Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

POSTALINAS

MVD | nvitación de la Casa Bertolt Brecht




MARX HOY EN ALEMANIA  ¿POR QUÉ Y CÓMO ESTUDIAR El CAPITAL?


Charla con Antonella Muzzupappa (Grupo PolyluxMarx de la FRL, Berlín)

[Con traducción del alemán al español]


Viernes 24 de marzo, 18:30 h / Andes 1274, esq. San José
Entrada libre

IMPACTOS DEL 'FRACKING' EN EL SUR DE ARGENTINA­

Visita de Uruguay Libre a la Provincia de Río Negro

Dos integrantes del movimiento Uruguay Libre, Ana Filippini e Isabel Domínguez, invitadas por la organización internacional 350.org. Visitaron comunidades de la Provincia de Rio Negro, al sur de la Argentina, afectadas por los impactos ambientales y sanitarios del Fracking, la explotación de hidrocarburos no convencionales con la técnica de fracturación hidráulica...

Los “petroleros”, como llaman los lugareños a las empresas norteamericanas Apache, Chevron y otras, llegaron en el año 2012 a la ciudad de Allen, ubicada a 1.120 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires con promesas de prosperidad y grandes ganancias. Sin embargo, en estos cinco años los efectos del Fracking han provocado una crisis social y ambiental.

La ciudad de Allen es una de las ciudades medianas, de unos 26.000 habitantes, ubicadas dentro del Alto Valle del Rio Negro. Conocida como la Capital de la Pera, la fruticultura era una de sus actividades principales. El centro de la ciudad se ubica a 6 km al norte de la costa del río y muy próxima al borde de la meseta (conocida regionalmente como barda).

Uno de los principales problemas se ha generado por la gran cantidad de lodos tóxicos acumulados provenientes de las perforaciones. Los lodos son depositados en piletones en las mesetas altas, las bardas, y ya ha sucedido que las lluvias arrastran esos lodos hasta el valle. Las autoridades no tienen conciencia del grado de toxicidad de esos lodos e incluso han propuesto rellenar con ellos los pozos de las calles de la ciudad.

El especialista Roberto Ochandio /1 asegura que hay muchas interrogantes para las cuales las autoridades no tienen respuesta aun. Entre otras, cuál es exactamente la composición química de esos desechos del Fracking, si están contaminados con elementos radioactivos, quien está a cargo del control, quien se hará cargo de los análisis de laboratorio necesarios para determinar la peligrosidad de los residuos y de la disposición final de los mismos.

Con relación a los problemas de salud, los lugareños aseguran que se están produciendo más abortos espontáneos, que nacen más niños con malformaciones y hay más niños con asma. Ochandio asegura que esto es así dado que en Estados Unidos se llevaron a cabo estudios en zonas de Fracking donde se pudieron constatar los efectos que relata la gente de Allen. Muchos profesionales de la salud conocedores de esta situación han abandonado la ciudad, por lo que además existen problemas derivados de la falta de profesionales en los servicios asistenciales.

Esto trae aparejado un malestar social, ya que la gente acusa a los profesionales de falta de ética por no realizar denuncias ni llevar estadísticas de los problemas nuevos de salud existentes en la ciudad.

Hay problemas con el agua. Además de estar contaminado con hidrocarburos y metales pesados, el Río Negro, la fuente de agua más cercana a la ciudad de Allen, existen problemas de abastecimiento de agua potable a la población. En marzo de 2016 la Suprema Corte de Justicia de la Nación dictaminó que el agua de Allen contenía combustible y que no era potable. Hasta hubo que cerrar escuelas para que los niños no bebieran el agua que salía de las canillas, con olor a gasoil, aspecto aceitoso y con partículas similares a talco o ceniza.

Quizás la parte más dolorosa porque afecta a mucha gente tiene que ver con la fruticultura. Muchos productores han vendido o rentado sus campos a las petroleras y se han ido de la ciudad. Los que todavía producen tienen dificultades para vender su producción y el hecho de que el mercado haya sido invadido por manzanas chilenas con un sello que dice “Manzanas Chilenas Libres de Fracking” sólo empeora aún más la situación.

Existen problemas con los pozos abandonados por las petroleras que no tienen ningún plan racional de cierre. Las filtraciones subterráneas de estos pozos han afectado los frutales y hay campos donde han muerto todos los árboles.

El colmo de la extracción de gas es que las casas cercanas a los pozos, la mayoría resquebrajadas por las vibraciones, en el duro invierno que hasta el agua se congela, no tienen gas!

Muchas poblaciones de la Provincia de Rio Negro se encuentran movilizadas para lograr la prohibición del fracking. 37 ciudades en la provincia de Entre Ríos, 70 municipios de Brasil, 5 departamentos de Uruguay, 3 estados de EUA, y 4 países europeos ya han prohibido el fracking..

La visita de Uruguay Libre a la Provincia argentina de Río Negro nos proporcionó una evidencia más sobre los impactos negativos del fracking. En Uruguay tenemos un proyecto de ley de prohibición de Fracking a estudio en el Parlamento. Es imperioso que se apruebe lo antes posible.

Montevideo, 21 de marzo 2017

Contacto: Ana Filippini 098407572

URUGUAY LIBRE

 

[1] Roberto Ochandio, licenciado en geografía, especialista en perforaciones trabajó 20 años para la industria petrolera, incluso en Texas donde comenzó la técnica del fracking. Actualmente apoya a los movimientos sociales en su lucha por la prohibición.

- postaporteñ@ 1743 - 2017-03-23 06:39:33
postaporteñ@_______________________________

VNZL | ROLAND DENIS: "YA ES TARDE PARA LA CRÍTICA, ESTE GOBIERNO ESTÁ MUERTO"

La Iguana / Clodovaldo Hernández 19/3/17

Roland Denis es un revolucionario crítico, pero no de la camada más reciente, sino de una que lleva años de disidencia, luego de haber sido viceministro de Planificación a principios del gobierno del comandante Hugo Chávez.

Roland Denis (Caracas, 1958) Licenciado en Filosofía, antiguo militante del movimiento Desobediencia de los años 80, este hombre que en su adolescencia dejó de usar el oligarca apellido Boulton, explicó en entrevista exclusiva para LaIguana.TV dónde se originan las desviaciones que, en su concepto, arrastra el proceso revolucionario venezolano.

-¿Qué se siente el haber desmentido el aserto marxista según el cual “el ser social determina la conciencia social”?

-¿Haberlo desmentido… cómo es eso?

-Sí, porque usted ha logrado tener una conciencia social distinta a su ser social.

-¡Ah, ahora entiendo la pregunta! Primero que nada, eso es un determinismo marxista, muy propio de Marx y de su época, del positivismo de su época y de todos los determinismos. Todo se ha dialectizado y se ha hecho mucho más complejo. El ser social determina la conciencia social, pero la conciencia social también puede determinar el devenir del ser social. En mi caso, simplemente me dio la gana de abrirme de mi clase social… o mejor dicho, no fue porque me dio la gana, sino porque me encontré en el camino ventanas de la vida que se abren, seres que uno se encuentra, escenarios, cruces de personajes que, obviamente, si no me hubiese topado con ellos, mi trayectoria hubiese sido otra. Aparecieron realidades, circunstancias que, poco a poco, me fueron enamorando de otra opción de vida. Eso es todo.

-Algunos analistas dicen que la Revolución entra en crisis a partir de la muerte del comandante Hugo Chávez, pero de usted puede decirse que es disidente desde mucho antes de ese hecho. ¿En qué momento sintió que el proyecto comenzó a desviarse?

-Hay que recordar que este proyecto comenzó a forjarse en los años 90, a través de una interacción que se fue generando entre un líder y el movimiento popular, entre un movimiento militar y los movimientos sociales que venían gestándose desde los años 80. Eso derivó en una síntesis feliz hasta el punto de que se logró la toma del poder. Pero la crisis ya estaba en su corazón porque en esa suma de movimientos había elementos muy contradictorios con el propósito revolucionario. La opción de Chávez de optar por la vía electoral tuvo mucho apoyo, pero también muchos cuestionamientos. Entre los grupos críticos estuvimos nosotros, por una razón obvia: la creación de una opción electoral amplia iba a traer como consecuencia la entrada dentro al proyecto de cambio revolucionario de una cantidad de sujetos que lo harían con un criterio netamente oportunista. Eso, frente a continuar en la opción insurreccional, provocaba un debate difícil.

Finalmente gana la opción electoral y el movimiento popular se convierte en gobierno, pero lleno de una cantidad de cruces con las viejas castas políticas, con mafias sindicaleras, con una izquierda reformista, con una cuerda de batequebraos, como se dice, que solo andaban buscando cargos, procurando ser parte de lo que vino a continuación, que fue el gran saqueo de la renta.

Esos sectores se pusieron a hablar el lenguaje de los movimientos sociales, que Chávez adoptó y del que se convirtió en un ícono, pero en realidad no compartían las ideas concretas. Se limitaron a imitar el lenguaje bolivariano, de género, soberanista, independentista, pero el conjunto de las fuerzas que aparentaban impulsar la Revolución estaba plagado de agentes oportunistas.

También había un componente militar que sí, tenía una posición nacionalista, pero desde una posición ideológica francamente de derecha, que se fue develando con las posiciones que asumieron hombres como (Jesús) Urdaneta, (Luis Alfonso) Dávila, (Jesús Acosta) Chirinos, etcétera. Fue un movimiento muy heterogéneo y diverso, pero no en el buen sentido de la palabra, sino que esa heterogeneidad, esa diversidad, que en otras situaciones son características tan bonitas, en este caso jugó como un elemento terriblemente regresivo.

-¿La desviación comienza entonces desde muy temprano?

-Sí. Y se nota con los grandes fenómenos de corrupción, con el famoso Plan Bolívar 2000. Pero la crisis no es tanto la corrupción en sí misma, sino la impunidad que también comienza a manifestarse desde el principio. Y también comienza a expresarse la actitud de ciertos militares que se creen dueños de un poder que, en realidad, no era de ellos, sino de la sociedad y del movimiento popular.

El hecho de que la crisis comience temprano no niega que haya habido, paralelamente, hechos muy hermosos, como el fenómeno constituyente, la dinámica de los movimientos populares, la defensa del país frente a la enorme conspiración oligárquica que vino desde afuera y desde adentro.

Eso fue hermosísimo, reflejó cohesión, de multiplicación de organizaciones populares, pero eso que estaba pasando le dio mucho miedo, no solamente a los oligarcas y a la gente que pensó que le iban a quitar su carrito o que le iban a llevar a sus hijos a Cuba. También asustó a los oportunistas que se habían internado en el movimiento. Allí comienza esa gran diatriba que alcanza su máxima expresión en la presidencia de Nicolás Maduro.

La ruptura

Roland Denis atribuye al comandante Chávez la responsabilidad de no haber sabido manejar el poder que los movimientos populares le endosaron. “José Vicente Rangel, durante su etapa como vicepresidente, manejó internamente los hilos del poder, elevando personajes que no tenían ninguna base, quienes a su vez crearon sus propias tribus de poder”.

-¿Por qué cree que no supo manejar el poder?

-Tuvo muy poca autoridad, en el fondo, a pesar de ser un personaje de apariencia muy caudillista y hasta autoritaria. O tuvo poca autoridad o lo fueron neutralizando. En eso no solo trabajaron los personajes internos, sino yo diría que hasta los propios cubanos. Eso permitió que entraran más y más personajes siniestros, que el Estado se hiciera más y más burocrático, que las redes de corrupción resultaran cada día más fortalecidas, y el proyecto como tal comenzó a cambiar su visión. Chávez, al final de su vida, trató de corregir las deformaciones, siendo muy autocrítico, pero ya era muy tarde, ya se estaba muriendo. Ese discurso del golpe de timón fue un último intento verborreico, pero ya no había tiempo.

-Cuando usted estuvo en el Ejecutivo, como parte del equipo de Felipe Pérez Martí, ¿qué vio allí adentro? ¿Cómo fue esa experiencia de gobierno?

-Bueno, fue una experiencia de no-gobierno porque ocurrió en 2002-2003 y en esos momentos casi que nos quedamos sin gobierno, de hecho, tumbaron a Chávez. Cuando él regresó sí hubo una experiencia interesante porque comenzaron a tener un nivel decisivo de influencia los movimientos populares organizados, multiplicados, fortalecidos y hasta envalentonados en contra de esa reacción tan dura que había tenido la derecha.

El equipo al que yo pertenecí estaba montado en la idea de reconstruir el gobierno y, a la vez, cambiar el Estado, mantener la economía y adelantar un plan transformador impulsado no por la renta estatal sino por las fuerzas  revolucionarias. Fue un momento muy bonito. Por ejemplo, en pleno paro petrolero, fuimos capaces de coordinar los recursos populares para darle de comer a buena parte de Caracas, que ya se estaba quedando sin alimentos. Fue una experiencia de gobierno realmente revolucionaria.

-¿Y qué pasó entonces?

-Era obvio que había gente que ya estaba trabajando en la otra agenda. La presión adentro era tremenda. Había un componente personal muy determinante. Por ejemplo, un personaje increíblemente negativo de este proceso ha sido Jesse Chacón, no solo por el tema de la corrupción, sino porque empezaron a crear un espectro ideológico de un populismo barato, inmediatista, despilfarrador, sin estrategia alguna, donde lo único que vale es salvar el camino inmediato. Pero él es solo un ejemplo. Lo que quiero decir es que el mundo estaba incidiendo sobre nosotros para crear de nuevo todas las relaciones que la IV República ya había creado para garantizar el control de nuestras riquezas. Hay que entender cómo nos miran desde fuera.

Nosotros, cuando hablamos de Europa, de Estados Unidos,  de los grandes países del mundo, decimos que son imperialistas, pero también vemos lo que producen, el campo civilizatorio que generan. Pero, ¿cómo nos miran ellos a nosotros? Bueno, je, je, je, como un pedazo de tierra con un poco de negritos y de indiecitos fastidiosos encima, y piensan que deben quitarnos esa tierra porque aquí hay riquezas.

-¿Usted mantiene contacto con quien era el ministro de Planificación de aquella experiencia de gobierno suya, Felipe Pérez Martí?

-Felipe es muy amigo mío, pero él se pasó totalmente a la derecha. Incluso está en un movimiento que yo le he criticado muchísimo, a favor de una supuesta Constituyente originaria que yo no sé qué coño significa. Me imagino que una constituyente originaria será la que hicieron los primeros humanos, por allá en África o, en nuestro país, el Congreso de Angostura. En todo caso, detrás de ese planteamiento absurdo se esconde un movimiento dentro de la derecha para plantear la reforma de la Constitución de 1999, pues saben que contiene muchas trabas para la entrega final, que va más allá de los recursos petroleros, de la renta y del arco minero, que ya se hizo con el chavismo, que lo está haciendo Nicolás.

Para la siguiente fase, necesitan cambiar la Constitución en el sentido reaccionario, conservador. Y Felipe, inocentemente, les está haciendo el juego, lo cual considero muy lamentable porque yo lo quiero mucho, para mí es una gran persona.

“Esto se acabó”

Integrante de un equipo denominado Otra Política /Frontal 27, Roland Denis tiene una visión bastante pesimista acerca de lo que está por ocurrir en Venezuela en los próximos tiempos. Él considera que el gobierno de Maduro ya es de derecha y que se está preparando el terreno para que las fuerzas propiamente neoliberales tomen el poder.

-¿Es inevitable que venga un gobierno encabezado por los líderes políticos de la derecha?

-Inevitable no hay nada. Se está preparando una transición que se ve clarita. Lo que pasa es que la derecha, que yo no sé dónde comienza y dónde acaba, pero digamos que la derecha más visible, es muy torpe. Entonces mantiene una actitud de que “yo te voy a sacar del poder y al día siguiente amaneces preso”. Y frente a eso, la otra gente dice: “No, yo tengo aquí 17 años y tú no me vas a meter preso, a menos que me tumbes”. En ese sentido tienen mucha razón Nicolás, Diosdado y todos ellos.

Pero, por otro lado, se está preparando todo para la transición. Eso puede apreciarse, por ejemplo, en las políticas de Petróleos de Venezuela o en materias como el Arco Minero y en los planes gasíferos…

Ya desfalcaron totalmente al país entre escuálidos y chavistas. Se han sacado esas cuentas, lo ha dicho hasta el FMI: desde los años 80 para acá se han recibido alrededor de 500 mil millones de dólares y eso está por encima de las reservas del país más rico de la OPEP, que es Arabia Saudita, y de muchos países sumados. Ahora, esa centrífuga de dinero no se detiene allí, sino que el mundo entero mira con gula toda la región petrolera de la Faja del Orinoco y la zona del Arco Minero. Esa gula está metida dentro del Estado, a través de políticos que han estado trabajando muy bien para alcanzar ese objetivo.

Para el entrevistado, se trata de una conspiración exitosa, que ya lleva muchos años en desarrollo, luego del fracaso del primer intento, que fue netamente oligárquico e imperialista. “Una parte de esa conspiración ha sido bloquear todos los planes de desarrollo que teníamos. Bloquearon los proyectos para las industrias agrícola, química, farmacéutica, básica, pesquera, la pequeña industria. Todos los elementos que estaban proyectados han fracasado. Lo único que se puede mostrar como un logro es eso que siempre han sabido hacer los italianos: poner un ladrillo sobre otro para construir un edificio, pero eso no es absolutamente nada si se le compara con el proyecto inicial que teníamos, y no nos ayuda mucho a dejar de ser un país rentista”.

-¿Culpa de eso a los sucesores del equipo del que usted formó parte en el Ministerio de Planificación?

-Bueno, luego del bloqueo de todos esos proyectos, se puso allí un ministro para justificar ideológicamente una fuga gigantesca de capitales y preferir estratégicamente la importación frente a la producción nacional.

Ese ministro fue (Jorge) Giordani, quien implantó un modelo nefasto que todavía está aplicándose hasta llevar al sistema cambiario al caos total. Ahora se ha entrado a otra etapa, que está muy bien representada por la política del Arco Minero.

Yo defendí el Arco Minero en un primer momento porque era una propuesta de movimiento minero de la región, pero esto que se ha hecho es otra cosa: negociar con las grandes corporaciones, monstruos gigantes de la minería más devastadora del mundo, tipo Barrick y otras parecidas.

Ahí está clarito: la conspiración ha tenido éxito porque ellos están negociando la riqueza minera más importante del mundo, mientras nosotros estamos ocupados aquí buscando dónde comprar una harina Pan o un pote de margarina. Hay que reconocerles ese éxito en neutralizar la conciencia y la rebeldía revolucionaria desde adentro, no por las redes escuálidas. Fue muy bien jugado.

-¿Cuáles son las posibilidades de recuperación del movimiento popular? ¿Hay que pensar en tocar fondo, pasar algunos años y procurar volver con un nuevo proyecto? ¿O estamos condenados a asumir la senda del neoliberalismo, por la que transita el mundo entero?

-El devenir humano es tan impredecible que yo no puedo dar ninguna respuesta certera al respecto. Lo que puedo decirte es que la recuperación de las fuerzas populares puede tardar mucho, pero también puede venir en dos semanas porque siguen latentes las semillas de un movimiento popular gigantesco, que además tiene más experiencia, que ya no es tan inocente como lo era hace veinte años y que podría despertar en cualquier momento.

Ahora, yo soy pesimista. Creo que va a ser un proceso largo, de reconstrucción muy difícil porque hay una pérdida de confianza, una pérdida de acumulación de fuerzas, de aquel pueblo que acompañaba el proceso. Eso fue lo que lograron, desapegar totalmente la fuerza social del espíritu revolucionario.

Recuperar ese puente es realmente jodido. Tal vez sí haya regiones donde eso sea posible, no tanto en Caracas, que es una ciudad absolutamente intervenida y corrompida por la burocracia. Yo creo en los movimientos rurales y semi-rurales que giran alrededor de ciudades importantes en el centro-occidente, Barinas, los Andes y algunos puntos de Oriente.

Allí hay experiencias no solo de elementos revolucionarios, en el sentido tradicional del término, sino también de pequeños propietarios y nuevas iniciativas. Cuando uno ve ese tipo de expresiones se convence de que el pueblo no está muerto, que para matarnos totalmente van a tener que eliminarnos de verdad.

-¿Qué rol tiene gente como usted en ese trabajo de reconstrucción?

-Nos toca explicar, con capacidad autocrítica, qué fue lo que pasó claro y raspado, con la verdad en la mano. Eso puede ayudar a renovar un pensamiento, un espíritu, pero eso será tarea de nuevas generaciones, que están naciendo, que no vivieron las viejas épocas, algunos ni siquiera vivieron el 2002, sino que comenzaron a estar activos a partir del chavismo tardío.

Esas generaciones están muy confundidas porque casi todos ellos quedaron moldeados con cuatro o cinco símbolos que ahora mucha gente odia. Por ejemplo, eso de “aquí nadie habla mal de Chávez” no era antes una orden dictada por un déspota en un programa de televisión, sino un lenguaje propio de la gente. Eso ya se perdió.

Ya es muy tarde para la crítica, ya este gobierno está muerto, y tiene que renacer otra cosa. ¿Cómo va a renacer, cuáles van a ser sus tiempos y sus espacios? Nada de eso se sabe.

-Volvemos a la pregunta: ¿viene entonces un gobierno de derecha?

-Lo que se está negociando todos los días, de una manera franca, porque las mesas de diálogo son para eso, es una manera de traspasar el poder.

El diálogo significa que el gobierno está dispuesto a dejar el poder en manos de la derecha goda, de la godarria, representada por los sifrinitos de Altamira y, específicamente, a un personaje al que le están construyendo una especie de épica personal, que es Leopoldo López, quien podría ser el llamado a ocupar el mando, luego de unos personajes de transición que podrían ser desde (Manuel) Rosales hasta (Henri) Falcón, qué sé yo cuál. En todo caso, eso se está negociando, igual que nuestro subsuelo, la entrega final de todas nuestras riquezas, luego de cuatro décadas de hablar de nacionalizaciones y de cuanta paja pueda haber.

Eso es lo que se está moviendo y allí participan muchas conexiones: la de (Álvaro) Uribe, la de la ultraderecha mundial; la conexión republicana de Estados Unidos; y la del neoconservadurismo ruso, que viene internándose dentro del continente americano a través de pensadores, algunos muy interesantes, por cierto, y que tienen mucha influencia en la nueva derecha europea, que no es liberal y que empiezan a penetrar acá mismo, y eso se ve muy claro en discursos como el de Diosdado Cabello.

Insisto en lo mismo: en todos estos movimientos se ve cómo al mundo entero le interesa Venezuela, pero no la Revolución Bolivariana, sino las riquezas y los negocios gigantescos que pueden hacer. Sobre todo esto estoy escribiendo algo que espero sea mi último aporte para entender lo ocurrido.

-¿Por qué el último?

-Porque ya he pasado demasiadas cosas. Mi rollo con Chávez comenzó en 2004, luego de unos artículos en Aporrea, de donde, por cierto, también salí. Yo nunca dejé de apoyar a Chávez, pero no me iba a calar que la relación con él fuera de dirigente a caudillo. Nosotros somos hijos de Chávez, pero Chávez también fue un hijo nuestro. Nosotros le enseñamos muchas cosas.

Yo siempre busqué una relación mucho más horizontal con el mando, pero fue un fracaso completo. Luego aparecieron las trabas burocráticas y las mafias que me sacaron absolutamente de todo, incluso de los medios públicos.

Ni Vanessa Davies, que es como una hermana, que combatimos juntos y a quien adoro, se atrevió a darme espacio cuando estaba en puestos de mando comunicacional.

-¿Los movimientos disidentes del chavismo tienen alguna posibilidad de asumir la conducción política de la Revolución?

-No, no creo, son movimientos muy pequeños, con poca fuerza. El grueso del movimiento chavista está del lado del PSUV. Esa fue la gran operación de captura del movimiento popular  y fue concluida con éxito

-----------------------

 

Almagro protagoniza un momento brusco

tras ser increpado sobre Venezuela (Video)

Emisora Costa del Sol FM 21 Marzo, 2017

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, protagonizó, este martes, un momento brusco tras ser increpado por un activista anónimo que le reprochó que denuncie la situación en Venezuela y, a su juicio, no la de otros países de la región.

“Debería estar avergonzado de hablar de esa manera sin saber lo que la OEA ha hecho en esos casos, es increíble que bajo esas circunstancias de ignorancia haya expresado su opinión, por favor vaya y vea lo que se ha hecho”, le respondió Almagro, en inglés, visiblemente enojado.

Acto seguido, Almagro abandonó la sala haciendo la seña “V” con los dedos entre aplausos de los defensores de derechos humanos venezolanos que fueron hoy a la OEA invitados por él para denunciar al Gobierno de su país y los abucheos de una decena de personas que acudieron a protestar contra el secretario.

El hombre que lanzó los reproches a Almagro, en inglés, lo hizo en el turno de preguntas abiertas al público, pero se negó a identificarse después cuando los periodistas se le acercaron y abandonó rápidamente la sala.

A la mesa redonda sobre Venezuela asistieron alrededor de una decena de personas para protestar contra Almagro, ninguna de ellas venezolana quien, en declaraciones a la prensa, aseguraron haberse enterado de la convocatoria por la web de la OEA y negaron haber sido invitadas por el Gobierno venezolano.

Estos ciudadanos, que dijeron no pertenecer a ninguna organización, portaron carteles de “Almagro traidor, HDP” y “OEA-US fuera de Venezuela”, mensaje que también le gritaron cuando abandonó la sala.

Estas personas defienden que Almagro no ha condenado violaciones de derechos humanos en otros países, como la detención de la activista argentina Milagro Sala, aunque lo cierto es que el secretario general pidió su liberación en una carta pública el pasado noviembre.

Almagro abrió hoy las puertas del salón más solemne de la OEA, el Salón de las Américas, a cuatro de las principales organizaciones de la sociedad civil de Venezuela: Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Transparencia Venezuela, Foro Penal Venezuela y Provea.

Estas entidades expusieron que en Venezuela la corrupción está generalizada, que no hay separación de poderes, que el Estado permite que las personas mueran de hambre, que se está militarizando la seguridad ciudadana y que se persigue a los que protestan contra el Gobierno, entre otras denuncias.

Almagro les prometió que la sociedad civil “nunca será callada”, mientras él sea secretario general de la OEA.

A la mesa redonda solo asistió una embajadora ante la OEA, la de Paraguay, quien estuvo sentada en la fila de autoridades junto a los observadores permanentes de España, Italia y Francia ante la organización.

Entre el público también pudo verse a funcionarios de menor perfil de las delegaciones de Argentina, Chile, Honduras, Uruguay y Venezuela.

Este lunes, la representante de Venezuela ante la OEA, Carmen Luisa Velásquez, interrumpió una rueda de prensa de Almagro con Lilian Tintori y Patricia de Ceballos, esposas de políticos venezolanos presos, para protestar porque, a su juicio, usa la organización “con fines proselitistas”.

Almagro y el Gobierno de Venezuela están enfrentados desde que hace año y medio el excanciller uruguayo comenzó a denunciar violaciones democráticas y de derechos humanos en Venezuela, país que ha pedido suspender de la OEA si no convoca elecciones generales, algo que requiere 24 votos de los 34 miembros. EFE

https://youtu.be/P79CyOq1js8

- postaporteñ@ 1743 - 2017-03-23 06:21:07
postaporteñ@_______________________________

PERÓN Y LAS 3 A

Por Sergio Bufano Revista Lucha Armada en la Argentina Nº 3, 2005 

(NdeR: volvemos a publicar esta nota, ya que para nosotros es fundamental ante un nuevo 24 de marzo, aniversario del golpe de la dictadura en el 1976, tener memoria completa sin versos, ni tapujos sobre cuando comenzó la represión en Argentina; y lo hacemos convocando a marchar este 24 del 2017 Junto al Encuentro Memoria Verdad y Justicia: con la consigna  Son 30.000 y Fue Genocidio)

La vinculación entre Juan Domingo Perón y el accionar de la Triple A es uno de los episodios más controversiales de los años setenta. Para salvaguardar la imagen del líder o evitar responsabilidades propias, esta cuestión fue relegada por buena parte de la militancia y la historiografía peronista. El siguiente artículo recupera episodios que echan luz sobre esta problemática.

La memoria es una construcción social que necesita de insumos precisos (hechos, datos, testimonios, fechas, escritos) que requieren su correspondiente interpretación

Pero, como se sabe, esa interpretación variará de acuerdo con los intereses de los actores que asuman la tarea de analizarlos. En el marco de la multiplicidad de miradas, distintos sectores sociales intentan preservar su propia memoria y en muchos casos es prácticamente imposible hallar puntos de unión que concuerden en la significación de un suceso. Es entendible y legítimo que las madres de desaparecidos instalen a sus hijos en el sitial donde la heroicidad y la nobleza de ideales sean sus virtudes y desaparezca por completo todo lo que enturbie su recuerdo. Lo mismo ocurre con los hijos de las víctimas de la represión: la sublimación de sus padres asesinados por la dictadura militar es inevitable y probablemente necesaria. No hace falta decir que en el extremo del cinismo los personajes involucrados en la represión ilegal han construido un sentido supremo a su acción que justifica cualquier atrocidad. En el espejo en que se miran ven a nobles cristianos que impidieron el mal absoluto del comunismo

La memoria se convierte, así, en un instrumento que en la construcción histórica puede llegar a justificar el terrorismo de Estado, las prácticas políticas ilegales o cualquier otra actividad humana. En buena parte de los casos se intenta ganar la adhesión social a la propia memoria sectorial. ¿Cómo, entonces, se indaga en el pasado para reconstruir la historia y quiénes son los deben hacerlo?

La única respuesta verosímil es que debe ser la sociedad desde sus múltiples expresiones la que asuma la tarea. Investigadores, organismos de derechos humanos, universidades, intelectuales y todos aquellos preocupados por sondear en la historia son los encargados de realizarlo. Pero sólo podrán hacerlo si existe un Estado que incentive esa búsqueda y que no retacee esfuerzos. El Estado debe estimular espacios para rever, discutir y legitimar esa tarea que finalmente deberá contribuir a formar una conciencia colectiva. La creación de la CONADEP, el Juicio a las Juntas, la fundación del Museo de la Memoria en la ESMA y la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida son probablemente los ejemplos más elocuentes de una participación estatal que incide favorablemente en la reconstrucción de la historia.

Hoy la mayoría de la sociedad –aún aquellos que con su silencio alentaron a los represores- saben que los militares cometieron atrocidades y han incorporado a su bagaje cultural valores que antes desdeñaban.

Pero ¿qué ocurre cuando en la indagación de la historia se rozan íconos intocables, figuras emblemáticas ubicadas en el altar de próceres de la patria que deben ser protegidos de cualquier acto impuro?

Ese es el dilema que se plantea con un protagonista crucial de la historia argentina: Juan Domingo Perón. Derrocado por un golpe militar, proscrito durante 18 años, usurpados sus derechos políticos y ciudadanos y vilipendiado como pocos, Perón se convirtió sin embargo en el líder de una mayoritaria porción de la sociedad beneficiada por sus leyes sociales y castigada luego por gobiernos que impidieron que se expresara democráticamente. No resulta fácil, por lo tanto, criticar a esa figura-emblema de justicia social. Hay, además, un factor humano delicado y crucial: para alguien que gritó la vida por Perón puede ser muy doloroso enfrentar una imagen del líder que no sea la que se construyó en el imaginario social. No sólo porque estuvo dispuesto a cumplir con la consigna, sino porque fue testigo de que muchos la llevaron –con una generosidad sin límites- hasta sus últimas consecuencias

 El grito La vida por Perón debe ser ubicado en los distintos contextos históricos en que se proclamó. Voz de rebelión y demanda de justicia social desde 1955 en adelante, se convirtió a partir de 1973 en un grito que enfrentó a quienes intentaron darle un nuevo contenido, con los grupos más recalcitrantes de la derecha peronista, alentados por quien había sido el objeto de culto de la política nacional. La llegada El 21 de junio de 1973, un día después de su arribo definitivo a la Argentina, Juan Domingo Perón pronunció un discurso a través de la cadena de radio y televisión desde la residencia presidencial de Olivos, cedida por el presidente de la Nación Héctor Cámpora. Evitando toda referencia a la matanza de Ezeiza del día anterior, el general llamó a todas las fuerzas políticas y al pueblo argentino a colaborar para “volver al orden legal y constitucional como única garantía de libertad y justicia”. Su discurso exhortó a una convocatoria “sin distinción de banderías” para la reconstrucción nacional y para “la paz constructiva”. Sin exclusiones ni sectarismos, Perón pidió que el pueblo contribuyera para alcanzar la máxima prosperidad

Fue un discurso generoso que pretendía la unidad de todas las fuerzas sociales en pos de un objetivo común. Conciente de la situación nacional y de los conflictos en su propio partido dedicó, además, tres párrafos que en su transparencia no podían dejar lugar a dudas:

1- “Los peronistas tenemos que <...> neutralizar a los que pretenden deformarlo desde abajo o desde arriba. Nosotros somos justicialistas. Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los imperialismos dominantes <...>;

2- No hay nuevos rótulos que califiquen a nuestra doctrina ni a nuestra ideología. Somos lo que las veinte verdades peronistas dicen. No es gritando la vida por Perón que se hace Patria...”. Para que no hubiera equívocos en cuanto ha quién estaba dirigido su mensaje, insistió una vez más

: 3- “Los que ingenuamente piensan que pueden copar a nuestro movimiento o tomar el poder que el pueblo ha reconquistado, se equivocan”.

 A partir de ese momento las mismas palabras fueron repetidas una y otra vez, casi obstinadamente, hasta el día en que falleció. En la CGT, con estudiantes, con dirigentes de otros partidos, con asociaciones sectoriales, con periodistas nacionales o extranjeros, en la entrega de subsidios o en charlas personales, Perón machacó sin disimulo su mensaje. Nadie podrá reprocharle nada al respecto. Directo, sin eufemismos, volvió una y otra vez sobre el tema. Si alguna vez había elogiado a las “formaciones especiales”, eso era cosa del pasado; ahora se iniciaba una nueva etapa cuyo propósito era la armonía, la paz y la tranquilidad del país. Luego de la renuncia del doctor Cámpora a la Presidencia de la Nación y la convocatoria a nuevas elecciones en las que el candidato era el general, el 3 de septiembre se refirió a la izquierda, las barricadas del Mayo francés y la guerrilla:

1 “ La gente que quiere emplear la metralleta para <...> imponer también una voluntad que no es la voluntad que fija la ley; eso tiene un solo nombre: es un delincuente que hay que hacerlo tomar con la policía, para eso está la policía.” Sin embargo, atento a los enfrentamientos que se producían entre sus propios partidarios, durante la presidencia de Lastiri convocó el 8 de septiembre a las agrupaciones juveniles a la residencia de Gaspar Campos

Lo hizo, aparentemente, como un intento de conciliación entre las facciones en pugna, aunque su mensaje fue dirigido única y exclusivamente a uno de los sectores. Allí estuvieron presentes Eduardo Firmenich, Roberto Quieto y otros dirigentes en representación de Montoneros; Envar El Kadri por la Fuerzas Armadas Peronistas; Rodolfo Galloso, de Concentración Nacional Universitaria (CNU), Jorge Catterbetti, de la juventud Sindical Peronista y dirigentes de numerosos sectores juveniles violentamente enfrentados entre sí. La reunión se realizó en un clima cordial en el que Perón puso en juego toda su capacidad para armonizar la indisimulable animosidad entre los distintos agrupamientos

Allí estaba la ultraderecha vinculada a los sectores más ortodoxos del sindicalismo y la ultraizquierda que había usado sus armas –y volvería a usar muy poco después- para atacar a los máximos dirigentes sindicales. Perón lo sabía y no se privó de enviar un mensaje otra vez manifiestamente unidireccional: el peronismo nada tiene que ver con el socialismo: “algunos quieren pasar de un sistema a otro sistema, cambiando el sistema. No, no; el sistema no se cambia.

El sistema va a resultar cambiado cuando las estructuras que lo conforman <...> se hayan modificado. ¿Y cómo se modifican? Hay un solo camino <...> que es la legislación. No es de ninguna manera constructivo romper un sistema.” “...ustedes quieren hacer igual que Allende en Chile y miren cómo le va a Allende...

Hay que andar con calma”. Inmediatamente, conciente del formidable peso que tenía cada una de sus palabras, felicitó al delegado de la derechista Juventud Sindical Peronista: “ese es el espíritu que debe impregnar a todos”. Finalmente, adelantándose a los hechos, Perón aconsejó “no jugarse en una aventura generacional y que puede conducir a un desastre. Un desastre en el que ustedes mismos se van a matar unos con otros <...>

Eso es lo que hay que evitar”. El mensaje estaba claro y nadie podía confundirse. Toda referencia al socialismo quedaba descartada, todo cambio de sistema también era descartado, cualquier semejanza con el gobierno socialista de Chile debía ser desechada y sería la policía la que se ocuparía de los que usaran armas y trataran de provocar un cambio radical. Es impensable que los dirigentes de Montoneros y de la Tendencia no entendieran que todo el discurso estaba dirigido a ellos y que el aval a las formaciones ultraderechistas era manifiesto por parte del líder.

Si en el exilio Perón impulsó la existencia de grupos radicales de izquierda, con su retorno a la Argentina dejó en claro que no los iba a tolerar. El 8 de noviembre de 1973, asumido como Presidente de la Nación, Perón concurrió a la CGT y puso en estado de alerta a los líderes sindicales acerca del peligro que amenazaba al Justicialismo. Primero, dijo, intentaron a través del terror, con fusilamientos y masacres; luego mediante la asimilación a otras fuerzas políticas a fin de absorber al peronismo. “¿Cómo se intenta hoy conseguir lo que no consiguieron durante veinte años de lucha? Hay un nuevo procedimiento: el de la infiltración”.

Sin sonrojarse, Perón equiparó a los represores de 1955 con los Montoneros, diferenciándolos únicamente en el procedimiento. Este, el de Montoneros, era un nuevo procedimiento para destruir al justicialismo. El Presidente de la Nación no habló, en esa oportunidad, de los grupos armados marxistas. Se refirió a quienes alejados de la doctrina justicialista intentaban imponer en el peronismo una patria socialista que estaba en las antípodas de su pensamiento

Pero con la certeza del dirigente político que conoce a sus huestes, agregó un concepto que muchos años después sería reconocido por los propios montoneros: “esto ha calado en algunos sectores, pero no en el de las organizaciones obreras”. Si de algo estaba seguro el Presidente es que los obreros nunca se plegarían a un proyecto que proponía la violencia revolucionaria cuando existía un gobierno democrático elegido por el 62 por ciento de los ciudadanos, deseosos de paz y justicia luego de años de dictadura y represión. 

 Mientras Montoneros insistía en torcer la voluntad del líder y recurría a la teoría del cerco para justificar los dichos del dirigente, Perón fue cada vez más explícito en sus discursos: “En la juventud peronista, en estos últimos tiempos, especialmente, se han perfilado algunos deslizamientos cuyo origen conocemos, que permiten apreciar que se está produciendo en el movimiento una infiltración, que no es precisamente justicialista.” A medida que pasaban los días y el mensaje de Perón era desatendido por los montoneros, su cólera se fue incrementando:

“¿Qué hacen en el justicialismo? Porque si yo fuera comunista, me voy al Partido Comunista y no me quedo ni en el Partido ni en el Movimiento Justicialista”. “Todos esos que hablan de la tendencia revolucionaria, ¿qué es lo que quieren hacer con la tendencia revolucionaria?”. 

Convencidos de la inevitabilidad del proceso revolucionario y de que finalmente torcerían la voluntad de líder a fuerza de movilizaciones masivas y acciones armadas, Montoneros se negó a escuchar los mensajes sumido en el más profundo autismo político. El epílogo es conocido: encolerizado por las consignas que lo cuestionaban a él, a su esposa y a sus colaboradores, el Presidente no ahorró insultos que obligaron a retirarse de Plaza de Mayo a la masiva columna de jóvenes decepcionados. El otro costado Hay, sin embargo, otra historia. Una historia paralela a los mensajes del líder. Porque si es necesario reconocer que Perón se cansó de proponer a los jóvenes que se sumaran al justicialismo como ala progresista, abandonando naturalmente el uso de la violencia, también es cierto que sucumbió a la tentación de estimular una maquinaria de represión que inició sus actividades antes de que asumiera como Presidente, continuó durante su gestión y mucho después de su muerte. 

Él sabía que aunque Montoneros abandonara la violencia, los grupos revolucionarios marxistas nunca dejarían las armas. Ante todo, era un general formado ideológica y políticamente en el más riguroso anticomunismo y que conocía la historia de la Unión Soviética, China comunista y Cuba. No se le escapaba que “el cambio revolucionario de sistema”, como él lo llamaba, nunca sería abandonado por el marxismo que históricamente ha tenido la certeza de hablar en nombre de un actor: el proletariado protagonista de ese cambio.

La tentación de combinar métodos legales de represión con procedimientos al margen de la ley fue demasiado grande para un Presidente que veía que su antiguo enemigo, el “comunismo” (ahora “comunismo” armado) había adquirido una fortaleza nada desdeñable. “Muchas veces me han dicho que creemos un ´batallón de la muerte´ como el que tienen los brasileños, -alegó diplomáticamente- o que formemos una organización parapolicial para hacerle la guerrilla a la guerrilla. Pienso que eso no es posible ni conveniente”, dijo en diciembre de 1973, cuando ya actuaba la Triple A. 

Pero las instrucciones habían sido emitidas una semana antes de asumir como Presidente de la Nación. El Consejo Superior Peronista aprobó una “orden reservada” en la que se estableció claramente cómo serían las reglas del juego:

“En las manifestaciones o actos públicos los peronistas impedirán por todos los medios que las fracciones vinculadas al marxismo tomen participación”. El punto 9 decía: “Medios de lucha. Se utilizarán todos los que se consideren eficientes, en cada lugar y oportunidad”. Para los grupos de la ultraderecha peronista esa fue – aunque no la necesitaban- la luz verde para salir a matar. 

En el plano cultural ya se había preparado el terreno para lo que vendría. Dos días antes de asumir Perón la presidencia se dictó el decreto 1774/73 por el que se prohibían alrededor de 500 títulos de literatura presuntamente subversiva.

Los autores previsibles de censura eran Mao Tse Tung, Lenin, Trotsky y Rosa Luxemburgo. Pero la represión cultural alcanzó a N. Ostrovsky, Así se templó el acero; Dugald Sterner, El arte en la Revolución; E. Troise, Aníbal Ponce; y curiosamente a Eduardo Galeano, Jorge Amado y León Tolstoi. Entre los libros prohibidos se incluyó, seguramente por error, Estudios revisionistas, de José María Rosa, que en ese momento desempeñaba el cargo de embajador en Paraguay. El 4 de enero de 1974, con Perón como Presidente de la Nación, la Policía Federal allanó en Buenos Aires las librerías Fausto, Atlántida, Rivero y Santa Fe.

Los empleados fueron detenidos y prontuariados por difundir libros tales como La boca de la ballena, de Héctor Lastra; Territorios, de Marcelo Pichón Riviere; Sólo ángeles, de Enrique Medina y The Buenos Aires affaire, de Manuel Puig. Todos los ejemplares fueron secuestrados.

 Los refugiados chilenos.  El recelo de Perón hacia todo lo que fuera socialismo ya se había manifestado cuando el 11 de septiembre de 1973 un golpe de estado en Chile derribó al presidente socialista Salvador Allende. Faltaba un mes para que asumiera la Presidencia de la Nación cuando un grupo de 112 chilenos alcanzó a llegar a Ezeiza y solicitó asilo. Inmediatamente fueron rodeados por la policía y se les impidió salir del hotel, quedando en calidad de detenidos.

Los refugiados recurrieron en primer lugar al Presidente Lastiri y ante la falta de respuesta solicitaron a Perón mediante una carta –en su calidad de Presidente electo-, que les concediera asilo. El silencio fue la única respuesta de Perón. Los detenidos solicitaron entonces a la Justicia que se expidiera y el juez Miguel Inchausti hizo lugar a un recurso de amparo y ordenó su inmediata libertad, pero el gobierno justicialista no acató la orden judicial y dio plazo de 24 horas a los chilenos para que se fueran del país. Peor situación fue la de 374 chilenos que se refugiaron en la embajada argentina en Santiago. Hacinados y con el salvoconducto de la dictadura listo para viajar a la Argentina, no fueron autorizados a hacerlo por el gobierno, a pesar de las denuncias realizadas por diputados y diplomáticos argentinos.

 El 1 de noviembre el diario italiano Domenica dell´Corriere publicó una entrevista a Perón, ya Presidente, para interrogarlo sobre si otorgaría asilo político a los refugiados chilenos. “Por supuesto –respondió- (obraremos) de acuerdo con el derecho internacional. Pero también es cierto que serán confinados en Misiones, en el norte y en medio de la selva”. 

En mayo de 1974, en ejercicio de la Presidencia, Perón recibió al dictador Pinochet y se convirtió en el único presidente constitucional de América que se encontró con el tirano, en el preciso momento en que el Estadio Nacional de Santiago de Chile era un campo de concentración en el que se torturaba y fusilaba a cientos de opositores. La excusa para justificar ese recibimiento fue el tratamiento sobre los hielos antárticos, pero es poco creíble que dos militares anticomunistas que afrontaban problemas con la izquierda en cada uno de sus países, se juntaran para hablar de cuestiones territoriales. En ambos lados de la cordillera la guerrilla y la represión paraestatal cobraba numerosas víctimas y el clima de violencia se acrecentaba día tras día.

 Ese encuentro Perón-Pinochet fue el primer antecedente del Plan Cóndor que consistió en la colaboración interregional para la utilización de métodos ilegales de represión, claramente violatorios de los derechos humanos. Anteriormente ya se habían producido episodios de intercambio de prisioneros.

2 Esa política continuó en 1975, ya muerto Perón, cuando el canciller Vignes viajó a Chile y otorgó la Orden del Libertad a un miembro de la dictadura e invitó nuevamente a Pinochet para que visitara la Argentina. 

En abril de ese año el gobierno argentino y el dictador firmaron declaraciones conjuntas y ratificaron el primer acuerdo Perón-Pinochet para que los servicios de inteligencia actuaran conjuntamente en la represión. Prosiguiendo con esa política de Estado, el gobierno justicialista se opuso en las Naciones Unidas a una resolución que condenaba al régimen chileno por las violaciones a los derechos humanos y que intentaba crear una comisión que investigara las torturas. Decretos 1858 y 562 Los ya famosos decretos que reincorporaron, y luego ascendieron, a dos policías federales que habían sido expulsados de la fuerza y que resultaron ser jefes operativos de la Triple A, señalan también una política de estado reñida con la ley. 

El primero (Decreto 1.858) fue firmado por el presidente Lastiri el 11 de octubre de 1973,

3 vale decir, un día antes de que asumiera Perón la Presidencia. Por él se reincorporó al comisario Juan Ramón Morales y al subinspector Rodolfo Eduardo Almirón al servicio activo, nada menos que para ser miembros de la custodia del general. El segundo lo firmó Perón el 18 de febrero de 1974, pasando a Morales a comisario inspector y a Almirón a inspector. Meses más tarde, Rodolfo Walsh denunciaría públicamente a ambos como los jefes operativos de la Triple A. 

4 El 29 de enero de ese año el presidente designó subjefe de la Policía Federal y Superintendente de la misma fuerza a los comisarios Alberto Villar y Luis Margaride, respectivamente. Ambos eran responsables de la represión durante la anterior dictadura militar y autores de gravísimas violaciones a los derechos humanos. En coincidencia con estos nombramientos, la Triple A difundió ese mismo día una lista negra de personalidades que debían “ser ejecutadas inmediatamente donde se las encuentre”. Algunas de ellas serían asesinadas en los meses siguientes. (Ver Cronología) Similar recompensa recibió el subinspector de la Policía Federal Carlos Benigno Balbuena, quien había sido detenido cuando intentó secuestrar al Cónsul soviético en Buenos Aires. Balbuena, indultado por el dictador Alejandro Lanusse en mayo de 1972, ascendido a inspector por el gobierno justicialista, había sido el fundador de MANO (Movimiento Argentino Nacional Organizado), una copia del MANO (Movimiento Anticomunista Nacional Organizado) centroamericano, autor de múltiples asesinatos en Guatemala.

 Golpe en Córdoba

 Pero la adopción de métodos ilegales fue claramente manifiesta un día antes de la designación de Villar y Margaride. El 28 de enero el teniente coronel Antonio Domingo Navarro asaltó a mano armada la Casa de Gobierno de Córdoba y apresó al gobernador Obregón Cano, a su vice, Atilio López, y a todos los ministros. Maltratados y amenazados de muerte, fueron trasladados y permanecieron secuestrados mientras Navarro se hacía cargo del Gobierno. En esos episodios hubo muertos y heridos.

Es imposible imaginar que el Presidente de la Nación ignorara que en la provincia mediterránea se iba a producir un golpe de estado. Nadie podía pasar por encima de la autoridad de un líder que no sólo tenía el aval del 62 por ciento de los votos, sino que se trataba ni más ni menos que del general Juan Domingo Perón, un hombre al que no le temblaba el pulso para ejercer su autoridad. Para deshacerse del gobernador le hubiera bastado apenas una sugerencia a Obregón Cano –un hombre leal al Presidente- y él hubiera renunciado a su cargo; pero el general dejó que se produjera el episodio para que fuera explícito que estaba dispuesto a recurrir a todos los métodos necesarios. Fueron inútiles los numerosos pedidos de las fuerzas democráticas para que Perón condenara el episodio y restituyera a las autoridades legítimamente constituidas. El Presidente convalidó el atentado de Córdoba y tiempo después Navarro, acusado de sedición, privación calificada de la libertad, usurpación de propiedad y usurpación de autoridad, fue premiado con un cargo en el consulado argentino en Barcelona a través de un decreto reservado. 

Frente a cada episodio, Perón negaba que se utilizaran métodos ilegales. A la periodista Ana Guzzetti, quien durante una conferencia de prensa le preguntó sobre la actuación de grupos parapoliciales y el asesinato de doce personas, recomendó públicamente que se la procesara. Y ella misma fue objeto más tarde de un atentado. 

Retornamos entonces a la pregunta inicial.

¿Cómo indagar en la historia cuando al hacerlo desacralizamos la imagen que se ha construido sobre la figura de uno de los políticos más importantes de la Argentina, icono de un movimiento popular que trascendió el Siglo XX y se proyecta como uno de los principales protagonistas del Siglo XXI? No es una herejía mostrar el lado oscuro del líder. En el contexto de una época compleja, Perón recurrió a métodos terroristas ajenos al mandato que la sociedad, ansiosa de paz y democracia, le había otorgado. Podría haber optado por la ley y probablemente el final de la guerrilla montonera o marxista no hubiera variado.

Quien derrotó a las organizaciones armadas no fue sólo el terrorismo de Estado, sino también su propia ceguera, la de militantes que no supieron comprender que entre dictadura y democracia había una sustancial diferencia. 

 El Perón que desde el exilio había utilizado la política del péndulo entre izquierda y derecha resolvió de la peor manera la contradicción que él mismo había provocado. Y optó por un camino en el que pesó más su condición de militar que la de político. La elección de José López Rega y su consentimiento para que actuaran bandas paraestatales como instrumento para depurar a su movimiento y para derrotar al marxismo fue su peor decisión.

5 Hasta ahora –y esto es una deuda pendiente- no se ha elaborado un recuento de los crímenes cometidos por esas bandas desde 1973 hasta 1976. Algunas fuentes arriesgan desde 1.200 hasta 1.500 víctimas de matadores que hoy caminan libremente por las calles

-------------

 BsAs : BALDOSAS X LA MEMORIA

EN LA FACULTAD DE AGRONOMÍA - UBA

VIERNES  24 DE MARZO A LAS  10 HS.

Av. San Martín y Nogoyá Cdad. de Buenos Aires.

Como parte de la Semana de la Memoria, la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad realizará en el emblemático Bosque de la Memoria el acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

Luego sobre la vereda pública de la Av. de las Casuarinas - frente al mástil -  se colocarán las seis Baldosas x la Memoria con los nombres de los estudiantes desaparecidos por el terrorismo de Estado.  Al finalizar este acto y junto a los estudiantes colocaremos otra Baldosa por la Memoria frente a la sede del Centro de Estudiantes de Agronomía -CEABA   
Los esperamos junto a familiares y la Comunidad Universitaria de la FAUBA.

Más tarde participaremos de la histórica marcha hacia la Plaza de Mayo.

ESTUDIANTES DE LA FACULTAD DE AGRONOMÍA - UBA

DESAPARECIDOS / ASESINADOS POR EL TERRORISMO DE ESTADO

L. ISABEL ACUÑA DE GUTIÉRREZ Desaparecida por el terrorismo de Estado   26-08-1976 /MARÍA MARTA BADANO Asesinada por el terrorismo de Estado    10-11-1977 / CLAUDIO ARGENTINO CASOY  Desaparecido por el terrorismo de Estado   17-04-1977 / CARLOS ARMANDO CASTRO Desaparecido por el terrorismo de Estado   21-12-1976

/ MARÍA ELOÍSA CASTELLINI Desaparecida por el terrorismo de Estado 11-11-1976 -  Embarazada / LUIS MARÍA DELPECH Desaparecido por el terrorismo de Estado 11-12-1976 /VALERIA DIXON DE GARAT Desaparecida por el terrorismo de Estado 27-12-1977 / JORGE LUIS DOMÍNGUEZ BLANCO Desaparecido por el terrorismo de Estado 07-08-1976 /  GABRIEL MARÍA ESTÉVEZ Desaparecido por el terrorismo de Estado 22-08-1977 / JOSÉ MARÍA ESTÉVEZ Desaparecido por el terrorismo de Estado 02-04-1977

/ DANIEL FERREIRA MONTEIRO Desaparecido por el terrorismo de Estado 30-07-1976 / NORBERTO ROLANDO FERREYRA Desaparecido por el terrorismo de Estado 24-08-1977 / CARLOS DANIEL FONDOVILA Desaparecido por el terrorismo de Estado 25-04-1977

 / MARIO ALFREDO FRIAS PEREIRA Asesinado por el terrorismo de Estado 19-04-1977 / ESTEBAN FRANCISCO GARAT Desaparecido por el terrorismo de Estado 27-12-1977 / MÓNICA SOFÍA GRINSPON DE   LOGARES Desaparecida por el terrorismo de Estado 18-05-1978 – Embarazada / JORGE ALBERTO IRIARTE Asesinado por el terrorismo de Estado 12-05-1977 / CLAUDIO ERNESTO LOGARES Desaparecido por el terrorismo de Estado 18-05-1978

/ DANIEL ALDO MANZOTTI Desaparecido por el terrorismo de Estado 24-08-1977 / ENRIQUE PASTOR MONTARCE Desaparecido por el terrorismo de Estado   1-08-1977 / GABRIEL ADRIÁN PORTA Desaparecido por el terrorismo de Estado   25-11-1976 /

PABLO RAVIGNANI Desaparecido por el terrorismo de Estado 13-07-1976/ MIGUEL ANGEL RIVEROS Desaparecido por el terrorismo de Estado 13-11-1977 / MIGUEL ANGEL RÍZZOLO Desaparecido por el terrorismo de Estado 14-07-1976

/ RICARDO LUIS ROSSI   - “Pipo” Desaparecido por el terrorismo de Estado   Fecha ¿? / CLARA MARÍA ROSSI Desaparecida por el terrorismo de Estado 18-03-1975 / RUBÉN OMAR SALAZAR Desaparecido por el terrorismo de Estado 06-12-1977/ CLAUDIO ALBERTO SLEMENSON Desaparecido por el terrorismo de Estado 04-10-1975 / JOSÉ ORESTE SORZANA Desaparecido por el terrorismo de Estado 16-02-1977 / SUSANA ELBA TRAVERSO Asesinada por el terrorismo de Estado   30-06-1977 / CARLOS TURICA Desaparecido por el terrorismo de Estado 01-09-1977

BARRIOS X MEMORIA Y JUSTICIA  - BALVANERA

Grupo Autónomo - Horizontal - Autofinanciado

envióHoracio - postaporteñ@ 1743 - 2017-03-23 06:19:48
postaporteñ@_______________________________

Resistencias a las propuestas del gobierno Temer tendrán que derrumbar los muros de la izquierda

Gabriel Brito, Redacción Correio da Cidadania, 20-3-2017

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

Siete días después que las mujeres tomaron las calles en Brasil para afirmar las demandas feministas, el país volvió a ver grandes manifestaciones en sus principales ciudades, esta vez a partir de la propuesta de la Previsión Social presentada por el gobierno Temer, que unificó manifestaciones de diversos sectores de trabajadores.

En el caso de San Pablo, la mayor de todas las marchas, con al menos 200.000 presentes en la Avenida Paulista, tuvimos la inclusión del acto de los profesores que salió de la Plaza República y fue al encuentro de las columnas ligadas a las centrales sindicales, lo que garantizó músculo y vigor a la protesta.

En tanto, y más allá de los análisis y posiciones que buscan influenciar la política macro, nuevamente se evidenció el distanciamiento de la llamada izquierda tradicional, capitaneada por la CUT y sectores lulistas, de nueva generación, que pasó a ser considerada a partir de 2013

“No podemos di­rec­ci­onar nuestras acciones hacia la disputa electoral de 2018, como quiere hacer el PT. Tampoco podemos aceptar el camino que lleva a la división de clases, con propuestas de enmiendas puntuales al proyecto del gobierno. Es preciso derrotar las reformas previsionales y laborales”, afirmó a Correio da Cidadania Paulo Pasin  presidente nacional de los metroviarios, dando idea del dilema en que se encuentran aquellos que quieren dar vuelta la página del lulismo.

Si en la internet los defensores del ex presidente ofenden e intentan desmoralizar a los nuevos movimientos y sus componentes, con el pueril y autoritario discurso de “ustedes hacen el juego a la derecha”, en las escenas reales de la lucha de clases brasilera, tales movimientos necesitan desesperadamente de la llamada “nueva izquierda anticapitalista” para animar sus actos y marcar posiciones.

 “Unir a la izquierda”. ¿Ahora?

Pero, las propias dinámicas de cada lado son notoriamente distintas y ambos se apartan naturalmente, a pesar de las fotos aéreas que sugieren una gran comunión.

En torno a los camiones de la vieja bu­ro­cracia sin­dical, que desde el ajuste fiscal de 2015 comandado por Jo­a­quim Levy (NdT: banquero, ministro de economía en el segundo mandato de Dilma Rousseff) hizo pequeñas manifestaciones propias de repudio a la austeridad, quedan los militantes antiguos, de 40 años o más. Oyen a los mismos dirigentes de siempre haciendo discursos relativamente calculados, al lado de jóvenes pagados para portar las banderas sin compromiso militante alguno.

Del otro lado, grupos con equipos de sonido para manifestaciones que se autodenominan de autonomistas, lo que no debe ser confundido exclusivamente con anarquistas, ignoran solemnemente tales discursos. Primero por falta de fe en aquellas figuras que prácticamente hibernaron las luchas sociales y antecedieron la llegada del PT al poder federal; en segundo lugar porque priorizan cuestiones pocos trabajadas por la izquierda tradicional, sindicalista, partidaria, como el propio feminismo evidencia (y los transportes en 2013 también)

Uno de los camiones altoparlantes en la manifestación Paulista, que no estaba identificado con ninguna central sindical ni con el sin­di­cato de profesores de San Pablo, era do­mi­nado por mujeres sexagenarias que se pasaron gritando “Vuelve Dilma”, sin ser acompañadas por otro grupos en momento alguno. Un papel de la oratoria llegó a sonar folklórico para la juventud que conforma el  “pre­ca­riado”, por sus definiciones y análisis de la actual clase trabajadora.

Esa juventud que fue a las calles en 2013 y defiende pautas anti-mercado ignora el discurso de “defensa de la democracia” por aquellos que participaron de la (¿fracasada?) transición de la dictadura en los años ’80. Para esos nuevos militantes, es casi como una ofensa a su inteligencia la defensa de un gobierno que ayudó a criminalizar las luchas de las cuales participaron en 2013 y 2014, inclusive por medio de leyes, decretos y militarización.

Como defiende el filósofo italiano An­tonio Negri, se trata de una generación que, mundialmente, cambió la defensa de los procesos constituyentes (como el de 1988 en Brasil) por “destituyente”, simbolizados en las luchas asociadas a ocupación de plazas públicas y grandes asambleas, como la del Sol (Madrid) Tahrir (el Cairo) y Taksim (Es­tambul).

Tales movimientos, no poseen relación alguna con las reacciones conservadoras contra la globalización y su crisis económica, marcadas por el Brexit, y la elección de Trump y el regreso de la extrema derecha en diversos países. Basta ver el perfil social, laboral, cultural y generacional de cada proceso para escapar de los falsos análisis de una izquierda que se paró en el tiempo e intenta vender todo y a todos los que se salen de su control como harina de la misma bolsa.

En medio a toda esa complejidad, aquellos que deseaban colocar a Lula en los actos en San Pablo, tuvieron extrema cautela y no anunciaron su presencia. Al final de la jornada, cuando el  grueso de las personas ya se retiraba para la casa, fue que el ex presidente aparece y discursa encima del camión de la CUT, frente a sus fieles seguidores.

Además de haber personas contratadas para levantar banderas y pancartas de la mayor central sindical, se registró una lamentable agresión de matones de la CUT contra un cineasta independiente, en el acto de Río de Janeiro. Pocas formaciones se ciñeron, pero una colocación de dichos “sindicalistas” en internet da la noción de un grupo similar a una policía paramilitar, lo que no es novedad para aquellos que conocieron y vivieron algunas disputas del sindicalismo brasilero.

“El PT en tanto partido de izquierda, popular y de masas, francamente, no tiene posibilidades de resurgir. El PT en el poder recusó siempre un debate por la izquierda. No recuerdo una sola vez a Lula, en todos sus años de presidente, hacer alguna mención positiva de las izquierdas, inclusive dentro del PT. Una desconsideración cabal. Claro que al PT le interesaba preservar sus sectores de izquierda, pero el lulismo siempre lo aceptó como margen, nunca como centro, una vez que de hecho el lulismo buscaba la conciliación de clases. Y, en última instancia, acababa en la personalización de la política, donde el líder siempre tiene la última palabra”, decía el sociólogo Ri­cardo An­tunes en noviembre de 2015, cuando Dilma iba a un desastre irreversible y la derecha se aprontaba a capitalizar la revuelta.

El hecho es que esa izquierda acusó el golpe y comprendió que el ex presidente no goza de ninguna admiración de los más jóvenes, que no tuvieron la oportunidad de conocer al partido de militantes de calles y bases que un día el PT fue.

“Primero es necesario apuntar que la articulación de su presencia causó mal estar en otros sectores organizadores del acto. Este oportunismo fue calculado por el petismo para hacer el encuadramiento de la defensa de los pobres y de las causas sociales y de paso adelantar el debate presidencial de 2018. Si la presencia de Lula agradó a militantes petistas, por otro lado desagradó a algunos activistas que estaban en las calles”, escribió Paulo Spina, del Foro Popular de la Salud de San Pablo, en Correio da Cidadania. 

Más allá del rechazo y diferencias político-ideológicas, el análisis que muchos hacen es que trabar esa o cualquier iniciativa del PT, encuentra un límite en términos de adhesión popular. Al fin de cuentas, quedaría todo entre aquellos que ya hacen parte de los círculos tradicionales de la militancia, alienado al ciudadano medio, galvanizado por los conservadores de verde y amarillo.

“El mayor error de aquellos que luchan contra la reforma de la Previsión será aceptar la identificación de esta importante reivindicación al PT, pues esto impedirá una mayor adhesión de aquellos que todavía no salieron a las calles a protestar contra la reforma”, señala Spina.

El “Fuera Temer” está mucho más allá de la política pura

En este escenario de confusión también se encuentra el “Fuera Temer!”, que, tal como se hizo visible el 8 de marzo, no significa “Vuelve Dilma”. Gobierno identificado como símbolo de la sociedad blanca, heterosexual, patriarcal, el repudio a sus miembros traspasa toda coyuntura política y asume contornos de “movimiento cultural”. Indignados contra la figura del nuevo presidente fueron los momentos como la Movida Cultural de 2016 en San Pablo y el Carnaval de las calles este año.

 “El núcleo dominante del PT, que está en parte cerrado, en parte procesado, no tiene más como llegar al PSOL, el PSTU, a los diversos grupos y movimientos, y decir ‘vamos a tejer, ahora que estamos muriendo, un Frente de Izquierda’. Digo con tristeza: la más dura de las medidas tomadas por los gobiernos del PT a lo largo de cuatro mandatos fue destruir a la izquierda brasilera. El PT de 2015 tiene muy poco que ver con el PT de 1980.

La CUT perdió, a lo largo de los años 2000, un conjunto enorme de tendencias y militantes sociales que estaban ahí desde su formación, en 1983. Así, un frente amplio, de izquierda, bajo dirección del PT, es una provocación”, decía Antunes, probablemente el mayor conocedor del mundo brasilero del trabajo.

De esa forma, queda el desafío, casi ciertamente de largo plazo, de reorganizar una alternativa que presente otro proyecto al país, distinto de aquellos que serán recalentados en 2018; o sea el  o bate-es­taca ne­o­li­beral que busca privilegiar al capital financiero, sea el neodesarrollismo que consagró a los “campeones nacionales”, desmoralizando exactamente cuándo publicamos este texto, por cuenta del escándalo de la Friboi (Ndt: se refiere al escándalo de la “Carne Flaca”, producción de los frigoríficos con carne contaminada de bacterias y uso de productos cancerígenos, impropios para consumo humano), además del tercer aniversario de la Operación Lava Jato. 

- postaporteñ@ 1743 - 2017-03-22 20:22:48
postaporteñ@_______________________________

Seguimos preguntando qué pasa con los DDHH en URUGUAY

Sobre todo tras el fallo de Roma, la situación de TRÓCOLI y sa partir  de una ofensiva del abogado italiano que representa a Uruguay en el juicio por el Plan Cóndor en Roma, Fabio Galiani, denunciando , ahora un "  Plan específico"en su contra

Nos interesa saber cuál es su situación  a partir  de sus declaraciones en la diaria;  a veces parece que Galiani denuncia un complot contra él; pero quienes son los complotados ¿? Las víctimas, los familiares, los abogados, o los que dejan zafar a TRÓCCOLI, escapar a FERRO y a varios más

Los que solo encontraron 4 desaparecidos y tienen  cerca de mil juicios encajonados en los juzgados? los que no entregan documentos los censuran y los tachan ¿?

Esto es el comienzo de unas notas con, interrogantes y muchas preguntas que por ahí algún lector ayuda  a responderlas,  para clarificar un poco situaciónes que si bien no son nuevas,, cada vez se hacen más oscuras, por eso se se trata de relatar  sucesos, seguro que con omisiones, errores y que  surgen de intercambio de información con afectados directos

La campaña de  difamación de Galiani el abogado de Uruguay, al que todos estamos pagando, por otra parte, porque son dineros públicos los que se destinan a ese fin; contra algunos de los participes del juicio en Italia;  es a partir de comentarios y notas por ejemplo en Brecha al principio de octubre del 2016, y en la diaria en enero de este año que se reprodujeron en posta, donde trata de justificar su accionar y la emprende con otros participes del juicio, ya sean familiares , abogados y demás

Fue Galiani el que conformó un grupo de WhatsApp llamado Proceso Plan Cóndor, del que él es administrador, y no es ese grupo el responsable de las preguntas en el tribunal, sino cada uno hace las que quiere

En los listados que mandaba Galiani que pensaba citar como parte civil en el 2016, había personas fallecidas; el  pensaba y lo dijo que iba a citar a militares, ya que él era capaz de hacerlos “cantar” en el tribunal  También quería incluir como testigos a los traidores, Gallo, Patrone y Guldenzoph, con los cuales se entrevistó en privado en Montevideo. A raíz de esta situación se hizo una video conferencia en el MRE

 Ahí fue que se decidió que no era pertinente la citación de los militares.

También se confirmó que él tuvo reuniones con militares en Montevideo, también reservadas y de eso se tuvo noticias después.  Lo importante que fue el abogado Galiani quién hizo la lista de sus testigos y le fueron admitidos, todos

  El objetivo del grupo de WhatsApp pasó a ser un intercambio, que resultó muy útil, para localizar a los testigos, conseguir sus domicilios, llamarlos por teléfono, agilitar la tramitación de pasaportes hacer pasar esa info a la Cancillería  y demás  o sea los colaboradores del grupo fueron útiles pero nada mas

Galiani era uno de esos abogados de parte civil, representaba solamente al gobierno de Uruguay y a Soledad Dossetti, hija de desaparecidos (GAU).

Los demás familiares no podían afrontar los elevados honorarios que Galiani les pidió inicialmente y fueron patrocinados por abogados de sindicatos, partidos políticos, comunas, organizaciones sociales, la iglesia valdense etc., que solventaron los gastos y traslados de los letrados.

 Son todos abogados que tienen vasta experiencia en juicios de graves violaciones a derechos humanos, reconocidos en el foro por esa característica

A Galiani le pagaba honorarios el gobierno uruguayo desde 2008,inicialmente fue para ocuparse del caso de TRÓCCOLI, cuando fue denegada la extradición por la justicia italiana. Se ocupó de interponer recursos (infructuosos) y más adelante, cuando Alberto Brescia fue de embajador, e impulsó el juzgamiento de Tróccoli en Italia, era el que debía hacer la procuración del expediente ante el Fiscal Capaldo.

Brescia fue el verdadero impulsor, mientras estuvo en Italia, en ese entonces pidió toda la documentación utilizada en el juicio acá. Después Brescia se fue a ocupar el cargo de Secretario de la Presidencia y decayó el ritmo, Galiani fue a Montevideo varias veces para recoger documentos, testimonios e información   fue entonces que, desde Cancillería solicitaron que  algunos, colaboraran con él y le señalaran  que documentos  y copias de testimonios debía llevarse.

Esos colaboradores hicieron  una selección de los documentos que habían posibilitado la condena de los militaresen el país y de los testimonios vertidos que podían ser de utilidad. En esa importante  recopilación de los materiales colaboraron  distintas personas del Poder Judicial y Galiani se llevó una valija llena de documentos traducidos y apostillados. Hubo  una funcionaria del MRE que lo acompañaba (puesta por Almagro) y que hacía de interlocutora porque hablaba en inglés con Galiani (él habla inglés pero no castellano). Cuando Almagro terminó su mandato y ella se fue de cónsul a Estados Unidos, en Cancillería no sabían nada, ni había nada documentado, otra de los personajes Alejandra Costa (esposa del vicecanciller) titular de DDHH no hizo nada.

En noviembre  de 2016 muchos testigos y familiares presentaron una carta a Presidencia, con copia a DDHH de Cancillería, quejándose de la actuación de Galiani,  y a medida que pasaba el tiempo se recrudeció el pedido para qué el gobierno se responsabilizara y controlara la actuación de un abogado que les merecía a familiares muchos reparos y dudas, y que no había presentado documentación importante que hay constancias que  tuvo y la Fiscalía se lo pidió

  Nos preguntamo si hubo alguna vez la injerencia de la FFAA y servicios  de inteligencia sobre testigos, familiares y otros, relacionados  y  al  juicio en Italia?

No lo sabemos en forma directa, pero sí que el grupo homogéneo de familiares y testigos que  es el que trato por las suyas de reunir documentación para fortalecer los testimonios, para eso se dirigieron  a la Secretaria del Pasado Reciente en ese momento a cargo Isabel Wschebor que les  permitió, previa presentación de una nota,  y en calidad de testigos en el juicio de Roma, buscar todos los documentos que se  necesitarán.  Al grupo de familiares se les dio un listado de los documentos que Galiani se había llevado a Italia ya traducidos pero esto no cambio para nada  en el grupo ya había  una gran incomunicación y no  se tuvo nunca clara la estrategia del proceso, por ejemplo no se  sabía ni hubo forma de verificar si  la documentación estaba allá, o quien la tenía Galiani, Fiscalía o si ya la había depositado

El asunto REAL  es que en esa Secretaría hay grupos de poder internos, que nunca pudo Isabel Wschebor  penetrar y por eso renunció, al ver que no podía hacer lo que pretendía o entendía correcto Para destacar es que en esa Secretaria sigue habiendo gente no merecedora de confianza

 Más aun hay familiares que sostienen enfáticamente que Isabel Wschebor renunció precisamente por la falta de transparencia y porque no la dejaban actuar como debía.

Otro de los interrogantes  es quien pago los viajes a Italia de testigos y demás  

Mucho se dijo respecto a quien bancaba si la fiscalía, ONGs…

Esa información es errónea. Nadie costeó su viaje. Los pasajes llegaban a través de la Embajada, también costeaban la estadía.  Uruguay se hizo cargo del gasto, así como de ciertos traslados internos  fueron por cuenta de la Embajada de Uruguay en Italia.   Si Hubo quien pidió que le dejaran el pasaje abierto y aprovechó para pasarse unos días más y pasear, luego de su declaración.

En relación a lo que ahora  dice y afirma Galiani, que no lo dejaron interrogar militares

En el tema de la declaración de los militares que realidad se trataba de altos mandos de la Armada, de distintas épocas (los jefes de la época de los hechos por los que se investiga a TRÓCCOLI están muertos), que habían sido interrogados en otros juicios y  NUNCA dieron información útil, todo lo contrario.

Así comentan los que han leído el expediente.  Sus nombres surgen de ahí  y esos testimonios a Galiani,  le fueron dados muchos años antes.

Galiani nunca había dicho de citarlos y a último momento salió con eso, se  desconoce el motivo verdadero.  Se trató de explicar  de diversas formas sobre El Pacto de silencio que se impusieron  los militares y que funciona casi sin fisuras. Entonces:  No sólo no aportarían información útil sino que pueden (es su modus operandi) elaborar una estrategia para exculpar a la Marina de estos hechos y por lo tanto a TRÓCCOLI. Están muy bien asesorados por un equipo de abogados caros $ y tienen bien claro lo que les conviene hacer. No es la misma situación que cuando declaraban en los primeros juicios

 Y es en casos como estos donde  son testigos hostiles (así se les llama en lenguaje jurídico) podía haber utilizado las copias de las declaraciones prestadas en Uruguay, traducidas y apostilladas y acompañarlas de una memoria explicativa.

 La responsabilidad de presentar la documentación no es de los familiares y sus abogados, testigos y demás  sino de  señalar que documentos eran necesarios y asegurarnos que estuvieran agregados, debidamente traducidos y apostillados. 

Los documentos  más importantes fueron entregados a Galiani muchos años antes, como  las fojas del legajo de TRÓCCOLI, y también de Larcebeau donde constaban sus actividades, su cargo, las menciones de que eran objeto. Incluso había fojas muy importantes, porque fue calificado por dos terribles genocidas de la Armada argentina, que operaban en la ESMA y los conceptos vertidos eran terminantes.  Todos los datos de esa foja en especial lo marcaban como partícipe del horror. Un testigo argentino que estuvo en la ESMA y había declarado aquí, así lo ratificó;  Galiani no solo no  quiso interrogar a algunos testigos, sino que tampoco exhibió los documentos.

Según dicen testigos parte de la argumentación de Galiani, es o era que él iba a empezar “un nuevo juicio contra TRÓCCOLI a partir de marzo o abril de 2017” y que entonces iba a citar de nuevo a todos los testigos,  y que por eso no les  preguntaba ahora.  De esta manera, se estaban desperdiciando los mejores testimonios ya que el tribunal no iba a empezar de nuevo. Era ese el momento ya que él  tenía todos los documentos del FUSNA y de la Armada

 Entonces Galiani: o No quiso,  y dijo que lo iba a hacer él.   Pero Nunca lo hizo, nunca jamás, por lo tanto es un abogado del que  sin duda alguna no  se tiene control, no rinde cuentas y no  se conoce su estrategia (o si ¿?)

Se puede asegurar, terminantemente, que Galiani no perdió testigo alguno de los que interesaban

Como con variada documentación, hubo un informe de la Armada al Presidente de 2005 (26/9/2005), que es el que el manejó, y hay otro de 2006 con documentos agregados, que es el más importante (26.07.2006)

No el informe en sí, en el que la Armada trata de quitarse responsabilidad, sino los documentos, que son copias de  declaraciones, algunas de detenidos luego desaparecidos y algunas de detenidos que colaboraron y que podían declarar.

De hecho, una de esas colaboradoras declaró en Uruguay y luego fue a Roma. Esa documentación, incluyendo las copias de declaraciones de las víctimas puede extraerse claramente la conexión represiva, entre el FUSNA y la Armada argentina.  La compulsa de las Fichas de cada detenido desaparecido y las anotaciones que contienen, permiten inferir esa conexión y la intervención de la represión uruguaya.  Lo mismo que el documento llamado Operativo Contrasubversivo GAU

Pero si hay que reconocer Galiani tuvo documentos que en Uruguay se  negaron: apareció un acta de la COPAZ en Italia. Quien se la dio?   Mara Martínez ella siempre  tenía una carpeta con actas

Durante las investigaciones uruguayas  hubo intentos de pedidos y se las pidieron  muchas veces,  les restaron importancia diciendo que esto iba a entorpecer mas la investigación,  en esa actitud  estaban, también Gonzalo Fernández, Ramella, Soledad Cibils, Graciela Jorge etc. 

No sabemos  qué quieren encontrar ahora en el FUSNA. De hecho,  a último momento y no se sabe  por orden de quien, en el juicio uruguayo, pocos días antes de que entregaran algunas acusaciones  se mandaron una serie de copias borrosas de declaraciones, de las que se pudo sacar mucho. Ese tipo de cosas no se conocen casi nada.

Galiani maltrató además a dos testigos que fueron torturadas en el FUSNA, una de ellas es la que colaboró en la Computadora, pero iba a hablar mucho más, y estaba dispuesta. La destrozó antes  de entrar  y le dijo que ella podía volver presa a Uruguay por falso testimonio y la hizo entrar en pánico. A la otra, quiso hacerle acusar a la testigo colaboradora, no sabemos con qué fin. Le gritaba. Tuvo que intervenir la presidenta del tribunal para evitar que siguiera acosándola. Nadie podía creer semejante cosa.  

 En Uruguay ya hubo suficiente documentación  en 2007 y 2008 como para condenar a Álvarez y Larcebeau y requerir a TRÓCCOLI.

Lo fundamental: los legajos funcionales con sus anotaciones en las fechas claves sobre todo, un documento llamado Operativo Contrasubversivo GAU, los informes de la Marina al Presidente con sus anexos, que incluían declaraciones de personas detenidas y desaparecidas, las constancias en los legajos de las actuaciones en Argentina de TRÓCCOLI y Larcebeau, las Fichas de todos los desaparecidos con sus anotaciones.

Todo eso lo tuvo Galiani. Mucho se llevó traducido y legalizado para que lo fuera estudiando. Lo importante era leer todas las Fichas y todas las copias de declaraciones, porque había que elegir lo que era trascendente y relacionarlo con los demás documentos, ese análisis es fundamental.

No obstante, cada familiar se tomó el trabajo de hacer que la Ficha fuera incorporada. Elementos probatorios había y no se le negaron.

Además, luego del juicio en Uruguay, Roger Rodríguez encontró la prueba del viaje de TRÓCCOLI a Buenos Aires justamente en la fecha de los hechos (diciembre 1977) y también esa documentación se llevó.  Francesca Lessa encontró la prueba en el MRE de que TRÓCCOLI revistaba en la ESMA hasta 1979 y eso se le envió a Galiani

Graciela Jorge y Mara Martinez  para más de uno de los afectados, fueron personas que no facilitaron pruebas e incluso negaron expresamente la existencia de otras.

En la estructura de la Secretaría se hacía un manejo muy especial. Primero “los historiadores” (grupo de Álvaro Rico) adquirían el conocimiento de la documentación y la utilizaban para sus trabajos académicos o publicaciones y después recién podía alguien acceder a ellos (nunca  se supo si a todo o a lo que se purga). 

En general el sentido es de desconfianza y negatividad frente a esta preselección.

Un ejemplo claro fueron unas declaraciones de Atalivas Castillo y de Río Casas, prestadas en enero o febrero de 1978 acá en Uruguay, que probaban claramente el traslado, encontradas en el archivo de la DNII, cuando el expediente estaba en Tribunal de Apelaciones para sentencia definitiva.

Copia de esas declaraciones finalmente para que fueran agregadas en Roma, eso se hizo, se tradujeron y se mandaron. Este ejemplo sirve para demostrar que el acceso a los archivos siempre fue monitoreado por “alguien “

Pero en su momento sabiendo que estaban no fueron “entregadas” en el país está claro que cierta información fue negada sistemáticamente con distintos argumentos como  los documentos de la COPAZ, minimizando la cosa, diciendo que no tenían importancia  ¿?

 

 Cuál es el rol  de Jorge Ithurburu ¿?

Ithurburu es licenciado en Ciencia Política y Máster en Derechos Humanos, es argentino exiliado   Esta relacionado familiares de víctimas que trataban con él desde 1999, cuando empezaron a promover juicio en Italia por los ciudadanos italo uruguayos, estando vigente la ley de caducidad y sin esperanzas de poder obtener justicia en Uruguay. Caso de María Bellizzi), Silvia Bellizzi, Luz Ibarburu, etc. Sin dudas un personaje importante   ya que él tenía contacto con los actores del juicio y con los testigos que iban de los distintos países. Era presidente de la asociación 24M en Italia (renunció después de años y hubo elección inmediatamente luego del juicio). Está vinculado a Estela de Carlotto y a abuelas de plaza de mayo y especialmente a Lita Boitano de Familiares de Desaparecidos Italianos en Argentina

 y una última ¿ Cual fue el papel El abogado del Frente Amplio, Madeo, que fue puesto por el Partido Democrático y no estuvo casi en el juicio, aparte de relacionarse con Mónica Xavier ?

posta - postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 20:50:10
postaporteñ@_______________________________

Lavadero Cambio Nelson, Lopez Mena y el voto Buquebus

Darío Pérez (FA): Wilson Sanabria tenía miles de votos alineados en base a “clientelismo” y así como “acordó” con Enrique Antía tuvo “mucha cercanía” con Oscar de los Santos

En Maldonado, la interna del Frente Amplio volvió a encenderse en los últimos días inesperadamente. En medio del escándalo del cierre del Cambio Nelson y la fuga de su propietario, Francisco Sanabria, un edil del sector que lidera el diputado Darío Pérez acusó al ex intendente Oscar De Los Santos de beneficiarse de supuestos vínculos con Wilson Sanabria, padre de Francisco, para ganar las elecciones departamentales de 2005. De Los Santos respondió que esas “conjeturas destilan odio, rencor y oportunismo”

Esta mañana profundizamos en este entredicho con el diputado Darío Pérez 17/3/17 En Pespectiva  Radio Oriental

El cierre del Cambio Nelson y la fuga de su propietario, Francisco Sanabria, vienen provocando repercusiones en distintos ámbitos.

A nivel político podía esperarse que complicara al Partido Colorado. Quizás no era tan evidente que también pegara adentro del Frente Amplio, reavivando una vieja disputa entre dirigentes locales de Maldonado.

Para profundizar en esta polémica, en la entrevista central conversamos con el líder de la Liga Federal, Cabildo 1813, el diputado Darío Pérez.

EMILIANO COTELO (EC) —El cierre del Cambio Nelson y la fuga de su propietario, Francisco Sanabria, vienen provocando repercusiones en varios ámbitos.

A nivel político, podía esperarse que complicara al Partido Colorado (PC). Quizás no era tan evidente que también pegara adentro del Frente Amplio (FA), reavivando una vieja disputa entre dirigentes locales de Maldonado.

Andrés de León, edil del sector frenteamplista Cabildo 1813, que lidera el diputado Darío Pérez, escribió este martes en Facebook un mensaje en el que daba a entender que el también frenteamplista Óscar de los Santos había contado con el apoyo del exsenador colorado Wilson Sanabria en las elecciones departamentales de 2005, lo que habría contribuido a su victoria en las urnas y al acceso a la Intendencia.

Esas declaraciones –que después fueron respaldadas por el propio Darío Pérez– molestaron a De los Santos, que el miércoles escribió una columna en la que expresaba que esas opiniones “destilan odio, rencor y oportunismo”.

Usted ha tenido muchas diferencias en el pasado con Óscar de los Santos. ¿Cuál es su relación hoy con él?

DARÍO PÉREZ (DP) —En forma personal no tenemos mayores dificultades, si bien hace un par de meses vertió algunas opiniones que me molestaron y directamente en ese momento ni contesté. Y a partir de ahí directamente no hablé más con él, porque uno no puede andar falluteando, así como soy en mi vida tengo que ser en la vida política.

EC —Esa era mi pregunta siguiente, si había diálogo entre ambos.

DP —No, no, no. Después de las elecciones departamentales no hablamos mucho y tenemos formas diferentes de actuar en la vida política. Esto no es una cuestión personal, son decisiones que se toman en la vida política que después uno comparte o no y te pones más distante o menos distante.

EC —Vamos a lo que publicó en su perfil de Facebook el edil Andrés de León, que además ha sido su secretario durante muchos años. Se refería a las elecciones departamentales de 2005. Puso: “En Maldonado el Frente Amplio tenía chances de ganar, el FA iba con tres candidatos: [Ricardo] Alcorta, el Flaco [Óscar] de los Santos y Darío Pérez. El último partía como favorito para ganarle la Intendencia al Partido Nacional.

Pero sucedió algo interesante que desbalanceó la elección, y fueron los apoyos económicos y también una corrida de votos hacia un candidato. En el famoso discurso del acto final de campaña del 2005, Darío dijo unas verdades que molestaron a muchos y otros lo tomaron como un ataque a la Santa Unidad del FA. En ese discurso Darío dijo de manera frontal […] que esta elección se definía entre dos candidatos del FA y dos modelos de gestión a llevar a cabo: uno, el que proponía Darío de llegar a la Intendencia sin compromisos y con las manos limpias; y otro, que era apoyado por empresarios de derecha como [Juan Carlos] López Mena y el famoso voto Buquebus que apoyaron al candidato De los Santos.

López Mena era muy amigo de [Wilson] Sanabria y en esa elección extrañamente el Partido Colorado no sacó ni un edil en la Junta Departamental. Ahora me pregunto: ¿para dónde fueron los votos de Sanabria en esa elección departamental, si no fueron para el Partido Nacional, ni para las candidaturas de Alcorta y Darío? ¿Dónde terminaron? (Saque sus conclusiones)”, terminaba diciendo De León.

Usted ha dicho que básicamente coincide con ese relato, con esa interpretación.

DP —A eso hay que agregarle el paralelismo con la última elección departamental, porque Andrés hace una hipótesis en base a indicios. Y las dos elecciones son parecidas, nada más que en la última elección departamental, en el caso del sector de Sanabria, que antes había logrado sacar un diputado, que es Germán Cardoso, disminuye dramáticamente su votación y nosotros sabemos que en los comités colorados de la línea de Sanabria se repartían votos de Antía, para decirlo crudo y claro, porque en los pueblos todos nos conocemos y viene uno y dice “fui a buscar una lista del Partido Colorado y me dieron una de Antía”

A partir de ahí Andrés hace un paralelismo entre el 2005, cuando el sector de Sanabria también saca un diputado, pero extrañamente, dramáticamente, también disminuye su votación, creo que saca 2.000 y pico de votos nada más, no llega ni a sacar un edil. Y además –también porque en los pueblos nos conocemos todos– vimos que militantes del sector de Sanabria a nivel nacional en las elecciones del 2004 pasaron –no te digo que en masa, pero reconocimos no menos de 10 personas– a militar en los comités de De los Santos. Posteriormente, durante ese período, que fue muy complicado, el primer período de gobierno departamental en el que De los Santos era intendente, se establece públicamente un relacionamiento no sé si decir cotidiano, pero de mucha cercanía entre Sanabria y De los Santos. Esto es reconocido por Sanabria una vez que estuvimos en Radio FM Gente, una vuelta en la que estábamos en un chisporroteo político de enfrentamiento con él, él reconoce que se reunía frecuentemente con De los Santos. Y a su vez algún dirigente colorado participó en los cargos de confianza de De los Santos, de la misma manera que en este período no menos de 12 militantes y dirigentes del sector de Sanabria participan en el gobierno de Antía.

EC —Volviendo a la elección del 2005, ¿usted entiende que perdió la competencia interna entre los candidatos del FA, y por lo tanto perdió la Intendencia, debido a esa aproximación entre De los Santos y Sanabria padre?

DP —Uno no tiene registro de votos, tiene indicios de las cosas que pasaron. Y Andrés hace un paralelismo entre estas dos elecciones. Yo pienso lo mismo que él, qué quieres que te diga, ¿qué no? Pienso lo mismo que él. Es una visión de la realidad política departamental en base a indicios, a cosas de las que fuimos testigos, como las que te relaté de los comités. Y en base a eso escribió, en su libertad, no me consultó a mí.

EC —Hay otra visión, incluso con números.

ROMINA ANDRIOLI (RA) —En una columna escrita el miércoles por De Los Santos, actual senador de Alianza Progresista, pide “recurrir a la información pública de la Corte Electoral, y confirmar con la documentación existente que efectivamente esos votos sí fueron para el PN”. Y publica una gráfica que demuestra que entre las elecciones nacionales de 2004 y las departamentales de 2005 el FA y el PC perdieron votos, mientras que el PN aumentó considerablemente su electorado. ¿Cómo evalúa esa respuesta de De Los Santos y esa información en la que se basa?

DP —Ni aun teniendo gráficas puedes definir para dónde van los votos. Lo que sí puedes ver son cosas que ocurrieron, como la desaparición de los ediles ya no de un sector sino de todo el PC. En otra radio comenté algo –porque para esto hay que tener una visión general del asunto– y lo voy a citar porque es un hombre de honor al que yo respeto. Pasadas esas elecciones departamentales, el exdiputado y exministro del Interior Fernández Chávez se acerca, me mira –en un evento– y me dice: “Mira, Darío, que yo voté al Partido Colorado”.

EC —Pero él era colorado…

DP —Fernández Chávez, el exdiputado del PC y exministro del Interior.

EC —Por eso. ¿Y por qué le decía que había votado al PC? No entiendo.

DP Y… como para aclararme que no había entrado en ninguna maniobra o asunto político extraño. ¿Se entendió?

EC —Ah, ahora sí.

DP —En base a esos indicios pensamos eso. Y lo pensamos, ¿qué le vamos a hacer? No es ni oportunismo ni una maniobra política. También relatamos que en el FA a nosotros se nos complicó la cosa. Muchos empresarios nos relataron –usted sabe que se recurre para donaciones o para cenas o para lo que sea para tener una campaña más o menos como la gente– que desde Montevideo se apuntaba a determinado candidato. Yo no era el candidato del establishment, indudablemente. Y bueno, no tengo más que agregar con respecto a eso.

EC —Usted, además de hacer los comentarios que de alguna manera hizo en su momento de manera pública, ¿no debió haber llevado el tema a los organismos internos del FA?

DP —Mire, yo cuando chico iba a la iglesia, hice la comunión, todas esas cosas, pero yo soy un librepensador. Y además, ¿luché contra la dictadura para después tener que andar pidiendo permiso para decir lo que pienso? Yo no ando pidiendo permiso para decir lo que pienso.

EC —No le digo que no pudiera decir lo que pensaba, digo que usted tenía elementos para dar por un hecho un acuerdo que el FA como tal no avalaba, supongo.

DP —Yo no estuve en ningún lugar donde pudiera mirar por el agujero de una cerradura un acuerdo, porque esas cosas no se hacen a la vista, en el caso de hacerse. Sí te puedo decir que un dirigente político como Sanabria tenía de 3.000 a 5.000 votos alineaditos en todas las elecciones, no tenía muchos votos, pero los que tenía los tenía alineados, en base a una cosa que de repente para Montevideo es difícil de explicar, pero que en el interior es “que te doy trabajo”, “que te hago una gestión”, que esto, que lo otro. No olviden que Sanabria tenía un inmenso poder y tenía un ejército que mandaba para donde quería. No eran muchos, pero en una elección departamental y en una elección nacional son muchos. Y bueno, y en esa dirección… Yo ni siquiera digo que se hayan sentado a conversar, digo, al igual que Andrés, que en nuestra hipótesis, y por lo que vimos que se desarrollaba en nuestra elección, fueron para ese lado. Ni De los Santos mostrándome gráficas ni nosotros diciéndolo de repente tenemos la verdad en un puño.

EC — ¿Ese tema no debía ser abordado por los organismos del FA?

DP — ¡Por favor! Cuando tuvimos todos esos líos hicimos una serie de críticas a cosas que ocurrían en el primer gobierno de De los Santos y me estuvieron por echar del FA, estuvieron a un tris de echarme. Vinimos a la Mesa Política con una caja de cartón llena de papeles y quedó ahí en la nada. No me echaron, pero quedó en la nada, establecimos una serie de cosas y el FA no actuó en ninguna de esas cosas que trajimos para debatir en esa mesa política. En la que no fui exactamente bien recibido, y si hubo alguna posibilidad de ir fue porque un viejo dirigente del FIdeL, una muy buena persona, trabajó mucho para que pudiéramos ir a hacer esa presentación. Pero estas cosas no. Fíjese que en el tema de Bengoa el Comité de Ética del FA al final ni terminó echándolo. Así que qué vamos a hablar de estas cosas. Además para no ser angelito, los padrino

s de uno y otro eran… yo soy flor de campo, yo no tengo apoyo en Montevideo. De hecho le estoy disputando al poder central a través de nuestra Liga Federal, que es una federación de grupos del interior. No soy del todo bien visto. Voy a seguir siendo frenteamplista; como decía el viejo Herrera, ni me callo ni me voy.

***

EC —Estos cuestionamientos que usted ahora pone sobre la mesa y que en realidad ya existieron, no son nuevos pero ahora cobran otra dimensión en este contexto, supongo que tienen dos bases. La primera, que habría existido un acuerdo “oculto” De los Santos-Wilson Sanabria. Y segundo, que ese acuerdo sería con alguien que no debería asociarse con figuras del FA, ¿hay implícito también un juicio crítico suyo sobre Wilson Sanabria?

DP —Yo digo lo que pienso. Con Wilson Sanabria siempre estuvimos en las antípodas. Es público y notorio acá en el pueblo, en el departamento de Maldonado.

EC —Sí, usted es de San Carlos y Sanabria tenía buena parte de su actividad centrada allí.

***

EC —Vayamos al fondo del asunto: ¿qué era lo cuestionable de un acuerdo, si existió, De los Santos-Wilson Sanabria? ¿Cuál era el problema con Wilson Sanabria?

DP —Wilson Sanabria fue un hombre que construyó, a partir del poder político, un poder económico. No sé cómo ni de qué manera, pero en forma muy rápida para el común de los mortales. Tenía prácticas políticas que a mí me parecían aberrantes, desde clientelismo, que capaz que era lo más suave, hasta “compra” de dirigentes, porque los mantenía con un sueldo o lo que fuera, y compra de votos, la forma en que se acercaba a la gente en busca del voto. Lo que te estoy diciendo se lo decía en vida, porque el hombre no está para defenderse y yo tengo que ir por lo menos hasta decir lo mismo que decía en vida de él.

EC —Ahora la discusión a propósito de los Sanabria es mucho más amplia que eso que usted acaba de plantear.

DP —Sí, por supuesto.

EC —Para usted, ¿qué pone de manifiesto el cierre del Cambio Nelson?

DP —Lo que ocurrió en Cambio Nelson ocurre en el ámbito privado. Repercute políticamente porque el hijo de Sanabria era el secretario del PC y eso pone la cuestión en la parte política. A mí me gusta separar bagres de tarariras, ocurrió en el ámbito privado, la repercusión política… Como todo en política, siempre se trata de mostrar los defectos de los otros y de realzar las bondades del partido al que se pertenece.

RA —Usted dice “hay que separar una cosa de la otra”; de todas formas, teniendo en cuenta lo que usted mismo señalaba, que tenía tanto peso como dirigente a nivel político y que influía de esa manera, ¿no está íntimamente relacionada una cosa con la otra?

DP —Sí; sí y no, porque ocurre en el ámbito privado. Tiene una repercusión política por ser quien es y porque quizás… vamos a ver qué es lo que se termina descubriendo de todo esto al abrir la caja de Pandora. Indudablemente aquí hay afectados de todo tipo, desde los trabajadores, que a veces ni en planilla estaban, hasta los inocentes, que no saben que un cambio es como una ferretería, como dijo Bergara, no lo saben y piensan que como eso está abierto y legal sería normal poner ahí dinero. Porque hay mucha gente que es así, la mayoría no es economista ni cosa por el estilo, ni tiene por qué saber que esas cosas no se deben hacer. Indudablemente hay también ahí una responsabilidad del Banco Central, se le pasó por abajo de la puerta o le entró por la ventana una situación que va a tener que rever para poder controlar de mejor manera. Porque la expresión “es como una ferretería” no es la solución. Por más que Astori diga que esto está recontrabien controlado según los estándares mundiales o lo que sea, algo pasó que no hubo el control adecuado para que esto pasara, tener un cuerpo inspectivo que pueda entrar cuando se le antoje a un cambio, lo que sea.

RA — ¿Para usted también era vox populi, como se dice en Maldonado, que esta situación era así en Cambio Nelson?

DP —No, te juro que ni sabía que poniendo dinero ahí pagaban interés por encima del bancario. Sabría la gente que anda atrás de los negocios, de los pesos, etcétera, capaz que sí. Yo no tenía ningún tipo de vínculo. Creo que una vez entré a cambiar US$ 100 en toda mi vida. No tenía conocimiento de que todo esto ocurría.

EC —Pero usted dijo hace unos minutos que Wilson Sanabria hizo fortuna demasiado rápido, palabras más, palabras menos

DP —Ah, sí, el hombre era muy habilidoso, no tengo cómo probar nada. Era un hombre habilidoso. Te digo más, si él hubiera estado vivo esto seguramente no habría llegado a pasar esto, porque era un hombre de inmensos recursos y relaciones partidarias y extra partidarias. Capaz que nunca nos habríamos enterado si él hubiera estado vivo.

EC —Pasando en limpio, ¿sus diferencias son Wilson Sanabria eran políticas simplemente, no había otra cosa de por medio? ¿Usted no le cuestionaba otros aspectos de su conducta, de su vida?

DP —Sabe que yo soy médico, hasta lo llegué a atender. Era un hombre campechano que entraba por la emergencia, yo a veces estaba de guardia y lo tuve que atender unas cuantas veces. Yo separo totalmente una cuestión de la otra, no me gustaba lo que hacía políticamente, me llamaba la atención el crecimiento de su fortuna, pero no tengo elementos para saber cómo lo hizo, francamente no tengo. Ahora aparecen nuevos elementos, que parece que la ruta acá, que esto. Tampoco, de eso no sabía nada.

RA — ¿De otros políticos relacionados con la operativa del cambio tenía alguna noticia? Esta semana hablamos con un extrabajador del cambio y nos señalaba, sin mencionarlos, que era frecuente que políticos concurrieran a hacer operativas, por ejemplo a hacer depósitos, más allá del caso que se hizo público y notorio, la presidenta departamental del FA, Susana Hernández.

DP —Probablemente el día que se conozca la lista famosa esa se sepa de algún político. Yo te aseguro que no, apenas pasaba por la puerta nomás. No tengo otros indicios más allá de lo que dice la calle; te imaginarás que, como pueblo chico, infierno grande, se dicen muchas cosas.

EC —Tengo una cantidad de mensajes de los oyentes, algunos muy críticos con usted. “Es lamentable que un político base sus denuncias en palabras sueltas tipo comentarios de peluquería”, dice uno.

DP —Puede ser, sí, para el que no lo vivió puede ser comentario de peluquería, para el que lo vivió no es comentario de peluquería. Y yo, la verdad, si me preguntan, no tengo por qué callarme lo que pienso. Que a algunos les guste y a otros no les guste, mala suerte. Estoy aburrido del cinismo en política, de la fantasía y el abrazo fácil, y del te paso la mano por arriba del hombro. ¡Por favor!

Y en cuanto a la competencia por quién es más frenteamplista, nosotros hemos trabajado por el FA en todas las elecciones, dando el máximo. Y ni tan siquiera hemos participado en el ejecutivo, nunca, porque nosotros sí que lo hacemos por la camiseta, jamás nunca participamos en el ejecutivo nacional y seguimos trabajando por el FA. Ni siquiera se nos ha dado esa oportunidad y seguimos trabajando por el FA. Y si no nos quieren en el FA nos van a tener que correr, porque yo no voy a hacer como Gonzalo, que habrá tenido sus razones para irse. ¿Sabe por qué?

EC —Está aludiendo a Gonzalo Mujica.

DP —Sí, a quien no critico por haber votado las investigadoras, de hecho yo pedí permiso y me lo negaron. No lo critico por eso. Es más, me agarré tal calentura con todo eso, como con la marihuana, que no sé hasta dónde no afectó mi salud. Porque entiendo que los políticos han ido cayendo en la consideración, lamentablemente, de mucha gente que descree, y para mí es muy importante que la gente crea en los políticos y en los partidos políticos, porque si no la que decae y se cae es la democracia. Nosotros hemos tenido toda la vida un estilo de total franqueza, ni hablando de forma elíptica ni metiendo el cuchillo por abajo del poncho.

EC —Leyó la columna de De los Santos, ¿no?

DP —No, no la he leído, la dejé de postre para el fin de semana, para ver si le contesto o no le contesto.

EC —De los Santos dice que esas conjeturas suyas “destilan odio, rencor y oportunismo”.

DP —Yo no tengo ni odio ni rencor ni oportunismo.

EC —Y dice: “Darío Pérez se ha convertido en el mejor actor que un guionista de la oposición pudiera imaginar, a menos que este guion sea escrito en conjunto”.

DP —Está suponiendo cosas, lo que tiene todo el derecho del mundo de decir si se le antoja, pero la verdad es que ni me va ni me viene lo que dice. Nosotros hemos demostrado en la cancha, en el departamento de Maldonado y en todo el país, lo que queremos al FA y lo que hemos trabajado. Nunca le echamos para atrás en ninguna elección, aun sabiendo que íbamos a perder. Siempre pusimos todo, absolutamente todo. Y plata de nuestro bolsillo también. Mucha. Y sin compromiso, ¿eh? Porque cuando tienes el traste limpio puedes decir cosas con absoluta tranquilidad; que a algunos les guste más, que algunos les guste menos, ta.

EC —Impresiona mucho que la polémica interna en el FA alcance estos ribetes, tenga estas temperaturas, esta terminología. Además en un contexto en el cual el FA interpela al intendente Antía hoy, exactamente hoy. Esa es una de las preocupaciones de Alianza Progresista, que este resquebrajamiento que se da en la unidad del Frente perjudique el posicionamiento en el llamado a sala de hoy, que es muy importante, por las modificaciones tributarias.

DP —Al ser frenteamplista habría que haber puesto toda la carne en el asador en estas últimas elecciones y no tener los comités cerrados y no trabajar los últimos 10 días. Si vamos a hacer un “frenteampliómetro”, habría que haber puesto todo en estas últimas elecciones.

EC — ¿A quién está aludiendo?

DP —Y no haberse desvinculado un año antes, haber soltado el timón a alguien que no tenía experiencia para seguir gobernando ese año. Tendría que no haber anulado una elección de 5.000 votos porque el candidato de él no era el que estaba ganando, lo que generó una estampida de mucha gente. En ninguno de los dos casos, ni en esta última elección departamental ni en la del 2005, estamos diciendo que dos más dos sea cuatro. En política no es exactamente así, ocurren cosas que modifican, en un escenario electoral acotado decisiones o cosas como las que nosotros presumimos pueden ocurrir perfectamente. Porque hoy en día nadie, por ejemplo para esta última elección departamental, nadie duda de que hubo un acuerdo entre el sector de Sanabria y Antía o que directamente decidieron apuntar para ese lado, porque hay 12 cargos de confianza y desaparecieron alrededor de 8.000 votos. Parece que eso nadie lo cuestiona. Y en 2005 pasó más o menos lo mismo.

RA —Según informó El Observador, Alianza Progresista tiene previsto plantear en la Mesa Departamental que sus compañeros fernandinos de la Liga Federal “se están comportando con manifiesta ‘falta de fraternidad’ y están asumiendo posturas que ‘lesionan la unidad’ del Frente Amplio en ese departamento. Los seguidores de De los Santos aspiran a que el asunto sea abordado en profundidad ya que la situación llegó a un límite muy preocupante”. ¿Cómo va a reaccionar la Liga Federal ante este planteo?

DP —No tenemos problema. ¿Dónde estamos nosotros? ¿En qué país estamos que una persona no puede manifestar lo que piensa? Que no te guste es otra cosa. Pero aquí muchos quemamos parte de nuestra vida por pelear por determinadas cosas, aquí no estamos en otros países donde por hablar te meten en cana. ¿Qué responsabilidad, qué le van a decir al hombre? ¿Lo van a expulsar? ¿O a mí, por decir lo que pensamos? Que planteen lo que quieran plantear.

Y con respecto al tema de Antía, ¿piensan que nosotros estamos contentos porque Antía está gobernando en el departamento? ¿A alguien se le ocurre que estamos contentos? ¿Que el municipio de San Carlos, por ejemplo, está acogotado? ¿Que tiene un tercio de la superficie del departamento y tiene dos o tres máquinas locas para todo ese lugar y un presupuesto que se vio visiblemente acotado? ¿Y la imposición del gobierno departamental de una rambla acá sobre el arroyo San Carlos que nadie quiere? Nadie quiere porque entiende que hay otras… capaz que en el reino de la abundancia se podría aceptar. ¿Piensan que estamos contentos nosotros? ¿Que después de 10 años que gobierna el FA perdamos un lugar emblemático como Maldonado, donde teníamos tantos sueños para seguir haciendo cosas? ¡Por favor!

- postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 19:34:14
postaporteñ@_______________________________

POSTALINAS

Frases Celebres

“La negociación entre Polgar, Castillo y Abdala deriva en esta estafa del plan de vivienda sindical. Hay un aparente delito de estafa”. Gustavo Salle, abogado denunciante contra el Plan de Vivienda Sindical. Inicio de Jornada, radio Carve (15/03/17)


“Si se muerde la lengua, muere envenenado”.Juan Castillo, director Nacional de Trabajo, refiriéndose a los dichos del abogado Gustavo Salles. Arriba Gente, canal 10 (16/03/17)

“El plan de vivienda sindical sigue vivito y coleando (...) ningún integrante de la central obrera está vinculado a las denuncias por irregularidades en dicho plan. Acá lo que está claro es que hay una operación política contra el PIT-CNT”. Marcelo Abdala, secretario general, en una conferencia de prensa convocada para presentar la posición de la central sindical acerca de la causa judicial abierta por denuncias presentadas contra el plan de vivienda impulsado por esa organización. Telemundo, canal 12 (15/03/17)

“Pensas como yo o sos amarillo. Ahora parece que todos somos amarillos si no tenemos la línea rectora del movimiento sindical. Se bien se dice 'central', esto no es una central. Es una convención y un plenario. Central es vertical, es lo que se pretende cambiar con la reforma de estatuto al cual nosotros nos opusimos hace dos años (...) Central es rememorar los viejos sindicatos de bloques soviéticos, donde resolvían unos pocos y todo el mundo acataba. Nosotros hablamos por la horizontalidad, lo que los viejos sabios dirigentes de la década del sesenta construyeron. CNT fue una convención, nunca fue una central. Si es por nosotros, nunca lo será”.Richard Read, dirigente sindical de la bebida. La Mañana, radio El Espectador (16/03/17)

 

 MVD | Semana contra el Apartheid Israelí: próximas reuniones

Compañeros:

El 15 de marzo tuvimos la segunda reunión del espacio amplio que convocamos para preparar en Montevideo la 13ª Semana contra el Apartheid Israelí (SAI), que tendrá lugar entre el 3 y el 9 de abril.

Entre marzo y abril están programadas más de 200 actividades, en los 6 continentes, en torno a la SAI. En América Latina, este año habrá acciones en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Venezuela.

Esta semana, el mensaje de la SAI recibió una importante legitimación con el informe que se dio a conocer, elaborado por la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de la ONU, afirmando de manera clara y contundente que Israel impone un régimen de apartheid sobre el pueblo palestino (según la definición de dicho crimen recogida en la Convención Internacional sobre el Crimen de Apartheid, de la ONU) .

Quienes nos sentimos comprometidas con los derechos humanos y los valores universales de libertad, justicia, igualdad y no discriminación, sabemos que trabajar para poner fin al régimen de ocupación colonial y de apartheid israelí no es sólo una expresión de solidaridad con el pueblo palestino (que cumple este año 50 años bajo la ocupación, y 69 bajo las muchas formas de limpieza étnica sionista), sino un compromiso con esos valores fundamentales de toda la humanidad.

La SAI nos ofrece una oportunidad concreta para informarnos sobre la naturaleza del apartheid israelí, conocer y debatir sobre los fundamentos del movimiento ciudadano y no violento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Por ello les invitamos a ponerse en contacto escribiéndonos a este correo, y/o a participar en las reuniones semanales preparatorias que tendremos (de aquí al 1º de abril) todos los miércoles de marzo, a las 19 horas, en AFFUR (Canelones 2033 esquina Pablo de María).

Les esperamos.

Coordinación x Palestina
Facebook: Coordinación por Palestina

 
Más información:

Sitio de la Semana contra el Apartheid Israelí:

http://apartheidweek.org/semana-del-apartheid-israeli-2017/
Sitios web del movimiento BDS en español: bdsmovement.net - boicotisrael.net
Video oficial de la Semana: https://boicotisrael.net/bds/propias-palabras-palestinxs-campeones-del-bds/
Blog de la campaña por el boicot académico:

https://pebai.wordpress.com/


Facebook: BDS Uruguay

LOS URUGUAYOS EN ARGENTINA

A 41 AÑOS DEL GOLPE GENOCIDA

 

MARCHAMOS CON EL ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

EL 24 DE MARZO A LAS 15 HS. con las consignas

FUERON 30.000 Y FUE GENOCIDIO!!!

La cita es como todos los años a las puertas del CINE GAUMONT frente a Plaza Congreso se ruega puntualidad, porque a las 15,30 habrá que estar a la cabecera de la marcha acompañando a los organismos de DD.HH. argentinos en la calle Avda. de Mayo y Salta

POR MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS

- postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 19:10:54
postaporteñ@_______________________________

La sacralizada Liga de Antidifamación de EE.UU., ¿difama?

Luis E. Sabini Fernández

http://revistafuturos.noblogs.org/

La Liga de Antidifamación de EE.UU. (Anti-Defamation League, ADL) que fue fundada en 1913 por B'nai B'rith  (en castellano, "Hijos del Pacto", una organización a su vez fundada por judíos en 1843 y a menudo tipificada como masona), hace labor de lobby en el Congreso de EE.UU. y lleva adelante actividades referidas a su denominación.

El diario El País, de Montevideo ha publicado una noticia sobre esta labor, /1  que entendemos significativa.En títulos a toda página este diario señala que “uno de cada  cuatro argentinos tienen actitudes antisemitas”.

Dos observaciones se imponen:

1. El estudio se hace sobre muestreos: en el mundo entero se recabaron 53 mil entrevistas; no sabemos cuántas correspondieron a Argentina, pero sí se informa que en 2015 se hizo una “actualización del índice […]con un muestreo telefónico de 500 encuestados.”

Sin embargo, la presentación hace un salto mortal y pasa de encuestas que apenas dan, si dan, una tendencia, a guarismos de envidiable exactitud:

En Argentina, nos dicen: de 28.280.537 adultos 6.800000 “albergan actitudes antisemitas”. Siete millones de argentinos, ¡caramba!, no parece poca cosa. 

Sin embargo, el pasaje de encuestas muestreadas a un universo  total no parece un método muy confiable. El guarismo 28.280.537 y el de 6.800 000 son construidos, inferidos, y al presentarlos con tamaña exactitud, son francamente falsos.

 2. Hay, empero, otro aspecto de dicha “investigación” que entiendo es todavía más grave.

 ¿Cuáles serían las preguntas que revelarían antisemitismo?

Si se me pide a mí (y creo que a buena parte de “la gente”) ejemplos de preguntas a la pesca de prejuicios, pondría como ejemplos: ¿Son tan honestos los judíos como los franceses? o “Enumere qué gente le parece menos confiable” o ¿Con quienes no quisiera usted que sus hijos se casen (o hagan pareja)?

Imagino que si en la primera pregunta los judíos quedan con un porcentaje más alto, eso podría revelar una actitud antisemita.

En la segunda, si en los listados de gente “no confiable” aparecen y se reiteran ejemplos con negros, pobres, judíos, gitanos, bolivianos, uno podría inferir racismo en general y particularmente si alguna de esas categorías de población se lleva el mayor número, una actitud racista focalizada.

 Y si en la tercera aparecen los judíos entre los no deseados, igualmente esto estaría revelando antisemitismo.

Porque el antisemitismo, como el racismo en general, prescinde de los hechos; descansa en algo no pensado, no es producto de la experiencia ni de los juicios que se construyen con la experiencia; por eso se habla de pre-juicios.

Pero vayamos a las preguntas que la B’nai B’rith y su vástago ADL entienden definitorias de antisemitismo:

La ADL presenta “once afirmaciones cuya respuesta en términos de "probablemente cierto" en al menos a seis de las cuestiones es considerada como índice de antisemitismo.”

Y nos “advierte”:

Los índices más altos de respuestas consideradas prejuiciosas se relacionan a las premisas "los judíos tienen demasiado poder en los negocios" (50%); "los judíos hablan demasiado sobre lo que les ocurrió en el Holocausto" (49%) y "los judíos tienen demasiado poder en los mercados internacionales" (41%).” [En negrita y el subrayado son míos]

En resumen, según la encuesta  de los 500 encuestados más los del muestreo anterior (cuyo caudal el diario omite), grosso modo la mitad de los encuestados entienden que los judíos están sobre representados en los negocios, lo cual les otorga un marcado poder y un poco menos, dos de cada cinco, creen ver también un marcado poder de judíos en los negocios pero internacionales

Ahora bien: ¿cuál es el prejuicio?

Ante tales preguntas, entiendo imprescindible separar su forma de su contenido.

Respecto de la forma, el antisemitismo se traduciría en las palabras que he subrayado. La idea de “demasiado” parece expresar un rechazo hacia el grupo aludido.

Respecto del contenido resulta más arduo ubicar el rasgo prejuiciado. ¿Cuáles serían tales respuestas? ¿Tienen o no tienen los judíos sobrerrepresentación en los negocios?, es decir, ¿tienen una mayor participación proporcional que otros grupos humanos, como podrían ser latinos, nativos, árabes, afros, chinos? Y en aquellas actividades humanas en que determinados agrupamientos tienen mayor participación (cualesquiera que ellas sean), ¿no tienden a pesar más en ellas que el resto de los humanos?

Análogamente, ¿es un prejuicio saber que los judíos están sobre representados en los “negocios internacionales” como designa El País cierta actividad económica?

Resumiendo, las frases presentadas por ADL para “pescar” actitudes me resultan sospechosas, metodológicamente hablando. Porque entreveran juicios de realidad, descriptivos con sensaciones de hastío (“demasiado”). Y confunden al parecer deliberadamente juicios y prejuicios.

Viene a cuento la observación llevada a cabo por Johannes Wahlström sobre este asunto a principios de este siglo.

Wahlström, hijo de judío israelí y de sueca, nació y se crió en Jaffa, Israel. Y se fue formando como periodista. Sin embargo, luego de haber cubierto periodísticamente una conferencia académica en 2003 en la Universidad de  Jerusalén, las autoridades policiales israelíes le han impedido acceder a sus oficinas de trabajo (periodístico) en Belén (territorio palestino ocupado por Israel, sobre el cual, al menos teóricamente Israel no tiene soberanía) /2

Wahlström transcribe algunos conceptos de dicho encuentro:

Afirmar que existe un lobby sionista que acalla periodistas, eso es antisemitismo.” Henrik Bachner, del Comité Sueco contra el Antisemitismo (SKMA, por su sigla en sueco)

Afirmar que Israel es Goliath, el contrincante fuerte, eso es antisemitismo.” Judith Elizur, investigadora inglesa

Al respecto cabe recordar que Avi Mograbi, también judío, ha dirigido y llevado a cabo una película, Venganza por uno de mis dos ojos, cuya tesis principal, abonada con una serie sobrecogedora de entrevistas, es que en Palestina, ‘los israelíes son los romanos del s XX’ [y hoy podríamos agregar, del s XXI]. Vale decir, los israelíes son los ocupantes y los palestinos la población invadida, desalojada, arrinconada, vejada…

Kenneth Jacobson, miembro de la ya mencionada ADL resumió en ese encuentro académico en Belén su “razonamiento” en tres frases:

La única superpotencia planetaria tiene una posición muy pro-israelí, lo cual obedece a que los judíos tienen una posición particularmente prominente en la élite de los medios de comunicación de masas.” Nos parece una descripción acertada. Prosigue: “Es algo de lo que podemos estar orgullosos.”Frase opinable. Temible, incluso, por sus consecuencias.

Jacobson avanza: “Hasta en EE.UU. sobreviene el antisemitismo que se basa justamente en la afirmación de que los judíos tienen demasiado poder sobre los medios.” Pero entonces, ¿prejuicio o juicio?

Nos llama mucho la atención su remate donde usa la realidad para ponerla exclusivamente al servicio de un poder, el sionista: “Hay que luchar contra este antisemitismo por todos los medios concebibles: no menos a través de una actividad de lobbypara conseguir un mejor control sobre lo que los medios emiten.” (Ibídem)

Wahlström resume los planteos de dicha conferencia: “Las fundamentaciones son largas pero las conclusiones increíblemente concisas: discutir sobre un boicot comercial a Israel es antisemitismo; cuestionar la democracia israelí es antisemitismo, cuestionar el apoyo de EE.UU. a Israel es antisemitismo, afirmar que las conductas israelíes favorecen al antisemitismo es antisemitismo, afirmar que los periodistas se arredran para informar lo que ven es antisemitismo/3

Como vemos, la tarea de la ADL, aunque abundante resulta simplificadamente sencilla. Parece seguir esa vieja Ley de Murphy:

Los problemas  complejos tienen soluciones erróneas que son sencillas y fáciles de comprender

Notas

1/ Montevideo, 7 de octubre de 2016.

2/  “Israel styrsvenskamedier” (Israel controla el sistema mediático sueco), Ordfront, Estocolmo, 12/2005. Wahlström ha proseguido su labor periodística desde Suecia, su segunda patria, donde ha sido posteriormente designado por Julian Assange para efectuar el ingreso de los papers a los países nórdicos.

3/ http://dan.wikitrans.net/Johannes_Wahlstr%C3%B6m.

LS - postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 19:05:55
postaporteñ@_______________________________

Europa regala votos a Erdogan, el ?Extorsionador?

NAZANÍN ARMANIAN 19/3/17 Público. Es

Cuando Tayyeb Erdogan convocó a los inmigrantes turcos en la Unión Europea (UE) a participar en los mítines en favor del referéndum previsto para el mes de abril con el que pretende ampliar sus poderes presidenciales y convertirse así en un dictador integral, ni tan siquiera podía intuir la crisis diplomática que iba a provocar. Varios países se negaron a autorizar los actos propagandísticos de Erdogan, pero Holanda, que acoge a cerca de 400.000 turcos, fue más lejos y no sólo impidió el aterrizaje del avión del ministro turco de Asuntos Exteriores Mevlut Cavusoglu que iba a participar en un mitin en Rotterdam, sino que arrestó a la ministra de Familia, Fatma Sayan Kaya, que fue deportada a Turquía vía Alemania. Como remate final, el Gobierno holandés ordenó a la Policía utilizar cañones de agua y perros para reprimir a los turcos que protestaban por la medida en la calles.

Erdogan llamó “fascistas” a  los miembros del Gobierno holandés (a pesar de ser él mismo un admirador de Hitler), suspendió las relaciones diplomáticas con los Países Bajos —que tiene unos 22.000 millones de dólares invertidos en Turquía— y amenazó con aplicar la Ley de Talión. Según la NTV alemana, Cavusoglu había prometido a Ámsterdam no viajar a Holanda durante la campaña electoral en el país, para no provocar a los xenófobos. Tampoco se entiende que Merkel desoyera la petición de Holanda de bloquear el viaje de Sayan Kaya desde Alemania al país de los tulipanes.

Mientras tanto, Berlín intentó en vano tomar una decisión salomónica, impidiendo que Erdogan adoptara una posición antigermana: autorizó los mítines en unas ciudades y en otras no. Cuando el jefe turco les llamó “nazis”, cruzando así la línea roja de la psicología alemana, la venganza de Merkel fue bestial: Berlín permitió que 30.000 kurdos se manifestaran en Frankfurt contra Erdogan portando además las imágenes de su bestia negra, Abdulá Ojalan

“Motivos europeos”

Los Gobiernos occidentales, incapaces de descifrar las claves del comportamiento de los políticos de Oriente Próximo, recurrieron a la manida excusa de “problemas de orden público” como pretexto para sus decisiones, pero en realidad les mueven otras razones:

·  Arrebatar la bandera electoral “antiinmigrantes musulmanes” a la extrema derecha europea: es el caso de Holanda, que celebraba elecciones parlamentarias.

·  Hacer un gesto contra Erdogan, que no contra Turquía. Su triunfo en el referéndum causaría mayor tensión en el país (que está sufriendo una guerra fuera y otra dentro), afectando a la estabilidad de Europa. Cerca del 28% de los 4 millones de personas de origen turco-kurdo que viven en Alemania podrán votar en el referéndum. De ellos, el 60% son votantes del Partido derechista-islámico de Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan.

·  Poner límite a las injerencias de Ankara en sus asuntos internos: en 2016 Erdogan llegó a pedir a Merkel que procesara al comediante Jan Bohmermann por mofarse de él. La canciller, que es poderosa sólo contra los débiles (refugiados), accedió, y si no es por la presión de los defensores de libertad de expresión, el humoristas hubiera sido juzgado. ¿Permitiría el islamista Erdogan una manifestación de los comunistas sirios, griegos o libios en Estambul?

·  Impedir que sus países se conviertan en el campo de batalla de un político extranjero, Erdogan, capaz de provocar enfrentamiento entre los “nuevos ciudadanos”: en Alemania viven medio millón de alevíes (una corriente islámica no sunnita) y cientos de miles de kurdos. Una movilización a favor del líder turco podría convertir la fragmentación existente entre los originarios de Turquía en un conflicto activo.

· Inculcar en los ciudadanos de origen turco nacidos en Europa que ya son efectivamente ciudadanos europeos y no de Turquía.

¿Una campaña electoral turca en Europa?

Erdogan, sin tener en cuenta el auge del fascismo en Europa y la delicada situación de sus gobernantes en una atmósfera contra los inmigrantes, decidió exportar su campaña con el fin de:

· Recoger el voto de millones de turcos en la UE, ante la incertidumbre sobre el resultado del referéndum.

·  Incrementar la tensión con los “europeo-cristianos” para ganar el voto de los sectores “turco- islamistas”. Erdogan utilizó esta maniobra en las elecciones de 2015: reanudó la guerra contra el PKK para conseguir el apoyo de los partidos anti-kurdos.

·   Aprovechar la libertad de reunión y expresión en dichas tierras (valiosa conquista de sus pueblos), para promover la eliminación de las libertades civiles en Turquía, convirtiendo el “Estado de excepción” —que ha suspendido los derechos civiles y políticos—, impuesto tras el no tan fallido golpe de estado de 2016 en el estado habitual en Turquía.

·  Con el ruido generado, Erdogan prevé desviar la atención pública del informe de la ONU que le acusa de “graves violaciones” de los derechos humanos en el conflicto kurdo: entre el julio de 2015 y el diciembre de 2016, su gobierno asesinó a cerca de 2.000 kurdos y forzó a 500.000 más a huir de sus hogares. Cientos fueron torturados, hubo desapariciones, violaciones, y miles de personas fueron privadas del acceso a alimentos y cuidados médicos.

· Consolidar la influencia turca sobre los asuntos internos europeos. Las protestas en su apoyo en Alemania y Holanda han sido contundentes. El “fiscalizador del útero” de las mujeres turcas, ha pedido a los inmigrante turcos tener al menos cinco hijos. No importa que, al igual que en Turquía, el capitalismo deje a millones bebés tucos en la pobreza más absoluta.

· Puesto que la UE no le deja entrar en su club, Erdogan disfruta llevando este tipo de situaciones al límite; luego tratará con cada país de forma individual.

· Dar un final emocionante al sueño europeo, iniciando otro imposible: el otomano; desde su especial estado mental ya se ve un Sultán todopoderoso.

Y el ganador es… Tayyeb Erdogan

Así consiguió el presidente turco pasar de una posición defensiva en Europa a la otra ofensiva. Está encantado de ser protagonista de una crisis internacional. En su país le aplauden por enfrentarse a los “imperialistas europeos” y los indecisos, ahora sí, que pueden darle una alegría. Tanto si los europeos le piden disculpas como si no, Erdogan será el héroe para la gente ingenua. Ha conseguido el objetivo de maximizar su beneficio electoral.

En épocas electorales, no hay nada mejor que recurrir a la existencia de un enemigo exterior. La política exterior de Turquía ha perdido su viejo centro de gravedad y el obsoleto panturquismo islamista es incapaz de sustituirlo: por llegar tarde a su cita con la historia. No se puede llamar fascista a los colegas de la OTAN, al mismo tiempo mentir a Rusia y seguir patrocinando a los terroristas en Siria, y paralelamente barajar un frente unido con Israel y los árabes contra Irán. Crear enemigos ha sido la especialidad del megalómano gobernante turco.

Alemania debe tomar en serio las dos principales amenazas de Ankara: la primera, volver a inundar Europa de refugiados durante las elecciones generales alemanas, que se celebrarán en septiembre, si no liberaliza el visado para los 80 millones de turcos; la segunda amenaza se condensa en esta frase del ministro de de Asuntos Exteriores turco: Las guerras santas comenzarán pronto en Europa”.

El socio musulmán de la OTAN puede aplicar su macabra experiencia de Siria a Europa, África y donde sea mientras una oportunista Merkel sea rehén del extorsionador Erdogan.

Queda una duda en el aire: ¿La UE pretende, en la misma línea de Estados Unidos, debilitar a Erdogan o se trata de una pantomima electoral? Que Erdogan llame “nazis” a los europeos no le impedirá volver a besar sus manos. Más grave fue derribar un avión ruso: meses después  firmaba acuerdos estratégicos con Moscú.

Que la dictadura religiosa turca se independice de Occidente le convierte en “antiimperialista sólo ante las masas indoctas”.

La UE no podrá liberarse ni de los chantajes de Erdogan ni de la caída de Turquía al infierno: es cómplice de sus fechorías y crímenes, por los pactos de sangre que firmaron en Libia o en Siria.

Dividir a la población por su fe, origen y sexo es una cortina de humo de los mandatarios de Occidente y Oriente con la que quieren tapar la indignante brecha entre los pobres y las élites gobernantes

amelia - postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 19:02:46
postaporteñ@_______________________________

VNZL | LA MUD Y SU LABERINTO POLÍTICO

José Rafael López Padrino

Ruptura info 16/3/17

Vivimos tiempos de dictadura donde la lucha no puede reducirse exclusivamente a los partidos políticos, sino debe ser extensiva a todas las fuerzas sociales que luchan por el rescate de los espacios democráticos del país.

El panorama político nacional es francamente alarmante. El país está en manos de un pranato cívico-militar que con el apoyo de las bayonetas ha impuesto una política de Estado caracterizada por la escasez de alimentos y medicinas, una hiperinflación que podría alcanzar el 1.642% (2017), la violación de los derechos humanos y donde un 51% de la población está en pobreza extrema. Alternativamente tenemos un liderazgo opositor nucleado en la MUD que no ha logrado articular una estrategia política coherente que permita derrotar al totalitarismo bolivariano y así superar esta espantosa crisis económica, política, y social.

A pesar de los éxitos electorales de esta alianza política opositora (tarjeta única y candidaturas unitarias para los procesos electorales, triunfo arrasador en las legislativas del 16/12/2015), estratégicamente se ha visto incursa en una serie de desaciertos políticos los cuales cuestionan su liderazgo en la conducción de los cambios políticos que reclama el país

La MUD definitivamente se equivocó al concentrar todos sus esfuerzos en un inviable referendo revocatorio (poco talante democrático del régimen e impopularidad de Maduro). Igualmente fue desacertada su decisión de ir en condiciones muy desfavorables a una fraudulenta mesa de diálogo promovida por Maduro, Rodríguez Zapatero, y UNASUR, la cual fue suspicazmente apoyada por la Casa Blanca y el Vaticano. La MUD suspendió las acciones de calle, desincorporó a los tres diputados de Amazonas, aceptando la decisión del TSJ y buscó ilusamente en esas conversaciones la libertad de los presos políticos, una reactivación del referendo revocatorio o un adelanto de las elecciones presidenciales del 2018; todas sus propuestas fueron negadas por parte del régimen. Lamentablemente la concepción electoralista de la MUD terminó imponiéndose y de allí los desaciertos e inconsecuencias en la conducción de la lucha.

La MUD ha sido incapaz de capitalizar el vasto descontento popular, y persiste en su política de palos de ciego (juicio político, abandono de cargo, elecciones generales, Carta Democrática, etc.) como posibles salidas ante la crisis. No ha logrado entender que la complejidad de la situación política reclama algo más que una alianza electoral.

Que dado el carácter dictatorial del régimen (desconocimiento de la voluntad y del voto popular) se hace necesario su reemplazo por un Frente de Unidad Nacional (FUN) que aglutine a las fuerzas democráticas del país frente al régimen fachobolivariano. Un FUN que no solamente agrupe a los partidos políticos opositores (afines o no a la MUD), sino a los trabajadores y sus sindicatos, a los profesionales y sus gremios, a los combativos y abnegados estudiantes, a los ignorados campesinos, a los pequeños y medianos comerciantes; inclusive a los sectores disidentes del chavismo. Vivimos tiempos de dictadura donde la lucha no puede reducirse exclusivamente a los partidos políticos, sino debe ser extensiva a todas las fuerzas sociales que luchan por el rescate de los espacios democráticos del país.

Se equivoca la dirigencia política opositora al pensar que cambiando el G4 por el G8, sustituyendo los voceros de la MUD o creando nuevas estructuras burocráticas van a poder enfrentar exitosamente al hamponato bolivariano. La remozada MUD sigue dando muestra de una gran orfandad política y de desconexión social frente a un régimen fallido que cada día profundiza más la pobreza, el hambre, la represión y el control social.

La alianza opositora esta entrampada en su propio laberinto, en un inmovilismo angustiante mientras el país avanza al despeñadero y la rabia, la desesperanza y la impotencia se apoderan progresivamente ciudadano común

Ruptura - postaporteñ@ 1742 - 2017-03-19 18:54:55
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] Siguiente