Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

El Orgullo

El orgullo engendra al tirano. El orgullo, cuando inútilmente ha llegado a acumular imprudencias y excesos, remontándose sobre el más alto pináculo, se precipita en un abismo de males, del que no hay posibilidades de salir.

Sócrates

El populismo mentiroso existe desde épocas inmemoriales, fue muy practicado desde que sus creadores como Platón, cuando le dio forma a la retorica, de hablar y prometer mucho y no decir nada, y una vez en el gobierno hacer todo lo contrario.  Es mas decir mucho y prometer de lo que  justamente ellos saben nunca hará nada

Ya que antes realizaron un pacto secreto con sus FF.AA., mercenarias y lacayas de las clases dominantes, y sellaron un acuerdo de conciliación de clases, con la burguesía.  Para que les permita administrar, (que no es tener el verdadero poder, ya que el mismo es manejado por la burguesía financiera a nivel de sus organismos internacionales, Banco Mundial  y  FMI). Y la parte de formación  militar de sus cuadros y de inteligencia  se la deja al Pentágono o a países sionistas con expansionismo colonial de ocupación de territorio, previo masacre de sus pobladores como el sionismo judío.

El estado como tal, creado como aparato representativo de los intereses ideológicos y materiales de aquellos que lograron tirar abajo las monarquías, cuando vieron que ya no les seria mas negocio, el mismo para recabar riquezas en esta  América latina que sigue con sus venas tan abiertas por el vampirismo de los países capitalistas. Me trae a recuerdo el viejo populismo hipócrita, de Chicotazo o de la aquella U.B.D., (unión blanca y democrática), que su slogan, que de paso les dio sus buenos frutos electorales, que era ” o gana la U.B.D. o todo sigue como esta”……. Bueno gano la U.B.D. y todo no solo siguió como estaba, que si no fue peor.

 Un senador al cual no pienso nombrar por respecto a su memoria, le comento a un compañero que  tuvo que irse a vivir al exterior; por haber estado muy comprometido en algunas operaciones, que le costó dos atentados por lo menos por parte de grupos de la inteligencia de la OCOA de asesinato en el exterior. Mira  le dijo te soy honesto, “acá no va  a pasar nada, porque hay gente del gobierno que ya cerro un pacto con los milicos, para poder gobernar y no ser hostigados por los grupos de inteligencia y contrainteligencia” personalmente me causa estupor, que cuando un grupo de militantes, va a escrachar  la casa de un torturador, los mismos milicos le van a cuidar la misma. Acá todo el mundo sabe que la famosa prisión domiciliaria no existe y nunca existió, ya que ni siquiera les ponen la tobillera, y los mismos vecinos los ven salir y entrar de sus casas. Ahora bien, los servicios los dejan solo como carnada, para ver si alguno se lleva puesto a uno de estos desclasados que fueron formados como cuadros de inteligencia, en montar operaciones y en interrogatorios bajo tortura, y en grupos de escuadrones de la muerte y u operaciones de índole sicológicas.  Tengo mucha fe y confianza en esa nueva izquierda que está naciendo en Uruguay,  independiente y que ya no se come el sapo de las mentiras de los que nunca fueron de izquierda.

Haber cuando alguien me comenta sobre determinadas personas, que me dicen vistes a fulano  lo que era e hizo en los años 70 y mira ahora lo que es.  No es que cambio, siempre fue igual, nada más que hoy tuvo la oportunidad de demostrarse tal cual son. En realidad el pueblo somos todos hasta el cartonero que junta y quien suscribe vio comer de la basura.

Muchas veces, retrocedo en el tiempo y me imagino como serian con internet los padres y grandes teóricos con internet. Muchos siglos más atrás, estoy seguro se sentarían frente a un buen vaso de vino y cambiarían diferentes puntos de vista pensando en crecer intelectualmente, y más acá sentados tomando un buen café con vodka y amaneciendo en la discusión. Lo que si estoy seguro jamás caerían tan bajo como para sacarlo de la página.  Lo cual demuestra una actitud de uno que tuvo una historia nefasta, y que muchos critican y en la práctica son iguales. 

Y el muy bajo nivel de creer ser lo que nunca fueron por leerse, algún que otro clásico. Lo que hace a un revolucionario, primero es mirarse al espejo  verse a sí mismo antes de pensar que tienen la “autoridad” de juzgar a terceros. Y segundo ser verdaderamente solidario y  humilde.

Como siempre digo, la historia de ese compañero que todavía vive y estuvo dos años en la tortura, y le pregunte como hizo para no suicidarse. A lo que me contesto “una cosa es el conocimiento intelectual de una ideología y otra tenerla  asimilada”, hay muchos burguesitos que están convencidos de su intelecto y se forman una imagen de sí mismo que no tiene nada que ver con lo que son en la práctica

Nadie sabe nada y nunca terminamos de aprender.

No eres más revolucionario por un carnet o por un titulo que te cuelgues o un pequeño burgués te venga a decir lo que se puede o no expresar en determinado lugar. Esa gente me da pena. Después de más de 40 años de militancia en diferentes grupos, ser torturado, estar preso en una prisión militar  como el Penal de Libertad durante unos cuantos años y tener compañeros y familia  asesinada y torturada por los esbirros uniformados y de particular  del aparato armado del poder. Sinceramente, aprendan primero a ser solidarios y humildes y no se suban al camión de la revolución, porque si no estás preparado, al torturador no le interesa que le recites las obras completas de Lenin o Marx,

Todos los hombres y mujeres  somos hijos de nuestro tiempo. Vivimos, pensamos, sentimos, de acuerdo a lo que la sociedad ha producido en su momento histórico. Estamos atravesados por lo que la sociedad ha hecho de nosotros, por su incidencia sobre nosotros. En ese marco, también somos lo que hacemos. La sociedad está compuesta por hombres y mujeres  que hacen, impulsan, generan diversos tipos de cosas

RUBEN ARTIGAS - postaporteñ@ 1619 - 2016-06-14 15:10:24
postaporteñ@_______________________________

Uruguay | La Lechería actual y su crisis

Abril del 2016

Para encarar este tema es necesario hacer algunas consideraciones previas

La lechería en general es la actividad ganadera más sacrificada de todas, las vacas deben ser ordeñadas dos veces al día y se ordeña los 365 días del año, no hay sábados ni domingos libres, no hay feriados ni fiestas patrias en los cuales no se efectúe el ordeño diario.

La lechería es la actividad ganadera que más gente radica en el campo, se calcula que unas 20 personas trabajan en el rubro cada 1000 hectáreas.

También es la más civilizadora de las actividades, trae consigo la necesidad de la energía eléctrica, la mejora permanente de los caminos, las comunicaciones, las viviendas, las escuelas rurales, y por fin las gremiales y asociaciones lecheras.

La industria lechera requiere también de un importante número de trabajadores, desde los camiones que levantan la leche, los obreros que la reciben, los obreros que transforman la leche en diversos subproductos y todo lo que existe detrás para su comercialización.

Las nuevas tecnologías, (máquinas de ordeño, tanques de frío, comederos automáticos, etc.), han ido facilitando este sacrificado trabajo.

El productor lechero tiene fundamentalmente un gran amor por su actividad,

Formar un tambo lleva muchos años, se comienza de menos y se va a más,

No tenemos dudas de que el productor lechero uruguayo es uno de los mejores del mundo, están acostumbrados a sortear vicisitudes de todo tipo, cambios climáticos y precios bajos.

Al productor lechero le cuesta muchísimo dejar la actividad, pero si llega a la extrema decisión de cerrar su tambo, (que generalmente se da cuando sus hijos no continúan con la actividad, o cuando la crisis supera su paciencia), ese tambo nunca más vuelve a la actividad.

Esta es casi una regla sin excepción, en el Uruguay y en casi todo el mundo, tambo que cierra no se abre más.

Así que cuando escuchamos en la prensa las noticias sobre liquidaciones de establecimientos lecheros, sabemos que sus cierres son definitivos.

Por lo general el productor lechero es una persona que “está enchufada” todo el día en su establecimiento, es bastante reacio para cambiar sus hábitos de trabajo, es un ser sociable que gusta de las reuniones con otros productores.

La lechería es también uno de los principales rubros de exportación del país, la leche que se produce sobra para el abastecimiento interno, sólo el 30 % se consume en el Uruguay, el 70 % restante se debe exportar

Esto indica de por sí que el precio de la leche en general depende de lo que suceda con los precios internacionales, una crisis mundial repercute de sobre manera a la industria lechera y por ende a sus productores.

Hoy existen unos 4.625 tambos en el Uruguay, unos 1.700 remiten leche a CONAPROLE, (cooperativa nacional), y otros a otras industrias nacionales cooperativas (Calcar, etc) y privadas, unas de capitales nacionales (Pili, Claldy, etc) y otras extranjeras, (Parmalat-Gloria, etc.). También hay productores queseros individuales que venden en las ferias o en la calle.

Los precios que recibe el productor es muy variado, por ejemplo un quesero que lleva el producto a la casa puede vender a 200 pesos el kilo de queso, es decir obtiene 20 pesos por litro, otros lo venden en la carretera por ejemplo a 135 pesos el kilo, es decir 13.5 el litro, otros a heladerías a 11 pesos el litro, otros a CONAPROLE, a 8 pesos el litro, y otros a industrias extranjeras a 4 y 5 pesos.

El 70 % de los productores son pequeños y medianos productores, que tienen  áreas entre 50 a 499 has.

Se calculan que unas 20.000 a 25.000 personas están directamente vinculadas a la lechería, entre personas que trabajan en el campo y aquellos que trabajan en las industrias.

Van Velsen fue un técnico holandés que creó la división lechería en el INNIA en la década del 50 y el 60, este dijo que existen sólo cuatro países en el mundo capaces de producir leche a bajo costo, por su ubicación entre los paralelos donde las tierras son fértiles, el régimen de lluvias es bueno, y el clima benévolo para que la vaca convierta económicamente el pasto a leche, esos países son Australia, Nueva Zelanda, Uruguay y el centro de la Argentina, el resto de los países que producen leche lo hacen en forma poco económica y por lo tanto para que perduren deben de ser subsidiados por sus respectivos estados.

El Uruguay puede y debe de intercambiar su exceso de producción con países que tengan altas densidades de población, que esta tenga poder adquisitivo, y que no puedan producir fácilmente leche en sus respectivos países, caso de México, Brasil, Venezuela, Bolivia, Perú, Colombia, China, Rusia, y los países árabes.

Uruguay debe de olvidarse de entrar con productos lácteos a la Unión Europea y a los Estados Unidos, quienes tienen políticas para mantener sus productores asentados en el área rural y evitan a toda costa la emigración del campo a la ciudad.

Por lo tanto, la actividad lechera es una prioridad nacional

Brevemente un poco de Historia de la lechería

Podemos decir que hubieron cuatro etapas en la lechería nacional.

1 – la de los inicios de la misma con la llegada de inmigrantes europeos, suizos, alemanes, españoles e italianos fundamentalmente. Fabricación de quesos y venta de leche cruda en los centros poblados.

2- A partir de los años cuarenta, con la aparición de una Cooperativa Nacional  (que cumple 80 años de existencia), y con la exclusividad de la venta en Montevideo por un período de 50 años, mejora la calidad de la venta al consumo, comienza la pasteurización de la leche y se acaba la falta del producto en la mesa familiar.

El productor recibe un mejor precio por su producto, ya no depende de los comercios compradores de queso que devaluaban el precio del litro de leche.

Si bien toda intermediación tiende a quedarse con gran parte del trabajo de quien produce la materia prima, la cooperativación fue muy positiva en esos tiempos. 

Eran tiempos difíciles, la leche era enviada en principio en tren hasta Montevideo y luego comenzó la remisión en camiones que llegaban dos veces por día a los tambos.

3 – Desde los años 80 la lechería pega un salto cualitativo, comienza a aumentar la producción y rebasa con creces las necesidades internas, para convertirse el Uruguay en un importante exportador de lácteos.

Ese proceso tiene un nombre, Antonio Mallarino, pequeño productor lechero que fue presidente de la cooperativa en ese período.

Un importante servicio de extensión agropecuaria fue el responsable del incremento, 40 técnicos llegaban periódicamente a cada tambero llevándoles conocimientos y experiencia a los productores, unos la tomaban y otros no.

Manejo de las pasturas, implantación de praderas permanentes, pastoreos rotativos, sanidad del ganado, higiene y manejo en el ordeño, genética e inseminación artificial, instalaciones y granelización de la recolección de leche fueron los puntales para explicar el salto cualitativo de la producción lechera, sobre todo de aquellos productores remitentes a la cooperativa CONAPROLE.

Los otros productores lecheros no tenían dicha asistencia, este trabajo que implementaba una empresa privada, en este caso CONAPROLE, debía de haberla realizado el Estado Uruguayo y no una empresa privada.

La gran cantidad de productores de esa época, y sobre todo la creación de nuevas cuencas lecheras en el país, (Tarariras, Mercedes, Parada Esperanza, Rivera, San Carlos, Rocha, etc.), comenzó a “molestar” a la cuenca tradicional, (Florida, San José, Canelones),  que durante muchísimos años abastecieron la plaza de Montevideo y que ante cualquier crisis en las ventas al exterior veían una mayor caída del precio de la leche. “Qué cantidad de productores para repartir lo exportado”, dijo un presidente al final de esta etapa.

Al terminarse la exclusividad de la venta en Montevideo, comenzaron a aparecer otras industrias a competir entre sí el consumo de Montevideo.

Gracias a una nefasta e inédita forma de elegir a las autoridades de CONAPROLE, voto calificado. (A más litros enviados más votos), de esa manera termina la “era Mallarino” y comienza a ser manejada la empresa por los grandes productores, sobre todo los de la cuenca tradicional.

Eliminar los servicios de extensión y cerrar plantas en la extra cuenca, -con el pretexto de mejorar la eficiencia-, fue la excusa para que cientos de productores quedaran sin apoyo técnico, este hecho marca el fin de esa tercera etapa y comienzo de esta última.

4 – Comienzo de una etapa, que desde nuestro punto de vista, marca un declive de la lechería., En la década de los 90, comienza una marcada tendencia al cierre de establecimientos lecheros por factores que ahora veremos.

La crisis en la lechería no es de hoy, podríamos decir que desde hace unos veinte años la lechería ha ido entrando en crisis

Hace treinta años atrás existían en Uruguay unos 7.335 establecimientos lecheros, hoy hay unos 4.625, la mayor cooperativa del Uruguay (CONAPROLE), contaba con unos 5000 remitentes, hoy sólo persisten unos 1700., la lechería ocupaba un millón de hectáreas, hoy se calcula que ocupa un medio millón de hectáreas.

Los tambos que subsisten han aumentado enormemente su eficiencia, han pasado de producir 1800 litros por ha y por año a producir el triple.

Las cabezas de ganado se han concentrado en menos espacio, y los productores se las han ingeniado para alimentarlas mejor.

Existe una controversia cuando nos dicen que hoy en día se produce más leche que antes, y por ese motivo nos dicen que la lechería ha mejorado, que el rubro no ha retrocedido, nosotros pensamos que el rubro lechero no se mide por la leche producida, sino por la cantidad de productores en actividad.

La pérdida de productores es la verdadera crisis, porque de haber subsistido y mejorado su eficiencia, hoy estaríamos hablando de producciones muy superiores a las registradas.

La pérdida más importante se ha dado en las llamadas “extra cuencas”, y a manera de ejemplo podemos decir que en la región que tiene como centro a la ciudad de Mercedes llegaron a haber unos 280 establecimientos lecheros, hoy quedan solo alrededor de 40.

La planta de leche en polvo de Mercedes estaba prevista para recibir 400.000 litros diarios de una región con base de 50 kms de radio, hoy recibe 350.000 litros de leche provenientes de zonas bastante lejanas, como Paysandú, Salto, Tacuarembó, Colonia, etc.

Para nosotros comienza una verdadera crisis, que ha tenido épocas buenas y malas.

Por qué han ido cerrando los tambos?

Son muchas las causas :

1 –Pérdida del poder adquisitivo del litro de leche- Una es la pérdida del valor de la leche con respecto a otros productos o a los insumos necesarios para producir la misma, hace  treinta años atrás con 2,5 litros de leche por ejemplo, se compraba un litro de gasoil, hoy se necesitan desde unos 5 litros a unos 9 según cuanto se le pague al productor, la leche ha ido perdiendo valor adquisitivo a través de los años.

Los productores para paliar esa pérdida aumentaron la eficiencia, debieron producir más leche que antes para comprar lo mismo que necesitaban.

No todos lo hicieron.

Por este motivo se perdieron muchísimos productores.

Para aumentar la eficiencia el productor debe de tener “la cabeza abierta” a recibirla tecnología necesaria para ello.

Los centros de investigaciones, aquellos que estudian y prueban modelos para lograr más altas producciones trasmiten a través de técnicos de extensión dichas metodologías.

Por esos tiempos se hacía un cuento que expresaba la necesidad de incorporar tecnología por parte de los productores.

Dos cazadores huían de un león que los perseguía, en esa carrera uno de los dos se detiene y el otro le pregunta por qué se para, y el otro le responde que se está cambiando de calzado para correr más rápido para que el león se coma al otro.

Significaba esto de que el productor debía proveerse de tecnología (los zapatos) para salvarse del león, (el cierre de su establecimiento).

No todos se pusieron zapatos.

También la cooperativa desarmó los servicios de Extensión que sobre todo les llevaba la información a aquellos productores que no podían pagarla.

2 - El advenimiento del “boom” sojahizo que muchísimos tambos, sobre todo medianos y grandes cambiaran de actividad, -por lo menos en estas “extra cuecas”, que cuentan con excelentes tierras para la agricultura.

Menos complicaciones, menos sacrificios, menos problema con personal, etc. hicieron que se cerraran cientos de tambos, lo mismo pasó en la Argentina unos años antes.

Los lecheros con áreas menos importantes no cambiaron de rubro, ya que la soja no tiene mucha rentabilidad por hectárea, hay que tener miles de hectáreas para ser un buen negocio, por eso el negocio de la soja lo tienen los latifundistas y las grandes corporaciones agrícolas, un tambero de 100 hectáreas si hace soja, se muere de hambre y arriesga todo su capital.

3 - Otro drama ha sido el poco recambio generacional, los hijos de los tamberos en una gran proporción no quieren seguir en esa actividad, todo para un estudio sociológico.

4 - Otro problema ha sido la cada vez menos mano de obray también menos calificada del personal que trabaja directamente en el tambo, también para estudiarlo sociológicamente.

Sobre estos dos puntos, -recambio generacional y mano de obra calificada-, los antiguos servicios de Extensión tenían una estrategia para evitar esos problemas mediante cursos para jóvenes y para empleados de tambo.

Como resumen podemos decir que de los 7.335 tambos que había en Uruguay en 1986, (de los cuales 5000 remitían a CONAPROLE), a la fecha han subsistido unos 4.625, (hoy remiten a CONAPROLE unos 2000 establecimientos).

En esta etapa los productores pasaron épocas malas, con bajos precios y problemas sanitarios importantes como lo fue la Fiebre Aftosa en el 2002. Y épocas un poco mejores con buenos precios internacionales, (5200 dólares la ton de leche en polvo), sumado al “atraso cambiario”, hicieron que el litro de leche valiera cerca de los 0.40 dólar por litro,

Fueron años de “bonanza” para los lecheros, hablamos de los años 2004 al 2014 aproximadamente, hasta que los precios internacionales cayeron a menos de la mitad de lo que habitualmente se venía produciendo.

Y acá comienza la actual crisis lechera.

Hoy la lechería está pasando por una dura crisis

La caída de los precios internacionales, la dependencia de la producción uruguaya de los mismos y la situación climática reinante son las causas de que hoy los productores lecheros estén en una grave situación.

Muchos productores, la gran mayoría, en esos años de “bonanza” hicieron inversiones muy importantes en sus predios, recambio de maquinaria y equipos para ordeñar, mejora en sus viviendas, compra de viviendas en la ciudad, recambio de vehículos, utilización de tecnologías de punta, plazas de alimentación, contratación de equipos para hacer sus forrajes, etc., todo en dólares a pagar en el futuro.

Casi todos los productores pagan los servicios recibidos, (luz eléctrica, impuestos, arrendamientos, salud, y acreedores varios), descontándolo de las remisiones mensuales, y cobrando en efectivo el sobrante del dinero,

Al bajar el precio de la leche, los compromisos asumidos dejan sin efectivo a los productores, estos entran “en rojo”, y los acreedores quedan sin poder cobrar, sólo los servicios imprescindibles son descontados,

“El tambero no sabe ahorrar” dijo un dirigente lechero, no domina los ciclos financieros, no sabe de eso y pocos se los explican, más bien fueron alentados a invertir por parte de las empresas vendedoras de insumos agropecuarios.

Otra de las características de esta etapa ha sido la aparición de los llamados “megatambos”, la mayoría de ellos propiedad de extranjeros, neozelandeses, argentinos, etc., y productores uruguayos con muchos tambos en propiedad, tambos todos estos que envían muchos miles de litros diarios.

A esta crisis de precios se le agrega la situación climática reinante en estos últimos días,caminos rurales en pésimo estado, barro en los tambos que dificultan el caminar de los rodeos y los afecta en su producción y sanidad, problemas en la cosecha de diferentes granos como sorgo y maíz fundamentalmente, todo esto trae como consecuencia una baja en la producción de la leche que vale cada vez menos.

Es un “combo” completo.

Que hacer, que proponer entonces ?

Nosotros, como UP, pensamos que un gobierno en esta situación debe de ayudar a un sector que podríamos definirlo, -por todo lo hablado- , como de interés fundamental y estratégico para el país.

Medidas a corto plazo o urgentes

Créditos para el sector con re pagos a largo plazo y bajo interés.

Sería bueno estudiar el préstamo en litros de leche y no en dólares.

Establecer franjas que defiendan al mediano y pequeño productor.

Rebaja en los insumos que necesita el productor, - hasta tanto no cese la crisis-, fundamentalmente en la energía eléctrica y en los combustibles, -puede ser la creación del gasoil para uso rural. Como existió hace 50 años atrás.

Medidas a mediano plazo

No dejar que las empresas paguen precios de ruina a los productores, (como sucede en el norte que pagan 3 y 4 pesos el litro de leche), establecer por lo tanto un precio mínimo que asegure una mínima rentabilidad.

No deberíamos dejar instalar empresas extranjeras , (y todavía con facilidades que no se le dan a las nacionales), que en vez de comprar nuestros productos, vienen a “comprar” nuestros productores y a competir con la industria nacional, quien fue la que preparó a esos productores, casos concretos como el de Gloria (peruanos) y el de los mexicanos que tienen plantas en Salto y Cardona, empresas que tienen millones de consumidores en sus países de origen, pero en los no pueden producir la materia prima.

Tomar todas las medidas que se puedan tomar para defender a las empresas cooperativas y nacionales.

Medidas a largo plazo

Son todas aquellas que están en los programas de la Unidad Popular con referencia a los cambios estructurales de la actividad agropecuaria, que pasan por la tenencia de la tierra, el apoyo técnico estatal a los productores, como así también el apoyo económico y social hacia el sector.

Horacio Zefferino | Médico Veterinario

Charla – Taller sobre LECHERÍA

* Médico Veterinario Horacio Zefferino (Soriano)

* Dr. Rómulo Rodríguez (Florida)

* Julio González (S. de Bancada) y productores de la zona.

Club San Lorenzo -  Oribe 624  - San José

Jueves 16 de junio  -  Hora 18 y 30

Convoca Unidad Popular

julio - postaporteñ@ 1619 - 2016-06-14 14:59:15
postaporteñ@_______________________________

GAVAZZO SIN PIEDAD: no tiene ningún atisbo de arrepentimiento

TITO GOMENSORO y El GORDO MARCOS

Claro que fueron héroes los “tupas anónimos” como Gomensoro y Marcos, aguantaron la tortura y se jugaron la vida. Vaya si lo son!... Los que no lo son ni lo serán nunca son los “famosos cabecillas o líderes“, los que se auto escribieron la historia oficial guardándose para si los mejores lugares y hoy ocupando el Gobierno y vendiendo el país como lo hicieron con el MLN

Enrique Alzugaray (tomado del portal de 180.com)

“Gavazzo. Sin piedad”, según Rilla y Chasquetti

El periodista Leonardo Haberkorn presentó su libro “Gavazzo. Sin piedad” este jueves en No toquen nada, acompañado del historiador José Rilla y el politólogo Daniel Chasquetti. Rilla destacó el lugar que tienen en el libro las explicaciones recíprocas que dan tanto Gavazzo como las víctimas, mientras que Chasquetti dijo que le impresionó que en la obra no haya un juicio moral a priori que condene al exmilitar condenado por delitos de lesa humanidad.

 02 de Junio de 2016 | Por: Redacción 180

El último libro del periodista Leonardo Haberkorn se titula “Gavazzo. Sin piedad” y recoge el testimonio del teniente coronel retirado José “Nino” Gavazzo, condenado en 2006 por violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura y que actualmente cumple prisión domiciliaria.

Este jueves, el libro fue presentado en No toquen nada, con la presencia de su autor junto al historiador José Rilla y el politólogo Daniel Chasquetti.

Rilla dijo que la obra “da una visión sobre el valor que tiene el relato concreto de las cosas”. Para el historiador, si no está esto “es muy difícil construir una historia” y felicitó la decisión de Haberkorn de componer un escenario múltiple, con varias caras y basarse en el eje de dos víctimas: Roberto Gomensoro Josman y Eduardo Pérez Silveira, “el Gordo Marcos”.

“Creo que es una decisión inteligente que toma (Haberkorn) porque le permite armar una narración, y es probable que uno no pueda entender bien a Gavazzo sin pensar en sus víctimas. Esto me parece importante: la combinación victimario y víctima”, añadió Rilla.

El historiador planteó que el libro genera en el lector la pregunta de cómo se hace un criminal y señaló la importancia de escapar a la tentación de decir que Gavazzo se distinguía del resto por ser “un loco”.

No, no es ni enfermo, ni un anormal ni un loco y ahí empieza el problema. Sería mucho más tranquilizador para todos los que lo estudiamos y lo sufrimos, creer que no pertenece al género humano. Tengo malas noticias, lamentablemente, está hecho de lo mismo que estamos hecho nosotros. Por eso, víctima y victimario se tienen que explicar recíprocamente”, agregó.

Para Rilla ese “juego entre víctima y victimario” está muy presente en el libro y tiene su relevancia en que la víctima no necesita explicación “porque no tiene opción cuando se transforma en víctima”, mientras que el victimario sí porque puede elegir si torturar o no.

Por su parte, el politólogo Daniel Chasquetti indicó que le impresionó que el relato sobre Gavazzo “esté construido sin prejuicios desde el inicio del libro”, en el que “no hay un juicio a priori que lo condene”. Remarcó que la narración comienza con la infancia de Gavazzo y la de sus antagonistas (Gomensoro y Pérez Silveira) pero no lleva al lector a pensar “que ese individuo se iba a terminar transformando en lo que se transformó”.

“La historia de Gavazzo es una serie de decisiones que conducen al declive moral. Cada decisión trae nuevos escenarios que lo llevan a tomar nuevas decisiones y cada vez es peor. Al final de los días, termina en lo que es: un individuo sin paz, y su familia también. Le podríamos cambiar el nombre al libro de ‘Sin piedad’ a ‘Sin paz’”, comentó Chasquetti.

El politólogo destacó también que se hayan incluido los juicios de Gavazzo que tenían sus superiores, porque “ahí hay una pista maravillosa para entender cómo se va moldeando su personalidad”. Contó que en el libro se ve cómo las autoridades militares destacan el cumplimiento y la obsesión de Gavazzo por su labor; además de mostrar que “era un tipo complicado desde su juventud”, según contaban sus compañeros de armas.

Chasquetti remarcó lo interesante de ver la formación de la personalidad del exmilitar, quien “cuando se vuelve un experto torturador de mujeres, al mismo tiempo, se transformó en un individuo que frecuentaba todos los prostíbulos del Interior”.

Además, el politólogo dijo que el libro es una suerte de “reivindicación de las víctimas” porque son nombres poco conocidos que “fueron héroes porque soportaron” las agresiones y torturas de Gavazzo y otros.

 

FF.AA. y MLN:

"Es un silencio mafioso que sostienen unos y otros"

Por: Magdalena Herrera-Ecos. LA: 10/06/2016

Luego de terminar de escribir "Milicos y Tupas", al periodista y escritor Leonardo Haberkorn le quedó claro que hubo un antes y un después en el cuartel de Artillería 1, conocido como La Paloma, en 1973. Ese antes y después tenía nombre y apellido.

Desde ese momento, Haberkorn continuó la investigación, con miras a un libro, que fue variando, tomando nuevos rumbos, a medida que aparecían revelaciones sorprendentes.

Asimismo, el autor de "Gavazzo Sin Piedad" logra entrevistarse con el militar condenado por el asesinato de 28 personas y actualmente en prisión domiciliaria.

“No le niego que se haya colgado a alguno, no. Pero dentro de la escala de tortura, colgar a una persona de los brazos, es nada. Yo no quiero que me lo hagan, pero es nada”, le dijo en algún tramo de los diálogos que se transcriben en el libro.

“Suena brutal eso de tirarle una granada en la celda. ¡De gas! ¿Y de qué otra forma usted reduce a otra persona?”, revela Gavazzo en otro tramo.

Leonardo Haberkorn afirma que el título de su nuevo libro "admite varias lecturas" y que prefiere que cada lector elija por su cuenta.

-Según contás, Gavazzo a pesar de estar en el Hospital Militar, no lucía enfermo. ¿Imaginabas encontrar ese hombre tan vital?

-No me sorprendió. Ya había hablado con gente que lo había visto allí y me habían contado que se mantenía activo, hasta donde lo permitían sus circunstancias.

-Este libro se gesta de alguna manera en "Milicos y Tupas", uno de tus libros anteriores. En el momento de terminar ese libro, ya te habías propuesto hacer algo sobre Gavazzo o, ¿fue cuando te contactaron las hijas del Coronel retirado Juan Carlos Gómez?

-Cuando terminé "Milicos y Tupas" quedé con la idea de averiguar qué había pasado en el cuartel de Artillería 1, conocido como La Paloma, en el cerro de Montevideo, cuando Gavazzo llegó en 1973 para liquidar la tregua entre el MLN y el Ejército en esa unidad. Según mis fuentes en aquel libro, militares y tupamaros, la llegada de Gavazzo provocó un antes y un después en ese cuartel, incluyendo un recrudecimiento en la tortura. Hubo muertos dentro de la unidad. La idea de investigar esos hechos ya la tenía. La aparición de las hijas del coronel Gómez me dio otro impulso.

-Ante tanto silencio militar, ¿por qué crees que Gavazzo te da las entrevistas?

-Es una respuesta que solo él puede dar. A mí me dijo que yo no podía ni imaginar las razones por las cuales había aceptado hablar conmigo, cuando había rechazado tantas otras propuestas. Me nombró a algunos colegas que lo habían llamado para entrevistarlo y él había declinado sus ofertas. Hablé con uno de ellos para chequear el dato, y era cierto.

-Al entrevistar en periodismo uno se puede dar cuenta lo que el entrevistado quiere comunicar. Luego, el diálogo toma el rumbo que el periodista más sagaz o no elige. Pero en esa primera instancia de charla hubo algo que notaras que Gavazzo quisiera decir en ese momento: ¿esas razones tan ocultas?

-Él ya antes había publicado su autobiografía. Según dice, la escribió para dar una versión más benigna de su carrera y su vida, sobre todo para su gente más cercana. Supongo que algo de eso puede haber en la decisión de aceptar dar una entrevista. Si en este caso lo logra o no, prefiero que la gente lea las entrevistas que se transcriben en forma textual y, junto a los otros elementos del libro, saque sus conclusiones.

-¿Cómo fue tu primer encuentro con Gavazzo? ¿Qué te generó? ¿Miedo como a muchos?

-Sentí la obvia ansiedad de tener que enfrentarme a un entrevistado difícil, entrenado profesionalmente en contrainteligencia, que es el arte de engañar al otro. Alguien que, además, siempre se había negado a aceptar todos los cargos en su contra. Basta decir que, a pesar de las decenas de testimonios de tortura que hay en su contra, en su extensísima autobiografía apenas dedica unos párrafos a decir que en los años duros se vio obligado a "apretarle el gañote" a algunos detenidos. Y pocos días después de la publicación aclaró que "apretar el gañote" no era torturar, sino apenas una imagen literaria. En fin, yo iba a sentarme frente a él y tenía la obligación de encontrar algo que valiera la pena.

-En el libro contrarrestás la historia de Gavazzo con la de otros personajes, en una narrativa intercalada. Pero los tres principales protagonistas de "Gavazzo. Sin piedad" son el propio Gavazzo y dos tupamaros que murieron muy jóvenes, el Gordo Marcos y Tito Gomensoro. ¿Por qué los elegiste?

-Por varias razones. En ambos casos Gavazzo está implicado. Ambos mueren en el cuartel de Artillería 1 de La Paloma cuando termina la tregua. Es lo que dije antes: sus trágicas historias son la continuación de la trama de "Milicos y tupas". Gomensoro fue, además, el primer desaparecido. Los que lo mataron decidieron inaugurar con él esa política que hasta hoy nos duele. El juicio por su muerte es casi una historia en sí misma, con mentiras, traiciones y dos heroínas inesperadas. Por otra parte, ambos eran hasta ahora dos víctimas olvidadas, de las cuales casi nadie hablaba, ejemplo perfecto de los miles de jóvenes que fueron reclutados por los líderes del MLN para llevar adelante una revolución condenada de antemano por estar basada en premisas políticas todas equivocadas, algo que nunca se admite. Representan a los cientos de jóvenes que fueron arrastrados en vano a la tortura y, en este caso, a la muerte. Ambos casos, además, desnudan la trama de ocultamiento que el Ejército como institución tejió para engañar a sus familias y a la opinión pública. Hasta hoy. Creo que el relato de los hechos, así como las anotaciones en el legajo de Gavazzo, interpelan al Ejército por sus actos del pasado y por su tan equivocada política de silencio desde 1985 hasta hoy

¿Gavazzo los recordaba?

-En el caso de uno de ellos negó todo vínculo. En el otro terminó por reconocer haber tenido una participación directa y grave en los hechos que llevaron a su muerte y desaparición. Es una de las revelaciones del libro.

-El libro brinda un testimonio terrible de una mujer embarazada, también tupamara, que expresa gratitud por un oficial, ni ella ni él quieren decir su nombre. ¿Por qué entendés que a esta altura no se logra que militares, y también integrantes del MLN, según se puede deducir luego de leer tu libro, no quieran contar la verdad total, y solo a medias?

-Creo que hay muchas razones. Sobre la historia edulcorada y tergiversada del MLN se han edificado carreras muy exitosas. A su vez, las Fuerzas Armadas eligieron el silencio como estrategia para no rendir cuentas de crímenes injustificables. Uno y otro bando castigan al que habla fuera del discurso oficial. Cuando publiqué "Milicos y tupas", aparecieron algunos tupamaros alcahuetes oficialistas castigando al profesor Armando Miraldi y al contador Carlos Koncke por haber dado su testimonio crítico. Y al coronel Luis Agosto, el militar que habló en ese libro, gran parte de sus colegas le niegan el saludo, le dan vuelta la cara... ¡por haber contado su propia historia!

Es un silencio mafioso que sostienen unos y otros y que existe para seguir medrando con las respectivas historias oficiales

¿Existe algún libro de historiador nacional que logre satisfacer realmente tu interés durante la guerra sucia?

-Hay muchos libros que aportan. Si tengo que elegir uno elijo "El color que el infierno me escondiera", de Carlos Martínez Moreno.

-En este libro quedan revelados más aspectos desconocidos como el tema del Primer Vuelo, las colaboraciones del MLN, y por supuesto además de las torturas, la muerte. ¿Investigás y luego ves por donde irá el libro? ¿O te trazaste esas tres historias principales desde un inicio, y las secundarias también?

-En este caso, la investigación fue cambiando al libro. Cuando comencé a escribir, lo que tenía en la cabeza no era este libro. Hubo varios cambios de rumbo, incluso uno que me hizo descartar tres o cuatro capítulos ya escritos para volver a empezar desde un ángulo totalmente distinto.

-¿Cual fue ese cambio de rumbo tan importante que te hice descartar tres o cuatro capítulos?

-El libro, en un principio, se centraba más en Gavazzo, al estilo de una biografía. La lectura detenida de las cientos de páginas del expediente del caso Gomensoro provocó un primer cambio. Las declaraciones de Gavazzo sobre Eduardo Pérez Silveira, el Gordo Marcos, también fueron un mojón, lo mismo que el testimonio de Luis Alemañy sobre él. En un momento me di cuenta que las historias de Tito Gomensoro y el Gordo Marcos tenían que vertebrar el relato y tiré todo lo que tenía escrito hasta ese momento.

-Una de las grandes revelaciones es el papel de Trabal. ¿Lo imaginabas?

-No. Fue una de las sorpresas que emergió de la lectura y análisis del extenso legajo de Gavazzo. Son cientos de páginas, pero valió la pena leerlas. Es otro punto que revela todo lo que falta por saber todavía.

-¿Por qué crees que el ministro Bonomi no quiso hablar contigo cuando ibas a escribir sobre la muerte de un amigo de la juventud de él?

-Hay que preguntarle a él.

-¿Qué respuesta te dio él a ti?

-Ninguna. Simplemente no respondió ninguno de los mensajes que le hice llegar.

-Luego de "Historias Tupamaras" y "Milicos y Tupas", tal cual se desprende de este nuevo libro, dijiste habían quedado puntas que no te cerraban. Completás una suerte de trilogía con "Gavazzo sin piedad" que termina aquí ¿o se abrieron otras puntas que no te cierran y te dieron idea para nuevo libro?

-Durante esta investigación aparecieron historias muy interesantes, vinculadas a la dictadura, los militares y la guerrilla, que no encontraron lugar en este libro por no estar directamente vinculadas con Gavazzo. Sin que todavía tenga en mente ningún proyecto concreto al respecto, creo que en algún momento valdrá la pena contarlas.

Transcribimos  algunos párrafos del libro recientemente lanzado "GAVAZZO SIN PIEDAD"

HABERKORN, LEONARDO SUDAMERICANA Precio: $ 480

(pág. 268 a 270))  Lo rastree hasta una academia de equitación en Pernambuco, le dejé mensajes que seguramente no le dieron. Nunca pude hablar con él y, por lo tanto, tampoco contar su historia. Años después, en las calurosas tierras pernambucanas, DEBAT , leyó sobre la polémica que se había generado en el caso de GOMENSORO. Supo de la carta del  ministro Fernández Huidobro y de la respuesta de la jueza Elhorriburu, que se había reafirmado en su actuación y decía tener sesenta testigos que confirmaban que TITO había muerto en Paso de los Toros

Por fin parecía que la historia que él había contado al Ministro de Defensa en 2006,  tenía valor. El empecinamiento de las hermanas Gómez había hecho que ahora sí interesara aquel “hecho criminoso gravísimo, ocurrido en dependencias del Grupo de Artillería N° 1 “que no fue “punido con el rigor de la ley “y fue “ocultado en las esferas del comando

Debat tenía una historia que contar. La jueza Elhorriburu había sido sustituida por su colega Karen Cuadrado.

El ex capitán Debat relató en sede judicial:

Ocurrió en el año 1973, en el mes de marzo. Volviendo a las caballerizas desde el campo de ejercicios del Grupo de Artillería N° 1, volviendo montado a caballo, pasé por un galpón que había en dicha área. Dentro del galpón que tenía una puerta tipo garaje (…) lo usábamos para guardar obstáculos de salto de equitación, y volviendo a pasar frente al galpón dentro de él vi al mayor Gavazzo sentado al lado de una persona que estaba colgada, amarrada en un caballete. El cuerpo estaba sin ropas aparentemente mojado, húmedo, con brillo, amarrado con las manos en la espalda y la cabeza gacha. Era una persona aparentemente masculina, no tenía senos, cabellos oscuros mojados. Al lado de ese caballete, un teléfono de campaña y varios cables. Al pasar por ahí vi el rostro del mayor Gavazzo, porque giró de la posición (en) que estaba para ver que estaba pasando una persona. No hablamos y hubo sí un gesto de cierta sorpresa de parte de  él.

Debat, nunca había visto algo así, y dudó si el hombre colgado estaba desmayado o muerto. La respuesta la obtuvo esa misma noche. “Posteriormente en el casino de oficiales  se comentó y escuché que ese detenido había muerto “

Luego comentó que en el casino de oficiales del cuartel le comentaron: “Gavazzo mató a GOMENSORO “. TITO  “estaba enchufado al teléfono cuando se le daba manivela al mismo sufría  choques de corriente “

Como había dicho por escrito en 2006 Debat relató que habló del asunto con el capitán Agosto, y que le dijo que un hecho de tal gravedad debía ser informado al comandante  del Ejército. Luego lo habló también con el jefe del Antiaéreo Washington Scala, quien le respondió que lo ocurrido era cosa de la otra unidad que compartía el cuartel, el Grupo de Artillería 1, y que eran ellos los que debían ocuparse

“Supe al día siguiente que el cuerpo sería llevado para ser arrojado en la represa del Rincón del Bonete (…) Escuché que ese traslado iba a ser realizado por el capitán Ruben Sosa Tejera “ declaró Debat  en el juzgado donde asentó su testimonio, cuando le preguntaron a Debat que en ese mismo juzgado había relatado el testigo Valerio Blanco, respondió: -  SI NO ESTA MINTIENDO ESTA LOCO…

Como Minarrieta, Viana, Engler, Rosencof, Telechea, Agosto, Rodriguez Larreta, Quadros, Latrash y el imprentero Gavazzo dice que Debat miente.

 

“– El entonces  capitán Debat dice que lo vio a usted con el cuerpo de GOMENSORO, muerto o desfallecido, colgando a su lado

 

- Es mentira. Sí él ni siquiera estaba en la ciudad, en el cuartel de La Paloma, él estaba ni siquiera prestaba servicios ahí. El estaba en el Cerrito de la Victoria, en la sede de la Artillería Divisionaria 1. ¿Sabe por qué dijo eso Debat? Un día Cristi me dijo: “En la sede de la Artillería Divisionaria 1, está arrestado el capitán Debat, porque se descubrió que…”

 

Gavazzo comenzó a explayarse respecto a una serie de consideraciones sobre la vida intima de Debat que prefiero dejar al margen ya que considero que no es correcto hacerlas públicas por ser precisamente privadas. Desconozco su veracidad. Pero si fueran ciertas  puedo dar fe de que no suponen ningún delito o deshonra.

-… Cristi me dio un papel para que yo le entregara a Debat, Se lo leí, me consideré un mensajero. Lo que nunca sabré es porque me mandaron a mí. Evidentemente, el deba haber pensado que todo fue una investigación que hice yo, por que ahora se destapó con todas estas mentiras. El no puede haber visto, como dice que me vio, por la sencilla razón de que él no podía estar ahí, porque él no estaba ahí. Y segundo porque esa persona no fue detenida por mi unidad

-Pero testimonios de gente colgada, como Debat dice que se colgó a Gomensoro, abundan

-Sí, sí

- Rodriguez Larreta es otro mentiroso

-¡Pero todos mienten!

- ¡Pero seguro! Escúcheme. Si usted leyera las actas del expediente por el cual a mi me condenaron, uno de los que fueron presos en el 76 dice que se reunían en una casa para aunar los dichos.

- Pero Rodriguez Larreta lo escribió todo mucho antes de eso, apenas salió en libertad.

- Pero es que Rodriguez Larreta…es mentira que se le colgó, todo, lo único cierto es que se le ofreció dejarlo en libertad a cambio de 3 meses de prisión. Esas cosas no las decidía yo, que era mayor. Pero me tocó a mí hacerlo. Pero Rodriguez Larreta no fue colgado nunca, porque nosotros sabíamos que él era un correo, y que estaba ahí solo por el hijo. Estaba vinculado al PVP, pero muy superficialmente. No le estoy negando, no le niego que se haya colgado a alguno, no .Pero dentro de la escala de tortura, colgar a una persona de los brazos, es nada. Yo no quiero que me lo hagan, pero es nada

PIRINCHOyPosta - postaporteñ@ 1618 - 2016-06-12 13:35:13
postaporteñ@_______________________________

Tercera para c.e.r.

Yo no estoy discutiendo el encuadre social de Gabriel Pereyra ni el papel que juegan El País y El Observador. He dicho más de una vez, y a eso me atengo, que sólo me interesa  referirme al falseo de la historia del MLN y por ende de los últimos 50 años del Uruguay. Yo vine a eso y para eso es que mantengo esta –si c.e.r. me permite- amistosa discusión. Yo solo he dicho que ninguno de los tres me han “hecho la cama”. Y mucho menos Federico Leicht y los responsables de Ediciones de la Plaza. Yo vine porque quise, porque creí en la separación de poderes y porque ignoramos -todos- la requisitoria que existía contra mí por la “denuncia de las 28 mujeres”, que como se sabe no está dirigida contra mí, sino contra dos militares que cumplieron servicio en Punta de Rieles.

Que quienes desde Montevideo organizaron mi viaje se “la comieron”, no cabe duda alguna. Ha sido un error que ya todos hemos asumido. Pero si ese error no se hubiera cometido y si desde el gobierno no hubieran decidido poner en marcha el mecanismo jurídico para procesarme, yo no habría conseguido que Juan Pueblo conociera la historia que durante 50 años se le ha ocultado y este intercambio de pareceres y ni otros que he mantenido, habrían sido posibles. Algunos dirán que peco de atrevimiento… pero siempre he sido ansí, galopiador contra el viento…

Y el Negro Mansilla puede atestiguar sobre lo que digo, porque fue testigo de muchas de mis discrepancias, las que según sus propias palabras el tiempo siempre acababa dándome la razón. Y qué puedo decir de Alemañy… pues que estando en Chile supo antes que nadie que “el negro Amodio no tuvo nada que ver con la Cárcel del Pueblo”. Ambos callan, al menos por ahora.

Mis discrepancias en el “coso.coso” y en otras instancias anteriores fueron conocidas en los ámbitos que debían serlo, porque siempre respeté las normas de funcionamiento, imprescindibles para el mantenimiento de la organización, la misma que nos permitió remontar las crisis de diciembre 1966, julio de 1967, octubre de 1968 y todo el período entre agosto de 1970 -caída de Almería- y diciembre de 1971, cuando renuncio al Comando General de Montevideo, ante la claudicación que el Ejecutivo evidenciaba ante las maniobras del Ñato, el Bebe y quienes los acompañaban y que son el inicio de la debacle, hoy calificada como derrota de 1972, pero que todos sabemos hoy que se inició un par de años antes, cuando la dirección real del MLN, la que lo reconstruyó después de Almería resolvió no seguir a pie juntillas los planes, sugerencias y recomendaciones varias que algunos “históricos” creyeron que debían ser seguidas al pie de la letra.

Pese a quienes opinan lo contrario, la compartimentación, incluida la de las discrepancias, era una medida imprescindible para mantener la organización, esa que hoy para denostarla se la ha rebajado a la condición de “aparato”, con el tono peyorativo apropiado.

La “historia oficial”  es tan endeble que solo ha sido posible porque la inmensa mayoría de quienes conocían su trasfondo se callaron, en aras de mantener abierto el horizonte insurreccional, y se permitió que cada uno contara su propia batallita, que después fueron propaladas a los cuatro vientos por los voceros de turno, a un lado y a otro de las “trincheras ideológicas”  para ocultar cada uno la parte que le interesaba. No importó que una batallita contradijera a otra anterior, o que se dijera que los planes eran maravillosos pero inviables, y que para detener a los camiones del ejército en la Ruta 8 no había ni armas ni explosivos y se resuelve instaurar el segundo frente, sin armas y sin preparación, para “tirarle a todo lo verde” y que se fueron a la base “para demostrar que sus planes eran los correctos” y para recuperar “antiguos prestigios perdidos”, después de decir que fueron relegados, todo en el mismo libro de la “historiadora oficial”, Clara Aldrighi

A mí se me convirtió en traidor antes de ser detenido por el Florida, cuando se me niega la baja que después dirán que me dieron, diciendo que se me  iba a enviar al exterior cuando precisamente ese era mi pedido, para intentar resolver el enorme problema de la documentación con que viajaban los compañeros que regresaban a Uruguay. Pese a mis discrepancias, me seguía considerando un militante, tan tupamaro como los demás

Dice c.e.r. que La nueva versión con HAP, es un poco más compleja. Yo creo que no, que es sencilla y transparente y es fruto de muchos años de trabajo, de lectura de libros, memorias, artículos, reportajes, conversaciones, testimonios  y de escuchar los discursos de quienes levantaron la mano para declarar el estado de guerra interno y me acusaron de conspirar contra la legalidad mientras se reunían con el negociador de la rendición incondicional y fraguaban la falsificación de mi manuscrito a medias con Fasano y Trabal, que ya había pasado de ser el jefe de los torturadores a líder del “golpe bueno”, con el que maquinaron la rendición-entrega de Sendic.

Dice c.e.r. que parecería que no estoy dispuesto a reconocer que no siempre he tenido razón. Creo que se equivoca, porque esa y no otra han sido y es mi intención. Lo que pasa es que hasta ahora nadie – y c.e.r. tampoco—me señalan cuáles han sido esos errores, más allá de citar fallos de funcionamiento de manera genérica, de una organización clandestina. Muchas veces me parece que esa condición se deja de lado, como si el MLN hubiera sido un comité de base del 26 de marzo.

Claro que reconozco que colaboré “con el enemigo”. Pero c.e.r. olvida que lo hice, en los términos que reconozco en Palabra de Amodio, después que Nepo, ya perdonado por su “equivocación”, al decir de Marenales,  me comunicara que yo era el cabeza de turco. Era entonces mi enemigo el que me sacó del barracón para evitarme la boleta decretada por quienes sabían que la acusación era falsa o fueron quienes me acusaron a sabiendas de la falsedad?  That is the question, please.

Dice c.e.r. que Por esos mismos deslices, en tiempos que HAP era un dirigente, a varios se les dio “la baja deshonrosa” y, a alguno, en la “fuga” del Abuso, -de la cual HAP fue un planificador junto con Zabalza- justamente (¿…?), por esas “aflojes”, se los dejó “adentro”: verbigracia “el perro” Ubillos, verbigracia (también?) Mejías Collazo.

Espero que c.e.r. comprenda que no pueda recordar concretamente la situación de Ubillos, pero voy a decirle que me opuse a darles lugar en la fuga a integrantes de otras organizaciones a las que considerábamos actuando de mala fe en relación al MLN, mientras dejábamos “de muestra” a compañeros valiosos. A Mejías Collazo se lo acusaba de hacer “entrismo” para la FAU. Yo fui el encargado de hablar con Julien, para que fueran ellos los que designaran a quienes se irían en la fuga, y fueron ellos los que no lo designaron, en acuerdo con el propio Mejías Collazo, en un gesto que nunca se les reconoció.

Yo también estoy convencido de que lo mejor que podemos hacer para las generaciones futuras, es dejarles el legado de lo-que-no-debe-hacerse.

 Hago mías sus palabras finales: Es –estoy convencido- el mejor homenaje a todos los que murieron, cayeron, fueron torturados, mutilados, violados y fusilados. Para eso creo que es imprescindible que se conozca la verdad, toda la verdad. 

Creo que no puedo reivindicar la gesta colectiva de los tupamaros, porque como tal, no existió. Y eso es parte, también, de la historia oficial.

Amodio - postaporteñ@ 1618 - 2016-06-12 12:34:51
postaporteñ@_______________________________

LEJOS PERO DE VERDAD

Testimonios en Roma siguen comprometiendo a TRÓCCOLI y

a otros represores con desapariciones en Uruguay

Nadia Angelucci desde Roma, Italia /  la diaria 10/6/16

En el día en que se cumplen 40 años del secuestro de Gerardo Gatti y 17 de que un grupo de mujeres -Cristina Mihura, Aurora Meloni, Luz Ibarburu, María Bellizzi, Marta Casal de Gatti y Claudia Allegrini- presentaron la denuncia que dio impulso al juicio sobre la Operación Cóndor, que se está realizando en Roma, Uruguay presentó cinco testigos

“Permítanme decir que deseo profundamente que el capitán Tróccoli exprese ante ese tribunal la información relativa a los restos de los compañeros, que sin duda tiene, y que familiares, amigos y todos los uruguayos esperan desde hace 40 años para entender la historia real y construir la historia posible. Mis últimas palabras serán para nombrar simple pero emocionalmente a esos 26 desaparecidos de ese período”. Martín Ponce de León, primer testigo de la jornada, concluyó su declaración leyendo los nombres de las 26 víctimas de Tróccoli que son parte de este juicio. A lo largo de su declaración presentó dos láminas, que él mismo construyó, para exponer a la Corte la cronología, entre 1974 y 1980, de los varios cargos del imputado Tróccoli dentro de la Armada y para analizar más en detalle el período noviembre 1977-mayo 1978, los viajes de TRÓCCOLI a Buenos Aires y la andanada de secuestros que se realizaron durante su estadía en Argentina

“El legajo de Tróccoli -dice Ponce de León- está lleno de evaluaciones positivas sobre su actuación y habla de sus contactos con OCOA [Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas] y con la ESMA [Escuela Superior de Mecánica Armada] de Buenos Aires”. Según la reconstrucción de Ponce de León, Tróccoli, en abril de 1976, tres meses después de haber sido designado S2 (oficial de inteligencia), fue nombrado oficial de enlace con la OCOA. Permaneció allí tres meses pero conservó ese vínculo durante toda su carrera, como testimonia su legajo. El 15 de octubre del mismo año viajó a Argentina para visitar unidades de infantería de marina y recopilar datos e información; su comandante expresó que al regreso presentó un informe con ideas constructivas y de posibles acciones

“Probablemente aquí surge la idea de la Computadora [“la Computadora” era una oficina instalada en las dependencias de los Fusileros Navales, FUSNA, a la que los prisioneros eran llevados y presionados para que colaboraran en trabajos de inteligencia, como elaboración de fichas de detenidos y organigramas de organizaciones] copiando la Pecera de la ESMA”, siguió Ponce de León.

En junio de 1977, Tróccoli realizó un nuevo viaje a Argentina, dándole continuidad e impulso a la relación; “podemos ver que ya en 1978 pasará a operar instalado en Argentina y allí quedará por dos años”. El relato siguió con la narración del vuelo del 20 de diciembre 1977 en el que viajaron a Buenos Aires Tróccoli con José Uriarte y Ricardo Dupont (el abogado Galiani avisó a la Corte que sobre ese vuelo hay documentación depositada en las actas de juicio que se refieren a la Oficina de Migración uruguaya). “El día siguiente a la llegada de Tróccoli, y por dos días, hasta que él regresa a Uruguay, se desata la ola de secuestros que incluye compañeros de los GAU [Grupos de Acción Unificadora] y de otros sectores políticos vinculados en Buenos Aires a los GAU en la Unión Artiguista de Liberación. Hoy sabemos que los secuestrados fueron llevados al Centro de Operaciones Tácticas I Martínez  (el COTI)y torturados durante los primeros diez días. Al pasar los días se encomienda a las mujeres detenidas preparar la comida para los presos. Ese hecho, que parece menor, permitió conocer la orden de preparación de sándwiches y milanesas para cinco detenidos que iban a ser trasladados por lancha, entre ellos Castro Gallo y Julio D’Elía. Sobre el caso de D’Elía no tenemos pruebas, pero podemos fundamentarlo apoyándonos en algunos hechos: primero, D’Elía era un alto dirigente de los GAU en Argentina, y en todas las declaraciones nadie lo vio en centros de detención clandestina; segundo, a los pocos días de su secuestro, un oficial de la Marina, amigo de los padres de D’Elía, les dijo que su hijo había sido trasladado a Uruguay, y después de 48 horas reapareció en el domicilio de la pareja rogándoles que no repitieran ese hecho y que se olvidaran de lo que les había dicho; tercero, un funcionario de la embajada estadounidense en Montevideo, Gordon, dijo a los padres de D’Elía que Julio había sido muerto en Uruguay y que eso lo supo de un integrante del aparato represivo de la Armada”. La declaración de Ponce de León siguió con el relato de los días alrededor del 16 de mayo de 1978 y del viaje del comandante Juansolo y del entonces S2 Larcebeau a Buenos Aires, que coincide con el gran traslado de uruguayos del Pozo de Banfield a destino desconocido. El abogado defensor de TRÓCCOLI, Guzzo, preguntó a Ponce de León si había tenido relaciones personales con su imputado y si, en caso positivo, Tróccoli se había mostrado disponible a contactarse; Ponce de León dijo que tuvo algunas ocasiones de encontrarlo y que siempre estuvo disponible pero, subrayó, era muy claro que él era un oficial de inteligencia.

El caso Chávez Domínguez

El abogado Zaccagnini, que defiende a los imputados Mato Narbondo, Maurente Mata y Chávez Domínguez, le preguntó a Ponce de León sobre sus asistidos. Surgió una larga discusión sobre las responsabilidades de Chávez Domínguez en el FUSNA, en el período correspondiente a los hechos del juicio. Ponce de León recordó que Chávez Domínguez estuvo en el FUSNA por un período no muy largo y que siempre estuvo asignado a tareas de logística, hasta que pasó a trabajar en el SOMA [Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada]. La fiscal Tiziana Cugini quiso detallar cuáles son las tareas que cumple un oficial de logística, y Ponce de León confirmó que son actividades técnicas de soporte de operaciones militares, como el suministro de alimentos a todos los presentes en la estructura y de medios de transporte para las tareas de servicio.

Otros testigos

El argentino Jaime Dri, sobreviviente de la ESMA, contó su larga historia y sus innumerables traslados entre Uruguay, Argentina y Paraguay. Rubí Baltasar Véliz Galeano era marinero en la Prefectura del puerto de Nueva Palmira. Hacía patrullaje en el río, y en febrero de 1978, durante una recorrida con el capitán Martínez Siboldi, vio entre los árboles una lancha de la que estaba desembarcando gente. “Habían bajado tres personas; un hombre todavía estaba en la proa y una mujer lloraba. En ese ínterin aparecieron unos oficiales en medio de los árboles, que ordenaron a Siboldi retirarse porque estaban haciendo un procedimiento. Siboldi dijo que se encontraban en su jurisdicción, y ellos le contestaron que iban a hacer su informe y enviarlo al ESMACO [Estado Mayor Conjunto]. El oficial que habló con Siboldi estaba vestido con el uniforme de faena de la Marina y yo supuse que tenía un grado más alto que Siboldi, porque le dio una orden. Eso pasó en el puente que divide Nueva Palmira y Carmelo”. Véliz Galeano relató también que escuchó hablar de Tróccoli como la persona que estaba comandando un grupo que estaba haciendo ejercicios de supervivencia con el que él se cruzó durante un operativo de relevo de personal de la Armada en el invierno de 1975-1976. Véliz Galeano, delante de la Corte, negó tener datos acerca de restos de desaparecidos, algo que, según contó el abogado Galiani a la diaria, había afirmado en otras ocasiones.

Oscar Chiminelli fue detenido en noviembre de 1977 y llevado al FUSNA. Después de días de tortura pasó a colaborar con los represores y fue llevado a la Computadora, donde conoció a otros prisioneros que trabajaban allí, como Gallo y Patrone. En el FUSNA tuvo la ocasión de reconocer a algunos represores, como Juansolo, un tal Ricardo que después se enteró que era Zapata, un colaborador de Lacerbeau, Gustavo El Chiqui, además de personal de inteligencia del Ejército. A principio de 1978, según relató, llegó un listado con los nombres de más de diez personas, aunque él recuerda sólo los de Bosco, Dossetti, D’Elía y García, que tenían que ser agregados en la lista de los desaparecidos.

Wilson Falero fue detenido por primera vez en 1972, cuando todavía era menor de edad, y después en abril de 1978. “En 1978 yo había vuelto a Uruguay desde Argentina. Vivía en La Paz y me detuvieron para investigarme por un hurto que se había producido, pero que no tenía nada que ver conmigo. En la comisaría empezaron a deletrear mi nombre y desde la mesa de radio de comunicaciones dijeron que estaba requerido en Argentina y por lo tanto requerido por OCOA. A partir de ese momento cambió todo. Me sacaron la campera y la usaron como capucha; empezaron a golpearme y torturarme allí. Luego me trasladaron a Canelones, a un lugar de detención clandestina, y allí me torturaron, me golpearon, me dieron picana y me sometieron a interrogatorios. Me preguntaban qué relación tenía con Ary Severo Barreto, a quien yo conocía desde hacía tiempo por haber militado juntos”. Falero dijo que le llamó la atención que en los interrogatorios los represores describían la casa donde vivía Ary. “Me interrogaban dos personas: el vicecomisario El Turco y un hombre muy joven, muy siniestro, El Charleta, que luego reconocí como Jorge Guldenzoph. Un día estaba en el baño y los dos entraron sin darse cuenta de que yo estaba allí, y los escuché decir que Ary Severo era un hombre duro, que no le sacaban nada a pesar de la tortura”. Falero habló también de un tercer personaje, un uruguayo al que llamaban El Pibe o El Gurí, que viajaba a menudo a Buenos Aires; esa fue la misma persona que hizo pasar a Falero por simulacros de fusilamiento y que un día le dijo que había “hecho boleta al Negro Tatú [Ary Severo]”. Falero relató también que años después, en el centro de Montevideo, mientras trabajaba vendiendo diarios, vio a El Gurí paseando con su esposa y sus hijos, y que siempre le dio mucho terror encontrarse con esa persona, de la cual desconoce el nombre

- postaporteñ@ 1618 - 2016-06-11 22:28:51
postaporteñ@_______________________________

A Los Tibios Los Vomitaré

Claudio Paolillo

BÚSQUEDA Nº1870 - 09  JUNIO  2016

Luis Almagro, el secretario general de la OEA, fue canciller del ex presidente José Mujica. Mucha gente de derecha no lo quiere por eso. Pero tampoco lo quieren Mujica y su gente, ahora que decidió jugarse a favor de la democracia y los derechos humanos desde su nueva posición institucional.

Da la impresión de que Almagro ha quedado solo. Después de enviar el 30 de mayo al Consejo Permanente de la OEA una fundamentadísima petición de 132 páginas sobre la vulneración de la democracia republicana en la Venezuela de Maduro, ha sido víctima de las previsibles diatribas del chavismo troglodita y de sus aliados, pero también del silencio cómplice de quienes saben que Almagro tiene toda la razón pero prefieren jugar a una injustificable “realpolitik”.

¿Por qué es “injustificable”? Porque la “realpolitik” es algo así como la diplomacia política que se sustenta en intereses prácticos, mientras deja de lado a la ética y a los principios como elementos definidores de las políticas.

¿Qué “interés práctico” o “concreto” puede haber llevado a la enorme mayoría de los países de la OEA a ignorar el planteo de Almagro y optar por “suavizar” la posición respecto al régimen autoritario venezolano, que tiene a gente presa en cárceles militares por pensar distinto al gobierno, que ha robado a manos llenas 300.000 millones de dólares pertenecientes al pueblo, que somete a su gente a un estado de emergencia humanitaria rayano con la hambruna, que ha copado al Poder Judicial, liquidando el principio básico de cualquier democracia republicana en cuanto a la separación de poderes, y que vulnera desde hace tres lustros la libertad de expresión a cara de perro?

“El petróleo”, puede decir alguien. Pero, aparte de que Venezuela ya no está en condiciones de regalar petróleo como antes para comprar apoyos sibilinos y silencios vergonzantes, ¿dónde está el límite para que los políticos que conocen de memoria lo que está bien y lo que está mal sigan dando vuelta la cara? ¿En qué clase de porquería se ha transformado el ejercicio de la política en los gobiernos democráticos de esta región si ya no abreva en las normas más básicas que hacen de la política una actividad noble y no un mero intercambio de favores, dineros y agachadas?

Un simple punteo de la nota de Almagro permite concluir que la ética y los principios están muy por debajo en las prioridades de los gobernantes latinoamericanos y del Caribe hoy día, más allá de sus posicionamientos políticos e ideológicos.

Veamos algo de lo mucho que dijo Almagro:

- “En Venezuela existe una alteración del orden constitucional democrático, derivada de una gradual, sostenida y sistemática erosión de la democracia”.

- El gobierno utiliza “el poder público para interrumpir la libre asociación y las actividades de grupos opositores y de medios de comunicación”.

- Hay una “violación de los frenos y contrapesos propios de la separación e independencia de los poderes del Estado”.

- El gobierno recurre al “nombramiento arbitrario de miembros del Poder Judicial con el fin de validar las acciones inconstitucionales de sus benefactores”.

- El gobierno hace un “uso injustificado de los estados de emergencia”.

- El gobierno realiza una “interferencia arbitraria, inconstitucional o ilegal en las deliberaciones del Poder Judicial o Poder Electoral”.

- El gobierno dispone “la terminación arbitraria, inconstitucional o ilegal del mandato de funcionarios democráticamente electos”.

- El gobierno ejerce un “permanente acoso” y aplica “decisiones arbitrarias que afectan a poderes del Estado o integrantes del sistema político”.

- “Las soluciones políticas a la hora de la verdad las da el pueblo en las urnas. El hecho de llamar a un (referéndum) revocatorio conforme a la Constitución no es ser golpista; ser golpista es anular esa posibilidad constitucional de que el pueblo se exprese. O diferirla. O ponerle obstáculos. O promover fórmulas insanas políticamente como la del diputado Diosdado Cabello: que se haga el revocatorio en marzo de 2017, Maduro lo pierde, se nombra presidente al vicepresidente y a Maduro vicepresidente, el nuevo presidente renuncia y queda Maduro de presidente”.

- “El régimen democrático no se agota en los procesos electorales, sino que se expresa también en el ejercicio legítimo del poder dentro del marco del Estado de derecho”.

- “La función pública no debe ser vista como un negocio (…). No es una profesión donde el propósito central es el enriquecimiento monetario o el favorecerse personalmente”.

- “En Venezuela se perdió la finalidad de la política. Se olvidó de defender el bien mayor y colectivo a largo plazo sobre el bien individual a corto plazo”.

- “El político inmoral es aquel que pierde esta visión porque lo único que le interesa es mantenerse en el poder, a costa de la voluntad de la mayoría”.

- “Acusar a personas que no coinciden con un tipo determinado de régimen y equipararlos con traidores a la patria o a la revolución chavista es en su esencia, como diría Noam Chomsky, ‘uno de los mecanismos más comunes en regímenes totalitarios’”.

- “Venezuela necesita definitivamente un operativo limpieza. Los indicadores internacionales de corrupción colocan al país en el fondo y demuestran un estado endémico de la misma”.

- “La situación de un país con las reservas de petróleo más grandes del planeta es crítica desde el punto de vista económico, social y humanitario”: el PBI bajará 8% este año; la inflación es de 700%; el déficit fiscal llega a 17%; la deuda externa (U$S 130.000 millones) equivale a seis años de exportaciones de petróleo; la escasez de medicamentos y equipos médicos es de 80%; el 85% de las personas que ingresan a los hospitales está malnutrida; la pobreza alcanza al 76%; la tasa de homicidios oscila entre 75 y 90 asesinatos por cada 100.000 habitantes; el promedio de espera en las interminables colas para comprar alimentos u otros insumos básicos es de casi cinco horas por día y por persona.

Después de este diagnóstico, apenas resumido aquí pero ampliamente fundamentado en las 132 páginas presentadas por el secretario general de la OEA, ¿qué cosa es lo que impide aplicar la Carta Democrática Interamericana al régimen venezolano? ¿Están tan sometidos a intereses económicos o a figuraciones personales los gobernantes democráticos latinoamericanos y caribeños? ¿Ya perdieron la capacidad de indignarse ante la opresión, ante la prepotencia y ante la injusticia? ¿Solo se gobierna con tácticas menores e intereses mezquinos? ¿Los principios no importan más? ¿Dónde quedó el sentimiento trágico de la política?

No es de extrañar, en medio de este panorama, que cada tanto emerja en estas sociedades el reclamo de los “indignados” de acá: “que se vayan todos”. Porque, como dijo alguna vez Desmond Tutu —y Almagro lo recoge en su documento—, “si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”

En el Apocalipsis, Jesucristo les habla así a los indiferentes: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío o caliente, te vomitaré de mi boca”.

Los tibios gobiernos de la OEA no están dando la talla. Han elegido el lado del opresor

- postaporteñ@ 1618 - 2016-06-11 21:53:45
postaporteñ@_______________________________

postalinas

Muy buena resulta la propuesta de Punto a Punto sobre

“Nueva Constitución”

Sin embargo, una propuesta a fondo implica reivindicar la democracia directa por sobre la representativa.

No debería haber una Cámara con vigencia permanente, sino con poder revocable al instante de la censura.

Se exigirá la autocritica permanente y disponibilidad inmediata, de tal manera que funcione como "renuncia en blanco" y da lugar a renovación automática.

Por supuesto sin sueldos ni privilegio alguno (a lo sumo con viáticos razonables al solo efecto de restituir gastos). El titular deberá cumplir su trabajo como cualquier ciudadano.

Habría mucho más para detallar pero se recomienda acudir a la institucionalidad de casos concretos para avanzar en la materia. Las experiencias ajenas sirven porque no duelen y cuestan poco.

J.C.I.

Digo yo, yo que sé.....

LA VERDAD A LA MILANESA

 El poder está en el pueblo, si, pero cuando tiene conciencia y está organizado. De lo contrario es arriado como una mansa majada. No se cambia nada en una sociedad si la mayoría está de acuerdo con la ideología de la minoría que la explota, la condiciona, la aliena y la mantiene en la dependencia de las limosnas que se digna conceder. La situación caótica que vive el Uruguay es apenas una  consecuencia. Los poquitos que cuestionan la realidad no joden a nadie, X que no tienen fuerza y no son oídos. Tampoco quiere decir que X que estén en -la oposición - son 100% puros. X lo general son arribistas y escaladores latentes que lo que solo aspiran A CAMBIAR es el mango del sartén para sus propias manos. El proceso histórico del Uruguay responde a las actitudes que ha adoptado la clase dirigente con la aceptación  más o menos pasiva de su Pueblo.  Ha sido un proceso ininterrumpido de escandalosa transferencia de riqueza hacia la minúscula elite privilegiada en desmedro de la situación de la inmensa mayoría desposeída que lo acepta pasivamente sin reaccionar. El aparente CAMBIO reciente con el FraudeAmplismo sirvió apenas para reverdecer la zanahoria para que el manso burro popular siguiera produciendo plusvalía y pagando impuestos.

1.300.000 focas locas siguen aludiendo sin embargo.

LA REVOLUCIÓN EMPIEZA POR MÍ, Y SINO NO HAY REVOLUCIÓN

Todavía andamos muy lejos de las casas y meando muy lejos del pinico. Arrastramos la influencia de un modelo equivocado y pernicioso que tiene una inercia histórica de 10.000 años. ESO es lo que hay que cambiar y eso es + difícil que cagar adentro de un frasquito. Pocos se dan cuenta, y – aún, son los que hacen algo para oponerse a esa tremenda inercia milenaria. Es una simplificación estúpida creer que los “malos” son los que están enfrente. Esa minoría de los dueños del mundo, ese 1% de la población mundial que controla el 46% de la economía global. El que esos hábiles dueños del mundo le hayan encarnado el anzuelo de los gobiernos latino/americanos con las tentadoras lombricitas de las migajas de poder que suponen;  a las minúsculas  izquierdas geriátricas, desgastadas y derrotadas que fueron ávidas al pote,  y enseguida se les llenó el culo de papelitos, pone en evidencia que la dificultad es humana, individual y cultural.

SI NO CAMBIÁS LA CABEZA, NO CAMBIÁS NADA

No se puede pretender cambiar lo externo, si 1º no cambias lo interno. Hay que entender que NO PUEDE haber ricos, no tratar de ser rico primero, ni tampoco aquello de “lo tuyo es mío, y lo mío es mío”.

LA MADRE DEL BORREGO

En Uruguay nadie se preocupa X saber quién es “la madre del borrego”

Las causas primigenias, profundas, medulares y permanentes que condicionan éste proceso ininterrumpido y constante de deterioro – en todos los órdenes – que están llevando al paisito a su desaparición como nación. Es claro que “como el Uruguay no hay”  X que tenemos un pueblo de características muy particulares y únicas. Mientras en Brasil, el 1% de sus habitantes son los dueños del 50% de su territorio, en Uruguay, el 0.75% tienen el 75%!

Tal vez, ésta sea la madre + importante del borrego. Nadie explica cómo es que en un paisito de 16.000.000 de hectáreas que tiene 3 millones de habitantes, donde hay 4 vacas X habitantes, pueda haber tanta gente con hambre; 2.000 personas son los dueños de TODO el Uruguay. La clase alta es el 3% de la población y se lleva el 59% del PIB. El Pueblo está atomizado en individuos egoístas, materialistas y consumistas que aceptan pasivamente un statu-quo inamovible que no imagina pueda ser diferente, y mucho menos, que pueda ser cambiado

El feroz, inhumano, suicida e irracional capitalismo no se renueva gracias a los ricos egoístas que tienen mucho + de lo que necesitan, sino gracias a los pobres que quieren ser ricos y aceptan pasivamente – sin cuestionar – la escala de “VALORES” ANTI-ÉTICA DE LA CORRUPCIÓN, LA EXPLOTACIÓN, LA VENTAJEADA Y LA GANANCIA. Ni Almagro, ni la impunidad, ni el diploma de Raulito son una casualidad; son una consecuencia. La culpa está repartida; la mayoría somos cómplices X omisión, X mirar para otro lado, X hacer de cuenta, X cuidar la mía. Una sociedad (X llamarla de alguna manera) integrada X individualidades egoístas no tiene futuro y es necesariamente violenta y conflictiva. Aceptamos la competitividad como algo loable y valioso. Desde la escuela, impulsada y aconsejada X los propios padres: “nene: estudiá, hacete una carrera, asciende en la vida....” así estamos: todos contra todos. Apenas existen la complicidad de las pandillas

 MAU-MAU (Uma flor y uma 9mm para el Bebe)

DROGAS: el relativismo progre, de la K a la M de Astarita

FELICITO A ROLANDO EXCELENTE LO TUYO!!! en tu línea de pensamiento leí un libro casi un tratado POLÍTICA CRIMINAL DEMOCRÁTICA "Del  garantismo egoísta a las garantías sociales" su autor es el Dr. Jorge C. Quadro (preso en el penal de Rawson en 1972/73, posteriormente fue Fiscal de cámaras en San Luis y uno de los pocos que impugnó a Eugenio Zaffaroni cuando lo propusieron a la Corte en virtud a las nefastas teorías que este proponía como Juez del Proceso sobre la eliminación de personas por razones de necesidad terrible), desenmascaró Quadro en conferencias  artículos y el referido libro a este "progresista" neoliberal admirado por nuestra izquierda parlamentaria Es probablemente el autor que con más claridad ha demostrado lo nefasto, antipopular y antidemocrático del pensamiento de Zaffaroni, línea defendida por la funcionaria todo terreno que Rolando critica con toda justicia

ALEJANDRO

Desde La Grada Se Ven Mejor Los Toros

Recordar, comparar, medir, estar seguro de cosas, y decir. Cuando deberíamos saber que todo lo pensado ya no sirve para ahora. (Yo mismo)

c.e.r., vos me pareces un viejo rompe huevos que escribe y piensa genial. Sos un escritor. Y se te nota el resentimiento de que después de todo lo que sabés y viviste, seguís siendo sin c.e.r. nadie públicamente .actitud explicable  desde mi punto de vista, lo de estar caliente, sobre todo viendo que aquellos que creías mucho más grandes que vos, eran unos giles. Y hasta corruptos ya desde aquella época (aclará un poco eso si podés) Lo de la guita que tenía el Ñato que desapareció. Aclará si se quedó con la guita o solo se gastó en cosas que al final dieron al traste. Puntualizar eso creo que sería justo

Yo aquí, desde donde está el público te aplaudo. Me enriquece tu habilidad y tus conocimientos que son, o por lo menos  parecen, bien extensos y ricos. Nivel de valeros - alto.

Mau- Mau. Vos no te podés ir de todo este sueño hasta que no dejes la aviación civil fuera del ámbito militar. Desde mi punto de vista te diría que eso tenés que conseguirlo

Amodio, vos podés contribuir todavía en lo que fue tu viejo sueño (decís) que era trabajar para mejorar la sociedad. Así no más, sin romanticismo. Como él bebe. (No como el Che que para mí era un poco bandera.) El laburo por lo justo solo se puede hacer o en guerra, o en clandestinidad. Vos viejo querido seguís estando contra el poder injusto y te seguís enfrentando a todo y a todos. Estás preso. Bueno , pa’ desdramatizar un poco , en realidad estas domiciliario y bajas a la calle a veces me imagino , tenés ventana y oís todos los días el sonido de Montevideo , sus olores , etc.  .Contamos cómo es el protocolo de la prisión domiciliaria por favor.

El Flaco Zabalza , que a su pesar tuvo que pagar el precio de parecer una Vedette ,como él mismo dijo , para mí es un crá que no debería estar siendo mezclado irreverentemente con otros que tienen otras índoles . No me gusta verlo nombrado con despección cuando lo que se dice de él solo son pavadas   en ninguna bolsa que tenga mierda, porque el tipo sigue siendo insoportable y no hay más que buena onda en todo lo que hace. Vamo'arriba Flaco.

DANIEL IRIGARAY

Posta; Lamento que (por aquello de ser amplio y plural)

Le siga dando espacio a Amodio Pérez! También lamento, y a much@s nos tiene hart@s los "trapitos al sol", reproches, etc. entre ex y actuales tupas, que ya es difícil visualizar. LA MAYORÍA (en especial los nombrados en PP) HAN SIDO UNA MANGA DE TRAIDORES! Entre sí mismos, y con el resto del pueblo! Muchísimos ESTÁN EN LAS ESFERAS GUBERNAMENTALES,  HOY!  Me gustaría, y pronto pues todos son gerontes, meterlos en una gran celda de un cuartel. custodiados de que no huyan, a los ex milicos de la dictadura, a los que hoy tienen cargos altos y medios del Mtrio de defensa y de interior, junto con los tupas de ayer y de hoy, MAS TODOS LOS EX, obvio incluidos EFH, MUJICA, BONOMI, etc.,y toda la mugre, TODOS/AS, y dejarlos que se revienten entre ellos! Ajusten traiciones, "convenios", de ayer y de hoy! Con cámaras ocultas. Pucha de cuanta porquería nos enteraríamos!

Pero ya basta de ser tan COBARDES de esconderse tras ríos de letras, que desprestigian a PP! aquello de no solo es culpa del chancho sino de quien le rasca el lomo!

A l@s cr@s de  Plenaria, un "VAMO ARRIBA"! Genial! Y doblo la cosa. HABRÍA que TURNARSE, Y BLOQUEARLES LA SALIDA D SU CASA! y como hay tanto asesino suelto, PERSEGUIRLOS, poner sus rostros y nombres en todos lados! Así como -bien-decimos que todos los desaparecidos son nuestros, todos los milicos y civiles cómplices de ayer y hoy, también! Que TODOS, de toda edad SEPAMOS QUIENES SON ,DONDE ESTÁN y su prontuario! Adelante cr@s!

Al periodista Sarthou, hijo del admirable Helios Sarthou, tan querido, respetado y recordado. Cro, concuerdo q la escuela pública es la mejor plataforma de base y lanzamiento para una sociedad mejor! Pero el gobierno del Fraude Amplio apuesta, como todos los gobiernos imperialistas a tener un pueblo SIN EDUCACIÓN porque es más fácil llevarlo de las narices. Y como nunca antes, estos 3 gobiernos del FA se han entregado a las inversiones extranjeras, mayoritariamente de los traficantes de drogas, armas, y ainda más! Somos una república bananera (y sin bananas). Y tienen como excelentes ayudantes a toda la dirigencia sindical que NO TRABAJA, que desvergonzadamente ganan sus ABULTADÍSIMOS SUELDOS pagados por los trabajadores! Estimado Sarthou, preguntale a esa maestra que arriesgando su vida impidió mayores desgracias (porque ha quedado grabado en el ADN de esos jóvenes, victimas, enfermos sociales, lo que SU maestra les dio. Y cuanto gana esa maestra? Menos que los policías! Porque es parte de la receta del Imperio, y obvio son cada vez menos los jóvenes dispuestos a estudiar magisterio(hoy, profesión peligrosa)! Y la "educación privada" satisface las necesidades de los adinerados(única parte de la sociedad que "vale". HAY QUE CAMBIAR EL SISTEMA! Empezando por reconocer que el FA. NO SIRVE.!  SINTIENDO EN LA PIEL EL CORAZÓN Y LA CONCIENCIA QUE HAY QUE SALIRSE DE ESA RED DE TRAICIÓN Y CORRUPCIÓN!  Cro. Un niño en la escuela es un delincuente menos! Pero con la panza vacía, con droga (que mitiga el hambre),con un hogar violento, que puede hacer una maestra en 4hs? Poco! Si se sacara del Estado los "cargos de confianza" si legisladores, ministros, gerentes, etc., ganaran 2 canastas familiares como máximo ESO se volcara a la educación primaria y secundaria, donde los docentes ganen una canasta y puedan dedicarse a tiempo completo a sus niños y adolescentes, otro gallo cantaría!

SOLEDAD OREJANA

 

 

CR@S FALLECID@S al 31 de MAYO de 2016

Hemos agregado a la Lista de Desaparecidos, los siguientes nombres:

AGUIRRE; María Rosa

BARBOZA IRRAZABAL; José Luis

BARRETO CAPELLI; Raúl

CAITANO MALGOR; José Enrique

CASTAGNO LUZARDO; Aníbal Ramón

DE GREGORIO: Oscar

DEL PINO BAUBETA; Júpiter

FILIPAZZI ROSSINI; Rafaela Giuliana

GARCIA IRURETA GOYENA de GELMAN; María Claudia

GARCIA KIEFFER; Manuel Eduardo “Bicho”

GERSBERG DREIFUS; Esther

GOÑI MARTINEZ; Darío Gilberto

GUAZ PORLEY; Carlos Gabriel

LEMA AGUIAR; Miguel Angel

MACHADO; Humberto Modesto

MAIDANA BENTIN; Félix “Juancito”

PEDREIRA BRUM; Jorge

PEREIRA GASAGOITE; Renée

POTENZA; José

SENA RODRIGUEZ; Olivar Lauro “Sarco”

STROMAN CURBELO;  Adolfo Isabelino

VILLAFLOR; Raymundo

WURM MALLINES; Wilhelm

Y estos son los fallecidos y/o agregados en el mes:

LUNA CANONIERO ; Angel Ignacio  - 261  - 12.05.2016

FURTADO  VIERA ; Ovidio  - 873  - 13.05.2016

SEMPRONI  ROBAINA ; Víctor Félix  - 21.05.2016

VIDAL  CATERINNO ; Jorge  -  1586  -  El fanta  - 24.05.2016

MINETTI  FERNÁNDEZ ; Carlos Humberto  - El colorado  - 1778  - 24.05.2016

Puede verse también en  "www.ranita059.blogspot.com"

Néstor rana059

- postaporteñ@ 1618 - 2016-06-11 21:46:16
postaporteñ@_______________________________

Trotsky, el giro de 1928-9 y la naturaleza social de la URSS (15)

Excedente generado por la clase obrera

Rolando Astarita [Blog]

Aunque no hubo transferencia de excedente del agro a la ciudad, sí hubo una extraordinaria transferencia de mano de obra, necesaria para la industrialización. Entre 1926 y 1939 el empleo agrícola bajó de 72 a 48 millones de trabajadores; en su inmensa mayoría fueron transferidos a la industria y otras ocupaciones urbanas.

De esta manera hubo una nueva composición de la clase obrera. Los trabajadores que provenían del campo y se incorporaban a la industria carecían de experiencia sindical. Más importante aún, escapaban del hambre y estaban dispuestos a trabajar por salarios muy bajos. “La colectivización funcionó porque permitió al régimen soviético procurarse mucho grano, y por lo tanto, controlar la geografía de la distribución. Convirtió en insoportable la vida en el campo”; y en las ciudades se podía encontrar la comida que no se encontraba en el campo (Duncan, 1986). Además, muchos fueron trasladados compulsivamente a las ciudades. Para eso, las administraciones industriales firmaban acuerdos con las administraciones de las granjas colectivas, según los cuales estas últimas estaban obligadas a suministrar un número especificado de “miembros sobrantes” de mano de obra (Deutscher, 1971). Las transferencias incluían a jóvenes a partir de los 14 años de edad. Esta masa laboral se incorporaba a una fuerza laboral agotada por años de privaciones, las guerras y convulsiones sociales. Además, dado que la industrialización  privilegió el desarrollo de la industria pesada en detrimento de la producción de bienes de consumo e inversión residencial, hubo una fuerte caída en los niveles de vida de los trabajadores. Por otra parte, los ritmos eran agotadores

 Y en 1935 se extendió el trabajo a destajo, que puso todavía más presión sobre los obreros. Un obrero, ex campesino, escribía a un diario en Siberia, a comienzos de los treinta: “Ahora los trabajadores viven malamente. Antes vivían mejor. Trabajamos duramente por todo lo que valemos durante ocho horas y no podemos relajarnos. Si te relajas ganas poco. Pero hay todo tipo de campañas ‘suban la productividad’, ‘el régimen de economía’. En mi opinión la competencia socialista significa ‘exprime las últimas gotas de los trabajadores’. ... No puedo entender lo que está pasando ahora en nuestro país. He estado en la producción por solo un año. Antes vivía en el campo y pensaba a que los trabajadores vivían mejor en la ciudad. No hay diferencia” (citado por Kuromiya, 1985).

Todo indica entonces que la industrialización fue financiada con el excedente generado por la clase obrera. Fue un excedente obtenido por la vía de la plusvalía absoluta, esto es, exprimiendo la fuerza de trabajo. “La mayor parte de los enormes fondos de inversión de la industria era, de hecho, una deducción del presupuesto de los salarios nacionales. En términos reales, una clase obrera mucho más numerosa debía subsistir con una masa reducida de bienes de consumo, en tanto se construían las nuevas centrales, las nuevas acerías y las nuevas fábricas de construcción mecánica” (Deutscher, 1980).

En el mismo sentido, Ellman (1975) afirma que las fuentes principales de la industrialización fueron el aumento en términos numéricos de la clase obrera y la caída del salario real. Según sus cálculos, un 30% del incremento de la acumulación industrial provino del aumento de la plusvalía resultante del aumento numérico de la clase obrera, y el 70% restante por la caída del salario real (véase la parte 13 de la nota). Por otra parte, las condiciones de alojamiento en los treinta eran deplorables (ídem).

Régimen represivo sobre el trabajo

A finales de los años treinta también se endurecieron los reglamentos de trabajo. Además, aunque legalmente la jornada de trabajo era de 7 horas, en la práctica el sobretiempo era obligatorio. La regimentación y coerción sobre el trabajo fueron extremas. “Un giro político de finales de los 1930 que merece atención debido a su impacto en la vida cotidiana fue el endurecimiento de la disciplina laboral con las leyes de 1938 y 1940, que introdujeron  castigos más estrictos por ausentismo y llegadas tarde al trabajo” (Fitzpatrick)

Escribe Deutscher: “… algunas de las formas de regimentación del trabajo fueron mucho más drásticas que cualquiera de las que se habían empleado en la militarización del trabajo durante la guerra civil. Los notorios y enormes campos de trabajo forzado, establecidos en la década de los treinta, constituyen un buen ejemplo” (1971). La ley de 1940 imponía penas criminales para todo trabajador que llegara 20 minutos tarde (y no importaban las deficiencias del transporte). Pasarse en los tiempos de descanso era considerado ausencia, y podían ser motivo de despido. En 1938 se estableció una libreta de trabajo, con la que se buscaba controlar los movimientos de los trabajadores, y se impuso de dos a cuatro meses de prisión para los que dejaran los trabajos. Otra sanción para los que abandonaran los empleos sin autorización o hubieran incurrido en indisciplinas laborales consideradas graves fue el desahucio de las viviendas que ocupaban, sin que se les proporcionara otro alojamiento.

Los sindicatos fueron funcionales al sistema: cuidaban de que los trabajadores recién llegados tuvieran un salario y condiciones de alojamiento elemental, pero también eran los encargados, total o parcialmente, de acostumbrar a los recién llegados a la disciplina laboral (ídem). Además, “[e]l sindicato soviético desalentaba las huelgas y detrás del sindicato estaba la policía política” (Deutscher, 1971). Las malas condiciones de vida y alimentación afectaron la productividad y causaron una alta tasa de rotación, así como insatisfacción en los trabajadores.

División de la clase obrera

Con la industrialización el número de obreros industriales creció rápidamente. Solo entre 1928 y 1930 pasó de 2,7 millones a casi 3,7 millones. Pero la incorporación de cientos de miles de nuevos trabajadores a la industria no fortaleció proporcionalmente a la clase obrera, ya que dio lugar a divisiones en su seno; divisiones que fueron aprovechadas por las direcciones de empresa y la burocracia.

Según Kuromiya (1985) los nuevos (ex campesinos en su inmensa mayoría) eran vistos con desconfianza por los trabajadores viejos, eran objeto de discriminación, prejuicios y hostigamiento y maltratado por la administración y los capataces. Pero las direcciones también se aprovechaban de su inexperiencia y necesidades para erosionar el poder de la vieja clase obrera. Es que los nuevos, en búsqueda de salarios más altos, hacían horas suplementarias (trabajaban entre 10 a 12 horas por día) lo que llevaba a las administraciones a elevar las cuotas del pago por piezas. Esto generaba hostilidad por parte de los trabajadores viejos, que hostigaban a los recién llegados y exigían el derecho exclusivo a ocupar la mejor posición en la producción. A su vez, los nuevos envidiaban las mejores condiciones de trabajo de los viejos. Por otra parte, los nuevos no veían diferencias entre el antiguo propietario capitalista y el director rojo, al que consideraba un explotador. Los sindicatos tenían grandes dificultades para instruirlos políticamente. Incluso costaba que entendieran la diferencia entre el sindicato y el management. Para la dirección del Partido este estrato, proveniente de la pequeña burguesía, no estaba en condiciones de lidiar con las dificultades de la construcción socialista. Pero por otra parte, Stalin se montó sobre las diferencias para acentuarlas y debilitar la resistencia de los viejos trabajadores a su política de “racionalización de la producción”. Según Stalin, la racionalización significaba sacrificios “temporarios e insignificantes” que los viejos obreros no estaban dispuestos a aceptar. Los trabajadores estaban acostumbrados a cerrar filas frente al capataz y rechazaban a los que buscaban romper las primas en la producción a destajo. Para quebrar esta “cultura del trabajo”, Stalin apeló a las brigadas “de shock”, desde comienzos de 1929, y a la competencia socialista para mejorar la productividad y aumentar la disciplina laboral.

Al principio estos movimientos fueron organizados por jóvenes obreros calificados. Hubo un choque con los viejos, quienes consideraban a los jóvenes rompehuelgas y traidores. En juego también estaban los antiguos oficios, que se ponían en peligro por la mecanización; se pensaba que mucho del trabajo calificado estaba siendo reemplazado por trabajo semi-especializado. Partidarios del taylorismo soviético atacaron a los viejos por su conservadurismo, y hubo intentos de debilitar o romper la vieja cultura de trabajo de los viejos obreros. Lo cual provocó resistencias y descontento. A fines de los 1920 este entrelazamiento de obreros viejos descontentos y nuevos indisciplinados creó dificultades “de orden social” y llevó a algunas huelgas. Si bien los viejos se beneficiaban de la proletarización del partido y del Estado, por otra parte perdían terreno y se sentían inseguros. La dirección stalinista condenó la reacción de la “aristocracia obrera” contra los nuevos y denunció sus tendencias sindicalistas. Estos trabajadores viejos tenían las tradiciones del viejo sindicalismo, más pluralista y libre, y deben haber resistido el ataque a los sindicatos, a los que dominaron durante los 1920.

Stajanovismo

En 1935, junto a la generalización del trabajo a destajo, las brigadas de choque fueron reemplazadas por el movimiento stajanovista. El nombre se debe al minero Alexéi Stajánov, quien según las autoridades había producido en un solo turno una cantidad asombrosa de carbón. Se premiaba entonces a los obreros que establecían récords de producción; los stajanovistas de hecho prolongaban su jornada para superar las normas establecidas, y de esa manera las elevaban para el conjunto de la clase obrera. Además, las cifras eran infladas, y en la realidad los récords se conseguían con la ayuda del resto de los trabajadores. El stajanovismo provocó resentimiento entre muchos obreros, y fue un nuevo factor que potenció la división al interior de la clase obrera.

Explosiones de resistencia sin alternativa de fondo

Las duras condiciones de vida, los bajos salarios, los ritmos acelerados, el resentimiento generado por la burocracia y las políticas de división, dieron lugar a algunos estallidos de resistencia obrera. Uno de los más importantes fueron la huelga y manifestaciones callejeras de más de 16.000 trabajadores textiles de la Región Industrial de Ivanovo, a principios de 1932 (véase Rossman, 1997). El motivo fue la reducción de las raciones de alimentos a un nivel que impedía la reproducción física de los trabajadores y sus familias (se había establecido 4 kilos de pan cada 10 días por persona). La fuerza del movimiento y el cuestionamiento que hubo a la política de industrialización, obligaron a la dirección soviética a dar concesiones: se transfirieron recursos desde la industria pesada a la liviana; en mayo de 1932 se legalizaron los mercados de las granjas colectivas; y en octubre se elevaron los salarios industriales, lo que mejoró el nivel de vida de los obreros en las ciudades. Estas concesiones permitieron que cientos de miles de familias de los estratos de menos ingresos pudieran sobrevivir a la hambruna.

Sin embargo, el movimiento también precipitó medidas represivas contra la resistencia a nivel de los lugares de trabajo y la indisciplina, y en agosto y noviembre de 1932 se aprobaron leyes contra el robo de la propiedad socialista y el ausentismo. “El legado de las huelgas, por lo tanto, fue ambiguo” (Rossman). Filtzer (1996) también dice que en los treinta hubo huelgas y manifestaciones callejeras, y que la insubordinación, incluyendo ataques físicos a los directores de empresas y a los stajanovistas, era común. Pero la mayor parte de las veces se trató de explosiones espontáneas de rabia y frustración frente a las condiciones de trabajo que empeoraban y la escasez de bienes. No hubo una oposición coordinada y con un programa capaz de ser alternativa del stalinismo; el curso de fondo de la política oficial no se modificó.

¿Poder obrero frente a la burocracia?

Se ha argumentado que la industrialización tuvo un carácter extensivo, y dado que a partir de los inicios de los 1930 no hubo desocupación (en realidad, había carencia de mano de obra), la clase obrera habría dispuesto de un importante poder de negociación al interior de los lugares de trabajo frente a las administraciones de empresa y las instancias superiores. Era fácil conseguir trabajo, y existía seguridad laboral; era raro que se despidiese a un trabajador. De ahí también que hubiera una presión de la clase obrera, que se hacía sentir a través de la alta movilidad entre las empresas. Ese flujo de trabajadores existió desde los primeros años de la industrialización, y aunque intentó ser combatido por el Gobierno con medidas represivas, se mantuvo hasta el final de la URSS. De ahí que las direcciones de empresas se vieran obligadas, a menudo, a ceder y negociar con los trabajadores de planta. A la rotación de la mano de obra se sumaron otras formas de resistencia: ausentismo, bajos ritmos de producción y alcoholismo.

Sin embargo, hay que relativizar el poder de negociación que tuvo la clase obrera soviética. Es cierto que la desocupación no actuaba como elemento de coerción, como sucede en el capitalismo. Desde este punto de vista, los trabajadores siempre podían apelar al cambio de trabajo. Pero de conjunto, se trataba de una acción defensiva y despolitizada, igual que lo fueron otras acciones de rechazo, tales como el ausentismo, la desatención y el bajo ritmo en el trabajo, o incluso el alcoholismo. Dice Filtzer: “La industrialización había dado lugar a una relación laboral específica en la cual los trabajadores habían devenido incapaces de confrontar a la elite dirigente o la management industrial como una entidad colectiva, en búsqueda de objetivos políticos o económicos más elevados. La naturaleza burocrática y sin plan del sistema, de todas maneras, con su ausencia de regulación económica, permitió a los trabajadores imponer sanciones negativas directamente en el punto de producción. Esto no era ‘resistencia’, sino una acción defensiva individualizada ejercida por una fuerza laboral esencialmente despolitizada y atomizada” (1996).

Pero incluso esa capacidad de “sanción negativa” de la clase obrera al interior de las plantas, de la que habla Filtzer, parece exagerada. Harry Braverman, en Trabajo y capital monopolista, escribe: “En la práctica, la industrialización [soviética] imitó el modelo capitalista; y conforme la industrialización avanzaba… la Unión Soviética establecía una organización de trabajo diferente solo en detalles a la de los países capitalistas, en tal forma que la clase obrera lleva [el texto es de los 1970] todos los estigmas de las clases obreras occidentales”. En cualquier caso, las negociaciones con las direcciones de empresas tenían límites de los que todos eran conscientes, y no se pasaban. Menos todavía había lugar para cuestionar las orientaciones políticas generales del Gobierno soviético.

Bibliografía:
Braverman, H. (1982): Trabajo y capital monopolista. La degradación del trabajo en el siglo XX, México, Nuestro Tiempo.
Deutscher, I. (1971): Los sindicatos soviéticos, México, Era.
Deutscher, I. (1980): Trotsky, le prophète hors-la-loi, Paris, Union Générale d’Editions.
Duncan, C. A. M. (1986): “On Rapid Industrialization and Collectivization: An Essay in Historiographic Retrieval and Criticism”, Studies in Political Economy, vol. 21, pp. 137-155.
Ellman, M. (1975): “Did the Agricultural Surplus Provide the Resources for the Increase in Investment in the USSR during the First Five Year Plan?", The Economic Journal, vol. 85, pp. 844-63.


Filtzer, D. (1996): “Labor discipline and the decline of soviet system”, International Labor and Working-Class History, Nº 50, pp. 9-28.

Fitzpatrick, S. (2005): La Revolución Rusa, Buenos Aires, Siglo XXI.
Kuromiya, H. (1985): “The Crisis of Proletarian Identity in the Soviet Factory, 1928/1929”, Slavic Review, vol. 44, pp. 280-297.
Mandel, E. (1969: Tratado de economía marxista, México, Era.
Rossman, J. (1997): “Strikes against Stalin in 1930s Russia”, Russian Review, vol. 56, pp. 44-69.

rolando - postaporteñ@ 1618 - 2016-06-11 21:34:29
postaporteñ@_______________________________

LA VERDAD SECUESTRADA

por Samuel Blixen

del sitio del PVP 20/5/16

( NdeR: reproducimos esta nota que permiten comentarios del compa Pirincho)

En vísperas de la 21ª Marcha del Silencio, un balance de la lucha por la verdad y la justicia exhibe contradicciones, renuncias, omisiones y mezquindades de quienes desde hace 30 años levantan las banderas.

Dentro de 14 días, el 27 de mayo, el coronel retirado Manuel Cordero se sentará en la sala de audiencias de los tribunales de Comodoro Py, en Buenos Aires, para escuchar la sentencia definitiva del juicio sobre el Plan Cóndor que instruye el Tribunal Oral en lo Criminal Federal número 1 de la Ciudad de Buenos Aires. Será castigado por su responsabilidad en la desaparición de diez prisioneros y en torturas infligidas a otros 36 exiliados secuestrados en Automotores Orletti, el centro clandestino de detención que operó como base de los grupos Cóndor. La sentencia será una verdadera condena a cadena perpetua.

Cordero, de 77 años, debería haber respondido en Uruguay por numerosos delitos de lesa humanidad, entre ellos la desaparición de personas, asesinatos, torturas, chantajes y violaciones. Pero en 2004, cuando lo citaron a un juzgado penal para responder por unas declaraciones ofensivas contra magistrados, prefirió huir del país antes que pisar un juzgado. Cruzó la frontera y se instaló en Santana do Livramento, porque ningún juez procedió a ordenar el cierre de fronteras. Pese a estar prófugo, cobró religiosamente su jubilación en la dependencia del BROU en Rivera hasta que en 2007 fue detenido por orden de la justicia brasileña; también obtuvo dos préstamos sociales en el Banco República, que cobró su hija, uno de los cuales utilizó en Buenos Aires, después de que fuera extraditado en 2010 a pedido de un juez argentino, para procesarlo en la causa del Cóndor. Los jueces uruguayos demoraron tanto el pedido de extradición que los argentinos les ganaron de mano.

El caso Cordero es paradigmático, ejemplifica uno de los costados del perverso proceso que invariablemente desemboca en la frustración cuando se trata de descubrir la verdad e imponer la justicia en los delitos de lesa humanidad, y de reparar a la sociedad por el lastre de la impunidad que condiciona y bastardea el futuro. La democracia no debería ufanarse demasiado por lo hecho en materia de derechos humanos: desde 1985 hasta ahora sólo 28 militares y policías fueron procesados, y algunos condenados, de una lista que se aproxima a los 400 denunciados. De un total de 187 desaparecidos (una cifra que fluctúa según la fuente), en estos 31 años se han rescatado en Uruguay cuatro restos, ¡cuatro! Dirán que es imposible ubicar los cementerios clandestinos si los militares no aportan la información. Y le darán la razón al ministro de Defensa, quien reclamaba autorización para torturar, porque de otra manera, decía, no se obtendrían los datos.

Falso: que se sepa, en Argentina y en Chile los investigadores no torturaron y sin embargo los resultados de las investigaciones son sorprendentes, en materia de ubicación de restos y de responsables castigados. Es posible saber la verdad, actuar con decisión en el “nunca más” y escribir la verdadera historia. Pero se requiere que los poderes del Estado, los políticos, los funcionarios, los jueces, los investigadores, actúen de verdad.

En Uruguay el Estado sigue siendo el principal encubridor. Un Parlamento democráticamente elegido aprobó por mayoría (y en función de la “lógica de los hechos”, léase la presión militar) la ley de caducidad; una Suprema Corte convalidó por mayoría la constitucionalidad del engendro; y un presidente colorado archivó todas las denuncias judiciales asestando un serio golpe a la independencia judicial, que desde entonces, y en la mayoría de los casos, pispea las señales sobre el humor político antes de actuar. Ese presidente negó enfáticamente que en Uruguay hubiera niños robados por militares, y a los tres meses apareció Macarena. Un presidente blanco pactó con los militares otro capítulo de impunidad aceptando groseras fábulas que dejaron sin castigo a los responsables de la desaparición y asesinato del chileno Eugenio Berríos, que reiteró otra “lógica de los hechos” para un Cóndor en democracia. Otro presidente colorado inventó la Comisión para la Paz; sus responsables hablaron con militares y aceptaron como cierta la versión de que los cuerpos de los desaparecidos fueron exhumados de los cementerios clandestinos, cremados y sus cenizas dispersadas en el mar. Muy poco después se desenterraban los restos de Fernando Miranda en el predio del 13 de Infantería. Se dijo que esa era la excepción que confirmaba la regla: hubo otras tres excepciones.

El aporte frenteamplista a una política diferente permitió desarchivar las denuncias judiciales pero fue incapaz de involucrarse en la investigación de los crímenes; las estructuras estatales no hicieron nada para obtener pruebas que alimentaran las causas judiciales; una parte importante de la burocracia frenteamplista no estaba verdaderamente comprometida en la lucha contra la impunidad y anticipaba en los hechos la propuesta de que la biología resolviera el problema. En esa política dual y gatopardista hubo expresiones en uno y otro sentido: hubo diputados y senadores que a último momento restaban su voto para eliminar la ley de caducidad; y hubo alguna ministra, ubicada en la cúspide del poder militar, que actuó con determinación cuando recibió el dato y logró ubicar uno de los archivos que la estructura uniformada mantiene ocultos. El poder político fue capaz de instrumentar un acuerdo con la Universidad para una investigación arqueológica y otra investigación histórica, pero al mismo tiempo impuso una cláusula de rigurosa confidencialidad, que va en contra de la esencia universitaria. Las excavaciones se iniciaron bajo un clima de esperanza (para los familiares que aún no concluyeron el duelo de sus desaparecidos y para la sociedad toda), pero nada se hizo cuando los militares amedrentaban a los antropólogos, filmaban todos sus movimientos, movían de lugar las señales de trabajo e impedían la acción de algunos jueces. Nadie tomó medidas ejemplares, y esa subimpunidad alimentó la reciente incursión de “desconocidos” en el laboratorio del Grupo de Investigación en Arqueología Forense (GIAF).

La iniciativa presidencial de solicitar a los mandos militares información sobre los restos de los desaparecidos, en un plano de confidencialidad, terminó en una burla que indujo al presidente a señalar el lugar específico donde supuestamente debían estar, con un 99 por ciento de certeza, los restos de la argentina María Claudia García de Gelman, un caso particularmente sensible porque su traslado clandestino desde Buenos Aires, su desaparición y su asesinato obedecieron al propósito de atender su parto a los solos efectos de robarle su bebé, destinado a ser entregado a un jerarca policial. Se impuso el 1 por ciento restante.

La difícil tarea de ubicación de enterramientos clandestinos tuvo su contraparte en las gestiones secretas de un secretario de la Presidencia que se reunió con el cogollo de los criminales de la dictadura para ofrecerles, a cambio de “unos huesitos”, una salida “política” para evitar su encarcelamiento. La fórmula propuesta por el negociador consistía en imponer el criterio de que los crímenes habían prescrito judicialmente, y es la misma que invariablemente impulsan los abogados de los criminales y en ocasiones es refrendada por algún tribunal de alzada y la Suprema Corte de Justicia. Esa negociación infructuosa, que buscaba un atajo para resolver el “problema de los derechos humanos”, dejó de ser secreta cuando los interlocutores uniformados difundieron las grabaciones de esas conversaciones. La Presidencia negó tibiamente la oferta de un cambio de huesitos por información, y no hubo ninguna sanción para el alto funcionario que las llevó adelante; la oposición, que reclama a diestra y siniestra la destitución de ministros, no se dio por enterada en este caso.

Un costado particularmente irritante de la postura del gobierno es lo que podría llamarse el “financiamiento de la omertà”: de los 20 militares encarcelados (aunque algunos gozan de prisión domiciliaria) sólo dos están en situación de reforma: José Arab y Gilberto Vázquez, y por tanto sus familiares cobran apenas una parte de su jubilación. Están en situación de reforma por episodios de indisciplina: los graves crímenes por los que fueron procesados éstos y los otros 18 militares no merecieron tribunales de honor; el honor militar no se resintió por los asesinatos, torturas y violaciones a prisioneras, y por lo tanto cobran la totalidad de su jubilación

 El reclamo de instalar tribunales de honor para juzgar la conducta criminal cayó en oídos sordos. Y lo mismo ocurre con los militares que están fugados o procesados en el exterior, con el agravante de que, además de la jubilación, los tres oficiales procesados en Chile por el asesinato de Berríos, y Cordero en Argentina, están asistidos en sus defensas con financiación del Estado uruguayo

 Un caso particularmente paradójico es el del capitán de navío Jorge TRÓCCOLI, sometido a juicio en Italia: el Estado le paga su jubilación y a la vez le paga al abogado italiano que procura su condena; no se sabe si, además, el Estado uruguayo paga los servicios del abogado que lo defiende.

El caso de TRÓCCOLI enhebra y acumula las más flagrantes contradicciones. Puesto en evidencia por sus compañeros estudiantes de Humanidades, que reconocieron en aquel “viejo” que estudiaba antropología al torturador de Fusileros Navales (FUSNA), el capitán de navío retirado no tuvo mejor idea que escribir un libro justificando su pasado de torturador; intentó reducir su responsabilidad con el mismo argumento que el coronel Asencio Lucero, para quien la picana es un cosquilleo y la desnudez de las prisioneras un recurso para explotar el pudor a favor de la confesión.

La confesión impresa de TRÓCCOLI no tuvo su contraparte en una fulminante acción judicial, de modo que para cuando las víctimas formalizaron la denuncia, el capitán de navío optó por abandonar el país con un pasaporte italiano. Fue detenido en Salerno en 1995, cuando se inició un pedido de extradición, pero al embajador uruguayo en Italia se le pasó por alto un trámite formal que desbarató la extradición y permitió que TRÓCCOLI viviera desde entonces en libertad. En una causa por las desapariciones de italianos en el marco del Plan Cóndor, terminó siendo enjuiciado y su juicio se despliega actualmente en Roma. De hecho, TRÓCCOLI había sido identificado como torturador por el ex marino Daniel Rey Piuma en su libro Un marino acusa, pero los elementos aportados no fueron suficientes para poner en marcha los engranajes de la justicia. Entre la exposición pública de TRÓCCOLI y su fuga a Italia medió un lapso que permitió su identificación como represor en Argentina de ciudadanos uruguayos exiliados pertenecientes a los Grupos de Acción Unificadora (GAU), que eran blanco de la inteligencia naval. Lo que ahora asombra es la revelación de que, en ese limbo que vivió TRÓCCOLI antes de su fuga, el capitán de navío fue entrevistado en más de una oportunidad, en forma reservada, por una militante de los GAU que asumió protagonismo en su carácter de miembro de la organización Madres y Familiares de Desaparecidos.( NdeR nosotros lo decimos MARITA MARTÍNEZ*) 

Hoy se sabe que TRÓCCOLI es responsable directo de la desaparición en Buenos Aires de varios militantes del GAU, y uno de los impulsores de una experiencia de inteligencia en el FUSNA que, copiando a los represores de la ESMA argentina, instaló lo que se llamó “La Computadora”, donde prisioneros de Fusileros Navales aceptaron realizar tareas de análisis de las declaraciones arrancadas bajo tortura a otros prisioneros, para evaluar la veracidad y la utilidad de las confesiones. El reclutamiento para La Computadora requería un análisis previo de las características psicológicas del colaborador y un conocimiento de éste sobre la realidad interna de su organización.

En La Computadora trabajaron comunistas, GAU y tupamaros, que analizaron, incluso, los interrogatorios a que fueron sometidos desaparecidos apresados en Argentina. Un detallado informe sobre La Computadora, elaborado por oficiales de inteligencia del FUSNA, fue entregado en 2005, junto con otros documentos, a la Presidencia por el comandante de la Armada; pero ese documento, calificado como confidencial, no llegó a ningún juzgado, aunque un ministro de Defensa se lo entregó a la militante de los GAU que integra Familiares; el documento quedó “archivado” durante años. Puede ser penoso hablar de estos vericuetos, pero son parte de la historia que debe conocerse para tener una explicación de por qué la lucha por la verdad enfrenta tantos obstáculos.

OBEDIENCIA DEBIDA. Entre las dificultades para descubrir la verdad, el silencio de los militares acapara un porcentaje alto de responsabilidad. Pero también tienen su cuota las mezquindades, los celos, los cálculos políticos y los oportunismos, a todos los niveles: políticos, judiciales, sociales y académicos. La mayoría de los jueces penales han estado omisos o toman decisiones para engañar el ojo: por ejemplo, al reiterar procesamientos contra las figuritas conocidas (como Gavazzo), pero eludiendo actuar contra otros denunciados, tanto militares como civiles; tal es el caso del director del Hospital Militar en 1973, y los médicos que “atendieron” a Luis Roberto Luzardo, a quien una bala lo dejó cuadripléjico y que murió después de meses de sufrir hambre y permanecer postrado en una cama sin que fuera higienizado, lo que derivó en la multiplicación de escaras.

Cuando un juez penal procesó por homicidio a Ricardo Zabala, el policía que secuestró al maestro Julio Castro, un tribunal de apelaciones revirtió el fallo aduciendo, nada menos, que “obediencia debida”; la Suprema Corte convalidó la libertad de Zabala. Cuando una jueza está a punto de procesar al general Pedro Barneix por el homicidio de Aldo Perrini, la Suprema Corte no encuentra otra solución que trasladar a la jueza sin explicar los motivos, con lo que, de hecho, detiene la acción judicial en numerosos expedientes.

Simultáneamente era de esperarse que la incautación de un archivo militar en el local de la Escuela de Inteligencia, una dependencia de la Dirección General de Inteligencia del Estado, alimentara con información nueva los procesos judiciales en curso y otros que, por diferentes razones, están detenidos. La incautación llevó en 2006 a la entonces ministra de Defensa a impulsar un contrato de obra para escanear los rollos de microfilmes guardados en un armario de la citada escuela. Después de dos años de trabajo, los dos contratados entregaron en 2009, al nuevo ministro de Defensa, los 1.144 rollos de microfilmes y los 51 Dvd con las 3 millones de imágenes que conforman el respaldo digitalizado. En el informe entregado al ministro se especificaba que cinco rollos referidos a documentos elaborados por informantes y uno referido a los colaboradores durante la dictadura estaban lacrados por orden de responsables de inteligencia, entre ellos el general Barneix. El informe sugería la preservación adecuada de los rollos (considerados como los originales, en el supuesto de que los papeles habían sido destruidos) y la dispersión del material digitalizado a fin de asegurar su existencia. También se sugería que el trabajo de ordenamiento y análisis de los documentos requería por un lado mayor cantidad de contratados (el volumen es comparable a una biblioteca de 12 mil libros de 250 páginas cada uno), y por otro la utilización de un buscador digital para hacer el cruzamiento de datos que permitiría establecer el verdadero valor de la documentación incautada; también se sugería que el escáner se mantuviera conectado a las computadoras utilizadas, a efectos de realizar digitalizaciones de imágenes ilegibles.

El ministro no sólo no dispuso entregar el buscador digital, sino que desarticuló el soporte técnico, y no renovó el contrato. No se sabe si aceptó la sugerencia de dispersar el material escaneado; se sabe sí, que los 51 Dvd fueron entregados al Archivo General de la Nación, pero sólo 16 fueron aportados al coordinador general del equipo de investigación histórica de la Facultad de Humanidades, en lo que sería la columna vertebral de la elaboración de los cinco tomos publicados en la web de Presidencia, y cuya última actualización está fechada en 2015. Los 16 Dvd se sumaron a los materiales obtenidos en otros cinco archivos, en particular el de inteligencia policial y el de la cancillería, pero se desconoce si el equipo de historiadores accedió al contenido del resto de los discos. Algunos de los rollos lacrados por el general Barneix dan cuenta de la intensa tarea de espionaje desplegada entre 1985 y 2003 y la capacidad de la inteligencia militar para ubicar infiltrados en el entorno de Wilson Ferreira Aldunate y Carlos Julio Pereira, y del MLN-MPP.

El trabajo del equipo de historiadores se centró en la “sistematización de la voluminosa documentación seleccionada”, pero eludió explícitamente la labor de análisis de inteligencia del material, a efectos de producir insumos para la justicia; entre otras cosas, se descartó el uso de un buscador digital. La cláusula de confidencialidad pretextó el negar documentación a familiares de las víctimas del terrorismo de Estado, y el monopolio de la información –se sostuvo– sólo se doblegaría ante una orden judicial. Quizás ahora, con la firma de otro convenio entre la Universidad y la Presidencia, que excluye la cláusula de confidencialidad, será posible acceder a la documentación en un régimen de transparencia, lógicamente acotado a ciertas normas. Pero eso siempre y cuando se establezca dónde está la totalidad del material incautado.

Por cierto, los criterios razonables para el manejo de la información no aparecen claros en los volúmenes publicados por la Presidencia y el equipo de historiadores. A lo largo del texto (ordenado en un estilo más que barroco, churrigueresco, casi iniciático) se pueden detectar diferentes criterios de manejo de la información, siempre contradictorios entre sí. En algunos casos, particularmente en los textos y la elección de los documentos referidos al Partido Comunista, hay una elección determinada de evitar la inclusión de nombres y modificar el original apelando a las iníciales de los apellidos, lo que expresaría un criterio compartible. Pero en otros casos, en textos relacionados con el MLN, el PCR y el PVP, el historiador no tuvo empacho en exponer los nombres completos, de modo que no queda claro cuál fue el criterio utilizado, o la razón de utilizar dos criterios antagónicos. Lo mismo con la transcripción de documentos. En algunos casos se incurre en la reproducción total de actas de interrogatorios que exponen al torturado, y que en general se refieren a desaparecidos del MLN y los GAU; no ocurre lo mismo en otros casos, donde la documentación sufrió una benévola censura. El resultado final parece apuntar a la elaboración de una verdad oficial. Quien se tome el trabajo de bucear en la obra podrá alimentar sospechas de un tratamiento desigual para situaciones iguales, donde despuntan algunos criterios de política mezquina que enturbian la búsqueda de la verdad.

Es en este contexto que una porción importante de la sociedad civil, tozuda y empecinada, encara la 21ª Marcha del Silencio, el próximo miércoles 20.

TOMADO DE Brecha No.1590 del 13 de mayo 2016 (páginas 6 y 7)

 

Marita Martínez (María del Carmen Martínez*)

Es una de las tantas que en su "trabajo" en DDHH se arroga el derecho de clasificar y reclasificar los archivos y también con su brutal arrogancia a opinar sobre los testimonios  siendo en este caso el atrevimiento mayor de sustituir a la Justicia. A los archivos los tachan y retachan con un criterio total  de  IMPUNIDAD,  arrogándose  la potestad sobre lo que consideran  comprometedor para los torturadores sin consultar a  los presos políticos nombrados en ese material que en definitiva deben ser quienes deciden si dan o no a conocer el archivo 

Peor aun cuando "manosean" los testimonios  ya que por regla general durante años  poseen las muletillas de afirmar con total atrevimiento que ·el titular de ese informe está enfermo psiquiátrico o directamente te dicen esta “loco", esta desvariando.. ,  así como: “otro que  es esta mal se confunde de preso"  o sino “está mal se confunde de fechas", “está mal por esto y esta mas por aquello"  Llegando  al desparpajo máximo, porque nos consta : descalificando testimonios  directamente a los periodistas!!!

Blixen debería dar su nombre, sin más vueltas ( bueno vemos como el Bolita algunas cosas calla de la historieta oficial ) pero nosotros lo damos de este personaje siniestro que paso por ORLETTI haciendo un pacto con GAVAZZO ( Gavazzo siempre sostenía que a las mujeres las dominaba ) el pacto fue ocultar la muerte de su compañero y salir libre Hoy está casada con un policía

Ella ha negado también entrega de archivos que son clave en los juicios como en Italia y Juzgados Nacionales Argentinos etc. . Claramente  hoy por hoy con este ocultamiento de archivos favorece abiertamente a Jorge Néstor TRÓCCOLI, residente en Italia desde 2007 etc. , en el marco de las audiencias del operativo Cóndor que se llevan en Italia También  al ser descubierta esta señora "TOPO" infiltrada y quizás a sueldo¿? pidió disculpas...  tarde piaste ya que un joven le robo uno de esos archivos ( no tenía otra salida) y sin avisarle por supuesto lo presenta en Italia eso mismo sucedió con TESTIMONIOS contra el Goyo Álvarez que acusaron a presos políticos que testimoniaban de "locos" que desvariaban y luego se defendían diciendo " no lo que pasa es que ese informe lo reservábamos para el año que viene” CUANDO TODOS SABEMOS QUE ES LO QUE VIENE Y  EN QUE TRABAJAN TODOS ESTOS INFILTRADOS ( ver lo que paso en Humanidades)  seguir con  estos es e mantener la impunidad!!

Marita era en junio de 1976 la compañera de José Hugo MÉNDEZ DONADÍO, el Negro Hugo, obrero textil uruguayo detenido en la Estación de Villa Ballester el 15/6/76 cuando tomaba el tren para dirigirse a su trabajo en la fábrica textil  de ahí es llevado a su domicilio que es invadido por 15 hombres de particular, muchos de ellos calzando botas del ejército, armados con metralletas, revólveres y escopetas. En la casa revisaron y desordenaron todo buscando armas. Solamente encontraron material escrito con información sindical. Robaron todo lo que consideraron de algún valor, entre ellos los colchones y los abrigos de cama. En la calle había un camión del Ejército y un vehículo de particular donde llevaron detenidos a  Hugo y a María del Carmen Martínez, compañera de Hugo Méndez. Por testimonios de la propia Martinez  ante la CONADEP, son trasladados a Automotores Orletti, donde son salvajemente torturados, y de ahí entre el 20 o 21 de junio  Hugo Méndez, junto a Francisco Candia, militante comunista, obrero textil exiliado en Buenos Aires, son encontrados muertos por la policía  en la calle  a unas 10 cuadras de Orletti, en Argerich y Morón

 Según el testimonio de María del Carmen Martínez ante la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) (30.01.1984): En el plazo de esa semana, mientras estuve detenida(del 15 al 20 de junio) los interrogatorios y torturas estuvieron dirigidos sobre Hugo y Ruben Candia.Esto lo hacían en una pieza del piso superior al nuestro, por lo tanto cualquiera de los que estábamos allí podemos testimoniar el hecho. El día 20, un domingo, después de interminables horas de tortura, Candia por lo que se oía, estaba acabado y pasaba largos ratos desmayado, mientras que a Hugo le rompían los nudillos de los dedos de las manos, por lo que interpreté en aquellos momentos. Después de todo esto, un camión que salió del lugar partió con ellos dos, volviendo un rato después (no puedo decir si pasaron cinco minutos oveinte) sin ellos.

El Negro Hugo  fue obrero textil en la fábrica Alpargatas (en Uruguay) y encargado del control de calidad en la textil Perle (en Argentina). Había tenido militancia  en  el Grupos de Acción Unificadora (GAU), Frente Amplio (FA). Dirigente del Congreso Obrero de Alpargatas (COA) y del Congreso Obrero Textil (COT), Integrante del Secretariado de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) en la clandestinidad (1973-1974)

PIRINCHO - postaporteñ@ 1617 - 2016-06-10 08:18:52
postaporteñ@_______________________________

Nadie quiere el Estandarte,..Si es larga la Procesión o Tercera para Héctor Amodio Pérez

HAY DIFERENTES MONTONES

Unos grandes y otros…chicos

SI VA PAL MONTÓN DEL RICO…

El Pobre que….piensa poco

DETRÁS DE LOS EQUÍVOCOS

Se vienen los perjudico                 

Don Atahualpa Yupanqui

En su segunda intervención Héctor Amodio Pérez (HAP de ahora en adelante) se mantiene en las líneas generales de su primera intervención (ver Posta 1611), cuando nos interrogaba a mí, pero también a otro compañero: Indignarse esta bien, pero para qué?

Sobre el tema de los motivos hay dos posiciones posibles: indignarse o no. Los que nos indignamos lo decimos francamente, en cuanto al para qué? lo hemos respondido anteriormente: nos bajamos de la “orga”, (el denominado “goteo”) que lo dejó –al final- al sellito MLN-Marenales con solo 300 militantes y al MPP –el nuevo engendrito- la multitudinaria base militante de decenas de miles de votantes. Todo eso son: realidades políticas.

Podrán gustarnos o no. Pero allí están y además fueron gobierno y actualmente son parte del gobierno, el famoso “cañón” que tan preocupado tiene al diario El País y al Observador.

La oposición burguesa y todos sus amanuenses la tienen fácil: estuvieron siempre en contra. Desde los más prominentes: el “Cejas napolitano” de Sanguinetti, al Sr. Alfonso Lessa que escribió todo un libro acerca de “La revolución imposible”.

Sobre el tema nos hemos extendido en nuestra primera intervención. Así que no es necesario abundar. Insistamos sobre lo básico, sin embargo, las clases existen y la burguesía –aún la raquítica y miserable burguesía uruguaya- también. Cuando estábamos en cana –sobre algunas cuestiones- estábamos re-claros: los milicos eran todos nuestros enemigos, pero había algunos milicos que la jugaban “de piola”, los denominábamos: “los soretes-piolas”.

Estábamos –lo sigo pensando- re-claros.

La “verdad objetiva”, cara a los marxistas, hoy día está en contrapunto con “la verdad relativa” de los neoliberales. Le sigue el resto de la milonga: la lucha de clases “no existe”, lo que existen son “problemas”, y su corolario final (del Sr. Fukuyama): hemos llegado “al fin de la historia”.

¿Es necesario insistir que no estamos de acuerdo?

Tampoco estamos de acuerdo que las diferencias históricas son, simplemente, “relatos”.

Dicho todo esto (y de un tirón),  vayamos a lo nuestro. Es posible que el “zapallo” de Gabriel Pereyra sea un tipo piola…con Héctor Amodio Pérez, para mí es un amanuense burgués que sabe no sacar los pies de la palangana, y a través de esa proeza, avanza en la personal. Y lo mismo digo del Sr. Álvaro Garcé. Y exactamente lo mismo pienso del Sr. Hebert Gatto que también escribió otro librito: “El cielo por asalto”….con prólogo ni más ni menos que del lamentable “kantiano” en que se transformó “el Turco” Amir y que después enfiló (y terminó) como asesor del Partido Colorado. Y lo mismo digo de otro “renunciante” el “Negro” Mancilla y su seguidor “el bazuka” Alemañy (que en mis tiempos era simplemente “el chino” Alemañy) y…que terminaron todos ellos, “blancos, como hueso de bagual”. Con todos estos “renunciamientos”, en su momento, la burguesía se frotaba las manos de contento. Después, para su consternación, vino la crisis del 2002 y para completarla, el 2004, que fue “el acabose”.

Yo de eso, no me hago cargo, porque no fui yo el que los relevó y les dio el reclute. Como que no me hago cargo de varias “cositas más” de la “interna”. Que cada cual cargue,… con su propia mochila.

No me hago cargo, tampoco, de las diferencias políticas que corrían, al seno del “coso-coso” como denominaban “los gambusas” al Comité Central en Punta Carretas. No creo,siquiera, que la mayoría de los militantes fugados en el “Abuso” las conocieran a cabalidad. Y,-ni hablar- de sus implicaciones. Todos esos eran “secretos”, de “los jefes”  y, bien arriba, aprovechando la muletilla de “la compartimentación”.

Todo eso, surge ahora, después del 2013.

La “historia oficial” se asentaba en una versión sencilla: un dirigente (HAP), detenido, se quiebra ante el enemigo y a partir del quiebre pasa a colaborar. De esa manera se convierte en “un traidor”.

La nueva versión con HAP, es un poco más compleja: había diferencias que se remontaban lejos en el tiempo, pero que se agudizan a partir de la caída de Almería y ciertas “responsabilidades” por la misma. Algunos no querían calzar el estandarte, porque sabían que la procesión sería larga. Pero en cana, todas las “vacas sagradas” hacen de tripas corazón, se reparten las “responsabilidades” (es el punto más flojo de la “historia oficial” ya que si ya tenían “sospechas” sobre Amodio, porqué le daban intervención en el pase de “la correspondencia” para afuera y, después, intervención en la planificación de la fuga?).

Otro aspecto –concomitante y crucial- tiene que ver con los planes futuros (ahí entran las elucubraciones militaristas de EFH. con el Hipólito y con el Hipopótamo, que se combinan con los planes de Sendic: el Tatú). La vieja dirección estaba en cana, pero “colaboraba” en materia de planes con la dirección que estaba afuera. Ellos tenían tiempo, los otros no, tenían que hacer y resolver cosas.

Rápidamente, lo que comenzó como una “colaboración” se canalizó “a opinar” sobre todo lo que se hacia afuera y, además, a “exigir”. “Esto estuvo mal, aquello también y, además, deben extremar los esfuerzos para “sacarnos” a nosotros”.

Al mismo tiempo y para afuera, los “dirigentes” o alguno de ellos, tenían líneas de comunicación particulares: Sendic a su gente, bajo la firma “Pico y Pala” y con Nelson Berreta como eje en la dirección de afuera. Todos estos verdaderos “quibebes” a la “interna”, (duplicación de comunicaciones incluidas), son la manifestación de diferencias notables, que ya se estaban acercando al punto de ruptura política franca.

Las “bases” -de esas “tormentas”- no tenían sino barruntos, ni se imaginaban el calado y la profundidad de ciertas diferencias.

¿Cómo llegamos a esa situación? –Yo creo que llegamos a eso, desde que se afirmó la línea del “aparato mínimo”(lejanos tiempos del Coordinador, que llevaron al MLN- Tupamaros primigenio) que fue el primer pasito que –internamente- se dio, para que la “dirección” cortara vínculos con sus bases y las empezara a sustituir. El segundo pasito se dio (en 1967) cuando se prohibieron las críticas internas en ocasión de una crisis memorable, pero que se remontó.

Así, el aparato mínimo se transformó en “aparato” lisa y llanamente y, en su dinámica se tragó a varios, incluidos en ellos, varios de sus creadores.

¿ A quién se comió? importa ahora -2016- poco, todos fueron víctimas del engendrito. O mejor dicho, fuimos. Por eso llegamos a la derrota del 72.

Volvamos ahora, a nuestra correspondencia pública, nosotros particularmente, a nuestra segunda intervención que cerrábamos con un resumen. Decíamos entonces, luego de la misma y, al cierre, que HAP no era un factor exterior al viejo problema de los 60 y 70. Y utilizábamos la figura de una ecuación, con sus variables o incógnitas. HAP nos responde que nunca fue bueno en matemáticas. Y lo mismo podemos contestarle nosotros, pero le agregamos que como las matemáticas eran una carencia en nuestra formación, en el exilio, nos dedicamos a tomar curso de las mismas, para suplir ese vacío. Y de yapa, descubrimos no solamente que las matemáticas son interesantísimas, descubrimos además, que tiene aplicaciones utilísimas en la vida de todos los días.

Pero vamos a lo nuestro. No ser un factor exterior, significa, implicaría, reconocer, que no siempre se tuvo razón.

Paso que parecería HAP no está dispuesto a dar. Lo cual nos apena, pero…cada cual con su cada cuala.

Nosotros hemos basado nuestras intervenciones, en el análisis de lo que consideramos esos errores, para intentar explicarnos la formidable derrota del año 72. Y con los elementos al día, es decir: libros, memorias, artículos, reportajes, conversaciones y testimonios hacemos nuestro balance.

HAP, ha basado sus intervenciones –particularmente desde el 2013, que es cuando “reaparece- en el análisis de las contradicciones de algunos que considera falsificadores y difamadores. Pero HAP también reconoce que colaboró con el enemigo, lo cual -él bien sabe- es una cuestión  grave.

Por esos mismos deslices, en tiempos que HAP era un dirigente, a varios se les dio “la baja deshonrosa” y, a alguno, en la “fuga” del Abuso, -de la cual HAP fue un planificador junto con Zabalza- justamente (¿…?), por esas “aflojes”, se los dejó “adentro”: verbigracia “el perro” Ubillos, verbigracia (también?) Mejías Collazo.

Estamos convencidos de que a esta altura del partido, jugando todos los descuentos, lo mejor que podemos hacer para las generaciones futuras, es dejarles el legado de lo-que-no-debe-hacerse.

 Es –estoy convencido- el mejor homenaje a todos los que murieron, cayeron, fueron torturados, mutilados, violados y fusilados y, la mejor reivindicación de la gesta colectiva de los tupamaros.

c.e.r. - postaporteñ@ 1617 - 2016-06-10 07:52:52
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] Siguiente