Postaporteñ@

Herramienta de comunicación para expresar la identidad, el trabajo y la lucha por una Patria Para Todos: La Patria Grande

Ver números anteriores

postalinas

Ante el anuncio de la instalación de una nueva planta de celulosa

DECLARACIÓN DE LA ASAMBLEA NACIONAL PERMANENTE

 Ante los anuncios del gobierno sobre la instalación de una nueva fábrica de pasta de celulosa, la Asamblea Nacional Permanente, declara públicamente su posición contraria a esta actividad industrial. Este modelo de negocio forestal, por su gran escala de producción (más de 1 millón de hectáreas forestadas), la mala distribución forestal y el uso de venenos, acarrea nefastas consecuencias sobre nuestros bienes naturales, el agua y la tierra, comprometiendo gravemente la producción de alimentos y las posibilidades de una vida sana y saludable para las actuales y las siguientes generaciones.

La superficie dedicada a la producción de alimentos está disminuyendo frente al avance de la utilización de las tierras en forma no sustentable, habiendo desaparecido 12.000 establecimientos productivos en los últimos 10 años según los últimos censos. Las pasteras son hoy las mayores latifundistas del país, con más de 200.000 hectáreas cada una dedicadas al monocultivo forestal, actividad que requiere mucho menos mano de obra por unidad de superficie que las habituales actividades de producción de alimentos, por lo que gran parte de la población trabajadora del campo termina siendo desplazada de la tierra.

Esas actividades promovidas como inversiones salvadoras para nuestra economía exigen del estado la concesión de zonas francas y la exoneración de impuestos, así como una millonaria inversión para reacondicionamiento de rutas, puentes, puertos, vías férreas y demás infraestructuras.

Su discurso como también el del gobierno promete la generación de fuentes de trabajo y desarrollo local, que sabemos por la experiencia de las dos plantas que ya funcionan que no es cierto.

La primera etapa de construcción de la planta, requiere sí de una cantidad de mano de obra creando la ilusión de desarrollo en la comunidad, pero también genera otras situaciones de gravedad, como el desplazamiento de pequeños productores por los impactos ambientales que empiezan a sentirse y el aumento de la prostitución y trata de mujeres y niñas.

Una vez finalizada su instalación, los graves efectos de este modelo industrial celulósico empiezan a intensificarse, ya no hay trabajo, el espejismo de la prosperidad se desmorona, queda expuesto en forma descarnada que solo se beneficia la empresa multinacional que se lleva la materia prima, obteniendo millonarias ganancias y todos los beneficios que le regala el estado, dejando ríos y arroyos contaminados, tierra dañadas y gran parte de nuestro territorio enajenado.

La Asamblea Nacional Permanente defiende los bienes naturales, el agua y la vida, por esos motivos se opone a aquellas actividades que atentan contra los mismos.

La tierra no se vende la tierra se defiende!

Llamamos a organizarse para impedir este nuevo avasallamiento de nuestro territorio

Asamblea Nacional Permanente -

26 de Julio, 2016

 

No todo es revolverse en el suelo buscando culpables…

Estimado Ricardo, gracias por compartir.

Sin acartonamientos saludo y respeto tu interés y tu capacidad al mantener el espacio Posta Porteña funcionando, actualizado, y abierto al debate. Para algunos aislados como yo que nos aferramos a la idea de que aún quedan reservas morales, de esperanza, y de reorganización para luchar por una sociedad mejor, nos viene bien leer de vez en cuando los aportes, reflexiones y peleas en curso ahí reflejados. No siempre nos alegra, a veces nos entretiene o alienta el contenido, como parte de una verdad subjetiva, si es que ésta existe. 

Como no soy parte de la vieja militancia pero si soy viejo, no tuve picana ni tacho, ni fierro en la mano por falta de oportunidad no de ánimo, asumo frontalmente no estar en condiciones de opinar sobre el debate principal expuesto.

Creo que los 60' fueron política, ideológica y socialmente ferméntales, pero nunca mejores. Tal vez más esperanzados, ingenuamente esperanzados. Y derrotados brutal, cruelmente. 

Entonces revolverse en el suelo buscando culpables sin dar a los jóvenes una perspectiva no me atrae mucho. La guerrilla urbana fue de respetar mientras su mística estuvo intacta, una vez sabida la verdad de las transas, sus limitaciones quedaron desnudas y explicadas; y los que entregaron su vida y sacrificio creyendo en esa vía, merecen respeto. Así aquellos como Chávez Sosa y otros muchos dieron la vida creyendo en las transas de los dirigentes del "partido" de la clase obrera. 

El artículo "Los 15 días que conmovieron Uruguay" (Revista de América) es mi texto de cabecera para resumir aquellos asuntos y dar alguna pista y esperanza de por dónde podrá salirse en algún momento de éste pantano.

No por coincidir totalmente en su conclusión y autoproclamación trotskista, sino en cómo describe un, movimiento popular obrero y estudiantil, luchando y dispuesto a pesar de todos los aparatos a la fecha organizados y fracasados. 

De nuevo gracias y un abrazo fraterno.

Marcos

Se entramparon solitos: pisaron el palito

 “No me gusta avivar giles, que después se me hacen contras”, creo que cantaba El Mago

 Fue un error encanar al Negro Amodio y convertirlo en UN preso político. Tal vez ya se están arrepintiendo

Claro que el error arranca en no haber cumplido la pena de muerte; mejor no haberla emitido por que el Negro entraba y salía del paisito como Perico por su casa.

Quedaron con cara ‘e culo.

 Ahora está saltando mierda para todos lados y como la ambición de poder no conoce límites no van a retirarse cuando todavía resten jirones de dignidad.

Se van a enterrar hasta el pescuezo.

 Lo herético del planteo del Negro es  cuestionar la historia oficial que todos compramos.

 Claro que con el tiempo aparecieron notas disonantes que no pegaban ni con cola. Pero por un tiempo, las mentiras caminan.

 A ésta altura los únicos que las siguen comprando son las focas locas, los rostros de cemento de los arribistas y escaladores acomodados; y los incondicionales ortodoxos que le hacen los mandados a los vivos. Los jefes son felinos; siempre caen parados, se acomodan y zafan. Parece como que a la humanidad le gusta estar jerarquizada, vivir de limosnas y que otros manden y simplemente obedecer sin actuar.

La libertad es privilegio de los hombres libres; hay que conquistarla, porque no cae del cielo ni te la dan gratis. Es una verdad muy sencilla que el pueblo uruguayo todavía no ha entendido y no siempre la letra con sangre entra.

 El “caso Amodio” ha pasado a ser más importante que uno  de los personajes históricos que creó “el Amodismo” que ahora aflora como un fenómeno más  generalizado e importante que la figura que lo monopolizaba.

El aspecto importante de la venida de Amodio es que él cuestiona la historia oficial treintenaria y aporta elementos objetivos de 1ª mano, porque él ya poseía una rica biografía que supera el cartelito de traidor que le colgaron por  útil conveniencia: la vieja táctica de sacrificar UN buey en UN río con pirañas, así la tropa pasa desapercibida; o el ardid de rascarse el pescuezo con UNA mano mientras con la otra te rascás un  guevo, y nadie se da cuenta.

 Éstos humildes neo/traidores que renunciaron a la gloria de sus títulos, han acumulado mucho más méritos a lo largo de una  treintena ininterrumpida y su tarea ha sido muchísimo más  importante y trascendental: en comparación han traicionado a TODO UN pueblo y han arruinado completamente UN país entero.

    MAU-MAU ( una  flor y un .38 para el Bebe)

A 50 años de la Noche de los Bastones Largos

Hoy es una jornada de reflexión, homenaje y lucha en las Universidades Nacionales. Se cumplen 50 años de aquella noche del 29 de Julio 1966 en la que autoridades, profesores, estudiantes y graduados de la Universidad Nacional de Buenos Aires sufrieron la represión policial de la dictadura de Onganía.

Aquella fatídica noche es recordada como “La Noche de los Bastones Largos” porque esas eran las armas que portaban los policías, que tenían orden estricta de reprimir con dureza y “a bastonazos” a quienes se resistieran a desalojar las cinco facultades que estaban tomadas en la UBA como resistencia a la decisión de los militares de intervenir las Universidades Nacionales para anular el régimen del co-gobierno instaurado por la Reforma del ’18.

Producto de la represión no sólo se destruyeron aulas, laboratorios y bibliotecas, sino que se detuvieron al menos a 400 personas.

El verdadero trasfondo de esa oleada represiva fue la pretensión de desterrar la autonomía universitaria del poder político consagrada en la Reforma, y re-direccionar así los contenidos de la enseñanza y la investigación científica para colocarlos al servicio de los intereses de turno.

Episodio repudiable fue la génesis de la decadencia académica y cultural de la Universidad en nuestro país, y de la “fuga de cerebros”, ya que cientos de prestigiosos académicos e investigadores fueron cesanteados, renunciaron a sus cátedras o abandonaron el país. En total emigraron 301 profesores de la UBA, de los cuales 215 eran científicos.

Con la intervención del gobierno de facto a las Universidades Nacionales se aplicó una estricta censura en los contenidos curriculares y se desmanteló un proyecto reformista de Universidad científica de excelencia, sobre la base de la estrecha vinculación entre investigación y docencia.

Ratificamos que es una jornada de reflexión y de lucha atentos a la situación de los docentes, estudiantes y no docentes de las Universidades Nacionales que deberán enfrentar nuevas políticas de ajuste en el camino de la defensa de la Educación Pública.

A 50 años de aquella noche, la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios -CONADU Histórica- ratifica su vocación de lucha por una Universidad pública, autónoma, democrática y popular. Recordamos y rendimos homenajes a quienes en aquel momento resistieron con su cuerpo y su conocimiento al atropello dictatorial sobre la Universidad Pública.

CONADU HISTÓRICA

 

“Estoy preocupado y triste por ver a mis compañeros de siempre, de toda la vida, asombrados por la actitud corporativa de bloque de los organismos del Frente Amplio ante hechos que en otras épocas estaríamos en la calle protestando y pidiendo renuncia (...) Esa tristeza, esa calentura no es conmigo. Yo no gestioné la pérdida de US$ 850 millones de dólares en ANCAP. Yo no dije que era licenciado y no lo era (...) sigo siendo orgullosamente militante frenteamplista, del mismo que identifica a miles y miles de compañeros que hoy están frustrados con la gestión de la fuerza política”

Richard Read, dirigente sindical, contestando un WhatsApp de un "compañero” que lo incentivaba a votar en las internas frentistas. El Observador (23/07/16).

 

ELEGÍA PARA MÍ Y PARA TÍ 

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y tú te irás borrando lentamente en mi sueño.

Un año y otro año caerán como hojas secas
de las ramas del árbol milenario del tiempo,

y tu sonrisa, llena de claridad de aurora,
se alejará en la sombra creciente del recuerdo.

Yo seguiré soñando mientras pasa la vida,
y quizás, poco a poco, dejaré de hacer versos,

bajo el vulgar agobio de la rutina diaria,
de las desilusiones y los aburrimientos.

Tú, que nunca soñaste más que cosas posibles,
dejarás, poco a poco, de mirarte al espejo.     

Acaso nos veremos un día, casualmente,
al cruzar una calle, y nos saludaremos.

Yo pensaré quizás: «Qué linda es, todavía».
Tú, quizás pensarás: «Se está poniendo viejo».

Tú irás sola, o con otro. Yo iré solo, o con otra.
O tú irás con un hijo que debiera ser nuestro.

Y seguirá muriendo la vida, año tras año,
igual que un río oscuro que corre hacia el silencio.

Un amigo, algún día, me dirá que te ha visto,
o una canción de entonces me traerá tu recuerdo.

Y en estas noches tristes de quietud y de estrellas,
pensaré en ti un instante, pero cada vez menos.

Y pasará la vida. Yo seguiré soñando,
pero ya no habrá un nombre de mujer en mi sueño.

Yo ya te habré olvidado definitivamente,
y sobre mis rodillas retozarán mis nietos.

Y quizás, para entonces, al cruzar una calle,
nos vimos frente a frente, ya sin reconocernos. 

Y una tarde de sol me cubrirán de tierra,
las manos, para siempre, cruzadas sobre el pecho.

Tú, con los ojos tristes y los cabellos blancos,
te pasarás las horas bostezando y tejiendo.

Y cada primavera renacerán las rosas,
aunque ya tú estés vieja, y aunque yo me haya muerto.

José Ángel Buesa

(Cienfuegos, Cuba 1910-Santo Domingo, República Dominicana, 1982)

posta - postaporteñ@ 1642 - 2016-07-30 01:46:54
postaporteñ@_______________________________

Argentina / Debajo de la alfombra

Por Eduardo Sartelli

27/7/16 El Aromo n° 91

La “crisis de las tarifas” será recordada en el futuro como el momento en el que el gobierno Macri debió reconocer que la ecuación social instalada en el 2001 no resultaría tan sencilla de resolver. La maraña de contradicciones construida por Néstor y Cristina no es la consecuencia necesaria de un simple capricho. Es la estructura resultante del juego de ensayo y error durante el cual el matrimonio presidencial armó su poder sobre la base de las fuerzas existentes. El macrismo leyó bien la situación general, pero no calculó adecuadamente la profundidad del problema. Empecemos por una analogía histórica para comprender mejor el escenario.

Las expectativas de los que prohijaron el golpe del 55 contra Perón se concentraban, para decirlo rápidamente, en la máxima filosófica que dicta que “muerto el perro, se acabó la rabia”.

El peronismo había sido simplemente un fenómeno estatal, el resultado de la pura coerción; por lo tanto, con la enajenación del aparato del Estado de manos del “tirano prófugo”, todo se encaminaba fácilmente. La historia se demostró cruel para con los dueños de esta creencia. Las fuerzas sociales que construyeron el “movimiento” y entronaron a su líder, no desaparecieron por la momentánea ausencia de quien ostentaba su titularidad indiscutida. El conjunto de fuerzas cuya alianza llamamos “peronismo”, rescató, una vez más a su conductor del ostracismo. Si Perón pudo volver a reinar en la política argentina, desde fuera o desde dentro del país, se debió al simple hecho de que era el mejor cuadro que esas fuerzas se habían dado, el que concentraba en sí el conjunto de relaciones que hacían posible esa alianza.

Las esperanzas actuales de los ultra-kirchneristas como Diana Conti o la TPR, es que esa historia se repita y que una oleada popular desencalle el barco que se empecina en estrellarse en Comodoro Py, transformando esa derrota en una marcha triunfal.

Lo que le quita fuerza a esa perspectiva, es la naturaleza peculiar de las fuerzas que se ordenaron en el 2001. Por empezar, la pequeña burguesía del “que se vayan todos”, que fue cooptada por el kirchnerismo a fuerza de promesas: el combate a la corrupción menemista, satisfecho a medias por el recambio de la suprema corte; la “justicia” con los derechos humanos; las fortunas que se destinaron al aparato “cultural”; la bonanza económica que permitió el renacimiento de las pymes.

La otra pata de la alianza “piquete-cacerola”, el movimiento piquetero, que fue domesticado con la incorporación al gobierno de sus principales dirigentes y la expansión de la asistencia social. La apertura de las paritarias y, otra vez, la expansión económica, atrajo, primero que a nadie, a la fracción mejor ubicada de la clase obrera, los asalariados en blanco de los grandes sindicatos, grandes ausentes del Argentinazo, pero aliados indispensables de cualquier gobierno, por su propio peso. El grueso de la burguesía se plegó rápidamente a quien recomponía el mercado interno y ofrecía negocios “para todos y todas”

 ¿Por qué esta configuración de fuerzas difícilmente vaya a rescatar a Cristina de su debacle? Por varias razones, pero en especial, una.

Más allá de la larga lista de argumentos que podrían esgrimirse contra las ilusiones ultristas, la más importante es que hay muchos herederos en mejores condiciones que la Dama del Calafate.

Hay muchos “kirchneristas” reclamando la herencia, pero no precisamente los que se reconocerían en ese rótulo. Por el contrario, los que se autodenominan “kirchneristas” probablemente no estén en condiciones legales de exigir nada. Como consecuencia de la estrategia macrista para lidiar con Cristina y los suyos, es difícil que alguno de los ex capitostes K pueda hacerse cargo de la dirección de la estructura moribunda. El que no esté preso, estará luchando por evitar la cárcel. Esa es la razón por la que no se avizora por ningún lado al dirigente cristinista que sea capaz de reconstruir un “movimiento” que tuvo siempre un muy bajo nivel de estructuración.

Las fuerzas que ya eran difíciles de controlar en el gobierno, dudosamente se alineen a la voz que clama en el glaciar. Si la CGT tiene muchas opciones antes que volver a recalar en Cristina, el mundo “piquetero” es fácilmente cooptable por el macrismo y con muy poca plata: lo demostró Morales en Jujuy, Vidal en Buenos Aires y hasta Macri, Carolina Stanley y sus abrazos con Pérsico mediante.

Lo que le saltó a la cara a “Mauri” en el cacerolazo fue, más bien, el mundo de la pequeña burguesía, que participó limitadamente y con contradicciones, y el de los asalariados “blancos”, enojados por la suma de tarifas más impuesto a las ganancias. Creer que detrás de todo estuvo La Cámpora es un tanto ingenuo. Con un poco más de “kirchnerismo”, esta gente vuelve al redil amarillo.

Los principales herederos de la debacle K son otros.

El más obvio es Massa, un kirchnerista adecentado por algunos años de oposición ambigua. Fue esa ambigüedad la que marcó su derrota frente al actual titular del Ejecutivo, el principal heredero del kirchnerismo. Efectivamente, es Macri, un kirchnerista insospechado precisamente por años de una oposición “gorila” al “modelo K”, el que tiene en sus manos el testamento disputado. Mauricio representa un caso particular del Teorema de Baglini. Recordemos que el famoso “teorema” enunciado en los ’80 por el diputado radical que le dio su nombre, indica que la radicalidad política disminuye a medida que el político en cuestión se acerca al poder.

Esto fue siempre interpretado pensando en que era fácil estar a la izquierda en la oposición, pero que el gobierno requiere políticas de “derecha”. De modo que un político astuto empieza con “revolución productiva” y “salariazo” y termina, ya en el sillón de Rivadavia, con Bunge y Born al comando de la economía.

En el caso del Hombre del globo amarillo, su radicalidad aumentó a medida que se acercaba al poder, un camino que va desde Melconián a Prat Gay, es decir, desde la “derecha anti-modelo” al núcleo duro del kirchnerismo económico. O lo que es lo mismo, del shock al gradualismo. Como el principal asesor económico de Scioli, Miguel Bein, lo reconoció públicamente, Macri ni es de derecha ni “neoliberal”. Es “desarrollista”.

¿Qué es el desarrollismo? La otra cara del “populismo”. Ambos forman la estructura política que corresponde a la estructura de fuerzas sociales que domina la Argentina.

Esas fuerzas empujan todas en el sentido de evitar el colapso de una estructura económica imposible. Como ya dijimos muchas veces, el capitalismo argentino es chico y tardío, sin mecanismos de compensación, más allá de la renta agraria. En tanto ésta estuvo ausente en los últimos sesenta años, la contracara de su ausencia fue la expansión de la deuda, la inflación y la devaluación permanente. Si algo transformó en excepcional al ciclo kirchnerista, fue el retorno de la renta agraria como base de sustento del mercado interno. Todas las empresas, nacionales o extranjeras funcionan a partir del subsidio estatal, de allí que el capitalismo argentino siempre fue un capitalismo “de amigos”.

Lo que caracterizó al capitalismo de amigos K fue la naturaleza de advenedizos de los nuevos “amigos”, que en el contexto bonapartista escondía (y a eso se le llama “corrupción”) una tendencia a la constitución del Estado como fuente de acumulación autónoma del personal político, excluyendo, sobre todo cuando los recursos comenzaron a escasear, a los “amigos” tradicionales.

La oscilación política en la Argentina no es “populismo”-“neoliberalismo”, porque en la Argentina nadie es “liberal”. Ni a las más concentradas empresas extranjeras que operan en el país se les ocurriría apoyar a quien intente realmente “abrir la economía”. El mismo resquemor guardan contra quien intente eliminar la “corrupción”: los sobreprecios de la obra pública y de las compras del Estado, son parte componente normal de la tasa de ganancia que hace posibles algunos negocios en un escenario perimido en términos de la productividad del trabajo que impera a nivel mundial.

De modo que, cuando las fuerzas que defienden el mercado interno por abajo (proletariado, pequeña y mediana burguesía) adquieren cierta independencia política, el sistema se quiebra y comienza el “que se vayan todos”.

Cuando la dilapidación de recursos con la cual se aplaca la emergencia política se acaba, la única forma de volver a una situación manejable es el “desarrollismo”, es decir, reunir lo que queda y relanzar la acumulación de capital concentrando la plusvalía total en las empresas más poderosas: inversión en servicios básicos, transporte y energía, control de gastos, apertura a inversiones extranjeras, beneficios a las grandes compañías y eliminación de pymes. Como estas grandes empresas son “pymes” a escala mundial, lo que el desarrollismo consigue es prolongar la agonía por un período no demasiado largo. Más allá de las nomenclaturas y de los nombres propios, el contenido del ciclo argentino es éste. Macri es, simplemente, una nueva vuelta de esta calesita, que lleva más de sesenta años girando.

Lo que hace especial a este último giro, es la resistencia que encuentra en la “herencia”. Todos los planes de ajuste anteriores se alzaron sobre la base de una derrota política de la base “popular” del “populismo”.

Macri no obtuvo más una victoria política contra el personal populista. Buena parte de esa victoria se consiguió gracias a su propia conversión al “populismo”, invirtiendo la ley que sanciona el teorema de Baglini. Macri debe decidir, ahora, si profundiza su perfil “desarrollista” o se transforma definitivamente en el heredero de Cristina. Si elige este último camino, la Argentina vivirá una nueva “fiesta”, basada ahora en el endeudamiento masivo, sendero ya iniciado por la actual gestión y solo abandonado temporalmente por el probable éxito del blanqueo.

Como sea, la izquierda tiene la oportunidad de terciar en el reparto de fuerzas sociales en marcha, porque por mucho que se “cristinice” Macri, la situación lo obliga a mantener una dosis elevada de “desarrollismo”.

Pero la condición es que logre aparecer como un actor con probabilidades de disputar roles protagónicos. Para ello resulta imprescindible superar la experiencia del FIT, un fracaso a todas luces. ¿De qué forma?: un congreso de militantes de todas las expresiones de la izquierda revolucionaria que cree una nueva alternativa. Si la izquierda falla en este objetivo, Macri logrará barrer la crisis bajo la alfombra, prolongando otra vez la agonía de una estructura que no da para más, con las consecuencias que son fáciles de imaginar para el pueblo argentino.

RyR - postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 21:32:34
postaporteñ@_______________________________

EL PARTIDO DE LA ?CORRECCIÓN POLÍTICA?

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou

27 jul. 2016 por Semanario Voces

Según Marx,  Hegel, al decir que todos los grandes hechos y personajes de la historia aparecen dos veces, se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez como farsa.

Es inevitable recordarlo al ver en qué ha devenido la vieja aspiración de igualdad.

¿Cómo calificar al concurso de humor “políticamente correcto” organizado por el MIDES y la Intendencia de Canelones, o a la clínica de “Salud Étnica” organizada por la “Secretaría de Equidad Étnico Racial y Poblaciones Migrantes” de la Intendencia de Montevideo?

“Believe It or not”, en eso andan algunos de nuestros organismos públicos. Tras intentar la terapia ideológica con un viejo milonguero de la Plaza del Entrevero, imponer a transexuales y travestis en el concurso de Reina de las Llamadas, y marcar a la “igualdad y estereotipos de género” e “inclusión y diversidad sexual” como temas preferenciales en el concurso literario Juan Carlos Onetti, algunas inquietas Direcciones de la Intendencia de Montevideo ahora proponen la segregación racial para la atención médica, en tanto que sus similares canarias, junto con el MIDES, a través del concurso “Humor en clave de Derechos Humanos: ¿Y si nos reímos de otra cosa?” están empeñadas en reformar nuestro humor para hacerlo “políticamente correcto”

Sí, ya sé, contado así, el asunto parece chiste. Pero no lo es. La corrección política es una postura cultural e ideológica que, alentada desde ciertos centros de poder mundial, crece y coloniza ideológicamente a las corrientes de izquierda y de centro izquierda, al menos en los países de cultura occidental.  

Todos estamos familiarizados con el léxico de la corrección política y reconocemos términos como “nueva agenda de derechos”, “machismo”, “patriarcado”, “diversidad”, “inclusión”, “todas y todos”, “identidad sexual” “heteronormatividad”, “discriminación positiva”, “visibilizar”, pero, ¿en qué consiste, en realidad, como ideología?

Un primer aspecto es que la corrección política parece ignorar el carácter complejo de las sociedades. En su imaginario, éstas están conformadas por un sector integrado, poderoso, privilegiado y homogéneo (los hombres, o la raza blanca, o los heterosexuales, etc.) y otras categorías marginadas, “invisibilizadas” y sometidas (las mujeres, los homosexuales, los negros, los discapacitados, etc.)

Todas las categorías son imaginadas como homogéneas y se ignoran las diversas situaciones y “cruces” de sus miembros según la posición que ocupan en las relaciones económicas y políticas. Así, para el discurso feminista, todos los hombres son poderosos y dominantes y todas las mujeres son subordinadas y sometidas. Para el discurso étnico o racial, todos los blancos son ricos e integrados y todos los negros son pobres y marginados. La complejidad social, por la que hay hombres blancos y heterosexuales pobres, así como hay mujeres ricas, y homosexuales poderosos o poderosas, es negada.           

La corrección política minimiza la importancia de las estructuras económicas y políticas en el papel social de los sujetos. Para ella, las injusticias no son estructurales, sino consecuencia de la mirada de un “otro”, es decir consecuencia de la discriminación, el no reconocimiento o la negación de derechos por parte de la categoría social integrada.

No se necesita ser vidente para adivinar el origen de esta concepción. Nacida en una sociedad profundamente inequitativa, como lo es la de los EEUU, y promovida por organismos multinacionales, como la ONU y el Banco Mundial, la corrección política no se propone modificar la estructura material de la sociedad. Su objetivo es “corregir” o compensar, sobre todo simbólicamente, a la víctima, modificando la mirada con que es percibida por la sociedad “satisfecha”. Para eso, tiene dos instrumentos.

El primero es el lenguaje, el símbolo por excelencia. Detrás del lenguaje “inclusivo” o “no discriminatorio”, late la creencia mágica de que las palabras determinan el pensamiento y modifican la realidad. Así, decir que una persona de raza negra es “afrodescendiente” modificará de algún modo la forma en que se siente y es visto por los demás. O decir de quien padece disminución intelectual que tiene “capacidades diferentes” conjurará su discapacidad y lo igualará simbólicamente a quienes no la padecen.

El segundo instrumento es la discriminación positiva. Es decir, políticas compensatorias que, sin modificar las causas estructurales de la injusticia, coloquen simbólicamente a algunos miembros de la categoría desfavorecida en una posición de aparente igualdad, o incluso de preeminencia, respecto a las categorías sociales integradas. Eso son las cuotas por “género”, raza, o identidad sexual, y las políticas sociales focalizadas, dirigidas sólo hacia los grupos más perjudicados de las clases subalternas.

En las sociedades ricas, la discriminación positiva son medidas cosméticas, que dan sensación de justicia sin modificar la realidad social. Ahora, ¿qué pasa cuando esas medidas se trasladan a sociedades pobres, en las que buena parte de la población no tiene bien cubiertas sus necesidades?

La corrección política parte de la idea –ficticia en sociedades pobres- de que existe una categoría social amplia y homogénea que se encuentra integrada y satisfecha, y de que las víctimas discriminadas son una minoría, o, a lo sumo, en el caso de las mujeres, la mitad de la población.

Pero, ¿qué ocurre cuando la mayoría de la población, de distinto sexo, raza e identidad sexual, tendría razones para desear cambiar el orden social? ¿Cómo justificar, por ejemplo, que, entre dos personas pobres y sin educación, a una de ellas se le dará vivienda o trabajo por el hecho de ser mujer, transexual o de raza negra, y a la otra no? Por otro lado, ¿a qué categoría social “integrar” al discriminado en una sociedad estructuralmente dependiente e injusta?      

De hecho, eso pasó en la India, donde se han dado cargos públicos a la casta más baja para maquillar –sin eliminarlo- el régimen de castas. El resultado han sido verdaderas matanzas, porque miembros de castas un poco superiores, pero también pobres, reaccionaron con violencia ante lo que entendían un privilegio de la casta más baja.  

Basta pasar revista a la terminología políticamente correcta para percibir cuán habituados estamos a oírla y cómo se ha incorporado al discurso oficial, lo que demuestra la enorme fuerza que ha adquirido en nuestro sistema político.

La fuerza de la corrección política proviene de que se atribuye ser la voz de las víctimas discriminadas, mujeres, homosexuales, transexuales, travestis, negros, indios, y otros grupos sociales real o pretendidamente marginados. En el discurso público puede aparecer bajo la etiqueta de defensora de cada una de esas categorías, pero ideológica y políticamente trabaja bajo las mismas premisas y con el mismo método.

Se convierte en acreedora de la sociedad “integrada y satisfecha” en nombre de las víctimas a las que afirma representar, culpabiliza al resto de la sociedad por la situación de sus “representados” y explota ese sentimiento de culpa para obtener poder político e imponer su agenda de reivindicaciones.

A estas alturas es necesario asumir que conforma una fuerza operativa con agenda y métodos propios, por lo que, en lo sustancial, opera incluso con más poder y efectividad que muchos de los partidos políticos formales, con el añadido de que actúa también desde el interior de esos mismos partidos.    

En los últimos años ha logrado el control o fuerte incidencia en numerosas áreas del Estado, entre las que se cuentan el MIDES y otros organismos nacionales y departamentales. Al punto que puede decirse que las dos perspectivas ideológicas que pautan las políticas de los gobiernos frenteamplistas son, por un lado, el “progresismo”, esa visión que se adapta al modelo económico global pretendiendo distribuir mejor los márgenes de rendimiento que éste pueda dejarle, y la “corrección política”, que ha logrado apoderarse, en gran medida, de las políticas sociales y de los recursos que se les destinan.

Este nuevo fenómeno político, todavía no suficientemente analizado en Uruguay, apareja al menos dos problemas.

El primero es que no cuestiona las relaciones de poder global (si lo hiciera debería cuestionarse sus orígenes) y no se plantea un proyecto general de cambio social. Su noción del cambio es, en realidad, la acumulación de reivindicaciones y aspiraciones particulares de las categorías a las que proclama “víctimas”, creando falsos enfrentamientos con otras categorías igualmente sometidas y olvidando que, en una sociedad dependiente e injusta, la enorme mayoría de la sociedad está afectada por la injusticia.

El otro problema es que, en tanto opera sobre lo ideológico mediante símbolos, ejerce el control de términos, actos y gestos, con lo que tiene un potencial autoritario incalculable, que empieza a notarse en sus políticas culturales y educativas (recordar los manuales educativos) y en sus reivindicaciones jurídico-penales, particularmente en el tratamiento de los problemas “de género”.

Es una actitud ideológica relativamente nueva y de creciente influencia, a la que debe tomarse en serio (soy consciente de que queda mucho por decir en esta nota) y sobre la que deberemos debatir en profundidad.

-----------------

“El primer “Concurso de humor en clave de Derechos Humanos” convocado por el Mides y la Comuna Canaria bajo el lema “¿Y si nos reímos de otra cosa?” debería tener ya ganador, y esa persona es la que redactó las bases del concurso. Se trata al menos de una pieza de humor involuntario, de gran bizarría ideológica disfrazada de lenguaje inclusivo”. Gerardo Sotelo, periodista. Columna de El País (28/07/16)

- postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 21:17:42
postaporteñ@_______________________________

LAS INTERNAS DEL FA Y UN MALESTAR CRECIENTE

Marcelo Marchese

 UyPress -
Agencia Uruguaya de Noticias-28.07.2016

Las elecciones internas han demostrado una vez más que el FA ya no entusiasma. Para ser justos, digamos que tampoco entusiasman los partidos tradicionales. Nadie (casi nadie) vota con entusiasmo. Se vota al menos peor.

Ingresamos a una peligrosa era de decisiones por la negativa. Como no quiero que ganen los partidos tradicionales, voto al FA aunque no sea ninguna maravilla. Como no quiero que ganen los zurdos, voto a los partidos tradicionales aunque no me gusten demasiado. Como prueba accesoria de este descrédito de las "ofertas electorales", vemos el grupo de abstencionistas y votantes en blanco y anulado que no para de crecer allí donde existan elecciones de algún tipo.

Ahora bien, a la hora de analizar esta retirada de participación dentro del FA, habría que distinguir dos niveles, aunque hacemos esta división en un mero ejercicio de arbitrariedad, pues estos dos niveles interactúan y se potencian.

Por un lado vivimos una apatía creciente ante la cosa pública, un signo peligroso para cualquier comunidad, sea quien sea el sujeto que deba soportar como gobernante. Una República precisa del debate ciudadano y de la crítica constante. Sin debate no surgen proyectos políticos. No sólo hay ausencia de proyectos que entusiasmen; no hay proyectos de ningún tipo.

El caso de la nueva pastera es significativo. Tenemos un millón de hectáreas forestadas ¿Este gobierno, o los anteriores, pensó en algún proyecto con respecto a toda esa madera? ¿Algún plan para estimular algún tipo de industria que genere más trabajo calificado, que aliente un encadenamiento productivo mayor que el encadenamiento menguado que otorga la celulosa?

Nos responde un silencio cósmico ¿Qué hacemos entonces? Alentamos las plantas de celulosa, las exoneramos de impuestos y arreglamos las carreteras que ellas misma destrozan. "Invertiremos" mil millones para llevar a cabo su propósito ¿Alguien se ha preguntado qué otras cosas se podrían hacer para estimular la producción con esos mil millones? Nos responde otro silencio cósmico.

Por otro lado, esta ausencia de debate, este muermo de las neuronas ciudadanas que afecta al FA, en parte es generado por el FA. La cúpula ha establecido que los debates (no sé qué debates) deben ser resueltos a la interna, no sea cosa de darle argumentos "al enemigo". Dejando de lado el debate por los cargos, ese otro debate que no incluye proyectos alternativos al modelo de país que impone el capital trasnacional, se resuelve en las altas esferas, o más bien, el Zar de la economía dicta y el resto obedece. El FA no pretende como antaño (como se supone que pretendió antaño) generar una masa crítica, una ciudadanía activa dispuesta a llevar una idea adelante. El FA es ahora una estructura que no precisa de los ciudadanos sino de unos cuantos administradores obedientes. No presenta un proyecto ante la sociedad y lo defiende en la plaza pública. Aplica un plan, sea endeudarse para el mayor provecho de una pastera disolvente, sea una agenda de derechos importada y en grado sumo dudosa (1)

No debate ni a la interna ni a la externa, y si los medios de comunicación denuncian el timo de la licenciatura, resulta que esos medios de prensa erosionan la institucionalidad.

En este panorama ¿qué importancia puede tener el Presidente del FA? Las bases ya sabemos que no tienen importancia y que los comités de base agonizan ¿Pero el Presidente? ¿Será un articulador a la interna? ¿O un articulador entre el FA y el Presidente de la República? ¿En todo caso y ante la situación que fuere, el Presidente de la República dejará de hacer lo que le dé en gana porque un plenario o Mongocho dictaminen lo contrario?

Creo que sólo en dos casos Tabaré Vázquez debió dar marcha atrás: cuando se enfrentó a una mesa política indignada por la esencialidad en la enseñanza y cuando una carta de intelectuales alertó sobre los efectos del TISA. Esta situación, en la que el partido erige a un candidato que luego, al mando del gobierno, hace lo que le parece, erosiona al partido que lo erige, pues la idea de un partido de izquierda es gobernar y dar la batalla ideológica, no elevar una suerte de caudillo al lado de un Zar para que gobiernen a su exclusivo criterio.

Sumado a esto se encuentra el secretismo que se ha convertido en práctica habitual del gobierno. Si informes internos de OSE dicen que el agua potable no es potable, se esconden. Si Montes del Plata quiere privilegios para su planta, se hace un funesto acuerdo secreto. Si participamos en la añagaza de los tratados del TISA, se realiza a la sordina y como prueba reciente de una práctica suicida, si podemos mentirle abiertamente a la población con eslóganes inconcebibles, lo hacemos, tal el caso de la mayoría de las declaraciones entusiastas con respecto a esta última votación.

Aquí se engañan y engañan dirigentes y militantes de base ¿Qué sentido tiene? ¿No es más razonable, si queremos cambiar la realidad, asumir la verdad? ¿Si uno quisiera llevar a cabo un proyecto con la participación activa de la ciudadanía, no debería empezar por sincerarse con la gente? ¿A qué callejón sin salida llevan el secretismo y la mentira descarada, que por otra parte te deslegitiman?

En realidad es complicado esperar un análisis profundo desde filas del FA sobre esta última derrota, pues ese análisis implicaría reconocer que algo se está haciendo mal, amén de que el crítico se expondría al ostracismo, "se pasaría a la oposición". Sin embargo recomiendo la entrevista a Gerardo Caetano (2), que fue, dentro de las voces internas del FA, la más desenvuelta y sincera, por más que uno tenga ciertos matices.

Que surja una voz a la interna del FA como la que uno oye en esa entrevista, significa que algo no se está aceptando, que crece un run run entre alguna gente, dentro o fuera del FA, que no está dispuesta a dejar de lado sus convicciones en aras de no se sabe qué plan dudoso, que en realidad significa que no hay plan ninguno, sino dejar erosionar nuestra República al tiempo que se arrasa con nuestra soberanía, se profundiza nuestro rol de economía agraria y exportadora, se permite la concentración y extranjerización de la tierra, se le hace el campo orégano a la banca privada, se impone una agenda de derechos atomizadora y se acentúa el empobrecimiento de la enseñanza con una educación para ricos (pobre) y una educación para pobres (ruinosa).

Luego de la crisis del 2002 el FA llegó al gobierno aupado a una ola de esperanza. Once años más tarde mantiene gran parte de su caudal electoral, pero ese voto es introducido en la urna por una mano indecisa, y en todo caso, nada feliz ¿Once años de gestión necesariamente te desgastan? Absolutamente no, pues si se hacen las cosas bien, demostrando con hechos que aquellas promesas no eran palabras vanas, uno saldría fortalecido.

Es esta realidad evidente la que llevó a Alejandro Sánchez a decir "quiero que no haya un Podemos fuera del FA en Uruguay". Es una frase muy fuerte, por no decir, "una confesión elocuente". El votante del FA no está dispuesto a votar a los partidos tradicionales. Por ese lado seguirá cautivo, aunque como ya dijimos, arroje el voto a la urna como quien se desprende de un problema. Ahora bien, apenas surja una alternativa que lo entusiasme, como teme Alejandro Sánchez, la cosa puede variar. No pienso, claro está, en una alternativa como Asamblea Popular, que en rigor, más que una alternativa es reeditar la mentalidad de una izquierda dinosaurio. Pienso en una alternativa ciudadana de verdad.

Si la situación que describo no asusta al militante del FA, le propongo un ejercicio de imaginación. Primero imagine cómo ha variado la coalición desde el 84 hasta el 2005 y desde el 2005 al presente. Imagine los comités de base, imagine el debate que generaba la fuerza política y de alguna manera haga una gráfica de participación ciudadana y otra gráfica de burocratización partidaria. Ahora, y en función de esas gráficas, imagine el FA actual y proyéctelo al 2046 ¿El resultado del ejercicio no es una pesadilla?

(1) Una ley dice que cuanto más cedemos en las cuestiones capitales, más nos aferramos a cuestiones secundarias. Para este caso habría que decir que cuanto más cede el FA en su deseo de transformar la realidad, más se aferra a esta agenda de derechos peligrosa.

(2) http://rebelion.org/noticia.php?id=214885

- postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 20:16:41
postaporteñ@_______________________________

ARG| Crisis, CAMBIEMOS y programas capitalistas

Los números de la crisis

Rolando Astarita [Blog]

En mayo la actividad industrial cayó 4,3% con respecto a igual mes de 2015 (Estimador Mensual Industrial del INDEC).También en mayo, según los datos del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), el índice bajó 12,9% con relación a mayo de 2015; y en los cinco primeros meses del año la caída fue del 10,9% con respecto a igual período de 2015 (INDEC). En cuanto a la actividad industrial, y de acuerdo al Estimador Mensual Industrial (EMI), tuvo una caída del 3% en los primeros cinco meses del año; y en mayo fue un 4,3% inferior a igual mes de 2015 (INDEC). De acuerdo a FIEL, la caída de la actividad industrial en junio fue del 8,2% en relación a junio de 2015, y del 3,6% en el primer semestre del año, en relación a igual período del año pasado.

Estas cifras negativas no son compensadas por el crecimiento de la actividad agropecuaria (aumento de un millón de hectáreas sembradas de trigo, otro millón en maíz, repunte de la venta de maquinaria agrícola, las exportaciones primarias crecieron 65% en el primer trimestre de 2016). El consumo en junio fue 9,8% menor que en junio del año pasado; la caída en el semestre fue del 6,4% (CAME). Según la CEPAL y el FMI, en 2016 el PBI argentino caerá 1,5%.

Analistas privados pronostican una caída todavía mayor. El déficit de cuenta corriente en el primer trimestre de 2016 fue de 4.013 millones de dólares, con un déficit comercial de 1403 millones. En 2015 el déficit de cuenta corriente fue de 15.934 millones. El déficit fiscal se mantiene a niveles elevados; la meta que se propuso el gobierno, 4,8% del PBI, parece difícil de alcanzar. Por otra parte, en el primer trimestre la deuda externa del sector público aumentó en 11.590 millones de dólares, y la del sector privado no financiero en 4306 millones.

Los salarios han tenido una fuerte caída, vía devaluación e inflación. Según el Instituto Estadístico de los Trabajadores, (IET), desde diciembre a mayo los salarios reales cayeron un 12%. FyE Consult evalúa que en mayo de 2016 el poder de compra de los salarios era un 11% inferior a igual mes de 2015. Según la Universidad Católica Argentina, en el primer trimestre de 2016 la pobreza aumentó 5 puntos porcentuales, llegando al 34,5% de la población. Son 13 millones de personas (1,4 millones más que al final del gobierno de Cristina Kirchner).

La indigencia abarcaba al 6,9%. UNICEF dice que en Argentina hay 4 millones de chicos en la pobreza. Según la Dirección de Estadísticas de CABA, para un matrimonio con dos hijos varones en edad escolar la línea de pobreza se ubicó, en junio, en $12.356; la de indigencia, en el mismo mes, en $6110. Pero la mitad de los porteños gana menos de $10.000 mensuales; el 20% tiene ingresos menores a los $6000.

El nudo de la crisis

Ya en otras notas, y refiriéndonos a los gobiernos kirchneristas, hemos planteado que el eje de la debilidad del crecimiento pasa por la debilidad de la acumulación, esto es, de la reinversión de la plusvalía para ampliar la escala de la producción y mejorar la productividad. De hecho, una parte importante del excedente generado en Argentina se canaliza al consumo suntuario (incluida la construcción residencial suntuaria); al gasto improductivo; o sale del circuito productivo nacional, ya sea porque se atesora en cajas de seguridad, bajo la forma de dólares o euros, o es enviado al exterior. Según el estudio Ferreres, la suma de colocaciones en el exterior rondaría los 350.000 millones; Tax Justice Network lo calculaba, en 2012, en 400.000 millones de dólares; CEFIDAR, también para 2012, en 374.000 millones. La OCDE dice que Argentina es el octavo país por volumen de capitales en el exterior. Es significativo que los propios ministros de Cambiemos, o el presidente Macri, que llaman a invertir en Argentina, tienen millones colocados en cuentas en el exterior.

El punto que deseo establecer es que el factor clave del desarrollo de las economías capitalistas es la inversión. La idea la encontramos en Marx, pero también en Keynes. Subrayo esto último porque es un punto que parecen desconocer muchos izquierdistas que se reivindican keynesianos. Así, en su muy citado artículo del Quarterly Journal of Economics, de 1937, Keynes afirma que su teoría podía resumirse diciendo que “dada la psicología del público, el nivel del producto y del empleo depende del monto de la inversión” (énfasis agregado). Y esto sucede no porque la inversión sea el único factor del que depende el output agregado, “sino porque es usual en un sistema complejo observar como la causa causans aquel factor que es más proclive a tener una fluctuación súbita y amplia”.

Desde el enfoque marxista la cuestión es aún más clara, si se quiere. Dado que el desarrollo de las fuerzas productivas depende de la reinversión de plusvalía, el centro de los problemas del desarrollo es la ampliación del trabajo productivo. El trabajo productivo es el que genera plusvalía (para una discusión de trabajo productivo, aquí)

En consecuencia, en la medida en que la plusvalía se invierta en trabajo productivo, habrá más plusvalía para incrementar la escala de producción. Esta es, además, una tesis básica de la Economía Política clásica, los fisiócratas, Adam Smith y David Ricardo. Por eso Smith no consideraba igual que la ganancia se gastara como renta en trabajadores improductivos (por caso, servidores de los aristócratas, funcionarios de la Corte, etcétera) que en trabajadores productivos.

La cuestión la podemos ver con el circuito del capital: D – M (Ft y Mp)… P…M’- D’, siendo D el dinero adelantado por el capitalista; M mercancías; Ft fuerza de trabajo; Mp medios de producción;…P… es el proceso productivo; M’ la mercancía valorizada; D’ igual al D adelantado + s, la plusvalía.

Aquí, el consumo de los trabajadores empleados en el sector privado no es autónomo, depende del ciclo capitalista. De manera que la caída de la demanda que desata la crisis y la recesión no puede provenir de la caída del consumo obrero; ni la recuperación de la economía puede ocurrir por un incremento autónomo del consumo salarial.

Puede verse también que no existe otra fuente de la plusvalía que el trabajo productivo (…P…). La plusvalía se divide en ganancia empresaria, renta de la tierra, interés e impuestos.

Por lo tanto, el gasto estatal tampoco es una fuente autónoma de demanda; depende de la generación de plusvalía en el proceso productivo, y su realización en el mercado, a través de la venta. De manera que no hay posibilidad de sostener indefinidamente la demanda mediante gasto estatal. Si con las inyecciones de gasto del Estado no se pone en marcha el proceso de acumulación (o sea, la inversión), no hay recuperación de la demanda global, y por lo tanto no hay salida de la recesión (o la depresión). Por este motivo a Marx jamás se le ocurrió que se podía salir de una crisis solo mediante inyecciones de gasto fiscal. Tampoco a Keynes, o a los keynesianos “clásicos”, como Hansen, o incluso Leijonhufvud.

Dado que este es el punto neurálgico del fetichismo estatista, es conveniente ampliar el argumento. La cuestión es que si durante una crisis el gobierno inyecta gasto fiscal (por ejemplo, pagando a los trabajadores para que entierren y desentierren botellas, como dice Keynes en la TG), el éxito o fracaso de la medida dependerá crucialmente de lo que hagan los capitalistas con lo producido por el tirón de demanda: si comienzan a invertir, el proceso ha tenido éxito. Si en cambio, el plus de ingreso recibido lo atesoran, o lo destinan a bajar su deuda con los bancos, y estos a mejorar sus balances, la demanda no habrá aumentado.

Al respecto, Leijonfvud observa que si en las recesiones “las empresas temporariamente no encuentran que sus oportunidades de inversión sean rentables, tratarán de mejorar sus balances cancelando préstamos bancarios, mientras que los bancos, a su vez, responderán a este ‘reflujo’ devolviendo créditos del Banco Central” (“Los ciclos largos en las visiones económicas”, reproducido en Organización e inestabilidad económica, Buenos Aires, 2006, p. 8). Esto significa que puede haber liquidez, proporcionada por la inyección de gasto, sin reanimación del ciclo de acumulación. En contrapartida, se habrá deteriorado el balance fiscal. Si la operación se vuelve a repetir sin éxito, surgirá el déficit, o se incrementará.

El déficit, por otra parte, debe cubrirse con deuda, o con emisión monetaria (ahora el gobierno de Cambiemos recurre a ambas vías, en un intento de reanimar la demanda). Pero si el endeudamiento aumenta por encima de ciertos niveles, disminuye aún más la confianza de los capitalistas para invertir (como señala Keynes en la TG). De nuevo, es imposible sostener la demanda indefinidamente la demanda en base a deuda. Por otra parte, si el déficit se cubre con emisión monetaria, habrá más impulso inflacionario, sin que se reanime por ello la inversión. Estas ideas, muy sencillas, ayudan a entender lo que está ocurriendo en estos meses de gobierno de Cambiemos, de alto déficit, mayor endeudamiento y caída del producto.

Experiencias recientes

Otro ejemplo ilustrativo de lo anterior lo proporciona la dinámica de los años de gobiernos K. Tengamos presente que durante el gobierno de Néstor Kirchner el PBI creció, en promedio, 8,8% anual; durante el primer gobierno de Cristina Kirchner lo hizo al 3,5% anual; en el segundo gobierno de CK creció solo el 0,2% anual (dato INDEC, base 2004 revisado). Dado que la población argentina aumenta al 1% anual, durante los últimos cuatro años del kirchnerismo el producto por habitante retrocedió.

Sin embargo, el gasto fiscal no dejó de crecer en todos esos años. De hecho, pasó de ser superavitario en 2003, a un déficit de aproximadamente el 6%, en 2015. Además, el endeudamiento empezó a crecer de manera importante a partir de fines de 2013 (ver aquí)

Sin embargo, la inversión se mantuvo débil. En términos de PBI en los ocho años que van desde 2008 a 2015, la inversión representó, en promedio, el 19,4% del PBI (INDEC, valores a precios de 2004, cálculo propio). Aproximadamente el promedio de los 1990. Y con una inversión en energía, transporte, telecomunicaciones a niveles muy bajos. Como contrapartida, la fuga de capitales se mantuvo, desde 2008, en un nivel muy elevado. Por eso, sin avances en productividad y tecnología, y con la caída de los precios de las materias primas y la crisis de Brasil, se conjugaron las condiciones para la crisis en el sector externo y la recesión.

Para que se pueda ver todavía con más claridad, la crisis de Santa Cruz es muy significativa. La provincia recibió 520 millones de dólares cuando la privatización de YPF, y otros 400 millones, aproximadamente, cuando el gobernador Kirchner vendió las acciones a Repsol (final del gobierno de Menem). Más tarde, desde 2003 a 2015, la provincia recibió ingentes flujos de dinero, provenientes del Estado, para la obra pública. Sin embargo, no hubo desarrollo productivo, y Santa Cruz hoy está sumida en una profunda crisis. Podemos decir que todas las cuestiones del desarrollo se condensan en este caso paradigmático de ausencia de inversión en trabajo productivo.

Cambiemos y oposición burguesa: salida capitalista a la crisis capitalista

En el modo de producción capitalista la salida de la crisis ocurre cuando se generan las condiciones para que el capital. Pero esto significa, entre otras cosas, mejorar y/o garantizar las condiciones de explotación de la clase obrera y de realización de la plusvalía. Es lo que está intentando hacer el gobierno de Cambiemos: bajar los salarios (en especial, en relación al tipo de cambio); reducir los derechos del trabajo (ahí está el ejemplo del ataque a los juicios laborales); garantizar los derechos del capital. En esencia, es también el programa del peronismo “serio”, del Frente Renovador, y fuerzas similares que están en la oposición.

Pueden existir tensiones y rencillas sobre formas y ritmos, pero para atraer inversiones nadie saca los pies del plato. Los acuerdos con el CIADI; la aceptación de tribunales extranjeros para resolver disputas sobre la deuda; el pago a los holdouts y al Club de París; la indemnización a YPF; los acuerdos secretos con Chevron; los mayores beneficios para la gran minería; la reducción de impuestos y el aumento de tarifas; la plena libertad para remitir dividendos al exterior, entre otras medidas, forman parte de la misma textura. En la misma política se inscribe el intento de que los salarios no se indexen según la inflación, o según la suba del tipo de cambio. Por eso los padecimientos de la clase trabajadora no se acabarán cambiando los personajes al frente del Estado.

La idea central del marxismo entonces es que no  hay salidas a las crisis, indoloras para la clase trabajadora, en tanto permanezcan las relaciones de propiedad capitalistas. El capitalista que tiene cientos de miles, o millones, de dólares en el exterior, no tiene ningún apuro por invertir en Argentina, o en algún otro lugar en particular. Por eso, el poder del capital no se hace sentir solo en las estructuras políticas, jurídicas e institucionales. También es poder económico de hecho. Nunca debería olvidarse que la relación capitalista es una relación de dominación de la clase que es propietaria de los medios de producción y de cambio, sobre los que no tienen más que su fuerza de trabajo para vender (ver aquí).

Plantear las cuestiones de fondo, sin alentar falsas ilusiones

El discurso del socialismo debe partir de lo real, de las condiciones existentes. Es necesario luchar en defensa de los salarios y las condiciones de trabajo sin por eso abrigar ilusiones en los partidos del capital. Ni en las “soluciones” del reformismo estatista. No hay que alentar ningún tipo de frente programático con las organizaciones “socialistas burguesas”, pequeñoburguesas o nacionalistas burguesas, por más “radicales” que sean sus discursos. No existe ninguna progresividad en sus programas. Por eso es necesario meter una dosis de “vinagre y bilis” en los llamados a la “unidad del pueblo” de los que han llevado al movimiento popular a la desmoralización y la derrota.

En otra entrada escribimos: “…la crítica marxista busca poner de manifiesto las conexiones reales, internas, del modo de producción y de la sociedad capitalista, y por este mismo hecho, no deja espacio para las ilusiones. De aquí resulta también un mensaje que puede considerarse “pesimista”, ya que viene a decir que en tanto subsistan las relaciones de propiedad capitalistas, los problemas de fondo de las masas trabajadoras van a persistir. Esto porque las conquistas de las luchas sindicales y reivindicativas encuentran un techo en las leyes de la acumulación capitalista -cuando crece la combatividad, los capitalistas reemplazan mano de obra por maquinaria, se niegan a invertir, etcétera- y en las estructuras del Estado, que defienden la propiedad privada del capital. Por eso, el mensaje de Marx a los trabajadores es que hay que luchar por mejoras, pero sin albergar ilusiones: en tanto subsistan la propiedad privada del capital, y el Estado capitalista, estarán condenados a reiniciar la pelea, una y otra vez” (aquí). Este enfoque es el eje de la independencia de clase

rolando - postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 19:48:22
postaporteñ@_______________________________

VZLA | Héctor Navarro: ?Al defender el revocatorio no coincido con la MUD sino con Hugo Chávez?

“Siempre pensé que Maduro estaba muy mal asesorado. Ahora no estoy tan seguro”

“Chávez no actuaba sin pruebas contra la corrupción”

“De ese diálogo sin pueblo puedo esperar lo peor. ¿Se estará propiciando un nuevo Pacto de Nueva York luego reeditado como Pacto de Punto Fijo?”

Mario Villegas en Quinto Día semanario 29/7/16

Héctor Navarro es una de las prominentes figuras del chavismo que hace poco acudieron al Consejo Nacional Electoral en solicitud de garantías al derecho constitucional de los venezolanos al Referendo Revocatorio, el cual consideran impostergable para evitar graves desenlaces.

En esta postura, Navarro dice no coincidir con la Mesa de la Unidad Democrática sino con el fallecido presidente Hugo Chávez, inspirador y promotor de la Constitución de 1999.

Defensor a rajatabla de lo que considera logros alcanzados por la llamada Revolución Bolivariana de la mano de Chávez, afirma sin embargo que lo que hoy existe en el país es una socialdemocracia con economía rentista y dependiente que no satisface ni las necesidades mínimas de los seres humanos

-¿El Hombre Nuevo del Socialismo del Siglo XXI es un hombre cercado por el hampa, hambriento, sin acceso a la salud y claramente desesperanzado?

-Lo que siempre hemos planteado, desde Chávez, fue construir la transición al socialismo, esto es, al Socialismo del Siglo XXI. Se avanzó muchísimo para que la semilla de ese Hombre Nuevo pudiera germinar y desarrollarse: con todo lo que hicimos en educación, en salud, en vivienda, e incluso con las enormes inversiones realizadas para garantizar con el tiempo una soberanía alimentaria y, cada vez, una menor dependencia de las importaciones. Hoy ese no es el planteamiento oficial. Más allá de lo mediático, lo que se propone ni siquiera se parece al socialismo ni tampoco a la construcción de la transición. Estamos en una social democracia con economía cada vez más rentista y dependiente del exterior a la cual ahora se le hace difícil aún satisfacer las necesidades mínimas de los seres humanos.

-¿Le ha llegado a usted su bolsa de los CLAP con alimentos y medicinas?

-¡No! Las he visto en fotos, algunas provenientes de Colombia.

-¿El súper ministro Vladimir Padrino López resolverá el problema del desabastecimiento?

-Más allá de la capacidad profesional comprobada del General Padrino López, e incluso de su buena intención, el problema actual no se puede resolver simplemente a nivel de la distribución. Es mucho más complejo y, dentro de la complejidad, están la corrupción que sigue galopando gracias a la impunidad y al mal ejemplo que eso significa y las condiciones objetivas de la economía rentista.

-¿Cuánta responsabilidad le cabe al presidente Chávez en la actual crisis política, económica y social?

-Allá por el año 2009 los precios petroleros cayeron a niveles incluso inferiores a los que han caído en la presente crisis. Las decisiones inmediatas y oportunas de Chávez redujeron el impacto de la crisis hasta el punto en que hoy muy pocas personas recuerdan la situación. Chávez sí tiene la responsabilidad de reducir la pobreza a niveles de países que se llaman desarrollados. Igualmente a Chávez corresponde la responsabilidad de haber llevado prácticamente a cero el fenómeno de los “niños de la calle” gracias a los planes educativos y el Programa de Alimentación Escolar y, por supuesto las Escuelas Bolivarianas. Igualmente es responsable de la desaparición del analfabetismo y de los “bachilleres sin cupo”, no por la vía represiva de la Cuarta República, sino por la vía de la creación de oportunidades de estudio para todos. Sí, creo que Chávez es muy responsable…

-¿Cómo definiría al presidente Nicolás Maduro?

-Siempre pensé que estaba muy mal asesorado y lo hice público. Ahora no estoy tan seguro.

-¿Y a Diosdado Cabello?

-De él prefiero no hablar porque una orden arbitraria suya me excluyó, sin derecho a la defensa, de mi participación en la Dirección Nacional del PSUV, a la cual había llegado por elección de las bases del partido. Cualquier opinión que pueda dar correría el riesgo de no ser suficientemente objetiva.

-¿Se equivocó Chávez al designar a su sucesor?

-Era la única decisión posible para él en su situación: muy enfermo, aislado, con poca relación directa con sus equipos. Chávez no creía que moriría de esa enfermedad y él me lo dijo en un momento doloroso, estando yo al lado del cuerpo sin vida de un gran venezolano, Juan de Jesús Montilla: “¡No voy a morirme!”

-¿Cabello habría sido mejor o peor presidente que Maduro?

-Chávez, como todos, sabía que Cabello no tenía como ganar las elecciones.

-¿No le importa coincidir con la MUD en el tema del Revocatorio?

-No coincido con la MUD. Coincido con Chávez, que entusiastamente promovió la figura del Referendo en la Constitución. Sostenemos, como lo hizo gallardamente Chávez en el 2004, que ese derecho debe garantizarse, sin subterfugios y siempre que se cumpla con los requisitos constitucionales, esto es, sin trampas.

-¿Qué es mejor para Venezuela: que Maduro se vaya o que termine su mandato en el 2019?

-Decisión del pueblo. Decimos que debemos poner a prueba nuestra democracia. Obviamente, poner el gobierno en las manos de representantes de aquellos grupos económicos, políticos o familiares que gobernaban a Venezuela en la Cuarta República, sería mucho peor. Nótese que no estoy afirmando que sería menos bueno.

-¿Cuándo va a señalar con nombres y apellidos a quienes se favorecieron de las corruptelas que usted mismo ha venido denunciando?

-No he denunciado. Me he sumado a denuncias como las de Edmé Betancourt, apoyadas por Jorge Giordani, del propio Presidente de la República a finales del año 2013, recogidas por Luis Britto García en artículo de prensa señalando el robo de más de 20 mil millones de dólares.

-¿Chávez fue indulgente con algunos de sus camaradas que incurrieron en corrupción?

-Sin pruebas no actuaba. Podemos recordar cómo se refirió públicamente a casos como el de Arné Chacón, hermano del ex ministro Jesse Chacón, y cómo actuó.

-¿Qué espera usted del diálogo entre el gobierno y la oposición?

-De ese diálogo sin pueblo, puedo esperar lo peor. ¿Se estará propiciando un nuevo “Pacto de Nueva York” luego reeditado como “Pacto de Punto Fijo”?

-¿Es partidario de que sean liberados los presos políticos? ¿Quiénes, por ejemplo?

-Hasta donde yo recuerdo, los que están presos en este momento lo están por haber cometido graves delitos contra personas y bienes.

-¿La educación y el sistema eléctrico están mejor o peor que como usted los dejó cuando fue ministro de esas áreas?

-No poseo información objetiva como para hacer una afirmación. Me preocupa, por ejemplo, la demora en la puesta en funcionamiento de Tocoma.

Quién es quién

Héctor Navarro Díaz nació en Caracas el 28 de diciembre de 1949.

Fue de los hombres más cercanos al presidente Hugo Chávez, en cuyos mandatos se desempeñó como Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Ministro de Educación Superior, Ministro de Ciencia y Tecnología y Ministro de Energía Eléctrica. También fue miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela y diputado a la Asamblea Nacional.

Es profesor jubilado de la Universidad Central de Venezuela y se autodefine en estos términos: “Lector infatigable, bolivariano, revolucionario siempre, socialista convencido y chavista de los que creemos que la crítica y la autocrítica son valores imprescindibles en los revolucionarios y en las revoluciones auténticas”.

Envió chino

 

Azúcar para el café de Diosdado

SEBASTIANA SIN SECRETOS 29/7/16

DIOSDADO. Es el diputado Cabello.

Asegura –en su programa Con el Mazo Dando– que los revolucionarios siempre andan felices y agregó que si se tiene que tomar el café sin azúcar, pues lo hace. Con perdón del diputado. Dudo mucho que usted no consiga azúcar. Pero vaya a una cola…en el supermercado, móntese en el metro, en una buseta o dé un paseo por los hospitales.

Le suplico que nos enseñe un video para ver las caras de felicidad de esas masas hambrientas. O entre los millones de personas, que hacen cola en cada rincón del país, no hay ningún chavista, lo que evidenciaría que la revolución llegó a su final, o usted está mal informado. No le diré que me sorprende que quienes aplauden, en su programa, con entusiasmo y frenesí, ante esas aseveraciones suyas, puedan tener acceso al privilegio de recibir las bolsas de los CLAP, fardos de harina a precios regulados o bultos de leche, harina, leguminosas y medicamentos.

Mueren animales de los zoológicos por falta de alimentos. Sacan a enfermos de los psiquiátricos y a viejitos de los ancianatos, por el mismo motivo.

Usted comparte el verdadero poder en este país. Prefiero creer que no está informado a sospechar que es capaz de mentir ante todo un país que está atravesando una feroz inflación, una ola despiadada de carestía. Yo sí he visto en los hospitales a los pacientes y sus familiares, con sus caras de angustia y lágrimas, porque no consiguen o no tienen para comprar ni el suero, mucho menos los antibióticos. Sí, he visto crecer en los barrios, en las zonas populares, el número de gente pasando hambre. Y claro, también a los jóvenes saliendo por los aeropuertos, buscando un futuro mejor. Por favor, le suplico que no recurra al argumento de la Cuarta República, porque es cierto que aquello no era el paraíso, pero esto que vivimos hoy está muy lejos de ser la mayor suma de felicidad posible.

- postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 19:38:06
postaporteñ@_______________________________

SASKIA 134

Esto es invierno. Luis y yo tenemos ropa que nos protege de todas las alternativas diferentes del invierno. Si llueve, si hace frío, si la nieve, si el hielo, si el viento etc. Nuestra ropa está fabricada para un clima mucho más extremo que el del paisito. 

Cuando tuvimos a Saskia, Quique Oliveira nos dijo -“Esta perrita cimarrona pura nunca tendrá problema con el frío, con la lluvia, ni con el hambre, ni con enfermedades, ni con golpes que uno pueda creer violentos. El perro cimarrón uruguayo es el único perro que la naturaleza por si misma creó para las condiciones de vida y clima de este país. 

Sin embargo Moharra (que es el nombre con que nació Saskia y que ella no reconoce), querrá hacerles creer que  tiene hambre, exigirá comida a la carta. Querrá convencerlos de que tiene frío y que la lluvia la moja y que no le gusta. 

Muchas veces terminará en el sofá o arriba de la cama de ustedes.”  Es muy bruta y si se pega contra algo es probable que no lo sienta demasiado. Tiene una piel muy gruesa que no se pega a los órganos. Estos perros son capaces de enfrentar al jabalí frente a frente, uno a uno, cara a cara y mano a mano, si es necesario y se lo comían. Su dentadura tiene un hueco que le permite respirar manteniendo la mordida. 

Sus patas tienen membranas de pato que la hacen excelentes nadadoras. Como dice el Claudio -“Es el único perro que yo he visto margullar (tirarse y nadar debajo del agua) como el pato margullón). Sé que estos últimos datos están demás, pero me emociono hablando de la raza cimarrona tan noble, justa y valiente y hasta un poquitín bandida, ladina, mentirosa pero siempre cariñosa y atenta a todos los que reconoce como amigos y camada para protegerlos.(Superfin ras.)

Bueno, pero ahora yo estoy preocupada porque en verdad sienten frío tanto Saskia como Freja, así que fuimos con el Papo, que siempre trata de demostrar que él es la razón pura científica y natural de la casa, algo así como un San Agustín. 

Fuimos decía, a la veterinaria “La Cimarrona” aquí, en la Calle Grecia y Berna. Nelson nos comentó que hacían capas de tela polar a la medida de las perritas. Allí las llevamos, les hicimos tomar las medidas y dijimos los colores de que queríamos las capas. Se trata de dos. Para cada una, dos serán rojas y negras, de un costado tendrán una P grande y del otro el número 38 de igual tamaño y la otra será celeste y blanca con el nombre del Club Atlético Cerro. (Försiktig propaganda.) Debajo, sólo para no confundirlas cada una llevará el nombre de su dueña

También me preocupa un poco el Loke. Sé que su temperatura corporal es más alta que la humana y parece muy sano, pero está haciendo frío. 

Saskia y Freja hasta que no tengan las capas tendrán permiso para estar un rato más largo sobre nuestra cama.

Pero el Papo gritó espantado cuando yo entré a la cama con el Loke sobre mi hombro. Al final llevamos tres o cuatro artefactos eléctricos al cuarto de Loke. Protegimos los cables para que no se los coma, lo saludamos, el protestó pero al otro día en la mañana temprano estaba muy contento. 

Es responsabilidad que se debe asumir cuando uno tiene mascotas y en general con cualquier tipo de relaciones que uno quiera asumir y sienta como importante. (Värna vännerna.)

Aquí en la República Oriental, aunque a mí me gusta llamarla La Banda Oriental, nadie parece responsable de nadie y por nadie. Claro, como todo el mundo lucha contra todos. Y como todos miran todo como parte de una escalera que los llevará a acercarse a algún objetivo deseado.

Todo es una guerra sin cuartel contra todos. La dirigencia del partido de gobierno ha trabajado más de 10 años para destruir los contactos con las masas frenteamplistas y populares donde muchos obreros se hacían escuchar. Hoy de eso no queda más son sólo repetidoras de los dichos de sus dueños de facción,   un club de hinchas de la bandera de Otorgués que era hombre del Pantanoso, sí de aquí del Paralelo 38. Muchos años después, aquí, debajo del puente sobre el arroyo pantanoso en su desembocadura, el general del ejército uruguayo, Liber Seregni, estaqueó obreros de los frigoríficos porque a sus jefes no les gustaba lo que decían sus reclamos. Y Daniel Viglietti escribió su canción más famosa y que hoy se conoce en todo el mundo “A desalambrar”.

Esto se lo escuché contar a Viglietti cuando llegó al Florencio Sánchez acompañado del sobrino del cantante venezolano Alí Primera y su banda. Seregni también reprimió a los obreros bancarios, que luchaban por la misma época, reclamando mejoras en sus sueldos y beneficios sociales, además de reclamar los derechos sindicales. Otorgués.  Su familia era dueña de las tierras que rodean el arroyo Pantanoso. Desde el comienzo se sumó a la lucha que lideraba Artigas. Esos eran otros tiempos. (Alla mot alla.)

Ahora un cuadro de fútbol hace más política de derecha o de izquierda que cualquier partido representado en el paramento nacional. En el palacio legislativo de Montevideo sólo se encuentran agrupaciones de derecha y otras de extrema derecha. En el medio Pompita y todos los suyos, que también podrían haberse llamado “falange estúpida”. 

Escuché a este animal de Pompita decir que sería él, el próximo presidente de la República. No sabe contar, además no tiene espejo. 

Me ha parecido escuchar un murmullo que hablaba de la terrible desgracia para el país que resultaba de la cantidad de enfermos que faltaban a las fábricas de Pedrito. Las gentes de Durazno piden a gritos en una reunión de rubiecitos, mayor control a los obreros y mayores castigos en caso de culpabilidad. Es una clara muestra de lo que entienden en el partido de Pedrito el interés por la gente.

Mieres ha estado más tranquilo la última semana. Quizás haya entendido que los que viajaban junto a él en el ómnibus de la oposición no son políticos, sólo son patrones y nenes malcriados. Él cree que para subir las penas y reprimir mejor es necesaria la coordinación con el gobierno. Que es quien cuenta con los medios.

El Guapo, castigador de mujeres, opina que lo mejor es que la guardia republicana, policía militarizada, se ocupe de la seguridad, por el bien de los uruguayos igual que él, caballos, asados, whisky, un pequeño ring para la práctica del boxeo con la señora que tenga más cerca, y un diccionario de bobadas repetibles para aprenderlas y largarlas en cuanto vea un micrófono o cámara de televisión. Como precisa mucha vidriera quiere mantener el contacto con el gobierno.

El Gobierno aunque sea burgués, creo que es menos tonto, por lo tanto le va a dar largas al asunto. No se va a comprometer en nada y va dejar que los de la oposición se gasten entre ellos. Lo que sí preocupaba al gobierno era la cantidad de votantes que podía recoger el Frente en sus elecciones internas. Este evento cumpliría  con varias funciones. Primero ayudaría a definir desde hoy la cantidad de votos que se precisan desde ya para un próximo mandato. Dos, ocultar toda una serie de problemas importantes como pueden ser el lugar de este país en el mundo, su política de relaciones y la definición de cuáles pueden ser la producción del país para un mundo, que está muy cercano, pero que todavía no ha llegado. Y tercero dejar en evidencia la incapacidad de la oposición para liderar hasta un cuadrito de baby fútbol. 

El Frente Amplio es tan incapaz de llevar una política de izquierda como el PIT-CNT lo es, de defender de manera estratégica los intereses obreros. La gente que no fue a votar sufre del síndrome de que hablan Florencia y Alba, ahora que las dos se dedican a pintar sus respectivas casas. Quedaron colgados de la brocha pintando paredes de seis metros y sin escalera. No se sienten parte de nada y la gran agrupación frenteamplista no es capaz de sostenerla y ni siquiera de sostenerse.

Seguramente estos, (los colgados de las brochas), son los militantes más serios y verdaderos que se creen de izquierda, militando por el partido que gobierna y por esa misma razón ya no les sirven al Frente Amplio. Muchos frenteamplistas no sienten el Frente Amplio como propio al día de hoy. El gobierno del partido que dirige el país coordinando sus políticas de gobierno con los opositores y niega una reunión para conversar con los Obreros del PIT-CNT para discutir políticas que puedan llevarse en común. Los del PIT-CNT, quedaron como escuchando un ruido. Van a tratar de traicionar un poco más a ver si al final los tienen en cuenta. Creo que es una verdadera oportunidad para intentar de a poquito ir formando nuevas organizaciones obreras y populares. Organizaciones que se basen en referentes probados a nivel de sindicatos y barrios, que la gente confíe en ellos y que ellos tengan lo suficientemente claro en su cabeza en qué consiste la lucha y hacia donde se debe caminar. (Mer kontakt med folket.)

La televisión sigue como siempre o peor. Ayer mostraban en la noche un documental que enseñaba lo poco apto que son los negros para crear y gobernar estados. Mostrar África como la incapacidad de árabes y negros de gobernarse solos y con buen sentido. Es el tema que mejor maneja Susana Mangana, experta de la Universidad Católica.

En África nació la vida humana. Fue el primer lugar donde se desarrolló el homo sapiens. A raíz del secamiento del desierto del Sahara y la cantidad terrible de rayos de sol que se reflejaban en su lecho seco los homo sapiens que sufrieron más de cerca esta situación adoptaron la pigmentación negra, (sin color). Es la última mutación del ser humano en el planeta Tierra, la más moderna. 

Bien, pero los cultos y pacifistas europeos y yanquis conocidos como “el mundo occidental” o “Comunidad Internacional” que destruyeron completamente el lugar donde vivían en Europa. 

En la primera guerra mundial solo en la batalla de Verdún murieron más de un cuarto de millón de combatientes. Además del descomunal asesinato de gente, el peligro de los gases venenosos, los potentes cañones y otras minucias civilizadoras. 

Esta batalla nos dejó también una consigna que usaríamos muchas veces a partir de ese momento. Fue gritada por primera vez por el comandante francés Robert Nivelle, se trata de la famosa y hermosa “NO PASARÁN” 

Ahora con la ayuda Yanqui se plantean civilizar al mundo. Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Grecia, Polonia, Austria, hace 70 años fueron sólo ruinas. Firmaron la paz y aceptaron como líder a Estados Unidos de Norte América que ya había tirado dos bombas atómicas sobre Japón y se habían apropiado la parte sur de Corea. Con este jefe ganador decidieron organizar la OTAN (furiosa banda de criminales donde los miliquitos de todos lados deben hacer brillar las botas de los jefes yanquis lustrando y lustrando, que deben parecer invictos). También deben reescribir la historia y reeditar el colonialismo en África. El resultado no puede ser otro. Destrucción de las sociedades existentes que jamás quisieron ni intentaron ir a Europa. Destrucción de sus aparatos productivos y la subordinación de sus aparatos productivos a los aparatos productivos europeos.

El mundo occidental llevó armas e instructores a toda África. 

Lo que no llevó fueron armas que pudieran ser utilizadas contra la propia Europa. Allí en África se sienten los europeos como zorros dentro de un gallinero poblado de gallinas tiernas y gordas y así la utilizan. De la manera que vi ayer como tratan de ocultarlo.

Aquí en América Latina se miran en las televisiones las mismas documentales que son comentadas por periodistas de la misma manera suficiente, que en cualquier otro lugar del mundo. El mensaje fundamental que disparan es lo bueno que son los países del primer mundo que intentan ayudar y sacan de sus bolsillos para dar comida, medicina, y abrigo a estos atrasados que solo piensan en saciar sus bajos instintos y llenarse de dinero los bolsillos que los organismos internacionales les mandan por motivos humanitarios. 

Nunca nadie presenta todo lo que los países centrales roban. Como que ellos sólo ayudan. Para llevar la civilización a Irak hubieron de destrozar toda la historia de la civilización desde su nacimiento que se encontraba en sus museos. Estos son los que se arrogan el cuidado del mundo de los seres humanos.

Yo pienso mucho en mis perritas, en mi loro, en mis amigos compañeros y en el Papo, pero no puedo dejar de sentir el inmenso dolor que causa la consciencia de lo que el mundo desarrollado hace a miles y miles de seres humanos en el planeta especialmente en el mundo subdesarrollado.

Mis perritas, creo que su raza, la Cimarrona Uruguaya, son un milagro en el mundo de los perros. Personalidades y modos de ordenarse, animo, entrega, dulzura, cariño, Saskia una señorona con protocolo, Freja dulzura, fuerza, dependencia total del colectivo, comprensión y respeto, pero pronta para cumplir las funciones de la madre a la misma manera. Y Loke, cada vez más increíble, memoria muy cortita, su estrategia es estar sólo en mi mano. Cuando no estoy Luis, Claudio, Alba, Flor pueden tomar mi lugar casi sin que se note. Todo de manera natural que espero no se contamine por la fuerza de corrupción que todo se propone potenciar. 

En este carro parece que las sandias jamás se van a ajustar, van sí, a caer separarse de las otras, pudrirse, romperse y desaparecer o transformarse. Es una buena alternativa si de todo lo no aprovechado se puede armar el nuevo mundo con que han soñado tantos hombres y por el que han combatido tantos héroes como el CHE GUEVARA.

Mis mascotas son quizás armas ellas mismas o tienen armas para su defensa y la de nosotros. Nada servirían contra el poder de las armas del Estado Nacional, contra la agresividad de su civilización, contra la falta de prejuicios y su gusto por la sangre y el botín.

Mis tres bestias preciosas me recuerdan a la rosa del cuento de Antoine de Saint-Exupery, “El Principito” y aquella su frase pacíficamente aterradora. Cuando  contaba las cuatro espinas que defendían su ramita. “Ya pueden venir los tigres con sus garras”.

SALUD Y R.S.

BITTAN - postaporteñ@ 1642 - 2016-07-29 19:28:43
postaporteñ@_______________________________

PERSISTENCIA de la IMPUNIDAD y TERRORISMO DE ESTADO DEMOCRÁTICO

NOTA 3: Comentarios y discusiones

He recibido tantos comentarios y criticas que no he terminado de seleccionar algunas para publicar y menos de responder a las que me parecen particularmente importantes sobre la impunidad y su continuidad. Por lo que eso vendrá, después…Entre tanto se han publicado varios comentarios a mis 2 notas anteriores sobre la impunidad. No tengo más remedio que elegir subjetivamente las que permiten aclarar cosas que me parecen decisivas en las polémicas actuales. En este caso solo tomo algunas frases de una contribución de Soledad Orejana que critica elementos importantes de mis notas.

* * *

Soledad orejana dice: “Ricardo, me entusiasme con los 1os párrafos, coincido. Pero tal parece que para todos los que escriben en PP,  los únicos damnificados en la dictadura, fueron los tupas”[1]

Estimada solitaria y orejana: Me debo haber expresado muy mal sobre la dictadura si se entendió que los únicos damnificados fueron los tupas…, al contrario siempre quise expresar que la traición histórica del aparato de los Tupamaros perjudicó y consolidó la dictadura contra toda la población del país y particularmente contra el proletariado que se había ido definiendo en la lucha y contraposición con el capital. O sea que te doy totalmente la razón en haber insistido en que el terrorismo de Estado nos hizo mierda a todos (aunque creo que ya en la segunda nota estaba más clara esta cuestión).

Estoy también totalmente de acuerdo en que: “La dictadura NO TERMINÓ! CAMBIO DE FORMA! Pero siguen gobernándonos. Y ahora junto con blancos, colorados e independientes… ¡TODOS SON DERECHA! Incluyo a los ex comunistas travestidos, netos neoliberales disfrazados, pero ya sin antifaz!

La vigencia de aquella impunidad permite la "nueva", que los impunes, cívico-militares manden el producto de su robo diario y sus coimas, a Panamá, etc. Y se ocupan y preocupan de que los jóvenes no reciban educación, que la poca que les dan obvie la historia de 1960 a 1985, y MUCHO consumismo, porque a un pueblo inculto alienado, drogado se le maneja fácil!

Es parte de la estrategia. Los profesores de milicos son los mismos, iguales libretos y métodos que antes. Y antes los mandaban a Panamá, ahora los mandan a Haití y África! Y traen instructores yanquis e israelíes! Quienes? Los tupas y compañía!”

Por el contrario, no estoy de acuerdo con otras afirmaciones de tu intervención, por razones más conceptuales profundas, que no tengo posibilidades de discutir (aquí y ahora) en detalle, pero si me resulta indispensable mencionar las más importantes.

Por ejemplo no tengo el concepto de “democracia” que vos tenés, pienso que la democracia históricamente siempre ha sido la dictadura de la sociedad mercantil y no el “gobierno del pueblo” como el Estado dice (¡también es mentira lo que cuentan sobre Grecia y su democracia!). El sustrato de la democracia es siempre el mercado, la propiedad privada (y la indispensable violencia Estatal para privar a los seres humanos de sus medios de vida). La democracia es históricamente el producto de la igualdad y la libertad mercantil, del egoísmo generalizado, de la atomización de la sociedad en individuos autónomos. Por eso no veo nada reivindicable en la misma y le auguro una muerte violenta junto a la sociedad mercantil.

Con los otros temas sucede lo mismo. No se puede partir de lo que dice el Estado, ni lo que cada partido dice de sí mismo. No me parece correcto hablar de “comunistas” sin comillas en referencia al Partido “comunista” del Uruguay porque, casi desde el principio, fue una organización no comunista, sino leninista, estalinista.

Los militantes que fueron perseguidos de dicho partido, en la medida en que lucharon contra el poder, sí constituyeron parte del proletariado. Sin embargo no estoy de acuerdo con la categoría sociológica de “clase obrera” que confunde más de lo que aporta en la clarificación de la lucha de clases. Globalmente no estoy de acuerdo en considerar determinante la extracción de clase como hace la sociología universitaria o el leninismo distorsionando el concepto dinámico e histórico de proletariado, tal como fue utilizado durante siglos por los mismos proletarios constituyéndose en fuerza histórica [2]

Al contrario sostengo que el proletariado se define en la lucha, por su contraposición a la propiedad privada, al capital, al poder. Es en su movimiento, en su dinámica, en su práctica social que el proletariado se constituye como clase.

En el Uruguay de aquellos años, coincide muy poco con las estructuras políticas formales y la prédica ideológica de los bolches y otros “socialistas”. El proletariado, como clase en lucha contra el capital, es evidentemente mucho más amplio en cuanto a gente que todas las organizaciones formales de izquierda (no se limita tampoco a en la “clase obrera” de la socialdemocracia) y al mismo tiempo en su proceso de afirmación es mucho más determinado y restringido que los programas y direcciones de todas eses organizaciones, incluyendo por supuesto a las “organizaciones armadas”. Las determinaciones más fuertes del proletariado como clase en lucha en los años 60/70 [3] le pasaron por arriba a todas esas estructuras formales, y particularmente al “PC”, que nunca enarboló banderas clasistas, ni revolucionarias y que seguía defendiendo el parlamentarismo y el sindicalismo en plena guerra social.

Si los Tupamaros fueron particularmente importantes en aquellos años, es justamente por haber atraído a una parte muy importante del proletariado en lucha contra el poder, por la sencilla razón que apareció como una solución radical y revolucionaria. Mientras tanto el “PC” en Uruguay ni siquiera hablaba de revolución y era un obstáculo importante en toda tentativa de lucha autónoma de clase.

Justamente en 1967/71 la lucha de clases es clara y neta: el proletariado se contrapone abiertamente a toda la política burguesa logrando constituirse en fuerza opuesta al orden establecido. Por eso en la memoria colectiva se siguen reconociendo como los mejores años de cuestionamiento de la sociedad y son sin dudas los años de menor impunidad en toda la historia del Uruguay.

En concreto y para volver a nuestro tema, los torturadores andaban con miedo, porque había fuerza proletaria contrapuesta al Estado. Se había liquidado algún milico torturador, se había ejecutado al principal profesor de torturas venido del Norte, Dan Mitrione y en los barrios a los milicos los insultaban y les tiraban piedras. Entre los estudiantes a los tiras que se descubría se les daba una buena paliza y hubo cantegriles en los que los echaban a patadas: tiras y otros milicos terminaban mudándose o viviendo en los cuarteles. Hace muy  poco en una esquina de Montevideo, que ni quiero mencionar, se recordaba con alegría las anécdotas de esa época, en donde el represor (por ejemplo de la Metropolitana) la pasaba tan mal en general  que se iba del barrio o “vivía” escondido.

¡Qué diferencia con el Uruguay de los Mujica/Vázquez y los Bonomi/Huidobro en donde la impunidad reina y los milicos imponen el terror en cada calabozo, en cada comisaría, en cada barrio!

En plena democracia reina esa dictadura, como en plena dictadura quienes habían hecho posible tanto terror de Estado en el Cono Sur, habían sido las mayores democracias del planeta (USA, Francia, Alemania...)

Lo subrayo solo para reafirmar el ABC sobre lo que es en realidad la democracia, en contraste con lo que ella dice de sí misma. La supuesta oposición entre ambos términos es otra mentira del capital y el Estado.

Volviendo entonces a aquel proceso tan rico de defensa elemental de la lucha humana, en donde la impunidad no era omnipresente como hoy, me parece importante subrayar que ello fue posible por la lucha proletaria en todas partes en los barrios, en los liceos, en las oficinas y fábricas, que en el mismo participaba gente suelta, grupos que se organizaban para ello y grupos armados, entre los cuales se destacaron los Tupamaros [4] El “PC” en cambio ni siquiera apoyó ese proceso, y si el proletariado lo hizo, fue pasándole por arriba.

Justamente si los Tupamaros fueron importantes fue por ser la estructura formal que aparecía como la más espectacular en la organización de la violencia de los de abajo. En su lucha radical, el proletariado no encontró otra opción que le permitiera ganar la guerra de clases y lo que aparecía más creíble era el proyecto que ofrecían las “organizaciones guerrilleras”. Los “sediciosos” de diferentes organizaciones eran, en los años 67/72, los únicos que obtenían victorias inmediatas frente a los patrones y al Estado.

También hubo acciones de muchas otras organizaciones, así como de minorías decididas y estructuras que surgían solo para una acción. En efecto mientras los patrones (el FMI, el capital internacional….) imponían la austeridad, las huelgas se perdían, en las manifestaciones te cagaban a palos y en los cuarteles y comisarías también…, sólo las estructuras clandestinas y conspirativas podían dar algunos golpes significativos contra el poder del capital.

¿Se hubiese podido hacerlo de otra manera?Con total seguridad: NO, no había otra forma de enfrentar los aparatos más selectos y conspirativos del Estado mismo, que también conspiraban, que escondían sus métodos, que tenían jefes y profesores clandestinos que enseñaban a torturar ...

Las condiciones mismas empujaron al proletariado a desarrollar esas estructuras de defensa y empujaron a su especialización. La lucha conspirativa de los Tupamaros contra la impunidad fue una necesidad elemental y vital de los proletarios en lucha: realmente no había “otro método” y todo discurso a posteriori legalista condenándolo es en ese sentido, como el del P “C” uruguayo parte del discurso de la impunidad. ¡Por eso reclutaron tantos elementos valiosos! Porque expresaron una necesidad objetiva del proletariado en su respuesta al brutal despotismo del Estado democrático (Pacheco Areco), mientras las organizaciones electoreras seguían perdiendo gente.

Evidentemente esta discusión es muy importante y en última instancia nos llevaría a una discusión mucho más global sobre el proyecto social de destrucción del capital y las diferentes organizaciones formales... En efecto ser  expresión de esa necesaria violencia proletaria, no quiere decir para nada que las organizaciones que la asumían fuesen revolucionarias, en el sentido de tener un verdadero proyecto de destrucción del trabajo asalariado y la mercancía.

Pienso que esta discusión que asuma la realización de un verdadero balance histórico de la lucha del proletariado en la región recién está comenzando (a nivel local e internacional). Dentro de ese balance, la explicación de que los Tupamaros, terminaron en lo que terminaron, porque eran “estudiantes” o pequeño burgueses no sirve para nada, es una capucha socialdemócrata y obrerista, que nos impide ver la vida del proletariado mismo.

Exactamente como la que ponen en las comisarías y cuarteles de todo el planeta el terrorismo de Estado. Explicar a través de la pequeña burguesía los mayores acontecimientos sociales del siglo XX (también se aplica esto: al foquismo, al nazismo, al fascismo, a la radicalización en general, a la burocratización, al islamismo…y realmente a cualquier movimiento social), como hace el leninismo y en general el socialismo burgués, es en la práctica esconder las contradicciones reales de la sociedad burguesa y su catástrofe y solo puede contribuir a la perpetuación de la sociedad burguesa.

Creo que tampoco aporta gran cosa un análisis objetivista como el de Fernando Moyano, que se contenta con decir algo así como “no había condiciones”, “bastaba con no tomar las armas” (como declaró Plejánov frente al movimiento insurreccional en Rusia de principios del siglo):

“La guerrilla tupamara fue derrotada porque en esas condiciones no podía triunfar, no habíanmadurado las CONDICIONES POLÍTICAS Y SOCIALES para ese triunfo, fue un intento PREMATURO de lucha armada” [5]

Este tipo de afirmaciones, clásica en el socialismo democrático, considera que quien rompe el orden legitimo y sagrado de la democracia son los apresurados, los impacientes, los que no esperan a que “las condiciones objetivas” están dadas. En general se cuestiona siempre a la resistencia inevitable de los de abajo.

Se parte del falso presupuesto de que quienes decidieron la “lucha armada” fueron los Tupamaros, o en general “los grupos armados”, como si estos hubiesen podido decidir que “era prematuro” y podrían haberla largado unas décadas después, cuando en realidad fueron el capital y el Estado mundiales que desataron una impresionante ofensiva contra las condiciones de vida del proletariado de toda la región.

Mucho antes de que los Tupamaros, la FAU…o el ERP en Argentina o el ELN en Bolivia…y muchísimos otros, comenzaran la “lucha armada”, los Estados de la región habían empezado su preparación para el despliegue de todo el terrorismo de Estado: cursos de tortura, “guerra contra el comunismo” apaleamiento de los obreros y estudiantes, escuela de Panamá, bombas en actos públicos, doctrina de seguridad nacional…represión abierta de los conflictos sociales y de todo tipo de  grupos de resistencia proletaria.

No fue el proletariado el que pasó al ataque sino la burguesía. El proletariado respondió como pudo. Sin lugar a dudas, el proletariado no conocía nada de su programa revolucionario de liquidación de la sociedad mercantil, lo que a la vez es el producto de un largo proceso de contrarrevolución internacional triunfante desde mucho los años 20/30. Por eso peleó como pudo y no se le puede reprochar a los que teorizaron que “la revolución era posible” el haber desencadenado el proceso. Más que un análisis de las “condiciones objetivas de la revolución” los militantes revolucionarias sienten con su clase, la necesidad objetiva y urgente de la revolución.

Quienes hacen el reproche del apresuramiento, todavía están en la filosofía, como si lo importante fuera solo interpretar el mundo “objetivamente” (a eso llamo objetivismo ¡porque siempre descalifica la práctica voluntaria y revolucionaria en nombre de “lo objetivo”!) como Marx criticaba en Fuerbach, sin implicarse en la lucha por cambiarlo. En última instancia siempre tienen “razón objetiva” quienes después descalifican a los que luchan por haber salido a pelear: diciendo como Plejánov (¡o Arismendi en Uruguay!) “no había condiciones objetivas”.

¡En efecto, a posteriori, siempre los Plejánov “tienen razón” porque si perdimos es porque los otros ganaron, y por lo tanto objetivamente: llevábamos las de perder! ¡En todas las luchas de la especie humana que se perdieron se podría decir lo mismo! Por lo que la coherencia de esta concepción los seguirá llevando a seguir proclamando que las condiciones objetivas no están dadas, como Rodney Arismendi, mientras las clases se enfrentaban abiertamente.

En última instancia la lucha humana contra el capital [6] seguirá desarrollándose aunque las sabiendas “condiciones objetivas” no estén dadas; la lucha revolucionaria subjetiva, voluntaria y contra la corriente (objetivista) es y será también parte de las condiciones objetivas de su triunfo.

Lo que si puede y debe reprochársele a los militantes históricos que objetivamente dirigieron el proceso es confundir “revolución” con “lucha armada” y no ver más lejos que un conjunto de reformas.  Se debe decir clarito que su horizonte era limitado y burgués, que en vez de desarrollar la negación del capital mismo, pretendían arreglarlo, estatizarlo, reformarlo, nacionalizarlo, distribuirlo, hacerlo progresar, etc. La “lucha armada de los Tupamaros” como de otras expresiones de la región, aunque basadas en las mejores fuerzas del proletariado, fueron dirigidas por una concepción ideológica que llevaron a la ruina a un pueblo y que explica precisamente que esos aparatos terminen siendo cooptados por la contrarrevolución.

Si es verdad que seguir explicando la derrota por los traidores es el colmo del subjetivismo idealista y se termina escondiendo la historia real; el remitirse a afirmar que faltaron las “condiciones materiales” es la contrapartida simplista y objetivista propia del más puro materialismo vulgar. Ninguna de esas dos “explicaciones” aborda un verdadero balance histórico y por eso es incapaz de denunciar claramente lo que llevo al proletariado a la derrota. ¡Y mucho menos construir una perspectiva!

En ambos casos se llega a la resignación, en ambos se elude denunciar las causas reales que llevaron a la derrota. En ambos casos falta balance histórico, en ambos casos la perspectiva es turbia y no se ve la importancia crucial que tiene la crítica de ese abigarrado complejo ideológico que llevó a la derrota.

El foquismo, el aparatismo, el progresismo, el leninismo, el guevarismo…, fueron expresiones de esa ideología limitada, reformista y burguesa que creó tanta confusión en las filas guerrilleras que ni sus jefes sabían cómo diferenciar el progresismo del capital de sus propias concepciones. Hoy podemos afirmar que para la mayoría de ellos su concepción no se distinguía en absoluto del progreso del capital.

En vez de un programa de destrucción del trabajo asalariado y la mercancía, esos dirigentes se deslumbraban con el reformismo guevarista, leninista o castrista y confundían el “socialismo” con un programa de lucha contra los especuladores, nacionalizaciones, estatizaciones y/o redistribución del ingreso.

Por eso fue tan fácil convencer a muchos de esos dirigentes y hacerlos servir a los milicos progresistas pensando como estos, que todos los males se debían a las estafas de las financieras, de los bancos y a todos los que escondían sus capitales en otra parte. La “lucha contra los ilícitos económicos” fue la base común para los comandos conjuntos de los milicos con los Tupamaros y del pasaje definitivo de esta organización al servicio del capitalismo. Tampoco esto ha sido denunciado como tal, no se ha insistido lo suficiente en la identidad ideológica del oficial milico y el dirigente Tupamaro.

Lo mismo puede y debe decirse de toda la izquierda e incluso de las otras organizaciones armadas. No es por casualidad que el Gobierno del capital en Uruguay ha cooptado a dirigentes del PVP para cumplir el mismo papel milico que los Tupamaros, como algunos compañeros me han señalado luego de la primera nota, prometiendo escribir sobre el tema. En realidad desde el principio dicho partido renunció a su pasado clasista antiestatal y anticapital para someterse al más putrefacto posibilismo y progresismo.

Los bolches todavía peor, por más que pueda estar de acuerdo con Soledad Orejana en que la dictadura hizo mierda a tantos proletarios que eran militantes del P “C”. Basta con recordar que ese partido apoyó el golpe y los torturadores  buenos y progresistas, que El Popular se puso abiertamente al servicio de los milicos golpistas, que la dirección de la CNT hizo todo lo posible para ayudarlos saboteando la huelga general… que el proyecto social de dicho partido no se diferenciaba en nada sustancial de la dictadura capitalista mundial, como quedó totalmente en evidencia a nivel internacional (también Rusia y el “PC” argentino apoyaron a los milicos “buenos” como Videla).

Volviendo a la solitaria y orejana compañera  que escribe y de quien he apreciado mucho esta y otras contribuciones, a pesar de nuestras grandes diferencias, quisiera recomendarle que no utilice más otra categoría que ha puesto a la moda la izquierda del capital como “neoliberalismo” que no es otra cosa que la forma que ha tenido el capital de que solo se cuestione la “política económica neoliberal” como si hubiera otras políticas económicas (progresismo) y que bastaría cambiarlas para seguir con el capitalismo.

Fíjense bien compañeros que los únicos que utilizan consecuentemente esa palabreja de “neoliberalismo” son los que defienden “otra política” para el capitalismo, los que defienden a los gobiernos de izquierda o progresistas (Kirchneristas, Lulistas/Dilmaistas, chavistas, moralistas –por Evo- etc.) es decir al mismísimo capitalismo con un toquecito populista, nacionalista, redistributivo.

Todos ellos creen que el “otro mundo posible” se reduce a otra posible política económica para el mundo del capital. En realidad no sirve de nada una crítica que solo critique el tipo de política aplicada por el capital, cuando todas las políticas de todos los gobiernos obedecen en realidad a la dictadura de la tasa de ganancia del capital.

Justamente no hagamos el mismísimo error que las organizaciones que criticamos, que eran solo progresistas, pero nunca llegaron a cuestionar al capitalismo mismo. Definamos en contraposición un programa que vaya a la raíz misma de este sistema social y afirmemos la necesidad de destruirlo. No se trata de criticar a los que cometen ilícitos sino a la burguesía misma, por eso mismo no podremos aceptar torturadores buenos que nos propongan una pelea común. Ya la trampa está en la calle cuando nos proponen apoyar a tal gobierno progresista contra el neoliberalismo, como ayer los oficiales torturadores nos proponían luchar contra los ilícitos y hasta contra “la oligarquía y el imperialismo”.

No se trata de cuestionar una política de Estado por no ser lo suficientemente democrática sino al Estado mismo que mantiene la dictadura de la democracia, no alcanza con nacionalizar o estatizar el capital, sino que se requiere destruirlo. Por eso la crítica debe ir hasta la raíz misma de la sociedad burguesa a su composición celular, a la célula de base de la formación social burguesa, es decir a la mercancía y al trabajo asalariado. Como decía Marx, no se trata de hacer digno al trabajo asalariado porque es imposible, sino de abolirlo. ¡Sin su abolición este mundo será cada vez más inhumano, sin la destrucción de la mercancía habrá cada vez más terrorismo de Estado e impunidad!

Ricardo

--

[1] Soledad orejana. PP Número 1635

[2] Por ejemplo cuando decís “Te olvidaste que la clase obrera (que existía, porque habían fabricas) mayoritariamente eran COMUNISTAS?! O no sabes que los tupas en su enorme mayoría eran jóvenes hijos de burgueses incluso estancieros, pero de IDEOLOGÍA muy poco!  Que en su mayoría NO ERAN OBREROS!?”  Rechazo totalmente ese criterio: ¡un partido no es “proletario” por estar compuesto por obreros! ¡Sino los nazis y los fascistas serían de los partidos más proletarios del siglo XX! ¡Y en Uruguay sin dudas, el batllismo sería el partido más proletario de todos! El ser “obrero” NO ofrece ninguna garantía sobre su práctica social. En casi todas partes el partido del orden recluta obreros masivamente.

[3] En un texto sobre la impunidad y su actual persistencia, resulta indispensable recordar y subrayar que entre esas determinaciones clasistas el proletariado se va afirmando luchando contra los represores y contra su impunidad, que esa lucha es para la clase algo de vida o muerte y que en esa lucha se van forjando las estructuras para ella, como veremos a continuación.

[4] Digo “destacaron” y en primer lugar hago referencia a lo que fue objetivo: eran las acciones más “destacables”, por su importancia por los blancos elegidos, su organización, su contundencia, su coherencia, su explicación, su propaganda…y las que más celebraba todo aquel que luchaba contra el Estado. En qué medida ese destaque contenía su transformación en espectáculo y al luchador en espectador (aplaudidor), o si se quiere, conducía a una lucha aparato contra aparato es parte de la discusión importante que hay que tener. ¿Era evitable? El problema no es solo que “los muchachos” hacían lo que el pueblo quería, sino que ellos también se la empezaron a creer (¡“la Orga es indestructible” y hasta había quienes le iban a ganar no solo al ejército uruguayo sino que hasta al brasilero que entraría de inmediato!), y las fuerzas represivas utilizaron esa brecha y esa creencia en la indestructibilidad para imponer la lucha entre aparatos que fue la clave para destruir al proletariado como clase.

[5]  En “Pobrecito Amodio”. No tengo el mayor deseo de responder a Moyano en particular, o señalar mis divergencias con sus aportes, en esta nota. Al contrario, podría haber citado aquí a muchos otros que dicen lo mismo, porque lo que me interesa criticar en este caso es esa tendencia objetivista en general, sobre las condiciones políticas y sociales que no habrían madurado…., y que condena los intentos como prematuros.

[6]  Los ideólogos del objetivismo que siempre condenan la lucha en base a las “condiciones materiales” se llevan muy mal con todas las clases explotadas del pasado que lucharon contra sus explotadores. Nunca estuvieron a favor del negro quilombolas que en su lucha contra la explotación se organizaba contra la esclavitud, porque “no podía triunfar”, ni “estaban dadas las condiciones materiales”. En última instancia aquí se encuentra también la clave socialdemócrata y leninista de apoyo a las tareas democrático burguesas, al desarrollo del capital. Por eso, aunque no lo digan, siempre estuvieron del lado de los esclavistas. ¡Nosotros estamos del lado del negro peleando contra la esclavitud y  también contra las famosas condiciones materiales que le impiden ser libre! ¡La misma lucha es una liberación, incluso si no logran consolidarse durante muchas décadas y generaciones de luchadores, como lo hicieron los quilombos! 

RICARDO - postaporteñ@ 1641 - 2016-07-28 17:09:01
postaporteñ@_______________________________

de Pelotudos con Pretensiones y sus Estupideces

Gran vivillo de aspamento

Malandrín de meta y ponga

Atajate este ponchazo que te voy a sacudir

No es que quiera deschavarte

Por cantar una milonga

Sino porque con tus brillos

Vos no me vas a engrupir

  Del Tango “Che Bartolo”

El Sr. Fernando Moyano, al que de ahora en adelante, como en el Tango “Che Bartolo” voy a denominar “El Marques de Bocanegra” ha salido con dos articulitos de los típicos de algunos que todas las luchas pasadas las balconearon y, en las presentes, terminan “corridos” de todos lados.

Les gusta el papel de intelectuales “críticos”, refugiados en un marxismo de opereta, donde dan rienda suelta a sus veleidades “de pituco” con ganas de hacerse ver. De práctica, de lucha, de resolver problemas,…de todo eso…ni minga!!!

Ayer citaba a Jorge “el Gordo” Torres, ahora, más documentado, cita a Raúl Cariboni. Pero si de Torres reprodujo un prólogo (y no de su libro más feliz, por cierto) ahora cita a  Raúl Cariboni, y su excelente trabajo militante, que además ni lo leyó con atención, ni sobre el mismo ha reflexionado. Porque Cariboni, como Torres, dicen verdades de a puño.

Y después sale con el jua jua jua, que le queda muy bien a todos los superficiales y guarangos, a todos aquellos que no les dieron ni tacho, ni picana y diciendo que buscaba polemizar con otros y no justamente con Héctor Amodio Pérez (HAP de ahora en adelante).

De este tipo de superficialidades de algunos “izquierdistas” de la teoría, deberíamos todos estar de vuelta, pero a la vista está que con estos aprendices de timoneles y aspirantes a capitanes, vamos todos a la ruina.

Como el Marqués de Bocanegra ha entreverado bastante todas las cosas y hasta los temas, confundiendo a propósito (y por ánimos de polemizar) bastantes cuestiones, responderle llevaría varios artículos, desmenuzando prolijamente todas las estupideces que dice. Pero como el hombre es un “francotirador” que no se representa más que a sí mismo y de toda actividad social y colectiva “lo corren” por rompe-pelotas vamos a limitarnos a algunas elementales.

a)   La historia oficial, del antiguo MLN-Tupamaros, cayó en manos de un personaje, EFH, por incapacidad manifiesta de los otros que le hacían coro y pierna en sus tropelías y falsificaciones históricas. En esa historia, en varios tomitos más la canallada de “En la Nuca” la militancia que sabía más de un hecho narrado, rápidamente detectó que más allá del primer tomito, el resto eran groseras violencias a los hechos.

b)  Esa “historia oficial” que fue abrazada como “palabra santa” por la burguesía y un montón de amanuenses burgueses (principalmente del periodismo, que se metieron a historiadores, sin tener los elementos básicos, para hacer “historia”) respondía a una necesidad perentoria del momento: ayudar a la conversión del viejo MLN-Tupamaros, en el proyectito “renovador” del MPP, que después, en poquísimo tiempo paso de Movimiento de Participación Popular, al liso y llano caudillismo de un ególatra con pretensiones de caudillo, que deformó aquel movimiento en el EME-Pepismo.

c)  Las “historias de EFH” contenían bien dosificadas más de una mentirita flagrante, particularmente las denominadas “negociaciones” del año 72 y un complemento absolutamente necesario: la “traición” de HAP, y otros.

A todos estas “historias”  les cayó muy mal la aparición de HAP en el 2013. Hasta el momento el “hombre estaba muerto y enterrado”. Sobre el tema –y particularmente el revuelo que el mismo causó- hemos escrito varios artículos en su momento. Lo que existía era la “verdad oficial”.

En esa verdad oficial se anotaban los principales beneficiarios de la falsificación que además detentaban en “democracia” sólidos poderes dentro del aparato del Gobierno.  Pero a ellos se le sumaban ahora, nuevos aliados: todos “los aparatistas sin aparato”, desde Zabalza “el mediático”, a todos los mariscales y mariscalitos, jefecitos y capitanejos que han obtenido celebridad. Fueron estos personajes –uno de ellos- un antiguo militante Marcelo Estefanell, que “buscaba a Amodio para hacer él, particularmente, un libro” (lo ha confesado a viva voz en una entrevista televisiva), pero que aparecido el mismo se integró a la cúpula autonombrada en el semanario “Brecha” de “notables” que le bajaron el pulgar a Amodio y llegaron a la brillante conclusión que había que silenciarlo.

 Cuando el diario “El Observador” y su principal cronista les rompieron la “muralla del silencio” quedaron con sus intentos en el mayor de los ridículos periodísticos. Eran ni más ni menos que “funcionales” a la mentira oficial-gubernamental y además por el servicio, cobran rédito mediático en la televisión (Estefanell hasta con caricatura de Quijotito).

Ahora, a ese coro lamentable, se les suma el “revolucionario intelectual” que es el Marqués de Bocanegra, que aprovecha la bolada para su propia agenda: denigrar la lucha armada del viejo MLN-Tupamaros porque fracasó.  Esa y las otras en América Latina.

Como sobre el tema hemos escrito bastantes artículos, aclarando el punto y, además nos interesa cuatro carajos la posible celebridad entre la “izquierda radical” y la vieja izquierda rencorosa, particularmente la de las sectas que por falta de pelotas entre sus dirigentes, garganteaban con la revolución, pero no tomaron nunca (ni para tomarles el peso) las armas, es que tomamos la palabra.

La “agenda propia” del Marqués de Bocanegra, este “Che Bartolo” criollo, es la vieja polémica con el “foquismo”. Polémica en la cual el Marqués mismo era entonces, un jefe de secta (aunque lo rajaron, nos tocó presenciar cuando le dieron “los olivos” en la casa de Román). Entonces fungía bajo el mote “del Guardia Rojo” y estaba en una de sus tantas poses de “radicaleta” en las cuales persiste.

Es por ese motivo que decimos que cita a Raul Cariboni, pero no lo leyó, más que por arribita, en la parte critica al foquismo, pero no en la parte de los homenajes que hace al viejo MLN-Tupamaros, del cual era un opositor.

A nuestro Marqués de Bocanegra, le molestaba que Posta Porteña y su Redactor, le hubieran abierto a HAP un espacio, que lo establecieran como un interlocutor válido. Estaba molesto y ofendido conque además tuviera interlocutores, que lo trataran de igual a igual.

Y bien, digamos, que las molestias nos tienen sin cuidado, por la sencilla razón que esa política editorial en la Posta, es más decente, que el silencio forzado, la muerte civil, que otros (tremendos hijos de puta) pretendían aplicarle como “solución” al problema.

Todo eso le parecía y le parece “polémica de viejos pelotudos”, justamente a nuestro Marqués de Bocanegra, que es tan joven e imberbe, que se cree, casi un querubín. Lo cual no evita que sea un sectario fanático, que no tiembla ni medita que se alinea con los “aparatistas” que en su verba dice combatir. Contradicciones básicas de ciertos izquierdistas intelectuales!!!

Pero además nuestro Marques de Bocanegra, es un verdadero audaz, un atrevido y, comete otros deslices, el de catalogarnos de “cómplices” con la traición de HAP. En efecto somos los que les pasamos la mano por el lomo al chancho y, es con nosotros que quería polemizar, este verdadero “cagatinta”.

Sobre el tema de bestializar a HAP, ya nos hemos expresado en un artículo.

Para “el Marqués de Bocanegra” es “un chancho”, para otro aparatista que se mete en polémicas, pero cada vez que tiene que responder se esconde (nos referimos a “Saracho”) era “una rata”.

Sobre el tema dijimos lo nuestro en su momento y lo fundamentamos, “Saracho” guardó violín en bolsa, porque mas allá de sus viñetas multicolores, no le da la nafta para asumir frontalmente las estupideces que dice muy pancho.

Vamos ahora a la otra parte. No le pasamos la mano por el lomo a nadie, y tenemos la decencia de no subirnos a las “condenas a muerte” discrecionales que decretaron algunos. Con todo lo que pasó y a - 43 años!!! - de lo que sucedió estamos de vuelta de esas boludeces.

Y vamos a desasnar a nuestro Marqués de Bocanegra: entre la vieja militancia es voz corrida (y hemos conversado con varios)  que HAP ha dicho varias verdades. Solo que esas voces de los militantes viejos y de base no tienen lugar en los medios burgueses. Nos interesan a nosotros, los militantes tupamaros de la base, los que teníamos que aguantar las veleidades, caprichos y subjetivismos de los jefes.

Con este “ponchazo” nos despedimos del Marqués de Bocanegra, señalándole como dice el tango “PAMI que te equivocaste, la de negros candomberos, es la sociedad indicada donde podes alternar”

En el resto el Redactor Responsable de la Posta, debe también tomar su palabra.

Nada más

c.e.r. - postaporteñ@ 1641 - 2016-07-28 16:59:07
postaporteñ@_______________________________

Yo también estoy podrido con el caso Amodio?

Pero más podrido estoy que se me pretenda corregir sin fundamentos.

En la posta 1640,  de 26/7, Fernando Moyano insiste en descalificarme, pero sin analizar lo que yo digo, sino sobre la base de sus suposiciones. Método poco científico para quien pretende dar cátedra sobre análisis político.

En dicha posta dice: “Ya me encargué hace un tiempo de demostrar que  lo que dijo sobre Saúl Feldman era una completa mentira”. ¿Y qué fue lo que dijo, concretamente, en junio de 2015?

Veamos. “Escribo esto cuando ya varios días han pasado desde esa conversación (con Gonzalo Terra, de El País). El detalle equivocado sobre mi persona no tiene mayor importancia. Pero las falsedades disparatadas de Amodio son otra cosa.”

…“El Movimiento de Unificación Socialista Proletaria (MUSP) se fundó en setiembre de 1965 a partir de una división del Partido Socialista en su XXXIII Congreso, y nunca formó parte del “Coordinador”. Feldman no estuvo entre sus fundadores, se integró en 1967. Es imposible entonces que Amodio impartiese un curso de tiro para la gente de MUSP, entre ellos Feldman, en  1963.”

Yo dije “allá por 1963” porque el dato es irrelevante. Concretamente fue en 1965 y cuando Feldman, Molins, los hermanos De Martini, la “barra brava” del liceo Miranda y varios cuyos nombres no recuerdo, todavía integraban las Juventudes del Partido Socialista pero ya habían comenzado el movimiento que los llevará a formar el MUSP tiempo después.

Como tales miembros de las Juventudes Socialistas se oponían a todo lo que tuviera que ver “con Sendic y su gente”, como éramos conocidos quienes después formaríamos el MLN en 1967, a tal punto que los enfrentamientos adquirieron rápidamente un carácter violento.

Pese a ello, a instancias de Sendic, cuando éste pretendía que el “Coordinador” fuera el brazo armado de la izquierda, el mismo Molins participó en reuniones en las que se habló de la coordinación en las movilizaciones acerca de UTAA –a la que Molins descalificaba- y de los cursos de capacitación en el uso y manejo de armas, que no de tiro. El mismo José Díaz era conocedor de esta situación.

Dice mi replicante “Por otra parte, ni al más estúpido se le ocurriría, si se quiere dar un curso de tiro en forma oculta o reservada para los militantes de una organización política, llamar a alguien de otra”.

Yo he discutido mucho con Molins, con el que he tenido diferencias muy notables, pero nunca lo he llamado estúpido.

Continúa mi replicante: “Luego de la ruptura de 1965 no hubo ningún contacto directo ni indirecto entre esas dos organizaciones, y menos una colaboración en prácticas comunes. Las diferencias fueron públicas. Esto puede ser confirmado, y lo ha sido varias veces, por unos y otros. El MUSP también comprendió la perspectiva de una lucha armada futura, pero la descartó como práctica inmediata en la coyuntura del país de esa época y se inclinó por otras formas de lucha tratando que tuviesen además un papel preparatorio para el futuro”.

Los ex miembros de las Juventudes Socialistas, ya constituidos como MUSP, participaron en la Primera Convención, en febrero de 1966, que arrojó como resultado la separación del MUSP y el MIR.

Algunos de los que formaron el MUSP en sus inicios lo abandonaron y en 1968 se integraron al MLN en las llamadas columnas 5 y 25, que serán el germen de la microfracción.

Continúa mi replicante: “El MUSP llegó a tener unos doscientos militantes y trabajó con el Movimiento de Liberación Nacional ”, dice El País dando por buena la versión de Amodio, quien agrega una historia poniendo a Feldman en una relación triangular, un embarazo, posible aborto o hijo y otros elementos de novela mexicana para el que quiera darle crédito o atención.”

Más adelante agrega: “Pero según Amodio, en unos meses, de 1969 a 1970, Saúl tuvo tiempo de ingresar al MLN, crear un lío de faldas dejando embarazada a una mujer y abandonándola con su futuro hijo, ascender en la organización, robar el oro que había sido de MAHILOS y además irse con un montón de armas. Rápido para los mandados, Saúl. De paso, Amodio resulta ser la víctima del robo”

Para que se entienda bien, los hechos no sucedieron como mi replicante los plantea. Lo que él llama “lío de faldas” ocurrió en 1966, pocos meses después de la Primera Convención, ya formalizada la separación del MUSP, lo que creó dudas acerca de la militancia de la entonces compañera, la que dejará la militancia activa poco después, antes del 22 de diciembre. 

Feldman, junto con el resto de la “microfracción” fue expulsado por diciembre de 1970. Fue la organización que él integraba la que se propuso ejecutar al Comité Ejecutivo del MLN y la que se apropió de las armas y otros elementos –entre ellas las libras rescatadas de la chacra de Pando- y la víctima no fui yo, sino el MLN.

Termina mi replicante: “Lo bueno aquí sería, en todo caso, lo fácil y sencillo que es desenmascarar una mentira cuando el mentiroso, y los que le creen, son estúpidos”  “…Solo una cosa. Me equivoqué en el tema de la novela "El Padrino" de Mario Puzo, me lo hicieron ver y me rectifiqué. Absolutamente cierto. Me rectificaré ahora si demuestran que me equivoco.”

A esperar, pues.

Amodio - postaporteñ@ 1641 - 2016-07-28 16:44:11
postaporteñ@_______________________________
Anterior [1] [2] [3] [4] [5] [6] [7] [8] [9] [10] [11] [12] [13] [14] [15] [16] [17] [18] [19] [20] [21] [22] [23] [24] [25] [26] [27] [28] [29] [30] [31] [32] [33] [34] [35] [36] [37] [38] [39] [40] [41] [42] [43] [44] [45] [46] [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59] [60] [61] [62] [63] [64] [65] [66] [67] [68] [69] [70] [71] [72] [73] [74] [75] [76] [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] [95] [96] [97] [98] [99] [100] [101] [102] [103] [104] [105] [106] [107] [108] [109] [110] [111] [112] [113] [114] [115] [116] [117] [118] [119] [120] [121] [122] [123] [124] [125] [126] [127] [128] [129] [130] [131] [132] [133] [134] [135] [136] [137] [138] [139] [140] [141] [142] [143] [144] [145] [146] [147] [148] [149] [150] [151] [152] [153] [154] [155] [156] [157] [158] [159] [160] [161] [162] [163] [164] [165] [166] [167] [168] [169] [170] [171] [172] [173] [174] [175] [176] [177] [178] [179] [180] [181] [182] [183] [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194] [195] [196] [197] [198] [199] [200] [201] [202] [203] [204] [205] [206] [207] [208] [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216] [217] [218] [219] [220] [221] [222] [223] [224] [225] [226] [227] [228] [229] [230] [231] [232] [233] [234] [235] [236] [237] [238] [239] [240] [241] [242] [243] [244] [245] [246] [247] [248] [249] [250] [251] [252] [253] [254] [255] [256] [257] [258] [259] [260] [261] [262] [263] [264] [265] [266] [267] [268] [269] [270] [271] [272] [273] [274] [275] [276] [277] [278] [279] [280] [281] [282] [283] [284] [285] [286] [287] [288] [289] [290] [291] [292] [293] [294] [295] [296] [297] [298] [299] [300] [301] [302] [303] [304] [305] [306] [307] [308] [309] [310] [311] [312] [313] [314] [315] [316] [317] [318] [319] [320] [321] [322] [323] [324] [325] [326] [327] [328] [329] [330] [331] [332] [333] [334] [335] [336] [337] [338] [339] [340] [341] [342] [343] [344] [345] [346] [347] [348] [349] [350] [351] [352] [353] [354] [355] [356] [357] [358] [359] [360] [361] [362] [363] [364] [365] [366] [367] [368] [369] [370] [371] [372] [373] [374] [375] [376] [377] [378] [379] [380] [381] [382] [383] [384] [385] [386] [387] [388] [389] [390] [391] [392] [393] [394] [395] [396] [397] [398] [399] [400] [401] [402] [403] [404] [405] [406] [407] [408] [409] [410] [411] [412] [413] [414] [415] [416] [417] [418] [419] [420] [421] [422] [423] [424] [425] [426] [427] [428] [429] [430] [431] [432] [433] [434] [435] [436] [437] [438] [439] [440] [441] [442] [443] [444] [445] [446] [447] [448] [449] [450] [451] [452] [453] [454] [455] [456] [457] [458] [459] [460] [461] [462] [463] [464] [465] [466] [467] [468] [469] [470] [471] [472] [473] [474] [475] [476] [477] [478] [479] [480] [481] [482] [483] [484] [485] [486] [487] [488] [489] [490] [491] [492] [493] [494] [495] [496] [497] [498] [499] [500] [501] [502] [503] [504] [505] [506] [507] [508] [509] [510] [511] [512] [513] [514] [515] [516] [517] [518] [519] [520] [521] [522] [523] [524] [525] [526] [527] [528] [529] [530] [531] [532] [533] [534] [535] [536] [537] [538] [539] [540] [541] [542] [543] [544] [545] [546] [547] [548] [549] [550] [551] [552] [553] [554] [555] [556] [557] [558] [559] [560] [561] [562] [563] [564] [565] [566] [567] [568] [569] [570] [571] [572] [573] [574] [575] [576] [577] [578] [579] [580] [581] [582] [583] [584] [585] [586] [587] [588] [589] [590] [591] [592] [593] [594] [595] [596] [597] [598] [599] [600] [601] [602] [603] [604] [605] [606] [607] [608] [609] [610] [611] [612] [613] [614] [615] [616] [617] [618] [619] [620] [621] [622] [623] [624] [625] [626] [627] [628] [629] [630] [631] [632] [633] [634] [635] [636] [637] [638] [639] [640] [641] [642] [643] [644] [645] [646] [647] [648] [649] [650] [651] [652] [653] [654] [655] [656] [657] [658] [659] [660] [661] [662] [663] [664] [665] [666] [667] [668] [669] [670] [671] [672] [673] [674] [675] [676] [677] [678] [679] [680] [681] [682] [683] [684] [685] [686] [687] [688] [689] [690] [691] [692] [693] [694] [695] [696] [697] [698] [699] [700] [701] [702] [703] [704] [705] [706] [707] [708] [709] [710] [711] [712] [713] [714] [715] [716] [717] [718] [719] [720] [721] [722] [723] [724] [725] [726] [727] [728] [729] [730] [731] [732] [733] [734] [735] [736] [737] [738] [739] [740] [741] [742] [743] [744] [745] [746] [747] [748] [749] [750] [751] [752] [753] [754] [755] [756] [757] [758] [759] [760] [761] [762] [763] [764] [765] [766] [767] [768] [769] [770] [771] [772] [773] [774] [775] [776] [777] [778] [779] [780] [781] [782] [783] [784] [785] [786] [787] [788] [789] [790] [791] [792] [793] [794] [795] [796] [797] [798] [799] [800] [801] [802] [803] [804] [805] [806] [807] [808] [809] [810] [811] [812] [813] [814] [815] [816] [817] [818] [819] [820] [821] Siguiente