Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

La Lucha Por las Ocho Horas de Trabajo y La Tradición Socialista

Rolando Astarita [Blog]

En los últimos tiempos algunos partidos de izquierda de Argentina han agitado con insistencia a favor de la reducción de la jornada de trabajo a seis horas por día, durante cinco días a la semana (o sea, 30 horas semanales). La demanda se defiende con dos argumentos centrales: por un lado, reducir la jornada de trabajo para disfrutar de más tiempo libre y reponer energías. En segundo término, para acabar con la desocupación (junto al aumento de salarios). Con la campaña electoral se ha intensificado esta agitación

Con el fin de aportar elementos para el análisis y la discusión en la izquierda, en esta nota presento algunas ideas sobre el sentido que tuvo para el marxismo la lucha por la reducción de la jornada de trabajo.

Para empezar, debemos decir que históricamente el marxismo apoyó la demanda de reducción de la jornada de trabajo porque es clave para preservar la fuerza de trabajo. Como explica Marx en El Capital(cap. 8, t. 1), una vez adquirida la fuerza de trabajo, el capital busca utilizarla el máximo de tiempo posible, y el obrero intenta que no se agote prematuramente. Son dos derechos en conflicto, y entonces lo que decide hasta dónde se extiende la jornada laboral es la fuerza, la lucha de clases. Así, en sus orígenes el capital presiona por alargar la jornada de trabajo –la plusvalía debe entenderse como una prolongación de la jornada de trabajo más allá del punto en que el obrero repone el valor de su fuerza de trabajo-, y en una segunda etapa el trabajo pone límites y logra reducir los horarios de trabajo. Es una pelea del capital por aumentar la plusvalía absoluta; y de la clase obrera por reducirla. La plusvalía absoluta, recordémoslo, siempre está vinculada al desgaste físico de la fuerza de trabajo. En consecuencia, la reducción de la jornada de trabajo se ubicaba, en la óptica del marxismo, en el terreno de la lucha por la distribución. No cuestionaba el sistema social basado en el trabajo asalariado

Por otra parte, los autores clásicos nunca consideraron que la reducción de la jornada de trabajo pudiera acabar con el desempleo. Marx y Engels nunca sugirieron semejante cosa. El programa del Partido Obrero de Francia, redactado por Marx, no decía palabra sobre reducir la jornada de trabajo para acabar con la desocupación. Concretamente pedía un día semanal de descanso, trabajo de ocho horas para los adultos, prohibición del trabajo a menores de 14 años. En ningún momento se sugiere siquiera que se pudiera acabar con el desempleo mediante estas reducciones. Tampoco los programas de la Segunda Internacional, inspirados por Engels, hablan de acabar con el desempleo reduciendo la jornada laboral. Ni Marx  propuso algo semejante a la Primera Internacional. La razón central es que el ejército de desocupados es alimentado, de forma casi permanente, por la utilización capitalista de la máquina (o de la automatización) para mantener a raya a los obreros. Y en tanto exista la propiedad privada del capital, esta presión sobre el trabajo se renueva una y otra vez. A ello se suman las crisis económicas periódicas, que multiplican súbitamente el número de desempleados (véase, por ejemplo, caps. 13 y 24, t. 1; cap. 15, t. 3. de El Capital). Agreguemos que la mecanización y las crisis periódicas no pueden eliminarse del sistema capitalista mediante la reducción de la jornada de trabajo. Marx era consciente de estas cuestiones, y por esta razón no se le ocurrió sugerir que el desempleo pudiera eliminarse mediante el ingenioso procedimiento de reducir la jornada laboral.

No eran entendidas como una panacea

Lo explicado más arriba nos ubica en la perspectiva con que la Segunda Internacional, bajo inspiración de Engels, encaró la lucha por las ocho horas de trabajo, a fines del siglo XIX. Dos cuestiones nos parecen relevantes. La primera, es que el marxismo agitó la consigna de las ocho horas en un sentido distinto del que lo hacían los dirigentes sindicales reformistas (tradeunonistas). Estos buscaban limitar legalmente la jornada de trabajo a ocho horas, a fin de reclamar un pago extra por las horas que excedieran ese límite. Engels y los socialistas, en cambio, abogaban por una limitación efectiva de la jornada de trabajo a las ocho horas. El siguiente pasaje de una carta de Engels a Kautsky, con fecha del 20 de abril de 1892, sintetiza la diferencia:

“Las ocho horas propugnadas por la mayoría del Consejo de las tradeunions meramente implica el pago del salario ordinario por ocho horas, y que cualquier trabajo por encima de eso sea pagado como sobretiempo a una vez y media o dos veces la tasa ordinaria; por lo tanto, las ocho horas diarias demandadas por esta gente son muy diferentes de lo nuestro, lo que significa que en el curso del año, después del día de mayo, el conflicto va a estallar…”

Y en carta a Laura Lafargue, del 11 de septiembre 1892), luego de señalar la rapidez con que se había popularizado la demanda, dice: “… los trabajadores ingleses están tan hondamente infectados con el espíritu parlamentario del compromiso que no pueden avanzar un paso sin al mismo tiempo retroceder 3/4 o 7/8 de paso hacia atrás. Por lo tanto, el súbito despertar del entusiasmo por las ocho horas (tres años atrás considerada una imposibilidad por la misma gente que ahora reclaman por ella con la voz más fuerte) ha casi tenido éxito en darle un carácter reaccionario a ese grito. Es la panacea universal, la única cosa en la que pensar” (énfasis agregado).

En este respecto, parece claro que las ocho horas de trabajo hoy rigen en el sentido en que lo pensaban los sindicalistas reformistas. Actualmente los sindicatos aceptan el sobretrabajo como normal, y los trabajadores, dados los bajos salarios que reciben por las ocho horas, incluso solicitan hacer horas extra. Más aún, en muchas empresas el reparto de las horas extra es utilizado por los capataces y direcciones de personal para dividir a los trabajadores, o castigar a los activistas

Pero en segundo lugar, y más importante, Engels observa, críticamente, que los sindicalistas reformistas habían convertido la demanda de las ocho horas “en la panacea universal”. Por eso, y en oposición a los sindicalistas, los socialistas explicaban a los trabajadores que las ocho horas eran solo una condición en la lucha por acabar la explotación.

Esta idea está magníficamente expresada por Clara Zetkin en el siguiente pasaje:

“Ciertamente, la demostración de mayo [se refiere al primero de mayo] fue decidida por el Congreso Internacional en París con el fin de mantener enérgicamente la reivindicación de la ocho horas diarias, y la legislación protectora del trabajo en general. Pero el carácter del Congreso y las discusiones que precedieron a la decisión indudablemente afirman que las reformas reclamadas no constituyen el objetivo final del movimiento obrero, sino solo medios para servir a esos objetivos. Son alimento en el camino de la clase obrera revolucionaria, en marcha a la conquista del poder político, y por medio de este, de la libertad económica y social: no son nada menos, pero tampoco nada más. Importantes como lo son –condiciones necesarias para el desarrollo poderoso del movimiento obrero- la clase trabajadora nunca venderá por un plato de lentejas de reformas su derecho primogénito a la revolución social. Las reformas mejoran la situación de la clase obrera, alivian el peso de las cadenas con que el trabajo está cargado por el capitalismo, pero no son suficientes para aplastar al capitalismo y emancipar a los trabajadores de su tiranía (“The Worker’s International Festival”, 1899, https://www.marxists.org/archive/zetkin/1899/05/festival.htm).

Textos de Rosa Luxemburgo también van en el mismo sentido. Lo fundamental es que los socialistas no ilusionaban a los trabajadores con falsas promesas. Como decimos hoy popularmente, “no vendían humo”. Es que si la reducción de la jornada de trabajo se presenta como una panacea –la “solución mágica” de los padecimientos de las masas explotadas y oprimidas- el mensaje pasa a tener un carácter apologético del capitalismo, y se convierte incluso en reaccionario. Por eso, en la tradición del socialismo revolucionario, la demanda de reducción de la jornada de trabajo era concebida solo como un paso adelante por generar condiciones para luchar por acabar con la explotación. La base del análisis de aquellos socialistas, por supuesto, era la teoría de la plusvalía y de la acumulación desarrollada en El Capital.

rolo - postaporteñ@ 1790 - 2017-07-05 06:10:17
postaporteñ@_______________________________

Desconexión, reinserción y socialismo en Cuba (I)

Fernando Martínez Heredia

Aunque estrictamente no son imprescindibles, sí son muy poquitos los que luchan toda la vida, si además lo hacen de la mejor manera

Fernando Martínez Heredia falleció el 12 de juniode 2017 en Cuba a los 78 años

En el partido hay un prejuicio contra los intelectuales -me dijo-. Pero a mí no me afecta porque yo vengo de otro lado”

Ni le pregunté de qué hablaba ni me lo dijo. Comenzó como militante clandestino del “26 de Julio” bajo la dictadura de Batista, y se formó académicamente y se recibió luego del triunfo revolucionario. Fue uno de los intelectuales más destacados del país, docente, investigador, militante siempre, un marxista de mente abierta, crítico e inquieto. Nunca ocupó cargos burocráticos. Sobre sus posiciones políticas, su forma de reconocer abiertamente los problemas de la revolución, combatir las desviaciones y pensar la estrategia y las soluciones concretas, no diremos nada. Mejor lo leen directamente en este artículo publicado, entre otros muchos lados, en Alfaguara Nro., 1994.

La primera revolución socialista autóctona que tuvo éxito en Occidente fue la cubana. Sin embargo, en 1992 Cuba se ha encontrado en una circunstancia tan compleja y difícil que muchos se interrogan si sobrevivirá su régimen, o si caerá, víctima de una coyuntura demasiado adversa o de una tendencia inexorable del mundo actual

Esta experiencia única del socialismo latinoamericano, encuentra en realidad ante tres interrogantes: la de la sobrevivencia de la Revolución, que significa sobrevivencia de su gente en niveles decorosos y sobrevivencia de la soberanía nacional y del régimen socialista; la de la viabilidad de la estructura y la estrategia económicas que se pretenden mantener y desarrollar, ante el cúmulo de dificultades y enemigos que tiene y tendrá y, en íntima relación con las anteriores, la de la naturaleza del sistema que emergerá de las transformaciones de la estructura económica en curso y de sus consecuencias sociales, de la evolución política de su proceso de rectificación socialista, de las luchas más o menos duras y largas a que sea obligado el país, de los contextos y adecuaciones internacionales.

Dos cuestiones, muchas veces mal planteadas o manipuladas, ya han sido dilucidadas por los hechos: el régimen político y social cubano no sucumbió como consecuencia de la caída estrepitosa de los regímenes europeos del llamado socialismo real; Cuba sobrevive al fin de las relaciones que ha sostenido con la Unión Soviética durante tres décadas. La naturaleza del socialismo cubano ha vuelto a hacerse clara: es un caso específico de revolución socialista latinoamericana de liberación nacional, antiimperialista y productora de cambios muy profundos y sistemáticos de la sociedad y los individuos. Su especificidad ha sido más fuerte que la enemistad norteamericana y que sus vínculos con el socialismo real. Cuba no era un satélite de la URSS, y la conseja del "subsidio" soviético no sirve para explicar las relaciones que existieron entre ambos países, y evidencia su falsedad ante la capacidad de resistencia cubana tras el fin de esas relaciones.

Trataré de sintetizar los elementos de la naturaleza del socialismo cubano que son indispensables para esta exposición. No serán ellos mi tema principal, sino los problemas actuales y las perspectivas de Cuba; pero sin aludirlos al menos, sería imposible entender nuestro presente e intentar prever nuestro futuro. Este breve texto estará centrado en la dimensión económica de la formación social; para ello se referirá también a importantes cuestiones no estrictamente económicas, lo cual no debe extrañar porque sin ellas nunca es posible entender el proceso económico de cualquier país. En este caso otra razón refuerza esa necesidad: no se trata de economía en general, sino de la economía de un país en revolución.

La alternativa entre dictadura y libertades civiles, que parecía central cuando Cuba entró en revolución, fue rápidamente superada por la de proponerse la liberación nacional y la justicia social frente a una renovación de la hegemonía capitalista neocolonial como desenlace de la lucha antidictatorial. Esos fines trascendentales fueron posibles porque las formas de dominación previas a la Revolución se deslegitimaron, y porque una nueva van-guardia política interpretó y vivió las necesidades, los anhelos y representaciones de los cubanos y los formuló de maneras viables. La guerra revolucionaria fue su instrumento, el cauce que incorporó a muchos miles de actores populares y exaltó la simpatía y la esperanza de las mayorías; fue la escuela de cuadros del futuro poder, el cemento ideológico del nuevo régimen y el origen de la necesidad de una política nueva.

La clave de la fuerza y del triunfo del nuevo poder revolucionario estuvo en enlazar entre sí la soberanía nacional, la justicia social, el imperio de la democracia y el desarrollo nacional independiente, y en convocar efectivamente al pueblo a ser el protagonista, corriendo todas las consecuencias. Las fuerzas populares movilizadas contra la dictadura querían y podían desatarse para rehacer su vida y crear un nuevo país; al reconocer a la Revolución como guía y vehículo idóneo se dio la culminación de un apretado proceso histórico de un siglo de luchas populares, y la corriente de cultura política radical de liberación se volvió dominante.

Cuba se transformó radicalmente, mediante acciones masivas organizadas, el ejercicio del poder revolucionario, la concientización general, la gran autoconfianza y el orgullo de ser cubano revolucionario, las nuevas realidades superiores a los más ambiciosos programas previos, la subversión por la práctica del límite de los pensamientos posibles. Y los individuos participantes se cambiaron a sí mismos en muchos sentidos. El régimen es hijo de victorias populares armadas y del armamento general del pueblo; de la expropiación forzada generalizada y la pérdida del respeto a la propiedad privada, sus representantes y sus símbolos; de la creación y el desarrollo de organizaciones revolucionarias muy participativas; de una inmensa movilidad social; de la promoción de los individuos por los méritos y la exaltación del trabajo y el estudio; de la legitimación sostenida del nuevo liderazgo y de la eliminación del sistema político previo y sus ideologías.

La importancia del origen revolucionario de las relaciones, instituciones y representaciones características del socialismo cubano es decisiva. La formidable redistribución sistemática de la riqueza social, la dignidad que genera no ser objeto de esa redistribución sino actor que la ejecuta, el intenso proceso educacional que ha elevado las capacidades de contingentes enormes en tan breve plazo, las formas de poder popular y los avances del ordenamiento legal, le han dado continuidad a aquel origen. Todos los anteriores operan también como factores contrarrestantes, tanto de las insuficiencias debidas al subdesarrollo y a otras desventajas provenientes de las relaciones internacionales del país, como de los errores, deformaciones, detenciones e incluso retrocesos registrados en diversos campos en el curso del proceso.

La expropiación generalizada de los empresarios nativos y extranjeros y la eliminación del poder neocolonial de los Estados Unidos sobre Cuba fueron imprescindibles en el caso cubano. Frente a la suspensión muy brusca de las relaciones económicas y la agresividad permanente de los Estados Unidos, la economía cubana contó para sobrevivir con la inmensa concentración de poder que se produjo y la decisión del pueblo, masiva y resuelta, de defender la liberación y el proyecto de desarrollo socialista. Sin esas dos realidades no habríamos sobrevivido ni podido acometer las transformaciones y las tareas formidables que hicieron funcionar a la economía sobre nuevas bases de relaciones, de objetivos y de actores,  con un cambio tan profundo de la orientación de sus relaciones internacionales. Sin ellas hubiera sido imposible proyectar y realizar - como se ha hecho en grados muy notables- estrategias de desarrollo económico efectivamente nacionales y dirigidas al bienestar de la población.

Aspectos favorables de la coyuntura internacional implicaron a la Revolución Cubana. El apogeo de la ola anticolonialista, las autoidentificaciones del Tercer Mundo, el rechazo múltiple que recibían las torpezas, abusos y salvajadas neocoloniales del capitalismo transnacional adolescente, fueron el ambiente propicio para un proyecto que estaba obligado a trascender el ámbito nacional. América Latina es la región natural y cultural de pertenencia de Cuba, y ha sido campo privilegiado de sus actuaciones, pensamientos, gestiones y sentimientos, tema que no puedo abordar aquí. El internacionalismo consecuente es uno de los aspectos fundamentales de la experiencia cubana, que ha ampliado y fortalecido su cultura socialista mucho más allá de lo alcanzable en una perspectiva restringida a lo nacional.

La salida de las marinas mercante y de guerra soviética a los mares del mundo, el gobierno Kruschev - quizás el último que incluyó consideraciones ideológicas revolucionarias y audacia en aquel país- y los intereses y rivalidad del tiempo de la Guerra Fría, configuraron una situación favorable a la Revolución Cubana. Por primera vez en nuestra historia la relación exterior principal provino de intereses y necesidades de Cuba, y no de la imposición extranjera. Armas e intercambios económicos se acompañaron ahora de soberanía, amistad política y afinidades ideológicas.

La formación nacional cubana obtuvo, precisamente en el momento de su liberación, el inicio de una etapa de relativa "desconexión" del sistema del capitalismo mundial, al relacionarse en Europa Oriental con un espacio diferente a ese sistema. La alianza de treinta años con la URSS tuvo un valor general inestimable para Cuba en su enfrentamiento moral y permanente con el imperialismo norteamericano. También le permitió atenuar los efectos tan negativos que tiene para cada país subdesarrollado su inserción en el sistema capitalista mundial, y mitigar las consecuencias, muchas veces perjudiciales, que las acciones económicas de los países desarrollados traen a los subdesarrollados.

Liberada y excluida a la vez. Cuba aumentó de manera excepcional su capacidad de decidir sobre su propia economía. Así ha sido en cuanto a que ella tenga como objetivo inalienable el bienestar popular, y a que esté en función del proyecto socialista nacional.

Se han podido elaborar estrategias nacionales de desarrollo, aunque muy condicionadas por los grados de subdesarrollo existentes en los diversos momentos, y por la vulnerabilidad de la economía cubana ante las estructuras y las prácticas del capitalismo mundial y ante las opciones y limitaciones impuestas por las relaciones de Cuba con la URSS. Se han conseguido programas económicos y ciertos niveles de planificación, con avances en la integración de los sectores de la economía y el grado y calidad de la industrialización.

Hacia inicios de la década de los setenta, a Cuba se le tomó imposible sostener una posición suficientemente autónoma en sus relaciones económicas internacionales y su estrategia de desarrollo; sus relaciones con la URSS se volvieron entonces mayores y más profundas. Cuba ingresó en el CAME (1972) y sujetó su vida económica y sus proyectos de desarrollo a esa asociación. La férrea necesidad rigió esa elección, pero ella obligó a Cuba a adoptar un modelo que perspectivamente cerraba puertas a un desarrollo económico armónico, autónomo y sostenido. La práctica y la ideología económicas fueron influidas cada vez más por el llamado socialismo real, lo que afectó negativamente a la dirección económica, la eficiencia de los actores, el papel de la actividad económica en las transformaciones socialistas de los individuos, de las instituciones y la sociedad en su conjunto, y al proyecto socialista nacional.

Es general el reconocimiento que hacen hoy las fuentes más diversas de los avances trascendentales logrados por Cuba desde 1959, en las diversas condiciones del período y a partir de esfuerzos extraordinarios y sistemáticos. Paso a mencionar resultados, características. Dificultades e insuficiencias del desempeño económico cubano. Ellos constituyen una riquísima y singular experiencia de puesta en práctica de políticas liberadoras y de desarrollo desde un poder popular en América Latina, durante un tiempo prolongado.

Una revolución agraria transformó radicalmente el teatro de mayor explotación del trabajo y mayor concentración de miseria del país. Ella triplicó el número de pequeños propietarios, liquidó el latifundio y todo el sistema capitalista neocolonial que regía en el campo, elevó al 80% el total de la tierra en empresas estatales y garantizó al campesino contra toda colectivización forzosa. El área agrícola se duplicó, y se produjo una revolución en regadío, mecanización, fertilización, humanización del trabajo y capacitación de la fuerza laboral, calidad de la vida en el campo y relaciones del sector agropecuario con la economía nacional. El país volcó sus recursos humanos y materiales a esa transformación: la población rural se organizó y participó de manera decisiva en todo este proceso.

La industria azucarera, eje de la economía exportadora desde hace doscientos años, aumentó un 40% su producción promedio 1981-89 comparada con 1951-59, pero hizo ahora sus zafras con sólo el 20% de obreros agrícolas, y llegó a un 74% del corte y un 100% del alza de cañas mecanizado. Fue necesario rehabilitar, ampliar y modernizar las viejas fábricas, crear una industria mecánica azucarera, resolver complejos problemas químicos, inventar y producir cortadoras de caña, dedicarle la mitad de la tierra arada de Cuba a ese cultivo, formar una multitud de técnicos y cuadros, etc.; inversiones enormes de recursos se hicieron para conseguir esos logros. Hoy se proyectan y se fabrican centrales con más del 60% de componentes nacionales; 60 fábricas de derivados producen torula, alcohol, tableros de bagazo, y 200 plantas producen tres millones de toneladas de alimento animal por zafra. El bagazo es eficaz como combustible de la fábrica.

El desarrollo de la producción de cítricos hasta alrededor de un millón de toneladas anuales es un logro muy importante de la Revolución, articulado con el sistema de estudio-trabajo masivo de los adolescentes desde hace veinte años. Otras ramas, como los casos de la industria mecánica, el cemento y los textiles, se han desarrollado mucho. Se ha creado una infraestructura muy notable. Entre 1959 y 1987 la inversión estatal bruta sumó 58.635 millones de pesos, un 13,9% del producto social global; los gastos por seguridad social, educación y salud entre 1959 y 1988 sumaron 49.527 millones. La economía creció, a precios constantes de 1965, al 4.3% promedio anual en 1959-88; la productividad bruta del trabajo en 1960-88, al 2,6%. El PIB per cápita creció al 3,1% anual entre 1960-85, mientras que para el resto de América Latina el promedio anual del período fue de 1,8%. La distribución del ingreso cambió radicalmente: el 30% más pobre pasó del 4,8% del ingreso en 1953 al 18,5% en 1986; el 5% con ingresos más altos pasó del 26.5% en 1953 al 10,1% en 1986.

La nueva relación entre la economía y la sociedad se afirmó y desarrolló, caracterizada por pleno empleo y por ingresos reales altos, asignación sistemática de amplios recursos para el desarrollo social, participación y consenso de la población en las actividades y políticas económicas, y relación permanente de éstas con las necesidades sociales. La opción socialista implica un modo de ser en la economía que es irreductible a la racionalidad y las exigencias de la economía del capitalismo.

Motivaciones, mediaciones, asignaciones de recursos, la lógica misma, registran transformaciones, transiciones, contradicciones. El sentido general, en el caso cubano, ha sido que la economía forme parte y se inscriba en la lucha de la sociedad por un proceso de cambio cultural total que vaya creando un campo diferente y opuesto a la manera de vivir del capitalismo, que éste no pueda reabsorber, en el que predominen los vínculos de solidaridad y la dirección de los procesos sociales por parte de la mayoría.

En el breve lapso de una generación se han producido cambios trascendentales en la preparación de las personas, absorbidos sobre todo por los jóvenes (el 55% de la población tiene menos de 30 años). En los últimos quince años se avanzó de la escolarización masiva al predominio del nivel secundario y superior en las matrículas, y creció raudamente la escolaridad promedio de los trabajadores; más de la mitad de los técnicos y profesionales son ya jóvenes. Muchos retos están implícitos en esas cifras y en otras realidades de su formación, pero es obvio que son un potencial invaluable para transformaciones cualitativas desde la economía. En un aspecto crucial, la investigación científica y su aplicación técnica. Cuba ha realizado un esfuerzo tenaz y ambicioso que ya está dando frutos que la colocan entre los países desarrollados en ese campo; los jóvenes serán decisivos para el éxito de esos programas.

Frente a todo lo anterior, hoy vemos más claramente lo que no se ha podido conseguir, y los errores. La agricultura no dejó de ser extensiva todavía; la caña compensa sus rendimientos insuficientes tomando demasiadas tierras. La alimentación es el talón de Aquiles de una ganadería vacuna satisfactoria en otros aspectos; la masa es hoy menor que hace 24 años. La autosuficiencia alimentaria, estrategia temprana de la mayoría de los países desarrollados actuales y requisito indispensable para Cuba, fue abandonada como meta durante demasiado tiempo. El mimetismo nos llevó a asumir lo que fue una necesidad - entrar al CAME en 1972- como las esperadas ventajas de una supuesta "división internacional socialista del trabajo", cuando ésta nos impelía a especializamos en vender más azúcar, más níquel que contiene cobalto, más cítricos, para comprar alimentos, materias primas y los necesarios combustibles y equipos.

No ha sido posible aprovechar mejor una de las primeras reservas de hierro y de níquel del mundo, separar el cobalto, beneficiar el níquel, crear un complejo siderúrgico. No hemos contado con recursos para explotar el potencial petrolero nacional; con gran esfuerzo logramos una producción modesta desde hace unos años. Tampoco producimos motores eléctricos, apenas comenzamos con los automotrices. Son muy recientes las producciones notables en algunos derivados de la caña y subproductos de la industria azucarera, pese a que desde hace décadas tenemos grandes avances en la investigación de derivados. Es insuficiente la relación de la planta industrial cubana con los demás sectores de la economía. Los escasos avances en la sustitución de importaciones han pesado contra nuestra balanza comercial. El dispendio de combustibles fue consecuencia de las características de ineficiencia de las tecnologías y los vehículos que pudimos adquirir, y pésima escuela de relación con las máquinas para obreros y técnicos noveles.

Mientras nos han faltado tecnología y otros medios para establecer industrias a partir de materias primas nacionales, numerosas industrias cubanas dependen de materias primas importadas.

La necesidad de exportar más a áreas de moneda convertible, para atenuar o resolver parle de los problemas nacionales, no fue satisfecha; Cuba llegó a descender en un 25% en la parte de su azúcar exportada al mercado libre en 1975-85. El déficit de la balanza comercial creció sensiblemente desde 1984.

El deterioro de los términos de intercambio con países del CAME se tomó importante en los primeros años ochenta, y se agravó desde 1986. El bajo rendimiento de los fondos básicos y la tendencia al débil crecimiento de la productividad del trabajo completaban la evidencia de las grandes limitaciones que tenía el modelo vigente, de crecimiento extensivo, bajos rendimientos e intercambios externos distorsionantes. Pero factores de crisis en las finanzas externas a mediados de los ochenta, y sobre todo la dinámica política, llevaron al país a un viraje de consecuencias trascendentales.

El proceso político de rectificación de errores y tendencias negativas, iniciado en 1986, se propuso combatir y erradicar las deformaciones de la transición socialista provenientes de la amplia penetración de instituciones, influencia e ideas del llamado socialismo real, sucedida durante los quince años precedentes, pero no sólo eso. La rectificación consistió también en el intento de enfrentar con métodos y soluciones socialistas los problemas de la coyuntura adversa, a la vez que revisar a fondo la estrategia, las valoraciones y las creencias acerca de la estructura y funcionamiento de la economía y del sistema en su conjunto.

El significado de esta lucha por profundizar el socialismo está dado por su modo de actuar: convocar a la actividad del pueblo organizado en defensa de sus intereses y de su proyecto. Sintetizo las características principales de la rectificación, atendiendo a sus definiciones públicas:

--- ser un proceso prolongado de movilizaciones, persuasión, educación y reeducación, y no una solución providencial, administrativa o represiva. Esto implicaba reconocer el enraizamiento relativo de las deformaciones ideológicas y de los intereses creados; y defender: determinados métodos y negarse a utilizar otros, como condición sin la cual nunca se producirán los cambios sociales e individuales socialistas;

–-- apelar a los valores creados por la Revolución, y a su proyecto de solidaridad tan diferente al socialismo real, valores y proyectos que matizan las expectativas personales y unifican a los diversos grupos sociales;

--- mantener la política de que el régimen socialista es un puesto de mando sobre la economía. No liberalizar las instituciones económicas, sino ejercer control estatal y popular sobre ellas. Utilizar a la política socialista como única alternativa práctica capaz de reconocer y enfrentar las coyunturas más difíciles y sacar adelante a la economía cubana. Demostrar la falsedad de la antinomia entre socialismo y eficiencia;

--- renovar y continuar la obra de la liberación nacional, por medio de: fortalecer la base popular de la unión nacional, salvaguardar las conquistas sociales del pueblo, abandonar la copia parcial del socialismo real y pensar con cabeza propia los problemas, recuperar el proyecto original de la Revolución y la fuerza e identidad del socialismo cubano, convocar a todos a expresarse y obrar, propiciar más unidad y cohesión en defensa del sistema y de la independencia nacional frente a los Estados Unidos;

--- proclamar como objetivo la democratización socialista y luchar por ella, defender el crecimiento sostenido y sistemático de la participación masiva de la población en el conocimiento, en los controles y en las decisiones en todos los ámbitos de la sociedad.

Una gran ola de reanimación de las ideas y de enriquecimiento de la política socialista se produjo, precisamente antes del estallido y la caída del sistema europeo oriental. El rechazo a las combinaciones de burocratismo, mercantilismo y tecnocratismo que rigieron en nombre de la ideología "socialista" de procedencia soviética, preparó la conciencia más reciente de que la lucha es doble y simultánea: contra el socialismo burocratizado que promueve grupos privilegiados posrevolucionarios, autoritarismo, clientelismo, dogmatismo y desinterés, desmoralización y rechazo de las mayorías; contra el socialismo mercantilizado que juega a ir ampliando instituciones e ideología capitalistas desde el poder hasta que la imposición de las reglas capitalistas, el lucro y la ambición desmantelan el régimen

Las tensiones entre el deber ser de la rectificación expresado en la relación precedente, y la política práctica y los comportamientos, intereses, ideas y percepciones tan diversos de los actores reales, configuran el contenido del período 1986-89, con sus avances, detenciones y complicaciones del proceso

La caída repentina, escandalosa y sin honra del socialismo europeo, con el descrédito consecuente para las ideas y experiencias socialistas en todo el mundo, ha tenido también consecuencias muy perjudiciales para Cuba. El súbito final de la bipolaridad y unos Estados Unidos victoriosos y necesitados de predominio mundial ponen en grave riesgo la seguridad de Cuba. Amenaza recrudecerse la política de violencia sistemática que es el bloqueo económico que ya dura 30 años, una clara negativa a admitir la soberanía y la autodeterminación de los Estados más débiles si no actúan como exijan los Estados Unidos. Se trata de aislar a Cuba,  debilitarla en su capacidad económica hasta la asfixia gradual, deteriorar su vida social cada vez más, alentar de todas las formas posibles el descontento, el derrotismo y la desmoralización. Que la propaganda y los estereotipos que se difunden sobre Cuba sean consumidos y repelidos hasta tomarlos de sentido común, combinado con el aislamiento, las penurias, el deterioro de la capacidad de resistencia y de la voluntad de resistir, son los procedimientos y los pasos por los cuales se consuma hoy la agresión a la experiencia cubana.

Continuará se publica en dos partes

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1790 - 2017-07-05 06:02:14
postaporteñ@_______________________________

El quiebre del MLN-T en Argentina: el nacimiento de Nuevo Tiempo(I)

por Lic. Jimena Alonso y Lic. Magdalena Figueredo

Revista Encuentros Uruguayos

Volumen VII, Número 1, Octubre 2014, pp. 111 – 135

En el artículo que sigue a continuación nos proponemos analizar los hechos que culminaron en la renuncia de cuatro dirigentes Tupamaros a la dirección del MLN- T primero (en julio de 1974) y a la organización después (noviembre de 1974), generando por tanto el fraccionamiento de la misma. El objetivo central, es esbozar los factores que impulsaron y gestaron tal decisión y en este sentido desarrollar sus casuales y su posterior desenlace. Los “Renunciantes” -como fueron conocidos en un primer momento por su renuncia a la dirección -, lograron consolidarse como grupo a la interna y se alejaron del movimiento de un modo organizado a través de la creación de “Nuevo Tiempo”, grupo político que funcionó hasta 1977

Durante un período de cuatro a cinco meses, los “Renunciantes” analizaron la historia del MLN- T y la situación del Uruguay basándose fundamentalmente en la teoría marxista- leninista como herramienta de análisis. Por otro lado, analizaremos, el proceso que dio nacimiento a “Nuevo Tiempo” como organización independiente fuera del MLN-T, exponiendo las principales líneas políticas de este nuevo grupo, las alianzas políticas, su disolución y la posterior vinculación a los partidos tradicionales

El quiebre del MLN-T en Argentina: el nacimiento de Nuevo Tiempo

Propone un estudio de una de las fracturas ocurridas en la interna del movimiento tupamaro durante su exilio en Argentina.

 En este sentido, la idea central será la de profundizar en el caso específico de una de ellas, la renuncia de cuatro miembros de la dirección en julio de 1974 y la posterior creación de Nuevo Tiempo. A lo largo de la historia de los partidos políticos en el Uruguay se ha asistido a múltiples procesos de escisiones y fracturas derivadas de las coyunturas externas e internas de los mismos. La diferencia principal radica en dónde se manifiestan esas fracturas, si adentro o afuera del proyecto político en el que se encuentran. En el caso de Nuevo Tiempo, esta se manifiesta por dentro del movimiento alejándose de manera organizada. Luego de 1972 y hacia 1973, otra etapa comenzará para el Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros, la “derrota militar” /1 había dejado como saldo el encarcelamiento de muchos de sus miembros, y el exilio de otros tantos. El desmembramiento de la organización, debido a las circunstancias vividas, hizo que se buscaran nuevas alternativas desde dónde actuar. Ante este panorama, un gran número de militantes pasaran a residir en el exterior, reorganizándose desde allí. Los lugares que supieron ser sede de pequeños grupos de militantes Tupamaros fueron variados y disímiles desde el punto de vista de su incidencia y acción en el Uruguay, no obstante, hubo al menos dos centros que marcaron al MLN- T en el exterior, uno fue Chile y el otro fue Argentina

 Debemos recordar que estos no fueron los únicos países que brindaron refugio a los militantes Tupamaros; Cuba y otros países de Europa también fueron espacios de importancia e incidencia para un cúmulo de militantes. Sin embrago, y por la temática que nos convoca no profundizaremos sobre la reorganización del MLN- T en esos ámbitos. De esta manera entre 1972 y 1973 un número importante de militantes Tupamaros se encontraba en la República Argentina, lugar que los amparará por un largo tiempo. Según Porta y Sempol ya hacia 1970 “se calcula que la cantidad de residentes uruguayos en Argentina (que habían emigrado por razones políticas y/o económicas) superaba fácilmente las 60.000 personas.” (PORTA y SEMPOL. 2006: 98). Argentina, aparecía en el escenario del Cono Sur, como unos de los posibles lugares de concentración ya que si bien hacía 1972 continuaban con un gobierno militar –debido al golpe de Estado de 1966- en 1973 con la asunción como presidente de Héctor J. Cámpora, el país vecino se mostraba como uno de los espacios desde dónde era posible reorganizar al movimiento. Argentina además “ofrecía una ventaja adicional al clima político, su posición geográfica le permitía transformarse en una retaguardia estratégica para acciones que bolivianos, chilenos y uruguayos pudieran planificar desde allí” (MARCHESI 2008: 15) en el marco fundamentalmente de la Junta Coordinadora Revolucionaria (JCR)/2

Las razones que impulsaron a un núcleo importante de militantes del MLN- T a cruzar a la vecina orilla se basaron principalmente en la situación que se había desencadenado en Uruguay luego de abril de 1972 y que se agudizaron hasta el golpe de Estado de 1973. Como mencionamos, la “derrota militar” había dejado a la organización completamente desmembrada y fragmentada, hecho que llevó a la consolidación del MLN- T en Buenos Aires. Recordemos además que Chile, luego del golpe de Estado del 11 de setiembre de 1973, desapareció como otro de los posibles espacios de resguardo para los Tupamaros, lo que condujo además a un importante número de integrantes a emigrar hacia Argentina. Buenos Aires, de este modo, ofrecía a los extranjeros “un respiro para recompaginar y reorganizar su situación personal y a las organizaciones para estructurar el trabajo en el exilio.” (PORTA y SEMPOL. 2006: 100). Porta y Sempol agregan además que “la presencia activa de los legisladores Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruiz, Enrique Erro y Wilson Ferreira Aldunate configuró un espacio de representación simbólica del exilio. Confluirán como espacio de exilio más general otros destierros de la región y unos y otros serán afectados, primero, por la acción desde 1973 de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) y en adelante por el trabajo de la coordinación represiva denominada Operación Cóndor” (PORTA y SEMPOL. 2006: 98)

La gestación de “Nuevo Tiempo”: “los Renunciantes”

La situación del MLN- T en Argentina hacia 1973 y 1974 fue extremadamente compleja. Desde el punto de vista de su reorganización, la unidad interna se vio constantemente golpeada ante la falta de homogeneidad en las propuestas y en las acciones, las grietas a la interna del movimiento cada vez más hondas, y más difíciles de saldar, conducirán a la separación y posterior fractura de un sector dentro del mismo. Según Clara Aldrighi, “las crisis y divisiones del MLN a partir de 1974 (...), se debieron, en opinión de los testimonios, en primer término a la ausencia de liderazgos unificadores, a la impericia de los dirigentes, a sus disputas internas de carácter sectario, al abandono por parte de algunos dirigentes de las posiciones revolucionarias y finalmente de la misma izquierda, para adherir a los partidos tradicionales.” (ALDRIGHI. 2001: 118)

Por otro lado, las responsabilidades de la derrota de 1972 y los sucesivos golpes sufridos en los intentos de reorganización en 1973 y 1974, también fueron un tema de discusión y conflicto que dieron lugar a interpretaciones ideologizantes que condujeron a agudizar aún más los enfrentamientos políticos entre los miembros del movimiento. Los enfrentamientos de ese momento, son vistos “como frutos de peleas por el poder y el control de la organización más que por un verdadero debate ideológico.” (PORTA y SEMPOL. 2006: 107)

 La convivencia a la interna del MLN- T, en este período, se hizo cada vez más ardua y compleja. Era evidente, por otro lado, que la gestación de al menos dos fracciones que entrarían en pugna -los “Renunciantes” y La Tendencia Proletaria debilitaba aún más la cohesión de los Tupamaros en el exterior. Las medidas de seguridad y el riesgo constante hacían muy difícil y compleja la generación de una discusión fluida; por otra parte el manejo de la información en forma compartimentada no hacía más que profundizar las confusiones y el ambiente de desconcierto. El factor subjetivo, cobró mucha importancia en esta época, de este modo lo que se informa, quién lo informa y cómo lo informa tenía mayor trascendencia ante los hechos que podríamos considerar reales u objetivos. La carga subjetiva fue tenida en cuenta en varios documentos de la época, ya que se entendió que la mayoría de las acusaciones y cuestionamientos provenían principalmente de las visiones de los individuos, cargado de ataques personales. Marcelo Estefanell relata que “al negro Mansilla fueron a matarlo también, estaba condenado a muerte, y el tipo que lo fue a matar, estaban así como vos y yo y el negro lo adivino y le dijo me venís a matar y el otro se desarmó y terminó llorando, pero no cumplió la orden.”/3

La continuidad de la lucha armada, base fundamental del MLN- T, como táctica y estrategia a continuar, será otros de los temas de conflictos, aunque a diferencia de los otros puntos de tensión, este no se explicitará concretamente en aquel momento. Lógicamente estás no fueron las únicas causales de la división y del posterior fraccionamiento, la coyuntura en la que se encontraba inserto el MLN- T también jugó un papel clave. En este sentido, las relaciones con el Partido Revolucionario de los Trabajadores- Ejército Revolucionario del Pueblo (PRT- ERP) y su incorporación a la JCR fue otro de los elementos condicionantes de esta situación

“Dos corrientes que expresan a dos concepciones distintas”: la “Tendencia Proletaria” y los “Renunciantes” en pugna

Si bien resulta difícil ubicar en el tiempo la gestación de este proceso de fraccionamiento, si es posible encontrar alguna de sus raíces en los años precedentes, fundamentalmente si analizamos las discusiones e incertidumbres acerca de las tácticas a seguir en el Uruguay, y si tenemos en cuenta el ambiente que en ese entonces se vivía. Efraín Martínez Platero, militante del MLN-T, señala que cuando retornó a la capital argentina hacia principios de 1974, se encontró un MLN- T casi partido en dos, “yo sabía que había tendencias como siempre hubo en el MLN, discrepancias en diferentes cosas. Pero cuando volví a Buenos Aires en febrero o marzo del 74, estaban prácticamente definidas la Tendencia Proletaria y la Tendencia del Nuevo Tiempo.” (LESSA  2002: 302)

Con respecto a lo que cada una proponía añade: “La Proletaria era la línea más dura, que quería meter gente adentro (de Uruguay) para darle continuidad a la lucha armada. En principio se trataba de tareas organizativas, de la creación de infraestructura. La Tendencia Proletaria era favorable al partido de masas. Nuevo Tiempo tenía otra tesitura completamente distinta: aunque en aquel momento tenía una ideología tremendamente leninista, quería dejar la lucha armada de lado. Era muy crítico, un poco por toda la influencia que había tenido el PRT- ERP y del MIR chileno. (...). Nuevo Tiempo en ese momento estaba en una línea muy ortodoxa, pero no quería seguir (con la lucha armada) de ninguna manera.” (LESSA. 2002: 302)

En términos generales, los Renunciantes y la Tendencia Proletaria, tenían planteos y propuestas contrastantes entre sí, sus contradicciones hacia inhóspita la convivencia y compleja la construcción de una táctica y estrategia común, por lo cual se trazaba lo inevitable, el quiebre interno. Recordemos además, que éstas no eran las únicas tendencias existentes a la interna del MLN- T, aunque si serán las más destacadas y preponderantes en términos de discusión política. A grandes rasgos, las controversias entre las dos orientaciones del grupo dirigente de la organización fueron encendidas.

“Los renunciantes básicamente argumentaban que el MLN-T debía volverse un partido marxista leninista, que la vía revolucionaria había fracasado y que era hora de replegarse y reformular la estrategia de lucha política buscando involucrar a las masas”(PORTA y SEMPOL 2006: 205), en este sentido comenzaron a propiciar la salida de los militantes a Europa. Por otro lado, la “Tendencia Proletaria” por el contrario hacía hincapié en mantener la organización clandestina y fortalecer la resistencia a la dictadura. Rechazaba las acusaciones de foquismo, y buscaba también la consolidación de un partido que no desconociera los ejes de la organización revolucionaria.(PORTA y SEMPOL 2006: 205)

Aldrighi señala con respecto a este último punto que “el núcleo Buenos Aires que luego permaneció en el MLN (...) Insistía en no dejar de lado el análisis de los errores del pasado, pero sin perder de vista, en el ímpetu de la rectificación ideológica, los puntos de referencia de la organización revolucionaria.” (ALDRIGHI. 2001: 122).

La ruptura del MLN-T se procesó entre abril y noviembre de 1974, y el mismo fue protagonizado y conducido por cuatro dirigentes, quienes tuvieron un papel preponderante en ese proceso, ellos fueron: Luis Alemañy, William Whitelaw, Lucas Mansilla y Kimal Amir, integrantes de la Dirección del MLN- T en aquel entonces y renunciantes a la misma en julio de ese año. La división del movimiento se materializó en noviembre con el alejamiento de estos cuatro dirigentes. El profundo ambiente de desconfianza entre los integrantes del MLN- T tocó su punto máximo en la reunión del Comité Central “Miguel Enríquez” del 8 de octubre de 1974. Los cuestionamientos emanados allí estuvieron en parte dirigidos a los temas vinculados entorno a la “desviación de clase, [y a la] desviación pequeña burguesa”, que vivía la organización. Recordemos además que en esa ocasión se criticaron las decisiones y acciones de la Dirección, además de cuestionarse el “aislamiento de las bases, [el] estilo de trabajo, [la] no concreción de las políticas, [las] renuncias, [la] inorganicidad, [el] subjetivismo e inclusive [el] estilo no proletario de vida.” Desde esta perspectiva y el planteo central de la Comisión Política del MLN- T –integrada por miembros de la Tendencia Proletaria- estaba focalizada en que la tarea principal era “la construcción del Partido en el Uruguay/4 esto es el Partido proletario, clandestino y armado” /5

En aquella instancia se resolvieron, entre otras cosas, “la necesidad de dar forma y límites precisos (...) [al] Partido proletario de combate”, y por tanto “constituir la Comisión de obreros Tupamaros que se integrará con todos los compañeros en condiciones de ser considerados militantes del partido”. La Comisión de obreros Tupamaros –según estas resoluciones- “tendrá como tarea principal la construcción del partido, adoptado un funcionamiento partidario y en adelante ejercerá la dirección de nuestra fuerza militar: el MLN (T) y de organismo y organizaciones por el creados hasta la conformación orgánica de nuestro partido en la 3 Convención Nacional.” /6

Por otro lado, se aclaraba que el Comité Central, la Comisión Política, y la Comisión Militar, constituidos como la Dirección del partido y del MLN- T tendrán su sede en el Uruguay y por tanto se encargarán “de elaborar las orientaciones políticas del Partido de acuerdo a la línea del Partido y de dirigir prácticamente las células y las zonas del Uruguay.” /7  El Partido en consecuencia deberá ir construyendo “la fuerza militar que permita realizar acciones de mayor envergadura y nivel.” Por otra parte y en relación a la caracterización de los cuadros, se plantea y define que el Comité Central nombre “una comisión integrada por compañeros obreros en su mayoría y que en su práctica hayan demostrado una absoluta adhesión a la causa, su compromiso con la revolución y capacidad para esta tarea de gran responsabilidad a lo largo de su práctica.”/8

Esta resolución, culmina en la designación de cuatro cañeros o “peludos”/9, para integrar la dirección o la “comisión política”. Para Aníbal De Lucía la decisión de designar a los cuatro “peludos” fue un grave error que culminó con el MLN- T. Según este militante “ahí se termina de alguna manera, ahí los Renunciantes como ven que no hay arreglo como ven que los otros conspiraron y como ellos ya venían conspirando se termina el Comité Central, renuncian a la Dirección, y lo que se resuelve es poner a los cuatro peludos en la Dirección del MLN, que es como enterrarlo para siempre al MLN. (...).”/10

Críticas a la Tendencia Proletaria

La Tendencia Proletaria “fue duramente criticada por algunos integrantes de la organización que la consideraban “dogmática”, “acrítica” y “totalmente fantasiosa.” (PORTA y SEMPOL. 2006: 107). En un documento elaborado por los “Renunciantes” en noviembre de 1974, se hacía hincapié en varios temas de conflictos y oposición, causantes todos lógicamente de su separación. En el mismo, se desarrolla, el tema de la “contradicción principal”, en el que se pone en evidencia y se polemiza sobre las principales diferencias tácticas y estratégicas que tienen con la Tendencia Proletaria. Los que integraban el núcleo de los “Renunciantes” comprendían que el MLN-T se encontraba enfrentado a través de dos posturas el “foquismo de nuevo tipo”/11 por un lado, y el marxismo- leninismo por otro. Ubicaban allí por tanto que “la contradicción fundamental que debe resolverse en nuestro movimiento está dada entre el foquismo (...) por un lado, y la concepción proletaria marxista- leninista que plantea como la primera cuestión para poder avanzar correctamente por el camino de la revolución el análisis crítico de la historia de la lucha de clases en el Uruguay y el papel cumplido por el MLN dentro de ella -por otro-.”/12

Esta contradicción se agudiza entre la concepción proletaria y la no proletaria, dando nacimiento a la tendencia continuadora y restauradora del foquismo. En base a ello, los “Renunciantes” plantearon que los integrantes de este tendencia buscaron, “ubicar la contradicción principal entre militantes pequeñoburgueses y obreros, sin otra consideración que la extracción de clase de los mismos, apartándose del punto de vista marxista que exige tomar como rectora la línea ideológica y política, lindan así de hecho con el corporativismo de clase premarxista. ”  /13

 El foquismo que fue durante doce años el promotor de las acciones del MLN- T, es visto por los “Renunciantescomo un error estratégico y táctico, principalmente si se tienen en cuenta las consecuencias producidas. Entendían que “este pequeño grupo de compañeros continuadores y restauradores del foquismo, que hegemoniza la tendencia “proletaria”, habla de la clase obrera, del estilo proletario de dirección y de vida, dice combatir contra el pequeño- burgués, agita el marxismo- leninismo, para en los hechos, atacar el marxismo- leninismo y volver a hacer lo que la historia se ha encargado de negar. Agita banderas de rectificación en cuestiones secundarias, y errores que hemos cometido en este período, pero lo hace para mantener inamovible la concepción, pretendiendo transformar el pasado en perspectiva desconociendo así las enseñanzas de nuestra propia experiencia y la de las masas, y encubriendo de ese modo su verdadera posición y punto de vista militarista” /14

Por último, expresan ante “la afirmación de que nos habíamos “adueñado arteramente de la dirección y sin ánimo de largarla” /15, los “Renunciantes” afirman que: “Lo dijimos mucho antes de las renuncias, durante y después de ellas, que, por sobre la cuestión de estar o no en la dirección, habían insoslayables principios a resolver; historia, ideología, línea política, análisis de situación, etc. Pero además lo reiteramos en el CC, pidiendo ser relevados de este. Y lo reiteramos hoy, en el sentido de que estamos más convencidos que nunca que lo primordial es servir al pueblo y a la revolución, lo demás, dirección, MLN, etc., es secundario. (…). El error de cálculo de los compañeros de dicha tendencia radica en que nosotros la cuestión esencial, rectora, de nuestro comportamiento reside no en la lucha por los cargos, sino en el compromiso asumido con los intereses de nuestro pueblo y la revolución.” /16

Críticas a los Renunciantes

Desde dentro de la organización también se criticó la postura asumida por los “Renunciantes”, cuestionando sus acciones y propuestas. Una integrante de la dirección “Elena” -entrevistada por Aldrighi- que permaneció en el MLN de Buenos Aires después de la fractura, señalaba con respecto a los “Renunciantes” lo siguiente: “[Ellos] intentaban imponer a la fuerza una serie de esquemas en formas dogmática. Quien no compartía esos esquemas, no entendían la verdad. No concebían que se tuviera una posición diferente: quien no comprendía era un pequeño burgués desviado. Sus discusiones eran una suma de insultos políticos, que terminaban coartando la participación y la discusión. (...). Nosotros pensábamos que lo más importante era mantener unida a la organización clandestina y reunir gente para la lucha contra la dictadura. Ellos pensaron que no (...). Tenían poder, porque realmente, hasta la renuncia, eran los que gobernaban la organización. Al irse se llevaron gente –no la mayoría- pero sí casi toda la infraestructura, gran parte de los “locales” y el dinero. (...). Con sus documentos y sus declaraciones de pureza izquierdista, engañaron a mucha buena gente. Ahora bien, no se puede decir que todos los renunciantes fueran pésimos y las únicas buenas personas quienes estábamos del otro lado. No. Basta pensar en Whitelaw. Muchos militantes adhirieron en un primer momento y luego entendieron como eran en realidad las cosas por detrás de las palabras. Pero importante es el fenómeno político que generaron: la desarticulación del MLN” (ALDRIGHI. 2001: 122)

Eleuterio Fernández Huidobro, realiza en su libro, “En la Nuca” una exhaustiva crítica a los sucesos de aquellos años y a las decisiones asumidas por el colectivo tupamaro en general y por los “Renunciantes” en particular. Sobre este aspecto, plantea: “(...) el gran golpe al MLN se produjo después de 1972 debido a las gravísimas decisiones tomadas en Chile y Argentina. Entre ellas hubo una que resultó fatal: se resolvió la autocrítica. (...). Esa autocrítica y sus funestas consecuencias deberían formar parte de la de hoy. Autocrítica de la Autocrítica porque fue el golpe en la nuca del MLN. Costó demasiadas vidas ese asunto. (...). En los casos de más cruda responsabilidad, los que entonces dirigían con absolutismo al MLN y lo transformaron por decreto en el “Partido del Proletariado” para sacarlo de sus deformaciones pequeño- burguesas (causa principal según ellos de la derrota del 72) terminaron en el Partido Nacional unos y en el Colorado otros...Hasta hoy.” (FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 13)

Ahora bien, a través del análisis que realiza Fernández Huidobro, en su libro, accedimos a uno de los documentos que la Tendencia Proletaria elaboró criticando las posturas y acciones de los “Renunciantes”. En términos generales, las críticas se dirigieron tanto a los modos de vida de los ex integrantes de la dirección, así como también a la ostentación de dinero y comodidades que estos tenían. Por otro lado, las acusaciones económicas fueron centrales, y en este sentido, la apropiación indebida de dinero, armas y locales, fue otro de los centros de conflicto. Además, en otro orden, se ubicaron también los cuestionamientos vinculados a la manipulación u omisión de la información, así como la falta de compromiso de éstos dirigentes. Como mencionábamos, la Tendencia Proletaria cuestionó los modos de vida cotidiana y las costumbres que los “Renunciantes” tenían, los cuáles según éstos eran absolutamente objetables por la realidad en la que estaba insertos. De esta manera, puntualizaban “los delirios de grandeza y la falta de modestia, se documentan también en el estilo de vida y de trabajo de los dirigentes y en la forma en que se administró el patrimonio y la seguridad de la Orga; aunque en todo ello ha contribuido la naturaleza preponderantemente pequeño- burguesa de la base. (...). No es de extrañar, igualmente, que en todo este último período brillara por su ausencia algo que es esencial en el quehacer revolucionario: la lucha armada, las acciones(...).”(FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 33)

 En este sentido lo más criticable era que se creaba una profunda diferencia entre los modos de vida de la base y la dirección, generando por consiguiente que la organización tupamara perdiera paulatinamente sensibilidad social y agudizaba aún más “las desviaciones de clase.” (FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 36). Las acusaciones de tipo económicas fue otro de los duros planteos esbozados por la Tendencia Proletaria, en contra de los “Renunciantes”. En este sentido, se los acusó de “malversación de fondos y apropiación indebida de un millón doscientos mil dólares que se entregaron en febrero último a la Dirección del MLN, para ser entregados a una organización hermana. Hasta el día de hoy esa suma tan importante de dinero no se ha entregado a sus destinatarios, existiendo una reclamación de los damnificados, la que no ha sido satisfecha.” (FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 36) Por otro lado se los cuestionaba por la “gran concentración de armas en un solo local y caída de la totalidad de las mismas (...), sin que nadie haya sido responsabilizado hasta ahora por el hecho y lo que ello significa: como irregularidad en la administración de las cosas y como perjuicios para la revolución.” (FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 36)

Alfonso Lessa, plantea que para Martínez Platero lo de la presunta falta de dinero y el cuestionamiento por las armas “pudo haber formado parte de una campaña de desprestigio de la Tendencia Proletaria en contra de los que no la acompañaban, como Whitelaw.” Ya que, y según el recuerdo de Martínez Platero: “Dio la casualidad que en los correos el que llevaba toda la infraestructura de la organización era Whitelaw. Y el usó dos o tres correos para llevar la plata dividida a Chile. Una parte se dio en Argentina y otra parte se llevó a Chile.” (LESSA. 2002: 305). Un análisis publicado en el periódico de Nuevo Tiempo en abril de 1975, valoraba que no sólo el MLN- T sino que toda la izquierda uruguaya enfrentaban “una profunda crisis de carácter ideológico y de línea política. En su interior se han desarrollado en pugna dos tendencias principales, claramente antagónicas. Por una parte, las posiciones que se caracterizan por aferrarse al pasado y sus errores, sin analizarlo críticamente, (...). Por otro lado, quienes nos orientamos por corregir los errores y por una alternativa política independiente y revolucionaria de la clase obrera y el pueblo. (...).” (ALDRIGHI. 2001: 121)

Vigencia de la lucha armada y el aparato armado: balances y cuestionamientos

El tema del abandono de la lucha armada, nunca será tratado como tal, en la interna del MLN- T. Múltiples elementos parecen indicar que allí radicaban las principales diferencias aunque ello no se discute ni se resuelve. Ya que, de ponerlo sobre el tapete corría riesgo la propia identidad del MLN- T y sus propias bases estratégicas y programáticas, además del problema ético que ello podía acarrear. Aníbal De Lucía, afirma con respecto a este tema que “vos no podías decir que dejabas la lucha armada y él no lo iba a decir [haciendo alusión a Lucas Mansilla]. Dentro del MLN no podías decir eso, porque si te ibas a ir, si te ibas del MLN con un montón de compañeros, y si vos decías que dejabas la lucha armada de ese motón de compañeros que se iban a ir, no se iban, se iban cuatro. (...)”/17

De todas maneras los ex militantes tupamaros, esbozan superficialmente su postura con respecto a este tema. En el documento de su renuncia a la organización, plantean lo siguiente: “Los compañeros de la tendencia “proletaria” insisten en no extraer enseñanzas ni siquiera de nuestra propia experiencia. Es sabido que la Organización, al tomar como lo fundamental su actividad militar, perdió de vista las posibilidades que para la lucha política de las masas encerraban las libertades democráticas, en la idea errónea de que un mayor nivel de acciones de nuestro aparato conduciría al pueblo al enfrentamiento decidido con la burguesía.”/18

Ahora bien, volviendo a los hechos concretos, luego de la derrota de 1972, hubo quienes quisieron organizar la contraofensiva desde Buenos Aires con el apoyo de los pocos cuadros y militantes que aún quedaban en Montevideo. Alemañy, junto a otros como Lucas Mansilla, fue uno de los actores decisivos en desarticular esta iniciativa. Para Alemañy, “se trató de un intento de evitar un segundo baño de sangre que acabaría con la vida de jóvenes que estaban aislados en Uruguay, sin la preparación ni el apoyo necesario.” Martínez Platero quién efectuó un análisis similar, plantea que: “No había cuadros militares que pudieran compararse con un cuadro del Ejército. Había tiratiros, que eran carne de cañón y a los que podían matar en cualquier momento.” (LESSA. 2002: 51)

Efraín Martínez Platero quién permaneció en el país durante un tiempo, continuó ocupándose de lo poco que quedaba, aunque no era el único. Otros, “como Luis Alemañy, viajaban clandestinamente desde Buenos Aires a Montevideo para analizar con qué contaba la organización dentro del país, a fin de cumplir con la contraofensiva que promovían las líneas más duras.” (LESSA. 2002: 17). Entorno a ello, Luis Alemañy señala que a comienzos de 1973, la dirección del exterior propuso la suspensión de la lucha armada por razones tácticas, de esta manera expresa: “Vuelvo a Uruguay en enero de 1973, como miembro de la dirección en el exilio. No estaba de acuerdo con la resolución de reemprender las actividades armadas en Uruguay, la que había quedado de 1972. Pedí que me dieran la posibilidad de discutir las razones que teníamos nosotros para reemprender inmediatamente las acciones armadas. La realidad me ayudó mucho para convencerlos.” (ALDRIGHI, 2001: 119). No obstante ello, y en ese contexto se reunieron en abril de 1974, en la Playa de la Agraciada, Luis Alemañy y William Whitelaw para analizar la situación. Whitelaw había cruzado clandestinamente por el río Uruguay buscando una ruta para ingresar armas. Sin embargo las noticias que tenía Alemañy eran desalentadoras: “la estructura era casi nula y sólo aguardaban órdenes algunos militantes muy jóvenes y sin ninguna preparación.” Alemañy señala con respecto a este hecho, lo siguiente “el 17 de abril de 1974 se lo comunico a Willy Whitelaw en la playa de la Agraciada, adonde había venido a visitarme desde Buenos Aires. Le explico que estaba en minoría, tres a uno; que había puesto como condición esperar a que pasara el 1º de mayo para hacer acciones armadas, para ver si había movilización popular. Estaba convencido de que eso no se iba a producir. Me decía que sí, que había resistencia silenciosa que se iba a expresar ese día. Se antepuso entonces un plan de movilización de masas para el 1º de mayo, con el cual también estaba en contra, porque debía generar enfrentamientos en un plano de desigualdad, donde podía ir a la muerte un montón de gente gratuitamente.” (ALDRIGHI, 2001: 119)

Alianzas políticas

Otro elemento de conflicto eran las alianzas políticas que se proponían y pregonaban. Este aspecto no hacía más que agregar ingredientes de tensión a los ya existentes. Recordemos, que el Comité Central de octubre había resuelto, con respecto a la política de alianzas, lo siguiente: “nuestra principal tarea hoy es insertar el Partido en la clase obrera, cuestión esta que no existe, por lo tanto entendemos que a partir de este período, de esta realidad objetiva, no se corresponde realizar alianzas de ningún tipo, salvo aquellas que se den naturalmente en los centros fabriles. (...).”/19

De esta manera, por ejemplo, el fluido relacionamiento que los “Renunciantes” mantenían con personalidades tales como Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, según Alemañy no iba en correspondencia con las líneas políticas del MLN- T (LESSA. 2002: 295), lo que hacía más dificultoso la posibilidad de aunar criterios. Por otro lado, el paulatino alejamiento político de la JCR, profundizaba las grietas. En este sentido Astrid Arraras, plantea que “el análisis de los “renunciantes” [sobre] el contexto uruguayo también los condujo a (...) re evaluar sus alianzas anteriores y las modificaron. De este modo, “los “renunciantes” decidieron alejarse de la JCR porque ellos abogaron la teoría “foquista”. Para los “renunciantes”, los miembros de la JCR no analizaron las condiciones particulares en Uruguay y mecánicamente transfirieron sus opiniones y tácticas al Uruguay. Finalmente, los “renunciantes” decidieron participar dentro de una nueva alianza independiente orientada, la Unión Artiguista de Liberación (UAL), para tomar los primeros pasos hacia la unidad de todos los grupos sociales y políticos para derrocar la dictadura y sustituirla por un gobierno democrático y patriótico.” (ARRARAS 1998: 256). Para Alemañy las principales críticas de las que eran objetos, se basaban en su condición de pequeños burgueses -según los integrantes de La Tendencia Proletaria- y sus propuestas de alianza política, con otros políticos uruguayos en la Argentina. “Se nos criticaba por ser pequeño- burgueses y porque propugnábamos alianzas con políticos burgueses como Erro y Michelini. Nos alegrábamos mucho de que no supieran de nuestra amistad con Gutiérrez Ruiz, porque ahí sí que nos hubieran condenado. Por supuesto, tanto él como Michelini fueron una gran ayuda para nuestra evolución en las ideas. Todos nosotros discutíamos con ellos, se encontraban con todos los uruguayos en Argentina, resolvían problemas. Hablábamos de la política uruguaya, podíamos hablar de política, cosa que en el MLN ya no se podía.” (ALDRIGHI. 2001: 120)

Propuestas de Nuevo Tiempo

Luego de su renuncia a la dirección del MLN-T, y de su alejamiento de la organización, producida el 28 de noviembre de 1974, los ex militantes tupamaros, comenzaron a plantear la construcción de una organización independiente. De esta manera, en abril de 1975, constituyen la organización “Nuevo Tiempo”. En síntesis, la propuesta estratégica de Nuevo Tiempo, era la construcción de un partido de masas, ideológicamente vinculado al marxismo leninismo, y que se planteara –en esta etapa-el abandono de la lucha armada. También sugerían que era inconveniente volver a entrar al Uruguay clandestinamente por las condiciones que existían en el país y proponían ampliar su política de alianzas, a los grupos democráticos de los partidos tradicionales que luchaban contra la dictadura. En la primera Circular Interna de la organización, ellos mismos se definen de la siguiente manera: “la organización Nuevo Tiempo surge del nucleamiento de los elementos que habiendo comprendido la situación y las necesidades políticas anteriores, aspiran a formar parte y a trabajar consecuentemente en la construcción del partido marxista- leninista, del frente revolucionario y de las fuerzas armadas populares, proviniendo su núcleo central de le escisión del MLN y del “26 de Marzo.”/20 Como hemos visto en apartados anteriores, el debate sobre la necesidad de desarrollar un partido y su eventual contradicción con la teoría del foco no era nuevo en el MLN- T. En 1967 dicha organización daba a conocer su Documento 1, donde ya se explicitaba su idea con respecto a la construcción de un partido. En él indicaban que era “necesario contar con un Partido Revolucionario profundamente arraigado en las masas, para hacer la Revolución Socialista, ese Partido hoy no existe como tal si bien puede existir embrionaria o potencialmente (…). La construcción del Partido Revolucionario es un producto de la lucha de clases y no se pueden adoptar recetas sobre el mismo. (…). Mientras esto no suceda, la Revolución no puede esperar. A cada revolucionario, o a cada grupo revolucionario solo cabe un de hacer la revolución con o sin partido.” (CULTELLI  2006: 69)

En agosto de 1971 el grupo había emitido el documento “Foco o partido, un falso dilema”, en el que se aseguraba que no era conveniente contraponer elementos referidos a la organización, con lo que tiene que ver con el método. Es decir, el partido es una forma de estructurar internamente una organización, y el foco es el método de lucha guerrillera que dicha organización puede utilizar. Según Andrés Cultelli, allí se planteaba la necesidad de construir un Partido de masas, dejando afuera lo central, el Partido de cuadros, el que debió crear el MLN- T para dar el gran salto cualitativo necesario en el curso de su desarrollo. Y luego agrega, “el partido revolucionario de cuadros es inseparable de la teoría marxista leninista y ésta no puede aplicarse cabalmente sin la construcción de aquel.” (CULTELLI. 2006: 88). Esta cuestión, no se relacionaba sólo con el MLN, sino que atravesaba a la izquierda latinoamericana y constituía uno de los asuntos centrales de debate entre los partidos comunistas (en especial los prosoviéticos) y las guerrillas guevaristas. (LESSA. 2002: 109). A partir de la influencia de la revolución cubana y de su declaración marxista leninista, esta ideología ocupó un lugar destacado en el pensamiento de la izquierda latinoamericana. Andrés Cultelli, señala tres fases por las que pasó la organización para adentrarse en la teoría del marxismo leninismo. “Una, de carácter dogmática. Con gran esquematismo y poca reflexión. Pretendemos conocer la realidad, nada más que citando los clásicos, sin más. Como si todo el conocimiento del medio que deseamos transformar estuviera en los libros. Nada más negativo e impropio que esto. Dos, sin tanto apego formal a los textos, comenzamos a reflexionar con alguna independencia de los mismos, y a vincular los hechos que deseamos dominar con la teoría. Esta fase ya no se puede calificar de negativa. Es más crítica y acaso sirva de puente para llegar a la tercera, a la necesaria en el proceso de formación teórica. Pero es a nivel de esta fase en la que quedan la mayoría de los militantes y los cuadros intermedios, ya que los grandes cuadros o los de mayor nivel –cuyo proceso de formación lleva décadas, no años- hay que ubicarlos en la fase siguiente. Tres, cuando se profundiza en la filosofía marxista leninista y de ella se ha aprehendido el método de análisis, como guía para la acción. Cuando se ha incorporado la dialéctica a la conciencia, como diría Lenin.” (CULTELLI. 2006: 66)

De allí en adelante se profundizó la etapa de división del MLN y surgieron con más fuerzas las discusiones teóricas sobre el marxismo y acerca de la creación de un partido de masas. En la primer Circular Interna de la organización, Orígenes y situación actual de la escisión, los miembros de Nuevo Tiempo, señalan claramente su adhesión a esta ideología. “El nuevo período interno que se abre luego de la ruptura con el MLN debemos caracterizarlo marxismo-leninismo.”/21

Profundizando un poco más en este concepto, la elección de los militantes del núcleo central de Nuevo Tiempo, tenía como ejes centrales: “la trayectoria política del militante alabada históricamente; su adhesión a la línea política y la profundización en los aspectos ideológicos que la sustentan; la puesta en práctica de manera creadora y consecuente en la línea política; el estudio, la propaganda y la defensa de la línea política y sus fundamentos; el compartir y practicar los principios ideológicos leninistas de carácter orgánico: el centralismo democrático, la crítica y la autocrítica, el principio de trabajo colectivo y la responsabilidad individual; la disciplina partidaria referida a la puesta en práctica de la línea política del partido entre las masas; el militar organizadamente en una célula u organismo del partido.”/22

A la vez, cada militante tenía la obligación de extender y construir el partido, en cada frente de masas en el cual estuviera inserto, formando Círculos de Nuevo Tiempo entre aquellos que simpaticen con la línea política de la organización. Esto significa que los círculos son organismos partidarios de carácter amplio, en donde sus integrantes deben aceptar la construcción política, siendo la única condición la da ser aspirantes a integrar el partido. Desde el punto de vista ideológico, la construcción del partido debía darse sobre la base de algunos lineamientos básicos. El primero de ellos, es el carácter proletario de la ideología del partido. “El carácter proletario se debe fundamentalmente al papel dominante que desempeña la ideología proletaria y el partido portador de esa ideología, más q que el papel determinante en la revolución lo constituye la ideología y la política proletarias.” /23 En segundo lugar, y como eje fundamental, tenemos la ideología marxista leninista, como base para la construcción del partido. “La teoría para la revolución en Uruguay surge de la aplicación de las leyes generales del marxismo leninismo a la situación concreta del Uruguay, para así poder transformarla. Esto implica necesariamente el conocimiento de la sociedad en lo que se refiere a: desarrollo del capitalismo y formas particulares de la dependencia, análisis de clases, movimiento y relación entre las mismas, historia de la clase obrera uruguaya, carácter de la revolución y la vía de acceso al poder, teoría de construcción del partido (entendiendo por esta el carácter de la organización leninista y los aspectos ideológicos de la misma), la teoría del partido, expresada en su programa y en su línea política.”/24  Este partido debía tener una amplia relación con las masas y sus militantes un estrecho contacto con el pueblo y las clases proletarias. “Si no existe una relación dialéctica entre el partido y las masas, este se transformará en una secta “árida”, dogmatico y sin vida, incapaz de cumplir con sus objetivos. El vínculo principal del partido con las masas lo constituye su línea política y los cuadros marxistas leninistas.” /25

Y más adelante agrega, “el partido que aspiramos construir tiene que tomar como punto de partida la síntesis del movimiento obrero internacional, así como la síntesis de la experiencia de la clase obrera uruguaya.”/26 Los integrantes del colectivo Nuevo Tiempo, entendían que transformar el MLN- T en un partido marxista leninista, terminó siendo sólo una ilusión. De esa manera, esta propuesta no hizo más que producir durante dos años un dificultoso proceso de enfrentamiento interno entre corrientes que se mostraron como incompatibles en el plano ideológico. Por consiguiente “la ilusión de transformar el MLN (T) en un partido marxista leninista, basados en la modificación de su política y los aspectos positivos que por aquel entonces encontrábamos en su práctica desato durante dos años un arduo proceso de lucha interna entre corrientes antagónicas en el plano ideológico: el populismo foquista y el marxismo leninismo.”/27

Entendían además que “el partido no es quién le hace la revolución a las masas, sino que por el contrario, es la voluntad concentrada de aquella su papel principal es dirigirlas, en todos los aspectos y situaciones. Pero para que esto sea posible el partido debe mantener con las masas una profunda relación dialéctica de interioridad. Solo así cobra su real sentido proletario y dialéctico el centralismo democrático que debe reglar el funcionamiento del partido.”/28

Comprendían que estos aspectos condujeron a incurrir en errores políticos de importancia para “las masas y para los revolucionarios”, de este modo se contribuyó negativamente a aumentar aún más la confusión política existente en aquel momento. Desde esta perspectiva, y claro está, desde su enfoque los mayores errores fueron: “la interpretación dogmática, contraria al leninismo y de fuerte influencia trotskista, del carácter de la revolución en el Uruguay, al confundir de la etapa de liberación nacional. (...). Esta desviación nos condujo a ubicar la contradicción principal entre la burguesía y el proletariado, desestimando entonces, la necesidad de establecer una sólida alianza con las demás clases populares frente al enemigo principal: la oligarquía y el imperialismo.”/29  Desde el punto de vista de las tareas concretas a desarrollar, podremos señalar que en 1975 publican el periódico “Nuevo Tiempo”, del cual pudimos acceder sólo a dos ediciones, desconociendo hasta cuando se realizó dicha publicación. La propaganda y la agitación, son las tareas fundamentales de esta nueva etapa. En los fundamentos de esta publicación, se señala: “la esencia de la propaganda reside en la vinculación del partido con las masas y, en forma particular con la vanguardia obrera, es uno de los instrumentos fundamentales para fundir las ideas socialistas con la clase obrera y sus clases aliadas (…). Por estas razones, la propaganda constituye un eje de construcción del partido marxista leninista, al educar permanentemente a la clase obrera y a las más amplias masas, en la interpretación de todos los hechos políticos, ideológicos, culturales, etc., y el comportamiento actual de todas las clases sociales, es decir, el carácter del imperialismo del sistema capitalista, el papel del estado burgués (…), el reformismo, así como la influencia de estas corrientes en el seno de la clase obrera y el pueblo” /30   En cuanto a la agitación, señalan: “la agitación en cambio, consiste en el arte de introducir en las más amplias masas populares, una o dos ideas claras y precisas, dirigidas a de régimen.”/31  Y luego agregan, específicamente “la tarea práctica de cada militante de Nuevo Tiempo es: difundir el periódico, estudiarlo, discutirlo, y una vez comprendida la línea política, aplicarla creadoramente a la situación particular, organizando a la clase obrera y al pueblo.”/32

Como objetivo a corto plazo, “el partido debe impulsar una amplia política sindical (…) con una gran representatividad tendiente a reunificar a la clase obrera en la lucha contra la dictadura y la reestructuración de la CNT bajo una política revolucionaria. Esto implica, además tener una plataforma concreta y amplia, impulsar la constitución de agrupaciones amplias (…) dentro de las cuales los militantes deberán desarrollar un trabajo en profundidad sobre los elementos más conscientes en torno a los planteos políticos e ideológicos de Nuevo Tiempo.”/33  Luis Alemañy, sostiene que si bien los miembros de Nuevo Tiempo, se fueron más o menos organizados del MLN-T, luego casi no existió un funcionamiento orgánico entre ellos. Como veremos en el apartado siguiente, fueron reconociendo otros líderes políticos, como Wilson Ferreira Aldunate, y Zelmar Michelini, quienes los alentaron a tomar un camino diferente al de las armas. “De acuerdo a la visión de Alemañy, el asesinato de Michelini, y Héctor Gutiérrez Ruiz junto a Whitelaw y su pareja Rosario Barredo, liquidó un proceso de acercamiento iniciado en Bs As, y destinado a promover la restauración de la democracia en Uruguay. Muchas veces se subrayó la condición de tupamaro de Whitelaw, pero ignorando el proceso de fracturas del MLN en el exterior y el papel que estaba cumpliendo el ex guerrillero, partícipe del grupo que evitó la contraofensiva.” (LESSA. 2002: 316)

La tarea fundamental en esta etapa, era organizar en todos los niveles posibles la  resistencia contra la dictadura. “Solo la lucha tenaz y organizada de los que viven de su trabajo; sólo la voluntad inquebrantable de los orientales de hacer temblar a los tiranos; sólo la decisión del pueblo en el combate por la independencia nacional, las libertades públicas y la justicia social, logrará voltear a la dictadura.”/34  El plan consistía luego en la instalación de un gobierno provisorio “integrado por representantes de todas las fuerzas políticas, y sociales y de todos los orientales, civiles o militares, que hayan luchado contra la dictadura; que no sea una vuelta atrás ni una estafa a las legitimas aspiraciones por las que luchó el pueblo.”/35

Este gobierno debía tomar las siguientes medidas: libertad de todos los presos políticos; vigencia de las libertades públicas sindicales e individuales y cese de las persecuciones; derogación de toda la legislación represiva; expulsión de misiones militares extranjeras y denuncia de todos los tratados militares contraídos; aumento general inmediato de salarios, jubilaciones y pensiones, adecuados al costo de la vida; reapertura de todas las fuentes de trabajo; garantizando el derecho a ocupación y combatiendo toda forma de tráfico de empleo, recomendaciones, etc. aplicación de medidas de emergencia para resolver los problemas de vivienda y salud de la población; reposición de todos los despedidos por causas políticas y sindicales; aplicación de las medidas que posibiliten la vuelta a la patria de los miles de uruguayos expulsados por la desocupación y la persecución política; depuración de todos los organismos públicos de quienes hayan incurrido en prácticas de represión y despojo; juicio a todos los responsables de torturas, crímenes, vejámenes y atropellos a la dignidad y los intereses del pueblo; eliminación de todas las medidas promulgadas por la dictadura cívico militar a espaldas del pueblo uruguayo; derogación inmediata del CONAE, y de la Ley de Enseñanza, cese de las persecuciones a profesores y estudiantes; respeto de la autonomía universitaria; adopción de drásticas medidas que impidan la fuga de capitales que por cualquier vía intenten evadirse hacia el extranjero; libre funcionamiento de todos los partidos políticos y medios de difusión que no hayan estados comprometidos con la dictadura; suspensión del pago de la deuda externa; restablecimiento de las  relaciones con Cuba; convocatoria inmediata a elecciones por unidades de decisión popular en la ciudad y el campo, con base en los centros de trabajo y agrupamientos barriales y regionales, de una asamblea nacional constituyente y legislativa que deberá consagrar las bases de las nuevas formas de organización social /36

Recordemos que en 1970, antes de la caída de la dirección que se encontraba en Almería, ya se habían realizado algunas negociaciones entre los tupamaros y algunos miembros del Partido Nacional, con el fin de establecer un gobierno de coalición para  cuando se produjera la renuncia de Pacheco. Podemos pensar, entonces, que en algunos de los miembros que fundaron Nuevo Tiempo, esta idea seguía generando atracción y posibilidades desde el punto de vista ideológico. Debemos tener en cuenta, que quién en aquel momento, negociaba con el Partido Nacional en nombre del MLN-T era Lucas Mansilla, uno de los principales dirigentes de Nuevo Tiempo De este momento, Efraín Martínez Platero, señala “Nosotros, todavía teníamos la confianza de que Ferreira ganara las elecciones, porque sabíamos que el trato iba a ser distinto.”/37

Como veremos más adelante, los vínculos con las fuerzas democráticas de los partidos tradicionales –fundamentalmente el Partido Nacional- se estrecharán aún más. Algunas de las reivindicaciones que planteaban los militantes de Nuevo Tiempo, eran viejas aspiraciones de la izquierda uruguaya: reforma agraria, nacionalización de la banca, nacionalización del comercio exterior, ruptura con el FMI, suspensión del pago de la deuda externa, expropiación de las industrias estratégicas y sectores claves de la economía, planificación general de la economía, desarrollo de una marina mercante nacional, impulso de obras viales y energéticas de acuerdo a las necesidades de desarrollo del país, creación de mecanismos de control, planificación y decisión popular en todos los lugares de trabajo, eliminar la intermediación de distintos ámbitos de la actividad productiva, realización de una efectiva producción social que no sea una limosna y que permita la protección efectiva de la niñez, la vejez y la invalidez, viviendas decorosas y atención de la salud,  desarrollo de un sistema único que permita al pueblo a todos los niveles de la enseñanza, control obrero y popular sobre los medios de difusión y los servicios culturales, defensa de la soberanía nacional y autodeterminación de los pueblos , política exterior independiente de  las grandes  potencias, reorganización del servicio exterior y realización de una Asamblea Constituyente que garantice estas propuestas /38

- postaporteñ@ 1789 - 2017-07-03 09:19:51
postaporteñ@_______________________________

El quiebre del MLN-T en Argentina: el nacimiento de Nuevo Tiempo (II)

Vínculo con la Unión Artiguista de Liberación (UAL)

Luego de producido el golpe de Estado en Uruguay, en junio de 1973, varias figuras de la política nacional, emprendieron también su exilio a Buenos Aires, como Enrique Erro y Zelmar Michelini. Desde el comienzo de su exilio, ambos trabajaron para denunciar a la dictadura en Uruguay. En el caso, del ex senador Enrique Erro, intentó trabajar en la creación de una alianza de la oposición. “Un informe de diciembre de 1973 bosquejaba la coalición y establecía las tareas de cada sector: la corriente / tendencia para nutrir la organización, fracciones de los partidos tradicionales para hacerla más representativa y tupamaros, para llevar adelante acciones de sabotaje.” (MARKARIAN 2006: 60)

En el medio de prensa de Nuevo Tiempo, también se planteaba la posibilidad de conformar una alianza que uniera a las fuerzas políticas y sociales que se encontraban en Argentina, y que tenían como punto central dentro de su estrategia el derrocamiento de la  dictadura.“La unión más amplia de todas las fuerzas dispuestas a enfrentar la dictadura, y la acción a todos los niveles de una organización política revolucionaria, son imprescindibles para desarrollar la resistencia y conquistar la victoria/”39  La creación de la Unión Artiguista de Liberación (UAL), fundada en Baires en octubre de 1974, fue un primer paso hacia la creación de una alianza, con éstas características, aunque no integró a miembros de los partidos tradicionales. En el acuerdo programático de esta unión, se señala que “la UAL se define revolucionaria, Artiguista, nacionalista, latinoamericanista y socialista, luchando por una sociedad donde se eliminen todas las formas de opresión del hombre por el hombre, y solidaria con las luchas de liberación de todos los pueblos oprimidos.”/40

Los principales miembros de esta unión, además de las figuras de Erro y Michelini, fueron los miembros de Nuevo Tiempo, los Grupos de Acción Unificadora (GAU), las Agrupaciones de Militantes Socialistas (AMS) y los dos grupos en que se dividió en Buenos Aires el Partido Comunista Revolucionario (PCR). Algunas investigaciones señalan, que el grupo denominado “Tendencia proletaria”, participaba de esta organización en calidad de “oyentes”, por no haber tomado definiciones al respecto. (PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. 2007: 159). Nuevo Tiempo, señalaba con respecto a la necesidad de unir las fuerzas que se pronunciaban contra la dictadura, “teniendo presente el carácter del enemigo principal, las tareas inmediatas del período, los profundos deseos unitarios de nuestro pueblo y ateniéndonos firmemente a los principios, estimamos imprescindible trabajar en función de un gran frente de lucha contra la dictadura basado en la  unidad de acción, en torno a las conquistas de las libertades democráticas, el bienestar popular y la soberanía nacional. (…) con tal amplitud, que permita abarcar al conjunto de las fuerzas sociales y políticas, en todas sus manifestaciones: patrióticas, democráticas, progresistas, marxistas, nacionalistas, civiles, militares, blancos, colorados, religiosos, etc., para golpear concentradamente contra el enemigo principal.” /41

El acuerdo programático de la UAL, establecía que “nace en este momento histórico trascendente para nuestro país y América Latina, con el propósito de reivindicar la tradición y la doctrina del artiguismo, tantas veces traicionadas y deformadas por las oligarquías nativas (…). Inspirándonos en las luchas históricas del pueblo oriental, desde la colonia hasta la fecha, tomamos el legado de José Artigas, tan vigente hoy, como guía de las futuras luchas de nuestro pueblo”/42

Después de realizar un exhaustivo análisis de la realidad de nuestro país, y de las características del régimen, señalan que “está claro que la única alternativa real de liberación y bienestar para el pueblo pasa por la revolución nacional y popular, que destruya definitivamente los lazos de dependencia con el imperialismo y elimine la dominación oligárquica. Para ello, es necesario crear las condiciones del nuevo poder popular y revolucionario, organizar al pueblo para defender su programa en todos los terrenos, preparándose para nuevas ofensivas que derroten la dictadura y frene cualquier intento de detener la lucha popular o desviarla de sus objetivos con alternativas de “recambio” que sólo buscan prolongar la explotación y la miseria de los orientales. (…).”/43

Como propuesta política inmediata, se plantea “la preparación de una confrontación global con la dictadura que determine su caída y la toma del poder por el pueblo, avanzando así en el proceso de liberación. Para lograr este objetivo es necesaria una firme alianza de los sectores revolucionarios más allá de las extracciones ideológicas de cada uno de los integrantes, la construcción de un amplio frente de lucha contra la dictadura y la organización armada del pueblo. En esa misma dirección es fundamental recuperar la central de trabajadores, desplazando las concepciones ahora predominantes y obteniendo así su fortalecimiento, así como también lograr la reconstrucción del movimiento estudiantil y reorganizar los de base populares./44

 La creación de la UAL, entonces, “marca hoy un primer paso decisivo hacia estos objetivos, teniendo como cometido fundamental la integración de todas las organizaciones revolucionarias para desatar la más firme y amplia lucha del pueblo. Distintas organizaciones, con orígenes y experiencias diferentes, nos unimos estrechamente hoy para avanzar firmemente en el camino de la revolución.”/45 

Según la historiadora Vania Markarian “la creación de la UAL evidenciaba el deseo de romper con la alianza tanto con los comunistas, como con el resto del Frente Amplio. El acuerdo fundacional incluía la creación de la CNT y las nuevas formas de acción revolucionaria entre los antecedentes del nuevo grupo, pero evitaba cualquier referencia explícita al FA, más allá de su estilo organizativo" (Markarian 2006 61)

En términos generales, mantenía la vieja discusión en la izquierda, entre los grupos nucleados en lo que se conocía como la “tendencia o corriente” y por otro lado, los grupos aliados al Partido Comunista Uruguayo. De hecho, durante el año 1975, la UAL emitió el periódico “Liberación”, en donde –de los ejemplares que pudimos ubicar- la parte se refiere a información y análisis relativos a la situación del movimiento sindical en Uruguay. Con respecto al análisis de sus objetivos revolucionarios, los documentos de 1974 eran particularmente optimistas. “En esta etapa nos planteamos la preparación de una confrontación global con la dictadura que determine su caída y la toma del poder por el pueblo, avanzando así en el proceso de liberación.” (MARKARIAN. 2006: 62)   Nuevo Tiempo, también veía cercana la posibilidad de volver al país, luego de derrocada la dictadura. En un documento de fines de 1974, señalan “Artigas siguió el camino del exilio. En él estamos muchos por razones económicas y políticas. Artigas no regresó porque la vida no le dio condiciones para ver a los traidores feudales del campo y a los mercaderes de Montevideo desplazados de sus privilegios. Pero nosotros sí volveremos para reencontrarnos con nuestras familias, con padres, tíos, abuelos,  hermanos, mucho de los cuáles –los mayores principalmente- alentaron en la confusión y con errada fe los padecerse actuales de la patria. No aflojen, viejos, hermanos, hijos. En 1825 volvieron 33 orientales. En esta época el regreso será de más de 333 mil. No será de inmediato, pero el día no está lejos. En la patria tenemos que caber todos. Para trabajar, para hacer justicia y para que el Uruguay limpie su imagen de país vergüenza en América Latina. (...). La dictadura se estallará en el auténtico patriotismo!”/46

La adhesión de Nuevo Tiempo a la UAL  señalaba … "consustanciados e impulsamos los acuerdos que en materia de programa, tácticas y vías de acceso al poder, ha definido la Unión Artiguista de Liberación (U.A.L.), considerando que el desarrollo de esta dependerá de la justeza el vigor y la  consecuencia con que tome en sus manos las tareas de la lucha antidictatorial, definiendo políticas concretas en el interior de los distintos sectores sociales que se integran en el pueblo. Sólo a partir de estas premisas se conquistará la adhesión y la simpatía de las masas populares.” /47

En otro documento, señalan más adelante “la UAL expresa la política de alianza básica del partido  es decir la alianza de la clase obrera con otros sectores interesados  en la revolución democrática, popular y antiimperialista.”/48   En este sentido, impulsan a los militantes de su organización –tanto a los que se encuentran en Argentina como en el exterior-, a desarrollar la construcción de los comité de la UAL, agitando las consignas que la misma plantea, llamando a la unidad de acción y a la construcción de los comité patrióticos y democráticos en torno a la lucha por la libertades, por salario, y mejoramiento del nivel de vida y, soberanía nacional. En marzo de 1975, Erro fue detenido en B. Aires, por violación a las normas del asilo político. La voz que quedó entonces, fundamentalmente fue la de Zelmar Michelini, que además tenía  con Ferreira Aldunate y Gutierrez Ruiz y con muchos exiliados en Argentina

Luego de producido el golpe de Estado en Argentina, en marzo de 1976, los militantes de Nuevo Tiempo se exilian en Europa La mayoría de los miembros de este grupo pidió y obtuvo visas en los países europeos  especialmente Alemania, Bélgica, Francia y Suecia. Luego de los asesinatos de Michelini, Gutiérrez Ruiz, Whitelaw y Barredo, la UAL se diluyó silenciosamente, sin saber cómo fue su disolución final

Disolución de Nuevo Tiempo y proceso de acercamiento a los partidos tradicionales

A partir de 1976, y ya en Europa, los militantes de Nuevo Tiempo –sobre todo los miembros de la dirección- comenzarán un proceso de acercamiento a algunos líderes de los partidos tradicionales, fundamentalmente al Partido Nacional, a través de la figura de Wilson Ferreira Aldunate. Allí, los miembros de Nuevo Tiempo, intentaron poder rearmar una vida normal, tuvieron trabajos temporales, y algunos de ellos retomaron sus estudios en el nivel universitario. Tres de los miembros de la dirección de esta organización, lograron asentarse finalmente, en Lyon. Esto favoreció un intenso contacto entre ellos, y que la organización se mantuviera políticamente activa. En la entrevista que Astrid Arrarás  realiza a Luis Alemañy, él mismo señala: “cuando llegamos, queríamos rehacer nuestras vidas, tener una familia y niños, tener una vida normal, para estudiar, para reunirse y discutir.” (ARRARAS. 1998: 204). Según el estudio de esta misma autora, “en el exilio, ellos han estudiado y reflexionado sobre la historia del Uruguay, los principales postulados del marxismo leninismo y los debates de la Izquierda Europea. Además, viajaron a los países de Europa del este y compararon los sistemas socialistas con las democracias liberales.” (ARRARAS. 1998: 202)

Como parte de su actividad política dentro de Nuevo Tiempo, estudiaron reflexionaron y mantuvieron discusiones sobre la historia del Uruguay desde una perspectiva marxista. Comenzaron a leer a Vaz Ferreira, a Methol Ferré, a Reyes Abadie y a Real de Azúa. “Y buscan como entroncarse en la historia nacional, como estaban entroncados los partidos tradicionales. (…) Artigas y el “habrá patria para todos o no habrá patria para nadie” no es de izquierda, es una frase de Aparicio Saravia, en una carta creo que a Gaboto, no me acuerdo a quien de esos personajes de la época. Pero esto lo llevaron ya, estando fuera del MLN trabajando dentro del Partido Nacional, en el sector wilsonista. (…) Mansilla, no sé si sigue ahí, pero cuando vuelve del exilio es el secretario político de Zumarán.”/49   A través de estas reflexiones y debates, algunos miembros de Nuevo Tiempo señalaron en las entrevista con Arrarás , haber "descubierto" el Uruguay. Por lo tanto, este proceso de estudio, la reflexión y el debate los ayudó a aprender y descubrir la historia de nuestro país.

“A partir de estas reflexiones y debates, los miembros de Nuevo Tiempo llegaron a sentir que la lucha armada era un extraño fenómeno en la historia uruguaya del siglo XX.” (ARRARAS. 1998: 211). Por ello, concluyen que el error estuvo en no considerar la historia del  Uruguay para poder armar una estrategia acorde. La última revolución señala , fue la de Aparicio Saravia, a comienzos del siglo XX. Confirman, entonces, que la lucha armada no es parte de la cultura política de nuestro país. En una entrevista realizada a Lucas Mansilla, éste indica: “en una sociedad como la nuestra, con la democracia política prácticamente sin interrupción durante la mayor parte del presente siglo, la confrontación armada como una forma de resolver las diferencias políticas se considera como algo que no pertenece a su tiempo, como algo extraño al clima en el que se establecen las relaciones políticas en el Uruguay de este siglo.” /50

Por otra parte, a través de su reflexión y discusión de textos clásicos, los miembros de Nuevo Tiempo comenzaron a ser cada vez más críticos del marxismo leninismo. Según Luis Alemañy: “viviendo en Europa, hemos visto que Europa no tiene nada que ver con la Europa de Marx. Todas las transformaciones que se habían venido produciendo desde la revolución científico técnica de convertir a Europa en una sociedad diferente que la de Marx el capitalismo salvaje. Por encima de todo, desde la crisis del petróleo, hemos visto como un síntoma de cambio de la era industrial a la era post industrial, y que rompió con todos los marcos ideológicos elaborado en el momento de la aparición del capitalismo salvaje. Por ejemplo, hemos visto cómo la clase trabajadora fue desapareciendo lentamente en algunos países como Suecia “ARARAS. 1998: 213). El marxismo leninismo, ya no les era válido, para explicar – por ejemplo- las transformaciones socio económicas de la Europa de 1970. Y por otra parte, sus viajes a los países de Europa del este, y analizar la situación que allí se vivía, los llevó a desilusionarse del socialismo real como forma viable. Eduardo Pérez González, ex militante del MLN-T, señala: “cuando viajo a Europa oriental, me impresionó ver cómo el socialismo en esos países fue equivalente a la generalización de la pobreza y la falta de libertades políticas. (…). Así, llegué a la conclusión de que no quería el socialismo para mi país.” (ARRARAS. 1998: 217)

A partir de 1977, las críticas al marxismo leninismo, hicieron insostenible seguir adhiriendo a dicha ideología, por lo que definen separarse totalmente de ella. “Hubo un momento en que se decidió no continuar la adopción de una dogmática y esquemática forma de pensar, queríamos romper con ella, quería alejarse de ella, hemos querido romper con la línea de pensar de la izquierda” (ARRARAS. 1998:217 señala Alemañy

En este proceso de separarse también de la izquierda en general, es que resuelven en julio de 1977, disolver Nuevo Tiempo. “Hemos tenido que disolver Nuevo Tiempo porque era la única forma en que podría romper con la izquierda y el marxismo leninismo, porque el pensamiento de la izquierda y del marxismo sigue siendo hegemónico en el Nuevo Tiempo, y para nosotros como dirigentes, supone una enorme carga para llevar a cabo un proceso de debate que nos parece como demasiado lento y tuvimos que hacer una ruptura radical.” (ARRARAS. 1998: 218)

A partir de allí, es donde comienzan a valorar a la democracia liberal, como el sistema ideal para e de 1980 en nuestro país, Lucas Mansilla, ex líder de Nuevo Tiempo, escribió y envió una carta a los medios de comunicación anunciando su compromiso ideológico con la democracia y la libertad. En ella señalaba: “Mi compromiso actual no es otro que con la libertad, la democracia y la justicia social, que los militares han socavado hasta el oprobio. (…). Allí, en esos ideales, se encuentran algunas de las raíces sustanciales sobre las cuales seguramente un día lejano, los uruguayos nos concertaremos para construir todos un país de libertad, de tolerancia, al margen de odios y mezquindades.”/51

Una vez derrocada la dictadura, se volvió a plantear la idea de conformar un gobierno provisional, junto a los sectores democráticos de los partidos tradicionales. Ya hemos visto, que muchos de ellos tienen descendencia del Partido Nacional, por lo que este acercamiento, tiene fuertes antecedentes. Según, el ex militante tupamaro Roberto Jones, “había muchísimos blancos” en el MLN que retornaron al Partido Nacional por motivos ideológicos.” (LESSA. 2002: 167). Efraín Martínez Platero, señala con respecto a los orígenes del movimiento guerrillero en Uruguay: “somos desde el punto de vista tradicional de la historia del movimiento guerrillero, blancos. Y desde ese punto de vista, no del Partido Nacional, blancos desde el punto de vista de la historia, de la defensa de la nación, de la defensa de los intereses más jodidos en los momentos más cruciales de la historia nacional.”/52

Contrariamente a este planteo Marcelo Estefanell, opina: “lo raro de ese fenómeno es que esta gente la mayoría de ella , termina en el Partido Nacional, ese es un fenómeno rarísimo, para el cual no tengo mucha explicación. (…) Yo creo que se enamoraron de Wilson, es mi explicación. En Francia, Wilson era una persona terriblemente seductora. Según ellos, lo que me contaron, es que se dieron cuenta que experiencia de masas no tenían ninguna, que todo lo que quisieron hacer por las masas fueron unos rotundos fracasados y que si habían tenido éxito en el trabajo de masas solamente de la izquierda era el Partido Comunista y en el resto fuera de la izquierda los blancos y los colorados. Ellos si sabían trabajar con las masas.”/53

Fernández Huidobro, señala con respecto a este vínculo entre los exmilitantes tupamaros y el líder del Partido Nacional, “la operación procesada en el exterior fue la del apoderamiento liso y llano de una organización por parte de una camarilla, que de acuerdo a los pasos posteriores demostró su carácter profundamente corrupto en todos los órdenes, para finalizar en el actual período –fracaso del proyecto “Nuevo Tiempo” mediante- en un pasaje liso y llano al campo de la burguesía con su apoyo a la perspectiva ferrerista en lo político y eventualmente en lo orgánico (…). En el camino dejaron a centenares de militantes que sufrieron la experiencia política más decepcionante, aplastados por la mentira y la calumnia y las amenazas, de un aparato que era agresivo solamente hacia adentro. (...). En suma, si hubiera sido toda una actividad cuyo fin expreso fuera quebrar y paralizar a las fuerzas que restaban del MLN en el exterior, sembrando la confusión y haciendo pedazos a la Organización y a centenares de militantes en lo particular, no podía haber sido mejor hecho.” (FERNÁNDEZ HUIDOBRO. 2001: 84)

Lucas Mansilla, en 1980, hace también su análisis intentando explicar la derrota de la organización y relatando las causas futuras de su separación de la misma. “Creo que en los últimos años, (…) aumentó mucho el esquematismo y el sencillismo, la  imaginación fue desapareciendo, y para ello vino a colmarlo todo, el marxismo leninismo que nosotros le metimos en Viña /54, que a la decadencia existente le agregó la mediocridad cotidiana de resolver los problemas políticos y concretos por medio de esquemas abstractos y frases hechas que ni tan siquiera nosotros habíamos inventado. Igualmente en esas condiciones renacieron viejos esquemas como los del endurecimiento, la peludización, la proletarización u otros por el estilo, como lo de desarrollar lo de vivir mal para emanciparse, etc. Creo que el clima se fue enrareciendo y yo cada día me encontraba más hacinado y sin aire. (…).”/55

En 1982, al realizarse las elecciones internas de los partidos políticos en Uruguay, el Frente Amplio y varios sectores de la izquierda, llamaron a votar en blanco. En ese momento, Lucas Mansilla, asume públicamente su vinculación con el Partido Nacional e invita a los electores a votar por los sectores democráticos de los partidos tradicionales. El mismo, en una declaración pública, en noviembre de 1982, señala: “insistimos en nuestros reclamos: ahora como en el futuro, deseamos fervorosamente contribuir al reencuentro de todos los orientales, sin odios ni rencores. (…). En circunstancias adversas y difíciles, las fuerzas democráticas se organizaron y apelaron a la conciencia nacional de la ciudadanía. Fieles a sus raíces y sus aspiraciones de libertad, los orientales dijeron no a la tiranía…”Teniendo en cuenta las enseñanzas el pasado y el desafío que implica salvar al Uruguay para la libertad y la concordia, tenemos la convicción de que los sectores democráticos de los Partidos tradicionales estarán a la altura de las circunstancias y que en las próximas contiendas políticas sabrán obrar por el reencuentro fraterno de la comunidad.” /56

Si bien, los miembros de la dirección de Nuevo Tiempo, definen –luego de disuelto el grupo- alinearse con los partidos tradicionales, no podemos dejar de señalar que muchos de sus militantes no compartieron esta opción, retirándose entonces de la militancia política

Conclusiones

Considerando las utilidades que presentan las fuentes analizadas, en términos generales, forman parte de un grupo de documentos que aportan información sobre una organización política uruguaya, específicamente Nuevo Tiempo, gestada y desarrollada en el exilio. Por otra parte, contribuyen al estudio del Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros, y a la historia reciente de nuestro país. Además nos permiten analizar la gestación de fracciones en las organizaciones de izquierda en general, y de este movimiento en particular permitiéndonos delinear algunos procesos. Por otra parte estos análisis enriquecen la historia hasta ahora narrada del MLN- T, aportando otro enfoque a las pesquisas tanto de los investigadores como de los protagonistas

Por otro lado, los documentos plantean temáticas relativas a algunos aspectos de Nuevo Tiempo, tales como su conformación social y sus propuestas políticas, sus instancias de discusión y debate; así como también sobre las consecuencias de su accionar, sus alianzas y su proceso ideológico que los condujo a vincularse a los partidos tradicionales.

Ahora bien, sobresalen a grandes rasgos dos elementos destacados de análisis al abordar Nuevo Tiempo, por un lado aquello que tiene que ver y se vincula con la reorganización del MLN- T en el exterior, en este sentido, las tácticas y estrategias trazadas tanto en Chile como en Argentina en donde se intento explicar porque el movimiento había sido derrotado y de este modo cómo continuar y hacia dónde. No debemos olvidar en este aspecto las influencias ideológicas de otras guerrillas como el MIR chileno y el PRT- ERP argentino que introducen a través de su vínculo ciertas propuestas de cómo seguir en este contexto.

Por otro lado, es interesante lo que surge en relación al proceso político que realizan los miembros de Nuevo Tiempo, delineando su camino desde el marxismo-leninismo hacia el P Nacional Alemañy y Mansilla y hacia el P Colorado Kimal Amir

Este trabajo aporta además una visión de las discusiones que en la década de 1970 vivieron los grupos armados latinoamericanos  sobre las estrategias a seguir para lograr su objetivo revolucionario. Podemos señalar que paralelamente en varias de las organizaciones  Latinoamérica estuvo presente el debate sobre el marxismo leninismo, sobre la lucha armada y la creación del partido

De esta manera, entendemos que el análisis aquí expuesto aporta elementos para comprender el proceso de una organización hasta ahora poco estudiada

notas

1/1972 es señalado por varios autores, como el año de la derrota militar del MLN. El 14 de abril de ese año, en un duro enfrentamiento militar fueron asesinados por los tupamaros cuatro miembros del llamado “Escuadrón de la muerte”. En respuesta, las Fuerzas Armadas asesinaron a 8 tupamaros. A partir de allí, se produjo la detención y la salida del país de cientos de sus militantes

 2/ La JCR estaba integrada por el MLN- T, el ERP de Argentina, el Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) de Chile y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia, tenían como principal objetivo la coordinación de estos grupos y buscaba prestar protección y apoyo a los guerrilleros que debían trasladarse hacia algún país o insertarse en alguna zona.

3/ Entrevista a Marcelo Estefanell, realizada por Jimena Alonso, Magdalena Figueredo y Carla Larrobla.

4/ Se exhorta además la necesidad de aprobar un estatuto para el Partido Marxista- Leninista.

5/ Archivo CEIU, colección David Cámpora. Documento “Aprobado en el Comité Central. Proyecto de Resolución de la Comisión Política para el próximo Comité Central”, 23 de setiembre de 1974. Pág. 1.

 6 /Ídem. Pág. 3

7/ Ídem. Pág. 4.

8/Ídem. Pág. 5.

9 / Atalivas Castillo, Antonio Bandera Lima, Félix Maidana Bentín, Walter González. Ataliva Castillo, fue detenido en Buenos Aires el 23.12.1977, posiblemente trasladado al “Pozo de Quilmes” aún permanece desaparecido. Félix Maidana Bentín, también fue secuestrado en Buenos Aires el 13.08.1978, posiblemente trasladado al “Pozo de Quilmes” aún permanece desaparecido. Antonio Bandera Lima y Walter González lograron salir de Buenos Aires y marchar al exilio

10 /Entrevista a Aníbal De Lucía, por Jimena Alonso, Magdalena Figueredo y Carla Larrobla

11/ La denominación “foquismo de nuevo tipo”, hacía alusión a la discusión ya procesada en la interna del MLN- T hacia 1970, que planteó el conflicto ¿foco o partido? En aquella instancia, ya se habían dado enfrentamientos teóricos e ideológicos en torno a estas concepciones y por tanto eran visibles las diferentes posturas entorno a ello. Ya que y como señala Vescovi, “por un lado estaban, principalmente, los defensores de la visión leninista del partido, y por otro, los de las tesis foquistas de Guevara y Debray. La tendencia partidista privilegió, como tarea del momento, la construcción de un partido, con clase obrera, al cual denominó partidista o cartilla, en referencia a una circular o cartilla que se había difundido antes de las escisiones.” Varios de sus adherentes fundaron posteriormente el grupo FRT (grupo anterior a Nuevo Tiempo), y como veremos más adelante fue otra de las fracciones escindas del MLN- T aunque en un momento coyuntural totalmente distinto. (VESCOVI, Rodrigo. 2003:237)

12/ Archivo CEIU, Colección David Cámpora. “Documento de los Renunciantes de Noviembre de 1974.” Pág. 6.

13 Ídem.

14 Ídem. Pág. 7.

15 Ídem. Pág. 19.

 16 Ídem. Pág. 20- 21.

17/ Entrevista a Aníbal De Lucía, realizada por Jimena Alonso, Magdalena Figueredo y Carla Larrobla

18/ Archivo CEIU, Colección David Cámpora, “Documento de los Renunciantes de noviembre de 1974”. Pág. 24.

19/ Archivo CEIU, Colección David Cámpora. Documento “Aprobado en el Comité Central. Proyecto de Resolución de la Comisión Política para el próximo Comité Central”, 23 de setiembre de 1974. Pág. 6.

20/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Circular Interna Nº 1: “Orígenes y situación actual de la escisión”, s/f, Pág., 9.

21/Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Circular Interna Nº 1: “Orígenes y situación actual de la escisión”, s/f, pág., 4.

22 Ídem. Pág., 10 – 11

23 Ídem. Pág., 11

24 Ídem.25 Ídem. Pág., 12

26 Ídem. Pág., 13

27/ Archivo CEIU, Colección David Cámpora, artículo del periódico “Nuevo Tiempo.” Primer número, abril 1975. Pág. 3

28/ Archivo CEIU, Colección David Cámpora, “Documento de los Renunciantes de noviembre de 1974.” Pág. 3

29/Colección David Cámpora, artículo del periódico “Nuevo Tiempo.” Primer número,  Archivo CEIU, abril 1975. Pág.

30/*Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Circular Interna Nº 1: “Orígenes y situación actual de la s/f, Pág., 17. Pág. 3.

31 Ídem.

32 Ídem.

33 Ídem. Pág., 19

34/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Informe de integrantes de Nuevo Tiempo titulado “Programa. Frente al Callejón sin salida que la dictadura cívico- militar agresión a llevado a….

35 Ídem.

36 Ídem pág. 2 y 3

37/ Entrevista  a Efraín Martínez Platero, realizada por Jimena Alonso, Carla Larrobla y Magdalena Figueredo

38/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Informe de integrantes de Nuevo Tiempo titulado “Programa. Frente al Callejón sin salida que la dictadura cívico- militar ha agresión armada que ha lanzado sobre nuestro pueblo…”, 1976, pág. 4-7

39/ Colección David Cámpora. Informe de integrantes de Nuevo Tiempo titulado “Programa. Análisis y fundamentos”, 1976, pág. 11.

40/  Archivo CEIU.   Colección Marta Ponce- Ricardo Vilaró. “Acuerdo programático de la UAL”, julio 1974 pág. 5

41/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Órgano de prensa de Nuevo Tiempo 2° numero Junio 1975. Artículo: “Editorial. Unidad de acción de todo el pueblo”, pág. 8

42/  Archivo CEIU.   Colección Marta Ponce- Ricardo Vilaró. “Acuerdo programático de la UAL”, julio 1974 pág. 1

43 Ídem. Pág. 3

44 Ídem. Pág. 4

45 Ídem. Pág. 5

46/Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Nota de integrantes de Nuevo Tiempo dirigida a la población en general.” Diciembre 1974, Pág. 3

47/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Órgano de prensa de “Nuevo Tiempo”, segundo número. Junio 1975. Artículo: “Editorial. Unidad de acción de todo el pueblo”, pág. 8

48/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Circular Interna Nº 1: “Orígenes y situación actual de la escisión”, s/f, pág. 19

49 /Entrevista a Marcelo Estefanell, realizada por Jimena Alonso, Carla Larrobla y Magdalena Figueredo.

50/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. Revista Diálogo, Nº 3, 03.04.1979.

51/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Carta abierta a “El País” de Montevideo, Uruguay.” 14.04.1980, Pág. 2. Por Lucas Mansilla, desde Ginebra.

52/ Entrevista a Efraín Martínez Platero, realizada por Aldo Marchesi

53/ Entrevista a Marcelo Estefanell, realizada por Jimena Alonso, Carla Larrobla y Magdalena Figueredo

54/En febrero de 1973 se celebra en Chile lo que se conoció como el “Simposio de Viña del Mar”. En el mismo se discutieron temas internos de la organización, fundamentalmente los vinculados a las causas de la derrota del movimiento. El nuevo camino, estaría dado ahora por rearmar el movimiento sobre las bases del Marxismo- leninismo

55/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Carta de Marcelo a Mazoka”. Lyon, 26.06.1980, Pág. 4.

56/ Archivo CEIU. Colección David Cámpora. “Declaración de Lucas Mansilla ante las elecciones internas de los partidos políticos.” Noviembre 1982.

Bibliografía y fuentes

Bibliografía

1. ALDRIGHI, Clara. La Izquierda Armada, Montevideo, Editorial Trilce, 2001.

2. ARRARAS, Astrid. Lucha armada aprendizaje político y participación en democracia: El Caso de los Tupamaros, Faculty of Princeton University, Noviembre1998. 

3. CENTRO MILITAR, CENTRO DE OFICIALES RETIRA DOS. Nuestra Verdad. La lucha contra el terrorismo. 1960- 1980, Montevideo, Artemisa Editores, 2007

4. CENTRO MILITAR. El Uruguay y los Tupamaros, Montevideo, Departamento editorial Gral. Artigas, 1996.

5. COMANDO GENERAL DEL EJÉRCITO. Testimonio de una nación agredida, Montevideo, 1978.

6. CULTELLI, Andrés. La Revolución necesaria, Montevideo, Ediciones Colihue 2006

7. DE SANTIS Daniel . Entre Tupas y Perros, La Plata, 2005

8. ESTEFANELL, Marcelo. El hombre numerado, Montevideo, Editorial Aguilar, 2007

9. FERNÁNDEZ HUIDOBRO, Eleuterio. Historia de los Tupamaros, Tomo I, II, III, Montevideo, Editorial TAE 1987

10. FERNÁNDEZ HUIDOBRO, Eleuterio. Historia de los tupamaros. En la nuca, Banda Oriental 2001

11. GATTO, Heber. El cielo por asalto, Montevideo, Editorial Taurus, 2004.

12. GILIO, María Esther. El Cholo González, un cañero de Bella Unión, Montevideo, Trilce, 2004.

13. LABRUSSE, Alain. Los Tupamaros. Guerrilla urbana en el Uruguay, Buenos Aires, Editorial Tiempo Contemporáneo

14. LABRUSSE, Alain. Tupamaros de la Guerrilla al partido de masas, Chile, Tercer Mundo Editores, 1971

15. LESSA, Alfonso. La Revolución imposible, Montevideo, Editorial Fin de Siglo, 2002

16. MARCHESI, Aldo. Geografías de la protesta armada, guerra fría, nueva izquierda y activismo transnacional en el cono sur, el ejemplo de la Junta de Coordinación  Revolucionaria (1972-1977), presentación para II Jornada Académica “Partidos Armados en la Argentina de los Setenta. Revisiones, interrogantes y problemas” (CEHP-UNSAM), 25 de abril de 2008.

17. MARKARIAN, Vania. Idos y recién llegados. La izquierda uruguaya en el exilio y las redes transnacionales de derechos humanos Montevideo, Ed. La vasija, 2006.

18. PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA. Investigación histórica sobre Detenidos-Desaparecidos, Montevideo, IMPO, 2007

19. PORTA, Cristina y SEMPOL, Diego. En Argentina: algunas escenas posibles. EN DUTRENIT BIELOUS, Silvia (Coord.) El Uruguay del exilio. Gente, circunstancias, escenarios, Montevideo, Trilce, 2006

20. REY TRISTÁN, Eduardo. A la vuelta de la esquina. La izquierda revolucionaria uruguaya Montevideo, Editorial Fin de Siglo, 2008

21. TAGLIAFERRO, Gerardo. Adiós a Robin Hood. 7 Tupamaros, 40 años después Montevideo, Editorial Fin de Siglo, 2004.

22. TAGLIAFERRO, Gerardo. Fernández Huidobro. De las armas a las urnas Montevideo, Editorial Fin de Siglo, 2004

23. TORRES, Jorge. Tupa maros: la derrota en la mira, MontevideoSiglo, 2002.

24. VESCOVI, Rodrigo. Ecos revolucionarios, Montevideo Editorial Noos, 2003

Fuentes

(I) Archivo del Centro de Estudios Interdisciplinario Uruguayo (CEIU), Colección David Cámpora.

1. Carta de Prudencio (Luis Alemañy). Julio de 1974.

2. Carta de Maciel (William Whitelaw). 6 de Julio de 1974.

3. Carta de Marcelo. (Lucas Mansilla) 6 de Julio de 1974.

4. Carta de José. (Kimal Amir) 15 de Julio de 1974

5. Aprobado en el Comité Central. Proyecto de Resolución de la Comisión Política

6. Documento de los Renunciantes. Noviembre de 1974.

7. Circular Interna Nº 1: “Orígenes y situación actual de la escisión”. Sin fecha.

8. Nota de integrantes de Nuevo Tiempo dirigida a la población en general. Diciembre 1974.

9. Periódico Nuevo Tiempo. Órgano de prensa de “Nuevo Tiempo”, primer número. Abril 1975.

10. Periódico Nuevo Tiempo. Órgano de prensa de “Nuevo Tiempo”, segundo número. Junio 1975.

11. Nota de un integrante de Nuevo Tiempo dirigida a Ivonne y Fernando. 31 de Diciembre 1975.

12. Informe de integrantes de Nuevo Tiempo titulado “Programa. Análisis y fundamentos”. 1976.

13. Informe de integrantes de Nuevo Tiempo titulado “Programa. Frente al Callejón sin salida que la dictadura cívico- militar ha llevado a nuestro país y a la agresión armada que ha lanzado sobrenuestro pueblo llamamos a todos los orientales que viven de su trabajo y quieren la libertad, a luchar ahora para:...” 1976. 

14. Declaración (comunicado público) de Nuevo Tiempo ante el asesinato de William Whitelaw, Rosario Barredo, Zelmar Michelini y H Gutierrez Ruiz ocurrido el 20 de mayo de 1976 en Argentina. Mayo 1976.

15. Renuncia de “D” a Nuevo Tiempo. 16 de febrero de 1977.

16. Nota de J. y Mcio. a Nuevo Tiempo. 23 de agosto 1977

17. Carta abierta a “El País” de Montevideo, Uruguay. Por Lucas Mansilla, desde  Ginebra. 14 de abril de 1980.

18. Carta de Marcelo a “Mazoka”, Lyon. 26 de junio de 1980

19. A propósito de la carta abierta a “El País” del compatriota Mansilla Callero. En:“Revolución socialista”, Nº 7- 8. Estocolmo. Setiembre 1980.

20. Nota de Lucas Mansilla. “Evolución”, Lyon. Noviembre 1982. 

21. Declaración de Lucas Mansilla ante las elecciones internas de los partidospolíticos. Noviembre 1982

 (II) . Archivo del Centro de Estudios Interdisciplinario Uruguayo (CEIU), Colección Marta Ponce De León- Ricardo Vilaró. 

1. Acuerdo programático de la Unión Artiguista de Liberación (UAL)julio 1974

2. Comunicado de la UAL s/f.

3. Periódico “Liberación” Nº 2. 00.03.1975.

4. Periódico “Liberación” Nº 3. 00.08.1975.

Entrevistas

Marcelo Estefanell, realizada el 28 de noviembre y el 2 de diciembre del 2008.

Aníbal De Lucía, realizada el 10 y el 12 de diciembre de 2008.

Efraín Martínez Platero:

1. Realizada el 16 de diciembre de 2008, por Jimena Alonso, Magdalena Figueredo y Carla Larrobla. 

2.  Realizada en febrero de 2008, por Aldo Marchesi. 

3. Realizada en julio de 2006, por el equipo de la colección David Cámpora

posta - postaporteñ@ 1789 - 2017-07-03 09:19:40
postaporteñ@_______________________________

A QUIEN CORRESPONDA:

A mí no me interesa mandar en cana a nadie. Lo que me interesa sí, es que los que vienen haciendo gárgaras con la impunidad hace décadas se hagan cargo de la propia. Pretendo que mis hijos conozcan la historia, que sepan lo que fue para entender dónde están parados. Para que no les suceda lo mismo que a mi generación, que se creyeron el mito de los buenos y los malos, desestimando el hecho de que los hijos de puta pululan, y no tienen bando, aunque sí los mismos intereses. Mujica miente. Y mienten miles, unos a sabiendas convenientes, otros por ignorancia conveniente para los sabedores. Por lo demás, entre rosaditos y rosadillos andamos, tanto da.

Federico Leicht

-----------------------

Jueza investiga si el Pit-Cnt favoreció a dos estafadores

INDAGAN EN DOS JUZGADOS

Justicia indagó sobre selección de empresa en Plan de Vivienda Sindical

EDUARDO BARRENECHE el país 02 jul. 2017

El expediente judicial sobre las estafas realizadas en el marco del Plan de Vivienda Sindical del Pit-Cnt tiene 1.100 folios. Allí se encuentran las cuatro denuncias presentadas por empresas constructoras, las que debieron entregar anticipos de dinero al gestor Milton Díaz para lograr contratos para edificar miles de casas.

También constan declaraciones de denunciantes referidas a las vinculaciones entre Díaz y el entonces presidente de la Comisión de Vivienda del Pit-Cnt, Eduardo Burgos, un militante comunista mano derecha del excoordinador de Pit-Cnt, Marcelo Abdala, hoy secretario general de la central.

El 13 de junio pasado, la jueza penal Graciela Eustachio procesó con prisión por reiteradas estafas al gestor e integrante de la empresa Vivamax, Milton Díaz, un exmilitante de izquierda. Con los anticipos de dinero que solicitaba, Díaz no adquirió terrenos para las viviendas, como se había comprometido con los inversores, y tampoco lo devolvió.

Con el procesamiento de Díaz se cerró la denuncia realizada por la empresaria de Rocha, Susana Nicodella, quien entregó cheques por US$ 300.000 para firmar un contrato de construcción de viviendas.

En el expediente judicial, al que tuvo acceso El País, consta que la empresa Vivamax, integrada por Díaz y Roberto Charlo —hoy fallecido— negociaba con empresas constructoras la edificación de más de 10.000 viviendas para trabajadores.

En esas tratativas, Díaz y Charlo mostraban un contrato que habían firmado con la Comisión de Vivienda Sindical del Pit-Cnt y el convenio rubricado entre la central y el Banco Hipotecario. En ocasiones, los gestores Díaz y Charlo mostraban a los interesados en una pantalla de computadora listas de ahorristas del Banco Hipotecario que integraban el Plan de Vivienda Sindical del Pit-Cnt

El procesamiento de Díaz es "la cabeza" del sumario. En esta etapa que se abre, la Justicia profundizará la investigación sobre otras tres denuncias de estafas cometidas a privados en el marco del Plan de Vivienda Sindical y pondrá la mira en el convenio firmado entre el Pit-Cnt y el BHU.

El País trató ayer de comunicarse infructuosamente con Juan Castillo y Marcelo Abdala, firmantes de ese convenio en nombre del Pit-Cnt

Militante.

En una de las piezas del expediente constan los interrogatorios realizados por la jueza Fanny Canessa al excoordinador del Pit-Cnt, Juan Castillo —hoy secretario general del Partido Comunista—, a Abdala y al expresidente del Banco Hipotecario, Jorge Polgar. En sus preguntas a Castillo, Canessa apuntó al convenio firmado entre el BHU y el Pit-Cnt y en el proceso de selección por parte de la central de la empresa Vivamax, la que se contactaba con los inversores en representación del PIT-CNT Es decir, trató de determinar si sindicalistas armaron el convenio "a medida" de Vivamax.

Jueza Canessa: Cuando firmaron el convenio con el Pit-Cnt, ¿ya tenían en vista a una persona, promotor, gestor?

Castillo: No. No había persona ni empresa en vista. Es una figura que comienza aparecer en los convenios (firmados por la central).

Canessa: Teniendo en cuenta la construcción de viviendas para miles de trabajadores, ¿podía la Comisión de Vivienda Sindical del Pit-Cnt efectuar un contrato con un particular (Vivamax integrada por Díaz y Charlo) sin el aval de la central de trabajadores?

Castillo: Creo que no podría.

Canessa: Si sabe quién es Milton Díaz.

Castillo: Sí. Es una persona que conocía de antes. Lo conocía de militancia en la izquierda en la década de los noventa. Es uno de los que presenta un proyecto de vivienda. Yo vi y lo vinculé con los compañeros que estaban trabajando dentro de la central en el tema. Me mostró un método novedoso de construcción prefabricado.

La jueza Canessa también indagó a Abdala sobre los alcances del convenio entre el BHU y el Pit-Cnt, la selección de Vivamax y las potestades de la Comisión de Vivienda de la central para contratar a los gestores.

Canessa: ¿Puede dar detalles del convenio que firmó con el Banco Hipotecario?

Abdala: Es un convenio marco entre el Pit-Cnt y el Banco Hipotecario. La intención era construir viviendas para trabajadores.

Canessa: ¿En este caso concreto podría la Comisión de Vivienda Sindical contratar al promotor que llevaría a cabo la construcción de las viviendas?

Abdala: Tratar con promotores privados y desarrollar acuerdos sí. No sabría si podría contratar.

Canessa: ¿Cómo se hace la selección de la empresa Vivamax?

Abdala: Eso no lo tengo claro. Sé que se presentó Vivamax ante la Comisión de Vivienda. También otras empresas. No sé cómo fue seleccionada.

Canessa: ¿Quién debía hacer esa selección?

Abdala: La Comisión de Vivienda. O hacer una selección primaria. Luego esto debió pasar por la firma del secretariado. Fue la autocrítica que nos hicimos.

Polgar también fue interrogado por Canessa sobre las características del convenio. La magistrada le preguntó si había acordado con el Pit-Cnt darles potestades de precalificar a trabajadores para el acceso al préstamo conferible por el banco. Polgar respondió en forma negativa. El acuerdo, dijo, establece que es el BHU el que califica a los ahorristas.

El plan de vivienda nació hace seis años.

El Plan de Vivienda Sindical nació en 2011 en el sindicato metalúrgico (UNTMRA) por el impulso del entonces coordinador del Pit-Cnt, Marcelo Abdala (PCU), hoy secretario general de la central obrera. Al frente del plan, Abdala designó a Eduardo Burgos, su mano derecha y también integrante del sindicato metalúrgico. Además fueron nombrados para trabajar en el plan otros dirigentes del PCU. Varias cooperativas se están construyendo en este momento gracias al programa, según el PIT-CNT

Empresaria reclama al Pit-Cnt una indemnización millonaria.

En una demanda civil presentada en 2014, la empresaria Susana Nicodella señala que, además del Pit-Cnt, el Ministerio de Vivienda es responsable "por omisión" de su deber de control, cuando permitió que autoridades de la central encargadas de la ejecución del Plan de Vivienda Sindical actuaran comercialmente en una "fragilidad jurídica" que "no garantizaba" la seguridad de los inversores perjudicados. Los acusados, señala el escrito, captaron capitales mediante "estrategias espurias" invocando el interés del gobierno para concretar sus propósitos que, en el caso de la demandante, no eran otros que conseguir cheques para descontar con prestamistas.

Esos cheques, señaló la empresaria, debieron ser destinados a la compra de terrenos donde se edificarían las casas para los trabajadores nucleados en el Plan de Vivienda Sindical. Su participación en dicho plan consistía en la construcción de 1.000 viviendas de un total de 15.000. La demandante, quien es propietaria de una barraca en Rocha, obtendría ganancias por aportar la mano de obra y la venta de materiales de construcción para 1.000 casas.

Nicodella reclamó al Pit-Cnt la pérdida de ganancia por manejo de mano de obra por US$ 750.000; pérdida de ganancias por la venta frustrada de materiales de construcción, US$ 1.500.000; por los cheques diferidos entregados se reclama el equivalente a su valor, US$ 300.000; por daños y perjuicios ocasionados a la empresaria, US$ 200.000, y por el daño moral causado, US$ 100.000. El reclamo totaliza US$ 2.850.000. "Extrañamente ni el señor (Fernando) Pereira ni el señor (Marcelo) Abdala han entablado acciones legales en contra de los verdaderos responsables (los gestores Milton Díaz y R.CH.M.) Aunque los conocen", dice la demanda de la empresaria Susana Nicodella. En una conferencia de prensa, ambos dirigentes sindicales negaron conocer a los dos gestores mencionados

-------------

SAQUEADORES DEL PUEBLO TRABAJADOR

Como puedes ser que  el BHU firme  un convenio con una entidad inexistente jurídicamente cuando al particular que va a solicitar un préstamo le preguntan hasta el grupo sanguíneo ¡!!

IMPERDONABLE PORQUE SON JUSTAMENTE LOS ENCARGADOS DE PROTEGER LOS INTERESES DE LOS LABURANTES

 Menos mal  que sentenció un  libre pensador compatriota  “Yo creo que no hay corrupción de izquierda. Si es corrupto no es de izquierda, si no eres demócrata no eres de izquierda, si se ponen por encima los intereses particulares no eres de izquierda”

COMO DIJO El Finado: SON TODOS LADRONES DEL PRIMERO AL ÚLTIMO…

Posta

- postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 20:14:14
postaporteñ@_______________________________

¡Mísera Edad y Depravado Siglo Nuestro!

COLOQUIO DE LOS PERROS

Tarde o temprano cantaría el gallo, o el pollo. El gallo viejo engendró sus huevitos, que incubó con mucho cuidado. Me refiero al hijo de Tabaré Vázquez, y María Auxiliadora, Alvarito.

La política partidaria es como la monarquía, se hereda, se traspasa con la única diferencia que puedes elegirla en forma democrática, dicen.

"La prueba para saber si puedes hacer un trabajo o no, no debería depender de la organización de tus cromosomas"

Tanto Álvaro Vázquez y la Democracia Cristiana tienen una resonancia en las palabras del Santo Padre en Génova. Una resonancia más directa a  su premisa: "el mundo del trabajo es una prioridad humana, y por lo tanto, es una prioridad cristiana"

En esa oportunidad el papa contestó a cuatro preguntas que le fueron formuladas por un empresario, un representante sindical, un trabajador y una desempleada.

Pero pasemos al grano directamente para poder relacionarlo al tema. Francisco I dijo: "El empresario es una figura fundamental de toda buena economía: No hay buena economía sin buenos empresarios, sin vuestra capacidad de crear, crear trabajo, crear productos"

Describió seguidamente el perfil de un buen empresario: "El verdadero empresario conoce a sus trabajadores, porque trabaja junto a ellos, trabaja con ellos. No olvidemos que el empresario debe ser ante todo un trabajador. Si él no tiene esa experiencia de la dignidad del trabajo, no será un buen empresario. Comparte las fatigas de los trabajadores y comparte las alegrías del trabajo, de resolver problemas juntos, de crear algo juntos. Sí, y cuando debe despedir a alguno es siempre una decisión dolorosa y no lo haría, si pudiese. Ningún buen empresario quiere despedir a su gente -no, quien piense resolver el problema de su empresa despidiendo gente, no es un buen empresario, es un comerciante: hoy vende a su gente, mañana vende su propia dignidad- se sufre siempre, y alguna vez de ese sufrimiento nacen nuevas ideas para evitar el despido"

No he visto ni oído de empresarios que llorisqueen al despedir un empleado, ni cuando cierran empresas, ni dan falsas quiebras. Puede que sea por no tener ni ojos u oídos bendecidos. Y las empresas multinacionales del Vaticano, la banca, cómo las interpreta el papa?

Para muestra alcanza un botón.

El hermano de Alvarito, Javier Vázquez, creó a través de sus empleados dos sociedades anónimas en el estudio panameño Mossack Fonseca (MF) en paraísos fiscales. Las dos offshore, Conibel SA - inscrita en las Islas Vírgenes Británicas- y Davidson Global Inc. - de Panamá- abrieron cuentas en bancos panameños en 2009, una de las cuales permaneció abierta hasta al menos 2014

Dicen las malas lenguas que Javiercito lloró muchísimo, que no era su cristiana intención de cometer fraude

-Qué diría Francisco I de Javiercito?. Álvaro no es Javier, pero son hermanos, criados en devota familia católica apostólica romana. Comparten los mismos valores, Álvaro viaja a España con su padre el Sr. Presidente, visita a Rajoy, y empresarios, en qué negocios anda?.

Por supuesto su lista de méritos, contra el aborto y en contra del feminismo. Para ser un hombre con estudios, al menos profesionales, (ser universitario no implica ser educado), su explicación sobre el feminismo y el aborto son tremendamente machistas. Con esas ideas retrógradas es de entender su fobia contra los homosexuales. Que de paso vale aclarar que pone todo en una misma bolsa. Dentro del movimiento LGTBIQ, se encuentran también las personas transexuales y las intersexuales, cuyos derechos se restringen en gran parte del mundo, y por lo tanto se les niega también el derecho a la vida.

Sería interesante preguntarle al Dr. Álvaro Vázquez en su calidad de médico, que opina, aunque como profesional sea oncólogo, sobre individuos intersexuales (aquellos cuyas características sexuales no encajan con el binomio masculino-femenino), visto como intersex niños nacidos con variaciones de sus características sexuales están en riesgo de operaciones invasivas e innecesarias simplemente para encajar en las normas hombre/mujer que los traumatiza y que causan mucho sufrimiento en sus vidas y que son violaciones de los derechos humanos

Uruguay no es excepción la derechización, el retroceso en derechos humanos y libertades. En el Reino Unido, Teresa May se acerca a partidos ultraconservadores para gobernar y dar marcha atrás sobre los derechos conquistados, como lo es el matrimonio igualitario.

Álvaro Vázquez no tiene prejuicios. Él no es paciente, es médico oncólogo, y ni idea si ha leído psicología. Si se es paciente de un psicólogo o no esto vale.

"Yo nunca consideraría a un paciente saludable al menos que hubiera superado su prejuicio en contra de la homosexualidad. Su repugnancia hacia la homosexualidad  es, ciertamente, dañina para él mismo". George Weinberg

Fue George Weinberg quien introdujo por primera vez el término homofobia en su libro La sociedad y el Homosexual Saludable. Al referirse a aquellos individuos heterosexuales cuya conducta detona una profunda aversión hacia los homosexuales, aversión que, sitúa su origen en un intenso temor de estar en estrecho contacto con hombres y mujeres homosexuales, así como miedo irracional, odio e intolerancia hacia ellos.

Según un estudio publicado por la revista científica Journal of Personality and Social Psychology, la homofobia podría tratarse de un prejuicio de auto-reflejo motivado por una crianza bajo figuras paternas autoritarias donde no se promueve la autonomía, en especial si la homofobia ya constituye un prejuicio asentado entre los padres.

La Biblia

Los religiosos argumentan que la biblia es muy clara en su posición condenatoria hacia la orientación sexual pero en realidad no hay evidencias ni argumentos lo suficientemente claros e irrefutables que no dejen lugar a duda sobre el tema.

Cuándo es que se debe hacer interpretación de un texto bíblico?. La interpretación de un texto se da cuando este es oscuro en su literalidad, por lo cual se requiere pudor al contexto o a los principios que le asisten como motivación

La diversidad de posiciones y de interpretaciones teológicas sobre determinados textos bíblicos se debe a diferentes factores. Uno, por ejemplo la antigüedad de los textos de donde se tradujeron. Septuaginta (creada alrededor del 280 a. C y 100 a. C) es la primera traducción realizada del Antiguo Testamento a otro idioma, que fue el griego. El Génisis lo sitúan entre el 950 y el 500 a. C, unos 3000 mil años. Sobre los textos antiguos escritos en hebreo y arameo se creó la biblia Septuaginta, y parece ser que no eran originas sino copias de textos originales.

La homofobia no está en la biblia, sino en sus intérpretes y los traductores de la misma.

La Biblia y la mujer

A mi modo de ver e interpretar, quienes están contra el feminismo, están en contra la lucha de la mujer por su emancipación, contra el aborto, aún cuando se tilden de no religiosos, muy adentro en su conciencia, mente, siguen influenciados por principios religiosos arraigados en la sociedad.

La mujer como objeto

En el libro de los Jueces, (Antiguo Testamento) podemos leer como durante las guerras libradas por los israelitas, las mujeres de los vencidos eran tomadas como botín. Como si fueran ganados. Las mujeres que se tomaban eran aquellas que fuesen vírgenes, las otras las masacraban

" Qué haremos en cuanto a las mujeres para los que han quedado? Nosotros hemos jurado por Jehová que no les daremos nuestras hijas por mujeres.

Entonces la congregación envió a doce mil hombres de los más valientes, y les mandaron, diciendo; Id y herid a filo de espada a los moradores de Jabes-Galaand, con las mujeres y niños. Pero haréis de esta manera: matareis a todo varón, y a toda mujer que haya conocido ayuntamiento de varón". Jueces 21:7, 10-12.

La Biblia además de machista es esclavista

El matrimonio con el hombre a la cabeza

Algunos como Álvaro Vázquez que habla sobre 'la igualdad de las mujeres', pero siguen la doctrina de la escritura bíblica no apoyan la igualdad entre las partes.

"Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido". Romanos 7:2

Las palabras adjudicadas a Jesús son un misterio, porque lo registrado en los evangelios se escribió muchos años después de su muerte. Pero asumiendo que estos registraran su opinión lo dicho en Mateo 5:17 son normas machistas.

"No penséis que he venido a abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir".

La Biblia ordena matar a la esposa si resulta no ser virgen

"Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere(...).Si resultase que no se halló virginidad en la joven, entonces la sacarán (...) y la apedrearan los hombres de la ciudad, y morirá..." Deuteronomio 22: 13-21

La Biblia discrimina a la mujer, la criminaliza y la castiga, aún con los dolores de parto.

Estas creencias arraigadas en la sociedad, (cristiano o no) abren paso a la violencia contra las mujeres, violencia doméstica, son las raíces que no queremos ver.

En la mitología griega Zeus trataba a las mujeres mucho mejor, otra suerte hubiéramos tenido si la mitología griega y no la judeocristiana hubiese sido aplicada,  y llaman al cristianismo la religión verdadera. 

Salió la primera mujer del mítico Edén con la carga del machismo. La religión, la iglesia, el cristianismo, en nuestra cultura han sido los mayores obstáculos en el camino de la emancipación de la mujer.

El papa Francisco I y el aborto

"Toda vida es sagrada, hagamos avanzar la cultura de la vida y rezar por los niños en peligro de interrupción del embarazo", dijo Francisco en la plaza San Pedro.

Curas pederastas 'a la uruguaya'

Más o menos por el mes de octubre del pasado año la Iglesia Católica uruguaya inició un proceso de investigación sobre 'presuntos' caso de abuso sexual cometidos en Cerro Largo.Monseñor Heriberto Bodeant dijo que uno de los religiosos 'investigados' prestaba servicio en la Diócesis de Melo, y que recibiría una sanción preventiva mientras se estudiara el caso.Uno de los sacerdotes denunciados se encontraba en Italia. (O todos?).

En diciembre de 2016 el presidente Tabaré Vázquez, su esposa María Auxiliadora y su hijito Álvaro, que ya en corredores fuera del país, en silencio, venía preparando su posible postulación a candidato presidencial anunciada recientemente, visitaron el Vaticano y se encontraron con Bergoglio durante 40 minutos.

Intercambiaron regalos, entre ellos tres libros que escribió el Pontífice, y recordó que Mujica lo había mencionado en la radio. Abordaron temas, como suele decirse, correctamente y políticamente hablando,  los famosos archivos del vaticano y la dictadura militar. En realidad, Nada.

Al ser corto el tiempo compartido, ni en la agenda presidencial, ni en la de Álvaro el tema de pedófilos curas uruguayos estuvo presente, ni pensado.Tampoco ha sido tema discutido en la Iglesia Católica uruguaya las faltas de omisión en el combate a la pederastia sacerdotal, que solo se traducen como faltas legales susceptibles de sanción.

Para supuestamente, investigar los archivos de la Iglesia vinculados a la dictadura, Vázquez nombró al exembajador Mario Cayota como delegado del gobierno.

Generalmente olvido que el Vaticano es un Estado, debe tener embajadores, aún así el tema de los pedófilos uruguayos no se ha tocado. Como tantas otras temas el denominador común es Impunidad, el patrón a seguir, por más comisiones o comisionados.

-Qué dicen los demócratas cristianos?. Qué dice Álvaro?. Qué dice María Auxiliadora que pasó toda su vida rezando en Las hijas de María?

El Nunca Más

A los vivos les debemos respeto pero a los muertos solo les debemos la verdad. Voltaire, filósofo y escritor francés

El monumento al Nunca más y la falta de vergüenza de los allí presentes. Es mi costumbre buscarle la quinta pata al gato y no me arrepiento de decirlo. Una gran burla.

En ese mismo lugar inauguraron los militares del proceso cívico militar la llamada en su época "plaza de la Nacionalidad Oriental", el gobierno progresista en 2014 la remodeló y reinauguró con una inversión de 42,5 millones de pesos. Pesos que jamás se han invertido para hacer lo imposible en la busca de los desaparecidos (sin duda alguna muertos), ni  en abrir e investigar archivos, ni para reparar la pérdida de los desaparecidos. Solamente a la nieta del poeta. Ni uno más, creo que quién lo enfatizó fue el heroico exguerrillero, jefe de Tupabandas.

Madres y Familiares de detenidos desaparecidos en la plaza Primero de Mayo, frente al Palacio Legislativo colocaron gigantescas fotografías de detenidos desaparecidos.
Pero a 44 años del golpe de Estado lejos estamos de la Verdad y Justicia para él Nunca Más.

En ambos actos reinó el silencio característico y pancartas de Basta de Impunidad.
Nadie, absolutamente nadie tuvo el coraje de enfrentar el acto oficialista, levantarse del letargo, y pedir que se abran los archivos, se investigue, y juzguen a militares y civiles para hacer realidad el Nunca Más.
Respeto el acto de familiares pero sigo creyendo que hubiese sido más sincero, corajudo, más auténtico el haberse presentado ante los oficialistas, a ser un contra acto e exigir un Basta ya!

El criterio de familiares fue mostrar que la dictadura reprimió a ciudadanos de diferentes edades y profesiones y fue contra la sociedad civil. A 44 años del golpe no creo que muestras de fotografías puedan servir de mucho a un pueblo que se niega a ver, a oír, comprender, ni el pasado, ni el presente, mucho menos el futuro.

Ha cambiado algo desde los tiempos de Cervantes? España era por aquel entonces un país de injustas divisiones sociales y étnicas y de una radical falta de libertad. Hoy ya no es la España cervantina, es la realidad que vivimos, igualmente depravadas, míseras. Quizás nos haga falta leer o escuchar entre líneas la doble verdad o la doble mentira para que nada nos pase desapercibido. Quizás, deberíamos desarrollar con gran habilidad y finura el tema de la locura porque como dice Erasmo a los locos se les permite decir las cosas más fuertes, sin que nadie se escandalice, dándose el caso de que afirmaciones que, dichas por un sabio llevarán a éste a la horca, pronunciadas por uno de mis protegidos hacen reír y son celebradas como una gracia"

Creo que esta generación mía, tuya, nuestra, de jovencillos de los sesenta/setenta fuimos muy cervantinos. Como Don Quijote quisimos cambiar realidades. No quisimos ver la realidad como era, sino como queríamos que fuese. En esa empresa que nos embarcamos el cambio constituía el logro más importante y decisivo que cabría esperar. Esa locura nuestra tan quijotesca escondía una sutil sapiencia, un modo de conocimiento

Sobre el papado decía Erasmo: "Estos pontífices han exterminado sin piedad a los que llaman sus enemigos". "Los pontífices, dilegentísimos para amontonar dinero, delegan en los obispos los menesteres demasiado apostólicos; los obispos en los párrocos, en los vicarios; los vicarios en los monjes mendicantes y, por fin, éstos lo confían a quienes se ocupan de trasquilar la lana de las ovejas"

Todo cambia para que nada cambie.

Buen fin de semana,

PELUSA

 

Interrumpen Una Orgía Gay Con Drogas En El Vaticano

La fiesta tenía lugar en el apartamento de un sacerdote que trabajó como secretario del Cardenal Coccopalmerio

Por Redacción Adelanto 2430/6/17

BACANAL EN LA SANTA SEDE

 Eso es lo que ha descubierto la Gendarmería Vaticana cuando accedió este miércoles a un apartamento situado en el Santo Oficio, propiedad del secretario del cardenal Francesco Coccopalmerio.

La acción de las autoridades llegó cuando comprobaron que la afluencia de personas a la vivienda del prelado era exageradamente frecuente, lo que los llevó a investigar qué sucedía allí, consignó el sitio Los Replicantes.

Al entrar, la Policía no podía creer lo que estaba sucediendo: un importante número de curas se encontraba en el apartamento, consumiendo estupefacientes y manteniendo relaciones sexuales en forma colectiva.

Las autoridades detuvieron al prelado y decidieron internarlo en la clínica Pío XI, ya que evidenciaba claros síntomas de haber abusado de las drogas, y al parecer, padecía una importante adicción a las sustancias.

Actualmente se encuentra de retiro espiritual en un convento en Italia, informó el portal RT en español.

Múltiples irregularidades

El escándalo de las orgías se une a la dudosa concesión del apartamento, que no debería haber acabado en manos del secretario del cardenal Coccopalmerio, atendiendo de manera exclusiva al reglamento vaticano.

Según informa InfoVaticana, el apartamento no se puede asignar al secretario de un jefe de dicasterio (cabeza visible de cada congregación), sino a un secretario que no mantenga vinculación con la alta jerarquía.

El apartamento, por tanto, se concedió de manera irregular. Junto a ello, el prelado decidió circular únicamente con un vehículo de matrícula vaticana, un hecho con el que quiso evitar en todo momento la jurisprudencia de Italia.

Por su parte, el propio cardenal Coccopalmerio quedó directamente salpicado por este escándalo, ya que los círculos más íntimos no creen que no supiera nada de todo lo que estaba sucediendo. Coccopalmerio llegó a proponerlo como obispo para alguna diócesis, era su mano derecha, y acostumbraban a pasar largos períodos de tiempo hasta la madrugada

PELUSA - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 19:46:45
postaporteñ@_______________________________

Venezuela: EL SILENCIO DE LAS FANB

SEBASTIANA SIN SECRETOS

30/6/6/17 extractos

PRESIDENTE. -Es el de la República, Nicolás Maduro. Dijo que “si Venezuela fuera sumida en el caos y la violencia y fuera destruida la revolución bolivariana, nosotros iríamos al combate, nosotros jamás nos rendiríamos. Y lo que no se pudo con los votos se haría con las armas. Liberaríamos nuestra patria con las armas”

La pregunta es: ¿cuáles armas? ¿Habla de las armas de la República? El presidente Maduro es el Comandante en Jefe de la Fuerza Armada. Y la FANB tiene el monopolio de las armas en Venezuela. Ni el ministro de la Defensa ni el Alto Mando Militar ha respondido a lo afirmado por el primer mandatario. La FANB debe decidir si acompaña al presidente Maduro en “votos o balas”. El país tiene derecho a saber qué va a decidir ante una coyuntura como la expresada por el mandatario. Una cosa es que la FANB se haga la sorda, la muda y la ciega ante la presencia de paramilitares y guerrilla que violentan nuestro territorio y soberanía y, otra muy distinta, es que los militares estén dispuestos a usar sus armas, si los votos no benefician a la revolución bolivariana, para imponer un modelo de gobierno que la mayoría no respalda.

SEBIN.- Es en la sede del Helicoide. La desobediencia de los internos es generalizada en solidaridad con los polichacao detenidos allí. Yon Goicoechea, Daniel Ceballos, Renzo Prieto, Vilca Fernández y todos los presos que poseen boletas de libertad están apoyando. Los 14 polichacao se reagruparon y se instalaron en la oficialía.

MAYOR. -Cuando la GNB detuvo, porque estaba protestando en Altamira, al mayor Rasmeds Sánchez Díaz (Dirón) y lo llevaron detenido a La Carlota se prendió un conato de insubordinación con los guardias, que debieron dejarlo ir, aunque golpeado y robado. Dirón es oficial retirado de la FAV, piloto, promoción Cnel. Teófilo Luis Méndez 1994. Fue piloto del SATA y trabajo en Grupo 5 en La Carlota.

TERTULIA.- Es la de los martes, creado  y coordinado desde hace doce años por  los ex Rectores de la Universidad de Los Andes: José Mendoza Angulo, Miguel Rodríguez Villenave, Genry Vargas Contreras y Néstor López Rodríguez. Hicieron “una sincronización entre el evento del helicóptero, la decisión del TSJ contra la Fiscal y el atentado a la Asamblea Nacional”. Consideran que Oscar Pérez, piloto del helicóptero, es una persona líder, con buena ascendencia entre sus compañeros de trabajo, paracaidista, actor de cine y estrella principal en una película. “Desea mostrarse como un héroe, hastiado del régimen. Cualquier Psicólogo o Psiquiatra lo descartaría para cumplir el papel de tonto útil que le están atribuyendo”. El mensaje que grabó previó al sobrevuelo demuestra que busca estimular la presión para la renuncia del Presidente, llamando al pueblo a concentrarse en Fuerte Tiuna y ante las instalaciones militares del país. “Su acción fracasó pues no fue seguida por nadie, no tenía suficientes contactos, pero demostró la incapacidad del gobierno para enfrentar un intento de esta naturaleza”. El recorrido por Maracay de las patrullas de CICPC, indican apoyo de algunos policías y civiles, pero no de militares. El helicóptero no fue perseguido por la desconfianza del Gobierno en la Fuerza Aérea, y el riesgo de un avión artillado en el aire, que sí podría atacar a Miraflores. Cuando el presidente es informado del hecho, no le dio importancia hasta pasados varios minutos cuando reacciona perdiendo los estribos y gritando lo que demuestra que desconocía lo del helicóptero. “A quién le interesa desprestigiar ese mensaje de rebelión? Al gobierno porque le demostró su fragilidad. A los militares porque que hay sectores con más agallas. A la Asamblea Nacional que no toma medidas contra el TSJ o CNE. Igual sucede con los partidos políticos y algunos líderes porque les aparece competencia. “Fue un acto personal con poco apoyo de una persona hastiada como todos y con intenciones de convertirse en héroe de acuerdo a su personalidad”

HACINAMIENTO.- Hay 7 mil 328 detenidos, distribuidos en 229 unidades militares, que esperan cupos a cárceles en los comandos de la Guardia Nacional Bolivariana. Lo dice Carlos Nieto Palma Coordinador General de Una Ventana a la LibertadEn las unidades militares de la GNB no hay calabozos, ni celdas para albergar a los detenidos mientras son presentados en tribunales. Han desalojado oficinas y espacios para que los funcionarios descansen en sus guardias. El Ministerio para el Servicio Penitenciario conoce eso desde hace más de un año. Siguen pendientes las 24 nuevas cárceles prometidas hace 5 años, pero no se ha hecho ninguna

ÚLTIMA HORA

– El nuevo comandante General del Ejército usa insignia del curso de Estado Mayor del Ejército, sin haber estudiado ahí. Hizo un curso en Cuba de seis meses, que Chávez ordenó que se lo valieran para el ascenso.

– República Dominicana ordenó retirar a todo el personal médico militar que estudiaba en el hospital militar de Caracas, por razones de seguridad.

– El desespero de los militares en los cuarteles por llevar comida a la casa desencadena en robos de comida. Ya han agarrado a varios.

– Entre el TSJ, tribunales militares y Defensor del Pueblo, le quitan los poderes al Ministerio Público

 

Adiós A La Democracia Venezolana

Nicolás Maduro prepara una “caricatura de una caricatura” de Cuba

Bello en The Economist | 29/6/17

Se supone que las constituciones, como los diamantes, duran. Pero esa no es la opinión de Nicolás Maduro, un ex conductor de autobús escogido por Chávez para reemplazarlo como presidente en 2013. Ha ordenado una nueva asamblea constituyente, que será elegida el 30 de julio. Todo este proceso es diferente al de 1999. En violación a la constitución de Chávez, este llamado ha sido por decreto presidencial y no por referéndum popular

El Sr. Maduro dice que su propósito es derrotar el “fascismo” de la oposición. Sin embargo, será elegido bajo un sistema que pudo haber sido ideado por el propio Mussolini. Cada uno de los 340 municipios elegirá a un miembro de la asamblea, sin importar su tamaño (sólo las capitales de los estados obtendrán dos), lo que significa que las ciudades que apoyan la oposición están infra representadas. Otros 181 miembros serán elegidos entre los grupos comunales y ocupacionales controlados por el régimen.

El Sr. Maduro quiere controlar la asamblea porque ya no puede permanecer en el poder democráticamente. Los bajos precios del petróleo y la mala administración han cobrado un alto precio. Los alimentos y los medicamentos son escasos; las enfermedades antes erradicadas, como la difteria y la malaria, están matando una vez más. La oposición ganó una gran mayoría en una elección legislativa en 2015. Desde entonces, el señor Maduro ha gobernado por decreto y a través de su títere corte suprema. En casi todas las protestas diarias de la oposición desde abril, 75 personas han muerto, muchas de las cuales han sido abatidas por la Guardia Nacional o por bandas armadas a favor del régimen.

El rechazo de Maduro a la dictadura ha abierto brechas en su base política. Luisa Ortega, fiscal general y chavista de larga data, se ha convertido en una crítica abierta. La asamblea constituyente “completará el desmantelamiento definitivo de la democracia”, dijo esta semana a un periódico peruano. Su aparente propósito es convertir a Venezuela en una dictadura semejante a la cubana. Ya Maduro ha instituido un sistema de racionamiento al estilo cubano con paquetes de alimentos entregados por las fuerzas armadas. La asamblea, dicen los funcionarios, asumirá el poder soberano -y sacará a la Sra. Ortega.

Una reciente oportunidad para aplicar presión diplomática fracasó el mes pasado en una reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos, celebrada en Cancún. Los anfitriones mexicanos pensaron que tenían más de los 23 votos necesarios (de 34) para condenar a Venezuela. Ellos obtuvieron sólo 20, cuando los diplomáticos del Sr. Maduro se ganaron a los vacilantes mini-estados caribeños con amenazas de cortar el suministro de petróleo barato. El resultado, dijo un diplomático latinoamericano, dependía de la presión que Estados Unidos estaría dispuesta a poner en el Caribe. Y no fue suficiente: Rex Tillerson, el secretario de Estado, se mantuvo alejado ocupado con Qatar. Aunque Venezuela está más aislada que nunca en su región, Maduro podría reclamar una especie de victoria.

Incluso si se hubiera aprobado la moción, podría haber cambiado poco. Los únicos obstáculos potenciales a la jugada del señor Maduro están en su propio lado. Muchos chavistas se oponen a la asamblea constituyente. “El chavismo democrático es significativo en términos de sentimiento popular”, dice David Smilde, un especialista de Venezuela en la Universidad de Tulane. Aunque ha habido protestas intermitentes en las zonas chavistas de Caracas, por lo general sobre la escasez de alimentos, la oposición no ha logrado vincularse con los disidentes del régimen en un movimiento de protesta verdaderamente nacional.

Las fuerzas armadas, que sostienen al señor Maduro en el poder, han vacilado pero no se han inclinado, al menos hasta ahora. Varios generales jubilados cercanos a Chávez han criticado la idea de una nueva asamblea. Al menos 14 oficiales subalternos han sido arrestados desde que comenzaron las protestas. El 20 de junio, el presidente le quitó al ministro de Defensa, general Vladimiro Padrino, el poderoso puesto de comandante operacional de las fuerzas armadas. Para algunos analistas, esto pareciera una expresión de desconfianza.

La tensión está aumentando. El 27 de junio, un oficial de policía en un helicóptero sobrevoló la Corte Suprema y el Ministerio del Interior. Una multitud progubernamental atacó al parlamento, y saqueos a gran escala ocurrieron en Maracay, al oeste de Caracas.

El señor Maduro y su círculo carecen del aura de heroísmo que originalmente rodeaba a Fidel Castro. “Si la Venezuela chavista era una caricatura de la revolución cubana, Maduro es una caricatura de la caricatura”, dijo un diplomático latinoamericano. No hay revolución en Venezuela, sólo mal uso del poder. Y Se puede derramar más sangre antes de que termine la tragedia.

Los CHISMECITOS de OSCAR

-Tibisay está a punto de explotar... ¿La razón? No pudo vender la "prostituyente"; por eso ahora anda ampliando el "radio"...

- La mayor preocupación de Tibisay no es la #Resistencia, sino el "plan República", pues ahora es cuando eso es un hervidero...

- Las acciones del martes, es decir, disolución de tres poderes, golpe y ataques, en lugar de calmar, han encendido la rabia...

- Aunque no se vea, hay reuniones, demasiado descontento y muchas acciones al interior de las FANB a causa de la prostituyente. Ese descontento creciente, en lugar de menguante, en FANB, es lo que tiene a Tibisay a punto de infarto y a punta de amenazas

- Así como dicen de la FANB, tampoco en CNE ni en el mismo PSUV, todo es tan monolítico como parece y la implosión amenaza...

.- El episodio con el helicóptero, en lugar de apaciguar, ha llevado mayor inestabilidad a la ya precaria unidad en la FANB... El helicóptero voló, lo vimos, pero, DICEN, las fotos publicadas, sin humo, fueron "posadas", dicen unos y "photoshopeadas". Las "granadas" del helicóptero hicieron ruido, pero no EXPLOTARON, por lo que Moncada solo pudo hablar, pero no enseñó "daños

- Palabras como rechazo, malestar, arrechera en la FANB, son los que tienen preocupado a Maduro, Cabello, Tibisay, Maikel...Sin haber cumplido una semana, ya en Miraflores dicen que "de nada sirvió adelantar los cambios en la FANB"... En el interior de la FANB hay, por lo menos, tres grupos en pugna, como también hoy lo hay en la política...

- Nadie quiere ni se atreve a cumplir una orden de captura contra Rodríguez Torres; Maduro teme una ola de indisciplina... Dicen que el temor a Rodríguez Torres es que ellos saben que no es "chef" sin cocineros ni cocina... y entonces hice ¡Plop!

- Me ratificaron, como dije, que Rodríguez T tiene pruebas más grandes que la biblioteca de Alejandría, contra tirios y troyanos.

- La mayoría militar le quitó piso a la prostituyente y se lo dio a la TRANSICIÓN y quiere ser parte de ella. Muy importante.

- Se habla del hecho, no del personaje. Insisten en que el episodio del helicóptero fue un falso positivo. Moncada lo usa hoy. El fundamento principal, entre otros, del falso positivo, es que, inmediatamente, sin investigar, Maduro acusó a Rodríguez T.

-Si fue falso positivo, y para ser así los tiene a todos con diarrea, y a las FANB revueltas, en cualquier caso no funcionó, pero la cosa no se queda ahí. Será Maduro contra FT...

- A Isaías Rodríguez y Cabello los van a llamar "los hermanos caradura". Isaías, ex fiscal, dice que no hay fiscalía...Cabello, ex presidente de AN, dice que no hay AN...

- Me dijeron que las palabras claves de las próximas horas o días serán ULTIMÁTUM, SALVOCONDUCTO y TRANSICIÓN, pero no entendí.

-El "reprise"... Dicen que Justin Trudeau, primer ministro canadiense, será el "papá" de la transición... Y ya no pidan más "ñapas"...

- postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 19:24:54
postaporteñ@_______________________________

"LA LIBERTAD POLÍTICA SIN IGUALDAD ECONÓMICA ES UNA PRETENSIÓN, UN FRAUDE, UNA MENTIRA,

Y LOS TRABAJADORES NO QUIEREN MENTIRAS"

M. BAKUNIN

El sistema, en general y en lo particular, maneja los medios de comunicación a través de sus trasnacionales y multinacionales, en muchos casos de comunicadores que se venden como muy populistas y defienden los DD.HH., de los más marginales y las injusticias. Y después se van a sus casas a contar el dinero que ganan, tomando un vaso de whisky , importado él.

Mientras el director de programación y productor que nosotros nunca vemos ni veremos, sacan cuenta de cuánto vendieron de publicidad en dicho espacio, por periodista hipócritas que juegan con los sentimientos de la mayoría del pueblo que lo ve y escucha , porque se sienten representados con sus falsas palabras.

Leyendo un artículo que me mandaron sobre los principios de la propaganda nazi , que tanto copio el sistema después de la segunda guerra mundial. Llegue a la conclusión que cualquier semejanza con la realidad es la realidad:

1.- principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo; individualizar al adversario en un único enemigo

2.- principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; los adversarios han de constituirse en suma individualizada

3.- principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”

4.- principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave

5.- principio de la vulgarización. “toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”

6.- principio de orquestación. “la propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

7.- principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones

8.- principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias

9.- principio de la silenciar. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines

10.- principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas

11.- principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad

Esto es hoy lo que hace el sistema hoy, con el ciudadano de a pie , y si hablamos de las promesas a los DD.HH., tenemos para escribir 6 libros por lo menos. De quienes se prestaron a ser parte de esa mentira dicha 100 veces, que siempre será mentira ,y después tenes a los otros/tras que por falta de lógica y sentido común compran los que les venden los oportunistas FIGURETIS de afuera

Y lo peor de todo, de aquellos que fueron parte y o integrantes de aparatos armados con cargos muy importantes en toma de decisiones  , que filmaron su propia película  y otros la compraron en Europa y en prisión y se creyeron ser parte de una junta revolucionaria con la potestad de jueces y así juzgar a terceros o ser tan hipócritas al punto de ganarse la confianza de un compañero que se jugó la vida por no decir lo huevos y ayudo mucho a otros, y  grupos de América latina, como en su infantilismo político ,jugaron al agente de inteligencia y revisarle el departamento a ese compañero, por orden de su jefe  que fue un colaborador con los altos mandos, que  quemo a un montón de compañeros. Y así estamos y así estuvimos por este  tipo de personajes , ¿qué me pregunto? ....y ahora de la cantidad de mentiras o de verdades, esos mismos tú hiciste tantas cosas convencido que eras un revolucionario que muchos aprendices de intelecto te mandaron a hacer, como sentirte con la autoridad de degradar a otros, sin conocer situaciones y momentos, resulta que muchos impolutos ,después de mucho tiempo te enteras que nunca lo fueron y también contaron su película.¿ saben una cosa?, nos paso los que nos paso , porque somos producto de ese sistema que nos atravesó  ,donde muchos zafaron y sabemos bien como.....

Y los más boludos o no , muy jovencitos en esa época contamos todo y nos hicimos cargo de lo que nos correspondía. Mientras otros contaban su película ,que era solo eso una ficción que nunca existió. Yo fui y soy muy pobre, mi familia no disponía de una situación acomodada , ni contactos con oficiales de alto rango en las FF.AA., para pagarle miles de dólares y me soltaran y me fuera a Europa a contar la película del guerrillero de la sierra maestra.Ema Goldman decía: "la libertad no descenderá  al pueblo , el pueblo debe alzarse a la libertad"

Hay que tener la capacidad , de no pensar lo que quiere el sistema que pensemos: en puteríos internos en las FF.AA. El frente amplio, mejor dicho ,muchos de esa élite política burguesa , saben muy bien que en algún momento se van a tener que ir , y hacer una vida muy austera. Ya están muy quemados muchos, el pacto con las FF.AA.  y el poder se paga y te lo cobra la historia y el pueblo. Los milicos serán siempre milicos, son la casta del aparato armado de la burguesía y eso no cambiara  ni con los personajes, nuevos que vendrán después que se mueran los que hoy reivindican la tortura y los asesinatos. ¿y saben qué?, todos esos grupos de élite que se muestran tanto con  los pasas montañas, vestidos con uniformes de combate con armas de asalto y sus franco tiradores, para lo único que les servirá ,será para reprimir a los marginales y a los trabajadores; donde una porta apellidos que cada vez que la veo por tv , me hace acordar a lo dicho por John Lennon " los de atrás que aplaudan y los adelante sacudan las joyas", y todavía tiene el descaro de decir que es comunista  y se olvida de los compañeros fusilados de la 20, y de los camaradas asesinados y torturados en los cuarteles, se ve que con el padre no aprendió mucho, bueno y por casa como andamos, hay otro que tampoco heredo nada pero absolutamente nada del padre, solo el apellido, después es un burgués reaccionario que encaja mas dentro del partido colorado que del frente. Y eso que el frente jamás  tuvo una política por lo menos social demócrata. Lo único que hizo en estos 12 años fue sacarle las castañas del fuego a las FF.AA. y a la burguesía. Pero la historia nos mide y ahora están buscando lavarle la cara con el recambio, al igual que otras organizaciones donde sus dirigentes se llamaron a silencio con todo lo que se supo y sabrá más adelante, porque el bote les hace agua por todos lados, y algunos ya se ocultaron a una vida austera.

El verso de la propaganda de la derecha ya no sirve, como les sirvió en año 1971 para putear a Gerardo Gatti con su libro donde se adelanto más de 40 años de lo que sería el frente amplio,apropiado por un núcleo elitista que nunca fueron ni serán de izquierda .

Entendamos una cosa, que la caída del sistema estatista es el último de los refugios de los intereses de la burguesía, en Uruguay hace casi 40 años que no hay información de los desaparecidos, y la inteligencia se tomo el trabajo junto con las FF.AA. de vender falsa información para desviar las investigaciones, pero tampoco de parte del estado nunca hubo ni abra voluntad de hacerlo por los pactos entre gallos y medias noches. Ellos jugaron y juegan todo con  el tiempo,que el ciudadano común fume el opio del sistema y sea cada vez mas bruto intelectualmente para poder manejarlo mejor

Ya tenemos generaciones de jóvenes que ignoran muchos de los asesinatos de estudiantes de los años 60 y 70 y en eso tienen que ver los medios de comunicación  , que siguen a ultranza las líneas del mercado de consumo para vender

Y los buenos consejos de la propaganda nazi mucho más mejorada para llegar al ciudadano común Y en todo gran parte de la culpa la tuvo el mismo frente amplio que se canso de hablar de DD.HH. y nunca hizo absolutamente nada.  Nada más que poner nombres de calles perdidas y alguna plaqueta. No le vayan a poner a un centro de estudiantes el nombre de un desaparecido, no valla ser que la derecha reclame ponerle el nombre de alguno que ajusticiamos del escuadrón de la muerte creado por la CIA y su instructor Dan Mitrione.

El estado pseudo popular, representa los intereses de los de arriba, o sea las clases dominantes y quienes comen las sobras de ellos , ideológicamente tranzaron con el poder.

Mintieron durante más de 12 años y también manipularon el juicio en Italia

Y lo más triste es que a quienes se le tenía respeto y eran quienes nos ordenaban las operetas, terminaron sentados en el Florida, escribiendo una ficción manipulada por un general informante de la CIA Y uno de ellos fue el que dejo pegado al gallego Mas Mas en Tacuarembó, cuando él fue el único que sabía que el gallego estaba allí. Y el gallego siempre supo que fue él y este nunca tuvo los huevos de decírselo, y ahora después de tanto tiempo caigo porque....porque a él nunca lo torturaron como a nosotros, tan simple como eso

Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales | Sócrates

Arriba los que luchan!!!

EL BOCA - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 18:50:10
postaporteñ@_______________________________

"Debemos sacar nuestro propio balance de las experiencias del pasado" - Alain Badiou

Entrevista - Philippe Stroot y Raffaele Morgantini - Rebelión - 01/072017 - Investig’Action - Traducido del francés para Boltxe Kolektiboa por Beatriz Morales Bastos.

El mundo va mal. La nueva crisis sistémica del capitalismo depredador se ha transformado ahora en una crisis de civilización que nos lleva directamente a darnos contra la pared. Las alternativas progresistas tardan en afirmarse en el tablero político, incapaces como son de engendrar verdaderos movimientos emancipadores. Por lo tanto, ¿cómo hacer frente a una clase dominante organizada, decidida y que dispone de todos los recursos?

Philippe Stroot y Raffaele Morgantini (Investig’Action) han entrevistado al filósofo militante Alain Badiou para que nos esclarezca los nuevos retos globales y los desafíos futuros: la idea del comunismo, la «crisis» de los emigrantes, la izquierda y la derecha, el papel de los medios de comunicación, la democracia…

Pregunta: Profesor Badiou, a los medios les gusta presentarle como El profesor comunista francés, como si se trata de una especie en vías de extinción. ¿En qué punto están las ideas comunistas en Francia y en el mundo en 2017, cien años después de la Revolución de Octubre?

Creo que la hipótesis comunista y la experiencia comunista están en un estado de extrema debilidad en todo el mundo. Y, como es natural, Francia no es una excepción. Y lo están tanto más cuanto que son objeto de confusiones considerables. Por ejemplo, el partido en el poder en China se sigue denominando «Partido Comunista» aunque a todas luces se trata de una potencia capitalista emergente que se dispone a disputar la hegemonía mundial a Estados Unidos. Otro ejemplo de este tipo de paradoja: en Francia tenemos un Partido Comunista que todavía subsiste, el PCF, pero que fuera de su nombre nunca pronuncia la palabra «comunista»

Pagamos el precio, inevitable históricamente, del fracaso de los grandes Estados comunistas. Más concretamente, el fracaso de lo que se puede denominar el «comunismo de Estado», es decir, la hipótesis según la cual el comunismo se puede instalar en una figura cuyo agente político principal (incluso único en la lógica estaliniana) es el Estado. El comunismo de Estado se ha hundido en todo el mundo y, por lo tanto, la hipótesis comunista está por el momento reducida a sí misma, reducida a su estatus de hipótesis política e histórica. A veces afirmo que en virtud del desarrollo de la historia en espiral, como decía Hegel, hemos vuelto a una situación que en cierto modo se parece a los años 1840-1848, cuando la hipótesis comunista debía ser formulada, argumentada y apoyada antes incluso de que se le pudiera pedir ser una gran fuerza política y tener proyectos estratégicos. Ante un escepticismo muy fuerte se debe volver a formular y trabajar todo lo que atañe a la palabra «comunismo». Tenemos que sacar el balance de los fracasos, de las debilidades y de los errores.

Se puede entender que muchas personas, incluso de buena fe, estén tentadas de decir que lo más sencillo sería abandonar cualquier uso, incluso hipotético, de la palabra «comunismo». Pero, simplemente, hoy no veo a qué llevaría el abandonarlo si no es, en definitiva, a unas formas diversas de adhesión al orden establecido. No creo ser ciego o testarudo al afirmarlo. Estoy totalmente dispuesto a aceptar que otra hipótesis pueda tener una virtud emancipatoria superior, pero no la veo. Por consiguiente, he decidido conservar la palabra «comunismo» diciéndome que asumiría su carácter escandaloso, menospreciado y casi infame. A fin de cuentas, ¿no es totalmente natural que nuestros amos, y la opinión dominante que ellos controlan, declare infame aquello que llama a destruir los cimientos de su poder?

P: Acaba de recordar que China ya no era comunista y tampoco Rusia, a pesar de lo cual la hostilidad de Occidente respecto a ellos es peor incluso que durante la Guerra Fría. ¿No demuestra esto que la lucha contra el comunismo disimulaba sobre todo el odio del Imperio y de sus vasallos por cualquier Estado que no se somete a su voluntad?

Creo que, en efecto, detrás del anticomunismo declarado hay viejas rivalidades imperialistas. A mí mismo me sorprende mucho la actitud de los gobiernos franceses, que son particularmente agresivos con una Rusia que ya no es en absoluto comunista. Por consiguiente, estaría bastante tentado de contestar «sí» a su pregunta teniendo en cuenta, sin embargo, que debido a sus orígenes y a su argumentación el anticomunismo ha desempeñado a pesar de todo un papel no desdeñable en este enfrentamiento.

Durante décadas, entre 1917 y, digamos, 1989, hubo un enfrentamiento ideológico planetario que al menos tenía la ventaja de mantener con vida la existencia de dos hipótesis concernientes al futuro de la humanidad: la capitalista imperialista y la comunista internacionalista. Actualmente está absolutamente claro que el argumentario oficial del antagonismo con la Rusia de Putin es la oposición entre «democracia» y «dictadura», en definitiva, entre capitalismo autoritario y capitalismo liberal, y ya no es en absoluto la oposición entre capitalismo y comunismo. Por lo tanto, se ha vuelto a esquemas que ya eran clásicos en el enfrentamiento interimperialista en el siglo XIX. Incluso durante la guerra de 1914 la propaganda anti alemana era sobre todo una propaganda según la cual nosotros éramos la República y los alemanes eran Guillermo II, la vieja monarquía, los bárbaros, etc.

Por último, creo que el antagonismo entre capitalismo y comunismo, es decir, la existencia estratégica de dos vías en lo referente al destino de la humanidad, se ha mantenido vivo a pesar de todo durante bastante tiempo, aunque en parte haya estado sobre determinado por unos enfrentamientos interimperialistas que finalmente han prevalecido. Por lo que se refiere a la situación actual, ya no se puede justificar por medio del anticomunismo. Resulta difícil pretender que Putin es un comunista convencido. Más bien asistimos al retorno de esa antigualla que es la oposición entre, por una parte, los Estados que se pretenden modernos, liberales y democráticos (es decir, las ciudadelas del imperialismo mundial) y, por otro, los países que sin duda están totalmente metidos en el juego capitalista pero que Occidente trata de describir como un tanto bárbaros. Lo que se designa así son los recién llegados al mercado mundial, que preocupan mucho a un Occidente cansado y que teme que su hegemonía mundial se debilite irremediablemente.

Finalmente, el antagonismo hacia la Rusia de Putin y la China de Xi Jing Ping es a fin de cuentas el clásico antagonismo entre quienes están bien situados en la dominación global y quienes tratan de conquistar un buen puesto en ella

Así fue (y no es muy tranquilizador, hay que decirlo) la relación de Francia e Inglaterra con Alemania en el momento de la guerra de 1914. Alemania desempeñaba exactamente el papel de Putin hoy afirmando «quiero mi sitio, quiero mi sitio en vuestros negocios y sobre todo en vuestros negocios coloniales». Y lo que se dijo entonces de los alemanes es exactamente lo que hoy se dice de Putin: horribles, terribles, bárbaros, etc. Hoy la inquietud se apodera de los Estados del viejo Occidente imperial, sobre todo, de los más débiles. Francia forma parte de estos Estados, ya no es una gran figura e Inglaterra tampoco. En dos guerras mundiales y decenas de millones de muertos Estados Unidos les ha robado el papel. Así que estos Estados debilitados están particularmente preocupados porque lo que los recién llegados del mercado mundial y de las operaciones guerreras querrían ocupar es su sito con el fin de prepararse para acabar ocupando el primer puesto. Evidentemente, toda esta cocina neo imperialista está muy lejos, hay que decirlo, de la idea de la que hablábamos al principio, es decir, de la existencia de dos vías estratégicas concernientes al devenir de la humanidad.

P: Los medios de comunicación dominantes equiparan la noción de soberanismo (que resurge con vigor por todas partes, tanto en la izquierda como en la derecha) con el nacionalismo burgués y a la xenofobia. ¿Considera posible construir una soberanía al servicio de los pueblos? ¿La soberanía nacional es compatible con el internacionalismo? Cuba, por ejemplo, ¿no es a la vez el país más solidario del mundo y el más independiente políticamente?

Plantean una pregunta extremadamente interesante y que es objeto de un gran debate actualmente. En todas partes se discute, sobre todo en la extrema derecha y en la extrema izquierda, acerca de una vuelta a la soberanía nacional. ¿Qué quiere decir? En el caso de Francia se trataría de no depender ya ni de la protección militar y nuclear estadounidense ni de la solidez de la economía alemana. Las consignas son claras: salir de la OTAN y salir tanto de la Unión Europea como del euro. No tengo una opinión definida respecto a saber cuáles van a ser, desde ese punto de vista, los caminos de la hipótesis comunista. Sin duda sabemos que cuando esta vuelva a tomar cuerpo y vuelva a ser una política desarrollada lo hará en alguna parte. Una política nueva no se establece de pronto como una fuerza mundial preconstituida. Evidentemente, no se puede excluir que las nuevas orientaciones de la política comunista estén localizadas. ¿Dónde? Dejemos la pregunta abierta.

No obstante, lo que afirmo sin la menor duda es que todo repliegue sobre una soberanía nacional que esté totalmente separada de la hipótesis comunista, e incluso sea hostil a ella, solo haría el juego a unas fuerzas nacionalistas reaccionarias, incluso, fascistoides. Por consiguiente, el punto clave es el siguiente: sí, de acuerdo, existe la posibilidad de una localización transitoria, incluso nacional, de una experiencia de reactivación de las políticas de emancipación, pero a condición expresa de que se inscriba explícitamente en la hipótesis comunista y, por lo tanto, considere que su futuro solo está asegurado mundialmente. Ustedes citan el ejemplo de Cuba. Pero precisamente Cuba ha asumido a su manera la hipótesis comunista y la ha asumido hasta el final. Es incluso el último Estado del mundo que la ha asumido verdaderamente hasta el final. Nos encontramos así ante un caso, precisamente, de un país pequeño en la boca del lobo, en la boca del monstruo, que a pesar de todo ha resistido respecto a su independencia y que sigue haciéndolo, pero que lo ha hecho en el elemento de la hipótesis comunista.

P: Por lo que se refiere a la crisis de los emigrantes, ¿es una falta de solidaridad afirmar que es absolutamente necesario ayudarles a vivir correctamente en sus países en vez de hacerles venir por millones a Europa para reforzar este «proletariado nómada», por retomar su expresión, cuyas condiciones de vida son cada vez más precarias, incluso en los países más ricos?

Es evidente que a largo plazo, estratégicamente, la gran cuestión es la de la posibilidad de una transformación liberadora de los países de origen. En segundo plano de las migraciones de lo que denomino el proletariado nómada, esos millones de personas que erran por el mundo en busca de lugares en los que sobrevivir, evidentemente encontramos el hecho de que un continente entero, África, está sometido a la depredación capitalista más violenta. En última instancia, sin duda la verdadera cuestión que plantean estas emigraciones es la del proceso de emancipación y, por consiguiente, del renacimiento de la hipótesis comunista, en los países concernidos.

Desde ese punto de vista yo esperaba que Sudáfrica pudiera desempeñar un papel dirigente en revolucionar la situación africana, pero no ha sido el caso. En realidad en Sudáfrica hemos asistido al advenimiento de una burguesía negra que comparte el antiguo poder de los coloniales blancos y abandona a las masas a su pobreza y a su sumisión forzadas

Así las cosas, otro aspecto de la cuestión es que el capitalismo siempre se ha apoyado en un proletariado nómada. Conocí una época, en las décadas de 1950, 1960 y 1970, en que se hacía venir aviones enteros de obreros de Marruecos y de Argelia. Actualmente probablemente hay en Francia entre 6 y 7 millones, como mínimo, de obreros, de hijos e hijas de obreros, algunos de los cuales hoy se encuentran reducidos al estado de parados por la desindustrialización nacional, de quienes hay que afirmar que, efectivamente, son proletarios y cuyo origen nacional es tal o cual país africano, de Oriente Próximo o asiático…. Estas personas, estas familias, son proletarios, existen y son de aquí.

Por lo tanto, pienso que hay dos aspectos en su pregunta. En primer lugar, hay que apoyar y ayudar a todo aquello que pueda significar emprender un proceso político de emancipación y de liberación en los países dominados. Es tanto más necesario cuanto que las liberaciones nacionales de los años sesenta con frecuencia fueron mistificaciones. En muchos países que han sido colonizados hay gobiernos «nacionales» que en realidad son agentes de tal o cual imperialismo o corruptos que se aprovechan de las rivalidades interimperialistas. En contra de todo ello se tienen que alzar los movimientos progresistas a los que apoyaremos. Por otra parte, también debemos impedir las persecuciones discriminatorias, racistas y de otro tipo respecto a las poblaciones que están aquí, a veces desde hace mucho tiempo, a veces de tercera generación, y que no han hecho sino llevar a cabo a nivel mundial la clásica emigración del campo a la ciudad y del campesinado al proletariado. Hay dos aspectos concernientes a esta cuestión: un aspecto internacionalista y un aspecto nacional o local, y hay que tener en cuenta ambos.

P: Siempre respecto a la cuestión de los emigrantes, hoy en Europa es un reto fundamental para los medios de izquierda y progresistas. En su opinión, ¿en qué medida es importante articular la lucha del «proletariado nómada» instalado en Europa con las luchas sociales de los movimientos de izquierda? ¿Cuáles son, en su opinión, los retos y obstáculos en este tema?

Hay que tener en cuenta que en ciertos aspectos esta cuestión no es tan nueva como parece. Veamos, por ejemplo, la historia del proletariado francés en el siglo XIX. Durante mucho tiempo este proletariado estuvo constituido por lo que se puede denominar «emigrantes nacionales», que venían de Auvernia, de Bretaña o de lo más recóndito de los Pirineos, pero a quienes los habitantes de las grandes ciudades consideraban emigrantes. La mejor prueba es que tenían una cartilla de obrero. Desde esa época ha existido la cuestión de los papeles y de los obreros sin papeles. Si no tenías esa cartilla, la policía te podía enviar de vuelta al campo. No hay que olvidar que esta cuestión fue la motivación directa de la gran insurrección de junio de 1848: la consecuencia del cierre de los Talleres Nacionales, fábricas en las que estas personas trabajaban, fue que hubo que expulsar a todas ellas. Se rebelaron y con la represión del ejército tuvimos una de las mayores masacres obreras en las calles de París.

Las cuestiones políticas son a menudo menos nuevas de lo que se cree. La cuestión de los emigrantes no es sino la ampliación a nivel mundial del problema general de la procedencia de la fuerza de trabajo obrera. Las personas ya no vienen solo de Auvernia o de Bretaña, sino que vienen de África, Oriente Próximo, Asia, Europa central… Huyen así de las mortíferas guerras civiles y tratan de protegerse. La consideración progresista (ni siquiera comunista, sino progresista) supone naturalmente que se integran estas circunstancias, aunque sin abandonar el hecho de que hay en sus países problemas políticos de la mayor importancia y que hay que tratar, estoy de acuerdo con ustedes en este punto. Hay que ser solidario en ambos frentes. Es una máxima en mi opinión fundamental, la vía por la que el proletariado (incluido, e incluso sobre todo, su componente nómada) se constituye como fuerza política en nuestros países. Yo mismo me ocupé mucho de las fábricas en las décadas de 1960 y 1970. Trataba con muchas personas marroquíes, argelinas, malíes, senegalesas, mauritanas… En ese sentido, incluso la creación de núcleos comunistas dentro de las fábricas era a su manera una actividad internacionalista. Y además también hay que mostrarse solidario con estas personas en lo que concierne a las luchas que se llevan a cabo en sus países y en las que podrían participar.

Insisto en el hecho de que el proletariado siempre ha sido nómada en un sentido porque la propaganda trata de presentar todo esto (los refugiados, los viejos jubilados argelinos, los jóvenes parados de origen africano) como un fenómeno completamente nuevo, una invasión del país por parte de personas a las que no se conoce, etc.

Pasé mi infancia en Toulouse, que era una ciudad poblada de proletarios españoles que habían huido en la guerra civil cuando los republicanos vencidos se replegaron en el sur de Francia. Puedo asegurarles que se decía de estos refugiados españoles, en su mayoría cristianos, exactamente lo mismo que se dice hoy de los marroquíes, los sirios o los malíes, en su mayoría musulmanes. Así, por medio de la opinión pública en mi infancia aprendí que los españoles no eran como nosotros, que eran unos bárbaros. Lo que más se aportaba como prueba del hecho de que no estaban verdaderamente civilizados es que no sabían qué era una bañera y que creían que ahí era donde se ponía el carbón. Son historias significativas en lo que respecta al racismo social. Hoy se afirmará de buen grado que la prueba de que los árabes son unos bárbaros es que sus mujeres e hijas llevan un pañuelo en la cabeza. ¿Quizá estas mujeres desconocen qué es una boina o un paraguas?

En realidad, la constitución del proletariado siempre ha sido problemática desde el punto de vista de la estupidez nacionalista, la mentalidad torpe y violenta de las «identidades» que se creen superiores. En la Inglaterra del siglo XIX, otro ejemplo, se adoptaron unas leyes extremadamente feroces respecto a lo que se puede denominar los «emigrantes interiores». Cualquier persona que no pudiera decir de dónde venía, a dónde iba y por qué podía ser colgada por el delito de vagabundeo. Como he mencionado, en nuestro país existía la cartilla del obrero: en cuanto la situación económica lo exigía se devolvía a la gente a su pobre provincia.

Ahora bien, esto es exactamente lo que ocurre en Francia. Desde hace décadas mi país sufre los efectos en el pueblo de una desindustrialización enconada. En una veintena de años, no más, se ha desmantelado el sistema general de las grandes fábricas que rodeaban París. Evidentemente, esto creó un paro generalizado, incluidos los jóvenes. Cuando se tiene a una persona cuyos abuelos fueron obreros aquí y que ha nacido ella misma en Francia, lo mismo que sus padres, ¿se la va a enviar al sur de Marruecos? ¡Es completamente aberrante!

Todas estas viejas cuestiones siguen siendo cuestiones fundamentales del progresismo moderno y, por supuesto, de la reconstrucción de una política comunista.

P: En una entrevista reciente de la periodista Aude Lancelin usted afirmaba en esencia que las promesas incumplidas eran consustanciales a la política. ¿La solución no es el referéndum revocatorio, propuesto por Jean-Luc Mélenchon y ya aplicado en algunos países de América Latina, que permite cuestionar por medio de un referéndum el mandato de los cargos electos que hagan lo contrario de lo que prometieron, como François Hollande, por ejemplo?

Sí, sería interesante. Pero puede que a pesar de todo siga siendo un tanto intraparlamentario, un poco demasiado ligado al sistema electoral dominante. Se trataría solo de una especie de juicio público de las promesas incumplidas. Además, se podría imaginar que estuviera organizado por la oposición. Por ejemplo, sería muy extraño ver a la derecha francesa provocar una votación con el tema «Hollande no ha cumplido sus promesas».

P: Pero, a fin de cuentas, el pueblo es quien decide si es o no el caso…

Sí, pero el pueblo electoral es una noción bastante confusa. Entre el pueblo electoral y el pueblo político hay una diferencia capital: el pueblo electoral también se compone de muchas personas indiferentes o sumisas. Incluso son la mayoría.

Estoy totalmente de acuerdo en llevar a cabo una campaña sobre el hecho de que la promesa incumplida es una figura absolutamente constitutiva de la vida política actual y que si hay quien padece particularmente esta enfermedad, es la izquierda. A lo largo de mi historia personal he tenido contacto de manera casi sistémica con las promesas incumplidas del Partido Socialista. Entré en política cuando tenía 18 años porque a principios de 1956 el Partido Socialista había tomado el poder con la consigna «Paz en Argelia» y tres meses después enviaba allí un contingente, llevaba a cabo ahí la guerra sin piedad, autorizaba la tortura, etc., etc. Aquello empezó así. Hollande pertenece a esta familia.

P: Precisamente, cuando personas como Hollande y Valls se pretenden de izquierda, aunque no lo sean en absoluto, y no digamos ya Macron, que afirma no ser ni de de derecha ni de izquierda, ¿no aparece ahora una nueva división entre los partidarios del Estado y de la propiedad colectiva (la verdadera izquierda), y quienes quieren privatizarlo todo?

Evidentemente es el debate central y la razón por la que, como decía, en cierto modo hemos vuelto a una época arcaica de la existencia de la «izquierda» (si se debe mantener esta manida categoría electoral) puesto que la cuestión del mantenimiento o no de la dictadura de la propiedad privada vuelve a ser absolutamente central. Es un criterio imponente aunque determinante de lo que constituye una orientación nueva, es decir, comunista.

Hay que reconocer que la última existencia formalmente aceptable de la «izquierda» en Francia fue la elección de Mitterrand en 1981 porque el programa común que unía a los socialistas con los comunistas «ortodoxos» todavía era un programa muy crítico de la propiedad privada. Contenía unas medidas bastante radicales como, por ejemplo, la casi nacionalización de la totalidad del crédito y de los bancos. Hay que ver en ello el efecto de un último arranque programático del Partido «Comunista» antes de entrar en una prolongada agonía.

Este arranque solo duró dos años, después se acabó. Aquello ocurrió hace cuarenta años. Después nadie en el espacio parlamentario ha propuesto atacar al capital. Recuerdo que el propio Jospin, primer ministro socialista, había respondido en un tono absolutamente altivo cuando unas delegaciones obreras acudieron de la fábrica de Michelin en vías de desindustrialización a pedirle que nacionalizara esta fábrica: «¡De todos modos, no vamos a volver a la producción administrada¡». Había añadido que ni siquiera había que hablar de ello. Por consiguiente, hemos vuelto a la época en la que finalmente esta idea elemental, que estructuró la esperanza comunista durante dos siglos y que consistía en afirmar que la tarea prioritaria era atacar la dictadura del capital y la propiedad privada, está completamente desaparecida del espacio parlamentario desde hace unos cuarenta años. En efecto, cualquier política comunista debe volver a situarla en el centro de las discusiones y de los procesos organizados.

P: Quisiéramos abordar ahora la cuestión de los medios de comunicación. Al tiempo que la prensa occidental, controlada casi toda ella por multimillonarios, denuncia la desinformación que practican todas aquellas personas que piensa de otra manera se dedica a hacer a una propaganda sin precedentes tanto sobre cuestiones internacionales como cuando hay elecciones nacionales, como acabamos de ver en Francia. ¿Qué piensa usted de quienes dicen ahora que los medios son el segundo poder, después de las finanzas pero por delante de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial?

No es falso. Sin embargo, quisiera precisar que entre los medios de comunicación y el poder político hay más una relación de horizontalidad que una relación jerárquica que subordine los políticos a los caciques de la información. En definitiva, es evidente que a pesar de todo los medios siempre están más o menos obligados a designar su clientela política favorita. En Francia, por ejemplo, periódicos como Le Mondey Libératione stán obligados a mantener un barniz de centro izquierda, en el sentido parlamentario, no necesariamente en el que le damos ustedes y yo. Centro izquierda quiere decir algo que se parece a Macron o en todo caso algo que va de Macron a Hollande pasando por Ségolène Royal. El poder mediático es un poder tanto más determinante cuanto que en Francia, singularmente, el gran capital ha comprado el conjunto de los periódicos de gran tirada, con lo que no podemos espera de ellos sino lo que es favorable al gran capital. Pero en el mismo seno de este gran capital hay divisiones porque el viejo capitalismo más familiar, más provinciano, está vinculado a la derecha tradicional, a la de quienes apoyaban a Fillon y que están muy vinculadas a esta orientación política. En cambio, resulta sorprendente ver que los grandes proveedores de fondos de Macron son más bien personas como Niel, que pertenece al mundo del gran capital informático. Siempre ha habido una proyección política del hecho de que frente a un capital arcaico se despliegue un capital «moderno», cuyos paladines consideran que sería arriesgado para el propio capital fiarse ciegamente de unas tendencias extremadamente de derecha, sobre todo en el plano social, en el plano de la evolución de las costumbres. De modo que el reparto mediático de las opciones políticas y, tras ellas, de los grandes capitalistas, no se refiere en absoluto a las cuestiones generales de la gestión económica, a propósito de las cuales evidentemente están de acuerdo, sino sobre las cuestiones sociales. Es absolutamente evidente que personas como Macron u Hollande no ven inconveniente alguno en que exista el matrimonio homosexual o en que las mujeres sean ministras. Consideran que más vale ir en esta dirección, que eso no supone peligro alguno para la dictadura del capital y que incluso crea una pequeña clientela suplementaria. En mi opinión, es una de las razones de la grave crisis del partido de derecha dominante en Francia

En el fondo Juppé representaba una salida semiliberal, mientras que Fillon dio un golpe de Estado en el seno de la derecha movilizando durante las primarias al personal militante de la manifestación anti homosexual, lo más profundo de la reacción tradicional, del viejo petainismo burgués. Dio un golpe de Estado en el interior del partido republicano y eso provocó la catástrofe general y la necesidad de hacer surgir a Macron como muñeco político «nuevo».

Estoy de acuerdo en que actualmente los medios, el personal político y las finanzas se encuentran todo ello en un sistema de conexiones extremadamente estrecho. Pero creo que también hay capitalistas que consideran importante que la dictadura capitalista pueda presentarse como moderna y no esté demasiado estrechamente ligada a las fuerzas sociales exageradamente conservadoras, católicas, racistas, etc. Por consiguiente, existe un conflicto interno dentro de la derecha entre modernidad y tradición. Macron será elegido como «moderno».

P: La propaganda mediática trata de desacreditar a quien no le gustan utilizando indiscriminadamente términos negativos como «populismo», pero también «dictadura», «totalitarismo» e incluso «terrorismo». ¿No cree usted que actualmente vivimos en un régimen caracterizado por el totalitarismo del dinero, la dictadura de los mercados e incluso el terrorismo de las agencias de calificación contra ciertos Estados?

Sí, por supuesto, creo que todas estas palabras despectivas se podrían volver contra sus autores, sin la menor duda. Por ejemplo, se ve que unos gobiernos socialistas ordenan graves acciones de discriminación policial. Yo mismo, que desde mi más tierna infancia lucho contra los socialdemócratas, me he quedado estupefacto al ver que las funciones de Valls han consistido en explicarnos ¡que un problema muy grave de Francia era el de las personas nómadas de origen rumano! ¡Era inimaginable! Y que diera instrucciones para que se destruyeran los campamentos de estas personas. ¿Era esa la cuestión fundamental del nuevo primer ministro socialista de Francia?

Sin duda se puede aplicar a este Valls una de las palabras de ustedes acaban de mencionar y muchas otras. La logomaquia despectiva utilizada por los medios se podría volver perfectamente contra los propios medios y contra quienes son sus servidores. Habría que tratar de hacer que la opinión pública dejara de consentir este tipo de lenguaje y vocabulario. Incluso he criticado el uso desenfrenado de la palabra «atentado» porque en realidad el atentado de los anarquistas rusos contra el zar, por ejemplo, no tiene nada que ver con los asesinatos en masa de unos locos. Creo que la rectitud del lenguaje político, su precisión, es algo que hay que conquistar y salvar.

P: Le hemos oído decir que no vota desde 1968, desengañado por la oleada reaccionaria que siguió a los acontecimientos de mayo. ¿Quiere eso decir que no cree en la posibilidad de un cambio verdadero por medio de las urnas y qué solución alternativa preconiza entonces usted para tratar de cambiar el mundo?

En Francia el parlamentarismo se estableció progresivamente en el siglo XIX y su victoria definitiva data de la Tercera República, es decir, de 1875. Desde esta fecha a día de hoy, ¿qué valor progresista o qué posibilidad de cambio efectivo ha puesto a la orden del día el parlamentarismo? Se basó en la represión de la Comuna de París en 1871. Ahí fue donde los primeros republicanos se afilaron los dientes, por así decirlo, con 30.000 obreros muertos en las calles de París. Después llevó a cabo las expediciones coloniales más feroces de nuestro país y comprometió a Francia en la guerra de 1914, gigantesca masacre donde se adoptó la costumbre de contar los muertos por millones, pero que no sirvió de nada puesto hubo que empezar otra vez veinte años después. Una cámara republicana, elegida regularmente, es la que dio plenos poderes a Pétain. En mi juventud fue una cámara socialista la que emprendió la guerra de Argelia. Se podrían citar muchas otras «hazañas» de este tipo de las que ha sido culpable nuestra famosa República, ya se trate de la Tercera, de la Cuarta o de la Quinta. Por ello no veo interés alguno en estudiar los proyectos de la Sexta República, propuestos por Lordon o Mélenchon.

Finalmente, solo veo en total tres aparentes excepciones en siglo y medio que pudieron hacer creer por un instante que las elecciones eran capaces de otra cosa.

La primera es el Frente Popular en 1936. Su elección suscitó algo de naturaleza muy diferente: la primera gran huelga general de obreros franceses. Hay que señalar que eso no es puramente electoral. Y Blum, primer ministro electo, escribió negro sobre blanco que había recibido esta huelga «como una bofetada», es decir, como algo que, en efecto, no obedecía a las reglas del juego. El Frente Popular suscitó grandes esperanzas, se votaron leyes sociales, pero aquello terminó en 1937, ¡al cabo de un año había acabado! Terminó debido a unas decisiones deplorables, como la de no intervenir en la guerra de España o cosas por el estilo, mientras que Blum anunciaba, exactamente como hará más tarde Mitterrand, que era «la pausa». Y la pausa quería decir el final. Y esta misma cámara, que había votado las reformas de 1936, es la que en 1940 votó otorgar plenos poderes a Pétain. Esta es la primera excepción.

La segunda excepción fue la cámara constituida tras la Liberación, en 1944-45. Entonces tuvimos un gobierno en el que participaban comunistas y una burguesía francesa totalmente desacreditada por haber apoyado a Pétain y la colaboración durante toda la guerra. Una vez más se aprobaron leyes sociales, algunas de las cuales continúan en vigor todavía hoy, aunque se cuestionan e incluso están en vías de ser eliminadas. Se nacionalizaron algunos sectores cuyos patrones habían trabajado con los nazis, pero se empezó a privatizarlos en la década de 1980. Esta experiencia de 1945 acabó en 1947. En esa fecha los comunistas abandonaron el gobierno y se acabaron o se enterraron las reformas.

Por lo que se refiere al tercer episodio, fue la elección de Mitterrand en 1981 con un programa que, como he dicho, comportaba por primera vez varias cosas importantes concernientes a la propiedad de los capitales. Pero apenas dos años después había terminado ese paso anticapitalista. El gobierno Balladur desmanteló totalmente todo el programa de la «izquierda unida». Y que yo sepa, Mitterrand en absoluto vio un posible motivo de dimisión en echar abajo todo lo que había anunciado y empezado a construir. Es más, en adelante no hizo nada en esa dirección, no volvió a nacionalizar nada, ¡a pesar de que todavía permaneció once años en el poder!

Por consiguiente, en primer lugar constato que el régimen electoral francés fue el autor, ya fuera con la izquierda o con derecha en el poder, de una sucesión ininterrumpida de cosas espantosas. Y, en segundo lugar, que en total hubo tres excepciones, que duraron como máximo dos años y cuya herencia se ha aniquilado totalmente. Por lo tanto, no tengo razón alguna para creer que las elecciones puedan proponer algo de positivo a un verdadero militante comunista. No puedo creer que un movimiento electoral pueda encarnar la existencia de otra posibilidad, de otra estrategia. El parlamentarismo no es sino la fórmula política ajustada a la dominación capitalista.

Por consiguiente, vuelvo a mis consideraciones iníciales: en primer lugar hay que formular claramente una hipótesis alternativa y a continuación hay que organizar directamente a la gente en torno a esta. Si en un momento determinado se considera útil entrar en el juego electoral es una cuestión de oportunidad, pero a todas luces solo puede ser una decisión táctica, no puede ser una decisión estratégica.

No se puede hacer con la esperanza de que como se ha elegido a unas personas se ha ganado la partida o se puede ganar ahora. Eso va a depender exclusivamente tanto del movimiento de masas y de su nivel de conciencia y de pensamiento como de la fuerza de sus organizaciones. Se puede utilizar la palabra «revolución» si se quiere.

En todo caso va a depender de la política colectiva, de la política organizada y de las grandes revueltas obreras y populares, a una escala cada vez más internacional porque el propio capitalismo es internacional y en ese aspecto vamos con retraso respecto a él. Todavía seguimos muy encerrados en lo nacional. Los grandes capitalistas están cómodos en Shanghái, San Francisco o Buenos Aires, pero nosotros no lo estamos tanto políticamente. Y, en todo caso, creo que hay que acabar con el mito de la democracia electoral, incluido en la opinión pública e incluso sobre todo en ella.

P: En su último artículo usted afirma que uno de los elementos sin el que nunca se pondrá fin a nuestra actual servidumbre frente al sistema capitalista es una organización sólida con vistas a establecer los elementos constitutivos de la vía comunista. Afirma que esto representa un punto vital en la constitución de una alternativa progresista válida a largo plazo. En su opinión, ¿cuál es el elemento central que falta a las organizaciones de la izquierda radical, de los comunistas, para garantizar esta solidez organizativa de base?

Es un problema complicado porque me parece que la mayoría de las organizaciones que mantienen con vida la hipótesis comunista en el mundo lo hacen sin haber establecido completamente el balance de lo hecho en el pasado. Como si en cierto modo ellas garantizaran una continuidad. Esta continuidad puede ser una continuidad estalinista, trotskista, maoísta, pero me parece que lo que falta (y me hago este reproche a mí mismo) es un balance la experiencia comunista del siglo XX que sea un balance progresista, es decir, que no sea el mismo balance que el del enemigo, pero que tampoco sea la idea de que podemos pura y simplemente continuar. Los Estados socialistas del siglo anterior no lograron desplegar completamente la hipótesis comunista y hacerla irreversible históricamente

Nosotros mismos debemos sacar las enseñanzas de este fracaso, reteniendo también lo que estuvo bien hecho, incluso lo que fue notable. Personalmente creo que la Revolución de Octubre fue un acontecimiento sin precedentes en la historia. Es la primera vez que se emprende la construcción de una sociedad que no esté bajo la dictadura de la propiedad privada. ¡No se había emprendido desde el Neolítico! Lo digo en serio, es un proyecto que no había existido desde el Neolítico porque la propiedad privada no es simplemente el capital, la propiedad privada existe desde siempre, desde la aparición de los Estados

 Por consiguiente, hay que continuar en ese sentido, extrayendo de lo que ha tenido lugar su carácter creador e innovador. Pero al mismo tiempo es necesario que nos rindamos cuentas a nosotros mismos, y que rindamos cuentas a la gente, de las razones internas del fracaso. Por supuesto, ha habido presión externa, presión capitalista, lo que no impide que todo se haya desmoronado y tenemos que saber por qué. Es necesario que quienes continúan sepan por qué y que, por lo tanto, encuentren sus propias razones para continuar sabiendo qué ocurrió realmente, proponiéndolo y explicándoselo a la gente. Ahora bien, es evidente que todo esto gravita en torno a la cuestión del Estado. Creo que en cierto sentido estas empresas han sido contrarias a la hipótesis general marxista que era la de una decadencia del Estado. Se trataba de empresas violentamente estatales que entendieron la dictadura del proletariado como la dictadura del propio comunismo, lo que no es en absoluto lo mismo. Así pues, creo que debemos tener nuestra propia conciencia histórica.

Sobre ese punto, el segundo episodio sin precedentes en la historia es la Revolución Cultural en China. ¿Por qué? Porque, precisamente, puso a la orden del día la cuestión del comunismo en su difícil relación con la del poder del Estado. Durante años la juventud estudiante y millones de obreros actuaron, pensaron y escribieron en un desorden extremo pero extremadamente movilizador para rectificar el curso de las cosas y animar el devenir comunista. Finalmente fracasaron, pero es imperativamente necesario partir de su experiencia.

Hoy en día lo que domina la opinión pública y, de hecho, una opinión sumisa al tiempo que inquieta, es que ha interiorizado un «balance» del comunismo hecho por quienes siempre han sido enemigos jurados del comunismo. Este supuesto balance se resume en una máxima: «No existe una política comunista, no ha existido y nunca existirá».

Pues bien, ya veremos.

Fuente de la primera parte:

http://www.investigaction.net/entretien-avec-alain-badiou-

12-nous-devons-tirer-notre-propre-bilan-des-experiences-du-passe/

Fuente de la segunda parte:

http://www.investigaction.net/fr/entretien-avec-alain-badiou-22-

democratie-et-medias/

FERNANDO MOYANO - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 14:59:04
postaporteñ@_______________________________

AÑOS TURBULENTOS Y LA PURA VERDAD DE LA FICCIÓN

 

El Hombre que sabía morir

Miguel Bonasso novela a Graiver: en 1976 un banquero de Montoneros, en el fuego cruzado entre la CIA, el Mossad, la KGB y la Cuba de los hermanos Castro

Isidoro Gilbert 28/06/2017 / Revista Ñ

Miguel Bonasso escribe en El Hombre que sabía morir sobre tres días de entrevistas en Varadero, Cuba, con Nadie, una presa largamente rastreada: aquel banquero argentino de los años 70, constructor de un imperio y banquero de los Montoneros que oficialmente murió en un accidente aéreo en Cancún el 7 de agosto de 1976.

Lo “hablado” esos días en las playas caribeñas se desgranan en un relato cuyos personajes, los reales y los imaginados, son una ficción bellamente narrada. Según la novela, el Graiver histórico se transmuta en Ary Goldberg que, en lugar de volar de Nueva York a Cancún, como había anunciado a su esposa ese día fatal, baja en Monterrey. Los esperaba un grupo operativo de la KGB, personificado en un comunista mexicano y policía, con personas de la seguridad cubana bajo la dirección de José Ber Gelbard, comunista y muy amigo del banquero en el libro, hombre alineado con Fidel Castro.

Goldberg está en los 70 amenazado por las FF.AA. y virtualmente en bancarrota. Por medio de Gelbard, encuentra protección cubana, por serles útil para zafar del bloqueo por medio de empresas mixtas en Panamá auxiliadas por el general Omar Torrijos. Su importancia y fama cruza las fronteras. Se interesan por Goldberg tanto un sofisticado y satánico grupo narcotraficante como los servicios secretos americanos, que tratan de provocar una invasión a la isla. Los narcos que adoran a las divinidades haitianas o cubanas tienen la guarida del babalawo a 40 kilómetros de Cancún para operar bien. Piensan que con oraciones y ceremonias recibirán protección de las balas.

En 1989 secuestran en Cancún a la hija del ex banquero, buscando sacarlo de la madriguera y utilizarlo a fines de abordar la isla como depósito de narcóticos para luego despacharlos a los EE.UU. Esto genera contactos isleños que, pasando de la imaginación a la historia, Bonasso corporiza en el general Arnaldo Ochoa, héroe en Angola, y en los jimaguas Patricio y Armando de la Guardia, de altos cargos en el Ministerio del Interior. Más cerca de la documentación que de la ficción, Bonasso analiza el proceso y fusilamiento de cuatro de los implicados, con una definición por la postura de Castro ante el fusilamiento. García Márquez no consiguió conmutar la pena a un mellizo amigo.

Salvada su hija, Goldberg regresará al anonimato. Debe salir a Cuba desde México sin ser advertido. Deja visible en la costa su pasaporte uruguayo para que funja muerto una vez más. Regresará despistando, luego de arrojarse con traje apropiado y tubos de oxígeno al Caribe por un sendero de pasadizos “en un escándalo de burbujas que pronto se normalizan y le permite apreciar la cazuela cósmica en la que se ha sumergido… lo sorprende, como si fuera la primera vez, la variedad de los paisajes. Las catedrales góticas que construyen estalactitas y estalagmitas”, relata. “El ágora subacuática concluye en dos túneles naturales. En los dos ponen ‘la línea de la vida’”.

Bonasso sostiene en entrevistas que la operación norteamericana Greyhound no es imaginación sino que debía ser la culminación del operativo de instalar droga a granel en la isla, o detener a uno de los implicados negociando en alta mar con narcos yanquis para que la Armada lo detuviera y hubiera pretextos de invasión. Va de suyo que la participación de Goldberg es imaginación y eso es válido para gran parte del escrito bajo el lema que el personaje central “transmite” al periodista: “Que lo verdadero parezca falso y lo falso parezca verdadero”

Gelbard moriría en 1977 en Washington después de haber comenzado la instalación de un red comercial y de inteligencia, política y comercial para Cuba. Es otro tema básicamente real en que se nutre el relato novelesco. El autor deja a El Hombre que sabía morir en un limbo provocador.

El Hombre que sabía morir, Miguel Bonasso. Sudamericana, 384 págs

Ñ - postaporteñ@ 1788 - 2017-07-02 14:29:48
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente