fue sólo dos días después de haber llegado cuando, al pasar frente a una de ellas en un barrio de clase media, me di cuenta de que quienes formaban la fila parecían personas provenientes de barriadas más humildes. Pensé que podía ser una casualidad, pero en el siguiente mercado y en la siguiente panadería noté lo mismo. Al inicio y a la retaguardia de cada cola había un militar con un fusil.

Teóricamente están ahí para mantener el orden, pero es vox populi que los uniformados son un engranaje más del mecanismo que impide que quienes llegan de madrugada sean los primeros en entrar. Los militares que vigilan la cola son los mismos que -a cambio de dinero o favores- dejan pasar antes a los revendedores que lucran con este macabro sistema de distribución de alimentos.

La abundancia de personas que van desde barrios muy humildes a hacer colas en los mercados situados en zonas de clase media es fácil de entender. El desabastecimiento generalizado hace necesario salir a buscar comida por todas partes, pero quienes tienen tiempo y están más necesitados de comprar los productos regulados son los más pobres: quienes no tienen empleo, quienes tienen familias numerosas y pocos ingresos, quienes no pueden pagar los productos a los precios a los que los venden los revendedores.

 También personas de clase media venida a menos, como oficinistas, plomeros, albañiles, pintores, tienen que dejar sus lugares de trabajo para ver si encuentran algo en supermercados o farmacias. Se quejan amargamente porque deben dedicar gran parte de su tiempo a hacer colas. Las empleadas domésticas -que necesitan su entrada diaria desesperadamente para sobrevivir- muchas veces no pueden ir a trabajar porque pasan el día haciendo cola. Otros deciden evitar los madrugones y comer sólo lo que se consigue con facilidad. "Yo ya no me preocupo por encontrar harina, pan o azúcar", me dijo Carmen, una mujer que trabaja por horas. "En mi casa comemos mandioca y frijoles."

Estuve una semana en Caracas. Lo suficiente para comprobar el hastío y la desesperación generalizada en las calles. Durante esos días, Maduro anunció que los artículos de la canasta básica ya no se venderían en los supermercados y que, precisamente, para eliminar el acaparamiento, las colas y los sobreprecios, se distribuirían solamente a través de los CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción). El mismo día del anuncio, hubo decenas de protestas en todo el país. "Estamos frente a una sociedad en rebelión y a un Estado incapaz de encauzarla, comprenderla y gobernar adecuadamente", afirma el escritor, ensayista y analista político Joaquín Marta Sosa. "No olvidemos que el chavismo no llegó para gobernar bien y con eficiencia, sino para llevar a cabo una revolución. Al no lograr ni lo uno ni lo otro, el resultado es una situación tan caótica que resulta imposible superarla con el gobierno actual, que, además, se niega de manera numantina a dejar que la ciudadanía se exprese en el muy constitucional referendo revocatorio, propuesto y aprobado por los mismos chavistas en la Constitución vigente."

La profesora universitaria Magali Huggins afirmó que el control de los CLAP presupone el establecimiento de hecho de una especie de "apartheid" alimentario. A simple vista, la medida no sirvió de nada, porque las colas siguen ahí: los revendedores no quieren perder su tajada, los CLAP funcionan a medias y en pocos lugares, y lo poco que tienen para ofrecer es para los amigos del partido, no para todos.

Quienes necesitan comprar a los precios regulados siguen haciendo horas de fila bajo el sol del trópico.

Quienes compran para revender tardan menos porque sobornan o coaccionan a quien corresponda para comprar productos que luego venden hasta cuarenta veces más caros.

"En muchos casos no se trata simplemente de individuos o familias necesitadas, que bajan a la ciudad a procurar alimentos, sino de grupos organizados, muchas veces de naturaleza mafiosa, que buscan acaparar los pocos alimentos existentes a precios regulados, utilizando con frecuencia procedimientos violentos o intimidatorios", señala Héctor Vanolli, ex representante permanente del Centro Carter en Venezuela.

Y agrega: "La idea del supermercado de barrio, destinado a abastecer a los vecinos del lugar, prácticamente ha desaparecido en Venezuela. Todos los sectores están a la caza diaria de alimentos, en los supermercados en que los encuentren. En la base del problema está el quiebre de los sistemas gubernamentales de distribución y abastecimiento alimentario destinados a los sectores populares, como la red Mercal".

A los revendedores se los reconoce por su cara de pocos amigos y porque entran antes y compran más que todos los demás. Se les llama "bachacos", que es el nombre que se da en Venezuela a las hormigas cortadoras. Grandes y voraces, esas hormigas llevan sobre la espalda trozos de hojas y flores que no comerán ellas, sino que servirán para alimentar a la reina. Lo mismo pasa con mucha de la gente que se ve en las colas: llevan comida que enviarán luego a domicilio a la gente de la clase alta, formada tanto por los sectores tradicionalmente pudientes del país como por la nueva aristocracia venezolana vinculada al régimen.

"El empeño chavista en aplicar el modelo político y económico de los gobiernos de tipo autoritario marxista ha provocado la destrucción de la red productiva, un mayor empobrecimiento de las clases populares y esta suerte de comienzo de rebelión popular en busca de la comida desaparecida", afirma Marta Sosa.

Evidentemente, el autodenominado socialismo del siglo XXI no ha revertido, en los 17 años que lleva en el poder, ni la estructura de clases ni la tremenda desigualdad social y económica preexistente. La revolución no ha sido tal. Los ricos no hacen cola, sino que reciben la mercadería en su casa. La clase media ha sido diezmada por una inflación que sólo el año pasado fue del 180,9%, de acuerdo con cifras del BCV. Y, como tantas otras veces, los más pobres siguen siendo los mismos.

- postaporteñ@ 1628 - 2016-07-03 12:50:43
postaporteñ@_______________________________

MESSI, Un Conjuro Contra La Frustración Argentina

Al crack se lo ha acusado de escatimar esfuerzos y no dar todo lo que puede, características que podrían aplicarse al país que lo juzga y que, creyéndose predestinado al éxito, no puede soportar la derrota

Enrique Valiente Noailles La Nación 1/7/16

Posiblemente se haya hartado Messi de ser el pararrayos de la frustración argentina. Es que sobre nuestra vida colectiva se mueve una frustración flotante que, como una nube negra, está siempre presta a realizar una descarga eléctrica sobre el blanco que mejor la atraiga. Esta nube se ha formado por la condensación de décadas de desilusión de un país que no ha tenido, hasta ahora, otro destino que el fracaso frente a lo que se proponía ser.

Las reacciones ante la derrota tienen algo de esa explicación: el tipo de desengaño que ha vivido nuestro país es esencialmente el mismo que padece hoy la selección argentina

Esto es, ser una promesa de alto calibre, tener los mejores recursos del planeta, avanzar en una dirección hasta casi conseguirlo y de golpe caer y retroceder a foja cero. En esa imposibilidad de culminar un proyecto exitoso hay algo que duele más allá de lo deportivo: es la llaga de no realizar lo que está desde siempre a la mano realizar.

Duele repetir el gesto de la brecha entre nuestra predestinación al éxito y lo que la realidad nos muestra paso a paso, entre sentirnos campeones por anticipado y patear la pelota afuera en el momento decisivo.

 Por eso estas finales no alcanzan a satisfacer a nadie. Ya ni siquiera se aprecia salir segundos, porque el dato no es leído como un mérito, sino como un monto que se agrega a nuestra deuda con lo que no somos, como un cavado adicional en la fosa que nos separa de un destino que no se logra. Además de eso, hay una sensación de que lo que merecemos no se cumple. 

En el núcleo de nuestra irrealidad creemos ser merecedores de lo que no logramos. Y como el destino y Messi parecen no haberlo advertido, hay que recordárselo

Tal vez de aquí provenga la exacerbada relación que mantenemos con el éxito y el fracaso, aquellos impostores a los que aludió con maestría Rudyard Kipling y que para nosotros son los naipes que damos vuelta para averiguar si el destino se está comportando como debe con nosotros. Más le vale, si no ya encontraremos la manera de vengarnos de él, además de Messi y el equipo.

Pero el naipe del domingo dio derrota y así vino la renuncia del ídolo a la selección, empujado por la imposibilidad de digerirla, por la nueva oportunidad perdida de cancelar deuda y como respuesta también a las impiadosas críticas que fue recibiendo por su participación en el equipo. Acaso los ídolos sean construidos con el fin último de ser vehículos y conductores de la electricidad colectiva, tanto en su polo positivo como negativo.

Pero Messi se hartó de ser el depositario de esta ansiedad que nos carcome y que nos impide toda serenidad ante lo que ocurre, en cualquier ámbito. Se trata de una furia ciega que es primariamente una forma y que, como tal, va cambiando y devorando sucesivamente todo contenido.

 La que ha sido capaz de llenar dos plazas de Mayo con 48 horas de diferencia por razones inversas. La ansiedad que vapulea todo lo que se le cruza, como las bocinas frente a los peajes, como el subirse a la banquina, como el colarse en las filas.

Es la necesidad de atropellar una realidad que, en su sentido más profundo, hace tiempo que ya no soportamos. 

Es, además, el complemento perfecto de la docilidad con que nos dejamos seducir por los relatos que ayudan a olvidarla. Pero esta ansiedad destructiva no se detiene ni ante el mejor jugador del mundo, así como esa docilidad no se detiene tampoco a tiempo ante lo que nos destruye. Así, pareciéramos capaces de arruinar lo mejor que tenemos y simultáneamente preservar, durante años, lo peor.

Si Messi percibía esa presión social, esa crítica feroz que no lo dejaba en paz, lo mejor que pudo hacer es renunciar. 

La renuncia puso las cuentas en cero con una parte de la sociedad que le reclama títulos, coraje y liderazgo, como si le faltaran. Una parte de la sociedad se hace ventrílocua de Maradona, quien cree tener la autoridad moral para criticarlo. La renuncia, entonces, desplazó a Messi del lugar que soporta reclamos injustos, como si eso fuera una obligación. Pero la renuncia nos recuerda que Messi no tiene la obligación de someterse a nosotros. 

¿Por qué admitir la saña de muchos de sus pares como si fuera una necesidad histórica?

 Debajo de su construcción mitológica sigue siendo un hombre libre. Además de la tristeza de imaginar la posibilidad de que no juegue más para la selección, nos ha shockeado su capacidad de sacudirse de encima el ropaje y el rol que le habían asignado sus exigentes espectadores.

Si, como señaló Valdano, Messi no juega finales para alcanzar la gloria, sino para que lo perdonen, habría que preguntarse de qué se lo acusa. En la superficie se lo acusa de pecho frío, de ausencia de carácter, de no poner suficiente pasión.

 La acusación entraña la sospecha de que se guarda esfuerzo y que no da todo lo que puede. Con toda precisión son las características que podrían aplicarse al país que lo juzga.

Porque la Argentina no sería lo que es si la gente se comportara con las características que se le exigen a Messi. Un país que se sabe o se sospecha infra desarrollado por elección propia -a pesar de las excusas, también acusatorias, hacia el imperialismo u otros factores exógenos- cree que Messi no trae el título también por falta de decisión propia. Pero en lo profundo se lo acusa de no cumplir con la misión de limpiar una y otra vez nuestro pecado original, que ha sido -hasta ahora- nuestra decisión de no ser.

Messi ha resuelto librarse de toda acusación y en alguna medida ha resuelto librarse también de todo elogio. 

Porque tampoco habría que desconocer que no sólo las críticas han dañado a Messi, sino los juicios desmesurados que lo obligaron a estar a la altura de ellos en todo momento y que le quitaron margen de maniobra para errar sin desfallecer. El mejor gambeteador del mundo no ha podido eludir la inculcada idea de perfección, la inoculada idea de ser un representante divino en la Tierra, la de ser él solo el redentor de un equipo y, por momentos, de un país. Bajo esas condiciones no se puede errar un penal y no se puede perder una tercera final consecutiva.

¿Por qué un fracaso deportivo produce una devastación de alto calibre?

Difícil saberlo, pero si hay una relación anómala de nuestro país con el éxito y el fracaso es porque no se ha decidido por ninguno, y la emergencia de cualquiera de ellos parece ser siempre el signo de esa decisión. Tal vez por eso a cada paso se leen los signos sin la serenidad de comprenderlos como un eslabón del tiempo o como un peldaño, sino como el momento del Juicio Final. 

De ahí el frecuente clima de Apocalipsis. Pero atención: ahora han llegado el clamor popular, los mensajes y videos, el desgarro y los llantos para que reflexione y retorne. Por eso, de todo este frenesí probablemente se emerja con Messi volviendo a la selección, con la ilusión regenerada en nuevos triunfos que evidencien nuestra grandeza, y con nuestra artillería preparada para quien ose nuevamente demostrar que no es así.

- postaporteñ@ 1628 - 2016-07-03 12:16:52
postaporteñ@_______________________________

Brasil /Entrevista con Ricardo Antunes, sociólogo del trabajo *

Opciones y debilidades del gobierno provisorio de Temer

A l’ encontre, 21-6-2016

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

-El gobierno interino de Michel Temer -tres miembros (Romero Juca, Fabiano Silveira, Henrique Eduardo Alves) ya han renunciado tras acusaciones de corrupción- se ha centrado en la creación de nuevos puestos de trabajo y lo ha convertido en una de sus "banderas". Una de las primeras medidas adoptadas por el gobierno interino, justo después de tomar el poder, fue la presentación de la Medida Provisional 727, a saber, la creación del Programa de Asociaciones de Inversión destinadas a "eliminar los obstáculos burocráticos y el exceso de interferencia del Estado" en las concesiones para obras de infraestructura con el fin de "atraer la inversión privada y crear puestos de trabajo". Del mismo modo, ya se está discutiendo la reforma de la legislación laboral, las principales medidas son para asegurar que los convenios colectivos prevalezcan sobre las leyes laborales y aprobar el proyecto que reglamenta las tercerizaciones (sub-contratos), hoy en debate en el Senado. ¿Qué efecto tendrán estas medidas en el mercado de trabajo brasileño?

Teniendo en cuenta todas estas medidas, vemos que el gobierno Temer (ex vicepresidente de Dilma Rousseff) es un gobierno de la restauración del peor conservadurismo de la clase dominante brasileña. En este momento de profunda crisis económica, las diversas facciones dominantes -el capital financiero, el agro-negocio y sectores cercanos de la burguesía industrial- quieren discutir quien va a perder menos con la crisis. Existe un consenso entre las fracciones de la burguesía sobre el hecho de que la crisis debe cargarse sobre las espaldas de la clase obrera. Y eso es lo que está haciendo Temer, mientras se legitima con un discurso contra la corrupción. Aunque Dilma hizo todo lo que el Capital le exigía, el ajuste presupuestario del último año no fue suficiente para contentar a las diversas facciones del capital.

-¿Y qué quieren los capitales?

En primer lugar, quieren una disminución de los salarios, que ya había comenzado bajo el gobierno de Dilma Rousseff, para alinearlos en los estándares más inferiores de los últimos años. Una primera medida, evidente en una crisis, es una política económica que reduce los salarios. Que ya son rebajados por el desempleo masivo y la recesión; el salario promedio de los trabajadores y de las trabajadoras en Brasil está disminuyendo. El segundo elemento vital que el gobierno Temer está tratando de implementar es una reanudación del crecimiento económico, requisito impuesto por uno de los polos de apoyo al gobierno Temer: el de la burguesía "patológica" de Sao Paulo. Es ella la que requiere crecimiento. Y requiere que esto se haga a través de lo que la CNI (Confederación Nacional de Industria) había exigido hace dos años, a través de propuestas sobre la flexibilidad de los derechos laborales y la tercerización total. Así que en realidad, la opción que el gobierno Temer pretende aplicar es el intento de una reactivación económica mínima, basada en la confianza del empresariado y en aplicación de una verdadera demolición de los derechos laborales y de la seguridad social.

Tú aludiste a las fracciones de la burguesía que apoyaron la destitución de Rousseff. Dado el papel central desempeñado por la FIESP (Federación de Industrias del Estado de San Pablo) en este proceso, es justo decir que estos son los sectores de la burguesía industrial que tienen más que ganar con el calendario que el gobierno Temer está tratando de establecer?

No hay ninguna contradicción profunda entre los sectores industrial y financiero. Pensar eso sería un error. La burguesía industrial, está claro, no quiere altas tasas de interés, pero hay muchas afinidades muy electivas entre la burguesía industrial y financiera. Con frecuencia, las actividades industriales están bajo el mando de los núcleos financieros, los grandes conglomerados financieros. Hay diferencias, obviamente. Una muy alta tasa de interés limita a las empresas pequeñas y medianas, e incluso a las más grandes.

Por lo tanto, Temer a tratar de minimizarlo. El hecho de que eligió a Henrique Meirelles (ex presidente del Banco Central de Lula) para comandar el Ministerio de Economía muestra el peso del sector financiero. José Serra (PSDB, que sería el candidato de la burguesía industrial menos relacionado con las finanzas, fue elegido para el Ministerio de Asuntos Exteriores. Esta "prescripción médica" es profundamente dañina. La flexibilización de la legislación laboral, la tercerización y la reducción de los derechos a la seguridad social están preparando el terreno para que el emprendimiento industrial prevalezca. Y como Meirelles cuenta con un curriculum muy apreciado en los círculos financieros, tiene una garantía absoluta de que no perderá nada con ese ministro. Pero el hecho es que no hay ninguna garantía, por pequeña que sea, que estas medidas tendrán alguna eficacia.

-¿Por qué?

En primer lugar, porque la crisis económica es profunda. A nivel mundial el escenario es muy desfavorable para Brasil. El precio del petróleo está cayendo, los productos básicos están cayendo. China, a pesar de una previsión oficial de crecimiento de 6,5% y que antes se golpeaba el pecho por un crecimiento de 12%, ya está inmersa en la crisis mundial. Los precios de las materias primas -que favorecieron a los gobiernos de Lula y Dilma en su momento- siguen cayendo y hacen retroceder a Brasil a una condición de país agro-negocio, productor de productos básicos (commodities). Cuando el aceite, la soja y los minerales están en un alto nivel, todo bien. Pero cuando caen... Esta es una tendencia general, y no hay elementos que apunten a una recuperación significativa de la expansión en China o en los países capitalistas centrales del norte.

En segundo lugar, porque este gobierno nace políticamente debilitado. Es un gobierno absolutamente conservador y corrupto. Hay un número muy elevado de ministros de Temer que están enredados en la corrupción y que no tienen ninguna credibilidad. Y cuando no es la corrupción, es por los antecedentes de brutalidad, como en el caso del ministro de Justicia (Alexandre de Moraes) que fue secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo. Todo el mundo sabe que él estaba allí para reprimir a los movimientos sociales y populares. Más allá de eso, se trata de un gobierno en el que todo el mundo dice lo que quiere. Un ministro dice una cosa, y al segundo dice otra.

Y, por último, habrá una fuerte resistencia social y política de los sectores populares y los trabajadores. Esto ya es evidente. Incluso los sectores muy descontentos con el gobierno de Dilma, que están fuera de la órbita de influencia del petismo, perciben que el gobierno Temer es ilegítimo y que avanza en la demolición de los derechos laborales; que se basa en un conjunto de elementos conservadores, no sólo en el ámbito económico. Si puede, el gobierno eliminará la política de cuotas, iniciará un proceso aún más fuerte de privatización de las universidades.

Privatizará lo que queda del sector público de Brasil, privatizará todo lo que permite la extracción de beneficios en las esferas económicas relacionadas con el Estado y podrían ser rentables.

Vamos a entrar en un período de regresión en los derechos conquistados y tienen que empezar el debate sobre la cuestión del respeto de la libertad sexual, el derecho de las mujeres a decidir sobre las condiciones en que quieren abortar. Todo lo relacionado con los derechos conquistados por las mujeres, los negros y homosexuales, por los movimientos precarizados. Todo tiende a sufrir nuevos ataques. Esto acentuará las luchas sociales.

El gobierno Temer no tendrá los famosos cien días que los gobiernos suelen tener antes de comenzar a ser cuestionado.

No habrá “luna de miel”. Para mí, estas medidas no dan lugar al crecimiento económico, no conducen a la recuperación del empleo, debido a la fragilidad económica, debido a la debilidad política del gobierno y debido a la resistencia que ya está visible en todo el país.

-¿Qué opinas de este argumento a favor de leyes laborales más flexibles para reanudar el crecimiento de la economía, una teoría que está ganando terreno en el gobierno interino de Michel Temer?

Es una mentira, es pura fantasía. No hay ningún ejemplo en cualquier país del mundo, que con la flexibilización laboral y la privatización, se aumenta el empleo. Si se despide a tres empleados de una empresa, habrá otros tres trabajadores ocupar el empleo con un salario más bajo. Es como el caso de Alemania, para hacer un rápido paralelo. Alemania sigue diciendo desde hace años que con la crisis europea no ha reducido el nivel de sus puestos de trabajo.

Ciertamente, no se ha reducido el número de puestos de trabajo, pero se ha reducido el número de puestos de trabajo a tiempo completo de los hombres. Luego, los hombres fueron a buscar un empleo a tiempo parcial, puestos de trabajo temporales. Ellos continúan teniendo un trabajo permanente, pero en una condición de precarización.

Este es un ejemplo de cómo se puede confundir a los números. La tasa de desempleo no ha aumentado con tanta fuerza como en España, Portugal, Estados Unidos, pero se ha reducido el empleo de característica fordista y taylorista, el empleo ahora corresponde a la era de la flexibilización.

-¿Podría ser que la precarización estructural del trabajo?

Yo desarrollé esta tesis desde 1995, cuando publiqué mi libro Adiós al Trabajo y la reforcé en mi libro Los Sentidos del Trabajo. No es casualidad que estos dos libros se hayan publicado cerca de diez veces en Europa, EEUU, América Latina e incluso en la India. ¿Por qué? Debido a la precariedad estructural del trabajo a nivel mundial. Por ejemplo, usted tiene que Foxconn en China, con más de 1,5 millones de trabajadores ensambla productos para Apple.

Es un gran sector de servicio integral de negocio para el capital taiwanés, pero tiene unidades de producción en China y paga salarios muy bajos. Usted puede ver los niveles de explotación laboral en Bangladesh, que tiene trabajadores que salen de Vietnam para trabajar en Corea, otros países en busca de mejores salarios. En Inglaterra, existe un contrato de la hora cero que ya existe en otras partes de Brasil. Usted es un trabajador, sobre todo en el sector servicios, que permanece todo el día con un teléfono celular en la mano, conectado.

No recibe ninguna demanda. Al día siguiente, recibe una llamada y debe responder a ella. Usted no percibe nada por las 24 horas que permanece disponible. Te pagan solo por el trabajo. Otro ejemplo es el de los trabajadores que prestan sus servicios para una compañía de seguros: se llama a la compañía de seguros para reparar el techo de su casa. La compañía opera con un trabajador con contrato de hora cero, que responde a la llamada y se paga por el teléfono lo que hace. No hay ninguna relación contractual ¿tú entiendes?

El trabajo se orienta más y más hacia la informalidad, hacia la flexibilización, la tercerización, hacia una economía de servicios. Si en el pasado capitalista eran una excepción, se están convirtiendo en la norma. Y, los trabajos estables, formales, con contrato, con derechos regulados, lo que era la norma durante el período del taylorismo y el fordismo, se está convirtiendo en la excepción. Esto se aplica al trabajo en los bancos, el trabajo de los médicos en los hospitales, el trabajo de los maestros. En la educación secundaria y la educación básica es ya evidente. Hay maestros sustitutos en Sao Paulo que van a una escuela en la que esperan que un maestro esté ausente. Si un maestro titular no está allí, el sustituto entra en el salón de clases para darles curso. En esta “singularidad”, los maestros rezan por la falta de un maestro titular, deben ser pacientes para poder tener un trabajo.

Ese es el escenario. Obviamente, el gobierno Temer tiene planes para establecer esto. Este proyecto, que regula el sector de los servicios, el PL 130/2015, actualmente en el Senado, crea la sociedad de la tercerización total. Dicen que va a crear puestos de trabajo, pero en realidad destruye los derechos laborales.

Podemos ver esto como una sociedad de esclavitud moderna. ¿Cómo es que los señores eran capaces de comprar esclavos en Brasil durante los siglos XVI y XVII? Mediante la negociación con los principales comerciantes de esclavos, comerciantes de la mano de obra humana que trajeron esclavos de África para vender aquí.

La tercerización es una relación de negocios que se acopla con otra empresa: esclavos modernos, y también los ultra-calificados con los menos calificados. Esto no crea puestos de trabajo, apenas da la apariencia de una disminución del desempleo en un momento en que nos enfrentamos tasas de desempleo extremadamente altas.

-¿Y cuál debería ser el papel de la dirección del Estado este escenario de crisis económica y el aumento del desempleo?

Cualquier cambio en el país no es posible con este Parlamento. Marx dijo en el 18 Brumario de Luis Bonaparte, con razón, que el Parlamento francés había llegado a un nivel completo de la degradación. Para su felicidad, Marx no conocía el Parlamento brasileño que es realmente una caricatura grotesca.

Sería necesario pensar en otro tipo de institución completamente diferente del mismo. Esto sólo sería posible si los movimientos sociales y la izquierda en general retoman las rebeliones de junio de 2013 y avanzan en esa dirección. Un proceso de “revolución” así es necesario, un poco como en Medio-Oriente. Es sólo a través de las luchas sociales profundas que vamos a cambiar esta configuración. Debido a que no se trata de aprovechar el Estado y hacer algo diferente. El Partido de los Trabajadores tenía todo para hacer una gestión diferente del Estado. No es posible gestionar un Estado diferente si se introduce la lógica que requiere el mundo financiero. Cuando Lula escribió en 2002 (antes de su elección como presidente) una "Carta a los brasileños", dijo: voy a hacer lo que me piden que haga.

Sería necesario pensar en otro gobierno, que tenga sus raíces en las luchas sociales profundas y que, en un contexto en el que la institucionalidad dominante está completamente devastada, contribuya al nacimiento de algo nuevo. En este momento, estamos bastante lejos de algo parecido. Estábamos cerca en el año 2013 y en el mundo se estaba más cerca entre 2008 y 2013 con las movilizaciones en España, Medio-Oriente y cuando el movimiento Occupy Wall Street en Estados Unidos.

-¿Y cuál es el papel de la izquierda?

Debemos tener un proceso que resulte de las luchas sociales más amplias, ver como los movimientos de izquierda y sociales entienden lo que pasó y como se hacen de la herencia de la rebelión de junio de 2013. Por desgracia, esto no sucedió. No se extrajeron enseñanzas. Y en 2014 y 2015 las masas salieron a la calle, la derecha politizó esas movilizaciones. Pero ya existía el embrión de 2013, a saber, la indignación contra la corrupción.

Se realizaba la Copa del Mundo y la corrupción estaba imbricada con las transnacionales. La derecha politizó el descontento y abandonado el resto: un transporte público decente, escuelas públicas, la salud pública. Las clases medias altas fueron perdiendo una parcela de sus privilegios. Los pequeños aumentos salariales, la inclusión (extremadamente limitada) en el mercado interno de las capas pobres, que más trabajadores se vieran en los aeropuertos, centros comerciales, la universidad,  enfurecieron a la clase media conservadora que no estaba dispuesta a compartir el espacio con los pobres, con los negros.

Pero las mejoras para los pobres, los negros, los trabajadores de salario mínimo, no han sido concesiones altruistas de los gobiernos petistas, han sido la consecuencia de luchas sociales prolongadas, que se han llevado por el movimiento feminista, los estudiantes, los sin techo, el movimiento negro, el movimiento LGBT, las comunidades indígenas. Son muchas luchas. Está claro que el PT, en su pasado distante, tuvo su origen en las luchas sociales, fue en cierta medida una caja de resonancia para estos sectores. Más del 90% de lo que el PT hizo fue para satisfacer los grandes intereses dominantes. Pero el 10% que hizo en beneficio de los más pobres fue suficiente para enojar a la clase media y media-alta.

Esto se combinó con la escandalosa corrupción y el odio de estas capas medias hacia el gobierno de Dilma, hacia el PT de Lula y hacia la izquierda en general. Esta es la razón por la cual la clase media también fue golpista y apoyó la destitución de Dilma Rousseff. La derecha politizó perfectamente este conjunto de factores.

* Sociólogo, profesor de la Universidad Estadual de Campinas (Unicamp). La entrevista fue realizada el 8 de junio 2016.

- postaporteñ@ 1628 - 2016-07-03 12:03:51
postaporteñ@_______________________________

Colombia: ¿El Vichada para el argento GROBO rey de la soja?

¿Qué se negocia con la paz del modelo?

Pueblos en Camino, 12-6-2016

No es tanto de confianza sino que es de los intereses que ellos tienen y nosotros sabemos que desde el punto de vista geoestratégico, económico, a EEUU le interesa la paz en Colombia

 Respondía el “Comandante Timochenko”, a la pregunta de María Elena Salinas de UNIVISIÓN sobre si ellos, las FARC, confiaban en los EEUU. 

¿Por qué le conviene a EEUU ayudar a la guerrilla colombiana?“, insistió Salinas. El comandante de las FARC responde un poco más adelante “…Ahora, hay también todos esos megaproyectos, en las zonas fuertes del conflicto, hay muchos intereses económicos que si desaparece el conflicto, pues hombre, van a tener posibilidad de desarrollarse

El argentino Gustavo Grobocopatel, quien ha ido varias veces a La Habana y se ha reunido tanto con élites colombianas como con funcionarios del gobierno al más alto nivel (empezando por el Presidente Santos) y con la delegación de las FARC. 

Se trata de un megaproyecto masivo en las extensas llanuras del Vichada que vienen siendo transformadas como por arte de “realismo mágico” en baldíos, expulsando sus pobladores indígenas y campesinos, para transformar 3 millones de hectáreas de esta altillanura del oriente de Colombia en un rentable negocio agrícola. Negocio que no sólo va a despojar a los pobladores de allí, sino que destruirá aguas y tierras y fracasará luego de generar rentas enormes que se concentrarán en pocas manos. 

Sembrar de vida el Vichada respetando la tenencia indígena y campesina de la tierra y destinando esas tres millones de hectáreas a la agricultura familiar, campesina y colectiva, no sólo daría de comer a la gente protegiendo la tierra, sino que sería mejor negocio para mucha más gente con lo que allí se produce. 

¿Qué se negocia en la Habana y para quienes?

El Vichada para el rey de la soja; mientras la Minga indígena y campesina lucha en las carreteras y campos por la soberanía alimentaria y en las mesas de negociación las dirigencias negocian acuerdos y recursos del post-conflicto que incluyen proyectos como el de GROBO, y mientras las Dignidades Agrarias avanzan en el proceso que conduzca a re-negociar el TLC y tumbar el modelo del libre comercio con el que el rey capitalismo se sirve de la paz y de la guerra para explotar tierras y despojar pueblos.

 “El modelo no se negocia”, se anunció al comenzar la negociación de la paz. Más claramente debería decirse: “se negocia para el modelo” y mientras esto sea así, hay que abrir los ojos y conseguir la paz de los pueblos sin dueños. El rey de la soja viene por la paz de los dueños sin pueblos. Si la Minga no es para tumbar el modelo, ¿de qué paz estamos hablando?, ¿la de los monocultivos, los mega proyectos y el agro negocio? ¿La paz del capital? ¿Cómo Así?

¿El Vichada para el rey de la soja?

Está cobrando fuerza el plan Grobocopatel de entregar 3 millones de hectáreas del Vichada para inmensos monocultivos transgénicos de maíz, soya y arroz.

Y ese plan medio conocido avanza silenciosamente mientras en La Habana (Cuba) están pensando en acortar distancias sobre el tamaño del Fondo de Tierras que formará parte del Desarrollo Rural Integral, y mientras en la Minga se movilizan decenas de miles de campesinos, indígenas y afros pidiendo entre otros que se haga de verdad una reforma agraria.

Se han presentado movidas sospechosas que llaman a averiguar bien que es lo que se traen entre manos. Según informe de La Silla Vacía – La visita del “rey de la soya” a La Habana el plan consiste en “un millón quinientas hectáreas de maíz nuevas, otro millón de soya y 500 mil hectáreas de arroz, creando 160 mil empleos directos e impulsando el PIB en 1.500 millones de dólares al año, un 2% adicional”.

 Se estima que el 60% de la producción en el Vichada sería para exportación y que el valor destinado al consumo interno rodea US$1.800 millones al año, equivalente a la sustitución de actuales importaciones de esos granos. El análisis de competitividad del estudio arroja una situación de Colombia más ventajosa que en Brasil y para arroz incluso mejor con respecto a los Estados Unidos. La clave para que el negocio sea insuperable es reducir al mínimo el costo de la tierra, por bajos arriendos y mejor aún si son baldíos que el Estado entrega con subsidios y compromisos multimillonarios de construcción de un ferrocarril, una vía multimodal, energía barata y otras dotaciones en bienes públicos.

El documento que sustenta toda la propuesta fue elaborado por el Grupo Los GROBO, con el concurso del BID, la Corporación Colombia Internacional, el Ministerio de Agricultura y del Departamento Nacional de Planeación de Colombia, bajo el titulo “Análisis de competitividad de las principales cadenas de cereales de la Altillanura colombiana” y se ha ubicado en las estrategias del gobierno de “Nueva Agricultura Global” y Colombia Siembra. El gran descubrimiento que hace el mencionado estudio es que el nuevo paraíso para este experimento son 3.000.000 hectáreas en el Vichada.

Desde 2011, el señor Gustavo Grobocopatel, conocido en Argentina como el “Rey de la Soja”, ha ido y venido a Colombia, buscando tierra y condiciones legales propicias para su negocio global. La aprobación de la Ley de Zidres es lo más cercano al modelo que han creado en Argentina y que han propagado en otras latitudes.

Como ocurre con las ZIDRES, el modelo GROBO requiere la seguridad jurídica de uso de grandes extensiones de tierra con agua. En Argentina el grupo Los GROBO tiene más de un millón de hectáreas en Soja, sembradas en su mayor porcentaje en predios con contratos de arrendamiento.

Para la siembra de los 3 millones de hectáreas en el Vichada están armando el esquema y poco se sabe sobre los estudios que ya tienen la Superintendencia de Notariado y Registro y el gobierno. Algo han publicado en los periódicos con pistas sobre la forma cómo piensan despejar el panorama para poder hacer el negocio redondo si finalmente se decide Grobocopatel o el grupo de cacaos y multinacionales que ya están en fila en la Altillanura.

Por estos días han publicado informes diciendo que en el Vichada están las mejores tierras de Colombia; mejores que las del Valle del Cauca, las del Bajo Cauca Antioqueño o el Meta o que las planicies del Magdalena, el San Jorge o el Cesar. El estudio del IGAC, comentado el pasado 26 de marzo en El Tiempo, dice que “El ranquin por departamentos con la mayor cantidad de hectáreas netamente productivas lo lidera uno de los más extensos, Vichada, que cuenta con un área de más de 10 millones de hectáreas”.

El 28 de marzo de 2016 apareció la noticia sobre la revisión de 2.454 adjudicaciones de tierras en El Vichada: “Esto implica analizar los títulos que otorgó el Incoder –hoy en liquidación– durante los últimos 11 años en ese departamento. En total, el organismo emitió 2.454 títulos de baldíos. La decisión de iniciar esta investigación la tomó el Ministerio ante las recientes denuncias contra exfuncionarios del Incoder de la Dirección Territorial Vichada, sindicados de haber cometido irregularidades con las adjudicaciones en esa zona del país”.

El diligente supeintendente de Notariado ya está haciendo el inventario de títulos y descubriendo como cosa extraña que precisamente ese rincón del oriente está plagado de baldíos y de tierras mal ocupadas por delincuentes. En esas cuentas no aparecen muchos colonos legítimos ni las consultas sobre tierras ancestrales de las comunidades Guahibo, Sicuani, Piaroa, Piapoco, Cubeo, Puinave, Amorua y el Saliva, que habitan en 46 resguardos del departamento y representan el 50% de su población.

La visita del magnate Gustavo Grobocopatel a La Habana para reunirse con las FARC y los voceros del gobierno dejó muchos interrogantes. Por allá estuvo en abril, después de acompañar al Presidente Santos y al ministro Iragorri a presentar la ley de ZIDRES en la Orinoquia. El gobierno no encuentra todavía tierras para el Fondo Nacional que promete facilitar el acceso a la propiedad del suelo a las familias campesinas, pero en su agenda tiene como prioridad encontrarle baldíos a los macroproyectos en la idea de un modelo mixto de coexistencia y alianzas productivas con la economía campesina.

Es probable que este “Rey de la Soja” haya ido a La Habana a sondear el ambiente para su proyecto en el Vichada o a mostrar a la mesa de conversaciones las bondades de ese monocultivo de millones de hectáreas a la hora de aplicar los acuerdos de paz

La MINGA indígena, campesina y de afrodescendientes no ha tomado conciencia del significado de un proyecto como el que quiere impulsar el gobierno con el concurso del BID y del Grupo Los GROBO. Pero ha lanzado la advertencia sobre los riesgos que tienen los planes gubernamentales de reparto territorial en el post acuerdo. Y no es para menos, con ideas como las planteadas por el director del DNP, Simón Gaviria, quien ha dicho que ese futuro inmediato será la oportunidad para grandes negocios allá en donde ha sido imposible llegar en tiempos de guerra.

El modelo de GROBO ha sido criticado en Argentina, Brasil, Uruguay por ser de impacto negativo en la salud, el ambiente y para la seguridad alimentaria. Es posible que Gustavo – como le dice Juan Manuel Santos – tenga adaptaciones en sus aplicaciones para Colombia, pero está muy mal referenciado.

Por ejemplo: En Argentina los 30 millones de toneladas de soya que produce al año se siembran con semillas transgénicas de Monsanto, modificadas para ser resistentes al glifosato y bajo el supuesto del uso masivo de ese agro tóxico en el control de malezas. Los macro proyectos que se proponen para el Vichada son de agricultura extractivista que agotan los suelos y tienen impactos negativos en las aguas.

Además, las experiencias realizadas con este modelo no han mostrado ser compatibles con el impulso a la economía familiar. Por el contrario suponen alta mecanización y bajo uso de mano de obra asalariada. La ocupación de la cuenca del Vichada con millones de hectáreas en monocultivos tiene impactos negativos en los bosques y morichales, lo mismo que en toda la biodiversidad y el ciclo de las aguas.

Camilo González Posso
Ex Ministro de SaludDirector de INDEPAZ
El Espectador / Junio 7 de 2016

- postaporteñ@ 1628 - 2016-07-03 11:58:42
postaporteñ@_______________________________

¡¡ Vivan las compañeras!!

Informamos que en el 1 de julio de 2016 falleció la compañera, Celi Morales en Montevideo, a los 85 años de edad.
    CELI MORALES permaneció recluida desde 1974 a 1978 en el Penal de Punta de Rieles durante el período del Terrorismo de Estado.

Era madre de la compañera Adriana Castera.
El colectivo de CRYSOL rinde homenaje a esta auténtica protagonista de la lucha del pueblo uruguayo y hace llegar sus sinceras condolencias a sus familiares, sus compañer@s y amig@s.


¡¡ Hasta siempre, CELI!!

CRYSOL - postaporteñ@ 1628 - 2016-07-03 11:43:33
postaporteñ@_______________________________

Brexit, discurso de derecha y un ejemplo histórico

Rolando Astarita [Blog]

En la entrada anterior (aquí) respondí a tres argumentos que se han presentado, desde la izquierda, para afirmar que el Brexit fue un triunfo de la clase obrera y de la lucha anticapitalista. En esa nota pasé por alto un cuarto argumento, que dice que la campaña por el Leave fue en rechazo a la “dictadura de la Eurocracia”, o a la burocracia de la UE. Así, el discurso favorable al Leave habría tenido un contenido, al menos parcialmente, progresista.

Considero que este argumento solo es una forma de embellecer a la derecha nacionalista. Después de todo, esta desde hace muchos años combina la exaltación nacionalista con denuncias del capitalismo financiero, la dictadura de los mercados y similares. Temas que encontramos en la tradición de los movimientos de extrema derecha. A los efectos de brindar elementos para el análisis, en lo que sigue paso revista a algunas cuestiones referidas a los orígenes del fascismo italiano. El propósito es mostrar que la caracterización de un movimiento o partido no se puede reducir a una suma de partes, del tipo “presenta una reivindicación nacionalista reaccionaria, pero esto se compensa con otra progresista”.

Para ir derecho al grano: a comienzos de los años 1920 los Fasci di Combattimento (que luego se transformarían en el Partido Nacional Fascista) recogían las ideas del sindicalismo revolucionario, y levantaban muchas demandas altamente progresistas. Entre ellas, el sufragio universal para ambos sexos, la abolición del senado, la formación de una milicia nacional, la jornada laboral de ocho horas, la confiscación de las ganancias de la guerra. La necesidad de contrarrestar al bolchevismo y la influencia de la Revolución Rusa puede explicar mucho de este programa. Sin embargo, esas consignas se combinaban con la reivindicación de las jerarquías sociales, la colaboración de clases y la sujeción de la clase obrera al Estado. “Libertad, nación, sindicalismo: el Estado debe resumirse en una grande y potente jerarquía de sindicatos”, era el resumen del programa del fascismo. Pero esta orientación corporativa primaba por sobre las consignas “progresistas”, y definía el carácter global de la política fascista. De hecho, cuando estuvo en el poder el fascismo subordinó completamente a los sindicatos, y a la clase obrera, al Estado.

Lo importante es que muchas veces se defienden políticas que son profundamente de derecha, con argumentos de izquierda. La evolución de Mussolini y de los “sindicalistas revolucionarios” es demostrativa de esto. Recordemos que Mussolini fue militante del partido Socialista y estuvo muy influenciado por George Sorel (y Sorel terminó reivindicando afinidades del fascismo con sus posiciones). Sorel rechazaba “el determinismo económico” y las tradiciones del racionalismo iluminista de la Revolución Francesa, planteaban la necesidad del “mito social” –la huelga general- para despertar los sentimientos e instintos colectivos del proletariado contra el orden burgués y exaltaba a la violencia como regeneradora de las energías vitales de las masas. Posiciones muy “revolucionarias”, pero que servirían de argumentos nacionalistas.

Así, cuando Italia invadió Libia, una fracción del socialismo (Antonio Labriola entre ellos), y el sindicalismo revolucionario apoyaron la conquista con argumentos tomados del arsenal soreliano. Los sindicalistas revolucionarios sostenían que la guerra era una escuela de heroísmo, y que la posesión de Libia ayudaría a la mejora de la situación del proletariado italiano. Mussolini, que estaba cercano al socialismo revolucionario, también pensaba que el ataque a Libia era beneficioso porque podía desatar una situación revolucionaria. Era un argumento del tipo “la participación en la guerra es beneficia al socialismo porque agudiza las contradicciones”. Algunos argumentos tienen una larga tradición.

Luego, en 1914, los sindicalistas revolucionarios y el mismo Mussolini apoyaron la participación italiana en la guerra contra Alemania y Austria, invocando la necesidad de avanzar hacia la “revolución nacional”. Lo cual también se inscribía en la tradición del nacionalismo italiano. Por ejemplo, en la de Enrico Corradini, quien a principios de siglo hablaba de “naciones proletarias” (Italia y Alemania) y “naciones plutocráticas” (Inglaterra). Corradini sostenía que se participaba en una lucha de clases a nivel internacional, y reclamaba para Italia “un lugar bajo el sol”. Esta alusión a la “lucha de clases” entre naciones embellecía por izquierda al nacionalismo imperialista que buscaba “su lugar en el mundo”. Corradini fue otro de los alimentos intelectuales de Mussolini.

Por supuesto, las condiciones y la situación social de Europa en 2016 no son las de principios de siglo XX. Sin embargo, se puede aprender de la historia. La idea de que para derrotar hoy a la globalización y a la “oligarquía financiera transnacional” (¿y el capital industrial?) hay que exaltar las identidades nacionales de los pueblos, no tiene en sí misma nada de progresista, y mucho menos de socialismo, y ha conducido a desastres al movimiento obrero y socialista. Lo único que se logrará por esta vía es canalizar el descontento social hacia la xenofobia, el patriotismo y el racismo. Aunque esto se mezcle con invocaciones a los derechos de los pueblos, o incluso se hable en contra del “decadente orden burgués”.

Subrayo entonces lo que afirmé en otras entradas: el  discurso que dice que la civilización se salvará de la barbarie impuesta por la dominación del dinero y del capital apátrida mediante la exaltación de la Nación (o el “primero Gran Bretaña”) es reaccionario en su totalidad y por donde se lo mire. No hay forma de salvarlo “por partes”.

Brexit y más argumentos del nacional marxismo

Tal vez el punto central sobre el que se articula mi posición acerca del Brexit pasa por la afirmación de que el nacionalismo burgués de gran potencia es reaccionario en relación a la internacionalización de las fuerzas productivas capitalistas y a la circulación transfronteras de los trabajadores, y ciudadanos en general. Frente a este argumento, se han presentado dos contra-argumentos para ayudar a la exaltación “progre-nacionalista” del Brexit. El primero afirma que reclamar en contra de las restricciones y prohibiciones a la inmigración equivale a reforzar la explotación internacional del capital. Con lo que habría que concluir que si Trump construyera el muro en la frontera sur de EEUU estaría debilitando la explotación internacional del capital, y esto sería progresista. Lo aberrante de la conclusión me exime de comentarios.

El segundo contra-argumento, y con mayores pretensiones de ciencia, sostiene que considerar a la internacionalización del capital como históricamente progresiva es sinónimo de la defensa del gran capital y de sus organismos internacionales, el FMI, el Banco Mundial, la OCDE, la UE y similares. Esto se afirma desde un supuesto enfoque marxista. Sin embargo, uno de los ejes de la crítica marxista al capitalismo es que el desarrollo de las fuerzas productivas bajo el capitalismo es contradictorio, y por esto mismo ese desarrollo genera las condiciones para su superación. Más precisamente, el marxismo busca hacer consciente a las masas trabajadoras de que la sociedad burguesa se basa en la explotación del trabajo, y que su mismo desarrollo genera las fuerzas que habrán de acabar con el dominio del capital. Lo cual encierra el rechazo a las propuestas reaccionarias de vuelta al pasado (pasado que se glorifica indebidamente, dicho sea de paso).

Por ejemplo, el desarrollo capitalista tiende a llevar a la ruina a los pequeños productores, que se transforman en obreros asalariados, o van a la desocupación. Por lo cual se acrecientan las filas de la clase obrera, y se agudiza la contradicción entre el capital y el trabajo. Ante este proceso se levantan dos programas y orientaciones políticas opuestas. Por un  lado, el socialismo pequeño burgués quiere detener la concentración del capital para volver a la pequeña propiedad privada. Por otro lado, el marxismo plantea la necesidad de avanzar a la socialización de la gran propiedad capitalista. Esta propuesta se basa en que el desarrollo de las fuerzas productivas bajo el capitalismo genera una contradicción cada vez mayor entre la naturaleza crecientemente social de la producción y la concentración de la propiedad del capital. Entonces el socialista pequeño burgués, que no entiende de qué va el asunto (aunque parlotee sobre “contradicciones” y “dialéctica”) dirá que el marxista es partidario de la explotación capitalista, o que oculta los males del capitalismo.

Algo similar ocurre con la cuestión del mercado mundial. Sobre este punto  es muy clara la explicación de Lenin. Escribió: “… la empresa capitalista rebasa inevitablemente los límites de la comunidad, del mercado local, de la región y después del Estado” (énfasis mío). Esto es, el impulso a la ampliación de los mercados es inherente al capital. Dejemos asentado que por eso no tiene sentido querer abolir los organismos internacionales del capital sin acabar con la relación capitalista en la que se basan. Luego de afirmar que el capitalismo necesita buscar el mercado exterior, sigue Lenin: “Esa necesidad muestra palpablemente la labor histórica progresista del capitalismo, que destruye el viejo aislamiento y el carácter cerrado de los sistemas económicos (y por consiguiente, la estrechez de la vida espiritual y política) que liga a todos los países del mundo en un todo económico” (“El desarrollo del capitalismo en Rusia”, p. 61, t. 3 Obras Completas, Cartago).

 En este pasaje Lenin está explicando la razón de la progresividad histórica del mercado mundial. Esto no quiere decir que olvidara las penalidades y sufrimientos que ocasionaba la expansión internacional del capitalismo. Tampoco negaba la progresividad histórica de las luchas anticoloniales o contra la opresión nacional. Pero no es eso lo que estaba en discusión, sino la comprensión de la naturaleza de la internacionalización del capital  y la alternativa del socialismo frente a ella. La idea medular del socialismo “a lo Marx” es que la base material y social para la superación de las divisiones nacionales, para el internacionalismo y la hermandad de los pueblos, es la expansión transfronteras de las fuerzas productivas. De lo contrario, el internacionalismo sería quijotesco. Por esta razón, a la expansión del mercado mundial no le oponemos el programa reaccionario del gran nacionalismo burgués (“primero Gran Bretaña”), sino el socialismo internacionalista. Es la piedra de toque del marxismo

ROLANDO

Después del Brexit, ajustar cuentas con el Racismo y la Xenofobia de Gran Bretaña


Por Laleh Khalili, Truthout | Op-Ed
Jueves 30 de de junio de 2016

traducción Fernando Moyano

En teoría, es progresivo que Gran Bretaña salga de la Unión Europea a través del referéndum celebrado el 23 de junio de 2016. Pero la campaña del Brexit - el nombre desafortunado dado al proceso político - fue, desde el primer momento, disputada en los terrenos de la xenofobia y el racismo. Por otra parte, lo que ha ocurrido en Gran Bretaña en la campaña Leave, al ganar, sólo ha demostrado la facilidad con que la cáscara de civismo y convivencia se puede pelar, para revelar la virulencia del racismo y la xenofobia en plena ebullición bajo la piel de la vida social británica.

Gran Bretaña nunca fue parte de la zona Euro. Por lo tanto, las amplias medidas de austeridad que puesto en marcha el gobierno conservador / liberal-demócrata de coalición de 2010-2015, y que el gobierno conservador de 2015 incrementó, fueron hechas por cuenta propia. Es decir, las medidas de austeridad que emanan de los estados más poderosos económicamente de la UE - Alemania y Francia - y son impuestas desde arriba afectando las economías de países como Grecia y Portugal, estaban presentes en cada  mente británica progresista antes del referéndum de la UE. Es posible ser un miembro de la UE y no formar parte de la esfera monetaria de la zona euro - como es el caso del Reino Unido, junto con Bulgaria, Croacia, República Checa, Dinamarca, Hungría, Polonia, Rumania y Suecia.

La propia UE es un mecanismo burocrático masivo, una máquina institucional y un aparato ideológico ideado para facilitar la circulación de capitales, bienes, servicios y personas a través de sus fronteras internas. El libre - o relativamente libre -  movimiento de bienes y capitales sin barreras de aranceles o de protección se ha traducido en una mayor consolidación del poder de los grandes empresarios en Europa, así como el crecimiento sin restricciones y ni protección institucional del sector financiero y bancario. Los cuerpos legales de la UE legislan sobre esto o regulan algunos de estos tratados de libre comercio, pero por lo general deciden a favor de las grandes empresas antes que de los sindicatos.

El "Imperio del libre comercio" de la UE ha sido el blanco de la ira tanto de la derecha como de la izquierda; la derecha está indignada por las regulaciones vistas como un obstáculo para las empresas (especialmente las regulaciones del medio ambiente, la salud y la seguridad, así como la carta de derechos humanos) y la izquierda está indignada por la falta de responsabilidad de los funcionarios de la UE y su postura rígida neoliberal. Este poder no democrático ejercido por los eurócratas distantes es la base plausible de una crítica progresiva de la institución.

Pero lo que ha distinguido al pacto de libre comercio de la UE de otros acuerdos de libre comercio - en particular el Tratado de Libre Comercio de América del Norte - es el movimiento relativamente sin restricciones de personas a través de las fronteras europeas internas en busca de trabajo o residencia en cualquier lado de la Unión. Y es que esta libre circulación de las personas ha sido blanco  de una gran xenofobia supurante en el corazón de la sociedad británica.

La insularidad de Gran Bretaña ha sido perforada a través de la historia en los momentos en que la necesidad de mano de obra migrante le ha ganado la partida a la aversión a  los extranjeros del Inglés Pequeño. Uno de esos momentos fue la era de la reconstrucción posterior a la Segunda Guerra Mundial, cuando el país devastado necesitaba gente para ayudar en la reconstrucción de la economía nacional (al igual que el resto de Europa). La importación de trabajadores procedentes de las colonias, seguido por la descolonización y la migración de los antiguos súbditos colonizados a la metrópoli desencadenó virulentas respuestas xenófobas y racistas en Gran Bretaña. Que las clases políticas británicas se hayan negado a tener en cuenta el legado de las colonias al país y de su firme negativa a reconocer el racismo entretejido en sus instituciones, sólo han agravado esta xenofobia y  racismo.

Esta xenofobia toma diferentes formas según el momento histórico, pero las políticas neoliberales a su vez han intensificado estos sentimientos. Los migrantes son culpados hoy por ocupar plazas en viviendas y escuelas, por ser una carga para el sistema de salud universal financiado con fondos públicos, y por el debilitamiento de la clase obrera. Se presta poca atención a cómo, comenzando con el neoliberalismo de tierra quemada de Margaret Thatcher, las políticas de privatización y austeridad - tanto durante la bonanza como el achique - han dado lugar a una degradación de la vida nacional, una disminución de la movilidad social y un aumento de la desigualdad en el Reino Unido.

En la década de 1990, bajo el gobierno del "Nuevo Laborismo" de Tony Blair, las políticas de Thatcher continuaron bajo nuevas formas: se financio el muy querido Servicio Nacional de Salud (NHS), pero a menudo a través de asociaciones público-privadas que, de hecho, cargan el NHS con grandes deudas y el desmoronamiento de las infraestructuras, mientras se enriquecieron los inversores privados y los gestores. En vez de preservar las escuelas no utilizados, se alentó a los ayuntamientos a vender esos edificios escolares en la década de 1990, y una vez más se benefician los promotores inmobiliarios que convirtieron estas hermosas estructuras victorianas en residencias de lujo, sin tener en cuenta al futuro necesidad aguda de edificios escolares. El desalojo de las viviendas sociales, que había sido uno de los pilares de la política de privatización de Thatcher, se vio exacerbada por una  construcción totalmente inadecuada de nuevas viviendas inaccesibles sin ningún esfuerzo por reemplazar el stock de viviendas sociales perdido bajo Thatcher.

La privatización de las deficientes infraestructuras ferroviarias nacionales, electricidad, teléfono y agua ha servido a la especulación de empresas privadas, mientras que las infraestructuras de transporte y de servicios públicos básicos se han deteriorado, y sus costos - en especial de desplazamiento - se han convertido en exorbitante. La sustitución de los puestos de trabajo fabril por trabajos de servicio, la destrucción de los sectores de la minería y transporte marítimo, y el debilitamiento de las protecciones sindicales industriales - sobre todo en sus sectores más militantes - también han tenido efectos perjudiciales masivos sobre vastas zonas industriales de Gran Bretaña.
Más de dos tercios de los votantes asiáticos, casi tres cuartas partes de los votantes negros y el 70% de los  autoidentificados musulmanes votaron por permanecer en la UE.

No es cuestión de que el Partido Tory Conservador (bajo su nombre oficial de  Conservador) es ostensiblemente un grupo de conservadurismo fiscal y social, y que el Laborista es un auto-declarado partido socialista (aunque sometido a la las políticas neoliberales bajo Tony Blair, el Nuevo Laborismo, se movió al centro al igual que muchos otros partidos socialdemócratas en Europa). En vista de la creciente descontento popular a esta degradación de la vida social en el Reino Unido, ha sido más fácil para los políticos de todo el espectro político desplazar la culpa de estas políticas a los migrantes vulnerables en lugar de reconocer el papel no sólo del Conservador Tory,  y por un tiempo sus socios liberales de la coalición Democrática, sino también del Partido Laborista en el logro de este giro de los acontecimientos. En este aspecto, han sido totalmente cómplices en complacer los sentimientos xenófobos con el fin de desviar la culpa de las políticas del New Labour.

Estas políticas de austeridad y los sentimientos anti-inmigrantes concomitantes se han producido en el contexto de la cada vez más intensa la histeria en torno a la cuestión del "terrorismo". Vivimos en un tiempo de legislaciones sobre la radicalización, en particular las leyes autoritarias absurdamente de "prevención", las prácticas de vigilancia no sólo de los musulmanes, sino también de "sospechosos" en lucha contra el terrorismo. Estas medidas del gobierno y en particular la legislación de Prevención, lo que hace que sea obligatorio para los maestros de escuelas y universidades espiar a sus estudiantes, y para cualquier funcionario público mirar síntomas de "radicalización" en particular entre los jóvenes musulmanes, han dado lugar a la penalización de comunidades enteras, y un aumento de la sensación de vulnerabilidad entre los ciudadanos y residentes británicos de origen musulmán.

Esta convergencia de la xenofobia contra los inmigrantes y el racismo islamófobo ahora se ha convertido en la característica más reconocible de la política en Gran Bretaña y han dado forma a las sucesivas campañas electorales. Las elecciones parlamentarias, especialmente desde 2010, a menudo han girado en torno a la cuestión de la migración. A pesar de que en las elecciones de 2015, la derecha anti-inmigración y el euroescéptico partido de Nigel Farage, Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), sólo consiguió una banca en el parlamento, no obstante recogió millones de votos y Farage logró definir el discurso en torno a la migración. Tanto es así, que tratando de ganarse a la base del UKIP, David Cameron, anunció el referéndum de la UE.

La elección de la alcaldía de Londres, realizado escasas ocho semanas antes del referéndum de la UE, fue otro ejemplo de esta vuelta ignominiosa. La campaña entre laborista Sadiq Khan, un musulmán liberal que se inclina hacia el Nuevo Laborismo, y los conservadores de Zac Goldsmith, hasta entonces, más conocido por su defensa del medio ambiente, mostró el grado en que incluso los miembros más ostensiblemente liberales del Partido Conservador apelarían al este tipo de racismo e islamofobia con el fin de ganar votos. Todo esto llegó a un punto con el referéndum, donde todos los otros temas se desvanecieron en el fondo y los sentimientos anti-migración y anti-musulmanes (el último de sin ninguna relación lógica con la UE) se convirtió en el eje central en torno al cual giró el referéndum.

Aunque el resultado no fue previsto, y aunque el final fue  bastante cerca (52%  Leave; 48% Remain), la victoria tomó por sorpresa aun a los votantes Leave.

El cliché más frecuente de análisis post-referéndum ha sido que el voto de salida debe ser leído como una "revuelta de la clase trabajadora." Dejando a un lado la suposición implícita de que esta rebelde clase trabajadora por definición debe ser de color blanco, las encuestas de de boca de urna en el referéndum en realidad indican que la caracterización "de clase obrera" de los votos Lave es incorrecta. Es cierto que un porcentaje mayor de votantes de clase obrera votó Leave, más de lo que lo hicieron los votantes de clase media y alta, 64% frente al 46%. Pero teniendo en cuenta la participación por clase, los números parecían diferentes. Como han mostrado los cálculos de Ben Pritchett (incluyendo sus  advertencias sobre los niveles de participación, incluyendo las anomalías) han mostrado, cifras mucho mayores de participación de las clases media y alta, en comparación con la clase obrera - 90% frente al 52% - significa que en números absolutos, es mucho más alto el número de votantes de clase media y alta (alrededor de 10 millones de votantes) que votó por salir de la UE frente a los de clase obrera (aproximadamente 7 millones de votantes), y muchos otros se abstuvieron de votar.

Las encuestas en boca de urnas de Lord Ashcroft mostraron que fueron los votantes piensan que el multiculturalismo, feminismo, liberación social, el movimiento ambiental y la inmigración son cosas de enfermos, los que votaron abrumadoramente para salir de la UE. Las mismas encuestas muestran que mientras que el 53% de los votantes que se describieron a sí mismos como blancos y el 58% de los que se describe a sí mismos como cristianos votó para salir de la UE, más de dos tercios de los votantes asiáticos, casi tres cuartas partes de los votantes negros y el 70% de los auto identificados musulmanes votaron para permanecer en la UE.

Sólo unas horas después de su victoria, los líderes euroescépticos ya habían dado marcha atrás en algunas de sus promesas más importantes. Nigel Farage dijo que nunca estuvo de acuerdo con la reivindicación - que fue estampada los costados los autobuses de campaña utilizada por los líderes euroescépticos - que los 350 millones de libras esterlinas semanales que se destinaban a la UE en realidad serían usados ??para financiar el Sistema de Salud. Una reivindicación más débil de Iain Duncan-Smith fue que sólo después de que fuesen reemplazados los subsidios agrícolas de la UE (a los bastiones conservadores) los fondos sobrantes se dividirían entre el Sistema de Salud y otras necesidades. La ironía, por supuesto, es que muchos de esos bastiones agrícolas habían recibido más subsidios de la UE que otros lugares en el Reino Unido.

Las afirmaciones de que las pesqueras británicas podrían beneficiarse de una desregulación posterior a la UE fueron también abandonadas. Incluso en materia de migración, tema que había jugado un papel tan decisivo en el referéndum, los líderes euroescépticos ya están dejando de lado  sus reivindicaciones. El retiro de esas promesas ha sido tan evidente que la campaña Leave simplemente ha borrado de la web el archivo de todos sus artículos de opinión y documentos.

Aún más sorprendente es cómo el bando Leave parece no haberse preparado en absoluto para una eventual salida. No hay certeza de cuándo - o incluso de si acaso- será invocado el Artículo 50 (una disposición del Tratado de Lisboa que permite la salida a los países miembros de la UE) poniendo en marcha dos años de negociaciones que permitirían a Gran Bretaña para desentrañar su legislaciones, acuerdos comerciales, procesos de migración y regulaciones de la UE.

Tal vez las consecuencias más preocupantes del referéndum, sin embargo, ha sido el aumento extraordinario en la violencia contra los migrantes y los ciudadanos británicos que no son blancos y residentes. Aunque muchos - si no la mayoría - de los que votaron por Leave no lo hicieron por razones xenófobas o racistas, el voto parece haber legitimado una extraordinaria explosión de este tipo de ataques contra los migrantes - especialmente los de Polonia- y los que no sean ciudadanos blancos británicos.

Hay muy poco que promete una reducción de este tipo racismo. Las consecuencias económicas inmediatas de los votos Leave sólo exacerbará la sensación de incertidumbre económica, que puede dar lugar a una recesión. El debilitamiento de la libra conducirá inevitablemente a un aumento en el precio de las importaciones (que se ve agravada por la aplicación de las tarifas una vez que el Reino Unido deje la UE). Las pérdidas masivas en el mercado de valores han golpeado sobre las pensiones, dando aún más exclusas a los proveedores de pensiones estatales y privadas para la reducción de lo que queda para los jubilados. La degradación de la capacidad del Reino Unido de pedir prestado según las agencias de calificación dará lugar a mayores costos de endeudamiento para el gobierno del Reino Unido, y un crecimiento del déficit, que por supuesto proporciona una excusa para nuevas medidas de austeridad y aumento de impuestos (que los gobiernos conservadores, por supuesto, no impondrán a las corporaciones o los contribuyentes más ricos). La revocación de las protecciones para los trabajadores migrantes de la UE significa que mientras que el Reino Unido seguirá recibiendo migración desde los países de la UE, estos trabajadores no serán protegidos de los peores estragos de los empleadores sin escrúpulos. Tal como los trabajos del académico Roland Erne han mostrado, esta degradación de los derechos de los trabajadores migrantes sólo acelerará la carrera hacia abajo de todos los trabajadores, tanto de migrantes como británicos. Tampoco la política parlamentaria en Inglaterra proporcionará un respiro.

Desde ya, los políticos de Escocia e Irlanda del Norte (los cuales votaron ambos abrumadoramente por permanecer en la UE) están hablando de un segundo referéndum, respectivamente sobre la independencia y la reunificación de Irlanda, con el fin de permanecer en la UE. En lo que quede si esa fragmentación se produjese, habría  probablemente un gobierno Tory mucho fortalecido y una Partido Laborista con más dificultades.

En una recesión que se avecina, con la desigualdad intensificada, aumento de la pobreza y la movilidad social estancada, bajo un gobierno conservador sin políticas sociales igualitarias, con racismo y xenofobia, populismo de derecha, ideologías ultranacionalistas, incluso el fascismo encontrará un suelo fértil. Los ataques racistas y xenófobos terribles de la última semana serán seguidos por los "ríos de sangre" de racismo de antaño. En un discurso de 1968 ahora notorio, el diputado conservador Enoch Powell prometió ríos de sangre a un país en el que la migración ha llevado a que "el hombre Negro tenga el látigo  sobre el hombre blanco". El UKIP de Nigel Farage nunca ha ocultado su admiración por Enoch Powell, e incluso los puntos de vista anti-inmigrante de muchos en el Partido Conservador están influenciados por Powell.

La larga y brutal historia de colonialismo británico y el imperio se encuentra en el corazón de la insularidad británica y el racismo. Las raíces profundas de este racismo probablemente influirán en la política de mañana, como ya lo ha hecho hoy. Para contrarrestar este futuro sombrío, es necesaria la movilización de masas - y cualquier forma de movilización de masas progresiva tendrá que reconocer que la política de clase siempre se articula con una política antirracista. Ajustar cuentas con el racismo y la xenofobia de Gran Bretaña de largo plazo, es el primer paso necesario en dicha movilización.

[Laleh Khalili enseña ciencias políticas en SOAS, Universidad de Londres]

 

El terremoto Brexit trae muchas rupturas


Radhika Desai, "Op-ed" en Winnipeg Free Press, 30 de Junio de 2016

Traducción fernando Moyano

La votación del Brexit fue un terremoto político trascendental y los movimientos sísmicos que provocó que hayan estado gestándose durante largo  tiempo. Se han roto tantas estructuras políticas -de décadas y hasta siglos de antigüedad, nacionales e internacionales-, y tan profundamente, que podría pasar décadas antes que el daño pueda ser totalmente reparado. Revela la fragilidad de Gran Bretaña, de Occidente, de la política y las estructuras económicas creadas en tres décadas y media de neoliberalismo y austeridad.

El loable cosmopolitismo del "Remain" y el anti-racismo se mezclaron trágicamente con la ceguera de a qué velocidad y en qué medida la anterior Europa socialdemócrata se había convertido en neoliberal. La entrada en escena del "Leave" es la última revuelta popular contra el neoliberalismo y la austeridad, como la de los griegos y los habitantes de Donbass en 2014. A pesar de que toda la clase política dio su respaldo al "Remain" con recursos financieros y medios de comunicación  -incluso con el líder laborista euroescéptico Jeremy Corby instó "quedarse y la reformar"- el electorado inglés y galés votaron de manera decisiva por Brexit.

Aunque el líder del Partido de la Independencia Nigel Farage y el líder Tory Boris Johnson hicieron apelaciones racistas y ha habido un aumento de la violencia racista desde la votación Brexit, la mayoría de "Brexiteers" no son racistas. Estaban rechazando la UE como el ejecutor no electo del neoliberalismo. La falta infame de democracia de la UE es necesaria para imponer el neoliberalismo sobre las poblaciones inclinadas a la social-democracia. La campaña Leave, en gran medida de derecha, era consciente de ello, afirmando falsamente, por ejemplo, que serán redireccionados millones de libras de la UE al Servicio Nacional de Salud.

El Brexit ha revelado profundas contradicciones en los dos grandes partidos. Fueron de décadas de caída en la votación del Partido Conservador, más recientemente sangrado a su extrema derecha por el Partido por la Independencia del Reino Unido, lo que llevó el primer ministro David Cameron a prometer tan a la ligera este malogrado referéndum, sin pensar que arrastraría a todo el país a una división y un referéndum solamente para resolver un problema de política interna del partido. Que sólo se ha vuelto más agudo: a los conservadores ahora les resultará aún más difícil funcionar como partido y al mismo tiempo conservar apoyo como para ganar las elecciones.

El Brexit también ha abierto una brecha fundamental en el Laborismo. Los partidos socialistas o socialdemócratas han sido siempre partidarios de las alianzas entre la clase trabajadora manual y el elemento profesional e intelectual, lo que ya los fabianos, en forma pintoresca, llamaban "cerebros y números." Nunca fue fácil. Los socialdemócratas se separaron de los Laboristas en 1981, esta brecha se ha profundizado por la desigualdad neoliberal. En el "Nuevo Laborismo" los sectores de profesionales dominan el grupo parlamentario, mientras que Jeremy Corbyn fue electo líder con el apoyo masivo de los sindicatos y la base de trabajadores. Esta semana los parlamentarios del partido en el parlamento intentaron lo que el ex líder del Partido Nacional Escocés, Alex Salmond, denominó como un "golpe de desagrado" en contra de Corbyn. Si Corbyn gana, como bien podría, las elecciones que serán amargamente disputadas, el Laborismo enfrentará una división más profunda.

Brexit también ha desunido al Reino. Los escoceses votaron Remain El SNP está anunciando otro referéndum sobre la independencia de Escocia, su líder Nicola Sturgeon fue a Bruselas para discutir continuidad de Escocia como miembro de la UE. Irlanda del Norte también votó a favor de Remain y el Sinn Fein ahora desea reabrir la cuestión de la unificación de Irlanda.

La canciller alemana Angela Merkel y otros líderes de la UE, conscientes del peligroso precedente de ejemplo Brexit, deben ahora imponer fuertes sanciones contra Gran Bretaña -aunque esto también perjudicará a los intereses que dominan la UE- simplemente para evitar que otros países hagan lo mismo. Queda por ver si se pueden aplicar estas sanciones y si van a tener el efecto disuasorio deseado.

A nivel internacional, Gran Bretaña era la puerta de entrada a la UE de los EE.UU. y muchos otros países. Ahora, las empresas extranjeras que invierten en Gran Bretaña para acceder a los mercados de la UE tendrán que reconsiderar sus estrategias. La ciudad de Londres, el sector financiero que domina la economía luego de la desindustrialización del Reino Unido ha sufrido el golpe más fuerte. Ya estaba deprimido luego de la guerra del negocio de los eurodólares en la década de 1970. El primer acto de la primera ministra Margaret Thatcher en el cargo fue suprimir  los controles de capital y a ello siguió la desregulación financiera. Ahora Londres es el Robin del Batman Nueva York en el sistema financiero y monetario internacional en dólares, beneficiándose de sus vastas inflaciones de activos y flujos de capital internacional que apuntalaron la demanda y el valor del dólar.

Pero después del derrumbe de 2008, los flujos internacionales de capital no se recuperaron y Londres se hizo más dependiente de las transacciones nominados en euros. Su búsqueda de alternativas comerciales le ha llevado incluso a ingresar al  Banco Asiático de Inversión en Infraestructura de China pese a las objeciones dichas fuerte y claro por el Presidente EE.UU. Barack Obama. El Brexit no sólo pone en peligro los negocios nominados en euros, sino también los negocios chinos: la adhesión a la UE era parte del atractivo de Londres para China.

¿Quién sabía, cuando Cameron precipitadamente prometió este referéndum, que cambiaría el juego en tantos niveles políticos y geopolíticos?

[Radhika Desai es profesora de estudios políticos y directora del Grupo de Investigación Economía Geopolítica en la Universidad de Manitoba. Es un consultora del grupo editor de Nueva Guerra Fría: Ucrania y más allá. La prensa libre de Winnipeg es el principal diario en Winnipeg, Canadá].

Ante el auge de las ideas reaccionarias, la Brexit, la crisis de la Europa capitalista, una política internacionalista

Publicado en "Democratie Révolutionnaire", órgano del NPA francés (Nuevo Partido Anticapitalista)

Traducción fernando Moyano

Sería ilusorio, ciego y peligroso ver en la victoria de "Leave" algo positivo para los trabajadores y las clases populares. 

Que sea un golpe a Cameron y a los líderes de la UE como Merkel u Holande no altera el hecho de que es sobre todo un éxito para las ideas reaccionarias, una victoria de la extrema derecha. Marine Le Pen no se ha engañado, eufórica de alegría por el anuncio de los resultados.

El primer ministro conservador David Cameron, quien hizo campaña por el "REMAIN", golpeado, anunció inmediatamente su dimisión. Había prometido este referéndum antes de las últimas elecciones parlamentarias bajo la presión xenófoba del UKIP apostando a ganar la votación. Uno de sus principales argumentos a favor de la "REMAIN" era que había conseguido de la Unión Europea en febrero un acuerdo para establecer excepciones a la ley que impone las mismas prestaciones sociales a los trabajadores extranjeros europeos que a los ciudadanos del Reino Unido.

Es decir, cómo la campaña estaba bajo el signo de los temores relacionados hacia la inmigración, se han desarrollado grandes discursos demagógicos por ambos lados.

Observadores y analistas señalaron que la mayoría de votos del Brexit provienen de lugares tradicionalmente de trabajadores, pero de las áreas afectadas por la desindustrialización. Somos testigos del mismo fenómeno en Francia del Norte, Paso de Calais, Picardía. El voto del FN ha aumentado de forma espectacular. En Inglaterra, éstas son áreas donde hay pocos inmigrantes, pero donde a menudo que se desarrolla el mayor miedo al extranjero. Suena paradójico, pero olvidar los miedos y fantasías xenófobos es alimentar a los demagogos que extraen su fuerza de la ignorancia.

Sí, el deterioro social dramático causado por las políticas de austeridad de las clases dominantes, combinados con la falta de perspectiva de parte del movimiento obrero ha llevado a algunos trabajadores al "Leave" subyugados por la demagogia de extrema derecha contraponiendo trabajadores nacionales a trabajadores extranjeros, por el sueño de un retorno a la grandeza nacional, de una Gran Bretaña en su momento de gloria y poder mundial a la cabeza de sus colonias.

Todas las fuerzas más reaccionarias festejaron de inmediato los resultados de la consulta. "El acontecimiento más importante desde la caída del muro de Berlín”, exclamó Le Pen, que inmediatamente renovó su petición de un referéndum similar en Francia. "Hurra por los británicos! Ahora, es nuestro turno. Es hora de un referéndum holandés!", fue también la bienvenida a Geert Wilders, líder del Partido de la Libertad holandés de extrema derecha.

Todas estas fuerzas de múltiple descontento y revuelta provocada por las consecuencias de la crisis capitalista y las políticas anti-laborales de los gobiernos de derecha e izquierda, que salen a atacar a los extranjeros y presumir de su país, soberanía y orgullo nacional, el capitalismo de cosecha propia, pequeñas y medianas empresas... con el objetivo de ganar poder, están al servicio de los intereses de los grandes grupos del capital.

El soberanismo, ya sea derecha o izquierda, es una trampa.

La Unión Europea no es una protección para los trabajadores y el pueblo, es un instrumento que permite a los gobiernos europeos coordinar sus ataques contra los derechos sociales en Alemania, Francia, Gran Bretaña, etc., y atacar con sus mejores armas en el contexto de la globalización capitalista. Lejos de satisfacer las necesidades de los pueblos, es una mera zona de libre comercio con sujeción a las rivalidades nacionales, que ahora alimentadas por la crisis y el descontento creciente, está ante amenaza de explosión.

Es un instrumento de las clases propietarias, en primer lugar de las burguesías más poderosas. Sus órganos, Comisión Europea y Banco Central Europeo intervienen al lado del FMI en una "troika" que la gente odia porque exige la devolución de la deuda e impone ajustes estructurales para reducir el gasto público que no beneficie a los capitalistas sino  a la población. Los trabajadores griegos no se equivocan, los que enfrentaron a su propio gobierno y a las autoridades europeas. Pero el gobierno Tsipras se inclinó ante la propiedad capitalista y los bancos, ante la Unión Europea, junto con la burguesía griega y su estado. Las lecciones de este episodio no es la necesidad de tener un "Plan B", un plan de salida de la UE, sino la necesidad, sobre todo, de movilizar a los propios trabajadores para terminar con la austeridad, expropiar a los bancos y compañías financieras, cancelar el pago de la deuda, y la cuestión de la conquista del poder, la democracia.

La salida del euro, como plantean los separatistas, desarma a los obreros, los encierra en una trampa.

El soberanismo Mélenchon, chovinista y patriotero, está en línea con esta política "Esto da una lección a toda Europa, lo que dijo el Brexit es: o cambiamos o la dejamos. Hay que tener un Plan B. Alemania debe dejar de decir lo que es bueno o no bueno para los otros. Debe ser Francia quien formule propuestas. Todavía no es extravagante aspirar a vivir la vida trabajando y que se nos page con dignidad, ser cuidado y educado. Todo esto es un desafío para la Unión Europea"-. La burguesía francesa, su Estado, sus gobiernos, incluyendo el Mélenchon que fue ministro, ¿no participaron en este reto? Es una farsa para pretender lo contrario!

Los revolucionarios no tienen que discutir interminablemente entre una política de "en  o fuera", llamada de izquierda. El en o fuera permanecen dentro del marco impuesto por las instituciones burguesas, mientras que nuestra preocupación debe ser la formulación de una política de clase, independiente, internacionalista lejos de la trampa de dejar el euro o la Unión Europea.

Cuando la victoria de Brexit demuestra la incapacidad de las burguesías y sus estados por superar sus rivalidades y la defensa de sus privilegios nacionales, la clase obrera tiene que  afirmarse como la única clase capaz de construir una sociedad democrática, necesariamente socialista.

Habrá ahora meses de discusiones y tensiones sobre el ritmo de salida de Gran Bretaña de la UE y discusiones para redefinir las relaciones entre ellos, el impacto sobre la posible independencia de Escocia y la reunificación Irlanda, además de las consecuencias de la crisis económica y la deuda, así como la afluencia de los migrantes y refugiados en los países europeos. Es en torno a estos temas que se definirán, en las siguientes semanas y meses las diferentes fuerzas políticas.

Nuestro punto de partida es muy simple: los trabajadores tienen los mismos intereses a través de fronteras e intereses incompatibles con los capitalistas de su propio país. Dirigir la lucha, un movimiento para desarrollar todo su potencial requiere política, la conciencia emancipada de prejuicios nacionalistas, instrumento ideológico de la dominación burguesa en cuyo nombre se pretende implicar a las organizaciones de trabajadores al "diálogo social”.

En nuestras luchas, tenemos que mirar a nivel europeo. Atacado de la misma manera por todos los gobiernos, los trabajadores se beneficiarían de la unión de sus fuerzas. Esto es lo que hace que los activistas belgas y del norte de Francia manifestase juntos en Lille en los últimos días. Pero este es un gesto simbólico, el movimiento obrero está muy atrasado respecto de ese ejemplo avanzado.

No hay ruptura con las políticas de austeridad desafiando el poder de las multinacionales, que pueda quedar encerrado en las fronteras nacionales. La intervención de la clase trabajadora debe exigir a las instituciones nacionales, el Estado y las instituciones europeas, para poner en el mismo movimiento la cuestión de otra Europa.

Estamos a favor de la apertura de fronteras, la libertad de circulación y residencia de todos, lo cual es incompatible con cualquier repliegue nacional. Estas consignas democráticas son inseparables de un programa de emergencia anticapitalista y revolucionario. Por trabajo, salario digno y vivienda para todos, hay que imponer una prohibición de despidos, la distribución del trabajo entre todos, aumento salarial con un mínimo no debe ser inferior a 1.700 euros netos. El cumplimiento de estas necesidades básicas exige la cancelación de la deuda pública, la expropiación del sector bancario y financiero, la creación de un monopolio público de crédito, control de los trabajadores y del público en las grandes cuentas corporativas y el Estado. Sólo un poder de los trabajadores, un gobierno nacido de las luchas y movilizaciones de delegados elegibles y revocables, que ganen un salario como el promedio actual será capaz de garantizar estas medidas.

Ese gobierno debe tener una política de respecto a los otros sectores de trabajadores, "pequeños" jefes artesanos o agricultores, estrangulados por la deuda y sujetos a la dictadura de los fideicomisos de alimentos.

Se dirigirá a otros pueblos de Europa para ofrecerles construir juntos una Europa de la democracia y la paz, y elegir la forma que desean cooperar.

Las burguesías de los países europeos han tomado la iniciativa de integración europea para hacer frente a la competencia de las burguesías de otros continentes sin poder ir más allá de un mercado único y una moneda común, pero sin un estado, porque son impotentes debido a que no quieren abandonar sus privilegios nacionales. Es por eso que su Europa es anti-democrática, al servicio de una pequeña minoría de los intereses de los que conducen las políticas de austeridad y regresión social.

Son incapaces de resolver la contradicción entre la expansión incesante de las relaciones económicas y humanas, la creciente socialización de la producción y el mantenimiento de las fronteras nacionales.

Es esta una Europa anticapitalista y revolucionaria, de los Estados Unidos Socialistas de Europa, una Europa de los trabajadores y de los pueblos. Es no es una mera proclama, es la urgencia de inscribir nuestra política en esta preocupación y trabajar hacia la consolidación de anticapitalista y revolucionaria a nivel europeo, como lo hace NPA desde su inicio.

Galia Trépère

- postaporteña 1627 - 2016-07-02 14:26:29
postaporteñ@_______________________________

Las elecciones del 26 de junio en España: reflexión para un análisis

“…la izquierda no ha desarrollado todavía una teoría social clara que explique la prolongada resistencia del sistema social existente en el mundo o que indique claramente qué hay que hacer para transformarlo.”/1                                                                         Immanuel Wallerstein.

A Diego Cañamero Valle, cuyo ejemplo constituye una fuente inagotable de inspiración para todos aquellos antisistemas y anticapitalistas.

Rodolfo Crespo (rodohc21@gmail.com)

Seis meses después de haber celebrado las elecciones ordinarias que la democracia representativa burguesa “obsequia” cada 4 años, el reino de España tuvo que repetir nuevamente la contienda electoral. No es que no haya habido gobierno, lo había y fuerte. En el medio año transcurrido hasta el 26 de junio de 2016 en que la burguesía española, a través de sus medios de comunicación, nos repetía insaciablemente que no había gobierno (un gobierno burgués, con al menos cierta pantalla de legitimidad salida de las urnas) se mantuvieron los desalojos de fincas ocupadas por jornaleros sin tierra, se siguieron desahuciando a los seres humanos de sus casas, continuaron reprimiendo a los que se acercan a nuestras fronteras huyendo del caos capitalista, prosiguieron libres y/o liberando a los banqueros, empresarios corruptos y políticos mafiosos; entonces sí había gobierno, pero sí bien había gobierno, y además robusto, que a cada paso se encargaba de demostrarlo con sus acciones, la legitimidad y estabilidad institucional, tan necesaria para el libre desenvolvimiento de los negocios, se ha visto amenazada.

La oligarquía financiera española ha visto como, con la irrupción de PODEMOS, el conocido como régimen del 78, que no ha sido otra cosa que la continuación por otros medios, de su control del poder posterior a Franco se ha visto prácticamente quebrado y sin posibilidades de reinstaurarlo.

Pero, ¿por qué se le ha hecho tan difícil a la burguesía española la recomposición del gobierno, al estilo de cómo lleva haciéndolo cada vez  que en las últimas tres décadas se producen elecciones?

La burguesía española ha podido gobernar en los últimos treinta y pico de años (el llamado periodo post franquista) a través de dos formas: bien con mayoría absoluta (donde se ha mostrado groseramente omnipotente), o bien aliándose a un sector de la burguesía de la periferia (geográfica, no económica) de la península, básicamente vasca o catalana, la que si bien es nacionalista también es de su mismo signo ideológico. Pero hoy en día ambas puertas, que han funcionado durante décadas sin problemas, se le han cerrado. Por un lado, la crisis económica que estalló en 2008, con la subsecuente agravación de las irresolubles contradicciones económicas, ha exacerbado  el nacionalismo periférico, antes socio opcional de gobierno, que ahora a toda costa (cuestión de vida o muerte para él) quiere independizarse del reino español, hecho que hace imposible dicha opción; y por otro lado, la llegada de PODEMOS y sus aliados al parlamento español ocupando 71 de las 350 plazas hace irrealizable la primera alternativa.

Así es que, bloqueadas las dos posibilidades de gobierno por pate de la burguesía española, hemos llegado otra vez a unas nuevas elecciones el 26 de junio de 2016 en que, por primera vez, dos amplios sectores de la izquierda (PODEMOS e Izquierda Unida) se unen para hacer frente al bando burgués del Partido Popular  (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

¿Qué ocurrió? En principio se repitió la situación de diciembre de 2015: bloqueo para formar una institucionalidad burguesa fuerte ya que, ninguno de los dos partidos sistémicos fuertes del establishment (PP-PSOE), logra mayoría suficiente para formar gobierno ni encuentra los aliados afines necesarios para ello.

¿Cuál es entonces, la única salida que tiene la burguesía española para seguir detentando el poder de forma efectiva, como lo ha venido ejerciendo desde 1978?

Pues unirse en bloque con un gobierno conjunto PP-PSOE, algo inédito y a lo que no ha tenido necesidad de recurrir nunca, pero con ello corre un grave riesgo que es desechar el mantra, engañoso y obnubilador a todas luces, de presentar la alternancia de gobiernos del PP y del PSOE, como dos opciones político económicas contrapuestas, contradictorias y distintas, cuando en realidad son lo mismo, dos caras de la misma moneda, una táctica que ha permitido al capital el control y apaciguamiento  de las masas, ante los excesos explotadores, durante los últimos 200 años a nivel sistémico.

La unión PP-PSOE, o la simple abstención del segundo a favor del primero, que en la práctica es lo mismo, dejaría al capitalismo español sin la coraza protectora que ha defendido al sistema en la península durante casi cuatro décadas, ocultando ante la ciudadanía el hecho de que ambos partidos, y no solo uno de ellos, han aplicado (unas veces más velada, otras menos) similares recetas neoliberales, muy a tono con la actual etapa de desarrollo del sistema-mundo capitalista.

Finalmente, qué ocurrió en las elecciones del 26 de junio 2016 en el reino de España:

Nosotros no creemos, como algunos ya han dicho, que tras éstas elecciones se haya producido una derechización de la población española peninsular y de Islas. El PP sólo aumentó el número de votos un 9.5% (en total 690 433 votos más) que, si tomamos en cuenta que la bajada en votos de la otra cara del PP, el partido Cs (Ciudadanos) ha sido de 376 772 votos menos, el añadido neto de votantes del PP en estas elecciones de junio de 2016, en relación a las de diciembre de 2015, ha sido sólo de 313 661 votos que, en un techo electoral que ya tenía la derecha nacionalista española de 10 716 293 (suma de los votos obtenidos por PP y Cs en diciembre de 2015) no hay porque alarmarse  de una supuesta derechización o fascistización de las bases de los dos partidos ultraconservadores españoles, más allá de la existente hoy en día. Pero ello no niega, el hecho objetivo, de que la población española (y por extensión europea) sea mayoritariamente conservadora, lo que en política conceptualizamos como de centroderecha, por otra parte lógico, ya que España está ubicada en la zona central de la economía-mundo capitalista.

¿Y entre la izquierda qué pasó el 26 de junio?, porque se decía que la coalición PODEMOS-Izquierda Unida, bautizada con el acertado nombre de Unidos Podemos, adelantaría al PSOE, e incluso que podía superar, si no en número de escaños, si en número de votos al PP. Pablo Iglesias ha llegado a afirmar esto: “Los que simpatizan con mi partido no fueron a las urnas porque ya se veían como ganadores o tuvieron miedo a lo nuevo” /2 ¿en realidad se cree lo que está diciendo?, lo cierto es que es asombroso y hasta una ofensa escuchar que los que votaron a PODEMOS en diciembre de 2015 y no lo hicieron ahora el 26 de junio de 2016 es porque son unos COBARDES.

Unidos Podemos consiguió repetir el mismo número de parlamentarios electos (71 en ambas elecciones) que consiguió por separado PODEMOS y sus aliados (69) e Izquierda Unida (2) en las generales de 2015, aunque se ha dejado por el camino 1 062 822 votantes entre el 20 de diciembre de 2015 y el 26 de junio de 2016, que si no hubiese sido por la unión de las dos formaciones de izquierda habrían obtenido seguramente menos diputados.

¿Por qué lo que parecía un votante fidelizado (por el elevado sentido ético e ideológico que imprime a su voto todo simpatizante de izquierda) ha dejado de votarle en tan sólo seis meses?, ¿qué es lo que ha pasado máxime si aún no ha gobernado, y en las grandes ciudades y ayuntamientos donde lo hace, coaligado con otras formaciones políticas desde mayo de 2015, no detenta poder económico ni decisorio en esa materia como para ser culpado de algo?

En primer lugar, aunque la unión de PODEMOS e Izquierda Unida de cara a las elecciones del 26 de junio es una decisión acertada y que compartimos, hay un votante de PODEMOS que nunca votaría a Izquierda Unida, porque de lo contrario lo hubiese hecho desde antes y no lo hacía. Un ejemplo de ello es que en las elecciones generales de 2011, en medio de la crisis económica, a Izquierda Unida solo le votaron 1 686 040 ciudadanos, mientras a PODEMOS  y lo que se ha dado en llamar a sus aliados “las mareas”, llegaron a votarle en diciembre de 2015,  5 189 423 ciudadanos, y nos consta que algunos que en 2011 votaron a IU en citas posteriores se pasaron definitivamente  a PODEMOS. Y por otra parte, hay un votante de Izquierda Unida que jamás votaría a PODEMOS, ¿o es que aquellas palabras de Cayo Lara admitiendo “que le costará votar a Unidos Podemos”/3 no han tenido ningún efecto sobre un ciudadano doctrinario como el votante de Izquierda Unida?

Como quiera que sea ¡magníficas palabras! de un miembro del Partido Comunista de España en su discurso de despedida al frente de la coordinación general de Izquierda Unida. La dirección de PODEMOS tampoco se ha quedado callada, es conocida la frase de aritmética matemática de Iñigo Errejón, el otro profesor universitario número dos en la dirección de PODEMOS, en relación a la unión de su organización con Izquierda Unida de que “hay sumas que restan”. No queremos darle razón pero lo cierto es que se ha cumplido el vaticinio.

En segundo lugar, el discurso de PODEMOS sobre determinadas cuestiones es ambiguo, lo que lo asemeja (cuando por el contrario tendría que diferenciarlo) de los partidos políticos burgueses tradicionales, que esconden los pensamientos tras las palabras. Como su discurso sirve para una cosa y también a veces para su contrario, quien le vota pensando hoy que es una cosa, mañana puede dejar de hacerlo porque dice en otra parte, ante otras circunstancias, diferente perfil de personas y distinto auditorio que es otra. No estamos criticando que esta línea política sea buena o mala (que no es de lo que tratamos aquí) lo que si afirmamos es que puede explicar el origen del vaivén de una parte del electorado, además de que las oscilaciones en política nunca han sido buenas fidelizadoras de votantes.

En tercer lugar, PODEMOS al contrario de Izquierda Unida tiene un amplio electorado con profundas raíces independentistas en la periferia peninsular: Cataluña, Valencia, Galicia y País Vasco; sin esas “mareas” como se la dado en llamar, PODEMOS no tendría la fuerza y repercusión que tiene. De los 69 escaños logrados en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, 27 se deben al éxito de las coaliciones territoriales, los acuerdos alcanzados para concurrir en alianzas en tres territorios (En Comú Podem en Cataluña (12 diputados, 24.7 % del voto válido emitido en dicha región); PODEMOS-En Marea-Anova-EU en Galicia (6 diputados, 25 % del voto) y PODEMOS-Compromís-Es el moment en la Comunidad Valenciana en Valencia con 9 diputados y también el 25 % del voto en dicha comunidad) es lo que ha impulsado a Pablo Iglesias, sin dejar de mencionar los 5 diputados que representaron el 26 % del voto en el País Vasco.

Sin embargo, ese lado fuerte de PODEMOS es lo que a su vez lo hace débil, ya que el electorado de PODEMOS en la España profunda y central con su núcleo en ambas Castillas, Madrid, Andalucía, Extremadura, Aragón y no sólo éstas /4 no es partidario del desgajamiento de ninguna parte de lo que consideran la nación española; por tanto, el derecho a decidir su destino de los pueblos que forman parte del reino de España, que PODEMOS enarbola en Barcelona,  no genera aplausos ni capta adeptos en Madrid, Zaragoza o Badajoz; un problema estructural de la izquierda española que nadie ha podido resolver de forma íntegra, PODEMOS tampoco, porque se torna sencillamente irresoluble

Ha sido una cuestión histórica que se arrastra, vale recordar que la primera república española de 1873 negaba la independencia, por la que justamente ya llevaban luchando 5 años a los independentistas cubanos, y conocida es aquella pregunta (acaso todavía no resuelta o ignorada por los historiadores españoles, incluso de izquierda) que un joven cubano, llegado como presidiario desterrado hizo circular, tan pronto arribó a Madrid en 1873, en un folleto titulado  La República española ante la Revolución cubana, allí inquiría: “Y si Cuba proclama su independencia por el mismo derecho que se proclama la República, ¿cómo ha de negar la República a Cuba su derecho de ser libre, que es el mismo que ella usó para serlo? ¿Cómo ha de negarse a sí misma la República?/5

Una parte no desdeñable del electorado de izquierda de la España española (redundancia intencional), antes que de izquierda se siente español, priorizará lo segundo a lo primero, también en las urnas, sino votándole a los partidos españoles de ámbito nacional (PP-PSOE y Cs, los que sí son nacionalistas españoles a ultranza)  al menos no otorgando el voto a alguien que puede proveer las circunstancias para que algunos territorios se independicen de España.

¿Es es esto sólo una hipótesis de la pérdida de más de un millón de votos de Unidos Podemos o un argumento serio a tener en cuenta?

¿Cómo explicar que en una Comunidad autónoma como Madrid, Unidos Podemos pierda 23% del voto en sólo seis meses; y en Aragón y Murcia un 24%, Extremadura un 22% o Castilla la Mancha 20%, mientras en el País Vasco sólo pierde el 5,4%, o en Cataluña el 8,6% del electorado que le votó en diciembre de 2015? Y no puede decirse que fue debido a la abstención ya que la misma fue menor en aquellos territorios donde PODEMOS mermó más en por ciento de voto (¡y eso que dicen que la abstención perjudica a la izquierda!, parece que esta vez no se cumplió el viejo apotegma). Para que se tenga una idea: la abstención en Cataluña fue del 34,3% y en País Vasco 32,5%, muy por encima del media de España (30%), y desde luego, mucho mayor que Madrid con sólo un 25 % de abstención, Castilla la Mancha 27%, Aragón y Murcia 28% y Extremadura 29,5%.

¿No será que en la España “española” el sentimiento nacionalista español del electorado de izquierda temía que dándole el voto a Unidos Podemos, se podía poner en riesgo la unidad de la “madre patria” y con ello poner en riesgo el sistema de seguridad social y de pensiones español?, ¿No saben que el riesgo de las pensiones en España (en déficit a partir de 2019) no proviene de los que se quieren separar de la misma, sino de la ineficacia y falta de competitividad del capitalismo español, de la misma forma que el periodo de decadencia posterior a 1898 no se debió a la pérdida de las más rentable de las colonias españolas en América, sino al carácter rentista y parasitario de la nobleza y los reyes españoles?

¿Alguien recuerda lo que antes de las elecciones del 20 de diciembre de 2015 Pablo Iglesias decía en relación a la independencia de Cataluña y un posible referendo sobre la misma? Decía esto el 7 mayo de 2015 (siete meses antes de las elecciones) en entrevista a RAC1 de Cataluña: “el derecho a decidir depende de los catalanes, pero en el marco de la legalidad actual no es posible que sólo dependa de ellos”/6?, ¿No decía Iglesias, con el leve matiz de que “el derecho a decidir depende de los catalanes”, lo mismo que decían (y dicen) los partidos del régimen (PP-PSOE y Cs)?

Cómo no es posible recordar aquellas palabras de Pablo Iglesias previas a las elecciones del 27 de septiembre de 2015 al parlamento de Cataluña, de que “yo no quiero que Cataluña se vaya de España”. ¿Podría algún votante nacionalista español de izquierda sentirse más seguro en relación a la independencia de Cataluña que con estas determinantes y categóricas palabras del líder de PODEMOS?

Eso explica en parte el hecho de que en las generales de diciembre de 2015 PODEMOS cosechara en Madrid, Aragón, Andalucía, Extremadura, Asturias, Murcia y las dos Castillas todo el voto posible de izquierda en aquellas circunstancias, aunque ello no fuera suficiente para alterar la correlación de fuerzas en el reino, y mucho menos que fuera de las proporciones requeridas para asaltar el poder central ; si descontamos las “mareas” mencionadas, más el voto de la “rebelde y contestaría” dirección de PODEMOS en Euskadi, el PODEMOS “español” solo contaba con 37 escuálidos votos, por eso el profesor universitario de la Complutense cambió el discurso, ¡tenía que cambiarlo! si es  quería ganarse el voto de la España geográficamente periférica para, conformando un poderoso bloque decisorio, hacerle frente a la burguesía española en el gobierno; y cambió el discurso, algunos seguramente se acordaron de cuanto había cambiado en su forma de pensar aquel hombre,  que en su momento dijo, que en el marco de la legalidad actual no es posible que algún territorio pueda decidir por sí solo su pertenencia o no al reino de España, y aquel otro que decía (¡tan sólo 10 días antes de la repetición electoral del 26 de junio de 2016!) que, “si hiciéramos un referéndum sobre la independencia de Cataluña el año que viene [2017], habría tranquilidad y calma sobre esta cuestión en los próximos 25 años”/7 , y ¿cómo no recordar que el veto a un apoyo al líder del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente de España era que éste, estaba totalmente en contra a apoyar un referéndum en Cataluña, que era una precondición del apoyo de PODEMOS a su investidura?

Por último un comentario necesario: en España hay normalmente un sector bastante numeroso, el 30% del electorado, que no acude a las urnas, se abstiene; en diciembre de 2015 si lo comparamos con las generales de 2011 la ilusión de cambio que generó PODEMOS pudo sacar un 3% de electores de dicha abstinencia, que ahora se vuelven a retraer. Es ahí, en esa masa nutrida, variada, compleja y bella donde hay que buscar las fuerzas  motrices que impulsen un verdadero cambio (y no el cambio para que no cambie nada), y ninguna fuerza de izquierda hasta ahora los ha podido mover de su impasse, sin ellos no se ganará jamás

Baste decir que, el PP ganó las elecciones generales de 2011 con 10 866 566 votos de 36 430 507 votos posibles, es decir votaron por el PP 29,8 ciudadanos de cada 100 con derecho a voto, ¡y con ello obtuvo mayoría absoluta!, brillante democracia burguesa donde la mayoría absoluta no es el 51% del apoyo ciudadano sino tan solo el 29%; mientras se abstuvieron 11 113 050, lo que representa el 30,5 de cada 100 ciudadanos con derecho al voto, ¡esos fueron los que ganaron y en España siempre ganan las elecciones! y a esos nadie los ha representado. Si se quiere transformar España habrá que contar con ellos, cualquier estrategia que no los tenga en cuenta o margine será una estrategia perdedora

Notas:

1. Wallerstein, Immanuel. Intelectuales radicales en una sociedad liberal. Capítulo 3 del libro Capitalismo histórico y movimientos antisistémicos. Editorial Akal.2004. Página 53.

2. Pablo Iglesias achaca su bajada el 26-J al “miedo” a que gobernase “lo nuevo”. El País. 1 julio 2016. http://politica.elpais.com/politica/2016/07/01/actualidad/1467377979_371108.html

3. Cayo Lara admite que le costará votar a Unidos Podemos. http://ecodiario.eleconomista.es/elecciones-2016-26J/noticias/7613133/06/16/Cayo-Lara-admite-que-le-costara-votar-a-Unidos-Podemos-porque-Alberto-Garzon-va-de-numero-cinco.htmllas posiciones sectarias, el aferramiento y la mala disposición para el diálogo de algunos integrantes de la alta jerarquía de los comunistas españoles no es nueva, en noviembre de 2012 en el debate sobre “La Alternativa Económica de Izquierda Unida frente a la Crisis” la señora Maite Mola Sainz, a sazón Secretaria General del Partido Comunista de Navarra, integrante del Partido Comunista español, y parlamentaria en Bruselas en la filas del Partido de la Izquierda europea, interrumpió a un ciudadano invitado a tales efectos con aquellas insultantes palabras: “estas compitiendo con ventaja, no te estoy escuchando y no te voy a responder ninguna pregunta”. ¡Menuda forma de ganar adeptos y de hacer política a ciudadanos invitados a las sedes de Izquierda Unida! Vázquez Iquierdo, Nardo. La crisis estructural del capitalismo y la actitud de la izquierda. Sitio web América Latina en Movimiento. 20 de mayo 2013.  http://www.alainet.org/es/active/64134

4. Sobre éste aspecto recomendamos el profundo y filosófico artículo del compañero Santiago Alba Rico España contra las Españas https://www.rebelion.org/noticia.php?id=207212El eminente intelectual español decía en aquel texto “Uno de le Eos grandes méritos de Podemos es sin duda el de haber replanteado la construcción dspaña a partir de su dependencia democrática de los territorios ‘periféricos’. Va a ser la periferia “nacionalista” la que va a salvar al centro “españolista” si el bipartidismo y los mercados no se cruzan en el camino de la sensatez y la democracia. Vamos a reconstruir España desde Catalunya, Valencia, Galicia y el País Vasco”. La estrategia sin dudas es correcta, lo que ocurre es que para su victoria depende de la movilización en esa otra “España vieja, caciquil, rural, despoblada y miedosa que  ha votado siempre ‘a los que mandan’… que prevarica en favor de los que roban… que considera a los ladrones ‘los suyos’ y les vota con consciente y hasta orgullosa complicidad…. Hay una España más joven, rural o urbana, prisionera del imaginario de consumo, que se aferra a las esperanzas de recuperación y vota, en todo caso, en favor del mercado, aunque esté excluido de sus ventajas”, que es con la que ha tropezado PODEMOS.

5. Martí Pérez, José. La República española ante la Revolución cubana. Disponible en http://www.damisela.com/literatura/pais/cuba/autores/marti/espanola/index.htm

6. Pablo Iglesias ve hoy inviable un referéndum sobre la independencia de Catalunya. http://www.lavanguardia.com/politica/20150507/54431085107/pablo-iglesias-inviable-referendum-independencia-catalunya.html

7. Iglesias cree que el referéndum en Catalunya “calmaría el debate en los próximos 25 años. http://www.lavanguardia.com/politica/elecciones/20160616/402546094906/pablo-iglesias-referendum-catalunya.html

RC - postaporteñ@ 1627 - 2016-07-02 01:11:19
postaporteñ@_______________________________

Haití y la retirada de las tropas uruguayas: OTRA VEZ SERÁ

BRECHA,  n° 1597 1/07/16

UNA NUEVA DELEGACIÓN haitiana estuvo en Montevideo esta semana para reclamar, por enésima vez, al gobierno Uruguayo que cumpla con su promesa (manifestada por el presidente José Mujica) de retirar a sus soldados de la isla. Esta vez la delegación estuvo compuesta por el ex candidato a la presidencia Jean Charles Moïse, del partido Pitir Dessalines, el rector de la Universidad estatal Fenol Metellus y otras autoridades universitarias. Se reunieron con el presidente Tabaré Vázquez, con la comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Diputados y con el subsecretario de Relaciones Exteriores José Luis Cancela y participaron en la marcha organizada por el PIT-CNT en el centro de Montevideo, el miércoles. Según relataron a Brecha fuentes de la Coordinadora por el Retiro de las Tropas uruguayas de Haití, que acompañó a la delegación en todas sus actividades, Eduardo Rubio, de Unidad Popular, y Esteban Pérez, ex integrante del MPP, coincidieron en que considerar necesaria la presencia de la MINUSTAH (la Misión de Naciones Unidas por la Estabilización de Haití) porque sin ella “los haitianos se pelean”, como habrían afirmado gobernantes uruguayos, tiene connotaciones racistas.

Moïse también fue recibido por la Mesa Política del Frente Amplio. Allí, mientras José Bayardi afirmó que las tropas uruguayas permanecerán en Haití hasta abril de 2017, en cumplimiento de un mandato de la ONU, dos representantes de las bases afirmaron que esa no era la posición de la coalición, cuya Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales se habría manifestado favorable a concluir la presencia de los soldados este mismo año. En el encuentro con la delegación haitiana Tabaré Vázquez afirmó que las tropas uruguayas se retirarán lo antes posible, pero no fijó fecha.

En todas sus intervenciones Jean Charles Moïse ratificó lo que él mismo en ocasiones anteriores y otros muchos dirigentes políticos y militantes sociales haitianos han venido diciendo en Montevideo a lo largo de los últimos años: que la MINUSTAH “lo único que ha estabilizado es el fraude político y las injusticias sociales, así como gobiernos sin legitimidad alguna”. Moïse, uno de los ocho candidatos a la presidencia que impugnaron las elecciones presidenciales de octubre pasado, recordó que una comisión de verificación anuló esa consulta tras haber comprobado una pléyade irregularidades. Y recordó también el papel central de la MINUSTAH en la organización de esas elecciones

“La misión de las Naciones Unidas no nos ayuda, nos perjudica”, reiteró

En diciembre pasado el parlamento renovó por un año la presencia de los cascos azules uruguayos en Haití

Vamos o no vamos, vemos

Vázquez recibió a candidato a la presidencia de Haití y le transmitió disposición de retirar las tropas, aunque sin precisar fecha

La diaria 30/6/16

El presidente Tabaré Vázquez recibió ayer durante unos 35 minutos en la residencia de Suárez y Reyes al ex senador y candidato a la presidencia de Haití Jean-Charles Moïse, que llegó el lunes de visita a Uruguay para informar sobre el fraude que se cometió en las últimas elecciones en su país y para pedir el retiro inmediato de los cascos azules de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah). Moïse, fundador del Partido Pitit Dessalines, fue uno de los ocho candidatos a la presidencia de Haití que rechazaron el resultado de los comicios realizados el 25 de octubre del año pasado, por haber constatado un fraude. Las elecciones fueron anuladas luego de que lo recomendara la Comisión de Verificación, al no poder confirmar la cantidad de electores que participaron, entre otras irregularidades. La delegación que vino con Moïse estuvo integrada por el rector de la Université Publique du Nord au Cap-Haitien, Fénol Métellus, el decano de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Université Publique de l’Artibonite aux Gonaives, Jean Odile Etienne, y la presidenta de Haitian Heritage & Friends of Haiti, Sabine Guerrier.

Vázquez escuchó a los haitianos y después les transmitió la postura del gobierno uruguayo, favorable a participar en las misiones de paz, pero, según la delegación, les comunicó la disposición de “retirar” las tropas uruguayas de Haití lo más pronto posible.

Moïse y los demás participaron después en el acto del PIT-CNTen el centro de Montevideo, y a las 13.00 fueron recibidos por la Comisión de Asuntos Internacionales de Diputados, en la que estuvieron acompañados por representantes de la Coordinadora por el Retiro de las Tropas de Haití.

Consultado sobre si la presencia de la Minustah en el país podía contribuir a que el proceso de las elecciones que se realizarán de nuevo en octubre tenga un mejor final, Moïse insistió en lo contrario y explicó, además, cómo la permanencia de la Minustah fue funcional al último fraude constatado.

El presidente de dicha comisión, el diputado frenteamplista Roberto Chiazzaro (Partido Socialista), contó a la diaria que Moïse “dio un informe muy completo sobre la situación” y lo que pidió fue “un retiro urgente de las tropas” de su país, porque “cree que la Minustah llegó intentando cumplir una tarea y hoy por hoy está cumpliendo otra, que ha tenido un efecto nocivo en la vida interna de Haití; que hoy el país no ha recuperado su democracia, ha habido gobiernos prácticamente dictatoriales”, y que el actual “es un gobierno absorbido por las multinacionales”. “Ellos entienden que están capacitados para gobernarse a sí mismos y poder hacer la transición sin necesidad de la presencia de la Minustah”, agregó el diputado. Chiazzaro dijo que se les explicó que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) había pedido continuar con la misión y que, si bien “la idea de Uruguay es retirarse cuanto antes, como miembro de la ONU y de su Consejo de Seguridad, debía cumplir los mandatos”. “Se va a discutir en el Parlamento cuál es la posición, pero creo que se va a votar por última vez la prórroga de la permanencia. Además, el canciller Rodolfo Nin Novoa ha asegurado que Uruguay se quiere ir de ese país y que sí o sí Uruguay, en abril [de 2017], se va”, concluyó el diputado.

El mandato de la ONU vence el 15 de octubre, pero los cascos azules uruguayos tienen permiso del Parlamento para estar hasta el 31 de diciembre. De extenderse el mandato hasta abril del año que viene, el Parlamento deberá votar otra prórroga antes de esa fecha.

La delegación haitiana estuvo acompañada en la comisión por integrantes de la Coordinadora por el Retiro de las Tropas, entre los que estaba el ex diputado del Frente Amplio (FA) Esteban Pérez, que renunció a su banca y al Movimiento de Participación Popular (MPP) en 2013 luego de votar en contra de la prórroga para 2014. Pérez tuvo un cruce con el diputado del MPP Jorge Meroni por discusiones de la interna de su sector político sobre el asunto, y este terminó pidiendo que las palabras de Pérez fueran retiradas de la versión taquigráfica por considerarlas parte de un debate interno de un sector político en particular, lo cual fue aprobado.

Moïse fue recibido más tarde por el subsecretario de Relaciones Exteriores, José Luis Cancela, y finalmente, antes de volver a su país, se entrevistó con el diputado del FA Luis Puig (Partido por la Victoria del Pueblo), que votó por dos años consecutivos en contra de la prórroga de la permanencia de las tropas y ya anunció que lo volverá a hacer

- postaporteñ@ 1627 - 2016-07-02 01:11:08
postaporteñ@_______________________________

ARG | ANTE EL ASESINATO DE DARÍO AVALOS ? JUSTICIA

El 11 de marzo de 2014 era asesinado Darío Avalos por una patota de la UOCRA de Lomas de Zamora conducida por Walter Leguizamón, hoy prófugo de la justicia. Ese día había concurrido a la puerta de la empresa Esuco solicitando con otros trabajadores desocupados trabajo y la reincorporación de un grupo de trabajadores despedidos. En vez de obtener respuesta favorable a sus legítimos reclamos, Darío y sus compañeros se encontraron con que la policía bonaerense garantizó una verdadera zona liberada para que en divididos en dos grupos la patota de la UOCRA Lomas de Zamora emboscara a los reclamantes, atacara con más de 50 disparos, asesinara a Darío Avalos, y dejaran heridos al menos a cuatro trabajadores.

Luego de dos años de una ardua lucha los familiares y amigos de Darío Avalos lograron que aun que sea una parte de los acusados por estos hechos fueran a juicio. Y decimos una parte, porque como en los juicios contra los represores de la dictadura, cuando hay sectores ligados al poder, se desmembró la causa para que solo llegaran a juicio algunos, y no todos los acusados y ninguno de los policías que habilitaron el accionar delictivo.

El día lunes comenzó el juicio, donde TODOS los testigos que testimoniaron relataron con total coincidencia como fueron los hechos. Y el video del domo existente en la vía pública confirmó los dichos, así como un video tomado con el celular por uno de los manifestantes.

En el día de hoy jueves, luego de los alegatos debía comenzar a sesionar el jurado, pero después de seis horas los que nos habíamos hecho presente en los Tribunales de Banfield para acercarles nuestra solidaridad a los familiares de Darío Avalos nos encontramos que esto nunca sucedió. Según la información que se pudo recabar es que no hubo acuerdo en cuál sería el instructivo de funcionamiento que se daría al jurado, ya que el propuesto había sido impugnado por la querella, porque vulneraría sus derechos como tal y al propio Código Penal

Este hecho nos hizo acordar a aquellos que venimos hace años luchando por la vigencia de los derechos humanos y  contra la impunidad las nefastas instrucciones a los fiscales del gobierno alfonsinistas, dictadas para limitar su accionar acusatorio contra los genocidas de la dictadura. ¿Nos encontramos nuevamente ante instrucciones, esta vez a un jurado, para nuevamente limitar su accionar acusatorio?

Mañana viernes 1 de julio a la mañana deben decidirse finalmente por parte del juez de la causa as instrucciones al jurado. Esperamos no encontrarnos ante nuevas instrucciones que garanticen la impunidad

JUSTICIA PARA DARÍO AVALOS

NORA CORTIÑAS MADRE DE PLAZA DE MAYO LÍNEA FUNDADORA

ELIA ESPEN MADRE DE PLAZA DE MAYO

ASOCIACIÓN DE EX DETENIDOS DESAPARECIDOS

AEDD - postaporteñ@ 1627 - 2016-07-02 00:26:25
postaporteñ@_______________________________

Lionel Messi prefirió ser víctima antes que responsable

Esteban Schmidt

LA NACIÓN | MIÉRCOLES 29 DE JUNIO DE 2016 

Mi  tesis es que Messi erra el penal, porque lo erra, sin metáfora alguna, y que tras la serie de penales y la consagración de Chile, entiende que su disparo malogrado, por ser el capitán del equipo, por ser quien menos derecho a errar tiene por ser el número 10 del equipo (que en Argentina es ser el número 1), por tener cinco balones de oro, lo hace más responsable a él que a Biglia de perder la final. En términos narrativos, la verdad, no se equivoca para nada. Donde se equivoca es en la administración de su responsabilidad.

Porque pudiendo dar los pasos naturales del duelo, llorar, enojarse, reconocer, hace la jugada maradoniana, narcisista, de llorar largamente, un poco pour la gallerie y que para evitar, en este caso incómodo, el filo de la culpabilidad, hace el número tradicional de la víctima cuando ya era ridículo seguir llorando. No he visto un catalán más argentino en trescientos años.

Por supuesto, otro supuesto hace más operístico su renunciamiento histórico y mejora la cuerda para los predicadores del día después y todos los prosistas falsos que, poco a poco, y sin dar respiro, destruyen las pocas ganas de leer que le pueden quedar a un adulto argentino: la figura fondo de la patria desmesurada, con su drama identitario e institucional en continuado, la AFA, José López, las bóvedas de Néstor, etcétera.

Fue curiosa la reacción general ante su anuncio. ¿Qué anuncio realizado en caliente es respetable? Son todos de pobre cumplimiento...

Es que para el lamentable nacionalismo argentino ésta fue también la oportunidad de correr la historia de *perdimos con Chile* (que no es perder con Alemania) a la de *Cristo hace puchero*. Ninguneamos la realidad de Chile, una realidad que -con y sin lo futbolístico- nos empequeñece, para vivir la potencia mitológica de nuestro diez crucificado y el revival permanente del cuento de sus inyecciones para crecer, su own personal Villa Fiorito.

Messi es raro, como desconectado, pero así como es también alienado y obediente, a las marcas, a su club, a la distancia de la barrera, a su madre y a su padre; y también sigue tendencias, la barba ornamental, tan de moda, tan de prófugo. Y en este happening de su renuncia a la Selección se abraza con el sueño argentino de dejar las cosas sin terminar.

No lo va a concretar, ya lo sabemos. Va a jugar en Rusia 2018 empujado por la fuerza imperial de los sponsors y el consejo de sus mayores.

Además, ¿quién se va a quedar en la casa pudiendo jugar un mundial?

- postaporteñ@ 1626 - 2016-06-30 20:03:19
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] [822] [823] [824] [825] [826] [827] [828] [829] [830] [831] [832] [833] [834] [835] [836] [837] Siguiente