Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

ARG | Contra la desocupación, ¿Cretinismo Parlamentario?

Rolando Astarita [Blog]

La oposición burguesa en el Congreso y la dirigencia sindical están promoviendo una ley de emergencia laboral por la que se establecería la doble indemnización y se prohibirían los despidos por un lapso de tiempo determinado. El dictamen del Senado la extendería por 180 días a partir de su promulgación, en tanto que el dictamen de la comisión de Legislación del Trabajo de Diputados la establece retroactiva al 1º de marzo de 2016 y la extiende hasta el 31 de diciembre de 2017.

Como no podía ser de otra manera, mucha gente está ilusionada con que el drama de la desocupación creciente –la recesión se está profundizando- puede frenarse, o revertirse, si se aprueba esta ley. Frente a esto, hay que decir las cosas con toda crudeza: los parlamentarios están engañando al pueblo con espejitos de colores. Es que la desocupación es inherente a la crisis capitalista. Más precisamente, el despido es el recurso del capital para achicar costos, racionalizar y aumentar la explotación de los que conservan el empleo. En un plano más general, la desocupación comprime el campo de acción de la ley de la oferta y demanda de trabajo “dentro de los límites que convienen de manera absoluta al ansia de explotación y afán de poder del capital” (Marx). En momentos en que la inflación está barriendo con los salarios, esta última cuestión pasa a primer plano. En otros términos, el aumento del desempleo es absolutamente funcional a la presión de las patronales y el Gobierno para que los trabajadores limiten sus demandas de recomposición salarial.

Esto explica que Mauricio Macri haya prometido vetar la ley, en caso que se apruebe. Es la expresión, cruda y descarnada, de los intereses del capital. Pero lo más importante es entender que el capital, de conjunto, defiende sus posiciones desde el poder que le otorga la propiedad de los medios de producción y de cambio frente a los millones que están obligados a trabajar como sus asalariados, o caer en la indigencia. Lo han dicho las cámaras empresarias –la Unión Industrial, la Cámara de Comercio, las agrupaciones de las Pymes y otras-: “si se aprueba la ley vamos a despedir igual o, en todo caso, no vamos a invertir”. Esta perspectiva no se cambia con ninguna ley que puedan parir los partidos burgueses de la oposición. Podrán existir tensiones –la necesidad del capital no siempre encaja con las necesidades de las fuerzas políticas burguesas- pero no pasará de ahí. En tanto el capital conserve la facultad de invertir, o no, chantajeará con la amenaza del despido y del hambre de los que nada poseen. Y ni los parlamentarios del capital, ni los burócratas sindicales, modificarán esta situación.

Todo esto se ve incluso en la misma discusión sobre la eventual ley. Por empezar, los diputados y senadores ya están considerando que las pequeñas y medianas industrias sean exceptuadas. Lo plantearon Mendiguren, del Frente Renovador, e identificado con la UIA; Marco Lavagna, también del FR; y Pablo Kosiner, diputado del Bloque Peronista, vinculado al gobernador Urtubey y presidente de la Comisión de Pequeñas y Medianas Empresas.Esto en un cuadro de situación en que el 35% de los trabajadores están precarizados. Por otra parte, los proyectos en curso no dicen palabra sobre las suspensiones, que han sido generalizadas en algunas ramas, como automotriz. Pero además, hablan de despidos “sin causa justa”. Lo cual abre numerosos agujeros, porque una empresa puede aducir, por ejemplo, que despide por razones de fuerza mayor e iniciar un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo. Con lo cual el asunto se traba en litigios y procedimientos legales.

Naturalmente, los partidos de la oposición burguesa tienen mucho interés en sembrar ilusiones, y presentarse a sí mismos como defensores del pueblo humilde. Pero la realidad es que por la vía parlamentaria no hay forma de que “la crisis la pague el capital”. Es necesario romper con las ilusiones en el parlamentarismo burgués. Para esto, el primer paso es tomar distancia tanto del Gobierno como de las fuerzas burguesas de la oposición. Hay que apuntar al poder del capital y del Estado que defiende sus intereses. Y tomar conciencia de que solo la movilización revolucionaria de los explotados podrá barrer de raíz este estado de cosas

rolando - postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 19:25:30
postaporteñ@_______________________________

BRASIL: ¿ÓPERA DOS MALANDROS?

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou 

20 abr. 2016 por Semanario Voces

¿Qué decir sobre lo que pasó el domingo en Brasil?

El circo en que se convirtió el Parlamento, con payasos y fieras, lo vimos todos. Que la corrupción involucra a oficialistas y a opositores también lo sabemos, aunque muchos quieran ver la corrupción de un solo lado. Y que el país vive una crisis institucional, en la que va a ser difícil que alguien logre legitimidad política para gobernar, supongo que es fácil intuirlo.

Quizá valga la pena sacar un poco el foco del Parlamento, alejarse del conventillo de la casta política y observar otras cosas que están ocurriendo y, sobre todo, otras cosas que no están ocurriendo.

El PT es un partido que se construyó desde abajo, hace treinta y tantos años largos, y que fue aunando las luchas sindicales, de las que surgió Lula, con las de militantes de izquierda y cristianos, comunidades de base, el movimiento de los “sin tierra”, estudiantes, intelectuales y artistas con posturas ideológicas críticas.

Con esos antecedentes, es muy llamativo que la defensa del gobierno haya sido ante todo parlamentaria y no haya incluido, hasta ahora, un paro general, ni una marcha nacional, ni fuerte agitación callejera, ni una conmoción popular lo suficientemente significativa como para hacer pensar dos veces a quienes quieren hacer caer al gobierno. Es cierto que la central sindical (CUT) y el Movimiento de los sin tierra convocaron manifestaciones de apoyo y que hubo concentraciones en las principales ciudades, pero algunas de ellas, como la de Río de Janeiro, fueron más espectáculos artísticos que actos políticos, sin contar con que también la oposición realizó actos similares. Por otra parte, concentraciones de cincuenta mil personas, en una población de más de doscientos millones, son una pobre expresión. Todo indica que una gran parte del pueblo brasileño no se sintió tocada por la suerte de la Presidente Rousseff, ni por la del gobierno, ni por el arresto de Lula, líder histórico y siguiente candidato del PT. De hecho, las encuestas de opinión indican que, al momento de la sesión parlamentaria del domingo, el 60% de los brasileños estaban de acuerdo con el juicio político.

¿Cómo se explica ese “desenganche” entra la opinión pública brasileña, incluidos los movimientos sociales organizados, y el partido que se creó para defender sus intereses y representarlos políticamente? ¿Qué ocurrió durante los trece años de gobierno del PT que explique esa frialdad o falta de compromiso popular?

DO MALANDROS

Lo primero que a uno le viene a la mente es la corrupción. Y no es una suposición errada. El vaciamiento de Petrobrás, las coimas y la desviación de fondos hacia las arcas del PT y hacia los bolsillos de sus dirigentes, incluidos probablemente los del propio Lula, no son hechos menores. Personalmente pude comprobar que muchos brasileños, de cualquier ideología, quedaron atónitos al enterarse de que el gobierno había fundido nada menos que a Petrobrás, una empresa emblemática de “lo brasileño”. Si a eso le sumamos la casi certeza de que buena parte de esos fondos malversados fueron destinados a pagar sobornos a los legisladores opositores para lograr alianzas políticas y a financiar la campaña electoral del PT, no es difícil entender el desconcierto de los ciudadanos modestos que ven al poder desde lejos.

La corrupción es un fenómeno muy antiguo, pero la forma en que está jugando actualmente en la suerte de ciertos gobiernos es un hecho social que merece análisis más profundos.

Hay muchas definiciones teóricas del término “corrupción”. Las más estrechas la identifican con el apoderamiento de recursos públicos para beneficio propio de un funcionario. Las más amplias la extienden a cualquier uso ilícito del poder político o de las competencias administrativas que distorsione el funcionamiento y la confiabilidad de las instituciones públicas. Prefiero la segunda definición, porque no es necesario robar o coimear para que haya corrupción. Lo que daña a una sociedad no es tanto el robo material, sino la pérdida o ausencia de confianza en las instituciones. La gestión personal de José Mujica es un buen ejemplo. Nadie ha dicho que se apoderara de bienes públicos. Sin embargo, su gestión socavó la confianza social en el funcionamiento de las instituciones del Estado y en el cumplimiento de las normas que lo regulan

En Argentina, en Venezuela y en Brasil la corrupción, tanto en la acepción del provecho personal como en la de pérdida de credibilidad institucional, es un mal endémico. Está metida en la cultura política de esos países probablemente desde antes de que se declararan independientes.

Sin embargo, en los tres países –en Argentina quizá menos- se habían instalado gobiernos que llevaban implícita la promesa de cambiar la tradición. Chávez y el PT, sin duda, prometieron desplazar a oligarquías corruptas y sustituirlas por una administración del Estado al servicio de los intereses populares. Incluso en la Argentina, después de la festichola menemista y del escape de De la Rúa desde la azotea de la Casa Rosada, era de pensar que los Kirchner, con su aura de “peronismo de izquierda”, moderarían la corrupción. Al parecer fue al revés.

Pero, ¿la corrupción por sí sola explica lo que está pasando en Brasil? Tiendo a creer que no.

DIME CON QUIEN DUERMES

.Los gobiernos del PT han sido un ejemplo típico de “progresismo”, esa línea política que se propone compatibilizar la apertura al más crudo capitalismo global con la aplicación de políticas sociales que mejoren la situación de los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Producción capitalista con políticas sociales “redistribuidoras” parece ser la receta teórica.

Como todos los gobiernos progresistas, el brasileño hacía gárgaras con estadísticas: tanto por ciento de inversión, tanto de crecimiento, tanto de reducción de la pobreza, tanto de reducción de la indigencia. Mientras tanto, para mantenerse en el gobierno, el PT fue haciendo alianzas con los sectores más corruptos de la política, del empresariado y del capital financiero.

Esas alianzas no eran platónicas. Había que ceder en políticas financieras, en políticas de tierras, en los tratos con las empresas, cerrar los ojos a negocios corruptos. Finalmente hubo que comprar los votos y los aliados para gobernar. Y, como era de esperar, no tardaron en aparecer dirigentes del propio PT que no vieron motivos para no embolsarse también algo de lo que se malversaba.   

Dilma Rousseff, su gobierno, los líderes del PT y sus simpatizantes, tanto brasileños como extranjeros, están –o estaban- convencidos de que la buena situación económica (sobre todo en el período de Lula) y las políticas sociales bastarían para perpetuarlos en el gobierno. Seguramente también creyeran que su permanencia en el gobierno era lo mejor, o lo menos malo, que podía pasarle al pueblo brasileño. Poco a poco, gobierno a gobierno, habrán llegado a la conclusión de que tenían una especie de impunidad absoluta, que siempre podrían pagar aliados y contentar a los votantes con políticas sociales benéficas.

Hasta que algo pasó, quizá el fin de la bonanza económica, y no pudieron seguir costeando los apoyos que habían comprado. Ya para entonces habían sustituido su alianza con los sectores y las organizaciones populares por acuerdos políticos y económicos con quienes, como el vicepresidente Michel Temer, eran en el fondo sus enemigos.

No fue sorpresa. Hubo avisos. Muchos dirigentes fundacionales del PT se apartaron en estos años. Pero no se les creyó o no se les dio importancia.

Una explosiva mezcla de distanciamiento de sus bases sociales originales, alianzas con enemigos peligrosos y corrupción a niveles impensados puede explicar el resultado del domingo. Sobre todo la pasiva frialdad con que fue recibido por el pueblo brasileño.

Hay conclusiones importantes a extraer de la experiencia brasileña.

Tal vez la primera es que el modelo “progresista” es inestable. Tarde o temprano, en especial en momentos de crisis, el poder económico reclama privilegios y pone en aprietos a los gobernantes equilibristas, negándoles los medios para mantener sus limitadas políticas sociales.

Porque –y esto es aun más polémico- el objeto de la política es siempre el poder. De nada sirven las concesiones graciosas y emotivas, los planes de ayuda, los programas sociales, si no van acompañados por una redistribución democrática del poder, es decir por la educación para la ciudadanía y por el diseño de instituciones aptas para el  ejercicio popular de esa ciudadanía.

Eso, por supuesto, no es sólo culpa del PT. Pero todas sus buenas intenciones fundacionales parecen haber seguido una dirección equivocada, hasta naufragar en el mar de la política convencional

 

SOSPECHAS BRASILERAS  EN VENTA DE

PETROBRAS ARGENTINA

  La revista Istoé Dinheiro reveló que el ejecutivo de Petrobras que está al frente de las negociaciones para la venta de la filial argentina de la mayor empresa de Brasil es un apadrinado del ex ministro Henrique Eduardo Alves, del grupo del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) del vicepresidente Michel Temer y blanco de la Operación Lava Jato.

Istoé Dinheiro indicó que si bien "es sabido que Petrobras corre contra el tiempo para hacer caja", la prórroga de un acuerdo de exclusividad para vender una refinería, 270 puestos de gasolina y 30 bloques de exploración en Argentina, al Grupo Pampa, es "una operación que ha llamado la atención en los pasillos de la compañía" estatal de Brasil y que la posible venta "es considerada controversial". Según la revista, "el grupo argentino ofreció US$ 1.200 millones y los ejecutivos de la estatal brasileña están dispuestos a aceptar, incluso contrariando el gusto del directorio. Personas cercanas a la negociación afirman que, pese a la valorización de los activos con la nueva situación internacional de Argentina desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, Petrobras busca cerrar el negocio rápidamente". Petrobras ya vendió en el 2010 una refinería y 330 estaciones de servicio en Argentina a OIL Combustibles, del empresario Cristóbal López, una operación que terminó en escándalo.

23 DE ABRIL DE 2016 7 Brasil 247

La revista brasileña Istoé Dinheiro publicó este sábado que el ejecutivo de Petrobras que está al frente de las negociaciones para la venta de la filial argentina de la mayor empresa de Brasil es un apadrinado del ex ministro Henrique Eduardo Alves, blanco de la Operación Lava Jato por denuncias de favorecimientos a la constructora OAS.

Se trata del gerente ejecutivo de Adquisiciones y Desinversiones, Luiz Antonio Pereira, en el puesto desde hace pocas semanas, y quien tiene a cargo posibles ventas de activos con las que la petrolera estatal busca obtener 14.000 millones de dólares sólo este año.

Alves, del grupo del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) del vicepresidente Michel Temer, fue involucrado en el Lava Jato en las delaciones del cambista Alberto Youssef y pasó a ser investigado por el Ministerio Público.

En diciembre, un juez del Supremo Tribunal Federal (STF) autorizó un procedimiento de búsqueda de documentos en su residencia de la ciudad de Natal. 

Istoé Dinheiro indicó que si bien "es sabido que Petrobras corre contra el tiempo para hacer caja", la prórroga de un acuerdo de exclusividad para vender una refinería, 270 puestos de gasolina y 30 bloques de exploración en Argentina, al Grupo Pampa, es "una operación que ha llamado la atención en los pasillos de la compañía" estatal de Brasil, debido a que la posible venta "es considerada controversial".

La revista agregó que "el grupo argentino ofreció US$ 1.200 millones y los ejecutivos de la estatal brasileña están dispuestos a aceptar, incluso contrariando el gusto del directorio. Personas cercanas a la negociación afirman que, pese a la valorización de los activos con la nueva situación internacional de Argentina desde que Mauricio Macri asumió la presidencia, Petrobras busca cerrar el negocio rápidamente".

Y concluyó: "quien está al frente de las tratativas es el gerente ejecutivo de adquisiciones y desinversiones, Luiz Antonio Pereira, apadrinado del dirigente del PMDB de Rio Grande do Norte Henrique Eduardo Alves, ex ministro de Turismo en el gobierno de Dilma Rousseff y mencionado como posible participante del primer escalón de un eventual gobierno de Michel Temer".

Según documentos obtenidos por el diario O Estado de S.Paulo, Alves hizo lobby para OAS ante tribunales de cuentas para evitar el bloqueo de transferencias de recursos para obras de la empresa en el estadio mundialista Arena das Dunas, en Natal, capital del estado del que el ex ministro y ex presidente de la Cámara de Diputados es oriundo.

Además, el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, pidió en varias ocasiones al ex presidente de la constructora OAS Léo Pinheiro que envíe dinero a Alves, según mensajes encontrados en el celular del ex ejecutivo de la empresa y que forman parte de las investigaciones de la operación anti corrupción.

La sospecha en relación a las actuales tratativas de venta de activos de Petrobras en Argentina no es la primera.

Petrobras ya vendió en el 2010 una refinería y 330 estaciones de servicio en Argentina a OIL Combustibles, del empresario Cristóbal López, por 110 millones de dólares, una operación que terminó en escándalo por su precio -inferior a la propia valuación que había hecho la estatal brasileña-, y que quedó bajo investigaciones de la Policía Federal de Brasil por el presunto pago de sobornos.

Según una reciente investigación del diario La Nación, de Buenos Aires, López utilizó los activos comprados a Petrobras para expandir su grupo de empresas financiándose con dinero acumulado gracias a elevadas deudas tributarias

- postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 18:27:06
postaporteñ@_______________________________

Superman, los buitres, la cuestión social y la grieta

ARG | Panorama político nacional de los últimos siete días

El gobierno de Mauricio Macri considera que hay algunas buenas  razones para festejar. En todo caso, también  hay  fuertes motivos para estar preocupado.

El fin del  extenso y conversado default, el pago a los buitres y la excelente acogida a  los bonos argentinos (más allá de que los mercados premiaran una tasa que casi dobla la que paga Bolivia), son hechos positivos. Celebrarlos supone a la vez un  gesto de realismo y uno de imaginación. Se apuesta a que, en las nuevas condiciones (una Argentina que cumple las reglas y es,  además, una potencia alimentaria y un manantial de recursos estratégicos, desde petróleo a litio, sin olvidar el agua) las inversiones  llegarán y contribuirán a convertir la potencia en acto. Esto es plausible, pero hay que verlo aún. O, al menos, exponer un  croquis más o menos preciso o verosímil del puente entre el presente y ese futuro.

Marketing y accountability

Si los festejos por momentos  suenan desubicados es porque  hay  situaciones actuales que aconsejarían  un poco más de contención, un poco menos de autoagasajo y más explicaciones  sobre la transición al después promisorio desde un ahora todavía problemático.

El embajador argentino en Washington, Martín Lousteau, parece comprenderlo: “En el corto plazo muchas de las cosas que se hacen para reordenar la economía tienen impacto negativo en el nivel de actividad y en la inflación –declaró el sábado 23 en La Nación-. Muchas de las medidas que se toman para organizar la economía tienen efectos que van en contra de la dinámica económica, en precios y actividad.  Eso se ve. Hay preguntas sobre eso. Y es importante que la Argentina las pueda contestar no sólo al inversor, sino también a nosotros mismos”.

A falta de  esas respuestas formuladas explícita o implícitamente bajo el formato de un plan cuya marcha y objetivos puedan ser verificables y controlables (someterse a lo que los estadounidenses llaman “accountability”),  surgen señales de Incertidumbre o  descontento o se  plantean respuestas simplificadoras.

Roberto Lavagna apuntó a "un error inicial” del gobierno: “anunciar una tasa de inflación de 20 a 25 por ciento pero más cerca del 20 por ciento. No era viable y estamos en el 35 por ciento. Eso afectó la credibilidad de las autoridades.  Por querer ser optimistas, se perdió credibilidad".

En el ámbito del Congreso empiezan a   tomar cuerpo político respuestas a aquellos interrogantes  que no coinciden con los objetivos  del gobierno. El peronismo (renovadores y ex kirchneristas a la cabeza), acompañado por otras fuerzas  impulsa desde ambas Cámaras la declaración de una emergencia ocupacional (con retroactividad el 1 de marzo), que  bloquearía, retrotraería o castigaría indemnizatoriamente los despidos hasta fin del año próximo.  La  norma pretende asegurar con medidas adicionales la estabilidad de los trabajadores  que ya cuentan con empleo, aunque seguramente hará más difícil  la incorporación  de nuevos trabajadores.

Cuestión social y gobernabilidad

Aunque crítico del gobierno, Roberto Lavagna objetó el proyecto: "Creo que puede terminar perjudicando al empleo, en particular en el sector de las pequeñas empresas, que se juegan la vida si tienen que pagar una doble indemnización o si quedan impedidas de despedir a alguien",

El gobierno anticipó su rechazo a la iniciativa, pero como no está en condiciones  numéricas de neutralizarla, intentará  empantanar el debate en las comisiones legislativas que domina para demorar la sanción. En última instancia, el Presidente podría apelar al veto. Seguramente contaría,  si lo hace, con la aprobación de las corporaciones empresariales a las que en sus discursos  viene reclamando que inviertan y que no suban los precios.  

Puestas en esos términos las cosas, el Presidente confirmaría una imagen de él mismo que sus adversarios quieren imponer: la de un  político que mira la realidad desde una perspectiva de clase alta, poco sensible a las preocupaciones de la gente de trabajo y predispuesta a acordar con su sector social  inclusive al costo de disimular diferencias circunstanciales. Más inquietante aún: podría ver resquebrajarse  el basamento de gobernabilidad  que él y sus espadas políticas (el ministro Rogelio Frigerio, el diputado Emilio Monzó, el senador Federico Pinedo entre los más importantes) han venido  construyendo con paciencia durante estos meses.

No habría  que dar  por sentado que el gobierno acepte pagar ese precio. El Presidente ha  mostrado en lo que va de su administración que puede eliminar un curso de acción, frenarlo sin mayores explicaciones (como viene ocurriendo con el   protocolo de seguridad  sonoramente anunciado al principio de la gestión por la ministra del ramo),  retroceder y buscar vías alternativas (como ocurrió con el nombramiento en comisión de dos miembros de la Corte), con tal de afirmar los dispositivos de la gobernabilidad.

En principio dio signos de su voluntad de ampliar la agenda social al acelerar medidas como  la rebaja del IVA, la suma especial para los jubilados de asignación más baja y la disposición a elevar significativamente el salario mínimo y el subsidio de desocupación. Es probable que sus equipos terminen encontrando o improvisando herramientas que  eviten en el Congreso la derrota que determinaría la necesidad de vetar.

El oficialismo se siente más cómodo en la atmósfera que últimamente prefieren los medios: la de las siempre sorprendentes investigaciones sobre corrupción.

La vecindad  de Brasil, con una Presidente a punto de ser sometida a juicio político y buena parte de su dirigencia sospechada de complicidad con alguna variante de corrupción, exacerba por momentos la discusión del tema  en la Argentina, donde los  videos  de La Rosadita, las confesiones de Leonardo Fariña y los Papeles de Panamá eclipsan a menudo  el análisis de asuntos de gran (o mayor)  importancia

Droga, vista gorda y “respuesta uruguaya”

La muerte de cinco jóvenes y el grave estado que padecen  otros varios por consumo de las llamadas “drogas de diseño” recién empezó a despegar del plano de la banalización cuando un fiscal federal  puso en el centro del debate no meramente las cuestiones de orden municipal, sino la existencia misma de las “fiestas electrónicas”.  Hasta allí parecía   estarse introduciendo por la ventana  un intento de  legalizar  lisa y llanamente ese tipo de  sustancias después de años de  permisividad discreta.

No es un secreto para nadie que las fiestas  electrónicas son verdaderas  ferias destinadas  a  que los mercaderes de pastillas coloquen sus cápsulas (Éxtasis o Superman, todas “dañinas y nocivas”, como subrayó el doctor Carlos Damin,  jefe de Toxicología del Hospital Fernández) a un público masivo y motivado. Y, de yapa, hagan una fortuna transando a precio de oro agua corriente con etiqueta.

Esas fiestas no sólo cuentan  con piedra libre desde hace años (no menos de una década) sino que algunas son inclusive auspiciadas por grandes empresas, que sin pudor vinculan sus marcas a esta actividad.

Es una curiosa circunstancia que todo esto coincida en el tiempo con los sonoros discursos de  la política condenando  el tráfico de drogas y los delitos conexos. Suele haber más palabras que hechos. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo,  no hay ministerios, secretarías ni subsecretarías que atiendan el tema: sólo una dirección general  en el ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano que se ocupa de adicciones. ¿Será  que en la capital de la República no se verifican ni  el consumo ni el tráfico de estupefacientes? Ya decía Aníbal Fernández que “este es un país de tránsito”.

El problema que emerge con los muertos  de Costa Salguero se centra, para algunos observadores y hasta para algunas autoridades, no en el consumo de drogas, sino en la mala calidad de la droga que  ingirieron las víctimas.

Esa mirada se ubica en el vestíbulo de “la respuesta uruguaya”. El ex presidente oriental José Mujica  impulsó la provisión por el Estado  de marihuana de calidad garantizada. Aquí  -lejos del  izquierdismo del Frente Amplio- se empieza a sugerir  que alguna ONG certifique  los ingredientes de las pastillas que se consuman en las fiestas electrónicas. El Estado se limitaría a autorizar las fiestas y esas oenegés, y reclamaría, eso sí, que  los establecimientos cumplan con las normas municipales. De hecho, la modalidad autorizaría el consumo de un modo apenas menos implícito que el vigente. Las diferencias entre el izquierdismo de Mujica y el neoliberalismo que se asigna a Cambiemos no parecen demasiado extremas.

La sociedad argentina alienta otras opiniones sobre el tema. Ese debate todavía no se despliega

Corrupción y grieta cultural

El tema de la corrupción tiene más rating. Y su tratamiento  tensa las relaciones en el gobierno. Esta semana hubo un nuevo jaleo entre Elisa Carrió y el Presidente: discutieron a puertas cerradas diferencias importantes sobre cómo actuar frente a los jueces. La señora Carrió teme enfáticamente que no hayan desaparecido vasos comunicantes entre  el poder político y Comodoro Py. Paradójicamente, son muchos los amigos de Mauricio Macri que le imputan precisamente lo contrario.

Son dos perspectivas que conviven (y se enfrentan) en una misma coalición política.

El sueco Gunar Myrdal citaba medio siglo atrás al gran líder indio Jaw?harl?l Nehru: “Gritar desde las azoteas  que todo el mundo es corrupto crea una atmósfera de corrupción y la corrupción se expande. El hombre de la calle se dice: si todo el mundo es corrupto, ¿por qué no yo también?”. 

Por su parte, mucho antes de teorizar sobre el “choque de las civilizaciones”,  el estadounidense Samuel Huntington analizó la corrupción como un fenómeno vinculado al cambio social. “La modernización –decía-  implica cambio en los valores básicos de la sociedad (…) Estos valores generalmente son incorporados primero por sectores expuestos a ellos por su contacto con otros países (…) estos sectores empiezan a juzgar a sus propias sociedades en base a estas normas nuevas y ajenas. Conductas  que eran tradicionalmente aceptadas como legítimas y normales  se transforman en  inaceptables y corruptas cuando son miradas con ojos modernos. Por eso, en una sociedad en proceso de modernización,  la corrupción  puede implicar menos  una conducta que se desvía de normas aceptadas que un desvío de las normas en relación con los moldes  tradicionales.  Nuevos criterios y pautas en relación a lo que está bien o mal conducen a que al menos algunos de los moldes tradicionales de conducta sean condenados como corruptos”.

Para Huntington, como para el Myrdal que se referenciaba en Nehrú, “la puesta en cuestión de los valores y comportamientos  tradicionales  erosiona la legitimidad  de las normas en general. El conflicto entre  normas tradicionales y nuevas normas morales abre un hueco que permite a muchos individuos comportarse sin  respetar ni unas ni otras”. 

Ese intríngulis de normas que se neutralizan recíprocamente, que los académicos suelen llamar anomia, está probablemente en las raíces de la grieta que separa grandes espacios políticos, pero también introduce afinidades y discordancias en el seno de cada fuerza, cada actividad, cada generación.

Naturalmente, también hay conflicto sobre la forma de cerrar la grieta. 

Puede ocurrir que esa tensión termine ensanchándola. 

JORGE RAVENTOS - postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 17:33:44
postaporteñ@_______________________________

URU | Más de 10.000 desplazados en todo el país: Necesitamos soluciones ya!!!

Según el Sistema Nacional de Emergencias, ya son más de 10.000 los desplazados por los temporales que están sucediendo en el país y donde ya han pagado con su vida nueve personas. Desde IST nos solidarizamos  con todos los afectados, que se encuentran viviendo una situación dramática. Vemos con angustia como cientos de trabajadores se ven obligados a abandonar sus casas con sus hijos y familiares, perdiendo todo lo que consiguen con muchísimo esfuerzo, como bien sabemos los trabajadores.

El tornado que causó destrozos en Dolores (Soriano) y las inundaciones por las fuertes lluvias, vuelven a colocar sobre la mesa el problema de infraestructura que afecta centralmente a los trabajadores y los barrios más populares, que en muchos casos tienen sus casas en lugares inundables y en condiciones precarias, pues ningún gobierno ha cumplido con el derecho a una vivienda decorosa que la constitución dice que es de todos. Así, ya nos hemos “acostumbrado” a ver como cada tanto, las inundaciones azotan muchos departamentos. La última vez fue en diciembre pasado, cuando en los departamentos de Salto, Artigas y Paysandú, terminó con más de 20.000 desplazados.

Esta situación se repite y se repite. Este desastre no es solo causa fenómenos naturales, sino que es agravado enormemente por la falta de infraestructura que no ha resuelto ni el gobierno nacional ni los gobiernos municipales, sean del Frente Amplio o la “oposición”, que luego son los primeros en salir a darnos su “solidaridad”… solo en palabras.

Falta de desagües y cloacas acordes a las poblaciones de ciudades y pueblos, la deforestación que favorece a las inundaciones, la falta de viviendas dignas y el aumento de la miseria que se refleja en la cada vez más precarias construcciones en lugares inadecuados para vivir, son algunos de los principales que tenemos los trabajadores y sectores populares. Vimos cantidades de techos de chapa que volaron, así como las construcciones más livianas y débiles  de muchas viviendas, liceos y edificios públicos.

Por otra parte, según informó el departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias, existe un radar llamado Doppler que hubiera podido detectar el tornado con al menos 10 o 20 minutos de antelación, tiempo que podría ser muy valioso en esas circunstancias. Pero nuestro país no cuenta con esa tecnología y nos hace más vulnerables.

Como siempre, son los trabajadores y sectores populares de todo el país los que colaboran frente al llamado de solidaridad buscando ayudar a los afectados y realizando grandes esfuerzos, mientras las empresas aprovechan para hacer publicidad, mostrándose como “solidarias” cuando en realidad las donaciones –que son fundamentalmente entregada por trabajadores- les es luego descontada de impuestos –es decir, pagamos los trabajadores y ellos se  hacen la publicidad!-  El cinismo de los empresarios y gobernantes es impresionante.

El gobierno, en lugar de enviar policías y militarizar las zonas, debe garantizar el envío inmediato de obreros, médicos, enfermeros, psicólogos, ingenieros, arquitectos, que sea parte de un plan de Estado que inicie un llamado para el ingreso de trabajadores estatales para atender a todos los afectados en forma eficiente. No solo en estos momentos de tragedia, sino para que toda la población de Dolores y el país, reciban una atención adecuada en salud con edificios en condiciones, lugar para todos y el con el personal necesario. También es urgente incorporar toda la tecnología necesaria que permita detectar, lo antes posible, este tipo de fenómenos.

En conjunto con lo anterior, se debe iniciar urgentemente un plan de obras públicas para comenzar a revertir toda esta falta de infraestructura y solucionar el problema de la vivienda. No podemos permitir que los evacuados se los tenga como verdaderos refugiados en carpas o en clubes totalmente hacinados. ¡Que se abran los hoteles, edificios y casas aptas para vivir!

Como vemos, la falta de inversión en vivienda y salud pública hace que estos fenómenos peguen con mucha más fuerza. Las policlínicas y hospitales se encuentran saturados, no dan abasto con el personal. Esto ya es denunciado por los trabajadores en situaciones de “calma”, y se agrava frente a fenómenos que exigen una respuesta a mayor escala.

Desde IST llamamos a los trabajadores y el pueblo a solidarizarse con todos los afectados a través de los sindicatos y centros de estudiantes, que están recibiendo donaciones. Estas deben estar en manos de los trabajadores y los vecinos de los barrios populares para garantizar su distribución y que no haya ningún tipo de desvío con el cual se terminen beneficiando políticos o empresas.

Mientras llevamos adelante esta solidaridad inmediata, debemos exigir a la dirección PIT-CNT un paro de 24hs que sea el comienzo de un plan de lucha que sume los reclamos de los trabajadores y sectores populares damnificados por inundaciones y el tornado, los organice realizando asambleas en lugares de trabajo, estudio y barrio, para exigir soluciones: por un plan de obras públicas para la infraestructura, construir nuevos hospitales, reconstruir todos los liceos destruidos; inversión en vivienda, educación y salud pública. Para esto hay dinero: el gobierno debe suspender el pago de la deuda externa que es una sangría para la economía, colocar impuestos progresivos al capital, y si es necesario utilizar las reservas para cumplir con las necesidades populares.

¡Terminemos con las tragedias evitables que siempre pagamos los trabajadores con muertos, heridos y desplazados!

 19/4/2016

IZQUIERDA SOCIALISTA DE LOS TRABAJADORES –LITCI

IST - postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 17:26:16
postaporteñ@_______________________________

ARG |el FIT en las vísperas del 1° de mayo

Llamamos al PTS a no dividir el acto del 1° de Mayo

El 1° de Mayo habrá un acto del FIT y de los luchadores en Plaza de Mayo. Dicho acto ya fue ratificado por el PO e Izquierda Socialista al cual se sumarán posiblemente otros importantes agrupamientos como Rompiendo Cadenas y otras organizaciones de izquierda.

Este acto unitario, ya tradicional de la izquierda combativa, se venía acordando también con los compañeros del PTS. Al punto que ya se había aprobado un texto político de convocatoria entre las tres fuerzas del FIT desde hacía una semana.

Sorpresivamente el miércoles 20 de abril, a una semana del acto, los dirigentes del PTS presentaron en la mesa nacional del FIT un cambio radical en los ejes de la convocatoria pasando a proponer que la consigna central debía ser "Abajo el golpe en Brasil" y que, en ese sentido, el acto debía hacerse frente a la embajada de Brasil, que queda en la Recoleta. Incluso aclararon que era una condición indeclinable. O sea, se tomaba su propuesta o no había acto común.

Esta postura fue rechazada tanto por PO como por Izquierda Socialista. Ambas organizaciones señalamos que sabiendo que hay discrepancias en cómo definir lo que sucede en Brasil era incorrecto pretender poner esa consigna como central. Más cuando ya estaba acordada el texto de la convocatoria que tiene como centro denunciar al gobierno de Macri como ajustador contra los trabajadores y el pueblo y convocar a movilizar contra sus tarifazos, los despidos y su política antiobrera y pro multinacionales. Reafirmando al FIT como una alternativa política de los trabajadores y la izquierda contra el gobierno y la oposición patronal, tanto al peronismo de Massa, de Urtubey, como del FPV y el kirchnerismo.

El PTS vuelve a reiterar sus posturas divisionistas y autoproclamatorias (como su división de los bloques parlamentarios, actuando solo como PTS) que en nada ayudan a la unidad de la izquierda y de los luchadores. Llama la atención su incorrecto ultimátum para un acto con la izquierda cuando no ha tenido ese criterio para participar en actos en unidad con el kirchnerismo, por ejemplo, en defensa de Milagro Sala o votando propuestas del FPV en el Congreso Nacional.

Desde Izquierda Socialista, fraternalmente, los llamamos a que abandonen su actitud divisionista y se sumen al acto de Plaza de Mayo.

Por la cuestión del debate sobre Brasil es importante dejar aclarado qué se discute. Efectivamente discrepamos en definir como "golpe de estado" la posible destitución parlamentaria de Dilma Rousseff. En nuestra opinión, en Brasil no hay un golpe de estado. No han tomado el poder los militares. Ni remotamente existe esa amenaza. Ni se cerró el parlamento, ni se prohibieron las huelgas y los sindicatos. Lo que ha ocurrido es una acción parlamentaria de la oposición patronal que busca destituir a Dilma usando esos mecanismos parlamentarios que desde Izquierda Socialista repudiamos y rechazamos.

Nuestra corriente hermana (la Corriente Socialista de los Trabajadores -CST-) que actúa dentro del PSOL, repudia el "impeachment" y llama a movilizar en todo el país por "Fora Todos", contra el ajuste y por constituir una alternativa de gobierno desde la izquierda y los trabajadores, convocando a un gran plenario sindical, popular y estudiantil en Brasil. Denunciamos al gobierno patronal corrupto de Dilma-Lula que viene ajustando al pueblo trabajador y por eso tiene un rechazo popular de más del 80%. Como también denunciamos a la oposición patronal corrupta de Temer o Cunha. Luchamos junto a los trabajadores y por su independencia política.

En momentos en que se agotó la expectativa de millones con el gobierno del PT y sectores patronales que gobernó 14 años al servicio de las multinacionales y ajustando al pueblo trabajador, el PTS en vez de ser parte de la pelea para "que se vayan todos" como ocurrió en la Argentina en el 2001, queda sosteniendo a Dilma y al PT, odiado por responsable de un brutal ajuste. De esta manera se pierde la oportunidad de postular una alternativa de izquierda.

El PTS va detrás del gobierno de Dilma ya que justamente quienes dicen que hay un "golpe" son Dilma y su gobierno, apoyados por el kirchnerismo. Con el argumento del "golpe de la derecha" quieren esconder su crisis por el odio generalizado de la clase trabajadora brasilera. Dilma y el PT han gobernado durante años con el mismo doble discurso de Cristina y el FPV, de "modelo nacional y popular", para gobernar para los empresarios, las multinacionales y pagando la deuda externa. Contra los trabajadores y favoreciendo los negociados empresarios (véase artículo de L. Covas en El Socialista 312, 13 de abril 2016). PTS parece olvidar que en junio de 2013 en Brasil millones de trabajadores y jóvenes salieron a las calles a cuestionar al gobierno de Dilma y Lula por el aumento de la tarifas del transporte y que desde entonces no cesan las enormes huelgas y las protestas populares.

Ya hubo otro impeachment en Brasil. Fue en los 90 cuando se destituyó al conservador Collor de Melo. Entonces el PT y la izquierda nunca dijo que era un "golpe de estado". ¿Ahora porque Dilma y el PT son de centroizquierda y pseudo progresistas es un golpe? No. El tema de fondo es que Dilma es tan odiada por las masas como lo fue Collor de Mello. Por eso existe una grave crisis política para la burguesía brasilera y el imperialismo.

Esta es la realidad. La oposición patronal quiere sacar a Dilma como en los 90 a Collor porque ya no le garantiza una estabilidad política para seguir aplicando el ajuste que necesitan las multinacionales y los banqueros. Necesitan un recambio político para ver si evitan que la bronca de las masas se transforme en una movilización revolucionaria que termine con todos esos políticos corruptos y explotadores. Lamentablemente, con este posicionamiento de defensa del gobierno de Dilma y el PT, la dirección del PTS cae nuevamente en errores oportunistas como el giro pro k que viene sosteniendo desde diciembre.

El debate sobre Brasil puede continuar. Pese a la postura errada del PTS sobre Brasil y nuestras diferencias nada debe ser excusa para no hacer un acto unitario contra las políticas de ajuste del gobierno de Macri y la traición de la burocracia sindical.

Reiteramos el llamado al PTS a que se sume al acto del 1° de Mayo en Plaza de Mayo. Mientras tanto, desde Izquierda Socialista llamamos a los luchadores sindicales, estudiantiles y populares a concurrir al único acto unitario de la izquierda y los sectores combativos. El 1º de Mayo:

¡Todos a Plaza de Mayo a las 15:30 horas!

Comité Ejecutivo de Izquierda Socialista. 21 de abril de 2016

- postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 13:55:29
postaporteñ@_______________________________

La Suiza de América

Uruguay está ranqueado en el primer tercio de un listado de 102 paraísos fiscales: ocupa el lugar 28 de 102 en una lista encabezada por Suiza y seguida por Hong Kong y Estados Unidos; Panamá está en el lugar 13, Gran Bretaña en el 15, China en el 20 y Brasil en el 26

Brecha edición 1587 21/4/16

Está en esa lista(1) porque es miembro del Global Fórum on Transparency and Exchange of Information for Tax Purposes (Foro Global para la Transparencia y el Intercambio de Información para Propósitos Fiscales), producto de un movimiento que empezó en la sociedad civil en 2003 y que se transformó en política del G 20, al aceptar pedir información a los países para hacer más transparentes a las corporaciones y luego revelar la propiedad de las compañías offshore.

En 2006 la opinión del FMI sobre Uruguay no era muy buena. Su informe de diciembre de ese año establecía que “Uruguay es un centro financiero offshore y un riesgo para el lavado de dinero y la financiación de terrorismo, particularmente a partir de operaciones de no residentes y trasnacionales. Tiene un diversificado sector financiero con un significativo componente offshore que abastece mercados latinoamericanos, incluyendo Argentina y Brasil. Su sector financiero se caracteriza por una importante concentración de clientes no residentes y una economía altamente dolarizada. Las instituciones financieras uruguayas son muy activas en transacciones a través de la frontera como puntos de depósito y/o intermediarios para acceder e invertir en mercados internacionales, lo que incluye hacerlo a través de bancos, financieras, corretaje, cambio de moneda y servicios de transferencia de dinero”.

El FMI entendía que la evasión fiscal sería el principal motivo de los fondos extranjeros invertidos en el sistema financiero uruguayo, y llamó a los sectores financieros a prestar mayor atención a su actividad y al cumplimiento de los requisitos de lucha contra el lavado de dinero y financiación del terrorismo, pues se incrementan –sostenía en esa época– los riesgos de que esas actividades tengan lugar.

Para 2015 el Informe Internacional de la Estrategia de Control de Narcóticos (INCSR, por sus siglas en inglés) afirmaba que “pese a que el gobierno de Uruguay dio pasos positivos en 2014 para contrarrestar el lavado de dinero y el financiamiento de actividades terroristas, y sigue haciendo progresos en su aplicación, (el país) sigue siendo vulnerable a estas amenazas”.

Hay otro punto de vista a tener en cuenta. En la página web de la consultora CPA Ferrere, el artículo principal del 10 de abril de 2010 llevó el título “Adiós a las SAFIS. ¿Adiós a sus beneficios?”. En su primer párrafo se afirmaba: “La reforma tributaria extendió la partida de defunción de las famosas SAFIS (sociedades anónimas financieras de inversión). Éstas deben dejar de funcionar como tales el 31 de diciembre de 2010. Sin embargo, el uso de sociedades comunes y una adecuada planificación tributaria permiten diseñar estructuras convenientes que hagan pasar desapercibido el cambio”.

Elocuente. El lema de la consultora es “Inteligencia aplicada a su negocio”. La desaparición de las SAFIS fue total en 2014. Para la INCSR, la situación (de riesgo o de posibilidad, según como se mire) es favorecida por la economía altamente dolarizada del país y porque el dólar es usado frecuentemente como moneda para los negocios. “Alrededor del 80 por ciento de los depósitos y 55 por ciento de los créditos están en esa denominación. Jerarcas policiales y judiciales uruguayos evalúan que organizaciones criminales colombianas, mexicanas y rusas están operando en Uruguay. Hay una sostenida preocupación sobre el crimen organizado trasnacional desde Brasil. En 2013 y 2014 hubo cinco casos de alto perfil relativos al lavado de fondos de Perú, Argentina y España.”

“Los casos de lavado de dinero que tomaron estado público –continúa el INCSR– están fundamentalmente relacionados con narcóticos y/o implican al sector inmobiliario. La corrupción pública no parece ser un factor significativo tras el lavado de dinero o la financiación del terrorismo. Uruguay tiene fronteras porosas con Argentina y Brasil, y pese a su reducida extensión, la diferencia de precios entre Uruguay y sus países vecinos sostiene un mercado de bienes contrabandeados. El contrabando de paquetes de dinero y el lavado de dinero proveniente del comercio también tienen lugar. Dada la libre movilidad del capital –de vieja data en Uruguay–, el dinero es presuntamente lavado a través del sector formal, tanto onshore como offshore. Hay seis bancos offshore operando en Uruguay, tres de los cuales no pueden iniciar nuevas operaciones en tanto están en proceso de liquidación”, afirmó el INCSR en 2015.

En un detallado informe de 2006 sobre medidas contra el lavado de dinero, del Grupo de Acción Financiera de Sudamérica (GAFISUD), se había hecho notar “una situación particularmente problemática con el país (Uruguay) y el registro de propiedades”, algo que se superaría (aunque no a satisfacción de estos controles) con las acciones nominativas. En 2009 el GAFISUD expresó satisfacción por los avances logrados en la materia, y asimismo lo hizo el Foro Global (Global Fórum), pese a que no se podía asegurar en todos los casos el cumplimiento de los avances en la nominación de los tenedores de acciones. El grupo también señaló la persistencia de problemas en relación con la información bancaria y el intercambio práctico de información.

En cuanto al secreto bancario, el Foro Global (al que Uruguay adhiere) afirma que la posibilidad de acceder a información bancaria anterior al 2 de enero de 2011 está limitada por la legislación local. También que Uruguay aplica una interpretación del acuerdo de intercambio de información impositiva (TIEA, por sus siglas en inglés) que va contra el estándar internacional, y cuya consecuencia es que Uruguay rehusó contestar el 75 por ciento de los pedidos de información recibidos(2)

En cuanto a los incentivos impositivos para no residentes, el Foro Global hizo hincapié en “un tipo especial de compañía, la sociedad anónima de zona franca (Sazf), que puede ser incorporada” a las actividades de los no residentes y que puede operar sólo en las 12 zonas de las Sazf y en el exterior. “Sus usuarios se benefician no sólo de la excepción de los derechos aduaneros sino también de los impuestos nacionales, incluyendo el impuesto a los ingresos, presente o futuro, en las actividades de la zona franca.”

“Uruguay también permite la incorporación relativamente sencilla de bancos offshore”, que se conocen localmente como “instituciones financiera externas”, o IFE. Su capital mínimo es de 500 mil dólares. El banco está exceptuado de cualquier impuesto a cualquiera de sus actividades, líneas de negocio, ingresos o bienes. “Es interesante que no requiera un agente bancario registrado localmente. La banca offshore uruguaya puede desarrollar cualquier forma de actividad bancaria (como ofrecer todo tipo de cuentas corrientes o depósitos de activos, incluyendo cuentas en moneda extranjera), empero sólo puede hacer negocios con no residentes.”

A la situación aquí descrita se agregan los beneficios impositivos y exenciones de varios tipos que tienen las inversiones extranjeras. Al respecto, el asesor sénior Krishen Mehta, de Tax Justice Network, afirma en la web de esta organización que “la permisividad impositiva de los países en desarrollo es el precio para atraer tecnología e inversiones y tomar decisiones importantes para sus economías. En el proceso de hacerlo, los países en desarrollo deben renunciar a su soberanía impositiva; tienen que hacer concesiones impositivas para que se asienten compañías en el país. Deben aceptar la coerción impositiva a través de tratados. Eso no es justo”

Notas

1.     Según www.taxjustice.net

2. Véase www.oecd.org/tax/transparency/global-forum-on-transparency-and-exchange-of-information-for-tax-purposes-peer-reviews-uruguay-2015-9789264231665-en.htm

Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

- postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 13:30:30
postaporteñ@_______________________________

Venezuela |La Guerra del hampa ? Un conflicto en desarrollo

Edición 574: lasverdadesdemiguel.net  - 22/4/16

En Venezuela, la guerra de la delincuencia es un conflicto generado a gran escala. Estimo que se ha equivocado la estrategia para detenerlo. El primer error consistió en crear las llamadas zonas de paz en las barriadas de mayor beligerancia, lo cual permitió que los infractores establecieran sus vanguardias y las transformaran en centros de acopio de drogas, armas y vehículos robados. Los componentes de estos escuadrones por momentos “invisibles”, son elementos que políticamente pueden considerarse lumpen proletarios (un término marxista para definir a una población situada socialmente al margen o debajo del proletariado, desde el punto de vista de sus condiciones de trabajo y de vida, formado por los degradados, desclasados y no organizados del proletariado urbano, así como aquella parte de la población que para su subsistencia desarrolla actividades al margen de la legalidad);  el lumpen proletariado es la clase social que no posee ni medios de producción ni fuerza de trabajo y que obtiene su manutención a partir del robo y de ciertos recursos que las otras clases sociales dejan de poseer por considerarlos desechos. Se trata de un sector carente de conciencia de clase, y por tanto susceptible de servir de punto de apoyo a la burguesía; sin embargo, en el caso venezolano, ha sido lo contrario e inicialmente sirvió de apoyo al Polo Patriótico para luego escapársele de las manos.

La FANB y el estamento policial han sido rebasados porque ambos (preparados para una guerra convencional) han terminado atrapados en una tenaza; los delincuentes han asumido una forma de guerra atípica extendiendo a todos los sectores su violencia desmedida. No son pocos los colectivos sociales penetrados hasta convertirlos en brigadas del delito. El poder judicial pierde fuerza y da paso a expresiones criminales como los linchamientos, cuyas imágenes al expresarse a través de las redes sociales crean (ex profeso) una situación de terror que lleva al aterrorizado a admitir el crimen monstruoso como un acto de justicia.

La guerra de la delincuencia declarada en contra de toda la ciudadanía ha tomado las características de guerra asimétrica, donde los soldados del delito con su accionar minimizan el efecto de los recursos militares y policiales del status quo.  Los delincuentes (sin proponérselo teóricamente) emplean métodos propios del terrorismo urbano y la guerra sucia. Como en la guerra asimétrica, en principio no existe un frente determinado, ni acciones militares convencionales; no obstante, se van dando paso a las zonas liberadas donde reina la ley del delincuente, y allí se ponen en práctica toques de queda, mediante los cuales se impide el acceso de los efectivos militares y policiales a los sectores afectados.

Lo novedoso del caso venezolano es que los códigos de la delincuencia y su proceder son una mezcla de los usados en las favelas brasileñas y en la periferia de la azteca Tijuana. Su actividad es envolvente, comprometiendo cada vez más a la población civil. El delincuente se ha familiarizado con procedimientos bárbaros que harían morir de envidia a Atila, el rey de los hunos; en su actividad no existe ninguna objeción ética. Al contrario de lo planteado por Rousseau en El Contrato Social, en Venezuela, el delincuente no es un rebelde sino un admirador del establishment, una sociedad donde, parafraseando al hoy fallecido dirigente adeco Gonzalo Barrios, no existen razones para no robar. En conclusión, el crimen en nuestro paísse ha convertido en un vicio.

- postaporteñ@ 1593 - 2016-04-24 13:23:42
postaporteñ@_______________________________

LOS SUCESOS DE BRASIL: REFLEXIONES DE UN ABOGADO

Hay  que llamar a las cosas por su nombre

Ni la votación del  desafuero a Dilma Rousseff por  la cámara de diputados de Brasil  ni lo que antecede es un “golpe de estado”. No hay que hablar con metáforas. No  entiendo qué  es un golpe de estado  “blando”.  No alcanza con el vocabulario para convencer.

Fue un ilícito civil y penal.  Es  el “abuso de derecho”  del que habla nuestro Código Civil en el  art. 1321 Es el delito de “abuso de funciones” del art. 162  de nuestro Código Penal, ese artículo que todos quieren  derogar. Existe además, en el Uruguay al menos, la  “responsabilidad por acto legislativo”,  arts.  24 Y  25 de la Constitución) Todos los que votaron el “sí” deben  ser procesados, juzgados y condenados. Como deben ser procesados y condenados  todos los que armaron y  votaron la ley de PLUNA, declarada inconstitucional. Ya escribí sobre esto. Fue algo peor: tentativa de  estafa. Se  trató de obtener un provecho ilícito a costa de los acreedores de PLUNA

Para todos los abogados que hoy son diputados y senadores de todos los partidos,  les recomiendo que  vuelvan a los códigos y lean estas normas

La acusación contra Rousseff, hasta donde pudo entenderse en medio de  tanta barahúnda, que mostró lo peor de casi todos, da para un llamado a sala del  ministro, tal vez una censura. No da para destituir un presidente

Del mismo modo, la orden de detención, allanamiento  etc. de Lula que dispuso el juez  Sergio Moro es  también abuso de funciones. Lula había ido a declarar espontáneamente cuando fue citado. El Juez lo hizo para denigrarlo y  salir en todos los diarios del mundo. La  difusión de las  escuchas telefónicas  va contra la reserva del presumario. De paso, y por favor, no digan más “secreto del presumario”, cosa que  no  existe. 

Encontraría inadmisible que hicieran ese vapuleo acá con cualquier expresidente o ex político, salvo que se negara a concurrir o tratara de fugarse

Se está olvidando algo, que se aplica tanto en favor de los ex presidentes como del hombre común. Tenemos derecho a juzgar a quienes delinquen, pero no  tenemos  derecho a humillarlos. El art. 20  de la Constitución Nacional  prohíbe que los acusados sean tratados como reos. Vi un juicio penal en Paris: fue admirable el  respeto con que el juez, en todo momento,  trató al  acusado.

Actuó  bien Rousseff al intentar  darle la eximición de prisión  a Lula por sí sola. Lo  único que hizo fue frustrar un abuso de funciones. Bien por ella. Su  error fue creer en las recetas paleoconservadoras (llamadas erróneamente neo liberales)  de Joaquim Levy.

En cuanto a Lula, si trataron de anularlo políticamente, pueden haberlo conseguido, pero no por ningún delito sino por el amor al lujo y ese apartamento remodelado. Cuando le ofrecieron a Lenin cuando acababa  de asumir el poder una calefacción para el invierno, la rechazó, y dijo que la aceptaría el día después de cuando el último ruso la tuviera. El P.T.  Es hoy  falsa izquierda,  pero  eso  es otra historia

Jorge Arias

C.I. 461.327-7

¡No al golpe! ¿Cuál golpe?

El Partido de los Trabajadores va a perder el gobierno de Brasil, sin haber perdido una elección. Es difícil sobreestimar la importancia de este hecho, que fue calificado como un golpe de Estado por la izquierda brasileña. La discusión, desde entonces, se centró en la naturaleza institucional del quiebre político brasileño.

GABRIEL DELACOSTE  (Politólogo. Integrante de Casa Grande (Frente Amplio)

Brecha, edición 1587 Montevideo, 21-4-2016

Los participantes se pusieron en la posición de referís, que juzgan si el impeachment cumplió con los requisitos institucionales para ser considerado un proceso constitucional o, de no cumplirlos, si se trató de un golpe.

Más allá de que tengo mi posición al respecto (se trató de un golpe), es sintomático del estado de la discusión pública brasileña (y uruguaya) que habiendo tanto en juego la discusión haya sido ésta. Como si algo fundamental de la situación política sudamericana se jugara en la interpretación de un puñado de artículos de la Constitución brasileña. Como si uno pudiera adoptar los términos “institucionalista” o “demócrata” como posturas políticas sin más, como si no importara quién gana la lucha dentro y en torno a las instituciones, como si las consecuencias de esta lucha fueran menos importantes que el estricto cumplimiento de los procedimientos. Y si fuera posible, como buenos referís, estar a favor del juego y no de ninguno de los equipos.

Esto es en parte culpa de los petistas, que entienden que enmarcar la situación como un golpe les permite maximizar la movilización de la izquierda y acudir a instancias internacionales que protegen la democracia. Más allá de que es una estrategia razonable, sería miope no ver que lo que está en juego es mucho más que esto, y que la derrota del PT data de mucho antes. Pensar en términos de si fue un golpe o no lo fue impide ver que en el fondo de este problema no está solamente la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo en un régimen presidencialista, sino la relación entre el Estado y el capital en un régimen capitalista globalizado, en el que se consolida una hegemonía neoliberal bajo la protección de Estados Unidos como potencia imperialista.

La experiencia de la izquierda en el último medio siglo es una secuencia de intentos de lidiar con este contexto, con diferentes grados de éxito o de fracaso. En los cincuenta un desarrollismo optimista apostó a que era posible cambiar el lugar de las naciones sudamericanas en la división internacional del trabajo con mayores niveles de inversión. En los sesenta, ante el bloqueo de esta estrategia por parte de las clases capitalistas vinculadas a los centros capitalistas, una izquierda radicalizada apostó a políticas de enfrentamiento y movilización revolucionarias. Esta radicalización fue detenida por dictaduras sanguinarias apoyadas por Estados Unidos, que forzaron a las izquierdas a resistir en los setenta y a aprender a valorar a la democracia en los ochenta, para luego buscar impulsar coaliciones antineoliberales cuando quedó claro en los noventa que la democracia no era garantía de una mínima equidad o libertad. Todo esto para volver en los años 2000, luego de la victoria de la ola progresista, al desarrollismo optimista.

Las condiciones de posibilidad de éxito de un desarrollismo popular durante una década vinieron dadas por dos factores: Estados Unidos miraba para otro lado por estar entrampado en guerras en Oriente Medio, y los altísimos precios de las materias primas exportadas por nuestros países.

Hoy ninguno de estos factores está presente. Golpes contra la izquierda apoyados por Estados Unidos ya hubo en Venezuela, Ecuador, Honduras y Paraguay. Y las crisis económicas como consecuencia de la baja de los precios cunden en Ecuador, Venezuela, Argentina y Brasil. Con el diario del lunes, es fácil decir que esto iba a pasar en algún momento, pero es difícil negar que muchos apoyáramos la apuesta desarrollista y celebramos sus logros materiales, políticos y legislativos.

Estos logros convencieron a las izquierdas de que se podían hacer grandes cambios desde la institucionalidad y sin cuestionar los intereses de las clases capitalistas, cultivando la idea de que la lucha ente elites políticas respetables podía implicar grandes cambios sociales. Con la caída de Dilma Rousseff ese ciclo se cierra. Algo cambió, algo se rompió en el nivel macro de la estrategia de las izquierdas sudamericanas, y no alcanza con proponer ajustes institucionales o llamar a redoblar la lucha.

En la Sudamérica pos-progresista (no ya pos-neoliberal) vamos a tener que darnos por enterados de que vivimos en la distopía neoliberal tanto como América del Norte, el Caribe, Europa, África o Asia, y los logros de los gobiernos progresistas ya no van a estar ahí para no dejar ver el poder del capital financiero, los desastres ambientales o la represión por los cuerpos policiales de elite.

Narrar brevemente la secuencia de la lucha de clases en Brasil de los últimos tres años ilustra este punto. Luego de una campaña fuertemente populista y de izquierda, Rousseff ganó las elecciones el domingo 26 de octubre de 2014. Ese mismo lunes Brasil amaneció con un desplome de la Bolsa de San Pablo y del valor del real, con el que los mercados expresaron su desacuerdo con el electorado y su expectativa de (según el diario español ABC) “conocer, cuanto antes, quién será el nuevo ministro de Economía”.

El ministro de Economía fue Joaquim Levy, presidente de una de las divisiones del banco Bradesco, que compartiría gabinete con Kattia Abreu (dirigente ruralista, apodada “reina de la motosierra”) en Agricultura y Mauro Vieira (que venía de ser embajador en Estados Unidos) como canciller. La orientación del nuevo gobierno petista estaba clara.

Esto resultó un baldazo de agua fría para quienes habían protestado contra la Copa del Mundo, por la gratuidad del transporte y contra la represión policial a partir de junio de 2013 y que pasaron toda la campaña discutiendo si valía la pena o no apoyar al PT. Durante 2015 y 2016 se acumularon más y más señales. El ajuste fiscal, la brutal represión policial contra la juventud negra y el desastre ambiental causado por la minera Samarco pintan la distopía neoliberal de una manera tan clara que ninguna narración populista podría ocultarla.

Es que en un modelo de desarrollo popular ¿quién paga el costo del desarrollo?, ¿y quién queda afuera del pueblo? Estas dos preguntas fueron el talón de Aquiles de todos los gobiernos de izquierda, que contaminaron todo lo que fuera necesario para obtener un par de puntos más de crecimiento de PBI y mandaron la policía a quien intentara impedir esto o fuera designado como peligroso para el desarrollo nacional. Si bien las intenciones de redistribuir el ingreso y de crear poder en los movimientos sociales fue sincera y logró avances concretos, su dependencia del proyecto desarrollista en un mundo neoliberal las hipotecó desde el principio.

La discusión en la izquierda uruguaya de los últimos años se centró en los ataques de los sectores más liberales, socialdemócratas y neodesarrollistas hacia el chavismo venezolano, señalando su crisis política y económica. Pero la crisis de Brasil nos fuerza a pensar que el problema de la izquierda sudamericana es mucho más profundo, y que no se salda con tiros por elevación a procesos que otros sectores miran como modelos.

El golpe en Brasil, en todo caso, fue en 2014, y no lo dieron los diputados sino “los mercados”. Y aun si dijéramos que el golpe es lo que está ocurriendo ahora, no podemos ignorar que la acusación en la que se basa el impeachment de Rousseff no es de corrupción, sino de maniobras que violentan reglas de responsabilidad fiscal. Es decir, si el PT es derrocado, será por dar malas señales al mercado con el manejo del déficit.

El paralelismo con la capitulación de Syriza en Grecia se hace evidente. La Unión Europea fue la que forzó las cosas en el caso griego, mientras que en Brasil fueron los diputados de derecha (muchos ex aliados del PT). Pero en ambos casos el problema de fondo fue la impaciencia del capital trasnacional con gobiernos con intenciones de regular, redistribuir y cumplir con mandatos democráticos.

Es verdad que la derecha brasileña atenta contra la democracia, pero la verdadera amenaza para ésta es la que presenta el capitalismo en su forma neoliberal. ¿Está cayendo la democracia en Brasil? El dominio por parte de intereses oligárquicos, la violencia estatal contra las clases populares y la alianza del Estado con el capital trasnacional vienen de antes, y si bien es de esperar que estas tendencias antidemocráticas se intensifiquen ahora, difícilmente se pueda hablar de un quiebre en este sentido. En todo caso, lo que se quiebra es el acuerdo redistributivo logrado por los gobiernos progresistas según el cual el modelo de crecimiento económico basado en estas tendencias derrama también hacia sectores populares.

Nuevamente, como después de los cincuenta, llegamos a los límites del optimismo desarrollista, impuestos por las relaciones de clase, el imperialismo y la división internacional del trabajo. Lo que necesitamos pensar ahora es que no vamos a proteger nuestras democracias con reformas al acto eleccionario o el financiamiento de los partidos, sino con organizaciones y acciones trasnacionales de trabajadores, integración regional, tratados internacionales que garanticen conquistas ambientales y laborales, organización social a nivel local, trabajo ideológico y, sobre todo, evitando estrategias de crecimiento nacionales que den más poder a los capitalistas o que cristalicen protecciones a inversores que no se van a privar de actuar, incluso si se les ofrecen los más generosos pactos y garantías

 

EL HUMOR de ARTOLA

"ME QUIEREN SACAR DEL CARGO DICIENDO QUE ALGO ROBÉ..

Yo SOLO PAGUÉ LA CUOTA COMO AFILIADA AL PE TÉ !!!"

Imagen

http://overpic.net/viewer.php?file=xsgwu8vk42vn9mnrngy12.jpg

 WALTER   http://rostrazos.blogspot.com.ar/

 

“Brasil fue confrontado con el colapso final del sistema de representación política tradicional”

Entrevista a Ruy Braga, sociólogo del trabajo *

Gabriel Brito, Redacción Correio da Cidadania, San Pablo, 19-4-2016

Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

El Brasil y sus más diversos sectores sociales todavía se sacuden del impacto del domingo en que la Cámara de los Diputados, en un verdadero show de despolitización y demagogia, encaminó el proceso de impeachment contra la presidente Dilma Rousseff  y ahora aguarda la decisión del Senado. En medio de las reflexiones y constataciones que rondan los medios y opinión pública, Correio da Cidadania entrevista al sociólogo del trabajo Ruy Braga, quien no tiene dudas en calificar el episodio como un golpe, en el sentido de una transición radical a un estadio de mayor explotación de la sociedad y de los trabajadores. Ruy enlaza las razones objetivas que hicieron que la burguesía y grandes capitalistas, siempre contemplados por los gobiernos petistas, abandonaran el barco de la gobernabilidad. Ellas pasan por tres grandes reformas punitivas al mundo del trabajo e ilustran el proceso concreto de expoliación social y laboral que se busca emprender como solución para las nuevas fases de acumulación del capital.

-Correio da Cidadania: ¿Primeramente, como usted vio y sintió la votación en la Cámara de los Diputados que encaminó el proceso de impeachment de la presidente Dilma?

Ruy Braga: El domingo fue un verdadero festival de horrores, una especie de Marcha de la Desfachatez donde los diputados se fueron sucediendo en la tribuna y en cada voto a favor del impeachment se veía la maquinación, degenerada, que buscaba a todo instante salvar su propia piel del abismo. Eso no es representación política, es alienación, que enfrenta una sociedad como una fuerza totalmente extraña. Encara a la población brasilera como una fuerza extraña. No sólo es algo mezquino, sino profundamente dañino.

Infelizmente, el PT, partido creado por los movimientos sociales y sindicales para transformar radicalmente esa máquina alienada que enfrenta a la sociedad como cuerpo extraño, capituló de forma más o menos absoluta, más o menos vergonzosa a lo que vimos en el domingo, y quedó con las traiciones del PMDB, de los propios ministros, toda la desbandada y fragmentación del colapso de la base de sustentación parlamentaria del gobierno Dilma. El PT capituló a esa máquina de alienación política que busca desesperadamente salvar sus propios intereses y privilegios. Y busca hacerlo de la manera más dañina posible, o sea, con un gánster, un delincuente, alguien que debería estar preso -con pena de más de 180 años, según la Procuraduría General de la República-, en el liderazgo de la máquina corrupta rumbo a la formación y el apoyo de un gobierno ilegítimo.

Básicamente, significa que el país, desde este domingo 17, vive en Estado de Excepción. El gobierno a ser formado por el  vice-presidente Michel Temer es ilegítimo. En tal condición, sólo se podrá reproducir en base a una ampliación y profundización del Estado de Excepción, lo que vendrá acompañado de una creciente violencia institucional contra los sectores sociales democráticos que de rebelarán. Vimos el inicio de una crisis reciente en la historia brasilera cuando el golpe de 1964 y la posterior promulgación del AI-5 (1)

El país fue confrontado (17) con el colapso final del sistema de representación política tradicional de la sociedad brasilera contemporánea. Si existía alguna duda a ese respecto ya no existe más. Ese es el estado de la política institucional brasilera: un sistema alienado que produjo un golpe parlamentario cuyo precedente más próximo está en el golpe de 1964.

-Correio da Cidadania: ¿Qué comenta de la argumentación usada en los votos contrarios al impeachment, rotulado de golpe? Y encanto a los votos a favor, defendidos básicamente a la luz del pedido de impeachment de Helio Bicudo, Miguel Reale Júnior y Janaína Paschoal, al calificar las pedaleadas fiscales como crimen de responsabilidad?

Ruy Braga: El proceso de impeachment es una farsa. En esa condición, no fue encaminado al Congreso para ser defendido de forma idónea. Las acusaciones que pesan contra Dilma son notoriamente ridículas, las pedaleadas fiscales y la suplementación del presupuesto no son objeto de la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF), pues dicen más respecto a la ley presupuestaria. Consecuentemente, ella no podría cometer crimen de responsabilidad o supuestamente villar la LRF en un asunto que es del orden de la ley presupuestaria de la Unión, por tanto, asunto administrativo.

También es resultado de la intensificación de la lucha social en el país, en el caso, a través de la lucha parlamentaria. Al expresarse en la lucha parlamentaria, lo que tenemos es el sector alineado con el gobierno defendiéndolo, correctamente, contra la tentativa ridícula, siniestra y bien exitosa de golpe parlamentario. Por tanto, el argumento del gobierno es muy simple: no hay crimen de responsabilidad y, así, no debería haber posibilidad de impeachment.

-Correio da Cidadania: ¿Cree posible que el Senado rechace el impeachment? ¿En caso de proseguir, qué vislumbra en la continuidad de la vida política brasilera?

Ruy Braga: No lo creo posible. Por las mismas razones que el Congreso lo aprobó. O sea, las razones del impeachment son fundamentalmente políticas. El Senado, por increíble que parezca, es una casa más conservadora que la Cámara de los Diputados, por lo que deberá aprobar tranquilamente y en tiempo record el impeachment de la presidente, todavía más por no precisar de una mayoría calificada. Todos los involucrados en el proceso de impeachment están deseosos de que el proceso se cierre aceleradamente para inaugurar rápidamente el gobierno ilegitimo del usurpador Michel Temer.

-Correio da Cidadania: ¿Ante este cuadro, que decir de Eduardo Cunha, que lleva prácticamente 16 meses pontificando toda la a política parlamentaria brasilera y es la eminencia parda de proceso?

Ruy Braga: Él sintetiza la decadencia, colapso, ruina del sistema de representación política brasilero; fundamentalmente apoyado en el financiamiento empresarial de campañas, cuyo sentido principal es tornar el proceso radicalmente antidemocrático. El Congreso, tanto la Cámara de los Diputados como el Senado, es un espejo invertido de la sociedad brasilera, donde preponderan políticos ligados a los intereses de la burguesía.

Las bancadas más importantes son llamadas del bife, de la bala, de la biblia. Tenemos distorsión de género, clase, raza, de cualquier parámetro sociológico que quiera escoger. Al mirar la Cámara y el Senado vemos la total inversión, una imagen caricaturizada y distorsionada de lo que es la sociedad brasilera.

Eso de ver al hecho de que las elecciones en el Brasil no dependen de los partidos. El sistema de representación fue pensado para alienar a la masa de la población y garantizar que apenas quien es propietario y tiene condiciones de invertir 5, 6, 7, 10 millones de reales en una campaña para diputado, pueda tener chance de ser electo.

Es un sistema basado en nombres. En el mercado electoral, quien tiene más capital económico consigue transformarlo en capital político, o sea, en votos. Esa es la raíz de la distorsión del sistema de representación en el Brasil. Cunha es apenas y tan solo el coronamiento de ese sistema de representación. Él lo sintetiza. Es una figura personalmente violenta, pero también ligada a la bancada evangélica: es parte de los esquemas de corrupción de la sociedad brasilera desde la década del ’70: estuvo envuelto en todos los esquemas de financiamiento ilegal de campañas; era el hombre que operaba el esquema de PC Farias en Rio de Janeiro, para  Collor

Por tanto, está envuelto en eso desde siempre. Es el coronamiento del proceso y no es de extrañar que tenga su nombre ligado al escándalo de los Papeles de Panamá, como las cuentas en Suiza y todo aquello que dice sobre los crímenes que ya cometió y por los cuales debería estar condenado, si el país pretende mantener mínimamente una apariencia seria.

Eduardo Cunha es el ejemplo paradigmático del sistema de alienación política que sustenta la desfachatez llamada Congreso Nacional. La verdadera caricatura del sistema político que tenemos en el Brasil se encarnó en esa figura.

-Correio da Cidadania: ¿Qué expresa el proceso en cuanto al estadio de nuestra democracia?

Ruy Braga: El país refunda el orden democrático o no hay mucha opción. O lo refunda y profundiza la democracia, promueve reformas radicales en el sentido de establecer un sistema de representación, comenzando por el fin del financiamiento empresarial y el establecimiento del financiamiento público, o no tiene mucho asunto. Se precisa hacer una reforma que refuerce el papel de los partidos políticos de las diferentes posiciones ideológicas en el interior del sistema de representación. Una reforma que tenga condiciones de fortalecer la representación popular, no podemos olvidarnos nunca. Existe un vacío entre el parlamento y el pueblo, la sociedad organizada, que precisa ser llenado por la sociedad activa.

Caso contrario, caminaremos aceleradamente hacia una dictadura. Puede no ser una dictadura militar, porque efectivamente no está alineada hoy en día a los intereses geoestratégicos de las principales potencias económicas mundiales, pero será un orden dictatorial pos-democrático, en la cual un gobierno civil trasvertido de legitimidad, improvisando soluciones institucionales, irá imponiendo la mano de fierro en un orden político dictatorial sobre los trabajadores brasileros.  

O nosotros avanzamos en la democratización del sistema de representación y de la sociedad brasilera, o retrocederemos de forma mucho más rápida hacia una dictadura o más o menos velada. Eso ya está ocurriendo en el mundo. Regímenes políticos dictatoriales tienen apariencia democrática porque cohabitan con elecciones o cosas de ese tipo.

La Turquía de Recep Erdogan es un ejemplo. Aparentemente democrática, pero de hecho una dictadura que impone un orden muy represivo y pesado sobre los trabajadores. Y ese es el futuro que nos espera caco no seamos capaces -los movimientos sociales, sindicatos, clase trabajadora y demás expresiones democráticas que todavía existen en la sociedad, entre los sectores medios, intelectuales, estudiantes- de promover una transformación radical y refundarnos la democracia en el Brasil. Si no lo hacemos, sin duda alguna nos transformaremos en una sociedad regida por una dictadura.

-Correio da Cidadania: ¿En su opinión, y ahora que el pedido de impeachment fue aprobado en la Cámara, a quién apuntaría como responsable por la agonía del gobierno y del PT?

Ruy Braga: Vengo insistiendo en el hecho de que el gobierno Dilma comienza a caer cuando aplica la agenda y el programa político que había derrotado en la campaña presidencial de 2014. O sea, al decidir enfrentar la crisis económica por medio de imponer un pesado ajuste fiscal al país, con ataques a los derechos de los trabajadores y un brutal ajuste en la cuentas públicas, que llevaron al país a la recesión, en perjuicio de aquellos sectores de la clase trabajadora que ganan de 2 a 5 salarios mínimos mensuales y habían garantizado la apretada elección de Dilma.

Cuando ella decidió imponer el ajuste, cortó toda y cualquier ligazón, solidaridad y apoyo de tales sectores, exactamente aquellos que habían garantido su elección, que con mucha razón se sintieron atacados y traicionados. Fue el momento capital del segundo gobierno.

Es importante destacar que la actitud del gobierno siguió un camino más o menos natural, teniendo en cuenta los retrocesos y concesiones que el gobierno Dilma venía haciendo por lo menos desde mayo 2013. En abril de 2013 aumentó las tasas de interés y en mayo resolvió adoptar una política privatizadora, que entre otras cosas redundarían en la privatización de los puertos, aeropuertos, carreteras, en fin, un programa amplio de privatización de la infraestructura.

Tuvimos un desacople de los intereses populares, de la clase trabajadora, de los pobres del Brasil, tal vez con la honrosa excepción de la capa social asistida por el programa Bolsa Familia, que se mantuvo alineada al gobierno. Tal desacople se profundizó a partir de junio de 2013, cuando la masa de jóvenes fue a las calles para pedir más inversión pública y gasto social en salud, educación, transporte, etc. En julio de 2013, el gobierno respondió con un corte adicional de 10 billones de reales en presupuesto público. En mi opinión, fue allí, en aquel corte de 10 billones de reales, que el gobierno selló su suerte. Y a partir de entonces los repliegues del gobierno corroboraron el cambio abrupto de dirección de la política económica, redundando en la corrupción electoral y en los desdoblamientos políticos tenebrosos, trágicos. Hubo una caída de popularidad de la presidente, que a partir de entonces adoptó una estrategia de repliegue sistemático delante de cualquier resistencia a alguna propuesta suya.

Por entonces, inclusive en entrevista a Correio da Cidadania, dije que ella estaba tercerizando al gobierno a favor del PMDB. Y hoy vemos que la tercerización se completó con el golpe del domingo 17.

-Correio da Cidadania: ¿Que comparativos usted haría con el impeachment de Collor, inclusive en relación al perfil de las protestas que derogaron su mandato presidencial?

Ruy Braga: En comparación con Collor las diferencias son abismales. El impeachment de Collor fue un proceso que unificó a los sectores democráticos de la sociedad brasilera, se estableció un enorme consenso entre que de hecho habían luchado durante las décadas del ’70 y ’80, en especial los movimientos sociales y los militantes del PT. Además de la UNE (Unión Nacional de los Estudiantes), de la CUT (Central Única de los Trabajadores) y otros sectores populares una especie de unidad con los sectores medios y tradicionales de la sociedad, que habían sido golpeados directamente por el bloqueo y por el secuestro de los ahorros emprendido por Collor de Melo

El impeachment a Collor unificó una serie de sectores importantes de la sociedad brasilera, fuerzas democráticas que todavía estaban empoderadas y fortalecidas por las victorias de los años ’80 del proceso de redemocratización. Había una vibración muy fuerte, una pulsión democrática fuerte, subyacente a los movimientos de que hecho impedían el gobierno Collor, y hoy vemos el revés de eso. Tenemos una sociedad partida, escindida, que no se irá a reconciliar.

El impeachment de Collor reconcilió a los sectores medios con las fuerzas sociales y populares. Eso no acontecerá ahora, en la verdad tenemos una profundización de tal escisión en torno a una agenda fundamentalmente regresiva. Collor fue sustituido, incluso desde el punto de vista económico, por una agenda progresista. No estoy diciendo que aquella era una agenda popular, pero era progresista, en torno de la cual, por ejemplo, la creación e implementación de la negociación colectiva de los contratos de trabajo, en el gobierno de Itamar Franco.

El gobierno Itamar Franco aumentó el gasto social y preparó el Plan Real, que en un primer momento fue un plan de hecho redistributivo y distribuyó ingreso. Eso se dio por el hecho de la inmensa y aplastante mayoría de la población no tenía condiciones de defenderse del proceso inflacionario. Cuando la inflación cayó, el poder de compra del salario aumentó. Así, tuvimos una especie de agenda progresista en términos económicos y una dimensión política avanzada para la época, con la formación de un gobierno bajo presión de los movimientos populares. Fue un gobierno que inclusive intentó la creación de la negociación colectiva en el contrato de trabajo. Hubo conquistas desde un punto de vista social, de la protección laboral y económica para las masas trabajadoras. Hoy tenemos exactamente lo contrario

El impeachment de Dilma es un golpe parlamentario y no tenemos dudas, no seamos inocentes: Dilma Rousseff sacada del poder no por aquello que ella hizo en beneficio de las clases empresarial y de la burguesía brasilera. E hizo mucho, las últimas medidas de ella, asociadas al aumento exorbitante de la tasa de intereses, combinado con un ajuste recesivo de la economía, eran exactamente para garantir el pago de los intereses de la deuda pública. Pues bien, ella no está siendo derribada por eso, ni por de alguna haber beneficiado o mantenido el Bolsa Familia o los gastos sociales del gobierno. No fue derribada por ninguna de esas razones.

Dilma fue derribada por no ser capaz. Por ser un gobierno débil y sin capacidad de implementar la Reforma de la Previsión Social con aumento de la contribución y disminución de beneficios; la reforma laboral, poniendo fin al CLT (Consolidación de las Leyes Laborales), exactamente como ellos quieren, o sea, aplicar el principio del negociado por sobre el legislado y transformar estructuralmente el mercado de trabajo brasilero.

En otras palabras, hoy tenemos 48 millones de trabajadores formales, siendo que 12 millones son tercerizados. Ellos quieren transformar ese mercado de forma estructural, hacer que 30, 35 o 40 millones de trabajadores sean tercerizados y apenas un núcleo pequeño, compuesto por 10 o 12 millones de trabajadores, sean efectivamente contratados de las empresas. Dilma no era capaz de entregar esta reforma laboral, como lo percibimos a partir de la resistencia que muchos sectores sindicales, inclusive alineados al gobierno, presentaron durante la discusión del PL 4330 (Proyecto Legislativo) en año pasado. Y ella tampoco fue capaz de hacer una reforma constitucional que desvinculase los gastos en educación y salud del presupuesto público, para liberar espacio al pago de los intereses de la deuda pública.

Ella no fue capaz de presentar las tres contrarreformas que los empresarios, la burguesía, los sectores propietarios y la parte de la política brasilera financiada por esa burguesía (y representando los intereses de ella) entienden como necesaria para hacer que el proceso de acumulación capitalista en el Brasil continúe y sea retomado ante la situación de crisis económica.

Lo que estamos viviendo en el Brasil es la transición a un régimen de acumulación y de explotación de la fuerza de trabajo asalariada con expoliación social y de derechos, teniendo en vista fundamentalmente la ampliación del trabajo precario. Transición hacia otro régimen de acumulación, que yo diría será fundamentalmente un régimen de expoliación social de los trabajadores con explotación del trabajo asalariado colectivo. Estamos viviendo una inversión. Antes teníamos la acumulación por explotación en dar dirección; hoy, los sectores empresariales exigen es que el régimen de acumulación brasilero básicamente sea volcado a la estrategia de expoliación capitalista. Eso es lo que veremos si Temer gobierna. El gobierno intentará -que sea exitoso o no depende de la lucha de clases- implementar tal agenda y realizar su programa, con la siguiente finalidad: la transición del régimen brasilero de acumulación.

El único problema es que ese programa no podrá contar con aquellos que Lula y Dilma contaron: un modo de regulación, o sea, de reproducción de esos conflictos capital-trabajo mínimamente capaz de pacificar el país. No contarán con eso, motivo por el cual digo que tal transición, que apunta a una profundización de todas las formas despóticas de control de la sociedad, sólo puede ser efectiva si se complementa con la transformación del Estado en una dictadura. Caso contrario, será prácticamente imposible que esa transición sea emprendida o realizada.

Por tanto, estamos viviendo, mutatis mutandis, más o menos aquello que vivimos en las décadas de los ’50 y ’60; un régimen de acumulación despótico, fordista y periférico que tenía una flagrante naturaleza autoritaria, pero coexistía (con muchos tensiones) con el populismo y su regulación. ¿Cuál fue la solución? Eliminar la regulación populista y colocar en su lugar una regulación autoritaria. Estamos viviendo exactamente eso en la sociedad brasilera de hoy: un modelo de acumulación que precisa transitar y transformarse, reinventarse cada día más en un sentido autoritario y que todavía exige un Estado y una institucionalidad política consistentes con sus objetivos.

-Correio da Cidadania: ¿Qué pasaría si el PT vuelve a la oposición? ¿Qué tipo de discurso y actitud se podría esperar y, encima de todo, su relación con la clase trabajadora y sectores sociales que lo llevaron al poder?

Ruy Braga: Veo que el PT, por lo increíble y contradictoriamente pueda parecer, tiende a salir fortalecido de ese proceso, por la simple razón de que fue alejado del poder por medio del golpe. Naturalmente, los sectores sociales y populares van a reconocer que hubo un golpe y el PT de alguna manera fue ilegítimamente sacado del poder. Los sectores del PT más comprometidos y enraizados en la máquina administrativa del Estado, tienden a focalizar o canalizar todos los esfuerzos de resistencia en la lucha institucional, o sea, dentro del Congreso, Senado, Justicia, Supremo, etc. En fin, desviar la indignación de las masas, que tiende a crecer con la aplicación de medidas radicales previstas por el gobierno Temer. Y los sectores más dinámicos dentro del Partido de los Trabajadores, normalmente ligados a los movimientos sociales, tienden a avanzar en el sentido de exigir la restauración de la democracia.

Creo que ese proceso tenderá a asumir la forma de una campaña por Directas Ya y por la elección anticipada de la presidencia de la República de 2018 para 2016. Puedo estar engañado, pero esa es mi apuesta. Sin duda alguna, tendremos en un futuro próximo e inmediato una intensificación de la lucha popular en las calles, o sea, con los sectores gubernistas, pero también de forma independiente de ellos. Preveo que habrá mucha movilización popular, especialmente en el medio sindical, si hubiera algún tipo de fuerza en el movimiento sindical y creo que la hay.

Incluso que la tasa de desempleo se hay doblado en este último años, de 4,5% para 9,2% de la PEA (Población Económicamente Activa), es una tasa todavía no desastrosa para los intereses de los trabajadores. Consecuentemente, creo que el sindicalismo no está en un momento de absoluta fragilidad, por el contrario, todavía puede, sí, reaccionar. Con menos fuerza de que en 2012 y 2013, pero todavía así con fuerza suficiente para sumarse, diría yo, a los demás movimientos populares, en especial a los movimientos de trabajadores sin techo y el MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra).

El MST ahora en la oposición y todos los movimientos sociales que antes se ubicaban en sitio más o menos confortable de negociación -aunque con conflictos- con el gobierno federal, van a pasar inmediatamente a la oposición y con toda razón, es decir, con una consigna: la restauración de la democracia en el Brasil. Y eso tiende a fortalecer a los sectores que consigan movilizar masas en favor de las demandas democráticas.

Por lo tanto, creo que tendremos una intensificación del ritmo y del nivel de la lucha de clases y, contradictoriamente, un fortalecimiento del PT. Hasta porque si nos fiamos de las encuestas de opinión, Lula todavía hoy es franco favorito para ganar las elecciones en 2018. Incluso se pensamos desde un punto de vista oportunista (electoralmente hablando), una parte importante del PT tendría mucho interés en anticipar las elecciones de 2018. Así, creo que tendremos el fortalecimiento de la lucha en las calles en torno de esa agenda.

-Correio da Cidadania: ¿Y aquellos movimientos y agrupamientos que pasaron los últimos años levantando sus banderas sin la estrella y hasta en ruptura con el PT se verán obligados a accionar en conjunto con el partido y sus bases?

Ruy Braga: Feliz o infelizmente eso ya está ocurriendo. La actuación conjunta más o menos articulada del Frente Brasil Popular con el Frente Pueblo Sin Miedo es una muestra. O sea, aquellos sectores más dinámicos, antiguamente ligados al gobierno y ahora en la oposición al futuro gobierno Temer, ya comienzan a intentar una especie de unificación en torno de una demanda, que es la que unifica a todos los demócratas. Veo que tal tipo de proceso se va a mantener y profundizar. No sé todavía cuál será el desdoblamiento, pero tengo la certeza de las ideas de redemocratización del país y elecciones anticipadas deberán tener una repercusión popular fuerte.

* Profesor del Departamento de Sociología en la Universidad de San Pablo. Autor entre otros trabajos de “A política do precariado, do populismo à hegemonía lulista”. Boitempo editorial, San Pablo, 2012.

Nota de Correspondencia de Prensa

1)   El Acto Institucional Nº 5 (AI-5) fue el quinto de una serie decretados por la dictadura militar instaurada en 1964. El AI-5, daba poderes extraordinarios al Presidente de la República y suspendía varias garantías constitucionales: prohibía manifestaciones de los partidos políticos, recrudecía la censura de prensa y, sobre todo, impedía la libre sindicalización y el derecho de huelga. Entró en vigor en 1968, durante la presidencia del general Artur da Costa e Silva.

- postaporteñ@ 1592 - 2016-04-22 20:42:28
postaporteñ@_______________________________

Venezuela | Los ?Desaparecedores? aparecen ¿Alcedo Mora dónde está?

Por: Yuri Valecillo | Miércoles, 20/04/2016 -Aporrea

Los desaparecidos en Venezuela continúan, todos si todos los gobiernos de Venezuela tienen su carga de desaparecidos, más o menos, muchos o poquitos, aunque creo que un solo desaparecido es demasiado y el silencio del Gobierno Venezolano es tan largo en todos los casos que da miedo.

Lo cierto es que el caso de Alcedo Mora es un caso más tan terrible como cualquier desaparecido en los años 60, 70s, 80s, 90s y en el siglo XXI  las desapariciones continúan y nuestros Octavio Lepage de turno y lo digo por el cargo ocupado, bien los Ministros del Interior ni una palabra, ni un comentario, ni un punto, ni una coma.

Y como todo Estado se va llenando la boca de palabras huecas voy entendiendo que los “desaparecedores” los torturadores, los criminales, los perseguidores siguen en la calle, en su vida, en sus actividades e inclusive cercanos al PSUV y es que los gobiernos de la catadura que sean, mientras no funcionen las instituciones con la majestad necesaria, con la fortaleza necesaria permitirán que los criminales sigan haciendo vida y mandando veamos un caso en particular:  http://www.aporrea.org/actualidad/a225587.html

Conste la vida, me va haciendo dudar de más de uno que habla y habla y no ejerce presión alguna para encontrar a un desaparecido, igual que guardaron silencio y se pusieron firmes cuando los servicios de inteligencia de Colombia en una operación conjunta con los de Venezuela realizaron el secuestro de Julián Conrado, si un secuestro dentro del territorio nacional, aquí funciono la cacareada Razón de Estado.

Alcedo Mora es un desaparecido Venezolano y nosotros que apoyamos a las MADRES DE LA PLAZA DE MAYO, también tenemos el deber de apoyar a las víctimas de desaparición forzada en nuestro territorio, víctimas son los familiares, los amigos, la nación toda, si en Venezuela continúa el drama de la desaparición forzada y un gobierno que frente a este hecho o sea la desaparición en Venezuela al parecer no tiene peso alguno en la “conciencia” de quienes mandan.

Yo me mantengo en mi protesta, en mi denuncia y claro creo y considero en estos días viajar a Argentina y entregar una Carta a las MADRES DE LA PLAZA DE MAYO y con el deseo de que sea firmada y sellada como recibida, con el fin que estas luchadoras por los derechos humanos en el mundo conozcan el caso de Alcedo Mora, si compañero desaparecido en Mérida, Venezuela.

Vamos viéndole la costura a la “Defensoría del Pueblo” que espero no tenga que caer en manos para que me defienda y es que cuando veo y leo que un ex Defensor del Pueblo de una región de Venezuela, señala a Sartre si a Jean Paul Sartre, si en una carta enviada desde un espacio oficial, en correspondencia dirigida a el inolvidable Edgardo Parra “ tiempos de compadres” dirían por ahí, veamos: Es un mitómano, ególatra, resentido por sus fracasos de artista, cuyo referente revolucionario no es la revolución popular y antiimperialista del Negro Chávez sino el mundo del existencialista de Jean Paul Sartre y, que no forma ni formará parte de nuestro partido porque ese personaje no está hecho para el equipo, el respeto a las decisiones superiores y a las jerarquías, por lo que, en el momento menos esperado sacará a relucir todo su resentimiento pequeñoburgués para verterlo no contra la oligarquía valenciana ni la burguesía carabobeña, sino contra los revolucionarios, a quienes no les reconoce virtudes superiores a las que el mismo se atribuye sin fundamento.

Cosas en que pensar, y cosas que decir mientras podamos aunque sepamos que nos puede ir como a Alcedo Mora, la vida y sus detalles o como dice esa canción “YO ME MUERO COMO VIVÍ” no persigo, no acoso, no delato, no apruebo lo que no crea correcto y “no respeto” decisiones  que vayan en contra de la dignidad del ser humano, aunque sean de “superiores” creo que con ese argumento si el de obedecer órdenes superiores se escudaron los criminales del cono sur, aquello de Obediencia Debida.

Ya veremos qué pasa, lo demás es silencio

 

Mi renuncia al PSUV

Por: Guillermo Rodriguez | Jueves, 14/04/2016 -Aporrea

Ciudadano:
Nicolás Maduro                                                            
Presidente del PSUV    

Tengo a bien en dirigirme a Usted para presentar mi renuncia a la militancia en el PSUV. No es mi deber exponer las razones por las cuales renuncio a la militancia de partido, la cual he ejercido mediante la militancia en corrientes del mismo. Sin embargo, y a la merced de ser señalado por la opinión pública que me circunda, las emito de la siguiente forma:

*Desviaciones de la dinámica del partido, avalando un neoliberalismo extractivista.

*Falta de respuesta ante desapariciones de compañeros camaradas como Alcedo Mora, Cacique Sabino Romero, así como persecución a diversas organizaciones de

izquierda que con su denuncia, buscan revertir ese proceso de desviación; los cuales no son tomados en cuenta.

*Silencio ante la elevación diaria del costo de la vida, con anuencia del SUNDDE.

*Uso de la estructura del partido como herramienta que oferta apoyo a compañeros trabajadores despedidos a cambio del apoyo de los mismos en épocas electorales, para luego no cumplir con lo prometido que es la diligencia pertinente para lograr el reenganche en sus puestos de trabajo.

*Burocratismo y promoción de la corrupción en instituciones y empresas del Estado.

*Carencia de visión internacionalista clasista, antiimperialista y anticapitalista.

*Cese de relaciones laborales a compañeros que ejercen la crítica en plena libertad de derecho, como Manuel Sutherland y Omar Vázquez Heredia, bajo la excusa de ser señalados como intelectuales orgánicos de Marea Socialista, corriente a la cual pertenezco, y ellos no.

*Uso de recursos públicos para propaganda cuando instituciones universitarias y de investigación científica como el IVIC sufren la falta de recursos.

*Silencio respecto a denuncias de corrupción y mega desfalcos, además de avalar el silencio de funcionarios públicos que declaran que las realidades económicas deben ser secretas para el poder popular.

En consecuencia, le agradezco sean eliminados de la nómina de este partido mis nombres y apellidos.                                     .

* Guillermo José Gregorio Rodríguez Machíquez C.I. Nº 20.179.756

- postaporteñ@ 1592 - 2016-04-22 20:06:10
postaporteñ@_______________________________

TRABAJAMOS OTEANDO EL FUTURO

APORTE III -                       

  URUGUAY, mes de abril del 2016, documento 5-FPA

LA FELICIDAD DE LA HUMANIDAD -SÓLO- SE PODRÁ LOGRAR, ANULANDO AL SISTEMA CAPITALISTA A PARTIR DE ABOLIR LA EXPLOTACIÓN ESTRATÉGICA PLUSVALÍSTICA ENTRE HUMANOS, PARA PODER CONCLUIR CON LA EXTINCIÓN DEFINITIVA DE LAS CLASES SOCIALES EN CADA SOCIEDAD EXISTENTE.

La vida nos da sorpresas, ¡sorpresas! nos da la vida. ¡Siempre!, la naturaleza en su devenir materialista se mueve haciendo -por afuera, sin consultarnos, ni pedirnos permiso. Lo hace, en forma independiente, ajena, lejana, y a años luz de la inteligencia y racionalidad humana. De la tuya, la mía y la de todos/as. 1era. moraleja: Somos parte integrante de la naturaleza, y no podemos hacernos “los” ajenos.

Porque, lo hace decisivamente, interrelacionando lo causal con lo casual  en el espacio/tiempo universal correlativamentede forma concatenada porque sus movimientos dentro de la materia/energía no admite, ni permite: huecos o impasse con vacíos. 2da. Moraleja: ¡Todo!, está constituido y artilugiado en movimiento, y todos ¡estamos adentro! En la naturaleza, ¡no hay afuera!

Los aspectos que se interrelacionan como constantes (similares) que se repiten conformando la secuencia de cada ciclo constituyen lo causal (evolución empírica), y él, o los aspectos que se comportan distintos perturbando para cambiar la secuencia en su evolución, produciendo un conflicto fortuito en el ciclo injertando lo casual (cambios por saltos). Éstas consecutividades  de interrelaciones se mueven en forma no antagónica en conjunción armónica entre opuestos (evolución),y en forma antagónica en choque no armónico entre opuestos (cambios). 3era. moraleja: ¡Ella!, parece que sabe lo que hace, y ¡no se equivoca!, ¡pero!, nosotros, ¡sí!

Estas interrelaciones consecutivas no lineales que produce la naturaleza con la precisión del relojero dentro de la materia/energía en movimiento,son la explicación objetiva de todo lo que existe, más allá, y por afuera de nuestro “yo”. 4ta. Moraleja: ...el cambio climático es uno de los ciclos de los movimientos causales de la naturaleza, (evolución), y el calentamiento global, es lo casual y se expresa violentamente ¡siempre!, (cambios por saltos)

En el fragor de las luchas socio/políticas, es dónde los intercambios de las propuestas teóricas resultan difíciles de diseñar con la claridad necesaria para interpretar correctamente las complejas interrelaciones entre los opuestos. Debemos de identificar los intereses de clase de los explotados como los principios rectores que nos permitan identificar cada uno de los opuestos, porque cada vez que nos equivocamos en ésta selección, fundamentamos incorrectamente la táctica a seguir. Tenemos que prestar mucha atención a las conexionesde lo causal con lo casual política/ideológicamente, porque nunca se pueden concatenar en los fundamentos teóricos en un “todo” como opuestos

Porque lo casual es inubicable en el espacio/tiempo; es desconocido en sus formas de consecuencias o efectos; en el lugar y en el momento que se producirá. La interrelación no se puede identificar con objetividad pero se puede predecir como alternativa posible. 5ta. Moraleja: las teorías políticas/ideológicas van cambiando dentro de cada ciclo de la materia/energía en movimiento, formateadas por los factores externos enfrentados como opuestos de los flujos y reflujos de la lucha de clases.

LOS CUBICADOS NO HAN DEJADO DE RESPIRAR, Y CONTINÚAN A JADEAR

Leemos y releemos algunas de las últimas publicadas por la Posta y encontramos “ciertas” constantes que nos llaman la atención ideológicamente. Extractamos dos de ellas, para intentar interpretarlas. En Postas recientes, se publican en varios escritos, dónde, ¡el escriba de turno!, cada “tantos” párrafos nos “avisa” que futurólogamente nos detallará, un “punto”, el cual lo deja pendiente para “otra” entrega. ¡Es decir!, ya nos alquila “su” butaca, para que lo tengamos que “papar” en la próxima Posta. ¡Genial! estilo de cada uno de estos relatores capciosos,que nos “atan” a sus demoníacas cuitas con sus endeblestriquiñuelas políticas/ideológicas.

Y lo otro, que nos atrae puntualmente, es de “aquellos escribas” de ésta singular cofradía que en sus diatribas utilizan un enredado dialecto farabutico imposible de entender los balurdos bochornosos que vociferan, los que “vuelcan” soezmente sobre nuestros pensares para intentar “posicionar” cúbicamente  sus fundamentos teóricos, principalmente entre los haceres revolucionarios y el Estado.

Entre otras, ¡barbaridades!, piden a gritos,…más cárceles..., como solución de “vanguardia” del Poder Popular capitalista, el que comparten simbióticamente con el progresismo explotador, rejuego burdo y tramposo en el que están inmersos en “su” hediondo ombliguismo oportunista colaborador del sistema que “dicen” querer cambiar. O, deregurgitar un demencial mamotreto con un gargarismo docto proletario en un “incomprable” revoltijo insalubre de esquemunes dialécticamente extintos. Una y otra vez, “nos” martillan sus teorías utilizando la “vieja y consabida” palabrería cubicada de aristas ideológicas herrumbradas, para prosear desubicados postulados dentro de un universo totalmente dogmatizado y fuera de toda realidad, en la que ha diario tenemos que convivir juntos, incluyéndolo/s, a los que, ¡escriben!.

¡Todo, lo hacen!, más desubicados que tomando sopa con tenedor. Tratan de construir fantasiosamente un inexistente teatro político/ideológico histórico, virtualmente diseñado como copia -de ejemplo positivo- extraído “de los pelos” de los peluquines usados en la época, a siglo y medio de distancia del pasado reciente,(mediados del 1850), para fundamentarlo mecanicistamente en un refrito cuadriculado dentro de un dogmatismo cubico/cuadrúpedo que, ¡asusta!. (Tuvimos que leer 3 veces el mamotreto para intentar entenderlo). ( nder : se trata de la nota CAPITAL, DEMOCRACIA, DICTADURA DE LA GANANCIA“¿Es mejor vivir en democracia que bajo una dictadura…? " de Proletarios Internacionalistas publicada en n° 1590 -18/4)

TRATEMOS DE DESENREDAR ÉSTE ENREDIJO QUE NOS LEGARON LOS 3,1416 (PI)

Precisamente, porque todo cambia en el mundo entero a cada golpe del reloj, y en “especial” en el espacio/tiempo deltranscurrir históricouruguayo, dónde vamos haciendo dentro de la naturaleza, porque somos parte integrante de ella como materia/energía. ¡Ignorantes!, desde aquel pasado reciente, ¡neófitos!, en éste mismísimo  presente.¡Pero!, parecería que “unos” cuántos de ustedes se quedaron colgados con sus vetustos pensares y decires enganchados hibernando -a tapa cerrada-, en el perchero político/ideológico. ¡Lejos! de la realidad materialista objetiva del “hoy”.

¡Recuerden! una vez más, que el 1% de los súper ricos, viven explotando y a costillas del 99% de los súper pobres del mundo en que trabajamos ¡todas/os! Por lo que, avisamos, el: ...proletariado cada vez es menos identificable  y está cada vez más difuminado  como clase social y en vías de extinción por la impresionante automatización y robotización de las macro industrias coordinadas y centralizadas en la globalización,que obliga a los pocos proletarios que aún quedan trabajando, a “ser” técnicos asalariados, por lo que, se ha transformado en una ínfima minoría en las sociedades actuales. Ahora, la clase revolucionaria son los explotados/depredados por el gran capital financiero en el mundo entero, son, los: trabajadores, sub ocupados, y desocupados.

La...explotación del hombre, por el hombre..., nos rejunta a toditos/as, por igual en el 99%, para sancocharnos en este cruel capitalismo diabólico, titiritándonos a piacere con este artilugiosimbiótico que “nos obliga” farragosamente a aceptar el mundo depredador globalizado que diezma nuestras vidas, ¡explotándonos miserablemente!

¡Ustedes!, al decir del compa Mau Mau están orinando afuera y muy lejos del pinico. “Sus” pareceres continúan a  declamar  ilegibles discursetes adornados con sonadas frases históricastraídas de los pelos e impostadas con fórceps dedodialécticos. Balbuceande continuo comparativos entuertos teóricos los que en su mayoría son: ...inaplicables, nunca sirvieron para imponer el Socialismo Revolucionario en ningún país.

¡Pero!, ¡ojo!, todo ha cambiado y ya no tenemos proletariados como clase mayoritaria, sino trabajadores, sub ocupados y desocupados. ¡Tampoco! tenemos plusvalía como el gran fundamento de beneficio rapaz en nuestras economías, sino, valor del costo del dinero que genera beneficios incuantificables para la acumulación financiera, sin tener que explotar -casi- mano de obra asalariada, sino solamente generar una cadena de deudas, o préstamos externos leoninos que se acumulan consecutivamente para producir laoprobiosa dependencia con los centros de poder mundiales imperialistas, constituyéndose en el cepo internacional que nos agobia de por vida.

Está muy bueno recordar los decires de aquel pasado histórico, que han dejado como grandes enseñanzas los dirigentes legendarios. A veces, se hace válido tratar de interpretar -puntualmente- alguna realidad parecida, parangonando “aquello”,con, ¡esto! Lo aceptamos, pero con el cuidado necesario para poder estimarlos como ejemplos comparativos válidos para interpretar los análisis políticos/ideológicos actualizados y no intentar dogmáticamente plagiarlos enyesando el pasado.

ESCRIBEN: ...“EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO NO ES UN MOVIMIENTO POR LA DEMOCRACIA SINO CONTRA LA DEMOCRACIA”...

Lo leemos, lo releemos, una, dos,...muchas veces, y no salimos de nuestro ¡asombro!

 Es tan grande vuestra hibernación ideológica,que habría que ponerles “a salvo” en formol. Éste es el vivo ejemplo de lo que más arriba apuntamos,...están enyesando a la democracia y para colmo de males la “atan” a la interpretación del pasado reciente de forma irreal y absurda.

¡Pero!, para colmo de males, ¡le agregan!:

...LA HUMANIDAD NO SERÁ DEMOCRÁTICA, PORQUE DICHOS TÉRMINOS SON ANTAGÓNICOS”...

¡La verdad!, que pensamos que,...están totalmente, ¡locos! Arman un barullo ilegible con los fundamentos que expresan conceptualmente entre la democracia y su relación con el Estado. ¡Hacen! un enredijo digno del mejor Hospital de Psiquiatría. ¡No!, ¡no!, ¡orates!, vuestra enfermedad dogmática cuadrúpeda cubicada no les permite ver la realidad, ¡tal cual, es!, están desvariando muy lejos de lo que la gente necesita.

La democracia, es ¡siempre! Revolucionaria, es la participación horizontal de los explotados y sin nada para con sus luchas por su liberación definitiva. Por eso, tratamos de instrumentar Revolucionariamente el buen vivir Artiguista,para construir colectivamentela más amplia democracia participativa, en absoluta concordancia con la naturaleza.

El Estado capitalista debe de ser progresivamente desmantelado. Planificaday progresivamente será desarmado para ir creando la Estructuración Federada de las Producciones Estratégicas por Ramas, bajo el principio rector de las Propiedades Sociales Colectivas de los Trabajadores, organizado en Cordones Industriales zonales y regionales. Éstos cambios estratégicos y de matriz de una nueva democracia participativa de los trabajadores tendrán como principio rector la extinción progresivade la explotación del hombre por el hombre dentro de los avancesde las luchas revolucionarios y en paralelo el antipatriarcado obsceno como independencia de género.

Aplicando lastácticas correctas que permitan avanzar a la clase explotada de los trabajadores, sub ocupados, y desocupados, quienes organizados en sus propias formas democráticas asumirán dentro de una única estrategia como otro de los principios rectores la defensa del medio ambiente y la ecología en todas sus expresiones y particularidades para la protección de la vida toda. Federativamente sedeberán  formatear los haceres políticos/ideológicos ysus fundamentos estratégicos teóricos para el cambio del sistema capitalista explotador por el Federalismo Revolucionario Socialista Artiguista.

EL SOCIALISMO DE NUEVO TIPO, CRECE Y SE CONSOLIDA PARA ¡QUEDARSE!

Vamos andando a paso firme en la construcción de los valores que aporten avances al colectivo por el buen vivir Artiguista, tarea que cincelamos a diario con alegría y dedicación. Nuestra concepción para la construcción de un nuevo sistema económico/político se basa en el Federalismo Revolucionario Artiguista para la construcción del Socialismo

Fundamento que se sostienecolectivamente manteniendo el principio rector de que solamente será posible y válido diseñarlo afuera del cajón de los boniatos encepados. Avisamos que,...absolutamente todos los capitalistasexplotadoresdejarán de serlo como opuestos casualmente. No se extinguirán, desaparecerán por saltos.

Vamos filtrando pensares para construir haceres, observando a nuestro alrededor en todas direcciones y abriendo muy bien: ojos, y oídos, para olfatearlos ¡mejor!, lo que nos permitirá  definir con la fuerza indestructible del buen vivir Artiguista el marchar a paso firme y seguro hacia nuestros objetivos comunes, alumbrados por la utopía para la construcción del Socialismo Revolucionario Artiguista Federativo.

CONCEBIR ENTRE TODAS/OS EL BUEN VIVIR ARTIGUISTA ES HACER LA UTOPÍA

  LA LUCHA POR EL SOCIALISMO, ES EL DERECHO A CONSTRUIR UNA VIDA DIGNA

FRENTE PATRIÓTICO ARTIGUISTA

FPA - postaporteñ@ 1592 - 2016-04-22 19:56:22
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] Siguiente